You are on page 1of 1

http://saludable.

guru/salud-curar-articulaciones

NO VUELVAS A SUFRIR NUNCA MÁS DOLOR EN LAS ARTICULACIONES
Una articulación es la unión entre dos o más huesos, un hueso y cartílago o un hueso y los
dientes. La parte de la anatomía que se encarga del estudio de las articulaciones es la artrología.
Las funciones más importantes de las articulaciones son de constituir puntos de unión entre los
componentes del esqueleto (huesos, cartílagos y dientes) y facilitar movimientos mecánicos (en el
caso de las articulaciones móviles), proporcionándole elasticidad y plasticidad al cuerpo, permitir
el crecimiento del encéfalo, además de ser lugares de crecimiento (en el caso de los discos
epifisiarios). Nuestras rodillas se encuentran entre las articulaciones más importantes en nuestro
cuerpo. Le dan a la postura perfecta, y nos permiten estar de pie, caminar y saltar.
Con el tiempo, las rodillas se someten a diversas lesiones, golpes y heridas, se aflojan y se dañan.
Los ligamentos y tendones unidos empiezan a perder su lubricación natural y flexibilidad.
Sin embargo, nuestro cuerpo necesita que nuestras rodillas estén fuertes y listas para
movimientos rápidos y agudos.
Los ligamentos y las tensiones unidas a las rodillas deben permanecer siempre fuerte y flexible y
proporcionar apoyo a nuestro cuerpo.
Esa es la razón por la que estamos presentando esta increíble receta para que pueda recuperar
fuerza en la rodilla y su lubricación natural, además de mejorar su estilo de vida.

Batido de piña, avena y canela
Esta batida de piña, avena y canela contiene altos niveles de vitamina C, magnesio, silicio y
bromelina. Estos son anti-inflamatorio y ayudan en la reducción de dolor.
También proporcionan a su cuerpo con energía y fuerza.
Ingredientes necesarios
Agua – 250 ml
Harina de avena instantánea – 1 taza
Piña (en rodajas trozos) – 2 tazas
Miel – 40 gramos
Canela – 7 gramos
El jugo de naranja (fresco y natural) – 1 taza
Almendras trituradas () – 40 gramos
¿Cómo preparar?
Para empezar, cocina la harina de avena.
Exprimir el jugo de la piña.
Añadir las almendras, naranja, canela y miel en una licuadora y mezclar adecuadamente.
Agregar el jugo de piña y la harina de avena a la mezcla.
Cuando la mezcla tenga una consistencia suave, añadir unos cubitos de hielo, mezcla otra vez y
su increíble remedio natural está listo para el consumo.