r

1

1

Obra preparada por el
Centro de Estudios Históricos

IDSTORIA GENERAL
DE MEXICO

TOM02
Alejandra Moreno Toseano
El •iglo de lG conqi.IÜIG
Andrés Lira y Luis Muro
El •iglo de lG integración
1

<t>.

DANIEL Cosfo VILLP.OAS
coordinador (El Colegio de México)
IGNACIO BaNAL (Instituto Nacional de Antropología e Historia)
PEDRo CARRASCO (State Univenity of New York at Stony Brook)
LrLIA Df.u: (El Colegio de México)
EN&IQU& FLORESCANO (Instituto Nacional de Antropología e Historia)
BERNARDO GARcfA MARTfNEZ (El Colegio de México)
Lu1s GoNzÁLEZ (El Colegio de México)
ANDRÉs LIRA (El Colegio de México)
JosÉ Lu1s LoRENZO (Instituto Nacional de Antropología e Historia)
Joaoa ALBERTO MANRIQUE (Universidad Nacional Autónoma de México)
Jos& Lu1s MARTÍNEZ (Academia Mexicana de la Lengua)
LoaaNzo MaYEa (El Colegio de México)
CARLOS MoNsiVÁts (Instituto Nacional de Antropologfa e Historia)
ALEJANDRA MoRENO ToscANO (El Colegio de México)
Lu1s MuRo (El Colegio de México)
Bu.TA ULLOA (El Colegio de México)
SusANA URIBE (t) (El Colegio de México)
JosEFINA ZoumA VÁZQUEZ (El Colegio de México)
I.uts VILLORO (Univenidad Autónoma Metropolitana)

\

Enrique Floreseano e Isabel Gn Sánehez
La época de la re/or.,_ borbón.it:a y el
crecimiento económko, 1750-1808
I ..uis Villoro
La r~olueión de independencia

Jorge Alberto Manrique
Del barroco a lG ilutración

'\
El Colegio de México

f

Sumario

'1
!

ALEJANDRA MORENO TóSCANO

El siglo de la conquista
La conquista de México-Tenochtitlan
Conquistadores y primeros pobladores
La conquista espiritual
La primera sociedad colonial
La esclavitud de los indios
La nueva estructura social indígena
Nueva España a mediados del siglo
Diferencias regionales de la sociedad colonial

,
Primera edición (5 000 ejs.) 1976
Segunda edición corregida (15 000 ejs.) 1977
Primera reimpresión (12 000 ejs.) 1980
Derechos reservados conforme a la ley
@1976, El Colegio de México
C1mino al Ajusco 20, México 20, D. F.
Impreso y hecho en México
Printed and Made in Mexico
ISBN 968-12-0079-9

J

l

3
29
37
51
55
60
62

70

ANDRÉs LIRA Y LUis MuRo

El siglo de la integración
83
De 1570 a 1580
87
El paisaje y la integración del país
91
La población
98
107
Agricultura europea en México
Supervivencia y transformación de la agricultura indígena 114
La ganadería
117
131
La minería
Transformaciones sociales
136
Las encomiendas
136
El régimen de trabajo indígena
139
Las haciendas
142
Los obrajes
146
Sociedad y gobierno
149
La república de los indios
150
La república de los españoles
156
Castas y "gente menuda"
163
El ejercicio del poder
164
173
Los casos de fricción
Alzamientos descoyuntados
177
VII

.;

.

~-.

petara las preminencias sociales existentes y se adaptara a la
realidad del país. Así, mientras los antiguos insurgentes pretendían
reformar la realidad elevándola a la altura de sus proyectos, los
iturbidistas querían adaptar el orden político a una realidad social
dada: dos actitudes contrarias que revelan ·intereses sociales diferentes. Pero la supresión del congreso era un golpe poco político.
·~·
Parecía justificar las acusaciones de "despotismo" contra el emperador y socavaba las bases de su legitimidad. Si obligaba a los
.~
't
liberales a optar por la lucha abierta, tampoco añadía a la popul\; laridad, fuertemente dañada, de Iturbide. El emperador se iba
~
"; quedando solo. Tenía que guardarse de una doble oposición: la de
~
,, \f)
los liberales dispuestos a luchar por la república, y la de los anti-~
guos borbonistas que aún soñaban con una restauración de la dinastía española. Y ambos se unirán contra el imperio criollo.
'
En Veracruz, el lo. de enero de 1823, Antonio López de Santa
~ '-J
Anna se subleva, lanzando un proyecto republicano. Se van unien·~'~.
'-;S1 _\; . do al movimiento antiguos insurgentes, como Guadalupe Victoria,
Guerrero y Nicolás Bravo. Después, los borbonistas hacen lo pro.::;;'-:
pio. El general Echávarri, enviado para combatir a los rebeldes,

;i; ~--;;, se suma a ellos. Pronto, muchas ciudades abrazan el movimiento.
El 19 de marzo de 1823 acaba el efímero imperio: lturbide abdica la corona y parte poco después al exilio. La caída de Iturbide
marca un triunfo de la clase media liberal. El congreso, restablecido, proclamó el derecho de constituir la nación en la forma
que más le conviniera: se anunciaba la república. Mientras se establecía la constitución adecuada, el gobierno quedó confiado a
un triunvirato, formado por do8 antiguos insurgentes, Guadalupe
Victoria y Nicolás Bravo, y un antiguo iturbidista, el general Pedro Celestino Negrete. Pero, para alcanzar el gobierno, los primeros ya no se basaban en el pueblo, sino en su alianza con una
fracción del ejército. Porque el poder real aún estaba en las manos
de los grupos privilegiados: la Iglesia y el ejército, ante todo. Muchos años de lucha serán necesarios para transformar la realidad
social en que descansaban sus privilegios: años de desdicha, que
habrán de conducir, al fin, a la ansiada reforma.

.~ff'i

.. )

r

...... -

Del barroco a la ilustración

~,

·'>

Jorge Alberto Manrique

""

"

356

El mundo barroco
El fenómeno quizá central del siglo barroco novohispano, como
fenómeno de cultura, en el que se enmarcan las diferentes actitudes de los hombres de Nueva España, es el que se ha llamado
fenómeno del criollismo. Criollo, en principio, es el hijo de europeo
nacido en América; pero, como bien ha visto Edmundo O'Gorman, el concepto de criollo pronto rebasa esa connotación accidental del nacimiento y cualquiera otra racial, para referirse a un
hecho de couciencia. En efecto, criollo es no sólo el hijo de europeo, sino el hijo, nieto o bisnieto de ese hijo; por eso mismo el
criollo puede no tener ciento por ciento de sangre europea; criollo
también puede ser quien no precisamente haya nacido aquí, pero
se haya sentido asimilado a los aquí nacidos; en fin, un nacido
americano puede eventualmente no ser criollo, según su comportamiento. El concepto, pues, no se limita sólo a esa endeble circunstancia del nacimiento, sino que se refiere a un hecho de cultura, de actitud y de conciencia. Criollo es el que se siente novohispano, americano, y que por tanto no se siente europeo; pero
eso que tan rápidamente se dice, entraña no pocas complicaciones
en sus entretelas.
El concepto de criollo, por principio de cuentas, no se da solo,
sino en pareja con otro, el de gachupín. Podría decirse que es la
presencia del gachupín, del español advenedizo, lo primero que
hace al criollo consciente de su ser diverso. Al calor de ese pique,
de esa inquina irreductible, el criollo va de alguna manera forjando su propio ser. Ya para los fines del siglo XVI el antagonismo puede advertirse con toda claridad. En 1589 el' dominico
Agustín Dávila Padilla se queja en su Historia y discurso de la

359

moverá cielo y tierra para justificarse como alguien en el mundo. se levanta con lo mejor del país. de las obras. dejar de sentirse de alguna manera español. y todavía no se definía el nuevo proyecto de vida. se empeñará en negarle un rostro. usos. el que la había imaginado república teocrática y señorial. de las "cargazones de gachupines que año con año vienen de Europa". consiguiendo por fin la satisfacción en la Guadalupana. y les achaca los males que padece la tierra. la más hermosa. la tierra pasaba por una indudable crisis:~ crisis material y crisis espiritual. Queja que quizá sigue resonando en el mexicano de nuestros días. y todavía reniega de él: ra-zón de sobra para el resentimiento. acudirá a todos los expedientes posibles para proporcionárselo. ontológicos. de salud falto y de dinero pobre. de César y Virgilio las dos coronas de laurel y robre. otros como él. rudo y pobre. Y Terrazas. cuando Europa. En pos de respuestas acudió al pasado indígena para exaltarlo. sin verdad mineros. Pero su modelo a seguir no puede ser otro que Europa. cuando por la disminución vertical de la población. Para afianzarse. gusto y haberes ¡Y tiraba la jábega en San Lúcar! Este advenedizo. Por casi dos siglos la expresión orgullosa es la expresión y 361 . ayudado por sus congéneres. . pues su mayor preocupación era el sentirse eri el aire. el poeta épico. Acudió a sus ingenios. y en cantidad un Fúcar. sin embargo. porque les resulta ingrata. dominada por frailes y encomenderos. En 1604 Baltazar Dorantes de Carranza. no puede. buscando sin éxito santos patrones. sin ningún auxilio. como su imprecación a las Indias: "tráfago de behetría". Terminaba un "proyecto de vida" para Nueva España. Es y al mismo tiempo no es europeo. el fracaso mismo de la encomienda y mil otras circunstancias. Y el criollo novohispano es ·precisamente ese hombre en busca de un nombre y un rostro. La cultura novohispana de ese "segundo proyecto de vida" está constituida justamente por tal preocupación: la cultura es esa búsqueda. de la tierra:. la nueva política regalista que limitaba las encomiendas. a su vez. Se trata de algo que atañe a su propio ser. mercaderes por ella codiciosos caballeros de serlo deseosos: con toda presunción bodegoneros 360 En realidad eso no es producto sino de una situación de incertidumbre en que vivía para los fines del siglo XVI y los principios del xvn Nueva España. ¿Quién es? -¿Quién soy? es la pregunta atenaceante. Santo Domingo. Acudió a la religión. Se aferró a ciertos modos de ser. ya es un conde en calidad. definido. . exaltando imágenes milagrosas. Para el criollo el problema se plantea en términos verdaderamente profundos. pues. Este hombre que ya no se siente europeo.Provincia de N. Y el otro. hijo de uno de los compañeros de Cabeza de Vaca. dando muestras de piedad nunca antes vistas. buscará incansablemente en Sin un sustento preciso qué apoyarse.· Necesitado de un apoyo. Y expresó ese orgullo. Doran tes tiene desfogues virulentísimos. Acudió a la alabanza de la tierra: la más pródiga. costumbres. que en efecto maravillas fueron. Y luego que caudal y ánimo cobre le aplican en su bárbaro concilio. Y abomina después del lugar donde adquirió estimación. actitudes que por reconocer ya como propios retuvo porque representaban _algo sólido para él. En esta situación conílictiva no pocas veces los novohispanos se entregan a vituper:ar la propia tierra que aman. transfigurarlo en un equivalente de las tradiciones culturales europeas: ese criollo que a fin de cuentas distaba m_ucho de ser indio. que agujetas y alfileres vendía por las calles. que detesta al gachupín. Acudió al arte y produjo -para él."octavas maravillosas". a los que encontró supremos. tuvo que sentirse orgulloso de la gente. en fin. se queja\ de que la tierra es más pródiga con los gachupines que con los criollos: Madrastra nos· has sido rigurosa y dulce madre pía a los extraños. y la poesía recoge no pocas de estas lamentaciones : Minas sin plata. recoge un soneto anónimo por demás explícito: Viene de España por la mar salobre a nuestro mexicano domicilio un hombre tosco. el de la nueva España. la más templada. P.

