You are on page 1of 52

LOSAS MIXTAS. COMPORTAMIENTO MECÁNICO.

3

1. Principios básicos.
1.1 Introducción. Definición.
1.2 Disposición y aplicación.

1.2.1 Disposición.
1.2.2 Campos de aplicación.
1.3 Elementos constituyentes.

1.3.1 Chapa
1.3.1.1 Tipos de Chapa perfilada
1.3.1.2 Conformación de la chapa
1.3.1.3 Influencia de la geometría de la chapa
Embuticiones
Abertura de nervios

1.3.2 Conectores.
1.3.2.1 Generalidades
Formas básicas de conexión
Clasificación de los conectores
1.3.2.2 Fuerzas aplicadas a los conectores
1.3.2.3 Resistencia de cálculo de los conectores comunes
Conectores de espiga en losas de hormigón macizas
Conectores de espiga en forjados con chapa de acero
Conectores de angular soldados
Otros conectores

1.3.3 Acero de refuerzos.

81 

2. Mecanismos de Interacción.
2.1 Introducción.
2.2 Grados de Interacción.

2.2.1 Interacción total.
2.2.2 Interacción parcial.
2.2.3 3Interacción nula.
3. Formas de Rotura
4. Ductilidad / fragilidad.
5. Mecanismos principales del fallo.
5.1 Fallo por flexión.
5.2 Fallo por deslizamiento longitudinal.

5.2.1 Fallo por liberación longitudinal de la chapa.
5.2.2 Fallo por separación vertical.
5.2.3 Fallo por rotura de Hormigón.
5.2.4 Fallo por aplastamiento de embuticiones.
5.3 Fallo por cortante vertical.
5.4 Representación de los métodos de fallo.
6. Comprobación de secciones
6.1 Comprobación de la chapa perfilada de acero como encofrado en ELU.
6.2 Comprobación de la chapa perfilada de acero como encofrado en el ELS.
6.3 Comprobación de la losa mixta en el estado límite último

6.3.1 Verificación de la resistencia a momento flector positivo
6.3.1.1 Eje neutro plástico por encima de la chapa perfilada.
6.3.1.2 Eje neutro plástico contenido en la chapa de acero

6.3.2 Verificación de la resistencia a momento flector negativo
6.3.3 Rasante longitudinal
6.3.3.1 Método m-k
6.3.3.2 El método de la conexión parcial

6.3.4 Verificación a esfuerzo cortante vertical
6.3.4.1 Resistencia a punzonamiento

6.3.5 Propiedades elásticas de secciones transversales para la verificación del ELS
7. Ejemplo de cálculo.

82 

1. Principios básicos.
 
1.1 Introducción.
Las losas mixtas; cuyo esquema aparece en la figura siguiente; están formadas
por una chapa de acero conformada en frío, usada como encofrado durante la
construcción de la losa; capaz de soportar el hormigón vertido, la armadura
metálica y las cargas de ejecución; que funciona solidariamente con el hormigón
una vez fraguado. De ahí la denominación de forjado mixto [10].
El comportamiento mixto es el que tiene lugar cuando en la losa se combinan sus
componentes (chapa de acero nervada, armadura de refuerzo y hormigón
endurecido) para formar un elemento estructural único. La chapa debería ser
capaz de transmitir el esfuerzo rasante horizontal en la superficie de contacto
acero-hormigón. Bajo flexión, la losa mixta se deforma y aparecen tensiones
tangenciales entre el acero y el hormigón.
De lo contrario se producen flexiones independientes de los elementos, a modo de
losas en paralelo, siendo despreciable la contribución de la chapa (encofrado
perdido) y con el armado imperativo en el hormigón.

 

83 

1.2 Disposición en las construcciones y campo de aplicación.

1.2.1 Disposición.

La construcción de losas mixtas es esencialmente una superposición de
elementos estructurales dispuestos en una dirección. Como se observa en
la fotografía las losas se apoyan en las vigas secundarias, con las que
normalmente actúan como piezas mixtas; éstas van apoyadas en las vigas
primarias, que se sustentan en los pilares.
Este conjunto de trayectorias recorridas por las cargas conduce a mallas
rectangulares, con grandes luces en al menos una de las direcciones
(hasta 12, 15 o incluso 20 m). La separación entre vigas y por tanto la luz
de la losa, depende del método de ejecución:
Si la separación entre vigas es inferior a 3,5 m., no es preciso apear la losa
durante el hormigonado. En este caso, la etapa constructiva es crítica en el
diseño de la chapa soporte de acero. Debido a la poca luz, las tensiones
en la losa mixta en el estado final, una vez que el hormigón ha endurecido,
son muy pequeñas. Para tales forjados, lo más utilizado son las chapas de
perfil trapezoidal con resistencia al rasante horizontal y ductilidad limitadas.
Éstas presentan el menor peso de acero por metro cuadrado de forjado.
Para otras disposiciones de los forjados donde el espaciado lateral de las
vigas sea mucho mayor, se necesita disponer de puntales para soportar
las chapas de acero durante la fase de hormigonado. Como consecuencia
de la mayor luz, la losa se encuentra fuertemente tensionada en su estado
final. Por ello este estado final gobierna normalmente el diseño.
En este caso la chapa de acero requerirá una buena resistencia de
adherencia al rasante horizontal por lo que habitualmente se utilizan
perfiles con entrantes que conducen a un mayor peso propio de la chapa
por metro cuadrado de forjado.

84 

Estructura con losas mixtas soportadas por vigas de acero [15] 

1.2.2 Campo de aplicación
Los forjados colaborantes que trata este proyecto tienen las luces en la dirección
de los nervios. Éstos se pueden aplicar a estructuras de edificación en que las
cargas impuestas sean predominantemente estáticas o edificios industriales con
forjados sometidos a cargas móviles.
Las losas mixtas se pueden emplear en estructuras con cargas impuestas
considerablemente repetitivas o aplicadas bruscamente, y para proporcionar un
arriostramiento lateral a las vigas de acero, actuando como diafragma para resistir
la acción del viento.
La protección estándar contra la corrosión de la chapa consiste normalmente en
una capa delgada de galvanizado. Esta protección es generalmente suficiente
para los usos más comunes de las losas mixtas (es decir, en atmósferas interiores
secas).
Queda claro pues que las losas mixtas disponen de un amplio uso en muchas
ramas de la construcción industrial. Algunos ejemplos pueden ser:

Edificios industriales y plantas de proceso: en estructuras de acero son fáciles
y rápidas de colocar.

Almacenes: el forjado colaborante dota al almacén de la flexibilidad que éste
siempre requiere, permitiendo además colocar instalaciones suspendidas y
aspersores antiincendios.

