You are on page 1of 4

TIPOS DE CANCHAS DE SECADO

CANCHAS DE SECADO CONVENCIONALES DE ARENA
En general, una cancha de secado convencional corresponde a un proceso natural, en
que el agua contenida en los lodos en removida por evaporación y filtración a través
del medio de drenaje de fondo. En este sistema no es necesario adicionar reactivos o
elementos mecánicos ya que está previsto un secado lento.
La finalidad de este es sistema es proveer la deshidratación de los lodos para reducir
su volumen a niveles de concentración adecuados para el posterior manejo en su
disposición final. En ningún caso se podrá aplicar sobre la cancha, lodo crudo o fresco,
debido a que estos pueden presentar serios problemas, como malos olores y
proliferación de insectos.
El lodo se deshidrata por drenaje a través de unas capas de grava y de arena, la arena
por encima de la grava, y por evaporación desde la superficie expuesta al aire, luego
es recogida por ductos perforados para ser luego conducidos al cuerpo receptor final.
Como la mayor parte del agua es extraída por drenaje, es muy importante disponer de
un sistema de drenaje adecuado. Estos conductos deben colocarse adecuadamente y
cubrirse con grava gruesa o piedra machacada.
Las tuberías de conducción del lodo a las canchas deben estar diseñadas para una
velocidad de, por lo menos, 0,75 m/s. Normalmente, se utilizan tuberías de fundición o
de plástico. Se deben tomar medidas para permitir la limpieza de las conducciones y,
caso de ser necesario, para evitar que se hielen en climas fríos. Para desviar el caudal
de fango hacia la cancha elegida, es necesario disponer de arquetas de distribución
El lecho de arena debe tener un espesor de 200 mm a 300 mm, con un cierto espesor
adicional para compensar las pérdidas que se puedan producir durante las
operaciones de limpieza. Los lechos de arena de mayores espesores ralentizan el
proceso de drenaje. La arena no debe tener un coeficiente de uniformidad superior a 4
y debe tener un tamaño efectivo de grano comprendido entre 0.3 mm y 0.75 mm.
La superficie de secado se divide en canchas individuales de aproximadamente 6 m
de ancho por 30 m de longitud o de dimensiones tales que el ciclo de carga normal
permita el llenado de una o dos de ellas. Las separaciones interiores suelen consistir
en dos o tres tablones creosotados y están colocadas una encima de la otra, hasta
una altura de 380 mm a 460 mm, apoyadas en las ranuras de unos postes de
hormigón prefabricados. Las paredes perimetrales pueden ser de igual construcción, o
bien ser terraplenes de tierra en el caso de canchas descubiertas, pero convendrá que
los muros de la cimentación sean de hormigón caso de que las canchas sean
cubiertas.

. Se formara una camada cada vez más pobre en agua. este es distribuido sobre toda la superficie del lecho permeable. Por lo expuesto anteriormente. concentración de solidos volátiles y calidad bacteriológica. El operador llevara un registro diario del nivel de descenso. a fin de determinar posteriormente el tiempo que demora el lodo en deshidratarse. en la superficie se comenzara a ver la formación de grietas. se llevara un control de su composición en cuanto a su contenido de humedad. A partir de este punto. El tiempo para secado completo variara de acuerdo a las condiciones climáticas y meteorológicas imperantes al momento de llevar a cabo la extracción de lodos. consistente en una verificación visual del escurrimiento del líquido percolado hacia la red de desagüe de la planta de tratamiento. Una vez depositado. es aconsejable programar la extracción en épocas de altas temperaturas. Pasado este primer periodo de drenaje. y para evitar las salpicaduras y la erosión de la arena. hasta que la parte concentrada de solidos se deposita sobre el lecho. con lo cual se observara una reducción del volumen. el secado seguirá básicamente por medio de la evaporación. debido a que la mayor parte del agua libre puede removerse en menos de un día. permitirá acelerar el proceso de evaporación porque aumenta la superficie expuesta al aire. No se deberá esparcir lodo en la cancha cuando este ya contenga una carga anterior en fase de secado. el control operativo a llevar a cabo en la cancha de secado se centra en las siguientes actividades:   Control de drenaje del fondo del lecho. la camada de agua que queda debajo del lodo comienza a drenar.Fig: Cancha de secado Operación La deshidratación o secado comienza con la descarga del lodo. El operador deberá controlar que a través de la tubería de desagüe fluya el efluente percolado del dren. Este proceso sumado a la remoción manual con arqueta o rastrillo. enfrente de las salidas del lodo se colocan unas placas deflectoras para favorecer la distribución de aquél sobre la superficie de secado. Control de seguimiento y medida del descenso de la capa de lodo. Simultáneamente.

Además el apilamiento de los lodos no deberá exceder una altura de 2 m. Fig: Capas de grava y arena sobre la que se colocara el lodo húmedo Mantenimiento del lecho de secado En cuanto al mantenimiento del lecho. se deberá prevenir el crecimiento de vegetales de todo tipo. El lodo seco posee una textura gruesa y agrietada y es de color negro o marrón oscuro. Las canchas descubiertas se suelen utilizar en los casos en los que se dispone de una superficie adecuada y suficientemente aislada como para evitar las quejas provocadas por la generación ocasional de olores. por arena nueva de igual a la calidad a la señalada en el proyecto. Igualmente. es del orden del 60%. El contenido de humedad. Las canchas de secado descubiertas deben ubicarse en emplazamientos que disten un mínimo de 100 m de edificios y urbanizaciones. Fig: Fango secado naturalmente . o mediante una pala rascadora o cargador frontal. La extracción del lodo se realiza manualmente con palas. después de 10 a 15 días en condiciones favorables. este consistirá en reemplazar la arena perdida durante la remoción del lodo seco. toda la capa de arena debe reemplazarse por una capa de arena de una granulometría mayor en cuanto a la gradación y tamaño efectivo. el lodo se podrá extraer de las canchas después de que se haya secado y drenado suficientemente para ser paleable. es necesario adoptar las medidas adecuadas para permitir el desplazamiento de los camiones a lo largo de los lechos. Para facilitar esta operación. carretillas o camiones. En el caso eventual en que toda la capa muestre una tendencia a colmatarse.Finalmente.

seguida de la introducción del lodo líquido sobre la capa de agua. La zona de secado la constituye un 40% a 60% de la superficie del tambor.CANCHAS DE SECADO SECADAS AL VACIO La filtración al vacío cumple con el propósito de remover el contenido de humedad de una masa de lodo. el filtro vacío que es un tambor cilíndrico. CANCHAS CON MALLA DE ALAMBRE Este tipo de canchas tienen un fondo e instalaciones para inundarlos con una capa poco profunda de agua. Para este caso. El vacío aplicado a la sección sumergida del tambor hace que el filtrado pase a través del medio y se forme la torta. la caída de presión se provee creando un vacío sobre un lado del medio poroso y para ello. . CANCHAS DE SECADO PAVIMENTADOS Estas canchas poseen una faja central de arena para drenado con o sin cubierta. rota parcialmente sumergida en un tanque de almacenamiento de lodo acondicionado. se acciona la válvula que expone la superficie del tambor a la presión atmosférica y la torta es separada del medio y conducida al sitio de disposición final o posterior tratamiento. Al final del ciclo.