You are on page 1of 2

PUBLICAR LIBROS RAROS EN VENEZUELA

Toda obra literaria es un bien cultural susceptible de ser protegido,
resguardado y difundido por el Estado venezolano y la sociedad en
general. La memoria escrita del país se nutre del ingenio y los
poderes creadores del pueblo. En ese sentido, la pluralidad de voces
y miradas contenidas en la totalidad de las obras científicas,
literarias y/o artísticas creadas por autores venezolanos, convierte a
este conjunto de creaciones en un valor y en un símbolo colectivo
que nos permite imaginar un mapa de pueblos, raíces y costumbres
que cimienta una sólida conciencia de soberanía e identidad.
En ese sentido, la labor de recuperación de todas las obras literarias,
científicas y artísticas publicadas por autores venezolanos, posterior
al arribo de la primera imprenta a Venezuela (1808), constituye un
esfuerzo necesario que no sólo reivindica la palabra escrita en
Venezuela, sino que mantiene vigente la palabra y el pensamiento de
cientos de escritores, poetas, dramaturgos e intelectuales de los
siglos XIX y XX, cuya sola existencia teje y esboza de forma tangible
amplios trozos de la historia cultural del país.
En Venezuela, son contados los esfuerzos por rescatar las voces
fundacionales de nuestra literatura venezolana. Ejemplos de ello, Los
Mártires (1842) de Fermín Toro, o Julián (1888) de José Gil Fortoul,
publicadas por el Estado venezolano a través de la Editorial El Perro
y la Rana y Monte Ávila Editores Latinoamérica. No así, en el caso de
novelas de menor resonancia como El Cabito (1909) de Pío Gil, Los
oprimidos (1911) de Carlos Elías Villanueva y Garrastazú (1858) de
Guillermo Michelena. Sus vidas, por así decirlo, dependen del buen o
mal cuidado de estas novelas en las salas de libros raros de las
bibliotecas públicas del país.

literarias o artísticas en el formato digital. Esto debido a la poca rentabilidad que trae consigo las reediciones en formato impreso de libros de poca demanda. con el esfuerzo de todos (organismos público y/o privados) para la reedición de libros raros. se busca la utilización de nuevas maneras de preservación del libro. y en aras de preservar este acervo cultural de todos los venezolanos. .En término de recurrencia. En ese sentido. descatalogados o económicamente no rentables a través de un proyecto de interés nacional. las iniciativas editoriales en materia de recuperación y reedición de novelas venezolanas anteriores al año 1950 pueden contarse en pares de dos o cuatro. focalizado en la recuperación de todas las obras científicas. con miras a salvaguardas el Patrimonio escrito de la Nación.