You are on page 1of 8

LENGUA DE 2º DE BACH. B. Texto del 1er. Comentario crítico obligatorio del 2º trimestre (2012-13).

Fecha
límite de entrega: 18 de enero de 2013. Preguntas del comentario crítico: esquema de organización de ideas,
tema, resumen y comentario crítico propiamente dicho.
ESCENA TERCERA
La Taberna de PICA LAGARTOS: Luz de acetileno: Mostrador de cinc: Zaguán oscuro con mesas y banquillos:
Jugadores de mus: Borrosos diálogos. - MÁXIMO ESTRELLA y DON LATINO DE HISPALIS, sombras en las
sombras de un rincón, se regalan con sendos quinces de morapio.
EL CHICO DE LA TABERNA: Don Max, ha venido buscándole la Marquesa del Tango.
UN BORRACHO: ¡Miau!
MAX: No conozco a esa dama.
EL CHICO DE LA TABERNA: Enriqueta la Pisa-Bien.
DON LATINO: ¿Y desde cuándo titula esa golfa?
EL CHICO DE LA TABERNA: Desde que heredó del finado difunto de su papá,
que entodavía vive.
DON LATINO: ¡Mala sombra!
MAX: ¿Ha dicho si volvería?
EL CHICO DE LA TABERNA: Entró, miró, preguntó y se fue rebotada, torciendo la gaita. ¡Ya la tiene usted
en la puerta!
ENRIQUETA LA PISA-BIEN, una mozuela golfa, revenida de un ojo, periodista y florista, levantaba el cortinillo de
verde sarga, sobre su endrina cabeza, adornada de peines gitanos.
LA PISA-BIEN: ¡La vara de nardos! ¡La vara de nardos! Don Max, traigo para usted un memorial de mi
mamá: Está enferma y necesita la luz del décimo que
le ha fiado.
MAX: Le devuelves el décimo y le dices que se vaya al infierno.
LA PISA-BIEN: De su parte, caballero. ¿Manda usted algo más?
El ciego saca una vieja cartera, y tanteando los papeles con aire vago, extrae el décimo de la lotería y lo arroja sobre la
mesa: Queda abierto entre los vasos de vino, mostrando el número bajo el parpadeo azul del acetileno. LA PISA-BIEN
se apresura a echarle la zarpa.
DON LATINO: ¡Ese número sale premiado!
LA PISA-BIEN: Don Max desprecia el dinero.
EL CHICO DE LA TABERNA: No le deje usted irse, Don Max.
MAX: Niño, yo hago lo que me da la gana. Pídele para mí la petaca al amo.
EL CHICO DE LA TABERNA: Don Max, es un capicúa de sietes y cincos.
LA PISA-BIEN: ¡Que tiene premio, no falla! Pero es menester apoquinar tres melopeas, y este caballero está
afónico. Caballero, me retiro saludándole. Si quiere usted un nardo, se lo regalo.
MAX: Estate ahí.
LA PISA-BIEN: Me espera un cabrito viudo.
MAX: Que se aguante. Niño, ve a colgarme la capa.
LA PISA-BIEN: Por esa pañosa no dan ni los buenos días. Pídale usted las tres beatas a Pica Lagartos.
EL CHICO DE LA TABERNA: Si usted le da coba, las tiene en la mano. Dice que es usted segundo Castelar.
MAX: Dobla la capa, y ahueca.
EL CHICO DE LA TABERNA: ¿Qué pido?
MAX: Toma lo que quieran darte.
LA PISA-BIEN: ¡Si no la reciben!
DON LATINO: Calla, mala sombra.
MAX: Niño, huye veloz.
EL CHICO DE LA TABERNA: Como la corza herida, Don Max.
MAX: Eres un clásico.
LA PISA-BIEN: Si no te admiten la prenda, dices que es de un poeta.
DON LATINO: El primer poeta de España.
EL BORRACHO: ¡Cráneo previlegiado!
MAX: Yo nunca tuve talento. ¡He vivido siempre de un modo absurdo!
DON LATINO: No has tenido el talento de saber vivir.
MAX: Mañana me muero, y mi mujer y mi hija se quedan haciendo cruces en la boca.
Tosió cavernoso, con las barbas estremecidas, y en los ojos ciegos un vidriado triste, de alcohol y de fiebre.

