ESPECTACULO

DE

LA

NATURALEZA,
0
A

CO^TE^ ACIONES

CERCA

DE

LAS

PARTICULARIDADES

DE LA HISTORIA NATURAL,
QUE HAN PARECIDO MAS A PROPOSITO
para exercitar una curiofidad util , y formarles la razon
á los Jovenes Le&ores:
PARTE

SEXTA,

QUE CONTIENE LO QUE PERTENECE
al hombre en Ibciedad.
Efcrito en el Idioma Francés
PO^EL

J®A(D

M.

TLUCHE,

Y traducido al Caftellano
POR EL P. ESTEVAN DE TERREROS T PANDO,
Maeftro de Aíatbematicas en el Real Seminario de Nobles
de la Compañía de *]esvs de efta Corte.
DEDICADO ^
A LA REYNA NUESTRA SEÑORA
DOÑA

MARIA

BARBARA.

TOMO UNDECIMO.
EN MADRID : En la Oficina de D. GABRIEL RAMIREZ,
Criado de la Reyna Viuda N. Señora, Calle de Acocha, frente de
la Trinidad Calzada. Año de 1774,

>" --< ,•

'

i Г. . 4

о 'ьош

:. V

. . .

"" ¡ :

:

i

:ci: м-у. " ;•• ! ; or. 1..S

i) i.

¿
;:mcydo Tí

r

r -.- •t

\\ . :'. ~ ! ; i . ;
• ; X.' it

PFEE ¡t>E ERRATAS. '
AG. 27¿iin. 6. fubalttena , lee fubakerna.
Pag. 53. lin. 18. Lugares tenientes,lee,Lugartenientes.
Pag. 94. lin. 5 . perenxe , lee , perenne*
.¿ *
Pag. 196. lin. 12. toto , lee , todo.
Pag. 203. lin. 7. mucho safios , lee, muchos años.
Pag. 3 31. lin. 30. cerca, lee , a cerca.
. - Concuerda con fu Original) afsi corregidas eftas eirr
ratas , el Tomo undecimo del Efpeóldculo de la Natu
raleza , traducido del Francés al Efpapol por el P. Eftevan de Terreros y Pando, dela fbmpañia de Jesvs>
Madrid 3. de t>iciembre de 1754.
. . Lic. D. Manuel Lieario de. Rivera,
.
•'•
Correfltor General por íii Mageftad.

TASSA.
DON Jofeph Antonio de Yarza,Secretario deiRef
Nro. Señor , fu Efcribano de Cámara mas anti
guo , y de Gobierno del Coñfejo : Certificó , que haviendofe vifto por los Señores de él los dos Tomos^onice , y doce , de la Obra intitulada : Efpeélaculo de la
Naturaleza , traducido del Idioma Francés al Efpañol
por el P. Eftevan de Terreros y Pando , de la Compa
ñía de Jesvs , en fu Colegio Real de Nobles de efta
Corte ,que con licencia de dichos Señores , concedida
á éfte , han {ido impreflbs , taíTaron á catorce marave
dís cada pliego , y dichos Tomos parece tienen fetenta y nueve y medio, fin principios, nitablas,en eftaforma,el once quarentay nueve y medio,y el doce treinta,
que á efte refpe&o importan ambos mil ciento y trece
maravedisj y al dicho precio , y no mas mandaron fe
vendan, y que efta Certificacion fe ponga al principio
de cadauno,para que fe fepa el á que fe ha de vender.
¡Y paraje cjonfte lo firmé en Madrid á fíete de Di^®lí^J¿cli6(2íüLfetecientos cinquenta y quatro.
Don Jofeph Antonio deTarza.
TA-

TABLA
DE LAS

.

CONVERSACIONES

contenidas en eile Tomo XI.
COnverfacion I. El origen de 1.a Sociedad. Pag. i .
Converfacion II. El Matrimonio. Pag. 1 1 .
Converfacion III. La Educacion. Pag. 50.
Converfacion IV. Los exercicios de la infancia. Pag.
62.
Converfacion V. Aditamento à cerca de la educacion,
Pag. 76.
Carta de un Padre de Familias. Pag. 77.
Converfacion VI. La diverfidad de condiciones. Pag;
276.
.. .._
Converfacion VIL La fuprefsion de la mendiguez.
Pag. 306.

ESPEC ,

ESPECTACULO
DELA

NATURALEZA.
TOMO XI.

PARTE VI.

gUE CONTIENE LO QUE PERTENECE}
al hombre en fociedad.
CONVERSACION PRIMERA.
EL ORIGEN <DE LA SOCIEDAD.
ANTA multiplicidad de bienes
como cercan al hombre , y fe
renuevan por la mayor parte
todos los años , á proporcion
de fu necefsidad j tanta variedad
de organos , deftinados á aíTegurarle en el
goce ; y una inteligencia capáz de perfeccio
nar el ufo , y glorificar al Autor ; todas fon
Tam.Xl.

A

preri

ta focieíadponeai
pofftfson"
«fenidomi-

.1
EJpe5faculo de la Naturaleza.
prerrogitivas , que no fe hallan juntas fino en
el hombre , y nos han manifeftado ya quien
es el infpector de la Naturaleza , el ufufructuario de la tierra , y el feñor de lo que efte
fuelo , y vivienda comun contiene. Sus luces,
y fu experiencia debian abrazar , y eftenderfe
á otro tanto como fe eftiende fu dominio ; y
afsi le vemos gozar de fu dignidad , y apiovechaife de todas fus ventajas quando fe ocu
pa en arreglar fu conducta , y fus trabajos.
Solo fe hace ridículo , quando de Labrador , y
de Gobernador , que fon los titulos con que
nació , fe mete á interprete de la Natura
leza , y á atribuir á fu inteligencia la decifion
de lo que Dios refervó para fu proprio confejo.
Pero no obftante fer cierto , que es due
ño , y gobernador de todo quanto le cerca,
una cofa parece que le degrada , y obfcurece la
preeminencia del puefto , á que le hemos vifto
elevado. El hombre no eftá folo aquí : el gene
ro humano cubre la tierra : podrémosle , pues,
llamar todavía preeminente, y mirar como ele
vado á un puefto , en que tiene millones de
compañeios que le igualan ?
¡
Bienes hay , que fe pueden poíTeer con zetos , y en que no fufrimos compañía, ni divifion ; pero no es de efta efpecie nueftro dominio, del qual no fe revifte el hombre , fino
mientras efta acompañado de íus femqantes,
v

El origen de la fociedad.
3
y en efecto pierde todos fus derechos , à me
dida que dexa de fer fociable.
Aunque la Providencia divina nos difpenBt fus favores con tal economía , que pueden
comunmente fervir de recompenfa à nueftros
afanes , para animar de efta fuerte mas nueftro trabajo : con todo eíío noes neceíTario, ni
conducente , que la vifta de tan ricas pollefsiones , de tan bellas luces , y claros conoci
mientos , de tantis operaciones , à quienes
figue un efècto cierto , è indefectible , nos
hagan mirar al hombre con medida diftinta de
la que tiene , precipitandonos de efte modo
en la ilufion. Uno de los engaños que pu
dieramos padecer en efti razon , feria percu
dirnos , que le fuelle concedido à un hombre
folo defcubrir fucefsivamente , y adquirir por
sí miüno todo lo que acabamos de ver , y que
da expjefto en efta Obra. Los frutos del enten
dimiento , y los frutos de la tierra no fe han
concedido à alguno de nofotros con extenfion
fuficiente , íi no concurre el minifterio de otros
hombres , y con la obligacion reciproca de
ayudamos mutuamente. Mientras cada hom
bre ñrve con fu induftria particular al Comun,
la fociedad le teftifica fu reconocimiento , abafteciendole de los foconos que necefsita. Le
franquea los defeubrimientos de todas las eda
des, y las producciones , y frutos de todos los
terrenos : le ahorra difpendios de tiempo , y le
A í
libia

4
E/pettaculo de la Naturaleza.
libra de fatigofas tareas. Al comun es propriamente , y à la fociedad , à quien todo fe le en
trego , y por ella participa el hombre de los
prefentes , que le hizo con tana liberalidad el
Criador.
Del mifmo modo que las producciones de
la tierra eftàn efparcidas por todas partes , lo
eftàn tambien los talentos defde el un cabo al
otro de ella nueftra habitacion, para que los que
moran en ella fe pregunten , y fe enfeñen mu
tuamente, como mutuamente fe comunican los
bienes que poíTeen. El que fe fale de la fociedad
hace dos males ; pierde el tiempo en inquirir
laboriofamente lo que la fociedad le ofrece de
un modo expedito , y libre i y defprecia , o hu
ye injufhmeme un talento , que havia recibi
do para el bien de la mifma fociedad. De aquí
fe deduce claramente , que Dios fe propufo po
ner en la tierra , no Solitarios , fino Ciudada
nos.
los que ü
Guardemonos , con todo eflo , de confuniiaman so- fa el retiro con la foledad. Para fer Ciudadalítanos , no
dexandeßr no, no es neceílario eftár fiempre entre el bu
llicio ; antes bien por el contrario, la vida mas
tumultuofa es por lo comun la mas inutiL
Aquel à quien el efpiritu de Dios conduce al
retiro , no es un Solitario miíantrope 3 o devorador de hombres , que abomina , o rehufa el
bien comun , fino un Ciudadano prudente , que
evita los peligros mas fuertes que cl. Efte fera
....
.•.
un

El origen de la Jbciedad.
f
Uft Pablo , ó un Hilarion , que fe retira de lá
furia de los perfeguidores , y huye el peligro de
una deplorable caída ; ó un Ranee , que fe
hurta al contagio del figlo en que vivió , y
cuya imprefsion , y malignidad havia expe
rimentado no poco ; ó ferá un Mabillón , que
fe recoge del todo , para diftraherfe menos , y
entregarfe a trabajos verdaderamente Eclefiafticos ; pero tales hombres no dexaron de llevar
en el corazon á fus hermanos , ni de trabajar
por ellos , fegun toda la extenfion de fu po
der.
Retiros hay , en donde no fe exercitan fino
talentos muy comunes , y muy limitados ; tal
es el cultivo de un jardín , el fervir á los enfer
mos , el texer, el hacer hilas , y el facar , y
labrar piedras. Pero femejantes eftablecimientos , lejos de fer defpreciables , porque aque
llos que los exercitan eftén en lugares aparta
dos , fon por el contrario el amparo , focorro , y modelo de la fociedad , quando el tra
bajo , y la hermandad fe ven allí con particu
lar honor.
Én efe&o , eíte amor laboriofo , y efta
caridad a&iva es á lo que nos excitan , y á lo
que nos llaman cafi todas las planas del Evan
gelio. La renuncia , y olvido de si mifmos,
que pide efte retiro , no es la falida del mundo,
ni el aborrecimiento de la fociedad, fino la
defíruccion de los lazos del amorproprio 9 que
todo

6
E/peBaculo de laNaturaleza.
todo lo quiere para sí, y que en lugar de fer-,
vir á fus hermanos , bufca folo el fer fervido.
Lejos de permitirnos el encono , el aborreci
miento , y la ira , no permite aun 4a indife
rencia , e inaccion , pues nos obliga á amac
a todos los hombres , como nos amamos á no*
(otros mifmos , aflegura h proteccion, y el
amparo á quantos viven cercanos , y en para*
ge en que pueden fer foconidos : nos enfeña
á no dar oídos al odio , a aborrecer la enemiftad, y aun á amar al enemigo, volviendole bien
por mal, y correfpondiendo con beneficios á
la ingratitud. Qualqjiera que bufeara un defierto por exonerarfe. de las obligaciones que
tiene á la fociedad ,. feria :una fiera, unfalvage , ó un monftruo : y bien lejos de fer Chriftiano , no feria ni aun Philofopho, aunque
es cofa bien pequeña el no fer fino Philofo
pho.
•; . -' \
En efecto , la Philofophía , que fe jacta de
hacer a los hombres lociables , no ha conoci
do el verdadero origen de la fociedad , ni la
ha aíTegurado los apoyos verdaderos , que la
ongen , y pueden mantener. En la averiguacion en que
w'a-T/fo* ^ 'ia met^o del principio, que pudo unir alciedad.
gimas familias , ha hecho el honor de efta con
federacion , y junta á la necefsidad que las
oprimía ,y á las reflexiones de algunos Legifladores : á la verdid en efto raciocina tanmal
como quando fe figura , que el movimiento,
que

El origen de la fociedad.
y
<jue mantiene la Naturaleza , la pudo formar
tambien : y que la putrefaccion que fuftenta
los gufanos , que provienen del efcarabajo , y
de la mofea , havia neceiTariamcnte ordenado
tambien las femillas efpecificas. De aquí vie
nen todos los fyfthénias de Phyfica , y de una
virtud moral , en que Dios no entra para cofa
alguna.
>ío fera philofophar , fi creemos à eftos
Do&ores , recurrir à Dios quando fe trata de
Jas caufas formatrices de las cofas , pues un po
co de cieno , fomentado del calor , hará que
nazcan : todo es coniiguiente à un Sol , y à
una Tierra , las aves , los quadrupedos , un
.hombre , feguido fielmente de fu muger , el
trigo , los granos , el agua para nutrirlos , y
«n una palabra , el mundo , y todas las alhajas
que le adornan , y hermoféan. El gran Defcartes vio falir todo efto de fu materia, movida
à modo de torbellino , fin que Dios fufieße allí
erden alguno. Y defpues de Deícartes , otros
han llevado aun mucho mas adelante fu Phyfica. Defcartes no pudo obtener , fin recurrir
à Dios , aquel cieno , o barro primitivo , y el
jnovimiento forroador de las efpecies : eftas
dos unicas cofas pedia al Criador ; pero los
Modernos que le figuieron , defpues de haber
vifto , o creído , que veían con Defcartes el
Sol, y la Luna, un hombre , y puntualmente
una muger, falir del polvo, no como produc
elo-

8
Efpeft aculo de la Naturaleza:
ciones de un confejo particular , fino como
eícctos neceilarios del movimiento de un re
molino , ó turbillón , tampoco vieron neceffidad pira atribuir el cieno , y el movimiento
á confejo alguno del Criador : con que le de-.
xaron á parte , y folo conocieron la materia.
Segun eftos tales , la Moral debe fer trata
da del mifmo modo , fin que Dios intervenga
en ella : porque , qué otra cofa es fino el con
junto, 6 cuerpo de reglas ,que deben obfervar
entre sí los hombres i Con que para los tales
es precifo bufcar eftas reglas en la caufa , y
en la intencion que juntó los hombres , y los
pufo en fociedad : porque no hay otro moti
vo que los reuniefie , fino la necefsidad , y las
reflexiones del Legislador : luego no hay razon
para eftender los derechos , y obligaciones de
la fociedad , fino fegun nos lo pida el interés.
De aquí viene aquella lifongera , y faftidiofa
moral de Epicuro , que arregla la medida de
nueftras obligaciones por el contentamiento,
6 fatisfaccion abfoluta de todas nueftras facultalies (**). De aquí los rifibles principios de Hobbes , y Machiavelo , que nada reconocen legi
timo , y honefto fino lo que agrada al Legisla
dor : porque efte Gefe de la fociedad , tenien
do , por razon del puefto , conocimiento de
las
(**) Bien libido es , que i Epicuro le efcu&a muchos , afirmando , que p«*
(ola felicidad en la quietad , y paz díl alma i no obftaute el def-'&o de no U<a
varia mas aleo , de modo que uüraúV; como áu la vilU dara de la Pei4a.dt

El origen de la focte dad.
9
las necefsidades de todo el cuerpo de la republica , vienen à fer , dicen los tales , la re
gla de la jufticia , y aun de la religion , que
nos es precifo feguir. Los Deiftas modernos,
poco diferentes de los Epicureos antiguos , mi
ran al hombre como un animal , lin preemi
nencia alguna , que le diferencie de los demás
animales , fus confortes , y commenfales. Por
fu origen , la beftia , y el nombre todos herba
jarían del mifmo modo los prados , comerían
las bayas mas infipidas , è infulfas , irían à
montanera , y cafcarían la bellota , que crugiría igualmente debaxo de los dientes de los
cerdos , y los hombres. Pero para lograr me
jor parte en los ñutos de la tierra , fe juntó
el hombre al hombre ; y afsi, las obligaciones
de la fociedad no fon otra cofa , lino compenfacioncs de las varias utilidades , que nos
vienen de ella. Los Eftoycos tomaron efte ne
gocio con alguna diveríídad , y fuprimiendo el
interés , fe eximieron de toda efpecie de deu
da : lo quai en un fentido va à dàr al mifmo
principio. Porque como eftos Philofophos eftaban perfuadidos à que el hombre fe bafta à
sí mifmo , y que ni el dolor perfonal , ni los
infultos agenos pueden hacer mella , ni empe
cer à un alma que raciocina , fe miraban como
cofa à parte , que no hace juego con los demàs,
ni tiene compafsion de aquellos que fe llaman
infelices -, y el mifmo desinterés , que les im-.
Тот. XI.

В

pe-

io v

EfpeElaculo dela Naturaleza.

pedía exigir cofa alguna de los otros , los
ponía tambien en eftado de que nadie fe la
deba. De aquí fe íígue , que los Philofophos,
que hacen al hombre un animal folitario ,
arruinan por confequencia fu obligacion; y
la mayor parte de los que le hacen animal
fociable no le eftablecen mejor , midiendo por
folo el interes la obligacion , y las deudas.
Defpues de haber confultado á los Philo
fophos , efcuchcmos la experiencia : El lenguage de efta es muy diverfo , y fe encuentra
que habla el idioma mifmo que la Efcritura.
Obfervémos lo que paíTa entre los animales:
las inclinaciones , y los organos que recibie
ron deciden el punto , determinan fu fuerte,
y la intencion del Autor. Algunos , como
los Caftores , y las Abejas , aman la com
pañía , guftan de vivir en comunidad , y fie
organos no les bailan , quando viven folos:
y efte amor á la fociedad produce , fin duda,
fu verdadera ventaja ; pero no es de modo al
guno la obfervacion de la utilidad quien los
difpone a que fe unan : fu felicidad es efecto
de una imprefsion dominante , y anterior al
fentimiento y que pueden tener de la utilidad.
Por el contrario en los otros animales ; orga
nos , é inclinaciones , todo los cfifpone á la
defunion. Es verdad que la madre manifiefta
defde que nacen un tierno cariño , que la obli
ga a cuidar de fus hijuelos , por lo que mira á

Elorigen de la fociedad.
11
fu manutencion , y alimento , aunque no efpeia correfpondencia reciproca alguna de ellos.
Y efta ternura inexplicable , que la infpiran,
o infunden para con fus hijos , dura otro tan
to , quanto dura en ellos la necefsidad de un
cuidado ageno. Quando comienzan à poder
valerfe à sí mifmos , la madre fe aparta con
entereza , fe aleja fin dolor , y fu ternura fe
trueca en indiferencia , y aun en tèdio , ira , y
defvío. El padre , que no efta deftinado à
mantener al hijo , no le dà el menor tefttmonio de cariño , y comunmente parece defconocerle. Todas las feñas que ve , le eftàn ad
viniendo al hijuelo , que podra bien prefto
mantenerfe por simifmo, y proveer à fu ne
cefsidad , y penuria. Hecha la feparacion , el
padre , la madre , y los hijos yà no fe cono
cen , cefso el cariño , y fe acabo la ternura.
En efecto , fus organos no los difponen à ayudarfe mutuamente, ni à conftruir cafas, y ha
bitaciones comunes. No tienen conocimien
to alguno de números , ni medidas , ni faben
diftinguir fino fu alimento , ni aprender otra
cofa , ni inftmirfe en materia alguna. El Ca
ballo con fu cafeo (**) manejará el martillo,
o la efquadra por ventura l El Ciervo fe fa
bricara con fus manos alguna cabaña , o tien
da ? No hay entre eftos animales herramien
tas , defeos , ni induftria , que los convoque-

(**) O v,ffo¿


Efpeêfaculo de la Naturaleza.
a vivir juntos ; antes por el contrario , todo
los difpone à vivir cada uno feparado de los
otros , y aun los que habitan en comunidad,
no forman fino unas pequeñas tropas , del to
do determinidas à un lugar mifmo. El horn- .
bre Tolo , aunque bien avecindado , eftiende
mas lejos fu correfpondencia , y fe comunica,
y ama à. otro , aunque le fepàren immenfos
golfos , y honduras. Efta pafsion univerfü por
Ц fociesbd es en el hombre , como lo fon fus
brazos y un prefente del Griacfor. No fué de
modo alguno la efpermza de utilidad La que
le dio al hombre los brazos , las minos , las
junturas , y efta admirable diverfidad de mo
vimientos. No fue tampoco la niecefsidad que
Ьлу de veftirfe > y alojarte , la que pufo la
na en las efpaidis de la oveja , y la que hi
zo brotar las hierbas , y florecer los prados
cerca del hombre , o eftender betas de piedra
debaxo de fus pies. Eílos focorros remedian.
fus necefsid.ides , pero precedieron à ellas. Una
intencion , una voluntad fuperior formo los
brazos , de manera ,. que pudieílen. facar. de.
fus canteras , y. cortar de .ms bancos las pie
dras. Al modo , pues , que la Philofophía ha
ría muy mil en atribuirfe la invencion de Lis.
piedras,, y. los brazos , porque ha hecho no:y;dbbcilios fobre el modo de ufar brazos,
y- piedfßs,i, afsi no. tendel mas razon en atri
buir el origen de la íbeiedad à las necefsidades
comu-

. El origen de lafociedad.
13
comunes, y reciprocas, y à la invencion de
Nimrod , о de Draco (**) . No es dudable,
que los focorros mutuos fean , en los defignios de Dios , fruto infalible de las poblacio
nes , y jufta recompenfa de la harmonía , y
union ; pero el amor de la fociedad es antes
que toda utilidad, è interés. Efta es la inten
cion de Dios : efte es nueftro eftado , de fuer
te , que aun ceíTando la utilidad , no ceilarían
las poblaciones , ni nos apartaríamos unos de
otros , quebrando los lazos que nos mantie
nen unidos : es la mano de Dios quien los
formo.
i . La Philofophía realmente ha procurado
romperlos , quando ha oflado , por medio de
tantas fectas antiguas , y modernas , medir
nucftras obligaciones con nueitros placeres , o
necesidades. La necefsidad fola es un mal
lVkeftro , de quien nada hay que efperar bue
no , pues fe hace perezofo con la abundancia,
o infolente con la fuerza. Para formar Dios la
fociedad que cubre la tierra , no efperö las
lecciones de la necefsidad , ni las reglas , y de
cretos de los Legisladores. Empleó para efte
efc&o medios mas eficaces , y mas infalibles.
El dio al hombre brazos , y diverfidad de ta
lentos ; pero talentos , y brazos , que le fon
-i
i
- . :
- .
.inuti- .
i**) Draco fiiè un antiçuo Legislador de Athsnas. Sus Leyes eran tan im
prudentes , ¿^proporcionadas . y Overas. que fe decia habeilas eUrito con tintK 1 У P*r unto las abrogo abloluumcuce Solonv . ! "

14
Efpetlaculo de la Naturaleza.
inutiles , fi no los pone en obra juntamente cori
fus femejantes. El lemueftra provitiones promptas para veftirle , alojarle , y mantenerle ; pero
el hombre pierde el ufo de lo neceflario , fi fe
aparta de la fociedad. Yá en otra ocafion, ami• veaf=!a go mío , hablamos de efto. * No hay cofa en
carra , que que no fe le haga fenfible al hombre la obra
dá fin alto- \
r
r
i •
mo x.
de Dios , y entonces le conforma con la inten
cion del Criador , quando trabaja , y ayuda a
fu femejante ; pero como las reflexiones , que
puede hacer á cerca de la necefsidad de fuftentarfe no han introducido la necefsidad de co-mer, ni producen tampoco los manjares: deimifmo modo , la mas philofophica reflexion a '
cerca de la ventija , que los hombres hallan en :
ayudarfe mutuamente, no ha producido la fo
ciedad , como no ha producido otros hombres.
Todos juntos, los hombres, las materias que los
ocupan , y correfpondencias que los unen , fon
viablemente efetto de una inftitucion fuperior a
los tiempos , y á las miras , é ideas de los Philofophos. Por efta caufa , las obligaciones , 6
fundamentos de efta fociedad fe hallan tan an-*
tiguas , y tan immutables como la intencion '
de fu Autor.
No es , fegun efto , el movimiento el que
formó la Naturaleza , y las diverfas effencias
de las cofas ; ni fon la necefsidad , ó la Philofophía , y la Politica las que formaron las di
ferentes partes > y las varias inclinaciones de la
focie-

Elorigen de lafociedad.
i $.
fociedad ; fino que efta , y la Naturaleza fon
obra de una providencia adorable , que em
plea el movimiento para confervar , y man
tener el Univerfo , y que lleva adelante la fo
ciedad , tanto por medio de la direccion de
los entendimientos mas altos , como del agui
jón , b eftimulo de la necefsidad.
Los Philofophos , feñalando por caufa de
la fociedad lo que era unicamente ayuda , y
medio para ella , no han eftablecido fino erra
das , y faifas obligaciones , mas capaces de ar
ruinar la union , que de afirmarla. La expe
riencia , que nos conduce á una caufa invaria
ble, eftablece tambien un amor natural á la
fociedad , y á ciertas obligaciones , fiempre las
mifmas, aunque fe interrumpa nueftro inte
rés , y cellen nueftros placeres. Los miembros
que componen efte todoa nos podrán dañar , 6
colmar de bienes ; pero , ni la hartura , ni el
haftío nos difpenfan de trabajar por la fociedad,
niel enfado, ó el horror nos permite apartarnos
de ella , pues en el orden de Dios tiene dere
cho incontraftable á nueftros brazos.
Los Paganos , guiados de faifas luces , y los
Judíos , aunque iluminados con una revela
cion ¡ pero folo preparatoria , y no perfeccio
nada del todo , pudieron penfar , que no eftaban obligados á amar fino á fus amigos. Lec
ciones frias, y luces imperfectas no pudieron
hacer que los modelos de la charidad fueíTen
muy

Rom. 13.

i6
Efpeflactrfo de la Naturaleza;
muy comunes , ni pudieron multiplicar coa
unta continuacion los exemplos de la dulzura
fraterna : p.u"a obtener parte del bien que necefsitaban , fué precifo ayudar la inftruccionj
ya con leyes penales , y ya con ideas de h&r
nor , de venginza , y d:l amor de la patria.
Las pafsiones venían en focorro de la doctri
na , y fuplian el defeíto de principios verda
deros , que , ó fe havian perdido , obfcurei
cido , y ofufcado. Pero , ni la pafsion , ni las
idéas limitadas de los hombres faben mas que
la necefsidad , ni aciertan á llegar hafta el ter
mino precifo , parando donde era neceíTario
parar. En una palabra , eíTa que llaman razon
no ha baftado para hacer Ciudadanos per
fectos.
Solo el amor ílncero , y el amor tierno
á todos los hombres , confiderados como hi
jos de un miímo Padre , y como hermanos de
un mifmo Salvador ; y íolo el Chriftianifmo,
fon los que fin inca adumbre , ni difputa , lle
nan todas medidas , y cumplen para con los
hombres toda jufticia. Qualquier otro princi
pio es infuficiente , y fofpechofo. La charidad
fola evita en todas las cofas el dañar al proximo. Cómo querré yo hacer mala quien amo?
El Chriftianifmo es , fegun efto , la perfeccion
-de la fociedad , pues perfigue la injufticia , ar
rancando hafta las mií mas raíces , yfuprimien4o la amargura , el refentimiento , y la ira.
El

\

El origen de U fociedad.
~\y
El Philofopho puede parecer Ciudadano , y
amar fu patria , fin amar con todo eflb la jufticia ; pero aquel que ama la jufticia , y aun
á fus enemigos , ama ciertamente , y como \
golpe feguro fu patria. Pero no bafta para fer
Chriftiano faber el Chriftianifmo , y hacer profefsion pública de él. Todas las Críticas que fe
han hecho contra los Chriftianos , con inten
cion de expugnar el Chriftianifmo , caminan
vifiblemente á la falfedad , y afleftan fus ti
ros á blanco incierto. No es verdaderamente
Chriftiano el que no ama á fus hermanos ; y
aquel que carece de efte amor , aunque honra
do con un decorofo nombre , eftá muerto á la
jufticia. El caracter , por cuya imprefsion , y
medio fe reconoce el difcipulo del Doctor de la
Charidad , es amar á los hombres , como él
mifmo los amó. Si el odio es la ruina de la
fociedad , y el amor es fu lazo mas feguro,
es claro , que quien dice un verdadero Chrif
tiano , dice un Ciudadano verdadero ; y fi yo
bufeo aquí mi Ciudadano en el Chriftiantfmoj
es , porque no le encuentro en otra parte. En
todas las demás no hallo fino apariencias deftituidas de principios , y eftabilidad.
Por confequencia , es cofa bien inutil ir $
bufear las primeras obligaciones , y la verda
dera ciencia de la fociedad entre los raciocinios
de una Philofophía fiempre timida , y fiempre incierta. No ferán , ni Ariftoteles , ni PufTom. XI.

C

18
Efpettaculo de la Naturaleza.
fendorff los que tome yo por Maeftros. Eftos me podrán enfeñar algunos ufos de unx
inftitucion prudente , aunque arbitraria , y hu
mana ; donde encontraremos conocimientos
feguros , incontraftables , y sólidos , es folo en
Ja revelacion. Los efectos admirables que refpira efte efpiritu benéfico del Evangelio , nos
manifiefta , que pertenece á aquel que hizo al
hombre , y formó la fociedad , enfeñarnos lo
que podía llevar á la perfeccion los miembros
que la componen. El conduxofu antiguo Pue
blo , encargado del depofito de las promeíTis,
por medio de leyes duras , y proporcionadas
á el gftííTero proceder de los Hebreos , y no
-menos a la confervacion del depofito. Nofotros , pues , hallamos toda la proporcion , belle
za , y obligaciones de la fociedad en la prime
ra creacion del hombre , y en el Evangelio que
Je reforma.
Una de las verdades mas importantes de la
antigua Efcritura , ó Viejo Teftamento , es
efta : que Dios crió al hombre á fu femejanza,y
para gobernarlo todo fobre la tierra : y una de
Jas mas importantes máximas del Nuevo Tef
tamento , y el fin de la revelacion es , que
amando a Dios , amémos á los otros , como
nos amamos á nofotros mifmos. Eiras dos ver
dades fe ayudan admirablemente una á otra.
La primera nos inftruye de nueftras obligacio
nes , y la fegunda nos da el medio de cumplir
las.

El origen de la fociedad.
19
las. La experiencia manifiefta , que eftán de
acuerdo , y quanta verdad nos dicen : quanto
. mas han refpetado los hombres la union , y
fraternidad , tanto mas felices han fido. El Mifantrope , bel hombre que fefuftenta de la rui
na de el genero humano , por el contrario,
echandofe fuera de la fociedad , no conferva
derecho al pan , que Dios multiplica por las
manos de los hombres fus femejantes , y pier
de el exercicio de fu dominio fobre los anima
les : impunemente fe vera infultado en la foledad , y acometido en los montes : es un Rey,
que falió de fus Eftados , nadie le conoce : folo
ya , y fuera de fus fronteras , todo lo perdio,
y de todo fe ha enagenado.
Pero fi los Mifantropes , quales fon , por
exemplo , los Bonzos de la China , y los Brachmanes de las Indias, y tantos otros Philofophos
falvages , que pallan fu vida feparados , y me
tidos en extafís, á que Dios no los llama de
modo alguno , pueden fer mirados juftamen*
te como defertores de la fociedad : Con todo
eíTo no fon , hablando propriamente , fus def,
truidores : fon dignos de llurarfe , pero no fon
peligrofos.
Los verdaderos deftruidores de la fociedad
fon los Philofophos Anti-Chriftianos , ü opueftos al Chriftianifmo. Eftos fon los que rompen
los primeros lazos de la union por medio de
placeres defreglados , añadiendo el menofpreC í,
cio

Efpeñxaculo de ta Naturaleza.

cio de las Leyes reveladas. Qué penfariamos
de un hombre , que oíTaíTe volver á decir publi
camente lo que Cartucho (**) enfeñaba á fus
fequaces en el centro de los defiertos , y bofques de Villers-Cotteréts , que puede fer bue
no un hombre , y aun util á fu patria hurtando
al proximo lo que tiene , con tal que no le qui
te la vida ? Efta doctrina diñamos , que turbaba
todo el orden de la fociedad v y la fuavidad de
Cartucho es una extravagancia ridicula , pues
permitir el hurto , es abrir dos puertas muy an-*
chas al homicidio : porque el que quifiere defen
der fu hacienda , ferá tirando á la vida de quien
le acomete : y efte , 6 para acometer , y hur-«
tar , ó para defenderfe á sí , matará tambien.
.Tal es , y aun mas perniciofo , el difcurfo de los
que miran como indiferente el quitar á un ma
rido el corazon de fu efpofa , y que en menofprecio del matrimonio , de la educacion , y
de los primeros , y mas principales intereftes de
la fociedad fe han atrevido a adelantar , y a
publicar , dandola á la eftampa, eíta eftraña má
xima : que fi David havia fido reprehenfible,
fue por quitar la vida á Urías , y no por ha
ber conocido á Bethfabee. Quando la Philofophía,y el entendimiento del hombre no lleva
por guia la revelacion, fi raciocina mal , corre
peligro , y le amenaza naufragio : y fi difcurre
bien,
C") Ladren tanofo , ajuíHcjado en KtotM el ajio de 1 7 i l ,

El Matrimonio.
11
bien , no tiene autoridad dificiente para hacerfe creer : Con que viene á fer una efcuela peligrofa , ó poco util , de modo , que necefsita¿nos otra , que nos aíTegure mas.

EL

MATRIMONIO.

CONVERSACION SEGUNDA.
-

¡
EL Matrimonio es la femilla , y confei vacion de toda la fociedad. Es la femilla,
y el origen , pues todos los hombres provienen
4Íe un hombre , y una muger : es la confervacion , y el fundamento , pues fuprimido el
matrimonio, fe acabarla el genero iiumano.
Bufquemos defde luego qual es el primer mo
delo de efta union , y conoceremos afsimasfa-,
gilmente fu mtr.'to , y obligaciones.
>.
Al facar Dios al hombre de fu foledad,
pudo darle defde luego muchas mugeres , 6
darle una fola. Si la pluralidad de mugeres huviera fido bien del hombre , y ventaja de la
fociedad , Dios no huviera dexado á Adám
por el efpacio de una larga duracion de años
íin otra compañía , que la de una fola efpofa,
ni empezara con una imperfeccion el difefio.:
Luego fi juzgó que una muger era para Adám.
compañera , y ayuda iuficieme , fué para mi-.


EfpeBaculo de la Naturaleza;
nifeftar defde luego el modelo , y la regla de
efte eftado. Todos aquellos que han querido
mudar efte orden primitivo , ni han procura-«
do , en efta razon , ni conocido el bien de la
fociedad.
Unas veces con la idéa de llegar à confeguir alguna pretendida ventaja , y otras para
evitar un inconveniente pofsjble , o imagina
rio , prefiriendo los Philofophos fus difcurfos
al orden eftablecido , expulieron , y adelanta
ron de tiempo en tiempo fyfthémas muy dife
rentes à cerca del matrimonio.
Al divino Platon le pareció vér claramente
la necefsidad abíoluta de que faeíTin comunes
las mugeres. Mahoma , y fus Sectarios , que. no
fon otra cofa , que partidarios de un Deifmo
cómodo , y acompañado de algunas peque
ñas ceremonias íin trabajo , vén aun mas cia-t
lamente la necefsidad de aíTegurar à cada uno,
à fuerza de claufuras , ferrallos, y precaucio
nes , la propriedad de fus mugeres , y de te
ner cada qual tres , y aun otras tantas , quan-.
tas pueda mantener. Otros Deiftas llevan el
empeño de un matrimonio legitimo , y co
nocido, con otras comunicaciones clandeftinas,
pero paflageras ; y es fu razon , y difcurfo
proprio folamente , quien los guia à efte fyfthéma. Mas qué cofa hay , que la razon humana
no haya emprendido eftablecer , y defender,
autorizandofe con la evidencia*
Por

El Matrimonio.
ge
Por lo que à nofotros toca , amado Cavallero mio , no ponemos el lauro , y gloria de
jiueftra razon en eftablecer reglas nuevas , fino
en feguir la regla que ya efta dada , y en con
formar la union del hombre , y de la muger
con la voluntad de aquel que la inftituyó.
El introducir en la fociedad la paz , la bue
na educacion , las provifiones neceílarus à una
congrua fuftentacion , el confejo, y confuelo
mutuo , con todos los demás focorros , tan
multiplicados , como infalibles , fué la caufa
porque impufo Dios , y facilitó al hombre,
defde el principio , la obligacion de amar à fu
muger , y de ferie fiel , haciendole que lamirafte como à una parte de sí mifmo. Quifo que
fuellé en la formacion lo que debia fer en la
fociedad de marido , y que como la muger era
verdaderamente hueßo de fus hueffos 3y carne
de fu carne 3 de los dos feJormaße un todo fo~
lamente.
Tal es la elevada idéa , que la Efcritura nos
da del matrimonio : y mirandole fegunla alte
za de efte origen , nos manifiefta bien clara fu
eftabilidad , y excelencia. La eftabilidad es tan
firme , que no puede romper el marido el la
zo que le une à fu efpofa , fin romper el que
le ur.e en sí mifmo : y la excelencia es tan alta,
que el enlace , que es tan firme para con los
padres , eítá con todo efio fubordinado al que
tie-

i 4<
EJpe&aculo de la Naturalema.
tiene el marido con la muger ; y al contraricv
la muger con el marido.
i
t
Pefpues , en los tiempos que fe figuierorr,
el exemplo de Lamech , uno de los defcendientes de Caín , y el defeo , ya fuelTe de que
no le faltaíTe fucefsion , o de dexar una pof*
teridad numerofa , introduxo cali univerfaU
mente la pluralidad de mageres , y la libertad
Porq«¿ r= de repudiarlas. Dios no juzgó neceíTario fujeconcediola
y
.
r
v.
Ti
vi
poivgarab tar a una ley lèvera a los que quilo elevar a Ц
thÜs?**"" dignidad de Patriarchas. Confióles fus promeffas ; pero no los deftinó à reformar el corazon
humano , y reftablecer el orden primitivo. Efta.
obra grande eíhba deftinada para fu Unigeni
to , para fu Verbo , que havia de fer el Refor
mador del genero humano , como havia {ido
el Autor. Efte , con toda la autoridad de Se
ñor , y de Maeftro era quien , fuprimiendo pa^ra fiempre la libertad del repudio , o las unio
nes arbitrarias , llama , y vuelve el matrimonio
à fu inftitucion primera : y quita al hombre el
poder de defuñir lo que Dios unió.
Eftas pocas palabras que acabamos de ci-i
tar , tanto del Viejo , como del Nuevo Telfo-meneo , eftablecen mas verdades , y trahen mas
bienes à la fociedad , que todos los fyfthémas
de los Philofophos , y que todos los tratados
de Política , que fe han eferito à cerca del ma-,
uimonio. Todos los raciocinios que. fe han
hecho,

.' -,-*. El Matrimonio.
if
hecho , y méthodos , que fe han dado en efta
materia , miran mas á lifongeár el particular
enemigo del apremio , y la violencia , que á
procurar al genero humano el orden , el repofo , y la buena crianza. No pertenece lino al
Autor de la fociedid aíTegurar al eftado , como
de un golpe , todo el bien , por medio de las
verdaderas ventajas de una eftrecha obligacion
impuefta al hombre , de amar , y contentarfe
con una fola muger , permaneciendo unidos
infeparablemente entre sí. La Philofophía ¿ . yt
el apetito , fi podemos acafo feparar lo uno de
lo otro , corren en fus opiniones detrás de al
gunas ventajas particulares , b fumamente limi
tadas , y faltan á los bienes mas eíTenciales , y
que mas fe deben mirar.
El matrimonio indiflbluble de un folo
hombre con una fola muger, podrá ocalionar alguna amargura , 6 algun inconveniente
para el particular ; pero miradas univerfalmente las ventajas , que dimanan de aquí al gene
ro humano , fe halla fer efta difpoficion pre
ferible á qualquiera otra. La razon , y la expe
riencia nos manifieftan en femejante eftablecimiento una fabiduría, digna de aquel que le
determinó , y volvió á renovar efte orden,
pues él trahe mayor multiplicacion al genero
humano , y mayor repofo á las familias.
Háfe notado , que el numero de niños
que nacen de cada matrimonio es cafi fiempre*
Tom.XI,
D
coa

î6
Efpetfaculo de la Naturaleza.
con corea diferencia , igual al de las niñas : y
fi las guerras , los viages , los grandes , y du
ros trabajos arrebatan antes de tiempo baftan
te número de varones , parece que aun es ma
yor el número, que falta en el otro fexo, y
en edad (anejante , por la debilidad en el tem
peramento , y principalmente por los peligros
que experimentan las mageres , ya por razon
de los paitos, y ya por Ja alteracion que les
ocaliona fu leche milma , quando hacen , que
madres eftrañas crien y alimenten fus hijos.
Sin riefgo , pues , podremos fuponer el núme
ro de varones
y hembras , con corta dife
rencia , igual , y la balanza quedara fin torcerfe mucho, ni faltar el fiel à fu caxa. Su
pongamos que hay en la tierra cien mance
bos , y cien doncellas , y difeurramos , o ra
ciocinemos como fi no huviera mas al prefente. Lo que fuere verdad , hablando de efte
pequeño numero , lo fera tambien refpe£to de
todo el genero humano. En las alianzas que
pueda haber entre eftas dofeientas perfonas , o
nos podémos atener à la primera inftitucion,
o feguir las idéas , que fe introduxeron defpues. Veamos el bien , 6 el mal que fe debe
feguir , fi nos conformamos con las coftumbres de los Orientales. Veinte de eftos jove
nes , habiendo llegado , o por fu valor , o por.
fu induítria , à colmarfe de honor , y lugrar
los derechos, que les dio fu propria fuerza , o.
/el

.ь".
El Matrimonie,
гу
c\ confentimiento de los otros , defpofará cada»
qual contigo eres doncellas : y es.un rafgo de
mo.deracicm , y de condefeendencia en lemejante libertad , el no apropriarfe mayor nume
ro. De otros diez menos poderofos , y de efphèra fubakrena , tomara cada uno dos. Quedannos todavía fetenta varones , y veinte don
cellas que cafar. Siendo otros diez mas pobres
que los precedentes ; pero que puede mante
ner cada qual una muger , fe contenta con ella,
íín afpirar à mas : quedan fefenta hombres i y
diez mugeres , à quienes no fe tratará cafamiento , y unos , y otros fon mirados como efclavos , y que fe entregarán à una comunica
cion , y libertad defreglada. Gentes hay , que
tendrán efta diftribucion por baftantemente
jufta , fi la hallan util. Comencemos por la uti
lidad -, yo entro en ella por ahora : defpues paf/aremos à lo que pide la exacta jufticia , y la
fímple honeftidad.
La utilidad grande , que folicitan aquí los
fequaces de efta idea , es la miyor multiplica
cion de los hijos. Seg'an la experiencia de los
Orientales , que viven con tres mugeres , es
mucho tener tres , o quatro hijos de cada una.
Jacob , de quatro efpofas no tuvo fino trece
hijos : concedamos con todo eflb cinco en ca
da una , y ferán quince hijos de lastres mugeres : que los que fe cafan con dos tengan de ca-«
da una feis , que fon doce en las dos mugeres,

en

í8
Efpe5faculo de la Naturaleza.
en cada familia : y fe puede admitir que tenga
ocho de ella , el que tiene folo una muger. Las
demás, cuyo eftado no ferá conftinte, b la
mifma licencia les quitará abfolutamente los
hijos , ó tendrán muy pocos , y fin duda ferá
mucho , fi con el deforden de fu conduela pue
den confervar una leche pura , y llegar á criar
dos hijos cada una. Las cien mugeres, pues, del
modo que las hemos fupuefto diftribuidas , da
rán:
i°. Las 6o. que contraríen los C 6o. veces. .
io. enlaces primeros
"S
5 . hijos. .
O por zo.hombres,que contra- f 2.0. veces. .
xeron la union dicha
Efto es
¡

j

15......
300. hijos. .

x°.

Las zo. de los enlaces de f 20. veces. .
fegundo orden , darán
j 6. . . . .V\,
O por diez familias
r 10. veces. .

Efto es la fuma de

1 10. hijos. .

3° Las 1 o. del tercer orden. . f 10. veces. ,
*\
8. hijos. .
Efto es

80. hijos. .

El Matrimonio.
29
j ' 4° Las lo. cuyo eftado no fe f 10. veces. .
arregló
S *. hijos. .
Efto es
V
20
80
1 20
300. .....
1

1

v.
Total

5 10

'Es evidente , que en efta diíhibucion , la
mas numerofa pofteridad es de aquel que tie
ne tres mugeres , y la menor del que no tie
ne fino una : de donde parece que fe con
cluye , que la unidad en el matrimonio es el
orden mas contrario á la fecundidad. En buen
hora , que aparezca afsi.
Pero volvamos al punto á donde los cien
jóvenes eftaban promptos a cafarfe , y que de
las' cien doncellas , que Dios havia puedo en
la tierra , cada uno tomó la luya : efte es el
mifmo orden , y el mifmo cafo que el de
Adám , que no tuvo mas muger , que aque
lla que Dios havia puefto entonces fobre la
haz de la tierra.
Muchas de eíras mugeres tendrán diez y
ocho , ó veinte hijos , y aun mas : otras cator
ce, ó quince ; algunas nueve, ó diez, y otras me
nos. Qukémos de un golpe nueve , ó diez hi
jos á las que tuvieran mas , y no añadamos fino

$0
Efpettaculo de la Naturaleza.
dos , 6 tres á lis que tuvieran m;nos. Efh.
cuenta media llegaría á dar cola de diez , ó
doce hijos á cada una : limitemonos á nueve:
reduzcamoslos á ocho , para acercarnos mas
á la verdad. Las cien mugeres juntas tendrian
800 hijos por lo menos : lo qual da 280
hijos , y aún daría por ventura la mitad mis,
que en el cato de la polygamii , (aponiendo
por una , y por .otea pute que viven todos.
Afsi , aunque la pluralidad de mugeres pu
diera aumentar hijos en una mifma cata , como
un bien particular ; aunque no parece fer efte
el objeto de ciertos Philofophos imaginarios,
que intentan tal libertad ; pero al genero hu
mano le daría mucho menos , lo qual es
contrario á la nunifiefta intencion de Dius.
La Philofophía mifma conviene en general,
en que el fin del matrimonio es la multipli
cacion del genero hummo. Cómovpaesv fe
atreverá á levantar el grito contra la mono
gamia primitiva , y evangelica , que aumenta
tanto efta multiplicacion , y preferirá yá el
que fean comunes las mugeres , ó yá la plu
ralidad de ellas , pues difminuye tanto uní , y
otra el numero de los hombres?
Para cortar por el pié toda vani difputa,
notemos folamente , que muchas de eftas cien
mugeres, de lasquales tres , ó quatro tuvie
ran lolo un marido comun , no tendriin ja
más cada una otros tantos hijos , como ú cada
qual

El Matrimonio.
31
qual Cola viviera con Tolo un marido. Por otra
parte , aquellas que fuellen comunes , y en
tregadas á una libere id brutal , notoriamente
ferian menos fecundas , 6 absolutamente fe
quedarían eftériles , por razon de fu deforden. Efta es una verdad evidente , facada de
la experiencia comun , que cien mugeres ca
fadas fegun la cottumbre de los Orientales,
darían menos hijos al genero humano, compuefto de cien hombres folamente , que fi fe
huvieílen formado cien cafas , ó familias dif
untas por medio de la unidad del hombre , y
de la muger.
El interés genenl , el mas digno fin duda
del difeurfo , y examen de un corazon verda
deramente philofophico , aftegura hafta aquí á
la monogamia un motivo grande de preferen
cia. Pero además de efto , es precifo que fe
ayuden mutuamente los motivos , no fea que
efta primera ventaja fe halle deftruida con mu
chos , y muy grandes inconvenientes. No fe
puede juzgar bien del mérito , y de las in
comodidades de eftos dos eítados , fino por me4io de la comparacion de uno con otro.
Entremos defde luego en las Tiendas de
Lamech , y veamos como vive con fus dos
mugeres Ada , y Sella : él es el primero que
dio efte exemplo , y fegun parece pefaría de
antemano los inconvenientes , y meditaría las
confequenqias de fu nuevo empeño. Y hallo


EfpeB aculo de la Naturaleza.
acafo las ventajas que fe havia prometido, y
con que le lifongeó fu difeurfo?
Yo no veo en eftacafa fino diverfidad de
interefles , y pafsiones : Qué zelos , qué al
tercaciones entre las dos mugeres ! Q-ié ren
cillas , refpetos , idéas , y malignidad de inter
pretaciones para deiribarfe una à otra mutua
mente de la eftima , y corazon de fu marido!
Qué debates , y aun furores entre los hijos,
zelofos partidarios de fus madres ! Qué aflic
ciones , qué pleytos , y quexas para con Lamech í Teme fu propria morada , y en ella
todo lo vé en combuftion , todo es incendio:
cada dia hay acufaciones nuevas , y , o un filencio defdeñofo , y lleno de defigrado , o
llantos colmados de frenesí , ocupan , y hacen
refonar la habitacion. De Padre viene à parar
en Juez, y el remedio à que fe juzgo obli
gado es todavía mas funefto para él , que el
mal de que fe quería librar , pues no puede
concluir aquella guerra inteftina fino con la
muerte de los mas fediciofos , y culpados.
Por el contrario 3 la unidad del matrimo
nio , que ha fido contraído prudentemente,
defpues de averiguaciones , y feguridades pueftas en jufticia , y razon entre dos de un ca
racter mifmo , de una efphèra , y buena crian
za , trahe configo la unidad en los interefles,
la conformidad del humor , y penfamientos,
el fobrellevarfe uno à otro , el confejo mutuo,

ElMatrimonio.

la paz , y en una palabra , la mas dulce com
pañía , que fe puede concebir : luego la uni
dad en el matrimonio es incomparablemente
mas ventajofa , que la polygamia : al genero
humano por la propagacion , y a los particu
lares por la mayor concordia , y repofo.
Éfta verdad fe haría todavia mas fenfible,
fi á la defcripcion del eíhdo de los Polygámos
añadieíTemos la pintura de las infamias , y de
las infelicidades, á que reduxera necesariamen
te la pafsion al refto del genero humano, puefto en femejantes circunftancias. Concibafe defde luego la mitad de la fociedad ; cfto es , to
das las mugeres fin honor, por la defconfianza univerfil que fe tiene de ellas , aprifion.idaspor toda fu vida , y obligxdas á vivir per
petuamente con otras , á quienes les parece
. que deben aborrecer, y que tienen el motivo
mas eficaz para el odio ; y en fin , abandona
das como infelices captiva^ al capricho de un
pequeño número de brutos , que no pueden
aflegurarfe de efta odiofa pluralidad , lino á
fuerza de barreras , y centinelas.
Concibafe por otra parte la mitad de los
hombres reducida á renunciar las fabias le
yes de la Naturaleza , yá fea por la dificultad
de hallar una compañía honefta , y fiel , ó yá
por las precauciones violentas , que toman los
ufurpadores , para prefervar fus mugeres de las
Tom.XI.

E

inter-

54
EJpettatulo de la Naturaleza.
interprefas , que recelan de aquellos que no Ia>
tienen.
Pero yo ofendería la modeftia con la re
lacion de eftos horrores ; y fi la pintura fola
de ellos es efcandalofa , quanto mas contra
rio ferá el objeto mifmo , á la mftitucion del
Criador , y á las primeras luces , y fentimientos de humanidad l El Evangelio , pues , que
fuprimió eftos hurtos , y defordenes , reduxo
a fu primer eftado la fociedad.
Defpaes de efhs diferentes formas , que le
han hecho tomar al matrimonio , y que fegun los tiempos , y lugares , ha logrado al
guna eftabilidad por razon de los reglamen
tos diverfos de los hombres r hay tambien:
otras dos fociedades , en que no fe conocen
mas Leyes , que el capricho , y en donde no>
fe refpeta , ni el honor de las familias , ni 1»
El adulterio ventaja del genero humano : quiero decir,
sMoij.0t" " aquellas dos efpecies de comercio , que fe man
tiene , b con perfonas ligadas yá con el ma
trimonio , ó con perfonas libres de fu yugo.
Honrémos con el nombre de fociedad á eftas
alianzas fin regla , formadas a la aventura por
un apetito , y pafsion brutal , que todo lo re
duce , y convoca asi, á pefar de los gritos
de la razon , y del menofprecio , y ruina del
bien comun.
No trahercmos a queftion , fi el adulterio,.
y

ElMatrimonio.
57
y el comercio ilegitimo de perfonas libres des
figuran , y emponzoñan la fociedad 5 ni fi eftas
alianzas , puramente fortuitas , deshonran a
aquel , que debe fer la imagen de Dios en la
tierra , el obrador de todo bien durable , y el
apoyo del buen orden. No hay perfona , que
no reconozca en lo interior de fu conciencia,
que no es digna efta queftion de que fe trayga á difputa , fi yá no afecta alucinarfe con
raciocinios , que pueden paflar unicamente
por futilezas del amor proprio. Pero en fu lu
gar tocaremos otra , digna por cierto de exa-«
gitarfe , y cuya folucion lo ferá tambien de la
precedente : es , pues , faber , quien es mas con*
trario a la fociedad, y la hace mayor injufticia,
aquel que comercia con la muger agena ; 6
aquel , que por el trato con una perfona libre
impide el aíTegurar el eftado , y crianza de los
hijos por medio de un matrimonio legitimo.
Juzgamos con razon , y fegun el parecer de
todas las Naciones , que el adulterio es, defpues
del homicidio , el mas digno de caftigo entre
todos los delitos ; porque es el robo mas cruél,
y un ukrage capaz de ocafionar las muertes»
aílefinatos , y exceííbs mas deplorables.
La otra efpecie de comercio ilegitimo na
da lugar comunmente á tantas quexas , y ef«
candalos, como el adulterio. Los males que
ocafiona á la fociedad 110 fon tan claros , ni
ttahen configo tanta apariencia de males i íi
E z

bierv

3<£
EfpeEiaculo de la Naturaleza:
.bien no fon menos verdaderos : y aunque efti
culpa tiene inferior grado en razón de enormi
dad , es acafo el daño mayor , por las confequencias que fe la figuen : efto tratamos aquí
de vér.
El adulterio es cofa cierta , que es la union
de dos corazones corrompidos 3 y llenos de
injufticia , de dos almas , à quienes ha- hecho
baftardear la pafsion , y que debrian fer el ob
jeto de un horror mutuo , por la mifma ra
zon , que dos ladrones fe defprecian uno à
otro , porque fe conocen mejor. La. adultera
puede hacer fumo daño à los hijos , que pro
vienen del adulterio ; pues no hay que efperar
por lo comun , que los mire con aquella ter
nura materna , ni que los alcancen fus efectos
de parte de una muger , que no vé en ellos.
lino motivos de inquietud , y reprehensiones
de fu infidelidad. Tampoco hay que efperar
vigilancia fobre fu crianza , y coftumbres en
una madre , que perdió la quietud , y delicias
de la innocencia ; pero aunque eftos fean da
ños bien grandes , mientras el deforden eftà
fecreto al parecer , fufre poco la fociedad , los
hijos fe alimentan , y logran una. cfpecie de
crianza honefta. No paña afsi en el comercio^
pafíágero de perfonas libres.
Qual es en efecto el deftino de los atracti
vos , que previenen al hombre i Qual es el
ña verdadero de Los placeres ? Por qué , pongo.
por

ElMatrimonio.
37
í>or exemplo , pufo el Criador un fabor agra
dable en los mantenimientos, de que debe
ufar el hombre ? Por qué fe fíente movido co
mo de un poderofo aliciente , á converfar con
fu femejante ? El entendimiento , deftiruído de
placeres que le exciten , y encerrado en fus
averiguaciones , y difcurfos t pudiera olvidarfe de las necefsidades del cuerpo , ó defdeñar
la compañía , y cuidado de la íocicdad , á cu
yo fervido le deftinó el Criador. Pero para
evitar efte inconveniente , es el placer un ad
monitor eficaz , que conduce al entendimien
to al logro de fu fin ; conoced hombre el va
lor del tiempo , y el precio de la falud : y afsi
reduce el gufto de la converfacion , y de la
mefa á los terminos prudentes, y que juzga
abfolutamente neceflarios : Con que lejos de
gobernarfe por los atractivos , la razon mif„ ma los dirige , y los gobierna : en una pala-i
. bra , el atractivo mitiga el defdcn , y la ra
zon modera el atractivo.
Lo mifmo fucede en los demas alkientes,
y en particular en los que el Criador ordeno
en la fociedad conjugal. Ellos atractivos mi
ran al aumento del genero humano i y el efec
to ligue la inílitucion de la providencia, quando los placeres fe fujetan á una regla ; pero'
quando fon defproporcionados , y de tratos ir
regulares , fon como confequencias neceíTarias
la ruina de la fecundidad , y el oprobrio del ge-*
ñero humano.
Son

38

EfpeZlacuîo âela Naturaleza.
Son la ruina de la fecundidad. La razoà
es , porque las mugeres que defconocen fus
obligaciones , eftiman en poco la qualidad de
madres , y acafo eftán poco expueftas à lo
grarla ,pero fi les es contingente, ö las ame
naza , nada temen mas , que el fruto de fu co
mercio : nunca vén con agrado falir à la luz
eftos infelices infantes ; de modo , que parece,
que no tienen derecho à entrar en la vida. Se>
fiente , fe fufpira , fe vén en fumo embarazo
las. madres ; fe impide el que logren la felici
dad de vivir , con abortos y con remedios
mortales ; fe les quita la vida , quando apenas
llegaron à pifar el umbral primero de ella , 6
fe libran de la pefadumbre , dexandolos expueftos à la inclemencia : y fe introduce en
tre los padres , y los hijos un caos , que
los tendrá entre tinieblas , defconocidos , y
feparados para fiempre. De efte conjunto de
hijos abandonados fe forma una efpecie de
Pueblo el mas infimo , el mas vil , y defpre-,
ciable, fin educacion, y fin profefsion , ni hacienda. Nadie los protege , ninguno los cono
ce. La libertad fuma en que fe criaron , y en
que han vivido los dexa neceíTariamente fin
principios , fin regla , y fin freno alguno : mu
chas veces fe apoderan de ellos la inquietud,
el defaiîofsiego , y la rabia ; y por vengarfe del
abandono en que fe miran , fe entregan à los
mas funeftos , y perjudiciales exceflos.

ElMatrimonio.
39
:
"El menor de los males , que pudieran cauTar eftos amores ilegítimos , es cubrir h tierra
de Ciud . danos llenos de infortunios , que pe
recen , fin poderfe cafar , ó unir con perfona
honrada , y que no han traído fino males á
la fociedad , donde folo fe han dexado ver con
defprecio , e irrifion.
Nada es, pues, mas perjudicial, ni mas
""contrario á el acrecentamiento , y repofo de
la fociedad , que Ja doctrina , y el celibato in
fame de aquellos falfos Philofophos que fe efcuchan en el mundo , y que no hablan de
otra cofa fino de el bien de la fociedad, al
mifmo tiempo que arruinan fus verdaderos
fundamentos. Por otra parte, nada hay mas
faludable al eftado , que la doctrina , y el zelo de la Iglcfia , que no honra el celibato fino
en aquellas perfonas , que le abrazan por lle
gar á fer mas perfectas , y mas utiles á los
otros : que fe aplica á inculcar , y perfuadir á
los grandes , y a los pequeños la dignidad del
matrimonio , pira eftablecerlos en una fanta,
y honorífica compañía ; y que finalmente tra
baja con inquietud , y ardor por recobrar,
criar , é inftruir aquellos niños , que dexaba
abandonados una Philofophía brutal.
Qiié pide el Philofopho , que fe declara,
b por la libre comunicacion de Platón , ó por
el celibato de Epicuro ? Quedar eíTempto de
los cuidados , de los gaftos , acomodos , eíUble-

4Q
Efpe51aculo de la Naturaleza.
bjecimiento , y de toda pena , y trabajo qué
es lo pufino que decir , que lo hará todo por
el la fociedad, quando no hace él la menor,
cofa por ella.
Norehufemos efeuchar las razones deefU
fubJímc Philofophía. que vé m \s claramente
que la Iglefia , y halla que. reprehender en la,
revelacion. Los Sectarios de Epicuro no fe
creen tan inutiles : yo los he oído decir , que
nas alianzas no eran fiempre infruSt.iofas : que
era menefter fiempre en un eíhdo gente de
toda efpecie ; y que fi la Republica felicitaba,
por una parte Ciudadanos bien criados , c inftruídos, necefsitaba también tener quien ma
nejarle la efeoba , y la carduza*
Convengo en la equidad , con que quie
ren eftos Philofophos confpirar á que el na
cimiento , y educacion de los Reyes , y el de
aquellos , que ocupan en la Republica los em->
pióos, y lugares mis diftinguidos , deben fer
los felices frutos de el matrimonio , legitimamente contraído ; pero qué equidad es la fuya , quando quieren atribuir á fus obras , que
fe propague en el mundo la canalla, y hez.
del pueblo? Pretenfion femejante trahe no po
ca vanidad configo , é infiere mucha injufti-.
cia. Ellos fe aproprian una gloria , en que los
mas brutales , violentos , y menos Philofo
phos fe llevan la mejor parte : de donde fe
ligue, que la fociedad , que no ha creído jamás
deber

}
ElMatrimonió.
\
41
deber cofa alguna à ciegas., y defordenadaí
conductas , no fe cree mas obligada al agrar.
decimiento para con aquellas perfonas., que
fe atreven Д dar el .nombre de Philofophia à
fu defenfrenada , y bárbara libertad.. ] ; (. . : ¿
w, Хл experiencia enfena , que el. bien del
genero humano conviene perfectamente con
la revelacion , que pide la unidad , y lazo indifíbluble del matrimonio : pues fuprimiendo
çfta firmeza , y perpetuidad ^ fe uaprimenlps
afeólos mas honrados , el amparei , -y el abri-i
go mas durable , ia eftimacipn, la amiAad , la?
prudencia, y el exercicio de todas las virtudes,
con todos aquellos. focqrrqs; , ijue . perpetúan
eücazmente todos los eftado^^p. t от'зц :v.:J.r.
.-. Habiendo previfto Dios bsicon/equenciás. findet ы
ineftimables de efta union , facilito el cum*
plimiento de las obligaciones , y ayuda . de. dccidtu
hecho à la -confeçvaiçfoní ¿yt jlg&p fpjíz¡ cprjj mu£ r'
la diverfidad. de ^uali<kde5T qujî^^ufo.. en eh
hombre, yen.lamugef. Al hombre lerdi6
los honrofos titulos de Gefe , Gobernador , y
Defenfor de fu familia: y.para ponerle en eftado de hacer.àe%bmyia feliz.
py>àa(fr.
to de fu rrabajp у0упсщ ¡ht ^j¿át4bÍvk
proteccion , Je dio una eftat^ra -venmjfofa , un
ayre de mageftad , un temperamento robuf-.
to .-ViUna ^^^^-^^i^^^Àf^mífi
y ¿4sfЩ fe
ífo
fu niñez %^u4^lwpfajj„.llE^ &J№ft¡,V¿
Xom.Xl.

£

bu-

4.»
Efpeffaculo d¿ la Naturaleza.
bullicio. Defpues , ' yá que la edad viril maw
duró fus defeos , y pufo orden en fus ideas,
aparece un juicio fentado. Pero obfervefele
aun en aquel repofo aparente : Un fuego fecreto le confume : forma á golpe feguro un
proyecto , fi acafo no partio ya• á executarle : es como precifo á fu inclinacion natural.
eftár en todo , reparar en quanto fucede , no
tar lo que paíTa , y advertir como ván todas
las cofas : es neceíTano que mantenga la abun
dancia , y la feguridad en fu cafa ; previene
la intemperie de las eftaciones , y repara las
ruinas con que amenazan los edificios. Si in
te? r jmpe el trabajo con alguna diverfion , 6
algun juego , aquel le defagrada mas , que
pide mas quietud , y elige la carrera á pié , 6
á caballo : fon de fu gufto el juego de la re
quera , ó pelota , y fe divierte con ungularplacer en la caza , 6 en la'-pefca' : fu defeanfo
es el exercicio , y la accion es quien le forti
fica, y da vida. El hombre fe parece a las
plantas vigorofas , que perecen á h fombra,
fe fecan en los rincones j y folo faben vivir á
campo deftubierto-, y á cielo claro.- De efte
modo , fu gnfto , ftís diverfíones , y fu fcará&ár
univeifal le mantienen en una agilidad faludable , y le ponen en eftado de adelantar fus
bienes , y proíperar. fu hacienda i y familia ,'óJ
por medio de aria ' legitima defenfa , o por eK
de -uft trabajé (íoñfíántfe'^^frtívechofo. "
-'
i
El

.v.;. \--EJ MatrmimtnXr^S.
4$
i ?El deftino de la miagar ¡ es-fnilry.o'jvciifa ¿ y;
fus qualidades corrcfpanden Sentiblemente al
deíiino. Aunque á titulo de criatura racional
tiene derecho , como fu marido , y conxoutosi
do el genero humano;, al dopainiode b tierras)
pero con. íu bmi'Hp y foloi liehe: ekfégundoiafft
liento : es la fegündá perfoñade la cafa, eftá fujeta á fu marido, y es fu ayuda, y compañera;
pero es una compañera femejanre a¡ él: es dignx
de re/peto en Ja caía, tanto por fus:prDprrios./de^
rechos , como por: el poderí/que & ¡ inarido la
comunica , pero no ha recibido b mifma meJ
dida de fuerzas , y robuftéz , ni la mifma actU
vidad. Efta fué unafábu precaucioni,i.que mi?
tó á reducirla á menores cuidados , y á hacer
que tomaííe por fu cuenta'las operaciones in-'
tenores de b cafa , mientras el marido vela
ba , y trabajaba fuera.. Por hacerle a efte licm-i
pre amable fu compañía , y fu prefencia -agtaf
dable á Ia>fámilia j. ie dio- el Autor cartei üui^
2ura , y tantas gracias. Es obedecida, porque
agrada ; pero fi la dulzura , y las inclinacio
nes benéficas , de que eftá naturalmente dota*
da la muger, fi fu' exterior reflecte. dei "interior*
fr rebofa de adentro la apariencia hémiiG>fa¿ Cort
que fe manifiefta por fuera , y fi fe vifte de un
Caracter naturalmentefeñoríl , entonces e& obe- "."
decida perfeverántemente , íiofolo porque agían
'fi*10 porquefe .la-r dbfcfóp y y íiprcciai^-fi nii» ¡
- :< ¡- rEi tono
' ¿

friátid© es mis do'minan^é-, . y
F 2

ref-

.

.*-'

Щ,
Efpeftaculo de la'Naturaleza.
tefpetofo que el de la muger ; pero la autoridad
de la muger no fes menos provechofa , ni me
nos eficaz. Exercita efta autoridad continua
mente , y la hace utiL, unas veces por el exac
to conoriimiento que adquiere de las mayores
menudencias de laicafá ,ly r.por la ¡ñecefsidad
perpetua que tiene la familia de fus luces ,. y
otras veces por el acierto de fu parecer , y
confejo, o por la moderacion de fus avifos,
y amoneftacioñes y en tal .». o tal ocafion»
tambien fu difsimulo ^ y filencio e&.ptovechofo. Aun fus lágrimas ayudan à fu autoridad,.
pero fu poder mas infalible es el que le comunica;fu; -dulzura y fu virtud. .. -ni
. .
-í- KLahermofurai, gracia,: y delicadeza, que
hacen à la muger mas fedentaria i, y retirada,
no la difpenfan fino de los trabajos que piden
mayores fuerzas , y de los afanes mas duros,
y fe creería deshonrada , fi fus atractivos , y
fu defeanfo hiefeflen !de ella un Idolo fin ufo
de pies , y manos , o una fea divinidad , pre
parada fiempre , y fiempre en parage de reci
bir 'incienfos , cultos ,. y.homenages. Al rao¡!&li^$ttüáp.-á^Q&;h&\Qígs ' del gobierno,
foro a taaib ien. fobré . sí los afanes , y el cuida
do : y aunque fu actividad , y jornadas fe en
cierran en efpacios; muy limitados, y miran
los- pbjetoscraa&ipequeSosrir.çQn-r,todo eflo. fus
ocupaciortesj fonr ccíatiflgaisi, jys contin«amqnp&
necefiarias. Cuida.de las compras diaras {, ar

ElMatrimonio.
45
íegla los falarios , las pagas , las raciones , \a
diftribucion , la buena crianza , el ceremonial,
y orden de la cafa. Su prefencia lo alum
bra , aclara , y anima todo , no fe le huye
à fu penetracion la menor falta , aunque no
fe quexa de todo lo que advierte reprenhenfible , baftale que noten , el que fu filencio no
es efecto de eftupidéz , ni defcuido , lino
de retentiva , y prudencia. De efta mane
ra mantiene la cafa toda pendiente de fus de
terminaciones , y juicio. Configue que fu.s
quexas , y advertencias, cuya fuerza le dil-minuye , y embota quando fon demafiado fre
cuentes , hagan , por fer muy raras , una imprefsion util , fiempre que las hace. Su infpeccion , aunque apacible , y fin afectacion algu
na , mantiene en fu deber à todo el mundo , al
mifmo tiempo que fu paciencia la hace tan
refpetable , que fe vé obligada à endulzar con
un femblante rifueño , y con fu naturalidad,
y humor, fiempre benéfico , dulce , y amorofo , lo que podia tener de auftéro , è incomo
do una vigilancia continua.
Aunque el orden , la limpieza , y la paz,
<jue eftablece en toda la familia , y habitacion
fon cofas tan eítimables , y ventajas por sí
mifmas naturalmente dignas de todo aplaufo;
no obftante , la muger tiene otra mira , di
rigiendolo todo à un fin mas importante , qual
£s la fatisfaccion de fu marido. Ella quiere mas
que
I

¿f6 .
EfpeBaculo de la Naturaleza.
que todo, que en entrandpeíb ieVfii cafa¿
tlefpues del trabajo del dia , .pueda feritarle , y
defcanfar libremente , no para oir quexas , ni
efcuchar, ó juzgar procellos , mas íaílidjofos
para él , que los mas duros trabajos. Toda
lo halla arreglado a fu vuelta , yüia amante , y!
culdadofa muger quiere , que con : él buen or
den encuentre tambien la tranquilidad , y ale>,
giia , no hallando otro medio mas feguro pa-i
ra hacerle amable fu cafa. En la' nectlsidad de
elegir entre una economía , la mas arreglada,
y una calma , y paz inalterable , le dá fiempre á efta la preferencia , no parandole tal
vez en algunos menudos intcreftes , y pequen
ñas perdidas , por mirar la paz , y el fofsiego
como la mayor ganancia de todas.
. Quando alguna jufta , y racional neceffidad la obliga á informar al dueño de la cafa,
b de un neeocio serio , b de un accidente, b
•novedad , que es preciio llegue á fu noticia*
fe apodera de las avenidas , y cierra los con
ducios del mal , impidiendo que alguna lengua
imprudente le anuncie fin diferecion aquel ne->
gocio , que puede turbarle el fofsiego. Efta
prudente , y fabia muger prepara á fu marido
á efcucharla fin defazon , le infinúa que no
fe altere , y que conferve abfolutamente la
paz , por penofa que fea la noticia que le dé:
no lelamente endulza la amargura , fino que
deípues de haber dado el tiempo necefTario para
re-

El Matrimonio.
47
reflexionar lo que conviene hacer en aquel ca-*
(o , y para que fe tomen las medidas condu
centes , fabe hacer una diverfion futil , y dieftra , de modo , que infenfiblemente le faca de
aquella converfacion lugubre ¡ y de repeticio
nes inutiles. Tuerce la plática , y lleva el difcurfo á objetos proximos , y de menos aflic
cion : ocupa fu efpiritu , y divierte fu entendi
miento con otras necefsidades. De efta mane
ra, por la diferecion con que maneja el dolor,
y ocupa poco a poco el penfamiento de fu
marido , diftrahe de fu imaginacion aquella
penofa idéa , que le pudiera ,fola, fer mortal,
y reftituye infenfiblemente á fu roftro la fere-J
tildad , tan neceflaria al hombre , como la mifma falud.
Aunque fepa variar con prudencia la con
verfacion , no varía el genio , y fe queda fiempre ufual , y fiempre dócil. La abertura de
corazon, y el candor la fon infeparables ; pe
ro efta franqueza de alma no la conduce jafnás á introducirfe en toda efpecie de queftiohes I-, Ty menos ' ernpléa el arte peligrofo de
obligar al rriarido á que d:ga lo que tenía
determinacion de callar. Detefta una indigna
futileza , propria fokmente para turbarlo to
do ¡í y de poner la cafa en conibuftion. Lejos
Se maniíéÜáife ildefcohfiada 'con.: un empefré
áfanofo , y 'deíafítiííega'do de' fáberlo todo ¿ 4
¿on la libertad indiícrcta de • criticarlo , he le
; s- *fl
dexa

EfpeBaculo de la Naturaleza.
dexa percebir en sí mifmo lino una fola pafíion , que es dexarle libre , teneile contento,
y hacerle feliz. Efte defeo que fe defcubre en,
toda fu condu&a , y que anima. igualmente
fus precauciones , fu lilencio ., y fus difcurfos,
hace fu compañía verdaderamente amable , jr
deliciofa. El marido es feliz , porque fe quiere
seria , y univerfalmcnte que lo fea ; no fe vé
mortificado con réplicas, con refoluciones con
trarias, ni con ceníuras , del modo de procede?
con que vive , y fe maneja. Si el marido labe
quanto vale un caracter de efta efpecie , y una
muger femejante correfponde con atencion , y
cuidado: cómo podrá comprehender. el thft.
foro que polfee , quando á pefar de las moda
les mfticas , que tal vez ufa , de las diftracciones , que pueden traher configo el ayre de
menofprecio , y de los legítimos motivos de>
quexas , y fentimiento en la muger , encuen
tra en ella la mifma igualdad , y una ferena , y
conftante alegriaí
...
El corazon excelente de fu efpofa fe de-,
clara todos los dias con nuevos rafgos á qual-*
quiera prueba que venga. ; y fu ¡ inalterable dul
zura adquiere con Ja duracion un nuevo mé*
rito , y grado de eftimacion en el concepto,
que va formando fu efpofo. El tiempo, y la
coftumbre, que debilitan el gufto fenfib'Je de
la poíTefsion , no . firven fino para convencer
con mas evidencia la felicidad que goza ; el
hora-

El Matrimonio.
49
Tiombre con femejante ventura , reyna en fu
cafa , y nada vé en ella , que no vaya en or
den j nivelado con fu gufto , y aun mucho
mas allá de fus defeos. Ala aficion, c induftria de fu efpofa debe aquella prompta obe
diencia en todos , aquella agilidad , y alegría
con que le firven , y que logre en fu cafo
una verdadera foberanía. Donde hallará , pues,
el hombre mas diferecion , mas folidéz , y
menos eípinas , junto con tanta obediencia?
Ello es afsi , que la efpofa , á pefar de las opoticiones , e impedimentos mas grandes , viene
a fer el objeto de una eftimacion fincera , de
un amor sólido, y por fin la depofitaria de
todos los penfamientos de fu marido. El tiem
po folo faca á luz todo el mérito de la pacien
cia , y de un corazon conftante , y fiel.
El agaíTajo , y dulzura , bien lejos de
envilecer , o degradar á la muger en los ojos
de fu marido , la fublíman tarde , 6 tem
prano á que logre el primer afsiento en fu co
razon , y el primer lugar , que de derecho no
la pertenecía , en la cafa , pero para hacer
efte dominio eftable , y util , le guarda la mu*
ger muy bien de apropriarfele : no ufa de él
fino para aíTegurar al Padre de familias la fubordinacion , y el refpetp , y á la familia mifma el buen orden , y el repofo : ventajas de
todas maneras apreciables , y bienes dignos de
fer bufeados fobre la tierra J Pero como la adTom. XL

9

fo
Efpettaculo de la Naturaleza.
quificion fe le debe á la dulzura de la Madre
de familias, la ruina fuera infalible , fiendo
imperiofa , ó fi huviera intentado con quexas
amargas , y con voces defcompafadis la obe
diencia prompta de lo que manda , y que no
fe da fino á un buen juicio , á una natural dig
nidad , y á una tranquilidad ferena.

