You are on page 1of 161

La Organización Mundial de la Salud es un organi~mo especializado de las Naciones Unidas que se ocupa fundamentalmente de asuntos sanitarios internacionales

y salud pública. Por
conducto de esta organización, creada en 1948, los profesionales de la salud de unos 165 países intercambian sus conocimientos y experiencias con objeto de que todos los ciudadanos del
mundo puedan alcanzar en el año 2000 un grado de salud que les permita llevar una vida social y económicamente productiva.
Mediante la cooperación técnica directa con sus Estados Miembros y el fomento de dicha
cooperación entre éstos, la OMS promueve el establecimiento de servicios completos de salud,
la prevención y la lucha contra las enfermedades, el mejoramiento de las condiciones ambientales, la formación y el perfeccionamiento del personal de salud, la coordinación y el desarrollo de las investigaciones biomédicas y sobre servicios de salud, y la planificación y ejecución
de programas de salud.
Un programa tan vasto comprende actividades muy variadas, entre las que cabe destacar
el establecimiento de sistemas de atención primaria de salud que alcancen a todas las poblaciones de los Estados Miembros; el mejoramiento de la salud de la madre y el niño; la lucha
contra la malnutrición; la lucha contra el paludismo y otras enfermedades transmisibles, como
la tuberculosis y la lepra; conseguida ya la erradicación de la viruela, el fomento de la inmunización en masa contra cierto número de otras enfermedades evitables; el mejoramiento de
la salud mental; el abastecimiento de agua potable; y la formación de personal de salud de todas las categorías.
El mejoramiento de la salud en todo el mundo requiere también la colaboración internacional en ciertas actividades como el establecimiento de patrones internacionales para sustancias biológicas y de normas sobre plaguicidas y preparaciones farmacéuticas; la formulación
de criterios de higiene del medio; la recomendación de denominaciones comunes internacionales para medicamentos; la administración del Reglamento Sanitario Internacional; la revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades, Traumatismos y Causas de Defunción;
y la compilación y difusión de estadísticas de salud.
En las publicaciones de la OMS pueden encontrarse más datos sobre numerosos aspectos
de la labor de la Organización.

Manipulación correcta
de los alimentos
Guía para gerentes de
establecimientos de
alimentación
Michael J acob
Funcionario de Higiene del Medio
Departamento de Salud
Londres, Reino Unido

~ ,:1' ~
~II
.....,.~

Organización Mundial de la Salud
Ginebra
1990

Catalogación por la Bibliotec2 de la QMS
Jacob, MichaeJ
Manipulación correcta de los a!imenlOs: guia para gerentes de establecimientos de
alimentación.
l . Food contamination - preventio n and control
2. Food bandling - mcthods. 3. Food ~rviccs - standa rds
1. Title

ISBN 92 4 354245 1

(NLM Oassification: WA 701)

© Organización Mundial de la Salud 1990
Las publicaciones de la organización Mundial de la Salud están acogidas a la protección
prevista por las disposiciones sobre re;lroducción de originales del Protocolo 2 de la Convención Universal sobre Derccho de Autor. Los intcresado~ en reproducir o traducir ín tegramell\c
o en parte alguna publicación de la OMS deben solicitar la oportuna autorización a la Oficina
de Publicaciones, Organización Mundial de la Salud, Ginebra, Suiza. La Organización Mundial de la Salud dará a esas solicitudes consideración muy f~vorable .
Las denominaciones empicadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no implican, dc parte de la S~crct3ría de la Organización Mundial
de la Salud, juicio alguno sobre la condición jurídica de paíse~ , territorios, ciudades o zonas,
o de sus autoridades, ni respecto del trazado de sus (ron teTes o limites.
La mención de determinadas sociedades me!l.<lntilcs o dl' nombres comerciales de ciertos
productos no implica que la OMS los apruebe- o recomiende oon preferencia a otros análogos.
Salvo error u omisión. las marcas registradas de anículos o productos de esta naturaleza se distinguen en las publicaciones de la OMS por una !ctra inicial mayúscula.

Las opiniones expresada5 en la presente publicación son de la exclusiva responsabilidad de
su autor.
PR1NTED JI' SPAIN
8&17807 _ Grtfiou R<uni<b.· 1100

Prefacio
Ciertos incidentes de enfermedades transmitidas por los alimentos,
sobre todo algunos que han recibido gran publicidad, ponen de
relieve los problemas que se han de resolver para conseguir la
preparación, manipulación, conservación y distribución de los
alimentos en condiciones de seguridad. Recuerdan además una vez
y otra que pueden presentarse enfermedades transmitidas por los
alimentos incluso en los lugares donde rigen mecanismos
reguladores oficiales, nacionales o locales. La inspección periódica
de los establecimientos de servicios de alimentación puede
contribuir a garantizar que los alimentos se preparen en un medio
ambiente limpio pero con frecuencia no permite controlar otros
factores contribuyentes a las enfermedades transmitidas por los
alimentos. La práctica de inspecciones diarias no es posible ni sería
eficaz.
El hecho de que en ciertos países desarrollados hayan aparecido
recientemente enfermedades de transmisión alimentaria
relacionadas con productos que nunca se habían considerado
sospechosos (v. gr., Salmonella en los huevos, Listeria en comidas
refrigeradas) indica que la contaminación de los alimentos crudos
puede constituir un grave problema. Sin embargo, a escala
mundial, la mayor parte de estos incidentes son consecuencia de
alimentos incorrectamente manipulados o tratados durante su
preparación. Así pues, una de las medidas preventivas más eficaces
para evitar las enfermedades alimentarias es educar al personal que
manipula los alimentos para que se atenga en su trabajo a normas
higiénicas estrictas.
Esta guía está destinada a facilitar la solución de los problemas
relacionados con la educación del personal que manipula
alimentos. Está dirigida a todos aquellos que se ocupan de
establecimientos de servicios de alimentación o que supervisan al
personal de estos establecimientos, y también está indicado su uso
en los cursos de capacitación para la gestión de hoteles y
restaurantes. Se ocupa sobre todo de las enfermedades bacterianas
transmitidas por alimentos, pues éstas se pueden prevenir con
facilidad mediante técnicas seguras de manipulación de alimentos.

*
*

01<

El autor desea dar las gracias a todos los que revisaron los
primeros borradores de la presente guía y cuyas
observaciones y sugerencias fueron de suma utilidad en la
preparación de la versión definitiva.
v

Cómo utilizar esta guía

En las Partes 1 a III de esta guia se dan detalles de los mecanismos
por Jos que se produce la contaminación de los alimentos y cómo

esta se puede preven ir mediante diversas medidas, entre ellas la·
manipulación de los alimentos en condiciones de seguridad. La
Parte IV será de ayuda para que los gerentes puedan organizar esta
información en un curso de capacitación destinado al personal que
ha de manipular alimentos.
Al escribir esta guía se ha tenido en cuenta lo muy diversa que
es la formación del personal gerente y supervisor de los
establecimientos de servicios de alimentación. Los puntos más
importantes de cada capítulo se recopilan en cuadros titulados
«Puntos importantes para la capacitacióm). Los gerentes que sólo
tengan una formación básica pueden limitarse a conocer y recordar
esos puntos. Los gerentes con una formación superior podrán
apreciar la utilidad de conocer una información más detallada. Son
los «Puntos importantes para la capacitacióm> los que deben
ponerse más de relieve en los cursos de capacitación del personal
que ha de manipular alimentos. Los ejemplos que se dan a lo largo
de la guía servirán para aclarar esos puntos durante el curso de
capacitación.

Puntos Importantes para la capacitación
Páginas

Bacterias

28

Otros contaminantes de los alimentos

36

Orfgenes y transmisión de los contaminantes de
alimentos

57

Estructura y planta de las instalaciones para la preparación
de alimentos

70

Equipo

75

Limpieza

88

Personal

98

Refrigeración

109

Preparación culinaria

115

Capítulo 1

Introducción

Enfermedades transmitidas por los alimentos: planteamiento del
problema
En general, las enfermedades transmitidas por los alimentos causan
transtornos del tubo gastrointestinal, con dolores abdominales,
diarrea y, a veces, vómitos. Estas enfermedades están causadas por
la ingestión de alimentos que contienen cantidades considerables
de bacterias nocivas (patógenas) o los productos tóxicos
consecutivos al crecimiento de éstas. La enfermedad puede atacar
a una persona, a uno o a dos miembros de una familia o de
cualquier grupo cerrado, o a un gran número de personas. Los
síntomas pueden ser ligeros, con una duración de pocas horas, o
graves, con una duración de días, semanas o meses, y que obliguen
a instaurar un tratamiento intensivo. En los grupos vulnerables,
como los de lactantes y ancianos, la enfermedad probablemente
resulte más grave.

Salud pública
Las enfermedades transmitidas por los alimentos siguen
planteando un importante problema de salud pública tanto en los
países desarrollados como en los países en desarrollo. Las
estadísticas tienden a infravalorar el número de casos de estas
enfermedades, pues no todos los sujetos afectados acuden al
médico y los médicos no siempre notifican a las correspondientes
autoridades de salud todos los casos que tratan. Además, algunos
de esos casos pueden no ser reconocidos como de enfermedades
transmitidas por los alimentos.

Factores contribuyentes a las enfermedades transmitidas
por los alimentos
Las estadísticas actuales de enfermedades transmitidas por los
alimentos procedentes de diversos países industrializados muestran
que el 60 % de los casos pueden deberse a técnicas defectuosas de
manipulación de los alimentos y a la contaminación de los
alimentos servidos en establecimientos de alimentación. La mayor
parte de los países en desarrollo no facilitan datos válidos, pero
hay razones para suponer que en ellos se plantean problemas
similares. Y, sin embargo, una manipulación higiénica de los
alimentos permite evitar la contaminación bacteriana de éstos. En

Manipulación correcta de los .limentos

Fig. 1. Resumen de los factore s quo contri buyen a las enfermedades
transmitidas por los alime ntos.

C<luión o r~t:3r!ntamitnto
inadecuado!

Mala lIigiene
personal

ProdUCloS quím icos
In los alimenlllt

In!fctos y
roedores

Contaminati6n efunda

Enfermedades
transmitida por
105 alimentos

OperuiOI
inllKtadOI

Utilir.ació n di tlimentol
¡nAIlOS, no comestibles
o inadecuados

Manipulación
inadecuada de
los alimentol

Equipo sucio

Temperaturas di &ORS8f\lación
Inadecuadas qu. facilitan
La proliftflCión baCllfia lUl

lo que se refiere a la carne de ave y a otros tipos de carne, lo más
seguro es una preparación culinaria eficaz segui da de una
conservación adecuada, en caliente o en fno, de los ali mentos
preparados.
Ciertas medidas de sal ud pública pueden influir sobre la
inocuidad de los alimentos. Por ejemplo, el uso de aguas residuales
para la irrigación puede contaminar los productos agrícolas y
causa r infecciones parasitarias y de otros tipos tanto de los seres
humanos como de los animales utilizados para su alimentación.
Ciertos productos químicos potencialmenle tóxicos como, por
ejemplo, algunos plaguicidas utilizados en la agricultura, pueden
llegar hasta los alimentos. También puede ser peligrosa la
aplicación indiscriminada de insecticidas y rodcnticidas en las
cocinas. En los alimentos pueden hallarse ciertas toxinas naturales
nocivas y además cien os metales y compuestos tóxicos pueden
pasar a los alimentos a partir de los instrumenlOs utilizados, los
recipientes o las superficies donde se trabaja. Pueden asimismo ser
causa de enfermedades transmit idas por alimentos ciertos vi rus,
levaduras y mohos. En la figura I se resumen los factores
contri buyentes a las enfermedades transmitidas por alime ntos.

,

Introducción

Aspectos económicos
Las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden ser
causantes de grandes pérdidas económicas y dar mucho trabajo al
personal del ramo de los servicios de alimentación. Además, los
clientes enfermos pueden perder numerosos días de trabajo e
importantes ingresos. Los alimentos contaminados no se pueden
vender y se han de desechar. Puede cundir el descrédito a través
de la publicidad adversa de la televisión, la radio o la prensa, con
las consiguientes pérdidas económicas, el cierre de los
establecimientos y las demandas jurídicas. Todos esos efectos
pueden alcanzar una importancia desproporcionada por
comparación con las enfermedades y molestias que hayan sufrido
los clientes afectados. Es muy difícil alcanzar una buena
reputación en el ramo de los servicios alimentarios, pero muy fácil
perderla.
Algunos países pierden una parte de los ingresos que podrían
alcanzar gracias al turismo a causa de la prevalencia en ellos de
ciertas enfermedades graves transmitidas por los alimentos, como
la fiebre tifoidea y la disentería.
Por otra parte, la investigación de los brotes de enfermedades
transmitidas por los alimentos puede exigir mucho tiempo y ser
muy costosa. A veces las autoridades encargadas de la
investigación han de emplear muchas horas para descubrir todos
los contactos sociales de las personas afectadas, evaluar el índice
de ataques en grupos afectados, y recoger y examinar muestras de
alimentos, heces y orina de las' personas afectadas o de los
presuntos portadores.

Servicio al consumidor
Los establecimientos de alimentación desempeñan un servicio
público. En muchos países el comer fuera de casa, sobre todo en
zonas turísticas, forma parte importante de las actividades
recreativas. La clientela espera unos alimentos presentados con
limpieza y en condiciones higiénicas.
Un entorno limpio estimulará probablemente al personal a un
mejor comportamiento en su trabajo. La gente tiende a reaccionar
ante su medio ambiente, de forma que es probable que el personal
conserve durante más tiempo su trabajo si éste se realiza en un
ambiente limpio y agradable. Las industrias turísticas y recreativas
son beneficiarias directas de la existencia de establecimientos de
3

Man ipulación correcta de los alimentos

alimentación Que mantengan normas elevadas de higiene y
limpieza.
Efectos de las enfennedades transmitidas por los alimentos
sobre la digesti6n

Para comprender como actúan los gérmenes patógenos en el
organismo humano es preciso poseer un conocimiento básico del
proceso de la digestión.
El alimento puede definirse como cualquier sustancia sólida o
líquida cuya ingestión facilite al organismo energía para su
crecimiento o fun cionamiento. Para Que esa energía se libere es
preciso que el alimento se descomponga en sus diversas partes
mediante el proceso de la digestión. La digestión tiene lugar en el
tracto alimentario, Que es el tubo Que va desde la boca hasta el
ano. En ella intervienen la acción mecánica de los dientes, el
movimiento muscular del propio canal alimentario y las reacciones
Químicas originadas por los jugos digestivos. El proceso completo
de descomposición es el que se denomina digestión .
Mediante el proceso de digestión los nutrientes contenidos en
los alimentos adoptan una forma Que pueda ser absorbida por el
organismo. La absorción consiste en el paso de esos nutrientes a
través de las paredes del tubo alimentario, a la sangre.
El tránsito de los alimentos por el canal alimentario se hace
sobre todo gracias al peri staltismo. Las paredes del tubo van
contrayéndose en ondas y así hacen progresar los alimentos. Si una
sustancia venenosa o irritante llega al estómago, provoca un
peristaltismo inverso que, al combinarse con contracciones de los
músculos abdominales y del diafragma, causa vómitos. Si el
vómito no evacúa la sustancia irritante, ésta llega al intestino y
produce contracciones, dolores y diarrea. Los diferentes tipos de
génnenes patógenos transmitidos por los alimentos pueden
provocar distintas reacciones orgánicas, pero, en general, las
enfermedades transmitidas por los alimentos presentan ciertas
características clínicas comunes: diarrea, dolor abdominal, vómitos
y, a veces, fi ebre. A estos síntomas pueden agregarse náuseas,
malestar general y deshidratación. La deshidratación es
especialmente frecuente y peligrosa en recién nacidos y nilios.
Introduccl6n 8 la microbiología

Si se quiere saber algo acerca de la salubridad de los alimentos es
preciso poseer un conocimiento elemental de la microbiología,

Introducción

ciencia que estudia todas las formas de vida vegetal y animal que
por su escaso tamaño no son perceptibles a simple vista. La
microbiología de los alimentos se ocupa exclusivamente de cuatro
grupos de gérmenes: bacterias, mohos, levaduras y virus.
Estos microorganismos no sólo están presentes en el cuerpo
humano, sino también en el suelo, el aire, el agua y, con
frecuencia, en la superficie o el interior de nuestros alimentos. Las
enfermedades transmitidas por los alimentos están causadas sobre
todo por bacterias y virus.
Bibliografía
CHARLES, R.H.G. Mass catering. Copenhague, Oficina Regional de la
OMS para Europa, 1983 (European Series No. 15).
FREEDMAN, B. Sanitarians' handbook, 4th ed. New Orleans, Peerless
Publishing Company, 1977.
LONGREE, E. Quantity food sanitarion. New York, Inter-Science
Pu blishers, 1967.
OMS, Serie de Informes Técnicos, N° 705, 1984 (Importancia de la
inocuidad de los alimentos para la salud y el desarrollo: Informe de un
. Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Inocuidad de los Alimentos).
RIEMANN, H. & BRYAN, F.L. Food-borne infections and intoxications, 2nd
ed. New York, Academic Press, 1979.

5

PARTE I

CAUSAS DE CONTAMINACION
DE LOS ALIMENTOS

Capítulo 2

Bacterias
Una bacteria está constituida por una sola célula, es decir es un
organismo unicelular. Las bacterias son tan pequeñas Que
aisladamente sólo se pueden ver a través de un microscopio.
Pueden medir sólo 0,0005 mm y un acúmulo de un millar o más
apenas es perceptible a simple vista; 50000 bacterias puestas en
flla apenas medirían 25 mm. Las bacterias son la causa más
frecuente de enfermedad transmitida por los alimentos.
Proliferación bacteriana

Las bacterias consumen alimentos como fuente de energía y para
su crecimiento. Una bacteria puede absorber el alimento a través
de la pared celular, y para ello precisa hallarse en un ambiente
adecuado.
Tem pe ratura
Las bacterias proliferan sobre todo denlro de cienos márgenes de
temperatura. Se clasifican en distintos grupos segun sean las
temperaturas preferidas (véase la figura 2).
• Psicrófilas (bacterias que prefieren el frro)

Proliferan entre O y 25'c'
Temperatura óptima, 20· 25"C,
• !lfesófilas (baclerias que prejieren temperolUras inrermedias)

Proliferan entre 20 y 4S"e.
Temperatura óptima, 30·3 re.
• Termójifas (baclerias que prefieren el calor)

Proliferan entre 45 y 70"C.
Temperatura óptima, 50-55"c'
Las especies que causan enfermedades e infecciones en el ser
humano proliferan sobre todo a la temperatura del cuerpo (37"C)
y, por consiguiente, están incluidas entre las mcsófilas. Las
causanles del deterioro de los alimentos en el refrigerador son
psicrófilas. Si la temperatura es inferior al más bajo límite normal
de proliferación, normalmente las bacterias dejarán de proliferar,
pero es posible que esas bajas temperaturas no las maten y
empiecen de nuevo a multipli carse cuando regresen a condiciones
de temperatura favorables.
En cambio, las bacterias morirán si se calientan por encima de
sus temperaturas nonnales durante un periodo considerable de
9

Bacteria,

Fig . 3.

Control de las bacterias patógenas por la temperatura .
·C

l",,,>,.,,"el ,iempo

que muere

ZORl de

peligro

Humedad
La célula bacteriana contiene un 80 % aproximadamente de agua.

El agua es para ella un requisito fundamental. Pero la bacteria no
puede utilizar el agua combinada con cuerpos sólidos, por ejemplo
salo azúcar. En general, las soluciones concentradas, .como una
solución salina de 200 g/litro, no facilitan la proliferación
bacteriana.
Oxígeno

Hay bacterias que sólo pueden proliferar en presencia de oxigeno
(bacterias aerobias), mientras que otras sólo proliferan en ausencia
de éste (bacterias anaerobias). Un tercer grupo, las bacterias

"

Bacterias

leche se corte, y las bacterias que se utilizan en la producción de
queso pueden soportar un pH ácido hasta de 4.

Luz
En general las bacterias proliferan mejor en la oscuridad, pero
tampoco la precisan. La luz ultravioleta es letal y se puede utilizar
en algunos procedimientos de esterilización.

Esporas bacterianas
La mayor parte de las bacterias mueren si no disponen de
nutrientes o en condiciones ambientales desfavorables. Pero hay
otras que desarrollan esporas, formas con una cubierta protectora
con la que pueden resistir en condiciones desfavorables. Las
bacterias que producen esporas son especialmente importantes
para las enfermedades transmitidas por los alimentos, pues pueden
sobrevivir a las temperaturas que normalmente se utilizan en la
cocma.

Toxinas bacterianas
Muchas bacterias patógenas (es decir de las que causan
enfermedades) producen complejas enzimas destructoras de
proteínas y tejidos. Esas enzimas se denominan toxinas. Algunas
toxinas, como la toxina del Staphylococcus, son resistentes al calor,
por lo cual resultan muy peligrosas en los alimentos ya que no se
destruyen por la cocción.

Toma de muestras para detectar la presencia de bacterias
Los análisis bacteriológicos pueden usarse para saber si una
persona está infectada o un lugar o artículo alimenticio está
contaminado. Las muestras destinadas al análisis se pueden tomar
de diversas maneras. Por ejemplo, para tomar una pequeña
cantidad de material infectado de una herida puede utilizarse un
pequeño algodón sujeto en la extremidad de un palillo. Las heces
se pueden tomar sobre vidrios estériles o en recipientes de plástico.
13

Causas de cont a minación de los alimento.

/
También deben tomarse muestras de alimentos o frotis con
algodones de las zonas donde se preparan los alimentos.
Las bacterias patógenas Que transmiten los alimentos no suelen
alterar el aspecto, sabor o aroma de éstos, de manera que en
general sólo se puede saber si un articulo alimenticio está
peligrosamente contaminado o no practica ndo un análisis
bacteriológico.
Las bacterias que descomponen las proteínas y que, por
consiguiente, alteran perceptiblemente los alimentos, con
putrefacción y olor anormal, no siempre causan enfermedades,
pero cuando el deterioro es evidente lo mejor es no permitir que se
ingiera el alimento en cuesti ón.
Cómo las bacterias causan enfermedades transmitidas por los
alimentos

Para Que se declare la enfermedad transmitida por los alimentos es
preciso Que tenga lugar uno de los tres fen ómenos siguientes:
• O bien que sobre el alimento contaminado o en el interior de
éste haya bacterias en cantidad o concentración suficientes
para sobrevivir al periodo de producción, recolección,
almacenamiento y elaboración del alimento.
• O bien que en la superficie o en el interior del alimento se
multipliquen bacterias hasta alcanzar ulla ca ntidad suficiente
o que se produzcan tox in as en bastante cantidad para
provocar una enfermedad.
• O bien que entren bacterias en el lugar donde se preparan los
alimentos o en la superficie o el interior de los alimentos
crudos , y que éstas pasen a las manos del operario o al
equipo y a las superficies de trabajo, que si no se lavan
adecuadamente contaminarán otros alimentos.
En todos esos casos, para que se produzca la enfermedad es
preciso que se consuman caOlidades suficientes del ali mento
contaminado que contengan bastantes bacterias o toxinas como
para vencer la resistencia de la persona a la enfermedad. El
numero o la concentración de bacterias necesarios para causar la
enfermedad se denomina la dosis infectante minima (DIM). La
ingestión de alimentos contaminados en ese grado puede provocar
casos individuales o esporádicos de enfermedad o bien brotes de la
misma. El que se detecte o no el brote dependerá del número de

,.

Bacterias

personas que hayan consumido el alimento contaminado y de que
la enfermedad consecutiva se notifique e investigue.
Si se consume un número de bacterias patógenas insuficientes
para provocar una enfermedad, el sujeto infectado puede
convertirse en portador y contaminar otros alimentos que toque. El
número de microorganismos riecesario para provocar una
enfermedad depende de la virulencia de éstos, de la edad y el
estado general de salud de la persona y probablemente también de
otros muchos factores.
Por ejemplo, en un importante brote internacional de
enfermedad transmitida por los alimentos causada por salmonelas
en el que intervino un dulce de chocolate, la enfermedad se debió
al consumo de bastante menos de una salmonela por gramo. En
general, para que se produzca una intoxicación alimentaria por
salmonelas, se precisa que cada gramo de alimento contenga
10 000 gérmenes o más.
En el caso de la disentería causada por shigelas, en la cual la
vía de transmisión más frecuente es de persona a persona, o bien
directamente o bien por contaminación del medio, la dosis
infectante de shigelas puede oscilar entre 200 y 10 000 gérmenes.
Los recién nacidos, las personas de edad o desnutridas y los
enfermos con otros procesos son más susceptibles a las
enfermedades tansmitidas por los alimentos que las personas
sanas, y una dosis inferior a la DIM normal puede provocarles una
enfermedad o incluso el fallecimiento.
Tras el consumo de bacterias infecciosas o de una toxina viene
un periodo de incubación durante el cual las bacterias se
multiplican o se produce una reacción en el tracto gastrointestinal,
antes de que la enfermedad se declare. La duración de la
enfermedad varía según el tipo de bacteria o de toxina pero en la
mayor parte de los casos dura de uno a tres días. Normalmente los
pacientes infectados por salmonelas se recuperan de los síntomas
gastrointestinales en dos o tres días pero después pueden
experimentar un malestar general durante una semana o más.
El diagnóstico de una enfermedad de origen bacteriano suele
realizarse sobre la base de 1) el aislamiento del germen causal, 2) la
existencia de un periodo de incubación, 3) el cuadro clínico y 4) la
duración de la enfermedad. Se describen a continuación, y se
resumen en el cuadro 1, las enfermedades bacterianas más
frecuentemente transmitidas por los alimentos.

15

Cauta. de contaminación de los alimentos

Bacterias que causan enfermedades transmitidas por los
alimentos
Salmonelas
Una de las especies de saLmonela más frecuentes es la Salmonella
thyphimurium, pero existen otras especies, como S. enteritidis,
encontrada en los huevos, que también pueden causar
enfermedades. Con frecuencia las bacterias viven en animales que
padecen una infección clínica o subclínica. Alcanzan a los
alimentos directa o indirectamente y por diversas vías como, por
ejemplo, a través de excrementos animales o humanos o del agua
contaminada por aguas residuales. En la cocina pueden pasar de
los alimentos crudos a los cocinados vehiculados por las manos, las
superficies, los instrumentos o cualquier otro material.
El periodo de incubación va de 6 a 72 horas, siendo en general
de 12 a 36 horas, y los síntomas consisten en diarrea, dolores
abdominales, vómitos y fiebre. La enfermedad dura varios días e
incluso un adulto sano puede necesitar hasta 21 días para una
recuperación completa.
En estos últimos años se han producido varios incidentes de
salmonelosis consecutivos al consumo de carne de ave y de huevos,
La contaminación de las aves de corral se debe a veces a la
infección de las aves vivas por piensos contaminados con
salmonelas.
En raras ocasiones, personas sanas y bien nutridas pueden
infectarse con bacterias pero sin presentar síntomas. Pero si las
bacterias no se eliminan totalmente del organismo. las personas en
cuestión se transforman en portadores de salmonelas, que pueden
seguirlas excretando con sus heces. Normalmente los portadores no
deben trabajar con alimentos dispuestos para su consumo o fáciles
de contaminar.
EstafilocoCOS
La enfermedad alimentaria por estafilococos, entre los cuales el

más frecuente es el SIaphylococcus aureus. es debida a la presencia
de cantidad suficiente de toxinas en los alimentos. El periodO de
incubación es breve y los síntomas aparecen de 1 a 6 horas después
de la ingestión del alimento. El cuadro clfnico consiste en náuseas,
vómitos, dolores abdominales, debilidad, deshidratación y

"

Bacterias

temperatura inferior a la normal. Los síntomas son de escasa
duración, en general menos de 1 ó 2 días. Es frecuente que las
personas sanas alberguen estafilococos en la piel, en la nariz o en
la garganta. También las lesiones sépticas pueden ser fuente de
infección por este microorganismo. La mayor parte de los brotes
están causados por la contaminación directa de los alimentos por
manos contaminadas con secreciones procedentes de la nariz, la
boca, las heridas o la piel. Con frecuencia un alimento cocinado se
contamina con estafilococos por su manipulación mientras aún
está caliente. Si a continuación el producto se conserva en
condiciones favorables a la proliferación de los estafilococos, éstos
se multiplican y producen toxinas.
El estafilococo en sí mismo se destruye con bastante facilidad
por la acción del calor en el curso de una pasteurización o de una
cocción normal, pero esos procedimientos no sirven para destruir
la toxina. Si se quiere asegurar la destrucción de ésta, es preciso
hervir el alimento durante un periodo tan largo que prácticamente
lo desintegraría.
Para prevenir el riesgo de contaminación por estafilococos, es
muy importante el frecuente lavado de manos de las personas que
han de manipular los alimentos. Las personas con heridas
infectadas en sus manos o en sus brazos no deben manipular
alimentos antes de que se cure su infección.

