You are on page 1of 227

.

.

y también es por eso que el cielo permanece nublado. el paisaje frente a sus ojos era completamente diferente al de la capital imperial. “legua terrestre o común”. pensó Regis. incluso ha sido desechado hasta ésta. y el viento es tan frío que cala los huesos. enviándome a la frontera. su posición y hasta su futuro. parece un presagio del sombrío destino que le espera. 100 leguas = 444 km. (Esta vez sí que la hice…). al devolver la vista al suelo.Alzaba la vista al cielo. Lieue Commune o Terrestre. 2 7 . A pesar de ser casi mediodía. aun en un carruaje. Pero. también había un cielo como este…). recordó Regis. cubierto por nubes densas y aplomadas… (Aquel día… cuando recibí la notificación con la que me relegaban. la primera línea de vanguardia del norte. Lit. está atravesando el invierno. 1 Ciudad norteña de Francia. era solo que. Antigua unidad de medida francesa equivalente a 4. como todos los edificios estaban hechos con paredes de piedra y de adobe. Ha perdido a su Señor. Aun así. Se decía que es la distancia que se puede andar a pie o en caballo. las calles lucen sombrías. al ser una ciudad nórdica. Pero esto no es debido a que es una ciudad fronteriza. casi en la frontera con Luxemburgo. es una distancia que se recorre en al menos cinco días. por mucho que el cielo se pareciese. es porque. Ubicada a 100 leguas 2 de la capital imperial. el lugar evocaba más a una prisión que a una ciudad. Esta es la ciudad fronteriza de Thionville1. No es que él echara de menos las construcciones de mármol y ladrillo iluminadas por las lámparas de la ciudad imperial.440m (±20m).

se detuvo frente al estante que atraía a los visitantes con un letrero de: 『C’est nouvelle4』. resonó la campana de la iglesia anunciando el mediodía. prontos. En ciertas ocasiones. qué remedio…! No se le puede llamar vida si tienes tu futuro asegurado. donde sea que haya libros. Abrió la puerta de madera y se aventuró en el edificio construido con bloques de piedra. 3 8 . sus labios comenzaron a temblar… 「Pe-Pero… ¡¿Cómo puede ser posible?!」 「¿Qué sucede? ¿Tiene algún problema. “Ratón de biblioteca” en francés (o bibliófilo). Dentro. si les fuera imposible adquirirlos. Tenía una cicatriz del corte de una espada en una de sus mejillas. comenzó a revisarlo de arriba a abajo. desde el mostrador. al fondo de la tienda.」 (Tomado de: “Las Crónicas de Viaje de Bourgogne”. De pronto. se conforman con frecuentar alguna biblioteca donde puedan leerlos.「¡Pues.」 Al momento que la caravana arribaba a la ciudad. 「Sí. yo seré libre… y ese lugar se convertirá en mi preciado hogar. estaba convertida en un escaparate decorado con libros. agregó Regis para sus adentros. ahora tendré más tiempo para leer. Los viajeros que le habían acompañado en la travesía. término usado para personas que adoran los libros raros y originales como objetos invaluables de colección. La ventana que daba al exterior. que no tenía nada que ver con comida. señor Oficial?」 Le preguntó. Es. el olor a papel y tinta se esparcía por toda la habitación. Y gracias a esto. había varias estanterías de libros alineadas. el hombre barbado que se desempeñaba como encargado. pero lo cierto es que es una persona con un amor anormal hacia ellos. merecedor del título de “le rat de biblioteque”3. pero Regis se dirigió a un tipo de tienda completamente diferente. y con los ojos ardiéndole de pasión. en todos los sentidos. por Cuers Romeros). Finalmente. 4 Lit. se dispersaron en busca de un sitio para comer. “Esto es nuevo” en francés. Más Lit. además de un físico robusto y musculoso. Regis suele referirse a sí mismo como un ávido lector de libros.

” (¡No gracias!). Aquí solo se venden libros de aventuras épicas y de porno. ruega por un vaso de agua. nuestro best seller5. ni el libro del profesor Eluère… No los habrá vendido todos. El encargado no pudo hacer más que encogerse de hombros. no hay más remedio si aún no lo sabe. en ese instante. famosas y grandiosas no llegan aquí? ¿Realmente esta ciudad está en el dominio del Imperio de Belgalia? No será que me equivoqué de ciudad y terminé en un asentamiento bárbaro6. 5 6 9 . y por eso casi nadie los adquiere para venderlos. 「Es que… no está la nueva obra de Cuers. Hace apenas un momento que llegué en la caravana que viene desde la capital imperial…」 「Entonces. Regis cuestionó al encargado. Propiamente se refiere a la confederación alemana. quizá. ¿me está diciendo que todas las obras nuevas. ese tipo de libros no se venden porque no son populares. ¿o sí?」 “El más vendido” en inglés. tampoco la del Conde Roussel. 「E-Espere un momento… Entonces. Nombre que recibieron las tribus nórdicas que colindaban con el Imperio Romano. su garganta se resecó. pero.」 El título que le señalaba con el dedo se llamaba: “Cómo escribir un testamento sin tener remordimientos. Aunque un poco abrumado por su apariencia. 「Es porque esta ciudad es un frente de batalla. vecina del Imperio de Belgalia. como un viajero que consiguió escapar con vida del desierto y. por cierto… Éste se lo recomiendo. no parece que lo esté diciendo en broma. su aspecto le daba el parecido de un instructor de alguna academia militar. en esta ciudad. ¿o sí? Por más famosas que sean esas obras… ¡Eso es cruel!」 「Señor Oficial.que el dueño de una librería.」 「¿Eh…? ¿C-Có-mo d-di-jo?」 Regis exclamó. pensó Regis mientras agarraba su cabeza con ambas manos. ¿acaso viene usted de la capital?」 「Precisamente. es. Ah. desesperado.

Regis abrazó su libro y se lo impidió. pero. Regis tenía la expresión de que rompería en llanto en cualquier momento.「Bueno. esta ciudad era territorio de nuestro vecino enemigo. ¿no perdería toda su paga semanal?」 「Uggghh… ¡Este lugar es el mismísimo infierno…!」 Gimió Regis. no debería decir esto puesto que yo le puse el precio. es que los libros son pesados. espere! ¡Nunca dije que no lo compraría…!」 「¿Eh? ¿En serio? A simple vista me parece un militar demasiado joven. y encima. comenzó a explicarle sin mucha emoción. 「Bueno. Regis también volteó en esa dirección. últimamente hay bandidos atracando en los caminos. En ese momento. Apresurado.」 「Uuuh… Además. ¿qué pasa con estos precios tan absurdos? ¡Esto es más de diez veces el costo que tiene en la capital imperial!」 Por fin había encontrado un libro que quería leer. Siguiendo su mirada. el dueño de la tienda exclamó “¡Wooah!” con un tono de voz un poco extraño al tiempo que abría enormemente sus ojos. 「¡Espere. Y. 」 「¡Eso es inaudito!」 「En verdad. Con su espalda bañada por la luz del sol del exterior. los clientes que podrían comprarlos son pocos… En esta frontera. Por su parte. es que. pero… Disculpe la descortesía. transportarlos es realmente una tarea ardua. los libros son objetos de lujo que solo pueden permitirse las clases sociales más altas. el barbado encargado de la tienda. se encontraba una chica parada en la entrada de la tienda. hasta hace cincuenta años. si lo paga. aunque ya lo había tomado. 10 . lo siento…」 El vendedor alargó la mano e intentó arrebatarle el libro que Regis había tomado. Además.

.

Regis Auric. Y de inmediato. tan solo porque una chica. pero. entonces viniste a recibirme…」 Y diciendo eso. Al ver esto. aun así. no. el bochorno comenzó a invadir las mejillas de Regis.Era una joven preciosa. su rostro. comenzó a contemplarla otra vez. en su expresión se reflejaba la jovialidad propia de su edad. 「¡Por fin te he encontrado! Eres el oficial de 5ª clase. Sin meditarlo. La chica levantó su dedo índice y lo colocó frente a sus labios. qué alivio…! No sabría qué hacer si me hubiera equivocado de persona. La joven retiró su mano y abrió sus delicados labios de color carmesí claro. La chica frente a sus ojos era bellísima… Pero no. Regis estaba un poco agitado. pero debes ser el primero que veo decir eso de una librería. ¿verdad?」 「¿Eh? ¿Cómo…? ¿Yo?」 「¡¿No eres tú?!」 「Ah. este… ¡Sí. sus ojos brillaban con el fulgor de dos rubíes. le llamara por su nombre. esa no era mi intención… Ya veo.」 Tenía una voz clara y gentil. su cabello era de un color encarnado cual si fuera de fuego. Se avergonzaba de sí mismo por haber perdido la compostura. dibujó una alegre sonrisa en su rostro.」 「No. oscilaba entre los 13 y 14 años. 「He visto a muchos reclutas quejarse de que esta línea de vanguardia es un campo de batalla y un infierno. aunque aún reflejaba la inocencia de la niñez. 「¿Eh? ¿Por mi nombre? ¿Cómo es que conoces mi nombre?」 「Por supuesto que recordaría el nombre de la persona que vine a recibir. 12 . Que me veas como una niña no significa que soy tonta. soy yo! Me llamo Regis…」 「¡Ah. Regis estaba fascinado mirándola. que a todas luces era más joven que él. ¿Que no haga ruido? ¿Por qué? ¿Qué significado hay detrás de esa señal? El que lleguen otros clientes en una librería no es para nada extraño ni poco frecuente. no era por eso.」 Sonriendo aliviada. atrapó su mirada y no le permitía separarse de ella. su edad.

fu.」 「¿Ah. en la parte inferior.Vestía una túnica con capucha de color marrón que. eres demasiado sincero. Si han enviado a alguien para llevarme allá…. no se les enlista en el ejército. A los menores de edad. aunque ella era menor por cuatro años. 「Ah.」 「Eso es porque odio las mentiras.. ¿no? 」 La chica lo miraba con interés con sus ojos de color carmesí. No hace mucho cumplí los 14 años. a excepción de algunos casos muy raros. Regis sentía una presión indescriptible por parte de ella. 13 . ¿cierto?」 「Eso es cierto. Regis se masajeó la base del cuello con las puntas de sus dedos. Eres menor de edad. 「Si vienes de la fortaleza… ¿Entonces tú también eres militar?」 「¡Oh! ¿Así es cómo me veo?」 「No….」 En el Imperio de Belgalia. ya entiendo. que hacía un servicio regular entre dos poblaciones extremas de su ruta con itinerario fijo. pero yo deseo convertirme en encargado de la biblioteca militar. ¿Podrías contarme más mientras vamos en el carruaje?」 「Está bien…」 Sintiendo cierta dificultad para respirar. 「Sí… Es verdad que algunos militares son así. es un trato bastante especial el que estoy recibiendo. a partir de los 15 años se considera que una persona es mayor de edad. Te han contratado por día para conducir el carruaje… Y yo que pensaba en ir a la fortaleza usando la diligencia7. eres un militar. Inesperadamente.」 「Fu. dejaba ver unas calzas de cuero y unas botas altas.」 「¿Estás feliz por eso?」 「Más bien. 7 Era un carruaje de camino. Esa es la indumentaria clásica de los conductores de carruajes y carretones de carga. sí? Sin embargo. para nada.」 「Ese es un punto de vista interesante. deprimido… Siento que me han dicho: “¡Apúrate a trabajar!”. de cuatro ruedas..

es que yo nunca me consideraría a mí mismo como alguien sabio. demasiado seria y. señor Oficial.」 Pero. después de haber gritado todo eso. ¡Si eres capaz de pagar esa cantidad de dinero. 「Oye. es posible que nieve.La chica comenzó a encaminarse hacia la salida. El vivir de acuerdo a ese deseo. señor? Tiene el rostro muy pálido. Gracias por su compra. asintió. leyendo los libros que puedo. Parecía como si estuviera conteniéndose en decir algo.」 「No. (Alterarme por algo que dijo una niña… ¡Qué vergüenza!). entonces. pero tras acordarse. no hay tiempo que perder. es mi forma de vida personal. pero. después de un momento. regresó hasta donde estaba el dueño de la librería y puso sobre el mostrador el valor total del libro. casi lo olvido!」 Regis también se encaminaba hacia la puerta. Regis se dijo a sí mismo. leer libros es una afición demasiado cara que muy pocos se dan el lujo de tener. es posible… ¡Ah. no es nada.」 「Sí. La joven puso una expresión. 「Bien. sí pienso comprarlo… ¿Umh? ¿Pasa algo. 14 . ¡rendirse a no leer es lo mismo que rendirse a vivir…! Eso es lo que yo creo. el barbado vendedor de libros puso ambas manos en su boca apagando su propia voz.」 Por alguna razón desconocida. Las nubes están demasiado densas. Volviéndose. el ansia del conocimiento es lo que nos ayuda a acercarnos a lo que debiera ser el ser humano. inesperadamente. ¡¿acaso eres tonto?!」 「¿A-Ahora qué hice…?」 「En esta ciudad fronteriza. la chica se acercó a Regis con una expresión severa en su rostro. o eres muy rico o eres un tonto!」 「Si algo es cierto. es una predisposición natural de la que debemos sentirnos orgullosos. 「Este libro. Aunque se presenten algunos obstáculos en el camino… Aún si ese obstáculo fuese la carencia de dinero.

「 “Lo mismo que rendirse a vivir…” Ya veo. estaba aparcado un carruaje de un caballo con un pequeño carro techado enganchado a su collera. 15 . recogió su equipaje y. Sentada en el pescante del carruaje. levantando la vista hacia el rostro de ella. Saliendo por la entrada sin portón. la joven subió de un brinco al carro meciendo su cabello en el aire con sus movimientos. Por su parte. entonces puedo comprenderlo. con un tono frío y. Resonaba el crujido acompasado que producían las ruedas de madera del carruaje al pisar la tierra del camino que lleva a la fortaleza.」 Regis. la chica iba sujetando las riendas del caballo. por cierto. como dividiéndola en sílabas. 「¡Date prisa. remarcó su siguiente frase: 「Te voy a dejar ahí. si es por esa razón. ella. Regis iba sentado a su derecha sujetando su equipaje entre sus brazos. pero… Parece que no pudo hacerlo a tiempo. Debajo del alero del tejado de la librería. se dirigieron a la verdadera línea frontal de defensa: la fortaleza de Sierck. olvídalo! ¡En marcha!」 「Ah. ¿cuál es tu nombre?」 Le preguntó Regis.」 Regis colocó el libro que acababa de comprar debajo de su axila. miró hacia Regis. caminando detrás de la chica. está bien. apresuradamente intentó montar usando el peldaño. Utilizando el peldaño del coche que le quedaba casi a la altura de las caderas. sube ya!」 「Sí… Ah. Incluso yo…」 「¿“Incluso yo…”?」 「¡Nada. que era de un color marrón quemado. El flacucho caballo. abierta al sur de la muralla de piedra que rodea a la ciudad fronteriza. salió de la librería. esta vez afilando su mirada.

「¿Entonces…? ¿Querías saber mi nombre?」 「Sí. 16 . puedes llamarme Altina. Era un mundo bicolor con el cielo vestido de plateado y el suelo del color de la tierra. ¿verdad?」 En verdad había pasado una cantidad de tiempo suficiente para pensar eso. 「Qué grosero… Llamar a alguien por su sobrenombre es un lindo gesto de una buena amistad.」 「 Lo siento. pero al parecer estaba equivocado. de una de sus manos cubiertas con guantes de piel. solo podían verse alineados los retoños de trigo. ya que insistes tanto. Y yo que pensaba darte el privilegio de poder llamarme así. por lo pequeños. la chica que se hacía llamar Altina frunció el ceño. lo siento. Altina también sonrió. pero. que. cuestionó Regis en silencio. Altina continuó la plática. parecían hierbajos. 「Está bien. ella respondió. hasta tocar su mentón de finas facciones mientras pensaba su respuesta. insisto en ello!」 「Fuu~… En verdad. (¿Eso es algo que deba de meditar tanto?). cual carreta.」 「Ese es un nombre falso. Finalmente. como aún es invierno. ¿Cómo debería llamarte?」 「Déjame pensar…」 La joven acercó la punta del dedo índice. relajando los músculos de sus labios.porque la parte trasera del carro. estoy consciente de ello. A ambos lados de la avenida se extendían campos de siembra. Entonces… ¡Acepto el honor de poder llamarle “Altina”!」 「Bueno. para nada pareces ser un militar…」 「Ha. Sin apartar la vista del camino. que había tensado hacía un lado de su rostro mientras pensaba.」 「¡Sí. pero creo que debería reconsiderarlo. y.」 Regis contestó forzando una sonrisa. estaba repleta de placas de madera y ladrillos. como si hubiera sido influenciada por ella. ha. te dejaré hacerlo.

Regis solo dice “¿No hay Dios en ese lugar? Porque 神 (dios) y 紙 (papel) se leen “kami” en japonés. es demasiado extraño que te obligaran a tomar la responsabilidad de algo así.」 「Hahh… ¿No hay papel para Dios en ese lugar?」 「Si se suponía que era un chiste. más allá de los campos de siembra donde estaban alineados los retoños de trigo.」 En el original. fue el Marqués de Tennessee. qué fue lo que hiciste para que te mandaran a esta línea de defensa fronteriza. mi objetivo es y ha sido el convertirme en el encargado de la biblioteca militar. ¿qué se supone que hacías en tu anterior batallón?」 「¿Qué pasa? ¿Es que tienes alguna razón para estar en contra de que alguien como yo sea un militar?」 「No es eso. se le pueda llamar así a tu habitación.」 「¡N-N-N-No era un chiste!」 「Regis.」 「¿Y tú mismo aceptaste tu responsabilidad? Eres un suboficial demasiado joven. ¿verdad?」 「Desde antes de entrar a la milicia. en el futuro.」 「Seguramente fue como desagravio por la derrota. a pesar de ser un pésimo recluta. Yo era tan malo cabalgando y en el manejo de la espada que estuve a punto de ser expulsado de la academia militar. ni siquiera debías haber podido tener el derecho de comandar un batallón. De hecho. me enlisté en el ejército porque tenía problemas para cubrir mis gastos diarios y comprar libros… Ahora que lo pienso.「Oye… No estás aquí porque lo hayas solicitado voluntariamente. ¿Qué fue lo que sucedió en realidad?」 Regis dirigió su mirada a lo lejos. 8 17 . La persona que me contrató. 「Era una buena persona…」 「¿Quién?」 「Mi anterior superior. fue bastante aburrido8. Me interesa saber. ¿en la fortaleza de Sierck hay alguna biblioteca?」 「Quizá algún día. hacia las formaciones sinuosas de las montañas.

el Marqués de Tennessee te había contratado para dirigir un ejército y no para jugar ajedrez. en ese enfrentamiento…」 「Sí…」 (Sabe mucho para ser una conductora de carruaje contratada por día…). ¿De quién lo escuchaste…? En fin… Al fin y al cabo. estrujando con fuerza la maleta de piel. porque eso no es muy diferente de jugar ajedrez. La estrategia es lo único en lo que pude conseguir buenas notas. así sea como aprendiz. y era el de menor rango. fue como haberlo dejado morir. o simplemente Altina era una chica rara que 18 . La expresión de Altina se tensó… 「Si no mal recuerdo. y con solo 15 años. Recién graduado de la academia.」 「Inesperadamente sabes muchas cosas.」 「Pero. el Marqués de Tennessee desde el verano pasado. pensó Regis. con una voz débil y llena de pesar que hacía dudar que fuera él el que hablaba. 「El marqués… dijo que me necesitaba.」 Agregó.「¿Pésimo recluta? Yo escuché rumores que en la academia militar eras un estratega al que nadie podía igualársele. ¿Te parecía poco?」 「¡Para nada! El Marqués quizá me haya contratado por capricho. le estoy profundamente agradecido… Incluso ahora. un rumor siempre tiende a exagerarse. sus ojos se humedecen. yo a él… Lo que hice.」 Es por eso que cuando él recuerda que no volverá a verlo. Regis abrazó el equipaje que llevaba entre sus brazos. ¿verdad?」 「Solo era uno más entre su personal administrativo.」 「Ser un Oficial Administrativo siendo tan joven. Podía ser que el desarrollo de las batallas del imperio fuese de mucho interés por ser éste un frente de guerra. aun así. no era más que un aprendiz. Y aun así…. pero. pienso que eso es extraordinario.

si por eso es que. o quizá podría haber otra razón por la que estaba tan informada. El 19 . discutían sobre cuál tipo de vino le combinaba más a la carne de pato. en lugar de hablar sobre el plan. dando un rodeo. después de tomarse un momento para ordenar sus ideas. ¿no? Ellos nunca harían algo tan elaborado. no sabe por dónde comenzar. siempre hubo un ataque sorpresa. el Marqués de Tennessee utilizó una estrategia elaborada por el líder de su consejo de guerra… Podemos ahorrarnos los detalles. si leemos los registros históricos. iba a enfrentarse contra un enemigo con solo 500 hombres de una tribu bárbara. Aquel día de verano… Aunque nunca será capaz de borrar de su memoria las palabras que recibió ni las expresiones de esas personas. Aunque en algunos asentamientos bárbaros intentaban utilizar artimañas. pero.」 「Los enemigos eran bárbaros. Anticipando una victoria segura. casi nunca daban resultado. Así que. ¿podrías contarme?」 Regis caviló un momento. contestó: 「En esa batalla. y es por eso que siempre se ha preferido un combate frontal.」 「En efecto. pero él solo se rio llamándome cobarde. Aún queda un largo camino por recorrer. al momento de contarlo. En dos ocasiones hice una sugerencia formal al líder del consejo: “Debemos tener precaución…”. yo… Para escucharla de ti mismo… Entonces.」 「Eso es lo que me gustaría escuchar. se colocó a la espalda del ejército. toda la información que el tribunal militar revela siempre es publicada en el rotativo semanal de la ciudad imperial. una gran armada de 3. en cada batalla donde había una gran diferencia numérica.」 「¿Daban por ganada la guerra antes de pelear?」 「Eso pasa seguido. y de cualquier manera. las tropas.se interesaba por esas cosas…. no lo que dicen los rumores. 「¿Y a qué te refieres con “dejarlo morir”?」 「Eso sería… mi propio punto de vista. tampoco es algo que él quisiera ocultar. ¿verdad? El ejército del imperio.000 hombres. y que el plan no contemplaba para nada esa posibilidad. porque el ejército imperial es fuerte… El problema comenzó cuando el enemigo.

hace mucho.」 「El líder del consejo fue. ¿y eso qué?」 「En ese caso. que era originario de una familia plebeya. no importa cuántas veces lo propusieras. Cuando se trate de un despectivo se adaptará de otra forma. él nunca habría escuchado las sugerencias de un plebeyo 9 . por su parte. solamente me dijo que observara lo que es una guerra desde las reservas…」 「Así fue como te separó del ejército principal. en esta traducción se usará el término sin tintes despectivos. Porque el ataque sorpresa se habría evitado con solo establecer una guardia regular. ¿verdad?」 「Sí. respondiendo como en una entrevista. 「¿Crees que todo fue tu culpa?」 「Yo… tenía miedo. 「Es por eso que no deberías culparte tanto por ello. pero. si lo hubiera pensado un poco más. de un castigo mayor al de ser retirado de la fuerza principal… Por eso no dije nada una tercera vez.」 「Sí…」 La plática continuó de esa forma. aun con el riesgo de recibir un castigo severo. no estaba acostumbrado a tomar en cuenta los problemas de convivencia en una sociedad bárbara. aquel día. en ese entonces él ya conocía los favores necesarios para mantener el estatus y las relaciones políticas entre nobles. Entonces.」 「Ah—…」 Regis. Altina intentó consolarlo. y no había notado que el Marqués había sido considerado con la reputación del líder del consejo. Incluso ahora él piensa que. 20 . Incluso dudo que el Marqués hubiera hecho algo que dañara la imagen de un bárbaro que ha estado haciendo su trabajo fielmente.Marqués. A Regis pronto le pareció que estaba en una situación similar a la que estuvo en el tribunal militar. un bárbaro. o quizá como en un interrogatorio. A pesar de que.」 9 Referente a la clase social (que no es noble). debería haber hecho una vez más la sugerencia de la revisión de la estrategia. podría haberlo inferido.

su estómago. estaba sorprendido por la fuerza de su voz. En ese momento. 「Mi primer día de servicio y ha comenzado a nevar… ¡Debe ser que me da la bienvenida! Ha. en lugar de mencionarlo en la reunión táctica… Si se lo hubiera mencionado en privado al Marqués… ¡Posiblemente…!」 Regis apretó con fuerza sus dientes. Era tan potente que resultaba increíble que fuese la voz de una simple conductora de carruajes. Regis se encogió de hombros y dijo. Incontables copos de nieve de color blanco descendían danzando en su carrera hacia el suelo.「No. fue mi gran error. pensándolo bien. 「¡Regis Auric!」 「¡¿Eh?!」 Más que por haber sido llamado por su nombre tan repentinamente. Altina gritó con voz de mando. ha. y agregó débilmente: 「Aunque sé que ya no tiene sentido pensar en ello…」 Altina asintió con la cabeza. 「Está nevando…」 Susurró ella. sus ojos le ardían y su vista se tornó borrosa. ¿no es cierto? 」 「Sí… Es verdad… Es solo que no quisiera creer que la muerte del Marqués fue solamente por algo tan estúpido como la imagen pública… Fui demasiado imprudente…」 Contestó Regis. de pronto se tornó pesado. En ese momento. 「¡El pasado no se repetirá! Tú intentaste hacer todo lo que pudiste. Si esa vez. ha…」 「Si se convierte en una tormenta. dejará de ser divertido. 」 「Sí. El no darme cuenta antes de que fuera un tema susceptible de ese tipo de consideraciones entre nobles. una brizna de color blanco pasó rozando su rostro y alzó la vista al cielo. lo sé…」 21 . el problema estuvo en la forma de sugerirlo.

Regis estaba petrificado. 「¡Regresa…!」 Altina tiró de las riendas. al final. se escuchaba el ruido de la madera y los ladrillos resbalando y cayendo. recuperando por fin la calma. cambió bruscamente de dirección intentando salir del camino. y el caballo relinchó. El caballo detuvo su andar dando otro relincho. El carruaje se desplazaba con el movimiento sinuoso de una serpiente. de cuando en cuando. el sonido de esta bestia es la viva representación del terror. se escuchó un sonido desagradable. el aullido de un lobo. controlándolo. y sin duda también lo era para el caballo que tiraba del carruaje. La fuerza del impacto golpeó a Regis en las asentaderas haciendo que su cuerpo se despegara del asiento.「¡¿Has vivido antes en alguna ciudad del norte?!」 「Lo he leído en algunos libros. 22 . El carruaje por fin se detuvo en medio de la avenida. qué interesante… Tendré que acelerar… ¡Agárrate fuerte para que no te caigas!」 Con un tono de voz molesto. en la caja techada del carro. Se escuchó un sonido a lo lejos… “¡Auuuuuuuhhhh!”. permitiéndole evitar la caída del pescante del carruaje. resbalando y escarbando surcos en la arena reblandecida por la aglomeración de la nieve. como el de un árbol cuando se rompe. Para un viajero. pero ahora. o tal vez desilusionado. Altina le respondió mientras fustigaba al caballo con su látigo. 「¡Hyaaaa!」 「¡Resístelo…!」 Altina logró sujetar a Regis del hombro mientras éste daba un alarido de terror. miraba intranquilo hacia el asiento del conductor.」 「Ah. A sus espaldas.

pero es imposible intentar llegar caminando. y es posible que caigamos en los canales de riego. nervioso. se desharán de él. 「¿Aún estamos lejos de la fortaleza de Sierck?」 「Desde aquí… tal vez a unas 5 leguas10. Además.」 「¡¿De verdad eres un militar?!」 「Ha.“Metí la pata…”. esperaba un regaño por su descuido. ha… Siempre fui pésimo en las marchas de entrenamiento en las montañas. Regis contempló el horizonte cubierto de nieve. contestó el caballo.44 Km. 「¿Estás bien? ¿Te has hecho algún daño?」 “¡Prrrr!”. Más que entrenamiento de marcha militar. cuando sea de noche estará muy oscuro. 1 legua = 4. tampoco tenía intenciones de andar 5 leguas con todo este equipaje. si se le obliga a ello. Altina se apeó del pescante con un brinco. pero… Si su herida empeora al punto de que no pueda sanar.」 「Umh… En fin. como no traemos linterna.」 「Haahhh…」 10 “22Km” en el original. pero se percató de que ella ahora miraba con interés hacia la pata trasera derecha del caballo.」 Aún acariciando su cuello. se convertía en entrenamiento de rescate. Regis no entendió absolutamente nada de su respuesta. lo sujetó del bozal y comenzó a acariciarle el cuello. 「¿Se lastimó esa pata?」 「Parece que aún puede caminar. pero le dejó sujetado a una soga para que no se perdiera. Acercándose al caballo.」 「¿Por qué?」 「Porque se avecina una tormenta de nieve. 23 . como un niño cuando hace una travesura. Atina suspiró… Desencajó el arnés del caballo del carro para que pudiera descansar. Si nos desviáramos del camino y entrásemos en un campo de siembra de cebada no llegaríamos sino hasta al amanecer. o eso parecía transmitir la actitud del caballo.

al caer el alba estarás tan frío y tieso que nunca más podrás saber nada de libros…! Aunque quizá algún sacerdote te lea la Sagrada Biblia…」 24 . Altina sujetó su frente con su mano. Regis. ¿en realidad no has pensado en nada?」 「Ummh. si nos lo proponemos. inclinó su cabeza hacia un lado y dijo. 「¿Qué deberíamos hacer?」 「¿No se supone que elaborar un plan en este tipo de situaciones es el trabajo de un estratega?」 「No.」 「Se supone que tú también eres un militar. solo es una novela de ficción…」 「¡¿Acaso eres idiota?! ¡¿Crees que estamos en una situación en la que te puedas poner a leer ese tipo de historias absurdas?!」 「Decirle absurda es un gran insulto. Y no importa la confianza que tengan en el estratega… Solamente un militar puede decidir el desplazamiento de las tropas. está bien… Primero deberíamos tranquilizarnos. es cierto!」 「¡Me rindo…!」 「Está bien. Altina.」 「Qué estricta eres…」 「Y entonces. dubitativo. veamos… Creo que leeré esto. 「¿En serio? ¿Ese libro es útil en situaciones como esta? ¡Pero si venías preparado!」 「Quién sabe si será útil… Este libro trata de un joven al que se le aparece un hada que le concede convertir en personas reales a 6 hermosas chicas de historias ficticias. podemos convertirnos en cualquier cosa!」 「Eso es cierto… Cuando muramos congelados en la tormenta también podrán decir que nos “convertimos en algo”. ¡Los seres humanos. en resumen. ¡discúlpate ahora mismo con el autor!」 「¡A este paso.Exhausta. ¿no?」 「¡Oh. Regis sacó el libro que acababa de comprar en la ciudad.」 Y diciendo eso. tal vez un comerciante ambulante o por lo menos un aventurero.

no ganamos nada perdiendo la calma. Como entraba al carro a pesar de la capota. 25 .」 「Solo… si llegamos sanos y salvos. por la maniobra de hace poco. 「Uuuuhhh…」 Regis estaba examinando cierto libro en sus recuerdos. ¿Será porque Regis había acertado un poco en alguna parte? 「No importa. si llegamos a la fortaleza también te enterarás.」 Altina subió de nuevo al carro. de inmediato me daré un baño caliente… ¡Lo juro!」 「Para ser solo una conductora de carruajes.」 「Sí…. por supuesto. entremos al carro. Mientras tanto. al menos tiene techo. en su cabeza y sus hombros ya se había acumulado un poco de nieve. Siguiéndole. 「Afortunadamente no hace demasiado viento…」 「Aun así. ella se sentó cerca de él.」 「No podemos hacer nada respecto a eso. Regis se sentó en un espacio que estaba desocupado. hace demasiado frío. Cuando lleguemos al castillo. los hombros de Altina ya se estremecían del frío.」 La caída de nieve y la ventisca aumentaron su fuerza. la madera y los ladrillos que transportaban se encontraban desplomados hacia un lado. ya se había convertido en una tormenta de nieve. En la batea del carro. es un trato muy preferencial el que recibes… ¿Será que eres conocida de algún oficial de alto rango de la fortaleza?」 「Uuhh…」 Por alguna razón Altina había detenido sus palabras. en verdad.「Precisamente por eso… ¡Antes de morir quiero leer el último libro que compré!」 「¡Te rindes demasiado rápido!」 「Eso era broma… Pero. tienes razón. Tenemos que tranquilizarnos y pensarlo con detenimiento.

「 Tal como pensaba. Sabiendo que simplemente con ir a la ciudad con toda seguridad te encontrarán. Altina」 「¿Eh?」 26 . no representa un gran esfuerzo para ellos hacerlo.」 「Gracias por la amabilidad. es mejor esperar a que pase otro carruaje por aquí. 「De verdad que es pequeño. sí hay algo!」 「¿Umh?」 「Aquí debería haber una manta.」 Altina se levantó al momento. Entre la fortaleza y la ciudad este es el único camino. jalándolo. úsalo. las tablas hicieron un ruido al reacomodarse. pero úsalo tú por favor. Para Regis solamente se reducía a eso. ¿Hasta qué punto piensas que las personas de la fortaleza se preocuparían por ti? ¿Crees que ni siquiera se acuerden de la persona que contrataron para conducir el carruaje de transporte por un día? ¿O quizá tengas amigos que esperen tu regreso?」 「 N-No sabría con certeza… No creo que lo olviden. Deberían estar preocupados… Posiblemente…」 「En ese caso es muy probable que no esperen a que caiga la noche y alguien venga a buscarnos.」 Y mientras continuaba hablando. necesitamos algo que nos ayude a resistir el frío. aunque es un poco pequeña y solo es una. en estos casos es mejor no actuar de manera imprudente…」 「¿Ah. Cuando por fin salió.」 「Pero debería ser abrigador porque es grueso. 」 「Ya veo… Parece que has pensado bastante en ello…」 「Solo es algo que ya he visto…」 (…. Altina sacó un trozo de tela. 「Ahora. 「¡Ahora que recuerdo. De debajo de las tablas. aunque sea solo un poco. cierta vez leí sobre una situación similar en alguna historia). sí?」 「 En lugar de malgastar energías haciendo esfuerzos inútiles. pensó.

Era tan abrigador al punto que su espalda comenzaba a sudar. 」 27 . se sentó al lado izquierdo de Regis y recargó su cuerpo sobre el de él.「Aun siendo como soy. 「¿Q-Qué haces? 」 「De esta forma. ha… Eso me lo dicen seguido. hagamos esto…」 Altina tomó la manta. sigo siendo un militar. tienes razón… ¿supongo?」 Más que el de la manta. Entre ellos abundan los que valoran a las personas en razón de su grado de nobleza. (¡Tranquilízate! Ella es una niña de 14 años. aún es menor de edad… Es cierto que es bella. El deber de un militar es proteger a los ciudadanos. 「Regis…」 「¿Eh? ¿Q-Qué pasa…?」 「Creo que no hay muchas personas que puedan ser como tú. el calor de ella era más abrigador. Regis comenzó a repetirse a sí mismo. podemos abrigarnos los dos con solo esta manta. En ese caso. Los latidos de su corazón se habían acelerado a niveles casi peligrosos. ¿no es cierto?」 「Al menos eso dicen en público…」 「Yo estoy hablando en serio.」 「Los militares solo pretenden priorizar la protección de los ciudadanos en público.」 「Ha. pero. 「¿Estás bien? Estás muy colorado…」 「¡Co-Completamente bien!」 「¿En serio…?」 Todo se quedó en silencio. Altina acercó su rostro. Entrelazando el brazo izquierdo de él con el derecho de ella.」 「Uummh… Eres una persona interesante. En ese momento. Lo único que podía escuchar era el sonido del viento y la respiración acompasada de Altina. Además de ser menor que yo. ¡es ser demasiado inmaduro!). agitarte solo porque ha entrelazado su brazo con el tuyo. ¿ves?」 「Ah… Ya veo….

los nobles de ahora continúan sus guerras sin sentido. También los precios de la comida y de las armas necesarias para la guerra. ¿por qué los generales no lo hacen? ¿Será porque aún no se les ocurre?」 「Todo lo que te he hablado.」 「El deber de los nobles es proteger a los plebeyos y el emperador debe proteger a todos los ciudadanos del reino. existe la posibilidad de utilizar la forma del terreno a nuestro favor para construir un enorme y largo muro. por eso los militares deben proteger a los ciudadanos… Eso es lo que yo pienso. ¿no sería fácil de traspasar?」 「Es suficiente para evitar que grandes cantidades de tropas montadas y carros de combate transiten libremente. pero. es beneficioso para cierta parte de…」 「¡Si es por eso no se los perdonaré!」 28 . ¿no crees?」 「Tienes razón.」 「Ah. los bárbaros son terribles.」 「 ¿Las guerras contra los bárbaros son sin sentido? No existe una oportunidad de reconciliarse con ellos. utilizando las vidas y los recursos de los habitantes del imperio solo para vivir en la opulencia.」 「Si es un muro tan largo. por supuesto.. los fuertes deben de proteger a los débiles… y. en realidad. Incluso aunque hubiera un daño hacia los habitantes del imperio.「 Eso puede ser cierto pero… Aquellos que tienen los recursos deben proteger a los que no los tienen. bien pensado… Pero. es conocimiento que se ha concentrado en libros y ya se ha esparcido por todo el imperio. Si consiguen derrotar a los bárbaros. Las cuotas de las academias militares también son una fuente de ingresos para los nobles. la valoración popular del ejército sube. ¿A eso te refieres?」 「Aunque. Tal como los padres protegen a sus hijos. La única razón por la que los altos nobles no quieren que la guerra termine es porque les conviene como negocio. si en verdad los nobles quisieran proteger a los habitantes del imperio. si perdemos la guerra asesinarían a todos. ya que en eso se halla la base para la prosperidad de la sociedad humana..

si acaso. él intentó retirarse.」 Dijo Regis con pesar. él era diferente. la única que podría estar escuchando es Altina y.Repentinamente. Eso que ella estaba tratando de ocultar. del que hablábamos hace poco…. 11 Crimen o insulto a la corona. Aunque podría interpretarse como “lesa majestad”11…」 Se detuvo pensando que quizá estaba excediendo los límites para hablar. 「T-Tranquilízate. estaba revelándolo precisamente por esconderlo. Altina acercó su rostro a unos centímetros del de Regis. el caballo. pero. Altina?」 「No. Él hizo a un lado la expansión de los territorios del imperio y concentró todos sus esfuerzos en la estabilidad interna.」 「¡Eso sería maravilloso! ¡Sin guerra. 29 . 」 「¿Él no fue así?」 「 No.」 「Sí. como sus brazos estaban entrelazados. e incluso hizo la propuesta de construir un muro defensivo en el Concilio de los Nobles. y es por eso mismo que si el emperador no se esfuerza en hacer las cosas bien estaremos en problemas. Sintiéndose abrumado. De hecho. los ojos de Altina brillaron por las palabras de Regis. pero después se quedó callada. 「Tú piensas que el actual emperador… ¿es malo?」 「No sé si debería decir “malo”. no podía alejarse ni un poco. al emperador o al reino. creo que estoy pensando demasiado las cosas. Altina… No he dicho que todas las personas de clase alta sean así. Es verdad. Altina dio un brinco involuntario. Al escucharlo. pero. entre los nobles debe de haber todo tipo de personas. en un instante su expresión se tornó severa. la necesidad y las muertes provocadas por la misma disminuirían en gran medida…!」 Durante un momento. estuvo a punto de hacerle una propuesta formal al emperador. el Marqués de Tennessee. 「Solo que… ¿No habrá sido por eso…?」 「¿Umh? ¿Se te ha ocurrido algo. por lo que comenzó a hablar con elocuencia. en medio de esa tormenta de nieve.

su salud ya no le permite gobernar de forma adecuada. el príncipe segundo en la línea de sucesión sería más apropiado.」 「Pe-… ¡Pero…! Aún hay otro más. el grado de nobleza de la reina es más alto. es el hijo de la concubina del emperador: la segunda emperatriz. por orden de nacimiento. el príncipe tercero… Pero él tiene 15 años y apenas está estudiando. todos los nobles se encuentran haciendo lo que quieren. ya debería haber heredado la corona al príncipe. pero. el primero en la línea de sucesión. esta vez tanto. Normalmente. ¿verdad?」 El príncipe primero. Por eso el imperio está de cabeza. También los nobles que respaldan al príncipe segundo parecen tener más influencia. 「No mucho… Umh. incluso ha demostrado tener dotes tanto en el ámbito público como en el militar. también hay otro posible heredero. 」 「Pero. con derecho al trono…」 「¡Sí! ¡¿Has escuchado algo sobre ella?!」 Una vez más. ¿verdad?」 「¿Sí? Umh… ¡Ahh! Ahora que lo mencionas. Y mientras tanto. Por su edad.「… pienso que el emperador ha reinado ya por muchos años. Como aristócrata. 「Es por eso que los dos príncipes se encuentran peleando por la sucesión de la corona… Aunque en realidad es una pelea de influencias de los nobles que respaldan a cada príncipe. en la fortaleza de Sierck también había un general. es el hijo de la esposa legal: la reina. no creo que pueda ser un contendiente fuerte frente a sus hermanos. Ese es el mayor obstáculo para la sucesión del trono. noble. ¿no?」 「Ah. como él tiene un cuerpo débil. Altina se abalanzó sobre Regis.」 「Es muy complicado. Mientras que el príncipe que nació en segundo lugar. “La Avecilla Ensartada…”」 「¿Qué… es eso?」 30 . que él estaba a punto de caer por el lado derecho de la batea del carruaje. pero.

en la mesa fueron colocados. se celebró un banquete a gran escala del 50º Aniversario del nacimiento de Su Majestad. es la persona que estará a cargo de mí. “Cuarta” (4ª) en francés. así le llaman a Marie Quatre12. por el momento. En la ciudad imperial de Versalles. en lugar de un regalo. exquisitos platillos de alta cocina. Esta es la historia de una princesa desafortunada que fue enviada a la frontera…」 Hace 15 años…. 」 「No es necesario que te esfuerces en recordarlo… Pero. el emperador. los generales asistentes se acercaban a dar un improvisado reporte de sus victorias a manera de mensaje de felicitación. ¿qué significa: “La Avecilla Ensartada”?」 「A partir de hoy.「En la ciudad imperial. Lo usan en lugar de su nombre real porque es muy largo y se les dificulta recordarlo. Como una pequeña introducción a nuestra historia. tenemos tiempo libre de sobra. ¿qué significa?」 「Lo que yo escuché podría ser solo un rumor… Pero. pero. que soy de recordar bien las historias. 12 Lit. más importante que eso. no recuerdo fácilmente este tipo de nombres tan largos. La orquesta interpretaba temas de vals para el baile. creo que es un nombre un poco largo…」 「Creo recordar que era: “Marie Quatre Argentina du Belgalia”. uno tras de otro. la cuarta princesa del reino.」 「Sí. 31 .」 「Ciertamente. os contaré primero sobre la madre de Marie Quatre. por lo que no me gustaría que tomaras esto como un insulto… Es solo un sobrenombre que escuché decir en la ciudad imperial. Incluso yo.

fue cierto hombre. tan hermosa que robaba el aliento a los que la rodeaban. todos me llaman Liam XV. balanceó la batuta dando inicio a la pieza musical.」 Después de un momento de titubeo por parte del célebre y talentoso maestro de la orquesta. y sus ojos. Lit. la verdad de lo que ocurrió solo puede saberla ella. “señorita” en francés. que era negro como la noche. La mano de la hermosa joven de negra cabellera fue elegantemente recibida por el emperador. “joven dama”. La única persona que se atrevió a hablarle a esa joven. Mademoiselle13? 」 La respuesta que dio la señorita Claudette Barthelemy. entre un grupo de plebeyos. 」 「Entonces. también fueron invitados nobles de las más bajas clases e incluso sus familias. aunque. “señor mío” en francés. le ruego me llame Claudette. 「 Si lleva gusto vuestra merced. 32 . así quedó escrita en el Libro Público del ministerio de ceremonias del imperio: 「Será un honor. ¿me concedería esta pieza. cuya edad rondaba los 16 años. pero. que.Entre los invitados no solo se encontraban los personajes más influyentes y los más acaudalados del reino. Sentada en uno de los asientos de la clase baja. Era una ceremonia de enormes dimensiones. ¿Cuál es vuestro nombre? 」 El porqué ella preguntó el nombre del emperador generó algunas teorías. atravesó la sala de ceremonia hasta donde ella estaba: Su Majestad. después de hacer una reverencia de cortesía. o que “se trataba de una mujer tan cercana al emperador como para gastarle una broma”. el Emperador. 13 14 Lit. bajando desde el trono. quién sonriendo respondió: 「¡Oh. disculpe mis modales! Mi nombre es Liam Fernandi du Belgalia. Su cabello. por lo que las más aceptadas eran que “sí sabía que era él. Si “no se había dado cuenta que se trataba del emperador” habría sido demasiado insultante. pero respondió por reflejo con la etiqueta que le habían enseñado”. estaba una joven. hacían contrastar más su piel blanca. “caballero”. que parecían dos joyas brillantes de obsidiana. Monsieur14.

