Boletín Güemesiano Digital

16 años difundiendo la más original y la menos conocida gesta emancipadora de América
18161816-2016: Gloria y honor a los Forjadores de la Independencia

Año 16 - Edición Nº 195- Agosto de 2016
Autora: Prof. María Cristina Fernández

Estatuas de San Martín y O’Higgins en el campo de donde se libró la batalla de Maipú (Chile)
Foto de la autora del Boletín

Sumario:
* La incorporación a la Intendencia de Salta del partido de Atacama, por Luis
Oscar Colmenares
* El regreso de Güemes, por Jorge Sáenz
* José de San Martín en Valparaíso, por María C. Fernández
* Semblanza de un héroe de la Independencia: Eustoquio Frías, por María
Cristina Fernández
* Agenda Güemesiana Julio de 2016
* Palabras finales

Boletín Güemesiano Digital
16 años difundiendo la más original y la menos conocida gesta emancipadora de América
18161816-2016: Gloria y honor a los Forjadores de la Independencia

I. Incorporación a la Intendencia de Salta del Partido de Atacama
Es poco conocido que durante casi una década, el partido de Atacama (al norte de
Chile), formó parte de la Intendencia de Salta. Varios autores estudiaron este tema,
entre Ernesto Restelli, Osvaldo Magnasco, Isaac Arce y Luis Oscar Colmenares. El Dr.
Colmenares publicó en 1977 el artículo Los dos puertos históricos de la mediterránea
Salta y en 2006 se reimprimió un trabajo que trata sobre la incorporación del Partido
de Atacama, con sus costas sobre el Océano Pacífico, a la Intendencia de Salta. En ese
trabajo el investigador expresa:
La Intendencia de Potosí, una de las cuatro en que estaba dividido el Alto Perú, sin
contar las gobernaciones militares, comprendía los partidos de Porco, Chayanta,
Atacama, Lípez, Chichas y Tarija. En 1807, al crearse el Obispado de Salta, Tarija fue
incorporada a la Intendencia de Salta del Tucumán; y en 1811 las autoridades
peninsulares resolvieron que también Chichas formara parte de esta última
Intendencia.
En 1816 los pobladores del partido de Atacama decidieron segregarse de la
Intendencia de Potosí e incorporarse a la de Salta. La derrota de Rondeau en Sipe Sipe
había motivado que las fuerzas del virrey se dedicaran a someter los focos rebeldes del
Alto Perú y en estas circunstancias los atacameños se pusieron bajo la protección del
gobernador de Salta. En febrero de 1816 ya estaba de Subdelegado en Atacama el
teniente coronel Gaspar Aramayo, quien respondía a Güemes.
El partido de Atacama poseía más de 400 km de costas sobre el Océano Pacífico, que se
extendían desde el río Loa, a la altura del paralelo 21º30’ de latitud Sur, hasta el
desierto de Atacama, en el límite con la Capitanía General de Chile, pasando el paralelo
25. El partido comprendía dos regiones, alta y baja Atacama, y tenía alrededor de
150.000 km cuadrados, siendo su cabecera San Pedro de Atacama, situado en plena
cordillera de los Andes. En la baja Atacama estaba la población de Calama (hoy una
ciudad pujante) y más al oeste, en la costa oceánica, Santa María Magdalena de Cobija.
Próxima a Calama se encuentra Chuquicamata, la mina de cobre actualmente en
explotación, a cielo abierto, más grande del mundo.
Cobija es el pueblo más antiguo de las costas atacameñas y el que dio origen a los
descubrimientos de minerales y guaneras en esos territorios así como también a la
fundación de otros pueblos ahora florecientes. Antes de que concluyeran las luchas por
la emancipación, Cobija se desenvolvía ‘llevando una vida lánguida’ pero era un puerto
en potencia. Después de la victoria de Suipacha, en 1810, Castelli expresaba a la Junta:
‘…después supe que (Nieto) había dirigido su ruta para Atacama con dirección a Cobija,
puerto de la mar sur o para embarcarse allí o seguir la costa abajo para Lima’.
Durante nueve años Atacama formó parte de la Intendencia de Salta, es decir hasta
cuatro años después de la muerte de Güemes. Tras la derrota de La Serna en
Ayacucho y de la entrada de Sucre en el Alto Perú, el gobernador de Potosí requirió al
subdelegado de Atacama, don Luis Antonio Ortega, que restituyera el partido a la
Intendencia de Potosí. Ortega accedió al requerimiento y el 5 de abril de 1825 puso ello
en conocimiento del gobernador de Salta don Juan Antonio Álvarez de Arenales. El
gobernador y la Legislatura de Salta se preocuparon en defender los derechos de la
provincia sobre Atacama, en mérito a la labor que había cumplido el partido desde
1816 hasta 1825 y a la libre y espontánea incorporación del mismo. Pero no tuvieron
éxito.
Boletín Güemesiano Digital Nº 195
Agosto de 2016

