You are on page 1of 7

TEMA 6.

EL PROCESO DE
COMUNICACIÓN. LA SITUACIÓN
COMUNICATIVA.
0. INTRODUCCIÓN
La comunicación, junto con la expresión del
pensamiento, es la función primordial del lenguaje.
Para Dick, el lenguaje es un instrumento de interacción
social de los seres humanos, usado con intenciones de
entablar relaciones comunicativas mediante el diálogo.
Sin embargo, la comunicación no se limita a este, sino
que en su estudio intervienen otros muchos factores que
se integran en la denominada competencia
comunicativa, como lo son los sociolingüísticos y
pragmáticos.

Las TEORÍAS PRAGMÁTICAS ponen énfasis en la
importancia del contexto y de la situación en el
funcionamiento comunicativo. Desde este punto de
vista, todo proceso de comunicación parte de una
situación y se dirige a ella para modificarla o modificar
la posición de los hablantes. AUSTIN hablaba de la
condiciones de felicidad de los actos de habla; SPERBER
y WILSON (La relevancia) destacan el contenido
informativo derivado de la situación como marco
inferencial para interpretar cualquier evento
comunicativo en su dimensión de información
relevante.
HYMES, distingue en el análisis de la interacción
comunicativa tres planos:
1) Situaciones de habla: marcos donde tienen lugar
los acontecimientos y actos de habla (comidas, foro,
taller, clase…)
2) Acontecimientos de habla: Actividades regidas por
normas, reglas o convenciones dentro de cada
situación de habla. Evidentemente habrá
acontecimientos de habla que serán propios de una
situación de habla y no de otras; y un
acontecimiento de habla podrá incluir varios actos
de habla (es lo que la etnometodología ha
estudiado).
3) Actos de habla: emisión de un enunciado en un
contexto dado para llevar a cabo los fines de la
interacción comunicativa, tales como solicitar
información, ofrecerla y pedir y ofrecer disculpas.

1. EL PROCESO DE COMUNICACIÓN
Los autores de la ESCUELA DE PALO ALTO, California,
o de la nueva comunicación, HALL y GOFFMAN, afirman
que la comunicación está presente siempre en las
relaciones sociales, hasta el punto de que no es posible
dejar de comunicarse. Este conjunto de lingüistas,
antropólogos y sociólogos, ve la comunicación como un
sistema (un proceso) en el que los interlocutores
participan. En tanto que sistema en uso, hay que
entender la comunicación como un intercambio social.
B. MALMBERG (La lengua y el hombre) ha analizado
el proceso de la comunicación lingüística. Dos personas
implicadas en un proceso de comunicación participan en
él cuando un estímulo extralingüístico exige la
interacción comunicativa. Debe existir una realidad
común a ambos y una situación que los involucre. Esta
«realidad» habrá de conformarse lingüísticamente en
expresiones verbales. Pone de manifiesto este lingüista
la presencia de la interpretación que se produce en los
procesos de comunicación humana, pues las personas
no tienen siempre idénticas experiencias en las que
basarse. Hay también un porcentaje de asignación de
significado intuitivo a las palabras del otro, pues un
buen dominio de la lengua implica una gran capacidad
de adivinación.
J. HABERMAS (Teoría de la acción comunicativa) ha
puesto de manifiesto que la comunicación es una acción
intersubjetiva, regulada por el principio de
racionalidad, por medio del cual es posible entenderse y
establecer un espacio de pensamiento común, en el
que se fundamentan las sociedades humanas. La acción
comunicativa tiene sus procedimientos técnicos basados
en la utilización del discurso como instrumento de
comunicación y de elaboración de la crítica y del
consenso.

