Con 137 votos en favor y 83 en contra, el SITUAM consideró insuficiente la propuesta 2/2/2008

Estalló la huelga en la UAM; rechazaron aumento de 4.2%
Afectará el paro de labores a unos 45 mil alumnos y 5 mil trabajadores de la institución El gremio demandaba 35 % de alza salarial; espera nuevo planteamiento de autoridades Laura Poy Solano Trabajadores de la UAM tras el estallamiento de la huelga Foto: Yazmín Ortega Cortés
Ampliar la imagen

El Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM) inició la huelga a las 23 horas de este viernes en demanda de un incremento salarial de 35 por ciento, luego de rechazar la propuesta de 4.2 por ciento directo al salario y de 1.2 en prestaciones presentada por autoridades de la institución. Con un total de 137 votos a favor, 83 en contra y dos abstenciones, delegados departamentales de las unidades académicas de Xochimilco, Azcapotzalco e Iztapalapa, así como de rectoría general y de los dos Centros de Desarrollo Infantil (Cendi) se aprobó iniciar un paro de labores indefinido para exigir una nueva retabulación salarial y una revisión “a fondo” del contrato colectivo de trabajo. En una asamblea que se prolongó por más de tres horas, los trabajadores rechazaron el planteamiento presentado por la UAM, al considerarlo “totalmente insuficiente, ante las condiciones de precariedad e inseguridad laboral que enfrentamos”. Al grito de “¡sí se pudo, sí se pudo!”, unos 200 delegados demandaron a la secretaria general del SITUAM, Hermelinda Hurtado Guzmán, “respaldar la decisión de la base, porque no nos van a comprar con un bono de mil 500 pesos ni tampoco reabriendo el Cendi número tres, cuando son evidentes las irregularidades en la contratación de personal académico y administrativo en la UAM Cuajimalpa, a lo que se suma una propuesta raquítica de incremento salarial”. A seis años del anterior paro de labores convocado por el SITUAM, los trabajadores afirmaron que no darán “un paso atrás hasta obtener una respuesta satisfactoria a todas las peticiones; estamos preparados para un movimiento que puede prolongarse por tiempo indefinido”. Respeto a las bases

Por la noche, autoridades de la UAM informaron en un comunicado que el gremio decidió estallar la huelga a pesar de que se “abrieron canales de diálogo abierto, franco y directo”, así como planteamientos que incluían la reapertura del Cendi número tres, la creación de 75 plazas, la entrega de un vale por mil 500 pesos y otorgar 154 plazas para cubrir puestos de trabajo. En tanto, Hurtado Guzmán afirmó que como integrante del comité ejecutivo “sólo nos queda respetar la decisión de la base”, aunque reconoció que “había aspectos para iniciar una discusión y quizá alcanzar un acuerdo, pero las asambleas departamentales son las que definen la orientación final del voto”. La universidad informó que el paro de labores afectará a unos 45 mil alumnos, así como a 5 mil trabajadores entre docentes y personal administrativo, además de la suspensión de la convocatoria para el ingreso a licenciatura, que debería darse a conocer este 3 de febrero. De acuerdo con la votación a mano alzada de cada uno de los delegados, la unidad Azcapotzalco se manifestó en favor de la huelga con 42 votos, 18 en contra y cero abstenciones, mientras que Iztapalapa acordó sumarse al paro con 35 votos en pro, 22 en contra y ninguna abstención. En la unidad Xochimilco, 34 delegados optaron por el sí a la huelga, 23 por el no y una abstención, en tanto que trabajadores de la rectoría general apoyaron el paro de labores con 20 votos en favor, 14 en contra y una abstención, a los que se sumaron seis votos por el sí y cinco por el no en los Cendis. Desde su fundación en marzo de 1975, el SITUAM estalló 16 huelgas, con un promedio de 40 días de paro. En 1994 se suspendieron las actividades académicas y administrativas por 45 días; en 1996 fue por 43, y en 2002, por 41 días. En tanto el primer movimiento de huelga estalló un 16 de julio de 1976 en demanda del reconocimiento del SITUAM y de su contrato colectivo de trabajo. De acuerdo con la dirigencia sindical se prevé que las negociaciones continúen en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, donde “esperaremos una nueva propuesta”.