LA EDUCACION.
CONVERSACION TERCERA.
QUando el Cielo bendixo yá el matri
monio con una fecundidad feliz , nue~ vos fentimientos , y afe&os animan
tambien la conducta del padre , y de la ma
dre. Efta mira á fu hijo , fe une al fruto de
fu vientre por medio de los lazos de un amor
tierno , y proprio , para hacerla vigilante , y
fuavizar fus trabajos. Efte infante que la perfigue con llantos , que llora , y le quita aun
«1 repofo de la noche , parece que la havia
de fer un fuplicio ; pero lo que fe ama fiempre agrada , y no hay aficion comparable á la
que el Criador ha puefto en el corazon de
flna madre. La menor feña de apacibilidad , la
mas leve íonrifa del niño , que los demás aun
lio la advierten , penetra. a. la madre de una ale-.
' : ' ..
• .
§ria

* «
La Educación:
fi
gria inexplicable , y la recompenfa ampliamen
te toda fu folicitud , y afán.
El amor del padre es mas tranquilo ; y íl
fuera tan fenfible , y tierno como el de la ma
dre , no habría quien le arrancaíTe de fu cafa,
con perjuicio de interefTes , y negocios , que
le llaman á otras partes. La ternura materna
le aíTegura fuficientemente de todos los cuida
dos interiores , y de la folicitud neceíTaria. El
hombre figue fus tareas acoftumbradas ; pero
aunque menos exterior , no es menos eficaz,
y activo el amor del padre : á medida que la
familia fe aumenta , redobla la vigilancia , y
cuidado ; nuevos motivos alientan fus esfuer
zos; fe regocija de mantener actualmente en
fu cafa una abundancia honefta , y una me
dianía honrofa ; fe lifongéa de proveer con
tiempo, y poner la mira en los eltablecimientos futuros : de modo , que por la actividad
de fus trabajos íe puede juzgar muy bien la
eficacia del amor paterno. Todos los adelan^
tamientos del infante vierten en el corazon
del padre unafecreta alegria , que fe brujuléa s y
defcubre algun tanto , quando el niño empie
za á andar , y á afirmar fus paitos , que file a
las claras ya , y fin difsimulo á los primeros
trepúfeulos de la razon.
A pefar de la viveza , é impetuofidad , que;
firvepara defentumecer la infancia, y que ha
ce al niño que foto dexe un juego por otro,
G i
la


EfpeSfaculo de la Naturaleza.
la alegría de la madre no la impide difponéí^
le fuavemente a la práctica de fus obligacio,
nes con una buena enfeñanza. La mageftuo-"
fa reprefentacion del padre le imprime el refr
peto , detiene los desaciertos , 6 los previene,
y confcrva en todo el orden , y rectitud. Los
niños fon felices en experimentar cada inflan
te la atencion , el focorro , ó caricias de la
madre , y en recibir fin intermifsion nuevos
dones del amor paterno ; pero fu mayor feli-r
cidad confifte en conocer á quién fe lo deben
todo , y honrar en retorno á fus bienhecho
res. Imprimefeles con cuidado efta atencion,
y conocimiento , que ferá el freno mas proprio para moderar fus defeos ; entendiendo ai
mifmo tiempo , que la Religion los arregla , y
los dirige : algunas veces fe les admite a befar
aquella mano , que los llena continuadamen
te de bienes , y no vén por todas partes fino
penalidad , y trtfteza quando el padreólos pro
hibe fu prefencia , y los dcftierra de sL
,
A medida que la edad los fortifica , fu rek
peto , y reconocimiento vá creciendo como.
fus años , y llegan á fer los mas tiernos , y
mas feguros amigos de fus padres , y no po
cas veces fu báculo , y fu fuflento. Pero vea
mos mas de cerca por qué grados , ó con qué
precauciones obra todos eftos bienes la proyidencia. t > ... .:'• • .
., •
.
,• -Efta es fin duda quiennone enlas manos

La Educación;
Bel padre aquellas comodidades , y prov^fioBes , fiempre nuevas , que cada año , y cada
dia traslada à las manos de fus hijos. Ella es
una providencia tan fenfible , que llena no
che , y dia el feno materno de un licor pro
porcionado à la debilidad del infante , y la que
à efte niño fin experiencia le dà induftria para
pedir con lágrimas , y apretar con anfia aquel
pecho, que provee folo todas fus necefsidades:
pero eíta providencia , que la edad , y la ra
zon defeubren , fe efeonde à los ojos de la in
fancia , que no los levanta fino hafta aquella
mano , de quien todo lo recibe immediatamente. Dios le mueftra , fegun fus defignios,
las liberalidades paternas , fin dexarles todavia percebir las fuyas. Parece que es taréa , y
premio fuyo hacerle amables à fus padres , por
que fon Lugares-Tenientes fuyos , en quienes
defeanfa , para la execucion de los intentos , y
determinaciones que tiene. No folaraente quie
te el Criador aflociar à los padres en aquellas
operaciones , con que alTegura la vida , el veftido , el mantenimiento , y el cultivo de la
razon à la familia que nace ; fino que , en cier
to modo , les referva toda la gloria de la edu
cación. Y efto es en lo que , además de fu tffencia , defeubre el hombre fer verdaderamen
te imagen de Dios , cuya inteligencia imita,
variando los movimientos , y determinaciones
çonibrme al modo con que quiere difponer los
euer-

^4,
EJPettactth de la Naturaleza.
rue^pos de fus hijos , y las ideas , -y r las incli
naciones , que pretende infundir en fu efpiritu.
si la maáre
No dexémos la tierna infancia , fin decir
po^eent»- una palabra a cerca de la célebre queftion, de
Lijo , pya li las madres eítan obligadas a criar a los ntcne" ños por sí mifmas ; ó pueden , fin perjudicar
fu conciencia , ó el bien de los hijos , entregar
los a otras mugeres , óanns , que los alimen
ten , y crien.
Los que no han fido nunca cafados , tie
nen efta queftion por eftraña , y afirman, qje
es perjudicial á la razon , y que no debía ponerfe fiquiera en duda , ni dilputarfe : que no
hay fino una enfermedad declarada , ó alguna otra necefsidad abfoluta , que pueda difpenfar a la madre de alimentar á fu hijo con la leche , que ha recibido para el.
• . • '
Por otra parte , los padres, y las madres
creen tener derecho para juzgar de otro modo.
Yo expondré aquí las principales razones que
fe alegan de una , y otra parte , á fin de dexarle á Vm. Cavallero mio , el gufto libre , para
que pefadas unas , y otras pruebas , elija la par-te mas racional , y neceííaria.
El amor materno es obra de la providen,
cia , la qual no inípira á la madre aquella pafflon viva , fino para aiTegurar mejor la confervacion de fu fruto , y con la dulce fatisfaccion,'
que experimenta criandopor sí miíma á fu hijo,
en-

La Educación.
f?
encuentra el interés duplicado , quiero decir,,
la falud propria , y la. del infante tierno que
alimenta.
Efte licor admirable , que nunca abunda
en los pechos de la madre , fino quarido ya
ha entrado el niño en el mundo , y le pide
con llanto , y lágrimas , puede venir á fer
mortifero para la madre , por falta de falida,
y retirandofe á lo interior , eftancarfe , y cau
sarla , por Jo menos , una peligrofa calentura,
quando ella entregó fu fruto , para que manos,
y pechos agenos le alimenten : y como quiera,.
poco , ó mucho , fiempre halla caftigo la ma
dre por aquella eípecie de dureza , y mal trato,
que parece hacerle á fu hijo.
Por otra parte, hay una proporcion natu
ral entre la leche , que fu propiia madre le miniftra al niño , y la fangre , que corre en las ve
nas de efte ; lo qual hace que le lirva de ali
mento faludable , y fiempre mas provechofo,
que otra leche eftraña , y alimento eftrangero
a fu complexion, y humores. La madre es ver
dad tardará mas tiempo en dar a luz otro fruto,
porque una preñez nueva llama la fubftancia
á lo interior- para alimentar el feto , encani
jando, y arruinando la falud de aquel que
tiene en los brazos : pero no obftante que efte
inconveniente parece que difminuirá las po
blaciones , fe puede aíTegurar fin íiefgo , que
aunque es verdad , que dará meónos a luz, k*

rt¡&

Efpeftaculo de la Naturaleza.

es tambien el que fe confervarán mis , pof><
que los hijos ferán mas robuftos , eftarán me
jor proveídos de todo, no fiendo pofsible que
fe encuentre quien fupla adequadamente el amor
materno. Añadamos à efto el que un niño
criado por fu mifma madre fe vé querido muy
de otra fuerte , y con mas intenfion , y ter-.
nura : y los focorros de toda efpecie , el auxi
lio continuado , que nunca fobra en la delica
deza fuma de aquella edad primera , crecen z,
medida del amor , que toma à fu cargo efta
afán.
Nada es capáz de compenfar el tierno amor
de las madres , y el de las amas no pafla de una
endeble imitacion , pues jamás es tan vivo , tan
cauto , y tan cuidadofo ; y no pocas veces con
una infidelidad , conocida tarde , y cuyas confequencias fon tan infelices , como frequentes,
vienen à fer madres , habiendo prometido el fer
folamente amas : Eftas pocas palabras encierran:
muchas verdades.
.
- . ¡
Por el contrario , los que fe declaran por
el ufo que prevalece tanto , de bufcar amas de
leche , afirman , y trahen en favor de fu opi
nion fer innegable , que fe vén perecer muchas
madres , que feria factible librarlas , fi fe entregaíTen fus hijos para que los criaflen otras , y
en efto convienen todos ; y que es mucho
mejor , añaden eftos , exponer los hijos à un
riefgo , que dexarios fin madre , amenazados

La Educación
ff
3e una infinidad de peligros. Por confequencia neceflaria de el modo , con que fe
crian las doncellas en la mayor parte de nueftras Ciudades , fucede , que no llegan à fer
madres fin peligro ; y fi crian à fus hijos,
viene à fer extremo , y evidente el rifego.
Comparaciones hay , que trahen configo mifmas la prueba. Todos confeflarán , que le
fucede 4 una doncella criada à la fombra , y
con defcanCo , y regalo en fu camarín , ö en
fu quarto , lo que à las plantas , cuyas hojas
fe quieren poner blancas atandolas , y pri
vandolas del ayre. Las damas de todos efta-<
dos , por razon del poco ayre que toman , yi
del cali ningun exercicio que hacen , fon de
un temperamento tan delicado , que folo
criar un niño baftara à acabar con ellas , y
à él le feria infuficiente el alimento. Si nofotros folicitamos que las Madres de familia
rengan recurío à otra leche , no es por au
torizar fu delicadeza , ni por dexarlas en ef-'
tado de entregarfe al juego , à la diverfion , à
las delicias , vanos entretenimientos , y com
pañías incompatibles para una feñora con un
niño en los brazos para criarle ; fino que
folo fe intenta un alivio , que infpira la pru
dencia , y enfeña la economía , y aun nos
atrevemos à decir , que la necefsidad, mas que
la delicadeza , ö una indulgencia , y alivio
condefcendiente nos obliga à efta opinion.
Tom.XJ.

H

5" 8
Eß>?t"laculo dela Naturaleza.
No pretendemos , profiguen , fino efeuchár
la voz de la Naturaleza , y feguir el interés
de la fociedad : nueftra intencion no es otra,
que procurar à nueftros hijos un mantenimien
to fano , y abondante , y comunicarles con
la leche de una payfana robufta , y de buen
caraíter , algun tanto fiquiera de aquel tem
peramento fanifsimo que ella tiene. Por otra
parte decretos feveros , y arreglamentos fábios
nos refponden , y aíTeguran de la conducta
que tendrán las amas : y de efte modo las
madres , los hijos , y el eftado fe encuentran
con muchos focorros , que nofotros hallamos
en la práctica moderna.
'
Vms. que fe oponen , y nos prueban muy
bien a que la intencion de la Naturaleza es,
que la madre quedió el fruto le alimente, y
lleve à fazon , no prueban otra cofi , fino lo
mifmo que concedémos. Unos , y otros con
venimos en otra fegunda verdad , y es , que
no debe haber recurfo à las amas , fino en
una necefsidad exacta , y clara. Afiadámos to
davía una cofa que es muy cierta , y es , que
el fuplemento no dexa de fer innocente por
haberfe hecho comun. Nofotros folicitarémos
con Vms. feñores , que aman el celibato , y
aborrecen que las madres trasladen д otros
brazos à fus hijos , el que no Lo executen
afsi , y los crien por sí mifmas ; pero para.
reformar U libertad , y gafto que eftas tienen,

La Educacion.
fo
de ' aíTalariar una ama, comenzad por refor
mar la educacion univerfal ; confeguid , que
las doncellas nobles fe acoftumbren á andar
al ayre libre , y á los trabajos de el campo,
como lo executan las Aldeanas. Haced con
vueftras propueftas , y reprefentaciones , que
el publico fe convenga en adelante ; ganad
el pleyto , y confeguid , que todis las folteras fe empleen en un trabajo sério ; que los
cuerpos fe enfeñen á llevar cargas pefadasj
que fe endurezcan al frio , y al calor ; y que
refiftan á las mayores fatigas. Procurad á
todas la educacion , que tuvieron las hijas
de Bathuel , y las de Labán. Entonces podrán,
Vms. feñores Reformadores , poner fu re
gla en vigor , y fuprimir excepciones , que
no hacemos el gafto por cierto fino es á mas
no poder. Eftamos muy perfu adidos á que las
madres de un temperamento robjfto no de
ben dudar de efta obligacion ; pero quifieramos
ver en las Ciudades el vigor, y la fimplicidad,
que miramos con envidia en los Campos , y
en las Aldeas.
Bien lejos vivimos de efto : pero fupueíU
la debilidad de nueftros cuerpos , y aun coftumbres , juzgamos fer una política laudable,
y aun nos atrevemos á decir , que chriftiana , el aflbeiar las mugeres de los Lugares,
y Aldeas , á las de las Ciudades en la prime
ra educacion , con la robufta crianza de los
..j
H z
hijos,

£o
Efpeftaculo de la Naturaleza.
hijos , que es el primer fundamento dela fo*
ciedad. Supuefta la buena eleccion de las amas,.
íe eftablecen lazos , que unen eftrechamente>
las familias acomodadas con las mas pobres.
Todas las riquezas , y aun los focorros de la
charidad eftán cafi encerrados en las Ciuda
des. Las Aldeas envian a eftas lo mejor que
recogen de fus frutos , y como carecen de
pvoprios , y bienes raíces , aquello que les va
le lo qus conducen á las Ciudades, no les aU
canza para mantenerfe : pero efparciendofe los
hijos de la Ciudad por las Aldeas , y Villages
circunvecinos , efparcen tambien alguna plata,
que hace reynar la abundancia , en donde folo
fe veía antes una laftimofa miferia.
Entre los habitadores de las Ciudades , y
los de las Aldéas no fe halla de fuvo fino una
indiferencia fuma. En muchos mefes del año
fe vén los Aldeanos deftituídos de trabajo,
que los focorra ; pero fiandoles los Ciudada
nos las prendas que tienen mas amadas en fu
cafa , logra dos ventajas principales la fociedad , porque fe focorren , y alivian las Al
déas , cuyo feliz eftado , y abundancia fon la
primera raíz de la profperidad del comercia
interior de un Reyno , y fe aíTegura una bue
na; conftitucion á los niños , que defeaecerían en los brazos de fus madres. Todos los
dias los vémos volver de fu crianza con los
mas bellos colores i y de diez que diez ma

La Educacion:
6i
3res , criadas delicadamente , tomaron el cui
dado de criarlos por sí mifmas , fe hallarán fin
duda ocho , cuya crianza es menefter que
abandonen las ocho madres en mitad de la
carrera , para falvar la vida de las madres , y
los hijos. Guardemonos , pues , de atajar , 6
romper los conductos de la fanidad , y los fo
conos mas ciertos de las Aldeas.
No vemos efectivamente otra cofa cada
dia , que venir efta buena gente á las Ciuda
des con la gloria de haber criado y y de con
ducir á ellas un niño , aldeano , bien mante
nido , rollizo , y grueíTo , y que con un licor
abundante , y fano , vuelve medio campefino
áfu cafa. El marido de la ama que le crió es
fiempre bien recibido en la cafa de fu Señor,
fe le ampara en todas fus necefsidades , y fe le
prote ge en todos fus negocios , encomiendas,
y accidentes. Eldia que viene la ama de leche,
es fleíta para toda la cafa , entonces es ella
quien manda. La Madre de familias , que no
tiene ocafion , ni necefsidad de recibir algún
bien de fu pequeño infante , fe regocija, y
complace de que por fu medio -fe vea protegida
aquella que la reprefenta. Efta ternura fe per
petúa , y eíhblece entre los hijos de una, y otra
madre , que fe alimentaron de un licor mifmo , concediendoles la leche una hermandad,
que no permite , que alguno de ellos viva en-:
tre penas , ni fe vea en trabajos^

6i

Efpe6faculo de la Naturaleza^

LOS EXERCICIOS
DE LA INFANCIA. ...
t
\
CONVERSACION QUARTA.
L cxemplo , y cuidado del padre , y de
A1 la madre es á quien deben los hijos fus
primeras idéas , fus modales , y comunmente
las inclinaciones. Tambien el cuidado , y pfi-i
ció de la madrs , encerrada fiempre en lo in
terior de la cafa , comunica , é infunde en la
infancia, que eftá continuamente áfu viíh, un
exterior agradable , y un fondo de buena , fin
ios fundar•
i ' • j
f
memos de cera , y compalsiva voluntad , que vaya íiem
la Política. pre delante de las necefsidades agenas , previD
nieri*
(*,) Aqul tomamos ta POLITICA «o fegun k multitud de acepciones que
tiene; yi comprendiendo la primara parce de la Moral , en quanto mira al gobier
no^ buen orden de los Eftados; yá denotando la conduela particular de cada mío
con fu familia, 6 ya íigmficapdo la re£rva,cautela,prudencU,circun(peccion,y íi- ¡
lenpio con que fe procede en los negocios de eítado , y conléquencia : La serp
eara , pues , en que tomamos aqui eile nombre de Política , es en quanto ligní
tica una eípecie de buena crianza, modeftia.noble apariencia , J móio de prefenj-.
tarfe con un ayre magefluofo, cortés, y feñoril ; eltendiendofe tambien i la urb,*
nidad,trate civil, propriedad, y cultura en el hablar, con otras habilidades, y u'os
cavall erofos. Eira prenda, ó virtud modera la ruíUcidsd.la defcorteíia.la altivez,
el íilencio defdeñefo.o fatuo.la familiaridad ridicula , 6 licenciofa, de modo, que
parezca el hombre en lo exterior, coma debe kr en lo interior, haciendo confia
ras, y agradables las virtudes. Lat. ORBANITAS, COMITAS , MORUtf.
ELEGANTIA. leal. PULITEZZA , CIVIL1TA , URBANITA , CORTESIA.
Véanlos Bjcciou.&Trelw^
- ""

Los exerciclos de la infancia.
6*3
mendolas para el focorro. Sabe reprimir los geftos , y movimientos extraordinarios , las accio*
nes rufticas , y grofleras , permitiendole al mifino tiempo á fu pequeño pueblo aquellos jue
gos , y voces , que parecen fuera de tiempo,
por darles algun defahogo. Sus cuidados , a
los quales hace fiempre amables la fuavidad,
y dulzura , y la perfeverancia indubitablemen
te utiles , poco a poco , y cafi fin hablar pala
bra , configuen el que fea mageftuofo el ayre,
y poftura de la cabeza , la fituacion de las efpaldas fin fealdad , la rectitud en el modo de
andar fin prefumpeion , y toda la apariencia
del cuerpo graciofa , y noble.
Conoce muy bien la madre , que la recti
tud del cuerpo , y la mageftad vienen promptamente-como confequencias de las lecciones, y
el arte , y mas quando fabe añadir á todo efto
modelos tan fenfibles , y juntarle tanta gracia
á fus advertencias , y correcciones , que todo
fe les llega á hacer facil a fus hijos con lacoftumbre fola , y con la imitacion. Por bien difpuefto que fea el cuerpo del hijo , y de la hija
para recibir todo el ayre , y difpoliciones que
le haya querido dar , aun no queda la madre
fatisfecha , fino quando efta elegancia , y poftu
ra artificial , no parece mandada , ni rerlexa,
fino que fe manifieíh , y la confervan quando
eftán á: fu libertad , y aun en la mifma negli
gencia , y olvido natural.
Pero

€4,

Efyetlaculo de la Naturaleza.i
Pero fabe muy bien la madre , que à medî-i
da que fe empiezan à defcubrir las primeras lu
ces delà razon, ha de bufcar ocaiîones para
introdu cirle por medio de dulces documentos
en el corazon de fus hijos , trabajando en co
municarles alguna cofa mejor que la exteriori
dad , y apariencia. Sabe , que un exterior fuavizado con la cultura , no es muchas veces fino
una mafcara , apta folo para alucinar , y llevar
nos al engaño , fi con aquella gallardía, y her-j
mofo fobreefcrito , fi à aquel ayre elegante , y
apariencias de refpeto hacia los otros , no aña
de un defeo verdadero de obligarlos, y fervirlos. Sabe , que la verdadera politica eftá en
el corazon , o no vive en parte alguna : que
es la fuente , defde la qual corre , y fe eftiende hacia las demás partes , brillando en to
das las acciones ; y que quando la mano , la
vifta , la lengua , y todo el cuerpo minifieftan
à los otros , y les dan teftimonios de una
voluntad fincera , que les falta en la reali
dad , lo que fe llama politica , no es fino una.
pura reprefentacion , o entremés, fi yá no es
una oculta trayeion , y verdadera perfidia.
Como confequencia de efta perfuafion , defpues de haberfe aprovechado de la docilidad
de la niñez , y ternura de los años para el ma
nejo de los organos , è imaginacion , en or
den à la buena crianza , práctica , y trato de
la fociedad , fe aplica mas intenfamente à
infi-

Lös exercirios de la infancia.
Сj
Infirmar en fu razon , que empiezan yà à ama
necer todos los principios de una verdadera
dulzura , y de una humanidad la mas oficiofa:
pone lingular cuidado en repetir à fus hijos , è
inculcar prudentemente, enfeñandoles de cien
modos efta verdad importante : Que todos los
hombres , que viven en nueflra compañía , o
cerca , y aun los que viven muy lejos , tra
bajan eficazmente por hacernos felices a noso
tros. De /lierre , que no hay hombre alguno
en el mundo, à quien no debamos amor, y
reconocimiento : que aquel que abate fu cuello,
y encorva fus efpaldas debaxo de las mas pe
tadas cargas , es tan eftimable por fus fervicios,
como el que nos defiende à la frente de un Exercito poderofo : que no hay cofa menofpreciable , fino los hombres , que nada hacen por
los otros -, pero que en el buen régimen, y
diftribucion de nueftro reconocimiento , es
preciio honrar mas à aquellos , que elevó Dios
mas , pues es el Autor de todo quien eftablecio
efte orden , y nos hallaríamos faltos de quantas cofas necesitamos , fi fuellen todos los hom
bres iguales. Efta afeäuofa madre infifte con
gufto en efte punto, no folamente porque la in
fancia le efcucha, y aprende fin trabajo , fiendo
fus pruebas otras tantas pinturas deliciofas , que
la llenan de regocijo, y firven dediverfion; fino
porque es un medio tan à propofito para formar
Tom.XL

I

«4

.

66
EfpeB1aculo de la Naturaleza.
el corazon , deftruyendo en él las primeras femillas de la fiereza , y del defdén , tanto coa
el conocimiento de la jufticia , como de quan-«
to nos intereíTa á todos los hombres.
Aunque la Religion le mueftra á los
hombres unidos por medio de una impreffion divina , y con lazos mas refpetables que
los de la necefsidad , no empléa para con la
infmcia fino aquello , que por la naturaleza
niifma conduce , y fe dexa efcuchar. Los mo
tivos poderofos , que tenemos todos para
amarnos como hermanos , fe refervan pira
una edad mas capaz de conocer la dignidad,
y confequencias de efta faludable doctrina. En
la medida de luz que comunica á fus hijos fe
acomoda a fu capacidad actual , é imita pa
ra con ellos la conducta , que obferva Dios con
todo el genero humano. Las primeras leccio
nes dadas á los hombres los dexaron imper
fectos , hafta que la publicacion del Evange
lio , y la gracia del Salvador los hicieíTen ca
paces de toda la amplitud de la verdad.
Nueftra Madre de familias fe afllifta de ta*
do , y de todo procura aprovecharfe : las me
nores feñasde altivéz , las menores apariencias de ferocidad la meten en cuidado , la po
nen en arma , y la obligan á fervir de centi
nela vigilante. Atiende filenciofa hafta en las
cofas mas pequeñas , el. caracter divcrfo de
...
fus

L os exercicíos de là infancia.
67
fus bijos , los quales fon obfer vados , è inftmidos en fus mifmos juegos ; y quando eftán naturalmente con nias defcuido , juzgan
do que nadie repara en ellos , los dexa go*
zar de la feguridad neceflaria , paw que filgan fus pequeñas pafsiones à plaza con evi*
dencia, lin riña, ni correccion inftantanea,
que los haga difsimulados , de modo , que
pallen luego à infenfibles. Defpues ordena fus
difeurfos , dirige fu plática , y todo quanto
eitá en fu mano , à infpirar el aborrecimien
to , y horror à efta , o à la otra inclinacion
que notó. Si , por exemplo , advirtió un fon
do de indiferencia , para vér lin láftima las
infelicidades agenas , o acafo un principio de
crueldad , que fe eftienda nafta dañar à los
otros , fe aplica de veras à humanizar fu co
razon con biftorias , y relaciones , que le en
ternezcan : lejos de aumentar en ellos efta du
reza natural con tratamientos rígurofos , raenosproprios , à la verdad , para trocar el co
razon , que para excitar en él el defagrado , y
defeos de independencia , los hace diestra
mente fenfibles al placer , y gufto de hacer
bien à todos, ya entregandoles algunas cofas,
para probar fu generofidad, y ya con la viíb de
algun objeto lattimofo , que como cafual , fabe
ponerles à los ojos. Todo aquello que denota
entrañas de piedad , o un corazon clemente, y
I 2.
tiet-

68
Efpettaculo de Id Naturaleza.
tierno , yá fe encuentre en fu familia , o y3
en la agena , recibe de efta madre la rccompenfa , o el elogio al punto. Por el con-<
erario , no hallan fino oprobrio , y confufion las acciones que indican , ö por quie
nes fe declaran algunas fetías , y rafgos de
avaricia , de fiereza , ö de duro , y áfpero
corazon. Efto mifmo executa para ahogar las
femillas de todos los demás vicios que ad
vierte , fufocandolas en la cuna , fi es poffible , y ahogandolas en fu nacimiento , fiempre con nuevas trazas , deftreza , è inven
ciones , que vanan , como fe Yen variar las
circunftancias.
. Eftas pruebas no fon inftantaneas , y paf*
Gageras , ni Galamente en las ocafiones , que>
ofrece la cafualidad ; y como no fe puede ha
cer juicio de una cmmienda sólida , fino con
el fundamento del habito contrario , fe mul
tiplican las advertencias , y luces , fegun pa
rece , y fe defea. Todos los dias fe reiteran
las tentativas , que dan lugar à el exercicio de
aquella qualidad , que idéa plantear en el co
razon del niño. Todos los dias trabaja la ma
dre con infatigable cuidado , perseverancia , y
arte , principalmente en zanjar , y fortificar
en toda la familia la beneficencia. Con efta
mira , todos los rafgos de amiftad , y todas
las feñas de un buen natural , yá fean aque>-i» ' * '
llaS,

Los exercicios de la infancia.
69
Has , que por si mifmas fe ofrecen , 6 yá las
que fe hacen venir de propofito , y à reprefentar en la fcena , fon pueftas en tan alto
precio , y fe reciben con tantas alabanzas , y
honoríficas aclamaciones , que los corazones
mas duros , y difíciles al fentimiento , y hu
manidad , reconocen poco à poco la hermofura , y fe convierten hacia el bien comun,
yá que no por otra cofa , à lo menos por una
e/pecie de emulacion , y de zelos : y fiempre
es provechofo moderar el fuego del amor pro
prio , y reprimir una pafsion incómoda à todo
el genero humano, aun por medio de otra pafíion,con tal que fea mas apacible, o menos per
judicial , y violenta. Ello es afsi, que en lugar
de faftidiofas lecciones , que no alcanzan otro
bien , que desflorar el alma , y robarle fin fruto
fus primicias, nueftra Madre de familias imagi
na mil medios, llenos de regocijo , y novedad,
que en cada reencuentro , y en cada paflo in
ducen en fus hijos un exercicio perpetuo de
imprefsiones proprias , para que nazcan , y fe
exciten los fentimientos mas vivos del ver
dadero honor , para hacer à fu familia apa
cible, obligante , afe&uofa , y apafsionada de
.todas las obligaciones en que nos conftituye
à todos la humanidad.
.
!.. Pero aguarda del dueño de los corazo
nes aquel efpiritu de charidad , que lo perfect

• '<

Amor At h
verdad.

yo
Efpe£iaculo dela Naturaleza:
ciona todo , y que Tolo él comunica la po
lítica verdadera , pues él folo inclina fiempre à obrar bien. A medida que la edad per
mite , que los hijos vayan conociendo ei
valor de todo , les enfeña à no formar de
las apariencias de la urbanidad aquel juicio,
que forma el mundo , el qual eftima , y ca
noniza una virtud frivola , defpreciando la
charidad verdadera -. , les hace dieftramente entender quanto íe. engañan los hombres
á cerca de fus mas solidos interefles , manofpreciando la charidad , cuyo mérito co
noce , hafta llegar à contrahacerle , falfeando fu realidad , y defperdiciando el arte de
complacer , que fi no fais del corazon , es
folo ante de engañar.
*-on k miUTia folicimd con que hemos
vifto à eíh excelente madre aplicarfe à for
mar unos corazones benéficos , y difpueftos à toda virtud , la veremos tambien in
troducir. en ellos una rectitud invariable. No
tendrá paz fu corazon , ni fe dexará ver la
alegría en fu femblante en prefencia de fu fa
milia , hafta tanto que vea altamente eftimada la Verdad ; y mientras no la certifique una
multitud confecutiva de pruebas fatisfactorias,
y convincentes , que no fe abre boca al
guna en fu cafa , lino para decir la verdad
exafta , y las eoía* como. fon en si. El ufa del
mun-

Los exercirios de la infancia.
yi
inundo , y el trato la ha enfeñado bien cla
ramente , que quien no refpeta à la verdad
conocida , no refpeta tampoco à Dios , ni
atiende à la humanidad.
%
Executada la primera obra de infpirar à
Ais hijos aquellas calidades eflenciales , que los
harán Ciudadanos , y de corazones rectos , to
ma por paíTatiempo , y le firve de recreacion
ordinaria fortificarles la razon que vacila en
ellos , enfeñandolos à andar , o el modo co
mo han de caminar, paíTearfe, y falir al pú
blico : explicaciones de las cofas que ocur
ren , y fe ofrecen à la vifta ; pequeñas admi
raciones ; obletos nuevos, que fe les proponen
con deftreza ; paíTeos elegidos à propofito
para introducir nuevas queftiones , y relacio
nes agradables ; gran diverfidad de eftampas,
y quadros hiftoricos , todo fe pone en exercicio , y de todo fe aprovecha para difperrar Ja curioíÍdad , y llenar el vacio de aque
lla inteligencia , que no efpera fino ideas;
de todo fe debe valer la cuidadofa madre pa
ra irlas introduciendo. Igualmente atiende à
que no arriben ideas faifas à la razon ; y fi
alguna aporta , o amenaza , eftá fiempre en
centinela , para debilitar la imprefsion que
naya hecho , o pueda hacer : previene los ac
cidentes , cierra los conductos , è impide los
ataques mas ordinarios
formando barreras
л
impec

7i
EfpeB'acule de la Naturaleza".
impenetrables , y atrincherando aquella iiA
zori delicada , para impedir todo golpe de
idéas nocivas , o faifas. Caftillos encantados,
ы илот! Libios de Cavalleria , todo encuentro de laefpawoßu. ¿rones 3 de muertes , latrocinios , prifiones,
ajufticiados , toda confeji de viejas , toda pin
tura de vifiones , de fantafmas , duendes , o
trafgos ; todo es perjudicial , todo es dañole.
No le bafta à la ternura materna aíTegurarfc
de las coftumbres , y recatada advertencia de
fus domefticos : nada quiere , abfolutamente
nada , que deshonre , o extenúe , y pervierta
la razon : fabe muy bien que eftas hiftorias
fon comunmente toda la ciencia del pueblo , y
que hacen hoyos , y abren zanjas profundas en
la imaginacion , dexandola tan herida , que , o>
imprimen en ella un deforden , que no es facil
•remediar , o dexan un fondo de timidéz , y
una inclinacion pendiente hacia el miedo , y
el pavor , que ni la edad , ni la reflexion lo po
drá jamás curar. Toda la cafa tiene , en efta
razon , ordenes tan serias , y precauciones tan
bien tomadas , que el niño que no aprehende,
ni peligro verdadero , ni males imaginarios , fe
haila indiferentemente en la obfeuridad , y en
la mitad del dia , y no conoce la foledad fino
por lo que es realmente ; efto es , por un defec
to , b carencia de compañía.
Una madre juiciofa no exige de aquellas
per-

Los exefcicios de la infancia:
73
períonas , que andan al rededor , y cerca de
ella , que à fus hijos les hagan fumifsiones , y
rendimientos ; pero quiere refpeten fu enten
dimiento í aunque todavia endeble. Sufre con
paciencia , que fu razon fe vaya poco à poco
aclarando , è inftruyendo ; y aunque no difcurra todavia cari nada por si mifma , aleja con ч
indignacion todo aquello , que la pueda perver
tir , o hacer que tome algun refavio perjudicial.
Los progreííos del lenguage del niño fon
como ios de fu razon. Algunas veces fon mas c«i¿*bí
rápidos , y llegan hafta imponerfe con la mayor perfeccion en las frailes , o torno del idioma , y en el mayor encanto de la articulacion.
La madre , que fabe muy bien quan diftinto
es el lenguage del recibimiento , o de la antefala , de aquel que fe ufa en fu quarto , cuida
de que no fe aleje la infancia de fu lado. En
tonces podrá eftár fegura , que fi ella por sí
raiíma pronuncia bien , decidió para fiempre
de la pronunciacion de fus hijos. Los oídos,
que no efcuchan fino hermofas voces , infle
xiones puras , y palabras exprefsivas , caftizas,
y proprias , las aprenden correctamente , y las
paílan à fu lengua con perfetta. fidelidad : un
eco eiquanto hablan a el por él , el lenguage
<kla< madre. •.:
;;:'¿I id
Trasladefe efte niño defde Toledo à Bilyao , ó defde Madrid! Malaga. '(**)',: el fo nie

Î*,) Defile Vnülles i Bordees . b defde Paru à M^ifeU,,

pron.mci,-¡
c'0,,

74'
Eff sBaculo de la Naturaleza.
do , y el tono de la voz , la eleccion de las pa-.
labras defpierta la atencion , convoca el cui
dado , y corren todos à oírle. Las cofas que
dice fon comunes , y aparecen llenas de maravillofo encanto. Quién pudo , pues , infun
dirles una imprefsion femejante ; Es alguna
novedad ? Alguna vez podra fer ; pero todos
los dias aparecen en eftas Ciudades cofas nue
vas , y fe ven objetos eftraños : y con todo
eflo , ni mueven la atencion , ni atrahen la curiofidad. Efte acento que embelefa , y que nin
guna lengua pudo enfeñar , es obra infalible
de una madre que habla bien , y que fufre à
fus hijos junto à sí.
..
. •'
...
. ¡
Por lo demás , contenta la madre de ver
lograr fus cuidados à cerca de la pronuncia
cion , de la union hermofa de hs palabras , è
ideas , del garbo natural de prefentarfe , no fe
para à hablar de efto de propofito con perfona
alguna , por temor de que una pafsion tan loa
ble no degenere en flaqueza , ni lo manifiefta
fuera de propofito en un concurfo , en que vá
à intereíTar poco. Se regocija en fecreto de las
;pequeñas felicidades , confeguidas por medio
¿e las píadofas artes que lia ufado ,. y de el
anéthpdo de -que fe ;ha valido para adornar
aquello, que ha de aparecer à fu tiempo ; pe^
ro ahora fon machinas , rque fe quedan efeondidas detrás de los b'affidrirc&i
u -...•/
(.

. £ntre tanto que la madre fe ¿plica incef

Los exerci'ctos 4t la infancia'.
ff
fantemente , rio folp á hermofear. el exterior,
¡dandole cada dia alguna nueva pincelada , fina
mucho mas á ennoblecer , y dar una verda-,
dera belleza , y gloria al alma ; efto es , a ha
cerla fincera , y benéfica * concurre cambien ei
padre de fu. parte , poniendo de un golpe to
dos los mediiOsi, . don foio acoftumbrar á fus
hijos al trabajo. No gufta de que con algunas
oraciones , y exercicios de piedad , hechos por
la mañana, pienfe fu familia, que adquirió
derecho. para coníurhir el refto de el dia en
obras llenas de ociolidad , fantasía, y embay miento. Quiere que todo vaya ordena
do, y ver que en fus hijos crecela induftria,
como van -creciendo los anos ; y fu conftaneia . en hacerle- obedecer en efte. empeño , pro
viene de la intenfion de fu amor , que co
noce. el alto precio de los talentos , y la nei
cefsidad ahfoluta de .una vida ocupada. Fa
cilmente fe confolará de no dexar á fus hi
jos, lino folo un pallar honrado, ó uname-;
dianía en la fortuna ; pero intenta con paffion j-.y.con inquietud infpirarles un gufto
dominante por el trabajo , ,ki¡..qual ^ega
nalmente á confeguir con la eficacia , yfuave perfuafion del exemplo , y con la facilidad
que da la coftumbre. -v.
*
-hEl miedo de errar en la eleccion de las
primeras ocupaciones de la juventud, le obli
ga á comparar entre si, y unos con otros,
/rrr 7 >
K z
los

76

EfpeBxaculo de la Ñaturale¿a.

los varios méthodos que hiy de formada , V
acertar , y luego> pone en execucion aquel , que
con evidencia trahe la folidéz configo.

ADITAMENTO

:

A CERCA DE LA EDUCACION,

n

CONVERSACION

QUINTA.

^

COMO las idéas puertas a prueba , y afian
zadas con el feliz fuceíTo, fon mucho mas
feguras , que las que tienen folamenre a fu fa
vor una apariencia de razon , y de aptitud , en
lugar de producir aqui mis penfamientos á cer-¡
ca de la primera educacion , pondré folamente la copia de una Carta , en que un Padre de
Familia , refpenble por fu efpiritu de difcrecion , y difcernimiento expone á un amigo el
Plan , que fienipre tuvo á la vifta en la edu4
cacion de fus hijos,y que fe logro en.
ellos perfectamente.
'L 1
t :,hf...:j
*
¿..r. "o r. tr:i^v. a
i'i.-'liiVi.. ¿. .'iu'j v , c .'• .
¿.;: v
'.'í . -V
***
; .***
-.i. Z .

V
,

***
***
..; :.'

V
*V '
***
V
• i-> >
'[

CARTA

77

CARTA
DE UN PADRE DE FAMILIAS,
à cerca de la primera cultura
^

.
..

.
-i

de la razon.
t

)

ES rerdad , feñor , que los diverfos cuida
dos , que me ha coftado la educacion
de mis hijos , y de mis hijas logran alguna
ventura ; y afsi me hallo autorizado con la
experiencia , para poderle dar à Vm. la refpuefta que me pide. Con todo eflo , fi no Ife
defagrada , callaré aquí lo que pertenece al
cara&er , y progreflos particulares de mis hi
jos , para atender unicamente à aquello , en
-que Vm. fe intereíTa ; efto es , à los medios,
que me han parecido mas proprios ; y afsi los
propondré generalmente, y de un modo el mas
'àbftrahid© de circunftancias. :
tr- с Comencémos por la educacion de las hiHas y - que fe contiene en menor extenííon de
-exercicios , y conocimientos , que la de los hi•jos. Todas las efpecies de educacion que fe dan
à las hijas, fe pueden reducir à dps. Launa,
€n que fe contentan con que logren un ayre de.

bue-

T

78
Efpetta culo de la Naturaleza.
buena crianza , ccn algunas ligeras ocupa4
, ciernes , proprias para ayudar á la apariencia,
gracia 5 y ademanes , fin añadir algun trabajo
solido. La otra , en que , fin defeuidar de
el exterior fe .procura , que una doncella al
cance , y fe adorne de conocimientos prácti
cos , y le acoftumbre á no creerfe feliz , fino
quando fe halla folidamente ocupada.
" Si fe quiere feguir el primer méthodo ,tjue
tiene un gran número de partidarios , el uni
co cuidado ferá agradar por medio de las gra
cias aparentes , y del gufto que caufan fus mól
dales, y ademanes cultos : la que afsi fe cria , fe
guardará muy bien de aplicarle. á cofa alguna,
que fatigue la cabeza , ni estufe la menor mo-leftia, de modo¿ que por configuien,te,nada im
pide, aun levemente, fu alegría, fu vivezai:gracia> y garbo. Entregada de efte modoá condefcender con la delicadeza de fu complexion , y
avenida muy bien con toda ocalion de. aquellos
paflátiempos, que autoriza : la coftunibre , paira
rá fus dias entre el algodón , el rizo , y la feda:
ni fabrá andar con fus pies , ni tampoco obrar
con fus manos: fin ideas , fin iotereííarfq;
cofa;] y por una confequencia neceíTaria) , un
difeernimicnto alguno* fi y.á net es á cerca x^l
veftido , la moda , la divertían , y.el pafleo. B£l
Chichifveo, y el ceremonial ferán el unico
iiegocip que trate , y toda la .cultura; de fu
«nteiidjmieoto : ^m^cpopwá^gfto tal.cria&r
. "• \ " " ' * '""
u

Carta de un "Padre defamilias.
79
za , por la indiferencia con que mira todo lo
curiofo , e inftru&ivo , y por el anfia con que
íc lleva fus ojos lo que es pura bagatela. La vifta
folo de un Libro importante liara que fe enageíie de éts y un hombre,que en lugar de chocar
rear , y hablar truhanerías meras , raciocina al
cafo , y habla con un méthodo serio , le parece
venido del otro mundo. Toda fu vanidad eftá
puefta en no faltar al arancél del cumplimien
to , y á los ápices de la ultima moda (**) : pon
go por exemplo , jamás baxará un efcalón , ni
pallará de una pieza á otra fin un brazo fegu10 en que eftrive ; y fi fe fíente con baftante va
lor para arriefgarfe á efte viage por si fola, ferá
quando no hay compañía que la aíTegure , y
efcolte ; pero fe acordará mny bien quando la
hay , de que caminar fin bracero , b ir á pié es'
acercarfe demafiado á fcr Aldeana. Poco á po
co fe vá revirtiendo de eftas idéas , ó de cien
otras femejantes á ellas, y del mifmo modo im
portantes para el bien comun : y la omifion de
la menor etiqueta le parece la mayor ruina.
de la razon , al tiempo mifmo que efcucha
tranquilamente difcurfos enteros , que vulne
ran la virtud , y dá aplaufos á un defafio in
compatible con la humanidad.
El gran arte de agradar , en que ha vifto
inculcar tanto continuadamente , lié roba todo
<
t i . .
.
, .
.el.u

9o
EJPetfaculo de la Naturaleza.
el tiempo , y llena toda la capacidad de fu en*
rendimiento. Afsi palla la juventud en la ma
yor inutilidad : anda de diverlion en diveríion , de cortejo en cortejo : fiempre . ocupa-.
da en fu figura , Cómica verdadera , 4ue no
tiene otra ambicion fino la de reprefentarr
jamás efta ferá una muger natural , nijuiciofa,'
ni capaz de gobierno alguno. Sale del toca
dor , dexa el efpejo , k compañía, y el jue
go í Su entendimiento queda embotado , y
fus manos entumecidas : ella vive en fin de
un modo , que el demafiado repofo , y el
poco exercicio enerarían los humores , atrahen
mil defazones , y por consiguiente achaques,
y enfermedades : y finalmente cien efpecies de
vapores , que fe intentan curar con medicinas;
pero fin efe&o : pues la mayor parte de eftos
vapores no fon otra cofa , que penfamientos
triftes , y los remedios , y medicinas no fe
han hecho para curar penfamientos. . •.
El fruto infalible de tan frivola educacion
es una grande debilidad , y una efpecie de eftupidéz , de que no obftante fe vén curar mu
chas feñoras , quando accidentes impceviftos
las obligan a penfar , y á que ufen. de la razon.
Mientras aguardamos eftas inftrucciones , que
la amargura hace eficaces algunas veces ; que fe
podrá efperar de una cabeza llena de. eípectacu-f
los , de romances, y máximas faifas ? Si eíU
muger tiene corto entendÁmicnto , es precifo
que

Carta de un Tadre de fetr- itus.
ti
que fe reduzca à un filen cio continuo , y -à
una dependencia vergonzofa; o que abra Iii
boca para habhr lo que no entiende fino confufamente , y que lo explica aun peor que lo
concibe. Si tiene buen entendimiento , falta
de haberle adornado con aquellas noriüas que
le iluminan , y de haberle prevenido con aque
llos afectos que le arreglan , exercitará toda la
actividad de fu elpiritu en quantos anden cer
ca de fu perfona ; y efto . con tanto mas ardor,
y peligro , quanto le comunica mayor facili
dad el exercicio , y quanto la propriedad de
apodos , y fatyras le concillan mas aplaufo.
Marido , domefticos, vecinos, parientes , y
•amigos , ferán alternadamente el objeto de
fus criticas , de fus defpiques , zelos , defdones , malignidad , è hinchazon. Y que ferá , íi
efte entendimiento delira , ocultando , o íírviendo à otras pafsiones?
i
Qué diferencia tan grande entre efte ca
racter impemofo , à quien no arreglo la cul
tura , y el de una joven , à la qual con un
ta perseverancia , como fuavidad ., fe le ha
infpirado , fin cellar , una alta idea de Дa .'Re
ligion , y de la necefsidad del trabajo. En
horabuena , que no tenga fino un entendi
miento muy mediano ; no hay .duda „ique efto
no obftante , con efte talento , :yrcon los defeos
de ocuparfe, yà en el trabajo de las manos., yá
en una leüura solida , vivirá feliz , y quanta
Tom. XI.
^
L
pee-

82
Efpeftaculo de la Naturaleza.
pertenezca á fu perfona fe mirará con honor.
Pero vamos al termino verdadero de la edu
cacion. Efta mira á poner á una joven en eftado de poderfe gobernar á sí miima , y aun
á que gobierne a otros algun dia. Para efto
es neceflario imprimir en fu entendimiento
con buena gracia , con alegria , deftreza , y
fobre todo con certidumbre , de modo , que
íio vacile , ni dude , principios que la mue
van , la guien , y á los quales pueda feguic
por convencimiento. A efte primer gufto,
que trabe configo lo que es sólido , y verda
dero , no fe dexará de añadir aquel exercicio , que debe ocupar fus manos , y que la
hace util á la familia , y tal vez á la fociedad. Bordar por sí mifma , es folo un traba
jo honefto ; pero cofer para los pobres es una.
obra llena de nobleza y y de un ánimo , y
corazon grande. No nos lifongeémos , ni dexémos engañar en la educacion de nueftros
hijos , y en lugar de proponerles ocupacio
nes llenas de efplendor , que fera precifo aban
donar , defpues de mucho tiempo , y gafto
perdido , para volver , acafo muy tarde , á
lo precifamente neceíTario , cuidemos primero
de efto , que luego fe feguirá lo brillante , fi
acafo huvieíle lugar.
?..,'.'!jNo hay niña alguna, cuyo entendimien
to fea ran limitado , que no pueda aprender
la Hiítoria. Las narraciones , 6 expoficiones
de

Carta de un 'Padre defamilias.
83
3e hechos memorables , guftan à la infancia, y
la facilidad que tienen pata ir poco à poco po
niendolas en orden , es el mas agradable , y leguro medio, almifmo tiempo que es tambien el
mas prompto para colocar en el entendimien
to una multitud de ideas provechofas , fin el
afan de lecciones. Efte exercicio , quando es
conftante , la acoftumbra à penfar rectamente,
y à hablar con la propriedad mas fácil 3 y deli
cio/a , además de conducir à otro bien mayor.
La Religion , que es el origen de las máximas
mas luminofas , y de las efperanzas mas firmes,
le aprende hiftoricamente. Una doncella joven
puede, fegun efto , adquirir el conocimiento de
una infinidad de hechos , que traben confi
no moralidad, 6 inftruccion , y obtendrá con
fuma facilidad la ciencia que le- bafte , rete
niendo folo la hiftoria del Evangelio , y el eftablecimiento de la Iglefia (a). Lo que efto
eníeña lo puede entender todo el mundo , y
elparce en los entendimientos luces mas cla
ras , que pueden introducir en ellos todos los
hombres juntos. Eftos difputan , faftidian , y
exponen à peligrar. Pero el Evangelio agra
da , y propone otras tantas máximas , o prin
cipios de conducb , quantos fon los- cafos que
tetiere: porque el hecho es fiempre inteligU
ble , y mas à propofito , que ujia lefltura lan^
- ui i.L. .•*'-•.' -<_
i Ал:. L X
.— " - ll'
-guie

I« Librería
ii, íu&h-

8+
Efpettaculo de la Naturaleza.
guida , y débil , para hacer guftar el bien,
que es neceíTario hacer , y para hacer odiofo
el mal , que es precifo huir. Efte es verdade
ramente el Libro , que dá inteligencia á los
pequeños , como á los grandes. Efta es la Lo
gica univerfal : pues es impofsible leerla fin ad
quirir mas proporcion , y jufticia en los penfamientos , y mas rectitud , y bondad en las
coftumbres.
. Debefe añadir a la hiftoria de los quatro
Evangelios , y de la predicacion de Tos Apoftoles , el Cathecifmo , con la inftruccion del
Parrocho : porque la Doctrina Chriftiana fe
parecería á una Secta de Philofophos , fi la de
bieramos folamente á nueftra lectura ,y noa la
explicacion del Paftór , encargado de la enfeííanza. Puedefe añadir el Cathecifmo del Abad
Fleury , la hiftoria del Antiguo Teíhmento,
b del Pueblo de Dios , y las coftumbres de los
Chriftianos , Libro pequeño , que contiene el
efpiritu , y la fubftancia de la Hiftoria Eclefiaftica. .'
.„
y, ...
' . r. '
• , Tal es la primera Bibliotheca de una don-«
celia joven. Y podrá baftarle , y revolverla
muchos años! confecutivos , hafta que el proyecho fea. fenfible, y la permita aíplrar á al
guna cofa mas. ^"on • i
Defpues..de efta primera:, y neceí&ria
inftruccion ¿ á la qual.todo debe eftár fubordinacTo , la fegunda , que orcUiuriamg.ntf
bien

Carta de un 7adre defamilias.
8$
.bien defpieciada , no obftante que à mi.jui•cio debe en la educacion , y buena crianza
tener el primer lugar defpues de la Religion,
<s faber contar con facilidad , y efcribir
una carta con promptitude pues. fin eftas dos
cofas no fe puede efperar de una perfonajoVen , fea en el retiro , o fea en el matri
monio , ni la empreíTa de algun gobierno en
Jo que Je pertenezca , ni la coniervacion de
un orden arreglado.
[ .
- . .
. Todos pueden faber contar: los enten
dimientos mas tardos , o los mas limitados à
cofas , y materias determinadas , aprenden muy
bien efta ciencia, y à veces, aun mejor que
los entendimientos mas fublimes , con tal que
la . exerciten con frequencia.. Todo depende
aquí de la pacien:ia , à la qual corona por
lo comun el feliz. fuceííb.J - y < '
.Mucho mas dinVil -es , que una perfona,
aun Joven i fi no tiene cierta travefura , y no
bleza de entendimiento , llegue a . poder ef
cribir una carta. con un poco Ûq gufto , y; re-.
gularidad. -bar^Orthogtapniai: dclatmayo*- par
te de las lenguas. vbvps principalmente Ía-Fram
cela , jpide ckxonopimiidnioíide raudhaç reglad
y excepciones folo para efcribir•• еовгеДaтеn-*
te i y con. la. .puntuacion neçeuarik; : Tenta?
do eüaba à' cre.ery.quei era? precita faber : a
fondo la Gramatica ; de qualquiem kßgua que
fe. nablay eftùdlo bien feto. paca lainfancia,
'

.

У

86
EfpeEîaculo de la Naturaleza*. y que à cali ninguno perfecciona , o por me*
jor decir i los arroja de si con haftio à to*
dos.
: ; •
Pero la mayor dificultad de efcribir cor
rectamente
es. la que debe defpertar la aten
cion para; procurar los medios deque unafeiíorita logre efts importante focorro , que la
conftituye en eftado de no dexarfe engañar,
y de fervir à ;los -otros : digamoslo ínej or ; de.
gobernarlos bien.
. .;.
; •'. ú ' . ¡
Al principio ^obfervefe. cuidadofamentela
máxima, deque no obftante que tenga la fe*
ííorita toda la capacidad imaginable , fera me
dio cali infalible para.. hacerla perezola en ef
cribir i y aun cali ridicula en lo que efcriba, exigir defe!la,y aun recomendarla folamente , que en los billetes , o papeles de po
ca monta, que fe la encarguen , minifiefte
mucho entendimiento. Mejor fimcomparacion
me parece 'à. mí empezar, encargandola , que
no haga la menor oftentacion de fu enteni
dimiento , y hacerla entender , que fe defagrada ,i à proporcion- .dqi Ios, esfuerzos .,..que ! fe
reconocen en: upa carta , para moftrarfu agu*
deza , y . luces ;enoettac-que ;unía carta . es la
imagen o ef fubftituto de una converfacion,
y que aííii es precifo efaihir à . las perfonas
mientes del mrfmo modo(,i que fe habla à las
prefençes ; aohtaf. upa. nошаa.,дото fe cuen
ta en una сог\чЫф.<ж ¡&B*ilia¿¿- pedir.. iina;
g"-

Carta de un Tadre de familias.
87
gracia , moftrarfe agradecida á un prefente ,
que le hayan hecho , y á decir , en fin , fin
aparato, ni altos difeurfos, fino con lamas
perfecta fencilléz, lo que tenga que decir.
No fe gana poco, fi fe acoftumbra la in
fancia a fer natural' , y a contentarfe con los
difeurfos mas comunes. Afsi fe alienta , y co
noce de dia en dia , que no es negocio ar
duo el eferibir una carta : no tiene repulfas ,
tachas , ó notas , que fuñir , toda la critica re
cae fobre algunas faltas de Orthographia , y
efta advertencia , ni trahe pefadumbre , ni es
injuriofa.
En las cartas , ya fean neceíTarias , ó ya
de mera impoficion , y exercicio , la feiíorita eferibirá á un Lencero , á un Comercian
te , á un Adminiitrador , y fiVm. quifiere,
al gran Mogol , fe alabará fiempre aquello ,
que fe halle corriente , puro , y dicho , iegun fu natural modo de hablar ; pelo de nin
gun modo fe alabarán la delicadeza , y travefura de ingenio ; y de efta manera fe le perfuade , quan facil es eferibir , pues fe le aplau
de lo que no le cofto embarazo , ni medita
cion , y al rñiífao tiempo mueftra , que fe haCe m.uy - pSco'icafo de la brillantez : con que
fe la evitará la prefuncion. -• '
. Lo epz fe llama agudeza , no agrada , fi
no c^tóctó-iCérífe naturahiiente :de fu fuente,
y pierde todo fu merito-j fiftoK«sfurrlarflentei

88
EfpeÜaculo de la Naturaleza.
natural : bufquefe , pues , la naturalidad , afío*
gurefe un cutfo regular , y facil à \% pluma.
La agudeza , y elevados penfamientos ven
drán dclpues, fi el fondo lo dà de fuyo ; y
como quiera liempre dará lo que bafti .para
acudir á la necefsidad : y .atiado л que & fe de-*
fea dar el realce de la diícrecion , fea prin
cipalmente con el lenguage mas fimple * yque fe acerca mas à la dulzura natural de
una converfacion familiar.
, :<
i o . <
..
Para imponer à una feñorita , de diez ¿
à once años , en eftado de efcribir tan na
turalmente como habla , hay un medio , que
me atreVo à decir ., que (es infalible , y. es ,
contarla frequentemente un ¡cafo de hittoria,
que la atraiga, y empañarla en que por sl
mifma le repita , para efcribirle luego del mo
do que hemos dicho. Por ventura la caufiría embarazo , empezando por la compofi
ción de cartas , en que necefsita facar de fu
cabeza, o de fus proprios talentos la union
de partes, y las traníiciones naturales, y ajuftadas. Pero aquí nada hay que penfar , et
hecho es fencillo , y nos le vuelve del mi fmo
modo, que le recibio, con que no queda fi
no un paíTo. que dar para efcribirle. Quindo
yà eferiba con alguna ligereza lo que fe le.
ha contado , le fera tambien facil e! efcribir
un billete, ô papel , cuyo contenido.fe le ha
brá dicho ц»a a o dos :уeсе§," c.'.j; jb;.;-i

Carta de un Tadre defamilias.
Para fortificaren adelante eftos principios,
y unir la Orthographia á los objetos mas or
dinarios de la vida , á las frafes mas ufa
das , y circunlocuciones proprias de la len
gua , fe puede emplear un año , y. aun mas,
haciendo , que efcriba frequentemente cartas
verdaderas , 6 imaginarias á perfonas conoci
das , y á cerca de cofas , cuyas ideas fean cla
ras , fumarnente limpies , y del todo fami
liares á la perfona joven , que efcribe. De
efta manera prefto ferá un mero juego pa
ra ella el efcribir á cerca de lo que impor
te , y aun el defembarazarfe facilmente , y
con buena gracia de algunos encargos , no
muy graves , que fe la quieran hacer : y la fefiorita fe regocijará de ver , que es util fu ha
bilidad á aquellos , que en la cafa no faben
efcribir. Quando ya el padre mifmo quiera
exercitarla , y poner a logro fu talento , ha
ciendola fu primera Secretaria, fin otra necefsidad , que decilla fu penfamiento ; dígame
Vro. le ruego, qual de los dos, el padre, 6
la hija , fentirá en fu corazon placer mas afectuofo , y mas vivo i La queftion no es fa
cil de decidir i y como quiera , yo eftoy por
el padre,
. Acafo con una facilidad grande de efcri
bir , fe hallará todavía falta la Orchogriptua
en efta , b en la otra cofa ; pero la joven don
cella podrá hacer foportable , y aun proximo á
Tom.Xl,.

M:'

U

90
Efpeäaculode la Naturalezài"
la exadtitud , lo que efcriba , copiando muchas veces las inflexiones de los tiempos , y"
perfonas , que forman lo que llamamos cowjwaciones de los verbos , valiendofe de un buen
Aite , 6 Gramatica Caftellana. Pero yo no
quificra quebrarle demafiado la cabeza con
una larga explicacion de las reglas de la len
gua , que acafo exceden fu inteligencia , o.
difguftarla a y caufarle haftío à cerca de toda
lectura.
Lo que acabamos de decir , fera acafo
la parte de las ciencias , que le toque à nueftra joven feñorita : la qual encontrará en lo
que fabe de fu Religion , en la predicacion
ordinaria del Evangelio , y en algunos libros
buenos , y de utilidad conocida , baftantes lu
ces para gobernarfe : en fu Efcritura (**) , y
en fu Arithmetica hallará fuficientes medios
para eftablecer el buen orden en fu cafa 3 pa
ra ocafionar alegría , y defcanfo à fu mari
do , para conocer el porte de fus domeífcicos,
y la fidelidad de fus Renteros , o Adminiftradores; en una palabra, para conciliarfe aquel
íefpetofo temor , que trahe configo la vigi
lancia, y un arreglado gobierno.
Si la feñorita tuviere Angular entendimien*
to , el qual no es jufto confundir con una
cierta viveza , que es muchas veces fuera de
el
' (**) El parecer ¿i aquellos . que Tienten , que las rmrgeres no aprendan à еГ- '
cribir ', ni otras letras , es abfolutamente fuera de razón , y las que alegan por eíla
parte ¿carecen de toda eficacia . por mas que aftc por ellas la apariencia.

Carta de un T'adre de familias. 9 1
el cafo , y fin extenfion de inteligencia , ni
penetracion alguna , entonces la necefsidad de
ocupar fu promptitud natural , es tanto ma
yor , quanto falta de un pafto funciente , y efcogido, puede dar en los mas peligrofos tropie
zos. Por otra parte , como fea ala verdad conquifta muy grande confeguir , que un enten
dimiento muy limitado adquiera por medio de
la cultura tal capacidad , que à una perfona
la luga. solida. , y de defempeíío , es para el
padre de una fatisfacion muy grande , ver las
mas felices difpoficiones en fu hija , haber
las hecho crecer , y llevado à colmo con la
eleccion de ocupaciones de mucha utilidad,
y extenñon. Los grandes talentos de un ni
ño pueden llegar à fer el amparo de toda una
familia; pero una hija de excelente efpiritu,
y capacidad, podrá fer fu recreo , y fu coníuelo. Naturalmente, y fin artificio , una fefiorita entendida atrahe à si à la familia , à
los Amigos , y à los Eftrangeros. Un roftro
hermofo fe lleva las primeras atenciones ; pe
ro poco à poco vera Vm. que cafi fe atro*
pellan todos por irfe à fentar al rededor de
aquella , en. quien admiran un juicio tan difcreto , como solido. Una feííorita , o una feñora , que tiene el entendimiento bien inftruído , y que fe explica con propriedad , es el
lazo , que une toda la familia , no folamente porgue es fedentaria', foíTegada , y de una
M 4
con-

oi
EfpeBaculo de la Naturaleza^
conveiíacion deliciofa , fino porque en todoè
los accidentes , y negocios , que fobrevienen,
los confejos acertados , el efpiritu de paz , y
la dulce períuafion, todo cuela de fus labiosPara procurarle efte cara&er amable , que
la hará refpetar , y fer bufcada de todos , em
pezaremos , haciendola componer themas la
tinos por efpacio de muchos años feguidos*
La conduciremos defde el latin à la Metaphyfica , o à los problemas de la Geome
tría fublime (**) ? Pretendemos por efte me
dio prepararla , para que fe introduzca en la
doctrina fombria de los turbiliones , princi
pios de todas las cofas ; o en las danzas myf-¡
teriofas de los Planetas , que fe acercan mas«
y mas , y luego fe fepàran los unos de los
otros en vacios immenfos , y fin el focorrq
de otros cuerpos , que los impelan , o los fe-i
paren ?
Una feñoríta podría- adquirir todos ef-*
tos conocimientos , fi eftos fon conocimien
tos , y quedarfe con todo eflo en las mas pro
fundas tinieblas : y corría ricfgo de creer à
fu razon capàz de baftarfe à sí mifma, aun
que iba realmente caminando de obfcuridad
en obfcuridad. El menor mal para efta feño
rita feria no encontrar alli cofa alguna , que
la hiciefle mas feliz , ni mas capaz de con- r
'
; tri(**) Trata de li determinacion , è igualaciones de las lineas curvas, y de lea
sM.dos, 44. üeugendriu <Je ciios. Chrift.Vvolfio ElemMath. t.t.p.i.fec.ll. с, б.

r

'Carta de un 'Padre de familias.

93

tribuir a la felicidad de los otros. Perdone
mosla , pues , una aplicacion fatigofa , que no
toriamente , y defpues de exemplos reiterados
muchas veces , fabémos , que no la puede conr
ducir á cofa alguna, que fea solida, ypropria para perfeccionar el natural feliz , que
Dios la dio.
Exceptuemos de la condenacion de los
eftüdios penofos , la del latin de buenos Au
tores , y de las preces de la Iglefia , que pue
den en ciertas circunftancias , y eftados venir
a fer el mantenimiento del efpiritu , y de mu
cha práctica. Si efte idioma le fuere neceíTalio , convendría , para que le fupieíTe , que fe
tomafte el medio , que yo tome , y que he
vifto probar muchas veces. Quando hablemos
de los eftüdios de los niños, ferá tiempo mas
oportuno para decir lo que liento en efte punto.
El fin de las luces , que fe procuran á
una feñorita de buen entendimiento , es ha
cerla sólida , fin difminuir fu natural modefta alegría: pues fe debe igualmente acriminar,
y huir un modo de criarla , que la hiciera
melancolica , intratable , y ruftica , que el que
la hiciera vana , y ligera. Yo no conozco
fino un genero de eftúdio , que reuna todos
ios bienes , y ventajas verdaderamente apete
cibles , fin que traiga configo el recelo de in
conveniente alguno. Efte eftúdio folo es un
aumento del precedente , que firYio de primeW

94
EJpeä'aculo de la Naturaleza*.
ra cultura al entendimiento de la infancia
Todavía es hiftoria ; pero mas extenfa., y me
jor defmenuzada. No hay que arredrarte con
el nombre de eftudio. La hiftoria es una fuente
perenxe de gufto , que crece à medida , que fe
adelanta en elli : no es eftudio feco , infipido , y defearnado , fino folamente en los
compendios ; pero para evitar la proligidad ,
como fe debe evitar la brevedad demafiada,
es necelfario no defeuidarfe : y fegun el mo
do con que fe arregle efte agradable eftudio,
fe puede facilmente confeguir , que la feñorita aprenda à fondo la Religion , y tambien
à defenvolver , y penetrar el corazon huma
no , que faque idèas , fentimientos . y luces,
que la conftituyan apta para todo bien : que
adorne fu entendimiento , y fu converfaciori
de millares de paíTages , rafgos , y cafos curiofos : que aprenda à hablar , y à eferibir
muy puramente fu lengua , y que en fin ad
quiera en todas las cofas un difeernimiento
prompto de lo verdadero , y un aborrecimien
to abfoluto de lo falfo , de lo frivolo , y de
todo aquello , que exceda las fuerzas huma
nas.
co
ge
do
do

-.
Efte eftudio tan util no pide fino un po
de mèthodo , y de perfeverancia , no exi
esfuerzos grandes , ni retiro fumo. Quanuna perfona joven eftu viere y& en efta-*
de dar cuenta,.' fiel de los qiiatro , o cin
co

Carta de un Tadre defamilias, o ¿
ce pequeños libros , de que compufimos la
librería primera de fu infancia , y quando
fe hallare yà agil en contar, y en eferibir
bien una carca , con la coftumbie de no neçefsitar muchos preparativos para efte afíunto , ya es tiempo de echar los cimientos
de el solido , y agradable edificio de la hiftoria.
Efta obra confifte en hacer ver à la jo. .,
r
i
V ••
ven nina , que le educa , una serie intereiânte, y bien unida de todos los acontecimientos memorables , y de las mayores re
voluciones , que fe han vifto en la extenfion
de todos los figlos paliados , defde el principio
del mundo, halla nueftros días, uniendo à
eftos hechos la infpeccion , y conocimiento
de los lugares en que fucedieron. Y efta es
aquí propriamente una Geographia hiftonca,
cuya primera ventaja es no hacer à parte un
largo eílúdio de todos los nombres de los lu
gares , que eftando cafi unidos entre si en
tin mapa , caufan fumo faftidio , y fe ol
vidan defpues con mucha facilidad , habiendofe aprendido con gran trabajo. Otra ven
taja., no menor que efta, y acafo fuperior,
infeparablemente unida à efte mèthodo , es ,
que la vifta de los lugares en el mapa, uni
da con las circunftancias de algun hecho curiofo , afianza , y fortifica la efpecie , y la
memoria de lo uno , excita la idea delo otro.
Pe-

Mauxtpt*
te del eltùdio de ь


debdiverüs edadeí'

O6
EJpettaculo de la Naturaleza*
Pero los Mapas , ó Carcas geographicas eftfot
fujetas á un grande inconveniente , pues tur-«
ban la imaginacion con una confufion de
nombres , y de objetos , en donde el entena
dimriento no acierta a diftinguir el lugar >
que actualmente bufca , y quando ya le llego,
á defcubrir entre la multitud , la imprefsion,
que hace , es fiempre endeble , enflaquecida
con la vifta de tantos compañeros , que la de
bilitan. Con que es neceííario tener , ó de-i
linear expresamente con efta mira mapas par»
ticulares , para ver en cada Pais los nombres,
y objetos de que fe trata en la parte de la
hiftoria, á que fucefsivamente fe va llegan
do , fin ofufcar el entendimiento , ni la vif
ta con una immenfidad de nombres eftrangeros , e inutiles para el aflamo prefente.
Empezaráfe , pues , efta Geographía hifto-.
rica, moftrando la Tierra demuda , deftituida de todo nombre , de habitaciones , y lu-gares , y aun tambien de quien los ocupe. En
la incertidumbre del eftado en que eftuvo eL
Mar defde el principio , y que vifiblemente ha
mudado de parage en muchas partes de la tier
ra , ferá fuficiente figurar en el Globo , ó
en el Mapa del Mundo el Golfo Péríico , el
curfo de los Rios Tygre , y Euphrates , para
colocar el Paraifo entre el punto en que eftos dos Rios fe juntan; y el otro , en. que fe
delunen fus aguas , para defembdear en el Gol- ;

Carta de un Tadre de familias. 07
fo Pérfico , el uno hacia el Oriente , y el otro
hacia el Occidente , frente por frente de la
Isla de las perlas. El oro de Arabia , las per
las de Catif , los nombres de los Rios , y
Pueblos , que defpues habitaron fus riveras , y
otras diverfas feñales , que nos da Moyfes , fixan la imaginacion , y nos ayudan á hallar
de efta manera aquella unica fuente , que falia
en el lugar de delicias , y defpues , á conocer
las quatro madres , que fuera ya del Paraifo,
tomaba cada qual fu nombre.
Defde Adám hafta el Diluvio no hay acon
tecimientos determinados á lugar alguno. Def
pues de efta fegunda, y memorable Epoca,
la Tierra fe muda. Puedefe reprefentar con
fus quatro Continentes , con fus Mares inter
nos , y externos , con corta diferencia , como
oy los vemos ; pues todos quantos monu
mentos nos quedan , aun de la mas remota
antiguedad , confpiran en uno , para manifeftarnos defpues del Diluvio los mifmos Ma
res , los mifmos Rios , los mifmos Montes , y
los mifmos Continentes. En efta fegun da Tier
ra , ó folamente en la parte de Afia , ferá fuficiente colocar en el nacimiento del Tygrc
los montes Gordios , en que fe detuvo el Arca:
los campos de Sennaar , ó planos de Mefopotamia , entre el Tygre , y el Euphrates , y
la Torre de Babél , que los defcendientes de
Noé coriftruyeron en una llanura , para fer
Tom.XL
N
viíU

98
Efpettaculo de la Naturaleza.
vifta de lejos , y para que les firviefle de fefíal (a) , de union , y de acogimiento , fegun
el defignio que tenian de no fepararfe , á pefar de la necefsidad en que eftaban de eftenderfe por el mundo , para fer proveídos de
mantenimientos. El tercer mapa fe llamará la
ílifperfion , y manifeftará la familia de Sem en
Alia , la de Japhet en Europa , y al Norte del
Afia , defde donde fe eftiende en América por
la Tartaria , y por la Tierra verde ; y en fin,
la de Cham , propagada defde el Chufiftán ,
nafta el centro de Africa.
En los mapas figuientes fe aplicará á defcribir clara , y cali unicamente la hiftoria lo
cal del Pueblo de Dios , defde Abraham hafta m
la ruina de Jerufalém por Vefpafiano. Los
paifes circunvecinos no deben reprefentarfe en
efta efpecie de Cartas , fino en quanto fe necefsiten para fixar los limites de cada refidencia. Aquí fe verán , pues, i° los viages que
hizo Abraham. i". La fituacion de los Pue
blos , que defcienden de él , Ifmaelitas , Iduméos , Ifraelitas , Madianitas , 8¿c. 3° Los via
ges ác Moyfés , y de Jofué. 41 El reparti
miento de la Tierra prometida , y la fituacion
de las Tribus. 5° Las conquiíhs de Divid.
6a. Los viages de las Flotas de Salomón , y
Jofaphat. 7? La divifion de los Reynos de
i

y
(a) Sliem ¡¡¿M-t íignum. Gen,n-4-

Carta de un Tadre defamilias.
99
-Juda , y de Ifrael. 8° La ruina del de Sama-,
ria por las conquiftas de los Afyrios. 9° La
captividad. de los Judíos en Babylonia , y fu
reltitucion en tiempo de Cyro. 10° Las
Colonias de los Judíos. 11° Su difperfion,
fus expulfiones pofteriores , y diverfos parages
de fu refidencia , nafta el tiempo , en que de->
biendo reconocer á fu Libertador , le defecharon. . No dexará de fer util juntar infeparablemente fu data á los hechos mas diftinguidos \ pero ¿ef°d^
aunque efto lo juzgo conveniente , eftoy le- 1, cb™.
jos de penfar , que lo fea el embarazar el en- *ol03U,
tendimiento de una feñorita con las reyertas,
y arduidades de la Chronologia antigua. Ape
nas los Sabios debrian ocuparle en ellas mu
cho tiempo. El Efpiritu Santo , que pufo en
orden los acontecimientos de fu Pueblo, por
medio de las datas , no juzgó á propofito
fatisfacer la vanidad de nueíiras preciliones.
Nos enfeña que tal Patriarcha , tal , y tal Perfonage célebre vivió , y reynó 60 años , el
otro 59 , efte 70, aquel 1 10 •, pero no dice fi
fueron 60 años , y ocho dias , fi ^9, y 6. femanas , fi 90 años, y 6. mefes. Todas las
adiciones , que pueftas fus datas una imme
diata a otra , fin interrupcion , vienen por fin
a juntar muchos años con el total de la fuma
principal , introducen por eftc medio una incertidumbre tal en eftas Chronologias arbitraN1
rias,

i oo Efpettaculo de la Naturaleza.
rías , y añadidas al Texto , que las hace inuti
les, с interminables. Petolas datas lindifputa,
añaden orden , y fixan la memoria.
Otro medio para facilitar la memoria de
los tiempos , feria tomar el nacimiento de el
Salvador por un punto , b epoca comun, de
que comenzaflen todas las enumeraciones. De
fuerte , que como nofotros contamos defde el
nacimiento de Jefu-Chrifto todos los acaeci
mientos pofteriores à él , fe contaíTen tambien
los precedentes por el número de años , que
diíbn de fu venida ; y afsi , en lugar de con
tar el viage de Abraham en tal año del mun
do , o del periodo Juliano , lo qual , o es in
cierto , 6 de una erudicion muy fuperflua, guftaría yo mas que fe dixefle : La vocacion de
Abraham fucediö cofa de 19 figlos antes del
nacimiento del Salvador : porque efte cálculo
es con corta diferencia cierto , y excita una
idéa mas facil para acordarfe , haciendo à
Jefu-Chrifto el centro de todo.
Defpues de efte primer difeño de la hiftoria fanta , hecho con algun cuidado , fe trata
rá tambien la hiftoria profana, reprefentando
en un mapa de la antigua Aíia los dilatados
Reynos de los Afyrios , de los Medos , de
Babylonia , y de Perßa : fin olvidar à lo lar
go del Mediterraneo , y en fu circuito las prin
cipales Colonias de los Phenicios. Se feñalará
con puntos el viage à Tarfis , o Andalucía,

Carta de un Tadre defamilias.
101
ya por el Mar Mediterraneo , ya por el Mar
Rojo , en cuya Cofta tenian , para dexar , y
volver á tomar fus generos , un Pueito , ó Efcala , de donde temaban la derrota para Efpafia, y de aqui navegaban, dando vuelta á
las Coftas de Africa , logrando ganancias immenfas , por medio de fus cambios , entre
aquellas Coftas , y Gentes bárbaras. Se dará
tambien una idea de la antigua Grecia , y de
todo el Mediterraneo , con el motivo de los
errores de Ulifes , derrotas de Eneas , y viages de Telemaco , fin defpreciar la dulzura de
los Epifiodios ; y advirtiendo , que el todo es
fabulofo. No hay cofa mas fugitiva , que la
ciencia de los Lugares ; pero jamás fe olvidan
aquellos , en que , o la maravilla , ó la nove
dad dio golpe al entendimiento. Continuaráfe,
pues, en la hiftoria c on la noticia de los viages de
Cyro, de Cambifes, Xeixes , Alexandro , Agatocles , Annibal , Scipion , Julio Cefar , Trajano s Conftantino , Juliano , Carlo-Magno,
del Tamerlán , y todos aquellos , cuyos via
ges , y expediciones fe hallan circunftanciadas de modo , que hacen famofos , y notables
los Lugares. Un exemplo folo juftificará la
utilidad de efte méthodo. Defpues de las Ex
pediciones de Alexandro en los Triballos , é
Ilirios , le vemos llegar á Thebas de Béocia,
a la qual faquéa , porque rehufa entrar en la
liga de las Republicas de Grecia contra los
Per-

iог
EJpeBacuîo de la Naturaleza.
Perfas. De allí fe dirige hacia el Heleiponto;
le atraviefa , y llega à Granica : palla à Jonia,
à Cilicia , Yflo , Tyro , Gaza , Jerafalém,
Egypto , Libia , à las Arenas de Ammón , de
donde vuelve à Egypto , para echar los ci
mientos de Alexandrie Defpues va à bufcar
à Darío del lado de allá del Tygre , encuen
trale en las llanuras de Arbelas , le hace huir
à Media , atraviefa el Afia hacia el Oriente,
dobla fu camino al Mediodía hacia el Oceano
Indico , y viene à morir à Babylonia.
Quítale lo geographico à todos eftos fuceflos , y yá no fe fabe en donde palTin las
cofas , no fe vé la concatenacion , ni las razo
nes que huvo para ellas ; fin efte focorro no fe
comprehende , por qué el Rey de Macedonia
gafta tanto tiempo en fujetar la Syria , y Egyp
to , en lugu: de ir defde luego hacia el Tygre,
à bufcar à fu ensmigo. Los Hiftoriadores obfervan bien , que fi Alexandro fe hu viera in
troducido à guerrear en el corazon del Afia,
dexando detrás de si , y en poder de Darío
los Puertos del Mediterraneo , podrían falir de
aquellas partes Armadas capaces de arruinar la
Grecia , y Macedonia , en el tiempo de la ex
pedicion. Pero efta razon eficaz no lo parece,
û no fe hace fenfible соnЧa difpoficion de los
lugares.
Quitefe del mifmo modo lo hiftorico à la
Geographía , ö intentefe retener en la memo
ria

Carta de un Ta àre defatni Has. 1 03
fía el orden de los Lugares , fin el focorro de
un viage , 6 de una hiftoria , que nos haga
feguir à un Aventurero , ö Conquiftador , que
nos ocupa , y conduce como unidos à fus intereiïes, y al motivo que le hace dexar un
Lugar , y paíTar à otro : no es dable retener
nada , y la fituacion de Tyro , о Alexandria
fe efcapará de la memoria con la mifma prefteza que Lonjumeau, 6 Noify-le-fec. (**)
Por el contrario , la idéa de un aconteci
miento memorable , ö de una fingularidad
digna de nota , que acaeció en cada uno de
los parages en que huvo alguna detencion , о
paufa : la hazaña , o heroycidad , que fe ex
perimentó en efta , o la otra Provincia , enca
dena agradablemente el todo , y le coloca por
fu orden en la memoria. Los Lugares mifmos,
que aun no fe conocen, ni fe notaron, fegun
fe defea , en el mapa , por evitar confufion,
fe hacen claros , y tan capaces de retenerfe,
cerno todos los demás , luego que fe fabe,
que eftán cercanos à tal , o tal Lugar cono
cido,
i
A efto fe pueden añadir las poblaciones,
y los hechos de las hiftorias , Griega , Romana,
Gótica , Francefa , Lombarda, Sarracena, Nor
manda, y Efpañ ola, fegun la necefsidad, ó apti,
.
. . tud
)**) Eos Lugares . uno en !a Isla de Francia . quatre leguas de Pan's ,y cue
en Turena, Die. Geog. let. L. y N.
J

EJpeètaculo de la Naturaleza.
tud de la perfona joven que fe inftruye. Ye,
recelo , que fe defdeñen con demasía en impo
ner à la infancia en los acaecimientos de la
edad média : fe halla acafo mas gufto , o uti
lidad leyendo las hazañas de Sertorio , que las
delos Normandos , y fus eftablecimientos en
Holftein 3 en la Neuftria , en la Italia infe
rior , y en Inglaterra ? Se puede encontrar co
fa , que interefle mas à efta edad tierna , que
el matrimonio honorífico , y el caracter de
Rollón , que de pyrata fe hizo un admirable
politico ; o que las conquiftas , y fabias leyes
de Rogero en Sicilia , y las de Guillermo en
Inglaterra ?
Qué delicias tan nuevas no hallará una
feñorita en los defeubrimientos de Bafco de
Gama en las Indias Orientales , ó en los de
Chriftoval Colón en la América , y en todos
los eftablecimientos modernos de nueftras Co
lonias Europeas fobre las mejores Coftas de los
Continentes mas lejanosí
Efta Geographía hiftorica , bien ordenada
en el entendimiento de una perfona joven,
por medio de un Maeftro inteligente , ferá
una llave , con que fe podrá entrar yá por si
mifma à eftudiar la Hiftoria , y aun la Geo
graphía con mas amplitud , y con mayor me
nudencia ; en todo fe halla con efta noticia,
todo lo entiende , fabe quanto pafla , penetra
con gran placer la union , que tienen entre si
los

Carta de un Tadre de familias:, iof
los lugares , y tambien acontecimientos. Ya
puede fer Maeftra , formar una serie hiftoíica para si mifma , y efcribirla de fu mano.
¿
Leyendo la feñorita las traducciones de los tedeia wAutores antiguos , que tenemos, conocerá, ^TdiíitEb
que lo que fe le ha manifeftado hafta ahora, p^r * «*.
por deliciofo que fea , á caufa de fus agrada
bles , y continuas novedades , no es todavía
lo mas hermofo , que tiene la hiftoria. Que
la fubftancia de efte guftofo eftúdio confifte
en el conocimiento de los hombres , en la cien
cia del corazon , y en las reflexiones , que
cada conocimiento trahe configo , fin que las
haga el Autor. Conocerá , que es neceíTario
ver los cafos fucedidos , adornados de todas
fus" circunftancias , para poder juzgar los mo
tivos, y conocer fi las medidas fueron bien,
6 mal tomadas •, y en una palabra , para difcernir lo que cada accion trahe configo de loa
ble , ó reprehenfible. No dexará de entender,
que hafta ahora nos hemos abftenido de in-?
fiftir en que haga eftas reflexiones , por no
resfriar fu actividad, y viveza , y que folo fe ha
bufcado el hacerla utilmente curiofa, y manifes
tarla el camino; pero que ya es tiempo de
que palle adelante , y entienda aquello de que,
es capaz.
Vé aquí los libros de que podrá facar los
materiales de la hiftoria , que ferá fainamen
te digno de defear componga por si mifma,
Tom.XL

,

..

