La Lira Popular Destacable de fin de siglo

La Lira Popular eran pliegos de papel sueltos e impresos que surgieron a finales del siglo XIX y en los que los poetas populares publicaban sus poesías, generalmente en décimas. En cada pliego, el poeta incluía cinco o seis composiciones o décimas, por lo general glosadas por una cuarteta, en las que comentaba -desde su propia perspectiva- los sucesos nacionales y los hechos locales que le afectaban. Cada pliego pertenecía a un solo poeta y estaba encabezado, por lo general, por toscos grabados populares que ilustraban los temas, realizados también por alguno de ellos. Los poetas vendían sus pliegos anunciándolos a gritos por las calles, mercados y estaciones de ferrocarriles, amarrados por un cordel.

Los pliegos eran grabados con xilografía ya luego impresos con tipos móviles. Muchos de sus adornos eran retazos de impresiones utilizadas y recicladas de impresiones más costosas.

A fines del siglo XIX hubo algunos artistas que destacaron por su calidad o por sus múltiples publicaciones. Algunos son Luis Fernando Rojas, Alejandro Fauré y Calixto Guerrero. Alejandro Fauré Su trabajo se comprende entre el año 1890 y 1912. Fauré tenía un perfil más de “diseñador” y menos de “artista”, ya que se desempeñó en la composición de textos, creación de títulos y anuncios publicitarios, además de la ilustración. Fue director artístico de La Lira chilena y Noticias Gráficas. Hoy se le llama “El ilustrador del Art Noveau”. Dejó innumerables portadas, avisos publicitarios, carteles, dibujos de prensa y humorísticos, dejando testimonio de una época crucial en la historia del país.

La Imprenta Barcelona era su lugar de trabajo, allí se imprimían revistas como el “Chile Ilustrado” y “La Lira Chilena”.

Fauré se desempeñó como redactor artístico de La lira chilena, en un precedente de lo que hoy se entiende como director de arte.

En el año 1902 en Chile había ya una importante población en Chile. La Lira chilena tenía un tiraje semanal de 12 a 15 mil ejemplares. Como consecuencia del progreso social y cultural del país se produjo una mayor apertura hacia los nuevos medios de comunicación que se venían desarrollando en Europa y Estados Unidos. El afiche comenzó a ser considerado en algunas publicaciones, como las revistas Pluma y Lápiz y Chile Ilustrado. En 1905 apareció Zig Zag, una revista que innovó profundamente en el periodismo chileno, fundada por Agustín Edwards Mc Clure y que se mantuvo vigente por más de 50 años. Al alero de esta revista nacieron otras que marcaron el periodismo chileno a lo largo de todo el siglo pasado: El Peneca, Ecrán, Vea, Eva y que acogió más tarde a Ercilla junto a los “comics” de Walt Disney.

Las revistas ilustradas y el naciente comercio de marcas

Afiche para el primer número de la revista Zig-Zag en 1905.
Tuvo un tiraje de 100 mil copias (inédito en la época) impreso en Estados Unidos por superar la capacidad de producción de las imprentas nacionales.

El diseño de avisos era frecuente a principios del siglo XX. La incorporación del fotograbado fue facilitando la inclusión de fotografías entre los ornamentos y elaboradas caligrafías. Dentrífico Cauquelín, 1905.

El sentido alegórico de algunos anuncios anunciaba un diseño influído de las nuevas tendencias futuristas de la época. Dentrífico Esmaltina.

Portada de revista Instantáneas, de 1900, celebra la llegada del nuevo siglo a través de un dibujo alegórico donde las referencias a la gráfica victoriana y a los carteles de Mucha son evidentes.

Afiche diseñado por José Foradori, en 1903.

Afiche diseñado por José Foradori, en 1905.

Muestras impresas de litografía de la imprenta H.C Guillet de Valparaíso.

Marca de té de principios del siglo XX. Al lado etiqueta de Pilsener Limache de la Compañía de Cervecerías Unidas, principios del siglo XX.

Aviso para empresa de pompas fúnebres “La Central”, publicado en 1906.

Portada del primer número de la Revista Zig Zag en 1905.

Portada revista Zig Zag 1908. El refinamiento y la incipiente “sencillez” de los espacios, junto al ya usual tipo de palo seco. Zig Zag se enfocaba en las clases sociales altas, inlcuía las mejores plumas de la época, los mejores ilustradores y, también, la mejor impresión en los mejores papeles disponibles en el mercado.

Aviso en Revista Zig - Zag 1911.