1 e sigue un proceso inverso por el que las ondas sonoras son recogidas
por el oído y desde el pabellón de la oreja pasan al conducto auditivo
externo que las conduce al tímpano, membrana de gran sensibilidad. El

Podemos decir que la comunicación es el proceso
mediante el que un mensaje emitido por un individuo,
llamado emisor, es comprendido por otro llamado
receptor o destinatario, que es la persona o entidad a
quien va dirigido el mensaje, gracias a la existencia de
un código común. Abarca dos etapas, emisión y
recepción del mensaje, llamadas respectivamente
codificación y descodificación.
-

-

Codificación: proceso complejo que va desde el
pensamiento hasta los sonidos y consiste en la
transformación de una serie de conceptos o
contenidos de tipo psíquico en señales acústicas,
convertidas en enunciados. Normalmente se
distinguen dos fases:
o Fase intencional (de tipo psicológico): pertenece
al campo de la conciencia. Se ordenan las
estructuras de orden semiótico o comunicativo
que, por medio de impulsos nerviosos y se
transmiten a los órganos de fonación.
o Fase motriz (de tipo fisiológico): es la expresión
que comienza con la fonación.
Descodificación: también consta de fase motril e
intencional (comprensión)1.

oído medio, que viene a continuación, está formado por una serie de
huesecillos soldados al tímpano (martillo, yunque y estribo). El oído
interno está formado por el vestíbulo, los conductos semicirculares y el

Ana Fernández Martín. http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com

1

2. LAS FUNCIONES DEL LENGUAJE
2.1. Karl Bühler
Teoría de lenguaje (1934). El lenguaje se configura en
dos campos:
1) Simbólico o representativo: función referencial.
2) De lo mostrativo, indicativo o señalativo (ámbito del
hablante y del oyente):
a. Función expresiva (el «yo»)
b. Función apelativa (el «tú»). En este sentido,
señaló tres tipos de deixis:
i. la demostratio ad oculos: exofórica
ii. la deixis anafórica: señala el interior del
discurso
iii. la deixis en fantasma o de la fantasía:
muestra sobre lo ausente o imaginario.
A estas tres funciones, Karl Popper quiso añadir una
función argumentativa propia del discurso filosófico o
científico, pero lingüísticamente no ha triunfado esta
idea porque se considera incluida dentro de la función
referencial.
2.2. Roman Jakobson
En su artículo «Lingüística y poética», recogido en sus
Ensayos de lingüística general, ha proporcionado el
esquema de los elementos del proceso de comunicación
y de las funciones del lenguaje que más fortuna ha
tenido en la didáctica de la lengua. A los tres factores
que señalábamos arriba (mensaje, emisor y receptor),
Jakobson añade ahora un contacto, un código y un
contexto.
$ Contexto à Función referencial, denotativa o
cognoscitiva: Es inherente a todo acto de
comunicación: no existe un mensaje absolutamente
desprovisto de información. Hilo conductor de
varios mensajes. El lingüista atento tomará
conciencia de la integración accesoria de las demás
funciones en tales mensajes. Ej.: cuando hablamos
del mundo, de la vida.
$ Destinador o emisor à Emotiva o expresiva:
Apunta a una expresión directa de la actitud del
hablante ante aquello de lo que está hablando.
Tiende a producir una impresión de una cierta
emoción, sea verdadera o fingida. Se evidencia el
recurso al énfasis en mayor o menor grado, no solo
a través de la entonación exclamativa o las
interjecciones, sino del propio contenido.
$ Destinatario o receptor à Apelativa o conativa:
En alguna medida, la pretensión natural del
mensaje es provocar una respuesta, una reacción,
por mínima que sea, en el receptor. En algunos
mensajes se produce un predominio de esta
finalidad. En ellos se informa al receptor de que se
caracol. El caracol está tapizado por millares de filamentos nerviosos,
cuyas vibraciones son recogidas por el nervio acústico, el cual se encarga
de transmitir las impresiones a los centros cerebrales, en donde comienza