O

ü

1 06 EfpeBaculo de la Naturaleza.
fi quiere adquirir las luces, que aun le reítan , y una facilidad , que la hara capaz de
todo.
. .
i.° La obra de los feis dias. i.° La hif
toria del Teíhmento Viejo con fus reflexio
nes (a). 3 .° La explicacion de los Libros de
los Reyes (b). 4.0 La hiftoria de los Judios
por Humfrei Prideaux (c) : obra un poco fria;
pero exa&a , y juiciofa. 5.0 La Vida dejeiu-Chrifto porM. deTourneux (**). 6.° Los
Difcurfos de BoíTuet fobrela Hiftoria Univerfal.
7.0 La Hiftoria Eclefiaftica por M. Fleury.
La coftumbre que hay , es di&ar á las
feñoritas algunos compendios de eftas hiftorias , y hacerfelos aprender de memoria , con
efto algunas veces aparece mucho , aunque la
realidad fea muy poca. Dexemos falfos bri
llantes , que no tienen confiftencia , y quando
una feñorita mueftra buena fuerte en fus ta
lentos , aíTeguremos la folidéz , que fera fiernpre la mifma , acompañada de un placer in
defectible.
.' .
0.
Efta folidez no es otra cofa , que faber
penfar con equidad , y explicarfe con la ma
yor propriedad pofsible , ya fea difcurriendo
folamente , 6 ya efcribiendo , todo de un mo
do
( a ) Cinco ton,. en i i . En París , cafe de Dedini
( Ir) Seis tom. en 1 1. París , cali de Babuty.
, ( c ) Siete tom. en 1 1. Edic. del R. P. de Tourncmine. París , tic.
{**) Por todo eftofe podrá íübftituirla Hiftoria del Pueblo de PiosdelP.
Beríttyer , y del £íUbledmiento de la Igkfia del P, Moatrevil,

Carta de ün 7adre defamilias. \oJ
do fuave, y todo de un modo noble. Efte
habito tan apreciable no fe puede adquirir con
methodo mas limpie, ni mas fecundo , que
leyendo un capitulo de hiftoria , y repitiendole,
de modo, que fe oyga á si mifma; ó darle cuen
ca de el á otra perfona, y luego al punto
efcribirle.
Efte exercicio fera fin duda mas provechofo , y eficaz , fi fe hace , como el
compendio geographico , debaxo de la direc
cion de un Maeftro juiciofo, que pueda ad
vertir las faltas que huviere , tanto contra la
exactitud hiftorica , como contra la regulari
dad orthographica. El mayor focorro con que
fe puede ayudar el trabajo de una feñoritá,
que fe aplica á efcribir , es aplaudirla el buen
gufto , que tuvo en la omifsion , que acaío
haya hecho de tal y ó tal menudencia poco
util: en el cuidado, que pufo en infiftir en
un paíTage hermofo , ó en una injufticia abor
recible : en lo afectuofa , y fenfible , que fe
manifeftó en una pintura viva , é interefante. Muy poco defpues dos buenas amigas , dos
hermanas , que fe dén mutuamente cuenta
de lo que han trabajado , fe fervirán de Maef
tro. La hiítoria fanta , expuefta en libros tan
bien efcritos , como los que hemos aconfejado , y mantenido afsimifmo en la memo
ria , como diximos , ya con la coftumbre latr
ga de hablar de efta materia muchas veces
O z
algu-

loS Efpectaculo de la Naturaleza".
algunas feñoritas juntas , o fola en fu gabinc-<
te qualquiera de ellas , o yà efcribtendola cor
rectamente , no puede dexar de venirles à fervir de una efcuela- de moralidad, deeloquencia , y de buen gufto. El verdadero bien , que
de efto les quedará , no es cargar cuidadofa , y exactamente la memoria de una larga
série de acaecimientos, que podrán olvidar
como aprendieron , fin que fe figa de ellos
.confequencia alguna. La verdadera ventaja
de efle mèthodo es dar infer.fiblemente , y
per medio de una pràBica indeleble al en
tendimiento , y al eßilo una noble reBitud.
.
Si las feñoras quieren defpues perfecciomrfe en la hiftoria profana, libros hay tam
bien en efta razon muy efiimables. Principal
mente fe pueden aplicar à los de M. el Abad
Rollin , à la hiftoria del R P. Daniel , del
R. P. de Orleans, y de ML el Abad de Vertot , Stc. (**) libros todos de el mas puro
eftilo , y fin la menor afectacion.
Juntando à eftos las traducciones excelen
tes , que fe han hecho de las hiftorias Grie¿gas , y Latinas para el auxilio particular de
las feñoras , fe verán muchas veces detenidas
con alufiones frequentes
yà à los ufos de
\ ;

. ..; ;

la

'(**) En EfpaSa fe podrá fubftimlr por ellos Autor» U hifloria dçl P. Joaa
de Mariana . que por fü juicio , eiíiio , univer&.Urbd , propriedad , y critica ( no
«hilante que el Abad Vayrac fe opone à ello ultimo. no con demafíada razon, en
orden à 'os tiempos remotifsimos de la antiguedad ) vale por muchos ; y mas ha
biendo tantos . que i.'«jan de fjbuus ü narrativa . y Ja fantasia de lus Lectores.

Carta de un 'Padre de familias.
109
Ja antiguedad , y ya á las divinidades , y ce
remonias de la religion de los Paganos ; y ha
llarán mucho focorro para la perfecta inte
ligencia de lo mas principal en la hiftoria an
tigua de M. RoUin , li bien no fe eftendió
á todos los ufos de la antiguedad. Puede fer,
«que el tiempo nos conceda poder preparar
en efta materia una obra util , y que alcan
ce , fin fer difufa.
No folamente tienen necefsidad las feñoras para la hiftoria , de algun conocimiento
de la fabula , fino que no podrán dár un paflb
fin ella en la inteligencia de muchas pintu
ras , ni leer fin obftáculo las mas obras de
literatura. Para acudir , pues , á efte incon
veniente , fe podran fervir de un libro , que
fe efcribió con eftas dos excelentes miras á
un tiempo: efte es el pequeño diccionario de
la fabula (a;.
Quando ya el entendimiento eftá forma
do j tambien eftán las feñoras en eftado de
conocer el contexto , aunque frivolo , de las
fabulas. Pero feria muy peligrofo empezar la
inftruccion de la infancia mas tierna con ef
tas fabulofas relaciones 5 y ocupar con femejantes cuentos una fantasía fin eípecies , y una
razón del todo nueva , en que no fehapuefto aun en orden verdad alguna. Con todo
elfo es muy ordinario hacer caminar á un
.v .

:

..

'

(i) En P4í¡J en caía de Dt&int , cali- de San Juan ds Bsaiww.

paíTo

1 to Efpeffactdo de la Naturaleza.
paflb igual la hiftoria. íagrada , y la fabulofa,
ó los methamorphofeos , de fuerte , que una
perfora joven fe enternece por lo menos otro
tanto por la fuerte que les cupo á las her>
manas de Phaetón , como por la proximi
dad del facrificio de Ifaac, y hablan con la
mifma gravedad del Dios Jupiter , que de el
Dios de Abraham: cofa por cierto bien im
propria.
. i
Qjando ya la feuorita haya adquirido un.t
idea jufta de la Religion, y tomadole el gufto á la verdad , ferá razon declararle los ob
jetos laftimofos , y razones lamentables , en
que eftrivaba la fecta de los Paganos. Esprecifo darles á las perfonas y y á los hechos un
ayre ridiculo , por temor de que eftas locu
ras no hieran la imaginacion con pinturas demafiado vivas : bafta para efto inculcar , y ef~
trivar fiempre en lo abfurdo de la maravilla,
para enflaquecer la imprefsion.
Realmente es defperdiciar el tiempo, y la
razon , entregarfe muchos años feguidos á femejantes extravagancias i nunca fe podrá defpachar con baftante promptitud un eftudio
tan miferable. Pero en la necefsidad en que
eftamos de tener alguna nocion , es baftan
te exonerarfe de la fabula en menos de un
mes, que bafta para ponerla en muy buen
orden en la memoria , haciendola aprender en
pinturas, que fean modeftas.

Carta de im 7adre de familias,
in
Comienzafe diftribuyendo los Diofes de u был «
alto à baxo en diverfas claíTes , y ademas de r™""los diverfos pueftos , que ocupan , fe le pone
por caracter à cada quai aquella aventura ,
o atributo í que le dà à conocer. Jupiter trahc
el cetro , o el rayo , Neptuno el tridente ,
Mercurio un caduceo , y afsi los demás. A
Juno fe la conoce por fu Pavo Real * à Ve
nus por las Palomas, que tiran de fu Carro
za , à Diana por fu aljaba , o por fu Perro:
Vulcano trabe por caraâer fus tenazas , y Efculapio fu Serpiente. Efto es à lo que yo lla
mo atributo , que los caracteriza. Además
de efte diftintivo , fe conocen por tal , o tal
hiftoria , que les fucedio.
Quando todo eftà yà contado fucefsivamente , y fin confufion , folo de palabra , y
fin efcribirlo , fe vuelve à tomar cada aven
tura para facarlas à todas en un quadr¿> , fin
nombrar en él los perfonages. Dafe princi
pio , rogando à la feñorita , que imagine una
Ciudad , un Puerto , Plaza pública , ó qualcluier otro parage , que deba fervir de íbn•do à la pintura : luego fe la vuelve à pedir,
que conciba efte perfonage , o el otro, con
efta , o la otra poftura , tranfportados de tal
pafsion , ó afecto , comenzando , o acabando
efta', o la otra accion. Tratafe de adivinar
lo que fe acabo de pintar con fola la voz vi
va, y de dar razon de todo.
Ex-

H2
Efpefi'aculo de la Naturaleza;
Expliquenos Vm. fe le dirá, efta pintu
ra , de que ya la hemos hablado : aquí fe vé
un magnifico falón , lámparas colgadas en los
techos , un Rey fentado á fu mefa , que ma^
nifiefta haftio á un manjar , que le han fer
vido , y en fin , uno de los Commenfales , que
fe levanta de la mefa con cabeza de Lobo (**a).
Que es lo que efta pintado en un quadro,
en que fe ve una Diofa (**b) fobre fu Car
roza (**c) tirada por dos Pavones , y que
llega á una obfcura cueva , donde la recibe un
Rey , que eftiende fu cetro hacia una multi«tud de caras volantes , hinchadas , y con apa
riencias de fedicion (**d)?
Que reprefenta otra figura , en que fe
ven
(**a) Eíle fué Lyeaon , ¡nfigtie malhechor.
FIT LUPOS , ET VETEfUS SER.YAT VESTIGIA FOR.MAE.
Ov. Meth. ! .
(**b) Juno.
(**c) Dorada.P. Mvth.plrt-t.
C*i) Juno llego a la cueva ds Eolo , Kzy de los Vientos , como lo pinta
elegantemente el Poeta en ellos verfos.
.Nimborum in patriam loca foeta furentibus Aujiris
Aeoliam venit. Hic vajto Rex Aeolus antro
LuBantes ventos , tempeftatefque fonoras
Imperio premit , ac vinclis , £¡3* carcere fraenat.
lili indignantes magno cum murmure montis,
Circum claiiftra fremunt. Celfa fedet Aeolus Arce
Sceptra tenens, mollitque ánimos , & temperar iras, > (>
. Ni faciat maria , ac térras , Coelumque profundum
. Qinppe ferant rapidi fecum ; verrantque per auras.
Sed tater omnipotens Jpeluncis abdidit atris,
fíoc metuens , molemque , £3* montes in/uper altos
Impojuit, Regemque dedit qUifoedere certo.
Et premere, £«f* laxas feiret dare, iujjüs babenas.
yirg. En. lib. 1.

Carta de un 'Padre de familias.
113
vén á las riberas del Mar tres figuras , la mi
tad mugeres , y peces (**a) la otra mitad ,
y que parece convidan á un hombre (**b),
atado al máftil de un Navio , que vieron paffar por la Cofta? Preguntando afsi repetidas ve-.;
ees el nombre de todos eftos objetos , fe evi
tará el trabajo de di&ar , á el afan de las
lecciones á cerca de efta materia. Afsi no en
tra en el entendimiento , lino lo que fe quie
re que entre , quando un libro dice acafomuchas veces mas de lo que conviene faber:
y aquí fe refpeta , y mira alguna cofa mas
eftimable aún , que el tiempo , y que el cul
tivo de la razon.
. .

Accelerando mucho efte méthodo la obra,
y fiendo fumamente guftofo , no digo yo pa
ra la infancia , fino tambien para la juven
tud , fe puede ufar para que fixe mejor en la
imaginacion , y traiga agradablemente á la me
moria los mejores monumentos , y rafgós ;
que nos quedan de la antiguedad. Una feñorita , que eftá inftruída en la hiftoria fagrada , y profana , no folo refponderá con
acierto a femejantes queftiones , lino que fe
exercitará guftofa en hacer por sí mifma las
pinturas , y en explicartelas á una amiga fu-.
Tom.XI.
P
ya,
<***) Eftas fon las Sirenas , que fegun alguuos tienen la cara de mugeres , y lo
reftante de aves. Panth. Mythic. pars tenia: y que lo contrario es error coniun de
los Pintores , y algunas medallas convienen con erto : «tros afirman , que antes
foeson peces, yluego fe convirtieron en ares. Los Griegos tomaron laetymolo,
p«de «tifa que fignifica Cadena. VeaTceliiic.de Trev,
<**###BOT_TEXT###gt;) Oiife,,

1 1 4- Ejpetíaculo de la Naturaleza.
ya , ó á alguna parienta aficionada. Qiié po
drá, por exemplo, fignificar una pintura , que
reprefenta un campo en que los Soldados fe qui
tan unos á otros la vida, ó fe atropellanr
y ahogan al huir confufamente ; eftando al
mifmo tiempo el recinto , en que fe hallan ,
acordonado por un pequeño número de Sol
dados , cada qual con una luz en la mano
izquierda , y en la derecha. una trompeta , que
tocaban al j mifmo tiempo ? De qué acontecímienuo ¡fefría la reprefentacion , ó la píncux
ra en <jue fe figurarle un monte - cuyas cueftas , ó declives eftuvieflen cubiertos de viñas,
en las quales fe introduxeíTe multitud de Bue
yes: fus cuernos: con hachas de paja encendi
das , cuyo refiexo alumbra algun canto el efpacio vecino en la obfcuridad de la noche ?
Añadafe eftár allí al mifmo tiempo dos ExercitoSí,;de: los .quales el uno huye del todo defordenado , á la cumbre del monte , y el otro
fe .* queda lleno i de tranquilidad en el llano^
en donde de trecho en trecho fe vén teas en
cendidas , y Soldados con fus cafquetes , riendofe á carcaxadas .(**) : qué figninfcaeionten*
.
Pero eftc exercicio , que mira á adorriay
la memoria , ó á fervir de diveriion defpues
del trabajo, no debe fer fino un juego. La
T
;;
:i \ ::y/;.lB#:i
,
. ;-. . •
"I r ' *- . -; ' •'
.. •
' ""
(**) AnnibáU)url6alosRcinanosc,nfci»e)aBtee»tatagema. Veafe la hHt.
Rem.poi M.Roliiit. J.pag jo. ii,pt.4eParís ,aio«ieM.DCC.XUI.

Carta de un Tadrede familias.
faf
perfiftericia en el trabajo'', у.Ы alabanzas (ë
deben à la re&itud del entendimiento', à" ¡\i
facilidad del eftilo , y mucho mas al difcernimiento fobrefaliente de la hermofura en *láS
verdaderas virtudes.
Formado ya el gufto' ¿on;el: habito dé
repetir la hiftoria , y de efcribirla , no fe man
tendrá mucho tiempo encerrado en folo el co
nocimiento de los hechos , pues una vez ad
quirido el gufto , vîehei-à fer el mejor de todos
los Maeftros. El conducirá infaliblemente à una
feñorita de efpiritu , y capaz de conocer las
perfecciones de una hermofa compoficion , al
conocimiento de las principales reglas de la
Eloqüencia , y Poesía , para aprovecharte" dti
lo mejor , que tenemos efcrito en efté géne
ro. Rehufará por ventura la leccion de las traduciones perfectas , que ha dado una feñora
de los Poemas de Homero , y ád ^uc Segrais
hizo en verfo de las Obras de Virgilio ? Qué
encanto no . le ferán las traducciones de las
grandes hiftorias de Grecia , y de Italia , ca
lí tan eficaces , y perfectas , como los Poetas ,
y las pinturas originales!
La curiofa averiguacion , que ha fido con
ducida con acierto, nunca eftà ociofa, y fá
cilmente fe inclina à buen lado. Es como in
dubitable el adquirir algun conocimiento de las
particularidades mas bellas de- la hiftoria na
tural , trabajo tan apto para hacernos adopi
rar

"i 1 6
Efpettaculo dé la Naturaleza.
jar. en todo la providencia, como para ad
vertirnos de nueftras mifmas riquezas. ...
Poco á poco ira defeubriendo en fu len
gua nativa otros theforos , fin comparacion
mas eftimables , quequanto nafta ahora liemos
dicho: quiero decir , excelentes libros piadofos,
llenos de gracia , y folidéz , efpecie de obras?,
en que nueftra Nacion (**) tiene fama de no
ceder á otra alguna. No tenemos derecho pa
ra decir mas en ventaja nueftra; .
; ,
Tal es el efe&o , y el privilegio de el
eftúdio de la hiftoria : no foftidia , y hace bro
tar en el corazon el amor de la verdad, y
folidéz ; defpues de lo qual fe puede muy bien
defeanfar , en orden á lo demas , en efta ex
celente pafsion, dexandola caminal; fegun fu
propria condu&a. Por el contrario , fi eftando aún tierna la razon, fe carga el efpiritu
defde luego de moralidades, de maximas, y
de formulas , ó lo que es :todavia mas noci
vo , de abftracciones , ydifputas., nofienten
fino el pefo de la tarea , ni anhelan fino por
que llegue el fin de un exercicio , que molefta, y aflixe tanto. Hagafe defear el cono*
ce,r las verdades prácticas ; pero no fe manifieften al punto , fino aquellas que pueden agra
dar. Atiendafe , pues , á'-, la hiftoria
. , porque.
ella ,

. (**) DicefepotlaFíanccB ; peroeneíti razoit juzt,o , que no le vierretW
menos propiedada la Efp.uiola , y fotos , entre innumerables, Fr. Luis d; Grmiii , rf P. Luis de liPuerlte , 5' Entibio Nierímbcfg , pueden boriar la nota a toda
pa&ion.
. . \r. i

,
Carta de
adre de familias.
117 1
ella es. la fimiente de toda moralidad ; y dexefe , creedme lo que digo , dexefe la mora- i
lidad en femilla ; ella dará fruto, llegará el
tiempo de que madure, y por mí la cuenta.
. .
Quando á la primera cultura de la ra
zon fe huviere añadido poco á poco la en-.
feñanza práctica de aquellas labores pertene
cientes á toda efpecie de recamados , pefpuntes , baynillas , encages , deshilados , y aque
lla variedad immenla con que hermofean las
feñoras toda fuerte de lienzos , y telas ; la
coftumbre de dár pafto al entendimiento lle
gará á fer tan a&iva , y dominante , que de
tres, ó quatro buenas amigas, que vengan á
hacer labor de compañía, ó para alhajarfeá
sí mifmas (**) , ó cofiendo para los pobres,
fe puede anunciar defde luego , que fe ha
llará cafi fiempre una de ellas , que quiera
leer á las otras, y que no interrumpirá la lec
tura , fino para dar lugar á algunas reflexio
nes, aun mas provechofas , que lo mifmo
que fe lee.
¡
... El trabajo manual, tan recomendable por
fu merito proprio , y tan neceíTarío para que ;
las feñoras eviten una ociofidad ta>n canfada,
como perniciofa , las trahe otro bien , que
hafta por sí folo para que le conferven Un
gular cariño , pues firye de rebozo á la cien
cia,
(** Eseftiloen Francia , que tas fefíoritastrabsjía por sí algunas cofa? con
q«e arrean , ddpues de calarte , fu quarto, y de efto habla aquí.

118
EfpeElaculo de la Naturaleza.
cía , poniendo à cubierto , ó efcondiendo
en cierto modo el amor à la lect .ira , pafsionf
à la verdad bien innocente ; pero que Ce obs
curece fu merito , y fe vifte un no sé qué de
ridiculo , defde el punto que una feñora le de- •
Xa vér , y fe jacta ;j y efte riefgo falta , quando eftàn ocupadas las manos. Por el contra
rio , una feñora , que no conoce la labor de
modo alguno , fe deshonra à sí mifma igual
mente , que fi fixára fobre fu puerta , 6 el
uno , ó el otro de eftos dos cartéles : Efta
cafa fe deßinapara el juego (**). Efia ca
fa es para que vivan las fábias (**).
h . La mifma prudencia , que obliga à una
feñora à ocultar de los que la vén efta afi
cion л la le&ura , y que es para ella un ma
nantial de luces , y de confuelos , la obliga
con mayor razon à fuprimir toda parcialidad,
toda agrura , y toda quexa en materia de pie
dad , y controvertía (**). Ama tiernamente fu
Religion , y la encuentra llena de luz , y fin difputa en las decifiones , y en los fymbolos de
la Iglefia; en el Evangelio, y en la predica
cion comun de fus Paitares ; en una infini
dad de obras luminofas , que la autoridad,
y aprecio univerfal fignifican , y feñalan. Con
eftos focorros tan extenfos , y tan feguros prac
tica fu Religion- con el mas humilde filen.
ció:
(.**) Ea Francia es mu dpecie de infamia alquilar fir caías para el juego.
- (*,) O la dueña . es ulna Sabia , carao traduce el Itaüano.
(**>' O Dogma.

Carta de un 7adre de familias.
no
сю : nada critica en los Paitares , ni en los
demás eftados , pues ella no ha iido enviada
para fu reforma. Calh à cerca de lo que no
entiende , y aun à cerca de lo que entien
de , fin abrir los ojos , fino fobre fu propria
conducta , perfuadida à que la dulzura ., que
es la que conftituye en la fociedad la gloria
de una feñora , no es perfecta , nafta tanto
que fea incontraftable , y univerfal.
Eíb folidéz en fu gufto , y efta pruden
cia en fu modo , mantendrá toda fu familia
en paz , y hará feliz al marido. Efte po
drá fer jugador , prodigo , y fin religion ; pe
ro no dexarà de amar , y refpetar à fu
muger , fe puede cafi prophetizar , queconqu iftará à fu marido , y que le volverá à
ganar para el cumplimiento de fu obligacion,
y para el Evangelio , con el cuidado de evi
tar amarguras , y reyertas en lo que dice.
Una virtud fiempre confiante , fin fer incó
moda 3 es el fermon mas eficaz de quantos
fe pueden oír. Y fi la folidéz de efte buen
gufto es un remedio tan poderofo en las di->
ficultades de la fociedad , qué theforo tan gran
de vendrá à fer, fi fe traslada al retiro г ".
t
Vengamos yà à la otra educacion , que
aún nos refta : y al modo , que lo executa- Educcion
mos, hablando de las niñas , reduzcamos la deIoshiioseducacion de los hijos a dos planes genera
les , que. fon à la i verdad los dos modos regu-

no EfpeElaculo deId Naturaleza*. >
guiares , que hay de educarlos , aunque con
alguna variedad en el mas , y menos de ca
da uno de ellos.
. . ,
• t
u oiucacion (upcrficiiL

Segun el primer plan , nos propondremos
¿car cftQ que fe Haina un hombre aerada'1
O
ble. Yo veo , que efte es el blanco á que
miran los defeos de muchos , y que aunque
fu lenguage es diverfo, todos los esfuerzos,.
que fe hacen , y todos los cuidados , que fe.
ponen , fe dirigen a efto. Veamos ahora de
que fuerte fe executa , y qué es en sí efte hom-bre agradable , de que fe fuele hacer en el mun
do tanto cafo. Defpues paflaremos á otro plan,
que feguido , podrá un hombre fer tambien
agradable á toda la fociedad , fin que efté ja
mas ocupado del defignio de agradar.
La coftumbre es conducir á los niños poc
el gran camino de los eftúdios ordinarios , y
hacerlos paliar de clafle en claíTe : en efte mo
do de educacion fe. iva á ganar mucho, pues
fe defeargan de una infancia á la verdad im
portuna. Se dirá , que fe figue en efto la mo
da , y que fe hace todo quanto es neceftarioi
fe añadirá todavia , que la educacion pública
es un medio para que adquieran los jovenes
amiftades , y conocimientos , que el tiempo ,
y las ocafiones les podrán hacer muy utiles.
Efto folo no es ciertamente folicitarle á la ju
ventud , ni el Griego , ni el Latin , ni pie
dad , ni regla de conducta. Qué harán con
efta

Carta de un "Padre de familias,
m
Jeíta crianza enere los ingeniofos , y cultos ?
Aun les falta que faber. Pero no es malo ,
que un joven fepa eferibir un papél , que ten
ga alguna idéa de la hiftoria , y fobre toda
el conocimiento de los Diofes , y Diofas , fegun aquel orden que ocupan , fus aventuras,
y metamorphofis ; y en una palabra , que poffean la fabula. La fabula hermosea el en
tendimiento , da materia para el adorno
de quartos , y jardines , eftá irreparablemen
te unida con la mufica , y la pintura. Y
en los efpe&áculos , y en el trato de el mun
do fe podrá acafo paíTar fin ella í Precifo
es fiempre tener algun fin en lo que fe
hace.
¡- ,
Con miras tan relevantes á cerca de la
educacion , fe trahe á cafa un Ayo , ó perfona , que haya de inftruir , y enfeñar al niño. Se le hace la primera accion de políti
ca á efta perfona ; pero quando en adelante
fe dexa vér , 6 entra en la fala > fe le reci
be con un ayre de indiferencia , femejante al
que fe tiene con un animal domeftico , que
entra fin hacer ruido en el quarto ; hace una
demonftracion de cortesía , y fe vuelve á falir fin confequencia , 6 como fi no huviera
entrado. Con todo eíTo fe dirá algun bien de
efte hombre , fi el niño tiene entendimien
to , ' pero la caufa fe fentencta contra él an.Tom.XI.
Q_
*
tes

ij2
EJpefiaculo de la Nafuralezax
tes con antes, fi el joven carece de él , CiA
culparle á éfte jamás.
Acabado el tiempo de los eftúdios , por
que el tiempo , y no los adelantamientos , es
quien lo determina todo , fe le faca al joven
a luz , y al trato del mundo , fe le procura
tambien un empleo , y algun dictado ; pero
fin afanarfe por las cargas , que trahe configo ; por el contrario , fe le fugieren los me*
dios , que hay de fuplirlas , y de libertarfe de
ellas. Ño es neceíTario fino faberfe gobernar,
y honrarfe"con el talento de los fuba Iremos*
dexando fiempre en buen lugar las apañen,
cias : de efte modo todo viene á fer una fiuG
lería, y puro juego. El punto , que fe le-. en4
comienda , el punto capital, es el arte de agra
dar. Da gufto , le dicen , y tú lograras , hagas
lo que hicieres. •..>..
rr' :. i. , . . \
'. Es verdad, que un hombre ,. que no. es
laboriofo, que no fe halla tnftruído, ni k fatigan
tampoco fus obligaciones , hará gritar contra
él á todos quantos tienen algun negocio , que
pertenezca áfudefpacho. Dilaciones , rodeos*
defgracias , fupercherías , y aun injufticias ,.
unas veces uno , otras otro , y otras todo, fe lo
imputa, porque fus operaciones no proceden
de el defeo de hacer bien , ni de la inten~
cion de agradar á aquel , que yá-.el fondo
de los corazones; pero él no . dexará de vér-.

Carta de un Tadre defamilias.
tz$
fe entronado en el mundo , y de mantener
te con una efpecie de reputacion , con tal ,
que fepa agradar. (**a)
.<
El arte de agradar , que es cafi el unico
importante en el mundo , pues paíTa por me
rito , por talento , y por virtud entre los hom
bres , fe puede reducir á ciertos medios ge
nerales
que fon como las fuentes de donde
fale la dulzura , y todas las gracias.
. Defpues de la fumifsion , que es el alma
de efta arte, y que mide todas fus obliga*
ciones con los defeos de aquellos , á quienes
va a hacer la corte , los dos medios , que
fon mas generalmente á gufto del mundo , fon
el juego , y un a yre defembarazado , y libre;
i°.
Una de las primeras obligaciones da
Qj-

"

el

(**a) Entronados con efta crianza , quitaran el credito , un Tribuna,', ¿ Ofi
cina , aunque fea la mas decorofa , y tiourada. Dejará á ellos an Pretendiente
mal arreado , acafo , porque le deftruyeron fus vertidos los trabajos de la guerra,
que ayudó á foftener con íu fudor , y fu fangre, en definía de la Religion , Rey.r
Patria ; explicalesfu pr-teníiona eftos Heroes ; y , b porque fe explica mal, por
entender mas de vslorque de eloquencia , o porque infílte demaludo en fu ta
zon , ó , lo que es mas cierto , a cania de fu nial veftido , los Heroes , de que tra,
tamos , fe defizonan , alzan Ja voz , levantan las manos á la frente , y la cabeza,
y dicen , que los atormentan , v matan preteufiones tan molerlas , y hombres na
porfiados ; y finalmente , los defpidcn defabridamente del puefto, y los dexan fia
efperanza : fin cuidar del gafto , y mala obra dc-1 infeliz Pretendiente , ni hacerle
cargo de que los mantiene el Eftado en aquel puefto para fufrir comisiones feme,
jantes , para amparar al delvalido , y íervir de efte modo a la fociedad , y ¿ la Pa
tria : pero aqui el arte de agradar no les íirve , ni es del cato. Por etcontrario , 1!
ftega a la mela de efto< hombres graades uno , que lo fea en el mundo , que los
puede valer , que ♦i rica , y coftolamente vertido , le levantan de fu puedo , le
dan afsicnto , le ofrecen fu auxilio , ponderan la dificu'tad de fu pretenfion , lo
arduo de la emprefla , aunque (ea uu papel de N. o alguna licencia de tabla ; pero
a&i mueftran fu afecto , fin que les cuefte la menor cola , levantan fu merito , .y
ponderan (, trabajo , que no viene defpues a 1er de valde , ni vacio. De eftc mo
do , con juíKcia , ci fin ella , fe gaita , lure , y triumpha. Miren fi el arte de anu
dar importaba aqui: AT SPERA TE DEOS MEMORES ÍÁNUI ATQUE
NBFA^Dl : pueslaDeidadparatodosesigiial.

124 EfpetJaculo de la Naturaleza.
el hombre agradable , es jugar fuerte , y fa-,
ber perder fu dinero con una apariencia de
tranquilidad , y íofsiego. El buen jugador es
una efpeciede Heroe , fiempre prompto á obli
gar á los otros , y á hacer fu voluntad. Eftc
es un amable Philofopho ,a quien Vm. encon
trará fiempre el mifmo en todas las ocafiones : acerca con un ayre de indiferencia la pla
ta , que gana , y aparta con ayre rifueño las
fumas , que pierde. Tiene comunmente la ra
bia en lo intimo del corazon ; pero la ferenidad fe ha de dexar vér fiempre en fu fren
te. No hay uno , que no admire fu igual
dad , y que no aplauda fu definieres ; peto
ello es verdad , que efta calma no impide,
que la fangre fe turbe , queme , y corrom
pa , que la negra melancolía altere el tempe
ramento ; ni menos el que efte Heroe libe
ral "perezca de miferia.
Pero antes de llegar á la defefperacion ,
6 á la trifte necefsidad de ocultar en el re
tiro la ruina de fus negocios , goza por al
gun tiempo las primeras dulzuras de fu ofi
cio. El juego le franquea entradas , y le ha
ce efperar protecciones : tambien hay tiempos
en que pintándole bien la fuerte , y aun con
alguna conftancia , fe le pone en- la cabeza,
y le perfuade eficazmente aquella opinion, tan
•vana , como lifongera , de que nació debaxo de algun Signo , ó Planeta favorable. Al
ga-

Carta de un 'Padre de familias, ta f
gunos revefes paíTageros no. fon capaces de,
borrarle efta perfuafion tan racional. Llegafe
el tiempo a turbar ? fobrevienen tempeftades,
que le deftruyen toda aquella felicidad de fus
primeras empreíTas. Su Philofophía efta firme.
La serie de tribulaciones , aun las mas obftinadas , fe interrumpe de quando en quando
con algunas vislumbres de efperanza ; y de
hecho , él no pierde jamás de vifta aquella
eftrella , debaxo de cuyo horofcopo feliz na
ció. Las pruebas de efto han lido muchas : un
poco de aliento , que volverá el Aftro á to
mar fu afcendiente, y con efta efperanza fe
envida , fe adeuda , y fe arruina.
No turbemos el eftado del taúr con una
previfion importuna : es vifible , que un hom
bre , que nace feliz , no tiene que temer.
Yo lo quiero creer afsi j pero bafta para abra
zar un eftado , el que haya feguiamente ga
nancia en él ? Examinemos fiquiera un inftante los nobles motivos , que juntan las perfonas apafsionadas por el juego , dexados á
parte todos los peligros. Podriamos imaginar,
que la razon , que hace , que un jugador fea
fiempre bien recibido , es la necefsidad , que
tienen las perfonas defocupadas de hallar al
guno , que les haga compañía , y que efté
prompto para fu diverfion. Yo no dudo , que
efta caufa coopere algo para que hagan ca
fo de él. No faben eftos hombres , que ha
cer

1 2 б Efpe'ft'aculo de la Naturaleza. v
cer del tiempo , y es muy jufto , • que eftimen à uno , que fabe penderie alegremente
con ellos , pero todavía hay otra razon mas
poderofa , y mas fecreta pira que efte hom
bre fea recibido con un ferablame rifueño,
y con un tono feftivo à donde quiera que
llega.
- «
Entre toda ella buena gente , que no ha
bla , fino de obligar , de afe&os muy. Ungu
lares , de moftrar un corazon noble , y desinterefado , no hay uno fi quiera, que no entre
en el juego con un defep ímcero , y con un*
firme efpeianza de ganar. Efte deíeoes muy
eficaz en todos los que juegan con pafsion:
y fi Vm. me pregunta, qual es el verdade
ro motivo , que los apriliona dia , y noche
à una rnefa de juego , y principalmente de
un juego fuerte , con perjuicio de fu fueño,
y fu falud , refponderé fin temor de errar ,
que es la efperanza -de la ganancia: qae es el
puro interés ; y que es la pura avaricia. <
Un jugador , . y aun el buen jugador , no
es fino un honefto harpagon (**). Hay acafo avaro alguno , que no vea con anfia , y
con una inclinacion natural aquellos ¿ de quie
nes efpera ganar ? Por efto les tiene abiertls
ius puertas. Luego un jugador mira à otro со*
- mo
(•**) Eile nombre ы nuevo en el idioma Francés. introducida por Moliere
en U Conudi, d:l AVARO : y es lo inilmo que LADS.ON , ù hombre qu, eurfcj
«iu:c: por vasiniulbis. viene del Griego «£7r*£ä RA.P1Q;, Iuliiao ARPA- '
GONE.

Carta' de un 'Padre de familias.
1гу
fnb á fu recLirfo , y como я un hombre , àcuva cofta efpera enriquecer. Tales fon los po
derosos lazos , que los unen.
Efto es decir , me opondrán à mí , demafiado poco : nada es comparar à un taúr
con Un avaro. Un avaro afina , y fuda , y
fus ganancias fon comunmente la recompenfa de un trabajo confiante , y obftinado. Un
avaro endura , lo que adquiete ; pero fu cau
dal es ordinariamente. el procucto de fu s tier
ras , ó la ganancia de fus contratos , que au
torizan las mifmas leyes. Es lo mifmo un ju
gador? Efte toma afsiento en una mefa de juego,
dos Luifes (**) fon^odo fu caudal , y no queirà
levantarfe de el fitio fin millones. Eftá prompto à recoger , fin merito , ni trabajo, l is rique
zas , que havía preparado la providencia pa
ra recompenfa de un trabajo honrofo,y de
una induftria legitima : prompto à apropriaiflo
todo, fin dar nada en cambio. El jugador
pafía aun mas adelante 5 no hace cortesía , ni
tiene política con otro jugador. Solo atiende
á una intencion muy lincera de defpojarle,
de dexarle im una blanca , de facar de él lo
que no tiene, y obligarle à que le pague,
contrayendo deudas , que vienen en tales circunftancias à fer verdaderos hurtos. El juer
go no es , fegun efto , .ni lazo de una ho;4
. " :
nefta
(**) tos Uáüríeti moneda deA wcia de mucha variedad en el valor , los
hay de cerra de*ii reales. y tambien de ocho quartos , y aun de menos. Veafe .
tlDic.deTrev.f.L.

1 2 8 EJpetfaculo de la NaturalezJ.
nefta fociedad , ni un fimple defperdicio de!
tiempo , ni fola una avaricia paliada ; es un
corfo verdadero , y un latrocinio autorizado
con la coftumbre. Vé aquí la objecion con co
da la fuerza, que tiene.
Efte amor del juego , taneflencial á un homprivüegi« bre agradable, y cortefano , tan neceflario par*
enjuego.
formar un hombre del tiempo, ó del mundo, no
dexa , digan lo que dixeren, de tener fus privile
gios ungulares. El juegoarruina la falud,y la ha
cienda de los nobles ; pero tiene efto de bueno,
que puede paflar en ellos por todo fu talento , y
por toda fu ciencia. El juego impedirá à un Juris
perito adquirir el conocimiento, y noticias precifas à fu empleo ; pero es cómodo , porque no le
eftorvará el que fe duerma en la Audiencia, ni el
que decida defpues de la vida, y hacienda agena.
El amor del juego tiene otra ventaja, debilita la
mayor parte de las mas fuertes pafsiones , y las
tiene en captividad: por cxemplo, defcuida de los
gaftos á que le obliga el amor conjugal, fe difpenfa el afecto paterno de pagar las penfiones debi
das à fus hijos ; poco à poco defvanece el fentimiento de la equidad,y quita los efcrupulos. To
mar dieftra, y ocultamente lo que no es fuyo , es
la menor delas incomodidades, que ocafiona. Se
adeuda à manos llenas , pide preftado , y exi
me à la conciencia de todas fus obligaciones* "
Es precifo confeilàr , que un ladron muchas
veces caufa menos mal ^tíe ua-jtJgador. Pe
ro tal es la fuerza de la coftumbrdNçel mua-

Carta de un *Padre de familias.
120.
üo envía al ladron á la horca
y acoge. al,
.que labe que es un jugador perpetuo.
- :
z?.t
Defpues dela baxeza, ó condefcendencia del juego fuerte, no hay el dia de ayíTde'ii.
oy medio mas feguro para adelantarfe en el ^UaT
arte de agradar, como un ayre de libertad <**a>, tU-.
y la vana oftentacion de charlatán. Los Mi
litares, á quienes fu ocupacion, y trato de
•mundo parece , que los diípenfa de la cir<unípeccion , y referva á que eirá fujeto un
Magiíhado , tienen naturalmente un ayre de
franqueza, yfeftividad, que cftoy muy le-r
jos de ariticar ; y afsi , no hay que equivo
car uno con otro. El ayre de libertad > de
que acjui hablamos, fe dará á conocer fuficientemente, añadiendole el bullicio/a atur
dimiento , ó la locura de un charlatán (**b),
Tom,XI.
R
de
t**a) AYRE CAVALLERO, dicen otros: enltaliano ARIA ?RANCA.Íat<
LIBERIOR , SOLUTIOR, .
.•' '
• -.'
(**W Eftos fon los que en Francia llaman Petimetres : PETÍT-MAITRE, Y*
aunque fe pudiera diíputar muy bien , fí los que en nueftra Efpaña fe Maman PE
TIMETRES , fon del carafier-ie aquellos , ch)"0 retrato te pone aqui ; pero no
chitante, que muchos de los de Elpaña viven fiempre admirados de sí mifmos,
.en quienes todo los enamora ¡ que fu primer«mfultor por la mañana es s! eípejo,
que paflan las horas enteras en el tocador , con oprobrio de fu fsxo , contümiiores de quintas eflincias, y que cerno di.to un Sabio ( a J dexaráu perder (aJP.Garatt.
la Patria, por nopetder un pelo folo de fu peluca: con todo ello no tiene el nom
brede Petimetre en Efpaña la lignificacion que en Francia , donde paflVn tos Pe
timetres per la gente mas difoluta , impia.y cali fin religion, que hay en el
mundo : por lo qual dixo muy bien M. Voltaire , cafi al principio de la Carta da
«u Tragedia de ZAIRA : QUE LOS PETIMETRES SON LOS ANIMALES MAS
RIDICULOS DE QOANTOS ARRASTRAN CON ORGULLO SOBRÉ LA
HAZ DE LA TIERRA. Por razon , pues , de eíla diferencia , no le damos aquí
*1 nombre de PETIMETRES á eftos tales, llamandoles CHARLATANES, nom
bre , aunque algo generico , batíante propiio , y capaz de la etpecie d, hombres,
<jue vamos á defrvibir , >sibiea!e$ pudieramos llamar con haftante proporcion
IMPIOS , TRAPACISTAS , &c. nombres , que no defdicen dff fu ¿arada:.' SI
Italiano l*s ftama DOCTOR1NOS.

130 EfpeEíaculo de la Naturaleza.
de quien 1л franqueza , y abertura militar es
folo. una faifa copia. Confifte , fi efto fe pue*
de explicar , en un modo burlador , impetuofo , chocarrero , que parece fer fin reflexion,
fin eftúdio , y aun lin regla. Yo quinera ver à
un Logico emprehender la definicion el ayre de
eftos trapaciftas. por fu genero , y diferencia.
Sin duda , que fe havía de hallar muy em
barazado. El modo de proceder > y manejarfe uno de eftos charlatanes , parece enemigo
•de toda atencion , y cortesía ; pero fe eftiende à tan grande número de predicados que
una corta definicion e£ impofsible r que los.
comprehenda. Sin tanto philofophar amel
guemos una deferipcion r que abrace las gen
tilezas , que incluye efte caracter, el dia de oy
tan importanteEl efpiritu , pues , del charlatán , es cier
to compuefto de una multitud de pequeños
viages > y paíTos,: acciones , o modos depor
tarte , y de palabras. alufivas , y fuaves , que
trahídas à propofito , y feftivamente , pudie
ran guftar, aun mas que las que proceden de
un juicio muy fentado , de la ciencia mifma,
y de los mas bellos talentos.. Tales fon , por
exemplo , la averiguacion de las modas rigurofas t ó grandes modas ,. que van faliendo
diariamente: el decidir con proporcion à cer
ca de la eleccion de los colores , del lugar
cabal , que le viene à un bucle,. à un tren
zado,

Carta de un Ta dre defamilias.
131
zado , ó á un filete : el picarfe de tener a ma
no las eíTencias , ó la agua de olor y la mas
perfe&a , fiempre .que quiere ; de hacer provifion de todas las fabulas , ó hiftorietas , que
corren; de epilogar en tono obligatorio Li
menor cofa , que fe haya dicho , hallando de
licadezas , invftenos, é intenciones en que no
fe havía penfado ; ingerirle , torciendo con fu
tileza , y aun con. violencia .la- converfacion,
para reducirla por fuerza , ó por grado á la
chocarrería , y á la burla ; eftár de acecho para
arrojarfe como ave de rapiña fobre algun aba
nico , que fe caiga j ofrecer á tiempo el focorro de una mano , feveramente cubierta
con el paño , ó tela del veftido , para fervir
de bracero á una feñora , que fe puede tener
mejor que él ; diverfificar , fegun las circunftancias , aquellas formulas fuaves de los cum
plimientos , y cortesías , que corren ; traher
la noticia de una pieza de mufica Italiana ,
que acaban de tocar mal , ó deslucir Gvtignon,
ó le Clerc (**) , ó de un romance abíolutamente nuevo , y de un excelente moral , ó
una obra de muy fubidos afectos. Pero prin-cipalmente donde triumpha el charlatán es en
la mefa , por la multitud , é importancia de
los oficios que exerce ; poíTee en fupremo
grado el arte maravíllofo de partir un po
llo fobre las puntas de los dientes de un teR. ¿
ne(**) Dos Viol¡n:s de Ptaiíj

ï32
EfpeEîaculo de îa Naturaleza".
nedor, ó trinchante, fin afear , ni deímern-,
brar las piezas , que corta ; con la vifta , y
el olfato decide fin apelacion el grado de bon
dad , el punto del . cocido , y las razones depreferencia ; quita todas las incertidumbres ,
previene todas las necesidades , y adivina las
intenciones 5 à todo atiende : fin fu auxiliono fabrían los que eftàn allí para qué fe havían femado à la mefa : fobre efte exe rueda la machina, y todo corre à fu cuenta.
; - El paíTeo le franquea todavía mucho cam
po para exercitar fu generofidad , y fu carac
ter oficio/o. El arregla quanto pertenece al Co
chero , impide los atolladeros , quando él la
infinúa fe baxan del coche, y por él fe en
cuentran cefpedes , ó campo hermofo en que
defcanfar , no hay cofa que no fe le deba ,.
corre л la dieftra , y à la finiefba i aquí fa
ca una caxa, allí un efpejo de faldriquera;.
en otra un Kalendario univerfal (**) : fi fe ofre
ce refrefcar , él efcancia , y firve de copero^
como quiera , fe multiplica , y fe halla en to
das . partes à un tiempo. Pero quien podrá defcribir la multitud de cofas agradables , que fa
ca à luz, yà fea de memoria ,yà de fu pro
prio fondo , ó defpenfa ? Quien podrá hacer
induccion de las futiles difputas con que defpierta los entendimientos , y de las menudas.
..
/ * '¡ — .•• ' .;<: -•' -galan- •
- i
¿ Л
(**) Libro , que fe ulà en Francia , y es una eljíde de Guia de foraíleros,
hinque pone mucho mas de lo comun.

Carta de uñ'Padre defamilias,
í^j
galanterías con que obliga a las peifonas , que
acompaña l
El hombre sólido, y racional bufcafin pre
parativos fer util : cumple con la buena crian
za , y contribuye en todo a la dulzura de
la converfacion ; pero no fe rie por la provifion que haya hecho de la rifa , ni quando no hay aíTunto de que reir ; no hace oftentacion , ni exagera fu buena voluntad en
cofas ridiculas, refervando fu afeito para fér
vicios reales , y sólidos. Pero el charlatán ,
por el contrario , defaparece como un relam
pago , quando fe trata de negocio , ó de tra
bajo ; no es llamado para efto, fu actividad
fe limita á las diverfiones nada fatigolas dela vida civil , y á no hacer cofa.
« . Quien le viere danzar, voltear fobreel
talón , cantar , filvar , mirarfe al efpejo , re-llanarfe en un canapé , abrir un libro, y ti
marle al tercer renglon , podrá imaginar T que
efte hombre no pienfa de modo alguno rr ó
que es un titere , que obedece á la primera
imprefsion ; pero efto es concebir una faifa
idea de lo que es ; parecerá increíble , quan
grande defignio lleva ,-y con quanta reflexion
hace quanto ferie vé executar tan precipita
damente , y fin fefíb. Sabe muy bien el pTovecho , que facará con' tal gefto , ó cal ac
ción , vé quanto le ha de fesvir determinadapoftura , una fonrifa , una palabra , un def

134 Efpètiaculo de la.Naturalezd.
calido. Vm. lç verá andar ; y no es 'porqué
fe haya propuefto el llegar à parte alguna ; fu..
defignio es moftraí , que tiene la pierna bien
hecha , ó los hombros bien facados. Se rie,
no es porque fe haya dicho cofa muy alta¿
é ingeniofa , y aun machas veces nada fe ha
dicho , fino que ehfeaa à íos que han entra
do de nuevo * que tiene los dientes muy blan
cos; es muy julio darles prefto una idea de
fu perfona.
;
. Qué quiere decir aquel fombrero ridiculo,
y andrajofo , que cuelga negligentemente en
las puntas de fus dedos , y que lleva defpues
con las dos manos hacia lo inferior de la
barba , baxando ios ojos , é inclinandofe con.
un ayre afe&uofo , que le paíTa , y repaíTa de
tin lado à otro , le voltea por largo tiempo
en el ayre , y vuelve en fin, à parar deba-;
xo del brazo defpues de tantos peligros
'.
... • Èftos movimientos , que à Vm. le pare
cen cafuales , y tal yez involuntarios , fon
muy libres , y gobernados : eile fombrero ayu
da. fu buena dilpoficion , que es la. bafa de
todo fu merito.: eíTe fombrero denota fu mo~ i
do de accionar, y le diverfifica. Quanta de
licadeza , y qué relacion tan dilatada feria
menefter para faber difcurric à cerca de los
reeurfos , y novedades- , que efte hombre. ha*'
Ha en hs cofas , que. ebcomun de losdemás
defprecia , y mira como bagatelas i Effasvuel-

Carta de un *Padre defamilias.
135fas-, y gambetas hechas con arte > todas las
ventajas , aunque pequeñas , que procura manifeftar cada momento por medio de milla
res de acciones , que cada una parece nada,
unidas dieftramente fin la interrupcion de un,
inflante, mueftran la extenüon , y la gran
de capacidad. de efte hombre galan. Su prin
cipal fecreto íobre todo es dar el ayre de caíualidad, y de diftraccion > b negligencia ¡z>
todo quanto executa , aun con- la mayor re~
flexion. -A..•. . . . j
- . Su mayor cuidado es dar a entender , que'
fabe vengarle. Le verán partir fubitamente ,
tal , que fe podría creer y que un negocio de
gran confequencia le éftá efperando y fe le lla
ma , es menefter cerrar todas las puertas , y
no cueftapoco trabajo detenerle r pero enton
ces es quando tenía menos que hacer , y mas
gana de quedarfe allí , ni él fabía x donde
k en apartandofe ; pero con todo eflb recibe
las gracias de haberle detenido , y dado aquel
gufto á todos.. Siempre tiene algun menfagero, que le venga a hablar al oído
recibe
cartas fobre cartas T. y: la mayor parte fupuefr
tas, y felladas por fu mano. Algunas veces
eftá invencible , y nada efcucha : parte de he
cho i pero da efperanzas de que le volverán
á ver. Para fer mas defeado le vino ai pen^
famiento aufentarle.de donde eftá- por algun
tiempo , y encaminará ai;. Qtra pane', donde
.í>. ' vi
aun

i з4
Efpetfaculo de la Naturaleszäi
aun no havían vifto el nuevo vellido, quÔ
fe havía echado. Antes de volver , averigua
el juicio , que ha hecho el público en las
Thuilerías , en la Comedia Francefa , en. la
Opera, y en la Comedia Italiana, à donde
vá fucefsivamente : todo lo anda.
Un hombre , que fabe manejar intereíTestan diverfos, que fe perfecciona todos los dias'
en el arte de imponerfe en ellos , y que fa-.
be valuar, aun el provecho , que puede facar
del modo de poner fu mano, ó de alargar
el dedo pequeño , puede llegar à fer un. ex
celente Comediante ; y realmente no es otra
cofa ; pero fi quiere introducir fu caracter en
lo ferio , li quiere fervirfe de fu manejo en la
fociedad , y en fus negocios , podrá fer un
peligrofo titeritero, que debaxo de la capa di
dellreza , y actividad efeondera macha ociofidad, o grandes picardías, é iniquidades. . <.
Para acabar de perfeccionar elle agrada
ble Cavallero, de manera , que fea el defempeño en todas las cofas , no fe trata fino ds
ponerle en las manos algun tratado de Methaphyfica à la moderna , en donde fe le ha,,
ce entender bien, que no es. neceflario tener
afan , ni pena por razon de las pruebas hiftor
ricas , y fenfibles de la revelacion , que habien
donos lido dada la razon para juzgar de todo,
no es precifo , que fe fujete à la íé , fino que
«antes bien lo es^.el. que à cfta -ta fentencie. Ц
п i/я
razon.

Carta de un Tadre de familias.
137
razon. Y una vez armado con efte bello prin->
cipio , de todo fe burlará en fu corazon ; tie
ne por cofa inutil examinar las pruebas de
la revelacion , con tal , que el las halle abfurdas : todo fe lo ha dicho la razon , y veis
aquí, que ha llegado ya á fer Philoíopho , y
no como quiera , lino Philofopho del primer
orden: efte es un hombre verdaderamente ilu
minado. Bien entendido , que la Philofophía
fabe gobernar fu lengua , y no ignora el me
rito de la taciturnidad. El fruto de efta admi
rable educacion ferá exonerarfe en adelante de
toda inquietud , y configuientementefeguir en
todo fu voluntad , y albedrio , no darte
le cofa alguna de las cuitas , y males agenos,
ni tomar mas trabajo por otroj que aquellas
ceremonias comunes , burlandofe con firme,
y deliberado propofito de todo el genero hu
mano.
... !
.Yo eftoy • muy lejos de penfar , que fe
tenga femejante fin en el plan de la educa
cion ordinaria ; pero por el poco cuidado , que
en ella fe tiene de ordenada á miras , é idéas
chriftianas , y al amor de nueftros herma
nos , efte hombre agradable , que fe felici
tan de haberle dirigido , fegun fe podía defear , es folo un hombre de theatro : yo le he
moftrado aquí' fobre las tablas c qué. feria , j
qué hallaríamos , fi le quifreramos feguir detra$

138 EfpeEtaculo de la Naturaleza.
de los baftidores, y en el particalar de fu con*
ducta ?
Guardémonos de emponzoñar la fociedad
humana con las confequencias de una educa
cion , que no ha tenido otro fin , fino una
cultura , y gracia exterior , pues el menor mal,
que proviene de una intencion tan frivola,
es la ignorancia , y eftupidéz : formemos en
buen hora el exterior de nueftros hijos ; pe
ro no fea efte el unico negocio ; cuidados mas
dignos nos llaman: tratafe de hacerlos fociables , y de adornarlos con tiempo de aque
llas luces , que les han de fervir à la prácti
ca , y de cftimularlos con motivos proprios,
yà fea para poner en freno fus pafsiones , y
yà para inclinar fu corazon al cumplimien
to de todas las obligaciones . de Ciudadanos.
.
Xos. Jovenes tienen tanto mayor necek
fidad de fer formados con eftas dos miras^
quanto es conftante i que fe crian para
fer el confejo , y el amparo de fu fami
lia , y que fus talentos , y ocupaciones expo
nen mas comunmente fu virtud à mucho ma
jores peligros. Es , pues , neceílario empe
zar con tiempo, y trabajar defde la mas tier
na infancia en los preparativos de efta hermofa ebra : no nos dexémos vencer 3 ni defmayémos por. la pequeñéz, ó por la ternu
ra de la infancia , ni. por la lentitud de los prb,
maos progreíTos. Todo quanto entonces fe
tra-

Carta de un 'Padre de familias.
139
trabaja aparece obícuro , y fin belleza , efte
es un cimiento efcondido , es verdad , pero
es cimiento: para mi feria lo mifmo enco*
mendar á un Tolo Peon de Albanil la direc
cion de los fubterraneos , y cimientos de un
Palacio , que abandonar losfiete , ú ocho años
de un niño al . gobierno de qualquier domef-.
tico fin educacion ,yfin miras, é ideas juftas.
Defde que la razon defpunta , y la lengua de
vueltro hijo empieza á dexarlo balbuciente,
es immenfo el interés que hay, en quena*
da vea , y nada oyga , finp lo que es juf+
to , y bueno.
. [¡ . ¡
... -. '¡
: 1
Ya hemos vifto el modo con que una
madre de familias le puede aíTegurar una buewa prpnunciacion , y un lenguagepuro , man,,
teniendole en fu compañía , que es para él
la menos penofa , y la mas perfecta de todas
las efcuelas del mundo. Lo que el oído pro
duce en la lengua , executa la vifta en to-,
da la difpoficion ; y á pefar de la irregular
ridad natural de la infancia., acoftumbrada
la vifta a un buen ayre, difpone machinalmente todo el cuerpo á una imitacion , que
nada tiene de chficui ni violento. Los nii
í*os remedan alternadamente las procefsio nes
de las ; Iglefias , e\ ¡exercicio de los Soldados,
el ataque de las Plazas , el gobierno de un
Coche 9 las pofturas de los Artefanos ; y en
Hua. palabra imitan. .qiii^o.y^i.tdngafeles^
S 1
pues,

140 EfpeB'aculo de ¡a Naturaleza.
pues , á la vifta de perfonas cultas , y bien
pueftis , y ferá la efcuela de fu difpoficion
exterior, y fu poftura. Las lecciones de efta
politica fuperrláal ferán entonces unto me
nos peligrolas, quanto el niño no puede aún
juzgu fino de eftos ademanes , y apariencia,
que hacen imprefsion en ét , fin' que ptiedan
corromperle. Elle niño agrada fin tener aun
el menor penfamiento. Si por el contrario le
Xeparais demafiado , adquirirá una rufticidad
capaz de exercitar no poco en adelante vueftro cultivo, y paciencia, y aun de desfigu
rar el mas bello natural : no pocas veces hemos
vifto , que aquellos , que han eftado mucho
á la fombra , fe deslumhran al llegara vér
el dia claro , de modo ¿ que luego vuelven la
cabera, y miran á otro lado.
K
Yo quife , que mi hijo aprendieíTe a leer
defde la edad de cinco años , y aun fe po
dría empezar antes ¡ el medio , que fe em
plea para facilitar la lectura de los niños , pue
de fervir tambien para las niñas ; pero co
mo aquellos tengan mayor necefsidad de un
cultivo prompto , creí poder diferir hafta
aquí el articulo de eftos primeros principios. 1
Aprender á leer defde la edad de quatro,
6 cinco años , nos dirán j-'es denunciar demafudo apriefa la alegría, y meter en prenfa el regocijo : efto es, acortar fumamente aque
ja felicidad , que- jaofqtros mifrnos logramos
¿ 2
haíU

'

Carta de un Tadre de familias.
141
hafta la edad de ocho , ó nueve años. Yo
confkftb , que enfeñar á un niño á leer defde la edad de quatro años del modo serio,
que fe acoftumbra , es el medio de matar- .
le , 6 de hacer que fe difgufte para fiempre
de toda efpecie de leccion ; y efte difgufto fe
convertiría en ira , y aborrecimiento , quando fea en adelante neceflario paíTar por las
efpinas de la Gramatica , y de la Philofophia
Elcolaftica. \ '•. Tomada la objecion afsi , no tiene ré- u primera
plica : con que es neceíTario introducir la dul- 1:£tttra'
zura en los eftúdios , gobernar con deftreza los principios, y no menos los progieffos. La infancia no apetece fino el juego 5 y
afsi-, para no oprimirla, habremos -de hacer
juego de las letras , y deP' methodo primero
de enfeñarlas : con que puefto que no fe trata,
fino de jugar , fe podra empezar muy bien defde la edad de quatro años.
l- : • .'
Yo aprecio mucho la pantalla (**) agu- Panuii,,
gereada con dos , 6 ' tres pequeñas aberturas,
6 ventanillas , por las quales fe le mueftra
al niño la letra , b la cifra , 6 fylaba , que
fe quiere , que pronuncie , poniendofelas de
lante con la ayuda de un papél movible, afido á la vuelta de la pantalla. El primer pa
pel no contiene fino las cinco vocales mayufculas , y las pequeñas , de modo , que acom-i

t*Z Otros dicen BIOMBO. Ital, TAVOLfiTTA TRAFORAT/V,

1^.г Efpecfaculo de la Naturaleza.
pane cada una de eftas à fu correfpondiente
de aquellas : el fegundo papel contiene , y
va prefentando fucefsivamente todas las con
tenantes : el tercero unirá las vocales con al-i
gunas coníonantes. Por medio de eftas car-i
tillas movibles , y cortadas de diverfa mane-.
ra fe halla modo para poner al niño delan-j
te de los ojos lo que fe quiere. El merito de
efta machina eftá en proponer un objeto folo ; quando la letra , que fe le mueftra en un
libio,. eftá acompañada de otras dofcientas.
Vra. quiere , que no vea fino una , pero
efto le es impolsible , pues eftá viendolas to
das, y fe le ván à ellas los ojos fin reme
dio. •.«.•
<
Nada. diré à cerca del cuidado , que ib
tiene de prometerle efta pantallita bien ador
nada , y hermofa muchos dias antes que fe
le dé , ni de la determinacion de no darfela fino quando eftá el niño de buen humor,
ó. la pide ; ni tampoco de la deftreza con que
fe le rebufa , quando no eftán guftofos con
él por alguna caufa , que haya dado. To
do efte juego fe encamina à excitar fus de
feos ; y es neceflario portarfe de manera , que
efte exercicio , Heno de diverfion , fe le con
ceda con tan atenta medida, que no llegue à difguftarfe de él, fino de modo que le ame,
y venga en aquella edad à fer pafsion.
La pantalla no pide gáfto , ni prepara

Carta de un 'Padre de fa?nilias.
Г45'
tivos , como ni tampoco la taxa. Efta tiene
ои.
un pié de larga , y tres , ó quatro pulgadas
de ancha , dividida en cinco , ó feis caxoncitos , en que fe acomoden otros tantos pa
quetes, ó baraxitas de naypes con que podrá
jugar el niño fin difpendio alguno. En la efpalda de los naypes fe pegi un papél blan
co , para que la vifta no alcance , fino aquel
cara&er que fe quiere dexar ver. Las letras
eftan feñaladas à la orilla de los naypes. Un
paquete firve para feñalar feparadamente las
vocales , que es precifo fe aprendan las pri
meras : en el fegundo paquete eftán las coníbnantes : en el tercero las mayufculas : otro
contiene las letras de la eferitura corriente ,
y de regiílros antiguos : y el ultimo , fylabas,
o palabras , ó números -, y todo fe muda con
forme fe necefsita : ponefe un naype fobre otro,
y Tin defeubrir fino los caracteres , acercandolos unos à otros fobre una mefa , fe van
formando fylabas , que el niño pronunciará po
co á poco, y con un fonido folo , y las deletrea
ba^, y diftinguirà tan facilmente , como las
letras feparadas ,í fi la paciencia , la mana , y
fuavidad del Temblante acompañan la enleñanza.
Puedenfe difponer tambien dos bolas de
Boi.lS<
marfil- con fus caras, ó planos (**) ponien- ^erf,s
do
' '<**) A modo 3e un exagono , eptagono , &c. ello es de cuerpos redondos
lác kis . o fete planos iguales . en que fe pongan lieimoiamente las letras,

1 4Ф Efpftfaculo de la NaUtraleza.
do en el uno las vocales , en otro las confonantes , defpues echar à rodar las bolitas,
y hacerle adivinar al niño la fylaba , ó voz.
que refulta de los dos caractères , que que-!
dan en la p.U'te fuperior , poniendo la confonante , yá à la derecha de la vocal , y yá
à la izquierda.
Puedenfele poner al niño en la mano ,
dandole el dominio con plena libertad , unas
varillas de plomo , llanas por los lados , def
pues de haber gravado en ellas todas las le
tras.
Eftos méthodos , y otros muchos fe vén
juftificados con una experiencia feliz ; pero
yo quiero paitar de una vez al mas util de
todos ; à aquel , de quien los demás ion der
ramos folamente ; efte es el Efcritorio de Im
prenta (**).
Efta efpecie de Efcritorio es un pequeño
armario , mas ancho que alto , con quatro,
o cinco filas de gabetas , en que fe ponen
con buen orden diferentes paquetes , ó ba-¿
raxitas de naypes, en cuya efpalda eftán efcritos los caracteres de las letras , fylabas , y
todas las voces fimples , ó compueftas , que
fe necefsitan. Cada gabeta tiene un rotulo de
lo que encierra. La puerta , que cubre todo
el plano delantero de. efte Efcritorio, fe abre

' (**) ESCRITORIO I YPOGK.APHICO , invernado por M. du Mas de Momj
fcqlier . <ínc dedicó el tiempo. y la hacieada al eftablecimjeuto de eftemcçhodeí.

Carta de un 7'adre defamilias,
í4f
de alto á baxo , y con la ayuda dedosviíagras , y dos pies , que la foftienen , queda
en forma de mefa proporcionada para el ni
ño , el qual fe pone en pié delante de efta
jnefa para ir ordenando en efta poftura las le
tras , como lo pudiera hacer un ImpreíTor ;
vanfele pidiendo los caracteres de las voces,
y las va facando de las gavetas, ó cafeti
nes en que eftán ordenadas , y bien difpueftas.
La primera ventaja de efte Efcritorio con£fte en que los nombres , que fe dan allí aca-

E.fterE^*

da caracter, fe hallan mas unidos, y conror- uieama,^
mes con las voces, que exprimen , que lo
cftaban en la denominacion antigua ; lo qual
facilita mucho la lectura. Yo añado , que hay
mucho número de voces , expreíTadas con mu
chas letras , para las quiles voces , ó fonidos
bafta folo un naype , como fi fuera una voz
fola , ó una letra unica , lo qual abrevia mu
cho la obra.
La fegunda ventaja de el Efcritorio de
Imprenta , y que hace preferible efte méthodo á qualquiera otro , es el conducir feguramente á la perfeccion de la lectura á la
infancia , al mifmo tiempo que la entretiene
fu mamente : y afsi , fe vé cada dia por efte
medio , que unos niños , que todavia no en
tienden cofa alguna de quanto leen , lo executan con gracia , y facilidad ; porque fus
Tom.Xly
' J.
ojos,

146 EfpeZlaculo dela Naturaleza.
ojos , y fus oídos fe hallan impelidos regu
larmente con aquellas repeticiones continuai
de todas las voces imaginables , unidas por
medio de caracteres , que ellos mifmos ma
nejan , y colocan ; de fuerte, que fe junta
con efte méthodo , à la limpieza de las fi
guras , una diverfion continua. '-.
La mayor cruz de efta edad ligera, y volatil;
es eftarfe los niños en un lugar : un libro no
es apto folamente para embrollarles el enten
dimiento con la' multitud de figuras , fino que
los mortifica, y aflige , atandolos á un afsiento
à pefar fuyo -, pero vé aquí reducida à bien,
Eftemnho. y aprovechada efta caufa de afliccion. Pidado agita . У r 1 / 1
-~.
•f
Г
divimc u lele a los ninos , como es preciio , que íe
b&ncia.
^aga en las Efcue[as publicas, que eftén mu
chas horas confecutivas foflegadamente Tenta
dos , hafta que les llegue fu turno de dar una
pequeña leccion : efte repofo es para ellos un
íuplicio , y afsi eftán pueftos en un potra cin
co , ó feis horas , de Tuerte , que la cerca
nía de efta lugubre ciencia los efpanta , y
les da una idéa desagradable de la lectura i
de modo , que degenera en preocupacion , nô
pocas veces invencible. Se conoce bien el prin
cipio , que mueve los piés de la infancia г Pues
fe le podría tener por falitre. Pongamosle con
utilidad en movimiento: demosle accion : efte
Efcritorio es buen medio : lejos de tener en
prifion à la infancia, exercita muchas ve

Carta de un Tadre defamilias,
t^y
c£S Codas fus potencias. Allí.tifan de los ojos*
de las manos , y lo que es para ellos el pun
to mas importante , tienen en movimiento
los pies : es menefter facar los naypes de fus
gavetas , hacer cada inflante nuevos viages,
colocar los naypes en cierta difpoficion , y
orden , que viene á fer empreíTa , aunque di
vertida , volverlos defpues á las gavetas mifmas de que falieron , conforme lo pide el ro
tulo de cada una, con que comienzan denue-?
yo las jornadas.
i. /
_ v
- : De los que componen efta tropa , unos
ion Actores , otros Infpc&ores , otros Inter
ventores. Puede haber fus premios feñalados
para aquellos , que hicieron mas ajuftada la
Operacion : los puede haber tambien para los
que critiquen mejor , y corrijan mas apriefa;
Qjando la quadrilla es numerofa , fe emplean
varios Efcritorios , con que fe pueden poner;
en. pié. d mifmo tiempo muchos niños, y
á lo menos no fe vén condenados a la cruel
necefsidad de cftar perpetuamente fentados. Si
fe prefentan voces algo difíciles á la pronun
ciación, fe les hacen ;bufcar en el fuelo de
,gavetas los. .cara&éces . , qué contengan
á eftas voces, poniendolas ,: para -alentarlos j
unas veces en flores , otras en frutas , y otras
en hermofas vitelas ,. 6 eftampas, cuya expli
cacion viene á fer un eebo aun mas utrl
todavía;. de modo, quedas .voces mas afpe-tu';j
1 Ti
ras

1 4S
Efpeftaculo de la Naturaleza.
tas ferán afsi las mas corrientes. Es cofa in
dubitable , que con arte femejante fe vendrá
felizmente al fin , que fe intenta.
;
La ultima ventaja , comparable à la pre
cedente , es ocupar la infancia muchos años
confecutivos , y darle toda amplitud à lo que
aprende. Felicidad feria , dicen muchos , que
un niño fupiefle leer. de edad de quatro años,
fi pudiera luego empezar à efcribir , pues eftas dos cofas Cabidasj fe la ocuparía utilmen
te , y fe adelantarían muchos años , pero fe
ha experimentado , que eftas lecturas tempra
nas , nada producen , que fea util : el enten
dimiento no eftá aún hecho , y no concibe
cofa alguna de quanto lee í' la mano no tie
ne todavía, en edad tan tierna , vigor, ni el
pulfo fentado para efcribir : con que lo me
jor es diferir eftos exercicios para tiempo mas
tnaduro.
' ^
V El méthodo referido es folo quien pueB Tfcmo- de refponder à efta dificultad , fupliendo , y
:Xifa£le el franqueando lo que fe folicita. El Efcritorio
no enfeña à efcribir ; pero hace las veces ,
y ocupa el lugar de plana , pues quien fabe
imprimir, fabe efcribir tambien : efto es , fa
be pintar un penfamiento. ; < ''. < .' i..-- ч
Quando en un niño, que de cinco años
lee ya bien , cofa que el dia de oy es muy
comun ,• fe nota una memoria feliz , y difpoficiones proporcionadas para las buenas lev .i i Ï'
tras,

Carta de unT?adre defamilias.
149
tfas , tan utiles à todos los eftados ; fe le pue
de formar el juego de manera , que aprenda
à leer el Hebréo , el Griego , el Gothico ,
y el modo de efcribir que huvo en los ligios
precedentes. La vifta fola de femejantes carac
teres efpanta , en qualquiera edad , à quien
no eftà hecho de algun modo , y bafta pa
ra retraher del util conocimiento de eftos idio
mas à un número no pequeño de capacida
des , que le huvieran logrado con perfeccion.
La eípecie de Efcritorio 3 de que hablamos,
desenreda eftos caracteres , y efcritos , de fuer
te , que fe hagan tratables , aun â la mas tier
na infancia , con la mifma facilidad que ha
ce , que diftinga una A mayufcula de una a
pequeña. En frente de mi cafa vive actual
mente un niño de cinco años , que lee ve
lozmente el Griego de qualquier Autor , que
fe le ponga delante , y fué toda efta emprena
^negocio de ocho dias. Vm. difpone el alpha
en la gaveta de la A , y la gama en la ga
veta de la G , y afsi de las demás : un ca
rácter es lo que fe añade en cada gaveta con
efta operacion, y empleará indiferentemente,
o una g , 6 una y en lo que imprime. Quitenfe delpues. todos los caracteres , fin dexar
fino los Griegos en las gavetas , poniendo en
uno de ellos las abreviaturas, ó letras liga
bas, y en pocos dias imprimirá el niño con
•ietras Griegas todo quanto fe le ponga en Caí4

tellano.

