Artículo publicado en Engormix.

com

El encargado, el caballerango y el Propietario de caballos, su relación con el éxito y como empresa
FECHA DE PUBLICACIÓN: 16/05/2010 CALIFICACIÓN AUTOR: MVZ Cert. Carlos Ignacio Ortiz Espinosa, Clinica Ambulatoria para Equinos “ESOR” Ahora no vamos a hablar de enfermedades ni de padecimientos directos de su caballo, ni siquiera de manejo del mismo; en ésta ocasión voy a tocar un aspecto primordial indirecto y sin embargo factor importante en la salud de su caballo y es el factor "humano", arrancamos.....

En base a distintos estudios realizados por Kristi Vecker, Consultante independiente de Aronne International, en la salud y bienestar de las empresas y su relación con el trato y selección de sus empleados, así como su desempeño dentro de la empresa. Una persona con dotes de "líder" es aquella con la habilidad de influenciar, motivar y habilitar a otros para que contribuyan a la efectividad y éxito de una organización. Los líderes pueden influenciar a através de persuasión sutil o siendo firmes y afirmativos. La clave es que proveen la motivación y el medio ambiente apropiado para que los empleados puedan alcanzar más fácilmente los objetivos de la organización.

Cuando una cuadra implementa un programa de entrenamiento de sus caballos, se vale de sus mejores empleados para asegurarse que la tarea se realice correctamente y evitar accidentes, ya que el buen manejo y cuidado de sus caballos es una necesidad vital en todas las cuadras y centros de equitación. Para que esos empleados sean exitosos, precisan las herramientas adecuadas. El encargado o administrador es el responsable de proporcionarles esas herramientas, y de crear las condiciones apropiadas para su trabajo. Para asegurarse de una atención de calidad, deben cumplirse varios objetivos, a saber: caballos saludables, registros exactos de sus entrenamientos, competencias, desempeño en torneos y prácticas anteriormente, carreras, atención médica eficiente, material y equipo básico para atender la salud de los caballos, granos y forrajes de una casa seria de alimentos... y el personal, la gente. Si alguno de esos requisitos falta, el programa falla.

El énfasis aquí debe centrarse en la gente. ¿Cómo puede el encargado, seleccionar a las mejores personas para la tarea de caballerango? Es simple -hay que encontrar a los líderes. Los líderes no se encuentran sólo en los cargos más importantes de la empresa; existen en todos los niveles. Los encargados deben encontrar a esos líderes, y ponerlos a trabajar en un ambiente laboral que satisfaga sus necesidades -eso es motivación.

Hay siete áreas en las que un encargado o un caballerango debe tener competencia: inteligencia emocional, integridad, iniciativa y empuje, motivación de liderazgo, confianza en sí mismo, inteligencia y conocimiento del negocio.

1. Inteligencia emocional. Es la habilidad de comprender y regular las emociones en uno mismo, y en otros. En otras palabras, un gerente o encargado debe determinar si el empleado tiene la habilidad de controlarse a sí mismo cuando hay presión. Si la persona se enoja rápidamente, y descarga esa rabia en los empleados -o incluso en los caballos- esa persona no es la indicada para ser líder de otros. 2. Integridad. Es la habilidad de ser no sólo sincero y honesto, sino también de transformar las palabras en acción. Un empleado que se responsabiliza y le informa al encargado que hay equipo de trabajo (riendas, frenos, bocados, sillines, vendas de descanso, cubetas de agua, puertas o ventanas de caballerizas) en mal estado y que podrían ocasionar un problema durante la actividad física del caballo o en el lugar de descanso del mismo (caballeriza con cama limpia, confortable, recuerde que su caballo vive ahí los 365 días del año, imagine una pared rota, o una cubeta con alimento rota o con puntas de acero expuestas y que podrían ocasionarle un daño a su caballo), ésta persona al informar y preocuparse posee integridad.

El responsable de una caballeriza o equipo (cubetas, comederos, paredes, puertas) en mal estado, sin duda alguna no le interesa al mínimo la integridad ni la salud de su caballo. En serio, he visto en muchas partes del país, cuando una persona se preocupa por tener su equipo de trabajo al día y en buen estado, sin duda alguna tiene éxito y sus caballos son los mejores competidores y los que están en los primeros lugares. 3. Iniciativa y/o empuje. Es una motivación interna de desempeñarse bien, de tener éxito. Para encontrar a quienes tienen esa cualidad, los encargados deben buscar a empleados orgullosos de su trabajo, que intentan hacerlo lo mejor posible sin que se les obligue. La gente con empuje quiere aprender. Como encargado, debe proporcionarle a esas personas los materiales de entrenamiento para satisfacer esa fuerza interior que los impulsa. 4. Motivación de liderazgo. Es una necesidad de poder social. Estas personas quieren liderear a otros, formando un equipo para lograr los objetivos. Sienten la necesidad de animar a otros a trabajar hacia la misma meta.

