You are on page 1of 9

SECCIÓN EXPLORACIONES

Gota a gota, nº 11 (2016): 24-32

A LA SOMBRA DE UN GIGANTE.
LA SIMA DE LOS MURCIÉLAGOS DE ZUHEROS Y LA
HISTORIA DE SUS EXPLORACIONES

Rafael Bermúdez Cano
Grupo Espeleológico G40 de Priego de Córdoba
Email: rbermudez_cano@yahoo.es

Instalando uno de los pozos de la cavidad

RESUMEN: La entrada de la Sima de los Murciélagos se encuentra a escasa distancia de la famosa Cueva de los Murciélagos, en
superficie sólo 220 m. La gran importancia de la Cueva de los Murciélagos en diferentes aspectos, y en particular el arqueológico, ha
atraído al lugar un constante peregrinar de estudiosos y espeleólogos, amén de lugareños, turistas, curiosos y aficionados al mundo
subterráneo. Ello ha propiciado las exploraciones de cavidades ubicadas en su entorno por parte de diversos grupos espeleológicos.
El presente artículo refleja la historia de las exploraciones y estudios llevados a cabo en la Sima de los Murciélagos,
haciendo especial hincapié en las realizadas por el Grupo Espeleológico Córdoba (GEC) que los inicia en los años sesenta del pasado
siglo y el del grupo G40 que los culmina a principios del presente.
PALABRAS CLAVE: Sima de los Murciélagos, historia, exploraciones, GEC y G40.

ABSTRACT: The entrance of the "Sima de los Murciélagos" is located a short distance from the famous "Cueva de los Murciélagos",
only 220 m of distance. The great importance of the "Cueva de los Murciélagos" in different aspects, and in particular the
archaeological, has attracted to the place a steady pilgrimage of scholars and spelunkers, in addition to locals, tourists, curious and
fans to underworld. This has led to the exploration of cavities located in its environment by various caving group.
This article reflects the history of exploration and studies conducted in the "Sima de los Murciélagos", with particular
emphasis on those conducted by the Cordoba Speleological Group (GEC) that began in the sixties of the last century and the G40
Speleological Group that culminated earlier this.
KEY WORDS: "Sima de los Murciélagos", history, exploration, GEC y G40.

Fotografías: Emilio Carrillo Díaz
Topografía: Grupo Espeleológico G40 (dibujo: Francisco Bermúdez Jiménez)

© G.E.V.

ISSN 2340-1346

Depósito Legal: J 1405-2012

24

Gota a gota, nº 11 (2016): 24-32

Ubicación de la cavidad. Imagen ortofoto (PNOA). Cartografía IGNE (Andalucía)

UBICACIÓN Y ACCESOS
SIMA DE LOS MURCIÉLAGOS
Situación Geográfica

Córdoba

Término Municipal

Zuheros

Nombre del Paraje

Cerro de los Murciélagos

Cartografía

Mapa Topográfico Nacional MTN 50 (Edición 2005)
Hoja Hoja 967 (Baena)

Coordenadas

UTM 30S 384871- 4155569 (ETRS89)

Cota

(972 msnm)

Siglas

Catalogo Cavidades de Córdoba: G40/ZU-02

Desarrollo total

521 metros

Desnivel

- 85 metros
Tabla resumen de la Sima de los Murciélagos

acceder a la turística Cueva de los Murciélagos
(junto a cuya boca muere) que da nombre al cerro
y éste a su vez a la sima en cuestión. Ambas
cavidades se encuentran a escasa distancia y
equidistante al edificio que alberga el centro de
interpretación.
La Cueva de los Murciélagos de Zuheros
está calificada como Bien de Interés Cultural (BIC)

La Sima de los Murciélagos se ubica en la
superficie que engloba el Geoparque de las
Sierras Subbéticas Cordobesas, en la cara sur del
denominado como cerro de los Murciélagos, y a
escasos 4 kilómetros de la villa de Zuheros. Para
acceder a ella hemos de tomar la ascendente y
zigzagueante “Carretera de la Cueva” (CP-247).
Su trazado le fue ganado a la sierra con el fin de
© G.E.V.