pero también revelando actitudes más profundas. La imagen soñada como modelo concreto que se impone a lo real.de la Nueva España. Los primeros grandes cronistas. la sabía importante. los agustinos Grijalva y Basalenque. expresión alterada de lo real. pero con una fruición exaltada. y la metáfora. tantos tesoros. en fin. y en tantos grados tantas eminencias? 362 Pero debemos entender que para él la metáfora funciona todavía como metáfora en sentido estricto. Zorita. Para el novohispano el mito es una necesidad compulsiva. los grandes recolectores de los despojos del pasado prehispánico. cierto. Quiere darnos a entender que no hay casas en el orbe como son las mexicanas. que ni Virgilio ni Homero superan a los poetas mexicanos. La cultura criolla La cultura manierista y barroca novohispana se nutre de mitos. En monstruosa y hermosa paradoja. Y como buen criollo tenía esa necesidad de exaltar lo novohispano. porque le otorgará la raigambre de que se siente ayuno. Tal es el caso de cronistas de órdenes religiosas. Pero a él mismo le sale lo criollo cuando abandona a México: "Queda a Dios. Balbuena admiraba la ciudad. en su Granáeza Mexicana. más allá de lo "objetivo". Cierto. un modo superlativo de expresar las cosas. los dominicos Dávila Padilla y Franco. repetida. ¿Quién goza juntas tantas excelencias. Pero después. poblada de dioses y héroes de la mitología grecolatina y de santos y santas. la nueva Nueva España. Tovar o Sahagún. viajero empedernido. historias me<)ievales. La manera normal en que tal actitud se expresa es la metáfora. admitida como moneda corriente. Nueva España sueña lo que quiere ser: de tanto querer serlo.. un modo poético. ésta acabará teniendo un sentido de verdad. llámense Motolinía. que sus pintores igualan a Apeles y Parrasio. no inicia. de alguna manera lo es. recrearlos y glosarlos. criollos instruidos participan de una refinada cultura occidental. Ofrecían un repertorio riquísimo. La habían 363 . de Florencia o de Milán no se le igualan. y de autores que motu proprio --en general persiguiendo fines concretos y actuales. y así quiere que se adoren . a fuerza de repetir la imagen. ésta del segundo proyecto de vida. Mas cuando en su poema encuentra que el comercio de Luca. misterios y milagros cristianos. pero sí lleva a una primera culminación la apología de lo propio: México al mundo por igual divide. crónicas. de fatigar la hipérbole. largo poema laudatorio de la ciudad famosa. la amaba. sueño que duraría casi dos siglos. que Atenas no conoció tal cantidad de filósofos ni tal calidad de sabios. Bernardo de Balbuena. Los escritores del siglo xvn se servirán de él. en mucho asimilable al criollo -y quizá por eso en posibilidad de captar claramente el fenómeno--. habían seguido el impulso de rescatar algo destinado a perderse o habían hecho acopio de material útil a la tarea de la evangelización.se dieron a escribir relaciones. Es el criollo el gran inventor de mitos y su gran gozador. De hecho. tantas hermosuras. adquiere la categoría de una verdad. y lo real distorsionado por esa imagen. pero con fines diferentes: para estructurarlo en algo coherente.natural -y necesaria. en donde lo fáctico trata de alcanzar en desenfrenada carrera lo imaginado. se burlaba de la suficiencia del novohispano e invocaba a España: Castiga a este reino loco que con tres chiquisapotes quiere competir contigo y usurparte tus blasones. a fuerza de ser dicha y oída. y como a un sol la tierra se le inclina y en toda ella parece que preside. capaz de presentar un cuadro heroico del pasado anterior a la conquista. Proyecto de vida éste. sabemos que es una hipérbole.. cierto. ciudad insigne / que el corazón se me parte". como toda cultura. Así. historias. como los franciscanos Meodieta y Torquemada. publicada en 1603. se lanza a buscarlos. Ya desde la tercera década del siglo xvn aparece definido lo que Edmundo O'Gorman ha llamado "el sueño de la Nueva España". la Nueva España barroca es una inmensa y desdibujada metáfora. En todos ellos los datos de los primeros escritores adquieren nueva vida y se componen dentro de una visión de las cosas que es propia de su cultura. Ya desde temprano ese espíritu chocarrero que fue Mateo Rosas de Oquendo.

como las sibilas o los Triunfos de Petrarca. es el de las supervivencias prehispánicas en usos. decide decorar con frescos su casa manierista terminada en 1585. cronista oficial de los franciscanos. en las lecturas -ellos. El primero. Estas supervivencias "inconscientes" (diría. amante del arte (él dirigió la construcción de los grandes y famosos retablos de Santiago Tlatelolco) no se contenta con relatar los hechos de su hermandad. como lo ha visto Walter Palm. se elabora un programa (no sabemos si debido a él mismo o a algún culto "familiar") que incluye temas de mitología clásica y simbolismo cristiano. por criollos instruidos -y muy instruidos-. hermano del dramaturgo. sino con toda conciencia Portada de la primera edición de la Monarquía Indiana 365 . ya no como simple consignación de datos curiosos. lo que nos muestra que el conocimiento de ellos formaba parte del bagaje de cultura de un mexicano de su tiempo. pues. Importa insistir en que este fenómeno ·de asunción del pasado prehispánico es un fenómeno culto. Otro asunto. Era ciertamente la suya época de reflexión. Pero lo importante aquí es que ese fraile instruido. Y cabe recordar que el conocimiento del náhuatl -aprendido. pero lo enriquecía con algo tomado de la propia tierra. primeros en tiempo y primeros en importancia. Que los mismos hombres que cumplían esta tarea no por eso dejaban -por ejemplode combatir el sincretismo religioso: tal el caso del licenciado Pedro Ruiz de Alarcón. lo que los anteriores escritores de la orden de los mínimos habían ido recopilando. ya no como intención arqueológica de salvar datos para la posteridad o detectar peligrosas idolatrías en los neófitos. pero ciertamente difieren en esencia de la voluntad razonada que llevó a unos hombres a estudiar y estructurar el pasado anterior a la conquista como un modo de cimentar su propia personalidad diferente de la del gachupín. costumbres sociales. no de menos importancia sin duda. no mamado. Veamos un ejemplo: cuando el deán de la catedral de Puebla. Quizá dos nom- 364 bres habría que destacar. y que es deliberado y consciente. La actitud del citado Dorante de Carranza es similar: en su Relación incorpora mitos prehispánicos -como el del colibrí o hiutzitzil-. y en ese enriquecimiento encontraba su diferencia y su orgullo. don Juan de la Plaza. pero que incluye también la mitología prehispánica asociada y combinada a esos símbolos.aprendido en la universidad. que se inicia en un estrato social alto. basten los ejemplos más tardíos de Sor Juana o de Carlos de Sigüenza que escribían indistintamente en latín o en náhuatl.era común entre la gente de letras tal como lo eran el latín y el griego. agrega noticias de los anales franciscanos y de otras fuentes muy diversas y compone con todo ello una gran summa. cómo la alta cultura criolla asumía como propio el mundo histórico o mitológico anterior a la conquista. lectores infatigables-. dos criollos eminentes: fray Juan de Torquemada y don Fernando de Alva Ixtlixóchitl. sino que recoge todas las noticias a su alcance sobre la antigüedad indígena e intenta y consigue dar un cuadro completo y amplio de un pasado que entiende glorioso y que implícitamente acepta como suyo. para diferenéiar) permean la sociedad novohispana toda y se infiltran en la clase alta. y lo incorporaba a la tradición europea: aceptaba el molde occidental. en los colegios jesuitas. pero le incorporan el rico mundo prehispánico que se empeñan en sentir como propio. recoge en su voluminosa obra. desde Olmos hasta Mendieta. si bien le corresponde estudiar más bien a la antropología cultural. y reflexión fueron las grandes crónicas de fines del siglo XVI y principios del xvrr. que no por casualidad se llama Monarquía indiana. entre los forjadores de un pasado indígena a la medida de Nueva España. Vemos. modos de comportamiento colectivo o sincretismo religioso. Podría decirse que con él surge.

