You are on page 1of 1

Melancolía era un ser que solo vivía de aquellos momentos que nadie entendía

,
adquiriendo significado en constructos como la soledad y el aislamiento.
Muchas veces se le repudiaba, acusándola de ser la perpetradora de actos
atroces de los seres humanos en contra de sí mismos. Pero la verdad es que
ella solo acudía a quien le necesitase, en aquellos momentos en donde otra
compañía hubiese sido repudiada con facilidad, dando la oportunidad a quien
alojaba su presencia de centrarse en su mundo interno, permitiendo un poco la
conexión interior que todos anhelamos en algún momento, poniendo en
contacto al ser humano con emociones tan profundas y tan intensas que a
veces los destruyen, otras veces lo hacen alcanzar la inmortalidad. Es como un
elixir mágico, el cual al beberlo te causa un gran dolor, una gran agonía que
esperas soportar solo con la esperanza de que luego de haber pasado su
efecto, te sentirás en paz contigo mismo, alcanzando una especie de nirvana
en donde no hay apego a nada y solo está el ser. Es la magia detrás del efecto
trágico de las cosas. Aquellos que alcanzan la iluminación han pasado a su vez
por un trago de esta inexplicable copa, ese veneno que fortalece y hace
desaparecer las ilusiones. Solo los que lo sobreviven pueden ser llamados
sabios. Es el precio que hay que pagar para convertirse en maestro.