You are on page 1of 22

Pre-Programa Municipal

Comuna de Punta Arenas

A continuación se presentan los distintos ejes de trabajo del programa municipal. Este
es un primer documento de propuestas que pretende ser un insumo inicial para el
proceso participativo de construcción programática del proyecto municipal que lidera
Jessica Bengoa.
Los ejes programáticas centrales son los siguientes:
1.- Democracia y Participación Ciudadana
2.- Cultura, identidad y patrimonio
3.- Educación
4.- Medio ambiente
5.- Vivienda y derecho a la ciudad
6.- Salud
7.- Trabajo, fomento productivo y cuidados

1.- Democracia y Participación Ciudadana
La gestión municipal no ha sido democrática. La elaboración de los instrumentos de
planificación económica y territorial no han sido abiertos a la ciudadanía. No basta con
informar. Para nosotros, participar es decidir.
Las figuras organizativas a nivel local se encuentran disgregadas en cuanto a su participación
pública. Las relaciones que se han generado con la autoridad están viciadas por una dinámica
clientelar. Es necesario que fortalezcamos las organizaciones territoriales, de manera de
incentivar sus proyectos y nuevos liderazgos. Con respecto a las organizaciones funcionales,
no existen los espacios para que desarrollen su actividad de interés por las dificultades de
acceder a proyectos de fomento productivo.
Con respecto a los espacios de participación institucional, para empezar, los mecanismos de
participación que permite la ley no han sido abiertos a la ciudadanía, por lo que no ha existido
una real posibilidad de incidencia de la comunidad puntarenense en las decisiones del
gobierno local. Es de conocimiento público que el Plan Regulador es el mismo que hace 12
años. En el caso del Plan de Desarrollo Comunal, este nunca ha sido discutido en conjunto
con la ciudadanía, siendo este un instrumento central para conducir la gestión municipal.
Asimismo, no se han ocupado las herramientas de participación que están disponibles ni
mucho menos se han agregado algunas otras para profundizar las herramientas ya
disponibles. Esta falta de apertura a la participación en instancias en que es posible replantear
el ordenamiento territorial genera problemas en la relación de las personas con su ciudad y
con los derechos asociados a ella.
A partir de este diagnóstico se propone impulsar y promover la real incidencia de aquellas
instancias de participación ciudadana en las decisiones del Gobierno Local y facilitar el
fortalecimiento de las organizaciones territoriales y funcionales.
Estas instancias de participación deben articular a las diferentes fuerzas políticas ciudadanas
y así garantizar una mayor coherencia, precisión y representatividad y finalmente generar una
estructura sistémica de participación. Eso va a permitir que se mantenga una relación directa
entre municipio y ciudadanía.
Se identifica al COSOC como una interesante figura para cumplir con lo propuesto,
principalmente porque ya tiene un estatuto regido por la ley. Este es un órgano que podría
potenciarse en su representatividad. A través de la voluntad política de la alcaldía se puede
fortalecer su incidencia real en la toma de decisiones, construyendo desde la ciudadanía las
medidas de la administración municipal.
El COSOC puede ser un órgano que encarne los intereses generales de la población
puntarenense si logra expandir su representatividad y si al sesionar es realmente considerado
por la administración municipal. Sin embargo, asegurar esa representatividad conlleva un
movimiento y trabajo con todas las organizaciones territoriales y funcionales existentes en la
comuna, por lo que una propuesta concreta para encausarlo debe ser trabajada en conjunto
con todas las organizaciones de la sociedad civil.
Propuestas para las diferentes figuras organizativas y de participación:
-

Juntas de vecinos: Ampliar su ejercicio hacia instancias comunales, provinciales y
regionales para generar mayor representatividad y buscar cambiar la relación

clientelar que tienen con las instituciones públicas. La Ley 20.500 permite la creación
de federaciones provinciales, regionales y nacionales, de Uniones Comunales de
JJVV u Organizaciones Funcionales. Esto implica que las organizaciones pueden
superar los límites comunales a los que se veían limitadas y preocuparse, por medio
de estas nuevas instancias, de temas a mayor escala. El Municipio incentivará esta
articulación.
-

Organizaciones Funcionales: Apoyarlas desde la creación de un Departamento de
Fomento Productivo que de la asistencia técnica necesaria para que las
organizaciones funcionales legalizadas y no legalizadas tengan un apoyo para su
desarrollo. [Este Departamento ya existe en alguna forma en el Municipio ya que lo
exige la ley, sin embargo, se propone generar un proyecto que cree este
Departamento que se preocupe específicamente del fomento productivo; esto debe
ser parte importante del Programa, que cuente con el apoyo de organizaciones
funcionales y que la propuesta misma sea formada con dirigentes de estas
organizaciones]

-

Plan de Desarrollo Comunal y Plan Regulador Comunal: De acuerdo a la ley, el
Alcalde debe informar al Consejo de la Sociedad civil y a su vez ese Consejo debe
reunir a sus organizaciones para recibir consultas y opiniones sobre el mismo. El Plan
Regulador lleva estancado 12 años, por lo que se propone Realizar un nuevo Plan de
Desarrollo Comunal y Plan Regulador, a través, de un proceso de participación
Ciudadana. Esta podría ser una medida complementaria para la solución del problema
de vivienda y el cuidado medioambiental y el ordenamiento territorial de la comuna.

-

Consejo de Organizaciones de la Sociedad Civil: Se propone fortalecer este Consejo
ya que actualmente sesiona pero no tiene la capacidad real de incidir en las decisiones
del Alcalde. Ahora bien, promoveremos cambios en su constitución que permitan darle
mayor autonomía. Es necesario al alcalde como presidente del COSOC por un
miembro electo del mismo, asegurar un presupuesto independiente y permitir que
tenga instancias de participación propias.

-

Ordenanzas Municipales de Participación Ciudadana: Este es el espacio donde se
concentran las normativas de participación a nivel comunal. De las distintas
posibilidades que la ley estipula, la ordenanza de Punta Arenas tiene activadas las
siguientes facultades:
- Plebiscito.
- Audiencia pública.
- Consultas, encuestas o sondeos de opinión.
No hay cabildos vecinales, presupuestos participativos, Mesas territoriales,
Defensorías comunales, grupos de estudio sobre temas específicos, ni otras
instancias de participación que voluntariamente el municipio puede agregar.

