You are on page 1of 7

El Estado Táctico

Rumbo, estrategia y táctica del gobierno de Kirchner
Dr. Alberto Luque Díaz Economista, Profesor de Finanzas Públicas, UNC, UNVM, consultor
internacional. Publicado: http://www.argenpress.info/nota.asp?num=026509
http://www.lainsignia.org/2005/diciembre/ibe_066.htm - 20/12/05
Muchas críticas al gobierno se refieren a la falta de un proyecto o plan de largo plazo. Estas
falencias y las referencias a un discurso de confrontación, mientras se actúa de modo contradictorio,
han llevado hasta chistes de moda. Mientras tanto, los indicadores de la economía muestran un
panorama de recuperación impresionante para cualquier análisis. ¿Estamos bien y vamos mal? o
¿Estamos mal y vamos bien? Para tratar de responder a estas preguntas la mejor referencia es
consultar a un experto, que además de analista de gran prestigio es un funcionario importante del
actual gobierno.
En una conferencia magistral en el marco del Congreso del Proyecto Estratégico Plan Fenix, en
agosto pasado, el Secretario de Cultura de la Nación, Dr. José Nun, trató de explicar los problemas
que enfrenta el gobierno para definir su estrategia y su proyecto, y no hay duda que es el mejor
exponente del equipo para hacerlo. Sin embargo, sus conclusiones no fueron del todo satisfactorias
para la audiencia, cuando definió que en el contexto mundial y geopolítico actual, caracterizado por
la globalización financiera, la extrema volatilidad política y económica, hace que sea muy difícil
definir un plan estratégico y estaríamos en una época de “Estados Tácticos”.
A lo anterior, agregó, se suma la pesada carga de la mayor crisis de la historia argentina, y que el
Dr. Nun acertadamente parangonó a la salida de una guerra, con índices de desocupación, pobreza
e indigencia superiores incluso a los de la Gran Depresión de 1930. En un reportaje reciente,
admitió que “Al Presidente le toca reparar un barco en alta mar...donde no solamente hay tiburones,
sino otros buques hostiles” como los organismos internacionales, y para peor, “dentro del barco hay
gente que no está interesada ni en que sea reparado ni en que cambie de rumbo”.
Reconoce, que “hay que recomponerlo mediante la construcción de un proyecto nacional inclusivo y
una ciudadanía plena para la mayoría de los argentinos”, buscando la unidad nacional, recuperando
la autonomía que casi ha desaparecido y reconstruyendo la identidad nacional, para lo cual es
indispensable aumentar la integración y la igualdad. Para ello, la reconstrucción del Estado es
básica, porque no puede haber capitalismo serio sin Estado, ya que el otro es el “capitalismo
bandolero” de los noventa. Y para esto se vuelve más necesario que nunca el debate público
informado, pero reconoce también que el Gobierno adolece de una pobre política de comunicación y
docencia, con explicaciones accesibles y de fondo que le permitan al pueblo entender lo que está
sucediendo.
Finalmente apunta, de acuerdo a estudios de la ONU y CEPAL, que si el objetivo es un proyecto
nacional inclusivo que baje los niveles abismales de pobreza, la solución principal no es el
crecimiento, sino la reducción de la desigualdad, ya que bajarla entre uno y dos puntos (medidos
por el coeficiente de Gini) tiene un efecto mucho mayor que diez años de crecimiento al 6 o 7 por
ciento anual. Mientras tanto, la Argentina es el único país del mundo donde las rentas financieras
no están gravadas, con lo cual afirma que es necesaria una reforma tributaria. Estas son las tareas
imprescindibles para reparar el barco, y se supone, luego, poner proa definitiva al proyecto.
