You are on page 1of 11

Teoría Literaria Verónica Miranda

Lamas

Edgar Allan Poe
(Boston, EE UU, 1809 - Baltimore, id., 1849) Poeta, narrador y
crítico estadounidense, uno de los mejores cuentistas de todos los
tiempos. La imagen de Poe como mórbido cultivador de la
literatura

de

terror

ha

entorpecido

en

ocasiones

la

justa

apreciación de su trascendencia literaria. Ciertamente fue el gran
maestro del género, e inauguró además el relato policial y la
ciencia-ficción; pero, sobre todo, revalorizó y revitalizó el cuento
tanto desde sus escritos teóricos como en su praxis literaria,
demostrando que su potencial expresivo nada tenía que envidiar a
la novela y otorgando al relato breve la dignidad y el prestigio que
modernamente posee.1
Los cuentos de Poe
La genialidad y la originalidad de Edgar Allan Poe encuentran su
mejor

expresión

en

los

cuentos,

que,

según

sus

propias

apreciaciones críticas, son la segunda forma literaria, pues
permiten una lectura sin interrupciones, y por tanto la unidad de
efecto que resulta imposible en la novela. Considerado uno de los
más extraordinarios cuentistas de todos los tiempos, Poe inició la
revitalización que experimentaría el género en tiempos modernos.

El retrato oval es un relato corto escrito. Se escribió en el
año 1842 y su título originariamente fue "La vida en la Muerte".
Este

texto,

se

una reflexión sobre

destaca

por

el amor y

una

reflexión

sobre

la visión alucinada

1 Biografía. http://www.biografiasyvidas.com/biografia/p/poe.htm

el arte,
de

Teoría Literaria Verónica Miranda Lamas un objeto mágico. y quizá mi incipiente delirio fue la causa. pues ya era hora avanzada. El retrato oval2 El castillo en el cual mi criado se le había ocurrido penetrar a la fuerza en vez de permitirme. hice a Pedro cerrar los pesados postigos del salón. Según toda apariencia.Cada una de las palabras subrayadas en el cuento son aquellas que me ayudaron a definir el texto y a analizarlo. el castillo había sido recientemente abandonado. encerradas en sendos marcos dorados. aunque temporariamente. encender un gran candelabro de muchos brazos colocado al lado de mi cabecera. . Estaba situada en una torre aislada del resto del edificio. 2 Biblioteca digital Ciudad Seva. Me produjeron profundo interés. tanto en la realidad como en la imaginación de Mistress Radcliffe. malhadadamente herido como estaba. Los muros estaban cubiertos de tapicerías y adornados con numerosos trofeos heráldicos de toda clase. guarnecidas de festones. y abrir completamente las cortinas de negro terciopelo. pero antiguo y sumamente deteriorado. que rodeaban el lecho. Su decorado era rico. de pasar una noche al ras. aquellos cuadros colgados no solamente en las paredes principales. Nos instalamos en una de las habitaciones más pequeñas y menos suntuosamente amuebladas. sino también en una porción de rincones que la arquitectura caprichosa del castillo hacía inevitable. ricas de estilo. era uno de esos edificios mezcla de grandeza y de melancolía que durante tanto tiempo levantaron sus altivas frentes en medio de los Apeninos. y de ellos pendían un número verdaderamente prodigioso de pinturas modernas. Se ha dicho que el retrato del cuento remite a un retrato en miniatura de su madre que Poe conservó siempre consigo. de gusto arabesco.

en tanto que mis ojos permanecieron cerrados. aun cuando lo hubiese querido. ¿Por qué? No me lo expliqué al principio. analicé rápidamente el motivo que me los hacía cerrar. lo coloqué de modo que arrojase la luz de lleno sobre el libro. y extendiendo la mano con dificultad para no turbar el sueño de mi criado. Era un movimiento involuntario para ganar tiempo y recapacitar. rápidas y silenciosas. distraerme alternativamente entre la contemplación de estas pinturas y la lectura de un pequeño volumen que había encontrado sobre la almohada. haciéndome volver repentinamente a la realidad de la vida. pero. Al cabo de algunos momentos. al menos. para calmar y preparar mi espíritu a una contemplación más fría y más serena. había desvanecido el estupor delirante de que mis sentidos se hallaban poseídos. Vi envuelto en viva luz un cuadro que hasta entonces no advirtiera. y llegó la media noche. todo en este estilo . contemplé las pinturas religiosas devotamente. No era posible dudar. La posición del candelabro me molestaba. Leí largo tiempo. para asegurarme de que mi vista no me había engañado. Pero este movimiento produjo un efecto completamente inesperado. como ya he dicho. La luz de sus numerosas bujías dio de pleno en un nicho del salón que una de las columnas del lecho había hasta entonces cubierto con una sombra profunda. en que se criticaban y analizaban. casi mujer. Lo contemplé rápidamente y cerré los ojos. a una joven. El cuadro representaba. porque el primer rayo de luz al caer sobre el lienzo. miré de nuevo el lienzo fijamente. Se trataba sencillamente de un retrato de medio cuerpo.Teoría Literaria Verónica Miranda Lamas Quíselo así para poder. si no reconciliaba el sueño. las horas huyeron. Era el retrato de una joven ya formada.