Clostridium perfringens
Es un germen anaerobio que, sin embargo, puede tolerar una
pequeña cantidad de oxígeno. Se encuentra frecuentemente en
excrementos de seres humanos y animales, en la carne cruda y en
la carne de ave y en otros alimentos, incluidos productos
deshidratados. Sus esporas pueden soportar el calor y la
deshidratación, y pueden sobrevivir durante mucho tiempo en
estado latente en alimentos, suelo y polvo.
La enfermedad se produce como consecuencia de la ingestión
de alimentos contaminados con Clostridium perfringens que se han
desarrollado a partir de esporas que sobrevivieron al tratamiento
culinario. El calor las puede activar para que germinen. La
enfermedad es consecuencia de una toxina que se produce cuando
la bacteria vuelve a adoptar su forma esporulada en el intestino.
En los alimentos antes de su ingestión no se produce una dosis
suficiente de toxina.
Los síntomas, que hacen su aparición de 8 a 22 horas después
19

CilIII5i115 de contaminación de los alimentOI5

de ingerir el alimento, consisten en diarrea y dolores abdominales.
Los vómitos son raros. El cuadro dura desde menos de un día
hasta dos y va seguido de una recuperación rápida en el caso de las
personas en buen estado de salud.
La carne cruda de ganado mayor o menor y de ave es una
fuente frecuente de infección por Clostridium perfringens. La
mayor parte de los brotes de intoxicación tiene lugar en comedores
colectivos, hospitales, escuelas, hoteles y otras insti tuciones donde
con frecuencia la carne y las aves se precoci nan, a continuación se
enfrían con lentitud y después se vuelven a calentar. El
enfriamiento lento es uno de los factores que más fácilmente
pueden provocar la enfermedad.
C/ostridium botulinum
Se trata de un microorganismo anaerobio y especialmente
peligroso, pues puede formar esporas en alimentos enlatados y
envasados al vacio, es decir en ausencia de aire. El botulismo está
causado por la toxina que produce el Clostridium botufinum
cuando prolifera en los alimentos. La toxina es letal incluso cn
pequeñas dosis. Afecta al sistema ne!>'ioso y con frecuencia causa
una enfermedad letal incluso en personas previamente sanas y
fuertes. Las esporas resisten al calor, y sobreviven a la ebullición y
a las altas temperaturas. En cambio la toxina es tennosensiblc y,
en su forma pura, queda destruida por la ebullición. Pero puede
resistir si se encuentra mezclada con proteínas u otros materiales
de los alimentos. El periodo de incubación varia de 12 a 96 horas
(generalmente es de 18 a 36), y el cuadro clínico consiste en
vértigos, dolores de cabeza, cansancio y visión doble, que se
acompañan de una sensación de sequedad en la boca y garganta, y
a continuación el sujeto es incapaz de hablar a causa de la parálisis
de los músculos de la garganta. La muerte suele sobrevenir por
parálisis de los centros respiratorios. Sin un tratamiento adecuado,
la tercera parte de Jos pacientes mueren de 3 a 7 días después del
comienzo de la enfermedad. Pero incluso con un buen tratam iento
la recuperación es lenta y exige meses e incluso a veces, años.
Son susceptibles a la contaminación ciertos alimentos ricos en
proteínas como la carne y el pescado. En esos alimentos puede
observarse un ennegrecimiento y una producción de gas, con lo
cual el producto resulta evidentemente inutilizable. Pero cuando se
trata de un artículo ligeramente ácido y pobre en proteínas, no se
presenta ese ennegrecimiento y la producción de gas es limitada,
en cuyo caso la contaminación puede pasar inadvertida. Los brotes

Bacterias

observados de botulismo se han debido sobre todo a conservas
caseras de carne, pescado y hortalizas enlatadas o metidas en
frascos. El peligro en estos casos c'onsiste en que sea inadecuado el
tratamiento o la utilización de conservadores ácidos o sales. En
general los alimentos comercialmente enlatados son de toda
confianza, pero no obstante se han dado algunos casos de
botulismo. Recientemente se han producido dos brotes en personas
que han consumido productos del comercio; se trataba de salmón
enlatado comercialmente y contaminado por Clostridium
botulinum E, lo que causó el fallecimiento de tres personas y una
grave enfermedad en otras tres. Se cree que los brotes se
produjeron por deterioro de las latas, lo que permitió que su
contenido se volviera a contaminar después de haberse realizado
las operaciones de calentamiento y envasado.
Bacillus cereus

Es un bacilo (bacteria en forma de bastoncito) esporulado que se
presenta en el suelo y contamina con frecuencia cereales y otros
alimentos. Algunas esporas pueden sobrevivir al tratamiento
culinario y germinar en bacilos que proliferan y producen toxinas.
La conservación en lugares húmedos y durante mucho tiempo de
alimentos calientes y cocinados estimula el crecimiento y la
división de los microorganismos, que llegan a ser
extraordinariamente numerosos, y la formación consiguiente de
toxinas en cantidades capaces de causar enfermedad. El periodo de
incubación varía de 6 a 16 horas y el comienzo de los síntomas
puede ser súbito con diarrea aguda y vómitos. Los brotes han
podido relacionarse con gran diversidad de alimentos,
especialmente arroz hervido y salsa de harina de maíz.
El Bacillus cereus puede causar otro cuadro clínico distinto
consistente en un ataque agudo de náuseas y vómitos con algo de
diarrea. En estos casos el periodo de incubación es sólo de 1 a 6
horas, mientras que en los brotes clásicos es de 6 a 16 horas.
Así, pues, el Bacillus cereus es un germen que puede producir
dos tipos clínicamente distintos de enfermedad transmitida por los
alimentos, uno muy semejante al que produce el Clostridium
perfringens y el otro parecido a la intoxicación alimentaria
estafilocócica.
Escheríchía coN (E. coN)

Algunas cepas de E. coli pueden originar gastroenteritis aguda que
puede afectar a adultos y niños. Tanto los brotes como los casos
21

Ceus.. de conteminación de lo. alimento.

esporádicos Que se dan en los hospitales y maternidades se asocian
con frecuencia con el falleci miento de recién nacidos. Hoy en día
se ha llegado a la conclusión de que una gran pane, o incluso la
totalidad de los brotes de «diarrea de los viaje ros~ están causados
por ciertos tipos de E. coli. Los recién nacidos y los niños suelen
infectarse por transmisión directa fecaI-oral , por contactos de
persona a persona y por la ingestión de alimentos contaminados.
Se cree que la enfermedad del adulto está causada por grandes
dosis de E. coH enteropatogénica presente en los alimentos.
Las bacterias pueden hallarse en muy diversos alimentos crudos
y pasan fácilm ente a los alimentos cocinados por medio de manos,
superficies, recipientes y otros utensilios contaminados. Pueden
hallarse en el agua, y además las heces humanas pueden intervenir
directamente en la transmisión de la infección en el curso de las
epidemias. Cuando apenas se respetan las normas de higiene y las
condiciones de saneamiento del medio son deficientes en general,
un número considerable de personas, adultos y niños pueden verse
expuestos a alimentos contaminados por E. eoli. También pueden
difundir la bacteria las moscas que se posan en los alime ntos o en
los utensilios tras haber estado en contacto con drenajes abiertos.
El periodo de incubación va de 12 a 72 horas y los síntomas
consisten en dolor abdominal, fiebre. vómitos y diarrea, que puede
llegar hasta el punto en que se observe sangre y moco en las heces.
Los sfntomas rafa vez duran más de 3 a 5 días.
Vlbrio parahaemolyticus

Los brotes de la enfermedad causada por este microorganismo,
notificados sobre todo en Japón, suelen estar relacionados con el
consumo de productos del mar crudos o coci nados. En tiempo
cáJido, este germen puede aislarse en pescados, mariscos y otros
productos del mu, así como de las aguas costeras. Se ha
encontrado el Vjb,jo parahaemolyticus en pescados atrapados en
Europa noroccidental, el Mediterráneo, el Adriático yaguas
americanas y de Australasia, así como en las proximidades de Asia
oriental. Como sucede con la transmisión de las salmonelas, el
máximo peligro lo constituyen los alimentos crudos o
insuficientemente calentados. El periodo de incubación suele ser de
12 a 24 horas. Los síntomas de la enfermedad consisten en dolor
abdominal, vómitos, diarrea, con posible deshidratación, y fiebre.
La enfermedad dura de I a 7 días.

"

Bacterias

Campylobacter
La incidencia de enfermedades transmitidas por los alimentos
causadas por las distintas especies de Campy/obacter puede ser más
elevada de lo que se había supuesto. En distintos incidentes la
contaminación se ha relacionado con carne de ave, leche yagua.
Como fuentes del microorganismo se han identificado aves y
animales domésticos, inclusive perros. Las personas que manipulan
alimentos pueden infectarse al manejar productos animales crudos,
sobre todo aves. Aunque con menor frecuencia, se ha demostrado
asimismo la existencia de una transmisión directa de persona a
persona. El germen no se multiplica en el interior de los alimentos
y no resiste las temperaturas normales del cocinado y la
pasteurización.
Campy/obacter causa una enfermedad entérica aguda con un
periodo de incubación que suele ser de 3 a 5 días. Los síntomas
duran de 1 a 10 días. El comienzo suele ser súbito con calambres
abdominales seguidos de la excreción de unas heces de olor
pútrido y frecuentemente teñidas de bilis. La diarrea puede
persistir durante 1 a 4 días y va precedida a veces de periodos
febriles que duran desde algunas horas hasta varios días.
En los países industrializados la enfermedad se contrae sobre
todo por la ingestión de alimentos procedentes de animales
infectados, o mediante la contaminación cruzada durante la
preparación (véase la figura 5). En los países en desarrollo la
tansmisión parece tener lugar sobre todo por la manipulación
incorrecta de alimentos así como mediante el agua contaminada
por materiales fecales procedentes de personas y animales
infectados, o también mediante el contacto directo o indirecto con
éstos o sus heces. La contaminación ambiental parece ser
importante en la difusión de la infección en los países en
desarrollo, sobre todo entre los sectores más desfavorecidos de la
población, en los que con frecuencia el ganado doméstico, las aves
de corral y las personas viven juntos (véase la figura 5).
Listería monocytogenes
La listeriosis está causada por un agente de contaminación del
medio muy difundido, la bacteria Listeria monocytogenes, cuyo
principal mecanismo de transmisión al ser humano es la
contaminación de los alimentos en algún eslabón de la cadena
alimentaria. La listeriosis es una enfermedad poco frecuente que se
manifiesta por un episodio agudo de fiebre poco acusada en los
23

Bacterias

La transmisión se ha atribuido a diversos artículos alimenticios
importantes, entre ellos la leche y sus productos, la carne
(especialmente los productos cárnicos crudos) las aves de corral y
sus derivados, las hortalizas y verduras y los pescados y mariscos.
A diferencia de la mayor parte de los patógenos alimentarios, la
L. monocytogenes puede multiplicarse a una temperatura de
refrigeración de 4-6 oc. La aplicación correcta de tratamientos
listericidas tales como la pasteurización, la cocción o la irradiación
elimina este microorganismo de los alimentos. También puede
reducirse el riesgo de contaminación ateniéndose escrupulosamente
a las normas de higiene.
Enfermedades bacterianas transmisibles

Náuseas, vómitos, dolores abdominales y diarrea son
manifestaciones clínicas comunes a varias enfermedades
transmisibles que se pueden difundir por los alimentos. A
continuación se describen en líneas generales las principales
enfermedades que pueden aparecer en brotes localizados, que se
resumen además en el cuadro 2.
Fiebres tifoidea y paratifoideas

Se trata de enfermedades que afectan a todo el organismo, que
pueden dar síntomas gastrointestinales y que pueden transmitirse
por los alimentos. El periodo de incubación, de 7 a 21 días, es más
largo que el de las clásicas enfermedades transmitidas por los
alimentos. Las fiebres tifoidea y paratifoideas están provocadas por
bacterias que proceden casi exclusivamente de fuentes humanas.
La enfermedad dura de 3 a 4 semanas y la recuperación es muy
lenta. Algunos pacientes siguen siendo portadores durante mucho
tiempo y ciertas personas pueden pasar a ser portadores sin haber
manifestado nunca síntomas de la enfermedad, con lo cual son
muy difíciles de descubrir.
El cuadro clínico está constituido por fiebre continua, dolor de
cabeza y tos; puede observarse un aumento del bazo y manchas de
color rosa en el tronco. Es más frecuente el estreñimiento que la
diarrea.
El peligro de fiebre tifoidea es especialmente grande en los
lugares donde las condiciones de saneamiento generales son
defectuosas y no hay sistemas de depuración del agua. Las fuentes
de abastecimiento de agua en las zonas donde no existan sistemas
de alcantarillado o éstos sean defectuosos pueden contaminarse
25

Bacterias

con los gérmenes de la fiebre tifoidea. Toda el agua que se utilice
en los establecimientos de servicios de alimentación para preparar
los alimentos y para lavar los utensilios y las superficies utilizadas
en la preparación de alimentos debe ser de la misma calidad que el
agua destinada a la bebida.

Cólera
El cólera es una grave enfermedad intestinal aguda causada por el
Vibrio cholerae, que se caracteriza por un comienzo súbito de
diarrea con heces abundantes y acuosas, vómitos, deshidratación
rápida, acidosis y colapso circulatorio. El reservorio de la infección
se encuentra en el ser humano y la enfermedad se transmite
mediante el consumo de agua contaminada por heces de enfermos
o de portadores, o por alimentos que han sido contaminados por
agua, manos sucias o moscas. Los mariscos tomados de agua
contaminada por heces tienen una importancia especial en la
epidemiología del cólera. El periodo de incubación va desde
algunas horas hasta 5 días (generalmente, de 2 a 3 días).

Shigelosis (disentería bacilar)
Esta es una enfermedad bacteriana aguda caracterizada por diarrea
con fiebre, náuseas y, a veces, vómitos y calambres musculares.
Las heces pueden contener sangre, moco y pus. Son frecuentes los
brotes en condiciones de hacinamiento y de mal saneamiento
ambiental. El reservorio de la infección se encuentra en el ser
humano y en general la enfermedad pasa por transmisión fecal-oral
directa o indirecta a partir de un paciente o de un portador. El
personal que manipula alimentos y que no se lava sus manos
contaminadas después de la defecación puede propagar la infección
por contaminación directa de los alimentos o de las superficies
donde éstos se preparan. El periodo de incubación va de 1 a 7 días
(generalmente es de 1 a 3 días).
En un brote de shigelosis los residentes de un hogar de
ancianos enfermaron tras haber comido gambas que se habían
contaminado antes de su importación o se contaminaron durante
la descongelación y el envasado para su distribución. Murieron 14
personas, 13 de las cuales tenían más de 75 años de edad, a causa
de lo cual y de su fragilidad eran más susceptibles al
microorganismo.

27

Capítulo 3

Otros contaminantes de los
alimentos
Virus

Los virus son aún más pequeños que las bacterias. Algunos de ellos
poseen una cápsula o revestimiento externo que los protege. Se han
comunicado casos de virus que han causado brotes de
enfermedades intestinales, pese a que no se pueden multiplicar en
los alimentos, sino que sólo lo hacen en ciertos tejidos vivos. Es
importante su difusión a partir de las manos de portadores
humanos y del agua a los alimentos. Puede ser importante la
morbilidad causada por virus presentes en alimentos, sobre todo
mariscos, cultivados en agua contaminada por aguas negras.
Incluso si el análisis microbiológico periódico del agua y de los
alimentos no revela la existencia de un número considerable de
bacterias, el alimento puede contener virus patógenos. Hay datos
indicativos de que las viro si s transmitidas por los alimentos
pueden ser bastante más frecuentes de lo que se suponía, pero es
tranquilizador el hecho de que los virus en cuestión no sobreviven
al tratamiento por calor que normalmente se aplica en las prácticas
culinarias habituales.

Hepatitis A
La información epidemiológica muestra que el virus de la
hepatitis A se transmite principalmente por medio de los
alimentos. Pero el hecho de que la enfermedad tenga un largo
periodo de incubación (de 15 a 50 días, aunque en general es de 28
a 30 días) opone dificultades a la investigación de los brotes. Los
síntomas consisten en fiebre, malestar general, náuseas y molestias
abdominales, seguidos de ictericia.
Se ha podido relacionar con diversos brotes la ingestión de
mariscos procedentes de zonas contaminadas, de agua, frutas y
hortalizas contaminadas por heces, y de diversos tipos de ensaladas
preparadas en condiciones poco higiénicas.

Productos químicos

La contaminación del alimento por productos químicos se debe
con frecuencia al almacenamiento sin precauciones de. plaguicidas,
detergentes o agentes esterilizan tes, de forma que puedan perderse
o desperdigarse. Por otra parte, si esas sustancias se ponen en
recipientes no etiquetados pueden confundirse con ingredientes
alimenticios. También se han producido casos de enfermedades
29

Causas de contaminación de los alimentos

por el uso para alimentos de reci pientes Que habían servido para
guardar plaguicidas O detergentes y Que no hablan sido
debidamente descontami nados.
Cuando los productos químicos se compran a granel y se pasan
a recipientes más pequeños para manejarlos con mayor facilidad,
es importante Que estos segundos recipi entes se etiqueten
claramente y se guarden bien separados de todos los productos
alimenticios. Además de la contaminación directa de los a lim entos,
los productos químicos pueden estropearlos. Por otra parte, ciertos
olores Químicos, particularmente los procedentes de desinfectantes
fen ólicos, pueden pasar a los alimentos, incluso envasados, y hacer
Que sean incomestibles.
Se han comunicado algunos casos de contaminación química de
los alimentos a partir de recipientes o utensilios de cocina
utilizados para prepararlos; por ejemplo, se han producido casos de
into;{icación por zinc a partir de recipientes de hierro galvanizado
utilizados para hervir frutos ácidos, o de contaminación por
antimonio de bebidas ácidas guardadas en utensili os de esmalte de
mala calidad.
Entre otras sustancias, sobre todo metales, que pueden
contaminar los alimentos fig uran cadmio, cobre, arsénico, plomo y
mercurio, y sus compuestOS. Otros contaminantes químicos de
importancia son los residuos de plaguicidas Que hayan podido
absorber los animales con sus alimentos, así como los anti bióticos
y otros fármacos Que se dan de comer a los an imales para prevenir
enfermedades o favo recer el crecimiento.
La contaminación de alimentos con produclos qulmicos puede
ser muy generali zada y grave. En su momento recibieron gran
publicidad cien os incidentes como el de la contaminación por
mercurio del pescado, la ingestión de aceite de cocina contaminado
y la contaminación por cloruro de vinilo procedente de envases de
plástico.
El peligro Que ofrece el almacenar alimentos crudos cerca de
productos químicos se puso de manifiesto en un incidente en el que
un gran numero de personas enfe rmaron por haber comido un
pan que se había fabricado con harina con taminada por un
endurecedor químico a base de resina epoxidica. En este caso el
end urecedor Quími co se había transponado en el mismo vehículo
que los sacos de harina y se había producido la pérdida de una
parte del primero.
Desde el punto de vista de la persona que maneja alimentos, el
detectar la contaminación química en los prod uctos que llegan a
30

Otros contaminantes de los alimentos

las instalaciones de la cocina forma parte de la inspección general
de la calidad (véase la página 123). Entre otros mecanismos de
seguridad conviene comprobar que sólo se utilizan alimentos
suministrados por abastecedores de toda confianza, pedir que los
abastecedores garanticen sus productos y examinar a su llegada
todos los envases de alimentos en busca de cualquier signo de
cuerpos extraños o colores indebidos.
Parásitos

Las infecciones parasitarias de los alimentos son difíciles de
investigar pues es poco lo que se sabe acerca de la dosis infectante
necesaria o de los mecanismos exactos por los que el agente
infeccioso se transfiere al individuo. La contaminación puede
producirse de mano a alimento o directamente a partir de agua
contaminada. En muchos países se plantean problemas a causa de
que se consume la carne o el pescado crudos o muy poco hechos, y
de que la gente bebe agua no tratada o la utiliza para la cocina.
Para reducir el riesgo de servir unos alimentos que contengan
parásitos sólo se deben utilizar productos procedentes de
abastecedores de toda confianza, preparar los alimentos con agua
potable y utilizar temperaturas adecuadas para la cocina y la
refrigeración.

Giardiasis
Esta enfermedad está producida por un protozoo flagelado, Giardia
lamblia (véase la Fig. 6), cuyos quistes pueden ser absorbidos por
el ser humano. Estos quistes atraviesan la pared intestinal y dan
lugar a molestias, náuseas y heces diarreicas. Algunas personas
pueden convertirse en portadores sin haber presentado síntomas.
Los niños se infectan con más frecuencia que los adultos. La
enfermedad se da sobre todo en zonas con malas condiciones de
saneamiento y en instituciones. Los quistes de giardia se excretan
con las heces y se diseminan cuando éstas pasan al agua, que tal
vez se utilice más tarde para lavar hortalizas. También puede
producirse la transmisión de los quistes de la mano a la boca de la
persona infectada. El periodo de incubación de la giardiasis puede
ser de 5 a 25 días o más. Las principales medidas preventivas son
la higiene personal, la evacuación de las heces en condiciones
salubres y la protección contra la contaminación fecal de los
sistemas públicos de abastecimiento de agua.
31

Causa' de contaminación de los alimentos

Fig. 6 .

Transmisión de la giardiasis.

Pmono infetlodo con

9.... ditsis

OUIRe$ de gio<d ..... 1I imestino

I

AguI utilludo pllI
IIIVI< ho<tllim

!
i

¡
Triquinosis
Esta enfermedad está causada por la migración a través del
organismo de las larvas del helminto (gusano) Trichinella spira/is.
El sujeto se infecta al comer carne cruda o insuficientemente
cocinada, sobre todo de cerdo y derivados, que contenga quistes de
triquina. En el intestino delgado las larvas se transforman en
adultos maduros y se reproducen. Las hembras producen larvas
que atraviesan la pared intestinal y terminan por pasar al torrente
sanguíneo. Las larvas se enquistan en los músculos esqueléticos.
Los reservorios de la infección son el cerdo, el perro y el gato,
así como muchos animales salvajes, como zorros, osos, mamíferos
marinos y ratas.
32

Otros contaminantes de los alimentos

Los síntomas de la infestación consisten en fiebre, hemorragias
retinianas, diarrea, dolorimiento y dolores musculares, lesiones
cutáneas y debilidad general. El periodo de incubación varía entre
5 y 45 días. La enfermedad no se transmite directamente de
persona a persona. Los huéspedes animales siguen siendo
infecciosos durante meses y su carne puede transmitir la
enfermedad durante mucho tiempo si no se les somete a un
tratamiento capaz de matar las larvas. En la figura 7 se representan
los mecanismos de transmisión de la triquinosis.
La medidas preventivas consisten en la inspección de la carne
en el matadero y un tratamiento culinario adecuado del cerdo y
sus derivados. También las bajas temperaturas pueden matar la
triquina (por ejemplo, el mantener al carne a -25"C o menos
durante 10 días).
Contaminantes naturales de los alimentos

Ciertas plantas son venenosas para el ser humano. En general se
ingieren por accidente, cuando la planta, el fruto o la baya en
cuestión se confunden con una variedad similar y comestible.
También algunos hongos son extraordinariamente tóxicos o
producen sustancias tóxicas. Antes de ingerirlos es preciso
identificarlos con toda seguridad, siendo éste especialmente el caso
cuando se trata de utilizar variedades de setas comestibles.
El cornezuelo del centeno produce una micosis de algunos
cereales, fundamentalmente el centeno. Los granos de los cereales
se hacen tóxicos cuando los afecta el hongo. También la harina que
se fabrica a partir de estos granos es venenosa. Normalmente la
harina se decolora, pero este fenómeno puede pasar inadvertido y,
si se ingiere la harina, la toxina puede afectar al sistema nervioso
con resultados a veces fatales.
Gran cantidad de productos de mohos tienen efectos nocivos
sobre los animales y se van recogiendo datos indicativos cada vez
más frecuentes de que estos productos tóxicos también pueden
afectar al hombre. Por lo menos 200 variedades distintas de mohos
que crecen en determinados alimentos cuando las condiciones son
adecuadas para ellos forman sustancias que son tóxicas si se
ingieren. Las aflatoxinas y otras micotoxinas pueden provocar
enfermedades graves, con efectos sobre el hígado y otros órganos.
Para prevenir el desarrollo de mohos en alimentos como
harinas de cereales, pan de centeno, nueces y jugos de frutas es
esencial conservar estos productos en buenas condiciones.
33

Causas de contaminación de 10$ alimentos

Fig . 7.

Transmisión da la triquinosis.

Llrvc ",",uillldo. I n Jos
músculo. ""Iuelfti'l)I

___

~)r:'~¡--- en
U _no come la. laMl e<lquineda
II 1;tI... Y dm"olll triqu;no.i.
;t.
, }~

-l\t--- en el intestino delpdo te. IIIVU "

~*-

butflldultOl y" r,prDducan

CUllnOS enquifl.ldOl en carne 4e cerdo

GUAlnos de
7ri<hlntll4 'PI~I<

en ratll
/

J

,,~,.

<om."

Ilcredonel d, les liUl

GlISOnos d.
Trkhln./Ia 'P/rQJI<

In r.tes

Otros ejemplos de contaminantes que pueden darse
naturalmente en alimentos básicos son el de la solanina, un
alcaloide tóxico que se desarrolla en las patatas verdes, el ácido
cianhídrico, que se encuentra en las almendras antes de su
maduración, y el ácido erúcico, Que se halla en el aceite de colza.

