You are on page 1of 5

I

El origen del inquilinaje en la historiografía chilena

El primer historiador que nos dejo el cuadro de los inquilinos fue Claudio
Gay. Se trata –dice- del alquiler de pequeñas porciones de tierras de secano
a labradores pobres, a razón de una fanega por cada una que se siembra. La
relación se contrae libremente, por pactos verbales fijados por la costumbre,
que, por lo demás, suele variar de región a región, y aún de fundo en fundo.
El inquilino posee plena libertad de movimiento, aunque se marca
espontáneamente una tendencia hereditaria. Inicialmente sus labores eran
menores que los actuales.
El arrendatario o inquilino paga siempre un canon; por todo trabajo que
excede al convenio o la costumbre recibe un salario en dinero, pan, charqui
y papel para cigarros. El dueño paga raramente en dinero los jornales, tanto
a los inquilinos como a los peones, prefiriendo distribuir especies que tiene
en la pulpería.
Gay, a falta de toda investigación, dejándose llevar por una vaga
reminiscencia, cree que el inquilinaje procede de los indios de encomiendas
que, después de la abolición, se quedaron en las haciendas, sin poder
constituirse en trabajadores enteramente libres (comparándolo con el
feudalismo europeo).
Diego Barros Arana, el inquilinaje siempre lo vincula con la abolición de la
encomienda, pero añade que esos indígenas que se quedaron en las
haciendas se mezclaron con los mestizos, que formaban el grueso de la
población rural. Parece sugerir que el inquilinaje es una última
transformación de la encomienda, que pudiera haberse originado antes de
la abolición oficial en 1789-91.
II
Fuentes de la investigación

Nada bueno, aquí expone de a dónde sacó toda la info para llegar a su
hipótesis centra.

llamados al final. El dueño de la estancia alivia así el suministro de raciones y trata de fijar una fuente de trabajo dentro de su propiedad. que no confería posesión ni dominio. en sentido amplio. sin embargo. constituían una porción distinta. indios de “servicio personal”. araucanos vendidos “a la usanza” por sus parientes. En general las Visitas (oidores o de jueces en comisión) muestran al indio desprovisto de ganados. los indios de estancia el antecedente o la forma correspondiente al posterior inquilino? La tenencia de tierras con gravámenes de trabajo y la dependencia social constituyen. de la cual no se podía expulsarlo. indios de cualquier clase concertados o asentados mediante salario a servir en la tierra por plazos renovables de un año. por tanto. Hay yanaconas chilenos. El indio trasladado a las heredades de los españoles recibe en ellas una tenencia a fin de que procure su alimentación. a lo largo de siglos. dentro y fuera de América. ¿De dónde proceden los indios de chacras y estancias? Es una serie de grupos de acarreo. “yanaconas”. ¿Son. Todos estos grupos forman la masa de los indios de estancia. descendientes de los extraídos de su pueblo por cautiverio u otras formas. en cambio. ¿Cómo vive el indio de estancia? Tienen sus chacras y las hacen con bueyes y arados que les presta el encomendero. Entre ellos están los yanaconas peruanos. salvo los caballos de servicio. y sobre todo. especialmente si es casado. cuya nota común es que no están adheridos a pueblos o comunidades indígenas. como se llamaba hacía 1600 a los que han sido trasladados por grupos desde sus pueblos a las estancias de sus encomenderos. La tenencia indígena para los virreyes. era una recompensa del trabajo permanente del indio en la tierra del español. . rasgos constantes y demasiados generales. constituyeron durante los siglos XVI y XVII la forma más utilizada por los propietarios de proveerse con seguridad de mano de obra. pues. aucas o araucanos tomados en guerra. Era conferida como mera tenencia.III Tenencias de indios en las estancias de los españoles Las pequeñas tenencias de los indígenas dentro de las chacras y estancias de los españoles. él podía reducirse a su pueblo.

