(ALCI U S

Segunda edición

M ichad Spituk

CALCULO
INFINITESIMAL
S E G U N D A E D IC IÓ N

Michael Spivak
UNIVERSIDAD DE BRANDEIS

Editorial R everté, S.A .

Título de la obra original:
CALCULUS, Second Edition

Versión original en lengua inglesa publicada por:
W .A . Benjamín, Inc., New York
Copyright ® Michael Spivak

Versión Española por ei:
Dr. Bartolomé Frontera Marqués
Doctor Ingeniero de Montes
Doctor de Ciencias Matemáticas
Profesor Adjunto de Estadística Matemática
y Cálculo de Probabilidades de la Universidad de Zaragoza

Propiedad de:
® 1 9 9 2 Editorial Reverté, S.A.
Loreto 13-15 Local B
0 8 0 2 9 Barcelona, España
Tel.: 4 1 9 -3 3 -3 6 Fax: 4 1 9 -5 1 -8 9
E-Mail (Internet):
1 0 1 5 4 5 .2 3 6 1 @compuserve.com

y

® 1 9 9 6 Reverté Ediciones, S.A. de C .V.
Río Pánuco 141
C.P. 0 6 5 0 0 México, D. F.
Tel.: 5 3 3 -5 6 -5 8 Fax: 5 1 4 -6 7 -9 9
E-Mail (Internet):
1 0 4 1 64.23@compuserve.com

2a Edición
3 a Reimpresión
Reservados todos los derechos. Ninguna parte del material cubierto por este título de
propiedad literaria puede ser reproducida, almacenada en un sistema de informática o
transmitida de cualquier forma o por cualquier medio electrónico, mecánico, fotocopia,
grabación u otros métodos sin el previo y expreso permiso por escrito del editor.
ISBN 8 4 -2 9 1 -5 1 3 6 -2
ISBN 9 6 8 -6 7 0 8 -1 8 -9

(España)
(México)

Impreso en México

Printed in Mexico

Dedicado a la Memoria de Y. P.

PREFACIO
Considero a cada hombre como un deudor
de su profesión,
y ya que de ella recibe sustento y provecho,
así debe procurar
mediante el estudio
servirle de ayuda y ornato.
FRANCIS BACON

La idea central que ha estado presente en la confección de cada uno de los detalles
de este libro, ha sido la de presentar el Cálculo, no simplemente como un prelu­
dio de las matemáticas, sino como el primer encuentro real con las mismas. Puesto
que fueron los fundamentos del análisis los que suministraron el material que
sirvió de base para el desarrollo de las formas modernas de discurso matemático,
debería verse en el Cálculo una ocasión de profundizar en los conceptos básicos
de lógica, en vez de tratar de eludirlos. Además de fomentar la intuición de los
estudiantes acerca de los hermosos conceptos del análisis, es desde luego igual­
mente importante convencerlos de que la precisión y el rigor no constituyen ni
obstáculos para la intuición ni tampoco fines en sí mismos, sino simplemente el
medio natural para formular y tratar las cuestiones matemáticas.
Esta finalidad implica un enfoque de las matemáticas que, en cierto sentido,
tratamos de defender a lo largo de todo el libro. Por perfecta que pueda ser la
exposición de cada materia en particular, los fines del libro sólo se alcanzarán
si tiene éxito en su conjunto. Por ello, de poco serviría hacer una lista de las ma­
terias tratadas o mencionar las prácticas pedagógicas y otras innovaciones. Incluso
la rápida ojeada que rutinariamente se da a cada nuevo texto de Cálculo, valdrá
más que cualquier explicación, y el profesor con criterio formado acerca de cada
aspecto particular del Cálculo, sabrá dónde consultar para ver si el libro satisface
sus aspiraciones.
Hay, sin embargo, algunos rasgos que requieren un comentario explícito. De
los veintinueve capítulos del libro, dos (señalados con asteriscos) son optativos,
y los tres capítulos de la parte V se han incluido solamente con vistas a aquellos
estudiantes a los que pudiera interesar un examen por cuenta propia de la cons­
trucción de los números reales. Los apéndices a los capítulos 3 y 11 contienen
también material optativo.
El orden de los restantes capítulos es, intencionadamente, inflexible del todo, ya
que el propósito de este libro es presentar el Cálculo como la evolución de una
idea y no como una colección de materias. Puesto que los conceptos más sugestivos
del Cálculo no aparecen hasta la parte III, las partes I y II requerirán probable­
mente menos tiempo del que su extensión hace suponer, pues aunque el libro está
pensado para un curso completo, no es obligado recorrer todos los capítulos a un
mismo ritmo. Un punto de separación bastante natural se presenta entre las par­
tes II y III, de modo que sería incluso posíible llegar antes a la diferenciación
y a la integración pasando muy brevemente sobre la parte II y volviendo si acaso
a ella más adelante para un estudio más detallado. Este uso estaría más de acuerdo
con la organización tradicional de la mayor parte de los cursos de cálculo, pero
vil

V ili

Prefacio

creo que no haría más que disminuir el valor del libro para estudiantes con algu­
nos conocimientos previos de Cálculo, así como para los más dotados y con buena
preparación general.
Los problemas han sido preparados pensando en este tipo de alumnado. Van
desde ejercicios directos, aunque no simples en exceso, en los que se desarrollan
técnicas fundamentales y sirven para poner a prueba la asimilación de los con­
ceptos, hasta problemas de considerable dificultad pero de comparable interés.
Hay en total alrededor de 625 problemas. Los que destacan procesos operativos
contienen por lo general muchos ejemplos numerados con cifras romanas, mien­
tras que las letras minúsculas se usan en otros problemas para distinguir partes in­
terrelacionadas. Se dan algunas indicaciones acerca de la dificultad relativa de los
ejercicios mediante un sistema de simples y de dobles asteriscos, pero son tan di­
versos los criterios posibles para juzgar la dificultad, y además son tantas las su­
gerencias que se dan, sobre todo para los problemas más difíciles, que esta orien­
tación no resulta del todo objetiva. Algunos problemas son tan difíciles, sobre
todo si no se tienen en cuenta las sugerencias, que los mejores estudiantes deben
atacar solamente aquellos que les interesen. De entre los menos difíciles conviene
hacer una selección apta para mantener una buena clase ocupada, pero no frus­
trada. El capítulo de soluciones contiene las de aproximadamente la mitad de los
ejemplos, lo que corresponde a una selección de problemas que deberían servir
para comprobar la destreza técnica. Se ha editado aparte un libro de soluciones
que da las de las partes restantes de estos problemas y las de todos los demás pro­
blemas en general. Existe finalmente una lista de lecturas aconsejadas a las cuales
se remite con frecuencia en los problemas y un índice de símbolos.
Me complace la oportunidad de mencionar a las muchas personas a quienes
debo mi agradecimiento. Mrs. Jane Bjorkgren tuvo que realizar verdaderos prodi­
gios de mecanografiado interpretando mi irregular manuscrito. Mr. Richard Serkey
ayudó a recoger el material que proporciona las ilustraciones históricas de los
problemas, y Mr. Richard Weiss elaboró las soluciones que aparecen al final del
libro. Estoy especialmente agradecido a mis amigos Michael Freeman, Jay Gold­
man, Anthony Phillips y Robert Wells por el cuidado con que leyeron y por la
firmeza con que hicieron la crítica de una versión preliminar de este libro. Ni falta
hace decir que ellos no son responsables de las deficiencias que quedan, especial­
mente porque en ocasiones he desestimado sugerencias que hubiesen hecho parecer
el libro adecuado para un sector más amplio de alumnos. Debo expresar mi admi­
ración hacia los editores y equipo directivo de W. A. Benjamín, Inc., que en todo
momento se preocuparon de aumentar el atractivo del libro, habida cuenta del

Prefacio

ix

tipo de lectores para quienes se ha escrito.
Las imperfecciones, siempre presentes en las primeras ediciones, fueron galan­
temente soportadas por un curtido grupo de universitarios de primer curso que
asistieron a la clase avanzada de Matemáticas en la Universidad de Brandéis du­
rante el año académico 1965-66. La mitad, aproximadamente, de este curso, se de­
dicó a Álgebra y Topología y la otra mitad al Cálculo con la versión preliminar
de este libro como texto. En tales circunstancias es casi obligado decir que la ver­
sión preliminar constituyó un éxito alentador. Esto siempre se puede decir sin ries­
go, ya que después de todo es poco probable que la clase se levante para protes­
tar públicamente, pero me parece a mí que es a los mismos estudiantes a los que
hay que atribuir el mérito por la profundidad con que asimilaron un impresionan­
te caudal de matemáticas. Me ilusiona pensar que otros estudiantes puedan tam­
bién beneficiarse con el mismo entusiasmo de este libro.
Waltham, Massachusetts
Febrero 1967

MICHAEL SPIVAK

PRÓLOGO A LA SEGUNDA EDICIÓN
Muchas veces me han dicho que el título de este libro tendría que ser algo así como
«Introducción al Análisis», dado que viene siendo utilizado en cursos en que los es­
tudiantes conocen ya la mecánica del cálculo (tales cursos son normales en Europa
y cada vez más en uso en los EE. UU.). Cambiar el título después de trece años es­
taría fuera de lugar, pero introducir otros cambios, además de corregir erratas y erro­
res sí que parece oportuno del todo. Existen ahora apéndices especiales para temas
que antes se hallaban tratados sólo superficialmente: coordenadas polares, continui­
dad uniforme, curvas parametrizadas, sumas de Riemann y cálculo de longitudes,
áreas y volúmenes mediante integrales. Algunos temas, tales como operaciones con
series de potencias, han sido desarrollados con más detalle en el texto y sobre los mis­
mos hay ahora más ejercicios, mientras que otros, como el método de Newton, la re­
gla del trapecio y la regla de Simpson se estudian más minuciosamente en los pro­
blemas. Se presentan en total alrededor de 160 problemas nuevos, muchos de los cua­
les están, en cuanto a dificultad, en un término medio entre los pocos ejercicios de
rutina del comienzo de cada capítulo y los más difíciles que aparecen más adelante.
La mayor parte de los problemas nuevos son obra de Ted Shrifrin. Frederik Gordon descubrió serios errores en los problemas originales y ofreció correcciones no tri­
viales, así como la elegante demostración del teorema 12-2 que en la primera edi­
ción necesitó dos lemas y ocupó dos páginas. Joseph Lipman me habló también de
esta demostración así como del truco análogo válido para el último teorema del Apén­
dice al capítulo 11 que en la primera edición quedó sin demostrar. Roy O. Davies
me dio la idea para el problema 11-66 que antes se hallaba demostrado sólo en el
problema 20-8, y Marina Ratner me sugirió algunos problemas interesantes, en par­
ticular sobre continuidad uniforme y series infinitas. Vaya para todos mi agradeci­
miento, junto con el deseo de que sus sugerencias aparezcan felizmente recogidas en
esta nueva edición.
M IC H A E L S P I VAK
XI

INDICE ANALITICO

PREFACIO

VI

PARTE I

Prólogo

1 Propiedades básicas de los números
2 Distintas clases de números 27
PARTE II

Fundamentos

3
4
5
6
7
8

PARTE III

3

Funciones 49
Apéndice. Pares ordenados 69
Gráficas 71
Apéndice. Coordenadas polares 101
Límites 107
Funciones continuas 141
Tres teoremas fuertes 157
Cotas superiores mínimas 171
Apéndice. Continuidad uniforme 189

Derivadas e integrales

9 Derivadas 197
10 Derivación 227
11 Significado de la derivada 255
Apéndice. Convexidad y Concavidad 302
12 Funciones inversas 317
Apéndice. Representación paramétrica de curvas
XIII

336

índice analítico

XIV

13

14
15
16
17
18
PARTE IV

399

Sucesiones infinitas y seríes infinitas

19
20
21
22
23
24
25
26
PARTE V

Integrales 345
Apéndice 1. Sumas de Riemann 389
Apéndice 2. La integral cosmopolita 393
Teorema fundamental del cálculo infinitesimal
Las funciones trigonométricas 425
ir es irracional 457
Las funciones logarítmica y exponencial 465
Integración en términos elementales 499

Aproximación mediante funciones polinómicas 557
e es transcendente 599
Sucesiones infinitas 613
Series infinitas 641
Convergencia uniforme y series de potencias 679
Números complejos 719
Funciones complejas 741
Series complejas de potencias 761

Epílogo

27
28
29

Cuerpos 799
Construcción de números reales 809
Unicid'ad de los números reales 829
Lecturas aconsejadas 839
Soluciones a problemas seleccionados 851
Glosario de símbolos 921
Indice alfabético 925

PARTE
PRÒLOGO

Ser consciente
de la propia igiu/ranciu es un gran paso
hacia el saber.
BENJAMIN DISRAELI

CAPITULO

PROPIEDADES BASICAS DE LOS NÚMEROS

El título de este capítulo expresa, en pocas palabras, los conocimientos matemá­
ticos necesarios para leer este libro. De hecho este corto capítulo es simplemente
una explicación de lo que se entiende por «propiedades básicas de los números»,
todas las cuales —suma y multiplicación, resta y división, resolución de ecuacio­
nes, factorización y otros procesos algebraicos— nos son ya conocidas. Sin em­
bargo, este capítulo no es un repaso. A pesar de lo conocido de la materia, la
exploración que vamos a emprender es probable que parezca una novedad; no
se trata de presentar una revisión prolija de materias tradicionales, sino de sinte­
tizar este viejo saber en un reducido número de propiedades sencillas e inmedia­
tas de los números. Algunas pueden parecer incluso demasiado sencillas para ser
mencionadas, pero va a resultar que un sorprendente número de diversos hechos
importantes se obtendrá como consecuencia de las que vamos a destacar.
De las doce propiedades que vamos a estudiar en este capítulo, las nueve pri­
meras se refieren a las operaciones fundamentales de suma y de multiplicación.
De momento vamos a considerar sólo la suma. Esta operación se efectúa con un
par de números —la suma a + b existe cualesquiera que sean los números a y b
(los cuales por supuesto pueden coincidir). Podría parecer razonable considerar
la suma como una operación que pudiera ser realizada con varios números a la
vez y tomar la suma ax + ... + an de n números como concepto fundamental.
Resulta, sin embargo, más conveniente considerar sólo sumas de pares de núme­
ros y en función de éstas definir las demás sumas. Para las sumas de tres nú­
meros a, b, c, esto puede hacerse de dos maneras diferentes. Se puede sumar
3

4

Prólogo

primero b y c, obteniendo b + c y después añadir a a este número para obtener
a + (b + c); o bien se puede sumar primero a y b y después sumar c a la suma
a + b para obtener (a f b) + c. Las dos sumas compuestas son por supuesto
iguales y este hecho constituye la primera de las propiedades que vamos a destacar:
(Pl) Si a, b y c son números cualesquiera, entonces

a + (b + c) = (a 4- tí) + c.
El enunciado de esta propiedad hace evidentemente innecesaria una definición
por separado de suma de tres números; convenimos sencillamente que a + b + c
representa el número a + (b 4- c) = (a 4- b) + c. La suma de cuatro números
requiere consideraciones parecidas aunque con más especificaciones. El símbo­
lo a + b + c + d se define como

o
o
0
o

(1)
(2)
(3)
(4)
(5)

((a + b) + c) + d,
(a + (b + c)) + d,
a + ((¿> + c) + d),
a + (b + (c + d)),
(a + b) + (c + d).

Esta definición es única, pues estos números son todos iguales. Afortunada­
mente no hace falta destacar este hecho con un enunciado aparte puesto que es
consecuencia de la propiedad P l ya enunciada. Sabemos por ejemplo por P l que

(a + b) 4- c = a 4* (b + c),
y se sigue inmediatamente que (1) y (2) son iguales. La igualdad de (2) y (3) es
una consecuencia directa de P l, aunque a primera vista pueda no parecer evi­
dente (se debe hacer jugar a b + c el papel de b y a d el de c en Pl). Las igual­
dades (3) = (4) = (5) son también sencillas de demostrar.
Probablemente resulta claro que recurriendo a Pl se puede demostrar la igual­
dad de las 14 maneras posibles de sumar cinco números, pero quizá no resulte
tan claro cómo se puede disponer razonablemente una demostración de que esto
es así sin considerar una por una estas 14 sumas. Una tal demostración es todavía
realizable, pero deja pronto de serlo si se consideran colecciones de 6, 7 ó más
números; sería totalmente inadecuada para demostrar la igualdad de todas las
sumas posibles de una colección finita cualquiera de números ax........ an. Este
hecho puede aceptarse como demostrado, pero para quien sienta interés por la

Propiedades básicas de los números

5

demostración (y vale la pena interesarse por ella alguna vez) esbozamos unas
indicaciones razonables en el problema 24. En adelante haremos uso tácitamente
de lojs resultados de este problema y escribiremos las sumas a, + ... + an olvidán­
donos alegremente de la disposición de los paréntesis.
El número 0 tiene una propiedad tan importante que la enunciamos a con­
tinuación :
(P2) Si a es un número cualquiera, entonces
a + 0 = 0 + fl = a.
El número 0 desempeña también un importante papel en la tercera propiedad de
nuestra lista:
unico
(P3) Para todo número a existe un número — a tal que
a + (—a) = (—«) + a — 0.
La propiedad P2 debería representar un carácter distintivo del número 0 y resulta
alentador ver que ya estamos en condiciones de demostrar que esto es así. En
efecto, si un número x satisface
a + x —a
para cierto número a, entonces es x = 0 (y en consecuencia esta ecuación se
satisface también para cualquier a). Para demostrar este aserto basta restar a de
ambos miembros de la ecuación o, lo que es lo mismo, sumar a ambos miem­
bros — a\ como se ve en la demostración detallada que sigue, para justificar esta
operación hacen falta las tres propiedades P1-P3.
Si
entonces
de donde
de donde
de donde

a+ x
(— a) + (a + x)
(i— a) + a) + x
0 + x
x

— a,
= (—a) + a — 0;
= 0;
= 0;
= 0.

Según acabamos de indicar, conviene considerar la resta como una operación
derivada de la sum a: consideremos a — b como una abreviación de a + (—/>).
Es posible entonces encontrar la solución de ciertas ecuaciones sencillas mediante
una serie de pasos (cada uno justificado por P l, P2, P3) parecidos a los que aca­
bamos de presentar para la ecuación a + x = a. Por ejemplo:

6

Prólogo

Si
entonces
de donde
de donde
de donde

x + 3
(x 4- 3) + (—3)
* + ( 3 + (— 3))
*+ 0
x

= 5,
= 5 + (—3);
=5 —3=2;
=2;
= 2.

Naturalmente, estos procesos tan minuciosos son de interés solamente hasta que
se llega al convencimiento de que siempre se pueden aplicar. En la práctica es,
por lo general, perder el tiempo resolver una ecuación indicando tan explícitamente
la aplicación de las propiedades P l, P2, P3 (o de cualquiera de las propiedades
que vamos a enumerar).
Solamente queda por mencionar otra propiedad de la suma. Al considerar
las sumas de tres números a, b y c, solamente se mencionaron dos sumas:
(a + b) + c y a +(b + c). En realidad se obtienen otras disposiciones distintas
si se cambia el orden de a, b y c. La igualdad de estas sumas depende de
(P4) Si a y b son números cualesquiera, entonces
a + b — b + a.
El enunciado de P4 tiene por objeto destacar que aunque es posible concebir
que la operación de suma de pares de números dependiera del orden en que se
dan éstos, en realidad no depende de este orden. Conviene recordar que no todas
las operaciones se comportan de esta manera. Por ejemplo, la resta no tiene esta
propiedad: por lo general a — b ^ b — a. Nos podríamos preguntar de paso
cuándo precisamente a — b es igual a b — a y resulta curioso descubrir lo poco
que podemos hacer si para justificar nuestras manipulaciones nos queremos basar
solamente en las propiedades P1-P4. El álgebra más elemental demuestra que
es a — b = b — a solamente cuando a = b. Sin embargo, es imposible hacer de­
rivar este hecho de las propiedades P1-P4. Resulta instructivo examinar cuidado­
samente el álgebra elemental y determinar cuáles son el o los pasos que no pueden
justificarse mediante P1-P4. Podremos, en efecto, justificar todos los pasos con
detalle una vez que hayamos enunciado algunas propiedades más. Sin embargo,
por raro que parezca, la propiedad crucial se refiere a la multiplicación.
Las propiedades fundamentales de la multiplicación son, por fortuna, tan pa­
recidas a las de la suma que pocos comentarios hará falta añadir; deben resultar
claros tanto el significado como las consecuencias. (Lo mismo que en álgebra ele­
mental, se indica por a b o simplemente por ab el producto de a y b).
(P5) Si a, b y c son números cualesquiera, entonces

Propiedades básicas de los números

7

a-(b-c) = (a-b)-c.
(P6)

Si a es un número cualquiera, entonces

a -1 = \- a = a.
Es, además, 1 ^ 0 .
(Puede parecer extraño que incluyamos este aserto en la lista básica de
propiedades, pero es necesario hacerlo, pues nos resultaría imposible de­
mostrarlo partiendo exclusivamente de las demás propiedades enunciadas;
de hecho éstas se satisfarían todas si no existiese más que un elemento, el 0).
(P7) Para todo número
0, existe un número a~l tal que

a-a~x = arx-a = 1.
(P8)

Si a y b son números cualesquiera, entonces

a-b = b-a.
Un detalle que merece destacarse es el de que aparezca la condición a=/=0
en P7. Esta condición es absolutamente necesaria; puesto que es 0-6 = 0 para
todo número b, no existe ningún número O-1 que satisfaga 0 -0 “' = 1. Esta res­
tricción tiene una consecuencia importante para la división. Así como la resta
fue definida en función de la suma, del mismo modo se define la «división en fun­
ción de la multiplicación: el símbolo a/b significa a-b~l. Puesto que 0_1no tiene
sentido, tampoco lo tiene a / 0; la división por 0 es siempre indefinida.
La propiedad P7 tiene dos consecuencias importantes. Si es a-b = a-c, no
se sigue necesariamente que b — c\ pues si es a = 0, entonces tanto a-b como
a-c son 0 cualesquiera que sean b y c. Sin embargo, sí a = £ 0 , entonces b = c ;
esto puede deducirse de P7 como sigue:

Si
entonces
de donde
de donde
de donde

a-b = a-c y a ^ O ,
a~x-(a-b) — a~x-(a-c);
(a~l -a)-b = (úrl *a)*c;
1*6 .= l*c;
b = c.

Se sigue también de P7 qué si a-b = 0, entonces a = 0 ó b = 0. En efecto,

] Como ejemplo de la utilidad de P9 vamos a determinar ahora exactamente cuándo es a — b = b — a: Si entonces de donde de donde En consecuencia y por lo tanto a —b (a . en matemáticas.b — a\ (b + b — a) + a = b + b. b. esta posibilidad no se excluye cuando decimos «« = 0 0 6 = 0». b y c son números cualesquiera. Esta situación variará drásticamente con el enunciado de la propiedad siguiente que combina las operaciones de suma y multiplicación. [Nótese que la ecuación (b + c)-a = b-a + c-a también se cumple por P8. Este hecho no se enunció como una de las propieda­ des básicas. por ejemplo. Se sigue entonces que o bien x — 1 = 0 0 * — 2 = 0. Sólo con P1-P8 la demostración no era posible. que se sabe que un número x satisface (x — 1) (* — 2) = 0. b • (1 + 1).) Esta última consecuencia de P7 se usa constantemente en la resolución de ecuaciones. (b — a) 4“ b = b -[■ {b — a)\ b -j. entonces a-(b + c) = íi'b +• ü 'C. (¿Puede el lector encontrar dónde?).Prólogo si entonces de donde de donde de donde a-b a~l -{a-b) ((a~l -a)-b \b b = = = = = 0 0 0 0 0. la conjunción «o» se usa siem­ pre en el sentido de «lo uno o lo otro o las dos cosas a la vez». Sobre la base de las ocho propiedades hasta ahora enunciadas se pueden de­ mostrar muy pocas cosas.b) + b a a + a a .(1 + 1) a b — a. Supongamos. de donde * = 1 ó * = 2. (Puede ocurrir que sea a la vez a = 0 y b = 0. a pesar de no haberse dado ninguna demostración del mismo cuando se enunció por primera vez. . Una segunda aplicación de P9 consiste en la justificación del aserto a-0 = 0 que ya hemos hecho e incluso utilizado en una demostración de la página 7. (P9) Si a.

como hemos destacado ya. P9 es en . Se sigue inmediatamente [sumando —(a-b) a ambos miembros] que (—á)-b = = —(a-b). En consecuencia.f 0) = a * 0. En otros términos. sumando (a • b) a ambos lados Se obtiene ( —a) • ( —b) = a • b. Para demostrar esto. Una serie de otras consecuencias de P9 puede contribuir a explicar la regla algo misteriosa de que el producto de dos números negativos es positivo. Para empezar estableceremos el aserto más fácilmente aceptable de que (—a)>b = = —(a-b). El hecho de que el producto de dos números negativos es positivo es casi una consecuencia de P1-P9. después de todo podíamos haber enunciado por separado cada una de estas propiedades. notemos que ( —a) • b + a • b = [(—a) + a] * b = 0 -b = o.Propiedades básicas de los números 9 puesto que el número 0 aparece solamente en P2 y P3 que se refieren a la suma. esto implica inmediatamente [sumando —(a-0) a am­ bos miembros] que a-0 = 0. mientras que el aserto en cuestión hace referencia a la multiplicación. no indican el verdadero significado de P 9 . aunque interesan­ tes e importantes. Con P9 la demostración es sencilla aunque quizá no evidente a primera vista: tenemos a • 0 + a * 0 = a ’ (0 . la aceptación como verdaderas de las propiedades P1-P9 nos impone obligadamente la regla del producto de dos nú­ meros negativos. Las distintas consecuencias de P9 examinadas hasta ahora. Nótese ahora que ( —a) • ( —b) + [ —(a * 6)] = ( —a) • { — b) + ( —a) • b = ( “ «) * [(*“ ¿) + b] -(-<*)• o = 0.

el cálculo 13 X 24 52 26 312 es una disposición concisa de las siguientes ecuaciones: 13 • 24 = 13 • (2 • 10 + 4) = 1 3 -2 -1 0 + 13-4 = 26 • 10 + 52.1 ) ] + 2 x 2 — 3x + 2. es difícil que se nos presente una ecuación en esta forma. Una ilustración final de la importancia de P9 es el hecho de que se aplica efectivamente cada vez que se multiplica con cifras arábigas.10 Prólogo realidad la justificación de casi todas las manipulaciones algebraicas.3x + 2 = 0. aunque hemos hecho ver cómo se resuelve la ecuación (x - l ) ( x . La «factorización» x r — 3x + 2 = ( x — l ) ( x — 2) es en realidad un triple uso de P9: (x — 1) * (x — 2) = = = = x • (x — 2) + ( — 1) • (x — 2) x • x + x • ( —2) -f.( — 1) • x + ( — 1) * ( —2) x2 + x [ ( . Es más probable que nos encontremos con la ecuación x 2 .2 ) + ( . (Nótese que trasladar 26 hacia la izquierda en el cálculo anterior equivale a escri­ bir 26* 10.) La multiplicación 13*4 = 52 aplica también P9: . Por ejem­ plo. Por ejemplo.2) = 0.

a • b = b * a. Las tres propiedades básicas de los números que quedan por enunciar hacen referencia a desigualdades. multiplicación) (Ley conmutativa para la muí. cación) (Existencia de una identidad a • 1 '= 1 • a = a. (Pl) (Ley asociativa para la suma) . es posible invertir el proceso: . Aunque las desigualdades se presentan pocas veces en las matemáticas elementales. para la multiplicación) (Existencia de inversos para la a * a-1 = a-1 • a = 1. están íntimamente relacionadas: a < b quiere decir lo mismo que b > a (así 1 < 3 y 3 > 1 son. indicando los nombres con que se las suele designar. suma) (Ley conmutativa para la suma) ¿z + b = b + a. Las propiedades P1-P9 tienen nombres descriptivos que no es indispensable recordar. tiplicación) (Ley distributiva) a • {b + c) = a • b + a • c. (P2> (Existencia de una identidad a + 0 = 0 + a = a. a que satisfacen a < 0 se llaman negativos. mien­ tras que los números. desempeñan un papel destacado en el cálculo infini­ tesimal.1 0 + 12 = 4*10 + 1 . para a ^ 0. sencillamente.10-4 + 3-4 = 4 . Los númcios a que satisfacen a > 0. Mientras que la positividad puede definirse así en función de < .Propiedades básicas de los números 11 13 • 4 = (1 • 10 + 3) -4 = 1 . Las dos nociones de desigualdad.1 0 + 2 = (4 + 1) • 10 + 2 = 5-10 + 2 = 52. dos maneras distintas de escribir un mismo aserto). se llaman positivos. pero que con frecuencia son útiles para referencia. a + (b + c) = {a + b) + c. (Ley asociativa para la multipli. a < b (a es menor que b) y a > b (a es mayor que b). 1 ^ 0 .a • (b • c) = (a • b) • c. Aprovecharemos esta ocasión para escribir conjuntamente estas propiedades. (P3) (P4) (P5) (P6) (P7) (P8) (P9) para la suma) (Existencia de inversos para la a + ( —a) = ( —a) + a = 0.

son consecuencias de P10-P12. de desigualdades. si a y b son dos números sólo una de las siguientes igualdades: (i) a — b = 0. Para todo número a se cumple una y sólo una de las siguientes igualdades: (i) a = 0. (ii) a > b. representado por P. por elementales que Por ejemplo. Los asertos 1 + 1< 3 1 + 1< 2 son ambos verdaderos aunque sabemos que < podría ser sustituido por < en el primero y por = en el segundo. conviene considerar el conjunto de todos los números positivos. (P ll) (La suma es cerrada) Si a y ó pertenecen a P. (P12) (La multiplicación es cerrada) Si a y ó pertenecen a P. como concepto básico y expresar todas las propiedades en función de P: (PIO) (Ley de tricotomía). entonces a + b per­ tenece a P. Estas tres propiedades deben complementarse con las siguientes definiciones: a > b si a — b pertenece a P . a < . a > b si a > b o a = b. (iii) — (a — b) = b — a pertenece al conjunto P. De las definiciones dadas se sigue que se cumple una y sólo una de las siguientes igualdades: (i) a ~ b.b si b > a. En realidad. . La utilidad del símbolo se pone de manifiesto en un enunciado tal como el del teore­ ma 1 donde para algunos valores de a y b se verifica la igualdad mientras que para otros se cumple la desigualdad. (ii) a — b pertenece al conjunto P. entonces a*ó pertenece a P. * Los símbolos > y < tienen una característica ligeramente desconcertante. cualesquiera. (iii) b > a. entonces se cumple una y si a pertenece a P.12 Prólogo a < b puede interpretarse como significando que b — a es positivo. a < b si a < b o a = b* Nótese en particular que a > 0 si y sólo Todos los hechos conocidos acerca parezcan. (ii) a pertenece al conjunto P. (iii) — a pertenece al conjunto P. Esta clase de cosas puede ocurrir cuando el signo < se usa con números específicos.

a < 0. y también a < 0. 0 > a. Si a < b de modo que b — a pertenece a P. Entonces b — a está en P. entonces ab > 0. que tiene casi incorporada la tercera desigualdad a < c. El símbolo a < 0 significa. Esto demuestra que si a < b y b < c. | 1 + sfl. — b pertenece a P y. así si a < b entonces a + c < b + c. b > 0. y c — b está en P. el método más directo de atacar un problema re­ ferente a valores absolutos requiere la consideración por separado de distintos casos. b < 0 tiene una consecuencia especial: a2 > 0 si a=£ 0. entonces a < c. Así los cuadrados de números dis­ tintos de 0 son siempre positivos. a > 0 —a. en consecuencia. Para todo número a' definimos el valor absoluto |a[ de a como sigue: a. puesto que ya para empezar los valores absolutos han sido definidos por casos. lo cual significa que 0 — a — — a está en P. La única dificultad de la demostración está en el descifrado de las definiciones. El hecho de que sea — a > 0 si a < 0 es la base de un concepto que va a desempeñar un papel sumamente importante en este libro. Tenemos por ejemplo —3 | — 3. Igual­ mente. por P12. así que c — a = (c — tí) + {b — a) está en P. entonces evidentemente (b + c) — (a + c) pertenece a P . TEOREMA 1 Para todos los números a y b se tiene . En general. El hecho de que sea a b > 0 si a > 0. (—a) (—tí) = ab está en P. (Las dos desigualdades a < b y b < c s t escriben generalmente en la forma abreviada a < b < c.Propiedades básicas de los números 13 Un hecho ligeramente más interesante resulta de las siguientes manipulacio­ nes. a b > 0. Así pues. Del mismo modo. y en particular hemos demostrado un resultado que podía haber parecido suficientemente elemental como para incluirlo en nues­ tra lista de propiedades: 1 > 0 (puesto que 1 = l 2). Éste procedimiento puede emplearse para demostrar el siguiente hecho muy importante acerca de valores absolutos.^ y | 1 + y/7! — y/ Í0 | — = y/TÓ— yf2 — 1. supongamos a < b y b < c. — / T | — 1 "I.) El siguiente aserto es algo menos evidente: si a < 0 y b < 0. por definición. Nótese que |a| es siempre positivo excepto cuando a — 0. | 7 | — 7.

en dos subcasos. 0. b < -b . 0. en efecto. por lo tanto. Este caso puede dividirse. si a + b < 0 debemos demostrar que —a — b < a — bt . de modo que en este caso se cumple la igualdad. entonces tenemos que demostrar que a ~t* b < a — b. cuando a > 0 y ¿ < 0. lo cual se cumple ciertamente puesto que b es negativo y — b positivo. En el caso (1) tenemos también a + b > 0 y el teorema es evidente. |<z + b\ = a + b = |a| + |6|. 0. debemos demostrar que \a + b\ < a — b. En el caso (4) se tiene a + b < 0 y de nuevo se cumple la igualdad: \a + b\ = —{a + b) = —a + ( —b) = |a| + |6¡. 0. 0.14 Prólogo |<z + ¿>| < |a| + |6|. En el caso (2). 0. b b b b > < > < 0. DEMOSTRACIÓN Vamos a considerar cuatro casos: ( 1) ( 2) ( 3) ( 4) a a a a > > < < 0. Si a + b > 0. es decir. Por otra parte.

se pueden emplear con frecuencia métodos más sencillos. lo cual es verdad puesto que a es positivo y —a negativo. Nótese finalmente que el caso (3) puede despacharse sin ningún trabajo adi­ cional aplicando el caso (2) con a y b intercambiados. s/~x representa la raíz cuadrada positiva de x \ este símbolo está definido solamente cuando x > 0. Se puede hacer una observación final acerca del teorema que acabamos de demostrar . un examen atento de cada una de las dos demostraciones hace ver que \a + ¿1 = |tf| *+■ |6| si a y b tienen el mismo signo (es decir.Propiedades básicas de ios números 15 es decir. siempre que x e y sean ambos no negativos.) Podemos observar ahora que (\a + ¿I)2 = (a + b) 2 = < = = a 2 + lab -f.\b\ porque x 2 < y2 implica x < y. o si uno de los dos es 0. esta demostración está motivada observando que |a| = V^a2. una demostración de este hecho se deja para el lector (problema 5). En realidad se puede dar una demostración mucho más corta del teorema 1. cuya consideración es necesaria para un examen concienzudo de las pro­ . no tenido en cuenta hasta ahora.f |b\ si a y b tienen signos opuestos. —a < a.b1 a2 + 2\a\ • |6| + b2 \a + 2\a\ • |é| + \b (M + l¿l)s- De esto podemos concluir que |a + b\ < |a| 4. ambos positivos o ambos negativos). I Aunque esta manera de tratar valores absolutos (consideración por separado de los distintos casos) es a veces el único método disponible. (Aquí a lo largo de todo el libro. Concluiremos este capítulo con un punto delicado. mientras que \a + b\ < \a\ .

En lo que queda de la parte I empezaremos por ver por qué se necesita otra propiedad. La división por 0 debe evi­ tarse escrupulosamente y debe por lo tanto admitirse que la validez del raciocinio depende de que se sabe que 1 + 1 ^ 0 . Una gran parte de este libro está dedicada a poner en claro lo que son los números y al final del mismo acabaremos conociéndolos bien. con todo.l y P12. afirmar que. se sigue que 1 + 1 > 0. Este resultado se obtiene de la ecuación a*(l + 1) = = b-( 1 + 1) dividiendo ambos miembros por 1 + 1.16 Prólogo piedades de los números. Para descubrir esta propiedad crucial hará falta todo el trabajo de la parte II de este libro. . la demostración es muy sencilla: hemos visto ya que 1 > 0. Sería. Aunque se aprende en la escuela cómo «manejar» los números. En este capítulo hemos supuesto que los números nos son familiares y que P1-P12 son meramente enunciados explícitos de algunas de sus propiedades evidentes y bien sabidas.(1 + 1) = (1 + 1). difícil justificar esta suposición. pero descubrir la manera adecuada de corregir tales deficiencias no es nada fácil. Queda todavía la cuestión crucial de si de P1-P12 se derivan en realidad todas las propiedades de los números. Pronto veremos que no. Las deficiencias de las propiedades P1-P12 quedarán muy claras en el próximo capítulo. lo que en realidad los números son queda más bien en la penumbra. podemos. de donde se dedujo que a — b. una vez que se dispone de PIO. sin embargo. La propiedad básica crucial que necesitamos añadir es profunda y sutil a diferencia de P1-P12. pero un examen honesto de nuestra situación actual nos hará dar cuenta de que la consideración seria de tales detalles está justificada. Esta última demostración quizá haya sólo reforzado la creencia de que es absurdo preocuparse por demostrar hechos tan evidentes. han de satisfacer las propiedades P1-P12. ¡ El problema i25 tiene por objeto hacer ver que este hecho no puede demostrarse partiendo sólo de las propiedades P1-P9! Sin embargo. Por lo tanto será razonable admitir franca­ mente que todavía no entendemos bien lo que son. Pl. En este capítulo hemos intentado poner en evidencia que P1-P12 son de verdad propiedades básicas que deben admitirse para deducir de ellas otras propiedades corrientes de los números. La demostración empezó estableciendo que a . para investigar este punto tendremos que considerar con más detención lo que entendemos por «números». Algunos de los problemas (que indican cómo se derivan de P1-P12 otras propiedades) se ofrecen para mayor evidencia. Pero será necesario trabajar con números a lo largo de todo el libro. y en particular 1+ 1^0. Después de enunciar la propiedad P9 demostramos que a — b = b — a implica a = b. de cualquier manera que se definan.

= .entonces x = y o x = —y. Demostrar lo siguiente: ac .y). Demostrar lo siguiente: (i) Si ax = a para algún número a =£ 0. (Para hacer esto hace falta tener pre^ sente cómo se ha definido {ab)~l.= y*.yn cuando n es impar. c b be . . (ii) X2 — y 2 = (x — y )(x 4. entonces . Entonces 2y =y> 2 = 1. (iv) x 3 — y 3 — (x — y){x 2 + xy + y 2). . entonces x = 1. b a db (vi) Si b. Determinar tamb d . (iii) (ab) 1 = a lb 1. a c ac (1V) . si b. .r= —.Propiedades básicas de los números 17 PROBLEMAS 1.y 3 = (x + y ) (x2 — xy 4 .= —» si b. ú a. a (l) 0. (iii) Si x.) .) 2. ¿Dónde está el fallo en la siguiente «demostración»? Sea x = y. d * 0..si y sólo si ad = be. b ^ 0.y 2). (Hay unamaneraparticularmente fácil de hacer esto utilizando (iv) y esto hará ver una descomposición en factores de x" 4. 3. . . d # 0.• . (v) x n — y n — (x — y )(*n_1 + x n~ 2y 4~ ' * • + xyn~ 2 + y n_I)(vi) x3 4 .

Demostrar lo siguiente: (i) Si a < b y c < d. \ 1 . (xi) 2* < 8. (iii) Si a < b y c > d. entonces a + c < b 4.) .> 0. / . entonces á¿ < b2. entonces —b < —a. (viíi) x 2 + x + 1 > 0 . (vii) Si 0 < a < 1. 5 — x 2 < — 2. entonces a — c < b — d.10 > 16. (x — l)(x — 3) > 0. 5 — x 2 < 8. entonces ac < bd. entonces ar < a.. (viii) Si 0 < a < 6 y 0 < c < d. x 1 —X 5.18 Prólogo bién cuando es a _ b b a 4. hacia atrás.) (x) Si a. (x) (x —V 2 )(x — V 2 ) > 0 .+ -------.. (vii) x 2 — x -f. entonces a < b. (v) Si a < b y c < 0. (Utilícese (ix). (vi) Si f l > 1. (ix) Si 0 < a < b. entonces ac > be. entonces ac < be.d. Encontrar todos los números x para los que (i) (ii) (iii) (iv) 4 — x < 3 — 2x. (Utilícese (viii). (ix) (x —w)(x + 5)(* — 3) > 0. (ii) Si a < b. (vi) x 2 + x -f* 1 > 2. (xii) x + 3* < 4. (iv) Si a < b y c > 0. (¿Cuándo es positivo un producto de dos nú­ meros?) (v) x 2 — 2x -f 2 > 0. 1 (xm) . b > 0 y a 2 < b2. entonces a 2 > a.

b > 0. Supóngase que P10-P12 se sustituyen por (PIO) Cualesquiera que sean los números a y b.\V5 . (iii) b < a. (P12) Cualesquiera que sean a. (a) Demostrar que si 0 < x < y. (ii) a < b. y < fue definido en tér­ minos de P. . (P 'll) Cualesquiera que sean a. este proceso puede ser invertido. 9. sin la suposición adicional a < b. (i) (ii) (iii) (iv) (v) |V 2 + V$ . (P13) Cualesquiera que sean a. entoncesa< c. y 0 < c.} ' O X = -j/.— < b. entonces a+ c < b+ c. Demostrar que si 0 < a < b. Demostrar que P10-P12 se pueden deducir entonces como teoremas. entonces x" < y". entonces x . se cumple una y sólo una de las relaciones siguientes: (i) a = b.Propiedades básicas de ios números 19 6. entonces ac < be. entonces x = y.Ví\)\. |(|a + b\ — |a[ — \b\)\. b y c.|<i -M + < . Aunque las propiedades básicas de las desigualdades fueron enunciadas en términos del conjunto P de los números positivos. 7. (d) Demostrar que si x n= y n y n es par. sia < b y b< c.|)l\x(i)2 — 2xy + jy2|. si a < b. entonces x n < y". b y e. |(|V 5 + V 3 | . b y c. |(|« + ¿| + k | . sia < b.V i + V 7 |. Dese una expresión equivalente de cada una de las siguientes utilizando como mínimo una vez menos el áigno de valor absoluto. Una generalización de este hecho se presenta en el problema 2-22. (c) Demostrar que si x n= >>” y n es impar. (b) Demostrar que si x < y y n es impar. *8. entonces /— a b a < V ab < —. Nótese que la desigualdad </aF < (a + b)l2 se cumple para a.

• |* 4. (i) \a + 4| . < 2. < 8. Demostrar lo siguiente: (i) w 1 (ü) * = 1*1 • \y\. Prólogo Expresar lo siguiente prescindiendo de signos de valor absoluto. (iv) a .(Es posible dar una demostración muy corta es­ cribiendo las cosas debidamente.y + z\ < |*¡ + |y¡ + |*|.) |*| — |y| < |* — y¡.1| < 1. + |* 4" 11 < 2 . (iix) 1*1 — |*2|.|a|)¡.3| ¡* — 3| |* + 4| |* — 1| |* -1 | |* .1| | * . 13. (Dese una demostración muy corta.2| = 3. 1* — 2 1 > 1.) (vi) ¡(|*| — |y|)| < |* — y\.1| |* — 1¡ = 8.D|. • 1* 4. y).1* 4. Encontrar todos los números * para los que se cumple (i) (ii) (iii) (iv) (v) (vi) (vii) (viii) |* . Así max(— 1. 11. (iv) (v) — jy| < \x\ 4.|4|. El máximo de dos números * e y se denota por max(*.20 10. (ü) |(kl .|y|. 4.\ { a .(La mejor manera de ha 1*1 significado de \x\ 1. = si* s** 0. Indíquese cuándo se cumple la igual­ dad y demostrar el aserto. 3) = .1| = 0.) 7 (üi) \ ll = x >SÍ y 0. (¿Por qué se sigue esto inmediatamente de (v)?) (vii) |* H. tratando por separado distintos casos cuando sea necesario.

y). (a) Demostrar que (x + y f = x2 + y 2 solamente cuando x = 0 o y = 0. z). —4) = máx(—4. 3) — 3 y max(— 1.Propiedades básicas de los números 21 — max(3. (x + y)3 = x3 + y 3 solamente cuando x = 0. 14. (c) (d) demostrar que el supuesto 4x2 + 6xy + 4y2 < 0 lleva a una contradic­ ción. Ayuda: Partiendo del supuesto (x + y ) 5= x 5 + y 5 tiene que ser p o s ib le d e d u c ir la ecuación x 3 + 2x 2y + 2 xy 2 + y 3 = 0. (b) Haciendo uso del hecho que x2 + 2xy + y 2 = (x + y)2 > 0. .y)3 = x2y + xy2 = xy(x + y). o y = 0.y.x\ 2 Derivar una fórmula para max(x. ------------2 x + y — \y . Demostrar primero el aserto para a >: 0. y. *15. m ax(x. Es to im p lic a que (x -i. utilizando. o x = -y. z)). Utilizando la parte (b) decir cuando es (x + y)4 = x4 + y 4. *16. — 1) = —1. (No debe complicarse el proceso con un excesivo número de casos. Hallar cuando es (x -I. Demostrar que max(x. (c) Utilizar este hecho para dar una nueva demostración de \a+b\ < |a| + |¿>|. y) x + y + \y — x\. entonces x2 + xy + y 2 > 0 x4 + x3y + x y 2 + xy3 + y 4 > 0 Ayuda: Utilizar el Problema 1. El mínimo de x e y se denota por min(x. Demostrar que si x e y no son 0 los dos. En particular se sigue que —|a| < a < |a|. y. ¿Por qué es después evidente para a < 0?) (b) Demostrar que — b < a < b si y sólo si |a| < b. por ejemplo. y) min(x. z) y min(x. (a) Demostrar que \a\ = |—a\. z) = max(x. m ax(y. si xy ¥= 0.y)5 = x5 + y 5.

. (a) Supóngase que b 2 — 4c ^ 0 . Las tres demostraciones de la desigualdad de Schwarz que se esbozan más abajo tienen solamente una cosa en común: el estar basadas en el hecho de ser a 2 > 0 para todo a . es decir. entonces vale el signo igual en la desigualdad de Schwarz.) 19. por elemental que pueda pare­ cer. para a > 0. (b) Supóngase que b2 — 4c < 0. poner 2x2 . entonces x 2 + xy + y 2 > 0. (a) Hallar el valor mínimo de 2x2 . (d) ¿Para qué números a se cumple que x2 + a xy + y 2 > 0 siempre que x e y no sean ambos 0? (e) Hállese el valor mínimo posible de x ¿ + bx + c y de ax2 + bx + c.V b2 ~ 4 c * 2 satisfacen ambos la ecuación x1 + bx + c = 0. o sea. Demostrar que no existe ningún número x que satisfaga x 2 + bx + c = 0.Prólogo 22 El lector tendría que ser ahora capaz de intuir cuando (x + y ) a= x B+ y°.3x + 4. es sin embargo la idea fundamental en que se basan en última instancia la mayor parte de las desigualdades. (c) Hallar el valor mínimo de x2 + 4xy + 5y 2 .b .4c 2 . Ayuda: «Completar el cuadra­ do». Demostrar que los números .3á )2 + ? (b) Hallar el valor mínimo de x2 .3x + 2y 2 + 4y + 2.6y + 7. (Utilícese el artificio de la parte (b). Indicación: «Completar el cuadrado». 17. Demuéstrese lo mis- . escribir x 2 + + bx + c = (x + b¡2)2 + ? (c) Utilizar este hecho para dar otra demostración de que si x e y no son ambos 0. La primerísima de todas las desigual­ dades es la desigualdad de Schwarz: x\y\ + x 2y t < V * ! 2 + *22 V y i * + y22. El hecho de que a2 > 0 para todo número a.4x . la demostración está contenida en el Problema 11-57.b + v V . de hecho es x 2 -f bx + c > 0 para todo x.3x + 4 = 2(x . 18. (a) Demostrar que si x l = X y l y x 2 = Ay 2 para algún número A.

y 1/y estará cerca de l/y 0.Propiedades básicas de los números 23 mo en el supuesto y x = y2 = 0. y xy estará cerca de x0y0. Supóngase ahora que y 1 e y2 no son ambos 0 y que no existe ningún número A tal que = \ y 1 y x 2 = \ y 2. sin embargo.x22). Aunque las demostraciones se darán en el lugar apropiado del texto. . completar la demostración de la desigual­ dad de Schwarz. (b) Demostrar la desigualdad de Schwarz. (d) Deducir de cada una de estas tres demostraciones que la igualdad se cumple solamente cuando y x = y2 = 0 ó cuando existe un número A tal que Xx = Ay. haciendo uso de 2xy < x 2 + y2 (¿cómo se deduce esto?) con x Xj y = V x i2 + x j primero para / = 1 y después para 1 = 2. Utilizando el problema 18. la tradición ha hecho el uso de e casi sagrado en los contextos relativos a estos teoremas. En relación con las desigualdades habrá tres hechos que tendrán una impor­ tancia crucial. Demostrar que si \* .y»| < -> (*o + y o ) | < e. 20. El símbolo “ s” que aparece en estas proposiciones es la quinta letra del alfabeto griego («epsilon») y en vez de ella podría haberse usado cualquier letra menos aparatosa del alfabeto romano. y x 2 = Ay2. un intento personal de ataque a estos problemas tendrá más valor ilustra­ tivo que el estudio detenido de una demostración completamente elaborada. (c) Demostrar la desigualdad de Schwarz demostrando primero que (* i2 + * 2 2) ( y i 2 + > 2 2) = ( xi y i + x 2y 2) 2 + ( x i y 2 — * 2 y i ) 2. Entonces 0 < (Ayi — * 0 2 + (Xy2 — * 2) 2 = A2(y i2 + > 2 2) . entonces x + y estará cerca de x u + y0.*o| < 2 entonces l(* + y ) - y \y . Los enunciados de estas proposiciones encierran algunos números extraños.2X(xiyi + x iy i) + (*i2 H. pero su mensaje básico es muy sencillo: si x está suficientemente cerca de e y está suficientemente cerca de y0.

Sustituir los interrogantes del siguiente enunciado por expresiones que en­ cierren e. /b'\yo\_ o l s|yo|2 s|y0|*\ > Iy ~ y «I < m in » . x0 e y 0 de tal manera que la conclusión sea válida : Si y0 =£ 0 y \y ~ yo\ < ? y \x . *23. Prólogo Demostrar que si < m in f e f + T ) ’ 0 y !> " " ol < 2(|*o| + 1) entonces |xy — Xoyo| < 6. El punto . y yo Este problema es trivial en el sentido de que su solución deriva sin casi ningún trabajo de los problemas 21 y 22 (nótese que x /y = x* vy).y„ de manera que aparez­ can x — x„ e y — y0.y .*0| < ? entonces y ^ 0 y x *0 ---------< e. es casi obligado concluir que para la demostración habrá que escribir xy — xt.*0| < 1J en un punto de la demostración hará falta la primera igualdad y en otro punto la segunda. Una advertencia más: puesto que las hipótesis solamente dan información acerca de x — x„ e y — y0. pero la fórmula sumi­ nistrada por aquel problema es por el momento irrelevante.2 entonces y 1 1 y yo < e. la primera igualdad de la hipótesis significa precisamente que *o| < * 22. (La notación «min» fue definida en el problema 13.24 *21. . . y 2(|yo| + 1) \x .) Demostrar que si y0 ^ 0 y i .)> .

. . + (a3 + a4)).. Indicación: Úsese inducción sobre k. • • » a*¡)..2 + (an_i + an))) • • • )• Así a.. ak) = s'(aiy . . . decídase cuál de los dos problemas ha de apli­ carse primero y no asustarse si la solución parece improbable. .¿ + a3 + aA denota (ai + ■ * * ' + ’ ajfc) + ajc+1 = ai + * ■ • + a*+ i..... . ... Las demostraciones utilizan la «inducción matemática». Indicación: Apliqúese la parte (a) para obtener una prueba por induc­ ción sobre k..í/ú una suma formada con a . at) y s"(a¡+.. .. Este problema haee ver que la colocación de los paréntesis en una suma es irrelevante. + ..... (c) Sea s(n. *24.. que a..Propiedades básicas de los números 25 crucial es no confundirse... ajt) = ai -h afc. + a.... en el que se explican las demostraciones por in­ ducción. ai) + ¿"(ai+i.a*. (a) Demostrar que ax -I.a„ denota tfi + («2 + (a3 + ' ' ‘ + (an . se puede esperar hasta después de haber visto el capítulo 2.. 4.. etc. + a3 denota cti + (a. . Convengamos. Demostrar que í(ai... y a..... si no se está familiarizado con este tipo de demostraciones. Indicación: Debe haber dos sumas s'(a.. (b) Demostrar que si n > k. entonces (a i + * • • + a *) + (ajfe+i + ' * ‘ + an) = ai + * • • + an.a*) tales que ¿(ai.. para fijar ideas.(a2 + a3). + a. pero a pesar de todo se quiere tratar este problema..

.26 25. aunque 1 + 1 = 0 . + 0 1 0 0 1 1 1 0 0 1 0 0 0 1 0 1 Comprobar que se cumplen las propiedades P1-P9. Prólogo Supóngase que por «número» se entiende sólo el 0 ó el 1 y que + y • son las operaciones definidas mediante las siguientes tablas.

el sistema N presenta muchas deficiencias. Entonces el principio de inducción matemática afirma que P { x ) es verdad para todos los números naturales x siempre que (1) P (l) sea verdad. P2 y P3 no tienen sentido para N. Desde este punto de vista. Los números más sencillos son los «números de contar» 1. . 3.CAPITULO 2 DISTINTAS CLASES DE NÚMEROS En el capítulo 1 hemos usado la palabra «número» con poca precisión a pesar de habernos preocupado tanto por las propiedades básicas de los números. (2) Si P (k ) es verdad. N tiene suficiente importancia para que le dediquemos algunos comentarios antes de pasar a la consideración de conjuntos más amplios de números. Sin embargo. -----La importancia fundamental de este conjunto de números es realzada por su símbolo N (de números naturales). también lo es 27 P (k + 1). La propiedad más fundamental de N es el principio de «inducción matemá­ tica». por ejem­ plo. Será ne­ cesario ahora distinguir distintas clases de números. 2. Supóngase que P (x ) significa que la propiedad P se cumple para el número x . Una breve ojeada a P1-P12 hará ver que nuestras propiedades básicas de los «números» no son válidas para N .

Si cada persona ha recibido instrucciones de contar cualquier secreto que oiga a la persona que le sigue (la que tiene el número siguiente) y se cuenta un secreto a la persona n. Ahora.. entonces las instrucciones dadas (contar todos los secretos que se oigan a la persona siguiente) significan que la condición (2) se cumple. es evidente entonces que cada persona se enterará irremisible­ mente del secreto. El siguiente ejemplo consiste en una aplicación menos jocosa de la inducción matemática. . de manera que P{k) será verdad para to­ dos los números k. Si P{x) es el aserto de que la persona número x se enterará del secreto. Es evidente que todo número será alcanzado alguna vez me­ diante una serie de etapas de esta clase.. si P (l) es verdad.( . se sigue que P(3) es verdad [aplicando (2) al caso particular k = 2].° 1. persona n. puesto que P(2) es verdad. nótese primero que se cumple para n = 1.° 2. En efecto. Esto basta para asegurar la verdad de P(jc) para todo x si también se cumple la condición (1). Una ilustración muy corriente del razonamiento que justifica la inducción matemática considera una fila infinita de personas. Existe una fórmula útil y curiosa que expresa de manera sencilla la suma de los n primeros números: 1 + • ** + n = n(n + 1) 2 Para demostrar esta fórmula.° 3. persona n.Prólogo 28 Nótese que la condición (2) se limita a afirmar la verdad de P(k + 1 ) bajo el supuesto de que P(k) es verdad. se sigue entonces que P(2) es verdad [aplicando (2) al caso particular k = 1]. persona n.* k(k + 1) + 2k + 2 ----------------------------------------2 k? + 3k + ----2 -------2 + k + 1= (k + 1 )(k + 2) ------------------y 2 .° 1. Supón­ gase ahora que para algún entero k se tiene 1+ ' * +k = k{k + 1) 2 Entonces 1 + • • ' + k + (k + 1) = . mientras que contar el secreto a la persona número 1 hace que se cumpla (1).

k + 1 pertenece a A siempre que k pertenece a A. el método mediante el cual la fórmula se descubrió sigue siendo un misterio. Este ejemplo particular ilustra un fenómeno que ocurre frecuentemente. término suficientemente vago para ser excluido de una conversación matemática. Se sigue que A es el conjunto de todos los números natu­ rales. aquí considera­ mos sólo el conjunto A de los números naturales x que satisfacen P{x). Si A es una colección cualquiera de números naturales. Por el principio de inducción. Existe todavía otra formulación rigurosa del principio de inducción matemá­ tica que parece totalmente distinta. Una formulación más precisa afirma que si A es una colección (o «conjunto». Los problemas 4 y 5 indican cómo pueden deducirse algunas fórmulas de este tipo. esto demuestra que la fórmula es válida para todos los números natu­ rales n. es decir. Debe quedar claro que esta formulación sustituye a la menos formal que hemos dado antes. En realidad esta afirmación puede dejar de ser cierta de un modo bastante curioso. Un conjunto de números naturales de particular importancia es la colección A que no contiene ningún número natural en absoluto. a menudo no tenemos ninguna garantía de que P sea satisfecha por algún número de manera que A puede ser 9. El conjunto vacío 0 es una * Aunque no convenza como tal conjunto en el sentido ordinario de la palabra. .Distintas clases de números 29 de manera que la fórmula es también verdad para k + 1. en especial con fórmulas como la que acabamos de demostrar. término matemático sinónimo) de números naturales y (1) (2) 1 pertenece a A. supóngase que A es el conjunto de los números naturales n para los cuales se cumple que ! + * ’ • + « = n(n + 1) 2 ’ Nuestra demostración anterior hizo ver que A contiene 1 y que k + 1 pertenece a A si k pertenece a A. es tentador decir que en A debe haber un elemento más pequeño que todos los demás. que la fórmula se cumple para todos los números naturales n. El principio de inducción matemática puede ser formulado de manera equi­ valente sin hablar de «propiedades» de un número. el llamado «conjunto vacío»* que se suele designar por 0. entonces A es el conjunto de los números naturales. Por ejem­ plo. en realidad muchas veces se de­ muestra que P es siempre falso demostrando que A = 9. Con frecuencia consideramos al conjunto A que está for­ mado por todos los x que satisfacen la propiedad P. el conjunto vacío sur­ ge de modo natural en muchos contextos. Aunque la demos­ tración por inducción es con frecuencia directa.

Si A es un conjunto de números naturales y (1) (2) 1 está en A.... entonces k + 1 está en B. Supóngase que el conjunto A no tenga elemento mínimo. Esto puede expresarse con más precisión como sigue: . Aplicaciones de esto se encontrarán en los problemas 7.. Ésta es. Sea B el conjunto de los números naturales n tales que 1. 20 y 22. .. entonces A es el conjunto de todos los números naturales... lo que no tiene es ningún elemento en absoluto. el número n\ (leído «factorial de n») se define como el producto de todos los números naturales menores o iguales a n : n\ = 1 • 2 • .. . sin embargo.. con una indicación (problema 10). En este caso descansamos en el «principio de inducción completa».. .. puede ser demostrada como sigue a partir del principio de inducción. n no están ninguno en A. evidentemente k + 1 no está en A (de otro modo k + 1 sería el elemento mínimo de A).. . conocida como «principio de buena ordenación». de manera que 1. k no están en A. La demostración de este hecho se deja para el lector. entonces A tendría a 1 como elemento mínimo). En relación estrecha con las demostraciones por inducción están las «defini­ ciones recursivas».. es decir. n no están en A cualquiera que sea el número natural. k + 1 no están ninguno en A.. k está en A. Se sigue que todo número n está en B. . en realidad. Ocurre a veces que para demostrar P(k + 1) debemos suponer no sólo P(k). los números 1. entonces A tiene un elemento mínimo. Esta afirmación «intuitivamente evidente». Por ejemplo... A = 0 . k + i está en A si 1. Evidentemente 1 está en B (pues si 1 estuviese en A. Así pues. en realidad no es sino una consecuencia de este último. sino también P([) para todos los números naturales l < k .. Es también posible demostrar el principio de inducción a partir del principio de buena ordenación (problema 9). Cualquiera de estos principios puede consi­ derarse 'como postulado básico acerca de los números naturales. Otra forma de inducción nos queda aún por mencionar. si A es un conjunto no vacío de números naturales. Además. si 1.Prólogo 30 colección de números naturales que no tiene elemento mínimo. Esto demuestra que si k está en B. la única excep­ ción posible. 17. con lo que se concluye la demostración.. *(« — ! ) • « . . Aunque el principio de inducción completa puede parecer mucho más fuerte que el principio de inducción ordinario.

(2) n\ = « • ( « .* * ’ -+.. Una definición. Esta forma de definición hace ver la relación entre n\ y (n — 1)! de una manera explícita idealmente adecuada para las demostraciones por inducción.designará la suma de los números obtenidos haciendo *=i i = 1 . como se ve en este problema. ^ a% .. y puede ser sustituido por cualquier símbolo conveniente (ex- » -1 cepto n. n. encierra una notación conveniente que vamos a usar constantemente. emplearemos generalmente la letra griega 2 (sigma mayúscula.Distintas clases de números 31 (1) U = l . 2. . El proble­ ma 23 revisa una definición ya conocida del lector que puede expresarse mucho más sucintamente como definición recursiva. Así n 1+2 + i + n = n(n + 1) - Obsérvese que la letra i no tiene en realidad nada que ver con el número design nado por ^ i..a». la definición recursiva es verdaderamente necesaria para una demostración rigurosa de algunas de las propiedades básicas de la definición. En lugar de escribir ai H.! ) ! . por supuesto): . de «suma») y escribiremos n i» en otras palabras. que puede no ser familiar.

0 . .1 . n —1 (2) ^ a% “f* Qn* »= 1 Pero solamente insistirían en tal precisión los proveedores de escrúpulos rigoris­ tas. . Este conjunto se designa por Z (del alemán «Zahl». o. solamente P7 deja de cumplirse para Z. número). El símbolo n t's*4 por ejemplo. • • . . En la práctica se usan toda clase de modificaciones de este simbolismo y en ninguna de ellas se considera necesario añadir ninguna palabra de explicación. De las propieda­ des P1-P12. .2 . . . es una manera evidente de escribir a\ + «2 4~ az + 05 + #6 + ‘ * * + an. 1 /2 . 3 2 aí i=1 n + i— 2 a<5 Las deficiencias de los números naturales que descubrimos al principio de este capítulo pueden ser remediadas en parte extendiendo este sistema al conjunto de los enteros .32 Prólogo V >(i ± l K » - n —1 n Para definir > <7n con precisión hace falta en realidad una definición recursiva: i (1) = ai. Un sistema todavía más amplio de números se obtiene tomando cocientes m¡n . con más precisión.

Los números reales incluyen no sólo los números racionales. Existe sin embargo una colección todavía más amplia de números para la que son válidas las propiedades P1-P12: el conjunto de todos los números reales. (2k + l ) 2 = 4k2 + 4k + 1 = 2 • (2k2 + 2k) + 1. Obsérvese que los números pares tienen cuadrados pares y los números impares tienen cuadrados impares: (2k)2 = 4k2 = 2 • (2k2). cociente). . . Podemos suponer que p y q no tienen ningún divisor común (puesto que se podría empezar simplificando para eliminar los divisores comunes). a saber. Tenemos. p 2 = 2 q2. La demostración de que >JT es irracio­ nal es ahora muy sencilla. los de la forma 2k + 1 se llaman impares. Los números naturales de la forma 2k reciben el nombre de pares. sino también otros números (los números irraciona­ les) que pueden ser representados por decimales infinitos. no es sorprendente que loe griegos investigaran esta cuestión.) La de­ mostración se basa en algunas observaciones acerca de los números naturales. La irracionalidad de \/2 por el contrario es muy sencilla y era conocida ya de los griegos. De esto se sigue que la recíproca tiene que ser cierta: si ríl es par. si n2 es impar.Distintas clases de húmeros 33 de enteros (con n ^ 0).y s fl son ambos ejemplos de números irracionales. (Puesto que el teorema de Pitágoras prueba que un triángulo rectángulo isósceles con los catetos de longitud 1 tiene una hipotenusa de lon­ gitud vT. a Q. En este sistema de números se satisfacen todas las propiedades P1-P12. que existie­ ran números naturales p y q tales que 9 ” = 2. dedicaremos todo el capítulo 16 de la parte III a una demostración de este hecho. y el conjunto de los números racionales se designa por Q (del inglés «quotient». entonces n es. Todo número natural n puede escribirse ya sea en la forma 2k o en la forma 2&+ 1 para algún entero k [este hecho «evidente» tiene una demostración fácil por in­ ducción (problema 8)]. designado por R. pues. entonces n es impar. Está uno tentado de sacar como consecuencia que las «propiedades de números» estudiadas con algún detalle en el capítulo 1 hacen referencia precisamente a una clase de números. es decir. p a r. La demostración de que n es irracional no es fácil. Supóngase que sfT fuese racional. Estos números reciben el nombre de números racionales.

Así pues. ni estéticamente agradable ni matemáticamente satisfactorio. el hecho de que todo número de Q puede ser escrito en la forma pjq con p y q enteros. Es importante comprender con precisión qué es lo que esta demostración nos enseña.34 Prólogo Esto demuestra que p2 es par y en consecuencia p debe ser p a r. Y. Hemos demostrado que no existe ningún número racional jc tal que x 2 = 2. sin embargo. Entonces p2 = Ak2 = 2q \ de modo que 2k2 = q \ Esto demuestra que q2 es par y en consecuencia que q es par. por supuesto. Tal como estamos. (Obsérvese que la demostración que hemos dado para Q de que no existe ningún número cuyo cuadrado es 2 no es utilizable para R puesto que en dicha demostración hemos aplicado no solamente P1-P12 sino también una propiedad especial de Q. exacta­ mente los mismos argumentos valdrían para demostrar que existe un número racional cuyo cuadrado es 2. p — 2k para algún número natural ¿. Recurrir a una tal medida no sería.) Esta deficiencia particular en nuestra lista de propiedades de los números reales podría. es decir. por supuesto. corregirse. No hemos demostrado que un tal número exista y podemos decir en confianza que por ahora sería impo­ sible para nosotros dar una demostración de esto. sin embargo. lo cual sabemos que es falso. añadiendo una nueva propiedad que afir­ mara la existencia de raíces cuadradas de números positivos. todavía no sabríamos que todo número tiene una raíz n-ésima si n es impar y que todo número positivo tiene una raíz «-ésima si n es*paiv Incluso aceptando esto. puesto que no sabemos escribir la solución de la ecuación en términos de raíces n-ésimas (de hecho se sabe que la solución no puede escribirse en esta forma). cualquier demostración tendría que estar basada en P1-P12 (las únicas propiedades de R que hemos mencionado). puesto que P1-P12 se cumplen también para Q.1 = 0 (si bien existe uno). Este aserto se expresa a menudo más brevemente diciendo que es irracional. ya que esto es falso (ningún . no queremos suponer que todas las ecuaciones tienen soluciones. son pares tanto p como q en contradicción con el hecho de que p y q no tienen divisores comunes. que el uso del símbolo s fT implica la existencia de algún número (necesariamente irracional) cuyo cuadrado es 2. Obsérvese. no podríamos demostrar la existencia de un número que satis­ ficiera x 5 + x 4. Esta contradicción nos demuestra lo que nos proponíamos.

este camino de in­ vestigación no conduce a nada. por ejemplo.*k)\ )! 1. : . l ) 2 = l 2 + 3 2 + 52 + • • • + (2n . PROBLEMAS 1. debemos estudiar más que los números reales. Las indicaciones más útiles acerca de la propie­ dad que ha de distinguir a R de Q.( .. n (ii) £ (2i »= 1 3. no viene del estudio exclusivo de los números. x 2 + 1 = 0). En este punto debemos empezar con los fundamentos del cálculo infini­ tesimal. k\ (Esto se convierte en un caso particular de la primera fdrmula si se define 0! = 1 .. + 2/i y l 2 + 22 + 32 + . * ' • + n2 _ n(n + 1)(2n + 1) 6 * * • + n3 = ( ! + • • • + n ) \ Encontrar una fórmula para n (i) y (2¿ . la evidencia más clara de encontrar esta propiedad. Demostrar por inducción las siguientes fórmulas: (i) 12 + (ii) l 3 + 2.Distintas clases de números 35 número real x satisface. Indicación: ¿Qué tienen que ver estas expresiones con 1 + 2 + 3 + .1) = 1 + 3 + 5 + • • • + (2n — 1)..) (a) Demostrar que C í ‘) . + (2n)2? ■/ . De hecho.. Para estudiar los nú­ meros reales de manera más profunda. ) . se define el «coeficiente binomial» Y n ) por 0 — w! _ n ~ k\(n ! ( « -.l ) 2. Si 0 < k < n. en particular el concepto fundamental sobre el que el cálculo se basa: las funciones. ) + ( .

Prólogo 36 (La demostración no requiere ningún argumento de inducción). n. conocida por «triángulo de Pascal » : todo número que no esté sobre uno de los lados es la suma de los dos números que tiene encima. en cierto sentido.. w 1 1 1 3 1 4 5 1 2 1 10 1 3 6 4 10 1 5 1 (b) Obsérvese que todos los números del triángulo de Pascal son números naturales. Utilícese la parte (a) para demostrar por inducción que es siempre un número natural. el coeficiente binomiai í ' i es el número fc-ésimo de la fila (n+ 1). (c) Dése otra demostración de que ( n ) es un número natural. demostrando que © es el número de conjuntos de exactamente k enteros elegidos cada uno entre 1. entonces an~2b2 + • • • + {a + b)n = an + n (e) Demostrar que n abn~ 1 + bn . en una ojeada al triángulo de Pascal). Esta relación da lugar a la siguiente configuración. (d) Demostrar el «teorema del binomio»: Si a y b son números cuales­ quiera.. .. (Toda la prueba por inducción puede resumirse.

Particularizando esta fórmula para k = L . Empezamos (k + l ) 3 .. (a) (b) 5.37 Distintas clases de números n 4.. + r n.l 3 = 3 • l 2 -h 3 • 1 + 1 33 — 23 = 3 • 2 2 + 3 • 2 + 1 . La fórmula para l 2 + 22 + . + con la fórmula n2 se puede obtener como sigue. Deducir este resultado poniendo S = 1 + r + ... el cálculo de la suma no presenta problema alguno).. n y sumando.k* = 3¿2 + 2>k + 1. obtenemos 2 3 . (a) Demostrar que Ayuda: Aplicar el teorema binomial a (1 + *)n(l + Demostrar que Demostrar por inducción sobre 1 + r + r2 + (b) n x ) m- que 1 — r n+1 • • • + rn = -----------1 —r si r # 1 (si es r = 1... 6. multiplicando esta ecuación por r y despejando S entre las dos ecuaciones.

• • • + n4. + 22 • 3 2 + 2n + 1 n \ n + l ) 2’ n *7. « + í (n + l ) 3 . (iii) -----.Anp + Bnp~ l + O?*“ 2 + P+ 1 (Las diez primeras de estas expresiones son k~k=w y& n > 1 + i« TI = i«3 + ^n2 + -&7I ti 2 *• .1. «2 + 3 .v fc-i + i«3 + i«2 n y i* = i«* + i«4 + i«3 —f o n • • • Pue<ie escri- .1 = 3[12 + • ’ • + n2] + 3[1 + * • ‘ + n] + n. Apliqúese este método para obtener (i) (ii) l3+ l4+ • • * + n3. + 12 • 2 2 tA »(« + !) -.* * * H--.r' ^ ' 1 •2 (iv) 2 •3 ~r~r.Prólogo 38 (n + l ) 3 — n3 = 3 . Utilizar el método del problema 6 para demostrar que } birse siempre en la forma — -----.1--------. n n De este modo podemos obtener Y k2 una vez conocido Y k (lo cual puede obtenerse mediante un procedimiento análogo).:------.1.

11. Demostrar el principio de inducción completa a partir del principio de in­ ducción ordinario. . 9. . parecen bastante fortuitos.) 8* Demostrar que todo número natural es o par o impar. Demostrar que si un conjunto A de números naturales contiene n 0 y con­ tiene k + 1 siempre que contenga k. pero en realidad obedecen a cierta regla. . . ¿es ab necesariamente irracional? (¡C uid ad o!) . Los coeficientes de todas las colum nas. Para descifrar todo el asunto.A « 2 3* O D s II y k* = *n7 ¡fc-1 Y k* = y * = + *«• + i -«6 — i « 3 + A « + in 1 + A « 6 —A » 4 + A « 2 + in * + | « 7 . 10.A » 5 + b z “ A * a «10 + fn 8 .w Obsérvese que los coeficientes de la segunda columna son siempre \ y que después de la tercera columna las potencias de n de coeficiente no nulo van decreciendo de dos en dos hasta llegar a n 2 o a n. entonces A contiene todos los núme­ ros naturales > : n0. considérese el conjunto B de todos los & tales que 1. . 12. . ¿es a + b necesariamente irracional? ¿Y si a y b son ambos irracionales? (b) Si a es racional y ó es irracional.39 Distintas clases de números 91 y & = + i« s + A « 4 . k están todos en A . . véase el problema 26-17.ln 7 + ln 5 .A « 6 + i« 4 _ 3 TUn * O II »-* ¿t^J= k -l + i» '° + b 9 . n. salvo las dos primeras. Indicación : Si A contiene 1 y A contiene n + 1 siempre que contenga 1. Demostrar el principio de inducción matemática a partir del principio de buena ordenación. (a) Si a es racional y b es irracional. encontrarla puede considerarse com o una prueba de superperspicacia. .

sin más. demostrar. 5. pero a4 racional? (d) ¿Existen dos números racionales tales que sean racionales tanto su suma como su producto? (a) Demostrar que t/3. (c) Demostrar que si mjn < \ f l . 3. P rólogo (c) ¿Existe algún número a tal que a2 es irracional. Demostrar que (a) s fl + J T es irracional. Por ejemplo. (a) Demostrar que si x — p + sfq. que este método tenga que dar necesariamente resulta­ do. apliqúese el hecho de que todo entero es de la forma 3n o 3n + 1 o 3n + 2. no está claro. 7. Si n > 1 no es primo. continuando de esta manera se demuestra que se puede escribir n como producto de números primos. Indicación: Para tra­ tar v/T. entonces n = a b . y para una demostración del caso general se necesita más información. 15. 19. (b) Demostrar también que (p — síqT1 — a — b sfq. 13. . si uno de los dos a o b no es primo. Los primeros números primos son 2. entonces existe otro número raciona m \r í con m¡n < m'/rí < \[2. puede ser factorizado de manera parecida. y m es un número natural. Aunque puede usarse en realidad el método del problema 13 para tratar cualquier caso particular. por ejemplo. 17. 11. 16. donde p y q son racionales. 14. ^ 17. 28 = 4 • 7 = 2 • 2 • 7. entonces (m + IrifKm + n f > 2. Parece normal que \ [ ñ tenga que ser irracional siempre que el número na­ tural n no sea el cuadrado de otro número natural. ¿Por qué no es aplicable esta demostra­ ción para v^T? (b) Demostrar que y son irracionales. además. >/5 y son irracionales.40 13. Un número natural p se dice que es un número primo si es imposible escri­ bir p = a b para números naturales a y b a no ser que uno de éstos sea p y el otro 1. (a) Demostrar que si m y n son números naturales y m'2¡n2 < 2. con a y b ambos < n. entonces xm = a + b sTq siendo a y b números racio­ nales. por conveniencia se considera que 1 no es un número primo. (b) </fT— s f l — s fT es irracional. que (m + 2n)2 _ 2 {m + n)2 2 n2 (b) Demostrar los mismos resultados con todos los signos de desigualda invertidos.

. p. ax.) Un teorema fundamental acerca de enteros.. (b) Utilizando este hecho. -p„ + 1. cualquier matemático razonable aceptaría esta argumentación informal. 8.. añrma que esta factorización es única. aprox. entonces (1 hi)n > 1 + nh. 5. por ejemplo. (c) Demostrar que \fW es irracional a no ser que n = nik..Distintas clases de números 41 (a) Conviértase este argumento en una demostración rigurosa por inducción completa. . . a2. 1. pero ello se debería en parte a que para él es­ taría claro cómo formularla rigurosamente..pn considerando p.2 para n > 3. salvo en lo que respecta al orden de los factores. para algunos enteros . cuyos primeros términos son 1. fue des­ cubierta por Fibonacci (1175-1250. . . Demuéstrese que no puede haber sólo un número finito de números primos p.. que no demostraremos aquí.. La sucesión de Fibonacci at. *18.. Así.para algún número natural m. Demostrar la desigualdad de Bernoulli: Si h > — 1.. 28 no puede escribirse nunca como pro­ ducto de números primos uno de los cuales sea 3. (d) Al tratar de números primos no se puede omitir la hermosa demostra­ ción de Euclides de que existe un número infinito de ellos..■. ai — 1.) en relación con un problema de . -p2. (¿Por qué es esto una generalización del problema 17?) (b) Demostrar que s/2 + \ f l es irracional.. p2. (En realidad. an = ¿2n_i + <zre. Esta sucesión... ... entonces x es irracional si no es entero. . demostrar que s fñ es irracional a no ser que n = m. se define como sigue: ai = 1. (a) Demostrar que si x satisface x n + an—\xn~ 1 + ‘ * ' + ao = 0.. Indicación: Empiécese desarro­ llando las 6 primeras potencias de este número. ¿Por qué es esto trivial si h > 0? 20.. . 3.... 2.. ni puede ser escrito de manera que 2 aparezca una sola vez (ahora debería verse clara la razón de no admitir a 1 como número primo). 19.

. La desigualdad de Schwarz (problema 1-19) tiene en realidad una forma más general: Dar de esto tres dem ostraciones. Demostrar que y/5 Una manera de deducir esta sorprendente fórmula se presenta en el pro­ blema 23-15. entonces la «media aritmética» a _ *"» — 0i + ••• + n y la «media geométrica» Gn — .. . 21. Es verdaderamente asombroso el número de resultados interesantes relacionados con esta sucesión.. T he F ibonacci Q uarterly. an . a„ > 0. cada pareja nacida hace dos meses produce ahora una nueva pareja.42 Prólogo conejos.. 22. y además. El resultado del problema 1-7 tiene una generalización importante: Si a i. . an satisfacen G n < A n. análogas a las tres demostraciones del pro­ blema 1-19. puesto que nace una pareja por cada pareja nacida en el mes anterior. hasta el punto de existir una Asociación Fibonacci que publica una revista. Fibonacci supuso que una pareja de conejos criaba una nueva pareja cada mes y que después de dos meses cada nueva pareja se compor­ taba del mismo modo. + an~2. El número a n de parejas nacidas en el n-ésimo mes es «»_.

Distintas clases de números
(a)

43

Supóngase que a i < A„. Entonces algún a¡ tiene que satisfacer a¡ > A„;
pongam os que sea ai > A a. Sea á\ = A„ y sea di = a\ +
- a i. D em os­
trar que

¿Por qué la repetición de este proceso un suficiente número de veces de­
muestra que G„ < A„1 (H e aquí otra ocasión en que resulta ser un buen
ejercicio establecer una demostración formal por inducción, al tiempo
que se da una explicación informal.) ¿Cuándo se cumple la igualdad en
la fórmula G„ < A„1
El razonamiento de esta demostración está relacionado con otra demostra­
ción interesante.
(b)
H aciendo uso del hecho de ser G„ < A„ cuando n — 2, demostrar por
inducción sobre k, que Gn < A„ para n — 2k.
(c)
Para un n general, sea 2 “ > n. Apliqúese la parte (b) a los 2mnúmeros

2“ —» veces

para demostrar que G„ < A n.
23.

Lo que sigue es una definición recursiva de a n :
ai
an+l

a,
a 11 • d.

Demostrar por inducción que

an+m = an .
(a n) m = a nm.

(N o se deje llevar el lector por la fantasía: apliqúese inducción sobre n
o bien inducción sobre m , pero no sobre ambas a la vez.)
24. Supóngase que conocem os las propiedades P1 y P4 de los números natu­
rales, pero que no se ha hablado de multiplicación. Entonces se puede dar
la siguiente definición recursiva de multiplicación:
1 ’M i ,

(a +

1) * b — a • b + b.

44

Prólogo

Demostrar lo siguiente (¡en el orden indicado!):
ü'{b + c) = a-¿> + d'C (utilizar inducción sobre a),
a* 1 = a,
a-b = b-a (lo anterior era el caso b — 1).
25. En este capítulo hemos empezado con los números naturales y gradualmente
hemos ido ampliando hasta los reales. Un estudio completamente riguroso
de este proceso requiere de por sí un pequeño libro (véase la parte V). Nadie
ha encontrado la manera de llegar a los números reales sin pasar por todo
este proceso, pero si aceptamos los números reales como dados, entonces los
números naturales pueden ser definidos como los números naturales de la
forma 1, 1 + 1, 1 + 1 + 1, etc. Todo el objeto de este problema consiste
en hacer ver que existe una manera matemática rigurosa de decir «etc.».
(a) Se dice que un conjunto A de números reales es inductivo si
(1) 1 está en A,
(2) k + 1 está en A siempre que k está en A.
Demostrar que
(i) R es inductivo.
(ii) El conjunto de los números reales positivos es inductivo.
(iii) El conjunto de los números reales positivos distintos de \ es in­
ductivo.
(iv) El conjunto de los números reales positivos distintos de 5 no es
inductivo.
(v) Si A y B son inductivos, entonces el conjunto C de los números
reales que están a la vez en A y en B es también inductivo.
(b) Un número real n será llamado número natural si n está en todo con­
junto inductivo.
(i) Demostrar que 1 es un número natural.
(ii) Demostrar que k + 1 es un número natural si k es un número
natural.
26. Un rompecabezas consiste en disponer de tres vástagos cilindricos, el prime­
ro de los cuales lleva engastados n anillos concéntricos de diámetro decre­
ciente. Se puede quitar el anillo superior de un vástago para engastarlo sobre
otro vástago siempre que al hacer esto último el anillo desplazado no venga
a caer sobre otro de diámetro inferior (Figura 1). Por ejemplo, si el anillo
más pequeño se pasa al vástago 2 y el que le sigue en tamaño se pasa al vás­
tago 3, entonces el anillo más pequeño se podrá pasar también al vástago 3
encima del que le sigue en tamaño. Demostrar que la pila completa se pue­

Distintas clases de números

45

de pasar al vástago 3 en 2n- 1 pasos y no en menos.

*27. Hubo un tiempo en que la Universidad B se preciaba de tener 17 profesores
numerarios de matemáticas. La tradición obligaba a que en el almuerzo co­
munitario semanal, al que concurrían fielmente los 17, todo miembro que hu­
biese descubierto un error en una de sus publicaciones tenía que hacer pú­
blico este hecho y a continuación dimitir. Una declaración de este tipo no se
había producido nunca porque ninguno de los profesores era consciente de
la existencia de un error en su propio trabajo. Lo cual, sin embargo, no quie­
re decir que no existieran errores. De hecho, en el transcurso de los años,
por lo menos un error había sido descubierto en el trabajo de cada uno de
los miembros por otro de entre ellos. La existencia de este error había sido
comunicada a todos los demás miembros del departamento salvo al respon­
sable, con objeto de evitar dimisiones.
Llegó un fatídico año en que el departamento aumentó el número de sus
miembros con un visitante de otra universidad, un Profesor X que venía con
la esperanza de que se le ofreciera un puesto permanente al final del año aca­
démico. Una vez que vio frustrada su esperanza, el Profesor X tomó su ven­
ganza en el último almuerzo comunitario del año diciendo: «Me ha sido muy
grata mi estancia entre Vds. pero hay una cosa que creo que es mi deber co­
municarles. Por lo menos uno de entre Vds. tiene publicado un resultado in­
correcto, lo cual ha sido descubierto por otros del departamento.» ¿Qué
ocurrió al año siguiente?
**28. Después de imaginarse, o de consultar, la solución del problema 27, con­
sidere lo siguiente: Cada uno de los miembros del departamento era ya sa­
bedor de lo que el Profesor X afirmaba. ¿Cómo pudo pues su afirmación cam­
biar las cosas?

PARTE
FUNDAMENTOS

Se afirma con frecuencia
que el cálculo diferencial
trata de la magnitud continua
y sin embargo no se da nunca
una explicación de esta continuidad;
ni siquiera las explicaciones más rigurosas
del cálculo diferencia!
basan sus demostraciones sobre la continuidad,
sino que, más o menos conscientemente,
o bien apelan a nociones geométricas
o sugeridas por la geometría,
o se basan en teoremas que nunca han sido establecidos
de manera puramente aritmética.
Entre éstos está, por ejemplo,
el que hemos mencionado antes,
y una investigación más cuidadosa
me ha convencido de que este teorema
o cualquier otro equivalente, puede ser considerado
en cierto modo como una base suficiente
para el análisis infinitesimal.
Faltaba sólo por descubrir su verdadero origen
en los elementos de la aritmética
y obtener así a! mismo tiempo
una verdadera definición
de la esencia de la continuidad.
Lo conseguí el 24 de noviembre de 1858
y pocos días después comuniqué
el resultado de mis meditaciones
a mi querido amigo Durége,
con quien sostuve una larga
y animada conversación.
RICHARD DIiDIÍKINl)

CAPITULO

3
FUNCIONES

El concepto más importante de todas las matemáticas es, sin dudarlo, el de
función: en casi todas las ramas de la matemática moderna, la investigación se
centra en el estudio de funciones. No ha de sorprender, por lo tanto, que el con­
cepto de función sea de una gran generalidad. Nos puede servir de consuelo pen­
sar que de momento podemos limitar nuestra atención a funciones de una clase
muy especial, pero incluso esta clase tan limitada de funciones presentará tal va­
riedad como para centrar nuestra atención durante bastante tiempo. Para empe­
zar no daremos ni siquiera una definición propia de función. De momento, una
definición provisional nos capacitará para estudiar muchas funciones e ilustrará
la noción intuitiva de función, tal como la entienden los matemáticos. Más ade­
lante consideráronos y discutiremos las ventajas de la definición matemática mo­
derna. Empecemos por la siguiente:
DEFINICIÓN PROVISIONAL
Una función es una regla que asigna a cada uno de ciertos números reales un
número real.
Los siguientes ejemplos de funciones están destinados a ilustrar y ampliar esta
definición que, por supuesto, necesita ponerse en claro.
E jem p lo 1. La regla que asigna a todo número su cuadrado.

49

50

Fundamentos

Ejemplo 2.

La regla que asigna a todo número y el número
y*

3y -f* 5
y2 + 1

Ejemplo 3.

La regla que asigna a todo número

1, — 1 el número

c3 + 3c + 5
c2 - 1
Ejemplo 4. La regla que asigna a cada uno de los números x que satisface
— 17 < x < n-/3 el número x 2.

Ejemplo 5. La regla que asigna a todo número a el número 0 si a es irra­
cional y el número 1 si a es racional.
Ejemplo 6. La regla que asigna
a 2 el número 5,
n eli numero
'
36 ,
a 17

x
t

2

,

,

_0

a — el numero 28,
17
36
a — el número 28,
TT
y a todo y =£2, 17, ít2/17, ó 36/ít, el número 16 si y es de la forma a + b
con a y b en Q.
Ejemplo 7. La regla que asigna a todo número t el número t3 + x. (Esta re­
gla depende por supuesto del número x, de modo que en realidad estamos des­
cribiendo una inñnidad de funciones, una para cada número x).
Ejemplo 8. La regla que asigna a todo número z el número de veces en que
figura el 7 en el desarrollo decimal de z si este número es finito y —«■ si hay un
número infinito de sietes en el desarrollo decimal de z.
Una cosa, por encima de todo, debe quedar clara con estos ejemplos: una
función es una regla cualquiera que hace corresponder números a ciertos otros
números, no necesariamente una regla que pueda ser expresada mediante una
fórmula algebraica ni siquiera mediante una condición uniforme aplicable a todo
número; ni es tampoco necesariamente una regla a la que sea posible encontrar
una aplicación en la práctica (nadie sabe, por ejemplo, qué es lo que hace asociar
a 8 con -). Más aún, la regla puede prescindir de algunos números y puede incluso
no estar del todo claro a qué números se aplica la función (inténtese determinar,
por ejemplo, si la función del ejemplo 6 es aplicable a «•). El conjunto de los

51

Funciones

números a los cuales se aplica una función recibe el nombre de dominio de la
función.
No podemos pasar adelante en el estudio de las funciones, sin antes introducir
una notación. Puesto que en todo el libro hablaremos con frecuencia de funciones
(en realidad apenas hablaremos de otra cosa) nos hace falta una manera conve­
niente de dar un nombre a las funciones y de referirnos a ellas en general. La
práctica corriente consiste en designar úna función mediante una letra. Por razo­
nes obvias se emplea preferentemente la letra «/», lo cual hace que sigan en orden
de preferencia las letras «g* y «/i», pero en fin de cuentas puede servir cualquier
letra (e incluso cualquier símbolo razonable) sin excluir la «*» y la «y», si bien
estas letras suelen reservarse para designar números. Si / es la función, entonces
el número que / asocia con jc se designa por /( jc); este símbolo se lee «/ de jc»
y se le da con frecuencia el nombre de valor de f en x. Naturalmente, si designa­
mos una función por x será preciso elegir otra letra para designar el número
[sería perfectamente legítimo, aunque inadecuado, elegir «/», lo cual daría el sím­
bolo x(/)]. Obsérvese que el símbolo /( jc) solamente tiene sentido cuando jc perte­
nece al dominio de / ; para otros jc el símbolo /( jc) no está definido.
Si designamos las funciones definidas en los ejemplos 1-8 por /, g, h, r, s, 6, at
e y , entonces podemos expresar de nuevo sus definiciones como sigue:
(1)
(2)
(3)
(4)
(5)

f ( x ) = x 2 para todo x.
v3 + 3y -f- 5
g(y) = -— r n — Para todo yy + 1
cz I 'Xr _1_ 5
h{c) = ---------------- para todo c
1, —1.
c2 — 1
r(x) = x 2 para todo tal que —17 <
< tt/3 .
0,
irracional
r(jc) =
,1, x racional
x = 2
5,
jc

36
TT
(6)

jc

jc

0(x) =

28,

jc

= 17

_ 7p2
* “ 17
36

28,

jc

16,

x

=

2, 17,

17

ó —,
7r

y

jc

= a + b y / 2 para a, b en Q.

52

Fundamentos

(7)

oix(t) = t3 + x para todos los números t.

(8)

y(x) =

Estas definiciones ilustran el procedimiento adoptado comúnmente para definir
una función f, indicando el valor de f(x) para todo número x del dominio de /.
[Adviértase que esto es exactamente lo mismo que indicar f{a) para todo nú­
mero a o j(b) para todo número b, etc.] En la práctica se toleran algunas abrevia­
ciones. La definición (1) podría escribirse simplemente
(1)

f(x ) = *2.

sobreentendiéndose la frase calificativa «para todo x». La única abreviación posi­
ble para la definición (4) es, por supuesto,
(4)

r(x) = x2,

—17 < x < 7t/3 .

Se entiende, generalmente, que una definición tal como

x

x — 1

puede abreviarse poniendo

en otras palabras, si el dominio no se restringe explícitamente más, se sobreen­
tiende formado por todos aquellos números para los cuales la definición tiene
sentido.
El lector no debe encontrar dificultad en comprobar si los siguientes enun­
ciados se cumplen para las funciones antes definidas:
/(* + !) = / ( * ) + 2 * - f 1;
g(x) = h(x) si x 3 + 3x + 5 = 0;
r(x + 1) = r(x) - f - 2 x + l s i —17 < x < - — 1;

Funciones

53

¿(x 4* y) = s(x) si y es racional;

«O-*(*>

a x(x) = X • [/(x) - f 1];
—7r.

Si al lector no le parece razonable la expresión /(¿{a)) es que está olvidando
que 5(c/) es un número como cualquier otro, de modo que f(s(a)) tiene sentido. De
hecho se cumple que f(s{a)) = s(a) para todo a. ¿Por qué? Expresiones más com­
plicadas incluso que f{s(a)) no son, una vez examinadas, más difíciles de descifrar.
La expresión
f(r(s(0(as(y (m )) ).
por temible que parezca, puede ser evaluada muy fácilmente con un poco de
paciencia:
f(r(s(0(a3(y(i))))))
= /(r(s(0(a3(0)))))
= /(r(s(d (

3 )» )

= /(r(,(1 6 )))
= /0 (l))

= /(D
= 1.
Los primeros problemas al final de este capítulo darán más práctica en el manejo
de este simbolismo.
La función definida en (1) es un ejemplo más bien especial de una clase im­
portantísima de funciones, las funciones polinómicas. Una función / es una función
polinóimica si existen números reales
...,. a„ tales que
/(*) = anx n + a„_ixn_1 -f- * •

-b a2x 2 + axx + ao, para todo x

[cuando se escribe /(x) en esta forma se supone tácitamente que an 0], La poten­
cia más alta de x con coeficiente distinto de 0 recibe el nombre de grado de /; por
ejemplo, la función polinómica / definida por /(x) = 5x6 + 137x4 — r es de
grado 6.

Fundamentos

54

Las funciones definidas en (2) y (3) pertenecen a una clase algo más amplia
de funciones, las funciones racionales; éstas son funciones de la forma p/q, donde
p y q son funciones polinómicas (y q no es la función que toma siempre el valor 0).
Las funciones racionales son, a su vez, ejemplos muy especiales de una clase toda­
vía más amplia de funciones, estudiadas muy detenidamente en análisis, que son
más simples que las funciones primeramente mencionadas en este capítulo. Los
siguientes son ejemplos de esta clase de funciones:

x sen x + x sen2 x
(10) fix) = senU2).
(11) f(x) = sen(sen(jc2)).
(12) f(x) = sen2(sen(sen2(jr sen2 x 2))) •sen
¿Cuál es el criterio, puede uno preguntarse, que permite considerar como sim­
ple una monstruosidad tal como (12)? La contestación es que estas funciones
pueden ser formadas a partir de unas pocas funciones simples, utilizando unos
pocos medios simples de combinar funciones. Para construir las funciones (9>< 12)
debemos empezar con la «función identidad» I, para la cual I(x) = x, y la «función
seno» sen, cuyo valor sen(jc) en x se escribe a veces simplemente sen x. Los siguien­
tes son algunos de los métodos importantes de combinar funciones para formar
nuevas funciones.
Si / y g son dos funciones cualesquiera, podemos definir una nueva función
f + g denominada suma de / y g mediante la ecuación
(f + g)(x) = /(* ) + £ ( * ) .
Obsérvese que según las convenciones que hemos adoptado, el dominio de f 4- g
está formado por todos los x para los que tiene sentido «/(*) + #(*)», es decir, el
conjunto de todos los x que están a la vez en el dominio de / y en el dominio de g.
Si A y B son dos conjuntos cualesquiera, entonces A n B (léase *A intersección B»
o «la intersección de A y B») designa el conjunto de los x que están a la vez en A
y en B\ esta notación nos permite escribir dominio (f+g) = dominio / n dominio g.

y g por

Funciones

55

( f ' g ) { x ) = * /(* ) ' g{ x)

Además, si g es una función y c un número, definimos una nueva función c-g
mediante

{c-g)(x) = c-g( x).
Esto se convierte en un caso particular de la notación f-g si convenimos en que
el símbolo c representa también una función definida por f(x) = c; una tal fun­
ción, que toma el mismo valor para todos los números x, recibe el nombre de
función constante.
El dominio de f-g es dominio f n dominio g, y el dominio de c-g es simple­
mente el dominio de g. Por otra parte, el dominio de f¡g es bastante complicado;
puede expresarse por dominio / n dominio g n {x: g(x)
0}, donde el símbolo
( jc: ^jt)
0} designa el conjunto de los números x tales que g(x) =£ 0. En gene­
ral, {jc: ...} designa el conjunto de todos los jc tales que «...» es verdad. Así,’
{x: x3 + 3 < 11} designa el conjunto de todos los números x tales que x 3 < 8
y en consecuencia {*: x 3 + 3 < 11} = {x: x < 2). Cualquiera de estos símbolos
podría haberse escrito igual de bien utilizando en todas partes y en lugar de x.
Las variantes de esta notación son frecuentes, pero apenas requieren comentarios.
Cualquiera puede imaginarse que {* > 0: x3 < 8} designa el conjunto de números
positivos cuyo cubo es menor que 8; podría expresarse más formalmente ponien­
do {x: x > 0 y x3 < 8}. Incidentalmente, este conjunto es igual al conjunto
{*: 0 < x < 2}. Una variante de esto es algo menos diáfana, pero muy usada. El
conjunto {1, 3, 2, 4 } , por ejemplo, contiene exactamente los 4 números 1, 2, 3 y 4 ;
puede ser designado también por { j c : jc = 1 ó j c = 3 ó j c — 2 ó j c = 4 } .
Algunos hechos acerca de la suma, el producto y el cociente de funciones, son
consecuencias inmediatas de hechos acerca de sumas, productos y cocientes de
números. Por ejemplo, es muy fácil demostrar

( / + g) + h = / + (g + h).
La demostración es característica de casi todas las demostraciones que prueban que

56

Fundamentos

dos funciones son iguales; se debe hacer ver que las dos funciones tienen el mismo
dominio y el mismo valor para cualquier número del dominio. Por ejemplo, para
demostrar que (/ -4- g) + h — f + (g 4- h), obsérvese que al interpretar la defini­
ción de cada lado se obtiene
[ ( / + g) + h](x) = ( / 4- g)(x ) + h{x)
= [/(* ) + £(*)] + h{x)

y
[ / + (g 4- A) ](*) = f(x) 4- (g 4- h)(x)
= /O ) 4- [g(x) 4- h(x)],
y la igualdad de [/(jc) 4* g(x)] + h{x) y f(x) +
+ h(x)\ es un hecho que afecta
a números. En esta demostración no se ha mencionado la igualdad de los dos
dominios porque esta igualdad aparece obvia desde el momento en que empeza­
mos a escribir estas ecuaciones; el dominio de (/ + g) + h y el de / + (g + h) es
evidentemente dominio f n dominio g n dominio h. Nosotros escribimos, natural­
mente, / + g + h por (f + g) + h = f + (g + h), exactamente igual que hacemos
para los números.
Es igualmente fácil demostrar que (f-g)-h = f-(g‘h), y esta función sé designa
por f-g'h. Las ecuaciones f + g — g + f y í ’g — g'j no deben presentar ninguna
dificultad.
Utilizando las operaciones + , •, / podemos expresar ahora la función / defi­
nida en (9) por
_ / + / • / 4- /-sen-sen
I •sen + l •sen •sen
Debe quedar claro, sin embargo, que no podemos expresar
manera. Nos hace falta todavía otra manera de combinar
nación, la composición de dos funciones, es con mucho la
Si / y g son dos funciones cualesquiera, definimos una
composición de / y g por

la función (10) de esta
funciones. Esta combi­
más importante.
nueva función f ° g, la

( / ° <?)(*) = f ( g ( x ) ) ;

el dominio de / ° g es {x:: x está en el dominio de g y g(x) está en el dominio de /).

57

Funciones

El símbolo «/ ° g» se lee a menudo «/ círculo g». Comparado con la frase «la
composición de / y j?» esto tiene, por supuesto, la ventaja de la brevedada pero
tiene otra ventaja de mucho mayor alcance: existe menor probabilidad de con­
fundir f o g con g ° f y éstas no deben ser confundidas ya que en general no son
iguales; de hecho, casi todas las / y g elegidas al azar podrán ilustrar este punto
(pruébese con / = / •/ y con g = sen, por ejemplo). Para no volvernos demasiado
aprensivos acerca de la operación de composición, apresurémonos a decir que la
composición es asociativa

( f o g ) oh = / o (g o h)
(y la demostración es una trivialidad); esta función se designa por fo g o h . Pode­
mos expresar ahora las funciones (10), (11) y (12) por
(10) / = sen ° (/•/),
(11) f — sen o sen o (/•/),
(12) f — (sen •sen) ° sen o (sen •sen) o (/. [(sen •sen) o (/. /)]).
sen °

/ / + sen o (/-sen) \
---------------------\
/ + sen
/

Un hecho habrá quedado probablemente claro. Aunque este método de escribir
funciones revela su «estructura» muy claramente, no es breve ni conveniente. El
nombre más breve para la función / tal que /( jc) = sen (jc2) para todo x, parece
ser desgraciadamente «la función / tal que /( jc) = sen (jc2) para todo jc». La necesi­
dad de abreviar esta tortuosa descripción se ha visto claro desde hace doscientos
años, pero ninguna abreviación razonable ha recibido universal apoyo. Por el
momento, lo más aceptado es algo así como
jc->

sen (jc2)

(léase «jc va a sen (jc2)» o simplemente «jc flecha sen (jc2)»), pero tiene poca popu­
laridad entre los autores de textos de cálculo infinitesimal. En este libro admiti­
remos algo de elipsis hablando de «la función /( jc) = sen (jc2)». Más popular es
la totalmente drástica abreviación: «La función sen(jc2)». Por razones de pre­
cisión no haremos nunca uso de esta descripción, la cual confunde en rigor un
número y una función, pero a pesar de todo resulta tan conveniente que es pro­
bable que el lector termine adoptándola para uso personal. Como con cualquier
convenio, el factor motivante es la utilidad y este criterio es razonable siempre
que las ligeras deficiencias lógicas no puedan causar confusión. En ocasiones la

Fundamentos

58

confusión surgirá a menos que se use una descripción más precisa. Por ejemplo,
«la función x + t3» es una frase ambigua; puede significar ya sea

x -* x + t3, es decir, la función f tal que f(x) = x + t3 para todo x
o bien
/ -* x + t3, es decir, la función f tal que /(/) = x + /3 para todo t.
Sin embargo, como veremos, para muchos conceptos importantes asociados con
funciones, el cálculo infinitesimal dispone de una notación que lleva la «*-»•» in­
corporada.
El estudio que llevamos hecho de las funciones ha sido suficientemente extenso
para ponernos en condiciones de reconsiderar nuestra definición. Hemos definido
una función como una «regla», pero lo que esto quiere decir no está claro del
todo. Si preguntamos ¿qué pasa si nos saltamos esta regla?, no es fácil decir si
esta pregunta es únicamente de chiste o si en realidad encierra algo serio. Una
objeción más sustancial al uso de la palabra «regla» es que

/(*) = x2

y
f(x) = x 2 + 3x + 3 - 3 (x + 1)
son ciertamente reglas distintas, si por regla entendemos las instrucciones que se
dan para determinar /(x); sin embargo, queremos que

f(x) = x 2
y
f ( x ) = x 2 + 3x + 3 — 3(x + 1)
definan la misma función. Por esta razón, una función se define a veces como
una «asociación» entre números ; por desgracia, la palabra «asociación» escapa
a las objeciones hechas contra «regla» solamente por el hecho de que es todavía
más vaga.

Funciones

59

Existe, por supuesto, una manera satisfactoria de definir funciones, pues de
lo contrario no nos hubiésemos preocupado tanto de hacer la crítica a nuestra
definición original. Pero una definición satisfactoria no puede consistir en encon­
trar sinónimos de palabras dificultosas. La definición que los matemáticos han
aceptado finalmente para «función» es un hermoso ejemplo de los medios que
han permitido incorporar las ideas intuitivas a la matemática rigurosa. Lo que de
verdad importa preguntar acerca de una función no es «¿qué es una regla?», o
«¿qué es una asociación?», sino «¿qué es lo que hace falta saber acerca de una
función para saber absolutamente todo lo referente a ella?». La contestación a la
última pregunta es fácil: para todo número x hace falta saber cuál es el nú­
mero *); podemos imaginarnos una tabla que reúna toda la información que
se puede desear acerca de la función f(x) = x 2 :
X

m

1

1

2

4

1

-1

-

-2

4

V 2

2
2

\ í %

TT

ir 2

TT

ir 2

No es ni siquiera necesario disponer los números en una tabla (lo cual sería im­
posible si los quisiéramos poner todos). En lugar de una disposición en dos co­
lumnas podemos considerar varios pares de números
(1 . 1 ) . ( - 1 , 1 ) , ( 2 , 4 ) , ( - 2 , 4 ) ,

( * ,

t

» ), ( V 2 , 2 ) , . . .

simplemente reunidos formando un conjunto.* Para encontrar /(1) tomamos sim­
plemente el segundo número del par cuyo primer miembro es 1; para encon­
trar f(ir) tomamos el segundo número del par cuyo primer miembro es *r. Parece
que queramos decir que una función podría ser definida como una colección de
* Los pares que aquí se presentan son llamados a veces pares ordenados para destacar que, por ejem­
plo (2 ,4 ) no es el mismo par que (4, 2). Honestamente debemos advertir que vamos a definir fun­
ciones en términos de pares ordenados, otro término sin definir. Sin embargo los pares ordenados
pueden ser definidos y para los escépticos hemos provisto un apéndice a este capitulo.

Fundamentos

60

pares de números. Por ejemplo, si nos dieran la siguiente colección (que contiene
exactamente 5 pares):
/=

{(1,7), (3,7), (5,3), (4,8), (8,4)},

entonces /(1) = 7, /(3) = 7, /(5) = 3, /(4) = 8, /(8) = 4 y 1, 3, 4, 5, 8 son los
únicos números del dominio de /. Si consideramos la colección
/=

{ ( 1 , 7 ) , (3, 7), (2, 5), ( 1 , 8 ) , ( 8 , 4 ) ¡ ,

entonces /(3) = 7, /(2) = 5, /(8) = 4; pero es imposible decir si /(1) = 7 o
/(1) = 8. En otras palabras, una función no puede definirse como una colección
cualquiera de pares de números ; debemos excluir la posibilidad que ha surgido
en este caso. Esto nos lleva a la siguiente definición.
DEFINICIÓN

Una función es una colección de pares de números con la siguiente propiedad:
Si (a, b) y (a, c) pertenecen ambos a la colección, entonces b = c ; en otras
palabras, la colección no debe contener dos pares distintos con el mismo pri­
mer elemento.
Ésta es nuestra primera definición completa y da idea del formato que vamos
a utilizar siempre para definir nuevos conceptos importantes. Estas definiciones
son tan importantes (por lo menos lo son tanto como los teoremas), que es esen­
cial saber reconocer cuándo en realidad se nos presenta una y saber distinguirlas
de comentarios, que motivan observaciones, y de explicaciones casuales. Serán pre­
cedidas por la palabra DEFINICIÓN, contendrán el término que va a ser definido
en negritas y constituirán de por sí un párrafo.
Hay otra definición (en realidad define a la vez dos cosas) que ahora puede
formularse con rigor:
DEFINICIÓN

Si / es una función, el dominio de / es el conjunto de todos los a para los que
existe algún b tal que (a, b) está en /. Si a está en el dominio de /, se sigue
de la definición de función que existe, en efecto, un número b único tal que
{a, b) está en /. Este b único se designa por f(a).

Funciones

61

Con esta definición hemos alcanzado nuestro objetivo: Lo importante de una
función f es que el número f(x) esté determinado para todo número x de su do­
minio. El lector puede tener la impresión de que hemos llegado al punto en que
una definición intuitiva ha sido sustituida por una abstracción que la mente
puede apenas captar. Dos consuelos podemos ofrecer a esto. En primer lugar,
aunque una función ha sido definida como una colección de pares, nada impide
que el lector imagine una función como una regla. En segundo lugar ni la defi­
nición intuitiva ni la formal nos dan la mejor manera de representarse una fun­
ción. La mejor manera consiste en hacer dibujos; pero esto requiere de por sí
todo un capítulo.
PROBLEMAS
1. Sea f(x) = 1/(1 + x). Interpretar lo siguiente:
(i)

/ ( / ( * ) ) (¿Para que x tiene sentido?)

(iii) f(cx).
(iv) f ( x + y ) .
(v) /O ) -f- f(y).
(vi) ¿Para que números c existe un número x tal que f(cx) = f(x)l Indi­
cación: Hay muchos más de los que a primera vista parece.
(vii) ¿Para que números c se cumple que f(cx) = f(x) para dos números
distintos j c ?
2.

Sea .?(•*) = x'2 y sea

Hx) =
(i)
(ii)

0,
1,

.v racional
x irracional.

¿Para cuáles y es h(y) < />
¿Para cuáles y es h(y) < g(y)l

(iii)

¿Que es i>(h(z)) — h(z)‘?

(iv)
(v)

¿Para cuáles w es g(w) < w l
¿Para cuáles e es g (g (e )) = g (e )?

1. (i) f(x) = 2senr.en*))). (iii) ( S o P o s ) ( t ) + (j o />)(/). (ii) f(x) = sen 2*. (iii) f(x) — sen jc2.1 (iv) f(x) = V i - + - X* 2 + VjC2 . En cada caso la solución debe ser una función. Sean £(*) = *2. Expresar cada una de las siguientes funciones en términos de S.. ocu­ pan un lugar destacado en el estudio dp las funciones. jc* son números distintos.Fundamentos 62 3. Encontrar el dominio de las funciones definidas por las siguientes fórmulas: (i) /(*) = V i — x 2. . . (Obsérvese: o6*significa siempre (¿bc)\este convenio se adopta porque (cibY puede escribirse más sencillamente a*c. (ii) f{x) = ^ \ — V 1 — X2. (iv) f(x) = sen2 x (recordar que sen2x es unaabreviación de (sen jc)2). por ser sencillas y al mismo tiempo flexibles. Determinar los siguientes valores. . P ( ) = 2* y ( ) = sen . (v) /(/) = 22'.2. encontrar una función polinómica /» de grado n — 1 que tome el valor 1 en jc¿ y 0 en x¡ para j =£ i. jc j jc jc (i) ( S o P) ( y ) .1<al+Bt'Ila). P. . En cada caso la solución debe ser un número.) para / ^ / es 0 en x¡ si / ^ i. . (a) Si jc. Indica­ ción : El producto de todos los (jc— jc. 6. s usando solamente + . • y ° (por ejemplo.) (vi) f(u) = sen (2M+ 2u2).* + V * . la solución de (i) es P°s). 5. (iii) f(x) x . (iv) s(t3). (v) /(*) = V i . Los dos problemas si­ guientes ponen de manifiesto su flexibilidad y dan una orientación para deducir sus propiedades elementales más importantes. (vii) /(y) = sen (sen (sen (222. (ii) (So s) (y). (viii) /(a) = 28CnStt + sen (a2) + 2*0. Las funciones polinómicas. 4.

La fórmula que se obtenga es la llamada «fórmula de interpo­ lación de Lagrange». (La idea es esencialmente dividir f(x) por (jc— a) mediante la división larga hasta encontrar un resto constante.*>)> donde el símbolo II (pi mayúscula) desempeña para productos el mismo papel que 2 para sumas. o» son números dados. es decir.) (c) Demostrar que si / es una función polinómica de grado n. (d) Demostrar que para todo n existe una función polinómica de grado n con raíces. (La recíproca es evidente. . . . entonces f ( x ) = ( x — á )g (x ) para alguna fun­ ción polinómica g.) = aif donde alt .) (a) Demostrar que para cualquier función polinómica / y cualquier núme­ ro a existe una función polinómica g y un número b tales que f(x) = = (x — a)g{x) + b para todo x.) (b) Encontrar ahora una función polinómica de grado n — 1 tal que /(*. (Utilícense las funciones fi de la parte (a). entonces f tiene a lo sumo n raíces. Es posible dar una demostración formal por inducción sobre el grado de /. .) (b) Demostrar que si f(a) = 0 . existen a lo sumo n números a tales que f(a) = 0. encontrar una función polinómica de grado n sin raíces. Por ejemplo. y si n es impar.63 Funciones (Este producto es designado generalmente por n n o . encontrar una con una sola raíz. el cálculo x2 + * x —2 — l)x® *® —x 2 x2 — 3x +1 —3 x X 2 — X ^ 2x - + 1 2* + 2 -1 hace ver que jc3 — 3 x + 1 = ( jc— 1 ) ( jc2 + * — 2 ) — 1. Si n es par.

