Cysticercus

Cysticercus
María Teresa Cifuentes Rodríguez

INTRODUCCIÓN
La cisticercosis se caracteriza por la presencia de las larvas de la tenia del cerdo en
diversos tejidos del hombre, que puede acompañarse o no de tenias adultas. A la larva
cisticerco de Taenia solium se le denomina Cysticercus cellulosae. Es excepcional la infestación por Cysticercus bovis de la Taenia saginata. La ingestión de huevos da lugar al
cuadro clínico de cisticercosis.

Agente etiológico
El cisticerco es un quiste translúcido oval, con un escólex invaginado de cuatro ventosas y un círculo de ganchos. Puede tener o no una cápsula envolvente. Su tamaño varía de
5 a 50 mm de diámetro (según la localización), y por transparencia puede observarse un
punto denso y blanco en el interior, que corresponde al escólex.
La muerte de los cisticercos puede conducir a una exacerbación de los síntomas que
produce, una reacción inflamatoria extensa alrededor de los parásitos muertos. Se ha sugerido que ello no sea solo una consecuencia secundaria a la liberación de sustancias antigénicas
por el cisticerco muerto, sino al cese de la inmunodepresión activa que produce, que al
parecer provoca depleción del complemento, suprime la actividad linfocitaria, reduce la de
los eosinófilos y presenta una fuerte actividad citotóxica.

Ciclo de vida
El hombre puede adquirir la enfermedad por la ingestión de huevos:
1. De las manos de un portador.
2. Del suelo, agua, frutas y vegetales contaminados.
3. Por autorreinfección externa, al transferir los huevos de Taenia solium desde el ano a la
boca.
4. Autorreinfección interna, por antiperistaltismo de proglótides o huevos que lleguen al
estómago o primera porción del intestino delgado, y se liberen las oncosferas.

339

Esta forma racemosa se caracteriza por no presentar escólex. La cisticercosis cerebral puede adoptar la forma quística clásica o la racemosa. los quistes se calcifican y pueden producir una seudohipertrofia muscular que se acompaña de miositis. La presencia de la calcificación típica corrobora el diagnóstico. figuras grotescas en el campo visual y otras molestias (John E. pulmón. es transportada por la circulación sanguínea a cualquier tejido del organismo. en las cisternas subaracnoideas o en el parénquima. El quiste produce una reacción inflamatoria que forma una cápsula fibrosa alrededor de él. siempre que no afecte un tejido vital. La tomografía axial computarizada (TAC) del cerebro delimita con exactitud las lesiones. han de apreciarse para ello estructuras quísticas pequeñas y numerosas de aproximadamente el mismo tamaño y forma. pues los cisticercos pueden desarrollarse en los ventrículos. corazón. Cysticercus puede tener una evolución anormal. La radiografía nos muestra los quistes calcificados en la musculatura. Patogenia y manifestaciones clínicas La infestación con cisticercos puede ser asintomática si es ligera. cuando hay signos y síntomas de una lesión por ocupación de espacio. con hidrocefalia no obstructiva y posiblemente con implicación de los nervios craneales. Tras una fase silente de 5 a 8 años o muchos más. que es capaz de invadir la pared intestinal y penetrar un vaso sanguíneo. subaguda o crónica. Es preciso diferenciar la cisticercosis cerebral del quiste hidatídico o de otros tipos de quistes. El barrido de la TAC es incapaz de distinguir la lesión causada por el parásito. de un paciente de 36 años. cuando el único modo de expansión del quiste se produce en las anfractuosidades de las cisternas basales y espacios subaracnoideos. En la cisticercosis muscular. Dentro de los ventrículos o en el espacio subaracnoideo. Se reportó el hallazgo de Cysticercus cellulosae en una biopsia de la aurícula izquierda del corazón.Microbiología y Parasitología Médicas De las oncosferas. reflejos tendinosos hiperactivos. de otras lesiones sólidas y quísticas debidas a tumores. con mayor frecuencia en los músculos estriados y tejido celular subcutáneo. se libera una larva. con defecto mitral y aórtico. limitación parcial de la visión ascendente y pupilas dilatadas poco reactivas. se les denomina quistes racemosos. mal funciones neurológicas focales o ambos casos a la vez. al hacer la excisión de la larva y realizar el examen microscópico (escólex invaginado. Se plantea por algunos autores que los hallazgos de la TAC en la cisticercosis cerebral son diagnósticos. y la pared del quiste crece con una ramificación irregular y por gemación hasta alcanzar un diámetro de varios centímetros. En estos casos no se desarrolla el escólex. puede aparecer aracnoiditis o síntomas similares a los producidos por cualquier lesión de la masa encefálica. fiebre alta y eosinofilia. Lorsh. En las infectaciones más intensas. Las lesiones parenquimales pueden provocar ataques. 1983). La forma más grave es la cisticercosis cerebral. Al morir la larva puede calcificarse. Los síntomas dependen de la localización y extensión de las lesiones. La cisticercosis ocular puede dar como resultado uveítis y desprendimiento de la retina. Diagnóstico Se realiza al extirpar por métodos quirúrgicos los nódulos subcutáneos. de los 340 . cerebro y peritoneo. destellos de luz. aparecen signos que sugieren un síndrome tumoral. La compresión del tronco encefálico superior puede dar lugar a síntomas inespecíficos y signos como letargia. Los quistes que se desarrollan en el ojo conducen a una disminución de la agudeza visual. se ha observado dolor. se puede producir una meningitis aguda. la presencia de cisticercos puede conducir a una hidrocefalia obstructiva en la cisterna. Dentro de los ventrículos. En la médula espinal. con cuatro ventosas y una corona de ganchos). hay mayor posibilidad de que la larva se desarrolle en el ojo. o los cisticercos en la órbita ocular y en el SNC. El desarrollo completo de la larva es de aproximadamente 2 meses.