El paro es injustificado; la universidad ofreció lo más que pudo y no se valoró: Melgoza

Ningún acercamiento de autoridades y SITUAM luego de un día de huelga
La situación es difícil, pero respetamos la decisión de los trabajadores, dice la dirigente sindical Laura Poy y Carolina Gómez 3/febrero/2008 Pintas en la UAM Xochimilco a pocas horas de que el sindicato rechazara la oferta de aumento salarial y estallara la huelga Foto: José Carlo González
Ampliar la imagen

Un día después del estallamiento de la huelga en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) no se habían reanudado las pláticas entre el Sindicato Independiente de Trabajadores de la UAM (SITUAM) y la patronal, por lo cual son pocas las expectativas de que en las próximas horas se retiren las banderas rojinegras. De acuerdo con fuentes de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), hasta ayer las partes no habían solicitado la mediación de la dependencia, y sostuvieron que tampoco se esperaba que acudieran hoy, pues “no han buscado ningún contacto con nosotros”. En tanto, decenas de trabajadores permanecían apostados en las entradas principales de planteles, centros de investigación, casas de cultura y museos universitarios para resguardar las instalaciones. Incluso, algunos estaban en la vía pública, pues en el caso de la UAM-Xochimilco y de las oficinas de la rectoría general se les impidió permanecer adentro. Javier Melgoza Valdivia, secretario general de esa casa de estudios, afirmó que la huelga es “injustificada, porque no responde a asuntos laborales, sino a intereses que la universidad no alcanza a comprender”. La UAM –insistió– ya ofreció lo máximo que podía dar. Responsabilizó al sindicato del estallamiento del paro, en particular a las “corrientes gremiales que influyeron desvirtuando la información sobre las propuestas”, y advirtió que “por ninguna circunstancia la universidad va a negociar asuntos que estén fuera de la bilateralidad, como pretender que el SITUAM tenga injerencia en el ingreso, permanencia y promoción de los docentes, tarea que compete únicamente al colegio académico”. En entrevista, destacó que la UAM “se siente muy agraviada”, luego de que el sindicato “no supo valorar el esfuerzo realizado por la universidad, pues no sólo ofrecimos la reapertura del Centro de Desarrollo Infantil número tres, sin ninguna condición, también hicimos el máximo esfuerzo en materia salarial”. Insistió en que “desde hace 25 años no se había hecho un planteamiento en una mesa de negociación como el que se ofreció al SITUAM en esta ocasión, y no lo valoraron”, por

lo que calificó de “lamentable” que la huelga afecte a 45 mil alumnos y a casi 5 mil trabajadores. En tanto, Hermelinda Hurtado Guzmán, secretaria general del gremio, reconoció que la UAM enfrenta una situación “muy difícil, y a pesar de que existían condiciones que indicaban que era posible un acuerdo, el gremio siempre ha sido impredecible, y sólo nos resta apoyar la decisión de los trabajadores”. Agregó que “cuando no se respeta la bilateralidad, los trabajadores nos sentimos ofendidos porque se nos da un trato discriminatorio, y esto es evidente en el caso del bono, ya que a los compañeros de la Universidad Autónoma Chapingo se les otorgó uno de 6 mil pesos, mientras que a nosotros sólo nos ofrecen mil 500 pesos”. La dirigente afirmó que el sindicato hará todo lo posible para que el conflicto no se alargue, porque “reconocemos que estamos al inicio de un nuevo trimestre, además de que se ponen en riesgo las investigaciones de los académicos; estamos muy preocupados por alcanzar un acuerdo”. En un recorrido por las tres unidades académicas y la rectoría general, La Jornada constató que se vive un clima de calma a la espera de que se reanuden las negociaciones, por lo que este lunes se prevé la realización de asambleas informativas en todos los campus para solicitar el apoyo de alumnos y académicos. Trabajadores aseguraron que ante la actitud de “revancha” asumida por autoridades universitarias, “es evidente que no esperaban la huelga; por eso se negaron incluso a permitir que las guardias permanecieran, como siempre se ha hecho, dentro de las instalaciones, pero llegaron en un tono prepotente a amenazarnos de que si no nos salíamos lo utilizarían como causal para declarar inexistente la huelga”. Afirmaron que una vez que se conoció el sentido de la votación en pro del estallamiento de la huelga “comenzaron a cerrar todo, e incluso nos cortaron el agua y la luz”. En el caso del bioterio, considerado uno de los más importantes de América Latina, trabajadores administrativos de la UAM-Xochimilco denunciaron que fue cerrado “antes de llegar a algún acuerdo para permitir la entrada de personal que atendiera los laboratorios y los animales. Ahora ellos son los responsables de lo que suceda ahí”.

