Al

árbol, más respeto

Nos dicen que somos hermosos, que damos sombra, frutos, belleza, que purificamos el aire, que atenuamos los vientos, que protegemos el suelo, que damos abrigo a los pájaros…… ¡¡¡ Cuántas cualidades, cuánto reconocimiento!!!

…Escriben en nuestra corteza, abusándose porque estamos quietos. Esas heridas facilitan el ingreso de patógenos que nos provocarán enfermedades. …Nos pintan pantalones blancos y nadie tiene en cuenta que eso nos hace mucho daño. El encalado de nuestro tronco es una antigua práctica que nos perjudica, pues respondiendo a principios de la naturaleza, necesitamos libre contacto con el ambiente.

Piensen antes…
…Nos plantan en lugares inadecuados y sin tener en cuenta la especie de acuerdo al espacio disponible.

La poda es innecesaria….
…Nos podan para no barrer nuestras hojas otoñales, o porque no entramos en el espacio que eligen para que vivamos.

Y a veces se equivocan….
Cuando en invierno nos quedamos sin hojas y aparentamos estar secos (como en el caso de los fresnos), todos se creen con derecho a eliminarnos. No se dan cuenta que sólo esperamos la primavera para brotar y estar lindos.

Por

eso, más cuidado por favor y atiendan estos consejos:
En las veredas, planten especies de menor porte, como fresnos, crespones, ligustros, caobas, etc., a unos 80 cm. del cordón y en la esquina, después de la línea que marca la ochava. En los patios de sus casas tengan en cuenta que cuando seamos “adultos”, una mitad nuestra no tenga que vivir en la casa del vecino.

…Y siguiendo hacerlo mejor:

estas

recomendaciones

para

El corte no debe efectuarse demasiado lejos de la yema. El corte de la izquierda es el ideal.

El corte de las ramas gruesas debe hacerse en tres etapas: 1. Un corte por debajo (Fig.1) 2. Después serruchar como se indica en (Fig.2) 3. Por último un corte para eliminar el tocón (Fig.3) Si lamentablemente deben podarnos porque perturbamos algún cable o nuestras ramas enfermas pueden ser peligrosas, háganlo con herramientas limpias y afiladas…

Y por último un pedido ….
De: Los árboles A: los niños Párense frente a un árbol, cierren los ojos y con sus manos recorran su tronco, sientan su perfume, oigan el balbuceo de sus ramas, abrácenlo…. Y… aprendan a querernos….

1 2 3 4 5
6

Cuando visites un bosque piensa que estás visitando a un hermano. Piensa que tiene vida propia, y aunque no se mueve del lugar, igual siente y palpita como tú. Al llegar salúdalo con afecto, que así como nosotros nos nutrimos del aire que nos purifica, también él se alimenta de nuestro respeto y comprensión.

Recuerda siempre que el bosque es la morada de muchas formas vivientes, que aunque microscópicas, no son menos importantes que el resto. No destruyas las algas, insectos, hongos, mariposas. La fauna que tú ves en el bosque merece tu respeto. No le quites la vida a ningún animal, ellos te lo agradecerán, porque valoran su supervivencia como tú valoras tu vida propia. Los árboles poseen un aparato circulatorio periférico, por eso sufren profundamente las agresiones a su corteza. No los dañes con inscripciones, con objetos punzantes, etc. Si no dejas “recuerdos” el bosque siempre te recordará. Toda esa aparente basura que ves alfombrando el bosque, es muy importante para su salud. De ese mantillo de hojas secas, algas, hongos, surgirá su alimento; por eso no lo trates como si fuera basura, trátalo como lo que es: alimento del bosque.

7
8
9

Si por alguna necesidad llegaras a prender fuego, no lo hagas destruyendo un árbol sino utilizando ramas secas ya caídas. Haz un pozo, si puedes rodéalo de piedras y no olvides que esté alejado del tronco de los árboles. Al apagarlo, arrójale agua, tierra y las piedras utilizadas. Que ningún incendio sea por tu negligencia. La fronda de los árboles amortigua la caída de las lluvias, evitando el rápido escurrimiento de las aguas con sus consiguientes inundaciones. Son el verdadero pulmón del planeta. Nunca destruyas un árbol, por el contrario, esfuérzate para darle vida a uno de ellos y prescinde, hasta donde puedas, de la utilización de elementos construidos con madera.

Programa “Plantemos el Futuro”
Convenio entre : Instituto de Investigaciones Forestales y Agropecuarias– I.I.F.A. Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología

Cuando estés por marcharte no olvides levantar los objetos descartables que pudieras haber arrojado al suelo. Bolsas plásticas, vidrios, sobrantes. Además de alterar la estética del bosque, rompen el equilibrio ecológico cuando no son biodegradables. Así como al llegar lo saludaste, al marcharte despídete con afecto. Y recuerda siempre que si lo respetas, el bosque es un hermano que está esperando por ti.

10

Cartilla de divulgación realizada por: Ing. Agr. María del Pilar LUIS MARTÍN Ing. Agr. Norma Cristina QUIROZ Dibujos: Ing. Agr. Norma Cristina QUIROZ Diseño y Compaginación: María Carolina CUELLO Diseño para presentación On Line: Sra. Ruth Elizabeth BARROCU

Extracto de: Hermana Tierra, Hermano Pobre. Año 2 – Número 6. Publicación del Departamento de Ecología del Centro Franciscano de Argentina. Diciembre 1994. Material obtenido por gentileza de la Unidad Educativa Privada Nº22- “ Nuestra Señora de Fátima”- Quitilipi