− Retrato decadente de Max (acotación final del fragmento) 2. ESQUEMA DE ORGANIZACIÓN DE IDEAS. TEMA. − Presentación del entorno dramático y de los personajes principales (acotación inicial). Decadencia de Max. 6 intervenciones de Don Latino.COMENTARIO RESUELTO (se recuerda a los alumnos que lo que aquí aparece difícilmente será aplicable de manera mecánica y mimética a otro fragmento de la obra. 12 intervenciones de Max. podemos diferenciar en ella los siguientes núcleos temáticos que poseen una unidad de contenido: Primera parte. − Reclamación a Max del dinero del décimo fiado por parte de la Pisa-Bien. como corresponde al protagonista o figura central de la obra. − Transmisión del recado de la Pisa-Bien a Max por parte del Chico de la taberna. Al ser un texto dramático predomina el diálogo. con predominio en ella de los aspectos descriptivos..Abarca desde el comienzo (“La Taberna de PICA LAGARTOS”) hasta la irrupción en escena de la Pisa-Bien (“¡Ya la tiene usted en la puerta!”). − Presentación descriptiva de la Pisa-Bien (acotación dedicada en exclusiva a este personaje). − Devolución del décimo a la Pisa-Bien por parte de Max (incluye parte del breve diálogo entre Max y la Pisa-Bien y la acotación narrativa en que Max lanza el décimo y lo recoge Enriqueta). . dado que esto aparece al final.Abarca desde la intervención de Don Latino diciendo “¡Ese número sale premiado!” hasta “Si quiere usted un nardo se lo regalo”. Debilidad moral de Max [por admitir que lo presionen para comprar el décimo y empeñar la capa. esperpento del dramaturgo Valle-Inclán. − Decisión de compra del décimo por parte de Max.. dices que es de un poeta”) hasta la acotación final que presenta a un Max decadente y enfermo.. pero observamos la presencia de secuencias narrativas y descriptivas en las acotaciones.. − Lamentaciones de Max. 2 del personaje del Borracho..Se extiende desde el comienzo de la acotación descriptiva dedicada a la Pisa-Bien (“Enriqueta la Pisa-Bien. La primera acotación tiene un carácter descriptivo. pues así es como aparece en el texto: Premonición de la muerte de Max y enfermedad de éste]. así como la segunda. pero la tercera es claramente narrativa y en la cuarta se combina lo narrativo con lo descriptivo. − Presiones sobre Max para que compre el décimo. Segunda parte.[Aunque en la acotación final se nos revela la enfermedad de Max.El fragmento que comentamos es el comienzo de la escena 3ª de Luces de bohemia.”) hasta el final de la acotación narrativa que da cuenta de la devolución del décimo a la Pisa-Bien por parte de Max (“La Pisa-Bien se apresura a echarle la zarpa”). centrados todos ellos en la figura de Max.Abarca desde la intervención de Max diciendo “Estate ahí” hasta la de Max diciendo al Chico de la taberna “Eres un clásico”. − Comentarios denigrantes o negativos acerca de la Pisa-Bien por parte de varios personajes. En él se dan 9 intervenciones del Chico de la taberna.. Tercera parte. como vemos todo se encadena...Podrían adoptarse varios temas convergentes igualmente válidos. Enfermedad de Max (y premonición de su muerte). dado que el tema es siempre una idea abstracta expresada con un sintagma nominal no demasiado extenso. lo que lo dejará desprotegido frente al frío y acelerará su muerte. una mozuela golfa...Se extiende desde la última intervención de la Pisa-Bien (“Si no te admiten la prenda. y 8 intervenciones de la Pisa-Bien. de esos tres temas posibles quizás éste sería el menos convincente. Lo que no sería válido es tomar como tema “el décimo”. − Elogios a la figura de Max por algunos de los presentes. Entre los posibles temas: − − − − Marginalidad de Max (y premonición de su muerte). − Envío del Chico de la taberna a empeñar la capa de Max.]. Teniendo en cuenta la disposición de las ideas. que es un elemento meramente anecdótico o argumental. Quinta parte. por si alguno se sintiera tentado a aprenderse de memoria algún párrafo o creyera que puede extrapolarse a otro comentario sin más): 1. y de ponerlo tendríamos que enunciarlo a la inversa. Cuarta parte.. Por el número de intervenciones vemos que Max es el que acapara mayor protagonismo en este fragmento.