-

Plebiscitos: Sobre lo anterior, se reconoce que en particular los plebiscitos son una
herramienta muy útil para promover una democracia local centrada en el control
ciudadano de la gestión municipal. Se debe tener en cuenta que entre las
posibilidades que brinda este instrumento está llevar adelante un plebiscito comunal
sobre un tema fundamental como el Plan de Desarrollo Comunal.

-

Consultas Ciudadanas: Así también, se propone tener un mecanismo de consulta
permanente para construir comunidad y fomentar la participación política,
disminuyendo la relación asistencialista del Municipio.

2.- Cultura, identidad y patrimonio
El éxito del neoliberalismo, atribuible a una gama de expresiones materiales a través de la
historia, quizás tiene su mayor conquista sobre la hegemonía cultural que ha logrado construir
no sólo en Chile, sino en casi la totalidad del globo. Esto porque la cultura del neoliberalismo
ha sido el triunfo de su economía global sin atacar frentes específicos de desarrollo cultural,
sino que dejando que el sistema económico se adapte y coapte los sistemas de vida de las
personas y comunidades.
Es así como se hace imperante el reconocimiento de la necesidad de vivir la cultura, las artes
y los oficios, como un proceso guiado por la experiencia, recordando que el derecho a la
cultura no radica en los productos culturales, sino que es justamente el acceso a la creación
de bienes culturales por las juntas de vecinos, los colegios, los sindicatos de trabajadores, las
comunidades indígenas, las agrupaciones en general, en la medida en que reflexionan en
torno a sus elementos y definiciones de identidad, las que agregan y le dan valor cultural a
un determinado territorio.
Entendemos así, que son los procesos creativos, la participación y la experiencia de las
personas lo que genera el aprendizaje, cumpliéndose de esa forma el objetivo educador y
potenciador de ciudadanía en todas las formas de la cultura, y como consecuencia de ello,
del desarrollo y surgimiento no sólo de posturas críticas ante la institucionalidad hegemónica,
sino de la transformación de la población en sujetos dignos, portadores de conocimiento y
conscientes de su propia realidad.
De esta forma, es necesario que el Municipio se haga cargo de la formación integral de los
habitantes de la comuna a través de la utilización y creación de espacios que fomenten el
desarrollo del conocimiento, la cultura, la identidad personal y comunitaria, la educación
popular, entendiendo la cultura y la educación como un derecho social al que todas y todos
tengan acceso.
Actualmente, el Municipio de Punta Arenas cuenta con una Unidad de Gestión Cultural que
depende de la Dirección de Desarrollo Comunitario, cuyas funciones están limitadas a las de
una productora de eventos. No cuenta con un lugar físico, y tampoco existe de forma orgánica
en la estructura municipal.
a. Identidad
El regionalismo en tanto forma vacía y subvalorada del nacionalismo consagra lo esencial del
territorio y su habitante como una suerte de identidad privilegiada que excluye toda alteridad.
Ambos conceptos constituyen en mayor o menor medida, atentados contra la diversidad.
En el caso de nuestra región proponemos el reconocimiento del sincretismo y de las
manifestaciones culturales de varopinta procedencia, forjando un habitante crítico que sea
capaz de reconocer en las marcas de la vieja ciudad europea que habitamos la historia de los
obreros que trabajaron en su construcción, el influjo de nuevas inmigraciones como las
caribeñas, el habitante que recrea y construye críticamente.
Para lo anterior, el municipio debe dar énfasis en este punto mediante los planes de lectura,
los cuales adquieren una importante función en este programa.

b. Patrimonio cultural

Patrimonio, todo aquello que se valora para ser transmitido de una generación a otra y
excusando el origen del concepto asociado a los bienes que pasan de generación en
generación a través del patriarcado, se hace necesario entonces para la construcción de una
cultura de izquierda, acordar sobre qué se valora, qué se transmite, en qué partes de nuestra
historia se hace el esfuerzo para recuperar, restaurar, cuidar y difundir nuestra cultura. En
ese sentido, hay ciertos rasgos culturales de Magallanes, tanto en el plano Material como
Inmaterial que parecieran ineludibles.
Patrimonio Material.





Pasado Industrial (de frigoríficos, estancias, faros y telefonía).
Arquitectura Regional.
Barrios y Poblaciones (diseño de plan regulador).
Museos y Salas de Exhibición.
Bibliotecas.
Espacios de Formación Artística.

Patrimonio Inmaterial:





Pueblos Originarios.
Inmigrantes.
Personajes Históricos.
Personajes Populares.
Memoria Histórica.
Memoria Popular.

c. Cultura Local
Estas ideas tienen que ver con el concepto de “llevar Magallanes al mundo” (detrás de esta
idea está la amenaza-extorsión de que Magallanes sólo puede subsistir del turismo, porque
ya no hay petróleo), es decir transformar las iniciativas artísticas, culturales, ancestrales,
artesanales, y de creación en mercancías de insumo a la industria del turismo. Con este
incentivo se institucionaliza el deterioro de la formación, creación, producción y desarrollo de
las artes y cultura y principalmente de sus exponentes. Al final, no se incentiva la creación
sino la repetición, la copia y no el oficio y la dedicación.
La herencia cultural magallánica se construye de manera casi caricaturesca, a partir de la
representación del pionero con esa connotación hegemónica tan naturalizada en la
construcción de la identidad tanto nacional como regional y que anula todas las diferencias.
Es por ello que nuestro municipio tendrá dentro de sus propósitos la revaloración de las
culturas regional y local, en diálogo permanente con otras identidades, teniendo un concepto
global de la creación, lo cual nos vuelve más autónomos. Esto se constituye como la base de
una política cultural que se hace cargo del desarrollo regional.
En ese sentido se promoverá la reconexión del artista local con la comunidad, es decir, que
el artista deje de estar en la periferia social, a quienes se recurre solo como un relleno lo cual
debe ser consecuencia de una doble educación, tanto del proceso en sí mismo, como de la
comunidad. Para ello no basta con crear y entregar los espacios, hay que nutrirlos.

