You are on page 1of 8

Colombia no es parte de CONVEMAR

Tarea de la Corte – Delimitación entre la plataforma continental y la zona
económica exclusiva nicaragüense y la plataforma continental y la zona
económica exclusiva generada por las islas colombianas – Derecho
internacional consuetudinario aplicable – Artículos 74 y 83 (delimitación
marítima) y Artículo 121 (régimen de islas) de la CONVEMAR reflejan el derecho
consuetudinario.
Solicitud de Nicaragua de una declaración sobre la conducta ilegal de Colombia
– La delimitación marítima de novo no concede a Nicaragua la totalidad de las
áreas que ella reclamaba – Solicitud infundada.
A. El tratado de 1928 40. El Artículo I del Tratado de 1928 establece lo
siguiente: “Artículo I 29 La República de Colombia reconoce la soberanía
y pleno dominio de la República de Nicaragua sobre la Costa de
Mosquitos comprendida entre el cabo de Gracias a Dios y el río San Juan,
y sobre las islas Mangle Grande y Mangle Chico en el Océano Atlántico
(Great Corn Island y Little Corn Island); y la República de Nicaragua
reconoce la soberanía y pleno dominio de la República de Colombia
sobre las Islas de San Andrés, Providencia, Santa Catalina y todas las
demás islas, islotes y cayos que hacen parte de dicho archipiélago de
San Andrés. No se consideran incluidos en este Tratado los cayos
Roncador, Quitasueño y Serrana, el dominio de los cuales está en litigio
entre Colombia y los Estados Unidos de América.”
B. Colombia, por su parte, reclama que su soberanía sobre el Archipiélago
de San Andrés tiene sus raíces en la Real Orden de 1803, cuando fue
puesto bajo la jurisdicción del Virreinato de la Santa Fé (Nueva Granada),
el cual ejerció efectivamente jurisdicción hasta la independencia.
Colombia sostiene por lo tanto que ella posee título original sobre el
Archipiélago de San Andrés con base en el principio del uti possidetis
juris, complementado por la administración del Archipiélago por el
Virreinato de Santa Fé (Nueva Granada) durante la época colonial.
C. 75. Colombia añade que Nicaragua no puede mostrar ninguna evidencia
de que haya tenido la intención de actuar como soberano sobre estas
islas, mucho menos de haber ejecutado un acto de naturaleza soberana
sobre ellas. Más aún, Nicaragua nunca protestó contra el ejercicio de
soberanía por Colombia sobre las islas a lo largo de un período de más
de 150 años.
Legislación y administración pública. En 1920 el Intendente (gobernador)
del Archipiélago de San Andrés sometió al Gobierno un informe relativo al
funcionamiento de la administración pública del Archipiélago por el período
transcurrido de mayo de 1919 a abril de 1920. El informe se refirió
específicamente a Roncador, Quitasueño y Serrana como colombianos y

