You are on page 1of 57

LECCIONES de Historia.

PRONUNCIADAS EN LA ESCUELA NORMAL
Por M. VOLNEY, Par de Francia, autor de las Ruinas, etc.
París. IMPRENTA DE DAVID, 1827. 141 págs.

Tomo Primero

ADVERTENCIA DEL AUTOR

Las lecciones que tengo el honor de ofrecer al público son las
mismas que obtuvieron su aprobación el año III en la escuela
normal; y aunque he tenido deseos de corregirlas y aun darlas
mayor extensión para que .fuesen mas dignas de su atención, he
tropezado en el escollo de que un nuevo retoque quitaba al original
primitivo el mérito de un primer trabajo improvisado en cierto
modo. Además en nuestras circunstancias debe preferirse la
utilidad de la sociedad a la gloria personal, y ciertamente en la
materia en cuestión, la utilidad es mucho mayor de lo que a
primera vista aparece. Así es, que desde que fijé en ella mis ideas a
medida que he ido analizando la influencia que ejerce diariamente
la historia sobre las acciones y opinión de los hombres, he hallado
nuevos motivos de convicción de que es una de sus causas
principales de sus preocupaciones y errores. En efecto, casi todas
las opiniones religiosas nacen de ella, y aunque por no ofender al
orgullo de una secta en particular las supongamos todas por un
momento libres de errores, es no obstante evidente que cuando la
religión es falsa, lo son igualmente la multitud de acciones y juicios
que dependen de ella, y se arruinan a un mismo tiempo. De la
historia derivan también la mayor parte de las máximas y
principios políticos que sirven de guía a los gobiernos, y que los
trastornan o consolidan, siendo bien fácil concebir la extensa esfera

de actos civiles y opiniones que abraza este segundo móvil.
Finalmente, los hechos que oímos referir diariamente, y que en
realidad son parte de la historia, llegan a ser la causa mas o menos
inmediata de una gran porción de nuestras ideas y acciones
erróneas, de modo que me atrevo a asegurar que si fuese posible
calcular los errores de los hombres, se hallaría que de cada mil los
novecientos y ochenta provienen de la historia, y así sentaré de
buena gana el principio de que todas nuestras preocupaciones e
ideas falsas son adquiridas de otros por la crédula confianza que
acordamos a las relaciones de los sucesos al paso que son obra
nuestra e hijas de nuestra propia experiencia cuantas ideas
exactas y verdades poseemos.
Creería por lo tanto haber hecho un gran servicio a la sociedad
siestas lecciones contribuyesen a disminuir el respeto con que
generalmente se mira la historia; respeto que llega ser un dogma en
el actual sistema de educación en Europa. Si sirviendo como de
prólogo o aviso universal a todas las historias, precaviesen a los
lectores contra el empirismo de los escritores, y contra sus propias
ilusiones: si estimulasen los hombres pensadores a someter a los
autores a un interrogatorio, severo sobre los medios que han tenido
que averiguar los hechos que refieren, y de donde han tomado los oí
decir, y en fin si los habituasen a darse razón a sí mismos sobre los
motivos que tienen para darles entero asenso preguntándose:
1º Si al ver nuestra negligencia habitual en verificar los hechos; y
las dificultades que hallamos cuando intentamos hacerlo es
razonable que exijamos de los otros mas actividad y mejor suceso?
2º Si podemos esperar que otros se hallen más instruidos de lo que
sucede y ha sucedido mucho tiempo hace, y en puntos muy
distantes, cuando sabernos tan imperfecta ó falsamente lo que
sucede a nuestra propia vista?
3º Si al ver mas de una vez los muchos hechos equivocados, y aun
falsos que legamos nuestra posteridad adornados con todo el
aparato de la verdad, podemos esperar que los antiguos hayan
tenido menos audacia, o mas conciencia que nosotros?
4º Si la edad actual o la posteridad tiene derecho para exigir de los
historiadores que en el tumulto de las facciones se hallan
amenazados a cada instante por el partido a quien no favorecen, un
desinterés e imparcialidad cuya recompensa sería la nota de

imprudentes, o el honor estéril de una pompa fúnebre?
5° Si siendo imprudente y casi imposible, que un general escriba
sus campañas, un diplomático sus negociaciones; o un hombre
público sus memorias, a la faz de los actores y testigos que pueden
desmentirlos ó perderlos, la posteridad podrá lisonjearse de que
muertos estos actores y testigos, el amor propio, la animosidad, la
vergüenza, el transcurso .del tiempo, y la falta de memoria la
transmitan más fielmente la verdad exacta?
6° Si la imparcialidad, y pretendido conocimiento de causa que se
atribuye a la posteridad, no son más bien el engañoso consuelo de
la inocencia, o la lisonja producida por la seducción o por el miedo?
7° Si no es cierto que la posteridad recibe y consagra
frecuentemente las disposiciones del mas fuerte que sobrevive, y
ahoga las reclamaciones del débil que sucumbió?
8° Y finalmente ¿si no es tan ridículo el pretender en lo moral que
los hechos, se aclaran con el tiempo, como sostener en lo físico que
se distinguen mejor los objetos cuando distan mas de nuestra
vista?
Me contentaría también con que las imperfecciones de mi trabajo
estimulasen a algún escritor filosófico a hacer otro mejor, y a tratar
a fondo todas las cuestiones que yo me he contentado con indicar
particularmente las que se refieren a la autoridad de los atestados
que se nos citan, y a las condiciones que se requieren para
establecer la certeza de los hechos: cuestiones sobre las que no
existe doctrina alguna fija, y que son sin embargo la raíz de los
conocimientos, o según Helvecio, de la ignorancia que hemos
adquirido.
Respecto a mí a quien la comparación de las preocupaciones y
hábitos de los hombres en general y de diferentes naciones ha
convencido y casi despojado de las de mi educación y de mi país
natal.
Yo que viajando de un país a otro he seguido cuidadoso las
alteraciones casi imperceptibles de los rumores y hechos
acontecidos a mi propia vista; que he encontrado por ejemplo en los
Estado Unidos nociones muy falsas sobre varios acontecimientos de
la revolución francesa sucedidos a mi presencia, y que del mismo
modo he conocido los errores de las que teníamos en Francia sobre

muchos de los detalles de la revolución americana, desfigurados al
llegar a nosotros o por el egoísmo nacional, o por el espíritu de
partido, no puedo menos de confesar que cada día tengo nuevos
motivos para mirar con desconfianza los historiadores y la historia
que, yo mismo ignoro, cual me admira más si la ligereza con que los
hombres, aun aquellos que reflexionan, dan crédito bajo los mas
frívolos fundamentos a los hechos referidos, o su tenaz, vehemencia
en obrar siempre según lo que les dicta este primer móvil que han
adoptado, y en fin que cada día me convenzo más y más de que la
dificultad en creer es la disposición de espíritu mas favorable para
instruirse, para descubrir la verdad, y para asegurar la paz y
felicidad de los individuos y de las naciones. Así si prevaliéndome
del título de maestro con que me honró el gobierno; me atreviese a
recomendar algún precepto a los de todas clases, y a los padres qué
son los maestros natos de sus hijos, sería solamente el de
encargarles que no subyuguen a su autoridad la creencia de sus
discípulos; que no les habitúen a creer sobre la palabra del
preceptor lo que no pueden concebir, y que antes bien cuiden de
precaverlos contra la doble inclinación hacia la credulidad y la
certeza, hijos de la ignorancia, la pereza y el orgullo; tan naturales
al hombre, y en fin que no funden su sistema de educación sobre
hechos de un mundo ideal susceptible siempre de diferentes
aspectos y de controversias, sino sobre los del mundo físico cuyo
conocimiento pudiendo reducirse siempre a la demostración y a la
evidencia, ofrece al juicio o a la opinión una base fija, y es el solo
que merece el nombre de filosofía y de ciencia.

Lecciones de Historia.
SESIÓN PRIMERA
PROGRAMA
OBJETO, PLAN Y DISTRIBUCIÓN DEL ESTUDIO DE LA HISTORIA.

Considerada la historia como una ciencia, difiere absolutamente de
las físicas y matemáticas, por que en estas existen los hechos que
pueden al espectador y confrontarse con los testigos, y en aquella
han dejado de existir, y es imposible hacerlos renacer para este
doble objeto. Las ciencias físicas se dirigen inmediatamente los
sentidos, y la historia a la imaginación y a la memoria, de lo cual
resulta una diferencia importante en la creencia que debemos dar a
los hechos físicos, es decir existentes, y la que pueden exigir de
nosotros los históricos es decir referidos. Los primeros llevan
consigo la evidencia y la certeza, porque pueden percibirlos
nuestros sentidos, y se presentan por decirlo así personalmente en
la escena inmutable del universo; en vez de que los segundos sólo
aparecen como fantasmas en el espejo irregular del entendimiento
humano, sometiéndose en él a las mas bizarras proyecciones, y por
consiguiente solo pueden obtener el grado de la verosimilitud y de
la probabilidad. Para valuar pues el grado de creencia que les
corresponde deben examinarse cuidadosamente bajo dos respectos:
1° el de su propia esencia, es decir el de su analogía
incompatibilidad con los hechos físicos de la misma especie
subsistentes y conocidos, lo cual constituye la posibilidad y 2° el de
las facultades y medios que han tenido los que nos los refieren para
instruirse y adquirir el conocimiento de los hechos así como su
imparcialidad y la de los testigos, lo cual forma la probabilidad
moral: operación que es el juicio complicado de una doble refracción
en la que la movilidad de los objetos hace la decisión mas delicada
y susceptible de un mayor número de errores.
Aplicando estas observaciones a los principales historiadores
antiguos y modernos, me propongo examinar en estas lecciones el
carácter que presenta la historia de diferentes naciones, y en
particular el que ha tomado en Europa hace un siglo, y hacer ver la
notable diferencia que hay en el genio histórico de una misma

Considerase la clase de individuos deben.nación según los progresos de su civilización y los grados de sus conocimientos exactos y físicos. corro la astronomía. las precauciones con que esto debe hacerse. y estos como un curso de experiencias involuntarias a que está sometido el género humano. Después de haber considerado la historia como la narración de los hechos. ya en el estudio de la historia Para desenvolver los medios de llenar este objeto de utilidad trataré de indagar en que grado de instrucción pública deberá colocarse la historia. examinando las diferentes ideas que se han formado de ellas a distintas épocas: 4° En fin de la legislación. las fuentes en que deben recogerse los conocimientos históricos. y de . procuraré trazar el cuadro sumario de la historia general para deducir de él las verdades mas interesantes. de cuyo examen nacerán muchas e importantes cuestiones por ejemplo: 1ª ¿Qué grado de certeza y de confianza merecen las relaciones históricas en general. como son la agricultura. y que parte de historia es la mas adecuada a cada edad y a cada estado. el método. la distribución de estos. los medios con que debe escribirse. y buscar para enseñar la historia. considerando el origen de los códigos civiles y religiosos mas notables. sobre las operaciones de los gobiernos y sobre la suerte de los pueblos. siguiendo entre las naciones mas célebres la marcha y progresos: 1° de las artes. si este estudio es conveniente o no en las escuelas primarias. y qué ventajas o inconvenientes resultan de la opinión de esta importancia? 3ª ¿Qué utilidad social y práctica debe proponerse el hombre ya en la enseñanza. y tratando de averiguar el orden de transmisión que han seguido de pueblo a pueblo. que parece preferible en su enseñanza. dedicarse. la geografía y la física: 3° de la moral pública y particular. o en ciertos casos particulares? 2ª Qué importancia debe darse a los hechos históricos. o buscarse los materiales. y en fin la influencia que tienen los historiadores sobre el juicio de la posteridad. los diferentes mudos que requiere la diferencia de asuntos. el comercio y la navegación: de las diferentes ciencias.

y finalmente dando una ojeada general sobre el estado actual del globo.generación en generación. las alteraciones que producen en ellas las mezclas de razas. los efectos que han pro lucido en los hábitos. costumbres y carácter de las naciones. y las transmigraciones. concluiré con proponer el examen de las dos cuestiones siguientes: 1ª ¿A qué grado de civilización puede creerse que ha llegado el género humano? 2ª Qué indicaciones generales resultan de la historia para perfeccionar la civilización y mejorar la suerte de la especie humana? . la analogía que estas costumbres y carácter tienen con el clima y el estado físico del suelo que habitan.

— Modestia de los historiadores antiguos. sino hechos sumarios. sin duda un modo nuevo de tratar la historia. en la de verlo bien. 1 Analícese. — Temeridad de los modernos. siendo por lo tanto base de cálculos aproximativos de verosimilitud y probabilidad1 y no reglas tiránicas de nuestra conducta. y de la grandeza de un asunto que abraza tantos hechos y acontecimientos diversos. pesquisa (de hechos). la negligencia. se ha concluido como una adición. 2º por la del escritor en describirlo adecuadamente. parcialidad. 1º La novedad del asunto: porque el no concretarse a uno o más pueblos solamente acumulando sobre ellos todo el interés de que se despoja a los restantes sin mas razón que la de no haberlos estudiado o conocido es. pero que ofrece al mismo tiempo grandes dificultades principalmente en estos tres puntos. — Escribiendo el historiador sobre la fe de los testigos toma el papel de juez y queda como testigo intermediario respecto a sus lectores. que resultan de la suma de los hechos particulares. y de esta sociedad. y a los pueblos como individuos. busca en ella numerosos y repetidos hechos. por ejemplo. — Dificultad extrema de comprobar el estado preciso de un hecho: 1º por parte del espectador. Resta definir con exactitud cuales son estos derechos. porque en las cosas morales los principios no son criterios fijos y abstractos que existan con independencia de la humanidad. y habiéndolos hallado semejantes en sus órganos y facultades. cuyos resultados constituyen lo que se llama principios o reglas.. y esta . el hecho total de que nacen todos con iguales derechos. y generales. El sentido literal de la palabra historia es indagación. y que trazando la vida de estos individuos. el principio fundamental de los movimientos actuales de la Europa "Todos los hombres nacen con iguales derechos" y.SESIÓN SEGUNDA. la preocupación. 2° La complicación que nace naturalmente de la extensión misma. olvido. La ojeada rápida que he dado sobre el camino que me propongo seguir presenta un cuadro hermoso sin duda por su extensión y objeto. se verá que esta máxima no es sino el hecho colectivo y sumario deducido de una multitud de hechos particulares según los cuales comparados uno a uno la totalidad de los individuos o al menos una inmensa multitud. que considera a todo el género humano como una sola sociedad. etc..— Causas infinitas de errores que provienen de la ilusión.

