Cambiar a los 50: la crisis de la media

vida
En una sociedad donde las etapas se prolongan, la crisis de la media vida, la de los 40, cambia de
década
elianne ros/ ilustraciones de anna llenas
13.05.2015 | 12:51
Antonio Banderas, Carolina de Mónaco y
Michael Douglas hicieron un cambio radical.
EFE

Qué tienen en común François
Hollande, Cecilia Attias (ex Sarkozy),
Antonio Banderas, Lluís Llongueras,
Michael Douglas, Amancio Ortega y
Carolina de Mónaco...Todos rompieron
con sus parejas y reorientaron sus vidas cumplidos los 50 años. Si miramos alrededor, no
sólo veremos a famosos, ricos o poderosos cambiando la hoja de ruta que habían seguido
hasta sobrepasar el medio siglo, sino también al vecino del sexto o a aquella amiga que
aparentaba tenerlo todo tan claro. La evolución de una sociedad donde la
incorporación al mundo laboral, los hijos y la entrada en la madurez se retrasan
cada vez más lleva a posponer la llamada crisis de los 40, la de la media vida.
Para muchos, las insatisfacciones que aparecen en la cuarentena cobran repentina
urgencia con la llegada del siguiente número redondo en el reloj biológico. La cincuentena
se percibe como la última frontera, el ahora o nunca para realizar los sueños que se
han ido enterrando bajo la alfombra, desprenderse del personaje construido a expensas de
expectativas ajenas o para revivir, en brazos de otra persona, la pasión amorosa perdida
en los meandros de una prolongada estabilidad matrimonial.

La cincuentena se percibe como la última frontera, el ahora o
nunca para realizar los sueños

Evolucionar
Marc (el nombre es ficticio) creía estar muy a gusto con su vida. A los 52 años había
alcanzado todos sus objetivos: una familia encantadora, éxito laboral y una confortable
situación económica. Pero la muerte de su padre abrió la caja de los truenos. ¿Y ahora,
qué? ¿Esto es todo?, se preguntó. "La treintena y la cuarentena pasaron volando –
cuenta– entre la carrera profesional y la crianza de los hijos. Mi padre tenía 78 años
cuando le falló el corazón. Tomé conciencia de que me quedaba menos tiempo por vivir
del que ya había vivido. Yo, que siempre fui una persona emocionalmente equilibrada,
entré en una espiral de angustia incontrolable", explica este asesor fiscal que colgó la
corbata y se consagró a la vocación que había reprimido por no desairar a su progenitor: la
pintura. "Mi mujer no entendió nada, los hijos estaban a punto de abandonar el nido...
Nos separamos".
"Las crisis nos movilizan para crecer cuando llegamos a un punto de estancamiento y

"Las crisis nos movilizan para crecer cuando llegamos a un punto de estancamiento y necesitamos evolucionar" Ambos coinciden con Feliciano Villar. añade. a raíz de un acontecimiento vital grave como la muerte de alguien cercano. como el reencuentro con la pareja cuando los hijos se van de casa. que participa en el grupo de investigación en psicología clínica de la Universitat de Barcelona. "En este periodo se producen cambios en el cuerpo y el aspecto exterior. Si cumples los 50 con las etapas anteriores sin resolver. esos hechos –a los que por edad tienes más posibilidades de confrontarte– pueden llevar a un cuestionamiento profundo". . acuñada por Erik Erikson en 1965. Nos mantenemos jóvenes más tiempo –en buena parte. indica la psicoterapeuta Olga Pucurull. eso hace que dificultades propias de la cuarentena. se desplacen a la cincuentena". Y cambia la perspectiva. psicólogo clínico. por cuidarse más–. en un tercio de los casos. ha evolucionado junto con los cambios sociales. hasta los 70-75. en considerar que la expresión midlife crisis. psicoterapeuta y profesor de la Universitat Ramon Llull. "Y como la adolescencia empieza antes y a la vejez se llega más tarde.necesitamos evolucionar. "Hoy. Se dan a lo largo de la vida independientemente de la edad y. incluso 80 años. Ya no te puedes poner la etiqueta de joven –precisa Villar–. un divorcio. la pérdida del empleo o problemas financieros. subraya Villar. psicólogo y profesor de la Universitat de Barcelona. y los hijos se tienen más tarde. la vida empieza a medirse no por los años que tienes delante sino por los que te quedan". ¡hay más oportunidades de atravesar una crisis!". observa Sergi Corbella. una enfermedad. "La esperanza de vida ha aumentado ocho años en dos décadas. por lo que la insatisfacción asociada al declive físico tiende a producirse cerca de los 50 en lugar de los 40. muchas personas mantienen un ritmo de vida que no es propio de la vejez".