Quitasueño y Alburquerque en 1893. Quitasueño y Roncador. En 1914 y nuevamente en 1924. En 1963 la Armada Colombiana tomó medidas para mantener el faro en el Cayo Este-Sudeste y en 1968 tomó medidas adicionales para la inspección y mantenimiento del faro en los Cayos Este-Sudeste así como aquellos en Quitasueño. el Prefecto de San Andrés y San Luis de Providencia otorgó un contrato relacionado con palma de coco en Alburquerque. En septiembre de 1871 el Prefecto de San Andrés y San Luis de Providencia emitió un decreto prohibiendo la extracción de guano de Alburquerque. en particular de Alburquerque. Quitasueño. Regulación de actividades económicas. 1949. Serranilla. En 1969 se realizaron dos . Desde 1946 Colombia ha estado involucrada en el mantenimiento de faros en los Cayos de Alburquerque y Este-Sudeste (Cayo Bolívar). En ejercicio de sus facultades legales y estatutarias. Roncador. el Congreso de Colombia expidió una ley autorizando a la rama ejecutiva a otorgar derechos para extraer guano y recolectar coco en Alburquerque. Serranilla. Roncador. Roncador y Quitasueño. Medidas de aplicación de la ley. Roncador y Quitasueño. En abril de 1871. El aviso enumeraba las formaciones del Archipiélago “en los cuales el Gobierno colombiano reclama jurisdicción territorial” e incluía “las islas de San Andrés y Providence [sic]”. Serranilla y Bajo Nuevo. 1916 y 1918. Este-Sudeste. Alburquerque y Courtown [Cayos del Este-Sudeste]”. En diciembre de 1871. Roncador. la Junta Directiva del Instituto Colombiano para la Reforma Agraria aprobó resoluciones fechadas el 16 de diciembre de 1968 y 30 de junio de 1969 relativas al régimen territorial. y los Bancos y Cayos conocidos como Serrana.formando parte integral del Archipiélago. 1896. para que pudiera visitar Roncador y Quitasueño con miras a frenar la explotación de guano. En noviembre de 1968 un buque de bandera de los Estados Unidos que estaba pescando en y alrededor de Quitasueño fue incautado por las autoridades colombianas con miras a determinar si estaba cumpliendo con las regulaciones de pesca colombianas. el Gobernador de las Islas Caimán emitió un Aviso del Gobierno informando a los buques pesqueros que la pesca en y la remoción de guano o fosfatos del Archipiélago de San Andrés estaban prohibidas sin una licencia del Gobierno colombiano. 39 Obras públicas. Bajo Nueva [sic]. 1967-1969 la Armada Colombiana visitó Serrana. Quitasueno [sic]. 1915. En 1937. Las autoridades colombianas concluyeron o terminaron contratos para explotación de guano en Serrana. En 1893 el gobernador del Departamento de Bolívar emitió un permiso para la explotación de guano y fosfatos en Serrana. Visitas navales y operaciones de búsqueda y rescate. Serrana. En 1892 el Ministerio de Finanzas de Colombia hizo arreglos para permitir el despacho de un buque al Prefecto de Providencia. Serrana y Roncador. En 1925 el Intendente de San Andrés y Providencia emitió un decreto para asignar fondos para cubrir los costos de alquiler de un buque para transportar personal administrativo a Quitasueño con el fin de capturar dos buques de bandera británica dedicados a la pesca ilegal de tortugas.

San Andrés. sino también que le pertenecía a Colombia”. memorandos. así como todas las otras islas. Como prueba del reconocimiento por Nicaragua de la soberanía colombiana sobre las formaciones insulares disputados. 86. Representación consular. Quitasueño y Serrana. 91. Providencia y Escudo de Veraguas. mediante el cual el Presidente de Francia determinó cuál era la línea de la frontera terrestre entre Colombia y Costa Rica y es hoy la frontera entre Costa Rica y Panamá. Santa Catalina. desde Serranilla y Bajo Nuevo hasta Alburquerque. bajo la denominación de Cantón de San Andrés. sin excepción. La Corte pasa ahora a la evidencia que Colombia sostiene que demuestra el reconocimiento del título por terceros Estados. antes e inmediatamente después de la celebración del Tratado de 1928 y la firma del Acta de 1930. Colombia observa que varios informes. . Según este Laudo: “En cuanto a las islas localizadas más lejos de la costa y situadas entre la Costa de Mosquitos y el Istmo de Panamá. esto es. Cayos de Alburquerque. en disputa entre Colombia y los Estados Unidos y que fue solamente en 1972 que Nicaragua por primera vez planteó reclamaciones sobre algunas de las formaciones comprendidas en el Archipiélago.operaciones de rescate en la inmediata vecindad de Albuquerque y Quitasueño. es decir Mangle Chico. queda entendido que el territorio de estas islas. Colombia se refiere a la reacción de Nicaragua ante el Laudo Loubet del 11 de septiembre de 1900. Colombia también sostiene que su soberanía sobre los cayos fue reconocida por la propia Nicaragua. Colombia afirma que en los mapas oficiales colombianos publicados hasta la fecha presente los cayos en disputa han aparecido siempre como parte del Archipiélago de San Andrés y por lo tanto como colombianos. le pertenece a los Estados Unidos de Colombia” Colombia argumenta además que Nicaragua no reclamó derechos sobre Roncador. islotes y bancos pertenecientes a la antigua Provincia de Cartagena. En relación con esto. Providencia y Roncador. Colombia le asigna especial valor a dos mapas oficiales publicados por su Ministerio de Relaciones Exteriores en 1920 y 1931. * * 42 92. Mangle Grande. En 1913 y en 1937 el Presidente de Colombia reconoció que la jurisdicción de funcionarios consulares de Alemania se extendía a las islas de San Andrés. 85. notas diplomáticas y otra correspondencia emanada del Gobierno británico confirma que “las autoridades británicas entendieron claramente no sólamente que el Archipiélago de San Andrés fue considerado como un grupo.