IV Prestamos de tierras Hacia mediados del siglo XVII. por tanto. El tenedor es fundamentalmente un trabajador rural carente de plena libertad de movimiento. Significa una tenencia que no da señorío sobre la cosa. . El carácter fluctuante del vocablo “préstamo” es interesante y revelador de que se trata de una situación no bien definida. se refiere a una cosa individualizada. pero otras veces. Las nuevas adquisiciones deben proceder de compraventas. se encuentran ya repartidas en mercedes y tienden a convertirse en compactas estancias. están en tránsito cada cierto número de años. sujeto a servicio personal o a tributo. dotes. cuando los estancieros adquieren una nueva tierra. es su carácter gratuito y eminentemente personal: se constituye en relación a la persona del prestario. una clase de pequeños tenedores sólidamente plantados en un lugar. pero con un matiz peculiar. no a toda ella. la tenencia aparece como un mero apéndice de la obligación de trabajar. es su carácter de arrendamiento. ***Estos caracteres son los que diferencian propiamente la tenencia del indio de estancia de las formas que constituyen el objeto de este estudio. de un régimen compulsivo o tutelar. sino grupos que. lindante con el arrendamiento. la explotación ganadera. Una diferencia importante respecto del arrendamiento formal por escritura pública es la ausencia de plazo. Lo que distingue el préstamo del loguero o arrendamiento. pues. desplazan a sus gentes de servicio. de modo que su situación es más precaria. El préstamo desempeña un papel importante en regiones ganaderas. cesa cuando este muere. Se refiere siempre a “pedazos” de tierra más o menos individualizadas por sus nombres. no a ésta en su totalidad. Pero se da una forma más accesible de tenencia que las fuentes del siglo XVII llaman “préstamo” o “emprestidio”. y salen cuando el dueño lo quiere.El indio de estancia está sujeto a desarraigos impuestos por los propietarios. Santiago y La Serena. El préstamo-comodato –que es lo que aquí nos interesa. El arriendo de chacras o de estancias supone capitales para el cannon. las zonas más importantes y codiciadas de las primeras ciudades chilenas. y objeto. Cuando las encomiendas salen de una familia. El rasgo distintivo de estas tenencias es su íntimo condicionamiento por el estatuto del indígena. de una estancia a otra. “arriendo”. donaciones y demás formas del Derecho Privado. No se forma. que tiene que devolverse en especie. Se refiere generalmente a partes o “pedazos” de una estancia. a partes de la estancia. las mejoras. herencias. al menos en parte.

y cuidar de que los ganados. la de custodiar sus límites. de rango inferior. Pero. y que antecede al proceso de creciente valorización del cultivo. sólo aparecen. que presenta un . sino con una tarea determinada e importante dentro de ella. es un mal crónico de las décadas que caen hacia mediados de siglo. peligro en permitir la radicación de gentes de confianza. El préstamo está ligado aquí al uso de una tierra que el dueño no puede explotar. La falta de solemnidad en su constitución trae consigo el que la denominación oscile en los documentos. de la época de la conquista. en el siglo XVII. que está atestiguado ya en los primeros años de la ciudad de Santiago por sus actas de cabildo. Préstamo. la importancia de los factores personales en la institución. no son sólo tenedores semigratuitos. raramente. y que despoblarán cuando el propietario quiera exigírselo. Es decisiva. no se extraviasen. Esencialmente ligado al escaso valor del suelo. sino que tienen ciertos cuidados dentro de la estancia. donde el agraciado está facultado para sacar leña y hacer pequeñas sementeras.el dueño quiere recuperar la tierra. El siglo XIII. cuando ya su estatuto se ha disuelto. No existe pues. que declararán a favor del estanciero en cualquier conflicto de deslindes. a causa de que éstos están sujetos a fijaciones y normas distintas. que andaban grandes distancias sin pastor. no puede medirse.Debemos recordar que en el siglo XVII se observa a menudo el abandono de una tierra por falta de gente de servicio. aprovechando así el trabajo del tenedor y afirmando su derecho inseguro. el préstamo es una institución que sigue a la época de las mercedes de tierra. Así. vacunos y caballares. a causa del mayor valor de la tierra. Supone por su estructura formal. Aquí encontramos otro aspecto fundamental del préstamo: no ya sólo como señal de posesión del estanciero. El préstamo sirve para la ocupación de tierras despobladas. Pero el asentamiento del beneficiario del préstamo le otorga todavía una posición muy distinta de los sirvientes e indios de servicio. etc). ya que constaba solo por papeles privados o verbalmente. debe haber sido allí excepcional frente al arrendamiento. la relación personal del tenedor en relación al dueño (hijo. Pero desde el momento que hay mejoras –como las que normalmente podían hacer un arrendatario corriente. El préstamo es un testimonio del momento intermedio. cierta gratuidad y precariedad. hermano natural. capaz de aplicarse a varias categorías sociales y circunstancias económicas. El préstamo conserva. en el siglo siguiente. Aparece como una forma jurídica singularmente flexible. casí simbólico. a fines del siglo XVII algunos beneficiados con el préstamo. El préstamo es aquí una forma de posesión a través de un tenedor precario. pues. compadrazgo. que pagan un canon de reconocimiento de dominio. En el siglo XVII no se encuentran préstamos a indios.

Los casos de plazo pactados son rarísimos. se puede mostrar fácilmente por la importancia creciente del canon.incremento de la población y del comercio y una mayor estratificación. Las tenencias aumentarán en cantidad e implicarán un rasgo de mayor dependencia. y se hace luego prácticamente exclusiva. Son indicios de la perduración del préstamo. Que el arrendamiento domina sin contrapeso sobre el antiguo préstamo. el vínculo personal que en el futuro será el predominante en la relación del tenedor al propietario. La tenencia es eminentemente precaria. V Incremento de las pequeñas tenencias y predominio del arrendamiento El nombre de la tenencia tiende a variar. todavía fluctúa el vocabulario entre “préstamo” y “arriendo”. . “estar con consentimiento de”. traerá un cambio. Siguen usándose las expresiones ligadas al préstamo como “dar una tierra”. La palabra arrendamiento ha tomado la delantera en las primeras décadas del siglo. que se prolonga hasta muy tarde en el siglo XVIII. Hacía 1700. pero ya sin incremento.

Related Interests