Demostrar que f — f 2 si y sólo si / = CA para algún conjunto A. De­ mostrar que existe un conjunto A tal que / = CA. ¿Cuál es el valor de • • (H(y) • • •) ? 80 vecen . ¿Para qué funciones / existe una función g tal que / = g2l Indicación: El lector puede de seguro dar la respuesta adecuada si se sustituye «fun­ ción» por «número». pero los otros dos pueden ser nuevos para el lector. R — A = {x: x está en R . defínase una función CA como sigue: C a (b) (c) 10. pero x no está en A}. ¿Para qué función / existe una función g tal que / = 1¡gl ¿Para qué funciones b y c podemos encontrar una función jc tal que {x(t)Y + b(t)x{t) + c(t) — 0 para todos los números í? *(d) ¿Qué condiciones deben satisfacer las funciones a y b si ha de existir una función x tal que á(t)x(t) + b(t) = 0 para todos los números t i ¿Cuántas funciones x de éstas existirán? 11. (a) Si A es un conjunto cualquiera de números reales.) Supóngase que / es una función tal que /(*) = 0 o 1 para todo x.Fundamentos 64 8. Se pueden definir como sigue: A u B = {x: x está en A o x está en B }. si x está en A 0. si x no está en A. (a) (b) *(c) M = { 1. b. ¿Para qué números a. (a) Supóngase que H es una función e y un número tal que H{H(y)) = y. Encuéntrense expresiones para C ac\ b > C a \j b y CR-A>en términos de C A y C B■(El símbolo A n B ha sido definido en este capítulo. c y d la función /O ) = ax + d ex + b satisface /(/(*)) = x para todo x l 9.

15.Funciones 12. las funciones m áx(/. Esta manera particular de es­ cribir f es bastante usada . g). (Las soluciones pueden ser convenientemente dispuestas en una tabla 2 x 2. f ps par si fix) *s x 2 o /U) = |jc| o /(jc) = eos jc. *13. 65 (b) La misma pregunta sustituyendo 80 por 81. De­ mostrar que para cualquier función / puede ponerse i ~ g — h de infi­ nitas maneras con g y h no negativas. = mín (fix). 0) 4.0. (d) Demostrar que para toda función par / puede escribirse f(x) — £(|*|). Las demás condiciones impuestas a H se han dado para orientar acerca de la manera de en­ contrar un H adecuado. e Impar si fix) = —/( —x). (b) Una función f se dice que es no negativa si fix) >: 0 para todo x. en los cuatro casos obtenidos al tomar f par o impar y g par o impar. (c) Hágase lo mismo para f ° g. para una infinidad de funciones g. g) y mín (/. Por ejem­ plo. (Si se intenta re­ solver primero la parte (b) «despejando» E y O. 0). mientras que f es impar si fix)= x o fix) = sen x. 0) y mín (/. H(2) = k/3. g(x)). g) en términos de | |. Una función / es par si f(x) = /(—jc). mediante máx (/. máx(/. (a) Determinar si f + g es par. (La «manera Corriente» es g — . 14. tf(17) == 18. *(d) Encuéntrese una función H tal que H(H(x)) = H(x) para todos los nú­ meros x y tal que H(\) =36. (c) La misma pregunta si H(H(y)) — H(y). Si / y ^ son funciones. g) y mín (/. definir dos nuevas funciones. gXx) = máx (f(x). mín (/. //(47) = 47. existen mu­ chas funciones H que satisfacen H(H(x)) = H(x). //(13) = 47. (No se intente «despejar» # (jr). gix)).mín (/. (a) Demostrar que / — máx (/. (b) Demuéstrese que esta manera de expresar f es única. H(36) = 36. se encontrará proba­ blemente la solución a la parte (a). Encontrar una expresión para máx (/. 0) se llaman respectivamente parte positiva y parte negativa de /. H(ir¡3) ~ sr/3.) *(e) Encontrar una función H tal que H(H(x)) = H(x) para todo x y tal que tf(l) = 7. definir una nueva función |/J mediante |/|(jr) = \ftx)\. (a) Demostrar que cualquier función / con dominio R puede ser puesta en la forma f «= E + . con £ par y O impar.) (b) págase lo mismo para f-g.) Si f es una función cualquiera. impar o no necesariamente ninguna de las dos cosas.

Indicación: Divídase el intervalo [ j c . 0). Fundamentos = máx (/. Demostrar luego que / ( jc ) = ex.. entonces f satisface fix + y) = f(x) + fiy) para todo x e y y también /(jc-y) = /( jc) */(y) para todo x e y. (b) Supóngase que fiy) — / ( j c ) < ( y — j c ) 2 para todo j c e y . ¿Qué condiciones precisas deben satisfacer f.66 *16. *19. *17. (Esta parte es artificiosa. *18. (ii) / ( jc) * giy) = x + y para todo x e y. (a) Demostrar que /U x + . h y k para que f(x)g(y) = = h(x)k(y) para todo j c e y ? (a) Demostrar que no existen funciones / y g con alguna de las propiedades siguientes: (i) / ( j c ) + g(y ) = xy para todo x e y. Indicación: Cualquier núméro puede ciertamente expresarse de infinitas maneras como diferencia de dos nú­ meros no negativos. después cuando x es eli recíproco de un entero.) (d) Demostrar que /(jc )> /(y ) si * > y . Demostrar que /(jc) = jc para todo jc como sigue: (a) Demostrar que /(l) = 1. (b) Demostrar que existe algún número c tal que f(x) — ex para todos los números racionales x (en este punto no intentamos decir nada acerca de fix) cuando x es irracional). Si /(jc) = 0 para todo x. (e) Demostrar que / ( jc ) = j c para todo j c . (¿Por qué esto implica | fiy) — fix) \ < (y — jc)2?) Demostrar que / es una constante. se sabrá lo que hacer. Supóngase ahora que / satis­ face estas dos propiedades. pero que /( jc) no es siempre 0. 0) y h — —mín (/. Supóngase que / satisface fix + y) = f(x) + /(y) para todo x e y.. Indicación: Trátese de obtener información acerca de / y g eligiendo valores particulares de jc e y. . y] en n partes iguales. primero cuando x es un en­ tero.. + fix. g. Indicación: Hágase uso del hecho de que entre dos números cualesquiera existe un número racional. (b) Demostrar que / ( j c ) = j c si j c es racional. + x n) = /(*. Indicación: Piénsese primero en cómo debe ser c.n). (c) Demostrar que / ( jc ) > 0 si j c > 0. (b) Hallar funciones / y g tales que / ( j c + y) = g{xy) para todo x e y.) + . *20. (a) Hallar una función / que no sea constante y tal que |fiy) — f(x)\ < | y — x\.. y finalmente para todo racional x. pero habiendo puesto atención a las observaciones filosóficas que van con los problemas de los dos últimos capítulos.

Indicación: Inténtese deñnir h{z) cuando z es de la forma z = f{x) (éstos son los únicos z que importan) y aplicar la hipótesis para demostrar que la definición es consistente. (b) Todo número b puede escribirse b = f(á) para algún número a. (b) Recíprocamente. Hallar una función / tal que g ° f = ¡ para alguna función g. Demostrar que / es la función identidad f(x) = x. (b) Supóngase que / es una función tal que todo número b puede escribirse en la forma b = f(á) para algún número a. se cum­ plen todas las propiedades P1-P9. pero tal que no exista ninguna función h con f ° h = I. Demostrar que si f(x) — f(y). entonces g(x) = g(y).° g - f°g f (d) 22. 1 f°g f © (a) Supóngase que g = h ° /. (t>) (g + h ) o f = g o f + h o f . *26.Funciones 21. supóngase que f y g son dos funciones tales que g(jc) = = j?0) siempre que f(x) = f(y). ¿Existen funciones g tales que f ° g = g ° f 7 (b) Supóngase que f es una función constante. entonces g(*) ^ g(y). excepto P7. (a) Supóngase que g es una función con la propiedad de ser g(x) y^ g(y) si x =£y. *25. Demostrar que (a) Si x ^ y . Demuéstrese que existe una función / tal que f ° g = I. Demués­ trese que con las definiciones de + y • dadas en este capítulo. 28. 23. 1 1 (c ) ----.= . 67 Demostrar o dar un contraejemplo de las siguientes proposiciones: (a) / ° (g + h) = f ° g + f ° h . (a) Supóngase f(x) = * + 1. Supóngase que f ° g = I donde l{x) = x. (a) Sea F el conjunto de todas las funciones cuyo dominio es R . Indicación : Apliqúese el hecho de que la composición es asociativa. ¿Para qué funciones g se cum­ ple f ° g = g ° f ? (c) Supóngase que f ° g — g ° f para todas las funciones g. ♦24. Demostrar que existe una función g tal que f ° g = I. 27. Demostrar que g = h ° f para alguna función h. Supóngase f ° g = I y h ° f = I. (b) Demostrar que P7 no se cumple. siempre que 0 y 1 se interpreten como funciones constantes. ¡Demostrar que g = h. .

tales que P10-P12 se cumplen para P. demos* trar que no existe ninguna colección P de funciones en F. y esto simplificará las cosas. ¿se cumple / i o / < / | o ^ ¿Es / ° /i < £ o /*? . excepto en dos puntos x 0 y r t.) (d) Supóngase que se ha definido / < g en el sentido de que f(x) < #(x) para todo x. (Es suficiente. En otros términos. ¿Cuáles de las propiedades P'IO-P'13 (del problema 1-8) se cum­ plen ahora? (e) Si f < g. considerar sólo funciones que sean 0.68 Fundamentos *(c) Demostrar que no pueden cumplirse P10-P12.

No existe motivo alguno para que restrinjamos nuestra atención a los pares ordenados de números. {{*)> M I- Este conjunto tiene dos elementos. PARES ORDENADOS No sólo en la definición de funciones. ni siquiera hemos dicho explícitamente cuáles son las pro­ piedades que ha de tener un par ordenado. igual de razonable e igual de importante es disponer de la noción de par ordenado de dos objetos matemáticos cualesquiera. un par ordenado resultará ser un conjunto de naturaleza bastante especial. El conjunto {a. Se pueden tratar muy cómodamente los pares ordenados introduciendo sim­ plemente (a. Todavía no hemos dado una definición. b) = (c. un elemento es el conjunto (a) que contiene a a como único elemento. entonces a — c y b = d. b) como un término sin definir y adoptando como axioma la propie­ dad básica. y el otro elemento es el conjunto {a. Lo que queda de este corto apéndice va dedicado a aquellos lectores que no se sientan satisfechos si no se definen de algún modo los pares ordenados y de tal manera que la propiedad básica pase a ser un teorema. pero como definición no vale puesto que a partir de {a. b) que contiene a los dos elementos a y ¿» podría parecer lo adecuado como definición de {a. El único concepto común presente en todas las zonas de la matemática es el de con­ junto. al ser esta propiedad el único hecho importante acerca de pares ordenados. cada uno de los cuales es a su vez un conjunto. Esto significa que nuestra definición debe encerrar solamente conceptos comunes a todas las ramas de la matemática. vamos' a tomar . Más a propósito resulta el peculiar conjunto. b] no hay manera de saber cuál de los dos a o b ha de ser tenido por primer elemento. no hace falta preocuparse demasiado acerca de lo que un par ordenado «realmente» es. y los pares ordenados (lo mismo que cualquier otra cosa en matemáticas) pueden ser definidos en este contexto . El lector que encuentre satisfactorio este tratamiento no hace falta que lea más. b). b) debe quedar determinado por a y b y por el orden en que a y b vienen dados : si (a. Aunque pueda parecer chocante. sino también en otras partes del libro es necesario aplicar el concepto de par ordenado de objetos.Funciones 69 APÉNDICE. b}. La propiedad que vamos a exigir dice formalmente que un par ordenado (a. d).

Esto solamente puede ocurrir si b per­ tenece a {a. así. b1} tiene en realidad un solo elemento que es (a). d) — {a}. b} = {a}. Lo mismo vale para {(a). se verá que esta definición cumple su cometido y realmente ya no quedará nada importante que decir. DEFINICIÓN (a . b) = {{a}. de modo que (a. es c el único elemento común a los dos elementos de (íc). b) y a es el único elemento común a estos dos elementos de {{al. b pertenece a uno de los elementos de {{al. ¿>}}. pero no al otro. Por lo tanto. con lo que b = d. b) — (c. . d). d)}. d)}. Del mismo modo. DEMOSTRACIÓN La hipótesis significa que IM . d)}. entonces a — c y b ~d . W d } ) . Caso 2. {a. ic. a = c. Así. Debe. {a. b ^ a . TEOREMA Si (a. b)} contiene justamente dos elementos {a} y {a. b = a. pero no a {a}. La elección quedará justificada con el teorema que sigue a la definición. Conviene distinguir dos casos. tenemos {{«}> {tf> = {{<*). de modo que el conjunto {(a). pues. lo cual implica d = a = b. (a. (a. (a. En este caso. pero b ^ a .M I) = {{ Ahora bien. por lo tanto.Fundamentos 70 a este conjunto como definición de (a. d). b}}. b). 6}}. ia. cumplirse que b pertenece a uno de los ele­ mentos de {(a). pues. pero no al otro. {{al. {a. En este caso. {a. b — a o b — d. y solamente queda por demostrar que b — d. Caso 1.

familiarizado con el método convencional de considerar la línea recta como una imagen de los números reales. La «intuición geométrica» le permitirá interpretar proposiciones acerca de números en función de esta imagen y posi­ blemente incluso le sugerirá métodos para demostrarlas. entonces el punto correspondiente a a queda a la izquierda del punto correspondiente a b. le lla­ mamos — 1. Con esta definición._________ i_____ '_________ i___ -1 F IG U R A 1 0 i 1 2 3 ! al que llamamos 1. Y es probable también que él ni rechazará ni tampoco acogerá con demasiado entusiasmo esta representación mental de los números reales. al punto que dista de 0 lo mismo que 1. probablemente. se forme en su mente la imagen de una recta. El lector estará ya. Al punto situádo a distancia doble a la derecha le llamamos 2. Podemos también dibujar 71 . pero situado a la izquierda de 0. si a < b. es decir. etc.CAPITULO 4 GRÁFICAS Si a un matemático se le mencionan los números reales es probable que. Para hacer esto (figura 1) tomamos arbitrariamente un punto ai que llamamos 0 y otro punto a la derecha ■ __ i_____:______ ___i______i______ i______ . de asociar a cada número real un punto de una recta. sin él quererlo. Aunque las propiedades de los números reales que se estudiaron en la parte 1 se prestan poco a ser repre­ sentadas por una imagen geométrica. una tal representación será muy útil en la parte II.

en la práctica. pero queda siempre claro (o puede ser aclarado fácilmente) por el contexto. si de lo que se habla es de un par o de un intervalo. Nótese que si a > b. al no haber nin- . puesto que este método de «dibu­ jar» números es únicamente un método de representar ciertas ideas abstractas y nuestras demostraciones no se apoyarán nunca en estas imágenes (aunque fre­ cuentemente las usaremos para sugerir o para hacer más comprensible una de­ mostración). pero algunas veces se utiliza también para a = b.| - £ FIGURA 2 Los conjuntos de puntos que corresponden a intervalos surgen con tanta fre­ cuencia que es conveniente disponer de nombres especiales para ellos.r con a — e < x < a + £ (figura 2). ü £ ü (1 . puesto que (a. Se puede admitir como evidente que los números irracionales encajan en este esquema. el número a es menor que el b. el nombre de recta real. se supone casi siempre (explícitamente si se ha tenido cuidado o de otro modo implícitamente) que siempre que se habla de un inter­ valo (a. Esto significa. Las representaciones usuales para los intervalos (a. el conjunto sin elementos. por la fre­ cuencia con que se presenta merece consideración especial. aun no siendo esencial. Debido a que esta imagen geométrica. y R recibe a veces. El número |a — b\ tiene una interpretación sencilla en función de esta imagen geométrica: es la distancia entre a y b. que puede ser también descrito como los puntos corres­ pondientes a números . El conjunto { x : a < x < b) se designa por [a. sin embargo. tales como de la manera sabida. a cierta ambigüedad. eligiendo un ejemplo que. la longitud del segmento rectilíneo que tiene por extremos a y b. b] y recibe el nombre de inter­ valo cerrado de a a b. b) y [a. naturalmente. a un número se le da. que el conjunto de los números x que satisfacen |jr — a\ < £ puede ser interpretado como el conjunto de puntos cuya distancia a a es menor que £. al hablar de números se utiliza con frecuencia la terminología geométrica. El con­ junto { x \a < x < b) se designa por (a. Este símbolo se reserva por lo general para el caso a < b. b) y es llamado intervalo abierto de a a b. Esta notación da origen. a veces. No insistiremos demasiado en querer justificar esta suposición. b). b] se pueden ver en la figura 3. entonces (a.Fundamentos 72 números racionales. de tal modo que todo número real puede ser dibujado como punto de una recta. b) = 0 . desem­ peña un papel tan prominente. el nombre de punto. b) se usa también para designar un par de números. Este conjunto de puntos es el «in­ tervalo» de a — e a a + e.

aunque corrientemente se leen «infinito» y «menos infinito» son meramente sugestivos. es siempre necesario definir estos usos en términos que hagan referencia solamente a números. probablemente co­ nocido también por el lector.«--------------------intervalo (—00. . a] se definen del mismo modo. Cada uno de los dos ejes podría ser descrito mediante números reales. el «origen» del sistema de coordenadas. 0) y los puntos del eje vertical mediante pares (0. b).. pero también podemos designar los puntos del eje horizontal mediante pares (a. a] a intervalo {a.. b) se podrá trazar ahora cómo en la figura 4 en el vértice del rectángulo ..--------------------.---------intervalo (a. Este procedimiento. 00). no existe ningún número «00» que satisfaga 00 para todos los números a. sea designado por (0. 00). los conjuntos (—00. dos líneas rectas que se cortan en ángulo recto..(---------. requiere un «sistema de coordenadas». La figura 3 muestra también ciertos intervalos «infinitos».• -----intervalo abierto (a. (Quizás desde un punto de vista lógico sea preferible una terminología más prosaica tal como «primero» y «segun­ do» eje.— )-------------• -------..Gráficas o b 73 a b -----.(--. En este punto es obligado hacer una adver­ tencia: Los símbolos 00 y ^ . 00)....00. El conjunto { x : x > á } se designa por (a. de manera que la intersección de los dos ejes.. mien­ tras que el conjunto se designa por [a... oo) a .. b) intervalo cerrado [a. resulta más descriptivo decir «horizontal» y «vertical»....... Aunque los símbolos 00 y —00 aparecen en muchos contextos.. Cualquier punto (a.)--------------------intervalo (— a) a ----------------------. De mayor interés para nosotros que un método para dibujar números es un método para dibujar pares de números. 00) FIGURA 3 guna imagen que pueda indicar con aceptable exactitud la diferencia entre los dos intervalos. se han adoptado distintos convenios.. 6] a . El conjunto R de todos los números reales se considera también como un «intervalo» y se designa a veces por (—00... pero como siempre se suelen coger los libros y desde luego los encerados de la misma manera.. 0).. a) y (—00. Para distinguir estas rectas llamamos a una de ellas eje horizontal y a la otra eje vertical.

tengan las gráficas más sencillas.74 Fundamentos (0. el trazado de una gráfica parece tener que ser una laboriosa tarea. b\ S a> b) 1 ( . En otros términos. /(*)). 0) • O. Es fácil ver que la gráfica de la fun­ ción f ( x ) = c es una recta paralela al eje horizontal. 0) (-1 . (0. No es de sorprender que las funciones más sencillas. 1). El dibujo así obtenido recibe el nombre de gráfica de la función. Las funciones f(x) = ex tienen también gráficas particularmente sencillas. 0) y (0. a distancia c de él (figura 5). Los núme­ ros a y b reciben respectivamente los nombres de primera y segunda coordenada del punto determinado de esta manera.1 ) FIGURA 4 cuyos otros tres vértices son los designados por (0. como en la figura 6. las funciones constantes f(x ) = c. Una demostración de FIGURA 5 FIGURA 6 . 0). Recordemos que lo que realmente nos interesa es hallar un método para dibujar funciones. pero de hecho muchas funciones son fáciles de dibujar. • a . Puesto que la mayor parte de las funciones contienen infinitos pares. . líneas rectas que pasan por (0. -1 ) • i! i i ¿ "(a. la gráfica contiene todos los puntos correspondientes a pares (*. b). el trazado de una función se reduce a trazar cada uno de los pares de ia misma. i) . (a. Puesto que una función no es más que una colección de pares de números.1 . 0).

Aparte de esto sería necesario desarrollar la geometría plana con la misma precisión con que pretendemos desarrollar las propiedades de los números reales. pues. ésta es precisamente la condición de que A' corresponda al par (y.Gráficas 75 este hecho se índica en la figura 7: Sea x un número distinto de 0 y sea L la recta que pasa por el origen O que corresponde a (0. es decir. ex). siempre que A 'B ' OB' _ AB _ OB ~ C. el desarrollo detallado de la geometría plana es ciertamente un hermoso tema. De hecho. Un punto A ' con primera coordenada y estará sobre L siempre que el triángulo A'B'O sea semejante al triángulo ABO. pero los otros casos se tratan de modo igualmente fácil. La demostración rigurosa de cualquier pro­ posición que relacione conceptos algebraicos y geométricos requeriría en primer lugar una verdadera demostración (o una aceptación explícita) de que los puntos de una línea recta se corresponden exactamente con los números reales. para una demostración rigurosa haría falta una digresión para la cual no estamos preparados. Ahora bien. Utilizaremos . que A ' esté sobre la gráfica de f. cy). recibe el nombre de pendiente de la recta. El número c que mide la razón entre los lados que aparecen en la demostración. así. Esta demostración no ha sido numerada ni tampoco tratada como demostra­ ción formal. 0) y por el punto A correspondiente a (jc. pero en ningún modo es requisito previo para el estudio del cálculo. y toda recta paralela a ésta se dice también que tiene pendiente c. En el argumento se ha supuesto implícitamente que c > 0.

.d)2. Esta objeción es verdaderamente incontestable por el momento. de toda la estructura de la geometría que se estudia en bachillerato hace falta una definición más. Aunque sencillas. artificialmente cons­ truida. para nues­ tros fines (y para la mayor parte de las matemáticas) es perfectamente sátisfactorio definir el plano como el conjunto de todos los pares de números reales. definimos la distancia entre (a. pares de números reales. d) como V ( a . es decir. Por esto. incluyendo. Para dotar a esta geometría. b) y (c. cjc) :x un número real). y definir las rectas como ciertas colecciones de pares. con esta definición el teorema de Pitágoras ha sido incor­ porado a nuestra geometría. b) y (c. no es difícil ver (figura 9) que la gráfica de la función /(jc) = ex + d es una recta de pen­ diente c que pasa por el punto (0. las coleccio­ nes {(jc.* Volviendo una vez más a nuestra imagen geométrica informal. ía de­ finición tendrá que ser aceptada con reservas hasta que sea dilucidado este punto. las funciones lineales * El lector escrupuloso podría objetar esta definición diciendo que los números negativos no se sabe que tengan raíces cuadradas. Si {a. Si no está claro lo que motiva esta definición.76 Fundamentos imágenes geométricas solamente como una ayuda para la intuición. entre otras. la figura 8 puede servir como explicación adecuada.c)2 + (b . d) son puntos del plano. las funciones / ( jc) — ex + d reciben el nombre de funciones lineales. d).

Esta conclusión se desprende inmediatamente de la definición de función. esta curva es conocida por el nombre de parábola.-----.Gráficas 77 se presentan con frecuencia y el lector debería sentirse cómodo trabajando con ellas. d). c ) ú b ¥ ^ c. El siguiente es un ejemplo típico cuya solución no debe presentar dificultad. Las rectas verticales no son gráficas de ninguna función. Si / ha de ser de la forma /(jc) = ax + entonces se debe tener ata + (3 = b. los dos primeros conjuntos de la figura 10 no son gráficas de funciones y los dos últimos sí lo son. tí) y (c. por definición.a — —-----. Si trazamos algunos de los pares de /. Así. Viceversa. pues algunas líneas verticales no tienen sobre ellas ningún pun­ to del conjunto. jc2). Puesto que una gráfica no es sino un dibujo sobre papel.(x — a) + b. Nunca es un dibujo realmente correcto puesto . quizás la función más simple sea /(jc) = jc2. una función no puede contener (a. c —a c —a c —a fórmula fácil de recordar usando la forma «punto-pendiente» (véase problema 6). No es difícil convencerse de que todos los pares (jc. hallar la función lineal / cuya gráfica pasa por (a. b) y (a. las gráficas de las funciones lineales corresponden solamente a rectas no paralelas al eje vertical. si un conjunto de puntos del plano tiene la propiedad de que no hay dos puntos situa­ dos sobre la misma vertical. ra que ol — (d — b)/(c — a) y ¡3 = b — [(d — b)/(c — a)]a. es decir. solamente posible si a ¥=■c. Esto equivale a decir que f(a) = b y fie) = d. por lo tanto. ote + 0 — d. Esta solución es. entonces dicho conjunto es la gráfica de una función. jc2) están sobre una curva como la que se ve en la figura 12. tí) y {a. obtenemos una imagen como la de la figura 11. d). algunos de los pares de la for­ ma (jc. Después de las funciones lineales. de hecho la gráfica de una fun­ ción no puede contener ni siquiera dos puntos situados sobre la misma vertical. dos pun­ tos sobre la misma vertical corresponden a pares de la forma (a. nótese que el cuarto es la gráfica de una función cuyo do­ minio no es todo R. hecho (en este caso) con tinta de imprenta. de mane­ f ( x ) = . b) y (c. Dados dos puntos distintos (a.-----. c) y.x + b — . la pregunta «¿Es ésta la forma verdadera de la gráfica?» es difícil de formular con sentido. por supuesto.

Fundamentos O -o (b) F I G U R A 10 FIGURA 11 .

Es también fácil ver. lo cual no es el caso en (a). ¿de qué forma se puede estar seguro que la gráfica no tiene el aspecto de uno de los dibujos de la figura 13? Es fácil ver e incluso demostrar que la gráfica no puede tener el mismo aspecto que (a). hay algunas preguntas que se pueden hacer: por ejemplo. qué quiere decir que una función tenga un «salto» o un «ángulo». entonces x 2 < y2. x 2). Para demos- FIGURA 13 trar esto. de manera que la gráfica debería ser más alta en y que en x.Gráficas 79 que toda línea tiene un grueso. Sin embargo. dibujando sencillamente una grá­ fica muy exacta. estas ideas encierran . trazando en primer lugar muchos pares (x. sin embargo. necesitamos primero decir de manera matemática. pues si 0 < x < y. que la gráfica no puede tener un gran «salto» como en (b) o un «ángulo» como en (c).

mientras que en la figura 16 se trata de dar una idea general de la fun­ ción polinómica f(x ) = anx n + tfn.80 Fundamentos ya algunos de los conceptos fundamentales del cálculo. En la figura 15 se han trazado dos gráficas. . Aquellos para quienes la comparación resulte favorable merecen ciertamente la enhorabuena. Resulta fácil comparar sus gráficas como en la figura 14. a veces. pero mientras tanto el lector puede entretenerse intentando definir estos conceptos y examinando después críticamente sus definiciones. * ‘ ‘ + <*o.i * n 1 + en el caso a* > 0. FIGURA 14 Las funciones potenciales son solamente casos especiales de las funciones polinómicas introducidas en el capítulo anterior. Eventualmente podremos definirlas con rigor. Las funciones f(x) = x n para los distintos números naturales n son. dibujando varias a la vez. llamadas funciones potenciales. Estas definiciones pueden ser comparadas luego con las establecidas por los matemáti­ cos.

f(x)) de la figura 16. no intentaremos siquiera demostrarlas hasta la parte III (una vez que se disponga de los eficaces métodos de la parte III. mientras que un «valle» es un punto como el (y. . f(y)). por ejemplo. en realidad. la gráfica de / tendrá a lo sumo n — 1 «cumbres» o «valles» (una «cumbre» es un punto como el (jc. tienen a lo sumo un valle).Gráficas 81 F I G U R A 15 En general. Aunque estas proposiciones se formulan fácilmente. las demostraciones serán muy fáciles). F I G U R A 16 ser mucho más pequeño (las funciones potenciales. El número de cumbres y valles puede.

\¡n] y [— l/rt. pero su com portam iento será tam bién fácil de analizar una vez que se pueda hacer uso de la derivada. por supuesto. y es una función lineal en cada intervalo ll/(n + 1). La función / con esta gráfica satisface /(i) - '( v ) /(*) * 1. — 1/(« + 1)].82 Fundamentos L a figura 17 m uestra las gráficas de varias funciones racionales. el instrum ento básico de la parte III. (E l número 0 no pertenece al dom inio de /. FIGURA 17 M uchas gráficas interesantes pueden construirse «juntando» las gráficas de funciones ya estudiadas. 1 /n ].) Se puede escribir. una fórm ula explícita para /(*). cuando * está en [l/(n + 1). La gráfica de la figura 18 está com puesta totalm ente por rectas. 1*1 > 1. Las funcio­ nes racionales exhiben todavía m ayor variedad que las funciones polinóinicas. éste es un buen .

existe una manera mucho más sencilla de definir una función .Gráficas 83 F I G U R A 18 ejercicio en el uso de funciones lineales y con él se convencerá el lector que una buena imagen vale más qqe cien palabras. En realidad.

utilizando la función seno. fix) es también pequeño. En el capítulo 15 estudiaremos con detalle esta fun­ ción y en particular la medida en radianes. de nuevo está f(x) próxima a 0. La gráfica de la función seno se muestra en la figura 19 (se ha modificado la escala sobre el eje horizontal para que la gráfica quede más clara. FIGURA 20 Una modificación interesante de esta función es fix) = x sen 1/x La gráfica . cuando |jc| es grande con x negativo. además de otras importantes propiedades matemáticas.i para * = J ___ 1___ 1_ 18o’ 360* 540* 1 1 1 90 90 . de momento será más fácil usar me­ didas en grados para ángulos. (Para dibujar esta gráfica conviene observar primero que /O ) = o para * = /(* ) = i para * = /(*) = . de modo que \(x es pequeño. cuando x es «grande negativo». Consideremos ahora la función f(x) = sen 1/x La gráfica de / se puede ver en la figura 20.Fundamentos 84 con esta misma propiedad de oscilar infinidad de veces en la proximidad de 0.f 360 270 4. aunque es fix) < 0.720 ) Nótese que cuando x es grande. la me­ dida en radianes tiene la ventaja de que estos cambios de escala son innecesarios).f 360 90 + 720 1 1 1 270 270 . es decir.

Este producto se podrá hallar. Puesto que sen 1/x se va aproxi­ mando a 0. En realidad es fácil encontrar funciones mucho más sencillas cuya gráfica no puede ser trazada con «exactitud». . Puesto que sen 1/x oscila infinidad de veces en la proximidad de 0 entre 1 y — 1. mientras que x se va haciendo cada vez más grande parece que no pueda haber manera de poder decir cómo va a ser el producto. X < 1 2. x > 1 solamente se pueden distinguir mediante un convenio parecido al usado para in­ tervalos abiertos y cerrados (figura 23). x < 1 x > 1 y «w = X 2. El comportamiento de la gráfica cuando x es grande o grande negativo es más difícil de analizar. Las gráficas de /(* ) = X2. la función f{x) = x sen 1/x oscila infi­ nidad de veces entre x y —x. 2. pero éste es otro asunto que es mejor diferir hasta la parte III. Lo más que se puede hacer es trazar una parte de ella.85 Gráficas FIGURA 21 de esta función se esboza en la figura 21. Para estas funciones infinitamente oscilantes no se puede esperar que la grá­ fica sea realmente «exacta». La gráfica de /(x) = x2 sen 1/x se ha trazado también (figura 22). dejando la parte próxima a 0 (que es la parte interesante).

86 Fundamentos F I G U R A 23 Nuestro último ejemplo es una función cuya gráfica no es dibujable y esto de un modo espectacular: x irracional x racional. .

El círculo está for­ mado así (figura 25) por todos los puntos (x. b) y radio r > 0 contiene. y) con V ( x . una razón matemática que justifica este convenio.Gráficas 87 La gráfica de / debe contener infinitos puntos sobre el eje horizontal y también infinitos puntos sobre una recta paralela al eje horizontal. x racional 0. b) es igual a r. considerado a menudo como una especie de patrón. 1. pero no debe contener totalmente ninguna de estas rectas. todos los puntos (jc. El círculo de centro (0. Un pariente próximo del círculo es la elipse. en realidad.) Las peculiaridades exhibidas por algunas funciones son tan sugestivas que es fácil olvidar algunos de los más importantes y más sencillos subconjuntos del plano que no son gráficas de funciones. Para distinguir las dos partes de esta gráfica. x irracional los puntos se han puesto más juntos sobre la línea correspondiente a x irracional.a) 2 + (y . Se define ésta como el conjunto de puntos cuya fuma de distancias a dos puntos fijos es constante. (Existe. recibe el nombre de círculo unidad.(y —• ¿ )2 =* r2. pero está basada en algunas ideas que se introducen en los problemas 20-5 y 20-6. Un círculo de centro (a. (Cuando los .¿ )2 = r o (x — a )2 -j. El ejemplo más importante entre todos es el del circulo. La figura 24 nos enseña la imagen corriente de esta gráfica en los libros de texto. y) cuya distancia a (a. por definición. 0) y radio 1.

88 Fundamentos dos puntos fijos coinciden.c ) ‘ + y * = 2a O y / (x + c)2 + y 2 = 2a — V^(* — c) 2 + y 2 o x 2 + 2ex + c2 . 0) y la suma de distancias se toma como 2a (el factor 2 sim­ plifica los cálculos). entonces (x .f y 2 = 4a2 — 4a V ( * — c) 2 + y 2 + x 2 — 2ex + c2 + y 2 o A{cx — a 2) = —4a \ / ( x — c) 2 + y 2 o ¿t2a:2 — 2cxa2 + a 4 = a2(x2 — 2¿x + c2 + y 2) o (ic2 — a 2)*2 — a 2y 2 = a 2(c2 — a 2) o yi = 1.( ~ c ) ) * + f + V ( x .) Si se toman los puntos fijos FIGURA 25 como (—c. . y) está sobre la elipse si y sólo si V ( x . 0) y (c. se obtiene el círculo.

se sigue que a 2 — c2 > 0). y corta al eje vertical cuando x = 0. . y) esté sobre la hipérbola. j - ±*- La hipérbola se define de manera análoga. Eligiendo de nuevo los puntos (—c. 0) y (c. La elipse corta al eje horizontal cuando y = 0. V {x .Gráficas 89 Esto se suele escribir sencillamente y2 _ + L = i a 2 + ¿2 donde b = V a * — c* (puesto que es claro que se debe elegir a > c .b y 2 — V ( * — c)r + y 2 == ± 2 a. sólo que ahora requeriremos que sea constante la diferencia de las dos distancias. En la figura 26 se exhibe la imagen de una elipse.f c Y . de manera que x — + a. de manera que y2 •n = i . 0) y tomando 2a como diferencia constante se obtiene como condi­ ción de que (jc.

entonces (jc. Las elipses. simplificando. de manera que a2 — c2 < 0 . salvo una rotación de un ángulo de 45° (problema 23). por ejem- . 0) puede tomarse en dos órdenes dis­ tintos. Las figuras tienen el mismo aspecto y los dos conjuntos son en realidad idénticos. de manera que x = ±a. da Sin embargo. Sin embargo. y) a (—c. pero no corta al eje vertical. Si b — i/c 2 — a2. porque la diferencia entre las distancias de (x . FIGURA 27 Es interesante (figura 28) comparar la hipérbola que tiene a = b = s f l con la gráfica de la función f(x) = \¡x. y) está sobre la hipérbola si y sólo si x2 y2 _ 72 “ Y2 ~ La imagen se puede ver en la figura 27. el estudio de estas importantes figuras geo­ métricas puede reducirse a menudo al estudio de funciones. 0) y (c. Es claro que ninguna rotación del plano podrá convertir círculos o elipses en gráficas de funciones. Contiene dos tramos.90 Fundamentos lo que. en este caso se debe elegir c > a. La hipérbola corta al eje horizontal cuando y = 0.

x racional. --a < x VI VI /(* ) = .x2/ a 2). { —b V 1 — (. Por ejemplo.91 Gráficas (a) (b) FIGURA 28 pío. —a < * < <z. b V i . 0 < x < a —a < x < 0 y ¿O ) = . muchos otros pares de funciones con esta misma propie­ dad. por supuesto. f(x) = b V 1 — (x2/ a 2). Existen. 0 < x < a —a < x < 0. —a < x x irracional. se puede tomar í b V 1 — (x2/ a 2). —a < x < a y g(x) = —b V i — {x2/ a 2). —b V 1 — (x2/ a 2). Podríamos también elegir ¿ 1 — C*2/ « 2). están compuestas por las gráficas de dos funciones.(x2/ a 2).b V i .(x2/ a 2).

Fundamentos 92 y g(x) = f —b V^l — (*2/ a 2). —a < x < a. \x — a\ < S.* No es nada fácil dar una definición matemática de este con­ cepto y una gran parte de este libro puede interpretarse como una serie de intentos progresivos de establecer las condiciones que debe satisfacer una función regular. en el mejor de los casos. Pero todos estos otros pares necesariamente encierran funciones raras que van dando saltos. —a < x < a x irracional.) .2^ b X 1 — -— . ¡*2 — 1| < i - (y ) “ (vi) 1 + . un «sí» condicionado. Dar también un nombre a cada conjunto.< a (respóndase en términos de a. |x — 3| < 1. PROBLEMAS 1. En la versión original la palabra que se repite es «reasonable»: razonable. por desgracia. (i) (ii) (iii) (iv) |* — 3| < 1. 1 + x2 Hemos intentado reflejar el juego de palabras del autor. | b V 1 ~ (x2/ a 2). Indíquese sobre una recta el conjunto de todas las x que satisfacen las si­ guientes condiciones. x racional. Aunque el lector haya. distinguiendo varios casos). Una demostración e incluso una formulación precisa de este hecho resultaría por el momento demasiado difícil. La respuesta será. (Nota del traductor. A medida que vayamos definiendo estas condiciones nos preocuparemos de com­ probar si hemos conseguido realmente seleccionar aquellas funciones que merecen el nombre de «regulares». empezado ya a distinguir las funciones con gráficas regulares de las que tienen gráficas irregulares. siempre «no» o. probable­ mente. resulta muy difícil establecer una definición regular de función regular. utilizando la notación para los intervalos (en algunos casos será necesario también el signo u).

b].t)a + tb para un cierto t con 0 < t < 1. (vii) x -f. Demos­ trar que si x está en [0. 1.1)(* . (v) (vi) | * + y | < l . b]l ¿Cuál es el punto que está a 1/3 de camino de a a ó? (c) Demostrar a la inversa que si 0 < t < 1. Dibujar el conjunto de todos los puntos (jc. Dibujar el conjunto de los puntos (x. entonces x = tb para un cierto t con 0 < t < 1.) (i) (ii) (iii) (iv) x > y. ¿Cuál es el punto medio del intervalo [a. para b > 0.t)a + tb para 0 < / < 1.a). b]. entonces x = (1 . (a) Consideremos en primer lugar el intervalo [0. 2.t)a + tb está en [a. 4. ¿Cómo se puede interpretar el número ti ¿Cuál es el punto medio del intervalo [0. y} que satisfacen las siguientes con­ diciones: . (viii) {x + 1)(* . y) que satisface las siguientes condiciones.Gráficas 93 (vii) x 2 4.y es un entero. entonces x = (1 .1 > 2. y < x 2. tí) son los de la forma (1 . Existe un procedimiento muy útil para describir los puntos del intervalo cerra­ do {a. 3. x + y (ix) (x — l ) 2 + (y —2)2 < (x) x 2 < y < x*. y < x 2.2) > 0. Ayuda: Esta expresión se puede poner tam­ bién en la forma a + t(b . (d) Los puntos del intervalo abierto {a. ó](suponiendo como siempre que es a < b). *"■+• a > y + b. b]. ó]. b]l (b) Demostrar ahora que si x está en [a. (En la mayor parte de los casos la imagen será una parte apre­ ciable del plano y no simplemente una recta o una curva. (viii) —-— es un entero.

de­ mostrar que el conjunto de todos los ( . conocida como «forma punto-pendiente». \x . las soluciones son ya conocidas. (iv) x = sen y . son números cualesquiera. puede ser descrita como el conjunto de todos los ( . (viii) 2 = y 2. (vii) x 2 — 2x + jy2 = 4. b) y de pendiente m es la gráfica de la función f{x) — m (x — á) + b. (a) Si A . Esta fórmula. demostrar que la recta que pasa por (a. . (v) x 2 + y 2 = 0 .\y\ = 1. siendo A y B distintos de 0. 6. (vi) xy — 0 . y) que satisfacen las siguientes con­ x = y 2. jc 5. con la forma punto-pendiente queda inme­ diatamente claro que la pendiente es m y que el valor de / en a es b. b ) y (c.94 Fundamentos (i) (ii) (iü) M+ \y\ = 1. \x\ . (iii) * = \y\. es mucho más conveniente que la expresión equiva­ lente f(x) = m x + (b — m a ). y) que satisfacen A x + B y + C = 0 es una recta (que puede ser vertical). Indicación: Aclarar primero cuándo se tiene una recta vertical. incluyendo las verticales.l\ =\y (iv) |1 . (b) Para a y ^ c . d) es la gráfica de la función f { x ) — --------(* — «) + b. (a) Demostrar que la recta que pasa por (a.x| = \y — lj. B y C. Indicación: Si se intercambian éntre sí x &y. y ) que satisfacen jc jc A x + B y + € = 0. c—a (c) ¿Cuáles son las condiciones para que las gráficas de f(x) — m x + b y g(x) = m'x + b' sean rectas paralelas? 7. (b) Demostrar a la inversa que toda recta. Dibujar el conjunto de los puntos diciones : (i) ( jc.

x 22 4.>*)* < ^ x x2 4. 9. y) que satisfacen las condiciones Ax -f. son perpendiculares si y sólo si A A ' + BB' = 0.Gráficas 95 8.(y? — y i)2 4. (a) Demostrar que las gráficas de las funciones f ( x ) = mx + g(x) = nx + c.^ ( x z — x 2) 2 4.V y i2 4. .By -f. A'x + B'y -f C = 0. (¿Por qué no se res­ tringe la generalidad al considerar este caso especial en que las rectas se cortan en el origen?) (b) Demostrar que las dos rectas que consisten en todos los puntos (x.y i)2 4* (*2 ■+'.(y3 — y i ) 2 < ^ (x2 — x i) 2 4.(y» — J 2) 2.C = 0. calculando los cuadrados de las lon­ gitudes de los lados del triángulo de la figura 29. (b) Demostrar que ^ (x3 — x i ) 2 4. son perpendiculares si mn = —1.>'22. dentostrar que ^ ( x \ 4. (a) Utilizando el problema 1-19.

(Existe una diferencia importante entre las gráficas. con período a). Describir la gráfica de g en función de la gráfica de f si .Fundamentos 96 Interpretar esta desigualdad geométrica (llamada «desigualdad triangu­ lar»). sin embargo. diferencia que todavía no podemos ni siquiera describir con rigor.) 1 (i) /(* ) = x H---. (iii) f es no negativa. que 1ty~x sig­ nifica la raíz m-ésima positiva de x cuando m es par. Recuérdese. Describir los rasgos generales de la gráfica de f si (i) / es par.) 13. (a) Trazar f(x) = |jc| y f(x) = x!2. Inténtese descubrir en qué consiste. 4. Trazar las funciones f(x) = para m — 1. 2. (b) Trazar f(x).. Esbozar las gráficas de las siguientes funciones. (iv) f(x) = f(x + d) para todo x (las funciones que tienen esta propiedad reciben el nombre de periódicas.(¿Qué ocurre cuando x está próximo a 0 y cuando x es x grande? ¿Qué posición ocupa la gráfica en relación con la gráfica de la función identidad? ¿Por qué es suficiente considerar primero sólo x positivos?) (ii) f ( x ) = X - X (iü) /( * ) = X2 + —• x¿ (iv) /(*) = ** . las preguntas que se plantean tienen por objeto hacer ver que vale más discurrir un poco que trazar centenares de puntos. (Una parte del problema consiste en hacer una estimación acerca de cuántos puntos serían «suficientes». (Hay una manera fácil de hacer esto. 3. utilizando la figura 14. se debe también tener presente que existirá una diferencia notable entre las gráficas cuando m es par y cuando m es impar. trazando un número de pun­ tos suficiente para obtener una buena idea del aspecto general. la parte (a) está destinada a servir de orientación). (ii) / es impar.• x¿ 11. 12. ¿En qué casos se satisface la igualdad? 10. 14.= |sen x\ y f{x) — sen2 x.

¿(x) = |/(x )|. Supóngase que A y C no son cero a la vez. c < 0. 0).) g(x) = f(cx). 1). Por [x] se designa el mayor entero que es ^ x. [2. (i) / ( x ) * [x]. ^(x) = /(x + c). (ii) / ( x ) * X ~ M . Así. El caso C = 0 es en esencia el problema 15.Gráficas (i) (ii) g(x) = f{x) + c. 97 15. 0). 16.9] =f [— 1. 17. c > 0. Demostrar que el conjunto de todos los (x. g(x) = / ( W).) <“ > (ív) (v) (vi) (vii) (viii) (ix) (x) C^ X\ * (Distinguir los casos c = 0. (iv) / ( x ) = [x] .f V x - (v) f(x) (vi) f(x) = y — [x].1] = [2] = 2 y [—<). y algunas volverán a aparecer con frecuencia en otros problemas). (Aquí es fácil equivocarse. y el caso A = 0 no es más que una variante. ¿(x) = m a x (/. g(x) = m a x (/. g(x) = m in (/.2] = — 1. Considerar por separado los casos en que A y B son a la vez po­ sitivos o negativos y en que uno de ellos es positivo y el otro negativo. Trazar la gráfica de f{x) = ax(i)2 + bx + c. Indicación: utilizar los métodos del problema 1-18. . £ (x )= /(l/x ). Dibujar la gráfica de las funciones siguientes (todas ellas son mqy interesantes. una elipse o una hipérbola (o posiblemente 0). (iii) f(x) = V * — [x]. y) que satisfacen A x2 + Bx + Cy2 + Dy E —0 es o bien una parábola.

y 0 en el caso contrario. . En relación con los decimales infinitos existe una ambigüedad que debe ser eliminada: Todo decimal que termine en una sucesión infinita de nueves es igual a otro que termina en una sucesión infinita de ceros (por ejemplo. por lo general. Nosotros utilizaremos siempre el que ter­ mina en una sucesión de nueves. = 1.. (v) f{x) = {a:} + £{2*} + £{4*}. Aunque no estaremos en condiciones de describir rigurosamente deci­ males infinitos hasta el capítulo 22.. (iii) f(x) — el número de sietes del desarrollo decimal de je si este número es finito. donde {je} es la distancia de x al entero más próximo.23999. Describir lo mejor que se pueda las gráficas de las funciones siguientes (una descripción completa es. *19. <1 (Un número pjq es irreducible si p y q son enteros sin divisores comunes. considérese en primer lugar los números racionales con q = 2 y después aquéllos con q = 3.98 18. (vi) f(x) = 0 si 1 no aparece en el desarrollo decimal de je.).). (iii) f (x) = {*} + i{ 2 x } . (v) f{x) = el número obtenido sustituyendo todas las cifras del desarrollo decimal de je que vienen después del primer 7 (si las hay) por 0. 1. y q > 0.24000. (ii) / ( je) = {2 a:}. Fundamentos Trazar la gráñca de las funciones siguientes: (i) f(x) = {x¡. (iv) /( je) = 0 si el número de sietes del desarrollo decimal de je es finito y 1 en el caso contrario. (i) /( jc) = el primer número del desarrollo decimal de x. Muchas funciones pueden describirse en función del desarrollo decimal de un número. (ii) /(je) = el segundo número del desarrollo decimal de je.racional en forma irreducible. (iv) f(x) = {4a:}. imposible).. nuestra noción intuitiva de decimales infinitos debe ser suficiente para que podamos atacar el problema siguiente y otros que se ofrecerán antes del capítulo 22.) Dibujar la gráfica de / tan bien como se sepa (no desparramar puntos al azar sobre el papel.. *20. Sea x irracional x — . etc. y n sí 1 aparece por primera vez en el n-ésimo lugar.

(Véase la figura 30. /?) y una recta horizontal L. d) a la gráfica f(x ) = mx es |cm — d \/y /m %+ 1. demostrar que el conjunto de todos los puntos (x. d) a (x. *22. i') y de la gráfica de #(x) = — i .x{ — 2md — 2c) + d2 + c2. y) que equidistan de P y L es la gráfica de una función de la forma f(x) = ax2 + bx + c.1) t|. Xa). gráfica de la fun­ ción g(x) = y.) (b) Dado un punto P = («. 99 (a) Los puntos de la gráfica de f(x) = x2 son los de la forma (x. mx) es x 2(m 2 -1. . Utilizando el problema 1-18 para encontrar el mínimo de estos números demostrar que la distancia de (c. Reducir este caso a la parte (a). d) a la gráfica de f{x) = x + b. (b) Hallar la distancia de (c.. (a) Demostrar que el cuadrado de la distancia de (c.Gráficas 21. Demostrar que cada uno de tales puntos equidista del punto (0.

demostrar que los números x' e y' indicados en la figura 31 vienen dados por a. (a) Utilizando el problema 22. y) con (jc'/ \Í2)2— (y'l \ f l ) 2 = 1 es lo mismo que el conjunto de todos los ( j c . y) con . .Fundamentos 100 *23. 1 * ~ .^ 2 X+ W (b) - Demostrar que el conjunto de iodos los (jc.cy = 1. v 1 r + v T 1 J_ 1 y ~ .

Podemos efectivamente hacer corresponder un punto a (r. 0) siendo r la dis­ tancia de P al origen 0 y 0 el ángulo formado por el eje horizontal y la recta que va de 0 a P. Este ángulo se puede medir ya sea en grados o radianes (capítulo 15). Se asigna al punto P las coordenadas (r. los puntos situados sobre la parte derecha del eje ho­ rizontal pueden tener 6 = 0 o 0 = 360. no existe problema alguno en hacer corresponder un punto úni­ co a todo punto (r. COORDENADAS POLARES Hemos actuado en todo este capítulo como si existiera una única manera de identificaí puntos del plano mediante pares de números. si se quiere que cada punto que se considere le corresponda un par único (r. 6) hará falta excluir alguno de los rayos que pasan por el origen.Gráficas 101 APÉNDICE. Por otra parte. pero en cualquier caso 0 no queda determinado sin ambigüedad. Existen en realidad muchas maneras distintas cada una de las cuales da lugar a un «sistema de coordenadas distinto». Así pues. Tiene pues sentido hablar de «las coordenadas polares» de un punto dado. En mu­ chas situaciones resulta más conveniente introducir coordenadas polares. si se mide en grados. y) dadas por x — r eos 0. &) incluso cuando es r < 0. Por ejem­ plo. 0O) P Con la figura 1 (y la figura 2) queda claro que el punto de coordenadas (r. 6). . por el matemático y filósofo francés René Descartes (1596-1650) que fue quien primero introdujo el concepto de sistemas de coordenadas. además 6 es totalmente ambiguo en el ori­ gen 0. de acuerdo con el esquema de la figura 2. F IG U R A 1 F IG U R A 2 es el punto de coordenadas polares (r. como se muestra en la figura 1. 0|) y tam­ bién el punto de coordenadas polares ( . 0) tiene las coordenadas cartesianas (x.r . y = r sen 0. Las coordenadas usuales de un punto reciben el nombre de coordena­ das cartesianas..

es puramente convencional tomar r como primera y 0 como segunda coordenada polar. Entendemos por gráfica de f en coorde­ nadas polares al conjunto de todos los puntos P cuyas coordenadas polares (r.102 Fundamentos Recíprocamente. y). 0) satisfacen la ecuación r —f(6). F IG U R A 3 D e la gráfica de f en coordenadas polares se dice a veces que es «la gráfica de la ecuación r =f{0)». N o hay que atribuir ningún significado especial al hecho de que se consideren pa­ res (f(0). Supóngase por ejemplo que / es una función constante. 0) con f(0 ) en primer lugar en contraposición a los pares (x. Este ejemplo hace ver ostensiblemente que las coordenadas polares simplifican mucho las cosas cuando existe algún tipo de simetría respecto al origen 0. entonces sus coordena­ das polares (r. 0). si un punto tiene las coordenadas (x. Supongamos ahora que / es una función. 0) (cualesquiera de ellas) satisfacen r = ± \/* 2 + y2 tg 9 = * si* 7* 0. = a para todo 0. Dicho de otro m odo. La gráfica de la ecuación r = a es sencillamente una circun­ ferencia de centro 0 y radio a (figura 3). /(* )) de la gráfica habitual de / . la gráfica de / en coordena­ das polares es el conjunto de todos los puntos de coordenadas polares (/(# ). .

sus coordenadas cartesianas satisfacen la ecuación x 2 + y* = x la cual describe una circunferencia (problema 3-16). Resulta fácil descri­ bir esta misma gráfica en función de las coordenadas cartesianas de sus puntos.Gráficas 103 La gráfica de la ecuación r = O es la que se muestra en la figura 4. aquí es r < 0.] . [Recíprocamente. Puesto que las coordenadas polares de un punto cualquiera de la gráfica satisfacen r — eos 9. Se puede comprooar que no se añade ningún punto para 0 > 180 ó 0 < 0. y por lo tanto r2 = r eos 9. La línea continua corresponde a todos los valores de 0 > 0. F IG U R A 4 Consideremos finalmente la gráfica de la ecuación r = eos 0. este punto se halla sobre la gráfica de la ecuación r = eos 0. La figura 5(b) muestra la parte que corresponde a 90 < 0 < 180. La figura 5(a) muestra la parte que corresponde a 0 < 0 < 90 [con 0 en grados]. está claro que si las coordenadas cartesianas de un punto satisfacen x2 + y 2 = x. mientras que la línea de tra­ zos corresponde a los valores 0 < 0.

O2 ). 5. ¡Quehaya suerte! 4. = eos 20. di). Ayuda: Se trata de una gráfica muy sencilla Ojocon esta.104 Fundamentos PROBLEMAS 1. (r2. (b) Demostrar que es también la gráfica de r = -1 . = eos 30. viniendo 0 medido en grados 3. (a) Esbozar la gráfica de la cardioide r — 1 . Describir los rasgos generales de la gráfica de / en coordenadas polares cuan­ do (i) / es par (ii) / es impar (iii) / ( 0) = f{0 + 180). (ii) y (iii) del proble­ ma 3 en coordenadas cartesianas. . = |cos 2 0 1.sen 0.sen 0.r 22 — 2 n r 2 cos( 0 i — 02)¿Qué significa esto en términos geométricos? 2. = a sec 0. Hallar las ecuaciones de los puntos de las gráficas (i). = ¡eos 30 j. Esbozar las gráficas de las ecuaciones siguientes (i) (ii) (iii) (iv) (v) (vi) r r r r r r — a sen 0. la distancia d entre ellos viene dada por d2 = rx2 4 . Demostrar que si dos puntos tienen por coordenadas polares {r\.

Demostrar que se trata del conjunto de todos los puntos P de la figu­ ra 6 que satisfacen d###BOT_TEXT###lt;h = a2. 7. cuando es b > a2 y cuan­ do es b < a2. (ii) r = 1 — 2 sen 6. Pensar que forma van a tener las curvas constituidas por el conjunto de todos los puntos P que satisfacen d\di = b. r 2 = 2a2 eos 29.Gráficas (c) 105 Demostrar que se puede describir mediante la ecuación x 2 + y 2 = \ / x 2 + y 2 — y. (iii) r = 2 -J. . y concluir que se puede describir mediante la ecuación (* 2 + y2 + y Y = * 2 + / • ' 6 . Esbozar las gráficas de las ecuaciones siguientes. (i) r = 1 — \ sen 9. (a) Esbozar la gráfica de la lemniscata. (b) (c) (d) Hallar una ecuación de la misma en coordenadas cartesianas.eos 6.

De las seis funciones dibujadas en la figura 1. si se puede hacer que f(x) esté tan cerca como queramos de / haciendo que X esté suficientemente cerca de a. pero una vez más vamos a empezar con una definición provisional. sino la noción de función que tiende hacia un límite. y quizás también el más difícil. el de límite es. solamente las tres primeras tienden hacia / en a. Una manera conveniente de representar el aserto de que / tiende hacia / cerca de a. El objeto de este capítulo es dar la definición de límite. En este método dibujamos dos rectas. DEFINICIÓN PROVISIONAL La función f tiende hacia el límite / cerca de a. se sigue cumpliendo que g y h tienden hacia / cerca de a. y flechas 107 . Nótese que aunque no se haya definido g(a) y h(a) esté defi­ nido «de mala manera». el más importante. cada una de ellas representando R . Sencillamente no nos interesa el valor de fia) ni siquiera la cuestión de si fia) está definido. pero siendo distinto de a. Eso se debe a que nosotros hemos excluido explícitamente de nuestra definición la necesidad de siquiera tener en cuenta el valor de la función en a. a no dudarlo.CAPÍTULO 5 LIMITES Entre todos los conceptos que se presentan en el cálculo infinitesimal. solamente hace falta que f(x) esté próximo a i cuando x está próximo a a pero es distinto de a. lo que vamos a definir no es la palabra «límite». la da un método de dibujar funciones que no se mencionó en el capítulo 4.

108 Fundamentos FIGURA 1 que van desde un punto x de una al f(x) de la otra. - 2 . Esto puede garantizarse si se consi­ deran solamente los números x del intervalo A de la figura 3. (En este diagrama F IG U R A 3 . Supongamos que se exige que /(x) esté próxima a l.1 0 1 2 FIGURA 2 Considérese ahora la función / cuya representación tiene el aspecto de la figura 3. En la figura 2 se hace ver esta representación para dos funciones diferentes. pongamos dentro del intervalo abierto B dibujado en la figura 3.

) Si elegimos un inter­ valo B' más pequeño (figura 4). Es posible una interpretación gráfica parecida utilizando la gráfica de / . FIGURA 5 Para aplicar nuestra definición a una función particular consideremos f(x) = = x sen 1/jc (figura 6). y el conjunto A so­ bre el eje horizontal. . donde se ha elegido un intervalo A válido.Límites 109 hemos elegido el intervalo mayor entre todos los que cumplen lo dicho.cualquier intervalo más pequeño conteniendo a a hubiese valido. A pesar del comportamiento errático de esta función en la . pero en este caso el intervalo B debe dibujarse sobré él eje vertical. con la figura 5(b) en la que A es demasiado grande. pero por pequeño que elijamos al intervalo Bt tendrá que haber siempre algún intervalo abierto A que vaya bien. El hecho de que f(x ) esté en B cuando x está en A significa que la parte de la gráfica que queda por encima de A está contenida en la región limitada por las rectas horizontales que pasan por los extremos de B \ compárese la figura 5(a). por lo general nos hará falta elegir un A ' más pequeño.

110 Fundamentos proximidad de 0 . Para fijar las ideas supongamos que x sen 1/jc esté a menos de ^ de 0 . para todo *=¡¿ 0 . Ahora bien. para todo x^= 0. Esto quiere decir que queremos que sea 1 -------< x sen 10 o. . está claro. pero *=^=0 . tanto a como / de la definición son 0 . pero siendo ^ 0. En el caso que estamos considerando. más sucintamente. esto es fácil. y ciertamente se debe esperar de nuestra definición que permita llegar a la misma conclusión. * sen 1/* está a menos de ^ de 0 siempre que * esté a menos de & de 0 . No hay nada de especial en el número ^ . ha ciendo simplemente que |x| < e y x ^ 0 . es igualmente fácil garan­ tizar que |fix) — 0 ¡ < ifo. Esto significa que si |x| < ^ y x=£Q entonces |* sen l/x| < ^ . que / tiende hacia 0 cerca de 0 . hágase simplemente que |*| < ifo. pero siendo 0. Puesto que < 1. se tiene 1 x sen x < |*|. por lo menos intuitivamente. \x sen \fx\ < 1 senx to. en otros términos. De hecho si tomamos cualquier número positivo e podemos hacer \f(x) — 0| < e. de modo que debemos preguntar si es posible hacer /(*) = = x sen 1/jc tan próximo a 0 como se quiera haciendo que x esté suficientemente cerca de 0 .

pero no hay ninguna ventaja particular en ser tan económicos. si e > 0 .sen \¡x (figura 7) parece todavía más claro que / tiende hacia 0 cerca de 0. en consecuencia. queremos que *2sen x entonces nos hará falta ciertamente hacer sólo que \x\ < ^ y x ^ O . Si. por ejemplo.111 Límites Para la función f(x) = x. . puesto que esto implica que |jr*| < t&j y.) En general. 2 1 x 2 sen x (Lo podríamos hacer todavía mejor poniendo \x\ < 1/>/TÜ y x=£Q. para ase­ gurar que x 2 sen x se necesita hacer sólo < e.

entonces no basta con hacer que sea |*| < e . aunque son los e «pequeños» los que son de interés). Para hacer que sea IvH^T sen */•*I < 2 podemos hacer que |* | < (los cálculos se dejan al lector). F IG U R A 9 *2 y * # 0. siempre que 1.Fundamentos 112 |* | < e y * '9* O. Como tercer ejemplo considérese la función /(*) = vT*T sen !/■* (figura 8). . Si se nos da un e mayor que 1 (esto podría ser. pero ciertamente basta hacer que sea |*l < 1 y x=£ 0.

no se puede asegurar que sea |f(x) — /( < f. Para demostrar esto debemos encontrar. y también algún x 2 = 1/(270 + 360m) en este intervalo. es decir. así no se puede tener al mismo tiempo . puesto que su longitud total es solamente 1 . por pequeño que se haga ¡jc|. para cualquier intervalo A que contenga 0 existe algún x¡ = 1/(90 + 360«) en este intervalo. algún número £ > 0 tal que \f(x)—l\ < e no se cumpla por pequeño que se haga x. de tal modo que /(*!> = 1. cualquiera que sea /. y para este x es f(x) = 1.Límites 113 Consideremos finalmente la función f(x) = sen Ifx (figura 9). por pequeño que se haga |jc|. tal que /(**) = “ 1 * Pero el intervalo d e / — | a / + | n o puede contener a la vez —1 y 1. De hechos = \ cumplirá lo dicho: es imposible asegurar que sea |/U)| < 5 por pequeño que sea \x\. cualquiera que sea el número particular /. Esto se verifica para e = ¿. La misma argumentación puede utilizarse (figura 10) para demostrar que / no se aproxima a ningún número cerca de 0. Para esta función es falso que / tiende hacia 0 cerca de 0. Esto equivale a decir que no es verdad para todo número e > 0 que se pueda hacer \f(x) — 0 | < S eligiendo x suficiente­ mente pequeño y ^ 0 . pues si A es un intervalo cualquiera que con­ tiene 0. Para demostrar esto nos basta con encontrar «n e > 0 para el cual no se pueda garantizar la condición |/(jc) — 0 | < S . La razón es que. existe algún número x = 1/(90 + 360«) que está en este intervalo.

tiende hacia 0 en 0. El comportamiento de esta función es «opuesto» al de g{x) == sen 1/x. presentarse de muchas maneras. cualquiera que sea a. Si consideramos la función r/ \ _ í 0 . . porque en cualquier intervalo alrededor de a existen números x con /(x) = 0 . y también números x con /(x) = 1. de modo que deberíamos tener al mismo tiem­ po [0 — /| < i y 11 — /| < iUna variedad curiosa de este comportamiento lo presenta la función de la figura 11. J \x) “ j x irracional x racional. x racional x irracional.114 Fundamentos |1 . f no tiende cerca de a hacia ningún número /. que han sido del todo patológicas. entonces. no es posible hacer |/(x) — /| < i por mucho que se aproxime x a a. vamos a examinar algunas de las más sencillas./ | < i . Ahora ya el lector no debería encontrar dificultad en convencerse de que esto es así./ | < i y 1-1 . pero no se aproxima a ningún número en a si a ^ O . Como contraste con las funciones consideradas hasta ahora. sea / el que sea. En efecto. El fenómeno planteado por /(x ) = sen 1/x cerca de 0 puede.

la condición se satisface automáticamente (ñgura 12).115 Límites Si f{x) = c. entonces / tiende hacia 1 cerca de a. pues esto implica o —a < x — a 0 < x. C+ e c — e ¿ J \* J — 1 a FIGURA 12 Haciendo una ligera variación. si b < 0. Análogamente. para asegurar que |/(jc) — c\ < e no se necesita en absoluto restringir x a estar cerca de a . para asegurar que ]f(x) — 1| < 6 basta ciertamente exigir que |jc— a\ < a. de modo que /(*) = 1. como puede comprobar el lector. entonces / tiende hacia —1 cerca de b : para asegurar que j/(*) — (— 1)| < e basta exigir que \x — b\ < —b. FIGURA 13 Si a > 0 . / no tiende cerca de 0 a ningún número. en efecto. entonces / tiende hacia c cerca de a para todo número a. . sea / la función de la figura 13: /(* ) = x < 0 x > 0. En efecto. Final­ mente.

en consecuencia. Sólo hace falta ahora la condición adicional |jc— a\ < e/(2|a| + 1). siempre que conozcamos alguna cota para los valores de |jc + a\ iremos bien. para empezar. La función /( jc) = x 2 requiere algo más de trabajo. min (1.a\. . — --------Y entonces |*2 — a 11 < s. ' ' V 2\a\ + 1 / Naturalmente. Por ejemplo. Para hacer ver que / tiende hacia a2 cerca de a. si ¡jc + a\ < 1 000 000. no hace falta hacer \x + a\ particularmente pequeño.a\ < 6. por el problema 1-12 se ve que |jc[ — [a| < |jc — a\ < 1. si |* — a\ < m in ( 1 . El procedimiento más idóneo parece ser la factorización: queremos que sea |jc — a| • \x -f. hace falta ver de qué manera se asegura que |jc2 . y en consecuencia |jc + a\ < |*| + |a| < 2 |a| ■+* 1 . para e pequeño. pues. En otras palabras. En efecto.a2\ < e. En efecto. Exijamos. Evidentemente f tiende hacia a cerca de a : para asegurar que |/(jc) — a \ < e nos basta exigir que [jc— a\ < e. solamente nos hará falta hacer |jc— a\ < e /1 0 0 0 0 0 0 . Precisamente el mismo tipo de artificio hará ver que si /( jc) = jc1.116 Fundamentos La función /( jc) = x es fácil de tratar. de modo que M < i + M. e/(2|a| + 1)) será igual a e/(2|a| + 1). Por otra parte. entonces / tiende hacia d Kcerca de a. es de esperar que esto obligue a que jc no sea demasiado grande y. a que no sea demasiado grande [jc + a\. La dificultad está evidentemente en el factor |jc 4. que sea |jc— a\ < 1 (cualquier otro número positivo distinto de 1 serviría igual).

117 Límites si \x — a\ < m in ^1.f ía|) + |a|2] e.f |a|)2 + |a|(l + |a|) + ¡al2. El primer cambio que hicimos en esta definición consistió en poner en claro que hacer f(x) próximo a / significa hacer |/(x) — /| pequeño. nos hemos visto prácticamente obligados a inventar la verdadera defi­ nición. poniendo en claro en cada una de ellas alguna frase que todavía permanezca oscura. Sencillamente. pero siendo distinto de a. esta definición no es suficientemente precisa para poder hacer uso de ella en las demostraciones. ciertamente) que nuestras argumentaciones eran. Si nuestra definición provisional de función estaba abierta a la crítica. b entonces M x _ aó\ La demostración de este aserto hará ver que el complicado denominador procede de lo siguiente: Si |x — a\ < 1. |x 2 + ax + a 2| < |*|2 “h |a| • \x\ + |a |2 < (1 + |a|)2 + |a|(l + \a\) + ja¡2. el lector pensará (eso espero. (1 . entonces |x| < |«| + 1. en consecuencia. Ha llegado el momento de hacer notar que. y lo mismo para x y a: . si podemos hacer f(x) tan próximo a l como queramos haciendo qué x esté suficientemente próximo a a. mucho más vulnerable aún es nuestra definición de tender hacia un límite. una vez más. convincentes del todo. sobre nuestra definición provisional : La función / tiende hacia el límite / cerca de a. Volvamos. sino en nuestra definición. Es posible llegar a esta definición en varias etapas. No está claro cómo se puede «ha­ cer» f(x) próximo a / (cualquiera que sea el significado de la palabra próximo) «haciendo que» x esté suficientemente próximo a a (por muy próximo que tenga que ser el «suficientemente» próximo). de las muchas demostraciones que hemos dado acerca de límites. El defecto está. A pesar de las críticas a nuestra definición. no en nuestro razonamiento. Para presentar una argumentación del tipo que fuera. a pesar de todo. ninguna de ellas ha sido una demostración en el verdadero sentido de la palabra. n3 < S. Por lo tanto |x 8 — a 3) = \x — a\ ’ |x 2 + ax -f* a 2 < ____________ £___________ (1 + |a|)2 + |a|(1 + |a|) + |a •[(1 + |a|)2 + | a j(l .

para f(x) = */]x\ sen 1/* era e 2 si e 1. pero no mucho . puede no estar claro cómo se ha de hallar el número 8 una vez dado e. si 0 < \x — a\ < 8. sería bueno que el lector repasara las explicaciones demostrativas acerca de funciones que tienden a límites y diera demostraciones auténticas de cada una de ellas. para todo x. destacando que «\x — <ar| < 8 y j r ^ a » puede expresarse igual­ mente poniendo «0 < \x — a\ < 8». si podemos hacer \f(x) — /) tan pequeño como queramos haciendo |jc — a\ suficientemente pequeño. Esta definición es tan importante (todo lo que emprendamos a partir de ahora va a depender de ella) que sería vano pasar adelante sin saberla. Ésta es. irremediablemente sacará demostraciones incorrectas. Haremos solamente un cambio trivial. y 1 si e > 1 . si para todo número e > 0 podemos hacer |ftx) — /| < 6 haciendo que \x — a\ sea suficientemente pe­ queño y x=£a. No existe ninguna pauta que sea común a todas las demostraciones dadas acerca de límites. quien haga esto. entonces |/(jc) — /| < e.Z |< e . En general. pero es la condición \x — a\ < 8 la que nos expresa la pequeñez de «suficientemente» pequeño: La función / tiende hacia el límite l cerca de a. mejor que emplearla incorrectamente. Para ejercitarse en dar demostraciones correctas. DEFINICIÓN La función / tiende hacia el lim ite / en a significa: para todo e > 0 existe algún 8 > 0 tal que. Para la función f(x) = x sen 1¡x (con a = 0. / = 0) el número 8 era precisamente el mismo número e . prácticamente. El segundo cambio. si para todo e > 0 existe algún 8 > 0 tal que. por lo menos. entonces \Kx)—l\ < 6. con la propiedad de que si x^éz a y |x —a\ < 8. consistió en aclarar que hacer \f(x) — /| «tan pequeño como queramos» significa hacer \f(x) — /| < e para cualquier e > 0 que se nos dé: La función f tiende hacia el límite / cerca de a. entonces |/< * ) . si \x — a\ < 8 y x=£a. para f(x) = jc2 era el mínimo entre 1 y e/(2|a| + 1). como si fuese un poema! Esto es. la definición que vamos a adoptar. para todo x. Esto exige escribir la definición correcta de lo que se está demostrando. pero x =£a.118 Fundamentos La función / tiende hacia el límite / cerca de a. más crucial. ¡Apréndala el lector dé memoria si es necesario. llamémoslo 8. Para cada número e > 0 hemos encontrado algún otro número positivo.

pero no \f(x) — /| < e ......fracción irreducible ? <¡ • • i i i * • • • • .. Sea n un número .. un jc de la forma 1/(90 + 360«) con n suficientemerite grande para que 1/(90 + 360«) < 8........ se cumple entonces que. »».. entonces \f(x) — /| < e... Así.. Para ilustrar cómo se aplica la definición a una función que tiende a un límite.. f * 1 FIGURA 14 Para cualquier número a... i 0.. considérese un número cualquera e > 0. si 0 < \x — a\ < 8..... 0 < x < 1 ...Límites 119 m ás.... f( \ _ | 0 > x irracional..... la función / tiende hacia 0 en a. para todo x...... Para demostrar que f no tiende hacia / en a...I i i i f i * t . pero no |sen \¡x — 0| < a saber. ejemplo típico. hemos reservado la función de la figurá 14. Para demostrar esto. para demostrar que la función f(x) = sen \¡x no tiende a 0 cerca* de 0... téngase cuidado en negar la definición correctamente : Si no es verdad que para todo e > 0 existe algún 8 > 0 tal que... (Recuérdese que p/q es irreducible si p y q son enteros sin divisores comunes y <7 > 0 ... x irracional /(*) -> x — ....... el trabajo algebraico está todo hecho... existe algún S > 0 tal que para todo 8 > 0 existe algún x para el cual es 0 < |jc——a\ < 8..... 0 < x < 1 / W — | \ / q 9 x — p / q fracción irreducible... pero uno de los más complicados.......... con 0 < a < 1.. consi­ deramos £ = i y observamos que para todo 8 > 0 existe algún x con 0 < \x — Oj < 8.

entonces a podría ser uno de estos números. Por lo tanto. nuestra definición no serviría de nada. Puede elegirse como 8 esta distancia mínima. y / tiende hacia m en a.1 n (Si a es racional. En otros términos. sabemos que para todo 6 > 0 existe algún número 8t > 0 tal que.Fundamentos 120 natural suficientemente grande para que 1/n < s. si / tiende hacia / en a. son en todo caso en número finito. cosa muy razonable.1 ------n y por lo tanto se cumple \f(x) — 0| < e. Pues si 0 < \x — a\ < 8. no es. preciso dar una fórmula para 8 en términos de 6. Obsérvese que los únicos nú­ meros x para los que pudiera ser falso \f(x) — 0| < e son : 1 1 2 1 3 1 2 3 4 2 3 3’ 4 4 ’ 5 5 5 5’ 1 ’n n . entonces l = m. en ningún modo. estamos ahora en condiciones de demostrar nuestro primer teorema. TEOREMA 1 Una función no puede tender hacia dos límites diferentes en a. considérense entonces sóio los valores |pjq — a\ para plq a. (Si ocurre que a es uno de estos números.) Por muchos de tales números que pueda haber. entonces x no es ninguno de los 1 2 n . será ciertamente necesario traducir la hipótesis en concordancia con la definición. \p¡q — a\ es mínimo para algún p¡q entre estos números. DEMOSTRACIÓN Siendo éste nuestro primer teorema acerca de límites. . Puesto que / tiende hacia l en a. Este teorema es verdaderamente una prue­ ba de la validez de nuestra definición: si el teorema no pudiera demostrarse. el lector probablemente habrá supuesto el resultado desde el principio. Armados con nuestra definición. entre todos estos números habrá uno que será el más próximo a a. para todo x. Obsérvese que nuestra descripción del 8 que va bien para un e determinado es del todo adecuada. es decir.

m| = |/ — f(x ) + / ( j f ) . N y l/W - . es ahora fácil concluir que para todo 8 > 0 existe algún 8 > 0 tal que. para todo jc. podemos tomar como e a ¡/ — m|/2. para todo x. entonces }/(*) — /| < 8./| < £ y |/(* ) .. de hecho.longitud— ^— FIGURA 15 Esto implica que para 0 < |x — a| < 8 tenemos |/ . La elección adecuada la sugiere la figura 15.— . . á2). Sin embargo. basta simplemente elegir 8 = minf^. si 0 < \x — a\ < $ 2 . entonces |/(* ) — /| < e y \f(x) — m\ < e. entonces \f { x ) — m| < 8. para todo x. ya que no podemos asegurar que el 8 que va bien en una definición irá bien en la otra./ ( x ) | + \f{x) . Hemos tenido que emplear dos números.m| < |/ . entonces \f{x) — /| < •— .121 Límites si O < \x — aj < 5i.m\ < 8 no puedan cumplirse a la vez si l ^ m . de modo que |/ — m| > 0. y 82. Sabemos también. Si 1 7 ^ m. Se sigue que existe un 8 > 0 tal que. . _7m ilongitud— . . 7 — m ^---. puesto que / tiende hacia m en a. que existe algún 82 >• 0 tal que.m\ . Para completar la demostración solamente nos queda tomar un e > 0 par­ ticular para el cual las dos condiciones l/(*) . si 0 < \x ---a| < 8./— m . \l — m\ m\ < ~ — . i / _m\ si 0 < \x — a| < 8 .

o y (estas letras. y. x—►«* t—*a y—*a designan todos precisamente el mismo número. lim f(x) = l es falso. a pesar de su brevedad. por lo x -* a general. a u n c u a n d o p u e d a ser p o s ib le e x p re s a r m e d ia n te u n a f ó r m u la s e n c illa q u e e n c ie rra x . tan irritablemente rígida que casi nadie ha propuesto en serio utilizarla. cualquiera que sea /. lim /( i ) . A s í. el cual asegura que lim /( x) no puede representar dos números dis<r-*a tintos. pero esta notación es. t.m\ . Esto se expresa. 8-+Q. La ecuación lim /(* ) = / x—*a tiene exactamente el mismo significado que la frase f tiende hacia / en a. | El número / al que tiende f cerca de a se designa por lim f(x) (léase: el límite de f(x) cuando x tienda hacia a). no designan absolutamente nada). La notación lim f{x) es mucho más útil porque una función f muchas veces n o tie n e un n o m b re s e n c illo . lim /( y ) .m\ 2 2 = |/ . \l . en realidad. lo cual es una contradicción. Un símbolo más lógico sería algo así como lim /.Fundamentos 122 \l . la x. completamente irrelevante. Obsérvese que en nuestra nueva notación se introduce una letra de más. que depende de / y a y no tiene nada que ver con x. Queda todavía la posibilidad de que / no tienda hacia / en a para ningún l. los símbolos lim f ( x ). diciendo que «lim f(x) no existe».m\. Esta definición es solamente posible debido al teorema 1. de modo que. o por cualquier otra letra que no haya aparecido ya. lim (x2 + sen x ) x—*a e l b re v e s ím b o lo f(x) . y que podría ser sustituida por t.

x—*a lim x + Z8 = x + a*. h—*0 Una parte importante de este capítulo consiste en la demostración de un teo­ rema que facilitará el cálculo de muchos límites.sen x. para todo t. Presentamos aquí un sencillo ejercicio en el uso de la notación cuya importancia se verá más tarde: primero interpretar con precisión y después demostrar la igualdad de las siguientes expresiones lim f(x ) *—i-a y lim f(a + h). t—*a La primera representa el número a que tiende / en a cuando f(x ) = x + t3. Estos ejemplos ilustran la ventaja principal de nuestra notación. 1-21 y 1-22 . El lector no debe encontrar dificultad (especialmente si consulta el teorema 2) en demostrar que lim x + /* = a + /*.Límites 123 solamente puede ser parafraseado mediante la incómoda expresión lim / . que existe algún peligro de olvidar lo que realmente significa. que es su flexibi­ lidad. donde f(x ) = * 2 -+. De hecho la notación lim f(x) es tan flexible. poco sorprendentes cuan­ do se considera la definición de límite. Aunque estos hechos han sido ya esta­ blecidos en los problemas 1-20 . debido a su importancia serán pre­ . para todo x. la segunda representa el número a que tiene f en a cuando f{t) = x + f3.f t*. La demostración depende de ciertas propiedades de desigualdades y valores absolutos. a Otra ventaja del simbolismo corriente es ilustrada por las siguientes expresiones lim x + /*. r— *o lim x .

para ver cómo se aplican estas estimaciones. e y está cerca de v„. (3) Si y« 5^ 0 y entonces y 0y 1 y 1 y o < e. (2) Si entonces |xy — x0yo| < e. xy estará cerca de jr0>0 y 1jy estará cerca de 1jy„. Esta afirmación intuitiva es mucho más fácil de recordar que las estimaciones precisas del lema. y no estaría de más leer primero la demostración del teorema 2 . un resultado que vale la pena destacar solamente en virtud del papel prominente que desem­ peña en la demostración de otro teorema). El lema dice. LEMA ( 1) Si entonces l(* + j O l “ (*o + y o ) | < e. a grandes rasgos.124 Fundamentos sentados de nuevo en forma de lema (un lema es un teorema auxiliar. . entonces x + y estará cerca de x 0 + y0. que si x está cerca de x0.

bol ' |* .*o)| < \x\ • |y . (3) Se tiene bol . En particular. O.y o) 4. y 2 (bol 4.= e.yo)\ = [(* < \x - x 0) 4 ■ (y *<>l 4- \y - yo)\ - yA < | e . de modo que \x\ < 1 |*0|.M < b .* l < H de modo que |y [ > |y„[/2.*o| < ( 1 4 . 2 (2) Puesto que |jc — jc0| < 1 se tiene \x\ — |*o| < \x — *0| < 1.yo(x .1) .yn\ 4.x 0y 0\ = \x(y .|*o|) ' £ e 2 (|*o| + 1 ) 4.Límites DEMOSTRACIÓN 0 ) l(* + y) - (*o 4.bol = e. Así pues \xy .

m\ < | Pero según la parte (1) del lema esto implica que | ( / + #)(*) — (/ + m)\ < e. para todo x. entonces |g(x) — m\ < —• Sea ahora 8 = min( 81./| < | y U(*) .Fundamentos 126 TEOREMA 2 Si lim /(* ) = / y lim g(x) *= m. . (2 ) lim ( /• £ ) ( * ) = / . e/2 es también un número positivo) que existen 8. X —»o *— ► 0 Además. y si O < \x — a\ < 62.m . entonces \f(x) — l\ < -» £ y si O < \x — a\ < 82. Para demostrar (2) procedemos de la misma manera. 82 > O tales que. y O < |jc— a\ < 8a se cumplen las dos. Esto significa (ya que. £ si O < \x — a\ < di. Si s > O existen 8.. para todo x. entonces x—*a (1) lim ( / + £)(*) = / + m. entonces \f(x) — /| < s. si m ^ O . si O < |* — a\ < 5i. 82 > 0 tales que. entonces (3) lim \£ / (x) = —• m DEMOSTRACIÓN La hipótesis significa que para todo e > O existen 8lt 82 > O tales que. después de consultar la parte (2) del lema. para todo x.. Si O < \x — a\ < 8. Esto demuestra (1). después de todo. entonces |g(x) — m\ < 6. 82). entonces 0 < | x — a | < 8. de modo que es a la vez I/(*) .

* J . /M siO < I* — a\ < o. para todo x. |(/-£X*) — / • « | < £ . . l í W ~ *1 < y e 2 (|/| + 1) Así pues. y esto demuestra (2).Límites 127 sì O < \x . Finalmente. ./| < m i n ( l . x—*a .n . x . Esto demuestra (3). x-*a lim 1 = 1. y en segundo lugar que 1 0 4 < S. | Aplicando el teorema 2 se demuestran. si e > 0 existe un 8 > 0 tal que./| < m in ^ 1 . entonces |/(* ) .a\ < $ 1. esto significa. resultados del tipo * 8 + 7* 6 az + l a 6 l im ------------= — ---------) * -« x 2 + 1 a2 + 1 sin pasar por el proceso laborioso de encontrar un $ para un 6 dado. entonces e \ | / W . ■ . x—*a lim x = a. entonces |^(x) — m\ < 2 (|/| + 1) Pongamos de nuevo 8 = m in(5i. según el lema. entonces \g(x) — m | < m m ^ e|m |2\ >-■■ i' Pero según la parte (3) del lema. en primer lugar que #(x) 7^ 0. de modo que (1 ¡g\x) tiene sentido. Si 0 < \x — a\ < d. y si 0 < \x — a\ < ¿ 2. i « i / x i . trivialmente. Debemos empezar con lim 7 = 7. $2).

entonces \x — a\ < -• Esto lo sabemos hacer ya por las demostraciones que hemos dado de que lim x 2 — o2 y lim x = a: e 2 2 (M + 1 ) / ’ 8 í= i Así pues. 52) = min \ min i 1.Fundamentos 128 pero éstos son fáciles de demostrar directamente. entonces < e. Tomando un ejemplo más sencillo. Consultando la demostración del teorema 2(1). si 0 < \x — a\ < entonces l* 2 — a 21 < £ y si 0 < \x — a\ < á2. la demostración del teorema 2 equivale a unas instrucciones para hacer esto. 2 (|«| + 1) / ’ 2 Si es a ^ 0. si 0 < |* — a\ < 8. supóngase que queremos encontrar un 8 tal que. para todo x. La demostración del teorema 2(3) hace ver que se seguirá la segunda condición si encontramos un 8 > 0 tal que. para todo x. para todo x. . si 0 < \x — a| < 8. para todo x. podemos tomar 8 = m in(5i. si queremos en­ contrar el 8. entonces |*2 + x — (a 2 4 . y 82 > 0 tales que. Sin embargo.a)\ < £. se puede aplicar el mismo método para encontrar un S > 0 tal que. se ve que debemos encontrar primero 8.

De todos modos. de otro modo la cláusula «si 0 < \x a\ < 5. Hay veces en que vendría bien hablar del límite a que tiende / en a. de distinguir el compórtamiento de las dos funciones de la figura 16. *io (Los símbolos de la izquierda se leen: el límite de f(x) cuando x tiende hacia a desde arriba. es fácil ver que tam­ bién están bien definidas / + g y f-g.) Estos «límites desde arriba»están evidentemente en estrecha rela­ ción con los límites ordinarios. entonces \x2 — a 21 < m in ($¥> Así pues. por ejemplo. este hecho ha quedado ya establecido en la demostración del teorema 2(3). . y la definición es muy parecida: lim f(x) = 7 signitica que para todo s > 0 existe un 8 > 0 tal que. para todo jc . Si / y g son dos funciones bien definidas. aunque no estén definidas para nú­ meros menores que a. la cosa no está tan clara para 1¡g. ya que el símbolo /( ) dejaría de tener sentido para algunos . entonces | f{x) — l\ < e » no tendría sentido en absoluto. naturalmente. que f esté X— definido en a. entonces |/(* ) — l\ < e. Sin embargo. Se puede tratar. debe haber algún 8 > 0 tal que f(x) esté definida para los x que satisfacen 0 < \x — a\ < 8 . Sin embargo. Hay un detalle técnico en la demostración del teorema 2 que merece comenta­ rio. como sabemos. si 0 < x — a < 8. simplificarse una vez deducidas. podemos tomar 5 Estas complicadas expresiones para 8 pueden. ni es necesario tampoco que / esté definido en todos los puntos x ^ a . puesto que 1¡g no está definida para x cuando es g(x) = 0.Limites 129 si O < \x — a\ < 5 . Para la función de la figura 16(a) escribimos jc jc lim f(x ) = l *—»«+ o lim f(x ) = /. Para que esté definido lim fix) no es necesario. aun cuando no exista ningún 8 > 0 tal que f(x) esté definida para los x que satisfa­ cen 0 < jjc — a\ < 8.

l- a FIGURA 17 Es posible considerar límites desde abajo y desde arriba aunque la función esté definida tanto para valores mayores como para valores menores que a. a si 0 < a — x < 5. Este resultado se escribe por lo general . Así.130 Fundamentos + a (a) FIGURA 16 (La condición «0 < x — a C fi» es equivalente a «0 < |x— a | < 8 y x > a ». x -* a * *-*o- Lo mismo que las definiciones de límite desde arriba y desde abajo introdu­ cidas informalmente en el texto. para todo x. se tiene lim /(* ) = 1 r— *0+ y lim f(x ) = —l. x —* 0~ Constituye un ejercicio fácil (problema 29) demostrar que lim f(x) existe si y sólo x -* a si los dos límites lim j{x) y lim f(x) existen y son iguales. existen otras modificaciones del concepto de límite que resultan útiles. entonces |/(*) — l\ < e. para la función f de la figura 13. entonces sen 1/jc está cerca de 0.) Los «límites desde abajo» (figura 17) se definen de manera análoga: lim /(*) = / x-+a~ [o lim f(x) = /] significa que para todo e > 0 existe un 8 > 0 tal que. En el capítulo 4 se dijo que si x es grande.

porque la idea general que se oculta tras las definiciones debe quedar clara una vez que se ha comprendido la definición de límites ordinarios (que son. H allar los siguientes lím ites. lim f{x) = l significa que para todo e > 0 existe un número N tan grande. la condición « r > N* expresa el hecho de que x es grande. entonces |/(x) — Z| < e. Formalmente. o «cuando x se ■»hace infinito». después de al­ gunos cálculos. *oo para todo x. (E stos lím ites se obtienen to d o s.) (i) lim 1 *-»i x H. téngase cuidado en ave­ riguar cuáles son las partes que se aplican. con mucho. si x > N. PROBLEMAS 1. y un límite de la forma lim f{jc) suele llamarse límite en el infinito. pero sin preocuparse de escribirlas. Debe quedar clara la analogía con la definición de límites ordinarios: mientras la condición « 0 < |jc — a\ < 8 » expresa el hecho de que x está cerca de a. que.Límites 131 lim sen \¡x = 0 . La figura 18 ilustra una situación general donde es lim f(x) = l.1 . Hemos dedicado tan poco tiempo a los límites desde arriba y desde abajo. los más importantes). Sobre estas defini­ ciones se dan muchos ejercicios en los problemas. así como a los límites en el infinito. El símbolo lim f ( x ) se lee «límite de f { x ) cuando x tiende hacia oo». de las distintas partes del teorem a 2. los cuales contienen también límites de otros tipos que son útiles en ocasiones.

+ x a = 1. 3. encontrar un 8 tal que.—• *—♦ 2 x — 2 (iii) lim *— *3 x — 2 fn _ vn (iv) lim x—*y (v) . 1 + sen2 * a — 0.V i . 4. (ii) f{x) = (iii) f(x ) = (iv) f{x) = x X4 a = 1. l = 0.x* *-o En cada uno de los siguientes casos. (i) f(x) = x 4.vT *-*o 1 .2. \f{x) — /( < e para todo x que satisface 0 < \x — a\ < 8. / « 1. l = a4. Para cada una de las funciones del problema 4-17. a = 1.Fundamentos 132 (ii) — 8 - 8 l i m ------. Hallar los límites siguientes: (i) lim *-i (ii) lim (iii) lim 1 —x 1 . lim X XW_ ylt v-+x x — y V a + h - V 2 (vi) l i m ----------------------*o h 2. / . (vi) f ( x ) = V x . a = 0. decir para qué números a existe el límite lim f(x). / = 1. / = 0. (v) /( * ) = V ¡x í. .

entonces \f(x) + g(x) — 6| < e.* a * -»« lim g{x)l 9. para todo x. ¿se sigue de ello que existe t. ¿puede exis*-*a r-* a tir lim ¡Jix) + *(*)]? M~*a (d) Si existen los límites lim f{x) y lim f{x)g(x). 4 1 < e. (iii) SiO < \x — 2| < 8. 8. entonces \f(x) — 2\ < e. entonces |¿(*) — 4| < e. mente de comprender el significado de los términos.e. Para cada 6 > 0 hallar un 8 > 0 tal que. si 0 < \x — 2| < e*. #-*a ■ # -*« (c) Si existe el límite lim f{x) y no existe el límite lim g(x). Dese un ejemplo de una función f para la cual la siguiente proposición sea falsa: Si |/(x) —. entonces 1 _ g(x) (iv) Si 0 < 1* — 2| < 8. 1 Si 0 < \x — 2\ < 8. entonces f(x) g(x) 1 < 6. (b) El mismo problema usando decimales infinitos que terminen en una fila de ceros en lugar de los que terminan en una fila de nueves. 2 7. 6. entonces |/(*)g(x) — 8| < s.) (a) Demostrar que lim f(x) == / si y sólo si lim (/(jc) — /] = 0. dar después una demostración rigu­ rosa.133 Limites *5./| < e cuando 0 < \x — a\ < 8. ¿pueden existir lim [f(x) + *-»• «-»a »-*• + g(x)] o lim KxMx)? (b) Si existen los límites lim f{x) y lim [/(x) + g(x)]t ¿debe existir lim g\x)l *-*• . Supóngase que las funciones f y g tienen la siguiente propiedad: Para todo 6>0ytodojc. (i) (ii) Si 0 < \x — 2| < 8. si 0 < \x — 2| < sen* 4. (En este ejercicio se trata principal•-H» A-M» 18. (a) Hágase lo mismo para cada una de las funciones del problema 4-19. (Véase primero # -*« f-» a por qué la proposición es evidente. Demostrar que lim f(x) = lim f(a + h). En este capítulo la mayor parte de los problemas en los que se . entonces \f(x) — i| < e/2 cuan­ do 0 < \x — a\ < 8/2. (a) Si no existen los límites lim f{x) y lim g(x).

* 0 # -* 0 (d) Dar un ejemplo en el que exista lim /(x2). Demostrar que lim f(x) = lim g{x). *-*B *-*# (c) Demostrar que lim /(x) = lim /(x3). en lugar de 8. (b) ¿De qué modo puede obtenerse una hipótesis más débil? (c) Si f(x) < g(x) para todo x. lim f(x) depende # —* a . Supóngase que f(x) < ^(x) < h(x) y que lim f(x) = lim h(x). Demostrar que lim f(x) = lim g(x). . este hecho se expresa a veces diciendo que los límites constituyen una «propiedad local». (Será conveniente usar 8'. Demostrar que existe lim g(x) y que lim g(x) = lim f(x) = lim h(x). Supóngase que existe un 8 > 0 tal que f(x) = #(•*) cuando 0 < \x — a\ < 8. (Trácese un dibujo. ¿se sigue de ello necesariamente que lim f(x) < < lim £(*)? «-►a 13. pero no lim %x). Dicho de otro modo. r —» 0 * —* 0 Hallar este límite por otro procedimiento. Calcular los límites siguientes en función del número o = lim (senx)/x. (a) Demostrar que si lim f(x)[x — l y b ^ O . Indi* -* 0 # -* 0 cación: Póngase f{bx)¡x = b[f{bx)jbx]. (b) ¿Qué ocurre si b = 0? (c) La parte (a) nos permite hallar lim(sen 2x)/x en función de lim(sen x)/x. 15. o alguna otra letra.134 Fundamentos piden demostraciones deben tratarse de la misma manera.) (b) Demostrar que lim /(x) = lim fix — a). sen 2x x (i) lim (ii) sen ax lim x-+0 :-»o sen bx (iii) lim *-o (iv) lim z-*0 «-»0 sen2 2 x x sen25x .) 12. r-*o *-»o 11. ' « r. en la definición de límites. entonces lim f(bx)(x = bl.) «-»a x~*a z-+ a *14. (a) Supóngase que f(x) < g(x) para todo x. s — *a solamente de los valores de f(x) cuando x está cerca de a . siempre que estos límites existan.

entonces existe un número 8 > 0 y un núme- ro M tal que |/(x)| < M si 0 < \x — a\ < 8. (a) Demostrar que si lim g(x) * —►0 ■ ' .x2 x sen x 1 — eos X sen(x + h) — A-»0 (ix) (x) (xi) h lim sen(x 2 — 1) x —1 lim x2(3 + sen x) (x -|. demostrar que. = 0. [Naturalmente la parte (a) es innece*-»0 saria si se consigue hacer la parte (b). ni) y lo mismo para el mínimo. entonces lim # ( jc) sen \Jx = 0. (a) Demostrar que lim 1/x no existe. Demostrar que si j{x) = 0 para x irracional y f(x) = 1 para x racional. (b) Demostrar que si lim /(x) = / y lim g(x) = m. es decir. 21. (a) Demostrar que si lim f{x) = /. entonces lim |/|(x) — |/|. #-*i Demostrar que si lim /(x) = l. ' « -»o (b) Generalizar este hecho como sigue: Si lim g(x) = 0 y |/i(x)| < M para todo x. ■ ■ *20. Demostrar que si f(x) = x para x racional y f(x) = — x para x irracional. g%x) — s~+a = max(/. entonces lim max(/. cualquiera que sea l. 17. 18. (¿Cómo puede verse esto gráfica­ mente?) Indicación: ¿Por qué basta con demostrar que / — 1 < f(x) < 1 + 1 para 0 < \x — a\ < 8 ? 19. entonces lim f{x) no existe si a=£ 0 .senx ) 2 x-*0 135 lim (x 2 — l )3 sen x-*l 16. entonces lim g(x)h(x) = 0. lim 1/x = / es falso. en realidad la formulación de la . (b) Demostrar que lim l/(x — 1) no existe. en­ tonces no existe lim f(x) cualquiera que séa a.Límites (v) lim (vi) lim z-*0 (vii) lim x-»0 (viii) lim 1 — eos X X2 t g 2* + 2x x 4 .

pero existe lim f(x)g(x). x —*o (b) Demostrar el mismo resultado si lim |/(jc)| = oo. (2) Para todo e > 0. * —►0 í?->0 Indicación: Considerar por separado los dos casos siguientes: (1) Para algún s > 0 se tiene J/(jc)| > s para todos los x suficientemente pequeños. *24. Supóngase que. Demostrar que esto ocurre si y sólo si lim f(x) existe.) (c) Demostrar que si no se cumple ninguna de estas dos condiciones. Defínase / como sigue: 1/n. A n es un conjunto finito de números en [0. entonces tampoco existe *~*Ü lim [/(x) + #(*)]. (i) Si 0 < \x — a\ < £. 1]. entonces |f{x) — /| < 5. para todo x. si x está en A n 0. 1]. empiécese por elegir puntos x n con \xn\ < \¡n y \f(Xn)\ < 1ln. Este problema es el análogo del problema 22 cuando f + g se sustituye por f-g. si x no está en A n para ningún n. . x -* a 25. En este caso la situación es considerablemente más compleja y el análisis debe hacerse en varias etapas (el lector que desee un problema difícil puede buscar una solución independiente).Fundamentos 136 parte (b) puede facilitar las cosas más que (a) y ésta es una de las ven­ tajas de la generalización. (La definición precisa x —»o de este tipo de límite se da en el problema 37. Demostrar que lim f(x) — 0 para todo a de [0. Considérese una función / con la siguiente propiedad: Si g es una función cualquiera para la cual no existe el lim #(*). (a) Supóngase que existe lim f(x) y es ^ 0 .»0 x -» o cación: Esto es en realidad muy fácil: La suposición de que no existe lim f(x) lleva inmediatamente a una contradicción si se considera una g con x —*o la condición dicha. enton­ ces existe una función g tal que lim g(x) no existe.] 22. Expliqúese por qué son correctas las siguientes definiciones de lim f(x) = /: Para todo 8 > 0 existe un s > 0 tal que. En el segundo caso. y que A n y A m carecen de elementos comunes si m ^ n . para todo número natural n. IndiX. Demostrar que si lim g(x) no x —>o x —* o existe. entonces tampoco existe lim f(x)g(x). existen x tan pequeños como se quiera con |/(jc)| < e. **23.

x-*a 30.. 29.) Demostrar que existe algún 8 > 0 tal que f(x) < f(y) siempre que x < a < y .. Demostrar que lim (a„xn + . 27. Para cada una de las funciones del problema 4-17 indíquese para qué nú­ meros a existen los límites laterales lim f(x) y lim f(x). Supóngase que lim f(x) < lim fix). Pueden significar solamente que los dos límites son iguales si es que ambos existen . (iii) Si 0 < \x — a\ < e. Decida el lector por sí mismo cuáles de estas in­ terpretaciones son adecuadas. (Ilústrese esta proposición con un dibujo.|) = lim f(x). (b) Para todo e > 0 existe un 8 > 0 tal que si \f{x) — /| < e.) *31. + b„) existe si y sólo si *-»(*> ¿Cuál es el límite cuando m = n i ¿Y cuándo m > n i Indicación: El límite fácil es lim 1/ jc* = 0 . Demostrar que lim f(x) existe si lim f[x) = lim f(x).137 Límites (ii) Si O < \x — a\ < e.. entonces 0 < |x — a\ < 8. . + a„)l(bmx m + . *28. consígase mediante alguna manipulación algeáp—><x> braica que ésta sea la única información necesaria. o que si uno determinado de ellos existe. o que si cualquiera de los dos existe entonces el otro existe y es igual a él. x-*a* x-*a~ Demostrar que (i) lim /(* ) = lim / ( —*)• x— »0+ z—»0" (ii) lim/(|A.. entonces |f(x ) — l\ < 8. \x — a\ < 8 e |y — a\ < 8. ¿Se cumple la recíproca? *32. entonces \f(x) — l\ < d. *26. entonces\f(x) — l\ < 55. z—>0 as—*0+ (iii) lim f ( x 2) = lim f(x). (iv) Si 0 < \x — a\ < e/10. Pónganse ejemplos para demostrar que las siguientes definiciones de iim f(x) — l no son correctas. ¡r-+a (a) Para todo 8 > 0 existe un e > 0 tal que si 0 < |jc — a\ < 8 entonces \f(x) — 1\ < e. el otro también existe y es igual a él. (a) Hágase lo mismo para cada una de las funciones del problema 4-19. z—*0 z— *0+ (Estas ecuaciones y otras como ellas son susceptibles de diversas interpreta­ ciones. (b) Considérese también lo que ocurre si se usan decimales que terminan en una fila de ceros en vez de decimales que terminan en nueves.

) (a) Demostrar que lim l/(x — 3)2 =oo. Hallar los límites siguientes (i) .. * 2(1 + s e n 2 * ) / v. si 0 < \x — a\ < 8. (a) Definir lim /(x) — oo.7*-oo ( * + s e n * ) z 34. (Trazar un dibujo adecuado.. . (O por lo menos con*— *a* x— *a~ *-»». lim f{x). x -4-s e n *"* xÍ2 5* + 6 (ii) * sen* lim *-00 * 22 + 5e ■ (iii) lim (iv) lim X-»oo \ / * 2 -f * — *• - .” X— ► —00 (a) Hallar lim (anx n + D e fin ir l i m /(* ) X—*oo sen* X—00 X—00 = “ • • • + a0) /( b mxm + X—* — oo (b) Demostrar que (c) Demostrar que lim /(* ) = lim lim f { \ / x ) = x—»0" + ¿o). D e m o s tr a r q u e l i m / ( l / j c ) 35. H a l l a r lo s lím ite s s ig u ie n te s en fu n c ió n d e l n ú m e r o x— »0+ (0 ai) 36. lim ------* lim * s e n -- a x—0 * l i m /(* ) = /. lim f{x) = oo y lim /( jc) = oo. para todo *. x—>—« 37. Definimos lim /(*) = oo en el sentido de que para todo N existe un 8 > 0 x-*a tal que.138 Fundamentos 33. * —►3 (b) Demostrar que si f(x) > s > 0 para todo x. y lim g(x) = 0. entonces lim f{x)/g{x) = oo. entonces f(x) > N. x—»a 38.

(a) (b) X Hallar el perímetro de un n-ágono regular inscrito en una circunferen­ cia de radio r..e < x < sja2 + e. y lim x 3 = a3. Por fortuna no llegué a tiempo para introducir estos cambios. o |x 2 . > 0 hacemos simplemente que 6 sea el mínimo de y a2 + e . siendo a >0.a___y a . para las funciones trigonométricas que entren en juego. entonces \ x . (iii) lim x sen2 x. SuponX— <! gamos que queremos demostrar que lim x2 = a2. sin pasar por todos los pasos de la página 83. ¿Cuántos otros símbolos podría definir?) (b) Demostrar que lim 1 / = oo. puesto que esta «demos­ tración» es totalmente falsa. x3 + 4x — 7 i™ 7x! — x + 1 (ii) lira x (l + sen2*).139 Límites vénzase el lector que podría escribir las definiciones si tuviera humor para ello. ¿Dónde se encuentra el fallo? . de modo que a2 . (vi) lim x ( V x + 2 — V x ). Hallar los siguientes límites.a2| < 6 . Una vez ya en la imprenta el manuscrito de la primera edición de éste libro. jc X —»u+ (c) Demostrar que lim f(x) = oo si y sólo si lim / ( 1 / jc ) = oo. utilizar el radián como argumento.g < x2 < a2 + e. 39. Solución: 2m sen(7r/«).y/g2 + s (ver figura 19). Dado e > x~*a . (iv) lim asen -- X-frOO X-*0O x-»oo X (v) lim V x 2 + 2x — x.a \ < 5 implica que \Ja 2 . £-►00 (vii) lim x-»co 40. ¿A qué valor se aproxima este perímetro cuando n es muy grande? 41. si existen (l) . se me ocurrió una manera mucho más sencilla de demostrar que lim x 2 = = a2.

140 Fundamentos .

Parece natural considerar cómo anormal todo comportamiento de este tipo y distinguir con algún calificativo honroso aquellas funciones que no presentan 141 .#-►« igual a f(a). Por ejemplo. aun estando definida / en a y existiendo lim /(*). el límite puede no ser . y ---------------..1---------a F IG U R A 1 También puede no existir lim fax) (figura 2). esto puede dejar de ser cierto de muchas maneras. f puede incluso no estar definida en a. Finalmente. como se ve en la #-»fl figura 3. .CAPITULO 6 FUNCIONES CONTINUAS Si f es una función cualquiera. no se cumple necesariamente que lim /(*) = f(a). en cuyo caso la ecuación no tiene sentido (figura 1). En efecto.

y la definición rigurosa es muy importante. ni saltos ni oscilaciones indefinidas. . El calificativo adoptado ha sido «continua». por lo general. o no son. continuas en algún número ai todo ejemplo referente a limites suministra un ejemplo referente a continuidad. Intuitivamente.142 Fundamentos (a) (b) (c) F IG U R A 2 estas peculiaridades. No tendremos dificultad alguna en hallar muchos ejemplos de funciones que son. suficiente para decidir si una función es continua observando simplemente su gráfica (habilidad que merece ser cultivada). DEFINICIÓN La función / es continua en a si lim /(* ) = /(fl). es fácil engañarse. y el capítulo 5 suministra cierta­ mente bastantes de éstos. Aunque esta descripción es. una función / es continua si su gráfica no contiene interrupciones.

el 0 . si quere­ mos extender la segunda de estas funciones.143 Funciones continuas La función f(x) = sen l/x no es continua en 0. 0 . X 0 x = 0. es decir. debemos) definir G(0) = 0 (figura 4). si a=£ 0. entonces la elección de a — G(0) puede hacerse de tal manera que G sea continua en. g(x) = x y h{x) = x 2 son continuas en todos los nú­ meros a. porque lim f(x) no existe. Esta clase de extensión no es posible para / . cualquiera que sea a. x 0 x = 0. #-►0 La función x racional x irracional f(x ) = FIGURA 4 no es continua en a. y lo mismo vale para la función #U) = x sen l /x Por otra parte. puesto que lim f(x) no existe. Sin embargo. x —* a x —>a . *— *0 Las funciones f(x) = c. para hacer esto podemos (de hecho. puesto que lim/(jf) — lim c c = f(a). de modo que / es continua precisamente en un solo punto. si queremos definir una nueva función G poniendo G(x) = í * « " 1/*. porque ni siquiera está definida en 0. entonces F no será continua en 0. I Û. lim f{x) = 0 = /(0). si definimos p'^x') = I \a .

En eJ capítulo 5 hicimos ver que lim f(x) — 0 para todo a. si g(á) ^ 0. entonces ( 1) / + 8 es continua en a.g es continua en a. Puesto que 0 = f(a) x-+a solamente cuando a es irracional. TEOREMA 1 Si / y g son continuas en a. DEMOSTRACIÓN Puesto que / y g son continuas en a. (2) f-g es continua en a. x—*a x—>a lim h(x) = lim x 2 — a2 = h(a). Las demos­ traciones de las partes (2) y (3) se dejan para el lector. x irracional x — /»/^fracción irreducible. esta función es continua en a si a es irracional. g . x—►o Por el teorema 2(1) del capítulo 5 esto implica que lim ( / + g)(x) = f(a) + g{a) = ( / + g)(a).Fundamentos 144 lim g(x) = lim x = a — g(a). üm f(x ) = f(a) x— y lim g(x) = g(a). Además. pero no si a es racional. x—*a lo cual es precisamente la afirmación de que f -t. entonces (3) 1¡g es continua en a. Será más fácil todavía dar ejemplos de continuidad si demostramos dos sen­ cillos teoremas. *a z —*a Considérese finalmente la función _ | 0. \/q .

[Ob­ sérvese que se requiere que / sea continua en g(a\ no en a. Pero en este caso. se obtiene para todo e > 0 existe un 8 > 0 tal que.] . para todo a. Antes de formular este teorema. podemos aplicar el teorema 1 para concluir que una función f(x) — ^n-~1*w~ 1 ~t~ * * * ~t~ ¿o CmXm H- i* m -1 4 - ' * * + Cu es continua en todo punto de su dominio. entonces \f(x) — /(a)| < s. Cuando estudiemos en detalle la función seno será fácil demostrar que sen c continua en a para todo a. en que el límite es f{a). vale la pena destacar el siguiente punto acerca de la definición de continuidad. que son continuas en a. un teorema referente a la composición de funciones continuas.145 Funciones continuas Partiendo de las funciones f{x) = c y f(x) = x. para todo x. necesitamos. si 0 < \x — a\ < 8. evidentemente. y / es continua en ¿(u). entonces / o f> es continua en a. Pero es difícil llegar a mucho más de esto. puesto que si x = a se cumple ciertamente que \f(x) — f(a)\ < e. TEOREMA 2 Si g es continua en a. Si traducimos la ecuación lim f(x) — f(a) de acuerdo con la definición de límites. aceptemos de momento este hecho. la frase 0 < \x — a\ < 8 puede cambiarse por la condición más sencilla \x — a\ < 5. Una función tai como X sen2 x + x 2 + Xa sen x sen27 x + 4x2 sen2 x puede demostrarse ahora que es continua en todo punto de su dominio. Pero toda­ vía no podemos demostrar la continuidad de una función tal como f(x) = sen (x2) .

existe un 8' > 0 tal que para todo y. Deducimos que existe un 8 > 0 tal que. El lector debería ser capaz de analizar con la misma facilidad funciones tales como / ( jc) = sen (jc2 + sen (jc + sen2 (jc3)». entonces \f(y) — f(g(a))\ < e. (3) Si ¡jc— a\ < 8. = 0. |/ ( g ( * ) ) ~ / ( ^ ( « ) ) l < e * Tendremos que aplicar primero la continuidad de f para estimar cómo de cerca tiene que estar g(x) de g(a) para que se cumpla esta desigualdad. para todo x. por lo tanto. El número 8' es un número positivo como cualquier otro número positivo. En particular.g(a)| < 8'. Hemos observado ya que / es continua en 0. Aplicamos ahora la continuidad de g para estimar cómo de cerca tiene que estar x de a para que se cumpla la desigualdad |#(jc) — # 0 )| < 8'. | Podemos ahora volver a considerar la función . Unas cuantas aplicaciones de los teoremas 1 y 2. Queremos hallar un 8 > 0 tal que para todo x. demuestran que / es también continua en a. /w = i 0. podemos. es decir. esto significa que (2) S i|¿ 0 ) . Puesto que f es continua en g(a).Fundamentos 146 DEMOSTRACIÓN Sea e > 0. (1) si |y . tomar 8' como el e (!) de la definición de continuidad de g en a. junto con la continuidad de sen. si \x — a\ < 8. entonces |#U) — g(a)| < 8'. . Combinando (2) y (3) vemos que para todo x .£ ( » 1 < 8\«entonces |/(g (* )) — f(g(a))\ < s. entonces |/(£(*» — f(g(á))\ < e. si \x — a \ < 8 entonces | (/< > £ )(* ) - ( / o ^ ) ( a ) | < S. para a=£ 0./ x x sen \ / x. x 0 .

des­ cribir intuitivamente una función continua como aquella cuya gráfica puede dibu­ jarse sin levantar el lápiz del papel. un lema para posteriores argumentaciones. /W = |o . b). La hipótesis de este teorema exige la continuidad en un punto solamente. x ^ 0 x —0 se ve que esta descripción es un poco demasiado optimista. Estos teoremas son. mucho más difíciles que los de este capítulo. Si f es continua en x para todo x de (a. (2) lim /(* ) = / ( « ) x—*a* y lim f(x ) = f(b). TEOREMA 3 Supóngase que / es continua en a. Entonces existe un número 8 > 0 tal que f(x) > 0 para todo x que satisface \x — a\ < 8. Se suele. b). La continuidad en un intervalo cerrado se define de modo algo diferente. Al considerar la función . y f(á) > 0. si f(a) < 0. pero con todo es ver­ dad que existen muchos resultados importantes acerca de funciones que son con­ tinuas en un intervalo. entonces se dice que f es continua en (a. a veces. entonces existe un número 8 > 0 tal que f(x) < 0 para todo x que satisfa­ ce \x — a\ < 8. b). pero existe un teorema sencillo que constituye un puente entre los dos tipos de resultados. de hecho puede decirse que la continuidad es la primera condición que debe satisfacer una función «razonable». pero el concepto de continuidad no empieza a ser interesante hasta que dirigimos nuestra atención a funciones que son continuas en todos los puntos de algún intervalo. pero la conclusión describe el comportamiento de la fun­ ción en algún intervalo que contiene el punto. una función / se dice que es continua en [a.Funciones continuas 147 Los pocos teoremas de este capítulo se refieren todos a continuidad de fun­ ciones en un punto. en reali­ dad. se incluye aquí como una visión anticipada de lo que ha de venir. x—*b~ Las funciones que son continuas en un intervalo suelen considerarse especial­ mente como buenas. . por lo general. b] si ( 1) f es continua en x para todo x de {a. Análogamente. Aunque este teorema es./ n ( x sen \Jx.