I ?o Efieftaculo de la Naturaleza.
tellano. Los mefes ílguientes fe podía defem*
barazar con el mifmo méthodo de la paléographia de los figlos de la edad media , que
eftá reducida á veinte , 6 treinta figuras nue
vas, que ferán tambien para el niño un nuevo juego. Un mes es masque (unciente pa-r
ra imponerfe en la letra Gothica dd figlor
decimo quinto, y decimo Texto. Si no lo
gramos aquellos promptos' adelantamientos,
que fe defean, y el multiplicar con tant.i promptitud los preparativos de la erudicion , nos
debemos confolar con el gufto fiquiera de
haberles procurado á los hijos la leccion de
«na lengua materna fin difguftos , y fin lá
grimas. Pocos entendimientos hay á quienes
.efta efpecfe de Efcritorio no ayude á aprenr.der con prontitud á leer bien. Pero por len
tos que fe hallen los progreflos , que haga un
niño nada agudo , por lo menos no expe
rimenta aqui las correcciones , y obftáculoSj
jque fe encuentran , y vén brotar en cada,
paflo , que fe da , fegun el méthodo antiguo,
y que hacen la condicion del niño doblada
mente infeliz.
, ;
;
. -}
Ya que hemos aprendido , á efcribir
•con efta machina y empleemosla en fu ufo
verdadero: yá nos ha fervido demueftr'a , me
dirá Vm. , ventaja , que no es defpreciable;
y puefto que fabémos efcribir, entré mos, fik
perder tiempo , en la Gramatica,, y compoficion latina.
Yo

Carta de un Tadre de familias,
ifi
ff Yo creo lo uno, y lo otro muy necef,
fario ; pero à mi parecer , es demafiado tem
prano para que íbñémos en eíTo. Sabe Vm.
que la Gramatica es un conjunto de cofas
horriblemente abftra&así que efte entendimien
to tierno , que fe quiere ocupar , nada vé
de todo quanto le dicen ; que fu memoria
no retiene fino palabras; y que fu juicio no fe
entera , une , ni combina ideas. Para aumen
to de Ja injufticia quiere Vm. que raciocine,
y que con una confequencia bien facada nos
dé un cafo , dexando otro , que no viene , y
el gerundio en dum en lugar del fupino en
U , quando à él le fon todas las cofas abso
lutamente iguales. La injufticia es muy temible , y el niño no fabe yà donde eftá , ni
conoce distintamente fino fu trifte pena , y
la amargura de las repiehenfiones , que le
dais. Me atrevo à decir , que tratar afsi à los
niños de cinco , ó feis años , es aflefinar los
entendimientos , mas que formarlos , é implo
raría yo guftofo el auxilio de las leyes en fu
favor.
Para emplear mejor la habilidad , que yà
tenémos , de eferibir , efto es , para emplear
mejor nueftro Efcritorio , que tiene el lugar
de plana , y nos ha dado la forma ; haga
mosle fervir en alhajar la memoria, y que
vaya poco à poco formando el juicio ; y ad
quiridos eftos dos puntos, nos abrirán mas

'ifi EfpeBaculo de la Naturaleza.
camino en quatro mefes , y fiempre con re*
gocijo , que podríamos confeguir en quatro
años , y liempre con penalidad , y afliccion,
empezando por reglas, y composiciones.
Metanfe al principio en las givetas de
efte Efcritorio los paradigmas de nombres ,
y verbos , tanto en latin , como en la lengua
nativa. Efta es la primara pro/ilion fumamente util para difponer á los niños defde lejos
al eftúdio de las lenguas antiguas , y para en
fuñarles la Orthographía de la luya ; y por
ahora no necefsita mas Gramatica.
Otro preparativo , no menos util para las
ciencias , y que nos le franquea tambien la
inifma machina , es el conjunto de la mayor
parte de los nombres latinos , y maternos de
los objetos de mayor ufo , y que mas , ó me
nos comunmente nos ocurren. Efto es loque
procuraron executar el P. Pomei (a) , y Co
mento (b) en fus Vocabularios , en que idea
ron unir los materiales de las lenguas Latina,
y Francefa mas prontamente, que fe juntan
en la memoria de los niños los materiales
de fu lengua patria , diciendoles los nombres
de los objetos , que vén. Pero en nueftro ca
fo la diferencia es grande. En el ufo de la
vida, los ojos tropiezan con los objetos , y
los nombres fe gravan facilmente en la raerao(a) En fu Libro INDICULÜS UNIVERSALIS. :
(b) En fu Libro .ridiculamente intitulado : TANUA LINGUARUM AO.
REA RESERATA.

Carta de ш 'Padre de familias.
15-3
moría i ¿Jí no fe puede decir: lo mifmo de un
catalogo de palabras , que en un libro fe le po
ne delante à un niño. Efta es una letanía
muy fria , y que bien prefto fe entrega al ol
vido , porque fon piezas fuel tas, y fin tra.bazón alguna. El Efcritorio puede fixar me
jor las ideas. Vm. pues , mete en una gave
ta los nombres de los animales domefticos:
en otra los de los. campeanos , aquí las aves,
allí los infectos, ó los peces. El niño fabe
donde viven todos , y los imprime alterna
damente fobre la mefa , y en fu memoria í
y defpues los vuelve con buen orden à fus
lugares : retendrá los nombres en Caftellano,
en Latin , y en la lengua que fe quiera. Preguntefele defpues por una Ballena , por un Ca
mello , una Cabra , y dirá los nombres lati
nos , que les convienen , principalmente fi fe
le han dicho algunas particularidades de eftos
animales. Quiere Vm.. jugar à golpe, todavía
mas feguro , y à ganancia cierta ? junte , y
diftribuya en fus gavetas eftampas , que reprefenten los animales con los nombres de los
inftrumentos , voces , y modos de vivir , que
t iene cada uno en. particular: prefto , no fera
neceflario, fino folamente nombrar uno de
eftos animales en Caftellano , ó en Latin , é
irá el niño fin detencion à bufear en fu pro
prio lugar , y caxa el objeto , que Je piden:
lo mifmo fucederá con las plantas , con las
Tom.XI.
V
flores,

i f 4. EJpetl'aculo de la Naturaleza.
flores , y con los frutos. Colocad en la pri
mera hoja de una gaveta el plan de una Ciu
dad , bien gravado , y difpuefto , y en la
hoja fcgunda los nombres de las partes , que
le componen. En otra gaveta pongafe la figura, ó planta de un Templo, 6 ladeun
Nivío con los nombres de todas las piezas,
como mali 3 antenae 3 rudentes y vela 3 fony
tranftra } remigium , y todos los demás , y
lograremos el hn de gravarlos en la memo
ria del niño : con >'eftos pocos exemplos co
nocera Vm. que el orden de las gavetas , la
vifta de los objetos , el habito de aplicar el
nombre proprio a cada qual , y á todas fus
piezas, 6 de imprimirle, juntarán, y .con-*
fer varán en la memoria una rica provifion
de materiales, que han de fervir á fu tiem
po. Pero no perdamos de viíia , que el prin
cipal merito de efte Efcritorio es exercitar la
infancia. en' imprimir , ó de memoria , á dic
tado por alguno otro : y efto es para el ni
ño un exercicio verdadero de eferibir , aun
que todavía no tome la pluma en lamano.
Todas eftas ventajas han hecho admitir el ufo
del Efcritorio eru París.,. en .Leon , y en to
das partes, y él firvió á la educacion de el
Señor Delfín. Perotodavia releva mas íu me
rito el abreviar mucho. el tiempo, y el tra*
bajo ¡en las . EfcueJos 'í'dohde concurran los po
bres;"
t -"'.j'-'í. • ¿»' .':'•'. .'. m.',
c>.

Cartd de nn Tadre de familias.
1 5j
Hemos vifta yauqüan proprio es efte mé-,
jthodo paca formar la íaiemoria '.con la fuer
za. de la íimprefsion , :y'. con rel orden de las
Idéafs , pero no fe forma menos el entendi
miento , que la memoria , aprendiendo el ufo
de muchas cofas. Los juicios á que de efte
modo fe acoftumbran Acerca de aquellas co
fas , que vén , fon folamente los que la edád
les permite ; porque bufcar en un niño
difcurfos
y¡ aplicaciones ajuftadas con las
reglas de la Syintaxis i es pedirle demafiado, y aun abufar ;del derecho ,- que fe tie
ne de mandarle. Mientras tanto fe va habi
litando mas , y mas en . la : lectura. Camina
adelante en fin, y ya puede . paflarfe : fin Efcritorio; . perQ7p>irai jque:fe radique trias en la
lectura , es - conducente i y ferá cofa muy fa
cil de perfuadir , que le tiene una gran cuen
ta , y .que le . fera muy . util , y decorofo faber leer con perfeccion , fin permitirle al prin
cipio , para efte efeStoí, otros libros , que unas
fabulas hermofas , que le inftruyan , y divier
tan , ó algunas hittorias , . que le atraigan :
pues es precifo , que . fe .contrifte en vér , que
fe las quitan al punto.:. ¡i u :.i-.-j. .-;
. , ' • •!
. Ya feguros , y corrientes : en la le&ura,
fe figue el exercieio de efcribir. Si fe lleva ade
lante el méthodo , y la prudencia , le podra
fervir al niño de una novedad agradable. Al
principio baila hacerle efcribir por pauta „ -,y

i f 6 Efpettaculo de la Naturaleza.
paíTar una pluma fueltamente con frequencia fobre todas las letras , y rafgos de una
buena forma , feñalada con lineas encarna
das. Efta coftumbre fola le conducirá á efcribir de un modo tolerable , hafta que llegue
el tiempo , en que fortificadas razon , y mi
no , le facilitarán un modo regular de efcribir , cuyo negocio eftá reducido al principio,
á que la pluma efté fuelta , y bien cortada,
defpues á la ajuftada execucion de tres efec
tos de la pluma , que fon linea llena , deli
cada , y mixta , que es el pafíb , que fe
dá defde lo grueflb , ó lleno de una letra
á lo delgado : el manejo de los dedos , y el
executar con delicadeza 3 y facilidad eftas li
neas primeras, debría fer el trabajo del prin
cipio por algunos mefes , aun mas que la for
ma de las letras , que folo viene á fer un
juego , quando yá la mano eftá habituada á
los rafgos , y letras . fundamentales (**).
'" El primer fruto de la habilidad de efcribir ferá acoftumbrar al niño , por efpacio de
un ano y o maSytZ trasladar todos los dias
algun parrafo de hiftoria , ó fi no algun bi
llete , al principio dictado por otro , y defpues por sí'mifmoy y á faber ordenar. una
cuenta , figuiendo qualquiera de las reglas de
la Arithmetica. No repetiremos aquí loque
IWiU.'ü . í;
. ..«.,.:; J. t.yi:. .. -¡ya:
\(**) •fl6primsrotlrber-rtomarbuen.>forma.d(!4ítr*i derritio, que fea:
como unaUermofa pintura : y luego feéxticita efta fallía, fin apreíurur la plu
ma , hafta q«: la mano fe fiiclte por sí iriifrna.

Carta de un 'Padre defamilias.
157
ya. diximos, hablando de la educacion de las
fiinas -, y lo mifmo fe debe entender à cer
ca de fu primera Bibliotheca , pues no les es
menos neceíTaria à los niños.
-:
Quando un padre no defcubre en fu hi
jo alguna delicadeza de ingenio , ni en la fituacion de fus negocios halla caufa particular
para dirigirle por el camino de las buenas le
tras , no puede con todo elfo rehufarle aque
lla elpecie de cultura, que le haga mas ap
to para dar alguna mas extenfion á fu en
tendimiento , y propriedad à fu lenguage. Uno,
y otro confeguiià infaliblemente fi todos los
dias , con un roflro placentero , exercita à
fu hijo en que le de cuenta de lo que contiene
fu pequeña Bibliotheca. Todo ello es hiftorico , y facil de '. traher à la memoria. Defpues
de haberle hecho leer , no de un modo mo\ í
n -.
f
1
Monotonia,
notorio , o de un Jólo tono 3 Jino con las in~ quf &
flexiones ordinarias de la conversación , un {^.™ ta
capitulo de hiftoria del Viejo Teftamento , 6
de las coftumbres de los Chriftianos , pide à
fu hijo , que le refiera lo que ha entendido,
y con que fe ha quedado. Lo que el niño
le podrá decir , defpues de haberlo decorado,
paila poco mas allá de fu memoria , apenas
el entendimiento fe habrá hecho cargo de fola una parte , lo qual es.de muy poca uti
lidad -, pero aquello , que refiera , porque lo
entendio, 10 penfarà al punto , y al punto

158
EfpeBaculo de la Naturaleza.
lo dirá tambien. .Efte es el efedlo del orderi
folo de las ideas , y obra verdadera del en
tendimiento. Si la lengua expreíTa luego lo
que concibio el entendimiento , efte es quien
forma el lenguage, y todo fale entonces fin pre
parativos , fin violencia , y fin trabajo.
La felicidad de efte exercicio depende de
la continuacion, la qual es tanto mas facil,
quanto es cierto , que no trahe efpinas , ni
p;fadumbre , que turbe aquel efpiritu facil á.
commoverfe , y á contriftarfe. Se le alaba la
menor dificultad , que vence , ó la facilidad,
que adquiere. El cree , que vale mucho , y fe
le permite el creerlo.
.
...>:
Si á la edad de doce, 6 trece años le po
ne el padre en la mano la regla , y el com
pás con un Rivard, o un Le Clerc (a) , no
fon neceflarias otras difpoficiones para facar*
algunas veces , grandes utilidades , aun de qual.: quier entendimiento poco vivo , y muy limi
tado , que no manifiefta fino una penetracion
muy comun. El eftuche de Mathematica es la
llave de la Agrhnenfura , . de la Aftronomía,
Architettura , Optica 3 Navegacion , Fortifi?
cacion , y de todas las meclianicas. .
j Saber leer., efcribir , contar , difponer ,áj
diciar bien una carta , hablar baftantemente
fu propria lengua , leyendo , por lo comun,
' .
i>:jp c '[-., i- .
'.fin.
crii. . L v , «'an-.-r ~x í >:.tx\ U
/-.a
tí) ion los nombres de los mejores elem:mos de Geometría, qus hay ea
Francia.

Carta de un 'Padre de familias. 15-9
fin error i ni tropiezo lo que fe ofrece: efto
es lo que yo llamo el primer neceflario , y el
. comun indifpenfable de la buena crianza. No
hay niño bien educado , ni en eftado hon
rolo , que pueda paflar fin eftas provifiones.
-Vengamos ya al articulo , que lleva los ma
yores cuidados , y confume la mayor parte
del tiempo en la educacion de la infancia. Vm.
juzgará defde luego y que voy a parar al eftúdio
de las lenguas antiguas. Quales fon aquellas,
que les es neceflario aprender í Y qual es el ca
mino mas íeguro para lograrlo?
Como fea afsi , que tenemos muy habi
les MaeíhoSj y grandes foconos para facili
tar el eftúdio de las buenas letras , me deten
dré mas particularmente en la práctica de los
primeros principios, porque eftá la mas olvi
dada , y es la peor gobernada entre todas las
demás. Las faltas , que en efto fe cometen ,
•fon tales , que los mas hábiles profeflbres , que
tenemos , y los libros mas efeogidos fon theforos efeondidos para nueftros hijos , aun los
mas capaces de aprovechar.
: v
.•:
Antes de hablarle á Vm. de efta mate- eiverfi«mM
•.
.
s .
,.
de la llifa'i-.
iia , que interella a tantos , y abre la puer- c¡a.
ta á tantas , y tan agradables ocupaciones en
la fociedad, es jufto detenernos fiquiera un inftante en las diverfiones de la infancia. La
ocupacion agradable de los ojos , y el movi
miento del cuerpo , ó la agitacion continua
fon

1 6o
Efpetlaculo de la Naturaleza'.
fon fus dos pafsiones dominantes ; pero que
fe pueden aprovechar igualmente en favor de los
que huvieren de eftudiar las lenguas , y"de los
que , ó no las eftudien , ó fi las eftudian , fea
folo muy por encima , y fuperficialmente. Los
unos , y los otros tendrán necefsidad de ad
quirir algun conocimiento de las Artes , y
aq ú es á donde fe les puede conducir por el
camino de la diverfion. Las ideas , y las in
tenciones fe tendrán fiempreefcondidas , y ordenarémos dentro de nofotros mifmos los pro
yectos , fin dar á entender jamás á donde pretendémos llegar con nueftras miras ; pero fobre todo no fe defeubra al niño idéa algu
na en que aprenda fujecion , ni haya aque
llas repulfas tan regulares , ni aquellas fobrecargas tan penofas , como fuele haber. Quando fe trata de divertir á la niñéz , dexefela
creer , que nos conformamos con fu volun
tad , y que queremos fu gufto , y fu diver*
fion.
i
Defpues de las eítampas , que fon la in
vencion mas feliz , que hay para fixar la li
gereza de los pocos años , y con que pode
mos , fin facar á la infancia de fu lugar , tranfportarla á diferecion á el mundo antiguo , y
á las partes tan diverfas , que componen el mundo moderno no hay cofa que haga imprefsiones mas agradables , ni mas provecholas que las machinas , y lasartes, Puedefe uno>
conr

Carta de un Tadre defamilias".
л 6.i
contentar con moftrarles eftas á los niños fu-i
cefsivamente , dando lugar à lus quemones,
y fatisfaccion à fus preguntas à cerca de la co
municacion de los movimientos , ó de la exe-cuoion de la obra, con mas utilidad , que dan
zoles lecciones muy feguidas ; pero el medio
;mas feguro para aficionarlos , y para dar al
guna deftreza à fu mano , como tambien al
guna exreniion al entendimiento , es exercitarjes fu curiosidad con aquellas piezas , que
íc les entregaron como à dueños , y con aque
llos inftrumentos, de que yà ellos mifmos difponen con propriedad abfoluta. Entreguefeles
enteramente un relox- antiguo , algun taller,
V. oficina pequeña de Carpintería con algub
nas clavijas, que pueda manejar , quitandolas , y poniendolas , algun torno de aflador,
el difeño de una grua , un. martinete (**a)
pequeño , 6 algunas otras maebinitas ri, cuyas
fiiezas.-fe puedan desunir, y volver i à juntar
.-por medio de números, que las ordenen, y
coloquen cada qual en fu lugar , volviendo
-el todo a fu eftado :natural.
:ч.;.г.-- \/\
ü.:r- A la! Madera , 6 Carpintería , одуa5 pier
.zas; labran contar t., y llamarán bien. piefto
por fus nombres propdos , fe puede añadir
una caxa llena de zoquetilloi > cortados en
-íTom.XI.
X
forma
¿ .f!*ií.i A6ife Цата ЦткЫпа contlue fe clavan las eítacas ,èmad«rasgtajçi

лбг
&fpe£íacülo de la Naturalezas
• forma' de- ladrillos. Con folo efte aparato fe
verán dentro de muy poco tiempo obras le
vantadas por los niños , cafas con tabiques,
y techos muy bien hechos y en una pala-,
bra, vinos edificios completos. Vm.. verá- to
mar medidas , cautelar inconvenientes , ^y:ío*brefalir la induftria : eri todas las cofas. Un
torno , un inftrumento para enfamblar (**bj,
todo un tallér de herramientas mechanicas,
.entregadas con tiempo al Abad Nollet-, al
Abad de \ Deuille , à Fouchy ,; Secretario
de la Academia de las Ciencias , no han fal
cado Torneros, Enfambladores , ni Carpin
teros, fino hombres capaces de dar muchas
luces à los que manejan todas . las.' Artes ,y
de honrar. los Eftados' mas diftinguidos. ил:
e'
El conocimiento , é inteligencia de mu
chas lenguas i- no fupone lingular penetracio»
en un hombre ; y como fe puede renunciar
la noticia i de muchas lenguas' fin fentimiento
particular^ yo puedo , fin exponerme à fep
vano , confeflar , que he logrado entender
baftantemente dos, ó tres fuera- de la mater
na: con qué he adquirido el derecho de que
me crean (à «erca de Ips medios, quefepuo
den tomar para confeguir efte focorro , fia
árariéfgat mucho tierrmo. --- ;•,•-U. i. ,
s
hi; .lot
-cL
ЛЛ.ч-AiïnC,M E! inftrumento , qrie nfan los Enfambladores de oficio para ûcartoï
Mribátidos , es oneßoplo : otros Oüciítes , qa<í rteceßitaif 'tambien embutidos.
como Guiurrerosi &CiUÔn de uaa navala .
llaman l'ONTIttA, -. * *>'*

Carta de im 'Padre defamilias.
г 6$
Aunque las lenguas no comuniquen por
sí mifmas luces algunas, fon un riiedio fegur
ro para adquirirlas , facilitandonos el poder
nos llegar à las memorias , ciencias , y mo
numentos , que las contienen. El Latin , el
Griego , y el Hebreo fon las primeras fuen
tes de la erudicion : y fi fe quiere confe*
guir de un modo , que fe aíTegure pгоигaтen-*
te eftaadqu ilicion., te refer vará lugar baftan
te pari añadirles la Ingleû , y la Italianai
Los que fe deftinan à las Ciencias., en pun-;
to' de lenguas modernas , podrán atenerle я
las dos , que acabamos de nombrar. El Ale
mán , que antes era neceflàrio para viajar ;
Ce vé -oy commutado en el idioma Francés,7
que de mucho tiempo à efb parte ha llegatío a fer la lengua del comercio en todas las
Cortes, y Ciudades mas populofas de Euro
pa. Los. Franceíes la han íeftendido por to
das partes , y las Compañías , que han efta-<
blecido ' en Breslau , en Berlin , en Copehen*
gde en Londres, en los Suizos , en toda Ho
landa r, y hafta. en el Cabo de Buena -Efpefánzaw; El buen acogimiento , que los Eftrangeros han hecho à muchos libros Francefesha
contribuido no poco à hacer fu lengua,de algun
modo, univerfal. Añadamos, que la Francia eftá
cafi en el centro de las Naciones , que fon
aficionadas à <viajar. La lengua Efpañbbi por el contrario, encerrada en un rincon

1 64

Efpeñxaculo de la 'Naturaleza. >

del Mundo (**) , y no habiendofe diltiriguNÍ
do en la literatura , fino es por rbedio de 1U.
bros de devocion (**) , que fe pueden muy
bien fuplir, no convida á perfona alguna á
aprenderla , aunque entre todas las lenguas vi-:
vas es la que tiene mas harmonía , y fe apro
xima masala riqueza de la lengua ' Griega,
ya fea por la diverfidad de fu colocacion ,
orden , y frafes , ó ya fea por la multitud de
fus terminaciones , fiempre llenas , y perfec
tas , y por la jufta longitud de fus terminos
tan hermofos fiempre , y tan fonoros. La len
gua Italiana , por la razon contraria , fe «ftudia , á pefar- del enojo ; que caufad circu
lo perpetuo de fus quatro fonidos, a, e , £>
o , que terminan caí! todas fus palabras
y
fatigan los oídos con una defagradable uni
formidad. En la Francia fe comienza tam
bien á eftudiar la lengua Inglefa , aunque
defpedazada en las menudas piezas de una
fylaba , y afpera , y herizada de confonantes
continuas , que es neceíTario irlas filvando fin
dexar alguna. Con todo elfo eftas dos len
guas han fido ufadas por Efcritores tan eftimables, los unos por el natural atractivo de
fu entendimiento, y los otros por la exten•
.*«;: t.fioa
..>'.i ¡:i l
-ir. i h r.j
. (**) Aca(i.todaUAmer¡raidefcul)iata,.buena parte del Alia, y muchos
«tros parages d= Europa , en que fe habla la lengua Efpaaola , no parece ju/fcU*.
jaattts un tipcon del-Mundo , tiendo la mayor parte de éfc> . .
¡ /.
Las Bibhothecas de Elpaúa nos dicen , que no efta fu Nacion tan pobra
delibro; de literatura ; y ta! vez las etanger« han fabido aprovecharfe de eftos,

Cari-a de un *Padre de familias.
i<S¿
Con .de fus' defcubrimlentos , y averiguacio-*
jies , que fe puede facar de ellas , no folo
cafi tanto provecho como de las lenguas an
tiguas , fino muchas luces , y conocimieníos , que la antiguedad nos efcaféa , ó no tuvo.
Todos aquellos , à quienes yo he vifto
aprender el idioma Italiano -, ó el Inglés con ^t™.
el eftúdio de reglas 3 y compoficion de the- aer H kn"
ípas., han gaftado mucha plata, y no han £U*VV
aprendido la. lengua;, que querían faber ; 6 ft
cçinfiguieyon fu idea , fué folo. mudando de
itnéthodo. JNo hay fino uno para aprenderlas
lenguas vivas, y es., ir al País en que fe ha
blan , ó-hiablarJas conftantementecon las perfonas , quei: las pofíeen: Bien entendido , que
al frequente exercicio de la converfacion fe le
- puede añadir con utilidad . el conocimiento
de; algunas reglas , y. la leccion de algunos
libros 'bien tefcrit os en las lenguas mifmas. Yo
confieflo miß, : y es^ quÇi un hombre labor
rioÇp -à fuerza de ojear libros , y Dicciona
rios, fe puede poner en eftado de entender
baftantern qnte una lengua ; pero nunca- llegaisL à h^abjarla,. í,¡ ó. à .j?fciiib¡?la; % fin dàr que
reif à ÎOjs:que: la fabefe. ^Efte camino., por
owa |&rte tan largo í'eftà Ueno de tantos em
barazos , . è incertidumbres!, que quando hay
à mano otro medio feguro , y pronto , fe
.Jupde decir;, que es el unieo, v Según efto ,
es fin duda neeeßafio iaprender las lenguas vir

í 6 EfpeEiacuh de la Natüraksifo ^
vas por el tifo, y converfacion ' de aquellos,
<jue¡ las hablan', :>b
oíw í: oup f : •r,
No es del todo lo mifmo , hablando da
las lenguas muertas : llamanfe lenguas muer
tas , poique no fon yá vulgares: yá no fe'
hablan. Y aquellos 'j que'á íuerza de leer ,
y trabajar , las entienden mejor que los de¿
mas , fon los que confieíTan con mayor can-'
dór , que es temeridad fuma, quererlas hablar:'
En la necef&idad de recurrif a'í ellas f¿ exe*
cuta lo manos mal que fe puede ' , y'íaCá ' es no
poca felicidad llegarlas á entender ; pero ft
fe efcriben , ó hablan en público , no es. fin
trabajo ,• ni fin riefgo; y fi fe quiere adquM
tir habito de hablarlas , caíj. ftémp'vp Ce e#e^
cuta , dexandofe llevar del genio i y^modd de
la lengua materna. La experiencia de lamí-;
fera, y laftimofa latinidad que reyna .en los?
Colégios- de Alemania í¡ ->F4'aades^, ^iftdtartíJ
éXi y en todas las demas partes, d#Mef?é-átfo£
tumbra hablar en :' latirt, 'blíta pira* fraceí>¡te#
renunciar efta coftiimbre , que iwpi'de á'ilfl
joven hablar bien fu propria lengua f, y le lia*
bitúa a un latin groflero , capá¿'o!6,perver
tirle univerfalmente el- gu flro : porgue quíert
-habla mal , eferibirá mal , y apenas1 difcerni*
ra el merito de lo que eftá bien eferico; Es
-precifo , que elr habito de una'latitíldíWtíadulrtet*ida ; Muyaopoderofaifteñte? en
^títhñúlimiento;v y-fe^nrundíi <uir'*í#do^xtW8ttl, «y

Carta de un Tadre defamilias.
1 6y
ftçô ; y afsi , à caufa de efta educacion, inidad de perfonas , aun de. las que han leí
do buenos Autores , enfeñan , y efcriben de
un modo tan barbaro, como le vé cada dia.
Sábi0s del Norte, guando elcucharejs. la ra200i.cn; efta parte.? ... o ...
-< e-%.
... ;.(;Nueftros Mayores comprehendicron
.muy bien la necefsidad de comenzar el eftiidio d.e una lengua >. haciendo aprender à la
Juventud las declinaciones.. de;.lps; nombres i
y ias. conjugaciones de los • -verbos',. tra_yendo las palabras à ciertos modos de. hablar Qti
dinarios , à los qu.ales dieron el .nombre de
içglas. Elias generalidades iîcveo comunmen
te .de- modelos,; yf principios , yà para reco?
noce-r las partes jundamentales de un difeurÍq en la explicacion;. de un Autor Griego, 6
patino ; y: yà para ejercitar el çntendiroien-,
to por medio de la. propriedad de .U imitai
clon en la.eftructuri.de; algunas fraies... Yq
hablo aquí; de los primeros fundamentos de
eldifcurfoi y no dedos modos menos.ordir
nariofi, modelas .expr^fsiones. figurajdas,.Ufl
muchacho fe bailará. íieropie gn medip.dçlas
tinieblasiiiiîf detenido en. .cada çmnvS no
fe..le. mueûra xori; ;oara&cres .fenfibles ien-un
todo tia°;-:lEl nominativo , ó la.perfonaque
hace ,f 6- dec que ife ЬaЫaл. if.í El кeх'Ьо prin
cipal- vi que t iexplica. el juicio , qué. fe. forma,
yà expr^e^-réfr, A^ftencia ; ó yà .figuir
L.» .
fique

toiwdi.

1 6 8 Efpeftaculo de la Naturaleza.
fique alguna accion. 3 • El" régimen de eu%
verbo; efto es, el nombre de' la perfona fdbre quien fe ejercita la accion , 6 de quiert^
la accion mifma proviene. 4* El verbo incid¿nte , que figniñca un juicio' acceflorió , 6 '
explicativo , y que fe halla en " el peiié>do-como una parte fobreañadida ', Ó corrio una. pie- 1
za de union, ya fea al norrlinativ'o i ^6 ya''
al régimen. 5° Las prepoficiones ,'• que fir- '
ven para feñalar claramente los refpetos , que
las cofas dicen entre sí ; y además de eftó
un número bien pequeño de otras partes de '
la oracion , que en todo difcurfo vienen fiem-'l
pre á fer las mifmas. Yo confieíTo, que eftas reglas tienen una phifonomla extremamen
te metaphyfica , y poco agradablq ; cotí efpecialidad á los niños. Y qué fe conduir&def
efto? Qué fe ha de abandonar totalmente -í- '
D¿ ningun modo , fino que es merteíbíriha* •
cerfelo fenfible , y agradable con rio diverti^
do de los exemplos , y* reducir el ritírmerb £ .
lo : mas neceflariq , mas fimple , y mas •'&f¡f;.f
ttiun. El ufo enfeñará lo reftante. Es -mucho
mejor, que la infancia tome el trabajo'de
aprender bien de una vez eftas primeas*»*
glas , y que fepa diftinguir chvÚttetRC>lx&
fiete , ú ocho partes elementales J ide Hx|tte

'
'
z
'I

la oracion ti compone ,; que :.ab V«l ¿quesead /
rjnine' cxtatinuadamenteá'obfcqEEs ,^radudienc> i
•do el latir* ¿a iagU > -yofin. podcrJdác rMo^r
de

Carta de un 'Padre de familias, i 6*9
de cofa alguna. Los niños, es verdad; con pdígro.qne
un Maeftro , que camina delante de ellos ,
auy con una buena memoria , que fieue al Maef- 1?iя finT
tro fielmente i o guiados por el orden milmo de las idéas , podrán traducir Autores en
teros , y parecerá al principio , que caminan
mucho ; pero lo mifmo fera dexar el Maef-tro , é interrumpir el exercicio de la memo«
cia , que todo fe difsipará por falta de algu-,
«os principios, ó elementos , que fixen el jui
cio , y radiquen el entendimiento î fe para-,
tan en el latin mas corriente , que fe les pon^a delante , y no podrán defeifrar aun el Au
tor mas claro , quando quieran volver fobre
el : con que el conocimiento de las partes de
la oracion , y las primeras reglas, conforme à
ias quales eftas partes fe conftruyen , fon abfolutamente neceflarias , porque fon guias >
«jue jamás fe perderán , y facilitarán fiemprc
vi camino al entendimiento , fea para enten
der qualquier Autor , o fea para traducir qualefquiera palabras de la lengua nacional à la
latina. Dexémos fuera todos los maravillofos
ínéthodos, y los nuevos fecretos, y medios
«ortos : tomemos el partido feguro : efto es,
-atengamonos al parecér d¿l Abad Rollin , y
"principalmente à las prá&icas t in juiciofas-,
'que propone , con el fobre eferito de defeos (a),
for hallar establecido Id contrario.
'
Tom.XI:
Y v с
ts
{*) Тыtado de los eftüJios , Arte do eftudiat Ulengua Latiua.

170 Efpeflaculo de la Naturaleza.
Es precifo confeflar , que el fervicio gran
de , que nos hizo por medio de . fu tratado,
fe ordena mas a lo fubftancíal de los efl;údios , que á.los rudimentos: y efto es , Se*
ñor, lo que á Vm. le movió (paragoberparfe en orden a la enfeñanza de fu amado
hijo) á preguntarme lo que yo havía nota
do á cerca de los defcttos de los primeros eftú<lios , que en Caliendo imperfectos , no pueden
dexar de fervir de grande obftáculo al buea
efecto de. los .eftúdios mayores.
.. .. M. Rollin fe explica con mucha eficacia,
y no menos claridad en orden a una efpecie de práttica de que ha tiempo 1 que fe lajnentan. „ Es precifo , dice , comenzar por la
t) compoficion de themas , ó por la explica*
„ cion. de Autores? Efta es la mayor dificul- "
„ tad , y en ¡. que los pareceres eftán divididos.
„ Si fe confulta folapiente el jttjio fentido de
sí la re£la> razón, parece , que el ultimo m¿3, thodo debría fer preferido : porque para cqmu
„ poner en latin con acierto , es precifo conocer algun tanto la colocacion , la diver„ fidad , y :las reglas de efta lengua, y tenet
.3, hecha una lifta de palabras , cuya fignifica¿, jcion fe penetra bien , y es facil de aplir
„, car con la mayor exprefsion , y propriedad. Y efto no fe. configue fuio explicanv do los Autores , que. fon como un DÍccíqj> Bario vivo , y una Gramatica eloquenre ,

Carta de un 'Padre defamilias.
171
en donde fe aprende por experiencia la fqer„ za , y verdadero ufo de las palabras , de las
„.frafes , y de las reglas de la Syntaxis.
.
.....„ Es verdad, que el méthodo contrario
„ ha prevalecido , y que es banftantemente
« antiguo ; pero no fe figue de aquí , que
э, fe deba abrazar ciegamente , y feguir fin exa,,.men. Muchas veces la cofiumbre exeráta
JSfibre . los' entendimientos una efpecie de ty-'
rama que los efilaviza , è impide el ufo
0Í de la razón 3 que en efia materia es un л
33guia mas fegura3 que el exemple filo > por
3) mas que le autorice el tiempo. Quintillas
„ no dice , que en los veinte años, que en-'
э, feñó la Rhetorica , fe havía vifto obligada
э, à obfervar en- público la coftumbre , que ha
bitó eíhblecida en las Efcuelas , de no explilt car en ellas los Autores , y no duda con„ feifar la dificultad , que tuvo en dexarfe Heai var de la corriente.
. • .' '
No fe experimenta daño alguno en la
Univerfidad de París por haber vanado en
V, otras cofas algun tanto el méthodo antiguo
de enfeñar. Yo querría , que fe hicieíTe pof-;
„ lible el expèrimentar fiquiera , en orden à
„ la materia de que hablamos al prefente , a
>, fin de aflegurarfe con efta experiencia , Ct
o, fe confeguía en el público el feliz fuceflb,
qqe me confia haberfe logrado en partiii, Cular , con muchos niños. Pero mien-,
J'
У г '""
„was .

1 7 2 BfpeBaculo dé la Naturaleza.
„tras vivimos con efta efperanza, debemos
„ eftár muy contentos del fábio medio , que
„ figue la Univerfidad , no entregandofe totaL„ mente a uno folo de eftos méthodos fino>
„ uniendo los dos juntos.
Tratando M. Rollin de la educación de
las feñoritas , quienes juzga deben aprender la*
tin, no hallando impedimento por motivos,
o ideas que lo embaracen , decide- fin la me
nor duda, „ que la competicion de thenaas
,, fe debe abfolutamente deftetrar (**).
"
Al parecer de M. Rollin á cerca de los
primeros eftúdios , juntemos el parecer , y con
ducta de los Sabios mas capaces de hablar en
efta materia. Cicerón * creía que no podía;
* De on- formarfe mejor un Romano r que traducien^
|or'"34' do en fu lengua los Autores Griegos* M.
Le Fevre de Saumur r en la expoficion de eli
méthodo , que él mtfrno íeguía en la educa
cion , y enfeñanza de fu hijo, y con quele adelantó tanto en la corta duracion de dos
años , nos manifiefta ,. que no practicó fina
fola la traduccion. M. Amaud , en un ma.*
nuferito , que aún fe conferva fuyo , a cerca
del modo de enfeñar las letras humanas i
Lancelot , en fus dos excelentes Gramaticas; -M.
el AbádFleury,M. Guet;. M. de Crouzaz, y ta»
UtracloccíotvItiliaDaormteeítospa(ragesdeM.Rolliii
, y dice folaraen.
dos.
¡te, «^uefara^thodo fe reduceamia alternativa comm"-"í- 1
'S originales .que ¿

CartA de un Tadre de familias.
175
dos aquellos , que handifcurrido mejor acer
ba de la educacion , folo han tenido una voz
engorden al modo de enfeñar las lenguas :
todo quanto dicen , fe reduce à eftas dos pa
labras : Pocas reglas , y mucha рглШсa.
Pero como la práctica de hablar un mal
latin es pemiciofa , la prá&ica de componer
frequentemente un mal latin lo fera tambien:
hay , pues , una precaucion , que tomar à ccr- Mm« m<*
ca de la compoficion latina : efta precaucion
no es fuprimir la compoficion , fino hacerla «na!tn6"a>
r
1 •
J

1 r
no oír uno
mas frequente todavía , deten íendofe mucho unkngmge
tiempo en volver al idioma latino aquello , рла°'
que fe havía traducido antes de algun Au
tor eftimable, y proporcionado à la capacidad, y
ufo pofsible en los principiantes. De efta mane
ra no oirán defde luego fino un lenguage
puro, que es el primer medio natural para
aprender bien una lengua.
.í La compoficion , ó el thema , que fe dá
à un niño para que lo trabaje , fe puede exe¿ cutar repentinamente fin Diccionario , y fin
perder de vifta un excelente modelo delatiru
ó fi no , efte thema fe puede trabajar de efpacio , con quietud , y con la ayuda de un
Diccionario, fin tener prefente otro modelo
alguno. El thema , que fe trabaja luego , y
poniendo con la voz viva en latin , lo que
fe ha traducido , como M. Rollin , y los mas
hábiles ! en la materia lo aconfejan , y el t he-?
;
-"• .
ma.

tT$
Efpe&acuh déJaN'atttrafe&aP'
ma, que fe ordena con la pluma en la raa^
no , á fin de hacer un latín, conforme al
que fe ha leido , fon compoficiones una , y
otra igualmente de una utilidad indecible. To
do .tito es imitar , porque las lenguas. no fe
aprenden fino por eco , y por imitacion.
Aquí no hay Diccionario, aquí no hay tro-í
piezos , ni aquí hay lágrimas. En lugar ds
un themi al día fe podrán de efta fuerte facar doce. El niño, <Jue fabe fus reglas, las
aplica fin trabajo con la ayuda del latin ex
celente , que le guía , y cuya ettru&ura man,
tiene todavía prefente. Si el latin , por quien.
fe gobierna , ya fea componiendo de repen
te., ó tomando tiempo fuficiente en fu quarto,.'
es puro , y facado , no de la cabeza del Maeftro, fine de un Autor cláfico; efto ferá ya junto
con la traduccion lo que fe puede llamar ufo
verdadero de los Autores , y latinidad prác
tica. En el extremo peligro , que hemos viCto poder dár el entendimiento de los niños,
tomando refabios irremediables por obligarlos
á eftropear , con el ufo continuo de fusconverfaciones , un latin , que no faben , y que no
habrá punto , que no yerren , no queda otro
recuifo fino la práctica de la traduccion , y
el ufo de las o#mpoficiones. Pero como darémos tambien en el mifmo inconveniente,
obligandolos á componer en una lengua ¿que•
ignoranv,. folo refta , <|ue io-executen ,'y* íki
j í:i
con

Carta de un Tadre de familias,
iff
coh Ça voz viva , ó yà tomando lugar , y
tiempo proporcionado para feguir de cerca un
modelo , que los guie con acierto. La compoficion.de un latin , que falga totalmente dç
fu capacidad , è ingenio , es piecjfo refervarh para quando fe hayan fortificado mas en,
los eftudios , o que las muchas eípecies que
yà poffeen de una peife&a latinidad , los pro
vea con fu abundancia.
,
- ; . Vm./eñor mio , podrá conocer mejor que
otros muchos, pues. es fu padre, lo que en
orden .a efta educacion quiero notar. Quan
do ei feñorito fu hijo efíé en la edad de fier
tie , à ocho años , fu refolucion de Vm. fe
ra fin duda elegir un Maeftro , que fepa con
gerfeçcipn la Gramatica corriente , y que fe
explique coh claridad. . Pero efte hombre , que
Vm.--và à introducir con fu provilion de re
glas , à que ilumine un entendimiento , qup
comienza à defcubrirfe, entiende del gobier
no de entendimientos ? conoce las confequencias de las.primeras impresiones ? Rue gple à
Ym. que vea quales yàn .à fer las confequençias precifas de. efte méthodo.
. ; • , .- .i
ii ..Sea en particular, ó fea en. ццa Efcuela
pública , el niño; pq- oirá. otra cofa fino reglas,
.y definiciones horriblemente abftraftas. A la
¿riftezá de una larga leccion fucederá la trifteza de una compoficion todavía mas larga.
Figurefe Yin. efte entendimiento , cuyos pro

1 7 6 EJpe&aculo de la NatvraieUsi;
greflbs le fon tan amables , unas veces cla
vado en una Syntaxis ininteligible , otras aven
turado en los rodeos de un lúgubre Diccio
nario , donde no baila lo que bafea de mo
do alguno , y donde lo que encuentra , le
mete en un abifmo de perplexidades. Si quie
re bacer la aplicacion á fu materia , hxy tan
to que obfervar , tantos peligros que huir , que¿
el muchacho aun no fabe donde eftá. La elec
cion del verbo , el modo , la voz , el tiem
po , el nombre , la perfona , todo efto defembrollado ya , todavía no tenémos lino un»
palabra : nuevas meditaciones a cerca de la figuiente le ponen en igual confternacion , da
manera , que el pobre niño no vé fino pre
cipicios , y apartandofe del uno, perece , y da
de cabeza en el otro.
- ' V' i
. Si el niño no tiene facilidad, ó esdemafiado vivo , cómo quiere Vm. queexecutecoá
prefencia de animo , y aplique con fofsiego
de entendimiento toda efta menuda di vifion de
«mpofido- preceptos , que le turban , 6 le confunden j f
mt üaáu cnetran? Tamas faldrá bien de tanto laberintho, y fe pallarán feis anos, ó en trabajar
remando , ó en idear medios de hurtar el
cuerpo al trabajo. De tres inflantes, fe le co
gerán en fraude los dos: y ferá mucho fi al !
íin de los eftiidios , á fuerza de haber oíJo,
-aunque á pefar fu yo , repetir lis mifmas cofas
tamas veces , comienza á facar una composi
cion

€artade uñ Tadre defamitiáí. J ff
.^Oviicnphi de folecifmos , y anda á; las reli
jgtas i.peco. con todo eflo hay cien leguas de
Jíiftanci* defde fu latin al de los buenos Au-íOfes* Y con toda ta conformidad de fus ulti
mas compoliciones con las reglas de la Gramatic»i. le fucederá á eíTe niño lo que a otros mur
achos, que> con un buen fondo de capacidad,
,y. gcatv.provifion de reglas faldrá del Colégi»
-fin .Caber datin. Do mil perfonas , que han ef-tudiada, yo quiero, que haya cinquenta , que
puedan hablar con propriedad la lengua , y
¡dofcientas que la entiendan , yes mucho con
ceder : y . fi las ochocientas redantes , ni la ha
blan , ni la entienden, cierto , que no es pot
falta de themas , fino por fobra de pefadurn-s
bt¡es y .y faaftío,
NeceíTario es , pues , reducir a mayor fa
cilidad :1a prá&ica de los themas , lo qual f»
-baria componiendo d niño con fjrequencia,
yv¡ pací mucho tiempo, ' ayudado de la voz v,r
va de fu Maeftro , ó enfuquarto, tenien
do por guia un modelo , de queeftá llena fu
fantasía , y frefcas las efpecies.
. . Supongamos al prefente, que el joven,
.a . quien fe le hace ficar la compoficion def.de luego , tiene gran ficilidad. Concedamos
tambien contra la experiencia , que todos los
genios tienen bailante paciencia para efcuchar
ioon gufto . todas las reglas del libro quarto , y
baftante aptitud para aplicarlas. Todo efta ya
Tom.XI.

Z

hecho; .

¡¡
Conftqmncapoto*
n.es ordi'?,
con &cüí-

Y78 EßeBaculode la Naturaleza)
•hecho : vucftro amado hijo entenderá íqaaátos modelos le propongan , quantos méthodo;
le hagan leer , y fabrá ajuftar fus compoficio*
nes con ellos : vá por complaceros à mortificarfe , y á recogerfe del todo. Vm. lecoa%¡
ducirá de Aula en Aula, y le hará paííar de
clafie en cbfle , hafta practicar folidamente
las mayores arduidades , que fe hallan en la
'Gramatica. 1 Sin duda creerá Vm. que ha gav
nado mucho : y efto es à lo que los Labra?
dores llaman buena tierra , y los Archite&os,
y Albañiles buen cimiento. Pero à la verdad
fe le ha hecho un agravio irreparable. No
.era efta efpecie de compoficion.la que eíTe niÜo necefsitaba. Efte _htin , -que ha Tacado de
fu cabeza , fegun la direccion de algunasxeiglas , es un latin fallo , que le vuelve hacia
atrás tanto , quanto camina adelante!: y efta
Seguridad, que ' le comunica»; un largo habi
to, es folo лш ; refal?íor nocivo , que ferá сaь
fi impofsrble quitar. « ; •Л\:\.ЬГ. ni .£6
Notoriamente es una efpecie de abfurdo
abandonar à un niño la compoficion de una
•lengua , cuyo caracter , cuya colocacion , y
modos particulares de hablar , le. fon entéTamente defconocidos. Pedirle buen latin.,
¿es-' feñalar la paga de una deuda en una cafa,
que fe fabe efta defalquilada (**) : y quando
efto no ofcftante риeф» llegar à fer regular el
¿\ : ?íí ölet? .uh'-sil^ S.v.l L:.:•' .; ; lenf*\ O libfar ЬЬа*«в la Ove)a Р«44ц
' - - - . • .• •'? X

Carta de un 'Padre defamilias'. \f$
|eiíguagc , agenciando para efto las palabras,
fegun las reglas ; que le gobierna*! , evitar^
incurrir en faltas groíTeras , lo confieiTo ; pe*
yo efte latin , á que fe acoftumbra , es un per*
petuo galícifmo (**) , y quanto mas fe for*
tífica en efte lenguage, que es el todo defi^
compoficion , tanto mas fe aleja de el ver
dadero ufo de la hermofa latinidad. Efte ni-,'
fío eftá precifamente en el cafo en que fe vetía un eftrangero, que quifiera aprender el
Francés con una Gramática , y un Diccio-i
Aario. Yo conocí un Holandés , qae con efte
íbeorro enfeñaba atrevidamente la lengua Frirtcefa en fu Patria, Pídiófele , que tiaduxeíTo
en la lengua Francefael Portulano Holandés,
© la defcripcion de los Puertos , y Coftas de
Mar , que fe acababa de reimprimir con adi
ciones. Es coftumbre en las lenguas del Nor
te amontonar epítetos , y ponerlos todos en
fila ames de aquel nombre , o fubíhntivo á que
fe refieren. Ym. podrá juzgar del bello gufto
de fu traduccion por la letanía de epítetos,
que componen folo el titulo : -Le nouv:aié
...c:

Z z

grand

" '(**) GALICISMO es nna frute , o "gimen particular de> Vi lenguaFrancefa, que
<e apirea , ó es en alijo contrario á las reglas deGramatica de las len^oas , ó idio
mas ordinarios, También fe llania Galicilino aquella frafs latina, qu- ligue la
Conítraccion FranceXa mas que la Latina , confervandd el regimen, ordjn, y mo
do de hablar Francés. Efto mifmo fe entiende á proporcion del HISPANISMO *
y aísi , dúco un Sibio , hab'ando de un mal Latino: QOS HABLo tSPAñOL EN
IATIN , Y LATIN EN ESi'AóOL ; y refpe&o-de qUalquiera otra lengua fe p».
Aria tambien decir efto --por exemplo V fi unblpaSoT, que ha eíbdo en FraiicBf,
6 ve foselcritos , obferva en los Cuyos ,6 en fus convsrfociones el moío .coloca
cion , o aluliones FranceCo ,fedir¿ bwu , quslublj Efpano: en Francés : cada
lengua tiene üi cata^er particuhi i'y jará haUaiia'Ésa, es¡neceilirw ol^ryaile,

í8<5
EftettacidoáelaNatmafcza.
grand ilhtminant flambeat* de la fner. LaSr
palabras fon Francefas ; pero la colocacion Fio*
landefa : efte es un puro Holandés.»• . Otro cafo tengo que citarle á Vm. que?
parece nacido para la materia de que hablad
ftios. Dos Amigos , que tengo en Londres, me
dirigieron , en diverfos tiempos , dos Mance
bos viageros, de los quales el uno no fabía
tina palabra en Francés , y el otro le havía
eftudiado en fu caía por mas de feis años á fuerza
de themas, y Diccionarios. Procuréles al uno,
y al otro conocimientos , y diversiones , y át
cabo de un año, el primero hablaba con propriedad el Francés , fus frafes eran ajiiftadas,
y á excepcion de uno , ú otro genero en qué
todavía fe defeuidaba , lo demás todo era muy
proprio , y conforme con el idioma de Francia.
El otro fe havía formado para sí una imagi
nada lengua Francefa* que mezclaba á cada
paflb con la propria : y defpues de un año
hablaba con menos propriedad que el prime
ro. Sus mifmos eftíidios le havían imprefíb
en la cabeza una gerigonza , que impedía en
teramente las imprefsiones de un buen eftilo.
Lo que decía mi Joven Gramatico , hivía fido muchas veces compuefto , y eferito en fii
eafa , y era un verdadero galimathias (**) ;
porque en todas, las frafes y aunque conformes
I las reglas , dislocaba algunas palabras, cuya
t\
.
f<*^ J^oes.Uiupuwconf^a.obfcuridiiJ^Wjlbroll^

>
'

Carfade un Tadre defamilias.
1 8" f
«otocacion , y orden no fe puede fixar,fino
por medio de la coftumbre. Ya havía diez y
ocho mefes que eftaba en París, quando me
dixo un dia al entrar en las Thuilerías : Que
Vóila un jardín beau , &. de bien taillés ar~
bres. El Joven , que practica el hablar , y com
poner defpues de haber oído un latin puro,
es cabalmente nueftro primer viagero , y el
que adquirió el habito del latin delos themas j es efte fegundo.

Vm. le advertirá al Joven , que es vicio
la. la eftru&ura de fu latin ; que el genio de
la lengua Latina muda las palabras , y las co
loca de otro modo , que fe colocan en el idio
ma Frances ; pero á pefar de efte avifo faludable , no conoce efta inverfion , para la qual
tampoco hay que efperar reglas , pues depen
de unicamente del gjfto , y de la coftumbre.
Las bufca , y fe atormenta ; pero lo que ade
lanta , es dexar cafi fiempre peor colocado lo
que muda. Qaiere en fin hablar lin violen- .
cia , ó poner en lo que ha compuefto el or
den fimple , y natural , que tienen en sí fus
ideas : pues efte orden gramaticalmente es bue
no i pero el ayre de la frafe es enteramente
Francefa,:y la naturalidad de fu lengua ma
terna fe le llevará fiempre tras sí : con que fi
hay un modo de componer eftos themas , que
los lepare de tales imperfecciones , es claro ,
que debe fer preferido.
. :
.
i
*

Pero

T., compofi
rion"deïïIl

182
Efpeiïacuïo dè la Naturaliza,
t
Pero vamos adelante: vé aquí otro inctíft*
veniente, que no fe ha notado aún baftan
te. Sucederá , que entre cien niños haya tres,
ó quatro , que tengan una penetracion de en*
tendimiento mas feliz que los otros ; eftos
percebirán el gufto , y delicadeza de la eftructura , que caracteriza los Autores , que fe les
mueftran. Y yo quiero , que à fuerza de me
ditar , y aun foñar en efto , imiten fu eftilo,y fe aproxím-n de todos modos i él. Su tra
bajo fe verá recompenfado. Para eftos ferán
las diftinciones , los premios , y las coronas.
Se esforzarán à emplear , fi es precifo , dos,
ó tres horas en traducir una docena de ren
glones de fu lengua nativa en un latín foportable : ferá , fi Vra. quiere , un verdadero la
tin. Pero dos horas para componer doce ren
glones , es un medio muy proprio piraqae
Vm. haga cogitabundo à fu hijo. El gutto,
que le caufa la victoria, le acoftumbraraen

гы ьТсЛ el efpacio de algunos años à no hablar coгГть"!о7'г k , 4Je felg\
preparativos , y fin afe&acosiubun'-- cion , y violencia. Y notefe, fuera de éfte, otro
inconveniente, aun mas nocivo : por tres , que
hayan meditado con provecho, quedarán ochen
ta , que nada hayan penfado fino delirios,
defpues de alambicarfe losfeííbs. Digams'Vnr.
le ruego , compoficion tan trabajofa faldrá
.natural , 6 podrá ferio jamas el habito de
medir con un compás todo lo que quiere de4
r- •::[
cirí

Carta de un Tadre defamilias.
i S3
<ir ? No es caufa , figuiendo una experiencia
bien notoria , de que efte Joven fe halle fiempie preocupado de reglas , ó de modélos , y
¿rafes , quando quiera hablar ? Siempre diftrahido , fe embaraza á sí mifmo , y en lu
gar de hablar , afeita , y compone.
Cómo es , pues , neceíTario portarfe con
los principiantes para afirmarlos en las reglas,
íin arruinar la dulzura natural, con la pefadez
de las compoficiones demafiadamente afeita
das , y íeíkxas ? El medio es enfeñarles defde luego un número pequeño de reglas con
la voz viva, y íin libros: y defpues, hacien
doles tan.bien con fu voz viva , que apliquen
eftas reglas por medio de algunos renglones
tie un Autor facil , que fe le hará al prin
cipio traducir del latin á fu lengua materna,
y luego volverle de efta al latin, figuiendo
las mifmas reglas. Y aquí hallamos , como
fe practica en los Colégios la Gramatica , la
compoficion , y la traducción.

Luego que fu hijo de Vm. haya apren- uciam*
¿ido á declinar los nombres , y los pronombres, Pnm«asie.
.a conjugar muy bien los verbos regulares, -y a
•dar de memoria un número de nombres , y
verbos irregulares , ó que tieñen inflexiones
diverfas del comun , y habiendole hecho co
piar muchas ye ees todo efto impteflb curio
samente. en paradigmas (**) , ya es tiempo
de enfeñarle fus reglas. Entonces mueftrefele
. , .;
(**) E«nip!cs,í>ino«¡eJ.M,

una

184
E/peffaculo de la Naturaleza^
una hoja volante , ó fola , ya fea impreíEU
ó ya manuferita por Vm. ó lo que ferá me?
jor , copiada por elmiftno niño. En efta ho
ja fe habrán junado cofa de cinquenta exemplos muy cortos , á los qu.iles fe pueden re*
ducir las principales reglas de las palabras -la
tinas , y aun fe podrían comprehender en me
nos : vé aquí los primeros exemplos : 1. jMa^
la mens. Alafas animus. Cultas ager. Cidta
noval'ta. Tenemm grame». 2. Ftmus procer
dit. Seqmmur. 3 . %em omnem audies. Au~
dita eloquar , Cbv. Por la comodidad , y poc
la pureza de eftos exemplos fe puede colegir
como deben fer los demás , y de donde fe
han de tomar. Bafta uno , ó dos para cad»
regla , y fiempre de cofas fenfibles. Y fe der
be folicitar , que el todo no excedí las dos
paginas de una hoja en dozavo. De fuerte,
que el niño con fola una mirada vea el fitl
de fu taréa, y quede feguro de faber el pri
mer neceífario , dando razón de lo que eftjk
contenido en efte papél.
En lugar de los exemplos de una filfa,
y baxa latinidad con que retumban las Efcualas poco eftimables , ó entregadas á la igocw
rancia, tomenfe los que ofrecen Terencio , Phér
dro,y Cefar,donde quiera que fe abra.ó aquellos,
que fe efeogieron expresamente para el alTuato
por Sanchez (**) > 6 por ianceloto. Pero. la
ti..
. '
.. \ ;
... Mi-:
(í*> Francifco Sanchez, llamado comunmente el BROCENSE; por Juílo Lyp.
fio MER.CUR.lO , b APOLO de Efpañai y por Scwpio
DIVINA.
Verfc la Biblioth. de D. Nicolás Antonio.
.

Carta de m Tadre de familias.
18f
Minerva (**) del primero, y las Gramaticas
Kiriega , y Latina del fegundo , con todas las de
más Gramaticas , aunque fean , fi las hay,
mas eftimables , no deben fervirle fino £ Vm.
Tiempo vendrá , en que fu Alumno fe halla
rá en una edad , y en una amplitud de en
tendimiento , que pueda ufarlas , y alternarfe con У m. Pero mientras los primeros eftúdios, ojala pueda ignorar la infancia, é igno
rarlo por largo tiempo , que hay Gramati
cas en el Mundo. Es precifo , que no co
nozca fino fus paradigmas , fu hoja volante,
y buenos Autores. Defaparezcan los Defpauteres , losBohours, los Bretonneaux , el gran
de , y pequeño méthodo , todos los Gaulyers
antiguos, modernos , y por venir. Deguellenfe , y defeles. por el fuelo à todos los trata
dos de la Syntaxts , de partículas , de gloíTas,
de elegancias , de anómalos, de heteroclites (**),
ó irregulares. Facilitefele la entrada para bue
nos Autores , que efta edad no necefsita otra
cofa. La práctica de eftos acabará de enfeñarles lo que les falta mas agradable , y mas
prontamente, que lo hacen los cúmulos, q
montones de preceptos : y Vm. fe los fran
quea por sí mifmo, y fe los abre , quando
el menor mal que todas las otras gergas le
. vTom. XI.
;
Aa
ha(**) Es la obra . qne le dio mas nombre . y le hizo lUinar PADRE DE IOS
SABIOS.
Viene del Griego mí¿KXlTW.

1 8 6 Efpe Báculo de la Naturaleza.
harán, fera, además de brumarles el enten
dimiento , y no enfeñar latin à vueftro hijo,
hacer , que todos los libros , que vea en ade
lante , le parezcan otros tantos Gaulyers , y
Bohours.
z°.
Quando yà ellos primeros preparati
vos fe hallan algo ordenados , es neceflario
ponerlos en práctica , aplicando el todo à un
Autor, que fe traduzca del latin en la len
gua natural , y defpues fe vuelva de éfta al
latin ? Pero qué Autor quiere Vm. que tomémos ? Le hay acafo tan limpie , como re
quiere la necefsidad de un niño ? No eftan
todos fuera de fu conocimiento , y alcance ? No
ferá precifo atenernos à eftas frafes tan traquea
das ? i, LeBio cuifiudes. г. Joannes laborat
ad lucrandas pecunias. 3 . Vapulo à Praeceptore.
4. Ofculer à matre. 5. Nicolaus celavit me
banc rem. 6. Res , quas doBi fumas à Adagißro 3 &*c. Eftos exemplos no fon , es ver
dad , ni muy nobles , ni mtfy -julios , prin
cipalmente el tercero , y el quarto. Pero los
Preceptores fe han hecho yà à ellos ; e'fte es
fu camino ; y para ellos una machina muy
cómoda : mas la facilidad , que encuentran
en -defenredar fu doctrina , nos deberá permi
tir , que paflemos por encima de elle latin ,
à la verdad baftante pobre i y con todo eflo
baftante bueno para principiantes.
Elle razonamiento, que fofsiegáa muchos
Pa~

Carta de un Tadre defamilias.
187
Padres , hace un infinito agravio a la fociedad , autorizando una prá&ica enteramente
opuefta al fin de loseftúdios. Yo he vifto mu
chas - veces a los Profesores mas hábiles , y
á todas las perfonas de buen gufto lamentar,
como cofa deplorable , el que la infan
cia fe abandonarle de efte modo á Precep
tores , y Maeftros , que no faben , ó no quie
ren faber fino reglas , y que todo lo reducen
á ellas. Quantos han mirado con alguna aten
cion efte delorden , convienen en que es necefíario , que no fe dexen las primeras reglas,
pues facilitan la inteligencia delos Autores;
pero fe aflixen de -ver facrificar el gufto de
eftos , y la colocacion verdadera de la lengua
á la adquificion , y memoria de las reglas.
En efecto , la juventud fe exercita quatro,6
cinco años feguidos en componer latin , figuiendo modélos falfos , y fe le permite co
munmente echar todas fus frafes en la turquefa de la lengua patricia ; firva de teftigo
efto : Joannes, -qui laborat ad luaandas pe
cunias. Nofotios nos acordamos de haber paffado por el mifmo méthodo , y nos podemos Las prime1
1
ras impret
acordar por una parte de quantas amarguras fionwuods
coftaron á los que aprovechaban poco en él;
y por otra parte , quanto mayores huvieran
fido los adelantamientos , y quanto mas pron
tos , li el primer latin , que fe les hizo com
poner , y traducir, no huviera fido tan viAa z
cio-

1 88
EfpeElaculo de la Naturaleza.
ciofo. Naturalmente retenemos mejor lo que
aprendemos en la infancia. Pues qué efpecie
de injufticia no ferá habituar á los niños á
tin lenguage 3 que es neceíTario arrancarle defpues de la cabeza (a) i
•.
Qué penfaría Vm. de un Efpañol , que
queriendo , que aprendiefle el idioma Fran
cés un hijofuyo , dixefle : El lenguage Parifienfe es muy alto para un niño. Empezarémos , exercitandole dos años largos en algu
na Aldéa de Limofin. El primer *Maeftro
de qualquiera Efcuela , que fe halle , le bafta
rá. De allí le paíTaré á las vecindades de Orleans, en que fe habla un poco mejor. Y
quando deefte modo fuere adelantando de gra
do en grado , le llevaré á la Corte , en que
fe habla con toda perfeccion. Es cofa eviden
te , que lo que debe executar por el contra
rio , es llevar al Joven Efpañol á París defde
luego, íi á Verfalles, en donde no oyendo
otra cofa , fino lo que es mas proprio en la
lengua , la fabrá defde luego con cultura, quan
do tomando eíTe otro mcthodo , fe va á ex
poner con evidencia á mil trabajos , para qui
tarle los habitos , y refabios , que contraxo.
A cada palto facará terminos de Limofin , la
: . colo(a) Natura tenacifsimi fumus eorum quae rudibus anriis
fercipimus.,.. non ajfuefiat ergo ( Puer ) ne duni'ihfans
quidem eft, fermoni , qui dedifcendus fit. Quintilran. lib.
i. cap. i.
.-• • -

Carta de un Tadre defamilias.
1 8o
colocacion ferá Limofina , y Limofina tam
bien la pronunciacion.
No fe diga , pues, de modo alguno , que
Íes menefter atender en efta materia á la debili
dad de la infancia. La debilidad es cierta ; pe
ro no autoriza , para que fe la obligue á paffar por un mal latin, y que por efte me
dio llegue defpues a otro bueno : nada fe la
facilita , haciendola empezar por la barbarie,
pues lo que es falfo , y viciofo , no puede
fer efcalón para fubir á lo jufto , y verda
dero. La condefcendencia neceflaria con lo
endeble de la niñez confifte en no propo
nerle de una vez fino un corto número de
palabras. Pero eftas palabras deben fer bue
nas , y colocadas con gufto. Una madre de
familias no carga á fus hijos de difcurfos muy
largos, ni de arengas muy feguidas. Menos
Ies propondrá las reglas de Vaugelas , ó de
Bohours (**) : no la entenderían fus hijos :
contentate , pues , con quarro , ó cinco dic
ciones juntas , dirigiendofelas á ellos : eftas
palabras ferán proprias , colocadas fegun el
gufto de la Nacion , y bien articuladas. Sea;
pues , para el Caftellano , ó fea para el Latin,'
es abfolutamente precifo , que las primeras im
presiones fean ajuftadas, y que jamás haya
necesidad de fuplirlas , ó reformarlas con otras.
•-. '
.- • ' En
'<**) Veafe el Diccionario de Morsri , palabra Vaugelas, o Favre , y paiabr,
Bob'o'iirs,

1 90 Espectáculo de la Naturaleza,
En la efteafion de luces, de que los juzga
capaces , puede haber diferentes grados ; pero
en la propriedad no hay mas , y menos , y
todo quanto ha llegado à los oídos del niño¿
defde que entró en la Efcuela , hafta que fale de los eftúdios , debe fer proprio , y ex-?
pvefsivo. La propriedad , y la colocacion de
los terminos para la lengua ,es lo que el man
tenimiento para la .falud , y la vida. Alimen
tos hay mas, ó' menos fuertes i y es cierto,
que no todo eftomago es ; apto para digerir
qualquiera efpecie de viandas ; pero como quiei
ra, nunca debe entrar en ei alguna, que no
fea faludable. Nueftro$ pri meros: Maefttos , con
los rudimentos en ' que nos imbuyen , y con
los exemplos ,. que tienen fiempre à mano ,
vierten en el entendimiento de los niños una
efpecie de veneno , de modo , que habrá no
poco trabajo en atajar las confequencias , . y;
çn impedir fus malos efeítos.
:
La'impropriedad de los exemplos fe vé
fe guida de otro deforden , tanto mas perjudi
cial , quanto le vemos durar tres , ó quatro
años , y aun mas. . Es-, pues , jfujetar à la ju
ventud à que traduzqa qualquier libro impreflb,
y le vaya poniendo en latin. Efto levàinfenfiblemente introduciendo una colocacion de
el todo femejante à. la propria , y natural de
fu lengua. Quando , por exemplo , en la len
gua Francefa encuentra Vm. la particub on,

Carta de un *Padre de familias.
ioi
la particula que , 6 los poíTefsivos fon yfa ,fes>
•&c. trocará la activa en pafsiva , y paíTará
-fin embarazo adelante : Vm. tendrá femejante precaucion ; pero el niño jamás pone dos
palabras latinas fin obfervar al punto laeftructura de las dos palabras Francefas , que le
guian , fea para dexarlas en íatin con el mifmo orden , fi el méthodo no fe opone , 6
fea para hacer folamente una mutacion muy
leve , fi el méthodo fe lo ordena. El genio
de la lengua natural prefide á todas las. ope
raciones. El muchacho aprenderá en tres años
veinte cofas , en que no fe gobierne por fu
lengua nativa en un todo ; pero le quedan
aun mas de mil en que fe dexa llevar de la
exprefsion natural, que fu lengua le infpira : en qué edad llegara á faber i Quanto mas
fe radica en la prá&ica de fu mcth odo , tan
to mas fe le fepára del ufo antiguo , y del
buen latin : fuera de los veinte , ó treinta ar>ticulos á que fe eftiende toda la propriedad
úc fu eftilo , la ccmpoficion latina 'figne la
patria , lo qual hace , que el niño lleve un
- eftilo en todo , y por todo femejante á cfte:
fadrínes 3 qui laboratad lucrandam pecumam.
. ; "Si eftas razones no aparecen todavía de- M. de
mo'nftrativas , ved aquí un principio apto pa- corromper
ra efparqir mas luz en efta materia. Lalen'gua Jigüe ¡a condicion del o ido.- Yafsi , el que
íes absolutamente fordode nacimiento :,' es pre1. •
cifo

i 9г
Efpeelaculo de laNatur.akxa.
ctfo que fea mudo: conque porcoriiequehcta no podra el lenguage dexar de fer defectuofo , fi el oído eftuviere hecho à malas co
locaciones. Juzgue Vm. por aquí los peligros
à que fe hallará expuefta la infancia, efpareida en Efcuelas libres 3 y fin regimen.
{
-. . Lo natural era , que fe la exercitalTe , em
pezando con la pequeña hiftoria fagrada de
Severo Sulpicio , ó con el compendio hecho
por Aurelio Vidor , quitandole lo que no es
fuyo. Debríafe continuar , tomando de Çornelio Nepote , del Celar , ó de otros buenos
Efcritores algunos pedazos , ó paííages , qué
fean lo que fueren, trahen configo fiempre un_.
eftilo fimplicifsimo , y una perfecta latinidad,
fin dislocar jamas cofa alguna. Pero la mayor
parte de los Maeftros exercitan à los princi
piantes en frafes, que juzgan dé maravillofa
utilidad , porque fon , dicen los tales , hechas
expresamente para la infancia. Nofotros los
creemos capaces à eftos Maeftros de mejor côft*poficion ; y afsi , no lloramos aquí fu talettJ
tb, fino la demafiada indulgencia con que fi*primen la buena latinidad. En efe&o eftas fra
fes eftán mas lejos del verdadero latin , que
el lenguage de las Aldeas lo eftá del de la
Corte, y aun del de qualquiera Ciudad : eí
genio, y el fondo de la lengua Efpañola' fer
hallara en los campos ; pero quien es con to
do eííb el vecino , aun el mas fimple de Madrid,

Carta de uh 'Padre defatniiiai. io^
«bid , que envie a fu hijo á la Efcuela á un
¡Vülage ., ó Aldea de qualquiera otra Provin
cia.,; para que aprenda á leer, hablar CafteJUano , y á difponer una carta ?
.j. Otros creen , que obran con mucha mas
prudencia , haciendoles traducir á los niños
defde luego hiftorias , facadas del latin de la
Vulgata * pero fi fe los quiere imponer en los
mas bellos rafgos de la hiftoria fanta , ó en.
las máximas de Salomón , y del Eclefiaftico,
es mejor hacerfelo leer en alguna otra par«
te , diftinta (**) de la Vulgata , la qual no nos
fué dada para enfeñarnos el orden , y coloca*
cion del latin.
No faltan algunos , que juntando á los ru
dimentos comunes ciertas hiftorias , facadas
de los Autores profanos , truecan el orden de
la frafe latina , y añaden algunos preceptos
de la Moral : pero muchas veces eftos pre
ceptos fon largos , y la relacion fobre que re*
<9Cn muy breve , lo qual es cofa fuera de to
da razon. El latin de la Moral no puede dexar de fer fofpechofo , fiendo moderno , y el
de la hiftoria , en perdiendo fu primera difpoGcion , y fyntaxis , perdió el fabór : ya no,
es latin.
,.

Defpues de eftos preparativos mas proprios para corromper , en razon de latinidad,
-. Tám^Xlui
v , :.j.-tSbu-i t;¿ v
los

^
'
•f,; ElFrancís , y dItaiano dicen , que es mejor hacértelo leer en,natr*i"«

д 5>ф
EJpeftaculo de la- Naturaleza
los. oídos , que para formarlos , fe practiçà ha*
cer traducir todos ios días algunos renglones
4e un Autor antiguo , lo qual es el exerü*
cio mas provechoío que hay ; pero por det
gracia es el mas corto , y aun parece , que
íe hace eftúdio de impedir el buen efecto , pafs
fando à lo que fe llama construcción del la
to qne e гш, Eft0 realmente no es lino la deftruccion,
llama conP
n_ '
i
r
n
r ,
tmrdondti pues conftruyendo , como fe conftruye , fe le
B^ttiri""" disloca el latin, y £e-le lleva palabra por palabra
al genio , y à la eftru&ura de nueftra lengua
materna. No baftaría notar el objeto de que
fe habla, y el verbo, que exprelíá el juicio,
que fe formó , fin tocar en lo demás г Ha*
gafe , que luego correfpondan las palabras caftellanas à las latinas ; pero fin quitar eftas de
fu lugar. El niño fe reirá del déforden de la
lengua natural ; pero .pondrá al punto defpues
cada pieza en el lugar que le toca. Eftepe*
queño trabajo exercíta fu juicio, y no fe re
cele por efto , que fe pervietra íu lengua na*
tural , pues la colocacion de éfta. le es muy
¿amiliar , para que fe defcuide en ella. El ni
ño encuentra en el Efpañol otros tantos Maef*
Iros x como- fon las petfonascon quienes tra*
ta : en todas partes oye un Caftellano perfec
to i,; y al contrario , un poco de latín puro,
que llega à fus oídos cada dia, fe vé pu efto
al punto en tormento , y en un eftado in
capaz de conocerle. Una lengua no conûftc

\

Carta de un 7adre de familias'. i$ f
folo en las palabras , fino que confia pritv*
cipalmente de fu eftru&ura propria , y ratu
rai. Es indiferente decir un blanco pañuelo , ó
ш pañuelo blanco ? De eftas dos modos igual
mente conformes à las reglas de la Syntaxis, pe
ro que el uno fera proprio de una Aldéa , y el
otro proprio de la Corte , Vm. hará, que oyga fiempre éfte , y jamas el otro. Cómo , pues,
querrá imprimir en la cabeza de fu hijo una
idéa jufta de la colocacion de Athenas , ó de
Roma folamente , fi forma una ley de def<componerla, deftruir fu naturaleza, y de ha:cerla ridicula , luego al punto que aparece ?
Elle latin queda femejante à una naranla , que
pafsó por analyíis chimica : no hay yà aquel
eípiritu , que havía : defpues de la operacion
•no refta , ni naranja , ni latin.
A la defcompoucion del latin fucede otra
4*ra£Vica todavia mas perniciofa , y es, com
poner themas , fegun las reglas dadas , en lu
gar de facar una compolicion con la voz viлгa , ó por efcrito , figuiendo el latin de un
excelente Autor, que fe acaba de traducir,
y cuyo eftilo fe vuelve à llamar à la lengua,
ó à la pluma. Q¿ien no lamentara aq.ií la
-fuerte infeliz de la infancia ? La mayor per-feccion , que fe eípera de fu trabajo , es lle
gar defpues de quatro , ó cinco años à no fa
lcar foiecifmos en el patanifmo de fus themas.
-Todos los días fe emplea infinito tiempo en
Bb í
mof-

EJpeBacûh de là Natuïakssa:^
moftrarle por todos los caminos las faltas ,
que ha hecho contra las reglas : cada falta
lleva una cruz , y el pobre mño las. lleva сан
das, pues fe pregonan > y burlan fus defec
tos. Para aumento de efta miferia ,defpues de
haber ocupado muchas horas feguidas en la
compoficion de fu proprio latin , y en refle
xionar atentamente un lenguage tan laffempfo , fe. vé obligado à efcuchar tranqailamehte los folecifmos , y los barbariímos de otroУ ve aquí fus oídos golpeados continuamen
te de un lenguage mftico , é intratable, j Io
ta quanto llega à ellos porefpacio de^quatro*
o cinco años feguidos , .es folatnente loqup
¿amas havía de oír.
.
¡
7
Efte méchodo viene à parecerfê al de cierto
таим Cavallero, que.creía enfeñar maravillofamenteá
^Tge * & bip laîengua Francefa , haciendo hablar de
lante de él à todos los niños de las Aldeas veci
nas, adviniendole , que todo aquello era contra
la lengua , y contra la pronunciacion. El maxhacho., que - no tenía ea fus : oídos fino.ímr
prefsiones bárbaras , fonidos. rufticos, y &afes
xidiculas, las contrahacía con. eminencia» Ço~
piaba con naturalidad à todos;eftos pequeño*
paifanos, é imprimía muy bien en fu mejwria .1a algaravía de fu crianza,!jll-o q#eínesiQ$ tomaba en la boca era fu доцтa isngua.
.Sin duda que ignoraba . efte_ Gavallerp : , que
rtio fe aprende la muüca , ai ltó fenguas-pyen

Catf*dtitriePádte Hefamilias.

