You are on page 1of 6

Pongamos de manifiesto nuestro adelantamiento

W01 1/8
“Reflexiona sobre estas cosas; hállate intensamente ocupado en ellas,
para que tu adelantamiento sea manifiesto a todos.” (1 TIMOTEO 4:15.)
PENSEMOS en nuestra fruta favorita: el melocotón, la pera, el mango o cualquier
otra. ¿Sabemos cuándo está madura y lista para ser consumida? Seguramente.
Su aroma, color y tacto nos dicen que va a estar deliciosa. En el momento en que
introducimos un pedazo en la boca, quizá dejemos escapar un suspiro de satisfacción.
¡Qué sabrosa! ¡Qué dulce! Comerla nos produce un inmenso placer.
2

Esta experiencia sencilla, pero agradable, se parece a las que tenemos en otros
campos de la vida. Por ejemplo, la madurez espiritual también se manifiesta de
diversas maneras. La reconocemos cuando observamos en una persona
discernimiento, perspicacia y sabiduría, entre otras cualidades (Job 32:7-9). No cabe
duda de que es un placer relacionarse y trabajar con quienes evidencian dichas
cualidades en sus actitudes y acciones (Proverbios 13:20).
3

Por otro lado, hay quien ha alcanzado la madurez física, pero por lo que dice y
hace demuestra inmadurez emocional y espiritual. Por ejemplo, respecto a la
caprichosa generación de sus días, Jesucristo comentó: “Juan vino sin comer ni beber,
pero dicen: ‘Tiene demonio’; el Hijo del hombre sí vino comiendo y bebiendo, y
no obstante dicen: ‘¡Miren! Un hombre glotón y dado a beber vino’”. Aunque aquellas
personas eran maduras físicamente, Jesús indicó que actuaban como “niñitos”, es
decir, que eran inmaduras. Luego añadió: “De todos modos, la sabiduría queda
probada justa por sus obras” (Mateo 11:16-19).
4

De las palabras de Jesús deducimos que son las acciones y sus resultados lo que
indica que alguien posee sabiduría verdadera, una señal característica de la madurez.
El apóstol Pablo dio a Timoteo unos consejos al respecto. Tras enumerar lo que debía
buscar, le dijo: “Reflexiona sobre estas cosas; hállate intensamente ocupado en ellas,
para que tu adelantamiento sea manifiesto a todos” (1 Timoteo 4:15). En efecto, el
adelantamiento del cristiano hacia la madurez es “manifiesto”, es decir, claramente
perceptible. Como si de una luz brillante se tratara, la madurez cristiana no es una
cualidad interna ni escondida (Mateo 5:14-16). Examinemos, por tanto, dos importantes
maneras de poner de manifiesto el progreso y la madurez: 1) aumentando nuestro
conocimiento, entendimiento y sabiduría, y 2) produciendo el fruto del espíritu.
La unidad en la fe y en el conocimiento
5

Los diccionarios definen madurez como el estado de desarrollo completo de algo,
la circunstancia de hallarse en el estado o sazón oportunos para hacer la cosa de que
se trata o dar los resultados convenientes. Como dijimos al principio, una fruta está
madura cuando ha finalizado su ciclo natural de desarrollo, y cuando su apariencia,
color, aroma y sabor han alcanzado el estado que se considera deseable. Por tanto, la
madurez es sinónimo de excelencia, plenitud e incluso perfección (Isaías 18:5; Mateo
5:45-48; Santiago 1:4).