Otros contaminantes de los alimentos

En determinadas condiciones, estos contaminantes naturales
pueden causar enfermedades.
El riesgo de enfermedad es mayor cuando el alimento que
contiene la toxina constituye una parte importante de la dieta de
un individuo o comunidad determinados. Las personas que viven
con una dieta más variada y equilibrada están menos predispuestas
a esas afecciones.
A veces los peces y mariscos contienen cierto número de
toxinas naturales que pueden hacer que sean tóxicos a la ingestión.
Entre los síntomas de la intoxicación por toxinas del pescado
figuran náuseas, vómitos, calambres abdominales, diarrea,
enrojecimiento cutáneo, dolores de cabeza, urticaria (que se
manifiesta por una erupción cutánea de elementos prominentes,
transitorios y de color rojo o pálido) y una sensación de quemazón
en la boca. Muchas especies de peces tropicales contienen
neurotoxinas que resisten a una preparación culinaria normal. Por
ejemplo, en Japón el pez llamado fugu, una especie de pez globo,
debe ser adecuadamente preparado por un cocinero capacitado y
autorizado para ello, e incluso en esas condiciones de vez en
cuando causa enfermedades e incluso algunas defunciones. Algunas
especies de barracuda han provocado intoxicaciones por
ciguatoxina.
Peces del orden Scombroidea, entre los que figuran el atún y la
caballa, han provocado la intoxicación escombroide, que se
produce cuando el pez se conserva a una temperatura
excesivamente elevada, y que puede deberse a la formación en el·
pez de cantidades excesivas de histamina y compuestos afines. El
problema puede reducirse si el pescado se conserva a menos de g·C
y se consume lo más fresco posible.
Ciertos moluscos como los mejillones, las almejas y las vieiras
pueden causar intoxicaciones si se han alimentado con cierto tipo
de dinoflagelado (un organismo unicelular y biflagelado que existe
en el plankton), que produce una neurotoxina. En algunos lugares
estos dinoflagelados llegan a contaminar el mar en tal medida que
cambian el color de grandes superficies de agua, produciendo las
llamadas «mareas rojas». Las autoridades sanitarias o de
alimentación vigilan los mariscos procedentes de esas zonas
asegurándose de que no se ingieran aquellos que presentan
concentraciones peligrosas de toxinas.
No siempre las más perfectas medidas de inocuidad de los
alimentos permiten prevenir las intoxicaciones por contaminantes
naturales. El personal responsable de los establecimientos de
35

Capítulo 4

Incidentes de enfermedades
transmitidas por los alimentos
A continuación se exponen algunos ejemplos de incidentes de
enfermedades transmitidas por los alimentos explicando los errores
de manipulación cometidos que provocaron el brote. Los casos
expuestos ilustran, entre otras cosas, cuál es la importancia de la
contaminación cruzada.

Salmonelosis
Ejemplo 1
Se produjo un brote de salmonelosis que afectó a 19 personas, 18
de las cuales habían comido en un determinado restaurante, siendo
la 19" el cocinero del 'mismo. Los síntomas consistieron en diarrea
(lOO % de los casos), calambres abdominales (en el 100 % de los
casos), fiebre y vómitos, comenzando al cabo de 8 a 39 horas (con
un promedio de 17 horas) de haber comido. La enfermedad duró
de 1 a 17 días. Se aislaron salmonelas de 10 entre 11 de las
muestras de heces que enviaron las personas con síntomas, así
como del cocinero, que había padecido una enfermedad diarreica
durante el mismo periodo de 3 días.
Los 18 clientes habían comido pavo frío o bien en bocadillos o
bien como ensalada. La investigación reveló que todo el pavo
servido en el restaurante se había preparado en las instalaciones de
éste, asándolo a una temperatura interna en el seno de la carne de
57-60°C, en lugar de utilizar los 74°C que requerían los
reglamentos locales. A continuación los pavos asados se
refrigeraron hasta que se sirvieron en los bocadillos o en la
ensalada. Los platos de pavo caliente se prepararon recalentando la
carne en lonchas a una temperatura de más de 74°C. Al parecer,
este calentamiento fue suficiente ya que en el brote sólo pudieron
intervenir los platos de pavo frío. Pese a que las muestras de heces
del cocinero habían sido positivas, probablemente éste no fue el
origen del brote, ya que también él comió en el restaurante y
probablemente se infectó en él.
Errores

• La temperatura que inicialmente se aplicó en la cocina era
inadecuada, insuficiente para destruir las salmonelas.
• Posiblemente, se conservó durante un tiempo excesivo después
del asado, en temperaturas cambiantes y condiciones favorables
para la proliferación de las bacterias.
37

Cau .... de eorltemi"ac:ión de lo. alimento.

Ejemplo 2

Cuatro personas cenaron pollo al curry y patatas fritas comprados
en una cafetería. Todos ellos enfermaron de 24 a 36 horas depués,
presentando vÓmitos y diarrea. Se tomaron muestras de heees de
los cualro. Se aislaron salmonelas en tres de ellos y también en los
residuos del alimento recuperados de la basura. Se investigó si
había más casos y se encontró a otros 15 enfermos. Todos ellos
habían comprado la misma comida de la misma cafeteria. El
comienzo de los síntomas tu vo lugar de 16 a 98 horas después de
haber comido el curry, y en las 15 personas se pudieron aislar
salmonelas.
La investigación reveló Que las tét::nicas de manipulación de los
alimentos y la limpieza en la cafetería eran muy poco
satisfactorias. Se redbian los pollos crudos y congelados, Que se
dejaban descongelar en cajas dc cartón o en reci pientes de plástico.
Una vez descongelados los pollos se asaban a la parrilla, se dejaban
enfriar y se volvían a poner en las mismas cajas de cartón Que se
habían utilizado antes. Después de refrigerados algunos de los
pollos se troceaban para la venta. Para su preparación con el
curry se separaba la carne de los huesos, y ~espu és se fragmentaba
y congelaba a baja temperatura hasta Que fuera a utilizarse.
Cuando era necesario, se tomaban varias porciones de la carne
fragmentada y congelada, y se calentaban por inyección de vapor
en recipientes de acero inoxidable. Una vez calientes, se tomaban
las porciones requeridas y se servían con la salsa de curry. Las
porciones restantes se dejaban enfriar hasta la temperatura
ambiente y se iban recalentando a medida que eran necesarias.
Se aislaron las salmonelas de los pollos metidos en las cajas de
cartón y en congelación profuoda, de los que se encontraban en los
recipientes de acero inoxidable y de los que estaban en las
bandejas en la cafetena. También los froti s hechos en las cajas de
cartón y en la mesa de preparación dieron salmonelas y además se
halló que dos de los cinco miembros del personal examinados
estaban excretando el germen .
La más probable sucesión de acontecimientos era que los pollos
asados se habian contaminado a partir de las cajas de cartón en las
Que se habían metido cuando estaban crudos. A continuación,la
repetición de calentamientos y enfriamientos antes de su consumo
permitió Que las salmonelas proliferaran. Evidentemente el
personal se habla infectado a partir del alimento.

38

Incidentes de enfermedades transmitidas por los alimentos

Errores

• Se produjo una contaminación cruzada al colocar los pollos
asados en los mismos recipientes donde habían estado crudos.
• El mantenimiento y la manipulación de los pollos a distintas
temperaturas facilitaron la multiplicación de las bacterias. El
recalentamiento es especialmente peligroso.

Enfermedades estafilocócicas

Ejemplo 1
Un despacho de bocadillos se vio afectado por una serie de quejas
por enfermedades estafilocócicas. En el comercio en cuestión se
cortaban de una sola vez grandes cantidades de jamón asado y las
lonchas se conservaban sin refrigeración en la parte de atrás del
mostrador de servicio. Se observó que los brotes tenían lugar en
los días en que la propietaria del comercio cortaba jamón. Se
encontró que sus manos estaban contaminadas con enormes
cantidades de estafilococos y que también estaba muy
contaminada su secreción nasal.

Errores

• Contaminación directa del alimento preparado por estafilococos
procedentes de las manos del manipulador (o por su estornudo o
al sonarse la nariz).
• El mantener el jamón a la temperatura ambiente durante varias
horas facilitaba la proliferación bacteriana.

Ejemplo 2
Se produjeron en una cafetería siete casos de enfermedad
estafilocócica consecutivos a la ingestión de bocadillos de cecina
contaminada. Las pruebas de laboratorio revelaron que dos de los
empleados que habían manipulado la cecina daban cultivos nasales
positivos. En un caso se trataba de la camarera que servía los
bocadillos y en el otro de un empleado que tosía y ponía su mano
ante la boca al tiempo que seguía preparando la cecina.
,
39

Causaa de contaminación de los alimentos

Error
• Malos hábitos de higiene por parte del empleado que
manipulaba el alimento al permitir que lo tocasen sus manos,
contaminadas con estafilococos.

Ejemplo 3

Se observó que un despacho de barbacoa habla dado lugar a varios
casos de intoxicación alimentaria estafilocócica. Uno de los
empleados se había pinchado la mano con una brocheta mientras
estaba preparando el cerdo. Trabajaba con su mano vendada. Tres
días después de haberse herido había preparado y cortado la mayor
parte de las raciones de carne asada, que se conservaron después a
la temperatura ambiente hasta su venta directa al público. El
operario pasó los estafilococos de su mano herida a la carne asada.

Errores
• Los estafilococos pasaron a los alimentos porque el empleado no
llevaba vendaje protector e impermeable.
• La carne asada se mantenía durante varias horas a la
temperatura ambiente, permitiendo que proliferasen las
bacterias.

Ejemplo 4
De 110 personas que participaron en una excursión, 61 enfermaron
dos horas después de haber comido jamón fria en un café. Los
estafilococos aislados de las heces y los vómitos de algunos de los
pacientes eran del mismo tipo que los aislados de la máquina de
cortar el jamón, las manos de cocinero y otros de los alimentos que
se vendían en el café.

Error

..

• Normas defectuosas de higiene. La máquina de cortar jamón no
se habia limpiado con cuidado suficiente, con Jo cual los
estafilococos habían proliferado a la temperatura ambiente .

lneJdentes de enfermedades transmitid .. por los alimentos

CJostrldlum perfrlngens

Ejemplo 1

Se comunicó que gran número de niños de una escuela estaban
sufriendo dolores abdominales y diarrea. Al día siguiente del brote
se visitó la cocina escolar. La presunta comida, que había sido
ingerida de 9 a 12 horas antes de que se iniciaran los síntomas,
estaba constituida por carne de vaca fria hervida y salada, ensalada
y patatas hervidas, con un postre de budín y compota.
La carne había sido librada a la cocina la tarde amerior en
piezas de I,S a 2,7 kg de peso. Inmediatamente se hirvió en
grandes recipientes duranle dos horas y se dejó enfriar durante
toda la noche en su propio jugo. A1 día siguiente se extrajo la
carne, se dejó escurrir, se cortÓ y se sirvió fria para la comida . En
el laboratorio se examinó una parte de esta carne que había
sobrado de la comida y se habia guardado en un refrigerador. En
ella se encontraron varios tipos de bacterias, inclusive Closrridium
perfringens.
Error

• Al dejar la carne en su propio jugo durante toda la noche a la
temperatura ambiente las esporas que habían sobrevivido al
tratamiento preliminar por el calor pudieron producir bacterias
que se muhiplicaron activamente.
Ejemplo 2

Unos pollos hervidos en su propio jugo se transfirieron a
recipientes abienos, se dejaron enfriar durante toda la noche y se
consumieron en frio. La enfennedad se declaró un día después y se
cncontró Clostridium perfringens en una elevada proporción de las
muestras de polvo tomadas de la cocina. El germen es posible que
estuviera ya en los pollos antes de su preparación o que se haUase
en los recipientes donde una vez preparados se dejaron enfriar.
Error

• Sea cual fuere la fuente de la contaminación, el prolongado
proceso de enfriamiento lento facilit ó la proliferación de
Closlridium perfri ngens.

Causas de contaminactón de los alimentos

Ejemplo 3

En una boda cuatro grandes grupos de personas ingirieron la
comida fa cilitada por un servicio de comidas coleclivas. En lotal se
sirvió a 11 00 personas, de las cuales enfermaron 320. La
in vestigación reveló que el principal anículo servido habían sido
lonchas de rosbif y salsa. La salsa había sido preparada tres días
antes de servirse las comidas. El rosbif había sido recalentado
inmediatamente antes del servicio.
La salsa se había preparado en un recipiente de gran tamaño,
respetando las normas culi narias, y a continuación se había dejado
descubicna en un refrigerador para que se enfriasc. El vapor
procedente de la salsa se habia condensado bajo el fondo de Jos
recipientes que se hallaban en la estantería superior y las gotas
habían caído a la salsa. A causa de la gran cantidad de salsa, el
recipiente conservó el calor durante mucho tiempo, manteniéndose
en un ambiente donde faltaba el aire, combinación ideal para la
prolife ración de CJoslridiulII perfringens. El análisis de la salsa
demostró que en ella abundaba el germen en cuestión.

Error

• Antes de consumirse, la sa lsa se mantuvo deseubicna durante un
tiempo excesivamente largo (3 días) en un recipiente de gran
tamaño.

Ejemplo 4

Tras habe r comido rosbif y salsa , 150 personas enfermaron
presentando intensa diarrea y dolores de estómago. El rosbif y la
salsa se habían preparado el día antes y se habían dejado enfria r en
bandejas abiertas y sin refrigeración durante 22 horas. En ambos
anículos se encontró CJosrridium perfringens.

Error

.,

• La conservación del rosbif y la salsa en bandejas abiertas y a la
temperatura ambiente creó las condiciones ideales para la
proliferación de Clostridium perfringens.

Incidentes de enfermedades transmitidas por los alimentos

Clostridium botulinum

Ejemplo 1
Un brote de botulismo afectó al propietario y a dos empleados de
un restaurante. El propietario llegó a la sala de urgencia del
hospital con síntomas de botulismo, falleciendo de pulmonía dos
días después. Había comido pescado en escabeche que su mujer
preparó 15 días antes, metiéndolos después en tres grandes frascos
de vidrio de boca estrecha y tapón roscado, que dejó curar bajo una
mesa. Cuando los investigadores hallaron los frascos, se había
formado una gruesa capa de aceite entre la mezcla del pescado y el
aire que quedaba en cada frasco.
Los investigadores trataron de averiguar si alguien más había
comido el pescado en cuestión y así hallaron otros dos casos. El
segundo paciente era un empleado del restaurante, de 24 años de
edad, que había empezado a sentirse débil 6 días antes que su
patrón, después de haber ingerido porciones de pescado durante un
período de 3 días. Había mostrado síntomas de botulismo pero se
había recuperado. Otro empleado, un muchacho de 16 años de
edad, fue hallado en su propio domicilio con gran debilidad y
algunos síntomas de botulismo. También él había comido
pequeñas cantidades del pescado. Después del tratamiento fue
mejorando lentamente.
Se encontró toxina de Clostridium botulinum tipo A en el suero
de los pacientes y en el contenido de los tres frascos de pescado en
escabeche. La gruesa capa superior de aceite evitaba que el oxígeno
llegase hasta el pescado, con lo cual se crearon unas condiciones de
anaerobiosis favorables a la proliferación de Clostridium
botulinum.

Error

• El curado, embotellado o enlatado de alimentos que puedan
contener gérmenes de botulismo puede ser muy peligroso. En
este caso, el escabechado no destruyó los gérmenes de botulismo
presentes. Puede suponerse que el pH, que era de 4,6, no era
suficientemente bajo como para inhibir la germinación de las
esporas y proliferación de los gérmenes. La creación de un
ambiente anaerobio en los frascos permitió que se formase la
fatal toxina botulínica.
43

Cauhls de c;:ontaminación de los alimentos

Ejemplo 2

Nueve personas comieron hamburguesas en un restaurante de una
pequeña ciudad; siele de ellas comieron con las hamburguesas
pepinillos encunidos, y dos no. Los siete que habían comido los
pepinillos enfermaron al regresar a sus casas. Cinco hubieron de
ser ingresados en un hospital y uno de ellos falleció. Los análisis
practicados indicaron que el agente causal era Closlridium
bollllinum. Los pepinillos habían sido envasados por el propietario
del restaurante.
Error
• la temperatura alcanzada en el proceso de preparación y

envasado no fue suficientemente elevada como para destruir los
gérmenes de CJostridium botulinum presentes.
BlIclllus cereus

Ejemplo 1

Un brote de enfermedad transmi!ida por los alimentos afectó a
ocho personas que habían comido en un restaurante. Todas ellas
habían ingerido sopa, arroz, gambas y judías verdes, seguido todo
ello de un helado de crema; de una y media a dos horas después,
enfermaron con vómitos. En las heces de las siete personas que
enviaron muestras se aisló BacilJus cereus, llegándose en un caso a
un recuento de 2,5 millones de gérmenes de BaciJlus cereus por
gramo de heces. Aunque se sospechó del arroz, no había quedado
nada para su análisis, pero se prepararon otras muestras de la
forma habitual yen eIJas se pudieron hallar más de 30 millones de
BaciIJus cereus por gramo.
Ejemplo 2

.

Durante un periodo de 10 semanas se produjo una serie de cinco
pequeños episodios de enfermedad transmitida por los alimentos
que afectaron a los clientes de un restaurante. Enfermaron
13 personas que habian tomado arroz frito con la comida
mientras que siete de sus acompañantes que no habian tomado el
arroz se mantuvieron en buen estado de salud. La enfermedad se
caracterizó por náuseas y vómitos que aparecieron de [ a 6 horas

Incidentes de enfermedades transmitidas por íos alimentos

después de la comida, en todos los afectados, y diarrea al cabo de
2 a 5 horas en 8 de los afectados. Se aislaron grandes cantidades de
Bacillus cereus en las muestras de heces de los pacientes, en
muestras del arroz frito y en muestras del arroz hervido dispuesto
para freírse. En los restos de arroz frito se pudieron hacer
recuentos de 350 millones de Bacillus cereus por gramo y en
muestras de arroz crudo se hallaron pequeñas cantidades del
mismo germen.

Error
• En algunos restaurantes el arroz que se va a freir se hierve la
tarde anterior y se deja que se vaya secando durante toda la
noche a la temperatura ambiente. De esta forma se producen
esporas que sobreviven a la ebullición y que encuentran
condiciones ideales para germinar y multiplicarse. La situación
empeora cuando se añaden nuevos lotes de arroz hervido a los
restos del arroz que se hirvió el día anterior y que no se había
freído. Así, en un periodo de varios días pueden producirse
enormes cantidades de bacterias.

Vibrio parahaemolyticus
Ejemplo 1

Algunos pasajeros que llegaron a Londres en un avión enfermaron.
Tres pasajeros ingresaron inmediatamente en un hospital y se
obtuvo información acerca de otros posibles casos. Tres de los
tripulantes, que habían abandonado el avión en una escala,
también estaban enfermos. Todos los enfermos habían comido
platos preparados en la ciudad en que se inició el vuelo. Se
congelaron y enviaron al Reino Unido para su examen muestras de
comidas completas preparadas con los mismos lotes de alimentos
servidos en el vuelo. Se aisló Vibrio parahaemolyticus en carne de
cangrejo servida como entrada. El microorganismo pertenecía al
mismo serotipo que el aislado en las muestras de heces de los tres
pacientes hospitalizados. También en la carne cruda de las patas
de cangrejo enviadas desde la ciudad de origen del vuelo se halló el
mismo serotipo de Vibrio parahaemolyticus.
45

Cau .... de contaminación de los alimento.

Errores
• Se han podido cometer dos errores: es posible que el proceso de

cocinado no haya servido para matar el germen, y mmbién es
posible que en el proceso de preparación del plalo la carne de
cangrejo ya preparada se haya vuelto a contaminar por contacto
con carne cruda. Jlibrio parahaemoJyticus es sensible al calor, de
forma que la causa más probable de la enfermedad será la
contaminación de la carne de cangrejo después de la cocción por
el agua de mar o par productos marinos crudos.
Fiebre tifoidea

En un periodo de dos meses se notificaron 72 casos de fiebre
lifoidea en un departamento local de salud pública. La edad media
de los pacientes era de 19 años y en la investigación inicial no se
hallaron fuentes comunes de exposición.
Todos los pacientes habían utilizado únicamente agua del
sistema municipal de abastecim iento y las autoridades munici9ales
no comunicaron ninguna rotura reciente en las tuberías de la zona
donde vivían la mayor parte de ellos. Se distribuyó un cuestionario
entre los 25 primeros pacientes para tratar de hallar alimentos
comunes o fuentes com unes de abastecimiento.
Los análisis practicados revelaron cuatro posibles fuentes:
conos de helados de crema comprados a los vendedores callejeros,
alimentos ingeridos en dos populares establecimientos de comidas
rápidas y alimentos procedentes de un determinado molino de
tortillas. En este moli no, los dos artículos que con más frecuencia
se compraban eran las tort illas de maíz y la barbacoa (plato
mexicano típico).
La barbacoa consiste en una cabeza de vaca salada y sin
especias que se deja coci nar durante toda la noche a vapor a
presión. La cabeza de vaca la deshuesan con la mano operarios Que
no se ponen guantes y después se pone en un recipiente sobre una
parrilla caliente a 71 -79'C.
Las tortillas de maíz se preparaban con granos de maiz
mezclados con barro de cal para descascarillarlos. La mezcla se
hervía, se lavaba y se molía hasta fonnar una masa, Que después se
conformaba y endurecía formando las tortillas. Estas se calentaban
a continuación durante dos minutos apr01dmadamente sobre rulos
calentados mediante chorros de gas y después los opera rios las
recogían con la mano.

Incidente. de enfermedede. tren.mitidas por lo. alimentol

Un cultivo de heces de uno de los empleados del molino resultó
positivo a la Saimonella typhi. Este empleado realizaba varias
funciones distintas en el molino, inclusive en las zonas donde se
deshuesaba la barbacoa y en las zonas donde se daba forma y se
recogían las tortillas de maíz.
Error

• Probablemente se produjo una contaminación a partir del
portador de la salmoncla que tocaba los alimentos después de su
cocción y en el curso de la preparación final.
Shigelosis (disenteria bacilar)
Ejemplo 1

Se notificaron 52 casos de di senteria entre personas que acudían a
un comedor colectivo. Se aisló la shigela en cierto número de
muestras fecales de personas infectadas y de un cocinero. El
cocinero había sufrido una gaslroenteritis unos cinco días antes del
brote, pero siguió trabajando.
Error

• El cocinero era excretor y portador de Shigella y pudo haber
contaminado las superficies de trabajo, los utensilios o los
alimentos. No debiera haberse permitido que siguiera trabajando
duran te su enfermedad.
Gastroenteritis vírica
Se notificaron varios casos de náuseas, diarrea y fiebre entre
personas que habían acudido a una o más de una serie de ocho
recepciones celebradas en el curso de una semana. Se sospechaba
que la causa de la enfermedad eran las ostras crudas que se habían
servido en esas recepciones y la investigación reveló que las
181 personas afectadas habían ingerido, entre todas ellas, unas
950 ostras.
El análisis de las heces reveló la presencia de virus redondos y
pequeños. Un total de 4900 ostras habían sido enviadas
directamente desde la pesquería a las recepciones. En la pesquería

"

Causas de contaminación de 10$ "Iimentos

las ostras habían sido purificadas por el siguiente procedimiento:
se habían mantenido durante 72 horas en un depósito de agua de
mar de 5500 litros, por el cual el agua circulaba continuamente a
tráves de un dispositivo de esterilización por luz ultravioleta de
30 watts.
En los análisis bacteriológicos sobre muestras de ostras
practicados habitualmente en la pesquería durante el periodo
previo a las recepciones se habían hallado bacterias fecales en bajas
concentraciones. Pero después del brote una muestra del agua de
mar tomada de la zona de la pesquería y una muestra de agua
tomada de un río que desaguaba en la misma zona revelaron en los
dos casos la presencia de concentraciones elevadas de bacterias
fecales.

Error
• A causa de la presencia de un mayor número de bacterias fecales
en el agua de mar, el proceso de depuración (que era útil para
eliminar las bacterias existentes en las ostras) no fue totalmente
eficaz para destruir los virus patógenos asimismo presentes.
Sobrevivió un número suficiente de éstos como para provocar
gastroentreritis en las personas que habían ingerido las ostras
crudas.

Intoxicaci6n química
Ejemplo 1

..

Entre personas que comían en un determinado restaurante se
produjo un brote de intensos vómitos. La enfermedad se
presentaba algunos minutos después de haber comido. La
investigación reveló que se estaba utilizando una fuente de soda
anticuada y excesivamente gastada. La fuente de soda dejaba que
el anhídrido carbónico pasara al sistema de agua potablc. que
estaba constituido por tuberías de cobrc. El anhídrido carbónico
disolvía el cobre de las tuberías, Que pasaba el agua potable. De
esta forma , las bebidas no alcohólicas servidas en el restaurante
contenían cobre en cantidad suficiente para causar la enfermedad .

Incidentes de enfermedades transmitidas por los alimentos

Ejemplo 2

Los clientes de un restaurante de gran capacidad enfermaron en el
curso de un desayuno. La investigación reveló que el restaurante
había comprado un caldero procedente de excedentes del gobierno
que había sido utilizado por el personal de noche para mezclar un
jugo de naranja reconstitutivo. El jugo permaneció en el caldero
durante varias horas antes de servirlo. Las pruebas de laboratorio
mostraron que el caldero tenía un revestimiento de cadmio, el cual
se había disuelto con la acidez del jugo.
Error
• Se ha permitido que tuberías de metal u otras superficies
desgastadas de metal se pongan en contacto con líquidos ácidos,
lo cual ha provocado la disolución de los metales, y esa ha sido
la causa de la intoxicación química.

49

Capitulo 5

Orígenes y transmisión de los
contaminantes de los alimentos
Los agentes causantes de enfermedades (patógenos) pueden
transmitirse al ser humano por diversas vías: el aire, el agua, el
contacto directo de persona a persona y los alimentos. Algunos
pueden pasar a los alimentos desde los animales o a partir de
ciertos utensilios. En las zonas donde se preparan los alimentos
existen numerosas vías posibles de contaminación y de
contaminación cruzada, El concepto de la contaminación cruzada
es muy importante en materia de inocuidad de los alimentos. Esta
se produce cuando los contaminantes pasan de un alimento a otro
a través de alguna superficie no alimentaria, por ejemplo
utensilios, equipo o manos humanas. En la figura 8 se resumen
algunas de las vías más frecuentes de contaminación y en la
figura 9 se exponen las vías por las que puede producirse la
contaminación cruzada, utilizando aves de corral como ejemplo.

Fig. 8. vras más frecuentes de contaminación cruzada.
Zonl de pUPfollo;iún 1I1 11illl8ntos

/

Comidas

¡

Clitntn

"

Orígenes y transmísión de los contaminantes de los alimentos

Carne y aves
La carne es una fuente frecuente de gérmenes patógenos. De ella
los gérmenes pueden pasar a las personas por la cadena de
contaminación que a continuación se resume y que se ilustra en la
figura 10.
Un animal puede padecer una infección sub clínica y albergar
gérmenes patógenos en sus tejidos. Los gérmenes en cuestión
pueden pasar al ser humano directamente si consume la carne del
animal, o indirectamente si el animal pasa su infección a otros
animales mediante sus heces o superficies corporales.
La cadena de contaminación

Cuando un animal llega al matadero ensucia el recinto donde se
guarda y otros animales que lo van a utilizar después pueden ser
contaminados. Cuando se sacrifica al animal, la contaminación
puede pasar al cuchillo del matarife o a su ropa. La sangre del
animal contaminará el suelo del matadero y tal vez otras
superficies de trabajo. El matarife puede pasar la contaminación a
las canales de otros animales. La carne de las canales, cuando se
corta por las articulaciones, puede contaminar los cuchillos, las
superficies de trabajo y las manos y ropa de los operarios. Cuando
la pieza de carne llega a la cocina puede gotear líquido tisular
sobre otros alimentos preparados y que se encuentren en el
refrigerador o en las superficies donde se trabaje.
Mariscos
En muchos lugares, el mar recibe una intensa contaminación,
constituida, entre otras cosas, por aguas negras de origen humano
que se vierten o bien directamente al mar a través de los sistemas
de alcantarillado o bien mediante los ríos y avenamientos
procedentes de la tierra. Los peces y los mariscos, sobre todo los
moluscos, pueden fácilmente recoger los gérmenes patógenos. Los
moluscos obtienen su alimento del mar filtrando el agua a través
de su organismo. De esta forma atrapan las bacterias patógenas
que pueden pasar fácilmente al hombre si éste ingiere el marisco
crudo, como se hace con frecuencia en el caso de las ostras y las
almejas.
Cáscaras de huevo
Ciertos gérmenes como las salmonelas pueden pasar a las
instalaciones donde se preparen los alimentos desde el exterior de
53

eauns de contaminación de los alimentos

Fig . 10. Cadena de contaminación de la carne .