Demostrar que / es continua en 0 . existe 8 > 0 tal que para todo . ¿En qué puntos son continuas las funciones de los problemas 4-17 y 4-19? 3. pero no lo sea en ningún otro punto. y esta última igualdad implica / ( ) > 0 . tómese £ = —f(á). jc . jc irracional. = \ /q . jc si |j c — a\ < 8. x — p / q racional en fracción irreducible. g(0) = 0. [Obsérvese que /(O) debe ser igual a 0. Así. pero tal que |/| sea continua en todos los puntos. hallar la función que sea continua en a. Para todo número a. entonces |/(jc) — f(a)| < e. jc si |j c — a\ < 8. 5. ¿Para cuáles de las siguientes funciones / existe una función F de dominio R tal que F ( ) = f(x) para todo del dominio de /? jc jc —4 (i) / M -----------r jc — 2 (ü ) / w = & (iii) (iv) = 0 . y \f(x)\ < |gC*)|. 4. entonces | /(j c ) — f(a)\ < f(a).148 Fundamentos DEMOSTRACIÓN Considérese el caso f(a) > 0 puesto que f que es continua en a.] (b) Dar un ejemplo de una función / que no sea continua en ningún a ^ O . Demostrar que / es continua en 0. pues. (a) Supóngase que / es una función que satisface \f(x)\ ^ | | para todo jc. para todo . (c) Supóngase que g es continua en 0. Puede darse una demostración análoga en el caso f(a) < 0. si s > 0 existe un 8 > 0 tal que. Dar un ejemplo de una función / que no sea continua en ningún punto. | jc PROBLEMAS 1. /( / ( jc) jc ) X 2. O también se puede aplicar el primer caso a la función —/. Puesto que f(a) > 0 podemos tomar a f(a) como el e.

también lo son max(/.. 5 . (a) Demostrar que si f es continua en a. y /(/) = 1. que lim f(g(x)) = /(lim g(x)). Hágase ver con un ejemplo que esta afirmación es falsa si se sustitu­ ye [a. (b) Dedúzcase que para algún 6 > 0. entonces también lo es |/|. . tí). *12. (a) Hallar una función / que sea discontinua en 1. Supóngase que / es continua en a y f(a) = 0. g) y min(/. (a) (b) 14. 8. hágase la prueba con g constante en (—oo. c] y g(b) = h{tí). por lo general. Demostrar que si / es continua en [a.. . Indicación: Hacer x -* a 13. 7. pero es más fácil considerar la función G con G(x) = g(x) para x ^ a .. 11. donde E es par y continua y O es impar y continua.] (b) Demostrar que si no se supone la continuidad de f en /. (a) (b) x -+ a la prueba con f(x) — 0 para x --¿=1. Demostrar que para algún e > 0 existen números x tan próximos como se quiera de a con \f(x) — f(a)\ > e . Ilústrese esto gráficamente. Defínase f(x) como g(x) si x a y h(x) si x < a. h es continua en [b.. . y que satisface #(*) = f(x) para todo x en [a. b]. entonces no se cumple.149 Funciones continuas 6. tí]. (a) Demostrar que si / es continua en l y lim g(x) = /. b]. [Se puede hacer partiendo de las definiciones. Demostrar que / es continua en a Supóngase que g es continua en [a. 10. y G(a) = /. o bien existen números x tan próximos como se quiera de a con f(x ) < f{a ) — e o bien existen números x tan próximos como se quiera de a con f(x ) > f(á) + s. donde g y h son no negativas y continuas. pero continua en todos los demás puntos.. pero que sea continua en todos los demás puntos. Supóngase que f satisface f(x + y) = f(x) + f(y). { .. . Supóngase que g y h son continuas en a. entonces lim f(g(x)) = x —* a x -+ a = /(/). g). (a) Supóngase que / no es continua en a. Demostrar el teorema 1(3) aplicando el teorema 2 y la continuidad de la función f(x) = l/x. (c) Demostrar que si / y g son continuas. (b) Demostrar que toda función continua / puede escribirse en la forma f — E + O. oo). (b) Hallar una función / que sea discontinua en 1. Demostrar que si a ^ O . y que g(a) = h(á). entonces existe una función g que es continua en R. 9. y que f es continua en 0. Indicación: Puesto que hay evidentemente un gran margen para elegir. Demostrar que f es continua en a para todo a. . en­ tonces / + a es distinta de 0 en algún intervalo abierto que contiene a. a] y [b. b] por (a. y en 0. (d) Demostrar que toda función continua / puede escribirse en la forma f — g — h.

¿Qué función es la g definida por g(x) = lim f(y)? *(d) Sea / una función con la propiedad de que todo punto de discontinuidad es una discontinuidad evitable. las funciones continuas pueden «soldarse». entonces se dice que f tiene una discontix -+ a ntiidad evitable en a. aun­ que sospeche la solución correcta. (Así. Si lim /(x) existe. si f(á) < 0.) (c) Sea üx) = 0 si jc es racional. c]. (b) Demostrar una versión del teorema 3 cuando lim /(jc) = f{b).) . Existe entonces un *-»«+ número 8 > 0 tal que /(jc) > 0 para todo x que satisface 0 ^ x — a < 8. Análogamente. esto es muy fácil. pero que / puede ser discontinua en algunos (incluso en infinitos) números . y sea fiplq) = 1fq si pjq es una fracción irreducible. y f{á) > 0. pero principalmente como una prueba de intuición. (No x -* a tomarse demasiado trabajo. (a) Demostrar la siguiente versión del teorema 3 para «continuidad por la derecha»: Supóngase que lim j{x) = /(a). Véase el problema 21-33. Demostrar que g es continua. pues.Fundamentos 150 Sea f(x) igual a g(x) para x en [a. Sea g(x) = f(x) para x ^ a y sea g(á) = lim f(x).] **(e) ¿Existe alguna función / que sea discontinua en todo punto y que tenga solamente discontinuidades evitables? (Vale la pena considerar este pro­ blema ahora. [Esto jc jc y-+ x no es tan fácil como la parte (b). x —yb~ 16. entonces existe un número 8 > 0 tal que /(x) < 0 para todo x que satisface 0 < x — a < 8. Demostrar que / es continua en [a. Demostrar que g es continua en a.) 15. pero es ^ f{a). b] e igual a h(x) para x en [b. Defínase g(x) = lim fiy). ¿tiene f una discontinuidad evi­ table en 0? ¿Y si /(x) = x sen 1/jc para x = £ 0 y /(O) = 1 ? (b) Supóngase que / tiene una discontinuidad evitable en a. Esto significa que lim f(y) existe para y-»* todo . el lector no podrá ciertamente demos­ trarla por ahora. c]. (a) Si fix) = sen 1/jc para x=£ 0 y /(O) = 1.

CAPITULO 7 TRES TEOREMAS FUERTES Este capítulo está dedicado a tres teoremas acerca de funciones continuas y a algunas de sus consecuencias. TEOREMA 1 Si f es continua en [a. como en la figura 1. entonces existe algún x en [a. b] tal que f(x) = 0 .) 151 . por razones que se explican al final de éste. (Geométricamente. b] y f{a) < 0 < f(b). esto significa que la gráfica de una función continua que em­ pieza por debajo del eje horizontal y termina por encima del mismo debe cruzar a este eje en algún punto. Las demostraciones mismas de estos tres teoremas no se darán hasta el capítulo próximo.

/(*) = . pero no existe ningún punto x en [0. b] tal que f(y) > f(x) para todo jc en [a. si la continuidad deja de cumplirse en un solo punto. las con­ clusiones pueden no ser ciertas. b]. entonces existe algún número y en [a. b] (figura 3).152 Fundamentos TEOREMA 2 Si / es continua en [a. Entonces / es continua en todo punto de [0. este teorema significa que la gráfica de / queda por debajo de alguna línea paralela al eje horizontal como en la figura 2 . 0<x<V2 V l < x < 2 . la discontinuidad . y /(O ) < 0 < /(2 ). 2] tal que /(x ) = 0. (Geométricamente. existe algún número N tál que f(x) < N para todo x en [a.1. b] . b]. Las hipótesis de aquellos teoremas postulaban siempre continuidad en un solo punto mientras que las hipótesis de los teoremas presentes exigen continuidad en todo un intervalo [a. entonces / está acotada superiormente en [a. Por ejemplo. b].) TEOREMA 3 Si / es continua en [a. es decir. 6 ]. 2] excepto en y f l . 1. sea / la función de la figura 4. Estos tres teoremas difieren notablemente de los teoremas del capítulo 6.

En efecto. . Análogamente. pero no está acotada en este intervalo. Este ejemplo hace ver también que el intervalo cerrado [a. x 0 * = 0. 1]. 1). 1] excepto en 0. se tiene /GA0 = 2 N > A .Tres teoremas fuertes 153 FIGURA 4 en el punto \ f l es suficiente para destruir la conclusión del teorema 1. pero / no está aco­ tada superiormente en [0. consideremos la funciórt de la figura 6 . Finalmente. ya que la función / es con­ tinua en (0 . b] del teorema 2 no puede ser sustituido por el intervalo abierto (a. supongamos que / es la función de la figura 5. FIGURA 5 Entonces / es continua en todo punto de [0. b). para cualquier número N > 0.

tales propiedades «globales» de una función son siempre notablemente más difíciles de demostrar que las pro­ piedades «locales». Las hipótesis de nuestros tres teoremas son muy restrictivas. deduciremos pronto algunas consecuencias importantes. no existe ningún y en [0 . de modo que / satis­ face la conclusión del teorema 2. 1] tal que f{y) > /(jc) para todo jcde [0 . de modo que no podemos elegir y = 1.154 Fundamentos En el intervalo [0. . Pero / no satisface la conclusión del teorema 3. pero será conveniente mencionar primero algunas ge­ neralizaciones simples de estos teoremas. aunque / no sea continua en [0. Para ilustrar la utilidad de los teoremas 1. El teorema 3 se parafrasea a menudo diciendo que una función continua en un intervalo cerrado «alcanza su valor máximo» en dicho intervalo. 2 y 3. no se cumple ciertamente que /( 1) > f(x) para todo x de [0 . 1] la función / está acotada superiormente. 1]. pero en compen­ sación obtenemos unas conclusiones de naturaleza completamente distinta de las de los teoremas anteriores. y en correspondencia con esto son de mucha mayor fuerza. ni tampoco podemos elegir 0 < y < 1 porque f(y) < /(jc) si jces un número cualquiera tal que y < jc< 1. 1]. Este ejemplo hace ver que el teorema 3 es considerablemente más fuerte que el teorema 2. 1]. en efecto. Describen el comportamiento de una función no pre­ cisamente en un punto sino en todo un intervalo.

b ]. b] y /(a) > c > /(/>). si. b] tal que f{ x) = c. entonces / está acotada inferiormente en [a. b] tal que —f(x) = —c. | . de modo que podemos poner N = —M . DEMOSTRACIÓN Sea g = f — c. Según el teorema 1. b] tal DEMOSTRACIÓN La función —f es continua en [a. b] y f(a) < c < /( 6 ). b] tal que g(x) = 0. entonces existe algún x en [a. b\. c < d. b]. Según el teorema existe algún x en [a. | TEOREMA 5 Si / es continua en [a. b]. Todavía podemos decir más: Si c y d están en [a. si una función continua en un intervalo toma dos valores. entonces basta aplicar los teoremas 4 y 5 al intervalo [c. Pero esto significa que f{x) > —M para todo x de [a. en­ tonces f toma todos los valores comprendidos entre f(c ) y f(d). ¿>]. La demostración es sencilla. DEMOSTRACIÓN La función —f es continua en [a. y g(a) < 0 < #(6). Pero esto significa que f(x) = c. existe algún x en [a. d\. TEOREMA 6 Si / es continua en [a. b]. que f{x) = c. Resumiendo. existe un número M tal que —f(x) < M para todo x de [a. existe algún número N tal que f(x) > N para todo x de [a. por ejemplo. lo cual significa que /(*) = c. b]. entonces toma todos los valores comprendidos entre ellos.Tres teoremas fuertes 155 TEOREMA 4 Si f es continua en [a. esta ligera generalización del teorema 1 recibe a menudo el nombre de teorema de los valo­ res intermedios. Entonces g es continua. b] y — fia) < —c < —f(b). | 4 Los teoremas 4 y 5 juntos demuestran que / toma todos los valores comprendidos entre f(á) y fib). entonces existe algún x en [a. es decir. de modo que según el teorema 2.

b] . b]. b] y el teorema 6 asegura la existencia de un número N 2 tal que f(x) > N 2 para todo x de [a. un número ¿>> 0 tal que /(6) > a (como se ve en la figura 7). según el teorema 3 existe algún y en [a. En efecto. evidentemente. | Precisamente el mismo raciocinio puede aplicarse para demostrar que todo .¡. existe un número N tal que |/(jr)| < N para todo»jc de [a. mientras que si a < 1 pode­ mos tomar 6 = 1. b]. 2 y 3. |iV2|). | Una vez deducidas las consecuencias triviales de los teoremas 1. Puesto que /(O) < a < f(b). b].156 Fundamentos Los teoremas 2 y 6 juntos demuestran que una función continua / en [tf. lo cual significa que — f(y) < —/(jc) para todo x de [a. DEMOSTRACIÓN Consideremos la función f(x) = jc2. en efecto. si a > 0. 6]). entonces existe algún y en [a. TEOREMA 8 Todo número positivo posee una raíz cuadrada. 6] está acotada en [a. tenemos /( jc) = a. b] im­ plica que para algún x (de [0. En otras palabras.) DEMOSTRACIÓN La función —f es continua en [a. para todo x de [a. si a > 1 podemos tomar b = a. Existe. em­ pezaremos a demostrar algunas cosas interesantes. b] tal que f{y) < f{x) para todo jc de {a. Obsérvese que la afirmación del teorema puede ser expresada en términos de /: «el nú­ mero a posee una raíz cuadrada» significa que / toma el valor a. es decir. 6]. puesto que el teorema 2 asegura la existencia de un número N¡ tal que /( jc)< ¿ V . b]. el teorema 4 aplicado a [0. (Una función continua en un intervalo cerrado alcanza su mínimo en dicho in­ tervalo. podemos tomar N = max(|/V. x2 = a. la cual es ciertamente continua. La demostración de este hecho acerca de / será una consecuencia fácil del teorema 4. es decir. TEOREMA 7 Si / es continua en [a. en­ tonces existe algún número x tal que jc2 = a. b]. b]. b] tal que —f(y) > —/( jc) para todo x de [a.

Para demostrarlo basta observar que si el número positivo a tiene la raíz w-ésima x.*. El resultado expresado de este modo es susceptible de gran generalización. cualquier número a tiene una raíz n-ésima. entonces (—*)" = —a (puesto que n es impar). es decir. evidentement. TEOREMA 9 Si n es impar. la función . cualquiera que sea el número n. se puede decir m ás: todo número tiene una raíz /i-ésima. Afirmar que. de modo que —a tiene la raíz n-ésima —a. DEMOSTRACIÓN Tendremos que considerar.Tres teoremas fuertes 157 número positivo tiene una raíz n-ésima. para un n impar. Si n es impar. entonces cualquier ecuación x n -|. si x n = a.an~\xn~ l + ’ • * + 0o = 0 posee una raíz. equivale a afirmar que la ecuación xn — a = 0 tiene una raíz si n es impar.

si elegimos un x que satisfaga (*) M > 1 . esta función es positiva para x grandes positivos y negativa para jc grandes negativos.an. puesto que n es impar. la función se parece mucho a #(*) = x * y. La idea in­ tuitiva es que para un |jc| grande. entonces |x*| > |jc| y |a»-*l < k"-fc| < \x\ \°n-k\ 2 «|an-jfc| 2n de modo que n términos Expresado de otro modo. Ì < an~ l 2 ~ x lo cual implica que . 2 n|a„_i|. Un poco de cálculo algebraico es todo lo que hace falta para dar forma a esta idea intuitiva. habría que demostrar que / es unas veces positiva y otras negativa. » 2n\a0\. Para análizar debidamente la función f conviene escribir f(x ) = x n + an—ixn 1 + ** Obsérvese que —1 + • • • X xn < En consecuencia. .\ x n l + * * * + a0. .158 Fundamentos f { x ) = x n 4. .

un punto más bajo que todos los demás. Dicho de otro modo existe un número y tal que f(y) < f(x) para todos los números jc. contiene. | [ jc2..] llegamos a la conclusión de Et teorema 9 resuelve tan felizmente el problema de las ecuaciones de grado impar que parece obligado intentar lo mismo respecto a las de grado par. sino en la recta completa. si jc2 < 0 satisface (*). de modo que / ( jc2) < 0 . jc.. Por otra parte. > 0 que satisfaga (*).xxn~' + . Aplicando ahora el teorema 1 al intervalo que existe un jc en [ jc. En vez de intentar resolver la ecuación x n + tfn-i*n 1 + * * • + a0 — 0 . por lo menos en la forma en que la hemos dibujado. algo de interés. no solamente en todo inter­ valo cerrado. La información que se puede dar acerca de la solución de estas ecua­ ciones depende de un hecho que se ilustra en la figura 8. + a0. ¿qué más hay que decir? Se puede decir. Unas ecuaciones tales como jc2 — 1 = 0 tienen una solución. La gráfica de la función f{x) — jc" 4. mientras que otras tales como jc2 + 1 = 0 no la tienen . el problema parece a primera vista insupe­ rable. con n par. si elegimos un jc. Sin embargo. (Obsérvese que esto no se cumple si n es . de modo que / ( jc. ) > 0. preguntémonos acerca de la posibilidad de resolver las ecuaciones xn + <zn _ i * n 1 + * ** + «o = c para todos los números posibles c. jc2] tal que / ( jc) = 0 . con todo.an. es decir. considerando una cuestión más general. Esto equivale a hacer variar el término cons­ tante a„.159 Tres teoremas fuertes Por lo tanto. entonces = ZOO.. la función / posee un mínimo. no estudiadas hasta ahora. entonces jc2n < 0 y = /( * 2 ).

) La demostración depende del teorema 7. 2«|¿zn__i¡. TEOREMA 10 Si n es par y f(x)= xn + an-txn~l + /(y) < fix) para todo x. 2 n \a 0\). entonces existe un número y tal que DEMOSTRACIÓN Lo mismo que en el teorema 9. b] es. x n > 0 para todo x. el intervalo de la figura 8. Toda la de­ mostración del siguiente teorema se basa en la elección de [a. entonces para todo x con \x\ > M. b]. si M = m a x (l. por ejemplo. pero hace falta una aplicación artificiosa del mismo.• • Al ser n par. Podemos aplicar el teorema 7 a cualquier intervalo [a. . tenemos . y obtener así un punto y0 tal que /(y0) es el valor mínimo de / en [a. . de modo que . entonces el punto y0 no será aquel en que f alcanza su valor mínimo para toda la recta.Fundamentos 16 q impar.< i + — 2 x 4. b] de modo que esto no pueda ocurrir. b]. . . pero si ocurre que [a.

Apliquemos ahora el teorema 7 a la función / en el intervalo [—b. Se de­ duce que existe un número y tal que1 ( 1) si — ent onces fiy )< f{x ).Tres teoremas fuertes y < *" ( í + 161 + ■ • ' + “ . b]. tenemos (figura 9) xn bn f(x ) > .> Análogamente. ) = /(*)> siempre que \x\ > M. . Resumiendo: si x > b o x < — entonces f(x) ^ f(0). Consideremos ahora el número /(O).> . si x < — /(O). Entonces si x > b . Sea b > 0 un número tal que bn > 2jf(0) y también b > M. entonces {~ b )n 2 2 > / ( 0 ).

Entonces existe un número m tal que (*) posee una solución para c > m y no posee ninguna para c < m. Sea m = fiy).ix n-1 + • * • + a0 = c. entonces (*) . evidentemente. De este modo (2) si x < — b o x > b. 0). TEOREMA 11 Consideremos la ecuación (*) x n + an.162 En Fundamentos particular. existe un número y tal que /(y) </(. Si c < m. DEMOSTRACIÓN Sea fix) = x n + an-lx n~1 + . y supongamos que n es par. | El teorema 10 permite ahora demostrar el siguiente resultado. Combinando (1) y (2) vemos que f(y) < f(x) para todo jc. Según el teorema 10. entonces f(x) > /(O) > fiy). + a0 (figura 10). entonces la ecuación (*) no tiene..*) para todo x. Si c = m.. ninguna solución. puesto que el primer miembro tiene un valor > m.

El mismo conjuntó A se indica mediante una línea grue- . | Estas consecuencias de los teoremas 1. Pero / no está acotada en [0. De que esta infortunada conclusión es cierta po­ demos convencernos de varias maneras. nuestras dificultades presentes nos sugieren la manera de descubrir esta propiedad: Intentemos. 2]. Puesto que una demostración de cualquiera de estos teoremas debe exigir alguna propie­ dad nueva de R hasta ahora pasada por alto. y por lo tanto de alguna propiedad de los reales distinta de las P1-P12. Según se ha indicado en la parte I. ya que. P1-P12). y ver qué es lo que falla. b] tal que f(x) = c. entonces la demostración del teorema 8 estaría completa. según el teore­ ma 4. Por desgracia. es imposible demostrar esto a partir de P1-P12. no podemos hacerlo por ahora. y así habríamos demostrado que todo número positivo tiene una raíz cuadrada. Sea b un número tal que b > y y f(b) > c. x es uno de estos puntos. A pesar de nuestra incapacidad de demostrar los teoremas 1. es decir. la demostración del teore­ ma 8 descansa solamente en la demostración del teorema 1 . 2 y 3 son las únicas que deduciremos ahora (sin embargo. En consecuencia. hay algu­ nos resultados que reclamamos como ciertos. Para encontrar este punto. 2 y 3. con lo que x es una solución de (*). Una sola cosa queda por hacer: demostrar los teoremas 1. si pudiéramos demostrar el teorema 1. 2 y 3. por ejemplo. cons­ truir una demostración del teorema 1. el teorema 2 depende esencialmente de la existencia de números que no son números racionales. supongamos c > m. una demostración es imposible. a partir de nuestros conocimientos actuales acerca de los números reales (a saber. Finalmente. y si nuestra noción de función continua tiene algún grado de conexión con nuestra idea in­ tuitiva. En la figura 11. Así. Una idea que parece prometedora es la de encontrar el primer punto en que f(x) = 0. pues. estos teoremas desempeñarán un papel fundamental en todo lo que hagamos más adelante). b] tales que / es negativa en [a. b] tal que f(x) = 0. 2 y 3 tienen necesariamente que ser verdad. existe algún número x en [y. puesto que el denominador nunca sería = 0.Tres teoremas fuertes 163 tiene y como solución. entonces los teoremas 1. Entonces f{y) = m < c < f(b). x]. mientras que x' no lo es. Por ejemplo. consideremos primero el conjunto A que contiene todos los números x de [a. entonces / sería continua. el x más pequéño de [a. Consideremos de nuevo la función Si no existiera ningún número x con x2 = 2. Si las figuras que hemos trazado tienen alguna conexión con las matemáticas que estamos haciendo.

Entonces. Decimos que /(a) = 0. /(a) < 0 es falso. mientras que todos los puntos suficientemente próximos a ó no pertenecen a A. b] así como el problema 6-15. Aplicando de nuevo el teorema 6-3 vemos que f(x) sería positivo para todo jc de un intervalo pequeño conteniendo a. f{x) sería menor que 0 para todo x de un intervalo pequeño conteniendo a.) Supongamos ahora que a es el número más pequeño que es mayor que todos los miembros de A . supongamos /(a) > 0. pero esto contradice el hecho de que a es mayor que cualquier miembro de A. Supongamos primero que /(a) < 0. el conjunto A contiene algunos puntos mayores que a. puesto que los números mayores estarían también en A. j •' O p ara to d o x de este intervalo b contendría tam bién todos estos p u ntos A FIGURA 12 Por otra parte.164 Fundamentos FIGURA 11 sa. Al ser / negativa en a y positiva en b. . y para demostrarlo nos basta con eliminar las posibilidades /(a) < 0 y / ( a ) > 0 . En consecuencia. en particular para algunos números mayores que a (figura 12) . (Estamos aplicando aquí la continuidad de f en [a. evidentemente a < a < b. según el teorema 6-3.

y no hace falta cavilar mucho para en­ contrar el punto dudoso. que algo debe estar equivocado. Una vez descubierto el sofisma. podemos elegir a = b). cualquiera que fuera el s f í que eligiéramos. Para cada una de las siguientes funciones. entonces no existiría un número mínimo mayor que todos los miembros de A . En efecto.Tres teoremas fuertes 165 en particular para algunos números menores que a (figura 13). aparece casi evidente cuál es la propiedad adi­ cional de los números reales que necesitamos. Éste es el objetivo del próximo capítulo. q. se podría haber elegido un a todavía más pequeño que sería mayor que todos los miembros de A. Está claro que podemos elegir un número a mayor que todos los miembros de A (por ejemplo. Si el número >/T no existiera. En consecuencia. Ahora todo se reduce a explicarla debidamente y aplicarla. PROBLEMAS 1. Esto significa que estos números más pequeños están todos fuera de A. Por lo tanto. Otra vez tenemos una contradicción. sin embargo. decidir cuáles están acotadas superiormente o inferiormente en el intervalo indicado. pero no está tan claro que podamos elegir uno más pequeño que todos. puesto que no se ha aplicado ninguna propiedad nueva de R. (Obsérvese que / puede tener estas . y cuáles de ellas alcanzan sus valores máximo o mínimo. siempre podríamos elegir uno más pequeño. Sabemos. /(a) = 0 y nos tienta decir c. /(a ) > 0 es también falso. supongamos que A consiste en todos los números x > 0 tales que x2 < 2. d.

x + 3. 1]. x — p /q tracción irreducible 1. \ a 2. ( . x irracional en [0 . a]. 4x2 — 4x + 1. y aunque el intervalo no sea cerrado. Para cada una de las siguientes funciones polinómicas /. 1]. 0. (x) 2. x > a considerar distintos valores posibles para a. hallar un entero n tal que f{x) — 0 para algún x entre n y n + 1. (V ) /(* ) = j * *.1. x irracional 1 + a2) en [0 . —1/q. x = p /q fracción irreducible 1. /W = /(* ) f(x ) f(x ) f(x ) = = = x 3 . (viii) / W = { 1 /q. (i) (ii) (iii) (iv) 3. „ x — a en { —a — 1.Fundamentos 166 propiedades aun no siendo continua. 1]. a + 1). /(* ) = en [—a — 1. a + 1]. [0 . 1). 1 /<?. (ix) x < a x > a (Será necesario x irracional en [0 . x irracional en [0 . 1). R. a].) (vi) /(* ) = (vii) / W = x 2. x 3 + 5x 4 + 2x + 1.1 . Demostrar que existe algún número (i) X179 + (ii) 163 1 + x 2 + sen2 x sen x = x — 1 . x 5 + x + 1. x — p /q fracción irreducible eaucioie x. 0 . u + 2. = 119. x racional en [0 . oo). a 3] (xi) f(x ) = sen2 (eos x + (xii) /(* ) = M en [0 . jt tal que .) (i) (ü) (iii) (iv) /O ) f(x ) f(x ) f(x ) = = = = X2 en *3 en x 2 en x 2 en ( .

¿(1) ■= 0. ¿Qué puede decirse acerca de /? 6. Demostrar que n — k es par. (a) El problema 11 demuestra que / corta a la diagonal del cuadrado en la figura 14 (línea continua). (b) Una raíz a de la función polinómica f se dice que tiene multiplicidad m si /(x) = (jc— ayng{x). Sea / una función polinómica de grado n. 1] para todo x (dibujarlo).] Demostrar que o bien es /(jc) = ^ l . 5. ¿Cuántas funciones continuas / existen satisfaciendo (/(jc))2 = 8. hallar una función polinómica de grado n que tenga exactamente k raíces.j c 2 para todo jc. b] y que /(jc) es siempre racional. 1] y g(0) = 0.Tres teorem as fuertes 167 4. Demostrar que /( jc) = jc para algún número jc. entonces fi jc) = g(x) para algún x. ¿Qué puede decirse acerca de f(x ) para x ¥* al *(c) Del mismo modo. Demostrar que / ( jc ) = . contando las multiplicidades. (Si la demostración no es muy corta es que no está bien. . Supóngase que / y g son continuas.) (b) 11. supóngase que k es la suma de las multiplicidades de todas las raíces. donde g es una función polinómica que no tiene la raíz a. (a) Supóngase que / es continua. o bien /( jc) = . 10. ¿Qué puede decirse acerca de fix) para todo x ^ a l jc2 para todo jc? Supongamos ahora q u e/(x ) > 0 para algún x > a y que/(jc) < 0 para al­ gún x < a. b] y que fia) < g(a). #(1) = 1 ó g(0) = 1. (b) Demostrar el siguiente hecho más general: Si g es continua en [0. Supóngase que f es una función continua en [— 1. 12. Supóngase que / tiene k raíces. [Esto significa que (jc. Demostrar que / debe también cortar la otra diagonal (de trazos). Demostrar que o bien / ( jc ) = g(x) para todo j c o bien / ( jc ) = — # ( jc) para todo j c . Supóngase que / es continua en [a. es decir. 1] y que /(jc) está en [0. y que fi jc) > 0 para algún x > a así como para algún x < a . pero f{b) > gib). 7. 9. y > 0.v^ 1 . discutir el signo de jc3 + jc2y + jcv2 + y* cuando x e y no son ambos 0. Supóngase que / y g son continuas en [a. Supóngase que / es una función continua en [0. que f = g'2 y que / ( jc ) =£ 0 para todo j c .ctfjc) para algún j c en [a. (a) Si n — k es par. Este problema es una continuación del problema 3-7. 1] y tal que jc2 + (/(jc))2 = 1 para todo x. que /( jc) = 0 solamente para x = a.jc2 para todo jc. b]. /( jc)) está siempre sobre el círculo unidad.

y lim f{x) = 0 = lim jc). Supóngase que / es una función continua con f(x) > 0 para todo x. 1]. Indicación: ¿Qué demostraciones se trata de comprobar que el lector ha comprendido en este problema? *16. . Si f es una función continua en [0. y que / toma sólo una vez cada uno de los valores.) Demostrar que existe algún número y tal que f[y) > f(x) para todo x. toma también todos los valores intermedios. Supongamos que f es continua y lim <¡>{x)jxn = 0 = lim <p(x)¡xn. cualquiera que sea el número c. *17. (b) Demostrar que si n es par. se cumple ||c/|| = |c|-||/||. Demostrar que existe algún nú­ mero y tal que |/(y)| < \f{x)\ para todo x. (c) Demostrar que \h — f\ < \h — g|| + ||g — /||. ¿Es / continua en [—1. 14. Demostrar que / es continua. sea |¡/¡¡ el valor máximo de j/| en [0. (Dibujarlo. si / toma dos valores compren­ didos en [— 1. 1]. 1]. Dar un ejemplo en el que 11/ + *11 * ll/l! + ||g||. (a) Sea /(*) = sen \¡x para x ^ O y sea /(O) = 0. *(c) Generalizar al caso en que / toma cada uno de los valores solamente un número finito de veces. 1]. *(b) Demostrar que || / + g || < [| / || + |j g ||. 1]? Demostrar que / satisface la conclusión del teorema de los valores inter­ medios en [— 1. dicho de otro modo. *15.168 Fundamentos 13. entonces existe un número x tal que x n + (f>(x) = 0 . (a) Demostrar que. ar— ac (a) Demostrar que si n es impar. *(b) Supóngase que / satisface la conclusión del teorema de los valores inter­ medios. Sea / una función polinómica cualquiera. entonces existe un número y tal que yn + + <p{y) < x 11 -f <p(x) para todo x.

. existe algún y en [a. b). b] se sustituye por (a. 0) a (y. 1] y /(0) = /(l). **20. pero que no satisfaga fix) = /(jc + a) para ningún x. b] tal que la distancia desde (x. 0 ) . en otras palabras. y sea x un número cualquiera. 0) a un punto de la gráfica de /. entre todos. Demostrar que existe algún número jc tal que /(jc) = = f ( x + 1/n). cuales­ quiera que sean jc/ . f(y )) es < distancia de ( jc. **19. /(jc/)). el más próximo a ( jc. Hallar una función / que sea continua en [0. Sea n un número natural cualquiera. 1] y que satisfaga /(0) = /(l). y deducir que g es continua. b]. Indicación: Si . 0) a (z. ¿qué ocurriría si g(x) 0 para todo jc? (b) Supóngase que 0 < a < 1 pero que a es distinto de \¡n cualquiera que sea el número natural n. b]. jc/ en [a. (a) Demostrar que no existe ninguna función continua / definida en R que tome exactamente dos veces cada uno de los valores. /(z)) para todo z de [a. (a) Supóngase que / es continua en [0. 0) a ( jc. (Véase la figura 15.Tres Teoremas fuertes 169 *18. (d) En los casos (a) y (c). Demostrar que existe un punto en la gráfica de / que es. (e) Demostrar que existen números jc0 y jc.) (b) Demostrar que esta misma afirmación no es necesariamente cierta si [a. 0) a (jc/ . Indicación: Considérese la función g(x) = /(jc) — /(jc+ I / m). Demostrar que g(y) < j?(jc) + |jc— y\. /( jc. b] se sustituye por R. en [a.)) es < la distancia de (jc/ . b] tales que la distancia de (jc„. (c) Demostrar que la afirmación se cumple si [a. sea g(x) la mínima distancia de (jc. (a) Supóngase que / es continua en [a. b]. como se indica en la figura 16 para n = 4.

Indicación: La observación precedente implica que / tiene. Enton­ ces o bien fix) > 0 para todo x en dos de los tres intervalos (jc1p x 2). esto implica que fix) < fia) para x < a y x >b. o bien fix) < 0 para todo x en dos de estos tres intervalos. x 4). (d) Demostrar que si n es par. que tome exacta­ mente dos veces todos los valores que tome. si n es impar. x 3). hallar una función que tome todos los valores exactamente n veces. entonces no existe ninguna función continua f que tome todos los valores exactamente*n veces. ¿o bien fix) < fia) para todo x de ia. es decir.170 Fundamentos f i * H---. (x3.-------»x x + \ 1 FIGURA 16 f{a ) = f(b) para a < b. pero ligeramente mayores que fia). entonces.1---. b). ya sea un máximo o un mínimo (el cual debe ser alcanzado dos veces). o bien f(x) > fia) para todo x de ia. (b) Afinar la parte (a) demostrando que no existe ninguna función continua / lome cada valor ya sea 0 ó dos veces. Indicación: Para tratar por ejemplo el caso n = 4 . ¿Qué puede decirse acerca de los valores próximos al máximo? (c) Hallar una función continua f que tome todos los valores exactamente tres veces. De modo más general. b). b) . póngase fix¡) = f(x2) = fix a) = fix4). ¿Por qué? En el primer caso todos los valores próximos a /(a). son alcanzados en algún punto de ia. ix 3. .

CAPITULO 8 COTAS SUPERIORES MÍNIMAS Este capítulo revela la propiedad más importante de los números reales. con referencia a funciones. DEFINICIÓN Un conjunto A de números reales se dice que es acotado supcríoxmente si existe un número x tal que x para todo a de A. Sin em­ bargo. Un número x con esta propiedad se dice que es una cota superior de A. el camino a seguir ya ha sido indicado. y ahora con refe­ rencia a conjuntos. es simplemente una continuación del capítulo 7. Evidentemente A está acotado superiormente si y sólo si existe un número x que sea cota superior de A (y en este caso habrá muchas cotas superiores de A ) . Este uso dual no debe ser causa de confusión. Obsérvese que el término «acotado superiormente» ha sido utilizado de dos maneras: primero en el capítulo 7. puesto que quedará siempre claro si de lo que estamos hablando es de un conjunto de núme­ 171 . e insistir sobre ello no sería más que una demora sin provecho. se suele decir abreviadamente que *A tiene una cota superior» queriendo decir que existe un número que es cota superior de A.

Para demostrar que A está acotado superiormente. por ejemplo. son ejem­ plos ambos de conjuntos que no están acotados superiormente. se ve fácilmente que si x e y son ambos cotas superiores mínimas de A. El término supremo de A es sinónimo y tiene una ventaja: se presta a la muy cómoda abreviación . 138 es una cota superior de A. 1 es la cota superior rv*'~Lui ue A . entonces x < y. y (2) si y es una cota superior de A . Una vez dada la definición precisa. DEFINICIÓN Se dice que un número x es una cota superior mínima de A si (1) x es cota superior de A. puesto que x es una cota superior. e y es una cota superior mínima. Evidentemente. vamos a dar una defi­ nición explícita. En efecto. puesto que y es una cota superior. aunque la frase que acabamos de introducir se comprende por sí misma. 1 1 \ y 1. las dos definiciones están íntimamente relaciona­ das : si A es el conjunto {/(*): a < x < b) entonces la función / está acotada superiormente en [a. y jc es una cota superior mínima. El uso del artículo indefinido «un» en esta definición ha sido sencillamente una concesión a la ignorancia temporal. e y ^ x . para evitar cualquier posible confusión (en particular para estar seguros de saber todos lo que significa el superlativo de «menor»).Fundamentos 172 ros o de una función. Un ejemplo de conjunto que está acotado superiormente es A = {*: 0 < x < 1}. se sigue que x — y. y los números naturales N. nos basta con exhibir alguna ceta superior de A. b] si y sólo si el conjunto A está acotado superiormente. entonces x = y. Además. Por esta razón hablamos de la cota superior mínima de A. El conjunto total R de números reales. lo cual es bastante fácil. e igualmente lo son 2. en este caso x < y .

En efecto. por «least upper bound». cualquier número x es una cota superior de 0: x para todo y de 0 . y que ahora podrán tratarse con más brevedad. análogas a las que ya hemos dado. que significa cota superior mínima.* Existe una serie de importantes definiciones. Un conjunto A de números reales está acotado inferionnente si existe un número x tal que para todo a en A. Si A = 0. como ocurre con el principio de inducción matemática. entonces A está acotado superiormente. y (2) si y es una cota inferior de A. Un número x es la cota inferior máxima de A si (1) x es una cota inferior de A. y tiene la abre­ viación Hemos omitido hasta aquí un detalle: la cuestión de cuáles son los conjuntos que tienen por lo menos una. * El autor hace constar aquí que en inglés se usa la abreviatura club A». las cuestiones relativas a cotas inferiores máximas se resolverán fácilmente por analogía (problema 2). (Nota del traductor. Un tal número x recibe el nombre de cota inferior de A . Nos remitimos a la nota anterior. La cota inferior máxima de A es también llamada ínfimo de A. ya que con ello. entonces x > y . este aserto puede dejar de ser cierto de una manera bastante especial. cota superior mínima o cota inferior máxima.Cotas superiores mínimas 173 sup A y nos dispensa de otras abreviaciones. y en consecuencia exactamente una.) . que sería «csm A». Consideraremos únicamente las cotas superiores mínimas. Si A no está acotado superiormente. pero. Se tiene la tentación de afirmar que siempre que A tiene alguna cota superior.) ** Una abreviatura también usada a veces en inglés es «glb A» que procede de «greatest lower bound» = cota inferior máxima. de modo que evidentemente A no puede tener cota superior mínima. no es utilizada. Hemos omitido la traducción del párrafo puesto que la abreviatura correspondiente en castellano. tiene cota superior mínima. (Nota del traductor. entonces A no tiene cota superior en absoluto.

) Si A es un conjunto de números reales. sino únicamente una propiedad tan sencilla que puede asombrarnos el que nos haya podido pasar por alto. A =£0. Por. DEMOSTRACIÓN Nuestra demostración es simplemente una versión rigurosa del esquema desarro­ llado al final <Jel capítulo 7: vamos a localizar el número x de [a. y A está acotado superiormente. TEOREMA 7-1 Si / es continua en [a. entonces existe algún número x en [a. y por cierto muy importante. tí\ y f(a) < 0 < f(b). pero sólo gradual­ mente.174 Fundamentos simplemente porque no existe ningún y en 0. sin embargo. Es posible que la propiedad P13 llame la atención del lector por su falta de originalidad. la pro­ piedad de la cota superior mínima no es. nuestro aserto es verdad. entonces A tiene una cota superior mínima. supuesto. precisamente. no se cumple para los números racionales Q. Sin embargo. entonces no existe ningún número racional y que sea cota superior de A y que sea menor o igual que cualquier otro número racional que sea cota superior de A. no existe evidentemente ninguna cota superior mínima para 0 . Para completar nuestra lista de propiedades básicas de los números reales no nos hace falta ninguna proposición abstrusa. b] tal que f(x) = 0 . . Por ejemplo. de esta excepción trivial. una de sus virtudes. La im­ portancia de la propiedad P13 aparecerá cada vez más clara. estamos ya en condiciones de demostrar su poder. Estamos finalmente en condiciones de establecer la última propiedad que necesitamos de los números reales. tan inocente como parece. después de todo. dando las demostraciones que se omitieron en el capítulo 7. b] más pequeño con f(x) — 0 . Puesto que todo número es una cota superior de 0 . (P13) (Propiedad de la cota superior mínima. si A es el conjunto de todos los números racionales x que satisfacen x 2 < 2. en realidad. tan importante que vale la pena considerarlo en detalle. Prescindiendo. pero ésta es.

Análogamente. Evidentemente A ^ 0 . b es una cota superior de A y existe. eliminando las posibi­ lidades /(a) < 0 y /(a) > 0 . b] y f(a) < 0. como sigue: A = {x :a < x < b. esto es también conse­ cuencia del problema 6-15. un 8 > 0 tal que todos los puntos x que satisfacen b — 8 < x < b son cotas superiores de A . puesto que / es continua en [a. De estas observaciones se sigue que A tiene una cota superior mínima a y que a < a < b. puesto que f(b) > 0. FIGURA 2 . jc]}. esto se sigue del problema 6-15. existe algún 8 > 0 tal que A contiene todos los puntos x que satisfacen a < x < a + 8 . en efecto. y / es negativa en el intervalo [a. Queremos ahora demostrar que /(a) = 0.Cotas superiores mínimas 175 Definamos el conjunto A . puesto que a está en A . dibujado en la figura 1. en efecto.

. por otra parte. Esto significa que / es negativa en todo el inter­ valo [a. I Las demostraciones de los teoremas 2 y 3 del capítulo 7 exigen un resultado preliminar sencillo. x j . TEOREMA 1 Si / es continua en a. / es negativa en el intervalo [a. está en A. a + 8) (véase la figura 4). Ahora bien. Pero si x í es un número comprendido entre a y a + 8. x0]. De este modo la suposición /(a) > 0 lleva también a una contradicción. entonces existe un número 8 > 0 tal que / está acotada superiormente en el intervalo (a — 8. Pero esto contradice el hecho de que a es cota superior de A . quedando /(a) = 0 como única alter­ nativa posible. Supongamos. ser falsa. pues. existe un 6 > 0 tal que /(x) < 0 para a — 8 < x < a -H 8 (figura 2). Según el teorema 6-3. x j. puesto que /(xu) > 0. pero esto significa que / es negativa en [a. que en gran parte desempeña el mismo papel que el teore­ ma 6-3 en la demostración anterior. Por lo tanto. x(l]. entonces / es también negativa en todo el intervalo [x0. nuestra suposición original de que /(a) < 0 debe. De nuevo sabemos que existe un xo en A que satisface a — d < xo < a. existe algún nú­ mero x 0 en A que satisface a — 8 < x„ < a (pues de otro modo a no sería la cota superior mínima de A). lo cual es imposible. que /(a) > 0. de modo que x. Entonces existe un número 8 > 0 tal que /(x) > 0 para a — 8 < x < a + 8 (figura 3).176 Fundamentos Supongamos primero que /(a) < 0.

Basta sólo aplicar este aserto a algún e particular (cualquiera de ellos vale). Deducimos que existe un 8 > 0 tal que. para todo x. para todo e > 0. en particular. que si \x — a\ < S. e = 1. entonces \f(x) — f{a)\ < 1 . por ejemplo. a + 8) la función / está acotada superior­ mente por fia) + 1. para todo x. un 8 > 0 tal que. existe. si |* — a| < 8. S Apenas debería hacer falta añadir que ahora podemos demostrar también . entonces f{x) — f(á) < 1. si \x — a\ < 5. Se sigue. Esto concluye la demostración: En el intervalo (a — 8. entonces |/(x) — /(a ) | < 6.Cotas superiores mínimas 177 DEMOSTRACION Puesto que lim f(x) = /(a).

a 4. entonces existe ar->a+ un 8 > 0 tal que / está acotada en el conjunto {jc: a x < a + 8} y una obser­ vación análoga se puede hacer si lim f(x) = f(b). jc]}. Por lo tanto / está también acotada en [a. y A está . Pero si jc. vamos a abordar nuestro segundo teorema importante. por el contrario. haciendo uso de la existencia de un 8 > 0 tal que / está acotada en { x : a < x < a + 8}.. entonces / está acotada superiormente en [a. Puesto que a es la cota superior mínima de A existe algún xn en A que satisface a — 8 < x u < a. Evidentemente. que puede visualizarse como situado sobre el eje horizontal. a 4. TEOREMA 7-2 Si / es continua en [a. Esta contradicción demuestra que a = b. La demostración no es completa del todo. en­ tonces / está también acotada en [x„. Más importante aún es la observación de que si lim /(jc) = f(a).178 Fundamentos que / está acotada inferiormente en algún intervalo (a — 8. Obsérvese que estamos aplicando aquí el término «acotado superiormente» lo mismo al conjun­ to A.]. que / está acotada en algún intervalo abierto que contiene a.8). Supongamos. A ^ 0 (puesto que a está en A). la posibilidad a = a puede excluirse análogamente. jc. que a la fun­ ción /. b]. a los conjuntos {/(y): a < y < x) que pueden visualizarse como situados sobre el eje vertical (figura 5). jc.acotado superior­ mente (por tí). en contradicción con el hecho de que a es una cota superior de A. que a < b. de modo que jc. DEMOSTRACIÓN Sea A = { jc :a < jc< ¿> y f está acotada superiormente en [a.]. Un detalle debe ser destacado: Esta demostración suponía implícitamente que a < a [de modo que / estaría definida en algún intervalo (a — 8. está en A.8). x . y finalmen­ te. de modo que A tiene una cota superior mínima a. Nuestro primer paso consistirá en demostrar que en realidad se tiene ct — b. a + 8)]. Esto significa que f está acotada en [a. es un número cualquiera con a < x.] . tí]. < a + 8. Una vez hechas estas observacio*~*bnes (y suponiendo que el lector las sabrá demostrar). Según el teorema 1 existe 8 > 0 tal que f está acotada en (a — 8. es decir. sabemos solamente que / está acó- .

b]. 6 ]. sólo hace falta añadir un pequeño razonamiento. jc] para todo x < b. basta demostrar que « = /(>’) para algún y en [a. Existe un 8 > 0 tal que f está acotada en {x :b — Ü< x < b}. que a f(y) para todo y de {a. Evidentemente este conjunto no es 0. b]. b]. Puesto que a > f(x) para x en [a. b]. Sin embargo. b]. b]} está acotado. entonces existe un número y en [a. pues. de modo que tiene una cota superior mínima a. TEOREMA 7-3 Si f es continua en [a. / está acotada en [a. Supongamos. Existe x0 en A tal que b — ¿>< x 0 < b. por el contrario. DEMOSTRACIÓN Sabeipos ya que f está acotada en [ú. Entonces la función # definida por . Así. | Para la demostración del tercer teorema importante recurrimos a un artificio. b]. *„] y también en [x0. b] tal que f(y )> f(x ) para todo x de [a. de modo que f está acotada en {a. b]. no necesariamente que / esté acotada en [a. lo cual significa que el conjunto {Kx):x en [a.Cotas superiores mínimas 179 tada en [a. b].

con frecuencia omitido en una primera introducción a la geometría. Por otra parte.. Si esto es así. n + 1 (a no ser que x mismo sea entero)». Pero esto significa que g no está acotada en [a. b] con g(x) > 1/ e. esto signiñca que para todo e > 0 existe x en \a. recibe el nombre de propiedad arquimediana de los números reales. Sin embargo. . ¿>] es continua en [a. Ahora vamos a demostrar que N es no acotado.1-----. Después de los difíciles teoremas demostrados en este capítulo. se suele atribuir (no con absoluta justicia) a Arquímedes. el lector puede quedar sorprendido de encontrarse con un teorema tan «evidente». en contradicción con el teore­ ma anterior. ya no hay más problemas.180 Fundamentos 1 g(x) = a . Esto significa a su vez que para todo e > 0 existe x en [a. b]}.1-----. . Esta propiedad no es consecuencia de P1-P12 (véase la referencia [17] de la bibliografía). Con P13. sin embargo. b].f{x) x en [a.1— |— |--------------------------0 1 2 3 n x n+ 1 de modo que todo número x está comprendido entre dos enteros n. ---. y la propiedad correspondiente de los números. Este axioma. b] con a — f(x) < e. un raciocinio basado sobre una ima­ gen geométrica no constituye una demostración y la misma imagen geométrica contiene una suposición: que si se colocan en fila segmentos unitarios con los extremos tocándose se alcanzará eventualmente un segmento mayor que cualquier segmento dado. . puesto que el denominador del segundo miembro no es nunca 0. a es la cota superior mínima de {/(*): jc en [a.1-----. b]. si bien se cumple por supuesto para Q. quizá la causa sea el que se haya dejado influir demasiado fuerte­ mente por la imagen geométrica de R.1-----------. los números reales son así ----. Es posible que diga «he aquí. | Al comienzo de este capítulo se ofreció el conjunto N de los números natu­ rales como ejemplo de conjunto no acotado. el que N no está acotado.

TEOREMA 3 Para todo e > 0 existe un número natural « con \¡n < £.Cotas superiores mínimas 181 TEOREMA 2 N no está acotado superiormente. entonces 1/« > £ para todo n de N. | Existe una consecuencia del teorema 2 (en realidad una formulación equiva­ lente) que muchas veces hemos supuesto implícitamente. DEMOSTRACIÓN Supongamos que N estuviese acotado superiormente. | Una ojeada rápida al capítulo 6 hará ver que el resultado del teorema 3 fue aplicado en la discusión de muchos ejemplos. no se disponía por entonces del teorema 3. en contradicción con el teorema 2 . existiría una cota superior mínima a para N. En consecuencia. podemos decir que este resultado no se ha aplicado nunca en la de­ . Pero esto significa que 1/e es una cota superior de N. puesto que n 4-1 está en N si n está en N. pero los ejemplos eran tan importantes que para intro­ ducirlos se hizo un poco de trampa. Por supuesto. Entonces a > n para todo n de N. en contra­ dicción con el hecho de que a es la cota superior mínima. > n + 1 para todo n de N. Así. Como justificación parcial por esta falta de honestidad. y esto último significa que a — 1 es también una cota superior de N. Pero esto significa que a — 1> n para todo n de N. a. DEMOSTRACIÓN Supongamos que esto no es así. Puesto que N ^ 0. n < 1/e para todo n de N. pues.

— 1 < Oj. b] con f(a) < 0 < f(b). (i) n en N (ii) j-:n en Z yn ^ (iii) (iv) (v) (vi) (vii) {x: x = 0 {x: 0 < x jx: x 23+ x jx: x2 . b] un x máximo . Afortu­ nadamente ya no serán necesarias nuevas decepciones. < V 2 y x es racional + 1 > 0}. puede pasar revista a todas las demostraciones dadas hasta ahora. Hemos establecido ahora todas las propiedades de los números reales que podamos necesitar. que — A está acotado superiormente. b] con /(x) = 0? Demostrar que existe en [a. (viii) oj • + ( .182 Fundamentos mostración de un teorema. PROBLEMAS 1. ¿Existe necesariamente un penúltimo elemento x en [a. (b) Si A =£0 está acotado inferiormente. Decidir también qué conjuntos tienen elemento máximo o elemento mínimo (es decir.f x jx:x< 0 ó x = 1Jn para algún n e n N j . En adelante ya no habrá mentiras. (a) La demostración del teorema 1 estableció que existe un x mínimo en [a. y x2 + x — 1 < 0}. y que —sup(—A) es la cota inferior máxima de A. Demostrar que — A ^ 0 . Hallar la cota superior mínima y la cota inferior máxima (si existen) de los siguientes conjuntos. el lector encuentra su fe debili­ tada. 3. (a) Supongamos que A ^ 0 está acotado inferiormente. Sea f una función continua en [a. y que B es la cota inferior máxima de A. Designemos por — A el conjunto de todos los —x con x en A. b] con /(x) = 0. decidir cuándo la cota superior mínima y la cota inferior máxima pertenecen al conjunto). sea B el conjunto de todas las cotas inferiores de A: Demostrar que que B está acotado superiormen­ te. pero si. a pesar de todo.1 ) “: n c n N j - 2.

es sabido que existe un número irracional entre 0 y 1. d). Demostrar que existe un número irracional en­ tre x e y. Dese otra demostración del teorema L que dependa de la consideración de B — { x : a ^ x ^ b y f(x ) < 0}. Indicación: Para empezar. Indicación: Será útil aplicar el problema ante­ rior. el problema 5 demuestra que el conjunto de los números racionales y el conjunto de los números irracio­ nales son ambos densos. (b) Supóngase x < y . entonces /( jc) = 0 para todo jc. (a) Supóngase que y — jc> 1. Indicación: No hace falta trabajar más. Demostrar que hay números c y d con a < c < d < b tales que f(c) = f(a) y f(d ) = f(b) y f(a) < f(x ) < f(d ) para todo jc de {c. Demostrar que existe un número irracional entre r y s. tí] y que f(a ) = f(b ) = 0. tí] y que f{d) < f(b). Demostrar que existen nú­ meros c y d con a < c < x o < d < b y tales que f ( c ) = f(d ) = 0 pero /(x ) > 0 para todo x de (c. jc]}. esto es consecuencia de (b) y (c). Supóngase también que / ( jco) > 0 para algún jco en [a. Indicación: Si i/n < y — x. Se dice que un conjunto A de números reales es denso si todo intervalo abierto contiene un punto de A. 6]. (b) Demostrar que si / y g son continuas y /(jc) = g(jc) para todo jc de un conjunto denso A. ¿Puede ser sustituido > por > por todas partes? 7. entonces /( jc) = g(x) para todo jc. Indicación: Sea / el entero máximo que satisface / < jc y con­ sidérese / + 1. [Pregun­ ta: ¿Por qué las partes (a) y (b) se han pospuesto hasta este problema?] (c) Supongamos que r < s son números racionales. demostrar que f(x) > g(x) para todo jc. (a) Demostrar que si / es continua y /( jc) = 0 para todos los números jc de un conjunto denso A. entonces ny — nx > 1.) (b) La demostración del teorema 1 dependía de la consideración de A = = { x : a < x < b y f es negativa en [a. b] con f(x ) = 0 tendrá que localizar esta demostración? Dese un ejemplo en el que los conjuntos A y B no coincidan. (a) Supóngase que / es continua en {a. (c) Si suponemos en vez que f{x)> g{x) para todo jc de A. en- . Demostrar que existe un número racional r tal que x < r < y. (d) Supongamos que jc < y. *6.Cotas superiores mínimas 183 con /( jc) = 0. Por ejemplo. d). (Inténtese dar una demostración fácil considerando una nueva función muy relacionada con /. 5. (b) Supóngase que / es continua en \a. Demostrar que si / es continua y /( jc + y) = f(x) + /(y) para todo jc e y. 4. ¿En qué punto x de [a. Demostrar que existe un entero k tal que x < k < y.

< a J 2 . entonces f es continua. (c) Demostrar que si / satisface las conclusiones del teorema de los valores intermedios. Demostrar que para todo e > 0 existe algún n con an < £ . *8. a3. Si / es una función acotada en [0. es una sucesión de números positivos con a„+. 1]. a2. 10. Supongamos que / es una función tal que /(a) < f(b) siempre que a < b (figura 6). 11. (Esta conclusión puede demostrarse sencillamente combinando los resultados de los dos pro­ blemas anteriores. . (b) Supongamos que P es un polígono regular inscrito en un círculo. La bibliografía contiene referencias.. Indicación: ¿Por qué x-*a~ x—»de­ ponemos este problema en el presente capítulo? (b) Demostrar que / no tiene nunca una discontinuidad evitable (esta termi­ nología proviene del problema 6-16)... Demostrar propiedades análogas a las de |¡ || en el problema 7-14. Supongamos a > 0. pero este hecho no lo podemos demostrar ahora. .) Punto de información : Existen funciones no continuas f que satisfacen f(x + y) — f(x) + f(y) para todo x e y. donde k es un entero. 1]}. sea j||/||| = sup { |/( jc)¡ : jc en [0. (a) Supongamos que aL. Demostrar que todo número x puede escribirse de ma­ nera única en la forma x = kct + xf. esta cuestión tan sencilla encierra de hecho ideas que por lo general no se mencionan en los cursos para pregraduados. (a) Demostrar que lim f(x) y lim f(x) existen ambos. y 0 < xf < a. Si Pf es *9 .184 Fundamentos tonces existe un número c tal que f(x) = ex para todo x.

quienes utilizaron la parte (a) como base para todo su estudio de la proporción y del área. (c) Demostrar que existe un polígono regular P inscrito en un círculo y con área tan próxima como se desee al área del círculo. .Cotas superiores mínimas 185 el polígono regular inscrito de doble número de lados. Supongamos que A y B son dos conjuntos no vacíos de números tales que x < y para todo x de A y todo y de B. 12. (b) Demostrar que sup A < inf B. Arquímedes lo utilizó para demostrar que w < * < Pero su importancia teórica es mucho mayor que esto: *(d) Utilizando el hecho de que las áreas de dos polígonos regulares con el mismo número de lados están entre sí en la misma relación que los cua­ drados de sus lados. Indicación: Dedúzcase que suponer que la relación entre las áreas es mayor o menor que la re­ lación entre los cuadrados de los radios lleva a una contradicción. Esto lo sabían ya los griegos. demostrar que la diferencia entre el área del círculo y el área de P' es menor que la mitad de la diferencia entre el área del círculo y el área de P (utilizar la fi­ gura 7). Esto se hará inscribiendo polígonos adecuados. (a) Demostrar que sup A < y para todo y de B. este método («el mé­ todo exhaustivo») permite el cálculo de ir con tanta aproximación como se desee. Mediante el cálculo de las áreas de los polígonos. demostrar que las áreas de dos círculos están en la misma relación que los cuadrados de sus radios. Para hacer la parte (c) se necesitará la parte (a).

sup B es fácil. empiécese eligiendo x en A e y en B con sup A — x < e /2 y sup B — y <S/2. (a) Considérese una sucesión de intervalos cerrados / x = [a„ f>. o bien / tiene signos distintos en los extremos del in­ tervalo [(a 4. nos muestra un método general llamado «argumento de bisección». (iii) A R. b]. Demostrar lo siguiente (todo es fácil): (i) Si x está en A e y < x.186 Fundamentos 13.b)¡2 ) ^ 0 sea 1X aquel de los dos intervalos en el que / cambia el signo.]. Supóngase que an < a n+1 y bn + 1 Sí bn para todo n (figu­ ra 9). Enton­ ces / sería no acotada en [a. ¿Por qué? Si f((a 4. pero no acotada en [a. ¿Por qué? Para demostrar que sup A + sup B < Sí sup (A + B) basta demostrar que sup A + sup B Sí sup (A 4. Utilícese el teorema de los intervalos encajados para hallar un punto x en el que f(x) = 0.. ♦15. Supongamos que / es continua en \a. b] y /(a) < 0 < f(b). Sea / 2 uno de éstos. (a 4. Indicación: La desigualdad sup (A + B) < < sup A 4. ¿Por qué? Sea / 2 uno de estos intervalos en los que / es no acotada. b]. Demostrar que existe un punto x que pertenece a todo /*.b)¡2] o en [(a + b)¡2. b\. b2]. (b) Demostrar que esta conclusión es falsa si se consideran intervalos abier­ tos en vez de intervalos cerrados. ♦16. entonces y está en A.sup B. Puede utilizarse para dar otras demostraciones de los teo­ remas 1 y 2.b)l2] = 0 ó bien / tiene signos distintos en los extremos del inter­ valo [a. Supongamos que / fuese continua en [a. (ii) A 0. . 14.B) 4. Sean A y B dos conjuntos de números acotados superiormente. El sencillo resultado del problema 14(a) recibe el nombre de «teorema de los intervalos encajados».y con x en A e y en B. Proceder como en el problema 15 para llegar a una contradicción. (a 4. (a) Sea A = {x :x < a ). 17.b)f2. o bien / cambia de signo en uno de los dos inter­ valos.2 para todo e > 0. que se indica en los dos problemas próximos.. El razonamiento adecuado. y sea A + B el conjunto de los números x 4. Divídase / t en dos mitades. Entonces o bien f[(a 4. I 2 — = [a2. b). . O bien / es 0 en el punto medio. Demostrar que sup (A + B) = sup A 4.Z>)/2]. Continúese de esta manera definiendo / n para todo n (a no ser que f sea 0 en algún punto medio).

(a) Hallar todas las casi cotas inferiores y las casi cotas superiores de los conjuntos del problema 1. (b) Supongamos a la inversa que A satisface (i)-(iv).Cotas superiores mínimas (iv) 187 Si x está en A . y se designa por lim A o por lim sup A. Del mismo modo se define una casi cota inferior. Sea / una función continua en R. entonces existe algún número x' en A tal que x < x'. (c) De la parte (b) se sigue que existe inf B . *19. Un punto x recibe el nombre de punto de sombra de / si existe un número y > x con f(y) > f(x). (b) lim A < sup A. las rectas paralelas son los rayos . Si A es un conjunto infinito demostrar que (a) Hm A < lim A. este número recibe el nombre de lim ite superior de A . (c) Si lim A < sup A.* *20. Un número x recibe el nombre de casi cota superior de A si en A existen sólo un número finito de números y con y > x . (d) Definir lim A y hallarlo para cada A del problema 1. Demostrar que A = = {jc: jc < sup A }. (b) Supongamos que A es un conjunto infinito acotado. Demostrar que el conjunto B de todas las casi cotas superiores de A es no vacío y acotado interiormente. Hallar lim A para cada uno de los conjuntos A del problema 1. entonces A contiene un elemento máximo. El fundamento de esta terminología se indica en la figura 9. *18. (d) Hágase lo análogo a (b) y (c) para lim.

188 Fundamentos de sol que salen por el este (estamos mirando hacia el norte). véase la página 621. se utiliza en la demostración de algunos hermosos teoremas que no aparecen en este libro. (Esto es una consecuencia sencilla de la continuidad. tí).) (c) Finalmente. Si sup A fuese menor que b. Utilizar este hecho para obtener una contradicción al hecho de que b no fuese punto de sombra. demostrar que f(a) = f{b). (b) Demostrar ahora que f(a) < f(b). utilizando el hecho de que a no es un punto de sombra. . entonces f(x) ^ f{b). Indicación: Sea A = {y \ x < y < b y /(x) < f(y)}. Aparte de servir de buena ilustración del uso de las cotas superiores mínimas. Este resultado es conocido con el nombre de lema del Sol naciente. (a) Demostrar que si x está en (a. pero que a y b no lo son. entonces sup A sería un punto de sombra. Supongamos que todos los puntos de (a. b) son puntos de sombra.

En efecto. entonces \x2 . para todo x.c^\ < £. Sabemos que la función f(x) = x 2 es continua en a para todo a. En otros térmi­ nos.189 Cotas superiores mínimas APÉNDICE. si a es un número cualquiera. Pero 8 depende también de a —el 8 que hace su papel en a puede no hacerlo en b (figura 1). de decir en términos de cálculo numérico.o| < 8 . 8 > 0 tal El número 8 depende por supuesto de e. CONTINUIDAD UNIFORME Una vez llegados al final de los «fundamentos». pero si es a > 0. No es que este concepto vaya a ser cru­ cial para el resto del libro. entonces para todo e > 0 existe algún que. si |x . el número a + 8/2 satisface ciertamente \x . hay que ad­ mitir que confusa. De hecho está claro que dado £ > 0 no existe ningún ó > 0 que haga su papel para todo a. que la función / cre­ ce cada vez más rápidamente a medida que aumenta a. resulta conveniente derivar nues­ tra atención a otro concepto fundamental. entonces > a8. ni siquiera para todos los a positivos.) F IG U R A 1 . (Tenemos aquí una manera.d\ < 8 . y esto no será < e cuando sea a > £/5. pero sí ayudará a dejar claros muchos puntos en lo que sigue.

siempre que sea £ < 1.)\ < 8 . Por otra parte la función f(x ) = x 2 sí que resultó ser uniformemente continua en cualquier intervalo cerra­ do. Supóngase que tenemos dos intervalos [a. Pero no es difícil ver (figura 2) dón­ de está el fallo: Podría quedar x en [a. consideremos la función _/(*)= sen 1/x.y\ < ¿ 2. no existirá ningún 5 > 0 que sea bueno para estas funciones en todos los puntos a del intervalo abierto (0. c] con \x . Esto no tendría que sorprendernos demasiado —la situación es análoga a la que se presenta cuando nos preguntamos si una función es acotada en un inter­ valo— y nos lleva a la sospecha de que cualquier función que sea continua en un intervalo cerrado es también uniformemente continua en el mismo. entonces |/( jc) . DEFINICIÓN La función / es uniformemente continua en un intervalo A si para todo £ > 0 existe al­ gún 6 > 0 tal que.f(y)\ < £ Nos gustaría saber si es que existe algún 8 > 0 tal que |/(x) . el 8 que sea adecua­ do para N o -N lo será también para cualquier otro punto del intervalo.y| < ó. Estos ejemplos ponen de manifiesto el comportamiento distinto de varias fun­ ciones en ciertos intervalos y para señalar esta distinción se precisa de una termi­ nología especial. para cualquier s > 0 habrá un 8 > 0 que sí haga su papel.y \ < Si. tí\ e y en \b . Resulta fácil ver que. c] con lo que ni (i) ni (ii) .190 Fundamentos Por otra parte. entonces l/(x) -f(y] | < £• Hemos visto que una función puede ser continua en toda la recta o en un inter­ valo abierto y no ser allí uniformemente continua. 1).N]. c] y \x . ó] y \ x .f(y )\ < e [b. Nuestra primera inclinación po­ dría ser tomar como 8 el mínimo de ói y 8 2 . Para demos­ trar esto tendremos que examinar primero un punto delicado. Sea £ > 0 y supóngase que se cumplen los dos enunciados siguientes: (i) si x e y están en (ii) si x e y están en [a . para todo a perteneciente a cualquier intervalo [~N. Como ejemplo final. c] con el extremo común b. o la función cuya gráfica aparece en la figura 18 de la página 83. c]. para cualquier x e y de A se cumple si |x .f(y) | < £ siempre que x e y sean puntos de [a. y una función / continua en [a. De hecho. entonces 8 f{x) . b] y [ó.

entonces \f{x) . DEMOSTRACIÓN Al ser / continua en b. Así pues \f(x) .b \ < Ó3. entonces / es uniformemente continua en [a.f(y )\ < s por (i).+---. c] y \ x . existe un & > 0 tal que si \ x . | TEOREMA 1 Si / es continua en [a.f ( y ) | < s por (ii). Tendremos que tener pues un poco más de cautela.b\ < 63 y \y . Existe entonces un S > 0 tal que si x e y están en \a. tenemos también |x -b\ < 8 . C] con \ x . Decimos que este 8 satisface la con­ dición pedida.f(b)\ < s /2 De ello se sigue que (iii) si \x . entonces |/(x) . Sea E > 0 y supóngase que los enunciados (i) e (ii) se cumplen. ----------- c b > ♦ c F IG U R A 2 LEMA Sea a < b < c y sea/ continua en el intervalo [a. La única po­ sibilidad que queda es flue x< b< y o y < b< x En cualquiera de estos casos. tí\.y \ < 8 . haciendo uso también de la continuidad de / en b.Cotas superiores mínimas 191 nos diñan nada acerca de |/(x) .f(y ) | . entonces |/(x) ./( y ) | < e . b].y \ < 8 .b\ < 63.f ( y ) | < e. si x e y están los dos en [b.b- . c]. entonces |f(x ) . Si x e y están los dos en [a. < s *— — N 1---. Supóngase en efecto que x e y son dos puntos cualesquiera de [a. . al ser \ x . c].f{y)\ < e por (iii).y \ < 6 . b]. Tómese como 5 el mínimo de 61. 8 2 y 83. entonces |/(x) .

entonces |/(x) . con lo que el lema implica que f es E-buena en \a. (a) es f + g .do]. pero no uni­ formemente continua en (0. z de [a. Consideremos un £ > 0 particular cualquiera.ar| < do. con lo que a + do está en A. 3? (b) Hallar una función / que sea continua y acotada en (0. también lo 2. entonces|/(/) . x]} Entonces A # 0 (puesto que a está en A). b. | PROBLEMAS 1. Demostrar que si / y g son uniformemente continuas en A.f ( z ) | < s Tratamos pues de demostrar que / es s-buena en [a.do. entonces \f{y) -f(b)| < < e/2. 1/2. existe un do > 0 tal que.1]. en contradicción con el hecho de que a es una cota superior. 00 ). a + do]./( a ) | < e/2. Supongamos que fuera a < b. a + do].a | < do y \ z . para todos los y. si \ y . Pero no lo haremos porque precisa­ mente lo que tratamos de demostrar es que a = b cualquiera que sea £. Al ser / continua en a. Sea A = {x:a < x < b y / es £-buena en \a.do. A sí pues. Para completar la demostración sólo nos queda hacer ver que a = b está real­ mente en A.1]. (c) Hallar una función f que sea continua y acotada en [0. (a) ¿Para cuál de los valores siguientes de a es la función f{x) = Xa unifor­ memente continua en [0. 00 ):a = 1/3. Para s > 0 diremos que / es z-buena en [a. b\ si existe algún 6 > 0 tal que.192 Fundamentos DEMOSTRACIÓN Es el truco de siempre.a \ < do. y A está acotada superiormente (por b). si \b-y\ < do. Pero / es también £-buena en \a. al ser a el extremo superior de A . / es £-buena en \b.£> 0. b\.b] para todo . Por otra parte. En realidad tendríamos que escri­ bir ort. ya que A y a podrían depender d e s. 2. En consecuencia.f(z)\ < £. b]. existe un do > 0 tal que si |y . entonces /( y ) . Así pues/ es con seguridad E-buena en el intervalo [a .z \ < 8 . . Para esto el razonamiento a seguir es prácticamente el mismo: Al ser / continua en b. si |y . re­ sulta también claro que / es E-buena en [a. con lo que A tiene un extremo superior a. pero tenemos que ñjarnos un poco en el mecanismo de la demostración. b]. 00 ) pero no uni­ formemente continua en [0.

De­ mostrar que g o f es uniformemente continua en A. ^ . (d) Supóngase que / es uniformemente continua en A. que g es uniforme­ mente continua en B. entonces fg es uniformemente continua en A. y que f{x) está en B para todos los x de A. Deducir el teorema 2 como consecuencia del teorema 1. Utilizar un «razonamiento de bisección» (página 186) para dar otra demos­ tración del teorema 1. 193 Demostrar que si/ y g son uniformemente continuas y acotadas en A.Cotas superiores mínimas (b) 3. (c) Demostrar que esta conclusión no resulta válida cuando una de las fun­ ciones es no acotada. 4.

PARTE DERIVADAS E INTEGRALES .

la ley del movimiento debía ser precisamente aquella (x = cf) que él había descubierto en la investigación de la caída de los cuerpos. el « Calculas».En 1604. Así en el espacio de casi precisamente un siglo el cálculo infinitesimal o. NICHOLAS BOURBAKI . el instrumento de calcular por excelencia. fue forjado. como se suele llamar ahora en inglés. los problemas más variados de cálculo diferencial. y casi tres siglos de uso constante no han agotado este instrumento incomparable. con notación ligeramente distinta de la hoy día en uso. de los hermanos Bernoulli o del Marqués de l'Hôpital que trataban. cálculo integral y del cálculo de variaciones. Entre 1695 y 1700 ninguno de los números mensuales de las Acta Eruditorum de Leipzig se publicó sin artículos de Leibniz. Galilea llegó a la conclusión de que para un movimiento rectilíneo en el que ¡a velocidad aumenta proporcionalmente a la distancia recorrida. en la cumbre de su carrera científica.

Pero los resultados más interesantes y más penetrantes acerca de 197 . Quizá (algunos dirían «ciertamente») el interés de las ideas a introducir en esta sección procede de la conexión íntima entre los conceptos matemáticos y ciertas ideas físicas. Pero siempre definiremos primero las ideas en forma matemá­ tica precisa y discutiremos su significado en términos de problemas matemáticos. e incluso algunos teoremas. y que las cotas superiores mínimas son esenciales. esta sección será más fácil que las anteriores— para las ideas verdaderamente luminosas que van a venir. Junto con la integral constituye la fuente de la cual deriva el cálculo su aroma particular. De hecho. que no se puede hacer nada sin límites o continuidad. Si bien es verdad que el concepto de función es fundamental. pueden des­ cribirse en términos de problemas físicos a menudo de manera reveladora. El conjunto de todas las funciones presenta una diversidad tal que es casi imposible descubrir propiedades generales interesantes que convengan a todas ellas. los penetrantes conceptos que son verdaderamente característicos del cálculo infinitesimal.CAPITULO 9 DERIVADAS La derivada de una función es el primero de los dos conceptos fundamentales de esta sección. Puesto que las funciones continuas constituyen una clase tan restringida. y frecuentemente mencionaremos las inter­ pretaciones físicas. todo lo que hemos hecho hasta ahora ha sido una prepa­ ración —si ha sido adecuada. Muchas definiciones. las necesidades de los físicos constituyeron la inspiración original para estas ideas fundamentales del cálculo. cabría esperar que se hallaran algunos teoremas no triviales para ellas y la repen­ tina abundancia de teoremas a partir del capítulo 6 muestra que esta esperanza está justificada.

la recta de la figura 3 no sería tangente a la gráfica de la figura. La figura 1 ilustra ciertos tipos de comportamiento irregular que pueden pre­ sentar las funciones continuas. una tal definición sería a la vez demasiado restrictiva y demasiado amplia. y las tres funciones de la figura 5 tendrían más de una tangente en los puntos en que están «que­ bradas». Con una tal definición. Las gráficas de estas funciones están «quebradas» en (0. mientras que la parábola^ tendría dos tangentes en cada uno de sus puntos (figura 4). 0). . a diferencia de la figura 2.198 Derivadas e integrales funciones sólo se obtendrán cuando limitemos aún más nuestra atención a fun­ ciones que tienen mayor derecho aún a recibir el nombre de «razonables». aunque estamos indicando que la gráfica puede estar «quebrada» en un punto én el que no se puede trazar una «tangente». donde es posible trazar una «tangente» en cada punto. Las comillas se han usado para descartar la creencia de que hemos definido «quebradas» o «tangente». con un comportamiento aún más regular que la mayor parte de las funciones continuas. Quizá el lector haya notado ya que no se puede definir la tangente como una línea que corta la gráfica solamente una vez .

en algún sentido. Si 0. fia)) parece ser el límite.Derivadas 199 FIGURA 5 Una manera más prometedora de abordar la definición de tangente podría ser empezando con «secantes» y utilizando la notación de límites. de estas «secantes». la «tangente» en (a. una recta cuya pendiente es f(a + h) . fia)) y (a + h. pero podemos hablar del límite de sus pen- .f j a ) h Como indica la figura 7. cuando h se aproxima a 0. fia + h)) determinan. en­ tonces los dos puntos distintos (a. Hasta aquí no hemos hablado nunca de «límite» de rectas. como en la figura 6.

f{a)) debería ser lim A-»0 f(a + h) . .200 Derivadas e integrales dientes: La pendiente de la tangente (a.f(a ) h Con esto estamos preparados para una definición y algunos comentarios.

defini­ mos la tangente a la gráfica de / en (a. Consideremos una partícula que se mue­ ve a lo largo de una recta [figura 8(a)] sobre la cual hemos elegido un «origen» O. El símbolo f\a ) recuerda cier­ tamente la notación funcional. En efecto. /(«)) sólo está definida si / es derivable en a.Derivadas 201 DEFINICIÓN La función / es derivable en a si f(a + h) — /(a) existe. para cualquier función f designamos por / ' a la función cuyo dominio es el conjunto de todos los números a tales que / es derivable en a. Sea s(/) la distancia de la partícula a O en el tiempo /. se refiere a la interpretación física de la derivada. El segundo comentario se refiere a la notación. La sugestiva notación $(/) ha sido elegida intencionadamente: . algo más largo que los dos anteriores.) El primer comentario a nuestra definición es en realidad un añadido. f(a)) como la recta que pasa por {a. mientras que la distancia a partir de O de los puntos de la otra direc­ ción se escribirán como números negativos. y cuyo valor para tal número a es lim a—o + h) h (Para ser muy precisos: f es el conjunto de todos los pares para los que existe lim [f(a + h) — /(a)]//i.) La función /' recibe el nombre de derivada de f. y una dirección en la cual las distancias a partir de O se escribirán como números positivos. Nuestro tercer comentario. (Decimos también que / es derivable si f es derivable en a para todo a del dominio de /. A— o h lim En este caso el límite se designa por f\d ) y recibe el nombre de derivada de f en a. f(á)) y tiene por pendiente Esto quiere decir que la tangente en {a.

Nos gustaría hablar de la «velocidad FIGURA 8 (b) . —--------» -----. El cociente s(a + h) — s{a) h tiene una interpretación física natural.1----------. Por otra parte. Es la «velocidad medias de la partícula durante el intervalo de tiempo entre a y a + h.1----------. la situación física nos suministra automáticamente cierta función s.1----------FIGURA 8 (a) 0 recta á lo larg o d e la cual la partícula se m ueve puesto que una distancia s(t) está determinada para cada número t.3 2 "•----------. La gráfica de s indica la distancia de la partícula a O sobre el eje vertical. en términos del tiempo.—-— t . esta velocidad media depende por supuesto de h. el límite lim s(° + A) ~ h—*o h depende solamente de a (así como de la función particular s) y existen importan­ tes razones físicas para considerar este límite.Derivadas e integrales 202 m o vim iento d e la partícula — — / = 5 — » t = 4 . indi­ cado sobre el eje horizontal [figura 8(b)]. Para cualquier partícula a.

en realidad. Obsérvese que s'(á) puede muy bien ser negativa. y una abstracción.Derivadas 203 de la partícula en el tiempo a». ya que las mediciones físicas de todos modos no pueden ser nunca exactas. Esta noción de la derivada. dedicaremos algún tiempo a examinar las derivadas de funciones particulares. sino únicamente el límite de estas velocidades medias. lo que un físico mide realmente es una velocidad media a lo largo de algún intervalo de tiempo (muy pequeño). la única definición razonable de «velocidad en el tiempo a» (la llamada «velocidad instantánea») es el límite s(a + h) — s{a) ----------------------------------------h— >o h l i m Definimos así la velocidad (instantánea) de la partícula en a como /(a). Por ejemplo. se aplica a otras situaciones físicas en las cuales alguna cantidad varía con el tiempo. El próximo capítulo se dedica exclusivamente a un aspecto de este problema: el cálculo de la derivada de fun­ * Los términos usados en inglés son velocity para velocidad y speed para rapidez. pero esto no constituye. la «tasa de variación de masa» de un objeto en crecimiento significa la derivada de la función m donde m(t) es la masa en el tiempo t. ningún defecto. que no corresponde exactamente a ninguna cantidad observable. pero la definición corriente de velocidad es en realidad una definición de velocidad media. nos conviene tener una buena idea de cómo es la derivada de una función.) . (Nota del traductor. cuando h tiende hacia 0. no puede esperarse que un tal procedimiento dé una respuesta exacta. como una tasa de variación. cuando las velocidades se miden en física. pues.* Es importante darse cuenta de que la velocidad instantánea es un concepto teórico. Antes de demos­ trar los importantes resultados teóricos del capítulo 11. Así. el valor absoluto recibe a veces el nombre de rapidez instantánea). Para familiarizarnos con las definiciones básicas de este capítulo. Aunque no sería justo decir que la velocidad instantánea no tiene nada que ver con la velocidad media. recuérdese que /(í) no es s(t + h) — s(t) h para ningún h particular. La velocidad de una partícula recibe a veces el nombre de «tasa de variación de su posición».

Una diferencia renovadora presenta f(x) = x -.204 Derivadas e integrales ciones complicadas.a + h ) 2 . pues. El más sencillo de todos es el de la función constante f(x) = c. Esto significa que la tangente a la gráfica de / tiene siempre por pendiente 0. es la gráfica de la función . y f'{a) = 0.= 0. En la figura 9 se indican las tangentes a la gráfica de /. En este capítulo destacaremos más bien los conceptos. esto ocurre para cualquier función lineal f(x) = ex + d. la misma que la pendiente de la gráfica de /./ ( « ) Así. / es derivable en a para cualquier número a. En este caso c —c lim -----. Las funciones constantes no son las únicas cuyas gráficas coinciden con sus tangentes.> 0 = lim h (. y este hecho puede comprobarse con bastante facilidad: Puesto que la tangente por (a. /'(* ) = lim í(a + h) ~ f(a) A—*o h c (a -f- h) -f- d — \c a + d\ = l i m ---------------------------------a—o h ch = lim — — c\ a-» o h la pendiente de la tangente es c.a 2 A—»0 = lim a 2 + 2ah + h 2 — a 2 A—»0 = lim la + h A—+0 = la. a-+ o h 1¡m/ ( a + / » . en vez de los cálculos. En efecto. a-) tiene pendiente 2a. considerando algunos ejemplos sencillos. En esta figura cada tan­ gente parece cortar la gráfica solamente una vez. Aquí /'( „ ) = lim h. de modo que la tangente coincide siempre con la gráfica..

o así. Se da el caso de que la función /(x) = x 2 es muy especial en este aspecto. g(x)). por ejemplo. a2) es el único punto de intersección. En este caso /'(« ) f{a + h) — f{a) A -*0 h (a + /z)3 — a3 = ]i m -----------------------h->o h a 3 + 3a2h + 3ah2 + h 3 = l im -------------------------------h. (x . entonces x 2 = 2 ax — a 2 x 2 — 2 ax + a 2 = 0. Consideremos. si g y la gráfica de / se cortan en el punto (x . f(x)) = (x.a) 2 = 0 x — a. por lo general. la función f(x) = x 3.Derivadas g(x) = = 2 2 205 a(x — a) + a~ ax — a2. Ahora bien. o En otras palabras. pues. una tangente corta la gráfica más de una vez.+ 0 h a3 .> 0 h 3a2h + 3ah2 + h 3 = lim lim li. {a.

á') tiene pendiente 3a2. ax — 2a2 tiene también por factor x — a . Se obtiene (# — a ) ( x 2 + Ocurre así que mente jc2 + ax —2a2) = 0. como puede verse en la figura 10. Así.206 Derivadas e integrales = lim 3a2 -f 3ah -f h. x3 o Esta ecuación se resuelve fácilmente si recordamos que una solución tiene que ser forzosamente x = a. la tangente por (a.2 *-♦0 = 3a2. el símbolo . de modo que (jc— a) es un factor del primer miembro. Así. g(x)) donde = 3a2x — 2a3 x 3 —3a 2x + 2a 3 = 0. y todavía muy popular para las deri­ vadas. Para una función dada /. la derivada /' se designa a menudo por df{x) dx Por ejemplo. Esto significa que la tangente es la gráfica de g(x) =?= 3a2(x — a) -h a3 = Ja2x . obtenemos final­ (x — a)(x — a)(x + 2 a) = 0. Los ejemplos que hemos dado de obtención de la derivada de una función son suficientes para ilustrar la notación clásica. pues. /(x)) = (x . a3) corta también a la gráfica en el punto (—2a.2a3. la tangente a la gráfica de / en {a. el otro factor puede encontrarse haciendo la división. pues. —8a‘). Las gráficas de / y g se cortan en el punto (x. Estos dos puntos son siempre distintos excepto cuando a — 0.

La actitud adoptada en este libro es de excluir la notación de Leibniz en el texto. Algunas veces seguiremos la costumbre clásica hasta el punto de utilizar y como nombre de una función./(o ) h . Para apreciar completamente el significado de la derivada es igualmente importante co­ nocer algunos ejemplos de funciones que no son derivables. sin embargo. que las funciones se indican muchas veces mediante una frase tal como la siguiente: «Consideremos la función y = *-». En este caso /(0 + A ) . f ( h ) — /(O) ]im ¿±-í-----i±-L noexiste. así.209 Derivadas tendencia. cuidadosamente entre la función y sus valores. y aún hoy día se usa con mucha frecuencia. h—>0 fl En efecto. mientras que sus más fervientes admiradores afirman que se mantendrá para siempre y que así sea. Las pocas funciones examinadas hasta ahora han sido todas derivables. \h\fh = 1 para h > 0. y \h\¡h = —1 para h < 0. evidentemente algo habrá que noestará bien. volvemos a nuestra tarea básica de examinar algunos ejemplos sencillos de derivadas. no se puede prescindir del todo de la notación de Leibniz./ ( 0 ) |A| h h Ahora bien. En cualquier caso. algunos capítulos contienen unos pocos problemas (reconocibles inmediatamente) expresamente preparados para ilustrar las ambigüedades de la notación de Leibniz. En la confianza de que estos pro­ blemas suministrarán una práctica suficiente en esta notación. pero incluirla en los problemas. Los oponentes más obstinados de la notación de Leibniz admiten que todavía subsistirá por algún tiempo. diremos siempre algo como «consideremos la función (definida por) y(x) — x 2». pues. A pesar de las muchas ambigüedades de la notación de Leibniz. pero distinguiremos. si resultan ser derivables en 0. lim A -»0 + m . Esto demuestra que . Lo que inmediata­ mente se ofrece son las tres funciones examinadas en primer lugar en este capítulo e ilustradas en la figura 1. Consideremos enprimer lugar la función f(x) = |jc|.. ésta es usada casi con exclusividad en la literatura matemática antigua.

Aunque la notación dxr¡dx es absolutamente clásica. pero sin ambigüedad. por supuesto. cualquier intento de interpretación literal se ve obstaculizado por la comprensible rigidez de que una ecuación no debe contener de un lado una función y de otro un nú­ mero.208 Derivadas e integrales pués de todo. Es realmente imposible afirmar que se acepta una u otra de estas alternativas. A causa de esta ambigüedad. Por ejemplo. Esto. dx en vez de esto. no un número. o bien 2 x debe designar. mientras que 2 x puede designar ya sea un número o una función. si se ha de cumplir la tercera ecuación. sino la función cuyo valor en x es 2 x. a. df(x) dx x = a Además de estas dificultades. el símbolo es en realidad más conciso que la frase «derivada de la función f(x) = jr». Es tan fuerte esta . está de conformi­ dad con la práctica de confundir una función con su valor en x. la notación de Leibniz está asociada con una ambi­ güedad más. entonces o bien df(x)/dx debe designar f(x) y no /'. Aunque el significado de estas fórmulas es suficientemente claro. f\d ) se designa por lo general con un símbolo extraño. en la práctica df(x)¡dx algunas veces significa f y otras veces significa f'(x). 3*2. Las siguientes fórmulas expresan en la notación clásica de Leibniz toda la información que hemos hallado hasta ahora: de dx d(ax + b) dx dx2 dx dx*_ dx 0. la mayor parte de los autores son contrarios a designar f\d ) por df{x) («). 2 x. la notación df{x)¡dx es sustituida a menudo por dfjdx.

A pesar de las muchas ambigüedades de la notación de Leibniz. Los oponentes más obstinados de la notación de Leibniz admiten que todavía subsistirá por algún tiempo. algunos capítulos contienen unos pocos problemas (reconocibles inmediatamente) expresamente preparados para ilustrar las ambigüedades de la notación de Leibniz. pero incluirla en los problemas. ¡X En efecto. cuidadosamente entre la función y sus valores. lim 0+ m ~ /( Q ) = 1 h . pero distinguiremos. sin embargo. mientras que sus más fervientes admiradores afirman que se mantendrá para siempre y que así sea. diremos siempre algo como «consideremos la función (definida por) y(*) = jt2». si resultan ser derivables en 0. La actitud adoptada en este libro es de excluir la notación de Leibniz en el texto. Las pocas funciones examinadas hasta ahora han sido todas derivables. volvemos a nuestra tarea básica de examinar algunos ejemplos sencillos de derivadas. Lo que inmediata­ mente se ofrece son las tres funciones examinadas en primer lugar en este capítulo e ilustradas en la figura 1. pues. evidentemente algo habrá que no estará bien. Algunas veces seguiremos la costumbre clásica hasta el punto de utilizar y como nombre de una función. En la confianza de que estos pro­ blemas suministrarán una práctica suficiente en esta notación. En cualquier caso. y \h\¡h = — 1 para h < 0. no se puede prescindir del todo de la notación de Leibniz. que las funciones se indican muchas veces mediante una frase tal como la siguiente: «Consideremos la función y = x2». Consideremos en primer lugar la función /(jc) = \x\. Esto demuestra que Iim & L z M h—>0 no existe. \h\¡h = 1 para h > 0. ésta es usada casi con exclusividad en la literatura matemática antigua./(O) _ \h\ h h Ahora bien. así. En este caso /(0 + A) . y aún hoy día se usa con mucha frecuencia.Derivadas 209 tendencia. Para apreciar completamente el significado de la derivada es igualmente importante co­ nocer algunos ejemplos de funciones que no son derivables.

* < 0 x > 0. h (Estos dos límites son llamados a veces derivada por la derecha y derivada por la izquierda respectivamente de / en 0. f'(x) = ■> —1 si x < 0. = h. \ Por lo tanto. entonces existe f\d).= 1. La demostración de este hecho se deja para el lector (es fácil si se recuerda la derivada de una función lineal). Las gráficas de / y de f se muestran en la figura 11. f w Para la función /(* ) = *2. f\x ) = 1 si x > 0. ’ ^ h< 0 h > 0.) Si f l^ O ./(o) h—*0~ - 1 .Derivadas e integrales 210 y lim m . . / ./(O) = \ h h ) h . Tenemos l K h) . En efecto. surge una dificultad parecida en conexión con /'(O). /' .

/(o) h lim —— *-»0+ V h . /'(*) existe para x ^ O ./(o) h > 0 h h v ^ h h < 0. sin embargo. \ 1. h V ^h En este caso el límite por la derecha nm A-*0+ m . k-*0+ h pero Así. Las gráficas de / y /' pueden verse en la figura 12. h-*0~ h lim /(* ) . / no es derivable en 0. es fácil ver que | 2 x. x < 0 x > 0. Para esta función V i = m . FIGURA 12 Peores cosas ocurren todavía para f(x) = y/]x[. pues./(O) lim = 1. Una vez más.Derivadas 211 m -/(o) = o. 0) no existe.

212 Derivadas e integrales no existe. aunque no es derivable en 0. Geométricamente esto sig- FIGURA 14 . El cociente /(A) . — 1/>/ — h se hace arbitrariamente grande en valor absoluto. 1/ \/7T se hace tan grande como se quiera cuando h tiende hacia 0. pero negativo (figura 13). Algunas veces se dice que h tiene una derivada «infinita» en 0. Y. por el contrario. tiene por lo menos un comportamiento algo mejor que esto./(O) _ < íh _ A1'* A A A 1 hm 1 (¿Thy simplemente se hace arbitrariamente grande cuando h tiende hacia 0. La función f{x) — \Hx. más aún.

Recuérdese que la derivabilidad supone un progreso en relación con la simple continuidad. Por supuesto. pues. e igualmente importante recordar que el recíproco no se cumple. pero es fácil dar ejemplos de funciones FIGURA 15 . Una función derivable es continua. queda por destacar un punto importante: TEOREMA 1 Si / es derivable en a. así. Esta idea está respaldada por los muchos ejemplos de funciones que son continuas. equivalente a lim /(jc) = f(á). DEMOSTRACIÓN lim /(a + h) — f (a) — l i m h—►O f(a lim — f(a) h h—>0 = h) f(a + h) h. f es continua en a. sin embargo. f(x) — — vGTtiene la misma propiedad geométrica. Las funciones continuas examinadas hasta ahora han sido derivables en todos los puntos con una excepción a lo sumo. pero una fun­ ción continua no es necesariamente derivable (recuérdese la función /( jc) = |jc| y con ello nunca se olvidará cuál de las afirmaciones es lá verdadera y cuál la falsa). la ecuación lim f(a + h) — f{a) = 0 es A-o . pero no derivables. pero se suele decir que / tiene una derivada de «infinidad negativa» en 0.213 Derivadas niñea que la gráfica de / tiene una «tangente» que es paralela al eje vertical (figura 14). Como hemos indicado en el capítulo 5. entonces / es continua en a. I Es muy importante recordar el teorema 1.* 0 h - • h /(a ) • lim o h = /'(«)• o = 0.

algunas aproximaciones sucesivamente mejores se indican en la figura 16. Por desgracia la definición de esta función no nos será asequible hasta el capítulo 23 y yo no he podido convencer al artista a que la dibujara (considere el lector dete­ nidamente cómo debería ser la gráfica y seguramente comprenderá su punto de vista). Existe una función que es continua por todas partes y derivable en ningún punto. el caso puede ser mucho peor.214 Derivadas e integrales continuas que dejan de ser derivables en varios puntos e incluso en un número infinito de ellos (figura 15). En realidad. Es posible trazar algunas groseras aproximaciones a la gráfica. FIGURA 16 .

0) y (h. por pequeño que haga­ mos a h. Se deja para el lector el problema de definirla con precisión.. Una tal función se ilustra en la figura 17. Efectivamente. para 0 tenemos Í M s i . Geométricamente se puede ver que no puede existir una tangente. /(* ) = (x sen i» \ x lo . de modo que f no es deriA—► <> vable en 0. x 0 x = 0.— 0 = ____ ____ _ = sen -• h h Hace mucho demostramos que lim sen \¡h no existe. /(/?)) en la figura 18 puede tener cualquier pendiente comprendida entre —1 y 1. se trata de una versión rectilínea de la función . podemos. con un poco de ingenio. encontrar una función continua que deja de ser derivable en una infinidad de puntos. todos los cuales están en [0. . observando que la secante que pasa por (0.215 Derivadas Aunque los ejemplos tan espectaculares de no derivabilidad deben ser demo­ rados. . FIGURA 17 Esta función particular / es ella misma muy sensible a la cuestión de la deriva­ bilidad.m h h sen . 1].

0) es. en efecto.216 Derivadas e integrales FIGURA 18 Este descubrimiento representa en cierto modo un triunfo. í *2sen -> g(x) = { * lO. no nos debemos dejar llevar de un entusiasmo excesivo por el criterio de la. Este ejemplo hace ver que debemos buscar condiciones todavía más restric­ tivas para una función que la simple derivabilidad. la función f parece de alguna manera del todo antinatural. x 0 x = 0 es derivable en 0. Sin embargo. derivabilidad. Por ejemplo. aunque continua. y ahora podemos enunciar un carácter matemáticamente indeseable de esta función. La tangente a la gráfica de g en (0. el eje horizontal (figura 19). por lo tanto. la función . #'(()) = 0: limiW ^ ( 0 ) = U m A ^ l h-*o h h-*o h 1 = lim h sen a— »o h = 0. no es deri­ vable en 0. . En realidad podemos utilizar .

La derivada segunda es particularmente importante en física. las últimas de este capítulo. por lo que se suele adoptar la siguiente abreviación (se trata en realidad de una definición recursiva): . cuyo dominio consiste en todos los puntos a tales que f es derivable en a. el lector puede experimentar la derivada segunda al sentarse en un automóvil que acelera. No existe razón alguna para detenerse en la derivada segunda. entonces s"{i) recibe el nombre de aceleración en el tiempo t. podemos defi­ nir /" ' = (/")'. dando lugar a otra función (/')'. Para una función cualquiera /. La función (/')' se suele escribir por lo general simplemente f" y recibe el nombre de derivada segunda de /. La noción de derivabilidad puede aplicarse a la función /'. Si s(t) es la posición en el tiempo t de una partícula que se mueve a lo largo de una recta. obtenemos una nueva función f (cuyo dominio puede ser considerablemente más pequeño que el de /). etc. y el número f"(á) recibe el nombre de derivada segunda de / en a. la fuerza de una partícula es el producto de su masa por su aceleración. La aceleración desempeña un papel especial en física porque. por supuesto.Derivadas 217 / / \ X3sen O. En consecuencia. / / / O x= O \ \ FIGURA 19 la derivada para formular tales condiciones si introducimos otro conjunto de defi­ niciones. según se expresa en las leyes del movimiento de Newton. Si f"(a) existe. entonces se dice que / es dos veces derivable en a. Esta notación se hace pronto difícil de manejar. al tomar la derivada.

pero con­ viene que f k) quede también definido para k más pequeño. son a veces llamadas derivadas de orden su­ perior de / . /(» = /. Las distintas funciones/**. f"'(x) = 0.1 dx se abrevia poniendo ¿•zoo o más frecuentemente d j ( x ) dx 2 * (dxy’ Una notación parecida se usa para f n\x).218 Derivadas e integrales Así. con un caso muy sencillo. < T ) -----------. /<*>(*) = 0. para k > 2 . /«> = / " " = ( / " ) '.y . de qué modo las derivadas de órdenes superiores están relacionadas con la función original. Debemos mencionar también la notación de Leibniz para las derivadas de órdenes superiores. Entonces. Sea f(x) = x 2. De hecho. / ( » = / ' = (/o -. se puede dar una definición para f ° \ a saber. si k > 3. El siguiente ejemplo ilustra la notación f k\ y hace ver también. / ( » = / '" = ( /. a saber. El símbolo natural de Leibniz para /"(*). /" ( * ) = 2. f{x) = 2x. Por lo general recurrimos a la notación /(lc) solamente para k > 4. como ya hemos comprobado. . pues. /ü> = / ' . etc.

/(o ) h . —x 2. Un ejemplo más instructivo lo presenta la siguiente función. /'(O ) lim A-*0 m lim m . cuya gráfica se muestra en la figura 21(a): /(* ) = x 2. x > 0 x < 0.219 Derivadas / ” (*) = 2 /» > (* ) = (c) 0. f'( a ) — —2a si a < 0. Además. Es fácil ver que f'( a ) = 2 a si a > 0. k > 3 (d ) FIGURA 20 La figura 20 muestra la función /. h A-+0 Ahora bien . junto con sus distintas derivadas.

x < O O FIGURA 21 2 \x\. . lim -— ♦O" h k—*o* h de modo que /'(O ) *-»o h = 0.Derivadas e integrales 220 O l i » ¿ W . Toda esta información puede resumirse poniendo: /'(* ) = /« - x*t X > — jc*.lim i* h k-*o+ h y r /(* ) = rlim “—— h2■= nO.

(b) Demostrar que la tangente a la gráfica de / en (a. demostrar que si f(x) = 1/jc. pero la respuesta debería sugerir el artificio conveniente. entonces f(a) — —2¡á¿ para a=¿=0. (La expre­ sión que se obtenga para [/(a 4. S¿(x) — 2 x y S¿(x) — 3jc2. /'(36)? .Derivadas 221 Se sigue que /"(O) ¡no existe! La existencia de la segunda derivada es. 3. Hallar / ' para f{x) — [*]. Esto sugiere que el comportamiento irregular de la función g(x) = . PROBLEMAS 1.Demostrar la conjetura. pero no conocemos g'(a) para ningún a =£ 0. entonces g\x) — f ( x ) . entonces /'(a) = — 1/a2. (b) Si ¿<jc) = cf{x). entonces g'(x) = cf'(x).rsen -> x lo . Sabemos por el momento que j?'(0) = 0. 1ja) no corta la gráfica de / más que en el punto (a. entonces f{a) = l/2 \/a . Recordando que Sí(x) — 1 . conjeturar una fórmula para S«'(*). partiendo de la definición (y trazando un dibujo ex­ plicativo): (á) Si g(x) = f(x) + c. (a) Partiendo directamente de la definición. Demostrar que si f(x) ~ sfx. 1/a). (a) Demostrar que si f{x) = 1/jr. 1/a2) corta / en otro' punto.) 5 . (b) Demostrar que la tangente a la gráfica de / en (a. que está en el lado opuesto del eje vertical. de modo que no pode­ mos empezar calculando g"(0). 2 . por lo tanto. Para todo número natural n sea S»(*) = jc". Incluso una función tan «suave» como / revela alguna irregularidad cuando se examina a tra­ vés de la segunda derivada. 7. una restricción bastante fuerte que se impone a una función. /'(25). 6. Volveremos sobre esta cuestión al final del próximo capítulo. una vez que hayamos elaborado la técnica para hallar derivadas. para 0.h) — /(a)]/7í requerirá algún trabajo alge­ braico. Demostrar lo siguiente. Supongamos que f(x) = jr\ (a) ¿Cuál es el valor de /'(9).) 4 . (La expresión (a + h)n puede desarrollarse por el teorema de binomio. X 5* 0 x = 0 podría ser también revelado por la segunda derivada. para a > 0.

Demostrar que /' es también periódica. Hallar / ' ( jc) si / ( jc) = / / + jc) y si f{t ) = g(t + x). Hallar / ' ( jc) y también / ' ( jc + 3) en los siguientes casos. Las soluciones n o serán las mismas. + 3) = JC5. no es la derivada en x de la función g(x) = f(x2). 9. no es una absoluta trivialidad y hay algo que demostrar en él: No se pueden añadir simplemente signos prima a la ecuación / jc) = /(jc + d).Derivadas e integrales 222 (b) ¿Cuál es el valor de /'(32). Para aclararlo del todo: (d) Para f(x) = jc3. Demostrar (partiendo de la definición) que / ( jc) = /'(jc + c). 10. comparar / ' ( jc2) y / ( jc) donde g(x) = f(x2). entonces / ( jc) = c-f(cx). El objeto del problema 7 era convencer al lector de que aun­ que este problema es fácil. / ( jc + a) = / ( jc) para todo jc) . (a) Demostrar que Galileo se equivocó: Si un cuerpo cae una distancia s(t) en t segundos. (ii) [s'(0]2 = 2as(t). Para hacer este problema deben escribirse correctamente las definiciones de ¿»'(jc) y /'( jc + c). (c) Supongamos que / es derivable y periódica con período a (es decir. ¿De cuántos segundos dispone­ mos para apartam os de una araña que cae de un techo de 400 pies? ¿Cuál será la velocidad de la araña en el momento de alcanzar a uno que no . + 3) = ( jc + 5 )7. Trazar un dibujo para ilustrar esto. (i) / ( jc) (ii) / ( jc (iii) / ( jc = ( jc + 3)5. Trátese también de obtener una representación gráfica de por qué esto debe ser así. Consúltense las solu­ ciones (naturalmente después de hacer el problema). 8. entonces s no puede ser una función de la forma s(t) = ct2. /'(x2)? Si el lector no encuentra trivial este problema. Tratemos de destacar este punto: (b) Demostrar que si / jc) = f(cx ). y / es proporcional a s. (a) Supongamos / jc) = / ( jc + c). Si no se es muy metódico se está expuesto a resbalar en algún punto. el valor de a es 32. (c) Si s se mide en pies. f ( 6 2)? (c) ¿Cuál es el valor de /'(a2). /'(52). 11. es que está olvidando un punto muy importante: / ' ( jc2) significa la derivada de / en el número que estamos designando por jc2 . (b) Demostrar que los siguientes hechos acerca de s son verdad si s{t) = (a/2)/2 (el primer hecho hará ver por qué nos hemos pasado de c a a fl) : (i) s"{t) = a (la aceleración es constante).

.00 . (a) ¿Cuál es la ecuación que expresa el hecho de que el automóvil A rueda siempre a la velocidad límite? [La solución no es <*'(/) = L (í)]. Dos automóviles. Si / satisface \f(x)\ < |jt|a. 16. donde g tiene ¿qué propiedad? Sea a > 1. (a) Supóngase que f(á) = gia) = h(a). existe cierta función L tal que el límite de velocidad a x millas del origen de la carretera es L(x). considérese [/(a + h) — f(h)]¡h para h racional y también para h 19.a1a. 223 = —0. 14. (b) Supóngase que A va siempre a la velocidad límite y que la posición de B en el tiempo t es la posición de A en el tiempo t — 1. ¿Por qué? Si a = n. [Empezar con la definición de #'(«)•] (b) Demostrar que la conclusión no se sigue si omitimos la hipótesis /(«) = = g(á) = h(á). Demostrar que B va siempre también a la velocidad límite. De­ mostrar que / no es derivable en a para ningún a. van rodando a lo largo de esta carretera. Sea 0 < /? < 1. A y B.) (b) Se puede generalizar este hecho si x. y f(x) = 0 si x es irracional. Demostrar que / es derivable en 0. entonces f no es derivable en 0.. Escríbase la defi­ nición de /'(O)]. (Quien haya hecho el problema 14 sabrá hacer éste. ¿Bajo qué condiciones irá todavía B siempre a la velocidad límite? Supongamos que f(d) = g(d) y que la derivada por la izquierda de / en a es igual a la derivada por la derecha de g en a. Sea f{x) — 0 para x irracional. Demostrar que si f satisface |/(jc)| > |x|0 y /(O) = 0. Sea f(x) = x 2 si x es racional. Definir h(x) — K*) para x < a y h(x) = £(*) para x > a . *18. Indicación: basta demos­ trar esto para a irracional... que f(x) < #(jc) < h{x) para todo x. Demostrar que h es derivable en a.. demostrar que f es derivable en 0. se haya apartado? ¿Cuál era la posición de la araña en el momento en que su velocidad era la mitad de ésta? Imagine el lector una carretera en la cual estuviese especificado el límite de velocidad en cada uno de sus puntos. *15.t . y que f\a) — h\á). 17.. [Esta función no debe asustar al lector. Demostrar que / es derivable en 0. Dicho de otro modo. la posición del automóvil A en el tiempo t es a(t) y la del automóvil B es b(t). y 1\q para x = pfq. fracción irreducible.se sustituye por |g(x)|.Derivadas 12.. 0úN_j_|úrn-i. (a) Sea / una función tal que |/(jc)| < x 2 para todo x. (c) Supóngase que B va siempre detrás de A a una distancia constante.2a3 . 13. es el desarrollo decimal de a. Demostrar que g es derivable en a y que f\a) = g\á) = = h'(á).

Para dar una demostración rigurosa. ¿Por qué es /(x) — fia) divi­ sible por (x — a)l ¿Por qué existe una función polinómica h tal que h(x) = ¿(x)/(x — a) para x ^ a l ¿Por qué es lim /i(x) = 0? ¿Por qué st. (a) Hallar d(x) cuando f(x) = x \ y demostrar que es divisible por (jc— a)'2. de modo que la intersección debería ser una «intersección doble».) (b) Demostrar que las derivadas constituyen una «propiedad local»: Si /(x) = == #(x) para todo x de algún intervalo abierto que contiene a. /(x) — £(x) es la función polinómica d{x) — = /(x)— f{a) (x — a) — fia). (b) Parece haber ciertamente alguna evidencia de que d(x) es siempre divi­ sible por (x — a)'2. (No hay aquí nada de x-*a profundo.* a es hia) = 0? ¿Por qué esto resuelve el problema? 21.f{a) _ x —a x —a Contestar ahora las siguientes cuestiones. entonces d{x) = (jc— a)2. pues. f{áj) es la gráfica de g{x) = = f(a)(x— a) 4. La figura 22 ofrece un argumento intuitivo: Por lo general las rectas paralelas a la tangente cortan a la gráfica en dos pun­ tos . Hemos visto ya que si f(x) = x2. La tangente a / en (a. Así. y si x) = x ‘\ entonces dx = (x — a)2(x + 2 a). obsérvese primero que d{x) = /Q ) .224 Derivadas e integrales 20. Sea / una función polinómica cualquiera. veremos en el capítulo próximo que / es derivable.fia). la tangente corta la gráfica sólo una vez cerca del punto. entonces . (a) Demostrar que fia) — lim [/(x) — /(«)]/(x — a).

25.] Trá­ cese un dibujo. ¿Qué puede decirse. Demostrar que /'(* ) = l im /(-y + h) a-»o f(x - h) - 2h Indicación: Recordar un viejo truco algebraico: un número no se altera cuando se le suma y resta a la vez una misma cantidad. se puede prescindir de f(x) para cualquier x ^ a particular. (iv) f ( x + 3) = a:5. por lo tanto. **(b) De un modo más general demostrar que /'(* ) lim h. (iii) f'(x) = X*. ¿Existe f"(x) para todo x? . Por supuesto. hallar g'(x) y entonces recordar qué otra cosa es g. Demostrar que si / es par. sea g(x) = /(—*). entonces f'(x) = —/'(—x). Los problemas 23 y 24 dicen que /' es par si / es impar.k~*o+ /(* + h) h - fjx -p k - k) *23. y 0 < k < n. entonces f(x ) = /'(—x). Demostrar que si f es impar. [Para evitar confusión.] *22. Hallar f"(x) si (i) /O ) = X*. *24.225 Derivadas í\a) = g'(a). Una vez más. [Esto significa que al calcular f (á). Si Sn{x) = jc ” . (ii) f{x) = * 5. acerca de /<*>? 26. (a) Supongamos que / es derivable en x. no se puede prescindir de f(x) para todos los x a la vez. demostrar que {n — k)\ *28. (a) Hallar f(x) si /( jc) = \x\ Hallar f"(x). 27. e impar si / es par. trácese un dibujo.

cada uno de ellos expresa algún hecho presentado en aleún problema anterior. pero que /(. dx x —a* d f ( x + a) dx d f( c x ) dx dx = C dx dxk dy kL x = 6+o df(x) dx 2*6 df(c x ) dkx n (X) = **/(*) 2 * 6 x—c6 . Sea / ( jc) = jc" para jc > O y sea / ( jc) = O para jc < 0. *29. 1 = ------si z — dy y“ y d [f{x ) + c] d f(x) dx dx d\cf{x)] — c dx d f{ x ) dx dy . dz (v) (vi) (vii) (viii) (ix) dx dx dx* = 3a4.)(0) no existe. Demostrar que existe /(«-!) ( y hallar la fórmula correspondiente). .. Interpretar los siguientes casos de notación de Leibnitz. (i) dxn dz (ü) (iii) (iv) = nx n—i dx 1 . 30. — = — si z = y + c.Derivadas e integrales 226 (b) Analícese del mismo modo / si f(x) — jc4 para jc< jc > O y /( jc) = —x' para 0 .