Página 2

Boletín Güemesiano Digital
16 años difundiendo la más original y la menos conocida gesta emancipadora de América
18161816-2016: Gloria y honor a los Forjadores de la Independencia

El partido de Atacama siguió estrechamente vinculado a Salta merced al puerto de
Cobija. Desde 1840, año en que arribó el primer barco a vapor, Cobija fue el puerto por
donde ingresaba con destino a Salta la mayoría de los productos extranjeros que
consumía la provincia y todo el noroeste argentino. En 1853 había cónsul argentino y
el 76,22% de la mercadería de procedencia extranjera que llegaba a Salta ingresaba
por Cobija; en 1866 la mercancía que entraba por Cobija con destino a la Argentina,
estaba libre de los derechos de importación; y en 1869 se firmó un convenio entre
Argentina y Bolivia que establecía ‘dos correos mensuales de a caballo que
alternativamente partan de una y otra estafeta (Salta y Calama) por la vía de su actual
camino carretero, para facilitar así y estrechar el comercio del puerto de Cobija con la
provincia de Salta’.
En 1879, al iniciarse la Guerra del Pacífico que enfrentó a Chile con Bolivia y Perú, se
interrumpió el ingreso de mercancía por Cobija. Al finalizar la contienda se había
producido un cambio fundamental: Bolivia ya no tenía litoral sobre el océano Pacífico
pues la región de Atacama pertenecía a Chile. Simultáneamente, en 1880, la República
Argentina se había incorporado al mercado mundial como exportadora de materia
prima e importadora de capitales y productos manufacturados, estableciéndose un
solo lugar para la entrada y salida de mercancía: el puerto de Buenos Aires.
A partir de 1920 Salta requirió con insistencia la construcción de una vía férrea, a
través de la cordillera de los Andes, que permitiera comerciar nuevamente con el
exterior, llegando al puerto sobre el océano Pacífico que había reemplazado a Cobija:
Antofagasta. La vía férrea se construyó pero hasta ahora no se han alcanzado los
objetivos perseguidos. Sin embargo, en el año 1984 Aerolíneas Argentinas ha
establecido un servicio aéreo entre Salta y Antofagasta y crecen las posibilidades de
que se concrete un comercio activo a través del océano Pacífico, que ahora sería de
exportación e importación y que serviría a una región bastante más extensa que la del
siglo pasado.

II.

El regreso de Güemes

En relación con el regreso de Martín Güemes a Salta en el año 1814, luego de su
permanencia en Buenos Aires por disposición de las autoridades, Jorge Sáenz –en Los
Corsarios de Güemes- escribe:
El Estado Mayor General del Ejército en Buenos Aires, permitía a sus integrantes
elaborar planes, intercambiar contactos con el poder político y el mundo diplomático;
conocer la situación general de las fuerzas enfrentadas; intercambiar ideas con sus
pares; y tomar conocimiento temprano de las decisiones y aun de las intenciones del
gobierno. Este trabajo se alternaba con la actividad social y cultural de la gran aldea, el
contacto y el intercambio de inquietudes con su gente. Güemes debió ser un gran
observador, que supo captar la privilegiada escuela que significaba pertenecer a un
Estado Mayor, en vez de experimentar bajo el mando de Belgrano, los triunfos de
Tucumán y de Salta y las posteriores derrotas de Vilcapugio y Ayohuma. En Buenos
Aires, Güemes fue transformándose en un potencial líder militar de alto nivel, que sólo
necesitaba la oportunidad de demostrarlo. Esta ocasión llegó cuando San Martín fue
designado para reemplazar a Belgrano. En esos momentos Chile estaba siendo
gobernado por un gobierno patriota, de manera que las dos únicas y graves
preocupaciones de la guerra eran el avance del enemigo, que ya ocupaba Salta y
Boletín Güemesiano Digital Nº 195
Agosto de 2016

