You are on page 1of 2

La Justicia resolvió un caso sobre la

nacionalidad de un bebe concebido
mediante alquiler de vientre en el
extranjero
El Juez de Familia de San Lorenzo, Santa Fe, Marcelo Scola fue
quien tomo la determinación de otorgarle la nacionalidad
argentina a una beba nacida en India, por medio de la
subrogación de un vientre por parte de sus padres, una abogada
santafesina y un psicólogo español.
Los padres de la bebe hicieron en la India un contrato de alquiler de
vientre, que es válido y aceptado. Cuando la nena nació, la madre
biológica cedió todos los derechos sin hacer ninguna objeción.
El problema que surgió es que no pudieron inscribirla porque el
Consulado se negó exigiendo un requisito que nuestra ley no exige. Los
padres también habían pedido que se le entregue a la menor un
pasaporte o DNI para que puedan salir de la India.
Ahí fue cuando intervino el magistrado santafesino y puso fin al
padecimiento que sufrieron los padres por 45 días. Se destaco que el
caso no registra antecedentes en el ámbito nacional ni en el nuevo
juzgado de la ciudad de San Lorenzo porque se trata de un alquiler de
vientre.
La razón por la que intervino el juez Marcelo Scola es porque la madre
de la niña (llamada Cayetana) tiene domicilio original en San Lorenzo,
ciudad donde incluso ejerció como abogada.
El titular del Juzgado destacó que el contrato de alquiler de vientre
celebrado por los padres es válido, y que la mujer que prestó el vientre,
como mencionamos anteriormente, luego del nacimiento cedió sus
derechos sin objeción alguna. Por lo tanto se le debe reconocer a la niña
el derecho básico a la nacionalidad e identidad.
Luego de la decisión de Scola de otorgarle la nacionalidad argentina a la
beba, la madre de la niña dijo que solo falta esperar que la embajada les
entregue los documentos para poder volver a España, y agradeció al
juez remarcando que fue un fallo ejemplar.
Como sabemos el alquiler de vientre en nuestro país no esta permitido,
pero el proyecto de reforma del Código Civil prevé la regulación de este
instituto, por eso creemos que los abogados en general, y más
específicamente los especializados en derecho de familia deberán
estudiar profundamente esta práctica para poder brindar el

asesoramiento correcto a las familias que decidan llevar a cabo esta práctica en caso de ser reformado el Código Civil. .