I97

malos fonidos , y peores compoficiones.
«k, EL thema , que como ya corregido áfu
-modo , di&a el ÍMaeftro, no re&ifica, ni re,
t r
.
ni
media el mal, pues todo lu merito elta en
fcr una compoficion efcrupulofamente confor«aie a las reglas. La caufa es por haberfc puefiq cuidado en extenuar , 6 baxar obliganteiM3M la¡ latinidad en favor de la edad i y afsi,
•falev un latin todavia falto , y de perniciofo
cxemplo : y hablando con puridad , es para
los ,oídos una nueva herida , que fe mira con
seípeto¿.js.;^cí : . -..
.: . •.
; tív:;Vé aquí, fegun todo efto , una série fa
inamente larga de imptefsiones fin propriedad,
mas aptas para corromper los oídos, quepa
la formarlos. Efta obra de arruinar el oído,
ffc acaba de executar, y acafo fin remedio,
.«con la baxa latinidad de dos años , de cierta
iPhilofophía, que. fe ula. En vano , me di-ran , fe habrán podido reformar los oídos ,y
•perfcccionarfe , éfcuchando la Rhetorica de
¿un Hersán, 6 de un Turnébe (a). El hijo
-de un. Oficial, que efta hecho al lenguage po*pul*£,. no fe reforma: por haber oído algunas
'.veces, a Bourdala ¿ ó :á Mafsiílon ; ni un jo;ven , cuyo merito efta todo en haber fido fiel
- : '-i las íeglas: en las cortas compoficiones , que
iacó , podra, como de un falto , corregirlo
-iodo con ^cuchar las lecciones de un JuvenD01 celebKs Piolóles de k

vetfidad de Paífaj

FaJficofam
bre^,he;
mas conegidos,

19$
Efpeftacuh de ¡a Natürakxay
c'xo , de un Le Beau , ó de unCrévier. A
pefar de la bondad de los focorros de eftos
excelentes Maeftros , fu oído , por-fer foconros patlágeros , le llevará fiempre ., por exeai*
pío, al gallicifmo , ó . a alguna colocacion
viciod , á caafa de eftár fin comparacion mas
-habituado á efta corrupcion, que á lomas
puro, y correcto. Se fatigarán repitiendole á
efte joven, que ya es tiempo de que vuel
va fobre sí el buen gufto, y que yá en fin
es precifo renunciar aquel eftila aniñado ,
que eftuvo tantos años. El entendimiento te.conocerá la necefsidad ; pero el oído , hecho
.al mal , eftá viciado , y aquí todo , todo, des
pende del oída i
jí i.v; c.z
Dos fon las ventajas , que fe han preten
dido facar del eíhblecimicnto , y. orden de
los eftúdios públicos, es á fober, poner- -a la
mayor parte de los jovenes concurqeutés eh
cftado de entender por. lo . menos. las! mejo
res Autores de la antiguedad , y hacer , que
los niños de genio mas elevado Itegacn a
imitarlos , hablando con gracia,.y ¿fctíbiet*do con dignidad. Pero la defgracia . eftifc.:'c]i
-que la inveríion fatal de lo& exeFcíciosy que
acabamos de ver , arruina eftos dos- bienes'';
y fi el mal fe difminuye , ó fe repara e*¿ al
gunos ,-yjfSz por - la aplicacion-infatigable deiót
•Mieftros juíciofos1, que; -fe dedican yíio ña
mente á hacer traducir , fino cambien á que

Carta de ttnTadrè dé familias.
г 99
ф penetre le róas perfe&ô , que fe halla. eй
}aàntiguedad, у à no arriefgar compoficion al
guna , que no figa en algun modelo losraf;gos tirados por los Antiguos. Y fi . algunos
•hombres de poca autoridad , à pefar de quanto reclaman continuadamente contra fu méthodo los Profefloíes mas fenfatos , han intro*
ducido en los primeros eftúdios rubricas , que
arruinan , .6 alteran los buenos efectos , fu
opinion mal nos fervirá de ley. El amor pa
terno fe pone alerta í y fe laftíma de ver lle
var à la juventud por caminos , que no la
conducen al fin , que fe pretende ; y de el
mifmo modo que no entregaremos nueftros
hijos en fus ultimos ¿iludios , lino al gobier
no de ios mejores Maeftros , remediemos , fi
es pofsiblec, .el deforden de los primeros , por
que fi eftos no fon , como conviene , ó deftrüyen de antemano ,: ó retardan por lo me
nos el efecto- de los figüientes. Algunos Ami
gos de M. RoJlin le hicieron en fus ultimos
años , que notarle la iníuficiencia de los ru
dimentos comunes , y de las palabras , Caca
das de la Vulgata paiia efte efecto 3 como dé
iqüalquier otro. latin í, à quien fe haya quita
do Ja inveriion , y colocacion nativa. Y afsi;,
aconfejaba , aun mas eficazmente , que lo exe
cuta en fus Tratados , que fe dieflè fiemprè
;principio por exemptas efeogidos en los me
jores Autores* En fin., ea fu ultimo Tratar

*
.
do,

î oo EfpeBaculo de la NaturaШaТ''
do , que es el del eftíídio de las feñorítas 4
hablando del que deben hacer endas lenguas,
truncó la palabra , y fuprimió lacompoficion
de los themas , como quien conocía muy bien
lo largo , que es efte méthodo , lo; ridicu
lo , y lo inutil. Tanto ellos 'defeos;s com©
los mejores avifos de M. Lé JFcvre* de 'M.
Arnauld , y de M. Daguet fe pueden redu
cir à las <quatro , ó cinco precauciones , que
fe fíguen. , • J, "'-.' i«íма 'л. л -п.. ;v
- i".
Reunir en una hoja un número fu*
Mcefli- ficiente de exemplos muy cortos , pero fiemn
pie puros , y facados de buenos Autores , p**; <
ra explicar con la viva voz los primeros prin
cipios , fin moftrar à los niños mas Grama
tica que efta hoja , y juntenfe los paradigma*
de nombres , y verbos regulares , é «rega
lares.
га.
No recurrir à exemplo triviaU 6 in
ventado , ni à latinidad alguna ,ímo folo ha
cer traducir lo mas fimple , que fe halle en
los Autores , aplicando frequentemente à las
partes efeogidas las reglas faciles , y fin las
guales no fe puede paflar. ; •/ • *; «' ^ <-'.'->
3*
No quitar del lugar , que tienen los
terminos de las frafes latinas , que feh«m tra
ducido , fino folamente hacer notar la per
dona , que entra eo¡ Дa. oracion 4 y el )verbo
principal en que eftriva el peniamieritp , que
-fe enuncia : defpuesí leeri uni ,. y otra .vez Ja
< .i
mifma

Catü&tle&ñWadre d?.famif¿4¿.
201
miíma'frafe-latina , fegun la ípqie&a integril
dad que tiene, para? que. de efte modo fe со*
nozearv У1' tdmei eb gufto al tomo , ó colo
cación natural. v t "Wtsv.*- K-.r-- r>¿>,
• ii4*-r: No hacer componer thema alguno,
ÎèatïX)a lai^oábviva, y repentinamente, ó
feaiiconíilaípluBfta en la mano, y à folas , fino
con el auxilio. de un modelo agradable , y
da .ua.latiníjciiftigado , y puro, que fe haya explicadoilßl iinaifmo ^ia , ó' poco antes de la
-com^oficioh. o'íi.v^ h -Jíí.vr-il yb v-. .! •;.
i.
di£t;af.'.compofician , por mas cor
regida que - parezca ,* que no fea tomada en
obra de; buenos?. (figlos.- ßiírnechodii para el
idioma Griego , .fei'á eb.milmo que para el
Latinoiüp ib Y'e X.02Í;W э. ;- < у. . ;. п« Ь vb;
..«.ДЭe- eífo manéra todo viene à fer facil ,
y feguro , feá que fe exercite un niño en
compAnetlrepentinameiite, y con la voz vir
vavdefpuesi4e< haber .efcuchado . un latin per»
fe<äö r!:Q< ;.fea que fe i le dicte el Caftellanode
aquello mífmo , que acabo de traducir , pa
ra. ¿hacerfelo vplver al latin -con ïfofsiego * y
à fus folas. 1.a. necefsidad,. que, tiene ¡el mu
chacho ;'de e#е>;йщр;,...у la ooimodidad , que
halla en él , .le. hacq-i mas cuidadofo , y mas
atentoi Todo quanto retiene *1e firve de guiaí
el ufo continuado afirma. fus pafíos , ; y nada
Je expone- à peligro. $i -alguna vez; fe defeuida por una , 6 por < otra parte , /en . orden à
Tom. XL

Çc

la

ïoî
EГреЙ aculo de la Naturaleza.
la eftructura , las reglas , que yà fabe , le di
rigen. Si fe aleja de la colocacion , que pi
de la buena latinidad, el modelo, que tie. ne en fu entendimiento , le vuelve al cami
no verdadero. Y fi con todas eftas preven
ciones , y ayudas fe halla algun defec-to , ó
contra las reglas , 6 contra la jufta inverfion
de las dicciones , fe le pone otra vez delan
te de los ojos el modélo à que faltó. El Maeftro decide aquí con una total certidumbre , y
en lugar de pervertir el gufto de fu Difcipulo con- las compoficiones , difpueftas à fu
modo , en que no podrá fer fino muy du*
dofo el acierto , tiene el -placer de fer infa
lible en todo el orden 3 y colocacion , que pi
de el lenguage , que enfeña , y de quien fu
ie el elogio con feguridad de conciencia.
Para juftificar efta idea , bafta notar , que
todo el Griego puro, y el puro latin, que
nos queda , fe contiene en los Autores bue
nos : ellos fon aquellos buenos hombres de la
antigua Roma , y de la antigua Athenas,de
quienes podemos fiar en efta parte, y con quie
nes podémos converfarpara aprender fu lengua;
y un -Maeftro inteligente conocerá fiempre, me
jor que el que no lo fea tanto, que efcuchando efte 'lenguage, adelantarán fus Difcipulos mas feguramenfe , que efcuchando el fuyo.
Es cofa inutil examinar aquí la queftion,
de é los Romanos en fus eonverfaciones fáfeniiia-

Carta de tm Tadre de familias.
20$
miliares dexaban la invetfion de las palabras,
como la hallamos noíotros en todos fus efcri-.
tos inconcufimente. Nueftto fin es entender
eftos efcritos , y.defpues imitarlos : acoftumbrcmos los oídos à fus modos de explicarfe , principalmente en Jas primeras impresio
nes : y guardémonos de emplear mucho sanos
en golpearlos con una colocacion de voces,
y de ideas , que no fea todo de aquella ve
nerable antiguedad. Efto no es decir , que nofotros hayamos de empezar à enfeñar à los
niños defde luego con periodos quadrados (**).
Harémos eleccion de aquello mas fimple , que
podamos encontrar ; pero dentro de eftafencilléz , que fe bufca., hay un gufto , y una
harmonía , que^debe fer inviolable ; y ved aquí
la lengui de lоs Autores. El oído fe h irá à
efto, como el de una feñoiita , à quien Vm.
puliera en Londres , en lugar de ponerla en
San. Germán de Laya (**) , que poco à po
co fe haría dueña de aquella colocacion Inglefa,que hallaría alterada en San Germán : y
bien lejos de que le fiaefle neceifario dislocar
las palabras Inglefas , haciendolas correfpondejt efcrupulofamenre à la colocacion de fu len
gua , no lo executa , porque la inverfion con
tinuada con que efcucha las frafes Inglefas , la
Ce 2
ha(**) u oraciones de quawo miembros ; pues fe emiíndtn mucho pícloí quair,

г 04 Еfpettacule delà 'Naturalisai Э
hace nia? imprefsion vàifuerzar do facettas bs
que folamente oye.<-1 (, >n
<'•' tfiútuw;»
V
Como quiera es ' excelente ventaja pa
ra hablar bien una lengua ,.<no oír jamas à
perfona^ q*ue 4a hable-mai, y hailarfc en pro,porcion de efcuchaf сой £requehciaaJ<quien
hable bien s y yo "me atrevo- à decir, que
los Maeftros hablan /mal el latin. fiempre que
le caftellam¿an y y queomctílp hablan jamás
bien , fino quando le dexan enteramente con
¡fui propria ¿colocacion. nEl '-bien éá •. oído , que
fe quiere acoftumbrar al ladnrí'pide , que nunca
fe toque à la inverfion: efta es una cofa fagrada.
-Si Рeю '.fa®' j bafta que; el J.oádo .^y la imagi
nacion. eftén acoftumbradbs ; es' tambierr.pre-.
eiío , que da Mengua' r^cdüláa/DüQO/;ife?fBayá
cnfayando ¿ y que сошо..AmJParifiernc habla
bren el Rarifienfe i, .figuiendb a-aquellos , que
i. Medio andan abrededor.: ;«fe id , .afeincLíjoveníiátfá-,
para apren- pwioí ,oderpoes;-- de Jíáberv оШа'ЬaпГeгзоЗоги.'^
lenguT, ted=rli?u"

Ciceron , :habld' comoen.tubno'dd^ues" de eMes¿
У exactamente como eüosü .Lasilenguas pQÍe

«ros , que

aprenden^uno. con^ieli ufo', ny¡- pcinetflalmen^

bien.

te .çon - «• meni,uMWj.iDulquiemoS ,rpuest) en
el eíitúdio; de¿.ebr.6rie¿á pyrde,ebla^n;:lo que
nos puede acercar ' efte .buen uforrionrla"ma;^.
yór prontitud. Sera éftepot venruiaeftár: cin
co il ó feis años feguídos efcribiendo themas,
quç fe dicen cor¿egido& , ^fia-fer .fiquicra кь-

Carta de un Tache de familias,
tof
«ni? ".Será el enfuetarlos oídos , efcuchando dos
horas enteras las monftruofas faltas , que hor
miguean ¡¿ .y fe cruzan en los themas ? Será
guardar un filencio inviolable en orden al la->
tin , que fe vá áaprender , y no hablarlefino
con unai pluma mal cortada , y defpues de una
larga meditacion ? Nos no fe' puede apren
der por eftos medios , fino á hablar mal , tar
tamudear ,.. ó guardar un vergonzofo filencio.
Haga Vm. lo que fe hace en todo el .Mun-*
do,..quando fe trata de iníhuirfe : en alguna
lengua. Haga , que fu hijo oiga defdc luego
aquel lenguage ', que hablaban los Ciudadar
nos ' de Romas. y rque los figa en oyendolos.
Si riñen, ::fi ¡fe faludan , fi.relatan, ó.forrnari
.aJgun razonamiento , qíie el niño refiera ¡con
fus proprios terminos los debates, las formu
las, de: fu cortesía, fus relaciones., ó razona
mientos. jQue Phédio- le cuente .aL nino. un a
fabula .divertida , y luego .que la haya? enten•dido.jP.y. guftádo de . ella ,1a repetirá fielmente a. fu Padre ,.al principia. en. fu lengua nar
tiva par.a eftár aíTegurado del orden de las idéas,
y ya no queda fina.un.folo paflb que dar; y es,
queik-.diga ¿aibtin fin ¿atería ide.memdria¿
qué . él: la llegará á faber. Expliquele . Vm, la
Scena de la Andria i en que Simon declara
a Sofía.. fu liberta- (Si^); la i caiifa . que tiene pa-:
.Ink ra¡:
(**)

TerenciHS AnL ttttis pim ScmhfximX, *

гоб Efpeftaculodn' la Naturaleza. .
ra fingir el que quiere cafatàfu hijo : y def
pues la otra Seena (**) en que el viejo Si
mon amenaza à Davo , que le enviará toda
el refto de fus dias à andar la piedra de una
tahona , fi trama algo contra el proyeéfcq ¿ o
idea de efte cafamiento. Sa Difcipulo de Vm.
no perderá una palabra. Introducid defpues
al viagero Menegmo , que riñe, y llega à
las manos con los domemeos de fu hermaло mellizo , porque lie t uvierori por fut mífmo Señor; y defpues de reirfe elniño acarcaxadas 3 le dirá à Vm. todo el cafo con un
latin tan puro , como lo hizo Plauto : 6 fi
al principio tropieza , mudará fcmblante fe-{
líz fu lenguige dentro de bien pocos mefes,
y no paíTarán muchos. fin que tome un nue
vo ayre de firmeza , y folidéz. La natura
lidad , y çl gufto de eftos dialogos harán feguramente , que los vuelva muy bien en fu
propria lengua , figuiendola luego el latin.
Quiere Vm. no hablar lino Moral , Grama
tica , ó Eloquencia ? De quantos fe hallan prefentes , . los dos; tercios no eftán allí , y los
que atienden- <féí:.canfan de efeuchar , aunque
fe hable con un eftilo claufulado, y fublime.
Tomáfe el. partido de captarles la atencion
por medio del placer ? Todos fe ponen aten
tos : rodos hablarán , y lo executarán con na-»
turalidad.
Yo
(**)

Ibid. Aäus pimi Seena Л.

Carta de un *Padre de familias. 207
\ Yo convengo , me dirá Vm. en que los
objetos de fuyo divertidos , manejados de un
rrjqdo familiar , y llano , embelefan a la in
fancia ,- y la enfanchan el corazon. Si fe la
habitúa con tiempo á poner al punto en la
tin las mifmas cofas, lo executará termino
por termino , y colocacion por colocacion.
Bien ptefto vendrá á fer para el niño un pu
ro juego , pero juego muy util, que le hará lin
tardanza , ni trabajo adquirir habito del mas
hermofo latín , y aquel ayre de libertad > "yj
expedicion , que caracteriza eleftilo delaconvetfacion familiar. Todo efto es cierto , pero
por defgracia nueftra los Autores masa propofito para producir efte buen efecto * eftáni
fembrados de peligros para las buenas coftumbres : y Plauto , que es todavía mas vivo ,
y mas feftivo que Terencio, mortifica á ca-¿
da paíTo el buen gufto cendonayres , y truha-j
nenas, que folamente fon del cafo para ha
cer reír al pueblo mas ínfimo, ó á mofqueteros fin juicio. Vm. fabe muy bien quanto
fe quexaba Horacio. >
No obíhnte todo efto, es tan facil , co-"
mo neceíTario, el paíTar fin daño porenci- Jos"'^'^
ma de eftos dos peligros, y hacer deliciofos co™. "e"
los. -primeros eftudios, no perjudicando, ni
a la piedad , ni al buen gufto. No tienen
los que enfeñan toda la antiguedad á fu-difpoficion i No fon dueños de extraher , de cor
tar,

» «^at
"UKfs0,

1 08
Eftectacn lo de U Naturaleza*
tar, y de .unir las piezas. elegidas , como juz
garen conveniente , fegun la necefsidad ac
tual de fus Difcipulos \ Provifiories tienen en
abundancia , y provifiones excelentes. Hermofos rafgos en la Hjftoria , Dialogos guftofos,
y. Scenas llenas de pinturas agrada-bles: todo
es fuyo ,' folo les falta elegir. Si no fe hallan
impreíTis feparadamente aqueílas paites , que
juzgan conducentes , no las pueden hacer im
primir, fegun necefsiten, ó dictarlas con mas
utilidad que los themas ,de fu compoficipn?
Los niños fe enterarán todavía mejor de aque
llo, que efcribieron por sí ¡ mifmos, y fe au
mentará fu fapilidad , como.fe aumenta fu gufto. MultipUquenfe , pues., recitados agrada
bles : pongate confecutivamehte baftante níU
jnero de Scenas , ya de Plauto , y ya deTe?
rondo, con que fe forme un A&o honefto,
pero feguido , porque tanto mas feguro efta,7
ra el Maeftro . de atraher , y formar el enr
tendimiento del niño , quanto la accion. fue
re mas fegüida, é intereíTante : para compo
ner un Adío completo , y divertido , no fon,
neceíTarias algunas veces fino tres , - oquatro
Scenas. Mucho mejor es arriefgar el que en-?
feña ; algunas cofturas proprias , y tal qual plie
gue á fu modo, como todo el refto fea «ft
Utm exqujfito , que dexar . de exercitar aj& '
liermofa juventud en el gufto del. Dialogo
antiguo, tan proprio para cpmuniear al, eftilo

Carta de uní*adre defamilias. 200
vn cara&er natural para apartar de fu enten
dimiento el efpiritu de agudeza , y para difpettar los eftúdios por medio de una di ver
ijon racional.
El Maeftro mifmo fe puede perfeccionar,
y ocupar con gufto en el difcernimiento de
eftas partes , que elige como mas aptas pa
ra formar el eftilo de los jovenes : él tiene
en fu mano el allegar theforos proprios de
fu eleccion , 6 el fervirfe de lo que halla tra
bajado ya por otros. Un Literato acaba de im
primir en París (a) muchos tomos de extrac
tos , facados con efta mira. El primero tiene
al principio la excelente hiftoria de Severo
Sulpicio , y otras compilaciones hiftoricas , facadas de los mas fimples Autores. Los ex
traaos figuientes van fubiendo por fu grado.
El tomo fegundo es una coleccion de los lu
gares mas apreciables de Poetas efeogidos , y
contiene entre otras piezas hafta treinta drammas pequeños , facados en un. todo de .Terencio, y Plauto. La accion eirá trocada , y
el motivo fe conoce muy bien. Eftas accio
nes fe acaban algunas veces con algun ge
nero de dureza : pero en donde efta el peli
gro ? El que las faca á luz ha querido mas,
patTar por encima de efta imperfeccion , qué
añadir fuplementos á fu modo. Para facilitan
Tom.XI.
Dd :
en
(a) LAtimfermonisextmpUria e Scriptoribus prtb*i
tifstmts. A París Che* 1?; frenes Guejrin, &c.

2 1o
EfpeSíaculo de la Naturaleza.
en todas partes la lectura, aun en elpaíleo
mifmo , vienen eftos extra&os acompañados
de un comentario a propofito con la expli
cacion de los terminos. Yo no he vifto hafta
ahora obra mejor hecha que efta recopilacion,
tanto para la utilidad de los principiantes , co
mo de los Maeflxos jovenes i y aun de las perfonas honradas, que quieren, b volver fobre fus eftúdios , ó folamente divertirfe en las
buenas letras fin preparativos particulares.
Pero en qué tiempo , poco mas 6 me
nos , ferá conducente hacerle al joven , que.
hable prontamente latin , aunque fiempre con
la cautela de que nunca pierda de vífta aquel
excelente modelo , que acaba de copiar ?Quando fe reconozca, que efta ya firme en fus
principios , y que á fuerza de traducir el la
tin en fu lengua natural , y de volverlo de
efta al latin , comienzan a abundar en fu me
moria los terminos comunes , y los prime
ros , y mas regulares modos, frafes , y co
locacion de la lengua , ya es tiempo de de
clararle algunas verdades , que hafta entonces
fe le ocultaron : conviene á faber , que aque
llas .reglas , que para facilitar el ufo de los
Autores fe le han repetido tantas veces , no
, con todo eflo , leyes inviolables ; y que
apenas fe hallará entre todas ellas alguna , que
no - admita variedad de excepciones ; que hay
tal regla , que fu excepcion es de no menor
.
.
. > .. .. 4. > •, ; aí , ..i.. ¡
ufo^t

Carta de un 'Padre de familias. 21 1
ufo, y hermofura de eftiJo , que la regla mif~
jna , que hablará , y efcribírá con proprieddd , fiempre que fe conforme con la regla i
pero quefino fe eftiende á mas todavía , lo
grará muy poca perfeccion en la lengua ; que
con toda efta regularidad en la compoficion
fe faldrá del Colégio fin que pueda entender
los Autores , cuyo genio , modo y colocacion,
y eftilo fon diverfos ; que la hermofura de
una lengua confifte en tal infinidad de circunftancias , que es impofsible reducirlas to
das á regla , y aun ridiculo el intentarlo , y
que folamente fe aprenden por medio de la
frequente leccion , y manejo de los mejores
Autores i que trahe configo una utilidad muy
diminuta , notar fríamente eftos diverfos mo
dos de hablar, quando fe advierten en los
Autores , fi no fe los hacen familiares á sí
mifmos , y fe los apropirian , firviendofe de¡
ellos con cuidado ¡ que para adquirir la prác
tica de efto , folo es neceflario imponerfe una;
ley , y adquirir un habito confiante de re
currir á fu Maeftro , ó penfar á folas configo mifmo á cerca de aquello , que acaba de
traducir , haciendo efti reflexion al principio»;
defpues de folo el trabajo de media pagina,
y poco á poco , deípues de un difcurfo , ó
capitulo entero, que puede muy bien exercitaife en la imitacion , mudando el objeto , y
las circunftancias , esforzandole quanto pue•
Dd i
da

211: Efpeü'aculo de la Naturalei&a; >
da para aproximarfe al eftilo del Autor
y
principalmente en tomar hafta el ayre de íuv
frafe; que fi hay medio alguno para adqui
rir facilidad , y gracia en el lenguage , no es
otro que éfte ; que habituandofe á hablar con
mucha frequencia entre sí , en particular
figuiendo á Saluftio , á Cefar , Tito Livio , ó Cicerón , puede cada qual fervirfe de
Maeftro á sí mifmo, y adquirir otra. cansa
propiiedad como; habito ; pero que aun quando no logremos de efta manera alcanzar el
talento, que pide una Cathedra , ola eloquencia , que requiere un Eftrado , 6 Audiencia
pública, ni llegar á la perfeccion del eftilo,
ferá como fruto infalible deefte habito el ade
lantar en la inteligencia de los Autores , y ca
minar a pié llano por fus obras ; y á lo me
nos es el medio de lograr un placér honefto
en fu le&ura.
t -mu} :
La perfeccion de efte exercicio tan fimple , y tan femejante al modo comun con
que aprendemos las lenguas vivas , nos debe
eftimular á que fe ponga en práctica , luego
que fe empieza á abrir el entendimiento. El
niño , que tiene fondo de capacidad , confeguira fin duda el fin ; el que tiene memoria,
facará tambien provecho ; y el que no tuvie
re tanto talento, hallará por lo menos mas
alivio, y mas focorro para repetir lo que ha
oido muchas veces¿ que trabajando amarrado

Carta de un Tadre de familias.
213
a un Diccionario en la creacion de una fra
ie , de que no fabe , aun la primera pala
bra. Y aun aquel , que ni poco , ni mucho
entiende, no encontrara con todo eflo aquel
¿ramenfo embarazo , que halla en el laberintho de las compoficiones , dictadas fegun
las reglas. Todoslos otros , en fin , porquanto efle exercicio llega, pr razpn dela frequencia grande , que hay- de hacerle 3 à engen
drar habito, todos ,digo, aprenderán à hablar
de repente , y feguido. Es verdad , que lo que
dicen , no es luyo todavia , pero no es poca
ventaja. , que vayan colocando una multitud
de penfamientos , que han entendido muy
bien , que fe vaya defatando fu lengua , y que
fea el lenguage , que ufaron las Naciones mas
cultas del Mundo , todo quanto articula por efpacio de muchos años : y el méthodo para
informarnos de la lengua de Anacreonte , y
de Demofthenes , no es diverfo de aquel 3 que
nos puede familiarizar prontamente con Hoxacio , y Cicerón.
3 'd Pero no llamemos méthodo à lo que es
la mifma naturaleza s y veamos ahora fi
con la certidumbre de no entregar la ima
ginacion , el oído , ni la lengua , lino folo
à la colocacion mas propria , confeguimos al
guna otra ventaja, que nos haga preferirla
perpetua repeticion de Autores , y la compoficion de themas , que los tienen por modé

ti4
Efyeftaculo de la Naturaleza^
lo, á aquella compoficion de themas cu-i.
yo latin no fe havía pido de antemano., ;
i•
Efto quita infinito tiempo , que gaC?
™%^¡1' tara el niño en hacerfe irreíbluto , y diftcahu
mucho mu ¿Q . quando del otro modo aprovechará los.
tiempo.
n.
i
a

i
mirantes , y en lugar de cien renglones , aca-:
bados triftemente en una femana , y vertidos>
de un latin , tal qual , nos trahesá. fetecieiw
tos , ú ochocientos , y en adelante mucho mas,
y mas perfe&o, Tacando repentinamente?.^
con la voz viva , fu latin , ó reftableeiendo-,
le con la pluma en la mano , y volviendolej
á fu ser. Eftees el modo con que fe. llega áv.
la práctica , y lo que es mas recomendable,
a una prá&ica acertada.
. • . / 1-. , ... c ¡
conftrva i,
Mustio!

z°.
Facil es de reconocer , que efte exercicio , recayendo mucho mas en los Difcipu-*
los , que en la viva voz del Maeftro , no (a-*
tiga éfte tanto fu cabeza , ni rebienta fus pul
mones , y logra el placer de efeuchar aqu ellos.
nuevos Oradores , ó á lo menos tiene el gufr
to de vér como fe defpliegan fus entendimien-s
tos, y como fe van abriendo. Por el con
trario , el Maeftro acabaría configo á fuerza,
de inculcar , y repetir las reglas á fus oyen
tes , 6 de reprocharles por menor tantas , y^
tan diverfas tranfgrefsiones ; quando en nuef-^
tro modo de exercitar la juventud ., na les•
queda lugar a las voces, ni.á la impacien
cia. La cortesía ,. y el agaííajo ocupan fus fi-i

Carta de un <Padre defamilias. 2 1 j
.lias. El Maeftro calla, cafi nunca le toca el
turno de hablar ; fus Difcipulos fe le ocu
pan y el uno viene al focorro ckl otro :
fi éfte fe defvía del modélo , que le eftá dan
do á todos la ley, otro le contradice, y emmienda ; el Maeftro fe interefta en fus esfuer- ,
zos , y en fus victorias ; pero el es Juez , y
los Jueces hablan poco,
- zp
El mayor provecho de efta practica, AH,
es alentar cada día mas a la juventud , en
orden á hablar en público , exercicio cafi igual
mente neceíTario en todos eftados 5 quando por
el contrario el ufo de las compoliciones ta
citurnas , y penofas , fi no fe les junta la prác
tica continuada de la competicion verbal , en
lugar de Oradores ,. faca mudos,
j- ' Yo he vifto muchos jovenes de catorce años,
6 mas , dar cuenta cch immtnfo deípejo , y fa
cilidad por eíjpauo de dos horas enteras de
muchos libros de Qunto Cuicio , de Tito
JLívíoí y algunas vetes de Mariana, .6 del
Ai-genis de Barclayc {**) , y q: e los havían
leído en fola una femana alia en particular,
y fin perjuicio de fu eftudio , y lecciones or
dinarias. Los acaecimientos, que referían , vol
vían á aparecer en fu boca con la mifma ener
gía , y colocacion , que fe hallaban en el mo
délo. Y en adelante los acompañaba fiempre
efte
o:liiír-v; „ro
/>lj . .
{**) En luqar de MARIANA , y BAR.CLAVO , <pt omite el Italiano, «aitoce
foIbAfc6UNOS OTROi.

Fidiita u

2 1 6 Efpettaculo de la Naturaleza.
efte lenguage , tan puro , como veloz , dift¡tt«
guiendolos de todos los demás en Tus exercicios , ya fuellen de Philofophía , ya de Me
dicina , ó de qualquiera otra facultad.

Aquí defcubro yo otro bien , que
creo equivaler á todos los precedentes. HaUandonos necefsitados á no elegir para la enfeñanza de los jovenes fino folamente Mieftros de una virtud experimentada, ferá fa
cil confolarfe , quien elija , fi acafo el Maeftro no eftá adornado de un explendor luftrofo, ó de una capacidad mas que ordina
ria. Tiene piedad , política , y rectitud de co
razon? Pues yá es baftante para que fe logre
la infancia con el ufo de hacerla hablar con*
tinuadamente , figuiendo perfectos modélps.
Cali nada fe oftentará á sí mifmo ; pondra,
alternadamente , y en fu lugar los Autores*
fin querer , que aparezca otro fino ellos , ni
que fe pienfe , ni hable , fino como ellos ha
blan , y pienfan. Con femejantes focorros con
ducirá á fus Difcipulos bien altos , aun en ra?
zon de gufto , y delicadeza , fin que él fea
ni un Mureto , ni un Buchanan , ni un Mapheo. O , y que fatisfaccion para un padre,
y que feguridad de los progreíTosen las Cien"
cías , fin tener que recelar las lecciones ire?
difcretas de un ingenio fublime i pero poco
efcrupulofo !
j*
No defpreáémos otra, ventaja exce

Curta de un 'Padre dafamilias
tij.
lente , que encuencro en traducir, y repetir' Reiubiscs
muchas veces en latin Los Autores mas -tim- maittridó*
plss , y defpues los mas difíciles , figuiendo
en eíto los grados , que tienen : es , pues ,
el poder reftablecer los eftúdios mal tenidos,
ú olvidados : porque , ó ya fea folo en fu quarto , 6 en compania de un buen Amigo, que
le efcucha , podrá Vm. leyendo un Autor
facil , como Phédro , ó Cornelio Nepote , fervirfe de Maeftro á sí mifmo. Si Vm. fe defcuidare , el Autor mifmo le avifaiá , con la
circunftancia , de que fus reprehenfiones , ni
incomodan , ni mortifican.
La práctica de repetir al principio en la
lengua nativa , y defpues en latin aquello , que
fe ha traducido , fe puede perfeccionar, fupri- .
mjendo la repeticion en la lengua propria. Es
precifo , en quanto fea pofsible , no confron
tar una con otra dos lenguas de diferente ca
racter , pues la imprefsion de la una amorti
gua , y confunde la imprefsion de la otra.
Excitad eficazmente la imaginacion de un
muchacho de efpiritu , y capaz , con alguna,
relacion , ó difcurfo feguido , fea en el idio
ma Griego , ó en el Latino : no hay que te
mer , como una vez le entienda , que haya
detencion en repetirle en el Griego, ó La
tin de el mifmo modo , que le efcuchó. Si
la lengua halló el camino , todo eftá ga
nado , y es una prueba cierta de que las
Tom.XJ.
Ee
im¿

. •

j
ten ¡año.

Díftrnapira ayud« erupraflica.

218
EfpeBuculo de la Naturaleza.
imprefsiones fon claras en la imaginacion de
aquel niño. El fabe muy bien quanto le
dixo fu Autor , con que para qué recurrire
mos defpues á un Interprete , que nos es del
todo inutil ?
Tiempo llegará en que le vereis fubftituir al fogofo eftilo de los Pocas aquella fuavidad , y gracia propria de un lenguage re
gular : y fi empiehende con foísiego facar
veftido de otro modo , y poner en profa un
Poeta , no le defcarnará , dexandole hecho un
elqueleto , como lo executó La Rue en fu
Interpretacion de Virgilio , fino que le confervará aquella fubftancia regular , y razona
ble , como hizo Jubencio con Horacio

Conocer con delicadeza el merito de
los Antiguos, y llegar á explicarfe , como fe
explicaron ellos , es cafi impofsible fin adqui
rir un gufto, que paíTe adelante , y fe eftienda á mas ; aun la lengua materna participa
rá algun bien v , y aunque tiene fu genio par
ticular, adquirirá un vigor, y una energía,
. que levante de punto fu belleza natural con
folo leer con. frequencia á Cicerón * 6 á Ti
to Livio, Podiáfe juzgar. efta verdad por Boffuet , y Rollin folamerite , que fueron de los
que efcribieron mejor la lengua Latina , y de
los que mas dominio tuvieron en la Francefa.
Efta prá&ica tan eftimable de una heri
mofa latinidad , fe puede prevenir defde le_

-0S> '

Carta de un Tadre defamilias'.
г г*>
jos , у facilitarla con algunos . exercicios , que.
la ayuden ; empleando , por exemplo , delde
la mas tierna infancia el medio de que to
camos algo en. -el articulo del Efcritorio de
Imprenta. La deftreza , que mas imita el mo
do , con que aprenden todos los niños las len
guas vulgares , es ponerles en latin todas las
notas, que acompañan à las efhmpas hiftoricis : eftas fon, como Vra. fabe , el encan
to de efta edad , y nos facilitan el hacerles
ver innumerable multitud de objetos con la
propriedad de aquellos nombres que tienen :
provifion , que les fervira defpues mucho. Pero
ertlo que fe necefsita tener à la infancia un gran
tefpeto , es , fi en adelante fe idea hacerle
retener en la memoria alguna corta hiftoria
en latin , ó folamente comenzar à juntar dos
6 tres palabras en efta mifma lengua , para
que conciba el niño algun objeto : una palabra,
que , enefte cafo, camina fola , no le podra da
ñar mucho , y fe le puede hacer con efta
cautela una provifion de palabras Griegas , ó
Latinas , tan ampia como fe quiera ; pero tres
dicciones , que fe le propongan juntas , que
no formen entre sí la figura mas agradable,
yà le caufaràn faftidio. Es menefter colocar
las à la Griega , 6 à la Romana , como nofotros
colocamos las nueftras en la lengua materna.
Las frafes , por decirlo aísi , en todas las len
guas fe encuentran hechas. Coloca Vm. en

Propriedad
necefl'ariaen
lasprimeras
imprefsio«
ees.

Ventaia de
hacer hablar
à los niños
en materias
(eguidas.

a 2 o EfpeEtaculo de la Natur ateza.
alguna contra el comun eftilo fola una pa
labra î Pongo por exeraplo : fi en la lengua
Francefa fe dixeíTe : un blanc mouchoir 3oun
mouchoir grand (**). Jamas permitirá una
madre bien criada , que fu hijo adquiera ha
bito femejinte , ni colocacion tan violenta
en el hablar ; aunque no falte à otras reglas
con aquella locucion. Del mifmo modo íi le
mueftra à un niño el Paraífo Terrenal, no
fe pueJe juzgar cofa indiferente el decirle ;
Eft mulier , quae peccavit prima : ó prior mulier peccavit. La primera colocacion es gallicifmOj y la fegunda propria del gufto lati
no. Las palabras , y los objetos todo enera
de compañía en la cabeza , y no es razon ¿
que entre en ella cofa, que no pueda confervarfe con equidad.
\ ь <
ru
Quando yà efta formada la razon , y la
religion algo conocida , no fe podrá , como
por confequencia de efte difeurfo , à quien
comunica no poca fuerza: la experiencia , exercitar à la juventud , haciendola dar cuenta en
latin de algunos tratados lèguidos, y ekritos
con toda la pureza de eftilo en una lengua,
como lo eftàn en la Francefa los Diofes Poé
ticos del P. Jubencio , los ufos de la Repu
blica Romana del P. Cantelio , un extEa&o
cabal de la Geographia antigua de Cellario ,
. :u i - ..... .[ o f
(**) Eltàn invertidas , y mal colocadas las palabras : como fi en Caíbllano díi
«мйн-: tohigo unBLANCO l,AftU£LO,o he vilto un NÍ.GK.O HüMBB.B.8íc,

Carta de un Tadre defamilias.
22s
o de la moderna del P. Fournier, que faci
lita el conocimiento de cada País por me
dio de la difpoficion de los Rios ? Ellos tra
tados ayudan à la inteligencia de los buenos
Autores , y. efta es la caufa principal, defpues de la excelencia .de fu eftilo , para que
yo los eftime tanto. Los niños , que tienen
una memoria tenaz , retienen todo lo que una
vez comprehendieron , folo fe les refiften aque
llas diíTeitaciones, que fe hacen à cerca de
ellas, ó de las otras palabras : mueíhenfeles à los
tales aquellos objetos , que fignifican las pa
labras , y las hagan retener : y quando vinie
ron por medio de la lengua nativa en cono
cimiento. de loique fon los objetos , y de las
palabras, que los fignifican , lo mifmo fera
paralos niños , al. hablarles de ellos , pre
guntarles en latin , que en fu propria lengua.
Para el entendimiento todas las lenguas fon
iguales î . no le - le dà 'mas de una que de otra.
Quando el objeto le agrada.y apenas • fabe fi
hay lengua , o no para'expreflarle. De hecho
eftos fon los elementos de las lenguas , como
k> fon de la razorv , oír cif.J гиг- uL t
.i
-si.jPrèvécvique via Ym.:àiîacei-me uh argumen
to terrible. El latin debsAutores,. que acabamos
de nombrar , es moderno , y acafo dudará Vm.
no poco en fiarfe de él r. yo confieflo, que eftoy
tan tímido en eft^.razoh foipo :qualquiera i
y afsi , aun à pefar de el afecto , y aun de la

121
EffxeEiaculo de la Naturaleza.
preocupacion í <p¿ .tengo por los quatroi
que: nombre , y por otros muchos , mi pare
cer es , que los principios de la enfeñan—
za no deben gobernarfe por ellos : vamos al
partido mas fábio , y fiivanos el latin dela
mas herrnofa antiguedad de primera , y mas
amplia provifion, pues no "fabémos, que la
bondad del eftilo viviefle en otra parte que
allí. No arriefguémos nueftros exercicios - en
una latinidad equivoca ,. todas.: las queftfoiies,
que fe exciten, y las refpqeihs , ; qu¿fe pre•paren en la lengua natural , podran fer con
mucha utilidad a cerca de las leyes" de la his
toria, de la hermofura , y reglas del: apólo
go , ó fabula moral i .de la. jidylia , « ó peque
ño poema de aventuras agradables^ , de los
dialogos de la fabula épica, -y de: todas las
obras de efpiritu. En eftos principios , y en
la aplicacion de ellos á) tes Autores fe ^pu&r
de introducir uní reétirad ¿geometricas, tan propria para formar etgntendimreátO, cohio.:pa1
ra adoxnarle ' (**):|: Petoqo¡e,nio la fubftancial
de los eftúdios, y los exercicios mas cuidadofos, de mas trabajo, y: mas largos feha4
-yan fandadp en kas~Autores' antiguos, fe pue
de ya haber adquirida tansa'. facilidad , y tarw
U practicar, -Ruc ios tratados eferitos en la*
tin por loa modernos a cerca de los tifos de
la mifma. antigicedadu.vengán) * - ferun accef-,
:.I ú, í¡l 5 v t oftvte b '-'J i-bcj í ru::. fono-;
la (¿aduccion Italiana omite e'H un todo los dos puntos precedeates,

Carta de un Tad re defamilias:
223
fono muy u,til, puf? además delo divertido^
y guftofo de la materia', y de la diccion , ofre
cen con muy buen orden una serie de ideas,
que tambien fe necefsitan , y que no fe ha
llan en otra parte fino difperfas,. y abando
nadas á la cafualidad.
1 '. i j
.
Hagamos todavia alguna cofa mejor ; con
voquemos en nueftro locorro los placeres de
la infancia , y fus inclinaciones mas conocU
das. Sea el grado de facilidad , ó de lentitud
el que fe fuere: Vm.i podida eftár feguro de
que las eftampas hiftoricas ferán fiempreguftofas á los niños. Latinicenfe quantofe quie
ra eftas eftampas, lo mifmo es dar noticia de
una cofa, que fe puede . ver , que al punto,
aun Ja razon mas( ofufcada , y. .el. ¿ntepdiT
miento mas lerdo , fe pondrá á fu lado. Defpues del atractivo de las eftampas , cuyo me
rito eftá en facilitar el exercicio , haciendo-;
le amable., hay otro , de que igualmente nos
podemos aprovechar, Los -ni/ios ,. y. aun los
que no. lo fon , guftan de oír hablar de ob
jetos campefinos ; efta es una pafsion en los
hombres, que folo fe Jes acaba con la vida}
pero de algun modo; es { mas • eficáz en los
pqcpsaños , porque todas las obras de la Agri
cultura , además de aquella natural diverfion,
que trahen configp ,. tienen para los jovenes
todo el merito de Jífrnovedad. S\ los niños
fpn ' tan aficionados á los. |«üages delas Geor.
gicas,

Ventsj.i,<]ae
fe halla , in«
ttifflu¡do a
la insancía
por m?dio
de un güilo
glande.

Conftqucn-1
das de las
efianspas.

la íection
de los anti
guos Agri,
cultores.

\г\, Efpettacnlo dù la NaturafèteiO
gicasV que no eftàn ;¿argados Jde erudidott
con demasía ; qué guftö , y que provecho nôf
facaràn con la lectura de aquellos maravillofos lugares , ó partes, de que abundan tanta
los doce libros de Colurnlelà ? El merito de
efte Autor , tan poco leído , no es folameritè el que fu latinidad^ fea de aquel hermofo
ííglo en que florecio con toda fu pu reift. el
latin ; pues tiene además de eflo et de tra
tar cofas fumamente prácticas , y comunes de
im modo fimple-4 y por confequencia pro
porcionado , componiendo con efta natural
fencilléz la mayor delicadeza , y mageftad;í
No efté Vra. à mi dicho -, leale , y encon
trara ,. que hay pocos, fi es que hay algu
no i quej hayan 'conocidorh^jor que el , quan
bien concuerdan la nobleza , y la fimplicidad;
union , que yo miro como el lleno de to
da la perfeccion, o corno el origen de un
eftilo verdaderamente fiíblime. Paladio, que
debía de faber , aunque : con alguna rufticidad , fe quexa , algun tanto , de que aquellos,
que eferibieron antes que él de Agricultura*'
huvieflen empleado en efte aííunto las gracias
de la eloquêneia. Lo que quiere decir , bien
fe -conoce ; pero efto fe Harria tener los ca
bellos nimiamente hirfutos , o derechos ,
indomables, y llevar mal el que otros los ten-í
gan por naturaleza rizados , y fuaves.
Los tratados de amatad-, y de oficios,
que

Carta de un 'Padre defamilias. 2 2
que en mi juventud; me. difguftaban algunas
veces, ahora me agradan, y aun me aprifionan. La razon de efto es bien clara. Lo
ijtil, lo honefto, lo jufto, la buena crianza,
y todas las ideas intelectuales , tienen muy po
co dominio 1 en aquella edad; pero abrafele
á la mifma la Cafa de Campo de Colume
lar y fe vera á todo el mundo concurrir a
verla. Todo quanto hay en ella, es nuevo,
todo agradable i el fitio para la habitacion , el
favorable afpe&o del Cielo, el difcernimiento del ayre puro, las feñales faludables en las
aguas , las operaciones del cultivo de los gra
nos, el beneficio de las viñas, y olivares,
el confitar, y confervar las frutas, y en una
palabra , todo es dejiciofo, y todo univerfal:
íblo fe necefsita quitar las efpinas del cami-.
no, fuprimiendo lo que es dificil , y princi
palmente algunas particularidades á cerca del
gobierno de las Yeguadas , 6 caitas de los Ca
ballos , que no convienen de , modo. alguno
á efta edad. Siendo efte apacible , y juiciofo
Autor muy poco comun , es necefiario dic
tar lo que fe quiere que traduzcan los niños,
y folo.fe debe dictar lo mejor ; pero efta co-:
fecha, ó la liega de lo mejor , es aquí muy
abundante, y no fe puede bufcar , nialimen-.
to mas íano para la razon , ni luces mas provechofas para la fociedad.
:Cofa fecá muy propria de un Maeftro verTom.XI.

Ff.

da-

Míioriana-

г г 6~ UffeВaculo de WNatttralessasD
asaderamente defeofo del! adelatiiamierito ¿S¡'
fus Difcipulos, guando X*- fcfihaüaiiJ.ea < «er
ramos de perfeccionar las letras humanas , y ;
tienen alguna facilidad en explicarfe noble ¿
f prontamente , entendiendo los Autores mas:
difíciles , el refervar 3 (conso- por -último- dé
los fervicios , que les puede hacer j4*&a agra-'
dable coleccion de los rafgos mas bellos de
la hiftoria natural , entrefacandolos de Varrón,
de Columela , Paladio , y principalmente dela hiftoria de Plinio : añadiendo afsimifmo los.
lagares de Agricola à cerca de fofsiles , y mU
rterales , los de Rondelecio , que tratan de los:
peces , y de Willughi de las aves , y tambien
los de algunos otros mas modernos. La razon de
efte ultimo exercicio no fe funda folamente
en la facilidad fuma con que los jovenes dan
razon de las particularidades de la Naturale
za , difponiendofe à la mas sólida de todas las
Philofophías , fino que además de efto brujuléo
yo otro bien , cuya omifsion haría mere
cedores de las reprehenfiones mas juftas à los
que enfeñan las buenas letras. No baftan , ni
con mucho, los Oradores, los Philofophos
Morales , y los Hiftoriadores , que fe vén ma
nejar en los Eftúdios ordinarios para apren
der bien la lengua. Sola la hiftoria natural,
por razon de la gran variedad de fus mate
rias , les podrá fervir de fuplemento , tomo
firven los Poetas cómicos, por lo facil , y comun
de fus exprefsiones. - Л^El

Caria de un 'Padre defamilias.
iij
El medio mas oportuno para fixar en la
memoria la divecfidad de efpecies , que feencuentran en la hiftoria natural , es determi
nar en el globo terreftre los lugares , que fe
hacen notables con tal , ó tal curiofidad , feñalando los qae producen las cofas , que traben.
configo mas atractivo , y admiracion , y en
cuya pefquifa fe ocupa mas la induftria hu
mana. La Geographia fe hará fumamente deliciofa , ayudada de la hiftoria natural , y la
hiftoria natural ayudada de la Geographia. Pe
ro ó y à hermofeeVm. la Geographia con una
sabia enumeracion de las particularidades lo
cales de la hiftoria , ó yà fe limite à notar
folamente en ella las revoluciones fucedidas en
divcribs pueblos , iîempreferà precifo , que pa
ra perfeccionar toda elpecie de eftùdios , fe
enteren los jovenes de la Geographia antiguaJamas la fabrán -, fi en efte tiempo no la apren
den.. Un Maeftro hábil íes podra preparará
fus Diícipulos eftas noticias de la Geographia
antigua ; fajandolas del Mundo antiguo de
Ghriftoval Cellario (a) , añadiendole los ma
pas de la' antiguedad , de Guillermo de Lisie,
y algunos de Sanfon. Cellario empleó trein
ta años en componer efte excelente libro , y lo
executó pertectifsi mamente , aun en el lenguage, por el grande exercicio de leerlos AuFÍ2
tores
(я) Bos vofamemte efo «pàrto , eMoto burai de • tîpfi, . cerrándola el Autor. Ци-пл , y may hetmolà edicion del primer tome ед Cambrige . y del irgua-!

228
E/peBaculo de la Naturaleza.
tores antiguos, imitando i de tal modo H ayre, y eftilo de aquella edad de оло , que- fa
puede con mucho provecho feguir, aun eat
la locucion , y modo de hablar. Solo los lmo
gares, y acaecimientos mas notables de la hißt
tpria, deben fer la materia de elite extracto, pues:
fe deftruirfi el fin , queriendo. decirlo: toda.;n3t
Acoftumbrarfe los que tienen una memo*
El exercicio
de bt memo ría fèliz à decorar aquellos lugares mas per-:
«и.
fectos de Poetas , y Oradores , es una prác-r<
tica excelente. Pero habiendo, como hay, graol
número de jovenes , para quienes el aprender;
de memoria es un fuplicio , nos podremos
contentar con pedirles cuenta todos los dias
de alguna pequeña parte de Ja Hiíroria Sagradas o dela Eclefiaftica, que .fe lès haya leído,
y hacerlos , que la refieran en fu propria , y
natural lengua: y aun ferá mas util hacerfela eferibir como por cabeza de fusmifmas
traducciones , ö de las coiînpoiîciones , que facan. De efte modo , ademas de la utilidad ,
que trahe la materia configo , y de la íaciA
Efcribir todesloa dhs lid.'.d que adquieren para falir bien de aque
algun calo
de hiftoru lla taréa de que cada uno es capaz , podréen lb pro
pria hngqa. mos eftàr feguros de que no fe les paíTará dia
alguno fin haber eferito alguna cofa de fu
mifma cofecha en fu propria lengua. Facil es
de comprehender à donde mira todo efto : hai
por qué , pues , defeuidarémos ?
.. Otros muchos modos hay , y otras ideas,
.- '.'•¿..
. - J'./í-' •
чя.п : \v >' 4. "y

Carta de un 'Padre defamilias,
y veftratagemas , que inventa la afliccion , y
defeo de que aprovechen los niños , de mo
dos, ¡que alternando unas con otras , llega
rán',
producir Feliz efecto. Pero el punto,
que jamás debe perder de vifta un Maeftro
hábil, es conducir Ü fus Difcipulos por me
dio de una práBica e/cogida, y muy frecuente,
de modo, que los haya hecho traducir , y re
petir muchas veces una serie hermofa de Au
tores , recogido diverfos tratados latinos
de Agricultura , de hiftoria natural , de Geographia , de las coftumbres antiguas , ó de
kt> hiftoria prophana , y exercitado en fu
lengua materna , á cerca de la hiftoria
fagiada , y de fu mifma religion : jamás lo
grará mejor efecto , que quando por medio
del exercicio lo una todo , obligandolos á ha
blar , y preguntandoles fin intermüsion á cer
ca; de quinto faben. El htin , que firve pa
ra exprellar el objeto , como éfte les agrade,
yat fe les íixó para fiempre , nunca huirá de
fu memoria. Afsi fe aprenden las lenguas , afsi
fe forma el entendimiento , y afina el guftf>. Tales fon los cimientos de las ciencias,
y L íales los modos de hacer eftas ciencias
prácticas. . •
• >.
'.i:f.y& en los ultimos años, principalmente
quando una facilidad dichofa en concebir , y
en explicufe , esfuerza el trabajo de los jo- :
venes , e infpira nuevas empreflas al Maeftro,
'
íuí-

230 EfpeElaculo de la Naturaleza. >
quinera yo , que fe infiftiene principalmente*
en todo aquello , que tiene ayre dedifeurfo,
de deliberacion , o de raciocinio. Y fupuefc
to, que no hay eftado , ni condicion en que
no fe necefsite hablar de repente , o como dicen, fobre la marcha, explicar un proyecto, i
difputar de los inconvenientes , y dar сиenм
ta de aquello , que fe ha vifto , ó eftà à nueftro cuidado, y gobierno , guíhría yo mucho
de conducir unnatural bueno, y un entendi
miento à propofito à una grande complacen-'
cia en la analyfis (**) , à aquel efpiritu methodico , defpejado ,; y natural, Çan bufcado,
y aplaudido en todas partes.
No nos lifongeemos de facar, aun deefte modo , Colbertos , Torcis, Defpreaux, à ;
Bofluets. Es verdad , que fe pueden reprodu
cir , y que acafo fe producirán , gobernando
el
(**) Analyfisenel Algebra, íé dice delà réícJu-,
cion de toda eípecie de problemas , y en la Chymica
es. la reíblucion de los mixtos . en íus principios , à '
partes limpies , para conocer mas exactamente coda la
naturaleza ; pero aqui íé toma en ocro lèntido, y es, '
en quanto Analyíísiignifica el examen de algun diC- '
curio, o propoücion, atendiendo á ííi compoíícion, y principios, delènvolviendo , y deíén redando las '
partes de una coíá , que íblo íé conocía por mayor .
para coníiderarlas feparadamence, à fin de conocer
mejor el todo. Es palabra abfolutamsnte Griega, '
tafowU , qUe lignítica dijfolucion. Veafe el Die. de
Trevoux.

Carta de un 7adre de familias. 231
el magifterio con acierto , y Tacando á la luz
talentos , que huviera dexado en laobfcuridad,
b en la nada un methodo efcabrofo , y falfo ; pero la gloria de los Maeftros es forti
ficar la razon, formar el entendimiento , enfeñando á la juventud á hablar con propriedad , y fin embarazo , ni baxeza. La baxeza
la podrán impedir , habituando á los niños
por grados , y poco á poco a los Autores
mas cultos en el eítilo : el embarazo le obiarán tambien , no atenaceandoles el celebro
con la necefsidad de atender á doce reglas dif
untas para zurcir dos palabras : y les infun
dirán la propriedad , acoftumbrandolos alanalyfis de quanto vén. Dilcurra , y queftione
con fu juventud á cerca de la serie natural
de un poema; fobre el ün, y pruebas de un
difcurfo ; en orden á las circunftancias en que
fe halla éfte, ó el otro Principe en la hiftoria ; toque los interelíes , que le eftimúlan,
las dificultades , que. encuentra , y el parti
do , que le conviene tomar; 110 omita los
defcuidos , que defcubra en fu conducta , aña
diendo tambien la ignorancia en que. todos
vivimos , y que le puede difculpar al Prin
cipe en el error , que fe nota. Si no llegá
remos por efta via á facar Poetas excelentes,
'é; Hiftoriadores exactos , llegaremos á lo me
nos á multiplicar en - la Republica Ciudada
nos sólidos, y hombres juiciofos.

2 з г EfpeBaculo de la Naturaleza.
Vaciedad de
El méthodo , que una en sí las venta*
риГХьi Jas mas dificiles de conciliar , fera, fin duda.
ei*"* a'guni , e^ mèj°r : У aunque aquí defendémoS<
iuicio a- ios la caufa de la infancia , y es fu interés quien. ;
Pifripuios.
nos dà la ley , con todo eíTo es precifo guar
darnos de olvidar el defcanfo proporcionado
de los Maefixos. No pedimos por cierto , que
eftén fiempre ocupados , principalmente en el
particular de hacer habí ir lin intermifsiort à
fus Difcipulos , ni que abandonen la practica
de las diverfas efpecies de coinpoficiones , coa
efpecialidad las que pertenecen à la imitacion.
Siempre es prudencia dexarlos vi/ir à todos,
y afsi fera conveniente , yà fea proporcionandofe ala di veríidad de encendimientos, 6 ya.
atendiendo á el alivio de Mieftros, y Dif-,
cipulos , mudar un exercicio en otro de diverfo caracter , para impedir , quanto fea poffible , el faftidio. Aunque un hombre Ueno,
y yà hecho , haya adquirido una locucion la.
mas libre , y defpejada , no eftà por elfo dif-."
penfado de difeurrir à cerca del objeto , que
ha de tratar , ó de que ha de hablar en pú
blico , ni tampoco de poner en orden aque
llo , que hi de decir: con que fera muy del
cafo , no menos para la utilidad del Difci-pulo , que para el alivio del Maeftro , que al.
exercicio de hablar le fuceda el de la le£tura , y à la lectura le le fubftituya la compoíicion. Defpues de haber infiüudo en las precau-

Carta de un Ta dre defamilias. 233
cauciones , que fe deben tomar para difminuir el peligro á que un joven eftá expuef'
tct';': abandonandole la pluma , y dexandole li
bre para que fe fabrique el eftilo por si mifmo , apuntaremos algunos otros exercicios ,
con que fe pueda fomentar , y llevar adelan
te fin daño alguno efte alivio del Maeftro.
Ea una excelente carta , que á cerca de
los eftúdios de Humanidad fe halla entre las
converfaciones del P. Lami , de el Oratorio,
aconfeja el Abad Guet la prá&ica de que aca
bamos de hablar , es á faber ,reducir de nue*
vo al latin aquellos lugares mas dignos de Ci
cerón , de Salíiftio , ó de Cefar , que fe ha
yan traducido antecedentemente á nueftra len
gua nativa. Efte grande ingenio , que pare
ce lo poíTeia todo junto , y fabia á fondo el
Francés , el Latin , y el Griego , con toda
la cultura , y delicadeza , que encierran eftos
idiomas , comprehendió perfectamente la necefsidad , que havía de conformarfe , por lo
que mira á lenguas muertas , con los textos
originales. Pero es del cafo, como Guet lo
defea , que intervenga entre la traduccion ,
y compoficion el tiempo de veinte y quatra
horas, para que debilitada de efte modo U
imprefsion del modélo , fe reconozca quanto fe alejaron de él , por mas conato que fe
pufo , y por mas esfuerzos que fe hicieron
para trahede a la memoria , y para feguir
Tom.XL
Gg
fus

2 34* Efpeffaculo de la Naturaleza.
fus pifadas ? Qué provecho fe faca de reite
rar frequentemente compoficiones defe&uofas,
que nos convencen de la fuperioridad de el
cítilo de Ciceron por el deforden del nueftro i Q^e fruto facaría un Provenzal , que vinieíTe de Aidennas , o del Delphinado , en
comparar muchas veces el modo con que en
un buen Francés fe explica una cofa , con
el modo con que fe explicaría en fu tierra ?
Para hablar bien , folo es neceíTario oír tiem
ple el lenguage mas perfecto , fin que fe ne-*
cefsite cotejarle con el defe&uofo , ni una len
gua fe aprende con perfeccion à puro medi
tar faltas : efto es folo desbaftar el mal. Guar
démonos de caer en el inconveniente de aque
llos eftúdios públicos en que fe paílán los años
enteros en corregir faltas de eftilo , y moftrar el modo con que no debemos hablar.
El unico medio feguro para hacer provechofa la compoficion , es vér fi una , dos ,
o tres paginas de la lengua natural fe tradu
cen con propriedad à un latin , que fe haya
leído , y cuya imprefsion efté todavía recien
te. Es verdad , que efte es un trabajo facil ;
pero la mifma facilidad , con tal que cami
ne al fin , es quien le eftá haciendo el elo
gio mas feguro. Sin duda , que es mucho me
jor juntar fin fatiga en fola una hora multi
tud de palabras fuaves , y proprias , que ha
ber , por decirlo afsi , embanaftado laborío. .
.
famen-

Carta de un Tadre de familias. 23 5famente algunas fraies vulgares , que jamás fe
hicieron para eftàr juntas. Tal es el origen
del deforden de muchos eftilos, infelices à la
verdad.
..У qué , aquí no hay peligro que temer?
El muchacho encuentra tan prefto hecha yà
fu obra por efte medio , que fe puede decir,
que la facilidad del exercicio le viene à fervir de juego , yà que no para componer , à lo
menos para entender el latin mas puro : efto
es afsi ; con que fobrará infinito tiempo en
que ni el Maeftro , ni el Difcipulo fabrán que
hacerfe. No es afsi por cierto ; antes bien , por
el contrario , el tiempo , que fobra , es el fru
to verdadero de efta prá&ica , pues fervirá con
grande utilidad para introducir en él aquella
lectura apta para difpertar la curiofidad , y pa
ra formar la razon. Pero antes de hablarle
à Vm. de efto, acabemos de recorrer aque
llos medios , que pueden perfeccionar el habi
to de eferibir , y hablar. c
-. . El ufo de componer, al fin de eftos ef- J^crde
túdios , fin modelo , y de caminar fin arrimo , es fin duda de los mas provechofos , pe
ro qual es el punto precifo de los eftíidios de
la juventud en que fe podrá colocar efta prác
tica fin riefgo alguno i Quando un joVen , acoftumbrado por efpacio de muchos años à no
Oír fino las locuciones mas apropriadas , y
mas. juftas , tenga la imaginacion llena de el

famodäo,

536
EfpeBaculo de la Naturaleza.
lenguige de los Autores , fe le puede expe
rimentar, y fortificarle por medio de com>
jjoficiones mas arduas : fe le pueden xli&ar eй
fu propria lengua Seenas enteras de Terencio , y de Plauto , y algunos lugares de las
traducciones de Vaugelas , y de Ablancouvt.
Entonces fe trata de acercar ya aquel joven
ül latin de Cefir , o Quinto -Curdo , ó à al
gun otro eftilo, de el mifmo modo eftimable , poniendolo todo de fuyo , y fin que le
guie modélo. No fe equivocará con Terencio , ó con Saluftio , dibuxandolos fin diferepar en fu latin ; pero en fin hallará Vm. que
es latin. Nueftros jovenes confervarán en fu idea
el molde , y verá Vm. al uno inclinarfe al
latin corriente de Cefar ; al otro manifeftar
mas fu gufto hacia la harmonía de Cicerón ,
fegun la capacidad , ö entendimiento parti
cular de cada uno. Si fe hallare todavía algu
na cofa endeble en la compoficion , el ori
ginal lo dirige , la turquefa lo emmienda to
do. Se verá 3 que entienden bien los Auto
res , y que con todo efio no dexan de te
ner las compoficiones fus defectos ; pero no
por efto lo perdemos todo. Una feíiora , que
entiende , y habla bien , y facilmente fu len
gua, podrá cometer muchas faltas al eferibir una carta. El que entiende bien los Auto
res , aunque no tenga fu compoficion una
fuma exactitud, no es tanto para llorado ; pues
en

Carta de un 'Padre de familias.
237
-fn¿ d difcurfo dela vida tendrá muchas ve^¡es precifion de entender el latin,y jamas la
tendía acafo de faberle componer. Yo no me
lamento fino de aquellos , que gaftan ocho
años en Tacar un thema corre&o , y no en
tienden el latin de las obras mejores de la
antiguedad , ni tampoco faben hablar fu propria lengua : y éfte es el blanco á que con
todo cíío parece , que miran la mayor par
te de los eftúdios.
, v.
El hacerles efcribir á los jovenes , que ya d¡1*^cntí
fe hallan adelantados algunas queftiones con
fus argumentos á cerca de la Gcographia , de
la hiftoria , de las coftumbres , y de otras ma
terias , que ya empiezan á faber bien , y exi
girles las refpueftas adequadas , y verdaderas,
es un trabajo , y una efpecie de compoficion
muy util á efta edad , y no menos propria pa-<
ra . exercitar la fuerza de fu razon , que pa~
ra perfeccionar el eftilo. .
« •, ' •
t
i • . Pero al modo que hay un arte de pre
guntar , y de infinitar la refpuefta con la mifma pregunta , que fe hace ; afsi tambien hay
modo inraÜble de embrollar las materias , y
alucinar los entendimiencos con queftiones va
gas de preguntas, y: generalidades , que no
fixan la atencion del que refponde á punto
determinado , ni le mueven en la cabeza cuer
da alguna de quantas. tienen v ,
>l:\,
• ^ ,£0 laCicornipolicion de verfos latinos fe. v«hs sg>
í!.i
'
va

238 EfpeSfaculo de la Naturaleza.
va á ganar mucho para aquellos , que tienen
facilidad en hacerlos. Efte trabajo pone en
accion el entendimiento, y puede hermofear
el eftilo con el fuego de una imaginacion fe
liz •, pero tambien hay el peligro de que fe
pierda mucho tiempo , teniendo por genio
poetico , lo que no es algunas veces fino una
fantasía deftituída de gufto. El mechanifmo
para los verfos es mas fenfible, mas activo,
y mas de golpe , que el de una bella profa.
Cada dia verá Vra. entre los jovenes , que
fe dexan llevar de efte fuego poético , aque-i
líos que tienen mas viva la imaginacion . y5
por el contrario , la mayor parte no recono-,
ce al principio las gracias de la profa fino
muy levemente, por fer mas finas, mas diverías , y menos artificiales. Es cofa muy co
mun vér jovenes Humaniftas componerverfos latinos , llenos de harmonía , y ardor , al
mifmo tiempo que fu profa es. infipida , y
dura. Guardémonos , pues , á los principios
de infiftir demafiado en efta compoficion poe
tica , en la qual no fe logra algunas veces
cofa eftimable , fino á cofta de un cara&er
mas fimple, y mas apreciable. Muchos de
los que fe diftinguen encefto ¿ fe parecen á
aquellos baylarines , <jue executan con ayre,
ybriopaíTos, cabriolas, y movimientos capaces
de forprender , y con todo elfo fu paíTo natural
- es fin dignidad j y. fin gracia. De hecho ,
u
. .no

Carta de un 'Padre defamilias.
239
no es ordinario, ni aun apetecible, que en
tre hombres , que todos faben andar , y ha
blar , haya muchos , que fe ocupen en la dan
za r figurada, ni en el eftilo poetico. Pedir,
pues , ellas efpecies de compoficion indiftintamente a todos los que componen la claíTe,
y lo que es aun peor , exigirlo con rigor ,
es exponer á aquellos , que guften de verfos,
á aplicarfe á ellos con demasía , y caufavles
un bien vano , atormentando á los otros. Na
obftante, quando el oído , y la lengua eften
ya hechos a una buena profa, y fortalecidos
en el difcernimiento de ella , no envidiemos
a los jovenes el placer , que pueden hallar en
los Poetas antiguos , y modernos con cierta,
y prudente eleccion. Para hacerles conocer a
todos la eftrufitura de los verfos , y aun al-.
guna cofa mas que la eftructura , fe les pue*
den proponer muy bien fin pérdida de tiem-i
po los tres exercicios , que fe figuen , y de
que todos los entendimientos fon capaces.
El primer paflb es desleír , b defcompo-.
ner frequentemente algunos verfos hermofos,
y hacer á. los niños , que de palabra , y fin
larga meditacion pongan cada pieza en el lu
gar , que pide -el metro. !
El fegundo pallo es , fuprimir algunos epithetos , ó alguna otra gracia , que pida el ob
jeto de que -fe trata , y proponer á los Difci-

2 4-o
EJpeftaculo de la Naturaleza.
cipulos, que coloquen allí lo que falta , lie*
nando aquellos vacíos. ¡
El tercer exercicio , y que le aprendí de
un Maeftro bien hábil , es , hacerlos compo
ner de compañía , é in folidum , ó cada uno
obligado al todo , un poema pequeño , dan
doles el plan de él , y el argumento , fegun
los progreíTos, y fuerzas, que hayan ya ad
quirido. En efte cafo difpierta la emulacion
todos los entendimientos para cada verfo de
quantos han de ir componiendo por fu turno*
de una fila de niños traben un verfo muy proprio , pero el de la fila opueíh viene con otro,
que parece fe lleva la palma ; fe comparan
los dos entre sí , el primero pretende todavía
el triumpho , todos toman partido , unos en
contra , y otros en favor : fe alegan razones,
que favorecen á éfte , y excluyen á aquel , con
que hay ocafion para que fe digan las cofas
mas lucidas, y elegantes , defendiendo á eftos
dos , á quienes parece que fe ladeó fin difputa la yi&oria ; pero quando fe pienfa ya en
declararla , fe levanta otro tercero , que aba
te la prefuncion de los dos , fe lleva el ttiunv
pho , y fe queda con la corona.
.:
Con cfta efpecie de exercicio, que trahe
mas de diverfion que de trabajo, fe logra la
ventaja grande de no ocupar jamas los en
tendimientos fino con las colocaciones mas
de-

¡

Q*ría de un Tadre defamilias.
241
elegantes , y con las imagenes mas hermofas de la Poesía en lugar de dexarlos correr
a|}a afolas; tras ideas vanas, y zurcir hara
pos , que fojo pueden fervir para que fe viftan con ellos Arlequines, ó Truhanes.
Puedefeles , en fin , ordenar a aquellos ,
que fe conocen mas ingeniofos , y que cierta
travefura de entendimiento , junta con fu ma*
yor aficion 3 les permite tarea mas larga , que
compongan á folas en verfo alguna cofa feguida ; pero que fea fiempre fin difpendio de
el talento de los mas cortos.
. Y li es abfurdo , el mayor que fe pue-«
de imaginar , pedirles á los niños , que com
pongan en profa en una lengua , que todavía
no faben , y á cerca de la qual no es capáz
regla alguna de infundirles gufto ; no es me
nos abfurdo, el pedir á toda una multitud
de niños , que fe ponga por efpacio de dos
horas enteras á meditar , y que faque ocho,
b diez verfos , fin conocer , ni la eftru&ura,
ni la gracia , ni el fonido. Mucho mejor les
eftuviera el haber eferito una pequeña carta
en fu propria lengua , y en uneftilo corriente,
y natural , que haberfe fatigado para facar,
con total feguridad , muy malos verfos , feaa
Latinos , o fean Griegos.
n^T.rjes ,'d quatro veces cada femana los han
obligado á efte remo ,y fegun buena cuenta,
fon cofa de dos mil verfos al año; pero deTom.XI.

Hb

. . .

mosle

542
EJpe5faculo de la Naturaleza.
mosle tres mil folos en tres años , y juzguéríos del valor del todo por el ultimo verío
de ellos , que ferá , fi Vm. lo quiere , un po
co menos miferable que los primeros. Lo que
folamente fe halla en él, es la cantidad de
hs fylabas ; pero gracia , ni dulzura , no hay
que efperarla , todo hiulco , floxo , y trivial:
y fi vamos à contar las faltas , que fe hallan
en cada palabra , ferá menefter multiplicar cin
co , ó feis por los tres mil para facar el to
tal. Además de que aquí debemos penfar lo
mifmo, que diximos del latin , facado por
reglas precifamente. El niño honra fus reglas,
confumiendo fu entendimiento , y corrom
piendole con habitos viciofos; y confagra à
cultos , evidentemente nocivos, el tiempo debi
do al exercicio de fu talento natural , que fe
peligro de
Us ampiificacionespref
crit«iroda
кпаы«£
f°b

dexa à un lado,
^s c°k clara, que muchos corren eftos
mifmos riefgos con el exercicio de las ampli.

i
i
facaciones , y piezas de eloquencia en que neсe^Гa cl entendimiento ponerlo todo de fu
cafa , el fondo , los penfamientos , y el eftilo : no llegarán muchos à efto. Si de ciento
fe hallan feis , no ferá poco ; pues con qué
prudencia , y verofimilitud fe les pedirá à los
demás la invencion, el orden, el raciocinio,
las imagenes, las acciones, y el decir bien,
o la eloquencia ? Efto es pedir una cantada , o
una area muy fuave ,à quien no tiene muíka,
voz , ni aun gaznate. A

Carta de un Tadredefamilias.
24.3
. . A aquellos niños , que dan mas efperanzas , fe los puede excitar à que compongan
"algunas crias , ó piezas pequeñas de eloquencia , y cfto viene à fer lo nufmo , que po
nerles delante las herramientas à los que
nacieron para las artes mechanicas. Tam
bien fe puede exercitar en efta efpecie de
compoficiones à aquellos , que manifieftan
mucho gufto en irfe imponiendo en ellas,
pues cafi fiempre fe perfecciona lo que fe
executa fin violencia , y por razón de un
natural atractivo. Tales fon los principios dé
biles , que han llegado tantas veces con el
tiempo à iluftrar la Cathedra , y el Eftrado.
. Pero fe debe prevenir , que eftos exercicios
particulares de algunos, no les fean empachofos à ios otros. Es acafo en efecto neceíTario , que todos paíTen por una mifma hi
lera (**) i No por cierto , antes bien es im. pofsible , y conviene , que fus inclinaciones
. fean diverfas , y efta variedad de inclinacio
nes , y facilidid para unos exercicios , mas
que para otros , es uno de los mas ricos prefentes , que le hace la providencia à la fo. ciedad humana : y afsi , es muy proprio de
un Maeftro hábil defeubrir los talentos de fus
Difcipulos , y cultivarle en ellos à la Repu, blica fugetos à propofito para todos los efHh г
tados,
C*) Efto es , por aquel inftmmento , que tienen los Plateros , Tiradores is
oro , Se:. con multitud Je agugeros desiguales para ii adelgazando StedWataean
.te los metales :umbien le lbnünCASQUeTJa..

a 44 EfpeBaculo de la Naturaleza.
tados , repartiendo con cluridad los exercicios
fegun la necefsidad, y el alcance de los en
tendimientos, que le entregaron: y afsi para que
entren en aquello , que es de fu genio , y
para renunciar fin pérdida las compoficiones,
para que no nacieron , fe les abre una puer
ta honrofa.
' /
Aquel , à quien folamente le pidieren
una carta en fu propria lengua , y à cerca
de un objeto muy comun , fe picará , esforzandofe para el acierto , éfte le hace amar
el trabajo , y el tnbajo hará renacer la fe
licidad , donde antes no havía efperanza de
ella.
(**) Un Maeftro hábil , y que fabe muy
bien quanto vale el tiempo , cuida de refervar alguna parte de el , con defignio de
que fus Difcipulos no fe vean faltos , ni agoviados del trabajo : no aplicando fus talen
tos fino à cofas , que los ceben , y con un
ayre del buen exito , que efpera en lo que
hacen , fe queda fiempre con el derecho de
hacer nuevas tentativas. El Maeftro ferá en
los primeros años quien haga por sí mifmo
la traduccion , él lo allana todo ; pero no Ce
paílará mucho tiempo fin que el niño cami
ne el primero , y haga por sí , tanto la pre
paracion de los Autores en particular , como
la
(**) En la traduccion Italiana un f? halla el f. «Jift fe figue . de raoJo . que
omítela prepucio» de lpsÁu'tOKS,

Carta de un Tadre de familias. 24 f
la explicacion pública de toda la taréa , que
lleva. Entonces fe conoce bien quanto for
tifican en un joven el ufo , y dominio de
la lengua las repeticiones, las analyfis, las
queítiones , y preguntas , y las compoliciоnes verbales , que fe figuen à las traduccio
nes. Siendo faciles las compoficiones domefticas , que fe hacen fin Diccionarios , ni
largas meditaciones, le dexarán la libernd
neceíTaria para prevenir fus Autores : con que
vendra à fer el tiempo , que le fobra , una
recreacion tan util como el mifmo eftúdio.
Pueftos yà una vez los jovenes en el ca
mino de la buena latinidad , y afirmados per
razon de el largo habito à un latin fiempre
puro , fe les podrá permitir , defpues de ha
berlos hecho efperar algun tiempo , la liber
tad de leer por algunos ratos , que fe les feñalan , los libros efcritos con mas propriedad en fu lengua materna. En otras fe les
podrán dexar leer las obras de los moder
nos , que han efcrito mas puramente el latin,
y que puecen una Bibliotheca hecha expreíTamente pira ellos. Solo la conjuracion de Por
tugal por el Abad Vertot convencerá defde
luego à muchos , à que fe puede encontrar en
los libros Francefes no poco gufto ; prefto
pedirán algunos de los niños las revoluciones
de Suecia , ó las de Inglaterra, las vidas de
Theodofio, del Cardenal Cifneros, y de el

«I
246 E[pedíaculo de la Naturaleza.
Tamerlán. Harán la Corte para obtener ta
hiftoria antigua , ó la hiftoriade Francia, ó
la de Malta (**). Y fi Vm. hubiere de con
tentar todos los niños , que le pidan libros,
bien puede hacer provifion.
Los Autores, que de dofèientos años à
efta parte han efcrito mas pura, y mas no
blemente el latin , tienen en particular de bue
no , que las coftumbrcs de fu figlo , y por
configuiente fus ideas , fon lo mifmo cafi que
las nueftras. Generalmente hablando , ningun
lugar fuyo pide averiguaciones , ni comenta
rios para que fe entienda : à la primera lec
tura fe allana todo. En el defahogo , que fe
les permite à los Humaniftas, ó en el tiem
po que les fobra , por razon de la prontitud
con que hayan facado fus compoficiones , dexefeles gozar el penfamiento alegre , de que
caminan yà folos en la leccion de los Poe
tas , de los Hiftoriadores , y Oradores lati
nos. Las fabulas de Faerno feràn yapara ellos
un mero juego. En lugar de ponerles en la
mano à Marcial , que los embarazará mucho,
y los edificará poco , permitafeles el deleBus
epigrammatum , precedido del prefacio latino
fobre la diferencia de la hermofura natural ,
y la afectada , y compuefta. En vez de la
Phar{**) Por lo que mira я! Calteüano , Ribadeneira . Mariana , Fr. Luis de Gra
nada , Fr. Luis de Leon , Solls . Sec. fon muy buenos por la pureza de fu lengmge
al niifino tiempo que las material , que tratan . fiendo tan varas. puiden inlbrüir
mucho.
:

Carta de un Tadre de familias.
24.7
Pharfaiia de Lucano , y de la -Thebaida dé
Stacio , que podrían inclinar al Humamfta á
la hinchazon , mueftrefeles la Poetica , ó los
juegos de agedréz , y los guíanos de feda de
Geronymo Vida. Qué latinidad tan hermofa!
Qué diverfidad de menfura , y de harmonía!
Qué femejanza con Virgilio , tanto en la ri
queza de fu narracion , como en el fuego
de las pinturas ! Por Catullo , Propercio , y
Claudiano fubftituyafe la numerofa verfificacion de Sannazaro , 6 la de Commiro , en
quienes no fe hallará , ni la cadencia demafiado uniforme de los vevfos de Claudiano,
ni las pinturas peligrofas de los otros dos.
Commiro reemplazará fuficientcmente los ca
racteres de todos , tomando diverfas formas,
fin faberfe en qual fea mas agradable. Lo que
el joven Humanifta pudiera perder , no vien
do fino muy poco de las obras de Ovidio,
fe le puede refarcir en las Elegías , tan fa
ciles , y abundantes , como ingeniofas , del
P. Sidron (**). Qué embelefo no encontra
rá una imaginacion feliz , y qué commocion
de efpiritus no caufarán en ella aquellas ele
vaciones , que fe defcubren en los pequeños
poemas , y en los hymnos de M. Santeuil !
Pero fi fucedieíTe > que á pefar del fuego,
y -fublimidad de efte gran Poeta , experimen
ten los Lectores algun diígufto , como le ex,,' "~-- • .
peOSidroni*. Ellialvuio emite elpunto , y parrapho .quefefigue.

