You are on page 1of 2

DISCURSO ACTO GRAL.

SAM MARTÍN
Sra Directora, Sr. Vice director, Personal Directivo, Sres. Profesores,
Alumnos y personal de la Escuela N°6 “Dr Luis R. Barroso”
El 17 de agosto se conmemora la muerte de José de San Martín,
Libertador de América y Padre de nuestra Patria.
Un día como hoy, en el año 1850, dejó de existir un luchador incansable,
un ejemplo de hombre y ciudadano en cada uno de sus actos.
El General San Martín fue un hombre íntegro, con valores y destacadas
fortalezas, de inmenso espíritu patriótico y amor por la libertad. Se destaca
en su persona un valor mayor y singular que el de haberse medido con la
montaña o con el mar, o el de haber vencido a las armas españolas, y es su
virtud como guerrero: haber sabido vencerse a sí mismo y haber renunciado
a los ascensos, a los honores y a los premios del triunfo.
Este hombre, bien llamado padre de la patria, fue unos de los grandes
conductores de la historia universal. Porque su figura trasciende el ámbito
militar y se proyecta como estratega y conductor político. Su estratégica
visión de mundo le permitió ver claramente cuál era el camino que debían
transitar los pueblos americanos para consolidarse como naciones libres y
soberanas.
La libertad de nuestro pueblo fue su objetivo de vida, por esa razón supo
sobreponerse a la adversidad, perdonar injurias e injusticias, todo por el
amor que les despertaba su tierra. La gesta libertadora del General José de
San Martín muestra que hubo argentinos dispuestos a vencer todos los
obstáculos y que, con coraje, con valor, con honradez, con honestidad, con
inteligencia, con respeto, con responsabilidad y con dignidad supieron
servir a la patria.
Por eso, hoy rendimos homenaje al hombre y al ciudadano de ideas
claras y precisas, que upo ver situaciones, que dieron, a nuestro pueblo, una
cuota de dignidad y ejemplo de sano patriotismo. Por eso más que nunca,
no sólo basta con manifestar admiración y respeto por su trayectoria. Es
necesario convertirnos en dignos herederos de sus virtudes éticas y
morales….
Muchas Garcias..