You are on page 1of 26

UNIVERSIDAD NACIONAL HERMILIO VALDIZAN

FACULTAD DE MEDICINA
VETERINARIA Y ZOOTECNIA
ESCUELA ACADÉMICA PROFESIONAL
DE MEDICINA VETERINARIA
MONOGRAFÍA

“APARATO DIGESTIVO DE
LOS EQUINOS”

DOCENTE: M.V. Edward HUERTO MEDINA
ALUMNO:

MORALES JUSTINIANO, Danesi I.

FECHA:

05 de Agosto del 2016

HUANUCO – PERU
2016
1

DEDICATORIA
A mi familia, que son mi motor para seguir adelante a pesar de las dificultades.
A mi madre por su apoyo incondicional en todo momento.INDICE

CAPITULO I.....................................................................................................................................1
BOCA...............................................................................................................................................1
1.1.LABIOS..................................................................................................................................2
1.2 MEJILLAS..............................................................................................................................2
1.3 ENCIAS..................................................................................................................................3
1.4 PALADAR DURO..................................................................................................................3
1.5 SUELO DE LA BOCA.........................................................................................................3
1.6 LENGUA...............................................................................................................................4
1.7 DIENTES................................................................................................................................4
1.8 GLÁNDULAS SALIVARES..................................................................................................7
1.9 GLANDULA MANDIBULAR...............................................................................................7
CAPITULO II...................................................................................................................................9
FARINGE..........................................................................................................................................9
2.1. PALADAR BLANDO............................................................................................................9
CAPITULO III................................................................................................................................11
ESOFAGO.......................................................................................................................................11
2

3.1 RELACIONES......................................................................................................................11
CAPITULO IV................................................................................................................................12
ESTÓMAGO...................................................................................................................................12
4.1. ESTRUCTURA....................................................................................................................13
4.2.VASOS Y Nervios.................................................................................................................13
CAPITULO V.................................................................................................................................14
INTESTINO DELGADO................................................................................................................14
5.1. DUODENO..........................................................................................................................14
CAPITULO VI................................................................................................................................16
INTESTINO GRUESO...................................................................................................................16
6.1. CIEGO..................................................................................................................................16
CAPITULO VII...............................................................................................................................18
COLON...........................................................................................................................................18
CAPITULO VIII.............................................................................................................................19
RECTO............................................................................................................................................19
CAPITULO IX................................................................................................................................20
ANO................................................................................................................................................20

INTRODUCCION
El estudio del aparato digestivo del Equino es para conocer, ya que conociendo las partes podemos
estudiarlos mejor.
Teniendo en cuenta estos estudios sobre el aparato digestivo, podemos detectar enfermedades,
diagnosticar y darles tratamiento a los animales. En el primer capítulo hablamos sobre la boca,
partes, estructura y funciones, en el segundo capítulo sobre la faringe estructura y funciones, en el
tercer capítulo sobre el esófago partes, estructura y funciones, en el cuarto capítulo sobre el
estómago estructura y funciones, en el quinto capítulo el intestino delgado y sus partes, en el sexto
capítulo el intestino grueso, en el séptimo capítulo el ciego y sus partes, en el octavo capítulo el
colon y su estructura, en el noveno capítulo el recto sobre sus estructura y funciones y finalmente
en el décimo capitulo el ano.
En esta presente investigación se emplearon libros e información de internet como material de
consulta y guía.
Las fuentes de información bibliográficas fueron los libros como Sisson y Grossman- Anatomia de
los Animales Domésticos.
En la presente investigación se ha tenido como dificultad, no encontrar trabajos parecidos en
internet. Ya que a veces necesitaba un ejemplo para guiarme y no cometer errores, otra de mis
3

dificultades fue el no saber utilizar la computadora muy bien, es asi que necesite ayuda de otras
personas para poder culminar mi trabajo.

4

CAPITULO

1

CAPITULO I
BOCA
La boca es la primera parte del conducto o tubo digestivo. Está limitada, lateralmente, por
las mejillas; dorsalmente, por el paladar; ventralmente, por el cuerpo de la mandíbula y por
los músculos milohioideos, y caudalmente por el paladar blando. En el caballo, es una
cavidad cilíndrica grande y, cuando se halla cerrada, está casi totalmente llena por las
estructuras en ella contenidas; existe un pequeño espacio entre la base de la lengua, el
paladar blando y la epiglotis, llamado orofaringe. La entrada a la boca está cerrada por los
labios.
La cavidad de la boca se subdivide en dos partes por los dientes y los bordes alveolares. El
espacio existente por friera de estos últimos e incluidos por los labios y mejillas se denomina
vestíbulo de la boca. En estado de reposo, las paredes de esta cavidad están en contacto y el
espacio se encuentra prácticamente obliterado. Su existencia se hace muy evidente en los
casos de parálisis facial, cuando el alimento tiende a colectarse lateralmente, con el
abombamiento de las mejillas. El espacio existente entre los dientes y los bordes alveolares
se denomina cavidad bucal propiamente dicha, ruando los dientes están en contacto, se
comunica con el vestíbulo solamente por los espacios interdentales y los que hay por detrás,
de los últimos dientes molares. Caudalmente, se comunica con la faringe a través del aditus
pharyngis.
La mucosa de la boca se continúa, en el borde de los labios, con el tegumento cutáneo y.
caudalmente, ron la mucosa que tapiza la faringe. Durante la vida es de un color rosa do, pero
puede estar más o menos pigmentado.
1.1. LABIOS