148
Ejpeñ'aculo de la Naturaleza™.
perimentarán fin duda, por razon de la iréV
ntiidad de antithefis (**) tan ordinarias env
él, fe puede compenfar , poniendoles en la
mano á los niños la coleccion de hytnnos de
M. Coffin (a) , que les refarcira qualquier pér
dida por medio de una rica variedad de penfamientos, é inverfiones , multitud de image
nes , á la verdad no muy vivas , pero gra
ciolas , nada afeitadas , y fin afeminacion al
guna ; junto con la mas dichofa latinidad , y
con los penfamientos mas aptos para mover
el corazon. No ha producido nueftro figlo co
fa mas perfe&a en efte genero: en Cofiin nos
vino un Horacio , Chriftiano fin duda.
Si fe huvieran de juzgar los libros por
los titulos , qualquiera penfará por el de Terentius Chrijiianus , que es un compendio de
piezas de theatro , compuefto en Harkm (**)
hacia los principios del figlo pallado , que Terencio nos havía tambien venido al mundo
con efte Autor , como Horacio con Cofiin.
Su eftilo es copia del de Terencio , y los
argumentos tomados de la Efcritura. El ti
tulo plaufible , pero engañofo , de efte libro , y
la leccion de algunas Scenas de una latini-*
dad muy pura , havían preocupado en fu fa
vor al Abad Rollin , y al P. Porée (**) , y fué"

i*4)
(a)
('*)
<*,)

Opoíieion de penCunientos , o juego de palabras.
En rafade Dsfaint , y SaiÚant , calle de S. Juan de Beanvak|
¡
Ciudad de las Provincias unidas.
^
f"
ta traduccion Italiana omks al P¡ Porey . ¿ . ..
.,>r

:

Carta de un Tadre de familias. 2 49
ya tarde , quando conocieron fu engaño uno,
y. otro.
Si le hu vieran leído del todo, antes de
formar el concepto , huvieran vifto claramen
te , que no fe halla en el tal libro , ni el dis
cernimiento , ni la delicadeza de Terencio,
é indubitablemente les huviera dado enroftro , y caufado haftío. Encontrarán por todas
partes un Autor groíTero , un Moralifta fempiterno , un hombre, que fe mete en formar
piezas de theatro , fin tener el menor cono
cimiento del camino, y reglas de una ac
cion drammatica , que á cada paftb fe olvi
da de la buena crianza (**) , con caracteres
llenos de baxeza, y con groíTerías chocan
tes , y lo que es aun peor , con pinturas muy
poco chriftianas , y pías.
Si queremos , pues., abreviar, ó diferen
ciar el trabajo de los jovenes por medio de
lecturas , que los conduzcan fin riefgo al mo
do regular de un difcurfo , bufquémos lo
que nos conviene en otra parte. Ellos lee
rán con gufto los dialogos (**) de Erafmo,
y aunque tienen menos fal , que convenía ;
pero encontrarán mucha mas pureza de eftilo , y mayor rmgeftad que en las Cartas de
Paulo Manucio. El latin de la traduccion de
Herodiano por Angel Policiano , les ferá fin
Tom.XI.
Ii
du(**) Sin acordarfe de tiempo , lugjr , niperfoiws , olvidado de guardar el
Círa&er de eftas.
(**) Expurgado lo uo.ivg.

2 f o Efpetfaculo de la Naturaleza.
duda grato , y acafo fe acomodarán tambien
al de Jufto Lipfio en fu util tratado .de las
Machinas de Guerra
y hallarán en el frequentemente las inverfiqnes, y difpoficion de
Plauto. No dexarán tal vez de complacerfe
en poder hacer la comparacion de los anti
guos con los modernos , y determinar con
equidad à quai de los eftilos conocidos en la
antiguedad fe podrá reducir el de la hiftoria
de Italia por Sigonio , el de la hiftoria de
Flandes por Eftrada , y principalmente el de
la hiftoria de Efpaña por Mariana. Tambien
fe podrá divertir à los jovenes con muchas
traducciones de una latinidad muy pura , quales fon las de Xylandro , de Carnerario , de
Leunclavio , de Henrico Eftephano , y otros
muchos. El figlo 1 7 les ofrece lecturas muy
utiles , y fin número. En las obras latinas
hiftoricas , y de oratoria , 6 en otras , que
les podrán deftinar à los pocos años , les da
ría yo la preferencia à aquellas , que al merito
de una diccion exquifita juntan el deaprifionar
el alma con la dulzura de la materia , que
tratan. Los jovenes figuen el atractrvo. de la
curiofidad, . y¿ llegan al fin del libro , cafi fin
penfar , fen^que lengua fe efcribiö , lo quai
es aprender un idioma por la prá&ica , que
en hecho de idiomas es llegar al fin defeado. Por grandes , que para confèguirle fçan
los auxilios , que comunica un fabio Maeítro
con

Carta de un Tadre de familias. 2 f i
Con todas aquellas luces de que acompaña la
leccion pública , que hace , no fon menores
los que dan eftas lecciones particulares : en
ellas experimentan un fecreto teftimonio de
la facilidad adquirida , que los iifongea con
razon : el atra&ivo fe aumenta, y llega ya
á fer pafsion. Aconfejadles entonces, que abran
una excelente Gramatica. El joven lo lleva
bien, y efte es el tiempo en que le es tan
provechofa como neceíTaria. La pafsion fe lo Tiempo de
hace emprehender todo , y el joven, conven- g^J^c»
cido agradablemente de la facilidad , que ha
adquirido , no fe rehufará á cofa alguna : na
da le acobarda. Efta lengua ha venido á fer para
él un theforo , y ferá bien recibido quanto le
parezca proporcionado para aumentarle. Em
pezad , pues , por la práBica y y acabad por
las observaciones gramaticales. > <
n Otro mayor bien , que el de afianzar el Medio P«¿
entendimiento en la práctica de las lenguas,
u
trahen configo eftas le&uras particulares por
modo de diverfion , y fin fatiga. El entendi
miento folo conoce la infancia , en quanto
fe mira vacío de ideas, 6 juzga de las cofas
fin experiencia , fi ya no es', que absoluta
mente no juzga. Salefe al remedio de eftos
defe&os, no haciendola componer con un pro
fundo filencio una docena de renglones ca
da dia , fino habituandola defde la mañana á
la noche á oír hablar de un número gran'i .
li 2,
de

.

..-

i f2
EffeBacule de la Naturaleza* Л
de de objstos , agradables por sí mifmos % y
proferidos agradablemente , defpues à dar ra
zon de todo , y à repetir , yà fea en tuptopria lengui , yà en Latin , ó en Griego , ge
neralmente lo que fe leyo, o áxSto , o aqae11o que fe haya contado , o explicado- , iy
comprehendido.
\ ~:¡ nr.;.
Es precifo tratar de diverfo modo , y hâibernos de otra manera en aquellos objetos!
cuyo conocimiento intentamos , que en la adquiticion de Jas lenguas , que defeamos ha
blar , o por cuyo medio nos queremos inftrurr.
Qae nos cueften un trabajo sério los objetos,
que nos importan , y cuyos defeu brimientos
nos intereíTan., es muy jufto , y fe lleva bien:
y mas fiendo cofa indubitable , y ciei ra , que
quando alguna nueva verdad fe aclara , o quando algun otro conocimiento util es el fruto
de nueftro fudor , y trabajo , la imprefsion es
mas viva , y mas durable. Pero para las len
guas es precifo feguir otro méthodo. La ex
periencia nos enfena demafiadamente , que el
querer confeguir los progreíTos de la juven
tud por medio de la obediencia à las reglas,
à unos fe los impide , y ahuyenta para fiempre , y à otros los hace ridiculos. No fe vé
otra cofa , poj; efecto de efte méthodo , lino
dilaciones , tartamudéos , preparativos , y lo
que es aun peor , hinchazon , y ninguna na
turalidad.
. •
"i

Por

Carta de un Tadre de famiVtah \j
. Pot el contrario , la práctica , y ufo con*
tinuado, que hemos dicho, da à todo quan
ta. w fe. dke cierto ayre de expedicion , y
dominio., y adquiere al entendimiento aque
lla r extenfion , que Je falta. Efte exercicio
dexará en la razon de los Difcipulos una
amplia provifion de idéas , que no podrán
dexar de crecer , y de formar eíTa razon,
que las apofenta , y abriga. No puede la
razon vér muchas idéas nuevas , unas en
prefencia de otras , fin que las compare entre
sí, examine fus relaciones, y determine el va
lor, que tienen. Aprueba la una, y le hace
guerra à la otra. Admira , fe enternece , y
ama , 6 fe enoja, y fe faftidia conforme el
caracter de la verdad , que fe le mueftra, y
trayendo à la balanza muchas veces el juicio,
que otros forman , la razon introduce allí tam
bien. el Tuyo. Puedefe fuplir acafo con otra co
fa mejor la experiencia , que le falta todavía
à .1a razon ?
:
. ,¡; ... л :
. . . .,-j
A la juventud fe le hace el mayar íervicio pofsible , habituandola en el retiro à ocu« оаьц de
paciones feguidas, y facilitandole la adquificion losColcsIOS'
de aquellas luces , y conocimientos necelTär
rios , tanto por razon de la lejanía delasdifc
tracciones, y fuga del tumulto, como por el
eftímulo de ia emulacion ,. con tal« que fe tenga la fábia precaucion .de facar à fus cafas de
tiempo eft tiempo., deifus. Colegios à ios jove
nes,

;: ui ..i
«4»*>j?

1 74 EfpcBaculo de la Naturaleza. ' >
ríes , yá fea pira que fe hagan al trato de
las gentes, comercio con los Políticos, y al
gufto de una buena crianza , y cortesía , b
yá fea para formarles el corazon , renovarte
do amiftades dignas. Los Padres conocen muy
bien por lo comun la ventaja de fus hijos
con efta feparacion : folo hay que recelar ,
que los Padres mifmos no fe la arruinen , im
pidiendo la educacion feliz , que empezaron
¿ dar á fus hijos , por convenir con ellos en
falidas muy frequentes , en diverfiónes dema*
fiado vivas ¿ ó en permitirles efpe&áculos ap+
tos para perturbarles la imaginacion , y per
vertirles. el gufto , .comparando la libertad^
que logran en fus cafas , y las diverfiones¿
que tienen, con la aligacion del retiro. Pe-,
ro éfte , que es la falva-guardia de fu juven-f
tud, podrá por otra parte ferviríes de un ^e>
ligro fumo, fi precitamente fe .emplean nloií
bellos años tde un ako .entendimiento en fo-,'
la la aplicacion methódica de algunas reglasde la Syntaxis , amplificacion , y profodia. Da
eQc entendimiento; ain paflb fegun una reglay
ajorififgá ¡el fegunda: figuiendo otra , y.'parai
ptínexicl íegundo en arden , vienen veinte re-¡
glás .fumas. La jornada fe hace muy lenta-:
mente , parte figuiendo la vereda , y parter
figuiendo. ql. difcurfof: fale al fin el joven^'fc
ifc párece que Cade de :fu xiiiiaih;ad^.profigue
adelante ', i. y k fucria- d¿ haber ptt&Lcadrp las;
,'.'a
Peli"

Carta de un Tadre de familias. . 2 ¿f
¡peligrofas leudas de poenitct 3 toedet 3 futumm
Juijje-./ut , llega fin defgracia al fiai.de lata-i
rea diaria. Pero facadle de fus compoficiones
regular.es , y llanas, quitefele fu pluma , y fus
reglas : pues todo fe le ha quitado ; él np
fabía fino eíTo , y en todo lo demas fe que
da mudo, fea en fu propria lengua, 6 fea
en latin , porque fu entendimiento no fe ha
mantenido de otra cofa. La experiencia nos
enfeña , que los que eftán acoftumbrados a
no hablar , ni componer , fino folamente ata^
dos a tal , y tal regla, fe parecen á aquellas
machinas , que no fe pueden mudar de fu
puefto un punto, ni facarlas de fu uniformi
dad, fin invertir fu fervido. Abfolutamente
fe defeomponen , todo fe detiene fi las mu-,
dan. . . - t
. .''
Ruegole á Vm. que me diga , por qué
aprenden los niños con tanta facilidad fu len
gua materna fin eftúdio alguno ? Por qué las
fcfioras. faben penfar tanajuftadaxneme ,¡y expjicarfe con tanta propriedad , fin haber co
nocido, ni á Defmarers , ni á Vaugebs i Por
qué.los que viajan aprenden .con tanta pron
titud.Jas lenguas eftrangeras , y muchas veces
fin . abrir } iu,p lolo ';libt©' ? . La caufa es , que en
lugar de eftudiar. con impertinente enfado la
lengua.para . conocer. los objetos , fe firvende
la vifta , ¡y.jdel .ufo .de . laíñcefas ,. que 'ya co*
nocen , r para tertna;:promameme .
Jáhgua
, : ; .
,
con

i f6 EfpeSfaculo de la Naturales
con que fe explican. Plutarco fe determiné
muy carde á aprender la latinidad * de que
antes havía defcuidado ; pero llego muy pron-r
lamente a entender los Autores Latinos , por
que , fegun él mifmo afirma al principio de
las vidas de Demofthenes , y d& Cicerón , „ le
„ ayudaba mucho á entender efta nueva len„ gua , y confervarla el conocimiento de las
„ materias , que hallaba exprelfadas en ella.'
Efte es el orden de la naturaleza , porque
es el de una experiencia univerlal. Volvamos,'
pues , á él en el eftúdio del Griego , y de
el Latin. Pocas difertaciones a cerca de las
palabras , y mucho atraftivo en las materias.
Sin que mudemos cofa alguna en quanto al
trabajo, que fe practica en los Colégios, pi
damosles folamente á aquellos , que dirigen
la enfeñanza en ellos, que en lugar de las
abftracciones fugitivas , y efcabrofas , empleen
fiempre para la enfeñanza una série conti
nuada de materias llenas de dulzura , y ali
ciente , de modo , que atraigan el entendi
miento , y le hagan retener los terminos ,
que las fignifican , y que fepan de antema
no los niños todo el latin , que fe quiera que
hablen , ó compongan ; para que trabajan
do en producir efte latin mifmo , tal , qual
le entendieron antes , no fe aparten jamás de
el genio de la lengua deque tratan.>

t.

Todos nos acordamos muy bien de el
.
eftraño

Carta de un Tadre de familias. 2 57
feftraño latin , porque han paíTado nueftras
©rejas: defpues de Jas formulas laftimofas de
los quatro , ó cinco primeros años , era por
ventura modélo mas feguro el latin de las am
plificaciones , que fe nos diítaban como cor
regidas ? Los difcurfos trabajados , que nueftros Maeítros arriefgaban algunas veces, facandolos al público , fon la prueba demos
trativa de fus defcuidos , 6 à lo menos de
la desigualdad en razon de eftilo ; como tam
bien del deforden de las compoficiones quotidianas , que nos confumían el tiempo. El
uno no tenía otro medio que las bagatelas ,
b argumentiilos de los dos Plinios , ni moftraba mas oído que Seneca el Philofopho. Otros
juzgaban ., que havían llegado à confeguir la*
energía de Tito-Livio , y copiaban con fide
lidad fola fu dureza. La mayor parte perfuadidos à que lo grande., y autorizado del audito
rio pedía un poco de mas nobleza , y mas pom
pa, echaban à volar los relumbrones de Am mia
ño-Marcelino , y de Apuleyo , y aun tal vez
U ruftica colocacion de Sydonio Apolinar. Se
gun efto podrá fuceder muy facilmente , que
fe exerciten los jovenes feis años feguidos en
latines , unos muy baxos , y otros muy falfos. Aquí , pues , tratamos de no abandonar
à la cafualidad , o à la coftumbre , lo que mas
amamos -, quiero decir , la primera cultura, de
que dependerá aquel orden de racionalidad,
Tom.XL

Kk

y

и ciencia
de <os oojatos trahs
¿Micnsuagí
fila'0<"'

258
Efpeffaculo de la Naturaleza.
y fortuna de nueftros hijos. Los Maeftros río
cumplirán jamás 'con aquello que deben : à
los niños , fi no tienen , fegun el confejo de
Arnauld , la generofidad de fuprimir en fus
claires toda compoficion ,' facada de fu pro
prio caudal , y hacienda , exerckando à la ju
ventud con exemplos , yà fean largos , 6 yà
fean cortos , lacados fielmente de los Auto
res mas puros ; porque corno quiera , lo que
conviene , es, ir por camino feguro.
p¿ro no bafta que los Miellros fe abfni1
tengan de propoher a la juventud , como
principios , exemplos falfos ; o lo que viene
* ^er 1° naifaio , de darles por modelo fus
proprias compoficiones , deben haberfe en el
Latin , 6 en el Griego , del mifmo modo que
lo executamos con un Eftrangeró , que quie
re aprender nueftro idioma entre nofotros.
Mueftranfele los objetos , que le pueden intereflar mas , fe habla en fu prefínela. , y él
eferibe , ó repite lo que ha oído. Que tornen
los Maeftros la tarea de no dirigir los ojos,
ni .el entendimiento de fus Difcipujos fino à
cofas. muy efeogidas , variadas con fagacidad,
y prudencia, y que traigan en ú un caracter
proprio para excitar la curiofidad ; pero por
sí mifmos nada digan , o nada faquen defuyo , dexen hablar defde luego à los Griegos,.
o Ä los Romanos : que vean defpues li fus
alumnos repiten fielmente lo que acabaron de

Carta de un Tadre de familias. 2 f9
oír 6 repitiendolo feguido , ó fino, dan
dolo por refpuefta á alguna pregunta , que
fe les haga de éfta , 6 la otra cofa ; ó efciibiendolo á fu efpacio el mifmo dia , ó de
alli á algunos : fu cuidado fingular lera , que
no falten , ni á la propriedad de los termi
nos , ni al orden , y alma , que tiene toda la
frafe. La perfeverancia en el exereicio es la
que fe le pide al Maeftro y aunque no ten
ga por sí talentos fuperiores , fin engañar a
nadie con ilufiones , ó anuncios de caminos
fecretos , ó veredas nuevas , comprehendiendo folamente la fuerza , y merito de una prác
tica buena, tendrá la fatisftccion de haber enfeñado á fus Difcipulos el lenguage puro de
los fidos
de oro.
D
Lejos de que efte h.ibito bien radicado,
no folo de hiblar con frequencia , fino tanv
bien de penfar , y componer noblemente , haga a' un joven fombrío , é inepto para to
do , recogiendole con demasía dentro de sí
mifmo , fe le abre una puerta muy efpaciofa
para adquirir las lenguas, las ciencias, y el
ufo de la civilidad, y del mundo, pues ha
bla todos los dias por inflantes , y de repen
te , fin prepararivosj y en público cinco , ó
feis años feguidos.
No es evidente, que aquel, que poíTee
mas aptitud , y capacidad que memoria , ha
bilitará fu lentitud con tan multiplicado exerKk a
cieio,

:

Fratoaeeite
"Tu&ddi
mun.1°'

2 6o
Efpecfaculo de la Naturaleza.
cicio , y que aumentará aun la memoria con
la serie de tantas idéas encadenadas unas §n
otras i Y que aquel en quien domina la memo
ria , formará tambien la razon , y el modo
de aíTentir , b diíTentir á las cofas con el ha
bito , que adquiere de juzgar continuadamen
te de ellas ?
Entre la multitud de jovenes concurren
froto parti tes á los Eftúdios públicos , fe halla por lo
cular de efte
exereicio pa comun un número bien grande fin bienes de
U los jove
nes , que ra- fortuna , y que no encuentran mas recudo
reern de bie que las Efcuelas para paíTar decentemente la
nes d.' fortuvida , y fuplir los focorros domefticos, que
les faltan. Eftos reconocen mucho mejor que
los ricas , por lo ordinario , el bien , que fe
les quiere hacer enfeñandolos , y fe entregan
con docilidad á quanto un Maeftro laboriofo les aconfeja. Efte les recomienda con elo
gio ungular , ó las Gramaticas Griega , y La
tina de Lancelot , ó la Gramatica Francefa
del Secretario de la Academia , ya las par
ticulas de Turfelino , y ya los penfamientos ingeniofos del P. Bohours , comunicandoles al
gunas noticias , y haciendoles otras adverten
cias á cerca de la práctica de las lenguas la
tina, y propria. Con eftos libros , ciertamen
te eftimables , pienían los jovenes , que lle
garon , como de un golpe , á la perfec
cion del eftilo, y á la prá&ica mas bella de
la lengua , que actualmente eftüdian. Yo no
. .
• • dudo,

Carta de un Tadre de familias. 261
dudo , que fus cpmpofíciones lograrán afsi al
aguna bondad, que no faltarán á las reglas,
.y.:que las acompañarán con algunos remien
das, brillantes , que habrán zurcido, mal que
bien , en todo quanto componen. Pero con
folo efto j fe quedarán tímidos en lo exterior,
y tan informes para el trato público , como al
principio,y les fucederá liempre que fe aliguen á
manteneife fíete , ü ocho años feguidos ocul
tos , atados á la lentitud de una compoficion fedentaria : no formarán la razon , ni rec
tificarán el juicio , atados á fola la libertad
de una foledad defdeñofa , y tímida.
Quando necefsitan produckfe , falir al pú
blico , y hablar repentinamente , los abando
na la mitad de fu razon, fi ya no defapa. rece. del todo. Defpues vendrán las reglas de
los fylogifmos , el futuro contingente , y la
materia primera , que añadirán la barbarie á
la timidéz. Pongamos en falvo , y ayudemos
los talentos de los pobres , pues funda el pú
blico en ellos la mejor pane de fus efperanzas. Conduzcamoslos por medio de un méthodo, que fin gaftos los vifta, y adorne,
como á los ricos , del buen gufto de una ver
dadera política (**) , valiendole de toda la efi
cacia de un exercicio continuado. Cómo ferán bárbaros , oyendo diez años confecutivos
el lenguage miímo de la Corte de Augufto
Véale i «rea de ello la uota al principio de la Conv, 4.

2 бг
EfpeB'aculo de la Naturaleza.
fin mezcla di rufticidad , aun la mas leve?
Cómo ferán timidos defpues de empleados
k diez años en una alternativa continua de difcuiíos repentinos , de refoluciones à lasdudas , y dificultades , que fe les proponen ,
pava que fegun fu modo de concebir , las defaten , y ultimamente dé compoficiones , qiie
han de entregar por efcrito , fin dilacion , y
fin incertidumbres , ni dudas.
Vm. ha vifto bien claro , feííor mio, él
fumo peligro , que Ьлу , de que nueftros amaídos hijos vean atormentados muchos anos fifi
intermifsion fus oídos con las imprefsiones
de un lenguige ridiculo , que inutilmente defearcmos , que le olviden. Del mifmomodo
conoce Vm. que la pefadéz de las compofi
ciones fedentarias , y filenciofis , es capaz de
hacerlos tímidos , taciturnos , y fombrjos. Pa
ra evitar todos eftos inconvenientes , no he
propaefto otro medio , fino el que tomo pa
ra sí mifmo con tiempo Cicerón , à fin de
hieerfe dueño de la lengua de Demoftnenes',
quei el que acoftumbraron defde luego Sadoleto , el Bembo , Mureto , los Manucios , Petavio , y otros buenos Efcritores en la len^gua de Cicerón ; que el que exercitaron Se
vero Sulpicio , y el P. Turfelino para imitât
la delicada brevedad del eftilo de Saluftio ; y
que el que ha comunicado à algunos moder*
nos la amenidad del eftilo de Terencio.
Pero

Carta de un Tadre defamilias.
1 63
Pero apenas ríos hemos librado de una
inquietud , à.. cerca del cultivo de nueftros hi
jos , quando nos hallamos infenfiblemente
aflaltados de otras muchas : fi tememos , y
con razon , aquellos méthodos baftos , que
pueden arruinar Ц actividad de fu entendi
miento , y entorpecerles fu lengua ; no debe
mos recelarnos menos de un fallo búllan
te (**) , con que el ufo continuado de bue
nos Autores fuele alucinar , y hacer que pe
ligre la juventud , dando en el efcollo con
trario , 6 en la manía de una ingeniofidad
afectada. Los Macftços mifmos, aun los mas
hábiles , cooperan no poco , muchas veces ,
à engendrar efte defecto , que fe introduce
en la comitiva de aquellos cuidados , que tie
nen , y exercitan para perfeccionarles el gufto à fus. Difcipulos. Lamentan muchas veces
lo que hallan írivolo , 6 faiío en las obras
ingeniofas , y conducen por el mifmo- cami
no à fus Difcipulos , fin penfar en ello.
. . Nadie ignora, que fe procura con tiem
po hacer diftinguir à la juventud la di.verfidad ..que hay de penfar , para acohombrarla'
à juzgax- fana , y rectamente de todo. Defde luego fe la hacen notar con cuidado aque
llos penfamientos , que hay llenos de grandexa , y fublimidad , yà porque el objeto es
en sí grande , y yà porque , aun la pompa
de
ft') Veafe el Die. de Trevoiuc torn. i. pal. Cel Efpric.

Es predio
precaver en
los ióvenes
e! efi iiitu Je
una blu bri
llantez . y
afcft.iion.

2 64 Efpettamlo déla "Naturaleza?
de los terminos , acompaña allí con razon k
mageftad de la accion. Tal vez fe la hacó
reparar en el cara&er de un penfamiento ele
gante , y florido : ó en el de otro , que fiendo del todo fimple , trahe la delicia envuel
ta en la mifma naturalidad. Tampoco fe dexa , que ignore la juventud aquella máxi
ma , que reconoce capaz de arreglar co
munmente nueftros juicios , y conduela ; ni
que fea una pintura , que por la vivacidad
de la exprefsion parece , que nos pone el ob
jeto á nueftra vifta ; tampoco , qué cofa fea
un penfamiento delicado , y que toca al cerazon con una mocion piadofa. Tal vez fe
le propondrá la explicacion dimidiada foja
mente de una cofa , para dexarle al joven el
placer de adivinar lo que falta, y aflbciarle
en facar a luz aquel penfamiento. Tambien'
fe le dán feñales ciertas , con que pueda re
conocer la diverfidad , que puede haber de1
gallardía , y de hermofura en el penfar. Eftí
es una práctica excelente i pero tiene fu pe
ligro. Al modo que el entendimiento fe cor' rompe , y fe pervierte , aun fin querer , ufan
do mucho .tiempo un mal latin , fe puede
tambien pervertir , y corromper , fin penfar
en ello , con el ufo frequente de penfamientos hermofos , y con un ayre apafsionado
á modos de hablar poco comunes. Detentendofe á cada pafib el joven, en eftos rafgos ,

Carta de un 'Padre defamilias.
г6f
у futilezas mas feñaladas , y piíTando muy
por encima en lo reliante , fe acoftumbra a
elevarfe con fus Maeftros .en todo quanto en
cuentra , y puede llanurfe ingeniolo ; lo feßala en los libros , bufca los que fonjJe eile
caracter , corre tras todos los penfamientos
agudos , y eftá en acecho de todas hs colec
ciones , que amontonan las idéas mas fublimes , y los ofrecimientos mas akos : en to
do quanto oye, y lee , folo atiende al inger
nio. Al ingenio , al ingenio , efta es fu paffion , y fu enfermedad. Sus conatos todos ferán hallar la ingeniofidad , donde no fe quifo , ni la hay , y de introducirla donde no ven
ga : él deftruirá la naturalidad , y de efte mor
do aquello , que fe creyó à propofito para
formarle el entendimiento , contribuye por ac
cidente à corromperle.
;
; . Los Maeftros, pues , deberán tener gran
cuidado en no manifeftarles à los Difcipulos
los- rafgos mas brillantes , y lugares mas lu
cidos , como fi todo lo demás , que fe en
cuentra en el difcurfo, fuera menos eftima-«
ble , y menos rico. En lugar de permitirles,
que compilen penfamientos , que deslumhran,
y fon capaces de pervertirlos , privandolos ,
yà que no del gufto de lo verdadero , à lo
menos de lo fimple , fe les recomendará , que
noten, y recojan aquellos lugares de hiftoria , que conduzcan à formarles la razon. S&
7 om.Xl

U

1"

Migro ert
detenerle de
nufiado ea
los psn&—
múneos io-í
¿alioles.

,

i 66 EfpcU'aculo de la Naturaleza.
les hará conocer , que los penfamientos más
íimples , y comunes parecen tambien con fe
natural fencilléz , como los mas vivos , y me
nos ordinarios, con tal , que los unos , y
los owos pinten fu objeto proprio , fegun fu
forma particular , y con fus verdaderos со-,lores : que fi tal vez , con todo eííb , nos
paramos un poco mas en aquellos , que dan.
mas golpe , no es porque fu brillantez los
anteponga à los otros , .fino porque tra-yendo configo la fingularidad , es jufto fixar
el caracter proprio , que tienen , y ver fi eftàn pueftos donde corresponde ; fi la perfona , el lugar , y el objeto , o accion los pedía ; y fi envuelven hinchazon, baxeza , afec
tacion, o alguna cofa contraria àlascircunftancias en que fe hallan.
Imponer , pues , de efta manera à los jovenes , que llegaron à la inteligencia de los
Autores en la coftumbre de diftinguir lofublime de lo agraciado, lo natural de lo fentenciofo , lo eficaz de lo florido ; un paflV
-gz vivo , que la colera , o el dolor trahe en
Virgilio , de los ornamentos que el arte acu
mula en Ovidio ; efto es formarles el difcer1nimiento , haciendoles mirar el inviolable , y
tierno amor à la verdad , como el unico ori
gen de la belleza ; y el anfia , ó defeo de
moftnr ingsniofidad como fuente de la ri
diculez , y. fantasía. Efto es , darles lecciones
i i '
:.
Л '
del

Carta de un Tadre defamilias, г 6у
del gnflo , y conducirlos en todo À la mas
ajujtada variedad , que es dable en la edu
cación, radicandolos en todo por medio de
comparaciones diverfas. Poco cuidado les dà
al trabajador , que arranca una piedra de el
banco de la cantera , y al que la corta defpues de facada , del deftino , que ha de te
net luego la piedra ; lo que hacen unicamen
te , es mirar las feñales , que les han dado,
y feguirlas , fin difcrepar , ni paflar mas ade
lante. Pero el Architecto obra muy de otra
manera i examina- la efpecie de que es la pie
dra , fu grano , y folidéz ; fi fera conducente
para los cimientos , ö dirá mejor en la Eicha
da, y arregla los cortes conforme el lugar,
que determina en la fabrica. Afsi un fabio
Maeftro , un buen Ayo , un Padre amorofo,
no trabajan en la educacion como Cinteros
fujetos à las lineas , que les tiraron , fino co
rn o Architectos inteligentes , que ordenin ope
raciones diverfas à un mifmo fin. Todos los
exercicios, por los quales fe hacen paíTar los
entendimientos , fe deben fuprimir , o ante
poner , y llevar adelante , fegun la necefsidad,
que fe advierte en el fugeto , que fe cultiva;
pero principalmente, fegun los medios, que
pueden ayudar , o impedir el fin general , que
fe proponen en el eftúdio de las buenas le
tras. El fruto , que fe defea en efta enfeuanza, es ayudar al. particular , y que un hom.!

Ll a

bre,

t& 8 Efpe&aculo de la Naturaleza.
bieJ que ha de vivir à la vifta de todo et
mundo , fe inftruya primeramente à sí mifraо , para que pueda defpues hacer à los de
más participes de fus luces. Los eftúdios río
fon dignos de eftimacion , fi no enriquecen
la fociedad , haciendo manifiefta al público al
guna verdad, que le utilice.
Comenzaráfe , pues , imponiendo à la ju
ventud en la imitacion habitual del lenguage
de los buenos Autores , en lugar de reducirla
al friencio con preceptos enfadofos , y con ad
vertencias antes de tiempo t o fuera de todo
propofito. Defpues fe inculcará eficazmente al
futuro Predicador, Juez, Abogado, o Comifíionado de qualquier negocio , que con el tiem
po pueda manejar , que la verdad no neceffita proponerfe con la vana orientacion de mul
titud de penfamientos ingeniofos , como tam
poco necefsita falir al público con vueltas de
puntas , ni con Cabellos , o peluca de tres al
tos, o de feis, o flete rizos. Los negocios , fean
Eclefiafticos , ó fean feculares , folo piden dig
nidad , y rectitud. Un hombre grave , que
en una Academia, ó en un Tribunal abre
la boca para moftrar , que es ingeniofo , - y
entendido , no es menos ridiculo que un Pe
timetre vellido de aquel modo , que llaman
Majo, con mangas, y cabeza perdida.
Qjando algun razonamiento fe dirige al
público , es por convencerle de la verdad , que
le

Carta de un 'Padre de familiaf. г 69
le intereíTa i y fi fe lleva otra intencion , es
folo charlatanería la eloquencia. Todos los
preceptos mas aptos para formar un Orador,
fe vén abreviados , y de alguna manera reu
nidos en folo éfte : amar л los oyentes 3 y
à la verdad. El refpeto à los oyentes le ha
rá atento à fu decoro ; y el amor à la ver
dad le obligará à que la mire como unico
objeto fuyo : y con tanta mayor confianza le
feguirá el auditorio , quanto conozca mas
clara efta adhefion. Quando , por el contra
rio , fi percibe , que el Orador le pretende
captar , y atraher con fu reprefentacion , o
con fu ingenio , le caufa enojo , y una in
dignacion fecreta. - i
' ,
Todo quanto he dicho hafta aquí , fe
ha dirigido unicamente à desbaftar la educa
cion ; deteniendome efpecialmente en la pri
mera cultura de la juventud , que fe vé ex
tremamente mal conducida ; y en el princi
pal inconveniente , que es la caufa de efte
deforden , y que proviene muchas veces del
méthodo de los profeiïores , aunque por otra
parte hábiles , é induftriofos. Deípues de eftos medios preparativos , y cuya importan-4
cia le fuplíco à Vm. confidére , no porque
fea tfte mi parecer , fino porque fe vé con
firmado con una continuada experiencia , ferá
ya tiempo de bufear luces abíolutamente ca
bales à cerca de las partes diverías à que fe
eíUen-

uPhiioftp;üi-

270 EfpeBaculo dela Naturaleza: l
eftienden las letras humanas. Nueftro figle'
es ciertamente feliz, puespoíTee, para perfect
cianarfe en ella razon , el libro del mas am 1Ые, y mas virtuofo Mieftro ; yà entiende
Vm. de que libro hablo ; quiero decir -, el tra
tado de los eftúdios del Abad Rollin.
'."
La Philofophia, que fe figue defpues de
las letras humanas , fe vé acafo puefta por
algjnos en mas alto precio , que merece , y^
por otros taíTada en menos del jufto valor.
Su eíhidio no es , como muchos juzgan , el
eíhidio de la fabiduría. Los que. enfenan la
Philofophia mas sólida , faben muy bien , que
no hay lino una escuela dz fabiduría , al mo
do que no hay fino un folp Mieftro , quees elPaftor de las almas. E líe es el caminó;
fi la razon hum ma no vá por él , camina por
las tinieblas ; y fi quiere tomar otro rumbo,
di en el peligro , y fe aventura. Por otra
parte feria formar una.idéa míy baxa de la
Philofophia , el mirarla como un exercicio tran*
fitorio, y unicamente à propofito para en-.
feuar à la juventud à que difpute, y para inftruirla de las Opiniones , que hacen mucho
ruido en el mundo. La ciencia ;de difputar
es la menos neceíTaria de todas las Artes : y .
muchas opiniones Philofophicas , que tienen la ;
mayor apariencia de fublimes.., y de maravillofas, paíTan en el entendimiento de unvintinidad
de perfonas fenfatas , que fe han dedicado à ,
un
4

Caria de un Padre de familias. 271
tm eftúdio ferio , por monftruos en pun
to ; de Phyfica , 6 por fabulas , que ferán la
rifa de los venideros. Efte juicio formaron
Pafchal, y Guet de la idea de Defcartes á
cerca de la efíencia de la materia , y de la
idéa , que él mifmo fe forjó de la genera
cion del Mundo por medio de un movimien
to , incapaz á la verdad de ordenar la fran
ja, el bruñido , molduras , y textura de las
alas del mas pequeño mofquko. M. de Fontenelle , y aun muchos Inglefes han creído,
que debían formar el mifmo juicio de aque^lia tendencia con que pretenden los Newtonianos , que los cuerpos planetarios , y otros,
fon movidos , y realmente tranfportados , atra-,
yendofe mutuamente los unos hacia los otros
en un vacío en que ningun otro cuerpo los
impele , con fer alsi , que en la tierra no vémos cofa , que fe le parezca á efta atraccion;
que ellos Ven alta tan lejos 1 ~'"•
Pero yo no quiero ahora , que eftas opL
niones fean , ó mas peligrofas , ó mas ridi
culas que las influencias de -la Aftrología Judiciaria.ó que las qualidades ocultas de la anti
gua Philofop'hía ; permito, pues, que fean adap*
tibies. Mas lo cierto es , que ninguna de ef
tas opiniones , fea de ellas lo que fuelfe , ha
hecho mas feliz al genero humano , ni le ha
llegado iá luc-er mas util. Defpuesde losma*
yores conatos , y defpues de: habeife 1 vuel-*
. !
to

1 74 Efpeciacula dè la Naturaleza.
ncceffmas'. Saben , que entregandoles fus hi
jos-,- canto. la Nobleza , como la Plebe, ne
fe los encomiendan para que los faquen turbilloniftas, ó atraccionarios , fino para infpirailes una pafsion vehanente por los conocí
miemos experimentales , que fon el cheforo
de la fociedad. Saben y que fe amontonan con
razon los elogios para aquellos Maeftros ,qúe
Jian dado à la Patria Mechameos , Opticos,
«Architedtos, Naturaliftas, 6 Agricultores. Con
cfta cfperanza diveilifican fus tratados , de
modo , que tanteen , por decirlo afsi , los en
tendimientos , exercitando , y limando en ca
da qual el talento particular , que tenía en
cerrado , y. eftaba defeonocido.
.'.
No fe les arma à efeos calemos lazo alguno.ííno que con la diverlidad de tentativas fe los con
duce al punto en que fe conozcan à sí mifmos , y vean el parage , en que eftaban fus
riquezas. Se les dice aquello para que vienen
como nacidos , inflruyendolos de manera , que
figm un méthodo , que fe vé no folo bien
recibido , pero Heno de favor , ó que va to
mando vuelo .eл los mejores Colegios -, la
.Arithmetica;> la Geometría , las Mechanicas,
Дa Phyfica experimental , la Efphera , la Gnomonica, la Lithologia (**a) , la Metalica (**b),
.
.. - .' . .
f. #. i <
» las.
(,,«) F.fto es . rienda , que eAnfidera la forma , figura ( valor , ufo , y deinii
qualidades perMeciemts à Ц$ pierias , viene de XÍ6^. Griego« , ^
t-.
(**Ь) O riencia. que comidera metales. y medallas. Ycafe el Die. de Trev. i,*.
Henifique.
•:

Carta de un Tadre defamilias,
iy f
las plantas de mas ufo , los verdaderos prin
cipios de la vegetacion , у Agricultura,- у en
fin , los elementos de Ц Politica , del co
mercio ., .y de la fociedad. Un entendimien
to fuperior conoce defde luego quanto valor
tienen todas eftas cofas, y no querría, que
le faltafle alguna de ellas , todo lo quiere poffeer. Los entendimientos medianos , o de fe-.
gundo orden , fe entregan , el uno al gufto
de una ciencia reparadamente , y el otro al
gufto de otra, que le parece mas digna ,""y
en que faldrá ventajofo. Todos fe diftinguen
en aquello , que eligieron , y la fociedad fe
mira feliz en lograr, en todo genero de co
fas prácticas, hombres de inteligencia, y acierto
à quienes poder recurrir por focorro,ó por con
fejo en todas fus necefsidades , fin folicitar por
efto encontrar todas las luces en una cabeza fola. Tales fon las confequencias de una РЫ-.
bfophía bierv elegida,' y prudente : quand»
por el contrario fe quedan eftériles los me
jores eftablecimientos , y entorpecidos los ta
lentos mas Angulares por cultivarfe con demaJ
sïa las difputas metaphyficas,' y las opiniones maS
lejanas de las necefsidades comunes de la vida. 5
La Philofophía, pues , que fe figue à los eftúdios de Humanidad , tomada como fe debe,
es la prueba de Iwtakntós , y la efcuela de loi
Ciudadanos : no es otra cofa , pero éfta eilckrr'a
en sí e| mayоrel£>giо. Yoquedo de Vm.;....

Mmi
LA

27S

Efpetfaàulo de la Naturalexid:

DE CONDICIONES.
CONVERSACION

SE XT Al

L falir de la educacion delibéra el hom
A1 bre à cerca de la eleccion de eftado.
Las diferentes ocupaciones de la fociedad fe
le ponen todas à la vifta. Mientras éllasconfidera para determinarfe con prudencia , po
demos recorrerlas en fu compañía , fin dexar
alguna , pira juzgar por los efe&os de efta
pafmofa diverfidad , qual es el primer origen,
y el; primer movil de todo.-:. /. < .."
,
Eftos efè&os nos harán tocar con las m aa'figuaidjd nos la importante verdad, que nos enfeña la
Ambres"' revelacion, y que la Philofophía defconoce,
quando abandona la revelacion mifma, por
fcguir fu proprio capricho. Como los Philofophos , que huyen . de la fenda de la revela
cion , han perdido de vifta la verdadera caufa , y coníiguientemente las verdaderas obli
gaciones de la fociedad , hart atribuido tarnt
bien del mifmo modo à caufas imaginarias
la diverfidad de coadiciones, que la componen.

Lediverfidad de condiciones.
гуу
El Platonifmo antiguo , y moderno atriíttíye la defigualdad de condiciones à la ava
ricia de los ConquiftadoreS¿ o à lasufurpaejioèes -d* diferentes . Sefiores , y decide , que
fiendo efto contrario à la razon , es necefíario reducir con todos los esfuerzos pofsiblcs
à los hombres à un nivel perfecto , y à una
eípecie de comunidad, que los iguale à todos.
? \ La emprelTa es grande ; pues es precifo re
formar generalmente todas las Naciones , por
que todas han tenido la flaqueza de admitir
un gobierno , fegun divetfos grados de fubordinacion, yà mas , yà menos. Qué gloria tan
grande para la Ph.ilofophía,deshacer radicalmen
te todos los tuertos , y fuprimir , y vengar todas
las injurias.' Dos mortales, llenos de valor¿
han comenzado à poner mano à la obra ; Pia
rán , y D. Quixote.
nu
Los fequaces de Leibnitz , los Optimiftas (**) , y la mayor parte de los Metaphyficos , que- comparan los diverfos mundos poffibles , à fin de determinar los intentos , que
tuvo Dios para- arreglar la tierra , deciden lo
contrario que Platón : que todo eftá bueno*
que no puede eftár mejor i que el hombre es
tal qual debe fer, y que de efta diverfidad
de eftados , de inclinaciones , y modos de
ebrar,' tanto los malos' ,< como los buenos,
refuka unavariedad-de orden , en que fe cbnv
' ¿oft
place
i**) A cerca del erroi de Io, Optüniñas . те,Ге el Die. de Trev. Oj

278
EfpeBaculo delkNaturdieZâ;
place Pips , y enriquece à Ht vifta el Uhîverio ; dando à nueftra morada una conftituciort
diferente de la que. pufo en los demás Pla
netas. De efta iublime . comparacion de nueftro globo (**) con los otros mundos , de los
qiules ciertamente. ao han tenido eftos Phn
lofophos embaxada , relacion , ni inftrucciones algunas , hacen dimanar los pretendidos
principios de nueftra moral ,. y. ¡lps motivos
de nueftra tranquilidad ; atendiendo , dicen
los tiles , à que nos debemos conformar con
la mira , é intentos del Criador , que halló
al Univerfo mas diverfificado , y hermofo con
efta mezcla de bienes, y males efparcidos: en
nueftra efphéra , que соц una innocencia-«
toda uniforme , que folo feria repeticion de
alguna otra efphéra.
.
.Dexémos al entendimiento humano ha-,
cer proyectos de igualdad, y de reforma, ó
defenredar hermofuras relativas, y meramen-?
te metaphyficas. Yo no dudo , que à muchos
de eftos , que miran eftas conjeturas imagina
rias como una grande , y profunda. ciencia,
les • dà: muy poco. cuidada el conciliarias con
las deciliones de lai F.é. Ш , que-femejan-.
tes principios , fon proprios de quien no mi
ra derecho , y. poco à propofito para incli
narnos .al bien.! O,. y .cerenoeito& eonfuelos
fon endebles paça; endulzar aweítcosi.trabajosi
tor.'.i
(**} El fyanccscfcepueftro Planeta^

No'..

;

К

La diverßdad dè condiciones.
270
î^ofotros tenemos felicifsimamente uni efcueli
nias fegura , y mas conforme à la experiencia,
como tambien mas proporcionada con nueftras
necesidades ; efta es la religion revelada. .
Elb; nos enfeña , que el hombre quedo
infecto у У que eirá corrompido ; y que e¿
.motivo porque Dios efbbleciö la autoridad ,
la necefsidad de la obediencia , y diverfidad
de efphcras, o condiciones , fué para repri
mir fus delitos , para moderar la pendiente,
que le lleva al mal , para exercitar con tíabajos à los delinquentes , aunque lo lientan,
y lo repugnen , y para perfeccionar à los bue
nos con la práctica de todas las virtudes ;
st\; modo que determinó fujetar. à los hombres 3.
Ja alternativa de las eftaciones delafío, à los
metheoros los mas afperos, y penolos, yen
fin , à innumerables necesidades , que los dejcan fuboi;dinados-,.']y-( dependientes unos de
otros,
..
... - ;
.
. .La. intencion de. fujetar à ios hombres à
una vida trabajola , confta por experiencia
•univerfal : .y la voluntad de unirlos entre sí
^por /meçiio def la divetfidad de necefsidadesj
y condiciones no eftá menos .atestiguada con
'jnqnumertèos ., «y lugares^ tan obvios ¿ y tan
•çomtmesi , que los pueden faber todos* No fe
contentó. Dios con fuprimir las plantas be.йл&с^ a. qt;e li к huvieran.< ttaXplantado de el
jardin de Ed^öaai-«. r-eftante:. de ;la wjerra^jf
lU
huvie-*

2 8o Efpetlaculo de la Naturaleza!
huvieran hecho de un cabo à otro morada
de delicias, y aliento de immortilidid. Quifo , además de efto , fuprimir defpues del Di
luvio la larga duracion de la vida , y pufo
defde entonces en la Naturaleza las caufas de
nueftros trabajos , y de los infortunios , que
hacen nueftra vida penofa , y corta. Por to
das partes fe vén en la tierra innumerables,
veftigios , de que no cabe dudar , que prue-*
ban con evidencia, que el -Diluvio fumer*
gio todas las antiguas habitaciones de ios hom
bres , que mudó fu madre al Mar , y llenó
de ramblas , y de quebradas la tierra , que
cubría el agua , ó de que antes havía eíbdo
cubierta ; de tal modo , que ella mutacion de<
xó en unas partes arcilla , en otras pedrega
les immenfos , en otras buena , y fertil tier
ra, y en muchas amontonó innumerables concaufadfU chas, y otros defpojos proprios del Mar. De
„ectükUd
aquí havía de provenir , como efeíto de tan
de trocar ge- extraorclinatia diferencia , la prodigiofa fecun
didad de unos parages , y la efterilidad gran
de de otros. De aquí neceíTariamente , que
-los que abundaíTen de hierro , y carecieíTen
de vino , UevaíTen à otros terrenos lo fuperfluo para obtener, por medio de algun cam
bio , aquel licor benéfico ; y de aquí , el que
unos , y otros fueíTen à vifitar , y tratar cange con los que tuvieflen granos , para partici
par alguna parte d& fu abundancia. '—' -'-b^i
De

Ladiverfidad de condiciones.
281
De efta mifma desigualdad de terrenos, ouradei
y condiciones provendría , que aquellos , que ^««¡1
fe vicíTen defproveídos de todo , ofreciefien á
los otros fus fuerzas, y fu fervicio , para
alcanzar el fuftento , y focorros , fin que
no podían pallar. La difpoficion actual de la
Naturaleza obliga vifiblemente á los hom
bres á trabajar , afanar , y á ayudarfe re
ciprocamente. Dios no es de modo alguno
Autor de la malicia de los hombres , antes
bien intentó moderarla , y tenerla á raya por
medio de efta difpoficion , y es Autor fuyo.
Del mifmo modo , pues , lo es tambien de
la desigualdad de condiciones , que es el pri
mer efe&o de las buenas , y malas qualidades, de diferentes Paífes , y de la necefsidad en que eftán los hombres de reparar el
defecto de aquellas cofas de que carecen , fubminiftrando las que no tienen los otros. Lue
go Dios es el que quiere , que fe fujeten los
hombres á un orden de que depende fu confervacion ; y que fe diverfifiquen los traba
jos , que los mantienen, y por cuyo medio fubfiften. Artificio es de la providencia , el que
unos hombres , que no fe aman , antes bien
eftán fiempre preparados al furor de continua
das iras para deftruirfe mutuamente , fe unan,
y fe comuniquen con todo eíTo , confpirando á prepararfe unos á otros los focorros ,
que necefsitan.
Tom.XL
Nn
Lo

282
EfpeBaculo de la Natu raleza.
Lo mifmo , que fiicede à los habitado
res de una gran Ciudad , fucede à los que
pueblan toda la tierra. Aquellos fe reparten
en diverfas profefsiones , y oficios, y aun mu
chos de ellos ponen fus tablas 3 y cartéles , paт
ra que fe fepa fu exercicio , y acudan à fus
cafas , ó à fus tiendas : todos eftos trabajan fin
duda para sí mifmos ; pero como quiera lu
ven à la fociedad. El uno nos ofrece zapa
tos , otro nos fabrica un fombrero ; aquel nos
venderá pefcados , o telas , y éfte frutas , o
bebidas. Todos los cartéles , que hay en Lon
dres , 6 en Madrid , fon promeflas de fervirnos. En eftas Ciudades , como en todas las
demás , cada uno juzga , que trabaja para sí,
y no fe engaña ; pero defde el un cabo al
otro de la tierra eftán las cofas ordenadas de
tal modo 3 como fi ninguno de quantos la
habitan tuviera mas mira, que el fervicio de la
fociedad. Lo que fe hace por la fociedad , fe ha
ce por mí , y por todos quantos la compo
nen : con que yo le debo dar à Dios las gra
cias por la diverfidad de condiciones , que quifo poner en la tierra .3 à fin de confervar la
comunicacion , y los foconos , y de haber
melos hecho infalibles , excitando à cada
particular con el eftimulo de fu necefsidad
propria.
El Epicurifmo (**) , amigo fiempre de
caufas
f**>. iaPhüofephíatrakceelItiüan,.

La diverßdadde condiciones.
283
caufas fegundas , no quifo reconocer otra co
fa para el eftablecimiento delas leyes, y or
den de la fociedad , fino los razonamienros
de los Legisladores , y las" pafsiones de los
hombres. Conferíamos , que el acicate , y el
freno gobiernan al Caballo ; pero la efpuela , y la brida eftán tambien por si miimas
debaxo de otro gobierno. La experiencia nos
ha manifeftado, que es precifo moderar los
impetus , y extravagancias del corazon huma
no ; pero los travefes de la fortuna , que le
doman , y las necefsidades , que le amorti
guan , y fujetan , tienen al milmo Dios por
Autor , y guia.
Aquel, que conozca quanto concuerdan
к naturaleza , y la fociedad con los teffimonios de la revelacion , reconocerá tambien,
que el hombre no es qual debe fer, y que
la diverfidad de condiciones es obra de la
providencia , atenta fiempre à difminuir los
efectos de la malicia del corazon humano,
y à obligar al hombre à hacer ,fiquiera por
interés: , lo que debía obrar por virtud. Configuientemente fe entiende muy bien , que fi
hay una Religion , que por medio de un
principio de amor para con los hombres , nos
obliga à executar lo que hemos vifto , fera.
cfta Religion la que forme Ciudadanos só
lidos , y verdaderos : por quanto los efcctos
del amor Гсщ todavía mas firmes , que los de
Nn¿
la

284 Efpeííaculo de la Naturaleza.
la necefsidad , y el interés. El Chriftianifmo,
pues , y no aquel , que fe oftenta , fino el
que habita en el corazon , y fe manifiefta en
las obras , es la perfeccion de la fociedad.
Si quifieíTemos hacer palfar exa&amente
revifta á los diverfos eftados , que componen
efta fociedad , que es el inftrumento de aque
lla dicha, á que los hombres pueden llegar
en la tierra, hallaríamos fer innumerables,
y nos llenara al mifmo tiempo de regocijo
el vér lo que fe trabaja en el mundo por
nofotros. Lo mejor es reducir eftos fervicios,
y bienes á un número determinado.
Todos los hombres trabajan , ó en faDivifion de
< ,
^t
r
i
eiudoseau car de la tierra aquellos frutos, que produfociedod.
ce ^ y metales , que encierra en fus entrañas,
6 en difponer lo que ya cogieron , y en hacer
tranfportar , ó diftribuir quanto firve al ufo
del genero humano ; ó en fin , en hacer fe
liz á la fociedad, unos con el trabajo de fus
manos , y otros con la fatiga de fus cabezas.
Otra efpecie de hombres fe halla , y efpecie,
que por defgracia tiene muchos individuos ,
quiero decir, aquellos, que firviendolos en
todo la fociedad , ellos en nada la firven , na
da la vuelven en cambio. Y eftos tales ten
drán algun derecho para fer recibidos en ella?
Saquémos á mas clara luz fu injufticia , no
por vengarnos de ellos con la fatyra , fino
por obligar , fiquiera á algunos, a, volver .a..
'
la

La diverfidad de condiciones.
28f
la fociedad , y empeñarlos en fcrvirla. Los
Romanos honraban con una corona á aquel,
que havía librado de la muerte. á un Ciu
dadano ; y qué , no habremos hecho nofotros
mas todavia , fi podemos con fabias precau
ciones reftituhle á la Republica el trabajo de
uno folo de aquellos , que con fu ociofidad
la firven unicamente de carga ? no la ha
bremos obligado mas , aún, que poniendole fu
vida en libertad ?
Defpues de Dios , nada amamos mas ,ni' „ ,
n.1 1
r
1
Nohaycofa
tampoco nos es mas ethmable cola alguna mas amable,
ue la focieque la fociedad ; y el Autor , por ponemos
mayor atractivo , y unirnos con mas efica
cia á ella, no quifo poner al hombre en
poíTefsion de fu dominio , ni dexarle gozar
los frutos de la tierra, fino con la ayuda de
fus femejantes. Dios mifmo efconde fu ma
no en los beneficios , que nos hace , y en
los bienes , que diftribuye , moftrando folo la
mano del hombre , por cuyo medio nos los
difpenfar.
El reconocimiento fube fin duda hafta
Dios , el qual fe defcubre á la piedad ver
dadera ; y aun los corazones mas indiferen
tes , y defatentos no pueden dexar de co
nocer aquella fociedad , que les mantiene la
vida , ni es dable rehufarle alguna compen
sacion. Ninguno fe.vé forzado a entrar en la
íbciedad de los julios ; pero la providencia 11ama

z 8 6 Efp eBaculo de la Naturaleza.
ma á todos los hombres , y los obliga con
una efpecie de necefsidad á fer miembros de
una Republica , fin cuyo auxilio es impoffible paíTar. Todo nos viene por mano del
hombre : la educacion , el veftido , el man
tenimiento , la policía , y aun el depofito de
las verdades. Dios quiere , que defcubramos
un bienhechor fingular nueftro en cada uno
de quantos trabajan por nofotros , para que
compenfémos fu afán con el retorno debido,
y que al modo que en ningun tiempo podémos vivir fin ellos , nueftro trabajo , y nuef
tro reconocimiento no fe interrumpa , y fea
igual al número de nueftros dias.
El Viagero Robinfon Crufoe , cuya for
zada foledad , ya que no fea verdadera , es
á lo menos verofirnil , no fe juzgaba infeliz
en fu Isla , fino porque no hallaba en ella
fu femejante para fer ayudado de él , y pa
ra ayudarle en retorno. Al irfe fu Navio á
pique , y librarfe del naufragio por medio
de fu deftrozo , tuvo cuidado de falvar configo , y facar á tierra fu fusil , fu polvora,
balas > hachas , una fierra , y otros inflamien
tos de fu fervido , reteniendo en la precifion de perder la fociedad fus mejores inven
ciones; aplicófe á practicarlas, y eftolefalvó la vida. Toda fu hiftoria es un texido
de exemplos , que miran á hacernos fenfible , que el hombre no puede paflar fin fus.
femé-

La diverfdad de condiciones,
287
femejantes , y por configuiente eftá obligado á
manifeftar , que les es deudor reciproco.
Pero efto es abfolutamente cierto ? Palla
afsi como decimos ? Veamos , qué feria de
un Philofopho Mifantrope , que por los eno
jos , y haftío , que le caufa el genero huma
no , quifieíTe no deberle nada , y adquirirlo
todo con fu propria inteligencia , de la qual
fe forma el muy alta idea. Los Philofophos
han dicho tantas veces , que el Sabio fe bafta á si mifmo , que él fe lo encuentra en sí
todo. Sigamos efte negocio , y hagamos la
prueba.
Vé aquí un hombre , que por librarfe de
]a compañía de ignorantes, y de importu
nos , dexa con defpecho todo quanto gene
ralmente tenía de los hombres , veftidos , ar
tes , oficios , inftrumentos , ciencias , religion.
Todo lo ha olvidado yá , y todo lo ha aban
donado. Efte es un Caithefiano rigido , que
vé, que fu razon le podrá fervir de todo j
deftierrafe, pues , con ella auna foledad pro
funda : él va , por decirlo afsi , á fundir to
das fus ideas , y hecha la fundicion general,
va á facar de fu cabeza una série de cono
cimientos apurados , de donde dimanarán configuientemente todas las invenciones neceflarias. Proyeftos inutiles 1 Efperanzas vanase
Antes es vivir, que philofophar. No hablo
de aquellos esfuerzos inutiles , que hará para
ha-

2S 8
Efpelî'aculo de la Naturaleza.
hallar en fu razon la idéa de la verdadera
religion , fiendo una revelacion libre , que
depende de la eleccion de Dios , cuya fe ful,
y cuyo hilo fe halla en la fociedadv eft9.es,
en la Iglefia, de la qual no le podrá decir
cofa alguna fu razon fola. Contentome con
notar unicamente , que las necefsidades mas
comunes de la vida baftarán para confumir
nueftro Phüofopho , y acabar con él.-- .
Los animales nacen proveídos de todo
lo neceíTario ; pero el hombre al entrar en el
mando , y'. efte Phüofopho en fu foledad , no
tienen , ni vellidos , ni provifiones : mas; el
hombre encuentra en la ternura de fu ma
dre , y en el cuidado de quanros le cercan
las mantillas , adorno , y alimento , que necefsita , pero à nueftro defnudo Mifantrope,
yà le perfigue el hambre , y yà h dexa ate
rido , y herizado el hielo : alternadamente
fe mira transido de frio , inundado de aguas,
y toftado con los ardientes rayos de el Sol.
Ponefe à foñar quanto le puede tener con
veniencia , y traher alivio , como fera S iftre,
ArchiteSto , y Jardinero. Su fabiduría lefervirá de may poco ; que todos los cuerpos fe
atraigan unos à otros en todas partes , ô que
fea efta atraccion una fíbula philofophica i qus
el Lego fea el principio de la electricidad ,
ó que no lo fea ; que el reforte del ayre di
latado con la vuelta del calor fea el princi
pio

La diverjídadde condiciones.
280
pro del afcenfo de los licores para la nutri
cion de las plantas , ó no ; es neceíTario ha
cer treguas con eftas queftiones , y divorcio
con toda la Philofophía efpeculativa. Njeftro Mifantrope , ó traga hombres , fe vé lla
mado por otras partes, y tiene otras averi,guaciones que hacer. Yo quiero verle fudac
con la agitacion , que trahe , y confumirfe con el caimiento de ánimo en que fe mi
ra , por no poder pulir , y afilar una piedra,
de manera , que la dexe con el corte de una
azada para fervirfe de ella. Defefpéra de el
aíTunto ; mas fe pone á penfar para fu con
fítelo , y muy al cafo , que es una cofa ri
dicula para fu alta capacidad , el pararfe a co
piar las advertencias de la vieja Agricultura.
Pero mientras tanto , que él medita , y fe enfaya
con diverfas tentativas , el tiempo de la liega fe
paíTa, y fu tierra aun no eílá arada i mas no im
porta ; antes es fuftentarfe de bellotas , que
• imitar hombres perverfos , ni deber á razon
agena cofa alguna : no quiere focorros de otros,
absolutamente los renuncia. Pero con qué ins
trumentos podrá fabricar una cafa , tal , quai
él la ha concebido ; el equivalente de una
filia, de una cama, de una eftera , de una
barca, ó de un (imple vafo fiquiera i Falto
de inftrumentos , de inftrucciones , y deftituído de los materiales , de que la fociedad le proTQm.XI.
•.: 'Oo , W, u. yeenar

1 2 <?o
Efpeflaculo de la Naturaleza.
veeiía en un momento, nada facará fino.taf
eo , nada iograíá fino en bruto. Lo que le
haya coftado mas tiempo, y mas trabajo ,
fe le quebrará entre las manos , y no confeguirá lino un fervicio falfo , 6 diminuto j fí
ya no es, que la materia abfoJutamente fe
xelifta á la obra. El verá el fin de fus dias,
-fin que haya podido confeguir , no digo yo
la comodidad de un relox de pendola , ó un
jolino , pero ni aun hallado la materia de
jun hilo y que fe tuerza fin quebrarfe , de una
aguja medianamente hecha , b el íuplemento de la mas groíTera hoz. Envilecido fu en
tendimiento con tan baxos cuidados , y apu
rado en las cofas mas Ínfimas , dilatadas , éinfructuofas , no ha podido anhelar , ni levan
ta rfe á las heroicas , y grandes. Ello es afsi ,
que quando renunció los focorros agenos , y
la experiencia de los figlos precedentes , fe
:privó de un golpe de los mas altos , y agra
dables conocimientos , y de la práctica mas
expedita, y mas uiil. . "
>. . ;
La fociedad , pues , rigurofa , y exacta
mente hablando , nos debe fer tan amable co
mo la vida , pues el. apartarnos de ella , nos
arroja del todo en una necefsidad abfoluta, én
una indigencia verdaderamente mortal. Miem
bros fomos de un cuerpo , fupuefto , que nos
-comunicamos unos á otros los focorros , y la
vida. En el cuerpo humano , los. ojos no.defpre-

La diverjídad de condiciones.
291
precian á los pies , y manos , á quienes diligen ; y los pies , y las manos , lejos de
deldeñar la conducta de los ojos , corren ,
y obran para fu confervacion en cafo de ne¿efsidad. Del mifmo modo en la fociedadí
todo vá a un fin. Los que ocupan honorí
ficos cargos, no pueden paitar fin aquellos,
que tienen el ultimo afsiento. La experiencia
nos enfena nuevamente cada dia , confpirando con el Evangelio , en prefcribirnos co^¡
mo regla de aquel amor , que le debémos
al" próximo , que no executémos con otro
aquello , que no queremos , que execute el
con nofotros , y que le firvamos como á nuef*
era mifma perfona, pues todos juntos forina^
mos un cuerpo folo. *> •
Debemos, pues , eftimar , y debémos amar'
con t'oda": realidad ,'J é intenfion al mas humil
de Oficial , J ctíyo trabajo nos ahorra muchos
afines , y contribuye con muchas cofas al
focorro de las necefsidades de nueftros cuer
pos. Pero con qué ojos podrémds mirar á aque
llos haraganes perezofos, que quieren nueftro auxilio , fin que ellos nos le den en co-<
fa alguna ? Parecenfe los tales á las lupias , ó a
otras femejantes excrefeencias monftruofas ,
que chupan lo que havíá' de vivificar los miembrbs cetcanos , fin exefcitar por sí eftos feos'
Vtiltds ftmclotr aljama en el ''cuerpo : y fi -es/
vérdad, que' lés 'Holgazanes- fon unosmonf"¿

Ooz

truos

1 о г Efyetfdenlo de la Naturaleza.
truos en fealdad, y en injufticia, puesdei"
figuran la fociedad , y la deftruyen y muchos
monftruos hallarémos entre los hombres: Haylos lin duda , y que falen al público con iäs
nias hermofas apariencias ; y muchas veßes
cargados de oro , y con mas lucimiento ,
y brillos que el refto de el genero huma
no. Ocios hay , que fe cubren mal , y foto
fe viften de harapos , formando elefpectáculp mas hediondo , que es pofsible ver fobre
la tierral
t
.¿ •
- .•>
Aquí fe ofrecen dos queftiones bien curiof.is : una es inquirir , qual es mas nocivo
à la fociedad , 6 el rico , que no hace nada,
o el pobre , que no quiere hacerlo ? La otra
es , fi habrá algun remedio para eftas dos
efpecies de floxedad , y pereza.
t
H.iy una devocion poco iluminada , que
que hace í nos hace mirar indiftintamente à todos los
«u rto pe pobres , como objetos dignos de nueftra сот
ого,
pafsion ; y hay una Philofophía indifereta ,
que querría reconciliar nueftra amiftad con
el hombre mas licenciofo , porque dice , que
el tal expende utilmente fus bienes en la fo
ciedad. Es verdad , que la providencia fabe
lacar grandes bienes de nueftros defeuidos , de
nueftras codicias, у aдщ de nueftras ¡hjufticias mifmas ; y afsi , es verd id umbien , que
el pobre mas embuftero puede exeveitar la vir-;
tud de aquellos , à quienes anualmente en

La diyerfidadde candidbnes.
293
g3i6a, No ¡hay duda , que los gallos mas pro4iga.inente defvariados \ arrojan en las manos
-de' PtíPS un dinero , que circula , y que vieУВ$Л:Л& recompenfe de niuchos trabajos. Petg^S loi yricos. perezofos ,<y libres hacen alguribbiên,. es. fin intento de hacerle, y vo
luntariamente hacen mucho menos bien que
c«*lv c; ii.m.'ij ¿ttr


• • ; (.;;:
- ыШ\$%Ф&&Я, acorde fiempre con el bien
¿e Ja!rfoeled#d> .yi^mucho mas equitativo que
la PhilofophU .^ reprende, fin acepcion de peribnas; , я sç,dp . hombre , que no quiere tra
bajar ,¡ у-; Дeг -condena à no comer : y quando
Ц- pereda- de.! pobre i í - o del rico dieflè lugar
^algunos^buenios ¡eíecT:o$ , no quiere el Evangelip. mirmo , que ^vjsnga algun bien , obran
do mal., ni aцn. tolerando el mal fiquiera , y
mucho _ me nos alentando à cl , pudiendole fuprimir.-A ;fola ¿¿ing .razon fenlual , o auna
Pbilpfqphía par alita
le podrá parecer bien,
y aplaudir la glotonería , dando color de vir
tud. à la licencia que parte con оц-os el lo
gro dq:.fus pjacties. La Philoíbphía Chriftiaщr, B^ ,^be;, ni yariat j ni componer , y quiei)e, que nos abften gamos .de todo quanto trabe
çoniigo el carreler., yjas feñales de iniqui
dad- . Ordena , que obrando el bien con la íimplicidad de .Palomas , uíemps .de la penetra•' í.:':.<va ¿-en-; v i¿ л --»•:. l.t
'.cion,
-V iMtnU..u .;•
л . -,
V-' •' . -:: '
Que come 3 cofta agena. Griego , **f<utm.

<

294 EfpeBaculo' de la Naturaleza.
cion , y prudencia de' Serpientes para difcer-?
nir cl mal , y para -huir cautelofamente et
peligro. Conozcamos, pues , los males, y
los peligros infeparabtes del - luxo , y de Ъ
mendiguez, para compararlos, y arreglar nuef-*
ко enojo contra el mal , que refuka dt uño,
y Otro.
•< ?-,-:':•'.« i - /...'- y.u'Jin...:....
Lo primero , el rico , y el pobre , que1
no trabajan , fe echan fae;ra dq aquélla Sen
tencia univerfal , qâe '-condena.' al -'КотЫ-e rh

Mib.qtt
mendiguez.

un trabajo sério , y prbvecbofo. 'Loi fögundo,
uno , y otro fon injuftos en quer¿rfe< apro—
vechar del fudor ageno , y atribuirfe ' fus ta~
lentos , fin volver trabaje pоii trabajo , è:induftria por induftria. Ellos fofru otras tantasmanos , y cabezas perdidas para la comuni-'
dad , que los alimenta ¿ y mantiená. Efta ps-*reza es una enfermedad afectada , que indu^
ce à la floxedad , y al defmayo la mkad d'âf
la familia, y fobrecarga à la otra mitad de иЫ
trabajo, que la deíbruye ,' y la arruina. .'. í
Hafta aquí la injufticia de una , y de otra
parte es baftante igual. Pero no es- et pobre7
el que hiere mas cruelmente1 a -la ídetedad í1
El rico no bufea '-en ella fino 'la alegría , el'
fofsiego , y -'el defeanío; no porten' cuidado'
à los que andan, o viven cerca' de él i pe-'
ro el pobre es ш vecino incómodo i -y• -no;
potías veces peligrofo. Si fe une à otro de la
mifma efpecie, yà tenemos el cimiento , y la

La diverjidad de condiciones.
2/9$
•maffa de una faccion , que empieza por fic-ciones , y por clamores , y acaba en iniqui
dades. No ignoramos , ni fus artes , ni la can
cion , que les hace el honor , que fe merecen.

f
\ r i
- . ..
►.;•-,'; .
i <. i
t ..
.

.
..

Con arte ed inganno- '.'
Si vive mezzo l'anno:
Con inganno , e con arte
Si vive l'altra parte..
- '.
: .'
.
.
Con el engaño , y el arte
Viven la mitad del año:
Y. con el arte, y engaño
Viven cambien la ocra parte.

J
'
. -i
' : .1

-Si la mendiguéz nos ofende con razon , por
-el cuidado , y por la fobrecarga , que impo
ne á la fociedad necesariamente , y fi mira•mos con jufta indignacion hombres volunta
riamente inutiles cargar de vino , y abundar
<de. viandas a mientras le falta lo neceflario al
Oficial laboriofo ; qué podremos decir de efta
acanalla , que hormiguea ¡en medio de nofotros > Srin. duda y que nos. debe ofender mas,
y de muy diverfa manera por eL deshonor ,
aqui^npsofcanfa. .-Can ' verdad fe puede decir ,
que. nos llena de oprobrio á todos. ...
«-. J De donde viene en efecto el queunhom• bresque. puede ...trabajar; muy bien ,. halle. mo*

do paia.íubtiítii; coa. el fudor de nuefrros afa:
nes,

2 об
Eß>eftaculo de ta Naturaleza!
nes , fi yà no es , porque nos dexémos engatiaç
de fus clamores , o porque no cenemos entendi*miento, y nos faltan el talento , y la difcrecion
para prepararles los medios de vivir , ocupan*
dolos en fer vicio del Eftado i Cómo puede
fer , que queramos pillar en paz nueftros dias,
y que alentemos con nueftra liberalidad , y
franqueza una infinidad de gente , que man
tenga à nueftra vifta efcuelas públicas de pica
ros , rateros, y falteadores , que turben los
oficios fantos , impidan los ruegos ! públicos,
y defdoren la Mageftad del Templo con facaliñas , llenas de tumulto , y de indecencia,
figuiendonos con gritos hafta nueftras calas,
y haciendonos poner en arma en los cami
nos , aflaltados , por lo menos del penfamíento , de lo que puede emprehender la necefsidad , y la difolucion con el favor de unafoledad fin focorro ? Nueftra libertad eftá fabtamente arreglada con las leyes ; pero la mendiguéz , o no las conoce, ö las elude. Los
carteles , y las pefquifas , que la Política difpone de quando en quando, ahuyentan , o
hacen, que defiparezcan los mendigos, que.
inundan à París. Pera antes de partirfe unos
de otros, quedan convenidos ;en h> que han
de hacer : diftribuyenfe à montones- en. las
Ciudades grandes del circuito, yafsi fe los
vé defpdes en las Iglefias de Orleans ¿pdeDÍjon , de Troya , de Reinas , de Amiens , y

diverjidad de condiciones. 297
guando ya fe pafsó la tempeftad,
y Pontoife , y fe acercan en pequeñas tropas,
fingiendo fer gentes , que traben mantenimien
tos , y abaftos á las Plazas de París , en don
de fe encuentran al fin como en el centro defeado de fus operaciones. Ya ha veinte años,
que obfervo efte modo de vivir ; y vuelvo á
vér aquellos viejos pobres mis conocidos, jun
tos con otros, que han abrazado nuevamen
te la mifma profefsion , y á quienes los vie
jos inttruyen de las rúbricas y que la mantie
nen. Las mifmas caras , y los mifmos regiftros
traben fiempre, y jamás varían de arancel.
Tomamos amiftad Con ellos , les feñalamos
rentas , y nos quexamos , quando no pare
cen el dia, que acoftumbran parecer. Les
avilamos de las medidas , que fe toman con
tra ellos , y fe deftruyen: con nueftra indul
gencia los ordenes , y providencias , que pa
ra difrninuir el numero de perdidos , toma
una fábia política. Deteftamos la ociofidad ,
y al mifmo tiempo la acariciamos. No es
pofsible concebir , como haya juicios re£tos
en un País excelente , en que fe halla un
gran número de mendigos.
Todo efto fe ofrece immediatamente al
entendimiento , quando conlidera las confequencias de una mendiguez ociofa , que es
fin duda. azote, y -verguenza nueftra. No fe
Tom.XI.
Pp
le

a 9 8 Efpeftaculo de la Naturaleza.
\t pueden achacar femejantes nulidades à la
pciofidad de los ricos : ¡ y .principalmente lo
que parece claro , es , que no debe ocafionafrHos quexa alguna , pues fu trabajo no eftá
deftinado para nueftras obpà's; ni nos caufa
la . menor inquietud , antes bien la fociedad,
lejos de recelar la profufion de los ricos yirciofos , faca de ella algunas ventajas verdade
ras , y reales, pero con todo effo los males*
<jue caufan , fon todavía mayores , y mas
•ciertos.
.t.) i. > , -. V ;• ovr uto-' .
Aquel , que poíTee muchos bienes , re
cibió mucho de la fociedad. Digamoslo me
jor ¿ à la fociedad es à quien todofeloder
be , pues le ha proveído de rentas ,. .©ipог
medio del comercio ¿ o .del roanejo .de los
jiegocios. La fociedad parece, que ha tomar
4o à fu cargo enriquecerle , y darle gufto.,
^l aplaufo , con .una multitud de fervieios., y
¿iúincpnes. Tódaf ;ella atiende à complacer^
ie ;rcon :que es razon, y^juíbcia , que cor*rèfponda el rico a lo que la debe con un
retorno digno. de. fu. opulencia , y fi hemos
desdecir verdad , lonque las riquezas tieften
de ráas. digno*. y <eftimable::para el rico ,ves
conftituirle en eftado : de que fea. ein ampa
ro de los pobres , la fortaleza de los flacos,
y el Padre déla Patrian. Pudiera adquirir efte
nombre honrofo? , comáucieado una. agua far
ala al Lu'garaen que nació ,,0¿una fuente pu.
.\.i.. vblica

i

La diverjidadde condiciones.
29?
Mica al bar fio en- que habita. Pagaría á fur
Patria algun tanto de lo que le debe , arriek
gandofe á algunas tentativas para facilitar éfrablecimientos provechofos , é impidiendo á
los imprudentes la infelicidad de arruinarfe.
Obraría noblemente , emprehendiendo el ce^>
gar tal laguna peftilencial , fundando ;' Ef*
cuelas en que gratuitamente fe enfeñafle : do
tando pucheros de enfermo , prevencion de
caldos, y remedios para alguna barriada defvalida , y pobre : 6 acafo feria mas beneficio
el feparar de: la mafia de fus rentas alguna
parte-, que por medio de un fondo determi
nado , y perpetuo , fe empleafle en que los
trabajadores de fus miírnas heredades , y de
pendencias tuvieflen jornal feguro , compo
niendole los caminos en aquellas temporadas
en que no hay que trabajar , y principalmen
te en los años , que fon eftériles. Una fa'oia
economía le pudiera hacer lograr al rico la
alegría inexplicable de fer prudentemente li
beral , y de hacer felices á fus Conciudada
nos , impidiendo aun la fombra de mendi
guez. Podría" perpetuar el gafto , y hacer eter
nos fus beneficiosv fin faltar por elfo, ni ü
portarfe con aquel honor , y decoró correfpondiente a fu condicion , y eftado , ni á la
afsiftencia debida á fu familia. Pero el fervila fociedad es lo que menos j
-ir>r>

300 Efpetlaculo de la Naturaleza.
no á fu lado , recibiendo el precio de los
placeres, que él goza. Su unica ambicion,
fu pafsion dominante es parecer todavia mas
de lo que es , y lograr codo aquello , que
la necefsidadde los negocios , o la proporcion
nada diftincion le ha podido conceder á la
mas alta nobleza , ó á los pueftos mas ele
vados. Se cree infeliz , y deshonrado , fi no
mantiene dos Ayudas de Cámara , por lo me
nos , bien recompenfados , y con gala , y lu
cimiento ; el uno para que le cuide de fus
vellidos , y el otro de fus joyas , que pueden
paflar por diges , y chucherías. No puede
paíTar fin un Secretario , tan torpe como fu
Amo ; de modo , que ni uno , ni otro faben
falir de un. concepto , que no viene, de un
termino, que no encaxa , y de una coloca
cion fuera de todo proponte Dará quarenta,
b quarenta y quatro mil reales á un Maeftro de Cocina , para que.le atofigue, y empon
zoñe la comida, como .fea con arte-, neceffita un Repoftero con fu .Oficial , para que
con chryftales , y papel le. difpongan trin
cheros , flamenquillas , y afsientos para rami
lletes, y :poftres , proprios para divertir á ni
ños. Un Mayordomo. , Pages , Lacayos ,
duplicado , y triplicado tren , Cocheros proporcionados á efte deforden
Palafrenero,
Volante , Portero , Poftillon , y otros mu
chos , cuyos nombres , y que hacérp&wtfj
¿fl
ocu-

Ladiverßdadde condiciones.
301
©capaciones quiero ignorar. Todos eftos han
de eflár bien mantenidos , fin que tengan mas
cuidado al cabo del dia , que fervirle por
algunas horas , o folo para que fe hagan prefentes , y acudan ala orden à las horas feñaJadas. Yo no lamento aquí el gafto , que ha
ce efte rico , fino el modo , y el defperdicio.
Sus immenfas rentas , que pudieran excitar la
induftria , efparcir el focorro , y derramar la
abundancia en los Lugares en que recoge fus
bienes , fe emplean en mantener en otra par
te muy diftinta , hombres fin talentos , hom
bres , que al entrar en fu fervicio , dexaron
de fer Ciudadanos : otro tanto pervierte , quanto anda cerca de sí. Su mayor delito no es
quitar al comun de la fociedad las manos ,
y los ingenios, que pudieran ocuparfe en profefsiones utiles; y aunque comete una injufticia grande en abrogarfe, y apropriar para
fu faufto el fervido de veinte y cinco , o trein-íta perfonas , que le baftaran à un Principe*
pudiendo él pafíar muy bien con folas tres ,
b quatro, que eftuvieíTen à fu mandado , con
iodo eíTo fu mayor culpa , y agravio à la fo
ciedad es . emponzoñarlos à todos , ocupandoJos en objetos frivolos , y haciendolos compañeros de fu ociolidad.
a ' •
p'.íl
o
El difoluto , ocupado unicamente en el
luxo , y en los placéres , pega el contagio
à toda eíh jjumerofa familia , que no conoce
otra

3 ог
E/pé¿faculo de la Naturaleza.
otra regla i le eftiende à toda la vecindad /deft
lumbrada con una loca emulacion de tanto
gallo , y expenfas % contamina aun los cam
pos mas remotos , las Aldéas mas lejanas , y
pervierte los hijos de fus Adminiftradores ,
difguftandolos de fu eftado. . . .j «. .
Los hijos del Labrador , y Jornalero com-,
páran aquello, queàellos les cu eft a tanto afan,
y tanto fudor , con la tranq.iilidad , у aЬйnч
dancia de que gozan los que firven \ y
acompañan à efte hombre divertido , y licenciofo : luego le^ afialta el defeo de vivir en
la Ciudad , y principalmente en las cafas de
los ricos. Eftos pudieran haber fido buenos
Adminiftradores, o buenos Jornaleros: pu
dieran encargarfe de muchos negocios, de apear
las haciendas , o cuidar de algunas manifac
turas ; pero renuncian la vida ruftica , y las
ocupaciones sólidas , por entratfe en cafa de
un rico , que los hace tan: floxos , tan def*
deíiofos , y tan intratables como. él. Quanto
vén , y quanto oyen , los acaba de perder.
Toda la cafa vá copiando infenfiblemente la
conducta de fu Señor. El gran principio , fo*
bre que eftableeen fus defordenes , y que tran
quiliza los ¡libertinos , y fus imitadores , es {
que Dios no fe abate à confiderar las accio
nes, que fe executan en la tierra , y que lo
que Dios no mira ., bafta efconderlo àdos оjoi
de los hombres: efta doctrina es bi¿a limpie,
y

La div.erjtdad de condiciones. 303
y ahorra muchas difputas 5 pero de tal efcuela
jfaldrán extraños , y notables Ciudadanos : y en
que parte no eftá abierta íemejante efcuela? Efta
íe da no poco la mano con aquel efpiritu jac
tancioso , y vano ,-que reyna tanto en el mun
do : huyen, ó rompen aquellos lazos , fin los
quales no puede haber lociedad durable : fe
hacen raciocinadores , habladores , y charla
tanes importunos, intentando perfu adir , que
el que abre fus manos para colmarnos de
bienes , no tiene abiertos los ojos para vér.
como los diftribuímos , y expendemos. El
efe&o neceííario de tan bellas inftrucciones es
arruinar la rectitud natural de los entendimien
tos, y pervertir con la conciencia el buen or
den, y la razon.
, ai ;
. La diferencia , bien notable á la verdad,
que fe halla entre la mendiguez , y el luxo,
-y^difplucion, es ,que: la mendiguez fe lle
va folamente tras sí aquellos genios mas tofCoSí, y - aquello^ entendimientos menos induf- " v •;
triofos : tan bafta es , tan inculta , y tan po-CO ' apetecible : pero la difolucrion , y el luxp
•arrebatan a JaíÍQQiedad aquellos talentos , que
;iacen inutiles ,><y iaqjigllaSjviEtud.es, que oblir
gan á defaparecer con los mas engañofos en
cantos. Donde los placéres dan la ley , no
hay que efperar algun afecto hácia.. el buen
©rden.j ai ^opinion piadofa para el público,
- .bPaíTémos mas adelante:, efte luxo, bex1/.. .
1 ce/Ib/

3 04 EJp tElaculo de la Naturaleza,.
ceño, y demasía en la pompa , y en el rí*
galo , que los licenciofos , y diftrahidos creen
util á lo menos politicamente , es en la rea
lidad la deftruccion de la mas fana política.
Él luxo pone fiempre el caudal para fus gaftos en manos , que domina tambien el pla
cer , y que por confequencia defcuidan ente
ramente de los demás. Efte deforden es eaufa de que la diftribucion de las riquezas , y
de los frutos fea tan desigual , y tan mal
hecha, de modo, que cargan -unos con to-r
do , y otros con cali nada , ó con nada ab
solutamente : de donde fe figue , que el luxo,
y la ociofidad fon los mas duros azotes del
comun ; pues además de haber caufado ma*
yores males que la mendiguez , corrompien
do los ingenios , y talentos , fe halla, que
llegan con la irregularidad de los gaftos , y
aplicacion de caudales á fer la caula princi
pal de la mendiguez mifma. .
x'.w i . ' >
íSdto/fc
Digo la caufa principal, y no la unics:
u mendi- xoáos contribuímos a efte mal , aunque de dÁverfa manera, y nunca nos podremos inftruir de efto con demasía, h* queremos acu,dir al remedio. De efte modo nos hallamos
ya en la fegunda qoeftion, es á fabec ,íl ay
algun remedio al deforden de los defperdicios de un divertido , y mundano , y á ti
holgazanería de los pobres , y mendigos.. ^"o
pienfo , que folo pertenece el curar la ocior V. j
. fidad,

La diverjidad de condiciones, gof
fidad , y caprichos de los ricos , á aquel Sc'éor, que lo es de los corazones : y faltan
donos el caracter , y la mifsion para arreglar
fu condu&a , defconfiamos de la curativa , fin
raas remedio humano que una buena educa*
cion. Por el contrario , aunque la mendiguez
fea tan eftúpida , é intratable , que "es cofa
inutil el proponerle idéas , y abrirle caminos,
con todo elfo es pofsiblc , y aun necefTario,
esforzarnos á fuprimir , y defterrar fu ociáis
dad ; pues realmente el remedio eftá en nueftra mano. Efti pofsibilidad no confifte en do
blar nueftras limofnas, ni en aumentar nueftras cargas , fino en que hagamos por el tra
bajo , lo qué hacíamos por la defidia. Vea
mos , pues , fi efto es factible. Aquí fe reú
ne la folicitud de un hombre Chriftiano con
la de un hombre licenciofo. El Chriftiano no
tiene pafsion mas eficaz , y vehemente , que
vér hartos á fus hermanos , y con alivio , y
fatisfecha toda efpecie de obligacion. El deliciofo folo apetece vivir tranquilo , y fin la
menor inquietud : fi hay , pues , algun medio
para fatisfacer al uno , y al otro , es , fuprimiendo la mendiguez , porque aquello , que
feria el remedio de los pobres , cumpliendo
los defeos de los corazones charitativos , fer» tambien la feguridad de los ricos , y el ,
repofo , y defcanfo de todo
Tom.XI,

.el cuerpo.
CLq

XA

*3 о 6

EJpeffacttlo de Гa Naturaleza-

* LA

SUPRESSION

DE LA MENDIGUEZ.