nos convirtamos en ‘hombres hechos’ y tengamos ‘la medida de estatura del Cristo’. El apóstol Pablo escribió lo siguiente a los cristianos de Éfeso: “Dio algunos como apóstoles. Hemos de esforzarnos por conseguir un entendimiento de la voluntad y el propósito divinos que sea lo más exacto y completo posible. la expresión “la fe” no se refiere a la convicción que profesa cada cristiano. hasta que todos logremos alcanzar la unidad en la fe y en el conocimiento exacto del Hijo de Dios. algunos como evangelizadores. No defiende sus opiniones personales ni se obstina en ellas. puesto que ha de mantenerse “la unidad”. su “anchura y longitud y altura y profundidad” (Efesios 3:18. con miras al reajuste de los santos. a un hombre hecho. tenemos que aprovechar todo lo que Jehová nos da mediante su organización para profundizar en Su Palabra. Hay unos cuantos puntos del consejo de Pablo que haremos bien en tomar en serio. Si tomamos constantemente el alimento espiritual que se suministra “al tiempo apropiado” mediante las publicaciones cristianas. el cristiano maduro debe estar en total armonía con sus hermanos en lo que se refiere a la fe y el conocimiento. aventados como por olas y llevados de aquí para allá por todo viento de enseñanza por medio de las tretas de los hombres. sino todos juntos”. algunos como pastores y maestros. sino a la totalidad de lo que creemos. pedir a Dios su ayuda y su guía. 4:5. 9 Segundo. Así. Un manual bíblico señala que el término “todos” no transmite el sentido de “uno a uno o por separado.6 Jehová Dios está muy interesado en hacer que todos los que lo adoran progresen hacia la madurez. algunos como profetas. En vez de eso. para obra ministerial. vemos la estrecha relación entre progresar hacia la madurez cristiana y lograr “la unidad en la fe y en el conocimiento exacto del Hijo de Dios”. 10 Tercero. y tampoco alberga ideas propias en cuanto al entendimiento bíblico. confía por completo en la verdad que revela Jehová Dios a través de su Hijo. 8 Primero. a la medida de estatura que pertenece a la plenitud del Cristo. Colosenses 1:23. para la edificación del cuerpo del Cristo. y “el esclavo fiel y discreto”. 7 Pablo indica en estos versículos que algunos de los motivos por los que Dios ha suministrado abundantes dádivas espirituales en la congregación son que ‘alcancemos la unidad en la fe y en el conocimiento exacto del Hijo de Dios’. Solo en tal caso no correremos el peligro de ser aventados como niños espirituales por las ideas y enseñanzas falsas. asistir con asiduidad a las reuniones cristianas y tener una participación plena en la predicación del Reino y la obra de hacer discípulos (Proverbios 2:1-5). a fin de que ya no seamos pequeñuelos. por medio de astucia en tramar el error” (Efesios 4:11-14). Jesucristo. . De hecho. No. Con ese fin hay que sacar tiempo para leer y estudiar la Biblia y las publicaciones bíblicas. Pablo introdujo su comentario sobre el objetivo triple del cristiano con las palabras “hasta que todos logremos alcanzar”. las reuniones y las asambleas. no cabe duda de que conservaremos “la unidad” en la fe y en el conocimiento con nuestros hermanos (Mateo 24:45). 2:7). para lo cual ha suministrado dádivas maravillosas dentro de la congregación cristiana. ¿cómo estaría un cristiano en unidad con sus hermanos si solo creyera u obedeciera cierta parte de “la fe”? De modo que no debemos conformarnos con saber cuáles son las enseñanzas fundamentales de la Biblia y tener un conocimiento vago o parcial de la verdad.