2
Los labios son dos pliegues musculo membranosos que rodean el orificio de la boca. Sus ángulos
de unión están situados cerca del primer molar y son redondeados. Cada labio presenta dos
superficies y dos bordes. La superficie externa está cubierta por la piel, qué presenta pelos
táctiles; además de unos pelos ordinarios. El labio superior tiene un surco medio poco marcado
(philtrum); el inferior una prominencia redondeada: la barba (mentum). La superficie interna está
cubierta por la mucosa, que es más o menos pigmentada. Las pequeñas papilas situadas sobre la
superficie presentan en sus vértices, las aberturas de los conductos de las glándulas labiales. Los
pequeños pliegues de la mucosa, que pasan por el labio a la encía, son los frenillos labiales
(frenula labii). El borde libre del labio es bastante denso y presenta pelos cortos y muy densos.
El borde de inserción se continúa con las estructuras circundantes.
Estructura: Los labios están cubiertos externamente por la piel y revestidos por una mucosa; entre
estas dos capas se encuentra el tejido muscular, glándulas, vasos y nervios. La piel asienta
directamente sobre los músculos, de forma que muchas fibras de éstos se insertan en ella. Las
glándulas labiales forman una masa compacta en los ángulos; son numerosas en el labio superior
y menores en el inferior. La membrana mucosa a veces está pigmentada y se refleja sobre los
huesos para formar las encías.
Vasos y nervios. Las arterias derivan de la maxilar y mandibular labial y la arteria palatolabial de
la palatina mayor. Las venas van principalmente a la vena linguofacial. Los vasos linfáticos van a
los nódulos linfáticos mandibulares. Los nervios sensoriales proceden del trigémino y los motores
proceden del nervio facial.
1.2 MEJILLAS
Las mejillas (buccae) forman los lados de la boca y se continúan en su parte rostral con los
labios. Están insertadas a los bordes alveolares de los huesos maxilares y mandíbula.
Estructura. Esta comprende: 1) la piel; la capa muscular y glandular; 3) la membrana mucosa. La
piel es más bien delgada y plegable. El tejido muscular está formado fundamentalmente por el
músculo buccinador, pero también parte del cutáneo, cigomático, canino, elevador nasolabial y
depresor mandibular labia.
Las glándulas bucales ventrales, menos voluminosas que las anteriores, se encuentran situadas en el
tejido submucoso del borde inferior del buccinador. La mucosa se refleja arriba y abajo por las
encías y se continúa caudalmente con la del paladar blando. Su color es rojizo y frecuentemente
presenta zonas pigmentadas.
Vasos y nervios. El aporte sanguíneo deriva de las arterias facial y bucal y la sangre de retorno lo

3
hace por las venas del mismo nombre. Los vasos linfáticos van a los nódulos linfáticos
mandibulares. Los nervios sensoriales proceden del trigémino y los motores del nervio facial.
1.3 ENCIAS
Las encías (gingivae) están compuestas de un tejido fibroso denso, que está íntimamente unido
con el periostio de los bordes alveolares, y se fusionan en los bordes de los alveolos con el
periostio alveolar; estos últimos fijan los dientes en sus cavidades. Están cubiertas por una
mucosa lisa, desprovista de glándulas y con un grado muy débil de sensibilidad
1.4 PALADAR DURO
El paladar duro (palatum durum) está limitado rostral y lateralmente por los arcos alveolares y se
continúa en sentido caudal con el paladar blando. La base ósea está formada por el incisivo
maxilar y palatino. La mucosa es lisa y está inserta en los huesos por uña submucosa que
contiene, en su parte rostral, un plexo venoso muy rico y constituye un tejido eréctil. Cada una de
éstas presenta unas 18 crestas curvas transversas, (rugae palatinae) que tienen su concavidad y
bordes libres dirigidos caudalmente. La prominencia central, inmediatamente caudal al primer
incisivo, es la papila incisiva; está marginada por una fisura en cada lado. No existen glándulas
en la submucosa. El conducto incisivo es un pequeño tubo de mucosa que se extiende muy
oblicuamente a través de la fisura palatina. Su extremo ventral o palatino es ciego y asienta en el
tejido submucoso del paladar.
Vasos y nervios. El aporte sanguíneo deriva fundamentalmente de las arterias palatinas y las
venas van a la vena refleja. Los nervios proceden del trigémino.
1.5 SUELO DE LA BOCA
El suelo de la boca, en su parte rostral, es libre y está formado por el cuerpo de la mandíbula
cubierta por la mucosa. El resto se halla ocupado, en estado de reposo, por la porción fija
de la lengua. Los siguientes caracteres pueden ser expuestos mediante la elevación y giro
de la lengua hacia un lado: paramedialmente, en la zona prefrenular, están los pliegues
carunculares que son pares. Desde los márgenes libres de estos