Resulta llamativo que el Dr. Nun haya definido una etapa de Estados Tácticos, que no encontramos
en ningún tratado sobre el rol del Estado y que seguramente requiere de mayor definición pero que
solo parece adecuada para caracterizar la actuación del gobierno que integra. Resulta más llamativo
aún, cuando reconoce que la situación heredada, se asemeja a la salida de una guerra, porque
cuando recorremos la historia, no hay ningún caso de salida exitosa de una catástrofe parecida sin
plan, todas lo han logrado con algún programa de reconstrucción muy definido. Recordemos
rápidamente el New Deal y el Plan Marshall, ciertamente los más conocidos.
Pero el caso es todavía más notorio, si nos remitimos a la teoría comprobada sobre el manejo de
crisis, como guerras y catástrofes, que es muy extensa en la literatura de gestión, utilizada en toda
situación semejante por gobiernos y organismos en todo el mundo. En efecto, las crisis pasan por
etapas muy claramente identificadas: primero hay una etapa de alertas tempranas que no se toman
debidamente en cuenta, llamada prodromo, como en la medicina, que aquí se puede ejemplificar
con todas las advertencias desoídas sobre el fin de la convertibilidad a fines de los noventa.
Como consecuencia de la falta de reconocimiento de aquel estado, sobreviene el estallido de la
crisis, como en el 2001, con todas las características de avalancha y vertiginosidad conocidas.
Posteriormente, si el barco no se ha hundido, sucede un largo período de recuperación, pero
también de investigaciones, explicaciones y mea culpas, llamada también la fase de limpieza o postmortem, como lo ejemplifica el caso tan actual de República Cromañón. Es lo que el Dr. Nun llama
la reparación del barco, pero también es un período de análisis, de planificación, que puede durar
indefinidamente, si no se llega a la definición de un plan estratégico.

para elaborar un plan de reconstrucción. transitorio. los territorios volvieron a ser anexionados por Hitler. que justamente critica el Dr. es la resolución de la crisis. etc. temiendo que el descontento social se los llevara puestos (y perder el consenso social que les permitió las tropelías conocidas) inventaron la proeza de invadirlas militarmente. Las guerras se ganan o se pierden. sería aceptar que la teoría del derrame. El nacionalismo malsano que desarrollaron ambas potencias desembocó en la tragedia de la Primera Guerra Mundial con la previsible derrota de Alemania. Es lo que fue y lo que esperamos no se pretenda repetir ahora. pero aparentemente no ha sido debidamente reconocido y evaluado en todas sus dimensiones. la etapa crónica de toda crisis. lo ha sido durante los últimos 40 años y lo más probable es que lo siga siendo por muchos años más’. recrea hoy Moreno en una bandera que cuelga de sus oficinas (¿cuántos años tiene? Moreno. La etapa final. cuando las principales dolencias han sido superadas. El mismo estribillo que. Dicho sea de paso. claro) y vivaron al cruel general alcohólico. Un Estado Táctico. Por favor. Pero es conocido que las situaciones económicas y sociales por las que atraviesan los países. amenazaron y entonaron a coro "el que no salta es un inglés". esta etapa. El Informe Rattenbach lo tengo completito desde 1985. es la única vía para la salida de esta crisis. no sería necesario repetir que la gran crisis que atravesamos es el mayor desastre social de la historia argentina. al menos en la televisión. más duchos en torturar que en gestionar. Nunca. hasta que en 1944 los ejércitos aliados las recuperaron para Francia. dura entre dos y tres veces más que si el gobierno logra definir un plan estratégico. La Plaza de Mayo (faltaba más) se pobló como en las buenas épocas. como lo prueban las actuales crisis recurrentes: energética. Lo contrario. lo cual implicaría caer en un grave error capaz de producir nuevamente otro