Las autoridades de la casa de estudios plantean “retomar el diálogo a partir de cero”

Retira la UAM prestaciones sociales del ofrecimiento para levantar la huelga
Elizabeth Velasco C. 5/02/2008 Trabajadores del SITUAM se reúnen para decidir las acciones a seguir sobre la huelga Foto: Roberto García Ortiz
Ampliar la imagen

El cuerpo directivo de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) determinó anoche retirar el ofrecimiento en prestaciones sociales que planteó el viernes pasado al sindicato de esa institución. Javier Melgoza, secretario general de la UAM, detalló que se retiran de la negociación las concesiones adicionales a un incremento de 4.25 por ciento al salario y 1.2 en prestaciones, tales como la entrega de un bono de mil 500 pesos a los trabajadores administrativos con más de un año de antigüedad, la apertura inmediata del Centro de Desarrollo Infantil número 3 y la apertura de nuevas plazas, entre otras. En entrevista, señaló que después de valorar el curso del proceso de negociación y el rechazo de la organización sindical, el cuerpo directivo de la casa de estudios decidió “retomar el diálogo a partir de cero”. Melgoza aclaró que no se trata de una posición “autoritaria ni de intolerancia”, sino que se pretende encontrar otra salida a la negociación. Sin embargo, precisó que “el cuerpo directivo de la UAM resguardará en todo momento la situación financiera de la institución, así como lo establecido en la legislación interna y laboral”. En ese sentido, explicó que “el ingreso y la permanencia del personal académico no forman parte de la relación bilateral, como pretende el sindicato con su demanda de basificar a mil académicos temporales”. De hecho, sostuvo que ese punto no se negociará. El funcionario hizo un llamado al sindicato para hacer a un lado la pretensión de negociar los contratos de trabajadores que fueron rescindidos de manera “justificada. No es en el contexto de la huelga el espacio apropiado para discutir procesos vinculados a rescisiones, que en términos laborales son completamente justificadas”. Melgoza sostuvo, no obstante, que las autoridades de esa casa de estudios están dispuestas a reiniciar el diálogo. Por su lado la secretaria general del sindicato independiente de trabajadores de esa casa de estudios (SITUAM), Hermelinda Hurtado Guzmán, señaló que para resolver el conflicto es indispensable no sólo un ofrecimiento económico, sino también social y político.

Con respecto a la decisión de último momento que tomaron las autoridades, dijo que se adoptará una postura una vez que la analice el comité de huelga. Sin embargo, informó que este martes iniciarán un plantón frente a la sede de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a fin de que su titular, Agustín Carstens, atienda su petición de mejorar el salario tabular. “El dinero que se destina a las plazas de confianza o irregulares podría servir para mejorar el salario tabular de los trabajadores, pues los académicos, por ejemplo, registran un rezago importante en sus ingresos con respecto a sus pares de la UNAM, el Colegio de México y la Universidad Pedagógica Nacional”. En respuesta a los señalamientos que la víspera hicieron autoridades de la UAM, la lideresa descartó que la huelga obedezca a motivaciones ajenas al ámbito laboral: “exhortamos a las autoridades universitarias a no involucrarse en la vida interna del SITUAM; todas las decisiones las ha tomado el sindicato a través de sus órganos de decisión, como es el caso del comité de huelga”, refirió. Hurtado descartó que la UAM pudiera desconocer el movimiento de huelga. “Estamos cumpliendo en forma y tiempo; intentar desconocer la huelga sería un agravio para los trabajadores, no sólo para los de la UAM, sino en general, como sucedió en el caso de los mineros”. Hurtado dijo que es “impredecible” fijar una fecha para el retiro de las banderas rojinegras, pero de continuar el conflicto laboral acudirán a la Cámara de Diputados el próximo 7 de febrero, así como a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Rechaza dirigente que la huelga responda a conflictos de tribus gremiales