pliegues y

aproximadamente opuestos al diente canino de cada lado, existe una papila, la carúncula
sublingual, a través de la cual se abre el conducto de la glándula mandibular. Inmediatamente caudal a esta papila, se encuentra un pliegue mediano de la mucosa, que pasa sobre
la superficie ventral de la lengua y constituye el frenillo de la lengua. A cada lado existe un
pliegue sublingual (plica sublingualis), que se extiende desde el frenillo a nivel del cuarto
molar. El pliegue indica la posición de la glándula sublingual subyacente y, presenta
numerosas papilas pequeñas a través de las que se abren conductos.

Este pliegue se

4
denomina pterigomandibular; contiene un ligamento de igual nombre.
1.6 LENGUA
La lengua (lingua) está situada sobre el suelo de la boca entre los cuerpos mandibulares y ésta
sostenida, fundamentalmente, por una especie de cabestrillo formado por los músculos
milohioideos.
La porción media, el cuerpo, tiene tres superficies: la superficie dorsal es ligeramente
redondeada. Las superficies laterales son más bien planas en su mayor parte, pero rostralmente
se redondean y estrechan. La superficie ventral está insertada a los músculos geniohioideos y
milohioideos. El vértice o punta de la lengua es libre, en forma de espátula, y presenta unas
superficies superiores, otra inferior y un borde redondeado. El término dorso de la lengua se
aplica a la superficie dorsal.
La lengua consta de mucosa, glándulas, músculos, vasos y nervios.
La mucosa (túnica mucosa linzuae) se adhiere íntimamente al tejido subyacente, excepto en la
parte inferior de la superficie lateral del cuerpo y la superficie ventral de la punta.
Las papilas filiformes son finas proyecciones semejantes a hilos que tapizan el dorso y lados de la
punta; no se encuentran en la raíz.
Las papilas fungiformes, largas y más fácilmente visibles, son redondeadas en el extremo libre. Se
hallan fundamentalmente en la parte lateral de la lengua, aunque también se puede identificar
algunas esparcida sobre el dorso.
Las papilas circunvaladas se encuentran en la parte caudal del dorso. Son redondeadas, anchas en
su parte libre, más que la fija y están unidas por una depresión circundada por una pared anular.
Las papilas foliadas, situadas inmediatamente rostrales a los arcos palatoglosales del paladar
blando. Se conocen como folículos linguales y, consideradas en su conjunto, forman lo que
algunas veces se llama las tonsilas linguales.
Vasos y nervios. Las arterias de la lengua son las ramas lingual y sublingual del tronco linguofacial.
1.7 DIENTES
Dientes permanentes
La fórmula de los dientes permanentes del caballo es:

3 1 3 ó4 3
2 I C P
M =40 ó 42
3 1
3
3

(

)

En la yegua, los dientes caninos usualmente son muy pequeños o no aparecen, reduciéndose en
número a 36 ó 38.