85 

en la mayoría de los casos entre 0’75 mm y 1 mm. profundidades y separaciones entre nervios. 86  . anchos.1 Chapa 1. Éstas presentan diferentes formas. 1. rigidizadores planos y conexiones mecánicas entre la chapa de acero y el hormigón. • Profundidades que van desde 40 mm hasta 80 mm.2 Conformación de la chapa La chapa perfilada se conforma en frío. • Reformas: se suele requerir losas de formas irregulares. mediante una bobina de acero galvanizado que pasa a través de varios rodillos. • Protección contra la corrosión mediante una fina capa de galvanizado en ambas caras.1.1 Tipos de chapa perfilada En la fabricación de losas mixtas se emplean numerosos tipos de chapas perfiladas.3 Elementos constituyentes de la losa mixta 1. en la figura siguiente se muestran algunos ejemplos. produciéndole un progresivo y sucesivo conformado. además. por lo que la ligereza de las losas facilita su aplicación en estos casos. • Edificios de viviendas y servicios comunitarios: las losas mixtas tienen buena capacidad de aislamiento térmico y acústico. Las características principales de la chapa perfilada son las siguientes: • Espesores comprendidos entre 0’75 mm y 1’5 mm. el acceso a la zona de construcción normalmente es complicado.• Oficinas y edificios administrativos: las estructuras de acero con losas mixtas disponen de grandes espacios libres y se adaptan a la colocación de conductos e instalaciones en falsos techos.3.3.1. recubrimiento lateral. Tipos de chapa perfilada  1.3.

Las variables relacionadas con las embuticiones que pueden suponer una mejor resistencia a rasante de la losa mixta son: • La profundidad efectiva. que produce un aumento de la resistencia característica media de la sección. 1.3. 87  . con un límite elástico de 235 N/mm2) presenta un límite elástico de aproximadamente 300 N/mm2 tras el conformado.1. • La densidad. Generalmente una bobina de grado S235 (es decir.1 Generalidades Formas básicas de conexión Las primeras formas de conectores se soldaban en el taller.2.Este proceso provoca un endurecimiento debido a la deformación del acero.3 Influencia de la geometría de la chapa Embuticiones Las embuticiones influyen en gran medida en el comportamiento de la tensión rasante entre la chapa metálica y el hormigón. utilizando la convencional soldadura por arco. Abertura de los nervios Los nervios del perfil han de ser suficientemente cerrados.3. pero reforzando la losa para aumentar su resistencia al fuego. • La orientación. • El radio de curvatura de las embuticiones y la línea del perfil. 1. que sirven para mostrar la complejidad de las operaciones necesarias de laminado y soldadura. lo que permite ahorrar hormigón y favorecer su retención vertical evitando que se desmolde. • La disposición a lo largo de la chapa.2 Conectores 1.3. Los tipos más comunes son los conectores de asa y los conectores en T.

88  .La popularidad de las vigas mixtas ha conducido a los fabricantes al desarrollo de formas muy sencillas de conectores. Conector en forma de bloque con lazo Conector en ángulo Conector de espiga   Conector en T     Tipos de conectores    A pesar de la gran cantidad de tipos de conexiones disponibles. el conector de espiga se ha convertido en el primer método de conexión para vigas mixtas. El conector de espiga puede ser soldado por puntos a la sección de acero en una operación. utilizando soldadura controlada por computador.

Esta capacidad ha posibilitado que las ventajas económicas de las losas mixtas para forjados puedan explotarse al máximo. Clasificación de los conectores Los conectores pueden clasificarse como dúctiles o no dúctiles. P   P (rasante)  PRk  PRk  s  s  su  a)   Conector dúctil        b)   Conector no dúctil  Conexión en ángulo sencilla    89  . Las curvas de rasantedeslizamiento (P-s) se obtienen mediante ensayos de cizallamiento.La mayoría de las máquinas modernas permiten soldar el conector de espiga en chapas de acero galvanizado. Un conector dúctil posee un tipo de curva elásto-plática con una meseta de fluencia correspondiente a la resistencia característica del conector deslizamiento última elevada. El Eurocódigo 4 considera que los conectores que tienen una capacidad de deslizamiento característica mayor o igual a 6 mm pueden suponerse dúctiles. Los conectores dúctiles son aquellos con suficiente capacidad de deformación para justificar la suposición simplificada del comportamiento plástico de la conexión por rasante en la estructura considerada. a condición de que el grado de la conexión sea suficiente para las luces de la viga que están siendo consideradas. La figura muestra ejemplos de comportamiento dúctil y no dúctil. y una capacidad de .

y con un diámetro del fuste no menor de 12 mm y que no sobrepase 22 mm pueden considerarse como dúctiles de acuerdo a la experiencia. Si no hay conexión mecánica entre la losa de hormigón y la viga de acero (se ignora el efecto de adherencia natural) entonces los dos materiales deslizarán entre sí y las tensiones de flexión en la sección serán tal y como se muestran en la figura. El esfuerzo rasante longitudinal debe. suponiendo que los conectores se distribuyan suficientemente por los nervios de la chapa.3.Los conectores de espiga con una longitud total una vez soldados no menor de 4 veces el diámetro de la cabeza. Esta afirmación es verdadera para una losa de hormigón plana. los conectores de bloque deberían clasificarse como no dúctiles ya que su capacidad de deslizamiento se debe solamente a la deformación del hormigón alrededor de los conectores. 1. Esta transferencia se consigue normalmente utilizando armaduras de refuerzo colocadas perpendicularmente al eje principal de la viga. la capacidad de deslizamiento es mucho más alta. En la mayoría de las vigas mixtas los conectores están espaciados a lo largo de la sección de acero y. Para una losa mixta con chapa de acero perfilada. Sin embargo.2 Fuerzas aplicadas a los conectores Consideremos una viga mixta. desde la estrecha sección de acero hacia la losa de hormigón que es mucho más ancha. de unos 10 a 15mm. angulares esbeltos soldados y angulares conformados en frío fijados por disparo. por lo tanto. proporcionan una resistencia al esfuerzo rasante longitudinal solo localmente en la parte superior del ala. Estas armaduras se colocan normalmente por debajo de la cabeza del conector de espiga (u otro conector) y se prolongan dentro de la losa de hormigón. 90  . Otros conectores también pueden considerarse como dúctiles: tornillos de alta resistencia.2. de este modo. transferirse.

si se proporcionara resistencia al rasante longitudinal mediante alguna forma de conexión tal que las tensiones en el plano de unión de los dos materiales coincidan. entre la losa de hormigón y la sección de acero puede calcularse por: · V Esfuerzo cortante vertical aplicado en el punto considerado. tensiones de flexion y cortante para situaciones  a) sin conexión  b) con conexión completa  Claramente. entonces la viga actuaría como una sección mixta en su totalidad. S Momento estático del área de la losa de hormigón o de la sección de acero respecto al eje neutro elástico. T (esfuerzo cortante por unidad de longitud).Tensión elástica Tensión plástica de rotura Sección de la viga a) Sin conexión Deformación Tensión normal Tensión tangencial b) Conexión total Deformación Tensión normal Tensión tangencial Esfuerzos.   91  . Si se supuso que la viga mixta está completamente conectada a rasante actúa de forma elástica entonces el flujo de cortante. I Momento de inercia de la sección equivalente.