con todo ese material fabrica en su Historia el panorama completo del reino de Tezcoco (que desde luego resulta para él el más antiguo y cimentado y el que más títulos posee) tomando como modelo la Crónica general de don Alfonso el Sabio. la historia indígena se acepta como el pasado "legítimo" de los mexicanos al mismo título que la histori-a clásica. sino hallar lo necesario en la propia (en la que se sentía como propia) era el empeño de Sigüenza. muy intencionalmente. Don Carlos de Sigüenza y Góngora.. en 1680. si alteran o no los datos -que eso los modernos estudiosos del pasado prehispánico se encargarán de deslindar-. procurador y faraute en la real audiencia. Con esto pone el cimiento de lo que será su afirmación de lo propio. En un mundo de metáforas a lo divino. por ejemplo. como lo era. Estos arcos solían tener figuras y textos laudatorios del personaje. para el fenómeno de cultura que se trata de describir aquí. en que jugaba con el nombre del virrey. Hecho esto. sino que escribió su texto poniendo a los emperadores aztecas como modelo del buen gobernar que debería seguir el marqués de la Laguna: Teatro de virtudes políticas advertidas en los monarcas del mexicano imperio. y así hasta nuestros días.. el empeño de los demás novohispanos. ordenar y traducir cuanta información puede todavía recoger acerca del reino tezcocano. al Señor de los 367 . la poetisa. que llegará mucho más tarde a convertirse en el 366 sl!r nacional. no quiso acudir a ese expediente. Generalmente los textos apelaban a la mitología clásica. Descendiente de conquistador y. que en realidad subsistieron en este emporio celebérrimo de la América. y así lo vemos.. digo. sus hermosas liras. ¿Puede imaginarse un caso más claro. El tema es una constante en la cultura nuestra de esa época. en la Loa para el divino Narciso de Sor Juana. poeta de quilates (ahí. la historia antigua de México. simulacro político . es el primero que dibuja la figura de ese rey como el "sabio poeta". por Clavijero. como todas. hallé sin violencia lo que otros tuvieron necesidad de mendigar en las fábulas . Orgulloso de su tatarabuelo Nezahualcóyotl.. más hermoso. como lo ha advertido Edmundo O'Gorman. Adopta el apellido Alva Ixtlixóchitl. ideó e hizo los textos para un arco de triunfo a la entrada del virrey marqués de la Laguna. y lo seguirá reinventando. por Boturini. que serían traducción libre de un poema de Nezahualcéyotl) .y con un designio bien meditado. y que por eso la evangelización había sido no sólo posible. . cada vez más barrocamente. sino que hay el decidido empeño de hacerse de una historia. y el primero que. Ya en el mundo barroco del siglo xvn. en la historia y en otros terrenos. traduce éstos en pulcro y florido romance. Y ciertamente ese no mendigar en la historia europea. Celo. A partir de este momento. sabedor de latines y de historia española. no será desestimado mi asunto cuando en los mexicanos emperadores. por Veytia. el gran erudito y poeta.. su perseguir un ser individualizable. hace una hermosa elucubración para mostrar que la religión de los aztecas en esencia era la "verdadera" religión. el mundo criollo se ha forjado un pasado remoto a la medida de sus necesidades. más adelante en el siglo. Religién). que con él surge. pleitea sin mucho fruto por recuperar los restos de la encomienda de San Juan Teotihuacán. a más de mostrarnos su conocimiento de los ritos prehispánicos -abrevado en Torquemada-. Y después se da a recopilar. que le venía por línea colateral. por rama femenina de los reyes de Tezcoco. oceáno de colores. hacia 1688. . más acorde con las necesidades espirituales de su circunstancia que ese sincretismo histórico? De sus títu-' los para figurar entre los fundadores de la historia de México (la historia "consciente" que México hace de sí mismo) responde su obra: sus materiales fueron después usados sucesivamente por Sigüenza. Occidente. justificadora y sustentadora. o alegorías relativas a su condición de virrey y gobernante.. y este hecho es de por sí revelador. despreciando las fábulas se haya buscado idea más plausible con que hermosear esta triunfal portada . como el que para el mismo virrey y en la misma fecha hizo Sor Juana (Neptuno alegórico. cada vez más metafóricamente. y por lo que sigue del siglo xvn y durante el XVIII. después de atribuirle poemas. Pero el de don Carlos.es causa de que. Don Fernando de Alva Ixtlixóchitl se enmarca dentro de los mismos parámetros culturales.. Los antiguos mexicanos adoraban al Gran Dios de las Semillas. sino fá-cil. la laguna de México y el dios de las aguas). que ninguno de sus abuelos había usado. Téngase en cuenta que ni en el caso de Torquemada ni en el de Ixtlixóchitl importa. con personajes que son entelequias (América. . El amor que se debe a la patria -dice el propio Sigüenza en su explicación. que heredó los papeles de Ixtlixóchitl y que se propuso escribir o escribió y está perdida (no lo sabemos con certeza) una historia antigua de México. es un criollo culto.

hace decir a la América ya vencida: . la mitología náhuatl y la grecolatina se unen en el mundo criollo de Nueva España. en esencia la creencia en el Dios Todopoderoso y las formas de culto se conservaron entre los indios. . montada sobre una alegoría acerca de la religión prehispánica.Mantenimientos. por lo menos en su aspecto militar y opresor. que la monja mimó también en varios de sus villancicos). Así. Así. que Motolinía nos presenta como los protomártires de América. la línea divisoria entre realidad y fantasía resulta tan tenue que fácilmente se desdibuja. pues aunque lloro cautiva mi libertad. la loa sorjuaniana tiene la profunda intención de enaltecer a los antiguos mexicanos incluso en el punto más delicado. ya colectiva. el dios se hace presente en forma de alimento y es comido. valeroso. la religión. pero también a un deseo de exaltación de su tierra. Así. por otra parte. con lo que. De donde resulta que.. etcétera. Y se unen en el centro de la conciencia del tiempo: en lo religioso. sonajas. aunque cautivo gima. pues. no tu razón") . la Religión interviene para convencer. cuyas existencias. el aspecto religioso. diga que venero al gran Dios de las Semillas! Para comprender el marco completo de la cultura de sor Juana Inés -y con ella. pero para acercarse a él es necesario estar limpio. Evidentemente. aceptaba sin demasiados problemas la presencia de los milagros y lo sobrenatural. no había acto válido que no estuviera de alguna manera impregnado de sentido religioso. el criollo necesitara acudir a ese ámbito. ni motivo de orgullo que no se fincara en lo mismo. en busca de motivos de orgullo. de necesidad.ivino Narciso. . el novohispano. el que hace pródigos los campos.dad debía ser garantía de bondad. de esta 369 . la religión formaba el marco teórico fundamental que justificaba desde la moral hasta la política y que aglutinaba y daba sentido a todo el discurir de la vida. impolutamente castas. Un hombre podía ser hermoso.hay que tener presente que esta loa. el religioso: no olvidemos que el timbre de infamia jamás borrado era el de la idolatría. Cuando se hace presente la nueva Nueva España. desde los primeros tiempos los cronistas se empeñaron en ver santidades: vaya como ejemplo el de los niños mártires tlaxcaltecas. en mi corazón. que alegóricamente explica la naturaleza de Cristo -Narciso-. De la misma manera.. contaba en la medida en que sus virtudes tuvieran una justificación religiosa. sucesión ininterrumpida de actos piadosos regados con la sangre de los cilicios y adornados con ayunos y penitenciaS. más que ser un simple juego alegórico. antecede al auto del D. que se inicia con un canto "al modo que se canta el tocotín" (la forma poética popular náhuatl. de paso. y muy primordialmente. ya individual. cuando el Celo ha vencido al Occidente y a la América por las armas ("ya es preciso que me rinda j tu valor. pues. y por tanto la santi. la del reino de la metáfora. y así. remachados en parte por el Concilio de Trento y más presentes en la tradición hispánica. los hacen parangonables a los mayores beatos que en el mundo hubieran sido. 368 La religión Si la revaloración del pasado prehispánico y su incorporación -una vez cortado a la medida. sabio o rico: ninguna de estas virtudes lo sería de veras si a ellas no se agregara. pone en entredicho la gran justificación de la conquista.. ¡ no me podrás impedir que acá. de todo su momento histórico. En un mundo en que perduraron -por la estructura misma del primer siglo de la conquistatantos elementos de actitudes medievales. donde aparecen indios con plumas. Cuando esto hacen los cronistas. fuerte. y advierten los personajes americanos que aunque el demonio haya tergiversado las verdades divinas. así. un mundo. El poseer santos locales había sido desde siempre y en todos lados un motivo de justo orgullo (a la vez que tenía un aliciente económico).. obedecen sin duda a un deseo de glorificación de sus respectivas órdenes. ¡ mi albedrío con libertad más crecida adorará mis deidades! O al Occidente: . "El buen árbol se conoce por sus frutos".por quien muere.a la cultura barroca novohispana fue una base necesaria de sustentación.enamorado de su imagen -la Naturaleza Humana. Un mundo do_nde. en la loa. también lo fue. m'lntas y copiles. las crónicas abundan hasta la exageración en relatos de las vidas de varones muertos en olor de santidad. El Occidente y Europa.

tierra en que -como dice uno de ellos. Muchas imágenes se significan por algún milagro portentoso. La hiítioria de la Guadalupana sería a su vez ejemplo de muchas otras historias de imágenes milagrosas. en donde tenía ya un culto bastante extendido. Sobre esta base. falló indefectiblemente. en monasterios o hasta en las mitras (al morir el arzobispo criollo Dávalos.presencia de lo divino en estas tierras: la Virgen de Guadalupe. el que ahora les conocemos todavía. ¿ Por qué ella. "protomártir mexicano".' grafía de Catalina de San Juan -la "China poblana" escrita por el padre Ramos como el alegato explícito para su canonización. 370 que no necesitaban canonización de Roma ni aprobac:én de J. ya ella milagrosa. El sentimiento de orgullo es primero. habían ocupado un iugar importante en la época de la evangelización. la fabricación de un santo mexicano. Podemos ver en esa forma alegórica una referencia a un hecho real: después de la evangelización se les descuida hasta que las necesidades de la cultura barroca novohispana las redescubren en su nuevo sentido. el hombre se las arregla siempre para colmarla. como la Virgen de la Soledad en Oaxaca. se escribe una voluminosa biografía que lo dibuja como santo). r. Es importante señalar que buena parte de estas historias -de inspiración guadalupana las más de las veceshablan acerca de su abandono y del poco aprecio en que se les tuvo primero. habían ido arraigándose en determinados lugares de la Nueva España. Gregario López no logró afianzarse hacia la canonización. había avalado y sancionado el culto de reliquias e imágenes en una de sus últimas sesiones. es verdad. Quizá era tanta la milagrería en que estaban inmersos que difícilmente se podía distinguir la santidad verdadera. principalísima. ' Ella conjuga las aspiraciones de aquellos mexicanos y las cOlma sobradamente. Si a donde volvieran los ojos los novohispanos encontraban santidades. De todas estas devociones. el dominico Dávila Padilla.de su reposo en Tlalmanalco. pero debe tomarse en cuenta el hecho de la cercanía dé 'su santuario a la ciudad de México.¡quisición española. y aun pidiendo que se reprimieran los abusos. como la de los jesuitas. pero sólo en éste . los españoles se empeñaban en demostrar que no había nacido en México. un buen hombre. por ejemplo. encontraron hábilmente la salida en las imágenes milagrosas. pero también otras imágenes. que les daría un nuevo aspecto. y luego se encuentran las justificaciones necesarias. ligadas a algún hecho milagroso. En veces hubo alguna interferencia concreta. por otra parte. Pero. hasta que sus cualidades (es decir. la cultura barroca del siglo xvn y del xvm montaría una formidable máquina de historias y leyendas. beatificado en 1626 junto con los otros dieguinos muertos en Nagasaki. como queda dicho. y desde luego que tal deseo subyacente no significa que no creyeran firmemente lo que asentaban: que es diferente vivir inmerso en el mundo distorsionador de la metáfora a ser un mentido gesticulador. de simbolismos y alegorías. de que tanta necesidad se tenía. habría de bastar por sí misma para satisfacer el orgullo novohispano en cuanto a la-. y la-que de una manera más general atrajo la piedad popular. como en la desaparición del cuerpo de fray Martín de Valencia --el jefe de los primeros doce franciscanos. El Concilio de Trento. más que otras? No es este un libro de preguntas y respbestas. En otros casos se aparecieron imágenes. pero de ninguna manera satisfacía esa casi accidental beatificación de alguien prácticamente desconocido a la piedad novohispana. Cristos y Vírgenes. ya aprobada por la Inquisición de México fue prohibida por la española. san Felipe de Jesús. como un arbitrio más para conmover el alma de los neófitos. en beaterios. mientras. en casas particulares. en el caso del obispo Palafox: sistemáticamente se opusieron a la beatificación de quien había sido su aguerrido enemigo. pero st: la que reunió los mayores esfuerzos de escritores y teólogos. el particular interés de la Providencia sobre ellas) las hizo evidentes: hay entonces una especie de "revelación" al pueblo y al clero. En fin. Y nuestros criollos. sin embargo apuntaron firmemente a algunos personajes con el deseo explícito de lograr su canonización. Cuando hay una necesidad apremiante. otras podemos sospechar manos gachupinas."empezaba a dar frutos la religión". Otros casos son más explícitos: la muy voluminosa bio. No es la primera en tiempo. ayunos de santos propios. la de San Juan de los Lagos o la de Ocotlán en Tlaxcala. no obstante lo cual se le dedicó una capilla en la catedral de México y se inició la proliferación de historias y leye9das alrededor de su vida. otras agregan a ello su aparición. Tales o cuales de ellas. Sólo hubo uno. como el resucitar a un muerto. y a partir de ese momento empieza su gran culto público y la suma inmensa de sus milagros. por su parte. y lo peculiar de su historia. para desgracia del amor propio criollo. una. principalmente. indefectiblemente fracasaron.