3.- Educación
a. Contexto
La administración de los establecimientos educacionales, cuerpo docente y planes y
programas, está en manos de la Corporación Municipal de Punta Arenas. Ésta administra el
sistema de salud y de educación municipal, así como la atención a la infancia.
De acuerdo a sus estatutos, la CORMUPA está compuesta por veinte socios financistas, un
directorio de cinco miembros que deben ser concejales y la presidencia que corresponde al
alcalde o a la persona que él designe. El alcalde puede designar libremente a otro miembro
más y, por otro lado, puede escoger dentro de los postulantes de una lista que propone el
directorio saliente. Dos miembros son elegidos por la Asamblea de Socios.
En lo que aquí interesa, el área de educación se encuentra dividida en tres departamentos
de gestión; coordinación pedagógica, departamento profesional, docente y directivo y una
coordinación extraescolar.
En relación con el personal de educación, la cantidad de docentes de planta contratados por
la corporación según transparencia activa a enero 2016 es de 644 profesionales, 65 con
régimen contrato indefinido, 456 a contrata, 40 a honorarios y 657 asistentes educación con
contrato indefinido.
b. Población escolar y establecimientos
La población escolar de la comuna de Punta Arenas, según el Plan Anual de Educación
Municipal 2016 (PADEM), es de 24.880 niños y jóvenes. De ellos, 13.296 están matriculados
en establecimientos municipales (54%), 9.052 en el sector particular subvencionado (36%) y
2.532 en particular pagado (10%). La tendencia general ha sido de un descenso de la
matrícula en los establecimientos de la comuna, cual ha afectado particularmente a la
educación municipal, que en los últimos diez años ha disminuido en más de tres mil
estudiantes.
La Cormupa administra 33 establecimientos educacionales. De ellos, 19 son de pre- básica y
básica, 1 de enseñanza media científico-humanista, 3 de enseñanza media técnicoprofesional, 1 de enseñanza general básica-media científico-humanista, 2 polivalentes, 2
enseñanza adultos, 2 enseñanza especial y 3 salas cuna. El promedio de vulnerabilidad de
los estudiantes pertenecientes a establecimientos municipales para el año 2014 fue de 65%
en el caso de enseñanza media y 63% en básica. De los 33 establecimientos, 29 se
encuentran con información actualizada al año 2014, de los cuales 9 fueron fiscalizados y
poseen multas por parte de la superintendencia de educación.
c. Presupuesto educación
El presupuesto en educación a diciembre 2015 fue de 26 MM de pesos. De ellos, 23 MM de
pesos se gastan en remuneraciones del sector (10 MM de pesos en planta, 7 MM de pesos
contrata, y 6 MM de pesos en otro tipo de remuneraciones). Esto significa en términos de
gasto por estudiante, un promedio de $1.900.000 pesos al año.

Durante el año 2015 se realizaron 2 investigaciones especiales a CORMUPA por parte de la
Contraloría General de la República. El Informe 320/2015 del 27 de mayo de 2015 da cuenta
de la investigación cuya finalidad era realizar un examen a las cuentas contables
denominadas "Sector Educación" y "Proyecto de Integración", para aclarar las diferencias que
existieron en las rendiciones del Programa de Integración Escolar (PIE), correspondientes al
año 2013. Los resultados dan cuenta de que CORMUPA: no tenía las conciliaciones
bancarias actualizadas; carecía de análisis de cuenta contable, no pudiendo determinarse si
los recursos del Programa de Integración Escolar (PIE) fueron destinados a sus fines propios;
mantenía remanentes de recursos no utilizados; presentaba diferencia en el saldo en cuenta
corriente; y, se habían realizado pagos indebidos de amortización cuotas línea sobregiro,
intereses e impuestos, con recursos de educación. Por lo anterior, se remitieron los
antecedentes respectivos a la Procuraduría Fiscal de Punta Arenas y a la Fiscalía Regional
de Magallanes y de la Antártica Chilena.
A su vez, el Informe, 174/2015 del 26 de mayo de 2015 tuvo como finalidad el investigar
denuncias por una serie de situaciones que habrían ocurrido en la CORMUPA, relativas a la
contratación de las Asesorías Técnicas Educativas (ATE’s). Se identificaron irregularidades
en el manejo de los fondos públicos, al pagarse servicios con fondos que no corresponden a
esos fines, pero muy especialmente se identificaron sendos incumplimientos de contrato por
parte de las ATE’s y la omisión absoluta del cobro de las garantías respectivas de los
contratos, por lo que igualmente los antecedentes se remitieron a la Procuraduría Fiscal de
Punta Arenas y a la Fiscalía Regional de Magallanes y de la Antártica Chilena.
d. Proyecto de desmunicipalización
Parte de los compromisos del gobierno de Bachelet ha sido una profunda reforma de la
educación en Chile, con énfasis en el fortalecimiento de la educación pública. A continuación
se revisan los alcances del proyecto de ley que Crea el Sistema de Educación Pública y
modifica diversos cuerpos legales, actualmente en primer trámite constitucional en la Cámara
de Diputados.
Los Gobiernos locales de los últimos años han sido negligentes para poder adoptar una
política clara y transparente a la hora de poner al servicio de la comunidad la administración
de la educación pública.
La información que todos manejamos es que hay dudas de cómo se nominan a los directores
de establecimiento, qué se hace con recursos SEP o de INTEGRACIÓN, a quiénes contrata
la CORMUPA como ATE por recursos millonarios. Por todos sabido, es que hay pago de
favores políticos a la hora de dar empleo, ya sea en los establecimientos como en la misma
administración. Todo ese tipo de cosas lo único que ha hecho, es ir desprestigiando la
educación pública que pierde matrícula, año a año.
¿Y qué pasa con el traspaso a los Servicios Locales de Educación? En la Reforma se
contempla tránsito hacia los Servicios Locales de Educación Pública (SELEP) que contempla
la reforma educación.
Primero, no sabemos cómo será la reforma. Hay incertidumbre. Es difícil hacer una
aproximación de qué podemos programar como Municipio en materia educacional el próximo
año porque el proyecto de “nueva educación pública” es muy difuso. Segundo, el dinero que
cada Servicio va a tener para financiar a los establecimientos, se sostendrá en base a la
matrícula. Por tanto, se continúa el mecanismo de financiamiento a la demanda, que hace

depender la calidad de la educación del bolsillo de las familias y que promueve la competencia
entre escuelas privadas versus públicas y entre públicas. Del proyecto de ley, los consejos
escolares, por ejemplo, son solamente consultivos, y no se intenta que los establecimientos
educacionales, tengan democracia interna.
Como la ciudadanía no sabe muy bien cómo será la reforma, lo que tenemos claro nosotros,
es que el Municipio se ponga de lado de los trabajadores de la educación y de los docentes.
En Magallanes habrá un experimento (seremos región piloto de esto), y lo guiarán los mismos
que nos han defraudado en todos los cambios políticos que han prometido y no han cumplido.
Nosotros proponemos un Municipio como aliado de los estudiantes, trabajadores,
trabajadoras, profesores y profesoras a la hora de enfrentar estos cambios.
i.