pretende que adopte un comportamiento
determinado. El código de la lengua tiene medios
específicos para señalar la función apelativa de un
mensaje: el imperativo, expresiones de cortesía o
exhortativas, o los vocativos. Es muy empleado en
el lenguaje publicitario.
$ Contacto à Fática (nombre de Malinowski) o
de contacto: Establecer, prolongar o interrumpir
la conversación. Se centran en comprobar que se
mantiene el contacto entre emisor y receptor a
través del canal. El mensaje apenas tiene
contenido, es un pretexto. Se suelen emitir tanto
durante una comunicación telefónica, como en las
conversaciones triviales sobre el tiempo en el
ascensor, o en cualquier intercambio de fórmulas
sociales (¿Qué tal?) generalmente vacías de
información.
$ Código à Metalingüística: Mensajes que hacen
referencia al sistema que organiza el código para
cerciorarse el emisor de que lo está utilizando con
propiedad o que emisor y receptor están usando el
mismo código. No es más que una glosa de lo que
se está tratando.
$ Mensaje à Poética o estética (añadida por
Malthesius): Se produce tanto en el lenguaje
literario como en el lenguaje no literario. Por
ejemplo, en un registro coloquial de la lengua
hablada, un emisor puede codificar un mensaje con
función poética si selecciona las palabras y el modo
de combinarlas, las inflexiones de la voz y la
entonación con el fin de darle un sesgo creativo a la
información que pretende transmitir.
Las tres primeras son las que Bühler ya consideraba.
Sin embargo, el esquema propuesto por Jakobson ha
servido en paradigmático. La teoría de los actos de
habla y otras como la de los acontecimientos de habla,
que ponen el énfasis en el aspecto comunicativo del
lenguaje, han potenciado el análisis de las «funciones
comunicativas».
2.3. Funcionalismo social – M.A.K. Halliday
Parte de las ideas de Malinowski sobre el papel de la
interacción social en la vida del niño. Estudia las
funciones del lenguaje en su hijo desde los nueve meses.
El niño va creando “modelos de lenguaje” a medida que
lo emplea y desarrolla. En Lenguaje como semiótica
social (1978) habla de siete modelos comunicativos:
1)
2)
3)
4)
5)
6)
7)

Modelo instrumental
Modelo regulador
Modelo interaccional
Modelo Personal
Modelo heurístico
Modelo imaginativo
Modelo representativo o informativo

la fase intencional de la descodificación, abordada por la psicolingüística.
El oído sirve, a su vez, de mecanismo de retroalimentación o feedback

Ana Fernández Martín. http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com

2

Las tres primeras alcanzan un desarrollo sintáctico y
están en el plano pragmático, mientras que de la 4-6 se
trata del plano matético (instrumento para describir la
realidad o aprender sobre ella). El desarrollo posterior
de ellas lleva a las tres macrofunciones.
A estos siete modelos se añade también el ritual,
derivado del interaccional, dado que cierto nivel de
cortesía es necesario.
Las funciones sociales del lenguaje determinan el
modelo de variedades del lenguaje (el registro).
Aprender la lengua materna es aprender los usos del
lenguaje y los significados o el potencial de significación
asociados a ellos.
Para el funcionalismo, las unidades lingüísticas del
lenguaje adulto satisfacen todas las macrofunciones
a la vez y podemos usarlo para cualquier situación.
Estas macrofunciones son:
1) Función ideativa: subfunciones que permiten usar la
lengua como instrumento de representación del
mundo. Se conceptualiza el mundo y se aprehende
lingüísticamente.
o Valores referidos a los objetos y sus funciones:
significados funcionales.
o Forma en que tales objetos y tales relaciones
pueden
ser
representados:
significados
representativos.
2) Función interpersonal: subfunciones que permiten a
los hablantes usar la lengua como instrumento de
representación de sí mismos y de regulación de
actividades sociales.
3) Función textual: subfunciones que permiten a los
hablantes usar la lengua como instrumento para
interpretar y producir enunciados adecuada y
eficazmente.
2.4. Teorías del significado social
El trabajo más importante es el de BERNSTEIN
(Teoría del cambio social y la transmisión cultural) à
El lenguaje se integra como elemento fundamental de
los procesos sociales. El individuo es el centro de las
relaciones humanas que define colectivamente el
contenido de su conducta social.
En 1935, FIRTH acuñó el término de lingüística
sociológica, que trata cómo describir contextos de
situación típicos dentro de la cultura. Dedujo sus
conceptos de contexto de cultura y contexto de situación
de Malinowski. El lenguaje, desde esta perspectiva,
consiste en un conjunto de posibilidades de conducta al
alcance del individuo como hombre social.
Los papepeles de comunicación pertenecen a la
sociosemántica. Dependen de la situación discursiva y
no de una teoría social. Un «contexto social» es un tipo
de situación generalizada, significativa en sí misma.