Por lo tanto con respecto ellas observaré todas las reglas de prudencia que prescribe la igualdad tomada en su verdadero sentido que es el de la justicia. su estilo declamatorio de colegio. además de que se puede reprochar aun a los mas ponderados de entre ellos. porque aun cuando hay algunos libros con títulos de Historias Universales. y que si las han adoptado ha sido como yo por convencimiento propio. pero él de la historia bajo el punto de vista que me propongo considerarla es enteramente nuevo. en vez de echar sobre ellos una ojeada de fraternidad. al menos sus herederos en las leyes civiles y religiosas. . y sin Modelo. o por los métodos adoptados por otros sabios autores. idiomas. o tal vez me vea precisado a desaprobar las opiniones de otros. tienen también el vicio de no ser sino historias parciales de pueblos determinados y panegíricos de ciertas familias. cuerdas muy delicadas y peligrosas de cuya y vibración se resiente fácilmente el amor propio. que concentrando entre los antiguos todo el universo. porque aun cuando no adopte. Los profesores de las ciencias que se explican en este anfiteatro tienen ya trazado el camino que debe seguirse en su explicación. les consagró bajo el nombre de amor patrio todo el odio que tenían a los otros. definición es más espinosa de lo que generalmente se cree. De modo que d mi parecer no se ha tratado todavía la historia con la universalidad que abraza en sí. sobre todo cuando una nación se halla como la nuestra elevada a un grado bastante de conocimientos y de filosofía para desprenderse del egoísmo feroz y salvaje. o por el orden natural de los hechos. Romanos y Judíos porque somos sino sus descendientes. que sin dañar a la justa defensa de sí mismo deja subsistentes los sentimientos de familia y parentesco. las miraré con el respeto y tolerancia que tengo derecho a exigir para las mías. y dejan por consiguiente en alguna incertidumbre a la opinión y al convencimiento intimo. no llevan consigo aquella convicción que no admite réplica. Nuestros clásicos de Europa nos han hablado solamente de Griegos. porque no pudiendo presentarse los hechos los sentidos sino a la memoria.3° En fin la naturaleza misma del asunto. ciencias y territorio. al acordarme que tienen igual derecho que yo para defenderlas. a una sola ciudad o pueblo. como dije en el programa.

porque sus autores los Griegos designaban con ella una pesquisa o indagación hecha con cuidado. adoptando por esta misma razón un término tan modesto. a la existencia del hecho. ¡pretensión temeraria si se considera cuan difícil es hallarla en los hechos. de ella. y a los testigos que los presenciaron. los interroga. en cuyo sentido la emplea Herodoto: y entre los modernos por el contrario se la da el sentido de narración o relación con pretensiones de cierta. que no llegando a nosotros sino por otras personas intermediarias. los confronta. Con respecto la primera no hay en la naturaleza y sistema del universo mas que un modo constante y homogéneo. historia porque siendo las palabras los signos de las ideas. y sobre todo en los políticos! Sin duda conocieron esta dificultad los primeros. Los antiguos buscaban en ella la verdad. y para asegurar nuestros primeros pasos convendrá examinar lo que debe entenderse por la palabra historia. decirla. es incontestable que jamás puede adquirir una certeza de primer grado. tienen más importancia de la que se cree y son como los rótulos de ciertas cajas que frecuentemente no contienen los mismos objetos para todos. es decir. los modernos pretenden. examen. así la regla del juicio es fácil e invariable. ni convencer por consiguiente con él sus sentidos. Suponen un interrogatorio y un examen de testigos. así el historiador que conoce sus deberes.Como las dificultades que acabo de presentar hacen infinitamente necesarios el orden y método. la historia no es otra cosa que una pesquisa de los hechos. La palabra historia fue al parecer empleada por los antiguos en una acepción muy diferente de la que le dan los modernos. y que es prudente abrirlas para asegurarse de ellos. tal cual aconteció. En efecto. estudio de los hechos. y trata de llegar al fondo de la verdad. debe contemplarse como un juez que cita ante si a los que refieren y presenciaron los hechos. Como no puede ver jamás por si mismo el hecho. mirase siempre la palabra historia como sinónima de pesquisa.. y que por lo tanto es precise juzgar los hechos con respecto a su propia esencia. serán un doble motivo que me obligue a seguir cuidadosamente el hilo en un asunto de tal magnitud. Si los hechos referidos se asemejan al . y convencido yo igualmente. que solo puede juzgar por analogía.

por el mar rojo. y lo 2º por no haber excedido la medida de sus conocimientos. y de lo inverosímil a lo extravagante y absurdo. y este es mucho mas complicado y difícil que el 2 Herodoto. porque cada cual juzga de la probabilidad y de la verosimilitud. . pero que tal vez lo será para otros. y su error. porque excediéndonos de la medida de la convicción. y por consiguiente de la certidumbre. y Herodoto. si están en el de los seres existentes o posibles. es un aviso útil contra las pretensiones de los semi-sabios. regla única de nuestros juicios. Otros historiadores y geógrafos antiguos mas presumidos. rey de Egipto. hecho que de ningún modo me parece creíble. adquieren ya para el historiador la verosimilitud y la probabilidad. § XLII. es digno del mayor elogio. al mismo tiempo que nos prueba que el no dar entero asenso a lo que no concebimos es una máxima sabia. Herodoto nos da un ejemplo digno de citarse cuando refiere que un buque Fenicio que despachó Nechos. que se equivocó en el juicio que formó. lo cual en muchos casos estrecha el circulo del juicio. En efecto. pero esta misma comparación introduce una diferencia en los juicios de cada individuo. y añade. para aplicar la analogía de un hecho no conocido es preciso conocer antes aquel a que ha de compararse y tener su medida. creyendo sobre la palabra de otros lo que no podía concebir. volvió al cabo de tres años por el mediterráneo. así la esfera de las analogías tiene mayor o menor extensión en razón al mayor y menor número de cono-cimientos exactos adquiridos. traducción de Larcher. porque un proverbio oriental muy sabio dice. habían tenido a su derecha el sol levante.2» Esta circunstancia es la prueba mayor que tenemos del hecha.orden conocido de la naturaleza. nos veremos conducidos de lo desconocido a lo inverosímil. «Los Fenicios contaron su regreso que dando vuelta a la Libia. un derecho natural. El segundo respecto bajo que deben examinarse los hechos es el de los testigos. aunque este no es un gran inconveniente. » Si hay algún derecho lo es sin duda el de dejar a nuestra conciencia que no crea aquello que se le resiste creer. demostrado en la actualidad. lo 1º por haberlo referido sin alteración alguna. y el de dudar lo que no puede concebirse. según la extensión y la clase de sus conocimiento. que «el que mucho cree se engaña mucho. como Estrabón. y un deber de la razón. lib. niegan el hecho por sola esta circunstancia. 4.

estas mismas caricaturas. y aun en el mismo sitio en la relación que hacen de él los que lo han presenciado apenas se hallan dos acordes en todas sus circunstancias. porque si por una parte como por desgracia sucede con frecuencia) al pintarse en nuestro entendimiento. sin contar los errores que puede haber en las palabras. por otra. y vemos además lo que sucede todos los dios aun en un mismo idioma. en la que se desfiguran los objetos por ondulaciones de diversos géneros.anterior. Y estos son los artículos que debe abrazar constantemente el interrogatorio del investigador de la verdad. Viajando puede hacerse también una experiencia curiosa. como los otros? Y la negligencia. al llegar al último no puede ser exacto. presencia el viajero un hecho en un pueblo. que reflejado de un espejo a otro. La traducción de un idioma otro produce ya una grande alteración en los pensamientos y en los coloridos. que en las lecciones de física divierten tanto por las bizarras alteraciones que producen en los cuadros que se les ponen delante: comparación que a mi parecer es tanto más exacta cuanto puede aplicarse en un doble sentido. Si ocurre cerca de nosotros un acontecimiento en el mismo pueblo. la imposibilidad de ver mejor. las desviaciones y las ondulaciones de todos ellos. pueden por la misma regla mejorarse en sentido inverso. se desfiguran los cuadros siempre regulares que nos ofrece la naturaleza. curvos í: irregulares. porque no hallamos en él reglas fijas y constantes. como son las pasiones. y veces no en el fondo. que compárase a los espejos planos. ¿Pero está acaso este libre de aquellos defectos? ¿No es hombre. o historiador a los testigos de los hechos. y la ignorancia. y a diez leguas de él lo oye contar de un modo diferente. y se verá que sucede lo que a un objeto natural. sino variables como lo es el entendimiento humano. y recibiendo de espejo en espejo los tintes. sometidas de nuevo a su reflexión. la negligencia. sigue el rumor de pueblo en . en un mismo país. como las que nos presenta la naturaleza. y recobrar las formas razonables de su primer tipo. y a nuestra propia vista. la falta de luces. Nuestro entendimiento es par su naturaleza una ola movediza. y las preocupaciones no son el lote constante de la humanidad? Examínese pues lo que debe suceder a las relaciones trasmitidas por una tercera o cuarta persona. y otros sucesivamente.

a lo cual llamamos parcialidad. Si echamos una ojeada sobre los historiadores no hallamos apenas uno que aparezca desprendido de ellas. la persuasión. y que se nos infunden todas nuestras opiniones y pensamientos por nuestros hábitos. Siendo pues tan difícil entre nosotros comprobar la existencia precisa. no podría imprimir su libro. o impreso no podría divulgarlo. por cuyos medios después de haber engañado a su siglo con sus acciones. y por consiguiente nadie se atreve a escribir. engañan a la posteridad con sus relaciones asalariadas. o el que lo hace es usando de rodeos. que no tenían todavía los mismos medios de certidumbre que nosotros No entrare hoy en los detalles interesantes que exige esta materia. disimulo.pueblo. porque teniendo los mismos motivos de hablar que los que he dicho obligaban a callar en el caso precedente mira su felicidad unida a la mentira y al error. y a una gran distancia llega a parecerle tan desconocido que al ver la confianza y seguridad con que otros se lo refieren se ve tentado a dudar de si mismo. existe necesariamente en todos los estados despóticos en donde la exposición de los hechos sería una censura casi perpetua de los actos del gobierno. y de las de los testigos de los hechos. por la fuerza. y religiosas con que tropezamos al nacer. las amenazas. La parcialidad voluntaria produce por otra parte efectos de mayor extensión. Así los tiranos amenazan a la primera pero lisonjean a esta segunda. y forzada. y tal es el carácter de la mayor parte de las historias. y excitando sus pasiones. la cual me propongo profundizar en otra lección. y entre los antiguos tuvieron aun mayor influencia al considerar que desde nuestra mas tierna edad todo cuanto nos rodea conspira a impregnárnoslas. cuanto mas se aumenta esta dificultad entre los antiguos. es decir la verdad de los hechos. e inclinaciones. o mentiras. de eco en eco. Divido la en dos clases voluntaria. En semejante estado el individuo que tuviera la firmeza de carácter necesaria para escribir los hechos mas notorios. Esta hija del temor. y comprobados por la opinión pública. pero después de haber hablado de las dificultades naturales que se oponen al conocimiento de la verdad insistirá en las que provienen de las pasiones del narrador. pagando además sus elogios. y en que somos educados. . No hablo de otra parcialidad involuntaria pero no menos influyente cual es la de las preocupaciones civiles.

lejos de ser un motivo de orgullo y desprecio de los demás daremos gracias a los días de libertad que nos han permitido ver según la naturaleza. y comparando su estado civil y moral con el de los modernos haré palpable la especie de revolución que ha introducido la imprenta en este ramo de nuestros estudios y conocimientos. al menos en su tolerancia. . se conoce cuan imposible es que la organización misma de los seres humanos deje de ser una fabrica de errores.y las promesas. En la prójima lección examinaré cuales fueron entre los antiguos los materiales de que se valieron para escribir la historia. y' cuando entrando en nosotros mismos pensemos algún día que nuestra suerte hubiese sido igual si nos hubiésemos hallado en iguales circunstancias y que si por una casualidad poseemos la verdad la debemos quizás al error de los que nos han precedido. y los medios que usaron para averiguar los hechos. y pensar según nuestra propia conciencia. y recelosos por el ejemplo de los otros de que esta no se equivoque lejos de usar de nuestra libertad tiránicamente fundaremos la utilidad común de la paz sino en la unidad de opiniones. rodeando a nuestra imaginación de barreras sagradas que nos esta prohibido traspasar.

-. por que proviene las pasiones autorizándose con ellas y con el interés de naciones enteras.SESIÓN TERCERA. 3ª los que los han oído de los testigos que los presenciaren. y todavía mas orgullosas que los individuos en particular. que no menos tercas en sus errores.Alteraciones inevitables en los hechos contados de boca en boca. ejercen sobre todos sus miembros un despotismo el más arbitrario y pesado. 2ª los que solo son testigos de los hechos. Pero hoy continuando en desenvolver la misma cuestión voy a examinar los diferentes grados de autoridad que resultan de la mayor menor distancia del punto donde suceden los hechos. 3ª Sus intereses o afectos. y acontecimientos. Continuación del mismo asunto. y la de las preocupaciones de nacimiento o educación. y 4ª los que refieren hechos salidos por oídas o por tradición. — Ridículo de dudar de todo. y entre los pueblos que no conocen la imprenta. Esta última aunque más excusable no es sin embargo menos poderosa y perjudicial. Al examinar los diferentes testigos o narradores de la historia los vemos colocarse en muchas clases graduales y sucesivas que tienen . -. — Efecto de esta sobre la historia. como los que los han presenciado las consideraciones siguientes: 1ª Sus medios de instrucción. -. —Carácter de la historia entre los antiguos. como son su sagacidad. — Hay cuatro clases principales de historiadores y cada una de ellas tiene diferentes grados de autoridad: 1ª los historiadores que son los actores mismos. y discernimiento.Debe creer con sobriedad. — Tiene su origen en la naturaleza del entendimiento humano. Mas adelante tendré ocasión de volver a tratar sobre estas diferentes condiciones que dan más o menos valor a los atestados de los hechos. 2ª La extensión de sus facultades morales.Qué disposición de espíritu es la más conveniente para leer con utilidad la historia. de las cuales pueden resultar tres especies de parcialidades a saber. cual es el de las preocupaciones nacionales civiles o religiosas.— Absurdo de las tradiciones de tiempos remotos común a todos los pueblos. — Cambio que ha producido en los historiadores modernos. la de seducción. la de temor. y de adquirir los debidos informes. menos peligroso que el de no dudar de nada. Hemos visto que para apreciar la certeza de los hechos históricos deben tenerse presentes tanto respecto a los que los refieren.— El carácter de la historia es relativo siempre al grado de ignorancia o civilización de un pueblo.

porque las relaciones de sus oficiales le habían inducido a errores con bastante frecuencia. etc. Así es que vulgarmente se miran los comentarios de Cesar como un trozo de historia que por la calidad de de su autor. podría haber. y una serie de causas y efectos también ligada que se ve atacada involuntariamente nuestra confianza reconociendo en ellos como suele decirse el sello de la verdad.mas o menos derecho a nuestro asenso: la primera. que por consiguiente un solo escritor. viajes. y Polion. y como los hechos pasan inmediatamente de ellos a nosotros han sufrido la menor alteración posible. De donde se sigue que las relaciones históricas aun en su primer grado de credibilidad. que sin embargo es mas bien el de la conciencia. y sin embargo Suetonio nos informa de que Asinio Polion había observado en sus anales que muchos de los hechos citados por Cesar no eran exactamente como los presentaba. Así pues los escritores autógrafos sólo tienen derecho a nuestra creencia cuando sus escritos son: 1º Verosímiles: y es preciso confesar que en algunos casos llevan consigo una concurrencia tan natural de acontecimientos y circunstancias. y habría ciertamente. que una larga y multiplicada experiencia ha introducido en la jurisprudencia de las naciones. 2º Apoyados por otros testimonios sometidos igualmente a las leyes de la verosimilitud. y por consiguiente su relación tiene el mayor grado de autenticidad. y por no haber sido contradicho. y perspicacia de que he hablado anteriormente. contradicción y modificaciones. aunque la creencia queda sometida a todas las condiciones morales de interés. siendo antes bien un error el mirar como cierto un hecho de que solo se nos presenta un testigo. puesto que si pudiesen llamarse otros muchos. lleva consigo un carácter eminente de certeza. afectos. actos civiles. están sometidas a todas las formalidades judiciales de examen y audiencia de testigos. que como consular y amigo de . y su peso sufre deducciones siempre muy considerables. de escritores de memorias personales. o un solo testimonio no deben ser bastante para obligarnos a creerlos. autores o actores comprehende la mayor parte. porque en este caso el interés personal obra en primer grado. que es la de los historiadores.