pelirrojo y de pupilas color carmesí que llevaba por sobrenombre: L'empereur Flame16. Era la persona más cercana al Rey. además de conservar el pelo rojo y los ojos carmesí. que era bastante indiferente hacia temas de corte político y militar. El primer emperador. quien sería la cuarta heredera al trono: Marie Quatre Argentina du Belgalia.A este suceso se le nombró más tarde como “el incidente Claudette”. Antes de que el cumpleaños número 51 del emperador le alcanzara. Liam XV. fue un hombre de gran tamaño. Pero también corrió el rumor de que ya estaba embarazada al momento de la ceremonia de matrimonio. 「¿Tiene el cabello rojo? 」 Cuentan que esa fue la primera pregunta que hizo el emperador Liam XV al Gran Chambelán15. se convirtió en la cuarta emperatriz del imperio. aunque su fisonomía era esbelta también era muy alto. 16 Lit. en francés. derrotó a todos los nobles de la región convirtiéndose en la piedra angular del imperio. * * * Medio año después… La señorita Claudette.」 15 Era un puesto político y nobiliario. De igual forma. 33 . Incluso Liam XV. su cabello era rubio o castaño como el de sus madres. Solo que. aunque habían heredado el color rojo de los ojos. cambiando su nombre a: Marie Claudette du Belgalia. uno de los más altos oficiales y dignatarios de la corona de Francia. que acababa de cumplir los 17 años. “Emperador de fuego”. de los príncipes. cuando le notificó del nacimiento del cuarto heredero del reino. el fundador del Imperio de Belgalia. Empuñando una enorme espada. 「Su Alteza. Sí tiene el cabello rojo. que a pesar de ser legal y en toda regla la hija del emperador. veía con cierta tristeza que la sangre imperial se estaba diluyendo. fue señalada como hija ilegítima por la sociedad. con un físico que hacía difícil expresar que eran “de gran tamaño”. pero ha nacido fémina. la nueva emperatriz dio a luz a la princesa.

el rumor de que “la enfermedad del príncipe primero había sido causada por la ingesta de veneno”. en el momento que cruzó caminos con Marie Quatre. sin haber pasado un año. más aguda que el bajo y más grave que el tenor. esos rubíes brillantes me arrebatan las palabras~. De inmediato. Como princesa imperial. cuando su edad la acercaba a su presentación en la alta sociedad. era aceptado como si de la verdad se tratase. en el cual se destacaba. mandó a echar al trovador fuera de la corte. 17 Rango de voz entre bajo y tenor. en que mis ojos han podido ver un ángel tan bello como el sol! Sus llamas ardientes abrasan mi corazón~. Marie Quatre fue criada. Por esos días. prohibiéndole para siempre la entrada a los círculos de la alta sociedad.」 Como era de esperarse. aprendió el arte de la espada y bien sabido era su excéntrico interés por el estudio de la política. eso ofendió enormemente a la Reina. se terminó en el instante que escuchó esas palabras. * * * El hecho de que una plebeya se convirtiera en la concubina del emperador y que.El interés de Liam XV por la cuarta princesa del reino. fue considerado como una humillación insoportable. sana y salva. era tal su fama que la Reina lo invitó a la corte imperial… Pero éste. Solo que. hasta la edad de trece años. Si el hijo de Claudette hubiera sido hombre. hubiera dado a luz a un nuevo heredero de la corona. Gracias a que por suerte había nacido mujer. probablemente habría sido asesinado sin demora. 34 . pero eso no recibía mayor importancia que una anécdota jocosa por parte de la corte imperial. De hecho. comenzó a recitar un poema para alabar su belleza: 「¡Oh! ¡Quién creyera lo magnífico de éste día. ocurrió un problema: La hermosura de Marie Quatre había superado con creces la que lucía su madre. había un trovador que causaba sensación en la alta sociedad por su talentosa voz barítona17 y sus facciones delicadas.

sin importar que aún fuera menor de edad. Aunque en la milicia solo ostentaba el cargo de Mariscal del Imperio. es un hombre tan incisivo como la hoja de una espada desenvainada. debido a la enfermedad del príncipe primero y la vejez del emperador. En ese entonces fue que La’Trieux le hizo la propuesta al emperador: 「Si la bella princesa tomara el mando de un ejército. De los nobles presentes se elevó una leve risa. * * * En el año 850 de la Historia Imperial… El anciano emperador sentado en el trono. 「Su Majestad. Liam XV solo le respondió asintiendo con la cabeza. a la edad de 23 años tomó el control del poder en sus manos.」 「…」 Sin mediar palabra. El Gran Chambelán extendió la carta de Notificación de Asignación y. resultaba evidente que los sentimientos que Liam XV había tenido por Claudette ya se habían extinguido. a ambos lados de éste. El frente del norte últimamente se encuentra en un punto muerto. fue designada como General de Brigada del Destacamento Fronterizo de Bayle-Schmidt. en nombre del emperador. porque no había nadie en esa sala que no supiera el verdadero significado del nombramiento. el príncipe segundo Allen du La’Trieux du Belgalia.」 Por esas fechas. estaban los nobles con una risa burlona e indiferente. La princesa imperial Marie Quatre. seguro que la moral de la tropa se elevaría. Sin la presencia de la madre de ella… Marie Quatre hizo una reverencia hacia el trono agitando su cabellera de color rojo. hoy se le ve de muy buen talante. en las alfombras.」 「Muy bien pensado.Pero eso no fue suficiente… El hijo de la Reina. en su lugar. considero que deberíamos encomendárselo a ella. 35 . leyó la orden real.

lit. le aporreó con sus palabras. Las expresiones de los nobles. porque. “Palm”. bañaban a Marie Quatre. “Palma” en inglés. la espada insigne también es muy gruesa y pesada. la princesa no podría ni levantarla y tendría que retractarse de llevársela. oculto entre los demás. la diferencia en su constitución física era suficiente para estallar en carcajadas. La mayoría podía prever ese desenlace. “El Gran Trueno IV” en francés. Al final. pero en lugar de eso… Marie Quatre dijo con orgullo: 「¡Me gustaría recibir la espada de L'empereur Flame!」 Al escucharla.El Gran Chambelán retrocedió y entonces habló el emperador casi susurrando con una voz débil. Algún día. era una espada mandoble de descomunales proporciones. A pesar de que Marie Quatre es alta en comparación con la media femenina. Los nobles le dirigían miradas de desprecio sin ocultarlo. diciendo: “Mendigo desdichado que no sabe ni pedir limosna con decencia”. En el original dice “192cm”. El emperador lo pensó durante un momento y entonces respondió: 「Las espadas del primer emperador son siete. 18 19 36 . cuando vuelvas a esta ciudad imperial. además de larga. y también era considerada casi como una tradición el contestar algo como: “Las palabras de Su Alteza son el único aliento que necesito”. sin intentar esconder sus sonrisas vulgares de burla. de aproximadamente unos 26 palmas 19 de longitud. “Grand Tonerre Quatre”18. Esta espada enorme fue creada a la misma altura del primer emperador. Su nombre. 「¿Quieres algo como presente de despedida?」 Esa era una pregunta de cortesía que se hacía a un miembro de la familia real cuando tenía que alejarse de la ciudad imperial.6cm. No existe ninguna medida francesa similar. un murmullo se esparció por la sala.」 La cuarta espada insigne del imperio… Lo que los soldados vestidos con armadura de pies a cabeza habían traído cargando. Lit. 26 palms = 198cm. habrás de devolverla a la cámara del tesoro. Tú eres la cuarta hija. Incluso alguno. se te prestará entonces su cuarta espada. Medida inglesa que equivale a 7.

La joven hizo una reverencia, asió la empuñadura con su mano derecha; con
la izquierda tomó la hoja de la espada, cubierta dentro de su funda,
sosteniéndola por debajo.
「Con gusto… acepto cuidar de ella… ¡Hahh…!」
Marie Quatre ejerció fuerza con todo su cuerpo, levantando la gran espada.
El piso de mármol crujió debajo de sus pies.
La risa de los nobles que seguían sus movimientos se extinguió,
convirtiéndose en voces de sorpresa.
La joven se sujetó la espada al cuerpo, que era por mucho más larga que su
propia estatura.
「… y juro que cumpliré la labor que me ha encomendado.」
Dijo e hizo una reverencia profunda hacia el emperador, recibiendo la
expresión fría que se asomaba por las facciones del príncipe segundo
La’Trieux, además de la mirada cargada de odio por parte de la reina.
Acerca de lo que pasaba por la mente de Marie Quatre en ese momento,
conjeturas era lo único que podían hacerse. Volviéndose por donde había
entrado, el ruido de sus zapatillas era lo único que se escuchó por la sala de
la audiencia hasta que salió de ella.

37

「… y eso es lo que escuché decir.」
La tormenta de nieve golpeaba el dosel del carro.
Regis intentó finalizar la historia de esa forma pero Altina protestó de
inmediato,
「¡Oye, aún no has terminado de contarme!」
「¿Qué cosa?」
「Sobre qué significa eso de “La Avecilla Ensartada”. No has dicho nada
sobre eso.」
「Ah… Eso. ¿No es obvio que fue porque la espada quedaba colgando a la
altura de la cintura?」
「¡Qué tiene de raro eso! ¡Una espada tan grande como esa no podía haberla
colgado de otra forma! Si la hubiera colgado a la espalda habría caído hacia
atrás con todo y ella.」
「¿Has visto a la princesa cargando la espada? Ciertamente, en la fortaleza
de Sierck debería seguirla usando de esa manera.」
「¿Eh…? Ah—… Ahh, sí…, claro que la he visto.」
「Dicen los soldados y las personas que la vieron, que la pequeña princesa
cargando esa espada enorme: “parecía un gorrión atravesado por una flecha”.
¿Tú no pensaste lo mismo?」
「¡¿Q-…?!」
Altina abrió enormemente sus ojos y se quedó petrificada.
「Además de eso, aunque se rumorea que es muy hermosa, casi nunca ha
estado en público frente a los ciudadanos del imperio, tampoco hay hazañas
que se cuenten de ella. Parece que por eso comenzaron a llamarla con el
apodo de “La Princesa Imperial Avecilla Ensartada”. Aunque no me consta,
porque, en ese tiempo, estaba en el campo de batalla.」
「P-P-P-Pero…」
「¿Qué sucede, Altina? ¿Tienes mucho frío? Tus hombros están temblando
demasiado…」
「¡No es eso! Sé que no puedo reclamarte nada a ti, ¡pero eso es inaceptable!」
39

「Por favor, te pido que lo guardes en secreto. Si ella comienza a odiarme
tan pronto llegue a la fortaleza, todo será muy difícil para mí.」
「Si es por eso, puedes estar tranquilo. No es el tipo de persona que odie a
alguien solo por haber escuchado un rumor.」
Regis se encogió de hombros mientras respondía,
「Me agradaría que así fuera… Por cierto, ¿quieres algo de comer? No has
comido nada, ¿verdad?」
「¿Tienes algo?」
「Como quería comerlo mientras leía mi libro, guardé un poco de pan…」
Mientras explicaba, Regis abrió su maleta de piel, hizo a un lado una espada
larga y extrajo una pieza de pan simple20.
「…, aunque me hubiera gustado acompañarlo con leche caliente.」
「¿Lo vas a compartir conmigo?」
「Ya te he dicho que no me gusta mentir, ¿recuerdas? Aunque, si no quieres
no puedo obligarte. 」
「Umh… Sí lo quiero.」
Con una sonrisa llenando su rostro, Regis partió el pan en dos y le dio una
de las mitades a Altina.
「Toma.」
「Gracias… Aunque sonríen, lo hacen de una forma totalmente diferente…」
Altina susurró, viendo hacia la mitad de pan que tenía en sus manos.
Después de pasar su bocado de pan, Regis le preguntó,
「¿De qué hablas?」
「De que durante mi vida he visto muchas sonrisas, pero la mayoría han sido
frívolas y frías.」
「Ooohh... ¿Dónde has visto eso?」
「En la corte imperial.」
Dijo, y dio una mordida a su mitad de pan.
Conocido en algunos lados como “Pan cateto”. Es un tipo de pan “básico”, simple
de sabor (sin azúcar ni saborizantes). En japonés dice “pan duro horneado/dorado”.
Imagen.
20

40

entre la tormenta de nieve. como si urgiera la atención de ellos. tomó su postura apuntando con el filo de su espada al animal más grande. (Así que él también es así…). tomó la espada que estaba tirada en su piso. Él no huyó. que había seguido sus movimientos con la vista. que asustado levantaba y agitaba sus patas delanteras en el aire. el caballo dio un relincho incómodo. en dirección del caballo. todo cambia en el momento que su vida peligra. Eran cinco animales. Sintiendo que su corazón se encogía presa de una pesadilla aterradora. Regis! ¡Es obvio que no podría haber uno!」 「Uuh… Cierto. allá…!」 Altina señaló hacia al frente del carruaje. 「Lobos…」 「Son lobos grises. tan pronto bajó. Regis dijo. Regis volvió a la batea techada del carro. Altina. Regis y Altina treparon al asiento del conductor. y bajó de un brinco por la parte trasera del carruaje. A lo lejos.En ese momento. Situándose entre el carruaje y los cinco lobos grises. podían verse un par de ojos dorados brillando y su hocico abierto del color de la sangre. 「¿Q-Qué será…?」 「¡Mira. Desde la batea. Altina lo sabe perfectamente. 41 .」 「 F-…¡Fuego! ¡Lancémosles antorchas! Ah—… ¿Tienes un barril con pólvora?」 「¡Tranquilízate. pensó Altina. Solo que Regis. 「Y eso que hablaba de proteger a los ciudadanos…」 Aunque hubiera pronunciado esas palabras idealistas. o más bien como un grito de auxilio. dio la vuelta al carruaje hasta el frente.」 「A este paso nos quedaremos sin caballo…」 「Y después nos toca el turno de ser su alimento… ¡Uuuhh…!」 Regresando como había subido. dio un suspiro. De cada sombra siniestra. Eso. se divisaban unas formas negras.

verdad?!」 Altina parecía dar gritos de desesperación.」 「¡¿Estás hablando en serio?! ¡Vas a morir! ¡¿Lo sabes. 「¡¿Y así piensas ganar?!」 「Ha.「¡¡Uuuhh…!!」 「Q-… ¡¿Qué crees que estás haciendo?! ¡Los lobos grises son bestias tan fuertes que hasta los caballeros tienen problemas para matarlos!」 「¡Sí. No era para tranquilizarla. 「Aunque sea… Vivir a costa de torcer nuestros ideales. 」 「Ugh…」 Altina contuvo el aliento. lo sé…! ¡Por eso no hay otra opción más que ésta!」 La espada en su mano está temblando. sería como un himno que le permite atravesar ese tipo de situaciones duras sin tener que perder sus propios ideales. los lobos no atacan de manera descuidada. ni para demostrarle que era algo fácil para él. Eso es lo que creo. ha… ¡No es por presumir. Su espalda estaba encorvada hacia adelante. aunque tengas que forzarlo a caminar y después sacrificarlo. o quizá hasta peor que eso. pero nunca pude ganarle a nadie en los entrenamientos de esgrima!」 「¡De verdad que eso no se puede presumir…! ¡En serio!」 「Altina. Incluso los niños que juegan a ser caballeros empuñan sus espadas de madera con más valor. ¿Por qué había reído? ¿Se estaba burlando de su propia estupidez? No. para él. 「Incluso yo… puedo ganar un poco de tiempo. Dejémoslo en que. Siempre que haya alguien que los enfrente. Incluso a Regis le pareció raro. debe ser más doloroso que morir. eso sería demasiado pesimista. pero no era porque él tuviera frío. la risa se había desbordado por sus labios. sin huir. Ni él mismo parece entender por qué lo ha hecho. parece que se caerá hacia atrás en cualquier momento. toma el caballo y huye. simplemente. pero Regis solo rio. a este paso se convertirá en comida para lobo. Es porque Regis la empuñaba como un novato. Altina sujetó su cabeza con ambas manos. Primero 42 . sus caderas agachadas. Después de todo.

Regis… Hoy has protegido a un civil… A la conductora de carruajes. la hoja afilada no tenía ni un rasguño. pero blandió su espada como una forma de amenaza. interminable…. Está ocurriendo algo increíble. 43 . Regis sabía que aún estaba lejos. Los ojos color carmesí de Altina brillaban con entusiasmo.」 De alguna manera… la voz de Altina era alegre. De un largo que es prácticamente el mismo del de la batea del carruaje.miden la fuerza de su enemigo y solo hasta que están seguros de poder ganar se acercan… Umh… ¿Eh? Parece… ¡que se están acercando!」 「Claro… No importa por dónde se mire… Tu postura se ve terriblemente debilucha. aún dentro de la penumbra provocada por la tormenta de nieve. Sus delgados brazos extraían poco a poco el largo objeto. Es tan enorme que es necesario tomarse un tiempo para comprender como es que alcanzaba en ese lugar. ni una sola mancha. de un peso que haría imposible que un ser humano la blandiera. debajo de los que hasta ahora había estado oculto. se escuchó un golpe seco. Incluso. Altina…」 「¿Eh?」 Volteó al escuchar esa voz alegre. 「Uggghhh…」 「Gracias. comenzó a sacar algo de color plateado. parecía brillar tenuemente. Abrió su hocico enorme enseñando sus colmillos afilados y gruñó. me pareciera que habló mezclando un tono risueño… El lobo más grande comenzó a acercarse. forjada completamente de metal. produciendo un ruido metálico junto al de las tablas y ladrillos cayendo y chocando entre ellos. De la batea del carruaje. Sin importar su gran tamaño. 「Hi… ¡¡Hiaah!!」 Su cuerpo se balanceó hacia todos lados por el peso de la espada de tal suerte que dio en el suelo con la punta. algo incomprensible… Eso se ve terriblemente pesado…. Al mismo tiempo. La guarda de su espada se había estrellado contra su pierna izquierda. Ese algo. Tan inmaculada que parecía la superficie reflejante de un espejo.

.

reflexionó Regis. si es solo la flecha que traspasó al gorrión. Incluso le parecía haber sentido como se cimbraba el suelo. pensó Regis. 「…. ¡Regis.Los labios de Regis temblaron. ahora comenzaban a rodearlos a la distancia. (¿Eso fue el corte de una espada?. se desharía fácilmente de él. Con su mano izquierda peinó hacia atrás su cabello color rojo fuego que se agitaba como una llama embravecida. o si es la espada del conquistador supremo! 」 Los pies de Altina se hundían con cada paso. La túnica con capucha agitada por el viento parecía el manto de un rey. Se escuchó un sonido grave del viento siendo cortado por el filo de la enorme espada. (… si es que consigue darle). 「Grand Tonerre Quatre. Así sea un lobo gris.」 Lo que Altina estaba empuñando en su mano derecha. 「¡HAAAAAAHHH…!」 Altina blandió la espada hacia abajo. y lo lanzó en dirección de los lobos. pero ahora es mi turno de proteger. Los lobos grises. observa desde ahí con atención…!」 「¡¿Dí-Dígame…?!」 「¡Si esta arma solo es absurdamente grande. destrozando el suelo. 「¡Les regalo eso! ¡Ahora váyanse!」 45 . al frente de su pecho. La nieve acumulada sobre la tierra salió despedida en todas direcciones. ¡más bien parece que ha caído la bala de un cañón…!). 「¡Tomen…!」 El trozo de pan salió volando por los aires y cayó enfrente de ellos. es la espada del líder de los líderes. el mismo número de veces ella pateaba la nieve amontonada para avanzar. que ágilmente habían tomado una distancia prudente en el instante que la nieve salió volando hacia todas partes. Altina tomó el trozo de pan que había guardado entre sus ropas.

pero “Altina” me parecía un nombre demasiado largo para ser un derivado de “Argentina”…」 「A mi madre le gustaba llamarme así. 「¿De verdad no te habías dado cuenta?」 「A decir verdad.」 Tan pesada como para suspirar toda una semana. ¿cierto.」 Ella forzó una sonrisa como respuesta. perdiéndose a lo lejos.」 46 . como la bromista que cumplió con su cometido. Marie Quatre Argentina du Belgalia… La cuarta princesa del Imperio. Entonces Regis perdió la fuerza de sus piernas y cayó. un lobo se acercó al pan. Regis dijo: 「 Vaya traspié… Tú eras… No. Su Alteza?」 「Por qué usar títulos hasta ahora…」 「Hahh… Eso fue una broma pesada. sentándose sin fuerza en el suelo. Solo me duele la pierna izquierda. lo dudé un poco por el rojo del cabello y los ojos. Su Alteza. Rascándose la nuca. ha… No.Con cautela. Altina clavó la enorme espada en el suelo y volteó hacia Regis. Se dieron media vuelta y se alejaron a toda velocidad. disculpe. 「¿Estás herido?」 「Ha. sonrió de oreja a oreja.」 「¿O sea que te has golpeado con tu propia espada?」 「Estaba tan nervioso que no lo recuerdo. en la penumbra de la tormenta de nieve. Pero ella. lo olisqueó hasta tres veces y lo recogió con el hocico.

Inclinando su cabeza hacia un lado. vistiendo la indumentaria de cualquier conductor de carruajes… Me parecía una idea demasiado descabellada. ese tipo de pláticas es como una forma de comprensión mutua. y al parecer de cariño le llaman “Altina”.」 「Ummh…」 Musitó Altina frunciendo el ceño y cruzando los brazos. 「Si dices que no lo haces seguido… ¿Entonces por qué solamente conmigo? ¿Tienes algún resentimiento hacia mí?」 「¿Resentimiento?」 「Por más indulgente que seas.」 「 Sí. Que la General de la fortaleza a la que me estaba transfiriendo. entre plebeyos. soy culpable de lesa majestad. ¿entonces por qué lo dijiste?」 「 Porque. el rumor de la princesa que le gusta hacer de tonta se extendería rápidamente!」 「Probablemente ese sea el nuevo rumor de hoy en la ciudad: “La princesa que conduce carruajes”」 「Entre ese y el de “La Avecilla Ensartada”. lo que dije acerca del emperador es un delito grave. no sé cuál sería peor. ¿Siempre haces este tipo de cosas?」 「¡Claro que no! ¡Si lo hiciera. y ahora entiendo la razón detrás del comportamiento extraño del vendedor. porque el nombre “Argentina” proviene del nombre de la ciudad natal de Doña Claudette Barthelemy. viniera a recibir a un oficial inútil de bajo rango. 」 Dijo ella. Regis preguntó. pensando seriamente en su dilema.「Claro. que es además la cuarta princesa del reino.」 「Por un momento pensé que el encargado de la librería me delataría… Estaba muy nerviosa. Incluso si hacemos a un lado la forma irrespetuosa con la que te llamé.」 「¿Y aun sabiendo todo eso no te diste cuenta?」 「Pensé que solo estaba exagerando las cosas y de inmediato deseché esa idea de mi cabeza. porque te hacías pasar por otra persona. 47 .」 「Si lo sabías.

escuchando con atención. de que había un estratega muy hábil…」 「¿Y se referían a mí? Pienso que solo estaban exagerando…」 「Esa era una posibilidad. poco a poco se escuchaba el ruido de cascos acercándose en su dirección. tenía que conocer su forma de pensar y su moral personal.). De pronto.」 「¿Y por eso fingiste ser la conductora de un carruaje?」 「Hay muchas cosas que no se mencionan cuando se habla frente a un noble. la mirada de Altina se perdió a lo lejos. En ningún momento lo hice para vengarme de ti. de a poco. ¿por qué…?」 「Porque escuché un rumor. en el camino.」 「Entonces.」 Le dijo Altina riendo de forma bromista. pensó Regis. va aumentando.Aunque pareciera que los problemas han terminado. 「Por favor.」 48 . admirado. ni tampoco pienso acusarte de lesa majestad. lo que quería conocer era tu verdadera forma de ser. Regis Auric. El frío. pero necesito a una persona con ese talento… Y no bastaba con saber si el rumor era verdad. Regis también hizo lo mismo.」 「Y creo que lo único que descubriste es mi falta de voluntad para cumplir con mis obligaciones militares…」 「Y no olvides tu habilidad en el manejo de la espada. la situación sigue empeorando a cada momento. 「Ah… Parece que tenías razón…」 「¿Eh?」 Altina guardó silencio. así que no. ¿o sí?」 「Se escucha el ruido de su armadura de metal. no quiero que me malentiendas. 「Ah… No será un grupo de bandidos o de bárbaros. Al poco tiempo… En dirección de la avenida. La tormenta de nieve sigue cayendo sin descanso y ahora el sol está por ponerse en el horizonte. (Aunque estábamos hablando pudo escucharlos a esa distancia… Tiene un oído muy fino. Regis comenzó a rascarse la nuca.

Altina asintió con la cabeza y dijo. ¿sabes? ¿O es que piensas que estaba mintiendo cuando te permití llamarme por mi sobrenombre?」 「Ehh…」 “Pero si fingías ser conductora de carruajes”. Cargándola entre dos caballeros. Después de acercarse a Altina. vamos…」 「E-Este… ¿Princesa… Imperial?」 「¡No me digas así! Además… Aunque ahora comiences a llamarme de otra forma…」 「 No. pero… Es que yo te llamaba así porque pensaba que eras una conductora de carruajes…」 「Harías que me sienta mal. por favor. 「Regis. Sintió como si una gota de sudor helado recorriera su espalda. de barba color negro y la cabeza calva. pero no pude evitar que el caballo se hiriera…」 「¡Entendido! Ataremos el carruaje a mi caballo. se arrodillaron enfrente de ella. comenzó a divisarse la silueta de un grupo de unos cinco caballeros montados en sus caballos. El caballo herido también sería conducido a casa atándolo con una soga. Yo estoy bien. 「Gracias por venir hasta aquí. 49 . el carruaje estaba como nuevo. pensó Regis. que aún seguía hincado en la nieve sin fuerzas para levantarse. detuvieron sus caballos y bajando. la enorme espada de Altina fue regresada a la batea del carruaje.」 「Sí.「¡T-También puedes escuchar esos detalles!」 Tal como dijo ella. pero no pudo decirlo. Una delicada mano blanca apareció frente a Regis.」 Con el caballo cambiado. 「¡¡Princesa Imperial!! ¡¿Se encuentra bien?!」 El que había hablado era un hombre de mediana edad. todos vestidos con su reluciente armadura de metal.

Altina? 」 Con una voz alegre y cargada de energía. Después de mirar hacia el cielo por un instante. dando a entender su respuesta afirmativa. porque a partir de hoy te haré trabajar hasta el cansancio. apoyándose para levantarse. 「Entonces. sujetó la pequeña mano que ella le había tendido. confiaré en mi habilidad para leer entre líneas.Regis había pensado que estaba en problemas por haber sido relegado a la frontera. Altina dijo: 「¡Bienvenido a mi destacamento fronterizo! Prepárate. ¡Regis Auric!」 50 . pero ahora estaba seguro de haber llegado a un lugar mucho más peligroso de lo que había imaginado. pero… ¿De verdad está bien. que es de lo único que sí puedo presumir.

」 「Fumh-… Eso tendrá que ser… 」 Aún está lejos su despertar. cuando una fuerte voz golpeó sus tímpanos. tampoco hay algún trabajo urgente para él. pero no reconocía el techo que estaba frente a él. o un calabozo subterráneo…). pero era la voz de una joven. 「¡SHAAAAA!」 「Uuuhh… ¿Umh?」 Abrió los ojos. pensó Regis un poco desorientado. 「¿Ves? ¡No despierta! No estará muerto. también de piedra. Era un techo de color gris. (Una habitación cavada en una montaña…. Señorita. formando un arco que continuaba hacia las paredes. No sabía si era parte del sueño o si era lo que sucedía en realidad. ¿o sí?」 「Fu-fu-fu… Solo está muy cansado. dejémoslo dormir a gusto. que trazaban una curva apenas perceptible. con los bloques de piedra crudos y sin adornos apilados unos sobre de otros.Regis cayó en un profundo sueño… Escuchaba la voz de alguien cerca de él. 51 . Escuchaba la alegre conversación de unas jovencitas… o eso creía.

sus gritos eran acompañados con el ruido de las fuertes pisadas en el suelo y el sonido del viento siendo cortado por las armas. escuchó que podía usar esta habitación para dormir… Pero no recuerda nada de lo que sucedió después. 「Ya amaneció…」 「¡OORRRAAAAHH!」 Resonaron de nuevo las fuertes voces. Pero solo había una cama pegada a la pared. comparada con el carruaje de una diligencia. despertando a la realidad. y recordando lo que sucedió la noche anterior. 「¿Será así a diario? Esto es peor que despertar con el toque de un cuerno…」 Lentamente se levantó de su cama. había sido dejada abierta intencionalmente. estaba casi literalmente congelado. un escritorio tan elegante que hacía pensar si no se habrían equivocado pensando que su rango 52 . le dieron permiso de usar el baño caliente. Regis comenzó a pensar. La cálida luz del sol entraba por la ventana. Aun con el pilar estorbando en el centro de la habitación. cuando llegó al castillo de Sierck. 「¡HAAHHH!」 Tal vez porque los soldados están entrenando. Regis se cubrió las orejas. En la pared. Anoche. era tan suave que sentía estar en el paraíso. La cama. 「Ahh… Cierto…」 (Que fui relegado a la fortaleza de Sierck…). De alguna parte se escuchaban las vigorosas voces masculinas elevando gritos de bravura. la pequeña ventana que permitía la entrada de luz del exterior. Comenzó a observar otra vez la habitación. era un espacio que bien podía ser usado como habitación de 10 soldados rasos o cuatro oficiales del rango de Regis. a su lado.La cama sobre la que descansaba Regis estaba al fondo de la habitación. podía sentir la dura pared de piedra con solo estirar su mano. Era tan grande que se podían acomodar cuatro camas iguales con su respectivo escritorio. A la izquierda. estar con vida ahora era algo de lo que podía estar agradecido eternamente.

de la 1ª a la 3ª clase son considerados Oficiales Superiores. la única razón para esto es que hubieran confundido su rango. que se dividen a su vez en clases.era más alto. un oficial de mayor rango que él se convertirá en su superior. Entonces… ¿No será que realmente confundieron mi rango? 」 Un oficial civil de 5ª clase como Regis. Capitán. Al menos esa es la conclusión a la que parece haber llegado. Después. 「 ¿El espacio sobra porque estamos en medio de la nada? No. los campesinos que son reclutados como reservas y los aprendices menores de edad. Teniente Coronel. Comandante. De los Oficiales Civiles21. pero Regis aún no lo conoce en persona. La cadena de mando comienza con los Oficiales Generales: Mariscal. Regis sería apenas un oficial de segundo nivel. General de División. pero… Normalmente las fortalezas son espacios estrechos. contando desde el rango más alto. ¡Incluso había un estante para libros! A lo largo de la pared. ahora estaba inseguro de que fuera su habitación. 21 En el ejército francés. A propósito. Teniente y Alférez (Subteniente). el trato y el sueldo que reciben no es nada malo. 53 . en el espacio entre la cama y la entrada de la habitación. Teniente General. 「 Tengo que apresurarme a preguntar cuál será la habitación que verdaderamente me corresponde… Es cierto… ¿Y quién será mi superior en este lugar?」 A partir de ahora. son enlistados sin recibir ni una moneda por su servicio. General del ejército. desde la 4ª clase hasta la 6ª son considerados Oficiales Particulares. los Oficiales Civiles son como sigue: Coronel. contando desde abajo. el cuerpo militar se divide en Sargento. Regis es Teniente. Soldado de Primera y el Soldado Raso. pero. Pero volviendo al dilema de Regis… Siendo un oficial de segundo nivel. General de Brigada. Esa persona debe explicarle los detalles de sus responsabilidades. En lugar de alegrarse. Incluyendo a los soldados rasos que pertenecen al ejército regular del imperio. los oficiales se dividen en Oficial Civil y Oficial Militar. es el décimo. En resumen. estaba un enorme estante para libros y un espacio libre donde cabrían alineados otros seis más.

」 Habiendo terminado de cambiarse. La puerta daba a un pasillo. 「¡Oh! Realmente piensan en todo. Decidió avanzar por el pasillo. alguna persona podría llegar en cualquier momento a tocar la puerta… 「Umh… No llega nadie… En fin… ¡Tendré que ir a buscarlo!」 Salió de la habitación. Parece ser que es bastante práctico. estaban distribuidas varias puertas de madera. A lo largo del pasillo. el uniforme de este destacamento fronterizo es de un color verde simplón tan oscuro que casi parece negro. Tomando el uniforme nuevo que estaba sobre el escritorio. 54 . se siente el frío de finales de otoño. La sensación le permitió reafirmar que ahora se encuentra en una ciudad del norte.Regis se deshizo de su pijama. a la izquierda. El uniforme militar del Ejército Imperial de Belgalia ostenta una combinación llamativa de los colores rojo. saliendo al patio interior de la fortaleza. azul y blanco como base. En el espacio entre sus paredes de piedra. había apenas el ancho suficiente para que anduvieran dos personas caminando hombro con hombro. Aunque es de día y está dentro de una habitación. El pasaje se extendía hacia la izquierda y la derecha trazando una ligera curva. está confeccionado de una tela gruesa y tiene varios bolsillos de distintos tamaños. No esperaba menos de una línea de batalla fronteriza. cada cierta distancia. 「¡SEEIIHHHH!」 Resonó otra vez aquella fuerte voz. comenzó a vestírselo metiendo sus brazos en las mangas. Por el contrario. siendo una hora en la que ya debería estar listo.

abajo. Oficial civil de 5ª clase. él no parecía estar para nada incómodo. Los jóvenes que estaban entrenando frente a él. En verdad. seguían con sus movimientos y sus bravos gritos de “¡HAAHH!” o de “¡HOOHH!”. 」 「¡UA. Ahí. arriba. Contrastaba lo calvo de su cabeza con su rostro cubierto de una barba tupida de color negro. HA. HA! Ayer. que parecía un gran muro lleno de músculos. El hombre barbado extendió su alabarda hacia Regis. HA. jovencito!」 Dijo con un vozarrón. Al frente de los soldados. estaba blandiendo de arriba hacia abajo una alabarda de gran tamaño. 「N-No… Disculpe… Yo solo soy un oficial civil. HA. En este frío que hacía a Regis querer una bufanda. ¿verdad?」 「¡El mismo! ¡Soy el Suboficial Mayor22 Evrard du Blanchard y líder del cuerpo de caballeros de éste destacamento fronterizo de Bayle-Schmidt!」 「Yo soy el Teniente 23 Regis Auric. estaba con la mitad superior de su cuerpo desnuda. la tierra apisonada del patio era utilizado como un área de entrenamiento militar. mira: ¡Arriba. nos ha salvado la vida.Rodeado por completo por la construcción de piedra de la fortaleza. No me llevo muy bien ni con las espadas ni con las lanzas… Pero. dejando a la vista su torso reluciente y sudoroso lleno de cicatrices de heridas viejas. HA…!」 Regis hizo una mueca y contestó. abajo…! ¡UA. Muchas gracias por lo de ayer. 「¡Bien! ¡Tú también prueba a blandirla! ¡Verás que te llena de vitalidad! Así. Su edad. con cada movimiento esparcía gotas de sudor. 「¡Oh…! ¡Ya has despertado. unos treinta soldados. cuando me pareció no ver a la princesa imperial por ninguna parte. un hombre con un cuerpo bastante más corpulento que el de los demás. sería cercana a los cuarenta. más importante que eso… Usted es el caballero que llegó ayer a rescatarnos. me enteraron que la muy atrevida había ido a la ciudad 22 23 Oficial militar de primera clase o suboficial mayor. Ellos también tenían el torso descubierto bañado en sudor. estaban blandiendo sus espadas. 55 . Su cuerpo.

「「¡¡BAAH. HA…!!」」 24 Lit. 「Aunque. HA. ¿verdad?」 「¡Claro! ¡Porque ella es una diosa!」 A la voz de Evrard. para los soldados debió ser una especie de revelación divina. HA. cof…」 Evrard rio tan fuerte que comenzó a toser.disfrazada de conductora de carruajes… ¡Y eso que últimamente hay muchos bandidos en los caminos! ¡De verdad que se me heló hasta el hígado!」 「Ha. 56 . los demás soldados gritaron asintiendo. 「「¡¡Sí. ha.」 「¡Exacto! ¡Por eso ella es nuestra diosa!」 「Umh… Ya veo…」 Los ritos y los dioses paganos son duramente prohibidos por la iglesia. Los demás soldados. decían que en el norte había un culto pagano a la diosa de la victoria: “La Victoire24”. ¡ella sola habría despachado a un hatajo de bandidos!」 「Es posible… Es muy fuerte. Y es cierto. pero debe ser por la falta de fe y la ignorancia que existe en las fronteras. 「Incluso ayer. ha… También a mí…」 Quién iba a pensar que la conductora del carruaje era su general y encima de eso la princesa imperial. ¡con solo blandir la espada insigne ahuyentó a toda una manada de lobos! ¡Bien hecho! ¡Muy bien hecho! ¡BAAH. HA. Las enseñanzas de la iglesia no llegan a 100 leguas de distancia. HA. que observaban entretenidos la escena soltaron una sonora carcajada. por eso no es raro que le llamen así. una princesa…」 「¡Es una diosa. cof. hag…! Cof. 「Creo que la princesa solo podría ser eso. HA. es nuestra diosa!!」」 Regis no tenía ni idea de lo que estaban diciendo. el verla blandir esa enorme espada con sus brazos tan delgados. “La Victoriosa” en francés. ¿de acuerdo?!」 「Ahh… Ahora que recuerdo. tratándose de Su Alteza.

Evrard se acercó aún más a Regis. 57 . con un rostro serio. las miradas de los otros soldados cambiaron… Las venas encrespadas de Evrard resaltaban en lo calvo de su cabeza. yo tengo que retirarme a…」 Pero. de algunos rumores de la capital imperial…」 De entre los jóvenes soldados comenzaron a surgir comentarios como: 「¿Ves? Dice que rumores de la ciudad…」 「Seguro sobre lo último que ha pasado en la alta sociedad…」 「Y por aquí solo se rumorea de que se robaron unas papas. o que nació una vaca…」 「¿Eh? ¿Eso es un rumor?」 「¡Maldición.」 「¡¿De qué hablaron?!」 「Umh… Por ejemplo. tan cerca que parecía que le daría un beso.La bravura de la tropa… Regis estaba muy agradecido con ellos. Recargo su enorme alabarda en el hombro y se acercó a Regis con pasos fuertes. 「¿Algo… raro?」 「Ayer. ¡¿Qué le hiciste?! 」 「N-No hice nada… Tan solo hablamos un poco. con un tono de voz que externaba su enojo. por eso odio a los hombres de la ciudad!」 「¡Solo porque viene de la capital…!」 Decían. en serio. ha… Bueno. Inconscientemente. acercó su cara a la de Regis. Regis dio un paso atrás. 「Preguntaré por si acaso…」 「A-Adelante…」 「No te habrás atrevido a hacerle algo raro a la princesa… ¿o sí? 」 De pronto. Regis comenzó a sentir que corría peligro en ese lugar. cuando intentaba escapar… 「¡Quieto ahí!」 Gritó Evrard. pero no se siente cómodo en este ambiente de fraternidad masculina. 「Ha. Respirando pesadamente. impidiéndolo. Su Alteza tenía un ánimo diferente al de siempre.

no es por presumir. Fuuun~♪…」 Escuchó a alguien tarareando una canción. Regis volvió al pasillo. Regis dejó atrás el ambiente fúnebre del patio interior de la fortaleza. y tomando como referencia la puerta de su habitación. ¿qué le hiciste?!」 「¡Espere. Tenía ocho mesas largas y alrededor de cincuenta sillas individuales distribuidas por todo el lugar. 「¿Umh?」 Se asomó al interior de la habitación por la puerta que estaba abierta. ¡pero nunca siquiera he tomado a una chica de la mano…!」 Una ráfaga de aire pasó… El ambiente se calmó. sonrió con la expresión de un santo de una pintura eclesiástica. espere…! ¡Solo le hablé sobre la reputación que tenía la cuarta princesa imperial y un poco de política. dijo Regis en su pensamiento. anunciando la buena nueva y el amor divino. Evrard. sus subordinados tenían una expresión tranquila como los ángeles que les acompañan. como si el viento lo hubiera congelado. de lo amplio parecía más un salón. 「Esto es… ¿el comedor de los oficiales?」 58 . Con las miradas de amabilidad exagerada y palabras de aliento a su espalda. 「Ve y vive tu vida con ímpetu. con la sensación de ser tratado como el único sobreviviente de una batalla perdida. jovencito…」 「Que algún día la vida te bendiga con buena suerte…」 「¡No te rindas…!」 (¡No necesito ese tipo de compasión!). Fu-fuun♪. avanzó ahora por la derecha. y solo fue como una historia que se cuenta para entretener a un niño! Además. 「Fun~♪.「¡Ja! Ella estaba tan emocionada como mi hija la primera vez que había salido con un hombre… ¡Desgraciado.

tarareando la canción que Regis había escuchado antes. en la fortaleza? ¿O en la ciudad de Thionville?」 「Para nada. 「Ho-Hola… Es una linda canción. pero en cada una de las cuatro esquinas había una maceta adornada con flores. Dio una graciosa vueltecilla tirando al suelo las migajas de comida que estaban sobre la mesa. Su cabello de color castaño recogido a la altura de su nuca se balanceaba cada vez que ella movía el paño al ritmo de su canción. Es una joven bella con ojos color avellana. la acabo de inventar…」 「¡Habías dicho “estos días”! 」 Ignorando el reclamo de Regis con una sonrisa. ¡solo para mí!」 「¡¿Hablabas de tu propia moda?!」 「Sí.」 「¿Eh? ¡¿De verdad?! ¡¿Tanto le ha conmovido?!」 「Emh… No dije que me hubiera conmovido…」 「Es una canción que se ha puesto de moda por estos días~. Sus miradas se encontraron. Lucía un delantal sobre un vestido largo de color rojo oscuro. Su edad parece ser casi la misma de Regis. Laralarala♪~… A la sirvienta cubierta de ceniza♪. comenzó a cantar la letra… Pero me parece que está un poco desentonada.」 「¿Ah. La canción también se detuvo. Regis observaba con un semblante un poco incómodo. ¿Aquí. La joven sirvienta por fin vio a Regis que estaba en la puerta y se paralizó. Una sirvienta estaba limpiando las mesas con un paño. comenzó a explicar.La pared estaba tan desnuda como todo lo demás. A pesar de ser una empleada de servicio. eso podía considerarse como un gesto de elegancia distintiva. Es una obra de ballet… o una actuación de limpieza. 「Na-Na♪~… Fu-Fuun… La~. los ratoncillos le dijeron♪: esta noche el castillo está de fiesta♪…」 Terminada la introducción. 59 . su cabello bien cuidado y su piel blanca y suave parecían relucir con la luz del sol. sí? Es la primera vez que la escucho.

.