desastre. solo consigue ir detrás de los acontecimientos. sabiamente. la trama secreta". De aquella época. "País solidario" se suelen ufanar. Gardel y el gauchito Gil entre algunos más. infantilmente. En 1940. A Ángela Merkel no se le ocurre reclamárselas a Francia. cuenta como nadie los entretelones de cómo se gestó ese descalabro que nos humilló en todo el Planeta. Condenada desde un principio a la derrota. son cíclicas y generalmente las diferentes crisis se superponen unas con otras. el Atlántico sur esta nuclearizado desde entonces y los británicos. En 1871 la Alemania imperial de Bismarck manoteó los territorios franceses de Alsacia y Lorena. inflacionaria. dejemos en paz a esos isleños Por Sylvina Walger | Para LA NACION Sorprende que la actual dirigencia argentina no conozca la diferencia entre ganar o perder una guerra. son emblemas de la argentinidad. el comandante del Concordia). que en tiempos de alta volatilidad debe ser flexible y contar con alternativas lógicas. la guerra se perdió. Porque la patria es lo primero. Un Estado Táctico. durante el Tercer Reich. Resulta interesante conocer . la crisis es el estado normal de la Argentina. también desde entonces. Y a los que una vez retornados al continente se los abandonó a su suerte y a sus derrapes mentales. Recordemos nuevamente que Jorge Sábato sostenía en 1972 que ‘La crisis argentina no es un estado patológico. Nun. pretendía utilizar una gesta sensible para los argentinos (años de escribir que las Malvinas son argentinas y después no figuran en los mapas) en beneficio de los militares. que recuerde. Hace treinta años el país hacía agua y los militares. y hay que estar siempre preparado con planes que se hacen imprescindibles. Solo que esta vez los intelectuales más prestigiosos y críticos marcharon junto a los victimarios haciendo alarde de todo el cotillón nacionalista local. condujeron a la muerte a una respetable cantidad de jóvenes argentinos de clase media (pocos) y el resto muy para abajo. miman cariñosamente a los isleños. Oscar Cardozo y Eduardo Van der Kooy. no hay intermedio. Sorprende también que ningún opinador oficial o la misma Presidenta no se hayan molestado en ojear la historia inglesa y comprender cómo llegaron a ser un Imperio. el multipremiado "Malvinas. Al vencedor no le importa si el que la desató fue Calígula o los kirchneristas. Sus estrategas (émulos de Francesco Schettino. Malvinas que. solo consolidará este pronóstico. a ningún gobernante se le había ocurrido utilizar la causa de las islas en provecho propio.Los estudios llegan a la conclusión que sin un plan. Saltaron. seguridad. La malsana aventura de 1982 que Borges. Al perdedor no le caben las protestas sino someterse. rehacerse y recurrir a un diálogo inteligente y no agresivo. anormal. A esta altura del argumento. La respuesta popular fue inmediata. calificó como una "huida hacia delante". escrito por Ricardo Kirschbaum. como Maradona.

los resonantes casos de corrupción y represión que llegan desde el gobierno auguran tiempos menos felices que los que describen propagandistas oficiales bien pagos. pero no toda crisis produce democracias delegativas. La esencia de esa concepción es que quienes son elegidos creen tener el derecho -y la obligación. y la primera presidencia de Alan García. suprimir o cooptar esas instituciones. Las Malvinas son el comodín cuando el país se pone quisquilloso Los ingleses pueden ser piratas. para ello también hacen falta líderes portadores de esa concepción y sectores de opinión pública que la compartan. para conquistar su independencia. dejemos en paz a esos isleños que tienen muchas más posibilidades que nosotros de llegar a ser un país en serio. pero otras logran superar la crisis. No debería sorprender entonces el renacer de la causa Malvinas aunque no me queda claro si huele a ignorancia o a desesperación. en