LIV. La tercera clase es la de los que han oído a los testigos del hecho y aun que están todavía cerca de el hay sin embargo una extrema diferencia de la anterior por las dificultades que ofrece la exacta relación y pintura de un acontecimiento. Los testigos han presenciado y oído los hechos que han herido sus sentidos pero al pintarlos en su entendimiento. de palabra. vida de Cesar.Horacio y Virgilio. a saber. alterándose con estas operaciones su pureza primitiva. 2. y 3° según las reglas dominantes que he establecido de un juicio sano. discutidos. interpretados y traducidos. Por que probándonos la experiencia de lo que pasa diariamente al rededor nuestro y la nuestra propia lista. y por escrito. inspira su aserción en general mas confianza. todas las alteraciones que causan la omisión. 1° según el número de testigos. Convertidos en este último de seres fijos y positivos como lo eran por su naturaleza en imágenes fantásticas sufren. . les han Impreso a su pesar modificaciones que han alterado las formas. es indudable que los que estudien la historia deben evitare! admitir ligeramente como cierto todo lo que no haya pasado por la rigurosa prueba de testigos suficientes en calidad y número. Los hechos transmitidos por escrito. no teniendo en la apariencia un interés personal como los que son actores por Si mismos. indicaba que Cesar había tenido interés personal en disfrazar la verdad3. y son comentados. y tiene mas grados de creencia. una exacta observación e imparcialidad. aunque siempre debe sujetarse a las condiciones de verosimilitud. En la segunda clase de historiadores que es la de los que presencian la acción como testigos inmediatos. de imaginación en imaginación y de boca en boca.° según el acuerdo que reina entre ellos. como se fijan desde el 3 * Suetonio. pero conviene que hagamos una distinción importante entre los dos medios de transmitirse los hechos. la confusión y el aumento de circunstancias. y estas reciben todavía mayores alteraciones cuando desde este primer espejo movedizo y ondulante se reflejan los hechos en otro igualmente variable. es testigo de mucho peso. que el comprobar un hecho con evidencia y exactitud es una operación delicada y sujeta a mil dificultades aun cuando aquel sea notorio.

Tenemos pruebas irrecusables de esta verdad nuestra propia vista trátese de recoger las tradiciones de los antiguos sobre los acontecimientos del siglo de Luis XIV. y según la diferencia de sus intereses o afectos. es decir por tradición. conservan de un modo inalterable el género de autoridad que derivan del carácter del escritor. las diferencias tan notables que se encuentran entre unos testigos y otros. entre unos y otros . pero al pasar por un nuevo espejo se alejan los hechos un grado mas de su origen. sin que se necesite mas que comprobar que el escrito es realmente suyo y no apócrifo. y júzguese cuales deben ser las alteraciones de los hechos transmitidos de boca en boca. y su atestado como se halla en mas carado debe someterse a todas las pesquisas de una crítica severa. Así generalmente se da poco crédito a la exactitud de la tradición. y confrontarlos por el original. y confusiones que se han introducido.. Pueden sí haber sido desfigurados antes. se les dan diferentes acepciones según el modo de ver de los lectores. cuando vemos con frecuencia como varia una misma persona en la relación de los mismos hechos según las épocas. No sucede así con los hechos que se nos transmiten de palabra. Confucio. por-que cuando es un anónimo pierde un grado de autenticidad. pues en este caso se despliegan todos los caprichos y las divagaciones voluntarias o involuntarias del entendimiento. Presentándonos al narrador de los hechos. por decirlo así y después de miles do años nos proporciona conversar con Cicerón. y aun de los primeros años del siglo 18 (desentendiéndose de los medios de instrucción que tenemos por los escritos) y se verá las alteraciones. pero una vez escritos quedan siempre los mismos. Cuando un escrito se halla traducirlo no pierde en verdad nada de su autenticidad. etc. lo resucita. y aun este se disminuye a proporción de las mayores distancias de tiempo y de lugar.momento que se escriben. y a las sospechas que hace concebir toda cosa clandestina. es sin embargo indudable que estos tienen que estar de acuerdo sobre su tipo positivo sino original: siendo la ventaja de un escrito la de transmitirnos inmediatamente la existencia de los hechos a pesar de los intervalos de tiempo y de lugar.. y de generación en generación. Horacio. etc. y aunque como ordinariamente sucede. y reciben mas o menos colorido según la habilidad del traductor. aunque queda siempre el recurso de examinados.

también en nuestros días la prueba de esta inverosimilitud de relaciones. por-que esta sola es la que ha sabido pintar todos los pormenores de los hechos. y todos sus conocimientos adquiridos por la experiencia personal y por la acumulada de las generaciones anteriores. donde reinaba a antes reina todavía el desorden en el estado social. que todas sus ideas son fruto de sus sensaciones. de confusión y de alteración y en los tiempos que por otra parte llamamos ilustrados. que el de hablar es otro arte que debió precederle y que por si solo ha necesitado para perfeccionarse una inmensa serie de generaciones. se deduce con una certeza física que el imperio de la tradición ha durado todo el transcurso de siglos que ha precedido a la invención del arte de escribir. la organización misma del hombre. o degeneración. y de el absurdo de las tradiciones en los pueblos salvajes. probado que el arte de escribir debió ser extremamente complicado en los principios de su invención. En electo probado que el hombre nace completamente ignorante. los nudos de los Peruvianos y los cuadros de los . siendo todavía mucho mas nulas por mil razones en el Asia donde tuvieron su origen y nacimiento.narradores. los Turcos y los Tártaros no saben dar razón del año en que nacieron. y las modificaciones de los pensamientos en vez de que las otras como los jeroglíficos de los Egipcios. los Árabes. puesto que los indios. como lo prueban la naturaleza de los hechos todavía subsistentes. y la indiferencia en todo lo que no abrazan las primeras necesidades? Los viajeros exactos nos atestiguan. No obstante el principio de la historia debieron ser las relaciones transmitidas de boca en boca y do generación en generación. y el mecanismo de la formación de las sociedades. ¿Qué mayor prueba que la historia de la batalla de Fontenoy referida de tantos modos diferentes? Y si notamos este estado de olvido. la ignorancia en el sistema moral. y la prueba es la ignorancia en que viven los naturales sobre los hechos y las fechas que mas les interesan. y aun entre los que llamamos civilizados. y aun añado de la escritura alfabética. ni de la edad de sus padres parientes. y garantirse de la verdad ¿qué sucederá entre los pueblos en que están todavía las artes en su infancia. y en el seno de una nación adelantada que tiene otros medios para corregir estos defectos.

circunstancias. inherente a la constitución del entendimiento humano el no recibir siempre la imagen de los hechos perfectamente igual a lo que ellos son en sí. de suerte que al llegar al siglo en. y el todo de la acción. y todo el sistema moral sus relaciones toman mas carácter de verosimilitud. Ahora es preciso notar que la prueba inversa de estos hechos físicos se halla en la naturaleza misma de las primeras relaciones que nos ofrece la historia. y cuanto mas novicias y bárbaras han sido las generaciones. En efecto. artes. cuanto mas distan de los tiempos antiguos. y consideremos si no es cierto que todas principian por un estado de cosas tal cual acabo de designar. y estado social ha precedido al imperio de la historia escrita. y el alterarlos mas cuando se ha ejercitado menos. Echemos pues una ojeada sobre todas las historias. que sus relaciones son tanto mas quiméricas y bizarras. y conexiones. que se resienten siempre del origen de la nación de que provienen que por el contrario manera que se acercan a los tiempos mas conocidos. pero no sus circunstancias. como dijo. es evidente que todo este edificio de necesidades. prodigios y . tanto menos razonables y mas contrarias a la verdadera naturaleza y a la sana razón deben ser sus tradiciones. la finura. los efectos. que se han desenvuelto las artes se ven desaparecer en todos presencia de la luz el tropel de acontecimientos maravillosos. y por el contrario al paso que han adquirido luces. o cuando comprende por las causas. pintando un estado de cosas físico y moral análogo al que vemos. de modo que comparada la historia de todos los pueblos nos ofrece el resultado siguiente: sus cuadros distan mas de la naturaleza y de la razón cuando los pueblos se acercan roas al estado salvaje que es el primitivo de todos ellos. cultura y civilización sus cuadros son cada vez mas análogos al orden de cosas que conocemos. se sigue por una consecuencia directa que cuanto mas atrasados han estado los pueblos. pintando las figuras y no los sonidos solo han podido transmitirnos el diseño y conjunto de los hechos. los siglos en que han hecho progresos las artes. Y como los hechos y la razón demuestran que el arte de escribir y el de hablar son resultados del estado social.Mexicanos. cuando es mas ignorante. siendo. y que este ha sido producido por las circunstancias y las necesidades.

los que se siguieron los de sus asociados Fusth y Scheller para escribir con caracteres al principio de madera y después de metal. medios. y recursos muy diferentes. Un copista producía con lentitud un individuo libro. No pudiendo trabajar sino con presencia de los originales y existiendo el pequeño número de estos o en los depósitos públicos. y se destruían con mas facilidad.monstruos de todas clases a la manera que al romper el día desaparecen con los primeros rayos de la aurora los fantasmas. por medio de este arte sencillo e ingenioso. Cuando se escribían a mano los actos. Es bien sabido que hasta fines del siglo quince solo existían libros y monumentos escritos de mano. y de aquí resultaban para las compulsas y por consiguiente para todo género de instrucción una multitud de dificultades que desanimaban infinito. hablo del periodo de los manuscritos y del descubrimiento de la imprenta. el doble cuidado que exigía y la multiplicación de los gastos llegaban a ser mucho mas raros. libros escritos como eran mucho mas caros los libros por la lentitud de este penoso trabajo.» Y aquí se presenta a nuestro examen la comparación de dos grandes periodos en que se ha compuesto la historia con circunstancias. obteniendo en un momento. o en manos de particulares celosos. larvas y espectros que durante las tinieblas de la noche ocupan las imaginaciones medrosas de los enfermos. era mas difícil crearlos. o avaros. siendo hacia el año 1440 solamente cuando aparecieron los primeros ensayos de Juan Guttemberg de inmortal memoria. Esta feliz innovación produjo cambios muy importantes en la materia de que tratamos. un número infinito de copias del primer modelo compuesto. y tina imprenta produce una generación. Fijemos pues la máxima siguiente tan fecunda en resultados al estudiar la historia: "Que puede calcularse de una manera bastante exacta el grado de luces y civilización de un pueblo por la naturaleza misma de sus relaciones históricas» o bien en terminas mas generales: “Que la historia toma el carácter de la época y tiempo en que se compuso. el número de hombres que podía dedicarse escribir la historia era necesariamente muy corto. tenían muchos menos que pudieran . y por lo tanto es interesante notarios.

es decir la clase que se había apoderado del monopolio mas poderoso cual es las luces y la instrucción: De donde proviene el carácter de elevación y dignidad que se ha notado en todos tiempos entre los historia-dores de la antigüedad. . y hombres de una fortuna. y así podían descuidarla. porque el tiempo había destruido. ni aun alterar el manuscrito por la extrema publicidad de las reclamaciones. darles diversos sentidos. Por el contrario desde que se descubrió la imprenta comprobados una vez los monumentos originales. como el número de lectores era mucho menor tenían también menos jueces y menos censores.contradecirlos. pues que los libros eran muy costosos. siendo mas difícil la refutación de los errores que establecía. magistrados. o alejado los intereses. o alterarla impunemente. hacían mas posible decir en él verdades más atrevidas. y no era la opinión pública la que daba el fallo sino un espíritu de facción pequeño círculo en el que se atendía menos al fondo de las cosas. favoreciendo así el secreto a la verdad de la historia. que al carácter del escritor. como la multiplicación de sus copias queda sometida al examen y discusión de un gran número de lectores. no es posible. y aun necesaria de la educación culta que habían recibido. y así ha ganado realmente en esta parte la certeza histórica. y los muchos mas que eran necesarios para que se divulgase. consecuencia natural. Es cierto que los muchos años que existía entre los antiguos la composición de un libro. y además el de combatir sus inconvenientes. pero también favorecía la parcialidad. La naturaleza y circunstancias de que acabo de hablar concentraban entre los antiguos casi necesariamente el estudio y la composición de la historia a un círculo estrecho o de hombres ricos. parece que la ventaja está enteramente de su parte. Entre los Orientales lo fueron casi exclusivamente los sacerdotes. o de hombres públicos y magistrados pues que era necesario haber manejado los negocios para conocer los hechos. o rango distinguido. y habiendo menos recursos para reclamarlos y como los modernos tienen d su disposición este mismo medio del secreto. o al menos no es fácil atenuarlos. y en efecto en lo sucesivo se nos presentarán frecuentes ocasiones para observar que la mayor parte de los historiadores griegos y romanos fueron generales.

se transmitía por herencia de edad en edad. o de familia porque un solo día una sola reclamación basta para echar abajo el edificio de la mentira combinada por espacio de muchos años. y una mercancía ha dado a los escritores una arrogancia mercantil y una temeraria confianza que ha humillado este género de obras y profanado la santidad de su objeto. aniquilasen los libros de los demás pueblos. Y es preciso notar que la obra compuesta por un individuo era propiedad común de su familia que adoptaba sus opiniones por la misma razón que el autor habla bebido en ella sus preocupaciones. y por la emulación secreta que nos excitan sus criminales triunfos. y si había en otra familia otro contradictorio la más poderosa miraba como una victoria la ocasión de destruirlo. del crédito que proporciona la. ha hecho que seamos casi cómplices de su tirana por la brillante admiración.Entre los modernos como la imprenta ha multiplicado y facilitado los medios de lectura y de composición. o de los Escipiones. siendo este en pequeño el mismo espíritu que animaba en grande a las naciones. Es cierto que también la antigüedad ha tenido sus compiladores y charlatanes. Entre los modernos por el contrario en vano se rodeará una obra de los medios del secreto. 2° por el espíritu de familia y de parentesco que entre los antiguos y particularmente en Grecia y en Italia constituya un espíritu de facción general e indeleble. Además la ventaja de los antiguos en esta parte se compensaba con un grave inconveniente cual es la sospecha de una parcialidad casi necesaria. Y tal . espíritu de egoísmo orgulloso. e intolerante. riqueza. llegando esta a ser un objeto de comercio. del poder que da la autoridad. y los Griegos enemigos del universo. 1° por el espíritu de personalidad. ni del espíritu de facción. pero la fatiga y el fastidio de copiar sus obras han librado de ellas a las edades siguientes habiendo hecho aquellas dificultades este servicio a la ciencia. que fue causa de que los Romanos. cuyas ramificaciones eran tanto mas extensas cuanto mayores eran las relaciones de interés en la cosa pública y las pasiones del actor escritor. Así un manuscrito de la familia de los Fabios. y que privándonos del alegato de las partes contrarias en la celebre causa de sus rapiñas.