, Origenes y transmisión de los contaminantes de los alimentos

las cáscaras de huevo. Los operarios que manejan alimentos
pueden recoger la infección al manejar o al romper los huevos.
Después de tocarlos, la persona encargada del manejo de los
alimentos habrá de lavarse las manos. En los países desarrollados
preocupa cada vez más la presencia de salmonelas en los huevos de
las aves contaminadas.
Animales de compañía y otros animales

El tracto gastrointestinal de los animales puede contener bacterias
patógenas. Así, se han aislado salmonelas del ganado vacuno,
animales de compañía, aves, algunos galápagos, roedores y diversas
especies de animales salvajes. En las cocinas familiares o
comerciales los animales de compañía pueden fácilmente pasar
contaminantes desde sus cuerpos a los alimentos y las superficies
donde éstos se preparan. Las ratas y otros roedores pueden ser
portadores de ciertas enfermedades transmisibles a los alimentos a
través de su orina y heces, o a través de su saliva cuando roen los
productos almacenados.
Insectos

También las moscas y otros insectos desempeñan una función
considerable en la transmisión de infecciones. A este respecto son
especialmente peligrosas las moscas a causa de la forma en que
normalmente se alimentan. Al posarse sobre superficies
contaminadas y después sobre los alimentos transmiten
mecánicamente las bacterias de un lugar a otro. Otros muchos
insectos habituales pueden causar contaminación al entrar en
contacto directo con superficies sucias y con alimentos, y además
algunos de ellos pueden intervenir considerablemente en el
deterioro de esos productos.
El suelo

En el suelo se encuentran Clostridium botulinum y Clostridium
perfringens, que pueden ser arrastrados por el viento y recogidos
por aves o animales, o que pueden alojarse en plantas y hortalizas
en su proceso normal de crecimiento. Por consiguiente, todo lo que
se haya cultivado en el suelo debe ser cuidadosamente lavado antes
de depositarlo en los lugares donde se preparen alimentos.
55

Causas de contaminación de los alimentos

El cuerpo humano
La infección puede pasar del cuerpo humano a los alimentos.
En las manos, bajo las uñas, en cortaduras, quemaduras o
escoriaciones, y en la nariz y garganta de personas infectadas
pueden alojarse estafilococos y otros gérmenes que se pueden
transferir fácilmente a los alimentos o a las superficies en contacto
con éstos. La higiene personal defectuosa y la ausencia de
precauciones adecuadas en la preparación de los alimentos por
personas infecladas puede asimismo propiciar la transmisión del
virus de la hepatitis A.
Los piensos
Los piensos contienen proteínas procedentes de cadáveres de
animales, plumas de pollo y cierto número de productos
secundarios de origcn animal, así como otros materiales. Por
consiguiente, ticncn muchas probabilidades de estar contaminados
por gérmenes patógenos de origen animal, o bien porque se les
haya aplicado un procedimiento inadecuado de calentamiento o
porque se haya producido una contam inación ulterior.
Es frecuente que se puedan aislar salmonelas en los piensos. La
contam inación por salmonelas ti ene su origen en el animal y pasa
al pienso, que a continuación se administra a otro an imal,
reciclándose así la contaminación. Es además probable que las
superfi cies y las personas que se ponen en contaclO con el pienso
recojan también la contaminación por salmonelas.

"

Bibliografía

BENENSON, A.S. , oo., Control 01 communicable diseases in man, 14th ed.
Washington, OC, American Public Health Association, 198 5.

Botulism-Pueno Rico. Morbidity und mortality weekJy reporls, 27:
1356·357 (1978).
BItYAN, F.L Factors lha! contributc to outbreaks of faborne disease.
Journo/ afJoad protroian, 14: 816-827 (1978).
G ILL, O.N. ET AL. Epidemic of gastroenteritis caused by oysters
contaminated with small round structured viruses. Brilish medical
journal, 287: 1532-1534 ( 1983).
MOSSEL. O.A. Microbiology offOO<Ú. Ocu"ence. prel'ention and monitoring
01 hazards Qnd deterioraliol1. Utrecht, Universidad de Uuecht, 1971.
NATIONAL RI'STAURANT ASScXlATlON.

Food poisoning case histories.

Chicago, Natianal Restauranl Association. 1964.
OMS, Serie de Informes Téenicos, N' 598, 1976 (Aspectos microbioldgiCQS
de la higiene de los alimentos: Informe de un Comité de Expertos de la
OMS, reunido CO I] participación de la FAO).
Res taurant outbreak: of salmonellosis due 10 undercooked lurkey.
Morbidity and mortality K'eek/y reports, 27: 5 14-5 J9 ( 1918).
SHEARO, J.B. Workin8 pany on food poi50ning in hospitals, institutions
and residential establishments. Environmenlal health 93: 263·266
(1985).
Typhoid fever, San Antonio, Texas. Morbidity and morrality weeldy
reporlS, 30: 540--546 (1 981).

58

PARTE 11

PREVENCION DE LA
CONTAMINACION DE LOS
ALIMENTOS

Capítulo 6

Estructura y planta de las
instalaciones para la preparación de
alimentos

Será más fácil mantener la inocuidad de los alimentos cuando
éstos se preparen en locales limpios y agradables, con la adecuada
estructura y diseñados para facilitar el trabajo. Los gerentes deben
conocer los principios básicos de la estructura y planta de las
instalaciones para alimentos, de forma que siempre que sea
necesario puedan intervenir constructiva mente en el diseño de
cocinas y zonas de trabajo. Por desgracia son muchas las
instalaciones de comedores colectivos que no se construyen con ese
fin ni en los lugares más adecuados, de forma que es preciso hacer
planes con cuidado para sacar el máximo partido de las
posibilidades existentes.
La intensidad de la iluminación natural y de la ventilación, los
accesos, los posibles lugares de almacenamiento y la calidad del
abastecimiento de agua figuran entre los factores que deben tenerse
en cuenta cuando se hagan planes para locales destinados a la
preparación de comidas. Por ejemplo, es indispensable que haya
una zona separada que se destine á los recipientes para desechos, y
también es imprescindible un abastecimiento de agua pura y de
calidad adecuada.
Es importante que el aire que entre en los locales esté limpio y
exento de humo y otros contaminantes, y que en las zonas
adyacentes no haya nada que sirva o pueda servir de criadero de
ratas, ratones, moscas u otros roedores o insectos peligrosos.
Las instalaciones estarán previstas de forma que sean fáciles de
limpiar y mantener limpias. Cuanto más lejos sea preciso
transportar los alimentos más frecuentemente habrán de ser
tocados y aumentarán las probabilidades de que se contaminen. Lo
mejor sería que los locales estuvieran dispuestos de forma que los
alimentos fueran progresando ordenadamente desde el punto de
entrega hasta las zonas utilizadas para la preparación, el cocinado,
el servicio y el lavado (véase la figura 11).
Es conveniente que haya una entrada para el servicio
independientemente de la entrada de la clientela. Lo mejor sería
que la primera se abriese a un patio, de forma que los vehículos de
distribución pudiesen llegar hasta la misma puerta. El patio debe
ser impermeable, de superficie plana y con un buen avenamiento,
una toma de agua, una manga para lavar las superficies y una
plataforma elevada y cubierta para los cubos de la basura, cubos
61

Estructura y planta de las instalaciones para la preparación de alimentos

la proximidad de la despensa de estos productos, del patio y de los
cubos de la basura, de forma que la mayor parte de la suciedad
que desprendan las hortalizas crudas no se difunda por el resto de
los locales.
También en la proximidad de la entrada de servicio conviene
prever una despensa para alimentos secos, a prueba de moscas y
con rejillas intercambiables de 1,5 mm (16 mallas), en ventanas y
puertas. Cerca también de esa entrada será útil disponer de una
cámara de temperatura regulada donde puedan guardarse la carne
y otros alimentos congelados.

Cocinas
Estructura
Suelos y avenamiento
Los suelos habrán de ser de fácil limpieza y conservación. Se
reparará inmediatamente toda superficie estropeada o irregular, así
como cualquier grieta en las juntas. Se recomienda para el
avenamiento cubiertas en aleaciones ligeras, que sean fáciles de
desmontar para limpiar el desagüe. Atención especial merece la
limpieza de todos los puntos de difícil acceso, como las zonas que
se encuentran detrás de los hornos, calderas y otros equipos, bajo
las tablas y tCstanterías, y en los ángulos de paredes y suelos. Todo
alimento qUt caiga al suelo será recogido inmediatamente para
evitar que se resbale el personal. Las vías de desagüe se limpiarán
periódicamente, sobre todo los ángulos, las rejillas y las esquinas
rebajadas.

Paredes
Las paredes deben ser de superficie lisa y fáciles de limpiar. Las
pinturas con relieves no son adecuadas. En ciertos lugares, por
ejemplo en los alrededores de los sumideros y junto al equipo de
cocina, las superficies de las paredes deben ser resistentes a las
temperaturas elevadas, la humedad y los golpes. Una buena
superficie para las paredes es la de los azulejos de cerámica bien
montados. Lo mejor será que la parte superior de las paredes se
limpie cada tres meses y, por lo menos, cada seis. Las partes
inferiores, sobre todo detrás de los sumideros y de las superficies
63

Prevención de la contaminación de lo. alimentos

de preparación de alimentos, se lavarán al menos una vez cada
semana y con mayor frecuencia si es necesario.
Techos

Los lechos estarán constituidos de materiales lisos e impermeables,
y en la medida de lo posible se evitará cualquier infraestructura
perceptible. por ejemplo las vigas vistas. Es espedalmente
importante cuidar la ventilación y el alumbrado. Cuando los
techos recubran tuberías o conductos, será preciso instalar en ellos
trampillas o puertas que permitan la práctica de inspecciones
periódicas.
Puertas

Las puertas de todas las zonas de almacenam iento serán a prueba
de roedores. Se les adaptarán placas metálicas Que permitan
abrirlas empujando con el pie.
Ventanas

Toda ventana Que se pueda abrir estará provista de una rejilla a
prueba de moscas. Las ventanas que se abran hacia el techo deben
estar construidas de forma Que por ellas no puedan pasar los
insectos ni los pájaros.
Ventilación

Será preciso prever una ventilación adecuada para las cocinas, las
planchas, los asadores, etc. Todas las rejillas, campanas y
conductos suspendidos estarán construidos de tal forma y con tales
materiales que su limpieza sea fácil. Las campanas y los conductos
se inspeccionarán cada tres meses, o con mayor frecuencia si es
necesario. Los mtrOS se limpiarán o renovarán periódicamente si
se Quiere evitar el incendio que puede facilitar el acúmulo de grasa.
Se comprobarán anualmente todos los sistemas de ventilación, y el
flujo de aire que producen, y se conservarán de acuerdo con el
procedimiento dispuesto.
Iluminación

..

Todas las superficies de trabajo estarán bien iluminadas, de
acuerdo con las normas reglamentarias locales. Será asimismo

Estructura y pi anta de las instalaciones para la preparación de alimentos

preciso tener cuidado con la iluminación de las cámaras frías y los
lugares de almacenamiento de los alimentos.
Todos los puntos de luz se inspeccionarán cada tres meses o
con mayor frecuencia si es necesario. Es preciso proceder a
limpiezas periódicas, que por mayor comodidad pueden realizarse
al mismo tiempo que se limpian las campanas y conductos del
sistema de ventilación. Es preciso distribuir claramente las
responsabilidades de la conservación y la limpieza de los puntos de
luz.

Planta
Es preciso que la cocina nunca sirva de paso a otros lugares del
edificio. Al hacer los planos, debe tenerse en cuenta ante todo cuál
es el flujo de trabajo, qué operaciones se realizan y qué situación
ocupan las ventanas, puertas y desagües. Es importante utilizar al
máximo la luz natural y hacer el uso más eficaz del sistema de
drenaje.
El equipo se colocará de forma que quede espacio abundante
para su limpieza. Los espacios estrechos, por ejemplo entre dos
armarios o entre cualquier mueble y un mostrador, son de muy
difícil limpieza y permiten que se acumulen residuos de alimentos
que atraen a los insectos.
Las alacenas y las cocinas libres y móviles son mucho más
higiénicas que las empotradas en paredes o esquinas. La
disposición en islotes facilita la limpieza de todo el equipo. En
general, es una buena disposición el situar las mesas de trabajo
contra las paredes entre los sumideros y poner los hornos, la
cocina y las trituradoras en el centro del local. Las mesas de
trabajo deben ser movibles para facilitar su limpieza. Las cocinas y
los hornos necesitan, en general, un sistema de ventilación a base
de una campana y un ventilador extractor que permita eliminar los
humos. La instalación de pequeños ventiladores extractores que
sacan el vapor y los olores de los hornos a través de un filtro y de
partículas de carbón activado facilitan la ventilación y contribuyen
a mantener un agradable ambiente de trabajo.
Siempre que sea posible, los lugares donde se laven o preparen
las hortalizas y la carne cruda o las aves, así como las placas
calientes donde puedan producirse vapores, se situarán cerca de un
muro exterior para evitar largos canales de desagüe que hayan de
atravesar la cocina. Los hornos y las cocinas estarán asentados
65

Prevención de la contaminación de 10$ alimentos

sobre una base sólida, preleriblemente de hormigón, con una
superficie fáci l de limpiar. En el lugar de la cocina donde se haga
la preparación en seco se habrá de prever al menos un doble
sumidero profundo con agua corriente caliente y fría. Lo mejor
será colocar los pelapatatas automáticos en un lugar independiente
de preparación de hortalizas y de forma que evacúen el agua
directamente a un sumidero. Deben estar provistos de una
coladera y un sifón donde se recojan los desechos.
Las ollas y las cacerolas se colocarán sobre escurrideros o
estanterías de tablillas o bien boca abajo o bien de lado. Cada uno
de los elementos del resto del equipo se colocarán en zonas bien
especificadas, de forma que no estorben en la cocina.
CocInas en el sótano
La instalación de una cocina en el sótano presenta especiales
dificultades. En esa situación es fác il que se inunden y están
expuestas a reflujos del drenaje, además de requerir ventilación e
iluminación especiales. Sus ventanas no deben abrirse a zonas
estrechas o antepatios donde pueda acumularse el polvo y la
basura, que quedaría cerca de los alimentos. Además, es más difícil
evitar la infestación en locales subterráneos.
Los locales donde se conserven alimentos deben estar fríos y
secos. Si la cocina está instalada en un edificio antiguo, convendrá
asegurarse de que las paredes sean objeto de un tratamiento
impermeabilizante eficaz.

Zonas de trabajo

También en este caso es difícil formular una norma general en
cuanto a la magnitud del espacio necesario, pero en todo caso la
zona de trabajo debe ser suficientemente amplia como para que
todos los operarios puedan desempeñar sus funciones con
comodidad, sin sentirse hacinados junto a las mesas y sin que
tengan que esperar cola para utilizar los sumideros. Pero tampoco
deben ser tan amplias que sea preciso desplazarse más de lo
necesario. Los empleados tienden a dejar de hacer cosas si para
ello han de andar más, han de esperar o han de trabajar con poca
comodidad o demasiado cerca de sus compañeros.
La cocina, incluyendO los locales de preparación de los
alimentos y de limpieza, debe tener al menos la mitad del tamaño
del comedor. Si se trata de establecimientos mu y pequeiíos, puede

"

Estructura y planta de las instalaciones para la preparación de alimentos

ser preciso un espacio relativamente mayor. En la figura 12 se
expone un posible plano de cocina, despensas, y locales de
preparación y limpieza.
Locales de limpieza

Lo mejor sería poder disponer de dos locales o sectores para la
limpieza, uno donde se lavasen los utensilios de cocina pesados
que probablemente estarán manchados de grasa y otro para el
lavado de la cristalería, la loza y los utensilios que van a utilizar
los clientes. La cristalería, la loza y los utensilios de la clientela no
se deben lavar en las pilas donde se lavan los cacharros de cocina.
Ambos sectores o locales de lavado deben situarse a cierta
distancia de los lugares donde se preparen los alimentos. Las pilas
o sumideros utilizados para el lavado de los utensilios no se
utilizarán para la preparación de hortalizas, carne o pescados, ni
para lavarse las manos.
Cuando se trate de pequeños establecimientos es posible que no
se pueda disponer de todas las instalaciones de limpieza que se
acaban de describir. En ese caso será preciso tener mucho cuidado
siempre que la pila de lavar cacharros se haya de utilizar también
para la preparación y la limpieza de los alimentos.
Situación de la vajilla

La vajilla debe guardarse en algún sitio que sea fácilmente
accesible desde la cocina y desde el comedor. Platos, cristalería,
platillos, bandejas, soperas, etc. se guardarán en un armario limpio
y seco o en un local independiente protegidos del polvo, los
insectos y otras fuentes de contaminación. Los escurreplatos
tendrán por debajo bandejas que recojan el agua y la deriven hacia
un punto de desagüe. Será preciso mantener reservas de cristalería,
vajilla y cubertería suficientes para los momentos de más trabajo, y
para que los objetos que se estropeen puedan ser reemplazados
inmediatamente.
Servicios sanitarios y guardarropa

Lo mejor sería poder disponer de servicios sanitarios
independientes para los empleados y para la clientela, lo cual tal
vez no sea posible en establecimientos muy pequeños. Los
servicios para los empleados serán de fácil acceso y convendrá que
67

Estructura y planta de las instalaciones para la preparación de alimentos

para alcanzarlos ningún empleado haya de desplazarse más de 30
metros desde el lugar donde está trabajando.
Los servicios sanitarios estarán bien iluminados y separados de
cualquier local de trabajo o comedor por un espacio intermedio
bien ventilado. En el mismo local de los servicios o en su
inmediata proximidad, por ejemplo en el espacio intermedio y
bien ventilado que se acaba de mencionar, habrá lavabos
totalmente equipados. El instalar también lavabos en los diversos
locales de trabajo facilitará el que el personal se lave las manos con
frecuencia, pues le resultará fácil hacerlo.
Las pilas donde se preparen o laven los alimentos no se
utilizarán para lavarse las manos después de haber utilizado los
servicios sanitarios. Para que esto quede bien claro será preciso
poner advertencias bien visibles en los locales de trabajo.
Deberá disponerse de gran abundancia de agua caliente, jabón,
cepillos de uñas y toallas desechables. Los secamanos de aire
caliente se mantendrán en todo momento en buen estado de
funcionamiento. El uso de jabones especiales que contengan
bactericidas puede servir para fomentar la idea de mantener las
manos limpias y no contaminadas.
Un guardarropa y unas instalaciones de vestuario con armarios
son fundamentales para que el personal deposite la ropa y objetos
personales que no lleve consigo durante las horas de trabajo.

Comedores
Es difícil proponer normas exactas acerca del espacio necesario
para comedores, ya que ello dependerá del número total de
comidas que se sirva durante un periodo de trabajo, del número de
comidas servidas en los momentos de máxima afluencia, cuando el
comedor llegue a estar lleno, del tipo de comidas que se sirvan y
del tipo de menú.
No conviene que los clientes se sientan demasiado hacinados
en el comedor. Es preciso que camareros y camareras puedan llegar
fácilmente a todas las mesas de manera que puedan retirar
rápidamente los platos y los cubiertos sucios y mantener limpias
las mesas en todo momento. Lo mejor sería que en los comedores
hubiera espacio suficiente para acomodar también los colgadores y
estanterías para abrigos y sombreros, y algunos estantes para
paquetes, libros y guantes.

69

Capítulo 7

Equipo

El equipo destinado a la preparación de alimentos se ha de
mantener en buen estado y se ha de limpiar y desinfectar con
frecuencia. Rebanadores y trituradores se limpiarán
cuidadosamente cada vez que se utilicen, y al final de cada periodo
de trabajo se limpiarán todos los aparatos para preparación de
cremas y helados y equipos similares, siguiendo las instrucciones
de los fabricantes.
La carne cruda y la cocinada nunca se procesarán en la misma
máquina si no se ha procedido a una cuidadosa limpieza entre una
operación y otra. Los utensilios no deben poseer piezas ni mangos
de madera, sino que estarán fabricados totalmente de metal o de
otros materiales no absorbentes.
Vajilla, cubiertos, ollas y cacerolas

Si estos artículos se han de lavar a mano será preciso utilizar dos
pilas, una para lavar y otra para aclarar, pues sólo así puede
asegurarse que esta última operación se realiza a fondo. Se
cambiarán con frecuencia el agua con detergente y el agua del
aclarado. El aclarado no tendrá efecto desinfectante si el agua no
alcanza los 75-82 oC, temperatura excesivamente elevada para
soportarla con las manos desnudas por lo cual será preciso utilizar
cestas de tela metálica. Mejor que trapos, se utilizarán cepillos de
nilón que se lavarán y secarán cuidadosamente después de cada
uso. Los cubiertos se lavarán a máquina y a una temperatura
mínima de 60 oC, con un aclarado final a 82°C.
Para otros objetos puede ser útil utilizar lavavajillas a baja
temperatura, máquinas de pequeño tamaño que suelen funcionar
con el agua caliente del sistema de abastecimiento normal, a una
temperatura mínima de 55"C tanto para los ciclos de lavado como
de aclarado. Se utilizan tres tipos de productos químicos, un
detergente, un aditivo para el aclarado y un desinfectante, que
suele ser hipoclorito sódico y que se inyecta automáticamente a
dosis programadas. La totalidad del ciclo de lavado, con cambio de
agua en cada tiempo, exige entre uno y medio y tres minutos.
Además de reducir el gasto de electricidad, el lavavajillas de baja
temperatura parece mejorar el ambiente de la cocina pues se
mantiene más fría y exige menos conductos de extracción. Se trata
de máquinas de pequeño tamaño, totalmente automáticas,
eléctricamente reguladas y cuya instalación es muy sencilla. Los
lavaplatos deben revisarse periódicamente y en algunos lugares
donde el agua es más dura precisan un equipo ablandador de agua.
71

Prevención de la contaminación de los alimentos

Un accidente que requiere atención inmediata es la obstrucción de
la salida de los chorros por materias depositadas por el agua dura.
Se recomienda un sistema de secado por calor o secado por aire
en los escurrideros de cubicnos y vajilla. Cuando esos objetos se
sequen a mano será preciso utilizar toallas de papel desechables.
Los platos húmedos no se apilarán cuando se vayan a utiJizar de
nuevo pues de esa fonna tardan más en secarse y hay más
probabilidades de que se contaminen.

Superficies
Todas las superficies donde se preparen alimentos serán
impermeables y de materiales fáciles de limpiar. Nunca se
utilizarán superficies de madera. Las planchas de cortar y de picar
serán de polipropileno o de un material semejante (véase la
figura 13). Todas las estructuras de apoyo se conservarán en
perfecto estado y se inspeccionarán y limpiarán periódicamente.
Las mesas se mantendrán separadas de las paredes, a no ser que se
Fig. 13. las superficies de preparación deben ser impermeables y de
fácil limpieza.

British Airway~:

"

Equipo

hayan construido como prolongación de éstas. La j unta entre la
mesa y la pared se mantendrá recubierta y bien ccrrada.
Las superficies donde se preparan y cOnservan los alimentos se
mantend rán en todo momento limpias. Es imponante que toda
superficie que esté en contaclo directo con ali mentos se haya
limpiado y secado antes de utilizarla, sobre todo si se trata de
algún artículo que se vaya a consumir sin más preparación
culinaria.
Pilas o sumideros
Lo mejor será que las pilas o sumideros sean de acero inoxidable.

Estarán diseñados y situados de fo rma que puedan limpiarse y
repararse con facilidad tanto por detrás como por debajo. Se
evitará todo saliente y junta en los ángulos entre los bordes y el
salpicadero (superficies recubien as con azulejos detrás del
sumidero). Conviene que las superficies Que se encuentran detrás
de los sumideros, las plataformas con desagüe y las paredes
adjuntas estén protegidas por láminas de acero inoxidable,
suficientemente amplias y que queden bien cerradas por los
bordes. Las pilas para la coci na, los lavamanos y todas las zonas
adyacentes por encima y por debajo se mantendrán en buen estado
y se lim piarán periódicamente.

Refrigeradores
Las instalaciones de refrigeración se deben colocar a la mayor
distancia posible de las cocinas y otras fuentes de calor. Los
refrigeradores tienen un aislamiento térmico Que permite reducir el
fluj o de entrada del calor 'pero de todas formas deben instalarse en
un lugar fresco donde funcionen más económicamente los
mecanismos de refrigeración. Los refrigeradores no deben
empotrarse pues la ventilación es esencial para su fun cionamiento.
Sea c¡Jal fue re su tamaño, toda cocina exige in stalaciones
adecuadas dc refrigeración para la conservación de los alimen tos a
temperatura constante. En general se necesitan las siguientes
instalaciones de refrigeración:
• Cámara fría y dcspensa de mantenimiento a menos de I ercl
• Cámaras de refrigeración a temperaturas de - 3"C a +yc.
• Cámara de congelación profunda a - 18"C o menos.
e

, La ,t/I'!¡¡.odO<I. 10· impde "' crK.OrHnto "" lo lIWf'OÑ <loo len pat6genoo. No
liIl&'ior) oivuen ~...- , al bien .............. P o< . . . ,uón. .. ,ec ........... en

.... en lo <M>I'it>Io.

de~·

e o _ o.

obtunt • . .,q.,noe jcQmo

gtne<"'' ' ' lo , _.......

73

Prevenc:i60 de la contaminació n de los alimentos

Siempre que sea posible debe disponerse de cámaras de
refrigeración independientes para los artículos alimenticios crudos
y para los preparados.
Los refrigeradores deben limpiarse y descongelarse
periódicamente, y de vez en cuando se practicarán inspecciones
que permitan detectar y reparar cualqu ier defecto, sustituir alguna
pieza o rcemplazarlos. Con termómetros de superficie y de
profundidad se harán verificaciones periódicas de temperatura de
todos los alimentos existentes en las cámaras de refrigeración, con
el fin de asegurarse de que todo se conserva a la temperatura
requerida.
Máquinas vendedoras

Las máquinas donde se vendan alimentos perecederos, sobre todo
articulas Que contengan leche y carne, deberán mantenerse a una
temperatura interna de rc o menos. Los alimentos se envasarán y
colocarán en recipientes Que reduzcan el riesgo de contaminación.
Contendrán un termómetro situado de forma que pueda leerse
fácilmente sin necesidad de abrir la máquina. Todos los articulos
de las máquinas vendedoras se renovarán adecuadamente, es decir,
se venderán en primer lugar los alimentos que hayan pennanecido
d urante más tiempo en la máquina. Se desechará todo alimento
perecedero o plato preparado que haya permanecido en la -máquina
d urante más de 24·72 horas, según sea la naturaleza de l producto.
Todas las máquinas vendedoras de bebidas y artículos
alimenticios perecederos se limpiarán diariamente siguiendo las
instrucciones del fabricante. La limpieza será responsabilidad
concreta de un determinado mi embro del personal. En la
inmediata proximidad de la máquina se expondrán con todo
detaUe las instrucciones de limpieza, que habrán de cumpli rse
rigurosamente.
Hornos de microondas

Los hornos de microondas deben instalarse según las instrucciones
del fabri cante y se comprobarán a intervalos regulares para
asegurarse de que funcionan bien , sobre todo de Que asan o
calientan los alimentos de manera un iforme y Que no producen
emisiones de frecuencia excesivamente elevada. Cerca del horno se
expondrán de manera bien visible las instrucciones para su uso y
limpieza. Los alimentos perecederos y los platos preparados

,.

