You are on page 1of 1

Pensando Juntos en… Cómo queremos que nos recuerden

La memoria de los justos es una bendición, pero la fama de los malvados será pasto de
los gusanos.
Proverbios 10:7
John Maxwell, un autor estadounidense dedicado al estudio y enseñanza sobre temas
relacionados con el liderazgo, da su definición al respecto: según él, LIDERAZGO ES
INFLUENCIA.
Según esta perspectiva, liderar es influir en otros. Por eso el liderazgo puede ser positivo
o negativo, según el tipo de influencia que tengamos sobre otros.
Alguien puede pensar: “Yo no nací para ser líder”, porque piensa que el liderazgo es
ocupar alguna posición de jerarquía o decirle a la gente lo que tiene que hacer. Pero esta
idea nos hace pensar que liderar es influir en otros. Y sin lugar a dudas, la docencia, el
trabajo en una Escuela, nuestra casa con nuestra familia, nuestro barrio, son espacios
de influencia, en los cuales influimos en las vidas de otros.
El texto bíblico de hoy nos dice que “La memoria de los justos es una bendición”. Otra
versión de la Biblia traduce el mismo versículo como “Recordar a los justos es una
bendición”. La pregunta que vale la pena hacernos es: “¿Cómo nos recordarán?” ¿Cuál
será la imagen que dejemos en otros? ¿Qué impacto e influencia tendremos en sus
vidas? ¿Será “una bendición” recordarnos, o será “pasto de los gusanos”, como dice la
frase tan fuerte del versículo? Otra versión de la Biblia traduce esa frase como: “Al
malvado, muy pronto se le olvida”. Cada día decidimos qué tipo de influencia
ejerceremos sobre otros.
Para terminar (o para comenzar a reflexionar), nos despedimos con la frase lema de
William Morris, que decía: “Pasaré por este mundo una sola vez. Si hay alguna palabra
bondadosa que yo pueda pronunciar, alguna noble acción que yo pueda efectuar, diga yo
esa palabra, haga yo esa acción AHORA, pues no pasaré más por aquí...”.
Que tengas un buen fin de semana.
Pablo Vernola