5

Dientes incisivos. Los seis incisivos de cada arcada forman casi un semicírculo. Cada diente
presenta, en su superficie masticatoria u oclusal, una depresión profunda o infundíbulo, revestido
de esmalte y cemento. A medida que el diente se desgasta, hay un anillo central de esmalte, además
del esmalte periférico. La cavidad se hace oscura debido al depósito de alimento y se denomina,
normalmente “copa” o “marca”. La abertura del infundíbulo es ancha y con la porción más
profunda redondeada en su sección, se disminuye gradualmente de tamaño y se inclina hacia la
superficie lingual del diente. La porción distal de la cavidad pulposa pasa sobre el lado labial del
infundíbulo. Por tanto, a medida que el diente se desgasta, la cavidad pulposa, cerrada por el
depósito de dentina secundaria, aparece sobre la superficie oclusal en forma de estrella dentaria y
antes de que el infundíbulo haya desaparecido por completo.
Los incisivos superiores son más convexos y algo más anchos que los inferiores. En todos los
casos, las superficies vestibulares (labiales) son mucho más aplanadas, transversalmente, que en la
superficie lingual. El último incisivo superior es ligeramente más ancho que los otros; su borde
lateral no contacta con el incisivo inferior. Sobre la superficie labial del incisivo superior se
extiende un surco longitudinal, que empieza en la mitad del trayecto de la superficie oclusal hacia
el vértice y continúa a unos tres cuartos de distancia de este último, medidos en un diente sin
desgastar. El surco es aplanado en su centro y tiene una forma de diamante. Se encuentra enclavado
dentro del alveolo antes que el diente comience a desgastarse. La superficie oclusal se desliza desde la parte medial a la lateral y aumenta en extensión desde el primero al tercer incisi vos. Esto es
más agudizado en los incisivos superiores. La disposición de los incisivos en semicírculo necesita
el arqueamiento del diente lateral, de forma que la porción convexa quede en un plano lateral.
La corona está cubierta por la encía, por lo que la longitud de aquélla sea ligeramente menor en el
animal vivo, o en el cadáver, que en la calavera. El extremo apical del diente, que está abierto al
principio, se cierra gradualmente por la adición de dentina y cemento, excepto en un pequeño
foramen que da paso al nervio y los vasos. La forma de la superficie oclusal del diente cambia a
medida que avanza desde el alveolo y se desgasta, lo cual refleja la forma de las secciones de los
dientes en distintos niveles.
El infundíbulo es más profundo en los incisivos superiores y desaparece más tarde que en los
incisivos inferiores. Al principio puede haber una escotadura en la superficie oclusal del último
incisivo, que discurre desde el infundíbulo a la superficie lingual. Cuando el desgaste se distribuye
por igual, en todas las partes de la superficie oclusal, se dice que el diente está liberado. El arco
formado por los incisivos de las dos quijadas, a medida que se encuentran y, como puede
deducirse, proporciona unos cambios del diente desde los alveolos y a medida que avanza en

6
desgaste. Al principio es convexo por completo, luego se hace cada vez angular, con la tangente al
diente inferior que es especialmente recto.
Dientes caninos. Los caninos, usualmente, están ausentes o son rudimentarios en la yegua. Los
dientes superiores están situados en un punto extremo rostral de la maxila y dividen el espacio
interdental de dos partes desiguales. Los caninos inferiores se localizan a corta distancia caudal al
último incisivo. El canino es un diente simple, relativamente pequeño, sin infundíbulo, que se
incurva ligeramente desde el alveolo a medida que avanza en edad el animal, aunque la cavidad
pulposa es larga y la raíz abierta. Puede desgastarse por contacto con los alimentos y por la acción
de morder. Los caninos superiores e inferiores son similares en forma, están curvados y situados
en los alveolos, de manera que la concavidad se dirige en sentido caudal. La corona expuesta es
comprimida, convexa y lisa en su parte lateral y, en general, cóncava medialmente. Los bordes son
agudos en los dientes sin desgastar.
Premolares y molares. Lo más frecuente es que el P 1 (diente de lobo, dens lupinus) esté ausente.
Cuando está presente tiene una forma vestigial reducida. Los dientes maxilares o superiores están
alojados en una fila de alveolos ligeramente convexa en sentido lateral, las de ambos lados
divergen por su parte caudal.
La línea de dientes, vista desde la superficie oclusal, tiende a ser ligeramente convexa. Esto
refleja una ligera convexidad ventral en la porción maxilar. La superficie lingual del diente
superior tiene una elevación longitudinal ancha o columna, que ocupa el tercio medio de la
superficie a través de toda su longitud y, por tanto, es prominente si se compara con las porciones
rostral y caudal a ella. El borde bucal de la superficie oclusal es agudo y prominente. La
superficie oclusal se inclina en el borde lingual, donde la corona no es tan ancha. El molar refleja
su inclinación, con ligera tendencia a ser convexa en toda su longitud hacia ellado bucal.
Los molares mandibulares o inferiores forman una línea recta en la mandíbula que diverge
ligeramente de la contralateral en sentido caudal. Las superficies oclusales se inclinan en dirección
opuesta a la inclinación de las del maxilar superior y presentan un borde lingual prominente. La
distancia entre la fila derecha e izquierda es menor que la que existe en los del maxilar superior,
especialmente en los molares medios, ya que la porción bucal de la superficie oclusal de los
molares inferiores contactan con la porción lingual de la superficie oclusal de los superiores.
Dientes deciduos.
La fórmula para los dientes deciduos es:

3
0
3
2 Di Dc Dp =24
3
0
3

(

)