Aviso en Revista Zig - Zag 1913.

Primer número de la Revista Sucesos fundada por los hermanos Gustavo y Alberto Helfmann de 1902. Fue una publicación semanal ilustrada, de literatura, actualidad nacional y extranjera, primera en su género, antes que Zig Zag. Esta portada es una de las primeras que incluye una fotografía.

Revista “La Comedia Humana” ilustrada por el español Juan Martín, de 1905. Arriba, ilustración de Santiago Pulgar para La Comedia Humana donde retrata a Pedro Montt y a su esposa en una sátira que terminó con las revistas requisadas y con la revista en el ojo de las críticas.

Afiche diseñado por el italiano Carlos Zorzi en 1905.

Portada de la Revista Familia de 1910 de la editorial Zig Zag. Familia delimitó su público, orientándose hacia las mujeres, mayoritariamente de elite y letradas. Fue una de las primeras revistas que reflexionó acerca de la mujer y su participación en la sociedad, además de fomentar su emancipación, el interés por la educación, el arte y la cultura.

Revista Familia impulsó y amparó la formación de varias instituciones femeninas. Bajo su patrocinio, se fundó en 1915 el Círculo de Lectura. Después de varios giros editoriales la revista cerró definitivamente en 1940.

Portada de la Revista Selecta, de 1910. Selecta era una revista al servicio del arte, poniendo especial énfasis en la difusión de las obras de los artistas nacionales. Los propósitos de la revista traspasaron sus primeras intenciones y con el tiempo logró ser un espacio distintivo del sentir nacional, aun cuando su postura frente al arte fuese muy conservadora.

Revista El Peneca de 1908. Esta revista dirigida al público infantil, circuló durante varias décadas. Después de algunos años en que la revista se mantuvo a punto de cerrar, su nueva directora en 1921, orientó la revista a su línea definitiva con la que es recordada hoy. Elvira Santa Cruz (Roxanne) dijo que El Peneca era “una revista para todos los niños de Chile, tanto para los ricos como para los pobres, (por lo que) debe ser barata a fin de que no quede cerebro infantil sin esa luz (...).” La edad de oro de El Peneca llegó a su fin con la importación de historietas norteamericanas, a mediados de la década del cincuenta.

EL PENECA.Editorial Zig Zag. Santiago de Chile, Agosto de 1940. Ilustraciones de Coré (Mario Silva Ossa)

El Peneca, varios ilustradores, en los años 40 y 50.

Portada de la revista Caras y Caretas, editada en Iquique en 1910. Originaria del Uruguay, esta revista apareció en Argentina en 1898.

Revista Austral, publicada en Valdivia en 1930.

Revista La Silueta. Portada realizada por Luis Meléndez. Este trabajo, influído tardíamente por el Art Noveau, incorpora la imagen fotográfica a un entorno recargado de ornamentos. La revista tuvo sólo un año de dureción y fue editada por un completo equipo de mujeres.

Cubierta de la Revista Artes y Letras, de 1918. Publicada durante el año 1918 por Fernando Santiván y Miguel Luis Rocuant, fue la sucesora de la revista Los Diez, publicada por el círculo de escritores y artistas del mismo nombre entre los años 1916 y 1917. Dió espacio a las nuevas exposiciones de arte, incluyó una sección dedicada a la política exterior de Chile e incorporó a un importante número de colaboradoras femeninas.

Aviso para fármaco diseñado por Carlos Fernández, ilustrador argentino.

Portada de Juan Francisco González (hijo) para la revista Comuna y Hogar basada en la pintura “el Toqui” de Ramón Subirats, 1930.

Ilustraciones de Pablo Neruda y Gabriela Mistral realizadas por Juan Gálvez en 1928.

Portada de la revista La Ilustración de Antofagasta, 1924.

Revista Concepción Magazine de 1925 dibujada por Harrinson Fisher.

Aviso en revista Zig - Zag 1921.

Revista Para Todos de 1927 con cubierta de Julio Arévalo.

Aviso en Revista Zig - Zag 1921.

Revista Zig Zag: Portada para expresar el luto nacional por la muerte del aviador Luis Alberto Acevedo Acevedo.

Revista "Familia" de Editorial Zig-Zag, marzo de 1920

Páginas sociales de Revista "Familia" de Editorial Zig-Zag, 1921

Revista "Familia" de Editorial Zig-Zag, marzo de 1920

Revista "Familia" de editorial Zig-Zag, enero de 1928

Portada de la Revista Zig - Zag del 23 de octubre de 1936

En la portada de “Sucesos” la epidemia de viruela de 1905.