La princesa es muy buena. y aunque la guerra es horrible.」 Solo es una sirvienta con una lengua muy espinosa.」 「¡¡Nunca te llamaría de una forma tan irrespetuosa!! Hahh… Entonces. en eso. Creo que un hombre así es maravilloso. dentro de la fortaleza me siento segura. es un tipo de magia físicamente demasiado práctica… ¿Será que estás inconforme con tu trabajo actual?」 La magia es algo que solo existe en los mundos de fantasía que se cuentan en los libros. la princesa imperial. Pero. tú” o de la forma que guste~. que enfrentó a una manada de lobos grises.「 U-fu-fu… Es la historia de un noble malo que maltrata a su pobre sirvienta~. Regis asintió en su pensamiento y dijo. Lo único que no tengo claro es qué será de mi futuro. esa historia también puede ser una prueba de que dentro de ella reside algún sentimiento oscuro. muy romántica~. Me llamo Clarisse. 「Y con su magia hizo posible que la sirvienta asistiera a la fiesta… ¿verdad?」 「¿De qué está hablando? Ella lanzó un ataque mágico y despedazó al noble malo en mil pedacitos. ¡una anciana hada madrina aparece frente a ella! Es una historia muy. 」 「¡Claro! La princesa me ha hablado mucho de usted. Siéntase libre de llamarme por: “Oye. que compartió la única pieza de pan que llevaba con usted. 「Ahaha… Claro que no.」 「¿En serio? ¿Como qué…?」 「Que dentro de la tormenta de nieve usted le cedió la única frazada que había. hizo una reverencia educada y dijo. ¿puedo llamarte Clarisse? Mi nombre es Regis Auric. 「Soy la sirvienta personal de Su Alteza. Pero la joven sirvienta rio a carcajadas.」 61 . como si quisiera recomenzar como se debe.」 (Ah. recuerdo haber leído una historia así…). Pero. y aunque considero que eso fue una broma.」 「 ¡¿Y eso qué tiene de romántico?! Por cierto.

que un plebeyo le pregunte su nombre. ¿son pocas las personas que pueden llamarle por ese nombre?」 (De los primeros que tendría que cuidarme. Antes de mostrar su felicidad. 」 Tal vez no tenía malas intenciones… Solo. ¿Me podrías decir dónde está Su Alteza?」 「Fu-fu… También me contó que le permitió llamarla por su sobrenombre. pero supongo que solo Doña Claudette le dice así. No me dijo nada. pero. pero si 62 . sí? Entonces es como había imaginado. es de ese grupito de caballeros de antes…). entonces. 「¿Nada más…? ¿Por qué?」 「¿Que por qué tiene pocos amigos? Bueno… Para empezar.」 「Siento ser tan inútil. pensó Regis. no parecía tener malas intenciones… 「¿Necesitaba algo? Aunque no lo parezca.」 Habría sido mejor si él no hubiera preguntado más.「No… No fue para tanto… ¿no dijo algo más?」 「Que un niño sabe manejar mejor la espada y que es un inútil que gasta todo su salario en libros. 「Creo que ella me daría permiso si se lo pidiera.」 Eso seguramente sea menos de lo que él imaginaba. es por esa personalidad~… 」 「De verdad que te encanta hablar mal de las personas… ¡No me refería a eso! ¿No sabes por qué solo a mí me permitió llamarle así? Creo que para un noble podría ser algo nuevo..」 「Ya me lo esperaba. tal vez… 「¿De casualidad sabes quién es mi superior? ¿No te contó nada sobre eso?」 「Umh… No. Regis externó su incomodidad. Clarisse le miraba con una sonrisa amigable en su rostro. Entonces… ¿está Altina? Este… perdón. estoy bastante ocupada… O eso quisiera decir. por favor.」 「¿Ah.. trate de no decirlo enfrente de otras personas además de mí o de la princesa.

ella le dijo: “Oye. además de que tampoco soy el primer plebeyo que conoce. como si fuera alguien de su familia…!」 「C-Claro que no pasó… Umh… ¿O habrá pasado algo así?」 Regis comenzó a recordar todo lo que sucedió desde que conoció a la joven de cabello escarlata… Cuando él pagó aquel libro por ese precio altísimo. ella está en una posición muy difícil…」 「¿“Alguien que la comprenda…”?」 「¡Sí. regresando la conversación a su tema original. cualquiera puede cometer esos errores~…」 「¡¿Eh?! ¡¿La confianza que inspiro a primera vista es tan poca que me he convertido en “un error de la juventud”?! Sé que no puedo negarlo. ¿no le hace pensar que ella podría querer que usted se convierta en “alguien que la comprenda”? Porque. ¡por eso me dan más ganas de seguir bromeando!」 「Deja de burlarte de mí…」 「Si fuera Sir Evrard. Clarisse comenzó a agitar sus manos riendo a carcajadas. Regis volvió a preguntarle a Clarisse. 「Bueno… Cuando se es joven. ahora diría esa frase sin sentido que acostumbra de: “¡Claro! ¡Porque ella es una diosa!” 」 「Sí. 63 . ¿Eso tendrá alguna relación con lo que dice Clarisse? No pudiendo resistirlo. usted reacciona por cada cosa que digo. Momentos después. pero ¿no estás sacando conclusiones algo precipitadas?」 「Claro que es broma~… Joven Regis. algo de lo que pasó. a pesar de las apariencias. es cierto… Él es ese tipo de persona…」 Dijo Regis con una sonrisa forzada. ¡¿acaso eres tonto?!”.iba fingiendo ser la conductora de un carruaje no debería haber sido extraño. 「No podría hablar por la princesa… pero. recordando al líder de los caballeros que había encontrado entrenando en el patio central con el torso desnudo cubierto de sudor. ¿entonces por qué?」 Clarisse inclinó su cabeza hacia un lado.

Clarisse contestó. 「Salió fuera. saboreando cada bocado de su comida. me estoy muriendo de hambre…」 「¿De verdad? Vaya… Qué mala suerte~. Clarisse comenzó a barrer el piso del comedor. a decir verdad. Aunque. ¿eh?」 Clarisse puede ser una sirvienta que todo lo convierte en broma. 64 . porque no hay nadie más. A propósito… Todos en la fortaleza ya desayunaron. Si tomamos en cuenta que estamos en un frente de batalla fronterizo. eso puede considerarse como todo un manjar. siendo ella tan formal como es.「¿Y bien? ¿Dónde está Altina?」 Dando un vistazo al reloj de la pared. solo por hoy. ¿y usted?」 「 Gracias por tu consideración. En poco tiempo había servido un plato de guisado de pollo y piezas de pan blando. pero ya debe estar por regresar. dudo que vaya a toda prisa y se devuelva de inmediato… ¿Salió de caza? ¿O quizá reconocimiento de los alrededores? 」 「Casi lo adivina.」 Dijo con una sonrisa amable y tarareando otra cancioncilla. 「¡Oh! Eres impresionante…」 「Que disfrute la comida~. Regis comió con calma. pero es muy diligente al hacer su trabajo. Aún faltan varias horas para que se sirva la comida~…」 「¡¿No me estabas preguntando para servirme el desayuno?!」 「Ahaha… Parece que tengo que hacerlo yo.」 「¿Fuera de la fortaleza? Si hubiera ido a la ciudad sería muy pronto para que volviera.

cubriendo el antebrazo hasta la muñeca. Señorita. Altina cargaba un manto largo del color de la nieve que la sirvienta. 「Y las quejas de los comerciantes ambulantes y los ciudadanos no dejan de aumentar. llevaba colocada el mínimo de armadura. que parecía ropa casual. en mi viaje también lo escuché muchas veces. se acercó a recibir con una reverencia. Clarisse.Cuando había terminado su desayuno tardío… Altina entró al comedor. Sobre su antebrazo. 」 「Cierto. se dirigió ágilmente a la cocina. veo que no estabas muerto. también tiene muy buenos modales. ¿Me puedes servir un poco de té?」 「Enseguida. de color blanco y con adornos. hay más probabilidad de ser atacado. Menos mal. 「Bienvenida a casa. pero tampoco llevaba consigo la Espada Insigne. 「Hahh… Hoy tampoco tuve suerte…」 「¿Me dijo Clarisse que saliste de la fortaleza…?」 「Sí. que entre más se aleja uno de la capital.」 Hoy no ostentaba sus prendas de conductora de carruajes. Su largo y rojo cabello estaba atado detrás de su cabeza. y el guardabrazo. con solo el avambrazo. Inesperadamente. Sobre su vestido de una pieza.」 El deterioro de la seguridad en los caminos entre las ciudades es la causa de la alzada de precios en los productos.」 「Gracias a los cuidados de todos. porque se les agrega el costo adicional por los artículos que nunca llegan o por el sueldo de los guardias que contratan para cuidar las caravanas. a patrullar la avenida que va a la ciudad… Últimamente.」 Hizo otra reverencia y sin hacer un solo ruido con las suelas de sus zapatos. Clarisse. han aparecido bandidos que acechan a las caravanas.」 65 .」 「Gracias. Altina se acercó a la mesa donde estaba Regis y se sentó en un asiento al frente de él. 「Ah. En su cintura llevaba sujetada una espada larga común.

por su parte. En esta fortaleza. Tampoco podemos asignar a todos los soldados de la fortaleza para cuidar de las caravanas.」 「¿No hay ningún oficial civil que me acepte bajo su mando?」 「No es eso. 「E-…¿En… se-… -rio?」 66 .」 「Porque todos odian ese horario es precisamente la razón por la que su general debe ponerles el ejemplo.「También escuché rumores de que hay bárbaros que han traspasado las fronteras…¿También es cierto?」 「 No puedo saberlo. 「Por cierto. no comprendía lo que acababa de escuchar. Después de que se tranquilizaron un poco.」 Por un momento Regis se quedó estupefacto. además de ti. ¡Sería maravilloso que todos los bandidos desparecieran del mapa!」 「Estoy completamente de acuerdo.」 「 Aunque eso no se pueda. no hay ni un solo oficial civil.」 Si se aseguran los caminos. Altina. porque nunca hemos atrapado a nadie.」 「¡Oh…! Eso es digno de elogio. solo descargó su frustración todo lo que pudo hacia esa amenaza sin rostro de los bandidos. Regis cambió la conversación.」 「No hay ninguno. ¿por qué nuestro general tiene que estar patrullando personalmente los caminos tan de madrugada? A esa hora hace mucho frío y se tiene mucho sueño. ¿verdad?」 「Precisamente. Poco después. dijo. no he podido presentarme ante mi superior porque todavía no le conozco… ¿Aún no se ha decidido quién será? 」 「 Tu superior inmediato… Debería ser un oficial civil de alto rango. Es el peor horario para salir de patrulla.」 「A decir verdad a mí tampoco me gusta. también bajará el precio de los libros. cuando por fin pudo articular una palabra.

「Cada mes nos llegan cartas de quejas por parte del Ministerio Militar porque los reportes están repletos de errores. 67 . es un empleado digno de la casa de un marqués. 「Debe ser un mayordomo muy habilidoso. como se ocupa casi de las mismas responsabilidades que un contador. Es por eso que Regis estaba admirado… Pero Altina negó moviendo su cabeza hacia los lados. La mayoría de las personas no querrían ni ver el nombre del lugar hacia donde serán relegados…」 「¿A ti tampoco te agrada este lugar?」 25 Título nobiliario del mismo grado de Marqués pero de un territorio fronterizo.「Este destacamento siempre ha estado bajo el mando del Margrave25.」 Por mayordomo se refiere al sirviente que se encarga de organizar el servicio y la administración del territorio de un noble. Pero no fue sino hasta hace medio año que corrió a todos los oficiales civiles de la fortaleza. no debería tener muchos problemas en gestionar la mayoría de los trámites de la fortaleza. 」 「¿Y cómo se lo permitieron? La guerra sí la pueden hacer solos los oficiales militares… Pero.」 「¡¿Qué…?! ¡Eso es increíble! ¿De verdad este destacamento pertenece al Imperio de Belgalia?」 「Parece que antes era el ejército personal de Lord Jérome.」 「Es cierto… Recuerdo haberlo leído en un libro. la compraventa de todos los artículos de necesidad. Es decir. Cuando supe que sería relegado a la frontera. Incluso alguna vez ha venido un inspector de finanzas. es necesario estudiar dos años en alguna academia militar para aprender a hacerlos. aproveché para investigar un poco sobre este lugar. ¿la contabilidad…? ¿Y el inventario? ¿Quién hace los reportes y registros de guerra? ¿La recolección y el pago de impuestos?」 「Todo eso lo ha estado haciendo el mayordomo del Margrave. el General Jérome Jean du Bayle-Schmidt. ¿Podría ser que antes haya sido un oficial civil?」 Como los documentos militares son más específicos que los comunes y hay una gran cantidad de ellos.」 「De verdad que eres extraño. Se encarga del pago de impuestos. además de la contratación y el pago de los salarios de los sirvientes.

Pero no parece que no quiera decirlo. Regis decidió no pensar mucho en ello y continuó. pero aún no se ha esparcido la noticia de que él corrió al personal administrativo. de que hay algo que ella esconde. Clarisse volvió de la cocina con una jarra de té y dos pequeñas tazas de porcelana blanca. se enoje cuando se ve reemplazado por otro general. Mientras que lo normal sería que un general de otro destacamento se transfiriera y desplazara al antiguo.」 「Además de que no se puede decir que Lord Jérome cumpla cabalmente con su responsabilidad…」 En el momento que ellos exhalaron un gran suspiro. Aunque se tratara de la orden del emperador. ¿Qué es lo que pasó?」 「Solo se lo he preguntado una vez…. por culpa de una pelea política que no te concierne. 68 . pero Lord Jérome no quiso decirme nada. una niña sin experiencia sea asignada como tu superior. Con una expresión de inconformidad en su rostro. ¿verdad?」 「Ah… Entonces es por eso…」 No es raro que el superior que ha estado al mando de un regimiento desde siempre. La fortaleza de Sierck es un bastión importante para el imperio. 「Cualquier persona estaría inconforme de que. ella no tiene nada de experiencia. Altina dijo. los altos mandos militares no cometerían la insensatez de retirar a Jérome de éste lugar. en el caso de Altina. no pensaba quejarme de nada…」 「Pero no te imaginabas que no habría ningún oficial civil. Desde el día de ayer se me había figurado. Incluso a ti no te gustaría.「En mi caso… Es porque tengo un objetivo que cumplir…」 Altina dudó un poco al decirlo. más bien es que no puede hacerlo. 「Las hazañas heroicas de Lord Jérome las supe gracias a los libros y los rumores. porque… él me odia…」 「¿Te odia?」 Altina asintió mostrando su sentimiento de debilidad en su expresión. 「 Si él estaba cumpliendo con su responsabilidad de manera normal. protegiendo a los civiles.

Seguramente sean los artículos personales de la princesa. olvidando un poco los modales. cierto… Incluso andabas patrullando en la mañana…」 69 . pero ¿podrías ayudarme también con mi trabajo?」 「¿Tienes algo pendiente?」 Regis recordó lo que ella le dijo ayer: “Prepárate.Acomodó las tazas sobre la mesa y vertió dentro el líquido semitransparente del té. Su fuerte aroma estimulaba el olfato. 「Disculpe la espera. eso es un tema muy importante!」 Pero a Altina le pareció tan gracioso que involuntariamente agitó su taza de té. porque los que proporciona el gobierno no podrían ser así de lujosos. Clarisse.」 Aunque parecen ser de uso diario. Señorita. tanto las hojas para el té como el azúcar y la vajilla son de una calidad poco común incluso en la capital imperial. 「Ahahaha… ¡Claro. necesitamos que Lord Jérome nos diga por qué echó al personal administrativo de la fortaleza…」 「Eso estaría bien. 「Gracias. Y bien.」 「Es todo un placer. Permítame ponerle azúcar. 「Antes de intentar cualquier cosa. Regis comenzó a frotarse la frente. Joven Regis. ¿qué le parece…?」 「¡Oh! ¿También has preparado para mí?」 「¿De qué está hablando? Yo le he preguntado acerca de qué le parece su futuro en esta fortaleza.」 「Ughh…」 Sin cambiar su expresión serena. porque te haré trabajar hasta el cansancio…”. Con la actitud de tener la certeza de que su vida en este lugar será bastante difícil. esta sirvienta acaba de asestar una estocada con sus filosas palabras. 「 Primero tenemos una misión muy importante que cumplir~: ¡La de encontrar a los bandidos de los caminos!」 「Ah.

¿De qué tiempo y cuántos hombres dispones? 」 Altina levantó el dedo índice de ambas manos frente a ella y juntó las puntas de sus dedos un par de veces… Me es imposible saber si eso tiene algún significado especial. Desde hace medio año que los incidentes con los bandidos comenzaron a aumentar. la mayoría habrá huido cuando hayas atrapado el primero. Si hay alguna forma de solucionarlo rápido es mejor. se debe ignorar… 「¿A qué te refieres?」 「Ya te había dicho que Lord Jérome me odia. ya te he dicho que nunca fui un estratega…」 「¿No puedes hacerlo si no lo eres?」 「Emh… Bueno. que sea lo más pronto posible. 「Sobre el tiempo. y desde entonces no hemos podido hacer nada. ¿verdad?」 El rostro de Altina se tornó como el de una jovencita de 14 años afligida por los problemas… 70 . El problema serían los soldados…」 「¿Tan pocos son?」 「¿No bastaría conmigo?」 「¡¿Qué?! ¿Pero de qué estás hablan-…?」 「¡Tengo mucha confianza en mi habilidad con la espada!」 「 Altina… Sé muy bien que eres fuerte. no?」 「No. Si te pones a capturar de uno en uno. no lo soy.」 「Uuuu… Sí. Los soldados también se ven perjudicados en los precios. pero los bandidos son grupos numerosos de personas. ¿Podrías pensar en algún plan para acabar con esto? ¿Eso es lo que haces como estratega.「¡Sip! Es un problema que afecta a los comerciantes y a los ciudadanos. Es… porque no hay muchos soldados que escuchen mis órdenes…」 Acaba de decir algo que. ¿verdad?」 「¿De casualidad quieres capturarlos tú sola?」 「No es que quiera hacerlo sola. por nada. pero sí tengo una idea que puede funcionar.

has investigado bien. en medio de una batalla.」 「Sí… Gracias por recalcarlo.」 「Quizá… como unos… tre-… ¿treinta…?」 Dijo Altina con pesar. La silla crujió un poco. creo que solo escucharían las órdenes de Lord Jérome. Debería ser obvio. y estoy agradecida con ellos. hay algunos soldados que sí me escucharían.」 「¿Solo algunos? ¿Qué hay de la mayoría?」 「Sin importar que pudieran obedecerme en tiempos de paz.Si el general antiguo. 「Es bochornoso que me traten como una diosa…. pero sí. creerían más en las órdenes de un general experimentado que en el favor de una diosa. 「Corrígeme si me equivoco. 71 . bastaría con reunir alrededor de 300 soldados rasos para lograrlo. ¿cuántos crees que escucharían tus órdenes? De acuerdo a la idea que tengo. 「Altina… ¿No habías dicho “bienvenido a mi destacamento fronterizo…”? 」 Altina se encogió… Sus ojos parecían llenarse de lágrimas.」 「Bueno… Si su vida está en juego. seguramente sea porque le tratan como a una princesa.. No es porque le respeten como su superior.」 Aquellos soldados que le obedecen y casi le veneran. no reconoce al general nuevo. 「Eso sí es inesperado. los soldados no prestarán atención a las órdenes de éste tan fácilmente. Hace poco me encontré con el líder de los caballeros y sus subordinados… Ellos parecían tener cierta devoción por ti. 500 cañoneros y 2000 soldados rasos…」 「Sí. El destacamento fronterizo de Bayle-Schmidt debería tener unos 500 caballeros. Altina respondió un poco sonrojada. que ha demostrado buenos resultados.. Esa forma de demostrar su lealtad hizo que él se sintiera amenazado. Regis cruzó los brazos y dejó caer su peso sobre el respaldo de la silla. Incluso Sir Evrard gritaba cosas como “¡Es nuestra Diosa…!” 」 Regis recordó a los soldados que había conocido en el patio interior. ya que ella no tiene ninguna experiencia.」 「De ellos.

Tan solo es que te ha tocado muy mala suerte. pero el más sorprendido fue Regis. Sintiéndose un poco intranquilo. ¿dices que Lord Jérome es mucho más fuerte que yo?」 「¡Por supuesto…! No por nada es el tan aclamado “Héroe de Erstein”. 「¡¿No lo sabías?! Durante la guerra con el país vecino. para reunir una compañía de soldados es suficiente con el general y una recompensa. Con la boca haciéndosele agua gracias al 72 .」 「¿De verdad?」 「Aunque no es algo que yo haya visto. como un alumno que repite los conceptos que el maestro le acaba de enseñar. pero cuentan…」 Como si apremiara la historia que estaba por contar Regis.」 「Entonces.」 「¿“Héroe”?」 Altina preguntó extrañada. Aspirar a ser el General no es solo cuestión de ser diestro con las armas. significa ser más fuerte que cualquier otra persona del reino… Es fácil de distinguir quién sería el ganador. Regis continuó sus palabras. 「 No puedo opinar demasiado sobre el arte de las armas. la confianza de las tropas solo se puede ganar demostrando tu propia fuerza. si te comparan con él es imposible esperar otro resultado. pero puedo distinguir que tú eres muy fuerte. Clarisse colocó una taza de té delante de él.」 「La confianza se gana demostrando tu propia fuerza…」 Repitió Altina con seriedad. Lord Jérome se distinguió por ser un bravo general que logró muchas hazañas militares.「E-… Es que… Aunque ahora sea solo en nombre… algún día… lograré que me reconozcan…」 「 Así sea solo en nombre. Pero.

experimentado y con un armamento perfeccionado para el arte de la guerra. Si se diera esa situación. procedió a contar un resumen de la historia personal del general Jérome. la batalla en la planicie de Erstein. asustados. De entre ellos. La vanguardia del enemigo era un escuadrón de más de 3.000 unidades de catafractas. el campamento de los comandantes quedaría totalmente expuesto e incluso aumentaba la posibilidad de un ataque en dos frentes a la fuerza principal del ejército. su armadura de hierro iba pintada de color amarillo. La Confederación de Germania es una alianza de países de diversos tamaños liderados por el Imperio de Prusia.000 hombres del imperio los recibió en la planicie de Erstein. Pero hubo un escuadrón teñido del color de la negra noche que comenzó a repeler su ataque. sus méritos de guerra fueron acumulándose uno detrás del otro. Si caía la columna lateral. Hace 4 años… Al encuentro de un ejército de 20. los soldados sin comandante se desbandarían. el más famoso es el que ocurrió durante la guerra contra la vecina Confederación de Germania. La armada del Imperio de Belgalia estuvo en riesgo de una aniquilación total. la columna del ejército imperial de Belgalia comenzó a desmoronarse como la arena. Su apariencia imponente primero aplastó la moral de las sorprendidas tropas del Imperio de Belgalia. su ejército es muy poderoso. ellos. que 73 . atacaron. La suerte quiso que el enemigo atacara justo entre las huestes de dos nobles. son un grupo de países que suelen estar envueltos en guerras y revueltas internas. enfrentando directamente a la columna enemiga.000 soldados de la Confederación de Germania que había invadido la frontera noreste. Desde entonces.delicioso olor del refinado té negro. Debido a esto. 「Jérome Jean du Bayle-Schmidt es el primer hijo varón del vizcondado… 」 A la edad de 14 años fue laureado con una medalla en su primera batalla. un ejército de 30. Con una formación similar a la punta de una lanza. comenzaron a usar las tropas del otro como escudo para poder huir… Como resultado. el mismo que era reconocido como un símbolo de un guerrero de élite. aunque las naciones son pobres.

que continuaba con la misma expresión tranquila de antes… 「Es que. Dicen que era muy popular entre las nobles jóvenes…」 Clarisse se abstuvo de comentar. iba derribando una a una las catafractas enemigas. * * * 「 Después. Clarisse. de apenas unos 500 caballeros. El ejército germano. fue ascendido a General de Brigada.incrementaba la fiereza de su ataque a cada momento: El regimiento personal de Lord Jérome…. Lord Jérome continuó su avance destruyendo el centro de comando enemigo. era el mismísimo primogénito varón del Vizconde. Como recompensa por haber conseguido el mérito más alto en la contienda. En ese tiempo tenía solo 20 años. Los que le miraban con asombro. pero no era nada similar. 「Ummhh~… Sería más rápido si lo ves con tus propios ojos…」 74 . como es ahora… No parece que haya sido así. el primero que iba luchando al frente. en un intento desesperado por protegerse. no sabían si era un intento desesperado por ganar tiempo para reubicar al centro de comando o si era su lealtad la que le impulsaba a sacrificar su vida por el imperio.」 Opinó sin inmutarse.」 「 ¡¿D-De verdad fue un caballero tan extraordinario?! No podría ni imaginarme cómo era…」 Altina frunció el entrecejo con una expresión de incredulidad. 「¿No lo parece? ¿Cómo es él en la fortaleza? Yo nunca lo he visto en persona. pero en la capital se dice que es un hombre elegante y muy bien parecido. encaminando al ejército del Imperio de Belgalia hacia una victoria segura y se convirtió en: “El héroe de Erstein”. Jérome. Altina dijo dubitativa. de Oficial Militar de Primera Clase. despedazando la columna enemiga. pero no pudieron llegar a tiempo para frenar el ataque de Jérome y sus hombres. envió escuadrones por los flancos. Y no solo eso. El temerario regimiento de Lord Jérome continuó abriéndose paso. El caballero negro.

「¿De verdad no lo sabías?」 「No. todas las personas en este castillo la estiman. incluso se tomaron la molestia de cambiarle el nombre al territorio a “Bayle-Schmidt”.「Ya veo… Parece que no es muy positiva la imagen que da aquí… Bueno. perdida en sus pensamientos.」 En apariencia. la capital. a un lugar lo suficientemente lejos de ellos. que es el nombre de su familia. pues él seguía acumulando muchos méritos con cada batalla en la que participaba.」 75 . el nombre del “Héroe Jérome” dejó de ser el centro de atención en las altas esferas de la política. porque no le trajo alegrías el nombramiento de oficial general que recibió. creo que es lógico. Altina terminó de beber el resto de té frío que quedaba en su taza. por eso nunca hablarían de algo que pudiera ofenderla. Le dieron el título de Margrave y la propiedad de este territorio del norte… Alejándolo para siempre de su ciudad natal. Solo pensaba: “Debe ser muy fuerte…”. No pasó ni medio año para que los mismos que le aclamaron como héroe comenzaran a odiar al general Jérome. Desde ese tiempo. Ni Evrard ni sus subordinados hablan mucho sobre Lord Jérome…」 Clarisse dijo con voz tranquila. 「Señorita. Altina continuaba trazando el borde de la taza con su dedo. nada.」 「¿Por qué lo dices?」 「Porque. cuando alguien logra un ascenso por sus capacidades. 「Sí… Eso es algo que sucede con frecuencia…」 Seguramente terminó comparando la historia de Jérome con sus propias circunstancias. pero resultaba evidente que solo era una artimaña para deshacerse de él. pero nunca había escuchado su historia. a Jérome le otorgaron una recompensa por su servicio prestado. las personas con influencia comienzan a ponerse celosas y de inmediato buscan maneras para detenerlo.

pero tampoco me enojaría por escuchar algo que ocurrió hace años. y es por eso que es obvio que prefieran confiar en él que en ti. 」 「Aunque a usted le pareciera así. Nada más ni nada menos. No. por su 76 . no creo que sea un trato tan distante… O eso espero…」 「¿De verdad está usted segura de eso? La historia que ha contado el Joven Regis ya la había escuchado de voz de otros soldados…」 「¡¿Cómo dices…?!」 Como si las palabras de Clarisse hubieran detonado un explosivo. porque. claro… pero… ¿Ehh…?」 「No se preocupe. todos los soldados en la fortaleza cuidan de usted como si se tratara de un noble invitado de honor. usted es una princesa. Altina. 「Es porque yo soy una persona fácil de tratar~♪… 」 「E-… ¡¿Entonces dices que soy difícil de tratar?!」 「¡Para nada! Señorita. Señorita… Aunque todos en la fortaleza se alejen de usted. La sirvienta sonrió amablemente. yo siempre estaré a su lado. debería ser una broma… Regis devolvió la plática a su cauce original. Clarisse… Por más que no me obedezcan. U-fu-fu-fu…」 「Ah… E-Este… ¿Gracias? Supongo…」 Como si fueran un encantamiento mágico. Seré su aliada por siempre y usted seguirá siendo la princesa… Tan solo mi princesa. 「Bueno… Ese es el Lord Jérome que conocen todos los soldados. las palabras de Clarisse parecían haber hipnotizado a Altina. Altina gritó impactada. pero pensando en cómo es esa sirvienta.」 「Ahaha.」 「E-… ¿Eh…? Sí. Aunque me parece que algo de lo dijo era bastante cuestionable.「¿Eh? ¿De verdad se preocupan por algo así? Es cierto que no se puede decir que Lord Jérome y yo seamos amigos.

」 「 No. el problema de su relación con Altina… Es seguro que Jérome tendrá una personalidad muy difícil de tratar. Y para eso… Primero necesitaríamos convencer a Lord Jérome para que dé la orden. Si queremos atrapar a los bandidos necesitamos un determinado número de soldados. en los libros que leo. El teniente general puede comandar un “cuerpo de ejército”. está bien. esta es una buena oportunidad para hablar claro con Lord Jérome! Quizá él también piensa que no es posible dejar las cosas como están ahora. no podemos ignorarlo. él merecería tener el rango de general de división o de teniente general.aptitud. 「¡Bien. Sinceramente.26」 「Ughh… ¡Ya. 「Ya. Dejemos el tema de quien tiene derecho a comandar… Comienza a pensar una forma para atrapar a los ladrones. cualquiera se deprimiría. Pero Altina se levantó con fuerza de su asiento. De preferencia que sean soldados de a pie.000 soldados).」 Regis bajó la vista al suelo. Está el motivo por el que expulsó al personal administrativo de la fortaleza. ya entendí! Ni siquiera yo esperaba que me tuvieran tanta confianza… ¡Pero eso no tardará en cambiar!」 「¡Oh! ¡Esa es una declaración muy enérgica! Aunque. los que suelen decirlas son los personajes secundarios…」 Con una mueca de resentimiento. sin caballos. comanda una división (actualmente unos 10.」 26 El general de división. como su nombre lo dice.」 「Eres muy optimista…」 「¡Por supuesto! Eso es mucho mejor que quedarse sin hacer nada. Altina le miró enojada. que están compuestos de 2 o más divisiones. 77 .

no importa. 」 「 Umh~… Aunque no creo que sea una persona que adore estar trabajando… En fin. supongo que tendrá muchas ocupaciones. No puedo creer que sea así. lo más probable que también te está tomando el pelo. por fin. si no tiene nada que hacer se esconde en algún lugar del fondo del salón. así~… Y no se mueve ni un milímetro. 」 78 . 「Parece que no está…」 「 Siendo el general real de la fortaleza. es la prueba de que está de buen humor. Llegaron.」 「¿Reservada? ¿Se esconde de los demás?」 「Sí. Clarisse se quedó en el comedor porque aún tenía otras cosas que hacer. obviamente! ¿No te diste cuenta?」 「¿Estás segura? Estuvo burlándose de mí todo el tiempo…」 「Clarisse solo es bromista con las personas con las que se siente cercana. Ella normalmente es muy callada. ni sonríe… ¡Como si fuera una muñeca!」 「¿Segura que no es otra sirvienta con el mismo nombre pero diferente persona que con la que estuve hablando hace un momento? No. Aprovecharé para mostrarte todo el castillo. Altina dijo a Regis con un tono de voz muy feliz.Siguiendo a Altina. Altina tocó en varias ocasiones… Pero nadie abrió. Altina hizo una mueca con sus labios.」 「¡Ahaha~…!」 Subiendo por las escaleras en espiral. y de paso veremos si encontramos a Lord Jérome en algún lado. Altina iba riendo felizmente como lo haría una niña. Con el sonido de sus pasos resonando al andar por el pasillo construido de piedra. Regis salió del comedor ubicado en la planta baja de la torre central de la fortaleza y se dirigieron a la pieza personal de Lord Jérome. a la habitación de Jérome ubicada en el tercer piso de la torre central. frente a una puerta de madera sin adornos. 「Se ve que le has caído muy bien…」 「¿A quién?」 「¡A Clarisse.

El mundo brillaba tenuemente reflejando la luz del sol. hacia el balcón que estaba en el exterior de la sala de conferencias. la bandera del imperio que adornaba la sala. 79 . llegaron al piso más alto de la torre central de la fortaleza. Volviendo a subir por las escaleras. La brisa que comenzó a entrar a la habitación hizo ondear el mapa y la bandera imperial. las bisagras crujieron con el movimiento. 「¡Aquí. El espectáculo que se extendía frente a sus ojos hizo que contuviera el aliento. rápido…!」 Altina comenzó a correr. El cielo sin nubes de color azul celeste y el terreno montañoso cubierto de nieve se dibujaban en ese magnífico paisaje. el piso de piedra desgastado por el paso continuo de las personas… Todo estaba impregnado de un ambiente con olor a guerra. ya voy…」 Él también salió al balcón. 「¡Hacia allá…!」 「No me gustan mucho los sitios altos…」 「¿Quieres que te saque yo?」 「Está bien.「Te lo agradecería. Con su mano comenzó a sostener su cabello alborotado por la brisa empapada del aroma a verdor de la naturaleza. Regis! ¡Vamos. El mapa colgado en la pared que mostraba los territorios de los alrededores. le recordaron a Regis que estaba en la primera línea de vanguardia. Es agotador. El lugar era utilizado como una sala de conferencias. Hasta la mesa. Altina salió por el ventanal. En el centro estaba colocada una mesa de color negro. llena de rayones y marcas por el uso. La luz del sol hacía brillar su cabello color escarlata agitado por la corriente de aire.」 「¡Ven. mira…!」 Altina atravesó la sala hacia el ventanal y lo abrió de par en par. Ella señaló hacia lo lejos.

cuando por fin encontré un verdadero tesoro. Según cuenta. Una experiencia maravillosa. Por eso estuvo trabajando un tiempo como cargador en una caravana. cuando era joven. Altina asintió complacida. las montañas… Pareciera que podía alcanzarlos con solo estirar su mano. cada vez que cierro mis ojos. Incluso ahora. el bello cielo despejado del lugar al que llegaron le causó una gran impresión. pues fue construido como un observatorio para analizar la totalidad del campo de batalla y poder comandar correctamente al ejército. convirtiéndose por fin en obras de alto valor. La moraleja es: ¡Si te quedas encerrado en casa no podrás realizar ningún buen trabajo!. ¿verdad?」 「¿Eh…? No. puedo recordar aquel cielo. solo que.”」 「¿Y eso?」 「Lo tomé de la “Autobiografía de Freson”. Aunque no pude guardarlo en el bolsillo.」 「Ah. con sus cuatro torres de vigilancia que se erigen custodiando el terreno en todas direcciones. Desde entonces él comenzó a dibujar el cielo.El cielo. 80 . lo que es lógico. La fortaleza de Sierck está construida en la ladera de una montaña. Esa es la historia de un día. se supone que es una historia acerca de cómo la belleza del cielo lo conmovió…」 Al asomarse por el balcón se tiene una vista completa de la fortaleza. olvidándose de la angustia y el cansancio. sus trabajos se hicieron famosos recibiendo el nombre de: “El cielo de Freson”. como si se hubiera convertido en uno más de los pájaros que vuelan alto por el cielo. sus trabajos no se vendían tan bien. que después de un viaje que se tornó una pesadilla por culpa de una tormenta. 「¿Verdad que sí?」 「 “Ahí estuve yo. nunca. podrá borrarlo de mi corazón. ya veo. comenzó a llorar. un pintor que saltó a la fama en la capital imperial. hacia el norte. que crucé a través de la tormenta para llegar a aquella lejana tierra. 「Es impresionante…」 Susurró Regis. Los muros de piedra que le rodean forman una especie de hexágono un poco alargado que sigue la sutil inclinación del terreno. nada.

una parte de la muralla externa. al sur. Me dijeron que no podía salir. también están construidos de piedra pero con una forma angulada. estaba en el espacio entre la torre central y el edificio del este. sí… Hace tres meses. nuestro vecino. el sector oeste.En el centro de la fortaleza está la torre que usa el general y el personal administrativo. estuvieron disparando cañones de gran tamaño. Regis y Altina están en el balcón del piso más alto la misma. El patio interior. Mientras Altina le explicaba los pormenores sobre la fortaleza. en la parte de atrás. el Gran Ducado de Baden nos atacó. ¿El país vecino suele atacar muy seguido?」 81 . que no me moviera de ahí… Por eso no pude verlo. la armería y el establo. 「¿Esa parte está en reparación?」 「Ah. estaba el enorme portón principal y un gran espacio de tierra baldía como patio de armas. como enormes cajas alargadas. donde Regis había encontrado a Evrard y sus subordinados. puedo imaginármelo. que parecía estar en construcción. confíe en nosotros!” 」 「Sí….」 「¿Te dijeron? ¿Aunque tú fueras la general…?」 「¡Es que…! Tan pronto me levantaba de la silla me regresaban a ella diciéndome: “¡Por favor. es un área bastante grande. Tenía un andamio construido con tablas de madera rodeando la parte dañada. 」 「 ¿Cañones grandes? ¿Poderosos? ¿Puedes ser más específica?」 「Uhh… Es que no tenía mucho tiempo de estar en la fortaleza. por lo que se destruyó un poco. Se compone de al menos unas 20 habitaciones largas de forma rectangular conectadas entre sí. estaba al fondo de mi habitación. princesa. atrapó la atención de Regis. Normalmente el muro lo resiste pero parece que esta vez eran muy poderosos. están los almacenes de comida. en el lado norte de la fortaleza. El edificio del este que usan los suboficiales militares y el sector oeste que usa la tropa. De frente al territorio del enemigo. pero. que es donde vive la mayoría de los residentes de la fortaleza. Desde el balcón no puede verse. Para ser un castillo.

según cuentan.」 (El Gran Ducado de Baden está a unas 30 leguas. 「Y bueno… ¿eso sería todo por aquí? Entonces. Pero. me has mostrado un bello paisaje. pero. Regis y Altina se dirigieron a la zona sur. recordó Regis lo que había leído en un libro. pero ha habido ocasiones en que los bárbaros invierten la situación dentro de los bosques. vamos al siguiente lugar.」 「Me alegra que te haya gustado. antes.「En promedio. quizá una vez cada 3 meses. Pero en invierno no creo que ataquen. Si es en una planicie. en serio… ¿Dónde se habrá metido él?」 Jérome no estuvo en ningún lugar de la torre central. Son un tipo de enemigo al que no se le debe menospreciar. 「¿Y los bárbaros?」 「Eso ya no pude verlo.」 「Ummhh…」 A pesar de que no cuentan con un armamento muy avanzado. Gracias. debería haber asentamientos bárbaros en lo profundo del bosque…). las batallas en contra de los bárbaros suelen cambiar de ventajosas a desventajosas según lo que se presente en cada una de ellas. fue una batalla muy dura. pero dicen que atacaron durante el verano y que en esa ocasión lograron traspasar el muro. Llegaron al establo… 82 . Después de buscarlo por el edificio del este y el patio de armas. es todo. También se cuentan historias de algunas tribus que escalaban los muros de piedra de las fortalezas a mano limpia. Altina dio una graciosa vueltecilla y dijo.」 「Sí. la caballería del imperio tiene asegurada la supremacía. porque sería demasiado difícil atravesar por el bosque con todo el terreno cubierto de nieve.

a pesar de que eres una princesa…」 「Ah. Sin dejar de acariciar el cuello del caballo. 「Esto sí es inesperado…」 「¿A qué te refieres?」 「A que no estás incómoda en un lugar como este. Tiene un vendaje envolviendo su pata derecha trasera. El olor a bestia satura el ambiente. hacen un total de cerca de 600 cabezas. iluminándosele el rostro con una sonrisa. A pesar del tamaño. es porque siempre preferí aprender el arte de la espada y a montar en caballo que a tocar instrumentos o la danza.」 Altina se acercó rápidamente a uno de los cubículos. prefiero no intentarlo… Parece que no le costaría comerme la mano…」 「Ahaha… ¡Claro que no! Los caballos son muy inteligentes…」 「En ese caso. Cada vez que intento subir a uno de inmediato me devuelve al suelo…」 「¡¿Eh?! ¿No sabes montar?」 「No es por presumir. 「¿Ves? Es bien lindo. quizá soy propenso a que me odien los caballos. ¿verdad? ¿Quieres probar a alimentarlo?」 「No. entre los usados para tirar carruajes y los de uso militar. el equino iba masticando y deglutiendo el alimento sin que le costara demasiado. pero nunca he podido hacer que un caballo avance.Es una cabaña destinada para la alimentación y cuidado de los caballos que. gracias. por eso también sé criar caballos. Tengo un mal presentimiento… 83 . parece que es el mismo caballo que el día de ayer iba tirando del carruaje. Aunque ahora no puedo distinguirlo con certeza. que se apreciaba demasiado grande para el de su boca. Altina acercó algunos vegetales a su boca para alimentarlo.」 「Eso en verdad es impresionante.」 「De verdad que eso no se puede presumir…」 Dijo Altina. 「¡Hola! ¿Cómo has estado? Discúlpame por lo de anoche…」 El flacucho caballo que estaba dentro contestó: “¡Ph-fhhh!”.

Regis respondió en voz alta sin meditarlo mucho. de entre las sombras. ¿verdad?」 「O-… ¡Oye…! Espera… ¿De verdad que no me permitirás elegir? ¿Sabes que tengo derecho de negarme a cualquier orden irrazonable? También se dice que la regulación de rangos solo existe para permitir el desacato de las órdenes…」 Como si no escuchara la voz de Regis.「¡Bien. pero al final huyó a toda prisa. 「¿Pero qué hacía ella aquí? Parece que es civil…」 「¿Una vendedora. salió una mujer.」 「¿Qué tipo de caballo prefieres? Para empezar estaría bien uno chico y tranquilo. 「¿A qué te refieres?」 「¿Eh?」 84 . atónita. No vestía ni el uniforme militar ni el de la servidumbre. entonces yo te enseñaré!」 「Prefiero no intentarlo. Pero la jovencita que estaba a su lado preguntó de inmediato. como para que sea una mujer que vende sus “servicios”…」 Por reflejo. De pronto. 「Ah… P-…¡¿Princesa?!」 「¿Sí? ¿Y tú eres?」 「Yo… E-Este… Soy… ¡Co-Con permiso!」 Iba respondiendo sin detener sus pasos. verdad? Tenía una canasta con manzanas…」 「Espero… Aún es muy temprano. Altina siguió su paso hacia el interior de la caballeriza. Su ropa era como la de cualquier mujer de la ciudad y llevaba cargando una canasta con manzanas dentro. Altina. En el momento que salió de su escondite se quedó paralizada. con los ojos abiertos por la sorpresa. quizá?」 「¿Sí. Llegaron hasta un lugar donde estaban apiladas varias pacas de forraje para los caballos. solo la siguió con la mirada sin poder decir nada. pero era un tipo de persona que uno no esperaría encontrarse en un establo. viendo hacia Altina y Regis.

salió un hombre. Pero. que al parecer era la persona con la que estaba ella. es cierto. y aunque el gusto dependa de cada persona. una mujer con quince años ya puede casarse. Sus facciones. sobre los 20. no parecía pasar de los 25. (¡Pero qué descuido de mi parte! ¡Si le contesto. 「¿Por qué te quedas callado? Explícame a qué te refieres con eso. Oh. una barba incipiente asomaba por su rostro. ella es la princesa imperial. Por la abertura de la parte superior de su uniforme desarreglado se distinguían unos pectorales musculosos. Su piel ligeramente morena y su mirada penetrante. de alta estatura y espaldas anchas. Parece que esta princesa no sabe qué significa que una mujer “venda su servicios”. eran tan bien parecidas que. Su físico. Es posible que no haya habido personas faltas de carácter ni adultas que pudieran haber sacado el tema. cierto… Lo normal es que se vendan las cosas durante el día…」 「Sí… ¿verdad?」 Y mientras Regis y Altina conversaban… Del lugar de donde había salido la mujer. Mi error. Vestía el uniforme de un oficial general. después de pensarlo.「Eso de “vender servicios”… ¿Entonces no es una vendedora de manzanas?」 Tan solo con ver el rostro de Altina se podía ver que no estaba bromeando ni tampoco estaba avergonzada. un escalofrío recorrió la espalda de Regis. de una clara raza rural. Y además. tomó a Regis por sorpresa. Altina se acercó a Regis. no debería ser extraño que con catorce tenga al menos el conocimiento. Ella es menor de edad. 85 . Su edad. seré un adulto irresponsable que le está dando conocimiento inadecuado a una niña inocente!).」 「Uuuh… Pues… a… mujeres… que solo venden cosas de noche…」 「¿Umh? Ah. Su cabello negro un poco largo estaba alisado hacia atrás. aun siendo hombre.

.

」 「Ah… Soy Regis Auric…. Regis levantó la voz. estaba frente a Jérome. Oficial Civil de Quinta Clase. bebiendo el líquido de color ámbar. jovencita. Altina parecía que se lo había tomado en serio y había estado muy preocupada por un momento. En la mano izquierda tenía una manzana. el hombre volteó hacia Regis con una mirada penetrante. De inmediato llenaré las formas de transferencia. por lo que Regis corrigió sus palabras educadamente. Aunque creo que ya ha soltado demasiado su lengua como para que sirva de algo. 「¡D-Deja de hacer ese tipo de bromas!」 Inesperadamente. Lord Jérome!」 Al escuchar a Altina. me basta con que ponga su firma. en la otra una botella de licor. 87 .Y hasta ahí habría estado bien. exhalando su aliento con olor a alcohol.」 A pesar de estar en ese estado. apuntando con su dedo índice hacia aquel hombre. un oficial de alto rango. Porque la única con autoridad para decidir sobre mi adscripción es la princesa imperial. pero estaba alcoholizado. 「¡¿E-Este borracho es Lord Jérome?! ¡¿El Margrave Jérome Jean du BayleSchmidt?! ¡¿El famosísimo “Héroe de Erstein”?!」 Después de inclinar su botella hacia sus labios.」 「¡¿Regis?!」 「Disculpe.」 「Me parece bien. El hombre dio un suspiro. Regis parece tener dificultades para comprenderlo. incrédulo. Como aún no comprende por completo la valía de su existencia. pero ¿será que ella no desea que Regis se vaya de su lado? Ahora que recuerdo… Apenas estaban discutiendo sobre la forma para acabar con los bandidos de los caminos. era broma.」 「¿O sea que faltaste a patrullar porque querías comprar una manzana? ¡Ponte a trabajar en serio.」 「Lárgate de la fortaleza. 「Fuaghh… ¿Y tú…? Quién diablos eres. pero aturdida por el alcohol. 「Hahh… Pensando quién podría ser… y tenías que ser tú.