es el señalado servicio que la libertad de la prensa ha hecho a la verdad que el individuo mas débil si tiene las virtudes y talento de un historiador podría censurar los yerros de las naciones a su propia vista y criticar sus preocupaciones sin temer su cólera. reduciéndose todo el arte de gobernar a evitar los encuentros violentos que puedan destruirla. la imprenta hace que no conozcamos bastante las ventajas políticas y morales que nos proporciona la publicidad que resulta de ella. las preocupaciones. hacen el análisis de todo buen sistema social. Y cuando formando el contraste con este pueblo civilizado ya en su nacimiento. pues que la sociedad no es sino la comunicación fácil y libre de las personas. es tal. de los pensamientos. y. la cólera que se atribuye a las naciones corresponden sola-mente de ordinario' a sus gobernantes. el obstáculo que es para la instrucción. Así cuando oigo decir que los Anglo-Americanos al fundar un nuevo establecimiento trazan primero un camino y llevan después a él una imprenta para tener un periódico. que la época de su invención divide en dos sistemas distintos y diferentes el estado . e imaginarse la confusión que causa en la relación de los hechos la falta de libros y papeles públicos. La historia debe bendecir al primero que discurrió en Venecia dará leer los boletines de noticias por una pequeña moneda llamada gaceta cuyo nombre han conservado después: porque en efecto las gacetas son monumentos instructivos y preciosos hasta en sus errores mismos. El poder de la imprenta y su influencia sobre la civilización es decir sobre el desenvolvimiento de todas las facultades del hombre en el sentido mas útil la sociedad. y es preciso haber habitado un país donde no se conoce este arte libertador para concebir todos los efectos de su privación. La costumbre de vivir bajo la influencia de. y de las cosas. si no fuese cierto que los yerros. debemos sin duda atribuirlo a que estos carecen de imprentas. creo que con esta doble operación consiguen el objeto. caminos y canales. la incertitud que da a las opiniones. los absurdos rumores que produce. vemos a los de el Asia llegar a su decrepitud siempre ignorantes y bárbaros. y la ignorancia en que mantiene los espíritus. pues pintan el espíritu dominante de la época en que salieron a luz y sus contradicciones presentan bases fijas para discutir los hechos.

Tácito mismo. que es delicado y difícil el averiguar el punto preciso de la verdad de la historia. y que el grado certeza que podemos acordarla necesita para ser razonable de un cálculo de probabilidades que con mucha razón se ha colocado en el rango de 'las ciencias mas importantes que deben demostrarse en la escuela normal.político y moral de los pueblos la precedieron. o barbarie de un pueblo puede reducirse solamente la pregunta a saber si tiene imprentas y goza de la libertad de la prensa4. justas. o desgraciado el siglo que no se los sufre! De todas estas consideraciones deduzco. no abstracta y especulativa. y comedidas reclamaciones fomentó el incendio de las guerras que por espacio de quinientos años devoraron las generaciones. y que después haber amontonado en Roma como en una cueva todos los despojos del mundo conocido solo sirvieron para presentar el espectáculo de unos ladrones encenagados en los goces. Esta es para cada uno de nosotros su historia personal en la que los acontecimientos 4 De la libertad y de la licencia. y no hallaremos en ellos un solo movimiento de la indignación que debían producir los cuadros de horrores que nos han trasmitido. sino usual y aplicable en todo el discurso de la vida. a Polibio. Si he insistido sobre este primer articulo es porque conozco su importancia. se tuvieron en sus manos los medios de impedir o paralizar los escritos que los hubieran censurado. y de los que la siguieron. y que siempre insaciables se degollaban entre si mismos al dividir su botín? Recorramos a Dionisio Halicarnaso. . así como el de sus historias respectivas. y su existencia caracteriza de tal manera el estado de las luces que para informarse sobre la cultura. Desgraciado el historiador que no experimenta estos movimientos. que los aislaban de la nación. es claro que debemos sospechar con razón de la parcialidad voluntaria o forzada de sus escritores: ¿Como se podrá atrever Tito Livio por ejemplo pintar nos con todos sus odiosos colores la perversa política del senado romano que para distraer al pueblo de sus antiguas. Ahora bien si como en efecto es cierto el estado de la antigüedad fue infinitamente parecido al actual de la Asía. si aun entre los pueblos que se decían libres sus gobiernos estuvieron casi siempre dominados de un espíritu misterioso de cuerpo de facción y de intereses privilegiados.

como en efecto sucede.de la víspera son materia de nuestras relaciones del día. el no dudar de nada es un mal mucho mas peligroso. propias de los temperamentos enérgicos. de estos recibe el de insensato. cuya celebridad por esta clase de error ha sido causa de que se le llame pyrronismo. digo. y pasando después de la defensa al ataque queremos imponer a los otros su creencia por este aprecio de nosotros mismos que llamamos orgullo. o creerlo todo o no creer nada. y bizarreria de espíritu semejantes son el producto físico de un sistema nervoso. o creer con peso y medida. y ellas de la exactitud de las narraciones de los hechos. En efecto. la defendemos por amor propio y terquedad. o mejor diré según sUs hábitos y temperamento. si Pyrron. y tal fue según se dice Pyrron. Pero si Pyrron dudaba de tal modo de su existencia que se veía sumergir sin perder el color. obtuso. porque este gobierna ¿i los hombres mas de lo que creen unos aunque en muy corto número fuerza de abstracción llegan dudar aun de lo que aprehenden por sus sentidos. o por negligencia en examinarla. la buena medicina nos enseña que una apatía. y de los médicos el de enfermo. porque es de la clase de fiebres ardientes. nuestra felicidad depende de estas resoluciones. gastado ya por los excesos de una vida contemplativa sin sensación alguna ya por el de las pasiones que solo dejan las cenizas de una sensibilidad consumida. Siendo tales los periodos del progreso de esta enfermedad de espíritu que deriva de la naturaleza misma y de la del corazón humano.dificultad de elegir. Cada cual escoge entre estos tres partidos según su gusto. recibió de los Griegos el nombre de filosofo. nos adherimos a ella. y de la resolución del inmediato: y si. que adquiriendo con el ejemplo una intensidad contagiosa. acaba por excitar convulsiones en el entusiasmo y delirios en la fantasía. la creernos cierta por el hábito. por la inversa. que después de admitida una opinión por pereza. y que creía tan igual la muerte y la vida que según decía no se mataba por la . y por el deseo del mando que se mira como el goce de todas sus pasiones el ejercicio del . Pero si el dudar de todo es una enfermedad crónica de los temperamentos y espíritus débiles rara y solamente ridícula. no hay duda que es de la mayor importancia la disposición de espíritu propia para juzgarlos bien y en esta operación se presentan las tres alternativas siguientes.

y 5 Véase el primer capítulo del Alcoran. predicaría la duda examinadora porque la historia entera me ha enseñado que la certeza es la doctrina del error y de la mentira. Cuando se me pregunte. es preciso pensar como yo o morir. y el 1° la fuerte que juzga y que ha juzgado siempre. Debe notarse una cosa bien singular sobre el fanatismo y el pyrronismo. y es preciso creerlo. es decir. se hace su turno profeta diciendo «No hay duda alguna en lo que este libro contiene. pero en recompensa haciéndose esclavo llega a ser ministro del profeta y recibiendo de Mahoma el sable y el Alcoran. y él arma constante de la tiranía. y midiendo los grados de creencia y certeza por los de las pruebas y evidencia que acompañan a cada hecho. Entre estos excesos hay un término medio. tocar al rededor de un objeto con desconfianza.» Doctrina cómoda que dispensa de estudiar al que la predica. el creyente fanático. y entregado a la esclavitud. . si quiero conducir mis discípulos al escepticismo contestaré en primer lugar que al presentar mis reflexiones no predicó una doctrina. con sola la diferencia de que el 2º es la ignorancia débil que no juzga jamás. teniéndolo en suspenso hasta que haya motivos suficientes de formarlo. El primero viendo muchos caminos a la vez se detiene para examinar a donde le conducirán. pero que si debiera de predicarla.poder. verso 1º. “Sin mas que este principio se ve el hombre despojado del libre uso de su voluntad y de sus sentidos. conduce recto al que marcha ciegamente y recibe sin discusión mi palabra “que salva al sencillo y confunde al sabio 5". Si se llama esto Escepticismo según el valor de la palabra que significa. y siguientes. seria la de dudar del modo que he manifestado. El impostor mas célebre y el tirano mas atrevido. que es el de formar su juicio después de pesadas y examinadas las razones que lo determinan. examinar. a saber que siendo dos extremos enteramente opuestos nacen ambos de un mismo origen cual es la ignorancia. supuesto que el carácter especial de esta es el de dejar a cada uno la facultad de juzgar según la medida su sensación y convicción. empezó su libro con estas palabras: « No hay duda en lo que este libro contiene. y que tiene la ventaja de que mientras el hombre que duda calcula y examina. bien persuadido de que en este punto como en todo sirvo a la vez la causa de la libertad y de la filosofía. como sucedió en la última conferencia. obra y ejecuta.

al segundo viendo solamente el que tiene delante no le queda motivo de duda. señores. y sobre todo para impedirles ver el látigo del que los castiga pero desgraciado el conductor si una vez se desordenan. Tal es. marchan siempre adelante hasta arrojarse con él en un precipicio. señores. Seria de desear que alguno tratase de nuevo y con método este asunto en lo cual haría un gran servicio no solo a las letras. la suerte que prepara la presuntuosa certeza d la ignorante credulidad. o en otra cualquiera. y por el contrario las ventajas que proporciona la duda circunspecta y observadora son tales que dejando siempre lugar en el espíritu para adquirir nuevas pruebas lo tienen dispuesto a rectificar en cualquier tiempo su primer juicio. Sigue su camino lo mismo que los animales A quienes se ponen orejeras para impedir que vayan a derecha o izquierda. a que busquen y reúnan las observaciones mejores que se hayan hecho sobre el asunto de que he tratado hoy. exagerando su certeza e importancia. Casi todos los autores que han tratado de la Certeza de la historia. . y que esparcidas en un montón de libros estan desgraciadamente confundidas entre cuestiones fútiles o paradojas. porque furiosos y casi ciegos. estos mismos principios me dejarían margen y me darían valor para decir con el filósofo antiguo «Soy hombre y nada de cuanto le es propio me falta. sino también las ciencias morales y políticas. De modo que si como debe esperarse enunciase yo alguno en esta materia. lo han hecho con la parcialidad que nace de las preocupaciones de que he hablado. porque todos los sistemas religiosos han tenido la imprudencia de fundar sobre ella las cuestiones de dogma en lugar de fundarlas sobre hechos naturales capaces de procurar la evidencia. y a confesar su error.» Como la próxima sesión esta destinada a tener una conferencia invito a ustedes.

--.4 SESIÓN CUARTA. y solo en el primer caso conviene a la juventud y a la mayor parte de las clases de la sociedad. 3a Que por consiguiente no pudiendo los hechos históricos obtener jamás los dos primeros grados de nuestra certeza a saber la sensación física. Con respecto a esta última la historia conviene a muy corto número de personas solamente. — Divídase en tres clases: 1ª la de los buenos ejemplos.. seria inconsecuente. que la disminuyen según la mayor o menor verosimilitud de los hechos. y la naturaleza de los gobiernos influyen sobre la suerte de los pueblos. — Los romances bien escritos son preferibles a la historia.. y a nuestra propiedad de opiniones el atribuir una mayor autoridad a las sensaciones de otros que a las nuestras propias.Utilidad que puede sacarse de la historia. 2ª Que pudiéndonos inducir en errores nuestros propios sentidos. Resumen del asunto precedente. distribuyéndose en él la certeza en diferentes clases. Hasta ahora solamente me he ocupado de la certeza que ofrecen los hechos históricos y cuanto he dicho respecto a ella puede resumirse en las proporciones siguientes: 1ª Que como los hechos históricos nos son transmitidos por medio de los sentidos de otros. el número y las facultades morales de los testigos. se colocan solamente en el tercero que es el de la analogía o comparación de las sensaciones de otro con las nuestras. y su paso de una mano d otra. 2ª la transmisión de los objetos de artes y ciencias. 3ª los resultados políticos de lo que los efectos de las leyes. Habiendo conseguido los matemáticos someter todas estas condiciones reglas precisas y a formar un ramo particular de conocimientos bajo el título de . demasiado compensada con el daño que producen los malos. y la memoria de esta sensación. y siendo preciso por lo tanto sujetar a examen algunas veces su testimonio. no pueden tener para nosotros el grado de evidencia ni de convicción que nace del testimonio de nuestros propios sentidos. como sucede. la distancia entre el hecho y el que la refiere. y aun atentatorio a nuestra libertad.

cálculo de probabilidades refiero a su cuidado el completar las ideas de ustedes sobre la cuestión de la certeza de la historia. dando con esto lugar a suscitar. porque supone establecido. Esta tesis hubiera tenido sobre la nuestra la ventaja de apoderarse de nuestros propios hechos para probar que la utilidad no fue tampoco el fin y objeto primitivo de la historia. y probado ya el hecho principal. Entremos ahora en la cuestión de su utilidad y tratándola en la forma que indica el programa consideremos que utilidad social y práctica se debe proponer en el estudio y en la enseñanza de la historia. y constituye la conversación única de las gentes que no piensan y por parte de los oyentes otra necesidad que experimentamos no me-nos natural de multiplicar nuestras sensaciones supliendo con imágenes las realidades. necesidad que transforma si puedo explicarme así toda narración en un espectáculo de linterna mágica al que no tienen menos afición los . de lo que seria tratándose como debía tratarse para después distinguir unos libros de historia. aun entre los mas acreditados e influentes que se me hubiesen podido citar. y por consiguiente es el mas útil. tanto a las naciones como a los particulares. y quizás hubiera encontrado dificultad en probar la utilidad que resultaba de algunos. por las ideas falsas. seria preciso en primer lugar distinguir la historia tal como so ha tratado hasta aquí. fue por parte de los narradores la necesidad mecánica que experimentan los hombres en general de repetir las sensaciones haciéndolas retumbar del mismo modo que en un instrumento retumban los sonidos. puesto que el primer móvil de las tradiciones groseras a que debe su origen. habré probado que existe esta utilidad. porque abrevia mucho la discusión pues si consigo especificar el género de utilidad que puede sacarse de la historia. pero economiza mas tiempo. Conozco que este modo de presentar la cuestión no es el mas metódico. y sostener una tesis bastante picante sobre si la historia ha sido o no mas dañosa que útil y si ha causado mas mal que bien. de otros. en vez de que poniendo en cuestión su existencia. las nociones erróneas. y las preocupaciones de toda especies que ha trasmitido y consagrado. y de recordar las imágenes cuando no existe la realidad necesidad que por la misma razón forma la pasión dominante de la vejez que ha cesado de gozar.