227 . formadas a partir de unas pocas funciones simples mediante el proceso de suma. a través del capítulo anterior.CAPITULO 1 0 DERIVACIÓN El proceso de hallar la derivada de una función recibe el nombre de derivación. Bien es verdad que muchas veces un tal procedimiento es el único posible. producto. TEOREMA 1 Si / es una función constante. entonces f(á) ~ 0 para todos los números a. que exige recurrir a la definición de la derivada. Unos pocos teoremas nos ofrecerán un proceso mecánico para derivar una clase muy amplia de funciones. de que este proceso es por lo general laborioso. El lector puede haber recibido la impresión. y después demostraremos teoremas acerca de la suma. división y composición. en este capítulo aprenderemos a derivar un gran número de funciones. sin necesidad de recordar siquiera la defi­ nición. multiplicación. El primer teorema constituye simplemente un reconocimiento formal de un cálculo llevado a cabo en el capítulo anterior. Sin embargo. Esta des­ cripción debería sugerir cuáles son los teoremas que se habrán de demostrar. y que depende de saber hallar algún límite. Hallaremos primero la derivada de unas cuantas funciones simples. cociente y composición de funciones derivables. f(x) = c. si se olvida la definición de deri­ vada se está muy expuesto a perderse.

entonces f(a) = 1 para todos los números a. f{a) = fia + hrn - A— *0 — — h) — f { a ) . y ( / + « ) '( « ) =/'(<») + «'(«)• DEMOSTRACIÓN ( / + Í ) 'W = Hm ( / + g)(a + A ) . | a— *o h La derivada de la suma de dos funciones es.. ------. .Derivadas e integrales 228 DEMOSTRACIÓN . | El segundo teorema es también el caso especial de un cálculo del último capítulo.— = lim h A-*o c — c -------------- h _ = 0. tal como era de esperar. entonces f + ft es también derivable en a.= 1. . TEOREMA 2 Si / es la función identidad... DEMOSTRACIÓN f ( a ) = lim »-o + h . fix) = x.( / + g)(a) A—+0 h __ Ujh /( a + h) + gjg + h) — [/ja) + g(a)] A—»0 h . la suma de las derivadas. TEOREMA 3 Si f y ft son derivables en a. a + h — a = l i m -------------o h M = lim .

gjq) j + iim s í i i * b i M a—o h La fórmula para la derivada de un producto no es tan simple como sería de desear. TEOREMA 4 Si / y g son derivables en a. k—»0 A-*0 h h—►O h A—*0 = fia)-g'ia)+f(a)-g(a).gja)] + [fja . y .Derivación = iim + h) ~ .g (a) + ]¡m /(* + *) ~ / ( g ) . / fia) w h g'(a). DEMOSTRACIÓN Iim i f ' S ) ( a + ti) .i f ' g ) { a ) íf'gYia) a—»o h Jim f i a + h)g(a + h) . y (/•¿roo = a * ) ' g { * ) +/(«)■*'(«). [Obsérvese que hemos aplicado el teorema 9-1 para demostrar que lim f(a + ti) = A-M> = A«)] | En un caso especial el teorema 4 se simplifica considerablemente: TEOREMA 5 Si jcKx) = cf(x) y / es derivable en a.f ti) .f(a)g(a) h— >0 h f i a + h)[g{a -f ti) . | _ j_ 229 g(g + k) . pero es agradablemente simétrica y la demostración requiere solamente un truco algebraico sencillo que ya hemos utilizado antes: un número no se altera cuando se le suma y resta una misma cantidad. entonces f-g es también derivable en a.U n a— »o = fia) + .fia)]gja) = lim F A—>0 L = lim f ( a + h) ■Mm S (a + h ) . entonces g es derivable en a.

entonces fia) — nan~l para todo a.m a ) = m .f Y i a ) = A(a) • f { a ) + h'ia) • /(a ) . la ecuación *H+1 = x"-x puede escribirse #(•*) = f(x)'I{x) para todo x \ de modo que # = /•/. TEOREMA 6 Si f(x) = x n para algún número natural n. entonces por el teorema 4. de modo que g = /*•/.g \ a ) . DEMOSTRACIÓN La demostración será por inducción sobre n. *'(«) = i h . Para que se vea lo que ya hemos logrado. I Obsérvese. de modo que si f(x) = x".230 Derivadas e integrales g'(a) = c ' f i a ) . Se sigue del teorema 4 que í'W = ( / ■ / ) ' ( * ) = / ' ( « ) ■I(a) + f i a ) ■I'(a) = na*-> • a + a" ■ 1 .* ’/ ( « ) + 0 .r. Si /(jc) = . vamos a calcular la derivada de algunas funciones particulares. Para n = 1 esto es simplemente el teorema 2. Supongamos ahora que el teorema se cumple para n. y en consecuencia (/ — #)'(a) = = if + [ . entonces f{a) — natt~l para todo a. Sea g(x) = jc"+i. DEMOSTRACIÓN Si h(x) = c. en particular./ W = c •/'(« ). que (—/)'(«) = —f'(a).

y . Este proceso puede proseguirse fácilmente. | Juntando los teoremas demostrados hasta ahora estamos en condiciones de hallar / ' para un / de la forma f(x ) = anx n + an~ ixn 1 + * * ‘ + a2x 2 + axx + a0. Sería bueno para el lector hallar las derivadas y quizá hasta que la regla general quede perfectamente clara. Podemos también hallar /" : /" ( * ) = n(n — l)fln*n“ 2 + (n — l)(n — 2 )an. para todo a. Es mucho más sencillo y. y g(á) 0. hallar la derivada de 1¡g. Éste es precisamente el caso n + 1 que queríamos demostrar. como es obvio. entonces 1¡g es derivable en a.231 Derivación = m n + an = (n + 1)an. Cada derivación reduce la potencia más alta de x en una unidad y elimina un más. TEOREMA 7 Si g es derivable en a. Obtenemos /'(* ) = nanx n 1 + (« — l) a n_i*n 2 + * • • + 2a2x + ax. Evidentemente el próximo paso de nuestro programa será hallar la derivada de un cociente //#.Xx n ~ 3 + * • • + 2a2. gracias al teorema 4 suficiente. La última derivada interesante es para k > n tenemos /<*>(*) = 0.

Esto exige solamente dos observaciones.) (a + h) — ( i ) (a) — i — . Aunque no es particularmente llamativa. menos numerador por derivada del denominador partido por cuadrado del denominador»).) | La fórmula general para la derivada de un cociente es ahora fácil de obtener. .&■ lim h— >0 a—o h = lim « W ~ «(« + h) h—*o h[g{a) • g(a + A)J lim h— >0 • b ( a + h) . entonces f/g es derivable en a y . (1 !g)(a + h) tiene sentido para h pequeños.232 Derivadas e integrales DEMOSTRACIÓN Antes de escribir siquiera O + ‘) . Por lo tanto. es necesario compro­ bar que (1 ¡g){a + h) está definido para h suficientemente pequeño. Puesto que g(a)^= 0. Puesto que g es. por hipótesis. TEOREMA 8 Si / y g son derivables en a y g(a) 0.Q ) h debemos estar seguros de que esta expresión tiene sentido. se sigue del teorema 6-3 que existe algún &> 0 tal que g{a + h) ^ 0 para \h\ < 8.-jim ^ = lim * < £ + * ? . es importante aprenderla de memoria («denominador por derivada del numerador. y podemos escribir ( .lim a— *0 h = -g 'W • g W ] ■lim 1 a— >o g{a) *g\a + h) 1 [g(a)Y (Obsérvese que hemos aplicado una vez más la continuidad de g en a. derivable en a. se sigue del teorema 9-1 que g es continua en a.g ( a ) ] ______ 1_ h g(a)g(a + h) .

v x2 — 1 (x2 + l)(2x) — (a:2 — l)(2x) 4x si /(x ) = . m . . entonces -.x2 entonces f '( x ) = si /(* ) = x2 + 1 (x2 + l ) 2* (x2 + 1. entonces el teorema 6 se cumple también para n = 0.Derivación 233 g(g) '/'{<*) — f(a) • g'(q) [*(«)]• DEMOSTRACIÓN Puesto que //g = /-(l/g).)* si f(x ) — -» x entonces/'(x) = — — = ( —l)x V x2 Obsérvese que el último ejemplo puede generalizarse: si f{x) = x~n = —. Por ejemplo. tenemos .. Si interpretamos fCx) = x° como f{x) — 1.«VB 1 /'« = X2* = (-*)*— así pues el teorema 6 es válido tanto para enteros positivos aunó para enteros negativos. .x(2x) 1 . / w ( . (La palabra «in­ . y f{x) = 0-x-1 como f{x) = 0.j —¡— >entonces / (a:) = -------(x2 + l ) 2 (x2 + l ) 2* x2 + 1 (x2 + 1) . para algún número natural n.g 'M ) g(a) U fa )]2 _ f ( a ) ‘g(a) .f ( a ) ' g ' ( a ) § liW f * Podemos ahora derivar unas cuantas funciones más.

= 2[(sen jc) (—sen jc) + eos = 2[cos2 jc — sen2 jc] . / " ( jc) = — jc sen jc + eos jc + eos = — jc sen jc + 2 eos jc . si / ( jc) = jc sen x. Como era de esperar. tenemos también g"(x) + h"(x) = 0. cos'(a) = —sen a para todo a. jc) eos jc Obsérvese que g'(x) + h’(x) = 0. Por el momento adelantamos la siguiente información. entonces h'(x) = (eos jc) (—sen x) + (—sen = —2 sen jc eos jc. y. Por ejemplo. jc si s ( jc) = sen- jc = sen jc-sen jc. Los anteriores ejemplos comprenden solamente productos de dos funciones. puesto que (g + h)(x) = sen2 jc + eos2 jc = 1.234 Derivadas e integrales terpretamos» es necesaria puesto que no está claro cómo debe definirse 0". en cualquier caso. entonces sen jc eos jc + eos jc sen = 2 sen jc eos jc.) Para progresar más en la derivación nos hace falta conocer las derivadas de ciertas funciones particulares que estudiaremos más tarde. y hacemos uso de ella sin demostraciones: sen'(a) = eos a para todo a. Esta información nos permite derivar muchas otras funciones. entonces f'(x) = x eos x + sen jc. g '( jc ) = ¿ » " ( jc) jc jc eos jc] si h{jc) = eos2 jc = eos JC-COS JC. 0-0-1 carece de sentido. Una de éstas es la fun­ ción seno. lo cual apenas sorprende. h'\x) = —2[cos2 jc — sen2 jc] . .

Puesto que el comportamiento de f ° g cerca de a depende del comportamiento de / cerca de gía) (no cerca de a). evidentemente. • •/. Por ejemplo. la primera de éstas. si f(x) = jc3 sen x eos x. por supuesto. parece también razonable suponer que / sea .+iM • .(*)■ Í«1 La derivación de las funciones más interesantes exige. Se puede incluso tratar de demostrar (por inducción) la fórmula general: n . en realidad puede ser tratada de dos maneras. •/<_. Los productos de más de tres funciones. La elección de f-(g’h) habría dado. Por ejem­ plo.(*) • . el mismo resultado. no debe presentar dificultad para el lector la derivación de la fórmula ( f ’ g ’ h ’ k)'(x) = f(x )g (x )h (x )k (x ) + f(x)g'(x)h(x)k(x) + f(x)g(x)h'(x)k(x) + f(x)g(x)h(x)k'(x). con un paso intermedio diferente. la hipótesis razonable parece que tendría que ser que g fuese derivable en a. pueden tratarse análogamente. g y h y multiplicar por las otras dos. Para asegurar que / « g es derivable en a. . Eligiendo. tenemos ( / *g * ¿)'(*) = ( / *g)'(*) ' h{x) + ( f.(*)//(*)/.Derivación 235 Una función que comprenda productos triples puede ser tratada también por el teorema 4.g )(x )h '(x ) = U'(x)g(x) + /(*)s'(*)]A(*) + f(x)g(x)h'(x) = f(x)g (x )h (x ) + f(x)g'(x)h(x) + f(x)g(x)h'(x). entonces f(x ) = 3*2 sen x eos x + x* eos jc eos jc + jc. ■/„)'(*) = T/. La solución final es completamente simétrica y fácil de recordar: (f-g -h )' es la suma de los tres términos obtenidos al derivar cada jiña de las /. por ejemplo. Recuérdese que f-g-h es una abreviación de ( f'g ) 'h o f'{ g 'h ) . .1 (sen jc) (—sen jc). una fórmula para (/ ° g)'(x) en términos de /' y g'. .

no hace falta demasiada práctica para resolver proble­ mas como éste sin preocuparse de escribir símbolos especiales para funciones. Designemos momentáneamente por S la función («elevar al cuadrado») S(jc) = x 2. de extrema importancia. si .236 Derivadas e integrales derivable en g(a). pero no del todo: /' debe calcularse en g(a) y g' en a. recibe el nombre de regla de ia cadena. tenemos f(x) = sen'(5(x)) >S'(x) = eos1x 2 •2 x. Aunque hemos inventado un símbolo especial. y sin preocuparse siquiera de escribir la composición particular en que consiste / . Supongamos f(x) = sen x 2. En este caso f — S ° sen. Las si­ guientes derivaciones deben hacerse como práctica de esta gimnasia m ental. Demostraremos. para designar la función «de elevar al cuadrado». Obsérvese que (/ ° g)' es prácticamente un producto de /' y g'. entonces / ° g es derivable en tí y ( f o g y (a) = f ( g ( a ) ) • g'(a). que si g es derivable en tí y / es deri­ vable en g(a). S. Entonces f — sen o S. en efecto. Por lo tanto. Antes de intentar la demostración de este teorema ensayaremos unas cuantas aplicaciones. se acostumbra uno pronto a separar mentalmente / en sus componentes. Obsérvese que esto está de acuerdo (como debía) con el resultado obtenido al escribir / = sen-sen y aplicar la fórmula del producto. de modo que f(jt) = 5 '(s e n x) -sen'(x) = 2 sen jocos x. Esta fórmula. posiblemente porque una composición de funciones podría llamarse «cadena» de funciones. Un resultado totalmente distinto se obtiene si f(x ) = sen* x.

los problemas de esta clase son tan sencillos que. si /(* ) = sen2 x 2 podemos escribir f — sen) o S. es mucho mejor usar la segunda: / = S o (sen o ^). el único punto dudoso es el de si las dos expresiones con­ ducen a cálculos igual de sencillos. / = S o sen o S. como sabe cualquier experto en derivación.Derivación 237 el lector encuentra necesario hacer unas cuantas con detalle en un papel. } = S o (sen o &). La derivada de cualquiera de estas expresiones puede hallarse aplicando dos veces la regla de la cadena. . si /(* ) = sen x 3 f(x ) — sen3 x entonces f (x) — eos x 3 * 3x 2 /'(* ) = 3 sen2 x • eos x f{x) = sen — x /(* ) — sen (sen x) f(x ) = sen(*3 + 3*2) f(x ) = (*3 + 3*2) 53 f ( x ) = cos(senx) • eos x f ( x ) = cos(*3 + 3x2) • (3x 2 + 6 x) f ( x ) = 53(x 3 + 3x2) 52 • (3x 2 + 6*). De hecho. Una función tal como f(x ) = sen2 x 2 = [sen*2] 2. con recordar la regla de la cadena. Basta solamente recordar que una composición triple f°g<>h significa (f ° g ) ° h o f 0 (g°h). ya no hace falta pensar más. Así. hágalo. por favor. pero no deje de desarrollar la habilidad de escribir f inmediatamente a la vista de la definición de / . que es la composición de tres funciones. puede también derivarse mediante la regla de la cadena.

debemos multiplicar lo que hemos obtenido hasta ahora por la derivada de la función cuyo valor en jc es sen x2. Supongamos / ( jc) = sen (sen x 2). Sin preocupamos siquiera de escribir / como composición g ° h ° k de tres fun­ ciones. esta parte es fácil: comprende la composición de dos funciones. Obtenemos.238 Derivadas e integrales Podemos ahora escribir f'(x) de un solo golpe. f '( x ) = 2 sen x 2 • eos x 2 • 2 x. / '( jc) = 2 sen x 2 • (los paréntesis. de modo que la fórmula para f(x) empieza /'(* ) = 2( ) • Dentro del paréntesis debemos poner sen sen o s . de modo que nuestra expresión para / ' ( jc) empieza /'(* ) = cos( ) • Dentro del paréntesis debemos poner el valor de h ° k(x) . como función final. en realidad. lo cual otra vez es un problema que ya sabemos resolver: / ' ( jc) = eos (sen jc2) • eos x2 •2 x. éste es sencillamente sen jc2 (lo cual se obtiene de sen(sen jc2) quitando el primer sen). Para empezar. Así empezamos escribiendo jc2. . lo cual ya sabemos cómo se maneja. obsérvese que la primera función a derivar es S. Así nuestra expre­ sión para / ' ( jc) empieza /'(* ) = eos(sen x2) • Podemos ahora prescindir del primer sen en sen(sen jc2) . valor en jc de la segunda función. Debemos ahora multiplicar esta parte de la solución por la derivada de s e n e n jc. podemos ver que la de más a la izquierda será sen. El siguiente ejemplo se trata de manera análoga. no harían falta).

El lector puede sencillamente «ver» que las soluciones son correctas y si no lo ve debe tratar de escribir / como una composición: si f(x ) = /(x ) /(x ) /(x ) sen((sen x )2)entonces f ( x ) = [sen (sen x)]2 /'(* ) = sen(sen(sen x)) /'(x ) « sen2(x sen x) /'(x ) /(x ) = sen (sen (x2 sen x)) = = = = cos((sen x ) 2) *2 sen x • eos x 2 sen (sen x) • eos (sen x) • eos x cos(sen(sen x)) • cos(sen x) * eos x 2 sen(x sen x) • cos(x sen x) • [sen x + x eos x] /'(x ) = eos (sen (x2 sen x)) • cos(x2 sen x) • [2x sen x + x 2 eos x]. y empiécese reduciendo el cálculo a la derivada de una composición de un nú­ mero menor de funciones: / '( i « * « ) ) ) .Derivación 239 Finalmente. si /(x ) = sen ((senx2) 2) entonces [ f — sen o S o sen o S = sen o (S o (sen o 5 ))] .. si /(x ) = sen2(sen2(x)) [ / = S ®sen o S o sen = S o (sen o (S ©sen))] entonces f(x ) = 2 sen (sen2 x) • eos (sen2 x) • 2 sen x • eos x. he aquí las derivadas de algunas otras funciones que son la compo­ sición de sen y S.. f° (g o (h o k)). es fácil: coloqúense siempre (mentalmente) paréntesis empezando por la derecha.W W :* .' Por ejemplo. así como algunas otras composiciones triples.- . La regla para tratar composiciones de cuatro (e incluso más) funciones.

así como algunas de las dificultades que se encuentran. lim fc-*o g(q . Un intento puede consistir en ponerla por las buenas: lim + h -*o h)) h ~ /(g (q )) = Iim h-+ o + g(a + h)) . solamente una cosa hace falta para que el lector se convierta en un experto derivador: la práctica.g ( g ) ] ) h) — g{q) - f(gifl)) . indica algunos de los trucos que se podrían ensayar. con los ejercicios del final del capítulo. y lo tiene aún mejor si ponemos lim ( f 0S)(a + h) h—»o h.Derivadas e integrales 240 f'{x) = cos((sen x 2) 2) • 2 sen x 2 * eos x 2 • 2x. aunque no es una demostración. Con estos ejemplos como referencia. = - ( f°g)(a ) lim / ( g f c ) + k— *o + g(a + h) . Se puede ir soltando.g{a) h + h) . Empezamos. por supuesto. y ahora ya es tiempo de que demostremos la regla de la cadena. El siguiente razonamiento. con la definición ( f ° g)'(a) = Hm h— ► () = Ü°g){a iim /( g Q + k— >o + h) — ( f ° g ) ( a ) h h)) h - f(g(a)) Sería deseable encontrar aquí en algún lugar la expresión de g'(á).g(a) h Esto no tiene mal aspecto. si /(* ) = sen2(sen(sen x)) [rellene el lector mismo si hace falta] entonces f '( x ) = 2 sen(sen(sen *)) • cos(sen(sen x)) * cos(sen x) * eos a:.f(g(a)) mg(a h) — g(a ) + h) .

De hecho se puede. la fun­ ción g podría ser g(x) = x 2 sen -> x 0. puesto que la continuidad de g en a implica que k tiende hacia 0 con h. * 7* 0 x — 0. (f° g)(x) = /(c). Si hacemos g(a+h) — g(a) = k [en rigor deberíamos poner k(h)]. Existe. En este caso f ° g es también una función constante. y esto no es del todo evidente. si a = 0. pero es más fácil prescindir de este método y hacer uso de un artificio. debemos tener (/ ° g)'(0) = 0 para cualquier f derivable. existen también funciones no constantes g para las cuales g(a + h) — — g(á) = 0 para h tan pequeños como se quiera. TEOREMA 9 (REGLA DE LA CADENA) Si g es derivable en a. de modo que la regla de la cadena de hecho se cumple: (f* g y (a )= 0 = f ' ( g ( a ) ) .Derivación 241 El segundo límite es el factor g'(a) que necesitamos. /(O) = 0 como se demostró en el capítulo 9. Sin embargo. Se puede obtener una demostración de la regla de la cadena considerando separadamente estas funciones tan recalcitrantes. La manera más fácil en que esto puede ocurrir es siendo g una función constante. Si la regla de la cadena se cumple. y f es derivable en g(a). lo cual haría que no tuviese sentido la división y multiplicación por g(a + h) — g(a). pero g(a + h) — g(a) podría ser 0 para valores arbitrariamente pequeños de h. entonces / « g es derivable en a. y .g f(a). Es veidad que solamente nos interesamos por h pequeños. hacer con rigor este tipo de razonamiento. sin embargo. Incluso para h^= 0 podríamos tener g(a 4. # ( jc) = c \ entonces g(a + h) — — g(á) = 0 para todo h. En este caso. entonces el primer límite es lim f ( g ( a ) + k) k A->0 Parece que este límite tenga que ser f'(g(a)).h) — g{á) = 0. un problema que el lector habrá notado ya si es de aquellas personas que no dividen a ciegas. y pronto lo haremos. Por ejemplo.

DEMOSTRACIÓN Definamos una función <f>como sigue. 7 (g(* + h)) .f ( g ( a ) ) <t>(h) = g(a + h) . entonces 0(/i) es en realidad igual a f\g(a)). entonces f(g(á) + k) . (1) si 0 < \k\ < 5'.Derivadas e integrales 242 ( f o g Y (a) = f'( g ( a ) ) . g es derivable en a y por lo tanto continua en a. Si. pues.f { g ( a ) ) _ f(g(a) + k) .g {a)-----------------------. si g(a + h) — g(a) 0 si g(a + h) . = g(a + h ) . vamos a ofrecer una traducción minuciosa de este argumento intuitivo. para todo k. (2) si \h\ < K entonces |#(a + h) — #(a)| < 8'. para todo h. Ahora bien.k ’ se sigue de (2) que |£| < 8' y por lo tanto de (1) que . si e > 0 existe algún número 6 ' > 0 tal que. Puesto que la continuidad de <f>es el punto crucial de toda la demostración.g(a) = 0.* 0 + ~ f ( g ( a)) k f(g (a )). Debe estar claro intuitivamente que <f>es continua en 0: cuando h es pequeño. Esto significa que lim k.f (g (a ) ) . de modo que existe un S > 0 tal que. g(a + h) — g(á) es también pequeño.f(g(a)) -f(g (a )) < e. Consideremos ahora un h cualquiera con \h\ < 8.g '( a ) . de modo que si g(a + h) — g(á) no es 0. lo cual todavía es mejor. k = g(a + h) — entonces ^ _ f{g{a + A)) . Así. e n t o n c e s e s t a r á próximo a f'(g(a)).g(a) \ f'( g ( a ) ) . Sabemos que / es derivable en g(á). y si es 0.

h— >0 de modo que <f>es continua en 0.f(g(a)) = g(q + h) — g(o) ^ h aun cuando pueda ser g(a + h) — g(q) = 0 (porque en tal caso ambos miembros son 0). de modo que cier­ tamente se cumple que >{h) . Por otra parte.f ( g ( a ) ) \ < 6. entonces <¡>{h) = f(g(q)). si g(a + h ) —g(q) = 0.+ x 2 eos X Así. Hemos demostrado por lo tanto que lim 4>{h) = f'(g(a)). Para x = £ 0 podemos usar los métodos de este capítulo. pues. podemos volver a considerar la función x/ \ x i sen -> /(* ) = ' * . ( / . Tenemos f'(x ) = 2 1 1 x sen .Derivación 243 \m -f(g { a )) |<e. partiendo directamente de la defini­ ción (la única manera posible).« ) '( « ) = lim /(g (a + *)} ~ A— *0 h = /'(« (« )) • / ( « ) • ! = lim <Hh) • lim A— *0 k~*o h) ~ g M h Ahora que ya sabemos derivar fácilmente tantas funciones. Por lo tanto. x 0 Ai*— 0. Si h^=0.0 . En el capítulo 9 demostramos que /'(0) = 0. entonces tenemos f(g(<* + h) . El resto de la demostración es fácil. X .

no es ni siquiera continua en este punto.— sen -> X X x X 0 X = 0. 1 4xs sen ----..eos -> x x 0 x x = 0. x 0 x = 0. entonces /'(* ) = . que (/')(0) = 0. J (x) r x \ = i i sen----. Si consideramos en vez . 1 A 1 0 1 Ax e o s -----2x eos . Es fácil obtener.. 0. partiendo directamente de la definición.Derivadas e integrales 244 .x 2 eos -> x x 0. . ■>. pero la expresión —jc eos 1/jc no lo es). pero /"(0) no existe (porque la expresión 3jc2 sen \¡x define una función que es derivable en 0. la primera derivada /' se comporta en verdad muy mal en 0. En este caso /' es continua en 0. í 3a:2 sen . 0. Como se puede suponer. X 0 X = 0. y f"(x) es fácil de hallar para x 0: roo = 12a:2 sen x 0. Según se desprende de esta fórmula.— x eos -> / ( * ) “ { a: x 0 a: x — 0. >. Si x 0 o II x4sen -j H f(x) = X o. . entonces .. aumentando otra vez la potencia de x se consigue otra mejora. v í x 3 sen -> /(* ) — { x 0. 1 .

Estos ejemplos pueden sugerir que las funciones «razonables» pueden carac­ terizarse por la posesión de derivadas de órdenes superiores.^ x * 0 0. Existe la tentación. de escribir algu­ nos de los teoremas de este capítulo como ecuaciones acerca de funciones.g ' + f ..Derivación 245 En este caso. el teorema 3 podría escribirse en la forma (f + sY = f' + g'. Después de estos complicados cálculos vamos a concluir este capítulo con una pequeña observación. /«(O). si v 2 » + l --.. y el teorema 9 aparece a menudo en la forma (f ° g ) . Veremos más tar­ de que. Así. y parece más elegante. El teorema 4 podría escribirse u . pero f n) no es continua en 0. la segunda derivada /" no es continua en 0. casi no vale la pena preocuparse por ello. desgraciadamente. en vez de acerca de sus valores. porque las funciones de la izquierda pueden tener un dominio más amplio que las de lá derecha. v /(* ) = entonces existen f(0).. por mucho que tra­ temos de ocultar la infinita oscilación de f(x) = sen \(x. Pero ahora el lector puede haber colegido la regla general que proponemos establezca en dos de los problemas: Si 1 x 2« sen -» x lo .g . finX0\ y f n) es continua en 0. una derivada de orden suficientemente alto podrá revelar la irregularidad subyacente. Sin embargo. pues.f . entonces estas ecuaciones y otras como ellas se cumplen. pero f(n) no es derivable en 0. x = 0 sen -» x ( . s* (f ° g ) ‘ g '• En rigor estas ecuaciones pueden ser falsas.g y .' . pueden ocurrir cosas mucho peores. Si / y g son derivables por doquier en sus dominios. y éste es el único caso que interesa. entonces existen /"(O). . * * 0 *-0 .

hallar f'(x) para cada una de las / siguien­ tes. pero casi todos ellos saben cuando tienen que hacerlo. (v) (vi) (vii) (viii) (ix) (x) (xi) /(* ) /(* ) /(* ) /(* ) /(* ) /(* ) /(* ) = = = = = = = sen(* sen*) + s e n (s e n * 2). [No preocuparse por el dominio de / o f . (v) (vii) / ( * ) = sen (* + sen *). (eos * )31\ sen2 * sen *2sen2 *2. sen3(sen2(sen *)). sen(sen(sen(sen(sen *)))). Hallar /'(*) para cada una de las siguientes funciones /.f 1)2(* + 2)). 2.] (i) (ii) (iii) (iv) /(* ) /(* ) f{x) /(* ) = = = = sen(* + *2). sen((sen7 *7 + l ) 7)- . (* + sen5 * )6. (Al autor le costó veinte minutos calcular las derivadas para la sección de soluciones. y al lec­ tor no le debería costar mucho más. a muchos matemáticos les gusta decir que no saben sumar. (v iii) f{x) = sen (eos (sen *)). sen(cos x). Aunque el calcular rápidamente no constituye el objetivo de las matemáticas. Como ejercicio de entrenamiento. sen(senx). obténgase sólo la fórmula para /'(*) que da la solución correcta cuando tiene sentido. sen x + sen *2. /(* ) = sen2((* + sen*)2). si se quiere tratar con aplomo las aplicaciones teóricas de la regla de la cadena.) (i) (ii) (iii) /(* ) = sen((x . /(* ) = sen3(x2 + sen*). estas aplicaciones concretas deberían ser un juego de niños .Derivadas e integrales 246 PROBLEMAS 1.

hallar f'(J(x)) {no (J o f)(x)]. sen x2sen2 x /» 1 + sen x 1 ñx) 2 x + sen x (xvii) ñ x ) (xviii) f{x) = sen ( / x \ )• \ x . c tg .Derivación (xii) (xiü) (xiv) (XV) (xvi) 247 = (((. (ii) f ( x ) = X2. 1+ x (ii) f(x ) = sen x.s e n í -----------. (iii) f ( x ) = 17.17*. (No hace falta aprenderse de memoria estas fórmulas. / w — sen(6 cos(6 sen(6 eos 6*))). Hallar las derivadas de las funciones tg. m ñ x ) = sen(x2 + sen(x2 + sen x 2)). Hallar / ' en función de g' si . (iii) f{x) = x 2.) 4.l . (0 5.*2 + * )3 + *)* + * )5. aunque se necesitarán de vez en cuando. sec y cosec. (iv) f{x) * 17.t . (iv) f ( x ) . resultarán sencillas y algo simétricas. 6.) ) \ \ x — sen x j t 3. 1 / W . Para cada una de las siguientes funciones /. hallar /(/'(*))• (i) / w . si se expresan debidamente las soluciones. Para cada una de las siguientes funciones f.

f(x ) = g (x.) (c) Supongamos ahora que la tasa de variación del área de la sección trans­ versal circular es 5 cuando el radio es 3.veces el cubo del radio. (a) Un objeto circular va aumentando de tamaño de manera no especificada. 7. y en este mismo instante. 0) desplazándose a una veloci­ dad de 3 unidades/s.l (b) Supongamos que se nos dice que el objeto circular que hemos estado observando es en realidad la sección transversal de un objeto esférico. (Cierta­ mente hará falta disponer de una fórmula para el volumen de la esfera. en caso de que el lector la haya olvidado. A se halla en el punto (5.x/T x. entonces las funcio­ nes r y A satisfacen A = »r2. /(*) = g(a)(* . B se halla a una distancia de 3 unidades del origen con una velocidad de desplazamiento de 4 unidades/s. Hallar la tasa de variación del volumen cuando el radio es 3. x < 0. f{x) = g(x)(x .g(a)). mientras otra partícula B lo hace a lo largo de la gráfica de f(x) = .248 Derivadas e integrales (i) (ii) (iü) (iv) (v) (vi) /(* ) = g(x + g(a)). En un cierto instante. ¿A qué velocidad varía la circunferencia del círculo interior cuando el área de éste es 16tt cm2? 9. Este problema se debe poder resolver de dos maneras: primero usando las fórmulas para el área y el volumen en función del radio. Una partícula A se desplaza a lo largo del eje horizontal positivo. Hallar la tasa de variación del volumen cuando el radio es 6.a). lo indicado es una aplicación directa de la regla de la cadena. ¿A qué velocidad varía la distancia de A a B1 10. la tasa de variación del mismo es 4. Sea f(x) = x 2 sen l/x para y sea /(O) = 0. 8. El área de una corona circular de radios interior y exterior variables se man­ tiene constante e igual a 9ir cm2. /(* ) = g(x + g(x)). Hallar la tasa de variación del área cuando el radio es 6. El área del círculo exterior varía a razón de 107T cm2/s. y después expresando el volumen en función del área (para utilizar este método hará falta el problema 9-3). [Si r(t) y A(t) representan el radio y el área en el tiempo í. pero se sabe que cuando el radio es 6. el volumen es Jn. Supongamos también que h y k son dos funciones tales que . f ( x + 3) = g(x2).a).

13. — JC2. Demostrar análogamente que las tangentes a la elipse y. (a) Aplicando el problema 9-3 hallar f(x) para —1 < jc < 1. donde «(*) = h(x2). Póngase mucho cuidado. g) son derivables en a. = 14. (c) Demostrar que si / y g son derivables en a. la derivada de Schwarz de / en x se define como . (iii) a'(*2). 15. Si / es tres veces derivable y f ( x ) ¥>■0. */ 1 — a2) corta a la gráfica solamente en este punto (y hacer ver así que la definición geo­ métrica elemental de tangente coincide con la nuestra). siempre que f(á) ^ g(a). (d) Dar un contraejemplo si f{a) — g(a). 11. 17. 16. entonces las funciones max(/. Hallar /'(0) si y g(o) = g'(0) .Derivación k'(x) = sen2(sen(* + 1)) h(0) = 3 249 *'(*) = f ( x . g) y min(f. Hallar (0 (ii) (fo h Y (0 ).o. (b) Dar un contraejemplo si f(a) = 0.f 1) A:(0) = 0. Si / + g es derivable en a. ¿son f y g necesariamente derivables en a l Si f-g y f son derivables en a. ¿qué condiciones para f implican que g sea derivable en o? (a) Demostrar que si f es derivable en a. hallar (1 /g)'(x) por medio de la regla de la cadena. a la hipérbola cor­ tan estos conjuntos solamente una vez. si f(x) = 12. tal como se ha hallado en el pro­ blema 9-1. Por medio de la derivada de /(jc) = \¡x. (b) Demostrar que la tangente a la gráfica de / en (a. {k ° f)'(0). siempre que f{c) ^ 0. entonces j/| es también derivable en a.

. Para demostrar que existe ( f ° g y nKa) hará falta encontrar una proposición razonable acerca de ( f ° g Y n)(d) que pueda ser demostrada por inducción. (a) Si f(x) = anxn + an^lx n~1 + . Un poco de experimentación debería convencer al lector que no es adecuado buscar una fórmula para (f°g)^n)(a). En consecuencia.. entonces existe (f ° g)(n)(a). Inténtese con algo tal como: « (/° gYH)(a) existe y es suma de términos cada uno de los cuales es un producto de tér­ minos de la forma. (b) Si hallar una función g con g' = f. + a„. *19. hallar una función g tal que g' = /. a) ( f ° g ) = %>g18. entonces S)f = 0.ao d— . • • • H.250 Derivadas e integrales (a) ^Demostrar que aA f ° g ) (b) = [s>/°d-¿'2 + £>£• Demostrar que si f{x) = ^ con od — be 0.+ • * • x + X1 tal que f(x ) = 1/jt? Demostrar que existe una función polinómica / de grado n tal que (a) f(x ) = 0 para precisamente n — 1 números x. .» 20. (c) ¿Existe una función f ( x ) — anx n + 21.. Hállese otra. Demostrar la fórmula de Leibniz: Demostrar que si f n)(g(a)) y existen ambas. Supongamos que f n)(a) y tf n) existen..

demostrar que existe una función po­ linómica / de grado 2n — 1.. y f(Xi) = a„ f'(x¡) = b. Demostrar que a es raíz doble de / si y sólo si a es raíz de / y de f a la vez. Sean a1.. en conexión con el problema de aproximar raíces de polinomios... *24. (b) Demostrar que existe una función polinómica / de grado 2n — 1 con j(xt) = a¡ y f'(xj) = b¡ para todo i. su nombre ha sido vinculado a un resul­ tado mucho más general que aparecerá en el próximo capítulo y que cons­ tituye la base de los resultados teóricos más importantes del cálculo infini­ . de modo que podemos escribir /(*) = (x — a) {x — b)g{x) donde g(d) ^ 0 y g(b) ^ 0. /'(*) = 0 para exactamente k números x.. (a) Demostrar que g(a) y g(b) tienen el mismo signo. pero que a y b no son raíces dobles.. si n es par. Este problema es parecido al problema 3-6. considerando que por un espacio de 100 años nadie fue capaz de definir los límites a no ser en términos que lindaban con la mística. esto nos da otra solución para el problema 9-20. aun cuando a y b sean raíces múltiples. El número a recibe el nombre de raíz doble de la función polinómica / si f{x) = (x — afg{x) para alguna función polinómica g. En conexión con el problema 22. De hecho.. considerar la función polinómica h(x) = f'(x)¡(x — a)w-1(* — b)n~ \ Este teorema fue demostrado por el matemático francés Rolle. Indicación: Recordar el problema 22. .) (b) Demostrar que existe algún número x con a < x < b y f{x) = 0. pero en general la historia ha sido particularmente benévola con R olle. (a) Si x . bn nú­ meros dados.Derivación 251 (b) (c) (d) 22.. a» y bt. (Recordar que a y b son raíces consecutivas... Indicación: Si f(a) = (x — a)m(x — b)ng(x) donde g(a) ^ 0 y g(b) ^ 0. Rolle fue uno de los matemáticos que nunca aceptaron las nuevas ideas del cálculo infinitesimal.. (a) /'( jc) = O para ningún x. (c) Demostrar ahora el mismo hecho.. si n — k es impar.) Indicación: Compárese el signo de fia ) y f(b). tal que f(x¡) = f'(xj) = 0 para j^= i. sea d{x) = f(x) — f(a )(x — a) — f(a).. Supongamos que a y b son dos raíces consecutivas de una función polinómi­ ca /. No debe juzgarse demasiado terca su actitud. /'(•*) = O para exactamente un x.. pero el resultado no fue formulado originariamente en términos de derivadas. (b) ¿Cuándo tiene ftx) = ax~ + bx + c (a =£0) una raíz doble? ¿Cuál es la interpretación geométrica de esta condición? 23.. Si / es derivable en a. Hallar d'(a). *25. (Trácese también un dibujo para ilustrar este hecho... si n es impar. x n son números distintos.

. Si f(x) = x~n para n en N. Supongamos que / es derivable en 0. /W(0). demostrar que 26. mientras que la z de dzjdy denota la función / .. *29. se suele encontrar generalmente la siguiente proposición: «Sea y — g(x) y z = f(y). /<*>(*) = J W V ' = ( —l)*rc! + * (k — 1)! ^ ^ j ^ x " k. f n###BOT_TEXT###). Indicación: ¿Qué ocurrirá si intentamos poner #(*) = f(x)¡xl 28. (Se encontrará la misma dificultad básica que en el problema 19. y /(0) = 0.. y que no es continua en 0.. Demostrar que f(x) = = xg{x) para alguna función g continua en 0.. y que no es derivable en 0.252 Derivadas e integrales tesimal.Indicación: Derívese. Entonces dz _ dz dy 9 dx dy dx Obsérvese que z en dz/dx denota la función compuesta f ° g. 33.) *32. Supongamos que f(x) = xg(x) para alguna función g que es continua en 0. Demostrar que / es derivable en 0. parax ^ 0. Sea f(x) = x 2n sen \¡x si x = £ 0 . y /(0) = 0. Sea f(x) = x2n+1 sen l/x si x ^ 0.. y hallar /'(O) en términos de g. Con la notación de Leibniz la regla de la cadena debería escribirse: df{g{x )) = df(y) ' dg(x) dx dy v.. Demostrar que existen /'(0). ¿Qué es f k)(x) si (a) /(* ) = l / ( * . 0(x) dx En vez de esto.. 30. Demostrar que existen f ( 0)..a Y ? *(b) f(x ) = l / ( * 2 . *27. y que /(O) = 0.1) ? *31. Demostrar que es imposible poner x = f(x)g(x) donde f y g son derivables y /(0) = #(0) = 0. que es continua en 0. se sobreentiende también que dz¡dy será «una expresión que encierra y » y que en la solución final y debe sustituirse . .

Derivación 253 por #(*)• En cada uno de los siguientes casos hallar dz¡dx aplicando esta fórmula . . (i) (ii) (iii) (iv) z z z z = sen y. = sen Vy v = eo s u. = e o s uyu — sen x. u = sen x. después comparar con el problema 1. y = x •{■ xK — sen y y y — e o s x.

CAPITULO II SIGNIFICADO DE LA DERIVADA Uno de los objetivos de este capítulo será justificar el tiempo que hemos inver­ tido aprendiendo a hallar la derivada de una función. Como veremos. DEFINICIÓN Sea / una función y A un conjunto de números contenido en el dominio de /. Este teorema hace referencia al valor máximo de una función en un intervalo. El número ftx) mismo recibe el nombre de valor máximo de / sobre A (y deci­ mos también que / «alcanza en x » su valor máximo sobre A). vale la pena precisar y también generalizar. Sin embargo. una función / puede tener distintos puntos 255 . Un punto x de A se dice que es un punto máximo de / sobre A si fix) ¡3* f(y) para todo y de A. el saber algo acerca de f nos informa mucho acerca de /. en otras palabras. Empezaremos con un teorema que en realidad es fácil. Aunque hemos utilizado este término de una manera informal en el capítulo 7. para obtener infor­ mación sobre / a partir de información sobre f hace falta algún trabajo dificul­ toso. Obsérvese que el valor máximo de f sobre A puede ser f{x) para varios x dis­ tintos (figura 1).

(Una definición posible es la siguiente: / tiene un mínimo sobre A en jc. entonces /'( jc) = 0. las secantes trazadas por puntos a la izquierda de ( jc. /( jc)) tienen pendientes > 0. b). Si h es un número cualquiera tal que x + h está en (a. b] \ si / es continua. b).256 Derivadas e integrales máximos sobre A. de / en otros puntos.) Estamos ahora en condiciones para dar un teorema que no depende siquiera de la existencia de cotas superiores mínimas. (Obsérvese que no supone­ mos la derivabilidad. [(La figura 2 ilustra la idea sencilla del razonamiento . si —/ tiene un máximo en x sobre A. y / es derivable en jc. b]. /( jc)) tienen pendientes < 0. FIGURA 1 La definición de mínimo de / sobre A se deja para el lector. b). y las secantes trazadas por puntos a la derecha de ( jc.) DEMOSTRACIÓN Consideremos el caso en que / tiene un máximo en jc. . el razonamiento es como sigue. aunque puede tener a lo sumo un valor máximo. ni siquiera la continuidad.] Analíticamente. Nos interesará por lo general el caso en que A es un intervalo cerrado [a. entonces el teorema 7-3 nos garantiza que / tiene efectivamente un valor máximo sobre [a. entonces f{x) > f ( x + h). Si jc es un máximo (o un mínimo) para / sobre (a. TEOREMA 1 Sea / una función definida sobre (a.

b) en x.f(x ) < Q y en consecuencia 1¡m f ( x + h ) ~ f(x ) k^O* k < o. Esto significa que f ( x + h) .Significado de i a derivada puesto que f tiene un máximo sobre (a. pues. si h < 0 tenemos /(* + h) . Por otra parte. Así. hr+O* k 257 . si h >• 0 tenemos f ( x + h) .f(x ) > Q de modo que lim /(X + h) ~ / ( X) > 0.f ( x ) < 0.

en este caso /'(O) = 0.x se deja para el lector (dar una demos­ tración de una línea). TEOREMA 2 Si f está definida sobre (a. de lo cual se sigue que f'(x ) = 0. El caso en que / tiene un mínimo en.258 Derivadas e integrales Por hipótesis. 1 El recíproco del teorema 2 decididamente no es cierto.de que se trata de una aplicación fácil del teorema 1 . pero / no tiene máximo ni mínimo local en ningún punto. b) y tiene un máximo (o mínimo) local en derivable en jc. entonces /'(jc) = 0. b)]. Empezamos con una definición que se ilustra en la figura 4. b) por [a. b] en la proposi­ ción del teorema [a no ser que añadamos a la hipótesis la condición de que x está en (a. Esto significa que f{x)< 0 y f \ x ) > 0. y / es DEMOSTRACIÓN El lector debe darse cuenta. Un punto jc de A es un punto máximo (mínimo) local de / sobre A si existe algún 8 > 0 tal que x es un punto máximo [mínimo] de / sobre A n ( jc— 8. Probablemente los conceptos erróneos mayormente extendidos en relación con el cálculo infinitesimal se refieren al comportamiento de una función / cerca de x cuando /'(jc) = 0. DEFINICIÓN Sea / una función. resulta casi evidente cómo obtener una versión más fuerte del teorema 1. de modo que estos dos límites deben ser iguales entre sí e iguales a / ' ( jc) . jc+ S ) . Puesto que / ' ( jc) depende solamente de los valores de / cerca de x. y A un conjunto de números contenido en el dominio de /. La observación hecha en el párrafo anterior es olvidada tan . El ejemplo más sencillo nos lo da la función / ( jc) = j t * . jc. | Obsérvese (figura 3) que no podemos sustituir (a. es posible que / ' ( jc) sea 0 aunque jc no sea un punto máximo o mínimo local de /. / es derivable en jc.

la condición /%*) = 0 no implica que x sea un punto máximo o mínimo local de /.Significado de la derivada 259 fácilmente por aquellos que quieren que el mundo sea más sencillo de lo que es. podemos por lo menos . Los valores singulares de f. que la vamos a repetir: La recíproca del teorema 2 no es cierta. (Entonces. DEFINICIÓN Se llama punto singular de una función / a todo número jc tal que /'(*) = o. El número f(x) mismo recibe el nombre de valor singular de f. Para los no iniciados. el hallar el valor máximo y mínimo de una función representa uno de los aspectos más intrigantes del cálculo infinite­ simal y no se puede negar que los problemas de este tipo son divertidos (hasta que se han hecho los 100 primeros). Precisa­ mente por esta razón. si f es continua. se ha adoptado una terminología especial para describir números x que satisfacen la condición f(x ) = 0. Consideremos en primer lugar el problema de hallar el máximo o mínimo de / en un intervalo cerrado [a. junto con algunos otros números. b]. resultan ser los que deben tomarse en consideración para hallar el máximo y el mínimo de una función dada /.

2]. cuando *= Vi/3 o - Ví a Los números sj 1/3 y — s/TJT están ambos en [—1. b]. b]. entonces / debe estar en una de las tres clases arriba enumeradas: pues si x no está en el segundo o en el tercer grupo. 2 . el pro­ cedimiento es bastante directo: Se halla simplemente f(x) para cada x que satis­ face f(x ) = 0. Si x es un punto máximo o un punto mínimo de / sobre [a. finalmente. (3) Los puntos x de [a. puede todavía no ser fácil hallar el máximo y el mínimo de f. f(á) y /(/>).V ía El segundo grupo contiene los extremos del intervalo (2) .1. Si hay muchos puntos en estas tres categorías.260 Derivadas e integrales estar seguros de que existe un máximo y un mínimo. b) y / es derivable e n r . en consecuen­ cia f(x) — 0. de modo que f{x) = 0 cuando 3jc2 — 1 = 0. entonces x está en (a. tenemos /'(* ) = 3** . por el teorema 1.1. pero cuando existen solamente unos pocos puntos singulares. b] tales que f no es derivable en x. Damos a continuación un ejemplo sencillo. y solamente unos pocos puntos en los cuales / no es derivable. Supongamos que se desea hallar el máximo y el mínimo de la función f(x) = xz — X sobre el intervalo [— 1. 2]. es decir. . y f(x) para cada x tal que f no es derivable en x y.) Para localizar el máximo y el mínimo de / deben considerarse tres clases de puntos: (1) Los puntos singulares de / en {a. El mayor de todos éstos será el valor máximo de f y el menor será el mínimo. Para empezar. de modo que el primer grupo de candidatos para el máximo y el mínimo es (i) V ía . y esto significa que x pertenece al primer grupo. (2) Los extremos a y b.

x2 sobre el intervalo abierto (-—1. entonces no podemos ni siquiera estar seguros de antemano de que existan los valores máximo o mí­ nimo. y comparar los valores de f(x) para tales x.V \ J l = i V T /3 . Evidentemente el valor mínimo es —§ • / 1/3.x 2) 2 . entonces la función / ( * ) = x n + a n.( . /(2 ) = 6. que se presenta en 2. si es factible.V ía .\ X n~ l + • * • + ao tiene un valor mínimo sobre toda la recta.V í / 3)3 .V í a V í a — i V T /3 + V T /3 = | V í a /(-i) = o. Esto demuestra que el valor mínimo debe presentarse para algún número x que satisfaga 0 = f'(x) = nxn~ l + (n — l)tfn_i*n'“1 + • • + a0. puesto que / es derivable en todas partes. de la función 1 /(* ) 1 . Un ejemplo más puede ser útil.(V í a 3 . que se presenta en y /1/3 y el valor máximo es 6. un poco de ingenio podrá revelar muchas veces la naturaleza de las cosas.261 Significado de la derivada El tercer grupo es vacío. 1).V í7 3 = = ( . Si podemos resolver esta ecuación. se localizarán siempre los valores máximo y mínimo de una función continua en un intervalo cerrado. podemos en realidad hallar el mínimo de f. o si estamos buscando el máximo o mínimo sobre un intervalo abierto o sobre teda la recta. Supon­ gamos que se desea hallar el máximo y el mínimo. Con este modo de proceder. sí existen. En el capítulo 7 resolvimos precisamente un problema de este tipo al demostrar que si n es par. Sin embargo. Si la fun­ ción que estamos tratando no es continua. de modo que toda la información obtenida por este procedimiento puede no decirnos nada. Se tiene 2x (1 . La fase final consiste en calcular /(V í a /(.

Los teoremas acerca de derivadas demostrados hasta ahora proporcionan siem- . b] el mínimo se presenta. Podemos ver inmediatamente que para x próximos a l ó — 1 los valores de f(x) se hacen arbitrariamente grandes. o en a o b. Efecti­ vamente. y a y b ya han sido excluidos. Esta observación hace fácil tam­ bién demostrar que / tiene un mínimo en 0. Al resolver estos problemas. o bien en 0 (el único lugar en que es /' = 0). 1). pero no irá mal dibujar la gráfica (fig. — y tales que f(x) > /(O) para 1 < * < a ¿ > < jc< 1 . Este teorema supone la consideración del signo de f'(x) y se basa en algunos teoremas profundos. de hecho podremos encontrar incluso los máximos y mínimos locales. sobre [a. de modo que el valor mínimo es /(O) = 1. vamos a presentar ahora un método de esbozar la gráfica de una función que verdaderamente da información suficiente para ser utilizada en la discusión de máximos y mínimos. b] es el mínimo de / sobre todo (—1.Derivadas e integrales 262 de modo que f(x) = 0 solamente para x = 0. 6) siempre que no se confíe exclusivamente en el dibujo para demostrar algo. Ahora bien. Esto significa que el mínimo de / sobre [a. intencionadamente no hemos dibujado las gráfi­ cas de /(jc) = x1— x y f(x) = 1 /(1 — x 2). de modo que ciertamente / carece de máximo. Basta observar (figura 5) que habrá números a y b con —1 < a < 0 y 0 < h < i.

llamado teorema del valor medio. si la velocidad de una partícula es constantemente 0. El hecho de que / es una función constante si f ( jc) — 0 para todo jc. evidentemente la partícula débe estar en reposo. Sin em­ bargo. destacamos el hecho de que f\x ) no es [ / ( jc + h) — f(x)]¡h para ningún h particular. que establece resultados mucho . se tropieza con este hecho al tratar de extraer información acerca de / a partir de información acerca de /'. la localización de máximos y mínimos. sino solamente el límite de estos números cuando h tiende hacia 0. pueden obtenerse todos a partir de un teorema fundamental. aunque este teorema puede algunas veces aplicarse para determinar cierta información acerca de /. La hipótesis f ( jc) = 0 significa sola­ mente que lim f<X + h ) ~ Í { X ) = 0 ) h—*o h y no está claro en absoluto en qué modo se puede utilizar la información acerca del límite para obtener información acerca de la función. es difícil iniciar siquiera una demostración de que solamente las funciones constantes satisfacen / ' ( jc) = 0 para todo x. Al introducir por primera vez la derivada.Significado de ia derivada 263 FIGURA 6 pre información acerca de f en términos de información sobre f. y esta convicción es reforzada al considerar la interpretación física. y muchos otros hechos de este mismo tipo. Esto es verdad incluso en el teorema 1. a saber. La ilustración más sencilla de las dificultades que se encuentran nos las suministra la siguiente cuestión: Si f'(x) = 0 para todo jc. ¿debe ser / una función constante? Es imposible imaginar en qué modo f podría ser otra cosa.

264 Derivadas e integrales más fuertes. es exactamente igual a la variación media de / sobre [a. La figura 7 hace ver que si / es derivable sobre [a. ni tampoco es algo por lo que deba avergonzarse. La demostración del teorema por primera vez constituyó una hazaña. pero en esto se equivocaría. Será útil empezar con un caso especial. De esta afirmación podría quizá deducir el lector que la demostración es difícil. entonces existe algún x en {a. pero esto no quiere decir que el teorema sea difícil. b) tal que /'(* ) m -f{ a ) b —a Geométricamente esto significa que alguna tangente es paralela a la recta que une (a. los teoremas difíciles de este libro los hemos pasado ya en el capítulo 7. b]. probablemente el resultado más profundo acerca de deri­ vadas. f{a)) con (b. b) tal que f ( x). pero hoy día podemos presentar una demostración muy sencilla. Bien es verdad que si el lector intenta demostrar por sí mismo el teorema del valor medio probablemente fracasará. entonces en algún momento habremos estado viajando exactamente a 60 millas por hora. si recorremos 60 millas en una hora. b] siendo esta variación media [f(b) — f{a)]¡[b — a]. f{b)). . El teorema del valor medio afirma que esto es a sí. la tasa instantánea de variación de / sobre x. (Por ejemplo. existe algún x en (a.) Este teorema es uno de los instrumentos teóricos más importantes del cálculo infinitesimal.

tí] se deduce que / tiene un valor máximo y uno mínimo sobre [a. b]. los valores máximo y mínimo de / son iguales. b). Puesto que f(a) = f(b). tí). tí).Significado de la derivada 265 TEOREMA 3 (TEOREMA DE ROLLE) Si / es continua sobre [a. finalmente. | Observemos que para aplicar el teorema 1 fue verdaderamente necesaria la . y la demos­ tración está hecha (figura 8). Entonces. b).h a b FIGURA 10 Supongamos ahora que el valor mínimo de / se presenta en algún punto x de (a. Supongamos. Entonces. que los valores máximo y mínimo se presentan am­ bos en los extremos. tí) tal que f'(x) = 0. y /(a) = f(tí). DEMOSTRACIÓN De la continuidad de / sobre [a. --------------1------------. y para una fun­ ción constante se puede elegir cualquier x de {a. Supongamos en primer lugar que el valor máximo se pre­ senta en un punto x de (a. según el teorema 1. de modo que / es una función constante (figura 10). entonces existe un número x en {a./'(* ) = 0. b] y derivable sobre (a. otra vez f\x ) — 0 según el teorema 1 (figura 9).

b) tal que m -f{a ) b —a . el teorema es falso (figura 11). ésta es la diferencia entre /(*). Puede resultar sorprendente que se dé un nombre especial a un teorema tan fácil como el teorema de Rolle. La razón está en que. y la altura en x de la recta L entre (a. aunque el teorema de Rolle es un caso particular del teorema del valor medio. suministra también una demos­ tración sencilla de este último teorema. b] y derivable en (a. f(b)). fia)) y (b. Sin esta suposición.Derivadas e integrales 266 ’fe /(*)) fe a fia )) x b FIGURA 11 FIGURA 12 hipótesis de que / fuese derivable en todo punto de (a. TEOREMA 4 (TEOREMA DEL VALOR MEDIO) Si / es continua en [a. b). Para demostrar el teorema del valor medio aplicaremos el teorema de Rolle a la función que da la longitud del segmento vertical indicado en la figura 12. entonces existe un nümero x en {a. b). Puesto que L es la gráfica de g(x) = nos conviene considerar La constante f(a) resulta ser irrelevante.

a De modo que f\x ) m -f{a ) b . b). ti) tal que 0 = h'{x) = / '( * ) - m -/(* ) b . h es continua en [a. Esta información es. = /(«)• En consecuencia. podemos aplicar el teorema de Rolle a h y deducir que existe algún jc en (a.a 1 Observemos que el teorema del valor medio es todavía de aquellos teoremas en los que se obtiene información acerca de f a partir de información acerca de /. COROLARIO 1 Si se define / sobre un intervalo y f(x ) = 0 para todo x del intervalo. sin embargo. ti) tal que . ti] y derivable en (a. DEMOSTRACIÓN Sean a y b dos puntos cualesquiera del intervalo con a=/=b. tan fuerte que podemos ir ahora en la direc­ ción opuesta. entonces / es constante en el intervalo. Entonces existe algún x en (a. y h{a) = f(a).Significado de la derivada 267 DEMOSTRACIÓN Sea Evidentemente.

COROLARIO 2 Si / y g están definidas en el mismo intervalo y f'(x) = g'(x) para todo x del inter­ valo. b —a Pero /'( jc) = 0 para todo x del intervalo. entonces existe algún número c tal que f + g — c. pues. Así. / es constante en el intervalo. el valor de / en dos puntos cualesquiera del intervalo es el mismo.268 Derivadas e integrales m = í^ L iM . | Naturalmente. | F IG U R A 14 . es decir. de modo que „ M . el corolario 1 no se cumple para funciones definidas en dos o más intervalos (figura 13).M b —a y en consecuencia f(á) = f(b).

entonces / es creciente en el intervalo.f i a) b —a 0. según el corolario 1. de modo que. La demostración en el caso de ser f'{x) < 0 para todo x se deja para el lector. Puesto que b — a > 0 se sigue que f(b) > f{a). entonces / es decreciente en el intervalo. existe un número c tal que / — g — c. DEFINICIÓN Se dice que una función / es creciente sobre un intervalo si f(o) < f(b) siempre que a y b sean dos puntos del intervalo con a < La función / es decreciente sobre un intervalo si f(á) > f(b) para todos los a y b del intervalo con a < b .Significado de la derivada 269 DEMOSTRACIÓN Para todo x del intervalo se tiene (/ — g)'(x) = f ( x ) — #'(*) = 0. | Obsérvese que si bien son ciertos los recíprocos de los corolarios 1 y 2 (y ade- . si f'(x) < 0 para todo x del intervalo. Sean a y b dos puntos del intervalo con a < b. | La proposición del corolario siguiente exige alguna terminología que se ilustra en la figura 14. de modo que m . DEMOSTRACIÓN Consideremos el caso f'(x) > 0. Entonces existe algún x en (a.) COROLARIO 3 Si f(x ) > 0 para todo x de un intervalo. (Muchas veces decimos simplemente que / es creciente o decreciente. en cuyo caso se sobreentiende que el intervalo es el dominio de /. b). b) con b —a Pero f'(x) > 0 para todo x de (a.

(2) /(jc) = 0 para x = —1. es fácil ver que f'(x) > 0 para todo x. K</T]1) = — §ST¡3.c2 > 1. oo).Derivadas e integrales 270 más evidentes). oo) y / ( jc) es grande para jc grandes. y es también posible determinar el signo de / ' ( jc) para todos los demás jc. y otra vez creciente para x > 1/3. Otro punto que merece destacar: . de modo que / debe ser creciente en ( V 1/3. Análogamente. Observemos que 3x2 — 1 > 0 precisamente cuando 3. se sigue que / decrece en este intervalo. Hemos observado ya que / ' ( jc) = 0 para jc = \/ 1/3 y x ~ — \/l/3 . Combinando esta información con los siguientes hechos (1) k—/IT3) = i </m. Conside­ remos una vez más la función / ( jc) = jc' — jc. Si / es creciente. y grande negativo cuando x es grande ne­ gativo. / ' conserva siempre el mismo signo en ( \ / 1/3. x < — V 1 /3 . pues. el recíproco del corolario 3 es falso. s¡ 1/3). Observemos de paso que los intervalos en que / crece y decrece los podríamos haber hallado sin molestarnos en examinar el signo de /'. 3 jc2 — o i. sabemos que /' con­ serva siempre el mismo signo en el intervalo (— VT/3. Tenemos f ( x ) = 3jc2 . Puesto que /(— \/T/3) > /(VT/3). El corolario 3 aporta información suficiente para adquirir una buena idea de la gráfica de una función trazando el menor número posible de puntos. 1 < 0 precisamente cuando - Vl/3 < x < V T7I Así / es creciente para x < — \J 1/3. puesto que /' es continua. * 2 > x > V l/3 Así. 0. Por ejemplo. 1. es posible trazar una aproximación bastante respetable de la gráfica (figura 15). (3) / ( jc) se hace grande con x.1. pero puede valer el signo de igualdad para algún x [considérese f(x) = jc1] . decreciente entre — *¿ 1/3 y V 1/3. y se anula solamente en — 1/3 y 4 1/3.

en efecto. entonces el signo de f en el intervalo entre dos puntos singulares adyacentes puede determinarse sencillamente hallando el signo de f'(x) para cual­ quier x de este intervalo.Significado de la derivada 271 Si f es continua. Nuestro trazado de la gráfica de fi x) = x3 — x contiene información suficiente para permitimos afirmar confiadamente que — \ / 1/3 es un punto máximo local y s¡ 1/3 un punto mínimo local. un esquema general para decidir si un punto singular es un punto máximo local. Podemos dar. o ninguna de las dos cosas (figura 16): FIGURA 16 . un punto mínimo local.

Esto significa que si / tiene k raíces distintas jc. entonces /' tiene por lo me­ nos k — 1 raíces distintas: Una entre jc. f(x) = 0 entonces según el teorema de Rolle. entonces jc no es punto máximo ni punto mínimo local. (3) Si /' tiene el mismo signo en algún intervalo a la izquierda de jc que en algún intervalo a la derecha. < xk.. < x 2 < . (No hace falta aprenderse de memoria estas reglas.\xn~ l + * * * + flo. nos hace falta un resultado ya mencionado en el problema 3-7: Si (1 ) /(*) = anx n + tfn.Derivadas e integrales 272 Si /' > O en algún intervalo a la izquierda de jc y /' < 0 en algún in­ tervalo a la derecha de jc. siempre puede uno mismo hacerse el dibujo.. y jc2. Aunque esto es en realidad un teorema algebraico. etc. Es ahora fácil demostrar por inducción que una función polinómica /(*) = anx n + tfn—i*n—1 + **’ + tiene a lo sumo n raíces: La afirmación se cumple ciertamente para n = 1. (2) Si /' < 0 en algún intervalo a la izquierda de x y /' > 0 en algún in­ tervalo a la derecha de jc. de modo que. existen a lo sumo nnúmerosx tales que / ( jc) = 0. y si suponemos que se cumple para n. y es in­ cluso posible describir la forn^i general de la gráfica de tales funciones. entonces / tiene a lo sumo n «raíces». entonces x es un punto mínimo local. existe un número x entre jcl y jc2 tal que / ' ( jc) = 0 . entonces jc es un punto máximo local. Para empezar.puedeapli­ carse el cálculo infinitesimal para obtener una demostración fácil.) Las funciones polinómicas pueden analizarse todas de esta manera. entonces el polinomio . una entre jc2 y x 3. Obsérvese que si jct y jc2 son raíces de / (figura 17). es decir.

1- El comportamiento de / en los intervalos entre los puntos singulares puede determinarse por uno de los métodos antes mencionados. /'( 2 ) = 4 . ya que f es continua. Con esta información no es difícil describir la gráfica de f{x) = anx n + tfn.2 4 .4 . b). f tiene a lo sumo n regiones de decrecimiento o crecimiento. Por otra parte. podemos ver sólo a partir de los tres valores singulares (figura 18) que / crece sobre (——1.i. . si a y ó son puntos singulares adyacentes de /. 0.f 1).2 = 24.2 ) = . b ) .4 . y /(-D = . Para deter­ minar el signo de f en (—oo. pero de todos modos. y 1.— 1) y (1. / tiene a lo sumo n — 1 puntos singulares. Puesto que /'(* ) = 4xz — 4x = 4x(x — 1)( aí .2 s . pues si así fuera. consideremos la función f (x) = x i — 2x2. w = . oo) podemos calcular / '( _ 2 ) = 4 .273 Significado de la derivada g(x ) = ¿ n + i* n+1 + b nX n + • • * + bo no puede tener más de « + 1 raíces. los puntos singulares de / son — 1. Así.\ X n ~ l + * • ' 4. pues. un punto singular no es necesariamente un puntó máximo o mínimo local. 1). 0) y decrece sobre (0. Por lo tanto.( ~ 2 ) 3 .«o- La derivada. /(O) = 0. Como ejemplo específico. En particular. al ser una función polinómica de grado n — 1.( . f será o bien creciente o bien decreciente sobre (a. g' tendría más de n raíces. tiene a lo sumo n — 1 raíces. podría­ mos determinar el signo de f en estos intervalos examinando simplemente la fórmula para /'(*). en consecuencia. entonces f se con­ servará o bien positiva o bien negativa sobre (a. Por supuesto.

i ) FIGURA 18 y concluir que / decrece sobre (—oo. (3) El signo de f en las regiones entre puntossingulares (si esto no está claro ya). si / es una función racional cuyo denominador se anula en algunos puntos). para ver si la función es par o impar. oo). puede ahorrar mucho trabajo. /( jc) = —/(—jc). + \ / 2 . y en consecuencia es simé­ trica respecto al origen. revelará por lo general los rasgos principales de la gráfica. . Si / no está definida en cier­ tos puntos (por ejemplo. Estas conclusiones se siguen también del hecho de ser /(jc) grande para x grande y para x grande negativo. 0) // // •r ( . en segundo lugar está claro que / es par. de modo que la gráfica es simétrica respecto al eje vertical. Es imposible anticiparlas todas.1) \ \ \ (i. (4) Los números jc tales que / ( jc) = 0 (si esto es posible). trazada ya en la figura 15. . entonces el comportamiento de / cerca de estos puntos debe determinarse. La función /( jc) = jc3 — x. /( x) = /(—jc). los toques finales nos los dan otros dos datos (figura 19). Este tipo de análisis. . Puede ahorrarse la mitad del trabajo de trazar la gráfica teniendo en cuenta estas cosas al principio. pero hay una información que es con frecuencia muy importante. Podemos dar ya un buen trazado de la gráfica.1. es impar.274 Derivadas e integrales (O. En varios problemas de este capítulo y de capítulos sucesivos se pide trazar la gráfica de funciones. Recuérdese finalmente que una comprobación rápida. En cada caso se debe determinar (1) Los puntos singulares de /. es fácil determinar que /(jc) = 0 parax = 0. En primer lugar. (5) El comportamiento de / ( jc) cuando jc se hace grande o grande negativo (si es posible). si se hace con cuidado. — 1) y crece sobre (1. pero a veces existen algunas características especiales que hacen necesario discurrir más. (2) El valor de / en los puntos singulares.

oo).2 x + 2) (x-í)2 _ x(x — 2) " (* - D 2‘ Así. pues. 1) y (1.2) .2 x —1 la cual no está definida en 1. (1) los puntos singulares de / son 0. Podemos hacer esto eligiendo puntos particulares en cada uno de estos intervalos. De cualquiera de estas maneras encontramos que . 0) y (2.2. 2 — 2x -f. Además. 2. Tenemos = (* 1 1)(2* ./ 2). 2). el signo de f debe determinarse por separado en los intervalos (0. Puesto que / no está definida en todo el intervalo (0. /( 2) . o simplemente observando con atención la fórmula para /'. así como en los inter­ valos (—oo.2 .Significado de la derivada 275 Por ejemplo. (2) /(O ) = .(x2 . consideremos la función /(* ) = x-----------------------------------.

x -* l la fracción x 2 — 2x -h 2 * . y la expresión x 2 . Sin embargo.2x + 2 = (x . < 1. puesto que lim (x2 — 2x + 2) = 1 5* 0. El comportamiento de / cerca de 1 es también fácil de determinar. Finalmente. así como cuando x se aproxima a 1 (esta información nos suministrará otra manera de determinar las regiones en las cuales f crece y decrece). debemos determinar el comportamiento de /(*) cuando x se hace grande o grande negativo.1 —x —1+ r evidentemente f(x) está próximo a x — 1 (y es ligeramente mayor) cuando x es grande. ésta es una de aquellas características . podemos observar que tiene el aspecto de la gráfica de una función impar desplazada en una unidad. asegúrese al lector de que sabe expliéar cada uno de los rasgos de la gráfica. pero existe solamente una manera de coordinarla (figura 20). x. Para examinar el comportamiento cuando x se hace grande escribimos x 2 — 2x + 2 x .1 se hace grande cuando x se aproxima a 1 desde arriba y grande negativo cuan­ do x se aproxima a 1 desde abajo. Una vez concluido el trazado. < 2.276 Derivadas e integrales (3) f'(x ) > 0 /'(* ) < o /'(* ) < o /'(* ) > o si si si si x < 0 < x 1 < x 2 < 0. y f(x) está próximo a x — 1 (pero ligeramente menor) cuando x es grande negativo. Toda esta información puede parecer algo abrumadora.l ) 2 + 1 x —1 x — 1 hace ver que éste es el caso.

entonces / tiene un máximo local en a. DEMOSTRACIÓN Por definición. Si f"(a) > 0. por lo general no hace falta trabajar tanto. TEOREMA 5 Supongamos f\d ) — 0. entonces / tiene un mínimo local en o. Aunque la localización de los máximos y mínimos locales de una función queda revelada siempre mediante un dibujo detallado de su gráfica.Significado de la derivada 277 especiales que deben investigarse solamente después de haber utilizado la otra información para obtener una idea general del aspecto de la gráfica. si f"(a) < 0. Existe un criterio popular para los máximos y mínimos locales que depende del comportamiento de la función solamente en sus puntos singulares. .

tenemos /"(. en los tres casos /'(O) = /"(O) = 0. En consecuencia. Entonces f i a + h)¡h debe ser positivo para h suficientemente pequeño. la deri­ vada segunda de muchas funciones es tan complicada que resulta más fácil con­ siderar el signo de la primera derivada. y no es ni máximo ni mínimo local para la tercera. esto puede escribirse /" (« ) lim /i~*0 f ( g + h) h Supongamos ahora que f \ a ) > 0. / tiene un mínimo local en a. Aunque el teorema 5 resultará muy útil para funciones polinómicas. | El teorema 5 puede aplicarse a la función fix) = r 3 — x. según se ve (figura 21) en las funciones f(x) = -x \ fix ) = x\ fix) = xr°. — 1/3 es un punto máximo local y s / 1/3 un punto mínimo local. / " ( V l / í ) = 6 V Î /3 > 0. En este caso. El estudio de este punto se proseguirá en la parte IV. Además. un punto mínimo local. ya considerada.Derivadas e integrales 278 Puesto que fia) = 0. si a es un punto singular de / puede ocurrir que f'id) = 0. En los puntos singulares — s / 1/3 y \ / 1/3. o ninguna de las dos cosas. En consecuencia. un punto mínimo local para la segunda. Tenemos f i x ) = 3*2 .1 f ”(x) = 6x. Esto significa (corolarití 3) que / crece en algún intervalo a la derecha de a y / de­ crece en algún intervalo a la izquierda de a. . el teorema 5 no suministra ninguna información: es posible que a sea un punto máximo local.VT/3) = -6 Vyl <o. pero 0 es un punto máximo local para la pri­ mera. La demostración para el caso f \ a ) < 0 es parecida. Por lo tanto: f i a + h) debe ser positivo para h > 0 suficientemente pequeño y f i a + h) debe ser negativo para h < 0 suficientemente pequeño.

/"(a) > 0. y que también . si / tiene un máximo local en a. que desempeña un papel importante en el capítulo 15. [Este recíproco parcial del teorema 5 es lo más que se puede conseguir: los signos > y < no pueden ser sustituidos por > y < . sino de tres consecuencias del teorema del valor medio. Se debe tener. La primera de ellas es un teorema sencillo. Así. El caso de un máximo local se trata de manera análoga. ni de máximos y mínimos.Significado de la derivada (a) (b) 279 (c) FIGURA 21 Es interesante observar que el teorema 5 demuestra automáticamente un recí­ proco parcial de sí mismo. lo cual es una contradicción. / sería constante conteniendo a. TEOREMA 6 Supongamos que existe /"(«).Si / tiene un mínimo local en a. según se ve en las funcio­ nes f(x) = x* y fix) = —x4. pero muy elegante. Si f"(á) < 0. pues.] En lo que queda de este capítulo no trataremos ya del trazado de gráficas. de modo que f \ á ) = 0. entonces f"(á) < 0. por lo tanto.arroja luz en muchos ejemplos que se han presentado en los capítulos anteriores/ . entonces /"(a) ^ 0. entonces / tendría también un máximo local en a. según el teorema 5. DEMOSTRACIÓN Supongamos que / tiene un mínimo local en a.

ah se aproxima a a cuando h se aproxima a 0. Entonces existe también f(a). la función / será continua en [a. es todavía posible que f sea discontinua. además. por ejemplo. existe un número a. a+ h ) tal que f(a + k) . a + h) (un enunciado parecido se cumple para h < 0 suficiente­ mente pequeño). excepto posiblemente para x — a. X—*CL DEMOSTRACIÓN Por definición. Según el teorema del valor medio. sin embargo. El problema 55 suministra las . a + h).7------------ / W - n Ahora bien. h —>0 h h —>0 x —>a (Para este paso final. si 2 1 x 2 sen -i * 5* 0 /(* ) = 0.) | Aunque / sea una función derivable por todas partes.a — -------= lim /'{ah) = lim f { x ) .f(a) _ -----------.. a 4. y r-+a f i a ) = lim / '( » . X = 0. puesto que a* está en {a.Derivadas e integrales 280 TEOREMA 7 Supongamos que / es continua en a. Según el teorema 7. Esto ocurre. de la existencia de lim f\x).h] y derivable en (a. tratado aquí de manera algo informal. que existen lim f(x). conviene que el lec­ tor aporte un razonamiento riguroso del tipo e-5.f j a) h— >0 h f i a ) = lim Para h > 0 suficientemente pequeño. la gráfica de /' no puede nunca presentar una discontinuidad del tipo indicado en la figura 22. y que existe f'(x) para todos los x de algún intervalo que contiene a. Supongamos. f ia + h) . se sigue que fia) lim f. en (a.

[Si g(b) ^ £(a) y £'(*) yt 0. TEOREMA 8 (TEOREMA DEL VALOR MEDIO DE CAUCHY) Si / y g son continuas en [a. tiene interés principalmente por sus aplicaciones. pero en realidad será suficiente el más sencillo de los artificios. b] y derivables en (a. b) con : mg{b) f(a) ./(a ) _ f'{x) g{b) .Significado de la derivada 281 líneas generales de la demostración de otro elegante teorema que proporciona mayor información acerca de la función / ' . entonces existe un número x en (a.¿ M i r t o . Estas observaciones pueden hacer creer que el teorema del valor medio de Cauchy ha de ser muy difícil de demostrar.] . b) tal que im - / ( « ) ] * ' « = [«(*) .g(a) ^f {x) g'iyY pero no existe ninguna garantía de que los x e y hallados de esta manera sean iguales. al aplicar el teorema del valor medio a / y a g por separado. que es una generalización del teorema de valor medio. El próximo teorema.g(a) g'(x) Obsérvese que si #(*) = jc para todo x. se encuentra que existen x e y en (a. entonces £'(jt) = 1 y obtenemos el teorema del valor medio. y el problema 56 utiliza este resulta­ do para confirmar el teorema 7. esta ecuación puede escribirse en la forma f(b) . b). Por otra parte.

f { a ) \ Entonces h es continua en {a. se podrán calcular con facilidad muchos límites de esta forma.g(x)[f(b) .g'(x)[f(b) .£(«)] . | El-'teorema del valor medio de Cauchy es el instrumento básico que se nece­ sita para demostrar un teorema que facilita el cálculo de límites de la forma /(* ) lim ( v *-*« S (*) cuando lim f(x ) = 0 y x—*a lim g(x) = 0. y . Toda derivada es un límite de esta forma y el cálculo de derivadas requiere con frecuencia bastante trabajo. lo cual signiñca que 0 = f(x ) [ g ( b ) . x—>o y supongamos también que existe lim f{x)¡g\x). Entonces existe lim f(x)lg(x). si ya se conocen algunas derivadas.(a)].g(a)] .g(a)f(b) = h(b). b). Del teorema de Rolle se sigue que h'(x) = 0 para algún x de (a. x—*a En este caso. y h(a) = f(a)g(b) .282 Derivadas e integrales DEMOSTRACIÓN Sea h{x) = f(x)[g(b) . no es aplicable el teorema 5-3. b]. Sin embargo. derivable en (a. b). TEOREMA 9 (REGLA DE L’HÓPITAL) Supongamos que lim f(x ) = 0 x—>a y lim g(x) = 0.

(2) en este intervalo g'(x) ^ 0 con.) g r(ocx) Ahora bien. se invita al lector a que aporte los detalles de esta parte del razo­ namiento. x] (y una proposición análoga es válida para a — 8 < x < a). vemos que g(x)y¿0. entonces f y g son continuas en a. en contradicción con (2). entonces el teorema del valor medio y el teorema del valor medio de Cauchy son aplicables a / y g sobre el intervalo [a. en (a.) = 0. la posible excepción de x = a. se sigue que lim M x—*a g(x) = lim y —*a g'(y) (Una vez más. se aproxima a a cuando x se aproxima a a.) | . Aplicando ahora el teorema del valor medio de Cauchy a f y g. posiblemente. Apli­ cando primero el teorema de valor medio a g. pues si fuera g(x) = 0 entonces existiría algún x.0]/'(<*. puesto que a . x) tal que [/(*) “ % '(«*) = íg(x) .) o / m g(x) _ / '( « . Por otra parte. Si definimos fia) = g{a) = 0 [cambiando si es preciso los valores anteriores de f(a) y #(a)]. una vez más. para x = a. en (a.) DEMOSTRACIÓN La hipótesis de que existe lim f(x)/g'(x) contiene implícitamente dos suposiciones : #-** (1) existe un intervalo (a — K a + 8) tal que f(x ) y g'(x) existen para todo x de (a — a + 8) excepto. no se supone siquiera que f y g estén definidas en a. vemos que existe un número a . x)\ de la existencia de lim f(y)lg'(y). está en {a. a .Significado de la derivada lim M x -+ a g(x) lim 283 m /w (Obsérvese que el teorema 7 es un caso particular. x) con £'(*. Si a < x < a + 8.

y éstos son precisamente los puntos en . Éste es un prot =1 blema para el que el cálculo infinitesimal no sirve: En los intervalos entre los a. de manera que el mínimo se presenta evidentemente en uno de los ai. I]- sobre [ ~ i . 5]. !]• sobre [-l.. sobre sobre [ . hallando los puntos del intervalo en que la derivada es 0 y comparando los valores en estos puntos con los valores en los extremos. Para cada una de las siguientes funciones.. »=i n *(b) Hallar ahora el valor mínimo de f(x ) = ^ \x — at |. hallar el valor mínimo de f(x ) = ^ (x — ai)2. 3. sobre [0.2 . «• 2.1 . hallar el máximo y el mínimo en los intervalos indicados.i . an. Esbozar las gráficas de las funciones siguientes (i) f(x ) = X + -• X (ii) f{x) = X + (iii) f{x) = (iv) / « x¿ — • x¿ — 1 = n 4. Trácese ahora la gráfica de cada una de las funciones del problema y hállense los puntos máximo y mínimo locales. 2]. (a) Si a t < . la función / es lineal.284 Derivadas e integrales PROBLEMAS 1.il. (i) /( * ) = x 3 - x2 - 8x + l sobre [ . (ii) /(*) = X3 + x + 1 (iii) f{x) = 3x4 — 8x3 6x2 1 (iv) /(* ) = x5 + x + l (v) /O ) = (vi) /(* ) = X + 1 *2 -h 1 X x2 — 1 [ .

x — í / n para algún n de N en los demás casos.Significado de la derivada 285 que / no es derivable. (0. Demostrar que el valor máximo de /(* ) = i + * + i + |* es (2 + a)/( 1 + a). o sea la distancia de (xo. 0). yo) a (x. (b) Hallar también x sabiendo que la recta que une (xo. si el desarrollo decimal de * contiene un 5 en los demás casos. Tener en cuenta que hacer mínima esta distancia es lo mismo que hacer mínimo su cuadrado. 6. (c) Hallar la distancia de (xo. f ix ) ) sea mínima. l l/<7. 5. y sea L la gráfica de la función f{x) = mx + b. la solución es fácil si se considera cómo varía /(x) al pasar de uno a otro de estos intervalos. yo) un punto del plano. [Puede hallarse por separado la derivada en cada uno de los intervalos (—oo. 9 3 5 7 9. Hallar el punto x tal que la distancia de (xo. / (x)) es perpendicular a L. (a) Sea (xo. Los cálculos resultarán más sencillos suponiendo primero que es . yo) a L. Para cada una de las siguientes funciones hallar los puntos máximo y mínimo locales. (iv) /( * ) (v) /( * ) I * irracional * = p /q fracción irreducible. l 0. *(c) Sea a > 0. Esto puede simplificar algo los cálculos. oo)]. [ 0. yo) a (x. (iii) /(*) í *. J{x)). y0) con (x. Sin embargo. 0. 5. * racional * irracional. 7. í 1. (ü) /(* ) | 0. I. a) y (a. * * * * * (i) 5^ = = = = 3.

Demostrar que la longitud total es mínima cuando los ángulos a y (2 son iguales. el resultado se aplica después a la gráfica de f(x) . Demostrar que la distancia de (xo. yo . FIGURA 24 . Demostrar que entre todos los rectángulos de igual perímetro.] 9. [Como es natural. el de mayor área es el cuadrado. deberá entrar en juego una función: expresar la longitud en función de x. Se traza una recta desde el punto (0. 0). 0) es el punto del eje horizontal. La línea de puntos de la figura 23 sugiere una demostración geométrica. (d) Considerar una recta descrita por la ecuación A x + By + C = 0 (Pro­ blema 4-7).mx y al pun­ to (xo. donde (x. como en la figura 23. tanto en un caso como en otro puede resolverse el problema sin necesidad de hallar el punto (x.b). Comparar con el Problema 4-22. yo) a esta recta es (Axo + Byo + Q / y jA 1 + Bl . a) hasta el eje horizontal y desde ahí otra a (1. El problema anterior sugiere la siguiente pregunta: ¿Cuál es la relación entre los puntos críticos de / y los de f° t 8. 7. ¿).286 Derivada e integrales b — 0.

El área del jardín ha de ser fija A (figura 26). Hallar el trapecio de área máxima que puede inscribirse en un semicírculo . Demostrar que la suma de un número y su recíproco es por lo menos 2. ¿Qué volumen máximo puede tener un cono engendrado de esta manera? 12. Entre todos los cilindros circulares rectos de volumen fijo V. 11. hallar el de menor superficie (incluyendo las superficies de las caras superior e inferior como en la figura 24). ¿Qué valores de R y d (en radianes) hacen mínimo el perímetro que bordea el jardín? 14. se hace girar alrededor de uno de sus catetos.) <--------. ¿Qué longitud máxima puede tener una escalera de mano para poder ser pasada horizontalmente de uno a otro pasillo? (Figura 25.Significado de la derivada 287 10. 15. Se proyecta un jardín en forma de sector circular con un cierto radio R y un cierto ángulo central 0.> F IG U R A 2 5 13. Un triángulo rectángulo cuya hipotenusa tiene una longitud a. Dos pasillos de anchuras respectivas a y b se encuentran formando ángulo rec­ to.

Si la anchura del papel es a y la hoja muy larga. tal como se indica en la figura 27. tiene que cruzar un lago circular de una milla de ra­ dio. el ecologista. 16. tal como se indica en la figura 29. demostrar que la longitud mínima de la se­ ñal del doblez es 3 y/3 a/4. Se dobla el ángulo inferior derecho de una hoja de papel de modo que to­ que el lado izquierdo. ¿Cómo tendrá que hacerlo para: (i) ver el máximo de paisaje? (ii) cruzar lo más rápido posible? 18. . o bor­ deándolo a pie a 4 millas por hora. ¿Qué longitud máxima (A + B) puede ser interceptada por el círculo? 17. con una de sus bases apoyada sobre el diámetro. o parte a remo y parte andando (Figura 28). Puede hacerlo ya sea atravesándolo a remo a 2 millas por hora.288 Derivada e integrales de radio a. Se desplaza un ángulo recto a lo largo del diámetro de un círculo de radio a. Miguel.

Supongamos que / es una función polinómica f(x) = xn + an. + a0 tiene los puntos singulares — 1. 1 . .2 . y /"(— l) — 0. 2. f"{3) = 0. jf"(l) > 0. 3.. 2. La figura 30 muestra la gráfica de la derivada de /. Trazar la gráfica de f distinguiendo los casos n par y n impar. *21. 1. (b) ¿Existe alguna función polinómica con las propiedades anteriores. 3. *20..!*''-1 + .Significado de la derivada 289 F IG U R A 2 9 19.. 4. con los correspondientes valores sin­ gulares 6. + a0 con puntos singulares —1. /"(2) < 0. ex­ cepto que 3 no es punto singular? 22.. 1. (a) Supongamos que la función polinómica f(x) — x u + o». 3. 4. Describir la gráfica de una función racional (en términos muy generales. Trazar la gráfica de / con todo el detalle posible a partir de esta información. lx tt~l + . Hallar todos los puntos máximos y mínimos locales de /.

(x E líjanse < a2 < .. (b) D em o stra r m ed ian te un ejem p lo que estas co n clu sio n es no son v álid as sin la h ipótesis f i a ) = x i a ) . (a) Supóngase que la función p o lin ó m ica f ( x ) = x" 4- 4.cU) p a ra x > a y f ( x ) < #U ) p a ra x < a. y q u e f i a ) = g i a ) . D e m o s tra r q u e existe u n in te rv a lo de lo n g itu d 1 /4 en el q u e es | f \ > M / 4..k es im par.. H a lla r todas las funciones / tales que (a ) f ( x ) — se n * . resp e ctiv a­ m ente. k 2 tres enteros con k 2 = k . se c o rta n a lo sum o en max(/?¡.290 Derivada e integrales an á lo g am en te a la d escripción del texto de la gráfica de u n a fun ció n polinóm ica).. S u p ó n g ase q ue es f ( x ) > M > 0 p a r a to d o s los x de [0. (d) Sean n. (b) D em o stra r que si f ' ( x ) < m p a ra to d o x de [a. en to n ces f ( b ) M + — a). b ] . In d ic a c ió n : n ki +kz 25. (a) D em o stra r que si f ' ( x ) > M p a ra to d o x d e [ar. + a 0 tie ­ ne ex actam en te k p u n to s singulares y f " ( x ) 0 p a ra to d o s los p u n to s singulares x ... < a kl+k2 y p ru éb ese co n f ' ( x ) = — a .. D em uéstrese que n .a .. entonces f { b ) m ( b — a). n ) veces. D em o stra r que existe u na fu n ció n p o lin ó m ica f de grad o n con k t p u n to s m áx im o s locales y k 2 p u n to s m ín im o s locales.* " -1 4. b ] . 23. b ] . D e m o stra r que k 2 = k . Si bien es v e rd a d qu e u n p eso q u e se su e lta p a rtie n d o del re p o so ca e rá .. (a) D em o stra r que dos funciones polin ó m icas de g rad o s m y n. M l + x 2) ’ p a ra un núm ero a p ro p ia d o /. (a) S upóngase que f ( x ) > f>'(x) p ara to d o x . *26.. 27. si n es im par. (c) Supóngase que la función p o lin ó m ica /(x) = x n 4. f(a) 4- M (b (c) F o rm u la r un teo rem a an álo g o cu an d o |/( jc)| < M p a ra to d o x d e [ar. (b ) / " ( * ) = x 3.. (c ) f ' " ( x ) = x + 29 X 2. k ¡ . n ) p u n to s. 1]. + a 0 tie ­ ne p u n to s m áx im o s locales y k 2 p u n to s m ín im o s locales.1 si n es p a r y k 2 = k . D em o stra r que f i x ) > . *24. + 1 si n es p a r y k 2 = k } si n es im p a r y k l + k 2 < n. 28. (b) P a ra cada m y n m uéstren se dos funciones p o lin ó m ica s de g rad o s m y n que se co rte n m ax(m .. (b) P a ra ca d a n d e m o stra r que existe una funció n p o lin ó m ica f de g rad o n con k p untos singulares si n — k es im par. 4.

la ley s"(t) = 9. mientras que su velo­ cidad horizontal permanece constantemente v eos a. (a) Demostrar que s es de la forma s{t) = —4.8. donde s0 es la altura desde la cual el cuerpo es soltado en el tiempo 0.Significado de la derivada 291 s(t) = 4. Por otra parte.912+ cct + £.9t2 + (v sen cc)t. ¿A qué altura llegará? («A qué altura» significa «¿cuál es la máxima altura para todos los tiempos?») ¿Cuál es su velo­ cidad en el momento en que alcanza su altura máxima? ¿Cuál es la aceleración en dicho momento? ¿Cuándo llegará otra vez al suelo? ¿Cuál será su velocidad en el momento de alcanzar el suelo? 30. este hecho experimental no menciona el comportamiento de los pesos que son lanzados hacia arriba o hacia abajo. Una bala de cañón se lanza desde el suelo con velocidad v y según un án­ gulo a (figura 31) de modo que su componente vertical de velocidad es v sen a y la componente horizontal v eos a. (c) Se lanza un peso hacia arriba con una velocidad de v metros por segundo desde el nivel del suelo.9í2 + v0f + í 0.8 se cumple siempre y tiene la ambigüedad sufi­ ciente para explicar el comportamiento de un peso soltado desde cualquier altura y con cualquier velocidad inicial. y demostrar qué estos puntos están sobre una parábola). Para mayor sencillez convengamos en medir las alturas hacia arriba desde el nivel del suelo. (b) Hallar el ángulo a que hace máxima la distancia horizontal recorrida por la bala antes de alcanzar el suelo . (b) Haciendo t = 0 en la fórmula para s. demostrar que s(t) = —4. (a) Demostrar que la trayectoria de la bala es una parábola (hallar la posi­ ción para cada tiempo t. y después en la fórmula para s'. Su distancia s(í) sobre el nivel del suelo obedece a la ley s(t) = —4. y todos los cuerpos caen según la ley s"(t) = —9. y v0 es la velocidad con la cual se suelta.9í2 metros en t segundos. en este caso las velocidades son positivas para cuerpos que se elevan y negativas para cuer­ pos que caen.

entonces es / continua en x. pero no existe lim f(x). T + 2 + + n + 1 = 0. (a) Si / es Lipschitz de orden a > 0 en x. (c) Si / es derivable en x. b]l (e) Si / es Lipschitz de orden a > 1 en [a.) Indicación: Deducir una contradicción si se supone que c>(. De una función / se dice que es Lipschitz de orden a en x si existe una cons­ tante C tal que (*) I/(*) ~ f(y) \ < C\x - y para todos los y de un intervalo de x. entonces es / unifor­ memente continua en el mismo (véase capítulo 8.c) 0 para todo x entre a y b : si un número no es 0. entonces a0 + a ! * + * • • + anx n = 0 . 34. 32.Derivadas e integrales 292 *31. (a) Dese un ejemplo de función / para la cual existe lim f(x). 35. entonces / es Lipschitz de orden 1 en x. b]. entonces / es constante en [a. S— *30 (b) Demostrar que si lim f(x) y lim f'(x) existen ambos. apéndice). 33. (b) Si / es Lipschitz de orden a > 0 en un intervalo. los ceros de / y g se separan mutuamente. Demostrar que si a y b son ceros contiguos de f. b]. Supóngase que f y g son dos funciones derivables que satisfacen /#' — f g — 0. Supóngase que \f(x) — /(v)| ^ (jc— yY para n > 1. así. b].r . a— a—►x te) Demostrar que si existe lim f(x) y existe lim f"(x). Demostrar que si fo . y g(á) y g(b) no son am­ bos 0. ai . Demostrar que / es cons­ tante considerando f . entonces lim f"(x) = O r —►x . hay algo natural que se puede hacer con él.» x a?-»1» (véase también el problema 9-15). entonces lim f'(x) = 0. Compárese con el problema 3-20. La función / es Lipschitz de orden a en un intervalo si la condición (*) se cumple para todos los x e y del mismo. ¿Se cum­ ple la recíproca? (d) Si / es derivable en [a. ¿es / Lipschitz de orden 1 en [a. entonces g(x) = 0 para algún x entre a y b. (Naturalmente se cumple este mismo resultado intercambiando / y g.

(Esto es una consecuencia fácil del teorema de Rolle. y > 0. Indicación: Demostrar que o bien f"(x) > 4 para algún x de [0.. 1]. Indicación: Aplicar el teorema 6. Indicación: Hallar S\x) cuando . En términos más pintorescos: una partícula que recorre una distancia unidad en la uni­ dad tiempo. Supóngase que f es n veces derivable y que /(x) = 0 para n + 1 diferentes valores de x. una vez dada la demostración analítica. trazar las gráficas de /„ y y considerar la posición de la gráfica de /.eos2 x (val­ drá la pena hacer algunos tanteos previos para acotar la posible loca­ lización de los ceros de f). Demostrar que f(xy) = f(x) -I. 1].f{y) para todo x. la función polinómica fm (x) = x3 — 3x + m no tiene nunca dos raíces en [0. 38.). 42. /(1) = 1 y f(0) — f( 1) = 0.. Supóngase que / es continua y derivable en [0. i]. y empieza y termina con velocidad 0. an puntos arbitrarios de [a.. Demostrar lo mismo para la función f[x) = 2x2 . cualquiera que sea m. tiene en algún momento una aceleración > 4. Demostrar que la función j[x) = x2 . Demostrar que f H\x) = 0 para algún x. 40. Demostrar que existe exacta­ mente un número x en [0. entonces / es 0 en el intervalo entre ellos. entonces |/"(x)| > 4 para algún x de [0.„ en relación con ellas. Demostrar que / satisface /" (* ) + f'(x)g(x) . 1] para todo x.) 37.?(x) = f(xy). o bien f"(x) < —4 para algún x de f¿. Resulta instructivo. Demostrar que si / es 0 en dos puntos. ó] y sea Q(x) = »+1 n (x — x. Sean ai. Supóngase que / es una función tal que /'(x) = 1/x para todo x > 0 y /(l) = 0. 1].x sen x . . Demostrar que si f es una función dos veces derivable con /(0) = 0./ ( * ) = 0 para alguna función ¿'. 1]. 1]. l] tal que f(x) = x. 36. que f(x) está en [0. La mitad de este problema ha sido visto ya en el problema 7-11. (a) (b) *39. 43. *41.eos x satisface f{x) —0 para exac­ tamente dos valores de x. y que f(x) ^ l para todo x de [0. 1]. ■ Supóngase que / es derivable {n + 1) veces *y que P es un polinomio de gra­ . Demostrar que.Significado de la derivada 293 para algún jr de [O.

De­ mostrar que para todo x de [a. b] y derivables en (a. entonces existe algún x en (a. n + 1 (véase pág. b) tal que f (. b). b] y aplicar el pro­ blema 42. tí) con .. además. b) y lim f(y) y lim f(y) existen.lim f{y) y—*b~_______y—*a*____ b —a (La demostración debe empezar: «Esto es una consecuencia trivial del teo­ rema del valor medio porque. b). Demostrar la siguiente ligera generalización del teorema del valor medio: Si f es continua y derivable en (a. b).P (x )l Demostrar que F se anula en n + 2 puntos distintos de [a. y #'(*) ^ 0 para todo x de (a. *47.Q « [ / M .* b- existe algún x en (a. que g (b )^ g (a ) y que f{x) y g'(x) no se anulan simul­ táneamente en ningún punto de (a.. 62 y 63).g{a) g'(x) suponiendo. Demostrar que la conclusión del teorema del valor medio puede escribirse en la forma m -fia) g(b) .p(t)] . (sin calcular \/66 con 2 cifras decimales). Demostrar que si / y g son continuas en [a.Derivadas e integrales 294 do < n tal que P(x¡) = f(x¡) para i = 1.P(x) = Q(x) ■ Ayuda: Considere la función m = Q{x)[f(t) . 29.») 46.n+ D ( A f ( x ) . Demostrar que ^< V 66 —8 < ^ 45. b) tal que /'(* ) lim f(y ) . b] existe un número c de (a. entonces y —* a+ y .

X . entonces lim f(x)/g(x) = oo x -* a x-+a x —*a (y análogamente para — oo o si se sustituye x -> a por jc-> a+ o x -» a~)..= h m --------------- 6x lim — = 3. X-»0+ (d) Si lim f(x) = lim g(x) = 0 y lim f'{x)lg'(x) = oo. y lim f'(x)lg'(x) = /. entonces lim f(x)/g{x) = oc. i—i x 2 — 3x + 2 x-*i 2x — 3 x—* 1 . 48./(*) = x = 0. entonces . Indicación: Considérese lim /(I/*)/#( 1/*). Hallar los siguientes límites (i) lim x—*0 tan x COS 1 5X (ii) lim 1 x—»0 50. Hallar /'(O) si x 0 . x3 + x - 3x2 + 2 1 2 (El límite es.M g'(x) g(t>) . 51.Significado de la derivada 295 / ( * ) = /(* ) .) 49. (a) Si lim f(x) = lim g(x) = 0. Existe otra forma de la regla de L’Hôpital que exige más manipulaciones algebraicas: Si lim f(x) = lim g{x) == oo y lim f\x)¡g\x) — l.+ X * -» » . entonces lim f(x)¡g(x) = / x —*a + jr-*a + x —►«+ x —»a+ (y análogamente para límites por la izquierda). Demostrar las siguientes formas de la regla de L’Hôpital (ninguna de ellas requiere un razonamiento esencialmente nuevo). y A<0) = s'(0) = o y g"(0) = 17. en realidad. . (c) Si lim f(x) = lim g(x) = 0 y lim f\x)¡g\x) = l. entonces lim f(x)¡g(x) = l (y análogamente para —oo).------------. (b) Si lim f(x) = lim g(*) = 0 y lim f'(x)lg'(x) = oo.g(x) Indicación : Multipliqúese en cruz para ver qué es lo que esto realmente signiñca. —4. x —> a c 52. ¿Dónde se encuentra el error en la siguiente aplicación de la regla de L’Hôpital?: h m — ------.

g j x ) .Derivadas e integrales 296 lim f(x)/g(x) = /. *54. y { ) puede ser 0 ó oo o —oo. «w 53 Para completar la orgía de variantes de la regla de L ’Hôpital. Demostrar esto como sigue: X-+0O (a) Para todo s > 0 existe un número a tal que m .g(a) g(x) [¿Por qué podemos suponer que f(x ) — f(a) # 0 para x grandes?] y de­ ducir que /w < 2s para x suficientemente grandes. entonces lim f(x)lg(x) = ( ). (Se pasará por la mitad de la demostración del teorema 1. x] para demostrar que f{x) . b)l .f(a ) . b]. Demostrar que f'(x) = 0 para algún x de (a.f( a ) g(x) - < e para* > a. (a) Supóngase que f es derivable sobre [a. Indicación : Considérese el mínimo de / sobre [a. b). entonces f ( b ) < 0. g(a) (¿Por qué podemos suponer g(x) — g(á)=£ 0?) (b) Póngase ahora /(* ) = / ( * ) ~ / ( a ) . entonces f{a) > 0. b] . g(x) /(* ) g(*) ~ g(fl) f(x) . y ( ) puede ser / o oo o —oo. aplicar el problema 52 para demostrar unos cuantos casos más de la siguiente propo­ sición general (existen tantas posibilidades que el lector debe seleccionar aquellas. g 'w Aplicar el teorema del valor medio de Cauchy a / y g sobre [a. que sean de su interés) : Si lim f(x) = lim g(x) = { } y lim f'(x)lg'(x) = ( ). b] está en a. x—»[ ] *-*[ 1 *-*l ] *-*[ 1 Aquí [ ] puede ser a o a+ o a~ o oo o —oo. y si está en b.1 < e para* > a. ¿por qué debe estar en algún punto de (a. si las hay.) (b) Supóngase que f(a ) < 0 y f\b ) > 0. Demostrar que si el mínimo de / sobre [a.

según se ve en la función /( jc) = 1 4. entonces x n + y" = (j: + y)" sola­ mente si jc = 0 ó x = —y. y esto no es tampoco una simple coincidencia: Demostrar que si |/| es derivable en a. Es fácil encontrar una función / tal que |/| sea derivable sin serlo /. 55.) Indica­ ción : Constrúyase una función adecuada a la cual se pueda aplicar la parte (b).Significado de la derivada 297 (c) Demostrar que si f{c¡) < c < f\b). Sea f(x) = x l sen2 \¡x para 0 y sea /(0) = 0 (figura 32). Ayuda: Aplicar el Teorema de Darboux (problema 54). " + y" = (*„ + y)’1. (b) Estos límites laterales no pueden existir a la vez ni siquiera en el sentido de ser + » o . Aplicar el meiodo del problema 57 para demostrar que si n es par y f(x) = xn. Indicación: Si . Demostrar todavía con más generalidad que si /' es creciente. Por ejemplo. <x¡). Supóngase que /(O) = 0 y que / es creciente.» . *61.* **59. b). y f es continua en a. Demostrar que la función g(jr) = f(x)/x es creciente sobre (0. aplicar e^ teorema de Rolle a / ( ) = x n + y n — ( + y ) " sobre [ 0 . entonces toda tangente a / corta a f solamente una vez.) 62. *57. (b) Demostrar que si y ={=■0 y n es impar. entonces / (x) = c para algún x de (a. Demostrar que es positiva aplicando el teorema del valor medio a / en el intervalo adecuado (será útil recordar que la hipótesis /(0) = 0 es esencial. ¿Por qué? En este caso.nx para —1 < x < 0 y 0<*. ¿cómo debe ser |/|'(<z)? (a) Sea y =£ 0 y sea n par.x 2). (Obsérvese que la igualdad se cumple para x — 0. entonces f es también derivable en a. Demostrar que jc" + yn = (x + y ) n solamente cuan­ do x = 0. En este ejemplo / ni siquiera es continua. J . podemos elegir f(x) — 1 para x racional y f(x) = — 1 para x irracio­ nal. Indicación: Evidentemente habrá que fijarse en #'(*). pero q u e / ' es discontinua en a. . *56. jc jc jc jc **58. entonces *60. (Este resultado es conocido como teorema de Darboux. Utilizar derivadas para demostrar que si 1. (1 + *)'• > 1 4. entonces toda tangente corta a / solamente una vez. Supóngase q u e / e s derivable en un intervalo que contiene a a. Indicación: Basta considerar sola­ mente a con /(a) = 0. (a) Los límites laterales lim /'O ) y lim /'(* ) no pueden existir a la vez (Esto no es más que una ligera variante °del teorema 7).

298 Derivadas e integrales (a) Demostrar que 0 es un punto mínimo local para f. (b) Demostrar que /'(O) = /"(O) = 0. (a) Demostrar que si f ia ) > 0 y /' es continua en a. . entonces f es creciente en algún intervalo que contiene a. Ilustra también una sutileza acerca de máximos y mínimos que con frecuencia pasa desapercibida: una función puede no ser creciente en ningún intervalo a la derecha de un punto mínimo local ni tampoco decre­ ciente en ningún intervalo a la izquierda. * 63. Esta función ofrece así otro ejemplo para ver que el teorema 6 no puede ser mejorado. (b) Si #(*) = x 2 sen 1/jc demostrar que existen números x tan próximos como se quiera de 0 con g'(x) = 1 y también con g'(x) = — 1. Las dos partes siguientes de este problema demuestran que la continuidad de f es esencial.

Sea f(x) — ux + x* sen l/x para jc^ O .Significado de ¡a derivada 299 (c) Supóngase O < a < 1. **64. que es mucho más difícil de analizar se discute en el problema siguiente. la parte más importante de g(y) es —eos y. La manera evidente de atacar este problema consiste en hallar dos valores mínimos locales de g. y sea /(0) = 0.2 (b) Demostrar ahora que si g'(y) = 0. Resulta algo más conveniente considerar la fun­ ción g(y) = 2(sen y)¡y — eos y para y=£ 0. pero esto ocurre solamente cuan­ do sen y = 0. y sea K 0) = 0 (véase la figura 28).y 4 (c) Utilizando el hecho de que (2 + y2)/V 4 + yr > 1. que alcanza el valor — 1. entonces ( 2 ~---y y\ eos y = sen y ^— y deducir que . X g(y) = sen y /2 + y. y no está claro en absoluto si g misma puede tener valores < —1. demostrar que si . Demostrar que / no es creciente en ningún intervalo abierto conteniendo 0. Esta cuestión es muy delicada. entonces sen2 y = 4y 2 4 + y y deducir que m - v 4 -f. Para hallar el signo de f(x ) cuando a > 1 es necesario decidir si 2x sen l/x — eos l/x es < — 1 para números x próximos a 0. demostrando que en cualquier intervalo existen puntos x con f\x ) > 0 y también puntos x con f\x ) < 0. Sea f(x) = otx + x 2 sen l/x para x=£0. (a) Demostrar que si g'(y) = 0. de modo que hace falta mayor inventiva. Por desgracia es imposible resolver explícita­ mente la ecuación g'fy) = 0. queremos saber si giy) < —1 para y grandes. El comportamiento de f para a > 1.

sin hacer uso del teorema del valor medio. 1] y f(a) = 0 para todo a de (0. (d) Si f\á) > 0. Ob érvese que esto no significa que / sea creciente en el intervalo (a — 5. . 1]. demostrar que /(1) — /(0) < e consi­ derando h(x) = ex — f(x). (a) Supóngase que / es continua sobre [0.00 a > 1. jc]}. (Convénzase primero el lector que hay algo a demostrar. entonces f es creciente en algún intervalo alrededor de 0. demostrar que si y . 1]. 1). la función de la figura 28 es creciente en 0. 1] el conjunto Sb = {x: f(y) > f{b) para todo y de [b.) Indicación: Demostrar que Sb = {x: ¿ > < * < 1 } considerando sup 5b. entonces / es creciente sobre [0. Demostrar que f es creciente en [0. (c) Si / es creciente en a y / es derivable en a. demostrar que /'(a) > 0 (esto es fácil). (Esta parte del problema no hace falta para las demás partes.) Indicación: Para 0 < b < 1. entonces / no es creciente en ningún intervalo alrededor de 0. 1] debe estar en b. por ejemplo. la cual es posible que sea la primera demostración rigurosa que se haya dado. conside­ rando para cada b de [0. **65. Esta demostración particular de que una función con derivada nula debe ser constante coincide en muchos puntos con una demostración de H. demostrar que / es creciente en a [partir de la definición de m i (e) Utilícense las partes (a) y (b) para demostrar. 1]. Aplicar la parte (e) a la función g(x) = /(x) + tx para demostrar que /(l) — /(0) > —e. 1] y fia) > 0 para todo a de [0. Véase su exuberante carta en la referencia [41] de la bibliografía. Su descubridor por lo menos parecía creerlo así. Schwartz. demostrar que el mínimo de / sobre [b. que si / es continua sobre [0. A. (d) Utilizando el hecho de que lim (2 + y 2)/\¡4 + y* = 1. pero no es función creciente en cualquier intervalo abierto que contenga 0.300 Derivadas e integrales a = 1. (f) Supóngase que / es continua sobre [0. a + 6). Deducir que /(0) = /(l). Análogamente. 1]. 1] y que / es creciente en a para todo a de [0. (b) Demostrar la parte (a) sin la suposición de que / sea continua. Una función / es creciente en a si existe algún número 8 > 0 tal que /(*) > fifi) si a < x < a + 8 /(* ) < /(« ) si y a — 8 < x < a.

Demuéstrese que / es constante de la siguiente forma. sin embargo. Hallar todos los puntos estrictamente máxi­ mos locales de la función ( 0. ó. Esto puede ocurrir también aunque / no sea una función constante: por ejemplo. entonces todo punto es un punto máximo local para / . .. (b) Supóngase ahora que todo punto es un punto máximo local o bien un punto mínimo local para / (pero no se debe excluir la posibilidad de que algunos puntos sean máximos locales mientras que otros sean mínimos lo­ cales). < 6. Sea x. De manera evidente se define un punto estrictamente máximo local. b2]. b] es un punto máximo local. b] y todo punto de [a.) y elíjanse a . (a) Un punto x se dice que es un punto estrictamente máximo para / sobre A si f(x) > /(y) para todo y de A con y^éz x (compárese con la definición de un punto máximo ordinario). b] es un punto mínimo local. ? Parece muy improbable que una función pueda tener un punto estrictamente máximo local para todo punto (aunque el ejemplo anterior podría hacer pensar). también elíjanse las longitudes de estos intervalos de forma que sean me­ nores que (bo — ao)/2. Supóngase que ficto) < f(bo).fracción irreducible.z ^= xl un punto cual­ quiera de (alt ó. (¿Por qué?) Utilizando el teorema 1 del apéndice al capítulo 8. **67. si f ( x ) = 0 para x < 0 y f ( x ) = 1 para x > 0 . -> 9 ^ x irracional x — . que si / es continua sobre [a. (¿Por qué?) Prosígase por inducción y apliqúese el teorema de los intervalos encajados (problema 8-14) para hallar un pun­ to x que no pueda ser un máximo o mínimo local. < a2 < x2 < b. utilizando el problema 8-4. (a) Si / es una función constante. Luego existe un tal intervaló [ai.]..Significado de la derivada 30J **66. ¿o] en intervalos en los cuales sup / — inf/ < (f(bo) — (ao))/2. Se puede asumir que /(ao) < f{x) < f(bo) para ao < x < bo. Demostrar esto como sigue: (b) Supóngase que todo punto es un punto estrictamente máximo local par Sea x 1 un número cualquiera y elíjanse a1 < x l < bx con bt — ax < 1 tales que /(jCj) > f(x) para todo x de [a. se­ párese [n0. Demostrar. Prosígase de esta manera y apliqúese el teorema de los intervalos encajados (problema 8-14) para obtener una contradicción. se llega al mismo re­ sultado si todo punto de [a. ¿>i] con ao < b\ < bo y /(a i) < f(b\). entonces / es una función constante Por supuesto. con b2 — a2 < { tales que f(x2) > f(x) para todo * de [a2.

f(b)) queda por encima de la gráfica de f./ ( « ) (x . Hemos omitido estos detalles hasta aquí de intento porque.a) + f ( a ) . La recta entre (a.302 Derivadas e integrales APÉNDICE. aun sin tomarlos en consideración. hay algunos aspectos su­ tiles de la misma para cuya aclaración hace falta examinar la derivada segunda. CONVEXIDAD Y CONCAVIDAD Aunque la gráfica de una función puede trazarse con bastante exactitud sobre la base de la información suministrada por la derivada. A pesar de estas observaciones desalentadoras. si para todo a y b de este intervalo. el segmento rectilíneo que une (a. f(a)) con (b. De hecho. las demostraciones tienen un agradable sabor geométrico poco frecuente en los teo­ remas de cálculo infinitesimal. la definición básica es de naturaleza geométrica (véase la figura 1). La condición geométrica que aparece en esta definición puede expresarse de manera analítica que algunas veces resulta más útil en las demostraciones. el trazado de gráficas es de por sí suficientemente complicado. y la información adicional que con ellos se obtendría no justifica el esfuerzo. f{a)) y ib. f(b)) es la gráfica de la función g definida por g(x) = m . DEFINICIÓN 1 Se dice que una función / es convexa en un intervalo. vale bien la pena asimilar la información que aquí presentamos. Además. Ocurre también que las demostraciones correctas de los hechos relevantes son suficiente­ mente difíciles para relegarlas a un apéndice. ya que las nociones de convexidad y concavidad tienen mucha mayor importancia que la que deriva de ser meros auxiliares en el trazado de gráficas. b —a .

Significado de la derivada

303

Esta recta queda por encima de la gráfica de / en x si #(jc) > /(*), es decir, si
m -f(a )
(x - a) + f(a) > f(x )
b —a
m

-f(a )
b —a

- (* - a) > f(x ) - f(a)

f(b) ~ f ( a ) > /(* ) - f ( a )
b —a
x —a
Tenemos, por lo tanto, una definición equivalente de convexidad.
DEFINICIÓN 2

/(* )
X—a

A

1

Una función / es convexa en un intervalo si para a, x y b del intervalo con
a < x < b se tiene
-fia )
b —a

Si se sustituye la palabra «encima» por «debajo» en la definición 1 ó, de modo
equivalente, si la desigualdad de la definición 2 se sustituye por
f(x
) - f(a) >
^ —
f(b)---------- f(a) ,
--------------x —a
b —a
se obtiene la definición de función cóncava (figura 2). No es difícil ver que las
funciones cóncavas son precisamente las de la forma —f, donde / es convexa.
Por esta razón, los tres teoremas siguientes acerca de funciones convexas tienen

FIGURA 2

Derivadas e integrales

304

corolarios inmediatos acerca de funciones cóncavas, y estos corolarios son tan
sencillos que no nos molestaremos siquiera en enunciarlos.
En la figura 3 se ven algunas tangentes de una función convexa. Dos cosas
parecen ser ciertas:
(1) La gráfica de / queda por encima de la tangente en (a, f(á)) excepto
en el punto (a, f(a)) mismo (este punto recibe el nombre de punto de
contacto de la tangente).
(2) Si a < b, entonces la pendiente de la tangente en (a, f(a)) es menur
que la pendiente de la tangente en (b, f(b)); es decir, f es creciente.
De hecho estas observaciones son verdaderas, y las demostraciones no son difíciles.

TEOREMA 1

Sea f convexa. Si / es derivable en a, entonces la gráfica de / queda por encima
de te tangente por (a, f(a)) excepto en (a, f(a)) mismo. Si a < b y / es derivable
en a y en b, entonces f(a ) < f\b).
DEMOSTRACIÓN

Si 0 < h v < /i3, entonces, como indica la figura 4,
m

f(a + h¡) - f ( a ) < f (a + h2) - f{a)
hi
ht
Se puede derivar inmediatamente una demostración sin dibujos de la definición 2
aplicada a a < a + /i, < a + h2. La desigualdad (1) indica que los valores de
f(a + h) — f{a)
h

Significado de la derivada

305

d ecrecen c u a n d o /i~ > 0 +. E n consecuencia,
fía + h)

/'(«) <

h

— f{a)

p a ra h > 0

(de hecho, f í a ) es la co ta in ferior m áxim a de todos esto s núm eros). P ero esto
significa que p ara h > 0 la secante p o r í a , f í a ) ) y (tí -f h , f í a + h ) ) tiene m ay o r
p en d ien te q ue la tangente, lo cu al im plica que (tí + h t f { a + h ) ) q u ed a p o r e n ­
cim a de la tangente (la trad u c ció n an alítica de este raz o n am ie n to sale fácilm ente).
U n a situ ació n p are cid a se p rese n ta p a ra h negativ o (fig. 5 ): si h t < h¡ < 0 ,
en to n ces
f(a +

ht)
h\

F IG U R A

S

- /(a ) ^ f j a + hf) - f { a )
hi

306

Derivadas e integrales

Esto indica que la pendiente de la tangente es mayor que
f(g + h) - f(a)
h<Q
h
(de hecho, f'(a) es la cota superior mínima de todos estos números), de modo que
f(a 4- h) queda por encima de la tangente si h < 0. Esto demuestra la primera
parte del teorema.
Supongamos ahora que a < b. Entonces, según ya hemos visto (fig. 6),
/// \ ^ f(<* + (t> ~ a)) - f(a)
L
^ n
f (a) < ------------------------------- por ser b — a > 0
b —a
= /w
y

~ /(°).