Síntesis del proyecto de ley

La propuesta de desmunicipalización del gobierno se centra en transferir la administración de
la educación desde las Municipalidades a los nuevos Servicios Locales de Educación Pública
(SELEP), sin inyectar recursos frescos.
El objetivo de la nueva institucionalidad es proveer, a través de los establecimientos
educacionales ya señalados, una educación gratuita y de calidad conforme a lo establecido
en la Ley General de Educación, y a los principios específicos que el proyecto propone que
rijan el funcionamiento del Sistema de Educación Pública.
El Sistema estaría integrado esencialmente por cuatro órganos: Dirección de Educación
Pública, Servicios Locales de Educación Pública, Consejos Locales de Educación Pública y
Establecimientos educacionales.
ii.

El rol de las municipalidades en la nueva institucionalidad

El artículo 46 del proyecto de ley modifica la Ley N° 18.695, Orgánica Constitucional de
Municipalidades, eliminando todas las referencias a lo educativo en dicho texto.
El único vínculo que persiste en el proyecto, es la ya mencionada participación del Alcalde, o
un representante nombrado por éste, en los Consejos Locales de Educación Pública, los que,
como ya vimos, constituyen un cuerpo consultivo y propositivo para la Dirección Ejecutiva del
Servicio Local, la que siempre estará sometida a lo que disponga el Ministerio de Educación
centralizadamente. De ahí que la fuerza que pueda tener el Consejo, y el peso específico de
cada edil, dependerá de la fuerza política y social que sea capaz de representar en la práctica,
mas no institucionalmente.
iii.

Tiempos de tramitación y aplicación de la ley que crea el Sistema de Educación
Pública

El proyecto contempla plazos ciertos para la implementación de los Servicios Locales y el
traspaso de los establecimientos educacionales a su administración. Es justamente la región
de Magallanes y la Antártica Chilena la que se contempla como la primera en el proceso,
estableciéndose que la entrada en funcionamiento del Servicio debiera llevarse a cabo entre
el 1 de enero y el 30 de junio de 2017. Esta situación está regulada en el artículo sexto de las

disposiciones transitorias, la que dispone además, que la entrada en funcionamiento de los
Servicios Locales se iniciará dentro del plazo de un año a contar de la publicación de la ley.
Por lo expuesto, es claro que no hay certezas respecto los plazos en que entrará en vigencia
la normativa, ni mucho menos cuándo se aplicará para la región de Magallanes. Sin embargo,
parece probable que el proceso comienza a materializarse durante el desarrollo de la gestión
del próximo gobierno municipal (diciembre 2016 a diciembre 2020).
iv.

¿Qué se puede hacer antes de la desmunicipalización?

Existe consenso respecto a que uno de los problemas principales de la educación en nuestro
país se relaciona con la administración de los establecimientos, ya que al depender de los
gobiernos comunales su suerte queda entregada al nivel de ingresos de la comuna y
capacidad de gestión del municipio. Pero también es sabido que el problema va muchísimo
más allá, a temas incluso no abordados por parte de las reformas educacionales propuestas
por el actual gobierno. El enfoque mismo que estamos dando a la formación de las niñas y
niños es cuestionado, constatándose que la educación que se imparte, en general, no se
conecta con la niñez ni sus necesidades. Durante el tiempo que queda de administración
municipal de la educación pública se pueden realizar esfuerzos en esa línea, ya que, en el
caso de Punta Arenas, es desde la Corporación Municipal que se definen los presupuestos y
se organizan las prioridades de cada establecimiento del que es sostenedora.
La posibilidad que se abre pasa por incidir en redireccionar el enfoque de la educación que
se ofrece a la comunidad, y la posibilidad de construir colectivamente las prioridades. Lo que
se gane en esa experiencia sin duda servirá para el proceso que se tenga que llevar a cabo
luego en la implementación del nuevo Sistema de Educación Pública, especialmente respecto
de los Consejos Locales.
Si bien el espacio de libertad de acción al interior de los establecimientos y sus curriculums
está fuertemente restringido por la imposición de los planes y programas del Ministerio de
Educación, aún queda ámbitos y herramientas en los que se puede elaborar creativa y
autónomamente, los que revisamos a continuación.
Formación alternativa al curriculum




Talleres de libre elección.
Programas de educación cívica.
Formación y capacitación de la comunidad docente en nuevos enfoques educativos
Inversión en infraestructura de apoyo a nuevos enfoques.
Creación de Establecimiento de Educación Alternativa no reconocido por el Estado.