Brasil. Son sus . de una alta popularidad a una generalizada impopularidad. como las de expresión. Dado esto. pero nunca cobardes. Me olvidaba. o al menos sus aspectos más notorios.. Todo un "valiente" que había dispuesto que el que quisiera pertenecer la "orga" debía matar a un policía por la espalda. Estos líderes a veces fracasan de entrada (Collor en Brasil). reproducimos el último texto que escribió para LA NACION el 28 de mayo de 2009. Los tanques ingleses les pasaban por encima sin enterarse de quien estaba abajo. todo tipo de control institucional es considerado una injustificada traba. rápidamente.el precio que pagó la India. A modo de homenaje. Gandhi predicaba la resistencia pacífica. asociación. Comodín que los actuales mandamases acaban de obsequiarle a Cameron cuyos desmanejos lo han distanciado no solo de su propia coalición (no hablemos del pueblo). de Collor. No sé si de otros se puede decir lo mismo. El ajuste "griego" que la Argentina ha comenzado a aplicar. sujetos sólo al juicio de los votantes en las siguientes elecciones. En la medida en que superan la crisis logran amplios apoyos. los líderes delegativos intentan subordinar. colonialistas y hasta bastante racistas todo lo que se quiera. las Malvinas son el comodín cuando el país se pone quisquilloso. a la que llamé delegativa para diferenciarla de la que está ampliamente estudiada: la democracia representativa. sus seguidores (casi toda India) se acostaban en el suelo y taponaban las calles. como la que vive hoy la Argentina. sino de la Europa de los "merkozy" como se conoce a la estrecha alianza formada por Nicolás Sarkozy y Ángela Merkel. Se trata de una concepción y una práctica del poder político que es democrática porque surge de elecciones razonablemente libres y competitivas. erigidos en vigilantes del desquicio en que se ha convertido la Unión Europea. Mahatma Gandhi mediante. Por favor. Los británicos a esta altura deberían haber aprendido que gobierne quien gobierne. Los líderes delegativos suelen surgir de una profunda crisis. a los 75 años. Memoria La democracia delegativa Por Guillermo O'Donnell | Para LA NACION Domingo 04 de diciembre de 2011 Politólogo reconocido y lúcido observador de la vida política nacional. ciertas importantes libertades. es posible que contemos con la invalorable ayuda de Mario Firmenich. reunión y acceso a medios de información no censurados por el Estado o monopolizados. al tratar de entender los gobiernos de Menem. tiene sus riesgos: los líderes delegativos suelen pasar. Guillermo O'Donnell falleció el martes pasado. también lo es porque mantiene. según gestiones que viene realizando esa célula originada en Puerto Madero y conocida como La Cámpora. Este tipo de democracia. aunque a veces a regañadientes. que conserva una inquietante actualidad Hace unos 15 años. argumenté que estaba surgiendo un nuevo tipo de democracia. Creen que éstos les delegan plenamente esa autoridad durante ese lapso.de decidir como mejor les parezca qué es bueno para el país. en Perú. por eso. después de habernos convencido que estábamos a punto de ser potencia.

por la misma razón. tuvieron la gran ventaja de lograr mayoría en el Congreso. se van apretando controles sobre temas tales como el presupuesto de esa institución y. algunos de ellos. doblegar o neutralizar las instituciones que pueden controlarlos. Todo esto ocurre con entera lógica: para esta concepción supermayoritaria e hiperpresidencialista del poder político. Por un lado. defensores del pueblo y semejantes. se apunta a capturarlas con leales seguidores del presidente. conferir (y renovar repetidamente) facultades extraordinarias al Ejecutivo. al tiempo que se cercenan sus atribuciones y presupuestos. junto con el resurgimiento de antiguos problemas. Pero por eso mismo van apareciendo nuevas demandas y expectativas. sin importarle demasiado