Digo. pues. qué por lo mismo escitaron mas la atención. otra de hechos públicos o de orden social y de gobierno. Y la tercera aplicable a los pueblos y a los gobiernos que llamaré utilidad política. y en especial maravillosos. los que hayan leído la historia o por gozar de la diversión que ofrece la diversidad de . que estudiando la historia con la intención y deseos de sacar de ella una utilidad práctica me parece que las presenta de tres clases a saber: Una aplicable a los individuos que llamaré utilidad moral. y se fijaron en los escritos como llegaron a ser mas exactos y naturales dieron lugar a reflexiones y comparaciones cuyos resultados fueron aplicables a otras situaciones parecidas. limitándome a la consideración de una utilidad existente o que al menos es posible hallar. he debido evitar hasta las apariencias. y en fin que solo en los tiempos modernos y casi de un siglo a esta parte ha tomado la historia este carácter de filosofía que busca en la serie de los acontecimientos un tejido genealógico de causas y efectos para deducir de él una teoría de reglas y principios propios para dirigir a los particulares y pueblos hacia el fin de su conservación o perfección. En efecto al analizar los hechos de que se compone la historia los vemos dividirse en tres clases. que al principio no se compuso sino de un montón confuso de acontecimientos incoherentes. ni objeto. y la tercera de hechos de artes y de ciencias. y se acogieron sin discernimiento. Pero suscitando cuestiones de esta naturaleza hubiera temido dar motivo a mirar la historia bajo el punto de vista de los inconvenientes y defectos que presenta. Otra aplicable a las ciencias y artes que llamaré utilidad científica. como la enseñanza tiene por si un carácter tan sagrado que no deben permitirse en ella ni aun los juegos de la paradoja. o de operaciones del espíritu.hombres de un sano y maduro juicio que los niños de tierna edad: esta tesis nos recordaría también que los primeros cuadros de la historia se compusieron sin arte ni gusto. una de hechos individuales o acciones particulares. y como una crítica profunda se confunde a veces con la sátira. Con respecto a la primera clase de utilidad. que cuando se multiplicaron estos hechos.

aserción que en caso necesario puede probarse y apoyarse con muchas memorias de nuestros días. y de seguir con atención la vida particular o pública de Arístides o Temistocles.cuadros que presenta o por adquirir los conocimientos que proporciona la experiencia de los tiempos pasados. y aun me atreveré a decir de preceptorado que la historia ejerce sobre nos-otros es todavía mayor en la parte llamada biografía. y de Cornelio Nepote. de que podemos hablar como testigos bien informados sobre muchos de sus artículos. conocido y aun haber tenido un trato bastante intimo con él: y en este caso sabemos la dificultad de evitar el que se mezclen las pasiones de amistad o de odio que por consiguiente alteran la imparcialidad. hombres que figuran en ellos. Así es que no hay lector que al leer los hechos históricos de la Grecia y de la Italia. de Escipion o Catilina. deje de tomar un interés particular por ciertos. ejercitando nuestro juicio o nuestra sensibilidad sobre todo cuanto les acontece. o descripción de la vida de los hombres públicos particulares. estudiado. Este género de in-fluencia. y cuando se considera las condiciones que para esto se requieren se ve la dificultad que hay en reunirlas por la casi contradicción que abrazan porque si el hombre es inmoral y pícaro no podrá consentir en publicar su oprobio o nosotros no . Para conseguirlo seria preciso haberlo seguido habitualmente. Así es que las obras de éste género no son jamás sino panegíricos o sátiras. y que se las puede acusar desde luego de aproximarse frecuentemente a un romance porque es fácil conocer cuan difícil es comprobar con certeza y trazar con verdad las acciones y el carácter de un hombre cualquiera que sea. En general pues las historias individuales no son exactas y verdaderas sino en los casos en que un hombre de conciencia y fidelidad escrite por si mismo su vida. sacando de la comparación de su conducta y de sus destinos recíprocos reflexiones y preceptos que influyen sobre sus propias acciones. para sacar de ello consecuencias que influyen sobre nuestra propia conducta. como por ejemplo los Hombres ilustres de Plutarco. han debido notar que hacemos constantemente aplicaciones de las acciones individuales que nos refiere y nos identificamos en cierto modo con sus personajes. de Sócrates o Alcibíades. de Cicerón o de Cesar. pero es preciso convenir que esta clase de historias están sometidas a muchas dificultades.

y de consideración. o el amor propio ambicioso de gloria. J. Los motivos que el hombre puede tener para publicar su vida son. producía el hábito de dudar y no el de afirmar.podremos creer en él la probidad que este acto exige: si por el contrario es muy virtuoso no se expondrá a las inculpaciones do orgullo y de mentira que no dejaran de atribuirle el vicio y la envidia y si tiene debilidades vulgares estas mismas le quitan el brío necesario para confesarlas. y recompensa como vernos en las confesiones del obispo Agustín. y estando fuertemente persuadido de su rectitud sospecha sola opinión y después la intención de los otros. Habiendo experimentado yo mismo en mi juventud estas impresiones al buscar la causa me ha parecido hallarla en que como Voltaire habla al espíritu mas bien que al corazón. la calumnia. Por el contrario Rousseau dirigiéndose al corazón mas bien que al espíritu. no acalora el alma con el fuego de las pasiones. Pero cuando se ataca a Rousseau delante de los suyos produce en ellos como una especie de horror religioso que les hace considerar al que lo impugna como un malvado. de cuya situación de espíritu resulta inmediatamente la aversión en los débiles y la intolerancia perseguidora en les que tienen la fuerza. y al pensamiento más bien que los sentimientos. gracia. exalta el amor de la virtud y de la verdad sin (sin definirlas) con el amor de las mujeres tan capaz de causar ilusión. que de establecer la suya. existencia física y moral contra los ataques de la maledicencia y de. y como se ocupaba mas de combatir la opinión de otros. o el amor propio ofendido. como si la suerte hubiese querido que una vida llena de paradojas terminase con la idea contradictoria de llegar la admiración y casi al culto7 ** por medio de el cuadro de una serie continuada de ilusiones de espíritu y de estrabios del 6 * Véase el principio de las confesiones de J. y a los afectos mas que a la razón. 7 Entre Rousseau y Voltaire considerados como jefes de opiniones hay la diferencia característica de que cuando se ataca al 2º delante de sus partidarios estos lo defienden sin calor con razones y chocarrerías. Rousseau. . J. lo cual conduce a la tolerancia. Y tal es el poder de este sentimiento de vanidad que doblegándose bajo diversas formas. Rousseau: quizás no existe libro alguno que contenga tanto orgullo en tan pocos renglones como los diez primeros de este. que defiende la. en cuyo caso es mas legítimo y razonable. Estaba reservado a nuestro siglo presentarnos otro ejemplo en que el amor propio se inmolase únicamente por el orgullo de ejecutar la empresa sin igual de mostrar a sus semejantes un hombre que no se parece a los ciernas. y que siendo el único en su género se llama sin embargo si mismo el hombre de la naturaleza6. considerando al que lo crítica lo mas como un hombre de mal gusto. que quiere hacer ostentación de los títulos a que se cree digno. se cubre a veces con los actos de humildad religiosa cenobítica haciendo que la confesión de las faltas pasadas forme un elogio indirecto y tácito de la discreción actual y sirviendo el esfuerzo que supone. esta misma confesión de medio necesario e interesado para obtener perdón. Es notable que entre los hombres que han desplegado más este carácter en estos últimos tiempos el mayor número de ellos se llaman discípulos y admiradores de J.

y creo que no habrá dificultad en convenir en que es pagar demasiado caro el conocimiento de que la sensibilidad de un individuo organizado de cierto modo llevada al exceso puede degenerar en una demencia9 ** debiéndonos lamentar de que el autor del Emilio después de haber hablado tanto de la naturaleza no imitase su sabiduría. orgulloso. y si hubiese renovado la doctrina de Omar8 enmascarada con su nombre para predicar la inutilidad de las ciencias y de las artes. Mi conclusión pues sobre este articulo es que la utilidad que puede sacarse de la historia no 8 Fraternidad o la muerte es decir piensa como yo o te mato. para proscribir el talento. que es literalmente la profesión de fe de un Mahometano. envidioso. es a saber que aun admitiendo la veracidad de tales narraciones seria posible que por esta misma razón se debieran considerar como de mayor utilidad los romances que la historia lo cual sucedería en efecto cuando las aventuras verdaderas ofreciesen el espectáculo inmoral de la virtud mas desgraciada que el vicio. aunque demasiado verídica. . vituperar el estado social. rastro alguno de utilidad. lo que amenaza chocar con nuestra delicadeza. que mostrándonos en lo exterior todas las formas que lisonjean nuestros sentidos. las riquezas y por consiguiente el trabajo que las crea. oculta en sus entrañas cubriendo con un velo espeso todo. e ingratitud. Estas consideraciones nos conducen a examinar bajo otro segundo punto de vista nuestro asunto. y no contentó con descubrirnos sus propias faltas descubriese igualmente las de otros que no tenían relación con las suyas. seria quizás difícil encontrar en esta historia. 9 ** Se sabe que Rousseau murió en este estado al que sin duda le redujeron sus escritos. si este hombre dotado además del talento de orador y escritor hubiese adquirido una autoridad como filósofo usando de ambas calidades para elogiar la ignorancia. nos. si nos diese de sí mismo la idea de un carácter tétrico.corazón. infidelidad. supuesto que en las aventuras supuestas soto se aprecia el arte que nos presenta el vicio mas distante de la felicidad que la virtud. si confesando este hombre su vida citase un gran número de acciones de vileza. Si existiese pues un libro en el que se nos pintase como muy desgraciado un hombre tenido por virtuoso y casi erigido en patrón de secta. y conducir a los hombres al estado salvaje.

la cirugía. la mecánica. pero hablo de esas salas en que resulta la ignorancia de todas las reglas del arte. . las utensilios y las máquinas y la arquitectura. de salas para las asambleas deliberantes y para la instrucción pública. Seria de desear que esta última se ocupase de un género de construcción muy urgente en nuestra actual situación. pero que sus autores no merecen menos nuestro reconocimiento. y en fin por el conocimiento de la marcha que ha seguido el espíritu humano. A estas clases de indagaciones debemos los numerosos descubrimientos nuevos o solamente renovados. y tentativas viciosas. La según la clase de utilidad que es la relativa a las artes y ciencias tiene una esfera mucho mas variada. quiero decir. por su medio nos ha procurado la medicina los métodos curativos y los remedios. marcha que indica por analogía la que debe seguirse para llegar su perfección. por la patenticidad de los errores cometidos y la contradicción misma de las experiencias. de 10 * El anfitéatro de química del jardín de plantas. sino la producción de un arte sometido a principios y reglas de que hablaré al tratar de las escuelas primarias. los adornos y los muebles. en cuya clase no compren-do el anfiteatro donde nos hallamos reunidos 10. los instrumentos.es una utilidad que se nos ofrece espontáneamente por si misma. que aunque demasiado pequeño para nosotros (quienes no fue a la verdad destinado). y las indagaciones de este género tienen la ventaja de aclarar cada vez mas el objeto de que se trata por la confrontación de los diversos procedimientos métodos empleados en diferentes épocas y en diversos pueblos. cuyo local no guarda proporción alguna con él número de deliberantes que deben reunirse en él y están diseminados sobre una vasta superficie en vez de hallarse reconcentrados como se re-quiere en el mas pequeño espacio. Novicios todavía en este arte no hemos conseguido en el espacio de cinco años sino ensayos muy imperfectos. llena en lo demás perfectamente el objeto de su institución. extendida y sujeta a muchos menos inconvenientes que los que acabo de exponer Presentada la historia bajo este punto de vista es una mina fecunda de la cual cada uno en particular puede sacar los materiales mas convenientes para la ciencia o arte a que se dedica o quiere cultivar. tanto en la invención como en los progresos del arte o de la ciencia.

a pesar de que vemos con frecuencia que los afectos de pecho y la debilidad de la voz son a veces resultas de un estudio asiduo y de la aplicación. de un pueblo que depende de estas leyes. e influencia todos los que tengan un órgano de voz débil. el de los vasos de cobre que servían para aumentar los sonidos en el inmenso circo de Caracalla. y la suerte. reciben su in-fluencia realmente de la disposición física de una sala. en las que por el doble vicio de su magnitud.esas salas en que parece haberse desconocido enteramente las reglas de la acústica dando las formas cuadradas e irregulares en vez de las circulares que son las mas a propósito para poder bien oír. de modo que por una serie de consecuencias ligadas estrechamente entre sí. y. tan buen suceso en la opera moderna de Roma donde siendo la sala mucho mayor que ninguna de las nuestras una orquestra de once instrumentos solamente produce tanto efecto como los cincuenta de nuestra opera. En ellos aprehenderemos de tos pueblos antiguos que tenían una larga y multiplicada experiencia de grandes asambleas los principios bajo los que construían sus circos y anfiteatros en los cuales cincuenta mil almas oían con comodidad la voz de un actor. que no se acomoda bien con la vida sedentaria de un estudio. el de los depósitos con fondo de cuba de metal o de ladrillo que se usan con. quedando por consiguiente privados de su derecho de consejo. limitaríamos la construcción de las salidas y entradas que facilitan la comunicación y aun la evacuación total del teatro sin ruido ni . que invita mas bien arrastra involuntariamente a cultivar las pasiones con preferencia a la razón. en lugar de que las voces recias y los fuertes pulmones son ordinariamente indicio de un temperamento vigoroso. y figura se necesita tener una voz de Estentor para poder ser oído. y este impide la regularidad y la calma de la deliberación sucede que las leyes que de-penden de esta. como lo experimentó José II hace algunos años en el anfiteatro restaurado de Verona sabríamos el uso de las grandes conchas que se hacían en ciertas partes de las paredes. Es pues por lo tanto verdaderamente importante ocuparse con atención de esta materia en la cual podemos adelantar consultando a la historia y a los monumentos de la Grecia y de Italia. como la construcción favorece y aun requiere el tumulto. hablo en fin de esas salas en que la necesidad de esforzarse para hacerse entender produce un ruido que impide entenderse.