Capítulo 8

Limpieza

Calor
El calor constituye el más eficaz medio de desinfección. La vajilla,
los cubiertos y el equipo deben lavarse en agua caliente. También
puede obtenerse una buena desinfección mediante el secado de la
vajilla con calor seco.
Detergentes y desinfectantes

Detergentes
Los detergentes modifican las propiedades físicas y químicas del
agua de forma que €sta puede penetrar, desalojar y arrastrar
residuos que se habían endurecido sobre los utensilios. Reducen la
tensión superficial y son buenos agentes espumantes,
humidificantes y emulsionantes.
La elección de un detergente dependerá de la sustancia que se
haya de eliminar, del material con que esté construido el artículo o
superficie que se haya de limpiar, de que las manos hayan de
ponerse o no en contacto con la solución, de que se vaya a utilizar
o no en una máquina y de las características químicas del agua,
como su dureza. La mayor parte de los detergentes son
fundamentalmente agentes limpiadores, con propiedades
bactericidas escasas o nulas. Pero algunos de ellos combinan una
sustancia limpiadora con hipoclorito, de forma que con un solo
líquido o polvo puede conseguirse la limpieza y la desinfección.
Tales mezclas son útiles en establecimientos de escaso tamaño que
posean instalaciones de lavado reducidas. También los vendedores
de alimentos pueden utilizarlos para el lavado de las manos.

Detergentes sintéticos
Los detergentes sintéticos de tipo general son ligeramente alcalinos
y sirven eficazmente para eliminar la suciedad de suelos, paredes,
techos, equipo y utensilios. Los detergentes más poderosos son
fuertemente alcalinos y se utilizan para eliminar la cera y la grasa
quemada. También los detergentes que se utilizan en las máquinas
de lavar la vajilla son fuertemente alcalinos, en cambio los
destinados al lavado de manos son neutros y contienen
ingredientes que los suavizan. Los detergentes alcalinos no sirven
para eliminar ciertos tipos de suciedad como, por ejemplo, las
incrustaciones de calcio en las máquinas de lavar la vajilla o las
77

Pf-evenclón de

~

contaminación de los alimentos

manchas de herrumbre y el deslucimiento sobre el cobre y el latón.
En esos casos pueden utilizarse limpiadores ácidos, preparados a
veces de forma que contienen también detergente. Estos se
seleccionarán y aplicarán con cuidado para evitar que dañen la
superficie que se va a limpiar o la piel del operario.

Jabón
El jabón es un detergente simple que se suele utilizar para la
limpieza personal. No posee la intensa acción humidificadora de
los detergentes sintéticos ni las intensas propiedades disolventes de
los álcalis. En agua dura puede fo rmar una capa y sólo con
dificultad produce espuma. La espuma del jabón se disuelve con
facilidad.
Limpiadores abrasivos

Cuando la grasa se ha adherido a una superficie con tal fuerza que
ni limpiadores alcalinos ni ácidos la eliminan, puede utilizarse un
agente limpiador que contenga un abrasivo (generalmente,
feldespato o sflice finamente granulado). Estos agentes de limpieza
son útiles para los suelos muy sucios o la porcelana desgastada e
irregular. Deben utilizarse con cuidado cuando se trate de
superficies lisas, pues pueden dañarlas.

Elección de un detergente
Sea cual fuere la forma como se use, todo detergente ha de poder.



Humidificar a fondo la superficie que se ha de limpiar.
Extraer la suciedad de la superficie.
Mantener en suspensión la suciedad eliminada.
Enjuagarse con facilidad.

Antes de seleccionar el detergente puede ser preciso aclarar otros
extremos, como los siguientes:
• ¿Cuáles son sus propiedades bactericidas, si el detergente se
combina con un desinfectante?
• ¿Es corrosivo?
• ¿Previene la formación de incrustaciones?
• ¿Es económico'?
De todas formas es preciso tener en cuenta que difícilmente puede
hallarse un detergente que venga a satisfacer todos esos requisitos.
78

Limpieza

Desinfectantes
La desinfección reduce el número de microorganismos vivos. En
general no mata las esporas bacterianas. Ningún procedimiento de
desinfección puede ser totalmente eficaz si no va precedido de una
cuidadosa limpieza.

Hipoc/oritos

Los hipocloritos son buenos desinfectantes para su uso en las
instalaciones de alimentación, pues no son muy costosos y apenas
dejan olor o sabor si se utilizan en las concentraciones correctas.
Su actividad antibacteriana es muy amplia y son asimismo activos
contra algunas esporas bacterianas, propiedad de la que carecen la
mayor parte de los demás desinfectantes. Pero ciertos materiales
orgánicos los inactivan y en soluciones concentradas pueden
corroer metales, sobre todo las aleaciones de aluminio.
Desinfectantes yodados

Se trata de desinfectantes a base de yodo con un detergente. Los
materiales orgánicos tienden a inactivarlos. Son menos eficaces
contra las esporas que los hipocloritos y además son más costosos,
pero dejan escaso sabor u olor en los alimentos.
Compuestos de amonio cuaternario

Estos desinfectantes son menos eficaces contra las bacterias que los
hipocloritos o los desinfectantes yodados. Las soluciones de estos
desinfectantes se habrán de preparar cada día en recipientes
limpios tratados por calor.
Tensoactivos anfotéricos

Estos desinfectantes tienen propiedades detergentes y bactericidas.
Son de escasa toxicidad, relativamente no corrosivos, insaboros e
inodoros, pero los inactivan las materias orgánicas.
Desinfectantes fenólicos

Existen diversos tipos de desinfectantes fenólicos. Los compuestos
fenólicos blancos y líquidos y los transparentes y solubles tienen
una actividad antibacteriana de amplio espectro, semejante a la de
79

Prev ención de la cOfltaminaclón de los alimentos

los hipocloritos y compuestos yodados. ws materiales orgánicos
no los inactivan con facilidad pero en cambio sí lo hacen los
plásticos y el caucho. Algunas marcas tienen un olor intenso y
pueden dejar algo de sabor en los alim entos. En general no se
ret::omiendan para utilizarlos en el interior de las instalaciones de
alimentación.
Elección de un desinfectante

• Siempre que sea posible. se elegirá el calor.
• Sólo se utilizarán desinfectantes Químicos cuando no sea posible
recurrir al calor.
• Antes de una desinfección por el calor o química será preciso
lim piar bien el eq uipo y las superficies que se van a tratar.
• Cuando se haya de utilizar un desinfectante químico, se
preferirá el que tenga un amplio espectro de actividad
antibacteriana . El hipoclorito es un buen desinfectante para su
uso general. Nonnalmente pueden utilizarse diluciones que
contengan de 100 a 200 mg de cloro disponible por litro.
Cuando no pueda ascEurarse la limpieza absoluta se recomienda
una dilución que contenga 1000 mg/l o más.
• UlS diluciones de desinfectantes químicos se habrán de hacer
cada día o en el momento en que vayan a utilizarse, en
recipientes limpios, sc<:os y tratados por calor.
Manejo y uso de detergentes y desinfectantes

Siempre que se manejen detergentes y desi nfectantes deberán
adoptarse las precauciones del caso. En todo momento se seguirán
de forma estricta las instrucciones del fabricante para el manejo y
la dilución de los líquidos. En ningún caso la persona que maneje
alimentos tratará de preparar sus propios detergen tes. Los
limpiadores ácidos deberán seleccionarse y aplicarse con el
máximo cuidado para evitar dañar la superficie que se va a limpiar
o la piel o la ropa del operario.
Para el almacenamiento de todo el equipo de limpieza,
inclusive escobones. cubos para ropa sucia, reservas de materiales
de limpieza, detergen les, jabones y desinfectantes, será preciso
prever un local o zona especial de limpieza del tamaño adecuado.
En proporción al tamaño de las instalaciones, el local estará
provisto de un rebosadero, de tomas de agua caliente y fria , y de
un escurridero para secar las bayetas.

Limpieza

Evacuación de desechos
Los desechos líquidos se evacuarán, siempre que sea posible,
mediante un dispositivo de evacuación al sumidero conectado al
sistema de drenaje. Cuando no se pueda instalar el dispositivo o
cuando sea preciso evacuar grandes cantidades de desechos
líquidos será preciso instalar en la cocina un sistema adecuado
para el almacenamiento temporal de los desechos. Se recomienda
el uso de sacos de plástico o de papel. Si se utiliza papel, éste
habrá de ser de buena calidad e impregnado de forma que tenga
suficiente resistencia cuando se humedezca. Los sacos de plástico
serán de polietileno grueso. Para reducir las manipulaciones,
pueden instalarse estantes y sujetadores con bordes bien adaptados
para los sacos de basura.
Siempre que sea posible se instalarán cubos de basura de
tamaño y capacidad adecuados en la cocina y en la parte central de
lavado de platos. Después de cada comida, se llevarán los residuos
de los alimentos a la parte central de lavado y se eliminarán a
través del dispositivo para la evacuación de desechos o, si éste no
existe, se recogerán en sacos de plástico que se cerrarán
herméticamente. Los sacos cerrados se han de sacar
inmediatamente metiéndolos en contenedores de almacenamiento.
Estos grandes cubos o contenedores en los que los desechos o la
basura van a sacarse de las instalaciones, se mantendrán en todo
momento lejos de las zonas de cocina o de preparación de
alimentos, en un sector especial para el almacenamiento de basura,
sector que estará previsto especialmente a ese efecto y bien
ventilado, con paredes de materiales de buena calidad, con un
acabado liso no absorbente. El sector estará bien pavimentado y
techado, y provisto del adecuado avenamiento de forma que los
sacos o el papel se mantengan secos. Para la limpieza de la zona
será preciso disponer de una toma de agua.
En general la basura nunca debe quemarse cerca de las
instalaciones de alimentación; pero si no existe ningún otro medio
para deshacerse de ella, podrá utilizarse un incinerador que no
produzca humo. El compactador de basura es ideal para reducir el
espacio que exigen los materiales de envase de plástico y cartón.
Antes de instalar un compactador es importante asegurarse de que
los servicios oficiales o los organismos encargados de recoger la
basura están en condiciones de manejar el peso del material
compactado.

81

Prevención de la contaminación de los alimentos

Lucha contra las plagas
El adoptar las adecuadas medidas de protección de las cocinas de
hoteles y restaurantes contra roedores e insectos puede reducir
considerablemente el riesgo de que los alimentos se contaminen y
desperdicien. Pero cualquier medida que se adopte será inútil si
después los empleados se olvidan de cerrar las puertas o de poner
las tapaderas de los cubos de la basura.

Ratas y ratones
Las ratas y los ratones son destructores, además de constituir
peligrosas fuentes de infección . Se reproducen con gran rapidez,
destruyen los alimentos en los campos y en los almacenes, y llevan
y transmiten diferentes bacterias patógenas. Toda superficie que
toquen ha de considerarse como contaminada. Se vigilará en todo
momento y con el máximo cuidado cualquier signo de infestación.
Cuando ratas o ratones se hallan en pequeño número, pueden ser
difíciles de detectar. Todo el personal, pero en especial el de
limpieza, deberá conocer la necesidad de notificar inmediatamente
cualquier signo de infestación que puedan observar en el curso de
su trabajo nonnal. Entre esos signos, los más demostrativos son las
heces, frotaduras y carreras, agujeros y raspaduras, roeduras,
marcas de grasa en los zócalos, huellas de pisadas en el polvo o en
tierra húmeda, alimentos o recipientes de alimentos dañados, y la
observación de ratas o ratones muertos o vivos.
La gerencia tendrá el deber de examinar sistemática y
periódicamente todos los rincones de la instalación que no estén
directamente a la vista, por ejemplo, rincones cálidos y oscuros,
pasajes, escaleras, parte inferior de escaleras, aparadores,
conductos de ascensores de servicio, huecos en el suelo, espacios
bajo las estantenas, lugares detrás de las mercancías apiladas en la
despensa, desvanes, grietas y agujeros en las paredes y en los
techos por donde pasan las tuberías. También deberán
inspeccionarse las construcciones y solares contiguos y todos los
demás posibles criaderos.
Para evitar que ratas y ratones entren en los locales. será
preciso preparar continuamente el edificio, tapando todos los
agujeros o posibles puntos de entrada en él (véase la figura 14). Los
paneles de madera, los falsos techos y las tuberías emparedadas en
los locales donde se preparan alimentos pueden constituir posibles
refugios para ratas y ratones, con las consiguientes posibles

"

Limpieza

Fig. 14. Desagües defectuosos y rejillas rotas pueden facilitar la entrada
de roedores.

Rentokil Ltd

infestaciones. Siempre que se vean huellas de roeduras de ratones
que han tratado de entrar en las instalaciones de cocina, el lugar se
recubrirá con una placa de metal.
Los roedores pueden entrar en los locales en sacos de
alimentos, como, por ejemplo, los de harina, en materiales
empaquetados en paja, en cajas de cartón o de madera o en
vehículos. Los métodos defectuosos de almacenamiento de
alimentos, su apilamiento descuidado y la falta general de limpieza
pueden facilitar el que se establezca la infestación en un edificio
realmente protegido hacia el exterior. Los materiales almacenados
al aire libre, en cobertizos o en edificios exteriores, se apilarán
sobre plataformas de madera situadas por lo menos a 30 cm por
encima del suelo, y a 60 cm de la pared.
Las ratas beben unas tres veces más de lo que comen, de forma
que es importante evitar que tengan acceso al agua, suprimiendo
83

Prevención de la contaminación de los alimentos

griros que gotean, desagües defectuosos, etc. Los materiales que
pueden servir de alimento para las ratas como, por ejemplo,
cereales, feculentos y compuestos grasos, inclusive el sebo y el
jabón, se conserva rán en cubos o en contenedores metálicos a
prueba de roedores.
Hasta el momento de su evacuación, la basura debe mantenerse
cuidadosamente cerrada en cubos metálicos. Las cajas de cartón o
de madera y los sacos deben colocarse bien apilados ju ntos, sobre
plataformas de madera situadas por lo menos a 30 cm del suelo y a
60 cm de la pared.
Los recipientes vacios que han contenido alimentos se
limpiarán cuidadosamente antes de apartarlos para guardarlos o
volverlos a utilizar. Los residuos de alimentos, migas y basura,
como peladuras, troncos, etc. se recogerán con una escoba al
acabar cada jornada de trabajo y se meterán en cubos de basura.
Los alrededores de las instalaciones se mantendrán limpios y libres
de cualquier material quc pudiera constituir un criadero para
roedores.
Cuando los locales estén infestados, será preciso tomar
inmediatamente las medidas necesarias para destrui r ratas y
ratones. Existen dos medios eficaces de hacerlo, los cepos
envenenados y las trampas. Los animales de compañía domésticos,
como los gatos, no deben utilizarse para evitar la desinfestación de
roedores en estableci mientos de alimentación, pues esos mismos
animales pueden ser causa de enfennedades transmitidas por los
alimentos. Las trampas no son eficaces contra las infestaciones más
intensas. pero en cambio pueden ser otiles para eliminar a los
supervivientes del tratamiento por veneno o para evi tar Que unas
instalaciones vuelvan a infestarse una vez limpias. Pueden
asimismo espolvorearse plaguicidas en agujeros y cavidades
utilizados por roedores, mientras que en navíos o en almacenes
puede ser precisa [a fumigación con gas.
Los venenos contra roedores son también peligrosos para el ser
humano. Todos los tratamientos rodenticidas se confiarán a
personal experto y cualificado empleado por algon organismo de
salud local o una empresa espedalizada. Los mejores son los
venenos anticoagulantes, que son poco tóxicos para las personas y
los animales domésticos. Entre ellos figuran difenadiona , pindolol
y warfarina. Para obtener resultados satisfactorios es preciso que
los cebos envenenados con anticoagulantes se mantengan al alcance
de las ratas durante un mínimo de dos semanas .

..

Limpieza

Moscas y otros insectos
Hacia los lugares donde se preparan alimentos se ven atraídos gran
diversidad de insectos, como moscas, moscones, moscas verdes,
cucarachas, hormigas, avispas y polillas, algunos de los cuales
pueden intervenir activamente en el deterioro de los alimentos
almacenados.
Entre las medidas preventivas de la infestación por insectos de
las instalaciones de alimentación suelen figurar las siguientes:
• Protección del edificio contra su entrada.
• Eliminación de criaderos.
• Protección de los alimentos de forma que los insectos no puedan
llegar hasta ellos.
• Destrucción de los insectos en cualquier momento de su ciclo
biológico, fuera o dentro de las instalaciones.
Moscas, moscones, cucarachas y hormigas pueden transportar
gérmenes desde la basura o los excrementos a los alimentos, que
así pueden transmitir enfermedades. Las moscas transportan las
materias sobre sus cuerpos y patas, y en el momento de comer
contaminan los alimentos al regurgitar sobre su superficie una
parte de lo que ya han digerido.
Los insectos pueden dejar sus excrementos sobre los alimentos
y la carne puede contaminarse con sus huevos o larvas, lo que
puede suscitar quejas por parte de los clientes e incluso el que se
demande al establecimiento por la venta de alimentos en mal
estado.
Es casi imposible evitar que los insectos entren en los locales, si
bien la instalación de mosquiteros en ventanas, puertas y
ventiladores puede ser eficaz contra la mayor parte de los insectos
voladores. Las rejillas serán de 1,5 mm (16 mallas) y de cobre,
latón, acero galvanizado o nilón. Todas las rejillas que se coloquen
sobre las puertas se abrirán hacia el exterior y debe advertirse al
personal que en ningún caso puede retirarlas para una mejor
ventilación. Como en el caso de los roedores, será preciso suprimir
todo posible criadero.
Normalmente los insectos pueden eliminarse mediante el uso
de insecticidas, en polvo o en rociamientos, contra huevos, larvas o
adultos. Siempre que su uso esté autorizado, los rociamientos que
dejan un residuo duradero (rociamientos de acción residual)
eliminarán la mayor parte de las especies de moscas, pero es
preciso tener mucho cuidado cuando se apliquen en zonas donde
85

Prevención de la contaminación de los a limentO$

se preparan alimentos. En todo caso nunca se rociará sobre
alimentos descubiertos.
La vegetación, paredes, contenedores de basura y todos los
lugares próximos a las instalaciones se pueden rociar con
insecticidas de acción residual que permitan eliminar moscas
adultas y larvas. Como rociamiento al in terior puede utilizarse el
pelitre, Que actúa rápidamente sobre las moscas. Duran más
tiempo los efectos de los piretroides de sfntcsis apl icados a las
superficies donde las moscas se posan. Son utilcs los dipositivos
que utilizan tubos fl uorescentes para atraer a los insectos voladores
hacia una rejilla electrificada. Los insectos mueren inmediatamente
y caen a una bandeja colectora con Jo Que se evita el peligro de Que
los insectos muenos caigan en los alimentos.
Las cucarachas viven y crian en lugares húmedos y oscuros
como. por ejemplo, alrededor de las tuberías (véase la figura 15),
bajo los regriferadores y en armarios y despensas. En el exterior de
los locales pueden hallarse en los montones de desechos. La
limpieza es lo primero para eliminar las cucarachas. Todos los
lugares do nde se manejan alimentos deben limpiarse con
frecuencia.
Se rociarán insecti cidas de acción residual en los lugares por
Fig . 15 .

Un llpico criadero de cucarachas.

Rentokllltd

"

Limpieza

donde pasan o se esconden las cucarachas. Ha resultado eficaz el
pintar una banda de insecticida de 10 cm de anchura en la parte
baja de las paredes, donde éstas se unen al suelo. La banda no
tendrá interrupciones de forma que las cucarachas hayan de tocarla
al entrar en la habitación o al salir de ella. En las cavidades donde
se alojen cucarachas se puede espolvorear ácido bórico.
Las preparaciones de pelitre en aerosol pueden ser útiles para
desalojar a los insectos de sus criaderos y situar los puntos de
infestación. En estos criaderos pueden aplicarse insecticidas de
acción más prolongada. Será preciso tomar precauciones especiales
para evitar que los plaguicidas contaminen los alimentos o las
superficies que van a estar en contacto con éstos.

Contratos para la lucha contra las plagas
Cuando los gerentes vayan a suscribir un contrato para la
eliminación de plagas con una compañía privada habrán de
examinar la conveniencia de adoptar determinadas salvaguardias.
Para ello es esencial conocer cuáles son los venenos y los
insecticidas, las costumbres de las diversas plagas y los riesgos de
contaminación de los alimentos. Antes de seleccionar una
determinada compañía habrán de tomarse en consideración los
siguientes elementos:
• Si se va a realizar un estudio y presentar a la gerencia un
informe que se discutirá entre ambas partes antes de iniciar el
tratamiento.
• Para qué tipo de plagas puede ser útil el tratamiento.
• Qué asesoramiento se dará acerca de medidas preventivas.
• Con qué urgencia se va a iniciar el tratamiento y con qué
frecuencia se visitarán las instalaciones cuando se produzcan
infestaciones.
• Qué personal y equipo posee la empresa contratante.
• Con qué frecuencia se realizarán después visitas periódicas y qué
tipo de investigaciones van a realizarse.
• Si se preparan informes a raíz de las visitas ulteriores.
• Si el contratante puede facilitar los nombres de tres clientes
actuales.
• Si los métodos y materiales que van a emplearse están
permitidos por las autoridades.
• Qué capacitación se ha dado al personal.
• Qué cobertura de responsabilidad tiene el contratante.
87

Capítulo 9

Personal

Uno de los principales riesgos de contaminación de los alimentos
radica en las personas que los manejan. Los gérmenes peligrosos
que en su exterior o su interior tiene el organismo del operario
pueden multiplicarse hasta alcanzar una dosis infectante si se
reúnen las condiciones adecuadas, y después entrar en contacto
con el alimento o con las superficies utilizadas para prepararlo.
Se ha discutido si la mayor parte de los casos de enfermedades
transmitidas por los alimentos proceden de la contaminación a
partir de un portador empleado como operario o bien si éste
adquiere la contaminación a partir de los alimentos que manipula.
En realidad, en casi todos los casos en los que ha intervenido un
operario infectado éste ha adquirido la infección a partir de
alimentos procesados en el curso de su trabajo.
Sin embargo, los manipuladores de alimentos, si están
infectados o colonizados por gérmenes patógenos, pueden
contaminar los productos que manipulan y convertirse así en
vectores de enfermedades alimentarias. Para reducir al mínimo
este riesgo, conviene fomentar ciertas medidas eficaces y
relativamente poco costosas, por ejemplo la educación y el
adiestramiento de ese personal en materia de higiene personal y
manipulación higiénica de los alimentos.
Vigilancia sanitaria

Se ha llegado a la conclusión de que los exámenes médicos y de
laboratorio sistemáticos del personal que manipula alimentos
resultan inútiles, toda vez que sólo reflejan el estado de salud del
sujeto en el momento actual y sin tener en cuenta episodios
ulteriores de diarrea u otros estados infecciosos. Los exámenes
médicos no son tampoco de fiar para descubrir portadores de
agentes patógenos que, en la mayor parte de los casos (con la
posible excepción de Salmonella typhi) no suelen transmitir
microorganismos gastrointestinales. No obstante, a los
manipuladores de alimentos hay que incitarles a comunicar
inmediatamente al médico cualquier perturbación de la salud que
puedan sufrir.
No hay pruebas de que los manipuladores de alimentos
infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) lo
transmitan por los alimentos. N o hace al caso, por consiguiente, el
ensayo serológico rutinario de la presencia del VIH. De
todas formas, puede adoptarse un criterio equilibrado para vigilar
la salud del personal de cualquier tipo de establecimiento
89

Prevención de la contaminación de k)s alimentos

ateniéndose a las recomendaciones Que a continuación se
formulan. La vigilancia de la salud debe extenderse a todas las
categorias del personal Que trabajen en las instalaciones. Puede ser
preciso adoptar disposiciones especiales para incluir al personal de
empresas contratantes Que hagan visitas a las zonas donde se
manejan los alimentos, por ejemplo para limpiar o abastecer las
máquinas vendedoras de alimentos.

Cuestionarios de salud
La persona Que solicita un empleo llenará un cuestionario
semejante al de la figura 16, Que después será ex.aminado por un
médico Que actúe en nombre del establecimiento de servicios de
alimentación. Tras leer el cuestionario, el médico puede
determinar si es pre<:iso proceder a nuevos reconocimientos o a un
tratamiento. A la vista de la historia clínica, puede adoptarse la
decisión de no emplear a la persona en cuestión en ningún puesto
Que implique contacto con los alimentos.

Acuerdo con los empleados que manejan alimental
Todos los operarios que manipulan alimentos deben estar de
acuerdo en notificar a sus empleadores cualquier infección o
problema Que padezcan que pudiera conducir a que se contaminen
los alimentos Que tocan. A este efecto puede prepararse un acuerdo
que finnen los empicados en cuestión y del cual se propone un
modelo en la figura 17.

Tarjeta para el médico
Puede ser preciso advertir al médico del hecho de que su paciente
trabaja en la alimentación, pues cualquier enfermedad que padezca
puede conducir a una contaminación de los alimentos. Para su
presentación al médico en cada visita se les puede entregar una
tarjeta en la Que se advierta que el paciente es un operario en el
ramo de la alimentación, y en la que se recuerde asimismo que el
empleado en cuestión está obligado a notificar sus infeceiones. En
la fi gura I g se propone un texto adecuado para esa tarjeta.
Plan de urgencia para los bro tes
Debe disponerse de un plan de urgencia que se ponga en práctica
ante un b rote de infección entre el personal de un establecimiento

Prevención de

'a contaminación de los alimentos

Higiene personal
Se debe estimular al personal a que adopten unas buenas normas

de higiene personal. que pueden exponerse en un prospecto o
folleto que se les entregará cuando inicien su trabajo. El folleto
correspond iente se puede obtener de las autoridades sanitarias
locales, o cada empresa puede producir el suyo propio con el
siguiente o parecido texto:
• Lave sus manos con frecu encia, sobre todo en los siguientes
momentos:
después de haber ido al baño por cualquier razó n,
inmediatamente antes de tocar alimentos,
inmediatamente después de haber tocado basura,
cada vez que sus manos estén sucias,
cuando usted sepa que sus manos están contaminadas,
inmediatamente después de haber tocado cualquier ave o
animal de compañia.
• Mantenga su ropa y bata limpias, y lleve en todo momento las
ropas protectoras que se le faciliten.
• Mantenga siempre su cabeza cubiena de forma que no puedan
caer al alimento cabellos suehos o caspa. No se peine ni arregle
su pelo en el lugar donde se preparen alimentos.
• Evi te llevar sortijas y pulseras cuando esté manipulando
alimentos. Pueden exceptuarse las alianzas.
• Cubra perfectamente con un vendaje impenneable todas las
conaduras y raspaduras.
• Evite fu mar. Si no tiene más remedio, hágalo siemp re fuera de la
zona donde se preparan al imentos y antes de regresar a ella
lávese las manos.
• Si padece usted alguna de las dolencias que a continuación se
mencionan, adviénalo a la gerencia:
Hepat itis infecciosa (hepatitis vírica A)
Diarrea
Vómitos
Fiebre
Dolor de garganta
Erupción cutánea u otras lesiones CU láneas, como foninc ulos o
conaduras
Supuración de oídos, ojos o nariz

,.