Cuando quiera que hagas algo por mí. Me basta con que cumplas eso. permítame ayudarle.」 「Meh… No hay comida para dársela a un oficial civil que es inútil. desesperado… 88 . Como no paraban de molestar para que dejara de apostar y de comprar licor. ya te lo ordenaré. la princesa no me lo ha permitido.」 Después de este intercambio de palabras. ju… Exactamente.」 「Entendido. Escuché que uno de sus empleados personales se encarga del papeleo de la fortaleza… ¿Le parece bien si organizo todo? Llevar la contabilidad. como ya habrá visto… Lo siento. Regis preguntó con cautela. más bien le acaba de ordenar: “piensa y actúa por ti mismo”. Porque no le impidió nada.」 「 Haz lo que quieras. ju. los eché a todos. Es porque aún tengo trabajo que hacer). por lo que no puedo irme de la fortaleza. Pero a juzgar por la expresión desconcertada de Altina.」 「¡¿Malversación de fondos…?! Wahh…」 Regis puso sus manos detrás de su nuca y alzo la mirada al cielo.(Ah. el pago de impuestos y todos los demás trámites debería ser difícil para una sola persona. ¿me permite hacerle una pregunta? ¿Me podría decir la razón por la que expulsó a los oficiales que laboraban en la fortaleza? Me gustaría evitar caer en los mismos errores que ellos. ya veo. Entonces. admitió Regis en su pensamiento. 「Disculpe… ¿Podría ser que los oficiales anteriores perdieron su puesto por estar en desacuerdo con usted por la forma en la que se ocupa el presupuesto de la fortaleza?」 「Ju. Por favor.」 「Solo no digas nada acerca de qué y cómo hago las cosas. puedes hartarte del forraje de los caballos…」 「Aprovechando que lo menciona. 「Bueno. Si quieres. parece que no ha entendido nada. un mal presentimiento comenzó a crecer dentro de Regis.

dime…」 「¿Sí?」 「¿Es cierto lo que dice Lord Jérome? ¿Que mientras proteja el imperio es libre de hacer lo que quiera?」 「Por supuesto. Lord Jérome es el que está en un error. oficial civil… Aunque hablas de justicia y con formalidad. riendo. soy libre de usar los fondos como me dé la gana. ju… Lo que acabas de decir es: “dame dinero para hacerme de la vista gorda”. la respuesta es “Non 27 ”. solo torcía la comisura de sus labios de forma cínica. Para lograrlo. ju.」 Dijo. Pero Jérome. ju. ju… Si serás rastrero. Otra vez Regis llevó sus manos a su nuca… 「 ¡Ooooh! ¡Además de la malversación. 89 . “No” en francés. dinero que se otorga porque es necesario para protegerlo. desgraciado? 」 「¿A qué se refiere?」 「Ju. Altina preguntó con el descontento poblando su expresión. pensándolo de esa forma queda totalmente claro. ¿verdad. por lo tanto. ni los bárbaros ni los soldados de Baden atacarán el interior del imperio. 「Ju.」 Altina emitió su juicio. 「Regis. 」 「Ya veo. su utilización en placeres innecesarios sería una violación del compromiso. Ese es un delito muy grave por el que el tribunal militar podría castigarlo con la pena más alta. tomó otro trago de licor y dio una mordida a su manzana. 「¡Y qué tiene de malo! Mientras este castillo esté en pie. Regis!」 27 Lit.Eso había sido una atrevida confesión de un crimen. ¿ahora intento de soborno?! Aunque… Es complicado…」 「No… ¡No es posible! ¡Tú nunca aceptarías eso. El Ministerio de Finanzas del imperio destina un 20% de la recaudación de impuestos como fondos para el ejército. ¿no es cierto?」 Dijo Jérome alzando su voz mezclada con una risa perversa. al fin y al cabo tú eres igual.

porque. todo terminará sin necesidad de decepcionarla a ella…) Regis le respondió claramente a Jérome. Por un instante me trajo a la mente el cartel del precio de un libro en una librería… Pero Regis seguramente no está pensando en eso. Altina volteó a ver hacia Regis. 「Yo no tengo interés en favorecerme de la corrupción. ella no podría hacer nada aunque quisiera! 」 「Grrr…」 Altina hizo una mueca de disgusto.」 Jérome se quedó sin palabras. así.」 「¡JA. 90 . Regis pensó: (Qué bueno que soy una persona íntegra. el corazón se oscurece para siempre… No quisiera ni imaginar qué tan miserable sería vivir de esa forma. Ese sería un crimen para el que nunca habría una justificación. pero dejó continuar a Regis. que sin duda has de tener una o varias cosas que deseas…」 ¿Desear algo…? Por supuesto. JA! Ya veo… ¿Tienes miedo de que vea aquella jovencita? ¡No te preocupes.」 「¿Qué dices…?」 「No tiene nada que ver con quién esté o no en éste lugar. ju… No seas pretencioso. las personas que reciben los frutos de la ilegalidad nunca pueden escapar del sentimiento de culpa. Y no solo eso. JA! ¡Qué fue eso! ¿La imitación de un sacerdote?」 「No.」 「¡JA. es algo mucho más simple y terrenal… En la misma proporción que yo aceptara coludirme con usted. porque el vigilante de la vida de cada quién es uno mismo. ju. 「Al parecer es usted el que no entendió lo que dije. Lord Jérome. JA. soportando una carga que no es suya.Preocupada. Aunque suele decirse que las personas demasiado honestas terminan perdiendo. miserable. obligaría a otra persona a sufrir. Pero eso que le propone es algo totalmente distinto.」 「¿Ah no? ¿No quieres dinero? Ju. Aceptarlo sería lo mismo que deshacerme de mi humanidad. No importa que tan deslumbrante y lujosa sea su vida. 「A mí no me gusta hacer ese tipo de trampas.

parecía haberse convertido en una lanza de tres puntas. y el que gana su fortuna gracias a la corrupción. 「¡Woaaahh!」 「Ju. Regis continuó.Altina escuchaba atentamente con una expresión seria. Se usa para cargar. y apenas aguantó las ganas de salir corriendo por el terror. 「Aquel que gana su dinero de forma honesta. tan fieros como los del monstruo del mito. ju… Hablas como si lo supieras todo. no es un arma. para finalizar. Se escuchó el sonido del corte del viento… Las afiladas puntas de metal del bieldo. siempre tendrá envidia de lo que puede disfrutar el honesto. sin importar que tan pequeños sean los gustos que pueda darse. después de perforar la manzana que Jérome arrojó al aire. Sus ojos parecían la punta de una lanza. Regis sintió que su corazón se detenía. Lord Jérome?」 「Tch… Gracias a ese aburrido sermón ahora me sabe mal el licor…」 Jérome se deshizo de su botella de licor y al mismo tiempo tomó un bieldo que estaba enterrado en el montón de forraje. ju. podrá disfrutar cada uno de ellos desde el fondo de su corazón. 「¿Qué pasa? ¿No puedes contestar. Lord Jérome. ¿puede responder una pregunta? De una persona honesta o una deshonesta. amontonar el forraje y separar el grano de la paja. Pero la herramienta empuñada en la mano de Jérome. Fue Altina la que le devolvió una mirada grave y serena. Bien. ahora se dirigían hacia la nariz de Regis. una herramienta agrícola que parece un tenedor pero que es casi tan grande como una lanza y que. que convertía en piedra al que se atreviera a mirarle al rostro. ¡pero al final no eres más que palabras!」 「Uggh…」 91 . por cierto. ¿cuál de las dos creé que puede alcanzar la verdadera felicidad?」 「Kgh…」 Jérome apretó los dientes tanto que podía escucharse su rechinido.

Jérome blandió su bieldo.」 「Solo… si realmente hubieras tenido la intención de matarme. Era un botón que adornaba el frente de su vestido. en la zona del pecho. Altina frunció el ceño. Otro nuevo zumbido del viento. Entonces. Lord Jérome! ¡Nunca creí que fueras el tipo de persona que amenaza con violencia solo por haber perdido con argumentos!」 「¿Que yo perdí? ¡¿Osas decir que soy un mal perdedor?!」 Con un giro. ¿cuál es la razón detrás de sus acciones? Regis comenzó a buscar una razón en los libros que ha leído en el pasado. 「Ggh…」 「Ju. ¿no crees?」 「¡Ja…!」 Ambos mantenían la mirada fija en la del otro. sin moverse ni un poco. que él no es una persona que actuaría violentamente sin ninguna razón. él podría matarlos a ambos con sus propias manos. Hay varias posibilidades.Regis tomó una postura de guardia. La joven se situó enfrente de Regis. 92 . Un escalofrío recorrió la espalda de Regis. ¿Se habrá equivocado al juzgarlo? A pesar de sus rudas palabras. Desvió la punta del bieldo con la mano izquierda y llevó la derecha a la empuñadura de su espada larga. Altina actuó. ha intentado hablar con él porque parece una persona que puede razonar dialogando… No… Tan solo con hablar con él un poco se entiende. Haciendo un leve ruido. un objeto blanco salió despedido. La diferencia entre sus habilidades es enorme. y ahora el siguiente lugar al que el filo estaba apuntando fue a la base del pecho de Altina. protegiéndolo del posible ataque de Jérome. jovencita? Si esto fuera la guerra ya estarías muerta. ju… ¿Te ha tomado por sorpresa. pero antes de que él decidiera que acción debía tomar. Aún si Jérome no tuviera ese bieldo como sustituto de lanza. pero eso no le ayudará mucho. ju. 「¡Deja de actuar como un niño.

Después de tranquilizarse y normalizar su respiración. 「Princesa. Además. habría intentado mantener las apariencias. ¿podría ser que ya estaba cansado de todo y nada le importaba? También existía esa posibilidad. Debería tener una razón por la que él soportó escuchar ese incómodo sermón hasta el final… 「¿Nos está poniendo a prueba?」 「¿Huh?」 Jérome. Pero Jérome no hizo nada de eso. Si el ansia del dinero le hubiera corrompido. pero si de verdad fuera una persona con tan poca motivación. Entonces. Si él realmente fuera así de violento debería haberse molestado mucho antes.」 「Tienes razón. ya encontré la respuesta a la pregunta que hice. ahora mismo no están preparados para poder hacerse cargo de ella. no sabes mantener la boca cerrada… 」 Aunque Jérome seguía amenazando no intentaba herir a Altina. levantó una ceja. habría terminado la plática desde hace mucho. aún si estuviera alcoholizado. Regis formuló su plan… ¿Intentará acorralar al Margrave para que revele sus verdaderas intenciones? Si buscando al bicho se encontraran con una serpiente. Ya sé la razón por la que no hay ningún otro oficial civil en la fortaleza. yo tampoco vine aquí para tener un concurso de miradas. extrañado. Jérome puso una expresión de sospecha. 「¿Aún tienes algo más que decir? ¿Intentas ordenarme? ¿A mí?」 93 . ahora que ya está haciendo alarde de su violencia sigue conversando de manera lógica. Regis observaba todo cuidadosamente sin decir nada… A pesar de que está furioso sigue sin intentar herir a la joven. Si él fuera una persona a la que le interesa su posición social.「¿Qué creías? ¿Que solo con eso me ibas a espantar?」 「Oh… Jovencita.」 Asintió Altina. habría intentado ocultar la malversación de fondos.

eso es imposible. porque no quiero que se cansen en vano.」 「¡¿A ti te parece poco?! ¡El ejército tiene el deber de proteger al pueblo!」 「Deja de hablar con tonterías idealistas. jovencita. y para eso necesito que movilices a las tropas. ¡No intentes movilizar a los soldados con órdenes absurdas!」 Aventándolo. Bien podría ser que había perdido ante la intimidación de Lord Jérome.」 「¿Cambiar de estrategia?」 「Sí. con lo que había visto. Altina detuvo a Jérome que se encaminaba hacia la salida del establo. Altina también retiró la mano de la empuñadura de su espada. No importa qué se haga. 「¡¿A dónde crees que vas?!」 「A la ciudad.」 「Humh… Qué estupidez. Eso no es algo que se pueda lograr con los pocos soldados que hay en esta fortaleza. a relajarme en el casino y comenzar de nuevo mi ronda de licor. pero Regis. no tenía manera de saberlo. ordénales a los soldados que sigan mis órdenes. Con un grito.」 「¿Podrías explicarme a qué le llamas “estupidez”?」 「No sé con qué clase de palabras ilusas te haya convencido ese oficial civil. Al final ella nunca la desenvainó.」 「Ah… Bueno. desde el principio esa era la razón por la que estábamos buscándote. ¡no es posible atrapar a unos bandidos escurridizos que se esconden como ratones! ¡Deja todo como está! Lo que le pase a las caravanas no es demasiado importante. Necesitamos cambiar de estrategia. Creo que si seguimos como hasta ahora será muy difícil que los atrapemos.」 「No lo haré.「Es sobre los bandidos. pero seguro que no son más que teorías que solo funcionan sobre el escritorio. antes de irte. Jérome se deshizo del bieldo y se retiró dando media vuelta. Lord Jérome. 」 「¡No es en vano!」 94 .

atrévete otra vez a decirlo. Jérome!」 95 . nerviosos. quedaba muy claro que lo que hizo Jérome con el bieldo no había sido más que un juego.「¡Ku. Altina se apresuró a contener a aquel hombre que se acercaba lentamente a Regis.」 「S-Sí lo lograré… ¡Porque ahora tenemos un estratega!」 (Esas expectativas. 「Lord Jérome. si se queda callado. Los ojos de Jérome infundían terror. de él emanaba un aura de coerción avasalladora. 「¡Detente inmediatamente. usted se va de irresponsable a su juerga nocturna… y sus subordinados a patrullar los caminos nocturnos. Jérome dijo. Qué lástima…」 El rostro de Jérome se tornó severo al escucharlo. después de haber permanecido callado. comenzaron a relinchar desde sus cuchitriles. jii-iiiihh”. ja. Regis tomó la palabra. o si escalara el problema. poco a poco se hacen más pesadas…). (Vaya… No me queda de otra. ja! ¡Es en vano! ¡Imposible! ¡Absurdo! De todas formas ni los encontrarás. Después de darle un vistazo a Regis. los caballos de los alrededores. 「¿Cómo…? ¿Que soy irresponsable? ¿Los soldados dan lástima? ¿Insinúas que dan lástima por ser mis subordinados? Esta vez te has pasado jugando con las palabras. pensó Regis con un semblante amargo. ¿Ira cegadora? ¿Sed de sangre? ¿Presencia demoniaca? Sin importar si alguna de esas fuera la descripción de esa aura. 「¡Ja! ¿Piensas confiar en lo que diga ese oficial novato? ¡Así me dan menos ganas de confiarte a mis subordinados!」 「¿Cómo puedes saberlo? ¡Por lo menos escucha lo que tenemos que decir!」 A este paso. y yo aplastaré ese delgado cuello con mis propias manos!」 “jii-iiihh. tendré que comenzar a hacer mi trabajo… Aunque en realidad no me gusta actuar el papel de un estratega…). podría terminar en un baño de sangre. Jérome podría irse a la ciudad. Podemos apostarlo si quieres. como si fuera otra persona totalmente diferente. ja. menudo idiota… ¡Vamos.

Que mueran una o dos personas es algo que suele pasar. 「¡Maldito cobarde! ¡¿Puedes apostar tu vida a tus palabras?!」 「¡Claro que no…! Ni habrá necesidad de echar suertes. ¿no cree que deberíamos sentir lástima por los pobres soldados?」 「Pfff… Ju. ju. si no sabe montar o si es malo peleando. Si es solo por la terquedad de no escuchar esas otras formas. 」 96 . Aun si es malo manejando la espada. detenlo!). cof…」 Altina se volvió hacia Regis y le preguntó para asegurarse… 「¿Todo bien?」 「No soy el estratega que tú esperas. porque haré que ese plan tenga un éxito rotundo. Regis se regañó a sí mismo. ahora no puede quedarse paralizado por culpa de su debilidad. porque ya sé que tendrá éxito. 「¡Ya basta de violencia!」 「¡Jah…!」 「Cof. pero en este caso todo saldrá bien.」 Entonces Jérome se acercó con pasos rápidos y. aunque por un instante pareció que esa aura asesina de hace un momento se había desvanecido. Ahora le cuesta respirar. sujetó violentamente a Regis por el cuello de su uniforme. pero usted sigue enviando a sus subordinados a una patrulla que nunca podría dar resultados. entonces también yo…!」 (¡No dejes que te intimide. así sea como una actuación. ju… ¿Y según tú hay miles de formas?」 「Claro. 「Lord Jérome… Existen miles de formas para atrapar a los bandidos.「¡Ja…! Esto es un frente de batalla.」 「¡Si piensas hacerlo en serio.」 Altina se acercó a Jérome y Regis y los separó apartándolos con fuerza.

porque él había comenzado a preocuparse de que Jérome hubiera perdido la confianza de la tropa. Provisionalmente. el gritón general se volvió hacia Regis con una mirada amenazadora. pensó Regis. a su lado estaba Altina y Jérome. reunió a todos estos soldados y solo con un llamado provisional… Su liderazgo supera por mucho al de los destacamentos en los que he estado. por lo que había visto. los soldados se reunieron en el patio de armas. Entonces. Quizá sea por el título de “héroe” por el que se le conoce. Altina le susurró a Regis. en esta misión no podemos usar caballería… Por cierto. solo soldados de a pie…」 Jérome le preguntó y Regis asintió. una fuerza de 600 hombres. debilucho… Ya estás preparado. frente a la puerta principal. 「Oye. Regis estaba al frente del contingente. o porque sus habilidades de batalla aún son buenas. ¿De verdad bastará con esta cantidad? Y no caballeros. Porque la próxima vez que los bárbaros ataquen. o por esa inesperada conducta protectora hacia sus subordinados que demuestra… Lo que importa es que el liderazgo de Jérome sigue vigente. ¿verdad? Si fallas en esto puedes dar por terminada tu vida. Esa es una de las cosas que siempre he detestado de los oficiales civiles. 97 . solo parecía un comandante irresponsable que se la pasaba bebiendo desde el mediodía y dando órdenes ineficaces a sus subordinados.」 「Pues… Vaya…」 Aunque Regis lo había elogiado sinceramente. 「 Jum.. 「Sí.」 「No quiero tus adulaciones. Al final solo había sido un temor innecesario. Ya que. solo son frivolidades.Por orden de Jérome. pero tampoco lo pudo negar.. 「¿No será porque les espanta a gritos si no le obedecen?」 「Ahaha…」 (Así solo se entrena a una mascota…).

Un soldado tan débil e inexperimentado como Regis. lo más importante es la simplicidad del mismo. la mayoría de los soldados tenían una expresión de incertidumbre. Es un gran honor estar en primera línea. solo necesitan disfrazarse para parecer mercaderes. ¿eh?! Bien. Nadie debe llevar armadura de metal. a pesar de sí entenderlo. porque en ambos bandos siempre se alinean a los guerreros más fuertes. Y de hecho. ju… ¡Te ves muy confiado. 98 . 「Quiere decir que… ¿vayamos a actuar de mercaderes?」 「 Algo similar.」 La vanguardia de las tropas que se enfrentan en una batalla representa una posición de orgullo y reconocimiento de las habilidades de un soldado. Pueden equipar cualquier coraza que puedan esconder debajo de sus ropas. aunque en realidad no era muy complicado. Ustedes solo tendrían que preparar carretas de carga y caminar junto a ellas a la velocidad normal de los caballos.」 「¡Nunca habíamos escuchado nada así!」 「 Recemos porque los bandidos tampoco. ¡Tendrás derecho a vivir!」 「Vaya… Una recompensa muy atractiva… ¡Bien.te tocará estar al frente. Todos deberían haberlo comprendido. solo que. verdad?」 Lo último volteó a preguntárselo a Jérome y él contestó con voz fuerte. 「Eso sí sería aterrador… Por cierto. ¿y si tuviera éxito?」 「Ju. Aunque eso los dejaría en desventaja. probablemente ni siquiera sería capaz de seguir la velocidad de avance de la tropa. ju. Regis considera que el plan habría fallado antes de ponerlo en práctica si fuera un plan complicado. Regis terminó su explicación. cuando participa un gran número de personas. sería suficiente para vencer a los bandidos… ¿Pueden ganar. ¿sabes? Toma ese honor y muere. No es necesario actuar. caería al suelo y sería pisoteado por sus compañeros hasta la muerte. Más bien. si tienes éxito te reconoceré como persona. el plan es el siguiente…!」 Regis comenzó a explicar el plan a los soldados.

en el tiempo que estuvo con el Marqués de Tennessee. 「Lo más importante es que debemos vernos iguales a cualquier caravana de mercancías. Es tranquilizante saberlo. pero eso es algo que depende de cada persona. Antes. se fueron elevando frases que lo confirmaban. ¡Aunque estén desarmados no perdonaré a nadie que intente retirarse ante unos malcomidos bandidos! ¡Si hay alguno que sea tan inútil como para siquiera pensar que no ganaremos. No había nobles. Comenzó entonces a explicarles los detalles a los soldados que tenía frente a él. que dé un paso al frente. pero Regis despejó su mente para volver a concentrarse en el trabajo que estaba haciendo. la mayoría fueron tomados en custodia por otros nobles. porque no se había llamado a los caballeros. (¿Cómo estarán ellos ahora?) Pensar en el lugar que antes fue su hogar siempre trae un sentimiento de nostalgia. Cuentan que cuando el Marqués murió. incluso.「 ¡Con quién crees que estás hablando! Las armaduras son de adorno. porque si las carretas van demasiado ligeras podrían descubrirnos por la velocidad de los caballos. yo mismo le destrozaré el cuello y le mandaré de regreso a su tierra natal en un ataúd!」 「「¡Sí! ¡Claro que podemos! ¡Vamos a ganar!」」 De las bocas de los soldados. desprendían cierto aire de elegancia. 」 De entre los soldados reunidos también había algunos que se preocupaban por el estatus social. Dejaremos las armas ocultas en la batea de las carretas. Como queremos aparentar que cargamos objetos de valor sería bueno llevar cajas de madera. 「¡Yo no puedo aceptarlo! ¡Nos estás pidiendo que nos rebajemos al nivel de unos cargadores! ¡Somos fuerzas regulares del ejército imperial. tenemos que mantener el prestigio de nuestro rango!」 「No… Tampoco les pediré que participen a la fuerza… Pero. Llénenlas aunque sea de piedras. entre un soldado que pasea engalanado con su uniforme por la ciudad pero no puede 99 . Regis nunca había experimentado un ambiente informal y rústico como éste. Esos soldados normalmente se dedicaban a cuidar la ciudad imperial y las mansiones de los nobles.

ojos. esconderse y esperar la oportunidad perfecta para atacar. solo con que Jérome lo hubiera ordenado. ya veo… El honor de morir en el frente de batalla es indiscutible. todos lo habrían hecho sin tener el derecho de protestar. Para empezar. en la fortaleza. debería continuar patrullando los caminos como siempre. 「¿Y yo? ¿Qué es lo que debo hacer?」 「¿Eh?」 「¿Otra vez me disfrazo de conductora de carruajes?」 「Princesa. o un soldado que se disfraza con inteligencia y va restaurando la paz y el orden por donde pasa. el color de su cabello.」 「¿Qué? ¡¿Solo esperar?!」 「Umh… Ah. 「¡Ni necesidad hay de pensarlo! Si hay algún idiota que se atreva a “gritar” mientras está “escondido”. es cierto… No. Altina preguntó. Jérome respondió.」 「¿Ehh? ¡¿Ir a patrullar aunque sabemos que es inútil?!」 100 . pero…」 「¿Hay algo…? ¡Dime. ¿O para mantener el prestigio hay que esconderse y desde ahí gritar a todo pulmón nuestro nombre y rango?」 En lugar del soldado inconforme.atrapar un simple bandido. dime!」 「Para no darles una pista de que hemos cambiado de estrategia. sin importar las razones…」 Ya no hubo nadie más que estuviera en contra. así que le tocaría esperar pacientemente aquí. ¡yo lo callaré de inmediato. ¿cuál de los dos creen que es más honorable?」 「¿Eh? Ah… No… ¡Pero…!」 「Es lo mismo que se hace en una emboscada. que se había quedado callado. atravesando su corazón con mi espada!」 「Oh. y sus facciones nos delatarían de inmediato.

Entonces. La nueva estrategia dio resultado casi una semana después… Inesperadamente. y mala para el otro bando. entreguen su mercancía! ¡Si no oponen resistencia. Altina estaba bastante deprimida. también participó disfrazándose él mismo. Y así. los bandidos atacaron la caravana confundiéndola con una real. tal como el escenario que Regis había descrito. 「Vaya que han estado haciendo lo que quieren en mi territorio… ¡Malditos insectos inmundos!」 101 . humanamente. los soldados salieron de la fortaleza de Sierck. les daremos una muerte menos dolorosa!」 Dijo uno. quizá con alguna razón en mente. Jérome. rodeándola con la punta de sus de sus dedos. seguido de una carcajada general de los bandidos. la primera de varias incursiones disfrazadas de caravanas. el primero que era escéptico de que pudiera funcionar la estrategia. parece que ella esperaba un rol muy diferente. y se lanzó con un ataque con su lanza. partió hacia la avenida que conecta con la ciudad. Es patrullar para que los bandidos no se den cuenta de que cambiamos de planes. La punta de la lanza fue detenida por un hombre. El hombre vestía la indumentaria de un cargador cualquiera. El grupo de bandidos estaba compuesto por hombres con pinta de haber sido mercenarios. 「¡WAHAHAH! ¡Venga.」 「Uuuhhh… Está bien…」 Aunque ya había comprendido que era importante. esta vez no sería inútil.「Umh… No. Terminando los preparativos. Además. Vestido con la indumentaria de un cargador iba ayudando a empujar las carretas. tampoco queremos que los ciudadanos piensen que los soldados están holgazaneando. para buena fortuna.

Los demás cargadores también sacaron sus espadas de las bateas de sus carretas. un enfrentamiento al que no se le podía llamar batalla. Jérome y su gente entraron bañados por las ovaciones de sus habitantes. Pero no a la mesa de Jérome. En una ocasión normal Regis también debería estar con ellos. El griterío de guerra se mezcló con el de horror. porque es un oficial civil de bajo rango. Los forzudos hombres gritaban. reían. él también. ja. celebrando a su manera.El bandido abrió sus ojos en completo estupor… Porque la verdadera identidad del cargador no era otra más que la del “Héroe de Erstein”. su lugar estaba bastante 102 . A su regreso triunfal a la ciudad de Thionville. fue un ataque sin resistencia. Aun así. había estado colaborando activamente en la caravana improvisada. También estaba Evrard. los soldados rasos que también participaron en la misión estarán en el patio de armas. los oficiales militares que habían protagonizado la contienda levantaron sus copas celebrando las palabras de Jérome. Ahora mismo. El alcohol comenzó a correr por las mesas. el caballero negro Jérome. y como no había realizado ninguna gran hazaña estaba sentada en un lugar menos relevante. platicaban entre sí. ella parecía feliz de que la misión hubiera sido un éxito. donde estaba él con los comensales principales. (Qué bueno que ella también esté alegre…). ja! ¡Tienen mi permiso! ¡Coman y beban todo lo que quieran!」 Levantando una botella de licor con la mano. Jérome gritó riendo a carcajadas. Reunidos en el comedor de los oficiales. A partir de ahí. Altina también estaba en el comedor. vistiendo como cualquier mercader. Sin importarle su posición de noble. pero como él es el que propuso el plan fue llamado al comedor de los oficiales. suspiró Regis de alivio. contando a los demás sus hazañas. ja. * * * Esa misma noche… 「¡Ku. el líder de los caballeros.

haciendo solo un ruidito de “Hum. Jérome gritó con voz dura. él moriría. Regis no apostaría su vida con tal de reírse un poco. ¡tantas que podría pasarme toda la noche enumerándolas! ¡Por ejemplo. Quizá sea porque esa costumbre de no querer que los demás critiquen sus propios planes es muy común. El libro de dónde saqué la idea fue de uno que habla acerca de los piratas. De buena suerte fue que a su lado estaba sentada Altina.」 「Oh… ¿Así que hay un libro con métodos para cazar bandidos?」 「No. Pero le recuerdo que formalmente soy el subordinado de la princesa imperial…」 Al lado de Regis. No hables. y tampoco lo había leído en los informes escritos de las misiones que se llevan a cabo. para tomar desprevenidos a los verdaderos barcos mercantes y los puertos pequeños y atacarlos. Regis… ¿De dónde alguien como tú pudo pensar un plan así?」 Por un momento pensó en tomar la infantil actitud de no responderle.alejado. ¿verdad?」 「¡En mi destacamento no hay otro que se llame Regis!」 「Ah… lleva razón. Y he leído otras historias donde se disfrazan con tal de engañar al otro y tomar ventaja de ello. Decía que en ocasiones disfrazan sus barcos como mercantes. 「¡¡Hey. 「¡Cállate! ¡No hables nada!」 「…」 Tan incomprensible como siempre. puesto que le habían dicho que no hablara nada. Altina asintió. 「Solo lo sabía… porque lo había leído en un libro. Aumentando la dureza con la que le miraba. ésta ya es antigua.」 「Uuuhh…」 103 . Jérome dijo. Hum…”. por eso nunca lo plasmarían en un libro público. Regis…!!」 「Eh… Yo. pero es una obra maestra…!」 「Suficiente. pero Regis se sentía tan agobiado como un perrito dentro de una manada de fieros lobos. pero si Jérome no se lo tomaba a broma. 「Hey.

A mí me gusta premiar los logros conseguidos en batallas.T: Para lo que no entendieron el “acertijo” de las gallinas… Las gallinas necesitan de días soleados y varias horas de iluminación continua para poner huevos en una granja clásica. si se reúnen las condiciones para aportar otro plan. Jérome se aclaró la garganta. Recordando lo que el mismo narrador dijo. por dejarte todo el trabajo…」 Le dijo Altina un poco preocupada. Es decir. en cambio Regis dice que la gallina pondrá solo si está soleado. había olvidado la ocasión y el momento en el que está y ya estaba hablando elocuentemente sobre ellos. entró cargando un plato enorme con una montaña de cortes gruesos de carne. la sirvienta. dudaba Regis siguiéndola con la vista. (¿No es una persona que se le parece mucho?). que Jérome le pide a la gallina poner aunque no esté soleado.」 ¿Debería alegrarse? ¿O debería sentirse ofendido? 「¡Hey. Jérome parecía estar reflexionando en algo… En ese momento.」 「Ah.Como tenía tiempo de no hablar de sus preciados libros. pero ella. 104 28 . bebió un poco de licor y dijo. 「…」 Y de verdad que no habla. incluso si es un oficial civil. hizo una reverencia y volvió hacia la cocina. sobre hacer planes… Dependería de cada situación y de si se me ocurre algo que se pueda realizar de acuerdo a sus circunstancias…」 「¿Entonces “la gallina” también pondrá huevos en invierno?」 「No creo que alguien se queje de una gallina que solo pone huevos en los días soleados. es decir. Clarisse. Dejó el plato sobre la mesa y los esforzados guerreros elevaron sus voces de júbilo. no importa. en invierno suele estar nublado. 「Jum… En fin. aún sin hablar nada. 「Disculpa. Regis! Espero que no pienses que ésta será la última vez que aportas un plan… Si lo haces serías tan inútil como una gallina que no pone huevos. Clarisse. sin importar que tan indeseable sea la persona que los consiga.」28 N. ni siquiera esboza una sonrisa.

JA. entremezclando su susurro con sus bostezos y se recostó sobre la cama. Pero. era Altina. la puerta volvió a sonar. como eso no pasaría. por lo que habría sido más cómodo para Regis si la otra persona decidiera entrar por su cuenta. Ahora.「¡KUH. Era un toque cortés. 「Vaya… Sí que se ha hecho tarde. pero en ese momento alguien tocó la puerta de madera de su habitación. la que parecía estar de más en el comedor. de todas formas no podré dormir mucho tiempo… 」 Dijo. Regis por fin pudo regresar a su habitación. sin nadie que la tomara en cuenta. lo reconoceré públicamente! ¡Tienes derecho a vivir!」 「¿En serio…? Muchas gracias.」 El olor a alcohol se había impregnado en su cabello. aunque no pudiera entender por completo el significado de lo que dijo él. Cerró los ojos. tanto que no había desaparecido a pesar de habérselo frotado con una toalla húmeda. 105 . 「Umhh… En fin… Ya lo haré después. ¡Bien.」 Después de eso Jérome no volvió a preguntarle nada durante la cena. los demás oficiales militares de alto rango. Mientras seguía pensando que hacer. JA! Parece que aún te funciona el ingenio. Cuando la noche estaba por ceder el paso al amanecer. que hasta ahora parecían ignorarlo. comenzaron a acercarse a hablar con Regis llevando su vaso de licor en la mano. ¿Quién será? Él está somnoliento… La puerta no tiene puesto el seguro. Se quitó el saco y lo puso en el respaldo de la silla. Regis dudaba en levantarse o dejarse llevar por el sueño y dormir.

De pie. tan temprano…」 「Sí. ¿Y qué es eso “muy importante” que querías decirme?」 「 Regis… ¿Recuerdas lo que hablamos esa vez. No sabía la razón detrás de su visita pero tampoco tenía motivos para echarla. y al momento que sonaba por tercera vez. afuera de la habitación. 「 E-… Este… Buenas noches. abrió la puerta. Regis la invitó a entrar en su habitación. estaba una joven con su cabello de color escarlata. quizá…」 「¿Altina…? ¿Estoy soñando…?」 「No lo creo… Oye. estoy bien. dándole demasiadas vueltas a las cosas con tu lógica.」 106 .」 「¿No vendrás a decirme ahora que siempre y sí fue lesa majestad?」 「Deja las bromas. Regis se levantó de la cama. 」 「No bebí mucho en la fiesta. Ahora estás hablando como siempre. el sonido habría sido más fuerte. buenos días. con un gesto.」 「Altina… ¿Vienes a estas horas solo para regañarme por mi personalidad?」 「No es eso… Es porque no serviría de nada hablarlo si estás ebrio o medio dormido.Sin más remedio. en el carruaje…? La primera vez que nos conocimos. ¿me das permiso de entrar?」 Dijo ella. pero tu visita me ha despejado completamente por la sorpresa. Regis… O debería decir. De haberla tenido puesta al tocar la puerta.」 「Cierto. Ella vestía el mismo vestido de una pieza que lució en la celebración. solo que sin la armadura de los brazos. hasta hace un momento me caía de sueño. Por un momento Regis creyó estar viendo un sueño. porque tengo que decirte algo muy importante.」 「No hay problema. 「¿Se puede saber qué te trae por mi habitación a estas horas de la noche? No. volteando intranquila hacia el pasillo que tenía a ambos lados. quizá debería decir. ya está aclarando afuera… Si tienes mucho sueño podemos dejarlo para después.

pero seguramente ellos no desean ese tipo de distinción. y estaba por desechar la idea de mi cabeza. pero…. Regis tomó la silla y la acercó a su cama. 「¿Umh? ¿Qué sucede. yo estoy resuelta a hacerlo. o si no tuviera la fuerza necesaria. De lo contrario Altina no habría venido a visitarlo a deshoras y sin su dama de compañía. como no tenía otra silla para visitantes se la ofreció a Altina sentándose él en el borde de la cama. 「¿Estás bien así?」 「Sí. (Una mujer que se escabulle por la noche a la habitación de un hombre…). siendo ella la princesa imperial y él un plebeyo. porque aún eres menor de edad…」 「No me importa la edad.」 「Ha-… ¿Hacer qué?」 107 . Regis? ¿Tengo algo raro en mi cara?」 「Para nada. gracias. Su mirada expresaba la seriedad de su pregunta. Altina llevó la mano a sus mejillas. pues puede que no estés equivocado. tímida. Tan solo había pensado en una locura que no podría ser cierta.」 「E-…¡¿En serio?!」 「Dime y lo comprobamos. iluminando sutilmente los ojos carmesí de la joven. Regis se había quedado observando el rostro de Altina.Por la ventana entraba. pensó Regis.」 「Ah. No importa cuántos obstáculos haya…. la tenue luz de la alborada. el asiento de Regis debería haber sido el suelo.」 Por su posición social. eso no sería apropiado….」 「¡¿Cómo?!」 「Es algo que ya decidí. te demostraré que puedo hacerlo. la siguiente escena debería ser cuando ambos se aseguran de que no haya nadie cerca de la habitación que pudiera escucharlos… Sin pensarlo. Si ésta fuera una de las novelas ficticias que están de moda en la capital imperial.」 「N-No….

Porque la familia real y los nobles. Altina asintió. los distritos a los que les va mal. cuando nos habíamos quedado varados. sí? ¿Por qué?」 「Porque. con la organización actual del imperio es difícil que la política refleje el punto de vista de las clases sociales más bajas. que deberían estar pensando en proteger al pueblo. tú dijiste. pero.」 Por fin entendió de qué se trataba la conversación. 「E-En el carruaje. ¿verdad?! Sí. me hace sentir un poco más tranquilo.Era la primera vez en su vida que estaba tan nervioso. me acuerdo de todo lo que hablamos esa vez. Regis tranquilizó sus nervios. utilizando las vidas y los recursos de los ciudadanos para vivir en la opulencia…」 「Uff… eso estuvo cerca. 「¿Incluso ahora sigues sintiendo resentimiento hacia esos nobles?」 「¡Por supuesto! En esta fortaleza. que los nobles continúan sus guerras sin sentido. Por ejemplo. en realidad están en una situación horrible. solo porque está el Héroe Jérome los bárbaros no se atreven a invadir. hay 108 . diciendo eso. De los compañeros con los que estuve en el colegio de oficiales civiles. tres años después de que nos graduamos. después atacan y los recuperan.」 「En verdad.」 「¿Ah. ya solo quedan vivos la mitad. están envueltos en una eterna batalla por el poder. escucharte a ti. Altina continuó dudando un poco en articular las palabras. 「Yo tampoco creo que la organización actual del imperio sea correcta.」 「Sobre eso que dijiste… ¿No le inventaste nada?」 「Nada. ¡¡Ya sabía que no era lo que yo había pensado…!! ¡Ci-Cierto! ¡Lo que hablamos en la batea del carruaje. que eres de la familia real. A veces los pierden. Los latidos de su corazón se aceleraron. Todos… eran buenas personas…」 Eso que siente acerca de los problemas en la forma de actuar actual del imperio no es ninguna mentira. y el número de víctimas no hace más que crecer.

países con otra forma de gobierno donde todos los ciudadanos eligen la
dirección del gobierno mediante el voto.」
「Eso suena interesante. ¿Y tú crees que el imperio debería adoptar esa
forma de gobierno?」
「No, eso sería muy prematuro. Si se toma la opinión de unos ciudadanos
que no saben ni siquiera lo necesario sobre leyes, economía y estrategia
militar, solo aumentaría las posibilidades de que el país se dirija en una
dirección incorrecta. No se puede gobernar un país desde la silla de una
cantina.」
「Ciertamente, solo aumentaría la incertidumbre.」
「Es por eso que, si alguien con una posición social alta, como la familia
real, pensara en cómo hacer las cosas de la forma correcta, como ciudadano,
yo me sentiría muy agradecido.」
「¿De verdad crees que sea correcta?」
「Sí, al menos desde el punto de vista de una gran cantidad de los ciudadanos
del imperio. Aunque resulta curioso que tú, siendo de la familia imperial,
tengas ese punto de vista.」
Esa apreciación de la realidad que tiene Altina es normal que la conciba un
plebeyo, pero es muy raro que la tenga un noble. Lo normal es que las
personas de altas clases sociales sean orgullosas, que discriminen a las clases
bajas, seguidores de una doctrina de superioridad.
「Mi mamá me contaba seguido ese tipo de cosas, de cómo era la vida de un
ciudadano normal.」
「Ahora que lo dices, la emperatriz Claudette originalmente era plebeya.
¿Entonces es ella la que quiere intentar cambiar al imperio? 」
「No, mi mamá no es ese tipo de persona. Ya sea tristeza, dolor o necesidad,
ella se guarda todo en su interior sin pensar en hacer algo para evitarlo. Es
como cualquier persona normal que no actúa para alcanzar una meta.」
「Sí… Eso es lo que hace una persona normal…」

109

Y es debido a esa actitud desinteresada de la mayoría de los ciudadanos y las
bajas clases nobles, de no reclamar nada, por la que el imperio está
consolidado de esta forma.
La expresión de Altina se oscureció y comenzó a apretar el puño de su mano
que había dejado sobre su pierna.
「Como estoy ahora no puedo cambiar al imperio… Pero… si sigo así, todo
acabará sin que hubiera intentado hacer nada… 」
Hilando sus palabras, ella mencionó el nombre de un hombre, del príncipe
segundo, La’Trieux.
「La fortaleza del grupo que le apoya es abrumadora…, tanto que está por
obligar al príncipe primero Auguste a renunciar a su derecho de sucesión al
trono.」
「Así será si todo sigue como ahora. 」
「Entonces él se convertirá en el emperador. Si eso pasa, él podrá decidir mi
futuro… Ese hombre artero ni siquiera dejará con libertad a nadie de la
familia real. De lo primero que se asegurará, es de casarme. Lo más probable
que con algún noble influyente de la facción de la reina.」
「Sí, también es posible…」
Ella ve venir el fin de sus esperanzas, y por desgracia, debido al estado actual
del imperio, ni siquiera tendría derecho a quejarse.
「Eso sería lo mismo que vivir en el infierno.」
Altina apretó los dientes con fuerza.
Ella tiene el deseo de cambiar al imperio, pero si La’Trieux se convierte en
el siguiente emperador, él le arrebatará su libertad.
Regis agitó su cabeza hacia los lados,
「Entiendo cómo te sientes, también yo estoy indignado por eso, pero, ¿y
qué podemos hacer? Un plebeyo debe vivir su vida como plebeyo, también
la cuarta princesa imperial deberá vivir como debe vivir su vida siendo la
cuarta princesa imperial.」
「Sí, eso ya está decidido… Si me quedo esperando, no podré hacer nada.」
「Sí, así es como debe ser.」
110

「Aunque sea…, ¡yo quiero cambiar al imperio, no quiero vivir el resto de
mi vida en el infierno, por eso no me puedo quedar esperando a que eso
suceda!」
Regis intentó calmar a Altina que se exaltaba por la desesperación,
「 Espera, Altina, tranquilízate… Tanto el hecho de que La’Trieux será
emperador como tu futuro están decididos por un enorme mecanismo que
abarca al imperio entero. ¿No estarás pensando ir en contra de todo eso, o
sí?」
「Si eso fuera necesario… Sí.」
Su voz era tranquila, pero sus palabras transmitían el ímpetu de su
declaración.
El cuerpo de Regis se estremeció,
「¡No hagas locuras! Debes aprender a encauzar tus emociones… Eso te
llevará a la muerte, y lo sabes.」
Pero no había ni un rasgo de duda en sus ojos carmesí, su rostro expresaba
que incluso estaba preparada para eso.
「Cambiaré al imperio; ese es el objetivo de mi vida. Si me rindiera, pienso
que sería lo mismo que rendirme a vivir…」
「Ah-…」
Regis contuvo el aliento.
Esas eran las mismas palabras que él había dicho hace poco, ni en sus sueños
se imaginaba que las escucharía otra vez de esta manera. Y también, parece
que ya entendió el porqué Altina pensaba en él como alguien que podría
comprenderla.
「… y para poderme mantenerme fiel a ese ideal, tengo que comenzar a
actuar.」
「Algo como eso no es cuestión de solo decidirlo. Altina…, antes debes
pensar en muchas cosas.」
「Si es por pensarlo, ya lo he pensado de muchas formas e infinidad de veces,
y mientras sigo pensando, miles de ciudadanos siguen sufriendo. ¡Hay
muchas cosas en el imperio que se deben de cambiar, pero lo que ya no tengo
es tiempo! ¡Ya no puedo quedarme con los brazos cruzados!」
111

Los hombros de Regis perdieron su fuerza… Porque él había comprendido
que no podía detenerla. De cierta forma, sentía tristeza.
「Sí, Altina…, tú porque eres sabia… Qué vida tan agradable tendrías si
fueras un poco más ignorante. Con esa bella apariencia y la grandeza de tu
linaje, aquel que fuera tu marido seguro te habría brindado todo su amor y
respeto. Divertirte cantando, probar buenos vinos, embelesarte con el teatro.
En primavera al campo, en el verano al río, en el otoño al bosque y en el
invierno al castillo. Amando las joyas, adornándote con bellos vestidos,
llevando una vida como toda una dama de la realeza sin necesidades de
ningún tipo.」
「Y entonces, sin importar qué tan lujosa sea mi vida, no podría escapar
nunca del sentimiento de culpa por vivir así gracias a la explotación y el
sufrimiento de los ciudadanos del imperio… ¿verdad?」
「Hahh… También yo dije algo así… 」
「 Todas esas dudas que tenía en mi pecho, una a una tú las fuiste
respondiendo. 」
「No puede ser… Por qué yo… Qué despreciable soy. Y eso que mi libro
preferido tiene una frase que dice: “El conocimiento no hace feliz a la gente.”」
Regis no podía separar la vista de Altina. La intrepidez que reflejaba su rostro
la hacía verse demasiado hermosa; tan majestuosa, la audacia hecha persona.
Ella movió sus labios de color carmesí pálido,
「Yo me convertiré en el próximo emperador. Para eso, necesito toda tu
sabiduría. 」
Regis se olvidó hasta de respirar. La imagen de la princesa de ojos carmesí
y cabello escarlata se grabó en su retina.
Esa declaración era una carga demasiado pesada para una niña de solo
catorce años. En el camino que ha decidido seguir le esperan incontables
dificultades, y a sabiendas de eso, ella ha decidido recorrerlo.
Me pregunto si las personas que presenciaron al primer emperador de
Belgalia, que según iba derrotando a los bárbaros iba agrandando su imperio,
¿ellos también habrían sentido lo mismo?
112

esa expectativa se convirtió en seguridad. quizá no hablaban de mí. es que…」 Regis no pudo dar una respuesta inmediata. Por supuesto. pero sí creo que eres una persona en la que se puede confiar.」 「Ah. tu personalidad y tu forma de pensar. desde que te conocí en persona. 「Pero. Las personas creen en otras basándose en sus razones. tengo mis razones. así es como es!」 「Umh… pero. 「En un rumor se puede contar hasta que alguien tiene aletas y cola de pez… O bien. recuerda que tuve que disfrazarme de conductora de carruajes para poder conocer tu verdadera personalidad… En realidad pasé por muchos problemas. dónde y de qué clase se habrán esparcido esos rumores…? Regis estaba tan avergonzado que se habría metido en un agujero de haberlo tenido cerca. Pero. pensó Regis desde lo más profundo de su corazón. intelectual y perspicaz. hace cerca de tres meses escuché un rumor que hablaba de ti. En tu habilidad.(Si en las manos de ella yace el poder de cambiar al mundo.」 「Incluso también hablaban sobre esa personalidad insegura que tienes.」 「¿Rumor? ¿Qué decían…?」 「Decían que eras un estratega muy talentoso. Altina… Yo no creo estar a la altura de la habilidad que tú esperas que posea. no puedo decirte que te conozco completamente. cierto… Que también estaba eso. 113 . ¿no crees que eso es algo que no necesita explicarse de forma lógica?」 「¿De verdad será así…?」 「¡Sí.」 「Es decir.」 「¿Así de fácil confías en mí…?」 「 Tampoco fue así de simple. me encantaría poder cumplir su deseo). 」 「Regis.」 ¿Quién. Ambos se quedaron callados y se hizo el silencio.