dieron su forma a la historia que envuelve apariciones e imagen: las cuatro apariciones. institución que prolifera y se desarrolla en el siglo barroco. por la mayor del Orbe. de culto local a la región de la ciudad de México. y en verdad aquellos escritores. Sánchez y sus seguidores habían adornado la historia de la Virgen de todo lo necesario para su aceptación. de cada colegio. las rosas en invierno -aunque este país fuera "primavera inmortal"-. se llevó a las provincias más lejanas. y las obras pías eran expresión de ésta. en una pequeña comunidad indígena. No hubo iglesia mexicana que no dedicara un altar específico a la Virgen Morena y no pocas ciudades levantaron. Detrás de cada iglesia. la curación de Juan Bernardino.hubo una aparición de la misma Virgen y después la imagen. necesitaba creer en el milagro guadalupano: en ello le iba la vida. "Limosnas grandes. El sentimiento religioso llama a la piedad. para mal. el padre Sánchez. en fin. Tuvo una función en el momento de la evangelización. pasó el Pacífico a las Filipinas y -aunque ya no con éxit~ intentó cruzar el Atlántico hacia España y otros países. Don Francisco de la Maza ha hablado de "los cuatro evangelistas" de la Guadalupana. Hasta la presencia del indio y el recuerdo épico de la evangelización. del arte. La hermenéutica sobre la milagrosa imagen llegó a extremos inimaginables: cada detalle de la pintura sagrada tenía una explicación y un sentido. e indefectiblemente encontraban que no era. Ahora ya no se necesitaba: la presencia real de la Virgen en este suelo y el testimonio verdadero y presente de una obra divina en la humilde tilma del indio era motivo suficiente de orgullo exaltado. Así. para bien. ya en el siglo XVIII. la incredulidad de Zumárraga. Ésta es la parte del proceso que aquí interesa. el abandono y la "restauración". el patronazgo. se extendió a culto novohispano. A pesar de su excepcionalidad. pero sobre todas ellas por ésta. lo cree de verdad. adelante en el siglo XVIII rezaría del munífico José de la Borda el dicho popular: "Dios dando a Borda y Borda dando a Dios". santuarios locales para adorarla. satisfacía las necesidades de la Nueva España. que ya había sido motivo de informaciones y pareceres desde el siglo :XVI. poniendo un cuadro simbólico que cumplía magníficamente las urgencias hagiológicas del momento. de la economía novohispana. tomando su versículo de la escritura. y en esa su perfecta correspondencia con' las urgencias anímicas de tal momento y tal cultura estriba el éxito espléndido que pronto alcanzó -pero hasta este su redescubrimiento del siglo :xvn. pero desechada la duda. corazón cristiano". de cada convento. Para el siglo :XVIII Viera lo expresaría paladinamente: ¡Esta sólo puede llamarse dicha y titular a la América [esto es. todo. sólo confirmaba lo que ya estaba en la mente de todos. y a ti sola. La moral y las costumbres El ansia de sobresalir. era de veras el ombligo del mundo. no podía haber sido pintado por manos humanas ¿Engaño? Ciertamente no: cuando el hombre quiere de veras creer algo.la devoción guadalupana. por muchas razones. de cada hospital. corresponde a la sensibilidad barroca. el afán de grandeza de la cultura criolla dentro de la esfera de lo religioso se hace también sentir en la vida personal de aquellos hombres. de cada obra de arte que los adorna. ¿ Puede pensarse algo que pudiera colmar más el sentimiento criollo? De tiempo en tiempo juntas de pintores insignes analizaban el lienzo. empezando por el mayor de ellos. la Virgen de Guadalupe encaja dentro del esquema general. la tilma con el testimonio divino. tal vez. alcanzaría dimensiones desmesuradas. Nueva España] de dichosa! ¡Esta sólo es bastante para que se tenga a la América por la mayor parte del mundo. y la Nueva España de los siglos xvu y XVIII quería. la presencia del indio Juan Diego. y después fue "descubierta" por el mundo criollo y mestizo. sin duda. Al empezar el auge de la Guadalupana se recordó la disputa sobre la veracidad de la aparición. México encontraba un sustituto superlativo a los fallidos esfuerzos por canonizar hijos de la tierra. Lo religioso flotaba en el ambiente y no pocas veces adquiría desproporciones monstruosas. mantuvo un oscuro culto lo~al. Ciudad Mexicana. como testimonio de tal aparición. había dicho Balbuena. el culto guadalupano. está 373 372 . El "non fecit taliter omni nationi" que Benedicto XIV aplicara al milagro. y tocaba con singular penetración psicológica las fibras sensibles de todos los estratos de la población. pues no se lee de otras naciones en que haya hecho María Santísima aparición tan maraviJlosa! Apoyado en tan firme cimiento. México. que indefectiblemente hacía referencia a la realidad mexicana. que forjó todo un marco de tratados teológico-hermenéuticos a su alrededor. se fue com.

pero sí entendían que ese acto piadoso. A menudo también en la práctica de la moral y en los complicados problemas que surgían de la práctica religiosa. que el fenómeno del patronazgo. Al hacerlo cumplían primordialmente un acto piadoso. Ciertamente los patrones no pensaban -como dirían detractores posteriores. y satisface. más generalmente. levantaron por sí solos iglesias o colegios riquísimos.un patrón. en la Mixteca. a más de acto válido en sí mismo. como alabanza a Dios. pero quizá no encontremos en otras partes tanto como aquí esa reverencia llevada a extremos sorprendentes. como se insistirá más adelante. como el alma lo desea! Alegoría del sentimiento religioso. las llamas consumieron el depósito eucarístico. Junta también. era en abono de su salvación.que "compraban el paraíso" desembolsando para tales obras. que finalmente fue por procesiones de penitentes."""'' . Lo desproporcionado del sentimiento religioso no se da sólo. y hubo junta de sabios para resolver la manera de desagravio. Cuando un incendio inesperado redujo a cenizas la puebla de San Ildefonso. indisoluble de lo religioso. las actitudes desmesuradas que parecen prender sobre todo en Nueva España. la necesidad de fasto que tiene Nueva España toda. según Jiménez Si bien no debe olvidarse. pero también alcanzaban prominencia para ellos y para su tierra. sin darla toda. Ricos hombres hubo que dieron su fortuna entera para una de estas obras. Sor Juana cantaría en 1690 al patrón del templo de San Bernardo: Templo material. desde luego. Señor. y también procesio-nes penitenciales se resolvieron cuando -según nos relata el mali- 375 . que en el siglo XVI se habían especializado en organizar las comunidades indígenas para levantar los soberbios conventos que pueblan el país. en el fenómeno del patronazgo. Muy a menudo encontramos. en las diferentes facetas de esa esfera. Los religiosos. en los siglos siguientes se especializaron en conseguir patrones que pagaran las nuevas fábricas. que así se señala socialmente y se perpetúa ligando su nombre y su estirpe a una obra perdurable. Por ejemplo: la reverencia al pan consagrado es común a todo el ámbito católico. y muchos que. os dedica quien intenta que en el templo de su pecho tengáis perenne asistencia ¡Así sea. como toda buena obra. responde también a otros factores: satisface el orgullo del patrón.