Página 3

Boletín Güemesiano Digital
16 años difundiendo la más original y la menos conocida gesta emancipadora de América
18161816-2016: Gloria y honor a los Forjadores de la Independencia

amenazaba Tucumán, y el irreductible bastión realista de Montevideo, que seguía
resistiendo a pesar de estar sitiado desde octubre del año anterior. A todo esto, San
Martín había sido designado para ir a Tucumán con importantes refuerzos y es por eso
que el 6 de diciembre de 1813, Güemes eleva una nota al Director Posadas,
solicitándole su incorporación a las fuerzas de San Martín:
El Teniente Coronel don Martín Güemes ante V.E. con su mayor respeto se presenta y dice:
que por notoriedad sabe, que marcha tropa de esta capital para el Perú a las órdenes del
coronel del Regimiento de Granaderos a Caballo don José de San Martín. Consiguiente
con mis sentimientos y no pudiendo mirar con indiferencia los peligros de la Patria, me
ofrezco a partir bajo sus órdenes…
Con toda seguridad, Güemes debió estar en inteligencia con San Martín, porque en la
misma fecha, el coronel eleva a la máxima autoridad la siguiente nota:
El teniente coronel don Martín Güemes lo creo sumamente útil a la expedición
auxiliadora de Perú que vuestra excelencia ha puesto a mi cargo; la opinión y concepto
de este oficial y sus servicios constantes por la causa me hacen interesarme con vuestra
excelencia a fin de que su solicitud tenga el éxito que solicita.
En la valiosa obra Güemes Documentado, donde se transcriben estas notas, se aclara
que el concepto de ‘servicios constantes’ mencionado por San Martín significa ‘que
constan o son manifiestos’, de manera que no era una simple carta de recomendación,
en realidad se trataba de un apoyo explícito para alguien a quien conocía y reconocía
su mérito militar. Está demostrado que existían vínculos y amistades familiares que
afianzaron la relación personal entre San Martín y Güemes, que era una persona
admirada por su relevante actuación militar en el Alto Perú, varias veces destacada por
sus jefes; es decir que hubo una relación antes de ser trasladados ambos a Tucumán.
Entre fines de 1813 y principios de 1814, la estrategia patriota de la guerra sufrió un
cambio muy importante:
* En el teatro Noroeste se afirmaba como eje de ataque principal el que pasaba por el
Alto Perú. El único necesario y viable, dado que Santiago de Chile estaba en poder
de los patriotas.
* En el teatro Este (río de la Plata), la actitud ofensiva en tierra y defensiva en el mar,
fue reemplazada por la defensiva en tierra y ofensiva en el mar; porque estaba por
crearse una flota de guerra, la única manera de lograr la caída del bastión de
Montevideo.
Durante el tiempo en que San Martín marchaba hacia el Norte, seguido de varias
columnas con refuerzos para el derrotado ejército auxiliar, se presentaron serias
diferencias entre Rondeau y Artigas, que sitiaban Montevideo con sus respectivas
fuerzas. Las personalidades y actitudes de Artigas y Rondeau eran completamente
diferentes, de manera que no causó sorpresa cuando, por esas diferencias, el caudillo
oriental decidió retirarse del sitio. Esto produjo un peligroso debilitamiento entre las
fuerzas que realizaban el cerco de la ciudad, oportunidad táctica que afortunadamente
no fue aprovechada por el general Vigodet.
San Martín en Tucumán
Mientras las novedades iban y venían en todos los frentes de lucha, San Martín asumía
el 30 de enero de 1814 el mando del Ejército del Norte. El 18 de febrero llegaba a
Tucumán una larga columna de carretas con los efectivos del Regimiento Nº 7 de
Infantería (Granaderos de Terrada, o de Fernando VII) entre los que se encontraba el
teniente coronel Martín Güemes. Lo acompañaba el oficial de granaderos Hipólito
Boletín Güemesiano Digital Nº 195
Agosto de 2016

Página 4

Boletín Güemesiano Digital
16 años difundiendo la más original y la menos conocida gesta emancipadora de América
18161816-2016: Gloria y honor a los Forjadores de la Independencia

