You are on page 1of 4

INTRODUCCIÓN

El objeto de este breve documento es fijar el marco de estudio de la jornada sobre trabajadores autónomos
que va a tener lugar en Donostia el próximo 23 de junio. El autoempleo es un tema de actualidad que se
puede abordar desde muy diversos focos, por consiguiente, se cree oportuno que todas las reflexiones estén
encaminadas a determinados objetivos para así facilitar la obtención de conclusiones convergentes. Sirvan los
puntos que se desarrollan en este documento como líneas generales a tratar.
Como sintético avance de los objetivos de la Jornada, podemos plantearnos como tales la respuesta a las dos
preguntas siguientes:
1.

Vista la experiencia española, alemana y de otros países, ¿qué propuestas pueden plantearse para
la mejora de las políticas públicas en relación en el colectivo de trabajadores o empresarios
autónomos?

2.

Vista la experiencia de distintos países, y las grandes diferencias existentes al respecto, ¿qué
propuestas son recomendables desde el punto de vista de la representación del trabajador o
empresario autónomo como sector en su conjunto?, ¿cuáles son las ventajas e inconvenientes de la
existencia de organizaciones representativas del conjunto de los autónomos?, ¿Es bueno que
existan diversas representaciones?, ¿Qué criterios pueden plantearse sobre su articulación?

OBJETIVOS
El trabajo autónomo representa una proporción sustancial de la actividad económica y, sin embargo, apenas
se ha reflexionado sobre este sector como agente económico o como ámbito de la Política Económica. Las
políticas empresariales se centran excesivamente en el ámbito de las sociedades de capitales, olvidando que
los empresarios autónomos son una parte fundamental del tejido económico.
Es por lo tanto necesario analizar y plantear las bases conceptuales macroeconómicas y de políticas públicas
necesarias para hacer posible que los nuevos avances en política económica tengan en cuenta las diferentes
modalidades de empresa.
Existen al respecto una serie de preguntas clave que deben irse analizando y respondiendo de una forma
cada vez más sistemática. En síntesis, podríamos indicar las tres siguientes:



¿Cuál es el papel del trabajo autónomo en el conjunto de la economía y cuál debe ser su lugar en el
ámbito de la política económica?
¿Cuáles son los elementos que inciden en la eficiencia del trabajo autónomo?
¿Qué tipo de políticas públicas pueden incidir en mejorar la eficiencia de este colectivo y su
aportación a los objetivos sociales y económicos generales?

Las medidas que durante los últimos años se están poniendo en marcha en España en relación con los
trabajadores autónomos pueden y deben cada vez con mayor urgencia enmarcarse en análisis económicos y
conceptuales sistemáticos que ubiquen el examen de este ámbito de la Economía tanto en el conjunto de la
teoría económica como en el ámbito de la Política Económica.
PAPEL DEL TRABAJO AUTÓNOMO EN EL CONJUNTO DE LA ECONOMÍA
Más de veintisiete millones de europeos trabajan por cuenta propia, según datos de la Comisión Europea. No
obstante, resulta complicado obtener una imagen global de estos trabajadores ya que forman un sector
complejo y diverso a causa de la heterogeneidad del colectivo y las diferentes referencias nacionales.
En el contexto de esta realidad europea, resulta significativo el peso que según las cifras oficiales tienen los
autoempleados tanto en la CAPV (110.000) y en el Estado (más de 3 millones). Esto significa que el
autoempleo llega a ser casi el 20% de la población ocupada, considerablemente más alta que en el resto de
estados. Según los datos publicados por la Seguridad Social, desde el 2012, ha habido una tendencia al alza
en el empleo por cuenta propia. Al analizar esta tendencia, sin embargo, también debe tenerse en cuenta que
la crisis económica destruyó más de 3,5 millones de puestos de trabajo, alrededor de 0,5 millones de ellos por
cuenta propia. Mientras que la tasa de empleo por cuenta propia es cada vez mayor, debemos ser