de la ecuación anterior. Puede verse. La línea continua de la parte a de la siguiente figura muestra la distribución del rasante longitudinal.7 veces la carga de agotamiento plástica q = 0. que los esfuerzos rasantes longitudinales debidos a la conexión variarán dependiendo del cortante vertical presente. el esfuerzo sobre el conector a lo largo del plano entre la sección de acero y la losa. a lo largo de la mitad de una viga cargada uniformemente y simplemente apoyada con conexión completa. sin embargo. que esto se aplica solamente cuando se da por hecho que la viga tiene un comportamiento elástico. Fuerza en el conector (kN) Distancia en la viga (m) a) Conexión rígida Fuerza en el conector (kN) Distancia en la viga (m) b) Conexión flexible q = 0.La figura también muestra la tensión tangencial elástica que tiene lugar en la sección en condiciones de conexión nula y cuando la conexión es total.98 veces la carga de agotamiento plástica Cargas sobre los conectores para conectores rígidos y flexibles  Debe recordarse. Como se alcanza el momento 92  .

se dice que la viga dispone de “conexión total a rasante”. este es un criterio de resistencia y la viga se denomina con “conexión parcial a rasante”. Al determinar la resistencia de la viga. A esto se debe el requisito de que los conectores deben tener una ductilidad sustancial para que se puedan comportar adecuadamente. Estos dos conceptos se verán detalladamente más adelante.de agotamiento. es probable que los conectores de los extremos estén muy deformados y aún así sean capaces de soportar todavía una carga de rasante longitudinal elevada.   En la práctica. la distribución del rasante longitudinal en la viga también cambia y los conectores cercanos a la rótula se someten a cargas mayores. la sección de acero plastificará o la losa de hormigón romperá y se formará una rótula plástica en la sección crítica. La línea punteada de la figura a muestra la distribución del esfuerzo rasante cuando estamos más próximos a la carga de agotamiento plástico. la que controla la resistencia de la viga. y siempre hay algún deslizamiento entre la losa de hormigón y la sección de acero. La flexibilidad de los conectores permite más ductilidad y una variación en la distribución del rasante longitudinal entre la losa y la sección de acero. Las tensiones normales en la viga son como se observan en las líneas discontinuas de la figura. En la carga última. El deslizamiento que tiene lugar cuando se deforman los conectores tiene un profundo efecto sobre la rigidez de la viga. Es esta resistencia al rasante de los conectores. 93  . En la figura b se observa la correspondiente distribución del esfuerzo rasante longitudinal presente en una viga mixta con conexión flexible. Si los conectores colocados son suficientes para resistir el esfuerzo rasante longitudinal generado cuando se desarrolla la resistencia plástica total de la viga. se supone que todos los conectores serán capaces de resistir un esfuerzo rasante longitudinal. los conectores no son nunca totalmente rígidos. Es posible reducir también la cantidad de conexión de manera que se limite de forma correspondiente la resistencia al momento de la viga. cuando se ha formado la rótula plástica. incluso cuando se deformen.

Los conectores muy flexibles y resistentes pueden permitir elevada resistencia a la flexión pero. sí tiene lugar un movimiento relativo entre la losa y la sección de acero. por lo tanto. El mecanismo de este movimiento puede observarse en la figura. permitiendo cierta 94  . Generalmente se asume que el esfuerzo rasante es mayor al nivel de la soldadura entre la sección de acero y el conector. Consecuentemente. El área y la resistencia al rasante del conector y la soldadura deben. La rigidez de la conexión a rasante. El hormigón puede aplastarse contra la base del conector. habrá una pérdida de rigidez. en relación a la rigidez de la sección de acero y la losa. Delizamiento Hormigón aplastado     La deformación de los conectores flexibles [11]    Sin embargo. una viga donde los conectores son infinitamente rígidos se dice que tiene "interacción total" y una donde la conexión es relativamente flexible se dice que tiene "interacción parcial". a causa del considerable deslizamiento que se produce. El mayor esfuerzo que actúa sobre el conector es el rasante directo. define el grado de interacción. conector y hormigón afectarán a la conexión de rasante. ser adecuados para transmitir las fuerzas generadas. Puede deducirse que la resistencia y las rigideces de ambos. Es improbable que exista deformación significativa debida a este rasante.

Es más probable que los conectores largos y esbeltos se deformen de acuerdo con el patrón característico en forma de “S”. Las diferentes rigideces a flexión de la losa de hormigón y la sección de acero. incrementa la tendencia de la losa de hormigón a separarse de la sección de acero. preferiblemente.2. indeseables. Sin embargo.deformación del propio conector. Los conectores cortos y robustos tienden a ser frágiles y. La mayoría de los códigos de diseño requieren conectores de espiga que sean tres o. Por lo tanto. De hecho. por lo tanto. la resistencia de cálculo a rasante PRd de un conector de espiga soldado con un cordón perimetral de soldadura debería determinarse por: min . Probablemente también exista tracción directa en el conector. en la cabeza del conector el hormigón confinado no está sometido a tensiones tan elevadas y esa parte del conector permanece en su posición original. 0. Ya se ha comentado que es muy probable que el hormigón se aplaste en esta región permitiendo que aparezcan deformaciones de flexión en el conector.2 Resistencia de cálculo de los conectores comunes   Conectores de espiga en losas de hormigón macizas Para una losa de hormigón plana. La capacidad resistente del hormigón en esta región depende tanto de su volumen como también de su resistencia y rigidez.8 · 0. cuatro veces más largos que su diámetro. es muy corriente diseñar los conectores para resistir esta fuerza de tracción. El resultado es una deformación por flexión en el conector. donde haya suficiente hormigón alrededor del conector. 1.3. la tensión de aplastamiento puede alcanzar un valor varias veces superior a la resistencia del hormigón no confinado. La mayor fuerza resistida por el hormigón es la de aplastamiento que soporta contra el borde de contacto con el conector. combinadas con la forma deformada de los conectores. por lo que tienden a ser más dúctiles.29 · · · · · 4 / · 95  .

PRd( 2) Fallo por el aplastamiento local del hormigón alrededor del conector.   Conectores de espiga en forjados con chapa de acero Para chapas con nervios transversales a las vigas de apoyo.25 si h/d > 4 si 3 ≤ h/d ≤ 4. Coeficiente parcial de seguridad para conectores.2 [(h/d)+1] γv = 1. del (1) Rd hormigón a la edad considerada. medida en probeta cilíndrica. fu Resistencia característica. del hormigón a la edad considerada.70 dado por la siguiente expresión: · · 1 losa bo h hp elemento Conector soldado con viga mixta    96  .Conector en espiga soldado  P Fallo por rasante del conector. α Factor de corrección igual a: 1 0. h Altura total del conector. fck Resistencia característica. d Diámetro del fuste del conector (d ≤ 25 mm). la resistencia de cálculo a rasante debería tomarse como su resistencia en una losa maciza multiplicada por el factor de reducción 0. medida en probeta cilíndrica. Ecm Módulo secante del hormigón (a corto plazo).