candiles de acetileno.− Miseria (o ruina) moral y económica de Max (limitarse a decir “la pobreza de Max”parece un poco simplón). al poeta latino Virgilio acompañando a Dante en la Divina Comedia de ese poeta italiano. [Análisis del espacio] La acción de este fragmento. [Presentación breve del personaje central de la obra] La obra a la que pertenece el presente fragmento tiene como protagonista al personaje de Max Estrella. Entonces Max cambia de opinión y decide empeñar la capa para obtener un dinero con el que comprar el décimo. brillante y hambriento” que recorren los protagonistas esta taberna es un establecimiento modesto. Pero Max va a sufrir las presiones de todos los que están presentes para que se haga con el décimo. Luces de bohemia.. mientras llega la muerte. en concreto al final de la obra. 3. el uso de un lenguaje satírico y mordaz con objeto de denunciar la decadencia de España. El título de la obra alude a esa ambigüedad en que yacían los poetas bohemios. Sabemos que el personaje de Max tiene su correlato en un poeta que existió de verdad. 4. con rasgos de sordidez (pensemos en ese “mostrador de zinc” o en el “cortinillo de verde sarga”). permanentemente acompañado por ese lazarillo ambiguo y amoral. Este poeta bohemio escribió un libro llamado “Iluminaciones en la sombra”. pues le aseguran que saldrá premiado. de Ramón Mª del Valle-Inclán. por su asimilación al poder establecido (lo que se percibe en esta escena tercer en la admiración de Pica-Lagartos por Castelar. En otro momento de la obra dice Max: “El café es un lujo muy caro.).” La luz de acetileno (en la penúltima acotación. retratado. como son las de los faroles. Al recibir el elogio de Don Latino y el comentario irónico del borracho. por su conservadurismo. aunque no aparecen en el texto sino en un fragmento posterior). obra escrita en 1920. “Luces de bohemia” se plantea y estructura como una especie de “descenso a los infiernos” en que Max Estrella y su acompañante. y que supone la concreción de su teoría del esperpento (escena décimosegunda de esta obra con alusión a los espejos del callejón del Gato). mujer e hija. el único ambiente que presenta cierta brillantez en toda la obra. El Chico de la taberna avisa a Max de que la Pisa-Bien ha venido en su busca y se ha marchado enfadada al no encontrarlo. que tiene mucho de cuadro de costumbres y se aproxima al sainete. nos habla el texto del “parpadeo azul del acetileno”). COMENTARIO CRÍTICO. típica de los faroles y de las lámparas . Don Latino de Hispalis. En este Madrid “absurdo. nos recuerdan remotamente en su periplo por el Madrid nocturno frecuentado por los bohemios. por medio del personaje de Villasús. destino funesto que se acaba haciendo realidad. en la que Max se deshace del décimo no pagado. título que imita a distancia el libro “Iluminaciones” de uno de las mayores glorias de la poesía francesa. uno de los personajes que simbolizan el mundo del comercio. aparece en un momento del argumento en que la mayor relevancia no la posee el argumento central sino lo que pueden ser considerados como argumentos secundarios. en la antesala del suicidio. destinados a una gloria efímera (y de ahí lo de las “luces” del título) y finalmente a la miseria (aspecto que queda recogido en el predominio de iluminaciones mortecinas y apagadas. que asoma al final de esta escena III. y me dedico a la taberna... La búsqueda y posterior premio del décimo de lotería ocupará el resto de la escena III y las escenas IV y última. por Pío Baroja en su novela “El árbol de la ciencia”. don Latino de Hispalis. En ese momento se presenta la Pisa-Bien a reclamar a Max el dinero del décimo fiado y éste reaccionaa su vez con enfado y le devuelve el décimo a la Pisa-Bien.[Presentación del autor y de la obra] Estamos ante un fragmento de una de las obras teatrales más representativas del siglo XX en España. que se aprovecha de él al tiempo que se dedica a halagar su vanidad. La taberna es uno de esos lugares que volverá a aparecer. perteneciente a la escena III. género creado por Valle-Inclán y en el que adopta lo grotesco como forma de expresión. la muñequización y animalización de los personajes. [Situación dentro de la obra]El fragmento que vamos a comentar. RESUMEN. la deformación sistemática de la realidad. caracterizado por su integrismo. Alejandro Sawa. se sitúa en la taberna de Pica Lagartos. el poeta simbolista Arthur Rimbaud. si lo comparamos con el café Colón. lo que concuerda con el modo en que nos es presentado el personaje al final del fragmento: alcoholizado y enfermo. a una muerte prematura y a situar a su familia. Max se lamenta de su fracaso vital y tiene una premonición de su próxima muerte. poeta bohemio fracasado que ha perdido la vista y se debate entre sus deseos frustrados de grandeza y una asfixiante miseria que lo va acorralando paso a paso.. Ya desde el principio de la obra Max se nos aparece como una víctima y está destinado a un final trágico. por lo que manda al Chico de la taberna con ese encargo.En la taberna de Pica Lagartos Max y Don Latino beben unos vasos de vino. en particular el de la huelga de proletarios.