conscientes de la elevada proporción de empleos asalariados destruidos (en comparación con los puestos de
trabajo por cuenta propia) en la reciente crisis.
Más allá de su relevancia cuantitativa, el sector del trabajo por cuenta propia resulta de especial interés
debido a un discurso, muy extendido en el último lustro por las instituciones públicas, que vincula este tipo de
empleo con el espíritu empresarial y el emprendizaje. Si bien la extensión del trabajo autónomo puede ser un
signo de dinamismo empresarial, existen evidencias para afirmar que también puede reflejar falta de
oportunidades de empleo asalariado.
En la misma línea, informes especializados defienden que casi un tercio de los autónomos está por debajo del
umbral de pobreza en España (Fundación Alternativas, 2013). Entre los trabajadores pobres, una tercera
parte son trabajadores autónomos sin empleados, por lo que los autónomos tienen una mayor probabilidad de
estar trabajando en condiciones de pobreza que los asalariados. Además, sus condiciones de trabajo son
generalmente peores que las de los empleados en términos de horas de trabajo y formación.
No obstante, es necesario no obviar las virtudes del autoempleo. Estamos analizando un tipo de empleo que
es capaz de convertir al trabajador en dueño de su propio trabajo y capaz de vivir de los servicios que ofrece
directamente y sin intermediarios a los usuarios que los precisan. El autoempleo puede ser el modelo idóneo
para desarrollar la carrera laboral de numerosos profesionales, así como la mejor forma de ofrecer ciertos
servicios en el mercado.
En resumen, adoptando una visión panorámica del sector, parece que tanto en España como en la CAPV
coexisten dos situaciones y segmentos diferenciados: un segmento subjetivamente precario, de pocos
recursos y de carácter informal; y otro, más empresarial, que hace uso activo y eficiente de las oportunidades
del trabajo independiente.
POLÍTICAS PÚBLICAS Y ESTRATEGIAS QUE INCIDEN EN EL AUTOEMPLEO
La Jornada analizará también la normativa y las políticas públicas relacionadas con los trabajadores
autónomos dentro del conjunto de las políticas económicas.
1. Estatuto del Trabajador Autónomo
El análisis del escenario creado a partir de la reforma del Estatuto del Trabajador Autónomo del 2015 ocupará
un papel principal. Se quiere valorar la reforma e identificar las posibilidades que ofrece. En este sentido, nos
centraremos especialmente en lo siguientes puntos:









Derechos y deberes de los autónomos
Prestaciones
Cotizaciones
Desempleo
Riesgos laborales
Incapacidad temporal
Jubilación anticipada
Medidas de conciliación
Regulación de la figura de los autónomos dependientes

Esta regulación se ha modificado con un triple objetivo: facilitar el inicio de una actividad emprendedora,
respaldar y ayudar a los que ya han emprendido y mejorar las condiciones en que los emprendedores ejercen
su actividad. Nuestro quehacer será determinar el éxito o fracaso de la reforma e identificar las áreas de
mejora.
2. Asociacionismo
La proliferación del asociacionismo en el sector de los autónomos es un fenómeno que incide
estratégicamente a la hora de constituirse como grupo de interés y ganar peso para influir en las políticas
económicas. Las asociaciones de autónomos han adquirido el papel de un importante agente social capaz de
reivindicar y representar los intereses de autónomos y profesionales ante las instituciones, ofreciendo datos,
estudios y propuestas de mejora de la situación del colectivo.
Esta es una realidad que está avanzada en el caso español si la comparamos con el resto de los países
europeos. Es interesante reflexionar sobre el papel que deben jugar estas asociaciones en la representación y
la defensa de los intereses de los trabajadores por cuenta propia, el interés de impulsar este tipo de

asociaciones y las razones por las que se producen diferencias tan notorias en las estrategias asociativas de
unos y otros países.
CONSIDERACIONES FINALES
Desarrollando todos estos puntos y conceptos mencionados, creemos que durante la jornada lograremos
identificar posibles elementos de mejora de las políticas públicas y de las estrategias asociativas que puedan
incidir en la eficiencia de este colectivo y en su aportación a los objetivos sociales y económicos generales.