ISSN 2340-1346

Depósito Legal: J 1405-2012

25

Gota a gota, nº 11 (2016): 24-32

por las pinturas rupestres que contiene y
Monumento Natural de Andalucía por el Decreto
226/2001 de 2 de octubre de la Consejería de
Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. La Sima
de los Murciélagos está situada dentro del perímetro de protección de la misma con lo que ello
conlleva a nivel legal, a lo que tendríamos que
añadir el encontrarse en el Geoparque.

que a través de dos ventanas nos conduce a una
sala laberíntica cuya base está formada por un
caos de grandes bloques procedentes de derrumbes internos. Un pequeño pozo arranca de ésta
dejándonos en la zona más baja de la cavidad con
respecto a su boca (-85 metros).
Respecto a sus espeleotemas lo más
significativo son las reconstrucciones parietales
que tapizan algunas de sus paredes conformado
bellas e impresionantes coladas. Por lo demás
existen algunas estalactitas y banderolas de
reducidas dimensiones.

Boca de la sima

DESCRIPCIÓN
Morfológicamente nos encontramos ante
una fractura de orientación E-O abierta en la roca
caliza, con un desarrollo predominantemente
vertical que presenta unas amplias dimensiones
teniendo en cuenta el potencial calizo de la zona
en la cual se ubica.
La dificultad de la sima es alta, debido no
sólo a su verticalidad, sino también a lo fraccionado de sus pozos y existencia de pasamos, destrepes y pasos complicados.
Su pequeña boca de tan sólo 0.6 por 0.6
metros se abre directamente a un pozo inicial de
23 metros de profundidad en una vertical absoluta.
En su base, que se abre 4 metros de pared a
pared, se ha creado un cono de derrubios de tierra
y pequeños clastos de aporte exógeno sobre
bloques empotrados que conforma dos rampas
que continúan a su vez en sendos pozos. Tras una
serie de verticales y rampas muy inclinadas,
alguna de las cuales necesita de la utilización de
cuerda, ambas zonas confluyen en el mismo punto
a poco más de -70 metros de desnivel.
Continuando hacia el E, tras una gatera, se abre
una estrecha galería denominada “de las Latas”,
© G.E.V.

ISSN 2340-1346

Depósito Legal: J 1405-2012

Impresionantes coladas parietales

HISTORIA
La sima en la que se centra el presente
artículo es una de esas cavidades de las cuales los
lugareños tienen constancia de su existencia
“desde no se sabe cuándo” y a la cual “no osaron
adentrarse debido a su gran verticalidad”. El cerro
de los Murciélagos ha sido foco de estudios desde
los inicios de la espeleología cordobesa como tal,
estando ya en el punto de mira de sus precursores
por la atracción que emanaba de la Cueva de los
Murciélagos. Precisamente, en una sima distante
menos de un centenar de metros de la de los
Murciélagos (siglada en el Catálogo de Cavidades
de Córdoba elaborado por el G40 como ZU-79),
localizamos en su día la cabecera de un pozo
instalada con dos piquetas de hierro y una vieja
placa. Las primeras seguramente colocadas en la
década de los sesenta y la segunda en los setenta.

26

Gota a gota, nº 11 (2016): 24-32

El Grupo GEJAM de la Organización Juvenil
Española de Córdoba colaboró en las exploraciones que, por disposición de la Dirección General
de Bellas Artes, se llevaron a cabo en la Cueva de
los Murciélagos en el año 1962 en el transcurso de
las primeras excavaciones arqueológicas realizadas en su interior. También existen datos de visitas
al lugar por miembros de la OJE de Priego de
Córdoba. Pero no tenemos constancia de que
realizaran exploraciones en cavidades de su
entorno. Un estudio más a fondo de la Cueva de
los Murciélagos fue realizado en la segunda
década de los años sesenta del pasado siglo por el
Grupo de Espeleología de Córdoba (GEC),
comisionados por la Diputación provincial de la
cual dependía la gestión de la cueva en aquél
momento. Estos trabajos se produjeron con miras
a la apertura al público de la cavidad, que no llegó
hasta décadas más tarde, realizando la primera
topografía completa de la misma. Es así como
dicho grupo entra en contacto con otras cuevas de
las inmediaciones.