7
Los incisivos deciduos son mucho más pequeños que los permanentes y tienen cuello, entre las
partes empotrada y libre del diente. En este caso, la porción empotrada representa la raíz. La
superficie labial de la corona es blanca y rugosa y contiene crestas longitudinales. El infundíbulo
es poco profundo pero ancho. El diente es ancho y aplanado desde la superficie vestibular a la
lingual. Los caninos están ausentes o existe un vestigio de ellos o puede que no hayan aparecido.
Los premolares deciduos son tan grandes como los premolares permanentes, por lo que a diámetro
se refiere, pero son mucho más cortos y tienen las raíces abiertas. La corona tiene igual longitud
que las raíces que están embutidas. Los premolares permanentes se desarrollan directamente
debajo de los deciduos y comprimen a sus raíces y coronas embutidas que se absorben y dejan una
pequeña porción que al final se elimina.
1.8 GLÁNDULAS SALIVARES
1.8.1 GLÁNDULA PARÓTIDA
La glándula parótida que recibe este nombre por su proximidad a la oreja, es la mayor de las
glándulas salivares en el caballo. Está situada, principalmente, en el espacio entre las ramas de la
mandíbula y las alas de atlas. Tiene forma triangular, cuyo extremo dorsal abraza en parte la
base del oído externo. Su longitud es de unos 20 a 25 cm y su grosor alcanza cerca de los 2 cm.
Está cruzada oblicuamente por la vena yugular, que en parte está empotrada en la glándula. Está
también relacionada con la vena auricular caudal, rama cervical del nervio facial y ramas del
nervio cervical secundario. La superficie medial es muy desigual y tiene importancia y numerosas
relaciones. La glándula tiene una coloración amarillenta grisácea y está lobulada distintamente e
incluida en una cápsula formada por la fascia. El conducto parotídeo se forma en la parte ventral
de la glándula, cerca del borde facial, por la unión de tres o cuatro raíces.
Vasos y nervios.
La glándula parótida está irrigada por ramas de la carótida externa, auricular caudal, rama
masetérica y temporal superficial, en cuanto a su inervación es por los nervios trigémino, facial y
simpático.
1.9 GLANDULA MANDIBULAR
La glándula mandibular es mucho más pequeña que la parótida, larga, estrecha, curvada y con el
borde dorsal cóncavo. Se extiende desde la fosa atlantoidea al hueso basohioideo, de forma que
está cubierta parcialmente por la glándula parótida y en parte por la mandíbula. El conducto
mandibular está formado por la unión de conductillos que emergen a lo largo del borde cóncavo.
Se dirige rostralmente a lo largo de su borde y, después de dejar la extremidad rostral, cruza el
tendón intermedio del músculo digástrico, pasa entre los músculos hipogloso y mielohioideo y

8
llega a la superficie media de la glándula sublingual.
Vasos y nervios.
La glándula mandibular está irrigada por las arterias occipital y carótida externa y el tronco
linguofacial; está inervada por los nervios del cordón timpánico y simpáticos.
Fig. 1 Paladar del caballo

Fig. 2 Suelo de la cavidad de la boca y de la lengua del equino

9

CAPITULO II
FARINGE
La faringe es un saco musculo membranoso que pertenece a los sistemas digestivo y respiratorio.
Tiene forma parecida a un embudo, la parte rostral, que es grande, se une con la boca y cavidad
nasal, mientras que el extremo más pequeño se continúa con el esófago. Su eje mayor está dirigido
oblicuamente, en sentido ventral y caudal, tiene una longitud de unos 15 cm. La faringe está sujeta
por sus músculos a los huesos palatino, pterigoideo e hioides y a los cartílagos cricoides y tiroides
de la laringe.
2.1. PALADAR BLANDO
El paladar blando es un velo musculo membranoso que separa la cavidad de la boca de la faringe,
excepto durante la deglución. Está inclinada ventral y cranealmente desde su unión con el paladar
duro. La superficie oral mira ventralmente y algo rostral y está cubierta con una mucosa que se
continúa con la del paladar duro. Presenta una cresta medial, redondeada, flanqueada normalmente
por un pliegue sagital a cada lado.

Se encuentran numerosos conductillos de las glándulas

palatinas abiertos en su superficie. A cada lado, existe un corto y grueso pliegue que pasa al borde
lateral de la lengua; éste es el arco palatoglosal (pilar anterior) del paladar blando. La superficie
faríngea mira dorsal y un poco caudalmente y está cubierta por una mucosa que se continúa con la
de la cavidad nasal.
La pared de la faringe comprende, desde fuera adentro, los músculos, la aponeurosis faríngea y la membrana
mucosa.

El músculo estilofaríngeo caudal, que se origina en la superficie media del tercio dorsal del
hueso estilohioides, pasa ventromedialmente y entra en la pared de la faringe, a su paso entre el
pterigofaríngeo y el palatofaríngeo.

