You are on page 1of 1

Dirección y Consejo

Sin dirección, la nación fracasa; el éxito depende de los muchos consejeros.
Proverbios 11:14
El libro de Proverbios del Antiguo Testamento es una fuente de sabiduría para
vivir nuestra vida cotidiana. El versículo de hoy es un tesoro que nos ayuda a
aprender a escuchar.
La primera línea del proverbio nos recuerda la necesidad que tenemos de
dirección. Los destinos de un país, una organización, una empresa, una iglesia,
una familia o la vida individual van a fracasar si no tenemos clara la dirección a
la que queremos llegar. Repasar nuestros valores, nuestros principios, nuestras
metas y objetivos en la vida nos ayudará a no perder el horizonte. ¡Y quién
mejor que el Señor para proveernos de sus principios eternos para alinear
nuestras vidas con sus propósitos!
La segunda línea habla de la necesidad de escuchar consejo, ya que de eso
depende nuestro “éxito”. Esa palabra también puede traducirse como “triunfo,
victoria, seguridad”. La Biblia nos enseña que “nadie nace sabiendo”, como dice
el refrán popular, y que todos necesitamos escuchar consejos, para recibir
dirección. Tal vez las preguntas que debamos hacernos serían: ¿tengo a mi
alrededor, en mi entorno, personas que me quieren y que pueden aconsejarme
en tiempo de decisiones? ¿Soy capaz de escuchar el consejo de Dios mediante
su Palabra? ¿Tengo la humildad suficiente para reconocer que “no me las sé
todas” y que necesito del otro?
Claramente, la primera línea del proverbio está en relación con la segunda.
Dirección se recibe escuchando consejo sabio.
¡Que tengas un buen fin de semana!
Pablo Vernola