Serrana y Serranilla. Roncador. Las partes también concuerdan en que el derecho 49 aplicable en el presente case es el derecho internacional consuetudinario que se refleja en la jurisprudencia de esta Corte. Las partes concuerdan en que. el Tribunal Internacional sobre el Derecho del Mar (ITLOS) y los tribunales y cortes arbitrales internacionales.103. Quitasueño. En opinión de la Corte. Colombia alega que los pretendidos derechos de Nicaragua sobre una plataforma continental extendida hasta el borde externo del margen continental más allá de las 200 millas náuticas nunca han sido reconocidos o siquiera sometidos a la Comisión. Bajo Nuevo. La Corte nota además que al decidir sobre la admisibilidad de la nueva pretensión la Corte no se está ocupando de la cuestión de la validez de los fundamentos legales en los cuales se basa. esa pretensión surge directamente de dicha controversia. 2. aunque con una base jurídica diferente. Por lo tanto. dado que Colombia no es parte en CONVEMAR. Las partes concuerdan además que las disposiciones pertinentes de CONVEMAR que se refieren a las líneas de base del Estado costero y a su titularidad sobre zonas marítimas. es quien posee soberanía sobre las islas de Alburquerque. Habiendo considerado la totalidad de los argumentos y evidencia presentados por las partes. la pretensión sobre una plataforma continental extendida está comprendida en la controversia entre las partes relativa a delimitación marítima y no puede decirse de ella que transforma el objetomateria de la controversia. Lo que ha cambiado es el fundamento legal que se plantea para la pretensión (la prolongación natural en lugar de la distancia como fundamento de la pretensión de plataforma continental) y la solución que se busca (una delimitación de plataforma continental en contraste con la frontera marítima única) más que el objetomateria de la controversia. Más aún. únicamente el derecho consuetudinario puede aplicarse con respecto a la delimitación marítima solicitada por Nicaragua. En opinión de Colombia. La Corte concluye que la pretensión contenida en la conclusión final I (3) de Nicaragua es admisible. . 112. la Corte concluye que Colombia y no Nicaragua. Cayos del Este-Sudeste. la definición de la plataforma continental y las disposiciones relativas a la delimitación de la zona económica exclusiva y la plataforma continental reflejan el derecho internacional consuetudinario. la nueva pretensión sigue refiriéndose a la delimitación de la plataforma continental. la solicitud de Nicaragua de una delimitación de plataforma continental está infundada puesto que no hay áreas de plataforma continental extendida en esta parte del Mar Caribe debido a que no hay zonas marítimas que estén situadas a más de 200 millas del territorio más cercano de los Estados costeros.