10
El músculo palatofaríngeo se origina fundamentalmente por medio de la aponeurosis del paladar
blando a partir de los huesos palatino y pterigoideo. Su acción es la de acortar la faringe y dirigir la
laringe y el esófago hacia la raíz de la lengua en la deglución.
El músculo pterigofaríngeo es plano, triangular y asienta sobre la parte rostral de la pared lateral
de la faringe. Nace en el hueso pterigoideo, dorsal al músculo precedente donde no está claramente
separado.
El músculo hiofaríngeo puede estar formado por dos porciones: 1) El ceratofaríngeo, que es un
músculo pequeño e inconstante que se origina a partir de la superficie medial del hueso
estilohioideo, cerca de su extremo ventral. 2) El condrofaríngeo es un músculo ancho y carnoso,
que se origina a partir del hueso tirohioideo y por un fascículo delgado de la lámina del cartílago
tiroides.
El músculo tirofaríngeo, se origina a partir de la superficie lateral, dela lámina del cartílago
tiroides, encima y caudal en su línea oblicua.
El músculo cricofaríngeo, se origina en la parte lateral del arco del cartílago cricoides y termina
en el rafe.
La aponeurosis faríngea, se inserta en la base del cráneo, está bien desarrollada en la cara media del
músculo palatofaríngeo y forma, dorsalmente, un rafe medio faríngeo, que es ancho en su parte
caudal.
La mucosa de la faringe se continúa con la de distintas cavidades que se abren en ella.
Vasos y nervios. Las arterias derivan de las carótidas común y externa y del tronco linguofacial.
Los vasos linfáticos pasan a los nódulos linfáticos retrofaríngeos y cervical craneal. Los nervios
derivan del trigémino, del glosofaríngeo y del vago.

11

CAPITULO III
ESOFAGO
El esófago es un tubo musculo membranoso, de unos 125 a 150 cm de longitud, que se extiende
desde la faringe hasta el estómago. Comienza en el plano dorsal medio al borde rostral del
cartílago cricoides de la laringe. Aquí se continúa por el mediastino entre los pulmones caudal y un
poco dorsalmente se inclina de forma gradual hacia la izquierda y alcanza el hiato esofágico del
diafragma. Pasa a través de éste y termina en el orificio superior del estómago, un poco hacia la
izquierda del plano medio y aproximadamente de 10 a 12 cm ventral al extremo vertebral de la
XIV costilla.
3.1 Relaciones.
Las principales relaciones del esófago en su origen son: el cartílago cricoides y músculo
cricoartenoides dorsal ventralmente.
Estructura. La pared está compuesta de cuatro capas: 1) una lámina fibrosa, denominada túnica
venticia; 2) capa muscular (túnica muscularis); 3) una capa submucosa (tela submucosa), y 4)
mucosa (túnica mucosa).
Vasos y nervios.
El esófago está irrigado por las arterias carótida, broncoesofágica y gástrica e inervado por el vago,
glosofaríngeo y el simpático.

12

CAPITULO IV
ESTÓMAGO
El estómago (ventriculus gaster) es la mayor dilatación del tubo digestivo, caudal al diafragma, que
se sitúa entre el esófago y el intestino delgado. Es relativamente pequeño y se encuentra situado en
la parte dorsal de la cavidad abdominal, caudal al diafragma e hígado, principalmente a la izquierda
del plano medio.
Los bordes entre estas superficies se denominan curvaturas. La curvatura menor es muy corta, se
extiende desde la terminación del esófago a la unión con el intestino delgado. La curvatura mayor
es muy extensa. Desde el cardias se dirige primero dorsalmente, se curva sobre la extremidad
izquierda y entonces desciende y pasa a la derecha, cruza el plano medio y se curva dorsalmente
hasta el extremo del píloro. Asienta ventral al pilar izquierdo del diafragma y por debajo de la
parte dorsal de las XVI y XVII costillas. Está relacionado con el páncreas y la terminación del
colon mayor en sentido caudal y la base del bazo lateralmente.
El estómago se mantiene en posición, fundamentalmente, por la presión de las vísceras
circundantes y por el esófago.
El ligamento gastrofénico une la curvatura mayor, desde los cardias a la extremidad izquierda, con
el pilar del diafragma.
El omento menor conecta la curvatura menor y la primera parte del duodeno con el hígado, ventral
a la impresión esofágica y a la fisura portal.
El ligamento gastroesplénico (lig. Gastrolienale) pasa desde la parte izquierda de la curvatura
mayor al hilio del bazo; se continúa ventralmente con el omento mayor.

13
El omento mayor conecta la parte ventral de la curvatura mayor y la primera curvatura del duodeno
con la parte terminal del colon mayor y la parte inicial del colon menor.
El pliegue gastropancreático se extiende desde el saco izquierdo, dorsal a los cardias, hasta el
duodeno. Se inserta dorsalmente al hígado y a la vena cava, ventralmente al páncreas.
El estómago de los équidos es relativamente pequeño, su capacidad varía de los 8 a los
4.1. Estructura.
La pared está compuesta de cuatro capas (túnicas): serosa, muscular, submucosa y mucosa. La
capa muscular está formada por tres capas incompletas (strata); una externa de fibras
longitudinales, una media de fibras circulares y una interna de fibras oblicuas (Fig. 18-37). La capa
submucosa (tela submucosa) es una capa de tejido conectivo laxo que pone en conexión las túnicas
muscular y mucosa; en ella se ramifican los vasos y nervios antes que entren en la mucosa. La
capa mucosa está claramente dividida en dos porciones.