El estudio serológico.Cysticercus tumores cerebrales y de la epilepsia hereditaria. Medidas de control 1. no confiere inmunidad. incluidos los del cerebro. molestias abdominales. 341 . Es rara en los EE. Es eficaz para destruir los cisticercos. Debe evitarse el consumo de la carne de cerdo cruda o mal cocida. El hombre es susceptible y la infección. al parecer. El reservorio es la persona infectada que arroja huevos del parásito en las heces y son la fuente inmediata de infección. Medidas preventivas 1. y la inmunofluorescencia ayudan en el diagnóstico. y Canadá. que se desarrolla hasta llegar a adulto en el intestino. Eliminación sanitaria de las heces. pero se observan las reacciones cruzadas entre la cisticercosis y la hidatidosis. en la cisticercosis humana. La incidencia más elevada se registra en África Oriental. Los desechos que se dan como alimento a los cerdos deben cocerse. Deben destruirse los cadáveres de animales infectados. El modo de transmisión ocurre por la ingestión de carne de cerdo cruda o mal cocida que contenga la larva infectante (cisticerco). Educación sanitaria del público para impedir la contaminación del suelo con heces humanas en las zonas rurales. La intradermorreacción se prepara con escólex de Cysticercus. Perú y Europa Oriental. Se recomienda la administración conjunta de dexametasona para impedir la inflamación alrededor de los cisticercos. 7. la hemaglutinación. Inspección adecuada de los cerdos sacrificados para descubrir la carne infectada. La eosinofilia puede estar ausente. el tratamiento consiste en el uso de praziquantel a una dosis de 25 mg/kg/día durante 3 a 4 días. Tratamiento Para los pacientes sintomáticos. 5. sobre todo el aseo de las manos después de defecar y antes de comer. pero la presencia de eosinófilos en el LCR es significativa. El praziquantel no debe utilizarse en el tratamiento de pacientes con cisticercosis intraocular.UU. 3. por traslado directo de la mano a la boca de los huevos contenidos en las heces. 2. solium preparen o sirvan alimentos. No se debe permitir que las personas infectadas con T. El período de incubación es de 8 a 10 semanas. No se debe utilizar el afluente del alcantarillado para el riego de pastos y hortalizas. México. todos leves y reversibles. 6. Tibet. es una medida esencial para prevenir la cisticercosis humana. 2. Tratamiento inmediato de las personas que albergan Taenia solium adulta. En algunos casos debe repetirse el tratamiento. así como la refrigeración a –20 °C durante 12 horas destruye las larvas. 4. náuseas y erupciones cutáneas ocasionales. debe prescribirse una higiene rigurosa. Sotelo y colaboradores (1984) recomiendan una dosis de praziquantel para la neurocisticercosis de 50 mg/kg en tres dosis fraccionadas durante 15 días. la fijación del complemento. No se debe permitir el acceso de los cerdos a las letrinas. ni a las heces humanas. Los efectos secundarios debidos al fármaco son: cefaleas. La cocción a 65 °C es letal para los cisticercos. Epidemiología y prevención La cisticercosis es frecuente en los lugares donde se acostumbra comer carne de cerdo cruda o mal cocida. Una historia de teniosis solium anterior ayuda en el diagnóstico. o indirectamente por ingestión de alimentos o agua contaminados con huevos. mareos.