Bouchard, que recientemente había contraído enlace con Norberta Merlo, boda en la
que fue padrino de casamiento Carlos María de Alvear. Dos días después de su arribo,
Güemes fue nombrado por San Martín Jefe de Avanzadas de la Línea del Pasaje, en
reemplazo de Manuel Dorrego, quien no se sentía muy a gusto. El río Pasaje, que
Belgrano bautizara Juramento, era un curso de agua que materializaba la línea más
adelantada del sector bajo el dominio patriota. Al Norte de ese río merodeaban las
partidas enemigas, que mantenían todas las localidades en su poder. Hasta ese
momento, los ejércitos provenientes de Buenos Aires habían sido derrotados por
fuerzas coloniales integradas por chilenos, peruanos, alto peruanos y argentinos, al
mando de jefes españoles y oficialidad americana.
A partir del momento de su designación como Jefe de Avanzadas, Güemes iniciaría el
segmento más destacado de su brillante trayectoria militar, que se extendería sin
pausa hasta su fallecimiento, ocurrido siete años después. El contacto previo en
Buenos Aires entre San Martín y Güemes, y el traslado de ambos al escenario de la
guerra en el Noroeste, cambiarían radicalmente el curso de la historia.

En el mes en que se recuerda el paso a la inmortalidad de San Martín, recordar
la comunión de ideales que tuviera con Güemes es la forma de homenajearlos.
III.

José de San Martín en Valparaíso

Valparaíso es una ciudad muy ligada a
Argentina. Allí estuvieron presos o
exiliados argentinos como Domingo
Faustino Sarmiento y José de Moldes.
Desde ese puerto partió la fuerza
expedicionaria que tenía la misión de
independizar el Perú. Por disposición del
Director Supremo de Chile, Bernardo de
O’Higgins, estuvo al mando de José de San
Martín. El comandante de la flota naval
fue el escocés Thomas Cochrane.
El Congreso de Chile denominó a
la expedición Ejército Libertador del Perú, formada por una fuerza combinada de
unidades de los Ejércitos de Chile y de los Andes, respectivamente.
La escuadra de 25 naves llevaba en su mástil la bandera chilena. Los 1600
hombres de los que constaba eran trasladados en fragatas, navíos, corbetas,
bergantines y goletas junto a toneladas de alimentos y equipamiento militar.
Desde el Cuartel General de Valparaíso, el 22 de julio de 1820, San Martín
arengó a la tropa expresando que emprendía la obra de libertar al Perú, a la que
denominó gran obra. Sentía que seguía el destino que lo llamaba.
IV.

Semblanza de un héroe de la Independencia: Eustoquio Frías

Uno de los héroes que participó en la Campaña del Perú fue Eustoquio Frías, quien
naciera en Salta el 20 de setiembre de 1801. En marzo de 1816 y como consecuencia
del patrocinio de Mariano de Necochea, fue dado de alta como soldado del
Boletín Güemesiano Digital Nº 195
Agosto de 2016

Página 5

Boletín Güemesiano Digital
16 años difundiendo la más original y la menos conocida gesta emancipadora de América
18161816-2016: Gloria y honor a los Forjadores de la Independencia

Regimiento de Granaderos a Caballo. Actuó militarmente las campañas de la Sierra,
combatió en Nazca, Pasco, el Callao, Río Bamba, Pichincha, Chunganga, Junín y
Ayacucho. Por sus méritos fue condecorado por Simón Bolívar.
Fue uno de los granaderos que sobrevivió a la campaña emancipadora y
regresó a Buenos Aires al final de la misma. Posteriormente participó en la guerra del
Brasil y en las guerras civiles argentinas, hasta 1890 figuraba como integrante de la
guarnición de Buenos Aires. Falleció en 1891, fue sepultado en el cementerio de La
Recoleta y sus restos fueron despedidos por el presidente de la República Carlos
Pellegrini. Cuatro décadas después de su muerte, sus restos fueron exhumados y
trasladados a su suelo natal.
Previo al traslado se realizó un homenaje en presencia de autoridades civiles y
militares, entre ellas el director de Gendarmería Nacional, General Julio Sueldo. En la
oportunidad, el Intendente Municipal Alberto Prebisch entregó al Dr. José Manuel del
Campo, Pdte. del Centro de Residentes Salteños General Güemes, la preciada urna.
Según consta en una publicación periodística de la época facilitada por el Dr. Carlos
María Romero Sosa, se encontraban presentes en el acto cadetes de la Escuela de
Gendarmería Nacional; alumnos de las Escuelas Manuel Belgrano, Raggio, Riglos y
Cecilia Grierson. Durante el acto se recordaron distintos aspectos de la vida pública y
de la actuación militar del Teniente General Frías.
Un resumen de dicha actuación fue expuesta por el Prof. Carlos Gregorio
Romero Sosa quien recordó:
El héroe combatió al lado de San Martín, de Arenales, de Lavalle, de Santa Cruz, de
Bolívar y de Sucre, a lo largo de la guerra emancipadora. El militar que casi niño se
inició en Tucumán en el ejército de Belgrano y que luego sirvió como granadero en las
filas del Ejército de los Andes; el mismo que cruzó la cordillera para contribuir a dar la
libertad a Chile; el ardoroso luchador en pro de la Independencia del Perú y del
Ecuador; el comandante impertérrito en Nazca y en Chunganga, o en Pasco, con
Arenales y en Río Bamba, con Lavalle; el portaestandarte en Junín, gloriosamente
herido en Ayacucho, el guerrero en los campos del Brasil y del Paraguay; el soldado
libertador en Caseros; el formidable veterano en las campañas del desierto, que murió
muy anciano en Buenos Aires en el otoño de 1891.