la frontera que debe trazar la Corte debe confinar cada una de las tres islas a un enclave de 12 millas náuticas 170. Nicaragua sostiene que el área pertinente es toda la zona comprendida entre la costa nicaragüense. Nicaragua sostiene que los Cayos de Alburquerque. Serrana. Las partes difieren respecto de las titularidades que pueden generar las restantes formaciones marítimas. Roncador. Según Nicaragua. de CONVEMAR. Esta superposición existe hacia el oriente. Sin embargo. Sus diferencias con relación a Quitasueño son tales que la titularidad generada por Quitasueño será examinada en una sección separada (párrafos 181-183 más adelante). la frontera meridional del area pertinente está formada por las líneas de demarcación acordadas entre Colombia y Panamá y entre Colombia y Costa Rica ( Colombia considera que su soberanía sobre las islas impide cualquier reclamación de Nicaragua sobre espacios marítimos al oriente de las islas colombianas 168. esto es. que constituyen rocas que no tienen derecho a una plataforma continental o a una zona económica exclusiva . Tal como se explicó en la sección previa. Providencia y Santa Catalina. La Corte considerara ahora la extensión del área marítima pertinente. Las partes concuerdan en que San Andrés. hacia el oriente la titularidad marítima de las tres islas se extiende a una zona que está situada fuera de una línea de 200 millas náuticas desde las líneas de base de Nicaragua y por lo tanto queda por fuera del área pertinente tal como fue definida por la Corte. zona económica exclusiva y plataforma continental. esa titularidad se superpone con la titularidad de la costa continental de Nicaragua y las islas adyacentes a una plataforma continental de 200 millas y una zona económica exclusiva. Nicaragua sostiene que. con miras a lograr una solución equitativa. en el occidente. en el oriente.La Corte comienza por observar que la jurisprudencia que ha sido citada por Nicaragua en soporte a su pretensión de una delimitación de plataforma continental no incluye ningún caso en el cual se le haya pedido a una corte o tribunal determinar el límite externo de una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas. nuevamente a la luz de lo decidido con respecto a la pretensión de Nicaragua a una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas. 155. párrafo 3. y una línea situada a 200 millas náuticas desde la costa e islas de Nicaragua. así como hacia el occidente de San Andrés. Este-Sudeste. Serranilla y Bajo Nuevo caen todos bajo la excepción consagrada en el Artículo 121. En principio. Providencia y Santa Catalina tienen derecho a mar territorial. 169. esta titularidad puede extenderse hasta las 200 millas náuticas en cada dirección. En estas circunstancias.

la Corte observa que Nicaragua no ha notificado a la Corte ningún punto de base sobre su costa. La parte de Quitasueño que emerge sin duda sobre el nivel del mar en pleamar es un accidente minúsculo con una dimensión de apenas un metro cuadrado. Al delimitar las plataformas continentales y las zonas económicas exclusivas la Corte debe seleccionar puntos de base por referencia a la geografía física de las costas pertinentes” La Corte ha decidido ya que las islas adyacentes a la costa de Nicaragua forman parte de la costa pertinente y contribuyen a las líneas de base desde las cuales deben medirse las titularidades de Nicaragua a una plataforma continental y una zona económica exclusiva (ver párrafo 145). Cuando al establecerse puntos de base en formaciones insulares muy pequeñas se distorsiona la geografía pertinente. En lo que respecta a la costa colombiana. Little Corn Island y Great Corn Island. cuya considerable distancia de cualquiera de las otras islas colombianas significa que localizar un punto de base allí produciría un marcado efecto . Colombia. ha indicado en mapas la localización de los puntos de base que ella ha utilizado en la construcción de la línea media propuesta. Esta tarea exige que la Corte determine cuáles costas deben ser tomadas en cuenta y. Para tal fin. Cayo Ned Thomas. . Serrana es también un accidente comparativamente pequeño. ellas suministrarán todos los puntos de base para la construcción de la línea media provisional. un pequeño cayo al norte de Santa Catalina. en consecuencia. . varios puntos sobre la costa occidental de San Andrés y Providencia.La Corte comenzará con la construcción de una línea media provisional entre la costa nicaragüense y las costas occidentales de las islas colombianas pertinentes. por el contrario. la Corte considera que Quitasueño no debe contribuir a la construcción de la línea media provisional. las cuales están situadas frente a la costa nicaragüense. Como la Corte lo notó en el caso Delimitación Marítima en el Mar Negro: “En . En relación con esto. Roca Tyra. Esos puntos de base incluyen dos puntos en los Cayos de Alburquerque. Cayo Muerto. Dado que las islas están localizadas más hacia el oriente de la costa continental de Nicaragua. la Corte utilizará puntos 82 de base localizados en Edinburgh Reef. y varios puntos de base en Quitasueño. un punto de base en Low Cay. Sin embargo. Cayos Miskitos. qué puntos de base deben usarse en la construcción de la línea. 202. la delimitación de áreas marítimas que involucran a dos o más Estados la Corte no debe basarse únicamente en la selección de puntos de base hechas por una de dichas partes. aunque sin suministrar las coordenadas (ver gráfico No. 3: Delimitación reclamada por Colombia). es apropiado ignorar aquellos en la construcción de una línea media provisional Colombia no fijó un punto de base en Serrana. Aunque es más grande que Quitasueño. la decisión de la Corte de no fijar un punto de base en Quitasueño significa que debe considerar si hay que fijar un punto en Serrana.