Empezando por Max Estrella. Max Estrella es un personaje complejo y brillante al mismo tiempo. El habla de Max viene a ser un importante elemento de caracterización y reproduce los rasgos más marcados de su personalidad. aún a costa de quedarse sin la capa en un momento en que en Madrid hacía mucho frío. tenemos que decir que este “ciego. Cercado por la miseria. demasiado humano. en un billete de lotería y en una cena y en champán. Aquí vemos a Max en un momento muy significativo. 2 Morapio: vino tinto. cuando lo tiene. Max ordena. De ahí surgen actitudes. Utiliza también la ironía culta con intención provocadora. humano. y como contrapartida su manera alocada y frívola de gastar el dinero.de la época. pero alcanza momentos de indudable grandeza (de su talante quijotesco da fe el testimonio de la Pisa-Bien. al mundo burgués. para él el lenguaje es una forma de liberarse de la frustración que le producen su miseria y su ceguera. es esa luz que conforma toda una estética de la bohemia. tanto política como literaria y su irritación ante el olvido de la Academia. utiliza la maldición (vemos como sew dirige a la Pisa-Bien con un recado para su madre: “le dices que se vaya al infierno”). que le impide trabajar. el insulto. También hemos de decir que la acotación última nos lo muestra enfermo y enormemente frágil. se sitúa en una situación superior. unas veces ridículo otras patético (como se percibe en el instante en que le arroja el décimo a la Pisa-Bien en la penúltima acotación del texto). abocado (como se ha visto en la premonición que tiene de su propia muerte en la penúltima línea del texto) a un final trágico: “Tosió cavernoso. es un inadaptado social. en el protagonista una aguda conciencia de fracaso. de alcohol y de fiebre”. estigmatizado en cierto modo por su superioridad intelectual y moral frente al mundo que le rodea. que lo lleva a empeñar sus libros y su capa. como vemos en este texto. en el lenguaje de Max predomina la violencia. Sus réplicas vivísimas son unas veces de una mordacidad y de una ironía hiriente y acerada y otras de singular profundidad. En otros momentos de la obra destaca su creciente furia contra la sociedad así como su sentimiento de fraternidad hacia los oprimidos. en efecto. como decía Nietzsche en el título de una de sus obras. y Max y Don Latino aparecen caracterizados en la acotación inicial como “sombras en las sombras de un rincón”. Los detalles de la taberna. Valle noslo presenta como un héroe clásico. Se despierta. contradictorias que le caracterizan como un antihéroe: el estado de miseria. así. Dista de ser una figura noble. En suma. consciente de la situación de su familia. se manifiesta en su habla repleta de exclamaciones. [Interpretación y valoración de los personajes del fragmento analizado] En relación con el análisis de los personajes. aunque en este texto no se percibe. nos revelan un mundo sombrío. y su frustración por tener que aceptar la ayuda del Ministro. sobre todo si pensamos que akgunas de ellas por el paso del tiempo se han convertido en verdaderos arcaísmos. cuando afirma al final “¡He vivido siempre de un modo absurdo!”. andaluz” viene a ser el último de los bohemios en un mundo que evoluciona muy deprisa y que ha dejado atrás los ideales artísticos del fin de siglo. en el que se nos revela que es manipulable. de esa bohemia “brillante y hambrienta” que critica Valle-Inclán. se le cierran todos los caminos. En él se mezclan el humor y la queja. 1 Quince: Vaso de vino que valía quince céntimos. Su resentimiento de fracasado resulta. la dignidad y la indignidad. que dice de él en este texto “Don Max desprecia el dinero”). . un personaje marginal. pues nos habla el texto de un “zaguán oscuro” donde se sitúan las mesas y banquillos. con las barbas estremecidas. El supuesto “genio” se nos aparece con pies de barro. que acabará suicidándose. Su orgullo en el constante empleo de sentencias y de citas literarias (aquí le dice al Chico de la taberna “huye veloz”). Ese carácter hiperbólico suyo. hay que decir en primer lugar que en un texto de estas características buena parte del comentario está dedicado a la explicación del significado de esas palabras castizas que utilizan dichos personajes. así como su desprecio a la autoridad. algo inevitable. débil. en principio. Junto a su orgullo tiene amarga conciencia de su mediocridad (dice al final del texto “”Yo nunca tuve talento”). hiperbólico. pues se deja presionar para comprar el décimo. y en los ojos ciegos un vidriado triste. la amenaza. Precisamente por ser consciente de ello y provocar casi con soberbia. el alcohol (vemos como aquí está bebiendo con Don Latino unos vasos de vino en la acotación inicial : “se regalan con sendos quinces1 de morapio2”) y su ceguera.