al líder cómo. el líder suele necesitar el apoyo electoral de otros partidos políticos. el líder tendría que negociar con ellos importantes decisiones de gobierno. según la Constitución. ese líder no puede tener verdaderos aliados. y debería demostrar a todos. Deben ser obedientes seguidores que no pueden adquirir peso político propio. ya que ello implicaría un grado de autonomía e interrelación entre ellos que es. así se pone en recurrente y nunca finalmente resuelta cuestión la distribución de recursos entre la Nación y las provincias. La complejidad de los temas resultantes exigiría tomar complejas decisiones. anatema para el poder supremo del líder. y el propio hecho de que sean otros partidos muestra al líder que tampoco lo son para acompañarlo plenamente en su gran tarea de salvación nacional. .momentos de gloria: no sólo pueden y deben decidir como les parece. ellos tampoco son verdaderos aliados. su a veces ostensible oportunismo los hace poco confiables. producen entonces la mayor abdicación posible de una Legislatura. Asimismo. pero ellas sólo son posibles con participación de sectores sociales y políticos que sólo pueden hacerlo ejerciendo una autonomía que el líder delegativo no está dispuesto a reconocerles. se maneja con relaciones informales. tiene que lidiar con los nunca confiables señores territoriales. Ellas producen una aguda falta de transparencia. así como un control de sus territorios que. recurrente discrecionalidad y abundantes sospechas de corrupción. si fueran realmente tales aliados. a contrapelo de buenas decisiones iniciales en la designación de miembros de la Corte Suprema y reducción de su número). ya que ha renunciado en todos los planos a tratamientos institucionalizados. que ellos son quienes realmente saben qué hacer con el país. el líder delegativo parece todopoderoso. lo cual implicaría renunciar a la esencia de su concepción delegativa. ahora ese apoyo les demuestra. En cuanto al Poder Judicial (en el caso nuestro. Además. Asimismo. los gobernadores (no pocos de ellos también delegativos. algunos de los cuales se tientan con la posibilidad de beneficiarse de la popularidad de aquél. Pero estos partidos tampoco pueden ser verdaderos aliados. Algunos de ellos. Por momentos. no es aceptable que existan interferencias a la libre voluntad del líder. en casos como el nuestro. auditorías. En cuanto a los colaboradores directos de estos líderes. Tampoco tiene en realidad ministros. de signo e impactos positivos. A libro cerrado Aquí se bifurcan las historias de estos presidentes. si no abiertamente autoritarios) pasan por esto facturas cuyo monto depende del cambiante poder del presidente. Sus seguidores en este ámbito repiten escrupulosamente el discurso delegativo: ya que el presidente ha sido elegido libremente. las designaciones y promociones de jueces. crucialmente. con relación a las instituciones estatales de accountability (rendición de cuentas). los líderes delegativos avanzan entonces en su propósito de suprimir. no genere crisis nacionales. Respaldados en sus éxitos. Ellos deben proveer votos. Por supuesto. Pero choca con poderes económicos y sociales con los que. inaceptable. En verdad. como Kirchner (y Menem en su momento). Los líderes delegativos inicialmente exitosos generan importantes cambios. el Congreso no es menos gobierno que el Ejecutivo. fiscalías. Olvidan que. ellos tienen el deber de acompañar a libro cerrado los proyectos que les envía "el Gobierno".