hubiese tomado la cabeza por la de una persona viva. y habiendo así apartado de mi vista la causa de mi profunda agitación. con la alegría de un cervatillo. y de un bello estilo morisco. había en él mucho de la manera de pintar de Sully en sus cabezas favoritas. durante largas semanas. al salir de su delirio. me apoderé ansiosamente del volumen que contenía la historia y descripción de los cuadros. y sentóse pacientemente. Los brazos. que servía de fondo a la imagen.Teoría Literaria Verónica Miranda Lamas que se llama. Empero. Lleno de terror y respeto. pendíanse en la sombra vaga. Más era humilde y sumisa. los pinceles y demás instrumentos importunos que le arrebataban el amor de su adorado. toda luz y sonrisas. que era su rival. El marco era oval. y leí la extraña y singular historia siguiente: "Era una joven de peregrina belleza. y había puesto en el arte sus amores. No podía creer que mi imaginación. en la sombría y . Abismado en estas reflexiones. volví el candelabro a su primera posición. ella. permanecí una hora entera con los ojos fijos en el retrato. no me permitieron dudar ni un solo instante. no temiendo más que la paleta. Busqué inmediatamente el número correspondiente al que marcaba el retrato oval. que en mal hora amó al pintor y se desposó con él. Tal vez no fuese ni la ejecución de la obra. magníficamente dorado. de rarísima belleza. estudioso y austero. Él tenía un carácter apasionado. tan graciosa como amable. estilo de viñeta. joven. ni la excepcional belleza de su fisonomía lo que me impresionó tan repentina y profundamente. acabó por subyugarme. amándolo todo. pero profunda. los detalles del dibujo. Terrible impresión causó a la dama oír al pintor hablar del deseo de retratarla. el estilo de viñeta y el aspecto del marco. en lenguaje técnico. no odiando más que el arte. el seno y las puntas de sus radiantes cabellos. Aquella inexplicable expresión de realidad y vida que al principio me hiciera estremecer.

y levantaba los ojos rara vez del lienzo. y del profundo amor que su modelo le inspiraba. sonreía más y más. prueba palpable del genio del pintor. donde la luz se filtraba sobre el pálido lienzo solamente por el cielo raso. tanto que no veía que la luz que penetraba tan lúgubremente en esta torre aislada secaba la salud y los encantos de su mujer. y no restaba por hacer más que una cosa muy pequeña. y trabajaba noche y día para trasladar al lienzo la imagen de la que tanto amaba. Pero un minuto después. Y era un hombre vehemente. el alma de la dama palpitó aún. Ella. esta es la vida misma!" Se volvió bruscamente para mirar a su bien amada: ¡Estaba muerta!" . porque veía que el pintor. experimentaba un vivo y ardiente placer en su tarea. que avanzaba de hora en hora. como la llama de una lámpara que está próxima a extinguirse. extraño. El artista cifraba su gloria en su obra. no se permitió a nadie entrar en la torre. y durante un instante quedó en éxtasis ante el trabajo que había ejecutado. de día en día. que se consumía para todos excepto para él. la cual de día en día tornábase más débil y desanimada. no obstante. Y no podía ver que que los tintes que esparcía en la tela eran extraídos de las mejillas de aquella mujer sentada a su lado. al fin. que disfrutaba de gran fama. estremeciéndose. comentaban en voz baja su semejanza maravillosa. y gritó con voz terrible: "¡En verdad. Pero. pensativo y que se perdía en mil ensueños. los que contemplaban el retrato.Teoría Literaria Verónica Miranda Lamas alta habitación de la torre. porque el pintor había llegado a enloquecer por el ardor con que tomaba su trabajo. sólo dar un toque sobre la boca y otro sobre los ojos. palideció intensamente herido por el terror. Y. en verdad. ni aun para mirar el rostro de su esposa. Y cuando muchas semanas hubieron transcurrido. cuando el trabajo tocaba a su término. Y entonces el pintor dio los toques.

En primer lugar tenemos a Maupassant este es uno de los primeros en definir el término. se define por la percepción ambigua que tiene el propio lector de los acontecimientos relatados”. y se parte de una rotura de lo preestablecido en un marco habitual. Ahora bien ya tenemos definiciones de fantástico.) una integración del lector al mundo de los personajes. Maupassant distinguió lo fantástico de lo maravilloso: el primer término (fantástico) permanece en una zona de ambivalencia entre respuestas racionales y sobrenaturales explicadas al lector. ¿Qué elementos encontramos en “El retrato oval” que nos permiten decir que es un relato fantástico? Un punto característico es cuando el narrador-personaje refiere en primera persona (con la cual el lector puede sentirse partícipe en la trama) Un suceso aparentemente cotidiano se ve invadido por uno sobrenatural o extraordinario. Por otro lado tenemos otra definición de lo fantástico que la proporciona Tzvetan Todorov en el ensayo Introducción a la literatura fantástica: “Lo fantástico implica (. . lo cotidiano poco a poco se deforma hasta llegar a un punto climático. Para eso veremos algunas definiciones de fantástico proporcionadas por distintos autores.Teoría Literaria Verónica Miranda Lamas Análisis En primer lugar intentare definir porque a este cuento se lo considera del género fantástico.. mientras que el segundo (maravilloso) permite normalizar los elementos sobrenaturales. a la irrupción de lo fantástico o lo extraordinario..

