lunes, 4 de febrero de 2002/ la voz de la escuela

ciencias < >

7

> LA NOTICIA

El fascinante calamar araña
MOISÉS PIRES

La familia de monstruos abisales cuenta con un nuevo miembro. Se trata de una especie de calamar gigante recién descubierta que mide seis metros de longitud y tiene un aspecto tan extraño que más bien perece un ser de otra galaxia. El geólogo William Sager, del National Museum of Natural History (Washington, D.C.) descubrió al animal mientras navegaba en su sumergible a 2.000 metros de profundidad en el Golfo de México. Pero también se han visto ejemplares vivos en el océano Pacífico y en el Índico. Cuando está nadando, este extraño animal mantiene su cuerpo, de aproximadamente un metro de largo, en posición vertical y arrastra sus brazos por detrás. Pero cuando permanece inmóvil, los tentáculos, que son muy pegajosos, se abren en abanico formando ángulos rectos con el cuerpo para después colgar ondulantes. Los descubridores del nuevo calamar creen que puede pertenecer a la familia Magnapinnidae, un grupo zoológico que fue descrito por primera vez en 1998 y del que sólo se conocían pequeños ejemplares de cinco centímetros de longitud. Desde la antigüedad, los encuentros con calamares gigantes han inspirado un buen número de leyendas e historias fantásticas. El feroz y temible Kraken, un ser marino mitológico de gigantescas proporciones, anidó durante siglos en la imaginación de los navegantes, llenándoles el cuerpo de temores incontenibles. Poco a poco, los calamares gigantes fueron saliendo del terreno de la mitología y entrando en el de la ciencia. En 1854, el científico danés Japetus Steenstrup concluyó que el Kraken no era más que un cefalópodo abisal de grandes proporciones. En 1874, el reverendo norteamericano Moses Harvey compró a un pescador el primer ejemplar de calamar gigante do-

NOMBRE PROPIO

Julio Verne
A lo largo de la historia de la literatura, los calamares gigantes han protagonizado numerosas novelas y relatos, pero la cita más famosa pertenece, sin lugar a dudas, a Julio Verne y sus Veinte mil leguas de viaje submarino. Verne (1828-1905) dedicó todo un capítulo de la novela (el XVIII de la 2ª parte) a narrar el encuentro, y violenta lucha, del Nautilus y sus tripulantes con uno de estos cefalópodos. Por cierto, en este capítulo Verne no distingue entre los pulpos y los calamares y se refiere indistintamente a unos y otros como si fueran lo mismo. La narrración incluye numerosas referencias periodísticas y científicas escogidas por el autor para dar verosimilitud a lo que está contando.

MISCELÁNEA

Restos de calamar gigante encontrados en el sur de Tenerife

Navegando por la Red
Para pasar un buen rato leyendo información sobre los calamares gigantes, proponemos visitar algunas páginas web. En las páginas de la revistas científicas Nature <http://www.nature.com/ns u/011227/011227-3.html> y Science <http://www.sciencemag.or g/< se pueden ver filmaciones de ejemplares vivos de la especie recién descubierta. En la página de la sección dedicada a los calamares gigantes de la exposición Ocean Planet aparece mucha información sobre estos animales, redactada para un público amplio <http://seawifs.gsfc.nasa.g ov/squid.html>. Otra página interesante, muy divertida y con animaciones y películas, es la que el canal Discovery dedica a estos bichos <http://dsc.discovery.com/ stories/nature/giantsquids/meet.html>

cumentado, que exhibió durante algún tiempo en su iglesia. Y en 1880, el profesor A. E. Verrill, de la Universidad de Yale, utilizó el calamar de Harvey para realizar el primer estudio científico de este tipo de invertebrados. Desde entonces se han descubierto varias especies de calamares gigantes, la mayor de las cua-

les es el Architeuthis dux, de 18 metros de longitud y una tonelada de peso. Pese a todo, los calamares gigantes siguen envueltos en el misterio. Se sabe muy poco acerca de su biología y nada acerca de su modo de reproducción. > F. Franco del Amo

NOMBRE COMÚN

NEWS LTD

Architeuthis dux
El Architeuthis dux es el invertebrado más grande del planeta. El mayor ejemplar capturado medía 18 metros de longitud y pesaba 910 kg. Está claro, por tanto, que este cefalópodo se ha ganado a pulso el título de calamar gigante. Pero en realidad, y en contra de los que comúnmente se cree, no es el único miembro de la categoría. De hecho, existen al menos diez especies de calamares abisales de gran tamaño patrullando el océano mundial. El Mesonychoteuthis hamiltoni, por ejemplo, mide cuatro metros de longitud. En 1970 un buque arrastrero ruso capturó en aguas de la Antártida el primer ejemplar conocido de esta especie. También el Moroteuthis robusta, que se encontró en 1960 en aguas de California y que mide dos metros de largo, es un miembro destacado de la familia. Y no debemos olvidar al Taningia danae que, además de Calamar atrapado en Melbourne medir 2 metros de la zona de Carrandi, donde ya se localizalongitud y pesar 61 kg. de peso, ostenta ron ejemplares extraordinarios, biólogos el récord de tener los órganos bioluminisgallegos están realizando estudios que centes de mayor tamaño de todo el reino aportarán interesantes datos. animal. Frente a las costas asturianas, en