/ w > / ^ ± J £ . - W . r / W porsera- i < 0
a —b
ña) - m
a —b

= m

- m
b —a

Combinando estas desigualdades obtenemos f \ a ) < f'(b). |
El teorema 1 tiene dos recíprocos. Aquí las demostraciones serán algo más
difíciles. Empezamos con un lema que desempeña el mismo papel en el teorema,
que el desempeñado por el teorema de Rolle en la demostración del teorema del
valor medio. Establece que si f es creciente, entonces la gráfica de / queda por
debajo de cualquier secante que sea horizontal.

F IG U R A

6

307

Significado de la derivada
LEMA

Supóngase que / es derivable y f creciente. Si a < b y f(a) = f(b), entonces
fix) < fia) = f(b) para a < x < b .
DEMOSTRACIÓN

Supóngase primero que /(*) > f(a) = f(b) para algún x de (a, b). Entonces el

FIGURA 7

a xt

x0

b

máximo de / sobre [a, b] se presenta en algún punto x„ de (a, b) con f(xtt) > f(a)
y, por supuesto, f(x„) = 0 (fig. 7). Por otra parte, aplicando el teorema del valor
medio al intervalo [a, jr „ ], encontramos que existe x , con a < jc, < jc„ y

xo — a
en contradicción con el hecho de ser /' creciente. Esto demuestra que /(x) < f(á) —
f(b) para a < x < b, y sólo queda por demostrar que f(x) = f(á) es también
imposible para x en (a, b).

F IG U R A

8

b

Derivadas e integrales

308

S up o ngam os que es f ( x ) = f(c¡) p a ra algún x de ( a, b ). S abem os q ue / no es
co n stan te sobre [a, x ] (si lo fuera, / ' no sería crecien te sobre [a, *]), de m o d o
que existe (fig. 8) algún x { con a < x { < x y /(* ,) < f ( a ) . A p lic an d o el teo rem a
del v alo r m edio a [jc,, x ] ded u cim o s que existe x 2 con

f(xi) = M

~ /w

*1

< x2 < x y

> 0.

X — Xi

P o r o tra p arte , f ' { x ) = 0, pu esto que hay un m á x im o local en x . O tra vez tenem os
una co n trad icció n con la hipótesis de ser f creciente. |
A tac arem o s a h o ra al caso general p o r m edio de m a n ip u la cio n e s alg eb raicas
p are cid a s a las que ya hem os usado en la d em o strac ió n del teo rem a del v alo r
m edio.
TEOREMA 2
Si / es deriv ab le y f es creciente, entonces f es convexa.
DEMOSTRACIÓN
Sea a < b. D efinam os i* por
/Q ) - /(a )
(x

¿(*) = /(* ) “
Es fácil ver que

b

-

a).

— a

es tam b ién c re c ie n te ; ad em ás, ,<,'(«) — i>(b) = /(«). A p lic an d o

el lem a a # deducim os que
g (x ) < f { a )

si

a <

x <

b.

E n o tras p a la b ra s, si a < x < b , entonces

m - fia)

/(*)
o

/oo

b
-

A

x — a

P o r lo ta n to , / es convexa. |

(x — a )

<

/( a )

— a
“ )

i

m

-

m

b — a

.

Significado de la derivada

309

i

TEOREMA 3

Si / es derivable y la gráfica de / queda por encima de cada tangente excepto
en el punto de contacto, entonces / es convexa.
DEMOSTRACIÓN

Sea a < b. De la figura 9 se desprende claramente que si (bt f(b)) queda por
encima de la tangente en {a, fia)), y (a, fia)) queda por encima de la tangente

en {b, fib)), entonces la pendiente de la tangente en ib, fib)) debe ser mayor que
la pendiente de la tangente en ia, fia)). El razonamiento que sigue expresa pre­
cisamente esto con ecuaciones.
Puesto que la tangente en ia, fia)) es la gráfica de la función

g(x) =/'(«)(* - <*) +/(«),
y puesto que ib, fib)) queda por encima de la tangente, tenemos
(1)

f(b)>f(aKb-a)+f(a).

Análogamente, puesto que la tangente en ib, f{b) es la gráfica de
AM = / ' ( 4 ) ( * - 4 ) + m ,

Derivadas e integrales

310

y (a, f{a)) queda por encima de la tangente en (b, f(b)), tenemos
(2 )

f(a) > }'(b)(a - b) + f(b).

Se sigue de (1) y (2) que f ( á ) < f ( b ) .
Se sigue ahora del teorema 2 que / es convexa. |
Si una función / tiene una derivada segunda razonable, la información dada
en estos teoremas puede utilizarse para descubrir las regiones en que / es con­
vexa o cóncava. Consideremos, por ejemplo, la función

Para esta función.
/ '( * ) = ------ -- —
J
( 1 + *2) 2
Así pues, f(x) = 0 solamente para x = 0, y /(O) = 1, mientras que
f ( x ) > 0 si
/'(* ) < 0 si

x < 0,
x > 0.

Además,
f{x) > 0
f(x ) —» 0
f es par.

F IG U R A

10

para todo x,
cuando * —>•00 o — 00,

Significado de ia derivada

311

La gráfica de / tiene, por lo tanto, un aspecto parecido al de la figura 10. Calcu­
lamos ahora
( l + *8) 3( - 2 ) + 2x • [2(1 + x'-) • 2x]
(1+**)4
_ 2.(3** - 1)
(1 + x2) 3 ’
No es difícil determinar el signo de f"(x). Obsérvese primero que f"(x) = 0 so­
lamente cuando x = >/1/3 o — sj 1/3. Puesto que f" es evidentemente continua,
debe conservar el mismo signo en cada uno de los conjuntos

V T /5 ),
( - V l / 3 , A /l/3 ) ,
(V l/3 , » ).
Puesto que obtenemos fácilmente, por ejemplo, que
/"(_!)=
*>0,
/"(O) = - 2 < 0,
/" (D =

i > 0,

deducimos que
/ " > 0 sobre (—oo, — /T /3 ) y (/T73, oo),
r < 0 sobre (— /I /T , /I /3 ) .
Puesto que /" > 0 significa que /' es creciente, se sigue del teorema 2 que / es
convexa en (—¡x, — \ZT/3) y ( \ / 1/3, oo), mientras que en (— s / 1/3, v/T73) / es
cóncava (fig. 11).

F IG U R A

11

31?

Derivadas e integrales

O bsérvese que en
-y) la tangente q u ed a p o r d eb a jo
gráfica de la derecha, puesto que / es convexa en (< /1 /3 , cc),
la p arte de la gráfica izquierda, p uesto que / es có n cav a en
así pues, la tangente cru za la gráfica. En general, un n ú m ero a

de la p arte de la
y p o r encim a de
(— y7 1/3, v T /3 ) ;
recibe el n o m b re

de punto de inflexión de / si la tangente a la gráfica de / en (a, f { a ) ) cruza la
g rá fic a ; así, y7 1/3 y — y / 1/3 son pun to s de inflexión de f ( x ) — 1/(1 4- x~). O b ­
sérvese que la condición f " ( a ) = 0 n o g ara n tiza que a sea un p u n to de inflexión
de / ; p o r ejem plo, si f ( x ) =

jc' ,

entonces /"(O) = 0, p ero / es co n v ex a, de m odo

que la tangente en (0, 0) no cru z a ciertam en te la gráfica de /. P ara q ue a sea
un p u n to de inflexión de una función /, es necesario que /" tenga signos d ife­
rentes a la izquierda y a la d erech a de a.
E ste ejem plo ilustra el p ro ced im ien to que puede seguirse p ara a n a liz a r u na
función f. D espués de tra z a r la gráfica utilizan d o la in fo rm ació n su m in istrad a
p o r f , se calculan los ceros de / " y se d eterm in a el signo de f " en los intervalos
entre ceros consecutivos. En los intervalos en que f " > 0, la función es c o n v e x a ;
en los intervalos en que f " < 0, la función es cóncav a. E l co n o cim ien to de las
regiones de co n v ex id ad y co n c av id ad de / puede con frecu en cia p rec av er c o n tra
a b su rd a s in terp retacio n es de otro s d atos acerca de /. V arias funciones que p u e ­
den ser an a liz ad a s d e esta m a n era se p resentan en los p ro b lem as, los cu ales c o n ­
tienen tam bién o tras cuestiones teóricas.

Para completar nuestro estudio de la convexidad y de la concavidad, debemos
probar un último hecho que puede haber empezado a intrigarnos. Hemos visto
que las funciones convexas y cóncavas tienen la propiedad de que toda tangente
corta a la gráfica solamente una vez; unos pocos dibujos convencerán al lector de
que ninguna otra función tiene esa propiedad. La demostración, no obstante, es
bastante complicada y está muy relacionada con la del teorema 2 del próximo ca­
pítulo; probablemente es mejor esperar hasta que se haya leído esa demostración.
TEOREMA 4

Si / es derivable en un intervalo y sus tangentes la cortan una sola vez, enton­
ces / es cóncava o es convexa en ese intervalo.
DEMOSTRACIÓN

Esta demostración tiene dos partes.
(1) Antes hemos afirmado que ninguna recta puede cortar la gráfica de / en tres
puntos diferentes. Supongamos, per el contrario, que una recta interseque la grá­
fica de / en (a,f(a)), (b,f(b)) y (c,f(c)), siendo a < b < c (figura 12). Enton­
ces tendremos
(1)

f{b) - f (a) = f{c) - f{a)
b —a
c
a

Significado de la derivada

313

Consideremos la función
g(x) =

para x en [b, c]

x —a

La ecuación (1) nos dice que g{b) = g(c). Luego por el teorema de Rolle, hay al­
gunos números x en (b, c) en los que 0 = g'(x) y, en consecuencia,
0 = (x - a ) f ( x ) - [/(* ) - f{a)}
es decir,

f (x) - /(a )
x —a
Pero esto nos indica (fígura 13) que la tangente a (x, f(x)) pasa por (a, fia)), lo
que contradice la hipótesis.
(2) Supongamos que ao < bo < co y que ai < b\ < c\ son puntos de ese in­
tervalo. Sea
x t — (1 ~ t)oo to\
y t = (1 — t)bo tbi
0 < t < 1.
z t — (1 ~
/'(* )

Entonces, xo - ao y *i = ai, y (problema 4-2) los puntos x t quedan todos entre ao
y ai, con análogos razonamientos para y t y zt. Además,
xt < yt <

para

0 < t < 1.

Ahora, consideremos la función
= fi yt ) - /(*<) _ f{zt) - f(xt)

para 0 < / < 1.
yt — x t
zt — xt
Por el paso (1), g(t)
0 para todo t en [0, 1]. Luego, g(t) > 0 para todo t en
[0, 1] o g(t) < 0 para todo t en [0, 1]. En consecuencia, / es convexa o es cón­
cava (Véase el teorema 2 de la página 323).

Derivadas e integrales

314

PROBLEMAS
1.

Dibujar las funciones del problema 11-1, indicando las regiones de convexi­
dad y concavidad y los puntos de inflexión (considérese (iv) con doble as­
terisco).
2. La figura 30 del capítulo 11 muestra la gráfica de f'. Dibujar la gráfica de f.
3. Hallar dos funciones convexas / y g tales que f ( x ) = g(jc) si y sólo si jc es
entero.
4. Demostrar que / es convexa en un intervalo si y sólo si para todo x e y
del intervalo tenemos
f { t x + (1 -

t )y) < t f {x ) + (1 -

0 /0 0 » para 0 < t < 1.

(Esto no es más que una repetición de la definición, pero una repetición
útil.)
5. (a) Demostrar que s i / y g son convexas y / e s creciente, entonces g ° / e s con­
vexa. (Será muy fácil aplicando el problema 4).
(b) Dar un ejemplo en el que g o / no sea convexa.
(c) Supongamos que / y g son dos veces derivables. Dar otra demostración
del resultado del punto (a) teniendo en cuenta las derivadas segundas.
6. (a) Supongamos que / es derivable y convexa en un intervalo. Demostrar que
/ es creciente, o decreciente, o que hay un número c tal que / es decre­
ciente a su izquierda y creciente a su derecha.
(b) Aplicar este hecho para dar otra demostración del resultado del proble­
ma 5 (a) cuando f y g son derivables (una vez). (Conviene ir con cuidado
al comparar f ' ( g ( x )) y f ’(g{y)) para x < y).
(c) Demostrar el punto (a) sin suponer que / es derivable. Es necesario tener
en cuenta diferentes casos pero no se precisan ideas especialmente inge­
niosas. Empezar demostrando que si a < b y /(a ) < f ( b ) , entonces /
es creciente a la derecha de b; y si f ( a ) > f ( b ) , entonces / es decreciente
a la izquierda de a.
*7. Sea / una función dos veces derivable con las siguientes propiedades:
f(x) > 0 para x > 0, / es decreciente, y /'(O) = 0. Demostrar que / " ( jc) = 0
para algún x > 0 (de modo que en casos razonables / tendrá un punto de
inflexión en jc; un ejemplo lo tenemos en f(x) = 1/(1 4- jc2) ) . Cada una de
las hipótesis de este teorema es esencial, según se ve por / ( jc) = 1 — jc2, la
cual no es positiva para todo jc; por f(x) — jc2. la cual no es decreciente,
y por /(jc) = 1 /( jc + 1), la cual no satisface /'(O) = 0. Indicación: Elíjase
jc„ > 0 con / ' ( jc,,) < 0. No podemos tener /'(y) < /'( jc„ ) para todo y > jc„.
¿Por qué no? Así pues, / ' ( jc,) > /'( jc„ ) para algún jc, > jcu. Considérese
/' sobre [0, jc,] .

315

Significado de la derivada

*8.

(a) Demostrar que si / es convexa, entonces f([x + y]/2) < [/(jr) + f(y)\l2.
(b) Supongamos que / satisface esta condición. Demostrar que
f{kx + ( l — k)y) < kf(x) + ( l - k ) f ( y )
siempre que k sea un número racional entre 0 y 1, de la forma m/2".
Indicación: La parte (a) es el caso particular n = 1. Apliqúese induc­
ción. empleando en cada paso la parte (a).
(c) Supongamos que / satisface la condición de la parte (a) y que / es con­
tinua. Demostrar que / es convexa.
n

*9.

Sean p ........ p„ números positivos con ^

P¡ — 1.

t= 1

n

(a) Para números cualesquiera x„ .... x„ demostrar que ^ p¡x¡ está entre
el más pequeño y el más grande de los x¡.
Í=1
n —1

n -1

(b) Demostrar lo mismo para (l/f) ^ p¡x¡, donde t — ^ p¡.
*=i

(c) Demostrar la desigualdad de Jensen: Si f es convexa, entonces
n

f (Jh
1=1

n

) ^ ^ pif(xi). •
,=i

Indicación: Apliqúese el problema 4, observando que pn = 1 — t. (La
n

—1

parte (b) es necesaria para demostrar que (i/r) ^ p,
pertenece al dot =i
minio de / si pertenecen al mismo x ........
*10. (a) Para una función cualquiera / se designa por /'+(«) la derivada por la
derecha, lim \f(a + h) — f(a)]/h, y por f-(a) la derivada por la izquierda.
h~
La demostración del teorema 1 prueba en realidad que /'+ y
existen
siempre si f es convexa. Comprobar este aserto, y demostrar también
que /'+ y /'_ son crecientes, y que /'_(«)</'+(«).
**(b) Demostrar que si / es convexa, entonces f\(á) — f~(a) si y sólo si /'+ es
continua en a. (Así pues, / es derivable precisamente cuando f'+ es con­
tinua.) Indicación: \j(b) — f{a)]j{b — a) está próximo a /'-(a) para valores
de b < a próximos a a, y f\(b) es menor que este cociente.
*11. (a) D em ostrar que una función convexa en R, o en un intervalo abierto, debe
ser continua.
b) D ar un ejem plo de una función convexa en un intervalo cerrado que sea
continuo y explicar exactam ente qué tipo de discontinuidades son p osi­
bles.

no

316

12.

Derivadas e integrales

Llamamos débilmente convexa a una función / en un intervalo, si para a <
b < c en este intervalo, tenemos

m

-

f(a) < m - tu)

x —a

b —a

(a) Demostrar que una función débilmente convexa es convexa si, y sólo si,
su gráfica no contiene ningún segmento recto. (A veces, las funciones dé­
bilmente convexas son llamadas “convexas” , simplemente, mientras que
las funciones convexas son llamadas “estrictamente convexas”).
(b) Formular de nuevo los teoremas de este apéndice para las funciones dé­
bilmente convexas.
13. Un conjunto A de puntos en el plano es llamado convexo si A contiene la rec­
ta que une dos puntos cualesquiera de él (figura 14). Para una función / , sea
Af el conjunto de puntos (x, y) con y > / ( jc), es decir, el conjunto de pun­
tos de la gráfica de / . Demostrar que A es convexa si, y sólo si, / es débil­
mente convexa, según la terminología del problema 12. Se hallará más infor­
mación sobre los conjuntos convexos en la referencia [11] de las Lecturas
Aconsejadas.

(a) Un subconjunto convexo del plano

(b) Un subconjunto noconvexo del plano
FIGURA 14

CAPITULO

1

2

FUNCIONES INVERSAS

Tenemos ahora a nuestra disposición métodos muy poderosos para investigar
funciones; lo que nos falta es una cantera adecuada de funciones a las cuales
sean aplicables estos métodos. Hemos estudiado distintos métodos de formar nuevas funciones a partir de otras conocidas —suma, multiplicación, división y com­
posición—, pero utilizando sólo estos métodos no podremos obtener más que las
funciones racionales (incluso la función seno, aunque frecuentemente utilizada en
los ejemplos, no ha sido definida). En los próximos capítulos empezaremos a cons­
truir nuevas funciones mediante procedimientos muy elaborados, pero existe un
método importante cuya utilidad es prácticamente doble que la de cualquier
otro método que descubramos.
Si recordamos que una función es una colección de pares de números, se
nos puede ocurrir la luminosa idea de simplemente invertir todos los pares.
Así, partiendo de la función
/=

{ ( 1 , 2 ) , ( 3 , 4 ) , (5, 9), (13, 8 )},

obtenemos
g « { ( 2 , 1 ) , (4, 3), (9, 5),.(8, 13)}.

Al ser f{l) = 2 y /(3) = 4 , obtenemos g(2) = 1 y g(4) = 3.
Desgraciadamente, ésta laminosa idea no da siempre resultado. Si
317

Derivadas e integrales

318

/=

{ (1 ,2 ), (3 ,4 ), (5 ,9 ), (1 3 ,4 )} ,

entonces la colección
{(2, 1), (4, 3), (9, 5), (4, 13)}
ya no es en absoluto una función, puesto que contiene a la vez (4, 3) y (4, 13).
Está claro dónde reside la dificultad: /(3) = /(13), aun cuando 3 ^ 1 3 . Esto es
lo único que puede ofrecer dificultad y vale la pena dar un nombre a las fun­
ciones para las cuales esto no ocurre.
DEFINICIÓN

Una función / es uno-uno si f(a) =£ /(/>) siempre que a ^ b .

La función identidad / es evidentemente uno-uno, y lo mismo ocurre con la
siguiente modificación de la misma:

La función f(x) =

jc*

no es uno-uno, puesto que /(—1) = /(■!), pero si definimos
g{x) = x2,

* > 0

(y dejamos g sin definir para x < 0), entonces g es uno-uno, porque g es creciente
(ya que g'(x) = 2x > 0 para x > 0). Esta observación se generaliza fácilmente:
Si n es un número natural y
/(* ) = *n,

* > 0,

entonces / es uno-uno. Si n es impar, se puede decir más: La función
f ( x ) = xn para todo x
es uno-uno (ya que f(x) = nxn~l > 0 para todo x ^ 0).

Funciones inversas

319

Es particularmente fácil decidir partiendo de la gráfica de f si / es uno-uno:
la condición f í a ) ^ f ( b ) para a ^ = b significa que ninguna recta h o r i z o n t a l corta
a la gráfica de f dos veces (fig. 1).

función uno-uno
(a)

función que no es uno-uno
(b)

FIGURA 1

Si invertimos todos los pares en (una función no necesariamente uno-uno) / ob­
tenemos, en cualquier caso, una colección de pares. Es corriente abstenerse de
este procedimiento salvo en el caso de ser / uno-uno, pero no hay ninguna razón
particular para hacerlo así —en vez de dar una definición con condiciones restric­
tivas, daremos una sin estas condiciones y obtendremos seguidamente un teo­
rema.
DEFINICIÓN

Para una función cualquiera /, recibe el nombre de Inversa de / y se designa
por /-* el conjunto de todos los pares ( a , b ) para los cuales el par (b , a ) per­
tenece a f .
TEOREMA 1

/ _1 es una función si y sólo si / es uno-uno.
DEMOSTRACIÓN

Supongamos en primer lugar que / es uno-uno. Sean (a, b ) y (a, c ) dos pares de f~ l
Entonces (ó, a ) y ( c , a ) están en f , de modo que a =*=fc b ) y a = f ( c ) ; a l ser f
uno-uno esto implica que b *= c. Así pues, f~ l es una función.

320

Derivadas e integrales

Recíprocamente, supongamos que f~l es una función. Si f(b) — f(c)t entonces f
contiene los pares (b, f(b)) y (c, f(c)) — (c, f(b)), de modo que (f(b), b) y (j{b), c)
están en f~l. Al ser f~l una función, esto implica que b — c. Así pues, f es
uno-uno. |
Las gráficas de / y de / _1 están tan íntimamente relacionadas que es posible
utilizar la gráfica de / para obtener una imagen visual de la gráfica de / -1. Puesto
que la gráfica de f"1 consiste en todos los pares (a, b) tales que (b, a) pertenece
a la gráfica de /, se obtiene la gráfica de f"1 a partir de la gráfica de / intercam­
biando los ejes horizontal y vertical. Si f tiene la gráfica que se indica en la
figura 2(a),

p

o
p
n

ib

Q,
ib

O

23 05
2. 3a
o

3

p

£>
3
ib
■á
p
a
P'
p

% 3
O
cr

8 X3
3*
3
P ib
ib en

3*

oa

P

r¡-.

ap

O ib
O
o o2

3. en

2
rv» o

<9
p
re pr -N
en ►
Q
3>

B.

P

CD

P

en

a

a-

5‘ *
p

P

3. 2. g K “p* <B3.

3
*«*
os

E
g a
0 •“ P

CL Cu O*

p. p

3

3

í

Sí O
1 C
l a

P

ero so

3 ,
O
<3.
p
p
c

n Kj ¡1 „
¡r
O ib
p- gro 3
ib

Po

£ »
p , Oro

2

tb

<b P

<b o

W

ib

ib
-


c/i
tb

3
3 ja

Q.

- 3

Este procedimiento es incómodo con los libros e imposible con encerados,
pero afortunadamente existe otra manera de construir la gráfica de f~l. Los
puntos (a, b) y (b, a) son simétricos uno de otro respecto a la gráfica de I(x) = x,

eso significa que (/-1)-1 = f. Además. Puesto que (a. entonces también la función / _1 es uno-uno (puesto que (/-1)_1 es una función). El hecho de que f~'ix) es el número y tal que fiy) ~ x puede enunciarse en forma mucho más compacta: f i t \ x ) ) — x. Hay unas cuantas manipulaciones más con las funciones inversas que con­ viene que el lector conozca. por ejemplo. y este número es. esta ecuación tiene una consecuen­ cia importante: si / es una función uno-uno. . entonces f~lib) es el único número a tal que a3 = b. Así pues. lo cual es también evidente partiendo de la definición. Vb. para todo x del dominio de f~l. Para obtener la gráfica de /_1 hallamos simplemente la simétrica de la gráfica de f respecto a dicha recta (fig. Al obtener dos veces la simétrica respecto a la diagonal volvemos al punto de partida.321 Funciones inversas que recibe el nombre de diagonal (fig. si fix) = be3. 5). En conjunción con el teorema 1. 4). tí) está en / precisamente cuando (b. se sigue que b = f{a) significa lo mismo que a = f~\tí). f~\b) es el (único) número a tal que fia) = b . por de­ finición. á) está en f~l. t 'i f i x ) ) = jr. para >todo x del dominio de / .

entonces f~l es decreciente (la demostración se deja para el lector). Hemos apuntado ya cuál es la clase de funciones más fáciles de tratar —las funciones crecientes y las decrecientes son evidentemente uno-uno—. Ya hemos mencionado un ejemplo que viene ahora dibujado en la figura 6: g(x) = FIGURA 6 x. si f es creciente. x 3. Pero si el lector intenta trazar unos cuantos di­ bujos. Puesto que muchas funciones corrientes serán definidas como inversas de otras funciones. y si / es decreciente. 5 X= 5 x — 3. Además. f es creciente si y sólo si — f es decreciente. 5. Estas dos importantes ecuaciones pueden escribirse en la forma r w . No es ciertamente verdad que toda función uno-uno sea o bien creciente o bien decreciente. entonces /-1 es también creciente. se dará pronto cuenta de que toda función continua uno-uno. definida so­ .322 Derivadas e integrales esto se sigue de la ecuación anterior al sustituir / por f~x. 3. FIGURA 7 La figura 7 hace ver que existen incluso funciones no continuas uno-uno que no son ni crecientes ni decrecientes. es muy importante saber distinguir las funciones que son uno-uno. Además./ (salvo que el segundo miembro tendrá un dominio más amplio si el dominio de f o de f~l no es todo R). un hecho que conviene recordar.

Así pues. por el teorema de los valores intermedios sería también 0 en al­ gún punto de [0. En consecuencia. Entonces xo = ao y xi = ai y todos los puntos están entre ao y a\ (Problema 4-2). entonces / es o bien creciente o bien decreciente en dicho intervalo. Además g(t) no es nunca 0.f { Xt) paraO < i < 1. de modo que / e s creciente. 1) (de otro modo. De este hecho se puede dar una demostración directa pero larga e intrincada que supone el seguimiento de multitud de casos (algo así como en el problema 6 (c) del Apéndice último). Supondremos que se cumple (i) y demostraremos que la misma desigualdad se cumple para cualesquiera a\ < b\ del intervalo. entonces / es decreciente. La demostración que sigue prescinde de todos estos detalles molestos. TEOREMA 2 Si / es continua y uno a uno en un intervalo. los xt e y t están todos en el do­ minio d e /.) Sean x t = (1 — t ) a o + t a i y t = (1 — t)b<¡ + tb\ para 0 < / < 1. Una proposición análoga vale para y t./ ( „ „ ) > 0 f ( b 0) . 1) o bien negativa para todos los / de [0. Además. Así pues también g(l) > 0. DEMOSTRACIÓN Sean ao < bo dos números del intervalo. Consideremos ahora la función g(t) = f ( y t) .Funciones inversas 323 bre un intervalo es o bien creciente o bien decreciente. tenemos también xt < yt para 0 '<■■/■< 1. 1]). Pero g(0) > 0 por (i)./ ( a 0) < 0.) . (Un razonamiento análogo haría ver que si se cumple (ii). g(t) es o bien positiva para todos los / de [0. puesto que a o < b o y a i < b i . lo que sig­ . aunque es algo rebuscada. ya que xt < y t y / es uno a uno. sabemos que o bien o bien (i) (ii) /(A. Al ser / unp a uno. Aplicando el teorema 6-2 resulta fácil ver que g es continua en [0. 1].

el dominio de f~l es el intervalo cerrado [/(a). Una posibilidad es que / tome valores arbitrariamente grandes (figura 8). Para empezar. el aná­ lisis se hace algo más difícil. Según el teorema de los valores intermedios. según el teorema de los valores intermedios. pues si a = jix) para a < x < b y elegimos t con x < t < b . / toma efectivamente el valor y. entonces el dominio de / -1 es [/(6). / no toma valores arbitrariamente grandes. Supongamos ahora que y es un número cualquiera con f{c) < y < a. Análogamente. tí). Supongamos primero que / es una función creciente continua sobre el inter­ valo cerrado [a. Por lo tanto. b]. elijamos algún punto c de (a. entonces A = { f ( x ) : c < x < b} está acotado superiormente. pero no el mismo ¡3. Obsérvese que / no puede tomar el valor a mismo. por otra parte. o bien existe un número /3 < /(c) tal que / toma todos los valores comprendidos entre /? y /(c). f(a)]. / toma todos los valores comprendidos entre f(á) y f(b). tí). Veremos primero cuáles son los valores > f(c) tomados por /. entonces f{t) > a. El razonamiento entero puede repetirse si / es decreciente. Si / es una de tales funciones. según el teorema de los valores intermedios. se puede decir con toda precisión cómo va a ser el dominio de f~l. | De aquí en adelante nos ocuparemos casi exclusivamente de funciones conti­ nuas crecientes o decrecientes definidas sobre un intervalo. si / es continua y decreciente sobre [a. de modo que A tiene una cota superior mínima a (figura 9). b]. Entonces / toma algún valor f(x) > y (puesto que a es la cota superior mínima de A).324 Derivadas e integrales nifica que (i) se cumple también para d\. lo cual es im­ posible.. Si / es una función creciente continua sobre un intervalo abierto {a. b\. y si el dominio . Si. Exactamente los mismos razonamientos sirven para valores menores que /(c): o bien / toma todos los valores menores que /(c). en este caso / toma todos los valores > /(c). Entonces. /(&)].

oo. ya que después se puede tratar el otro caso aplicando el artificio usual de considerar —/.325 Funciones inversas de / es R o (o. Para cualquier e > O hemos de encontrar un 8 > O tal que. *>). o R. oo) o (—oo. entonces el dominio de f~l es también un intervalo de una de dichas cuatro formas. . Hemos de demostrar que üm / *(*) = / \b ) x —* b para todo b del dominio de / _i. Resumiendo: si / es una función continua cre­ ciente cuyo dominio es un intervalo de una de las formas (<*. oo). a). b \ (a. TEOREMA 3 Si f es continua y uno-uno sobre un intervalo^ entonces / -1 es también continua DEMOSTRACIÓN Sabemos por el teorema 2 que / e s o bien creciente o bien decreciente. Para la continuidad no hay problema. se puede uno preguntar qué propiedades importantes de una función uno-uno son heredadas por su inversa. Podemos muy bien suponer que f es creciente. si f(a) — 5 < X < f{a) + 5. La figura 1C sugiere la manera de hallar 8 (recuérdese que al mirar de lado se ve la gráfica de /_1j: al ser a — se sigue que f(a - s) < f{a) < f(a -f s). Ahora. para todo x. ( . Un tal número b es de la forma f(a) para algún a del dominio de /. una vez concluido este análisis preliminar de las funciones uno-uno continuas. entonces a — S < < a -f e.

fia ) y f(a) .e)) < r v ) es decir.f ( a . / _1 es también decreciente.326 Derivadas e integrales fia) + S m =b /(a) . y obtenemos n ( f { a . En consecuencia. La figura 10 contiene la demostración completa de que este 8 va bien y lo que sigue es sencillamente una expresión verbal de la información contenida en dicha figura. Al ser / creciente.s ) . entonces fia — S. que es precisamente lo que queríamos. | + e)) .6 -------- a a a + 6 FIGURA 10 ponemos como 8 el más pequeño de los números f ( a + £) . si f(a) — 8 < x < f{a) + 8. a £ < / l(x) < a + £. Nuestra elección de 8 asegura que f(a — e) < f(a) — 8 y f{a) + 8 < f{a + e).) < x < f ia + e).

para cada b del dominio de / -1: direc­ i ( r im n n m Contrariaihente al razonamiento usado para la continuidad. se obtiene la gráfica de / -1 y la tangente L' por (/(a). parece ser que 1 ( T l) V ( a ) ) Ha) Esta fórmula puede escribirse igualmente de manera que exprese tamente. f(a)). esta «demostra­ ción» en imágenes se hace algo más complicada al formularla analíticamente. Puesto aue sabemos que /c ro o ) = resulta tentador demostrar la fórmula deseada mediante una aplicación de la regla de la cadena: n r i(*)) • (nn*) = i. Otra vez se puede ver gráficamente cuál es el resultado que deberíamos obtener. á). La figura 11 muestra la gráfica de una función uno-uno / con una tangente L por (a. Si se refleja toda la figura a través de la diagonal. .327 Funciones inversas Una vez investigada con éxito la continuidad de parece razonable abor­ dar la derivabilidad. En otras palabras. Hay otro procedimiento que podría intentarse. La pendiente de L ' es la recíproca de la pendiente de L.

DEMOSTRACIÓN Tenemos Si / 1 fuese derivable en a. Al ser /'(O) = 0 y 0 = f~\Q). Pero este razonamiento indica cómo tendrá que ser (/_1)'(x) si f~1 es derivable. de donde 0 • ( H Y i a ) = 1. puesto que la regla de la cadena no puede aplicarse a no ser que se sepa ya que / -1 es derivable. y puede también utilizarse para obtener alguna importante infor­ mación preliminar. lo cual es absurdo. FIGURA 12 . la regla de la cadena implicaría que n n ( a ) ) ■( n r ( a ) = i. | Un ejemplo sencillo al que es aplicable el teorema 4 lo constituye la fun­ ción f{x) = Jt3. la función / -1 no es derivable en 0 (figura 12). entonces f~l no es derivable en a. esto no es una demostración de que /-1 es derivable.328 Derivadas e integrales de modo que i ( rrw a m * )) Desgraciadamente. TEOREMA 4 Si / es una función uno-uno continua definida sobre un intervalo y /'(/ '(a)) = 0.

y i (H Y ib ) DEMOSTRACIÓN Sea b = f(á).» o f ( a + + + ■ k) — f(a ) a . Entonces m b + h) . con derivada ^ 0. Entonces A—0 I i m a — »o r ’(/ ( a f(a í ) ) k) — — b k = lim a. y supongamos que f es derivable en f~l(b). Entonces f"1 es deriva­ ble en b . estamos en condiciones para dar la demostración rigurosa de que en todos los demás casos la derivada viene dada por la fórmula que ya hemos «deducido» de dos maneras diferentes.Funciones inversas 329 Una vez visto dónde no puede ser derivable una función inversa. todo número b + h del dominio de f~x puede escribirse en la forma b *f* h = f(a k) ~b para un k único (en rigor deberíamos poner k(h). pero nos quedaremos con k para mayor sencillez). que ya hemos demostrado. Obsérvese que el siguiente razonamiento utiliza la continuidad de / -1.r \ b ) lim h-*0 f ~ l {b h) + a lim A-» o Ahora bien. TEOREMA 5 Sea / una función uno-uno continua definida sobre un intervalo.

pero aquí tenemos ya una compensación inmediata. sea /«(*) = *". sea fn(x) = xn para todo x . al ser b -f./ .h = f (a fc) tenemos f . Esto significa que k tiende hacia 0 cuando h tiende hacia 0. Entonces fn es una función uno-uno continua. para Jt ^ 0. * > 0. Al ser Um / ( ° + k) f(a) = f ( a ) = f ( r l(b)) * 0. Para n impar. .330 Derivadas e integrales Evidentemente vamos por buen camino. cuya función inversa es g n (x) = V x = x lln. No es difícil obtener una expresión ex­ plícita de k . esto implica que ( rr w = i /'(fW ) El trabajo que hemos hecho con las funciones inversas se verá más adelante ampliamente remunerado.\ b + h) = a + k o k = r \ b + h) .w Ahora bien. Según el teorema 5 tenemos. para n par. la función f~x es continua en b. según el teorema 3.

si /(* ) = xmln = (x lln)m. Ahora es fácil comprobar que esta fórmula se cumple si a es un número racional cualquiera: Sea a = w/n. donde m es un entero y n es un número natural. En realidad las funciones inversas desempe­ ñarán un papel central en la definición de jc® para a irracional. Efectivamente. /'(* ) = rn(x 1/w)m. ya que de momento no sabemos ni siquiera cuál es el signi­ ficado de un símbolo tal como jc*'*.-V 1'»)“ 1 n > = ü! .Funciones inversas 331 1 gn{x) fn 'ifn -K * )) 1 « (/n " 1W ) n_1 1 n(xlln) n~ 1 1 ____1 _ n x x~ (1/n> 1 = . el tratamiento de la función /(jc) = X a para a irracional deberá ser dejado pára más adelante. en­ tonces f'ix) = ax*~l. entonces. según la regla de la cadena. si f(x) = jc® y a es un entero o el recíproco de un número natural.1 • . . en los próximos capítulos se definirán varias funciones importantes en términos de sus funciones inversas. x U ™ ln)-ílln)] + l(lln )-l] n ■■a» Aunque tenemos ahora una fórmula para /'(*) cuando f(x) = Xa y a es ra­ cional.• x d /« )-i# n Así pues.

x > 0 /(* ) = 1 — x3.) (viii) / « X = r — X2 —1 < X < 2.a20ifl3 (vil) /(0. .l ) 3.<2 iíZ2íZ3 (v) j &n 1. ¿En qué intervalos [a. Si f y g son crecientes.Derivadas e integrales 332 PROBLEMAS 1. Hallar / -1 para cada una de las / siguientes. 1 . 3. tí] serán uno-uno las siguientes funciones? (i) /(*) = *3 . . x = a. a:. (iii) / es decreciente y siempre positiva. Demostrar que si / es creciente. ^ es uno-uno si y sólo si ad — be ex + d 0. ¿lo es / + g? ¿O f. (ii) / es creciente y siempre negativa. x ai.1.g l ¿O / ° £ ? 5* (a) Demostrar que si / y g son uno-uno entonces f ° g e s también uno-uno. 6* Demostrar que /(x) = 7. x racional /(*) = —x. x irracional —x2. . 4. (i) (ü) (iii) (iv) / ( x ) = x 3+ l . ¿ ^í+1? /(*) = 1 x = an. y hallar / -1 en este caso. (b) Hallar g_1 en términos de f~ 1 si g(x) = 1 + /(x). entonces también lo es y análogamente para funciones decrecientes. Hallar ( /° g ) _1 en términos de /_1 y g-1.3x2. . . Indicación: La solución no es r o ? . x < 0. Descríbase la gráfica de / _1 cuando (i) / es creciente y siempre positiva.. (Estamos utilizando la represen' tación decimal. (iv) / es decreciente y siempre negativa. /(* ) = (x . { (vi) /(x) = X + M= O.

el caso de esta ecuación es espe­ cial del todo. siendo la derivada f ' ( x ) = (1 + x3) l/l. Demos­ trar que g = f ~ l satisface g"(x) ~ 3g(x)2/2. que satisfacen X2 4.[/(x)]2 = 1 para todo x de (—1. 12. aplicando un teorema apropiado de este capítulo. (b) Hallar f en términos de f. Según indica el próximo problema. Indicación: Demostrar que / puede expresarse como fun­ ción inversa. (a) ¿Cuáles son las dos funciones derivables f definidas implícitamente so­ bre (—1. Demostrar que / es derivable. Sin embargo. (a) Demostrar que existe una función derivable / tal que [/(x)]3 + f(x) + x — 0 para todo x.Funciones inversas (ü) /O ) = x5 + (iii) /( x ) = ( 1 4 •y 4(iv) /(x ) = x2 48. *11. 10. y se estudia mejor dentro del contexto del cálculo . 333 x. En general. derivando simplemente la ecuación que de­ fine f. Indicación: Existe una demostración inmediata. 9. la determinación de los intervalos sobre los cuales una función derivable queda definida implícitamente mediante una ecuación particular puede resultar un asunto delicado. En el Problema 10-17 se definió la derivada de Schwarz. l a función del problema 11 se dice a menudo que está definida implícitamente por la ecuación y5 + y + x = 0. 1)? Obsérvese que no existen so­ luciones definidas fuera de [—1. Y la manera más fácil de hacer esto es poniendo x = f~yiy). 1) por la ecuación x 2 + y2 = 1. (b) Hallar una fórmula para £>f l(x). entonces existe también < D f x{x) para todo x en el dominio de f ~ l. (c) Hallar f de oirá manera. Supongamos qqe f es una función uno-uno y que / _1 tiene una derivada que no es 0 en ningún punto. y en algunas regiones puede estar definida implícitamente más de una función. x-)-\ 1 1* Supóngase que / es derivable. La manera más fácil de hacer esto consiste en hallar / -1. es decir. (b) ¿Cuáles son las funciones / que satisfacen x 2 + [/(x)]2 = —I? ♦(c) ¿Cuáles son las funciones derivables / que satisfacen [/(x)]s — 3f(x) = x? Indicación: Será útil dibujar primero la gráfica de la función g(x) = Xs — 3x. una ecuación no define por lo general una función implícitamente sobre toda la recta. (a) Demostrar que si existe 5>j{x) para todo x. 1].

(c) Aplicar este mismo método a [/( jc) ] 3 — 3 /( jc) = jc. Explicará también en qué punto ha de calcularse (/_1)' cuando se usa la notación dx/dy. Para esta / h a lla r / '( . ¿Cómo se escribiría el siguiente cálculo en nuestra notación? y 4 + y 3 + xy = 1.l ) = 2.x y 2 + 2y3 = 4 forma una cierta curva del plano. T + y + x<rdx = dx + * y *dx di = ~y dx 4y3 + 3y 2 + x 17. ¿Cuál es el significado del siguiente cálculo? . El conjunto de todos los puntos (x.l ) y /" (-I)15. entonces la derivada de f~l es designada por dx/dy. Sin embargo. debe mencionarse la notación de Leibniz para derivadas de funciones inversas. Si dy/dx denota la derivada de /. (a) Aplicar este método a la ecuación [/( jc) ] 2 + jc2 = 1. esto era de esperar. La ecuación resultante hará ver otra razón de por qué la notación de Leibniz tiene tantos partidarios. entonces puede deducirse una fórmula para exactamente lo mismo que en el problema 11 (c). derivando ambos miembros de la ecuación que define / (proceso conocido por «derivación implícita»): 13. la ecuación en jc e y que define / implícitamente representará automática­ mente la ecuación que ha de satisfacer /. (a) Por medio de la derivación implícita hallar f ' ( x ) y / " ( jc) para las funcio­ nes / definidas implícitamente mediante la ecuación jc3 + y 3 = 7. >0 tales que 3 jc3 + 4 jc2 y . puesto que existe más de una función definida implícitamente por la ecuación y2 + jc2 = 1. 14. 16. Al entrar en juego la notación de Leibniz. La notación de Leibniz es particularmente adecuada para la derivación im­ plícita. Hallar la ecuación de la tangente a esta cur­ va en el punto (-1. si suponemos que / es una solución derivable. Escríbase el teo­ rema 5 con esta notación. (b) Una de estas funciones / satisface / ( . 1). (b) Compruébese con todo que la solución va bien para las dos funciones / halladas en el problema 12(a). Obsérvese que la solución encerrará / ( jc) .334 Derivadas e integrales infinitesimal avanzado. Al ser usado con tanta consistencia y como abreviación para /(*).

y que / = F'. *23. definidas sobre R y que no se corten en ningún puntó. (ii) 3). (b) Hallar dos funciones crecientes continuas / y g tales que f(x) = g(x) pre­ cisamente para x enteros. (c) Demostrar que si / es una función creciente tal que / = /~ \ entonces f{x) — x para todo x. 22. Una posibilidad es / ( * ) = —x. (¿Cuál es el significado geométrico de la condición / = / -1?) (b) Dense varios ejemplos de funciones continuas f tales que f — f~x y %Jc) = x para un x y sólo uno. la demostración más sencilla (unas dos líneas) consiste en excluir las posibilidades f{x) < x y f(x) > x. donde /3(*) = h(x + 1). ¿Qué funciones tienen la propiedad de que su gráfica sigue siendo la gráfica . (c) Hallar una función creciente continua f y una función decreciente con­ tinua g. con derivada que no se anula en ningún punto. (Prescindiendo de detalles. (a) Si / es una función continua sobre R y / = f~l. Indicación: Pruébese con una / decre­ ciente y recuérdese la interpretación geométrica. *24. $ =_ J _ = 1 dx nyn~~l dy 18. Demostrar que si existe F*Xf~l(x)\ y es distinta de 0. *21. entonces existe ( (a) Demostrar que una función creciente y una decreciente se cortan a lo sumo en un punto. este problema nos da a conocer un hecho muy interesante: Si tenemos una función cuya derivada es f. x lln. Supongamos que h es una función tal que h'{x) = seri2(sen(jc + 1)) y h{0) = 3. (i) ( A T O ) . Indicación: Aunque la interpretación geométrica convencerá inmediatamente. entonces también tendremos una cuya derivada es /~ \ Pero ¿cómo será posible obtener la función G? Se indican dos maneras diferentes en los problemas 14-18 y 18-15.Funciones inversas x = y = dxl>n = dx dx 335 y n. Hallar 20. Hallar una fórmula para (j~l)"(x). Supongamos que f es una función uno-uno derivable. demostrar que existe por lo menos un x tal que f{x) = x. De­ mostrar que G'{x) = f~'(x). Sea G(x) = jc/ _1(*)— F(f~l(xj).) 19.

Advertencia: Algu­ nos autores usan «creciente» en vez de «no decreciente». (b) Demostrar que podemos incluso hacer que g satisfaga lim g(x)lf(x) = 0. D ic h o de o tro m o d o . entonces / es no decreciente. *26. p o r ejem p lo .) De manera análoga se define una función no creciente. R E P R E S E N T A C IÓ N P A R A M É T R IC A D E C U R V A S El m a te ria l de este c a p ítu lo sirve p a r a d e sta c a r algo q u e ya h em o s h ech o n o ta r h ace tie m p o : u n a cu rv a p e rfe c ta de b u en ver no tiene p o r q u é ser la g ráfica de u n a fu n c ió n (fig u ra 1). Demostrar que existe una función decreciente continua g tal que 0 < g(x) < /(x) para todo jc. (c) Demostrar que si f\x ) > 0 para todo x. y «estrictamente creciente» en vez de nuestro «creciente». Q u iz á p u d ié ra m o s d e sc rib ir la cu rv a co m o c o n ju n to de to d o s los p u n to s (/(x). (Para ser más precisos deberíamos estipular que el dominio de / fuera un intervalo. la cu rv a de la fig u ra 1 FIGURA 1 . pero no es creciente. x). p u e d e q u e n o sea p o sib le d e sc rib irla co m o c o n ju n to de to d o s los p u n to s (x. entonces f es constante sobre algún intervalo. (a) Demostrar que si / es no decreciente. « —►eso A P É N D IC E . (a) Supongamos que / ( jc) > 0 para todo jc y que / es decreciente.336 Derivadas e integrales de una función después de reflejada a través de la gráfica de — I (la «anti­ diagonal»)? 25. entonces f(x) > 0 para todo x. /(x )). Una función f es no decreciente si /(x) < f(y) siempre que x < y.) (b) Demostrar que si / es derivable y no creciente. (Evítense los involuntarios equívocos: no es lo mismo decir que una función «no es creciente» que decir que es «no creciente».

No nos permite describir la circunferencia forma­ da por todos los puntos (x. Como ejemplo vamos a examinar la cicloide. La curva representada paramétricamente por u y v consiste pues en la totalidad de los pares (x. Se la suele describir brevemente como «la curva x = u(t). para significar la dependencia de estas coordenadas del tiempo t las po­ demos designar por «(/) y v(t). y) con x = u{t) e y = v(t). de noche. podemos concebir la curva como cons­ tituida por todos los puntos (u(t). la partícula se halla en un cierto punto que tiene dos coor­ denadas. De esta curva se dice que está represen­ tada paramétricamente por u y v y el par de funciones u. montado en ella. El modo más sencillo de describir curvas. y) que satisfacen x2 + y 1 ~ 1 y no nos sirve para des­ cribir una curva como la de la figura 2.Funciones inversas 337 es el conjunto de todos los puntos (x2. dadas dos funciones u y v. Re­ cíprocamente. una de las curvas más famosas en matemáticas. Nos quedamos de este modo con dos funciones. reflector a la llanta de una rueda de bicicleta y consigue que un amigo pase len­ tamente. Podrá el lector observar una hermosa cicloide si pega un. y = v(/)». v se dice que es una re­ presentación paramétrica de la curva. En cada instante t. x). Incluso en casos en que una curva sea la gráfica de una función. Se define esta curva como la trayectoria de un punto situado en el borde de una rue­ da rotatoria de radio a. y =J{t). se apoya en la concep­ ción física de una curva como trayectoria de una partícula que se mueve en el pla­ no. A . en general. v(t)). Obsérvese que es siempre posible describir paramétricamente la gráfica de una función / como la curva x = t. puede resul­ tar más sencillo obtenerla mediante una descripción paramétrica. por delante de las luces de su automóvil. Pero ni siquiera este truco da resulta­ do en la mayoría de los casos.

sen í) v(t) = a( 1 . Con esto resulta fá­ cil ver que la representación paramétrica de la curva es u(t) = a(t . sean u(t) y v(/) las coordena­ das del punto del borde de la rueda cuando ésta ha rodado un ángulo t. at es también la distancia de 0 a Q. Vamos a medir t en radianes (capítulo 15) de modo que el arco del borde de la rueda que va de P a Q en la figura 4 tiene una longitud at. Puesto que la rueda va ro­ dando sin deslizamiento. Para describir la cicloide en forma paramétrica.eos t) En la figura 5 se pueden ver las curvas que se obtienen cuando la distancia del punto al centro de la rueda es (a) menor que el radio o (b) mayor que el ra­ dio. En este último caso la curva no es la gráfica de ninguna función.338 Derivadas e integrales falta de automóvil. bicicleta o complaciente amigo puede observar la figura 3. En la figura 3 hemos dibujado la cicloide como gráfica de una función. en ciertos instantes el movimiento del punto es hacia atrás a pesar de que la rueda se mue­ va hacia adelante. pero el lector podrá preguntarse por qué estamos tan seguros de que lo .

Sea x — u(t). a saber / = u"‘(je). No existe modo alguno de obtener / explícitamente mediante una fórmula (el máximo logro en este sentido puede verse en el problema 6). PROBLEMAS 1.eos i) > 0 la función u es creciente. de modo que pára un x cualquiera existe un valor único de / para el cual es x = u(t). y = v(/) una representación paramétrica de una curva. v(u~l(x))). de modo que parte de la curva es la gráfica de / = v » u~\ (a) Demostrar que en el punto x = u(t) se tiene fU ) *'(/) . Así pues. el único punto de la cicloide con x como primera coordenada es el punto (x. la cicloide es la gráfica d e / = vo u x.Funciones inversas 339 F IG U R A 5 sea. Al ser u '(/) = a( 1 . Por ejemplo. La justificación de esto es muy sencilla. pero todo lo que la fórmula pudiera dar es posible obtenerlo a través de la representación paramétri­ ca. el primero de los problemas que siguen proporciona la manera de obtener las tangentes a la cicloide. Dicho de otro modo. y supón­ gase que u es biunivoca en un intervalo.

y o ) entonces la recta que une P con Q es perpendicular a la tangente a la curva en Q (F igura 6). y sea P = (x0. y d ) un p u n to del plano. y = sen3 t. En el apéndice al capítulo 4 hem os estudiado la gráfica de una función en coor­ denadas polares. la pen­ diente de la tangente en el pun to de coordenadas polares (J{0). (a) y — f(d) sen 0. D em ostrar que para la gráfica de / en coordenadas polares. Sea x = u( t ) . y = v ( t ) la representación p aram étrica de una curva. v(/))es el p u n to de la curva m ás próxim o a (xo. H allar / '( x ) de dos m aneras: (i) D erivando im plícitam ente (ii) C onsiderando la representación p aram étrica x = eos3 t.340 Derivadas e integrales Con la notación de Leibnitz se puede d a r a esto una expresión muy suges­ tiva en la form a dy dy _ dx (b) Se tiene tam bién f(x) 2. fí) es . siendo u y v derivables. 4. D em o strar que si Q = ( u ( t ) . Es aquí o p o rtu n o destacar que esto no es o tra cosa que un ejem­ plo p articu lar de representación p aram étrica de una curva: x = / ( O ) eos 6. dt dx dt = u'(t)v"{t) - v ’( t ) u " ( t ) w W Sea / u n a fu n ció n d e fin id a en fo rm a im p lícita m ed ian te la ecuación x2/3 + >>2/3 = 1. 3. Lo mis­ mo ocurre si Q es un p u n to p a ra el que la distancia de P a Q alcanza un m áxi­ mo relativo.

0) forma un ángulo a con el eje horizontal (figura 7).Fundones inversas 341 /(0) eos 0 -f /'(0 ) senfl —/(0) sen 0 -f /'(0 ) eos 0 (b) (c) (d) Demostrar que si f{0) — 0 y / es derivable en 0.t g ( a - 5. (a) 0) « En el Problema 5 del apéndice al capitulo 4 hemos visto que la car- . Demostrar que ■ . ¿Qué se puede de­ cir acerca de lá tangente a la gráfica en este punto? Compárese con el problema 3. Supóngase que el punto de coordenadas polares (/(0). Supóngase que la tangente a la gráfica d e / e n el punto de coordena­ das polares (/(0). así como a las gráficas de los proble­ mas 3 y 7 del mismo apéndice. entonces la recta por el origen que forma un ángulo 0 con el eje horizontal positivo es tan­ gente a la gráfica de / en coordenadas polares. 0) dista más del origen 0 que cualquier otro punto de la gráfica de / . de tal modo que a .0 es el ángulo que la tangente forma con el rayo que une 0 con el punto considerado. Con ayuda de este re­ sultado añádase algunos detalles a la gráfica de la espiral de Arquímedes del apéndice al capítulo 4.

FIGURA 8 En este problema entran en juego las funciones trigonométricas inversas y sus propiedades (capítulo 15). Geométricamente parece claro que en algún punto de la .— y / (2a — y)y. Sean u y v continuas en [a.Derivadas e integrales (b) dioide r = 1 . La primera mitad del primer arco de la cicloide es la gráfica de g~\ sien­ do g(y) = a árceos ------. tal como apa­ rece en la figura 8. De­ mostrar que u{t) = a árceos -----. Hallar la pendiente de la tangente en un pun­ to de la cardioide de dos maneras: (i) Derivando implícitamente (ii) Utilizando el problema anterior. v(¿>)). Ayuda: Despejar primero t en función de v(í). y = v (?) la representación paramétrica de la cicloide. Comprobar que las tangentes en el origen son verticales. u(b)) has­ ta Q = (v(fl). b). entonces u y v propor­ cionan la representación paramétrica de una curva desde P = (u(a). (a) Sea x = u(t).— a (b) d= \ / [ 2 a — i»(í)]y(<). b] y derivables en (a.sen 0 se puede describir también mediante la ecuación (jc2 + y 2 + y)2 = x2 + y 2.

.de uno de los teoremas del capítulo 11. Indicación: Este problema propor­ cionará una interpretación geométrica.Funciones inversas 343 curva (figura 9) la tangente será paralela al segmento rectilíneo que une P con Q. Demostrar esto analíticamente.

el círculo de radio 1 tiene por área el número irracional n. El área de una región se define a veces como el número de cuadrados de lado unidad que caben en la región. ya que íio parece posible dividir el cua­ 345 . Al principio. Aunque será necesario definiría de forma esencialmente complicada. el segundo concepto fundamental de la parte III. más poderosa que nunca. El estudio de las integrales requiere una preparaciór larga. y la derivada volverá a aparecer. Por ejemplo. resulta difícil explicar de qué manera un cuadrado unidad puede llenar este círculo. no aparecen ni una sola vez. Ahora ya no nos debe causar sorpresa el encontrarnos con que la definición de un concepto intui­ tivo puede presentar grandes dificultades y ciertamente el «área» no es ninguna excepción a esto. la integral viene a formalizar un concepto sencillo.CAPITULO 13 INTEGRALES La derivada no despliega toda su fuerza hasta que se alía con la «integral». pero un poco de reflexión hace ver que raramente se da una definición aceptable de área. En geometría elemental se deducen fórmulas para las áreas de muchas figuras planas. puesto que en este capítulo las derivada. en el capítulo 14. pero una vez hecho este trabajo preliminar. pero no está claro en absoluto cuál es el significado de « r cuadrados». lo acabado de decir puede parecer totalmente una digresión. las integrales constituyen ui instrumento de valor incalculable para construir nuevas funciones. Incluso si consideramos un círculo de radio cuya área es 1. intuitivo: el de área. Pero esta definición es total­ mente inadecuada para todas las regiones con excepción de las más simples.

la integral representará la diferencia entre las áreas de las regiones de sombreado claro y de sombreado fuerte («área algebraica» de R(f. b) recibirá el nombre de integral de / sobre [a. sea nti el valor mínimo y el valor máximo de / sobre el intervalo í-ésimo [/*_!.346 Derivadas e integrales drado unidad en pedazos que puedan ser yuxtapuestos de manera que formen un círculo. 0) y {b. Sobre el primer intervalo [í0. f j la función / tiene el valor mínimo m 1 y el valor máximo M r . la integral se definirá también para funciones / que no satisfacen la condición f(x) > 0 para todo x de [a. En realidad. En este capítulo intentaremos solamente definir el área de algunas regiones muy especiales (figura 1): aquellas que están limitadas por el eje horizontal. las verticales por (a. La suma . [¿ 2 . Conviene denotar esta región por R(j. 0). Obsérvese que estas regiones incluyen rectángulos y triángulos. b]. /»I. El intervalo [a. b]. [¿ 1. h. La idea que ampara la definición que vamos a dar se indica en la figura 3. b)). ti). ti.. Si / es la función dibujada en la figura 2. a. y la gráfica de una función / tal que f(x) > 0 para todo x de [a. El número que asignaremos eventualmente como área de R(J. b]. a. análogamente. a. b] ha sido dividido en cuatro subintervalos [¿ 0) f l ] por medio de números t<¡. así como muchas otras figuras geomé­ tricas importantes. ¿3] [¿ 3j Í4] ¿4 con a = t0 < h < h < h < U = b (la numeración de los subíndices empieza por 0 de modo que el subíndice más grande será igual al número de subintervalos). ¿2] ¿3.

Integrales 347 FIGURA 3 s — mi(ti ¿o) "1“ fni(Í2 — ti) + mz{t%—t%) -f. principio que nos va a guiar en nuestro intento de definir el área A de será la observación de que A debe satisfacer s < A R (f. b ) A < S. Recibe el nombre de partición del intervalo [a . determinen A . b ] toda colección finita de puntos de [a . El R ( f . b ). supondremos siempre que se ha dado una numeración de este tipo. b ].. a. c u a lq u ie r a q u e s e a l a d iv i s i ó n q u e s e h a g a d e l in te r ­ Es de esperar que estas condiciones.rn^ti — h) representa el área total de los rectángulos que quedan dentro de la región mientras que la suma S = M \ { t \ — to) + Af2(/j — íi) + M » (ta ^ ti) + y 6).. que esto debe ser verdad. M t (U — ts ) representa el área total de los rectángulos que contienen la región R ( f . . 1« de manera que < tn—i < tn = b. a . de los cuales uno es a y otro es b . Los puntos de una partición pueden ser numerados a = to < h < • • t ot . a. En las definiciones siguientes empezamos a formalizar estos comentarios y a eliminar algunas de las suposiciones implícitas contenidas en los mismos. b \ .. DEFINICIÓN Sea a < b . y v a l o [a .

se define poniendo n L ( f. designada por L(J. Obsérvese también que fue necesario definir los números nii y Mi como ínfimos y supremos. puesto que n L(J. P) < U(f. Hay dos detalles de esta definición que merecen un comentario.. se define poniendo n t / ( / . (N ota del traductor. Obsérvese. en vez de como mínimos y máximos.348 Derivadas e integrales D E F IN IC IÓ N Supongamos que / es acotada sobre [a. P) = y M id i .) . t =l Las letras L y U corresponden a las iniciales de las palabras inglesas Lower (inferior) y U pper (superior) respectivamente. 1= 1 La suma superior de / para P..). ■?) = y M idi t =1 Las sumas inferior y superior corresponden a las sumas s y S del ejemplo anterior. ya que no se exigió que / fuese continua. P).. se supone que representan las áreas totales de los rectángulos que quedan por debajo y por encima de la gráfica de /. b] es esencial para que los rrii y Mi queden defini­ dos. 1= 1 n U (j. Una cosa es evidente en relación con las sumas inferiores y superiores: Si P es una partición cualquiera. P) = ^ rm{U ~ U-i). b]. Sea es una partición rrii = inf {/(*): M i — sup {/(*): ti_i < x < La suma inferior de / para P. entonces L(J. P). estas sumas han sido definidas sin recurrir al concepto de «área»./<_. sin embargo. . que. designada por U(f. b] y P = {f0. La condición de que / esté acotada sobre [a. de [a. P) = ^ mi{ti — ¿»-i). P). a pesar de la motivación geométrica.

y U ( f . La demostración que vamos a dar depende de un lema referente al comportamiento de las sumas inferiores y superiores al añadir más puntos a una partición. P i ) < U ( f . a. puesto que L(f. P}) < U ( f . P2).t-i t{—i). b) que los corres­ pondientes a la partición original P. b). En la figura 4 la FIGURA 4 partición P contiene los puntos en negro.Integrales 349 y para cada i tenemos mÁk —i) ^ ■^íii. pero sí indica que si hemos de abrigar alguna esperanza de poder definir el área de R(f. b]. P 2). La figura indica que los rectángulos correspondientes a la parti­ ción Q constituyen una aproximación mejor a la región R(f. a. y Q contiene los puntos en negro y los puntos en gris. a. debería cumplirse otra cosa menos evidente: Sí P x y P2 son dos particiones cualesquiera de [a. b). Para ser más precisos: . Esta observación no demuestra nada (puesto que el «área de R(J. b). ¿>)» no ha sido todavía ni siquiera definida). a. a. Por otra parte. Px) debería ser < área R{f. f . lo primero que hemos de conseguir ha de ser una demostración de que X(/. entonces debería darse el caso de que L( . P2) debería ser ^ área R(f.

tk. ñ > U(f. . j /»} j donde Q. P) < L( f. {¿0) • • • j ¿A—1) W. Q). . entonces L( f.1). si todos los puntos de P están también en Q ). Q). *=i Jfc-1 n £ ( / . m! = inf {/(*): tk—i < x < «}. U(f.Derivadas e integrales 350 LEMA Si Q contiene P (es decir. Q) = T mt(íí — ít_ i) + m'(a — tk-i) + m"(f* — u) + Y t= l »=*+! mt(/¿ — . m" = inf {/(*): u < x < /*}.ti. Entonces » L ( f. P) = ^ m{U . DEMOSTRACIÓN Consideremos primero el caso especial (figura 5) en que Q contiene exactamente un punto más que P : P Q {¿Oj • • • » tn}. . — Íq < t\ < ' ’ * ^ tk_i ^ U /i ^ ' * ‘ ^ ¿n b.

en este caso especial. La partición Q puede obte­ nerse a partir de P añadiendo un punto cada vez. Q ) basta. Q). probar que mk {tu — tu . E l caso general puede ahora deducirse fácilmente. Q) . La demostración de U(f. P . A .1) + m "(tk — u). Análogamente. P .Pa = Q tales que P i+l contiene exactamente un punto más que P¡.) < L ( J .1) = mk(u — tk. por lo tanto.) > U ( f . Q ). ) > ■■ ■ > U ( f .i) < m '(u — t u . . ) = U ( f . ) < ■ ■ ■ < L ( J . F ) < U J .1) + m "{tu — u). Por lo tanto. P . mu(tu ~ tu. mu < m ” . Esto demuestra. que U J . P J = L ( J . de modo que el ínfimo del primer conjunto es menor o igual que el ínfimo del segundo.i ) + mk(tk — u) < m'(u — tu . P . pero importante.»~:cio fácil. en otras palabras. Ahora bien. | E l teorema que queremos demostrar es una consecuencia sencilla de este lema. P) ^ U(J. el conjunto {/(x): tu-x < x < / * } contiene todos los números de iftx): tu-i y posiblemente otros más pequeños. Q ) es análoga y se deja para el lector como **. P . así pues mu < m'. P) < L{J. y U ( f . P ) = L ( f . existe una sucesión de particiones P = P l. P) - U ( f . Entonces L ( J . -----.Integrales 351 Para demostrar U J .

Pt). P 1) < U(f. P ) . y sea f una función acotada sobre [a. En consecuencia. F). cual­ quier suma superior U(f. b). P). a. P) ) < £/(/. Según el lema. en este caso. P)) < U(f. b]) <1 Uif. si sup \ L (f . para todas las particiones F . P)\. . para todo F . U f . éste es el único número entre la suma inferior y la suma superior de / para todas las particiones. En consecuencia. Entonces L ( f. P') < sup ( £ (/. | Del teorema 1 se sigue que cualquier suma superior Uif. P )| < inf {U{f. P 2). P)} < inf {U(f. DEMOSTRACIÓN Existe una partición P que contiene a la vez a P x y P2 (P puede ser la que consiste en los puntos de P x y P2). Esto significa a su vez que sup [L(f. P): P es una partición de [a. P/) es una cota supe­ rior para el conjunto de todas las sumas inferiores L(J. P )}. P)) = i n f ( í / ( / . b]. P) < V(J. P'). y este número es en consecuencia un candidato ideal para el área de R(f. U f . P'). P) < U(J. P') < inf | U(f. P)} es una cota inferior para el conjunto de todas las sumas superiores de f. Pi) < U f . Por otra parte.Derivadas e integrales 352 TEOREMA 1 Sean P x y P2 particiones de [a. Está claro que tanto uno como otro de estos números están entre la suma inferior y la suma superior de / para todas las particiones: U f . F ) es mayor o igual que la cota superior mínima de todas las sumas inferiores: sup {L(/. sup { £ (/. b]. Puede ocurrir muy bien que sup \ L (f .

P)} satisfará L u . entonces mi = M i = c. hacen ver que son posibles los dos fenómenos.í a»l* /} <i 1*-i /»■•A FIGURAS En este caso todas las sumas inferiores y las sumas superiores son iguales.t„) es una partición cualquiera de [a.2 d h ~ '<->) . .h-x) .Integrales 353 entonces todo número x comprendido entre sup {L(f.n < x < u (/}n para todas las particiones P'.. P)} e inf {U(j. ( 1. Supongamos en primer lugar que f(x) = c para todo x de [a.. ñ ..a). n U (J.y c(U . Dista mucho de estar claro cuáles son precisamente los casos en que tal confusiva superabundancia se presentará. de manera que n £(A P) .. b].. Si P = {í0.. aunque no tan interesantes como muchos que aparecerán pronto. x irracional x racional. y sup { £ (/. f(x) .a).c(b . Los siguientes dos ejemplos.a).c(h . b] (figura 6). ñ ) .i n f \ U { f 7 P ) \ « c(b . Consideremos ahora (figura 7) la función / definida por /(* ) í 0.

í. puesto que existe un número racional en [ t^ lt /*]. Como parece desprenderse de nuestro recurso a la palabra «irrazonable».a. El principio sobre el cual se tuvo que basar la definición de área no nos suministra una información suficiente para determinar un área específica R(f. pues. P)} inf {£/(/. L ( f. tí) es demasiado irrazonable para merecer que se le asigne un área. P) = £ 0 • (t< « 0. nos dis­ ponemos a vestir nuestra ignorancia con una terminología. en este caso ciertamente no es verdad que sup {L(j. podemos afirmar. a. b)i cual­ quier número entre 0 y b — a parece ir igual de bien. a. tí) es tan extraña que estamos justificados a renunciar a asignarle un área. y Mi = 1. a. puesto que existe un número irracional en [/i_1.. De hecho. P ) = 1 1 • fe . P)}. con más generalidad. . 1=1 « U (f. que siempre que sup {L ( f . tn) es una partición cualquiera. P)}. **].. Por lo tanto. la región R(J. Por otra parte. I =1 a=to f1 *1 -1 /«=b FIGURA 7 Así.354 Derivadas e integrales Si P = {t0. la región R(f. . P)} = in f {£/(/. entonces mi — 0.-i) = b ..

b ]. De momento conocemos solamente dos ejemplos: (1) si f{x ) = c. P ) : { L { j. b ] cuando / e s integrable). [a . F ): P P [a . b) [a . b ] es integrable sobre es una partición de [a . b ] (El símbolo / recibe el nombre de s ig n o in te g r a l y en su origen era una s alar­ gada. entonces según esta definición. Esta definición únicamente prepara. este número común recibe el nombre de integral de y se denota por [a . b ]. sobre f b]}. b ]. b ] y j f — C'{b — a ).) cuando Si f La integral > 0 para todo f(x ) x de j f recibe el nombre de área de R (f. b ] si es una partición de En este caso. Además f b J f f Ja / es el < U(f. . (Obsérvese que esta integral asigna al rectángulo el área sabida. por «suma». a. b ] } = = inf {£/(/.) (2) si f(x ) = | j ’ * ra^onal^ entonoes f no es sobre [a . entonces f es integrable sobre [a . ú n ic o para todas las particiones P) P de [a . P) < L {f. es integrable.355 Integrales DEFINICIÓN Una función sup f acotada sobre [a . pero no resuelve* él problema planteado antes: no sabemos cuáles funciones son integrables (ni tampoco sabemos cómo hallar la integral de / sobre [ó. número con esta propiedad. los números a y b reciben el nombre de lím i t e s d e in te g r a c ió n in f e r io r y s u p e r i o r .

DEMOSTRACIÓN Supongamos en primer lugar que para todo e > 0 existe una partición P con U (f. P ) < e.L ( f .356 Derivadas e integrales Daremos algunos ejemplos más antes de proseguir en el estudio de estos pro­ blemas. se sigue que ¡nf f ! /( /.L ( f. entonces sup { ¿ (/. P)} = inf {U(f. P" con U(J. / es.s u p l i C / . P ") ./> ') ) . pues. b]. sup \ L ( f . . b] tal que U (f. entonces / es integrable sobre [a. P) < e. TEOREMA 2 Si / está acotada sobre [a. P). P ') < e. integrable. resulta conveniente tener explí­ citamente expresado el siguiente criterio sencillo de integrabilidad. Si / es integrable.L ( f . Sin embargo. P ' ) \ > L ( f . i>')) < U (f. se sigue que sup {L(f. La demostración del enunciado inverso es parecida. Puesto que esto se cumple para todo e > 0. />')). b] si y sólo si para todo e > 0 existe una partición P de [a. P) . n ) < 8. incluso para estos ejemplos. Esto significa que para todo e > 0 existen particiones P'. A l ser inf {£/(/. P) . P)}. por definición. P ')\ = inf \U(f. P).

P ") . . pero /n.. Sea f definido sobre [0. incluso en situaciones muy sencillas. P) < U (f. P) > L ( f. . F ) < e. 2] por Supóngase que P = {/„.. £ /(/. tn) es una partición de [0. Sin embargo se trata de una expresión muy conveniente puesto que en ella no se mencionan los supremos y los ínfimos.L ( f. — 0 y Mj = i. P ')l en consecuencia. Entonces. que muchas veces son difíciles de manejar.L {f. Entonces mi — Mi — 0 si i ^ /..P " ).P ) < U (f. según el lema. 2] con /¿_i < 1 < tj h-ií tj 2 FIGURA 8 (véase la figura 8). conviene que quede claro que el teorema 2 equivale solamente a expresar d e n tro modo la defi­ nición de integrabilidad. P) .Integrales 357 Sea P una partición que contiene a la vez P' y P". U (f. L ( f. | Aunque la mecánica de la demostración ocupa poco espacio. El próximo ejemplo ilustra este punto y sirve también como una buena introducción al tipo de razonamiento requerido por la compli­ cada definición de integral.

L( f .. para obtener una partición P cQn U(f .. Esto indica ciertamente que / es integrable. P) = ti .. entonces (figura 9) mi = ti-i y por lo tanto y M i = ti . P) < e. P) = ^ Mi(U — ti—i) + Afy(/y . donde b > 0. P) . la integral de /..¿y_i) + m^U - £ f / ( / . P) = ^ »»¿(i.358 Derivadas e integrales Puesto que n L( f .. b]. a saber. de modo que Aunque la discontinuidad de / fue la responsable de las dificultades de este ejemplo.. surgen problemas incluso peores para funciones continuas muy sencillas.L ( f .f»} es una partición de [0..¿*-i) + mj{tj . existe solamente un número entre todas las sumas infe­ riores y superiores. hace falta solamente elegir una partición con tj—\ < 1 < tj y tj — ¿y_i < s. Por ejemplo. b]. Puesto que / es integrable. y para mayor sencillez consideremos un intervalo [0. sea f(x) = jc. Si P = {t0. P) < 0 < U(j.íy-i) + ^ Af. Además.. está claro que L(/. P) .ty_i.'Oí — tenemos U(f . P) para todas las particiones P.

í0) + h (t 8 . .< ! ) + • • • + *»(*» “ ín -l). ñ ti—i) to ) "j~ t l ( t t ti) “1" * * # 4 “ l(f» ~ /»—1)> = X i-l = fl(fl . de modo que <o = 0. n en general. f»} en n subintervalos igua­ les. n 2b U = — » etc. En este caso.359 Integrales L(J.. P) — ^ »-i — ¿o(^l ” n U(J. la longitud U — de cada intervalo es b¡n.. n Entonces . Ninguna de estas fórmulas es particularmente llamativa. pero las dos se simpli­ fican considerablemente para particiones P« = {t0..

h -i) *-1 Recordando la fórmula 1+ • • ------. Pn) como U(J. P„) = ¿ íi-. u ( f .O i . Pn) están próximos a b2¡2. e .) - (« — l)(n) 2 n — \ b2 n ¿2 ñ2 2 Análogamente. y esta .360 Derivadas e integrales L ( f . k(k -f 1) + k 2 esto puede escribirse U f. p„) = y /¡fe - o »■=i n(n + 1) 2 ñ2 n + 1 ¿>2 n 2 Si n es muy grande* tanto L(f.

Puesto que la integral posee ciertamente esta propiedad. podemos concluir que Obsérvese que esta ecuación asigna el área b2¡2 a un triángulo rectángulo de base y altura b (figura 10). pero acabamos de ver que U(f. Pn) . P„)— L(f. puede demostrarse que b FIGURA 10 .' ~ n 2 Esto demuestra que existen particiones P» con U(f. Pw) — L(f. Obsérvese en primer lugar que U (f. P») tan pequeño como se quiera.361 Integrales observación facilita la demostración de que / es integrable. de modo que existe solamente un número con esta propiedad. / > „ ) = . o recurriendo al teorema 4. PB) puede hacerse tan pequeño como se quiera. es evidente que Esta desigualdad demuestra que b2¡2 queda entre ciertas sumas superiores e in­ feriores especiales.L ( f . Mediante cálculos más complicados. puede hallarse ahora con poco trabajo. Primero de todo. la función f es integrable. Además. Según el teorema 2.

) 1 • (.) = i* l n (íi-. Eligiendo una vez más una partición Pn = {t0.. entonces mi = f ( t i . si P = (f0.362 Derivadas e integrales La función f(x) = x 2 presenta dificultades aún mayores....ti ~ ‘i-i) ...1) = (¿*-i)2 y M i = f(ti) = U2. . . b]. /«} en n partes iguales. />. de manera que n las sumas inferiores y superiores se convierten en V A L ( f. En este caso (figu­ ra 11). /„} es una partición de ÍO.

n*. estas sum as pueden escribirse poniendo n“ 6 1 U (j. U n razonam iento del m ism o tipo que antes demuestra entonces que 6 /.•<*-«„) n U (f.P n) < -< í/(/. Sin em ­ bargo.*fc(* + 1 )(2 * + 1) del problem a 2-1.P n ). eligiendo n suficientem ente grande.Integrales 363 Y «.) = = P -n JL/ . L a única superioridad que podem os pretender e$ que en e l próxim o capítulo descubrirem os una manera m ucho m ás sim ple de llegar a este resultado. b -Ü£' y -i Recordando la fórm ula 1*+ * * * + ** .T* E ste cálculo representa ya un resultado no trivial: d área de la región liin itfd a por una parábola no se obtiene por lo general en geom etría elem ental. y que U(f. e l resultado era conocido por Arquím edes. quien lo dedujo esencialm ente de la m ism a m anara.) = «* . P . b' / . P9) puede hacerse tan pequeño com o se quiera.hi »(« + í)<2 « + 1). Pn) — LÁj. . n• 6 N o es m uy difícil dem ostrar que b* L {f.p .

f(xt) por f(x). si /(* ) = x para todo x. Esta lista revela ya que la notación j f adolece de falta de notación conveniente para designar a funciones definidas mediante fórmulas. Leibniz utilizó este símbolo porque consideraba a la integral como la suma (de­ signada por / ) de infinitos rectángulos de altura /(x) y anchura dx «infinitamente pequeña».Derivadas e integrales 364 Algunas de nuestras investigaciones pueden resumirse como sigue: i: f = c • (b — a) i: i: t = hl - al 2 * si f(x ) = c para todo x. 2 6* . el símbolo x puede sustituirse por otra letra cualquiera (con excepción. n :ión jI f(x) es en realidad la más antigua. ^ 3 Obsérvese que. y durante muchos años fue el símbolo único * La notación para la integral. por supuesto. .) A xt (análogas a las sumas inferiores y superiores). Por esta razón resulta también útil otra notación. y abrevia­ ron x t — por A xt. Así pues. x„ para designar los puntos de una partición. i.al 3 3 si f(x ) = x 2 para todo x. El hecho de que el límite se obtenga i-i cambiando 2 por f .1 2 2 b* a* x 2 dx --------------- 6 2 . v Ax. /: 6 i. a o b): .* análoga a la notación lim f{x): a -* a fb J f{x)dx significa precisamente lo mismo que rb J /. lo mismo que en la notación lim f(x). por dx encanta a muchas personas. La integral se definió como el límite cuando A x t tendía a 0 de las sumas • ^ /(* . de /. b2 a2 x dx -------------. Autores posteriores utilizaron x9. c dx = c • (b — a)t .

Esta ecuación interpreta I y dx como la integral de la función / tal que cada valor f(x) es el número y. Esta notación para la integral es tan flexible como la notación lim f(x). del mismo modo que tam­ poco tiene significado el símbolo x-*.-)]■ 1 * Para que la confusión no se apodere del lector cuando lea otros libros.* l*b (1) j Ja f*b (x + y ) dx = (2) f (y + (3) J ^J 0 dy = / Ja r2 rb X dx + Ja f a y dy + 2 f a t dy (1 + t) dz'j dx = J = (1 - 2 / y dx = — — = j -f 2 j + * (* - — a) a)• (1 -f. . Pero la notación clásica con frecuencia utiliza y fb por y(x). . y dx podría significar la integral de alguna función arbitraria y. excepto en el contexto lim f(x). hemos utilizado los teoremas 5 y 6.Integrales 365 /«*/(*)dx = ///(O dt = ///(«)■ <** = j*fW dy = /BVfc) <&• El símbolo dx carece de significado aisladamente. Varios ejemplos pueden ayudar en la interpretación de varios tipos de fórmulas que aparecen con frecuencia. En la ecuación ^ -------b* «8 X2%dx — 3 í el símbolo jc 2 3 dx entero puede ser considerado como una abreviación para: la función / tal que / ( jc ) = jc 2 para todo jc . de modo que | .)[e-f-.f)(* “■ 0) á* t) J (x — a) dx ( +. .(. la ecuación (1) requiere fb que hagamos una importante salvedad.

y\ < 5.0 < * --> + W . tí]. b]. la integral de muchas funciones puede calcularse muy fácilmente. como veremos en el próximo capítulo.c) £ x dx ( f .j ] * ( j ~ . tí]. El lector que así lo prefiera puede esperar hasta el final del próximo capítulo donde se da una demostración completamente distinta. entonces / es.L ( f . existe un S > 0 tal que para todos los x e y de [a.« ( í . Sin embargo. b ] . tí] tal que U ( f . integrable en [a. tí]. Aun cuando la mayor parte de las integrales no puedan ser calculadas exac­ tamente. DEMOSTRACIÓN Obsérvese que por ser / continua en [a. Así pues. tí]. P) . TEOREMA 3 Si / es continua en [a. Aunque es posible decir con precisión qué funciones son integrables. pero la demostración que aquí se da utiliza mate­ rial del apéndice al capítulo 8. es importante saber por lo menos cuándo una función f es integrable sobre [a. entonces |/(* ) “ / W l < 2 (b . El teorema que sigue pro­ porciona el resultado más útil.a) + {d . e si \x . Para demostrar que / e s integrable en [a. f es acotada en [a.a) . P) < s.Derivadas e integrales 366 dx (4) f [x(d ~ c) + f . las integrales de la mayor parte de las funciones son imposibles de determinar con exactitud (aunque pueden determinarse con tanta precisión como se quiera mediante el cálculo de sumas inferiores y superiores). tí]. tí] tendremos que utilizar el teorema 2 y demostrar que para todo S > 0 existe una partición P de [a. Por el teorema 1 del apéndice al capítulo 8 sabemos ahora que / es uniformemen­ te continua en [a. el criterio de integrabilidad es un poco demasiado difícil para ser expuesto aquí y tendremos que conformarnos con resultados parciales.%> Los cálculos de f x d x y f x 2 dx pueden hacer creer que el cálculo de inJ a Ja tegrales es generalmente difícil o imposible. De hecho.

. L a s d e m o s tra c io n e s d e es to s te o re m a s u tiliz a n p o r lo g e n e ra l e l se g u n d o c r i­ te r io d e in te g r a b ilid a d d e l te o re m a 2 . S e rá c o n v e n ie n te c o n o c e r lo s tre s te o re m a s s ig u ie n te s . s i es in te g ra b le s o b re lo s o n . f 0} t a l q ü e se c u m ­ S e tie n e e n to n c e s p a ra to d o i e 2(b . v a n o s q u e e l v a lo r p u e d e s e r a lte ra d o e n u n n ú m e ro fin ito d e p u n to s . se g ú n ilu s tra n a lg u n a s d e n u e s tra s d e m o s ­ tra c io n e s a n te rio re s . P —{ / o .U f . D e s c o m p o n ie n d o e l in te rv a lo e n m u c h o s s u b in te rv a lo s . . | A u n q u e e s te te o re m a v a a s u m in is tra r to d a la in fo rm a c ió n n e c e s a ria p a ra e l u so d e in te g ra le s en e s te lib r o . S u m a n d o u n a ta l fu n c ió n a u n a fu n c ió n in te g ra b le . b] . q u e d e ­ m u e s tra n q u e que / + y c g f es in te g ra b le s o b re es in te g ra b le s i / y g [a. e n e l c u a l su v a lo r es 1 . lo s d e ta lle s d e l ra z o n a m ie n to c o n trib u y e n a m e n u d o a o scu ­ . P) = £ (M i *—I < 6 — /. re s u lta m á s s a tis fa c to rio d is p o n e r d e u n s u rtid o a lg o m á s a m p lio d e fu n c io n e s in te g ra b le s . b]. C o m o a p lic a c ió n s e n c illa d e estos te o re m a s . y q u e c-f [a. es in te g ra b le es u n n ú m e ro c u a lq u ie ra . re c u é rd e s e q u e s i / es 0 e x c e p to e n u n p u n to . M u ltip lic a n d o e s ta fu n c ió n p o r c se sig u e q u e se c u m p le lo m is m o s i e l v a lo r d e / e n e l p u n to e x c e p c io n a l es c . l/W . f es in te g ra b le s i c ] y [c . ve m o s q u e e l v a lo r d e u n a fu n c ió n in te g ra b le p u e d e c a m b ia rs e a r b itra ria m e n te e n u n p u n to s in d e s tru ir la in te g r a b ilid a d .a) p a ra to d o s lo s x. te n e m o s e n to n c e s md f/(/.] .fj-J < ó p a ra í = 1 .Integrales 367 L a id e a c o n s is te s e n c illa m e n te e n e le g ir u n a p a rtic ió n p la |/¿ . P) . y de /.ti—1 a q u e es lo q u e q u e ría m o s . ./ « I < n. en to n c es / es in te g ra b le ._i) n b —a S ti . y fá c ilm e n te se s ig u e q u e M i — mi < 2(b — a) b —a A l c u m p lirs e e s to p a ra to d o i . V a r io s p ro b le m a s tr a ta n c o n d e ta lle d e e s ta c u e s tió n . .

. tí]. c] y T = (í. P) — L(f... si / es integrable sobre [a. entonces / es integrable sobre [a.368 Derivadas e integrales recer la demostración. Recíprocamente.. de modo que U(f. P) < e. tn} de [a. si / es integrable sobre [a.. Q) — L(f. P = {/0. entonces / es integrable sobre [a... consultando las que aquí se dan como último recurso o como comprobación.. c] y [c... c] y sobre [c. sea Q la partición que contiene t0. una partición de [c. . Esto probablemente dará claridad a las demostraciones y será de seguro una buena práctica en las técnicas utilizadas en algunos de los pro­ blemas. b] tal que U(f... b].. P) < e. entonces Q contiene P. tn y c. b]. P) . b] (figura 12). entonces /:/= /:/+ /> DEMOSTRACIÓN Supóngase que / es integrable sobre [a. tj] es una partición de [a. tí]. Sería muy conveniente que el lector intentara por sí mismo las demostraciones. existe una partición P = {fj. Puesto que es . Si / es integrable sobre [a..L( f.. b]. Finalmente..) Ahora bien. No hay inconveniente en suponer que c = para algún j.. tí]. Q) < U(J... TEOREMA 4 Sea a < c < b . (En otro caso. Si e > 0...

= u u p ) + u u p 'y . cada uno de ellos es menor que c. Puesto que esto se cumple para cualquier P. P ) + U S . Esto indica que f es integrable sobre [a. tenemos iu(j. queda demostrado que p + p - p - Supongamos ahora que / sea integrable sobre [a. b\. Si P es la partición de [a. O í + [UU P ") . p) < e.U S . P) u u p) . Si e > 0.L(/. Añadamos ahora las definiciones . U f .p"). P ") < p f < u u .u j . u u p) = u u n + u u p").369 Integrales us. Obsérvese tam­ bién que U f . UU P) ~ U S . -b] tal que u u . b].P)< f ' f + p f < u u . P')\ < e-1 El teorema 4 constituye la base para algunas convenciones de notación. P ) < f'mf < v U . P "). p ) . P ) . existe una partición F de [a.p) .us.P " ) . c] y sobre [c. n + uf. La integral j f fue definida solamente para a < b. P ") < e/2. p") . m + iuif. de modo que US. P ") . cj y una partición P" de [c. A l no ser negativo cada uno de los términos entre corchetes. en consecuencia. n . /■")] = u u p) . p' ) < «a U( f . entonces U S . ó] que contiene todos los puntos de P' y de P". P) = [UU P) ~ U S . c] y [c. n .U S .us.u s .U S .

M /. P ) + L ( g ./ : / se cumple para todo cr. m í = inf {f ( x ) : < x < ¿i}.. y definamos Mi. Sea mi = inf { ( / + g){x): < * < /. pero si se cumple (problema 10) que mi > m / + mí'. Análogamente. TEOREMA 5 Si / y g son integrables sobre [a. * / . b] y //(/+ .? ) = / .. < M í + M t". M i" análogamente. una partición cualquiera de [a.P) y U ( f + g. m í' = inf {£(*): < x < tí.. P) + U( g. Por lo tanto. la ecuación J = . L ( f . c. 7 + / > DEMOSTRACIÓN Sea P = ( í0. P ) < L ( f + g. .Derivadas e integrales 370 í ’f = 0 y ¡ bJ Con estas definiciones. P) < U ( f . b] entonces / 4. No se cumple necesariamente que mi = m / + mi". . b incluso si no se cumple a < c < b (la demostración de este aserto es una comprobación bastante prolija caso por caso).g es integrable sobre [a.•}. b]. P)./» * / s¡ a > b- v + / .

P) y U(g. Si P contiene a la vez a P y a P". P)] < £. P) + L (n . P ') < e/2. P " ) < e/2. (1) L ( f . Puesto que f y g son integrables. P) < ¡ l ( f + g) < U (f + g. P) + U( g . P) < L ( f + g .L ( g . se sigue que U (f. Además.P) + U(g. P) + L ( g . P) + V(g. P) + L ( g . b]. P) pueden hacerse tan pequeñas como se quiera.[L(f. P ) < e.P). P) . U( g . P " ) . P) + L(g. P) — L(g. P ) + U( g. se sigue por lo tanto de (1) y de (2) que / > + £) = / > + / > ! . existen particiones P1. P) < p + f * g < U (f. P' ) . £ ( / . P ) < L ( f + g. P) . entonces U ( f .L ( J . P) + L ( g .L ( f + g . P ) < U ( f . P) + U( g . P)] puede también hacerse tan pequeño como se quiera. P ) < U ( f + g . P) - [ L( f .P) < U(f. Esto demuestra que / + g es integrable sobre [a. P). y en consecuencia U ( f + g y P ) . P) — L(f. P" con U ( f .Integrales 371 Así pues. Puesto que U(f. y también (2) L(J.

si / y g lo son. b ] . y un teorem a que re­ quería m aterial del apéndice al capítulo 8. El descubrim iento m ás im p o rtan te del cálculo infinitesim al es el hecho de que la integral y la derivada están íntim am ente relacionadas y u na vez que apren­ dam os la conexión entre ellas.) E n este capítulo solam ente hem os incorporado una definición com plicada. E sto no se debe a que las integrales co n stitu y an un tem a m á ^ com plicado que las derivadas. entonces para cualquier núm ero c. sino a que hem os dejado perm anecer inactivos los p oderosos instrum entos desarrollados en capítulos an te­ riores.372 Derivadas e integrales TEOREM A 6 Si / es integrable sobre [a. tí] y que m < /( jc) < M para todo x de [a. pero los p rep arativ o s que harem os en este capítulo pueden servir de indicación. b ] Entonces m { b — a) < Ja f < M ( b — a) . la integral p a sa rá a ser tan útil com o la derivada y de uso igualm ente fácil que ésta. Establecem os prim ero u na desigualdad sencilla relativa a in­ tegrales. TEOREM A 7 Supóngase f integrable sobre [a. b ] y DEMOSTRACIÓN L a dem ostración (m ucho más fácil que la del teorem a 5) se deja para el lector. ¿P o r qué? | (El teorem a 6 no es sino un caso p articular del teorem a m ás general que dice que f . unos pocos teorem as sencillos con dem ostraciones com plicadas.g es integrable sobre [a. b ]. Conviene tra ta r por separado los casos c > 0 y c < 0 . . que interviene en m uchos teorem as im portantes. pero este resultado es bastante difícil de dem ostrar (véase el problem a 39). la función c f es integrable sobre [a. La conexión entre derivadas e integrales m e­ rece capítulo a p arte.

¿]./ . entonces (figura 13) f (c + h) - f (c) . por lo tanto./. b] por F(x) = j * f = j *f i f i ) dt- (Esto depende del teorema 4. sea M un número tal que \f(x)\ < M para todo x de [a. Podemos definir una nueva función F sobre [a. por defini­ ción. P)} = inf {£/(/. b].+7 . b] . acotada sobre [a. | Supongamos ahora que / es integrable sobre [a. / = / . D EM O STR A C IÓ N Supongamos que c está en [a. P)<M (¿> — a) para toda partición P.) Hemos visto que / puede ser integrable incluso no siendo continua. b]. r‘/. y en los problemas se dan ejemplos de funciones integrables que son completamente patológicas. P)}. Si h > 0. El comportamiento de F es. Al ser / integrable sobre [a. b] y F está definida sobre [a. la desigualdad deseada se sigue inmediatamente. b]. b] está. P) y U(f. TEOREMA 8 Si f es integrable sobre [a.integrales 373 DEMOSTRACIÓN Está claro que m{b — a) < L ( f . Puesto que f / = sup (M(f. . b] por = /. entonces F es continua sobre {a. una sorpresa muy agradable./.

F ( c )| < M . se sigue del teorema 7 que —M • h < j ' +l.F(c) < M ■h. .+ if.Derivadas e integrales 374 Puesto que — M < f(x) < M para todo x. puede deducirse „una desigualdad semejante. multiplicando por — 1.M h .M h . obtenemos Mh — < Jfc c+ h Jf ~< . Aplicando el teorema 7 al intervalo [c + h.¡. c]. de longitud —h.f < Mh. Obsérvese que F(c + h) . tenemos (2) M h < F(c + h) — F(c) < . (1) — M ' h < F { c + h) . lo cual invierte todas las desigualdades.F(c) = / / +V = . en otras palabras. Si h < 0.\ h \ . Las desigualdades (1) y (2) pueden combinarse: \F(c + h) .

Integrales / I a • / 1i a F IG U R A 14 .

Derivadas e integrales 376 Por lo tanto. En el próximo capítulo veremos hasta qué punto esto es verdad. . eligiendo n suficientemente grande. Este i= l problema requiere solamente una simple imitación de los cálculos del texto.. .) La idea con­ siste en utilizar particiones P = {/o. siempre que \h\ < e/M. Demostrar que fb x 3 dx = b4¡4. . resulta que F se J a comporta siempre mucho mejor que /. *4. tenemos |F(c + h) .. si e > 0. h—*0 lo cual quiere decir que F es continua en c. pero conviene que el lector lo escriba con detalle como demostración formal para asegurarse de que todos los puntos delicados del razonamiento que­ dan claros. n *3.F(c) | < e.. (El resultado para a = 0 se sigue por continuidad. Esto demuestra que lim F(c + h) = F(c). PROBLEMAS 1. análogamente. Demostrar. Este problema describe una manera ingeniosa de hallar /í b x p dx para 0 < a < b. (a) Utilizando el problema 2-7 demostrar que kp¡np+1 puede aproximarse tanto como se quiera a l/(p + 1).1 ¡~\. t„} para las que todas las razones r = = t/thi son iguales en vez de particiones para las que son iguales todas las diferencias t. que j x* dx = b5¡5. 2. | La figura 14 compara / y F(x) = ¡ f para varias funciones / . /: (b) Demostrar que I xP dx = b ^ / i p + 1). considerando particiones en n subintervalos J0 n iguales y utilizando la fórmula para ^ i3 hallada en el problema 2-6.

2]. Demostrar que f * sen/ j o / -b 1 dt > 0 para todos los x J> 0. 7. Concluir que (c) J bP+i x p dx = — a p +1 p -b 1 5. Obtener sin cálculos (i) (ii) j J x3\ / 1 — x 2 dx. = a • ciln siendo c = — a (b) Si J{x) = x p. utilizando la fórmula del problema 2-5. (x567+ 3) y / 1 — x 2 dx.Integrales (a) 377 Demostrar que para una tal partición P tenemos t. y calcular la integral cuando sea posible. . Decidir cuáles de las siguientes funciones siguientes son integrables sobre [0. demostrar. que U ( f t P) = a*-l{ 1 i=l = (a1* 1 — ¿ p+ i ^ = (b p+ d /» — ap+1)cpln 1 . 6.c~lfn J _ c (P + l)fn " 1 1 -b cl/n -+■•** -b c pin y hallar una fórmula análoga para L ( f P).

x irracional. 0) y (1. . 0). >/jT. si jc es de la forma a +b \ f l para a y b racionales (v) /(* ) = 0. 1 < x < 2. y la verticalpor (2. I —Y . x racional (iv) f (x) = O. x + [jc]. 0). = x 2 y g(x) = x 2— 2x + 4 y el ejevertical. Hallar las áreas de las regiones limitadas por JC3 (i) Las gráficas de /(x) = x 2 y g(x) = — + 2. (No intente el lector hallar j s fx d x \ debería darse cuenta de la manera de adivinar la respuesta utilizando sólo integrales que ya sabe calcular. = x 2y g(jc) = 1 — x 2 y h(x) = 2. 0 < * <1 _x_ 0. si x no es de esta forma. el eje horizontal.Derivadas e integrales 378 í x. O< x < 1 \ x — 2. (iii) (iv) (v) (vi) Las gráficas de f(x) Las gráficas de f(x) Las gráficas de f(x) La gráfica de f(x) = = x 2y g{x) = 1 — x2. (iii) f (x) = x + [*]. 1. (ii) Las gráficas de f(x) = x2 y g(x) = —x2 y las verticales por (—1. (ii) f (x) = I( (vi) /(* ) = (vii) f es la 8. función indicada en la figura 15. Las cuestiones que debe sugerir este ejemplo son consideradas en el problema 22). r = 0 o > 1.

(a) Utilizando el teorema 1 del apéndice al capítulo 8 demostrar que s i / es continua en [a. (Este problema es eminentemente un ejercicio de notación. Si a < b < c < d y f es integrable sobre [a. Demostrar. introducido en el pro­ blema 8-6. 12. (b) Hallar una función / . que m í + m " = inf {/(*i) + g(x2): i < x h x 2 < U\ < m.) 14 . sea PB la partición de [a. Hallar I* ( íc f ^ s ( y ) dy ) dx en términos de J / y J g. (No hay que trabajar demasiado. 11* (a) ¿Qué funciones tienen la propiedad de que toda suma inferior es igual a toda suma superior? (b) ¿Qué funciones tienen la propiedad de que alguna suma superior es igual a alguna suma inferior (distinta)? (c) ¿Qué funciones continuas tienen la propiedad de que todas las sumas inferiores son iguales? *(d) ¿Qué funciones integrables tienen la propiedad de que todas las sumas inferiores son iguales? [Recuérdese que una de estas funciones es f(x) = 0 para jc irracional. integrable en [0. (a) Demostrar que si f es integrable sobre [a. b] y f{x) > 0 para todo x de [a.1] y un e > 0 tales que U U . b] en n interva­ los iguales. así como los resultados del problema 31. b]. . demostrar que / es integrable sobre [b. d].Integrales 379 9.-. 6]. utilizando la notación del teorema 5. c]. 13. f(x) = 1/q para x = pjq fracción irreducible. 10. Pn) — f f y / f — L ( f .i : f > e para todos los n. entonces U ( f. entonces J / > 0 .K ) . 6]. Dado un intervalo cerrado [a. Pn) se Ja Ja pueden hacer tan pequeños como se quiera tomando n suficientemente grande.] Indica­ ción : Hará falta el concepto de conjunto denso. es importantísimo que el lector sepa reconocer una constante cuando aparezca).

.) Indicación: *16. (La interpretación geométrica debe hacer esto muy plausible. utilizar el problema 17 para demostrar que el área de­ limitada por la elipse descrita por la ecuación x2/a 2 + y 2/b 2 = 1 es irab. P = (r0. Toda partición P = {f0.. . (a) = j 1 xn dx. b + c] y viceversa.. t ía r®6 Indicación: Esto puede escribirse J 1/td t = J 1¡t dt.. Sabiendo que el área encerrada por el círculo unidad. Utilizar el problema 17 para demostrar que Sea cnn = J xn dx = cnan+1. . atí].. descrito por la ecua­ ción x2 + y 2 = 1 es 7r... uno de los matemáticos que desarrollaron sus trabajos poco an­ tes de la invención del cálculo infinitesimal.. Demostrar que /.dt. btn} de [b. tn + c) de [a + c.. íw} de [1. b].. Demostrar que í dt + l.. b] y f(x) ^ g(x) para todo x de [a...) 18. Este problema señala otra manera más de calcular J xn dx ... •••> tn) de [a.. fue utilizada por Cavalieri.. Toda partición f17. b] da origen a una partición F = = {t0 + c. Demostrar que fa dX x — c) dx.] 15. entonces f / > f g. [Ahora ya no debería hacer falta Ja Ja advertir que si se trabaja mucho en la parte (b) se está perdiendo el tiempo. f(t) dt = c ) f(ct dt. a] da origen a una partición F = {bt0. y viceversa..Derivadas e integrales 380 (b) Demostrar que si / y g son integrables sobre [a. 19. (Obsérvese que el problema 16 es un caso especial..

serán rela­ ciones de igualdad. k par X V (c) Utilizar ahora el problema 2-3 para demostrar que c„ = \/{ n + 1). cMdn. 1] que sea discon­ tinua en un número infinito de puntos. Bb. etc. P) y U(j. P)—L(f. P)? (b) Supóngase que /»—íi_. si la anchura de estos paraíelogramos se supone que disminuye y que su número aumenta hasta el infinito. y la curva acE.. Cd. Supongamos que f está acotada sobre [a. etc. puesto que fia) < f(x) < f(b) para x en \a. se inscribe un número cualquiera de paraíelogramos Ab. ¿cómo son L(f. b] y que / es continua en todo punto de [a. Demostrar que / es integra­ ble sobre [a. digo que las relaciones últimas en que estarán entre sí la figura inscrita AKbLcMdD. = 8 para todo /.* LEMA II Si en cualquier figura AacE. se completan: entonces. Supóngase que f es no decreciente sobre [a.. bLcm. . etc. la figura circunscrita AalbmcndoE. California. Be. 20. etc. 21. Ce. b].. * Principia de Newton. Obsérvese que / está automá­ ticamente acotada sobre [a. BC. una revisión de la traducción de Mott.. (d) Dar un ejemplo de función no decreciente sobre [0. y los paraíelogramos aKbl. P) = (c) Demostrar que / es integrable. AE. ó] con la excepción de jc0 de {a. por Florian Cajón. Puede ser de interés comparar este problema con el siguiente extracto de los Principia de Newton. 1946. CD.. Berkeley. (a) Si P = [t0. . Dd. b).. Demostrar que U(f. limitada por las rectas Aa. University of California Press. com­ prendidos entre bases iguales AB.d)n dx. tí].+l £ M Ct. paralelos a un lado Aa de la figura. y la figura curvilínea AabcdE.. b]. b]. tn) es una partición de [a. y los lados.381 Integrales (b) El problema 15 demuestra que J xn dx = j (x -f. Indicación: Imítese una de lös ejemplos del texto. b]. Utilizar esta fórmula para demostrar que 2.+ lCnan+l = 2a.

Demostrar que. Ayuda: Trazar una figura como la de la figura 16. se hace más pe­ queño que cualquier espacio dado. Mn. .. ab < /O ) dx -f y que la igualdad se cumple si y sólo si b = fia).. .af ~l{a).\ P) + U(f.D. Supóngase que / es una función creciente con f(0) = 0. Supongamos que f es creciente. .. *22. /„} es una partición de [a. el rectángulo con una de sus bases Kb y como altura la suma de sus alturas Aa. Pero este rectángulo. b]. b > 0 tenemos la desigualdad de Young.382 Derivadas e integrales o A flF C D E Pues la diferencia entre las figuras inscrita y circunscrita es la suma de los paralelogramos Kl. La figura 16 sugiere que (a) Si P = {t0. Y por lo tanto (según el lema I) las figuras inscrita y circunscrita al final se igualan una a otra. es decir (por la igualdad de todas sus bases). 23. Lm. Q. según sugiere la figura 17. P') = b f .\ b ) . es decir. y con mayor razón la figura curvilínea intermedia será al final igual a cualquiera de las dos..E.. puesto que su anchura AB se supone que disminuye hasta el infinito. L { f . sea F = {/_1(/0). el rectángulo ABla.. f b n (c) Hallar I \ fx dx para 0 < a < b. Do. (b) Demostrar ahora la fórmula enunciada arriba. para a. / -1(0}* Demostrar que.

entonces < M para todos f ' /(* ) dx = (b . Demostrar que f * f(x)g (x) dx = /{!. b]. b\. (e) Demostrar que una de estas dos hipótesis para g es esencial. b]. La figura 18 muestra un sector circular con án. b] y que g es integrable y no negativa en [a. El área de este sector es r y . 6] y m los x de [a. En este problema consideramos la gráfica de una función en coordenadas po­ lares (capítulo 4. ó]. De un modo más general.a )f(£ ) (c) para uñ cierto f de [a. cuando se mide 0 en radianes . 6 guio central d.) j ' g(x) dx para up cierto i de [a.a)n (b) para un cierto ¡x con m < p < M. apéndice). supóngase que / e s continua en [a. (a) FIGURA 17 Demostrar que si / es integrable en [a. 25. (d) Deducir el mismo resultado si g es integrable y no positiva en [a. b\r hágase ver mediante un ejemplo que la con­ tinuidad es esencial. Este resultado recibe el nombre de Teorema del Valor Medio para Integrales. Demostrar que si / es continua en [a. b]. entonces f(x ) dx = {b .383 Integrales FIGURA 16 24.

Si P = {fo. definir l{ f. Definimos la longitud d e / en. P) = ^ V (ti .1)2 + [f(ti) . P) representa la longitud de una curva poligonal inscrita en la gráfica d e /( v ^ r figura 20).1)]2- i =1 El número l(f. ó] como el .t i. .. donde la cur­ va es la gráfica.f ( k . en coordenadas polares de la función continua / Demostrar que área A = ^ J * f(d)* dO.. b]. Consideremos ahora la región A de la figura 19.[a.384 Derivadas e integrales (capítulo 15). *26. Sea / una función continua en [a.. ó]. t„} es una partición de [a.

fia)) a (b. (b) S i /e s no lineal.. b]. la longitud de la función lineal es menor que la longitud de cualquier otra. b] tal que t(f. flb)). demostrar que existe una partición P = {a. x] y sea d(x) la longitud del segmento rectilíneo de (a. b]. b ] tal que s es constante en cada (ti-v ¡O 0°s valores s y U pueden ser arbitrarios). con lo que se demuestra que la longitud de / en [a. Demostrar que lim £>{*) = i d(x) Ayuda: Vendrán bien un par de teoremas de valor medio. P) esté acotado superiormente). b} de [a. P)} < inf {U (\f 1 + ( f ')2. con f(a) = c y J{b) = d. (a) Demostrar que si / es integrable sobre [a. /«} óe {a . demostrar que la longitud de / es la distancia de (a. (a) Si / es una función lineal en [a. (Hará falta el problema 4-9). 27. si (g) V T R ñ 5" es integrable en [a. P)} < sup{í(/. /(x)). f(q)) a (x. Si P contiene todos los puntos de P ' y todos los de P”. F ) en comparación con í(f. Si P es una partición cualquie­ ra de \a.. t. f{a)) a {b. p) <u(Vi + cm p)Ayuda: Utilizar el teorema del valor medio. Ayuda: Basta demostrar que si P ' y P " son d os p a rtic io n e s c u a le sq u ie ra. dicho al modo convencional pero irremediablemen­ te incorrecto: «la línea recta es el camino más corto entre dos puntos». b ] se dice que es una fundón escalonada si existe una partición P == {f0. ¿cómo es l(f. Demostrar ahora que sup {i(f.f(b)). entre todas las funciones / en [a. P"). tí\ es J * V i . p) <tu.. y tam- . P)}. Una función s definida sobre [a . tí]. .) (d) Supóngase que / ' es acotada en [a. (e) (f) ¿Por qué es sup{Z/V 1 + ( f ')2. entonces t(f. b]. P) es mayor que la distancia de (a. P ') < U(yJ 1 + ( f r)2. P)? Sea £(x) la longitud de la gráfica de / en [a. P)}? (Esto es fácil).f ( / ') 2. b] demostrar que ' £(vT+17t . (c) Concluir que. b]. entonces para cualquier a > 0 existe una función escalonada s x ^ f con ( f — f st < c. (O.Integrales 385 extremo superior de todos los t ( f P) para todas las particiones P (siempre que el conjunto de todos estos l(f.

/„} una partición de [0. Un dibujo será de inmensa ayuda. que n o siempre es posi­ ble elegir un x que esté en (a. Apli­ car el teorema de los intervalos encajados (problema 8-14) para hallar un punto x en el cual / es continua. (a) Sea P = {/0. b ] tal que j f = j /. b]. Ja Ja (b) Supóngase que para todo e > 0 existen funciones escalonadas s ^ f y s 2 > / tales que f s 2 — f < e. 1] con U(J. (c) Utilizar la parte (b) (y el problema 27) para dar otra demostración del teorema 5. b] entonces / debe ser continua en muchos puntos de [a. bn] tal que sup {/(x):x en /„} — inf {/(x):x en /w) < Ijn. (d) Continúese de esta manera para hallar una sucesión de intervalos /» = [an. pero que satis­ faga f J a f = L(f. (Se puede elegir [alt bx] — [/»_!. ti] de la parte (a) salvo si es / = 1 ó n . (b) Demostrar. b ]. por ejemplo. b].386 Derivadas e integrales bién una función escalonada s 2 > f con f s 2 — f / < e.. El objeto de este problema es demostrar que si / es integrable sobre [a. Demostrar que para algún i se tiene M i — mi < 1. (e) Demostrar que / es continua en infinitos puntos de [a. que j + s 2) = J Sx + J s 2. entonces para cualquier e > 0 existe una función continua £ < f con j f—j g < e. P) para alguna partición P de [a. Recuérdese. b]. Demostrar que existe un número x en [a. sin aplicar el teorema 5. del problema 14. b). J a .. P) — L (j. (c) Hallar una función / que no sea una función escalonada. y en estos dos casos un artificio sencillo resuelve el problema.. Demostrar que si / es integrable sobre [a.. b]. P ) < b — a. *31.) (c) Demostrar que existen números a2 y b 2 con Ox < a% < b 2 < bx y sup {/(x): a2 < x < b 2) — inf {/(x): a2 < x < b 2) < ^. 30. * *32. (a) Demostrar que si s 1 y s 2 son funciones escalonadas sobre [a. Demostrar. Demostrar que / es integrable. b].. *28. Supóngase que / es integrable sobre [a. 29. Indicación: Obtén­ gase primero una función escalonada con esta propiedad y después una con­ tinua. b\. (b) Demostrar que existen números a l y b x con a < < bx < b y sup {/( jc): — inf {/(x): a x bx) < 1 . que f / > 0 si f(x) > 0 para todo x de [a. enton­ ces + s 2 lo es también..

m¡. la g que se elija dependerá del com­ portamiento de f cerca de x 0. Indicación: . (a) Demostrar que M ¡'. De­ mostrar que f es integrable sobre [0. b] y que / es continua en x 0 de [a. y flx) > 0 para algún x (b) Supóngase f(x) >: 0 para todo x de [a.) *36. (b) Hallar inf {(J(/. b] y /(*„) > 0. (b) Demostrar que si / es integrable en [a. *33. Demostrar que / = 0. Demostrar que I / > 0. (Este hecho. P). el lector debe encontrar la manera de hacer pequeñas las sumas superiores. Indicación: Basta hallar la suma inferior L{j. 1] y que f / = 0.Integrales 387 (a) Dar un ejemplo en el que f(x) > 0 para todo jc. S e a /u n a función acotada en [a. b] y = 0 para todas las fun­ ciones continuas g sobre [a. (c) Supóngase que / es integrable sobre [a. y Ifq si x = p/q fracción irreducible. *35.Va a hacer falta el a problema 31. b] y que f(x) > 0 para todo x de [a. Sea ftx) = 0 para x irracional. *37.'< M¡ . Demostrar que f f > 0. tí\ y sea P una partición de [a. para re­ ferencias véase la bibliografía). b] entonces también lo es | f \ . (Todas las sumas inferiores son evidentemente 0. M¡ y m¡ tienen el significado usual y M ¡'y m¡' tendrán el significado análogo para la función | / | . hay una g clara para elegir. (a) Calcular L(f. F): P partición de [0. Indicación: El problema 35 es apropiado. b] y que fg = 0 para aquellas funciones continuas g sobre [a. constituye un lema importante del cálculo de variaciones. Sea f(x) = x para x racional y /(x) = 0 para x irracional. Demostrar que / = 0. (a) Supóngase que / es continua sobre [a. inocente en aparien­ cia. 34. Indicación: Dedúzcase una contradicción si se supone f(x0) > 0 o f(x0) < 0. b]. 1]}. Hallar dos funciones f y g que sean integrables pero cuya composición g ° f no lo sea. tí]. también lo son en- . (Esto fes fácil. 1]. (c) Demostrar que si / y g son integrables en [a. b]. b] que satisfacen además las condiciones g(d) = g(b) = 0. la cual es positiva.) (b) Supóngase que / es continua sobre [a. b\. en realidad ésta fue una de las razones para incluir el pro­ blema 31.m . P) para todas las particiones P de [0.

el problema 1-14 tiene algo que ver.ti-. Supóngase que / y g son integrables en [a. Í =1 (c) Haciendo uso del hecho de ser / y g acotadas. Sean A i. (a) Demostrar que Af. b \ 40.) + Y [ M í' i=1 }. La desigualdad de CauchySchwarz establece que (/» 's(/» (/» (a) (b) (c) Demostrar que la desigualdad de Schwarz es un caso particular de la desigualdad de Cauchy-Schwarz. 0) y su «parte negativa» min(f. Demostrar que / es integrable en [a. entonces (d) | £ f(t) dt | < j * |/(/)| dt. b\ si y sólo si su «parte positiva» max{f.m í](ti . P) . b]. 0) son integrables en [a. Eliminar ahora la restricción de que tenga que ser g(x) > 0 para los x de [a. Sea P una partición de [a. Demostrar que si / es integrable en \a. P) ~ L(fg. b] y que g(x) > 0 para todos los x de [a. b] demostrar que U(fg.).w .' . Dar tres demostraciones de la desigualdad de Cauchy-Schwarz imitan­ do las demostraciones de la desigualdad de Schwarz del problema 2-21. . (Para la última hará falta algo de imaginación). Supóngase que / y g son integrables en [a. de modo que |g(x)| < A f para los jc de [a. *39.'los consabidos su­ premos e ínfimos para f M" y m" los de g y M¡ y m¡ los de fg. P ) < % [Mi'Mi" . b]. 'y /w. b]. t=1 (d) (e) Demostrar que fg es integrable.W 'K í.-. 38. Ayuda: Esto deriva fácilmente de una serie de desigualdades en cadena.Derivadas e integrales 388 tonces ma x ( f g) y min(f. P) n n < M \ ^ rAf. b]. < M¡M"y que m¡ > m¡in" (b) Demostrar que n U (fg . b].L( fg. ¿Tiene que ser necesariamente / = kg para algún A para que la igual- . g).I.