que casi no hay biografía de religioso que no nos lo describa como absolutamente limpio de haber tocado a mujer alguna. que a sus ojos resultó "deshonesto ' por estar desnudo. Una vez. ayunos a agua y totopos. mandaría destruir los ladrillos y piedras que hubiese pisado.cioso Tomás de Santa María o Tomás Gage. y ahí mismo. hasta su propia cama había vendido antes de morir. Catalina de San Juan. dejó. joven o vieja: cuando tom6 posesión del arzobispado tardó meses en presentarse al virrey. a medio camino entre el club de señoras y 376 el convento. ropas rudas directamente sobre la carne. como en la Resurrección o en el Calvario. Se nos cuenta de un filipense que. las diversiones que le parecían moralmente malas: hasta llegó a pagar el "asiento" o arriendo de las plazas de gallos de la ciudad de México para impedir que se dieran las peleas. bajo excomunión mayor. azotinas públicas. él. También con accesos moralizadores hubo religiosos que se paraban a la entrada de las casas de' comedias para predicar contra los peligros morales de éstas. para prevenir el mal desde su origen existían los colegios de doncellas. propiciados por los prelados. pagados por los patrones y protegidos por los virreyes. a parar al hábito de una monja. desvelos. O de otro oratoriano que armó un escándalo cuando vio en una iglesia de monjas un relieve de San Lorenzo en el martirio. y en los conventos de monjas se aceptaban regularmente. caso ciertamente insólito en un arzobispo. siempre desproporcionado. donde tras muros y rejas se guardaba la virtud. Como si se tomaran el rábano por las hojas y al pie de la letra las palabras de los predicadores. Cilicios y disciplinas. y de tal modo temida su pérdida. en el coro. Cuando no había dinero suficiente o faltaban las necesarias licencias había que conformarse con beaterios. hermosa o fea. cuando murió. el año de. Los conventos de monjas. fosilizadas. Muchas instituciones repartían limosnas a día fijo y había cofradías que también lo hacían.en Portobello. de saber que esa orden hubiera sido violada. por un milagro. religiosos y prelados competían al quién da más. que entrara a él ninguna mujer. "niñas" que a veces ni profesaban ni se casaban y permanecían ahí. no obstante lo elevado de las rentas del arzobispado. tenía éxtasis frecuentes y recibió no pocas veces visitas de personajes sagrados. el mismo arzobispo Aguiar y Seixas trató de impedir. y lo desor- 377 . con el mismo fin. y no sólo por vía del patronazgo. la castidad era de tal modo estimada. siendo muchacho. un oratoriano dejaba voluntariamente que le picaran chinches y pulgas. como se ve. por su parte. la desnudaron y quemaron el hábito. Proliferaban y crecían hospitales -de los que la Nueva España tuvo una cantidad ciertamente muy alta. posturas incómodas mantenidas por largo tiempo.para los enfermos carentes de familia: incluso especializados. Así como la pureza y castidad se hacían excesivas en no pocos. las hostias del copón fueron. desde su cargo de capellán del Amor de Dios se las areglaba para dar limosnas en cantidades considerables. fundadas por píos ciudadanos o por preocupados obispos: en ellas se guardaban -a veces a la fuerza. Muy de la época fueron las diversas "casas de recogidas". por no tener que ver a la virreina. donde muy cuidadas vivían las muchachitas carentes de familia que pudiera atenderlas convenientemente. no levantaba nunca la vista para mirar a una mujer. Sin duda la abundancia y lo insólito de los milagros. y la beata lo echaba de sí -al propio Cristo--. El desorbitado Aguiar y Seixas. con toda clase de manjares espirituales y un regular pasar material. así fuesen las de sus hermanas. como el de San Hipólito para locos y el del Amor de Dios para enfermedades venéreas (ambos fundaciones del siglo XVI'. mientras se hincaba para reverenciarla. preparándose para tomar marido o el velo. En el ámbito de lo moral. En fin. así fuera afanadora. proliferaban. la caridad limosnera alcanzaba en otros alardes curiosos. El arzobispo Aguiar y Seixas. Algunos usaban de mortificaciones más desusadas y desaforadas: Catalina de San Juan se ponía chinas en los zapatos para que le lastimaran al caminar y se colgaba de los cabellos. reprendiéndolo por no presentársele debidamente vestido. y decía que. Todos esos actos de práctica moral y ascética. aunque sin perder aquel nombre. y aun las cultivaba a propósito. una gran cantidad de deudas. Cristo se le solía presentar desnudo. El ilustre don Carlos de Sigüenza. eran desproporcionados. las gastó todas en su manía limosnera.mujeres de la vida airada en trance de reformarse. 163 7 un ratón se comió la hostia que éste acababa de consagrar. Las formas de mortificación corporal también se hacían exageradas. por cuantos medios pudo. la beata poblana que se intentó canonizar. Particulares. pasaba dentro de su casa sus enfermedades en silencio para evitar que lo tocaran manos femeninas al ponerle remedios. desde que se instaló en el palacio arzobispal prohibió. o que procuraban entierro decente a quien no tenía en qué caerse muerto.

No en balde la retórica formaba parte indefectible en los curricula de todo colegio.hitado de las obras pías y penientencias son formas de la religiosidad novohispana. de las damas de los prelados. como quien va a la ópera. y demás. dedicación de un templo. iban como quien va a un espectáculo. la milagrería y la piedad. Lo que aquí importa señalar es que. de negocios fraguados en las altas esferas civiles y religiosas. para beneficio de quienes no los habían escuchado. pero para las ocasiones señaladas se convertía en pieza literaria de gran importancia. Balbuena. La importancia de la predicación tenía una larga y prestigiosa historia en el mundo cristiano. pero tampoco se piense. y en la formación de un sacerdote ocupaba lugar preeminente el adiestramiento para hablar en público. los doctos. en su forma cotidiana.) Y todas las órdenes competían entre sí y con el clero secular por su brillantez en el púlpito. no siendo Nueva España el dechado de virtudes que sus cronistas religiosos quieren presentarnos. recuérdese. de entendimientos entre monjas y monjes. Tener fama de predicador eminente daba a un religioso todas las ventajas. Pero los mismos autores que tanto alaban las virtudes criollas nos dejan entrever también otras cosas. sí se 378 tT movían dentro de ese aire impregnado de religión. los jesuitas. alegorías. de cómo los párrocos se hacían de dinero extorsionando a los indios de su feligresía. obispos o prohombres. 379 . entendían las sutilezas y las finezas del sermón. reafirmación de las virtudes morales y fustigamiento de las desviaciones. el sermón era lazo de unión de la comunidad. Los sermones eran la forma pública más socorrida para reafirmar las virtudes religiosas. en que participaban las mismas virreinas. después de enumerar infinidad de pasatiempos de la ciudad de México. el nombre de "Predicadores". de los vicios y corrupción existente y de cómo se llegaba hasta el asesinato por cumplir un capricho. por no entrar con la cautela precisa". al referirse a los tan celebrados y frecuentados baños del Peñón reflexiona: "Muchos no salen como entran de los baños. Si los dominicos habían tomado. otros. y muchos piadosos señores novohispanos tuvieron una numerosa descendencia de hijos naturales. El público asistía a oírlos con verdadera fruición. era la didáctica. y desde luego los sermones de Semana Santa. profundamente teológica. en náhualt. aunque ciertamente mojigata. Los hombres más distinguidos se disputaban el honor de ocupar el púlpito en las grandes iglesias y en las grandes ocasiones: canonización de algún santo. que fue sin duda tan santa y tan pecadora como cualquier otra. J que yo no alcanzo y sé. proclamación de un patrón. En español. satisfacciones y reconocimiento. Gage era de muy mala fe. nos habla de las comilonas abundantes y delicadas que los priores solían darse y dar a sus invitados. Julián Gutiérrez Dávila en sus Memorias históricas de la Congregación de San Felipe Neri. desde su fundación. honras fúnebres por la muerte de reyes. La función primera del sermón. Algunos. que establecía paralelismos. (La prohibición de predicar sin licencia. no pocas veces terminaban en escándalo. de la pasión por el juego de naipes o de dados. en otomí o en las otras lenguas indígenas. al fin clérigo: "Sin otros gustos de diverso trato. similitudes simbólicas. incluso podía traerle -como en el caso del célebre Sariñana. oposiciones. especie de francotirador malévolo. al alaba'r el Paseo de Chalco se deja ir una exclamación significativa: "¡Oh. Tomás Gage. sino de oídas: / y así los dejo al velo del recato". los más. por eso. si la malicia humana no profanara semejantes parajes que más incitan a bendecir a Dios que a ofenderlo!" La misma existencia de las rasas de recogidas nos habla de lo extendido de la prostitución. fue el origen de su enconada disputa con el obispo Palafox. adquirían las formas desorbitadas a que se ha hecho referencia. Y suma y sigue: los ejemplos serían interminables. desde su llegada a la Nueva España se habían distinguido por lo brioso de sus prédicas y por la importancia que les concedían. de la buena vida que había en los conventos. pero no necesariamente mentiroso. como si hubiera querido dejar a la posteridad más bien la imagen de la piedad desaforada y borrara toda traza de lo demás. personas de la familia real. visiones extáticas y actitudes piadosas y que la mojigatería. referencias a la virtud de los personajes exaltados. en encubierto elogio agrega. Los sermones importantes fatigaban pronto las imprentas y salían a ·la luz pública. que echaba mano de los textos sagrados y de los célebres autores cristianos. lo que pasa es que la pacata Nueva España fue avara en relaciones que nos contaran de su vida íntima. de que disfruta sin necesidad de entender todo lo que se dice. virreyes. de los confesores que encornudaban a los maridos de sus hijas de confesión. Nos habla de la ligereza de cascos de señoras y doncellas. en una mayor santidad de esa época y lugar. cuando se daban.una mitra. a Tacubaya o Santa Anita. Viera. Las jiras a San Agus-' tín de las Cuevas.

Las regulaciones del ayuntamiento se hacen más y más pur:ttillosas: califican la distribución de agua. y quizá a los de hacendados que cosechan granos para consumo de la masa urbana. que hacen y deshacen en el Ayuntamiento. La vida urbana Una de las grandes novedades de la cultura del siglo barroco novohispano. La cultura.se establece por cauces normales. trato y conversación con otros hombres cultos y leídos.. La cultura del siglo XVI había tenido un tono rural: ahí.establecer su poder a base de las posesiones de tierras. el empedrado. La nueva ciudad no responderá más a sus intereses. producirá catedrales. certámenes poéticos.~· y perpetuidad de autor. pues. es orgullosa de sí misma e intentará una hegemonía sobre el territorio novohispano. Los conquistadores intentaron -a remedo del viejo señorío europeo. La cultura criolla será urbana principalmente. La ciudad. ceremonias y saraos. Los solos títulos bastan para dar idea dt> su contenido: El vice Dios de la tierra a el vice Dios del cielo. El tono de Nueva España del siglo XVI es fundamentalmente rural. El cabildo define sus funciones y su relación con virrey e Iglesia. ahora en una forma que podríamos llamar de "empresa moderna". colegios. escritores. o ya francamente del xvu: los Torquemada. academias. Frente a ellos la imagen de los frailes escritores del paso de ese siglo. sus comunida- des con sus repúblicas de indios. los gremios son pieza integrante y fundamental del orgamsmo urbano: sus veedores y jueces son simultáneamente oficiales del ayuntamiento. ya encomendadas. . Dávila Padilla o Grijalva son hombres asentados. La población rural es altísima todavía a raíz de la conquista.sus pesados legajos a lomo de tameme de un lado para otro. y con sus propiedades comunales. capillas de música y música profana en los estrados de las casas ricas o en las trajineras que pasean a damas y caballeros hacia Chalco. conventos de monjas y capillas. es el cambio del campo a la ciudad. v. los lu- 380 381 . que pronunció en 1725 Julián Gutiérrez Dávila e imprimió José Bernardo del Hogal. se organiza. que es ella misma ya producto típico citadino. ya en plena mi~ tad del siglo XVI la ciudad de México. que poco se mueven de sus conventos. Cierto. y por eso mismo refinada. su soberbia obra. sino a los de la nueva clase burguesa -o burguesa ennoblecida-. Las cosas cambiarían más adelante. En el siglo barroco el tono de Nueva España vendrá a ser en especial urbano. para la ciudad. El abasto de la ciudad -no hay que olvidar que haciendas y estancias producen. Se prevén los accidentes y los abusos por medio del pósito y de la alhóndiga. Protegiéndose a sí mismos. Para evocarlo podemos retener la imagen de un Motolinía o de un Las Casas. cuando la raza de los encomenderos toca a su fin. viajeros incansables. tratada como un objeto precioso. del siglo barroco tendrá un marcado tono citadino: en vez de conventos fortaleza. parroquias. . Santa Anita o Xochimilco. oración panegírica en glorias del esclarecido patriarca san Felipe Neri y en debida acción de gracias por la exaltación al s. los conventos fortaleza. Es verdad que el campo subsiste con su personalidad propia y con sus estructuras tradicionales. sus gobernadores y sus caciques. sus cofradías tienen reconocimiento eclesiástico y sitio en la catedral. inestables hasta la exageración. Pero ese intento fallido es un claro interés de los encomenderos hijos de conquistadores. pero que se define más tarde. De ella tomará cada vez más elementos. por otra parte. universidad. cargando -ellos. donde tienen a mano bibliotecas y archivos. Pero si en pleno siglo XVI la ciudad se desdibujaba frente a la vida rural. Las ciudades antiguas que persisten con una población elevada ( Cholula o Tlaxcala. el Cabildo de México sueña con enviar diputados a cortes y quedar así reconocido como cabeza de un reino más de los de la corona de Castilla y Aragón. por ejemplo.olio de san Pedro en el señor Benedicto XII 1 . gr. Los gremios ven expedidas o reformadas sus ordenanzas y establecen todo ese sistema complicadísimo que permite ascender a un aprendiz a los grados de oficial o maestro. El modo de produccién es rural y su expresión lógica es la institución económica más importante del siglo XVI: la encomienda. poemas y escritos que se leen en reuniones donde se comentan. ahora será el campo el que en cierta forma se desdibujará frente a la vida urbana. Es la nueva ciudad donde se definen sus intereses particulares y aun contrarios a los del campo.) son centros de regiones agrícolas: no tienen una vida en esencia diferente a las comunidades menores. la "derezadera" o alineación de las casas. La obra de evangelización es una obra que se realiza sobre todo en el campo. que están un día en un sitio y poco después en otro. palacios urbanos. ya propias. y ella se constituirá en su modelo. que se gesta desde fines del siglo XVI. Jamaica. por ejemplo.