8 cuando 1. • hp ≤ 85 mm. Para chapas con agujeros o conectores de espiga soldados a chapas con un espesor t menor o igual a 1. Nº de conectores de Conectores de espiga d ≤ 20 mm Conectores de espiga 19 mm ≤ d ≤ 22 mm espiga por nervio y soldados en chapa de acero perfilada y chapa perfilada con agujeros Nr = 1 0. está limitado a 2 en los cálculos incluso si hubiera más de dos conectores presentes en un nervio.70 0.75 Nr = 2 0. • b0 ≥ hp. 97  . es el número de conectores de espiga en un nervio en la intersección con la viga. 2 a fin de guardar un nivel de seguridad homogéneo. Y finalmente. la soldadura se realiza a través de los perfiles de chapa perfilada. el coeficiente de reducción 0.85 0.6 · Estos factores de reducción y · 1 se obtiene: 1 son debidos al pequeño embebimiento de los conectores de espiga y las mayores dificultades en las condiciones de la soldadura. el factor de reducción no debería tomarse mayor que los valores dados en la tabla siguiente.60 Límites superiores para el factor de reducción kt  Para chapas con nervios paralelos a las vigas sustentantes (como para una viga de borde por ejemplo).0 cuando • no debería tomarse mayor de 0. para conectores de espiga soldados en chapas de acero de espesor mayor de 1.0 mm: • no debería tomarse mayor de 1.0 mm.Esta fórmula de reducción es válida solamente si se cumplen simultáneamente las siguientes condiciones: • d ≤ 20 mm.

h Altura de ala vertical del angular (en mm). π·φ2/4.    98  .   >3 h t I Conectores de ángular con refuerzo  Para prevenir el despegue de la losa durante la flexión de la viga. fsk Límite elástico característico del material del refuerzo γv = 1. fck Resistencia característica del hormigón (en N/mm²).15 Coeficiente parcial de seguridad para el refuerzo Otros conectores El Eurocódigo 4 proporciona consejos para otros conectores menos usuales tales como conectores de bloque. anclajes.Conectores de angular soldados La resistencia de cálculo de un conector de angular soldado (Figura siguiente) debería determinarse por la fórmula experimental y no homogénea dimensionalmente: 10 · · / · / PRd Fallo por rasante del conector (en Newton).1 · Ae Área de la sección transversal de la barra. conectores de bloque y asa con anclajes o asas. γv = 1. l Longitud del angular (en mm).25 Coeficiente parcial de seguridad para conectores. debería cruzarse una armadura de refuerzo en el ala del angular y su diámetro debería satisfacer la siguiente condición: · 0.

ya que el sobrecoste de material queda compensado por la facilidad y rapidez de ejecución.3. La malla de refuerzo puede colocarse sobre los nervios de la chapa perfilada.1. • Reforzar localmente las aberturas practicadas a la losa. Es recomendable recurrir a una solución con malla electrosoldada continua en toda la losa en lugar de un mallazo suplementario en la zona de apoyo.3 Armadura de refuerzo Normalmente conviene disponer armadura de refuerzo en la losa por las razones siguientes: • Distribuir las cargas lineales y puntuales. • Reforzar la parte superior de la losa en las zonas de momentos flectores negativos.       99  . La longitud y el recubrimiento del refuerzo deberán satisfacer los requisitos habituales del hormigón armado. • Aumentar la resistencia al fuego. • Controlar la fisuración debida a la retracción.

Mecanismos de interacción 2. . por lo que no se producen problemas de colaboración debidos a dilataciones divergentes.2. unas embuticiones en la chapa durante su proceso de conformado que actúan como interferencias mecánicas frente al deslizamiento. El acero y el hormigón poseen un coeficiente de dilatación térmica muy parecido. la adherencia entre el acero y el hormigón normalmente no es suficiente para conseguir la acción mixta en la losa. con intención análoga al corrugado de las barras de acero para el hormigón armado. y por ello se puede utilizar uno o varios de los siguientes procedimientos para alcanzar una resistencia frente al deslizamiento longitudinal: . La resistencia de estos enlaces puede ser muy elevada pero no debería tenerse en cuenta debido a su alta variabilidad y difícil control. 100  .Interferencia mecánica por embuticiones: Para conseguir una interacción razonable entre el acero y el hormigón se provocan. Al iniciarse el deslizamiento.Adherencia química: Enlace químico entre el hormigón y el acero. que se produce durante el proceso de fraguado.1 Introducción. La chapa perfilada debería ser capaz de transmitir tensiones rasantes longitudinales al hormigón a través de la superficie de contacto para asegurar una acción conjunta de la losa mixta. estas interferencias mecánicas provocan unas deformaciones en la chapa (flexión transversal) que incrementan notablemente las fuerzas necesarias para que el deslizamiento prosiga. Sin embargo.

Éstas pueden llegar a ser muy importantes cuando existen embuticiones.Anclajes mecánicos de conexión con las vigas: Las vigas de apoyo de las losas pueden funcionar como vigas mixtas en su flexión propia (transversal a la losa). Estos conectores actúan también como anclajes extremos de la losa en su dirección de flexión.. . En estos casos.Anclajes mecánicos por deformación de la chapa: De forma similar a los conectadores. al incrementar notablemente las fuerzas de contacto. También aparecen en el caso de chapas lisas aunque a nivel mucho menor.Interferencia mecánica por fricción: Las fuerzas normales de contacto entre el hormigón y el acero producen esfuerzos de fricción que se oponen al deslizamiento. . las vigas metálicas incorporan los típicos conectores soldados en el ala superior atravesando la chapa y embebidos en la losa. donde no existe momento flector positivo. A continuación se ilustran estas tipologías de interacción:        Tipos de interferencia en losas mixtas con nervios abiertos y cerrados    101  . se puede practicar un aplastamiento de la chapa a modo de anclaje. en los extremos de las chapas.

1 Interacción total Si no existe deslizamiento relativo entre acero y hormigón. Los elementos estructurales actúan conjuntamente como un elemento único. la interacción es total y puede aceptarse como válida la hipótesis de continuidad de deformaciones longitudinales entre los materiales.2. es: 102  . en la que el hormigón se encuentra fisurado y el acero en régimen elástico. esto es. A continuación se ilustra una posible situación de funcionamiento en conexión total. La ley de deformaciones se supone lineal. del grado de interacción. z Brazo de palanca de las resultantes longitudinales.2. Cualquier elemento estructural mixto sometido a flexión.   Esquema conceptual de funcionamiento en interacción total    La fuerza media por patrón de embutición en la luz de rasante · ⁄ · ⁄ s Distancia entre patrones de embutición. presenta un comportamiento que depende de la capacidad de transmisión de esfuerzos rasantes entre ambos materiales.2 Grado de interacción/Tipos de comportamiento. 2.

que las secciones de ambos elementos se mantienen planas y que sus curvaturas son iguales. el conjunto puede tratarse como la suma en paralelo de elementos estructurales independientes.2. si los elementos no transmiten nunca esfuerzos rasantes. aunque los elementos transmiten el esfuerzo rasante.2. 2. Evidentemente. no puede hablarse de losa mixta al no existir interacción. resulta obligado el armado de la losa de hormigón para resistir sus 103  .2. los respectivos ejes neutros no coinciden. En algunos estudios se demuestra que las curvaturas de acero y hormigón pueden perfectamente diferir en chapas de perfilado abierto. la interacción es parcial y. no obstante. sino de una losa nervada de hormigón y una chapa de acero actuando en paralelo.3 Interacción nula Finalmente. Así. Se acostumbra a suponer. no puede admitirse la continuidad de deformaciones.   Esquema de funcionamiento en interacción parcial      Al no existir continuidad de deformaciones entre los elementos.2 Interacción parcial Si existe cierto deslizamiento entre los materiales.