Lo único que perturbó ese silencioso ambiente. pero escóndete!」 Volvió a escucharse el golpeteo y la fuerte voz. porque ella acababa de declarar un secreto que bien podría costarle la vida. es mi vida la que estaría en peligro!」 「¿Eh…? ¿Por qué?」 「¡No importa. a solas y en mi habitación es mucho más peligroso. ¡Para ser precisos. tú escóndete!」 「¿D-Dónde me escondo? ¡Detrás del estante y debajo de la cama no hay ningún espacio!」 「¡Do-Do-Do-Dónde sea. Altina! ¡Tienes que esconderte!」 「P-Pero… ¡¿y si me escuchó?!」 「¡Si hubiera escuchado no habría tocado!」 「Ah…」 「Más importante que eso… Si alguien se entera de que estuviste conmigo a estas horas. 「¡Cálmate. 「¡¿Estás o no?! ¡Heeey! ¡Da igual. Regis! ¡¿Estás despierto?! ¡Tengo que hablar de algo contigo!」 「¡¿Lord Jérome?!」 「¡¿Pero qué…?!」 Altina se puso pálida. 114 . Regis acercó su boca al oído de ella y le dijo en voz baja para que no se escuchara desde fuera. Como eran varias las razones para sentirse insegura. 「¡Hey. Al mismo tiempo se escuchó la voz fuerte de una persona. yo voy pasando!」 「 ¡Waaah…! Espere un momento… Estaba cambiándome y estoy prácticamente desnudo…」 「¡Ja! ¡A mí qué me importan las miserias de un flacucho como tú…! ¡Con permiso!」 Jérome abrió la puerta de golpe. comenzó a ponerse nerviosa sin pensar claramente. fue un golpeteo fuerte en la puerta de la habitación.

rodeándolo hasta la parte baja de su espalda. Para que no se apreciara la silueta de otra persona a través del cobertor ella estaba en el lado izquierdo de la cama. a la altura del estómago. Aunque solo estaba tratando de ocultarse lo más que podía. Regis tenía un enorme libro abierto a la altura del pecho. pero. Regis estaba recostado hacia un lado de la cama. que entró desde la puerta. que sería el contrario tomando de referencia a la puerta. basta con que escuches lo que yo te digo. por increíble que parezca.」 「Ya veo… Uuuhh…」 La cobija que le cubría se movió un poco. es que soy algo tímido…」 「Jumh… Haz lo que quieras. 「Escucha. A través de la delgada camisa podía sentir el calor… 「Hahh…」 Además de su respiración. que descansaba un poco más arriba que su brazo izquierdo. Apoyándose con un brazo en la cama. Como habría sido fácil notar lo abultado de la cobija donde estaba su cabeza. los acelerados latidos de su corazón golpeaban incesantemente su pecho. Jérome no hizo ningún comentario acerca del estado de la cobija. Era una postura un poco extraña. Regis…」 「Dígame…」 115 . Jérome. El brazo izquierdo de Altina estaba sobre el torso de Regis.Al momento que entró Jérome Regis ya estaba recostado sobre la cama. su brazo derecho. solo podía ver el lado derecho de la cama. 「Emh… Disculpe que lo reciba así. con un sudor helado brotando por sus poros… Porque Altina estaba debajo de la cobija. con su cobija cubriéndole desde el pecho hasta los pies. con su cuerpo pegado al de Regis como si estuviera abrazándolo. Así estés cambiándote o comiendo.

Incluso ahora sigo pensando que un oficialucho inútil que solo sabe hablar es peor que una basura. ¡e-espere…!」 「¡Escucha!」 「Entendido…」 Él se acercó a la silla que estaba cerca de la cama y subió su pie derecho sobre el asiento haciendo un gran ruido con la suela de su zapato. yo quedaría como alguien demasiado lastimero.」 「Ah. ¿entiendes lo que quiero decir?」 116 . Y mi política es utilizar a cualquiera que me sea útil. no… Si así fuera. Jérome comenzó a acercarse. era la primera vez en su vida que lo experimentaba. pero una que se puede utilizar.. esa no sería una forma tan mala de morir… No. sin importar que sea la peor basura del mundo.. su corazón no aguantaría por mucho tiempo. Sobre su muslo derecho. la sensación de las piernas de una mujer rozando la parte interna de sus piernas. alguien que no escucha órdenes no puede llamarse mi subordinado. Aunque él entendía que lo hacía para esconderse lo más que pudiera.. 「Tú sigues siendo una basura.「A mí no me agrada alguien como tú.」 「Bueno. (Pensándolo bien. vaya… ¿Quiere que me vaya de regreso a la ciudad imperial?」 「Aunque te lo diga no piensas obedecerme. que había quedado en alto. Altina había entrelazado sus piernas con las de Regis.」 「Y-Ya veo…」 「Pero. A este pasó podría morir de un infarto cardiaco. su pierna izquierda estaba literalmente en medio de las piernas de Altina. su mano izquierda la llevó a su cintura. Los latidos de su corazón estaban tan acelerados que de pronto le hicieron pensar que estaba enfermo de algo. 「¿Eh? Oiga… Margrave. y por si fuera poco. El tacto de los suaves muslos de ella podía sentirlos en los propios. pensó Regis dentro del nerviosismo en el que se encontraba. ). colocó su codo derecho. es que yo soy subordinado de la princesa imperial… Uuuhh…」 Sigilosamente.

Y aunque el hecho de que Regis sea el subordinado de Altina no cambiaría. que esté tranquila por un momento. Inesperadamente. pues verá. 117 . le gritó Regis en su pensamiento. ¡Estoy enfurecido! ¡Cada vez que mencionas que eres subordinado de esa jovencita se me revuelve el estómago!」 「Ah. pero… en teoría usted también es subordinado de la princesa…」 「¡¡Y eso es lo que menos puedo tolerar!!」 「Sí. Probablemente no le había dolido mucho. ¡Nos va a descubrir!). ju. 「Sabes… Yo no tengo intenciones de dejar que este país norteño esté eternamente cubierto de hielo…」 Son comprensibles sus sentimientos de rebeldía pero sería complicado si lo hiciera. Regis…」 「Ah. Y es lo que se necesita. pero no te muevas. ya entiendo…」 El Margrave es alguien que ni siquiera viste el uniforme militar como la regla lo dicta.「Sí. Es que…」 Como una forma de protesta. Si Jérome se convierte en su superior. pero parece que cuando es necesario si sabe ajustarse a los reglamentos. dejó caer la esquina del pesado libro sobre la cabecita de Altina. él podría darle órdenes a discreción. eso se convertiría en una prueba silenciosa de que su subordinado lo había preferido a él como su superior. ve y dile a esa jovencita. la joven que estaba debajo de la cobija comenzó a abrazarle con fuerza pasando su brazo izquierdo por debajo del costado de Regis. porque sería en contra de esa gran bestia llamada “Imperio”. Jérome bajó la voz. (Entiendo lo que quieres decir. pero dejó de moverse. 「Ju. ¿usted está molesto porque yo no escucho sus órdenes?」 「Claro que estoy molesto. En resumen. Lord Jérome. ju… Conviértete en mi subordinado. ya decía yo…」 「Es por eso precisamente… Tú. y en lugar de hablar. que me asigne como tu superior… ¿entiendes? 」 「Ahhh.

Pero en realidad no hay mucho que pensarle. sobre la asignación. 「Vaya… Permítame agradecer su bondad…」 Con una sonrisa llena de seguridad de que Regis no podría rechazarle. 「Por cierto… ¿Qué pasaría si rechazara su oferta?」 「Yo soy un hombre magnánimo.」 La que se estremeció al oír esas palabras fue Altina.」 「Me comprometo a hacer todo lo relativo a la administración. Jérome salió de la habitación. aun siendo una basura. Regis suavemente impidió que ella levantara su cabeza. es cuestión de lo que decida la princesa…」 「¡Así que estás eligiendo a esa jovencita por encima de mí!」 「E-Eso… No puedo decidirlo ahora mismo. 「¡Fuaaahh…!」 Regis levantó la cobija y Altina se levantó.」 「Tan solo te estoy ofreciendo trabajar para mí porque puede que seas de utilidad.」 Jérome retiró el pie de la silla y se encaminó hacia la puerta. sus mejillas estaban coloradas. Regis le preguntó con cautela. siendo tan solo un oficial de quinta clase. que aún seguía abrazando a Regis.「¿Ya tiene pensado algo?」 「Por supuesto… No… pensándolo bien. Piénsalo todo lo que quieras.」 「Perfecto. así que terminaré tu vida sin que sufras demasiado. No te creas mucho. Deberías agradecerme ese gesto. 118 .」 「Pues sí… Es cierto. pero. Quizá por el calor que hacía ahí debajo. qué le importa a alguien como tú lo que haga o deje de hacer yo.

sentándose a horcajadas sobre el cuerpo de Regis. En lugar de ella. El que ella no hubiera pensado eso es porque no estaba analizando con calma la situación. Altina acercó su rostro al de él. lo más probable es que ni siquiera lo sepa. 119 . ¿No está consciente de ello? Parece que Altina no conoce mucho sobre ese tipo de temas. baja de la cama y platiquemos… 」 「¡¿Quieres convertirte en el subordinado de Jérome?!」 「¡Claro que no!」 「¡Pero dijo que te matará si lo rechazas!」 「Eso solo fue una amenaza…」 「Pero… Tú no lo rechazaste…」 「No.「¿Estás bien?」 「Hah… Hah… ¡Claro que no estoy bien!」 「¡B-Baja la voz!」 「Ah…」 Incorporándose a medias. No lo hice porque estabas tú…」 Si Regis hubiera sido tajante y lo hubiera rechazado. él lo sentía sobre su estómago. 「 O-Oye… Altina. Sus ojos de color carmesí estaban húmedos y de a poco iban llenándose de lágrimas. que aún seguía recostado. habría descubierto a Altina sin que nada pudiera evitarlo. Altina agarró con fuerza la camisa de Regis. Esa es una postura muy atrevida. Regis fue el que se sonrojó por la vergüenza. El peso de sus caderas. es probable que quisiera amenazarlo con la fuerza. después de las palabras. de momento tranquilízate. Si Jérome hacía eso.

.

porque él es tan inexpugnable como un muro. Su rostro estaba lo suficientemente cerca como para que sintiera el soplo de su aliento. Los ojos de ella le miraban con determinación. contéstame sinceramente. Él sintió como el rubor comenzó a poblar sus mejillas. Respirando profundamente. Él no lo haría. una frase fuera de ocasión cruzó por la mente de Regis.」 「Además. ¿verdad?」 「Nunca te diría mentiras. ¿puedes ayudarme?」 Preguntó ella con una expresión de inseguridad y esperanza entremezcladas. Por las pálidas mejillas de la joven comenzaron a resbalar unas gotas cristalinas. lo sé porque más o menos ya puedo comprender su personalidad. Una distancia en la que su rostro se reflejaba perfectamente en sus pupilas de color carmesí. (Ahora somos dos los que hemos perdido la capacidad de analizar con calma la situación…). pensó Regis. eso de que me matará si lo rechazo es como un juego de palabras. con el tono de voz más tranquilo que pudo hacer le dijo.(Ni la belleza del rubí se compara a la hermosura de esos ojos…). Altina… La única razón por la que no rechacé de tajo al Margrave fue porque existía el peligro de que te descubriera. 「¡Por favor ayúdame! ¡Te necesito!」 「¡¿…?!」 Regis pasó un trago de saliva. 121 . Que no te gusta mentir.」 「Ah. es cierto… Discúlpame.」 「¡Por qué la mía no! Me estás engañando. 「Escúchame. Entonces..」 「¿De verdad? ¿Y la mía?」 「La tuya… Aún no termino de comprenderla. es cierto.」 「¿Aun si apenas ha pasado poco más de una semana desde que llegaste?」 「 En realidad me ha tocado usar muchos trucos.」 「Ah… Sí..

¿Y si cometiera un error en algún punto crucial para lo que quieres hacer? Para ti es literalmente una apuesta donde puedes perder la vida. ninguna de las familias nobles te brindaría su respaldo. Creo que fue mala suerte para ti el que me hayas conocido. Si algún día se presenta algo que no conozca. de que lograste persuadir a Lord Jérome. ¿no me ayudarás por ser algo muy peligroso?」 「Todo lo contrario. Esas personas ni siquiera se detendrán a pensar si es por el bien o no del imperio. 」 「¿Por qué? ¿A pesar de que tenías razón con lo propuesta que hiciste al Marqués de Tennessee. Es porque veo demasiados riesgos por los que quiero ayudarte en todo lo que pueda. Yo solo soy un amante de la lectura. tan solo intentarán aplastarte con todo lo que puedan. que le hubiera reconocido tanto. en realidad…. ¿Entonces?」 「Esas fueron solo casualidades porque ya sabía lo que podía pasar. Pienso que deberías buscar a alguien más adecuado para eso. es convertir en tus enemigos a una multitud de personas muy influyentes.」 「Entonces. 「Espera… Es que…. seguramente no podré hacer nada. y que es posible que uno de estos días encuentres a un verdadero estratega… Tan solo fue que por casualidad me conociste primero a mí… 」 122 . Regis no tenía confianza en sí mismo. pero él se apresuró a detenerla. No quisiera aceptar una responsabilidad tan grande sabiendo que carezco de la habilidad necesaria. No habrá segundas oportunidades. a pesar de eso. y de que tu plan para atrapar los ladrones fue todo un éxito? Además. Depositar tus esperanzas y ambiciones en una persona así de mediocre es pecar de incauta. Pero. Lo que quieres hacer es rebelarte en contra de todo un sistema. no puedo imaginarme siéndote de utilidad a ti. Aunque por derecho puedas reclamar la sucesión al trono. hay otros éxitos que has logrado en el pasado. 「Te diré lo que en realidad pienso.」 「¡¿En serio?!」 La expresión deprimida de Altina de inmediato se llenó de alegría.Él nunca había conocido a alguien que le necesitara tanto.

「Regis…」 Dijo ella con una voz sin fuerza. Sin dejar de ver hacia abajo.Altina dejó caer sus hombros. 「¿Altina…?」 「¿De verdad quieres convertirte en mi estratega?」 「Haciendo a un lado lo de estratega. Pero no tengo confianza de poder hacerlo bien…」 Podía sentir su temperatura corporal a través de su frente. 「¿Tú confiarías en mí…. 「Jérome dijo que quiere que te conviertas en su subordinado. porque los labios de ella estaban demasiado cerca. ¿No crees que así estarías recibiendo la confianza como una persona individual?」 Creo que eso solo sería un sofisma. 「Sip. que sería más fácil para él confiar en ella que en él mismo. pero lo que Altina está sugiriendo.」 「¿Por qué?」 Un cambio muy repentino de actitud… Si hasta hace momento había declarado con tanto ímpetu que se convertiría en el próximo emperador. sí me gustaría ayudarte. y quizá es posible. pero en sus ojos no se dibujaba la expresión de alguien que se dio por vencido. ¿Por fin se siente decepcionada de él? Era inevitable. más bien transmitía su determinación. confía en mí… o eso quisiera decir. ¿recuerdas?」 「Ah. Regis contuvo el aliento. Por reflejo. la de ella estaba un poco más caliente. pero ya me di cuenta de que quizá sea imposible que puedas confiar en mi persona actual. 「Entonces. dejó caer su frente sobre la de él elevando un pequeño sonido. eso…」 123 . pero como había separado su rostro había vuelto a sentarse sobre su estómago. Aún tenía la sensación de haber estado tocando su frente. ¿qué te parece si hacemos esto? Yo confiaré en ti el tanto que tú no puedas hacerlo en ti mismo. y yo solo tendría que confiar en ti?」 Ella se incorporó.

Su armamento también es de lo mejor. además de que el Primer Regimiento del Imperio que protege a la ciudad imperial es un ejército que reúne a los guerreros más fuertes de toda la nación. 」 「Ya veo… Tal como pensaba. aún no te habías rendido…」 Ofendida por sus palabras. porque solo yo puedo hacer realidad mi ideal para cambiar al imperio tal como lo he pensado. La deliberación interna de Regis terminó con esa conclusión.Si pensamos en lo que ha sucedido desde que ella dijo que se convertiría en el próximo emperador no hay otra cosa más que eso. 「Prácticamente todos los soldados confían más en Jérome que en mí. 「¡Qué grosero eres! ¡Si lo dije con tanta emoción que pensé que mi corazón se pararía en cualquier momento…! ¡¿O es que pensabas que lo dije tan a la ligera como para rendirme de inmediato?!」 124 . ciertamente. Y sobre todo. es difícil. que en eso se convertiría. le respondió a gritos. aunque sí lo veo expandiendo su dominio…」 Altina respaldó su posición. mostrando tanto sus colmillos que Regis pensó que se lo comería. no acabaría con una sola guerra. 「No serviría. aunque pudiera ganar la guerra. Aunque la fuerza de Jérome es abrumadora. de esa forma no podría pedirte algo tan egoísta como que solo tú confíes en mí. Yo no lo respaldaría… e incluso si él se convirtiera en nuestro apoyo. Para una guerra se necesita tener una gran causa que la justifique.」 「¿Crees que él pueda convertirse en emperador?」 「No…」 Usurpar el poder. no conquistaría la voluntad de la gente.」 「Pienso que él sí está más cerca de lograrlo. Seguramente se ha comparado a sí misma con Jérome y. la diferencia en resultados reales es muy grande. y que pronto podría devolverles lo que le hicieron los nobles de la capital imperial. 「Yo tampoco podría dejarlo en manos de Lord Jérome. no todos sus soldados son guerreros legendarios que pudieran hacerle frente a miles.

」 「Altina. y con pasos rápidos se encaminó hacia la puerta. 「Mi objetivo a partir de hoy será ganarme tu confianza. 「¡¿Nnn?!」 Después. al momento de dejar su nariz. ¿o quizá como amigo? Ah. estoy en contra de que hagas algo insensato…」 「¿Y eso es…? ¿Tu sugerencia como estratega?. La puerta se cerró… y se hizo el silencio. 「¡¿Uwoohhfghh…?!」 「¡Dis-cúl-pa-te~!」 Ella comenzó a dar una especie de saltos sentada sobre su estómago. bajó de la cama con un brinco tan grácil como lo haría un gato. lo vas a exprimir…! ¡Me harás devolver todo lo que comí en la fiesta! ¡Lo siento. haciendo que crujiera la cama. o quizá como…」 「Umh… Bueno. ¿como camarada que comparte la misma ambición?.」 Ella también.Altina se incorporó sobre sus rodillas para después dejarse caer con todo su peso sobre el estómago de Regis. Regis. ¿verdad? 」 「Lo normal sería que primer-…」 「Ya se me ocurrirá algo. aplastándolo cada vez que bajaba. perdóname…!」 El ataque estomacal se detuvo… y Regis dio un suspiro de alivio. déjalo en mis manos. 「Que descanses. se despidió con una sonrisa de seguridad sobre algo que Regis no pudo comprender y salió de la habitación. de momento me basta con comprobar tus sentimientos…」 「Siento que voy a vomitar…」 「No me refería a esos sentimientos…」 「¿Tienes algo en mente?」 「Sin soldados. como oficial de quinta clase… 」 「Ya me esperaba algo así…」 Altina estiró su mano y apretó la nariz de él con sus dedos. se levantó. 125 . 「¡Mi estómago. un estratega tampoco podría hacer nada.

se escuchó el canto de los pajarillos. sintió como si perdiera por completo las fuerzas y se dejó caer sobre la cama. Y no solo eso. En caso de que no fuera posible. Total. resultó que ambos contendientes a la comandancia expresaron su interés por nuestro descuidado oficial civil. permitió que germinara en ella la ambición de convertirse en el próximo emperador. Sentía el cuerpo tan pesado como si fuera de plomo. ahora le dejaba en total antagonismo como su rival. lo más urgente era normalizar la relación áspera que había entre Jérome y Altina. por increíble que pareciera.」 Y aunque debería haberlo olvidado. gracias a algo que él mismo dijo. ahora querría llorar. o eso pensaba. 「Los libros son geniales… Al leerlos puedo olvidarme de todo lo demás. que Jérome reconociera a Altina. uno tras del otro. que literalmente había estado ignorando a Altina. 126 . Lo siguiente debería ser la cadena de mando. Ahora.Regis. que había incorporado la mitad de su cuerpo. Lo ideal sería. habían ocurrido varios sucesos extraordinarios. gracias a la exaltación. pero. y de eso. Jérome. cuando se daba cuenta. 「Pero… qué diablos…」 Durante la misión para atrapar los bandidos. solo pasaba la vista por encima de las letras. 「¿Por qué está pasando esto? Entonces. por supuesto. con tal de poner a Regis de su lado. ¿solo empeoré las cosas? ¿Pero qué diablos he hecho? ¡Si lo único que hice fue leer libros…!」 Sí… Mejor leer libros. En el pequeño tiempo que tenía para dormir. Desde el exterior. repasando algo distinto en su cabeza. como segunda opción estaba la de que Altina aceptara ser la comandante solo de formalidad. Nadie habría muerto porque ella hubiera elegido ser comandante solo en el papel. el sueño que se había ido parecía que no regresaría aunque le esperara eones. Regis se acercó al estante a tomar un nuevo libro y comenzó a pasar sus hojas. Regis pudo comprender la situación actual del destacamento fronterizo y se sentía bastante seguro de ello. Si yo fuera él.

como responsable de haberla agravado.La reparación de la relación entre Jérome y Altina. como si se hubiera desmayado. 127 . con el libro abierto en sus manos. Pero él seguía sin encontrar un plan que condujera de forma sencilla y lógica a la solución deseada. Tan solo eso aumentaba el riesgo del destacamento entero. 「¿Lo ves? Te lo dije… Tal como pensaba. yo no tengo esa habilidad. Dos comandantes: uno que solo lo es por formalidad y el que es aceptado por su habilidad. Regis cayó dormido. ahora debería ser el objetivo de Regis.」 Dando un rezongo con tintes de lamento.

.

」 129 . que instruía a elaborar y presentar de forma correcta la contabilidad de la fortaleza. Entonces es por eso que el Ministerio de Recursos Humanos nunca quiso explicarme la situación de este lugar sin importar cuánto les preguntara.El mismo día que Altina proclamó que se convertiría en el próximo emperador. así que hice todo lo que estuvo en mis manos.」 「Hahh…」 Jérome se lo encomendó todo a Regis.」 「Entonces es tan grave que no se pudo lograr nada…」 「¿Nada? Sí se logró algo. ya veo.」 「Ah. eso era una situación que incluso comprometía la propia existencia del destacamento. Tú estás aquí porque yo se lo pedí al Ministerio de Recursos Humanos. pero eso parecía no importarle ni un poco al principal culpable.」 「¡No podemos dar una respuesta tan provocativa!」 「Si no quieres responder eso entonces hazlo tú mismo. a pesar de que se veía un poco preocupada. Para Regis y su sentido común. Altina. la situación cambió de manera drástica. 「¡Ja…! Si se quejan por unos simples papeles ya pueden ir viniendo a proteger esta posición… Esos charlatanes nunca vendrían a pararse hasta estas tierras norteñas por puro gusto. Jérome. 「Hace tres meses que vine. El Ministerio Militar emitió una orden de rectificación. ya pensaba que esto no podría seguir así mucho tiempo.

fríamente. El trabajo que estaba frente a sus ojos no le esperaría… A través de esa montaña de papeles y formatos que le rodeaba. Regis fue incapaz de advertir la decisión de Altina. probablemente habría protestado para evitar su transferencia. en la madrugada… La misma habitación que el primer día le había parecido demasiado enorme.Si se hubiera enterado que él sería el único oficial civil en la fortaleza. ahora estaba llena de una exagerada cantidad de libros y documentos al grado de que apenas había sitio libre para poder caminar. aplastó sus oportunidades obligándolo a no hacerlo. tampoco puedo dejarlo de lado. Regis sinceramente quería ayudar a Altina en su intento por convertirse en el próximo emperador. 「¿Te molesta que haya hecho eso?」 「Para nada. y hay otros destacamentos que están terriblemente mal. el problema es que soy el único oficial civil…」 「Entonces… ¿No será posible que lo hagas solo?」 「¿Quién sabe…? Bueno. veré qué tanto puedo hacer. y sin compasión. él mismo tenía la ambición de algún día poder cambiar al imperio. por lo que siempre me pareció que era preferible que me mandaran aquí… Aunque.」 Al final Regis terminó aceptando su nuevo deber. como la nieve que se apila sobre el tejado. el peso de la realidad. porque ya esperaba que me degradaran de alguna forma. pero. Una semana después. 130 . Un poco preocupada. Altina le preguntó. tanto que pensó que se habían equivocado al asignársela.

prácticamente habría pasado la noche en vela. vestía un uniforme de sirvienta de color negro. en la frontera se prefiere el uso de las velas. En la ciudad imperial se había puesto de moda el uso de las lámparas de aceite. Jérome. Regis estaba concentrado. 」 「Ah… No. Estaba preocupada por si terminaba despertándolo. y eso es algo que se ha venido repitiendo a diario. De edad. Hoy has venido muy temprano. Regis colocó el documento sobre la pila de “Revisados”. apenas tendría algunos años más que Regis. El soplo del viento meció la llama de la vela que estaba sobre la mesa.」 「Por la mañana habrá mercado en la ciudad. durante esta última semana. alguien llamó a la puerta de madera con un par de toques modestos. pero poco a poco había ido progresando en la forma que hacía su nuevo trabajo. por eso pensé en pasar a molestarlo antes de ir hacia allá. 「Hola. 「Ah. su piel de un tono oscurecido como requemada por el sol y de ojos también negros. ya veo… Así que eso era…」 Al principio había algunas cosas que le preocupaban. no está cerrada…」 「Muy buenos días. Regis asintió con la cabeza. 「¿Umh? Ah… ¿Quién es? Adelante. analizando el documento que tenía en su mano.El mismo escritorio que había juzgado lujoso y demasiado grande. Yelin. no es eso…」 Si no fuera por la corta siesta que ha tomado. ahora se antojaba demasiado angosto para poder escribir en él. 131 . las sombras de los objetos danzaron dentro de la habitación. Señor Regis. Devolviéndole la cortesía. Yelin es una sirvienta de la casa del Margrave. En consecuencia.」 La persona que abrió la puerta era una mujer de cabello negro. la sirvienta entró a la habitación. que son sólidas. Después de una amable reverencia. Justo cuando Regis alargó la mano para tomar el siguiente documento. solo que su combustible es líquido y es más difícil y caro transportarlo que las velas. pero veo que también usted se ha levantado temprano.

Venía otra personita con ella… Un jovencito vestido con el uniforme de mayordomo entró a la habitación. 132 . En sus brazos. después que Jérome corrió a todo el personal administrativo de la fortaleza. Yelin dejó caer su puño cerrado sobre la cabeza del muchacho dándole un coscorrón. desde que llegó a la casa del Margrave aprendió el idioma del Imperio de Belgalia y ahora sabe hasta leer.Según se enteró Regis. además de su trabajo normal. pero gracias a su entusiasmo por aprender. Yelin es extranjera. también relegó las tareas de los oficiales civiles a los empleados que servían en su casa. 「¡Ehh! ¡Ya te traje esto!」 Toscamente dejó la caja en el suelo y comenzó a sacudirse las astillas de la ropa. Al igual que ella tenía la piel oscura. traía cargando una enorme caja de madera. el cabello y los ojos negros.

.

perdone su rudeza. yo ya tengo 15! ¡Ya soy mayordomo asistente. deja de pegarme! Para empezar.「¡Yesta29. Si es el caso. aunque no tendría por qué. Es por eso que Yesta se ha convertido en la vía de comunicación entre los sirvientes y Regis. Yo no soy su Señor ni tampoco soy huésped de su casa. Como un apunte. por lo que es difícil que ellos salgan de la mansión. ni siquiera es tan importa-… ¡Augh…!」 Le ha pegado otra vez. Yelin siempre le acompaña. El trabajo de sirviente requiere de mucha atención y tiempo. esto es trabajo de los soldados. y por alguna razón. maleducado! ¡¿Otra vez hablando de esa forma?!」 「¡Augh…! ¡Hermana. Yelin se escribiría “Giölin” o “Gölin” y Yesta como “Gösta”. tomó los documentos y mientras revisaba las hojas… 「En realidad. mi hermano apenas es aprendiz de mayordomo. Ambos nombres se pronuncian más similar a “Ye” que a “Lle” por eso mantuve el nombre romanizado. éste es un civil y solo un oficial de quinta clase. 「¡Pero qué estás diciendo! ¡Si tú eres grosero también pones en duda la reputación de nuestro Señor. cómo cree! ¿No le parece que ser militar ya es un trabajo lo suficientemente noble? Después de todo ustedes protegen nuestra forma de vida.」 「No te preocupes. ya tiene mucho que no soy aprend-…!」 「¡Y tú mejor quédate callado!」 Yesta como mayordomo y Yelin como sirvienta. el Margrave Jérome! Lo siento Señor Regis.」 「 ¡No. además de que en español irremediablemente terminaríamos leyéndolos como “Gosta” o “Golin”. ¿no? ¡¿Por qué tenemos que estar haciendo esto en lugar de ellos?! Además. 29 134 . ambos trabajan como asistentes de los empleados domésticos de la casa del Margrave. nada de lo que dijo Yesta está equivocado. Regis se acercó a la caja. no me molesta…」 「¡Hermana.」 Tanto “Yelin” como “Yesta” parecen ser nombres de origen sueco (nórdicos). “Gösta” sería el equivalente a “Gustav”.

「Hermana… Pero este es oficial civil y ni siquiera pelea…」
「¡Que te calles!」
「Ha, ha… Sí, eso también es cierto… Aunque soy militar no levanto ni una
espada ni una lanza…」
Dijo él, porque no le gusta que lo elogien o que lo traten como a alguien
importante, pero la sirvienta, Yelin, le miraba fascinada,
「Señor Regis, es usted tan humilde… ¡Las personas sencillas como usted
son muy encantadoras…!」
En esta época, en que se necesita la fuerza corporal para sobrevivir, y donde
la mayoría de las mujeres miden la hombría de los varones según la fuerza
de sus músculos… ¿Será que Yelin tiene una apreciación muy distinta a la
del común? ¿O será que los halagos los ha aprendido como parte de su
trabajo?
(Seguro que es eso último), pensó Regis.
Por sobre todo, dejarse llevar por los halagos de alguien es muy vergonzoso,
por lo que decidió no pensar más en cosas irrelevantes y mejor concentrarse
en su trabajo, ordenando los documentos.
「Veamos… Está bien con estos documentos, más tarde los revisaré a fondo.
Muchas gracias. Hay otras cosas que necesito para el trabajo que queda
pendiente, lo escribí en esta carta, ¿te puedo molestar con que se la entregues
al Sr. McClen?」
「Con gusto.」
Yelin recibió amablemente la carta de Regis…
「Sí que eres una molestia…」
Para después volverse hacia Yesta y propinarle otro coscorrón con su mano.
Encargarse él solo de todo el papeleo del destacamento era algo por demás
imposible, por lo que los empleados de la casa del Margrave, que hasta ahora
habían seguido con el trabajo, pasaron a ser sus ayudantes. De entre ellos, la
ayuda más grande la recibía de McClen, el mayordomo y administrador de
la casa, un hombre mayor ya cercano a los 50 años que se encargaba del pago
de impuestos y la compraventa de artículos; sus documentos eran los únicos
que estaban libres de errores.
135

Los reportes de movilización de las tropas y las solicitudes de
reabastecimiento tenían ciertas peculiaridades y reglas impuestas para la
regulación interna del ejército que ellos desconocían. Todos estaban hechos
como más les convenía en cada ocasión, y eso era, obviamente, lo que el
Ministerio Militar reclamaba.
Lo que hacía Regis era revisar los documentos antes de enviarlos y corregir
los errores que pudieran tener, además de elaborar todos los documentos
difíciles, y fue así como, mientras tanto, organizó a todos para poder
presentar los documentos de forma correcta.
「Estas son las formas que me gustaría pedirles que rellenen esta semana.
Ciertamente son muchas hojas, pero en realidad no se necesita que escriban
demasiado.」
Dijo Regis y guardó las hojas de la información que requería dentro de la
caja de madera.
Yesta, descaradamente, hizo una mueca de inconformidad,
「¡¿Todo esto?! Parece que será una semana dura… El Sr. McClen todavía
tiene que cumplir con sus responsabilidades de la casa, ¿sabes?」
「Lo sé, y le estoy muy agradecido. Te lo encargo, piensa que esto también
es por el bien de Lord Jérome.」
「¡Ja-jan…! ¡Eso ni necesidad había de mencionarlo!」
Respondió y levantó la caja de madera. Por la cantidad de papeles se suponía
que debería pesar mucho, pero Yesta la levantó sin mucho esfuerzo; sus
delgaduchos brazos parecen tener más fuerza de la que aparentan. Hace
honor al oficio de mayordomo.
Regis apagó la vela de su escritorio y con cuidado de no tirar las pilas de
documentos, se acercó a la puerta y la abrió.
「Te acompaño hasta el carro, porque también tengo algunas cosas que hacer
afuera…」
Yesta no respondió, en su lugar Yelin dijo sonriente,
「Gracias por su amabilidad, Señor Regis.」
「 Aunque siento no poder hacer nada más que acompañarlos con la
mirada…」
136

Regis quería ir de paso al comedor por un poco de café.
El café, al igual que el vino y la cerveza, son bebidas simples que están al
alcance de la mayoría de la población. En lugar de un café, Regis lo que
necesita es una buena dosis de sueño, pero no tiene muchas opciones. Está
haciendo unos documentos que debe terminar para hoy, en la mañana. Si
duerme, no le dará tiempo, porque el servicio de correo que va y viene desde
la capital imperial pasa una vez cada dos semanas.
Salieron de la habitación.
Afuera, en el pasillo, aún está oscuro.
Es una hora en la que todavía no entra la luz por los tragaluces, lo que hace
que el pasillo con sus paredes de piedra esté sumergido en la penumbra. Si
fuera la mansión de un noble, los pasillos al menos tendrían una lámpara de
aceite, aunque…
A estas alturas, Regis ya se ha acostumbrado a caminar a tientas.
El sonido de sus pasos resonaba en el pasillo.
「¿Está en la puerta sur?」
「Sí, porque cuesta mucho tiempo y personas abrir la principal.」
「Es cierto…」
La enorme puerta principal del frente de la fortaleza, por donde salen y entran
las tropas, necesita de muchas personas para cerrarla o abrirla. En cambio,
es suficiente con sus dos vigilantes para abrir y cerrar la puerta del sur. De
tamaño, es apenas lo suficientemente grande como para que pase un carruaje
a la vez, pero por contrapartida es también la que está más cerca de la ciudad.
La mansión de Jérome está en la ciudad de Thionville.
La ciudad es el centro de la actividad humana, del comercio y del tráfico de
información. Aunque se supone que es parte de su territorio, pero ésta
fortaleza está en una posición desventajosa por encontrarse muy lejos de la
ciudad.

137

Salieron de la torre principal y caminaron rumbo a la puerta del sur, al patio
trasero donde está aparcado el carro. Cuando ya estaban cerca, se
encontraron con otra sirvienta.
Su cabello castaño y sus ojos del color de las avellanas contrastaban con el
rojo oscuro de su uniforme. Justamente, Clarisse salía del almacén de comida
empujando una carretilla con un saco de yute sobre de ella.
「…」
Hizo una reverencia sin mediar palabra y siguió su camino. Como siempre,
enfrente de extraños, no habla ni sonríe.
Yesta, que iba cargando la caja de madera, enderezó la espalda…
「¡¿Ah?! ¡¿Señorita C-C-Clarise?! ¡B-Bu-Buenos… d-d-días!」
「Buenos días…」
「¡Q-Qué buen clima hace hoy!」
Al oír sus palabras, Regis y Yelin voltearon hacia el cielo que por fin
comenzaba a iluminarse por el oriente… pero, para ser precisos, estaba
totalmente nublado.
「Sí…」
Contesto Clarisse, y no dijo nada más.
Regis le preguntó en voz baja a Yelin,
「¿No se está comportando un poco extraño?」
「Aha~… Últimamente, parece que a mi hermanito le empezó a gustar la
señorita Clarisse…」
「¿Eh?」
Aunque Clarisse no es más que una sirvienta, es algo parecido a la dama de
compañía de la princesa imperial, por lo que ella tiene cierta elegancia que
no podría tener cualquier otro sirviente de esta tierra fronteriza, su rostro es
bello, su piel y cabello, siempre limpios y cuidados, podría hasta decirse que
son atractivos, y como por añadidura, un pecho lo suficientemente frondoso
como para que se note aun con el delantal puesto.
Solo que ella, como una muñeca, seguía con la misma expresión. A todo lo
que le decía Yesta, solo iba contestando “Sí” o “Ya veo”.

138

¡Pienso que eso sería maravilloso!」 「Umh… Ya veo. para el pobre Yesta. 「Discúlpeme. me gustaría que sea un hombre brillante y amable. que tenga un trabajo del que pueda estar segura que no irá a morir peleando en la guerra. 「Es solo que mi tonto hermanito es muy diferente a los demás.」 139 . Clarisse volteó hacia Regis con una alegre y cálida sonrisa. tan pronto cortó la conversación con Yesta. de pronto.Desgraciadamente para Clarisse. Sí.」 「Bueno… Aunque se dice que la individualidad es un rasgo que debe elogiarse…」 「Si yo llego a casarme. Tengo que irme. ¿Por qué será? Clarisse hizo una reverencia educada y le dijo a Yesta. Tengo que terminar de hacer unos documentos.」 Asintió Regis. A veces me preocupa que tenga ese gusto tan raro. 「¡Buenos días. Como si fuera una persona totalmente diferente. ésta es una época donde las mujeres que no son sociables son tan criticadas y evitadas por la sociedad como un caballo salvaje por un jinete. Yelin le veía extasiada sin apartar la mirada. solo los acompañé hasta la salida. Inesperadamente.」 「A-… Ah. creo que sería muy bueno si hubiera alguien con ese tipo de trabajo. tengo trabajo. no solo era que no le reconociera su individualidad.」 「¿Va a salir de la fortaleza?」 「No. tanto que hacía pensar que. Joven Regis♪!」 「¿Eh? Ah… Buenos días. Yelin soltó un suspiro. sin importar lo buena que sea su apariencia. más bien parecía que ni se interesaba en él. sí… ¡Disculpa por entretenerte tanto tiempo!」 「…」 Pero. un hada encantadora había aparecido en su lugar.

y partió a correr hacia el carro. El carro salió por la puerta sur. (Si es por el café realmente se lo agradezco pero…).」 「U-fu-fu-fu…」 Al final. 「U-fu-fu… Justo a tiempo. incluso Yelin le miraba enojada con un mueca de disgusto. temblaban y hacían crujir la caja de madera por la presión. con Regis acompañándoles con la mirada. Por donde se le mire. porque Clarisse nunca había sido tan amable con él. Frunciendo las cejas y bajando la voz.」 Dijo ella señalando el saco que llevaba en la carretilla. 「Clarisse… ¿Podrías dejar de afectar nuestras relaciones laborales…?」 「¿Eh? No sé de qué está hablando…」 「No… Estoy seguro de que es totalmente a propósito. sus ojos no parecían estar alegres. Un sudor frío comenzó a brotar del cuerpo de Regis. porque esta mañana nos ha llegado un nuevo cargamento de grano de café~. Yesta pronunció una frase de: “No creas que solo con eso me has ganado”. Yesta apretó los dientes… Sus manos. le preguntó a Clarisse.「¿En verdad? ¿Entonces le gustaría pasar al comedor a desayunar o tomar un café?」 「¿Eh? Más bien. Entonces le prepararé un café más delicioso que siempre. pero no cambió ni un poco la brillante sonrisa con la que le hablaba. después de todo. como les había prometido… 140 . él está muy enojado. Yelin se despidió de Regis en lugar de su hermano. me gustaría pedírtelo personalmente pero…」 Regis estaba confundido. con las que cargaba los documentos. aunque sonreía. 「¿Se puede saber que estás tramando ahora?」 「¿Tramando? ¿A qué se refiere?」 Contestó ella. Regis sentía como si se le clavara la mirada penetrante de Yesta. como quien se rehúsa a aceptar su derrota. solo que.