APÉNDICE 1. Demostrar que X — > 90 lim . b] y que para cada i elegi­ mos un punto de [í/-i. x-K» x Jo Ayuda: La condición lim f(x) = a implica que J{t) está próximo a a para x ~ * 00 [N -\-M t > que un cierto N. Se tiene entonces. i¿\. P)- n Una suma tal como 2 /(*<)(<» — U-\) recibe el nombre de suma de Riemann de i=l / para P.Integrales 389 dad se cumpla? ¿Y si son / y g continuas? (d) Demostrar que 0 » ' * a > h ¿Sigue esto siendo válido si 0 y 1 se sustituyen por a y ó? *41. entonces M a/(N + M) se aproxima a a. Supóngase que f es continua y que lim f(x ) = a. Si M es grande en comparación con TV.) < u u . La figura 1 otrece la interpretación geométrica de una suma de Rie- F IG U R A 1 . t„] es una partición de \a. Esto significa que / f(í) dt se aproxima a Ma. SUMAS DE RIEMANN Supóngase que P = {h. claramente K f . P) < £ ¡ /{*<)«< t—1 «<-.í f(t) dt = a.

t¡-1 < ó.. se trata del área total de n rectángulos que quedan en parte por encima y en parte por debajo de la gráfica de /. t¡). DEMOSTRACIÓN Esta demostración. Debido al modo arbitrario en que se han tomado las alturas de los rectángulos no se puede establecer con seguridad si una fb determinada suma de Riemann es mayor o es menor que la integral I f(x ) dx. y de {a. Pero si ya ha leído la demostración del teo­ rema 3. Tenemos entonces. ín} con los ti . TEOREMA 1 Supóngase que / es continua en [a. entonces. .f ( y ) \ < Consideremos ahora una partición cualquiera P = {ío. Dado £ > 0 tómese 8 > 0 de tal modo que para todos los x. t„} es una partición cualquiera de [a. la suma de Riemann tendría que aproximarse a la integral. P) ..].Derivadas e integrales 390 mann. b]. si P = {/o. b] si I* - y\ < 5. ésta no le costará nada ya que de hecho es prácticamente la misma.L ( f.. /. P) < g. . para cualquier suma de Riemann formada tomando x¡ en [//-i. Entonces para todo £ > 0 existe algún 8 > 0 tal que. El teorema que sigue establece esto con precisión... . n S /(*»•)(<< f(x ) dx < e. utiliza el teorema 1 del apéndice al capítulo 8. según se vio en la demos­ tración del teorema 3 (1) Pero también tenemos U if. lo mismo que la de que toda función continua es integrable (teorema 3). Pero lo que sí parece cierto es que los retazos por encima o por debajo no van a importar demasiado.t¡-\ < 8 y un x¡ cualquiera dentro de (t¡-1.. b] con todas las longitudes t¡ . si las bases de los rectángulos son suficientemente estre­ chas. por lo que el lector no interesado puede pasarla por alto. entonces | /(* ) .

(2) y (3). Supóngase que / y g son funciones no negativas continuas en [a. pre que la partición P tenga todas las longitudes t¡ .Integrales (2) 391 £ ( / .*<_!). Supóngase que / y g son funciones continuas en \a. Este problema es parecido. ti]. Consideremos la suma i-1 (. ... Este problema viene a reforzar lo dicho en el párrafo anterior. será preciso hacer uso de la continuidad uniforme. b] tomemos un conjunto de puntos x¡ en [t¡-1.ti ti—l)* Dese cuenta de que esto no es una suma de Riemann de fg para P. Para una partición P.) PROBLEMAS 1. (Omitimos la demostración de esto porque es más bien intrincada y no muy instructiva. P ) < ¿ /(*<)«< .t¡-i de los intervalos de la partición sean suficientemente pequeñas. siempre que todas las longitudes t¡ .<<-0 < W > f ) i'=l y (3) £ (/. | La moraleja de este cuento es que todo lo que se asemeje a una buena aproxi­ mación de una integral lo es realmente. ti] y otro conjunto de puntos u¡ en [t¡-\.1¡-\ suficientemente pe­ queñas. £) < /*/(*) * < U U .) + g(ut) (U . Hemos demostra­ do esto solamente para funciones continuas / . Para una partición P = {fo. P)- La desigualdad buscada es consecuencia inmediata de (1). b]. . considere las sumas ¿ V A * . t„) de [a. pero algo más difícil. que el anterior. pero vale en realidad para cual­ quier función integrable. b].. Demuesfb tre no obstante que todas estas sumas distarán de I fg en menos de e siem­ 2. Ayuda: Estimar la diferencia entre una tal suma y una suma de Rie­ mann.

. de todos los l(f. P) = ¿ V[w(/¿) — u{ti. Para una partición P = (í0. y'2. entonces la longitud de c es CVVM- 4.1)]2 + [z>(¿») . Sea /'c o n tin u a en el intervalo [0o. Considere una curva c dada paramétrica­ mente mediante dos funciones « y ven [a. P). b]. t„} de [a. A i ] . Demostrar que la gráfica d e /e n coor­ denadas polares en este intervalo tiene la longitud Ji o . 0ij. Demuestre que si u ’ y v ' son continuas en [a.y(¿¿_i)]2. si existe. si todos los t¡ .. Ayuda: Haga uso del hecho de que la función raíz cuadrada es uniformemente continua en un intervalo cerrado [0. Defi­ nimos la longitud de c como el extremo superior.t¡-1 son suficientemente pequeños.. b] definimos l{c. b].392 Derivadas e integrales Demuestre que estas sumas quedarán a una distancia menor que £ de f! '//+ g 3. »=1 esto representa la longitud de una curva poligonal inscrita (figura 2).. Nos encontramos por fin preparados para emprender algo de envergadura (compare con el problema 13-26).

entonces . a pri­ mera vista. la integral parece ser un asunto esencialmente bidimensional. 393 Aceptando la validez del teorema 1 para todas las funciones / integrables. En rea­ lidad. En lugar de volvernos a objetos bidimensionales.Integrales 5. . como vamos a ver en este apéndice. Existen cuerpos geométricos muy particulares cuyo vo­ lumen es expresable mediante integrales. Si P = {/o. la integral se presenta en no pocas fórmulas geométricas. APÉNDICE 2. para considerar el caso general haría falta mucho más trabajo. de­ mostrar que la desigualdad de Cauchy-Schwarz (problema 11-40) es una con­ secuencia de la desigualdad de Schwarz. Por ejemplo. ya que. según hemos visto en el apéndice anterior. Esto puede haber sorprendido más. consideran­ do el plano como inmerso en el espacio (figura 1). Además. tn} es una par­ tición cualquiera de [a. obtenido al hacer girar alrededor del eje horizontal la región que queda por encima de [a. b] y se da a m¡ y M¡ respectivamente su significado usual. Para deducir estas fórmulas daremos por sabidos algunos re­ sultados de geometría elemental (y nos permitiremos algunas improvisaciones). empezaremos tratando algu­ nos de tres dimensiones.. en el problema 11-25 se hizo uso de la integral para expresar el área de una región de índole muy distinta. b\ y por debajo de la gráfica de / > 0.. pero su aplicabilidad se extiende a otras muchas situacio­ nes. el problema 11-26 hizo ver que la integral puede ser utilizada también para expresar longitudes de curvas —si bien. El más sencillo de ellos V es un «volu­ men de revolución».. LA INTEGRAL COSMOPOLITA En un principio hemos introducido la integral para hallar el área limitada por la gráfica de una función.

1) < volumen V < r 2 3 Aft2(/t — t ^ ) . i r . y / b F IG U R A 3 La figura 3 muestra un sólido más complicado V obtenido al hacer girar la re­ gión por debajo de la gráfica de/ alrededor del eje vertical (F es el sólido que que­ da cuando partiendo del cilindro grande de radio b quitamos el cilindro pequeño de radio a y el sólido V\ que descansa directamente sobre él).¿ ( / 2. Suponemos en este caso a > 0 así com o/ > 0. En consecuencia. ir S miKti ~~ t i. P) < volumen V < i r .394 Derivadas e integrales T n r i i 2( t i — ¿i_i) es el volumen de un disco que queda dentro del sólido F (figura 2).U ( f . En consecuencia.t¡-1) es el volumen de un disco que contiene la parte de F com­ prendida entre t¡-1 y ti. Del mismo modo. A este método de hallar volúmenes se le llama alusivamente «método del disco». P). 7tAf¡{ti . el volumen de V tiene que venir dado por volumen V = ir j f ( x ) 2 dx. i=l 1=1 Pero las sumas de los miembros extremos de esta desigualdad son precisamente las sumas inferior y superior para / 2en [a. Las figuras 4 y 5 muestran otras formas posibles para F. . b\.

Pero el proble­ ma 1 del apéndice anterior hace ver que cada suma n S »=1 n — U .1). t¿] y altura m¡ o Mi (figura 6). consideramos las «cáscaras» que se obtienen al hacer girar el rectángulo de base O-i.1) < volumen V < T *-i - U .1) FIGURA 6 y X} m iti-i(ti — U-i) »=i . Estas sumas no son ahora sumas inferiores o superiores de nada. Al sumar los volúmenes de estas cáscaras obtenemos r X ) r n ¿ t2 — ¿í_ i 2) < volumen V < »—i jt 2 *—i — /¿_i2).395 Integrales Para una partición P — {to. lo cual podemos poner en la forma ir »-! + ti-i)(ti .U .

puede venir bien un pequeño repaso de fórmulas geométricas elementales. Lo mismo vale para las sumas de la dere­ cha. FIGURA 7 La figura 7 muestra una pirámide recta formada por triángulos de base / y al­ tura s. siendo s la longitud de la arista. tal como se ve en la figura 9(a). La superficie total de las caras laterales de la pirámide es siendo p el perímetro de la base.t¡-1 suficientemente pequeñas. con lo que obtenemos que volumen V = 2 t j xf{x) dx. esto es el llamado «método de la cáscara» para hallar volúmenes. Completando el cono como en la figura 9(b) tenemos £l _ ■?!+•? ri ri . Tomando como base un polígono regular de mu­ chos lados vemos que la superficie lateral de un cono circular recto (figura 8) tie­ ne que ser .396 Derivadas e integrales puede aproximarse tanto como se quiera a j xf(x) dx con sólo hacer las longi­ tudes t¡ . El área de ciertas regiones de superficie curva puede expresarse también en tér­ minos de integrales. Antes de meternos con regiones complicadas.(2wr)s = irrs. Consideremos finalmente un tronco de cono de lado s y radios r\ y ri.

Integrales 397 FIGURA 9 con'lo que _ _ il — --------./« « )]» . la superfìcie lateral es 2 irr2(ii + i) — irriii = itì — 2 — -------. r2i il -f.= iri(ri + r2) .s = ---------r 2 — ri En consecuencia. í„} podemos inscribir una serie de troncos de cono. r 2 — ri Consideremos ahora la superficie engendrada al hacer girar la gráfica de / al­ rededor del eje horizontal.<<_i)! + \ m FIGURA 10 .. como en la figura 10.. Para una partición P = {to. El área lateral conjunta de estos troncos de cono será x ¿ i*=l + /« < ) ] V(/.» r2 — r i .

esto es » *• i= S 1 [ / « i-i) + / ( í .) 2 «i para ciertos x¡ dentro de (í. los problemas de dicho capítulo contendrán numerosos ejem­ plos en que estas fórmulas serán de aplicación. t¡). ) ] V i + /'( * . no alcanzaremos un verdadero adiestramiento hasta que llegue­ mos al capítulo 18. Si bien el capítulo que sigue nos va a revelar el secreto fundamental que permite cal­ cular integrales. Recurriendo al problema 1 del apéndice ante­ rior concluimos que el área de la superficie engendrada es Por el momento estas fórmulas tan impresionantes no nos servirán de mucho al no encontrarnos todavía preparados para el cálculo efectivo de integrales.398 Derivadas e integrales Según el teorema del valor medio. .-i.

Sabemos que si f es integrable. (Si c = a o b.CAPITULO 14 TEOREMA FUNDAMENTAL DEL CÁLCULO INFINITESIMAL Por lás indicaciones dadas en el capítulo anterior.f( c ) . b]. b] por m = / . y F '{c ) . entonces F'{c) se entiende que representa la derivada por la derecha o por la izquierda de F. el lector puede haber adivinado ya el primer teorema de este capítulo. entonces f es continua. ’ /• Si f es continua en c de [a. El resultado es que F es derivable (y su deri­ vada es particularmente sencilla). es bastante natural que nos preguntemos qué ocurre si la función original / es continua. TEOREMA 1 (PRIMER TEOREMA FUNDAMENTAL DEL CALCULO INFINITESIMAL) Sea / integrable sobre [a. entonces F es derivable en c. b] y defínase F sobre [a.) 399 .

Mh = sup {f ( x ) : c < x < c + h }.400 Derivadas e integrales D E M O S T R A C IÓ N Supondremos que c está en (a. el lector podrá suplir las fáciles modificaciones necesarias para c = a o b.h. +‘ / . Entonces F{c + h ) ~ F(c) = / . Definamos mh y M* como sigue (fig. b). F'(c) F(c + h) . Del teorema 13-7 se sigue que mh ‘ h < f c + f < Mh .F{c) h h— ► 0 lim Supongamos primero que h > 0 . Por definición. . 1): rrih = inf {/(*): c < x < c + A}.

mh < F(c + h) . Por ser F(c + A) .Teorema fundam ental efe/ cálculo infinitesim al 401 Por lo tanto. Esta igualdad se cumple para cualquier función integrable. fc— +0 fc**0 y esto demuestra que F'(c) lina h~*0 F(e 4 . solamente habrá que cambiar unos pocos detalles del razonamiento. ^ F (c + h ) -F (c ) mh < -----------:----------.< M h./ / „ / .F(c) h < M h. Si h < 0.A ) .A ) < f*+k f < M h • ( .h) h . puesto que / es continua e n e . la división por A invierte de nuevo la desigualdad. Sea m* = in f {/(*): c 4* h < x < c \. lim m* ** lim M h ** f(c). sea o no continua. Mh — sup {/(*): c + h < x < c}. Entonces m • ( . Sin embargo.F(c) = / / +V = . se obtiene ffih‘ h > F(c + h) — F(¿) > Af* • h. Puesto que h < 0. obtenién­ dose el mismo resultado que antes .

el teorema 1 es interesante en extremo cuando / es continua en todos los puntos de [a. En este caso F es derivable en todos los puntos de [a./ esté definida incluso para x < a. permitiéndonos extender el teorema 1 al caso en que la función = /. exactamente lo mismo que antes. por esta razón son particularmente interesantes el teorema 11-7 y los problemas 11-54 y 11-55.* /. la derivabilidad de F en c queda asegurada por la continuidad de / en c. Obsérvese que en cualquier caso. b].¡ ( c ) ) = f(c). entonces G'(c) = .///■ de modo que si c < a tenemos F'(c) = . Sin embargo. por revelar ciertas propiedades . En este caso podemos escribir - . si / es continua en c.f ( c ) . un sencillo artificio indica lo que ocurre cuando se varía el límite inferior. b] y F' = / • En general./.402 Derivadas e integrales Aunque el teorema 1 trata solamente de la función obtenida al variar el límite superior de integración. es extremadamente difícil decidir cuándo una función dada / es la derivada de alguna otra función. El signo menos que aparece aquí nos viene muy bien. Si se define G por C M . entonces En consecuencia.( .

ya que se­ guí! el teorema l . COROLARIO Si / es continua sobre [a.g(a). la función .tM . /• El teorema 1 tiene un corolario sencillo que con frecuencia reduce los cálculos de integrales a una trivialidad. | La demostración de este corolario tiende. Sin embargo. f ' f = F(b) = g{b) .g(a). b\ y / = g' para alguna función g. '/ • Entonces F = / = g' sobre [a.g V ) ./ . para x = b. b]. Esto se cumple.Teorema fundam ental del cálculo infinitesim al 403 que debe poseer/. f es la derivada de alguna función. a hacer que el corolario parezca inútil: después de todo. a saber. En consecuencia. en particular./. El número c puede calcularse fácilmente: obsérvese que 0 = F{a) = g{a) + c. si f es continua no existe problema. de modo que c = —g{a). entonces f'f. Sea . así pues. ¿para qué hace falta saber que . a primera vista. F(x) = g(x) . existe un número c tal que F = g + c. Así pues.

P o r ejem p lo . L a co n clu sió n d el c o ro la rio 1 se co n fu n d e a m e n u d o co n la d efinición d e in teg ral — m u ch os estu d ia n tes creen q u e íb I / se define p o r : « g ( b ) — g ( a ) . sin n ecesidad de c a lc u la r sum as inferiores y su p e rio re s: r. de m o d o q ue o btenem os.1 —n N a tu ra lm e n te esta fó rm u la se cu m p le so lam ente p a ra "H y — 1.* 2. si y g(x)'-^r j /(*) . si n es un n ú m ero n a tu ra l y g(x) — x n + l/ ( n + 1). p ero si a y b son am b o s p o sitiv o s o am b o s negativos. N o c o n o c e m o s n in g u n a e x p r e s ió n se n c illa p a r a i E l p ro b lem a de c a lc u la r esta integ ral lo estu d ia m o s m ás ad e lan te. p ero esto nos d a u n a b u en a o p o rtu n id a d p a ra a d v e rtir c o n tra un serio e rro r p o sible. de m o d o q u e b n+X an+1 x n dx n -j~ 1 n 1 P a ra c u a lq u ie r núm ero n a tu ra l n . X2 3 Se p u eden tra ta r an á lo g a m en te o tras p o te n c ia s . entonces h ~ n+1 b x ~ n dx y—n+1 = — n -f.404 Derivadas e integrales ja si g es. p o r ejem plo. la función f ( x ) = x ~ n no está a c o ta d a en ningún in terv alo que co n ten g a 0. g(x) = I f S W " - /? E! caso es que p o r su p u esto p o d ría ser posible ten er u na función g co m p letam e n te d istin ta con esta p ro p ied a d . en to n ces g ' ( x ) = f ( x ) . d o n d e g es u n a . entonces g ' ( x ) = X a.

entonces f(x) = g'(x). en la práctica no es mucho más útil). Si / es integrable. til tal que je . En este libro reservamos el nombre para un resultado algo más fuerte (que. pero sabemos esto solamente por el teorema 1. tn) una partición cualquiera de [a. entonces se cumple todavía que /. si / ( je) = 0 para 1 y /(1) = 1.V =g(b). TEOREMA 2 (SEGUNDO TEOREMA FUNDAMENTAL DEL CALCULO INFINITESIMAL) Si / es integrable sobre [a.Teorema fundam ental del cálculo infinitesim al 405 función cuya derivada es /». Según acabamos de decir. Por ejemplo. entonces j l f = g(b) . b]. •••. (¿Por qué no?) Existe también otra razón mucho más importante: Si / es continua. entonces / es inte­ grable. Esta «definición» es no solamente equivocada. donde y no conocemos ninguna función g con esta propiedad. Una razón es que una función puede ser integrable sin ser la derivada de otra función. Según el teorema del valor medio existe un punto ¿ en [ f ^ . pero / no puede ser una derivada. de modo que deberemos volver a la definición de integrales. debe ser del todo diferente —no podemos aplicar el teorema 1. entonces sabemos que í — g' para alguna función g . una función / puede ser de la forma g' aunque / no sea continua. sin embargo.g(a) La demostración.£ ( * ) • DEMOSTRACIÓN Sea P = {/<>. El corolario del teorema 1 es tan útil que es llamado con frecuencia el segundo teorema fundamental del cálculo infinitesimal. sin embargo. La fun­ ción / ( je) = 1/ je proporciona un ejemplo excelente : si jc> 0 . sino inútil. b] y / = g' para alguna función g.

i ”+1 x dx — n + 1 Tn + l n+ 1 n —1.1) <-i í-i de manera que L{fy P) < g{b) . (a y b) ambos positivos o ambos negativos si n < 0.I Hemos utilizado ya el corolario del teorema 1 (o lo que equivale a lo mismo.) Según indicamos en el capítulo 13.g(a) < U(f . P) pora toda partición P.Derivadas e integrales 406 g(*i) - g(U-1) = g'(Xi)(ti - *< _i) Si rm = in f {/(*): í.í*—i) < g (ti) .t i .. .g(a) < y M i(ti .._i < x < *.. m¿(íí . el teorema 2) para hallar las integrales de unas cuantas funciones elementales: í * „ . M i = sup {/(*): ít_! < x < ti] y entonces evidentemente M t i ~ U . Pero esto significa que g(b) ~ g(a) = j * f .}.i ) < g(b) . n obtenemos » « 2 rm(ti — t i . esta integral no representa siempre el área .1) < f( x i ) ( t i - fc-i) < Af¿(íí - es decir.i ) < M i(ti - Sumando estas ecuaciones para / = 1.g ( t i .

entre las grá­ ficas de las funciones . el eje horizontal. Supongamos. que deseamos hallar el área de la región. y las verticales por (a.por la gráfica de la función." ) FIGURA 2 Debe tenerse un cuidado semejante al hallar las áreas de regiones que están limitadas por las gráficas de más de una función—problema que con frecuencia puede requerir mucha inventiva—. la cual viene dada en vez por -(/» + /> dx = (? . indicada eh la figura 3. entonces f a X* no representa el área de la región indicada en la figura 2. si a < 0 < b. para dar primero un ejemplo.Teorema fundam ental del cálculo infinitesim al 407 limitada . Por ejemplo. 0) y (b. 0).í ) + & ' .

. entonces de modo que la gráfica de g queda por debajo de la de f. entonces esta integral da siempre el área limi­ tada por f y g. 1) — área R ( g .408 Derivadas e integrales FIGURA 3 /(*) = *2 y gí*) = *3 sobre el intervalo [0. la cual es Jq x 2 dx - x 3 dx = i . El área de la región que tiene interés para nosotros es. por lo tanto. Si 0 < x < l . b]. aunque f y g sean algunas veces negativas. entonces la región R lt limitada por f y g tiene la misma área que la región R 2.i = i . 1]. En consecuencia. tí]. Esta área podría haberse expresado por Si g(x) < f(x) para todo x de [a. 0. La manera más fácil de ver esto queda indicada en la figura 4. 1). limitada por / + c y g + c. área R{f . 0. Si c es un número tal que / + c y g + c son no negativas sobre [a.

c) — J * (g + c) = / . ------------- =* 0.Teorema fundam ental del cálculo infinitesim al 409 (a) ! +< i.* ( / .« ) • Esta observación es útil en el siguiente problema: Hallar el área de la región limitada por las gráficas de f(x)=x3.' + c (h) FIGURA 4 área R¡ = área R¡ — j * ( f -i. x — 1) = 0. Lo primero que necesitamos es determinar más precisamente esta región. ------------.V s x = 0 . U + ‘)] ■ /.. . * [ ( / + *) .x y g(x) = x*. Las grá­ ficas de f y g se cortan cuando O f3 — r — r 2 X = X% 3 __ v 2 X x o x (x 2 o A 1+ Vs 1 .

para deducir que / —£ ^ 0 /—g< 0 sobre sobre ([1— \Í5]¡2.i ) . 1+V5 / i . pero la integral no suministra en realidad la manera mejor de definir áreas. El deseo de defi­ nir el área fue la motivación. pero también pueden ser comprobadas fácilmente como sigue.( .( . que ( . la fun­ ción / — # no cambia de signo sobre los intervalos ([1 — \/5]/2. [1 + sfS]¡2. por ejemplo. hasta ahora hemos definido solamente las áreas de algunas regiones muy particulares. pero pronto veremos lo esenciales que son para otros fines. sin embargo. El área de la región que nos ocupa es.i . y que se cumplen ciertas propiedades razonables del «área». [1 + v/r5]/2) tenemos x.í»(x ) solamente si x = 0. Puede desconcertar el enterarse de que las integrales no son adecuadas para el mismísimo objeto motivo de su invención.y sobre el intervalo (0. pues. puede ser la determinación exacta de la región. 0) y (0.Derivadas e integrales 410 Sobre el intervalo ([1 — v^5]/2. [1 + v/ 5]/2). Estas observaciones no de­ ben interpretarse como una sugerencia de que el lector haya de considerar que no vale la pena derrochar ingenio en el cálculo de áreas. (0. si bien su lugar apropiado hay que buscarlo en el cálculo infinitesimal avanzado. l 3 — 1 — 12 = —1 < 0 . si bien es con frecuencia el instrumento adecuado para calcularlas. lo mismo en este libro que históricamente. para la definición de la integral. basta por lo tanto observar. [1 + /5]/2). Existen. ó [1 — -f5]!2. uno de los mayores problemas que se encuentran al hallar las áreas de una región.a/5 (*3 — * — X2) dx -f J0 2 [x2 — (x3 — *)] dx. 0) tenemos x " — x > x . El uso más importante de las integrales ha sido ya des- . Puesto que f(x) = . ¡que no incluyen siquiera algunas de las regiones cuyas áreas hemos calculado! Hemos supuesto sencillamente que el área tiene sentido para estas regiones. 2 Según revela este ejemplo. 0).) 3 . problemas más sustanciales de naturaleza lógica.i ) 2 = i > 0.> x:t— x. sino que con ellas quere­ mos indicar que existe un acceso mejor a la definición de área. Estas afirmaciones se desprenden de las gráficas (figura 5).

para resolver una ecuación diferencial es necesario construir una nueva función. El teorema fundamental del cálculo infinitesimal dice que esta ecuación diferencial tiene una solución. que fx* i /(*) = J/a r1 +i — sen2rfdt1 Aunque la notación tiende a ocultar algo el hecho. por ejemplo. es muy importante darse cuenta de que estas funciones se pue­ den combinar. pero la solución depende casi siempre de alguna manera de las integrales. cuyas derivadas pueden hallarse mediante la regla de la cadena. En capítulos sucesivos. y la integral es una de las mejores maneras de hacer esto. para producir todavía otras funciones. Supóngase. si / es continua.Teorema fundam ental del cálculo infinitesim al 411 tacado: si / es continua. / es la composición de las funciones . la integral suministra una función y tal que y'(x) = /(* )• Esta ecuación es el ejemplo más sencillo de «ecuación diferencial» (una ecuación para una función y que encierra las derivadas de y). resolveremos ecuaciones más complicadas. y en varios problemas. Puesto que las funciones derivables suministradas por el teorema fundamental del cálculo infinitesimal van a desempeñar un papel tan importante en nuestro trabajo posterior. al igual que las funciones más corrientes.

Por lo tanto.t En efecto. f(x) = F(C(x)).!-----.sen2 x 3 Si definimos en vez / por ía 1 /(* ) = / 7~T----1 + sen 2T1T ^’ entonces r o) = - i 1 + sen2 * 3 3x\ Si se define / com o la com posición in v e r s a .¿fY J \Ja 1 + sen2 / / entonces / '( * ) = C ' ( F ( x ) ) • F '( * ) .Derivadas e integrales 412 C(x) = x 3 F(x) = y f X -----.!-----. en otras palabras.r2 1 -j.dL j a 1 4. f — F " C.3( r — l_ ^ v Vi» 1 + sen 2 1 ) A nálogam ente. si r /(* ) = Ja / sen x 1 n1 +i — sen 2 1 — i 1 + s en¿ * . f ( x ) = F '(C (x )) • C'(x) = F ' ( x 3) • 3.sen. por ia regla de la cadena. /(* ) = ( T ----.

sen 2 1 es ta m b ién u na co m p o sic ió n .se n 2(sen x ) t = eos 1 4~ se n 2 1 a / 1 4" se n 4 x L a fu nción de asp ecto tan trem endo ’( /o í + w t d0 ftx) 1 di 1 4 . la expresión q u e ap a rece en cim a (o d eb ajo ) del signo integral indica la función que a p a rece rá a la d e r e c h a cu a n d o / se escribe c o m o u n a com posición. 1 -f.sen2 1 / \J a en tonces 1 /'<*) ' COS X) 1 . .f s e n 2(sen x ) -1 g'(x) h'(x) eos x. C o m o ejem plo final.Teorema fundam ental del cálculo infinitesim al g(x) = r J sen h(x) 1 413 1 4. en efecto.— — d t). co n sid erem o s las co m p o sicio n es triples 1 '«■n»íd0 1 sen21 dt.s e n 2 x Según revelan estos ejem plos. P o r lo ta n to /'(* ) F '(F (x)) • F '(x) 1 i i 1 4~ s e n 2 1 4- >dt sen8 1 1 4. f ^ F n F . ’dt.s e n 2 1 q u e pueden escribirse / — F oF oC y g = F o F ° F. 4.sen 2 1 = sen ( í — . 1 4.

e igual que los problemas del capítulo 10. el verdadero trabajo parece que haya consis­ tido en la definición de la integral. 1 * 1 + sen2 x Lo mismo que las derivaciones más sencillas del capítulo 10. estas derivaciones consti­ tuyen simplemente una manera de comprobar que el lector ha captado la regla de la cadena en el contexto algo menos familiar ofrecido por el teorema funda­ mental del cálculo infinitesimal. Como muchas argumentaciones «elementales». estas manipulaciones deben resultar cada vez más fáciles con la práctica ofrecida por algunos de los problemas. enton­ ces f es integrable sobre [a. + sen u . y serán designados por . entonces sup [L (f. b] y de integral superior de / sobre [a. hay un argumento más elemental que el lector puede preferir. g '(*) = 2r 1 . pero tiene la vir­ tud de obligamos a repasar la demostración del teorema 1. sin embargo. En realidad. tan fácil. Si f es una función acotada cualquiera sobre [a.414 Derivadas e integrales Omitiendo las fases intermedias (que el lector puede escribir si todavía se siente inseguro). es completamente falso. b]. se obtiene 1 /(* ) 1+sen ' ( f ~ 1 * ) ' \ Ja 1 + sen2 1 / + sen2 x 3 3x2. b\. Estos números reciben los nombres de integral inferior de / sobre [a./>)} existirán ambos. 1 + s°nl*^ t 1 rf/1 + ^ * I 1 + sen2( T -------d t) W a i + s e n 2. Las potentes aplicaciones que se harán de la integral en los capítulos siguientes dependerán todas del teorema fundamental del cálculo infinitesimal. . cuya demos­ tración fue. aunque / no sea integrable. Para aplicar el teorema 1 a una función continua necesitamos precisamente el teorema cuya demostración no ha sido dada todavía: Si / es continua sobre [a. esto no es del todo cierto. Aunque ya hemos ofrecido una demostración de ese resultado. b]. res­ pectivamente. P ) } e inf {£/(/. b].

si a < c < b. / + l /. Los resultados para integrales constituyen en realidad un corolario de los resultados para inte­ grales superior e inferior. Es en realidad más fácil demostrar que para todo x de [a. . b]. b].a) < L f abf < U J*f < M (b . entonces / es integrable sobre [a. Si h > 0 y y U(x) - U j ’ f. ya que / es integrable precisamente cuando Demostraremos que una función continua f es integrable demostrando que esta igualdad se cumple siempre para funciones continuas. Las demostraciones de estos hechos se dejan como ejercicio. entonces l / > = l / . . entonces m(b ./ y si y u / o7 = u / . / + u / / / . b).DEMOSTRACIÓN Definamos las funciones L y U sobre {a. En particular. / Supóngase jc en (a. puesto que son muy parecidas a las demostraciones correspondientes para integrales. b]. para todo x de [a.Teorema fundam ental del cálculo infinitesim al 415 Las integrales inferior y superior tienen ambas varias propiedades poseídas por la integral. b\ \ el artificio consiste en observar que la mayor parte de la demostración del teorema 1 ¡no dependió ni siquiera del hecho de que / fuese integrable! TEOREMA 13-3 Si / es continua sobre [a.a). b] por L{x) = L / .

< M h.Derivadas e integrales 416 rrih = inf | f(t): x < t < x + h). h~*o y esto demuestra que L'(x) = U'(x) = f(x) para x en (a. de modo que mh • h < L(x + h) .-----------.L(x) ^ U(x + h) . Esto significa que existe un número c tal que U{x) = L(x) + c para todo x de [a. Mh = sup x < t < x + h}. b]. tenemos lim rrih == üni Mh — f{ x ). entonces mh • h < L f * +h f < U f * +kf < M h • h.U(x) mh < ----------. L(x + h) . . Puesto que U{a) = L(a) = 0. Si h < 0 y mh = inf {/(/): x + h < t < x}.L{x) < U(x + h) . M h — sup {f{t): x + h < t < x j. Por ser f continua en x. exactamente igual que en la demostración del teorema 1.< ------------.U{x) < M h ' h o .------------. b). se obtiene la misma desigualdad.

En particular.f . f(x ) — 1 si x > 1. si F(x)= J * />¿en qué puntos x es F (x') “ /(*)? [Precaución: puede ocurrir que F'(x) = f(x). donde F(x) = j . dt.7 : 1 = dt. b]. | PROBLEMAS 1. aún no siendo f conti­ nua en x ] (i) f(x ) — 0 si x < i. Ji5 \ J 8 l .T d t)d y . b]. j (ii) F(x) 1+se„*<+(*¿í- (üi) F(x) = [ ’ ( [ ' 1 . . de modo que U{x) — L(x) para todo x de [a. Para cada una de las f siguientes. Vde F~l(x). j lJ ( [Hallar (F~l)\x) en términos (viii) F ~ \ donde F(x) = {* .f 2 + s e n 2 í / (iv) F(x) = J ‘ W F<X) = [ \ + t' + s c n > t (vi) F(x) = sen sen ( ^ J sen8 1 d i j dy^. U f * f = U(b) = U b ) = L / > .dt.Teorema fundam ental del cálculo infinitesim al 417 el número c debe ser igual a 0. y esto significa que / es integrable sobre [a. Hallar las derivadas de cada una de las funciones siguientes: (i) J = F(x) — sen8 1 dt. f* 1 \ (vii) F ~ l. l 1 1 + í2 + sen2 1 X dt.] Jo v i —t2 I 2.

0.Derivadas e integrales 418 i i * FIGURA 6 (ii) f(x) = O SÍ X < 1. 4. / ( jc) (v ii) / e s la fu n c ió n (v iii) / ( jc) Sea / in te g r a b le e n = 1 si jc = ir r a c i o n a l . Demostrar que los valores de las expresiones siguientes no dependen de x. c n u n p u n to d e de N . b ) / ( jc) = O en lo s d e m á s c a s o s . (b) Si / es derivable en c. b\. . (iv ) / ( jc) = O s i x es (v ) f{x) = 0 si jc < O.3 y Proporcionar una demostración o bien poner un contraejemplo para cada una de las proposiciones siguientes: (a) Si / es derivable en c. (iii) f{x) = O SÍ X 1. 3. Un p a r a a lg ú n [a. (a. (v i) f(x ) = 0 s i jc < O. in d i c a d a e n l a f ig u r a 6 . (c) Si / ' es continua en c. f{x) = 1 SÍ X = 1. entonces F es derivable en c. / ( jc) = f(x) = x = si jc > x 1 ¡q s i = p /<7 f r a c c i ó n i r r e d u c i b le . entonces F ' es continua en c. entonces F ' es continua en c. 1 / [ 1 / jc] s i jc > 0. f{x) = 1 SÍ * > 1.

■ ') • *10. /(* ) = < * <0. ¿Es derivable en 0 la función F(x) = ginas 243 y 244. j ' (X) f g = $(/(*))• *9. Demostrar que para todo x > 0 tenemos / .. Sea x icos .) 6. Supóngase que / es derivable con /(O) = 0 y 0 < / ' < 1. Supóngase que f y g son funciones derivables que satisfacen .) 7.( /. x 0 x ** 0.. ' 8.> . Hallar una función g tal que (i) (ii) tg(t) dt = x + x 2. Demostrar que g(0) = 0. (Tener en cuenta que g no se supone continua en 0. Hallar (/-*)'(0)si (0 /(* ) = j * 1 + sen(sen /) dt. j* tg(t) dt = x + x 2. Hallar una función continua / que satisfaga í'/= (/«)* + c.419 Teorema fundam entaI det cálculo infinitesim al (ü) £ dt. ? Ayuda: Echar una ojeada a las pá­ . (ü) /(* ) = I* sen(sen / ) d/. (No intente el lector calcular f explícitamente. Vi — 5.

Se dice que una función f es periódica. Hallar j \ f x dx.) *16. Hallar una función / tal que f " \ x ) = 1/«/1 + sen2 jc. Utilizar el problema 13-24 para demostrar que 1 dx < -■ V i + *2 “ 7 ri/2 h x V3 dx < i < Jo Vx X* « 12. (Este problema debe ser fácil. Demostrar que / es perió­ dica si y sólo si f(a) =«? /(O). Hallar F'( jt) si F(x) — j xf{t)dt. haciendo uso del problema 12. no se interprete mal la palabra «hallar». *13. a]. encontrando simplemente una función / con / ' ( jc) = 'ifx. 17. . Aplicar el problema 13 para demostrar que / 0V O ) O . [La solución no es xf(x)\ se debe practicar una manipulación evidente con la integral antes de tratar de hallar F'.u) du = dt) du.420 Derivadas e integrales 11. Demostrar que si / es continua.v ) 2du = 2 d tjd u ^ jd u t 15. pero que lo sea f . (c) Supóngase que /' es periódica con período a. (a) Si / es periódica con período a e integrable sobre [0. Cotejar después con el problema 13-22. y aplicando el segundo teorema fundamental del cálculo infinitesimal. Aplicar el teorema fundamental del cálculo infinitesimal y el problema 13-22 para deducir el resultado enunciado en el problema 12-18. demostrar que f a f b+a Jo f = Jb f Para todo b- (b) Hallar una función / que no sea periódica. con período a. entonces /„*/(«)(* . f * Indicación: Derívense ambos miembros. si f(x + a) = / ( jc) para todo x. **14. Indicación: Elegir una g periódica para la cual pueda asegurarse que /(•*) = f u g no sea periódica.] 13.

entonces F'{x) = h(g(x))•g'(x) — h(f(x))•f(x). Aplicar el teorema fundamental del cálculo infinitesimal y el teorema de Darboux (problema 11-54) para dar otra demostracióñ del teorema de los valores intermedios. Demostrar que si h es continua.> A(/) <¡t. Cada uno de los puntos de C puede unirse a un punto de C\ me­ diante un segmento vertical y a un punto de C2 mediante un segmento ho­ rizontal.Teorema fundam ental del cálculo infinitesim al 421 Ci 19. 22. 20. (b) De un modo más general. Sean Ci. (a) Hallar las derivadas de F(x) = J \ 1/tdt y G(x) = 1jtdt. tal como se indica en la fi­ gura 7. Diremos que C biseca a C\ y C2 si las regiones A y B tienen áreas iguales para todo punto de C. (b) Dar ahora una nueva demostración para el problema 13-16. r > 0 y C es la gráfica de f(x) = 2jc2.. hallar C2 si C\ es la gráfica de f(x ) = x a y C es la gráfica de f(x ) = cxa para un cierto c > 1. (a) Si Ci es la gráfica de J{x) = x2. *21. C y Ci curvas que pasan por el origen. hallar Ci de tal modo que C biseque a Ci y Ci. con una constante ya sea como límite inferior o como limité superior de integración.. / y g son derivables y = /. . Indicación: Inténtese reducir esto a los dos casos que se saben ya tratar. x > 0.

entonces y es una solu­ ción de (*). Hallar la solución y que satisface y(0) = — 1.x . (c) Hallar qué condición debe satisfacer y si [En este caso #(/) = 1 + t y /(/) = 1 + f2. recíprocamente. Demostrar que si la función y satisface la ecuación diferencial (*) #(yC*))-. (b) Demostrar.c para todo x de este intervalo. 25.) (e) Hallar todas las funciones y que satisfacen y{x)y’{x) = .422 Derivadas e integrales 23. 1] y 7(0) = 0. Demostrar que para todo x de [0. entonces existe un número c tal que (**) G(y(x)) = F(x) 4. 1] tenemos Demostrar que la hipótesis 7(0) = 0 es necesaria. (d) Hallar qué condición debe satisfacer y si (Recurriendo al problema 12-11 se verá que existen funciones que satis­ facen la ecuación resultante. En el problema 10-17 hemos hallado que la derivada de Schwarz f" {x ) _ 3 /'(* ) 2 \f'(x ) ) . *24. Supóngase q u e / ' es integrable en [O. que si y satisface (**).y'U) = /(*) para todo x de algún intervalo. (a) Supóngase G' = g y F' = f.] Después «resolver» las ecua­ ciones resultantes para hallar todas las soluciones posibles y (ninguna de las soluciones tendrá R como dominio). Ayuda: Problema 13-40.

entonces también existe f (d) Explicar por qué J Ir o g. (Obsérvese. Supongamos ahora que / es una fun­ ción cualquiera cuya derivada de Schwarz se anula. El límite lim I /. (b) Aplicar el problema 13-16 para demostrar que l / x d x no existe. siempre que existan estas dós integrales impropias.x3/2 dx. Ayuda: Considerar u —f y aplicar el problema anterior. se designa por I / ( o í f(x)dx). 1/(1 + x-)dx existe. (b) Explicar por qué no existe lim I Y —» x y —Y f se defíne de manera no evidente: f.3 es una función constante. TT *28. rx rae rao *26. Indicación: Separar* esta m- tegral en 1. dx. j (a) Determinar x r dx. si r < -1. r H. sin embargo.Teorema fundam ental del cálculo infinitesim al 423 se anulaba para flx ) = (ax + b)/(cx + d). (a) / ”2/ f . si existe. Demostrar que si 0 < < f{x) para todo x > 0. y se le da el -Y-**Ja Ja Ja nombre de «integral impropia».x-)dx existe. (b) / tiene la forma j\x ) = {ax + b)/{cx + d).) f • '" ‘V x dx. como lim Y -» —x j Pero otro tipo de integral impropia es f f +f 1/(1 H. Decir si existen o no las siguientes integrales impropias: 1 ® /. V l+x* ® / . (a) Explicar por qué j Y í /. reo (iii) / Jo Xv dx. La integral impropia f y —x f se defíne de la manera evidente. In­ dicación: ¿Qué se puede decir de I 1¡x dx? Jl r(c) Supóngase que f{x) > 0 para j > 0 y que existe I /. 27. y \ ° x d x sí existe. que .

ad em ás. 1] y l i m / ( x ) existe. E ste lím ite se d esig n a p o r í 1¡ v ' l x d x . rN roo / existe. (b) H a lla r f Jo x r dx si — 1 < /• < 0. (e) In v e n ta r una definición raz o n ab le de ( 1 — x . 1]. h a lla r f J f(x) d x ü (u n a vez d ec id id o cu á l d ebe ser el significad o de esto). ra (c) A p lic a r el p ro b le m a 13-16 p a ra d e m o stra r q u e x JO ~1 d x no tiene sen- tid o . de c u a l­ q u ie r m a n era que se defina /(O). entonces existe lim N —►x r s+i D em o stra r. J —N rN / y lim W-»oo J —N / existen am b o s y son J .N - roo iguales a J —OO /.) *29.424 Derivadas e integrales roo (c) D e m o stra r que si J -oo . y d e m o stra r que los lím ites existen-. c a lc u la r lim x f í *-»0+ Jx * x-*Q *31. In d ic a c ió n : existe J -1 (1 + jc| ~ Xf. h a lla r lim I c— *0r Je 1f ^ f x d x . c o m b in a r las dos exten sio n es po sib les del co n cep to de integral. a:-*0+ ¿t. E x iste o tro tip o de «integral im propia» en la cu al el in terv alo está aco tad o . lim x dt. ni siq u iera co m o lím ite. (a) Si / es c o n tin u a en [0. ¿P u ed e d a r el le cto r u na g en eralizació n razo n ab le de estos hech o s? (Si no es ca p az de h acerlo e n c o n tra rá b astan te dificu ltad tra ta n d o estos casos p articu la re s. finalm ente.y ' r . p a ra r = — 1 el fallo está en a m b o s sitios. " au n c u a n d o la función f ( x ) = 1 / v ' l T no esté ac o ta d a sobre [0. «]. (b) D e m o stra r q ue j x r dx n u n ca tiene sen tid o . (a) Si f ( x ) = \ ¡ \/~ x p a ra 0 < x < 1 y f { x ) = 1/jc2 p a r a x > 1. (D istin g u ir los casos — 1 < r < 0 y r < — 1. p ero la f u n c i ó n no está a c o ta d a : (a) Si a > 0.d x co m o su m a de j d os lim ites. que lim / y es igual a / /.dx r? ¿C ó m o es (1 ¿ P o r q ué c o m p a ra d o con (1 — x zy i/2 p a ra — 1 < x < 0? 30. (d) In v e n ta r una definición raz o n ab le de Ja \x\r d x p a ra « < 0 y ca lc u la rla p a ra — 1 < r < 0. c a lc u la r (b ) Si / es in te g ra b le en [ 0. E n u n o de los caso s el fallo está en 0 y en el o tro en o o .) . Jx t E s posib le.

CAPÍTULO 15 LAS FUNCIONES TRIGONOMÉTRICAS Las definiciones de las funciones sen y eos son considerablemente más útiles que lo que se pudiera sospechar. ya que van a ser sustituidas en seguida por las definiciones formales que realmente vamos a usar. como en la representación de la figura 2. las cuales no deben ser examinadas con dema­ siado espíritu crítico. En geometría elemental. un ángulo es sencillamente la unión de dos semirrec­ tas con un punto común inicial (figura 1). /. Por esta razón. 425 . figura t Más útiles para la trigonometría son los «ángulos dirigidos».) de semirrectas con el mismo punto inicial. los cuales pue­ den ser considerados como pares (/.. este capítulo empieza con algunas definiciones informales e intuitivas.

apenas hemos em- . A pesar de la aureola de precisión que rodea el párrafo anterior. FIGURA 3 FIGURA 4 Puesto que cada semirrecta corta al círculo unidad exactamente una vez. un ángulo dirigido queda descrito. un ángulo dirigido queda totalmente descrito mediante la segunda semirrecta (figura 3). mediante un punto ( jc.426 Derivadas e integrales Si para /t elegimos siempre la mitad positiva del eje horizontal. y) con x 2 + y2 = 1. el seno del ángulo se define como y. De hecho. no hemos terminado todavía con las definiciones de sen y eos. aún más sencillamente. y el coseno como jc. mediante un punto sobre el círculo unidad (figura 4). El seno y el coseno de un ángulo dirigido pueden ser definidos ahora como sigue (figura 5): Un ángulo dirigido queda determinado mediante un punto (x. es decir. y) con x 2 + y 2 = 1.

Aunque puede estar claro lo que en­ tendemos por ángulo de 90 ó 45 grados. que deno­ taremos por sen°. La «medida en radianes» parece ofrecer el remedio para los dos defectos men­ cionados. El ángulo diri- . y esta ambigüedad se sigue extendiendo de intento. no está del todo claro qué cosa es un án­ gulo de. Un ángulo «todo alrededor» se asocia a 360. no es probable que este sistema. etc. El ángulo asociado de esta manera al número x recibe el nombre de «ángulo de x grados». Aun cuando se pudiera obviar esta dificultad. 0) y que se dirige hacia P en sentido contrario al de las agujas de un reloj (figura 7). \ f l grados. de manera que un ángulo de 90 grados es también un ángulo de 360 + 90 grados. lo que queremos definir es sen x y eos x para cada número x. El ángulo de 0 grados es el mismo que el ángulo de 360 grados. elíjase un punto P sobre el círculo unidad tal que x sea la longitud del arco de círculo que empieza en (1. Dado un número cualquiera x.Las funciones triqonométricas FIGURA 5 427 FIGURA 6 pezado. El método más antiguo consiste en «medir ángulos en grados». El pro­ cedimiento corriente para hacer esto depende de asociar un ángulo a cada número. Se puede ahora definir una función. etc. como sigue: sen°(x) = seno del ángulo de x grados. al depender como depende de la elección arbi­ traria de 360. un ángulo de «mitad de vuelta» se asocia a 180. un ángulo de «un cuarto de vuelta» a 90. por ejemplo. Este enfoque presenta dos dificultades. sería pura casualidad que la fun­ ción sen° tuviera propiedades matemáticamente agradables. conduzca a resultados elegantes. (figura 6). Lo que hemos hecho ha sido definir el seno y el coseno de un ángulo dirigido.

no lleva ningún distintivo que indique que es «en grados» o «en radia­ nes». antes de hacerlo. podemos definir „ 2irx tt x sen x = senr ---. pero esta notación es completamente confusa. conviene hacer unas cuantas advertencias.= sen1'----360 180 Pronto abandonaremos el superíndice r en senr. Si se tiene duda acerca del significado de» la notación «sen jc» se suele preguntar: «¿Está x en grados o en radianes?» . puesto que queremos tener sen° 360 = senr 2n. Una función senr puede ahora definirse como sigue : senr(x) = seno del ángulo de x radianes. el ángulo de x radianes y el ángulo de 2n + x radianes son idénticos. ya que senr (y no sen”) es la única función que nos interesa . un número x es simplemente un número.428 Derivadas e integrales gido determinado por P recibe el nombre de «ángulo de x radianes». Las expresiones sen° x y senr x se escriben a veces sen x° sen x radianes. Puede adoptarse fácilmente este mismo método para definir sen°. Al ser 2n la longitud total del círculo.

adictos al rigor. por lo tanto. iniciamos la definición rigurosa de las fun­ ciones sen y eos. El área de S debería ser x¡2n veces el área interior al círculo unidad. 0) y P.0) has­ ta P . si no fuera por el hecho de que el no tomarlas en consideración conduce a soluciones incorrectas de ciertos problemas (en el problema 19 se da un ejemplo). FIGURA 9 . definir eos x y sen x como las coordenadas del punto P que determina un sector de área jc/2 . este arco contiene así jc/2ir de la longitud total 2rr de la circunferencia del círculo unidad. más exactamente. Aunque la función senr es la función que deseamos designar simplemente por sen (y utilizarla de aquí en adelante exclusivamente). la cual damos por supuesto que es n . es también fácil reformular la definición en términos de áreas. Aunque la longitud de una curva ha sido definida en varios pro­ blemas. La primera definición identifica n como área del círculo unidad. S está limi­ tado por el círculo unidad. estas ooservaciones serían dispen­ sa re s.) Supongamos que x es la longitud del arco de círculo unidad desde (1. como dos veces el área de un semicírculo (figura 9). así pues.Las funciones trigonométricas 429 pero lo que se quiere decir es: «¿Se trata de sen' o senr?» Incluso para los matemáticos. y la semirrecta por (0. la misma definición de senr encierra una dificultad. Designemos por S el «sector» indicado en la figura 8. S debe tener por área x x -----7T = -* 2T 2 Podemos. La definición propuesta depende del concepto de longitud de una curva. el eje horizontal. (En el pro­ blema 28 se esboza un tratamiento en términos de la longitud. Basados en estas observaciones.

t2 dt. y la semirrecta por (jc. para definir las fun­ ciones trigonométricas será necesario empezar definiendo sen x y eos x solamente para 0 < x < ir. el eje horizontal. Se da el caso de que esta misma fórmula vale también para —1 < x < 0. s / 1 — x2). Si 0 < x < 1.430 Derivadas e integrales DEFINICIÓN * = 2 • J _X x V i . para —1 < x < 1. (Esta definición no se ofrece simplemente como ornato.) La segunda definición está destinada a describir. En este caso (figura 11) el término x V i — x2 2 es negativo.x 2 dx. el área A{x) del sector limitado por el círculo unidad. . y representa el área del triángulo que debe ser restado del término £ V i . esta área puede expresarse (figura 10) como la suma del área de un triángulo y el área de una región por debajo del círculo unidad: x v T 2 t2 dt.

x 2 + (1 .V i — x 2l c* i 1 '. entonces ¿ (i) = * V ^ ~ ** + f' V i - t1 it.x2 Obsérvese también (figura 12) que sobre el intervalo [—1.x2 -1 2 V i .2** . 1 i.x 2) ' - 2 V i — v T X > es —— 2 = = x • —— ___ 1 2 — V i — x2 X2 i .v r = 7 * V 1 — x2 ~ 2*2 .431 Las funciones trigonom étricas DEFINICIÓN Si —1 < x < 1. 1] la función A de­ crece a partir de .2(1 . Obsérvese que si — 1 < x < 1.*2) 2 V i . entonces A es derivable en x y (aplicando el teorema fundamental del cálculo infinitesimal).

DEMOSTRACIÓN Si B = 2A. en otras palabras. entonces eos x es el único número de [—1. Este recurso tácito al teorema de los valores intermedios es crucial si queremos que sea precisa nuestra definición preliminar. entonces cos'(x) = — sen x. eos es precisamente la inversa de B. En otros términos: DEFINICIÓN Si 0 < x < 77. sen x) sobre el círculo unidad que determina un sector cuya área es x/2 (figura 13). y también del hecho de que su derivada es negativa sobre (— 1. Una vez hecha.i) = o + r v i . y de que A toma los valores 0 y -/2. en realidad. Para saber que existe un número y que satisface A{y) = jc/2. sen'(x) = eos x.4(eos x) = x/2 puede escribirse B (eos x) = x.t*dt = | hasta A( 1) = 0. 1). nuestra definición.Derivadas e integrales 412 a ( . Para 0 < x < n queremos definir eos x y sen x como las coordenadas de un punto P = (eos x. y sen x = V/ 1 — (eos x) 2. Hemos calculado ya . y justificada. podemos ahora proceder muy rápidamente. 1] tal que A (eos x) x 2. entonces la definición . TEOREMA 1 Si 0 < jc < -. Esta definición requiere. utilizamos el hecho de que A es continua. Esto se sigue directamente de la definición de A. unas cuantas palabras de justificación.

.• ---. mt.** En consecuencia. . . Puesto que sen X * V i — (eos *)2.x 1’ de lo cual deducimos que B'(x) = V i ... obtenemos también ..433 Las funciones trigonométricas 1 A '(x ) 2 V i . I ..... ---2 V i — (e o s * )2 sen* ** COS<*. v 1 —2 eos * • cos'(*) eos * sen * sen (*) = ... . cos'(*) * (B ~ l)'{x) 1 B '( B ~ l(x)) 1 1 V i — (c o sa :) 2 sen*.

434 Derivadas e integrales L a info rm ació n co n ten id a en el teorem a 1 pu ed e ser u tiliza d a p a ra tra z a r las gráficas d e sen y eos sobre el in terv alo [0. E s fácil ver que — t2 dt — Jo de m o d o que p odem os e sc rib ir tam bién V i — t 2 dt. . 0 < * < ir. eos y = 0 p a ra un y ún ico de [0. A x —} (eos x ) 2 significa que A{ 0) = y 2 de m o d o que t 2 dt. observem os q u e la d efinición d e eos. P uesto que c o s '( * ) = — sen x < 0. rr]. sen ir ir 2 FIGURA 15 la fu n ció n eos decrece desde eos 0 = 1 h asta eos n — — 1 (figura 14). E n c o n se­ cu en cia. n-]. P a ra h a lla r y .

. ir] hasta sen ir = 0 (figura 15). FIGURA 16 La figura 17 muestra las gráficas de sen y eos. 0 < x < x /2 x /2 < x < x. eos x = eos x'. y des­ pués decrece sobre [n/2. (2) Si x = 2irk + x' para algún entero k y algún x' de [0. Los valores de sen x y eos x cuando x no está en [0. n] se calculan muy fácil­ mente mediante un proceso de yuxtaposición en dos fases: (1) Si ?r < jc < 2jt. eos x = cos(2x x). entonces sen x = sen x f. <0. 2ir]. n¡2] desde sen 0 — 0 hasta sen x/2 = 1. de modo que señ crece sobre [0. definidas ahora sobre todo R.Las funciones trigonométricas 435 y= Tenemos ahora sen'(*) = eos x > o. La figura 16 muestra las gráficas de sen y eos sobre [0. 2ttJ. entonces sen x = — sen(2x — x).

Por ejemplo. debemos ahora compro­ bar que siguen cumpliéndose las propiedades básicas de estas funciones.Derivadas e integrales 436 Una vez extendidas las funciones sen y eos a todo R. Esto resulta fácil en la mayoría de los casos. cos'(x) = — sen x . No es tampoco difícil demostrar que sen'(x) = eos x. de modo que sen'(x) = — sen/ (2'7r — x) ■( — 1) = cos(2x — x) = eos x. si x no es múltiplo de n. entonces sen x = — sen(27r — *). está claro que la ecuación sen2 x + eos2 x — 1 FIGURA 17 se cumple para todo x. Por ejemplo. si jt < x < 2?r. .

que se dán en el próximo teorema (no. basta solamente aplicar el teorema 11-7 para concluir que las mismas fórmulas se cumplen también en este caso.es necesario aprender de memoria el enunciado del teorema ya que los resul­ tados se pueden volver a deducir en cualquier momento). . F IG U R A 18 Las demás funciones trigonométricas corrientes no presentan absolutamente ninguna dificultad. sen x / Las gráficas se han dibujado en la figura 18. Seríaconveniente que el lector tra­ tara de convencerse de que es posible predecir los rasgos generales de estas gráfi­ cas a partir de las derivadás de estas funciones. Definimos sec x tan x cscx cot x eos x sen x x 9 * toe + ir/2 . eos x 1 ■-j£--sen x eos x x kw.Las funciones trigonom étricas 437 Si x es un múltiplo de ¡r recurrimos a un artificio.

la mayor obtener es n. [0 . entonces cosec'(x) = — esc x ctg x. se derivan también fácilmente. modo que hace falta restringir­ longitud posible que se puede eligen son (figura 19) tt/ 2] para sen.) La inversa de la función f(x ) = sen x. D E M O ST R A C IÓ N Se deja para el lector. tg'C'x) = sec2 x. t ] T 2 I (Las inversas de las demás funciones trigonométricas son de tan raro uso que ni siquiera las vamos a estudiar aquí. para eos. ctg'(*) = "" cosec2 x. y los intervalos que generalmente se [ —x /2 . ( —tt/2. x / 2) para tg. de las primero a intervalos convenientes.438 Derivadas e integrales TEOREMA 2 Si x kn + jt/2 entonces sec'(x) = sec x tg x.) | Las inversas de las funciones trigonométricas Las funciones trigonométricas no son uno-uno. Si jc kn. (Se trata de un simple cálculo. —tt/ 2 < x < tt/2 .

afetg es uno de los ejemplos más sencillos de función derivable que está acotada a pesar de ser uno-uno sobre todo R.Las funciones trigonométricas 439 se designa por arcsen (figura 20). La inversa de la función h{x) = tg x. La inversa de la función eos x. —tt/2 < x < v/2 j F IG U R A 21 se designa por arctg (figura 22) . La notación sen-1 se evita porque arcsen no es la inversa de sen (la cual no es uno-uno). . 0 < x < ir (a) FIGURA 20 se designa por jurceos (figura 21). el dominio de árceos es [—1. el dominio de arcsen es [— 1. la notación sen-1 tiene además la desventaja de que sen-1(x) podría ser interpretado como 1/sen jc. 1]. sino de la función restringida / . 1].

en consecuencia cos(arcsen x) es la longitud del otro lado. la figura 23 muestra un ángulo dirigido cuyo seno es x.expresiones tales como cos(arcsen x). FIGURA 23 TEOREMA 3 Si — 1 < jc < 1. Un pequeño dibujo es la mejor manera de recordar las simplificaciones correctas. y no encierran en absoluto funciones trigonométricas. pues. a saber. s / 1 — jc2. en la demostración del próximo teorema no vamos a recurrir a estos dibujos. Sin embargo. Por ejemplo.Derivadas e integrales 440 FIGURA 22 Las derivadas de las funciones trigonométricas inversas son sorprendentemente sencillas. entonces arcsen' (x) = 1 . el ángulo indicado es. Hallar las deriva­ das es cosa sencilla. pero para expresarlas de forma conveniente tendremos que simplificar. sec( arctg x). un ángulo de (arcsen jc) radianes.

cos(arcsen jc ) = jr * .c) = 1 nr\*)) = i sen'(arcsen * ) 1 cos(arcsen x) Ahora bien [sen(arcsen jc)]2 + [cos(arcsen jc ) ]2 = 1. arctg'(jc) « (k l)'(x) 1 “ ¿'(A -K *)) . La demostración de la tercera fórmula es como sigue. La segunda fórmula ha sido ya establecida (en la demostración del teorema 1). por lo tanto. [La raíz cuadrada positiva debe tomarse porque aresen jc está en (—tt¡2.] Esto demuestra Ja primera fórmula. de modo que cos(arcsen jc) > 0. Es también posible imitar la demostración de la primera fórmula.Las funciones trigonom étricas 441 -1 á rceo s'(x ) = v r ^ Además. es decir. ejercicio con­ veniente si aquella demostración presentara alguna dificultad. para todo x se tiene 1 arctg'(x) — 1 -h x* DEMOSTRACIÓN arcsen'(. x * 4 [cos(arcsen jc ) ]2 = 4 1 — 1 . n/2).

. | La demostración tradicional de la fórmula sen'(x) = eos jc (totalmente distinta de la dada aquí) se esboza en el problema 27 Esta demostración depende de establecer primero el límite . con lo cual queda demostrada la tercera fórmula.. Se sigue que [ tg ( arctg x)]2 + 1 = sec2( arctg *). h->o h y la «fórmula de la suma» sen (a: + y) — sen x eos y + eos x sen y.= 1.442 Derivadas e integrales 1 tg '( arctg x) 1 sec2( arctg *) Dividiendo los dos miembros de la identidad sen2 a + eos2 a = 1 por eos2 a se obtiene tg|2 a + 1 = sec2 a. La primera no es más que el caso particular sen'CO) = eos 0. La segunda depende de una hermosa caracterización de las funciones sen y eos. Ambas fórmulas pueden deducirse ahora fácilmente una vez conocidas las deri­ vadas de sen y eos. o x 2 + 1 = sec2( arctg x). sen h lim ------.

Esto implica que f(x) = 0 para todo x. [ ( / ') 2 + / 2]' = 2 ( / ' / " + / / ' ) = 0. De /(0) = 0 y /'(0) = 0 se sigue que la constante es 0 . asi pues. Entonces / = 0. | TEOREMA 4 Si / tiene derivada segunda por todas partes y / " + / = «. LEMA Supongamos que / tenga derivada segunda por todas partes y que / " + / = o. f'(x)2 + f(x)2 = 0 para todo x. /'(O ) = o.Las funciones trigonom étricas 443 Para deducir este resultado necesitamos un lema cuya demostración encierra un hábil artificio. de modo que (f'Y + f2 es una función constante. /(0 ) - . /(O) = 0. Así pues. DEMOSTRACIÓN Multiplicando los dos miembros de la primera ecuación por f se obtiene / ' / " + / / ' = 0. una demostración más directa será dada en la parte IV.

y) = eos x eos y — sen x sen y. entonces f — b ' sen + a • eos. /( O ) = 0. si /(O) = 0 y f ( 0) = 1. . ^"(x) = /" (x ) .f b sen x + a eos x. En consecuencia.b.444 Derivadas e integrales /'(O ) . lo que demuestra que 0 = ¿K*)== fix) — b sen x — a eos x. cos(x 4 . si /(O) = 1 y /'(O) entonces / = eos.a sen x. | TEOREMA 5 Si x e y son dos números cualesquiera.] DEMOSTRACIÓN Sea g(x) — /(x ) — b sen x — a eos x. g ( 0) = 0. entonces sen(x 4 * y) = sen x eos y 4 * eos x sen y. entonces / = sen. Entonces g'{x) = /'(* ) — ¿ eos x -f. para todo x. [En particular.

esto de­ muestra la primera fórmula para todo x y para todo y. es decir.sen(* + y) En consecuencia. /(O) « s e n y .12 . /"(*) = . Puesto que para empezar se hubiese podido elegir cualquier número y. Se sigue del teorema 4 que / = (c o s y ) • sen +• (sen y ) * e o s . § Como conclusión a este capítulo. mencionare­ mos otra manera de abordar la definición de la función sen. : V i . sen(.-. Puesto que aresen'(*) «. La segunda fórmula se demuestra de manera análoga.c + y) = eos y sen x + sen y eos x.x2 se sigue del segundo teorema fundamental del cálculo infinitesimal que aresen x ** aresen x — aresen Ó 1 dt. f ' + f = 0. Entonces /'(* ) = cos(* + y).—7 =¿==== para — 1 < x < 1 . y como preludio al capítulo 17. para todo x. /'(O ) « eos y. V I .445 Las funciones trigonom étricas DEMOSTRACIÓN Para cualquier número particular y podemos definir una función / por /(* ) = sen (x + y).

Y W 1 + x*/ 2. pero no para el estudiante que es a quien van dedicadas. volviendo a obtener.t* la función sen podría ser definida entonces como (arcsen) . Sin embargo.1 y la fórmula para la derivada de una función inversa demostraría que sen'(*) = V 1 — sen2 x. (iv) f(x) = arcsen ( . Eventualmente se podría demostrar que A (eos x) = x¡2. . Hallar los siguientes límites mediante la regla de l’Hópital. A pesar de que buena parte de esta presentación proce­ dería más rápidamente. (iii) f(x) = arctg (tg jc arctg x). Derivar cada una de las siguientes funciones. la razón de las definiciones estaría clara para el autor.1. PROBLEMAS 1. la definición con la cual empezamos. lo cual podría ser definido como eos x. la definición estaría totalmente inmotivada. al final mismo del desarrollo. a veces es muy razonable un enfoque de este tipo. Se seguiría inmediatamente que arcsen (x) = 1 V I . como veremos en el capítulo 17. (ii) f(x) = arcsen( arctg (árceos *)). (i) lim sen x — x + x 3/ 6 x—>0 (ii) lim x-*0 (iii) lim x—>0 sen x — x + x 3 / 6 eos x — 1 -f *2/2 . (i) f(x) = arctg ( arctg ( arctg x)).Derivadas e integrales 446 Esta ecuación podría haber sido tomada como definición de arcsen.

¿Por qué?) (e) f(x) = sen x — x. sin casi ningún trabajo. (a) Hallar /'(O). el esque­ ma sugerirá probablemente la solución. Este problema se resuelve efectivamente sólo discurriendo. ya que determinar el signo de la derivada /'(*) = cos(x2)*2x no es más fácil que determinar directa­ mente el comportamiento de f. Será fácil hallar cuántos puntos singulares tiene / sobre [0. (b) Hallar /"(O). usar la regla de l’H ô­ pital. (El material del apéndice al capítulo !1 servirá par­ ticularmente de ayuda para esta función. es casi seguro que el lector tendrá que.Las funciones trigonom étricas (iv) lim 447 eos x — 1 + x 2/ 2 - i— »o (v) lim *— ♦0 arctg x — x + x 3/3 sen* { x X 7* O x = 0. (Determinar primero el comportamiento de / en (— ít/2. (a) f(x) = sen 2jc.] (d) f(x) = tg x — x. 2*r] considerando la derivada de f. e imaginar cómo tiene que ser la suma. kn + n/2) la gráfica de / ten­ drá exactamente el mismo aspecto. Se podrá entonces determinar la naturaleza de estos puntos singulares hallando el signo de jf en cada punto . jt/2).) . lo cual debe ser verdad ya que / es par. pero en el capítulo 23 sabremos hallar /<*>(0) para todo k. en los intervalos (kn — jt/2. un hecho importante: /'(O ) = 0. 1. [Será probablemente instructivo dibujar primero las gráficas de g ( x ) = sen x y h ( x ) = sen 2x cuidadosamente sobre el mismo par de ejes. [Se puede obtener un esquema bastante aceptable de esta gráfica con sólo utilizar un dibujo de la gráfica de sen.] (c) f ( x ) = sen x + sen 2jc. 4. La fórmula para f(x) indica. sin embargo. En este punto. desde 0 hasta 2*r. salvo cierta traslación. y debe aparecer claramente en la gráfica. (b) /(*) = sen(jc2). Hallar la gráfica de las siguientes funciones.

6* Demostrar la fórmula de la suma para eos.Derivadas e integrales 448 sen* -----. considérese también la magnitud de f para x grande. hallar números A y B tales que a sen x + b eos x — A sen (jc + B) para todo x. deducir fórmulas para sen Ix.j x (0 /(* ) = U. (a) A partir de la fórmula de la suma para sen y eos. (c) Utilizar la parte (b) para hallar la gráfica de f(x) — sen x + eos x. Trazar esta curva poniendo atención particular a su comportamiento para valores de d próximos a 0. (a) Demostrar que tg (* + y) = tg x + tg y 1 — tg x tg y .= eos . Obsérvese que / es par y continua en 0 . dados a y b.= -----> 4 4 2 sen ir eos 1 V3 2 ’*• *• (a) Demostrar que A sen (x + B) puede escribirse como a sen x + b eos x con a y b adecuados.) (b) Recíprocamente. apéndice). (La parte (d) debe capacitar al lector para determinar aproximadamente la localización de los ceros de f . El lector debe también poder determinar qué son a y b. 9. (b) Utilizar estas fórmulas para hallar los valores siguientes de las funcio­ nes trigonométricas (deducidos generalmente mediante razonamientos geométricos en trigonometría elemental): ir tc y /i sen . (Uno de los teoremas de este capítulo suministra una demostración de una línea. La espiral hiperbólica es la gráfica de la función f{0) = a/6 en coordenadas po­ lares (capítulo 4. X 0 x = 0. sen 3x y eos 3jc.) (g) /(* ) = x sen x. eos 2x. *5.

m 9* n m — n. Indicación: Sustituir x por arctg x e y por arctg y en la parte (a). 10. 12. Aunque sólo nos ocuparemos de este tema en las referencias bibliográficas. 11. \ sen mx eos nx dx — 0. demostrar que el valor mínimo de J r (/(*) — a eos nx)2 dx se presenta cuando . Demostrar que aresena + aresen /3 = a rc se n ía V l — /?2 + /3 V i — a 2). ir]. (Utilizar las / x + y \ arctg I ---------J> — xy/ indicando las restricciones necesarias para x e y.Las funciones trigonom étrie >& siempre que x. 7T. y y x + y no sean de la forma fórmulas de la suma para sen y eos. el próximo problema da una indicación de su importancia. m n m — n. Demostrar que si m y n son números naturales. Demostrar que si m y n son números cualesquiera. Estas relaciones son particularmente importantes en la teoría de las series de Fourier. entonces sen mx sen nx sen mx eos nx eos mx eos nx = -^[cos (m — n)x — eos (m + n )x \ = -^-[sen (m + n)x + sen (m — n )x \ = ^[cos (m + n)x + eos (m — n)x].) (b) Demostrar que arctg x -f. (a) Si / es integrable sobre [— jt. 13. eos mx eos nx dx o.arctg y = 449 kn + jr/2. entonces sen mx sen nx dx 0. indicando las restricciones sobre a y / ? .

2. Demostrar que si c\ y di son números cualesquiera.[ i + £ cn eos nx dn sen nxj^ dx n —1 = j AT [/(* )]2 dx — 2w ^ ancn + bnd ^ j + ir n . 3.X ( y + V + * . y bi = di. . cuando (En cada caso. n — 0. n — 1. . obteniendo una expresión cua­ drática en a. . la función particular .l ^ cn2 + d S 'j »*=1 N = f [/(*)]* * .’) n = 1 + x( t e " v i) + t (c" ■ an)! + (dn ~ W ’) ’ demostrando así que la primera integral es mínima cuando = c. 2. sacar a del signo integral.) (b) Definir an = — f r f( x ) eos nx dx. entonces N /:. En otras palabras. bn = . . entre todas las «combinaciones lineales» de las funciones sn(x) = sen nx y cn(x) — eos nx para 1 < n < N.f* f(x ) sen nx dx. . 1.450 Derivadas e integrales y el valor mínimo de j* (f ( x ) — a sen nx)2 dx a sen nx dx.( « '» .

Hallar sen ( arctg x) y cos( arctg x) como expresiones que no encierren funciones trigonométricas. 14. 15. expresar sen u y eos u en términos de x. deducir fórmulas para sen2 x y eos2 x en términos de eos 2x. 21. Si x — tg u/2. Indicación: La solución no es 45.) % (a) Demostrar que sen (x -|. «■].Las funciones trigonométricas 451 eos nx + bn sen nx *(*)-!+ constituye la «máxima aproximación» a / sobre [—n. Indicación: y = arctg x significa que x = tg y = sen y¡eos y = sen yj %/1 — señr y. Ayuda: Hallar primero una fórmula para sen(a + tí) + sen(a . (a) Partiendo de la fórmula para eos Ix. (a) (b) Hallar una fórmula para sen x + sen y (obsérvese que con ello se ob­ tiene también una fórmula para sen x .n¡2) = eos x. (b) Demostrar que x eos - 2 para 0 < 1 + _eos_ X — eos y _ X jc < tt/2. Jo 1 + f2 (b) Hallar 20. 18. (Aplicar el pro­ blema 16. Jo 1 + Hallar lim x sen —. 17. (d) Representar gráficamente f{x) = sen2 x. (Hemos estado constantemente di­ bujando las gráficas de sen y eos como si esto fuera así. m-foo x (a) Definir las funciones sen0 y cos° por sen° (x) = sen (jtx/ 180) y cos° (x) = . (c) Utilizar la parte (a) para hallar f sen2 x d x y / ' eos2x dx.— dt. las soluciones deben ser expresiones muy sencillas. ¿Qué se consigue con esto? Hallar también una fórmula para eos x + eos y y eos x .eos y. n i (a) Hallar / .sen y). 19.) (b) ¿Qué es aresen (eos x) y árceos (sen x)? Ja 16.b ) .

con < sustituido por < . 2kn + n¡2). utilizar el problema 13-27 para demostrar que fb lim f(x) sen Xx dx = 0 A-»<» J a para cualquier función / que sea integrable sobre \a. Es una prueba de intuición excelente predecir el valor de lim f bf(x ) sen A* dx. Hallar (sen0)' y (eos0)' en términos de estas mismas funcio­ nes. tí]. . y que un tal intervalo debe ser de la forma [2kir — tt/2 . (a) Demostrar que n es la longitud máxima posible de un intervalo sobre el cual sen es uno-uno. Demostrar que todo punto del círculo unidad es de la forma (eos 0. (a) Demostrar que lim f sen X xdx — 0.Derivadas e integrales 452 eos (n-jt/180). Hallar el dominio de / -1 y hacer un es­ quema de su gráfica. unas consideraciones suplementarias sencillas permiten entonces mejorar < con < . 23. *26. Indicación: El mismo enunciado. se puede establecer fácilmente el límite para cualquier f integrable. Este resultado. es una conse­ cuencia muy directa de un teorema bien conocido.* < o Las funciones continuas son las más accesibles a la intuición. (b) Supóngase que hacemos g(jt) = sen x para x en (2kn — ít/2. Sea f(x) = sec x para 0 < x < n. 2kir + tt/2] ó [2kn + tt/2 . es conocido por lema de Riemann-Lebesgue. lo mismo que el problema 12 desempeña un papel impor­ tante en la teoría de las series de Fourier. « -» 0 X x 22. \. sen 6) para por lo menos un número 6 (y por lo tanto para infinitos). calculando la integral explíciA-*<» J C tamente. (b) Hallar lim -S€n X y lim x sen° —. entonces lim f s(x) sen Á xdx = 0. pero una vez obtenida la idea para una demostración. tí] (terminología del problema 13-27). 25. 2(k + 1)tt — tt/2].+ o o J a (c) Finalmente. \. ¿Qué es (g-1)'? 24. Demostrar que |sen x — sen y| < | jc— y | para todos los números x e y. (b) Demostrar que si s es una función escalonada sobre [a.

** para -1 < * < 1. hallar sen'(*). *28.= 1. * y demostrar que sen * l im -----. El sector sombreado de la figura 24 tiene área xJ2. entonces sen* * sen* 2 2 2 eos * c 0 B = (1. y la fórmula de la suma para sen. d i ) x VI “ t* . (a) Demostrar que £(*) r J ' " . partiendo de la definición de derivada. Definimos £(*) como la longitud de / en [*. Este problema proporciona un tratamiento de las funciones trigonométricas en térm inos de longitud y hace uso del problem a 13-26.Las funciones trigonom étricas 453 27. 0) FIGURA 24 (b) Concluir que sen* eos * < -----.7 = = . 1]. Sea f{x) = 35 V i . Este problema esboza el tratamiento clásico de las funciones trigonométricas.< 1. *— *o * (c) Utilizar este límite para hallar 1 — eos * lina -------------*— »o * (d) Utilizando las partes (b) y (c). (a) Considerando los triángulos OAB y OCB demostrar que si 0 < x < «r/4.

Indicación: Pruébese con s de la forma ay0 + by0\ Si definimos sen = s y eos = sí. Esto se hace muy fácilmente utilizando un ejercicio del apéndice al capítulo 11: (c) Utilizar el problema 7 del apéndice al capítulo 11 para demostrar que eos x no puede ser positivo para todo x > 0. Existe. tt/2).Derivadas e integrales 454 (b) (Se tra ta aq u í en realid ad de u n a integral im propia.. un punto que requiere trabajo: obtener el número n. P ara hacer este problem a. Demostrar primero que cos'(x) = —tg x eos x. es posible otro enfoque de las funciones trigonométricas. — x2 D efinam os 7r com o £ ( . sin em­ bargo. para x no de la forma k n + 7t/ 2 ó kn / 2 . X— >oo (b) D em ostrar que ( a -1)'(x) = 1 + [ o r 5(x)]2. Si x —><X> definimos k — 2 lim a(x). Si queremos suponer que ciertas ecuaciones diferenciales tienen soluciones. entonces casi todos los hechos acerca de funciones trigonométricas se convierten en triviales.) D em o strar que \ £ '( * ) ----------. Supongamos.. definir tg x = a ‘(x'). de acuerdo con la definición d ad a en el problem a 14-29. en particular. y concluir que o bien y0(0) ^ 0 ó y0'( 0 ) ^ o . Es conveniente empezar con arctg. que existe alguna función yo que no es siempre 0 y que satisface yo + yo = 0. imagine el lector que no ha oído hablar nunca de funciones trigonom étricas. (a) Demostrar que y02 + (y0y es constante. *29. y son los negativos uno de otro. D em ostrar que a es im par y creciente. E n el texto se m encionó brevem ente todavía otro desarrollo de las funciones trigonom étricas: a p a rtir de las funciones inversas definidas m ediante inte­ grales.. (b) Demostrar que existe una función s que satisface s" + s = 0 y í (0) = 0 y /(O) = 1.l ) . ■VÍ (c) p a ra — 1 < x < 1. definam os eos x poniendo <£|(cos x ) = x y definam os sen x = \ / l —eo s2 x. Defi­ nir después eos x = W l + tg2x. Se sigue que existe un x0 > 0 tt . *30. (c) Para x = k n + x ' con x ' ¥= n / 2 ó — 7r/2. P ara 0 < x < 7r.. y después que cos"(x) = —eos x para todo x. entonces a -1 está definido p o r (— tt/2. (a) Sea a(x) = f J o (1 + í2)-1 dt. y eos { k n ± n / 2 ) = 0.— . puesto que esta función se define para todo x. D em o strar que eos' (x) = -se n x y sen' ( x ) = eos x p a ra 0 < x < n . y que lim a(x) y lim a(x) existen am bos.

31.Las funciones trigonom étricas 455 mínimo con eos x 0 = 0. (Hay una propiedad sencilla de sen que una función racional no puede poseer. El factor que queda es 0 excepto quizá para múltiplos de 2tt. Pero esto implica que es 0 para todo x. (a) Después de todo el trabajo implicado en la definición de sen. 4>2f' + g2<f>2 = 0.. y que g2> (a) Demostrar que <l>l'<f>2 ~~ 1 — (g2 “ *gl)<l>l<l>2 = 0. eos 2jt y sen 2n (se pueden usar. (0 Demostrar que eos y sen son periódicas con período 2jt./0i] > 0. Supóngase que <f>i y <f>2 satisfacen 4>i" + gi<l>i = 0.. b). (¿Por qué?) El lector está aho­ ra preparado para una demostración por inducción. ya que éstas pueden deducirse una vez sabido que sen' = eos y eos' = —sen). sen «■. (d) Demostrar’ que sen n¡2 = 1. y podemos definir jt = l x 0. (Puesto que sen2 + eos2 = 1. y concluir que [<f>i (b)<f>2 (b) — <f>i(a)<l>2 (a)][<j>i(b)<l> 2 (b) — <f>i(a)<f>2 (a)] > 0. *32. de modo que sen x puede sacarse como factor común. naturalmente.) (e) Hallar eos jt. es decir. entonces Ja [<f>i'<l>2 ~~ 02.) (b) Demostrar que sen no está siquiera definida implícitamente mediante una ecuación algebraica. sería des­ concertante hallar que sen es en realidad una función racional. (b) Demostrar que si <f>i(x) > 0 y <f>2 (x) > 0 para todo x de (a. Demos­ trar que no lo es. Indicación: Demostrar que /o = 0. tenemos sen ít/2 = ± 1. + f0(x) = 0 para todo x. no existen funciones racionales fn-i tales que (sen x)n + /»-xCxXsen jc)"-1 + . las fórmulas de la suma. . el problema consiste en decidir por qué sen rr/2 es po­ sitivo.

Como ejemplo par­ ticular.456 Derivadas e integrales (c) Demostrar que en este caso no se puede tener 0 x(a) =0i(¿>) = 0. b).---------. 02 < 0 ó 0 i < 0. 02 > 0.) El resultado neto de este problema puede enunciarse como sigue: si a y b son ceros consecutivos de 0i. de manera análoga.) Aplicar las partes (b) y (c) para hallar f sen xdx y f eos xdx di- J° rectamente a partir de la definición de integral.H B (En el problema 26-14 se ofrece un procedimiento más natural para de­ ducir estas fórmulas. Deducir.• • • + sen nx = (d) é)*--. (d) Demostrar que las ecuaciones <f>i(a) = 0 i(b ) — 0 son también imposibles si > 0. 02 < 0 sobre (a. (b) Concluir que i eoso -1 +i eos * + 2 (c) p 2x -+-i • • • + 2 sen 2 Esta ecuación. Indi­ cación: Considerar el signo de0i'(«) y <¡>

{b). J o . (a) Aplicando la fórmula para sen x . entonces 0 2 debe tener un 0 en algún punto entre a y b. ó 0! < 0. 33.—— eossen(n nx =+ — « x (4 ^ -. de­ mostrar que sen (A : + %)x — sen ( A : — %)x = 2 sen ^ eos kx. la fórmula sen sen * + sen 2x -f. es muy importante pata el estudio de las series de Fourier y ha­ cemos también uso de ella en los problemas 18-55 y 22-19. lo mismo que otros dos resultados de esta serie de pro­ blemas. Este resultado. (El lector debería poder hacer esto casi sin ningún trabajo adicional.(* + l)y = 0 debe tener ceros sobre el eje horizontal positivo a menos de ir uno de otro. es conocido como teorema de comparación de Sturm. cualquier solución de la ecuación diferencial y" -f.sen y deducida en el problema 14. en una forma ligeramente más general.

que se aparta de la corriente principal del libro.*)" n! la cual satisface. Como ocurre con muchas demostraciones «elementales* de teoremas profundos. /» puede escribirse en la forma 3» 457 . seguir la demostración paso por paso.»CAPITULO 1 6 7T ES IRRACIONAL Este corto capítulo. no es posible dar una motivación para muchos de los pasos de nuestra demostración. Una propiedad importante de la función /» queda revelada al considerar la expre­ sión que se obtiene al desarrollar *"(1 — x)n. Dos observaciones deben hacerse antes de la demostración. evidentemente. se incluye para demostrar que estamos ya en condiciones de entrar en matemática de cierta altura. La primera se refiere a la función /«(*) xw(l . 0 < /»(*) < ni paraO < x < 1. La menor potencia de x que aparece será n y la mayor será 2n. Así pues. Todo este capítulo se dedica a una demostración elemental de que ir es irracional. se puede. con todo.

f n {n){x) = — [n! cn + términos en x] n\ / n(n+1)(x) = — [(n + í ) \ cn+1 + términos en x] ni /.A [(2«)! í . .(* * > (* ).. « • ’(O) = (2n)(2n .1>. n! Esto significa que / . Así pues. De esta expresión es evidente que / » (fc)(0) = 0 si k < n o k > 2n.« (1 - * ). donde los números de la derecha son todos enteros. Además. /»<fc)(0) es un entero para todo k. J . • (n + l ) f „ .458 Derivadas e integrales donde los números c» son enteros. . . / .)(0) = („ + 1)C„+1. La relación /n W = /» (l - *) indica que / n (« ( x ) = (-1 )* /. (n)(0) = Í „ /„<»+.

7T es irracional 459 por lo tanto. (« o ) ! . + 1)1 < 2 ' (no) ! a («. Entonces. /»(k)(l) es también un entero para todo k. y e > 0. (« . a* 2 n i’ Sea ahora nQ un número natural cualquiera con n0 > 2a. obsérvese que si n > 2a entonces qw+1 (r + = 1)! a n + \ a? 1 n! < 1 .)! e a(»•+*) (n0 + ¿)! < S. entonces (*«.+2) ^ i a{nt+l) ^ 1 1 («o + 2) ! < 2 ’ («o + 1)1 < 2 2 <*<"•+*> (« o + k) ! l ant 2* ( r 0) ! an> Si k es tan grande que -——— < 2fc. ! Para demostrar esto. cualquiera que sea el valor de (« o )! los valores sucesivos satisfacen i ^ a». La demostración de que n es irracional exige una observación m ás: si a es un número cualquiera. entonces para n suficientemente grande tendremos a* r < e.

l ) 7 » (!"+!)W ]- El último término.* ’. TEOREMA 1 El número ir es irracional. estamos pre­ parados para el único teorema de este capítulo. (Obsérvese que la irracio­ nalidad de n 2 implica la irracionalidad de ir. Puesto que /n(fc)(0) y /n(k)(l) son enteros.+ ( . ir2 es irracional.(x ) . entonces ciertamente lo sería también ?r2. . Derivando G dos veces se obtiene (2) G "(x) = *’ [»**/. esto demuestra que G(0) y G(l) son enteros."W . Sea G(x) = bn[ir*nfn{x) - (x) + ir^-%^{x) --------.’/„«>(*) + ‘ + ( . en efecto.) DEMOSTRACIÓN Supóngase que ir2 fuese racional. pues si 1: fuese racional. de modo que a 7T22 = — b para ciertos números positivos (l) a y b. sumando (l) y ‘(2) se obtiene (3) G"(x) + = r V f. Obsérvese que cada uno de los factores ¿«7r2«-2* = 2)»-* _ (r = an~kbk es entero.Derivadas e integrales 460 lo cual es el resultado deseado. (—l y*fnían+aKx) es cero. Una vez hechas estas observaciones.l ) n/ « (2n)(*)]. Así pues.

ri 0 < t Tün I anf n(x) sen T x d x < ----Jo ni Este razonamiento ha sido independiente por completo del valor de n. Por otra parte. puesto que la integral es un entero. | Hay que reconocer que está demostración es misteriosa.< 1. 0 < fn(x) < 1/n! para 0 < x < 1. quizá lo más mis- . Entonces H '(x) = t G ' ( x ) eos t x + G"(x) sen t x — t G ' ( x ) eos irx + = \Gn {x) + 7r2G(x)] sen t x = ir2anf n(x) sen 7rx. ni En consecuencia. n! Pero esto es absurdo. t 2G ( x ) sen tx Según el segundo teorema fundamental del cálculo infinitesimal. t G(0) eos 0 Así pues. si n es suficientemente grande. de modo que 0 < Tanf n(x) sen tx 7Tfln < — paraO < x < 1. nuestra suposición original debe haber sido inco­ rrecta: ff3 es irracional.ir es irracional 461 Sea ahora H{x) — G'{x) sen ttx — irG(x) eos tx. entonces 0 < t ri I anf n(x) sen Jo tx van dx < — . y no existe ningún entero entre 0 y 1. Así pues. según (3). v Jq anf n(x) sen irx dx es un entero. Ahora bien. 7r2 f 1 anf n(x) sen 7rx = / / ( l ) — //'(O) = G ' { \ ) sen t — ir G (l) eos ir — C?'(0) sen 0 + = t [G( 1) + G (0)].

Se requieren en efecto muy pocas propiedades de sen. 0. según hemos visto en el capítulo anterior. por lo que se refiere a la demostración. Por supuesto. — sen. sen'(0) = 1. PROBLEMAS 1. Las propiedades de sen requeridas en la demostración serían así sen" + sen — 0. a saber: sen' eos' sen(0) cos(0) = = = = eos. ya que. esto no debe sorprender mucho. La demostración depende realmente de las propiedades de la función sen. 1.Derivadas e integrales 462 terioso de todo sea la manera de entrar ir en la demostración —parece casi como si hubiésemos demostrado que n es irracional sin haber dado nunca una defini­ ción de jt. se podría haber definido eos como sen'. y de­ muestra la irracionalidad del número x positivo más pequeño con sen x = 0. x 2 + y2 — 1. estas propiedades caracterizan por completo la función sen.16(área O A B )12 2 Indicación: Resolver las ecuaciones xy = 2 (área OAB). . ha­ llando el valor de y. (a) Demostrar que las áreas de los triángulos OAB y OAC de la figura í están relacionadas por la ecuación 1 área OAC = - 2 1 . sen(0) = 0. Un nuevo examen cuidadoso de la demostración demostrará que hay precisamente una propiedad de n que es esencial: sen (n) = 0. Incluso se puede simplificar esta lista.V i .

i t es irracional 463 (b) Sea Pm el polígono regular de m lados inscrito en el círculo unidad. y de este modo calcular ir con tanta aproximación como se desee (según el problema 8-11). demostrar que M« = ^ V2 . entonces Am l2m = a. Si A m es el área de Pm. Aunque daremos métodos mejores en el capítulo 19. (b) Demostrar que 2 — = «4 * <*8 • • • • * «2*-*. partiendo de A 4 = 2.2 VT- (:lA m/ m ) \ FIGURA 1 Este resultado permite obtener expresiones (cada vez más complicadas) para A 2». una ligera variante de éste nos va a dar una expresión muy interesante para n: 2. (a) Utilizando el hecho de que ¿rea (OAB) _ QB á re a (0 4 C ) * demostrar que si a m es la distancia desde 0 a un lado de Pm. .

esto demuestra que 2/sr puede escribirse como aproducto infinito» 2 7r propiamente hablando. esta ecuación significa que el producto de los pri­ meros n factores puede hacerse tan próximo como se quiera a 2/ jt.464 Derivadas e integrales (c) Utilizando el hecho de que 7r a m = eos —’ m y la fórmula eos x = 1 + eos x 2 (problema 15-15). Este producto fue descubierto por Francois Viete en 1579. algunas de las cuales mencionaremos más adelante. y no es más que una de las muchas expresiones fascinantes de n. demostrar que a4= «8 = «16 = 1 1 etc. . Junto con la parte (b). eli­ giendo n suficientemente grande.

sino que recordará un principio importante en que se basa la definición de 10*. defi­ nida para x positivo. f ~ \ x ) = logio X . 10* se suele definir solamente para x racional. especialmente para multiplicar números muy grandes. Para ciertas funciones incluso una definición preli­ minar presenta dificultades. Esta función se supone definida para todo jc y que posee función inversa. 465 . En este capítulo la integral desem­ peña un papel más esencial. la función /(* ) = 10*. El símbolo 10* se define en primer lugar para los números naturales n. Considérese. por ejemplo. mientras que la defi­ nición para x irracional se suele ignorar por completo.CÁPITULO 17 LAS FUNCIONES LOGARÍTMICA Y EXPONENCIAL En el capítulo 15 la integral suministró una formulación rigurosa para una defi­ nición preliminar de las funciones sen y eos. ya que 10“ • 10m * lO”**“. Una breve revisión de la definición para jc racional no sólo explicará esta omisión. Esta notación resulta en extremo conveniente. En álgebra. la cual es el «logaritmo de base 10».

Una manera de hallar una tal función nos viene sugerida si intentamos re­ solver un problema en apariencia más difícil: Hallar una función derivable f tal que . Por desgracia. en general f(x) será igual a [/(l)]* para x racionales. esta necesidad nos obliga en realidad a la definición corriente.y) = f(x ) ‘ f (y) para todo x e y. puesto que queremos que se cumpla la ecuación 10o l 0-n . y 10* podría ser definido como f{x) para otros x. 10n = = \ debemos definir 10 n = 1/10".Derivadas e integrales 466 La extensión de la definición de 10* a x racionales está motivada por el deseo de conservar esta ecuación. entonces (*) implicará que f(x) = 10* para x racionales. Hemos sido guiados por el principio de que 10* debe ser definido de modo a asegurar que 10*+!/= 10*10". pero este principio no sugiere ninguna manera algebraica sencilla de definir 10* para jc irracionales. el programa llega en este punto a un callejón sin salida. puesto que queremos que se cumpla la ecuación 101/n • io i/n = io l/nH— ^1/n 101 = 10 n veces n veces debemos definir 101/n = V lO y puesto que queremos que se cumpla la ecuación 1 0 1/n • 1 0 1/n = 1 0 1/n‘l— + 1 /n = 1 0 m/n debemos definir 10m/n = (V T o )m. de modo que po­ dríamos añadir la condición /(1) ^ 0. Puesto que queremos que se cumpla la ecuación 10° • 10n = 100+n = 10n debemos definir 10° = 1. Por esta razón buscaremos procedimien­ tos más elaborados de hallar una función f tal que (*) f( x 4. nos interesa una función que no sea siempre 0. Por supuesto. Si añadimos la condición más específica K1) — 10.

A—>0 = ii m ----------. lo que todavía es fb más interesante. .-----------A—»0 .7 ----A—>0 " La solución depende.1 / (0) = lim ----.M . Suponiendo que tal función existe.------: A—>0 supóngase por el momento que este límite existe. Y. entre todas las integrales J X" dx examinadas con anterioridad. de m . Aunque pudiera calcularse a. Aho­ ra bien.Las funciones logarítmica y exponencial 467 Kx + y) = f(x)-f(y) para todo x e y. podemos intentar hallar f —el conocimiento de la derivada de / podría damos la clave para la definición de la misma /.1 = /(* ) • lim ----. Ja la integral I jT 1 dx es la única que no podemos calcular. pues. Al ser log10 1 = 0 deJa heríamos tener . Si examinamos la función inversa / _1 = log10. La derivada de f ha sido expresada de nuevo en términos de f. y desígnese por a. /(l) = 10. toda la situación aparece con nuevas luces: logio'O ) = 1 f 'Í T K x ) ) i « • / ( / K*)) La derivada de / _1 es todo lo sencilla que se puede desear.. m . Entonces f(x ) = a-/(jc) para todo x. este procedimiento parece destinado al fracaso.

log 10 x — logio 1 a í . FIGURA 1 . según nuestros convenios. La dificultad está en que a es desconocido. La utilidad de log10 depende del importante papel del número 10 en la notación arábiga (y en último extremo del hecho de que tenemos 10 dedos). Una manera de obviar esta dificultad consiste en definir log * = t y confiar en que esta integral sea el logaritmo en alguna base.i t Esto nos lleva a definir log10 x como (1/a)J log io x.d t . ya que. entonces log x < 1. entonces log x > 0. DEFINICIÓN Si x > 0. desde un punto de vista matemático. En todo caso.468 Derivadas e integrales . que log10. Obsérvese que si x > 1. la cual podría ser determinada más tarde. mientras que la función log nos da una notación para una integral extremadamente sencilla que no puede calcu­ larse en términos de ninguna de las funciones por nosotros conocidas. entonces La gráfica de log se indica en la figura 1. y si 0 < x < 1. la función de esta manera definida es más razonable. r 1 dt.

log (xy) = log x + c para todo x > 0. El número c puede calcularse observando que cuando x = 1 se obtiene lo g (l 'y ) .log y.Las funciones logarítmica y exponencial 469 f* 1 f 11 / . puesto que j{i) — \¡t no está acotada sobre [x. es decir. entonces logOy) — log x -f. Esto significa que existe un número c tal que fix) = log x + c para todo x > 0. Entonces /' ( * ) = log'C*y) . TEOREMA 1 Si x. según el teorema fundamental del cálculo infinitesimal.y = . ./ .y = — xy . DEMOSTRACIÓN Obsérvese primero que log7 (x) = \¡x.log 1 + c * c. f = log7.dt < 0. Elijamos ahora un número y > 0 y sea /O ) = logfoO. no puede definirse de esta manera un número log x. Así pues. La justificación de la notación «log» proviene del siguiente teorema. y > 0.dt = . 1].• x Así pues. í y* í Para Jt < O.

No se ve claro inmediatamente si log es acotada o no acotada sobre R. en efecto.Derivadas e integrales 470 log (xy) = log x + log y para todo x. entonces log = log * . DEMOSTRACIÓN Se deja para el lector (apliqúese inducción). | COROLARIO 1 Si n es un número natural y x > 0. La función log es evidentemente creciente. acotada superiormente. y > 0. que para un número natural n. log(2n) = n log 2 (y log 2 > 0). Obsérvese. log ( ¿ ) = loS 1 “ i°g 2n = ~ n loS 2 > . Puesto que esto se cumple para todo y > 0. el teorema queda demostrado. sin embargo.log y. y en consecuencia log crece cada vez más despacio. DEMOSTRACIÓN Esto se sigue de las ecuaciones lo g x = lo g y } = lo g + lo g y -1 El teorema 1 nos da alguna información importante acerca de la gráfica de log. entonces log(*n) = n log x. Análogamente. pero puesto que log7 (x) = l/x. se sigue que log no está. | COROLARIO 2 Si x. la derivada se hace muy pequeña cuando x se hace grande.

Esta importante función tiene un nombre especial. Puesto que log x se define solamente para x > 0. Por lo tanto R es el dominio de la función log-1. . se define como log-1. exp.1(x) ) 1 1 log x(x) = log \ x ) = exp(x). DEMOSTRACIÓN exp'(x) (log ^ '(x ) 1 log/ (log. I Una segunda propiedad importante de exp es una consecuencia fácil del teo­ rema 1. exp'(x) = exp(x). toma realmente todos los valores. DEFINICIÓN La «función exponencial». lo adecuado del cual quedará pronto claro.Las funciones logarítmica y exponencial 471 por lo tanto log no está acotada inferiormente sobre (0. La derivada de la función exp se de­ termina fácilmente. entonces exp(x + y) = exp(x) • exp(>»). 1). La gráfica de exp se indica en la figura 2. Al ser log continua. TEOREMA 2 Para todos los números x. TEOREMA 2 Si x e y son dos números cualesquiera. tenemos siempre exp (jc) > 0.

y la discusión del principio de este capítulo. sugieren que exp (1) es particularmente importante. y = log y'. un símbolo especial para este número. DEFINICIÓN e = exp(l). Esto significa que exp(x + y) = x'y' = exp(x) • exp(_y). | Este teorema. en efecto. Existe. Esta definición equivale a la ecuación .472 Derivadas e integrales DEMOSTRACIÓN Sea x' = exp (*) e / = exp (y). Entonces x + y = log x' + log y r = lo g (* '/). de modo que x = log x'.

2]. En el capítulo 19 encontraremos aproximaciones mejores para e. Así pues. Según observamos al comienzo del capítulo. puesto que l . y demostraremos también que e es irracional (la demostración es mucho más fácil que la demos­ tración de que n es irracional). la ecuación .d t > 1. y / . r i. puesto que • (2 — 1) + i • (4 — 2) i t es una suma inferior para f{t) = l/t sobre [1.d i < 1. r u Ji t < r Ji t u < r Ji t u lo cual demuestra que 2 < e < 4. 4].( 2 — 1) es una suma superior para Ji t /(O = l/t sobre [1.Las funciones logarítmica y exponencial 473 Según se indica en la figura 3.

para cualquier número real x. no daríamos siquiera por definida una expresión tal como (_ l)i/2 l V . si a ^ e. pero existe un principio razonable para guiarnos en el intento. o* = ¿*1°«°.) La condición a > 0 es necesaria para que esté definido log a.474 Derivadas e integrales exp(x + y) = exp(x) • ex p (j) implica que exp(x) = [exp(l)]* = e?. DEFINICIÓN Para todo número x. para todo x racional Al estar exp definida para todo x y exp (x) = e* para jc racionales.l . entonces a* = ( ¿loga)* _ ¿*loga Pero la última expresión está definida para todo x. ya que. No hemos definido todavía (f. (Si a = e esta definición está de acuerdo evidentemente con la anterior. Si jc es racional. ex = exp(x). Hemos con­ seguido definir e* para un exponente arbitrario x (incluso irracional). Esto no es ex­ cesivamente restrictivo. DEFINICIÓN Si a > 0. resulta con­ secuente con nuestro uso anterior de la notación exponencial definir e* como exp(jc) para todo jc. de modo que podemos utili­ zarla para definir tf. entonces. Debe ahora aparecer clara la terminología «función exponencial». por ejemplo.

) (2 ) a 1 = e l l o * a = e loea = a . (2 ) a1 (O b sérv ese p a ra jc = ay ax+v = ax *av p a ra to d o x . c . p o r ejem plo. el sím bolo a x te n d rá sen tid o según la an tig u a d e fin ic ió n . o so b re el hecho de qu e ex p = lo g -1. (-1 )» = = = . L a d em o strac ió n consiste en u n m o d e ra d am e n te co m p lic ad o descifre de term inología.i. gV lo g a _ ^ | . de m o d o q u e (a b) c e sta rá d e ­ fin id o ). y .) D E M O ST R A C IÓ N (1 ) = (C ad a uno ¿ c l ° 8 a6 = 1°K (e6 lo1 “ ) de los paso s de = g C { b \ o & a ) __ ^ c b lo g a = ^>c esta ca d en a d e igu ald ad es está b a sad o so b re n u estra ú ltim a definición.) N u e stra definición de a* fue p en sad a p a ra a se g u ra r q ue ( e * y — e** p a ra to d o x e y .475 Las funciones logarítmica y exponencial (P o r su p u esto. que (2) im plica que esta definición d e a x c o n c u erd a co n la an tig u a racionales. (O bsérvese q ue a h será a u to m ática m en te positiv o . entonces (1 ) ( a b) c = a bc p a r a to d o b . C o m o p o d íam os esp erar. a x + v Z= e (x + v ) l° s a — g X io g a + y lo g a _ gx log a . p a ra cierto s x racionales. D em o stra rem o s al m ism o tiem p o las d em ás p ro p ied a d es im p o rta n tes de ( f . esta ecuación resu lta ser v erd a d era c u a n d o se su stitu y e e p o r c u a lq u ie r n ú m ero a > 0. TEOREM A 4 Si a > 0.

log x — y log a. el mismo tipo de razonamiento indica que la función f(x) = a* es decreciente. la función f(x) = a* es creciente. Puesto que exp toma todo valor positivo. Así pues. Por otra parte. entonces /(*) = 1* = 1. Si a = 1. si x < y. En efecto.° < evlo.476 Derivadas e integrales La figura 4 muestra las gráficas de f(x) = a* para varios a diferentes. si a > 0 y a ^ 1 . es también fácil ver que <f toma cual­ quier valor positivo. El com­ portamiento de la función depende de que sea a < 1. x = d1 = P lo*a. Si f(x) = a*. 5). si entonces de modo que y = loga x. la función inversa está definida para todos los números positivos y toma todos los valores. Así pues. En cualquier caso. si 0 < a < 1. Así pues. . o a > 1. Supóngase a > 1. es decir. entonces f(x) = a* es uno-uno. de modo que e*l0. así también loga puede expresarse en términos de log.a. entonces x log a < y log a. de modo que log a < 0. En este caso log a > 0. a — 1. a* < a*. entonces / -1 es la fun­ ción designada generalmente por loga (fig. Del mismo modo que <f puede expresarse en términos de exp.

g (xr*> es también fácil de derivar si se recuerda que. de modo que /'(* ) = log a • g{x) = log a = log a *a*.«*(*>■». de modo queg'(*) = — ----x log a Una función más complicada tal como f{ X) . por definición.«(') • Ja'W l o g « « + A(*) yyyy] = gto“*’ • [*'to logíW + *to yyyy] . lo g * log« x = r -5— log a Las derivadas de f(x) = ( f y de #(*) = loga x son ambas fáciles de hallar: /(* ) = ¿*lo«a. .í(x). f ( x ) = ^ (*)l0. se sigue de la regla de la cadena que /'(*) .Las funciones logarítmica y exponencial 477 En otras palabras.

. sirven rea lm en te— . X L a s m a n ip u la cio n e s alg eb raicas co n las funciones ex p o n en ciales se co n v e rtirán en u n a seg u n d a n a tu ra le z a d esp u és d e un p o co de p rá c tic a — b asta re c o rd a r q u e to d a s las reglas q ue d eb erían servir. estas funciones son. E x iste u n c a so especial de la fó rm u la a n te rio r q u e vale la p en a rec o rd a r. sin em b arg o . E n efecto. P o d em o s a h o ra d efinir y h a lla r la d eriv a d a de la fun ció n /( jc) = Xa p a ra c u a lq u ie r n ú m e ro a .• ¿o l0 * * X = a ■xa = ax*-1. D E M O ST R A C IÓ N Sea g(*) M . el resu ltad o es precisam en te el q ue p o d íam o s e s p e ra r: ñx) •Olog x = x° = c ) d e m o d o q ue / '( * ) = . ex p no es la ú n ica fun ció n / q ue satisface / ' = /. N a tu ­ ralm en te .Derivadas e integrales 478 N o h ace fa lta re c o rd a r esta fó rm u la — b a sta a p lic a r el p rin cip io en q u e se b asa a c u a lq u ie r caso específico q ue su rja — . f(x) = c e x p a r a to d o jc. es co n v en ien te re c o rd a r q ue el p rim e r fa c to r d e la d e riv a d a será £( jc)a(*>.f y ) — e x p (x) • e x p (y ). TEOREMA 5 Si / es deriv ab le y /'(* ) = f ( x ) en to n ces ex iste un n ú m ero c ta l q ue p a ra to d o x . sin em b arg o . ya q u e si / = c e x. las ú n icas c o n esta p ro p ied ad . L a fu n ció n f(x ) = Xa fue definida a n te rio rm e n te sólo p a ra a racio n ales. c a d a u n a de estas p ro p ied a d es casi ca ra c te riz a la fu n ció n exp. e x p ( x . L a s p ro p ied a d es básicas de e x p siguen siendo las en u n c ia d as en los te o rem as 2 y 3 : e x p '( x ) = e x p ( x ) . en to n ces f ' ( x ) = ce* = f { x ) .

v e rd a d : c u a l­ q u ie r fu n ció n c o n t i n u a f q ue satisface /(* +y) =/(*) ’f(y) debe ser d e la fo rm a f ( x ) — a* o f ( x ) = 0. L a fu n ció n ex p no es evidentem ente la ú n ica función / que satisface /(* + y ) = /(* ) * / O 0 . sin em b arg o ..Las funciones logaritmica y exponencial (E sto se p u ed e hacer.io . E n efecto. É sta es la raz ó n d e q u e la definición de 10* sea ta n d if íc il: ex isten infinitas funciones f que satisfacen / ( * + > ) ■ = / ( * ) •/(> ). p u esto q u e e* ^ 0 p a ra to d o jc. /( jt) = 0 o cu a lq u ie r función de la fo rm a f ( x ) = a r satisface ta m b ién esta ecu ación. d e m o stra r q ue ex ista siq u iera u n a fu n ció n d istin ta d e las ya m en cio n ad as. P ero la v erd a d era h isto ria es m u ch o m ás co m p leja q u e esto — e x is­ ten infinitas o tra s funciones q u e satisfacen esta p ro p ie d a d . . p ero q u e n o son la fu n ció n f ( x ) = 1CK. E n o tra s p a la b ra s. sin re c u rrir a m a tem áticas m ás av a n za d as. (E l p ro b le m a 39 in d ica la m a n e ra de d e m o stra r esto . la fu n ció n e x p tiene o tra p ro p ie d a d q ue es m uy im p o rta n te : ex p «crece m ás r á p id a ­ m en te q u e cu a lq u ie r po lin o m io » . m . | L a seg unda p ro p ied a d b ásica de exp exige un estu d io m ás co m p licad o . y dice ta m b ié n algo acerca d e funcio n es n o c o n tin u as co n esta p ro p ie d a d . p ero es im p o sib le.) 479 E n to n ces **/'(*) — f ( x ) f {é*y *'(*) p o r lo ta n to existe un n ú m e ro c tal que g(x) = M ? p a ra to d o x . U n a cosa es.) A d em á s de las d o s p ro p ied a d es b ásicas en u n c ia d as en los teo rem as 2 y 3.

puesto que log x < 0. Si x > 1. y en consecuencia. de modo que log x < x — 1 < x. lim — = oo. i. entonces (fig. x]. x-*» X n DEMOSTRACIÓN La demostración consta de varias partes. Si x < 1 esto es evidente. . Para demostrar este enunciado (que es evidente para x < 0) basta demos­ trar que x > log x para todo x > 0. *— ♦« x Parte 2.** lim — = oo.480 Derivadas e integrales TEOREMA 6 Para cualquier número natural n. obsérvese que e* x ¿ e n . ¿en x 2 2 1 Hi. Para demostrar esto. Parte 1. • écn. lim — = oo (esto puede ser con­ siderado como el caso n = 0). ex > x para todo x. 6) x — 1 es una suma superior para /(/) = 1¡t sobre [1.

Ade­ más. de dónete e~l/*' está próximo a 1 (fig. Tenemos f ( x ) =<'-*/*• x9 Por lo tanto. la expresión encerrada entre paréntesis es mayor que i. f (x) > O para x > O. entonces x2 es grande. Obsérvese que £ xn (**/»)n é*ln\ * •n La expresión dentro del paréntesis se hace arbitrariamente grande según la parte 2. de modo que la potencia n-ésima se hace arbitrariamente grande. si jx| es grande. 7). de modo que —lfx 2 está próximo a O. y lim e*/2 = oo. esto indica que lim e*¡x = oo. f(x) < O para x < O. X-¥<X> lim — = oo Porte 3. FIGURA 7 . de modo que f es decreciente para x negativos y creciente para jc positivos. | Es ahora posible examinar cuidadosamente las siguientes funciones muy in­ teresantes: f(x) = e~1/x\ jc^ O .Las funciones logarítmica y exponencial 481 Según la parte 1.

enunciado convenientemente con e y 8. Este razonamiento. de modo que e1/x3 es grande. indica que lim e~llx* = 0. Si x es pequeño. si definimos /(*) = e ~ " x\ x * 0 0.-1/A. . x — 0. en­ tonces 1/jc2 es grande. /'(0) = lim A-»0 = lim A—>0 h h *<!/*)* x eTí*)’ Sabemos ya que lim — = oo.482 Derivadas e integrales El comportamiento de / cerca de 0 es más interesante. x —»0 Por lo tanto. / es en realidad derivable en 0: en efecto. de donde e~l/x1 = l/(e1/xl) es pequeño. De hecho. entonces la íunción^es^continua (fig. 8). *— »•» x .

/'(* ) e .. 9)..— = lim —uk* = lim ——. ¿(x*> Así pues. La función f es extremada­ mente llana en 0. *• x^ O * = 0. ** J /O 0. Por ejemplo (fig. supóngase que .'l * . Este razonamiento puede proseguirse.. x lo cual significa que lim -r— = 0.-!/*■ . ro o = X4 0. i .1/A* h* 2*4 = l i m ----. A8 = lim — A—*o h 2 •— ..= oo.-!/«* . . 2 .í . y se aproxima a 0 tan rápidamente que puede enmascarar mu­ chas irregularidades de otras funciones.Las funciones logarítmica y exponencial 483 con mayor razón es verdad que e(**) l i m ---. Se puede efectivamente demostrar mediante inducción (problema 29) que f k)(0) = 0 para todo k. Así pues. + . a— »o e z-+=0 £ a— »o h4 un razonamiento parecido al que acabamos de dar indica que /"(O) = 0. x —0. Podemos ahora calcular que /"(O ) = lim ^ ^ A A— *0 g -ll» .