La revista Ecran nació en 1930.
A partir de 1939 Ecran se convirtió en la revista cinematográfica chilena por excelencia. Fue un nexo concreto entre el mundo cinematográfico de avanzada representado por Hollywood y sus estrellas, y la realidad nacional.

Mario Silva Ossa (Coré)
Coré realizó un completo trabajo de dibujante e ilustrador de decenas de cuentos y novelas para niños y jóvenes durante dieciocho años de su vida: La Isla del Tesoro, Los viajes de Gulliver, Herne el cazador, Sandokán y El Cid entre muchos otros cuentos. La obra de Coré ilustró por mucho tiempo El Peneca y es recordado también por la completa ilustración del texto escolar Silabario Hispanoamericano.

Ilustración de Coré para el libro de su hermana María Silva Ossa:"Perejil piedra".

Coré.Conquistador y su hijo, 1946.

La Escuela de Artes Aplicadas
En 1948 - después de algunos pasos en 1932 - se suprime la Facultad de Artes Plásticas en la Universidad de Chile y se crea la Facultad de Ciencias y Artes Plásticas, quedando bajo su dependencia la Escuela de Bellas Artes, la Escuela de Artes Aplicadas y todas las instituciones creadas para la extensión y difusión. La escuela de Artes Aplicadas existió durante cuarenta años con altos y bajos. Una de sus grandes fortalezas fue el área gráfica. El curso de afiche, dirigido por la pintora Ana Cortés, formó a numerosos grafistas destacados en Chile desde la década de 1930 en adelante. La Escuela de Artes Aplicadas tuvo como primer Director a Carlos Isamitt y funcionaba en la calle Prat entre Matta y Santiaguillo. Comenzó así el Plan de Artífices, carrera de cuatro años que con el tiempo se extendió medio año con la Práctica Profesional. Las menciones eran: Decoración de Interiores, Ebanistería, Periodismo Gráfico y Publicitario, Tejidos, Gobelinos, Estampado, Vestuario, Fundición, Desbaste en Piedra, Grabado e Impresiones, Cerámica y Tallado en Madera.

El título que se otorgaba era de Artífice. Prestigiosos maestros hicieron clases en esta Escuela entre los que se cuentan varios Premios Nacionales de Arte como Carlos Isamitt, Héctor Cáceres, José Caracci, José Perotti, entre otros. La escuela de Artes Aplicadas fue una experiencia educativa en el medio chileno, orientada hacia el ámbito artístico e industrial, que intentó relacionar el arte, los oficios, la producción en serie y una identidad nacional. Su principal período de actividad se sitúa entre los años 1928 y 1968 Durante distintos gobiernos y desde varios sectores políticos se intentó establecer una hegemonía de “lo local” en especial durante la etapa histórica reconocida como el modelo de “desarrollo hacia adentro” (a partir del Frente popular y la creación de la CORFO durante el gobierno de Pedro Aguirre Cerda en 1939). La Escuela de Artes Aplicadas dará paso al reconocimiento de la enseñanza del diseño a nivel universitario en el país.

*La escuela de artes aplicadas de la universidad de chile 1928-1968. Eduardo Castillo Espinoza (editor) Mariana Muñoz, Pedro Álvarez Caselli, Hugo Rivera-Scott, Mauricio Vico Sánchez.

Señales de caminos. Autor desconocido. 1922. Según la revista Chile Magazine, en aquel período existía una absoluta falta de indicaciones en la ruta, ya que sólo algunas marcas comerciales señalaban la altura del kilometraje aprovechando de poner su logo.

Portada de un prospecto de la escuela de Artes Aplicadas. 1934.

Portada de un prospecto de la escuela de Artes Aplicadas. 1934.

Portada de Rafael Vega para un número especial de la revista en 1937. Influencia del cartelismo francés y especialmente Cassandre.

La depresión mundial obligó a los productos nacionales a desplegar toda su imaginación en novedosas campañas. Jabón Gringo en los años 30.

Revista En Viaje editada por Ferrocarriles del Estado. 1933.

Portadas de libros clásicos de la editorial Zig-Zag en 1931.

Marcas dibujadas manualmente para grandes establecimientos comerciales de la época, las que sin embargo no seguían ninguna regla fija de construcción.

Portadas de libros de 1933 y 1939 diseñadas por Arturo Adriasola y Nicolás Martínez respectivamente. Ambos alumnos de la Escuela de Artes Aplicadas.

