You are on page 1of 25

Eso es lo fascinante de las prisiones, dice Foucault: es el único lugar donde la relación

de poder no se enmascara, no se esconde...
El sistema penal es la forma donde el poder, como poder, se muestra en la forma
más manifiesta. Meter a alguien en la cárcel, privarlo de comida, de calor, impedirle
salir, prohibirle hacer el amor, etc., es la forma de poder más delirante que se pueda
imaginar.
Una señora le dice a otra: “Y pensar que a los 40 años un día en la cárcel me pusieron
a pan seco”. Lo que choca en esta historia no es la puerilidad del ejercicio del
poder, sino el cinismo con el que se practica, adoptando las formas más arcaicas y
más infantiles (reducir a alguien a “pan seco” es puerilizarlo, es tratarlo como un niño).
Lea también: ¿Es realmente necesario proponer el interrogatorio de la parte
contraria?
La prisión es el único lugar donde la relación de poder se muestra al desnudo en sus
dimensiones más excesivas y a la vez puede justificarse como poder moral: “Tengo
razón de castigar porque ustedes saben que robar, matar, violar, es malo”. Eso es lo
fascinante de las prisiones, diceFoucault: es el único lugar donde la relación de poder

no se enmascara, no se esconde, más bien ejerce su tiranía hasta en los detalles más
ínfimos y, al mismo tiempo, es “santo” y “puro”, enteramente justificado, cínicamente,
ya que se puede formular enteramente al interior de una moral que encuadra su
ejercicio.
Vídeo: El rol del fiscal en el proceso inmediato.
En ese momento la tiranía bruta se presenta como el sereno dominio del Bien sobre
el Mal, del orden sobre el desorden. Inversamente: no solo los prisioneros son tratados
como niños y sufren unainfantilización que no es naturalmente la suya. En ese
sentido, es verdad que las escuelas son en cierta manera prisiones. Las fábricas
se les parecen más todavía. Las fábricas son en gran
medida, prisiones.Foucault pone como ejemplo la entrada de los obreros a la
fábrica Renault (en otra época solo se autorizaba tres veces para hacer pipí”).

¿Por qué es más fácil
creerle al victimario que a
la víctima?
Por Legis.pe marzo 17, 2016
3362
0

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter


El desarrollo creciente de los estudios de victimización han encontrado su razón en la cantidad de delitos sobre los cuales no suele haber demasiada información. el VII Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente señala que este tipo de víctimas constituye una gran proporción de la cifra oscura de la delincuencia. tales como el abuso sexual a niños o el maltrato a la mujer en el contexto conyugal. insomnio. En el documento de trabajo sobre víctimas de delitos. incapacidad para concentrarse. de la tristeza a la euforia y de la compasión de sí misma al sentimiento de culpa. pueden presentar ideas obsesivas. desorientación y sentimientos de soledad. A mediano plazo. paralización temporal y negación de lo sucedido. deterioro de las relaciones personales. depresión. etc. mayor consumo de fármacos. lo cual ha tenido por efecto minimizar la conciencia de ciertas formas de victimización como problema social. llanto incontrolado. vulnerabilidad e impotencia. tiene efectos psicológicos profundos tanto a corto como a largo plazo. pesadillas. Lea también: ¿Pueden cometer delito de secuestro los progenitores respecto de sus hijos menores de edad? En ese mismo documento se señala que la victimización en el seno del hogar. También se puede presentar una reacción tardía. seguidas de aturdimiento. Tras esa primera etapa de desorganización. aparte de las consecuencias físicas. que ha . las reacciones frente a la victimizaciónsuelen cambiar: los sentimientos de la víctima pueden pasar de un momento a otro del miedo a la rabia. La reacción inmediata suele ser de conmoción.