  104  .tracciones longitudinales y. el hormigón tendría resistencia a flexión nula. la contribución de la chapa de acero pasa a tener un efecto despreciable en la flexión del conjunto. como resultado de la separación vertical entre la chapa y el hormigón. en este caso. actuando únicamente la chapa. Esquema de funcionamiento en interacción nula    El estado de interacción nula también puede darse como punto final del proceso de deslizamiento de una losa mixta sin armar. En este caso. especialmente en los perfilados en ángulo abierto. actuando únicamente como encofrado perdido.

Esta rigidez es máxima para la interacción completa y mínima para la interacción nula.Comportamiento de la losa mixta  La rigidez de la losa mixta.     105  . es diferente para cada tipo de comportamiento. representada por la primera parte de la curva P-δ.

Las losas con perfiles abiertos experimentan un comportamiento más frágil que aquellas con perfiles reentrantes que exhiben un comportamiento más dúctil.3. representadas en la figura siguiente. tales como embuticiones o hendiduras y el uso de formas en cola de milano. Los conectores de rasante en la viga y la losa también influyen en el modo de fallo.    106  . • Dúctil. Respuesta carga‐flecha de losas frágiles y dúctiles    El que la losa presente un modo de fallo frágil o dúctil depende de las características de la interfase acero-hormigón. Formas de rotura La rotura de la losa mixta puede ser de dos maneras diferentes. • Frágil. en cuyo caso el fallo surge de forma repentina y sin deformaciones importantes apreciables. Sin embargo los fabricantes de las chapas aminoran la tendencia al comportamiento frágil mediante diversos medios mecánicos. que se produce progresivamente con deformaciones significativas al llegar al colapso.

Es de vital importancia tener en consideración que la interacción entre la chapa y el hormigón debe desarrollarse de tal forma que todas las embuticiones. al tiempo que evite el deslizamiento. Dicha concentración podría provocar la rotura frágil del hormigón por cizalladura o desconchado y por tanto. Ductilidad. presente también la deformabilidad necesaria para que el esfuerzo rasante se distribuya convenientemente antes de que se produzca la rotura del hormigón. para la consecución de la interacción total. no simultanea. Así.4. resultando mínima la resistencia del conjunto de la losa. sean capaces de repartirse los esfuerzos rasantes para poder resistir conjuntamente el deslizamiento. o todos los dispositivos de cualquier otro sistema de retención. Fragilidad. debe conseguirse un sistema de retención que. Una rigidez excesiva del sistema de retención en la chapa puede provocar una concentración de esfuerzos en una pequeña zona. 107  . de los dispositivos de retención. una rotura secuencial.

calculado mediante la teoría plástica. La figura siguiente ilustra los tres modos de fallo posibles en las losas mixtas y las secciones donde pueden producirse. que supera el momento resistente de la losa . I: fallo por flexión  II: fallo por deslizamiento longitudinal  III: fallo por cortante vertical      Modos de fallo y zonas características    5.1 Fallo por flexión El fallo por flexión se presenta cuando la interacción es total entre acero y hormigón hasta alcanzar la capacidad última a flexión de la sección compuesta. . mientras que cuando éste ha endurecido. Los forjados colaborantes pueden encontrarse en dos situaciones diferentes durante el proceso constructivo: en primer lugar cuando la chapa actúa como encofrado perdido del hormigón fresco.5. 108  . se comporta junto a la chapa como una armadura traccionada. se debe a un momento positivo excesivo (sección I). Mecanismos principales de Fallo.

pues. anclajes extremos y fricción). que puede llevar a una rotura en la interfase acerohormigón. El mecanismo resistente es. obtenido mediante ensayos experimentales paramétricos. para luces de moderadas a altas con un alto grado de interacción entre el acero y el hormigón y cantos pequeños. por tanto.Esto sucede cuando el esfuerzo cortante es pequeño con relación a los esfuerzos de flexión. o sea. Estudios realizados por otros autores han permitido comprobar la extensa e intensa plastificación del acero provocada por esta flexión transversal. 109  . Esto sucede en la sección II a lo largo de la luz de rasante .1 Fallo por liberación longitudinal de la chapa Las rampas de las embuticiones transforman el esfuerzo rasante longitudinal en esfuerzos sobre la chapa que provocan su flexión transversal. Se produce cuando se supera la resistencia de los sistemas de retención (embuticiones. Flexión transversal de la chapa provocada por el deslizamiento longitudinal    Cuando la flexión de la chapa y. se debe a excesivo rasante longitudinal. . provocando un deslizamiento entre la chapa de acero y el hormigón. se produce una “liberación longitudinal” del sistema y se alcanza el límite resistente. el deslizamiento es el necesario para que el hormigón se desaloje de las embuticiones. superando el esfuerzo cortante máximo . Dicho fallo resistente puede deberse a 3 fenómenos fundamentales: 5.2. 5.2 Fallo por deslizamiento longitudinal Es el modo de fallo más frecuente dada la baja eficacia de los sistemas de interferencia usados comúnmente. la resistencia a la flexión transversal de la chapa.

El sistema falla cuando la flexión transversal de la chapa es la necesaria para liberar verticalmente el movimiento relativo entre chapa y hormigón. la geometría abierta de los nervios conlleva una disminución de la interferencia geométrica entre la chapa y el hormigón. En perfiles re-entrantes. la propia forma cerrada de los nervios impide la separación vertical por simple interferencia geométrica. en muchos casos. Esto provoca una caída resistente. disminuyendo así la flexión transversal de la chapa. De hecho. la inclinación de las paredes de los nervios crea una componente vertical en las fuerzas de interacción de las embuticiones.  5.  En perfiles abiertos.   Flexión transversal de la chapa provocada por el deslizamiento longitudinal. suma del longitudinal y el vertical. se produce un deslizamiento inclinado. la interferencia geométrica de la parte inferior de las embuticiones entrantes y la parte superior de las salientes son las que impiden que dicha separación vertical se produzca. En los perfiles abiertos. que tienden a separar verticalmente el hormigón y la chapa.   110  .2 Fallo por separación vertical Es el modo de fallo más frecuente en los perfiles con nervios de ángulo abierto y se puede analizar de forma conjunta con el fallo por liberación longitudinal.2. Al producirse esta separación vertical.