3. ELEMENTOS DEL PROCESO DE
COMUNICACIÓN SEGÚN LA
ETNOGRAFÍA DEL HABLA.
La etnografía del habla estudia el uso del lenguaje
por miembros de un determinado grupo. Se trata de una
corriente de la Antropología lingüística, sus máximos
representantes son GUMPERZ y HYMES, cuyas
aportaciones sirvieron para el desarrollo del Análisis
del discurso.
Utilizan la interacción como unidad de análisis del
evento comunicativo: gracias al hecho de compartir una
lengua y sus reglas, la comunidad de hablantes
participa en eventos comunicativos.
La competencia comunicativa, así, consta de
subcompetencias lingüística, sociológica y pragmática.
La lengua se considera como el repertorio verbal
compartido por el grupo. Hymes, partiendo de un
estudio etnográfico del habla cotidiana, ha hecho el
siguiente inventario de los elementos del proceso de
comunicación:
1. SITUATION (SITUACIÓN)
1.1. Localización espacial y temporal (el lugar y el momento
donde y cuando se desarrolla el evento. Fronteras externas e
internas).
1.2. Escena psicosocial (la significación social y cognitiva de
esa escenificación).
2. PARTICIPANTS (PARTICIPANTES)
2.1. Características socioculturales (edad, sexo, estatus,
papeles, bagaje de conocimientos, repertorio verbal, etc.).
Imagen y territorio.
2.2. Relaciones entre ellos y /o ellas (jerárquica, entre
iguales, íntima, distante, etc.).
3. EDNS (FINALIDADES):
3.1. Metas / Productos (lo que se espera obtener y lo que
realmente se obtiene de la interacción).
3.2. Globales / Particulares (finalidades sociales del
evento y finalidades individuales o concretas)
4. ACT SEQUENCES (SECUENCIA DE ACTOS):
4.1. Organización de la interacción (gestión de los turnos de
palabra, estructura de la interacción: inicio, desarrollo, final,
etc.).
4.2. Organización del tema o de los temas (gestión y
negociación del tema: presentación, mantenimiento, cambio,
etc.).
5. KEYS (CLAVES):
5.1. Grado de formalidad / informalidad de la interacción
(tono serio, frívolo, divertido, íntimo, frío, etc.). Registros.
6. INSTRUMENTALITIES (INSTRUMENTOS):
6.1. Canal (oral, escrito, audio-visual, iconográfico, etc.).
6.2. Variedad/-es de habla (lengua/s, dialecto/s, registro/s,
etc.).
6.3. Vocalizaciones, cinesia y proxemia (ruidos de
asentimiento, de rechazo, de asco, de incomprensión, etc.;
gestos, posición y distancia de los cuerpos, etc.).
7. NORMS (NORMAS):
7.1. Normas de interacción (quién puede hablar y quién no,
cómo se toma la palabra, interrupciones, silencios,
solapamientos, etc.).

Ana Fernández Martín. http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com

3

7.2. Normas de interpretación (marcos de referencia para
interpretar los enunciados indirectos, las presuposiciones, los
implícitos, etc.).
8. GENRE (GÉNERO):
8.1. Tipo de interacción (trabajo en grupo, conversación
espontánea, conferencia, tertulia, debate, etc.)
8.2.
Secuencias
discursivas
(diálogo,
narración,
argumentación, exposición, etc.).

física, espacial y temporal (tanto interna como externa)
y el escenario comunicativo y psicosocial (relación con
las nociones de ciencia cognitiva y psicología social à
conocimiento compartido y creación de prototipos).
En
Factores
situacionales

4. LA SITUACIÓN COMUNICATIVA
CRYSTAL
la
define
como
configuración
extralingüística que se da en un enunciado (número de
participantes, nivel de formalidad, naturaleza de las
actividades, etc.). La lingüística pone el acento en
estudiar el lenguaje en situación para poder obtener
una descripción completa del significado. La
sociolingüística correlaciona las bases sistemáticas del
lenguaje con las variaciones en la situación oral.
‘Situación’ también se utiliza para referirse a
características socialmente distintivas (=significado
situacional).
A este respecto es significativa la frase de Graciela
Reyes: «toda la semántica del mundo no sirve para
curiosear la vida verbal ajena».
En Filología, el contexto se concibe de dos formas:
-

Entorno lingüístico del cual depende el sentido y
el valor de una palabra, frase o fragmento
considerados.
Entorno físico o de situación en que se produce un
hecho lingüístico.