4.- Medio ambiente
Generalmente, se ha pensado que el ámbito de acción de un gobierno local en materia
medioambiental, se reduce a gestionar el aseo y ornato de manera adecuada. Sin embargo,
un municipio debe abordar la temática medioambiental de manera integral considerando todo
su territorio, tanto desde la dimensión urbana como rural. La comuna de Punta Arenas posee
17.846 kilómetros cuadrados de superficie y emplaza su territorio en una zona continental y en
otra insular. Sobre 126.000 viven en la ciudad de Punta Arenas y casi 4000 habitantes estaban
dispersos en distintos caseríos, estancias y otras entidades rurales como: René Schneider,
Puerto Harris (isla Dawson), Bahía Mansa, Kon Aiken, Rinconada Bulnes, Agua Fresca, Cabo
Negro, Río Canelo, Río Seco, Fuerte Bulnes, Ea. San Juan, Ea. Río Caleta, Ea. Río Grande,
Loreto, Mina Pecket, Cutter Cove, Gobernador Phillipi, Río Amarillo, Snug Bay, Puerto San
Antonio y Puerto Almeida (isla Dawson), y Puerto Hope (isla Aracena). Con 126.709 habitantes
en su área urbana, el municipio tiene mucho que avanzar en cuanto a gestión integral de
residuos, educación ambiental, eficiencia energética, desarrollo y mejoramiento de áreas
verdes, entre otros aspectos.
En el extenso territorio rural, que cuenta con 3.995 habitantes, se desarrollan actividades que
generan importante impacto ambiental como la minería, energías fósiles, pesca y acuicultura,
entre otras. Un municipio juega un rol importante en la planificación del territorio, y por lo tanto
debe armonizar el enorme patrimonio ambiental y cultural comunal, con las actividades
económicas que buscan desarrollarse, fomentando aquellas que posibiliten el desarrollo
sustentable y experiencias de desarrollo económico local en Punta Arenas.
Se propone crear la Dirección de Gestión Ambiental, teniendo como referencia la experiencia
de la comuna de La Pintana, pero adaptándola participativamente a la realidad local. La DIGA
busca promover el desarrollo sostenible en el territorio de la comuna, aportando con
soluciones locales a problemáticas ambientales globales. También, desarrolla y coordina el
accionar derivado de las estrategias y políticas definidas por la Municipalidad en materia
ambiental.
La estructura orgánica de la Dirección de Gestión Ambiental consiste en un Director,
acompañado por un staff de profesionales y administrativos de apoyo y cuatro departamentos:
operaciones ambientales, áreas verdes, salud ambiental y educación ambiental.
La DIGA debe abordar la problemática medioambiental de modo integral, por ejemplo:





La recolección diferenciada de residuos para el reciclaje
Programas de educación ambiental en línea y presenciales,
Servicios de recolección de residuos voluminosos y escombros,
Sistemas de agricultura ecológica,
Diseños integrados de parques y áreas verdes,
Programas de ecoturismo social

a. Política de residuos
La política de residuos será diseñada por la Dirección de Gestión Ambiental, la que luego de
un proceso participativo identificará las necesidades no sólo en cuanto a basura residencial,
sino que en cuanto a residuos reciclables, orgánicos, servicios de recolección de residuos
voluminosos y escombros, y peligrosos, de 11 fuentes emisoras de residuos industriales
líquidos (RILES) existentes en la región, 7 se encuentran en Punta Arenas, capital regional.

Posteriormente, se realizará la licitación de recolección de la basura en un proceso
transparente, y considerando la recolección de residuos diferenciados entre reciclables y no
reciclables. De esta forma se buscará cambiar el paradigma de que la basura implica sólo un
gran gasto para el municipio, y se buscará la valorización de estos aprovechando la nueva
ley de reciclaje, habilitando centros de acopio de residuos como el vidrio, y fomentando la
organización de asociaciones de recicladores de base, que pueden ser una interesante
experiencia de desarrollo económico local. El año 2015 el municipio gastó en Servicios de
Aseo, Recolección de Basura y Vertederos 2.389.021.000 millones de pesos, por esto resulta
de suma importancia tratar este tema con total transparencia, y buscando beneficiar a la
mayor cantidad de vecinos con una política integral de residuos.
b. Áreas verdes
La comuna de Punta Arenas posee 10 Metros Cuadrados (M2) de áreas verdes con
mantenimiento por habitante, siendo una de las pocas comunas a nivel nacional que cumple
con el estándar de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 9 metros cuadrados de
áreas verdes por habitante. Sin embargo, las áreas verdes deben ser espacios que
constituyan la identidad de los barrios, donde los vecinos se apropien de su gestión, para esto
un municipio juega un rol fundamental, donde mediante presupuestos participativos, sean los
vecinos los que generen o mejoren sus áreas verdes de acuerdo a la realidad local,
cambiando el carácter de los actuales parques(2) y plazas (más de 50) de Punta Arenas, que
son diseñados e implementados sin la participación de los vecinos, para luego permanecer
desocupados o subutilizados y con una deficiente mantención.
c. Vincular turismo con gestión ambiental y social
La gestión ambiental en turismo, ya sea este Urbano o Rural debe ser diseñado de acuerdo
a las particularidades locales, involucrando a aquellas personas, instituciones o
agrupaciones, encargadas de proporcionar productos y servicios para la actividad turística ya
sean privadas o públicas.
Se debe tomar conocimiento de los programas y proyectos turísticos que se originen y se
estén aplicando en la comuna integrando su desarrollo en el marco de la política local y
acercarlo a la comunidad, incluyendo circuitos urbanos con hitos históricos, y otros fuera de
la ciudad pero dentro de la comuna para apreciar el enorme patrimonio natural y cultural de
Punta Arenas. Los planes comunal beneficiarán a las cooperativas o empresas con buenas
prácticas laborales y ambientales y siempre considerando integrar a los vecinos que no se
encuentran en condiciones de costear programas turísticos.
d. Educación ambiental
Para escuchar a la naturaleza y entenderla, se requiere la participación de la comunidad y la
actitud de querer cambiar los paradigmas actuales en que nos movemos, entendiendo que
es fundamental que las personas y los ecosistemas que nos refugian estén en el centro de
atención de nuestro desarrollo. Se generarán campañas, para que la población adquiera un
compromiso con esto, generando talleres que permitan generar monitores ambientales
ciudadanos, en donde la comunidad adquiere conocimientos para fiscalizar el estado de sus
áreas protegidas, lugares comunes en la ciudad y sobre los corredores biológicos que se
generar en sitios productivos, principalmente los que se desarrollan al aire libre, así como el
valor del reciclaje, la eficiencia energética y la tenencia responsable de mascotas.