otros líderes delegativos se encontraron huérfanos de todo apoyo organizado. A medida que avanza la crisis. expresan auténticos sentimientos. Para una democracia delegativa. para esta concepción. La imagen asustadora del retorno a la crisis de la que nació su gobierno -el caos. Por su parte. que quedan cada vez más atados al supremo valor de la "lealtad" al líder. una cascada de "deserciones" de quienes hasta hacía poco proclamaban incondicional lealtad al líder. la Argentina no tiene las condiciones propicias para ese desenlace. hasta las elecciones parlamentarias adquieren auténtico dramatismo: de su resultado se cree que depende impedir el surgimiento de poderes que abortarían esa gesta y devolverían el país a la gran crisis precedente. pero.De esta manera. intentos de diferenciación y apuestas en pro y en contra de la polarización que impulsa el líder delegativo. los partidos que creyeron ser aliados y descubren que sólo podían ser subordinados instrumentos. comienzan a recorrer un complicado camino de Damasco hacia otras latitudes políticas. Que este riesgo no es baladí se muestra en el desemboque autoritario de Fujimori en Perú y de Putin en Rusia. En cuanto a la oposición. el líder apela al apoyo de los verdaderos "leales" y arroja al campo del mal no ya sólo a los eternos herejes de la causa nacional. no ya por abruptos golpes militares sino mediante una sucesión de medidas. en las que se juegan cambios de rumbo. típico de estas situaciones: no logra distinguir caminos alternativos y se aferra a seguir haciendo lo mismo y de la misma manera que no hace mucho funcionó razonablemente bien. Es importante entender que estos argumentos no son sólo recursos electorales. entre otros. el líder tiende a adoptar un mecanismo psicológico bien estudiado. A estas alturas de los acontecimientos. los líderes se van encerrando en un estrecho grupo de colaboradores. Felizmente. el líder reprocha la "ingratitud" de quienes. Comienzan a resentir que sólo se los convoque para aclamar las decisiones del Gobierno. éste es manejado con la misma discrecionalidad que su gobierno. ahora resienten la reemergencia de graves problemas y las maneras abruptas e inconsultas con que intenta encararlos (si no negarlos como malicioso invento de condenables intereses expresados en los nunca tan molestos medios de comunicación). poco espectaculares pero acumulativamente letales. quienes en el Estado y desde el llano apoyan desinteresadamente al líder comienzan a dar señales de desconcierto y preocupación. el país se encuentra con debilidades institucionales que el líder delegativo se ha ocupado de acentuar. En cambio. De hecho. Hay que jugar todo contra esta posibilidad porque. El líder ya no vacila en proclamar que el principal contenido de toda la oposición es ser la antipatria. A su vez. . Desde su creciente aislamiento. pero no es ocioso recordar que la democracia también puede morir lentamente. Cuando aparece la crisis de estos gobiernos. Entonces también surge uno de los riesgos de la democracia delegativa: en respuesta a la crispación que produce a su líder la para él/ella injustificable aparición de aquellas oposiciones. el matrimonio presidencial tiene la ventaja de contar con parte del Partido Justicialista. Entonces. entre nosotros. todo está realmente en juego. y en el similar desemboque hacia el que hoy Chávez empuja a Venezuela. tiende a aglomerar. de las que nos quiere salvar. a sectores sociales y actores políticos que aquél justificadamente criticó. con ello. sino también a los "tibios". Auténtico dramatismo En la lógica delegativa. las elecciones no son el episodio normal de una democracia representativa. mostrando la raigambre de sus visiones. pero no la suerte de gestas de salvación nacional. Este es un estilo de gobernar que corresponde rigurosamente a la constitutiva vocación antiinstitucional de la democracia delegativa. le tienta amputar o acotar seriamente las libertades cuya vigencia la mantienen en la categoría de democrática. Es típico de estos casos que a períodos iniciales de alta popularidad suceden abruptas caídas y. De allí resultan incómodas compañías. luego de haberlo aplaudido.aparece en su discurso. los señores territoriales empiezan a tomar distancia de ese líder.

