You are on page 1of 3

TAREA 1

1. ¿Es la teología una ciencia?
2. ¿Cuál es el objeto formal de la misma?
3. ¿Es argumentativa? Para la respuesta válgase de la lectura obligatoria.
4. Conformar un glosario con las siguientes palabras: religión; escolástica;
ciencia; topos; método.
5. Buscar la historia del término Teología.
6. ¿Cuál sería su reflexión acerca del por qué, para qué y para quién de la
teología?
1)

La teología, según Santo Tomás1, es una ciencia. Explica que existen dos

tipos de ciencias: unas, que deducen sus conclusiones a partir de principios evidentes y
a través del entendimiento natural; otras, que también parten de principios evidentes,
pero lo hacen a la luz de una ciencia superior, como es el caso de la teología, puesto que
lo hace a la luz de la ciencia de Dios y de los Santos. Y, así como la música acepta los
principios que le brinda a la aritmética, la teología o ciencia sagrada acepta los
principios que le proporciona Dios a través de la revelación.
Hay que agregar, por otra parte, que la teología es considerada una ciencia
porque posee un objeto de estudio y un método científico para lograr el conocimiento.
2)

Debemos destacar que existen dos tipos de teologías: la Teología Natural,

cuyo objeto formal es Dios Uno; y la Teología Sobrenatural, cuyo objeto formal es Dios
Uno y Trino.
3)

Santo Tomás sostiene que la teología, al igual que otras ciencias, no es

argumentativa porque “no argumenta para probar sus principios, los artículos de fe,
sino que a partir de ellos argumenta para probar otra cosa”. Ahora bien, lo que sí
admite el santo es que, en caso de que alguien niegue algún principio que la ciencia
sagrada tiene por revelación, esta podrá argumentar, podrá discutir. De algún modo, no
es argumentativa en general, pero sí lo es al momento de rebatir una negación, al
momento de discutir. Y siempre se argumenta con principios y verdades apoyadas en la
fe.
4)

Para desarrollar el glosario, he tomado el Diccionario de la Real

Academia Española y las acepciones que creo más pertinentes para la materia:
1

Nos valemos de la Suma de Teología, de Santo Tomás de Aquino, perteneciente a
la Biblioteca de Autores Cristianos, del año 2001, editada en Madrid, España.


-

Religión: Del lat. religio, -ōnis.
1. f. Conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de

sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta
individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para
darle culto.

2. f. Virtud que mueve a dar a Dios el culto debido.
Escolástica: Del lat. mediev. Scholasticus, este del lat. tardío scholastĭcus

'erudito', 'escolar', y este del gr. σχολαστικός scholastikós.
1. adj. Perteneciente o relativo a las escuelas medievales o a quienes
estudiaban en ellas.
Teología escolástica: teología dogmática que, partiendo de las verdades
reveladas, colige sus conclusiones usando los principios y métodos de la filosofía
escolástica.

-

Ciencia: Del lat. scientia.
1. f. Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el

razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes
generales con capacidad predictiva y comprobables experimentalmente.

Método:
4. m. Fil. Procedimiento que se sigue en las ciencias para hallar la verdad
y enseñarla.
Para el caso de “topos” hemos tomado Wikipedia, puesto que el Diccionario de
la RAE no presenta dicho término. Así, topos (del griego τόπος, "lugar", de tópos
koinós, "lugar común"; plural, topoi, y en latín locus, de locus communis) se refiere, en
el contexto de la retórica griega clásica, a un método normalizado de construir o tratar
un tema o argumento para que el orador pueda ganar el apoyo de su audiencia. El topos
ha designado gradualmente, por extensión, todos los temas, situaciones, circunstancias o
fuentes recurrentes de la literatura.
5)

En la página web perteneciente a la Diócesis de Canarias, encontramos el

siguiente fragmento, el cual ilustra la historia del término Teología:
“Este término fue usado por primera vez por Platón en «La República» para
referirse a la comprensión de la naturaleza divina por medio de la razón, en oposición a la
comprensión literaria propia de sus poetas coetáneos. Más tarde, Aristóteles empleó el
término en numerosas ocasiones con dos significados:
Teología como la rama fundamental de la ciencia filosófica, también llamada
filosofía primera o ciencia de los primeros principios, más tarde llamada Metafísica por
sus seguidores.
Teología como denominación del pensamiento mitológico inmediatamente previo
a la Filosofía, en un sentido peyorativo, y sobre todo usado para llamar teólogos a los
pensadores antiguos no-filósofos (como Hesíodo y Ferécides de Siro).
El término teología, por tanto, no es inicialmente de origen cristiano. Sólo a
través de un proceso progresivo se impone tanto en Oriente como en Occidente el uso
cristiano del término “teología”. Para Clemente de Alejandría, indica el “conocimiento de

las cosas divinas”. Para Orígenes expresa la “verdadera doctrina sobre Dios y sobre
Jesucristo como Salvador”. Corresponde a Eusebio el privilegio de haber aplicado por
primera vez el atributo theologos a evangelista, ya que en su evangelio escribió una
“eminente doctrina sobre Dios”. A partir de él, la teología indicará la verdadera doctrina,
la cristiana, en oposición a la falsa doctrina que enseñaban los paganos y los herejes”.2

6)

Creo que el porqué de la Teología tiene que ver con la necesidad de

buscar la verdad o, en otras palabras, descifrar la verdad que se encuentra en las
revelaciones que Dios ha hecho. Utilizo la palabra “necesidad” porque así lo creo,
puesto que, respondiendo al para qué, es a través de la revelación divina que hallamos el
camino de la plenitud y el sendero que nos conduce a encontrarnos con nosotros
mismos, con nuestro Cristo interior. Es decir, la Teología es para todos, para cada
individuo y para la humanidad entera.
Patricio Míguez Iñarra. -

2

http://www.diocesisdecanarias.es/formacion/formacion-teologica/index.html
Consultada el día 31 de agosto de 2016, a las 18:30 horas.