por los mediados del siglo XVI. sin embargo. Allá goce su plata el avariento si el cielo se la dio. La raza de los conquistadores desapareció prácticamente del mapa. más que por el acopio solo de población. a poder de ayunos. Se estaba gestando toda una cultura citadina que quizá se había iniciado desde los tiempos de Cervantes de Salazar y la fundación de la Universidad -fenómeno citadino. El mismo refinamiento en la cultura puede entenderse en parte como el deseo de ser alguien. el novohispano llevará adelante ese esfuerzo grandioso por conseguir que . como víctima de una maldición por sus excesos. Bernardo de Balbuena. los mercados. mentira.ella condiciosos. Dorantes de Carranza puede listar sin dificultad los pocos descendientes que en su tiempo había de conquistadores o primeros pobladores. recibir es servidumbre". dirá en su poema: Pueblos chicos y cortos todo es brega. . de ver con ojo receloso aquellos tiempos "bárbaros". Mayorazgos y títulos del siglo XVI perduraron también pocos. tal el caso de los Guerreros o de los condes de Santiago. estos refinados en el habla que nos describe el doctor Cárdenas.. Un soneto anónimo de principios del siglo XVII expresa ese problema: Minas sin plata._Jectos de la vida urbana. para contrarrestar sus inseguridades. adonde si hay salud en cuerpo y alma ninguna cosa falta al pensamiento Y si el agustino fray Miguel de Guevara llegó a las más altas cimas de la poesía mística en su retirado convento de Michoacán. sin verdad mineros. como se ha explicado antes. en general advenedizo. Fue característico de Nueva España que los linajes surgieran y desaparecieran con igual facilidad. mercaderes por. resiente en su interior una tacha que mucho le agravia: su carácter. en aquellos que sentían íntimamente una carencia en su individualidad. conseja. caballeros de serlo deseosos: con toda presunción bodegoneros Una vez más. agregaban a ésa la inseguridad de su propia y personal condición. y mil y otros as. Por último. y ponga en adorarla su contento 382 que yo en México estoy a mi contento. como fuentes o paseos. los alguaciles del orden público.. no es esa su poesía de ninguna manera reflejo de su alrededor. El criollo de la ciudad. Apenas tienen el dinero suficiente instituirán mayorazgos y comprarán títulos de nobleza. Así. cuyos valores se oponen en buena medida a los del campo. que por sí solos permiten apreciar hasta qué punto la ciudad podía calificarse propiamente de tal. pero cuyos abuelos vivieron en la inopia. tendrán por modelo las obras citadinas. cuento. de gusto delicado que elogia Arias de Villalobos. ya de por sí inseguros en su condición de ser o no ser europeos. refinado y orgulloso. Criollos nostálgicos de los tiempos épicos de la conquista y la evangelización. gares públicos. que había sentido en carne propia el "destierro" en un lugar pequeño y aislado. de trato amable y pasión por los deportes y diversiones que presenta Rosas de Oquendo. y apegándose al lema de "dar es señorío. toda una cultura de ciudad.. sino recuerdo del ámbito de ciudad en que se había cultivado.. Es la cultura de los criollos. envidia y lo que aquí se llega. a veces aliados a nobleza rancia venida de España. . reflexivos como son: que ésa es su cualidfld o su defecto mayor. esos hombres. chisme. que tan característico es de los nuevos tiempos. las vinaterías y pulquerías. y que terminará imponiéndose y dando el tono a toda la cultura novohispana. tal como llegaron a pensarlo los escritores de principios del siglo XVII. murmuración. las panaderías -en esa antiquísima lucha por conseguir que los panaderos hagan el pan al peso y precio debidos-. siguiendo el viejo dictado de "no hay señor sin tierra" . ·~:). De modo que el grueso de los ricos citadinos era de origen más bien oscuro. pero que no dejarán. pero que hacia fines de ese siglo y principios del siguiente tomaría realmente forma. por lo completo y complejo de su estructura. adquirirán tierras con el dinero habido en otros quehaceres. criollos cuyos padres habían sido muy ricos. pondrán sus caudales al servicio de las obras pías y serán grandes limosneros y patrones de templos. Frustrado el proyecto de ·vida señorial y teocrático del siglo XVI. los hombres de la centuria siguiente abandonarán las experiencias que en la cultura había hecho ese siglo y preferirán la modernidad culta del renacimiento en su forma manierista. . Y como consecuencia hay un ansia de caballería y señorío. Para comprender la magnitud del fenómeno' baste apuntar aquí que será ese manierismo el que se convertirá en barroco y de las ciudades se extenderá al campo y dará lugar a formas populares que.

sino todo lo contrario. hacia los finales del siglo XVI y especialmente a partir del xvn. la idea de Zumárraga. sus miembros son hombres que. ella constituye la única puerta -con la carrera eclesiástica. pertenece por ese solo hecho a una comunidad equiparable en casi todos sus aspectos a una orden de caballería. ·trato. un carácter o tono reflexivo (que tan diferente las hace de sus batalladores y activísimos abuelos). Hará del todo de la vida urbana ("origen y grandeza de edificios. colegio de Tiripitío. es "alguien". dada la presencia de otras instituciones de enseñanza y~ existentes. colegio de Santa Cruz de Tlatelolco. caballos. letras. necesitados de justificarse como alguien en el mundo. preocupado por un problema de preeminencia tanto como por la suerte de sus caudales. la Universidad no sólo es elemento fundamental en un decorado indispensable a la vida novohispana. virtudes. la U niversidad cumple otras funciones muy en consonancia con las necesidades anímicas de Nueva España. el ambiente criollo y citadino no podría en- tenderse sin la presencia de ese foco de donde irradian tddas las luces y de ese estrado en donde se escenifican los brillantes actos académicos (desde las defensas de tesis hasta las repeticiones de lecciones. incluso en su afán de preeminencia y de jurisdicción territorial. que en tanto se le asimila. y entre nuestros criollos. o será el estudioso empedernido que pasará noches en claro en un afán neurótico de cultura. y se convierte en una de sus expresiones más propias. en una sociedad como aquélla. sobre todo el graduado. pasando por las oposiciones y las tomas de posesión de cátedra) . o el asceta desproporcionado. La cédula misma de fundación habla de "una Universidad de todas ciencias en donde los naturales e hijos de los españoles fuesen instruidos en las cosas de nuestra santa fe católica y en las demás facultades . La vida de la Academia Mexicanensis está en todo y por todo ligada a la misma ciudad de México. entre otras cosas y a falta de otras cosas. y ésta no es nada despreciable. Universidad. que ~e va acentuando a medida que la conciencia criolla misma se define y adquiere sus formas propias de manifestarse. La primera preocupación educativa a raíz de la Conquista se enfocó hacia los indios: capilla de San José de los Naturales. los coloridos certámenes poéticos o las representaciones teatrales. Para el nuevo novohispano.para un ascenso social de las clases bajas. de donde resulta que el universitario. o aun a los mestizos: colegio de San Juan de Letrán ( 1529). variedad de oficios") una verdadera obra de arte: lo que se manifiesta desde un platillo suculento o una mascarada hasta la construcción de una catedral. de don Antonio de Mendoza y sobre todo de la Ciudad es la de atender a los españoles nacidos en México. Pero desde que se hacen gestiones para la Universidad.. un mestizo y -aunque con más dificultad.a un mulato. y en ninguna de las otras fundaciones se había citado a los hijos de españoles. y la Universidad será el abrevadero de que se sienten tan apremiados. cumplimiento. sino que tiene otra función de la mayor importancia: es un factor de dignificación social. segunda de América por fecha de la cédula que le dio origen en 1551. "caballeros de serlo deseosos". y ésa es su función más obvia. como se mostrará más adelante. Si al momento de la fundación casi la única justificación para crear tales Estudios Generales era la de instruir criollos. que finca su orgullo. Un grado universitario da preeminencia social. colegios y estudiantes La Universidad mexicana. Pero aparte de ésa estrictamente académica y que se justifica y entiende por sí misma. como se ha dicho. calles. primera por la fecha de apertura de sus cursos en 1553. el despilfarrador desmedido en fiestas y saraos. en su refinamiento y en sus letras. por serlo. El miembro de la Academia. Desde el punto de vista social la función de la Universidad va todavía más lejos: en una sociedad estratificada en forma relativamente estática. A pesar de la "criollización" de la Universidad.la realidad se conforme a sus sueños e ideales. donde se formen los letrados o los médicos necesarios a la tierra. tienen el prurito de la cultura. Más todavía. Será el patrono munífico de templos y conventos. la Universidad resulta una institución indispensable. y a pesar de la aparición de requisitos como la limpieza de sangre para matricularse. 385 384 . ésta no dejó nunca de ser el instrumento mágico capaz de convertir en caballero a un indio. Las generaciones que ya se pueden calificar de indudablemente criollas tienen. responde desde su erección a lo que ya podríamos llamar una incipiente necesidad criolla. se entiende la existencia de una hidalguía de las letras. ".. o el hombre de mil cortesías y puntos de honor. La idea de crear una universidad viene de la necesidad de tener en Nueva España un centro de educación superior.