el invierno de 1968 el tradicional campamento de
Navidad durante los días 19 a 23 de diciembre.
Dicho evento, dentro de las actividades provinciales, era el más esperado y el que revestía mayor
interés anual. Un total de diez espeleólogos del
GEC participaron en el mismo.
Como objetivos, aunque al final no se
cumplieran en su totalidad, se plantearon la
exploración y estudio de la Sima de las Latas
(Sierra Alcaide. Priego de Córdoba), Cueva del
Yeso o de las Palomas (Puente de la Maturra.
Baena), Sima de los Murciélagos y Cueva de los
Murciélagos. A continuación se describe dicho
campamento y los trabajos espeleológicos realizados durante el mismo insertando en cursiva textos
literales extraídos de los archivos del GEC y de las
crónicas publicadas en el Diario Córdoba:
La salida desde Córdoba se efectuó a las 9
de la mañana del día 19. De manera previa al
campamento propiamente dicho se adelantó una
avanzadilla de “...cuatro espeleólogos para la
instalación y acondicionamiento de éste” la cual
realizó una visita a la Cueva de los Murciélagos.
Para la instalación de las cavidades se
portó todo el material de progresión vertical del que
disponía el grupo.
A diferencia de lo que venía siendo usual
no se montaron tiendas de campaña de lona, sino
que como instalaciones se acondicionó la cabaña
de un cabrero situada en las estribaciones del
cerro de los Murciélagos y a escasa distancia de la
cueva que le da nombre. Dicho emplazamiento
garantizaba un acceso rápido a las cavidades del
contorno.
En esta ocasión, debido al número de
participantes noveles, el desarrollo campamental
se planteó como cursillo teórico-práctico:
“Se han desarrollado tanto teórica como
prácticamente técnicas de espeleología en sus
dos aspectos deportivo y científico. El número total
de participantes ha sido de diez, entre los que
había tres monitores, corriendo a su cargo la
puesta a punto de todos los demás. La labor ha
resultado fructífera y en varias jornadas se ha
conseguido inculcar las generalidades de la
espeleología a todos los componentes. Los
primeros días se dedicaron a enseñanza teóricapráctica sobre el terreno, habiéndose comprobado
que es el método más eficaz de aprendizaje para
los principiantes.
Se impartieron lecciones de topografía,
arqueología y kárstica en el terreno científico y en
el deportivo se realizaron toda clase de prácticas
como son: aprendizaje de nudos, técnica de
subida por escala, rappel, bajada en chimenea,
paso de laminadores, gateras, etc.”.
Una vez que los neófitos tuvieron los
conocimientos básicos, los asistentes fueron
divididos en dos grupos según sus aptitudes. Uno
de ellos se dedicó a la exploración y topografía de

Descendiendo el pozo inicial

Dentro sus archivos, entre las fichas
espeleológicas que realizaban de manera individual a cada cavidad, encontramos la que nos
ocupa con el primer nombre que conocemos de la
misma: Sima de los Murciélagos. La sitúan “próxima a la Cueva de los Murciélagos. Más al sur”.
Dentro de las características espeleológicas se
recoge que “se trata de una gran diaclasa de unos
70 m. de profundidad con varias obstrucciones y
abundantes formaciones de caliza”. En el apartado de indicaciones habla de que “se hizo una
primera exploración en mayo de 1965 alcanzando
los 40 metros de profundidad y en una segunda
exploración en septiembre del mismo año se
terminó su exploración. No dio resultados arqueológicos positivos ni se le hizo plano”.
Campamento de navidad del GEC 1968
Como venía siendo costumbre año tras
año, el Grupo Espeleológico Córdoba celebró en
© G.E.V.