5. • Desconchado del hormigón alrededor de las embuticiones. 5. 5. se podría llegar a producir la rotura del hormigón por: • Tracción vertical en la base de los nervios cerrados. • Cizalladura del hormigón en la base de las embuticiones salientes. Debe evitarse por su carácter frágil. el sistema precisará de cierta ductilidad en la chapa para evitar la rotura sucesiva. La alta resistencia se consigue con una alta resistencia del hormigón y un dimensionado adecuado en las zonas de rotura. crea una fuerza de interacción cuya componente perpendicular a la chapa puede llegar a presentar intensidades muy importantes. si el ángulo de embutición es pequeño.3 Fallo por cortante vertical El fallo es debido a un excesivo cortante cerca del apoyo (Sección III) donde el cortante vertical es importante. el efecto de cuña que provocan las embuticiones. de los sistemas de retención. • Cizalladura longitudinal en bases de los nervios cerrados. llegando incluso a aplastar las embuticiones completamente. causando los característicos surcos sobre la superficie del hormigón.4 Fallo por aplastamiento de las embuticiones En las embuticiones entrantes hacia el hormigón.3 Fallo por rotura del hormigón En el caso de presentarse resistencias elevadas a los dos modos de fallo anteriores. La compresión local es un fenómeno muy local dependiente de la resistencia a compresión del mortero superficial en situación de confinamiento. Es un modo de fallo poco frecuente ya que sólo se da en losas con luces pequeñas. no simultánea. Cuando se produce el deslizamiento se transforma en erosión superficial. • Compresión local de las zonas de contacto.   111  . cantos grandes y esfuerzos cortantes considerables. Este comportamiento se ha producido en perfiles cerrados en cola de milano con embuticiones excesivamente suaves. En cualquier caso se trataría de roturas frágiles y por tanto.2.2.

son la luz de rasante Ls y el esfuerzo cortante Vt :   Curva resumen de resistencia y modos de fallo en función de la luz rasante        112  . para una losa de sección transversal definida.4 Representación gráfica de los modos de fallo La siguiente figura muestra la forma típica de la curva de resistencia de una losa mixta.5. Los parámetros que determinan el tipo de fallo.

El momento flector resistente de la sección viene dado por: · Y el cortante por: · Donde √3 es el área a cortante.6. se debería calcular un ancho eficaz para tener en cuenta los efectos del pandeo local. 113  . Comprobación de secciones 6. La comprobación de la chapa perfilada de acero no se trata en detalle en el Eurocódigo 4. Para cada elemento plano parcial o completamente comprimido. Una vez calculados los anchos eficaces de todos los elementos planos comprimidos. Se hace referencia a la parte 1. se podrán obtener las propiedades y características de la sección transversal (momento de inercia y módulo resistente eficaces).3 del Eurocódigo 3 para tal verificación. La chapa.   El estado de cargas de construcción es uno de los más críticos. que es una pieza de acero delgada deberá resistir las cargas constructivas más el peso del hormigón fresco.1 Comprobación de la chapa perfilada de acero como encofrado en el estado límite último (ELU).

85 · .3 Comprobación de la losa mixta en el estado límite último (ELU) 6. 114  . la tensión en la chapa de acero es / resistencia de cálculo 0. la tensión de compresión en el hormigón es su / y las tensiones sobre las armaduras de refuerzo son también su resistencia de cálculo / .   L L L L   Carga más desfavorable  6. En las zonas de momento positivo.52 para tres vanos iguales.3.00 para simplemente apoyada. El comportamiento de los materiales se idealiza normalmente con diagramas rígido-plásticos de bloques de tensiones. Dicho modo de fallo se alcanza si la chapa de acero alcanza el límite elástico en tracción o bien el hormigón supera su resistencia a compresión.6. puede tenerse en cuenta la armadura de refuerzo suplementaria al calcular la resistencia de la losa mixta. 0.2 Comprobación de la chapa perfilada de acero como encofrado en el estado límite de servicio (ELS) La flecha se calcula con el momento de inercia de la chapa obtenido como se ha comentado en el apartado anterior. k 1.1 Verificación de la resistencia a momento flector positivo Se produce un fallo tipo I relacionado con la resistencia a momento positivo. La flecha debida a cargas uniformemente distribuidas (p) actuando del modo más desfavorable sobre la losa viene dada por la siguiente expresión: · 5 · 384 · 1 · · L Luz entre soportes.49 para losa con cuatro vanos iguales. 0.41 para losa con dos luces iguales (3 apoyos). En el estado límite último. 0.

1.85 · · 115  . · : · 0. 0. Esta fuerza se iguala a la resultante de compresiones en el hormigón Ncf correspondiente a la fuerza que actúa sobre el ancho b de la sección transversal y profundidad xpl con tensión igual a la resistencia de cálculo: · estableciendo el equilibrio tenemos y · · .85 fck/γc Ncf Xpl dp z d Np fyp/γap Eje centroidal de la chapa perfilada   Distribución de tensiones en momento positivo   cuando el eje neutro se sitúa por encima de la chapa  No se considera la resistencia del hormigón a tracción.1 Eje neutro plástico por encima de la chapa perfilada. Debemos considerar dos casos dependiendo de la posición del eje neutro plástico:   6. La fuerza resultante a tracción Np en el acero se calcula con las características de la sección eficaz Ape.3.En el espesor de la losa pueden colocarse también armaduras anti-fisuración o armaduras de refuerzo para los momentos negativos en apoyos. Esta armadura normalmente se encuentra comprimida bajo los momentos positivos y se suele despreciar su contribución cuando estamos evaluando la resistencia a momento flector positivo de la losa.

correspondiente a ) equilibrada por una fuerza de en la chapa de acero.Si es la distancia desde el borde superior de la losa al centroide del área eficaz de la chapa de acero.5 · y el momento resistente será: .2 Eje neutro plástico contenido en la chapa de acero Si el eje neutro plástico se sitúa dentro de la chapa. se expone más adelante. denominado el momento plástico reducido de la chapa de acero. Por simplificar la situación normalmente se desprecia el hormigón comprimido situado entre los nervios así como el hormigón en tracción. depende de las características geométricas del perfil de acero. : El primer diagrama describe el equilibrio de la fuerza la resistencia de la losa de hormigón (canto tracción parcial . El momento correspondiente es . una parte de dicha sección de la chapa estará comprimida. • El Segundo diagrama corresponde a un par de fuerzas en equilibrio actuando sobre la chapa. ·   de la chapa de acero es la sección neta obtenida sin considerar el espesor del galvanizado ni el ancho de embuticiones y hendiduras. El momento correspondiente a este diagrama es · . El área eficaz ·   o bien.3. Como se muestra en la figura siguiente. el brazo del par vale entonces: 0.1. el diagrama de tensiones se puede dividir en dos diagramas de modo que cada uno de ellos represente una parte del momento resistente de cálculo • .  · . 116  . El brazo del par . y debe de añadirse al primer momento · . 6. El cálculo mediante un método aproximado del brazo del par .

fyp/γap = e z Np + Mpr fyp/γap Eje centroidal de la chapa perfilada e. el momento plástico reducido de la chapa de acero puede deducirse del momento resistente plástico de cálculo .n.85 fck/γc Ncf hc dp d h ep e.n. Esa fórmula.25 · · 1 · 117  .g.p.p.85 · · · Algunos autores han propuesto una expresión aproximada donde . : eje neutro plástico c. de la sección transversal eficaz de la chapa.0. : centro de gravedad   Distribución de tensiones en momento positivo   cuando el eje neutro se sitúa dentro de la chapa  El momento resistente es entonces: · . La resultante de compresiones en el hormigón: 0. calibrada mediante ensayos sobre 8 tipos de chapa de acero es la siguiente: 1.