De acuerdo a la ley 19.300 sobre las Bases Generales de Medio Ambiente de 1994, la
Educación Ambiental en Chile, se entiende como “Un proceso permanente de carácter
interdisciplinario destinada a la formación de una ciudadanía que reconozca los valores,
aclare los conceptos y desarrolle las habilidades y las actitudes necesarias para una
convivencia armónica entre los seres humanos, su cultura y su medio bio-físico circundante.”
Nuestro programa quiere avanzar más en esta definición, pues vemos que en el medio
ambiente, hay una oportunidad para re-significar el territorio, para re-valorar nuestro
patrimonio cultural y ambiental, y de esta manera, generar un modelo de desarrollo que
entienda las complejidades de nuestros ecosistemas, que pueda “leer” el espacio y sus
múltiples beneficios que nos ofrece.
También, es fundamental generar redes de apoyo entre muchos municipios perteneciendo a
la red de municipios sustentables, con el fin de intercambiar saberes y potenciarnos con las
experiencias de otras comunas.
Es importante generar espacios de reflexión intergeneracionales, en dónde toda la comunidad
interactúa y ocupa los espacios públicos, hay muy buenos ejemplos en Chile y el mundo,
donde las abuelas y abuelos transmiten experiencias y conocimientos a las nuevas
generaciones, rescatando la historia de la comuna y generando pertenencia.
Además, de la mano del fortalecimiento de la memoria histórica, el patrimonio vivo o
inmaterial, la reflexión de las problemáticas locales y la acción colectiva para superarlas a
través de la asociatividad de diferentes actores, se pretende obtener diversos resultados, los
cuales son:




La comunidad rescata, visibiliza y revaloriza su memoria histórica y patrimonio
material e inmaterial.
Punta arenas reafirma su identidad y pone en valor la experiencia de vivir en la
comuna.
La comunidad en conjunto con su municipio, adquiere prácticas democráticas, que
fomentan la participación igualitaria, configurando personas críticas e involucradas
con las mejoras ambientales que requiere la comuna.
Se implementan espacios de convergencia de los distintos rangos etarios de la
comuna para compartir experiencias, fomentar el respeto y escuchar las voces de
todos los actores.
El Municipio, promueve saberes relacionados con el territorio y el medio ambiente y
los integra en todas sus localidades para fomentar la sustentabilidad y la cohesión
social.

e. Huertas urbanas comunitarias
Creemos que es importante rescatar la tradición de huertas urbanas que Punta Arenas poseía
y fomentar las huertas comunitarias y el intercambio.
Los beneficios de esta política son muchos:


Mejorar el acceso de la población a frutas y verduras
Generar redes de intercambio comunitario
Fomentar el reciclaje de residuos vegetales domiciliarios, este programa podría partir
en las escuelas, para lo que sería importante que todos los establecimientos
educacionales tuvieran un grupo de forjadores ambientales dentro de su programa y

no sean talleres optativos en los establecimientos que decidan desarrollar un trabajo
ambiental, tomando en cuenta que es muy necesario que la comunidad se eduque en
estos temas.
Mejora la educación ambiental

f.

Actividades de la municipalidad con gestión ambiental

Actividades como el Carnaval de invierno y el Festival de la Patagonia, deben ser una
oportunidad para mejorar la educación ambiental de los vecinos de Punta Arenas mediante
talleres y entrega de información.
Todas las actividades masivas organizadas por el municipio deben contar con puntos de
reciclaje móviles.
g. Tenencia responsable de mascotas y control de perros callejeros
Creemos que la Ordenanza Municipal de tenencia responsable de mascotas debe ser
revisada y actualizada, ya que no se lleva a cabo en su totalidad, ya que no hay suficientes
fiscalizadores, por lo que es necesario implementar una ordenanza que vaya gradualmente
aumentando la responsabilidad de los dueños de mascotas.
Para el caso de perros callejeros y abandonados, es necesario tener el número real de la
comuna, por lo que se nos sugiere realizar un censo canino, para lo cual podríamos trabajar
en conjunto con organizaciones y agrupaciones animalistas.
Gran parte de los perros abandonados son de raza por lo que pensamos que desde el
municipio debemos tomar contacto con las entidades públicas que trabajan con personal de
planta de forma transitoria en la ciudad, de modo que podamos tener algún catastro de las
mascotas que tiene mientras están en la ciudad y que las entidades responsabilicen a sus
trabajadores para que cuando sean trasladados sea necesario que se las lleven y nos las
abandonen a su suerte en la ciudad.
Debemos además realizar fiscalizaciones a los criaderos de mascotas y chequear que tengan
toda su documentación en regla y aplicar multas altas a quienes lucren con animales de forma
irresponsable.
h. Gestión municipal de sitios en riesgo: el caso del Humedal tres puentes
El Humedal Tres Puentes, ubicado en la entrada norte de Punta Arenas con una superficie
de 49,5 hectáreas, es una reserva natural urbana que tiene una gran diversidad de aves,
entre acuáticas, terrestres y rapaces. Además de habitar otros seres vivos como liebres,
ratones y artrópodos.
Este humedal rodeado de edificaciones industriales y sociales, está en un momento crítico
por escasez de agua, bajas precipitaciones y es necesario tomar acciones con el fin de
rescatar este ícono de las Reservas Naturales Urbanas en la región.
Se debe educar a la comunidad en la protección de este lugar por su rica biodiversidad, se
debe dar un mensaje claro de : no botar basura, no verter aguas servidas o agentes
contaminantes, no cazar o corretear animales dentro del límite, etc.
Debe ser construido con mucho cuidado, ya que cada zona tiene sus propias particularidades
y se debe basar en cada lugar y debería considerar a aquellas personas, instituciones o

agrupaciones, encargadas de proporcionar productos y servicios para la actividad turística ya
sean privadas o públicas.
Se debe tomar conocimiento de los programas y proyectos turísticos que se originen y se
estén aplicando en la comuna integrando su desarrollo en el marco de la política local y
acercarlo a la comunidad, incluyendo circuitos urbanos con hitos históricos y recorrido simple.

5.- Vivienda y derecho a la ciudad
En materia de vivienda y ciudad, más democracia y menos mercado. Hoy, el acceso a la
vivienda tiene muchos elementos de interés político:
-

Porque se despliega una enorme burocracia para poder comprender quién ‘merece’
acceso a vivienda de acuerdo a condiciones socioeconómicas. Ha quedado en
evidencia que la “ficha de protección social” (o incluso el actual “registro de hogares”
que propone este Gobierno) es un mal mecanismo. Y que muchas veces acceden a
vivienda gente que no tiene los requisitos, o no accede gente que sí los tiene.