. François Hollande. Es un momento vulnerable para los hombres.. La importancia del aspecto "En una sociedad donde la juventud está tan sobrevalorada. especialmente a personas que han basado su autoestima en su aspecto". que pueden sentirse tentados por la ilusión de recuperar la juventud y la virilidad con una mujer más joven. Fotos: REUTER. al tiempo que abandonaba la dirección del Partido Socialista para lanzarse a la carrera que había postergado hasta entonces: el Elíseo. Ségolène Royale. y cuando uno está insatisfecho. Una alimaña que se ceba especialmente en los políticos. Ségolène Royal. "Una mujer que se separa a los 4050 años suele buscar una pareja con la que esté mejor que con la anterior". los síntomas de cierta decrepitud pueden suponer un golpe. un divorcio.. por la periodista Valérie Trierweiler. la muerte de alguien cercano. apunta Pucurull.A lo largo de la vida se dan crisis como un punto en que se evoluciona. diez años menor. Para Villar. por haber perdido la belleza. Y las mujeres. Villar coincide en que "la gente centrada en su imagen es la que tiene más dificultades para adaptarse a los cambios. Y una vez alcanzado el poder reincidió con una mujer igualmente espléndida pero aún más joven: Julie Gayet. Empezando por el propio presidente. de 42. cuando mucho tiene que ver con el conflicto del hombre para transformar el deseo con la edad". "La mujer vive con culpa ser dejada por otra más joven. indica Pucurull. Julie Gayet y François Hollande. que a los 53 dejó a la que fue su pareja durante 30 años y madre de sus cuatro hijos.".. En Francia. este síndrome recibe la poética denominación de le démon du midi (el diablo de la media vida). lo . tiene la puerta abierta. sobre todo a raíz de un acontecimiento vital grave. concluye. la pérdida del empleo. Valérie Trierweiler. al entrar en crisis "no hay diferencia entre sexos. ¿cómo viven el paso por este ecuador? Los especialistas coinciden en que buscar una compañía más joven como mecanismo de negación de la decadencia es más habitual en ellos.

Pero plantearse si estás satisfecho no debe confundirse con una crisis vital. Referentes sexis tampoco faltan: Sharon Stone. Algunas recurren a un vestuario juvenil que muchas veces consigue el efecto contrario al buscado. igual que al final del año tendemos a hacer balance. subraya Corbella. Y no hay más que darse una vuelta por ciertos países tropicales para observar que ellas también practican el turismo sexual. la curva empieza a remontar. y es más bien positivo". Este periodo puede prolongarse una década. ¡no nos ha ido tan mal! A partir de ahí. "la crisis de la mitad de la vida no es inevitable. Las mujeres optan más por la cirugía estética mientras que los hombres se inclinan por el deporte". Julianne Moore. el tiempo que se tarda en ajustar las expectativas a los logros para llegar a la conclusión de que. cuando la curva entra en un pronunciado descenso y alcanza su punto más bajo alrededor de los 50.único que cambia es la expresión.. "Plantearse si estás satisfecho no debe confundirse con una crisis vital" Según las estadísticas de 27 países europeos. es fruto de mirar atrás y valorar qué se ha hecho y qué queda por hacer ¡No todos se preguntan sobre esto!". . ¿Crisis o liberación? "Los números redondos invitan a la reflexión. Para Pucurull. a fin de cuentas. el consumo de antidepresivos se duplica al final de los 40.. Inès de la Fressange.