Sra. Paula Quintana Ministra de Planificación y Cooperación Gobierno de Chile PRESENTE.

De nuestra consideración: Somos beneficiarios de la Beca "Presidente de la República" para estudios de Postgrado, quienes nos encontramos en diversos países del mundo. Nos dirigimos a usted para manifestar una vez más nuestra preocupación respecto a la situación económica en la cual nos encontramos. Primero que todo, reconocemos el esfuerzo desplegado por nuestro gobierno al darnos la posibilidad de cursar estudios de postgrado en el extranjero. Creemos que es una oportunidad única y nos sentimos privilegiados al haber obtenido tal distinción. Valoramos enormemente el hecho de que los gastos de aranceles y matrículas estén cubiertos en un 100% gracias a la beca. Sin embargo, como es de su conocimiento, las remesas recibidas para los gastos de mantención resultan insuficientes. En la mayoría de los países donde cursamos estudios los costos de vida promedio de un estudiante superan ampliamente la asignación otorgada por la Beca. Por citar algunos ejemplos; en las universidades del Reino Unido, la cantidad requerida mensualmente es en promedio £800. No obstante, la asignación de US$ 820 se traduce en menos de £400, lo que pone en evidencia la insuficiencia de la Beca en lo que se refiere a costos de vida. Situaciones parecidas suceden en el resto de los países de Europa y también en los países de Norteamérica. Problemas como la baja del dólar y la transformación a monedas locales, agudizan aún más la situación de los becarios que vemos disminuidas mes a mes nuestras ya escasas remesas. Entendemos la dificultad de realizar modificaciones a las asignaciones de la Beca (decreto con fuerza de ley N° 22 de 1981), sin embargo, creemos que es necesaria la actualización de los montos asignados para mantención, considerando que estos no han sido modificados desde hace 26 años. Lo expresado anteriormente se traduce en que muchos becados deben incurrir en préstamos bancarios y/o trabajar durante el periodo de estudios. Esto último, considerando que todas las becas son entregadas para programas full-time y en universidades de alta exigencia, afecta inevitablemente el desempeño académico de los becarios, lo que resulta contradictorio, si se toma en cuenta que una de las exigencias que contempla la Beca es mantener un alto rendimiento académico. Un caso particular asociado a las bajas remesas y a la disminución de estas por la caída del dólar es lo que sucede en España, donde los extranjeros deben acreditar un mínimo de EURO 600 para mantenerse

dentro del país. Por esta razón, los becarios que se encuentran en este lugar podrían ver arriesgada su permanencia, debido a la inestabilidad del dólar. Todo lo expresado anteriormente refleja la precaria situación en la que nos encontramos todos los becarios, lo cual nos ha llevado a aunar criterios y a darnos cuenta que esta situación es común en la mayoría de los casos. Otra conclusión a la que hemos llegado es que creemos que con la experiencia adquirida como becados podemos tener un rol más activo para generar y promover una red de ex- becarios con el fin de orientar de la mejor forma a los nuevos beneficiarios. Conocemos y hemos participado en el envío de cartas anteriores a nivel de cada país. En respuesta a la carta enviada en noviembre de 2006 se nos informó, que se estudiaría un plan para enfrentar la situación expuesta. Esperamos prontamente tener noticias de los avances de dicho estudio. Esta carta aúna las demandas de becarios residentes en diferentes continentes y refleja, por ello, una problemática generalizada en torno a la asignación para mantención entregada por la Beca Presidente de la República. Es por ello que esperamos que se estudie la posibilidad de aumentar dicho monto y, que en esta ocasión podamos recibir retroalimentación respecto a las acciones concretas que se realizan -o se realizarán- para la mejora de la beca más prestigiosa entregada en Chile. Atentamente, Becarios MIDEPLAN. Cc: Presidencia de la República