「Hahh… Clarisse. comienzan la limpieza de la casa y a lavar la ropa. En la madrugada. ¿no le parece que quedaría con hambre si solo toma café? Porque también nos trajeron queso y jamón… ¿No le gustaría desayunar de una vez? 」 「¡Oh…! De verdad. además de los preparativos para el almuerzo. creo que no es algo que yo debiera estar divulgando…」 「Es culpa de ella. porque parece que él te… Ah. Mientras los demás sirvientes hacían los 141 . porque las labores diarias las realizan. olvídalo. mientras aún está oscuro. cuando se desocupan de ello. por intentar seducirlo con la mirada. Hay tan pocos empleados domésticos que se pueden contar con las manos. En la mansión de un noble son muchas las sirvientas que hacen el trabajo doméstico. Clarisse parece gozar de cierta libertad por ser la sirvienta personal de la princesa imperial. De entre ellos. por turnos. los soldados. preparan el desayuno. 」 「¿Le agrada la señorita Yelin?」 「¿Eh? ¿De qué hablas? Te decía sobre Yesta. Pero en una fortaleza es diferente. Joven Regis. nos quedan tres viajes del almacén de comida a la cocina♪…」 「Ya me veía venir algo así… Pues vaya…」 Y así fue como Regis y Clarisse comenzaron a acarrear la cantidad de comida suficiente para el desayuno de las demás personas de la fortaleza.」 「¿Qué?」 「No dije nada. te lo agradecería…」 「¿Le gustaría que fuera rápido?」 「Umh… Sí…」 「Entonces. ¿podrías dejar de hacer ese tipo de bromas? El papeleo de la fortaleza aún seguiría estancado si no fuera por su ayuda.

ella cortó unos trozos de queso y jamón sirviéndolos en un plato solo para el desayuno de Regis. 「Pienso que eso… a su manera. La envidia y el odio de los demás puede ser muy peligrosa. Regis se siente un poco culpable por haber hecho que Clarisse le preparara su desayuno. Después de trazar el símbolo de la cruz frente a su pecho.」 「…」 Clarisse se le quedó viendo fijamente. cuando debería estar más ocupada. y yo solo soy un oficial de bajo rango…」 「Y hasta apenas lo nota. pero tú también tienes más trabajo. por eso es que pienso que es difícil estar en una posición privilegiada. 「En realidad. donde pudo disfrutar de su desayuno tempranero. tomó un trozo de queso y lo llevó a su boca.preparativos para el desayuno de los oficiales. entonces nadie podría quejarse. llevándoselo hasta una mesa en un rincón del comedor de oficiales. pero también debe ser difícil…」 「Eso sí es inesperado. Joven Regis?」 「Porque este es el comedor de los oficiales. 」 「Entonces estoy un poco más tranquilo. Si ni la princesa ni el Margrave Jérome se ha quejado ni dicho nada. mi trabajo es el de servirle exclusivamente a la princesa. ¿No debería haber dicho algo como: “¡Qué vida más cómoda le tocó a esta desgraciada!”. para después escupir en el suelo?」 「¡¡Yo nunca diría algo así de cruel!! O bueno… Es que muchos sí pensarían eso. su trabajo resultó ser no tanto el de un sirviente sino más parecido al de dama de compañía. 「Estaba pensando… ¿Si no estaría causando problemas de más…?」 「¿Umh? ¿Y eso por qué. en todo lo demás simplemente estoy ayudando. Regis sintió un poco de compasión por ella. 142 . ¿verdad?」 Aunque agradecido. y encima a esta hora. después de tantas veces que lo ha utilizado. 」 Aunque ella es la sirvienta personal de la princesa.

」 143 . ella le dijo: “Yo confiaré en ti el tanto que tú no puedas hacerlo en ti mismo…”. ¿Pero qué podría hacer él para ayudarla a convertirse en el próximo emperador? Como una forma de convencerlo a él. (¿No será más bien que no puedo hacer nada?). que no tiene confianza en sí mismo para aceptar ser su estratega. aunque no es que con solo esas palabras él haya aceptado serlo. También el café. resultó ser más sabroso de lo que Regis esperaba.Hoy es la segunda persona que se le queda viendo fijamente al rostro… ¿Será que tiene restos de tinta en la cara? La mirada de Regis se detuvo en el queso que tenía frente a su boca. Joven Regis?」 「¿Eh? ¡¿P-Pensar qué?!」 Lo primero que atravesó por su mente fue Altina. es en lo que Regis siempre terminaba pensando. Entonces Clarisse le preguntó. cuando son nuevos. 「¿Y aún no lo ha pensado. son dignos de degustar aún solos. pero. 「Bueno… Lo único que tengo claro es que no se logra nada con solo estar pensando en ello…」 「¿Tiene pensado pasar a la acción?」 「E-Este… Es que… yo tampoco quisiera que eso se quede como una bonita utopía. 「Ah… ¿Quieres un poco de queso?」 「Con gusto. Tanto el jamón y el queso son ingredientes que se preparan con la finalidad de que puedan guardarse en buen estado durante mucho tiempo. (¡No hagas cosas tan ambiguas!).」 Ella le arrebató el trozo de queso a medio comer que tenía entre sus dedos y se lo comió de un bocado… A pesar de que todavía quedaban más trozos en el plato. pensó Regis mientras tomaba otro trozo del plato.

es que alguien como yo… Nunca podría casarse…」 「Según el imperio se es adulto desde los 15… Antes de los 20 la mayoría ya se casó…」 「Ciertamente… Mi hermana mayor se casó a los 19… ¡Argghh.」 「Claro. Necesita ser más cuidadoso para no decir más de lo necesario… 「¿Entonces no piensa casarse?」 「Bueno. 「Yo solo pregunté si “aún no lo había pensado”… Se puede saber de qué estaba hablando usted?」 「Ugh… No. Regis saltó de su asiento como si lo hubiera empujado un resorte. mi b-… ¡¿QUEEÉ?!」 Sin pensarlo. y yo ya estoy por llegar a esa edad! Pues vaya…」 「¿Tiene una hermana?」 144 . pero no que fuera tan grave como para pensar que era una utopía…」 「Pero es que eso es lo suficientemente difícil como para llamarle así. después de todo es su boda…」 「Sí.「Sabía que no tenía confianza en sí mismo. ¡Incluso cambiará la historia para siempre!」 「¿Tanto así?」 「¡Por supuesto! Afectará también a los países vecinos. Clarisse comenzó a verlo con sospecha. y se escribirán miles de libros sobre ese acontecimiento. eso no…」 Había bajado la guardia porque pensó que Clarisse era la confidente de Altina y casi revela su secreto. creo que es algo sumamente importante.」 「Eso sí que es impresionante…」 「Sí.

pienso que. no le he mandado ni una carta desde que llegué a la fortaleza. hace tres años se casó y ahora vive en Ruan30.」 「Ah… Sí. no podía darme el lujo de pedir vacaciones de larga duración solo para ir a verla. me comunico con ella por correo. Parece ser que es una mala “pronunciación” porque en francés se escribe “Rouen”.」 「¿Le parece?」 「Sí. con su posición. la ciudad de Ruan no está tan alejada de la ciudad imperial. le parecía que solo estaba tranquila mientras dormía. era por eso…」 「Por si te lo preguntas. en el original. pero en ese tiempo apenas me habían contratado como parte del personal administrativo del ejército de un noble… Siendo apenas un aprendiz. 」 「Ah. la hermana de Regis parecía una mujer tranquila y con un aire maduro. pudo haber tenido la oportunidad de ir a verla de paso en algún viaje de él… Después de todo. pero… es que el Marqués de Tennessee ya estaba grande de edad. Ella se embarazó al poco tiempo de casarse y no puede hacer viajes largos porque dicen que es peligroso para los bebés. pero. ahora que recuerdo. porque aún no conozco a mis sobrinos.」 「Pero los nobles suelen viajar muy seguido por todos lados. Habría estado bien que yo fuera a verla. “Ruuen”.「Sí. Ah. para el propio Regis. Ciudad norteña de Francia. Y me parece que ya tiene hasta dos hijos. 30 145 .」 「¡¿No se la ha mandado?! Y eso que ya casi pasa un mes de que usted llegó a la fortaleza…」 「S-… ¡S-S-Solo ha pasado como medio mes…! Creo que hoy me aseguraré de escribirla…」 「Sí. y se lo había prometido… Esto sí es preocupante. ¿Qué tipo de persona es su hermana?」 Regis comenzó a recordar el pasado… Cuando estaba callada. y prefería no hacer más viajes largos que los necesarios. eso sería lo mejor.

」 「Una sirvienta de la ciudad imperial y un herrero de Ruan… Pues no. ella se casó con él. parece que la esposa del noble para el que trabajaba. pues… Supongo que es el tipo de mujer que actúa por su propia cuenta. no parece que tuvieran demasiado en común. ¿no la rechazó?」 「 Dicen que al principio pensaba que era una broma o algún tipo de engaño…」 「Creo que era lógico. al mercado del vecindario. ha… Según sé.」 Clarisse parecía estar muy interesada en lo que Regis contaba. 「Sobre eso. Hace 3 años vivíamos en las afueras de la ciudad imperial…」 「En el tiempo que usted aún estudiaba. aun así. sino también porque lo común es que el hombre se lo proponga a la mujer…」 「Ha. Un día. aun cuando dicen que las mujeres de la ciudad imperial son más atrevidas…」 「Pero entonces. lo normal es que un vendedor no tenga otra relación más que la de vendedor con su cliente…」 「Si fuera “normal”. sino que van diario desde su casa. ella fue al mercado y ahí conoció al herrero. escuchaba con atención sin hacer broma de ello.「Ah. sí estaba muy sorprendido. que había sido tan grande como atrevida la actitud de la hermana de Regis. 「¡Eso sí es sorprendente! Me imagino que el herrero también se habría sorprendido mucho… No solo porque era la primera vez que la veía.」 「Pero. como cosa rara.」 Clarisse abrió enormes sus ojos por la sorpresa. sí… pero ella.」 31 Sirvientas que no viven en la casa donde trabajan. ¿verdad?」 「Ella trabajaba como sirvienta a tiempo parcial31 en la mansión de un noble. le pidió que comprara un par de tijeras para costura porque las suyas se habían descompuesto. 146 . en ese mismo momento le propuso matrimonio. llegó un herrero desde Ruan que fabricaba ollas y cuchillos de cocina.

」 Después de todo.」 Regis de pronto comenzó a sentir un poco de envidia por la actitud atrevida de su hermana… Clarisse le sonrió. como fue en la casa de él. y ella había regresado hasta con su prospecto de matrimonio. pero no creo que haya una persona que no le guste que le digan que la quieren. le dijo a Regis con una voz apasionada. No sé cómo es que mi nuevo hermano pudo creer en algo así…」 「 Qué cruel es usted. tengo toda la seguridad de que lo es.」 Clarisse asintió… Y un poco después. incluso tenía cinco aprendices. En fin… Después. mi hermana se casó en Ruan. 147 . pude ver su taller y era enorme. 「De verdad que tiene una hermana única. deja de ver todo lo que le rodea. Que una mujer te proponga matrimonio es totalmente en contra del sentido común.」 「Ella es así. llevó al herrero a la casa del noble donde ella trabajaba. Ni necesidad hay de dudar. y yo obtuve como hermano político a un herrero muy habilidoso.」 「Al final le dio resultado… Quizá debería intentar hacer lo mismo…」 「Quizá es un poco forzado. ¿le gustaría casarse conmigo?」 「Umh. Cuando fui a la boda. tienes razón. Y yo que me deshice del sentido común para proponerle matrimonio de forma seria…」 「Sí. había mandado a su sirvienta a comprar unas tijeras nuevas. 「Joven Regis… Lo amo con toda mi alma. para probar que no estaba mintiendo. ya veo… Es una broma. Cuando tiene algún objetivo en mente.「Y por eso. Supongo que la más sorprendida sería la que la mandó por las tijeras. que sí tuve la oportunidad de ir.」 「Entonces viene de familia…」 「¿A qué viene eso? Yo me considero una persona con mucho sentido común.

」 Dijo Clarisse dando un vistazo al reloj de la pared.「¿No cree que eso varía de persona a persona? Por deshacerme del sentido común me refería a proponerle matrimonio a una persona como usted. ¿verdad?!」 Quejándose. entonces le diré a los demás oficiales: “Su desayuno no está listo por que el señor Regis me mandó a servirle su desayuno primero”. Y ahora que lo menciona. 148 .」 「¡Pero si dijiste que lo demás era solo por ayudarles…!」 「Está bien. ¿o sí?」 「 Pues hace poco. ya sin ganas de argumentarle nada a Clarisse. 「Y eso debería ser tú trabajo. no estarás insinuando que vaya a su habitación a despertarla. 「¿Por qué su hermana se habrá llevado toda la audacia y no le dejó nada a usted…? 」 「Ni como contestarte eso aunque me lo preguntes…」 「¿Entonces qué le parece ser un poco audaz de vez en cuando?」 「Considero que el papeleo de la fortaleza lo estoy haciendo con mucho entusiasmo…」 「La princesa aún no se despierta… Ya es hora de que vaya a despertarla. gracias a cierta persona. Altina siempre se despierta temprano y desayuna antes de que el comedor se llene. Ella recogió el plato de queso y se dirigió a la cocina. pero estoy seguro que no soy tan horrible como dices…」 「¿De verdad piensa que no está siendo cruel?」 「Hahh… Supongo que debería dejar de gastar tanto…」 Dijo Regis soltando un gran suspiro.」 「¡Lo tenías todo planeado desde el principio. pero se levantó de su asiento admitiendo una vez más su derrota.」 「¡¿Entonces es de sentido común que nadie me proponga matrimonio solo a mí?! No creía tener muchas posibilidades. Complacida. Clarisse asintió. mi trabajo aumentó inesperadamente… Ahora estoy muy ocupada.

¿me puedes ayudar con esto?」 (¿Quiere que pase?). tiene más tragaluces y el pasillo es más amplio. Si él comenzara a discutir sobre entrar o no entrar desde afuera.「A las princesas se les despierta con el apasionado beso de un príncipe~. dudó Regis por un momento. ella respondió de inmediato. Regis salió del comedor. por ejemplo~. Eso era algo que él quería evitar a toda costa. nada más iré a hablarle desde afuera. 「Ah. despidiéndole con la mano y él mirándola con resentimiento. el rumor de que él había ido a su habitación se esparciría rápidamente.」 「Llámela de otra forma más íntima~… “Arurun♪”. lo siento… Me he quedado dormida más de lo usual… Y llegaste justo a tiempo. pero las paredes de piedra del pasillo transmiten muy bien el sonido. se encuentra la habitación personal de Altina. 「Sería la mejor opción…」 149 . muy entretenida. Ahí. desde la puerta…」 「Sí. tras una puerta con adornos y relieves de color negro.」 「¡No importa por dónde lo veas. eso sería lesa majestad! ¿Tanto es que me odias?」 Con ella. comparado con el primero. yo soy un redomado plebeyo. y la habitación de Lord Jérome también se encuentra en éste tercer piso. El tercer piso de la torre central. ¿qué le parece intentarlo~?」 「¿Acaso quieres que me condenen a muerte? Además. Regis llamó a la puerta… Pero contrario a lo que esperaba. Él hubiera preferido que todo terminara sin que tuviera que entrar a su habitación.」 「Entonces.

Altina comenzó a hablar. abrió la puerta y pasó. recogiendo su voluminoso cabello color escarlata con su mano derecha detrás de su nuca. como si fueran las correas de unas botas. que siempre habían estado ocultos debajo de su vestido. Como Regis había llegado justo en el momento que estaba intentando atarlas. entró en el campo visual de Regis… 「¡¿…?!」 Tan pronto había pasado al cuarto. había una cama de gran tamaño y varios baúles con ropa. Altina estaba de espaldas hacia la puerta. Aún de espaldas hacia la puerta. tiene unas cintas entrelazadas para sujetarlo. Se le llama corsé. se abriría. de no hacerlo. 150 . brazos y muslos. es una prenda que cubre desde el pecho hasta la cintura. dejando al descubierto su lustrosa piel blanca desde la base del cuello hasta sus hombros. Altina estaba sujetando el corsé frente a su pecho con su mano izquierda.Explicándose él mismo sus razones en voz baja. En la espalda. se había quedado paralizado sin saber qué estaba ocurriendo. Ella vestía solo su ropa interior de uso común de las mujeres nobles. Adentro. La vista de sus hombros.

.

no lo sabía…!」 「¡Kyaaaaaaaa~~~~~!」 Altina dio un grito tan agudo que hacía punzar el oído. Dentro de su cabeza revoloteaban los términos “lesa majestad”. 「L-Lo siento… Es un bicho… Uno enooorme. Regis solo veía reproducirse las escenas de las varias maneras en que aquellos fortachones soldados se desharían de él: apuñalado hasta la muerte. ¿Puedes amarrar las cintas por mí?」 「¡¿L-Las del corsé?!」 「¡¿Eh-…?!」 Parece que por fin se ha dado cuenta de que la persona que vino a despertarla no es su sirvienta de siempre. quemado en la hoguera… Rogaba porque fuera una muerte donde no sufriera tanto y que no afectara la vida de su hermana mayor. indecencia e invasión de la privacidad y no saldrían vivos de esa…」 「C-Cambiándose… ¡Entendido! ¡No pondremos ni un pie adentro!」 「¡Sí…! ¡Vigilaremos aquí afuera hasta que salga!」 152 . Altina volteó agitada hacia la puerta con los ojos abiertos de par en par y se paralizó como si le hubiera caído un rayo… Por otras razones pero igual de pasmado. lapidado. le daremos muerte!」 En sus ojos. se resignó Regis. “indecencia”. ¿se encuentra bien?!」 「¡¿Un ladrón?! ¡No se preocupe princesa. Regis se había quedado sin habla. Altina contestó. 「¡Princesa. “invasión de la privacidad” entre otros… 「Uuhh… vine… a despertarte… ¡Perdón. Al siguiente momento se escuchó un tropel de pasos acercándose por el pasillo. Se escuchó el grito de varias voces masculinas. Salió de uno de los baúles…」 「¡Entendido! ¿Quiere que lo matemos?」 「¡No! Me estaba cambiando. ¿Habré subido de peso? A mí me gustaría pensar que estoy creciendo.「No puede ser… Cada vez lo siento más apretado. pero esta mañana me ha costado mucho ponérmelo. (Así que este será el último capítulo de mi vida…). Si se les ocurre entrar podría acusarlos de lesa majestad.

「Hace un momento grité por descuido… Pensándolo bien. olvídalo! ¡Son secretos de una dama!」 「Ah. como si estuviera hablando consigo misma. supongo… ¿Y bien? ¿Necesitabas hablar conmigo?」 「No… Clarisse me pidió que viniera a despertarte…」 「Gghh… Así que fue ella… A pesar de que sabe que le pido que me ayude a cambiarme…」 「¿Seguido?」 「Solo a veces… Cuando llevo prisa. rápido.」 Volteó a prisa.」 「Yo no tenía ni idea de que pudieras estar cambiándote. Hablando en voz baja. Incrédulo veía incesantemente a Altina. te pedí que entraras sin que preguntara quién era. (Tal vez aún estén cerca los soldados…). vámonos…」 「Está bien…」 Se escuchó el ruido de sus pasos alejándose poco a poco. Regis seguía completamente paralizado. Altina le dijo. Habiendo pasado de la sorpresa a la desesperación y por último que ocurriera algo que él no comprendía. o cuando el corsé me queda apre-… ¡N-Nada. eso que decías que si habías subido de peso…」 「Creo que llamaré de regreso a los soldados…」 「¡¿Eehhh?!」 153 . estoy bien! ¡Y es vergonzoso que estén ahí! ¡Regresen a sus posiciones de inmediato!」 「¡A la orden!」 「E-Está cambiándose…」 「Ya. 「¿P-Por qué…?」 「¡Tonto…! Deja de mirarme así. quedando de espaldas hacia Altina. pensó Regis. acercó su mano a la cerradura de la puerta pero no la abrió.」 「Ah… Lo siento.」 「Sí.「¡No es necesario.

ya puedes voltear hacía aquí. 154 . No voltearé. para después mezclarse con sonidos metálicos con lo que entendió que estaba colocándose la armadura de brazos y piernas. quédate ahí viendo hacia allá y no voltees por nada del mundo. Altina se cubrió pasando su brazo frente a su pecho y alrededor de su cadera.「¡Olvídate de todo! ¡Si no lo haces te condenaré a muerte!」 「Ah. 「¡¿Por qué volteas hacía aquí?!」 「¡Awawa…! ¡Lo siento! ¡Mientras estábamos hablando volteé sin querer!」 「¿Y así esperas que te crea que entraste sin que te dieras cuenta?」 「¡Lo juro por Dios!」 「Dices que lo juras cuando no has ido a misa ni una vez desde que llegaste a la fortaleza…」 「Pero sí fui a saludar al párroco… 」 「 Hasta Dios se sentiría incómodo de que alguien que solo profesa su religión saludando al sacerdote jure en su nombre. ¿entendido?」 「Entendido.」 Regis distrajo su vista observando la puerta de madera. cuando la sinfonía de pequeños pujidos y quejidos cesó. Sus mejillas se tornaron coloradas. pero sí lo hace en este tipo de casos… Los secretos femeninos pueden llegar a ser aterradores. comenzó el ruido ágil del frotamiento de la ropa al vestirla.」 「Uufff…」 Regis se secó el sudor frío de la frente y se dio la vuelta. por supuesto… Eh… ¿De qué estábamos hablando? Ya no me acuerdo de nada…」 「¡Bien!」 Y eso que Altina es una persona que no abusa de su poder para imponer su voluntad en las personas. Como sea. a su espalda escuchaba la respiración de Altina y el ruido del tejido elástico de la ropa siendo estirado… Apretándola más y más… Después. 「Está bien.

Un poco después. Y aunque ella parecía estar seria y tranquila. caminando uno al lado del otro. en un segundo su rostro se puso colorado hasta la punta de las orejas. Preferiría evitarlo…」 「Hahh… Yo que esperaba consultarte hoy.」 「De entre todas las personas que ha cortado la espada insigne. 「Altina. pensó. Regis salió también de la habitación… (Como una pareja con un amorío secreto). Al fin se reunieron en el pasillo. ¿pero podrías decirme de qué se trata?」 「Sip… Ya viste lo que sucedió… De inmediato llegaron a ayudarme…」 155 .Frente a él estaba Altina con el vestido y la armadura de siempre. creo que sería mejor para ambos olvidarlo completamente…」 「No… Creo que este tipo de cosas es de esas que no se olvidan en toda tu vida. de una vez por todas… Y ahora. 「Wah~…」 「¿Q-Qué pasa. ¿qué querías consultarme? No tienes por qué dirigirme la mirada. pero su figura envuelta en solo ropa interior que había visto hace un momento se empalmaba con lo que veía ahora. sus mejillas se sonrojaron. Altina salió primero para revisar que no hubiera nadie en el pasillo.」 「Lo siento mucho…」 Cuando el bochorno por fin había desaparecido. A-Altina…?」 「Argh… Rayos… ¡Eres un tonto!」 「¡En serio que no entré a espiarte a propósito! ¡Eso fue un desafortunado accidente…!」 「¡Eso ya lo sé! Si hubiera sido a propósito ya te habría partido por la mitad con Grand Tonerre Quatre. emprendieron el camino hacia el comedor de los oficiales. la razón de mi ejecución sería la más baja de todas. cada que veo tu cara me siento terriblemente avergonzada… 」 「¿Qué clase de consulta sería para que te dé tanta vergüenza?」 「¡La consulta no era vergonzosa…!」 「Bueno. un poco más tarde que siempre.

「¿Quiénes…? Ah. Adelante. después de todo es algo que también sellaste con tus palabras. 「Te opondrías si te lo dijera. pero seguro que no es por evitar la vergüenza… Es como si sus sentimientos y su decisión avanzaran junto a ella. ¿qué estás planeando hacer? No sé por qué pero no puedo deshacerme de este mal presentimiento…」 Ella no respondió a la pregunta de Regis. a pesar de que le ha visto directo a los ojos. también yo pienso eso…」 Regis asintió. Altina caminaba con seguridad.」 「Pero es algo que seguramente sí tendrá resultado. Y como él lo había sugerido. siempre hacia adelante… 「Dijiste que para lograr que me reconozcan como su general es necesario que confíen más en mí que en el caballero negro Jérome. pero creo que hasta que no gane el derecho de comandarlos no me convertiré verdaderamente en su general. los soldados…」 「La mayoría me sobreprotege de esa forma.」 「Altina… ¿Es algo tan descabellado como para que me oponga? Sí es así te pido que no lo hagas. sin contestar. no miraba hacia Regis.」 「¡¿Otra vez dije algo innecesario?! ¿Qué dije esta vez?」 Altina. volteó a verle con una sonrisa de confianza… Ya sin sonrojarse.」 「Desafortunadamente sí.」 「Por supuesto…」 「Esa noche también te lo dije. pero lo hacen porque soy la princesa imperial. con la vista hacia el frente. en lugar de eso argumentó. por eso no te lo diré. ¿verdad?」 「Sí… Oye. 156 .

princesa. 「Sí.」 「¿Sucedió algo?」 Clarisse lo pensó durante un instante… Aunque fue casi imperceptible. es eso último. Clarisse resultó ser dos o tres veces más hábil que Altina. 「Buenos días. El escuadrón de reconocimiento en esta fortaleza es un refuerzo en la seguridad de toda el área del norte. Eso es demasiado inusual. a esta hora el comedor debería estar lleno de oficiales. siempre que no hubiera habido un accidente. Cambiando la plática. Clarisse se levantó de su asiento e hizo una reverencia. Clarisse… Me la has jugado esta vez…」 「Me pareció escuchar el encantador grito de una doncella… Supongo que me contará con todo lujo de detalles lo que sucedió… ¿verdad?」 「Uuhh… N-No pasó nada…」 「¿De verdad?」 En una guerra de argumentos. muy buenos. Regis volteó hacia el reloj de la pared para comprobarlo. ¿verdad?」 Un boicot por parte de los sirvientes… Eso sería. De lo contrario. pero hubo un instante en el que ella dudó en responderle.」 「¿Eh…?」 「Escuadrón de reconocimiento… ¿Del territorio del norte?」 Altina asintió en respuesta a la pregunta de Regis. 「Parece que hace un momento volvió el escuadrón de reconocimiento. La mayoría de los asientos estaban desocupados. pero…」 157 . 「 ¿Qué ha pasado hoy? ¿Se han despertado tarde todos?. Clarisse estaba cómodamente sentada en una silla.」 「Sí. Aproximadamente en un mes lo rodean y vuelven. dándole un aspecto desierto al salón.Al llegar al comedor. 「Según el reloj… debería ser la hora del desayuno. Su objetivo es averiguar si hay algún movimiento en el país vecino y en los asentamientos bárbaros. ¿o nosotros llegamos demasiado tarde?」 「De cierta forma. ella le respondió con una pregunta.

por lo que el resultado del reconocimiento es información de suma importancia que debe ser notificado al general de la fortaleza. ¿cierto?」 「Sí. el diseño de la fortaleza obliga a todos a pasar por el mismo sitio. Los demás oficiales se dirigieron a la plaza para escuchar también el informe. ellos han atacado la fortaleza en varias ocasiones. después de todo. Clarisse la despidió con una profunda reverencia. pero como no estaba. Los guardias vinieron a informarle al Margrave de que el escuadrón de reconocimiento había regresado. A su espalda. 「 Y el que está escuchando la información… es Lord Jérome. 158 . Además. y se dice que no solo están compuestos de nativos sino también de los desertores. se dirigieron a su habitación a llamarlo. Aunque el pecho de Altina debería ser un remolino de disgusto por ese hecho. tanto interna como con pueblos vecinos. Regis se apresuró a alcanzarla saliendo también del comedor. y a prisa se dirigieron a la plaza de armas. ella no lo mostraba en su expresión. Ese es un país miembro de la Federación de Germania que frecuentemente se encuentra en guerra. 「¡Desayunaré más tarde!」 Dijo y se encaminó rápidamente hacia la entrada del comedor. o que por alguna razón han sido exiliados. en el bosque que se extiende entre ambos territorios. ni siquiera para que alguien le avisara en el camino. Desde que Jérome tomó el mando del destacamento fronterizo. de la federación germana y del imperio de Belgalia. Altina expresó su descontento mordiendo su labio por dentro. que los guardias no pensaron en informar a Altina. Ambos son peligros con los que el destacamento fronterizo debe tener suficiente precaución. Son tribus pequeñas que van del ciento al millar de habitantes.El margraviato de Bayle-Schmidt colinda al norte con el Gran Ducado de Baden. existen varios asentamientos bárbaros.」 Es decir.

Aunque les habían acercado cerveza y frutas disecadas para premiar su labor. El Margrave estaba de pie. Porque. Regis se quedó en el perímetro de la multitud. el que estaba reportándole a Jérome era su líder. ostenta una 159 . la multitud de oficiales e incluso un gran número de soldados rasos estaban formando un enorme anillo de gente. escuchando el informe. En el centro del contingente. aunque fuera solo la general de adorno. Como no tenía intenciones de forzar las cosas. Ellos eran el escuadrón de reconocimiento. Los hombres frente a él estaban sentados en cuclillas. lo único que resaltaba de sus rostros eran sus ojos. Así sea solo de nombre. cargando su espada a la espalda sobre el manto que vestían encima de su ropa. 「Y eso es lo más importante que teníamos que reportar acerca del Ducado de Baden. estaba Jérome junto a otros cinco hombres.」 「Fumh… Así que están reuniendo soldados…」 「Eso mismo nos hizo pensar. Los cinco llevaban la cara sin afeitar y el cabello sucio. Cuando los miembros del escuadrón de reconocimiento vieron a Altina. No quería provocar la animadversión que genera un ayudante que intenta enaltecerse siguiendo a su superior hasta el centro.En la plaza de armas. en el área circular que quedaba libre. con los brazos cruzados. tenían la apariencia de unos aventureros. además de ser su general. de inmediato pusieron una expresión severa. y menos aún dar la oportunidad para que le obligaran a retirarse. habían comenzado el reporte sin que ella estuviera presente. Para ellos era algo solemne el entregar la preciada información que tanto les habían costado recolectar durante todo un mes de incursión en territorio enemigo. ninguno de los cinco las había tocado. frente a la entrada principal. que iba abriéndose paso entre la multitud hacia donde él estaba.」 「¿Atacarán otra vez? O quizá otra guerra interna… ¿Umh?」 Jérome volteó hacia Altina.

「Mi General… ¡Permítame comenzar de nuevo con mi reporte…!」 「No hay problema. Cualquier ofensa a la corona imperial puede ser seriamente castigada. De entre ellos había un guerrero que se destacaba en fuerza de los demás.」 「 ¿Esos pelafustanes bárbaros que solo saben matar y robar haciendo alianzas? ¿De verdad eran bárbaros?」 「 A juzgar por su equipamiento y su forma de pelear. Altina le apremió con la mirada y el líder del escuadrón continuó con su reporte. jovencita? Tú ve a comer cómodamente al comedor algo de jamón o lo que se te antoje.」 「¡Ja. ja…! ¿Yo? ¿A ti. Con movimientos similares a los de un lobo hacía volar uno tras de otro a 160 . ahora mismo habrían chocado y lanzado chispas por la fuerza del golpe.posición social más alta. 「 Ehh… Acerca de las tribus bárbaras del bosque… En el tiempo que pasamos explorando por ese lugar hubo una guerra a gran escala. Basta con que haya escuchado Lord Jérome. Incluso los bravos guerreros del escuadrón de reconocimiento pasaron un trago de saliva por la escena. Altina detuvo la mordacidad de Jérome con fuerza. si sus palabras fueran espadas. después él tendrá que darme los detalles más importantes. pero es difícil ver una guerra entre ellos…」 「Estoy de acuerdo.」 Con mucho interés. Pudimos observar que uno de los bandos reunía al menos a tres tribus distintas. esa impresión nos dio. 「Ohhh… ¿Ambos bandos eran bárbaros? Las rencillas entre tribus son muy frecuentes. El líder del escuadrón se levantó y dio un paso al frente. puedes continuar desde donde te quedaste. ¿qué le parece hablar con calma después de que ellos terminen de dar su reporte? 」 Le respondió con voz potente.」 「Sobre eso. Jérome preguntó.

」 「E-Entendido…. 161 . Es solo en este tipo de momentos que él actúa de acuerdo a su título de héroe. El ruido desapareció de la fortaleza. todos comenzaron a derramar lágrimas… Seguramente recordando a sus amigos fallecidos y a las dificultades que pasaron durante el viaje. si lo hiciera. Altina escuchaba atenta sin decir nada. Una plegaria silenciosa para honrar a los caídos. desde el primero hasta el último. 「Cuando salieron eran 12. uno que resbaló al escalar las montañas y uno que se perdió en la tormenta de nieve. Poco después. cada vez parecía más y más interesado en la aparición de un enemigo fuerte. guardaron silencio. por el contrario. dos de enfermedad. ¿verdad?」 「S-Sí…」 「¿Cuáles fueron los últimos momentos de los demás?」 「Tres peleando contra los bárbaros. haría que se convirtiera en un ir y venir del rumbo de la conversación.sus enemigos.」 「Ya veo…」 Asintió Altina y cerró los ojos silenciosamente. Tenía la fuerza suficiente para cambiar las tornas de la batalla sin importar el tipo de estrategia.」 「¡Ohh…!」 Jérome sonrió con audacia. Tal parece que realmente habían despertado todo su interés. Altina tomó la palabra. Jérome hizo varias preguntas más. los sobrevivientes. pero esa debe ser también una de las razones por las que los soldados le idolatran. No tenía sentido que ella también preguntara. Los oficiales y soldados que les rodeaban. Ahora vayan a descansar. princesa… Uugh… Buuu…」 Los cinco hombres. Cuando la conversación pareció haber perdido un poco de su fuerza inicial. 「Muchas gracias por haber completado su invaluable misión. pero casi todas eran referentes a los bárbaros. Altina abrió sus ojos.

Un grito general de “Wah~” se elevó de la multitud.Hicieron una reverencia y se retiraron. Altina gritó… 「¡Y tú a donde crees que vas!」 Llevando su mano a la empuñadura de la espada larga que llevaba en la cintura. De los alrededores surgieron voces de incertidumbre. ¿verdad? ¿No crees que ya va siendo hora de que arreglemos esto?」 162 . que miraba a lo lejos. eso es lo único que puedes hacer. todos los soldados estaban estupefactos. o si es que aprovechando la nieve atacará la fortaleza. La información que proporciona el escuadrón de reconocimiento es tan valiosa como la luz de una linterna en la oscuridad. Jérome se dio la vuelta y se dirigió hacia la torre central. nunca piensas reconocerme como tu líder. miembro de la familia imperial. La distancia entre Jérome y Altina era de solo cinco pasos. una distancia que el Héroe de Erstein podría cerrar en solo una zancada. Saber si durante la temporada de nevadas el ejército enemigo está reuniendo fuerzas. 「Jumh… Bueno. Ahora que ella estaba apuntándole con el filo de la espada. Se escuchó el sonido del deslizar del metal. A ti tampoco te agrada que un general. 「Tal parece que. Regis. puede cambiar tanto las patrullas como la preparación de los soldados de la fortaleza. 「¡¿Espe-…?!」 Regis dio un grito casi de terror. ella había desenvainado su espada. Fueron recibidos por los demás soldados. Dependiendo de eso. Sin demora.」 「No estoy de broma. Pero a pesar de todo ella seguía tranquila. si ésta es otra de tus bromas no es nada graciosa. Lord Jérome?」 「Oye.」 En respuesta a la risa burlona que Jérome emitió con la nariz. no importa lo que pase. abrió en exceso sus ojos sin poder creerlo. Solo rezar. te esté estorbando en tus asuntos. que les brindaban palabras de consuelo. no habría crimen que perseguir aún si él la mataba. jovencita. ¿verdad. oye… Jovencita.

Todos los soldados y caballeros del ejército. Regis sintió que su vista se encontró con la de ella. 「¡Lord Jérome. parecía estar más animada que siempre. tendrás que cambiar esa forma irrespetuosa con la que me llamas. Esto no es la corte imperial. De los demás soldados. 」 Altina desvió un poco la mirada. formalmente sí.」 「Hablas como el rey de un pequeño país. La mayoría parecía pensar que era una especie de broma.」 「Claro. oye… Jovencita…」 Pero con las siguientes palabras de Altina las risas fueron desapareciendo. ju… ¿Pediste una orden directa del emperador?」 「Eso sí que suena a una mala broma. son del Imperio de Belgalia y a mí me han asignado como General de Brigada para comandarlos. Este destacamento es mío y se acabó. rebozando de autoconfianza. Sus ojos no expresaban ni duda ni inseguridad.「¡Ja! Para eso no hay necesidad de hacer nada. por piedad…!). 「Si gano. un general que solo lo es de nombre no puede movilizar a la tropa. deseó Regis con todas sus fuerzas.」 「Eso lo entiendo. Al contrario. Pero jovencita. Primero. El propio Jérome no parecía tomarla en serio. Es por eso que necesito demostrarles a todos que soy adecuada para desempeñar el puesto de general. incluyéndote a ti. incluso hubo algunos que rieron. tendrás que reconocerme como General de Brigada de la fortaleza 163 . la otra mitad parecían no entender del todo lo que pasaba y permanecían callados. 「Oye. como los que pertenecen a la federación germana. la mitad le observaban sorprendidos. La punta de la espada no temblaba ni un poco. 」 「Ju. En el momento de la batalla no existe soldado que preste atención a un general de juguete. le reto a un duelo!」 (Si esto es una pesadilla. lo he aprendido perfectamente durante estos cuatro meses. ju. Ella devolvió la mirada hacia el hombre que tenía enfrente y declaró. ¡que alguien me despierte.

le dejaría en el dilema de decidirse a quién obedecer. él también protegía mucho a Altina. Será más que digno terminar todo. ju… Aceptémoslo pues… Después de todo. Su expresión se descompuso y su aura de intimidación se intensificó. ju.y obedecer mis órdenes. una nieta o por ser “su diosa” como decía siempre. Su intención asesina era tal que espantó a los soldados. Jérome no podría seguir bromeando con ello. Esto no es una broma ni una gracia. no contendría mi espada. como general militar y subordinado mío. quizá como a una hija. niña. 「Juhh… Después no te arrepientas. si ella le pidiera pelear en su lugar. de una vez por todas. fue a nombrar uno de los peores. pero él sólo puso una expresión de desconcierto. 164 . yo pelearé en el duelo. y él. en éste lugar. ¡si no aceptas será la prueba de que huiste por cobardía!」 「Ju. sin necesidad de un duelo habrías cedido a estar bajo mis órdenes.」 「Vaya que estás muy confiada. Así sea en contra del emperador. Por lo mismo. ¿Piensas elegir a alguien que pelee en tu lugar? En esta fortaleza. me servirás con todas tus fuerzas. “Princesa Arruinada” es uno de sus tantos apodos que se han acuñado alrededor del reino.」 El rostro de Altina se llenó de rabia. si pretendes seguir haciéndote el tonto será la prueba perfecta de que huiste por cobardía. 「No habrá sustitutos. Después. Más que apodo es una humillación. Si tú fueras una persona que respeta las posiciones sociales. Aunque él obedecía las órdenes de Jérome.」 「Por supuesto. el único caballero capaz de darme un buen duelo sería Evrard…」 Jérome dirigió su mirada hacia el líder de los caballeros que se encontraba entre la multitud. qué podría hacer la Princesa Arruinada que perdió su posición por carecer de influencias en la corte. 」 Después de todo lo que dijo y la forma en la que lo hizo. incluso hubo algunos que huyeron del lugar. Altina blandió su espada hacia su costado. Y sólo lo diré una vez más. sin una pizca de recato.

pensaste bien en qué vas a ofrecerme si gano?」 「Desaparecería mi puesto de general de adorno y de paso el nombre de tu casa. o sí? 」 A propósito. de la familia Bayle-Schmidt.. al parecer también había pensado que podría llegarse a esto. ¡Si es que ganas! ¿Y bien?. 165 . como que no me dan ganas de hacer esto…」 Altina asintió. y eso es lo que me ha tenido meditando varios días. me reconocerás como general.「Si gano. para los soldados no significaría nada. ¡Si lo que dices que ganaré es otra de tus estupideces.」 「Jumh… Entonces. ahora mismo y en más soy el general de este destacamento… Ah. 」 「Ohhh… Entonces.. qué es lo que voy a ganar!」 La situación en este momento ya es irremediable. y ya no por formalidad sino como un general auténtico. ¿verdad?」 「Por supuesto. Aunque lo solicite. Si todo termina en un “no quise luchar porque no ganaba nada”.. Altina removió las arenas del fin que tuvo el “Héroe de Erstein” por destacar demasiado.」 「¿Puedes hacer eso?」 「¿No habrás olvidado como los generales de las altas familias nobles te echaron del círculo político. ¿Qué pasaría si Regis se acercara a Altina a exigirle que detenga el duelo? Eso sería absurdo. dilo apostando tu propia vida. 「Jovencita… Se te ocurrió sacar a relucir algo que no debías. Lord Jérome. La’Trieux movería todo con tal de denegarlo de inmediato. 「También pensé que dirías eso. ¿qué te parece devolverme tu puesto de papel? Eso no suena nada mal…」 「¿Que anule la orden del emperador?」 「¿Puedes?」 「Sería imposible. Si no ganas nada no tendrías ningún interés de batirte en duelo. ganaría renombre. ¿yo qué saco de todo esto? Sin necesidad de ningún duelo. Jérome rechinó los dientes del coraje. no habrá necesidad de duelo! ¡Aquí y ahora mismo cerraré esa boca para que no vuelva a abrirse nunca más! ¡Vamos.

subiría de prestigio dentro de la corte.Si se pudiera detener. ¿Un general que tiene como protector a un oficial de quinta clase? Se convertiría en el hazmerreír de todos. que se entremezcló con el murmullo de la multitud. ella perdería su estatus de princesa imperial. el “Héroe” le veía con los ojos llenos de sangre como un perro rabioso. 「¡Si ganas.」 Jérome sonrió como si estuviera cantada su victoria. sin lugar a dudas. como mujer tú no entras en mis gustos. tan solo lograría que la confianza en ella disminuyera aún más. por lo que el pretexto de La’Trieux de “la princesa siendo la general del destacamento” se acabaría. que la mujer se retire de la milicia y que el nombre de la familia de Jérome gane renombre… 「¡No lo hagas…!」 Dio un grito ahogado en lo profundo de su garganta como un susurro. 「Umhh… Jovencita. ¿llegamos a un acuerdo?」 「Espléndido. 「Ciertamente… Esa… no es una mala oferta. sería una razón suficiente para que Jérome participara en el duelo. Altina apuntó de nuevo hacia Jérome con el filo de su espada. pero no es una mala oferta. Por ahora. apenas puede refrenar el impulso de ir hacia Altina y detenerla. puedes hacerme tu mujer!」 Jérome se quedó pasmado un momento. 166 . la familia del noble que desposaría a la hija de la familia imperial. Ahora sí.」 「¿Verdad que no?」 Si Altina se casa con un noble. mi sangre de apostador hierve poniendo mi vida en juego. Porque la única forma de anular el edicto imperial. Objetivamente. 」 「Entonces. Su voz… nunca podría llegarle a ella. Si gano te haré trabajar para mí como uno más de mis sirvientes. Regis solo puede observar… A pesar de eso. Además. Acepto tu reto.

Para ser una provocación había sido algo muy ligero.Envainando su espada.」 「¡¿Qué…?!」 Altina se enfureció tanto que comenzó a apretar los dientes. si durante el duelo te la pasas pensando en tus perversiones.」 「Umh…」 Aunque ni Jérome ni nadie lo diga.」 「No. que además de poner todas las condiciones el duelo fue de inmediato. pero para ser una buena esposa. que estabas bajo el efecto del alcohol como hace días o que tuve más tiempo para prepararme que tú. 「¿Y?. El lugar… Estaría bien esta plaza. Jérome hizo tronar los dedos de sus manos. Más bien. ¡Yo lo callaré de inmediato. lo tomaré como una afrenta personal. de una vez te advierto…」 「¡No te creas mucho! ¡No importa lo que haga o las artimañas que prepare una niña de 14 años. Si fuera así podrías alegar que apenas habías despertado. El surgimiento de argumentos a su favor o en contra. a medio día. 「Entonces. como no quiero que lo tomes como algo desleal. me aseguraré de aplastar tu lujuriosa cabeza. Te lo advierto. al parecer. está formalizado. ¿cuándo sería? Si quieres puede ser desde ahora…」 「¿Estás bromeando? No dejaré que pongas pretextos. Pero. 」 「¿Solo pides tres días?」 「¿Por quién me tomas?」 「Está bien. 「Bien. eso nunca me dejaría en desventaja a mí! Si ganas no pondré pretextos. sería mejor que comiences tu entrenamiento desde hoy. si hay alguien que quiera negar el resultado. solo que. Altina le dijo. los soldados se dividirán en dos: la facción que defenderá a Jérome y la que defenderá a Altina. es algo que desgraciadamente no tendrá nada que ver con el resultado del duelo. entonces… Que sea dentro de tres días. la defensa de Altina es un poco débil respecto a esos temas. jovencita. aplastando su cuello con mis propias manos!」 167 .

Así que recuerda dejar escrita una carta póstuma. haciendo eso a un lado. le reclamó. no pienso contenerme. (¡Declararle duelo a alguien como “El Héroe de Erstein”!. ¡Esto es lo peor que podía haber hecho!」 Regis sentía como si hubiera envejecido 10 años de golpe. Si gano el duelo puedo demostrar que soy la más fuerte en esta fortaleza. esta vez se encaminó decisivamente a la torre central. 「Creo que es exagerado llamarme tonta solo por no conocer esas historias. de verdad no esperaba que usted fuera tan insensata como para hacer esto… La consideraba más inteligente. indignada. 「Aunque yo no tengo la intención de matar a alguien que quiero que se convierta en mi subordinado…」 「Princesa. aunque no lo crea. las historias de que algún contrincante declara el duelo para dejarse matar por amor o por honor son bastante frecuentes… Pero.「¿Sí…? Bueno…」 「Yo sí tengo algo que advertirte. ¿de verdad piensa que va a ganar?」 Le dijo Regis. ¿o es algo tan básico como para avergonzarse por no saberlo? 」 「¡No estoy hablando de las historias! ¡Me refiero a que es una insensatez que le haya declarado un duelo al Héroe de Erstein!」 「Es que no había otra forma. que para aspirar a ser el 168 . Pero la propia Altina no parecía estar agitada por sus palabras. Porque a partir de ese momento ya no afectaría a la reputación de Altina. Regis se sentía a punto de desmayarse por la desesperación. No importa quién sea el contrincante. princesa. Altina. elevó un grito de terror.」 「Pues.」 Dejando eso como si fuera una amenaza. que se había acercado después de que Jérome había comenzado a marcharse. De los soldados que estaban ahí reunidos. ¡¡es una locura!!). Regis? No existe nadie que declare un duelo con la intención de perder. una parte. inesperadamente. Tú mismo lo dijiste. los que la idolatraban como su “diosa”. 「¿Eh? ¿Pero qué dices.

inflando su pecho con orgullo. Ahora sí estuvo a punto de perder el conocimiento. 「No hablaste de más. 」 「¿De verdad piensa que ganará el duelo?」 「¡Por supuesto!」 Declaró Altina. Regis… Desde mi punto de vista. dijiste justo lo que necesitaba escuchar. 169 . ¿Es que ella no se da cuenta de lo grave de la situación? ¿O será que tiene alguna táctica en mente? Por su comportamiento. se puede ver que se siente segura de poder ganar. que era necesario demostrar que eres más fuerte que cualquier otra persona…」 「¡¿Otra vez hablé de más…?!」 Regis sostuvo su frente con los dedos de su mano.General no bastaba con ser diestro con la espada.