está en una posición de mayor fortaleza física y/o psíquica que las víctimas. coherente. jamás podría aparecer como victimario. el victimario es quien ocasiona el daño. un equipo de psicólogos sociales americanos realizó una experiencia que consistía en presentar materiales filmados a un grupo numeroso de personas de variadas ocupaciones. Lea también: ¿Es realmente necesario proponer el interrogatorio de la parte contraria? En la década del 50. poco confiable. En el cuestionario posterior. mientras que percibieron al torturado como inconsistente. es una persona que. veraz y confiable. Lee también: El delito de plagio y usurpación de derechos autorales y conexos . mientras que en la intimidad del hogar puede ejercer verdaderos actos de tortura física y/o psicológica con su mujer o sus hijos. la inmensa mayoría de quienes habían presenciado el material fílmico definieron al torturador como más seguro de sí mismo. Uno de ellos consistió en mostrar sendas entrevistas con un ex torturador de la Alemania nazi y con un ex prisionero de los campos de concentración (sin informar al grupo de las respectivas identidades y antecedentes). Esto se debe al fenómeno que ha sido definido como “doble fachada”: existe un desdoblamiento entre la imagen social y la imagen privada. vacilante. ante una mirada ingenua.sido descrita en los manuales de diagnóstico psiquiátrico como desorden de tensión postraumática.. los estudios concernientes a los perpetradores de abuso y maltrato intrafamiliarmuestran que es el adulto masculino quien con mayor frecuencia estadística asume ese rol. las entrevistas versaron sobre temas generales. equilibrada. Dichos estudios describen al abusador típico como alguien que no tiene nada que ver con los estereotipos habituales que circulan en el imaginario colectivo. Esa posición de mayor fortaleza y equilibrio es la que perciben los observadores externos. por definición. etc. sin aportar datos sobre el pasado de los entrevistados. Dado que. En sus contactos sociales puede ser considerado como una persona agradable. contradictorio y poco veraz. . Por otra parte. racional. para que contestaran luego un cuestionario sobre dicho material. simpática.

en función de su fachada de seguridad. el perpetrador se muestra como más confiable. Por otra parte. Lea también: Moda y enseñanza legal. En cambio.Para más información click sobre la imagen. psicólogo/a. Lea también: Pobres magistrados dedicados a la enseñanza del derecho . ya que el victimarioestá en condiciones de utilizar argumentos que minimizan las consecuencias de su conducta. Las conclusiones de esta experiencia se ajustan casi literalmente a lo que ocurre cuando los protagonistas del drama de la violencia familiar se exponen frente a observadores externos (médico/a. etc): las víctimas de abuso intrafamiliar. se tiende a desconfiar de la veracidad de su testimonio. son percibidas como contradictorias. juez/a. las versiones de ambos siempre son virtualmente opuestas. a raíz de los efectos psicológicos de la victimización. emocionalmente desequilibradas y. por lo tanto. atribuye la responsabilidad de los hechos a supuestas . racionalidad y aplomo. asistente social.

2016 2855 0 Compartir en Facebook Compartir en Twitter   . etc. y proporciona explicaciones racionales de los hechos. define como exageraciones los cargos en su contra. que ha pasado por situaciones extremas y a veces muy prolongadas de miedo.provocaciones de la víctima. depresión. se confíe menos en su testimonio. están dadas las condiciones para que se produzca el fenómeno de la doble victimización: cuando la persona que ya viene dañada vuelve a ser victimizada mediante la incomprensión o la incredulidad de las personas o instituciones a las que acude para ser ayudada. La prescripción extraordinaria: ¿siempre será igual al máximo de la pena fijada. angustia. Cuando esto ocurre. más la mitad? Por Lex - abril 19. a partir de esta diferencia de imagen.. indefensión. se encuentra en inferioridad de condiciones y el resultado suele ser que. Lavíctima.

que aquí difundimos para promover la discusión y el debate: La doctrina y jurisprudencia dominantes. en una nota intitulada “La prescripción extraordinaria al debate”. en razón del plazo. han diferenciado la prescripción ordinaria de laextraordinaria. que señala: “Sin embargo. cuando sobrepasa el máximo más una mitad. en todo caso. El Fiscal Adjunto al Superior. . cuando elplazo es igual al máximo de la pena fijada por la ley para el delito. ha compartido sus interesantes reflexiones en torno a la naturaleza jurídica de lainterrupción del plazo prescriptorio. Al parecer. Lea también: César San Martín analiza exhaustivamente el proceso inmediato (mal llamado proceso de flagrancia). Lea también: «DL 1194 convierte un proceso especial en la regla y al proceso común en la excepción».Roberto Carlos Reynaldi Román (Foto: El Búho). la acción penal prescribe. la confusión radicaría en la norma establecida en el último párrafo del artículo 83 del Código Penal (CP). mientras la extraordinaria. Roberto Carlos Reynaldi Román. cuando el tiempo transcurrido sobrepasa en una mitad al plazo ordinario de prescripción”. estableciendo como regla que la ordinaria se da.

esperar los 20 años como límite máximo de pena legal establecida. sino la de dejar sin efecto el tiempo transcurrido. Si por ejemplo. que prevé una pena de 6 a 20 años. pues su naturaleza. implicaría afirmar que la consecuencia jurídica de lainterrupción. pues lo que quiere comunicar. Lea también: Corte Suprema: el proceso penal de revisión y la imparcialidad . sino que en este caso. como garantía temporal impuesta por el legislador. el plazo de prescripción puede sobrepasar el máximo más la mitad. sino la de sumar (simplemente) la mitad del plazo máximo. más la mitad. la prescripción se daría en un tiempo igual al máximo más la mitad. que la prescripción extraordinaria siempre será igual al máximo de la pena fijada. motivación y elementos de la prisión preventiva . 106 CP). Lea también: «DL 1194 convierte un proceso especial en la regla y al proceso común en la excepción». Esta es la única interpretación razonable y no como equivocadamente se ha venido aplicando tal dispositivo legal. Así. será de 20 años. la prescripción se dará a los 30 años (plazo máximo más la mitad). como erróneamente se cree. Lea también: Corte Suprema establece doctrina jurisprudencial sobre la prórroga de la investigación preparatoria. no es la de dejar sin efecto el tiempo transcurrido. el plazo se interrumpe a los 5 años. es decir. no debemos esperar otros 20 años (que al final sumarían 35 años) como dice la regla. Ello por poner un límite temporal razonable. circunstancia que vacía de contenido a la institución misma de la interrupción. otros 20 años y no –sumados– 30. lo único que hace es fijar una garantía frente al exceso. implicando el comienzo de un nuevo plazo. Aquí viene la diferencia. Debe entenderse que esta es la regla y no como –equivocadamente– opina la doctrina y jurisprudencia dominantes. Lea también: Corte Suprema: Establecen doctrina jurisprudencial sobre audiencia. pero si se interrumpe dicho plazo.Lo que sucede es que ni siquiera se entiende lanaturaleza jurídica de la interrupción de la prescripción. cual es la de dejar sin efecto el tiempo transcurrido al momento de presentarse la causal de interrupción. en todos los casos en que se verifique una causal de interrupción. es que en ningún caso. por cuanto la consecuencia de la interrupción es la de comenzar a correr un nuevo plazo. es decir. el delito prescribirá a los 25 años. comenzará uno nuevo. Pongamos el ejemplo del homicidio (art. El plazo ordinario. Argumentar lo contrario. no es la de sumar la mitad del plazo máximo. . El último párrafo del artículo 83. Pero si la interrupción se da a los 15 años.

ARTÍCULOS RELACIONADOSMás del autor Penal .Comentarios:  ETIQUETAS  Roberto Carlos Reynaldi Román Compartir Facebook Twitter Artículo anteriorLa validez constitucional del aborto terapéutico Artículo siguiente«Contra la ponderación». Su misión es presentar la noticia desde la ley. Responsable: Catalina Lindo. reciente conferencia magistral de Juan Antonio García Amado Lex LEX es un equipo que reportan noticias con relevancia legal.

Ley que regula la responsabilidad administrativa de las personas jurídicas por el delito de cohecho activo transnacional (Ley 30424) Constitucional La validez constitucional del aborto terapéutico Penal Ocho estrategias para defender a un culpable Penal .

César San Martín analiza exhaustivamente el proceso inmediato (mal llamado proceso de flagrancia) Penal Rodríguez Hurtado critica casos emblemáticos del proceso inmediato («fast justice») Penal Corte Suprema establece doctrina jurisprudencial sobre la prórroga de la investigación preparatoria Ocho estrategias para defender a un culpable Por Lex - abril 16. 2016 7406 .

.0 Compartir en Facebook Compartir en Twitter   Ocho estrategias para defender a un culpable (Imagen: WikiHow).

En ese sentido. sino que además cuenta con pruebas de cargo tan rotundas que tiene imposible conseguir la absolución? Lea también: ¿Puede el juez ordenar al condenado leer un libro como regla de conducta? Primero. tiene derecho a recibir asistencia jurídica. Lea también: Razones político criminales del proceso inmediato y su aplicación en el Perú: una discusión actual. el tiempo transcurrido desde la comisión del delito hasta que el procedimiento se dirige contra el culpable supera los plazos del […] del Código Penal.Siempre nos hemos preguntado si es ético defender a un culpable. a un inocente. sin “guantánamos” de por medio. . En los más de veinte años que llevo defendiendo a todo tipo de acusados en los tribunales he aprendido que dividir a los acusados en “inocentes y culpables” es tan simplista como dividir a las personas en “buenas y malas”: hay una rica escala de grises. Muchas veces. Toda persona imputada. El imputado. Pero este post no trata de los aspectos éticos de la defensa de un culpable. sino de un problema práctico que también puede plantearse un abogado: ¿cómo defender a un cliente que. y nos bastará alegar la prescripción para salvar a nuestro cliente de la temida condena. No solo los inocentes tienen derecho a un abogado. o la lentitud del juzgado en cuestión. estudiar la prescripción La prescripción es siempre lo primero que hay que comprobar (sea o no sea culpable el cliente) al asumir una nueva defensa. tiene derecho a que su abogado defienda sus intereses para que a este se le imponga una pena adecuada y no una arbitraria y prevaricadora. Lea también: Ramiro Salinas cuestiona el proceso inmediato en quince minutos. no solo es culpable. también entre los que se sientan en el banquillo de los acusados. independientemente de su culpabilidad. aun cuando fueraculpable. compartimos ocho estrategias de las diez que ha preparado José María de Pablo Hermidapara defender con éxito a un culpable. y por supuesto. por la complejidad de la investigación. siempre que se le haya juzgado con todas las garantías del debido proceso. la demora de la víctima en denunciar.

Segundo. dejarse llevar por un excesivo optimismo.es mejor un buen acuerdo que la posibilidad de terminar en prisión. durante la instrucción. Cuarto. En estos casos el abogado debe utilizar sus habilidades negociadoras y su capacidad de convicción para evitar al cliente un procedimiento penal. para convencer a nuestro cliente de que –aunque el orgullo le dicte otra cosa. pedir la nulidad de las pruebas de cargo A veces. Las nulidad de las pruebas se puede pedir en diversos momentos del proceso: al levantarse el secreto de sumario. esas pruebas que creemos demoledoras contra nuestro cliente han sido obtenidas por medios ilícitos o con vulneración de derechos fundamentales […]. y por otro. para llegar a un acuerdo justo con la parte contraria (que si de verdad ha sufrido un delito tiene derecho a ser resarcido) que evite la interposición de querella. Lea también: César San Martín analiza exhaustivamente el proceso inmediato (mal llamado proceso de flagrancia). ser realistas y no obcecarse con una imposible absolución Un vicio típico en abogados principiantes (y a veces no tan principiantes) consiste en perder la perspectiva. y si hay posibilidades objetivas de . El abogado debe valorar con serenidad el caso que se le encomienda (la prueba de cargo y de descargo. la jurisprudencia aplicable…). Defender los intereses del cliente empieza muchas veces por convencer al obcecado cliente de cuáles son de verdad sus intereses […]. y convencer al cliente de que su caso está ganado cuando no es así. Tercero. pero acude a nosotros porque ha recibido un burofax de la víctima advirtiéndole de acciones penales. la mediación y la negociación A veces el cliente que ha cometido un delito no está imputado todavía. en el recurso de apelación o casación… Y no hay que desanimarse si la primera vez que se pide se desestima: si de verdad entendemos que existe nulidad. Lea también: Corte Suprema establece doctrina jurisprudencial sobre la prórroga de la investigación preparatoria. Y doblemente: por un lado. como cuestión previa al comenzar el juicio oral. reiterémoslo en cada fase del procedimiento hasta el final.

y por los datos que tenemos su condena va a ser inevitable. reducir notablemente la duración de una inevitable condena. esto es: indemnizar a la víctima antes del juicio […]. El cliente ha cometido un delito. la reparación del daño Otro medio sencillo para rebajar la pena con un atenuante es proceder a la reparación del daño. Lea también: Corte Suprema: el proceso penal de revisión y la imparcialidad . la confesión debe ser completa (si nos guardamos datos y nos descubren. . no podemos jugar al doble o nada con la libertad de nuestro cliente: habrá que centrarse en conseguir que la condena sea la menor posible. nuestro cliente podrá beneficiarse de la atenuante de confesión […] para reducir la condena. De este modo. Si además de confesar prestamos una útil colaboración con la investigación (aportando documentación. Además. Pero cuando es objetivo que la sentencia será condenatoria. la confesión y la colaboración con la justicia Puede ocurrir que nuestro cliente acuda a nosotros antes de su imputación.obtener una absolución. Quinto. al menos. etc) podríamos conseguir que la confesión se considere como atenuante muy cualificada. de lo contrario no habrá atenuante. Algunas fórmulas eficaces para. adiós atenuante) y sincera (si nuestro cliente falta a la verdad en algún punto esencial. dejarse la piel en ello. En ese caso. son las estrategias quinta a novena que describo a continuación: Lea también: Corte Suprema: «Mostrar imágenes pornográficas a menores de 14 a 18 años de edad no es “justiciable penalmente”» . también perderá la atenuante). porque sabe que va a ser imputado próximamente. o incluso que se aprecie una nueva atenuante analógica […]. Lea también: Corte Suprema: Establecen doctrina jurisprudencial sobre audiencia. la investigación está a punto de alcanzarle. Pero ojo: la confesión debe prestarse antes de que el procedimiento se dirija contra nuestro cliente. Sexto. motivación y elementos de la prisión preventiva . puede ser conveniente acudir inmediatamente al Juzgado […] a presentar un escrito confesando el delito.

En realidad. esta estrategia es válida para casi todos los casos. explicar al Juez lo honrado que es nuestro cliente que. si le condenan. no hay motivo para esperar a la fase de juicio oral para llegar a una conformidad: habitualmente será más ventajosa para nuestro cliente la conformidad en fase de instrucción […]. incluidos aquellos en que vemos accesible una libre absolución. Dos consejos. Octavo. Si felizmente absuelven a nuestro cliente. así que la norma habitual debe ser pedir la aplicación de esta atenuante […]. el Juzgado le devolverá el dinero. Uno. Dos. las dilaciones indebidas Cada vez es más extraño encontrar un procedimiento penal que finalice en un plazo razonable. consigna el importe de la posible indemnización para no dejar desamparada a la víctima en caso de que el Juzgado entienda que ha cometido un delito. Séptimo. la conformidad En muchos casos será conveniente acordar con el Fiscal (y en su caso. con la acusación) un acuerdo de conformidad y aceptar una pena menor a la que pensamos que podría recaer en caso de celebrarse el juicio. . Con frecuencia –cuando es posible hacerloaconsejo a los clientes consignar el importe de la indemnización en la cuenta del Juzgado. indicando que es para la reparación del daño. Lea también: Celis Mendoza: «El proceso inmediato es el nuevo medio de coacción para someterse a la terminación anticipada». es preferible quedar con el Fiscal días antes a la fecha del juicio para negociar y cerrar el acuerdo: mi experiencia es que se obtienen acuerdos más favorables así que negociando en la misma sala de vistas minutos antes del juicio (y con el Juez escuchando la negociación!!!). Lea también: Omisión a la asistencia familiar: «Capacidad económica se debe probar en sede penal». pero nuestro cliente verá reducida la duración de su condena gracias a este atenuante. será para la víctima. en trámite de conclusiones. a pesar de estar convencido de su inocencia. Queda muy bien.

Su misión es presentar la noticia desde la ley. Heber J. Campos: «El populismo penal es una enfermedad crónica que . 2015.© José María de Pablo Hermida. Responsable: Catalina Lindo. Comentarios:  ETIQUETAS  Cómo ser abogado Compartir Facebook Twitter Artículo anteriorCésar San Martín analiza exhaustivamente el proceso inmediato (mal llamado proceso de flagrancia) Artículo siguienteLa validez constitucional del aborto terapéutico Lex LEX es un equipo que reportan noticias con relevancia legal.

debemos eliminar de nuestra práctica jurídica» Por Legis. 2015 6340 1 Compartir en Facebook Compartir en Twitter   .pe - diciembre 21.

me parece que aun cuando ello es cierto. en casos como estos. con buen criterio. El profesor PUCP consideró que la pena. pero también es verdad que una afirmación de este tipo pone el acento en solo una de las dimensiones del derecho: la de su validez formal. es desproporcionada. (Foto: El Comercio) El profesor de la PUCP Heber J. Estas fueron sus palabras: La pena fue desproporcionada «Diversos abogados han sostenido que la pena estuvo bien dada. ha mostrado su desacuerdo con la pena impuesta a Silvana Buscaglia Zapler. y en otros. A mi. en su cuenta personal de facebook. a veces. Es más. infinitamente más graves. sin duda. sin embargo. . Campos Bernal. incluso. la pena fue desproporcionada. la afectan y empeoran de modo sensible. si bien ajustada a ley. hizo un llamado a desterrar el «populismo penal» de nuestra práctica jurídica. debido a que los hechos fueron claros y calzaban de manera milímetrica en el tipo penal que se le impuso. El derecho no cambia la realidad.Los problemas no se resuelven con normas. Así también. Ya sé que habrán quienes sostengan. que la ley es la ley y que no se pueden hacer distingos ahí donde ella no los hace. la mujer que días atrás agredió a un policía que la intervino por estacionarse en un espacio que no debía.

sostiene que la imposición de sanciones – más aún de sanciones penales. »El Tribunal constitucional ha desarrollado en diversas sentencias los alcances de la validez material de las normas. Así. Los problemas no se resuelven con normas. Su sentencia fue impecable y refleja bastante bien lo que la norma. si su aplicación atenta o pone en cuestión dichos principios. las normas no se pueden (no se deben) analizar sólo desde la dimensión de su validez formal. la afectan y empeoran de modo sensible». así como el de los principios de proporcionalidad y razonabilidad en la imposición de sanciones. sino del análisis de hechos que se ajustan a las normas que devienen de ellas. cuyos pronunciamientos son de aplicación vinculante en nuestro sistema jurídico. Advertir que para que un mandato jurídico sea valido debe ser congruente con los derechos y principios que dotan de sentido al sistema jurídico. incluso. debido a lo censurable de la conducta y aptitud de esta señora. Ello supone una obligación no sólo a nivel de la regulación de determinadas conductas. pienso. pues. El punto es que. Es más. El populismo penal es una enfermedad crónica que debemos eliminar de nuestra práctica jurídica. y en otros. Y qué significa ello. pulula en las redes sociales un vídeo en el que se aprecia a una mujer agrediendo a un policía en Nasca. ha devenido en un caso fácil cuya resolución y sanción ha tomado apenas dos horas. nadie podría objetar la decisión del juez. El populismo penal: una enfermedad crónica »No se debe perder de vista. lo mínimo que corresponde es un análisis que demuestre porque en dicho caso concreto aquella se impone a estos. Del mismo modo.constituye la ultima ratio del derecho. no obstante ello. en su sentido positivo. establece. el daño que le hace al derecho en general y al derecho penal en particular un Parlamento que actúa movido por coyunturas especiales resaltadas (y a veces exageradas) por los medios. en casos como estos. »Sin duda. infinitamente más graves. El derecho no cambia la realidad. la Corte IDH. se trata de un caso difícil que. y sobre todo. A propósito de este mediático caso. aun cuando un hecho se ajuste a lo que sostiene una norma. sino también. . desde la dimensión de su validez material. a veces. finalmente.Validez material de la ley »Desde el punto de vista de la validez formal de la pena.

Comentarios:  ETIQUETAS  Heber Joel Campos Bernal  populismo penal  proporcionalidad de las penas  Silvana Buscaglia Zapler Compartir Facebook Twitter Artículo anterior¿Justicia de pasarela? Condenan a 6 años de cárcel a mujer que agredió a suboficial Artículo siguienteBreve defensa de la seguridad jurídica (post prohibido para iusnaturalistas) . Profesor de los cursos Teoría del Derecho y Derecho Constitucional de la Facultad de Derecho de la PUCP. Candidato a Magíster en Estado de Derecho y Democracia Constitucional de la Universidad de Genova (Italia) y Magíster en Ciencias Políticas de la PUCP.Heber Joel Campos Bernal Licenciado en Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

ARTÍCULOS RELACIONADOSMás del autor Penal Ley que regula la responsabilidad administrativa de las personas jurídicas por el delito de cohecho activo transnacional (Ley 30424) Constitucional «Contra la ponderación». reciente conferencia magistral de Juan Antonio García Amado Penal .Legis.pe Plataforma virtual que promueve el debate y la discusión públicas.

más la mitad? Constitucional La validez constitucional del aborto terapéutico Penal Ocho estrategias para defender a un culpable Penal César San Martín analiza exhaustivamente el proceso inmediato (mal llamado proceso de flagrancia) 1. Mario Pablo Rodríguez Hurtado diciembre 22. 2015 at 10:27 am Estimado amigos envío unas líneas sobre este caso de terrorismo punitivo que arrasa con los parámetros de razonabilidad y proporcionalidad: NI IMPUNIDAD NI TERRORISMO PUNITIVO .La prescripción extraordinaria: ¿siempre será igual al máximo de la pena fijada.

La defensa. DE 1991 3) LAS PRECITADAS AGENCIAS DEL SISTEMA DE JUSTICIA OLVIDAN QUE LA DEMOCRACIA EN MATERIA PENAL RECLAMA QUE NO EXISTA IMPUNIDAD PERO TAMBIÉN QUE NO IMPERE EL TERRORISMO PUNITIVO O EL SALVAJE ENDURECIMIENTO DE LAS PENAS 4) PROCESOS RÁPIDOS Y FULMINANTES NO SON SINÓNIMO DE JUSTICIA Acaba de terminar la lectura de sentencia que recoge el acuerdo de terminación anticipada entre el Ministerio Público y la imputada y su defensa. los Jueces. En casos como el que nos ocupa. mediante el control difuso. es decir. hace rato perforada por el populacherismo parlamentario en asuntos penales (Vid los cambios introducidos en el Código Penal a propósito de los delitos de violencia y resistencia a la autoridad y comparar la racional y prudente conminación punitiva original con la actual desaforada amenaza sancionadora). El resultado no puede ser más terrorífico que el de cualquier diabólica pesadilla: 6 años y 8 meses de privación de libertad. 2) REPRESENTANTES DEL MINISTERIO PÚBLICO Y DEL PODER JUDICIAL DESATIENDEN SU OBLIGACIÓN DE PRESERVAR LA PROPORCIONALIDAD PUNITIVA. en un caso de violencia y resistencia a la autoridad. ha de insistir en la denuncia del despropósito y siniestro panorama que se despliega cuando la Justicia punitiva se transforma en un ogro capaz de destruir al individuo. Esta manifiesta desproporción entre las consecuencias punitivas del delito contra la administración pública.Ciudadanos. EMPEÑADO EN DESNATURALIZAR EL ESPÍRITU HUMANISTA Y DEMOCRÁTICO DEL CP. los derechos ciudadanos correrán peligro extinción. ocho meses más por encima de lo que podría recibir un homicida simple. la constitucional. y la libertad es uno de ellos. no la minúscula legislación ordinaria. debe poner en primera línea la legislación mayúscula. último valladar de la arbitrariedad estatal. debe sujetarse al escrupuloso respeto de los raseros de razonabilidad y proporcionalidad. revela lo absurdo que es sancionar más duramente la ofensa de un valor o bien jurídico que ni por asomo puede equiparse con el derecho fundamental. no obstante semejante contrasentido NI EL MINISTERIO. pararon mientes en que la Constitución establece que toda intervención que restrinja los derechos fundamentales de la persona. decisión o condena es legítima y menos justa. básico y prioritario como es la vida. No hacerlo es dejar en indefensión al imputado. por su lado. con las de un delito contra la vida. que cuando éstos son infringidos ninguna acusación. esto es. guardián de la legalidad. atendiendo a los imperativos constitucionales. a continuación unas líneas sobre la importancia de censurar el terrorismo punitivo promovido por legisladores que han suprimido el espíritu humanista y democrático del Cp de 1991 y convertido en fango la consistencia y proporcionalidad de las penas 1) EL MUNDO AL REVÉS: PENAS MÁS SEVERAS POR DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA QUE POR DELITOS CONTRA LA VIDA COMO EL HOMICIDIO SIMPLE. debe identificar e inaplicar las normas reñidas con presupuestos estatuidos en la Carta Fundamental. específicamente contra la autoridad. el Poder Judicial. Mientras no se tome conciencia de que en democracia tan válido es evitar la impunidad como el terrorismo punitivo o salvajismo sancionador. EXIGIDA POR LA CONSTITUCIÓN Y SE SUJETAN A LOS DESAGUISADOS DEL LEGISLATIVO. el artículo 106 del Código Penal estatuye una pena mínima de 6 años. aquel de la conductora intervenida en el aeropuerto y del policía que le impuso una infracción de tránsito. NI EL JUEZ de la causa y lamentablemente la ocasional defensa de la ahora condenada. para el cual la ley. Por su parte. el Ministerio Público. .

Este caso demuestra que el afrontamiento de las demoras y lenidad procesales no puede hacerse de manera tosca. En esta audiencia la incoación del inmediato debió rechazarse a favor del proceso común.Unas líneas finales sobre el proceso inmediato o “facilismo” procesal que confunde celeridad a cualquier costo con Justicia. Aprendamos de este dramático caso e insistamos que una República democrática inscribe en su programa penal tanto el objetivo de la Justicia de evitar la impunidad como el de rechazar el terrorismo o salvajismo punitivo. sin modulaciones que atiendan asuntos más complejos que reclaman un itinerario procesal mayor. . Comments are closed.