o de algo más que un semi-círculo y le doy el hueco suficiente para contener quinientos individuos deliberantes a lo más porque las asambleas que exceden de este número son conciliábulos. 3º Que los: asientos de los deliberantes formen una masa continuada sin división natural que indique distinción de puestos. Que los oyentes estén colocados de modo que no estorben a los deliberantes. y en cada una de ellas dejo una porción de entradas y salidas. El objeto principal y aun único de una sala deliberante es el de que los que discuten se hablen con comodidad y se oigan con claridad. Al rededor de las paredes debe haber termómetros para medir y tener en un mismo grado de calor las estufas subterráneas en invierno. El techo de la sala no debe ser redondo sino chato y calculado para producir el mejor efecto en los oyentes. y los conductos de . fuera de las gradas está la silla del presidente. No debe haber en esta ninguna venta lateral ni columnas que rompan la unidad del recinto. se establece una aristocracia de pulmones que no es de las menos peligrosas. construcción. y parte por el pueblo. porque estas divisiones naturales favorecen y aun fomentan las divisiones morales de partido. es tan importante que no llevará a mal el lector que indique los resultados de mis observaciones sobre las diferentes salas en que me hallado. y cuya perfección toca a los arquitectos al ejecutarlo. o social. Construyo cinco o seis órdenes de gradas en anfiteatro cuyo radio es de 36 a 40 pies lo más. hacer de ello.confusión. y en fin algunas otras tribunas con celosías para los magistrados y embajadores. Los secretarios están delante del presidente y en el extremo opuesto también fuera de las gradas la tribuna de la lectura destinada solamente a leer los informes y las leyes. Adornos. En uno de los extremos del semi-círculo. En cima de las gradas y de tras de la pared están las tribunas de los taquígrafos de los periódicos. porque si se nota demasiado eco se cubran las paredes de tapicería. y estas dos primeras condiciones establecen la necesidad de la forma circular y de anfiteatros. que siendo mi parecer de gran influencia en un gobierno republicano deben de ser elegidos parte por el gobierno. 4° Que nadie pueda pasar por la sala sino es los secretarios y ugier porque nada incomoda tanto en una deliberación como el paso continuo de unos y otros. Al rededor del piso de la sala coloco una barandilla que impide a los de la última grada entrar en él. consiste en reunir. y de facción. con varios bastidores para renovar el ayre de la sala y dar la luz. Designo una sala en forma de herradura. y en fin podríamos averiguar todo lo que el arte habla imaginado en este género entre los antiguos para. y detrás de él fuera también del circo un cuarto para su uso. El tercer género de utilidad que puede sacarse de la historia. 2º Que estén sentados de modo que puedan verse fácilmente sus movimientos. sin cuya condición quedando despojados de hecho o las que tienen voz débil de su derecho de presentar su opinión. porque sin respeto público no hay dignidad individual. Esta tribuna y la silla del presidente no se miran sino que están un poco vueltas hacia el fondo del anfiteatro. por el cual tiene la entrada y salida. 11 *Este asunto. Como puede parecer un problema esta última condición he aquí el plan que he calculado sobre los datos expuestos. las aplicaciones inmediatas o las modificaciones oportunas11. y así deben ser más preferibles de solos 300. 6. 5° Que haya muchas entradas y salidas independientes unas de otras de modo que pueda evacuarse o llenarse la sala prontamente y sin confusión. todo debe ser subordinado este objeto principal y para obtenerlo es preciso: 1º Que los que deliberan estén reunidos en el espacio mas pequeño conciliable con la salubridad y la comodidad. puesto que cada miembro debe hablar desde su asiento. reglas del arte. y meditar sobre todos los hechos relativos a la organización de las sociedades. que he llamado utilidad política.

opiniones. y mecanismo de la naturaleza humana. pasiones. Estas dos salas están divididas por un paso y una barandilla casi como la orquestra para oponerse en caso necesario a todo movimiento popular. No hay necesidad de indicar la utilidad de un trabajo de esta naturaleza. Los deliberantes se hallan respecto a el como en un teatro elevado que domina al pacio desde bastante altura. y en que ofreciendo cada pueblo combinaciones diversas de acontecimientos. desenvuelve a los ojos del observador atento todos los resortes. de que pueda ser mas o menos numeroso a voluntad: a este fin adapto en la boca del semi-círculo. y ya hemos visto cuan difícil es obtener esta sobre todo en los hechos particulares y preliminares. . y sociales que el género humano hace involuntariamente y a mucha costa suya. seria posible establecer una teoría general del arte de componer estas máquinas morales. o igual que figure un teatro sin galerías. causas y efectos. y las circunstancias que los han ayre en verano. mas grande. y régimen interior y exterior de cada nación. y además porque el uso que puede hacerse de ellas. Debe también notarse que los hechos mayores y mas notables de la historia no son los mas instructivos. Para presentarse a la barra situada entre el presidente y la tribuna de lectura se entra por este paso. pero aunque costase el doble su construcción es la cosa mas practicable aun en nuestras circunstancias porque sin tocar al tesoro público podría llenarse el objeto por medio de una subscripción de 12 a 15 francos por mes cada uno de los miembros de los consejos sin que esta pudiese serles grabosa sobre su sueldo. parte que debe estar bajo la inspección de tres médicos porque la salud de los deliberantes es uno de los elementos de buenas leyes. leyes. es decir de los hábitos. viciosos. Puede creerse con fundamento que un edificio de esta naturaleza no costaría mas de cien mil francos porque debe excluirse de él toda especie de lujo. Tomada en este respecto la historia en su universalidad es una inmensa recopilación de experiencias morales. para inducir de ellos los resultados generales particulares que puedan servir de términos de comparación y de reglas de conducta en casos análogos o semejantes. sino que lo son los accesorios. de economía política. de modo que si existiese un cuadro exacto del juego reciproco de todas las partes de cada máquina social. costumbres. y los razonamientos que pueden formarse solo son exactos cuando se han presentado los hechos con precisión. y de gobierno. y poner principios fijos y determinados de legislación. de que he hablado otro semi-circulo mas pequeño. pero desgraciadamente esta sometido a muchas dificultades. Hasta aquí no he hablado del auditorio y sin embargo quiero que lo haya con la condición cómoda.y al mecanismo de los gobiernos. no ofrecen sino materiales incompletos. en primer lugar porque la mayor parte de las historias. especialmente las antiguas. y en fin por medio de un gran biombo lateral y movible se aíslan los deliberantes en un abrir y cerrar de ojos en el caso de una sesión secreta sin tener que incomodar a los espectadores.

El estudio de la historia bajo este punto de vista es pues un arte muy profundo. qué lección hemos sacado de ellos? Algunos maestros hábiles habían conocido tanto 12 Lo mismo sucede. se aceptan los hechos sin discusión. de los Comentarios de Julio Cesar. la paz de la guerra. por ejemplo. y si ciertamente la utilidad que puede resultar es de las mayores consecuencias aquel es de la clase mas elevada porque es la parte trascendental y si puedo decirlo así las altas matemáticas de la historia. Todas estas consideraciones lejos de ser una digresión del asunto que me he propuesto me han preparado por el contrario una fácil solución a la mayor parte de las cuestiones relativas a el. y producido. ¿Qué entendemos. y estos hechos serán siempre los menos conocidos porque no hay quizás agente alguno que se atreva a dar cuenta exacta de ellos por su propio honor o interés . y que aun cuando parecen menos visibles. se suponen hypotésis que carecen de fundamento. Se pregunta. se hacen aplicaciones que faltan de exactitud.preparado. porque solo conociendo estas circunstancias preparatorias puede conseguirse el evitar u obtener unos resultados semejantes. no puede convenirles este género de conocimientos: que solo puede servir para crear en ellos preocupaciones e ideas falsas y erróneas. que son los hechos históricos mas instructivos. y esta falta de tan graves consecuencias es sin embargo habitual y casi general en la historia. son sin embargo las causas mientras que el acontecimiento es solamente el efecto 12. o hacerlos habladores. de la historia de Tito Livio. también con los detalles de las negociaciones de que dependen los grandes acontecimientos de. y de aquí nacen los errores de administración y de gobierno que producen veces las mayores desgracias. Así en una batalla el resultado no es el que nos instruye sino los diversos movimientos que decidieron su suerte. porque se ven en' ellos al descubierto todo el juego de las intrigas y pasiones. o papagayos como lo ha probado por espacio de dos siglos el sistema vicioso de la educación en toda Europa. si puede aplicarse a las escuelas primarias el estudio de la historia? y es evidente que componiéndose estas de niños cuya inteligencia no está todavía desenvuelta y que carecen de ideas y medios para juzgar los hechos del orden social. La importancia del conocimiento de estos de-talles es tal que sin ellos es vicioso el término de comparación porque no tiene analogía con el objeto qué quiere aplicarse. o de los Anales de Tácito que nos obligan a explicar? ¿Qué fruto. cuando jóvenes. de la de Salustio. se combinan sin relaciones exactas.

ú oficios que deben absorber todo su tiempo si ha de ganar en ellos con que atender a su subsistencia ¿a qué es darles conocimientos que no podrán cultivar. La experiencia ha demostrado que la lectura de esta clase de obras por las noches en familia producía un efecto poderoso en la imaginación de los jóvenes. y que no les dejarán sino la falsa pretensión de saber mucho peor que la ignorancia? Las escuelas primarias no admiten pues la historia bajo su gran punto de vista político. podrá ser mucho mas útil en ellas con respecto a las artes. pero seria preciso componer expresamente obras de esta clase. y porque el niño que hace una reflexión y forma su juicio. ni bajo la influencia de una autoridad superior. La única clase de historia que creo con-viene a los niños es la del género biográfico. y son mucho mas eficaces porque están menos preparadas por el arte. que tendrán que olvidarlos necesariamente. y con un profundo conocimiento del corazón humano: siendo la prueba de ello que han logrado con frecuencia su objeto. que es bastante la inteligencia de la juventud. Además si la mayor parte de los niños que frecuentan las escuelas primarias está destinada a practicar las artes. y no debe creerse que estas composiciones carezcan de mérito. imprimiendo a las almas un movimiento en el sentido y dirección que se habían propuesto. . porque hay muchas en las. y se vieron obligados a darles la forma de romance conocido con el nombre de historia del pueblo de Dios. bien esta verdad cuando pata dar mas crédito sus opiniones dogmáticas imaginaron una obra de esta clase llamada Vida de los Santos. que determina la mayor parte de nuestras acciones. o vidas de los hombres públicos o particulares. Las impresiones recibidas por esta clase de lectura deciden la vocación e inclinaciones del resto de la vida. porqué muchas de ellas están hechas con arte. y el fruto que se obtendría con ellas no compensaría tal vez ni el cuidado de hacerlas. ni los gastos.este vicio que pesar de los deseos que había de introducir en la educación la lectura de libros hebreos. y porque el cuadro de su origen y progresos puede instruir los niños en el espíritu de análisis. conoce mejor su libertad no creyéndose dominado. escitando el deseo de imitación que es un atributo físico de nuestra naturaleza. Nuestros antepasados conocieron. no se atrevieron jamás a intentarla.

no las que otros les hacen. a saber: la concisión y la claridad. se ha pasado a las obras filosóficas y políticas. y lo que les aprovecha mas son las reflexiones que hacen por sí mismo. Las muchas palabras fatigan los niños. Es de desear que el gobierno fomente la composición de este género de libros dementares y como pertenecen más bien a la moral que a la historia me limitaré a recordar a los compositores dos preceptos fundamentales del arte de que no deben separarse. y al menos no puede negarse que aquellos modelos aunque se les llame profanos son mas propósito para el uso de los hombres que viven en sociedad a pesar de que tienen todavía el inconveniente de alejarnos de nuestras costumbres y dar lugar a comparaciones viciosas y capaces de inducirnos graves errores. Seria preciso tomar entre nosotros mismos estos modelos con nuestras mis-mas costumbres o creerlos si no existen porque este es el-caso en que puede aplicarse el principio que avancé de que los romances pueden ser en ciertos casos mas útiles que la historia.A medida que los espíritus se han alejado las ideas religiosas. a las vidas de los Martyres y padres del desierto. prefiriéndose los hombres ilustres de Plutarco y de Cornelio Nepote. y los hacen habladores las imágenes concisas les llaman la atención y los hacen pensadores. .

y cuyo empleo absorbiéndoles todo su tiempo les hará olvidar. — Del arte de enseñar la historia. y como estos son mas perceptibles cuando se han sacado de hechos y de ejemplos puede permitirse emplear anécdotas y relaciones de acciones virtuosas. — Este no está al al-canee de los niños. otra a los gobiernos y sociedades. y la historia sin enseñanza les es mas peligrosa que útil. no se ofrece por si misma. cuanto la mayor parte de los ciudadanos que las frecuentan está destinada al ejercicio de las artes y oficios. porque la abundancia es indigesta. una relativa los particulares. Hemos visto que los hechos históricos nos presentan tres clases de utilidades. a lo cual añado que viéndose obligados a creer bajo la palabra y autoridad del maestro podrán contraer en su estudio errores y preocupaciones cuya influencia sea transcendental a todo el resto de su vida. y la tercera aplicable a las ciencias y artes. -. He indicado ya que no me parecía conveniente para los niños el estudio de la historia bajo ningún aspecto porque los hechos de que se compone exigen una experiencia adquirida de antemano y una madurez en el juicio incompatibles con su edad. de que deben sacar lo necesario para subsistir. — Examen de los preceptos de Luciano y de Mably. a saber el arte de estudiar la historia. y inutilizará enteramente toda noción puramente científica y especulativa. Del arte de leer la historia. y continuando en esta sesión en desenvolverlos los dividiré en dos clases. ni sin mezcla de inconvenientes y dificultades. y como á ellos a todos los hombres sencillos. porque el saber a medias es una sabiduría falsa cien veces peor que la ignorancia. y por . Pero como esta utilidad de cualquiera de las tres clases que sea. y el de componer y escribirla. La única historia que debe permitirse a los niños.Miras del autor sobre un curso de estudio de historia. debe reducirse a la moral es decir a los preceptos de la conducta que deben seguir. que por consiguiente debía desterrarse de las escudas primarias con tanta mas razón. y sin instrucción. especialmente si se usan con sobriedad. como exige precauciones y un arte particular para poderla obtener he comenzado el examen de los principios y reglas de este arte. No se debe tratar de saber mucho sino de saber bien.SESIÓN QUINTA. — Arte de escribirla.

y lo que con mas aflicción leíamos eran las relaciones de encuentros y anécdotas militares. leyes y política deseando llegar Mas pronto los de sitios de plazas. y sobre todo por las pasiones. 2ª que como no les toca sino por la moral. la habladuría nacida del aturdimiento promueve la discordia. pero también tiene sus inconvenientes. nos recordaremos que por un largo periodo lo que mas escitó nuestro interés en semejante clase de lectura. y hacer demasiado. a las batallas o aventuras particulares. ¿Se les muestra acaso los hechos como son en si. porque las palabras disipan la reflexión y la meditación la aumenta. o más bien como se ven o se quieren hacer ver 13? Y en este caso es un romance o modo adoptado para la educación? Este método tiene sin duda como he dicho ya sus ventajas. y el silencio hijo de la prudencia. En la segunda clase de instrucción que sigue a las escuelas primarias como está ya mas desenvuelta la imaginación de los jóvenes tiene mas capacidad para recibir la que proporciona la historia. y los romances son la historia del corazón. es el amigo de la paz. Se enseña a los hombres a hablar y debería enseñárseles a callar. porque así como los de la edad media se engañaron adoptando una moral que contraria todas las 13 * En general toda la historia es una narración de los hechos tales cuales los vio el que los refiere y así pueden aplicarse. 1ª que el estudio de la historia no produce sino una utilidad muy lenta en los jóvenes con quieres tiene pocos puntos de contacto. y las historias personales preferimos ordinariamente la de los grandes guerreros a la vida pacífica de los legisladores y filósofos lo que nos conduce a dos reflexiones.decirlo al paso el vicio mayor de la educación francesa es el de querer decir. y entre estas aventuras mismas. seria peligroso dejarlos entregados a si mismos. » . Sin embargo si repasamos las impresiones de nuestra primera edad. o la de Francia de Velly se pasa con rapidez o nos dejamos apoderar de la languidez al leer los artículos sobre costumbres. Observarán ustedes que al leer la historia antigua de Rollin. y la silenciosa Esparta de hambres pausados y graves. y sin guía en este estudio. habiendo sin duda recibido Pitágoras de las dos Grecias el título de Sabio por haber erigido el silencio en virtud. el dicho de Fontenelle: «La historia es un romance del espíritu humano. La elocuente Athenas fue un pueblo de chismosos. no pudiendo dejar en sus manos sino historias preparadas y escogidas a propósito en cuyo caso no podría decirse que se les enseña la historia.