La situación, por su parte, sería la toma de posición
comunicativa. De ella se deriva el estímulo interno o
externo que pone en marcha el proceso de
comunicación. La situación la creamos o nos viene
creada por los otros. Está en relación con circunstancias
de la enunciación, con la enciclopedia textual.
En Antropología, el contexto cobra otro significado:
MALINOWSKI: el lenguaje es «simbolismo», uno de los
componentes principales de la cultura de los pueblos. El
lenguaje es una actividad humana privilegiada que
asegura la transmisión cultural, que permite el control
intelectual, emotivo y pragmático del “destino” de las
personas, así como la creación artística y lúdica de los
seres humanos:
«Si la primera y más fundamental función del habla es
pragmática —dirigir, controlar y hacer de correlato de
las actividades humanas—, entonces es evidente que
ningún estudio del habla que no se sitúe en el “contexto
de situación” es legítimo».

GUMPERZ Y HYMES (Etnografía de la comunicación),
intentan plantear de forma sistemática el papel que
ocupa el contexto en la construcción de nuestra
actividades comunicativas (de ahí el modelo speaking
del que hemos hablado), que incluye la localización

Combinación de
rasgos
lingüísticos y
organización del
texto

Atributos del
registro

muchas
ocasiones,
el
espacio
y el tiempo psicosocialmente creados o activados
orientan, guían
(—restringen—) la producción e
interpretación de los enunciados.
GOODWIN y DURANTI sintetizan que «el contexto es un
fenómeno socialmente constituido, interactivamente
mantenido y limitado en el tiempo».
En Lingüística, estructuralismo y generativismo
rechazaron siempre el estudio del contexto porque
«distraía», «multiplicaba» y «matizaba». Sin embargo,
JAKOBSON atendió a él como uno de los elementos que
necesariamente había que tener en cuenta para
explicar las funciones del lenguaje cuando es usado. Así,
se distinguen:
-

Contexto de referencia.
Contexto de situación (tomado de Malinowski),
ampliado por FIRTH 2 y asumido por HALLIDAY
dentro de la Lingüística sistémica y funcional.

Firth, así pues, aboga por la necesidad de establecer
una tipología de funciones del lenguaje de los contextos
de situación en que las lenguas son usadas y en que las
palabras adquieren sus significados, lo que no es
imposible si se apela al conocimiento sociocultural
compartido.
Así, el contexto de la situación consta de
participantes, acciones comunicativas verbales y no
verbales, características del entorno físico y efectos de
la acción verbal. Este contexto de la situación lo estudia
la conversación como ritual social: desarrolla la noción
de registro de HALLIDAY y HASAN para analizar las
variedades lingüístico-textuales derivadas de la
relación que establece quien habla respecto a la
situación en la que se encuentra.
«La lengua que hablamos o escribimos varía de acuerdo
con el tipo de situación. La teoría del registro busca
mostrar los principios generales que rigen esta
variación, para comprender qué factores de situación
determinan qué características lingüísticas» (Halliday)

La noción de registro forma parte de los estudios de
variación sociolingüística, que se encargan de definir el
uso de una lengua en una unidad comunicativa de
acuerdo con la situación en la que se encuentra el

2 «El lenguaje es una manera de tratar con la gente y con las cosas. Una
manera de actuar y hacer que otros actúen»

Ana Fernández Martín. http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com