Personal

• Si está usted manejando alimentos dispuestos para su consumo,
utilice pinzas, y no los dedos.
• No tosa o estornude sobre alimentos descubiertos.
• Los cuchillos y tenedores agárrelos por los mangos, las copas por
el pie y los platos por el borde.
• Limpie las zonas de trabajo al abandonarlas.
Los principales puntos del folleto pueden resumirse en gráficos
que se expondrán en el lugar de trabajo (véanse las figuras 19 y
20).
Se fomentarán las inspecciones diarias de las manos del
personal que manipula alimentos ya guisados o dispuestos para su
consumo para descubrir posibles lesiones incorrectamente tratadas
o que estén infectadas. En ningún caso se permitirá que toquen los
alimentos los empleados que padezcan cualquier lesión infectada
de la mano o del brazo por debajo del codo, hasta que la lesión
haya curado totalmente.
Ropas protectoras

Los gerentes darán ejemplo llevando ropas protectoras siempre que
se encuentren en las zonas donde se manipulan alimentos, y lo
mismo harán todos aquellos que visiten las instalaciones.
Se tratará de ropas de color claro, que se cambien con
frecuencia y de un material que pueda lavarse fácilmente y
mantenerse limpio. Los uniformes o chaquetas de tela que no hay
que planchar después de lavados facilitan la labor diaria de
lavandería y además hay compañías especializadas que las alquilan
al día o a la semana. La ropa protectora debe servir para la buena
protección tanto de los alimentos como de los operarios.
El personal de servicio llevará ropas o sobretodos de color
claro. Las telas de nilón tienen la ventaja de que se pueden lavar al
final de cada jornada, se secan durante la noche y no necesitan
planchado, pero pueden ser inadecuadas en climas cálidos. Los
gorros o cualquier otra protección de la cabeza pueden evitar
eficazmente que los alimentos se contaminen a partir de los
cabellos.
Los cocineros y todo el personal que se ocupe de preparar y
servir alimentos deben llevar mandiles blancos o de color claro que
eviten que el alimento se ponga en contacto con la ropa que se
lleve por debajo. Es costumbre que los cocineros lleven unos gorros
blancos que protegen a los alimentos de la caída de cabellos y que
95

Personal

Fig. 20. Ilustración de un folleto d e instrucciones sobre higiene que se
puede exponer on cocinas, zonas de trabajo o retretes.
LAVESE SIEMPRE LAS MANOS
antes da m.nipular a!lme ntos

..

despuls de manipular
- posa do

-

- eme
- ho rtalim
-frutll
- en",l.d ... "NdOI

d~IPuh

d. "tiHu. 1I \\'C

d.l~ui.

d. limpw.lt l. nlriZ

d,,~u~

de

dI

!O~or

t(lillPI~'-.

.r.'mol' l

o dose;hol

protegen también el pelo y el cuero cabelludo de los efectos de los
vapores de agua o de grasa, así como de la harina. Para el lavado y
la preparación de hortalizas, por ejemplo para pelar patatas,
p uede n ser útiles los delantales de caucho. El personal que deba
mantenerse de pie durante mucho tiempo debe aprender cómo
mantenerse en esa posición y andar con el mínim o de fatiga y
molestias. Debeil llevar zapatos o botas fuertes y cómodos.
" Los zapatos o las botas deben sostener el arco plantar y el tobillo
y faci!itar una distribución uniforme del peso del cuerpo.
• Deben además proteger los pies de los golpes contra los muebles
o de cualquier bandeja o utensilio que pueda caer al suelo.
~ En general, los más útiles son los zapatos planos o de tacón bajo.
Se mantendrán limpios y utilizarán s6lo en el trabajo con el fin
de evitar que transporten a las instalaciones gérmenes
procedentes d el exterior.

Equipo para primeros auxilios
Para el tratam iento de urgencia de cualquier empleado que haya
sufrido un accidente se mantendrá en los locales una reserva
suficiente y fácilmente accesible de vendas, apósitos y antisépticos.
97

Bibliografía

DEPARTMENT OF HEALTH AND SOCIAL SECURITY. Clean catering, 4th ed.
London, Her Majesty's Stationary Office, 1972.
LONGREE, K. & BLAKER, G.G. Sanitary techniques infood service, 2nd ed.
New York, John Wi1ey & Sons, 1982.
NATIONAL INSTITUTE FOR THE FOOD SERVICE INDUSTRY. Applied foodservice
sanitation, 3rd ed., Boston, Little, Brown and Co, 1985.
RAJAGOPALAN, S. & SHIFFMAN, M.A. Guide to simple sanitary measures for
the control of enteric diseases. Ginebra, Organización Mundial de la
Salud, 1974.
SALVATO, J.A. Guide to sanitation in tourist establishments. Ginebra,
Organización Mundial de la Salud, 1976.
Serie de Informes Técnicos de la OMS, N° 785, 1989 (Métodos de

vigilancia sanitaria y de gestión para manipuladores de alimentos:
informe de una Reunión de Consulta de la OMS) (en prensa).
UNITED STATES FOOD AND DRUG ADMINISTRATION. Food service sanitation
manual. Washington, DC, United States Food and Drug
Administration, 19.

99

PARTE 111

MANIPULACION DE LOS ALIMENTOS
EN CONDICIONES DE SEGURIDAD

Capftulo

la

Refrigeración
Supervisión de la refrigeración

Un miembro del personal sera responsable de asegurarse de que
refri geradores, cámaras frigoríficas y congeladores funcionan bien
en todo momento, están limpios y se utilizan de forma eficiente y
económica, y además habra de ocuparse de la limpieza del equipo
y de seleccionar los alimentos que han de refrigerarse y cómo y
dónde se conservarán. No es impresci ndible Que sea el supervisor
del refrigerador el que manipule los alimentos pero en todo caso se
mantendrá en un mínimo el número de personas Que tengan
acceso al equi po refrigerador. Cuantas más personas manejen este
equipo con mayor frecuencia se abrirán puertas y tapas y mas
probabilidades habrá de Que se queden abiertas. Además si el
personal toma la costumbre de refrigerar innecesariamente los
alimentos, los distintos aparatos estarán demasiado llenos y
trabajarán con menos eficiencia.
Refrigeradores
El refrigerador evita Que las bacterias sigan multiplicándose sobre
el alimento o en el interior de éste. Pero no mata las bacterias, sino
que simplemente detiene su proliferación, que se reanudará cuando
se saque el alimento del refrigerador y se deje en un ambiente más
cálido. La refrigeración no modifica la naturaleza del propio
alimento. Los alimentos guardados en un refrigerador sólo se
mantendrán en buen estado durante un periodo limitado de
tiempo.
La temperatura por debaj o de la cual dejan de multiplicarse la
mayor parte de los gérmenes patóge nos transmitidos por los
al imentos es de IO"C.1 Por consiguiente, para el almacenamiento
normal a corto plazo de alimentos perecederos se r«omienda una
temperatura de S-IO"e.

Cómo se llena el refrigerador
Los artículos se introducirán en el refrige rador según el orden de
prioridades que se muestra en el cuadro 3. Para que cada tipo de
alimento ocupe la situación más ad«uada en el refrigerador, el
supervisor habrá de saber qué lugares son los más frias y por
dónde circula el aire con más eficacia. Lo mejor será obtener esta
información del fab ricante. Los alimentos se colocarán en el
refrigerador de forma que el aire circule libremente por ellos. La
1 Véase la nota al pie de

r.

pagina 73 .

'"

Refrigeración

refrigerador, de forma que las gotas de condensación procedentes
de los recipientes fríos no caigan en los demás alimentos.
Siempre que sea posible, los alimentos crudos y cocinados se
guardarán separadamente para evitar todo riesgo de contaminación
cruzada. Pero cuando tal cosa no se pueda hacer, se tendrá en
cuenta la necesidad de poner los alimentos crudos, sobre todo la
carne, debajo de los ya preparados (véase la figura 21). Esto reduce
los riesgos de contaminación cruzada por la caída sobre los
alimentos preparados de líquidos tisulares procedentes de los
crudos.

Verificaciones de la temperatura del refrigerador
La temperatura del refrigerador se debe verificar con frecuencia.
Los supervisores dispondrán de termómetros de sonda o de
bolsillo, del tipo de lapicero, para poder comprobar la temperatura
de los alimentos situados en los refrigeradores y la temperatura del
aire en las cámaras frías.

Descongelado del refrigerador
Será preciso descongelar frecuentemente los refrigeradores pues el
mecanismo de enfriamiento no funciona bien y se puede dañar si
los serpentines se recubren de una gruesa capa de hielo: La
frecuencia exacta con que haya de ser descongelado el refrigerador
dependerá de lo intensamente que se utilice, el tipo y cantidad de
alimentos que contenga y el calor y humedad de los locales donde
se encuentre. En general, basta con hacerlo una vez a la semana. Se
procederá al descongelado cuando normalmente los refrigeradores
estén más vacíos, y para encontrar el momento preciso puede ser
necesaria una planificación cuidadosa.
Los refrigeradores se mantendrán limpios y sus paredes y
bandejas se limpiarán durante la operación de descongelado.
También será preciso lavar las superficies exteriores del
refrigerador o de los armarios fríos.

Cámara fría
Sobre todo en los grandes establecimientos debe disponerse del
mayor espacio frío posible. La cámara fría, mantenida siempre a
una temperatura de 3 a 4'C, es lo más adecuado para enfriar las
piezas de carne y las aves una vez preparadas. Como en el caso de
105

Manipulación de los alimentos en condiciones de seguridad

Fig. 21 . las carnes cocinadas deben almacenarse por encima de las carnes
cruda s en una cámara fría .

POOlocent,e, Eastbourne

los refrigeradores, convendrá preguntar al fabri cante cuál es el
enfriam iento relati vo de las distintas partes de la cámara y cómo
se hace la circulación de aire. sobre lodo cuando se piense instalar
ganchos y estanterías.

'"

Refrigeración

Los suelos de las cámaras frías se barrerán periódicamente y se
limpiarán con una solución ligera de desinfectante. Nunca se
dejarán los alimentos sobre el suelo de la cámara fría o debajo de
otros que puedan gotear y causar contaminación.
Congelación profunda

Pocos microorganismos mueren con congelación, de ahí que no
pueda fiarse en el almacenamiento de alimentos a -18°C o menos
como medio de destruir los gérmenes patógenos. Por ejemplo, se
han aislado salmonelas después de años de conservar en
congelación productos de huevos y carne. Las esporas de
Clostridium perfringens y Clostridium botulinum resisten
considerablemente a congelaciones y descongelaciones alternativas
a temperaturas hasta de -50°e. Se ha observado que la toxina
estafilocócica resiste durante varios meses a temperaturas de _18°e.
.La congelación no devuelve su frescor a los alimentos ya
contaminados o deteriorados por la acción bacteriana. Cuandc un
alimento congelado se descongela, las bacterias que han
sobrevivido empiezan a proliferar de nuevo y se deteriorará más.
Los alimentos descongelados sólo pueden conservarse un lapso
determinado de tiempo y no se deben dejar durante mucho tiempo
a la temperatura ambiente antes de comerlo~
Un periodo limitado de descongelación causada por un corte en
la electricidad o por un fallo en el mecanismo de refrigeración no
obliga necesariamente a desechar los alimentos parcialmente
descongelados. Si la temperatura de los alimentos no ha pasado de
5"C y éstos se van a consumir sin mayor retraso, no deben causar
problemas. Pero los alimentos congelados que se descongelen no se
volverán a congelar, pues ello redundaría en un deterioro de la
calidad del producto y en un riesgo microbiológico. Es preciso
actuar con prudencia cuando se decida utilizar o no alimentos
parcialmente descongelados. La decisión que se adopte dependerá
del tiempo durante el cual el alimento haya estado descongelado,
hasta qué temperatura haya llegado y de las condiciones generales
del producto. Si la parte central del alimento sigue congelada, el
exterior aún se mantendrá suficientemente frío como para detener
la proliferación de la mayor parte de las bacterias.
En el curso de la preparación de los alimentos, y en grandes
instituciones, es frecuente que los artículos alimenticios se
congelen antes de llevarlos hasta la congelación profunda, y para
ello lo mejor es utilizar la congelación forzada. Los alimentos se
107

Manipulación de los alimentos en condiciones de seguridad

coloca n en una cámara especial (congelador por chorro de aire) y
se les somete a una corriente continua de aire a menos de - 20'e.
El tiempo y la temperatura necesarios varían según el tipo de
alimento. Tras su congelación, el alimento se pone en congelación
profunda y se mantiene a - IS"C o menos.
La duración en buen estado de los alimentos congelados varía
segun el tipo de producto de Que se trate pero, en general, se
pueden guardar congelados durante unas ocho semanas sin pérdida
considerable de nutrientes o de sabor. Después de ese tiempo los
alimentos ricos en grasa empiezan a ponerse rancios. Olros
ali menlOS se pueden mantener en un estado sati sfactorio duran le
periodos más largos y algunos de forma casi indefinida. Deberá
establecerse un siSlema claro de marcar los contenedores de
alimentos congelados con núm eros de lote y fe chas, de forma que
las existencias circulen según el principio de que los primeros que
enlren sean los primeros que salen.
Descongelación
En general , los al imentos que se sacan del congelador deben
dejarse descongelar a fondo y después se prepararán
inmediatamenle. La descongelación de un pavo que
se deje a la temperatura ambienle exigirá enlre 8 y J 2 horas, según
su tamaño. Las aves de mayor lamaño y las piezas de carne de más
de 10 K.g de peso pueden precisar lapsos de tiempo más largos. Se
ha observado que un pavo de 9 Kg de peso necesita más de 40
horas para descongelarse en un refrigerador a menos de 5*C, y 9
horas a la temperatura ambiente de la cocina, de 2YC. Se
recomienda que las piezas de carne no sean de más de 3 Kg, y en
caso contrario será preciso te ner cuidado de dejar tiempo para una
descongelación total.
Si antes de la preparación culinaria la descongelación no ha
sido completa, el calor Que se aplique durante esta operación no
penetrará totalmente en el ave o la pieza de carne, y al final del
coci nado todavía pueden Quedar bacterias vivas en el centro. Pero
teniendo en cuenta que el goteo de líquidos tisulares al descongelar
las aves y la carn e constituye un peligro de contaminación cruzada,
puede rccurrirse a un melado distinto. transfiriendo directamenle
las aves y la carne congeladas al horno para su asado y sin el
periodo intermedio de descongelación a la lemperatura ambiente.
Aun cuando esta operación no obedece a la norma general , puede
dar bastante seguridad con tal de que se aumente e¡ tiempo de

.o.

Capítulo 11

Preparación culinaria

Un alimento que se prepara y se come inmediatamente mientras
aún está caliente nunca ha de transmitir una enfermedad. Si bien
muchos productos crudos están contaminados con bacterias
patógenas en el momento de llegar al establecimiento de servicios
de alimentación, una buena preparación culinaria habrá de matar
los gérmenes. Pero si la preparación culinaria no es
suficientemente cuidadosa, las bacterias pueden incubarse dentro
del propio alimento y provocar una enfermedad. Algunas bacterias
producen esporas que pueden sobrevivir a la preparación culinaria,
esporas que darán lugar a una proliferación bacteriana si el
alimento preparado se enfría demasiado lentamente o se deja a la
temperatura ambiente durante demasiado tiempo. Unos alimentos
deben ser preparados y conservados con más cuidado que otros.
La carne y las aves son los que más cuidado precisan, sobre
todo si se trata de piezas de gran tamaño. Las carnes y las aves se
prepararán de forma que en el punto más profundo alcancen una
temperatura de 70·C. Se procurará que los cocineros comprueben
periódicamente la temperatura interna de la carne y de las aves
utilizando termómetros de sonda. La carne de ave está muy
expuesta a la contaminación pues en su superficie o en su cavidad
abdominal pueden existir bacterias. Las piezas de carne enrollada
deben ser preparadas con el mismo cuidado que las piezas macizas
y además ofrecen el riesgo de que su superficie externa,
probablemente la más contaminada, al enrollarse queda en la
mitad de la pieza, donde las bacterias pueden más fácilmente
incubarse.
También los mariscos ofrecen grandes riesgos. Siempre se
prepararán a una temperatura de 70·C. Las conchas pueden estar
fuertemente contaminadas antes de llegar a la cocina y, por
consiguiente, si a un determinado plato se van a añadir moluscos
con sus conchas, antes se deben raspar éstas cuidadosamente.
Nunca se limpiará un crustáceo preparado en el lugar donde se
manejen los peces crudos. Los mariscos congelados crudos se
pueden hervir directamente y conservar a una temperatura
máxima de 4·C hasta que vayan a utilizarse. Todo lo que quede
después de la comida se debe desechar.
Métodos de cocción

La cocción rápida ya temperatura elevada es la que mejor
garantiza la inocuidad de los alimentos. Para conseguirla, los
mejores métodos son someter el alimento a vapor a presión, asar
111

Ml'lnipulilción de 11)$ alimentos en cond iciones de st'g\Jrid ed

peq ueñas cantidades de carne, asar a la parrilla y freír. Los rayos
infrarrojos y las ondas de alta frecuencia tienen buenas cualidades
de penetración pero no siempre distribuyen el calor
uniformemente por lodo el ali mento.

Hornos de convección
Los hornos de convección disponen de WI ventilador q ue hace
circular el aire mejorando la transferen cia de calor y haciendo que
la cocción sea más rápida, más uniforme y más eficaz Que en Jos
hornos tradicionales. Al igual que sueooc COil estos últimos hom:::s,
se matan las bacteria.s en eSUldo vegetativo pero no todas las
esporas.

Hornos de microondas
Los hornos de microondas recalientan con gran rapidez los
alimentos ya cocinados. Se ut ilizan con frec uencia en los servicios
de alimentación rápida para recalentar artículos ya coci nados y
conservados en congeladón profunda. Las microondas calientan
los alimentos agitando sus moléc u l~s, sobre todo las moléculas de
agua. Pero la cocción por microondas puede tener ciertos
inconvenientes como, por ejemplo, el que distribu yen mal el calor
y que no tuestan las piezas de carne. Para superar esos problema~
algunos hornos de microondas d isponen de corrientes forzadas de
convección de aire y de fuentes de calor infrarrojo de forma que
pueden tostar, asar. freír y asar cn parrilla de la misma forma que
Jos hornos tradicionales. D elJen respetarse los «(\iempos de- rcpo!;o)~
(esto es, el tiem po que debe e~~rs.r5e dcsp'Jés de redra'- el
alimento de! hornQ).

Ollas de vapor a presión
Los alimentos se pueden cOGer en algunos minutos y hasla el punto
deseado mediante los aparatos de Vap0.f a presión, f:n los que se
reunen las condiciones necesarias para destruir bacteria s y csporas
mediante una combinación de presión y calor. En lugares de agur<
dura suele ser necesario instalar un dispositivo ablanda(l or dci
ag!.!a que se vaya a utilizar para l:t generación d e vapor.

Dispositivos de cocción lenta
Los aparatos eléctriC':)S !JaTa la cocción lcntll consisten en cacr rolas
con sus l'-tpaJer,s dc lela vi(.riada con un revestimiento ex terior

'"

Preparación culinaria

de aluminio. El calor para la cocción se produce mediante un
elemento eléctrico incluido entre la cacerola de loza y la cubierta
de aluminio. Para el uso de los aparatos de cocción lenta es
esencial que se sigan al pie de la letra las instrucciones del
fabricante pues la preparación de alimentos a baja temperatura y
durante largo tiempo es con frecuencia peligrosa. El alimento debe
consumirse en caliente inmediatamente después de sacarlo de la
cacerola.

Técnicas peligrosas

Cocción insuficiente
El grado de cocción de la carne es cuestión de elección personal,
pero si no se va a hacer a fondo desde el principio será preciso
asegurarse de que inicialmente no se halla contaminada. El calor
penetra en la carne con lentitud de manera que toda carne que
quede roja en su interior no ha alcanzado la temperatura interna
de 70°C necesaria para matar las bacterias. La carne de vaca poco
y lentamente hecha ha provocado numerosos brotes de
salmonelosis y de infecciones por Clostridium perfringens.
Otros alimentos que pueden plantear problemas en caso de
cocción insuficiente son la leche no pasteurizada, los huevos y sus
productos, y la gelatina. Los aumentos recientemente señalados de
los casos de infección por Salmonella enteritidis comunicados en
Europa resaltan los peligros de la cocción inadecuada de los
huevos y sus productos.

Recalentamiento
En muchos establecimientos de servicios de alimentación se
preparan grandes piezas de carne o de ave, y después se rebanan
quedando dispuestas para su calentamiento tras un periodo de
refrigeración o permanecer a la temperatura ambiente. Aunque
esta práctica es común, no debiera utilizarse pues prolonga el
tiempo en que la carne permanece a temperaturas adecuadas para
la multiplicación de bacterias, sobre todo salmonelas y Clostridium
perfringens. En la figura 22 pueden verse algunos ejemplos del
tiempo que determinadas bacterias tardan en multiplicarse a
distintas temperaturas. Para reducir al mínimo el riesgo de
transmitir enfermedades por los alimentos es preciso que los platos
113

Capitulo 12

Preservación de los alimentos

Los alimentos crudos no están estériles. Todos los productos
naturales contienen, o llevan en su superficie, microorganismos
que pueden ser causa de enfermedades o de deterioro y
descomposición (podredumbre) del alimento. Las bacterias
causantes de la podredumbre son bastante distintas de las que
provocan las enfermedades transmitidas por alimentos. Las
bacterias de la podredumbre suelen ser más adaptables y a veces se
pueden multiplicar a temperaturas inferiores a las de otras
bacterias, pudiendo con frecuencia resistir también a temperaturas
más altas. Por ejemplo, la combinación de temperatura y tiempo
que se utiliza para la pasteurización de la leche mata todas las
bacterias patógenas que puedan estar presentes pero permite que
sobrevivan las bacterias de la podredumbre. Si se deja que la leche
pasteurizada se enfríe lentamente, estas bacterias se multiplicarán
con rapidez en el momento en que la leche pase por sus
temperaturas predilectas y así sobrevendrá el deterioro. En cambio,
la leche ultratratada por calor (Ultra-heat-treated- UHT) está tratada
a la temperatura de esterilización de 132-140"C durante 1-2
segundos, temperaturas que pueden matar a todos los gérmenes
presentes. La leche UHT en recipientes herméticos pueden
mantenerse sin deterioro durante meses a la temperatura ambiente.
Con el procesado y preservación de los alimentos se trata de
eliminar durante la preparación tanto las bacterias patógenas como
las de la podredumbre, de manera que el alimento permanezca
comestible durante un periodo considerable de tiempo.

Durante siglos se ha utilizado el cloruro sódico (sal común) para
preservar los alimentos. La sal se utiliza en salmueras y soluciones
de curado o se aplica directamente al alimento.
La sal crea un medio inadecuado para la proliferación de la
mayor parte de las bacterias. Deshidrata el alimento extrayendo las
moléculas de agua, con las que se combina. En este proceso se
desprenden iones de cloro, nocivos para las bacterias. La sal reduce
además la cantidad de oxígeno que puede disolverse en la
humedad del alimento, deteniendo la reproducción de
microorganismos que necesitan oxígeno. La sal da además a las
células una mayor sensibilidad a los efectos nocivos del anhídrido
carbónico e interfiere la actividad de las enzimas.
117

Manipulación de los alimentos en condiciones de seguridad

Enlatado

Algunos alimentos enlatados se mantienen almacenados y en los
circuitos de distribución durante varios años antes de consumirse.
Se conservarán en condiciones seguras y aceptables siempre que se
hayan procesado correctamente en el momento del enlatado y no
se hayan contaminado después. Nonnalmente las latas está n
fabricadas con un metal fuerte que pueda resistir el desgaste. La
seguridad de los en latados dependerá de Que se conceda una
estricta atención a los detalles. Los alimentos crudos deben
calentarse hasta una temperatura suficiente para matar todos los
gérmenes patógenos y las bacterias de la podredumbre, el agua de
refrigeración no debe estar contaminada y la lata deberá estar
herméticamente cerrada para evitar que agua o gérmenes exteriores
entren en ella.
No debe utili zarse nunca el alimento contenido en latas
oxidadas, hendidas, abombadas o dañadas, ni el alimento enlatado
que huela mal u ofrezca un aspecto extraño. Los establecimientos
de servicio de comidas no dehcn envasar ni en latar alimentos por
su cuenta.
Sistemas de congelar y enfriar alimentos cocinados'

Los sistemas de congelar y enfriar alimentos coci nados se usan con
frecuencia en establecimientos de servicios de alimentación, sobre
todo en comedores colectivos institucionales. Los sistemas de
congelación de alimentos cocinados se basan en la cocción, seguida
de la congelación rápida en congelador de placa o de aire forzado ,
y el almacenamiento ulterior a una temperatura regulada de - IS'C
o menos. El alimento se recalentará inmediatamente antes de que
vaya a ser consumido.
Los sistemas de enfriamiento de alimentos cocinados se basan
en la cocción del ali mento seguida del enfriamiento rápido, por
ejemplo, a una temperatura de o'e a +3'C (es decir, superior al
punto de congelación). También en este caso el alimento se
recalentará inmed iatamente antes de su consumo. En los sistemas
de enfriamiento éste debe iniciarse antes de que transcurran 30
minutos desde que se acabó la cocción del alimento, y la
temperatura de +3'C debe alcanzarse en el curso de los 90 minutos
• O!, ..... ~ .... OI' IiuJ...II_ 5oo;w. S~eu"",,. p,.-cook;«J Irozen/oodS. GuId.nce on ootrif;';""¡
lOO IIygIenic im~iclliom pr06l1C«I Oy"" Pene/ 011 Pre-coolled Frolln Foods . ..",dlff lhe
IU'~C" el the Commo'n .. cm M~lcaI A..pecta of Food PoIIcy. London . Deper1.ment 01 Helllh
Ind Soda l5eeu'ity. 1970-1962.

no

Preservación de los alimentos

siguientes. La duración en buenas condiciones en el refrigerador se
limita a cinco días y es preciso que con el recalentamiento el
producto alcance una temperatura mínima de 74°C. Tiene una
importancia crítica la regulación de la temperatura del enfriador y
en todos los casos deben utilizarse reguladores automáticos de
temperatura. Un enfriador que se utilice en una sucesión de
cocinado y refrigerado no debe servir para ninguna otra forma de
conservación de alimentos.
Tanto los sistemas de congelación como de enfriamiento de
alimentos cocinados tienen ventajas para los comedores colectivos.
Es posible centralizar los depósitos, se ahorra tiempo de trabajo y
se regulan mejor las raciones. Pero con ambos sistemas un error en
la preparación de los lotes de alimento que se vayan a guardar
puede provocar un brote en gran escala de enfermedad transmitida
por los alimentos. Por consiguiente se utilizarán siempre alimentos
de la máxima calidad, que se cocinarán y recalentarán en
condiciones adecuadas.
Conservantes químicos

Pueden utilizarse aditivos químicos para conservar los alimentos y
facilitar el que conserven su calidad durante mucho tiempo. La
constitución y calidad de los aditivos deben estar conformes a los
requisitos legales del país donde se vaya a vender el alimento.
Entre los conservantes más frecuentemente utilizados figuran
los siguientes: dióxido de azufre en ciertos productos cárnicos,
zumos de fruta, coco y frutas; ácido propiónico en el pan; ácido
ascórbico contra el crecimiento de mohos en artículos de
pastelería, vinos, quesos y escabeches; y nitrito sódico en carne
curada y ciertos quesos.
Desecado y deshidratación

El desecado se puede realizar de diversas maneras. En climas
soleados y cálidos se secan al sol ciertas frutas como las uvas,
ciruelas e higos. Son asimismo una forma de secado todos los
métodos que, como la salazón, reduzcan la humedad disponible en
el alimento.
Para ciertos alimentos líquidos como la leche, los zumos y las
sopas pueden utilizarse secadores mecánicos. En vacío se consigue
la evaporación del agua a temperaturas bastante bajas.
119

Manipulación de los alimental en cor\:l icionelS de ¡,;egufitJad

Otros alimcnlos como, por ejemplo, la carne, el pescado, el
café, el té y los huevos, se pueden deshidratar someli éndolc>s al
calor y a condiciones controladas de humedad relativa y corrie.ntc
de aire. La deshidratación no mata todos los microorganismos y la
calidad del alimento dependerá de la intensidad de la
contaminación microb iológica ex istente antes de la deshidratación.
Por consiguiente, los productos deben pasleurizarsc antes :le la
deshidratación y en el proceso de secado util izar aire filtrado. ~s
alimen tos serán más seguros si una vez deshidratados se c¡¡:rasan
de manera que durante todo el tiempo que se conserven
mantengan un contenido bajo de humedad .

Liofilización

Se l.iofilizan ciertos alunen tos como carnes, aves, mariscos, fruta s y
hortalizas. lús al imentos primero se congelan rápidamente y
después se desct:an exponiéndolos en el vacío a temperaturas
moderadas.