Don Latino es un mediocre intelectual que admite no entender la poesía de Rubén Darío o también se ve obligado a incorporar las ocurrencias de otros personajes. Una veta de costumbrismo podemos encontrar también en la creencia supersticiosa popular en que los números capicúas6 daban suerte. 3 Petaca: estuche o bolsa para llevar cigarros o tabaco picado. 5 La “corza herida” y la velocidad de su fuga fueron motivos muy recordados por los poetas modernistas. capaz de comportarse con gran dignidad en ocasiones y arquetipo de extrema bajeza en otras. como queriendo atemperar o suavizar la conciencia que tiene Max de su propia mediocridad. Respecto a don Latino de Hispalis. Se trata de otra típica cita literaria de las que está tan cuajado el texto de Luces de bohemia y que dificultan su lectura para el profano. o expresiones que recuerdan el lenguaje del sainete castizo (el “finado difunto4”. 6 Capicúa: cifra que se lee igual de izquierda a derecha que de derecha a izquierda. la asociación entre el poeta bohemio y la afición a la bebida. Por su lenguaje barriobajero podemos decir que es caracterizado como un pícaro. de personaje que acata el sistema. donde el verbo “colgar” significa ´llevar a la casa de empeño una prenda´). como es el detalle de empeñar la capa (en expresión castiza le dice al Chico de la taberna “Niño. “la Pisa-Bien”) y en el que aparece algún que otro coloquialismo (referido a la Pisa-Bien: “torciendo la gaita”) o vulgarismo (“entodavía” por ´todavía´). aunque carece de talento para la vida. La negatividad del personaje se ve plasmada sin contemplaciones en las calificaciones de otros personajes: Max lo llama sin tapujos “cerdo hispalense” (escena X). no sólo lo adula sino que se muestrav condescendiente con él. Su primera y últimas apariciones en escena están marcadas por su borrachera. el personaje más esperpéntico de toda la obra. Entrará al trapo cuando Max use una expresión casi literaria para encargarle que vaya corriendo a empeñar la capa (“huye veloz”) y le responderá con una cita literaria: “como la corza herida5”. que es caracterizado con un lenguaje en el que abundan los apodos (“La Marquesa del Tango”. según Zamora Vicente. burlar y robar: no le importa engañar repetidas veces a Max. parásito. especialmente de Max. Curiosamente Valle-Inclán da el espaldarazo a la creencia en su obra. 4 Finado difunto: expresión intensificativa frecuente en el habla madrileña. que después será premiado. Aquí. no le prestará su abrigo cuando aquel esté a punto de morir y le robará la cartera. puesto que “finado” significa “muerto”). como se observa cuando le dice don Latino “No has tenido el talento de saber vivir” (como dando a entender que. desleal ycanalla. que viene a ser repetir lo mismo. Don Latino es falso y ruin. reaccionaria. ve a colgarme la capa”. de que para conseguir el dinero que necesita para el décimo debe darle coba a Pica Lagartos. su cara oscura. pero incapaz de asumir la lucha popular o indignarse ante la injusticia social. afloran algunos rasgos costumbristas del texto. personaje próximo a otros que pululan en la picaresca. poco menos que garantizaban que tocaría el décimo que se viera bendecido con tan singular coincidencia. sí que tiene talento artístico). donde está lo que queda del dinero que le han anticipado en el Ministerio y el décimo de Loteria. . Don Latino ofrece una visión conservadora. al que no duda en adular (aquí dice de él en su última intervención del texto que es “el primer poeta de España”). Cínico. probablemente. Es. lo cual hace más esperpéntica su figura. correspondería a undesdoblamiento de la contradictoria personalidad de Sawa. apenas hay en él un resto de dignidad. vemos también en Don Latino algunos datos biográficos de Alejandro Sawa. Don Latino es la contrafigura necesaria de Max. capaz de mentar al “compañero Lenin” (escena II). Y Claudinita lo llegará a culpar de la muerte de Max: “¡Ese hombre es el asesino de papá!” (Escena XIII). en el texto. pues el décimo capicúa que acaba comprando Max a costa de quedarse sin capa con que abrigarse en lo más crudo del invierno termina siendo premiado al final de la obra. sino esa denominación que podría cuadrar a cualquier otro personaje similar). Es el bohemio golfo que se arrima como un perro (llegará a decir “Soy su perro”). por otra parte. También resulta costumbrista la recomendación que le hace este personaje del Chico de la taberna. El cobista o adulador es un personaje popular anclado en la tradición de nuestro teatro del siglo de oro. pues viene a ser la otra cara de la moneda. al bohemio heroico.En el personaje de Max. En lo tocante a los personajes secundarios. el pedir tabaco (“pídele para mí la petaca3 al amo”). el Chico de la taberna es un personaje arquetípico o genérico (no tiene nombre propio.