Se puede demostrar (problema 42) que para esta función se cumple también que fik)(0) = 0 para todo k.484 Derivadas e integrales lf(x \ - Ie lf[ ) ~ÍO. fix ) = iog(e. PROBLEMAS 1. las cuales finalmente excluirán los comportamientos de este tipo..) sen x. En la parte IV investigaremos condiciones todavía más restric­ tivas para una función. x . x * O *=O O * = 0. (i) (ii) (iii) /(* ) fix ) = log(l + lo g (l fix ) = (sen x)8en <. quizá con más fuerza que cualquier otro.en*). . Derivar cada una de las funciones siguientes (recordar que abe designa siem­ pre d bcy). (iv) (v) (vi) fix ) = / / Ó ' " " ) fix ) = sen x <en***"*. e llx* • sen -» fix ) = S * O. x sen V*. lo perversa que puede ser una función sin dejar de ser infinita­ mente derivable. log (sene*) (vii) f(x ) = £arcsen ^ ^j . Este ejemplo hace ver.

1 (t)M ***+1 1 - de exp y I/exp. 4. (ix) f(x ) = (log *)Io. Se puede después captar la derivada f* sin más que mul­ tiplicar por / . Hallar r m ¡a dt m (para/ > 0 en \a.) «**4-1 5.x 1 J (Comparar las gráficas con k s *** . ó]).x. (x) f(x ) = x*. (a) (b) La derivada de log ° / es f ' / f Esta expresión recibe el nombre de derivada logarítmica de / Resulta muchas veces más fácil de calcular que / ' .x)(3 + x )2/3‘ (ii) f(x ) (iii) /(* ) = (sen*)®“ * + (eos ex — e~x (iv) /(* ) e**(í .f x3)' 3. a este proceso se le da el nombre de derivación logarítmi­ ca.x )1/3* 2 (1 . ya que los productos y po­ tencias de la expresión d e / al pasar a log ° / s e convierten en sumas y productos. f(x) (d) f(x ) = (c ) aas 4- —e. Hallar los siguientes límites mediante la regla de l’Hôpital : . (b) f(x ) = e*eax. Aplicar la derivación logarítmica para obtener la derivada f'{ x ) de cada una de las siguientes funciones: (i) /(* ) = (1 + *)(1 + «**)• (3 . 2.Las funciones logarítmica y exponencial 485 (víii) f{x) — (log(3 + e*))c** + (arcsen x)10*3. Hallar la gráfica de cada una de las siguientes funciones : (a ) /( * ) = < *+ *.

E x isten m u ch as an alo g ías e n tre estas funciones FIGURA 10 ..1-----------r— +0 . L a s funciones se n h x = ----. c o s h x = -------------> tgh * ** .--------------------x-*0 x* ex — 1 (iii) lim — x — x 2/ 2 i— *o (iv ) l im l o g ( l + x ) — x 4 .486 Derivadas e integrales .-------> ** + . coseno hiperbólico y tangente hi­ perbólica.f x 2/ 2 _ x—►O (v i) lim l o g ( l + x ) — x + x 2/ 2 — * 3/ 3 *— »o 6.e ex + e~x e 2x + 1 recib en los n o m b res de seno hiperbólico.N ex - 1 - x - x 2/ 2 (O h m ------------. e* — 1 — x — x 2/ 2 — x i / 6 (n ) l i m ----------------------.x 2/ 2 x—► O (v ) lim x2 l o g ( l + *) — x . respectivam ente.

en el que vamos a desarrollar métodos para calcular integrales. Las funciones senh y tgh son uno-uno. cosh7 = senh. oo) tiene una inversa. 1) respectivamente. (b) cosh(senh-1 x) = V 1 + x 2. y tgh-1 (despejando x en la ecuación y — senh-1 x. tgh2 + 1/cosh2 = 1. 7. y tgh. senh(jc + y) — senh jc cosh y + cosh x senh y. utilizando la información del problema 7. (c) (senh-1)'(x) = ^y~j_ ^ (d) (cosh-1)'(x) = ^ x i _ (e) ( tgh '1)'(*) = j z b é para x > 1. cosh. (b) Hallar . Una analogía queda ilustrada en la figura 10. cosh-1. la cual está definida sobre [1. designadas por arg senh y arg tgh (el «argumento» del seno y de la tangente hiperbólicos). Demostrar que (a) (b) (c) (d) (e) (f) cosh2 — senh2 = 1.Las funciones logarítmica y exponencial 487 y las correspondientes funciones trigonométricas ordinarias. sus inversas.). <*>tgh' = . conviene que halle las gráficas de las funciones senh. que (a) senh(cosh-1 *) = y V — 1. para x en función de y. etc. senh' = cosh. El lec­ tor que no haya hecho ya el problema 2. cosh(x + y) = cosh x cosh y + senh x senh y. están definidas sobre R y (—1. designada por arg cosh. para M < L 9. Demostrar. pero para las analogías más profundas tendremos que esperar hasta el capítulo 26. oo).¿ é v 8. Si se restringe cosh a [0. (a) Hallar una fórmula explícita para senh-1. una demostración de que la región indicada en la figura 10(b) tiene realmente área x¡2 es mejor diferirla hasta el próximo capítulo. Otras analogías se estudian en los tres problemas siguientes.

<» ). °° ) si y sólo si F /log es acotada en [1.— i: V x2 - /: 1 -------. Demostrar que / es acotada en [1.x2 10. 11.. Indicación: x(log x)n = *-»o+ X (e) lim x*. 12.. b > 1 o a. —. x > \.. b < 1. 2 Ll - X 1 + x ] Demostrar que F(x) r j _ dt 2 log t no es acotada en [2. Sea / una función no decreciente en [1.488 Derivadas e integrales — 7= d x . °° ). 1 . 1 — x2 Comparar la solución de la tercera integral con la que se obtiene poniendo _ í _ _ i r _ L _ + _j _ i .) S—►oo (b ) lim (c) lim x—► * (log x )n (log x )n X (d) lim x(log x)n. x— >0+ .. 00 ) y definamos F(x) = di..dx para |a|. Hallar (a) lim cf para 0 < a < 1. (Recuérdese la definición. \b\ < 1. í . V I + x2 dx para a.

Demostrar que f'( x ) = 1/x para x # 0. Se puede utilizar k regla de l’Hôpital pero sería y-*0 ’ ridículo. del interés del año siguiente).] Si un banco da un a por ciento de interés anual. 16. sino sólo /(I + a/200)2n . y obtener así otra demostración de que lim f(x) = o o .] 14. (b) Utilizando la expresión /'(x) = e*{x — n)/xn+I. demostrar que f\x ) > en+ll(n + l)n+1 para x > « + 1. 20. el banco considera lo que debería producir la inversión cuando se compone k veces por año y después toma k cota superior mínima de todos estos números. (c) Demostrar que e = lim (1 + 1/x)*. 18. (b) Si fix ) # 0 para todo x» demostrar que (log | / | ) ' . 17. Supóngase que el banco compone ahora el interés de manera continuares decir. La cantidad final después de n años no es. ¡atención! /(I + a/100)2". (a) Hallar el valor mínimo de /(x) = e*/x" para x > 0. . Si el banco compone el interés (cuenta el interés producido como parte del capital para el cálculo. aunque el interés se da doble número de veces./ ' / / . Hallar la gráfica de f(x) = e*/x*. pero no mucho mayor. entonces la inversión inicial se convierte en /(I + a /100)" al cabo de n años. [Utilizar el problema 16(c). Esta cantidad es mayor que /(I + a/100)". Hallar la gráfica de /(x) = (1 + 1/x)* para x > 0. debe ser dividido por 2 en cada cálculo* ya que el interés es a¡2 por medio año. (b) Hallar lim x lóg (1 + 1/x).Las funciones logarítmica y exponencial 13. 489 Hallar la gráfica de f(x) = x* para x > 0. [Es posible deducir esto de la parte (c) »-♦oo con sólo un poco de habilidad algebraica. y concluir que f(x) > eH¡n* para x > n. Supóngase que en un cierto intercalo la función f satisface / ' = c f para un número c. (a) Hallar lim log(l + y)/y. [Utilizar el problema 12(e). ¿Cuánto producirá una inversión inicial de una peseta en un año? 19. Supongamos ahora que el interés se da dos veces al año. »-♦oo (d) Demostrar que e® — lim (1 + a jx f. entonces una inversión ini­ cial / produce /(I + a /100) en un afio.] *(e) Demostrar que log b = lim x{b1/x — 1). (a) Sea/l*) = log |x| para x & 0. »— ►oo 15.

Ayuda: Demostrar que / no puede ser cero en el extremo de un intervalo abierto en todo el cual / sea distin­ to de cero. Hallar todas las funciones continuas / que satisfacen = 1 25. D ar una demostración más sencilla de que es /(x) = k e cx para algún k considerando la función g(x) =J{x)/ecx. *23. *21. Si A(t) es la cantidad en el tiempo t. *22. (b) Demostrar que existe un número r (la «vida media» del elemento radiac­ tivo) con la propiedad de que A(t 4. entonces / = 0. La ley del enfriamiento de Newton afirma que un objeto se enfría en razón proporcional a la diferencia entre su temperatura y la temperatura am­ biente. esto significa que A \t) = cA{t) para algún c (el cual representa la probabilidad de que se desin­ tegre un átomo). Supóngase que es / ' = f g ' para alguna función g. De donde se sigue que j{x) = k e cx para algún k. Indicación: Para resolver la ecuación diferencial que expresa la ley de Newton. Una sustancia radiactiva disminuye a un ritmo proporcional a la cantidad que de ella queda (puesto que todos los átomos tienen la misma probabilidad de desintegrarse. Demostrar que si f{x) = f f(t)dt. en términos de su temperatura T 0 en el tiempo 0. Dada una función derivable/ . Demostrar que f{x) — ke*x) para algún k. hallar todas las funciones continuas g que satis­ facen . recuérdese que T = (T — M)'. aplicar el problema 19(b) para de­ mostrar que |/(x)| = lecx para algún número l(> 0). Hallar la temperatura T(t) del objeto en el tiempo t. M. 0 24. (a) Hallar A{t) en términos de la cantidad A 0 = A(0) presente en el tiempo 0.490 Derivadas e integrales (a) (b) (c) (d) Suponiendo que / no es nunca 0. la desintegración total es proporcional al número de áto­ mos remanentes). Demostrar que este resultado sigue siendo válido sin necesidad de su­ poner que / no sea nunca 0. suponiendo que la temperatura del ambiente se mantiene constante.r ) = A{t)¡2.

28. 30. (Véase el problema 11-53). (a) Calcular lim e~xi I * et%dt. J 0 27. . utilizando la forma adecuada de la regla de l’Hôpital. *29. 2! 3! n \~ Indicación: Apliqúese inducción sobre n. (a) Demostrar que 1 + X + — + — + • • • + — < í * parax > 0. Demostrar la desigualdad de Gronwall: f{x) < Cef'Indicación: Considerar la derivada de la función h(x) = C + (b) (c) Aplicar un razonamiento de paso al límite para demostrar que este ra­ zonamiento sigue siendo válido si es C = 0.491 Las funciones logarítmica y exponencial /7(z) Jo /*=*(/(*)). Hallar todas las funciones / que satisfacen f(t) = KO + [ KO dt. (a) Sean / y g funciones no negativas continuas en [a. Su­ a < x < b. Hallar todas las funciones continuas / que satisfacen la ecuación (/«)’ . y compárense las derivadas.) Calcular los límites siguientes x + ( 11 x) (i) lim e dt. Supóngase que es /'( * ) = g(x)/(x) para alguna función continua g. 31. póngase que f(x ) < C + j ‘ fg y sea C > 0.J’mTV?*. (b) Dar una nueva demostración de que lim e*!*" = c». Dar todavía otra demostración de este hecho. y que es /(O) = 0. Entonces es / = 0 (comparar con el problema 20).1. (Antes de proceder ál cálculo conviene hax-*co (b) JO cer una estimación bien estudiada. *26.

/ l\n Sea an = (1 + . Este problema delinea la introducción clásica de los logaritmos y de los ex­ ponenciales.• lo g o f lim (1 + k ) l l k \ jfe-0 X Así pues. La inversa de / se designará por loga.Derivadas e integrales 492 (ii) (iii) C z+ (lo g x / x ) lim e xl / £-► 00 e11 dt. a s . Haciendo uso del hecho de ser \/k \ < \ / 2 k para k > 2.1 para números naturales n.. Si n < x < n + 1 . y en consecuencia exp = log¡1 tiene (b) la derivada exp'(x) = exp(x). Si podemos demostrar que esto tiene un límite e . que / h \ llh logaí*) = lim logaíl + . ai. el problema se reduce únicamente a la determinación de lim (1 + h)l/h.) = .ax.)•* o + r h r .. Por aplicación del teo­ rema del binomio. partiendo directamente de la definición. (a) Demostrar.. demostrar que es an < 3 para todo n. enA— 0 tonces loge'(x) = — logee = 1/x. definida en forma elemental para los x racionales puede extenderse de algún modo a una función continua uno a uno que obedece en líneas generales a las mismas reglas algebraicas (para una demostración directa de esto véase el problema 21-29). demostrar que ün = 2 + (c) (d) SrrO - í) 0 - Concluir que es a„ < a„+1.} es acotado y tiene por lo tanto un extremo superior e. el conjunto de números {ai. Para empezar supondremos simplemente que la función f { x ) . Así pues. J* f 2 + (lo g lim e~xi / x¡2x) £-► 00 et%dt 32. Demostrar que para todo e > 0 tenemos e — aD< s para valores de n suficientemente grandes. entonces *(■+.

Demos­ trar que 10T ln x = 107 log — . * En la mayoría de los texto« espadóles.Las funcionas logarítmica y exponencial Deducir de aquí que lim ^1 + ^ 493 = e. mientras que Q se mueve con velocidad constante Q'(t) = 107.J = e» y conduir que lim (1 + h )llk = e. La distancia recorrida por Q en el tiempo t se define como el logaritmo neperiano de la distancia desde P hasta B en el tiempo t. si P{t) es la posición de P en el tiempo t. Un punto P se mueve a lo largo de un segmento rectilíneo A B de longi­ tud 10r mientras que otro punto Q se mueve a lo largo de un rayo infinito (figura 11). este trabajo fue hecho antes de inventarse el uso de los exponentes. . daban los logaritmos de senos de ángulos para los cuales las mejores tablas disponi­ bles se extendían a siete decimales. x Indicación: Utilizár el mismo artificio que en el problema 22 para despe­ jar P en la ecuación. A P B • ----------------. entonces P'it) = I©* — P(f)). según se indica.•---------►-------. La velocidad de P es siempre igual a la distancia desde P a B (en otras palabras. Demostrar también que lim l \ + . x ——co \ A-»0 Xj *33. Así pues. distinta de log. Mirifici logarithmonum canonis description (Descripción de las maravillosas leyes de los logaritmos). se da el nombre de logaritm o neperiano de x a l logaritmo natural loe *• Debe quedar bien claro que la función log Nep. y Neper quería evitar fracciones. originariamente definida por Neper. *34. Se eligió el número 107 porque las tablas de Neper (destinadas a cálculos astronómicos y de navegación). (a) Trazar un esquema de la gráfica de fix) = (log x)¡x (poniendo atención particularmente al comportamiento cerca de 0 y de oo).• Q F IG U R A 11 Esta fue la definición de logaritmo dada por Neper (1550-1617)* en su pu­ blicación de 1614. 10'f = In [107— ?(/)]. es.

) (c) Deducir otra demostración de que G„ < A n (problema 2-22). si x < e. y) con x y = y“ consiste en una curva y una recta que se cortan. entonces existe precisa­ mente un número y ^ = x que satisface xy = y *. n (b) Demostrar que si } . y = 2. hallar la intersección y dibujar un esquema aproximado. y si x > e. (a) Demostrar que exp es convexa y log es cóncava. b] en n in­ tervalos iguales. y = 4. b] y sea P„ la partición de [a. pero si x > 1. (e) Demostrar que el conjunto de los pares (*. ó j t = e.] (d) Demostrar que si x e y son números naturales y x y = yx. (Utilizar el problema 9 del apéndice al capítulo 11. [Interpretar este enunciado en términos de la gráfica de la parte (a).Derivadas e integrales 494 (b) ¿Cuál de los números e" o tte es mayor? (c) Demostrar que s i 0 < j c < l . Pi = 1 y todos los pi son > 0. Demos­ trar que g es derivable. **(f) Para 1 < x < e sea g(x) el único número > e con x 9^ = g(xY. Este problema utiliza el material del apéndice al capítulo 11. además. entonces i= i Z l Pí ' ' Z n pn < p l Z i + * * • + pnZn. entonces x = y o x = 2. 36. entonces el único número y que satisface x y = y* es y — x . ó x = 4. Aplicar el problema 2-22 para demostrar que . entonces y < e. (a) S e a /u n a función positiva en [a. (Es conveniente considerar por separado las fun­ ciones. Haciendo debidamente esta parte se debe poder demostrar que *35. x e. fi(x ) = x > 0 < x < e X y escribir g en términos de / x y / 2. enton­ ces y > e.

6]. P . entonces o bien / = 0 ó f(x) = [/(1)]# para todo x. Indicación: Demostrar que f(x) = [/(l)]x para x racionales. y después utilizar el problema 8-6. .) < l o g ( j 4 ^ (b) Aplicando el problema 13-12. ^ pi = 1 y g convexa. Demostrar que si f es continua y f(x + y) = f(x)f(y) para todo x e y. 38. *39.Las funciones logarítmica y exponencial 495 ¿ ( l o g / . Si g es cóncava. este ejemplo particular se podría haber tra­ tado de distinta manera. empezar considerando sólo funciones continuas. concluir que para funciones continuas / se tiene (c) Aplicar el problema 13-28 para concluir que esta desigualdad se man­ tiene siempre que / sea positiva e integrable en \a. y la información men­ cionada al final del problema 8-7 puede utilizarse para demostrar que existen funciones discontinuas / que satisfacen f(x + y) = f(x)f(y). y también suficiente. 37. Este problema nos revela un artifìcio útil para obtener resultados acerca de inte­ grales: resulta a veces más sencillo. Este problema está íntimamente relacionado con el problema 8-7. Sin embargo. Supóngase que f satisface f = / y f(x + y) = f(x)j(y ) para todo x e y. Formular un teorema general del cual el problema 36 sea un caso parti­ cular. En el problema 35 se deduce el resultado del problema 2-22 como caso par­ ticular de la desigualdad » para p¡ > 0. Demos­ trar que f — exp o / = 0. tenemos la desigualdad contraria 1=1 Ítp ig (x i) < (a) (b) Aplicar esto con g = log para demostrar el resultado del problema 36 directamente para cualquier función integrable / .

. **(c) Si /(xo) ^ 0 para x0 > 0. *41.. entonces f k)(0) = 0 para todo k. (a) Demostrar que si a es una raíz de la ecuación (*) anx n + a„_ixn—1 + ‘ ‘ ' + a # + tfo = 0. la parte (c) proporciona n soluciones y lt . Demostrar que si f es una función continua definida sobre los reales positivos. Demostrar que. entonces yoo(0) = o para todo k. + « » - + * * * + aiy' + a0y = 0. Constituye un teorema el que en este caso son éstas las únicas soluciones de (**). entonces existiría un número a tal . + cnyn satisface tam­ bién (**). *(c) Demostrar que si a es una raíz de orden r de (*).. y f ( xy) . Si (*) tiene como raíces n números reales (contando las multiplicidades). (b) Demostrar que /(x) ^ 0 para todo x de algún intervalo (a. Indicación: Considérese g(x) = f ( e x). b). entonces f (a) = 0./(* ) + f i y ) para todos los x e y positivos. Demostrar que si f{x) = e~1/x’ sen 1/x para x ^ O . Supóngase que / satisface /" — / = 0 y que /(0) = f (0) = 0. 43. y /(O) = 0. yn de (**). Demostrar que / = 0 como sigue. *42. (d) Demostrar que en este caso la función c^y^ + . o bien /(x) = ce~x para todo x de (a. Veremos en el capítulo 26 lo que hay que hacer cuando (*) no tiene por raíces n números reales. *(b) Demostrar que si a es una raíz doble de (*). para alguna constante c. Demostrar que si /(x) = e~x/x* para x ^ O . por ejemplo. entonces y(x) = xeax satis­ face también (**)..496 Derivadas e integrales *40. y el caso general se considera en el proble­ ma 19-19. b). El problema 20 y los dos problemas siguientes demuestran casos particulares de este teorema. o bien /(x) = cex. entonces y(x) = xkeax es una solución para 0 < k < r — 1. (a) Demostrar que / 2 — (f)2 = 0. y /(O) = 0.. entonces / = 0 ó /( x ) = = fie) log x para todo x > 0. Indicación: Recordar que si a es una raíz doble de una ecuación polinómica /(x) = 0. entonces la función y(x) = eax satisface la ecuación diferencial (**) * » / b. *44.

] (b) Demostrar también que f = a senh+h cosh para ciertos (diferentes) a y b. compañero del problema 15-30. mientras que f(x) ^ O para a < x < x Q. Direx-*oo x-^oo mos que el crecimiento de f es de orden superior al de g {f^> g) si lim X-*oo /(*) g(x) y diremos que los crecimientos de f y g son del mismo orden ( f ~ g) si /(* ) existe y es ^ 0. (a) Demostrar que si f satisface f ' — f — 0. y P > log” para cualquier entero positivo n. « . Hallar todas las funciones / que satisfacen (a) (b ) /<»> = *47. *45. con lim f(x ) — lim g(x) = oo. 46. entonces / + g ~ f . Este problema. Sean f y g funciones continuas tales que lim f(x ) = lim g(x) = » . g(*) Por ejemplo. ¿Por qué? Utilizar este hecho y la parte (b) para deducir una contradicción. g > f o / —gl Si f > g. esboza un tratamiento de la función exponencial que empieza con la suposición de que la ecuación dife­ rencial /' = / tiene una solución distinta de 0. ¿se tiene que cumplir ne­ lim x-»oo (b) cesariamente una de las tres condiciones f > g . y utilizar después el problema 44. entonces /(*) = ae* + be~* para ciertos a y b. donde /C*o) ^ °(b) Demostrar que existe una función / que satisface f = / y /(O) — 1. Demostrar que f(x) ^ 0 para todo x considerando la función g(*) = /(*0 + *)/C*o— -*). exp > P para cualquier función polinómica P. [Imaginar primero cómo deben ser a y b en términos de /(O) y f(0). (a) Supóngase que existe una función f =£0 con f — f. 48. (c) Para esta / demostrar que f(x + y) = f(x)-f(y) considerando la función g(x) = f{x + y)¡fix). (a) Dadas f y g . (d) Demostrar que / es uno-uno y que if~l)\x ) = \¡x.Las funciones logarítmica y exponencial 497 que O < a < x0 y f(a) = O.

<?x/2.. entonces / > g. e x2. e x2. Demostrar que existe una función continua / cuyo orden de crecimiento es mayor que el de cual­ quiera de las g¡.. x e. xlog x. x 3 log x. (log x ) x..498 Derivadas e integrales (c) Si i9 e f > c > \ log g para valores de x suficientemente grandes. son funciones continuas. x log2* x. aí1. e x. x 3 x + e~bx. (i) (ii) (iii) = j * g . (log x)2x. indicamos cada función dando simplemente su valor en x. ¿se sigue de ello necesariamente + log(*3). Demostrar que log10 2 es irracional. 49. 50. log 4*. (d) Si f >g y F (x )= (e) que G? Ordenar cada uno de los siguientes conjuntos de funciones de menor a mayor orden de crecimiento (por comodidad. log(*x). . . Supóngase que gi. x x. gi. x3. g 2 . x x. x ) x. eñx. (log ex. 2 X.

si F(x) = x(log x) — x. Las fórmulas de este tipo se simplifican considerablemente si adoptamos la notación F{x) \ = F(b) . una fórmula para integrales. entonces F \x) = log x \ en consecuencia. según el segundo teorema fundamental del cálculo infinitesimal. = /. 499 . En general. Por ejemplo. Por supuesto. a saber. log x d x — F(b) — F(a) — ¿(log b) — b — [a(log a) — a].CAPÍTULO 1 8 INTEGRACIÓN EN TÉRMINOS ELEMENTALES Todo cálculo de una derivada proporciona. una función F que satisface F' = / recibe el nombre de primitiva de /. ana función continua f tiene siempre ana primitiva./.F(a). Podemos escribir entonces J* log x d x = jf(log x) — x \ Este cálculo de j log x d x depefidió del feliz hallazgo de que log es la deri­ vada de la función F(jc) = jc(log jc) — x. 0 < ay b.

* La definición que vamos a dar será precisa. Y lo que es peor.* una función elemental es una función que puede obtenerse mediante suma. Por lo general las definiciones que se dan incluyen como funciones elementales a las funciones «algebraicas». o por lo menos no del todo corriente. donde la s /s o n funciones racionales.------------ satisface F '(x ) = arctg x (la manera de llegar a tal observación es totalmente otro asunto). pero en realidad no exacta.Derivadas e integrales 500 pero en este capítulo intentaremos hallar una primitiva que pueda expresarse en términos de funciones conocidas tales como sen. Una función que puede expresarse de esta forma recibe el nombre de función elemental. no existe ninguna función elemental F tal que F \x ) = e~x1 para todo jc [no se trata meramente de un informe sobre el estado presente de ignorancia ma­ temática . Pero para nuestros fines podemos dejar de lado estas funciones. existe un teorema (difícil) que dice que una tal función no existe]. Al ser tan insegura la búsqueda de funciones elementales. etc. Por ejemplo. de modo que b . el encontrarlas proporciona a menudo cierta satisfacción peculiar. multiplicación.2------------ entonces podemos tener la impresión de que «verdaderamente» hemos calculado f arctg x dx. . es decir. en general. división y composición a partir de las funciones racionales. arctg x dx = x 1. no es posible encontrar primitivas elementales. Si observamos que la función F(x) = x log(l -f X r arctg * -----. las funciones trigonométricas y sus inversas y las funciones log y exp. no tendremos manera de saber si es o no posible hallar una primitiva elemental (el lector tendrá que confiar en que los problemas de este capítulo no contengan erratas). Iog(l + *2) 6 arctg x -----. Desde el principio debemos decir que. Propiamente hablando. log. a las funciones g que satisfacen una ecuación (g(x))n +/»-i(*)(¿(*))n 1+ • • • +/o(*) = 0.

pero en este contexto vamos a tolerar estas discrepancias. (3) Los «métodos» más útiles de integración son en realidad teoremas muy importantes (aplicables a todas las funciones. Estos métodos básicos constituyen teoremas que nos permiten expresar primi­ tivas de una función en términos de primitivas de otras funciones. jjunto con alguna notación. Aunque el lector piense olvidar cómo se integra (y es probable que la primera vez se le olviden algunos detalles). lo que nos proponemos es convertir el proceso de integración en algo tan mecánico como sea . en condiciones en que no sea posible consultar ninguna de las tablas corrientes de integrales [por ejemplo. El símbolo j f o j f(x)dx significa «una primitiva de /» o. y convenios destinados a facilitar este proceso. Naturalmente. Para empezar a integrar necesitaremos. más precisamente. una lista de primitivas para algunas fun­ ciones. mientras que ff(x )d x es más útil en fórmulas tales como la siguiente: Esta «ecuación» significa que la función F(x) = x4/4 satisface F'(x) = x3. El símbolo / / será con frecuencia utilizado en el enunciado de teoremas. No puede ser interpretada literalmente porque el segundo miembro es un número y no una función. abreviaciones. una tal lista puede obtenerse simplemente derivando algunas funciones bien conocidas. del cual todo el mundo debe estar algo enterado. (2) En ocasiones puede ocurrir que sea preciso calcular una integral. por lo tanto.Integración en términos elementales 501 Este capítulo consiste en algo más que en dar métodos para hallar primitivas elementales de funciones elementales dadas (proceso conocido simplemente por «integración»). Esta preocupación por las funciones elementales se justi­ fica mediante tres consideraciones: (1) La integración constituye un tema clásico de cálculo infinitesimal. no solamente a las ele­ mentales). puede ocurrir que el lector siga un curso (de física) en el cual se le exija saber integrar]. nunca deberá olvidar los métodos básicos. «el conjunto de todas las primitivas de /». la razón crucial es la última. La lista que vamos a dar utiliza un símbolo corriente que requiere alguna explicación.

será conveniente que vuelva a leer el capítulo 13). Un convenio importante acompaña esta notación: la letra que aparece a la derecha de la ecuación debe ser la misma letra que aparece después de «la letra d » en el primer miembro. Aunque es posible (problema 13) llegar a contradicciones si no se tiene en cuenta este punto. txz tx dx = — . en la práctica no surgen tales dificultades. pero es importante no dejarse extraviar por ella. donde F es una integral indefinida de /» (si esta afirmación no le parece al lector reiterativa. Podemos comprobar las fórmulas de la siguiente corta tabla de integrales in­ definidas. hacemos notar una vez más el siguiente hecho: la integral I f(x) dx J a no se define como «F(¿>) — F(á). recibe con frecuencia íb el nombre de «integral indefinida» de /. Casi todos escriben / x z dx para destacar que las primitivas de f(x) = jt3 son precisamente las funciones de la forma F(X) = x 3 + C para algún número C.Derivadas e integrales 502 posible y para ello recurriremos a toda clase de artificios. una primitiva de /. así pues. Aun a riesgo de cansar fb al lector. mientras que I f(x) dx es llamada. 2 / t x i t = xi Una función jf(x) dx. / / a dx = ax x n+l x n dx n + l’ n 9é — 1 . Otra característica de la ecuación merece ser mencionada. «integral definida». es decir. y la preocupación por esta constante no es más que un estorbo. Esta sugestiva notación da buen resultado en la práctica. j u3 du = . derivando simplemente las funciones indicadas a la derecha. por Ja contraste.

Esto se sigue de las fórmulas anteriores. / a6 c • f{x) dx = c • f *f(x) dx. fe • f(x ) dx — c •'//(* ) dx.) e* j sen x dx = — eos x' J eos x dx — sen * j sec2 x dx — tg x j s e c x .Integración en términos elementales ¡ \ d x = lo g * J e* dx = 503 dx se escribe a menudo por conveniencia ( / — x abreviaciones análogas se usan en los dos últimos ejemplos de esta tabla. Estas ecuaciones deben interpretarse en el sentido de que una primitiva de / . ya que cada integral definida puede es­ cribirse como diferencia entre los valores en a y en b de una primitiva corres­ . mientras que una primitiva de c -f puede obtenerse multiplicando por c una primitiva de f.+ g puede obtenerse sumando una primitiva de f con una primitiva de g. Nótense las consecuencias de estas fórmulas para integrales definidas: Si / y g son continuas. entonces / / [/(*) + *(*)] dx = dx + ¡*g{x) dx.g x i x = sec * x = aresen x Dos fórmulas generales de la misma naturaleza son consecuencia de los teo­ remas acerca de derivación: /[/(* ) + g(*)] dx = ¡f(x ) dx + fg (x ) dx.

La segunda fórmula es simplemente otra expresión de la primera. / f(x)g'(x) dx = f(x)g(x) . entonces / fg' = fg ~ f fg. las fórmulas se cumplen también cuando / y g son únicamente inte­ grables. Esto demues­ tra la primera fórmula. TEOREM A 1 (IN T E G R A C IÓ N PO R PA R T E S) Si f y g' son continuas. ffg' = ¡ ( f g y .) La fórmula del producto para la derivada proporciona un teorema más inte­ resante.¡fg> y fg puede elegirse como una de las funciones denotadas por /(fg)'. La continuidad hace falta para saber que estas primitivas existen. | . y la tercera fórmula es consecuencia inmediata de cualquiera de las dos primeras. f*f(x)g'(x) dx = f(x)g(x) * .f g • Así pues. que se expresará de varias maneras distintas. (Obsérvese que en la segunda ecuación f(x) g(x) denota la función f-g. pero recuérdese la dificultad mucho mayor que ofrecen las demostraciones en este caso.504 Derivadas e integrales pondiente. (Por supuesto.) D E M O ST R A C IÓ N La fórmula (fgY=fg+fgf puede escribirse fg ' = (f g y .J* f'(x)g(x) dx.f f'(x)g(x) dx.

J x sen x dx — 1 1 / g' j x • ( — eos x) — 1 1 f —x g 1 ’ ( — eos x) dx 1 1 f eos x + sen g x. El primero consiste en considerar la función g' como igual a 1. f lo cual implica que 2 J^ lo g x d x - 1 1 (lo g x )* g . j xé* d x = xé* — 11 j 1 • li 1 fg dx i f i = x? . cuya derivada es más sencilla que /. J log x dx = j 1 • log x d x = x log x — J x • (1 /x ) dx 1 1 11 11 ¿ g g f f . Un ejemplo sencillo lo constituye el cálculo j (1/x) • lo g 1 1 g' x dx f lo g x • lo g x — f 1 1 g f ( 1 / x ) * lo g x d x . la integración por partes es útil cuando la función a integrar puede considerarse como producto de una función f.r . otra vez. por otra función que se vea claramente que es de la forma g'.x(log x) - f X. El segundo artificio consiste en utilizar la integración por partes para hallar fh en términos. y después despejar fh en la ecuación resultante. de fh.Integración en términos elementales 505 Según indican los siguientes ejemplos. Hay dos artificios especiales que a menudo dan buen resultado en la integra­ ción por partes. lo cual siempre es posible.

Conviene con frecuencia hacer una integración preliminar antes de atacar el problema principal.log x dx 2 Muchas veces hace falta un cálculo más complicado: J é* sen x dx — é* • ( — eos x) — j e* • ( — eos x) dx i 1 / ¿ 1 1 J' f g — —é* eos x + J r g eos x dx i i u v' — —é* eos x + \ f • (senx) — J í*(sen. J. podemos integrar por partes f (log x )2dx / (log x) (log x) dx i f i g' . mayor será la probabilidad de éxito. J. U V 1 u 1 o por lo tanto. cuantas más funciones se sepan ya integrar. Por ejemplo. 2 j ex sen x dx — ¿*(sen x — eos *) / e* sen x dx = £*(sen x — eos x) Puesto que la integración por partes está basada en el reconocimiento de que una función es de la forma g'.v) dx\.Derivadas e integrales 506 o (log* )2 j .

x\ dx f 1 + dx X « x(log *)2 — 2*(log x) 4* 2x. El método más importante de integración es una consecuencia de la regla de la cadena. Desarrollaremos por lo tanto este método por etapas.(F'*g)'g' = (f*g) -y . tenemos / x) ( l o g x ) dx (lo g 1 f = (lo g x )[* (lo g * ) . entonces du m *g ' ( * ) d x - DEMOSTRACIÓN Si F es una primitiva de /. y reservando para más adelante el tratamiento de las integrales indefinidas. TEOREMA 2 (FÓRMULA DE SUSTITUCIÓN) Si / y / son continuas. entonces el primer miembro es F(g(b)) — F(g(a)).* ] . | . de modo que F ° g es una primitiva de (f° g )'g í y el segundo miembro es (F og)(a) - ( F o g)(b) = F (g(b)) - F(g(a)). ( F * g Y . enunciando primero el teo­ rema para integrales definidas. e incluso la explicación del método es más difícil. Por otra parte./ i ¿ i 1 f g i (lo g * )[* (lo g “ (lo g * ) 0 ( lo g * x] - ) — *] — * ) .* ] - f (lo g x) x] dx - l f x) - = « (log x)[*(log (l/x )[x (lo g i X - f logx<¿* 1] + [*(log x) .Integración en términos elementales 507 si recordamos que Jlog x dx = (x log x) — x (esta fórmula fue deducida a su vez mediante integración por partes). La aplicación de este método exige considerablemente más ingenio que la integración por partes.

el factor que queda 1/cos * puede escribirse /(eos *) p a ra f { u) = 1¡u. la expresión que queda. U Finalm ente. fb * = sen*] j Lf ( Ú ) = Ja J U h f b = fo (b ) / f(g {x))g'(x) dx = Ja senb u b du Ls e n a L a integración de fI / f { u ) du Jg{a) sen6 b sen6 a --------------------. (sen x ) 5. puede escribirse como (g(x))5 = f ( g ( x ) ) . eos * 0 E n este caso el factor — sen * es / ( * ) . el cual será el factor g'(jc) para /( x ) = sen x . A sí pues. para f ( u ) = u 5. * lo g * dx.-— 6 O tg x d x puede ser tratad a de m anera análoga si escribim os f Ja tg x d x = - r — Ja sen * dx. la inte­ gración de Jo sen5 x eos * tfa ( = / / (sen*)5 eos * dx'j es facilitada p o r la aparición del factor eos x. p ara hallar 1 s a. .508 Derivadas e integrales Las aplicaciones m ás sencillas de la fórm ula de sustitución consisten en re­ conocer que una función dada es de la form a (f ° g ) g P or ejemplo. donde g(*) = eos * . D e aquí que /: g(x) = tg x d x f(u) eos * = - f* = - foW / f(g (x))g '(x) dx = f(u ) du Ja J a(a) f = — / eos J eos Cl a b | -du = lo g (eos a ) — lo g (eos b ).

por ■ por 1 u . 1 = du j 1 f 5 .509 Integración en términos elementales obsérvese que 1 / jc = /(«) = 1¡u. f i ---------. Jlog a U Afortunadamente. que suponen escribir f * f(g (x))g '(x) dx = Jg°™ f(u ) du. u* du. Por ejemplo* í / Ja 5 sen5 x eos . /se n a y análogamente f b — sen x . pueden eliminarse fácilmente observando lo siguiente: Para pasar del primer miembro al segundo.í>'(jc) .du = log (log ¿) . las sustituciones pueden hacerse directamente en la función original (lo cual justifica el nombre de este teorema). donde g(x) = log x. J sustituir L sen COS x X dx. estas aplicaciones de la fórmula de sustitución pueden abreviarse considerablemente.a) — X riogb i = / . í Ja . Las etapas intermedias. g(x) por u g'(x)dx por du sustituir (y cambiar los límites de integración) .¿X sustituir Ja eos x L eos x por -sen x d x por “ ] = f~*U. y que l/'log x = f(g(x)) para g(x) = log X 1 /(« )= lO j L u fb r0m = / f(g (x))g '(x) dx = / /(« ) Ja Jo(. Así pues. x dx í . auJ J eos a U .log (log a) .

X Es totalmente antieconómico obtener primitivas mediante la fórmula de sustitu­ ción hallando primero integrales definidas. puesto que f. más bien que por integrales definidas. sen5 x eos x dx — sen* b sen6 a se sigue que / sen5x eos x dx = sen' x Análogamente. du = g'(x) dx. no la letra x). Por ejemplo. (3) Sustitúyase u de nueve por g(x). enJ a tonces ciertamente sabremos hallar / f(x) dx.lo: log Ja dx /■log b 1 = du = . (después de esta manipulación solamente debe aparecer la letra u. (2) Hállese una primitiva (como expresión en u). sea « = log x f X. . pueden combinarse las dos etapas. tg x d x — — log l / 1 X log Xf dx = log (log x). pero si sabemos hallar f f(x)dx para todo a y b. U En este capítulo nos interesamos por lo general por primitivas. En vez de esto. diciendo sencillamente: «Sea u — g(x) du = g'(x) dx» Así pues.Derivadas e integrales 510 Este método se suele abreviar todavía más. dando lugar al siguiente proceso: (1) Sea K = g(x ).dx x X / J log a -d u .

para hallar J sen5 x eos x dx. de modo que obtenemos j u*du. (1) sea u = sen x. 511 . si u = lo g x. entonces f 1 / — -----.dx. du = eos x dx. J u de modo que / X lo g X dx * lo g (log x ).Integración en términos elementales A sí pues. (2) calcúlese (3) no se olvide sustituir otra vez u por sen x. de modo que / sen6 x eos x dx sen* x Análogamente. du « .d u — lo g u.dx se convierte en J x lo g x n I .

. Esta fórmula no puede ser tomada literalmente (después de todo. y un poco de cuento.l o g u. Si usamos la notación de Leibniz. u = g(x ).Derivadas e integrales 512 Para calcular / 1+ x! dx. ff(u) du debe significar una pri­ mitiva de / y / figix^g'ix) dx debe signficar una primitiva de (/ o g) g ' . 2 / de modo que ¡ v i ^ dx = i ios<-1 + x ‘) - (Este resultado puede combinarse con la integración por partes para dar lugar a una fórmula ya mencionada: j 1 • arctg x dx = x arctg x — = x J^ ~2 dx arctg x — % lo g (l + *2). ciertamente éstas no son iguales). sea u = 1 x 2. du = 2x dx. el problema puede resultar tan sencillo que hasta sea posible resolverlo mentalmente. la fórmula queda particularmente bonita: f f ( u ) du = f f ( u) ^ dx. el factor 2 que acaba de aparecer no causa ningún estorbo: la integral se con­ vierte en 1 i i . Sin embargo. puede ser considerado como resumen simbólico del procedimiento que he­ mos desarrollado.d u = . Los tres * La fórmula de sustitución se considera a menúdo como J f ( u ) du = J f ( g ( x ) ) g '{ x ) dx.) Estas aplicaciones de la fórmula de sustitución * corresponden a los tipos más directos y menos interesantes —una vez reconocido el factor g'ix).

(El único detalle engorroso consiste en la debida colocación de la constante. que son ( tg6 x)/6. Si ahora derivo F(x) = e3*. pero por lo menos cuando g es de la forma sencilla g(x) = ax + b no se debe perder tiempo escribiendo la sustitución. eBen* y arcsen e*. de modo que este «algo» debe ser para eliminar el 3. debería saber adi­ vinarlas a partir de las soluciones. Las siguientes integraciones deben estar todas claras.Integración en términoé elementales 513 problemas siguientes requieren solamente la información suministrada por la corta tabla de integrales indefinidas del comienzo de este capítulo y. ¿Cuál ha de ser la solución del segundo problema. j seca x t g 5 x dxy J (co$ x)eBBDXdx. Evidentemente je 39 dx = e3x•(algo). la sustitución adecuada (el tercer problema ha sido algo disfrazado mediante un truco algebraico). e3*/3 o Se3*? Yo trato siempre estos problemas como sigue. obtengo F'(x) = Se3*.) dx / / j eiz dx = eos Ax dx — sen (2x + 1) dx = / _ dx 1 -h Ax2 e3* 7 sen Ax eos {2x + 1) ^ arctg 2x 2 . Al prin­ cipio estos problemas pueden parecer demasiado difíciles para hacerlos mental­ mente. / Vi Si el lector no ha conseguido hallar las sustituciones adecuadas. por supuesto.

• e dx. Si escrib im o s U — X = dx = lo g u. u de m o d o que í J 1 -.h . siem p re p u ed e ser in te r c a la d a : f J !± Ü & - 1- e* f i J 1 1 — e* e* 1 . . i .du = \ — u u f J — ------. A u n q u e no ap a re z c a la ex p resió n e * d x . d e tra ta r este p ro b lem a. O b ten em o s p o r lo ta n to lo cu a l p u ed e ca lc u larse m e d ian te el tru c o algebraico f J • . p referib le.d x ^ = —2 l o g ( l — e*) + lo g e*= —2 l o g ( l — ¿*) + x . u . du = é* d x .e / L a d estac ad a ap a rició n d e la exp resió n e* sugiere la su stitu ció n sim p lificad o ra u — ex. .du.Derivadas e integrales 514 A p licacio n es m ás interesan tes de la fó rm u la de su stitu ció n se p rese n tan c u a n d o el fa c to r %'(x) n o aparece. la cu a l n o exige m u l­ tip lica r y d iv id ir p o r e?. E x iste n dos tipos p rin cip ale s de su stitu cio n es en q u e esto o cu rre.d u = 1 — u —2 l o g ( l — u ) + lo g u . C onsiderem os p rim e ro 1 + ** dx. E x iste o tra m a n era.

du.dx se convierte inmediatamente en 1 - 1+u 1 ----*. si aplicamos la sustitución directa m = g(x) du = g'(x) dx a la misma integral obtenemos La$ integrales (1) y (2) son idénticas. consideremos = W O r^w )).du a la integral / f(g(x)) dx. No es difícil ver por qué este truco da siempre buen resultado (siempre que la función que expresa u en términos de x sea uno-uno para todos los x que se consideren): Si aplicamos la sustitución « = g(x).Integración en términos elementales 515 entonces / 1 . y dx en función de du. . -------. x = g '(u) dx = (T'YM. Por otra parte. 1 —u u La mayor parte de los problemas de sustitución resultan mucho más fáciles si se recurre a estos trucos de expresar x en función de u. en vez de hacer lo contrario. ya que Para dar otro ejemplo concreto. obtenemos (1) / / ( “)(£ lYW) du.

u2 = e* + 1.* .1 3 Otro ejemplo que ilustra el segundo tipo principal de sustitución que se puede presentar es la integral J V i — x 2 dx.Derivadas e integrales 516 En este caso llegaremos hasta el extremo sustituyendo toda la expresión -Je? + 1 por una letra.2(í* + l ) 1'». u2 — 1 La integral se convierte entonces en f J u * = 2 L . entonces la integral se convierte en . ya que s/ 1 — sen2 u — eos u.. V í 1 H. . x = log(«2 — 1). En este caso. en lugar de sustituir una expresión complicada por otra más sen­ cilla. u2 — 1 = ex.(e* + l)» '2 . Esto en realidad sig­ nifica que estamos utilizando la sustitución u = aresen x. * .e~ — áx = . Así pues. Así pues. elegimos la sustitución u = V > + 1.? ? ! . dx = ——— du. sustituiremos x por sen u.. u2 — 1 J 3 Así pues / . sea x = sen«. [u = aresen x] dx = eos u du. pero es la expresión de jc en términos de u la que ayuda a hallar la expresión que ha de ponerse en vez de dx.

1 v .* V i .x \ 2 La sustitución y la integración por partes son los dos únicos métodos funda­ mentales que el lector debe aprender. u . sen 2u du = — [-------— í J ------------2 2 4 ¿x — arcsén x sen(2 áresen *) aresen x .Integración en términos elementales 517 El cálculo de esta integral se basa en la ecuación „ 1 4.sen (aresen x) • eos (aresen x) aresen x . A con­ tinuación damos los más importantes. N ---. . con ayuda de ellos es posible hallar las primitivas de un gran número de funciones. 1. 1 4. No obstante. según revelan nuestros ejemplos..b . el éxito depende muchas veces de algunos artificios adicionales.eos 2u eos2 u — --------------- 2 (véase más adelante en este capítulo el estudio de las funciones trigonométricas) de manera que j / eos2 udu = 4* eos 2tf . FUNCIONES TRIGONOMÉTRICAS Puesto que sen3 x 4" eos2 x = 1 y eos 2x = eos2 x — sen2 x. Aplicando éstos.------. el lector debe poder in­ tegrar todas las funciones de los problemas 1 a 9 (otros artificios interesantes se explican en algunos de los problemas restantes).

sen' x = 1 — eos 2* 1 + eos 2x eos2 x = Estas fórmulas pueden utilizarse para integrar J sen” x dx.dx. una vez desarrollada. n = 2k + 1. Si n es impar. J eos2 2x dx = ^ J eos2 2x dx . eos 2x = (1 — sen2 x) — sen2 x = 1 — 2 sen2 x.518 Derivadas e integrales obtenemos eos 2x — eos2 x — (1 — eos2 x) = 2 eos2 x — 1. J cosn x dx. y entonces J sen” x dx = J sen * (l — eos2 x)k dx\ la última expresión. Por ejemplo. 1 + eos 4x J/ . ----------:--------. Poniendo (1 — eos 2x) ----------------- (1 + eos 2x) ----------------- o en vez de sen2 x o eos2 x se obtiene una suma de términos que encierran poten­ cias inferiores de eos. encierra términos de la forma sen*eos* x. . J sen4 x dx = J ^ »« dx = J i dx — J eos 2x dx + . si n es par.

1 x . Aunque existen varias maneras de «deducir» este resultado. 2. Las dos primeras. La tercera es muy importante para integrar una clase muy amplia de funciones. 3. Finalmente. una integral trigonométrica importante es .dx — í sec x dx — log(sec x + eos x J tg x). eos” x d x — . y aprenderla de memoria. . Si n y m son ambos pares. sen* x d x = — i sen"-1 x eos x + -— n n / / 1 í sen» a x dx.2 J (*» + l) " ” 1 ’ y muchas fórmulas análogas. se utilizan las fórmulas de sen2 x y eos2 x. propor­ cionan otro método para calcular las primitivas de sen7* o eos7*.Integración en términos elementales 519 todos los cuales se pueden integrar fácilmente. íx"*"1 + * * • + b0. 2n — 3 f 1 ___ ^ (x* + 1 ) * " ^ 2« . FUNCIONES RACIONALES Consideremos una función racional p/q donde p(x) * anx n + q(x) m bmXm + ix*” 1 + • • • + tfo.eos"“ 1 x sen x + -— — f cos"~a x dx. n n J . con la cual terminaremos este estudio. el más sencillo consiste en comprobar esta fórmula derivando el segundo miembro. Una integral de la forma J sen* x cosw x dx se trata de la misma manera si n o m son impares. mediante los métodos de que ya disponemos (problema 12).2 (x* + l)* “ 1 + 2n . FÓRMULAS DE REDUCCIÓN Mediante la integración por partes se obtiene (problema 20). La integral de eos* x se trata de manera análoga. aplicadas reiteradamente.

47.~ 2 . (en esta expresión. el primero de ellos es consecuencia del «teorema fundamental del álgebra» (véase capítulo 25.Derivadas e integrales 520 No hay inconveniente en suponer que an = bm = 1. se pueden reunir dos factores idénticos. * ( * — a*)r*(*2 + fii* + Ti)*1 * • • • (x2 + fox + Tí)*1 • • ■ + r* + 2(¿i + ' ‘ ' + s¡) — m ). TEOREMA Toda función polinómica q{x) = xm + bm.V f t 2 . de manera que todos los x — oti y x 2 + fíiX + y i pueden suponerse distintos. Además.f t . Suponemos además que ninguno de los factores cuadráticos es descomponible. . teorema 2 y problema 25-3).\ x m 1 + * • • + bQ puede escribirse como producto q{x) = {x — (donde r\ + * . )] . podemos suponer que n < m. ya que de otro modo se podría descomponer x 2 + PiX + 7 i = en factores lineales). —f t + V ^ t 2 ~ 4 t . Esto significa que fii2 - 4t í < 0. mediante división (por ejemplo: La integración de una función racional cualquiera se basa en dos hechos. . pero el segundo no será demostrado en este libro. ya que de otro modo se puede expresar p¡q como una función polinómica más una función racional que es de esa forma.

d.T + *2 4. se puede escribir 2x7 + 8x6 + 13x5 + 20x4 + 15x3 4* 16x2 4. g y h . h.i + Í_ A + Le*2 X*2 + & i x + 7 i) + + Ci + • • + ' ( x 2 4.7t) Esta expresión. . el numerador se convierte en a(x — 1)(*2 4. es tan complicada que es más sencillo examinar el siguiente ejemplo. 1 + (x — a i ) rü + + F ^ l _ + L((xa: — — ía k) + {x — a k) ix + ci.2x + 2 (x2 4* x 4“ 1) (x2 + x + l ) 2 Para hallar los números a.\ X n ~~l + * * • + ú o . .77i)*lJ i) h.2x 4* 2)(x2 4.* .d + . . e.l ) 2 4. q{x) = xm + bm..2)(x2 -4 x 4.x 4 . + 6 (x .f a x -I. 4- gx + h ex 4. el cual ilustra esta expresión e indica la manera de hallarla.2x + 2)(x — l ) 3 a 1 .x . ~ + / -. 6 j. .b(x2 -fc 2x 4. .\x + ci. • (x — otk)rk(x2 + fax + 7 i) * 1 (x2 + fax + yi)*'. c.\x m~ l + * • * + 6o = (x — ch)ri • .i LC* — ai) + — -gl|fl .521 Integración en términos elementales TEOREMA Si n < m y P(x) — x n + a n .x 4.\ + + (x2 .1)2 4.l ) 2 .x + ci ± .f i3¡x + 7 í)*‘J •O*2 + Pix 4. entonces p(x)¡q(x) puede escribirse en la forma p{x) q{x) =r gi.(ex 4 • /) ( * •’■* l ) 2(x2 4“ 2x 4* 2)(x2 4* x 4 “ 1) '4 * (gx-4í h)(x — l ) 2(x* 4 “ 2x 4* 2). Según el teorema. escríbase el segundo miembro como polinomio encima del denominador común (x2 + x + l)2 (x2 + 2x + 3 )(x — l)2.Tx + 10 (x2 + r + l ) 2(x2 4.l ) 2 4. f . conocida por «descomposición en fracciones simples» de p(x)lq(x).(ex 4* d)(x — l ) 2(x2 4.

x5 + 20x4 + 15x3 + 16..j) 2 + f (Si hubiésemos obtenido — f en vez de | no hubiésemos podido tomar la raíz cuadrada. J x — 1 J (x . (En casos más sencillos los cálculos requeridos pueden ser en realidad más ase­ quibles.!---------d x + í J (x-l)2 J (x* + x+ 1)! 1 x+ 3 x2 4” 2x + 2 dx. obteniéndose a = l.) Estamos ya en condiciones de hallar cada una de las integrales que aparecen en la expresión anterior. . h. c = 1. Igualando estos coeficientes con los coe­ ficientes de 2x7 + 8x6 + 13. g = 0. Después de cálculos laboriosos éstas pueden resolverse.1). h = 1. Las dos primeras integrales son sencillas: f — ^— dx = log(x . b = 2..Derivadas e integrales 522 En realidad. cuyos coeficientes son combinaciones de a. / = 0. ■ dx + f J (x- 1) 2 l)2 dx d x + f -------.x2 + 7x + 10 (el coeficiente de x8 es 0) obtenemos ocho ecuaciones con las ocho incógnitas a.1 La tercera integral se basa en «completar el cuadrado»: x 2 + x + 1 = (x + . h.l ) 2 X. los cálculos harán ver todas las dificultades que surgen al integrar funciones racionales. pero en este caso nuestro factor cuadrático de origen se hubiese podido descomponer en factores lineales. desarrollando esto (!) obtenemos un polinomio de grado 8.. d = 3. Así pues. e = 0. / 2x7 + 5x6 + 13x5 + 20x4 + 21x3 + 16x2 + 7x + (x2 + x + l ) 2(x2 + 2x + 2 ) (x - = f — .. He obtenido este ejemplo particular partiendo de la descomposición en fracciones simples y convirtiéndola en una fracción..) Podemos escribir ahora .

Integración en términos elementales 523 La sustitución u — du — x + i V i' 1 V i cambia la integral en 4 3 / v i du. La segunda integral del segundo miembro.. Finalmente. 1 f 2x + 2 2 J x2 + 2x + 3 f 2 J (x + 1)* + 1 La primera integral del segundo miembro ha sido construida expresamente de manera que podamos calcularla mediante la sustitución u = ** + 2* + 3. Si la integral de origen fuese . (k’ + D * la cual se puede calcular mediante la tercera fórmula de reducción dada an­ teriormente. es sencillamente 2 arctan (x + 1).2 .dx (** + 2x + 2) escribimos [ J x* + x + 3 H. du = (2* + 2) dx. que es precisamente la diferencia de otras dos. para calcular x + 3 —--------------.

x -f. aun cuando la dificultad o la imposibilidad de hallar los factores del denominador pudieran impedir que esta primitiva fuese expresada explícitamente. Además. si un problema ha sido reducido a la integración de una función racional. más bien que la comprensión de los procesos de integración. Este ejemplo probablemente habrá convencido al lector de que la integración de funciones racionales es únicamente una curiosidad teórica. de modo que puede ver en qué momento se encuentra a la vista el final de un proce­ so de integración. entonces es seguro que existe una primitiva elemental.s Derivadas e integrales 524 x + 3 O 2 + 2x + 2 )n 2. La segunda integral se calcularía mediante una fórmula de reducción. No obstante. especialmente por­ que es necesario hallar la descomposición en factores de q(x) antes de que se pueda siquiera empezar. PROBLEMAS 1. si el lector recurre a él. y en consecuencia ponen a prueba la habilidad del lector para descubrir trucos algebraicos. Esto es verdad sólo en parte.2 (*2 + 2x + 2)n [(* + l ) 2 + l ] n la primera integral del segundo miembro se calcularía todavía mediante la misma sustitución. (i) . solamen­ te dará a conocer el tipo de cálculo que se debía haber utilizado. Hemos visto ya que en ocasiones surgen funciones racionales sencillas como en la integración otro ejemplo importante es la integral Además. Este problema contiene algunas integrales que requieren algo más que ma­ nipulación algebraica. El capítulo de soluciones. cualquiera de estos trucos puede cons­ tituir un importante paso preliminar de un verdadero problema de integra­ ción. el lector puede intuir cuáles son las integrales fáciles.

(i) (ii) (iii) (iv ) (v) (vi) J e*sen é*dx. (Las integrales trigonométricas son siempre muy delica­ das. (En el texto esto se hizo por partes.x* .x2 (vin ) J (ix) / (X) dx 1 + senx 8xa + 6x -jr 4 x H. dx. tg2 x ¿x. J — * dx. la mayor parte de las cuales deben poder hacerse mentalmente.) dx a2 + x2 dx V a 2 .1 / ¿x. 2. porque existen tantas identidades trigonométricas que un problema fácil puede parecer difícil.) f é*dx J e** + 2 e * + l j Ce* dx.Integración en términos elementales 525 dx (ü) / (iü ) / (iv ) / (V) / (Vi) / (Vü) / Vx - M.----------a*. f xdx J Vi . Las siguientes integrales requieren simples sustituciones. J xf*' dx.V 7+ 1 + <?** + *** J --------.

(iv) j x2 sen x dx. consúl­ tense las soluciones. 4. (Í) ^ xV dx. (v) j (lo g x )3 dx. (ix) j (x) ¡ x(log x )2 dx. Las siguientes integraciones pueden hacerse todas mediante sustituciones de la forma x = sen u. 1 log (log x) ^ (u) (vi) (vii) (viii) j j sec3 x dx. Si no se consigue calcularla. V x log x dx.Derivadas e integrales 526 (vii) J f5 * f (viii) J x V i — x* dx. f log(cos x) (ix) J (X) j tg x dx. flo g O o g X) dx X log X 3. Integración por partes. j XV“ dx. (iii) j e** sen bx dx. Para hacer algunas de éstas será nece­ sario recordar que . etc. x = eos u.) eos (log x) dx. (Ésta es una integral artificiosa e importante que se pre­ senta a menudo.

pero apliqúese de todos modos la sustitución x = sen u. dx (o / (ü) I v (iü) 7 = = ' Jí 7Vx2 —1 (iv) VT fe ' (Esta integral es ya conocida del lector. que también puede comprobarse derivando: / cosecx dx — — log(cosec x + cot x). 5. habrá que aplicar la sus­ titución jc = tg u. Además. las derivadas de todas las funciones trigonométricas deben tenerse anora a mano. (viii)J V i . Las siguientes integraciones suponen sustituciones de distintos tipos. inténtese expre­ . Lo que no se puede sustituir es la agudeza de ingenio.) j ( V x * .) í vfx X -• 2 —1 J x (La solución será cierta función inversa a la que se dio poca importancia en el texto.X2 dx.) (Al ser tg2 u + 1 = sec2 u. (ix) V i -j.Integración en términos elementales f sec x dx 527 ** log(sec x + tg x) así como la siguiente fórmula. (x) j s a r á falta recordar los métodos de integración de las potencias de sen y eos.i dx.x* dx. si aparecen dos expresiones dificultosas. pero existe una regla general a seguir: sustitúyase una expresión que aparezca con frecuencia o de modo prominente.) (vii) j x* V i -y x 2 dx. para ver cómo sale.

1 J x* + x 2 — x — . Y no se olvide que.) í 4‘ + J 2* + 1 / dx. hay dos posibilidades evidentes para la pri­ mera sustitución.x J i . por lo general resulta útil expresar x directamente en función de u.Derivadas e integrales 528 sarlas en términos de alguna expresión nueva. ----.) dx. (i) (ii) (iii) f j dx 1 + V x + l í dx J 1 +** f dx J V~x + <TX (iv) (v) (vi) f .) r J2+ í dx tg x dx J (vii) (viii) (ix) + 1 (Otro caso en que una sustitución puede hacer el trabajo de dos. esto está bien. El problema anterior ha suministrado gratuitamente una selección al azar de funciones racionales para integrar. Damos aquí una selección más siste­ mática. *(x) 6. f 2 * » + 7* .. f V i . pero las dos sustituciones pueden hacerse a la vez.V * (En este caso lo indicado son dos sustituciones suce­ sivas.(La sustitución u — e? lleva a una integral que exige J * 1 e* todavía otra sustitución. y cualquiera de ellas irá bien. para hallar la expresión adecuada que ha de ponerse en vez de dx.

* dx.dx.l ) 2(x + l ) 3 529 dx. x A + 2*2 + 1 3x2 + 3* + 1 (vü) / *3 + 2*2 + 2* + 1 (viii) Jx Adx+ Y (ix) / -------. Miscelánea (sin restricciones). + 1 vTT dx. dx. (x2 + x + l ) 2 (X) / 3* (x2 + x + l ) 3 *' dx. (iv) J x log v T (V) / (1 + x 2) 9 + x 2 dx. Las siguientes integraciones requieren todos los métodos de los problemas anteriores. / ---------------. *7. . (i) arctg x 1+ *a ( x arctg x (ii) / (ni) f lo g v T + X2 dx. x2+ 1 (V) / (vi) *3 + * + 2 ._ ¿x. 2x2 + x + l (x + 3)(* — l ) 2 *** x + 4 —-----.Integración en términos elementales (¡o / P ) / 2x + 1 *3 — 3*2 + 3* — 1 *3 + (iv) / lx2 - 5 a: + 5 (x .

) Los dos problemas que siguen proporcionan una mayor práctica en la inte­ gración (a quien lo necesite y pueda soportar). (Por supuesto. mientras que el pro­ blema 9 se resuelve mediante sustituciones.eos X dx. aplicando el problema 1-1. í J x — l (Para descomponer x 6 + 1. (iv) x arctg x dx. serán necesarias en mu­ chos casos más manipulaciones para resolver las integrales que resulten. + sen x {vii) / i x eos3 x — sen x . sem x ' x + \ \/~A — x ‘ dx. / x dx. COS¿X (viii) (ix) (x) f V tg x dx. en factores.Derivadas e integrales 530 M arcsen V i dx. El problema 8 requiere mani­ pulaciones algebraicas y geométricas e integración por partes. 1 -f.) 8.dx. Hallar las integrales siguientes: (i) (ü ) (üi) j log(a2 + X2) dx. ?Ben* ----------------------. (vi) sen° x dx. (v) sen3 x dx. . descompóngase primero y3 + 1. eos2X '(vii) / x 2 arctg * dx.

En general.Integración en términos elementales (viii) f 531 x dx 1 y / x 2 — 2x -f 2 (ix) sec3 x tg (x) x tg 2 x x dx.) *11. Hallar las integrales siguientes: (i) í dx 1 (. 2 i*.y / x ) \/x dx. es más fácil atenerse a las sustituciones trigono­ métricas. dx. dx X?*' Si se ha hecho el problema 17-9. r (viii) 10. 1) dx.a 2 + x2) 2 r (ü) / V i — sen x (iii) ^ arctg (iv) f senV x -f 1 (v) f 1 (vi) 1 log(* + V a:2 - (vii) j log(x -j. (El método no es en realidad recomendable. las integrales (ii) y (iii) del problema 4 serán muy conocidas. La sustitución más socorrida del mundo es. . ~ í / x - X dx. mientras que x = senh u es lo indicado para integrales que encierran */x2 + 1. dx. sin lugar a duda. dx. Experiméntense estas sustituciones en las demás integrales del problema 4. la sustitución x = cosh u da con frecuen­ cia resultado para integrales que encierran <s/x2— 1. 9.

Hallar dx » /r r + sen x dx sen2 * (Compare la solución con la del problema l(viii). uti¡izando el problema 15-8).Derivadas e integrales 532 t — tg —> x = 2 arctg t. J M / 3 + 5 sen* (Existe también otra manera de hacer esto. multiplicación y división. ¿Por qué?) («i / (iii) dx f -------J a sen * + b eos x (iv) / sen2 x dx. Deducir la fórmula de / sec xd x de las dos maneras siguientes: (a) Escribiendo 1 eos X eos x eos2X eos x 1 sen16x _ 1 T eos x 2 Ll + sen x eos x 1 1 — sen x j expresión inspirada evidentemente en la descomposición en fracciones .) (En este caso es mejor poner / = tg x.) *12. (Ejercicio destinado a convencer al lector de que esta sustitución debe utilizarse únicamente como último recurso. esta sustitución lleva a las expresiones 21 -» eos X i + e sen x .t2 1 + /2 1 = Esta sustitución transforma así cualquier integral que encierre solamente sen y eos.) (Un último recurso. en la inte­ gral de una función racional. dx = 1 + t2 di. combinadas mediante suma. Según se vio en el problema 15-17.

15. ¿De dónde proviene C? (¿Cuál es el significado de la ecuación Je* senx dx = e* sen x — e* eos x — Je* sen x dx?) 14. sino a un curioso incidente histórico: En 1599. sígase calculando. la cual es menos engorrosa que log(sec x + tg x ). Al editarse las primeras tablas de logaritmos de tangentes. De ahí en adelante. el signo menos es muy importante. Sabiendo que es f{ n )= 1. La derivación de fe* sen x dx dada en el texto parece demostrar que la única primitiva de f(x) = e* sen x es F(x) = e*(sen x — eos x)/2. hace falta una larga manipulación para poner la solución en la forma deseada. Y recuérdese que £ log a = log *fo¿. Obsérvese bien que / eos x/(l — sen x) dx = —log(l — sen x ) . apli­ cando el problema 15-9 obtenemos Esta última expresión fue en realidad la primera en descubrirse. y confíese en el éxito. calcular f $ ) .Integración en términos elementales 533 simples. y fue debida. (a) Hallar / aresen x dx. (b) Mediante la sustitución t = tg x/2. Existe otra expresión para / seex dx. se observó inmediatamente la correspondencia entre las dos tablas (pero quedó sin explicación hasta la invención del cálculo infini­ tesimal). no al ingenio de un matemático. . la expre­ sión tg x/2 puede atacarse mediante el problema 15-9^ o bien las dos soluciones pueden expresarse en términos de t. mientras que F(x) = e*(sen x — eos x)/2 + C es también una primitiva. Una vez más. 13. Wright calculó tablas náuticas que equivalían a in­ tegrales definidas de sec. cualquiera que sea C. utilizando el mismo artificio que para log y arctg. Supóngase que / " e s continua y que j j [/(* ) + /" ( * ) j sen x dx = 2.

) 20. (a) Hallar / sen4 x d x de dos maneras diferentes: primero utilizando la fórmula de reducción. (Esto está claro con una interpretación geométrica. y después utilizando la fórmula de sen2 x .Derivadas e integrales 534 *(b) Generalizar este artificio: Hallar ¡f~1(x)dx en términos de / f(x) dx.) 23. pero también es un buen ejercicio en el manejo de los límites de integración cuando se hace una sus­ titución. Expresar f x 2e ~ x‘ d x en términos de j e ' x' d x . Hallar una fórmula de reducción para (a) f x n¿* dx.) 18.) 21. Expresar / log(log x ) d x en términos de /{log x ) ~ x d x . Demostrar que la función f(x) = e*/(<e5x + e? -f 1) tiene una primitiva ele­ mental. Demostrar que J* f(x ) dx = J* fia + b — x) dx. 19. Para la tercera escribir / dx (1 + x 2) n / dx (1 + x 2) n~ x f x 2 dx (1 + x 2) n y trabajar sobre la última integral. (b) J(lo g x )n dx.i dt = cosh x senh x 2 x 2 (Véase en el problema 17-6 la importancia de este cálculo. Demostrar que r cosh x J i1 v V . (b) Combínense las dos soluciones para obtener una identidad trigonométrica impresionante. *22. 17. Com­ párese con los problemas 12-18 y 14-18.) . (No se intente hallarla. 16. Demostrar las fórmulas de reducción del texto. (Otra posibilidad consiste en aplicar la sustitución x = tg u. (Ninguna de las dos es expresable en términos de funciones elementales.

Para cada una de las funciones que siguen. Demostrar que Ayuda: Si h es pequeño. Sea <f>una función integrable no negativa.) 25. I]Los dos problemas que siguen hacen uso de la fórmula deducida en él problema 13-25. Demostrar que lim f fc-0+ J —1 (c) = lim [ A— 0+ J —h 4 > h f — Q). l] y continua en 0. (a) Demostrar que <f>h(x) = 0 para \x\ > h y que (b) Sea /integrable en [-1. hallar el área limitada por la grá­ fica en coordenadas polares. será h/(h2 + x2) pequeño en la mayor parte de [-1. (Naturalmente hace falta recordar que ir está definido como el área del círculo unidad.535 Integración en términos elementales 24. (Es preciso poner atención al adecuado recorri­ do de 6 so pena de obtener resultados absurdos. Demostrar que el área de un círculo de radio r es jrr2. 26. Ayuda: Aplicar un teorema de valor medio. para el área de una región delimitada por la grá­ fica de / en coordenadas polares. sea = - <t>h(x ) <t>{x/h).) . 1] y continua en 0. Sea / integrable en [ -1. Demostrar que lim a- (d) (¡> h f o+ T T ~7---. pero en realidad requiere un razonamien­ to más atento.2 d x = x J/ -1 h 2 + a:2 La parte final de este problema puede parecer a primera vista exacta­ mente análoga a la parte (b). tal que que j = 0 para |x| > l y tal <f> = l ■ Para h > 0.

g(x) = /(0) sen 0. Sea c una curva representada paramétricamente por « y v e n [a. /(0 ) 2 = 2a2 eos 20.Derivadas e integrales 536 (i) (ii) (iii) (iv) /(0) = a sen 0. /(0) = 2 -f. Entonces el área de OAB es también área AO xiB + / ° g ~ área AOxoA. /(0) = a eos 20. J xi Demostrar analíticamente que estos dos números efectivamente coinciden. Ayuda: La función g se halla determinada por las ecuaciones * = /(0) cos 0. En la figura 1 se ve la gráfica de / en coordenadas polares./ /(0 ) 2 dd. Supongamos ahora que esta gráfica 2 Je o es también la gráfica ordinaria de una cierta función g. v = vo A en [a. 28. sólo que con una distinta pauta de recorrido. así pues. para la longitud de una curva repre­ sentada paramétricamente (como es en particular la gráfica de una función en coordenadas polares).eos 0. b] proporcionan una representación paramétrica de otra curva c\ está claro que c tiene que ser la misma curva c. En los cuatro problemas que siguen se utilizan fórmulas deducidas en los pro­ blemas 3 y 4 del apéndice 1 al capítulo 13. la re1 f ei gión OAB tiene por área . Entonces las funciones ü = u ° h. 27. . b] y sea h una función creciente con h(a) = a y h(F) = b.

Hallar la longitud de un arco de cicloide. 31. En los problemas 32 a 44 se utiliza material del apéndice 2 al capítulo 13. (iii) f(0) = a sen2 0/2. — log 2 < x < 0. (v) f{x) = log x. (ii) f(0) = a( 1 — eos 0). Para las funciones que siguen. (v) / W = 3 sec 0 0 < 0 < f /3 . 33. [Solución: 8u]. [Solución: 3ira2]. 1 < * < 2. En el apéndice al capítulo 12 hemos descrito la cicloide. b] es igual a la longitud de c en [a.son iguales aplicando la fórmula de la longitud como integral con la sustitución adecuada. 5]. Hallar el volumen de una esfera de radio r. (i) f(6) = a eos 0. . hallar la longitud de la gráfica en coordena­ das polares. 0 < / < 2w. (iv) f(x ) = log(cos x). (iv) f{0) = 0 0 < 0 < 2rr. y — ¿z3sen3 t. (vi) f(x ) = aresen ex. que la longitud de c en \a. partiendo de la definición de longitud. (b) Suponiendo derivables todas las funciones que haga falta. o < * < i. 0 < x < 7r/6.Integración en términos elementales 537 (a) Demostrar directamente. 30. demostrar que las longitudes . (a) Hallar el volumen del sólido que se obtiene al hacer girar alrededor del eje horizontal el área delimitada por las gráficas de J{x) = x y Á x) = x2. 1 < x < e. salvo la (iii) que está representada gráficamente (i) /M = 3 (*2 + 2f'\ (ii) f(x) = X3 + T ^ -. Hallar la longitud de las siguientes curvas. 32. (b) Hallar el volumen del sólido obtenido al hacer girar la misma área al­ rededor del eje vertical. descritas todas ellas como gráfi­ cas de funciones. Recordar que la cicloide es la gráfica de v ° u \ Hallar el área encerra­ da por un arco de cicloide aplicando la sustitución adecuada en / / y calculando la integra^resultante. cuya representación paramétrica es x = u{t) = a(t — sen t). 29. (iii) x = az eos3 í. (a) (b) y = v(t) = a( 1 — eos t).

a)2 + y 2 —b2 (a > b) alrededor del eje vertical. que se obtiene al hacer girar el cír­ culo (x . 36. Hallar el volumen del sólido encerrado. 35. obsérvese que es más complicada. Esto suscita una cuestión que se examina en el si- . Al hacer girar la elipse formada por todos los puntos (x. el volumen del sólido indicado en la figura 5. Hallar el volumen del «toro» (figura 3). Se puede calcular también este volumen por el método del disco. (a) (b) Hallar por el método de la cáscara. >0 con x / a + y 2/b 2 = 1 alrededor del eje horizontal se obtiene un «elipsoide de re­ volución» (figura 2). Hallar el volumen del sólido restante. 37. Se abre un agujero cilindrico de radio a. Plan­ tear la integral que habría que calcular en este caso. a través del centro de una esfera de radio 2a (figura 4).Derivadas e integrales 538 34.

la comparación de los métodos del disco y de la cáscara para cal­ cular volúmenes nos lleva a admitir que Trbf(b)2 — Traf(a) 2 — r j f ( x ) 2 dx = volumen V2 f f{b) . dividido en tres só­ lidos. Vi. S i/ es uno a uno. 38. 39. J fw Demostrar esto analíticamente aplicando la fórmula para j f x del problema 15.Integración en términos elementales 539 guíente problema.2 tt / y f *(y) dy. Todo pía- . uno de los cuales. La figura 6 muestra un cilindro de altura b y radio fíb). es un cilindro de altura a y ra d io la ) . (a) La figura 7 muestra un cuerpo con base circular de radio a.

Hallar el volumen de una pirámide (figura 8) en función de la altura h y del área A de la base. 42. demostrar que el área de la parte de la es­ fera que se indica en la figura 10 es Irrrh. El mismo problema si todo plano corta al cuerpo según un triángulo equilátero. . (b) De un modo más general. (Obsérvese que esto depende sólo de h y no de la posición de los planos). (a) Demostrar que el área de una esfera de radio r es 47rr2.540 Derivadas e integrales fb) no perpendicular al diámetro AB corta al cuerpo según un cuadrado. 41. FIGURA 8 FIGURA 9 40. Hallar el volumen del cuerpo que resulta de la intersección de los dos cilin­ dros de la figura 9. Expresar el volumen del cuerpo en forma de integral y calcularlo. Ayuda: Hallar la intersección de este cuerpo con cada pla­ no horizontal.

apliqúese integración por partes para demostrar el lema de Riemann-Lebésgue para f : Este resultado no es más que un caso particular del problema 15-26. (c) Supongamos que la trompeta se llena con un volumen de pintura igual al obtenido en (a). (b) Demostrar que el área superficial es infinita. ¿Cómo puede ser esto po­ sible? 45. pero puede utilizarse para demostrar el caso general (de manera muy parecida a como en el problema 15-26 se dedujo el lema de Riemann-Lebesgue del caso particular en que la función f era una función escalonada). Existe entonces un número £ en [a. b] tal que Supondremos en este problema que / es continua y que 0 es derivable con derivada Continua 0'. x > 1 alrededor del eje horizontal (fi­ gura 11). (a) Hallar el volumen de la «trompeta infinita» que así se delimita.Integración en términos elementales 541 43. (b) Hallar el área del toro del problema 35. tam­ bién lo es entonces para una 0 no decreciente. de este modo habríamos revestido una su­ perficie infinita con una cantidad finita de pintura. El «Segundo Teorema del Valor Medio para Integrales» establece lo siguiente: Supóngase que / es integrable en [a. b]. 44. b] y que <f>es o bien no de­ creciente o bien no creciente en [a. (a) Demostrar que si el resultado es válido para una 0 no creciente. Si f es continua sobre [a. Se hace girar la gráfica de j{x) = 1/x. En el problema 13-24 se introdujo el Teorema del Valor Medio para Inte­ grales. (b) Demostrar que si el resultado es válido para una 0 no creciente que sa- . Al parecer. (a) Hallar el área del elipsoide de revolución del problema 34. Generalizar el problema 14-14 mediante inducción e integración | k>f partes: 46. 47. b].

. 48.. apéndice 1). lo mismo que en el caso del Lema de Riemann-Lebesgue. Dados ai. Se la puede considerar como un análogo para las sumas de la fórm ula de integración por partes Ja f'(*)g(x) dx = f(b)g(b) . /„} de \a. _j_ ^2 ( ^ 2 — h ) —i(J)n —1 b ji) s nb n• E sta fórm ula. b„..... sea sk = ai + .f (a)g(a) - ¿ /(/* ) (t tk — — tk-1 tk. para una partición P = {/o. b]. llam ativam ente sencilla. Efectivamente. Pero exis­ te una manera más instructiva de hacerlo que queda bosquejada en el siguiente problema. particularm ente si utilizam os las sumas de Riem ann (capítulo 13. ..f(a)g(a) - J f(x)g' (x) dx. ... En este caso tenemos que demostrar que (c) (d) Demostrar esto mediante integración por partes.. . ak.1 ) fc-i lo cual aproxim adam ente es f(b)g(b) . Podemos suponer así que es <f>no creciente y <f>(b) = 0.1 _ t ) . entonces también es válido para todas las <f>no crecien­ tes. el prim er m iembro es aproxim adam ente (1) £/'(¿*)g(/*-l)(<* — t k-l ).. Demostrar que (* ) a \b i + ••• a nb n = S i{b \ — b<¡) + _j_ . m ientras que el segundo m iem bro es aproxim adam ente n f(t>)g(b) ~ f(a)g(a) - E f ( t k ) g ' ( t k)(ík ~ tk. recibe a veces el nom bre de «fórm ula de Abel para la sum ación p o r partes».. a„ y b\. Demostrar que es necesaria la hipótesis de ser <j>o bien no decreciente o bien no creciente. . A partir de este caso particular del Segundo Teorema del Valor Medio para Integrales se podría deducir el caso general mediante algunos razonamientos de aproximación.Derivadas e integrales 542 tisface 4 >(b) = O.

De­ mostrar que la suma . Sea P = {lo. i¡\. y que m < á i -f. bk = entonces n (1) es *■“1 akbk.) Sea / integrable en [a.• • • + anb„ < b\M.fia)) *=i todo e s to fe convierte en • [«(**-1) ~ J- Si ponemos ak = f ' { t k ) ( t k . m ientras que .+i. fórmula que tiene la apariencia de ser más general. k Sk = k E f i t d i t . según veremos. l}km < a kbk (c) + • • • . la fórm ula de Abel puede utilizarse m uchas veces como sustituto de la integración p or partes en situaciones en que las funciones que intervienen no son derivables. Pero. — t._i) es aproxim adam ente £ / ( / . b] y x. lo cual es el prim er m iem bro de (*). tn} uíia partición de [a. Con este estudio no hemos pretendido sugerir que la fórm ula de Abel pueda en realidad de­ ducirse de la fórm ula de integración p o r partes o viceversa. f(tk)[g(tk-i) ~ g(tk)] 1 £ [f(tk) . (Y además.g(b).• • • + a n < M para todo n.Integración en términos elementales = fib)g(b) ~ f(a)g(a) + = f ib)g(b) . así que A (2) es aproxim adam ente snbn + JL Skibk — b a-_i ) . 'Elf(tic) .f(a)]g(b) + -£ (/* )] *“1 + fia) (2) 543 g(a) . pero en realidad no lo es. con b „ > 0 para todo n.f a nb n < b kM . t-i lo cual es el segundo m iem bro de (*).f(a)g(a) + T. b] y sea 4» no creciente en [a. ) — i-1 ¿=i = /(<*) — f ia ) . b] con </>(b) = 0. Demostrar el lema de Abel: b\tn < ci\b\ -f. *=i Puesto que la sum a que aparece en el últim o térm ino es lf{b) ./(a )] • ILg(tk-i) — g(tk). un punto de [i.tk-\). (b) Supóngase que {br} es no creciente.

(a) (b) (c) j (d) sen dx. Jo Utilizar la sustitución x = 2u para demostrar que log(senx) dx = 2 j log(senx) dx + 2 j Í tI2 Calcular / log (eos x) dx. . (ii) J 50. (i) J ” s e n Q dx. t=i Concluir que j f(x)<j>(x) dx se encuentra entre el mínimo y el máximo de >{a) 4 f ( t ) dt. b]. y que por lo tanto es igual a 0(a) J * f ( t ) dt para un cierto £ de [a.)(/.Derivadas e integrales 544 ¿/(x¿)</> (*. log(cosx) dx -f w log 2. Decir cuál de las integrales impropias que siguen es convergente. — /¿_i) está entre la más pequeña y la mayor de las sumas <f>(a) — t i . 49. Cr Demostrar que la integral impropia / log(sen x) dx es convergente.1). . sen2^x + dx. (a) Demostrar que las dos integrales impropias siguientes son las dos con­ vergentes (i) J (ii) j (b) sen^x + dx. Calcular la integral (impropia) / log x dx.

existen incluso infinidad de funciones continuas / con • f{x + 1) = x/(x) para todo x > 0 . La función gamma ofrece así un ejemplo sencillo de función continua que «interpola» los valores de n\ para números naturales x.Integración en términos elementales (e) 545 Utilizando la relación eos x = sen(7r/2 . El primer símbolo del segundo miembro significa. calcular J o log(sen x) dx. (b) Aplicar la integración por partes (más precisamente.x). X—*«o *52. Existen. Un hermoso teorema debido a Harald Bohr y Johannes Mollerup afirma que r es la única función f con log o f convexa. . Véase una referencia en la bibliografía. 51. (a) Demostrar que la integral impropia r(x ) está definida si x > 0. y deducir que r(n ) = ( n — 1)! para cualquier número natural n. *53. infinidad de funciones'continuas f con f(n) — (n —■1)! . Una de las funciones más importantes del análisis es la función gamma. lim u(x)v{x) — u(a)u(a). /(l) = 1 y /(x + 1) = xf(x). (c) Demostrar qúe r ( l ) = 1. (a) Utilizar la fórmula de reducción para / sen1* x dx para demostrar que sen* x dx< n s$n* 2 x dx. Sin^eínbargo. condición que expresa la suavidad extrema de esta función. por supuesto. F(x) = j * e~Hx~ l dt. la versión del pro­ blema anterior para la integral impropia) para demostrar que r ( x + 1) = xT(x). Demostrar la siguiente versión de la integración por partes para integrales impropias: f m u'(x)v(x) dx = u{x)v(x) Ja a — f Ja u(x)v'(x) dx. la función gamma tiene la importante propiedad adicional de que log ° T es convexa. por supuesto.

.....• ...... 2 2« 2n 1 3 3 5 5 7 ...........* ...6 .. 2 ” 1 3 3 5 5 7 .... Este resultado.. 3 ’5 ’7 .... . • (2n .. conocido por producto de Wallis: Tr = 2 2 4 4 6 6 . (d) Demostrar también que los productos 1 2 • 4 .. .Derivadas e integrales 546 (b Demostrar ahora que x dx — 2 4 6 2n 2 n + 1..2« — 1 2 (ó ' 2 sen‘n x d x n + 1jj /2 sen2n+1 x dx (c) Demostrar que el cociente de las dos integrales de esta expresión está comprendido entre 1 y 1 + 1/2«..• 2 2 4 6 2 n —1 2n y deducir que t = 2 2 4 4 6 6 .. que demuestra que los productos 2 2 4 4 6 6 2n 2n 1 3 3 5 5 7 .* **54...1) pueden aproximarse tanto como se quiera a >/ñ~. partiendo de las desigualdades 0 < sen2n+1 x < sen2" x < sen2n 1 x paraO < x < ir¡2... Es un hecho sorprendente que las integrales impropias J fipc)dx pueden .... 7T 1 3 5 x dx = .2« — 1 * 2n + 1 pueden aproximarse tanto como se quiera a ít/2.... ... ........ (Este hecho se aplica en el próximo problema y en el problema 26-19).......... » 2n V~n 1 • 3 • 5 • . se suele escribir a me­ nudo como producto infinito....

. que 1 — x 2 < e~x* paraO < x < 1.• ... Existen muchas maneras de calcular esta integral. utilizando la derivada. T 1 3 .• . 1 é~x% < --------..) (b) Demostrar.. „ dx = = . roo pero podemos hallar el valor preciso de I e~M %dx.. Utilizar después la sustitución y = sfñx para demostrar que 7T f~ 1 3 2/2 — 3 < —V n ..... o mediante susti­ tuciones adecuadas..... el siguiente método supone bastante trabajo..Integración en términos elementales 547 a menudo calcularse en casos en que no es posible calcular las integrales ordinarias j f{x) dx. (a) Demostrar que 1 2 4 (1 . (1 + x2) n 2/2 / o.. 1 + x2 (c) Integrar las potencias n-ésimas de estas desigualdades entre 0 y 1 y en­ tre Oeoo.• 3 5 1 .. combinadas con el problema anterior.. -• “ 2 2 4 2n -2 (d) Utilizar ahora el problema 53(d) para demostrar que . respectivamente. pero la mayor parte de ellas exigen algunas técnicas avanzadas.• 2 2 4 / o... 2/z 4“ 1 2/2 — 3 ’ ' 2/2 ... pero no hace uso de hechos que el lector no conozca ya..x 2) n dx = ..paraO < x... No existe ninguna fórmula elemental para j e~*'dx.2 (Esto puede hacerse mediante fórmulas de reducción.

548 Derivadas e integrales **55. (a) Aplicar la integración por partes para demostrar que sen x i: cos ------. (Utilizar el primer miembro para investigar el límite cuando a-+ 0+ y el segundo miembro para el límite cuando oo. Conocido el valor de (sen x x )/x d x y la parte (b) para demostrar que 2 por el problema 55. (d) Utilizar la sustitución u = (A + Jo 56. se aplica entonces el lema de Riemann-Lebesgue. calcular dx . t sen - 2 Indicación: El término entre corchetes está acotado según el proble­ ma 15-2(vi).d x = —— - y deducir que j a eos b í + b eos x dx. (sen x){xdx existe.) (b) Utilizar el problema 15-33 para demostrar que sen (n + \ ) t 7T dt para todo número natural n. (c) Demostrar que T lim X— »oo 2 ___ 1_ sen (A -f- t dt = 0.

Supóngase que J/O ~ ¿) x es integrable en todo intervalo [a. (b) Supóngase ahora que 70 ) dx converge para todo a > 0 y que lim f 0 ) = A. (a) Utilizar la sustitución u = tx para demostrar que r(*) = .J Í & ) dx x = { A- b) íogl a f ^ fiocx) “ ■f( 8 x) Ayuda: Estimar 1 —— ----. más interesado en llevar a efecto los cál­ . Pero a un matemático aplicado..Jof dx. Demostrar que para X-+Q T--+CO todos los a. p > 0 tenemos /: f M .cos(fe ) ix X Dijimos en el capítulo 13. al igual que en el problema 50.. y que lim f(x ) = A y üm f{x) = B. X cosM . b] para 0 < a < b. (a) Hallar T ( i) .A iog í . Demostrar que j-*0 (c) dx . (La fórmula de sen 2x desempeñará un pa­ pel importante.e zfi dx. más bien alegremente.549 Integración en términos elementales mediante integración por partes. que las integrales se pueden calcular con toda la aproximación que se quiera obteniendo sumas inferiores y su­ periores.) *57. Jo x a Calcular las integrales siguientes (i) r Jo (. X (b) *58.) r Jo z.dx mediante dos sustituciones disx tintas.

-1. Mucho más razonable es ton mar puntos x¡ en O-i.ih. Supóngase en particular que dividimos [a.Derivadas e integrales 550 culos que en hacer elucubraciones sobre los mismos. ya que puede no ser posible calcular las cantidades m¡ y M¡ para cada intervalo [/. Entonces el trapecio de base [t¡-1. Los tres problemas que siguen hacen ver de qué manera es posible hacer más eficientes los cálculos empleando méto­ dos más refinados. Para empezar hay que decir que incluso puede no resultar práctico proceder al cálculo de sumas superiores e inferiores. Pero obtendremos mucho me­ jor resultado si tomamos en su lugar los trapecios indicados en la figura 12. es posible que no le haga de­ masiado feliz la perspectiva de tener que calcular sumas inferiores con tres deci­ males exactos. pongamos por caso (grado de aproximación que fácilmente puede resultar necesario en ciertas circunstancias). (íi y la suma de todas estas áreas es sencillamente . ti] y considerar X )/(•*.Esto representa la 1 suma de las áreas de ciertos rectángulos que recubren parcialmente la gráfica de / (véase la figura 1 del apéndice 1 al capítulo 13). b] en n intervalos iguales por medio de los puntos u = a + i ( ~ r ) = a -(. ti] tiene el área . t¡].) • (ii ~ i= k -i).

Ob­ sérvese que para obtener XiB a partir de Xn no es necesario volver a calcular los f(t¡) antiguos. .y Xn.Pt) > * I . b] en dos intervalos iguales (figura 13). t¡\ e r = J1ti“ (x — /¿_i) (x — t j ) d x . . “. u ~ P i> ^ ™ Concluir que existe un cierto c de [a. Lo mejor en la prác­ tica es ir calculando X2 .Integración en términos elementales ) 4 . / . ó] con /./ » ] . Supóngase que / " e s continua. b f — !v _ J " a)3 f" ( c) 12n2 Observar que el «error» (b .2 [. X 4 .1 entonces Y (b) Calcular I para obtener i f (c) > j ‘‘ ( / . para obtener aproximaciones de / fb problema que sigue vamos a estimar 59. Sea P¡ la función lineal que coincide con / en t¡-1 y en t¡. Es posible obtener resultados todavía más exactos aproximando / mediante fun­ ciones cuadráticas en lugar de funciones lineales. que si n¡ y N¡ son el mínimo y el máximo de / " en [/.. Demostrar aplicando el problema 11-43. + í’A) 4.. (a) . .-1.á f f "/12«2 varía con 1/n 2 (mientras que el error que se obtiene con las sumas ordinarias varía con 1 /n).fifi) 'Tin — h p l 5 551 m + /(¿i) + 2 —a b — ó | f ( a ) 4. En el J a / / — S n. 1=1 h = Este método de aproximar una integral recibe el nombre de regla del trapecio. su contribución a Xin es precisamente . Xs. Vamos a considerar primero lo que ocurre cuando se divide el intervalo [a.

a Pero. 1 y 2 (problema 3-6). De­ mostrar que f 2P (b) | [/ (O ) + 4 / ( 1 ) + / ( 2 ) ] . sorprendentemente. b y — se sigue teniendo + m . Deducir que en el caso general ’h P (c) = = í s . tener en cuenta que f ' ” es constante. (a) Supóngase primero que es a = 0 y b = 2.a [ / ( « ) + 4/ ( ^ ) b Naturalmente P = + /< *) cuando / es un polinomio cuadrático. El problema anterior hace ver que no hacen falta nuevos cálculos para obte­ ner J b Q cuando Q es un polinomio cúbico que coincide con / en a. Sea P la función polinómica de segundo grado que coincide con / en 0. ^: . esta misma relación es válida cuando / es un polinomio cúbico. Demostrar esto utilizando el problema 11-43.552 Derivadas e integrales / F IG U R A 13 60.

b) \ * .i h . (b) Demostrar que para todo x tenemos /(•v) - (c) (x ~ b) QO) = (.^ = f ( ^ A Q'(. b — a 2n Demostrar la regla de Simpson: f / = È----./'(a +-)• Ayuda: Está claro que es Q(x) = P(x) + A(x . Deducir que si es / (4) continua. a -j. = /(a ).Integración en términos elementales 553 Pero queda un margen mucho mayor para la elección de Q.tJ ) para cierto A. de lo cual podemos sacar provecho: 61.+ -) . Ayuda: Imitar la demostración del proble­ ma 11-43. ¿>].a( f{a ) + 4 ¿ / f e . b]. q ( ^ . .i r ['<*> + + H . b].a)(x . Í= 1 /<«(?) / .íw > (c) para cierto c de [a. (d) Partir ahora [a. b] en 2n intervalos por medio de los puntos i = . (a) Demostrar que existe un polinomio cúbico Q que satisface Q M Q (¿ ) = f ( b ) . ) + 2 “¿ / f e ) + / ( ¿ ) ) Ja n ¿= 1 \ (b - a )h 2880n4 para un cierto c de [a.v - / (4)(¿) 4! para un cierto £ de [a. entonces /> = .

PARTE SUCESIONES INFINITAS SERIES INFINITAS .

lili este caso. N IE L S H K N R I k AIU2L . . sentili se sabe. puede expresarse. pero esto todavía no ha sido demostrado. y convergerá o divergerà sepi'tn tpte las cantidades m y x tengan unos valores a otros.. la serie va hacia el infinito. que entonces es finita. la suma de la serie.. por (I + n V". Cuantío m no es entero.Una de las series mas notables del análisis algebraico es la si ¡tu¡ente: m m — 1 ) • • • [m — (n — 1)1 • • n 1•2 • ■ + •- Cuando m es un entero positivo. se escribe la misma igualdad (1 + x )m = 1 H— — x m ( m — 1) + T~2 x2 + • • • etc. Se supone t/ue la igualdad numérica se cumplirá siempre qlie la serie sea convergente.

CAPITULO 1 9 APROXIMACIÓN MEDIANTE FUNCIONES POLINÓMICAS En cierto sentido. las «Funciones elementales» no son nada elementales. 557 . El método consiste en hallar funciones polinómicas que se aproximen estrecha­ mente a f. Esto no se cumple en absdluto para funciones como sen. Si p es una función polinómica. Para encontrar un polinomio apropiado. debemos calcular algunas sumas superiores o inferiores. Supongamos que p (x ) = ao -|. p(x) = a0 + ayx + • • • + anxn. entonces p(x) puede calcularse fácilmente cualquiera que sea el número x. El cálculo de e* = log“1!-*) sería todavía más difícil: tendríamos que calcular log a |>ara muchos valores de a hasta encontrar un número a tal que log a fuera aproximadamente x: entonces a sería aproximadamente e*.a\X 4* ’ • * 4* anx n. para hallar log x = j 1/tdt de modo aproximado. al cálculo de funciones polinómicas. conviene antes examinar las mismas funciones polinómicas con más detenimiento. para muchas funciones f. En este capítulo obtendremos importantes resultados teóricos que íeducirán el cálculo de /(x). y asegurarnos de que el error cometido al aceptar una tal suma como log x no es excesivamente grande. Por ahora. log o exp.

entonces esta fórmula se cumple también para k = 0. Por lo tanto. tendremos ¿<‘ >(0) = k\at o k\ Si convenimos en definir 0! = 1. Para empezar observemos que p { 0) = a 0.00 + 0 i(x — 0 ) + * * • + 0 »(* — 0)*. Al derivar la expresión original de p{x) se obtiene p'(x) = ai + 2 tf2* + ‘ * * + nanxn" \ Por lo tanto. y recordamos la notación pí°> = p. Al derivar de nuevo obtenemos p "(x ) — 2eti + 3 * 2 * 03* + * * * + n(n — 1) *0 »*n” 2. entonces un razonamiento parecido demostraría que . p '( 0) = />(1)(0) = ai. Si hubiésemos empezado con una función p escrita como un «polinomio en (*— 0 )». p(x) . y para nuestros fines muy importante. ¿ " (0 ) = /><’>(0) = 202.Sucesiones infinitas y series infinitas 558 Es interesante. observar que los coeficien­ tes cti pueden expresarse en términos del valor de p y de sus distintas derivadas en 0. En general.

es evidentemente el único polinomio d e g r a d o < n con esta propiedad. deberíamos usar una expresión todavía más complicada. (En rigor. — sen 0 = 0...a(k)( a ) = f (k)( a ) paraO < k < n. las funciones elementales más importantes tienen polinomios de Taylor muy sencillos. El polinomio Pn>a recibe el nombre de polinomio de Taylor de grado n para / en a .. Tenemos sen(O) sen'(O ) sen " ( 0) se n '" ^ ) sen(4)( 0) = = = =* = 0.. Sea ak = (a) — r r 1’ k\ 0 < k < n . de hecho.) Se ha definido el polinomio de Taylor de modo que P n./<->(*) existen todas. Consideremos en primer lugar la función sen. tal como P n¡a.. . De aquí en adelante.a. — eo s 0 — — 1. Aunque los coeficientes de P n. sen 0 = 0 .a ( x ) - do + d i(x —« ) + • • • + ' d n {x — a ) n. Los números .. habrá ocasiones en que será conveniente utilizar esta notación más precisa.f. eos 0 = 1. para indicar In dependencia de /.. las derivadas se repiten con un ciclo de 4. y definamos P n .f parecen depender de / de manera bastante complicada..Aproximación mediante funciones poiinómicas 559 Supongamos ahora que / es una función (no necesariamente un polinomio) tal que í l)(a ).

1------.0.1 ) t *1* ~ 1)!> log(t)( l) = ( . X io g " W ------ lo g " (l) = - iog"'M = 3 ' lo g " '(l) = 2. O.Sucesiones infinitas y series infinitas 560 O. 9! Por lo tanto.h • * * -f“ ( —l ) n ’ 2! 4! 6! ^ ' —• (2n)! El polinomio de Taylor para exp es particularmente fácil de calcular. P2n+1¡0 = P2n+2. Entonces log'(x) = -> lo g '(l) = 1.. el polinomio de Taylor de grado n en 0 es X X^ X^ X* Pn.o ( x ) = X — — + x2n+l y5 — . Se suele elegir a — 1. 1.1------. Puesto que exp(fc)(0) = exp(O) = 1 para todo k.l ) * . en general log<»(*) = ( .1------.1)!. 5! O. ya que log no está ni siquiera definido en 0. Por lo tanto.f1! 2! 3! 4! x + T ni El polinomio de Taylor para log debe calcularse en algún punto a^= 0.‘(* . el polinomio de Taylor de grado n para log en 1 es .--------. el polinomio de Taylor P2n+li0 de grado 2n + 1 para sen en 0 es y>3 f in + l.) El polinomio de Taylor P2n¡0 de grado 2n para eos en 0 es (los cálculos se dejan para el lector) y2 y4 y6 y2^ P^ndipC) = 1 --------1---. 7! O.+ 7! + (-l)n (2n + 1)! (Por supuesto.o(x) = 1 H------.

„. . Tenemos jc). los polinomios de Taylor de arctan serán fáciles de hallar una vez que hayamos examinado más detenidamente las propiedades de los polinomios de Taylor —aunque el polinomio de Taylor Pn¡a. M .f se definió simplemente como el que tiene las primeras n derivadas en a coincidentes con las de /. que es Obsérvese que . 2 4 3 . Muchas veces es más conveniente considerar la función f(x) = log (1 + este caso podemos elegir a = 0. arctg"'(0) = . Se pone de manifiesto la mayor conexión entre / y los polinomios de Taylor para / al observar el polinomio de Taylor de grado 1. . x 3 x4 . la conexión entre / y Pn. 1 + x 2’ — 2x (i + x* y (1 + *2) 2 • ( . Es evidente que este cálculo a base de emplear la fuerza bruta no puede dar buen resultado.2 . ( . .1) - + ífLZLÜ! + . + ~ 1)“.( resultará ser en realidad mucho más profunda. Sin embargo. de modo que f k)(0) = log<*>(l) = “ 1)! Por lo tanto el polinomio de Taylor de grado n para / en 0 es d / \ *2 .2 ) + 2x • 2(1 + *2) • 2x (i + x * y arctg"(0) = 0. Los cálculos de las derivadas empiezan arctg'(x) arctg"(x) arctg'"(x) 1 arctg'(O) = 1.(* . En f (k)(x) — log(fc)(l + *).561 Aproximación mediante funciones poiinómicas A .l ) n-1xn n Existe otra función elemental cuyo polinomio de Taylor es importante: arctan.

La figura 1 muestra la gráfica de f(x) = e* y de íi.0(x). no es muy . Cuando jc tiende hacia 0. Esta afirmación. o W f" (0 ) = /(O ) + /'(O ) + x> = x2 i + * + Y que es el polinomio de Taylor de grado 2 para / en 0. El diagrama muestra tam­ bién la gráfica de Pt. o. tal como ha sido expresada. la diferencia f{x) — Plja(x) no sólo se hace pequeña.p ha(x) = /(* ) — f(a ) x —a x —a Ahora bien.562 Sucesiones infinitas y series infinitas /(* ) . sino que en realidad se hace pequeña incluso en comparación con x — a. según la definición de f'(á) tenemos l i m f c M x —a . cuando x tiende hacia a.o W = / ( 0) + / '( 0 ) * = 1 + * . la diferencia f(x) — P2.ÁX) parece hacerse pequeña incluso más de prisa que la diferencia f{x) — Pi. En otras palabras. que es el polinomio de Taylor de grado 1 para / en 0.

en general. Aca­ bamos de observar que.Pl. pero ahora estamos en condiciones de darle un significado definido. *-»o x Por otra parte. r->0 X2 Así pues.o(x) la situación es muy distinta . .= 0./'*>(«) . aplicando sencillamente dos veces la regla de l’Hôpital se obtiene sx — 1 — X lim ------. Para P2. 2— »o 2 Este resultado se cumple en general — si existen f(a ) y /"(a).a(x) = 0.P *Á*) _ n . ex — \ — x — l i m --------------i— >o 2x éx — 1 = l im --------.( * ) X ex — 1 — x — l i m --------------.o /(* ) - /> . TEOREMA 1 Supongamos que f es una función para la cual / 'W . ..= 1 * 0 . cuando x tiende a 0 no se hace pequeño en comparación con x2. ¡S (x -a Y " 0> de hecho. aunque f(x) — P 1i0(jc) se hace pequeño en comparación con jc. ..Aproximación mediante funciones polinómicas 563 precisa. _ / ( * ) .-— . la afirmación análoga para PnA se cumple también. entonces . x—*o x —a Para f(x) = e* y a = 0 esto significa que lim «-».. . . el término adicional x 2¡2 ofrece precisamente la adecuada com­ pensación: e* — 1 — X — Z. lim /(* ) .= 0. lim r-+0 2 x2 .

a)n f U)(a) ( \x .a)n .Sucesiones infinitas y series infinitas 564 existen todas.g(x) a (* — a) DEMOSTRACIÓN Al escribir PnA{x) explícitamente. obtenemos n —1 fM / O ) - P n .a {x ) = £ 2 0 . y definamos P n .a)n.Q W = £ M . £ (fc)(*) = n!(x — a)n~k/(n — k )\ .a (x ) (x .+ - < Z l(* — < * ) + * • • + d n {X — d )n. Obsérvese que Q (A)(a) = f k){a). Sea Clk f k\g ) k\ 0 < k < n.l l! t =0 (x .a)* y g(x) = (x .t a)' f/(n) (n)(a) Será conveniente introducir las nuevas funciones n —1 Q(x) = tT (x . debemos demostrar ahora que lim / W . k < n — 1. Entonces /(*) ~ Pn.

Si f"(a) = 0 no fue posible obtener ninguna conclusión.Q to x—*a (x ./ ° . la regla de l’Hôpital n — 1 veces para obtener /(* ) . según el teorema 11-5. y un máximo local en a si f"(a ) < 0.Q'(a) = O.Q(n-2)(*)] = f n~ 2)(a) .Q M = liu/ *-►« (x — a)n *->o 1)(«) .Q M ] = f(a ) . La situación en este caso puede adivinarse examinando las funciones . en efecto. su derivada de orden n — 1 es una constante. *-+o lim [/'(* ) . Podemos aplicar./ — >(<») ni(x — a) y este último límite es f n\a)¡n\ según la definición de | Una sencilla consecuencia del teorema 1 nos permite perfeccionar 1í prueba de los máximos y mínimos locales desarrollada en el capítulo 11.Aproximación mediante funciones polinómicas 565 Así pues.0.Q'(*)] = f ( a ) . Um / W . y si f"(a) = 0. y limg(.v) = lim £'(*) = • • • = lim g (n 2)(x) = 0. Q5*~l\x ) = /*n-1)(a). Con más generalidad aún. Así pues. *— »O lim [ / (n" 2) W . podemos preguntamos qué ocurre cuando (*) /'(« ) = / » f n. Si a es un punto singular de /.Q(a) = O.Q (n~D(x) x—*a n\{x — a) Puesto que Q es un polinomio de grado n — 1. por lo tanto. - • • • .u W . lim [/(*) . pero se puede pensar que el signo de f"(a) podría dar mayor información .(a) * 0.a)" lim lim /(" —*>(*) . entonces. entonces el signo de f* \a ) podría ser significativo.Q(w-2) (a) = 0. la función / tiene un mínimo local en a si f"(á) > 0.

con una de­ rivada n-ésima negativa.a )n. si n es par. entonces / no tiene ni máximo ni mínimo local en a. Obsérvese (fig. puesto . Por otra parte. no obstante.Sucesiones infinitas y series infinitas 566 f(x ) = O . / " ’ (a) ^ 0. indican exactamente la situación general. entonces f tiene un máximo local en a. tiene un máximo local en a. en un sentido precisado por el teorema 1. Entre todas las funciones que satisfacen (*). con una derivada n-ésima positiva. 2) que si n es impar. (3) Si n es impar. (2) Si n es par y f n\á) < 0. entonces / tiene un mínimo local en a. el meollo de toda la demostración que sigue consiste en que cualquier función que satisface (*) se parece mucho a una de estas funciones. Entonces. entonces a no es ni máximo local ni mínimo local para / o g. í (a) '/ (b) n impar a par FIGURA 2 TEOREM A 2 Supóngase que /'(« ) = • • • = / < . D E M O ST R A C IÓ N Evidentemente no se restringe la generalidad al suponer f{á) = 0. éstas son las más sencillas disponibles. g(x) =~(x~a)n> que satisfacen (*).» ( „ ) _ 0. ya que ni la hipótesis ni la conclusión son afectadas al sustitur / por f — fia). De hecho. mientras que g. tiene un mínimo local en a. entonces /.1 3 2 (1) Si n es par y f n\a) > 0.

el polinom io de Taylor P nja P.a) Pero {x — d p > 0 para x > a y ( x — a f < 0 para x < a . . . f tiene un m ínim o local en a. entonces /(* ) (x - tiene el m ism o signo que f n )(a) ni a )n Supongam os ahora que n es par. lim r _ M _ x-*o L(x — a ) n ni J En consecuencia. .Aproximación mediante funciones polinómicas que las primeras n — de / es 1 derivadas de / en a son 0. U na de­ m ostración parecida vale para el caso < 0. Si f n\ a ) > 0. | A unque e l teorem a 2 resuelve la cuestión de los m áxim os y m ínim os locales para cualquiera de las funciones que se presentan en la práctica. En este caso (jc— á f > 0 para todo a. E sto dem uestra que f no tiene ni m áxim o ni m ínim o local en a. Supongam os ahora que n es impar. se sigue que f(x) tiene el m ism o signo que f n\a ) ¡ n ! cuando x está suficientem ente próxim o a a. E l m i^ no razonam iento de antes hace ver que si x está suficientem ente próxim o a a. entonces /(* ) . Por lo tanto f(x) tiene signos d i f e r e n t e s p a í s x > a y x < a .Jx) = f(à) + ~ ( x ~ a ) + 1! /<’ >(«) ni (* - 567 ni a ) n. (* . A sí pues. esto significa que /( * ) > 0 = f{a ) para x próxim os a a En consecuencia. tiene algunas . 7-=------— tiene siem pre e l m ism o signo. e l teorem a 1 afirma que 0 = x— »o (x — à)n . si x está suficientem ente próxim o a a. Puesto que f(x )l(x — a f tiene el m ism o signo que f * \d ) f n \ para x suficientem ente próxim os a a.

Esto ocurre (figu­ ra 3(á)) para la función /(* ) = e~l>x\ 0. la cual tiene un mínimo en 0. la cual tiene un máximo en 0. y también para la función negativa de ésta (figu­ ra 3(6)). x > 0 entonces f kXP) = 0 para todo k. puesto que f kKá) puede ser 0 para todo k. Además (fig.a r = 0. . La conclusión del teorema 1 se expresa a veces en términos de un concepto importante de «orden de igualdad». si /(* ) = e~ 0. Dos funciones / y g se dice que son iguales hasta el orden n en a si lim f{x) . 3(c)). x 0 x = 0. pero f no tiene ni máximo ni mínimo local en 0.g(x) >o (x .568 Sucesiones infinitas y series infinitas FIGURA 3 limitaciones teóricas.

b0 = 0 y R (x) . Así pues. Esta afirmación es consecuencia del siguiente teorema elemental. D E M O ST R A C IÓ N Sea R — P — Q. Para i = 0 esta condición resulta simplemente lim R(x) = 0 . (X — a)n x—>a entonces R = 0. el teorema 1 dice que el polinomio de Taylor Pna f es igual a / hasta el orden n en a.ii(* . la hipótesis para R con seguridad implica que lim . Entonces P — Q. TEOREM A 3 Sean P y Q dos polinomios en ( jc — a). basta solamente «(*)-*. = 0 paraO < i < n. y supongamos que P y Q son iguales hasta el orden n en a. Ahora bien. El polinomio de Taylor podría muy bien haberse definido como aquel que hace que este hecho se cumpla.«)*• . por otra parte. de grado < n. ’ ' ' + M x . puesto que existe a lo sumo un polinomio de grado < n con esta propiedad.a) + Por lo tanto.^ V = 0.Aproximación mediante funciones poiinómicas 569 En el lenguaje de esta definición. lim R (x) — lim [¿0 + b\{x — a) + x—*a * * * + bn(x — a )n] x—* a — b o. Puesto que demostrar que si i? es un polinomio de grado < n.+ • • • + ~ a )' satisface l ¡ m .—^ *-» o (* — ay .

Por ejemplo (fig. | A primera vista parece que este corolario tenga unas hipótesis innecesaria­ mente complicadas. podría parecer que la existencia del polinomio P implicaría que / fuera suficientemente derivable para que existiera Pero de hecho esto no es así. un método útil para hallar el polinomio de Taylor de /. | COROLARIO Sea / derivable n veces en a. igual a / hasta el orden n e n a . ¿i = 0 y R{x) “ 62(* — a )2 + * * * + bn{x — a)n. sin embargo. Por otra parte. entonces P es ciertamente un polinomio de grado ^ n que es igual a / hasta el orden n en 0. En particular. Entonces DEMOSTRACIÓN Puesto que P y Pna son ambos iguales a / hasta el orden n en a. y supongamos que P es un polinomio en (x — a) de grado < n. Así pues. Cuando f tiene n derivadas en a. es fácil ver que P es igual a hasta el orden n en a. Continuando de esta manera encontramos que bo = • • • = bn = 0. de modo que /"( 0) no está definida. f(a ) no existe para ningún a 9 ^ 0. el corolario puede ofrecer. (o . P = Pn» según el teorema. supongamos que ^ X _ í *n+1. recuérdese que . 4).Sucesiones infinitas y series infinitas 570 x —a = bi + b2(x — a) + • • • + bn(x — a)n 1 y lim x—*a R(x) x —a bi. x irracional x racional Si P{x) = 0. En consecuencia.

l ) n+1 / — — <* Jo 1 + r ~2»+l /** #2»+2 K J 2n + 1 ^ J Jo 1 + í2 Según nuestro oorolario.Aproximación mediante funciones polinómicas 571 nuestro primer intento de hallar el polinomio de Taylor de arctg terminó en fracaso. La ecuación *=Tnh¿< sugiere un método prometedor de hallar un polinomio que se aproxime a arctg —divídase 1 por 1 + ta.( . el polinomio que aquí aparece será el polinomio de Taylor de grado 2n + 1 para arctg en 0. •% ~ x ~ I + ~5 ~ r* #*»+* • • • + ( .f2 + / 4 Jo A . que puede comprobarse fácilmente multiplicando ambos miembros por 1 + ta.1 ) 1 .+ _1\n+l/2»+2 - Esta fórmula. para obtener un polinomio más un resto: 1 _ f = + . siempre que .1 ) nt*n dt + ( . demuestra que rx arctg x = / 1 .