-

Por la falta de transparencia de los procesos de evaluación y la escasa fiscalización
de los beneficios otorgados.

-

Porque subsidia la compra de una casa. Simula el pago de una familia a una
constructora. Por tanto, la vivienda social es finalmente un negocio permanente para
el empresariado de la construcción financiado por todos nosotros. Parte de lo que la
democracia implica, es re-discutir cómo podemos resolver el acceso a la vivienda sin
que al mismo tiempo sea rentabilidad de privados con nuestros impuestos; tanto para
quienes construyen viviendas como para quienes especulan con la venta de terrenos.

-

Porque el margen de acceso al beneficio del subsidio es muy estrecho. Existe una
franja importante de familias que no alcanza a acceder a crédito hipotecario bancario
ni a subsidio estatal, quedando por mucho tiempo, relegadas al arriendo o al usufructo.

-

Porque instituciones de Gobierno (MINVU, Municipios, etc), tienen poco manejo y
voluntad de regulación del uso del suelo urbano. Esto ha implicado que para resolver
acceso a vivienda rápido, tener réditos políticos y cortar cintas en inauguraciones, se
arman soluciones habitacionales de grandes dimensiones en sectores apartados y
segregados de la ciudad donde el valor del suelo es bajo. Resulta de eso, un inmediato
riesgo de que la segregación misma provoque nuevos conflictos socio económicos.
Los pobres van quedando relegados en guetos poblacionales que terminan, por sus
propias condiciones de segregación, reproduciendo la pobreza.

La forma de resolver el acceso a la vivienda es sumamente peligrosa sobre todo en una
ciudad como Punta Arenas que se encuentra en el límite de dejar que el mercado del suelo
continúa segregando o comenzar a democratizar el crecimiento y desarrollo de la ciudad con
planificación participativa.
-

El Municipio como Entidad Patrocinante cooperativa que esté por fuera de las lógicas
de focalización que actualmente tiene.
Un rol más activo y participativo en materia de crecimiento urbano, uso de espacios
públicos y en transporte público.
Democratizar decisiones de urbanismo que afecten a las poblaciones.

La crítica a los protagonistas de la política de los últimos 30 años es ineludible. No se puede
pensar en cambios sustantivos en las políticas de vivienda sin re-pensar una relación entre
sociedad y clase política.
Para este caso, el Municipio debe ser capaz de empoderar a instituciones democráticas que
puedan deliberar y debatir el cómo se planifica una ciudad. Es decir, que representantes de

diversas esferas de la sociedad (profesionales, académicos, urbanistas, parlamentarios,
dirigentes vecinales) puedan participar en la definición de cómo y dónde se construye.
Actualmente, los últimos municipios de Punta Arenas han derrochado la opción de regular el
uso del suelo siendo negligentes en la función de manejar en forma más democrática el Plan
Regulador Comunal. Ante la inexistencia de ese control ciudadano, quienes definen todo, son
los intereses privados, inmobiliarias y la improvisación de actores políticos carentes de visión
de largo plazo.
Más democracia y menos mercado, tal como lo expresamos en las revueltas estudiantiles, es
sin duda, el camino para poder comprender el acceso a la vivienda y a una ciudad socialmente
sustentable.

6.- Salud
En materia de Salud, defenderemos un enfoque participativo, comunitario e integral: más
preventivo que clínico.
Nuestra mirada se basa en el concepto de “Municipio Saludable”. Conforme a esta idea,
nacida en Canadá, los municipios se comprometen, junto a la comunidad, a mejorar la salud
de las personas en todos sus aspectos –laborales, espacios de ocio, hábitos, deporte-, no
centrándose exclusivamente en la arista clínica. Estos planes deben estar orientados no sólo
a entregar remedios, sino que a ser más preventivos: generar mejores condiciones para que
las enfermedades no aparezcan.
De esta manera también es posible fomentar el trabajo multidisciplinario en la salud (no sólo
con médicos, sino que también desde otras profesiones sociales y científicas) que vinculen
distintas áreas del municipio con la población.
Así también, es necesario reconocer e incluir otros saberes médicos, como la medicina
alternativa o no convencional y la medicina indígena. Promover el uso de remedios caseros,
usados tradicionalmente, que no son intoxicantes ni generan dependencia. Interesante en
este sentido, es el caso de la comuna de La Florida, donde el municipio junto a la Fundación
Daya levantaron el primer cultivo de marihuana para tratamientos de cáncer.
En materia de salud comunitaria, nuestras propuestas son las siguientes:
-

Fortaleceremos la relación de los Centro de Salud Familiar (CESFAM) y Centros
Comunitarios de Salud Familiar (CECOSF) con sus barrios. Esto contribuye también
a descongestionar la administración y la gestión municipal, permitiendo el traspaso de
responsabilidades hacia la población.

-

Promoveremos la existencia de los médicos de “cabecera” o familiares en los
respectivos centros de salud, para evitar que la población recurra a una atención
genérica que es superficial y de mala calidad, y que es ofrecida por los centros
hospitalarios privados.

-

Así también buscaremos garantizar la participación de los vecinos en las orientaciones
de los Centros de Salud de sus barrios, recurriendo a las distintas figuras asociativas
bajo las cuales se organiza la población (JJVV, Clubes de Adulto Mayor, Agrupación
de Bailes, Agrupaciones Culturales, Grupos de apoderados, etc.), así como también
el impulso de cooperativas de consumo que puedan promover la organización en tono
al acceso a medicamentos.

En materias de participación en materias de salud, nuestras propuestas son las siguientes:
-

Promoveremos el desarrollo de Presupuestos Participativos en Salud. Estos son
mecanismos que permiten a los vecinos y las vecinas determinar, no solamente los
presupuestos locales, sino también establecer cuáles son las prioridades y las
necesidades más importantes que presenta la comuna, ejecutando por sí mismo
proyectos que promocionen la salud desde una mirada integral.

-

Implementar una estructura del gobierno local para garantizar la ejecución de las
decisiones del presupuesto participativo. Significa establecer un programa de PP.PP

al interior de los municipios que va más allá de la voluntad política o de una gestión
de cuatro años. Así también, como Municipio buscaremos organizar y movilizar a la
población para las asambleas públicas del PP.PP.