de modo que pasando de un esceso a otro. como si la idea de la virtud cuya esencia consiste en conservar pudiera aliarse con la de la guerra cuya esencia es destruir. un orgullo opresor in-sociable no habremos hecho mas que cambiar de fanatismo. volveremos al de los hijos de Odia. haciéndole pasar los límites de la defensa y conservación que le indica la naturaleza. o imitar los tribunales revolucionarios. los Francos y los Celtas nuestros primeros abuelos. . y que es tanto mas peligrosa cuanto que el espíritu de la juventud amigo del movimiento y seducido por el entusiasmo militar adopta con ansia sus preceptos. y como si en la sociedad general del género humano hubiese otra justicia a otras virtudes para los pueblos diferentes de los individuos: ¿corno si un pueblo guerrero y conquistador se diferenciase de un individuo perturbador y malvado que se apodera de los bienes de su vecino porque es mas fuerte que él: una doctrina en fin que solo tiende hacer volver a la Europa a los siglos y costumbres feroces de los Cimbros y Teutones. acababa de atravesar la Francia desde Niza y había visto con frecuencia a los muchachos ahorcar los gatos. y cuyos juegos de infancia se reducen a moñas e iglesitas.inclinaciones de la naturaleza. digo. y abandonando el de los Godos del siglo nono. del mismo modo es de temer que la edad presente se engañe igualmente adoptando otra cuya tendencia es exaltar las pasiones en vez de moderar-las. ha tornado en tan poco tiempo tal vuelo hacia las costumbres sanguinarias 14. en vez de darle dirección. que llama patriotismo un odio feroz a las demás naciones. si la generación actual educada en unas costumbres suaves. Si vosotros. y de los que nos presentó en el siglo X un ejemplo digno 14 Cuando escribía esto en el corriente del año 3. qué será de la educada entre el robo y la sangre que convierte en juegos de su menor edad todos los horrores que in-venta el extravío del hombre ¿Avancemos un paso mas y veremos resucitar los extraños efectos del frenesí que en otro tiempo produjo la doctrina de Odin en Europa. doctrina que solo ensalza las costumbres y virtudes guerreras. Maestros de la nación meditad bien sobre un hecho que tenéis a la vista. y de una paciencia servil. de una apatía misantrópica una concupiscencia devoradora. de una ciega credulidad una incredulidad feroz. guillotinar las aves. si esta generación. Tales serian pues los efectos de esta doctrina moderna cuya tendencia se dirige a exaltar el valor. como si el amor exclusivo de su propia especie no fuese la virtud especial de los lobos y tigres.

con este objeto había prohibido dice el autor de la historia de esta colonia. De este modo parece que este legislador consiguió destruir en la mayor parte de sus discípulos hasta el último resto del sentimiento tan profundo y natural que nos hace temer nuestra destrucción. prefiriendo la muerte a una vida . y despues de haber indicado como causa de ella sus leyes. según el uso de aquellos tiempos: pero esta nueva en vez de afligirlos les causó una grande alegría. sino batirse intrépidamente sin huir ni delante de una multitud muy superior porque podía servirle de escusa el peligro de una muerte inevitable. y lo prueba muy bien un rasgo de su historia que merece colocarse aquí por su singularidad. aun el pronunciar la palabra miedo en los peligros mas inminentes: y un ciudadano de Julin jamás debía ceder al número de enemigos por grande que fuese.de citarse la escuela dinamarquesa del gobernador de Jomsbourg. « La historia nos enseña que Harald rey de Dinamarca que vivía a mediados del siglo X había fundado sobre la costa de la Pomerania un pueblo llamado Julin o Jombourg. su educacion y su religión refiere el hecho siguiente. a donde habla enviado una colonia de jóvenes dinamarqueses y nombrado por gobernador a un llamado Palnatocko. fueren vencidos d pesar de su obstinada resistencia. el guerrero que les cortaba la cabeza. que lo he sacado de una de las mejores obras de este siglo . en qué pensaba. » Habiendo hecho algunos de estos habitantes una irrupción en los estados de un señor poderoso de Noruega llamado Haguin. el primero se contentó con decir sin cambiar de semblante y sin darla menor señal de espanto ¿porqué no me habrá de sucederá mí lo que a mi padre. le contesto que se acordaba bien de las leyes de Julín para pronunciar palabra alguna que indicase temor. Después de haber hablado en su introducción lib. el murió. sus vencedores los condenaron a muerte. yo moriré? Habiendo preguntado al segundo. El tercero respondió a la misma pregunta "Que se alegraba de morir con gloria. Este nuevo Licurgo hizo de su pueblo una segunda Lacedemonia dirigiendo todo al único fin de crear soldados. y cayeron prisioneros los mas distinguidos. IV de la pasión que tenían los Escandinavos como todos los Celtas por la guerra.cual es la historia de Dinamarca por el profesor Mallet.

El quinto mostró la misma tranquilidad y murió chancéandose con sus enemigos. . solo te pido (dirigiéndose a Forschill ) que me cortes la cabeza lo mas pronto posible. y murió en efecto. son suficientes para hacernos los evitar. para decidir sobre una cuestión que hemos tratado frecuentemente en Julin a saber si se conserva alguna sensación o no después de ser decapitado. puesto que ya he llenado » el deber mas grande de la vida habiendo visto morir a los que no puedo sobrevivir. y si después de decapitado atento todavía contra ti. era un hermoso joven en la flor de su edad. le dijo. y pueden probar al mismo tiempo el abuso que podría hacerse de la historia. a no movernos aun cuando se nos da un golpe moral. El sexto pidió a Forsehill que le diese el golpe de frente: « Yo estaré inmóvil. cumpliendo su promesa su presencia de todos los espectadores. y que cuides de no mancharlos con mi sangre. » Forschill añade el historiador se apresuro a cortarle la cabeza y se le cayo el cuchillo *.» Estos rasgos prueban el poder que ejercen sobre nosotros los preceptos de la educación aun en un sentido tan contrario a la naturaleza. y por consiguiente modelos y estímulos para los estrabios mas monstruosos. porque en lo moral existe una verdad profunda la que no se * Estas palabras faltan en la edición en -12 que esta llena de faltas. y tu verás que ni siquiera cierro los ojos porque estamos acostumbrados en Jomsbourg. o crímenes. dice el historiador. El séptimo.» El cuarto dic una contestación mas larga y singular: «Yo sufro de buena » gana la muerte. y para eso nos ejercitamos unos con otros. según nos lo hace ver también la historia. su larga y roja cabellera precia de seda y flotaba en rizos sobre sus espaldas.infame como la » de Forschill. decide pues pronto la cuestión. será prueba de que no he perdido enteramente los sentidos: si lo dejo caer será prueba de lo contrario. * * Antes del año 2. solo te pido que no dejes a ningún esclavo que toque a mis cabellos. le dijo. siendo este el peligro que ofrece la historia presentándonos casi siempre escenas de locura. Por esta razón voy a coger en la mano este cuchillo. En vano se dirá que los males que resultan de ellos. le dijo. pues no hace muchos meses * un ejemplo semejante no hubiera dejado de servir para autorizar el fanatismo. y esta hora me el y muy agradable. habiéndole preguntado Forsehill si temía la muerte «La recibo con gusto. vicios.

Si es-tuviese encargado de trazar un plan de estudios de este género la marcha que creería mas conveniente después de exigidas estas condiciones seria la siguiente. y la intolerancia de no haber salido fuera de su hogar. cuando se han comprado muchas opiniones diferentes se . Este mismo mecanismo físico es causa de que una narración obscena agite el alma mas casta. La terquedad proviene de no conocer mas que si y a los de su clase. y que el partido mas prudente que debe tomarse es el de esperar a que los jóvenes tengan ya su juicio formado. Su entendimiento nuevo pero no ignorante no seria el menos' a propósito para coger nuevos puntos de vista. porque estos dos defectos son el fruto de un egoísmo ignorante. es decir que hubiese ya en su entendimiento medios y términos de comparación para juzgar los hechos que se le refiriesen. bastaría que no fuesen tercos ni estuviesen encaprichados con ellas. y cuando se ha visto mucha clase de gentes. porque la historia misma se los presentará. En primer lugar exigiría que mis discípulos tuviesen nociones preliminares de Ciencias exactas. y es que el espectáculo del desorden y del vicio deja siempre impresiones peligrosas. En el asunto en cuestión puedo asegurar que las mejores obras son las menos malas. y sirve menos para separarnos de él que para acostumbrar a él nuestra vista y estimularnos con la excusa que nos presenta el ejemplo. No creería necesario que mis discípulos hubiesen profundizado los detalles de estas ciencias. ni exigiría que se viesen enteramente libres de las preocupaciones morales o religiosas. Ele dicho el estado del cielo y del globo terrestre porque sin algunas ideas de astronomía es imposible entender la geografía y sin una tintura de esta no pueden fijarse las escenas de la historia que vuelan en nuestra imaginación como las nubes en el ayre. y así el mejor medio de mantener la virtud es el de no presentarla las imágenes del vicio. como matemáticas física y estado del cielo y del globo terrestre. y que tuviesen un entendimiento capaz de observar porque no dudo que el espectáculo variado de todos los contrastes que nos presenta la historia rectificaría y extendería sus ideas. y libre de la influencia de los maestros para que puedan comenzar a leer la historia.hace bastante atención. sin doblegarse a las preocupaciones que inspira una educación rutinera.

y cada opinión sus razones. de Turquía o . y por otra parte el raciocinio es una brújula que no podernos abandonar es preciso dejar otros habitantes de los antípodas en su polo austral. porque aquella es un viaje agradable. A pesar de esto no desaprobaré tampoco el que se empiece por la historia de un país extranjero. y embotando los ángulos cortantes de una nueva vanidad se rueda dulcemente hacia el torrente de la sociedad. Es igual que la Historia sea de España de Inglaterra. y no avanzar sino a medida que vayamos conociendo el rumbo. y hacernos ver a nosotros mismos bajo una nueva luz producida por el desinterés y la imparcialidad. de aquel en que vivimos. Así pues del mismo modo que un viajero no comienza sus excursiones desde las tierras australes. porque el aspecto de un nuevo orden de cosas. y ver los objetos de comparación. La historia nos procura también este fruto de la prudencia. donde podemos adquirir pruebas materiales de los hechos. o desde países inaccesibles y desconocidos para dirigirse después a la tierra habitada. Mi opinión es pues que primero debe estudiarse la historia de su país natal. e imitando a los prudentes marinos dar a la vela desde nuestro puerto. como sobre la del día de ayer y declarando que no se puede razonar ni entrar en contestación con este principio.advierte que cada hombre tiene su valor. en que sin peligros ni fatigas. así también juzgo que mis discípulos de historia deberían no comenzarla en la obscuridad de la antigüedad. y esta utilidad que nos proporcionan los viajes. calculando sobre aquella época. seguir costeando nuestra tierra. ni en los siglos inconmensurables para venir desde ellos sin saber como a los siglos contiguos al nuestro que en nada se parecen a aquellos. Lejos de eso evitarán todos los libros de historia que de un solo vuelo nos trasportan al origen del mundo. y aun sin moverse se recorre el universo de los tiempos y de los lugares. La única condición que juzgo indispensable es la de que se principie con una historia tiempos y países bien conocidos para que puedan verificarse los hechos. hábitos y costumbres distintos de las nuestras tiene una poderosa influencia para detener el curso de nuestras preocupaciones. Y como nada es mas malo que las contestaciones.

pero cuando no llegásemos a distinguir sino nieblas y nubes vinieran a guiarnos los autores de cosmogonías y mitológicas para conducirnos al fin de los prodigios y de las hechiceras. y siguiendo de escala en escala por miedo de no perdernos en un mar que carece de costas y donde no se ven estrellas que puedan guiarnos. Si se quieren profundizar mas los detalles. Primero es necesario tomar una idea general de un país o de una nación dada. Con esta lectura se adquiere una primera escala de tiempo a que debe referirse todo. y hallando algunas épocas ciertas nos colocaríamos en ellas como sobre unos promontorios para tratar de vislumbrar en el océano tenebroso de la antigüedad algunos puntos sobresalientes que como pequeñas islas escoltan sobre las olas de los acontecimientos. en la misma obra se encontraran citados los originales que podrán consultarse. de un punto mas prójimo a otro mas lejano no deasaria que mis discípulos remontasen a tiempos remotos sin tener una idea completa del estado presente. leyendo el autor que merezca más consideración entre los que hayan escrito de ella. y Nuevo Mundo: porque siguiendo siempre el principio que he sentado de pasar de lo conocido a lo desconocido. Llegados los confines extremos de los tiempos históricos. porque generalmente aquellos guías exigen por condición el que se cubran los ojos y en tal estado no es posible saber por donde se camina. De una primera nación. además como se disputan entre sí .de Persia y no hay mas diferencia sino que hasta ahora parece que los mejores historiadores han sido los de Europa porque son los que conocemos mejor. volveríamos sobre nuestros pasos. que nos sirviesen de triángulos la distancia de algunos de ellos que llegaría a servirnos de base cronológica para medirlas distancias de los otros: y mientras pudiésemos distinguir algunos puntos ciertos y medir su intervalo seguiríamos adelante con el hilo en la mano. y compulsarse siendo bueno hacerlo en todos los artículos en que el autor demuestre incertitud o embarazo. o de un periodo conocido se pasa al inmediato que haya escitado mas interés y tenga mas conexión con los puntos que requieran aclararse o desenvolverse. Después de adquirida esta idea podríamos remontar a la antigüedad pero con prudencia. Sin abandonar la tierra trataríamos de averiguar por diferentes relaciones. Asia. África. y de este modo de unos a otros se toma el conocimiento suficiente de toda la historia de Europa.