cor~~gen.de corta vigencia. A-cordes con su tiempo. reza la orla de su sello.fEX!CO. Pero esa reunión de maestros y alumnos juntos para defenderse y ayudarse se había combinado también desde la Edad Media con una instanCia eclesiástica: a cambio de gozar del apoyo papal. De ahí· un elemento importantísimo de autonomía y de gobierno colegiado con participación estudiantil. canónigo de la catedral. Unas tienden más. del virrey Cerr. sino de una nacida expresamente de cédula real y bajo el patronazgo real: "manu regia conditae". vicios de la práctica particular del momento en que f~eron expedidas. A partir de entonces la Universidad vivió un vaivén continuo de constituciones y ordenanzas . De una manera u otra. cierran los cargos administrntivos a los religiosos de las órdenes monásticas: la lucha de lqs obispos y del clero secular contra los frailes se da por doquiera.os. las constituciones entran en los más míniri}. a mantener la autonomía de gobierno. se hacen flexibles a la vista de la situación real. y CONSTlTVC ION!.a medida que avanzó el tiempo las proporciones se invirtieron. Portada de la primera edición de las constituciones de la Uniyersidad rle Palafox. entre la autonomía y los fueros universitarios. al rechazar definitivamente la creación de un clero vernáculo. definía Alfonso el Sabio a la Universidad. tanto más cuanto que se le dieron por primeras constituciones las de Salamanca. Y además. De esa tradición medieval deriva directamente la de México. de maestros o de escolares que es hecho en algún lugar con voluntad e entendimiento de aprender los saberes". a más de ESTATVTOS. del rector Villanueva y Za~ta ( 1589). mano real". 111 tipo de la carta del banquete que debe ofrecer un graduado. las pestes y las dificultades económicas dieron al traste con ese semi~ nario. desde un principio el virrey Velasco expidió ordenanzas que las completaban o las modificaban. afectadas todas por la interferencia del virrey -vicepatrono.S REALES. del virrey Cadereyta ( 1637).ciones con el poder público: constituciones del oidor Farfán ( 1580). La representación de la Universidad se materializa en el rector. por ejemplo. otras a lo contrario. del procurador Juan de Castilla ( 1596). Real y Pontificia. abrogadas unas por las siguientes. que se definía cada vez más como criollo: la puntilla vino a ser el. Como las constituciones salmantinas no eran en todo aplicables a la situación de Nueva España. su cabeza visible. las universidades habían aceptado una especie de fusión con las escuelas episcopales ---"a las que habían desplazado-. confirmadas por el claustro en 1649. de 1645. unas. detalles de la vida universitaria. Tercer Concilio Mexicano de 1585. toda la vida institucional de la Academia Mexicana está así marcada por un difícil equilibrio -roto a veces. hasta indicar. las constituciones del visitador obispo Palafox. cierto. y la presencia del poder civil y eclesiástico. entre ellas las de Palafox. que se traducía en que el cancelario (que otorgaba precisamente los grados) era el maestrescuela.entre el "ayuutamiento de maestros y escolares" y la "conducción de. estatutos del arzpl:Jispo Moya de Contreras ( 1588).

Related Interests

REGIA VNlVERSIDAD DE J. la ciudad o la iglesia. Santa Cruz de Tlatelolco no tenía ya razón de ser. 1688 387 . DE LA IMPERIAL. En el caso de México eso tiene un peso particular dada la existencia del regio patronato indiano. pero también el cambio de tono de Nueva España. hasta estabilizarse cqp.o directamente por cédulas reales. "Estudio es ayuntamiento.albo ( 1626). no se trataba aquí de una insti~u­ cién nacida espontáneamente y luego amparada por el rey. electo por el claustro de conciliarios. Así fue: el desarrollo de la Universidad va en razón contraria a la decadencia del benemérito colegio de la Santa ·Cruz. pero que no se aplicaron sino pQr empeño del marqués de Mancera en 1668. varias. todas revelan las situaciones particulares por las que iba 386 ~\favesando la vida de la institución y sus rela.

de oficio. y demás. ajeno a toda elección. En principio el currículum de la Academia Mexicana responde al viejo modelo medieval del trivium y el cuadrivium. Es. el claustro pleno es la máxima autoridad. no pocas veces trata de interferir en la vida universitaria más de lo debido. pues los universitarios gozan de fuero y no pueden ser juzgados por los tribunales ordinarios. constituido básicamente por estudiantes (a pesar de que las instituciones palafoxianas redujeron a tres los estudiantes. está constituido por la totalidad de los miembros de la universidad. principios fundamentales de la Academia. el claustro de consiliarios. hasta el de su muerte en 1700. guardián del sello de la Universidad. otras. leyes. como queda dicho.ene que ceder. A veces se opuso frontalmente a la intromisión del vicepatrono cuando la consideró atentatoria a los . por ejemplo imponiendo catedráticos. en un estudiante.u otras restricciones. En fin. gozaban de una categoría social envidiable. . está el cancelario o sigilario. si bien estaban mal pagados -como siempre en todo tiempo y lugar-. entre sus ocho miembros) se ocupa de la dotación de cátedras y la elección de rector. La Universidad a veces t:. se defiende para conservar sus fueros y prerrogativas y el derecho a regirse por sí misma. El virrey. aunque nunca funcionó realmente la cátedra de lenguas orientales. esto es. la ingerencia del poder episcopal. y de prerrogativas especiales según avanzaban en la categoría universitaria. Todos eran exentos de la jurisdicción de los tribunales normales y exentos del pago de tributo. retórica y lenguas indígenas. sin embargo. como la aprobación de constituciones. Junto a este gobierno colegiado. aunque no se reúne regularmente. esa disposición es más un recuerdo que una realidad actuante. o más tarde la de matemáticas y astrología (que detentaría muchos años. y no dejó de haber novedades en la creación de cátedras. Representa. Sin embargo.las funciones de representación. Para mediados del siglo XVIII. un canónigo de la catedrál. se aprobó. para informarse de la marcha de los asuntos. como es claro. Los órganos fundamentales de la Universidad. el maestrescuela: su cargo por tanto es vitalicio y es proveído por el rey directamente o presentado a éste por el virrey. que a más de útil para la profundización de los textos. como la célebre oposición del claustro al marqués de Villena y duque de Escalona. a las que había que agregar gramática. preparaba para el foro. ~l provee el dinero de las arcas reales con que se pagan maestros y funcionarios o se hacen obras en el recinto universitario. ya para dirimir problemas difíciles. egresados y aun incorporados. Aparte. como la aparición de las de anatomía y cirugía. o que tuviera más de 30 años. que están por encima del rector mismo son los claustros. que constituía el corazón de la cultura. desde su inicio la Universidad de México modificó el antiguo esquema. cuya función y personalidad era ciertamente mucho más importante que la de los bedeles actuales. y por empeño del rector Boye de Cisneros. tiene derecho legal a intervenir en los asuntos de la Universidad. único capaz de otorgar grados y legalizar documentos. como vigilante y garante de los actos universitarios. apertura de cátedras nuevas. aunque algunas constituciones exigían que no fuese casado. En ocasiones especiales el rey envía exprofeso a un visitador con la comisión precisa de ver por la Universidad. Valido de esa circunstancia. se ocupa de la administración y organización. cánones. y en el adiestramiento en la discusión. el famoso Carlos de Sigüenza y Góngora) . Para el siglo XVII las facultades eran teología. está un grupo de funcionarios estables. la prédica o la especulación. de gobierno académico y presidencia de los claustros tiene incluso jurisdicción civil y criminal. Es electo cada año y el cargo puede caer incluso. que llevan adelante la administración cotidiana: los encabeza el secretario perpetuo y casi hereditario (la meritísima familia De la Plaza ocupó mucho tiempo el cargo) y el último escalón lo ocupan los bedeles. en principio. decide sobre las cosas fundamentales de la Universidad. Por algún tiempo se estableció la alternancia anual entre un seglar y un religioso. consistía en la trasmisión y comprensién de un saber sancionado. como vicepatrono. formado sobre todo por maestros. Es decir. o para reorganizar 388 ·Ja institución si lo juzga necesario. Los maestros. maestros y alumnos. tenían derecho a las vacaciones anuales entre septiembre y octubre (ampliables treinta días más) y podían confiar su cátedra a un sustituto los dos meses 389 . El claustro de diputados. o que no fuese oidor o funcionario -para evitar la ingerencia del poder civil. medicina y artes. las tres facultades "menores" (básicamente instrumentales) y las cuatro "mayores" (que dan acceso al saber en su sentido superior) . La enseñanza se basaba en la explicación y comentario de textos clásicos de cada cátedra (las constituciones especificaban los textos que podían ser usados) y en el ejercicio continuo de exposiciones y réplicas públicas.