Irradiación
La irradiación es un método fbico de procesado de alimc:ntos
comparable a métodos comu el tratamiento por calor o la
congelación. Se trata de exponrr los alimentos a rayos gamma,
rayos X o electrones durante un periodo limitado de tiempo. Los
rayos gamma que se utilizan para la irradiación de los a limentos se
obtienen sobre todo del cohaho-60, que no es un producto de
desecho de la industria nuclear sino un demen to fabricad o
específicamente para utilizarlo en radioterapia, esteri lización de
productos médicos e irrad iación de los alimen tos.
Sobre los mélodos convenc ionales de procesado de alimentos,
la irradiación ofrece las siguientes ven tajas: los ali mentos se
pueden lratar cuando ya han sido envasados; cienos alimentos,
como, por ejemplo, carnes, pescados, frutas y honalizas se pueden
guardar frescos; ciertos ali mentos perecederos pueden conservarse
durante más liempo si n pérdida de su calidad. y el proceso es
menos costoso y consume menos energia que muchos de los
métodos tradicionales. Los cambios de valor nutritivo de los
alimentos con su irradiación son comparables a los producidos por
ot ros métodos de preservación de alimen tos.

'"

Preservación de los alimentos

Ahumado

El ahumado contribuye a preservar los alimentos y les da sabor.
Los conservadores químicos del humo impregnan el alimento,
sobre todo cerca de la superficie. La acción conservadora del
alimento proviene de los efectos combinados de esos cuerpos
químicos y del calor y la acción secadora del humo. La
temperatura, humedad y duración del ahumado dependerán del
tipo de alimento. Las temperaturas de ahumado para las carnes
varían de 43 a 71°C, y el tiempo de algunas horas a varios días.
En general se utiliza humo de madera, preferiblemente de
maderas duras como roble, arce, haya, abedul, nogal y caoba. El
humo de madera es más eficaz contra las bacterias en estado
vegetativo que contra las esporas, y su actividad germicida
dependerá de su concentración y temperatura. Los alimentos
ahumados están mejor protegidos contra la bacterias que contra los
mohos.
Envasado en vacío

El envasado al vacío o envasado en ausencia de oxígeno es un
método de conservación de alimentos que se utíliza sobre todo
cuando se trata de proteger grandes cantidades de carnes curadas
enteras o en rebanadas, cocinadas o crudas, y también para carnes
cocinadas no curadas. El proceso conserva el color de las carnes
curadas cocinadas o no cocinadas, evita que los productos se
desequen, reduce el deterioro por bacterias que necesitan oxígeno
(bacterias aerobias) y previene el enranciamiento. A temperaturas
de l_2°e, por ejemplo, la carne de vaca sacrificada en condiciones
de limpieza se puede conservar en envases al vacío hasta por dos
meses.
El corte de carne que se va a envasar en vacío se coloca en una
bolsa fabricada de una sustancia de baja permeabilidad, se le saca
el aire y se le sella el cuello por calor o por pinzamiento. La mayor
parte de los sistemas se basan en el uso de películas retraíbles. Tras
el pinzado o el sellado al calor, el envase o bien se pasa
brevemente por agua caliente o se expone a aire caliente o a vapor
en un túnel de retracción, proceso durante el cual el saco se encoge
sobre la carne dejando en su interior un espacio libre mínimo. La
carne absorbe rápidamente el oxígeno residual y en el interior del
envase se produce anhídrido carbónico que inhibe la proliferación
bacteriana aumentando la conservación del producto a baja
121

Manipulación de los alimentos en condiciones de seguridad

temperatura. Los productos envasados en vacío se deben conservar
refrigerados, con la fecha de fa bricación inscrita y rotándolos con
cuidado de forma que los envases más antiguos se utilicen siempre
antes que los más nuevos.

Vacuoconservación (cSous vide.)
Este sistema de preparación de los alimentos consiste en envasar el
producto crudo o parcialmente cocinado en bolsas de plástico
especiales que luego se cierran hennéticamente después de haber
evacuado el aire. Seguidamente se introducen en un horno de calor
húmedo para pasteurizar el producto alimenticio y a continuación
se enfrian rápidamente en un refrigerador criogénico o de
inyección o en agua con hielo. En estas condiciones, los alimentos
pueden almacenarse hasta 21 días a menos de 3'C. listos para
recalentarlos y servirlos en cualquier momento. Hay que
cerciorarse con todo cuidado de que los métodos de preparación y
calentamiento ulterior que se apliquen son los correctos.

'"

Capítulo 13

Autorreglamentación e inspección
de la calidad
La autorreglamentación y la inspección de la calidad en la
producción de alimentos suelen asociarse a las actividades de los
fabricantes, cuando los alimentos que producen se distribuyen en
el ámbito nacional e internacional. El mismo principio es aplicable
al abastecimiento de comidas a hoteles, restaurantes y otros
establecimientos de servicios de alimentación. Son varias las
razones por las que se necesita alguna forma de autoinspección y
autocontrol.
Inspección de la calidad

Es esencial que todos los alimentos distribuidos a los
establecimientos de servicios de alimentación procedan de fuentes
sanas y seguras. La calidad, tanto desde el punto de vista de la
comestibilidad como de la ausencia de contaminación, deberá
asegurarse ya desde el momento de la compra. Además desde el
momento en que los alimentos llegan al establecimiento debe
comprobarse su calidad y ausencia de contaminación. Según sea la
magnitud del establecimiento en cuestión, tal verificación puede
implicar la práctica ocasional de análisis microbiológicos y
químicos de muestras de los nuevos productos o de las nuevas
series de productos.
Los gerentes deben poseer los conocimientos y experiencia
necesarios para juzgar la calidad y frescor de los alimentos por su
aspecto, su olor o su sabor, y de seleccionar muestras para un
análisis más detallado si sospechan la existencia de fraude,
adulteración o contaminación.
Autorreglamentación

La impresión inicial que un cliente recibe cuando entra en un
establecimiento de servicio de alimentación determina con
frecuencia su decisión de frecuentarlo o no. Es, pues, muy
importante que reciba la impresión de entrar en un comedor
alegre, limpio y atractivo. El aspecto y las prácticas de higiene
personal de los empleados son también muy importantes, y lo
mismo sucede con la forma cómo se manipulen los alimentos, y se
limpien y desinfecten el equipo y los utensilios.
Para la mejor protección de la salud del cliente la gerencia debe
proceder a continuas inspecciones tanto de las instalaciones como
de los procedimientos utilizados. Se realizarán verificaciones
departamento por departamento y función por función, con el fin
123

Manipulación de los alimentos en condiciones de seguridad

de detectar cualquier procedimiento o situación defectuosas desde
el punto de vista de la higiene que podrian faci litar la
contaminación de los alimentos y la proliferación de bacterias
peligrosas.
Las aUloinspecciones deben atender a los siguientes extremos:
• Limpieza personal de los operarios que manipulan alimentos.
• Practicas de manipulación de los alimentos.
• Puntos donde se reciben los alimentos y los ingredientes
crudos.
• Instalaciones de conservación de alimentos, inclusive de
refrigeración.
• Zonas de preparación de alimentos.
• Equipo para la conservación de alimentos, hornos, cámaras
de calentamiento y cámaras de recalentamiento.
• Comedores y zonas de servicio.
• Zonas de lavado.
• Servicios sanitarios, vestuario de la clientela e instalaciones
públicas.
• Instalaciones para los empleados: servicios sanitarios,
vestuarios con armarios y comedores.
• Instalaciones para el almacenamiento de suministros y
equIpo.
• Zonas de recogida y evacuación de basuras.
• Salas de calderas, instalaciones de compresores y otros
servicios.
• Entradas, salidas y alrededores, inclusive estacionamiento,
zonas de servicio, incineradores, etc.
• Vehículos utilizados para el transporte de alimentos.
• Cualq uier otra zona que pueda llamar la atención de la
clientela.
la autoridad local de salud pública responsable de la
inspección puede haber promulgado leyes relativas a la inocuidad
de los alimentos que hagan referencia a los aspectos que
acaban de mencionarse. Es preciso que los gerentes conozcan esas
leyes para que sus programas de autoinspección puedan ser
eficaces.
Es asimismo posible que haya reglamentos que exijan que
ciertas enfermedades del personal que manipula alimentos sean
notificados a la autoridad local de salud pública. La autolnspección
debe prever esta notificación.

'"

Autorreglamentación e inspección de la calidad

La profundidad de la auto inspección dependerá de la
importancia que tengan las operaciones de comidas colectivas. Las
instalaciones de gran magnitud requerirán una inspección más
detallada que los pequeños despachos o quioscos. Sin embargo, la
frecuencia de las inspecciones se basará en la importancia de los
riesgos sanitarios. Será preciso determinar los puntos críticos de los
métodos y procedimientos o en el uso del equipo donde puede
producirse la contaminación. Esos puntos críticos se pueden
identificar mediante el sistema del análisis de peligros en los
puntos críticos de control (véase la página 126). La prioridad y
frecuencia de la inspección de esos puntos críticos dependerán de
la importancia de los riesgos de contaminación. Incluso los
establecimientos de menor importancia pueden realizar
operaciones de abastecimiento de comidas que supongan un riesgo
particular para la salud y requieran una auto inspección específica,
por ejemplo si están recalentando carne de pavo o están
preparando platos que contengan mariscos de concha cocinados.
La autoinspección deberá ante todo constituir una
comprobación ininterrumpida mediante la cual se asegure una
supervisión adecuada y completa que permita garantizar la
seguridad de todos los sectores y actividades del establecimiento de
servicios de alimentación. Cuando se realizan comprobaciones
continuas, ello contribuirá a que el establecimiento esté preparado
para cualquier inspección que pueda realizar la autoridad local de
salud pública. Según sea la magnitud del establecimiento, los
informes de la autoinspección pueden prepararse y mantenerse de
forma que la gerencia pueda revisarlos periódicamente.
Es preciso proceder a inspecciones de las materias primas, los
productos acabados y todos los aspectos de la higiene del
establecimiento. Conviene asimismo realizar comprobaciones del
equipo, la supervisión diaria de la limpieza y desinfección del
equipo, el establecimiento de un programa de higiene personal
para todos los empleados y la educación de los operarios que
manipulan alimentos, en lo relativo a la inocuidad básica de la
alimentación. Debe asimismo formar parte de la autoinspección el
examen del sistema de abastecimiento de agua, de la eficacia de los
sistemas de drenaje y de la higiene de los vehículos utilizados para
el abastecimiento de alimentos al establecimiento.
La responsabilidad de supervisar la instrucción de los
empleados en técnicas de inocuidad de los alimentos incumbirá a un
determinado miembro de la gerencia y es importante que éste
posea los conocimientos técnicos necesarios y que además sea
125

Manipulación de los alimentos en condiciones de seguridad

capaz de establecer una buena comunicación con los empleados.
Para ello puede ser preciso que tenga una formación especial en las
técnicas de enseñanza necesarias. En la Parte IV de estas normas se
dan detalles sobre métodos de capacitación y se esboza un sencillo
programa docente.
Si en un establecimien to de servicios de alimentación se
produce un brote de enfermedad transmitida por los alimentos, o
bien entre los empleados o bien entre los clientes, uno de los
miembros de la gerencia tendrá la responsabilidad concreta de
ponerse en contacto con la autoridad local de salud pública y se
asegurará de que se dan todas las fac ilidades necesarias a los
oficiales que vienen a investigar el brote.
En establecimientos de servicios de alimentación más
importantes y que utilicen sistemas más complejos como, por
ejemplo, hornos de microondas y máquinas vendedoras, o sistemas
de congelado tras la cocción y enfriamiento tras la cocción, puede
ser conveniente que tengan acceso a un laboratorio donde se
puedan analizar las condiciones de inocuidad y la calidad de los
alimentos. Se rechazará todo alimento que suponga un riesgo, que
sea de calidad deficiente o que por cualquier otra razón resulte
inadecuado para satisfacer al consumidor.
El sistema del análisis de peligros en los puntos criticos de
control!

Este sistema está revelándose como el principal medio que tiene la
industria de la alimentación para asegurar la inocuidad y la calidad
de sus productos. El análisis de peligros permite evaluar los riesgos
que implican diversas operaciones de producción de alimentos, por
ejemplo, el cultivo, recolección, procesado, fabri cación,
distribución, comercial ización y preparación, de forma que puedan
identificarse aquellas en las cuales el control sea esencial para
asegurar la inocuidad y calidad del alimento.
El sistema de análisis de peligros es también aplicable a los
establecimientos de servicios de alimentación en los paises en
desarrollo y desarrollados. Consiste en los siguientes elementos:

, ICMSf. AppIklllÍOll of !he hazllfri lItJIIIysis criticlll control point {HACCP¡ 3¡t!t4m ro M3¡;~
microbiological SlIfety ¡",tI QlJllIity. Oxlord, Blackwell Scientif..:: Publications. 1988

(Microorganisms in tood . N' 4) .

".

1.

Análisis de peligros.
Identifica ción de los

peligros, seguida de una
evaluación de la gravedad

de esos peligros, y de los
riesgos que suponen .

Se considera un peligro la
contaminación inaceptable, o la
proliferación o supervivencia en
los alimentos de bacterias que
puedan afectar a su inocuidad o
calidad, y/o la producción
inaceptable o la persistencia en
los alimentos o sus productos
de sustancias como toxinas,
enzimas o productos del
metabolismo microbiano.
G ravedad es la magnitud d el
peligro o la importancia de las
consecuencias que pueda tener
un peligro existente.
Riesgo es el cálculo de las
probabilidades de Que un
peligro se materialice.

2.

La determinación de los
puntos critieos de control
es necesaria para preve nir
o controlar los peligros
identificados.

Se entiende por puntu crítico de
conlrol una operación (práctica ,
procedimiento o proceso) o un
paso de un a operación en que
pueden adoptarse de med idas
preventivas o de control que
permitan elimin ar, prevenir o
reducir al mínimo un peligro.

3.

Instauración de medidas
preventiWls O de control
eficaces y especificación
de crilerios indicati vos de
si una operación está bajo
control en un determinado
punto crítico de control.

Se entiende por crilerios u nos
límites o características
especificados de naturaleza
física (por ejemplo, tiempo o
temperatura), química o
biológica que permitan
garantizar que un producto es
inocuo y de calidad aceptable.

4.

Vigilancia de cada punto
crítico de control pam
evaluar si realmente el
punto en cuestiÓn está
bajo dominio.

Se entiende por vigilancia la
operación de comprobar que el
procesado o el procedimiento
de manejo de cada punto crítico
de control se atiene a los

'"

Manipulación de los alimentos en condi ciones de seguri dad

criterios establecidos. Implica la
observación sistemática, la
medición y/o el registro de los
factores significativos para la
prevención o el dominio de un
peligro. Los procedim ientos de
vigilancia elegidos han de
permit ir que se adopten las
medidas necesarias para
rect ificar cualquier situación
que escape al domin io o para
que un determinado producto
vuelva a entrar dentro de los
límites aceptables, an tes de una
operación o en el curso de ella.
5.

Puesta en práctica de
actividades correctoras
adecuadas e inmed iatas
siempre que los resultados
de la vigilancia pongan de
manifiesto que no se
satisfacen los criterios de
inocuidad y calidad
establecidos para un punto
crítico de control, es decir
que ya no está dominada
la operación.

En este contexto, se considera
que una operación está
term inada cuando la
responsabilidad sobre una tanda
de materiales o un producto
alimellli cio o el propio material
o producto, pasa a otra persona
o cuando el alimento se ha
consumido.

Para eval uar si el sistema de análisis de peligros funciona de la
fonna prevista, se utilizan otras pruebas suplementarias o se
revisan los registros. Será necesario comprobar si se han
identificado los puntos críticos de control adecuados, q ue éstos se
esten vigi lando efectiva y adecuadamente, y que se estén
adoptando las medidas apropiadas siempre que los criterios no
caigan dentro de los limites especificadOS.

Asociaciones de hoteles y restaurantes
En grandes centros de población, lugares de vacaciones o cenlros
de conferencias donde existen varios hoteles, restaurantes y otros
tipos de comedores públicos puede ser conveniente que los

".

Autorreglamentación e inspección de la calidad

gerentes de todas esas empresas constituyan una asociación que
promueva y mantenga unas normas. La asociación puede
establecer sus propios reglamentos y normas y prever la forma de
aplicar una inspección de la calidad a las empresas constituyentes.
La asociación puede asimismo organizar cursos de capacitación o
planes de capacitación en el empleo, y comprobar que todo el
personal de las empresas pertenecientes a ella tengan la formación
adecuada.
En lugares donde el gobierno central, el local o algún organismo
de turismo promuevan las actividades de los hoteles y los
restaurantes y publiquen guías u otros tipos de material
publicitario, estas actividades podrían limitarse a las empresas que
posean instalaciones que se atengan a las normas exigidas para
formar parte de la asociación. El gobierno central o local o la
organización de turismo pueden emplear a inspectores que visiten
las instalaciones y se aseguren de que se están respetando las
normas en cuestión cada vez que vayan a preparar nuevo material
publicitario y de promoción.
La autorreglamentación y la inspección de la calidad de los
establecimientos de alimentación pueden, pues, incorporarse a una
política pública de fijación de las normas estrictas aplicables a ese
ramo industrial, así como a las instalaciones turísticas y de
conferencias, que sirvan para promover las actividades comerciales
generales en determinadas zonas locales.
Tabla de peligros y lista de comprobación de peligros en
materia de higiene de los alimentos

Las investigaciones realizadas acerca de las causas de 1000 brotes
de enfermedad transmitida por los alimentos han mostrado que en
todos esos brotes se encuentran determinados factores
identificables. Algunos brotes están causados por el efecto
combinado de cinco o seis de esos factores, mientras que en el
origen de otros no hay más que uno.
Los factores, o peligros, se pueden enumerar en una tabla
(véase la página 130) de acuerdo con las probabilidades que tiene
cada uno de ellos de causar enfermedades transmitidas por
alimentos. Los 10 primeros riesgos de la tabla son los que más
probablemente pueden causar enfermedades transmitidas por
alimentos. Se pueden disponer en una lista de comprobación de
peligros (páginas 13 1-134), que puede servir a la gerencia de los
establecimientos de servicios de alimentación para su
129

CapItulo 14

Resumen

Elementos esenciales en la seguridad de los alimentos

• Los alimentos deben ser objeto de un tratamiento adecuado que
inhiba la prolife ración de cualquier microorganismo presente
que pueda causar enfermedad, y que lo destruya .
• Debe evitarse la recontaminación del alimento.
Para Que se cumplan esas normas se ha de reunir una combinación
de elementos Que se señalan en la presente guía.
Un ambiente limpio

En el capitulo 8 se explica cómo puede conseguirse y conservarse
un ambiente limpio para el almacenamiento. la manipulación yel
servicio de alimentos.

Una manipulación riguros.ll.

En el ca pítulo 9 se explica la imponancia que tiene la higiene
personal y el que el personal Que r-,anipula alimentos lo haga con
el máximo cuidado.
Refrigeración
En el capítulo 10 se encarece la importancia que tiene la
refrigeración para mantener un ambiente fresco o frío que inhiba
la proliferación bacteriana.

Coe<:ión

En el capítulo 11 se expone la importancia que tiene el cocinar
adecuadamente los alimentos para destru ir cualquier germen
patógeno que puedan contener.

Bibliografía

ASTON, G.

& T 1FFNEV, J. A gllide lQ improvingfood h)'gienl'. London

Northwood Publica tions, 198 1 (Disponible en Eaton Publicatíons,
Wallon-on-Thames. Inglaterra).
BRYAN, F.L. & Mc KJNLEY, T,W. Control of thawing, cooking, ch ill ing a nd

rchcating turkeys in school1unch k..i tchens. l Ol/mal of milk andfood
technology, 37: 420-429 (19 74).
C HR ISTI E. A.B. & C HR ISTlE, M .e. Food h.vgiene Qnd food hazards, 2nd ed.
Londo n, Faber and Faber, 1977.
DEPARTMENT OF H EALTII ANO SociAL SECU RITY.

GI/idl'lines on pre-cooked

chilledfoods. London, Her Majesty's Stationery Oflict. 1980.
HOBBS. B.e. & GILBf RT, RJ. Food poisoning andJood hygiene, 4th cd .
London, Edward Arnold. 1978.
La irradiación de los afill/(!/lIos: técnica para conSf'rvar JI prc$t'n'Qr la
inocuidad de los alilllen/os. Ginebra, Organi zación Mundial de la
Salud, 1989.
NATlONAL R ESTAURANT ASSOC IAT ION. A se/jinspl'(:/ion programme for Jood
service operators o n sal/ita/ion and saje foad handling. Ch icago,
National Reslauran t Associ alÍon. 1973.
ORGANIZACiÓN DE LAS N ACIONES UNIDAS PARA LA AG RI CU LTURA y U.
AUMEl'ITAOON. Manuales de la inspeccitJn de la calidad de los

alimentos, 5. InspecótJn de los alimentos. Roma. FAO/PN UMAlOMS,
1984.
WrlSON, N.R.P. cd. Faeton alJecting qua/ity con/ro!. Barking, Applied
Scicnce Publishcrs, 1981.

'"

PARTE IV

CAPACITACION

Capacitación

Métodos docentes

Es importante que la enseñanza sea flexible y adaptada a la
situación local. Su objetivo no consiste únicamente en explicar a la
gen te qué es lo que debe hacer, sino también decirles por qué
razón, de manera que estén motivados para mantener las
adecuadas normas de higiene. Un programa de enseñanza debe
estar destinado a captar el interés de los alumnos, no a poner en
tela de juicio su capacidad de comprensión l .

1. Importancia de la brevedad
La brevedad es fundam ental en materia de enseñanza. Las

personas que tienen una escolaridad limilada no pueden
concentrar su atención durante más de 10-15 minutOS seg uidos.
Por consiguiente, la educación en materia de higiene de la
alimentación debe impani rsc en breves secuencias frecuentes.

2. Importancia de la sencillez
Debe utilizarse un lenguaje senci ll o y fácil de entender. Siempre
que sea posible se evitarán términos científicos o técnicos. Por
ejemplo, aunque puede ser útil mencionar las expresiones
gérmenes patógenos y bacterias, de forma que las personas se
familiaricen con ellas, a continuación puede seguirse empleando la
expresión «gérmenes pe ligrosos~ que bastará para el caso y será
más fácil de comprender. El educador debe recordar en todo
momento que su objetivo es el de ser comprendido y no el de ser
admirado por la amplitud de sus conocimientos.

3. Mejor los pequeños grupos
Es mucho más fácil enseñar a los pequeños grupos e influir sobre
ellos, grupos de una a cuatro personas, que a grupos más
numerosos. En un pequeño grupo es más fácil que las personas que
realmente atienden formulen preguntas. Con frecu encia un
empleado necesita mucho valor para admitir que no ha e ntendido
algo en presencia de gran cantidad de colegas .

• ClWI.ls. A.H .G.: M#s$ CII~"fI. Conpenhe.g ..... Oficina Aogional dele OMS P"I Europa .
1983 (Eulopea" Series No . 15).

'"

Planllieaeión y pue st. en pr'etiea de Ur'l programa de eapaeitaeión

4. Enseñar con el ejemplo
Si la gerencia se resigna a la falta de higiene y a las normas
insuficientes, esto será lo que habitualmente hagan los empleados.
El enseñar con el ejemplo demostrará qué es lo Que se debe hacer y
dejará claras cuáles son las normas de calidad Que deben seguir los
empleados.
Planes de capacitación

Para que la enseñanza sea efi caz será preciso q ue obedezca a I:lnos
planes. La ge rencia 110 esperará a que en su empresa se produzca
un brote de enfermedad transmitida por los alimentos para tomar
la deci sión de forma r a su personal ni se utilizará tampoco la
capacitación para rellenar huecos en el empleo del tiempo del
personal . Es preciso reservar para la capacitación tiempo y
recursos adecuados. Debe dejarse constancia del tiempo que se
emplee en capacitar al persona l y de los progresos que realice cada
miembro. y así se podrá saber Qué operarios necesitan segu irse
capaci tando o cuáles deben volver a comenzar.
Al hacer planes para una ses ión de capaci tación antes será
preciso aclarar los extremos siguientes:
1. Con respecto al grupo
• ¿Quiénes van a ser los alumnos?
• ¿Cuáles son sus límites de edad?
• ¿Qué experiencia tienen, tanto en general como con respecto al
tema de Que se trata?
• ¿Cuáles son sus campos de interés?
2. Acerca de la propia sesión
• ¿Cuál es el objetivo de la sesión?
,. ¿Qué es lo que deben conocer los alumnos o ser capaces de hacer
al fina l de la sesión?
3. Acerca de métodos auxil iares visua les y de otros tipos
,. ¿Qué mctodos auxilia res visuales van a utiliza rse en la sesión?
,. ¿Qué otro tipo de equ ipo y materiales se necesitarán, por
ejemplo, papel, lápi ces, ele.?

",

Capacitación

De la enseñanza de la higiene de los alimentos no cabe esperar
un éxito inmediato. Incluso en la mejor de las situaciones es muy
dificil modificar la mentalidad de la gemc. La legislación y la
disciplina puede n reunirse para conseguir una conformidad
superficial con las normas de higiene pero una modificación de
costumbres realmente segura y vá lida sólo procederá del deseo de
aplicar métodos higiénicos. Y la única forma en que se puede
inculcar ese deseo entre el personal que maneje alimentos es a
través de la educación sanitaria.
Esta educación se transmitirá más fácilme nte mediante
cuestiones ab iertas que requieran respuestas por parte del grupo.
Por ej emplo, pregun tas que comiencen por cómo, por Qué, qué,
cuándo, quién, dónde, cuál, que generalmente estimulan a buscar
una respuesta. Antes de comenzar cada sesión, el educador debe
pensar en algunas de esas preguntas.

Materiales auxiliares para la enseftanza
Existen numerosos materiales y recursos auxiliares de la enseñanza
que pueden facilitar el trabajo del educador sanitario. 1 Se trata de
filminas, diapositivas, cintas video, tableros de exposición, carteles,
juegos y competiciones. Mien tras se habla pueden util izarse
proyectores con diapositivas prev iamente preparadas il ustra tivas
de los puntos que se expliquen. Si el educador conoce bien el
método, e n el curso de la sesión puede además escribir
directamente sobre las diapositivas.
Todos los medios auxiliares son útiles si se emplean con lógica
y de forma organizada. El gerente responsable de la enseñanza
puede no tener gran experiencia en el arte de la comunicación y,
por consiguiente, es importante que estudie Qué método de
enseñanza será más adecuado para la ocasión. Es posible q ue sólo
por tanteos pueda llegar a una concl usión , pero cuando desee hacer
llegar un mensaje, el ilustrarlo con una diapositiva le ayudará
mucho más a aclarar las cosas que la simple explicación verbal.
Los carteles son muy eficaces pa ra transmitir mensajes
instantáneos, tanto d urante el proceso educativo como, una vez
terminado éste, para recordar al personal cuáles son sus
obligaciones legales y generales. Convendrá que los carteles se
, BATES, D. FODd S", ry, An inremlJl!oml SI)U~ Ii,¡ I1IlWdio ~isu.l milte,;_, Preparado pare
al Programa OMS de Inocuidad de 101 Allmentol por el Bnti"" Ufe Au",ance Trust fo. Health
and Medica! Ed"";ltion, Londrea, 1987. OMS . documento ~di1o EHE¡POS/ 87. 1.

'"

Capacitación

deben conocer y como base para la capacitación de los empleados
que han de manip ular alimentos.
Es importante que la capacitación que se dé al personal sea la
correcta, es decir, la necesaria en relación con la capacidad media
de aprendizaje del grupo.
Después se propone un programa de capacitación . Dura un
total de 7 horas y se puede divid ir en 14 sesiones de media hora o
en 28 sesiones de un cuarto de hora, segú n la capacidad de
atención del persona.l. Las sesiones pueden organizarse una o dos
veces a la semana o se pueden e:ttender a un periodo de tiempo
más largo o más breve. En una fecha ulterior se pueden organizar
sesiones de actualización de conocimientos o de rev isión. Es
imponante no tratar de enseñar demasiadas cosas de una sola vez.