A :! arctg í2i+ 1)(0 ) (2 / + 1)! ( —1)* 2 /+ 1 o arctg (2I+ 1. 2n + \ X Puesto que /2 n + 2 Cx J 2n+3 f x / dt Jo + t2 / < t2n+2 dt Jo 1 ' 2n + 3 esto se cumple evidentemente. Así pues. hemos hallado que el polinomio de Taylor de grado 2n + 1 para arctg en 0 es u5 P i n + l M = * . es posible proceder a la inversa y hallar arctg(k)(0) para todo k: Puesto que „3 P 2„+l o(*) = + ’ Vy x 3 y5 y2»+l ( . jo lim 1 z—>0 +t d t = o..+ 1 (2» + l)! podemos hallar arctg(k)(0 ) igualando simplemente los coeficientes de x? en estos dos polinomios: arctg (*)(0 ) _ 0 si k es par. arctg (0>(0 ) + arctg <»(0 )* + + • ■•+ 2! arctg (I*+1)W ^ . por definición.-------. ahora que hemos descubierto los polinomios de Taylor para arctg.1)" - D 2n + 1 Digamos de paso que. (0 ) — ( —l ) 1 • (2/)! .- + J . 5 V } 2n + 1 y puesto que este polinomio es.572 Sucesiones infinitas y series infinitas rx ¿2n+2 .1 ) » .2 n + l + ( .

lo mismo que en el caso de arctg. Los teoremas hasta aquí demostrados han examinado siem­ pre el comportamiento del polinomio de Taylor Pn.a para n fijo. Anticipándonos al próximo teorema introducimos una nueva no­ tación.a(x) + Rn. . y los polinomios de Taylor desempeñarán pronto un papel completamente nuevo. definimos el retío R n. y distintos n.a(x) que permitiera estimar fácilmente su magnitud.a(x) Sería deseable disponer de una expresión para R n.a(x). Una manera de llegar a esta expresión es empezar por el caso n = 0 : /<*) = /(« ) + A u M El teorema fundamental del cálculo infinitesimal nos permite escribir /M = /(* ) + f ’ m d t . esta expresión es a lo sumo 1/(2« 4. Si / es una función para la cual existe Pn. para |jcj < 1 podemos utilizar los polinomios de Taylor para arctg para calcular arctg x con tanta aproximación como queramos. Los teoremas más importantes acerca de los polinomios de Taylor extienden este resultado ais­ lado a otras funciones.3) y podemos hacer esto tan pequeño como queramos eligiendo simplemente n suficientemente grande. Tal expresión existe y encierra una integral. En adelante vamos a comparar los polinomios de Taylor Pnja para Jt fijo.l ) n y recordamos la estimación x l£ I / ¿2 n + 2 ----------.M ------.- 2n + 3 Cuando | jc| < 1.a(x) por /(* ) = Pn.d I Jo 1 + t 2 l^ j 2 n + 3 t < . cuando x tiende hacia a.Aproximación mediante funciones polinómicas 573 Un hecho mucho más interesante surge si volvemos a la ecuación original X ^ X ^ arctg * = • • *+ ( . En otras palabras.

Sucesiones infinitas y series infinitas 574 de manera que Ro. / ' « * = / . conclusión a la que podría haberse llegado después de suficientes intentos parecidos pero inútiles.*) dt. f " ( t ) ( X .( * 2- O2 . obtenemos /w -/(« ) + f : m * = f ( o ) .«(*) = f * f ' ( t ) dt. A sí pues. Sin embargo. de modo que v'(0 = 1): entonces / .t) dt = /(« ) + / ' ( « ) ( * — a) + f ‘ — t) dt. / ' » ■ j dt « (0 »'(0 = u{t)v{t) |* .u ( a H a ) + / .f g r m i u \t) . i v(t) Por ser v(x) = 0. Si «(0 =/"( 0 y v(t) = . Se puede obtener una expresión análoga para R lA(x) a partir de esta fórmula utilizando la integración por partes de una manera bastante artificiosa: Sea « ( 0 = /'( * ) y v{t) = t — x (obsérvese que x representa cierto número fijo en la expresión para v(í). Es difícil explicar motivadamente la elección de v(r) = t — x. Lo que pasa es que ésta es la elección que da resultado. en vez de v(t) = t. R iÁ * ) = ¡ . n t ) { X ~ t) dt. resulta ahora fácil llegar a la fórmula para R 2ja(x).

.*(x) = -----. - i) * en to n c es dt. y el cuál c o n s titu y e e l in s tru m e n to c ru c ia l u tiliz a d o e n la d e m o s tra c ió n . x ). RnM En _ f .a(á) — 0 ..<)’ dt /V " ( o E s to d e m u e s tra q u e /? » . E s ta s o b s e rv a c io n e s s u g ie re n u n a e s tra te g ia p a ra la d e m o s tra c ió n d e l te o re m a d e T a y lo r .t y á t . ~ (» + i)i( la d e m o s tra c ió n d e l p ró x im o a)n+1 p a ra te o re m a a lg ú n t d e (a .( * . lla m a d a fo rm a in te g ra l d e l re s to .(* ) = A ma 2 es c o n tin u a s o b re Ja n! (X [a. d e m o d o q u e x — t) dt — u(t)ü(í) - .(* )= ¡ ' í ^ . p o r in d u c c ió n .Aproximación mediante funciones poiinómicas 575 en to n c es v '( 0 = ( * — 0 . es p o s ib le (p ro b le ­ 1 5 ) o b te n e r o tra s d o s im p o rta n te s e x p re s io n e s p a ra R « fl( x ) : la fo rm a d e C a u c h y d e l re s to . (te o re m a d e T a y lo r ) d e d u c ire m o s la s tre s fo rm a s d e l re s to d e u n a fo rm a to ta lm e n te d is tin ta . p o d em o s in te n ta r a p lic a r e l te o re m a d e l v a lo r m e d io ..+im . y la fo rm a d e L a g ra n g e d e l re s to . x). Rn. U n a v e n ta ja d e e s ta d e m o s tra c ió n (a p a rte d e su in g e n io s id a d ) es e l h e c h o d e q u e la s fo rm a s d e C a u c h y y d e L a g ra n g e d e l re s to se d e m o s tra rá n sin s u p o n e r la h ip ó te s is a d ic io n a l d e q u e f * +1) es c o n tin u a . p a r tir d e e s ta fó rm u la . D e es ta m a n e ra e l te o re m a d e T a y lo r a p a re c e c o m o u n a g e­ n e ra liz a c ió n d e l te o re m a d e l v a lo r m e d io .t ~~ (x . d e q u e si f n+l) * . Ja E l le c to r d e b e ría p o d e r d a r a h o ra s in d ific u lta d u n a d e m o s tra c ió n rig u ro s a . A l s e r a la e x p re s ió n Rn.t)n(x — a) n\ p a ra a lg ú n t de (a.i x . a l c u a l se re d u c e p a ra n = 0. x].

Sucesiones infinitas y series infinitas

576

•^n,a(*) _ -^n.aC*)
■Rn,a(p) ^
x —a
x —a
Pensándolo bien, sin embargo, esta idea no parece muy prometedora, puesto que
no está claro en absoluto en qué manera va a entrar f n+1\f) en la solución. En
efecto, si tomamos el camino más directo, y derivamos ambos miembros de la
ecuación que define R na, obtenemos

lo cual no nos sirve. La aplicación adecuada del teorema del valor medio tiene
mucho en común con la demostración mediante integración por partes esbozada
antes. Esta demostración hacía intervenir la derivada de una función en la cual x
representaba un número fijo. Así será como va a ser tratado x en la demostración
siguiente.
TEOREM A 4
(T E O R E M A D E T A Y L O R )

Supóngase que /', ....
por

están definidas sobre [a, jcJ, y que R n,Áx) es t i definido

/(* ) = /(<*) + f'(a ){X - « . ) + • • •

+

n\

(* - ay + *„,„(*).

Entonces
(x — t)n(x — a) para algún t de (a, x).
n\
f n+1)(t)
/ (x — a)n+l para algún t de {a , x).
(2) R n,a{x) = - —
(« + 1)!

(1) R n,a{x) =

Además, si f n+1) es integrable sobre [a, jc], entonces

Aproximación mediante funciones polinómicas

577

(Si x < a, entonces la hipótesis debería decir que / es derivable (n 4- 1) veces so­
bre [x, a]i el número t en (1) y (2) estará entonces en (jc, a), mientras que (3)
seguirá cumpliéndose tal como está, siempre que f*+l) sea integrable sobre [jc, á].)
DEMOSTRACIÓN

Para todo número t de [a, jc] tenemos
/w

-

m + / '« ) ( *

-

o +

• • ■ + ^

ni

(* -

o" +

rȇ*)-

Designemos el número R n,t(x) P°r S(t); la función 5 está definida sobre [a, x ],
y tenemos
(*) /(* ) =

r n

+

/'« (* - < ) + • • • +

n\

<* - 0" +

5 (1 )

para todo t de [a, jc].
Vamos a derivar ahora ambos miembros de esta ecuación, la cual nos dice que
la función cuyo valor en / es %jc), es igual a la función cuyo valor en t es

m+ ■■■+£^(x-v+s(t).
ni
[Vulgarmente hablando, estamos considerando ambos miembros de (*) «como
una función de /».] Sólo para asegurarnos de que la letra jc no causa confusión,
observemos que si
g(t) =

/( jc)

para todo t,

entonces
/(0 = 0

para todo t;

y si
g(t)
entonces

k\

(* - *)*>

Sucesiones infinitas y series infinitas

578

ü'W =

<)*-'(-D +

k\
r \t)

k\
f(k+l)(A
( x - t ) k- ' + f- -----k\

{x - ty

Aplicando estas fórmulas a cada uno de los términos de (*), obtenemos

En esta bonita fórmula se cancela prácticamente todo lo que está a la vista, y
obtenemos
ni

(x ~

t)\

Ahora podemos aplicar el teorema del valor medio a la función S sobre [a, x\
existe un t en (a, x) tal que
S{x) - S(a)
f n+1)(t)
(x - t)n.
= S'{t) = x —a
ni
Recuérdese que
S {t)

=Rn,t{x)\

esto significa en particular que

Rn,x(X)

S{x) =
= 0,
S(a) = R n.a(x).
Así pues
o - *.,«(») _ _ / (’*+1>M (x _ t).
x —a
n\

Aproximación mediante funciones polinómicas

579

o
t)n(x - a);

ésta es la forma de Cauchy del resto.
Para deducir la forma de Lagrange aplicamos el teorema del valor medio de
Cauchy a las funciones S y g(t) = (x — /)n+1 : existe algún t en (a, x) tal que

S(x) ~ S(a)
g(x) - g (a)

g'(t)

(x ~ t) n

n\

- ( « + 1) ( * '- ¿)" ’

Así pues

( x - a ) n+1

(n + 1 ) !

y(»+i) (¿)
R n ,a (x )

(n + 1)!

(* ” *)n+1,

lo cual es la forma de Lagrange.
Finalmente, si /("+,) es integrable sobre [a, x], entonces
S (x ) -

S (a ) =

= -

Ja

Ja

r g + 1 ) ( ° (* -

Ja

Tl\

0 ” it

n!

Aunque las formas de Lagrange y de Cauchy del resto son algo más que
curiosidades teóricas (véase, por ejemplo, el problema 22-18), la forma integral
del resto será, por lo general, muy adecuada. Si se aplica esta forma a las fun­
ciones sen, eos, y exp, con a = 0, $1 teorema de Taylór proporciona las siguientes
fórmulas:

580

Sucesiones infinitas y series infinitas

~2n+i
• • ‘ + (“ I)”
^ ' (2/i + 1)!
x sen(2n+2)(/)

y3
y5
- +
3!
5!

eos x = 1 —

+
2!

_
4!

x2

.

+f fi

(x - t)2n+1 dt,
(2n + 1)!
*2n
eos (2n+i) (0
(x - t)2n dt,
- +<- lr (2 „ „ U
(2 n ) !

• + /i!- , +yor ^n!( x -

2!

o-

Calcular explícitamente cualquiera de estas integrales sería suprema locura;
por supuesto, la solución será exactamente la diferencia entre el primer miembro
y todos los restantes términos del segundo miembro. Sin embargo, estimar estas
integrales es fácil y al mismo tiempo vale la pena.
Las dos integrales primeras son particularmente fáciles. Al ser
|sen(2"+2)(r)| ^ 1 para todo t,
tenemos
r
Jo

(* - <)«»+> dt <
i r (x - t y n+i dt
(2 n + 1)! ^
1
~ (2n + 1)! 17 o

s e n < 2 " + a > w

1—

Puesto que

í

:

(x - t) 2n+l dt =

(x - t) 2n+2 t “ X
2n + 2
t- 0
,2n+2
2n + 2

deducimos que

/;

sen (2n+2) it)

'o (2 n + 1)!

|2n+2
<

(x - t) 2n+1 dt

(2n + 2 )!

Análogamente, podemos demostrar que

/:

eos (2 n+l) (0
(2n ) \

I2n+l
(x — t)2n dt

<
(2 n + 1)!

Aproximación mediante funciones poiinómicas

581

Estas estimaciones son particularmente interesantes, ya que (según se ha demos­
trado en el capítulo 16) para todo e > 0 podemos hacer

eligiendo n suficientemente grande (lo grande que tenga que ser n dependerá de x).
Esto nos permite calcular sen jc con tanta aproximación como queramos, calcu­
lando simplemente el polinomio de Taylor adecuado Pw>0(jc). Por ejemplo, supón­
gase que deseemos calcular sen 2 con un error menor que 10"4. Puesto que
22«+2

sen 2 » P2n+i,o(2) + R,

donde |/?| <

(2 n + 2)1

podemos utilizar Pm+lt(¡(2) como solución, siempre que
22»+2
(2 n + 2 ) !

1 (T 4.

Se puede hallar un número n con esta propiedad mediante búsqueda directa; evi­
dentemente, sirve de ayuda disponer de una tabla de valores de n! y de 2n (véanse
las páginas 600 y 601). En este caso resulta ser adecuado n = 5, de modo que
sen 2 = / >n,o(2) + R
2*

2 ®_ 2 J , 2 »

3!

5!

11 !

7! + 9!

+ R)

donde \R\ < IQ~\
Es todavía más fácil calcular aproximadamente sen 1, puesto que
sen 1 « P 2n+i,o(l) + R ,

donde f/?| <

_ j-(2 n -t* 2)!

Para obtener un error menor que e necesitamos solamente hallar un n tal que
1

------------ < s
(2n + 2) !
J

Sucesiones infinitas y series infinitas

582

y esto sólo requiere una breve ojeada a la tabla de factoriales. (Además, los tér­
minos de P 2n+i,0(l) serán más fáciles de manejar.)
Para muy pequeños x las estimaciones serán incluso más fáciles. Por ejemplo,
1

sen —

10

iW o

donde |/?| <
(jo ) +

R’

1
102n+2(2 n + 2 )!*

Para obtener \R\ < 10~10 podemos tomar evidentemente n = 4 (nos podríamos
valer incluso con n = 3). Estos métodos son los que en realidad se utilizan para
calcular tablas de sen y de eos. Un calculador de gran velocidad puede calcu­
lar P2n+i.o(x) para muchos x distintos casi instantáneamente.
La estimación del resto para e* es sólo ligeramente más difícil. Para mayor
sencillez supongamos x > 0 (las estimaciones para x < 0 se obtienen en el pro­
blema 10). Sobre el intervalo [0, x] el valor máximo de ex es e®, puesto que exp es
creciente, de modo que
¿*xn+1
f * e*
é* Cx
/ — (x — t)n dt < — / (x — t)n dt —
Jo ni
ni Jo
(« + ! ) ! '
Puesto que sabemos ya que e < 4, tenemos
^n+l

4 *XW+1

(n + 1)!

(n + 1)!

lo cual puede hacerse tan pequeño como se quiera eligiendo n suficientemente
grande. Lo grande que tenga que ser n dependerá de x (y el factor 4* hará las
cosas más difíciles). Una vez más, las estimaciones son más fáciles para x peque­
ños. Si 0 < x < 1, entonces
** = l + * + 7 ¡ +

* * * + ^ r + i?, donde 0 < R <

* .-■«

(La desigualdad 0 < R se sigue inmediatamente de la forma integral de R ). En
particular, si n = 4, entonces
0 < R < — < —,
5!
10
de modo que

Aproximación mediante funciones polinómicas

= el = 1 + 1 + — + — + — + /?,
2!
3!
4!
65
= — + R
24
=

2+ s

donde 0 < R <

583

10

+ *’

lo cual demuestra que
2 < e < 3.
(Esto nos permite mejorar ligeramente nuestra estimación de R :
0 < R <

3xx n+1

t)

(n + 1)

Tomando n — 7 se puede calcular que los 3 primeros decimales de e son
<? = 2,718 . . .
(El lector debe comprobar que n = 7 da efectivamente este grado de aproxima­
ción, pero sería una crueldad insistir en que efectuara los cálculos.)
La función arctg es también importante, pero, según puede recordarse, una
expresión para arctg<fc>(jc) es tremendamente complicada, de modo que la forma
integral del resto no sirve. Por otra parte, nuestra deducción del polinomio de
Taylor para arctg nos dio automáticamente una fórmula para el resto:
* ^_|^«-M¿2n+2

nv2»+l

arctg x = x — — +

• • • +

( - i ) ”*
2n + 1

+

/.

1 + t2

dt.

Según hemos estimado ya,

( - D n+ 1^2n+2 d t <
1 + t2

2n+3

f2n+2 d t

2n + 3

De momento vamos a considerar solamente números x con |x| < 1. En este caso,
el resto se puede hacer claramente tan pequeño como se desee eligiendo n sufi­
cientemente grande. En particular,

S u c e s io n e s in fin ita s y s e rie s in fin ita s

584

1 ,--------1
arctg i1 = i1 -------3
5

+

(~ l)n
2n + 1

1

+ R,

donde \R\ <

27+T

Con esta estim ación es fácil hallar un n que haga al resto m enor que cualquier
núm ero p refijad o ; por otra parte, n será generalm ente tan grande com o para
hacer los cálculos trem endam ente largos. Para obtener un resto < 10~4, por ejem ­
plo, debem os tom ar n > (104 — 3)/2. Esto es verdaderam ente una lástim a, ya que
arctg 1 = ¡ 4, de m odo que el polinom io de T aylor para arctg nos debería
perm itir el cálculo de -. A fortunadam ente, existen algunos ingeniosos artificios
que nos perm iten superar estas dificultades. Puesto que

|*|2n+ 3

|-^2n+l,oW| <

2/2 + 3

bastarán unos n m ucho más pequeños para unos x solam ente algo más pequeños.
El artificio para el cálculo de - consiste en expresar arctg 1 en términos de
arctg x para x m ás p eq u eñ o s; el problem a 6 hace ver cóm o se puede hacer esto
de m anera conveniente.
El polinom io de T aylor para la función f ( x ) = log(jc + 1) en a = 1 se trata
de la mism a m anera que el polinom io de T aylor para arctg. A unque la forma
integral del resto para / no es difícil de escribir, es difícil de estimar. Por otra
parte, obtenem os una fórm ula sencilla si em pezam os con la ecuación

1

1 -

t

+ t2 -

( - 1 ) nt n _

• •

+

( — 1)n

1/ n

1 +

1 + / ’

1 + t
esto implica que

log (1 + x) = í

Jo

~

dt

1 +
i t

x2
a:3
= x --------- ----- —
2
3

• • • + ( - I )""1

+ ( _ 1 ) ” /o m
para todo x > — 1. Si jc > 0, entonces
¡ x

tn

'o 7 + i

dt

<

x n+í
t n dt
n

+ 1

*

A p ro x im a c ió n m e d ia n te fu n c io n e s p o lin ó m ic a s

585

y la estimación es algo más complicada cuando — 1 < x < 0 (problema 11). Para
esta función el resto puede hacerse tan pequeño como se quiera eligiendo n sufi­
cientemente grande, siempre que — 1 < a < 1.
El comportamiento de los restos para arctg y / ( jc) = log(A 4- 1) es ya otro
asunto cuando ¡jcj > 1. En este caso, las estimaciones
l;cl2n~f~3
|/? 2»+i,o(*)| < --------- para arctg
2n + 3
^.n+ *

l^n.o(■*•)! < — — (a > 0 )para/ ,
n+ 1
no son útiles, porque cuando ¡jc| > 1 las cotas xm/m se hacen grandes cuando m es
grande. Esto es inevitable y no es sólo un defecto de nuestras estimaciones. Es
fácil obtener estimaciones en la otra dirección, las cuales demuestran que los restos
en realidad siguen siendo grandes. Para obtener una tal estimación para arctg,
obsérvese que si t está en [0 , jc] ( o en [ jc, 0 ] si x < 0 ), entonces
1 +

t2

< 1+

jc2

< 2a2,

si

|a |

> 1,

de modo que

/:

¿2n-f-2
-------- dt
1 + t2

>-L
“ 2 2
a

|2 n + l

/ t 2n+2dt
Jo

Análogamente, si x > 0, entonces para t en [0,
1 -b t < 1 -f* x <

2a ,

si

jc]

a

4n + 6

tenemos
> 1,

de modo que
rx

/
Jo t

tn
-f* 1

l í x
xn
d t > — / tn dt =
2 a Jo
2n + 2

Estas estimaciones indican que si |a ¡ > 1, entonces los restos se hacen grandes
cuando n se hace grande. En otras palabras, para |a | > 1, los polinomios de Taylor
para arctg y / no son útiles en absoluto para calcular arctg x y log(x + 1). Esto
no constituye ninguna tragedia, puesto que los valores de estas funciones pueden
hallarse para a cualesquiera una vez que son conocidos para todos los x con |a | < 1.

Sucesiones infinitas y series infinitas

586

Esta misma situación se presenta de modo espectacular para la función
/(* ) =

X = 0.

0,

Hemos visto ya que f k)(0) = 0 para todo número natural k. Esto significa que el
polinomio de Taylor Pn§0 para / es
Pn. .(*) =

/(0 ) + / ' ( 0 ) * + ^ p * ‘ +

¿\

• • • +

n\

= 0.
En otras palabras, el resto /?wo(jt) es siempre igual a /(jc), y el polinomio de Taylor
no es útil para el cálculo de f(x), excepto para x = 0. Eventualmente podremos
ofrecer una explicación del comportamiento de esta función, la cual constituye
un ejemplo desconcertante de las limitaciones del teorema de Taylor.
La palabra «calcular» ha sido utilizada tantas veces en conexión con nuestras
estimaciones del resto, que esto podría dar lugar a una mala interpretación del
significado del teorema de Taylor. Es cierto que el teorema de Taylor constituye
un instrumento casi ideal para el cálculo (a pesar de su ignominioso fracaso en el
ejemplo anterior), pero tiene consecuencias teóricas igualmente importantes. La
mayor parte de éstas serán desarrolladas en capítulos sucesivos, pero daremos
ahora dos demostraciones para ilustrar algunas maneras en que puede usarse el
teorema de Taylor. La primera ilustración será particularmente impresionante
para aquellos que hayan asimilado la demostración del capítulo 16 de que n es
irracional.
TEOREMA 5

e es irracional.
DEMOSTRACIÓN

Sabemos que, para todo n,
, =

= 1 + 1 + 1 +

. . . + ! + *„,

donde 0 < X . < —

Aproximación mediante funciones polinómicas

587

Supongamos que e fuese racional, por ejemplo e = a¡b, donde a y b son enteros
positivos. Elijamos n > b y también n > 3. Entonces

b

2!

n!

de modo que
nía

n!
+ - + n \R n.
ni

= n\ + n\ H---- : +
b
2!

Todos los términos de esta ecuación distintos de n \ R n son enteros (el primer tér­
mino es entero puesto que n > b). En consecuencia, n \R n debe ser también en­
tero. Pero
0 < Rn <

3
(« + ! ) ! ’

de modo que
0 <

< -4 —
n+ 1

1,

lo cual es imposible para un entero. |
La segunda ilustración es solamente una demostración directa de un hecho
demostrado en el capítulo 15: Si

/ " + / = o,
/(O) = o,
/'(O ) = o,
entonces f — 0. Para demostrar esto, observemos primero que f k) existe para
todo k ; en efecto,
/«> = ( / o - =
=

(/ * )> =

( _ / ') ' =

/ “ ’ = ( f tìY = f ,
etc.

-

r

= f,

588

S u c e s io n e s in fin ita s y s e rie s in fin ita s

E sto d em u estra, no sólo q ue existen todos los f k), sino tam b ién q ue existen a lo
su m o cu a tro d ife re n te s : /, f , — f , — /'. P uesto q ue /(O) = /'(O) = 0, todos los
f k\ 0) son 0. A h o ra bien, el te o re m a de T a y lo r afirm a que, p a ra c u a lq u ie r n

C a d a u n a d e las funciones / ('1+,) es co n tin u a (ya q u e existe f ~n+2)), de m o d o q u e
p a ra cu a lq u ie r x p a rtic u la r existe un n ú m ero M ta l q u e
|/(n+i)(/)| < M p a ra 0 < / < x , y t o d o n
(p o d em os a ñ a d ir la frase «y t o d o n » p u esto q ue ex isten so lam en te c u a tro / (k) d is ­
tintos). A sí pues,

P u esto q ue esto se cu m p le p a ra todo n , y p u esto q u e x n¡ n \

p u ed e h acerse tan

p eq u eñ o com o se q u ie ra eligiendo n suficientem ente g ran d e, esto d e m u e stra q u e
|/( jc)| < e p a ra to d o e > 0 ; en consecuencia, f ( x ) = 0.
L as d em ás aplicaciones del te o re m a d e T a y lo r q u e verem os en cap ítu lo s su ce­
sivos están ín tim am en te rela cio n a d as con las con sid eracio n es d e tip o ca lc u lato rio
q u e nos h an o cu p ad o en gran p arte de este ca p ítu lo . Si el resto R n,a( x ) p u ed e h a ­
berse tan p eq u e ñ o co m o se q u ie ra eligiendo n suficien tem en te g ran d e, en tonces se
p u ed e c a lc u la r f ( x ) con ta n ta ap ro x im ació n com o se desee m ed ian te los p o lin o m io s

P„ u(j:). El n úm ero de térm inos que h a b rá que su m a r será ta n to m a y o r c u a n to m ás
g ran d e sea la ap ro x im ació n que se desee. Si estam o s d isp u esto s a su m a r infinitos
térm in o s (p o r lo m enos en teoría), entonces d eb eríam o s p o d e r p resc in d ir p o r c o m ­
p le to d el resto. D eb erían e x istir «sum as infinitas» tales co m o

Aproximación mediante funciones poiinómicas

arctg * =

+

589

• • • s i \x\ < 1,

log(l + x) = x - £ + £ - £ +
2
3
4

• • •

s i - 1 < * < 1.

Estamos casi del todo preparados para este paso. Solamente queda un obstáculo:
las sumas infinitas ni siquiera han sido definidas. Los capítulos 21 y 22 contienen
las definiciones necesarias.
PROBLEMAS
1. Hallar los polinomios de Taylor (del grado indicado y en el punto indicado)
para las siguientes funciones
(i)

/(* )

=

ee*\ grado 3, en 0.

(ii)

f{x) =

(iii)

sen; grado 2n, en

(iv)

eos; grado 2n, en w.

(v)

exp; grado rt, en 1.

(vi)

log ; grado n, en 2 .

e***; grado 3, en 0.

(vii) f(x )

=

x h + x* + x; grado 4,en 0.

(viii) f(x )

=

x 8 + x* + x; grado4,en 1.

(ix)

f(x )

=

(x)

f(x ) - — |— ; grado n, en 0 .

— -— ; grado 2n + 1 ,en

1 + x*

0.

2. Escribir cada uno de los siguientes polinomios en x como polinomios en
{x — 3). (Basta calcular el polinomio de Taylor en 3, del mismo grado que
el polinomio original. ¿Por qué?)

S u c e s io n e s in fin ita s

590
(i)

y

s e rie s in fin ita s

x 2 — 4jc — 9.

(ii) x 4 — 12x3 + 44x2 + 2x + 1.
(iii) *s.
(iv) ax 2 + bx + c.
3.

Escribir una suma (utilizando la notación 2) que sea igual a cada uno de
los siguientes números con el grado de aproximación que se especifica. Para
reducir al mínimo los cálculos superfluos, consúltense las tablas para 2n y n\
en esta misma página y la siguiente.
(i)

sen 1 ; error < 10-17.

(ii) sen 2; error < 10 -12.
(iii) sen
(iv)

error < 10 -20.

e; error <

10 -4.

(v) e2; error < 10“ 5.

n

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15

2n

n\
2
4

1
2
4
8
16
32

8
16
32
64
128
256
512
024
048
096
192
384
768

3
39
479
6 227
87 178
1 307 674

1
2
6
24
120
720
5 040
40 320
362 880
628 800
916 800
001 600
020 800
291 200
368 000

Aproximación mediante funciones polinómicas
n

16
17
18
19
20

n!

2n

65
131
262
524
1 048

591

536
072
144
288
576

20
355
6 402
121 645
2 432 902

922
687
373
100
008

789
428
705
408
176

888 000

096
728
832
640

000
000
000
000

*4. Este problema es parecido al anterior, salvo que los errores que se piden son
tan pequeños que no pueden utilizarse las tablas. Habrá que pensar un poco,
y en algunos casos será necesario consultar la demostración del capítulo 16,
de que xn/n! puede hacerse tan pequeña como se quiera eligiendo un n gran­
de ; la demostración da, en realidad, un método para hallar el n apropiado.
En el problema anterior fue posible hallar sumas más bien cortas; de hecho,
fue posible hallar el n más pequeño que hacía la estimación del resto dada
por el teorema de Taylor menor que el error deseado. Pero en este problema
el hallazgo de cualquier suma constituye una victoria moral (siempre que se
pueda demostrar que la suma da el resultado que se pide).
(i)
(ii)
(iii)
(iv)
(v)
5. (a)

(b)

6.

sen 1 ; error < 10 ~ (1°,*).
e; erro r < 10~1 000.
sen 10 ; e rro r < 10~ 20.
e10; error < 10~ 80.
arctg tV; erro r < I 0 “ (,#tt).56
En el problema 11-38 se demostró que la ecuación x2 = eos x tiene exac­
tamente dos soluciones. Mediante el polinomio de Taylor del coseno de­
mostrar que las soluciones son aproximadamente ± \/2 /3 y o b te n e r
cotas para el error.
Estimar de manera análoga las soluciones de la ecuación 2X2 =
= x sen x + eos1 %.

(a) Aplicando el problema 15-9, demostrar que
v

4 =

^
1 .
arctg - +

1

a rc tg -,

592

Sucesiones infinitas y series infinitas

TT
1
— = 4 a r c t g -----arctg
4

5

1
239’

(b) Demostrar que n = 3,14159... (Todo joven estudiante debería obtener por
sí mismo algunos decimales de n, pero el objeto de este ejercicio no es
el de ocupar al lector en un cálculo inmenso. Si se aplica la segunda
expresión de la parte (a) podrán calcularse los cinco primeros decimales
de n con notablemente poco trabajo.)
7.

Para todo número a, y todo entero no negativo n, definimos el «coeficiente
binomial»
a \ _ a (a — 1 ) • • • (a — n - \- 1 )
n/
n!
= 1, como es habitual. Si a no es entero, entonces ( j no es nunca
0
0, y su signo alterna para n > a. Demostrar que el polinomio de Taylor de
grado n para f(x ) = (1 + x)a en 0 es P„,o(x) =

y que las formas de

A=0
Cauchy y de Lagrange del resto son las siguientes:
Forma de Cauchy:
Kn,o(*) =

a (a — 1 )

(a — n)

x{x - t)n{\ + t)a~ n-

n!
a (a — 1) • • • (a — n)

= (" + 1) (

J

*(1 + t)

*(i + O““ 1 ( ^ ¡ r ' ) ’ > 1 e» [0. *] « k 0].

Forma de Lagrange :

R n A x)

_ a (a — 1) • ■ ■ (a — n) n
x n+1(\ + O“- ”-1
{n + 1 ) !
+

O “ —

1,

f e n [ 0 , x ]

o

[x,0].

Aproximación mediante funciones polinómicas

593

Las estimaciones de estos restos son bastante difíciles de manejar y se dejan
hasta el problema 22-18.
8.

Supóngase que a¡ y b¡ son los coeficientes de los polinomios de Taylor en a
de / y de f>, respectivamente. En otras palabras, a» = f^icó/il y bi =
.
Hallar los coeficientes c¡ de los polinomios de Taylor en a de las siguientes
funciones, en términos de los ai y b¡.

(i)

f + i•

(Ü) fg.
M A
(iv) h{x) = f * f ( t ) dt.

(y) k{x) = J* /(i) dt.
9. (a) Demostrar que el polinomio de Taylor de f(x) = sen (x2) de grado

An + 1 en 0 es
x ,n

.10

3! + 5!

• • • + ( - 1 )"

(2n)'.'

Indicación: Si P es el polinomio de Taylor de grado 2n + 1 para sen
en 0, entonces sen x = P(x) + R(x), donde lim R(x)fx2n+1 = 0. ¿Qué
*0

implica esto para lim R( x*)/jP * 2?
(b) Hallar fikKty para todo k.
(c) En general, si f(x) = g(x"), hallar f k###BOT_TEXT###) en términos de las derivadas
de g en 0 .
10 . Demostrar que si x < 0 , entonces

ln+1

f x le (x — t)n dt
J

11.

o n!

(» + !)!

Demostrar que si — 1 < x < 0 , entonces
tU
dt
o
1
-f- t
f .

|n+l
(1 + x)(n -h 1)

*12. (a) Demostrar que si |g'(x)| < M \x
a ###BOT_TEXT###quot; para |x
a\ < 6, entonces |g(x)
— g(n)| < M \x — a\ *fV(n + 1) para |x — a\ < 8.

entonces también / '(x) tiende hacia 0 cuando X — °o . Deducir la forma de Cauchy y de Lagrange del resto a partir de la forma integral. utilizando el problema 13-24. y f (x) tiende ha­ cia 0 cuando x — . 00 ). entonces x-+a lim g ( x ) / ( x — a )n+x = 0 .a. 13. sin aplicar la regla de l’Hópital. h 2 (b) Demostrar que para todos los x > 0 se tiene |/ '( x ) | < 2 V A Ü M ¡ . (a) Supóngase que / es dos veces derivable en (0. / " es acotada. 16. (b) Sea /(x) = x 2 para x > 0 .) 14. Indicación: Utilizar el polinomio de Taylor de grado 2 con x = a + h y con x = a — h. y —x 2 para x < 0 . 15./(x). Existirá el mismo inconveniente que en el problema 13. mientras que |/ "(x)| < M i para todos los x > 0 . (c) (d) Si / es dos veces derivable en (0. 00 ) y que [/(x)| < M0 para todos los x > 0 . Demostrar que .Sucesiones infinitas y series infinitas 594 (b) Aplicar la parte (a) para demostrar que si lim g'(x)f(x — aY = 0. Deducir el teorema 1 como corolario del teorema de Taylor con cualquiera de las formas del resto. (a) Demostrar que si f"(á) existe. entonces g'(x) = f(x ) — P»-i. Demostrar que para todos los x > 0 se tiene | /'(* ) | < \ M 0 + ^ M 2 para todos h > 0. x—*a (c) Demostrar que si gix) = f(x)—P». (El inconveniente está en que será necesario suponer una derivada más en la hipótesis del teorema 1. Si existen lim /( x ) y lim f" ( x ) }entonces lim f" {x ) = lim /'(* ) = 0./(x). entonces f"(a) 7 = lim *->o ^ f(a ~ h) ~ 2/ ( g ) h2 El límite de la derecha es denominado derivada segunda de Schwarz de / en a. X -+ c o x-> co X -*c o X -*o o (Comparar con el problema 11-31). (d) Dar una demostración inductiva del teorema 1.a.

o f" + / = 0 . pero no nos dice si éstas son las únicas solu­ ciones. para demostrar una forma débil del teorema 2 del apéndice al capítulo 11: Si /" > 0. hemos hallado todas las funciones que satisfacen f = f.h) — f { a — h) — I h f f x ) _ 17. bien en el texto o en otros problemas.)* **19. . Esto exige un resultado de unicidad. Considérese una función / que satisface la ecuación diferencial n —1 /<»> = ^ 3=0 para ciertos números a0.. (Este problema es en realidad una escaramuza preliminar antes de emprender la batalla con el caso general en el problema 19.Aproximación mediante funciones polinómicas 595 /(0 + A) + / ( 0 . nos permite hallar muchas so­ luciones para tales ecuaciones.. Dar otra demostración aplicando el teorema de Taylor. (c) (d) Demostrar que si / tiene un máximo local en a. excepto en el punto de contacto. en par­ ticular. El problema 17-44 presenta una demostración bastante complicada de que f — 0 si /" — f — 0 y /(O) = /'(O) = 0. o i" — / = 0. entonces la gráfica de / queda siempre por encima de la tangente de f.A) . El artificio del problema 17-43. entonces f i a -f.2/ ( 0) h— O h2 lim existe. a»_1. y tiene por fin convencer al lector de que el teorema de Taylor es un buen instru­ mento para atacar estos problemas. 18. Utilizar el polinomio de Taylor junto con ei resto.Algunos casos particulares han recibido ya un tratamiento detallado. Al final encontrará el lector algunas observaciones (necesariamente esquemá­ ticas) acerca de la solución general. Demostrar que si f'" (a ) existe. aun cuando para casos particulares los artificios resulten más elegantes. .. entonces la derivada segunda de Schwarz de / en a es < 0. a pesar de no existir /"(O). que nos dará este problema.

+ nifica que n — f(n+D = > esto sig­ 1 ^ ¿onde \ b j l \ < 2 N \ 3=0 Demostrar que n —1 fn+2) = £ b .2^ dQnde |¿ . 3=0 (b) Deducir una fórmula para f n+¿K La fórmula de la parte (b) no se va a usar..Entonces |a. donde \bjk\ < 2kN k+l. = f n ^(0) = 0._. 3=o (d) Deducir de la parte (c) que. ¡a0|.. según indica la parte (c)..596 Sucesiones infinitas y series infinitas (a) Deducir la siguiente fórmula para f n+1) (convengamos en que ««_!» es 0): n —1 y(n+l) = ^ (fly. se ha incluido solamente para convencer al lector de que es imposible obtener una fórmula general para f n+k\ Por otra parte. (c) Sea N = max (1. (e) Supóngase ahora que /(O) = /'(O) = . existe un número M tal que j / (n -i-fc)( x ) | < M • 2kN k+l para todo k. Demostrar que M ■2*JV*+ 1|x |"+*+1 1/ 0)1 < (n + k + 1 )! ..x a }) f {j).. no es muy difícil obtener estimaciones acerca de la magnitud de f-n+k)(x). para cualquier número particular x.2| < AN Z^ 3=0 y de modo más general.. n—1 fin+k) = ^ b kf (j)..! + a n..

a n.Aproxh¡jnación mediante funciones polinómicas 597 ^ M • [2 Mc|n+fc+1j ~ (»4-H 1)!1 y deducir que / = 0 .. toda solución es de esta forma. e incluso en la si­ tuación más general considerada en el capítulo 26.. + • • • + De hecho. Esto significa que podemos hallar todas las soluciones una vez que hayamos hallado bastantes soluciones para obtener un sistema cualquiera de condiciones iniciales..) Estas observaciones son también ciertas si algunas de las raíces son raíces múltiples. ao = 0 entonces cualquier función de la forma f(x ) — cie*.‘(O) = • • * + cn) • • • + a„cn.x + • • * + Cné“** es una solución. . y /(O) = c\ + /'(O ) = ct\Ci + / “. Si la ecuación xn — an-\X n~ l tiene n raíces distintas — * • • — olx. ya que podemos obtener cual­ quier sistema de números en los primeros miembros eligiendo adecua­ damente los c... las soluciones de esta ecuación diferencial están de­ terminadas por las «condiciones iniciales» (los valores para 0 < j Sí < n — 1). (Se trata de un hecho puramente algebraico que el lector puede fácil­ mente comprobar para n — 2 ó 3. (f) Demostrar que si f x y f 2 son soluciones ambas de la ecuación diferencial /<”> = | /-o y fi°K 0) — u m para 0 < j < n — 1. entonces fx = /2.. pero no intentaremos demostrar esta última afirmación. En otras palabras.

Obsérvese que la fun­ ción m definida de esta manera no es continua. porque tanto j\á ) como f"(a) existen para 0. m(a) = f"(a) para y m(0) = 0. b].a Y + R . b). a pesar de no existir /"(O). b).a) + ^ (* . e(x - a)(b x) - con g(a) = g(b) = fia). Apli­ car ahora el problema 16(c) (la derivada segunda de Schwarz de (x . Considérese la función g{x) = f( x) - (b) * 21.Sucesiones infinitas y series infinitas 598 ** 20. (a) Sea f(x) = x4 sen 1/ jc2 para x =£ 0. de modo que g tendrá un máximo y en {a. Así pues. b). Para un £ > 0 suficientemente pequeño tendre­ mos g(x) > g(a).a)(x . x->a (x — a)2 a saber. Si / es una función continua en [a.(x). (a) Supóngase que / es una función continua en [a. y /(O) = 0. b] con fia) = fib ) y que para todo x de (a. Aplicar el problema 20 para demostrar que es f i a ) = m(a) = 0 para todos los a. . pero también ligeramente más llamativo. entonces / es lineal. para todo número a existe otro número m(a) tal que (*) / t o = / t o + / ( « ) ( * . que el ejemplo del texto.b) es simplemente su derivada segunda ordinaria). b) la derivada segunda de Schwarz de / en x es 0 (problema 16). (b) (c) Supóngase que / es una función derivable tal que (*) se cumple para todos los a con m(a) = 0. Supóngase ahora que (*) se cumple para todos los a y que m es con­ tinua. donde lim —0. b] cuya derivada segunda de Schwarz es 0 en todos los puntos de {a. Este ejemplo es ligeramente más complicado. Demostrar que / = 0 hasta el orden 2 en 0. Ayuda: Su­ póngase que e s^ x ) > fia) para algún x de (a. Demostrar que para todos los a la derivada segunda f ”(a) exis­ te y es igual a m(a). Demostrar que/ es constante en [a.

parece más bien que -/T e s irracional pero por m uy p oco: aunque \ f í no es so­ lución de una ecuación aix -f. Exam inada bajo este aspecto. E sto es lo m ism o que decir que x no satisface ninguna ecuación bx — a = 0 para enteros a y b. dé grado superior en una unidad.•CAPÍTULO 20 e ES TRANSCENDENTE L a irracionalidad de e fue tan fácil de dem ostrar que en éste capítulo optativo intentarem os una hazaña m ás d ifícil.2 = 0. y dem ostrarem os que el núm ero e no es sólo irracional. sino en realidad m ucho peor. E l problem a 2-18 indica cóm o fabricar m uchos núm eros irracionales x que satisfacen ecuaciones de grado superior 599 . la irracionalidad de > / T no parece constituir una deficiencia dem asiado terrible. 6 = 0.ao — 0 . En qué manera un núm ero puede ser peor que irracional puede verse expresando de m odo ligeram ente distinto las defini­ ciones. sí e s solución de la ecuación *2 . U n núm ero x es irracional si no es posible escribir x = a /b para enteros cualesquiera a y b. excepto para a = 0. con 6 ^ 0 .

Antes de emprender la demostración misma. Los números que no pueden ser obtenidos mediante el proceso de resolver ecuaciones algebrai­ cas reciben el nombre de transcendentes. e incluso combinaciones complicadas. Todas las raíces. tales como V 2. Dos características de la expresión e = 1 -\-----H-----. conviene planear la estrategia. La demostración de que e es transcendente está bien a nuestro alcance. la demostración de que un número es transcendente supone por lo general unas matemáticas verdaderamente fuertes. son claramente números algebraicos. podemos considerarnos ya como algo más que novicios en el estudio de las matemáticas superiores. Un número que satisface una ecuación «algebraica» de este tipo recibe el nombre de número algebraico. V/ 3. tales como ^3 + V5 + ^1 + V2 + ^6 son números algebraicos (aunque no intentaremos demostrar esto). donde los a* son enteros y (esta condición excluye la posibilidad de que todos los üí sean iguales a 0). con la inclusión de esta demostración. el número .600 Sucesiones infinitas y series infinitas a nx n + \Xn 1+ ‘ ' * + <3o = O.-f. La demostración que vamos a dar es una simplificación debida a Hilbert. la cual se basa en una idea usada incluso en la demostración de que e es irra­ cional. Incluso las fechas relacionadas con la trans­ cendencia de e son impresionantemente recientes: la primera demostración de que e es transcendente. el resultado principal de este capítulo establece que e es un número de este tipo anómalo. debida a Hermite. data de 1873. Sin embargo. y en teoría era posible incluso antes del capítulo 19. y prácticamente todos los números que hemos encontrado están definidos en términos de soluciones de ecuaciones algebraicas (tt y e son las grandes excepciones de nuestra limitada experiencia matemática).• • • H---------b 7?n 1! 2! n\ fueron importantes para la demostración de que e es irracional: Por una parte. mientras que muchas demostraciones de irracionalidad dependen solamente de propiedades elementales de los números.

. .. Por supuesto. En nuestra demostración empezaremos suponiendo que e es algebraico. 0 < R n < 3¡(n + 1)¡ (de modo que n \R n no es entero). sin embargo...e es trascendente 601 puede escribirse como una fracción p¡q con q < n\ (de manera que n\{p¡q) es entero). pueden ser aproxi­ madas simultáneamente y particularmente bien mediante números racionales. cuanto mejor puede ser aproximado un número mediante números racionales. en tales que e M i + €1 M ! M 2 + Í2 M e. por otra parte. a<¡ ^ 0 para algunos enteros au. a„.... Para obtener una contradicción hallaremos enton­ ces ciertos enteros M. .. tanto peor es este número (en el pro­ blema 3 se presenta alguna evidencia para esta afirmación).. cuyo denominador q es a lo sumo n \. todo número jc puede ser aproximado _ tanto como se quiera mediante números racionales: si e > 0 existe un número racional r con |jc — r\ < e . e2. Para e tenemos la seguridad de que éste no es el caso: Existe una fracción p/q que di­ fiere de e en menos de 3/(n + 1)!.n M n ~h €n M . El número e no es en ningún modo único a este respecto: en términos generales. .. tan grande quizá como 1/e. M n y ciertos números «pequeños» t x. La demostración de que e es transcendente depende de una extensión natural de esta idea: No sola­ mente ?. Si se observa cuidadosamente la demostración de que e es irracional.. Estos dos hechos demuestran que e puede ser aproximado particularmente bien mediante números racionales.sino cualquier número finito de potencias e. el inconveniente está. se verá que sola­ mente se hace uso de esta propiedad de e. en. de modo que (*) anen + ' ‘ ’ + aie + <20 = 0 . M x.. en que puede ser necesario un denominador muy grande para r. .

) TEOREM A 1 e es transcendente.1) ‘ ‘ ’ (x .Sucesiones infinitas y series infinitas 602 Lo pequeños que tengan que ser los e se verá cuando se sustituyan estas expre­ siones en la ecuación supuesta (*). (Esta función se introdujo en el problema 18-52. Después de multiplicar todo por M obtenemos \a<¡M + diM. Aí„ ... + • • * + anMn\ + [ c i« i + * * * + en 0 n ] — 0. Defínanse los números M. con a0=£0 tales que (*) anen + a„_xen 1 ..xxp-1[(x ‘ — 1) * * * (x — n)]pe~x M k = ek f Jk ( P .. La parte destacable de la demostración será la manera en que se definan los M y los c. y elegiremos los M de tal manera que sea necesariamente un entero no nulo. M n y «j.n)]pe * (p-l)l f . ¡ la suma de un entero no nulo y de un número de valor absoluto menor que \ no puede ser cero! Como estrategia básica todo esto es muy razonable y directo del todo. ... El primer término entre corchetes es entero. esto nos llevará a la contradicción deseada. Nos arreglaremos para hallar los e de manera que |€i«i + • • • + €na»| < •&.f • • • + a0 = 0 .. ’ *[(* . e„ como sigue. .. Para leer la demostración será necesario saber algo acerca de la función gamma...1)! dx. an. . D E M O ST R A C IÓ N Supóngase que existen enteros a0.

obtenemos un polinomio xn + • • • ± n! de coeficientes enteros. Utilizaremos también el resultado del problema 2-17 (d). A pesar del aspecto terrible de estas tres expresiones. y que no divide al entero b. ± (n!) * Así pues. Fijémonos primero en M.l^ tt = 0 dx’ donde los C son ciertos enteros. Un hecho importante acerca de nú­ meros primos será aplicado en la demostración. . para a = 0 obtenemos el término * El término «número primo» se definió en el problema 2-17. En la bibliografía se dan referencias para este teorema (el cual es fundamental en la demostración de que la descomposición de un entero en producto de números primos es única). entonces p tampoco divide a ab.. Si la expre­ sión entre corchetes. [(* . aunque no se demuestra en este libro: Si p es un número primo que no divide al entero a.1) • • • (* — «)]. Al elevarlo a la potencia p éste se convierte en un polino­ mio todavía más complicado *«*+. con un poco de trabajo aparecerán mucho más razonables. el lector debe poder decir en qué puntos precisamente hace falta esta información.. M puede escribirse en la forma M ~ Z ( ï h v c ° I o ' x t .603 e es transcendente El número indeterminado p representa un número primo * que elegiremos más adelante. de que existen infinitos números primos. y C 0 = ± (n!)p. Pero Jo x ké~x dx = k\ Así pues. »P M = ^ a =0 Ca (p-l+g)< (P - 1 )! Ahora bien. se desarrolla.

1) Mk ■ £ (u + k — n)]pe u du. .1)! ■ £ dx 1)! ( P - dx.1) • ■ • ( « + * .2 ) ..n)]p es un polinomio de coeficientes enteros. El término entre corchetes contiene el factor u en el lugar k. Los límites de integración pasan a ser 0 y oo. M mismo es un entero no divisible por p. du — dx. cada uno de cuyos términos es de grado no menor que p. Tenemos (* — «)]*£" x * .l[(x . el cual es divisible por p.Sucesiones infinitas y series infinitas 604 Consideraremos ahora solamente números primos p > n . Esto significa que la expresión entera (u + + * .1) (* — n)]p^ (p . (/> -!)! Existe una diferencia muy importante entre esta expresión y la de M. entonces este término es un entero no divisible por p.1) Mk * x*-'[{x . Por otra parte.' p. Esto puede ser transformado en una expresión muy parecida a M mediante la sustitución u = x — k. Consideremos ahora M k. si a > 0. y (u + ^)p_1[(« + k .V ( P + < x . la potencia p-ésima contiene el factor up. Por lo tanto. entonces (h — 1-1t C* — <-rL~7W h = c *(P + < x . Así pues. Así pues.

* * \ + 0«*«] = 0- Además de exigir que sea p > n supongamos también que p > \a0\. Para obtener una contradicción a la ecuación supuesta (*).u ¿ u = (p — 1 + a ) ! a 0 -1 )! donde los Da son ciertos enteros. basta evidentemente demostrar que cada |ek| puede hacerse tan pequeño como se quiera. Para empezar.n)Y\e~* ix .605 e es transcendente UP .1) • • • (x . para el resto del razonamiento recuérdese que n es cierto número fijo [el grado de la supuesta ecua­ ción polinómica (*)]. y demostrar así que e es transcendente. si 1 < k < n. eligiendo p suficientemente grande. Obsérvese que la suma empieza con a = 1. Al ser cada M k divisible por p.l + * e.+ • • • • + anen puede hacerse tan pequeño como se quiera. Está claro ahora que Sustituyendo en (*) y multiplicando por M obtenemos [a*M + a\M \ + * * * + anM n] + [at€i + . En particular es un entero no nulo. cada Aífc es un entero que es divisible por p. entonces * . en este caso cada uno de los términos de la suma es divisible por p. se sigue que üqM + a \M \ + • ' * "i" anM n no es divisible por p. Esto no exige más que algunas estimaciones sencillas. Esto significa que tanto M como a0 no son divisibles por p. sólo hace falta demostrar que |aiCx . Así pues. de modo que a0M tampoco es divir sible por p.

. y estas integrales pueden ser sustituidas por k \ siempre que se pre­ senten. | Esta demostración. las inte­ grales pueden ser eliminadas por completo del razonamiento. las únicas integrales esenciales para la demostración son de la forma f Q* *** * dx. (n A y/(p — 1)! puede hacerse tan pequeño como se quiera haciendo p suficientemente grande. se obtiene una demostración «completamente elemental» de que e es transcendente. lo mismo que la demostración de que ir es irracional. . como han observado muchos matemáticos.606 Sucesiones infinitas y series infinitas Sea ahora A el máximo de |(x— 1) . el razonamiento parece muy «avanzado». así pues. demostración que se basa solamente en el hecho de que . me­ rece algunas consideraciones filosóficas. (jc— n)| para x en [0. y además integrales desde 0 a oo. por ejemplo. ^ fn dx \ L e énnp~ 1A p í* ~ (P - dx 1)! Jo ennp~ lA p 0 — 1)! ^ e*n*A * ~ (P ~ _ 1)! " en( n A ) p (P- 1)!* Pero n y A son fijos. Así pues. utilizamos integrales. después de todo. A primera vista. En realidad. M.D! ’ donde Ca son los coeficientes del polinomio [(* *)]P- Aplicando repetidamente esta idea. podría haber sido definido inicialmente como np M = V a4=0 * iP - 1 +«)! ( p . n]. para k entero.. Entonces .

Esta última afirmación quizá resulte sorprendente. los razonamientos «elementales» son con frecuencia más difíciles que los «avanzados». Nuestra demostración de que ir es irracional constituye un ejemplo de ello. y es por lo tanto algebraico. ¡ toda la estructura de la demostración debe quedar oculta sólo para eliminar unos pocos signos de integral! Esta situación no es en ningún modo particular de este teorema.. la demostración no es mucho más difícil que la demostración de que e es trans­ cendente. Sin embargo. .1— H— -J1! 2! 3! Por desgracia. . De hecho. Es probable que el lector ya no recuerde nada acerca de esta demostración. Uno de los problemas clásicos de la matemática griega era construir. esto demuestra que es imposible construir un segmento de longitud i r .e es transcendente e 607 1 H------. La demos­ tración de que e es transcendente parece depender tan enteramente de propiedades particulares de e que es casi imposible concebir cómo puede ser adaptada para i r . entonces a + r y a r son algebraicos. (b) Demostrar que si a es algebraico y r es racional. Los grie­ gos fueron totalmente incapaces de decidir si un tal segmento podía ser construido. hecho que es de gran interés tanto históricamente como en sí mismo. puesto que la longitud de cualquier segmento que puede ser cons­ truido con regla y compás puede escribirse en términos de + . ¿qué tiene que ver e con ir7 ¡Pronto lo verá el lector! PROBLEMAS 1 1. salvo que encierra algunas funciones muy compli­ cadas. sólo con regla y compás. pero mucho más con­ ceptual que demuestra que ir es transcendente. esta demostración «elemental» es más difícil de comprender que la original. Existe en realidad una demostración más avanzada. Esto exige la construcción de un segmento de longitud f ñ . después de todo. La demostración de que ir es transcendente exige unos recursos matemáticos considerables. un cuadrado cuya área fuese la del círculo de radio 1. •. (a) Demostrar que si a > 0 es algebraico. e incluso todos los recursos de la matemática moderna fueron incapaces de dilu­ cidar esta cuestión hasta 1882. -r. En dicho año Lindemann demostró que ir es transcendente. la demostración para ir es prácticamente la misma que la demostración para e . y sí. demasiado avanzados para alcanzarse en este libro. lo cual se puede llevar a cabo si es construible un segmento de longitud ir. entonces ufa es algebraico.

h allan d o efe c ti­ v am en te las ecuaciones algeb raicas que satisfacen. p ro d u c to y cociente de n úm eros alg eb raico s es alg eb raica.Sucesiones infinitas y series infinitas 608 L a p arte (b) puede en rea lid ad reforzarse c o n sid e ra b le m e n te : la su m a.] *4. . D e m o stra r que >/2~+ \^3~ y \ f T ( l + sTS) son alg eb raic o s. (P a ra c a d a n . E ste hecho es d em asiad o difícil p a ra d em o strarlo aqu í. . d o n d e los 1 e stán en el lu g a r n !. In d ic a ­ c ió n : A p lic a r el p ro b le m a 3-7(b). — p f q | > c f q n cu a le sq u iera que sean c y n . N in g u n o de los n ú m ero s tran scen d en tes co n stru id o s d e esta m a n e ra resu lta ser p a rtic u la rm e n te in teresan te. . (a) Sea a un núm ero alg eb raic o no racio n al. p a ra c a d a n. (c) Sea M = sup { |/'( jc)| : \x — a | < 1}. A p lic a r el p ro b le m a 3 p a ra d e m o stra r que a es transcen d en te. debe q u e d a r claro q ue se p u eden c o n s tru ir fácilm ente otro s infinitos n ú m ero s q u e no satisfacen \oc.) A u n q u e el p ro b le m a 4 sólo m en cio n a un n ú m e ro tran sc en d e n te p artic u la r. In d ic a c ió n : E scrib ir f ( p f q ) co m o fracció n con el d e n o ­ m in a d o r co m ú n q n. y la d esig u ald ad del p r o ­ b le m a 3 es lla m a d a a m e n u d o d esig u ald ad de L iouville. [Se sigue que p a ra c = m a x ( l . T ales n ú m ero s fu ero n co n sid erad o s p rim e ra m en te p o r L iouville (1809-1882). e n ­ tonces ###BOT_TEXT###lt;x — p f q | > \ ¡ M q n. y q ue n in g u n a fun ció n p o lin ó m ica de g rad o in fe rio r tiene esta p ro p ie d a d . . A p lic a r el te o re m a d el v a lo r m ed io p a ra d e m o stra r que si p / q es un n ú m ero rac io n al co n |a — p ¡ q \ < 1. p ero p u ed e n ex a m in a rse algunos casos p a r tic u la re s : 2. D e m o stra r que f ( p f q ) = £ 0 p a ra cu a lq u ie r n ú m e ro rac io n al p ¡ q . (H a rá n falta ecuaciones de g rad o 4. S u p ó n g ase q u e a satisface la ecuación p o lin ó m ica f(x) = a nx n + a n—i* n—1 + * • • + «o = 0. (b) D e m o stra r a h o ra que \ f ( p f q ) \ > 1f q n p a ra to d o s los n ú m ero s ra c io n a ­ les p j q con q > 0. d e m o stra r q u e a n o es raíz d e u na ecuación de grad o n .) *3. Sea a = 0.110001000000000000000001000 . 1¡ M ) te n e­ m o s |a — p ¡ q \ > c j q n p a ra todos los p j q racio n ales.

(Esto es verdaderamente sorprendente.1 . que la mayor parte de los números son transcendentes. (b) Demostrar que el conjunto de los números racionales positivos es nume­ rable. Los dos problemas siguientes nos dan una intro­ ducción a las ideas que permiten dar sentido a tales afirmaciones. evidentemente también es numerable el conjunto de todos los números pares: 2. . Los dos problemas siguientes. conjunto de todos los enteros (positi­ vos. 6. pero ver es creer: 0. —3.2 . Esta situación cambió radicalmente con el trabajo de. Indicación: Aplicar el mismo artificio que dio resultado para Z. negativos. Se dice que un conjunto A es numerable si es posible disponer sus elementos en una sucesión flij a%t . *5. sin exhibir ningún número transcendente. no obstante. quien demostró. 2 . . 8. 4. donde se trazan las características básicas de los conjuntos numerables. La definición básica con que debemos operar es la siguiente.e es transcendente 609 pero por algún tiempo los números transcendentes de Liouville fueron los únicos conocidos. utilizar la siguiente demos­ tración descriptiva: / O i / O i / í i £ ■■' * * i ■■ ■ i í £ --------) / t / * i / y i . y 0) también es numerable. . 3 . más o menos el ideal platónico de) conjunto numerable es N. Algo más sorprendente es encontrar que Z. algunos conjuntos no numerables. (a) Demostrar que si A y B son numerables. el conjunto de los números naturales. entonces también lo es A u B = {x : x está en A o x está en B}. El ejemplo inmediato (en realidad. Cantor (1845-1918). 1. constituyen en realidad una serie de ejemplos para demos­ trar que (1) hay muchos más conjuntos numerables de lo que se puede suponer y (2) existen.

. supóngase que fuese posible una tal lista y considérese el decimal ).. m. m) y un número n. [Si se ha hecho la parte (e). n) mediante un par (/. <213íZ2 3 3<24^ ‘ * ' * ' (en los segundos miembros se utiliza la notación decimal).á\lü22á 3za ^ donde ánn = 5 si 7 ^ 5 y ánn = 6 si ann = 5. [La parte (f) demuestra que el conjunto de todas las funciones polinómicas de grado n puede ser dispuesto según una sucesión. a i 2fl22a 3 2« 4 2 ' ‘ * Oi3 = 0 . m. *6.son todos numerables. n) de enteros es nu­ merable.. no es posible disponer todos estos números reales según una sucesión «1 = 0 .. Para demostrar que esto es así. [Se puede describir una terna (/.] Demostrar que el conjunto de todas las raíces de las funciones polinómicas de grado n es numerable.Sucesiones infinitas y series infinitas 610 Demostrar que el conjunto de todos los pares (m . [Esto es prácticamente lo mismo que la parte (b).... se puede hacer esto por inducción. En otras palabras. [Aplicar de nuevo el mismo artificio que en la parte (b). an) es nume­ rable.] Utilizar ahora las partes (d) y (g) para demostrar que el conjunto de todos los números algebraicos es numerable. demostrar que (c ) A í U Á 2U A 3U • • * (e) (f) (g) (h) es también numerable..] Demostrar que el conjunto de todas las n-tuplas (alt a2. y que cada una de estas funciones tiene a lo sumo n raíces. . obteniendo así una contradicción. . n) de enteros es nume­ rable.] Demostrar que el conjunto de todas las ternas (l. es importante observar que el conjunto de todos los números reales comprendidos entre 0 y 1 no es numerable. Demostrar que este número no puede estar en la lista. Puesto que resulta haber tantos conjuntos numerables..< 2 l 1 f l 2 1 (23 1 <241 ' «2 = 0 .] (d) Si A lt A 2. A 3.

pero la función /+' es decre­ ciente. *8. entonces / es derivable excepto en aquellos puntos en que su derivada por la derecha /+' es discontinua. y en consecuencia el conjunto de los números reales comprendidos entre 0 y 1 sería numerable. efectivamente. *7. Para la derivabilidad. 1] con lim f{x) — lim f(x) > e. Si el conjunto de los números transcendentes fuese también numerable. *— »«+ x-*a~ (a) Para todo e > 0 demostrar que existen solamente un número finito de números a en [0. Una función no decreciente puede dejar de ser derivable en un conjunto no numerable de puntos. de modo que una función convexa es automáticamente derivable excepto en un conjunto numerable de puntos. la situa­ ción es más difícil de analizar y también más interesante. Indicación: si lim f(x) — lim f(x) > 0. (a) El problema 11-66 hizo ver que si todo punto es máximo local para una función continua f. Recuérdese (problema 8-8) que lim f(x) y lim f(x) existen ambos. entonces el conjunto de todos los números reales sería numerable. Este problema demuestra que una función no decreciente es automática­ mente continua en casi todos los puntos. Sea / una función no decreciente sobre [0. (b) Demostrar que el conjunto de los puntos en que / es discontinua es nu­ merable. según el problema 5(a). Pero esto es falso. el conjunto de los números algebraicos es numerable y el conjunto de los números transcendentes no lo es («existen más números transcendentes que números alge­ braicos»). Supóngase ahora que se abandona la hipótesis de continuidad. entonces es > 1¡n para x-»a+ x -* a ~ algún número natural n. Así pues. Indicación: Para cada x elegir . Los dos problemas restantes ilustran todavía más lo importante que es distinguir entre los conjuntos numerables y los que no lo son. aplicando el lema del sol naciente del proble­ ma 8-20. es posible dar por lo menos una aplicación a la derivabilidad de las ideas ya desarrolladas en este conjunto de problemas: Si f es con­ vexa. pero sigue siendo verdad que las funciones no decrecientes son derivables en casi todos los puntos (según un sentido diferente de la palabra «casi todos»).e es transcendente 611 Los problemas 5 y 6 pueden resumirse como sigue. entonces f es una función constante. Demostrar que / toma sola­ mente un conjunto numerable de valores. El conjunto de todos los números algebraicos es numerable. La referencia [33] de la bibliografía proporciona una bonita demostración. a lo sumo [/(1) — /(0)]/e de ellos. Para los que hayan hecho el problema 10 del apéndice al capí­ tulo 11. 1]. Indicación: Existen.

612 Sucesiones infinitas y series infinitas números racionales a* y bx tales que a* < x < bg y x es un punto máxi­ mo para f sobre (ax. (c) D e m o s tra r de m a n e ra a n á lo g a el re su lta d o d el p ro b le m a ll-6 6 (b ). bx). Entonces todo valor f(x) es el valor máximo de / sobre algún intervalo (a*. . ¿Cuántos intervalos de éstos existen? (b) D e d u c ir qu e el p ro b le m a ll.6 6 ( a ) es u n co ro la rio . bx).

pero la notación con subíndices 613 .» indicando los tres puntos que los números a. sin embargo.CAPÍTULO 2 1 SUCESIONES INFINITAS El concepto de sucesión infinita es tan natural que hasta parece pueda prescindirse de toda definición. continúan «indefinidamente» hacia la derecha. a(2). . Desde el punto de vista de esta definición. . . . debería designarse una sucesión mediante una simple letra tal como a. y los valores particulares mediante a( 1). a{3).. .. «5. Se escribe con frecuencia sencillamente «una sucesión infinita alt a2. Es precisamente este tipo de corres­ pondencia lo que se quiere formalizar con las funciones. lo importante acerca de una sucesión infinita es que para todo número natural n existe un número real an. D E F IN IC IÓ N Una sucesión infinita de números reales es una función cuyo dominio es N. No es difícil. formular una definición rigurosa de suce­ sión infinita. a3> a4.

y { 1 / ai} designan las sucesiones a. {(— 1)"}. Pn = ( . . lo mismo que para cualquier función. a3... a2. la sucesión {/3„} «va dando saltos entre —1 y 1». { / i } . .Sucesiones infinitas y series infinitas 614 di. y la misma sucesión se suele designar mediante un símbolo tal como {«„}. Así pues. ¡3. 1' 7 n = - n Para una sucesión.. az. se puede trazar la gráfica (figura 1). es la que se usa casi siempre. y y definidas por a n = n. ya que la mayor parte de la función no cabe en la página. a2. La suce­ sión {a„} «va hacia el infinito». sobre una recta (figura 2). Este tipo de diagrama indica «hacia dónde va» la sucesión.1 ) » . pero la gráfica por lo general dice muy poco. 0 • • • — Pi —Pi — 0 cti $ 2 74 «2 — $ 4 as — a6 06 — ■ 7s -I— ~~—•---------o FIGURA 2 7i 73 7i .. .. Se obtiene una representación más convenien- {-M (a) (b) FIGURA 1 te de una sucesión marcando simplemente los puntos ax.

y que diverge si no converge. Si e > 0. = n N El límite lim y /n + 1 — V^ñ = 0 n—»«o parecerá probablemente razonable después de un poco de reflexión (dice simple­ mente que y'« + 1 es prácticamente lo mismo que s f ñ cuando n es grande). decimos a veces que la sucesión {«„} tiende hacia l o qué tiene el límite l. entonces \an — /| < e- Además de la terminología introducida en esta definición. De las tres frases entre comillas. ________________________________ fl. Entonces.v+i / — e / flA’+4 fl. pero la demostración matemática podría nó ser tán evidente.< — < S. si n > N tenemos 7n 1 1 . Para demostrar que la sucesión {y „ } converge hacia 0.v / e a* <¡t «i D E F IN IC IÓ N Una sucesión {an} converge hacia l (en símbolos lim an — l) si para todo e > 0 n-*oo existe un número natural N tal que.v+a a.0| < e. de donde \y n ..7 = ---------------------V n + 1 + y/n n + 1 — n _ 1 n Vn + 1 -f y/n Vn + 1 + Vn .:-----------. la última constituye el concepto crucial asociado con las sucesiones. existe un número natural N tal que 1¡N < e. basta observar lo si­ guiente. para todos los números naturales n.-. Se dice que una sucesión { a n} converge si converge hacia / para algún l.. si n > N. y será definido con pre­ cisión (la definición se ilustra en la figura 3). Para estimar n + 1 — sf~ñ podemos aplicar un artificio algebraico: V / — — TI + 1 — V _ / (V n + 1 — y / rñ ) ( \ / n + 1 + y / n ) = ---------------------------y-:::.Sucesiones infinitas 615 y la sucesión {y„} «converge hacia 0».:--:-:.'.

dividiendo numerador y denominador por n3 se obtiene 3n3 + 7n2 + 1 4«3 . Si se recuerda la demostración del teore­ ma 7-9 se adivinará el artificio que convierte esta idea en una demostración.616 Sucesiones infinitas y series infinitas Es también posible estimar sj n + 1 — *frTaplicando el teorema del valor medio a la función f(x) = »/ITsobre el intervalo [n.= 71— ► « Anz . ya que los términos que encierran n3 son los más importantes cuando n es grande. El límite 3 nz + 7n2 + 1 3 ü m ------------------. entonces ■n—*-<x> ti— *oc lim (an -f.Sn + 63 3 + . n—►* además. y . n + 1]. n—► oo n—► «o n—► oo lim (an • bn) = lim an • lim bn. la demostración del límite anterior no es difícil. n + 1) 2 V* 1 K 2 V~n Se puede utilizar cualquiera de estas estimaciones para demostrar el límite ante­ rior.+ -3 n n4 4 —— + — n n Utilizando esta expresión. espe­ cialmente si se tienen en cuenta los siguientes hechos: Si lim an y lim bn existen ambos. la demostración detallada se deja para el lector como ejercicio sencillo pero que vale la pena hacer. si lim bn 0. entonces 7X—► oo ti—* 00 0 para todo n mayor que algún N.Sn + 63 4 debería también parecer razonable.bn) — lim an + lim bn. Obtenemos = m i = — para algún x de (n.

no nos molestaremos en establecerlos como teorema. que O < a < 1. especialmente lim f(x) = /. Supóngase. estamos considerando el límite de una sucesión {c„} = { a jb n}. de modo que / ( x) = {an+1 — an)(x •— n) + an. n—♦ » r—+«» » —♦ «o (Si hubiésemos querido hablar con absoluta precisión. El parecido entre las definiciones de lim att = l y lim f(x) = Zes algo más que n-*°o * -* » pura analogía. entonces lim an = l n —» ao si y sólo si lim /(* ) . Tal como está. n < x < n + 1.Sucesiones infinitas 617 lim an/b n — lim an/lim bn. es posible definir el primero en términos del segundo. al ser la definición de lim a» = 1 tan parecida a las anteriores n— definiciones de límites. por ejemplo. Esta segunda observación es con frecuencia muy útil. la tercera afirmación hu­ biese tenido que ser todavía más complicada. no tiene importancia —para tales n podríamos definir c„ de cualquier manera que quisiéramos— ya que el límite de una sucesión no se altera si cambiamos la sucesión en un número finito de puntos. entonces lim an = /. si / satisface lim f(x ) = l. Si f es la función cuya gráfica (figura 4) consiste en segmentos rectilíneos que unen los puntos de la gráfica de la sucesión (a»). en realidad./• x—►•» Inversamente. donde los números cn podrían incluso no estar definidos para algunos n < N. y a„ = f(n). Entonces . Esto.) Aunque estos hechos son muy útiles. el lector no debe tener dificultad para demostrar por sí mismo estos resultados.

es más importante repre­ sentarse la convergencia en términos de la imagen de una sucesión de puntos sobre una recta (figura 3). ni siquiera en este sentido generalizado. n—>• ya que si a < 0 podemos escribir lim an = lim ( —l ) n|a |n = 0. entonces an se hace arbitrariamente grande al hacerse n grande. de modo que x log a es negativo y grande en valor absoluto para x grandes. Esta afirmación se escribe a menudo lim an = oo. que si a < — 1. n-*°o A pesar de esta conexión con un concepto familiar. e incluso se dice a veces que {a"} tiende hacia oo.618 Sucesiones infinitas y series infinitas lim an = 0. Obsérvese que en realidad tenemos lim an — 0 si \a\ < 1. Existe otra conexión entre límites de funciones y límites de . n—>«o Para demostrar esto observamos que lim ax — lim exloea = 0. sin embargo. entonces lim a" no existe. Escribimos también ecuaciones tales como lim —an = — oo. n—► • a > 1. n—+ «o y decimos que {—an} tiende hacia —oo. Obsérvese. El comportamiento de la función logarítmica indica también que si a > 1. por ser log a < 0.

. Entonces para todo e > 0 existe un 8 > 0 tal que. entonces (figura 3) existe un número natural N tal que si n > ¿Y. pero considerablemente más interesante. con lim f{x) = l. Supóngase que (o»} es una sucesión tal que (1) cada On pertenece al dominio de /. (2) cada (3) lim On — c. entonces lim f(x) = 1. Esta conexión es algo menos evidente. para todo x. n-»<» Entonces la sucesión {/(an)} satisface lim f(a n) = l. si esto se cumple para toda sucesión {a»} que satisface las con­ diciones anteriores. entonces |/(jc>— / | < e. si 0 < |jc— c| < 8. excepto quizá en c mismo. que la antes mencionada. entonces \an ——c\ < B. Si la sucesión {a„} satisface lim a» = c. es posible invertir el proceso.619 Sucesiones infinitas sucesiones relacionada con esta imagen. DEMOSTRACIÓN Supóngase primero que lim f(x) = l . Recíprocamente. en vez de defi­ nir límites de sucesiones en términos de límites de funciones. TEOREMA 1 Sea / una función definida en un intervalo abierto que contiene c.

Este criterio se expresa en términos de conceptos definidos para funciones.pero |/(*„) — /| > e. la sucesión {/(*„)} no convergería hacia /. supóngase que lim f(an) = l para toda sucesión {un} con n-*<x> lim an — c. no decreciente si an+1 > an para todo n. disponer de algunos criterios que garanticen la convergencia de sucesiones que no sean ostensiblemente de este tipo. . Existe un criterio importante muy fácil de demostrar. pero. Esto es­ taría en contradicción con la hipótesis. | El teorema 1 suministra muchos ejemplos de sucesiones convergentes. los cuales por lo tanto son también aplicables a sucesiones: una sucesión {«„} es creciente si a„+1 > o* para todo n. Por ejemplo. sin embar­ go. n Con esto la sucesión {xn} convergería claramente hacia c. esto significa que |/(a„) . por ser |f(xn) — /| > e para todo n. En particular. pero que constituye la base para todos los demás resul­ tados. las sucesiones {an} y {bn} definidas por convergen claramente hacia sen(13) y cos(sen(l)). respectivamente. oo Recíprocamente.620 Sucesiones infinitas y series infinitas Según nuestra elección de 8.1\ < e. de modo que debe cumplirse lim f{x) = /. entonces existiría algún e > 0 tal que para x —*c todo 8 > 0 existiría un jt con 0 < \x — c\ < 8 pero \f(x) — /| > e. lo cual demuestra que lim f(a n) = 1. para todo n existiría algún número xn tal que 1 0 < \xn — c\ < . Es. Si no fuese lim f(x) = / . importante.

h • • • • Aunque el teorema 2 trata solamente un caso muy particular de sucesiones. En efecto. y en consecuencia si {aH} converge o no. de modo que A tiene una cota superior mínima a.621 Sucesiones infinitas y acotada superiormente si existe un número M tal que an < M para todo n . según veremos. Con esta consideración. existe algún aN que satisface n -» °° a — a. Esto demuestra que lim an = a. De momento. no será siempre trivial. no crecientes. según se ha supuesto. puesto que es siempre .1 + i . puesto que a es la cota superior mínima de A. | «-»ao Q\ di di dt o¡ FIGURA 5 La hipótesis de que {#„} está acotada superiormente es claramente esencial en el teorema 2: si {a«} no está acotada superiormente. En el próximo capítulo tales sucesiones surgirán de modo muy natural y. entonces (tanto si {o„} es no decreciente como si no lo es) {«„} claramente diverge.v < e. aco­ tado superiormente. si e > 0. de modo que a — an < a — aj\r < 6. entonces {a»} converge (un enunciado análogo se cumple si {a„} es no creciente y acotada inferiormente). 1 + i 4* i 4. D EM O STR A C IÓ N El conjunto A formado por todos los números an es. puede el lector intentar decidir si la siguiente (evidentemente cre­ ciente) sucesión está o no acotada superiormente: 1 . Entonces si n > N tenemos an > ün . resulta más útil de lo que a primera vista puede parecer. 1 + ' h + i . TEOREMA 2 Si {<*„} es no decreciente y acotada superiormente. exis­ ten definiciones análogas para sucesiones que son decrecientes. el decidir si convergen o no. y acotadas inferiormente. podría parecer que no debería existir dificultad alguna en decidir si una sucesión no decreciente dada {an} está o no acotada superiormente. Decimos que lim a» = a (figura 5).

Es m uy posible confundirse al tratar de dem ostrar esta afir­ m ación. DEMOSTRACIÓN Llam em os «punto cum bre» de una sucesión {a n} a un núm ero natural n tal que a m < «n p ara todo m > n (figura 6). LEMA C ualquier sucesión { a n} contiene una subsucesión que es o bien no decreciente o bien no creciente. si n x < . H ablando con precisión. si bien la dem ostración es m uy corta cuando se acierta con la idea ade­ cuada . definamos una subsucesión de una sucesión {«„} com o una sucesión de la form a Q-ni ? donde los n> & n ii • • • j son núm eros naturales con ni < ri2 < n3 < ’ ' ‘ . L a s u c e s ió n tie n e in f in ito s p u n to s c u m b r e . vale la pena establecerla com o lema.Sucesiones infinitas y series infinitas 622 posible extraer de cualquier sucesión {«„} otra sucesión que es o bien no creciente o bien no decreciente. C a s o 1. E n este caso. Entonces toda sucesión contiene una subsucesión que es o bien no decreciente o bien no creciente.

puede utilizarse para formular una condición (la condición de Cauchy) que es clara­ mente necesaria para la convergencia de una sucesión. de modo que sus términos eveníualmente se aproxi­ man todos a un mismo número. ahora bien. que elimina la mención del límite /. Si una sucesión converge. Existe otra suposición razo­ nable que. Hasta aquí es donde podemos llegar sin suposiciones adicionales: es fácil construir sucesiones que tengan muchas. existe un N tal que lo» — /| < e/2 para n > N . | Si suponemos que nuestra sucesión original {an} está acotada. da una condición necesaria y suficiente para la convergencia de cualquier sucesión.. entonces ani > ana > a„. . La sucesión tiene solamente un número finito de puntos cumbre. Aunque esta condición no va a ser crucial para nuestro trabajo. de modo Caso 2. > que {<anjt} es la subsucesión (no creciente) deseada. entonces |tf» “ am\ ^ |an £ S /| ~t~ |/ “ • am\ «C —-f* — — £. al añadirla. |o» — Om| < e. y sólo por esta razón ya vale la pena que la establezcamos ahora. existe algún n2 > n 1 tal que an2 > Puesto que n2 no es punto cumbre (es mayor que nlt y por lo tanto mayor que todos los puntos cumbre) existe algún n3 > n2 tal que an„ > an2. Puesto que nx no es punto cumbre. si es a la vez n > N y m > N. si lim a^ — l. Esta desigualdad final. En este caso. •n—»oc entonces para cualquier e > 0. subsucesiones que con­ verjan hacia números distintos (véase el problema 3). son los puntos cumbre. entonces la diferencia entre dos cualesquiera de tales términos debe ser muy pequeña. Además. C O RO LAR IO (T E O R E M A D E BO LZANO -W EIERSTR ASS) Toda sucesión acotada tiene una subsucesión convergente..623 Sucesiones infinitas < «2 < n3 < . Continuando de esta forma obtenemos la subsucesión (no decreciente) deseada. sea n1 mayor que todos los puntos cumbre. Para ser precisos. podemos esta­ blecer de paso otro corolario. incluso infinitas.. esta condición desempeña un papel fundamental en investigaciones más avanzadas. simplifica muchas demostraciones. para algún /.

si m. queda poco por hacer para demostrar esto.» — fl»[ < 1 para m. TEOREM A 3 Una sucesión {On} converge si y sólo si es una sucesión de Cauchy. | . En particular. Después de todo nuestro trabajo preli­ minar. esto significa que \am— aN+1¡ < 1 para todo m > N.i restantes son en número finito. para todo m y n. cuya demostración se deja para el lector: si una subsucesión de una sucesión de Cauchy converge. n > N. puesto que los a. n > N. (Esta condición se escribe generalmente lim \am— an\ = 0. Así pues. entonces |an — am\ < s. D EM O STR A C IÓ N Hemos demostrado ya que {an} es una sucesión de Cauchy si converge. {am. Solamente queda un punto.) La elegancia de la condición de Cauchy está en que es también suficiente para asegurar la convergencia de una sucesión. entonces la misma sucesión de Cauchy converge. Si tomamos e = 1 en la definición de una sucesión de Cauchy encontramos que existe algún N tal que ja. El corolario del lema implica así que alguna subsucesión de (a») converge.: m > N) está acotada. La demos­ tración de la recíproca contiene solamente una característica artificiosa: demostrar que toda sucesión de Cauchy {an} está acotada. toda la sucesión está acotada.624 Sucesiones infinitas y series infinitas DEFINICIÓN Una sucesión {an} es una sucesión de Cauchy si para todo e > 0 existe un número natural N tal que.

n—+ «o a > 0. (v) lim V a = 1. oo n3 + 4 (iii) lim y / n 2 + 1 demostrar por lo menos que lim V^h2 + 1 — V » 2 = 0. k* ‘(x) lim n— i n JH-1 p + 1 2.Sucesiones infinitas 625 PROBLEMAS 1. (i) lim ” n—♦ «o n + 1 . Indicación: n\ = n(n — 1 ). . Indicación: El hecho de que todo número primo es > 2 pro­ porciona una estimación muy sencilla de lo pequeño que debe ser a(n).1. para fe < n¡2.. (vi) lim \ f ñ = 1 . (ii) lim ■ + 3 . (vii) lim y /n 2 n = 1. n~* «o (iv) fi! l i m — = 0. en par- n -> < * n n ticular. (ix) lim ot(n) n—»«o 0. Hallar los límites siguientes: (i) n -»co (ii) n lim TI “ f " lim n n + 1 1 y /r T + a y /n b. Compruébense cada uno de los siguientes límites. donde a(n) es el número de números primos que divi- TI den n. (viii) lim y /a n bn = m ax(a.0 .. b). fe! para k < n .

n-+co (vii) 2n2 lim n-^co ñT ( —l ) n\ / n sen(nn) n + 1 |c| < 1. 1. . V 2 V 2 . 3.l ) n lim 71-+00 2n+1 + ( . h i. 4. (Existen infinitos límites que estas subsucesio­ nes pueden tener. 3... (a) ¿Qué puede decirse acerca de la sucesión {a„} si es convergente y cada uno de sus términos an es entero? (b) Hallar todas las subsucesiones convergentes de la sucesión 1. (a) Demostrar que si una subsucesión de una sucesión de Cauchy converge. 2.Sucesiones infinitas y series infinitas 626 3. — 1. 1.) (c) Hallar todas las subsucesiones convergentes de la sucesión 1. 5. . í. f .) (d) Considérese la sucesión h i . entonces también converge la sucesión de Cauchy original. 3.bn lim n-*oo an + bn (vi) lim ncn. (iii) 2” + ( . . converge. según el teorema 1.. (a) Demostrar que si 0 < a < 2. entonces ^ lim \ f í an — sflT. Indicación: Obsérvese que si lim an = /. 2. i. — 1. 1.. 4. 2. pero sólo hay dos límites que estas subsucesiones pueden tener. (c) Hallar el límite. (b) Demostrar que cualquier subsucesión de una sucesión convergente es convergente. 1. h • • • • ¿Para qué números a existe una subsucesión que converge hacia a? 4. 2. (b) Demostrar que la sucesión V i. 1. —1. i. entonces a < < 2. 5. V 2 V 2 V 2 .l ) n+1 (iv) lim n-*00 (v) an . (Existen infinidad de ellas. i.

Esto proporciona el denominado de71-+CO sarrollo en fracción continua V2 = 1 + 1 2 + (c) 1 2 + Ayuda: Considerar por separado las subsucesiones {ain} y {fl2n+i}. Demostrar que para cualesquiera números naturales a y b se cumple a2 + b = a + 2a + 8.) . Muchos límites de aspecto impresionante pueden ser calculados fácilmente (en particular por el que los construye). la -j- Identificar la función f(x) = lim (lim (eos n !ir*)2*). (Ha sido mencionada mun -» v le * v chas veces en este libro.627 Sucesiones infinitas 6. obtenemos 3 7 1 -1 ’ 2’ 5’ (a) Demostrar que esta sucesión viene dada en forma recursiva por ¿21 = 1. En particular. (b) ün+1 — 1 + 1 1 H" tfn Demostrar que lim an = s /2 .) 9. calcular cada uno de los siguientes. (b) Demostrar que las dos tienen el mismo límite. Sea O < a\ < b\ y definamos @n+l \ / ünbf + bn bn+1 (a) Demostrar que cada una de las sucesiones {an} y {b„} converge. Con ayuda de esta observación. partiendo de m = n = 1. Hemos visto en el problema 2-16 que para cualquier aproximación racional m /n a \¡1 se puede obtener una aproximación mejor (m + 2n)/(m + n). 7. (Aviso: la lista contiene un elemento errante que puede ser calculado mediante consideraciones elementales. puesto que son en realidad sumas inferiores o superiores disfrazadas.

.. v e + n / V 7 2 + • • + V n . d o n d e h > 0. y. este p ro ced im ien to no es satisfacto rio . (a) D em o stra r q ue lim ctn = oo si a > 1. (u) • (n * + 1 + n r + 2 + ¿ y ) ’ + ' • ' + óTT^)' 2 + ’ " + r r 10. (1 + h ) n > 1 + n h + ~ h2 > h 2. A u n q u e los lím ites tales com o lim s fñ y lim ii-»x n— »«■ + n !) ct p u ed en ca lc u larse u tilizan d o h echos ac erca del co m p o rta m ie n to de las funciones lo g arítm ica y ex p o n e n ­ cial.. A lg u n o s de los razo n am ien to s «elem entales» corrien tes p a ra tales lím ites se in d ican a q u í. Ve + V ? + * • • + l i m ----------------------------------------• n—♦ «o (iii) lim n—* «o TI J— + ”J” 1 * * * + X-)* L U f (iv) „1“ ( ¿ + ÓTT7T« + " ' (v) í m. p a ra h > 0 . los in stru m en to s básicos son desigualdades d eriv a d as del te o re m a del b in o ­ m io. p o rq u e ría s raíces en teras y las p o tencias pueden definirse sin utilizar la función ex p o n en cial.Sucesiones infinitas y series infinitas 628 n / ■1 n /- (i) . ((7TT)2+ W ' V l '1 i* l i m ----------------------------------------• n—» « . (b) D em o stra r que lim a n = 0 si 0 < a < 1.. p a r a h > 0. p a ra la p a rte (e). p o n ien d o a — 1 + h . p o n ien d o >J~a= 1 + h y esti* . n sj~a — n__ 1 si a > 1. n—*^ (c) D e m o stra r que lim m ando h. notab lem en te (1 + h ) n > 1 + nh ..

conocido como número de Euler. (a) Demostrar que 1 — — < log (n + 1) . Demostrar que el con»— **> junto de todos los números an tiene en realidad un elemento máximo. (b) Supóngase que lim a» = 0. no se sabe siquiera si y es racional. oo]. demostrar que la sucesión {an} es decreciente. y que cada an > 0. Demostrar que /( l ) + • • • + / ( » . 12.1) < f ’ /(*) dx<f{2) + ■■■+/(»). y que cada a n > 0. (a) Supóngase que / es creciente sobre [1. 13. ha resultado ser del todo refractario.- (b) Elíjase ahora / = log y demuéstrese que se sigue que n—* «o n e . Se sigue que existe un número 7 = lim (1 + * ‘ ' + . n n (e) Demostrar que lim s fñ = 1 .— log n n—K*> \ n Este número.log n < — n n + 1 (b) Si 1 i 1 i 1 i 2 3 . n-*<x> 11* (a) Demostrar que una sucesión convergente es siempre acotada. 1 n log n.Sucesiones infinitas 629 n (d) Demostrar que lim •/a ’— 1 si 0 < a < 1.

. El clásico (y difícil) teorema que pro­ porciona la información adecuada se encontrará en el problema 26-19. de hecho. . ya que n\ no puede ser calculado fácilmente ni siquiera con tablas de logaritmos. ftx o)) corta al eje horizontal en (xi. esto es falso. (a) Demostrar que la tangente a la gráfica de / en (xo. en el sentido de que la relación entre estas dos cantidades tiende hacia 1 para n grande. Pero no podemos concluir que n\ está próximo a (n/e)Hen este sentido. incluso para cálculos concretos. 14. 0 ). etc.630 Sucesiones infinitas y series infinitas Este resultado indica que <fñT es aproximadamente n/e. donde Xi = x 0 /(*o) / 'M FIGURA 7 Este punto de intersección se puede considerar como una primera aproximación al punto en que la gráfica de / corta al eje horizontal. Si empezamos ahora en x\ y repetimos el proceso para obtener X2 y des­ pués utilizamos X2 para obtener X3. Una estimación para n\ es muy deseable. llegamos a una sucesión defi­ nida inductivamente por %n-f-1 Xn /(*») /'(*») La figura 7 sugiere que {x„} converge hacia un número c con j{c) = 0.

Pongamos ó* = x * . > c. véase el apéndice al capítulo 11.. x*). Demostrar que es xo > x\ > xi > . _ t+1 /(Xfc) _ /« * ) f ( x k) /( * * ) Concluir que &k+1 = /'(ífc) f ( x k) para algún r¡k de (c.c. En este problema vamos a establecer condiciones para que el mé­ todo de Newton tenga eñcacia (las figuras 8 y 9 ilustran dos casos en que no la tiene)..Sucesiones infinitas 631 en esto consiste el denominado método de Newton para hallar un cero de / . x¿). Demostrar que . Entonces s _ /(**) St ~ m para algún & de (c. Pueden resultar útiles algunos hechos relacionados con la convexidad. y después que . FIGURA 9 (b) (c) Supóngase que es / " > 0 y que tomamos xo con f{xo) > 0.

3x2 + 1 *16.+ . O b serv ar q u e el n ú m e ro de d ec im a­ les ex a c to s se h a d u p lic a d o c a d a vez p o r lo m en o s. . S upóngase qu e a n > 0 p a ra c a d a n y qu e lim a n+ J a n = /. 15. en [0.• • • + f l n) = l.4142857 v. X-» 'O *18.4142136 v. = 1. A p lic a r el m é to d o de N ew to n p a ra o b te n e r u n a estim a ció n de los ceros de las fu n cio n es siguientes: (i) j(x) = tg (ii) f(x) = (iii) f (x) x- eos x - eo s2 X cerca de 0 x2 cerca de 0 = x3 + x - 1 (iv) 'f(x) = x3 . D e m o s tra r q u e lim / ( x ) / x = 0. q u e tiene y a 7 d ecim ales ex acto s. !] D em o stra r que si lim a n — l.4 o b te n e m o s xo = 1.632 Sucesiones infinitas y series infinitas (d) S ea m = i n f / ' e n [c.A? Si to m a m o s 1 = 2 y . 17. ju n to con el hecho de q ue lim p ara a > 0. xi] y p o n g a m o s M = s u p ¡ / " | en [ c . lim n—►« (a 1 . (e) ¿C u ál es la fó rm u ia de x„+i c u a n d o f { x ) = x 2 . n I n d ic a c ió n : E ste p ro b lem a es m uy p are cid o (en rea lid ad un caso p articu la r) al p ro b le m a 13-41. S u p ó n g a se q u e / e s c o n tin u a y q u e lim / ( x + 1) — / ( x ) = 0. D e m o s­ tr a r q u e el m é to d o de N e w to n re su lta eficaz si xo .4142136. E sto q u e d a esen ­ cialm en te g a ra n tiz a d o p o r la d esig u ald ad (*) c u a n d o es M / m < 1. 1] en [0. D e m o stra r q u e n__ «-*00 lim s f o n — /• In d ic a c ió n : E sto req u iere el m ism o tip o de raz o n am ie n to que íl— ►X) d a resu ltad o en el p ro b lem a 16. A y u d a: V er el p ro b le m a a n te rio r. entonces n—*ot.1.4 v. xi].c < m / M .v„ = 1. n s f u — 1 . = 1.

El problema 7-11 indica que / tiene un punto fijo (según la terminología del problema 20). 21. todos ellos en [0. o bien observando la figura 10. existe un número / tal que fit) — l — g{l). Indicación: Empiécese eligiendo un punto fijo para g. Demuéstrese que f y g tienen un punto fijo com ún. en otras palabras. 1]. que satisfacen j ° g — = g ° f. según el proble­ ma 20). además. Demostrar que / es un «punto fijo» para /. 1) tal que lim an n-»<® no esté en (0.» *(b) Supóngase que / y # son dos funciones continuas sobre [0. Un diagrama de este tipo se usa en la obra de Littlewood Mathematicians Miscellany para encarecer el valor de los dibujos: «Para el profesional la única demostración que hace falta es [esta figura]. /(/) = /. /(/(* ) ) . (a) Supóngase que {an} es una sucesión convergente de puntos. /(/(/(* )))> • • • converge hacia /. 1]. • • • tiene límite (el cual es necesariamente un punto fijo. con 0 < f(x) < 1 y 0 < g(x) < 1 para todo x de [0. /O ) . .Sucesiones infinitas 633 19. Demostrar que lim an está también en [0. 1]. es decir. 1] y que 0 < f{x) < 1 para todo x de [0. 20. 1). Supóngase. 1]. (a) Supóngase que / es continua sobre [0. la sucesión /O ) . examinando el comportamiento de la sucesión para f(x) > x y f(x) < x. Si / es creciente. 1). Demostrar esta afirmación. Indicación: Se han presentado ya dos caáos particulares. Supóngase que / es continua y que la sucesión x. que f es creciente. se puede hacer una afir­ mación mucho más fuerte: Para todo x de [0. /(/(* ) ) . 1]. ?í— (b) Hallar una sucesión convergente {a„} de puntos de (0.

en un contexto más general. (para el cual el problema próximo constituye una preparación). para todo x e y. pero representativo. entonces / tiene un punto fijo. entonces / tiene a lo sumo un punto fijo. (Una tal función recibe el nombre de contracción. demostrar que / tiene un punto fijo. Supóngase que f es una función sobre R tal que (*) IK*) — f(y)I ^ c\x — y\..n + i c n = ------------------1 — C (b) Supóngase que |c| < 1. f(f(x)). (Este resultado. (b) Demostrar que / tiene a lo sumo un punto fijo. b].) (a) Demostrar que / es continua. (c) Supóngase que {*»} es una sucesión con \xn — jcn+1| < c n.634 Sucesiones infinitas y series infinitas ***(c) ¿Se cumple la conclusión de la parte (b) sin la suposición de que / es creciente? El artificio del problema 20 es en realidad de mucho más valor que lo que el problema 20 puede sugerir. . entonces cm + fm+l + • • • + -m __ . (a) Utilizar el problema 2-5 para demostrar que si 1. . f(x). es conocido como «lema de con­ tracción». de un teorema de este tipo se trata en el problema 23. donde c < 1. Demostrar que si [f '(*)| < c < 1 para todos los jc.) 24. m. Demostrar que {¿w} es una sucesión de Cauchy. para cualquier jc de [a. (c) Considerando la sucesión /O ) . /(/(* ) ) . y algunos de los más importantes «teoremas de punto fijo» se basan en la observación de sucesiones de la forma x. Un caso particular.n— >* *23.. (a) (b ) (c) Demostrar que si / es derivable y \ f \ < 1. Demostrar que lim cm + • • • + cn = 0. donde c < 1. 22. Hacer ver mediante un ejemplo que la hipótesis l/'(*)| < 1 no es sufi­ ciente para que / tenga un punto fijo.

Ayuda: Si |/'(ó)| > 1. «-►00 «-►co ./e. entonces |/'(x)| > 1 para todos los x de un intervalo en torno a ó. Concluir que l — lim « 2n+i existe y que es aa‘ = l. dem ostrar que si b existe. b„]. Demostrar que a < b < 1. Después demostrar que e-e< a < ei/c. Considerar ahora a / en el in­ tervalo [b.b. si b existe. Demostrar finalmente que lim a 2. Este problema es una especie de recíproco del anterior. si definimos bi = a. (La situación es análoga a la del problema 5. entonces \ f \ b \ < 1. Para a < 1 el análisis es más difícil. Sea b el número único tal que a b. +2 b. Demostrar que es creciente y también que b„ < e. 26. entonces x < aa < b. b„ estará en este intervalo. Este problema investiga para qué valores de a > 0 tiene sentido el símbolo aa“' Dicho de otro modo. ¿cuándo existe b = lim bn ? 71-* CO (a) (b) (c) (d) (e) Demostrar que si b existe. entonces e~x < b < e. Describir la gráfica de g(y) = y l/y y concluir que 0 < a < e. y para un n sufi­ cientemente grande. entonces a se puede poner en la forma y a p a r a un cierto y. b„+\ Demostrar que si b = lim bn existe y n-+ co / ' es continua en b. con lo que lim b = b. Aplicando el problema 25. Supóngase que 1 < a < ex/e. Uti­ lizando la parte (e) demostrar que si 0 < x < b. 1). Demostrar que la función /(*) (f) ax log x es decreciente en el intervalo (0. entonces a b= b. n-+co (g) (h) Utilizando otra vez la parte (e) demostrar que es / = b.) Según la parte (a). Sea bn una sucesión definida poniendo b\ = a. Esto demuestra que b existe (y que es b < e). A partir de aquí su­ pondremos que es a < 1.Sucesiones infinitas 635 25. bn+\ = a bn.

y sea yn sup {xn. y es llamado el lím ite superior de la >n-+ao sucesión {x„}. entonces [/(x) . xn_|_2} • • •) • (a) Demostrar que la sucesión {y*} converge. Sea {x„} una sucesión acotada.! ) ” -• n (iü) *» = ( “ l ) n [^1 + jjJ* (iv) Xn = V TI. (b) Hallar lim xn para cada una de las sucesiones siguientes: »-♦oo n (ii) *n = ( ... »-♦oo 28. El límite lim yn se designa __ »— *°o por lim xn o bien por lim sup xn. n—>oo n—►oo (d) Demostrar que lim xn existe si y sólo si lim xn = lim xn y que en este caso lim Xn = lim xn — lim x n. (c) Definir lim xn (o lim inf xn) y demostrar que 71—»oo ti— ► oo lim x n < lim x n. Demostrar que si los números x» son distintos. donde A = {x„: n en N)..f[y)\ < s. Este concepto sigue teniendo sentido cuando f{x) se define sola­ mente para valores racionales de x: diremos que / es uniformemente conti­ nua en un intervalo si para todo e > 0 existe algún 5 > 0 tal que si x e y son números racionales del intervalo y es |x .. n-K» ____ (e) Recordar la definición del problema 8-18 de lim A para un conjunto acotado Á. En el apéndice al capítulo 8 hemos definido la continuidad uniforme en un intervalo.y| < 5 .. 71—►oo ti— »oo . (a) Sea x un punto cualquiera (racional o irracional) del intervalo y sea . entonces lim xn = lim A..Sucesiones infinitas y series infinitas 636 27.

Un punto x es un puntó de acum ulación del conjunto A si para todo e > 0 existe un punto a en A con \x — a\ < e pero x a.Sucesiones infinitas 637 {*„} una sucesión de p u n to s racionales del mismo tales que *n = x• Demostrar que la sucesión {/(*„)} converge. (c) Demostrar que la función / es uniformemente continua en el intervalo. en el sentido del problema 28. se tiene \aK.1| < e para números racionales suficientemente próximos a 0. (i) (ii) I — |— : n n m y menN (iü) (iv) z . 29. (a) Hallar todos los puntos de acumulación de los siguientes conjuntos. y también demostrar. de tal modo que / será una ex­ tensión de / a todo el intervalo. (c) Por medio de la ecuación a x . (a) Demostrar que es a* < ay para valores racionales x < y. (v) Q (b) Demostrar que x es un punto de acumulación de A si y sólo si para . *30.ay — ay(ax+y. Este problema hace ver directamente que/ se puede ex­ tender a una función! continua / en toda la recta real.1) demostrar que/ es uni­ formemente continua en cualquier intervalo cerrado. El teorema de Bolzano-Weierstrass se suele enunciar. (b) Demostrar que el límite de la sucesión {/(*„)) no depende de la forma de elegir _ A este límite lo designaremos por f ( x ) . (d) Demostrar que la función extendida / del problema 28 es creciente y satisface f ( x + y) = /(* )/( >). El problema 28 pro­ porciona el instrumental necesario. (b) Aplicando el problema 10. de modo muy diferente del que se ha dado en el texto —el enunciado clá­ sico utiliza la noción de puntos de acumulación—. demostrar que para un e > 0 cualquiera. Sea a > 0 y para los x racionales sea /(x) = a x según la definición corriente del álgebra elemental.

Indicación: Si [a. (b) Se dice que una sucesión {«*} de números de [0. (a) Sea {o*} la sucesión h 4» h Supóngase que 0 h h < h h í> £>$>••• • 1. . (a) Utilizar el teorema de Bolzano-Weierstrass para demostrar que si / es con­ tinua sobre [a. 31. b]. entonces existen puntos x„ en [a. b] con f{x„) > n. De­ mostrar esto de dos maneras: (d) Utilizando la forma ya demostrada en el texto. acumulación de A.Sucesiones infinitas y series infinitas 638 todo s > 0 existen infinitos puntos a de A que satisfacen \x — a\ < e. tí) el número de enteros / < n tales que a¡ está en [a. b\.b ) lim ------------. b] se divide en dos intervalos. y que lim A es el más pequeño. b]. N (2.= b — a.= b — a para todo a y b con 0 < a < b < 1.. Sea N (n . entonces algún punto de [a. y N (4 . a. b] es un punto de. tí].) N(n. (Así. b] (ver el apéndice del capítulo 8). por lo menos uno de ellos contendrá infi­ nitos puntos de A. 1] es uniform em ente distribuida en [0. a. entonces . b]. In­ dicación: Si / no está acotada superiormente. (c) Demostrar que lim A es el punto de acumulación más grande de A. 1] si N(n.. x 3. existen en A números distintos x 1. 1]. 1]. (e) Utilizando el teorema de los intervalos encajados. **32. f) = 3. x 2. entonces / está acotada superiormente sobre [a. i . a. entonces / es uniformemente continua sobre [a. Indicación: Puesto que A es infinito. Demostrar que si s es una función escalonada definida sobre [0. y {an} es uniformemente distribuida en [0. demostrar que si / es continua sobre [a. La forma usual del teorema de Bolzano-Weierstrass dice que si A es un conjunto infinito de números contenidos en un intervalo cerrado [a. Demostrar que §) = 2. b) lim ------------. (b) Utilizando también el teorema de Bolzano-Weierstrass.

Esto resuelve finalm ente la cuestión del problem a 6-16: Si / tiene solam ente discontinuidades evita­ bles. Indicación: Dem ostrar que el conjunto de tales puntos no puede tener un punto de acum ulación x . 1] y / es inte­ grable sobre [0. Para cualquier c > 0. 1]. dem ostrando que lim fiy ) no podría existir. 1] con |lim f(y) — f{a)\ > a. (a) Sea / una función definida sobre [0. entonces / es continua excepto en un conjunto num erable de puntos. entonces **33. f no puede ser discontinua por todas partes.Sucesiones infinitas f 1 s = lim Jo »-*• j(gl) + 639 * * * + jfan) n (c) Dem ostrar que si {o»} es uniform em ente distribuida en [0. el conjunto de pun­ tos en que / es discontinua es num erable. 1] tal que lim f(y ) existe para todo a de [0. dem ostrar que existe solam ente un nú­ mero finito de puntos a de [0. y en particular. (b) Dem ostrar que. . 1]. en la term inología del problem a 20-5.

.CAPÍTULO SERIES INFINITAS L as sucesiones infinitas se introdujeron en el capítulo anterior con la intención especial de considerar en este capítulo sus «sumas» ai + 4* a$ 4 - * * * E stas sum as no se pueden hacer sin más« ya que h asta ah o ra la sum a de infinitos núm eros n o ha sido nunca definida. E ste m odo de «-*«> ab o rd a r el asünto dejará necesariam ente sin definir la «suma» de m ucha* sucecíones.. P o r ejem plo. L o que puede definirse io n «las sum as p a r­ ciales» Sn “ a i + ‘ * ‘ + e# . E sta últim a afirm ación equivale a poco m ás que u n a definición grosera de lím ites: L a «sum a infinita» at 4 á%4* as 4 * .. las sum as parciales ¿w deben repre­ sentar aproxim aciones cad a vez m ás cercanas a m edida qu e n se va haciendo m ás grande. debería ser lim sn. pu esto que la sucesión sn puede fácilm ente d ejar de tener un lím ite.. A fortunadam ente.. la sucesión 64Í . y se puede presum ir que las sumas infinitas deban definirse en térm inos de estas sum as parciales.. el m ecanism o p a ra form ular esta definición ha sido desarrollado ya en el capítulo anterior. Si existe alguna esperanza de poder calcular la sum a infinita at + a%4 “ o* 4 * .

ai + a% + a% + * • •) n —1 y recibe el nombre de suma de la sucesión {a„}. o no es. una definición aceptable de suma de una sucesión debe contener.1 . La terminología introducida en esta definición se suele sustituir por expresio­ nes menos precisas. . DEFINICIÓN La sucesión {«*} es swnable si la sucesión (sw) converge. el título de este capítulo viene en este lenguaje oo corriente. Una suma infinita ^ an es llamada generalmente serie infinita. Ja = ai + at = 0. desta»=i cando la palabra «serie» la conexión con la sucesión infinita {an}.1 .Sucesiones infinitas y series infinitas 642 1. se designa lim sn por •n-tao «o ^ an (o. . La afirmación de que {an} es. sumable se sustituye convencionalmente por la afirma­ . . • • • » para la cual no existe lim sn. de las menos afortunadas. J4 888 ai + at + a* + « 4 = 0. Ja = a i + ü2 + a% = 1. . siendo Jn = ai + • • • + a».Si bien existen muchas ingeniosas extensiones de la »-*00 definición aquí sugerida (véanse los problemas 8 y 23-11) parece inevitable que algunas sucesiones carezcan de suma. menos formalmente. En este caso. de hecho. . como componente esencial una terminología que permita distinguir las sucesiones para las cuales pueden definirse las sumas. 1. Por esta razón. con an = (—1)"+1 proporciona la nueva sucesión si = ai - 1.

y es poco probable que pueda ceder ante ataques fundamentados en la lógica. una conse­ cuencia sencilla del criterio de Cauchy suministra una condición necesaria para . lo cual ocurre. si y sólo si lim — sn = 0. es poco útil para decidir la sumabilidad de una sucesión particular cualquiera. Esta terminología es algo ap peculiar. Constituye un ejercicio sencillo demostrar que si {a»} y {bn} son sumables. Hay una condición necesaria y suficiente para la sumabilidad que puede ser enunciada inmediatamente. CRITERIO DE CAUCHY La Sucesión {o») es sumable si y Sólo si lim fln+l. Sin embargo. según el teorema 21-3. Sin embargo. esta condición puede expresarse en términos de la sucesión original como sigue. La sucesión {a*} es sumable si y sólo si la sucesión {¿n} converge. »“ 1 Hasta ahora estas ecuaciones no son todavía muy interesantes puesto que no tene­ mos ejemplos de sucesiones sumables (aparte de los ejemplos triviales en los que los términos son eventüalmente todos 0). porque en el mejor de los casos ^ o* designa un número (de modo que «=i no puede aconverger») y no designa nada en absoluto si {u*} no es sumable.Series infinitas 643 ción de que la serie °n converge. estableceremos algunas condiciones generales para la suma­ bilidad. es muy usado. este lenguaje informal resulta conveniente. entonces n=i m m ^ (°n + i* l • ¿n ) = £ C* a» »-1 m ^ °n + ^ n* 1 n* 1 ■--«o = f • X a». Antes de que demos efectivamente una sucesión sumable. + m.n— * * ' + flm 0* Aunque el criterio de Cauchy tiene importancia teórica. o no converge. Ciertas operaciones aritméticas elementales sobre series infinitas son conse­ cuencias directas de la definición.

también puede ser demostrada directamente como sigue.+ -f + 4 + £ + >i >i (2 términos cada uno > i) (4 términos cada uno > i) * * * + Tlg. CONDICIÓN DEL RESTO Si (o»} es sumable. Por ejemplo./ = 0. condición que es demasiado importante para dejar de mencionarla explícitamente. Desgraciadamente. .+ i .Sucesiones infinitas y series infinitas 644 la sumabilidad. esta condición está lejos de ser suficiente. entonces n-»<» lim an = lim (sn — Jn.i ) = lim sn — lim rn_i n —♦ «o » —►00 » —►00 « —+ 00 = / .f r + r2 + r 3 + n«0 ***.+ -i. revela la necesidad de encontrar métodos más en serie de atacar estos problemas. lim 1¡n = 0. La más importante de todas las series infinitas es la «serie geométrica» ^ r* = 1 .+ >i (8 términos cada uno > -¿i) El método de demostración utilizado en este ejemplo. la siguiente n-»ao agrupación de los números 1/n demuestra que la sucesión sn no es acotada: l + i " f . n—►• Esta condición se sigue del criterio de Cauchy tomando m = n + 1. un ingenioso artificio que posiblemente no se le ocurra a uno nunca. efectivamente. pero la sucesión {1/n} no es sumable. entonces lim an — 0.i . Si lim sn — l.+ -$. Estos métodos se desarrolla­ rán pronto (uno de ellos va a proporcionar una demostración alternativa de 00 que V i ¡n no converge) pero será necesario dar antes unos pocos ejemplos «=1 de series convergentes.

Estas series son manejables porque sus sumas parciales J» = 1 + r + • • * + r* pueden calcularse en términos sencillos. Se sigue que |r| < 1. puesto que |r| < 1.Series infinitas 645 Solamente son interesantes los casos |r| < 1. lim r* = 0. En particular. puesto que si |r| > 1 los términos individuales no tienden hacia 0.rB+1 (la división por 1 — r es válida puesto que hemos excluido el caso r = 1).* • * + r* wB * r + r* -+■ • • • + rn + rn+1 llevan a J»(l — r) = 1 — rn+1 o 1 . Las dos ecuaciones sn = 1 + r + r8 4. Ahora bien. i + i + i + lV + *‘ ‘ “ simia infinita que siempre es posible recordar con el dibujo de la figura 1. .

entonces la sucesión {$„} es claramente no decreciente. Entonces si £ A» converge. las series geom étricas constituyen ejem plos típicos de los que se derivarán im portantes pruebas d e sum abilidad. suministra una sencilla prueoa de sumabilidad: CRITERIO DE ACOTACIÓN Una sucesión no negativa {a»} es sumable si y sólo si el conjunto de las sumas parciales sn es acotado. Por otra parte. . si se dispone de algunas series convergentes para comparación se puede utilizar este criterio para obtener un resultado cuya sencillez encubre su importancia (constituye la base para casi todas las demás pruebas). TEOREMA 1 (PRUEBA DE COMPARACIÓN) Supóngase que 0 para todo n. De momento vamos a considerar solamente sucesiones {a„} con cada a* ^ 0. Si {an} es una sucesión no negativa. En sí mismo. tales sucesiones son llamadas no negativas. también converge 1 On. Esta observación.646 Sucesiones infinitas y series infinitas i E speciales com o son. combi­ nada con el teorema 21-2. decidir si el conjunto s* es o no acotado es precisamente lo que no sabemos hacer. este criterio no es muy útil. VLSI HSl DEMOSTRACIÓN Si sn = a\ + • * • + a».

{ín} es acotada..647 Seríes infinitas tn m b\ + * * * + bnt entonces 0< í*< para todo n. i»“i an converge. 2*’ y 3 i 2n es una serie (geométrica) convergente. Análogamente. {í „} es acotada. ya que el término n-ésimo de la serie es prácticamente 1/2" para valo­ res grandes de n y podemos esperar que la serie n + 1 £ n* + X n«l . podemos esperar que la serie 1 2n . Por lo tanto.f 1) _ converge porque 0 < 2 +sen»(n + 1) ~ 2n + n2 3. Por ejemplo. J Se puede utilizar con mucha frecuencia la prueba de comparación para anali­ zar series de aspecto muy complicado en las cuales la mayor parte de la compli­ cación es irrelevante.1 . según el criterio de acotación. 2 + _sen*(n . <30 Ahora bien. I en consecuencia.f sen2«3 converja. ya que ^ bn converge.