Roncador. Cayos del Este-Sudeste. una de las cuales será preservada en los archivos de la Corte y las restantes copias serán transmitidas al gobierno de la República de Nicaragua y al gobierno de la República de Colombia. (2) Por catorce votos a uno.sobre el curso de la línea media provisional. (1) Por unanimidad. A la luz de lo anterior. En este contexto. la Corte considera que la pretensión de Nicaragua es infundada. 103 Hecha en los idiomas francés e inglés. Colombia plantea que la Corte debe rechazar la solicitud de Nicaragua de una declaración. respectivamente. Bajo Nuevo. respectivamente. * * 250. La Corte observa que la solicitud de Nicaragua sobre una declaración es formulada en el contexto de un procedimiento relativo a una frontera marítima que no había sido establecida antes de la decisión de la Corte. La Haya. La consecuencia de la Sentencia de la Corte es que la frontera marítima entre Nicaragua y Colombia a lo largo del área pertinente ha sido ya delimitada entre las partes. Adicionalmente. (6) Por unanimidad. Encuentra admisible la pretensión de la República de Nicaragua contenida en su conclusión final I (3) solicitando a la Corte juzgar y declarar que “la . por el contrario. el cual no tendría ninguna proporción con su tamaño e importancia. y un arco de círculo de 12 millas náuticas medido alrededor del Cayo de Serrana y otros cayos en su vecindad. La Corte considera también que no debe haber un punto de base en Low Cay. En opinión de la Corte. siendo el texto en iglés el que hace fé. a los diecinueve días de noviembre del año dos mil doce. en el Palacio de la Paz. Decide que la frontera marítima única alrededor de Quitasueño y Serrana seguirá. en tres copias. A este respecto. Serrana y Serranilla. un arco de círculo de 12 millas náuticas medido desde QS 32 y dede las elevaciones de bajamar localizadas dentro de las 12 millas náuticas desde QS 32. no debe fijarse un punto de base en Serrana. la Corte observa que la Sentencia no le atribuye a Nicaragua la totalidad del área que ella reclama y. Colombia alega que no hay evidencia de que ningún buque nicaragüense involucrado en la explotación de recursos naturales en las áreas al oriente del meridiano 82 ha sido amenazado o interceptado por Colombia. un accidente pequeño e inhabitado cerca a Santa Catalina. Rechaza la pretensión de la República de Nicaragua contenida en sus conclusiones finales solicitando a la Corte que declare que la República de Colombia no está actuando de conformidad con sus obligaciones bajo el derecho internacional al impedir a la República de Nicaragua el tener acceso a los recursos naturales al oriente del meridiano 82. Concluye que la República de Colombia tiene soberanía sobre las islas de Alburquerque. Quitasueño. (5) Por unanimidad. le atribuye a Colombia parte de los espacios marítimos con respecto a los cuales Nicaragua 101 busca una declaración sobre acceso a los recursos naturales.

Donoghue. Bennouna. Yusuf. Skotnikov. Sebutinde. Keith. . Jueces ad hoc Mensah. Jueces Abraham. dentro del marco geográfico y jurídico constituido por las costas continentales de Nicaragua y Colombia es una frontera de plataforma continental dividiendo en partes iguales las titularidades superpuestas sobre plataforma continental de ambas partes”. Greenwood. Cot. Vice-Presidente Sepúlveda-Amor. Cançado Trindade. Decide que no puede aceptar la pretensión de la República de Nicaragua contenida en su conclusión final I (3). EN FAVOR: Presidente Tomka. EN CONTRA: Juez Owada. (3) Por unanimidad. Xue.forma de delimitación apropiada.