Simplificando, los encargados están buscando a una persona que trate de motivar a sus compañeros o compañeras de trabajo a que trabajen bien. 5. Confianza en sí mismos. Es la convicción de contar con la habilidad, técnica y experiencia necesarias para llevar a otros a lograr las metas.

6. Inteligencia. Es la habilidad de conocimiento -por encima del promedio- de procesar gran cantidad de información. Esto no significa que los líderes sean genios; quiere decir simplemente que son capaces de identificar varias soluciones o áreas de oportunidad. Por ejemplo, el tiempo de entrenar los caballos diariamente y su relación con otras actividades en la cuadra (mantenimiento de instalaciones, limpieza de equipo, verificación del estado de los alimentos y suplementos de los caballos, así como del botiquin de primeros auxilios, como del inventario de éstos, el calendario de desparasitación, de vacunación, la lista de caballos en tratamiento o en revisión para el veterinario) se vuelve cada vez más importante en las cuadras, para mejorar la eficiencia y comodidad del caballo.

Le doy otro ejemplo, me hablan para realizarle la necropsia a un caballo que amanecio muerto, el estaba perfectamente bien el día anterior, el dueño preocupado por un envenenamiento o algo que le hayan hecho a su caballo; cuando me meto a su caballeriza, ésta no tiene agua y cuando pregunto, me dicen que no hay velador, y al caballo le dá agua el encargado del rancho que por cierto lo tiro el caballo una semana antes y obviamente no ha ejercitado al caballo en éstos días y cuando le da de tomar agua, por ahí del medio día, el pobre equino se bebe casi la mitad de la pila; luego le deja su comida en su caballeriza y mete al equino en ella, no lo vuelve a ver hasta el día siguiente; esto es muy común cuando las personas buscan el mejor beneficio sin invertirle mucho y más aún, sin preocuparse por el confort del caballo; usted ya sabe de que murió éste caballo, obviamente no fue necesario hacerle la necropsia, pues murió de Cólico, agonía y desesperación dentro de una caballeriza sin los requerimientos mínimos y sin el trato adecuado por parte del (los) responsable(s) del rancho. Los líderes son aquellos que encuentran opciones diferentes de optimizar el tiempo de trabajo en su cuadra, de disminuirle estrés a sus caballos, de manejarlos con paciencia y consciencia, de buscarles la forma, la mejor manera de transmitirles una orden o establecer una conducta acorde con su entrenamiento y con su modus vivendus en la cuadra.

7. Conocimiento del negocio. Es la compresión del líder de la organización y su entorno, para poder tomar más decisiones intuitivas. Los empleados que comprenden las necesidades básicas de un caballo, sus comportamientos básicos y el ¿porqué? de sus vicios y actitudes, están mejor preparados para tomar decisiones inteligentes acerca de la operación que permitan mejorar la efectividad para alcanzar las metas y evitar los accidentes. Sus empleados, su gente, son el mayor activo de cualquier organización. Robert Waterman, co-autor de "In search of excellence" (En busca de lo excelente), indica que las empresas con mejores resultados les proveen a sus empleados lo siguiente:

• • • • •

Algo en que creer Una sensación de estar en control Desafíos en su trabajo La oportunidad de participar en aprendizajes continuos Reconocimiento por sus logros

Continúa con, "...(las mejores firmas) están mejor organizadas para satisfacer las necesidades de su gente, y por tanto atraen mejor gente que sus competidores, su personal está más motivado para realizar una tarea superior, en cualquier trabajo que desempeñen. "

En conclusión, la clave para conducir un programa exitoso de trabajo en una cuadra, en un club o en un centro equestre radica en satisfacer las necesidades de la gente, ya que ellos son los mayores contribuyentes. Atrayendo, empleando y apoyando a líderes que poseen las siete competencias le permitirá a un Propietario, a un Club, o Centro equestre, o bien una Cuadra o Rancho de Cría lograr el éxito. FECHA DE PUBLICACIÓN: 16/05/2010 CALIFICACIÓN AUTOR: MVZ Cert. Carlos Ignacio Ortiz Espinosa, Clinica Ambulatoria para Equinos “ESOR”