4

hablante, lo que se conoce como variedad funcionaldiafásica.
El registro es, pues, una variedad textual: cada vez
que el hablante está en una situación comunicativa se
ve en la tesitura de elegir el conjunto de elementos
lingüístico-textuales adecuados. Estos registros forman
un continuum según el mayor o menor grado de
presencia de rasgos singulares. Una consecuencia es la
ruptura del registro en la misma situación
comunicativa.
Se reconoce por la presencia recurrente de un
conjunto de rasgos verbales que contribuyen a
especificar las características que distinguen un texto
de otro.
Así, el registro se refiere tanto a la adecuación a una
situación como a su creación.
Dentro de la situación, se definen tres conceptos
fundamentales que tienen relación con lo que estamos
desarrollando.
1) CAMPO: Factor de la situación que se refiere a la
esfera de la actividad y temática tratada.
• El léxico es uno de los indicadores más
reveladores de la temática de un texto:
vocabularios argóticos, terminología de distintos
campos profesionales…
• Permeabilidad.
• La esfera de la actividad en que aparece un texto
también es determinante.
• Sintaxis, morfología y organización del texto
también reciben influencia.
2) TENOR:
a) Personal: factor situacional que se refiere a la
identidad, posición y grado de involucración que
muestran las personas con su mensaje. Repercute en
la elección lingüística de marcas personales y
modalización. Tiene que ver con el estatus en la
construcción del papel comunicativo:
• Rasgos de despersonalización: la 3ª ps. gramatical.
Esquivar o borrar los agentes y poner en primer
plano el tema tratado.
• Rasgos de personalización: deícticos personales y
referencias léxicas de persona más modificadores.
b) Interpersonal: factor situacional que se basa en la
relación entre los participantes. Tiene que ver con
relaciones
de
proximidad/distancia
y
de
jerarquía/solidaridad. La simetría o asimetría se
produce según la posición social, el nivel de
conocimientos o las experiencias compartidas.
• Sistema de tratamientos.
• Selección léxica.
c) Funcional: factor de la situación que se refiere a las
intenciones comunicativas: ser expresivo, directivo,
centrarse en el tema, elaborar el lenguaje (las
funciones de Jakobson). Atiende al propósito con el
que se produce un mensaje y las repercusiones que

tiene en el modo de organización global y local del
texto.
• Finalidades
• Intención
• Tipo de secuencias
3) MODO: Factor situacional que se refiere a las
diversas formas de canalización o transmisión
del mensaje. Los estudios sobre el registro se han
centrado más bien en el papel en el uso oral y
escrito y en sus múltiples formas de combinarse,
pero hay otros aspectos: los géneros discursivos,
el formato o los sistemas semióticos.
El registro sintetiza diversas combinaciones de orden
macro y microtextual para dar como resultado una
unidad comunicativa que responde a una situación. La
competencia en el registro se basa en la familiaridad
con situaciones diversas. La participación en
situaciones de comunicación variadas es la clave del
aumento del repertorio de registros de un hablante. La
capacidad de seleccionar el registro adecuado es una
parte importante de la competencia comunicativa del
hablante.
COSERIU, por otra parte, habla de los entornos. Lo
que efectivamente se dice no es todo lo que se expresa y
se entiende. Que se entienda más allá de lo que permite
la lengua lo posibilitan los entornos: es el fondo del
discurso que les da sentido y hasta determina su nivel
de verdad. Existen cuatro tipos de entorno:
1) Situación: aspectos espacio-temporales que
permiten el uso de los deícticos.
2) Región: ámbito sociolingüístico, dividido a su vez
en zona, ámbito y ambiente.
3) Contexto: puede ser idiomático, verbal o
extraverbal.
4) Universo del discurso: sistema universal de
interpretación a los que pertenece un discurso.
Para la Pragmática y el Análisis del discurso, el
contexto tiene un carácter esencial. La aproximación
didáctica tiene en cuenta el contexto espacio-temporal,
situacional, sociocultural y cognitivo.
LEVINSON cree que es difícil abarcar este concepto,
pero BROWN y YULE unen la Lingüística funcional y la
Antropología lingüística de modo que definen el
contexto como todo el conocimiento etnográfico
necesario para interpretar los enunciados y para crear
expectativas: tema, marcos, canal, código, forma del
mensaje, tipo de evento y cotexto.
Desde una perspectiva cognitiva, el contexto es la
manera como organizamos nuestras experiencias en la
memoria, el conocimiento eficaz y operativo para
funcionar en nuestra vida diaria, lo que se conoce como
contexto fundamental y que está compuesto por un
marco (frame), esquema (schemeta) y un plan o guion
(script).

Ana Fernández Martín. http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com

5

La TEORÍA DE LA RELEVANCIA asume el contexto como
la interpretación que depende de cierto conocimiento
mutuo, de lo que cada interlocutor sabe que el otro sabe.
Este puede crearse en el mismo universo discursivo.
Las personas actualizan los factores contextuales
convirtiéndolos en parte significativa de lo que está
ocurriendo.