ISSN 2340-1346

Depósito Legal: J 1405-2012

27

Gota a gota, nº 11 (2016): 24-32

la Sima de los Murciélagos y el otro a la exploración y topografía de tres cavidades que durante los
días iniciales del campamento habían sido localizadas gracias a las indicaciones de cabreros de la
zona que, de manera desinteresada, se pusieron a
disposición de los organizadores del campamento.
A lo largo de la historia de la espeleología se ha
venido contando con estos “profesionales de la
ganadería” para la localización de cavidades, pues
son los mejores prácticos del terreno, al tener que
“patearse” la sierra día a día con el ganado. Por
regla general han sido colaboradores incondicionales ayudando activamente en la elaboración del
panorama espeleológico provincial, dando a
conocer cavidades de gran interés sin recibir nada
a cambio. Muchas veces sin ni tan siquiera obtener
su reconocido merecimiento.

tes. Una vez salvados los primeros treinta metros
empezaron las dificultades. A parte de la diaclasa
general, abundan diaclasas superpuestas, que
indudablemente había que ver, ya que por cualquiera de ellas podía haber continuación.

Observando la alternancia cromática de los espeleotemas

Las bajadas en chimenea se hicieron
frecuentes y los saltos de escala pegados a las
paredes comenzaron a ofrecer dificultad. Al final,
tras seis horas de exploración, se encontró el
término. No había solución de continuidad por
ningún lado. La profundidad total es de 86 metros y
a partir de aquí hacia arriba hay que seguir topografiando lo que requiere gran cantidad de tiempo
en mediciones y anotaciones. No obstante el
equipo se conjuntó perfectamente y los resultados
eran cada vez más halagüeños. Tras el agotador
sube y baja de la exploración se llegó al último
salto de escala que ahora era hacia arriba. Las
fuerzas estaban bastante debilitadas y los anclajes en la escala se hacían frecuentes, al no quedar
nadie en superficie. El responsable del grupo tenía
que salvar los treinta metros sin seguridad. La
exploración había transcurridos sin ningún contratiempo, pero he aquí que al final un fallo en la
escalada pudo ocasionar un incidente en uno de
los anclajes del citado salto. Cedió un peldaño de
la escala, precisamente el de anclaje del espeleólogo. El peldaño de su posición normal se dobló
formando una V perfecta, y gracias a los reflejos
del espeleólogo que al sentir el tirón se aferró a la

Momento de las exploraciones realizadas por el G40

La incursión del primer grupo en la sima es
relatada de la siguiente forma:
“El equipo destinado a la sima estaba
compuesto por cinco componentes e inició el
descenso a la misma a las nueve de la mañana,
siendo la permanencia aproximada de unas
quince horas. En principio se estimó que la sima no
iba a presentar muchas dificultades y consiguientemente bajó todo el equipo, sin dejar a nadie en
superficie. La sima horadada en diaclasa estaba
íntegramente cubierta de colada y banderolas
bellísimas con formaciones litogénicas abundan© G.E.V.

ISSN 2340-1346

Depósito Legal: J 1405-2012

28

Gota a gota, nº 11 (2016): 24-32

escala se superó esta eventualidad.
Afortunadamente la exploración se concluyó felizmente, y los espeleólogos cansados, o para
bien decir, agotados. Al llegar al campamento
todos cayeron en los jergones como bloques.
Habían sido casi quince horas de exploración”.
Tras las actividades del último día se
organizó una mesa redonda donde emitir juicios
de valor sobre los trabajos realizados. Tras la cena
se llevó a cabo otra de esas tradiciones que no
faltaban en aquellos “gloriosos tiempos de la
espeleología” al concluir un campamento: “una
buena juerga”. Esta tuvo lugar a partir de las once
de la noche en el casino cultural de Zuheros,
donde no pudo faltar los brindis con champan,
debido a las fechas navideñas.
Entre los gastos del campamento, sufragados por la Diputación provincial de Córdoba bajo
cuyo patrocinio funcionaba el GEC, nos encontramos con 4.000 pesetas en concepto de comidas,
568 pesetas en concepto de gastos en la “Librería
Luque” y 320 en ferretería.

