You are on page 1of 2

LA INDEPENDENCIA DE HAITÍ

La independencia de Haití vino marcada por la sociedad de La Española, y
así una comunidad esclavista dedicada a la producción de azúcar y café.
Estaba controlada por dos potencias: Francia cuyo territorio es la actual Haití
y España cuyo territorio es la actual República Dominicana. En 1776 fue uno
de los territorios en independizarse; se delimitan las fronteras entre Haití, la
antigua parte francesa y República Dominicana, la antigua parte española,
pero estas no quedarán definitivamente marcadas hasta el Tratado de
Basilea, en 1795.
Con la Revolución francesa, en 1789, se extienden por toda la isla las ideas
de Libertad, Igualdad y Fraternidad. Será la idea de igualdad la que evoquen
los esclavos en sus reivindicaciones, sobre todo cuando estos se salen.
Toussaint se pone al frente de esta revuelta de esclavos y se hace con el
poder en 1795. Esto le convierte en el primer país con un Estado dirigido por
gente de color, en la historia occidental. Una de las primeras medidas que
toma es la abolición de la esclavitud. Para esta revolución cuenta con el
apoyo de Inglaterra, que controla los mares e impide a la flota francesa
prestar apoyo en Haití a las fuerzas leales.
La independencia de Haití supone entrar en guerra con Francia y, más tarde,
con España. Jacobo Dessalines I se proclama emperador y su lugarteniente
será Toussaint. Es el primer Estado independiente y de color. Después de 300
años de esclavitud, hubo un gran levantamiento negro en Haití que
finalmente triunfa y declara la independencia el 1 enero 1804. Haití se
convierte en precursora de la independencia americana.
Potencias europeas como España, Inglaterra, Francia y Holanda disputaron la
geografía del Caribe durante los siglos XVI y XVII. Desde la isla Tortuga,
situada frente a la costa norte de Haití, no tardaron en llegar los primeros
franceses quienes bajo el nombre de bucaneros se asentaron en la zona
(abandonada

por

los

españoles).

Luego

se

sumaron

filibusteros,

Burdeos y Nantes. Hacia fines del siglo XVIII la colonia concentraba alrededor de los dos tercios de los intereses comerciales franceses en el exterior y colaboró en el desarrollo de los puertos europeos de Marbella.contrabandistas y prisioneros fugados que fundaron Saint Domingue. JAQUEIRI JAQUEZ CÉSPEDES 2016-0089 .