ESCUELA Nº 319

“REPÚBLICA POPULAR
CHINA”
MONTEVIDEO
REPÚBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY

Bienvenidos…

En el mismo edificio funcionan
dos escuelas…

La nuestra transcurre de
13 a 17 horas

Los alumnos de tercero,

les presentamos nuestro
barrio: Unidad Casavalle

Este centro asistencial
depende del Municipio

Complejo de viviendas
construido hace treinta años

Cuartel de bomberos: una
necesidad debido a la
precariedad de los materiales
de construcción.

Uno de nuestros proyectos:
Escuela museo abierto a la
comunidad.

Pintura realizada por escolares
homenajeando a los
descendientes africanos

Zona de recreación frente a
nuestra escuela

A lo lejos se destaca la iglesia
del Cerrito construida en el
siglo XIX

Complejo habitacional creado
en 1959 para albergar víctimas
de una inundación.

Vagón de tren reciclado donde
se atiende a drogadictos en
recuperación

Calles estrechas donde sólo
circulan peatones

Maestra de clase reseña la
historia del barrio

Comienza nuestra recorrida

Viviendas muy próximas hacen
difícil la convivencia.

Camino sin pavimento.

Casas bajas, pocos recursos

Escuela de horario completo
8:30 a 16 horas funciona a un
kilometro de la nuestra.

Viviendas predominantemente
de madera

Alta densidad de población

Abuela frente a su casa
armada con lata.

Tendido precario de
iluminación eléctrica

Aquí se brinda merienda a los
niños más pobres.

Nicolás nos presenta su familia
y su hogar.

Abundan los perros como
mascotas.

Único ambiente donde habitan
ocho personas.

Cada mujer tiene un promedio
de cinco hijos.

Con carros tirados por caballos
se realizan tareas de reciclaje.
De esta actividad viven el 77%
de las familias.

Aquí se brinda educación y
alimentos a menores de cinco
años.

Club de encuentro para los
vecinos de la zona.

Falta de saneamiento agravan
los problemas de salud.

Vivienda en ruinas.

Antiguamente nuestro barrio
era zona de chacras.

Casa construida con troncos de
árboles.

Maestra directora visitando
hogares.

Camión cargado con: cartón,
plástico y metales

La ropa se lava a mano y se
seca al sol.

Ranchos de lata en un campo
sin luz, sin agua, sin
saneamiento, sin calles.

Pobreza extrema.

Algunos de nuestros alumnos
viven en estos ranchos.

Aquí viven familias con
necesidades básicas
insatisfechas.

Animales incorporados al
trabajo diario.

Reciclado de lanas, telas, hilos.

Interior de un lavadero textil
precario.

Obreros clasificando materia
prima.

Propietario del lavadero textil.

Humilde lavadora industrial.

Los niños aprenden sobre el
funcionamiento de las
máquinas.

Hilo lavado pronto para
procesar.

Las paredes de la fábrica son
de lata y madera.

Máquina para hacer estopa.

Colegio católico próximo a la
escuela.

Otro proyecto educativo:
Trabajo en la huerta.

Aprovechamiento de la buena
tierra, un recurso abundante
en nuestro país.

El buen uso de la tierra puede
contribuir a una mejor
alimentación.

Tierra fértil, buena irrigación
caracterizan nuestro suelo.

Limpiamos el terreno,

acondicionamos la tierra,

sembramos.

Dentro del aula estudiamos los
seres vivos: frutas y
hortalizas,

los animales,

las plantas.

Nuestro salón de clase.

Participamos en clubes de
investigaciones científicas,
organizados por el Ministerio de
Educación y Cultura.

Los niños de sexto año
acampan en Piriápolis,
departamento de Maldonado.
Abril de 2006

El trabajar en zonas de pobreza
extrema impulsa a los docentes a
desarrollar proyectos educativos
diversos y originales.
La falta de recursos económicos no
frena nuestros sueños.
Defendemos el derecho a una
educación integral para todos los
niños y niñas sin importar su
contexto socio-económico.