You are on page 1of 1

EL EXISTENCIALISMO, COMO BUSQUEDA DE LA VERDAD.

El uso del existencialismo para llegar a una mejor convivencia, y a una mejor
sociedad con criterio, justicia y libertad.
El existencialismo es una corriente filosófica la cual surgió hacia la tercera década
del siglo en Alemania, esta se da gracias a un periodo de crisis de conciencia a
nivel social y cultural, dada por guerras de la época; surgió tras las la primera
guerra mundial y tuvo un resurgimiento tras las segunda guerra mundial.
El existencialismo busca la verdad de una forma personal, manteniendo la libertad
y la conciencia de cada individuo sin perder su esencia. Es una rama donde es el
individuo en el mundo y no se encuentra una verdad absoluta, dejando de lado la
sociedad y las demás verdades, ya que según esta dice la vida no es mecánica;
encontrando por sí mismo la verdad sobre s ida y tomando las riendas de su
destino. Alejándose de la ciencia y las verdades absolutas las cuales critica ya que
el hombre deja de actuar como humano pues la pierde ya que empieza a actuar
de manera mecánica.
El existencialismo, como relación hombre mundo, "lucha contra toda concepción
del hombre que le considere independiente de sus relaciones con el mundo, como
alma pura, conciencia pura, yo puro o espíritu puro".
Para los existencialistas el hombre es una realidad, el cual debe buscarse y
realizarse mediante constantes contradicciones sobre la realidad, aprendiendo por
sus propios medios y experiencias cada persona.
Pero la libertad de cada persona se encuentra limitada según Sartre, quien dijo “Mi
libertad se determina dónde empieza la de los demás”, dejando claro que cada
hombre es libre, pero tiene que respetar a la libertad y forma de vida de los
demás.
Otra teoría o propuesta que propone el existencialismo es vivir el presente, el
hombre es un ser en tiempo y espacio, solo se debe basar la vida en el momento
tal cual se está viviendo.
El existencialismo se permite al hombre construir su propio destino, al mismo
tiempo averiguar la verdad por sus propios medios la verdad, sin imponerle nada,
dejando que por sí mismo actué de forma correcta, respecto a sus actos, los
cuales vendrían siendo justificados, por su experiencia. Mientras si se le impone al
hombre la verdad y las reglas este no sabría por qué haría las cosas, ni tendría un
mínimo conocimiento sobre las cosas, por ende no actuaria de la forma correcta
que se le impone la mayoría de las veces, ya que se vería en la obligación de
hacerlo, llegando por s mismo a sus propias conclusiones y sus propias verdades
absolutas.