Espeleólogos del GEAG y del GESP momentos antes de las
exploración del 2002

entrando en comparaciones con la cercana Cueva
de los Murciélagos. Precisamente junto a la boca
de la cavidad, como fue práctica habitual durante
algunos años para los grupos andaluces, nos
encontramos con las siglas del GAEA pintadas en
color verde en la superficie de una roca, junto a su
número de catalogación. Desconociendo la
historia de la misma es rebautizada como Sima
José, en alusión al nombre del guarda que les
indicó dónde se hallaba la boca.

Otras exploraciones

Diario Córdoba. 21 de enero del 2002

El 21 de enero del 2002 aparece en el
Diario Córdoba un artículo bajo el titular “Descubierta otra cueva de gran profundidad en la Sierra
Subbética”. En él se describe la exploración de la
sima que nos ocupa por parte de espeleólogos de
Montilla y del Grupo de Actividades
Espeleológicas y Alpinas de Baena (GAEA),
© G.E.V.

ISSN 2340-1346

Depósito Legal: J 1405-2012

Detalle de una de las coladas parietales

El relevo exploratorio fue tomado por
miembros de grupos espeleológicos de tres
provincias diferentes, como fueron la ahora extinta
Sociedad Espeleológica de Iznalloz (SEI.
Granada), el Grupo de Espeleología de Alhaurín el
Grande (GEAG. Málaga) y el Grupo de

29

Gota a gota, nº 11 (2016): 24-32

Exploraciones Subterráneas de Priego de
Córdoba (GESP). Aparece en escena un tercer
nombre popular dado a la misma:"Simajo de
Zuheros". En dos salidas realizadas los días 14 y
28 de diciembre del 2003 ampliaron la zona
explorada por los anteriores grupos gracias a la
práctica de una desobstrucción, ganando en
desarrollo y en desnivel. La misma se realizó en el
denominada por el G40 como “Pasillo de las Latas”
(por las viejas latas de conservas encontradas en
el lugar). Desde ese punto la sima era virgen. Se
dio así a través de una pequeña ventana y un corto
trayecto con una sala final que se constituía en el
recinto más amplio de la sima, desde donde se
accedía al punto más bajo de ésta.

alternando y compaginando con los realizados en
la Cueva de Yesos de Baena. Se realizaron un total
de 10 salidas que se alargaron un año, hasta el 15
de noviembre del 2009. 15 fueron los miembros del
G40 que participaron, acompañando en alguna
salida por 2 del GES de la SEM de Málaga, 2 del
Alta Ruta de Jerez de la Frontera y 1 del Resaltes
de Murcia.
Objetivos:
· Reexploración y reinstalación de la
sima: al ser muy vertical y de compleja
progresión se precisaron diversas instalaciones. Algunas de las equipaciones ya
existentes se encontraban en precario, o no
era aconsejable su uso, por lo que nos vimos
obligados a reinstalarlas en algún que otro
caso.
· Topografía: dentro del citado proyecto
por un lado se llevaron a cabo los trabajos
topográficos necesarios, realizados con
estación total y geoposicionamiento en
estática del vértice de partida, para la
obtención de dos itinerarios cerrados de la
zona visitable de la Cueva de los
Murciélagos; éstos sirvieron de base para la
posterior realización de su cartografía
completa con métodos propios de topografía
espeleológica. Por otro lado se procedió a
realizar los levantamientos topográficos, con
métodos convencionales de topografía
espeleológica, de la citada cueva y de la
Sima de los Murciélagos, entre las cuales
existían indicios orales de conexión. Se
quería contrastar la veracidad de los comentarios populares que habían llegado a
nuestros oídos de una presunta conexión
realizada en la década de los sesenta o
setenta del pasado siglo con la Cueva de los
Murciélagos por parte de “un profesor y
alumnado de la Universidad”. Terminada la
topografía dicho “rumor” pasó a formar parte
de las leyendas populares. Aunque a priori,
antes de la exploración concienzuda de la
sima, no hubiese sido totalmente descabellado el pensarlo, ya que ambas cavidades
se encuentran alineadas y separadas entre
sí tan sólo 220 metros como ya se dijo
anteriormente. Este dato lo aporta la realización durante los trabajos de topografía de un
itinerario de conexión de sus respectivas
entradas. Para ello se realizó una poligonal
de superficie en dos jornadas: una primera
con los medios tradicionales de topografía
subterránea y otra más exacta con la utilización de una Estación Total.