Ejemplo de plan de capacitaci6n

Si se decide que las sesiones sean de media hora, se darán 14
charlas en las que se transmita la información que figura en la
presente guia. Es importa nte que en el curso de la charla se
estim ule la part icipación de los miembros del grupo, que también
es posible Que puedan dar información interesante.

Sesl6n 1 " Introducción
Enfermedades transmit idas por los alimentos: planteamiento del
problema. Efectos de las enfermedades transmitidas por los
al imentos sobre la digestión. Introducción a la microbiología.

PARTE 1. CAUSAS DE CONTAMINACION DE LOS
ALIMENTOS

Sesión 2 " Bacteriu
Proliferación bacteriana. Esporas bacterianas. Tox inas bacterianas.
Toma de muestras para detectar la presencia de bacterias. Cómo
las bacterias causan enfermedades transmitidas por los alimentos.
Enfermedades bacterianas transm itidas por los alimentos. Otras
enfermedades bacterianas transmisibles que pueden transmitirse
por los alimentos.

'"

Pl¡¡nitit;:.ciOn '1 puest. en prilctiu de un programa de ca paci tación

Sesión 3 - Otros contaminantes de los alimentos

Virus. Productos químicos. Parásitos. Contaminantes naturales de
los alimentos.

Sesión 4 - Incidentes de enfermedades transmitidas por los
alimentos

Estudios de casos.
Seecian 5 - Origenes y transmisión de los contaminantes de los
alimentos

Carne. Mariscos. Cáscaras de huevo. Animales de compañía y
otros animales. Insectos. El suelo. El cuerpo humano. Los piensos.

PARTE 11. PREVENCION DE LA CONTAMINACION DE LOS
AUMENTOS
Sesión 6 - Estructura y planta de las Instalaciones para la
preparación de alimentos

Cocinas. Zonas de trabajo. Locales de limpieza. Situación de la
vajilla. Servicios sanitarios y guardarropa. Comedores.

Sesión 7 - Equipo

Vajilla, cubien os, ollas y cacerolas. Superficies. Pilas o sumideros.
Refrigeradores. Máquinas vendedoras. Hornos de microondas.

Sesión 8 - Limpieza

Detergentes y desinfectantes. Evacuación de desechos. Lucha
contra las plagas.

Sesion 9 - Personal

Vigilancia sanitaria'. Higiene persona l. Ropas protectoras.

'"

Capacitación

PARTE 111. MANIPULACION DE ALIMENTOS EN
CONDICIONES DE SEGU RIDAD
Sesión 10 - Refrlgeraci6n
Supervisión de la refrigeración. Refrigeradores. Cámaras fria s.
Congelación profunda. Descongelación. Enfriado.

Sesión 11 - Preparación culinaria
Métodos de cocción. Técnicas peligrosas.

Sesión 12 - PreservaciÓn de los alimentos

Salmuera, curado y salazón. Enlatado. Sistemas de congelar y
enfriar alimentos cocinados. Conservadores químicos. Desecado y
deshidratación . Liofilización . Irradiación. Ahumado. Envasado al
vacío.

SeStOO 13 - Autorreglamentacl6n e Inspección de la calidad

El sistema de análisis de peligros en los puntos críticos de control.
Asociaciones de hoteles y restaurantes. Tabla de peligros y lista de
comprobación de peligros en materia de higiene de los alimentos.

Sesión 14 - Resumen

Elementos esenciales en la seguridad de los alimentos. Evaluación
del curso.

Calificación y evaluación
La mayor parte de la última sesión puede utilizarse para evaluar el
curso, determinando en qué medida el personal ha asimilado las
informaciones dadas. Si algún miembro del personal no ha tenido
la capacidad o el deseo de aprender, será preciso que el educador
piense cómo podrá adaptar mejor su enseñanza a las necesidades
del empleado. Por ejemplo, el agregar algunas demostraciones
prácticas puede aclarar ciertos puntos y hacer que las sesiones sean
más d istraídas.

'"

Capacitación

Preguntas de elección múltiple

En forma de preguntas de elección múltiple pueden formularsc
otras cuestiones, o bien como alternativa o bien además del
examen oral. Se dirá a los empleados que rodeen con un círculo las
let ras A, B, e o D, segun la respuesta que a su ju icio responda
correctamente a cada una de las preguntas que se exponen en la
página XX .
1.

¿Mata la refrigeración a todas las bacterias peligrosas que
puedan estar presentes en un alimento?
A No, pero el alimento se manliene frío y las bacterias no
pueden mult iplicarse.
B Mata algunas bacterias que son susceptibles a las bajas
temperaturas.
C Mata todas las bacterias.
D Todo lo cont rario, favorece la proliferación.

2. ¿Por que cree que es importante lavarse las manos antes de
tocar los alimen tos'?
A Para que los alimentos se puedan presentar limpios y
atracti vos.
B Porque la ley lo exige.
e Porque así se reduce el riesgo de que los gérmenes existentes
en las manos contaminen el alimento.
D Para reducir el riesgo de que el empleado se con tamine a
partir del alimento.
3. ¿Cuál es la temperatura más segura para conservar alimentos
que contengan carne. huevos o leche?
A

S'c.

B 10"e.
e 15'C.
D 3S"e.

4. ¿Qué tipo de superficie es más higiénica para cortar y preparar
los alimentos?
A Un bloque de madera.
B Productos de caucho endurecido.
e Planchas de madera dura.
D Plásticos laminados d uros.

'"

Planlllcación y puasta an practica de un programa de capacitación

5. ¿Cuál es el mejor método de lucha contra las moscas?
A La elim inación de los criaderos.
B Su destrucción por rociamiento con insecticidas.
e El evitar que toquen los alimentos.
D Los electrocutares de moscas.
6. Un empleado que manipule alimentos y tenga un COITe en un
dedo puede provocar una enfermedad transmitida por
alimentos, debida particularmente a uno de los siguientes
gérmenes:
A Salmonelas.
B C10Slridium perfringens.
e Bacillus cereus.
D Staphylococcus aureus.

7. ¿Dentro de qué temperaturas es generalmente inseguro
mantener la carne cocinada'?
A - 18- O"e.
B
0- 5"e.
63 - 68"e.
D
0- 60"e.

e

Preguntas para un examen
Los empleados que posean conocimientos más avanzados o una
mayor escolaridad pueden preferir que se les formulen preguntas a
modo de examen. A continuación se dan algunos ejemplos de
preguntas que exigen una respuesta de tipo de examen.
El educador ha de decidir cuánto tiempo se dejará a los
examinados para responder. Por ejemplo, se les puede pedir que en
una hora contesten a tres de cinco preguntas, o bien que contesten
a todas las preguntas form uladas, pero que no escriban más de dos
breves párrafos sobre cada una.
¿Por qué es conveniente la educación en higiene de los
alimentos de las personas que trabajen en establecimientos de
servicios de alimentación?
2. ¿Qué peligros ofrece el recalentamiento de platos de carne ya
cocinados?
3. ¿Qué entiende usted por contaminación cruzada?
1.

'"

Capacitaciól'l

4. Dé algún ejemplo de alimentos perecederos y la forma en que
deben conservarse en un establecimiento de servicios de
alimentación.
5. ¿Qué entiende usted por «portador sanm)?

Respuestas a las preguntas de eleccIón múlripfe
1. A, 2.

'"

e, 3. B, 4. A, 5. D, 6. D, 7. D, 8. D.

Bibliografía

D. Food Safety. An international source list of audio-visual
materials. Preparado para el programa OMS de Inocuidad de los
Alimentos por el British Life Assurance Trust for Hea1th and Medical
Education Londres, 1987. OMS, documento inédito EHE/FOS/87.1.
SPRENGER, R.A. Hygiene for management. A text for food hygiene courses.
Rotherham, Highfield Publications, 1986.
BATES,

151

Indice alfabético

Absorción de los alimentos, 4
Acido
ascórbico, 11 9
bórico, 87
cianhídrico, 30
enicico, 34
propi6nico, 119
Actividad antibacteriana, 79. 80
Acuerdos con los manipuladores de
alimentos, 90
Aditivos químicos, 1[9
Aerobias, bacterias, 11
Anatoxinas. 33
Agentes cstcrilizantcs que
contaminan los
alime ntos, 29
Agua

abastecimiento de, 61
bacterias q ue conta minan el, 18,
22,23,25,27, 48
parásitos que contaminan el, 31
virus que contaminan el , 29,
47-48
Aguas residuales, contaminación de
los alimentos por, 2, 18, 29, 53
( yéase también

Heces,

contaminación con)
Ahumado (alimentos), 12 1
Aire forzado, congelación, 107- 11 8

Alimentos
absorció n de, 4
almacenamiento de, I'éase
Almacenamiento
calidad, inspección de la, 123
congelados, \07.108, 118· ] 19
descongelación, 108, 111
preparación culinaria de, 108,
11 1-11 5
crudos, 20, 22, 23, 30, 47, \05,
106
desecados, 119
deshidratados, 19. 119-1 20
deterioro d(:, 9,1 4, 11 7
en frascos, 2 1, 43
enlatados, 20-21 , 44, 118
envasado en vacio, 20, 121-122
manipuladores de ~'éase
Manipulado res de alimentos

recalentamien to, 30, 42, 44,
113- 115, 132
ricos en proteinas. 20
seguridad, 13 5
Almacenamiento
alimentos, 21 , 36, 37, 39 , 40, 41 ,
42, 43, 45,61·63, 66, 70, 83,
115, 13 1
alimentos secos, 63, 66
basura, 6 1, 70, 8 1, 84
cocinas. 70
en refrigeradores, \03· 105
equipo, 66
hortalizas, 62-63, 70
ma terial de limpieza, 80
productos químicos, 88
sector para basura, 81
vaj illa. 67
Aluminio, corrosión del, 79
Amonium cuaternario, com puestos
de. 79
Anaerobias, bacterias, 11, 19,20
Análisis
de alimentos en labora torio. 126
de peligros en los puntos críticos
de control, 126, 127-1 28
Animales
de compañía que transmiten
enfermedades, 23, 55. 98
portadores de enfermedades, 23,
32-33, 55
(I'éase también Plagas)
Antimonio conta minador de
alimentos, 30
Aparatos de cocción
a presión, 112
lenta. 112
(réase también Hornos)
Arroz, contaminado con Bacil/us
cereus. 44·45
Asado al espetón, 40
Asociaciones de hoteles y
resta ura ntes, 128-129
Autoinspecciones, 124, ]26
Autoridad de salud pública. 92, 124
Autorreglamentación de los
establecimientos de servicios
de alimentación, 12 3- 126

'"

Indice alfabético

Avenamiento, cocinas, 63, 65, 66

A""contaminación bacteriana de,

18,
20,23, 31-38
descongelación, 108-109, 133
enfriado, 109
preparación culinaria de, 108, 111

Baci/us cerros. 17, 21 , 44-45

Bacteria del ácido láctico, 12-13
Bacterias
aerobias, 11
anaerobias, 11, 19, 20
causantes de enfermedades
transmitidas por los
alimentos, 14-25
causantes del deterioro de los
alimentos, 9, 14, 117
destrucción,9, JO, 11, 13
división, tiempo, 10, 12
mesófilas, 9, 10
número necesario para causar
enfermedad, 14
palógenas, 13, 15, 11 7, 132, 133
proliferación de las (véase
Proliferación bacteriana)
psicrófilas,9, 10
puntos para la capacitación, 28
que contaminan el agua, 18, 22,
23,27
que contaminan los alimentos
(~'éase

Contaminantes)

term6fi1as, 9, 10
to ma de muestras para detectar la
presencia de, 13
transmitidas por los alimentos,
14-18
(véanse también, Esporas
bacterianas; Toxinas
bacterianas y por sus
denominaciones)

Basura, evacl.l<i.ciÓn, 61-62
(véase también Desechos)
BOlUlismo, 21, 43-44
Brotes de enfermedades
bacterianas trasmitidas por los
alimentos, 14-15,20,21,22,
27, 11 3

'"

miembro de la gerencia
responsable de los, 126
plan para los, 90-92, 126
Cabeza, protección, 94, 94, 96
Cacerolas, limpieza de, 71
Calor, para desinfectar, 77
Calzado, 97
Cámara fría, 105
Campanas de ve ntilación, 64
Campylobacter, 17,23,28
trans misión, 24
Canal alimentario, 4
Cangrejo, contaminado, 45-46
Capacitación del personal, 82, 88,
128- 129,139-150
ejemplo de plan de capacitación,
144-147
Carne
asada al espetón, 42
con taminada, 20, 23, 3 1, 33,
34, 37-43, 46, 52, 53, . 57,
133
de vaca
cocción, 113
contaminada con estafilococos,
41

origen de un brote de fiebre
tifoidea, 46
en conserva contaminada con
estafilococos, 39
enfriado, 109, 132
envasada en vacio, 12 1-122
preparación culinaria, 108, 111,
113-114,131-132
recalentamiento, 42, 113-115
refrigeración, 105, 106
tiempo de descongelación,
108-109, 133
(véaselambién Aves)
Carteles, uso en los programas de
capacitación, 142
Cáscaras de huevo, contaminadas,
53-54
Cereales
contaminación bacteriana de, 21,
46
micosis de, 33

Indice alfabético

Clostridium botulinum. 16, 20-21,
43-44,55, 107
Clostridium perfringens. 16, 28,
41-42, 55, 107, 114
Cobre, intoxicación por, 48
Cocción insuficiente, 113, 132
Cocinas
diseño, 63-66
en el sótano, 66
equipo, 65
tamaño, 66-67
zonas de trabajo en, 66-67
Cocineros, ropas protectoras para,
95-97
(véase también Manipuladores de
alimentos)
Código de higiene personal, 94-95,
96
Cólera, 26, 27
Comedores, 69
Compactador de basura, 81
Comunicación con el personal, 139,
142
Conductos de ventilación, 65
limpieza, 65, 75
Congelación
de aire forzado, 107-118
profunda, 107-108
Congeladores, 107-108
Congelados, alimentos, véase
Alimentos congelados
Conservantes químicos, 119-120
Contaminación
cadena de, 53, 54
puntos críticos, 125
causas, 9, 57, 89
cruzada, 23-25, 46, 51-52, 57,
105, 109, 133
detección de la, 13-14
por zinc, 30
prevención de la, 19, 89, 94-98
Contaminantes
bacterianos, 1-2, 14-15, 18-23,28,
37-47,98, 107-108
naturales, 33-36
orígenes, 51-57
parasitarios, 31-33
químicos, 2, 29-31, 48

transmisión de, 51-57
víricos, 29, 47-48
(véase también por sus
denominaciones)
Contratos para la lucha contra las
plagas, 87
Convección, hornos, 112
Cornezuelo del centeno, 33
Cortes y cortaduras, 92, 93, 94,96
Criterios para el control de los riesgos, 126-128
Cucarachas, 86
Curado, 117
Charlas sobre seguridad de los
alimentos, 143-144
Descongelación de alimentos
congelados, 108-109, 133
Desecado de alimentos, 119
Desechos
almacenamiento, 61, 70, 81, 84
evacuación, 81
(véase también Basura,
evacuación)
Deshidratación de alimentos
contaminados, 19
Desinfección, 77-80
Desinfectantes, 77, 79-80, 88
elección de, 80
fenólicos, 79-80
manejo de, 80
yodados, 79
Detergentes, 77, 88
alcalinos, 77
contaminación de alimentos por,
29
elección de, 78
manejo, 80
Digestión, efectos de las
enfermedades transmitidas
por los alimentos en la, 4
Dinoflagelados, contaminación por
de lavaplatos, 71, 77
de moluscos, 35
Dióxido de azufre, 119
Disentería, 1~
. bacilar, 26, 27, 47
155

Ind ice alfabé tico

Dosis infectante mínima (DlM), 14,
[5, 28
Duración en buen estado
en el congelador, J 08
en el refrigerador, 119
Educación del personal, 129,
139-1 50
(véase también Pun tos para la
capacitación)
Encurtidos contaminados con
C/ostridium botufinum , 43
Endurecedor (químico)
contaminador de alimentos, 30
Enfermedades bacterianas, 14-28 ,
111

brotes de, 14·15. 20-21, 22. 27,
113

diagnóstico de, 15
duración de, 15, [6·[ 7, 18, 24, 26
fact ores que con tribuyen a, 14· 15
incidentes de, 37·49
pedodo de incubación de, 15,
16-17, 20,2 1,22 , 24, 26, 27
resumen de, 16- 17
simomasdc. 16-17, 18 , 19, 20,2 1.
22, 23, 25, 26, 27
susceptibilidad a, 15, 21 -22
transmisibles, 25-27
transm isió n d e, 14· 15 , 18. 19.
2 1-23, 25, 27
transmitidas por los alimentos,
14-2 5

Enfermedades
dc los manipuladores de
alimentos, 90-93, 124, 134
transmitidas por los alimentos
aspectos económicos, 3
bacterianas, véase
Enfermedades bactcrianas
transmitidas por los alimentos
brotes de, 14- 15, 20, 21 , 22, 27 ,
90-92, 113, 126-1 28
como problema de salud
pública, I
dectos en la digest ión, 4
incidentes de, 37-4 9
in vestigación de. 3. 12 5· 126

".

parasi tarias, 31-33
síntomas de, 1, 29, 37; 41, 42,
43-45, 47
tabla de peligros de, 129-130
víricas, 29, 47.48
Enfriamiento
de alimentos, 4 1-42, 4 5-46, 132
sistemas de, 118-1 19
Enlatado de alimentos, 11 8
Enseñanza
materiales auxiliares, 14 2
métodos, 140
(~'ease ((}.mbiélZ Capacitación del
perso nal)
En trada para e[ servicio, 61
Envasado en vacío, 12 1- 122
Equipo
contaminado, 18, 22, 29-3 1, 51
de cocinas, 65-66, 71 - 75
limpieza de, 71, 73-75, 77
puntos para la capaci tación, 75
Escherichia coli (E. co/¡), 17, 2 1-22
Esporas bacterianas, 13, 19, 20, 21 ,
28, 45, 79, 111
Estafilococos
contaminación de al imen tos, 28,
39-46
enfe rmedades transmitidas por
los alimentos, 16, 18-19, 28
toxina, 13, 107
Evacuación dc dcsechos, 81
Evaluación de la capacitación del
personal, 146
Examen de los alimemos
comprados, 123
Examen médico de los
manipuladores de alimentos, 89
Fatiga, prevención de la, 97
Fiebres tifoideas, 25, 26, 27, 46
provocada por una barbacoa, 46
provocada por lonillas, 46·4 7
Folletos, uso en programas de
capacitación, 143
Fugu, 35
Gambas contaminadas, 27
Gastroenteriti s vírica, 4 7·48

Indice alfabético

Máquinas ve ndedoras, 74
Marisco
contaminado, 22, 27, 29, 47-48,
53, III
intoxicación por, 35-36
preparación culinaria de, 11 1, 125
(véase también Productos del mar)
Mataderos, cadena de
contaminación en, 53
Metales que contaminan
los alimentos, 2, 30
Métodos de cocción, 111 -1 12, I 15
Microondas, hornos. 74. 75 . 112
Mohos, contaminación por, 33
Moluscos
contaminación de, 53
intoxicación por, 35
Moscas
agentes transmisores de bacterias,
22, 55, 85
medidas de lucha contra las, 85-86
MOSQuiteros, 64, 85
Neurotoxinas, 35
Nitrito sódico, 119
Ollas
de vapor a presión, 112
y cacerolas, limpieza de, 71
Olores que contaminan los
alimentos, 30, 79-80, 104
Operación (sistema del análisis de
peligros en los puntos criticos
de control), 126
Ostras, infectadas por virus, 47
Parásitos, contaminación por, 31-33
Paratifoideas, fiebres, 25, 26
Paredes de cocinas, 63, 64
Pasteurización, leche, 117
Patógenos, agentes, 5 1, 53
(véase también Bacterias
patógenas)
Pavo
cocinado directamente del
congelador, 108
contaminado con salmonelas, 37
recalentamiento, 125

'"

tiempo de descongelación,
108-109
(véase también Aves)
Pelapatatas automáticos, 66
Peligros 129, 13 1-134
definición, 127
lista de comprobación en materia
de higiene de los alimentos.
tabla de peligros de en fermedades
transmitidas por alimentos,
129-130
Periodo de incubación d e las
enfennedades bacterianas
transmitidas por los
alimentos, 16-17, 18, 20,2 1,
22, 23
Peristaltismo, 4
Periue, 86, 87
Personal, 89·98
Pescado ~'éase produclos del mar
pH óptimo para la
proliferación bacteriana, 12-13
Piensos animales, 56
Pilas de cocinas, 65, 69, 7 1, 73
Plagas
contaminación de alimentos, 55,
56
lucha contra las, 82
(réase {ambien por sus denominociones)

Plaguicidas, 84-88
contra roedores, 1, 84
que contaminan los alimentos, 1,
29, 30
Plan para los brotes de enfermedad,
90-92, 126
Plantas venenosas, 33
Pollo
co ntaminado por salmonclas,
38-39
descongelación, tiempo, 108-109
(I'ease también Aves)
Portadores de bacterias patógenas,
15, 18,28,47,89
Preparación de alimentos
con anticipación, 130, 13 1
superficies para la, 72, 73
zonas para la, 61-63, 66-67

Indice alfabético

Preservación de los alimentos,
117-122
Primeros auxilios, equipo, 97-98
Productos del mar
contaminados, 22, 27, 29, 30, 35,
43,47-48,53,57
intoxicación por, 35, 36
refrigeración de, 104
toxinas naturales en, 35
Productos químicos
almacenamiento de, 88
que contaminan los alimentos, 2,
29-30, 48-49
(véase también Conservantes
químicos)
Proliferación bacteriana, 9-13, 28
controL 9, 10, 11
en refrigeradores, 103
influencia de la luz, 13
necesidades de agua, II
necesidades de oxígeno, 11-12
pH óptimo para la, 12-13
temperatura óptima para la, 9, 10
tiempo, 10, 12
Proyectores como materiales
auxiliares para la enseñanza,
142
Pruebas de calificación, 147
Publicidad adversa consecuencia de
enfermedades transmitidas por
los alimentos, 3
Puntos críticos de control, 125, 126
Puntos para la capacitación
conservación del pescado, 36
contaminación
bacteriana, 28
natural, 36
orígenes de, 57
parasitaria, 36
química, 36
transmisión de, 57
cuidado del equipo, 75, 88
lucha contra las plagas, 88
material de limpieza, 88
personal, 98 (véase también
Capacitación del personal)
preparación culinaria, 115
refrigeración, 109

Quistes
giardiasis, 31-32
triquinosis, 32-33
Ratas, 55, 82-84, 88
Ratones, 82-84, 88
(véase también Roedores)
Rayos gamma, 120
Recalentamiento de alimentos, 38,
42,44-45, 113-115, 132
Refrigeración, 103-110
Refrigeradores, 73-74, 75, 103-105
carga, 103, 105
descongelación, 105
distribución del espacio, 104
limpieza, 105, 109
temperatura, 103, 105, 109
Resistencia al calor de las toxinas
bacterianas, 13
Riesgos y peligros, 127
Rodenticidas, 84
que contaminan los alimentos, 2
Roedores
lucha contra, 82-84, 88
que contaminan los alimentos, 55,
57
signos de infestación por, 82
venenos para, 84
Ropas protectoras, 95-97
Rosbif contaminado con
estafilococos, 42
Sacos de basura, 81
Salazón, 117
Salmonelas
contaminación de alimentos por,
55,56,115
efectos de la congelación en, 107
en piensos, 56
enfermedades de transmisión
alimentaria causadas por,
15, 16, 18,28,37-39, 113
Salmonelosis, 16,37-39, 113
Salmuera, 117
Salsas
contaminadas, 42
recalentamiento de, 114
refrigeración de, 104

159

I... dice a lfabético

Salud
cuestionarios, 90, 9 1
formación del personal, 129,

139·1 SO
vigilancia, 89
Secado
al sol. 119
de utensilios, 72, 75, 77
Secadores mecánicos, 11 9
Seguridad
de la manipulación de alimentos,
resumen, 135- 136
de los alimentos, preguntas sobre
la, 14 7· 150
Servicios san i tar io~, 67. 69, 70
Shigellosis, 15, 26,27, 47
Sistemas para enfriar ali mentos
cocinados, 118
Solanina, 34
Slaphylococclls aurCIIS, 16, J 8- 19
Suelos de cocina. 63
Sumideros de cocinas, 65, 69, 71, 73
Supervisión
de las instalaciones para la
preparación y el consumo de
ali mentos, 12 3- 128
de la refrige ración, 103
Tarjeta para el médico, 90, 93
Techos dr cocinas, 64
Tempr ratura
cámaras frías, 105
congeladores, 118
efectos sobre la proliferaci ón
bacteriana, 9, 10, 11 , 114
enfriadores, 119
interna de la carne cocinada, ¡I I ,
113
máxima para los alime ntos
parcialmente descongelados,
108- 119
mínima para la preparación de
mariscos, 1II
minima para recalentar
ali mentos, 11 4, 118
para ahumar alimentos, 121
para destruir las bacterias de la
putrefacción. 117

'"

refrigeradores, 73·74, 103, 105, 109
T ensoactivos anfotéricos, 79
Tiempo

de ahumado de los alimentos. 121
de enfriamiento de la carne
cocinada, 109
de recalentam iento de los
ali me ntos, 113-114
de refrigeración de los
alimentos, 118-1 19
Toxinas 28, 107
bacterianas, 13, 14, 19,20, 21
resistentes al calor, 13
del pescado, 35
mohos, 33
naturales, 2, 33-36
Trabajo
de alimentos, 62
mesas de cocinas, 65, 72·73
superficies de, 72-73, 75
Trampas para roedo res, 84
Transmisión de contaminantes de
los alimentos, 51·56
Triquinosis, 32·33, 34
Tubos fluoresce ntes para destruir los
insectos, 86
Vacuoconservación 122
Vaj illa
limpieza, 71, 75, 77, 88
situación, 67
Venenos
almacenam iento, 88
ant icoagulaDles. 84
contra roedores, 2, 84
Ventanas de cocinas, 64, 66
Ventilación de las instalaciones para
la preparación de alimentos,
61,64 , 66
Venti ladores y extractores, 65
Vibrío
cholerae. 27
parahaemo!yticus, 17, 22 .45-46

Vigilancia de puntos críticos de
cont rol, 127
Vi rus, 29, 47-48
de la inmunodeficiencia humana
(VIH), 89

Las enfermedades transmitidas por alimentos
plantean un importante problema de salud pública tanto en los países desarrollados como
en los países en desarrollo. La mayor parte de
los brotes están causados por alimentos que
no han sido correctamente manipulados o tratados durante la preparación o el almacenamiento. Este es un asunto especialmente importante para el ramo industrial de los servictios de alimentación, pues el servir un alimento contaminado puede tener graves consea:uencias no sólo para la salud de los consumidores sino también por la pérdida económica
que implica para el propio establecimiento.
Por ello es esencial que las personas que manipulan alimentos tengan una formación adecuada en materia de técnicas de manipulación
de alimentos en condiciones de seguridad.
I.a presente guía, destinada a gerentes y su~)ervisores del ramo industrial de los servicios
de alimentación, da una información clara
acerca de cómo se contaminan los alimentos y
las medidas que pueden adoptarse para evitar
esa contaminación. También se dan orientaciones sobre cómo preparar y poner en práctica
un programa de capacitación para el personal
de un servicio de alimentación de forma que
les estimule a sentirse responsables y a trabajar con cuidado en la preparación de los alimentos.
Precio: Fr. s. 25,"

ISBN 92 " 354245 1