You are on page 1of 3

HISTORIAS DE LOS MARINEROS PALERMOS EN EL BUQUE ESCUELA

JUAN SEBASTIÁN DE ELCANO (VI)
El buque Juan Sebastián de Elcano arriba por primera vez al puerto de Huelva

El Buque Escuela Juan Sebastián de Elcano, fondeado frente al monumento a Colón en la Punta del Sebo
(Huelva).

En la mañana del domingo 1 de agosto de 1999, el Buque Escuela de la Armada
Española, Juan Sebastián de Elcano, visitaba Huelva por primera vez con motivo de la
celebración de las Fiestas Colombinas en el 507 aniversario del primer viaje de Colón.
El buque, que durante su navegación por el Canal del Padre Santo, estuvo acompañado
por numerosas embarcaciones de recreo, fondeó en la Punta del Sebo en espera de la
pleamar, debido a su gran calado, para poder atracar en el Muelle de Levante.
Elcano, procedente de Marín, arribo a Huelva para luego dirigirse a su base de
San Fernando (Cádiz), dando por finalizado el 70 Crucero de Instrucción. Elcano venía
al mando del comandante Constantino Lobo Franco, con 277 tripulantes y 95 invitados
que habían embarcado en Marín para venir a Huelva.
El buque, que visitó Huelva coincidiendo con el 125 aniversario de la creación
del Puerto de Huelva, fue recibido por el Almirante de la Zona Marítima del Estrecho,
Alfonso Mosquera Areces, el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez y numerosas
personalidades. El día 3 el Ministro de Defensa visitó la nave y fue recibido con 18
salvas de cañón.

1

Mientras estuvo fondeado frente al monumento a Colón, Elcano recibió una
visita muy especial, la de un grupo de antiguos marineros de reemplazo de Palos de la
Frontera que habían realizado el Servicio Militar en este buque, acompañados de varios
amigos, casi todos patrones de pesca.

Un marinero palermo gobernando el viejo pesquero.

La visita se empezó a fraguar en la puerta del Hogar del Pensionista de Palos de
la Frontera, y la idea surgió entre un grupo de marineros que habían “servido” —como
le llamaban antes al cumplimiento del Servicio Militar— en Elcano. Ante la anunciada
arribada a Huelva por primera vez en la historia de este buque, los marineros pensaron
en hacerle una visita por barco y arrimarse al casco para saludar a la tripulación. Frente
al Hogar del Pensionista se encontraba la oficina de La Caixa, donde trabajaba Ernesto
Pérez Domínguez, al que le solicitaron que los llevara desde Mazagón hasta la Punta del
Sebo en el Pero Vázquez, un barco de su propiedad, un viejo pesquero que había sido
reflotado. Ernesto accedió enseguida a su petición, pero ahora les quedaba resolver el
medio de transporte desde Palos al puerto deportivo de Mazagón y el de regreso a Palos
desde La Rábida.

2

El Pero Vázquez, junto al Juan Sebastián de Elcano.

Se pusieron en contacto con el Ayuntamiento, y la alcaldesa de entonces, Dª
Pilar Pulgar, contrató un microbús de la empresa Autocares Vázquez para ponerlo a su
disposición. Francisco Pérez Cumbreras, el propietario de los recreativos V Centenario,
aportó una arroba de vino, refrescos y frutos secos.
El Pero Vázquez se arrimó al casco de Elcano y el patrón le dijo a uno de los
mandos que a bordo de su barco llevaba a varios marineros que habían navegado en
Elcano y que querían saludar a la tripulación. El mando mandó formar la guardia en
cubierta, provocando una explosión de emoción que hizo llorar a todos los tripulantes
del Pero Vázquez. Fue un acto muy emotivo que nunca olvidarán.
Los marineros palermos desembarcaron en el muelle de La Rábida y se
dirigieron al Bar Plus Ultra, donde fueron invitados por su propietario, Carlos Salas
Gómez. Poco después regresaron a Palos en el microbús de Autocares Vázquez.
José Antonio Mayo Abargues
mayoabargues@gmail.com
Este artículo fue publicado el Periódico Palos Punto Cero en julio de 2016

3