1) Ámbitos: esferas de acción o interés en que se
organiza la vida social.

GUMPERZ habla de “indicios contextualizadores”: el
contexto se construye discursivamente.

4) Contexto mental del interlocutor

Por último, GOODWIN y DURANTI proponen cuatro
dimensiones del contexto:

2) Situaciones (concretas)
3) Condiciones y restricciones externas a la
comunicación (físicas, sociales, de tiempo u
otras presiones)
Solo conociendo y teniendo en cuenta estos factores
será posible una comunicación efectiva, y cuanto más en
la propia lengua.

1) Localización o marco socioespacial: marco de
actuación que restringe y orienta.
2) Comportamiento no verbal: factores que crean
contexto.
3) Lengua como contexto: relaciones fóricas y demás
marcas de cohesión, secuencias textuales,
géneros discursivos, registro…
4) Contexto extrasituacional: conocimiento previo de
todo tipo que permite reconocer dónde estamos y
qué puede estar pasando.
Actualmente se hace necesario un enfoque
multidisciplinar en la teoría del contexto. Como hemos
visto, hay distintas concepciones sobre el contexto y la
situación, desde las más empíricas que consideran el
contexto como entorno inmediato, pasando por las
consideraciones antropológicas y sociológicas, que
señalan que lo relevante es el contexto cultural y social,
hasta las cognitivas, que sitúan el contexto en la
memoria episódica de los hablantes, donde la realidad
referencial está construida a partir de percepciones y
categorías de diverso origen. En este último sentido,
hay que encuadrar las investigaciones de T. Van Dijk,
quien próximamente analizará en Contexto. Una teoría
multidisciplinaria
cómo
las
representaciones
contextuales están presentes en la propia articulación
del discurso. Para Van Dijk, el contexto es ante todo una
representación mental que influye en las categorías y
apreciaciones que se hacen dentro del propio texto. El
texto contiene, pues, su contexto. El contexto está ante
todo en la mente de las personas.
5. CONCLUSIONES

6. BIBLIOGRAFÍA
Alcaraz Varó, E. y MARTÍNEZ LINARES, M. A. (1997)
Diccionario de lingüística moderna, Barcelona: Ariel
BERNSTEIN, B. (1988) Clases, códigos, control. II. Hacia
una teoría de las transmisiones educativas, Madrid

La importancia de la situación de comunicación y del
contexto de la misma en el proceso de comunicación,
constituye una de las posibilidades más estudiadas de
la Lingüística, como es el caso del claro desarrollo de la
llamada Lingüística interaccional que poco a poco
comienza a insertarse en las clases de lenguas
maternas y que ya había dejado su presencia en la de
segundas lenguas.

BÜHLER, K. (1951) Teoría del lenguaje, Madrid: Revista
de Occidente

El MCERL sienta sus bases sobre la idea de que la
necesidad y el deseo de comunicarse surgen en una
situación concreta, y tanto la forma como el contenido
de la comunicación son una respuesta a esa situación,
por lo cual tiene que hablar de los aspectos del contexto,
que para el Consejo de Europa son:

VAN DIJK, T. A. (1998) Texto y contexto. Semántica y
pragmática del discurso, Madrid: Cátedra

CALSAMIGLIA, H. y TUSÓN VALS, A. (1999), Las cosas del
decir. Manual de análisis del discurso, Barcelona:
Ariel.
COSERIU, E. (1986) Teoría del lenguaje y lingüística
general, Madrid: Gredos

GREGORY, M. - CARROL, S. (1986) Lenguaje y situación,
México: F. C. E.

Ana Fernández Martín. http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com

6

DUCROT, O- TODOROV, T. (1972) Diccionario
enciclopédico de las ciencias de lenguaje, Buenos
Aires: S.XXI
HALLIDAY, M. A. K. (1982) Exploraciones sobre las
funciones del lenguaje, Barcelona: E. Médica y
Técnica
MALMBERG, B. (1974) La lengua y el hombre, Madrid:
Itsmo
SPERBER & WILSON (1994) La relevancia, Madrid: Visor
VV.AA. (2009) El lenguaje humano, Madrid: Ramón
Areces.

Ana Fernández Martín. http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com

7