CONVERSACION

SEPTIMA.

GOSA ímpofsibleesfuprimtr la mendiguéz,
fi no fe conoce fu verdadero origen.
Las caufas de la mendiguéz no fon aquellas,
que comunmente fe alegan.
Comunmente fe atribuye à Iosimpueftos,
^ídiguíz1 que oprimen al Pueblo, à la Compañía de
Indias , que arruina el comercio , à el conjun
to de Eclefiafticos , que pofíeen los mejores
bienes. No fe oye otra cofa : efto es , que
no habría mendigos , fi fe difminuyeíTen Joí
impueftos, fi la Compañía de Indias fe fuprimieíTe, y fi los bienes dela Iglefia fe puïieflèn en manos de legos.
Yo me atrevo à decir lo contrario , que
en el primer cafo la mendiguéz feria la mifma i que en el fegundo cafo no venderían
los Mercaderes una vara mas de paño ,
que vendían antes , y que en el tercer ca
fo infaliblemente fe aumentaría el número de
mendigos. Precifo ferá , pues , recurrir à otras
cauias.

• i ..' '

...

La Jhprefsion de la mendiguez. 307
f .¡ i°.
La caufa de la mendiguez no fon los Eümpuifto
impueftos. Mortifican al particular , cuya ren- ^Vde'u
ta difminuyen , pero no impiden aquellos gaf- mendiguéz.
tos comunes , y aquellas operaciones univer7
fales , que hacen circular la plata en todo el
jEftado. La confttuccion de Nayíos , el gafto
precifo para mantener en buena difpoficiorx
las Plazas de Armas , la provifion de las Tro
pas , la remonta de la Caballería , el paga
mento de rentas conftituídas ya , y determi?
minadas , las penfiones pertenecientes á la Mi,
licia , y á toda efpecie de empleos , Minif,
tros, y Oficiales, las obras ordinarias ,. y exr
traordinarias ¿ que fe. hacen por orden de eí
Rey : todas eftas diftribuciones efparcen las
Rentas Reales hafta en las extremidades del
Reyno ; y afsi , viene á fer el Erario Real las
rentas de todo el cuerpo , y la recompenfa
.de los fervicios, que . fe le han . hecho al cuer
po róifm.0,
.;. . . IT- ;. .
t
Confieííb , que el impuefto podrá fer au
mento de afliccion , y de trabajo para aque
llas familias , á quienes nada les fobra , y que
> viven con eftrechéz , al modo , que un empe
llon aumenta el peligro de la caída á un cuer
po enfermo. Pero vamonos en derechura X
h verdad ; afsi como efte empellon no es
la caufa de la enfermedad , tampoco el tri
buto es el origen de la miferia 5 pues vemos,
-que la miferia es .menor donde^ hay.mayores
a
con*

3 o 8 Eftettaculo de la Naturaleza*
contribuciones , y tallas , en que cada uno
paga á proporcion de fu hacienda, y la miferia es excefsiva donde cali no hay impues
tos. La prueba de efto fe halla en Parte* iy
en el circuito de las mejores Ciudades ¡ don
de la capitacion es mucho mayor que en las
Ciudades mas lejanas de el Reyno de Fran
cia : con todo eflo el Pueblo fe halla allí confiderablemente mejor puefto por una corno
confequencia natural del gafto , que fe hace,
y recurfos que fe encuentran. Lo qual es prue
ba bien clara , de que fi el comercio , y ven
tas fe avivaíTen , y multiplicaíTen por todas
partes , no impidiera la capitacion cierta efpecie de defihogo en los Pueblos , y familias.
Pero fupuelto , que el trafago del comer
cio es mucho menos en las Provincias, fupongamos , que la talla , y las gabelas , las
puertas, y Aduanas fe difminuyefle de un
golpe , no menos que una mitad. No era
neceíTaria tanta rebaxa para efcuchar las acla
maciones mas vivas, y para ver eri los Pue
blos el regocijo mayor ; y a la verdad , es
un confuelo digno de defear ; pero veamos
qual es el objeto de efta alegría.
Si el Labrador eftaba ajuftado en quatrocientos reales de contribucion , paga folo
dofcientos ; pero el Proprietarío de la heredad
fubirá , fegun efta mifma proporcion, el arren
damiento., y como cfte era antes mas mo

La fuprefsion de la mendiguiz. 309
defado , por razon de una capitacion mas alta,
toda la carga recaía fobre el dueño de la he
redad , y no fobre el Labrador , que la ar
rienda.
. ,
>j ;í; Un Tallador , que pagaba doce ,6 diez
y feis reales de contribucion , fe hallará con
el alivio de quarenta fueldos , 6 dos pefetas.
Pero una remifsion femejante , y aunque fea
tnayor , ferá para un Padre , y una Madre de
familias, á quienes fe pretende aliviar , caufa de
que logren en adelante con mas abundancia el
pan ? Les dará medios para que fus hijos fe
viftan , en lugar de aquellos corcofi dos harápos , que los cubrían , de alguna tela mas
decente, y mas honrada ? Y el comercio lo
grará mas ventajas , que logran eftos ? Defnudos cafi eftaban durante la impolicion , y
deínudos fe quedan defpues de todo el ali
vio ; pues el Mercader no les dará el paño
mas varato , defpues de un perdon , que ape
nas bafta para hacerle unos zapatos á uno de
los aliviados.
. t
El Oficial , y el Artefano, eftablecido en la
Ciudad de una Provincia, y que entra ai año
dos barriles de vino , pagaba por derecho de
Sifas , y Millones cofa de catorce reales , ó
quatro pefetas , con que fe le defcargarán á
lo mas quarenta fueldos , ú ocho reales. Aña
damos ,¡ü fe tquieie ,.la rebaxa de una mitad
en el repartimiento de la fal, y que.coníu; I
mielíe

a i o Efpettaculo de la Naturaleza.
miefle veinte y cinco libras cada ano , ven-i
diá à pagar veinte y quatro reales enlugae
de quarenta. y ocho , que pagaba antes , con
que el Rey le exonera de lo reftante , y . le
vendrá à perdonar en fal „ y vino treinta y
dos reales con corta diferencia cada ano : no
dexa de fer , en una cafa de no mucho gallo,
motivo de confuelo , y alegría , pero fu condi
cion , y eftado no quedará mas opulento ; ni Ц
familia gaftarí por efïo mejor lienzo , ni m ;*
jor pano. Efta diminución , tan defeadi , fo*
lo podrá conducir para que fe gifts un po
co mas de vino en un a , b dos fieftas al ano;
Pero no alcanza , ni con mucho , à poder
reftablecer el comercio ,. ni defterrar del Rey>
•no la mendiguez. Con qie el primer origerj
de los males no fon las contribuciones , é impaeftos, ni el remedio eftá propriamente en,
íuprimirlos ; y afsi, los que atribuyen la in,-«
-felicidad de los Lugares à el repartimiento pro
porcionado à la hacienda , y al impuefto de
la fal , no vén , ni conocen el. principio de
la enfermedad. Difcurren como el mas infi
mo Pueblo , que. mira à los Arrendadores.,
que cobran las contribuciones• ' como à Au
rores de. fu . miferia. . El impuefto , y el Exe
cutor moleftan , porque el Pueblo efta en la
mayor infelicidad ; .pero no lo eftá , porque
. hay impueftos , y Executoies, fi no fon in-juftos, y cruele*
•-.'« ü.uíí-íw.,
.'

La fuprefsiön de la mendiguez-. 311
h J -La prueba de efta verdad fe ha hecho
en muchos Lugares , y aquellos , en que fe
ha reducido el Rey à no pedir cafi nada,
eftán todavía , defpues de efto , en mas miferia , que eftabañ ; quando los Lugares , de
flue faca mas, viven con mayor alivio , y
conveniencia.
No quiero decir por efto , que el aumento del impuefto, proporcionado à los bienes
de cada qual , fea el motivo de que los Nor
mandos , y los habitadores de la Isla de Francia
logren algun defahogo. Pero tampoco les fubminiftrará el pan , que les falta à los pobres
del Poitou , y à los de los Landes en la Gafcuña el quitarles la mitad ', y aun todo el
impuefto. La caufa del mal comienza , pues,
à darfe yà à conocer: la havía antes de el
impuefto , y difminuído cfte, y aun fuprir
mido , fubfiftirá independiente de él todavíai
En otro tiempo fe hilaba en Gante, y
Cn los Paífes de Flandes circunvecinos la hermofa lana de Inglaterra , y fe fabricaban tam
bien en eftas partes las telas. Abrieron en fin
los Inglefes los ojos para vér las ventajas na?
rurales , que les concedía fu terreno : y defde el Reynado sabio de Enrique VII , to
da la lana la trabajan por sí mifmosí y fon
tan zelofos en efte aflunto , que no puede falir
de la Isla, fino como contravando. Con el co
nocimiento de la utilidad han' tomado defpues
i. . ' .
*
tales

5 1 г EfpeBaculo ¿e la Naturale&£
tales precauciones , reconcentrando todo d,
provecho, y todos los privilegios en. las ma
nos de los naturales del País, que abfolutamentc
han defterrado portodis partes à los Éíban-V
geros. Defde que tranfportan por sí mifmos
los paños , y demás generos al Norte f
y à las Efcalas de Levante , pagan al Eftado el triplo ,0 e! quadruplo de fus antiguos
impueftos , y con todo eflo no fe quexan de
fu fuerte. Los Holandefes eran tenidos , ypaíTaban por mendigos , y pordioferos 3 quando pagaban à la Eipaña un ligero impuefto
fobre fus efeaveches , cecinas , y quefosr
y oy, que pagan à fu República la quarta
parte de fus ganancias, rentas , è induftria,
no eftàn pobres. Con que el blanco à que
debe anhelar el Pueblo, no es, à no con
tribuir con cofa alguna , ni à que fe le qui
ten impueftos 3 fino à tener con que pagirlos fin mendiguez, ni afliccion} y ojala pu
diera pagarlos mayores.
za. De efle modo , me replicarán , qual-<
quiera dirá lo mifmo : nadie habrá , que no
gufte de pagar mas, poíTeyendo mas : peto
lejos de animar entre nofotros el comercio.*
y fu induftria , y actividad, fe arruina con el
eftablecimiento de una Compañía , que lo ha-»
ce todo por sí , y fe levanta con todo. v
Difcurfo femejante no hiciera mucha har*
monía en un fatór , o mancebo de qualquier*

.

Laßiptefsion de là mendiguez. 313
tíenda * que no conoce fino la vara con que
Saide , y ios Lugares de donde le traben los
pañoS , o eftambres, que vende. Pero forprende el oírle , y no fe concibe , como pueden ha* blar del mifmo modo perfonas de entendimien
to , fin tomar fiquiera el trabajo de faber quales fon los establecimientos de efta Compañía,
if quai es la naturaleza de fus operaciones. La
mayor parte de los Mercaderes , de quienes,
en quexas iêmejantes , no fomos los demás
fino el eco , fon folo revendedores , o rega
tones , cuyas noticias , y conocimiento no falen de aquellas efpecies , que venden , y de
las ferias vecinas. Perú fi efcucliamos à al
gunos de los Comerciantes inteligentes , que
conocen bien la fociedad , y los lazos , que
unen fus miembros , los oiremos hablar de
muy diverfa manera. A caufa de la defeonfiahza, que con razon tengo de mis proprias
luces , y para no errar en el juicio , que de
bía. formar à cerca de la Compañía de Co
mercio , he confukado à los Mercaderes mas
célèbres , y que mantienen cor-refpondencias
en Cadiz , la Martinica y Santo Domingo ,
y en las Efcalas , que firven de medio pa
ra el Comercio , y que al mifmo tiempo tie
nen la' mayor independenc ia con la Compa
ñía , y ningún interés en ella \ y me han
confeíTado unanimemente, que las quexas , que
fe formaban contra efta Compañía, carecían
Tom.X/,

Re.

&

3 1 + Efpe&aeuhde la Naturaleza.
de todo fundamento-, y aun uno dadlos•,
oyendo levantar el grito en particular con
tra ella , me dixo ; Nofotros complacemos i
nyeftros vecino*;, que nos vén¡ tansmal io£gruidos de aquello , que nos conviene:, 'y qut *
.nada temen mas que el vernos aplicados al
comercio eftrangero, y que le tomemos el
.gufto. Saben muy bien , que efte comercio,
que ha ido defeaeciendo cada dia mas en la
-Jr rancia , feria capaz de darle al Reyno nue
vo vigor , y animar , y dar muchas creces
jA milmo tiempo al trafago , y comercio in
ferior. En el Diccionario de M.. S-ivary po
drá ver qualquiera la caufa , que ha hibidó
para efte defeaecimiento , y los continuos , y
eficaces defeos de efte juiciofo Ciudadano , de
que fe. radicafie. la Compañía de Indias , que
mira como uno de los medios mas oportunos
para reparar las pérdidas de la Francia. Con
todo eflb, fiempre ha andado titubante , y
firmeza hafta la adminiftracion de IvLdeMautepás ; peco aunque de algunos años .á.< :efta
• Erait.dei parte
fe vea con.. mas lucimiento , y fondos,
,ñoi74t- rodaviafolo fe puede decir que emriiezJt. B
Mercader, que vende por menudo , y <pe ve Ca
poco defpacho , al mifmo tiempoque mira jun
to k sí crecer cada dita mas la 'Gome) luía ,
¡críe •, que fe. enriquece á cofta fuyat ; declama
..contra ella
... ,, yy dice -, que:yá
i. r es neceíTario , que
los particulares ciaren las tiendas.

La fuprefsion de la mendiguez. 315: '. Lo mas efpeciofo , que canera efta Com
pañía fe ha dicho , es , que hace fus com
pras en Indias en plata con&mte , fin con
ducir cafi à ellas genero alguno de los que
produce la Francia : pero elta dificultad , y
tacha comprehende igualmente à las célebres
Compañías d© Holanda , y de Inglaterra. La
de Francia confume i y faca del Reyno una
infinidad de mercaderías , y materias , que fe
quedaran en él abfolutamente inutiles. Qoé es
del cafo à quien fe venden , con tai que fe
vendan fuera ? Defpues de hechos los cam
bios de los generos de la India en ella , y
fus venus en el Puerto de Oriente , fe ha
lla al fin , que vuelve à Francia- mis plata v
que facó del Reyno : con que la ganancia es"
fegura;; y mas quando es mipofsible empren-i
der con felicidad las cofas , que emprende la
Compañía de Indias en Francia, fino fiendo
un.i fola, y viendofe protegida : yefto mifmo fe vé tambien en otras Naciones.

< з»Ь oYá -fe empiezan à hàlbr algunas perfonas , que en efta materia figuen la razon,
y quieren mas ver florecer el Comercio de
fuera del Reyrio en las: manos de una Com
pañía , que eisende. el mifmo <ieíeo en et
centro <tel Eftado , que verle en poder de al
gunos particulares avecindados en los confi
nes del Reyno, expueftos , como ' £tíS« predeceííbres , ó à deftruirfe matuament-e entre
., ¿
.
Rr z
sí,

3 1 6 EJ}>e5laculo de la Naturaleza.
sí, ó a quebrar con la primera pérdida por falta
de fondos, ó inteligencia. Pero hay, dicen, otra
tazon bien clara , y fiempre fubíiírente , - pa
ra impedir el que fe mejore, y tome vuelo
el comercio interior en Francia: yes la gran
de porcion de bienes , que poíTee la Igleíta,
la qual chupa el jugo, y fe lleva tras sí la
fubltancia de todo el cuerpo : fi fe hieieraico.n
eftos bienes , y rentas , lo que hizo en Ingla
terra Enrique VIII , y lo que han hecho tam
bien los Holandefes , muy otro feria el co-,
mereio interior , y á buen feguro quedaría defterrada la mendiguez.. . : .{.». '-.íjiv. íu{>¿
Las Provincias Unidas no deben de mo
do alguno el explendor á la extincion de las
rentas Eclefiafticas. Mucho tiempo defpues de
fu aflociacion , y liga fe mantuvieron en la
mifma miferia en que eftaban antes. Aunen
la fuerza mayor de la guerra con Efpaña , era
¿fta , y Portugal quien le hacía á los HoUndefes la compra mayor de fus efcavecíies.
Quando la Corte de Madrid refolvfó de.veras cerrarles absolutamente fus Puertos , > los
Holandefes , á quienes cafi todo les faltaba en
fu terreno , refolvieron tentar. fortuna en otras
partes. Defde los principios de el figlo.diez
y fíete , y principalmente defde el aáodc 1648
en que los declaró la Paz de Munfter Pue
blos libres , fe hicieron cofteadores del UniTítfp., .üeyanda generalmente de todo ato-.

I&rfitprefsíon de la mendiguéis. 3 1 J
das í las Naciones , y trayendo quanto necefüca. la Tuya. Efta induftria , y no de modo
ajgyno el cifma con la Iglefia Catholica, es
'-kjoien ha enriquecido aquellas Provincias.
La Religion tampoco ha influido en In
glaterra en orden á lo civil. Efte Reyno le
debe fu mejoría a tres medios principales. El
> primero , es la fabrica de las lanas de Ingla
terra; por manos de los Inglefes , que las en
viaban antes á las manifacturas de Brujas , y
Gante : el fegundo , es el aumento de la Ma
rina s y del Comercio eftrangero , á caufa de
los privilegios concedidos á lolo los Inglefes
en los Reynados de María , é Ifabél. El ter
cero , el famofo Acto , parlado por el Parla
mento el año de 1660 , en que fe declara
contravando , y queda confifeado todo ge
nero , que llegue á aquel Reyno, que no lea
. crudo , y del País de donde viene el Navio,
que le trahe : y que del mifmo modo es per
dido , aunque fea de las Efcatas de Levan
te 4> como ie haya cargado defde el Eftrecho
de Gibraltar , nafta las Islas Britanicas ; y fi
• i el genero fuere de las Indias Orientales , co
mo fe haya hecho la prefa del Cabo de Bue
na Efperanza acá, es tambien perdido el ge
nero, Efte arreglamento , que contiene otros
muchos articulos femejantes , y en que Croi óvweíj que le formó , empleó toda fu delica
deza , ahuyentó de Inglaterra infinidad de Co.
jsoer-

318
EfpeB1aculo de la Naturaleza'. .
merciantes , y aun. Naciones enteras , coma
h Holandefa , que cafi nada tiene en generos
crudos. El efeCto de efte A&o no fué folameate íeparar á los demas Pueblos de los Puer
tos de Inglaterra por temor de las extorfiones , y mil trato , que eran como naturales;
a tantas precauciones exclufivas , fino mucho
mas obligar á los Inglefes á que las- tnec-j
cancías , que entraífcn en fu poder , fueflert
fiempre de primera mano , y fe aprovechaffen de efte modo , no Cblo de la ventaja s
que trahen configo las primeras ventas he
chas fin Fatóres , ni Comiisionados , y en los
terrenos proprios , que producen los generos,
que fe compran ; fino tambien de la immenfe utilidad de todos los tranfportes neceíTarios
á fus Compatriotas , y Conciudadanos. De
efta manera tranfportando a otros Reynos lo
que les fobra en el fuyo , y trayendo a el lo
que les falta, logran la ocafion de cargar al
mifmo tiempo en todas partes de aquellas mer
cancías, que fon de rmyorufo, y confumo,
haciendo tráfico de ellas del mifmo modo ,
que le hacen de las que les- produce fii'proprio terreno : lo quaj les dobla la ganancia;'
y aumenta fin limite el gufto , é inclinacion,
que tenían á navegar. Inglaterra fe encami
na hacia todos los demás Reynos , y no
parte fu ganancia cafi con perfona alguna. No
debe , pues fegun efto, la Inglaterra fus rt,; ' -- que-

La ftíprefsióñ de la mendiguez. .319
¿fuczas al cifma , que excitó , y todavía manlierie con la Iglefia Catholica , fino á la ef.pecie? de cifma % que fiembra entre las demás
naciones , excluyendolas de la fuya con la
futileza de fus aneglamentos. En efta fu po
sicion pertenecerá á los Inglefes el examinar,
fi las difpcficiones de efte A£to célebre fe pue
den concillar con el equilibrio de aquella li
bertad mutua, y con el acceflo facil , que el
¿imple derecho de la naturaleza , y el refpeto debido á la fociedad nos parece , que pi
den igualmente en todas partes ? Por lo de
más , la Inglaterra es cierto , que ha dexado
libres las rentas de fus Obifpos , como tam•bien las de fus Capítulos , y Beneficios Cil
iados. Si fe difpuiiera en Francia , como fe
tüfpufo en Inglaterra por Enrique VIII de las
rentas de los Monafterios , abandonandolas á
cierto número de Cortefanos , quedaiían in
dubitablemente deftruídas fus Provincias , y
con efpecialidad las Aldeas , y Lugares arrui
nados lin remedio , y muertos de hambre fin
fecurfo alguno. 5
••.
'
f nLa mayor parte de los Señores en Fran
cia figuen la Corte , ó refiden en París , y
*rí las Ciudades grandes del Reyno : lo con
trario executan los Señores en Inglaterra , pues
apenas acaban fus Juntas , 6 Parlamentos , .y
los negocios , que tienen , que tratar en Lon
dres , quando fe van á vivir á fus tierras proa'
piras

/

prias, en donde gaftan , y expenden, juntad
mente con fus antiguas rentas, lasque poíTeíam
antes en aquellos parages los Mohafteritfsv
Ademas de eíTo pocos fon los Payfanoy ttúл.
tre los Inglefes , que no hayan confervado
algunas tierras , al modo que fucede tambien
en Fl andes , y en varias partes de Alema- "
nia, lo quai los hace mas laboriofrái ^öfo1
que el que nada tiene, encuentra fiempreca-*'
fi muerto el eftimulo al trabajo , y fu mifma miferia le empereza. En fin , el Reyno
de Inglaterra juzgó à propofito confervar H¿
bres en cada Aldea aquellas tierras, que erktl
neceíTarias para que trabajaífen los pobres de
cada Lugar , librandolas al mifmo tiempo, pa
ra alentarlos, de toda contribucion. Entreguenfe en Francia los mejores bienes Eelefiafticos
à los Señores , que figuen el Exercito , o la.
Corte , y fera precifo en efte cafo , que pe
rezca la Provincia , y que en lugar de mil
pobres , aparezcan , ó falgan de ella diez mil:
en efte Reyno el Noble , ó el Ciudadano fon
los que tienen la propriedad de cafi todas las
heredades , y los Payfanos folo lograron el
poder empezar à pofleer algunos propriosen
el Reynado de San Luis , y en tiempo de los
hijos de Phelipe el Hermofo fe aumentá d
número de eftos Proprietarios ; pero las ga
nancias , y adquiûcione.'ie las gentes de et
campo , nunca fueron grandes. La hacienda,

Ьaффгеркп de la mendiguez. 321
*jue tienen les Ciudadanos , comunmente los va '
à buicàr à la Ciudad con fu ufufruto. La
que paflèe la Nobleza , va con el fu yo à Pa
rís^ à las fronteras del Reyno , o à donde
la llama el fervido : con que efta duplica
da porcion de haciendas fe va à confumir bien
lejos de aquel terreno en que efta , fin efperanza
alguna de volverle à ver. Por el contrario un
Obffpo , perfuadido à que el Paftor debe fee
en fu Dioceíís tan eftable , como lo es fu Ca
thedral , porque en aquel parage es tan necefíario como ella , parte comunmente la ren
ta de ocho , o diez mil ducados con aquellos,
à quienes dà el nombre de hermanos , y de
hijos. Todos los Abades Regulares refiden ,
y. confumen fu renta en el territorio 3 que fe
la dà. Venfe muchos Abades Comendadores,'
q^ue como Depofitarios Generales fuftentan ,
por medio de un tn bajo lin interrupcion , to
das las familias pobres de fu diftrito , man
teniendo honradamente la qiulidad de Pa
dres, *. que la Iglefia les conferva. Los Re- *
yes han honrado fiempre con fus elogios à
los Beneficiados , que refiden en donde tienen
fus rentas* .Un Cabildo , un Monafterio ri
co , una Comunidad- de Religiofos Hofpitaleros, y aun Mendicantes , confumen en el
raiímo País lo que reciben de la tierra ,0 de
las manos de los fieles. Mantienen al Cere
ra., al Bordador , al Archite&o , al Fundidor,
. Tm.X/.

Ss

jr

£2»
Efpeífaculo de laNafuraleza.L
y a otros muchos Oficiales , cuya induftria gp*
za el público ; peto que en realidad , quien.
los alentó , y formó , fueron aquellos eftablecimientos, y fundaciones, que . por la nuyojj
parte los fufteman. Los que poíTeea eílas ren*
tas , objeto de tantos defeos , y envidias , na
fon hijos de los Turcos, ni hacen vando a
parte , pues fus familias , y las de fus Con
ciudadanos participan , y logran con ellos de
íus bienes. A la política poco cuidado le da
«1 que éfte ande vertido de blanco , ó de ne
gro , y por lo demas , fin alegar ahora en
favor de los Eclefiafticos , ni la necefsidad de
los minifterios, que exercen
ni. el fervicio
que hace al público un Seminario , un. Co-,
lcgio , un Hofpital , y todo retiro , ó cafa de
recogimiento bien arreglada , no fe puede ne
gar , que fon las rentas Eclefiafticas , en la
conftitucion en que cftamos , el medio mas
feguro para que los frutos , que fe producen
en un terreno , fe mantengan en él , y fe
parzan entre toda efpecie de gentes. Lafatyra no quiere vér eftos bienes ,. aunque en
la realidad fean comunes , y pone fus malig
nos ojos en algunos particulares, que no fon
muy fieles á fu refidencia.
Conozco , que acafo ínfiftirán , diciendo,
que fi los fieles en lugar de ofrendas arbitra-*
lias , y limofnas manuales , feñaiaron al iqh
nifterio fanto y y neceffario una limofna efta*
"o-

.V

. H¿

feafuprtfsion de la mendiguez. 3 1%
ble,' y fituada en los mejores fondos , fué
por creer , que todo aquello , que excediefíe
à 1* necefsidad del Paftor, volvería à parat
en 4as manos de los pobres: y aun por.efta
fe le dà à efta magnifica liberalidad el nom
bre de patrimonio de pobres , y lo es ver
daderamente ; por qué , pues , han de eíür
todavia los pobres à nueltro cargo ? Efta ré
plica nos conduce à aclarar en un todo lo
que hay aquí.
La mendiguéz forzada , à la qual po
co à poco fe le va tomando el gufto , haífo.
que viene à hacerfe voluntaria, no puede, ni
en Francia, ni en alguno otro País bueno,
provenir fino de una de tres caufas ; o de
que el terreno no produce .-frutos funcientes
para mantener las períonas , que le habitan,
o de que los habitadores no exercinn fu induftria para que la tierrales franquee aque
llos bienes , que puede ; 6 en fin , de que , &
pefar.de la fertilidad. del País, y de la in-duítria laboriofa de los habitantes, efté mal
hecha la diftribucion de los frutos dela tier
Aqu-'Ios,
na-,; derramandolo todo à un lado, y dexan- qui gallan
mucho. fon
do vacío el otro : de modo, que aun à mu
сэиГл de li
chos les falta lo precifamente oeceflario , fin mendiguéz.
tener un bocado .de pan , .que poder llevar à mucho £.lfU'-üoca. La averiguacion de eftacaufa eluci- "mod"™"
dará en un todo el punto de que. tratamos,
Y al milmo tiempo nos inftruiri de una de peridm,
Ss л
Us

324
Efpe&aculo delaNàtmâlâi&L
las mas apreciables obras de la fociedad ~уЩ
del impulfo mas eficaz de fus operaciones :
quiero decir , de la diftribucion de las frutos
dela tierra.
: t. ♦> ii--03* • <>. , гэкюшэ'.'
•s i°. ¡ Tomemos à la Francia por exempta,
para que de efte modo , viendo , que un Efta
do muy. rico tiene fus pobres ¿ fe colija mas
facilmente la caufa del aumento de ellos ^en
Italia, en donde es menos el comercio , iy en
Efpaña, en donde ni la fertilidad ayuda íini
-la aplicacion , é induftria concurren (**). No
.tenemos aquí que probar otra cofa, fino que
Francia por sí miima bafta para mantener
fus habitantes. Los Eftrangeros facan de efte
:Reyno todos los años proyifiones immenfas
' de vinos , aguardientes , aceites , fal , caña<mo , cordeles , lienzos , telas , piedras , pizar- ras , papél , y toda efpecie de muebles. Los
granos , fegun Calculadores muy .hábiles , que
fe recogen en Francia en un año , fon bâf
rantes para mantener à todos fus habitadores
año y medio por lo menos , y que fin conf- traccion de edificios públicos , con dexar lo*
granos en las manos de los Traficantes , y
Propietarios , que faben confervarlos , fin mas
necelsidad , que ufar de la precaucion de
impedir la faca à Reynos eftrangeros qua. .- >. - ••(. i .
.• •;..;.,< i.tro
(**) Com« quiera . es сой cíerra . que mas pobres rb tranc ía mantiene Eft
. pañí , que al contrario , y qae los granos , vinos , y otros generos. qoe por !o po- . ' n,p , f<len de Elpaña , ion ßii nùinsro i Ш los Blpaaolcs Ion can fa<tps de iodftt«
tria , como oienbu }os ЕДiаи^еин,

La fuprefston de le mendiguez. : 3 1 4
ítfо - años confecutivos , fe hallaría Francia con
-¿oble provifion de granos : y eftando abafteíitia de! efta manera , podría en los años iiguientes , ó vender , ó confervav los granos,
conforme la fertilidad, ó careftía la infpirafíé.
. ¡z°. No cenemos aquí necefsidad de demoftiav , que no fe hallan deftituídos de induf. f.:*iia los Francefes , ni feria bien parecido poлeг. en la boca de un natural el elogio de fu
.Nacion : pero como quiera , es bien notorio
en el mundo , que el cultivo de la tierra , las
Artes , y el comercio no fe halla defpreciado , ni puefto en olvido en efte Reyno.
- — 3° Si à pefar de la fecundidad de la tier
ra , y de la actividad de la Nacion, fe -halla
con todo eflo tanta gente , que caída de ani
mo no fe aplica al trabajo , y bufea fu vi
da mendigando , no puede fer otra la caufa
fino una diftribucion defproporcionada , y mal
hecha en. los bienes ¿le fortuna.
-u
Por la diftribucion, que fe hace del producto del arrendamiento de un terreno en
.qualquier País, fe podrá hacer juicio de el
uluhucto de la adminiftracion de todo el Rey
no, y para reducir el calculo ala mayor fimplicidad pofsible , difeurramos fer folo en gra
dos. el producto del arrendamiento. Supon
gamos , que el País de Caux (**) , por exem~
. ••.<
: * , :
''il
. . -. -pb,
к '-'J < Г;
. .r ' •
; i .. , <
fi •
'*
;,.'. •'<**> EnlaN«naandià,enïrancia. comprehende diez CjadadM .7 nein*

326 Efpetíaailo dé la Naturaleza.
pío , no produce otra cofa. Para el aíTuntd;
lo mifino es , que los quatre mil reales , o
mil francos , que dé al Proprietaries qualquièÉ
íuelo , los dé en granos , o en una hermo*
ía mimbrera , ó q.ie los reditúe una pefea abun
dante , una cantera de pizarras , ó qualquie-ra otra efpecie de proprio. Los granos figni•fican aquí, como en compendio , todas las
rentas imaginables , pues todas fe pueden
apreciar fegun el valor de los granos miíl
mos , por los quales fe hace necefTariarnentc
el cambio. Es verdad , que hay algunas efpecies de bienes, y de frutos, cuya labrartzii
y cofecha cueflra menos que la de los gra
nos; pero en efte caíb es cambien mucho
menor la porcion , que el Proprietario le ce
de al Arrendador. Con que fi facàmos , que
quando la parte , que efte percibe , toda
en granos , no alcanza para el fuftento de
los que le ayudan en fu trabajo , con ma
yor razon fe facará , que los mozos de labor
quedarán mas necefsitados , pues el Adminis
trador tiene tan poco, que darles ; y efto,
aun ocupando pocas perfonas. La queftion,
pues , viene à refundirfe en inquirir , que
perfonas tendrán parte en efte produjo de çl
arrendamiento , y quales quedarán privadas ne• ceirariameme de él: y fegun el modo corffiir*
de vivir , lo mifmo que fucede en una he
redad, ó quinta arrendada , vendra à fuceder,

Lp fuprefsion de la mendiguez.

327

defendernos. z°. El Clero. 5° Los Proprietariós de éfte , 6 el otro terreno. 4° Los La
bradores , y todos aquellos , que recogen lo
que fructifica la tierra. 5° Los Mercaderes
Fatóres , Arrieros , ó qualefquiera otros , que
tranfportan, y cambian los generos. 6". Los
Artefanos, ú Oficiales , y los. domefticos ,
que ayudan , y facilitan el logro , y cofecha
de los frutos. Todas eftas efpecies de peiíbnas fon neceflarias al bien eftár , y logro de
una heredad y y manteniendola, es confequencia , que adquieran derecho al producto. El
Rey , y fus Mimíhos la defienden de to
do infulto ; porque era imponible confervar
la propriedad , ni disfrutarla , fi no huviera
gobierno. El Paílor concurre con la faludable dectrina , y conduce á efta habitacion el
cfpiiitu de paz , y de dulzura , introducien4o en la cafa . la alegría verdadera y el orden,
las buenas coftumbres , é inclinaciones fociables por medio de la charidad , del amparo,
focoiro , y efperanza de los verdaderos bie
nes. El Labrador , el Obrero , el Artefano ,
y ef Mercader la mantienen con una serie
fie operaciones , y fenicios , tan frequentes,
;•
como

k«Us de
Jotarreni*.

3. 2 8
Efpeftaculo de utNaturalezdí
como Decenarios. El Proprictario , defpues^dty'
refervar parce de f-is trutos para fu manuten
cion , deftina la mitad del producto , ó los
dos tercios, para compenfar á todos los qaehemos dicho , y para reconocer los focorroft
diverfos , que le mantienen fu Eftado. i -: . .
La experiencia mas conftante ha enferia^o * *os dueños de *as heredades , que partan
COn el Arrendador la mitad de gaftos , y fra»
tos ; o lo que viene a ier lo miímo , el Pro
pietario fe echa fuera de todo gado , y f&
contenta con un tercio del ufufru&o , que li .
heredad da de sí , ú ordinariamente fuete dar:
y efto es lo que fe llama tercio libre. Si la>
heredad , computado un año con otro^pro-í
duce el valor de mil efeudos , fe contenta
con quatro mil reales , y dexa al Arrendar
dor lo que refta. Si unPayfano entra en dát
por un pedazo de tierra veinte haces de lamies , que hembra (**) , es neceflario , para
no perderfe , que á él le de -al rededor de
quarenta , ó fefenta en todo. Q¿ando han que
rido los Propietarios percebir una mitad , ó• •
mas que el tercio , cafi fiempre ha fucedidoy
6 que fe quedan fin paga , 6 que no pueden
ponerla en cobro , fino con la ruina del que
arrendó.
¡:
..
> . . (- f^ :u :h >.
La fortuna de éfte con femejante diftrió'-c
./ .¿
r-j. ../i.1'" a.
v5 '/ bu- '
li r.i.i ,-..;..¡..... •. . :n.'Ti: .
(**) Cadahaz de eftos tiene 10 ,o «4maaa3asdeUs queelSegidÓreinf»
fea ¿pueda (¡ega. K¿ch.Did. G , jrl.J.

ha fiifrefst&n de la mendiguez.
319
.feucion , parece buena , y la percepcion delos
<los tercios del total parece , que la hacen en-,
vidiable. Pero no goza enteramente efta fu
ma i ahora veremos quantos acreedores acu-<
den para fer participantes.
. >

Primeramente el Rey , como Pr otee*
tor del orden , y regimen público, y como defenfor de cada particular exige comunmente en
aquellos Paífes , en. que la fecundidad del ter
reno es mediana , ó el comercio muy Hmu.
tado , 1 8 dineros (**) por cada quatro rea-i
les del producto del arrendamiento. La talla,
b repartimiento proporcionado á la hadenda todavia es mucho mas ; y en aquellos Paífes,
en que el confumo es grande, y la induftria provechofa , fube haíta tres fueldos , ó
cofa de 18 maravedís por cada quatro rea
les. Pero efte exceíTo en la talla no debe en
trar aquí en cuenta , pues queda abundan*
temente compenfado con la certidumbre del
fruto , atengamonos , pues , á 1 2 maravedís por
cada quatro reales , que es el modo comun
de imponer la talla pioporcionalmente al producto del arrendamiento. La capitacion , y
otras imposiciones pequeñas fuben todas jun
tas hafta la quarta parte , ó poco mas de la
talla: hagamos cuenta folamentc de que fube
todo nafta 1 8 maravedís por cada quatro reaTom.XI.
Tt
les..
(**) 140 dineros en moneda comente en Frauda hacen una libr.i , 6 qu.itr<,
«ales vellon de Elpaña. Ricls. Dic.l. D. 5 feguu ej Pie. djTrev. doce dine^
ioí hacen un, fusido ; y veinte fueldos uua pelees,

« 3 $o Efpecfaculo de la Naturaleza^
les. Con que fi el producto de la heredad ds
de cofa de mil eícudos (**) , y tiene el Ar
rendador , que darle al Proprietario un tercio
libre, pagará al Rey la fuma de 500 reales
por tributo , 6 talla. Si en lugar de mil eC-xudos queremos reducir el total á mucho me
nos , y computamos el producto de la tierra
.en 60 haces , dados por el Arrendador zq ¡ú
•dueño , tiene que dar al Rey otros dos y
medio de los quarenta , que quedan.
Quando el Labrador mifmo es el Proprie
tario de la tierra, que cultiva , tiene doble
4mpoficion , repartiendole 2.4 maravedis en Ju
gar de u; ó )í en lugar de 18 porcada
-quatro reales. del. producto de la heredad. La
razon de efta íbbrecarga proviene lo prime
ro de que la gente del campo no paga puer
tas , ó alcabala del viento ; y afsi , fi efta ha
cienda fuera propria de alguno , que eftuvieíTe
eftablecido enéfta., ola otra Ciudad, la talla
feria menor, porque los tales pagan derechos
de entrada , además de un tributo mucho ma-yor , impuefto fobre los pefcados , y fobre los
demás comeftibles, y además de la alcabala en
toda efpeciede mercadurías. Solo la entrada de
.vino le cuefta á un Parifienfe un Luis de ojo,
ó 144 reales (**) por cada pieza , ó tonel
de
('*) El efcudo .como aquí fe toma , es de Aofueldos , ¿cali doce reales de
Vellon.
- - -v
>"
(**) Elva'ordel luis de oro , qu, es una moneda de Francia, ha fído fuma- ,
mente vario ,fubiendo cali fuce&ivamentedefde lo reales de vellon de Efpaña,
hafta 1 44 , y aun mas. Veanle el Dic. de Savary , y el de Trevoux. Ov dia ha
blando aUoiuramenteaísj , LUIS PfiQ&O fe e^^^
valor ds *4pefetas ,6
cerca de 100 reales,

La fuprefsion de la mendiguez. 331
de 432. libras (**>. La fegundà razon de
la fobrecarga de los Labradores Proprieta
rios de heredades proviene de que antigua
mente las gentes de el campo eran efclavas, é inhabiles para poíTeer proprio algu~
no, fegun el ufo, o derecho, que introduкeгоn los Romanos en los Galias i y efte de
recho fe confervó fin la menor mutacion to
do el tiempo de las dos primeras razas , 6
linages de los Reyes de Francia , y mucho del
tiempo de la tercera. Regularmente el Payfanoi
y fu familia eran parte de la hacienda , fin
que pudielfen, ni aun mudar de domicilio,
arraigados , por decirio afsi , à la mifma tier
ADDICra * en que nacieron , como el arbol , que ™ GL8r
1
11
. VASt
le planta en ella.
En los Reynados de San Luis , y de los
tres hijos de Phelipe el Hermofo , fe comen
zó à permitir à los Aldeanos el poderfe re
dimir, y libertar de fu efclavitud , mudar do
micilio, comprar heredades, y adquirir fon
dos como los Nobles , y Ciudadanos ; pe
ro todo con la condicion de pagar impueftos mayores que ellos , de obligarfe à tantos
dias de fervidumbre fin paga alguna para con
los Señores immediatos , y à otros muchos
del mifmo modo, para con los Soberanos ; y
en fin , à fometerfe à algunos derechos, y
Tt г
obli[: <,*1 Veafe la qota dtUomo qiUKO de ella Obra , pag. i so . en que fe habla
cerca de eftas medidas,
'
- i "
i,

3 з i EfpèBaculo de la NáturákauL
obligaciones., mas , o menos onerofas , que Jos
-Señores de los Lugares juzgaron poderiesdov
poner por éfte , ó el otro títulos ;.oí. эир'.
iNo fe limitan los derechos realegHà h
л
talla , y capitacion. El impuefto dela Sal equi
vale à una mitad de los dos precedentes. Un.
Labrador, que paga quatro mil reales de ar
rendamiento , tiene, por lomenos, ochoi^Jfr
nueve perfonas , que mantener , yà fcarbhijos , ó yà domefticos , y confume , ó puede
confumir cinquenta libras de fal , dos tercios
para faleros , y guifados , y el otro paraj ce
cinas (**) , y cerdos; y fi acafo en efta ul
tima partida gafta mas, la induftria , que en
ello exerce , le compenfa. Cinquenta libras de
fal equivaldrán à la fexagefima parte de mil
efeudos , con que fe podría añadir un haz en
los fefenta , que dexamos dichos ; pero aquí
ferá baftante el contar la mitad de efta impolicion , porque le franquea al Labrador una
mercancía , que le ayuda al fuftento , y al
comercio : añadamos , pues > medio haz
à los dos y medio de capitacion , y talla:
con que de los 6o , que produce la heredad,
hay que rebaxar tres de los quarenta , que le
quedan al Arrendador. . . ..
i i ;.
fcfTMho,Je
A los derechos Reales podremos jun
tar los derechos de Señorío , que
'
/
...

comúnmen-

(',) SALAZONES llaman algunos í toda efpecie de tarne . í, pdcado , qttt
ft coaftnra pot «npüo de h fil.

Lafuptefsión de la mendiguez. 333
Hiende no llegan , ni con mucho , à la fexa
gefima parte del total. En los Lugares , eft
tjue los derechos de faca , y .de fuelo: (**),
algunos otros fon violentos , pongo por
exemple, fi facan fíete, ú ocho haces de el
todo , tienen los Intendentes la equidad de
pedir menos ;para el Rey, atenta una tan pefada imp^fician. Las Aldeas de efta elpecie ,
que quifieron antiguamente introducir un en
cabezamiento , arreglado por el número de
Vecinos , como le havía en otras partes , fin
reparar en las cargas , que yà tenían , poco
- à ¿poco fe .han ido quedando defiertas. Por lo
que mira à femejantes Lugares , nos debería
mos contentar con poner aquí la mitad de
una fexagefima parte para fatisfacer el dere
cho de Señorío ; pero para prevenir todo acae
cimiento , es razon contar un haz , o una
fexagefima encera. No hay año alguno en que
no fobrevenga en qualquier terreno algo di
latado , elijafe el que fe quiera , algun acci
dente ünprevifto : en una parte una nube de
piedra arruina los panes , en otra la defgracia de alguna Muía , 6 ganado atraua al La
brador, y en otra fe arrebatan los fembrados (**). Eftos infortunios ,.y otros femejan-,:l4 Htv -. y;'.í,.i ?. •.
tes
' r ' ' J yf,) Saca, y fiielo fon dos efpe-ieJ de impnefta . que en algunastierras tienen
1os Señores en Francia (obre los granos . y legumbres. que producen. aunque
Rkli. Die. I. С, pa.abia Champare .dice , que es uno con dos nombres.
(**) Po, lo que mu-a al TRIGO , que es el haber principal de un Labrador,
J>4^f
W4çtas.<ívùebia,^
diffcftos ; U NÉGUILLA , ¿

\
3 34 ' EfpeEiaculo He la Naturaleza^
tes fe fuavizan con la remifsion, y defeat"-*
ga , que fe concede à los Lugares , que fu
ñieron mas en ellos. Pero alcanzan de algun?
modo à los demás de la comarca , pues lian
de completar el impuefto , que tiene la Pro
vincia fobre sí; y lo mifmo fucede fi algu
nos Lugares publican falfamente , que tienen
la talla muy alta, ó que fe les ha aumen
tado , y fi otros la tienen realmente mas aU
ta, que debiera eftár. Todo eílo junto à los«
derechos , é impueftos , que hay fobre las be
bidas comunes , que ufa la gente del campo,
de aguapié, fidra, y ceibeza , pide, que pon
gamos aquí una fexagefiim entera : con que
de los quarenta haces , que eran h parte del
Labrador , llevamos yà quitados quatro.

Del producto total queda todavía que
facar otra parte, que recae timbien fobre el
que arrienda, y es la que pertenece à la Iglefia , ó lo que llamamos Diezmo Eclefiaftico.
~ En Provenza , y en algunos otros Lug ires fe contribuye al Clero con una parte de
diez y ocho, y aun con menos , pero en
otras partes lo comun es darle la decima , ó
:

--

-

''. .

к

AGENUZ .planta bien conocida ; la ALBERJA , cuyo grano es redonda . me«"
nosusgfoqueelde Agsnuz (en algunas partes le llaman ALGARROBA SIL
VESTRE ) el TIZON . que es el trigo quemado por dentro. i caula de las nieblas , fíio . 6 hielo ; el CENTENO , cuyo grano es largo . delgado, y yerJecinot
elGuCHiLLEJO , cuya caña fube masque la detriço ,Ги Йоi morada . y encar
nada , el grano largo , y chato hada la punta vd CORZUELO , o grano , que n,
lleua , y fe fépara al ahechar , como mas leye , que el grano coinun ; todos silos,
y Mrosd-feaos.quep^iepadecet eltriío ^скйПа ¿ empobrecen . ^ foneee- ,
migos4el Labrador.

La fuprefsïon de la mendtguêz. 33 y
ia oncena , y en; tal qual.de trece uno. To
memos aquí un número medio entre los que
fon cafi jiniverfales ; y como donde el Diez
mo Eclefiaftico eftá mas fubido, fe difminuye .el impuefto Real , viene à quedar todo
con cierta efpecie de igualdad. Supongamos,
pues , que fe dá à la Iglefia de doce uno en
todas partes , y de efte modo en los 60 , que
es el número total à que hacemos fubir el
producto de la heredad , hallamos , que per
tenecen al Clero cinco haces : con que facados de los quarenta , que le quedan al que
arrienda , quatro para fatisfacer los derechos
Reales , y de Señorío , y cinco para el Cle
ro , le. vienen à leftar treinta y uno folamente.
..
La cuenta no es menos clara , que bien
hecha , en la fupoficion de reducir el arren
damiento todo à granos : y aunque en la rea
lidad hay algunas cofas , que no pagan Diez
mo à la Iglefia , como fon los prados , y los
bienes, que llamamos de induftria ; pero in
directamente diezman tambien , pues dan al
Clero el Diezmo de los animales , cuya mul
tiplicacion es el principal producto de la in
duftria de la gente del campo , y las prade
rías fon el focorro principal para que fe lo
gre ¿fta induftria. Y fi hay algunas utilida
des en los Lugares, que no contribuyan, la
Iglefia queda abundantemente compenfada con

las

3 ; $ EfyeBaculode U NatarakpaA
las ofrendas voluntarias , que anadón l<par- jFitSL-^
Iqs al magnifico prefente de fu Pecim^l ^
Se ha tenido la curiofidad de ñpíac^q^i^
c^cepíos aquellos Lugares en: que .la?5^6Hp^-^
cion de la gabela de la fal, b un coafuxno
grande de generos , 6 prodiciones , dan lúgac
á una calla muy fubida , y exceptos cambie^ ;
los que tienen machos prados , o hierbas^
y pocas tierras de labor ; en codos Iqs 43- .
más Lugares excede el Diezmo Ecleíiáftico á.
la calla, 6 repartimiento general
, en um
fexca, ó en una quinta, ó quarca paite ,'y>
á veces en mas. La prueba de eftoüfe hr.H¡:;
lia en las operaciones -hechas- pot-M. Vaubant
en muchas Parrochias , aun de la Norman* i
día , en que los recurfos de la induftria fon
mas comunes, y mayores. Y codavia fe ha
lla la prueba aun mas fenfible en los
fes de granos , en que , como en el de Caux*
ie guarda al Cura codo el Diezmo,. y def*
pues de la muerte del Beneficiado fe depofita el Diezmo de un ano , como coaítica*
tivo de la renta del Obifpo (**)•: y el peo-, ^
ducto del cal depólico es mayor que el. des
. - •

.t*¡.>. .
•..•• '''«, 'V.»*-- \

(**) O LIBROS, que es el nombre, que le din por lo cora*,. i u ilJD¿ ^
(.**} Elle Diezmo , que en Francia le aplica al Obiípo en la musite de las tí*
neficiados , en Efpaña en varios Obifpadbs efla qiiarta parte de la renta annúar de* ¡
el 3¿n-ficio , y fe llama QtlARTA CANONICA ; en otros ObifpaJos es minOJS
y en algunos elige el Obiípo u'u alhjji mu.-ble del Beneficiado , por exemplo , eí
Eídavo , el CabaHo , 8cc. y fe le di el non'ore de LUCTUOSA , EO QVI JD EX .
LUGENDADEFUHCTIMORTfi PR.OVÉNIAT, Yeafe el P.MuiUo. Tir,

/

LU fitprefsionde la mendiguez, '^f
f ht talla.' Es baftantemente comun en alguna*
Aldeas, que el Diezmo Eclefiaftico , com-,
parado con la talla, es como cinco a treí,
y^tinqlie fucede lo contrario en los Luga
res , que ufan de la fal blanca , en loé
que hay mucha madera , ú otras efpecies do
bienes , que no dan á la Igleíía cofa algu-<
na , pero eftos parages fon muy raros. En
fin ', en los Lugares en que abunda el cd-j
mercio , y fe exercita la induftria , ferá la,
talla como cinco , y el Diezmo como tres:
con que compenfando uno con otro , vie
nen á fubir en todas partes eftos dos dere
chos hafta igualar á ocho haces de los quxrenta , que tocan al Arrendador.
•; Aunque la parte con que fe contribuye
al Rey , y la que fe da a la Iglefia , fean al
parecer iguales ; fon en la realidad muy defiguales. La Iglefia recoge la fuya fin conteftacion , embarazo , ni repartimiento alguno:
un hombre folo acude al campo mifmo en
que fe acaba de hacer la fiega , y fe hallan las
miefes reducidas á gabillas , ó haces , y pica
con un baftón herrado, ó con un palo con
fu herrón en la punta , aquello , que corres
ponde al Beneficiado , á quien fe diezma,
y a<|uí dio fin toda la operacion, y trabajo:
potTe! ¿onttarío , el Rey para poner cobro
en la parte , que le correfponde , fe vé preeifado á .emplear , y mantener con fumo g^t
Tom.XL
Jy
«r

to Intendentes , Contadores , TheforerosvÍl№
- guaciles , Executores , Quadrilleros t y una4a.fcnidad de Guardas , con que Ix parte debí
•-Iglefia queda mas entera , y mas feguraíi ^
;la Iglefia le contribuímos fin ferttimiento * y
'fin quexas: efto mifmo debíamos executât con
-el Rey, fin murmuraciones , ni efcufas; y mas
quando en muchos Lugares es menos lo que
fe da al Rey , que à la Iglefia ; y los Eel©fiafficos, además del Diezmo , gozan , y poffeen muchas tierras , y heredades muy opimas,
y muy fertiles , y à todo fe les fobreañade
-ta ofrenda voluntaria de los Fieles. No-es aho-ra nueftro aíTunto reducir arithmeticameníe
à una exacta comparacion las Rentas Rea
les , y las Eclefiafticas , pues aunque efto pu
diera fer muy util , no tratamos aquí , fino
• folo de conocer aquello , que le queda libre
à un Labrador del arrendamiento en que
entra, y qué es lo que tiene'Jque dàr à otros,
para facar en limpio las caufas , que pueden
concurrir à empobrecerle : con que dando
quatro haces, ó partes al Rey , quatro àka
Iglefia, y una por los derechos de fal , y Se
ñorío, le vienen à quedar treinta y una de
Jas quarenta.
- •
l" '
]
:
No ferá fuera del cafo , el que valuemos
tambien aquellos gaftos , que al cabo del año
hace infenfiblemente , y por menudo el Ar
rendador i ya con el Panocho en ofrendas
YO-

Z# {uprefsion de la tnendigUêz. 339
veîuntarias, en honras , y cumplimientos p rç~
çi(os de fus difuntos, y yà con los ReligiofosjiMendicailtes , Demandaderos , familias aгт
iwinadas 1 por incendios. , y pobres de el Lu*
gar i jen frequentes diftribuciones , y limof-.
ñas devino , cánamo , lino, linaza, caña
mones , guiiantçs , judías ., y toda efpecie de
legumbres,. en lana., -hilo , leña ,.y otras mu*
chas' provifiones, y meneftéres; yo tengo la
prueba en la mano , de que el Arrendador
mas limitado expende mas de quatto doblones al año en obras femejantes. El Labra
dor tiene puertas , y manos abiertas , quan<io el granero eftá lleno , y es innegable , que
lo que en él es mftico , fon fus modales ,
pero fu corazon es mas compafsivo que el
Dueftro.. .
- ;.; Con todo elfo limitemos lo que diftrU
buye con piadofa; mano por tpdo el efpacio
del . año à Tolos tres doblones. Sifuponéraos¿
que el total de fu cofecha, reducido à plata,es de trefcientos doblones , tenemos , que ha
gaftado en eftas menudas expenfas la centefir
ma parte. del todo: pero verdaderamente que
nos quedamos muy cortos , porque el Airen -r
dador fe vé ' inevitablemente cargado de otros
muchos gaftos precifos , pertenecientes à la
Iglefia , y que deben entrar en Да. cuenta. í
reparos del Cementerio ., compoficion de reí
Presbyterio , fundicion :de campanas., fabrica
YV г
de

34<> EfyettéculoJel» Natvrafc&Ll
delgleíla, y quanto pertenece á fu adorno, xierV
<le el cimiento de la nave> hafta el Cymborio; y
defde el cancél de la puerta , baftalos balaúrbes
del Coro, y del Altar. No feráfmuoho por todos
eftos gados, que fe eftienden a una larga serie de
años, y que fuben algunas veces no poco,
íobreañadido lo que expende nueílro Arren
dador en limofnas , el contar una fexagefinaa,
y va la cuenta bien baxa. Si acafo diere tms,
fe harán todavia con eflb mas .evidentes las
caufas de la medianía de fu caudal , que es
lo que bufcamos aquí. Añadido , pues , efte
fexagefimo haz á los nueve precedentessi po
le quedan ya lino treinta. . . .> . ^ .
.:

Para hacer la liega . y trillar, escofC,ft« de
V
u
s Y
varús cpc cumbre dar una parte a Jos que concurren ,
taooass.
0 executan eftas operaciones precifas. En el
modo de efta paga varían las Provincias ; pe
ro como quiera fube por lo menos el gafto
á una treintena, ó á dos fexagefimas de el
total : con efto los treinta haces fe nos que
dan en veinte y ocho. No cuento aquí ta.
maquila del Molino , porque efte gafto , no
tanto pertenece á la tierra , quanto al gaftb.
perfonal.
1
• .
Vé aquí ya confumida la mitad, y mas
de la mitad de el produelo de la tierra , aru
tes que el Arrendador pueda aprovecharle d£
un grano fiquiera para fu fuftento , y el de
íu numerofa familia. Poco ha , que le tenia-.
"...
....
- .. .... '.'Ja
. inos

ÎMtfoprefsïoà dè ta mendigttêk. 34t
tabs envidia , y empezamos yà à tenerle láf*ima: pues todavía tendrá que fufrir muchas
mermas , y desfalques , antes que pueda goaáraiaorjecompenfa.de "fu; trabajo.
< J - Ai
pefo de 1 1 5 libras de granos , fem*.
brado en una heredad, dará tal vez doce, ó

«A»*
m№

catooce veces mas de lo que fe fembiö , muchasi .veces ocho , ó nueve fola men te , y otras
^enos v-;y >fería felicidad el que fiempre dieiïè
diez por uno : con todo eiío fupongamos ,
que compenfando unas tierras con otras , fale afsi à diez por uno. Para aíTegurar diez
feptiera,; encargas (**) , por una para el año
figuiente , es menefter deshacerfe efte ano de
una carga í y afsi , para recoger el Arrenda
dor efte año 60 haces , necefsita facrificar
Ь.лд
. ••- .
feis,
С ;
h
de la medida . que aqui fe traduce , que es el BOISSEAU . ( de
- los quales feis hacen un Septiers ) ademas de lo que queda notado en el Temo IV.
pag. i C4 , fe ha de advertir , que aunque аШ fe dice , que cr.da BcilT;au contiene
quatre QUARTAS ,y«daquarta crho LITRONES, fegun el Diccionario de
Trevoux , torn. 4 , pal- titron , ultima Edic. de París ,año de 175a. , y añade,
que el Utron es la decima fext> pane de el Boiflè;<u ; pero el mifmo Dice,
y la mifiná Ediccion Tom. I . pal. Fioifleau . dire . que cada LITRON en Paris
«ЬОСХЛУД PARTE del BOISSEAU , pu es afirma , que efta medida contiene
3uatroquarras , vi ocho Jjtroncs. El Coifleau dele t-ner, legen la ordenanza
A ,&o de 16*9 , ocho puteadas , y dos lineas y media de alto , У diez pulgadas
de .'ncho , с de diametro- El P. Meríeno cbfervô . que el BohTeau 1 olmado de
Paris cabía iioieogranos de trigo . y r.<flàdcf 17*000. El boiflèau de Paris ííe.• là 10 libras de buen uigo. J)e todo ello fc puede colegir muy bien la reduccion,
ymasfabiendo ,que elSeptier ,en cayo lugar ponemos aqui la carga , es de feis
£4Ш"аих ( no oblante, que ei comun Si prier contiene 11) de 10 fibras de buen
íPKP-VWla
оноde, y1 que
nueftra
es de 4, lanegas
calí ,una
arroba folo
cadafe 44a,
"•que
fon cerca
00 libras
, i,carga
un quintal
con quedecarga
y Septier
difalencianenoolibras . quetiene mas el Septier ;y aßi ,no teniendo medida igual ,
ufm.osdel rirmbre de carga: ten efta nota.El Italiano traduce en lugar de Septier
done Staias , que fègnn Antooin.Xlic. «lo milmoque Boifl -au , lîendo afsi , qj,e
M, Wuchè dice . que e! Septier aqui folo vale feiv i FrancW. Die. dice, que la
$рм«',иайае§а . con que eníugar de qua«© fanegas. poco mas, traduce doee.

'

34* EJpeflacteü de la Naturalessd*.
feis , los quales , refervados para efte efecto¿
fe habrán de rebaxir de los z8 , que quedaban: con que fi el año es regular , ynna
hay pérdida, ni en eLprodu&o , ni en la
venta, íerán ir ios haces de que podrá difponer : ahora , pues ., 6o fon á n, como
3000 á r 100: con que de los mil efcudos
folü le quedan al Arrendador : mil y>. dea-iU
bras , ó quatro mil , y quatrocientos reales^
en cuya cantidad ha de hallar fu alimento,
la manutencion de fu familia , los gages ; y
{alarios de una Criada , un Criado , y un
Paftor ; la compra , y fuílento de ocho i ó
diez Caballos, la paga de un Carro , y de
todo lo que ha de comprar al Albarderov
al Guarnicionero , al Herrero^, al Carpinte*
ro , al Herrador , al Cavador, al .... Conci
be Vm. efto? Bafta decir, que es neceíTafio , que el Arrendador perezca. Dado , que.
folo gafte en falarios de fus domefticos ocho"
cientos reales , y mil y dofeientos en fu manu
tencion, que abfolutamente es impofsible que!
alcance para quatro perfonas corpulentas Y y
íobuftas , que trabajan continuadamente , y fe
difsipan fin cellar , pues el refto , carruages,'
traníportes, y compofturas fe lo llevan , fe*
figue, que nueftro Labrador ha trabajad© pa
ira otros.
••• :•; •• : •.' . '- .'• v-•i ,
Volvamos un poco hacia atrás , y rebaxé-i
mos en el gafto ¡quanto iios fuere pofsible.
. - • r
. .''
En

ha fuprefsioñ de la mendiguez,
5 4.3
%üi un arrendamiento pequeño fe perdería
fin • duda el Labrador, como no trabajarle poc
si-mifmo cafi- todas las obras, que fe ofreítni: déxe , pues, el numero grande de dofnefticos á otros Arrendadores mas rices : en?
cargue fu ganado al Paftor común del Lu->
gar : ayudele fu bijo en lugar de mozo de
labranza^ La muger con fu bija cuidará de
quanto pertenece á quefos , leche , y requefoíies; trabajará los cáñamos, hará las iegías , car
gando al mifmo tiempo con todo el manejo de la cafa. Efte cuidadofo afan comienza
á ahorrar mucho á nueftro Labrador , que hu
ye de toda compra , evita la tienda de. el
Mercader como un efcollo , y no defecha
el veftido , fino qu ando ya defcubre la hi
laza por gaftado , y aun por roto : no fe com
pra un mueble , ni fe compone un trafto ,
íino guando no puede fervir de otro modo.
Pero -á pefar de una ta n trabajofa economía,
conocerá efte Arrendador, qué cofa es confumixfe t y perderfe , y que la condicion de
uno , que trabaja por fus mifmas manos , y con
la ayuda de algunas caballerías , ú otros animar
-les, es mucho mejor que la fu y a , y que no me
jorando fortuna por medio del comercio de
gronosr, lanas% y otros producios de fu bo
dega , redil , y corrales, que -Ton los recurfos
•dei 'arrendamiento ,. vivirá con la mayor eftreché-z-^y penp¿a>

V,-. >.r -

.« -v
Pero

3 44 ÉJpeBacuh de la Naturales^
Pero efta economía tan loable , que $3
pone en falvo , y hace que viva con algnni
alivio , viene á fer ocafion de miferia párá,
otros. Si el que arrienda la heredad , la? vátk
baja por sí mifmo, ya no es fu cafa el re*
fugio del Jornalero i fi es tan tímido en los
galtos , nada le venderá el Mercader, y muy
poco le compondrá el Artefano { coa que
todos, en fus refpe&ivos oficios , fentirán el
alcance , y experimentarán con él la miferia.
La que padece el Oficial , ó Artefano , arruina
al Mercader vecino , falto del confumo , que
havía de hacer el ínfimo Pueblo en fu tien
da. Todas eftas cofas tienen union entre sí : "
fi el Labrador vive con eftrechez , todo el
Mundo la experimenta , los Lugares , las Al?
deas , y Ciudades. Y quanto hemos dicho de
los gaftos, y cargas, que lleva fobre sí .ety
Labrador , que arrienda un terreno , fon á las
veces mucho mayores en los Lugares , en qué.
es arbitrario el tributo , 6 talla.
I
De aquí fe colige bien claramente , qttari«; J
to deben recelar ios Propietarios ,! aun ateft* '
tos fus mifmos interefles , que fe aumenten,
y pugen en los remates fus tierras , y arren
damientos. Al mifmo tiempo fe vé , quan
injufto es oponerfe en parte alguna á la
troducion de una talla proporcional. Verda^
deramente fe ayuda á la Patria, y al Efta- '
.do , ayudando al Labrador , pues el gafto de

ifuprefsionde la mendiguez,
34^
cide de la. , fuerte del Oficial o Arte*
fano , y va a dar ,como de rechazo , al Mer
cader. AíU, como fi fe quita el agua á lo?
arroyos , fcdifminuyen, infaliblemente ios rios,
del mifmo modo., fi la multitud del Puebla
faca poco del Labrador , los primeros con
ducios del comercio interior de un Reyno fe
yerán,. fecos , y el comercio todo arruinado.
Aunque el Labrador no fea rico , coa
todo eíío vive , y ayuda á vivir á los otros*
y fi tuviera mas paite en la propriedad do
ios fondos de un Reyno , gaftaría mas ; y
acabara de hacer foportable la condicion de
los Artefanes. De aquí fe figue , que recae
la obligacion de ayudar al Labrador fobre
algunos oyros, que le caufan fin duda fu .miferia,. El Rey contribuye á ayudarle, expendien
do , y diftribuyendo univerfalmente fus rentas.
El Clero concurre tambien , gaftando las que
-goza ¡en. aquellas, Provincias que . fe las ÍUr
rniniíiran. Si las rentas, pues, del Rey , el
confumo de. la Clerecía , y los gaftos de el
Labrador no alcanzan á . aliviar. , y dar un
poco de enfanche & . los : Vecinos de Aldeas,
y Lugares,.^ aj infimo Pueble, de .ellas , y
para. animar el comercio en todas partes pqx
medio de las compras , aunque menudas ,.que
hacen los trabajadores , es precifo .,. que efte
deleita , y efte mal ¡ proveftga de lps ftropí-ie-:
tarios, Aquí nos reita kdcwr###BOT_TEXT###amp;GW&*%Wñr
Tom,XI.
"
X*
fi-

3 4 6 Eßc¿Jaculo de la Naturaleza. Siguientemente el remedio. Aquí eíU la en• fcrmedad , o no fe halla en parte . alguna.
Acafo ninguno de quantos hemos recibido
una porcion abundante de los frutos de la
tierra , à titulo de propriedad , ö de benefiv
cio, o como recompenfa de comifsiones , à
cerca de los negocios agenos, hemos parado
la atencion en los empeños indifpenfables , que
contrahemos al adquirir , y confervar ellos
tirulos.
c¡ i
Quantos hombres hay en la tierra fue
ron pueftos en. ella para vivir : tal es la ina
tencion del Criador, que les dio la vida : y
fupuefto, que multiplica cada año los firur
tos de la tierra' ;para efte efecto ¿ todos los
hombres tienen derecho à fer participes de
ellos : con que rehufarles aquella parte , que
4es deftinó el Criador , es ir contra fu inten*
cion, y es violentarla juftitia, y aun cafi
ягe i atrevo à decir , que es cometer un iiQr.
inicidio.
• • •"• V
;
í"
Es verdad , que. la providencíalos ha que^.
rido fujetar à tanta variedad de condiciones,
y que les ha hecho difícil à muchos el galtoar aún íólo un pedazo de- pan, TodeSlo§
hombres tienen propenfion al mal , y todo$
fe vén reprimidos-, y caftigados con la pe
nalidad de los trabajos , o esforzados al afan
con tantas necesidades. ; o- en -fin. r ít */é la
tutud . exercitada con la clefigüaldad , aun di

La fuprefsibn delatnendiguêss. 34,7
ta "abundancia mifma , con la dependencia ь
y fubordinacion-¿ y con la divcrfidad de ge
nios , y acontecimientos , que fe encuentran en
cl. Mundo cada inflante. Pero la intencion
evidente del Autor de todos los bienes , y
del orden con que los diftribuye* .;c$..? que
quantos habitan la tierra puedan vivir , ayu-¿
dandofe unos à otros : tal es el fin del eftablecimiento de toda efpecie de fociedad : à
efto miran todas las leyes humanas , y efto
inculcà i;nccflantemente el Evangelios de don-,
de fe figue > que todos aquellos , que pofleen
en la tierra muchos bienes , fon , feguh los
diftribuyen , y emplean , 6 alimento , y fo-«
corro de fus hermanos , ú homicidas fuyosj
pues los pobres en efèfto no pueden vivir firí
los ricos. Aunque Dios pufo tanta defigualdad entre los hombres , para obligarlos al tra
bajo con una continua necefsidad , y depen-5
dencia , debe haber con todo elfo una efpe-i
cie de igualdad , o por melor decir ¿ debe ha
ber una diftribucion proporcionada de eftos
bienes , pues quiere el Autor , que aquellos,
a quienes él da la vida , tengan con que
mantenerla , y .que allí donde hay mas hom*
bres , .qi|e amparar , í? ; dé mas pan ¿ le dis
tribuyan mas veftidos , y fe expendan mas foCOÍroS. ' . . . ' i
. ....».-.) .;'( . . -i ïiï'.lT.
r En los Lugares hay mas .gent£ que en
Ш l: Ciudades^ , y .à ¿ pippoççipQ áei «úineeoí áéa
i l
Xx 2,
los

EjpeBdcvlo de la Naturaleza? ^ .
Jos hombres y es preeifo qW-crezca et ;4¿ío»
^tabres i y afsv ¿ tos de lós Lugare'syy'Aldéas;
deben fer el primer objeto de là foncitud;
y focorros de aquellos,' que eftán encornerH
ijados de ayudarlos à fuWiftir* qHkrb^det'if^
iieTaquellos 3 que pô{$éàn~\$ mejor -, y mas
abundante porcion de la- ftërra , ö los" iflä»
hermofos dones de la fociedad , quak« <fen
los Proprietarios , los Comèreiantes > y los
Comifsionados , ó que manejan- negocios de
©tros : eftos dos ultimos modos de vivir fon
por lo comun de mayor ganancia.
->"-:<"- Yo he oído predicar en los Lugares. con
tra las Comedias, y contra la pluralidad de
Beneficios, y no he oído jamas predicar en
las Ciudades à cerca de la obligacion 3 que
ks corre , y necefsidad , que tienen de ayu
dar à los Aldeanos. No parece, que eften-*
démos , ni el conocimiento , ni las obligacio«
pes fuera de los muros de la Ciudad en que
nacimos i y à lo mas conocémos en los Lu
gares à nueftro Adminiftrador , y à fu fami
lia; y efto por ponerfe mas en nueftra pre
sencia para enriquecernos con fus cuidados ,
que f>ara importunarnos eon fúplkas : fí es
meneften tal vez adelantarles algun dinero , ó
ayudarlos con nueßra\ recomendacion en fus
negocios , yá creemos , que hicimos mucha
fot ellos* y que íomos grandes Protectores
ее los- Lugares púa haber averiguado fiquie^