y a mantener nuestra salud. de la física que hace sensibles sus cualidades. y a todos los estados de la sociedad. de la medicina elementaria que enseña a conducir nuestra propia máquina. que no podrían saber con seguridad sobre cien años de diferencia la época de la guerra de Troya. y todos los estractos de lectura que hiciesen tendrían medios para sacar de la historia toda la utilidad de que es susceptible. Concibo como y porque deben instruirse todos los ciudadanos en el arte de leer. caldeos. no puede substraerse de sus leyes aunque quiera . escribir. de la geometría que los mide. y Egipcios. veo que son objetos de tanta utilidad. Estoy persuadido de la necesidad usual y práctica de estos conocimientos comunes todos los tiempos de la vida. de los 115 años del reinado de Fohi el Chino. y aun de la geografía a que nos enseña a conocer el rincón del universo en que estamos y que debemos habitar. contar y dibujar. del diluvio de Deucalion del buque de los Argonautas. pero para su consuelo habrían adquirido ideas sanas sobre un periodo de cerca tres mil años que es todo lo que sabemos de historia verdadera. Convengo en la verdad de esta observación tanto mas fácilmente cuanto la sé por propia experiencia porque cuanto mas considero la naturaleza de la historia veo más que no puede llegar a ser un estudio vulgar y proporcionado a todas las clases de la sociedad. a todos los instantes del día. que a la historia. a los eventos de las mil y una noches. y compulsando cuidadosamente las notas. que presentándose continuamente al hombre y obrando sin cesar sobre él. y árabes mas parecidos.sobre quien es el que deba guiar es preciso evitar estas disputas porque seria pagar demasiado cara tina ciencia si quisiésemos comprarla a costa de la paz. como y porque deben darse a todos nociones de las matemáticas que calculan los cuerpos. y quizás se inclinarían a dudar de la existencia de los semi-dioses. y que es capaz de absorber el tiempo y las facultades de un individuo que por consiguiente solo puede convenir a un pequeño número de hombres que por sus medios personales o ayudados por la sociedad puedan consagrarse enteramente a él. Es cierto que mis discípulos volverían llenos de dudas sobre la cronología de los Asirios. Conozco que se me dirá que un plan de estudios semejante exige años para su ejecución. y de todos los prodigios indios.

el entusiasmo. los sentimientos vagos de convencimiento intimo y de persuasión. un Atila. este cuadro de la fantasía en que se nos pintan hechos que han desaparecido. razones de los que razonan. y que son la expresión del amor propio pronto siempre a exasperarse a la menor contradicción. que casi nunca podemos tener una completa certeza de estar libres de ellos. y de que solo nos resta la sombra ¿qué necesidad hay de conocer estas formas fugitivas que han perecido y no renacerán jamás? ¿Qué importa a un labrador.ni eludir su poder con raciocinios ni sofismas porque existen de hecho. y por el contrario veo más de un inconveniente en hacer de este estudio una ocupación general y clásica. una república de Cartago. y a las arterias del argumento. ni grandes legisladores llamados Pitágoras. otro la dificultad de de comprobar la verdad y certeza de les hechos. dificultad que da margen a debates. tan inconstantes. y por su identidad o discordancia sabremos los errores o verdades que contiene. Pero repito que no concilio la necesidad de conocer tantos hechos que dejaron de existir. a un artesano. estará menos contento por ignorar que han existido grandes filósofos. Esto no ha dejado sino los modelos. pero respecto a la historia. y tan capaces de inducirnos a errores. y a engendrar el espíritu de partido. y si nos interesa la existencia real de una máxima es preciso confrontarla con los hechos naturales. los palpa. Así pues yo persistiré . de España de Roma? ¿Que relación tienen todas estas fantasmas con su existencia? ¿Que exigen de su conducta ni que utilidad proporcionan a su felicidad? ¿Gozará menos salud. y no puede negarlos. aplicables al error lo mismo que a la verdad. sin duda. Sócrates. para darnos esta lección. mercader o negociante que haya habido un Alejandro. un Tamerlan un imperio de Asiria. uno de ellos el emplear un tiempo y consumir una atención que producirían mucho mayor utilidad aplicados a las ciencias exactas de primera necesidad. y el fanatismo. Otro de los inconvenientes de la historia es el de no derivar su utilidad sino de resultados cuyos elementos son tan complicados. un reino de Bactran. que substituye la demostración palpable de los sentidos. Zoroastro Confucio y Mahoma? Estos hombres dejaron ya de existir pero sus máximas existen todavía y estas son las que nos importan y las que nos es preciso juzgar sin miramiento por los moldes en que fueron fundidas rotos por la naturaleza.

siempre en mirar la historia no como una ciencia. y exige un ingenio muy ejercitado en esta clase de estudios y dotado de mucha delicadeza y tino. y lo es de que así entre ellos como entre los modernos los historiadores mejores hayan sido los que llamamos hombres de estado. la legislación y a toda la economía política de las sociedades. es la aplicación de la historia al gobierno. como no se manifiestan a los sentidos sino por sus efectos resulta en el arte de curar un estado vago y de conjeturar que lo hace difícil y lo saca de la esfera de nuestros conocimientos vulgares así también en la historia aunque es cierto que los hechos han producido tales acontecimientos y tales consecuencias. ni sus relaciones y reacciones. futuros y presentes. sin embargo como no se hallan determinados ni conocidos el estado positivo de estos hechos. los indicios de su robustez. el arte fundamental. y crisis. tienen propiedades fijas. y la de la moral individual y perfección de las ciencias y artes solo son episodios y accesorios: El objetó principal. como lo es el arte de la medicina. resulta una posibilidad de error que hace difícil y delicada la operación de aplicarlos y compararlos a otros hechos. de modo que no tengo inconveniente en llamar a la historia la ciencia filosófica de los gobiernos. nombre que solo me parece aplicable los conocimientos demostrables cuales son los de las matemáticas la física y la geografía sino como un arte sistemático de cálculos meramente probables. y de que en la China. Es cierto que en esta última consideración de signo particularmente la utilidad política de la historia pero confieso que a mi parecer esta utilidad es su propio y único objeto. los pronósticos de sus agitaciones. imperio célebre por varios géneros de sabias instituciones. Los Chinos han . y que sus combinaciones tienen un juego determinado y constante sin embargo como estas son tan numerosas y variables. porque en efecto con la comparación de los estados anteriores nos enseña a conocer la marcha de los cuerpos políticos. se haya formado hace siglos un colegio especial de historiadores. los síntomas de sus males. y así como en esta aunque es cierto que los elementos del cuerpo humano. crisis en fin los remedios que se les pueden aplicar: El convencimiento de las dificultades que abraza bajo este punto de vista inmensa fue sin duda la causa de que entre los antiguos se aplicasen al estudio de la historia particularmente los hombres destinados los negocios públicos.

y fastidiosos. que diga la verdad. que pueden ejercer la mayor influencia sobre la conducta de las naciones. empleando expresiones triviales. censor sin aspereza y sin . que esté versado en los negocios. y de sus gobiernos. libre de: temor y de ambición. detalles bajos. la epidemia que atacó al fin del siglo segundo de los escritores romanos tuvo os mismos síntomas que las que se han manifestado en la Europa moderna de que tenemos en casi todos los pueblos que la componen. y con razón. que sea justo sin dureza. Ahora pasemos al modo de componerla. especialmente sobre el modo de escribir la historia el primero. y á. que sepa pensar. Luciano. No es esta ocasión de profundizar esta institución me basta solamente indicar cuanto apoya la alta idea que he formado de la historia. que conozca la decencia. sin debilidad ni acrimonia. En la segunda parte expone Luciano todas las calidades y deberes de un historiador. mentiras osadas. y en consecuencia han querido cometer el cargo recoger los acontecimientos de cada reino a hombres escogidos por sus luces y virtudes que escriben sobre ellos sus notas sin comunicarse. que no debió abandonarse a la casualidad ni a los caprichos de los particulares el cuidado de recoger y transmitir a la posteridad los hechos que constituyen la vida de un gobierno. y que según dice se vio perecer como un enjambre de mariposas después de una tempestad. la afectación de grandes palabras. nacido en Samosate en el reinado de Trajano. y expresar sus pensamientos. y una adulación baja de modo que.creído. Quiere que esté dotado de capacidad. y de una nación: han conocido que los escritores de historia son magistrados. dividió su tratado en critica y preceptos: en la primera parte se burla con la salpicante que le es propia del mal gusto de un enjambre de historiadores a que dio origen la guerra de Marco-Aurelio contra los Partos. Entre los defectos que les reprocha se notan estilo hinchado. que sea inaccesible a la seducción. Dos escritores distinguidos han tratado. y las depositan en cajas selladas que no se abren sino después de la muerte del príncipe o de su dinastía. el recargo de epitectos y por una consecuencia natural de esta falta de gusto el haber caído en el exceso contrario. las amenazas. políticos y militares.

y jamás declamador. bien que es preciso tener presente que este amable y Mably seco y áspero juzgaba y cortaba. y que no esté poseído del espíritu de partido. Sorprende desde luego ver tres interlocutores griegos hablar de la guerra de los insurgentes contra los Ingleses. historiador. y la . otro móvil sino el deseo de ser útil. una fundada en las leyes establecidas por la naturaleza para procurar la felicidad a los hombres. Que las reflexiones sean cortas. y que no tenga otro objeto mas que la verdad. o nacional. dice. los atestados bien examinados.calumnia. es decir lo que forma el verdadero derecho natural. y de sus estudios preliminares. Lo quiero. sea un espejo fiel en que se reflegen los hechos sin alterarse. En la segunda trata de las historias particulares y de su objeto con algunas observaciones comunes a ambos géneros. y Luciano se hubiera reído de esta mezcla. la materia bien distribuida. ni negarlo para no hacerse responsable. claro. fácil. estilo. y que sólo escriba para grangearse la estimación de los hombres sensatos. y proporcionado al objeto: sencillo en lo general como narrativo. Al abrir la primera se encuentra establecido el precepto. El segundo escritor Mably ha dado a su obra la forma de dialogo y la ha dividido en dos conversaciones. sin señor. Tal es el resumen de las noventa y cuatro páginas que contiene el tratado de Luciano traducido por Massieu. muy pocas veces oratorio. puro. y pesados para distinguir su buena o mala ley: y en una palabra que el ingenio del historiador. ni otra recompensa sino la estimación aunque estéril de los hombres de bien y de la posteridad. pero el severo Mably no entiende de chanzas. que si espone un hecho maravilloso lo haga sin afirmarlo. y los votos de la posteridad. ciudadano de todo el mundo. grande y casi poético como las que pinta. En la primera conversación habla de los diferentes géneros de historias y desde luego de las historias universales. sin leyes. de hallar una frase semejante en el hermano de Condillac. recomienda Luciano que sea. aunque algunas veces noble. En cuanto al. Quiere después y con mas razón que sus discípulos hayan estudiado la política distinguiéndola en dos clases. de que es necesario haber nacido. sin respetos por la opinión de su tiempo. dice. y uno puede dejar de asombrarse.

producto de las pasiones. pero se nace alegre o tétrico. de la injusticia. No se nace historiador. preveer los efectos. y como lo conoció también quisiera quitar de ella una porción de trozos que le incomodan. No debo disimularlo la obra de Mably difusa y redundante escrita sin estilo y sin método. no es digna del autor de las Observaciones sobre la historia de Francia: no tiene la concisión didáctica que debía formar su principal mérito que a la verdad falta taro bien en la obra de Luciano. y como tal un derecho variable. En estos preceptos y otros semejantes se extiende más y es mas instructivo Mably que Luciano. de preceptos. bueno únicamente cuando puede ser útil. Mably no conoce nada bueno. sólo sirven para espesar la . ahorrándose el disgusto de su sátira biliosa. ni la claridad. y de la fuerza: del que solo resultan falsos bienes y. y los trabajos de espíritu. ni el tono jocoso de este. su instrucción es ninguna. la segunda le hará conocer la marcha habitual los negocios humanos. y se ganaría nueve partes de tiempo. Las ciento y ochenta páginas de Mably pueden reducirse fácilmente. a veinte buenas. No le hagamos sin embargo un crimen de ella. y hay razón de duda de su filosofía por el modo de pintar la conducta de los Romanos con los pueblos llamados bárbaros.ni admirable sino la historia Romana de Tito-Livio que una justa critica tiene derecho para llamar un romance. de los hombres. sin hallar perfecto nada sino en las antiguos. por haber dicho que la historia no era sino un romance probable. los estudios continuados con empeño. Se apasiona de ellos y sin embargo prefiere Grocio en su historia de los países bajos ¿i Tácito que según dice no sacó lección alguna del reinado de Tiberio.otra que es obra de los hombres. y desgraciadamente el cultivo de las letras. pero es de sentir que no imitase ni el orden. sin hacer gracia a ninguno de los modernos. la vida sedentaria. y que aunque su pincel es fuerte. y a evitar los reveses. y convencional. y maltrata hasta con grosería a Voltaire. aunque gusta de las arengas que los actores de la historia no hicieron jamás. de las relaciones de los hombres relaciones. y de los medios de hacerlos felices. le enseñará a calcular sus movimientos. grandes reveses. Elogia a Bossuet por haber presentado un gran cuadro dramático. pues que ya causaba su propio tormento. Toda su obra respira una taciturnidad obscura y descontentada. La primera dará al historiador ideas sanas de la justicia.

. periódicas corresponden otras fases igualmente periódicas del cuerpo que son las digestiones lentas o fáciles. más nervio o mas abatimiento. aplicables según los temperamentos. que por consiguiente lo que se llama vicio de carácter no es con frecuencia sino vicio del temperamento o de las funciones corporales. cuyo fruto se recoge: sólo comenten un error que es el de ocuparse menos de sí mismos que de los otros. Se tacha a los hombres de letras. y finalmente las transpiraciones detenidas o precipitadas. más calor en sus sentimientos o torpeza y dureza. y debería compadecérseles. los alimentos dulces acres. se les reprochan las pasiones y éstas son las que forman su talento. por la cual viven. ciencias fundamentales de nuestros afectos. Este estudio convendría sobre todo a los escritores de historias personales. estudiase las relaciones que existen entre las disposiciones de su cuerpo. y trastornar las funciones del estómago asiento inmutable de toda la alegría o descontento. haber descuidado la hasta hora el conocimiento físico de su cuerpo. y no haber conocido las leyes de la fisiología y de la dietéutica. obstruir las entrañas. estimulantes o calmantes. que es preciso enviar a tomar las aguas minerales. unos enfermos ú hombres mal constituidos. . se apercibirla que estas fases del espíritu ordinariamente. que no necesitada para corregirse mas que un buen régimen. bunas o malas.bilis. si examinse con cuidado en que días y a qué horas tiene su pensamiento más actividad. y les daría un género de utilidad tan importante como nueva. y esto nos daría reglas preciosas de conducta. de esta máquina animada. Se convencería en una palabra de que el juego bien o mal arreglado de la máquina corporal es un poderoso regulador del de el órgano pensador. de que nos ofrecen señalados ejemplos algunos licores particularmente el vino y el café.y la situación de su espíritu. porque si un observador moralista y fisiologista a un mismo tiempo. y de un trabajo de esta naturaleza resultaría la utilidad de hacernos ver que la causa de muchos vicios y de muchas virtudes proviene de nuestras habitudes físicas. o más languidez. y crearía en nosotros un espíritu de indulgencia que nos haría ver en los hombres que llamamos ásperos e intolerantes.

.Sesión Sesión Sesión Sesión Sesión ÍNDICE DE LAS SESIONES DEL TOMO PRIMERO... primera 19 segunda....................................... 105 ....... Pagina................................................25 tercera.......................................... 73 quinta .41 cuarta ..........................