revenida de un ojo9. La función de este personaje tal y como la percibimos en el texto es mostrar la relación entre la bohemia y el mundo de la marginalidad rayano en la delincuencia (de ahí que Valle-Inclán nos haga ver que cuando Max le devuelve el billete la lotera ambulante no se limite a recogerlo sin más sino que lo que hace es “echarle la zarpa”). Parece estar metida en algún turbio asunto de estafa. A este personaje cabe situarlo en ese mundo marginal de la noche madrileña al que pertenecen otros personajes como el Pollo del Pay-Pay. con el significado de “pagar tres pesetas”. En opinión de este mismo especialista. levantaba el cortinillo de verde sarga. las prostitutas la Lunares y la Cotillona. llamada popularmente “Ojo de plata” (“revenida de un ojo”. pues el Chico de la taberna dice que heredó “del finado difunto de su papá. En la acotación que se le dedica por entero en el texto nos la caracteriza como “una mozuela golfa. preguntó y se fue rebotada. otras veces es llamada en la obra “la Niña Pisa-Bien”. muy de quijote de las letras decimonónicas. ha pensado que la Pisa-Bien era una vendedora ambulante de lotería. en “La vida altiva de Valle-Inclán”. Le gusta excitar a los hombres y de ahí el mote de la “Pisa-Bien”. La expresión “estar afónico” significa no sólo no poder cantar sino “no poder pagar”. el que merece una mayor atención es Enriqueta la Pisa-Bien. Ella le replica: “Me espera un cabrito viudo”. "hago lo que me da la gana"». 13 Coima: mujer que convive con un hombre sin estar casada. al aguardiente de Rute). adornada de peines gitanos”. torciendo la gaita12”. como dando a entender que no se podría empeñar la capa (“si no la reciben”). y Don Latino de Hispalis no se tapa de criticarla (“¿Y desde cuándo titula 8 esa golfa?”). Al final de la escena aparece como aficionada a la bebida (en particular. periodista10 y florista11. lo que según la anotación de Zamora Vicente. pues sus seductores y provocativos andares atraían las miradas masculinas. ¿Es una forma más de presionarlo el herirlo en su amor propio para que acabe comprando el décimo? Lo de empeñar la capa para comprarlo es casi un gesto caballeresco. Otra muestra de ese mismo rasgo la tenemos en lo que le responde a Max cuando este le dice “Estate ahí” (como diciéndole que no se vaya. o Pacona la periodista. 12 Torcer la gaita (= torcer el gesto): adoptar una expresión de desagrado o enojo. miró. 11 De ahí que vaya pregonando “la vara de nardos”. Todo ello hace posible la presentación de un auténtico cuadro de costumbres cercano al sainete y la reproducción del lenguaje castizo madrileño. o el equivalente “pídale usted las tres beatas a Pica Lagartos”. La voz de germanía “tangar” significa engañar o estafar. mala sombra” le dice don Latino en otro punto de este fragmento cuando ella ha dicho algo que ha molestado. Si vamos al diccionario de la Real Academia. según el Chico de la taberna. Más divertido incluso y propio del sainete resulta lo de estar “afónico” con el significado de estar ´sin blanca´. «era muy frecuente en el habla desgarrada madrileña para dar idea de que "no me espera nadie". por ejemplo. con que la Pisa-Bien se refiere a Max sin el menor tacto: “este caballero está afónico 7”. mujer del Rey de Portugal. que quiere comprarle el décimo). pues es cualquier cosa menos una dama. que entodavía vive” (lo que es lo mismo que decir que ha sacado el dinero de alguna procedencia “non sancta”). hace al marcharse tras descubrir que no está en el local Max Estrella: “Entró. el apodo “Marquesa del Tango” podemos traducirlo como “marquesa de la estafa o del engaño”. 10 Periodista: vendedora de periódicos. También es costumbrista referirse a la capa como la “pañosa”.De estos personajes secundarios. Apodada “la Marquesa del Tango”. en efecto una de las acepciones de la palabra luz es “dinero”. Max ironiza sobre la condición dudosa de la Pisa-Bien cuando dice “no conozco a esa dama” . Zacarías el Borracho (que aquí interviene dos veces). “Calla. 