la expresión “el fruto del espíritu” implica que estas cualidades no son consecuencia de un intento por desarrollar el carácter o mejorar la personalidad. Tal como los árboles dan fruto cuando están bien . Por otro lado. como hemos visto. y eso es algo que todos podemos hacer (Salmo 97:11. 7:21-25). “Sigan andando por espíritu y no llevarán a cabo ningún deseo carnal”. Al contrario. Las “obras” son el producto de nuestras acciones. es “la senda”. En efecto. la madurez no es algo interno o escondido. Al crecer en sentido espiritual y seguir la guía del espíritu de Dios. En otras palabras: cada una de las obras de la carne que Pablo menciona es el resultado o bien de un esfuerzo consciente. y cosas semejantes a estas” (Gálatas 5:19-21). Este cambio visible es un claro indicio de que está adelantando hacia la madurez cristiana (Gálatas 5:22). Los cristianos maduros no deslumbran a los demás con su brillantez. Ahora bien. enemistades. sino que se caracteriza por cualidades claramente perceptibles que benefician y fortalecen a otras personas. Huelga decir que procurar el progreso espiritual es más que esforzarse por tener modales refinados. Adelantaremos en sentido espiritual si hacemos un esfuerzo constante por mantenernos al día con el entendimiento cada vez más radiante de la Palabra de Dios que Jehová concede a su pueblo. contiendas. sectas. y es posible que en ella sean evidentes algunas de las cosas que mencionó Pablo: “fornicación. tal como las distintas partes del cuerpo no consiguen su pleno desarrollo a menos que todo el cuerpo continúe teniendo un crecimiento satisfactorio”. altercaciones. conducta relajada. quien progresa en sentido espiritual va dominando poco a poco estas indeseables “obras de la carne” y dando cabida al “fruto del espíritu”. 119:105). 11 Queda patente por las palabras de Pablo que progresar en sentido espiritual no significa tan solo llenar la cabeza de conocimiento y gran saber. o bien de la influencia de la carne caída (Romanos 1:24. 13 El apóstol pasó a hacer una lista de “las obras de la carne”. The Interpreter’s Bible hace esta observación: “Nadie que se aísle alcanzará la plenitud del logro espiritual. sino de la actuación del espíritu de Dios en la gente.En otras palabras: cada uno de nosotros debe hacer un esfuerzo razonable por lograr la meta de la madurez cristiana junto con toda la hermandad. borracheras. inmundicia. práctica de espiritismo. Manifestemos “el fruto del espíritu” 12 Tan esencial como “alcanzar la unidad en la fe y en el conocimiento exacto” es manifestar el fruto del espíritu de Dios en todo aspecto de la vida. idolatría. la Biblia dice que “la senda de los justos es como la luz brillante que va haciéndose más y más clara hasta que el día queda firmemente establecido” (Proverbios 4:18). ¿Por qué? Porque. 28. que son numerosas y “manifiestas”. diversiones estrepitosas. 14 Fijémonos en dos expresiones: “las obras de la carne” y “el fruto del espíritu”. celos. Pablo recordó a los cristianos efesios que era “con todos los santos” con quienes debían procurar comprender lo que abarca la fe (Efesios 3:18a). envidias. no la persona. mantenerse al día significa avanzar. Las costumbres del mundo moldean la vida de las personas antes de que lleguen a valorar los requisitos divinos. nuestras actitudes y acciones experimentarán una extraordinaria transformación. dijo el apóstol Pablo (Gálatas 5:16). divisiones. la que “va haciéndose más y más clara”. arrebatos de cólera. En este caso.

todos esos nuevos discípulos han de “[seguir] andando en unión con [Cristo]. gozo. queda clara la necesidad de pasar adelante a la madurez (Filipenses 3:16. quien hace posible que alcancemos la madurez espiritual. a fin de que eso sea una fuente constante de gozo y alabanza para Jehová. benignidad. También deberíamos estudiar con asiduidad la Palabra de Dios y meditar sobre ella. Sus seguidores dieron gloria a Jehová tanto mediante el fruto del espíritu como mediante el fruto del Reino de su ministerio (Hechos 11:4. 16 La lección valiosa que nos enseña este análisis de Pablo es que nuestro objetivo al tratar de lograr la madurez cristiana no es adquirir grandes saberes ni cultivar una personalidad refinada. La noche antes de que lo mataran. Jehová. sino conseguir que el espíritu de Dios fluya con libertad en nuestra vida. 18 Hoy día. sin duda.atendidos. Adelantemos para la gloria de Dios 17 El que pongamos de manifiesto nuestro adelantamiento resultará a la larga. Colosenses 3:10). fe. paz. seremos maduros en sentido espiritual. así como dejar que sus principios guíen nuestra relación con el semejante y las decisiones que tomamos. Hebreos 6:1). gran paciencia. bondad. es fundamental que demos atención a todas ellas. regocija el corazón del Creador (Proverbios 27:11). Así reflejaremos más plenamente la personalidad cristiana en nuestra vida (1 Pedro 2:12. En la medida en que nuestros pensamientos y acciones respondan a la dirección del espíritu santo. Llevamos varios años viendo que cada doce meses se bautizan en símbolo de dedicación a Jehová unos trescientos mil nuevos discípulos. Como consecuencia. Todas las cualidades citadas —amor. lo cual nos alegra y. aunque tal vez nos demos cuenta de que algunas de las cualidades son más evidentes en nuestra vida debido a nuestra personalidad e inclinaciones. 15 Analicemos también el hecho de que Pablo utilice la palabra “fruto” para englobar todas las cualidades deseables que menciona. Por un lado están los recién bautizados: ¿asumirán la difícil tarea de luchar para que ‘su adelantamiento sea manifiesto a todos’? Por el otro se encuentran los que llevan algún tiempo en la verdad: ¿asumirán la responsabilidad de cuidar del bienestar espiritual de los nuevos? En cualquier caso. El espíritu no produce diversos frutos para que escojamos el que más nos guste. que ustedes sigan llevando mucho fruto y demuestren ser mis discípulos” (Juan 15:8). No hay duda de que en tal caso se verá con claridad nuestro adelantamiento. 21). y juntas hacen posible la nueva personalidad cristiana (Efesios 4:24. . no en nuestra gloria y alabanza. Jesús dijo a sus discípulos: “Mi Padre es glorificado en esto. 18. Ahora bien. manifestaremos el fruto del espíritu cuando el espíritu santo fluya libremente en nuestra vida (Salmo 1:1-3). Por consiguiente. 7). apacibilidad y autodominio— son igual de importantes. que lleva a cabo una siega espiritual a nivel mundial. arraigados y siendo edificados en él y siendo estabilizados en la fe” (Colosenses 2:6. el pueblo de Dios tiene ante sí un reto. lo cual implica asistir fielmente a las reuniones cristianas y participar en ellas. ¿Cómo logramos este objetivo? Tenemos que abrir la mente y el corazón a la influencia del espíritu de Dios. Jehová bendice a su pueblo. 13:48). sino en la de nuestro Padre celestial.