25 M pa (1− A p f yp γ ap ) 1.2 Verificación de la resistencia a momento flector negativo Se produce un modo de fallo tipo I relacionado en este caso con la resistencia a momento flector negativo y el eje neutro plástico generalmente se sitúa dentro del canto de la chapa. 118  .3.   6.    El brazo del par se obtiene mediante la siguiente expresión: 0. e Distancia del centroide del área eficaz de la chapa a su borde inferior.5 · · · ep Distancia del eje neutro plástico del área eficaz de la chapa a su borde inferior.00 Curva envolvente de ensayos Na 0 Ap f yp   Relación experimental entre Mpa y Mpr.25 1.M pr N cf M pa M pr = 1. Normalmente la chapa se ignora en el cálculo ya que se encuentra comprimida y puede pandear siendo su contribución baja en comparación con la fuerza de compresión del hormigón contenido entre los nervios.

85 · donde · · es el ancho del hormigón comprimido.En la losa de profundidad el hormigón está traccionado y su resistencia se desprecia. tomado como el ancho medio de los nervios que rellena el hormigón en 1 metro. y . Al establecer el equilibrio se obtiene la profundidad del hormigón comprimido xpl como: · 0. La resistencia de cálculo a los momentos negativos viene dada por la plastificación de la armadura / . Sólo las armaduras de refuerzo en la losa soportan las tracciones originadas por los momentos negativos.85 · · Si z es el brazo del par de fuerzas resultantes · . el momento resistente es: · 119  . La resistencia de cálculo de las armaduras es: · Ns Xpl   Distribución de tensiones para momentos negativos  El esfuerzo de compresión sobre el hormigón es aproximadamente: 0.

3. La relación directa entre el cortante vertical y el rasante longitudinal solo se conoce para un comportamiento elástico. Los aceros de alto límite satisfarán normalmente este criterio.   6. condiciones de la superficie de contacto.La armadura de refuerzo deberá ser lo suficientemente dúctil como para permitir rotaciones en las secciones plastificadas. Este método presenta un modelo más satisfactorio pero sólo está disponible para losas mixtas dúctiles y es difícil de aplicar para niveles de interacción muy bajos. siempre que el canto de la losa no sea demasiado grande. El modo de fallo de tipo II corresponde a la resistencia a rasante longitudinal. La resistencia de cálculo de la losa frente al rasante longitudinal se determina mediante un método semi-empírico estandarizado denominado el método m-k. originalmente propuesto por Porter y Ekberg (1976). El método de interacción parcial es una alternativa al método m-k. si el comportamiento es elasto-plástico.3 Rasante longitudinal. la relación no resulta simple y se emplea entonces el método m-k. Esta resistencia y compararla con el esfuerzo depende del tipo de chapa y está muy relacionado con las disposiciones particulares de las embuticiones. etc. Este método no se refiere a la resistencia media sino que emplea el esfuerzo cortante vertical chequear el fallo por rasante longitudinal a lo largo de longitud de rasante para .               120  . El método de verificación consiste en evaluar la resistencia media al rasante longitudinal τu existente en la longitud de rasante aplicado.

· · · · · 1 121  . . Multiplicando esta relación por / se establece una relación directa con la capacidad de carga a rasante longitudinal de la chapa. Las abcisas son cifras adimensionales y representan la relación entre el área de la chapa y el área sobre la que actúa el rasante longitudinal. . El método semi-experimental m-k utiliza una fórmula paramétrica lineal en la que están presentes todos los parámetros determinantes: . . está limitado debido a la resistencia al rasante longitudinal al valor . el máximo cortante vertical de cálculo .1 Método m-k.3.3. Las ordenadas presentan unidades de tensión y dependen del esfuerzo cortante vertical incluyendo el peso propio de la losa. VLR Resistencia al rasante longitudinal. Vt Esfuerzo cortante vertical. dado por: . para un ancho de losa . dp Profundidad media de la losa mixta.6.   B Vt Relación de cálculo para la resistencia al rasante longitudinal b dp (N/mm2) A P P m 1 Vt Vt Ls k Ls Ap 0 b Ls   Obtención de m y k a partir de datos de ensayos  La figura muestra la línea m-k obtenida con seis ensayos de losas a escala real separados en dos grupos para cada tipo de chapa perfilada. De acuerdo con el Eurocódigo 4. .

se permite utilizar una luz simple equivalente entre los puntos de inflexión para la determinación de la resistencia a cortante. La línea de rasante longitudinal solo es válida entre ciertos límites dado que. Para las condiciones de cálculo.25. El Eurocódigo 4 no considera ninguna influencia del hormigón y como valor característico para cada grupo se cree conveniente tomar el valor obtenido a partir de reducir el valor mínimo en un 10%. debe de considerarse la luz completa de dicho vano exterior. Si la carga es uniformemente repartida aplicada sobre toda la luz apoyada. depende del tipo de carga. Para otras situaciones de cargas. se obtiene de modo similar. En el caso de los vanos extremos.Donde m y k (en m-k y / ) son la ordenada en el origen y la pendiente de la línea es un coeficiente parcial de seguridad de valor 1. La influencia del hormigón se desprecia debido a que se ha observado que en edificación si su resistencia está entre 25 y 35 Mpa no influye. 122  . sin embargo. Los coeficientes m y k se obtienen a partir de ensayos a escala real normalizados. el modo de fallo puede ser uno de los tres descritos con anterioridad. dependiendo de la luz. se toma igual a de una viga simplemente /4. La línea recta entre estos valores característicos de ambos grupos constituye la relación de cálculo. Cuando la losa mixta se calcule como continua. Este valor se obtiene igualando el área encerrada por el diagrama de esfuerzo cortante para una carga uniformemente distribuida con aquel correspondiente a una situación de dos cargas puntuales simétricas a distancias de los apoyos. Los valores m y k dependen del tipo de chapa perfilada y de las dimensiones de la sección de la losa y son habitualmente proporcionados por los fabricantes.

se puede incrementar mediante el empleo de ciertos anclajes en los extremos.7.2 El método de la conexión parcial. El método de la conexión parcial. o método τu.3. Este método deberá emplearse solamente para losas mixtas con comportamiento dúctil. tales como espigas o deformaciones locales sobre la chapa. Este valor de la tensión conduce a un diagrama de cálculo de interacción parcial. puede emplearse también para la verificación de la resistencia al rasante longitudinal. En este diagrama se representa el momento resistente de una sección transversal a una distancia del apoyo más próximo respecto de . 6. viene dado bien por el fabricante de la chapa o bien a partir de los resultados de ensayos normalizados sobre losas mixtas.4 del Eurocódigo 4 permite que se mejore su respuesta gracias a dichos anclajes. que actúa en la interfase acero-hormigón. El apartado 9. 123  . El diagrama de interacción parcial se da en la figura siguiente.  Relación entre modos de fallo y luz  Si la resistencia a rasante longitudinal de la losa no es suficiente.3. El método se basa en el valor de la tensión tangencial última de cálculo .