Contiene las glándulas gástricas,

glándulas cardiacas, glándulas fúndicas y glándulas pilóricas.
4.2.Vasos y nervios.
El estómago recibe sangre de todas las ramas de la arteria celiaca.
Las venas gástricas drenan a la vena portal. Los vasos linfáticos van, fundamentalmente, a los
nódulos linfáticos gástricos y de aquí a la cisterna del quilo. Los nervios del vago y del simpático.
Fig. 3 Estomago del Equino

14

CAPITULO V
INTESTINO DELGADO
El intestino delgado es el tubo que conecta el estómago con el intestino grueso. Comienza en el
píloro y termina en la curvatura menor del ciego.
Está claramente dividido en una porción fija y otra mesentérica. La primera se denomina duodeno,
mientras que la parte mesentérica se divide arbitrariamente en partes denominadas yeyuno e íleon
5.1. DUODENO El duodeno tiene aproximadamente 1 m de largo. Su forma se asemeja algo a una
herradura con la convexidad dirigida hacia la derecha.
YEYUNO E ILEON
Forma numerosas asas mezcladas con las del color menor, principalmente en la porción dorsal de la
mitad izquierda del abdomen, desde la superficie visceral del estómago hasta la pelvis.
La pared mesentérica está conectada con la pared abdominal dorsal por medio del mesenterio. El
borde visceral del mesenterio contiene el intestino, mientras que el parietal o raíz del mesenterio,
está unido a una pequeña zona alrededor de la arteria mesentérica craneal bajo las I y II vértebras
lumbares.
Estructura.

15
La pared consta de cuatro capas (tunicae): serosa, muscular, submucosa y mucosa. La capa serosa
está completa excepto en el borde mesentérico, donde los vasos y nervios alcanzan el intestino.
Las glándulas intestinales están presentes en toda la extensión del intestino.

Son glándulas

tubulares simples que se abren entre las vellosidades.
Las glándulas duodenales (antes conocidas como glándulas de Brünner) están presentes en los
primeros 6 ó 7 m del intestino. Son glándulas tubuloalveolares ramificadas y están situadas en la
submucosa, de forma que sus conductos perforan la lámina muscular mucosa y la membrana
mucosa.
Vasos y nervios. Las arterias del intestino delgado provienen de las arterias celiaca y mesentérica
craneal. Las venas desembocan en la porta.
Fig. 4 Intestino Delgado del Equino

16

CAPITULO VI
INTESTINO GRUESO
El intestino grueso (intestinum crassum) se extiende desde la terminación del íleon hasta el ano.
Alcanza unos 7,5 a 8 m de longitud. Difiere del intestino delgado, en su mayor tamaño, en que está
saculado en gran parte, posee bandas longitudinales y tiene una posición más fija. Se divide en
ciego, colon y recto.
6.1. CIEGO
El ciego es un gran divertículo localizado entre el intestino delgado y el colon. Tiene un tamaño
considerable, así como una forma y posición muy notables en el caballo. Su longitud media es de
1,25 m y su capacidad de unos 25 a 30 l. Es curvado y semeja la coma como signo ortográfico.
Está situado, fundamentalmente a la derecha del plano medio, se extiende desde la región iliaca
derecha y sublumbar del mismo lado al suelo abdominal caudal al cartílago xifoides.

Está

fuertemente curvado, la curvatura mayor es la dorsal y la menor ventral; en contacto con esta
última, se halla la terminación del íleon y el origen del colon. Su curvatura menor es casi paralela
al arco costal, a unos 10 ó 15cm ventral a el. El vértice asienta sobre el suelo abdominal,
normalmente hacia la derecha del plano medio y a unos 10 cm caudales al cartílago xifoides.
El orificio ileal está situado en la curvatura menor de la base, a unos 5 ó 7,5cm a la derecha del
plano medio y en un plano transverso a través de las vértebras I o II lumbares. El extremo del íleon

17
está parcialmente introducido en el ciego, de forma que el orificio se halla rodeado por un pliegue
de mucosa que incluye una capa muscular circular, que es el esfínter ileal.
El orificio cecocólico se halla lateral al precedente; el intervalo entre ellos es de unos 5cm y están
separados por un gran pliegue que se proyecta dentro del interior del ciego. El orificio es muy
pequeño en relación con el tamaño del ciego y el colon. Tiene forma de hendidura o bien de óvalo
estrecho, con unos 5 cm de longitud. Posee un pliegue valvular grueso en su borde ventral y está
circunscrito por un anillo muscular, que es el esfínter cecal*. Grandes pliegues en forma de media
luna se proyectan también en la cavidad del intestino y entre los grandes sacos.
Fig. 5 Intestino Grueso del Equino