7.- Trabajo, fomento productivo y cuidados
El sistema neoliberal ha configurado relaciones individuales de trabajo de carácter flexible y
desreguladas, ya sea al dejar de reglamentar diversos aspectos de esta materia y al
flexibilizar otras, mediante técnicas de disminución de beneficios o reducción de sanciones
ante su incumplimiento. Además, se ha caracterizado por una rígida regulación de las
relaciones colectivas del trabajo que limita el poder de las organizaciones sindicales como
expresión de reivindicaciones directas o como expresión sociopolítica en representación de
los sectores laborales. Para ello se reguló con gran detalle cada una de las instituciones
jurídico laborales, estableciendo, además, limitaciones y prohibiciones respecto de las
organizaciones sindicales, de la negociación colectiva y de la huelga. Las funciones del
sindicato quedaron restringidas a la reivindicación económica a nivel de empresa,
prohibiéndose expresamente algunas actividades que superaran este margen, en muchos
casos con sanciones penales.
En el ámbito del derecho colectivo del trabajo, el Plan Laboral redujo la injerencia sindical a
su mínima expresión, en sintonía con los principios de desintermediación social. Actualmente
existe discriminación, desigualdad y precarias condiciones laborales en trabajos remunerados
o no. Resulta fundamental promover desde el Municipio condiciones de trabajo dignas para
el mundo privado y público del trabajo, que tienda a la estabilidad del empleo, mejorar las
condiciones laborales, fomentar la sindicalización, la integración, inclusión, acabar con la
discriminación remuneracional entre hombre y mujeres, fomentar la capacitación, entre otros.
Desde lo que podemos impulsar desde el Municipio, resulta fundamental promover un trabajo
digno para el mundo privado y público. ¿Qué es un trabajo digno? Con estabilidad en el
empleo, con buenas condiciones laborales, con fomento a la sindicalización y a la
capacitación, con integración e inclusión y sin discriminación entre hombre y mujeres, entre
otros factores.
Para empezar por casa, queremos mejorar las condiciones de trabajo de los funcionarios
públicos, a través de la definición e implementación de una política de desarrollo y gestión de
personas que incorpore sobre la base de una metodología de trabajo que asegure una amplia
participación de todos los equipos de trabajo, de manera de enriquecer el diálogo, y garantizar
que el resultado final sea asumido como un producto de creación colectiva.
Acabaremos con la entrega de trabajo como favores políticos y promoveremos la
transparencia a través de auditorías públicas para ello.
Así también, muchos trabajadores y trabajadoras hoy llegan la OMIL buscando una alternativa
de trabajo digno, pero lo único que desde ahí se les ofrece son trabajos precarios y
externalizados. Desde esta y otras instituciones municipales, impulsaremos alternativas
laborales cooperativas, que sin intermediarios de mercado, puedan proporcionar mejores
remuneraciones y mejores condiciones de trabajo.
También explorando formas cooperativas, coordinadas por los propios vecinos y vecinas y
financiadas por el Municipio, queremos promover políticas de cuidado comunitario de
niños/as, personas mayores y discapacitados, para comprender estas como tareas sociales
y no individuales (que normalmente recaen en las mujeres).
En materias de promoción de trabajo digno, nuestras propuestas son

-

En el Municipio, queremos promover mayor estabilidad laboral y carrera funcionaria.
Procurar la paridad en la repartición de cargos y beneficios laborales, ir
progresivamente igualando remuneraciones entre hombres y mujeres frente al mismo
trabajo realizado, mejorar condiciones laborales de trabajadores externos a través del
proceso de licitación del municipio, incorporar condiciones mínimas de higiene y
seguridad, procurar la continuidad laboral y otros aspectos de interés de los
trabajadores.

-

Promover programas de empleo inclusivos y de integración laboral: jóvenes,
migrantes y personas con discapacidad

-

Fomentar la elaboración de políticas públicas municipales que tiendan a capacitar y
empoderar a las mujeres, sobre todo en períodos de cesantía estacional .

-

Desde la OMIL (Oficina Municipal de Intermediación Laboral), promover
la capacitación y organización en cooperativas entre quienes buscan alternativas de
trabajo.

-

Reconocimiento de los sindicatos/asociaciones de trabajadores como interlocutores.

-

Así también, desde la Corporación Municipal, en el proceso de traspaso de la
educación pública a los Servicios Locales de Educación, nos comprometemos a
defender condiciones de trabajo dignas para Docentes, Asistentes de la Educación y
trabajadores de la Corporación Municipal.

A nivel de fomento productivo, nuestras propuestas son las siguientes:
-

Generar un proyecto en que el Departamento de Fomento Productivo se preocupe
específicamente de la asistencia técnica necesaria para que las organizaciones
funcionales legalizadas y no legalizadas tengan un apoyo técnico para su desarrollo.

-

Programas de apoyo y fomento al emprendimiento e incentivar desarrollo de negocios
locales, minimizando trámites y tiempos de respuesta.

-

Crear una Incubadora de Cooperativas.

-

Contratos prioritarios y mayor puntaje en licitación con organizaciones productivas
cooperativas y con buenas prácticas sindicales.

En materia de cuidados, como municipio queremos tomarnos en serio el cuidado de las
personas, repensando la ciudad y los servicios públicos a partir de la vulnerabilidad, la
interdependencia y la diversidad que nos caracteriza, recordando que todas y todos
necesitamos a lo largo de la vida ser cuidados y que el bienestar común debe ser el centro
ineludible de lo público. Para ello resulta fundamental generar políticas de cuidado
comunitario, para comprenderlo como tarea social y no individual, que normalmente recae en
la mujeres (salas cuna, comedores populares, cuidado de ancianos y enfermos).
A nivel de propuestas, promoveremos:

-

Campañas de información en torno a las diferencias de género en materia de
cuidados.

-

Diseñar redes comunitarias de cuidados organizados de manera cooperativa: salas
cuna, comedores populares, cuidado de ancianos, enfermos y personas con
capacidades diferentes.

-

Promoción de programas sociales para el envejecimiento activo, autónomo y
saludable. Pase para el transporte público para adultos mayores.

-

Integración de personas con diversidad funcional en los espacios públicos.