You are on page 1of 1

No sabía cuándo, en que momento de su vida había comenzado a instalarse

esta sensación de tedio que sentía y que se había ido extendiendo a lo largo
de los días. En estos momentos le estaba ahogando, le había aniquilado por
completo. Si, era su enfermedad la causante de todo, los días que había
pasado en el Hospital, la intervención quirúrgica y después el tratamiento al
que tuvo que ser sometido, el cual fue especialmente molesto y que le
cambió por completo su imagen corporal y su personalidad.
Esa tarde no le apetecía hacer nada. Sentía un dolor sordo en el estómago,
seguramente que la comida le había sentado mal, como en muchas otras
ocasiones porque comía demasiado deprisa y con avidez. Había barajado la
posibilidad de dar un paseo, pero lo desecho porque hacía mal tiempo, salió
a la ventana y comprobó que hacia frio y esto le retuvo, así que cogió la
novela que estaba leyendo y se dispuso a leer sentado en el sofá. Era un
libro de cuentos de una autora canadiense que nunca había leído, le costaba
un poco concentrarse, la traducción no era muy buena pero aun así
consiguió acabar uno de ellos.
Hoy se encontraba especialmente mal, tenia un dolor sordo en la columna
vertebral, en la zona lumbar y anterior torácica, que le impedía
concentrarse, peor aun así abrió su ordenador y continuo leyendo la novela
que tenia iniciada en su e-book. Por la mañana había seguido una entrevista
por televisión que le habían hecho a a una escritora novel llamada Esther
que le había impresionado agradablemente. Hacía tiempo que no se sentía
atraído por esos programas de entrevistas los cuales le resultaban
enormemente aburridos y carentes de interés. Pero hoy la escritora le había
gustado porque a pesar de ser una niña bien de una familia de la alta
burguesía y llena de tópicos, le había gustado su espontaneidad, su risa y
naturalidad, por lo que se hizo la promesa a si mismo de comprar su libro y
leerlo al día siguiente.
El día del libro, el 23 de abril, en uno de los puestos que las librerías
disponían en la calle encontró la novela de esta escritora ya en la segunda
edición y la compro. La leyó con avidez, en realidad era de lectura fácil y no
demasiado larga pues en cuatro días ya la había leído. Lo hizo dos veces
pues siempre lo hacía así se enteraba bien de todo y a veces hasta tres
veces necesitaba leer la novela . Le gusto su prosa a veces poética y la
descripción de paisajes y de personas con detalle y precisión. La novela
trata del duelo de la protagonista por la muerte de su madre y la acción se
desarrolla en Cadaques, un pueblo precioso en la costa brava de Gerona en
el Ampurdan.

Related Interests