Entonces. los rumores también comenzaron a circular entre los soldados. Por supuesto. 「¿No será como las danzas de los festivales? ¿Que después de chocar sus espadas un tiempo. ¿ella lo hizo a propósito?. ¿entonces por qué la princesa imperial le había declarado el duelo? ¿Habrá pensado que él debería contenerse contra un miembro de la familia real? Junto con la noticia. el centro de atención para ellos era si es que sería un duelo real o solo una actuación. si fuera un duelo justo. qué es lo que Jérome haría con la princesa imperial. no creo que la mate…」 「Ji-ji-ji… o tal vez. El sentir general era que: “la princesa. poco más y me orino en los pantalones. el Margrave se rendirá en público? Porque blandir la espada en contra de la familia imperial podría costarle una condena de muerte. ¿no es así?」 「Nahh… Tú porque no estuviste en la plaza no lo viste. Hacía mucho tiempo que no veíamos al general así de cabreado.La noticia del duelo se expandió por toda la fortaleza. Altina no tenía oportunidad en contra de Jérome. hyuu~! ¡Jajajaja…!」 La mayoría piensa lo mismo. estaba hostigando al Héroe”. 」 「Oye… ¿pero crees que estará bien la princesa?」 「Dijo que la haría su esposa. y si por casualidad fuera real. 170 . y el duelo es una forma indirecta de pedirle matrimonio…」 「¡Hyuu. que no sabía nada de la sociedad por haber sido criada en la opulencia de la corte real. Jérome nunca cedería la victoria.

porque al fondo había otra puerta. A un lado de la puerta estaba un escritorio para el trabajo de oficina. 「Era de esperarse… Nadie espera que Altina pueda ganar. podría serlo pero…」 「Entra. el solo estar rumoreando acerca del duelo tiene un efecto muy trascendental. él se sentía responsable porque sus palabras incentivaron a Altina a declarar el duelo. ¿cómo respondería Jérome? ¿Si él ganaba. lo verdaderamente importante es. Era una habitación casi del mismo tamaño que la de Regis.000 soldados del destacamento fronterizo. Sentía que su corazón latía a una velocidad anormal. qué es lo que pensarán de esto los 3. 「¿Quién es?」 La voz de Jérome se escuchó apagada detrás de la puerta. él aceptó. recolectando todos los rumores que intercambiaban los soldados. Al contrario. Regis hizo un recorrido por el sector oeste de la fortaleza. y que solo le concierne a los contendientes. El quisiera apoyarle de alguna manera. la princesa imperial y el margrave.」 Regis abrió la puerta. se puso nervioso.」 También. y para ello. tengo algo de qué hablar con usted. 「Soy Regis. la gran mayoría de los soldados piensan que ellos son ajenos a esa disputa. Después de la declaración del duelo. En el 171 . Después de haber pasado por casi todo el lugar. pero aun así llamó a la puerta de color negro. El dormitorio parecía estar en la habitación contigua. por eso vine a verlo. de verdad se casaría con ella? Al final. Frente a la puerta. esa parecía ser su única inquietud. Por eso.」 「Jumh… ¿Es una plática aburrida?」 「Este… Sí. Aunque Regis no lo había hecho a propósito. Regis regresó a la torre central. encaminándose hacia la habitación personal de Jérome. pero en realidad no es así. Regis pasó un trago de saliva de su boca reseca. Altina retó a Jérome a un duelo para ganarse la confianza de los soldados. necesitaba saber la opinión de los soldados. y como ellos estaban viendo. Lord Jérome.Entonces.

「Fuu. no dudo que pueda hacerlo… Aunque es agradable a la vista tiene una personalidad retorcida.. es bastante aterradora.」 「¿Eh? ¿Es que estás pensando que ella no tiene oportunidad de ganarme?」 「No solo yo. 「Ugh…」 「Ju. malgastando su vida en la pereza y el lujo hasta que algún alto noble se casara con ella… Pero parece que las apariencias engañan.」 「De hecho. estaban acomodados varios libros de leyes y economía.」 「Sí. eso sí es un desperdicio.」 「 Ahh. Nunca creí que ella iba a provocarme de esa forma tan osada. a simple vista pesada pero corta.estante que estaba pegado a la pared. Aunque la punta de la lanza en lugar de filo llevaba una pesa redondeada.. lo suficiente como para estar practicando desde hoy. lo mismo piensan todos los soldados.」 172 . entonces es de Clarisse de quien debería cuidarse. La única que piensa que tiene posibilidades de ganar es la propia princesa.. Siempre pensé que ella era otra basura que viviría de quejas. ju. ju… ¿Qué pasa?.」 「Venía a hablarle sobre el duelo…」 「A estas horas ya no hay nada que hacer y lo sabes. ¿esa jovencita te ha mandado a envenenarme o algo así?」 「 Si le preocupa el veneno. Él había pensado en varias opciones que Jérome podía tomar si es que estaba indispuesto. ella… Sí. pero al contrario. Regis se sobresaltó cuando Jérome dio una lanzada en su dirección. Jérome estaba en el centro de la habitación blandiendo una lanza de entrenamiento. Su torso desnudo ya estaba cubierto de sudor. tiene razón…」 Regis soltó un gran suspiro. habría sido más fácil para mí si ella hubiera vivido malgastando su vida así.. parecía estar muy animado preparándose para el duelo.

.

」 「¿Y no piensa pelearlo a caballo?」 「¿En la plaza? Eso sí sería algo chusco. Regis se lamentó internamente. Lord Jérome. 「Esa espada insigne es un dolor de cabeza… Sí se intenta bloquear el golpe. Los músculos de su pecho se agitaron haciendo volar las gotas de sudor. Si se rompe tu arma es lo mismo que darle la victoria al otro.」 「Por supuesto…」 「Lo que ella quería advertirme hace poco seguramente era eso. sea lanza o espada. lleva razón…」 (Tampoco está pasando desapercibido eso…). sí… Pero esa es una lanza de caballería. el seguía hablando mientras la blandía en todas direcciones. Para empezar. yo había escuchado que usted también tenía un arma de calidad semejante a la espada insigne… 」 「Ahh. ni mi lanza pesada ni mi caballo personal. justo en el momento que blandía su pesada lanza de lado a lado. pero no en un duelo. 」 「Pero.」 「¿En qué?」 「Ni siquiera yo estoy subestimando la habilidad de la jovencita. sin importar cuánto le observara. que tenía la intención de usar a Grand Tonerre Quatre. Sin que perdiera el aliento. Tampoco es una batalla donde pueda 174 . se romperá. 「Fuuu… Te equivocas. Si fuera en el campo de batalla puedes tomar los reemplazos de armas que puedas.Jérome agitó la cabeza hacia los lados. Tampoco podía encontrar algo útil sobre sus habilidades de lucha. La caballería está hecha para la guerra en los valles… Ya lo he pensado muy bien y no podría usarlos. No existe alguien lo suficientemente idiota como para tomar a la ligera a alguien que puede blandir esa enorme espada insigne.」 「Ya veo. usarla en un duelo a pie me daría más limitaciones que ventajas. los movimientos que Jérome imbuía en la lanza de entrenamiento eran tan rápidos que no podía seguirlos con su vista.

Según lo que piensa Regis.」 「Una desventaja tan pequeña no inclinaría el resultado a favor de ninguno de los dos…」 Más bien. si ese fuera el plan de Altina. Regis… A ti te convendría que yo pierda. ser el que le sostuviera la cuerda para evitar que se despeñe hacia el precipicio. En lugar de eso estarías haciendo tu querido trabajo del papeleo de la fortaleza. ¿verdad?」 「¿Por qué piensa eso?」 「Si prefirieras que yo gane. puede ser que gane la jovencita.」 Si Altina ganara. Pero no sólo no está descuidándose. ju.」 「Permítame corregir ambas teorías. sin duda sería un gran avance para su ambición. Inesperadamente.lanzar un ataque rápido y devastador. Regis sentía que la posibilidad de que Altina ganara se había esfumado.」 「Ilumíname…」 「Lo único que yo busco es una solución pacífica a sus diferencias. al menos. esa es la que él considera su misión. Ya que no podía detenerla. pero ese avance no la acercaría a su meta. Jérome. Regis quería. 」 175 . no tendrías nada de qué preocuparte. como “plan” deja mucho que desear. no habrías venido hasta aquí ni habrías estado recolectando los rumores de los soldados. la paz solo existe para el que yace sin vida en el suelo. 「Ju. 「Hey. la única forma para ganar sería que la persona más hábil. pero tampoco hay ninguna pista de cuál sea su objetivo. que es lo que sé hacer mejor. sino que encima está ejercitándose y está siendo muy precavido. Tan solo sería pararse en la línea de salida de una carrera cuesta arriba en la ladera empinada de una montaña. se descuidara. Bastaría con que ese día se le ocurriera tomar alcohol y presentarse así al duelo. ju… En esta línea de vanguardia. en una batalla con tal diferencia de habilidades. es decir. “Solo hay que estar atento a las cosas que el otro no haya previsto y aprovecharse de ello”.

¡¿Por culpa de quién crees que no he podido dormir bien estos últimos días?!」 Sin querer alzó la voz y dejó de hablar de forma educada. para después soltar una sonora carcajada. al revisar toda esa enorme cantidad de documentos. 「Oye. Regis… Tú seguramente ya te diste cuenta.」 Dijo Regis agachando sus hombros. por supuesto!」 「Vaya que es horrible mi situación. ja. Ahora el que abría demasiado sus ojos sin poder creerlo era Jérome. él había notado algo… 「La razón por la que echó a los oficiales civiles… Fue para tener en la contabilidad solo a las personas que pudieran guardar el secreto. debería haber podido sacar sus propias conjeturas. ja! ¡¿En serio?! ¡Pues. Jerome torció las comisuras de sus labios. creyendo en mi victoria. Jérome asintió con la cabeza. ¿verdad?」 「Ya ni me acuerdo…」 En el destacamento fronterizo de Bayle-Schmidt. permíteme cambiar mis palabras… ¡Entonces estarías sin preocupaciones. tomando en cuenta las circunstancias de Jérome.」 「¿Y por qué confió en mí?」 「Pues… No veo la necesidad de contestar eso…」 「La primera vez que hablé con usted… Ese “intento de soborno” y la amenaza con el bieldo. Regis sintió un escalofrío atravesar por su espalda. Jérome cambió su tono de voz. ¿no?」 「¿Sobre los fondos…?」 Sin responder. 「¡Ku. haciendo el trabajo del papeleo que tanto odias…! ¡Por mí. Aunque Regis no ha conseguido averiguar con exactitud para qué son utilizados.「Aún me faltaba corregir algo más… El trabajo del papeleo no lo hago por gusto. ¿discúlpame?! Está bien. 176 . Porque. ¿cierto? 」 「Tal como has dicho. hablando en voz baja. existen fondos para preparativos que no han sido reportados al Ministerio Militar. ja. fue una especie de prueba para mí.

De cualquier forma. Regis estaba intranquilo porque ahora él mismo parecía una motivación para que Jérome ganara el duelo.」 「Hahh… Una manzana. (Altina… Esto cada vez se ve más difícil para ti… ¿Por qué tuviste que declararle un duelo…?) 177 . dentro de tres días. 「Yo no tengo nada que usted pueda considerar de valor como para que insista en que sea su subordinado. Todo ese tiempo. esta relación dejará de ser una actuación de circo. eso que te dije antes tuvo que ser pospuesto porque estás muy ocupado con el papeleo…」 「¿Acerca de cambiar de superior?」 「Ya ni siquiera tienes que decirle nada a la jovencita… Para cuando termine el duelo. ¿eh?」 Para nada parece que sea adicional o de regalo. resultó que el Margrave no está siendo confiado. Por si fuera poco. 」 Regis puso una expresión angustiada. del contrato de compra de la nueva ama de casa de linaje imperial para la familia Bayle-Schmidt… tú solo eres “una manzana de regalo”. tú eres solo el premio adicional. Además de echar para siempre al general de adorno. tiene una gran determinación para pelear en el duelo y rebosa una gran confianza para poder ganarlo.」 「No te creas mucho. parece como si eso estuviera mezclado con una ambición del propio Jérome.「Fuu… Al final. Regis estuvo luchando por no mostrar la desesperación en su rostro. tú serás mi subordinado en toda regla.

Cuando llegó a la puerta del sur. 「¡E-Espereeen! ¡Detengan el carro.Sin importar lo que pase dentro de tres días. Si el Ministerio Militar realiza una inspección en el destacamento. Después de volver de la habitación de Jérome. la mayoría eran caballeros. 「Veamos… El destinatario es el Ministerio Militar. a las duras penas. También aumenta la posibilidad de que saquen a la luz el secreto que esconden. Por lo general los soldados no saben leer ni escribir. Regis se acercó a entregar el paquete con los documentos hacia los carteros que le escuchaban algo indispuestos. ahora que estaba despejado. ¿sabía que para el papeleo de la milicia hay otro servicio de correo?」 178 . los terminó y selló y salió directo al exterior. Mi estimado. Regis arrancó a correr. A punto de caer rendido por el sueño perdió parte del precioso tiempo que le quedaba. ya que es el servicio de correo público que pasa una vez cada dos semanas. por lo que no eran usuarios comunes del correo. por favor! ¡Si no puedo entregar esto estaré en problemas!」 Por supuesto. De entre las personas que. pero reponiéndose. por negligencia…. por haber detenido el carro justo cuando ya se retiraban. el día de hoy tiene una labor que tiene que ser terminada a como dé lugar. Tanto los que realizan la contabilidad. Aunque en la madrugada estaba cubierto de nubes. parece que el servicio de correo público ya había llegado. al frente ya estaba hacinada una multitud. felices por sus propios motivos. los documentos que le faltaban. iban recibiendo sus cartas. El sol continuaba su ascenso en el cielo de la mañana temprana. y hasta al general del destacamento. 「¡El carro va a partir~…!」 Gritó uno y comenzó a repicar la campanilla del vehículo. Hacía el suficiente calor como para deshacerse un rato del abrigo. por aquí y por allá la nieve comenzaba a derretirse. como primeros responsables. sea de adorno o no. existe la posibilidad de que sean todos castigados. Regis volvió a la suya para terminar. a toda prisa.

por lo que no se podría enviar a nadie así. ¡Es una misión de suma importancia. Ahora sí. Regis dio un gran bostezo pero escuchó una risilla discreta y se volvió hacia el lugar de donde provenía. por fin podrá dormir tranquilo. pensó para sí el pobretón de Regis. si no lo entregan ustedes pasarán cosas terribles. el jabón también es un producto muy caro. pero aquí. 179 .」 「Umh… Bueno. en la fortaleza. no militares! ¡Si es algo tan importante envíe un mensajero con el paquete!」 「A Lord Jérome no le gusta encargarle los documentos a los soldados. su rostro se le iluminó con una sonrisa y guardó el paquete en la batea. el carro del correo público salió por la puerta sur de la fortaleza. el Ministerio Militar está en la capital imperial. comúnmente se emplea un instrumento utilizado desde tiempos remotos conocido como tabla de lavar.」 Regis le extendió un denario de cobre al cartero como propina. le ruego que lo entreguen!」 「¿Eh…? ¡Oiga…! ¡Nosotros somos carteros civiles.」 Dijo ella torciendo un poco sus labios. surgieron varias cosas que hacer que no pude dejar pendientes. iba cargando una montaña de tela con ambas manos. En esta zona. (Después lo incluiré como “gasto necesario” en la contabilidad…).「Es algo muy urgente. así que podemos llevarlo pero…」 「Se lo agradecería mucho. Poco después. porque llevaba sus manos repletas con lo que debía lavar. En la ciudad imperial se usa el jabón para lavar y limpiar la ropa. Ahí estaba Clarisse.」 「¿Sobre la princesa? No necesita preocuparse por ello.」 「¿Tienes un poco de tiempo libre?」 「¿Me veo como alguien con tiempo libre? Eso es totalmente inesperado. 「Parece que está muy cansado…」 「Bastante… Además de que he estado muy atareado con el papeleo de la fortaleza.

entonces es por eso. sé que por lo menos podría aguantar la mitad de ropa que puede cargar una mujer. En una de las esquinas del sector oeste. 「Gh…」 「Te ayudo. ésta última es la más difícil. anegando cerca de diez piletas individuales para lavar la ropa dispuestas a lo largo del lugar. Comenzará a apestar si no se lava de inmediato. 「¿De verdad cargará la mitad?」 「A pesar de que no tengo casi fuerzas. sumergía lo que tenía que lavar en el agua que corría por el canal. Si gusta podríamos hablar mientras lavo esto…」 「Me parece bien. ¿no?」 「Se derramó algo de leche sobre los manteles de la mesa del comedor. si carga esto. Normalmente se lava en la madrugada. había un terreno construido en un nivel más bajo que lo demás.」 「No me refería a eso. pero de casualidad no tenía nada más que hacer. se llenará la ropa de leche…」 「Ughh… No importa.「Lo siento.」 180 . junto a la cocina y la limpieza. pero sí olían un poco a leche. Cargándolos entre Regis y Clarisse se dirigieron a los lavaderos. luego le pasaré un trapo húmedo para limpiarla. donde vive la mayoría de los soldados. restregándola entre sí para quitarle toda la suciedad posible. Veo que estás ocupada… Pero. ¿Tú regaste la leche?」 「No. pero. te ayudaré a cargarlo.」 「Ah. Es que. Dame la mitad. Primero. ¿lavar a estas horas? Eso es poco frecuente. De las labores de los sirvientes. La piel blanca de las manos de Clarisse de inmediato se tornó colorada por el contacto con el agua helada. de las tres.」 Regis estiró las manos pero Clarisse le respondió en un tono un poco burlón.」 「Fu-fu-fu…」 Los manteles que llevaba Clarisse no estaban tan mojados. la lavandería es una de las tres actividades primordiales. El agua de deshielo de la montaña recorría un canal que atravesaba por el semisótano.

casi da gritos de dolor solo con la primera. Regis juntó sus manos y comenzó a frotarlas entre sí para recuperar el calor.」 「Usted dice cosas de lo más raras… A eso se le llama posición social. los dedos le comenzaban a doler. ¿Eso es lo que me quería preguntar?」 「No. ¿no es así?」 「Sí. 「Usted no tiene remedio… Tiene que sacar las manos cada cierto tiempo. 「¡¿Arghh?!」 El agua estaba tan fría que dolía al meter las manos. Si no lo hicieran.」 En una de las esquinas del lugar había un enorme caldero. Comenzó a repetir el proceso. con razón…」 「 Por las mañanas. aún ni comienzo… Ughh…」 Como se habían helado mucho sus manos. 「¿Hoy no calentarás el agua?」 「No porque es muy poca ropa. como somos muchos los que tenemos que lavar. Además. pero… Me siento incómodo al estar hablando mientras alguien está haciendo un trabajo difícil frente a mí. calentamos el agua en aquel caldero. entonces mi posición social me obliga a ayudar a alguien en algo que puedo ayudar. a la pieza de ropa que estaba lavando y había dejado a un lado. sumergiendo la prenda en 181 . Pero. Con esa agua caliente podemos calentarnos las manos. además de que con agua caliente la suciedad se desprende más rápido.」 「Ahh. no podrían estar tanto tiempo lavando una gran cantidad de prendas. ya veo… ¿Tú estás bien con ésta agua?」 「Ya estoy acostumbrada a hacerlo. Regis. Este… ¿Basta con que lo haga así?」 Regis tomó uno de los manteles de la montaña que habían traído y comenzó a imitar lo que hacía Clarisse. Si las deja dentro.」 「Ah. tenía algo que decirme sobre la princesa. sumergiéndolo en el agua corriente. no se le quitaba la suciedad.「Yo puedo sola. el agua helada le dejará heridas. por ejemplo. Y es de entenderse.」 「Si es eso.

analizando la realidad objetivamente. ella estará bien. de todos los días. Seguramente lo pensó esta mañana. ¿qué es lo que usted haría?」 「No nos quedan demasiadas opciones… Honestas. hoy.」 「Si conoces otra forma para pensarlo me encantaría que me la dijeras…」 Clarisse sacó del agua helada la prenda que estaba lavando. además de que su color había cambiado de amarillento. 「Pero. el agua que escurría siguió sonando un tiempo. las posibilidades de que Altina gane son muy escasas. sacando sus manos cuando las sentía demasiado frías y calentándolas frotándolas entre ellas. Altina tuvo que declarar el duelo?」 「 Ella no es de las que se pasan mucho tiempo pensando en algo. 「¿Está usted bien?」 「Uuhh… ¿Sabes por qué razón. luego a beige y por ultimo regresado a su color blanco original. pero. “Cree en mí” de ninguna manera significa “ya gané el duelo”…」 「Entonces. aun así. Si una niña de 14 años sin prácticamente experiencia de batalla real pudiera ganarle a Lord Jérome.」 「Eso es carecer demasiado de planeación…」 Regis por fin pudo quitarle la suciedad a su primera prenda. ¿usted no confía en la princesa?」 「Yo no tengo demasiada experiencia como para medir la habilidad de lucha de las personas. el habría caído hace mucho en el campo de batalla. 」 「Ya entiendo… También se puede pensar de esa forma. 」 「Eso no es más que una manera de intentar no razonar el problema. ya no…」 182 . todo va a salir bien” y yo le creo♪. 「La princesa dijo: “Absolutamente.」 「Sé muy bien que ya no se puede detener… Pero nunca pensé que tú fueras tan despreocupada. restregando.el agua helada. Ya no desprendía el olor de la leche.」 「Joven Regis.

¿no crees? Si fuera una persona a la que pudiera ganarle fácilmente. no es simplemente una niña… Posee una fuerza que nadie podría imaginarse que tendría con ese físico. el imperio no pasaría por tantos problemas para tratar con él. no la blandiré… No es por presumir. Desde que era pequeña. por lo largo. Normalmente. 「De verdad que eres única…」 「Desde hace mucho tiempo tengo mucha confianza en la fuerza de mis brazos. como si fuera tan ligera como una ramita de un árbol. entonces.」 183 . ella estaba blandiéndola con una sola mano. provocando el sonido del corte del viento con cada movimiento. es decir… Pienso que será muy difícil. sin embargo. pero…」 「¿“… ni siquiera puedes levantarla”?」 「Probablemente no…」 Regis se encogió de hombros mientras recibía la sonrisa forzada de ella. sinceramente…. Altina. Ciertamente. ya podía blandir espadas del tamaño normal para un adulto. Altina se dio cuenta que Regis le veía y le saludó con una sonrisa.Después de terminar su trabajo de lavandería al que está poco acostumbrado. Regis se despidió de Clarisse y emprendió el regreso a su habitación. Del patio interior. Regis volteó en dirección del ruido. ganarle a Lord Jérome en el duelo. 」 「Eso es obvio.」 「Eso no es lo único en lo que eres sorprendente… Aunque. provenía el ruido que produce un arma al blandirla. Regis… ¿Tú también quieres blandirla?」 「No gracias. En el patio divisó la silueta de Altina. continuó con su práctica. aun así. es un arma que se empuña sujetándola con ambas manos. Es difícil saber si su andar inestable se debía a la falta de sueño o al dilema que llevaba a cuestas. estaba blandiendo una enorme alabarda. 「Ah.

también tendré que usar algunos ataques básicos con el cuerpo. es obvio que gana el más fuerte. tampoco la tuya. verdad?」 Altina comenzó a escudriñar el rostro de Regis. por reflejo. porque el objetivo no es solo ganar. pero. decepcionado. de lo contrario no podría ganarme la confianza de los soldados.」 「Ugghh… ¿En serio no has pensado en nada? ¿Algo como “hacer esto y aquello” para ganarle?」 「Pues claro… Yo no soy tonta. y por supuesto. 「¿Eso es en lo que has pensado? Solo alguien demasiado ingenuo pelea honestamente y de frente… y tú tienes toda la intención de hacerlo así.」 「¿Eh?」 「Es demostrarles a todos que soy más fuerte que él. él desvió su mirada.」 「Si no fuera así no tendría sentido el duelo. 184 . Tengo que ganarle enfrentándolo honestamente. ¿Servirá si pateo su pierna cuando quiera acercarse…?」 Regis dejo caer su cabeza hacia el frente.」 「¡¿Sí has pensado en algo?!」 「Pues… Jérome es mucho más rápido con su lanza.「¿Será que tienes pensada alguna estrategia? Después de todo tú misma le retaste…」 Le preguntó.」 Dijo eso con una expresión serena. Y aunque creo que está en lo correcto… 「¡Pero él no es alguien al que puedas ganarle sin usar alguna estrategia!」 「¡Si ganara gracias a la estrategia no tendría ningún sentido el duelo!」 「P-Puede ser…」 「¿No estarás tramando algo raro. 「 ¿“Estrategia”? Es un duelo. Tengo que bloquear sus ataques con mi espada. esperando encontrar un rayo de luz que le arrojara una nueva conclusión. como mi espada es pesada. pero ella le respondió con una expresión de confusión.

no aceptará de buena manera cuando tenga que embarrarse de barro o bañarse de sangre. (Entonces. acariciaban la piel de su mano. la joven se disculpó. Después de cortar al viento. pero tu meta está más allá de la victoria en esta primera batalla de muchas que te esperan. su meta de convertirse en el próximo emperador. hay muchas que podrías usar… Por ejemplo. voluntariamente me ensuciaré en su lugar…). es lo mismo que usurpar el poder. 185 . pero Regis se apresuró también a hacerlo.「Sí quieres tácticas que nadie pueda notar. Por lo tanto. Altina. o preparar el terreno de antemano…」 Le respondió él en voz baja. Alguien que habla de honestidad y posee esa voluntad. nunca podría heredar la corona. 「¿Eh?」 Sus dedos tibios por el esfuerzo de empuñar la alabarda y blandirla. la cuarta princesa imperial del reino. reflejarle la luz del sol con un cristal para cegarlo. la enorme alabarda de Altina se estrelló contra el suelo con un gran ruido. Basándonos simplemente en la realidad actual. A veces necesitarás tomar otros caminos más oscuros para conseguir ganarlas. enterrándose profundamente cerca de los pies de Regis. Altina solo ve delante de ella los caminos llenos de luz y felicidad. lo sé…」 「 Entiendo completamente tu sentimiento de querer pelear con toda honestidad y sin trampas. Regis comenzó a reflexionar.」 Quizá sea demasiado duro para una joven de solo 14 años. No tenía intenciones de alterar tu estado de ánimo… 」 「Sip. en la práctica. 「 Discúlpame también. Creo… que estoy un poco irritable por el momento…」 Cabizbaja. cerrando su puño con fuerza pero… Una mano pequeña y blanca lo rodeó amablemente. 「¡Ni de broma lo haría!」 「O-Oye… ¡¿Altina?!」 「Ah… Lo siento. Altina había caminado hasta el lado de Regis.

aun así. es que ella. ¿Tú no lo crees así?」 Regis cerró sus ojos. encontrándose su vista con la de esos preciosos ojos color carmesí muy cerca de su rostro. consultó el conocimiento de los libros que ha leído en el pasado… Pero decidió no usarlo esta vez. creo que perderías la justicia del camino por el que debes de andar. Desde tiempos ancestrales. él no piensa quedarse sin hacer nada.」 「Este… Ese tipo de cosas tan complicadas no las entiendo muy bien. pero eso es lo que me dicta mi intuición. Regis asintió con la cabeza como respuesta. elevando un pequeño sonido al chocarlo. Hurgando en sus recuerdos. No existe peor desgracia que alguien se deje controlar solo por haber dudado en su camino.」 「¿Y esta es una de esas veces?」 「Claro. Si algo le ha quedado claro. es una estratagema que le permita ganar. ¡Ésta vez voy a ganar honesta y limpiamente!」 「No sé si deba confiar ciegamente en tus palabras…」 「¡Lograré que puedas confiar en mí. 「Quisiera poder expresar que entiendo lo preocupado que estás por mí. es una acción usada como gesto de camaradería. pero hay veces que se tiene que pelear honestamente y sin trampas para ganar algo más que una victoria. eso podría traerle efectos negativos. 「Si yo me valiera de alguna artimaña para hacerte ganar. Al contrario. Pero. ya lo verás!」 Altina acercó su puño contra el de Regis.Él levantó la mirada. lo que menos necesita ahora. 186 . Por su parte. así como también lo segura que estoy del conocimiento que posees…」 「S-Sí estoy preocupado… pero no sé tanto como crees…」 「No pienso que valerse de estrategias sea algo malo.

se supone que por eso ella le dijo a Regis. Regis se asomó al comedor de los oficiales. pero. ¿no crees? 」 「Claro…」 「¡Pues. Y si no. pero nunca pensé que lo haría de esa forma! ¡Sí que me ha tomado un poco por sorpresa!」 「¡¿De verdad ya había pensado que sucedería?!」 「Si esa situación que pendía de un hilo continuara. HA. pero si es el jovenazo Regis!」 「Ah. Aunque. como no estaba la persona que esperaba encontrar. 「 ¡Pero qué desgracia…! ¡Si fueran animales. la mentalidad de Altina estaba a la par de este muro lleno de músculos mejor conocido como líder de los caballeros. cualquiera querría hacer algo.Frotando sus cansados ojos. siguió su camino hacia el establo. al menos en los casos que puedan requerir el uso de la fuerza… Ya le duele la cabeza. Regis llevo las manos a su cabeza. que lo necesitaba como su estratega. estaría decidido que son macho y hembra de la misma raza!」 187 . HA…! ¡Ya me esperaba que algún día lo hiciera. Sir Evrard. tengo que hablar contigo!」 「Disculpe… ¿Es sobre la princesa?」 「¿Cómo? ¿Sobre el duelo? ¡UA. lo estaba buscando…」 「¡Ven. Después de pasar por varios lugares de la fortaleza. en otras palabras. él le hablo con voz recia. 「¡Oh. finalmente encontró a la persona que estaba buscando. Porque. pero antes. no conozco otra forma más fácil y rápida que resolverlo por medio de la espada!」 Desesperado.

HA. No veo en donde podría haber ayudado…」 「 Después del ataque. pero pudieron salvar su vida. dices cosas muy interesantes! ¡Ese es nuestro estratega!」 「Está equivocado. Tal como sucedió ahora. aunque con muchas dificultades.「¡UA.」 「En verdad que no. a mi nieto! El estaba en el ejército del Marqués de Tennessee… En aquella derrota. la mayor parte de la tropa pudo huir y sobrevivir. cierto… Había un batallón así…」 188 . Eso fue algo que me pidió la princesa. ¿Eso es cierto. siempre ayuda… ¡Eso es más que suficiente!」 「Espero que sí…」 Solo que. Yo no soy ningún estratega. cuando te relegaron a las reservas. y solo le expliqué algo que había leído… Yo no tengo la habilidad para elaborar planes.」 「Ah.」 「¿Y qué tiene de malo eso? Tener el conocimiento que otros no. dice que los bárbaros comenzaron a perseguir ferozmente a los que huían. HA! ¡Joven Regis. tú fuiste el que elaboró ese magnífico plan.」 「Mi nieto. el estaba entre los soldados que también relegaron a las reservas junto a ti.」 「Oh. dice que gracias a ti se salvó de la desgracia. ¿de veras? Si esa vez que eliminamos a los bandidos. no?」 「Efectivamente. cuando sea un evento de suma importancia. aunque el centro de comando fue aniquilado. ¿qué pasaría si él no contara con el conocimiento necesario? En ese momento es cuando se haría preciso un verdadero estratega que pueda utilizar la información disponible de manera inteligente. Evrard le dio una sonora palmada en la espalda a Regis. 「¡Ouch…!」 「¡También hay vidas que lograste salvar!」 「¿Yo?」 「¡Sí.」 「Es que. tan fuerte que mandó a volar lejos el sueño que le quedaba. Que.

Oficial Civil de Quinta Clase. ¡Sí. En realidad fueron ellos los que llevaron a cabo la operación. escrita con una caligrafía que no podría creerse que realmente fuera nieto de Evrard. bajo el comando de Regis Auric. fue arder al centro de comando… Por eso. mi nieto ha pedido su transferencia voluntaria a este destacamento. La carta. sino que hubo un batallón que pudo salvar a los demás. que como una formalidad. Que un gran número de vidas aliadas fueron salvadas… Y que recientemente se había hecho público. decía algo como lo que le acababa de decir. Y que por eso… 「Como una manera de agradecerte a ti.」 Regis recordó lo que sucedió aquella vez… Aunque fueron momentos muy difíciles para él. en lugar de intentar ir en su rescate. lo primero que vimos. las acciones de Regis salvaron a la tropa. 「Al momento que nos dimos cuenta del ataque sorpresa. detuvieron la persecución de los bárbaros…」 「¿Comando…? ¡Eso es una exageración! En el batallón de reserva también había oficiales militares de alto rango. esa también es otra forma de vivir!」 189 .「Pues eso dijo él… Que. no solo no tuvieron que huir todos en estampida. en gran parte. gracias al batallón de reserva. lo que permitió que el grueso del ejército escapara de una completa aniquilación mientras huían en el caos. había sido relegado a la frontera. fue. protegiendo a los que estaban huyendo. como resultado. lo que sugerí es que se prepararan las tropas para una persecución… Ya no se podía hacer más.」 「Aquí está escrito así. mira…」 Evrard le extendió una carta y Regis la tomó. Que cuando el ejército del Marqués de Tennessee se batió en retirada. quienes.」 「¡No seas modesto! Después de que el centro de comando fue aplastado. haciendo parecer que había tomado la responsabilidad de lo sucedido como el único sobreviviente del centro de comando. oficial Regis.

「¿Entonces…?」 「Entonces. sentía que ahora su propia esperanza de vida se había disminuido drásticamente. si un hombre hace que mi nieto vaya a morir en vano. en lugar de palabras. ¡le haré saber su responsabilidad con mi alabarda!」 「¡No es que no esté de acuerdo.」 「Pero yo no valgo nada…」 「¡UA. Sin importar lo mortífero del lugar. pero. Pero Regis no está consciente de haber logrado salvar todas las vidas que ayudó a salvar. Sin poder entender lo que le dijo él. Es un manojo de dudas. es unas diez veces mayor en la capital imperial. Después de dar ese gran rodeo. Regis devolvió la plática a lo que le interesaba. solo las puede comprender la propia persona y nadie más!」 Considero que todo lo que ha dicho Evrard es correcto. como contraparte. HA. ¡No debería haber hecho tal cosa!」 「Esa es su convicción. pero. ¿usted está de acuerdo con eso? ¿Que por alguien como yo.「¡Pero qué locura! Sí es cierto que este destacamento tiene un promedio de supervivencia mayor al de la mayoría. ¡Las razones por las que una persona arriesga su vida por otra. de cualquier forma. HA. su nieto se ponga voluntariamente en el peligro?」 「Si esa es su convicción. Regis inclinó a un lado su cabeza. está terriblemente disgustado!」 「¿Yo? Para… nada… No… estoy… enojado…」 「¡¿Tanto como para que le cueste hablar?!」 Fue agradable para Regis escuchar que había personas de su antiguo batallón que le agradecían por lo que había hecho.」 「¡¿De verdad cree que valgo lo suficiente como para que alguien haga eso?!」 「Fumh… Yo nunca haría un juicio así y lo pondría en palabras… 」 Dijo Evrard con una sonrisa complacida. 190 . él piensa que su existencia no vale lo suficiente como para que alguien arriesgue su vida para protegerlo. HA! De verdad que dices cosas muy interesantes. 「Sir Evrard. yo no puedo decir nada. el quiere venir a protegerlo porque tú estás aquí.

Solo que esta vez sin que pasara nada como hace días. 「Quizá sería en contra de las reglas de caballería. pero… ¿Le gustaría sujetar la cuerda de la princesa…? 」 「¿Cuerda? Explícame con más detalle…」 Tres días después… Poco antes de que sonara la campana que marca el medio día.」 Desde la perspectiva de Evrard. Encima de la mesa estaba un set completo de té. temprano. Jérome ganaría consecutivamente 10 enfrentamientos. no parece que el duelo vaya a ser pospuesto por el mal temporal. Aun así. O dicho de otra forma. la diferencia de habilidad entre Altina y Jérome es así de grande. sería algo realmente excepcional.「Bu-Bueno… Dejando eso a un lado… Quería preguntarle algo sobre la princesa. Si el viento arreciaba. había comenzado a nevar. * * * Regis había llegado a la habitación personal de Altina. la mayoría de los soldados ya estaban en la plaza de armas formando un enorme anillo.」 「¿Dime?」 「¿Usted cree que pueda ganar?」 「Si le ganara después de unas 10 veces. piernas y el peto frente a su pecho. Estaba sentada en una silla con un diseño lujoso. entonces se convertiría en una tormenta de nieve. 191 . Desde la mañana. ella solo esperaba tranquila porque pasara el tiempo. Sobre su vestido. llevaba colocada la armadura de sus brazos.

「¿Si permanezco siempre en un lugar seguro. puedo convertirme en el próximo emperador?」 「Eso sería imposible… Pero hay algo a lo que se le llama comparación de riesgos.「Te ves pálido.」 「Pero estás apresurándote demasiado.」 「Tú no vas a pelear en el duelo. ¿verdad?」 Dijo Altina riendo un poco desolada y se quedó considerando sus palabras. No quiero volver a cometer los mismos errores de mi pasado. Altina. (Entonces. Regis…」 「Si muero de un paro cardiaco por exceso de angustia será tu culpa. No había servido de nada tener todo el conocimiento. Eso se quedó grabado en su corazón. 「Si me dejo llevar por mis sentimientos y equivoco mis decisiones.」 「Tal parece. 192 . donde… 」 「Son incontables las batallas que debo ganar a costa de todo. ¿no crees que podrías estar un poco más tranquilo?」 「¿De verdad esperas poder ganarle…? Al “Héroe de Erstein”…」 「¡Por supuesto…! Pero no sé cuantas veces ya te he dicho eso… Tal parece que no me creerás hasta que veas que le gané. nunca podrá olvidar que podía haber hecho su sugerencia una tercera vez ni que no había sabido leer a través del orgullo de un noble. la altura de Altina era como el tanto de su cabeza más baja que él. pensó Regis. sin hacer nada por mi cuenta. Él. que pase lo que pase.」 Recordó al Marqués de Tennessee. pero de inmediato agitó su cabeza hacia los lados. volveré a perder algo irremplazable para mí. durante toda su vida. no lograré que tú confíes en mí. ¿debería creer ciegamente en su victoria?). Aunque.」 「Esa es la apuesta más desventajosa que he conocido…」 Ella se levantó de la silla. sintió que la veía hacia arriba.

「No… No puede ser… Ja. Es por esa personalidad por la que te necesito. Si él fuera a dejarte huir después de salir de aquí. Es improbable que pudiéramos sacarte de la fortaleza sin causar un gran alboroto. ja. Por el momento no te diré su nombre…」 Cabía la posibilidad de que Altina se enojara porque él había preparado una ruta de escape en el caso de que perdiera. ja…! ¡Que tú pienses que con toda seguridad perderé…! ¡Wahh…! ¡¿Hasta ese grado desconfías?!」 「Sé que estoy siendo grosero. En ese descuido. de verdad… ¡Qué cruel eres…! ¡Ja. ja… Regis. ¿verdad?」 「No es porque sea un estratega. 「¿Pensar qué…?」 「Yo provocaré a Lord Jérome.」 「Pero si fuera… Si lo pensamos solo en el caso de que llegaras a perder…」 Altina frunció el entrecejo. ja. ¿quieres que huyamos juntos ahora mismo? Eso suena bastante romántico.」 「Eso sería imposible. aprovecha para salir de la fortaleza junto a cierto caballero. Debemos estar preparados con todo lo que podamos para evitar el peor de los finales…」 「A-ha-ha… Sí. pero los sentimientos y la valoración objetiva son cosas diferentes. podría haber cancelado el duelo en cualquier momento. es cierto. hablando de improbabilidades. Tan fuerte que hasta llevó las manos a su estómago.「¿Estás intentando detenerme? Quizá. por favor. ¿verdad? La realidad no es nada romántica. Pero. pero tú eres una persona lo suficientemente importante como para que él esté cuidando todos los detalles. ella comenzó a reír. También lo había pensado. ja. 」 「Sí. es por… Emhh… ¿Qué diablos se supone que soy?」 ¿Una sugerencia como Oficial de Quinta Clase? Hace mucho que superó sus límites. Un estratega siempre debe pensar y decidir fríamente. 193 .

sin enojarse. De verdad. que para poder ganar tu confianza. Con las dudas inundando su cabeza.Entonces. Altina estiró su mano. Altina seguía carcajeándose que hasta comenzó a perder el aliento. 194 . la princesa imperial Altina. como si quisiera tocar su corazón. 「 O sea que… ¿Si mi actitud hubiera sido distinta. declaró ser su amiga? ¿Se confundió porque le permitió llamarle por su sobrenombre? Nadie podría tener una excusa por ser tan estúpido. quizá no habrías declarado el duelo?」 「Umh… ¿Posiblemente?」 「Uuuh…」 La angustia de su corazón se incrementó en al menos tres veces. para poder llegar a la meta que me propuse. incluyendo a Regis. Y además. Pero también necesito a alguien que no sea así. asintió. Con voz exhausta dijo. por supuesto.」 Altina retó a Jérome a un duelo para ganarse la confianza de los soldados. Regis volvió a dar su opinión honesta. yo no puedo creer ciegamente en tu victoria. no puedo permitirme perder este duelo. hah… Por un momento… Hah… Pensé que moriría antes de pelear en el duelo. ya tengo a alguien cerca de mí.」 「Clarisse… ¿verdad?」 「Sip. Ella. poniéndola sobre el pecho del lado izquierdo de Regis. lo sé. 「Sí.」 「¿Y ese sería yo?」 「Gracias a todo esto que ha pasado ahora tengo más confianza de que sí lo eres. Nunca pensé que hasta prepararías mi huida en caso de que perdiera… Ahaha… Qué horror…」 「No pienso poner pretextos. Si es por alguien que pueda creer en mí sin necesidad de pruebas.」 Sin dudar. ¿cómo amigo? ¿Cuándo fue que la General de Brigada. Regis guardo silencio. 「Hah….

」 195 . La tomó con decisión por la empuñadura… 「Parece que ya es tiempo. 」 「“Confiar en ti el tanto que yo no pueda confiar en mí mismo…”」 Ella asintió con la cabeza. retiró la mano de la mejilla de Regis y la acercó a la enorme espada insigne que estaba recargada contra la pared. 「Si te pido que arriesgues tu vida. también estarán apostando su vida. te estoy pidiendo que arriesgues tu vida por mí.「¿Eh?」 「Yo me convertiré en el próximo emperador… Pienso que si ese sueño se volviera imposible de continuar. su mano estaba un poco fría. sería lo mismo que perder la vida. ¿no crees que es justo que también deba arriesgar la mía? Yo no quiero convertirme en un rey tonto que pide lealtad solo por estar sentado en el trono.」 「Lo sé…」 Regis también tenía conocimiento de ello.」 Altina alzó la mano por el pecho de Regis. piensa en lo que te dije esa noche. Porque lograré que puedas confiar en mí… Y después. de eso no hay duda. en el momento que todo fracase. 「Obsérvame bien con estos ojos. y también es cierto que parte de su vacilación proviene de eso. acariciando su cuello hasta llegar a su mejilla.」 Sin importar los métodos que elijan. Ella continuó. 「Al mismo tiempo que deseo que seas mi estratega. Como estimulados por el toque de su mano. los latidos del corazón de Regis se aceleraron. ella no será la única que cargará con la culpa. Las personas que se conviertan en mi personal administrativo.