'Lafiipr^fsiM Je la mendiguez. % 4$
$& ífuien vive junto a la cafa de aquellos mif¿nus, que nos firven , y -quanta necefsidad
.|iadecen ; todos fon. eftrangeros para nofotros,
ty.artos /alta poco .para mirar á los defgracia\Áos ¡Aldeanos , como á unos animales de dif
unta efpecie , fin que creamos jamás, que fe
jpueda contar entre nueftras obligaciones la de
¡ aliviarles fus males. Con todo eflo es eviden
cie, que efrámos obligados á foconerlos con
forme á la medida de los bienes , que pofleemos : fobre eftos fondos tienen los pobres de
el Lugar aquellos derechos, que como á to
dos los demás les da fu nacimiento , pues han
ele vivir > y no tienen mas dominio en las
tierras de los Lugares vecinos , que tienen ert
bs tierras de Mexico , ó del Japón. •"•
- .>~ í Fuera de efte primer derecho , adquieren
el fegundo , regando nueftros bienes con fus
fudores: no hay aquí exageracion alguna. Eftos
Jornaleros , que vémos al paííar por el camiJio , eftos Segadores , á quienes miramos con
tanta indiferencia, recogen los henos, y nos
ponen en cobro las colechas, manteniendo
os al defeubierto contra un Sol , que los abrafa. Previenen con fus madrugadas al Sol , y
llenan los dias, empleando fus afanes en los
trabajos mas obftinados , y duros, ya trillan
do nueftras miefes ¿ ya limpiando los con
ducios para el riega , y yá preparando fus ma
ños, y fus efpa^das ala prjmera feñal de los
<jue

3 50
EfpëBàcHÎo dé la Nâturalezàl
que cuidan la hacienda î y defpues de иЩ
larga serie de exerciclos penоfos con que согй
tinuadamente nos firven , fe nos quedan deft
conocidos , no adquieren por efte medio , n»
amigos , ni proteccion ; y muchos diàs los.
fatiga el hambre, y aun fe eftán muchas fema-t
ñas feguidas fin trabajo , y fin provifiones : fola
las veinte y quatro horas, que fe van paffando , fe miran fegurbs de tener con que vivirá
y el pan , que comen , pierde el fabor co"n
la acedía de la incectidumbre de fi 16 tendrán
para el dia que fe figue.
La lejanía en que viven de nofotros , nos
dexa folamente una idea confufa de fus pe
nas, y contentos con alguna elpecie de li
beralidad , que hemos exercitado con los po
bres de nueftra mifma Ciudad , miramos las
necefsidades de los pobres Aldeanos como uft
mal , que no nos toca , y cuyo remedio fo«?
brepuja nueftras fuerzas.
Afsi no dexando falir nueftras limofnas
del recinto de nueftra Ciudad , cometemos dos
faltas bien notables ; la una derogando à la jufticia , que obliga à los Proprietarios à qué
íubfiftan por fu medio los pobres de aque
llos Lugares, en que tienen fus haciendas r
y la otra atrayendo à la Ciudad mucho nú-<
mero de perfonas , que no debrían eftár effi'
ella , y edya induftria fe reduce à debocar, jun
tos yà cien holgazanes, lo que podria man-

hafuprefsion de la mendiguez. 3 5-х
«étíer en la Aldea trefcientos trabajadores.
t,z medianía , pues , en los gallos de los La
bradores , y la coftumbre de no dar nueftras
Hmofnas fino en las ..Ciudades , fon las prime
ras caufas de las miferias , que fe vén en los
tugares , y Aldéas , y que experimentan nuefjtros Obreros mifmos.
\
: A eftas dos caufas añadámosla tercera,
iuperior por cierto en mucho à las preceden
tes , y es , que eftas pobres gentes viven muy
lejos de donde los ricos Proprietarios expen
den con mayor abundancia fus bienes. Los
Ciudadanos , que viven de la renxa de algu
nos fondos medianos , que pofleen , ayuda
da de algun empleo , è induftria , fe comen
tan comunmente con fu eftado , y pallan fus
dias en la Ciudad , que los vio nacer : eftos
tales concurren algun. tanto à hacer fubfiftit"
las Aldéas , y campos vecinos, que perece
rían fin duda , fi car'ecieilèn de aquellos bie
nes, que en recompenfa de algunos generos,
y abaíio reciben de las Ciudades vecinas. Pe*
Ш pn confumo tan endeble diftribu ye en las
vecindades foconos tan flacos como fu ori
gen-, y abfolutamente cafuales. Lo que arrui
na los Lugares , y lo que hace perder al País
lo. mejor de fu fubftancia , agotandole cafi en
un todo, fon las extracciones tan abundan
tes , y quantiofas , que hacen de él los ricos
eftragados, que. no conocen mas Patria que
• -\
'
bs

3 f г EfpeBaculo de la Naturalen^
las Ciudades mas deliciofas , y mas llenas 4<¡r
placeres; y que confumen fu immenfa rén?
tea en un* Capital lejana , fin que vuelvala.
menor parte à los campos, que (e:Ц.&с*
ron.
. . •/
:\t r-i;t,-i? :p:
'-'
Yo conozco en París fíete particulares^
que gaftan cada año en efta Corte un mi
llon de reales , que facan de un País muy me
dianamente fertil , de folas doce leguas de lar-}
go , y de cinco à feis de ancho ; y otros feis*
que facan cari lo mifmo de un Canton ve
cino , é igualmente extenfo. De eftos dos mi
llones de reales , que trece perfonas gaíhn
fin necefsidad , tan lejos de quien fe los dáí
ó à lo menos en parte diverfa , no vuelven
quarenta mil reales para ayuda de mantener.
à los trabajadores , y para la paga de Arte-*
fanos à los Lugares , que miniftraron los fry^
tos. En eftos Lugares , como en los demás¿
hay toda efpecie de Oficiales ; pero, y quç
hará el Herrador, y el Maeftro de Coches^
fi eftos , y los Caballos fe eftán en París г Es
impofsible , que las Provincias tengan vigor,
ni logren un alimento abundante , fi defpue*
del recobro de repartimientos para el Real
Erario, de los Diezmos Edefiafticos , y de M
fementera facan los Proprietarios toda la fubf*
rancia, que producen , . dexando apenas Д
alimento neceíTario para la vida.
.« '••*'<.'
No decimos por eljtoi.que una Ciudad

Laßtpfefston de la mendiguez. 3 f$
populofa como Londres, ó Pads, fean mas
dañofas que utiles à la fociedad ; antes por et
contrario , fon en muchas cofas fu recurfo,
y^brnamento , facañdo el comun de Luga
res femejantes , bienes immenfos ; pero le
debe fu explendor à los medios indefectibles,
y legitimos , que fabémos , y no al capri
cho , y luxo de particulares algunos. Una polieîà sabia , que arregla los limites de la Ca
pital , y determina fu extenfion , penetra muy
bien el peligro que hay de que vivan en ella
todos los ricos , y teftifica al mifmo tiempo,
que rto hay necefsidad alguna para' que fixen
fu afsiento en las Cortes.
En la edad média (**) eftaba dividida la
Francia en muchos feudos grandes , cuyos Se
ñores , cercados de fu Corte , y de los retrofeudos, que poíTeían , ó fubordinaban , refidian en fus refpe&ivas Provincias , y confiifínan fu renta , dando lugar à una circula
ción general , que no podía dexar de fer fu
rriamente provechofa à todo el Reyno. Pe
ro hallandofe por todas partes autorizadas las
guettas de Señor à Señor , y atruinandofe en
«ilas mutuamente fus VaíTallos , fe figuieron in
numerables defordenes. No dexaba de fer Uñí '
bien eftraña forma de gobierno, vérfe conv&trdas todas las Ciudades en Plazas de Ar
mas , las Cafas de Campo en otros tantos.
^om.XL : V < '
Yy
CaftLí,*} YeafcdDic.deTrev.l.A,

3 S4
Efpetlaculo de ia Naturaleza.
Caftillos, y armada toda la fociedad, fus mienb
bros unos contra otros. Los tres recintos de
Montaigu , à donde Thomas de Marie reti
raba el botín , que havía hecho en las llanu
ras de Picardía , y Champagna , mas parecían
euebas de faheadores , o refugio de ladrones,
que circuitos del Palacio de un Principe , Pro
tector de fus VaíTallos. Las exacciones , jun
tas con levas continuas , hacían al Eftado tan
infeliz, que fe tuvo , con razón , por venturofo el vér eftos grandes feudos , y todos los
grandes Señores fubalternos , y à fueíTe por me
dio de ventas libres , o yà por reverfion de
derechos , reunidos à la Corona.
De efte modo fe vio el Rey en eftado de man
tener el orden dentro de fu Reyno , y de refiítir à las invafiones de fuera de fus Eftados.
El aumento del Podér Real dio lugar por confequencia precifa al acrecentamiento, y opu>
lencia de la Corte. Los Tribunales , las gra
cias , y toda efpecie de negocios atraxeron
poco à poco Regnicolas , y Eftrangeros , y
juntamente un confumo grande, y una mag
nificencia util : no hay bien alguno , que no
vinielfè tras efto ; una Ciudad como París ,
mantiene en todas partes la correípondencu,
las empreflas , las luces , y conocimientos , las
artes , los talentos , las ciencias 3 y.una emu
lacion feliz. Y fiendo efta Ciudad el centro
del comercio , y del buen gufto , es.la efCue

£a fuprepion de ta mendiguez. 37 f
la de uno , y otro , forma todos los viageros , y fe aprovecha tambien de fu eftancia,
y detencion ; pero no tiene necefsidad de que
fe avecinden en ella , ni tampoco de que fus
habitantes la llenen de opulencia , dexando
exhauftas las demás Provincias j pues el explendor , y magnificencia de la Corte fera
ífempre grande con los gaftos, que la tribu
tan la curiofidad de muchos , la necefsidad
de los particulares, y la refidencia de las fa
milias del primer orden , y de la mas alta
claífe. La frequente concurrencia de los prin
cipales Señores en prefencia de fu Rey man
tiene el afeito , y conferva la quietud. El
Rey es maspoderofo , y la firmeza de la Monarchía hace vivit á todos fus Pueblos en repofo , que es el fin de un buen gobierno.
Todos eftos bienes , por una parte infa
libles , fegun la conftitucion , que anualmen
te tiene la Francia, fon compatibles por otra
con la refidencia de los mas ricos Ciudada
nos en aquellas Provincias , en que tienen
'el grueíTo de fus rentas , ya fea en produc-*
ciones naturales , ya en Beneficios, y ya en;
cargos , y empleos , ó en induftria.
La mifma politica , que fe complace en
las riquezas, y abundancia de las Ciudades
Capitales , fe aflixe de la obftinacion , y nú
mero excefsivo de tantos como trasladan á ellas
fus bienes , y fus familias. Muchas veces es
Yy %
im-

3 fб
ЕfpeBaculo de la Naturalezas. '
impracticable el abafto de eftas poblaciones imf
menfas , y el vicio de los demafiadamente
libres , y licenciofos fube todos- los genetbs
aun precio tan alto , que deftruye la mer
dianía de muchos, que fe vén precifados à
vivir allí por algun tiempo. No lleva la jufticia menos mal que la politica femejantes
profufiones , reconcentradas en un mifmolutgir à cofta de las Provincias , que fe defentrafian viablemente, y fe agotan para poder
dar abafto Por mas que nos fea permitido
teftificar à los ricos la maravilla grande , que
nos caufa verlos venir à cofta de tantos gaftos à vivir à una Ciudad ¡, que los confunde
entre la multitud , pudiendo diftinguirfe tan
to en fus Provincias , y mantener la abun
dancia en las cercanías de fu morada -, nos
guardaremos muy bien de caufarle aun la me
nor tentacion , afsi à la libertad comun , co
mo à la fuya , ni hacerles aun la mas leve
inve&iva. El rico podrá , por lo que à nofotros toca , difponer como le parezca fu domi
cilio , y fus gaftos ; yo una cofa folo le fuplíco , y es , que fi los hace lejos de los Lu
gares , que le abaftecen , haga la jufticia de
enviar à ellos algun fuplemento , que endul
ce el mal , que los confume , y los dexa aun;
defnudos de lo que es abfolutamente necef-«
fario.
; 5/1
Efte fuplemento puede Uevárfe nueftrotra

Ua-.ßtprefsi&n de le inendtgtíésS. % 57
bajo , y atenciones , como fe lleva las de!
gobierno 3 no hay medio de que no fe haya
efte valido » de . mucho tiempo à . efta paite ,
paca ;adelantar por todo el Reyno : aquellas
operaciones , que fon proprias de la induftria,
y para efparcir por todas las cofias femiilas
de abundancia , y de riqueza. El reftableci-:
miento del Comercio por la Marina ; la pro
teccion con que el Rey favorece el que fe
hace. en Paífes eftrangeros » las manifacturas
de feda , papél , paños , y tantas otras , que
autoriza , y fomenta con privilegios , y aun
con .executorias de nobleza , y diftinciones de
honor ¿ todos fon medios , que con-.la diftribueion univerfal de fus Rentas Reales miran
directamente à ir formando por todo el Reyno Ciudadanos laboriofos. Solo la Fábrica de
Chryftales ocupa en . San Gobaín mas de qua?
trocientos trabajadores , y derrama. h felici
dad en todos los Lugares circunvecinos ¿ сит
yos materiales emplea > de cuyos fervicios fe
vale ,- < y. cuyos generos confume , llenando de
abundancia à aquellos , que antes veíamos pe?
recer. fin alivio. Qué bienes. no trahen configo las, nuevas mahifa&uraiS de Sedans y de
Abbeville ? Quantas otras ponen à la Fran
cia en. eftado de vender à. los. Eftrangeros lo
#tifrop.qu.efaca de ellos i XaïQudàdr-dç Orien
te .(**)., ?que ni? hace fina acabar .de nacer,
'-c-c.'':i.vl (il ij'j) {..-.. ¿ iíi, :<
i .'ha
f*) Puerto defrauda en la Bretaña . que fe fabrico por los aáosae >7,Ч|

8" EfyeB'aculo dela Naturaleza^
ha formado dentro de fus murallas , y en. fu
circuíto millares de establecimientos. Al pre-.;
fente infpira el amor al trabajo,- yj la efoe-<
ranza de un paflar honrado à todo un'.Çani
ton de Bretaña , en que apenas havía antes
ánimo para recoger , aun lo que la tierra le
daba. Solo el número de Navios, queen un
año quitaron à la Francia las guerras ultimas^
bafta para probar , que las quexas comunes
de efte Reyno acerca de el poco comercio^
no fon fiempre las mas juftas. Pero por bue*
nos que fean los: defeos de los Reyes , y por
mas poder , que tengan para animar la emú-*
bicion en las Provincias , y Colonias de fri
mándo por medio de prudentes conceCsiohzsí
con todo eíTo no fon criadores , ni puede»
poner los frutos de la tierra en todas las rai-i
nos , que ios píden. Sobre nofotros recae úl*
rimadamente efte cuidado , à nofotros nos-ten'
ea proveer en él.
г
i.. .i л/ L ;Ь
No es efto decir , que tenemos obliga-f
cion de llenar de plata todas las manos necefsH
tadas de aquellos Lugares , en- que pofleemos
algunos proprios. El mifmo Evangelio , que
impone à los dueños deellos la obligacion âù
hacer participes de fus frutos à los necefsí»-dos , les prohibe à eftos comer el pan , que no
hayan ganado con algun trabajo* quefeaUtUv
Es verdad i' qui Dios hace falir el[5olv yierW
vía los rocíos del Cielo fobre los hombres

La fuprefsion de la mendiguéz. 3 5-9
injuftos ; pero aun a eftos los doma , fujeta ,
y hace Utiles los unos á los otros , aunque
recalcitren , y les duela , por medio de la
necefsidad del trabajo. Efte es , pues , nueftro
modelo. Para hacer participes á los hombres
de aquellos bienes , que poíTeemos , 6 adminiftramos , no debemos > bufcar precifamente
hombres de bien , ni el- que fean juftos , pues
de efte modo dexariamos perecer mucha par
te del genero humano. Pero obliguemoslos
por lo menos, quanto efté de nueíka parte,
a que fe hagan utiles con algun trabajo provechofo , hafta llegar á rehuiarle el fuftento
a aquel, que rehufe el trabajo. De otro mo
do , nofotros mifmos fomentarnosla ociofidad,
y mantenémos la mendiguez con unas,confequencias perjudiciales realmente , y afrento^
fas. i°. Demos : z°. Pero efto fea á quien
trabaja. De la union de eftas dos reglas de
pender el bien de la fociedad, y fe arruina'.fi
fe fepáran. No aumentemos nueftras cargas ,
que no fon pequeñas. Si es precifo , .que ade
más de los pobres de la Ciudad, fe encar
guen tambien los Proprietarios del fuftento de .¡ ,;
los- .pq>brtfs
las Aldeas , :darán fiw.'duda eh
tierra con el aumemo.de -una! carga ícelos •'
agobia , y : los bruma •: .6. doihábrémos de
itiirar como una -, torre erL el viento , y un
proyecto impracticable , como en efecto lo
íeria , fi íueíTe ^ceíTario dar ma* limofna,

3 6o

Bafta laltmofaa ordi
naria para
fuprimir la

Efpefíaculo de la N aturale 3¿?.•.

que la Francia da comunmente. No
cifo encabezarnos, apear las tierras, ni im-,
ponernos algun tributo de nuevo. En nueftras
manos tenemos el fondo conducente pira hxcer trabajar á los pobres de las Aldeas , y pa
ra que no los haya ert las Ciudades. En la
ra de nueftro trato , en la humxnidad denueftra nacion , y en el afeólo con que le in
clina á focorrer á los pobres, que es la gloria de
la-Iglefia Catholica , fe hallará efte fondo. Bien
podemos contentarnos con dar loque antes da
bamos , nueftras limofnas fon funcientes parí
quefubfiftan los pobres. Efto es lo que haremos
patente ahora. Pero aquellas limofnas , q ie
mantienen holgazanes , y fuftentan la ociolidad , fe deben totalmente fuprimir. Emplean
do el bien , que hacémos , en focorrer , y en
ayudar el trabajo, gobernará nueftras manos
la equidad , y haremos florecer el comercio.
No tratamos de imponer un yugo onerofo,
lino de que la prudencia tome algunas. me
didas , que nos aflegure un Eftado mas tran-*
quilo.
Francia, fegun el cómputo del Marifcal
de Voubán , tiene treinta mil leguas qu.adfadas (**) 5 de . las: quales unas pueden mante
ner quatrocientas , ó quinientas peribms , otras
mil , ó mil y dofeientas , y fegun un medio
prc*-íi
(**) A proporcion
; pu« las legua; ¡
.jnda's fon por lo
es mucho ¿nenor

La fufrefsion de la mendiguéis. $61
proporcionado , cada una fetecientas , ú ochoU
cientas. Supongamos , que hay en cada 1èr
gua quadrada ocho , o nueve perfonas , re*
iíucidas à mendigar , y 'que fale cada una por
feis fueldos de limofna. Nueve veces treinta
tnil pobres fon dofcientos y fetentamil, que.
à feis fueldos confumen cada dia trefeientos
y veinte y quatro mil reales de vellon , que
montan al año , multiplicada efta cantidad
por los 36$ dias , que tiene , la fuma de
veinte y nueve millones, quinientas y fefenta y cinco mil libras de Francia , o ciento
y diez y ocho millones , dofeientos y fefenta
mil reales de vellon de Efpaña, dados de li
mofna cada año.
No habrá, fegun pienfo , dificultad en
paflarme el número de pobres ; pero puede
fer que la haya en admitirme el producto de
la limoftu. Y acafo fe quedarán algunos He
nos de pafmo, al vér , que luzca tan poco
«na limofna tan grande : pues en lugar de
eludir efta dificultad , voy à aumentarla.
La mayor parte de los mendigos no fe
contentan con aquello , que precifamente les
bafta para vivir , ni tampoco con las limofhas de un folo Lugar ; de éfte paiïàh à la
Ciudad , atravieíTan muchos Barrios , y Parro- .
chías , y no pocas Aldéas en un dia. Otros
cruzan el camino de los primeros. De efte
niodo fe repiten , y multiplican fin termina
Tom.Xi.

Zl

Ь<

.

, 3 6-2 Efpettacvlo de la Naturaleza*
.las apariencias del mal, y los verdaderos azo
res de la fociedad. No folamente hallan con
que. vivir j pero fi los ofreceis que trabajar ,
defprecian la propuefta . llenos . de. ira„^ ^fir
man envergonzadamente , y fin .el menor em
pacho , que ganan mas no haciendo cofa alguna^que ganarían firviendonos á ndCotros(**).
.Como quiera es cofa de hecho, que viven
en un eftado muchos años confecutiv.os uni
camente de lo que á nofotros nos facan. Pe.so fea afsi , que no les demos x fino folamente
jo que hemos dicho. Eftos hombres no -Curven al
.Rey., ni le. contribuyen con la rrjasminima
.capitacion , .ni á. los Prpprietarios con alqui
larles el menor Cortijo , ni á los Mercade
res con la compra de vellidos, ni á la fo
ciedad toda le fon del menor fervicio. Eftos
tales no fabenfino comer ; yafsi , devora cada
.uno lo que pudiera baftar para tres hombres. Yo
los, lie . hecho feguir en aquellos Bodegones
en que entran, y á que fe retiran , y he fabido , que falían á veinte y cinco , ó treinr
.ta fueldos (**) de efeote cada uno (**)... Vez
. s-.l

...

..

. . .- ,

. «..' .

..... ha 5

<**) En Toledo , viendo pedir limofna a un, Moza fornida , y fana, le dixeton , que fe pune/Te á fervir , y ella refpondió con el mayor defembarazo , y IbU
- tma : veinte y cinc o Parrochias tiene efta Ciudad , por lo menos de cada una Ca
caré todos los dias un uuarto ¡tambien me darán algunos pedazos de pan: con
^ que quanto mejor eftoy «tfl , dueña de mi libertad, que no trabajando , y fip
.Tiendo?
.'-(*,) Efto es cerca de feis reales cada uno: '.' •
'
(**) A qa.itro reales iblamente cada dia ,falen alano los pobres , que hemos
dicho, por 594100C00 reales de vellon de garlo en tolo comer una v z jl J»C(in que excede fc\ Ju«la de cinqufnta millones ¿fe reales al ayo la ijmoiiu. \

La fnprefsion de la mendiguez. 363
ha habido , que dos folos havían gaftado vein-*
te y quatro reales. "(*.*), y efto en Ciuda
des de Provincias particulares. Es indubitable,
que nos Ta^ah mucho mas de lo que juzga
rnos , y que la tropa de mendigos fedentarios gana mas que nueftros mejores Artefanos , y Oficiales , y que fe duplica con los que 1
piden oftiariin í' o de puerta en puerta , y:
c^reif de una a- otra parte. Tanta es la li-'
cencía, que fe podría probar, que en lugar'
de veinte y ííete , ó treinta millones , ern-*
picamos mas de quarenta en acariciar , y dar
giiftbiuá malhechores , cuya conducía nos lle
naría de horror , fi profundizaíTemos algun?
tanto en ella.
1
' Si el número de pobres , verdaderamen
te necefsitados , fon en cada legua quadra->
da mas de nueve, como muchos pienfan, y
fi con los pobres , dignos de nueftra compaffion ,' hay un Exercito de Vandídos agavi-liados , y difpueftos en compañías , que á fuer
za de futilezas, de geftos, efclamaciones, y
correrías nos quitan el duplo , ó triplo de lo
que bafta para mantenerfe, no es evidente,
! :'. ;¡\í.
'
Zz 1 . . '
que 1
'.(.rtij/:^ij," |.;:¡¡i:j:p:i ¿[
Cosiendo Je ejla efpccie,£a(hnan al año los mífmos pobres 1 1 8 1 íooooo realef
i con íblo una comida al día: limofna por dato aíTombrofi : y que aunque fe de por
bien smpleada.por razon delimoIna,fc. emplearla mucho mejor,baciendo trabajar.
ellas gentes , en delmontar terrenos , abrir , y componer caminos , fabricar puen
tes a formar «anales , y conducios p.iafiríücar el com-rcio , y conducir faíudaUes . .aguas , plant-r arboledas con ijue fe confervaflím.is la humedad en la tierra .fien,
. dp probablemente debite modo mas abundantes las lluvia-Sen nueftra Etpaña, tan
neit llanas ¡ y finalmente , (o que. es^ todavía mas util j evitando de efte modo cq
la Republica Araganes , y MalbethctM,

364. Efpetiaculo de laNaturaíéZéiS
que ponemos cada año en las roanos de im¿\
pobres una fuma exhorbitante , que no lasi<]
alienta fino à comee?. .. --.(•- mtr.yn к эЬээ
Guardémonos con todo eíTo de ragriae?n
nos contra aquellos ,, que defeamos aliviar Jq
en. lugar de enfurecernos contra ellos, pro
curemos hacerlos Ciudadanos utiles à la Pa-i
tria. Hay muchas efpecies de pobres : enfecr.\
mos, eftropeados, viejos , vergonzantes ctyd
mendigos. No hay Ciudad alguna en queja
charidad de nueftros miyores no haya eftablecldo Hofpitales para recibir à los poorest
enfermos , y para recoger à aquellos , à quie*;«
nes , 6 la caduquez , o la mutilacion de algun miembro principal haya puerto en eftado? deno poder trabalar. La mayor parte de eftos
tienen yà refugio , y nofotros, д lo щeпо$ .
en mucha parte , eftámos defeargados deabaf-b
tecer à los que fe admiten en él. Aun el ли-Г
mero de los enfermos fe difminuiría raucho,
y en la renta de los Hofpitales fe ahorraría
no poco, fi gobernando bien la li moin a co
mun fe pudieran mejorar los alimentos delos
pobres verdaderos , y determinar el eftado de
muchas familias , por medio de algun traba
jo coníhntc , y provechofo.
'. ^ Los pobres vergonzantes tampoco eíran.
en un todo à nueftro cargo : tienen buenos
defeos, y fe esfuerz-in à hacer quanto pue- .
den : con que folo necefsitan algún ligero adeUn-

La fuprefsion de la mendiguez.
36 f
lafltamiento , ó focorro, añadido á el ende
ble ¡produ&o de fu trabajo : y efto mifmo fucede á muchos de los pobres de las Aldeas ,
no• todos fon mendigos , que necefsitan , que
lo$ .viftámos , y fuftentémos : los demás fon
gentes, que viven con eftrechéz, oque tienen
poca induftria ; y á eftos tratamos de esfor
zar y*y darles ánimo , ó por medio de un tra
bajo feguro , y fin interrupcion , 6 con ei
preftamo de una fuma muy limitada.
í
Pero para aquellos pobres , que han per
dido todo el pudor , y que fin hacer cafo al
guno de el trabajo , fe atreven á pedir el pan,
necefsitámos hallar medio de volverlos á fu
tierra y y al Lugar de fu nacimiento , empe
ñandolos á fu tiempo en los trabajos de el
campo , y en alguna otra ocupacion , que
acabadas las cofechas los emplee con fruto.
Todo , en fin , fe reduce , no á fuftentar po
bres, que es alimentar la ociofidad ; fino á
impedir con la feguridad del trabajo el que
haya pobres, que es el origen de toda feli
cidad.- "
El fyfthéma , que para confeguir efte fin
fe propone ordinariamente , es obligar á ca
da Ciudadano , 6 Vecino de alguna Aldéa,
6 Lugar , á que ponga fobre la* puerta de fu
cafa todos los años un rotulo , que diga el
número de perfonas , que componen fu fa
milia , y el medio que tiene para alimentar-.

3 66 Efpeiïacîtlo de la Naturatessa, -r
ks , y defpues encerrar en las fabricas , ¡9 in>
trodwicir en las obras públicas, y comunes я
los que carecen de fubfiftencia , y ds ind^tria, : Algunos juzgan conveniente > . ififfîjwjs*
dos los mendigos , capaces defeguir el crab.»jo de U Milicia, fe los alifte, yfujete à una
Bandera , ó que fe apliquen à las obras pu
blicas. Otros querrían , que fe los obügafle à;
todos à permmecer en fu. tierra, finfalirde
ella , fino con la permifsion de exercitar ea^
otra alguna profefsion conocida. Pero todos
eftos proyectos , y otros . muchos traben Çpnfigo dos inconvenientes tan grandes , солю
arruinar el uno la libertad de los particula
res, y el otro querer dirigir el gobierno. No.'
tenémos derecho fíno à aconfejamos à nofo- .
tros mifmos , y fi fe nos permite decir alguna^
vez nueftro parecer , jamás debémosen él fer
inhumanos , ni intentar hacer efclavos à los^
que Dios , el Rey , y las leyes dexan libres.
Aquella libertad , que llena de Oficiales ías
manifacturas , y las fimilias de domefticos, in
troduce tambien en la diverfidad de profeffiones. lös talentos , que necefsitan. Si que
remos hacer à los mendigos , que vuelvan
à cultivar. la tierra en que hicieron,' no de
be fer por yn de autoridad , puerto que no
eftá en aofotros , fmo por medio de un poderofo atractivo , de un cebo infalible; yfobre todo, de un cebo, y atractivo , que tenémos.
enJas manos.
La

i

La fkprefsion de la mendiguez. 367
j. - (La limofna es el .imán delos pobres. Si
ja dais en la Ciudad , ta inundareis j fi la
repartis en el campo , y las Aldeas, feguilatt ^fta derrota .: trabajadores fon los que
:habeist ck bufcar , y no mendigos. Solicita•ihos , que nueftra limofna fea como paga de
oln «abajo-util , folo , pues , fe necelsita go
bernar^. ..; ;( •' *'
, •:
WhAtfrr* Iglefia nos enfeña el modo
de hacer , y -4 adminiftrar la limofna •. no fe
hacía entonces manualmente , ni a. la aven
tura : los Fieles la depoíkaban para que los
dias folemnes fe pufieíTe en las manos de
los Paftores, y Diaconos, que la empleaban
en que tviviefíen obras que hacer, y. en
que trabajar los que podían , y en ,man.tenev á aquellos , a quienes la vejé? , , la en
fermedad , ó algun otro accidente privaba de
el libre ufo de fus manos. Deípues que fun
daron los Fieles el grueíTo de la Renta Ecleíiaftica por medio de Diezmos permanentes ,
en la divifion, que fe hizo, fe refervó una
parte para los pobres enfermos, ancianos, é
impedidos. Efíe es el origen de los Hcípitales , que acompañan á las Iglefias Cathedrales , /y á las Abadías grandes. Los Señores ,
que poneían feudos , tenían tambien feñalaéas rentas fobre fus fondos para mantener fus
Vaííallos ; y afsi , los pobres de las Aldéas ef,taban. a cargo de fus Señores, como domeftieos

368
Eftettaculo de la NaturaU&&
ticos Tuyos , 6 por mejor decir , corrio los
efclavos lo eftán al de fus dueños. Realmen^
te los pjyfanos eran fieryos. Defpues que^yaí
lograron minumifsion , ó libertad, y fíibufr
ten, ó de fus proprias adquificiones , '$ de
fu induftria, todavía es fentible ver entre ellos
muchos mendigos , . que importunan aí pú*
blico , y. viven del trabajo ageno. Nopue*
de venir fino de los Proprietariosel remedio,^
que fe bufea ; fi quieren tener en los Luga-?
res de fu dominio Labradores fuficientes-pa*
ra que cultiven fus campos , fin aufentarfe de
ellos, ha de fer cenando de dárenlas Giu¿
dades fus limofnas al capricho , ó cafualidad, "i
y deftinando -principal menee fu liberalidad á
las Aldeas en que eftán fus heredades , de mo*
do , que no haya vacío - alguno para el tra«
bajo en todo el difeurfo del año. Pero quien
gobernará eíh limofna , y en qué trabajo
fe podrá emplear i Los Repartidores de eftos
bienes , ó Rectores de efta piedad , fon cá
Cura, y Mayordomos de cada Parrochia. Efte
es un gobierno, que nunca muere , y los que le tienen , conocen los pobres , faben las
necefsidades de el comun , no ignoran los
.fondos de los Propietarios , pueden inftruir4os ; áeftos , y proponerles aquellas obras , que
tocan al bien comun, y afsimifmo fer Theíbreros de aquello , que franqueen los pods-- "n
rofos, y cumplir con fus defeo*., y con las

Lwjiiprtfsion de la mendiguez. 3 69
¿Menciones que fignifiquen. Por otra paite
todos los Propiietarios conocen muy bien los
Lugares en donde tienen fus rentas , faben,que
carnüio debe tomar íu limofna , y qual ferá fu
caxaiproporcionada : con que no nos falta ya
fino manifeftac qual deba fer el empleo de efte
jáse&ofo caudal,
-m v ¿<v<; ; il ,'-.,-:•-•.• '
- v¿iá£* limofna , que hemos manifeftado fubir
á.tefirc3 de i ro millones , ó acafo mas 1 efta li
mofna magnifica, que ha venido á fer el encan-;
to x y embelefo de los mendigos, y pordioferos,
porque fe da fin pedir trabajo alguno por ella,
fe debe emplear en la obra mas á propofito para
hesmofear la Iglefia , y todo el Reyno, para dar
guito a todo buen Chriftiano , y a todo buen
Ciudadano , y patricio. Vm. entenderá ya, que
hablo de la compoficion de los caminos reales,
y de las encrucijadas, que los atravieíTan. Nueftra limofna , difpuefta afsi en ocupar á los habi
tadores, que carecen de profefsion, ó no tienen
que trabájar, fe puede llamar Cáxa de los cami
nos. No tratamos aquí de calzarlos á la Roma
na eon quatro hiladas , ó rafas de cantería fobre
un cimiento de pura toba: aquí no tratamos del
modo mejor de componer los caminos,por aho
ra los dexámos, como fe eftán, en orden á efto,
contentandonos con tener en cada Lugar, 6
Feligresía un pequeño número de Peones , que
mantengan en buen eftado los caminos reales,.
que hay en todo fu territorio, como cambien lasi
Tom.XI.
Aaa
vere-

37o
Efyettaculo dela Naturaleza.
veredas, y caminos de travesía i principal
mente las entradas , é immediaciones de los
Lugares.
.~
.
El mérito grande de efta obra es , que
fea general , y permanente. Con tener en
cada Lugar , con fus gages, ó jornal, á cargo del Proprietario , y del Comun , quatro^
cinco , ó feis Padres de familia , que traba
jen con fus mugeres , é hijos en componer
los caminos , el tiempo que dexan libre las
cofechas , no habrá quebrada , pantano; , y
en una palabra , no habrá defigualdad peligrofa para Arrieros , Carreteros , Coches ,. y
Caminantes , que no fe componga al punto.
Acuden fiempre á lo mas precifo , y dado
que no fe trabaje , fino folamente á la li
gera , los carruages paíTarán fin riefgo por to
das partes , porque actual , y continuadamen
te fe previenen , aun las amenazas del peli
gro. Al empezar las fiegas , y los trabajos
mas penofos del campo , fe dexa el de los ca
minos , para que afsi halle el pobre jornalero
en una continuada alternativa el provecho de
fu afán ; acabada la cofecha , vuelve al tra
bajo de los caminos , defmontando aquí, y
allanando allí la tierra nafta ral determina
da extenfion: fe juntan guijarros , fe amon
tonan guijas , cafquijo , y arena grueíTa ,. ya
Tacando eftos materiales de las orillas de los
ricis , b ya baxandolos de las cimas de lo?

Za Jhprefsion dé la mendiguez.
371
Atontes-., para terraplenar con fu ayuda los ho-.
yos , y los pantanos , hafta dexailo todo ac
cesible. En llegando á eftár ya practicables
los eaminos en toda la extenfion de cada. tqr¿korio , es mejor todavía pagar algunos jor
naleros fin mucha necefsidad , que permitir fe
queden fin trabajo los mendigos, nuevamente
convertidos , y reconciliados con él. Todas
eftas pequeñas tropas particulares eftarán fiempre prontas á partir , y á unirfe á otras á las
primeras ordenes de los Intendentes , ó Sobreftantes. , : y por efte medio fe hallarán pro
veídos de fugetos proporcionados todas las obras
públicas , y privadas. El Rey logrará, con ma
yor ventaja que nunca, del derecho , queconferva ,. á que le firvan de valde á determi
nados tiempos , fin contriftar .al Labrador con
ocupaciones , que le apartan de fu trabajo * ni
exponer á los Lugares a reparos , y comppficjones de caminos, que al mifmo tiempo , que fon
inevitables , arruinaji fin remedio a los vecinos.
Yo . me atrevo á decir, q ie fi nueíbra limofna, en lugar de vérfe, como fe véimalvaratada , firviefíe de hypotheca.y foniqpa^
ra componer los caminos , íería delante de
Dios , y delante de los hombres la obra mas
agradable , y la mas fabiamente util álafociedad , que era pofsible. EL defterrar 4e. U
Ciudad á>los, vagabundos, qué la deshonran,
volverlos á las Aldeas , y campos en que falcan
Aaa z
tra-

£7 * ' EfpeBacuU de là Naittrakkte^
trabajadores , veftir familias, poíTeídas ¡ antes*
de la floxedad , y el ocio , evitar à- las Giu£
dades gaftos , y trabajos extraordinarios#fati$
fin duda alguna, ventajas , que no admiten
comparacion con la fuciedad , y ocioCrmen*
diguez. à que nueftro méthodo , en dar iimofna , precipita tanta gente. Pero aun fon
eftos los menores bienes , que encuentro ;eii
femejante modo de dar, Efte dinero, que ciega
mente derramamos , no fe podrá emplearen
hacer practicables todos los caminos fin me>
recer el aplaufo , y la eftimacion del Rey, ún
facilitar el tranfporte , y paflb de fus Tropas;
y equipages, fin fomentar las ideas. , :y em
pleos de los Comerciantes con la diminucion
de peligros , y de gaftos , fin dexar practicable à
los Labradores , que antes fe arruinaban coa
los tranfportes 3 el acceflb à las tierras ,y La^
gares , à que dirigen fus generos , fin ahor*
far à manadas , y rebaños el cieno ,y la po
dredumbre , que los mata , y fin dexar à la
fociedad toda en el mayor defahogo. - i
i . En efte modo , que acabamos depropo*
ner , de dàr limofna , fe encuentran tres оЫ
jeeos , muy diferentes uno de otro. El primea
ro , es paflar nueíbra limofna defde la Ciu
dad , donde no eftá bien colocada:, à las Al
deas, en que es indifpenfablemente neceflaria. El fegundo , es el empleo , < que es pre*:
cifo hacer de efta limofna en la compoficioa

L&fitprefsion de la tnendigttéièi
descaminos , manteniéndolos en buen eftado.
У el tercero , el modo de adminiftrarla , y
de^haeert* ásoftifita»
?;
? ,«vi ¿•'•í»
nsutrlísEl primero de eftоs tres capítulos , n¿
es alguno de- aquellos fyfthémas ideales ., öde
aquellos proyectos , que fe lleva el viento , y
que es libre cada uno para admitirle, ódefechar^
le : «no: fe admite opoibn , ni fe da libertad
«ní-íefte aíTumi& Eíte-esuna. obligacion de
que acafo ;jamás hemos oído habkr a, -f fot
ventura ni aun predicar; pero con todoefío
no es menos neceftaria, que feria, fi lo hu-vœl&nios- oída з no puede llegar à defcubrir
efte allimtо; la rkdad, fin conocer en ¿V roí
da la fuerza de la juflitia , y aun la ambicion
debe cumplir con él , fiquiera por fu in*teres. Eftos pobres Aldeanos , à quienes ran
indifcretamente perdemos de vifta ,oftiganini.
faliblemente la indifercnciai con que los mi
ramos. Entre ellos comienzan las: enferme
dades epidémicas í entre ellos fe foiman los
<ontra\ andiftas , y falteadores , fi fe, pueden
<iifimguir' unos de. otros entredi ellos; left fin>,
fc juntan- eíhs legiones ¡de mendigos v que¡í tie
nen el Jleyno lin aliento ^ y idebjbran la fubftancia agena , fin fervir à perfona alguna en
tbdacU.(foaedadt<j vc„.i\ гж sb
к ni..
!
ы. ¿Esadas efièsMnales-'Oost vienen--, porque fe
defprecian los pobres de las Aldeas.! Todoslforimamos un cuerpo , y dexandolos perecer i à
cvl*.
fufrir,

jTifc Efpeftacvlod'e la.Natitrale$sá,?
fufrir , al tiempo , que fon nueftra ocupacion
fola los placeres , 6 atendémos unicamente á
los pobres de las Ciudades , nos perdemos^
y caftigamos a nofotros mifmosj 'e$ío és> per
fumar la cabeza, abrigar eí cuerpo , y dexar
los piés en el cieno.
.
:j - • •' . - '.

Related Interests

.
Parecémos á aquel hábil Simphontftx , que
dando una :.caída en la .horqueft¿. fe hijtió la
tnarjo-, y . el pié; deciale- >1 Grujáno ^quería
(anídela mino ¿ que todo- fu cuidado le pu*
fieíTe en efto: yo os conjuro , anidía , qus
tengais efta mira.en yu^ftra cura, el> pié él
andará, como pueda , dexadme la mano fatú.
Eíío intento. , dixo el Cirupnoj; peroiera irá*
pofsibli el confeguirlo , li defcúido: en un tof*
do del pié, qus eftá en pdigco¡: fi fe engan-.
grena el .pié , qué hirá la mano ¡? En que pa*
xará entonces él .hombre,. y la muficaijhuni
Ricos, que creeis libraros' de las hiifé*
cias de . que eftán cubiertos los campos , y coa
que fe vén confumidas , y arruinadas las ALr
.déas , j mientras vofotros os encerrais en. «l tb
.cuítQí A$ una buena. Ciudad , teniendo folanied,-te ctádado .dé ivi.vicÍJodeados deobjetosplaí*
-cdnieros , i jd divertidos , lejos de las penas,
laflieeiqnies > y . llantos ¿ . viieftra prudencia - ex
femejante á la de aquellos páxaíos-^jpadojavví
fados:* >y Xíifttcos ,¿oqiie 'efconden 'deba¿b de
4a. hierba ' la cabeza folamance, dexando.'^f,
•cubierto lo reliante , en que los hiere. á fu
t. .-..¿

falvo

La fuprefsion de la mendiguez. 377
falvo el Cazador. Conoced mejor los peligros,
que. os amenazan , no feais tan defdeñofós;
nunca fe os vén hacer fino unas muy cor
tas vifitas a vueftro Labrador ,'6 Adminiftía^
dores : defde fu cafa , tan mal parada , y po
co luftrofa, paíTad algunas veces¡ a la caba
na, del Jornalero, que acafo al verla tan defdichada', le dareis orden para que" fabrique
una cafa , 6 la repare y p.ira componer una
ala del tejado caída, ó para limpiar un eftanque , ó conducho defmoronado. Efta bue
na gente fe maravillará de veros cu idadofos
de ¡ fus cafas, y entrar en ellas : pues la coftumbre , que hay , es bien contraria , hablandoles muy de paíTo , fin baxar jamás á fus
cafillas , y fubterraneos : tened la paciencia
de fentaros , por algunos inflantes fiquiera , erV
aquella pobre choza , ahumada , y llena de
ollin. Si lo haceis afsi , prefto os hallareis líe
nos de pafmo , al ver con qué fe alhaja efta
familia , que comida la fuftenta , y <jué te
cho la abriga por la noche. Movida la viltaf
y compadecidos los ojos con efta láftima , bufcan algun objeto , que los regdcige , pararánfe en" los hijuelos, y fe Sorprenderán de véc
fcquejla natikal alegría /¡fus' ficciones , lo avultado dé ; fuá íhefcíllasyy aquellos ^colores tari
janos. Et áyre del campo , y algunas fobras
de'quefov manteca, y leche , que les dan*
mantienen fu frefeura cofa- jugos rconveniea—

íes

37 6 Efpetfaculo de la Naturaù^a\
tes. à la delicadeza de aquella edad, Pero íq£
hermanos, y hermanas,. yà algo crecidos , y
que experimentan un trabajo duro, junto вдр
un alimento fin fubftancia , ni jugo propojó
cionado , fon otras tantas flores marcb¿t&je
quando aun apenas fe han defplegado las ho
jas: las ficciones fe dislocan ,. la téz delrpfr
tro fe pierde, los colores eftán .apiomidps-iljf:
caídos, el ayre, y la. apariencia lúgubre
todas las feñales fon de gente , que. уaе^p&г
rímenta , y fíente la .dureza de fu condicion
amarga. Si faliereis de allí à alguna plaza. ve-í
cina , encontrareis algunos ancianos.^ *идл (fy nectud enferma, fih brio, fin aliento., fin.'
compañía , fin animo , fin arrimo
y fit»
provifion : preguntareis al verlos;, como eftps
pobres trabaladores pueden fufrir . la trifteza de
el dia prefente , y no rendirfe del todo pon.
folo el penfamiento de el dia de mañana
mas trifte , y mas negro todavía. Pero luego
falís de allí, huís, y os poneis en falvo.sn¡
la Ciudad, maravillados del efpe&àçulgi UC-i
timofo , que haveis vifto, y fin pQdetftSltVr .
prehender , como no fon mas las enfermera-» .
des, y como; no ion tambien mas contagio^
fas ; i corno fe .pueden hallar hombres , jguei« ;
reduzcan , à la incertidumbre de uneCtadpfe-í
mejante ; como no los junta un dia < Ц;0Ц'°{
el defpecho, y la impaciencia ,; de.- modo, .
que vengan' fiquiera a .participar; ios.: Ыeда

Jjá fítptefúon de la mendiguez, '^y f
<áe que abundan , 6 defperdician acafo en la
Ciudad. Tales ion los riefgos continuados ,
que os rodean. La mendiguez , y todas fus
confequeneias , que os hacen vivir fiempre cutá
dadoíos , fon el jufto caftigo de vueftra indi
ferencia para con los pobres Aldeanos. Te-*
neis , pues, una necefsidad abfoluta, y una
jufíicia claramente obligatoria de hacer , que
lleguen vueftras limofnas - al campo , á unos
hombres de una voluntad tan recta , y de
jun 'derecho incapaz . de enagenarfe.
z1
El fegundo objeto , que es el em
pléo de nueftra limofna , aplicada á la conu
poficion de caminos , nos obliga tambien igual
mente , fin la menor razon de duda. De la
dificultad de los tranfportes provienen los gaftos , que dexan muchas veces exhaufto el Erarió -Real , las quiebras de los Comerciantes,
y 'la ruina de los Labradores. En lugar , pues,
de \defperdiciar nueftros beneficios , : en llenar
tantos vientres perezofos , como nos rodean
por todas partes, y de efperar , que la defcompoíicion de los caminos nos reduzca a
pérdidas ruinofas , ó á reparos extraordinarios¿
enviemos cada uno nueftra limofna a aquc-,
líos Lugares, en que tenemos la hacienda»
para ocupar las familias mas pobres en com
poner las entradas , calles , y caminos por me
dio. de un trabajo , que fiempre ferá baftance , como fea continuado , para arruinar la
Tom.xi.
: m
7.
. m I

3 78
EfpeHattdo de la Naiuralez¿t¿\
miferia. Bien entendido , que nueftros trat#.V,
¿adores defcanfarán fin peligro de confequ^rv
cia alguna perjudicial , quando elfrjo,óla#
lluvias abundantes no permiten el trabajo,; >(
- 3,
En quanto al ultimo articulo , quee>
d modo de executar las cofas por medio da
un sabio regimen, yo no hablo con la mifc
oía cpnfianza que en lo demás , porque .rió
tengo aquella experiencia de los negocios^de:
el mundo, que fe necefsita, para decidir íí
el prefente ferá infalible , . y el mas prove-,
chofo de todos.. '. v

Pero os podreis atener a aquel regimen;
local, que ya fignificamos , y que eftá plan-?
teado en cada una de las Parrochias : fe pue
de folicitar , que todos eftos gobiernos parti
culares tengan correfpondencia , y hermandad
con la mefa (**) de pobres , que hay en to
llas las Ciudades Obifpales. La charidad es in?
duftriofa; da los mas juiciofos parecéres, bufca recurfos, y abre ral vez caminos poco ef«
perados. En orden á las limofnas ordinaria?
era precifo executar conftantemente , y fin in->
terrupcion alguna aquello, que executaron Eclefiafticos zelofos , y Magiflradcis sabios en al
gunas careftías , ó tiempos calamitofois. La
piopuefta fe hará por los Curas de los Lu
gares , y la provifion por el Confejo de la
.... ;.
a..
...
Goí-i**) ARCA DE BOBRES le llama* enalgonas parte, i el Cabildo esPariW
no , y Aiiiiinifttador , y té feñala un Capituat con titolo ds Uffloluero , pan
jUdiftri^oabiciiwdeaadadehsijteofiui,
•—
• *.

La Jit'prefsion de la fnendignes¿.
Gobernacion , . o por los Provilbres , ó Acta
miniírradores de la mefa de los pobres , que>
de activa : Adminiíbradora venga á fer Con-,
íejera fedentaria. Mucho mejor es , que cueftc algunas mas juntas á la femana á unos
hombres llenos de buenos defeos , y luces
que el permitir fe continúen nueftros males
con i¿ disipacion laftimofa , que fe hace dej
nueftras limofnas , quando no firven de re-?
coiripenfa á trabajo alguno.
:-.
Yo confio mas en los fondos , y talen-*
tos de femejantes Adminiftradores , que en los
míos * y afsi, no añadiré fino algunas adver
tencias , que me parecen utiles ; pero fujetan*
dojas fiempre á fu parecer , y á fus luces. j
y - 'El produc-to de la limofna , puefto en las
manos del Paftor , fea en la Ciudad , ó fea
en la Aldea , fe puede dividir en tres tercioss
el uno fe llamara Caxa de empréflido p y los
.otros dos Caxa. de, caminos.
. : r :
El primer tercio, ó caxa de empréftido
•fe empleará en ayudar en los Lugares á algu* prél
'nás familias atrofiadas , adelantandoles en fus
necefsidades algun dinero , con que fe fbcoriran , y defahoguen , b algunos generos , 6
•materiales aptos para que los puedan prepa
rar, y componer en provecho
llevarles el menor interés : por
rará la puerta á la ufura , que
íume las pobres familias , que
Bbb¿

fuyo , y fin
donde fe ceoroe, y confe vén obligadas

'

5 8 a EfpeBdcitlo de la NaiuralesidS
das a palfar por efta injufticU , por no?halltt¡)
otro recurfo. Del mifmo caudal, y. tak<vez
xon una fuma muy corta ¿ fe podra»,í¡bc<,i>
tct en un íblo año fiecev & oi^^ fami
lias :div.er.fas. Efta caxa, aun de poco fondo
a los principios, fe puede- mantener de un
tnodo, que facilite las entradas; de manecaVqsie
•en los años figuientes fe aumente qoií eí oetncurfode laslimofnas. No ferán neceñarios fino
algunos años paraeftár en eírado de partir fu
abundancia con la otra caxa / conforme lo pi
da la necefsidad , y el tiempo. Eftando bien
gobernada , y uniendofe á la renta ' de los
Hofpitales de la Ciudad, ó á alguna manda,
6 legado extraordinario, podrá, lin carga , ni
repartimiento á perfona alguna , emprehender
una calzada, un enlofado , ó un camino,
aun mas perfecto, que los antiguos, una car
pera dilatada ,un pafleo efpaciofo , fuentes ar
tificiales , arcas de agua , conductos , y . cafiios , que cayendo por las noches en lo mas
alto de las calles , trabajen al mifmo tiem
po , que nofotros defcanfimos, en limpiar las
habitaciones , y en purificar el ayre. De la
>mifma caxa fe podrá facar con que dar ttn
prémio á un Artefano , que haya hecho al
guna invencion , ó hallado algun fecietoutil;
con que regalar á un Peón , que fe eftropeá
•en algun trabajo público; ó con que focor-ier á la viuda. del que perecio en las llamas,

LaJUprefsion a*e la mendiguez.
381
ídí:ijücEecí apagar algun : incendio. La mifma
caxa puede fervir para franquear algun peque
ño dote á muchas doncellas pobres , que por
fu .buena ¿ondu&a , y habilidad dan efperanxas de que harán felices á íus familias. Un
celibato hay que. edifica; pero aquel , que es
- caufado por la rniferia, viene a fer la ruina
. játj la Republica ; la defpuebla, como pudie* rk :iúcer la fuga , ó la defercion , y efto fin
fer mas eftimable , que el celibato de loslir
bertinos , antes bien fuele fer por el contra
rié c mas peligrofo., y corrapto. ... ...
'vi : .Tal vez podrá fuceder , que venga a la
imaginacion el efeafear algun tanto ei ufo de
efta caxa , a fin . de juntar : con una dilatada,
y prudente .economía fondos baftantes para aU
guna grande, y excelente obra. Pero de to
dos los bienes el mas apetecible es , que no
haya pobres , y que Se focorran las necefsidades adluales , que fe lleguen á faber. Co
mencemos fiempre libertando á la Ciudad de
la¡ mendiguez , que es el azote , que la afli
ge y luego podremos proyectar el hermofearla.
- V . El peor , y mas irregular empléo de efta
caxa , feria el de comprar bienes raíces , 6 he
redades, y. :pagar con grandes gaftos manos
muertas. Solo , á mas no poder , permite la
¿ifereta política , y vé paíTar femejantes bie
nes

3 8 1 Efpefl1aculo de la NafuraffZA*.
•es defde las familias , .que los pofieían ¿ra,- <pb&
munidades , 6 cafas eftablecídas para obraa
pías. No reclama la buena policía contra tes?/
Diezmos perpetuos, ni contra los legados df?;
dinero, que mantienen un gafto mil para ci
bien de todo. un .País-; pero no puede dexar.
de refentirfe , y ponería en arma , al! ver, ,
que fe añadan fin regla á eíhs furidacidtifcs .itóe#
vos proprios. Mientras effcjs haciendas eftánerít
poder delas familiasj fe exercita kinduftriaiyiái
emulacion en orden á la Iibercad de las-ventas, a;
la felicidad de las elecciones, cambios, y divitío-i
nes. Por el contrario, las familias no hallarT me
dio , pira hacer algun nuevo empléo , metidáá
entre haciendas incapaces de venta i 4e compás
fiía, ni defmembramiento alguno , y fe hallan;
embarazadas del todo. La libertad pública pade-,
ce necesariamente, y fe difminuyeaproporcion
del número grande de tierras , que paflan £
un eftado invariable: pues eftos fondos dexari de
ir , y venir , venderfe , ó comprarfe , defde que
entran en alguna Comunidad , ú obra piat
•para fiempre fe eitancan allí , y el ráátes it-f
reparable (**).
. 'i;.''."'
.'
Puedefe: emplear tambien lacaxade preftamos en otro ufo poco mas regular que el
antecedente , qual feria el de plantear una nu*
i-l¿ 'i,t'.\. ;i t •. •. t ;ri ''-u:i '"
ifti-l:v::i\ '..:r.„"
"C.«
'I,
(**) En Efparia efH precavido eíte inconveniente, y tomados los medios pa
ta^ae ho psrjuJi^u: al &.tal Erario , y al publico,

La fuprefslon de la mendiguez.
fiiifactura , una Alfaharçna. , Batanes, Herre*trías , ó fcmej antes fábricas , cuyo producto fe
'deftinalTe al Adminiftrador de la limofna. ЕГ<os eftablecimientos fe pueden ayudar quart-i
to fe quiera : pero por ventura, es acato pi
ra efto necefíario difminuir el trafago à los
hombres de comercio , à los Fabricantes , ni
a los Arrendadores? No feria arruinar la induílria , introduciendofe en fus oficios , y em
pleos' ? Los -que los exercitan fon en las Ciu
dades , -lo que fon los Labradores erijostcam•pos : Padres , y alimento de todos quantos
los rodean. Y la adminiftracion de la limof
na no debe fer mas contraria al comercio ,
que lo' es à la agricultura de quien tanto cui-,
da.- El tínico modo , que hay de convertisefta caxâ en una efpecie de fondos, que crezcan
fin que fe haga odiofa , es volver à ella en
tera, y fin interés (**) las cantidades , que
fe preftaron , y juntarles algunas limofnas an
ímales. Parí facilitar la reftitucion , y aumen
tar el caudal , ferá mejor entregarle à efta po
bre gente algunos animales , ó ganado , que
crien , y gobiernen , figuiendo una prá&ica
autorizada ¡ que ; darle el manejo immediato
de
{**) Parece nn gafto importune el ditrninuir efta caía por medio
deconfignacioriesàjueies .Secretarios .Theloreros.-Contadcres , y Oficialess
todos losqa- ««citen ellos erripleoí iura el rípirrimiento de la limofna . debenl
cpncurm а«Га ron fiurabaip . fin lucilo alguno . y acafo feràn mas' fieles . ig'
íalta.-a th li R.âtabrèa'^irfcri'iiudà coii tita especie de piedad' i la limoüia/ .
¿i-i

£$4 EfpeZlaculo de la NaturaîezéL'i
de el dinero , cuya paga es tan contingente
una vez en fu poder. Hecho , pues , efto , fo
dexa al fin del año à los que tomaron efte cui*
dado todo el util de las lanas, o de la leche i y al
cabo de tres años fe parten con ellos las crias,que
nacieron, y fe adelantaron por razon defueui«?
dado.
; .
En quanto à los otros dos tercios , que
en la Ciudad , y en las Aldéas componen Is
caxa de los caminos , deben fer como una
agua , que fiempre cuela , ó una fuente , que
fiempre mana. Efte es un dinero , que fe en
trega todas las femanas , à los que fe encargan
del trabajo de las obras públicas. Puedefe fran
quear efta parte tan util por medios, que no fati-5
guen de modo alguno à los Proprietarios*
El primero , es permitir à los pobres , en aque
llos tiempos , en que fe los difpenfará de el
trabajo de los caminos , fembrar algun peda
zo pequeño de un prado, o de algunas tier
ras valdías, que -eftén heriales, y aun el quo
defmonten , y allanen algunas cueftas ,que cer
can las tierras fembradas , y las precauciones,
que libren de los ganados eftas tierras , li
brarán tambien las de los pobres. El pro-<
ducto de ocho , ó diez obradas folamente , jun
tas con lo que los Padres , y los hijos alle
garon , unos legando, y otros efpigando ,
baftarán para fuftentar cinco , o feis familias.
Tambien fe les puede permitir , como fe hace.

La fuprefsion de la mendiguez. 385*
{conveniente alguno en muchos cantones
de Alemania un cinote, un calvero(**), ó un ri
bazo de tierra para poner un bancal de ber
zas y' una era de acelgas , acederas , cebollas,
lechugas, falfifi , ó rrogopogon , chicorias, y
otras hierbas , ó raíces muy buenas para po
tages , y enfaladas. Eíía ligera concefsion , que
en nada empobrece, la tierra, multiplicará las
legumbres,' y todas las plantas mas comunes
en el ufo de la vida ,y cuyo cultivo eftá muy
olvidado en nuefteos campos ; de donde vie
ne , que las Madres de familia , que carecen
dei/femejantes hierbas , y hortaliza , por no
encontrarlas varatas , no faben componer con
gufto , ni con variedad la comida , que guifan para fus maridos. El efe&o indefectible
de fu infipidéz es hacerle huir de fu cafa à
bufear mejor cocina en la taberna : mal , tan
to mayor, quantofe vé repetido todos los
dias^i y. en lugar del cariño , que tenía à fu
cafa , fucede el haftío , horror , y enfado , dexando à la pobre familia fin alegría , fin confuelo 3 ni afsrftencia; г°. Nada tengo , que de
cir« ^contra nueftra antigua coftumbre de dexar en defeanfo un año las heredades : cofa*
que nos quita de las manos , y roba de las
troges un tercio de la cofecha. Solamente noTiom'XL' c« i. V- Ccc ,.. -.. -.
taré
t'
(**) CIÑOTE llaman los Hortelanos à un pedazo de tierra yerma . i incul
ta.> y tambien llaman CALVERO al lugar vacio . è inculto de un tetreno.

38б
Efpetlaculo di- la Naturaleza.
taré , que una pérdida de efta naturaleza es
la materia nus digna de ocupar , no digo
nueftros difeurfos, fino tambien todas-las ten
tativas , y experiencias de Phyiïcos , y Agri
cultores. Quanto provecho haría, y quaqtas
riquezas le trahería à un Reyno la Phyfica,
que procurarle defeubrir el medio de que ceffalfen de el todo , ó por lo menos fe difminuyeften eftos barbechos , y alternados defcanfos de la tierra ! La ley antigua los limi
taba hafti el feptimo año : como quiera, en
muchas partes de Normandía fe trabaja ge
neralmente la tierra todos los años : y la abun
dancia en el beneficio , y eftercoladura hace,
que en el circuito de París fe execute tam
bien lo mifmo con fruto : de fuerte , que
treinta obradas de tierra de mediana calidad
dan allí mas que noventa en las Provincias
mas fertiles. Los jardines de Francia tampo
co faben , que cofa fon defeanfos femejantes ; y es indubitable , o que las vegetacio
nes no ufan realmente la tierra , ni la desfuftancian , ó fi la ufan , y gaftan , participan
do de los jugos , que encierra en sí , los vuel
ve à recobrar con muchas ventajas por me
dio del beneficio , y abono. Será acafo algun
impofsible experimentar efto para bien de los
pobres , quando aun no fe diferencia de el
nueftro ? . . .

È,a fuprefsion de la mendiguez. 387
Pero no nos metamos en el ufo de los
barbechos para el defcanfo de la tierra. Y
fupongàmos , que ni hay levadura de tierras,
eftiercol , ni induftria capaz de multiplicar los
jugos , en los parages , en que no abunda de
ellos el fuelo ; de modo , que puedan evitar
la ociofidad de um tercio'' de todas nueftras he
redades. A lo menos- fera pofsible, y mucho
mas util , hallar con que eftercolar bien algun
pequeño número de aquellas, que defcanfan,
y enriquecerlas con un abono excelente , que
dexarlas delcanfar , y en una ociofidad abfoluta ; y mas quando vemos , que nueftras huer
tas , y jardines permanecen, fin interrupcion
alguna, fecundos por medio del beneficio 3 y
mas fecundos , quanto mas fe eftercólan , y
cuidan. Pues yo no pido otra cofa , porque
de efte modo tendrán pan muchas familias ,
que no le tienen. No fe neceísita fino permit
tirlas , que rocen , y trabajen algunos peda-,
zos de tierra en nueftros barbechos , ya-.en
unos parages , y yà en otros , con la carga
de una eftercoladura muy fuerte , y abundan
te. El raftrojo de las tierras , las boñigas , y
eftiercol delos caminos pueden hacer el primer
gafto , y dár el primer beneficio : juntar al cabo
de un año eftiercol para beneficiar dos , o tres
fanegas de tierra folamente , es el trabajo más
limitado , que £e puede dár à una familia..
Ccc z
Aquí

388 EfpcElaculo dela Naturaleza.^
Aquí fe podrá acafo fobrefaltar la delica
deza de los Proprietarios : veamos fi tienen
por qué. En una legua qu adrada hay quatro
mil feifcientas y ochenta y ocho obradas de
tierra: Tacando el terreno:, que l ocupan "«aca
boles , conductos , caminos , y defigualdades^
queden en la legua folamente tres . mil obia,das capaces de cultivo ; y fupongamos ,? que
fon ciento los Proprietarios. De eftas tres mil
obradas, quedenfe mil reducidas ai defeanfo,
y fi. hay dos Aldeas en efta legua quadrada,
haya cinco familias reducidas á mendigar en
cada una , y tomémos , para que las diez fa
milias de las dos Aldeas las puedan fembrar
cfte año, folas cinquenta obradas de las mil,
que fe quedan para defeanfar : con que cin
quenta Proprietarios tienen que permitir vein
te y cinco obradas , efto es s media cada Pro
pietario para que la fiembren los pobres: iá
efta efta reducida toda la pérdida , que pue
den tener , y efte 'es el riefgo , que de mil
obradas,- que dexan defeanfar , fe ocupen
cinquenta , que fale á media á cada uno de
los poheedores. , Y podrá efte fer motivo bai
lante.! para lamentarfe , principalmente fi efta
media' obrada :fe le reftituye en buen eftado
beneficiandola bien? Acafo feria ¿fte el me
dio para que no tuvieran quedar mas limofna,.!púes: mantendrían afsi á los pobres en
hr.y\
¿ -j-yj
cada

La fuprefsion de la mendiguez. 380
cada Aldea con los lazos mas feguros , y Ta
carían , además de eflb , la compoficion , y
bondad en los caminos , con el produ&o de
cinquenta obladas folamente , y eftas enterareno .que nada hace , y de nada firve.
.
Pero con todo eflb tienen en el cora
zon efte . pedazo de tierra , efta media obra
da pefa un mundo : vén con mucha pena , que
fe la revuelva ageno arado , y que entre hoz
eftrangera en las miefes , que da fu tierra:
pues tomemos , fi quereis , otro partido : que
el cultivo fe haga por las manos de vueftro
mifmo Arrendador: media obrada en fuma á
nadie puede efpantar : y con todo eflb bafta
ra para fuftentar las ocho , ó diez familias po
bres , que al mifmo tiempo fe ocupan en com
poner los caminos.
i.-': Sé muy bien, que habrá muchas tier
ras en que las cinquenta obradas dén muy
poco fruto ; pero con todo eflb ferán en ellas
muchos menos los mendigos , porque los Lu
gares fon en tierras femejantesmas raros , fue
ra de que fiendo poco apetecibles eftos ter
renos, comunmente tienen la propriedad los
Payfenos , y Llo paflan mejor , que los que
viven en tierras fertiles , en que cafi nada es
íuyo. Por otra parte , no hay País alguno ,
negado al cultivo , en que no haya formado
la. induftria alguna manifactura , .6 eftableci-¿.j.-.
mfen-

Limofm
roporao-

3 9o EfpeElacul o de la Naturaleza. '
miento , que ocupando un (innúmero de Ofi
ciales , y trabajadores en las Aldéas vecinas,
dexe de reparar la efterilidad de la tierra con
utilidades de otra efpecie , de modo , que compenfan el defecto de los ñutos , y reducen á
cierta igualdad todo el terreno,
A los medios , que acabamos de proi
poner para aliviar á los pobres , y para ayudarlos á vivir en aquellos Lugares, en que
tenémos nueftras rentas , los podémos llaman
£jmoj^ta proporcional , por quanto eftos focorros fe proporcionan de algun modo á nuefr
tros arrendamientos: y aun cafi mejor que
limoíha , fe pudieran llamar deuda verdad
dera ; no tenemos derecho para pedir mu
cho á aquellos , á quienes la providencia re
partió poco. Pero no hallaremos alguna otra
cofa mas util, y mejor, que poder facarde
los ricos ; de aquellos , que viven en medio
de la opulencia ? Los que tienen , aunque en
otra efpecie, rentas abundantes,quedarán exemptos del cuidado de aliviar á los Aldeanos ,
porque no poíTeen acafo, ni un pié de ter,
reno en ellas ? Aquellos Mercaderes ricos , que
comercian fuera de el Reyno , aquellos Longiftas , que venden por menudo * yá la efJ
pecería , ya la feda , y otras mercancías , cotí
que proveen toda una Provincia ¿ lograrán
U ffitfma exempcion ? Al modo quelos fi.ltmen-

La fuprefsion de le mendiguez. 391
mentos , o aquellos pequeños hilos , que co
mo delicados cabellos terminan las raices de
los mayores arboles , fon la primera caula
de fu vejetacion , afsi las menudas compras ,
y los pequeños gaftos de la gente de los Lu
gares fe pueden mirar como el primer prin
cipio de la fortuna de los Comerciantes mas
ricos , y aun como la falud , y la vida del
Reyno. No podremos quebrar efte pequeño
filamento , fin vér caducar , y perecer todo el
arbol. Lejos , pues , de dexar à eftas gentes,
que parece que en la Republica no hacen
bulto , en el trabajo , y en la miferia , per
tenece fin duda à los mas ricos preparar en
todo tiempo los medios de que fe reftablezcan , ó de que fubfiftan.
Los ricos deben, pues , à la Republica
alguna cofa mas , que efta limofna corriente,
y las diftinciones de que junto con la ma
yor abundancia los hizo el Cielo participes,
doblan fin contradiccion fus obligaciones. Aquí
les guardamos , pues , la obra mas gloriofa,
à que puede afpirar un Ciudadano , efta es
la falud de los demás en los tiempos calamitofos , y el prevenir los mayores males con
precaverlos: es yà demafiado tarde efperar à
remediarlos , quando eftán prefentes. Efta previfion , y providencia conviene à los mas ri
cos de cada Ciu dad , formando una efpecie de
con-

392
EfpeBaculo de la Naturalezacongregacion , ö fociedad , à que llamaremos
.
fociedad de los infortunios , que fe reducirá à
de ios in- poner en una bolfa comun todos los años
foimraos.
aquello , que cada uno quiera , para fuavizaç
por efte medio 3 y à fus tiempos la defgrat,
cia , que fucede à una familia en la mortan
dad de aquellos animales , que la fuftentaban*
el infortunio de otra , à quien arruino unán-¿
cendio, y el trabajo de otra , cuyos fenv
brados , ó tierras deftruyö un granizo , ó una
tempeftad de piedra ; para falirle al encuen-r
tro à una careftía, y à toda fuerte de cala
midades públicas. Efta idéa es grande, y ma,
nifiefta claramente la heroicidad de las Se*
ñoras , que la practicaron yà las primeras en
París , y que con la noticia de algun defalk
tre , baftantemente comun , hacían ir à un
Eclefiaftico con el dinero en la mano de Lü-r
gar en Lugar para confolar à los mas afli
gidos , y para foftener con mas aliento ¿y
focorro à los que veían mas arruinados , y
fin recurfo.
.
. - .. ;
. Para la adminiftracion de efta limofna ex
traordinaria , es neceíTario , como para las co
munes , difponer dos caxas , en que fe guar-?
de el producto annual con que concurren los
ricos ; una de Jas dos caxas fervirá para ade
lantar algunas cantidades , que reftablezcan ,
y defahoguen à aquellos , que tienen algunos
-X. ,
fon-

La fupefsidn dé la mendiguez. 393faáá&ij h lós \arr¿endani¡ y ':1a. jotra paca dár
-que trabajar;, . yf pan ; que los alimente a los
que carecen jde. todo focorro actual. Eri al
gunas de las mas populolas Ciudades fe dif-porie no pocas .veces, aquí una Opera , allí una
-Gonapaaía permanente de Comedias , cafi en
todas panes un concierto , que fe mantiene
.con- mucho ;gafto , y .notables preparativos.
-Ni dexa de fer comun .el vér , que un pe*
tqtíeño inúrncro de, Ciudadanos efeaten entre
•sí':,r ¡y ife echen el tributo. fobre algunos fon*
fdQS.'r,dererjjMna.dxjs para afíalariar voces , é inftrumentos,. para adornar la fala , y preparar
iiar iluEninactcia , ; empleando treinta , ór qua¡ renta omilrj reales en efto. La díverfion duri
ihnfta- que / fpbrdviene una careftia, general , ú
otra calamidad pública , que. lo defvarata toda.
-:s > Aquellos,. que entran en' eftas diverfiones,
creen , que fe falen de el comun , y que tie
nen un.gufto muy diftinguido: no queftio.namos aquí fi: tienen razon en ello. Viven
•perfuadidos ta que es cofa grande mantener
ica uní Ciudad un Templo , en que fe pue
da oír cantar medianamente las lecciones de
JJaco , y \VennswEnvid¿ah á los Parilienfes,
•y ib los. Correfanos de Londres el delicado pla
cer de. oír. al Dios de las tempeftades , ó Ju
piar Tanante , dar cantando fus comifsiones
¡a. Mercurio : el. verle bajta^ de el Cielo , y
colarfe por el .agugero. de- un . teoha.^.Ellais
T^om.XL
Ddd
' fon

39+
EfpeEtaculodela Naturâjèâp:
fon dueños de fu libertad, y de ja eleccion
de lu gufto , y yo ni foy Juez , ni tampo
co Reformador ; pero fin ofenderlos les pue
do teftificar la admiracion , que me cau£%,
verlos dar paflos , que fon tan poco dura
bles. Eftos hombres fenfualcs , que vàn à bufcar la enerada de fu quarto , llevando en la
mano la luz contra un viento colado , no fis
acuerdan de cerrar la puerta à los acometi
mientos de la mendiguez , prevenida fiempre,
no folo à perturbar fus fieftas con -el finfabor de una miferia afquerofa , fino tambien
à acometerlos violentamente en medio de una
calle , y en el centro de una Ciudad la mas
bien guardada. Lamentome de que no faben
fer felices , aun fegun fus idéas , y de que no
quieren poner en feguro fus placéres mifmos.
Para efto no eiran neceflarios , ni muchos effuerzos , ni tampoco mucha agitacion ; bien
claro hemos vifto , que baftaba el hacer tomar
à nueftras limofnas el camino , que debían feguir. El corto cuidado de hacer, que nocayeíTen fino en las manos íde los trabajadores,
pondría los campos , las Aldéas , y las Ciu
dades en mas alivio , anchura: Y y defeanfo.
De efte modo quitaran todo pretexto à.la ocio
sidad , y enriquecieran juntamente à los Pue
blos con la ocupacion , a. los .Comerciantes
con el confumo, y à los Propietarios con
•la paga indefectible de los reditos.
• >
i

. i/:/,.

ЛТ : -Ш*

La JUprefsion de la mendiguez. 395*
.nrrnEfta tes una verdad fenlible : que nueftra felicidad eftá en nueftra mano , y que
para hacer florecer todo un Reyno , no fe necefsita otja cofa , que emplear utilmente el
immenfo pcodufto^de nueftras. limofnas.., y¡
el ; defperdicio de. nueftross vanos placeres. El
Gran Colberto , aunque impedido de perpe-,
tuas guerras , en la execucion de fus proyec
tos i feguía quama era pofsible una idea in
variable en la diftribueion de las pensiones- ,
en las obras publicas , y en Iqs diyerfos eftablecimientos , que -psopufo.á fu Señor. Su má
xima era : Sembrar para cocer : puesefto mifnjo. íé j puede decir • de.i la li mofna ; hacerla de
ej mifqno modo : abundante , y del mifmo mo
do irregular, como la: hacemos. ahora , no es
fembrar en buena tierra : es perder en ella
la alegtia del corazon a y quitar el cebo de
don4e eftaria bien puefto, para ponerle en¡
donde, no : f$rya , íino de trahet á -manadas
aves'ide rapiíia fobre éL¡..' mi n:> ?...('•j
i s ^oí!. el contrario , llenando nueftros cam
pos ^e; Obreros, fiempre ocupados en faci
litar lo^;txanfpov?es :de jos Comerciantes:, y
Xiabrjáoces., es obrar de . cpnciertio, y como
Ciudadanos inteligentes>? esc.fembrar para co
ger. La. cofccha ferá para to^os ^pues el fru^
to de. efta diftribueion vendrá á fer el ador
no, y hermofura de nueftra amada Patria,

g о б -EfpeHaculo Ùela MahtfiäfezA \
y la fegtaridad de los picos.,/ al mifmo Jtterapo,
que es? el ( alivio rdö ' los pobue-b
- "i No dexarárv de ofrecerte obftáculos -y;.-.yj
de reprefentarfe inconvenientes guando fe tracíe de poner orden en ios t£'abajо$ de^-Luga*
res diferentes , • de recoger: db caudal paralos
trabajadores, y de conltituic utta ádmináñra¿
cion general. Pero efte, è el otro inconveniente
nunca es razon bailante para abandonar la obli
gacion , ni una obra comenzada. Un ûbftaculo hace caer de ánimo à los corazones aniñados,'
y al mifmo tiempo alienta ios ánimos .Varo
niles. La prudencian y lac haridad faben cau
telar , y-preveer y fixir-' laiivifta
y 'diverfi-í
fisar fus' medidas.* Ett' EOílo¿negotíi'Olbn ÄgtrJw
pre arduos los principios -4' -pero en ¡ellos
fe podra tomar el pífCido de contentarle cori
poco, con- la eípeÉ^azade« íbcortos mas po'i
derofos , y de union ,: f\ convénio - nvas- ! per
fecto; No hay defamas pequeña y iéjae las gran-*
des obras en lus principios-,
«.//л
-•' Se dudará acafo à -cerca de la multitud
de adelantamientos o abaàces de caudal^ que
fe han de hacer i y ¿uebparÉce^ 'Gonvéniónttt
preferir ' efta ',• e^l* oík Parfochta <ád&j4óft&s¿
Se difputará fi- es mejor' rejfcablecer un puen
te , ó acabar el Hoípítal de - la Ciudad So-*
-ï':~~
'л ii ¿ii-ii.)\ йоЫю:ЪаЬ r.í'u bre,-:„Л „Ь'.шл мйг.г эЬ t-iulc:..iaá y¡ toa
(*•) El Mont: PieJad . ene oy eftà en Madiid en un luíe un notario,
empezó coo folo U limoüia dcTin real di pl ata.

La fupreßion de la mendiguez.
397
brevendrán debates'- bntxb uncí,, que defean,
que los trabajadores fe empleen en la fábri
ca. de mampoftería de un aqueducto , y otros,
que quifieran , que fe afirrnalfèn las orillas de
un rio, que fe defeâ hacer navegable. De un
inflante à otro fe arguirá contra la obra,- tratanr
idola de menos util , quand'o éra razon acudir
à otras mas neceíTarias. No faltarán argumen
tos à cerca de los medios para aumentar los
focorros, pues unos querrán, que fea en di
nero contante, otros en' las tierras de defcanfo , "dexando alguna parte de ellas libre à
los trabajadores : quien hallará fondos mas feguros en algun repartimiento ;pero fe le opon
drán , con que es mejor un defmonte , o un
barbecho en tierras .valdías.
Difputas agradables! Divifiones apeteci
bles entre Ciudadanos ! Ojala fueran eftas las
reyertas de todos ellos , llenaran el vacío de
untas converfaciones frivolas , y ocupa
ran el lugar de tantas queffiones,
i
impenetrables!

FIN 'DEL TOMO UNDECIMO.

En el primer Tomo varí
pueftas las Aprobaciones , el
Privilegio de fu Mageftad à la
letra , la Licencia del Ordina
rio , y de la Compañía ; y aísb.
mifmo fe ha obtenido nueva
Licencia para continuar la imprefsion de eftaObra«
i

áiv r.t?r> \
t! «", 4» . r

I lili I

Related Interests