You are on page 1of 1

Una jornada rutinaria

Sali de su casa llevado por la rutina de un da cualquiera, uno


ms entre las incontables jornadas de trabajo; camin sin desviarse
del trayecto callejero que realizaba todas las maanas, de siete a
ocho; arrib sin imprevistos a la fbrica de Tubos y Accesorios CxA,
puntual como siempre, fiel a su horario de entrada; labor ocho horas
usando los mismos gestos y habilidades de siempre, pareca un robot
mecanizado fiel a su programa; alcanz la produccin prevista de
todos los das, durante los ltimos veinticinco aos; finalmente, sali
del trabajo en la hora habitual de media tarde, pero, antes de retornar
a su casa, se march a resolver un imprevisto ldico de bajo perfil:
una pequea urgencia de las que a veces acontecen en la vida diaria.
Sin embargo, misterios agazapados!, la urgencia se convirti en
emergencia, la emergencia se super en transcendencia, la
transcendencia deriv en inconsciencia, la inconsciencia se deshizo
en avatares del Destino, y el Destino caprichoso lo arrastr sin
compasin hasta una situacin indita, adversa e irremediable: de
tumbo en tumbo por un paisaje desconocido Visto y no visto!
Desapareci sin dejar rastro.
No tuvo ya otra ocasin para incorporarse a la rutina de cada
jornada de trabajo como lo haba hecho a lo largo de toda su vida.

25 utzaila/julio 2016
Playa Corona (Panam Oeste)
Igandea/domingo
xabierpatxigoikoetxeavillanueva

PD. La RUTINA nace y florece en medio de las costumbres repetidas


durante muchos das, semanas, meses e incluso aos; pero la RUTINA
no es un regalo para siempre. Faltara ms!