18

CAPITULO VII
COLON
El colon mayor comienza en el orificio cecocólico y termina en el colon transverso. Tiene 3 ó
3,7m de largo y su diámetro medio, si se prescinde de su parte más estrecha, es de unos 20 a 25cm.
Su capacidad es más del doble que la del ciego. Las tres porciones curvas que ponen en conexión
estas partes se denominan flexuras. La primera porción, colon ventral derecho, comienza en la
curvatura menor de la base del ciego, aproximadamente opuesto a la parte ventral de la última
costilla o espacio intercostal. Forma una curva inicialmente, cuya convexidad se dirige en sentido
dorsal y caudal; esta parte está en contacto con la superior del flanco derecho. Pasa luego ventral y
craneal a lo largo del arco costal derecho y entonces llega, a lo largo del suelo del abdomen, sobre
el cartílago xifoides, donde se dobla agudamente hacia la izquierda y en sentido caudal, para
formar la flexura esternal.

19

CAPITULO VIII
RECTO
El recto es la parte terminal del intestino; se extiende desde la entrada de la pelvis hasta el ano. Su
longitud es de unos 30 cm y la dirección puede ser recta u oblicua. La primera parte o porción
peritoneal del recto es semejante a la del colon menor y está unida por una continuación del
mesocolon, llamada mesorrecto. La segunda parte o porción retroperitoneal forma una dilatación
denominada ampolla rectal; está unida a las estructuras circundantes por tejido conectivo y bandas
musculares.
Vasos y nervios.
Las arterias proceden de las mesentéricas craneal y caudal y de la pudenda interna. Las venas van a
la porta y a la pudenda interna. Los vasos linfáticos del ciego y colon van a los nódulos linfáticos
cecales y cólicos y de aquí a la cisterna del quilo. Los del recto van a los nódulos iliacos internos y
lumbares. Los nervios derivan del plexo mesentérico y pélvico del simpático.

20

CAPITULO IX
ANO
El ano es la parte terminal del tubo digestivo. Está situado ventral a la raíz de la cola donde forma
una proyección redondeada, con una depresión central cuando se contrae y ventral a la IV vertebra
caudal. Está cubierto, externamente, por un tegumento delgado, no posee pelos y está provisto de
numerosas glándulas sebáceas y sudoríparas.
La mucosa es pálida, desprovista de glándulas y cubierta por un epitelio grueso, estratificado y
escamoso.
El esfínter interno del ano es la parte terminal gruesa de la capa circular del intestino.
El esfínter externo del ano es n ancho anillo de fibras musculares estriadas situado más
externamente que el esfínter interno.
El elevador del ano. La parte rectal del retractor del pene o del clítoris (ligamento suspensor del
ano) es una banda de musculatura lisa que nace de la I vértebra caudal; pasa ventralmente, recubre
el elevador del ano y se une con su homólogo, ventral a este órgano.
Vasos y nervios. La irrigación procede de las arterias pudendas internas y las venas desaguan en la
pudenda interna. Los vasos linfáticos se dirigen hacia los nódulos linfáticos anorrectales. Los
nervios proceden del pudendo.

21

Fig. 6 Sistema Digestivo del Equino

CONCLUSIONES

22
de acuerdo a la investigación podemos concluir que el aparato digestivo del equino es un tema muy
amplio ya que para estudiarlo completamente, se requiere más tiempo y asi conocer más del tema.
La boca es importante porque cumple la función de presión, masticación e insalivación de
alimentos.
La faringe es un saco musculo membranoso de función respiratoria y digestiva.
El esófago es un musculo membranoso con capa longitudinal externa y circular interna, variable
acorde a movimiento del diafragma y relajación del estómago.
El Intestino delgado, comienza con el píloro y termina con curvatura menor del ciego.
El Intestino Grueso, es de mayor tamaño y diámetro, y posee ondas longitudinales,
El Recto, es la parte terminal del Intestino Grueso.
Y finalmente el Ano es la parte final del Tubo Digestivo.
BIBLIOGRAFÍA
- Anatomia De Los Animales Domésticos S. SISSON – J.D. GROSSMAN/ROBERT GETTY. 5º
Edición. Salvat Editores. 1982 Tomos I y II.
- Atlas de Anatomía de los Animales Domesticos. MV. DR. PETER POPESCO. Editoral Masson.
2º Edición tomos I, II y III
- Anatomia de los Animales Domesticos. HORST ERICH KONIG Y HANS GEORG LIEBICH.
Editorial Médica Panamericana. 2º Edición