Persiste en estas cosas. ¿Qué revela sobre la madurez la descripción que hizo Jesús de sus contemporáneos? 4. Explique el sentido que da Pablo en su carta a los Efesios a la expresión “la fe”. 10. pues haciendo esto te salvarás a ti mismo y también a los que te escuchan” (1 Timoteo 4:16). ¿Qué cambio indica con claridad que estamos progresando? 14. ¿Recuerda usted? • ¿De qué maneras se pone de manifiesto la madurez espiritual? • ¿Qué clase de conocimiento y entendimiento refleja madurez? • ¿Cómo indica progreso espiritual la manifestación del “fruto del espíritu”? • ¿Qué reto debemos aceptar al pasar adelante a la madurez? [Preguntas del estudio] 1. ¿De qué maneras se ponen de manifiesto el progreso y la madurez? 5. ¿Por qué es esencial que manifestemos el fruto del espíritu al procurar progresar en sentido espiritual? 13. Explique estas dos expresiones: “las obras de la carne” y “el fruto del espíritu”. Si somos diligentes en poner de manifiesto nuestro adelantamiento. Recordemos las animadoras palabras que Pablo escribió a Timoteo tras instarle a progresar: “Presta constante atención a ti mismo y a tu enseñanza. ¿Cómo se define madurez? 6. ¿Cómo se pone de manifiesto la madurez. ¿Qué significan las palabras de Efesios 4:13 “hasta que todos logremos alcanzar”? 11. ¿Por qué es importante prestar atención a todos los aspectos del “fruto del espíritu”? 16. a) ¿Qué demuestra que Jehová está muy interesado en que todos los que lo adoran progresen hacia la madurez espiritual? b) ¿Con qué está íntimamente relacionada la madurez espiritual? 8.19 A los que se esfuerzan por poner de manifiesto su adelantamiento les aguardan bendiciones maravillosas. 15. a) ¿Qué no significa progresar espiritualmente? b) ¿Qué hemos de hacer para progresar? 12. también nosotros disfrutaremos del privilegio de glorificar el nombre de Dios y gozaremos de sus bendiciones. ¿Cómo sabemos cuándo una fruta está madura y lista para ser consumida? 2. y qué efecto tiene en las relaciones personales? 3. y cómo lo alcanzaremos? . 7. ¿Qué se precisa para alcanzar “la unidad” en la fe y en el conocimiento exacto? 9. ¿Cuál es nuestro objetivo al procurar conseguir la madurez cristiana.

a) ¿Qué gozosa recolección tiene lugar hoy? b) ¿Qué reto plantea esta recolección? 19. ¿Qué relación hay entre progresar y glorificar a nuestro Padre celestial? 18. ¿Qué privilegio y bendiciones obtendremos si ponemos de manifiesto nuestro adelantamiento? .17.