ed. El diagnóstico se realiza al extirpar por métodos quirúrgicos los nódulos subcutáneos. Parasitología clínica.. Interamericana Mc Graw-Hill.140:901-4. Cysticercus racemosus in an eosinophilic phlegmon in the brain. Pathomorphologic and ultraestructural characteristics of endocardial cysticercus cellulosoe. se comunica su uso en un caso de cisticercosis cutánea. Debe evitarse el consumo de la carne de cerdo cruda o mal cocida. con el uso de anticuerpos específicos marcados con yodo radioactivo. New Engl J Med 1984. La ingestión de huevos da lugar al cuadro clínico de cisticercosis. La cisticercosis es frecuente en los lugares donde se acostumbra comer carne de cerdo cruda o mal cocida. 6ta. Racemoll Cysticercosis in human brain. 342 . 2da. J Microsurg 1984. México.Microbiología y Parasitología Médicas Se ha empleado el mebendazol. El pronóstico es grave en los casos en que se ha desarrollado una cisticercosis racemosa. A la larva cisticerco de Taenia solium se le denomina Cysticercus cellulosae. Radiology of Cysticercosis of the Central nervous System including Computerized Tomography. 31 0:1001-7. Apuzzo MLJ et al. Neva FA. ed. Death from Cysticercosis. Salvat. Debe extirparse el cisticerco mientras esté vivo. 1986:561-2. Perú y Europa Oriental. Jung RC et al.30:620-4. Seven patients with unrecognized obstructive hydrocephalus. 1965 (Publicación científica No. ed. 1987:844-52. Parasitología médica. Acta chir lugos: 1980. Cysticercosis update. con cuatro ventosas y una corona de ganchos). Sotelo J et al. También se ha empleado el metrifonato.37:293-6. N Engl J Med 1984. La incidencia más elevada se registra en África Oriental. a través de la excisión de la larva y el examen microscópico (escólex invaginado. West J Med 1984.60:400-7. Se han informado resultados satisfactorios en cuatro pacientes. Therapy of parenchigmal brain cysticercosis with Praziquantel. que puede acompañarse o no de tenias adultas. An analysis of 45 coses. BIBLIOGRAFÍA Ali-Khan et al. OMS. Teniasis y Cisticerciasis.75:774-9. Groll E. Markell Voge John. administrado por vía endovenosa. Recent advances in the diagnosis and Treatment of Cerebral Cysticercosis. a dosis de 300 mg dos veces al día por 3 días. Neurological and related manifestations of cysticercosis.311:1476-92. Trop Georgr Med 1976. 120). El control de las enfermedades trasmisibles en el hombre. 2da. 29:271-8. 1990. Rguez-Tovres. a dosis orales de 635 mg/día durante 6 días. Para tratar la cisticercosis ocular se debe realizar la extracción del quiste por medios quirúrgicos. Pumarola A.140:787-9. Nash TE. Grisalia JS.UU. Trans R Soc Trop Med Hyg 1981. Keane JR. Acta Trop 1980. Am J Trop Med Hyg 1981. Deben observarse reglas de higiene personal como el lavado de manos. Radiology 1979. Praziquantil for Cestodis enfections in man. 10ma.27(1):11-20. Surgicol considerations in treatment of intraventricular Cysticercosis. Tibet.125:127-131. ed. RESUMEN La cisticercosis se caracteriza por la presencia de las larvas de la tenia del cerdo en diversos tejidos del hombre. Vejayan GP et al. Es rara en los EE. La extirpación de uno o varios cisticercos encapsulados en el cerebro ha originado una recuperación completa y permanente en algunos pacientes. West J Med 1984. Grozdev IJ et al. OPS. Ed. para impedir la pérdida del órgano. Carbajal JR et al. Microbiología y Parasitología Médica. El hombre puede adquirir la enfermedad por la ingestión de huevos. Chester BP et al.