al tiempo que acumula enojos de los poderes e instituciones. nuestro país se encamine hacia una democracia representativa. Estoy persuadido de que el futuro de nuestro país depende de avanzar hacia una democracia representativa. Son muy amenazantes. Queda abierta la gran cuestión -que algunas campañas electorales por cierto no despejan. y no es seguro que las abandonen si triunfan en estas y futuras elecciones. En el transcurso de su crisis. Con estas reflexiones expreso una honda preocupación. 6/9/2009 "Desde que tenemos democracia ningún gobierno se ha salvado de la tentación de perpetuación del elenco gobernante. en estos comentarios muy negativos hacia el Poder Judicial y el Poder Legislativo. sin perder la esperanza de que. porque estos gobiernos delegativos creen firmemente que por haber sido votados tienen derecho a decir lo que le conviene al país y que cualquier tipo de control (el Congreso. Con ellos tendremos que vivir. Ha habido otros ejemplos y no sólo en el peronismo. Típicamente. son de gran incertidumbre. O'Donnel y el kirchnerismo "Hay un riesgo autoritario [en la Argentina]. Hay un cierto sentido común que acepta que quien gana tiene derecho a . que ha ido agrediendo. obedece al despliegue de una manera de concebir y ejercer el poder que se niega a aceptar los mecanismos institucionales. cuando acentúa su discurso polarizante y amedrentador. que fue lo que hizo Fujimori y que casi completan Chávez y Putin. aunque mediante oblicuos y ya largos caminos. despreciando y/o intentando someter. esta manera de ejercer el poder recibe apoyos cada vez más escasos y endebles. el Poder Judicial. los debates pluralistas y las alianzas políticas y sociales que son el corazón de una democracia representativa." LA NACION." La Voz del Interior. No sé si será posible moverse de inmediato en esa dirección. ahí se habría acabado la democracia. Esta duda se refiere a un Poder Ejecutivo que parece poco dispuesto a reconducir su gestión. los controles. y esto tiene raíces muy profundas y muy viejas. Si eso fuera así. las auditorías) es un obstáculo innecesario e injustificable. la conclusión a sacar es que hay que eliminar o sojuzgar por completo a esos poderes. 31/1/2010 "El de los Kirchner es un caso de "democracia delegativa". movimientista. que sea el líder delegativo quien más contribuye a esa aceleración -como todo le parece en juego.La repetición de estos episodios no es casual. Hay democracia. También incluye una oposición que contiene importantes franjas que han demostrado compartir estas mismas concepciones y prácticas delegativas. los períodos de visible crisis del poder delegativo. pero la distingo de la "democracia representativa". políticos y sociales. tuvieran razón y pudieran. 10/6/2007 "El kirchnerismo corporiza hoy esta concepción delegativa. reencauzable o no. no deja de ser paradójico. recomponible o no. aunque entendible dentro de esta concepción.de si el aprendizaje de los defectos y costos de la democracia delegativa se encarnará efectivamente en comportamientos y acuerdos que la superen. Porque si lo dijeran en serio. Las facultades extraordinarias resultantes son una droga muy peligrosa: permiten hacer muchas cosas en el corto plazo pero erosionan terriblemente las instituciones políticas y estatales cuyo sustento es indispensable cuando pasa la época de las vacas gordas. Sobre todo. es también condición necesaria para ir dando solución a los múltiples problemas que nos aquejan. cesarista. Ella vale por sí misma." Clarín. El período de crisis de las democracias delegativas es de gran aceleración de los tiempos de la política. casi todo pasa a ser permitido. Para ello hay un recurso típico: adoptar una práctica delegativa o decisionista de gobierno que se sustenta en leyes de emergencia que se prolongan indefinidamente. No tanto cuando se comete el despropósito de caer en los insultos.

lo cual es una base que permite esta metamorfosis." LA NACION. Hay una fuerte ofensiva del kirchnerismo para tratar de difundir su visión de la Argentina con una intensidad notable y preocupante. esta idea de creer que ellos tenían -o tienen. esta búsqueda de arrasar todos los poderes. Los aliados de las provincias del kirchnerismo son los mismos que tenía Menem. Ahora. la legalidad." Revista Qué pasa. con Cristina. de Chile. pero eso no es hegemónico. Es exagerado y peligroso calificarlo así. y lo estamos haciendo. Es más que un partido político. de Menem a Kirchner hay diferencias muy importantes. que está muy arraigado en la cultura popular y parte de la clase media. muy cultural. pero también similitudes. Hay un "ser peronista" en Argentina. 19/4/2009 "De ninguna manera se puede hablar de hegemonía. Ahí tenemos mucho trabajo por hacer. Por de pronto." Perfil. 11/5/2011 . La hegemonía implica el pleno dominio de las ideas de los demás.mandar y que le importa poco la institucionalidad. y también una serie de alianzas consistentes con cuanto sistema autoritario y atrasado de las provincias.la solución para todos los problemas nacionales. esta concepción delegativa del poder. 17/4/2011 "El peronismo es un fenómeno muy enraizado en la cultura argentina.