Altina y Jérome estaban de pie, uno frente al otro, en medio del círculo que
formaba la multitud en la plaza. La distancia entre ellos sería de unos diez
pasos.
A sus pies, la nieve acumulada; el ambiente blanquecino por la nieve que
caía a un paso al que ya se le podría llamar “tormenta de nieve”.
Altina lucía sus protectores sobre su vestido de una pieza, en su mano
empuñaba a la cuarta espada insigne del imperio, Grand Tonerre Quatre.
Una enorme arma que contrastaba con la pequeña figura de la joven.
Frente a ella, Jérome, sin su armadura de caballero, solo vestía una chaqueta
color negro sobre unos pantalones del uniforme militar; de lo ligera parecía
más una ropa casual. En su mano empuñaba una lanza corta como la que usa
la infantería para atacar dentro de los bosques; su largo es de unas 27
palmas32, prácticamente del mismo largo que la espada de Altina.
Entre la multitud que los rodeaba, Regis los seguía atentamente a ambos con
la vista. A su lado, se acercó Evrard, vestido con su armadura de caballero.
「Están tranquilos, ambos…」
「Así parece… ¿Preparado?」
「Todo bien. La señorita Clarisse debería haber partido al carro…」
「Le agradezco infinitamente.」
Ahora, solo que pase lo que deba de pasar.
Evrard se acarició la gruesa barba con la mano.
「El Margrave también está siendo honorable. No está usando una espada
ligera para aprovecharse de la velocidad ni una lanza larga para impedirle a
ella acercarse. Se puso a propósito en desventaja.」
「Yo no entiendo nada sobre enfrentamientos de espadas contra lanzas…
¿Una lanza corta es una desventaja?」
「Su lanza no es ni larga ni ágil, si recibe un golpe con esa espada se
romperá.」
「Entonces, lo hizo para poder tener una excusa… Aunque en realidad no lo
creo. 」

32

205 centímetros. 1 palma = 7.6cm. “200 centímetros” en el original.
196

「Si él mismo la trajo ¿qué excusa podría poner? Es lo contrario.」
「Ya veo… Para que la princesa no tenga ninguna excusa.」
「 ¡Sí! Para que cuando pierda no pueda protestar nada, porque habría
perdido aún a pesar de haber puesto todas esas condiciones e incluso haber
tomado los tres días para prepararse al igual que él. Encima, el Margrave
habría peleado en desventaja y aun así ganado… Ya va a comenzar. 」
「¡¡…!!」
La campana del medio día sonó, como si diera la señal que daría inicio al
duelo; el sonido grave del hierro.
La mayoría esperaba que la joven e inexperta princesa comenzara el asalto,
que el Margrave le bloquearía y después él tomaría las riendas del duelo…
「¡Woooooooohhh!」
Dando un grito de coraje, el primero que se lanzó al ataque fue Jérome.
Corrió, aventando la nieve con sus pasos.
Altina no se movía… ¿O quizá no podía moverse?
En un instante, el Margrave cerró la distancia de diez pasos y dio su primera
lanzada,
「¡Seeihh!」
(¡Va a ganar de un golpe…!), todos los solados agitados pensaron
agrandando sus ojos.
「¡¡Así debe ser!!」
Gritó Altina con fuerza.
Colocó la parte plana de la ancha espada insigne en contra del filo de la lanza.
Al gruñido de Jérome, le siguió el grito del acero.
La espada había desviado el ataque dirigido hacia la clavícula de la joven.
Evrard lanzó un grito de admiración,
「¡OOOHH! ¡No puedo creerlo! ¡Ni un rasguño con el filo de la lanza!」
「“¿Tristy?” Plata mística…」
Susurró Regis.
Se dice que la espada insigne está hecha de plata encantada. En los tiempos
de la guerra de fundación del imperio, corría la leyenda de que L'empereur
Flame podía invocar espíritus y hechizar sus armas.
197

Aunque, desde el punto de vista de los eruditos solo se trata de una aleación
de metales puros. En estos tiempos, ya es de sentido común saber que,
fundiendo varios tipos de metales, se puede crear materiales más duros que
el metal normal.
Solo que nunca se ha encontrado una aleación a la par de resistente que la
supuesta “plata mística”, por lo que hay algunas personas que aún creen que
se trata de un tipo de metal creado con magia.
La enorme espada insigne se había convertido en una especie de escudo para
la pequeña princesa, desviando el ataque asesino de Jérome.
Él retiró la lanza para rehacer su postura, pero antes de eso la joven lanzó
una patada.
Se oyó un ruido apagado.
「Ughh…」
La fuerte patada de ella había alcanzado a Jérome en la parte trasera de su
pierna, provocando que el gigante perdiera el equilibrio.
La joven gritó,
「¡Pelea en serio, Jérome!」
「¡¿Woah?!」
Y blandió su la enorme espada insigne de lado a lado. La nieve acumulada
en el suelo, aunque ni siquiera la había tocado, salió disparada con tal fuerza
que casi alcanza a los soldados que miraban con temor la poderosa arma.
Rodando en el suelo, Jérome escapó del peligro. Si hubiera recibido el golpe
quizá habría partido en dos a la lanza y al tronco del guerrero.
De los soldados que les rodeaban escaparon voces de asombro, debido a que
nadie esperaba este desarrollo del duelo. Era impensable…, que el Margrave
tuviera que tirarse al suelo y embarrarse de nieve para poder escapar de un
solo ataque de la espada de la princesa imperial.
「¿Será posible… que Altina pueda ganar?」
Al pequeño sentimiento de esperanza que comenzaba a arder dentro de Regis,
Sir Evrard se encargó de apagarlo,
「¡Apenas está empezando…!」
La expresión de Jérome, que ya se había levantado y recuperado su postura,
estaba poblada por una gran sonrisa.
198

「Qué ingenua eres, jovencita… Después te arrepentirás de no haberme
matado ahora.」
「Mi objetivo es demostrar que soy más fuerte que tú, no partir en dos a mi
propio subordinado.」
「¿Te sientes tan confiada como para contenerte así?」
「Más bien, tú no te estás conteniendo. Ese ataque iba dirigido al hombro.
Si me matas ya no podrías desposarme.」
「Ju, ju, ju… Tampoco es que esté pasando eso por alto…」
「¡Enfréntame en serio!」
「¡Ja! Esto se pondrá divertido…」
Esta vez los dos se lanzaron al ataque, Jérome dando certeras lanzadas y
Altina dando tajos con su gran espada.
La imagen de ella, blandiendo esa enorme arma hecha de metal con sus
delgados brazos tan rápido como quien agita una varita de madera, era tan
surrealista como estar viendo una obra de teatro con armas falsas.
Poco después, la cantidad ataques que Altina daba con su espada y que
Jérome se veía forzado a desviar iba en aumento…
“¡¡Lo está acorralando!!”, surgió la ovación de los soldados…
Evrard comenzó a agitar los brazos,
「¡OOHHH! ¡Nunca pensé que fuera tanta la fuerza de la princesa! ¡Una
diosa! ¡Es realmente una diosa!」
「¿Cree que pueda ganar?」
「¿Uh? Umh… Veo cierta lentitud en los ataques del Margrave. Puede ser
que se está conteniendo por la princesa, pero más bien es porque si no
contiene su fuerza, esa espada gigante le romperá la lanza. En lugar de
detener los tajos de la espada, lo único que puede hacer es desviarlos.」

199

.

Dentro de tres años te convertirías en un magnífico caballero. el héroe que ha salido victorioso de batallas realmente difíciles.」 「Es decir… Aun así.」 「¡Ja…! Bueno. poco a poco. su vestido poco a poco iba llenándose de rasgaduras infligidas por su punta.「¿Si ataca directo también se rompería?」 「Exacto. podría romperse su arma… Solo que. parecía como si comenzara a moverse con mayor soltura. déjame reconocerlo. Simplemente. La táctica de Jérome permanecía sin cambios. ¿ella no podría ganar…?」 「Es una lástima que la princesa no sea hombre…」 「¿Eh? ¿Eso por qué…?」 Mientras platicaban. su resistencia nunca podría compararse a la que tendría alguien con el tamaño de Jérome.」 「No creas que me rendiré solo porque ya estoy un poco cansada. jovencita… Lo haces bastante bien. ella no tenía suficiente resistencia física. Cada movimiento que hacía. cada vez parecía que Jérome comenzaba a atacar más que la princesa. Yo pensaba que terminaría ganándote un poco más antes. Sobre su piel blanca comenzaba a brotar un hilo de sangre. Aunque Altina fuera capaz de blandir esa gran espada. y mucho menos de tu edad. porque al menor descuido. incluso a veces hacía giros con su lanza y otros movimientos demostrando que todavía podía moverse con agilidad y holgura. ya no podía proteger totalmente del ataque ligero de la lanza. por eso parece como si la única agresiva fuera la princesa.」 201 . No hay muchos en esta fortaleza que me hayan orillado hasta este punto en una batalla. Así sea atacando o defendiendo. lo daba con toda la cautela de alguien que persigue a su presa por la superficie del agua congelada. 「Hah… Hah…」 「 Eh. debe cuidar de no romper su lanza. Jérome aún estaba en buena forma. El vestido de Altina seguía recibiendo daño y las heridas empezaron a aparecer. La ahora pesada espada.

「¡¡Seeihh!!」 「Heiihh… ¡Hyaaah!」 Altina blandió la espada que estaba enterrada en la nieve. me tomaría más en serio todas tus órdenes que durante todo este tiempo.「Hah… Hah… ¿Caballero? ¿Te pegaste en la cabeza al caer? ¡Mi intención es que me reconozcas como el general de este destacamento!」 「Siendo así de fuerte. avanzó arrojando la nieve con sus pasos y dio un tajo hacia abajo. 「¡Argghh!」 La pieza de armadura que protegía el brazo de la joven se destruyó en pedazos. lo que seguiría es coronel pero Jérome se refiere a que la acepta de general. Jérome. Él no desaprovechará esa abertura… ¡Ahora Jérome lanzó su ataque…! Sin poderlo evitar. atacó con su lanza. Pero. vaya… Los ambiciosos siempre terminan perdiendo…」 La espada insigne destruyó el suelo. Fallando el golpe que había dado acumulando las fuerzas que le quedaban. hacia arriba. aunque él seguiría al mando. los cristales de hielo se elevaron como una cortina de humo. Jérome la retiró incluso atrasando un poco su cuerpo. La tierra resonó con un estruendo como si hubiera caído un rayo.」 「¿Ah. Ese puesto no existe. 33 202 . quizá las aceptaría como sugerencias de un “general adjunto”33. la lanza que justo pasaría para asestar su golpe. 「¡¡Hyaaaaaahhh!!」 「Vaya. sí…? Entonces… ¡menos puedo darme por vencida!」 Altina levantó la enorme espada en alto. La espada pasó rasgando el aire… porque Jérome se había adelantado al movimiento de ella. “Vice General” en el original. antes de que la espada la alcanzara y la destrozara. aventándola con el golpe. Altina trastabilló por el peso de la espada. esquivando el golpe. Aunque. como no estás a mi nivel. Su objetivo. la lanza acertó en el brazo izquierdo de Altina.

Jérome le preguntó. mirando a su contrincante con furia. manchando de rojo el avambrazo y la manga de su vestido. de una forma que hacía pensar que el ganador estaba decidido… Pero ella ni siquiera había soltado la espada. La sangre brotaba de su brazo izquierdo. como si ya no tuviera ningún oponente que enfrentar. es darme por vencida…」 「¿Aunque solo tengas una mano útil?」 「¿Tú lo harías…? Ggh… En el campo de batalla. La joven dio en el suelo cubierto de nieve cayendo de forma aparatosa.000 hombres sobre tus hombros? ¿De verdad puedes hacerlo? 」 203 . 「Hah… Hah… Ha… Ughh… Hah…」 Sus ojos color carmesí brillaban como si el fuego residiera en ellos. Por su parte.Dando un sobresalto hacia el frente… 「¡Altina!」 Regis gritó involuntariamente su sobrenombre. si tuvieras solo una mano útil… Hah… ¿Tú te rendirías?」 「 Jumh… Tu bravura merece respeto. se levantó con presteza. su expresión demostraba que aún no se daba por vencida. ¿Le habrá roto el hueso? ¿O se le habrá entumecido por el dolor? La mano que le quedaba con fuerza era la derecha. Parecía imposible que pudiera seguir peleando. con la que estaba empuñando su enorme espada. Jérome había tomado una distancia prudente y enterrado la lanza en el suelo. Su brazo colgaba de su hombro sin fuerza. 「¿Aún piensas continuar?」 「Por supuesto que sí… Hah… Hah… Yo… Lo único que no me tengo permitido hacer. Tan pronto cayó. aunque él tampoco había bajado la guardia. pero ¿qué harás cuando seas general…? Jovencita… ¿Realmente quieres llevar la responsabilidad de 3. pero en su rostro.

y volteó hacia el mismo lugar… Los demás soldados que presenciaban el duelo también voltearon hacía allí. 「¿Una niña inexperta como tú. incluyendo la de Evrard que se encontraba al lado. ¡Cargaría con la responsabilidad de todas las vidas del imperio! ¡Y te demostraré que puedo!」 Altina levantó su gran espada solo con su mano derecha. cientos de miradas observaban al mismo sitio.「Hah… Hah… Si de verdad crees… que te declaré el duelo sin estar preparada para esa carga… Ggh… Eso sería una burla. es que Regis no fue el único que la recordó al verla. ¿Cómo fue que terminó así…? 204 . Esa imagen forjada por la leyenda. Él estaba por derrumbarse ante la presión.. El murmullo de las voces se detuvo por toda la plaza. Regis llevó la mano a su pecho. de L'empereur Flame sosteniendo a Grand Tonerre Quatre con solo una de sus manos… Si algo es seguro. ¡y pensar que eso bastaría para estremecer su fuerza mental. te estoy preguntando si tienes esa habilidad! ¡Una sola estupidez y harás que mueran en vano cientos de soldados! ¡¿Estás consciente de eso?!」 「¡¿…?!」 El dolor y la fatiga ya habían superado su resistencia física. Jérome siguió su mirada. hasta en los lugares más lejanos. Lanzó una pregunta tan destructora como el golpe de su arma. dice que puede dirigir mejor un ejército que yo? ¡No estoy hablando de tus sueños. Prácticamente todas las personas que se encontraban en la plaza le veían. sentía un peso intangible en la mirada de las personas. Las voces de admiración se esparcieron entre los soldados presentes. Pero Jérome no empuñó su lanza… En lugar de eso. hasta posarse en un lugar en especial. siguió con su ataque de palabras.. Solo el sonido de los latidos de su corazón retumbaba en sus oídos. que era lo único que la sostenía! Sus pupilas de color carmesí comenzaron a vacilar… Recorrían los rostros de los soldados que les rodeaban.

como si estuviera irritado… 「De verdad. Eso no es más que una expectativa infundada.¿Por qué…? (Ya veo… Aquella noche. Con la poca consciencia que le quedaba. es influenciar en la actitud del otro… Y a pesar de que querer plantearse un gran reto. con gruñidos. La nieve aplastada gritó bajo sus pasos. qué lamentable… Que incluso eso me ha provocado querer imponerme un reto fuera de mis límites. pero sí se grabaron en su retina sus palabras con exactitud: “Creo en ti”. Quizá por culpa del murmullo que comenzaba a surgir no escuchó su voz. solo. 「 Tú… Nunca deberías haber dicho “creo en ti”… Al mismo tiempo que se abandona el análisis lógico. palabras mezcladas con suspiros…. Poner en alguien la ambición propia sin ninguna prueba de ser cierto. ha sido la razón que ha derivado en las grandes tragedias del pasado… Qué lamentable…」 Habló. (Hah… En serio…) 「Esta princesa no tiene remedio. A este paso quizá pierda la consciencia. Los labios de ella se movieron. Regis volteó a ver a Altina. para alcanzar algo fuera de los límites propios. salió del anillo que formaban los soldados. en que me dijo que creyera en ella… ¡Como no me negué. 205 . hacia el centro. en verdad…」 Regis caminó hacia al frente. se coloca en el otro el deseo propio. incluso por un inútil como yo!) Una situación desconocida… Incapaz de entenderla… Nunca podría haberla leído en algún libro… (¿Lo ves? Yo no soy lo que tú dices que soy…) Incluso respirar era agotador. hasta detenerse al lado de Altina. Lágrimas quisiera derramar al ver mi propia estupidez…」 Regis. por eso…! ¡Solo por eso ella haría algo así.

Además. el rango de la princesa era el más alto. tantas como para que se hubiera cansado. Margrave. aunque Regis no fue el que orilló a Altina a actuar así. Regis…」 「Aún es pronto para eso…」 Le recibió una voz cargada de ira desde el otro lado del ruedo. Pero más importante que eso.Ella rió en voz baja. sin ambiciones ni valor?」 「E-Es cierto… Que yo no he podido creer en mí mismo. Si la princesa gana en este duelo. 「¿Y puedes? ¿Qué puede hacer un debilucho como tú. casi como un susurro. Jérome tomó su lanza y dirigió la punta en dirección de Regis. pero hay una persona que cree en mí a pesar de cómo soy. puede que para usted sea un personaje auxiliar. La habilidad de Regis ya era aceptada desde aquel caso único con los bandidos. 「Gracias. la cadena de mando de las tropas seguirá intacta. eso le había hecho ganar un poco más de confianza. Regis Auric. su intención de querer cooperar con ella es genuina. Creyendo en la confianza de esa persona es que puedo plantearme el hacerlo. Aunque había algunos que cuestionaban lo bajo de su rango como oficial de quinta clase. 」 206 . ¡Yo. aunque cambie la dirección superior. para empezar. pero no es así para cierta persona… Hagamos un juramento. tampoco tengo confianza. De alguna forma. es que la promesa que hizo usted con la princesa fue de permanecer a su lado como uno de sus aliados. Así. se elevó el grito de asombro desde los soldados. 「Yo me convertiré en estratega. 「¡Y tú para que viniste hasta acá! ¡Un debilucho como tú solo puede ser una manzana que se deja olvidada en una esquina del embalaje…!」 「Sintiéndolo mucho. a pesar de que él se la pasaba poniendo excusas. era solo la minoría. Porque. Yo seré su respaldo. No había uno solo que le despreciara por carecer de habilidad. me convertiré en su estratega! 」 “¡Estratega!”.」 Esa forma en la que ella le mostraba su determinación.

「¡¡Heiiiyaaaaaaaahh!!」 Un grito de guerra femenino. Un ataque difícil de esquivar. 「Jovencita. ¡yo tampoco puedo permitirme perder este duelo! 」 「Desde el principio este duelo no fue para comprobar mi voluntad ni mi determinación… ¡Fue para demostrar mi propia fuerza!」 「¡¡Ahora aplastaré esa fuerza!!」 Ambos gritaron. ¿Estás lista?」 「¿De qué hablas? Yo nunca te pedí un tiempo de gracia. pero ya no estamos para esas contemplaciones. aunque sea solo como un agregado. Tú fuiste el que comenzó a hablar sobre si era capaz de dirigir a las tropas. No solo tienes la voluntad y la determinación sino también. a un oficial administrativo… ¡Jovencita!. solo eres bueno con las palabras. ella iba blandiendo su enorme espada con solo la mano derecha… Y fue ella la que se lanzó al ataque. Jérome rehízo su postura apuntando con su lanza hacia Altina. Gritos capaces de amedrentar al más valiente. terminó el tiempo de descanso. el brazo izquierdo de Altina seguía colgando sin fuerza.「¡Mpfh! Para variar. No esperaba que esto sucediera de esa forma… Esperaba resolver todo. volviendo al círculo que formaban los soldados.」 「Entendido. difícil de defender… 「¡Así es! ¡Así es como debe ser! ¡Aunque tengas la capacidad. A pesar del pequeño descanso. Regis se alejó de Altina y Jérome. reconozco que tienes la capacidad para ser un general digno. pero entonces. a medio camino cambió a un tajo horizontal que barrería con todo lo que tuviera enfrente. que el duelo aún no acaba.」 Despacio. “pacíficamente” a mi manera. por su altura. con un gran desplazamiento hacia adelante. Ya entendí… Ahora ve a esconderte por ahí. La fuerza con la que parecía dar un corte de arriba hacia abajo. aun es pequeña! ¡Apenas te queda fuerza para ese último movimiento!」 207 .」 「 Es cierto.

(¡Ahora sí ya se decidió el ganador!). 208 . Jérome apretó los dientes y se preparó para el golpe. Altina. se detuvo un instante. todavía había la posibilidad de que Altina le siguiera desviando su corte hacia abajo. escapando del ataque de Altina. pero así. para ganar el duelo. pero la lanza no se rompió. siguió girando… 「¡HYAAAAAAAAAHH!」 「Qué… ¡¿… demonios…?!」 La espada que había golpeado al aire hacia arriba. Jérome también.Era un corte dado de tal forma que parecía querer cortar a Jérome en dos por el tronco. La espada siguió resbalando… Hizo otro gran ruido al llegar a la punta. que había intentado desviar su corte hacia arriba. Resonó el aullido del metal. pero él. dio un enorme brinco. pensó la mayoría de los soldados. Ahora. Jérome estaba a punto de esquivarlo y seguía alejándose de su cuerpo. El corte. dio la vuelta con un nuevo ataque horizontal hacia Jérome. dio media vuelta por la inercia del peso de la espada. imbuido con una gran velocidad por el peso de la espada. solo que este fue más rápido que el anterior. saltándola por arriba. que ya había dado media vuelta. Haciendo resbalar el corte de la gran espada sobre el cuerpo de la lanza. sería muy difícil por el peso del arma. Si él se hubiera agachado. pero aún sirve suficientemente como arma. haciendo gala de una habilidad sobrehumana. solo bastaba con que él pusiera el filo de su lanza al lado del cuello de ella y pensando en ello. Altina. Y no solo ellos. arrancando la punta de la lanza y tirándola al suelo. 「¡¡Kgghhhh!!」 Colocó la lanza de forma diagonal para desviar el corte a lo largo del arma. el más fuerte hasta ahora. se dirigió hacia la cintura de su oponente. El brazo derecho de Altina crujió y torció intentando aplicar más presión… 「¡Des-pe-dá-za-teeeeeeeee!」 Gritó ella. dejando su espalda indefensa abierta a cualquier ataque del enemigo.

gruesa y pesada espada. mucho menos podría levantar esa enorme. Jérome apretó los pedazos de su lanza. Altina yacía boca abajo sobre la nieve.. 「¡¿Qué…?!」 Se quedó atónito y una vez más no era el único. Los demás soldados contuvieron un segundo el aliento. se deshizo entre las manos de Jérome.Esta vez sí. Altina perdió el equilibrio y cayó directamente hacia al suelo. y en el derecho ya no le quedan fuerzas ni para sostener el peso de su propio cuerpo. 「Fuh… Me han roto una de mis preciadas armas en un duelo común… Más humillación que esa no existe. ahora quedaban dos palos del tamaño de una espada corta. “¿La princesa ganó?”… Lo sorpresa y la agitación comenzaron a expandirse. comenzó el murmureo de los soldados “¿El general perdió?”. como si fuera una rama podrida de un árbol..」 Al escuchar las palabras que podrían admitir la derrota. dando un crujido seco. No hay forma de que falle. estando ella tirada en el suelo boca abajo. Ahora solo queda blandirlo hacia abajo y darle un golpe certero en la cabeza que la inhabilite para pelear. Y se deshizo de ellos lanzándolos lejos. Sus hombros y pies le tiemblan. Todos los que habían estado observando habían perdido el habla. Los soldados veían la escena sin parpadear. No puede mover su brazo izquierdo. En la mano de Jérome. enterrando el rostro en la nieve y lanzando la nieve a los lados por el golpe. Eso debería bastar. esperando el desenlace… En ese momento… El bastón que había alzado. 「Fuuhh… Fuuh… Uuuuhh…」 No es solo que no pueda levantarse. 209 . Eso aún era suficiente para pelear… Pero la lanza estaba rota. Jérome levantó el ahora bastón sin punta que quedaba de su lanza con ambas manos. se partió.

Es hora de creer en esta joven. 「Hah… Hah… Sí. Altina comenzó a levantarse. son sus verdaderos sentimientos. Evrard preguntó para aclarar la situación. se escucharon gritos de sorpresa mezclados con los de frustración. Regis se acercó a toda prisa a donde estaba Altina. si se quedara ahí tirada. su pecho ardía. Pero. De los soldados que les rodeaban. ¿se habrá percatado de la situación? Entonces. Aunque terminó creyendo un poco tarde en ella. la victoria es de usted. ¡Vamos. ¿verdad? Si Jérome. no puedo quedarme en el suelo… Porque entonces el duelo se convertiría en un chiste sin gracia. 「Entonces. ¿verdad? 」 「…」 Regis asintió en silencio. Contagiado de la férrea decisión y el esfuerzo de ella. Regis restregó sus ojos henchidos de pasión. 210 . póngase de pie…! ¡Esta es la parte más importante!」 「Uuuhh…」 Ella asintió con la cabeza Ya sobrepasó el límite de su resistencia física. Mi Señor. Por la herida de su brazo izquierdo la sangre sigue brotando. todo el duelo habría sido en vano. El escándalo de los alrededores se hizo aún más fuerte. y continuar creyendo en ella. que gané.」 El líder de los caballeros hizo una solemne reverencia al escuchar su respuesta. Lord Jérome… ¿Está admitiendo la victoria de la princesa imperial?」 「No me hagas repetirme.Altina seguía tirada sobre la nieve. Altina se puso de pie y levantó su mano. Un escándalo que cimbró a toda la fortaleza. Una bella y silenciosa forma de declarar su victoria. eso que declaró a medio duelo. está de pie… Ugh… Yo. que perdió el duelo. Ninguno de los presentes se esperaba este desenlace. apuntando con su delgado y blanco dedo hacia el cielo. 「Princesa. incluso había algunos de júbilo. no hay duda de que.

」 Altina le respondió con una gran sonrisa. 「Sí. 211 . Te lo prometo.」 「Sip. ¿verdad?」 Regis asintió. se apoyó del hombro de Regis. Altina se dirigió hacia Regis. Ya no hay nada que dudar. que estaba justo a un lado de ella como para poder escucharla. tan cálida como una mañana de primavera. creeré en ti. a partir de ahora. es una promesa. 「¿Qué te pareció? Ahora sí ya sientes que puedes confiar en mí.Dentro del alboroto. 「Dime…」 「¿Sí?」 La temblorosa mano derecha de Altina.

.

se escuchó la voz de los guardias de la torre: 「¡Ataque enemigo…! ¡Ataque enemigo…! ¡En la ladera del norte! ¡¡Son los bárbaros!!」 ¡¿Atacaron aprovechando la tormenta de nieve?! La duda y el nerviosismo comenzaron a esparcirse por la tropa e instantáneamente voltearon hacia Jérome. Los soldados se quedaron pasmados. 「Tranquilo… Estoy consciente de ello. pero no había nada de misterioso en ello. Colocó su rodilla sobre la nieve. apresurados. no se demuestra el cambio. pero de inmediato. una y otra vez. las campanas repicaron en lo alto de la fortaleza. los demás soldados habían seguido los movimientos de Jérome con sus ojos. uno tras de otro. Si ahora. se iban hincando en el piso con una reverencia.」 Jérome caminó hasta llegar al frente de Altina.La atmósfera de agitación por el duelo continuó durante un poco más. Eran las campanas de la torre de vigilancia más alta de la fortaleza. Regis gritó. siguieron su ejemplo. en la emergencia. Con Altina en el centro. sin descanso. 「¡Margrave!」 Si había una oportunidad para cambiar las relaciones. 213 . Al principio no habían entendido el porqué. este era el momento indicado. pero una vez se fue tranquilizando el alboroto de la plaza. inesperadamente parecía como si se tratara de un festival. nos atacan! ¡Sus órdenes!」 Atónitos. En ese momento. de la misma forma que las olas se esparcen en el mar. el duelo en el que Altina apostó su vida habría sido en vano. La campana repicaba. 「¡Princesa. No parecía que el alboroto fuese a amainar pronto.

a la que saludaban. Regis pasó la mano por su espalda para sostener a Altina. por lo tanto. 「Ánimo… Solo un poco más. Lograron establecer la nueva posición de la princesa imperial. Tu misión será medir sus fuerzas. Este es el momento en el que aflora su terquedad.Transmitiendo el cambio en los sentimientos de los soldados. Ella asintió. ya en el límite de su fuerza física. se sujetaba del hombro de Regis porque si se soltaba caería de bruces. Jérome había salido a luchar. ella prefería evitar a toda costa la escena de ser trasladada en una camilla. yo mismo le destrozaré el cuello!」 A la voz de Jérome. dando las órdenes: 「Lord Jérome. ¿Puedes caminar hasta la torre central?」 「P-Por supuesto…」 Después de perder en el duelo. Evrard se acercó con paso veloz. las piernas le temblaban. Altina. que parecía que podía caerse en cualquier momento. tal y cual él se lo había dicho. 「Princesa. sonriendo de oreja a oreja. y repitió todo. tu misión será regresar sano y salvo a esta fortaleza!」 「¡Entendido!」 El comandante asintió y se levantó. siguió el grito de confirmación de los soldados. Tuvieron éxito. Toma a 100 caballeros y ve a hacer frente al ejército enemigo. si fuera posible diseña una estrategia de defensa… ¡Si son muchos los enemigos. Entre los que se habían hincado también estaba Evrard. perezosos! ¡Nos han dado órdenes de desplegarnos! ¡Saquen los caballos y traigan mi lanza! ¡Al que se quede holgazaneando. 「¡Muy bien. cerrando la cadena con los esfuerzos de Altina. Regis le susurró al oído. te encomiendo como comandante del Primer Escuadrón. ¿está bien sin que la traslademos al consultorio?」 214 .

ya veo…」 「Ah… Tengo que llevarme la espada insigne conmigo. Solo que era necesario establecer la nueva posición de la princesa. Pienso que si todo sale bien. La acción más estratégica que podían haber tomado era prepararse. En una situación normal. Llamaré al médico para que me atienda ahí.」 「Oh. encerrándose en la fortaleza. 」 「Ya veo. Después de alistar a 200 unidades de caballería. ¡Déjenmelo a mí!」 Evrard comenzó a reunir a los caballeros. de lo contrario. Evrard… Los bárbaros que cruzaron con la tormenta para atacar por sorpresa no deberían ser demasiados. solo lograríamos que el Primer Batallón que está a la vanguardia se confunda. Entendido. primero deberían haber preguntado la opinión a Jérome.」 「Le ordenaré a mis subordinados para que la lleven en lugar de usted. por lo que por eso se prefirió desplegarlo. espere por nuevas órdenes.」 「¿Esperar? ¿No vamos a salir aunque ya estemos preparados?」 「No. y después hacer un contraataque. La defensa de la fortaleza… Ya a estas alturas no habría ni necesidad de ordenarlo. Esta decisión parecía tener tintes más políticos que tácticos. nuestro contraataque fue rápido.「No se vería bien que vaya al consultorio. con el Primer Batallón bastará para repelerlos…」 「¿Y yo que debería hacer?」 「Sir Evrard. Si se asienta el combate. También había necesidad de preparar un tercer batallón de soldados a pie. debe esperar. Digan que me fui a mi dormitorio a cambiarme. pero ya hasta que se pudieran medir visualmente las fuerzas del enemigo. si el Primer Batallón se bate en retirada o si se convierte en un baño de sangre… Lo que suceda. 215 . Además. por favor prepárese junto al Segundo Batallón. tenemos que ver cómo cambia la situación antes de desplegarlos.」 「Te agradezco. por ser el que está más acostumbrado a la forma en la que responde la fortaleza. para desplegar un batallón preparado especialmente para que fuese más efectivo contra ellos.

se dirigieron corriendo a sus puestos de guardia. (Vaya… Qué perspicaz. salió por la puerta principal de la fortaleza bajo el mando de Jérome. Altina. se valió de un engaño. a su lado. con paso rápido entraron cargándola a la torre central. por culpa de sus heridas. las guerras reales nunca se desarrollan como el ajedrez ni como dicen los libros de la academia. Regis iba dándole apoyo. Regis hizo una gran sonrisa confiada. El Primer Batallón. o por la pérdida de sangre… Con todas sus fuerzas.」 「Pareces muy confiado…」 「¡Por supuesto!」 「No te queda…」 「E-… Es cierto…」 Tan fácil pudo ver a través de su mentira. Tal parece que tampoco tiene talento como actor. También hubiera querido observar las fuerzas de los bárbaros que atacaron para después desplegar a los soldados. Tú ve y dedícate a dirigir el ejército.). pensó Regis. y con el fin de tranquilizarla. Pero. Los soldados.Lo cierto es que. Sé muchas formas de hacer frente a un suceso de este tamaño. el haber mandado primero a Jérome antes de que una sola flecha tocara la puerta principal. no debería ser una mala decisión. 「No te preocupes. Incluso creo que solo ellos podrían derrotar a los enemigos que intentaron dar el ataque sorpresa. Ella le dijo a Regis con una voz ronca. 「Bueno… En realidad hubiera preferido un poco más de tiempo para poder entender mejor a cada batallón. Regis… Yo estoy bien. Aquellos a los que les habían ordenado transportar la espada insigne. o del frío.」 Será que lo pálido de su rostro es por culpa del cansancio. La única que caminaba despacio era Altina. con armas en mano. Todo va salir bien si lo dejas en mis manos. 「No te preocupes. Seguro que algo podrán hacer… Espero…」 216 .

por haber creído en mí.「¿Sí? Qué bien. la puerta principal se abrió. Regis. cuando aceptaste ser mi estratega… Me sentí muy feliz.」 「El que debería estar agradeciendo soy yo. estoy bien… Oye. entonces…」 「¿Y tú? ¿En verdad estás bien?」 「Estoy bien. Continuará… 217 . Siempre quise decirlo… Gracias. les observaron partir rumbo a la contienda.」 * * * Con un sonido grave. Después del grito valeroso de los soldados. En ese momento que Jérome me cuestionó. Regis…」 「¿Sí?」 「Gracias. junto a Altina. Sonó el cuerno que designaba la salida del Segundo Batallón. Altina.

mientras que el sol es de un tamaño similar al de la moneda de 500 yenes. 36 23. el sol34 de plata y el denario de cobre35. y ligeramente más grandes que la de 2 euros y 5 pesos mexicanos.5 milímetros y 26. aunque en esos tiempos tanto la libra como el denario eran de plata. Como las monedas de 1 euro y 2 pesos mexicanos. La libra de plata y el “Sol” fueron unidades de cuenta. el dinero que está en circulación se compone de 3 tipos de monedas: la libra de oro. Dice textualmente oro. que no se acuñaron nunca en monedas. provocando una crisis en el valor del dinero por lo que el Ministerio de comercio está restringiendo la cantidad de soles de plata que dejaban en circulación desde entonces. la plata perdió su valor. solo que los tiempos que corren son difíciles. es decir. “Solidus” nombrado subsecuentemente Soldus. permitiendo que en la contabilidad y el comercio se registraran las operaciones con la moneda de mayor valor. servían para establecer el valor de las monedas acuñadas como una fracción de ellas.Año 850 de la Historia del Imperio… En el Imperio de Belgalia. La libra y el denario son casi del mismo tamaño que la moneda japonesa actual de 10 yenes.5 milímetros respectivamente. Debido al robo de grandes cantidades de plata de un territorio que cayó en manos del enemigo hace 50 años. Sol y finalmente “Sou”.36 El valor de una libra se había establecido en 20 soles de 12 denarios cada uno. Solt. plata y cobre. 34 35 218 . por lo que una libra equivaldría a 240 denarios.

ya sea en el campo o en el campo de batalla. por lo que solo con no malgastarlo incluso se puede ahorrar. lo suficiente para todo un día. una pieza. los que tienen un rol semejante al de los bancos es la iglesia. debida a la limitada cantidad de moneda de plata en circulación. Es por eso que al principio hubo muchas producciones defectuosas. o una cerveza. de pan. por primera vez en la historia se utilizó la producción de moneda de cobre utilizando maquinas. la iglesia está presente en todo el imperio. La cantidad que un plebeyo necesita para vivir una semana es de aproximadamente 50 denarios. En estas fechas. Por cierto. Como el imperio no otorga seguro social ni otra clase de aseguramientos. enfermedades o matrimonio. Desde hace mucho. pero en estas fechas ya se produce moneda de alta calidad. Con un denario se puede comprar un “canasto” de manzanas (3-4 piezas). ya que la acuñación a mano habría sido insuficiente. Sería considerado como un sueldo bastante alto. iguales tanto en el peso como en la forma. el sueldo de Regis. Ellos están en todas partes. También existen personas que envían el dinero a sus familias. ésta ha sido la única organización capaz de oponerse a la opresión de los nobles. Solo que sus adorados libros. de huevo. es de 200 denarios. como Oficial de 5ª Clase. en el destacamento fronterizo cuestan alrededor de 200.Para poder satisfacer la gran demanda del denario. la mayoría de las personas ahorra para tener dinero en caso de heridas. La paga semanal de un obrero es de 100 denarios. que en la ciudad imperial valen cerca de 20 denarios. 219 .

son las lámparas de aceite. en el gran salón de la corte imperial. Son más brillantes. Por ejemplo. no solo se usa para iluminar habitaciones.En ésta época. Solo que el uso del combustible es demasiado complicado. 220 . seguras y producen menos humo que cualquier otra fuente de luz. Las siguientes. en el Imperio de Belgalia. en orden de eficiencia. se usan 4 tipos de iluminación. Las más eficientes son las lámparas de gas. Como su construcción es tan simple como poner una mecha remojada en el aceite dentro de una botella. sino que también es muy utilizada para linternas portátiles y lámparas para los carruajes. En la ciudad imperial es la que más se utiliza. por lo que solo se usa en una pequeña parte de la ciudad imperial.

pero las más comunes contienen muchas impurezas por lo que son de un color amarillento. muebles y cosméticos. genera bastante humo. Las velas que se usan en el imperio están hechas de cera de abeja. Debido al riesgo de transportarse. que no tiene impurezas. pero el líquido que es el combustible de las lámparas de aceite casi está restringido para su uso en las mismas ciudades donde se produce. se derrite hirviéndolo.La luz de las velas es pobre. en las áreas rurales. se quitan las impurezas y se forma el cuerpo de la vela. es usada para elaborar las velas que se usan en los ritos religiosos de la iglesia. 221 . Se hace a partir del panal de las abejas. es un material de alta calidad y caro que se utiliza para sellar cartas o en la elaboración de adornos. las velas son el tipo de iluminación preferido. la llama se agita o apaga fácilmente. También. La cera de color blanco.

La electricidad aún se encuentra como un objeto de estudio en los laboratorios de los investigadores. la llama no se apaga fácil y aunque se caigan no se rompen. 222 . Pero estos tipos de iluminación solo son accesibles para casas con un estatus social arriba del promedio. Las lámparas eléctricas no aparecerán ni en los próximos 100 años. Los sirvientes y las bajas clases sociales. además de que las chispas que producen pueden ocasionar incendios. Tienen varias ventajas: alumbran mucho. la iluminación preferida son las antorchas de ramas de árbol remojadas en grasa o de manojos de paja. no se pueden usar dentro de una habitación por la gran cantidad de humo que despiden. Como contrapartida. no contaban con más iluminación que la luz de la luna. pero aún no han logrado crear un generador de uso práctico. Como encendedor se usa la “caja de yesca” y un pedernal para encender el fuego.En el campo de batalla.

esta obra es una historia de ficción. Los sirvientes gastan la mayor parte del día cocinando y limpiando. como dice. Pueden investigar si son curiosos. Como el transporte lo llevan a cabo a pie o en carruajes. El mundo ficticio de esta obra está inspirado en los últimos años de la Edad Media. En el mundo ficticio de Altina se usan espadas y aparecen caballeros. organizaciones ni sucesos reales de la historia. y el ratón de biblioteca.Atogaki Les doy muchísimas gracias por haber leído “Altina. 37 223 . la princesa imperial de la espada hegemónica”. Donde no hay un apagador que permite encender las luces al oprimirlo. por lo que sería parte del género de “Fantasía Clásica”. Porque. aunque no serviría para comprender la obra. que no puede usar armas ni montar a caballo y que además no se ajusta a la imagen del militar común? Me sentiría muy honrado si les ha parecido entretenida. Me llamo Murasaki Yukiya. utilizando a Europa como escenario. en las fronteras. Regis. sino donde usan las velas y las lámparas de aceite para alumbrarse. solo que no tiene relación con magia ni con criaturas míticas. y aunque también utilicé a cierto imperio como modelo. les pido su comprensión en ese aspecto. muchas cosas son diferentes a lo que sucedió en la realidad. Todo parece apuntar a que está basada en el Imperio Franco “Carolingio”. deshaciéndose de la suciedad restregando la ropa contra una piedra de lavar… Ese es el mundo que retrata la presente obra. inocente y elegante. una parte de los productos tiene precios muy elevados. la princesa imperial justa. y que creo que algunos lectores podrán notarlo37. No tiene relación con personajes. y usan calderos para calentarse las manos mientras lavan ropa en el agua corriente. y este sería mi primer trabajo publicado bajo el sello de Famitsu Bunko. ¿Qué tal les pareció la historia de Altina.

mis más enormes agradecimientos… ¡Muchas gracias por todo! Murasaki Yukiya 224 . Me encanta cómo sus dibujos permiten sentir el ambiente del mundo que relata la historia. aunque solo intentaba dar el anuncio. se ven obligados a enfrentar un nuevo problema: Regis tomó el mando del ejército que combatiría contra los bárbaros. que ha adornado la novela con ese arte hermoso y refrescante. que siempre me estuvo ayudando. Si llevan gusto. A mi editor. pude concebir la forma final de esta obra. donde estamos realizando una encuesta.net/ Y finalmente. que se abrió paso a través del frente… ¡¡Un asesino con dagas se dirige hacia Regis!! Por cierto. La dirección URL es: http://murasakiyukiya. aunque aún no ha sido anunciado oficialmente. el señor Wada. A mi familia y amigos que siempre estuvieron dándome apoyo. por descuido he dado el previo del siguiente volumen. cuando apenas se consolidaba la relación de confianza entre ellos.Este volumen habla acerca de cómo se conocen Altina y Regis. Agradecimientos: Quiero expresar mi gratitud al ilustrador. pero entre ellos había un enemigo demasiado poderoso. pueden ir al sitio web dirigido para todas las almas jóvenes. Mi intención fue escribir un episodio que relatara cómo se estrecha la relación entre ellos dos. a todos los que han leído hasta estas letras. himesuz-sensei. y cuando Regis por fin había formado su determinación. muchas gracias por haberme permitido recibir sus consejos todas esas ocasiones. o si lo prefieren. Y también. Después de que Altina comenzaba a dar sus primeros pasos hacia su gran ambición. A HS-kun. La dirección para recepción de cartas está escrita en las páginas posteriores a este “Atogaki”. pero ya se considera la publicación del segundo volumen. me encantaría recibir lo que piensan acerca de él. gracias a usted. A todos los que laboran en el departamento editorial de Famitsu.

.

Como podrán ver. el formato. etc. olvidándonos un poco de los honoríficos japoneses. fuente. Esta vez. Todo me parece muy carismático y muy apropiado para el género de Fantasía Clásica. territorio francés. Así que esta vez llevará el sello de él. ¡Espero que hayan disfrutado la lectura! ATTE.. Las batallas. Sobre la historia… Para mí. y por lo tanto él es el Editor y Corrector de esta traducción. y que me gustaría poder estar a su altura traduciéndola. por lo que todo estará adaptado a esa zona. estilo. las situaciones cómicas. espero que les guste. Sin más. Porque. Es una historia dinámica. no aguanto las ganas de verlo terminado. Por último. porque la misma historia lo permite. así como los personajes y su discurso. presento mi tercer proyecto de traducción. se llevó a cabo una completa adaptación.Notas del traductor Hola una vez más. además de que tiene un grado de realismo muy alto. con una narración (en japonés) preciosa. y a partir de hoy también me dedicaré a este proyecto. Sinceramente. es de las mejores que he leído. soy Thunder503. Eso es porque este proyecto es una serie que Esteban estima mucho. y adaptándolos con sus pares del idioma español para esa zona-época. Eso me incentiva a seguirla traduciendo. espero que les guste esta adaptación. Todo se lleva a cabo en una zona de Europa. todo es diferente a lo que están acostumbrados a ver de mi parte. Thunder503 226 . tal como lo están leyendo.

encargándome yo de la edición en un 100%. Maids FTW! ——Esteban108 227 . pero en esta ocasión Thunder me instó a escribir algo. Esta es una de las mejores novelas que he leído hasta ahora. pero por diversos motivos le encargué este trabajo a Thunder. dado que esta es una novela que esperé varios años para poder leer. la habría realizado yo. Clarisse rulz.Notas del editor Normalmente no acostumbro dejar notas cuando sólo edito una novela. Altina rulz. y también debido esos motivos es que la novela acabó saliendo mucho después de lo que ambos teníamos planeado. De poder haberlo hecho. así que espero que podamos seguir sacándola en castellano y que así todo el mundo pueda disfrutar de esta gran historia.