Los restos del prócer descansan en una urna de bronce, en el Panteón de las
Glorias del Norte ubicado en la Catedral de Salta.
V.

Agenda Güemesiana Julio 2016

En Julio de 2016 M. Cristina Fernández desarrolló la siguiente agenda:
1 de julio:
En Jujuy:
8 de julio:

fue entrevistada por Raimundo Aramayo, conductor del programa A la
tierra gaucha, de Radio Folclorísimo de Buenos Aires.
Hizo uso de la palabra en el acto evocativo del Bicentenario de la
declaración de la Independencia en la localidad de Yavi.

Boletín Güemesiano Digital Nº 195
Agosto de 2016

Página 6

Boletín Güemesiano Digital
16 años difundiendo la más original y la menos conocida gesta emancipadora de América
18161816-2016: Gloria y honor a los Forjadores de la Independencia

9 de julio:

En Salta:
10 de julio:
11 de julio:

13 de julio:

Participó en la vigilia del 9 de julio desarrollada en Humahuaca, al pie
del Monumento a los héroes de la Independencia.
Hizo uso de la palabra en el acto conmemorativo del 9 de julio en la
localidad de La Quiaca.
En Radio Nacional La Quiaca grabó diez micros, de tres minutos de
duración cada uno, los que son difundidos diariamente por la emisora.
Expuso sobre la gesta Güemesiana ante integrantes de la Promoción Nº
79 del Colegio Secundario Hipólito Irigoyen de Salta.
Grabó diez micros sobre el protagonismo de los puneños en la lucha
por la Independencia, para ser difundidos por Radio Nacional Salta y
otras emisoras estatales.
Participó en el programa conducido por Carmen Lía en Radio Nacional
Salta donde dialogó al aire con el director de la emisora, Federico
Pinedo, sobre la guerra emancipadora en la Puna.
Desarrolló la vigilia convocada para profundizar el conocimiento de la
Gesta Güemesiana en el Hostal Jorge I. dicha actividad fue promovida
por Alfredo Esber y Federico Schmidt Figueroa.
guio el Circuito Güemesiano, actividad organizada por Alfredo Esber en
la que participaron dos jóvenes franceses y seis salteños.

En B. Aires:
16 de julio: participó telefónicamente en la jornada organizada por el Open Access
Instituto de La Quiaca, a cargo de Mariela y Silvia Camacho. Dicha
participación, concretada de 20.00 a 21.00 hs., fue transmitida por
Radio Nacional La Quiaca.
En Chile:
26 de julio: En Santiago, visitó el Museo Histórico Nacional; el lugar donde se
desarrolló la Batalla de Maipú y la Catedral donde se honra a la Virgen
del Carmen, Patrona de Chile.
En Valparaíso, visitó el Puerto desde el cual en el año 1820 partiera
José de San Martín rumbo al Perú con la Expedición Libertadora.
Palabras finales
En la Puna argentina los tambores del Bicentenario aún resuenan. En El Moreno, un
interesante programa de actos elaborado por la comunidad, prevé la realización de
una vigilia y la conmemoración del Bicentenario de la Jura de la Independencia y
lealtad a la nueva Nación. Esta conmemoración es fruto de la difusión dada durante
los últimos años, a los sucesos registrados en la región durante la guerra
emancipadora. La ceremonia será comentada en la próxima edición.
Buenos Aires, 13 de agosto de 2016
Prof. María Cristina Fernández - martinmiguelguemes.com.ar
mariacfernandez@speedy.com.ar - macachita@gmail.com
Boletín Güemesiano Digital Nº 195
Agosto de 2016

Página 7