Acuerdan UAM y sindicato reunirse hoy en la STPS para establecer mesa de diálogo
La universidad no puede retirar oferta de prestaciones sociales y “sólo mantener la económica” Laura Poy y Patricia Muñoz 6/febrero/2008 Mantas de protesta en la UAM Xochimilco, después de cinco días de que estalló la huelga Foto: Carlos Ramos Mamahua
Ampliar la imagen

Después de cinco días del estallamiento de la huelga en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), las partes en conflicto acordaron reunirse hoy en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para intentar restablecer una mesa de negociaciones, luego del rompimiento del diálogo, el pasado primero de febrero. En respuesta a la demanda pública del Sindicato Independiente de Trabajadores de la UAM (SITUAM) para sentarse a negociar de forma “inmediata e incondicional”, autoridades de esa casa de estudios informaron en un comunicado que propusieron un encuentro en las instalaciones de la STPS para retomar un “diálogo constructivo que permita analizar y, en su caso, solucionar de manera razonable cualquier tema de naturaleza laboral”. Sin embargo, autoridades universitarias insistieron en que la UAM “no es responsable de la huelga”, ya que hubo en la mesa “condiciones suficientes para no llegar a este extremo que afecta a los miembros de la comunidad”. En tanto, Hermelinda Hurtado Guzmán, dirigente del SITUAM, afirmó que tras el retiro de la oferta presentada inicialmente por la representación de la universidad, que sólo mantiene la propuesta de incremento de 4.25 por ciento directo al salario y 1.2 en prestaciones (retira oferta de bono único por mil 500 pesos a trabajadores administrativos con antigüedad de más de un año y reapertura del Centro de Desarrollo Infantil número 3), “siguen abiertos al diálogo y a la negociación”, aunque reiteró que una institución universitaria que representa grandes valores “no puede caer en ese tipo de actitudes, cuando lo que se requiere es mostrar mayor voluntad de diálogo”. Por la mañana, tras entregar en Palacio Nacional una carta dirigida al titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens, en la que demandan revisión del tabulador salarial de la institución, aseguró que la decisión de estallar el paro fue del Comité de Huelga, máximo órgano de decisión del sindicato, por lo que rechazó nuevamente que sea resultado de un conflicto entre distintos grupos políticos en el gremio universitario.

Destacó que en el SITUAM, “como en cualquier otro gremio del país, existe pluralidad de ideas, no tribus”. Asimismo, afirmó que las autoridades universitarias “meten las manos” en asuntos internos del sindicato al hacer señalamientos sobre la participación de las corrientes políticas en el estallamiento de la huelga. En tanto, Tomás Liceo Hernández, secretario de prensa y propaganda del gremio, afirmó que la reunión convocada para este miércoles en la STPS es para “establecer las reglas del juego y determinar cómo vamos a regresar a una mesa de diálogo, pues el mandato del Comité de Huelga es ratificar en su totalidad el pliego petitorio presentado ante las autoridades universitarias y comenzar de cero las negociaciones”. De acuerdo con información de la STPS, la cita fue hecha para las 11:30 de la mañana mediante la Unidad de Funcionarios Conciliadores. Considera que el encuentro podría permitir encontrar acuerdos para levantar la huelga, estallada en esa casa de estudios el pasado primero de febrero a las 23:00 horas. La dependencia recordó que por medio de su unidad de conciliación pudieron alcanzar acuerdos y resolver los emplazamientos a huelga instituciones como El Colegio de México, el cual tiene dos sindicatos –uno de trabajadores y otro de profesores e investigadores–, los cuales obtuvieron un incremento salarial de 4.25 por ciento; el Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma Chapingo, que en un mismo día resolvió su paro, con un aumento también de 4.25 por ciento.