Accediendo a la cabecera de una de las verticales

Exploraciones del Grupo Espeleológico G40
El día 4 de abril del 2004 fue introducida en
el Catálogo de Cavidades de las Sierras
Subbéticas Cordobesas, elaborado por el G40,
bajo las siglas ZU-02.
El 21 noviembre del 2008 se inician las
actividades en el interior de la cavidad, adscritas al
programa “Andalucía Explora” de la Federación
Andaluza de Espeleología, proyecto que pretende
apoyar e impulsar las exploraciones en la citada
comunidad autónoma. Se hace en el marco del
proyecto “Estudio Integral de la Cueva de los
Murciélagos de Zuheros”. Los trabajos se fueron

© G.E.V.

ISSN 2340-1346

Depósito Legal: J 1405-2012

30

Gota a gota, nº 11 (2016): 24-32

Conexión superficial entre la Cueva de los Murciélagos (a la
izquierda) y la Sima de los Murciélagos (a la derecha)

INSTITUTO GEOLÓGICO Y MINERO DE
ESPAÑA: Mapa Geológico de España
(1:500.000). Hoja 967. Baena.
RUIZ-RUANO COBO A.; RUIZ RUANO COBO F.;
ALCALÁ ORTIZ, A., GRUPO
ESPELEOLÓGICO G40 (2009): “Catálogo
de Cavidades de las Sierras Subbéticas
Cordobesas”. Edición cd. Junta de
Andalucía. Consejería de Medio Ambiente.
2009.
GRUPO ESPELEOLÓGICO G40 DE PRIEGO DE
CÓRDOBA (inédito): “Catálogo de
Cavidades de la Provincia de Córdoba
Actualizado a abril de 2016”. Priego de
Córdoba. 2016.
MAGARIÑO SOTO, J. A. (inédito): “Catálogo
espeleológico de la provincia”. Grupo
Espeleológico Córdoba. Córdoba. 1968. 7
pp.

BIBLIOGRAFÍA
Archivos del Grupo Espeleológico Córdoba
(GEC).
Archivos del Grupo Espeleológico G40 de Priego
de Córdoba.
Archivos del Grupo de Exploraciones
Subterráneas de Priego (GESP).
CORTÉS P. A. (1969): “Campamento de Navidad
1968, organizado por el GEC. Participaron
once especialistas y se desarrolló en el
ámbito provincial”. Diario Córdoba. 14 de
enero de 1969. Córdoba. P 10.
EXPÓSITO, F. (2002): “Zuheros. Descubierta otra
cueva de gran profundidad en la Sierra
Subbética. Puede superar en importancia y
extensión a la Cueva de los Murciélagos”.
Diario Córdoba. 21 de enero del 2002.
Córdoba.

Este trabajo ha sido publicado on-line con fecha 14/06/2016
Se citará como: BERMÚDEZ CANO, R., 2016. A la sombra de un gigante. La Sima de los Murciélagos de Zuheros y la historia de sus exploraciones.
Gota a gota, nº 11: 24-32. Grupo de Espeleología de Villacarrillo, G.E.V. (ed.)

© G.E.V.

ISSN 2340-1346

Depósito Legal: J 1405-2012

31

Gota a gota, nº 11 (2016): 24-32

Topografía de la cavidad realizada por miembros del G40

© G.E.V.

ISSN 2340-1346

Depósito Legal: J 1405-2012

32