Anuncio para Carozzi de los años 20, deudora de la gráfica comercial del siglo XIX.

Afiche de Nicolás Martínez, 1937.

Afiche realizado por Camilo Mori el año 1939.

Afiche realizado por Fernando Ibarra en 1938 para la campaña municipal de Sergio Larraín. Ibarra fue alumno de Camilo mori en la Escuela de Artes Aplicadas.

Afiche de Fernando Marcos para un evento de la Federación de la juventud Socialista de 1936.

Afiche de Lupercio Arancibia para la Municipalidad de Santiago, 1941.

La caída de ventas del salitre chileno obligó a una campaña ofensiva que dió por resultado una gran producción de carteles promoviendo su uso.

Cubierta del Primer número de la Revista Topaze dirigida por Jorge Délano (Coke) en 1931. Desde 1931 hasta 1970, la revista humorística Topaze se rió, criticó y expuso las fallas de los gobiernos de turno, gracias a un grupo de creadores de gran talento. Délano, además de dibujante, editor y escritor fue cineasta y autor de la primera película chilena con sonido “norte y Sur” en 1934. Otras películas fueron La chica del Crillón (1941), Hollywood es así (1944) y El hombre que se llevaron (1946).

Juan Verdejo, personaje creado por Jorge Délano, prototipo del roto urbano, pobre, desdentado, pero optimista, de buen humor y gran juicio político; el que posteriormente fue adoptado por Topaze.

Portada del libro Oda a la Tipografía de Pablo Neruda, donde agradece a los impresores (Editorial Nascimiento) y a los obreros chilenos su colaboración en la edición e impresión de sus obras.

Imagen del Circo Las Aguilas Humanas que se ha mantenido por mas de medio siglo.

Diseño de Marcial Lema para la revista Hoy de 1939, en pleno tercer Reich. La tipografía se ve influída por el tipo Futura y el diseño de tipos de plantilla, característicos de la época.

Al lado, afiche promocional para la primera expisición del Cartel de Luis Troncoso Ossandón. Arriba, inagen diseñada por Georges Sauré en 1932.

Cartel de Edmundo Cifuentes para el Censo de 1952.

Afiches de Luis Oviedo y Giulio di Girolamo a finales de la década del 40.

Cubierta de Mauricio Amster. 1967.

Aviso ilustrado por Lilly Gschwender en 1955 que recoge la herencia gráfica Estadounidense.

Arriba, aviso pastillas Geniol importado de Argentina. Al lado aviso de Philips. Ambos avisos de los años 40 utilizan la caricatura y la ironía característicos de la época.

http://amster.wordpress.com/

Mauricio Amster
Mauricio Amster - español llegado a Chile en el Winnipeg -, diseñó y dibujó las portadas y diagramó y compuso los textos de miles de libros y revistas de las más importantes editoriales chilenas entre los años 1940 y 1980. Fué director artístico de la editorial Zig-Zag (entre varias otras) y promovió otros proyectos editoriales, como la editorial Cruz del Sur y la revista Babel. Fué diseñador y tipógrafo de la Editorial Universitaria.

Diez romances de amor / escogidos y caligrafiados por Mauricio Amster, ilustrados con xilografías del siglo xvi 1975.

Diseño editorial primavera, revista mapocho. Biblioteca Nacional. 1970.

Arriba, dos portadas para los Anales de la Universidad de Chile, revista académica de larga tradición. Con un diseño tipográfico muy sobrio, a dos tintas, incorporando como único elemento icónico el escudo de la Universidad. Las iniciales forman, en el segundo ejemplo, un anagrama entrelazado. Para la Editorial Universitaria, donde trabajó desde los inicios siempre como free-lance, Amster diseñó el logotipo institucional.

Libros de Editorial Zig-Zag diseñados por Amster en los años cuarenta, resueltas casi todas ellas en dos tintas, con espacios amplios y tipografía clásica.

En la segunda mitad los años cuarenta dará forma Mauricio Amster a los volúmenes de Babel, revista y editorial animada por Samuel Glusberg (Enrique Espinoza),

Algunos destacados de la escuela de Artes Aplicadas fueron: Domingo Baño, Waldo González, Santiago Nattino y Carlos Sagredo. Fotógrafos importantes de la época fueron: Jorge Opazo, Alfonso Sutil y Bob Borowicz. En la comunicación masiva, las revistas picarescas fueron su época de oro en los años 50, y otras como Don Fausto, Ecran y Okey se enfocaban en el entretenimiento. α

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful