You are on page 1of 72

ENFERMEDADES

CARDIOVASCULARES
CONGÉNITAS
EN CANINOS Y FELINOS

CARLOS H. LIGHTOWLER MV - DA
2012

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS

3

.

toxicológicos y nutricionales. La localización geográfica. presentan un cortocircuito que deriva sangre desde el circuito pulmonar al sistémico. El segundo grupo es el en 6. Finalmente existen un grupo de enfermedades que si bien afectan el desarrollo del aparato circulatorio producen signos correspondientes a otros aparatos y sistemas de la economía distintos al circulatorio. es la que hace referencia al trastorno funcional que la caracteriza. aunque pueden ser descubiertas mucho tiempo después. Un estudio indica una prevalencia del 0. pueden. especialmente por el uso de la ecocardiografía bidimensional y el Doppler cardíaco. Existen muchas formas de clasificar los trastornos congénitos del aparato circulatorio pero la más adecuada.401 enfermos cardiacos.401 cardiópatas que presenta un cortocircuito entre la circulación general y la pulmonar. Las anormalidades producidas en los flujos circulatorios por dichas anomalías. influir en forma significativa sobre el desarrollo estructural y funcional del resto de la circulación. Son generalmente la consecuencia del desarrollo anormal de una estructura normal o a la incapacidad de alguna de las partes del aparato circulatorio para desarrollar más allá del estado fetal o embrionario. al mejoramiento de las técnicas diagnósticas. donde se incluye a la tetralogía de Fallot y al síndrome de Eisenmenger. desde el punto de vista clínico. a diferencia del grupo anterior. Es difícil definir con exactitud la prevalencia de las cardiovasculopatías congénitas en la población canina y más en la felina.65% en caninos y 0. El tercer grupo comprende las cardiopatías congénitas que. como es el caso de la estenosis subaórtica y la estenosis pulFigura 1: Distribución porcentual de las enfermedades diagnosticadas monar. infecciosos. caracterizándose por el desarrollo de sobrecarga de presión. Se sabe que ciertas drogas son capaces también de inducir trastornos en el desarrollo embrionario. Un primer grupo de enfermedades son las que dificultan la salida de sangre de los ventrículos.2% en felinos en los Estados Unidos de Norteamérica. En una estadística realizada en Argentina sobre 6. ambientales. Es de hacer notar que la incidencia de las enfermedades congénitas ha crecido en los años recientes debido. como es el caso de las anomalías del desarrollo de los grandes vasos y la .INTRODUCCIÓN Se definen como cardiopatías congénitas a las anomalías en la estructura o en la función presentes desde el nacimiento. herramientas fundamentales para el diagnóstico de las enfermedades que nos ocupan. entre las que se destacan los factores genéticos. Dentro de este grupo se incluye la persistencia del conducto arterial y las comunicaciones interventriculares funcionales. Las enfermedades cardiovasculares congénitas tienen causas múltiples. se detectó un 4. casi con seguridad. a su vez. la variable representación de razas y la capacidad diagnóstica son factores altamente variables que impiden contar con un número global de la incidencia de este tipo de enfermedades.26% de cardiopatías congénitas y anomalías de los grandes vasos (Figura 1). caracterizándose fundamentalmente por el desarrollo de sobrecarga de volumen.

dado que dichas asociaciones suelen dificultar el diagnóstico. fundamentalmente por el ‘‘QUE PRODUCEN SHUNTS SISTÉMICO-PULMONARES predominio de una u otra raza en 99Persistencia del conducto arterial cada región. labrador retriever. en orden decreciente de incidencia son: persistencia del conducto arterial (cocker spaniel. pastor alemán. ENFERMEDADES QUE PRODUCEN OBSTRUCCIÓN DEL TRACTO DE SALIDA VENTRICULAR ESTENOSIS SUBAÓRTICA La estenosis aórtica constituye alrededor del 30% de las cardiopatías congénitas en caninos. constituye casi el 90% de los casos en caninos. debido a la alta incidencia de presentación. tetralogía de Fallot (bulldog ingles. Seguidamente. rottweiler). persistencia del cuarto arco aórtico derecho (gran danés. schnauzer gigante. la estenosis supravalvular constituye una rareza en caninos (2-3% de los casos) pero observada con alguna frecuencia en gatos. estenosis mitral. Es importante resaltar que es muy frecuente la aparición de varias anomalías congénitas asociadas. desde el punto de vista clínico carecen de la importancia de las mencionadas (displasias de las válvulas atrioventriculares. pastor alemán. la más frecuente de todas. autosómica dominante y poligénica. irish terrier) y la hernia peritoneopericárdica (weimaraner). labrador retriever. en una determinada 99Persistencia del 4o arco aórtico derecho región y también en el tiempo. mucho menos frecuente. ‘‘QUE PRODUCEN OBSTRUCCIÓN DEL TRACTO DE SALIDA VENTRICULAR 99Estenosis pulmonar 99Estenosis aórtica La incidencia de las distintas enfermedades cardíacas congénitas es también extremadamente variable. analizaremos varios ejemplo de cada una de las categorías de enfermedades cardiovasculares congénitas descriptas previamente. a la luz de que cada 99Comunicación interventricular raza canina y hasta cierto punto fe‘‘QUE PRODUCEN SHUNTS PULMONAR-SISTÉMICOS lina tienen particular predisposición (CIANÓTICAS) para determinadas enfermedades. ventrículo derecho con doble salida. caniche toy). 99Tetralogía de Fallot Es importante recordar también que 99Síndrome de Eisenmenger la incidencia de las cardiopatías con‘‘MISCELÁNEAS génitas varía. setter irlandés. labrador retriever). maltés. estenosis pulmonar (terriers. persistencia del tronco arterial. etc. Con mucha menos frecuencia aparecen otras enfermedades que. yorkshire. La forma valvular. La Unidad de Cardiología del Hospital Escuela de Medicina Veterinaria de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires entre los años 2006 y 2010. gran danés. dado 99Hernia peritoneopericárdica que la mayor o menor cantidad de individuos de una raza fluctúa en función de la moda. la enfermedad se designa como “estenosis subaórtica”. las enfermedades de mayor incidencia. estenosis subaórtica (boxer. comunicación interatrial.).Carlos H. Ello debe tenerse siempre en cuenta. transposición de grandes vasos. terriers). Desde el punto de vista etiológico se trata de una enfermedad típicamente hereditaria. collie. Particularmente en Argentina. involucra alrededor del 7% de los casos y la tercera forma. atendió 6 . Anatomopatológicamente se reconocen tres formas de estenosis aórtica: la forma subvalvular. schnauzer mini) comunicación interventricular (bulldog inglés. beagle. siendo de muy rara presentación en gatos. Lightowler TABLA 1 –CLASIFICACIÓN FUNCIONAL DE LAS ENFERMEDADES CARDIOCIRCULATORIAS CONGÉNITAS MAS FRECUENTES hernia peritoneopericárdica (Tabla 1).

existe la displasia ventricular derecha arritmogénica. La importante hipertrofia miocárdica que desarrolla (la que está en función directa con el grado de estenosis) provoca áreas de hipoperfusión coronaria con el desarrollo de sectores hipóxicos. Dicha estructura estrecha en distinto grado la salida ventricular y éste debe desarrollar mayor presión sistólica para poder eyectar la cantidad de sangre necesaria para sostener las necesidades metabólicas (Figura 3). una vez que transpone la válvula aórtica produce turbulencias y a la larga provoca dilatación de la raíz de la aorta (dilatación postestenótica). 8 a schnauzer gigante y los restantes 18 correspondieron a razas diversas. dado que la hiventrículo izquierdo en un caso severo de estenosis pertrofia ventricular izquierda altera la «comsubaórtica. haciéndose necesario realizar el diagnóstico diferencial entre esta y la estenosis subaórtica. También existe la posibilidad de que ambas enfermedades coexistan y el clínico deberá decidir cual es la enfermedad que produce los signos clínicos para poder realizar un adecuado tratamiento. la Figura 2: Esquema que muestra la localización de la banda fibrosa (anillo celeste) en el tracto de salida del ventrículo izquierdo cual. Finalmente se produce un incremento del Figura 3: La fotografía muestra el tracto de salida del tamaño del atrio izquierdo. 12 a labrador retriever. Es importante recordar que en la raza boxer. parcial o totalmente. correspondiendo 250 a perros de raza boxer (85%). resultando 1. de muerte súbita. Fisiopatología La causa de las alteraciones fisiopatológicas es el desarrollo de una estructura fibrosa localizada subendocárdicamente que involucra.792 perros cardiópatas. Este incremento de la presión sistólica y el estrechamiento del tracto de salida provocan un incremento en la velocidad de la sangre.017 con diagnóstico de cardiopatías congénitas. muchas veces. 10 casos a rottweiler. ejercer mas presión para lograr un adecuado 7 . el tracto de salida del ventrículo izquierdo (Figura 2). Este fenómeno es el que desarrolla el soplo cardíaco característico de la enfermedad. responsable del desarrollo de arritmias cardiacas responsables. De estos 305 fueron estenosis subaórticas. las flechas indican los bordes del tracto de pliance» ventricular y el atrio izquierdo debe salida estrechado. Esta situación incrementa el estrés parietal en el ventrículo izquierdo y comienza la remodelación cardíaca engrosándose el séptum interventricular y la pared libre del ventrículo izquierdo como consecuencia de la hipertrofia concéntrica generada por la sobrecarga de presión (Figura 4).ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS 12.

congestión venosa. Cabe aclarar. generalmente como consecuencia de las alteraciones anatómicas que impone el estrechamiento del tracto de salida. Evaluación clínica Figura 4: Pieza correspondiente a un caso de estenosis subaórtica grave donde puede observarse el grado de hipertrofia alcanzada. tanto en el tabique interventricular como en la pared libre y músculos papilares (flechas negras finas). destacándose la importancias de su exploración para el diagnóstico inicial de la presencia de disritmias cardíacas. pansistólico) y su intensidad (1/6 a 5/6) dependerán del grado de estenosis y del periodo evolutivo de la enfermedad (Figura 5). En general. Lightowler llenado ventricular diastólico. en general de menos Desde el punto de vista anamnésico la referencia mas frecuente es la descripción de «lipotimias» o la existencia de un soplo detectado por un clínico general que lo refiere al especialista. caracterizado por una sobrecarga de presión se trastoca en un cuadro de sobrecarga de volumen. el cuadro original. celeridad) como relativos.Carlos H. La auscultación del corazón permitirá detectar la presencia de un soplo sistólico. que desde el punto de vista clínico. La mayorías de los pacientes son perros y gatos jóvenes.) La palpación precordial suele ser irrelevante o a lo sumo presentar un leve incremento de la fuerza del choque precordial. Es frecuente que la estenosis subaórtica se acompañe con una regurgitación de la válvula aórtica. Existen muchos casos en que el paciente llega a consulta para una evaluación de rutina sin ningún antecedente y el profesional detecta un soplo cardíaco. En las etapas finales de la enfermedad. la inspección aporta pocos datos. la auscultación es la maniobra mas importante en la evaluación clínica de los pacientes con alguna cardiopatía. Su extensión dentro del ciclo cardíaco (mesotelesistólico. produciéndose la dilatación ventricular y subsecuentemente insuficiencia cardíaca congestiva. Las flechas blancas gruesas muestran el estrechamiento a nivel de un año de edad y de las razas predispuestas Las características clínicas generales y la intensidad de los signos dependerán del momento en el curso del proceso en el cual se realiza la consulta. ascitis. Sin dudas. etc. salvo que el proceso esté lo suficientemente avanzado como para que hayan aparecido algunos signos generales de insuficiencia cardíaca congestiva (disnea. En los inicios de la enfermedad el soplo suele ser telesistólico y a medida que la en8 . en el perro y gato es difícil auscultar el soplo correspondiente a la regurgitación aórtica. con epicentro en el foco aórtico (cuarto espacio intercostal izquierdo a la altura de la línea mediohumeral) con propagación a la base cardíaca. En estos casos es frecuente el establecimiento de un cuadro de hipertrofia de presión-volumen. dado que el estado general de los pacientes suele ser normal. La palpación del pulso arterial puede mostrar alteraciones tanto de los caracteres absolutos (amplitud.

Como se mencionó. este dato es importante pues permite hacer la diferenciación con los soplos pulmonares. 9 . En los casos típicos y bien definidos. su propagación hacia la raíz de las carótidas. tanto en la estenosis pulmonar congénita como en la estenosis subaórtica congénita. 1: Primer ruido. 4: Cuarto ruido. con los cuales puede confundir dado que. En la incidencia dorsoventral la silueta cardiaca aparece alargada como consecuencia de la prominencia del arco aórtico. estrechamiento del ángulo traqueovertebral y verticalización del borde cardiaco posterior) (Figura 6). A: soplo pansistólico. Electrocardiografía convencional En muchos casos de estenosis subaórtica el electrocardiograma es totalmente normal. Radiología simple Los pacientes con estenosis subaórtica pueden presentar signos radiológicos inespecíficos (generalmente del tipo de agrandamiento de la silueta cardíaca) que aparecen también en muchas otras enfermedades cardiacas y signos específicos que. su epicentro está en el foco aórtico y se propaga hacia la base cardíaca. aparecen signos sugerentes de sobrecarga ventricular y atrial izquierda (Figura 9) a los que se agregan. En la generalidad de los casos los signos son mínimos y atípicos. la ecocardiografía bidimensional y el Doppler cardiaco. 2: Segundo ruido. El soplo se ausculta durante la sístole ventricular y. distintos tipos de arritmias. las modificaciones geométricas que sufre el corazón puede desplazar los epicentros y llevar a confusiones diagnósticas entre uno y otro. Exploraciones complementarias Dentro del conjunto de exploraciones complementarias a las cuales puede recurrirse para confirmar la sospecha de la presencia de una estenosis subaórtica. B: soplo mesotelesistólico. se encuentra la radiografía simple. En la radiografía laterolateral se observan las manifestaciones típicas del agrandamiento ventricular y atrial izquierdos (elevación de la carina. el electrocardiograma convencional y la electrocardiografía ambulatoria (Holter). acercándose más de lo normal a la pared torácica izquierda (Figuras 7 y 8).ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS Figura 5 . 3: tercer ruido. confundiéndose con la pared ventricular izquierda que protruye. además. C: soplo telesistólico fermedad evoluciona va ocupando cada vez mas espacio en la sístole haciéndose meso-telesistólico y terminando como pansistólico. como muestra el inserto. aunque no es infrecuente. cuando están presentes permiten caracterizar la enfermedad. su propagación es hacia la base.Representación esquemática del ciclo cardíaco y localización del soplo de la estenosis subaórtica. en otros. el arco aórtico aparece prominente y agrandado lo que hace desaparecer la cintura cranial de la silueta cardiaca. en muchos casos. En general el laboratorio aporta poco en la confirmación del diagnóstico.

Radiografía dorsoventral (izquierda) y laterolateral (derecha) de un caso de estudio. en función de la gravedad de la misma. este Figura 7. Ecocardiografía bidimensional Los hallazgos ecocardiográficos encontrados en la estenosis subaórtica. debido a su baja frecuencia de aparición. debe ción de la carina. Figura 6 . la electrocardiografía ambulatoria es un procedimiento fácil de realizar y perfectamente tolerado por los pacientes (Figura 13). La valoración de la frecuencia de la arritmia es importante desde el punto de vista diagnóstico. Se observa eleva. Estos signos radiológicos son inespecíficos y están presentes en no de los hallazgos todas las enfermedades capaces de producir agrandamiento del sector izquierdo de mencionados es patrila silueta cardíaca monio exclusivo de la patología en análisis. disminución del ángulo traqueovertebral y verticalización del borde recordarse que ningucardíaco posterior. Asimismo. paroxística o sostenida (Figura 11). dependerán bási10 . así como también para valorar los resultados de la terapéutica cuando. no son detectadas por la electrocardiografía simple. la silueta cardiaca se observa alargada como conhallazgos de la ecocar.Carlos H. Si el atrio izquierdo ha sufrido remodelación importante pue de aparecer también fibrilación atrial (Figura 12). Electrocardiografía Ambulatoria (Holter) La electrocardiografía ambulatorio permite no solo clasificar el tipo de arritmia que padece el paciente.secuencia de la protrusión del arco aórtico al igual que en la imagen mostrada en la diografía bidimensio.Radiografía de un caso de estenosis subaórtica moderada. sino también conocer cual es su frecuencia y detectar otras posibles alteraciones del ritmo asociadas y que. sea necesario instaurar tratamiento antiarrítmico (Figura 14). En la izquierda. Sin embargo. Lightowler La arritmia encontrada con mayor frecuencia corresponde a complejos prematuros ventriculares con origen en el ventrículo izquierdo (Figura 10) y la taquicardia ventricular. En la actualidad. Las flechas rojas indican el lugar de la proyección del arco aórtico nal y el Doppler cardíaco permite realizar el diagnóstico diferencial entre la estenosis subaórtica y la displasia ventricular derecha arritmogénica en las razas predispuestas. asociado a los estenosis aórtica.derecha.

La imagen muestra también como hace protrusión hacia adelante el cayado aórtico y el tronco braquiocefálico y es bien evidente también la dilatación postestenótica de la aorta (cabeza de flecha) Los diámetros ventriculares se encuentran reducidos en grado variable en función del grado de hipertrofia concéntrica. al igual Figura 9 . músculos papilares y tabique interventricular por encima de los valores normales para el peso corporal. incremento del voltaje. La exploración se realiza desde la ventana paraesternal derecha. estudiando primero las imágenes en eje corto (Figura 15) y luego la imagen en eje largo de cinco cámaras (Figura 16).su aspecto normal. en función del estado evolutivo de la enfermedad. mostrando zonas da) en un caso de estenosis aórtica severa.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS camente del momento en que se realiza el estudio. incremento de la duración del complejo ventricular. Las características fundamentales son: engrosamiento de la pared libre ventricular izquierda. onda T amplia y de sentido inverso al mayor potencial ventricular y segmento ST combado) 11 . La relación atrioaórtica puede ser normal porque el atrio se encuentre normal. Se observa el estrecha. modificaciones en la ecoestructura del miocardio.Angiocardiografía selectiva (aortoventriculografía izquier. ventrículo izquierdo.hiperecogénicas que coexisten con omiento que sufre la sangre opacificada (flechas) cuando ingresa al tras casi anecogénicas.Electrocardiograma que muestra los signos característicos de la sobrecarga eléctrica del sector cardíaco izquierdo (onda P mitral. el cual pierde Figura 8 .

sea por aumento del atrio o de la aorta.Taquicardia ventricular sostenida en un caso de estenosis subaórtica congenita Como se mencionara previamente. Figura 10 . obstrucción que muchas veces se intensifica durante la contracción ventricular por el engrosamiento de la porción basal del tabique interventricular (obstrucción dinámica). estenosis subaórtica congénita. derivación II.Electrocardiograma.Carlos H. Dicha formación fue clasificadas por Pyle y Patterson de la siguiente manera: 12 . la estenosis subaórtica congénita se caracteriza por la presencia de una formación fibromuscular localizada en la parte final del tracto de salida del ventrículo izquierdo que protruye hacia la luz del ventrículo izquierdo. Lightowler que la aorta (no se ha desarrollado la dilatación post-estenótica) o alterada. Figura 11 . Se observa un bigeminismo extrasistólico monofocal con origen ventricular izquierdo. Dicha protrusión obstruye permanentemente la libre salida de la sangre.

La exploración se comienza con Doppler espectral pulsado.luego se posiciona a nivel del anillo aórtico y finalmente en el punto de máxima apertura de la válvula para medir la velocidad de flujo a nivel del vaso.ESA 2 (Figura 18): desarrollo de un «anillo fibroso» representado por un engrosamiento del endocardio subvalvular que rodea casi completamente el tracto de salida del ventrículo izquierdo. dado que es la que permite la mejor alineación con el flujo a explorar (Figura 20). Doppler cardíaco La exploración se realiza desde la ventana paraesternal izquierda. Su aspecto es hiperecogénico. -ESA 1 (Figura 17): caracterizada por un engrosamiento endocárdico septal y/o formaciones nodulares de 1-2 mm que a veces pueden avanzar sobre las valvas valvulares. Una vez aplicados y conectados se aplica una faja elástica (1) para mantenerlos en posición y luego se aplica el arnés especial el cual posee un bolsillo (2) donde se coloca la grabadora (3) 13 .Paciente con el arnés especial para realizar el registro del electrocardiograma ambulatorio. La piel en el sector donde van a colocarse los electrodos autoadhesivos se rasura perfectamente. el analizador de volumen se coloca inmediatamente por debajo de la válvula aórtica con el objeto de explorar el tracto de salida. Si se produce aliasing se recurre al mapeo de flujo color con el objeto de encontrar el punto de mayor alteración del Figura 13 .ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS Figura 12 . Una vez obtenida la imagen adecuada. Cabe aclarar que no siempre las lesiones descriptas se hacen evidentes a la exploración ecocardiográfica. -ESA 3 (Figura 19): formación de un «túnel fibroso» por proliferación de tejido endocárdico subvalvular que rodea todo el tracto de salida del ventrículo izquierdo y lo estrecha.Fibrilación atrial en un caso de estenosis subaórtica con atriomegalia severa. . en la imagen apical de cinco cámaras.

Se observan complejos ventriculares prematuros y períodos de taquicardia ventricular paroxísticas (complejos rojos). correspondiente a un perro con estenosis subaórtica de tres años de evolución. Es importante destacar. caracterizados por la presencia de zonas hiperecogénicas entremezcladas con otras hipoecogénicas y anecogénicas. Algunos consideran que el límite superior normal se encuentra en 1. Lightowler Figura 14 . se coloca el cursor sobre la zona a estudiar y se comienza la exploración con Doppler espectral continuo. no existe un acuerdo general entre distintos investigadores respecto de cual es el límite superior normal. La cavidad del ventrículo izquierdo se encuentra reducida. Es importante destacar..5 mseg. como se mencionará para la regurgitación pulmonar. La ecoestructura del miocardio también presenta cambios. 14 . Detectado éste. Cabe aclarar que en el electrocardiograma convencional de este paciente solo se habían detectado complejos ventriculares prematuros de baja frecuencia flujo (lugar donde se produce el mayor grado de aliasing y varianza). Se observa un marcado engrosamiento de la pared libre ventricular izquierda y del tabique interventricular. mientras que para otros dicho límite es de 2 mseg. de tal manera que no siempre pueden registrase en forma simultánea ambos es- Figura 15 .Imagen de un registro Holter de un paciente con estenosis subaórtica. La hipertrofia de los músculos papilares es bien evidente. que si bien se consideran como normales valores de velocidad de flujo transaórticos que se encuentran alrededor de 1 mseg.Carlos H.Imagen obtenida desde la ventana paraesternal derecha en eje corto. que no siempre el flujo estenótico se encuentra alineado con el de regurgitación. El mapeo de flujo en color ayuda también a identificar la existencia de regurgitación aórtica cuando ésta se asocia a la estenosis subaórtica.

Las flechas indican dos lesiones ubicadas en el tracto de salida del ventrículo izquierdo en sendos casos de estenosis subaórtica.Arteria pulmonar.Imagen obtenida desde la ventana paraesternal derecha (grado 2): gradiente de presión en eje largo del mismo paciente que la figura 15. 3. El pronóstico de la enfermedad esta determinado fundamentalmente por el momento del curso de la enfermedad en que se haga el diagnóstico y por el grado de la estenosis. en los casos leves (grado 1.Atrio izquierdo. Sobre la base del valor del gradiente de presión. -Enfermedad moderada Figura 16 .gradiente 15 . 2. determinado por Doppler cardiaco. se realiza la clasificación de la gravedad de la estenosis: -Enfermedad leve (grado 1): gradiente de presión hasta 50 mmHg. De acuerdo a la clasificación de Pyle y Patterson. lo cual requiere alinear independientemente a cada uno de los flujos para proceder a su medición (Figura 21). Las decisiones terapéuticas se tomarán en función de las disponibilidades de tratamiento y de la velocidad del flujo transaórtico y el gradiente de presión. Sobre la base del gradiente de presión obtenido a partir de la medición de la velocidad de flujo transaórtico.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS pectros. obtenido aplicando la fórmula de Bernoulli simplificada. Las flechas indican el entre 51 mmHg y 99 mmHg anillo fibroso que estrecha el tracto de salida del ventrículo izquierdo. Obsérvese la diferencia entre el diámetro del tracto de salida y el de la aorta (Ao). dichas lesiones son de tipo ESA 1. -Enfermedad grave (grado 3): gradiente de presión mayor de 100 mmHg Pronóstico y decisiones terapéuticas Figura 17 .Válvula mitral cerrada. 1.

En general se indica tratamiento medico intensivo. cuyo efecto primordial es actuar sobre la poscarga para que el ventrículo izquierdo pueda cumplir su función eyectiva a una presión Figura 19 . lo que caracteriza a las lesiones de tipo Finalmente.Las flechas indican lesiones de tipo ESA 2 Tratamiento médico La primera indicación es el uso de los betabloqueantes selectivos los cuales reducen al frecuencia cardíaca y levemente el inotropismo. Los betabloqueantes pueden asociarse a los bloqueadores de los canales de calcio (ver tabla 2) y a los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA). tienen efecto proarrimogénico (ver tabla 2). las lesiones del tracto de salida conssistólica mas cercana a lo normal. lo que se logra reduciendo algo el inotropismo y operando sobre la poscarga y controlar el ritmo cardíaco. Figura 18 . Desde el punto de vista quirúrgico lo que se intenta hacer es eliminar la estrechez producida en el tracto de salida ventricular izquierdo.Carlos H. Lightowler de presión hasta 50 mmHg) el pronóstico será favorable. se indicará un control clínico y con ultrasonido cada 6 meses y tratamiento médico mínimo. tanto en relación a sus resultados como a las técnicas mas convenientes para aplicar en caninos y felinos. tituyen un túnel fibroso. En estos casos el tratamiento médico debe ser intensivo y está indicada la cirugía si se dispone de la infraestructura requerida. Es importante recordar que estas drogas deben emplearse exclusivamente si la arritmia existente es frecuente y puede comprometer la hemodinamia del paciente dado que.gradiente de presión entre 51 y 99 mmHg) el pronóstico es reservado y es aconsejable acortar el periodo de controles clínicos y ultrasonográficos a tres meses. Tratamiento Los principios a aplicar en el tratamiento médico de la estenosis subaórtica son: la reducción del trabajo cardíaco.Gradiente de presión de 100 o más mmHg). todas las drogas empleadas para la corrección de los trastornos del ritmo. Se formula un pronóstico grave (Tipo 3 .En este ejemplo. Tratamiento quirúrgico Existe todavía mucha controversia respecto del tratamiento quirúrgico de la estenosis subaórtica. se recurrirá al uso de antiarrítmicos. lográndose con ello la reducción del trabajo cardiaco (ver tabla 2). 16 . No debe olvidarse de instruir a los propietarios respecto al carácter hereditario de la enfermedad y sugerirle que el paciente no sea utilizado para la reproducción. Para los casos moderados (Grado 2. si el paciente ESA 3 presenta complejos ventriculares prematuros o alguna de las forma de taquicardia ventricular.

Sin embargo.36 mmHg. se trata de una enfermedad moderada. a diferencia del flujo transpulmonar. aunque sus resultad lejos están de ser los deseados.2 muestra la onda espectral de la estenosis subaórtica. La flecha introducir un catéter vía arte. que se encuentra en el tracto de salida ventricular. Se describe que en un 50% de los casos se logra reducir el gradiente de presión ventricular respecto del prequirúrgico.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS Sin ninguna duda. la necesidad de circulación extracorpórea y de anticoagulación permanente no lo hace un procedimiento adecuado para los pacientes veterinarios. Lo mismo ocurre con la aplicación del denominado «con- Finalmente la técnica mas aceptada es la denomina. La flecha 1 indica el cursor (en este caso correspondiente a Doppler El procedimiento consiste en espectral continuo) correctamente alineado con el flujo aórtico. el tiempo de aceleración es marcadamente mas corto que el de desaceleración. La velocidad se indicación quirúrgica de elecencuentra entre 1 y 1. como ambos flujos se encontraban alineados fue se insufla a una determinada posible registrar simultáneamente ambos espectros.Figura 21 . balón en su extremo el cual En este caso particular.7 mseg. el costo de la prótesis. al cabo de un año. ducto valvular» el cual se coloca formando una especie de cortocircuito entre la punta del ventrículo izquierdo y la raíz aórtica con del objeto de alivia la presión intraventricular y evitar la fuerte hipertrofia del ventrículo izquierdo. y.Aspecto del flujo transaórtico normal.Un casos de estenosis subaórtica complicada con regurgitación da «valvuloplastia con balón». En manos de personal entrenado el procedimiento es sencillo y seguro. la mayoría de estos pacientes han vuelto a incrementar dicho gradiente. no es la Figura 20 . Como se vera mas presión en el momento en adelante en el texto. ción. La flecha 3 indica el espectro de la regurgitación aórtica. Sin embargo. correspondiendo un gradiente de presión ria femoral o carótida con un de 88. Sin embargo. ESTENOSIS PULMONAR La estenosis pulmonar congénita es una obstrucción que evita el normal flujo de sangre 17 . si bien realizado en algunos centros de excelencia con resultados variables. los requerimientos técnicos. Se puede observar que la velocidad es de 4. aórtica. Todo el procedimiento es seguido por control radioscópico. la cirugía a corazón abierto para realizar la miotomía del tracto de salida y la resección del anillo fibroso que causa la estrechez del tracto de salida es la cirugía mas adecuada. que incluyen la necesidad de contar con una bomba de circulación extracorpórea hace que este tipo de procedimiento.5 mseg.

Tabla 2 . Fisiopatología La evolución de la enfermedad estará dada por la intensidad de la obstrucción y el tiempo de evolución de la enfermedad. habiéndose identificado en beagles su herencia poligénica.Drogas empleadas en el tratamiento de la estenosis subaórtica congénita en caninos Al igual que para el caso de la estenosis aórtica. A su vez. La forma infundibular representa un 15% de los casos. de acuerdo a su aspecto anatomopatológico se subdivide en dos tipos. la supravalvular el 3%. engrosamiento de las valvas valvulares y fusión casi completa de sus rebordes. 18 . el Tipo B muestra un anillo hipoplásico y las valvas valvulares están representadas por un simple reborde que se funde al anillo hipoplásico (Figura 23). se caracteriza por presentar un anillo valvular normal. Puede estimarse una incidencia entre el 11 y el 18% y es muy prevalente en todas las razas terriers y en menor proporción bulldog ingles y chihuahua. El fenómeno mas llamativo de la enfermedad es el desarrollo de hipertensión ventricular derecha y consecuentemente hipertrofia ventricular (Figura 24) como consecuencia de la sobrecarga de presión. En gatos es poco frecuente. la forma valvular. Lightowler desde el ventrículo derecho hacia la arteria pulmonar. mientras que la valvular propiamente dicha representa el 82% de los casos encontrados.Carlos H. El denominado Tipo A. la obstrucción puede asentar en tres niveles diferentes: en el tracto de salida ventricular derecho (denominada estenosis infundibular). La etiología es hereditarias. Por el contrario. a nivel de la propia válvula o por encima de la misma involucrando la propia arteria pulmonar (Figura 22). a lo que se agregan otros fenómenos consecuencia de la remodelación cardíaca y vascular para compensar los fenómenos hemodinámicos que provoca la obstrucción (Figura 25).

en principio telesistólico y en la medi19 . pero con epicentro en el foco tricuspídeo (tercer espacio intercostal. consecuencia del agregado al cuadro 2) la estenosis tipo valvular propiamente dicha y la 3) la supravalvular fisiopatológico de sobrecarga de voo vascular. Muchas veces es factible detectar pulso venoso. algunas veces acompañado por otro soplo sistólico.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS Evaluación clínica Dependiendo del período evolutivo de la enfermedad y de la intensidad de la estenosis variará el cuadro clínico general. desarrollo de distintos tipos de arritmia y. lumen cuando a la estenosis pulmonar se agrega regurgitación de la misma válvula (co-sa frecuente) y corresponde a regurgitación tricuspídea por dilatación del anillo valvular. Trátase de un soplo sistólico. salvo por la presencia del soplo característico. el soplo es sistólico. con epicentro en el foco pulmonar (tercer espacio intercostal izquierdo a nivel de la unión condrocostal). Muchos pacientes aparecen asintomáticos. Como se menciono previamente. desarrollan muerte súbita. particularmente cuando la regurgitación tricuspídea se hace importante. Dicho soplo Figura 22 . Al igual que en el caso de la estenosis subaórtica la auscultación vuelve a ser la maniobra mas importante dentro de la evaluación física. algunos casos. sobre el hemitórax derecho a la altura mediohumeral).pieza correspondiente a un caso de estenosis pulmonar congénita grave. puede observarse déficit en el desarrollo de los pacientes (Figura 26).Distintos tipo de estenosis pulmonar congénita. De acuerdo a la clasificación se trata de una estenosis valvular propiamente dicha del tipo B La palpación del pulso no arroja signos relevantes (salvo para el caso del estudio del ritmo) pero la palpación precordial generalmente permite detectar la presencia de un frémito importante. 1) muestra desarrolla secundariamente como la posición de la estrechez del tracto de salida (estenosis infundibular). Ello representa el aparato valvular. Figura 23 . En casos donde la repercusión sistémica es importante. El circulo muestra un reborde redundante con un orificio muy pequeño. la aparición de síncopes.

la puesta en evidencia de la dilatación postestenótica de la arteria pulmonar y sobre los campos pulmonares la disminución de la vascularización pulmonar. El fenómeno se desencadena por la obstrucción al flujo sanguíneo desde el ventrículo derecho localizada generalmente en la válvula pulmonar o en el tracto de salida (1). Como en todos los casos. Ello hace que el ventrículo derecho deba desarrollar mayor presión (2) comenzando la adaptación geométrica produciéndose la hipertrofia de la pared libre (3)y tabique (hipertrofia concéntrica). luego de una estrechez. aunque el pulmonar nunca tiene propagación hacia las carótidas.Carlos H. Exploraciones complementarias Radiología simple Las características radiológicas en esta enfermedad provienen del agrandamiento del sector cardíaco derecho. El llenado ventricular.Corazón correspondiente a un caso de estenosis pulmonar valvular. La letra A muestra el importante grado de hipertrofia del tracto de salida del ventrículo derecho y la letra B muestra. Como consecuencia de la mayor presión diastólica final en el ventrículo derecho el tabique interventricular se desvía hacia el lado izquierdo (4). Lightowler Figura 24. hace que el atrio derecho deba ejercer mayor presión de llenado y se dilata (6). el flujo sanguíneo se hace turbulento y produce la dilatación postestenótica de la arteria pulmonar (5) da que el proceso evoluciona ocupa cada vez mas espacio en la sístole hasta llegar a hacerse pansistólico y su propagación es hacia la base cardíaca (Figura 27). cuando exista cualquier duda podrá ser dilucidada por el Doppler cardíaco. al corte el importante espesor parietal y septal de dicho ventrículo que casi ha obliterado la cavidad Figura 25. muchas veces la hipertrofia ventricular derecha eleva el corazón y el epicentro del soplo se desplaza hacia arriba y puede llevar a confundirlo con un soplo aórtico. por el aumento de la presión diastólica final y reducción de la «compliance».Representación esquemática de los fenomenos fisiopatológicos que desarrollan en la estenosis pulmonar congénita. De cualquier manera. En la incidencia la20 . Es de hacer notar que si bien las características del soplo en la mayoría de los casos permite diagnostica la enfermedad.

En la incidencia dorsoventral. Si se observa la figura 5 se verá que la única diferencia con el soplo de la estenosis subaórtica es el epicentro del soplo. las características radiológicas son la ma- Figura 27 . comparado con el tamaño de un perro de idéntica raza y edad normal. yor cercanía de la pared ventricular izquierda con la parrilla costal y la prominencia de la arteria pulmonar en la ubicación de la hora dos. se borra la cintura cardíaca anterior y aparece una protrusión que marca la dilatación postestenóFigura 26 . por una estenosis pulmonar congénita grave (clasificada por Doppler).ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS terolateral se observa un incremento del contacto esternal de la pared ventricular derecha. Electrocardiografía convencional El electrocardiograma muestra modificaciones características. Asimismo. si se sigue la analogía del reloj (Figura 29). Obsérvese el deficiente estado general y la disminución del desarrollo.Doberman Pinscher de 5 meses de edad afectado tica de la arteria pulmonar (Figura 28).Radiografía laterolateral de un caso de estenosis pulmonar. que corresponde a la hipertrofia ventricular derecha. Se produce una sobreFigura 28. de tal manera que si se traza una línea imaginaria desde la carina hasta el ápex cardíaco se observará un predominio neto de todo lo que se encuentra hacia la izquierda de dicha línea. Se observa un incremento del contacto del borde cardíaco anterior con el esternón. Las flechas indican la protrusión de la arteria pulmonar 21 .Representación esquemática del soplo de la estenosis pulmonar congénita.

Radiografía en incidencia dorsoventral de pulmonar. gravedad de la estenosis. Como en general.Carlos H. Tres son los elementos fundamentales a tener en cuenta: la forma del tabique interventricular. En la generalidad de los casos no suele ser necesario recurrir al registro Holter. La cuantía de las mencionadas alteraciones dependerá de varios factores (precocidad del diagnóstico. Lightowler carga ventricular derecha con desvío del eje a la derecha. modificaciones en la ecogenicidad (Figura 31) y modificaciones en el tamaño del anillo valvular (Figura 32). aparece lo que se denomina «válvula en domo». la estenosis pulmonar congénita asocia mayor o menor grado de regurgitación valvular. Cuando existe fusión de las valvas. Ventrículo derecho Tres son los aspectos a tener en cuenta en el estudio ecocardiográfico ante la presencia de una estenosis pulmonar: el tamaño de la cámara ventricular. Cuando la estenosis pulmonar es de moderada a grave. un caso de estenosis pulmonar. Esto significa que. es frecuente observar lo que se denomina dilatación postestenótica de la arteria pulmonar. que no constituyen datos específicos que permitan caracterizar la enfermedad. Se observa la hipertrofia ventricular derecha evidenciada por el acercamiento del borde cardiaco derecho hacia la pared del tórax. como consecuencia de la alteración del flujo sanguíneo laminar. el espesor de las paredes del ventrículo derecho y las características de la válvula Figura 29 . Aparte de las vistas clásicas para explorar la válvula pulmonar. la arteria pulmonar se dilata (Figura 34). el ventrículo derecho sufre una verdadera sobrecarga mixta (presión y volumen) por lo cual no es raro encontrar una cámara ventricular grande y con su pared y el tabique interventricular engrosados. deben emplearse otras oblicuas. volumen de la regurgitación asociada y otros) (Figura 33). 22 . el espesor del tabique y su posición. Una característica saliente de esta patología es la comba del tabique interventricular hacia el ventrículo izquierdo (en el eje largo) y aplanamiento (en el eje corto) como consecuencia del incremento de la presión intraventricular derecha. El electrocardiograma adopta un patrón con una imagen especular al electrocardiograma normal (Figura 30). aparecerán distintas manifestaciones en la válvula. Pueden presentarse también variado trastornos del ritmo. Ecocardiografía bidimensional Las alteraciones que se observarán en la ecocardiografía bidimensional son las derivadas de la remodelación del ventrículo derecho. Asimismo aparecerán alteraciones en los movimientos. Las flechas indican la protrusión a la hora dos de la dilatación postestenótica de la arteria pulmonar Válvula pulmonar Dependiendo del subtipo de estenosis.

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS

Figura 30 - Electrocardiograma de seis derivaciones en un caso de estenosis pulmonar congénita. Se observa
que la polaridad de los complejos ventriculares esta invertida en todas las derivaciones lo que otorga al registro una imagen especular respecto de lo normal.

Doppler cardíaco

El estudio de la estenosis pulmonar congénita por esta técnica incluye el uso tanto
del Doppler espectral como el mapeo de flujo en color.

La estenosis valvular
implica el incremento de la velocidad del flujo transvalvular
y el desarrollo de un gradiente
de presión. Sobre la base de
este último es que se clasifica
la gravedad de la estenosis.

Cuando se investigan
los flujos, tanto valvulares como anormales, muchas veces
no alcanzan las imágenes clásicas para poder lograr una buena interrogación del flujo, por
lo cual deberán investigarse Figura 31 - Imagen en eje corto desde la ventana paraesternal derecha.
otras posiciones para obtener La flecha muestra la válvula pulmonar donde se observan alteraciones
la mayor velocidad de flujo po- en la ecogenicidad.
23

Carlos H. Lightowler
sible. Es bueno recordar que
la mayor velocidad de flujo se
detectará cuanto más paralelo este el eje de interrogación
con la dirección del flujo y que,
como norma, el ultrasonido
tiene a subvalorar la velocidad
y nunca a sobrevalorarla, razón por la cual siempre deberá
tomarse en cuenta la mayor
velocidad encontrada.
En condiciones normales,
la velocidad del flujo transmitral se encuentra entre 0,8 y
Figura 32 - La flecha muestra un incremento de la ecogenicidad en 1,3 m/seg, lo que implica un
correspondencia con el anillo pulmonar, situación que puede ser debida gradiente de presión de 2,56 a
a fibrosis y/o calcificación del mismo o a fusión de las valvas pulmonares. 6,57 mmHg (Figura 35). Cuando existe estenosis y dependiendo del grado, la velocidad de la sangre se acelera al pasar por el sector estenosado. Como
mencionáramos, previamente la gravedad de la estenosis se mide por el valor del gradiente
de presión: con gradientes menores de 50 mmHg (velocidad de 3,5 mseg) se considera que la
estenosis es leve, de 51 mmHg. a 75 mmHg. (4,3 mseg de velocidad- Figura 36) es moderada y
por encima de este valor se la considera severa (Figura 37).

Se mencionó previamente que en muchos casos, la estenosis pulmonar congénita se
asocia a regurgitación pulmoFigura 33 - Dos casos de
estenosis pulmonar congénita.
En ambos casos la imagen es
en eje corto registrada desde la
ventana paraesternal derecha.
A- Corresponde a un caso de
estenosis pulmonar congénita
moderada,
acompañada
de
regurgitación.
Obsérvese
el
aplanamiento del tabique interventricular, resultado de la hipertensión ventricular derecha
y el incremento del tamaño de
la cámara ventricular derecha,
producto de la sobrecarga mixta
(presión/volumen). La hipertrofia
del tabique no es significativa. B.
A diferencia del anterior, trátase
de un caso grave de estenosis
pulmonar congénita. Es notoria
la hipertrofia del séptum y de
la pared ventricular derecha,
indicadora de una sobrecarga
de presión extrema. La cavidad
ventricular en vez de crecer se ha
reducido. VD: ventrículo derecho;
S: séptum interventricular; VI:
ventrículo izquierdo.

24

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS
nar de grado variable. Esta, cuando se realiza el mapeo de flujo color es percibida
durante la diástole ventricular como un
flujo que se acerca al transductor (Figura
38); inmediatamente, durante la sístole
ventricular aparece el flujo transpulmonar
con grado variable de alisasing, dependiendo de la gravedad de la estenosis. Sin
embargo, cuando se realiza la exploración
con Doppler espectral no siempre es posible captar simultáneamente el espectro
del flujo trasvalvular estenosado y el de la
regurgitación, dado que la dirección del
flujo no puede captarse con la misma alineación del vector de exploración (Figura
39).
Figura 34 - Dilatación postestenótica de la arteria pulmonar
en un caso de estenosis pulmonar congénita. La relación
normal entre los diámetros de las arterias aorta y pulmonar
es de 1, mientras que en este caso es de 0,53, predominando
netamente el diámetro de la arteria pulmonar.

La técnica más adecuada para el
diagnóstico ultrasonográfico de la estenosis pulmonar es realizar la exploración
de la válvula con mapeo de flujo en color,
localizar la zona de mayor aliasing y va-

rianza, aplicar el analizador de
volumen en dicho lugar y medir
con Doppler espectral pulsado.
Si este marca aliasing pasar a
Doppler espectral continuo y
realizar la medición de la velocidad (Figura 40).
Pronóstico

Dependerá del estado
general del paciente y de la gravedad de la estenosis medida
por medio del Doppler cardíaco. Para el caso de las formas
leves el pronóstico es favorable, requiriéndose controles Figura 35 - Flujo transpulmonar normal captado desde la ventana paracada 6-8 meses. En las formas esternal derecha en una imagen oblicua del tracto de salida ventricular
moderadas el pronóstico es re- derecho. La onda de flujo es simétrica y tiene una velocidad de 1,2 m/
servado requiriéndose un tra- seg. La línea que aparece al final de cada onda indica el cierre de la
tamiento médico intensivo y válvula
controles seriados cada 3-4 meses. Finalmente en los casos graves el pronostico es grave y el
desenlace dependerá de la precocidad del procedimiento quirúrgico.
Tratamiento

El tratamiento de la estenosis pulmonar congénita tiene dos vertientes, la médica y la
quirúrgica, siendo la determinante de la elección de una o de otra la gravedad de la estenosis.

Por tratarse de una enfermedad de transmisión hereditaria debe indicarse al propietario la necesidad de no reproducir el animal y la ventaja de proceder a su castración.
25

2 mseg. dado que la velocidad de flujo es de 4. Lightowler Tratamiento médico Se basa en el uso de betabloqueantes como el Atenolol (0. el caso de la estenosis subaórtica.Mapeo de flujo color y Doppler espectral continuo de una estenosis derivativo como en pulmonar congénita severa. semejante a la descripta para la estenosis subaórtica.Carlos H.Mapeo de flujo color y Doppler espectral continuo de una estenosis pulmonar congénita moderada. dado que la velocidad de flujo es de mas de 6 m/seg. A la fecha no existen posibilidades quirúrgicas para las estenosis supravalvulares. La valvulotomía con bisturí es una técnica relativamente sencilla que consiste en la realización de una incisopunción en la pared ventricular derecha alrededor de la cual se coloca una sutura en bolsa de tabaco. 26 . Se introduce un bisturí que se avanza hacia la válvula y se realizan varios cortes. La técnica mas sencilla es la valvuloplastia con balón. Existen varias técnicas para abordar la estenosis valvular (las frecuente en caninos). Figura 36 .5 a 2mg c/12 hs). salvo la aplicación de un conducto Figura 37 . Si se detectan signos de hipertensión pulmonar la droga de elección es el sildenafil (1-2 mg/Kg c/12-24 hs. Tratamiento quirúrgico El procedimiento a emplear es dependiente de la localización del trastorno.). El mayor inconveniente del procedimiento es que debe trabajarse a ciegas.5 a 1mg c/12-24hs) o el Sotalol (0. La flecha indica la presencia de regurgitación. Si el paciente presenta arritmias se utilizarán las drogas adecuadas al tipo de arritmia presente. Figura 38 -Mapeo de flujo en color.

Como puede observarse durante la sístole el flujo transpulmonar (FT) se encuentra bastante bien alineado con el ultrasonido y producirá en el Doppler continuo una onda bien definida y con velocidad aumentada. momento en donde se produce el flujo retrógrado (esquema B. Sin embargo. durante la diástole. VD: ventrículo derecho. AAo: arteria aorta. FR).Ambos esquemas representan la imagen del mapeo de flujo color de la válvula pulmonar desde la ventana paraesternal derecha en la imagen de la base cardíaca durante la sístole (A) y la diástole (B). El procedimiento consiste en realizar una incisión en correspondencia con el tracto de salida y 27 . la dirección de ambos flujos (el transvalvular estenótico y el regurgitante) permite la captación sucesiva de ondas espectrales de estenosis (E) y de regurgitación (R) La técnica del parche da buenos resultados cuando se realiza en pacientes jóvenes. En este caso particular.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS Figura 39 . Figura 40 . el vector se encuentra totalmente desaliñado respecto del flujo y el Doppler espectral continuo no producirá ninguna onda. La posición de la línea de corte esta en ambos casos en la misma posición.Mapeo de flujo color y Doppler espectral continuo en un caso de estenosis pulmonar severa y regurgitación.

la cual es cubierta por un parche de pericardio que contiene la sangre y amplia el paso previamente estenosado (Figura 41) . F forma en que queda el colgajo una vez retirado el alambre y ceñido el último punto de sutura. Figura 41 . D muestra la finalización de la sutura del parche pericardio antes de realizar la incisión . E se comienza a hacer la incisión con el alambre de Gigli. A muestra el lugar de la incisión y su extensión.Representación esquemática de la técnica del parche de pericardio para el tratamiento de la estenosis pulmonar en sus formas valvular e infundibular.Carlos H. C muestra el alambre de Gigli pasado. 28 .B muestra la primera sutura del colgajo de peritoneo (línea roja a la izquierda) y el pasaje de una aguja por los extremos de la futura incisión para enhebrar el alambre de Gigli. Lightowler la válvula pulmonar.

VI: ventrículo izquierdo. LP: lóbulo pulmonar reflejado. AD: atrio derecho. S and Suter. con una prevalencia de alrededor del 30% y mucho menos frecuente en felinos con una frecuencia de presentación de alrededor del 10% de las anomalías congénitas. 29 .P. En el feto. inmediatamente por detrás de que esta última emita la arteria subclavia izquierda. SI: arteria subclavia izquierda. AAo: arteria aorta. degeneración del músculo y fibrosis. Producido el parto. desarrollándose una caída en el oxido nítrico lo que produce la obliteración funcional del conducto arterial por contracción del músculo liso contenido en el vaso. a la vez que se eleva la presión sistémica constituyéndose el aparato circulatorio. Cuando el flujo a través de este vaso persiste mas allá de los 8 a 10 días posparto se dice que existe «persistencia del conducto arterial». E: esófago. el ingreso de aire a los pulmones los insufla y.. las mas predispuestas son la caniche (particularmente el Toy). Entre las razas caninas. a partir de ese momento. 1970) Luego del cierre funcional se produce un cierre anatómico definitivo como consecuencia de la proliferación de la intima vascular. TB: tronco braquiocefálico derecho. el incremento de la tensión de oxigeno produce una inhibición de las prostaglandinas locales. Figura 42 . las circulación pulmonar es mínima debido a la alta resistencia pulmonar como consecuencia del mencionado colapso y la sangre se oxigena en los vasos placentarios. T: timo. VCCr: vena cava cranial. Trátase de un pequeño vaso que une la arteria pulmonar con la arteria aorta. AP: arteria pulmonar. VD: ventrículo derecho. W. El remanente no permeable se conoce como ligamento arterial y permanece uniendo ambas arterias durante toda la vida. AI: atrio izquierdo. P: pericardio reflejado.B. Este trastorno es bien conocido tanto en perros como en gatos. como consecuencia de ello. Es la anomalía más frecuente en el perro. VP: vena pulmonar. Inmediatamente después del nacimiento. Se origina inmediatamente por detrás de la salida de la arteria subclavia izquierda (Figura 42).ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS ENFERMEDADES QUE PRODUCEN CORTOCIRCUITO ENTRE LA CIRCULACIÓN GENERAL Y LA PULMONAR PERSISTENCIA DEL CONDUCTO ARTERIAL El conducto arterial es un pequeño vaso sanguíneo que deriva del sexto arco aórtico. En condiciones normales ello ocurre entre las 12 y 24 horas del parto. CA: conducto arterial (modificado de Canine Cardiology. VCC: vena cava caudal. tanto en el corazón derecho como en la arteria pulmonar disminuye. Ettinger. en un sistema de alta presión (el izquierdo) y otro de baja presión (el derecho). Saunders.Posición anatómica del conducto arterial. la presión. Durante la vida fetal actúa desviando la sangre desde la arteria pulmonar hacia la aorta posterior para evitar que llegue sangre a los pulmones fetales colapsados.

Una vez cerrada la válvula aórtica. Consecuentemente. respetando el derecho (Figura 43). maltés y collie. va desarrollando adaptaciones geométricas en un intento de compensar las alteraciones hemodinámicas que impone el aberrante paso de sangre a través del ducto arterial. El cuadro se completa con presión arterial sistólica levemente elevada como consecuencia de la hipervolemia e hipotensión diastólica debida a la fuga diastólica de sangre hacia el circuito menor a través del conducto arterial. Ello provoca una fuga de sangre de la circulación sistémica. en el cual las repercusiones hemodinámicas son leves. la sangre expulsada en parte dilata la aorta y una porción circula por el conducto arterial. Parte de la sangre que sale del ventrículo izquierdo hacia la fenómeno explica tanto aorta es derivada desde esta a la arteria pulmonar a través del conducto arterial las características del permeable(1) produciéndose un incremento de la sangre a nivel pulmonar (2) Un mayor volumen de sangre vuelve al atrio izquierdo (3) el cual soplo que se presenta en (pleonemia). fluyendo sangre de la aorta hacia la arteria pulmonar. esta situación induce. donde se produce hipertensión pulmonar reactiva y se invierte el flujo a través del conducto permeable. Fisiopatología Desde el punto de vista fisiopatológico se reconocen tres formas: • conducto persistente benigno. donde las repercusiones hemodinámicas y fenómenos de adaptación son importantes y se requiere imperiosamente el tratamiento y • síndrome de Eisenmenger. El atrio izquierdo vuelca la enfermedad como las la sangre al ventrículo izquierdo el cual también se dilata (4) (sobrecarga de modificaciones encon. el organismo compensa perfectamente el fenómeno y no es necesario el tratamiento. Durante las sístole ventricular. se dilata para acomodar el mayor volumen sanguíneo. pastor alemán. Lightowler cocker spaniel inglés. el corazón. 30 .Adaptaciones geométricas que se producen en la persistencia del sístole ventricular. Si ha persistido la permeabilidad del conducto arterial. • conducto persistente maligno.volumen) y finalmente vuelve a eyectar sangre a la aorta(5). con el correr del tiempo. Este conducto arterial. al incremento de la volemia. sobrecargando el circuito pulmonar. que sobrepasa ampliamente a la del sector derecho. Debe recordarse que el flujo a través del conducto arterial permeable se produce durante la sístole y la diástole como consecuencia de la diferencia de presión entre ambos circuitos. El aumento de la presión del sector cardíaco izquierdo. hace que el flujo sanguíneo se invierta. a la larga. Estas son básicamente la pleonemia pulmonar y la sobrecarga de volumen del sector cardíaco izquierdo. el remanente de dilatación de la arteria aorta mantiene el gradiente de presión diferencial lo que hace que continúe el flujo sanguíneo hacia la arteria pulmonar hasta que sobrevenga la próxima Figura 43 .Carlos H.

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS tradas en el pulso arterial. Los paciente sintomáticos suelen presentarse con deficiencias en su estado general y tos. El soplo que desarrolla en la persistencia del conducto arterial es un soplo continuo. Durante la sístole ventricular (izquierda) la aorta se distiende originándose la onda del pulso (panel central). Evaluación clínica Las manifestaciones clínicas dependerán de la severidad del pasaje de sangre y del tiempo transcurrido hasta el diagnóstico.Mecanismo del pulso saltón (pulso de Corrigam). realizar el diagnóstico de la enfermedad. durante la diástole ventricular la presión dentro de la aorta sigue siendo mayor que en la pulmonar y continúa el flujo sanguíneo hacia el circuito menor. Como se mencionó precedentemente. Durante la diástole ventricular la aorta pierde su distensión y como no escapa sangre del circuito sistémico la amplitud del pulso se mantiene normal. desarrollándose una onda pulsátil mas amplia. el ventrículo izquierdo eyecta mayor volumen de sangre durante la sístole y durante la diástole la circulación general pierde volumen a través del ducto permeable lo que hace que la presión diastólica baje. El panel B muestra lo que ocurre en la persistencia del conducto arterial. En la sístole ventricular (izquierda) durante la eyección ventricular parte del flujo sanguíneo pasa a la circulación pulmonar a través del conducto permeable. Es también el pulso característico de las insuficiencias aórticas severas. Sin embargo. en la generalidad de los casos. pasando por todos los estadios intermedios. originándose una amplitud del pulso normal (panel central). Los casos varían desde los pacientes asintomáticos hasta aquellos que presentan signos de insuficiencia cardíaca congestiva grave. Esta pérdida de volumen hace que la presión diastólica descienda. y amplio denominado pulso de Corrigam (el cual recibe también las denominación de pulso saltón o en «martillo de agua» (Figura 44). El panel A muestra un corazón con el conducto arterial cerrado y convertido en ligamento arterial. Figura 44 . La palpación del pulso arterial y la auscultación permiten. 31 . Esta situación crea un pulso celer.

con hematocritos que pueden exceder valores del 65% Exploraciones complementarias Radiología simple y Angiografía En general la radiografía simple muestra signos inespecíficos. de donde ha tomado su denominación (Figura 45). 4º y 5º y a la entrada del tórax. mientras que el segundo es debido también al pasaje de sangre por el conducto permeable pero Figura 45 . Su sonido es muy característico y retumbante. En esta última situación los signos clínicos del paciente se agravan. El primero es producido por el pasaje de sangre turbulenta por el conducto arterial provocada por el impulso ventricular. Finalmente. El punto de máxima auscultación esta inmediatamente por debajo de la columna vertebral a nivel de los espacios intercostales 3º. en la medida en que se incremente la presión en el sector derecho ira acortándose el componente diastólico. pero en este caso solo el componente sistólico (Síndrome de Eisenmenger). Con frecuencia el soplo oculta todos los ruidos cardíacos normales en este caso debido a la energía cinética acumulada por la arteria aorta. recordando el funcionamiento de una máquina. Suele también desarrollar policitemia e hiperviscosidad de la sangre. Ello significa que las membranas mucosas de la parte posterior del cuerpo aparecen cianóticas mientras que las de la mitad anterior permanecen normales. desarrollando trastornos en la respiración. especialmente la pleonemia pulmonar y los signos típicos de la sobrecarga de atrio y ventrículo izquierdo (Figura 46). inmediatamente por debajo de la columna vertebral y a veces en la entrada del tórax y no tiene una proyección determinada. Así. El componente sistólico es creciente y el diastólico decreciente. conocido como soplo de Gibson o soplo «en maquinaria».Características generales del soplo de la persistencia del conducto arterial. Dicho soplo es ausculta en la parte alta del tórax.Carlos H. debilidad del tren posterior y en ocasiones convulsiones. de características retumbantes que recuerdan el funcionamiento de una máquina. Su propagación es hacia la base en dirección anterior o posterior. Desarrolla también lo que se denomina «cianosis diferencial». si desarrolla hipertensión pulmonar reactiva (complicación posible y muy grave) se invierte la dirección del flujo (se torna de derecha a izquierda) y reaparece el soplo. Las características del soplo son variables y dependen básicamente de la relación de las presiones de ambos sectores de la circulación. En el momento en que las presiones de ambos sectores se igualan. 32 . Trátase de un soplo continuo (pansistólico y pandiastólico). desaparece el soplo pues la circulación en el conducto arterial se hace nula. Lightowler que ocupa la sístole y la diástole. Ello es debido a que el flujo de derecha a izquierda a través del conducto arterial esta por detrás del tronco braquiocefálico y la subclavia izquierda.

aunque ello no siempre ocurre. caracterizado por presentar complejos ventriculares Figura 46 . los grandes vasos y los signos obtenidos con el Doppler cardíaco. Electrocardiografía convencional El electrocardiograma muestra generalmente los signos correspondientes a la sobrecarga atrial y ventricular izquierda. Ecocardiografía bidimensional Como en todos los casos de comunicaciones patológicas. En esta situación.Radiografía laterolateral de un canino donde se observa la dilatación aneurismática (flechas) de la Es importante señalar que en arteria aorta posterior a la desembocadura del conducto las vistas estándar de la ecocardiografía arterial permeable bidimensional el conducto arterial no se visualiza directamente. las modificaciones geométricas del corazón y grandes vasos tienen asiento en el circuito anómalo (ver Figura 43). que sufren sobrecarga de volumen.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS En algunos casos puede observarse dilatación aneurismática de la aorta inmediatamente por detrás de la desembocadura del conducto arterial (Figura 47). Es importante tener en cuenta que la arteria pulmonar puede también engrosarse en los casos de hipertensión pulmonar y estenosis pulmonar. En el síndrome de Eisenmenger izquierdas pueden desarrollar signos de sobrecarga ventricular derecha. La angiografía selectiva permite verificar la presencia de un conducto arterial permeable.Radiografía laterolateral de un caso de persistencia con alto voltaje y ondas Q profundas del conducto arterial en un perro de 18 meses. III y aVF (Figura 49). La aorta suele dilatarse por detrás de la salida del conducto. Cuando el flujo se invierte. puede observarse radiológicamente mayor incremento de la arteria pulmonar y signos de sobrecarga ventricular derecha. Muchos pacientes muestran un trazado característico. mientras que en la persistencia 33 . muchas veces desarrollándose un verdadero aneurisma (ver figura 47). En el caso del conducto arterial persistente se involucra la arteria pulmonar (que se dilata) y el atrio y ventrículo izquierdo. Figura 47 . de tal manera que el diagnóstico se realiza teniendo en cuenta los efectos provocados sobre el corazón. Se observan los signos característicos de la sobrecarga atrial y ventricular en derivaciones II. datos que en la mayoría de los casos son inespecíficos. conocido como patrón de presión-volumen. En la actualidad este procedimiento es utilizado pocas veces dado que el diagnóstico clínico es relativamente fácil y el Doppler cardíaco aporta datos muy fidedignos sin necesidad de la invasividad y costos que implica la angiografía (Figura 48). el nivel valvular no se ve afectado y la arteria se dilata a partir de las válvulas.

Lightowler Figura 48 . Esta configuración es sugestiva del trastorno del conducto arterial. En A se muestra un estudio normal donde solo se opacifica la arteria aorta. el tronco braquiocefálico derecho (1) y la arteria subclavia izquierda (2).Electrocardiograma de un cachorro con peristencia del conducto arterial. La dos flechas rojas indican los extremos del conducto arterial opacificado y la amarilla muestra como ha comenzado a opacificarse la arteria pulmonar. B corresponde a un estudio idéntico pero en un caso de persistencia del conducto arterial. El trazado presenta ondas R de alto voltaje y ondas Q profundas en derivaciones II.Carlos H. la dilatación involucra la válvula.Aortografía selectiva. III y aVF. las arterias coronarias. 34 . cosa que no debería ocurrir en un estudio de este tipo Figura 49 . el tronco principal y sus ramas derecha e izquierda.

Figura 50 . Pronóstico El pronóstico depende fundamentalmente del tipo de trastorno existente (benigno o maligno). De ello dependerá el resultado de la cirugía y las secuelas que quedaran.Ecocardiograma de un paciente canino con persistencia del conducto arterial tomado desde la ventana paraesternal derecha. Debe tenerse en cuenta que estos signos ecograficos son enteramente inespecíficos y pueden encontrarse también en otras patologías (Figura 52). se agrega al cuadro los signos correspondientes a la sobrecarga ventricular derecha. La exploración se realiza desde la ventana paraesternal derecha en eje corto a la altura de la base cardíaca Inicialmente se realiza mapeo de flujo color y en el punto de mayor aliasing se coloca el analizador de volumen y se inicia el estudio con Doppler espectral pulsado.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS En resumen. En la imagen B (imagen de cuatro cámaras tomada desde la misma ventana) es bien evidente la sobrecarga de volumen del ventrículo izquierdo. También se exploran las imágenes de cuatro y cinco cámaras en eje largo donde también se podrá en evidencia la sobrecarga de volumen del atrio y ventrículo izquierdo (Figura 50). en eje corto a nivel de las cuerdas tendinosas para realizar las mediciones en modo-M guiado. Si la velocidad es excesiva se cambia a Doppler continuo. proporciona una evidencia indirecta al mostrar aliasing y varianza dentro de la arteria pulmonar en correspondencia con el lugar del conducto (Figura 51). La imagen espectral en la persistencia del conducto arterial muestra un flujo continuo y positivo. en la imagen de la base cardíaca. La imagen A corresponde a un ecotomograma en eje corto a nivel de la base cardíaca donde se observa una marcada sobrecarga de volumen del atrio izquierdo y una discreta dilatación de la arteria pulmonar. Este flujo positivo es acompañado también por un flujo negativo que es el que corresponde al flujo pulmonar normal (Figura 53). dado que el flujo se dirige hacia la válvula pulmonar. Doppler cardíaco Si bien el mapeo de flujo color no permite visualizar directamente el conducto arterial. la exploración bidimensional se realiza desde la ventana paraesternal derecha. Si ha desarrollado síndrome de Eisenmenger. 35 . Cuando el flujo se invierte. Permite poner en evidencia la dilatación de la arteria pulmonar y sus ramas y medir la relación atrioaórtica que generalmente se encuentra alterada. el pronostico es grave. de la precocidad del diagnóstico y del grado de remodelamiento que haya alcanzado el corazón y los grandes vasos.

Lightowler Figura 51 . etc) Figura 52 . razón por la cual el hallazgo debe correlacionarse con otros para llegar al diagnóstico (el comportamiento del Doppler espectral.Esquema que muestra como se diagnostica a través del estudio por mapeo de flujo color la presencia de un conducto arterial permeable. una velocidad de alrededor de 1 m/Seg. La figura B muestra la misma imagen y el mismo momento de la exploración pero con un ductus permeable. el soplo. Es de hacer notar también que el mismo cuadro aparece en la estenosis pulmonar. característica ecográfica que indica la presencia de flujo turbulento y aumento de la velocidad de flujo. La figura A muestra una imagen en eje corto a la altura de la base cardíaca.Carlos H.Mapeo de flujo color en un caso de persistencia del conducto arterial. 36 . En condiciones normales como el flujo sanguíneo al salir del ventrículo hacia la arteria pulmonar y sus ramas se aleja del transductor aparece color azul durante el momento del flujo. Se observa que el color del flujo a cambiado a verde y aparecen dentro del color de base una serie de colores que varían del azul al rojo. consecuencia del pasaje de sangre de la aorta a la pulmonar a través del conducto arterial. todo entremezclado. el cual presenta. La imagen color que se encuentra por debajo de la línea hiperecogénica que marca el límite de la arteria pulmonar corresponde al conducto arterial permeable. ademas. Ello indica la presencia de «varianza». Solo en muy pocas ocasiones puede observarse un esbozo del conducto (flecha) hecho que depende de la posición anatómica en que se encuentra en el perro y gato. El flujo color en el tracto de salida del ventrículo derecho y arteria pulmonar principal muestra varianza e incremento de la velocidad de flujo.

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS Figura 53 . Se produce un flujo continuo positivo correspondiente a la sangre que fluye por el vaso permeable y un flujo negativo que corresponde al flujo pulmonar normal. una forma invasiva (cirugía tradicional) y otra no invasiva (cateterismo) La cirugía convencional consiste en la realización de una toracotomía por el cuarto espacio intercostal izquierdo. se desplaza el pulmón. con el objeto de llevar a cirugía a un pacientes en mejores condiciones hemodinámicas. Una vez abordado el tórax. según el trastorno los diuréticos.Cirugía no invasiva. se identifican y protegen el nervio vago y el recurrente y se procede a colocar dos ligaduras en el conducto arterial. Tratamiento quirúrgico En la actualidad se realizan dos forma de corrección para el conducto arterial permeable. Tratamiento Tratamiento médico En todos los casos de conducto arterial permeable con flujo de izquierda a derecha sintomáticos y de menos de dos años de edad esta indicada la cirugía destinada al cierre del vaso permeable. uno contra la aorta y otra contra la pulmonar. los inhibidores de la enzima convertidora y en caso de existir arritmias. Esta indicado. el antiarrítmico más especifico para el trastorno presente. El tratamiento médico esta destinado a controlar los signos de insuficiencia cardiaca que se hayan desarrollado.Imagen del flujo espectral continuo en la persistencia del conducto arterial. En los casos de ventana aortopulmonar suele ser suficiente aplicar un solo punto (Figura 54). Consiste en la oclusión del conducto por medio de uno o mas coils dependiendo del tamaño del conducto arterial a través 37 .

La cabeza de flecha roja marca la presencia de un coil colocado para obturar el conducto arterial COMUNICACIÓN INTERVENTRICULAR El tabique interventricular se forma a partir del desarrollo de la pared del ventriculo primordial y la diferenciación de los cojinetes endocárdicos.com) policitemia en los casos que la presenten en forma excesiva. el tratamiento suele ser paliativo.Toracotomía izquierda a nivel del cuarto espacio intercostal.Desarrollo embrionario del tabique interventricular. B) El tabique muscular ha alcanzado su desarrollo completo. (tomado de www. Para el caso particular del síndrome de Eisenmenger. Los cojinetes endocárdicos todavía no se han desarrollado.Carlos H. Lightowler de un catéter introducido por la vena o arteria femoral. Se observan dos suturas de color verde una (hacia arriba) ubicada contra la arteria aorta y la otra (hacia abajo) junto a la arteria pulmonar las cuales se anudarán para impedir el flujo sanguíneo. dejando una solución de continuidad en la parte mas proximal. southcoastvethosp. C) el desarrollo de los cojinetes endocárdicos completa el crecimiento del tabique. mas amplia. Todo el procedimiento es seguido por radioscopia (Figura 55). dicho tabique presenta dos partes bien definidas: una distal. A) muestra un esbozo de crecimiento del tabique desde la pared del ventrículo único.Imagen radioscópica donde se observa una aortografía selectiva efectuada por medio del catéter radiopaco introducido en la aorta. originando la parte supeior membranosa 38 . Como consecuencia del propio mecanismo de desarrollo. conocida como “septum muscular” que desarrolla a partir del músculo de la pared de la cavidad primitiva y otra proxiFigura 56 . Figura 55 . tratando primordialmente la Figura 54 . No esta indicada la cirugía.

subaórtica). No existe predisposición de sexo y en la mayoría de los casos es hereditaria. A) Perimembranosa (infracristal. Es una cardiopatía congénita de baja incidencia en perros (7%) y algo mas alta en gatos (15%). D) Muscular Dos son las características mas importantes que definen la gravedad de una comunicación interventricular: el tamaño del orificio y su ubicación anatómica (Figura 57). cuando asientan en la parte superior membranosa del tabique interventricular.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS mal. C) tipo canal atrioventricular. pero es la cardiopatía congénita más frecuente en el caballo. mucho mas pequeña y que se origina en la diferenciación de los cojinetes endocárdicos.Clasificación de las comunicaciones interventriculares según la localización del orificio. Figura 58 . B) Supracristal (infrapulmonar). estas a su vez se subdividen en perimembranosa (llamadas también infracristales o subaórticas). denominada “sépum membranoso” (Figura 56). Dependiendo del tamaño del orificio las comunaciones inter-ventriculares se dividen en dos tipos: restrictivas (orificios pequeños) y no restctivas (grandes comunicaciones) 39 . Según su ubicación anatómica las comunicaciones interventriculares se clasifican en: musculares (únicas o múltiples) y membranosas. aunque muchas otras razas puras y mestizas pueden presentarla. En felinos una de las formas más frecuentes es el tipo canal atrioventricular la cual aparece conjuntamente con el defecto de ostium primum. Se define como comunicación interventricular a la solución de continuidad que presenta el tabique interventricular permitiendo el pasaje de sangre desde la cavidad de mayor presión a la de menor presión. cuando se asocian con el defecto del tabique interatrial de tipo septum primum. supracristales (o subpulmonar) y las tipo canal atrioventricular. La raza canina más predispuesta es el bulldog inglés.

incrementando el retorno venoso hacia el atrio y ventrículo izquierdo. creciente y con sonoridad. Las comunicaciones musculares se encuentran en la parte baja del tabique.Carlos H. La magnitud de la hipertrofia ventricular derecha y el volumen de flujo de izquierda a derecha depende de factores tales como el tamaño y localización del orificio. la cual esta constituida por músculo.En el esquema se muestra cual es el circuito que se compromete en la comunicación interventricular. Fisiopatología Desde el punto de vista fisiopatológico y como consecuencia de la diferencia de presiones a través del orificio de comunicación se produce un flujo de izquierda a derecha que sobrecarga la circulación pulmonar.Características generales del soplo de la comunicación interventricular. Lightowler La forma más frecuente de comunicación interatrial en el perro es la perimembranosa (infracristal o subaórtica) que se encuentra por debajo de la válvula aórtica y cubierta por la valva septal de la válvula tricúspide. donde puede proyectarse en rueda de carro y es acompañado de fuerte frémito. Evaluación clínica Los signos clínicos dependen. atrio izquierdo y ventrículo izquierdo (Figura 58). Los pacientes Figura 59 . en general superior a 3/6 y de timbre raspante. Presenta un componente auscultado en el hemitórax izquierdo. arteria pulmonar. del tamaño del orificio. Consecuentemente se producirá sobrecarga de volumen del ventrículo derecho. El flujo izquierda-derecha produce un soplo sistólico. Figura 58 . de la resistencia vascular pulmonar y del estado de la válvula pulmonar. sobre el hemitórax derecho. sin posibilidad de protección y otro. en gran medida. 40 . La línea blanca muestra el camino que realiza la sangre: atraviesa la solución de continuidad del tabique y parte sale por la aorta y parte ingresa a la arteria pulmonar la cual vuelca una mayor volumen de sangre en el atrio izquierdo y de este al ventrículo izquierdo.

El signo mas específico que puede encontrarse es la sobrecirculación pulmonar (recordar que debe contarse con una radiografía correctamente expuesta para no magnificar artificialmente la circulación pulmonar) (Figura 60).Radiografía laterolateral de un caso de comunicación interventricular. con evidente sintomatología respiratoria. comunicación no restrictiva). Sobre el hemitórax izquierdo es difícil determinar la proyección del soplo. como signo característico. cuando se lo intenta desde el hemitórax derecho presenta una típica proyección en forma de “rueda de carro”. Se Exploraciones com. salvo que la comunicación sea amplia y hayan desarrollado ya signos de insuficiencia cardíaca congestiva. con epicentro en el foco pulmonar como consecuencia del hiperflujo que produce el shunt de la comunicación. clínicamente diferenciar este soplo del producido por el cortocircuito interventricular. fuerte (36/6) y de características raspantes. creciente.pero. Sin embargo en muchas oportunidades es difícil. compatible con agrandamiento ventricular derecho. con un soplo sistólico (generalmente holosistólico). Cabe aclarar. Figura 60 . que cuanto mas leve sea el soplo (orificio grande. Dicho soplo puede auscultarse también desde el hemitórax derecho. Soplos muy intensos. aproximadamente a la misma altura. con pacientes asintomáticos caracterizan a la denominada “Enfermedad de Roger”. acompañado de un fuerte frémito(Figura 59). que debido al pequeño tamaño del orificio produce un flujo anómalo de un volumen que no llega a alterar la hemodinamia Puede. con epicentro en un punto ubicado alrededor del 4-5 espacio intercostal del lado izquierdo a la altura de la unión condrocostal. la mayoría de ellos sin signos objetivos que hagan sospechar enfermedad.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS se presentan a consulta en etapa de cachorro o adulto joven. Angiografía selectiva En general es diagnóstica dado que permite en muchos casos delinear el defecto y 41 .observa un incremento del contacto del borde anterior de la silueta cardíaca sobre el plementarias esternón. en oportunidades acompañarse de otro soplo sistólico. mayor será el trastorno hemodinámico. que no es otra cosa que una comunicación interventricular. Cualquiera sea el caso. la enfermedad cursa. Asimismo es evidente Radiografía simple el incremento de la vascularización pulmonar debida a la pleonemia derivada de la sobrecarga del sector cardíaco derecho La radiografía simple en general muestra signos inespecíficos como agrandamiento de la silueta cardíaca.

Doppler cardíaco El Doppler cardíaco. arteria pulmonar. salvo por la existencia de una comunicación con el ventrículo izquierdo Ultrasonido Ecocardiografía bidimensional Un cuidadoso examen generalmente permite demostrar la presencia de una solución de continuidad en el tabique interventricular. Como el corazón se encuentra detenido por una inyección de acetilcolina. Para ello muchas veces debe recurrirse a la exploración de varias ventanas. Figura 61 . en la ecocardiografía bidimensional se podrán en evidencia las alteraciones geométricas compensadoras en los sectores que componen el circuito anómalo (ventrículo derecho. la opacificación del ventriculo derecho es imposible. se observa el pasaje del material radiopaco inyectado hacia el atrio izquierdo que se observa agrandado. Además de la identificación del orificio del tabique. La flecha verde muestra la punta del catéter radiopaco introducido en el ventrículo izquierdo (B). particularmente complejos prematuros ventriculares (Figura 62). Por el lugar de inyección del catéter y el estado de asistolia ventricular temporariio.Angiografía selectiva (venticulografía izquierda) en un caso de comunicación interventricular membranosa. tanto en su Figura 62. Electrocardiograma Esta técnica es también inespecífica.electrocardiograma de un caso grave de comunicación interventricular donde se observan signos claros de sobrecarga ventricular derecha 42 . dado que las modificaciones de cámaras que puede poner en evidencia no son patrimonio exclusivo de la comunicación interventricular. Asimismo. se observa opacificación de la cavidad ventricular de recha maracado por las flechas rojas. incluso algunas no convencionales. atrio izquierdo y ventrículo izquierdo) (Figuras 63 y 64 A).Carlos H. Puede estar presente cualquier tipo de arritmia. Lightowler mostrar claramente el agrandamiento de los ventrículos. En general la técnica implica la realización de un cateterismo de la arteria femoral y depositar el opaco en el seno de Valsalva aórtico (Figura 61).

Ventana paraesternal derecha. Pronóstico En la enfermedad de Roger el pronóstico es favorable. Se observa una marcada sobrecarga de volumen del ventrículo izquierdo coloca el analizador de volumen sobre el lado derecho del tabique y se va desplazando sobre el mismo desde la izquierda hacia la derecha en busca de la aparición de un espectro compatible con un flujo anómalo (Figura 65). La flecha roja marca el lugar de la solución de continuidad. Cuanto más pequeña sea ésta. En el resto de los casos debe emitirse un pronostico de reservado a grave en función del tamaño del orificio y la velocidad del flujo izquierda-derecha. Imagen de cinco cámaras. En general puede hacerse un buen diagnóstico por mapeo de flujo en color desde la ventana paraesternal derecha. VD: ventrículo derecho. recibirá la denominación de «no restrictivo». levemente apical. VI: ventrículo izquierdo 43 . Trátase de una comunicación interventricular restrictiva restrictiva. Figura 64 . La exploración por medio de Doppler espectral permite determinar las características hemodinámicas de la comunicación. En estos casos se dice que la comunicación es «restrictiva» (generalmente asintomático. se Figura 63 . mayor velocidad adquirirá el flujo y menor será su repercusión hemodinámica. mientras que si el orificio es de mayor tamaño y consecuentemente su velocidad más baja. enfermedad de Roger). C) Doppler espectral pulsado. Se observa el pasaje de sangre entre las dos flecha celestes. dado que la velocidad es alta (casi 5 m/seg). inmediatamente por encima de la artería aorta. Si no es posible determinar bidimensionalmente la solución de continuidad y no se observa flujo color.Comunicación interventricular en un perro. A) Imagen apical de cinco cámaras. desarrollando a mediano o largo plazo una enfermedad sintomática. requieriendo solo controles periódicos para controlar la evolución de la enfermedad.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS forma de mapeo de flujo color como espectral es de gran ayuda no solo en el diagnóstico de la CIV sino también en la determinación su gravedad en función de la velocidad que adquiere el flujo anómalo. B) Mapeo de flujo en color. en la imagen de cuatro cámaras. La flecha indica la comunicación interventricular.

bisoprolol) ayudaran a la reducción del flujo a través de la solución de continuidad bajando la tensión arterial sistémica y reduciendo la fuerza de contracción ventricular. En medicina veterinaria. Figura 65 . La imagen de la izquierda muestra que la presión en el sector izquierdo es de 120 mmHg y la del derecho de 60 mmHg. mayor en función del ajuste de la banda. El uso de vasodilatadores (inhibidores de la enzima convertidora) y betabloqueantes (atenolol.Carlos H. paro los casos en que sea indispensable la cirugía. la cirugía de cierre de la comunicación interventricular a través de cateterismo cardiaco y aplicación de un dispositivo de oclusión (Amplatzer septal occluder) (Figura 66).la imagen muestra un dispositivo “ampltzer septal occluder” empleado para taponar la solución e continuidad del tabique intraventricular y es introducido por medio de cateterismo a través de la arteria femoral. La operación consiste en colocar en la riz de la arteria pulmonar una banda ajustada. logra elevar la presión dentro del ventrículo derecho y con ello reducir la cuantía del shunt izquierda derecha (Figura 65). El tratamiento diurético (furosemida a las dosis habituales) está indicado cuando se observan signos pulmonares.Cirugía del “banding pulmonar” para el tratamiento de la comunicación interventricular con flujo izquierda-derecha. sea porque es difícil controlar los signos con tratamiento médico o existe peligro del desarrollo de síndrome de Eisenmenger. Lightowler Cuando se produce hipertensión derecha con inversión del flujo (Síndrome de Eisenmenger) el pronóstico es infausto. La intervención consiste en colocar una cinta en la raíz de la arteria pulmonar (banda azul en la imagen de la derecha) lo que crea una estenosis pulmonar relativa y eleva la presión en el sector derecho. Tratamiento quirúrgico La cirugía clásica del cierre de la comunicación con un parche no se realiza en las pequeñas especies por la necesidad de contar con circulación extracorpórea. lo que crea una diferencia de 60 mmHg entre ambos sectores lo que favorece el flujo izquierda-derecha. puede emplearse el denominado “banding pulmonar”. En general el ajuste se realiza hasta alcanzar una presión intraventricular derecha de 90 mmHg. creando una estenosis pulmonar artificial con lo que se Figura 66 . Recientemente se ha aplicado. Tratamiento Tratamiento médico. 44 . en caninos.

produciéndose un cuadro clínico denominado Tetralogía de Fallot «acianótica» o « Enfermedad rosada». Ao: arteria aorta. AI: atrio izquierdo. producido por estenosis valvular. cabalgamiento de la aorta e hipertrofia ventricular derecha (Figura 66). obstrucción del tracto de salida del ventrículo derecho. la flecha roja la comunicación interventricular y la flecha negra el desplazamiento («cabalgamiento») de la arteria aorta. Cuando la restricción al flujo pulmonar es severa.Representación esquemática de las malformaciones que configuran la tetralogía de Fallot. Hemodinámicamente. VI: ventrículo izquierdo. CD: ventrículo derecho. no existe dextroposición aórtica. La raíz de la aorta se encuentra habitualmente desplazada algo hacia adelante y cabalgada sobre el defecto septal. Fisiopatología Figura 66 . el determinante de la sintomatología clínica es el grado de obstrucción al flujo pulmonar. Es mucho menos frecuente en el gato. al igual que en el corazón normal sale a la derecha del origen de la arteria pulmonar por lo que. cuando la obstrucción al flujo pulmonar es poco severa la salida de sangre desaturada. pero. asociada con estrechamiento infundibular del tracto de salida ventricular derecho. inmediatamente por debajo de la valva derecha de la válvula aórtica y separada de la válvula pulmonar por la cresta supraventricular. 45 . será menor. alcanzando a veces el tamaño de la válvula aórtica y se localiza en la parte alta del tabique. Las flechas blancas indican el orden de la circulación intracardíaca. La flecha amarilla indica la hipertrofia ventricular derecha. AP: arteria pulmonar. Por el contrario. AD: atrio derecho. en realidad. la flecha verde la estenosis pulmonar. desarrollándose cianosis y policitemia. donde el flujo a través de la solución de continuidad del tabique se mantiene de izquierda a derecha no desarrollando cianosis. El defecto interventricular es por lo general grande. si bien puede presentarse en otras razas caninas.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS ENFERMEDADES QUE PRODUCEN CORTOCIRCUITO ENTRE LA CIRCULACIÓN PULMONAR Y LA SISTÉMICA TETRALOGÍA DE FALLOT La Tetralogía de Fallot es la cardiopatía congénita productora de cianosis de mas frecuenté presentación y se hereda en forma poligénica. La anomalía básica es producida por una desviación anterior de la inserción de la porción infundibular del tabique interventricular. éste se encuentra marcadamente reducido y se produce un gran flujo de sangre desoxigenada sistémica de derecha a izquierda a través de la comunicación interventricular. La raza con mayor predisposición es el bulldog ingles. Los cuatro componentes de esta malformación son: presencia de comunicación interventricular.

En los campos pulmonar se observan signos de reducción de la circulación. con epicentro en el foco pulmonar. la presencia de síncopes y el desarrollo de cianosis.Cianosis en un gato afectado por tetralogía de Fallot que del tiempo de evolución. no debe obviarse la solicitud de un hemograma completo. Sospechada la enfermedad es de buena práctica hacer ejercitar al paciente con el objeto de verificar el desarrollo de cianosis (Figura 67). El soplo de la estenosis pulmonar se ausculta más claramente sobre el hemitórax izquierdo. salvo por un leve o marcado redondeamiento del borde cardiaco anterior (Figura 68). La arteria pulmonar puede encontrarse normal o algo disminuida de tamaño. se desarrollo por la simple resistencia a las maniobras de sujeción. 46 . Con la debida atención y adecuado entrenamiento. pero en general se lo ubica cerca del foco mitral. su epicentro es algo variable. Exploraciones complementarias Laboratorio Debido al desarrollo de policitemia la cual puede alcanzar valores de hematocrito de más del 75%. El predominio de cada uno de ellos dependerá fundamentalmente del grado de estenosis pulmonar y de la cuantía de flujo a través de la comunicación interventricular. En el sector cardiaco izquierdo no suelen observarse modificaciones. Electrocardiografía convencional En la mayoría de los casos y dependiendo fundamentalmente de la gravedad del proceso y Figura 67 . Sin embargo debe tenerse en cuenta que puede existir la forma acianótica de la enfermedad.Carlos H. Lightowler Evaluación clínica Con frecuencia los pacientes presentan alteraciones en el desarrollo. El soplo desarrollado por el flujo a través de la comunicación interventricular. Radiología Generalmente la radiografía muestra una silueta cardíaca de tamaño normal. es sistólico (generalmente pansistólico) y su propagación es hacia la base cardíaca. es también sistólico (pansistólico). Ayuda a distinguirlo del primero el hecho de que se ausculta también en el hemitórax derecho donde puede percibirse además un fuerte frémito. si bien el motivo de consulta más frecuente es la aparición de fatiga prematura. el primero correspondiente a la estenosis pulmonar y el segundo a la comunicación interventricular. en los pacientes con esta patología pueden detectarse dos soplos.

Se observan los signos característicos de sobrecarga eléctrica del ventrículo derecho (incremento del intervalo QRS y desviación del eje eléctrico medio a la derecha). en la mayoría de los casos se verá el aplanamiento del tabique interventricular. Se observa un evidente agrandamiento del sector cardíaco derecho Figura 69.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS observan signos de desviación del eje hacia la derecha (Figura 69)y desarrollo de arritmias (sístoles ventriculares prematuras. Desde la imagen en eje corto a la altura de las cuerdas tendinosas. indicador de hipertensión derecha. 68 . taquicardia ventricular) Ecocardiografía bidimensional La exploración bidimensional se realiza principalmente desde la ventana paraesternal derecha.Radiografía laterolateral de un caso de tetralogía de Fallot de gravedad se pasa al modo-M Figura intermedia. La imagen en eje corto de la base cardíaca permitirá estimar el grado de estrecha47 .Electrocardiograma de un perro de cuatro años de edad con tetralogía de Fallot. guiado para realizar las correspondientes mediciones anatómicas y cálculo de índices. Asimismo.

el orificio es lo suficientemente grande como para que sea fácil su localización. VD: ventrículo derecho. La imagen de cinco cámaras (eje largo) permitirá observar el grado de cabalgamiento de la aorta el cual se observa también en la imagen apical de cinco cámaras obtenida desde la ventana paraesternal izquierda (Figura 71). VI: ventrículo izquierdo. a nivel de la base cardíaca (Figura 72). La exploración puede realizarse también desde la ventana paraesternal izquierda en 48 . por un lado. El mapeo de flujo en color (B) muestra como existe pasaje a través de la comunicación interventricular( flecha roja). La exploración del anómalo flujo interventricular creado por la solución de continuidad del tabique puede explorarse desde la ventana paraesternal derecha en la imagen de cuatro o cinco cámaras.Ecocardiografía bidimensional (A) y Doppler cardíaco (B) de un caso canino de tetralogía de Fallot. Para la investigación del flujo transpulmonar se utiliza la ventana paraesternal izquierda en eje corto. Las imágenes de cuatro y cinco cámaras en eje largo mostrarán la localización (casi siempre en la parte alta) y el tamaño (generalmente grande) de la solución de continuidad del tabique. así como también el grado de agrandamiento del ventrículo derecho (generalmente mostrando una sobrecarga de presión-volumen. que dependerá del grado de obstrucción al flujo. El mapeo de flujo en color mostrará grado variable de aliasing y varianza. Lightowler miento del tracto de salida del ventrículo derecho y determinar cual es el mecanismo del mismo (Figura 70). SIV: septum interventricular Tanto por medio del mapeo del flujo color como a través del Doppler espectral se pueden determinar. el flujo anómalo de-terminado por la comunicación interventricular y por el otro las alteraciones del flujo provocadas por la dificultad a la salida de sangre por la válvula pulmonar. Doppler cardíaco Figura 70 . En general. imagen de cuatro cámaras) se observa la comunicación interventricular (flecha roja) y la válvula tricúspide (flecha celeste). En la imagen bidimensional (ventana paraesternal derecha. La medición de la velocidad se realiza colocando el analizador de volumen en el punto de máximo aliasing y conmutando hacia Doppler espectral continuo para poder medir las altas velocidades del flujo.Carlos H. Sin embargo. es conveniente explorarlo por medio de mapeo de flujo color con el objeto de determinar el punto máximo de aliasing para poder colocar con exactitud el cursor para realizar la medición de la velocidad.

En los casos que cursan con cianosis. signo unívoco de hipertensión ventricular derecha.A.Misma ventana que en A. El mapeo de flujo color muestra la estenosis pulmonar (aliasing y varianza) y el Doppler espectral continuo muestra una velocidad de flujo 2. alimentación y seguimiento. la dirección del flujo queda casi perpendicular a la línea de exploración con Figura 71 . VD: ventrículo derecho. Se observa la marcada dilatación del ventrículo izquierdo y el aplanamiento del tabique interventricular. VI: ventrículo izquierdo. pero en imagen de la base cardíaca. Pronóstico En el caso de la enfermedad rosada el pronóstico es benigno si el propietario sigue escrupulosamente las in-dicaciones respecto del tratamiento. S: séptum interventricular.4 m/Seg. Imagen en eje largo de cuatro cámaras. en general. desde esta posición solo puede realizarse la exploración con Doppler color. Figura 72 .ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS la imagen apical de cinco cámaras. El mapeo de flujo color muestra el flujo sanguíneo dentro de la aorta (flecha roja. 49 . el pronóstico es siempre reservado y depende básicamente de la intensidad de las malformaciones. indicadora de estenosis pulmonar moderada. sin embargo. AAo) lo que permite observar claramente el cabalgamiento de dicho vaso sobre la solución de continuidad del tabique en este caso de tetralogía de Fallot.Ventana paraesternal derecha. lo que se hace imposible la medición de la velocidad. B.Ventana paraesternal derecha imagen en eje corto a nivel de los músculos papilares. dado que.

Para la poliglobulia se realiza flebotomía en una proporción de 20 cc/kpv toda vez que el hematocrito excede el 60%. Con el objeto de provocar hemodilución se aconseja el goteo con solución de ringer lactato. en estos casos estenótica. La bomba cardiaca se apuntala con el uso de betabloqueantes (disminuir el trabajo cardíaco) y sildenafil (reducir la presión en el pequeño circuito) Tratamiento quirúrgico La Operación de Blalock-Taussig es la operación paliativa mas empleada en los perros nacidos con tetralogía de Fallot. Taussing.previo. evitando el paso por la válvula pulmonar.Esquema de la anastomosis de Blalock. A.de la aorta sea pasada nuevamente por los pulmones y disminuir así la hipoxia (Figura 73). Consiste en la anastomosis de la arteria subclavia izquierda a la arteria pulmonar. Lightowler Tratamiento Tratamiento médico El tratamiento médico tiene dos objetivos fundamentales: manejar la policitemia y apuntalar la bomba cardíaca. para que una parte de la sangre hipoxémica Figura 73 . B-posterior 50 .Carlos H.

Entre el tercer y cuarto arcos aórticos las aortas dorsales desaparecen. junto con el mismo sector del cuarto arco pasan a forma el tronco braquiocefálico. mientras que el cuarto arco aórtico derecho forma la arteria subclavia derecha. destacándose entre estas por su altísima incidencia la persistencia del cuarto arco aórtico derecho. 3) aorta descen75). Para comprender la fisiopatología de los anillos vasculares es importante conocer la forma en que desarrollan los grandes vasos a partir de los arcos aórticos primitivos. El cuarto arco aórtico izquierdo se une a la aorta dorsal para formar la aorta descendente. I a VI) arcos aórticos 51 . situadas a nivel de los arcos aórticos primero y segundo. se encuentra conectado a las aortas dorsales por seis pares de vasos sanguíneos denominados arcos aórticos. provocando la constricción del esófago y a veces de la tráquea. En el feto. la existencia de un doble arco aórtico. El sexto arco aórtico izquierdo se transforma en el conducto arterial que une la aorta descendente a la arteria pulmonar izquierda. atro-fiándose y sin contribuir a la formación de ninguno de los vasos del adulto. mientras que con el tercer arco aórtico y con parte del saco aórtico se forman las arterias carótidas internas y externas derecha e izquierda respectivamente. ambas aortas se funden para dar origen a la aorta descendente (Figura 74). La parte más central del tercer arco aórtico derecho. Lo mismo ocurre con los quintos arcos aórticos (derecho y izquierdo) que involucionan o directamente no existen como ocurre en muchas oportunidades.Aparato circulatorio primitivo. Los arcos aórticos primero y segundo desaparecen durante el curso del desarrollo. en relación a la base cardíaca. Otras anomalías incluyen la persistencia del arco aórtico derecho con una arteria subclavia izquierda y un ligamento arterial izquierdo o derecho. Los anillos vasculares se forman alrededor de la faringe embrionaria como resultado del desarrollo anormal de los arcos aórticos cuarto y sexto. esbozo primitivo del corazón. desaparecen. mientas que el derecho Figura 74 . Cuando avanza el desarrollo. pero sólo las anomalías de estos dos últimos producen anillos vasculares En el transcurso del desarrollo embriológico las porciones anteriores de las aortas dorsales. 1) saco aórse transforma en la arteria pulmonar (Figura tico. cuarto y sexto. el desarrollo de arterias subclavias derecha e izquierda aberrantes y la persistencia de un ligamento arterial derecho. las anomalías anulares vasculares constituyen los hallazgos congénitos más frecuentes referidos al sistema cardiovascular.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS ENFERMEDADES MISCELÁNEAS ANOMALÍAS ANULARES VASCULARES ARTERIALES En el perro. Todas las alteraciones vasculares se producen por errores en el desarrollo de los arcos aórticos tercero. 2) aortas dorsales primitivas. el saco aórtico. dente.

10) tronco braquiocefálico. si bien puede presentarse en cualquiera de las razas puras y aún en algunos mestizos donde predomina alguna de las razas predispuestas. Dichos sólidos son mantenidos en el esófago inmediatamente por delante de la constricción por un período de tiempo variable y finalmente son regurgitados. setter irlandés y labrador retriever. 14) arteria subclavia derecha. Lightowler PERSISTENCIA DEL CUARTO ARCO AÓRTICO DERECHO Esta es la anomalía anular encontrada con mayor frecuencia en el perro. siendo la responsable de la constricción esofágica en el 95% de los casos. la regurgitación se produce casi inmediatamente después de la ingesta pero. el esófago queda atrapado dentro de una estructura anular formada a la derecha por el cuarto arco aórtico. 7) carótida interna. a la izquierda por el ligamento arterial y por debajo por la base cardíaca (Figuras 67 y 68) Etiología e incidencia El trastorno es hereditario. Esta regurgitación es lo que los propietarios refieren como «vómitos». a medida que transcurre el tiempo. 13) artería pulmonar.Desarrollo normal de los grandes vasos. Mientras el enfermo es alimentado por la madre y no injiere sólidos el trastorno pasa desapercibido dado que no aparecen signos clínicos. Puede presentarse sólo o asociado a otras anomalías y no es raro que coexista con un conducto arterial persistente. Las razas más predispuestas son el gran danés. Fisiopatología Figura 75. 15) arteria subclavia izquierda. donde es capaz de almacenar gran cantidad de alimentos. estos no pueden llegar hasta el estómago debido a la estenosis esofágica que provoca la estructura anular. o aun manteniéndose la lactancia pero comienza la ingestión de alimentos sólidos. Cuando se produce el destete. 8) carótida externa. Como se observa (cabeza de flecha) en condiciones normales la parte final del cuarto arco aórtico desaparece y la aorta posterior se forma a partir del cuarto arco aórtico izquierdo y por lo tanto el esófago (E) queda libre. Al principio del proceso. pastor alemán.Carlos H. que son el motivo de la consulta. 52 . Lo que aparece en color anaranjado claro corresponde a los vasos primitivos que han desaparecido y lo rojo la remodelación hasta alcanzar los vasos definitivos. 11) arco aórtico. el esófago previo a la constricción se va dilatando hasta constituir un verdadero megaesófago precardíaco. De esta manera. 1 a 6) arcos aórticos primitivos. La alteración se produce al persistir el cuarto arco aórtico derecho en vez del izquierdo. 16) aorta posterior El atrapamiento del esófago dentro de la mencionada estructura anular permite el pasaje de los líquidos con cierta facilidad pero no el de los sólidos. 9) carótida común. mientras que el ligamento arterial (antes del nacimiento conducto arterial) desarrolla como lo hace normalmente del sexto arco aórtico izquierdo (Figura 76). 12) conducto arterial.

debido al proceso fermentativo que se produce dentro del esófago. 11) arteria subclavia derecha. Como se observa en la figura. 2) esófago normal poscardíaco. Como se puede observar y comparando con la figura 2.Representación esquemática del anillo vascular producido por la persistencia del cuarto arco aórtico derecho. 6) corazón Figura 76. 7) carótida interna. desarrollando signos de neumonía por aspiración. todo ocurre en forma normal y con idéntico desarrollo lo que deriva de los arcos aórticos 1.Fotografía intraquirúrgica de un caso de persistencia del cuarto arco aórtico derecho. 3. En esta etapa el paciente puede ingerir los alimentos y regurgitarlos hasta horas después de ingeridos. 8) carótida externa. 5 y 6. 1) megaesófago precardíaco.5) arteria aorta. Sin embargo. 10) arteria subclavia izquierda. 2. C: corazón. 14) arteria pulmonar. el cual da origen a la arteria subclavia izquierda. Cabe aclarar que la longitud real del conducto arterial se ha esquematizado mucho mas larga para poder mostrar mas gráficamente el desarrollo e interrelación de los distintos vasos.Desarrollo anormal de los grandes vasos sanguíneos. En general el material regurgitado tiene un olor ofensivo. en este caso ha persistido el cuarto arco aórtico derecho en vez del izquierdo. Las flechas negras marcan ambos extremos del ligamento arterial. A medida que transcurre el tiempo el paciente va desmejorando su estado general debido al déficit alimentario. EPC: esófago poscardíaco. el arco aórtico y la aorta descendente derivan ahora del cuarto arco aórtico derecho (cabeza de flecha). Esta disposición de los vasos crea una estructura anular en el medio de la cual queda comprendido el esófago (E). El conducto arterial. Evaluación clínica Lo característico es que el motivo de consulta sea la existencia de «vómitos» y mal estado 53 . ME: megaesófago precardíaco que esta siendo desplazado hacia adelante y arriba para visualizar el corazón.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS Figura 77. 13) conducto arterial (ligamento arterial). 12) arco aórtico. Debido a la acumulación de alimento y saliva en el megaesófago precardíaco no es infrecuente que el animal aspire parte del contenido mientras duerme. a pesar de que su apetito suele ser voraz. 3) ligamento arterial. Figura 78 . 9) carótida común. que se origina como corresponde del sexto arco aórtico izquierdo y se mantiene conectado a la aorta. 15) aorta posterior. 4) arteria pulmonar.

Exploraciones complementarias Electrocardiografía y ultrasonido cardíaco En principio no están indicados dado que el trastorno es eminentemente digestivo sin eviden-cias cardiovasculares objetivas. Es importante tener en cuenta. en oportunidades puede ser directamente diagnóstico. 54 . con la ecocardiografía bidimensional puede llegar a detectarse el megaesófago precardíaco. la inclusión inicial de material radiopaco puede ocultar alteraciones secundarias. Lightowler general del enfermo. como pueden ser las Figura 79 . A la palpación y auscultación cardíaca y pulmonar no se recogen signos patológicos. para lo cual se emplean tanto las radiografías simples como las contrastadas (esofagograma) (Figuras 79. Por otro lado. particularmente del estómago mientras se mantiene al paciente con la boca cerrada.Esofagograma en incidencias laterolateral y dorsoventral en un caso de arco aórtico derecho persistente. En todos los casos debe realizarse primero el estudio radiológico simple dado que. en la mayoría de los casos y según el tiempo transcurrido desde que se desencadenaron los signos. especialmente cuando se encuentra con contenido sólido Radiología El estudio radiológico es el procedimiento de elección para confirmar el diagnóstico de esta enfermedad. donde la existencia de estertores pulmonares es la norma. 80 y 81). que invariablemente mantiene. salvo que existan evidencias de neumonía por aspiración. Los pacientes que han desarrollado megaesófago importante suelen mostrar dilatación esofágica a nivel del cuello cuando se realiza una palpación abdominal profunda. una marcada reducción del crecimiento en relación a los demás miembros de su camada y su estado general suele ser deficiente. un apetito voraz.Carlos H. En otros casos se presenta un paciente con los mencionados antecedentes pero muy decaído y febril. sea por el acúmulo de aire dentro del esófago (siempre anormal en los estudios radiológicos simples) o por la presencia de gran cantidad de alimento que puede actuar como contraste natural. como ya se dijo. En oportunidades. consecuencia de haberse aspirado Los enfermos presentan. El megaesófago precardíaco se encuentra relleno de bario. el cual esta mezclado con aire lo que le otorga en algunos sectores un efecto moteado. como punto de referencia que en este trastorno el «stop» al progreso del material radiopaco se produce exactamente en la mitad de la base cardíaca.

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS derivadas de la aspiración de alimentos. Obsérvese que en el primero el tránsito del material radiopaco se detiene en la base cardíaca. mientras que en el segundo el material de contraste llena todo el megaesófago. En el caso de los estudios contrastados se observara el relleno esofágico hasta un punto. donde el pasaje del material se detiene o se afina en forma evidente. Esta referencia es de gran importancia pues es la que permite realizar el diagnóstico diferencial entre un megaesófago debido a una anomalía vascular anular de un megaesófago idiopático. la cual variará en intensidad y localización dependiendo de la cantidad aspirada y del lóbulo o lóbulos pulmonares que haya comprometido (Figura 82) Pronóstico El pronóstico depende del momento del diagnóstico y del estado general del paciente. el megaesófago permanecerá. En ambos ejemplos se observa la escasa cantidad de material radiopaco que progresa después de la obstrucción anular en la base cardíaca Tratamiento El tratamiento es quirúrgico y realizado a tiempo de los excelentes resultados. Consiste en el abordaje del tórax a través de una toracotomía a nivel del cuarto o quinto espacio Figura 81 . 55 . mejor el pronóstico. aparecen en las radiografías los signos característicos de la neumonía. El punto de detención debe coincidir con el punto medio de la base cardíaca. el cual es también muy frecuente en las razas altamente predispuestas a esta patología. Figura 80 . el de la izquierda a un megaesófago por anomalía anular y el de la derecha a un megaesófago idiopático. Cuando el paciente ha aspirado contenido del megaesófago.Dos esofagogramas correspondientes.Otros dos ejemplos de esofagogramas en la enfermedad vascular anular por persistencia del cuarto arco aórtico derecho. dado que si bien la cirugía soluciona el problema de estrechez esofágica y de las regurgitaciones. cuanto más precoz es el diagnóstico y mejor el estado general.

Asimismo se en un paciente con persistencia del cuarto arco aórtico derecho indica que el suministro de la comida debe hacerse desde un lugar donde el paciente se vea forzado a elevar su tren anterior (por ejemplo sobre una mesa. Esta alteración morfológica puede provocar la incontinencia de las válvulas como consecuencia de su incapacidad para ocluir el reflujo de la sangre o provocar la obstrucción al pasaje de la sangre a través de ellas y entorpecer el llenado ventricular. ello facilita la rápida evacuación del megaesófago y aleja la posibilidad de aspiración 56 . En general los fenómenos fi- Figura 83 . La cirugía es semejante a la utilizada para el cierre el conducto arterial permeable. generalmente de origen genético. Debe indicarse al propietario que el paciente debe ingerir pequeñas cantidades de alimento varias veces al día y en lo posible lejos de Figura 82 . de las válvulas mitral y tricúspide.Ejemplo de como debe acostumbrarse al paciente para que coma con el tren posterior elevado. Queda como secuela de la enfermedad el megaesófago. En este caso la comida es ofrecida en un banco cuya altura le permite al paciente comer con facilidad pero con su tórax bien elevado. Este tipo de malformaciones o displasias presenta mayor predisposición en ciertas razas.) (Figura 83) DISPLASIA DE LAS VÁLVULAS ATRIOVENTRICULARES Se otorga esta denominación a los perros y gatos que nacen con alguna alteración en la anatomía y consecuentemente la fisiología.Carlos H. Lightowler intercostal izquierdo. identificar el ligamento arterial y seccionarlo previa sutura. el cual no puede resolverse quirúrgicamente. banco etc. En general los machos son más propensos a desarrollar insuficiencia cardíaca como resultado del padecimiento de estas anomalías.Radiografía laterolateral de un caso de neumonía por aspiración los periodos prolongados de sueño. El impacto de estas malformaciones dependerá fundamentalmente del tamaño y de la localización de las alteraciones anatómicas.

acortamiento y elongación de las cuerdas tendinosas hasta fusión de las valvas.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS siopatológicos y los trastornos hemodinámicos que se producen son semejantes a los que desarrollan en las mismas alteraciones adquiridas. Se observa el crecimiento atrial izquierdo y la hipertrofia ventricular izquierda marcada por la reducción el ángulo traqueovertebral y el enderezamiento del borde posterior de la silueta cardiaca. El signo característicos de la enfermedad es la presencia de un soplo holosistólico. la sobrecarga crónica de volumen eleva la presión atrial. . etc. caracterizado por signos típicos de la sobrecarga ventricular atrial y ventricular izquierda. Electrocardiografía Figura 84 . Exploraciones complementarias Radiología simple Los signos radiológicos son los típicos del agrandamiento del sector derecho cardiaco (elevación de la carina. cierre del ángulo traqueo vertebral. y dálmatas. con epicentro en el foco mitral (hemitórax izquierdo. 57 El electrocardiograma es general-mente anormal. la sobrecarga de presión (el atrio debe ejercer mayor presión para llenar el ventrículo e hipertrofia sus paredes. labrador retriever. pero en este caso por un fenómeno distinto. Desde el punto de vista anatomopatológico pueden observarse una gran cantidad de lesiones desde el simple engrosamiento de las valvas. DISPLASIA MITRAL La displasia mitral es una de las anomalías congénitas más frecuentes en el gato. En el caso de la malformación de la válvula mitral la sangre comienza a acumularse en los pulmones mientras que si la malformación se produce en la válvula tricúspide el exceso de sangre se acúmulo en la circulación de retorno sistémica. es decir. newfoundland. Su origen es genético. Con el correr del tiempo. El ventrículo no modifica su geometría. particularmente fibrilación atrial y. Así. arritmias atriales.) (Figura 84). Cuando la alteración anatómica produce el fenómeno opuesto. además de aumentar el volumen. la insuficiencia valvular provoca que el atrio del lado de la válvula afectada (tricúspide o mitral) se dilate y el ventrículo sufra una sobrecarga de volumen.Radiografía de un caso de displasia de la válvula mitral. golden retriever. gran danés. Dentro de los caninos las razas mas predispuestas son: bull terrier. quinto espacio intercostal a la altura de la unión condrocostal) con propagación hacia la base cardíaca cuando las lesiones valvulares provocan in-continencia valvular. borde posterior de la silueta cardiaca mas perpendicular a la columna vertebral. también se produce un agrandamiento atrial. pastor alemán. Evaluación clínica Muchos pacientes pueden ser asintomáticos y los que en el presentan inicialmente sig-nos referidos a la intolerancia al ejercicio que evolucionan hacia la insuficiencia cardiaca congestiva. en algunos caos patrones específicos de pre-excitación ventricular (Figura 85). impedir la salida de la adecuada cantidad de sangre (estenosis valvular).

es conocida como «anomalía de Ebstein» DISPLASIA TRICUSPÍDEA Su etiología es genética y hereditaria. pastor de los pirineos. Lightowler Ecocardiografía Los signos más característicos asientan en la válvula mitral y en las características geométricas del ventrículo y atrio izquierdo. Anatomopatología Figura 86 . En la imagen bidimensional se observa el mapeo de flujo en color con el jet regurgilesión es bien tolerada por tante y a la derecha la curva del flujo regurgitante medido con Doppler tiempo prolongado pero en la continuo generalidad de los casos los pacientes desarrollan insuficiencia cardiaca congestiva y mueren dentro del año de diagnosticado el proceso.Carlos H. Tratamiento Es solamente de soporte y el indicado para la insuficiencia cardíaca congestiva DISPLASIA DE LA VÁLVULA TRICÚSPIDE La displasia tricuspídea es una cardiopatía congénita que presenta dos formas anatomopatológicas distintas pero un curso clínico bastante semejante. La displasia tricuspídea es observada con frecuencia en pastores alemanes. Generalmente la función sistólica se encuentra deprimida (Figura 86).Imagen dúplex de un caso de displasia mitral. border collie y labrador. El estudio con Doppler cardíaco permitirá caracterizar los flujos normales y anormales (regurgitación) y valorar la función diastólica Pronóstico En algunos ca-sos la Figura 85 .Fibrilación atrial en un caso de displasia mitral 58 Es importante destacar que en muchas oportunidades ambas formas de la enfermedad pueden confundirse debido a las . más rara. conocida como «displasia tricuspídea» y la segunda.  La primer forma es la clásica y más común.

La flecha tres indica el punto donde la valva se separa del tabique quedando. Si la anomalía tiende a la estenosis. Si la malformación es grave y la regurgitación importante podrá detectarse pulso venoso real positivo. la parte cercana al anillo valvular de la valva septal se adosa al tejido del séptum y da la impresión entonces que el nacimiento de dicha valva es inferior al real.Corte histológico de un caso de «displasia propagación a la punta. el electrocardiograma muestra trastornos de la conducción intraventricular y signos de sobrecarga ventricular derecha. especialmente el agrandamiento del atrio derecho con desviación del ápex cardiaco hacia la izquierda (Figuras 88). a partir de este punto.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS características anatomopatológicas que adoptan algunas formas de la displasia clásica que pueden hacer confundir. En general es mejor tolerada la displasia de la válvula tricúspide que la de la válvula mitral. La correcta valoración de los estudios con ultrasonido. tercer espacio intercostal a la altura de la línea mediohumeral) y con propagación hacia la base cardiaca. Electrocardiografía Generalmente anormal. La flecha 2 indica el nivel del anillo tricuspídeo donde se observa que realmente se inserta la valva septal. Evaluación clínica En general estos defectos valvulares se diagnostican frecuentemente antes del año de vida. La flecha 1 indica el anillo mitral. Entre los puntos 2 y 3 la valva se encuentra adosada al tabique. Los animales que padecen displasia tricuspídea suelen asociar otras cardiopatías congénitas Los animales afectados por displasia de la válvula tricúspide con desarrollo de insuficiencia presentan un típico soplo holosistólico localizado en el epicentro tricuspídeo (hemitórax derecho. como ocurre en los casos verdaderos de anomalía de Ebstein (Figuras 87). desde el punto de vista clínico. libre. particularmente la fibrilación atrial (Figuras 89). con la presencia de una anomalía de Ebstein. presistólico (telediastólico) y con Figura 87 . pero su nacimiento es normal.  Exploraciones complementarias Radiología simple Los signos más característicos son los y cardiomegalia derecha. tricuspídea clásico». Un muchas oportunidades. el soplo que desarrolla y de tonalidad más suave. a la altura del anillo tricuspídeo Es de notar que la intensidad de los soplos generalmente no guarda relación con la gravedad del trastorno. 59 . Es común el desarrollo de arritmias. en general permite hacer el diagnóstico diferencial.

Como consecuencia de la anómala posición del anillo tricuspídeo. aunque existe acuerdo general que su mayor incidencia se presenta en el labrador retriever y en el golden Figura 89. Anátomo y fisiopatología Esta anomalía se caracteriza por el desplazamiento de la válvula tricúspide hacia distal dentro del ventrículo derecho como consecuencia de una inadecuada inserción de las valvas valvulares (Figuras 91). Lightowler Ecocardiografía Es la herramienta diagnostica de elección para la confirmación del diagnóstico. Tratamiento Es solamente de soporte y el indicado para la insuficiencia cardiaca congestiva. El tejido de la válvula tricúspide es displásico y una porción variable de las valvas septal (preponderantemente) y parietal (menos frecuentemente y parcialmente) están adheridas al séptum interventricular y a la pared ventricular derecha a cierta distancia de la unión atrioventricular (Figuras 92 y 93). una porción variable 60 . Se observan signos de agrandamiento ventricular derecho.Radiografía e un caso de displasia tricuspídea. La enfermedad ha sido descripta en varias razas y mestizos. Pronóstico En algunos casos la lesión es bien tolerada por tiempo prolongado pero en la generalidad de los casos los pacientes desarrollan insuficiencia cardiaca congestiva y mueren dentro del año de diagnosticado el proceso.El registro muestra los signos característicos retriever donde se trata de una enfermedad de sobrecarga ventricular derecha hereditaria. la forma y el movimiento de los distintos componentes del aparato valvular. salvo que el trastorno valvular sea estenótico (Figuras 90).Carlos H. Figura 88 . Es de muy baja incidencia en caninos y aún menor en felinos. En general tanto el atrio como el ventrículo derecho están dilatados por la sobrecarga de volumen. La ecocardiografía bidimensional permitirá observar alteraciones en la localización. ANOMALÍA DE EBSTEIN La segunda forma es la conocida como anomalía de Ebstein descripta en el hombre en el año 1866. Un hecho característico es la presencia de un músculo papilar muy desarrollado.

El grado de deterioro de la función ventricular derecha depende fundamentalmente de la cantidad de porción proximal del ventrículo que queda atrializada y de la magnitud de la insuficiencia tricuspídea. Figura 91 . dado que en la mayoría de los casos el estado general suele ser bueno y el nivel de desarrollo es el adecuado para la raza y edad. en cierta de tamaño del atrio derecho. Cuando el soplo alcanza la intensidad de 4/6 en la mayoría de los casos está acompañado de frémito. En el momento del examen la mayoría de los pacientes se presenta con un grado variable de taquicardia El pulso arterial no presenta alteraciones específicas (salvo taquisfigmia).secundum y también con estenosis sia tricuspídea con estenosis. Se observa claramente el aumento y atresia pulmonar y. Puede presentarse arrítmico si el paciente. la 4 el origen de la valva septal (5). suele disminuir la insuficiencia tricúspide y desaparecer la cianosis. Evaluación clínica Las manifestaciones clínicas más comunes son la cianosis. La flecha 1 muestra el tabique interventricular. la distancia entre el anillo tricuspídeo y el verdadero origen de la valva septal de la válvula tricúspide es de casi un centímetro. Como puede observarse. en el momento de la consulta ha desarrollado alguna arritmia secundaria 61 . Este segmento se “atrializa” y queda una cámara ventricular distal funcionalmente pequeña y un macroatrio (Figura 94). El examen objetivo general de los pacientes no suele mostró elementos relevantes.Ecocardiografía bidimensional de un caso de displa. El examen objetivo particular permite detectar la presencia de un soplo sistólico en meseta. Su intensidad se encuentra. la 2 el nivel del anillo tricuspídeo. Suele asociarse a ostium Figura 90 .ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS del ventrículo derecho queda entre el anillo atrioventricular y el origen de la válvula.Pieza macroscópica de un caso de enfermedad de Ebstein. mientras que el ventrículo dereproporción de casos con vías de cho no se encuentra manifiestamente agrandado conducción anómalas. la presencia de un soplo cardiaco insuficiencia cardiaca congestiva. en la mayoría de los casos. en el rango de los 3/6 a 5/6. A medida que la resistencia vascular pulmonar desciende con la edad. con epicentro en el foco tricuspídeo y propagación a la base debido al desarrollo de regurgitación tricuspídea como consecuencia del desarrollo de incompetencia valvular producida por la anomalía del anclaje valvular. continuándose con la cara atrial derecha.

como consecuencia de la posición ectópica y movilidad alterada de la valva septal se produce un impedimento al adecuado cierre de la válvula como estructura desarrollándose Figura 93 . un centímetro por debajo el anillo mitral (Figura 97) y sus movimientos estaban marcadamente restringidos. 62 . caracterizada por la formación de rugosidades. tanto en el cuerpo de la valva Ultrasonido como en sus bordes. dicha valva se presentaba engrosada y con marcados cambios en la ecoestructura. Puede observarse como las cuerdas tendinosas. desde la imagen apical de cuatro cámaras.Pieza macroscópica de otro caso de enfermedade Ebstein. Lightowler Exploraciones complementarias Radiología Los estudios radiológicos suelen mostrar signos de cardiomegalia a predominio derecho en ambas incidencias (Figura 95). Asimismo. enfocando la imagen de cuatro cámaras y desde la ventana paraesternal iz-quierdo.Carlos H. en promedio.Pieza macroscópica correspondiente al mismo caso de la Fig. Como se mencionó previamente. se encuentran tan acortadas que prácticamente impiden la movilidad del reborde valvular. la primera permitiendo poner en evidencia la alteración anatómica del aparato tricuspídeo y la segunda cuantificándolo. sector derecho completo (Figura La valva septal de la válvula tricúspide se encuentra montada sobre la 96). puede presentar signos de sobrecarga atrial derecha y sobrecarga del Figura 92 . Los estudios desde las posiciones mencionadas permiten determinar que la valva septal (dorsal) se originaba. manteniéndose prácticamente adosada al tabiqué interventricular como consecuencia del acortamiento de sus cuerdas tendinosas (Figura 98). Electrocardiograma El electrocardiograma. 19. pinza. La valva parietal suele ser algo redundante. Los pacientes se estudiaron desde la ventana paraesternal derecha en eje largo. La ecocardiografía bidimensional y el Doppler cardíaco son las herramientas fundamentales para la confirmación del diagnóstico de la enfermedad. aunque poco relevante. Se observa claramente la alteración de su estructura. que normalmente permiten el cierre de la válvula hasta la altura necesaria para complementarse con las otras dos e impedir la regurgitación sanguínea.

A.: ventrículo izquierdo. Pronóstico El pronóstico de la enfermedad es de reservado a grave y depende fundamental-mente del grado de atrialización ventricular. Se observa que el tamaño del ventrículo derecho se encuentra manifiestamente reducido a expensas del atrio derecho.D. El estudio Doppler espectral y color permite valorar cualitativa y cuantitativamente la regurgitación tricuspídea.: ventrículo derecho.: atrio izquierdo.Radiografía laterolateral (A) y dorsoventral (B) de un caso de enfermedad de Ebstein.D.Pieza que muestra la «atrialización del ventrículo izquierdo». Figura 94 .ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS consecuentemente insuficiencia valvular con regurgitación sanguínea.I. V. Esta se presenta de moderada (gradiente de presión entre 40 y 50 mmHg) a grave (mas de 50mmHg). A.I. el tratamiento específico es la administración de sildenafil (1mg/kg c/12 hs)8 debido a que la enfermedad cursa con fuerte desarrollo de hipertensión pulmonar.   Figura 95 . En ambas incidencias se observa el incremento de tamaño de la silueta cardíaca con las características típicas del agrandamiento del sector cardíaco derecho 63 .: atrio derecho. Tratamiento Además de las medidas generales para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca según el grado que presente el paciente. V.

imagen en eje largo de cuatro cámaras. Las flechas rojas marcan la implantación del anillo tricuspídeo y el origen de la valva septal de la válvula tricúspide. A.Ventana paraesternal derecha.Dos ejemplos de electrocardiograma que pueden presentarse en casos de anomalía de Ebstein.Carlos H. Figura 97 .de sobrecarga ventricular derecha (Derivación III).signos de sobrecarga atrial (Deriv. 64 . II) y B. Lightowler Figura 96 .

Imagen apical de cinco cámaras en diástole. B.idéntica imagen pero en sístole.Ecocardiografía bidimensional de un caso de anomalía de Ebstein. A. Se observa que la valva septal anómala se encuentra adosada al tabique interventricular(flecha).ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS Figura 98. 65 . Se observa como la valva se comba sin poder separarse plenamente del tabique debido a sus cortas cuerdas tendinosas (flecha).

PM . NB . 1999 • Bonagura. WB Saunders. Vet Med 87:676. • Carabello.Congenital heart disease in dogs. LL.Small Animal Cardiovascular Medicine. Vet Clin North Am Small Anim Pract J5:Il95. 1976 • Pyle. 1990 • Lightowler. RC. Moise NS (eds): Textbook of Canine and Feline Cardiology. Philadelphia.The differential diagnosis of congenital heart disease in the dogs Small Anim Vet Med Update 2: No 12.Congenital heart disease. RL . • Bolton. In Kirk RW. ed 4. New York. 1992 • Ettinger. JD. Universidad de Buenos Aires. Prob Vet Med 3:500. Philadelphia. Part III: The surgical treatment of congenital heart defects. Herring. W . 1998 • Lightowler. Liu. C. p. GR. 471-535.Incidencia de las enfermedades cardíacas en nuestro medio. Sisson D. WB Saun-ders. In Fox PR. Mosby. Weber.Carlos H. .Estudio retrospectivo de la incidencia de enfermedades cardíacas en caninos de capital federal y gran Buenos Aires. pp. Philadelphia. Grossman. Bonagura 1D. Período 1983-1994. 933 In SJ Ettinger (ed): Textbook of Veterinary Internal Medicine. 1970 • Feigenbaum. WB Saunders. 1989 • Bonagura. 2nd Ed. JD. Lea & Febiger • Cooper. Vol. MD. 1989 • Mulvihill. 1991. LB .Congenital defects of the cardiovas-cular system of dogs: studies in comparative cardiology.Doppler echocardiographic evaluation of congenital cardiac disease: An introduction. Kienle. St. Goodwin. DS . Suter. 1977 • Buchanan. WB Saunders. 1983 • Thomas. C. VII. WA . J Vet Intern Med 3:195. 1986. 1992.Congenital heart disease. Lehmkuhl. 1973. WP . SJ. ed: Canine and feline cardiology. Adv Vet Sci Comp Med 20: 1. eds: Current veterinary therapy XI. 1995 • Moise. Nº 65. 1985. WB Saunders. NS .Echocardiography: congenital heart disease. RD (eds) .Causes and prevalence of cardiovascular diseases. Teratology 7:73. 1as Jornadas Hospitalarias de Medicina Veterinaria. In Ettinger SJ (ed): Textbook of Veterinary Internal Medicine. Priester. SK . Veterinaria Argentina. DF . WJ. Philadelphia.Canine Cardiology. 1988. . JK . 9. • Patterson. Philadelphia. In Fox PR. Louis. 1991 • Kittleson. ed 4.Echocardiography. Philadel-phia. p.Congenital heart disease. Lightowler BIBLIOGRAFÍA DE REFERENCIA Generales • Bonagura. W . JD . Baim OS. Philadelphia. Facultad de Ciencias Veterinarias.Congenital heart disease. 1979 66 . Argentina. Churchill Livingstone. Lea and Febiger. angiography and intervention.Congenital heart disease of the cat Vet Clin North Am Small Anim Pract 7:341.Calculation of ste-notic valve orifice area. BA. Resúmenes. H . p. eds: Cardiac catheterization. In Grossman W. P . • Kaplan.Symposium: The treatment of congenital heart defects. • Olivier. 976.Congenital heart disea-se in dogs: epidemiologic similarities to man. 3rd Ed.

1994. Bicker JT. PN et al . WP. D. RJ . surgical and peri operative management in seven dogs. Siegel. DW . JF. Ver Clin North Am Small Anim Pract 17:735. 1994. 1978.Ultrastruc-ture of the fibrous ring in patient with discrete subaortic stenosis. J Am Anim Hosp Assoc 31:402.Resec-tion of subvalvular aortic stenosis. Muna. Ogburn. 1993 (comment). L. VJ. 1976 • Brownlie SE. • Buoscio. • Criley. 1992. 1985.Congenital heart disease. eds: The aortic valve. JA:.Subaortic stenosis revisited : the importance of the dynamic pressure gradient. Philadelphia. DM. Cobb MA. J Small Anim Pract 32:165. VJ .Closed aortic valvotomy: a retrospective study in 15 dogs. Vet Surg 22:419. Pion. J. 1992 (abstract). Hanley & Belfus • Lababidi. DM et al .Clinical and pathological characterization of an unusual form of subvalvular aortic stenosis in four golden retriever puppies. PD . • Ewey. Sisson. 1991 • Cheatham 1P: Pulmonary stenosis. Vol. J Vet Int Med 7: 153. DD. • Breznock EM. PD . McCrindle. WP. eds: The science and practice of pediatric cardiology. J Ver /nrern Med 6:Jl4. Estenosis pulmonar • Anderson M: What is your diagnosis? Right-sided cardiomegaly associated with supravalvular pulmonic stenosis. Likiw. RD. CR . J Am Vet Med Assoc 200:2013. 1983 • Wingfield. BW et al: Postoperative follow-up of fibromuscular subaortic stenosis. Caywood. H et al . WB Saunders. Ferrans. Am J Cardiol 59:423. DM. Vet Clin North Am Small Anim Pract 15:1195. Herring. et al. IM. In Emery RW. M et al . WP . Medicine (Baltimore) 72:412. PD. Thomas. Circulation 66(suppl 2):I1. • Ferrans. Wood GL: A patch-graft technique for correction of pulmonic stenosis in dogs. Estenosis subaórtica • Bonagura. 8. 1987. Picone. DA. JD. 1994. AL. 1990. • Coleman. J Am Ver Med Assoc 169:1090. Weinhaus. P. 1991. • Jones. In Garson lA. 1993. Zachary. JE.Echocardiography: congenital heart disease. 67 .The natural clinical history of canine congenital subaortic stenosis. • Komtebedde. JF et al .Transluminal balloon dilatation for discrete subaortic stenosis. Stoeckle. Lea & Febiger. Jones. DS . LA. M. • Dhkarikar. Smallhorn. 1995. • Kienle.Subaortic stenosis in Newfoundland dogs: an acquired congenital heart disease.The pathophysiology of aortic stenosis. 1982 (abstract). Chambers J. McNamara DE. WF. WE: Boon.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS • Thomas. 1993 • Jorgensen. Pion. J Am Anim Hosp Assoc 30: 100. Philadelphia. Follene. J Am Coli Cardial 24:1558.: Percutaneous balloon valvuloplasty in four dogs with pulmonic stenosis. • DeLellis. vol II. Hird. Philadelphia.Echocardiography for the diagnosis of congenital heart disease in the dog. Lab Invest 39:30. Arom KY. Pion. J Vet Intern Med 8:423. Thomas. 1987. In RW Kirk (ed): Current Veterinary Therapy Small Animal Practice.Balloon dila-tion of congenital subaortic stenosis in the dog.Survival in treated and untreated dogs with congenital pulmonic ste-nosis. Z.

1997. J Am Vet Med Assoc 189:218. DB. RB .Two hereditary forms of ventricular outflow obstruction in the dog: pulmonary valve dysplasia. Lawson. CA . Church. M. ed: The clinical recognition of congenital heart disease.Congenital pulmonary stenosis.Cardiovascular surgery. J Am Vet Med Assoc 194:71. Berry. R. 1974. • Pedoff. J Am Ver Med Assoc 172:922. DF . Echocardiography 4:289. 1989. Rawlings. GL.Pul-monic stenosis and right-to-Ieft atrial shunt in three dogs.Diagnosis and management of polycythemia in dogs.Valvular pulmonic stenosis in four Boykin spaniels. Santa Barbara. Fuentes. GB. Ogburn PN: Isolated pulmonary valvular insufficiency in a dog. Mt. JD. JW . G. DO .1993. 1990. 1994. • Campbell. VL et al . • Polzin DJ. Pearson. 1981. RB. MWS. M.Carlos H. American Veterinary Publications. 1990 • Patterson. 1984.Pulmonic stenosis in the dog: 29 cases (1975-1984). Calif. JAm Anim Hosp Assoc 17:301. Mahaffey. Broecker. 68 . • Birchard. Am J CardioI 47:631. GE . • Buchanan. and discrete subaortic stenosis. McCracken. CW. 1986. • Patterson. JK . Takao A. J Small Anim Pract 34:288. KA. J Small Anim Pracr 33:443. JW. in Archibald J: Canine surgery. ME. 1991 Persistencia del conducto arterial • Atwell. CW . Bonagura. WE Saunders. CS .Here-ditary dysplasia of the pulmonary valve in beagle dogs: pathologic and genetic studies. • Jacobs.Patent ductus arteriosus. 1990. WR . Ackerman. • Richards KL: Assessment of aortic and pulmonic stenosis by echocarrdiography. ductal aneurysm. EC. ed 4. MR. CR et al . ed 2.1981. In Perloff JK. Eyster. Lightowler • Farrow. Myer. NY. Godman. Haskins. eds: Congenital heart disease: causes and processes. In Nora JJ.An open patch-graft technique for correction of pulmonic stenosis in the dog. 1994. Futura. DF. 1992. • Buchanan. • Richards KL: Doppler echocardiographic quantification of stenotic valvuJar lesions. Spaulding.Valvular pulmonic stenosis in bull mastiffs. J Am Anim Hosp Assoc 26:246. • Ford.Results of ligation of patent ductus arteriosus: 201 dogs (1969 to 1988). Philadelphia. N. • Hunt. 1994. p 307. CR et al . Bellenger. Mod Ver Pract 67:804. 1986. • Orton. Kisko. Schnarr. Circularion 84(supp 1I):I-182. TO . KL .Use of a modified open patch-graft technique and valvulectomy for correction of severe pullmonic stenosis in dogs: eight consecutive cases.Patent ductus arteriosus in a dog: attempted medical closure.Radiographic characterization of pulmonic stenosis in a dog. • Malik.Use of an ex-tracardiac conduit in !he repair of supravalvuJar pulmonic stenosis in a dog. 1978. 1990 • Lombard. RE. SJ . Proc Annu Vet Med Forum. 1988 • Martin. Vet Rec 101:425. • Fingland. GB . and pulmonary hypertension. Compend Cont Educ Pract Vet 12:543.Assessment of balIoon pulmonary valvuloplasty in six dogs. Vet Surg 19:148. Ausr Ver J 70:244. Hunt. J Am Vet Med Assoc 196:20 II.

• Miller. Proc Annu Vet Med Forum. MW. EC . Pulmonary artery banding for ventricular septal defect in dogs and cats. 1994. Zies. AM . Cardenas. CW. J. Understanding the pathophysiology of congenital heart defects. Rudolph. • Lombard. R . GE. J Am Vet Med Assoc 162:399. with applications for two-dimensional echocardiography. J Am Vet Med Assoc 168:435. Physiol Rev 55:62. E. 1991. Eyster. Cruz. Nimmo-Wilkie JS. Whipple RD. J Am Vet Med Assoc 145:331. JD. J Am Vet Med Assoc. Comunicación interventricular • Goodwin JK. et al. 1997 (abstract). Buchanan. Cords. Orton. GB et al . KM et al . 1964 • Clark DR. CL.Patent ductus arterio-sus and pulmonary hypertension in related Pembroke Welsh corgis. J Vet Intern Med II: 139. Imperforate cardiac septal defect in a dog. • Jones. Stepien. N. p13. • Oswald.Hereditary patent ductus arteriosus and its sequelae in the dog.Patent ductus arteriosus in the dog: characteristics of occurrence and results of surgery in one hundred consecutive cases. Vet Med. of an interventricular sep­tal defect in the dog. 156:1020. Ettinger. • Heymann. JW . Ettinger SJ. JT. 1981. MA. Mayo Clin Proc 60:741.Control of the ductus arteriosus. 1976. • Espino-Vela.87:650.Patent ductus arteriosus: anatomy and surgery in a cat. Persistent common atrioventricular canal in two cats. DO . Circulation 38(suppl 5):V45. 1992 • Liu SK. Sisson. Paterson C. • Miller. Pharr JW. et al. Circ Res 29: I. 1978.Age-dependent closure of the patent ductus arteriosus by indomethacin. Bonagura. 1971. Buchanan. GP. • Patterson OF: Genes and the heart: congenital heart disease. RL. p 305. J Am Vet Med Assoc 170:434. Proc Annu Vet Med Forum. SJ. • Patterson. Hilwig RW. p 308. KM. Pediatrics 62:706. J Am 69 . MW. H . SewardJB. OF. Buchanan.Echocardiographic assessment of patent ductus arteriosus (PDA) after occlusion. Meurs. 1975. Proc Acad Vet Cardiol. Gelband. • Eyster. Edwards WD. Spontaneous closure of ventricular septal defects in the dog. 1993. JW et al. JS. 1977 • Feldman EC. et al. et al .1971 • Breznock EM. J Am Vet Med Assoc 153:556. DH. J Am Vet Med Assoc 172:75. 1968 • Hagler DJ.Long-term treatment of reversed patent ductus ar-teriosus (rPDA) in four dogs using phlebotomy alone.Percutaneous catheter occlusion of patent ductus arteriosus. Anderson LK. Eisenmenger’s syndrome in the dog: Case reports. Vasko JS. Pyle RL. Anderson JG. using hypothermia. Knight. Meurs. LG. Surgical correction. Standardized nomenclature of the ventricular septum and ventricular septal defects. Cooper RC Jr. J Am Vet Med Assoc 158:1391.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS • Cote. 1970 • Breznock EM. 1973 • Eyster GE. • McCarthy.Patent ductus arteriosus: with special reference to patients with pulmonary hypertension. 1978. 1968. J Am Vet Med Assoc 202:761. Smetzer DL. JW et al: Clinico-pathologic conference: aorticopulmonary window. 1985 • Hamlin RL. Smith CR. Interventricular septal defect (Roger’s disease) in the dog. J Am Vet Med Assoc 179:364. 1995.

1972. Liu. 1994 • Sheridan JP. Pulmonary artery banding in the cat: A case report. 1982. Stowater.Tetralogy of Fallot in the dog. 1983. 1981 • McCaw D.Tetralogy of Fallot. • Lombard. Goto V. 1977 • Herrtage. Correction of a ventricular septal defect in a dog. Watanabe T. CW. Taussig. JD . 1945. Appleford MD.Carlos H. RJ. • Ringwald. DC et al . Tomino T. Twitchell.Surgical management of tetralogy of Fallot. IN. Bonagura. Brezis. J Am Vet Med Assoc 161:507. Aronson E. • Epstein. et al. Relevance of location of defect and pulmonary vascular resistance to the intra­cardiac pattern of left to right shunt flow in dogs with experimental ventricular septal defect. [VII. A case of the Eisenmenger syndrome in a dog. MJ . Congenital cardiac disease in dogs.Surgical correction of the tetralogy of Fallot in a dog. Hartsfield SM. 1986 • Suter PF. GE.M et al . Hall. • Bolton. Agmon. LW. FH. 1988. TAH . GE. 70 . TD.Tetralogy of Fallot and peritoneopericardial diaphragmatic hernia in a dog. M . Nakai M.] Mod Vet Prac 65:767. Hemodynamic effects of vasodilator agents in dogs with experi­mental ventricular septal defects. J Clin Invest 72:779. Comp Cont Educ Pract Vet 3:441. 1981 • Braden TD. 1978.The surgical treatment of malformation of the heart in which there is pulmonary stenosis or pulmonary atresia. Circulation 54:472. Ettinger. J Small Anim Pract 18:387. J Am Anim Hosp Assoc 24:33. Mann PH. J Small Anim Pract 12:45. Ventricular septal defect. J Am Anim Hosp Assoc 14:624. Ross. SJ. DR. Quantitative evaluation of the pattern of shunt flow in the right ventricle and pulmonary artery of dogs with experimental ventricular septal defect. J Am Vet Med Assoc 160: 1622. Sawyer. Appleford . ME. Anderson. Brady MJ. Wakao Y. SK .Tetralogy of Fallot in the dog: clinical findings in 13 cases. et al.1988 • Nakai M. LK. 1984 • Nishida K. JAMA 128: 189. JL . Vet Med Small Anim Clin 77:397. J Am Vet Med Assoc 169:637. Braden. Lightowler Anim Hosp Assoc 17:477. A. Doty DB. • Eyster. HB . persistent left cranial vena cava and retinal detach-ment in a cat. Laver RM. GR. J Jap Vet Med Assoc 41:263. 1983 • Okubo S. Hamlin. Ann N Y Acad Sci 718:72.Beta adrenergic blockade for management of tetralogy of Fallot in a dog. • Clark. J Small Anim Pract 24:51. Y. Stock TE. English. 1994 (discussion 81-2). The radiographic diagnosis of canine and feline heart disease.Tetralogy of Fallot in three cats. J Am Vet Med Assoc 152:462. • Eyster. RL et al . 1968. 1976 Tetralogía de Fallot • Blalock. 1976. Tomino T. 1971 I • Synhorst DP. Circulation 73:775.Physiology of renal hypoxia.

K. SG . Tessier. Brouwer. 1964 • Helphrey. Pouchelon.. J Am Vet Med Assoc 143:599. SK. et al. 1969 • Liu. 71 . C. D. PK. J Am Vet Med Assoc 154:790. Miller. 1975 Displasia tricuspídea • DeMadron. 1974 • Chetboul.ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES CONGÉNITAS EN CANINOS Y FELINOS Persistencia del cuarto arco aórtico derecho • Berry. Spear JF.. HM . LP . 1993 • Imhoff. GJ. 1968 • Weirich.Persistent right aortic arch in the Greyhound. . LP .Vascular rings in the dog. J Am Vet Med Assoc 203:410. Irish Vet J 15:197. Tilley. Ince-ssant atrial tachycardias in a dog with tricuspid dysplasia. PF. Pirie.Persis-tent right aortic arch in a kitten. 1963 • Kealy. 1976 • Lord.Congenital malformations of the tricuspid valve in domestic carnivores: A retrospective study of 50 cases. MW.. J Small Anim Praet 7:117. Tennant. J Vet Intern Med I: 163. BJ . Vet Clin North Am (Small Anim Pract) 9:207. WJ. D. CR . TG .Persistent right aortic arch in two Great Dane Iittermates.Congenital tricuspid stenosis with right ventricular hypoplasia in a cat. 1987 • Liu.Vascular ring anomalies in the dog. achalasia.Persistent right aortic arch associated with other vascular anomalies in two cats. 1965 • Hamlin. LG. MG . SK.Persistent right aortic arch in a ten year-old dog. J Am Vet Med Assoc 153:300. RL. J Small Anim Pra Cl 12:1. J Am Vet Med Assoc 146: 1088. Weirich.1971 • Hamlin.Mitral incompetence in dogs of 0-5 years of age. 1961 • Lawson. Smith. Blevins. 1984 Displasia de las válvulas atrioventriculares Displasia mitral • Dear. 1997 • Shires. Tilley. Tran. WE et al . MM. Vascular rings. Van del Line-Sipman. Schweiz Arch Tierheilkd. Liu. 1984 • Coward.Persistent right aortic arch in dogs: A long-term follow-up after surgical correction. JK . W . Vet Rec 114:336. ML . J Am Vet Med Assoc 167:465. VE..Congenital tricuspid insufficiency in a dog. E. J Am Vet Med Assoc 164:939. Carmichael. CW . Carlos.Conditions of the canine oesophagus . et al .Dysplasia of the tricuspid valve in the dog and cat. Birchard. WE . Liu. SJ.Congenital mitral insufficiency in the dog. Smetzer. 1994 • Van der Ingh. Willard. JA . J Small Anim Pract 5:245. RK. AP. . J Am Vet Med Assoc 162:1025.II. 2004. Ellison. SK. V. TSG.Long-term results or surgical correction of persistent right aortic arch in dogs: 25 cases (1980-1995) J Am Vet Med Assoc 210: 1761. 1979 • Hurley. DL. Foster. Harris. J Am Vet Med Assoc 184:848.Left aortic arch and right ligamentum arteriosum causing esophageal obstruction in a dog.Malformation of the canine mitral valve complex. 1974 • Wheaton. tumours and peri-oesophageal lesions. J Am Anim Hosp Assoc 17:773. 1966 • Muldoon. J Am Vet Med Assoc 169:625.Mitral incompetence in Great Dane pups. RL. J. MD. DO. JS . Kadish A.

H. en Cardiología de Braunwald por Braunwald. 2006. . (171):256–262 • Andelfinger.Congenital abnormalities of the atrioventricular valves. Cap 43. C. Zipes. 1977 • Friedman.. R. Siemens. Tierheilkd.Congenital cardiac diseases in dogs: a retrospective analysis. 1979. J. T.. W. J... J. Small animal cardiovascular medicine. Silverman.. J Med Genet. S. 1976... C. G.Congenital heart diseases in small animals: Part II. Arch. España • Kittleson.. AT . M. E. Cardiol. 2003. Vet J.P.. G. H. (145):527-533 • Takemura. Tierheilkd. V. T. Betkowski. Rozanski. Cap. J. I. N. 2004 .277 • Liu. (40):320–324 72 . . L. (63):816-820 • Bach. Schweiz. J.. Hirose.. Lightowler (146):265–275 • Hoffmann. (169):623-632. Machida.. (40):400 • Hyun. et al. et al. N. 1910-11.(65):531–533 • Famula. Saint Louis. Glaus. A. 2nd Edition 2011. Tilley. J Vet Med Sci. Seiler.. M. 2000. . Amberger.. Vet. 1977. K.. – Cardiopatías congénitas en la lactancia y la infancia. Vet.Dysplasia of the tricuspid valve in dog and cat. 38-39. Assoc. E. Med. p.. J. .The clinical features and natural history of Ebstein’s anomaly of the tricuspid valve. maps to dog chromosome 9. Davidson. 2002. Oxford • Giuliani. Cap 9. M. Kienle. Sahn. Libby. Am. Am. C. K..p. 17. Mosby.. G. . .. N.. Washizu.D. . a model of human Ebstein anomaly. Arch. Wright. p.Ebstein’s anomaly: A report of 3 cases in the dog..Ebstein’s anomaly in a beagle dog. D. Mayo Clin Proc. (142):268. J Vet Intern Med. J. Nakagawa. D. .. Potential genetic aetiologies based on human genetic studies. 2006. . Am.Retrospective evaluation of sildenafil citrate as a therapy for pulmonary hypertension in dogs. J Am Vet Med Assoc 170:709. L.M. Evans.Evaluation of the genetic basis of tricuspid valve dysplasia in Labrador Retrievers. J. Brandenburg. In: Kittleson. 2003. D.. (54):163–173 • Hirschklau. Mair. Amasaki.. Rush. Marbán Libros. Ed. Siemens. A. D. Park.D. et al. Schweiz.Canine tricuspid valve malformation. . R. Hagan. E..Carlos H. H. . Anderson. Ed. L. 2003. Ruster.Tricuspid valve dysplasia in fifteen dogs.. MacGregor.Cross-sectional echocardiographic features of Ebstein’s anomaly of the tricuspid valve. Benson. Res.. 6ª Edición en castellano.. Wiley-Blackwell.Veterinary echocardiography. L. Anomalía de Ebstein • Eyster. • Baumgartner.273-281. Lee. GE..(20):1132–113 • Boon. 1998. Madrid.