9 Francisco Madrid. pues también vende flores. La palabra “memorial”. a ello hay que añadir la mala educación y/o el mal carácter que la caracteriza. sobre su endrina cabeza. otro personaje marginal como ella. dice Valle). La coima 13 del Rey de Portugal es 7 Juego de palabras entre “melopea” (= canción) y peseta. concubina. Otra expresión castiza es referirse al dinero o precio del billete de lotería diciendo “la luz del décimo”. en boca de la Pisa-Bien significa “recado” (= recuerdo de algo pendiente) y es una de esas voces rimbombantes con que a veces se dejan caer los personajes de la zarzuela. Zamora Vicente. “mala sombra” se aplicaba a “una persona que pretende hacer gracia sin conseguirlo”. Por tanto. como deducimos del gesto que. Recordemos ese típico y enormemente ordinario “apoquinar tres melopeas” en boca de la Pisa-Bien. 8 “Titular” quiere decir poseer un título nobiliario. .

Don Latino de Hispalis. ya que no se trata de meras acotaciones funcionales. que tiene un valor irónico y desmitificador en relación con los poetas e intelectuales bohemios. en el que se da a entender que dos adolescentes tienen relaciones sexuales con esa expresión. se lo regalo”. En esa última acotación resultaría verdaderamente difícil mostrar en un escenario ese “vidriado triste de alcohol y de fiebre” en los ojos ciegos de Max. y mi mujer y mi hija se quedan haciendo cruces en la boca17”. . como viene a ser la inicial. [Interpretación y valoración del significado general del fragmento] Si consideramos el fragmento en su conjunto. nadie puede negarle que es un luchador contra el filisteísmo burgués. Todo esto parece una conjura de los necios16 contra el genio desmejorado y mísero de Max Estrella. me retiro saludándole. anticipando el final trágico del personaje. admirador de los “cráneos privilegiados”. actúa como un catalizador haciendo aflorar la debilidad oculta en Max Estrella. Si quiere usted un nardo. 16 El escritor John Kennedy O.. 15 En su obra “La Corte de los milagros” Valle nos habla del respetuoso borracho profesional. que se adecua a los rasgos de cada personaje con una función caracterizadora y confiriendo al texto una extraordinaria expresividad. Max Estrella aparece como un segundo Adán que fuera tentado en el triste y macilento paraíso de la bohemia modernista no por una sino por varias serpientes. Así dice en estos momentos en que va a acabar logrando que Max le compre la lotería: “Caballero. Hoy día ha pasado a tener el significado de “sentir admiración o extrañeza” (hacerse cruces de algo o por algo). El dramatismo con que Max nos confiesa que va a morir pronto viene a confirmar y culminar todo ese proceso de acoso y derribo que en torno al árbol caído18 han emprendido los demás personajes. el Chico de la taberna. como son. Finalmente el esperpéntico personaje del Borracho15 (Zacarías) es muy conocido en la obra por ser el que lanza la famosa frase de “Cráneo previlegiado”. Tanta obsequiosidad resulta cuando menos sospechosa. y sobre todo la acotación final. Y así se presenta a sí mismo: “Mañana me muero. el malhadado novelista estadounidense. pues es uno de los ejes vertebradores en torno a los cuales Valle-Inclán construye el argumento de la obra. escribió una obra genial titulada “La conjura de los necios”. rasgos especialmente esperpénticos. Toole. sí que sobresale la maestría del autor en el tratamiento del lenguaje. la Pisa-Bien. 17 “Hacerse cruces en la boca” usado en el sentido poco frecuente de “no comer”. pensamos que la valoración que podamos hacer de él viene dada en parte por la funcionalidad del mismo en el conjunto de la obra. Algo así vemos en esta obra de Valle-Inclán.. También la premonición de Max tiene un papel análogo. en que presenta a los dos personajes principales como “sombras de sombras” o la que dedica a la Pisa-Bien. Aquí vemos varias acotaciones magistrales. En una cita inicial del libro decía que cuando un genio aparece en el mundo una muchedumbre de necios se conjura contra él para hacerlo fracasar. sino que tienen carácter eminentemente literario y a veces resultan