You are on page 1of 1

Mi aprendizaje durante estos cuatro talleres, en este proceso de formación, ha

sido gradual y en forma enriquecedora hacia mi quehacer docente, ya que me
ha proporcionado diversas y valiosas herramientas que me han permitido
fortalecer mi práctica dentro del aula, con excelentes resultados que se han
visto reflejados en el rendimiento y la actitud de mis estudiantes, a los cuales
los pude realmente “descubrir”, en cuanto a sus problemáticas que presentan
debido a sus entornos sociales, los factores económicos y familiares que les
afectan.
Por otra parte también el aprender a identificar las diferentes inteligencias
múltiples y los estilos de aprendizaje que de manera individual y muy
particular presenta cada estudiante, fue un factor de gran impacto para lograr
el desarrollo de sus habilidades y la adquisición de saberes y conocimientos
que de otra forma hubiesen tardado más tiempo en lograrse o que tal vez no
se hubiesen logrado.
El ambiente de aprendizaje emocionalmente seguro dentro del aula, me
permitió desarrollar la autoconfianza y el empoderamiento de mis estudiantes
dentro del salón de clases y el taller, dentro de un clima de cordialidad,
respeto, confianza y entusiasmo, siendo todo esto sumamente motivante para
ambas partes, durante el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Por último, la lógica epistémica me permitió el desarrollar la capacidad crítica y
reflexiva de los estudiantes a través de apreciar y analizar distintos enfoques,
puntos de vista y perspectivas en forma conjunta, colaborativa y cooperativa
entre grupos de estudiantes, logrando así que llegaran a alcanzar la capacidad,
habilidades y adaptación suficientes para trabajar de forma emprendedora y
exitosa en el aprendizaje basado en proyectos.