Descarta UAM ayuda externa para resolver huelga
Sabado 29 de Marzo de 2008

El rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), José Lema Labadie, descartó que la institución solicite ayuda externa para resolver la huelga iniciada hace 58 días. Entrevistado en el marco de una concentración en las afueras del Palacio de Bellas Artes que reunió a alumnos, maestros y trabajadores en demanda del retorno a clases, señaló que la institución debe resolver por sí sola la situación que atraviesa actualmente. Reconoció que la situación es crítica, pero confió en que el conflicto se resuelva en breve. Interrogado respecto a si el trimestre está perdido, comentó que esa decisión la toma el Consejo Académico, instancia encargada de ofrecer las alternativas necesarias en caso de que se retomen pronto las clases. Se pronunció contra las clases extramuros al considerar que no es posible responder con ilegalidad a la situación que vive la UAM actualmente. En el acto convocado por Fundación UAM, el rector destacó la importancia de que se encuentren alternativas para superar la huelga, en virtud de que las universidades públicas tienen una gran responsabilidad con la educación de los mexicanos. Reconoció que las negociaciones con el Sindicato Independiente de Trabajadores de la UAM han sido complicadas y accidentadas, por lo que la casa de estudios ha ofrecido todo lo posible y reiteró su llamado a que se analicen los ofrecimientos. A su parecer, desde hace 30 años un gran número de jóvenes busca dónde estudiar y la UAM se esfuerza para tratar de albergar al mayor número posible de estudiantes, por lo que se pronunció por un incremento en la oferta de espacios para jóvenes. En México debe entenderse que las universidades públicas son indispensables, pero frágiles, por lo que se les debe proteger y apoyar para que puedan seguir adelante, enfatizó Lema Labadie. Los asistentes al acto recordaron que son 45 mil los estudiantes afectados por la huelga y alertaron sobre el riesgo de que por ella los empleadores no acepten a egresados de la UAM en plazas laborales.

Reconoce UAM alto costo de la huelga
Sabado 5 de Abril de 2008

El secretario general de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Javier Melgoza Valdivia, señaló que la huelga en esa casa de estudios ya terminó y tuvo un costo muy alto "pues todo mundo perdió: la institución, la comunidad estudiantil y la investigación". En entrevista en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Melgoza Valdivia puntualizó que el colegio académico resolverá en los próximos días los ajustes al calendario escolar "no sólo del trimestre sino de todo el año". Aseguró que "hay oportunidad de recuperar el tiempo perdido por el paro de labores que duró 64 días, a partir de una revisión completa de las actividades de todo el año". Precisó que los cerca de cinco mil trabajadores de la institución aceptaron el incremento salarial de 4.25 por ciento y 1.2 en prestaciones, así como el pago de un bono por única vez de dos mil 500 pesos y 50 por ciento de salarios caídos. El funcionario indicó que la institución se vio expuesta a una suspensión de actividades muy prolongada y se vio detenida la comunidad estudiantil de aproximadamente 45 mil alumnos y la investigación". Sin embargo, afirmó, la UAM está por encima de esa situación y seguramente saldrá adelante ya que la población estudiantil está acostumbrada a un ritmo de trabajo muy intenso y demandante, además de que se tiene una planta académica muy vigorosa. Melgoza Valdivia comentó que por el momento no se pude hacer una cuantificación de las pérdidas económicas por ese paro, "pero seguramente son incomensurables, ya que la investigación para atender problemas de epilepsia, de detección de cáncer de mama, de problemas sociales, se vio afectaa y eso no tiene precio". El secretario general de la casa Abierta al Tiempo abundó que el pago del bono de dos mil 500 pesos para los cinco mil trabajadores tendrá un costo de cerca de diez millones de pesos. A su vez el pago de 1.2 por ciento en prestaciones equivale a 12 millones 230 mil pesos y el Sindicato Independiente de Trabajadores de la UAM (SITUAM) deberá exhibir a qué concepto se canaliza. También apuntó que el incremento de 4.25 por ciento se considera dentro del subsidio federal que recibe la institución educativa, por lo que ese gasto deberá ampliarse