irrepresentables. y por orden de importancia en cuanto a su malignidad. aunque la inteligencia de Max dista mucho de ser tan brillante. en que Valle completa la caracterización decadentista del personaje de Max. a los que en cierto modo con esa coletilla viene a despreciar y rebajar. “hacer bellaquerías”. Aquí se nos desvelan algunas facetas significativas del personaje central. [Importancia de las acotaciones] Junto al análisis de los personajes otro aspecto digno de ser mencionado es la trascendencia de las acotaciones en el texto de Valle-Inclán. En esta merienda de negros la víctima es Max. Todo ello confiere coherencia al texto y gracias a estos detalles podemos ver como todas las piezas del rompecabezas están hábilmente interconectadas. Además de ello. es un testimonio de la maestría artística de Valle-Inclán.mencionada en otra acotación que describe a su hombre como “el que hace las bellaquerías con Enriqueta” 14. En sus últimas intervenciones en este texto la Pisa-Bien se nos presenta exhibiendo una cortesía acaramelada y meliflua que no se compagina bien con el rudo carácter que ha demostrado en el momento que vino a buscar a Max y descubrió que no estaba (pues abandonó la taberna con cajas destempladas). Se solía acentuar esto haciendo la señal de la cruz sobre la boca al bostezar. Aquí al comienzo del fragmento vemos a este borracho utilizando la negación castiza “¡Miau!”. [Interpretación y valoración de la eficacia del texto] Si bien en este texto no se perciben. En Valle-Inclán es la propia literatura la que se desmitifica a sí misma utilizando como vehículo o instrumento al personaje de Max 14 Hacer las bellaquerías es expresión que aparece en un célebre poema de Góngora. La anécdota del décimo vemos que tiene una gran importancia. cuyo primer verso es “Hermana marica”. como en otros fragmentos de la obra. salvo en dos o tres detalles que ya se han mencionado.

Y esa ética requiere que sepamos leer entre líneas y mirar por encima de lo anecdótico. El genio de Valle-Inclán consigue trascender las categorías de la época y de la España de su tiempo (a la que. retrata magistralmente) y crear una obra universal que interpela al mundo contemporáneo acerca de aquellos valores que subyacen como un fundamento último en lo más escondido de la persona humana y que siguen vigentes. En la época de la transición empezaron a representarlo en nuestros escenarios junto a García Lorca. [Opinión personal] Afortunadamente lejos están ya los tiempos en que Valle-Inclán era considerado un autor poco menos que clandestino o subversivo. Nos estamos refiriendo a valores como la lealtad. que ha dado pie a que unos premios de cine y teatro muy importantes actualmente en España se llamen así: Premios Max.. . el respeto a los derechos humanos. La altura de su creación está a una enorme distancia de la de otros dramaturgos menos lúcidos. por otra parte. de los artistas que toman su creación como una empresa utópica.. siempre tendremos a Max Estrella como santo patrón de los poetas frustrados. Ese es el mensaje que nos lanza el maestro. Detrás de la estética del esperpento no hay simplemente belleza (que también). Este quijote de la modernidad alumbra con su ironía y sus ocurrencias los sueños literarios de las últimas generaciones. la autenticidad. En sentido metafórico aquí el árbol caído es el poeta fracasado Max Estrella. Y desde entonces nadie puede ya discutirle el papel de primer dramaturgo español del siglo XX. que se ven acorralados por esta sociedad materialista y rastrera que vuela bajo. hay una ética.Estrella. Quizás durante el franquismo no se le dio la importancia que tiene. En esta obra cuyo fragmento hemos comentado Valle-Inclán ha dado a luz ese personaje inolvidable y paradigmático de Max Estrella. Mientras existan soñadores que se estrellan contra la cruda realidad. © Juan Francisco Cañones Castelló 18 “Del árbol caído todos hacen leña” dice el refrán. la trasparencia en el ejercicio de los cargos públicos. Y ahora más que nunca entendemos que estos hombres son necesarios.