85 · · · .Rd f yp / γap M pl.Rd A N cf A Lx   Diagrama de cálculo de interacción parcial  Donde no exista conexión 0 .0. Entre estos dos casos. min 0. En el caso de conexión completa. se asume que la chapa de acero soporta la carga.Rd f yp f yp flexión Rasante longitudinal τ u.Rd M pa Lx Ncf Lsf = τ b u. El diagrama de tensiones es birrectangular y el momento resistente se iguala a (el momento resistente plástico de cálculo de la sección eficaz de la chapa). los diagramas de tensiones corresponden al momento resistente de cálculo . . La longitud mínima para obtener la interacción completa viene dada por: · Ncf .Lx.85 fck / γ c M N cf Rd Nc = b. · 124  . la distribución de tensiones corresponde a la situación de conexión parcial.τu. Menor valor de entre las fuerzas resistentes de cálculo de la losa de hormigón de canto hc y de la chapa de acero.

Para la conexión de rasante es completa. 125  .Rd M Rd M Sd para A M pa M Sd < M LA M Sd para B Rd L sf LB LA Lx LB Procedimiento de verificación  El procedimiento de verificación se ilustra en la figura anterior para dos losas con diferentes tipos de carga y luces. 6. La fisuración se desarrolla en el área solicitada a cortante en una dirección a 45º con el plano medio de la losa. de modo que el modo crítico es la resistencia a flexión (modo de fallo tipo I). Este tipo de fallo puede ser crítico cuando la chapa de acero dispone de embuticiones eficaces (evitando así un fallo de tipo II) y está caracterizado por el cortante sobre el hormigón.4 Verificación a esfuerzo cortante vertical El modo de fallo tipo III corresponde a la resistencia al cortante vertical.3. M Sd M Rd M pl. Se representan los diagramas de momentos resistentes y momentos flectores de cálculo frente a Lx en el mismo sistema de ejes. habiéndose observado fisuración oblicua en el caso de vigas de hormigón armado. En cambio si . El momento flector de cálculo no puede superar al momento resistente para ninguna de las secciones transversales de la losa. la conexión de rasante es parcial. de modo resulta crítica la resistencia al rasante longitudinal (modo de fallo tipo II).

de una losa mixta sobre un ancho igual a la distancia entre centros de los nervios debería obtenerse de: · · · . hc hc Perímetro crítico Cp dp Área cargada dp hc   Fallo por punzonamiento.El Eurocódigo 4 conduce al proyectista a la EN 1992 1-1:2001.  126  . La figura representa este tipo de fallo. · bo Ancho medio de los nervios (ancho mínimo para perfil reentrante).25 fctk/γc. k1 k1 = (1.6 − d p ) ≥ 1 con dp expresado en m.4. la losa puede fallar por punzonamiento (cortante vertical sobre el perímetro de la carga concentrada).7 veces la resistencia media a tracción del hormigón fctm. τRd Resistencia básica tangencial que se tomará como 0.1 Resistencia a punzonamiento Bajo una carga pesada concentrada. k2 k2 = 1. Ap Área eficaz de la chapa de acero traccionada dentro del ancho considerado bo. fctk Aproximadamente igual a 0. Algunos borradores previos proporcionaban más detalles y sugerían que la resistencia al cortante vertical .02 hc bo dp   Sección transversal para la resistencia a cortante    6.2 + 40 ρ con ρ = Ap / bo d p < 0.3.

Finalmente puede considerarse el deslizamiento en los extremos.3. como la sección transversal mostrada en la figura siguiente bajo solicitación de momento positivo. · . Debemos utilizar una rigidez media entre los valores correspondientes a la sección fisurada y sin fisurar. Para calcular las flechas de losas en el estado límite de servicio normalmente se lleva a cabo un análisis elástico. hp Zona de tracción sin fisuración Eje centroidal de la chapa Sección de la chapa Ap   Cálculo del momento de inercia para secciones fisuradas y secciones sin fisuración.5 Propiedades elásticas de las secciones transversales para la verificación de los ELS. · · · es el perímetro crítico obtenido al considerar la superficie de aplicación donde de la carga y una dispersión de la carga de 45°.  (Momento positivo)  127  .El Eurocódigo 4 proponía la siguiente expresión para evaluar la resistencia al punzonamiento . En una sección transversal en la que el hormigón traccionado se supone fisurado. . 6.N.E. el momento de inercia · · 12 · · se puede obtener de: 2 · Ip Momento de inercia de la chapa perfilada n Coeficiente de equivalencia o relación de módulos xc Profundidad del eje neutro elástico desde el borde superior de la losa obtenido mediante: · xc dp 1 Zona comprimida 2· · 1 · hc xu Eje neutro elástico Zona de tracción fisurada Eje centroidal de la chapa Sección de la chapa Ap Zona comprimida E.

si consideramos que el hormigón traccionado no se encuentra fisurado. el momento de inercia viene dado por: · 12 · · · 2 · 12 · · 2 · Donde: ∑ · /∑ es la profundidad del eje neutro elástico desde el borde superior de la losa.  En una sección sometida a momento flector positivo. el coeficiente de equivalencia o relación de módulos se puede tomar como el valor medio de la relación de módulos correspondientes a corta y larga duración: ′ 1 · 2 3   128  . En estas expresiones que nos proporcionan el momento de inercia.

ycc Distancia desde el centro de gravedad de la chapa a la parte inferior del forjado 129  . t Espesor de chapa colaborante.7. con las características geométricas que se especifican en el gráfico. bt Longitud de la parte superior de las costillas medida en tangentes interiores. bb Longitud de la parte inferior de las costillas medida en tangentes interiores. dd Altura de la chapa colaborante.  Los datos geométricos son: b Ancho de la sección del forjado. para el forjado MT-60. dw Longitud de la parte inclinada de las costillas medida en tangentes interiores. Cs Espaciado de celda. h Espesor total del forjado. se calculará el momento resistente. Ejemplo de cálculo. Datos geométricos: Geometría del forjado mixto. En este apartado. hc Espesor del hormigón sobre el acero. Cotas en mm.

23 2 89.99769 cm2 Área de la sección de la chapa. Propiedades de los materiales: El acero se tomará como un SD350GD. 130  . de resistencia característica fck = 39.2 MPa. son: 105. [15]  Que como indica la tabla tiene un límite elástico de 350 MPa (Se tomará como fyd). Grados del Acero Límite Elástico Resistencia tracción Alargamiento rotura N/mm2 N/mm2 % S220GD 220 300 20 S250GD 250 330 19 S280GD 280 360 18 S320GD 320 390 17 S350GD 350 420 16 S550GD 550 560 - Tabla de propiedades mecánicas de los aceros.Otros datos que se obtienen de la geometría son: As = 9. apartado siguiente. El hormigón será el usado en el ensayo real. . Los que se obtienen de los ya tomados y que se van a usar.60 . Además el módulo de Young del acero es 210000 MPa.

04 · Calculo del Momento resistente de la sección. · · · 6.99 La parte 2 es la inclinada. la horizontal inferior y las inclinadas.79 9.75 · 131  . · · · Siendo 3 la parte horizontal inferior.5 · · · · · 6.05 Y la parte 1 es la horizontal superior.03 Ratio entre acero y hormigón.11 Con estos datos el momento resistente será: 20350. 0.Los cálculos que se realizan son: Módulo de Young del hormigón. · 2· · 2 · 2 21. 6. Se divide el acero en tres partes. · · 3 · 1 12 16.29 11.5 · · · · · · 0. 8500 · 8 30679.15 6.845 Cálculo del eje neutro. la horizontal superior.

132  .