cuánto tiempo es el que pasan allí. es parte integrante de la realidad. En un mundo que es el nuestro. El retrato oval. Vi envuelto en viva luz un cuadro que hasta entonces no advirtiera”4 El ambiente oscuro que insinúan las iniciales líneas del relato. Todorov nos comentaría: “Llegamos así al corazón de lo fantástico. etc. El retrato oval. . esta ambigüedad resulta muy útil para atrapar la atención del lector y empujarlo a la primera irrupción de lo fantástico de este relato. La luz de sus numerosas bujías dio de pleno en un nicho del salón que una de las columnas del lecho había hasta entonces cubierto con una sombra profunda. Sin embargo. ni vampiros se produce un acontecimiento imposible de explicar por las leyes de ese mismo mundo familiar. y entonces esta realidad está regida por leyes que desconocemos. o bien el acontecimiento se produjo realmente. de un producto de imaginación. El que percibe el acontecimiento debe optar por una de las dos soluciones posibles: o bien se trata de una ilusión de los sentidos.Teoría Literaria Verónica Miranda Lamas ” Nos instalamos en una de las habitaciones más pequeñas y menos suntuosamente amuebladas…” 3 “Pero un este movimiento produjo efecto completamente inesperado.” 3 Poe. 4 Poe. y las leyes del mundo siguen siendo lo que son. le hacen preguntarse al lector por qué ese edificio fue abandonado y por qué motivo ingresan a él. un suceso extraordinario. sin diablos. el que conocemos. quiénes habitaban el lugar. sílfides. El no detallar las razones da al relato un vacío de información.

estudioso y austero.6” Esta frase nos vuelve a producir desconcierto. El retrato oval. Él tenía un carácter apasionado. esta es la vida misma!" Se volvió bruscamente para mirar a su bien amada: ¡Estaba muerta!"7 5 Poe. y había puesto en el arte sus amores. tan graciosa como amable. que en mal hora amó al pintor y se desposó con él. El cegado por su pasión. El retrato oval. Los personajes de la mujer y el pintor fueron descriptos: "Era una joven de peregrina belleza. “Y no podía ver que que los tintes que esparcía en la tela eran extraídos de las mejillas de aquella mujer sentada a su lado. atravesando un primer plano que surge como base del relato primero. ensimismado no puede ver lo que le va aconteciendo a su amada.”5 La mujer está completamente enamorada de su amado su único odio es hacia el arte quien ha robado la atención de su esposo. ¿Es posible que el color de las mejillas de su musa pueda ser transportado al lienzo en el cual la retrataba? Solo un poco más adelante culmina el relato con la frase "¡En verdad. . 7 Poe.Teoría Literaria Verónica Miranda Lamas En “El retrato oval” pueden encontrarse marcas textuales que apuntan hacia esta hipótesis: un relato fantástico porque transgrede un principio de realidad (racional) y plantea otra realidad paralela (fantástica) que irrumpe abruptamente hacia el exterior. El retrato oval. 6 Poe.

por el contrario. frente a un acontecimiento aparentemente sobrenatural. saliendo así de lo fantástico. Con universos de ambos campos que se mezclan y no permiten definirme por un campo solo.” En conclusión puedo decir que se tratara de un cuento fantástico que se desplaza entre el fantástico extraño y lo fantástico maravilloso. decimos que la obra pertenece a otro género: lo extraño. No tiene explicación lógica. . el lector. Si. si el personaje no lo ha hecho. ¿El espíritu de la mujer ahora cobra vida en el retrato? Todorov nos diría: “Al finalizar la historia. Si decide que las leyes de la realidad quedan intactas y permiten explicar los fenómenos descritos. toma sin embargo una decisión: opta por una u otra solución. decide que es necesario admitir nuevas leyes de la naturaleza mediante las cuales el fenómeno puede ser explicado. entramos en el género de lo maravilloso […] Lo fantástico ocupa el tiempo de esta incertidumbre.Teoría Literaria Verónica Miranda Lamas Solo deja al lector la disquisición. En cuanto se elige una de las dos respuestas. se deja el terreno de lo fantástico para entrar en un género vecino: lo extraño o lo maravilloso. Lo fantástico es la vacilación experimentada por un ser que no conoce más que las leyes naturales.

Teoría Literaria Verónica Miranda Lamas Teoría literaria EL RETRATO OVAL Edgar Allan Poe Alumna: Verónica Miranda Docente: Lamas IADES 2016 .

http://www.htm Biblioteca digital Ciudad Seva. Introducción a la literatura Fantástica.Teoría Literaria Verónica Miranda Lamas Bibliografía: Edgar Allan Poe. .com/biografia/p/poe. El retrato Oval Tzvetan Todorov.biografiasyvidas.