Más surgirían después. Los jesuitas. Poseedores de fuero. crisis de la que saldría el establecimiento de un estatuto definitivo. No paga tributo y está bajo la jurisdicción civil y criminal del rector.Hicto con las autoridades civiles. No pocas veces entran en con. o el dominico de Porta Coeli. es una institución destinada a dar asistencia a estu• diantes foráneos. Del mal pago se consolaban con el derecho de usar las togas. tipo los ·de Oxford. muchos importantísimos.Tal el caso del de Santa Cruz de Tlatelolco --cuya pronta deca-dencia lo relega a un papel ínfimo-. sino qut' continuaba recibiendo los honores y seguía ocupando dentro de la Universidad y fuera de ella el lugar que le correspondía desde que era catedrático. se aprestan a hacer una carrera eclesiástica esperanzados en que el nombre familiar se las haga más llana. alejados muchos de sus hogares {pues de provincia venían a estudiar a México) . La presencia sobre todo de dos colegios jesuitas puso en crisis las· relaciones con la Universi'dad. becas y demás insignias que les correspondían y. El otro término del "ayuntamiento" que constituye la Universidad son los estudiantes. la inscripción aceptada. y aun a veces se· forman verdaderos motines estudiantiles que desafían a los alguaciles. el dominico de San Luis de Puebla (que tuvo pretensiones de Universidad) y los numerosos colegios jesuitas dise-minados por Nueva España. orgullosos de todos modos de su condición. · Muchos estudiantes vivían en colegios. a esa hermandad estudiantil que tan fácilmente desdibuja la extracción social originaria. es un sésamo ábrete.últimos de cada año. de estudios. fundado en 1628. más sustanciosamente todavía. educadores por vocación y por mandato de 391 . como el de Comendadores de San Ramón Nonato para michoa. el de Irlandeses en Salamanca o el de Santa Cruz en Valladolid. que con un "reputado por español" les abren las puertas.cános que estudiaran en México. señalan en qué casos se debe cancelar la matrícula: cuando no demostrara su asistencia a las lecciones o cuando rebasara el tiempo límite para terminar los estudios del grado. Ésta. amén de las casas de estudio en los :conventos de las órdenes monásticas. los mulatos o zambos más difícilmente consiguen la matrkula. Por ella y sólo por ella un joven pertenece a la Universidad y goza de las exenciones y fueros correspondientes. Tiene el derecho de acceder al claustro de consiliarios (que sólo la constitución palafoxiana limitó un tanto) y por lo tanto qué ver con la elección de rector y la creación de cátedras. Tan apetecible es la situación del estudiante. que vendían su voto u organizaban escándalos al momento de votar en los claustros o en la provisión de cátedras.lladolid. aunque no siempre el mismo tipo de relacién. miembros de una especie de hermandad vaga. previa novatada.si bien tengan que "andar a la sopa" (es decir. que acuden a diversos artilugios para salvar el problema de la limpieza de sangre.maríamos porristas) . con la esperanza de jubilarse. con exclusión de cualquiera otra. El tradicional colegio universitario medieval. los vástagos de una clase enriquecida por el comercio que tiene deseos de refinarse. Para la provisión de éstas el estudiante es elemento clave. y desde -luego los importantísimos foráneos. para reprimir abusos. y tan importantes para la Universidad. la jubilación después de veinte años continuos de cátedra era una prerrogativa verdaderamente excepcional para el tiempo. pues en las oposiciones es su voto el que decide qué candidato debe pasar a propietario. Pero los hay ·de otros estilos.una especie de desajustados en el organismo social. En efecto. sabedores de que tendrán sólo migajas de herencia. el jubilado no sólo recibía su sueldo. o el Seminario Tridentino. Se reclutan especialmente entre una burguesía media deseosa de ascender en prestigio. los estudiantes son -y lo habían sido desde la Edad Media. dedicados a una actividad no "normal" dentro de la comunidad citadina. contando más bien con la complacencia de los funcionarios. fundados antes que la Universidad y que se incorporan a ella. y los hijos segundones de títulos y mayorazgos que. como el de San Nicolás de ·V¡¡. o el de mestizos de San Juan de Letrán. más bien pobres que ricos. que diversas constituciones. . comer de sobras) . En México los hubo en ese estricto sentido. Así se prevenía en parte la existencia de "cuadrilleros" (algo similar a lo que ahora lla- l . ·C0inó los jesuitas de San Pedro y San Pablo y San Idelfonso. los mestizos del colegio de San Juan de Letrán y otros. vistos alternativamente con simpatía o desconfianza por la comunidad citadina. Aunque también tienen acceso los indios venidos de colegios (su derecho a la Universidad siempre fue confirmado en las constituciones). entendidos sobre todo como casas. birretes. adquiere derechos o ingresa. aunque esa pobreza "no es tanta que no coma" -que diría Cervantes---:. relacionados muy estrechamente con la Universidad. también llamados en la jerga estudiantil de entonces "catedreros". como el rouy importante de 1677. amantes de fandangos y mascaradas.

ésta ahijada no muy deseada por México. Los colegios tenían. cuantiosos (aunque a los aspirantes pobres se les podían reducir o eximir). ahijadas suyas. llegó a tener más preeminencias que los colegios mayores de España. eminentemente humanista. "familiares" si trabajaban en el colegio a cambio de la asistencia. poseedores de un método moderno de enseñanza que se basaba principalmente en el sistema de emulación y en la preparación de una muy sólida base en artes. La más visible e importante expresión "física" de la Universidad era el otorgamiento de grados. Licenciados y doctores recibían el grado en la catedral (en la sala capitular los primeros. en cualquiera de las facultades. de Manila ( 1648). hambrienta de alumnos a una Universidad que todavía no acababa de consolida~e. Éstos eran "colegiales" que gozaban de una beca instituida por el fundador o un bene- 392 " ' ' . sino que el acto todo estaba rodeado de gran solemnidad y boato y se llevaba a cabo a lo largo de varios días.centros de enseñanza. ~z:. Si el grado de Bachiller suponía sólo el término de una escala de estudios. y esa jurisdicción no sólo se refería a subordinar a ella cualquier institución de educación superior. diríamos ahora) que tenía todo graduado de otra universidad que residiera en ese ámbito y quisiera ejercer. sino con un sentido muy claro de lo que esto significaba. aunque riguroso como examen no estaba rodeado de ceremonias mayores. que contrasta con la solemnidad de todo lo demás. Guatemala ( 1676) y Guadalajara ( 1774). pero éstas fueron dentro de la Universidad y no ajenas a ella. De la regla no escaparon ni el Seminario Tridentino ni aun el orgulloso Colegio Mayor de Santa María de Todos los Santos. "guantes" y demás gastos. único colegio mayor de la Nueva España (mayor no únicamente por la calidad de su enseñanza. que. tuvieron grandísimo éxito en süs colegios y amenazaban dejar. factor. Todavía más. todo estatuido por las constituciones. al hacer posible tal cosa.' sus reglas. pues como caballero no pechaba y poseía escudo de armas. aun los que fueron -y fueron los más. Asustada ésta hizo valer unos fueros todavía no suficientemente definidos en ese aspecto. pues. y por lo tanto. fijación de temas. procesiones. mascaradas y demás. mientras no se fundaron las universidades. poema chusco contra la propia persona del doctorando. La jurisdicción territorial de la Universidad de México se extendía a todas las Indias Septentrionales e incluso a Filipinas. una situación entre autónoma y dependiente de la Academia Mexicana. y no por casualidad. sino porque en él sólo el rector era elegido por los col~ giales). Esto daba unidad al sistema de educación superior. En todo y por todo se trata de un hombre que. por su esfuerzo. nadie más que ella estaba facultada para otorgar grados. y "golondrinas" si eran medio internos. sino que diversos actos públicos debían presentarse ahí -para los colegios de la Ciudad de México. La Universidad. o Colegio de Santos. las ceremonias constaban de discusiones públicas o secretas. la incorporación suponía no sólo que los grades debían recibirse en la Academia Real y Pontificia. pero desde entonces confirmados por cédulas reales: la Universidad de México tenía en las Indias Septentrionales la misma preeminencia de las grandes universidades españolas y europeas. más allá de la estrictamente académica. hacia el último cuarto del siglo xvr. fundado en 15 73.l{''. "porcionistas" si pagaban por estar internos en él. las "propinas".y aun que ciertas cátedras tenían forzosamente que cursarse en la misma alma mater. El doctorado hacía de hecho entrar al nuevo doctor a una verdadera "caballería de las letras". accede a una situación de privilegio. y ningún estudiante podía aspirar a ellos si no había estudiado en ella misma o en un colegio incorporado. los grados de licenciado y especialmente de doctor concedían honor y reconocimiento y hacían acceder al que los poseía a una situación de distinción dentro de la sociedad. . imposición de anillo (matrimonio con la sabiduría) entrega de libro (escudo simbólico). ceñir de espada y de espuelas (como caballero de la milicia espiritual) y en fin colocación del birrete. ligaba estrechamente los colegios con la Academia y los sometía todos a ella. no dejaron de ser residencia de estudiantes..~ ~-. . en el acto se incluía el "vejamen". sino también a la necesidad de incorporársele (revalidar estudios. La ceremonia misma de otorgamiento del grado máximo es una transposición de la ceremonia por la que se arma un caballero: ósculo de paz (signo de hermanad). pero que tiene el sentido claro de una iniciación. cumplía una función de la mayor importancia. en la capilla mayor los segundos~· de manos del maestrescuela-cancelario. No sólo los requisitos a cumplir eran numerosos y complicados.

Será ese mismo siglo barroco el que las vestirá suntuosamente con Fachada de la catedral de Mérida retablos/ coros de canónigos/ órganos. que llegaron a tener una máxima inflUencia en la obra material de la iglesia sede. Tiene una sillería. corresponde a lo que se llama generalmente baldaquino. La denominación de "ciprés" es mexicana. 3 Ciprés: estructura arquitectónica exenta. se sirve de ellas con un sentido ya académico. Símbolo religioso y símbolo civil. y más bien por excepción en otras iglesias. la catedral se construye a costa 'de las rentas reales. La catedral es. Las coge a medio camino la actitud depresiva de la crisis novohispana de finales del xvi y principios del XVII. Para unos puede considerarse . Contiene pinturas o· esculturas. o ambas. en Italia. · El 1 Retablo: estructura arquitectónica. sueños inalcanzables de grandeza. Otras -Morelia. generalmente de madera dorada.Las iglesias catedrales' La catedral es el edificio citadino por excelencia. Cipt~ses 3 -y el siglo XIX se ocuparía de desvestirlas a muchas de ellas. dado el Regio Patronato. El obispo reside siempre en una ciudad importante. que se encuentra tras el altar mayor. para otros debe tenerse por estilo aparte. viene a ser expresión no sólo de una estructura religiosa y urbana. después del alto Renacimiento. por lo normal muy rica. en principio. que procede normalmente por yuxtaposiciones. Así lo había sido en la Edad Media europea y así vino a serlo en la Nueva España del siglo XVII. La mayor parte de ellas. Aquí. aunque dedicadas en el siglo xvn y desde entonces abiertas al culto. y otros ornamentos. y las dos más impcrtantes: Puebla en 1649 y México en 1667.como la última fase del Renacimiento. 2 Coro de canónigos: sitio dentro de la catedral. 395 . el rey es patrón de la iglesia y el virrey su vicepatrón. La catedral es por razón natural obra de amplio aliento y planeada a largo plazo. permanecen sin excepción como obras casi utópicas. Oaxaca.iniciadas ya en el siglo xvn se terminan en el siglo xvm.estableciendo un armonioso contrapunto entre sus estructuras renacentistas manieristas4 y las formas fastuosas del nuevo estilo. mucho más que eso. Así. de donde resulta una liga mucho más estrecha entre el brazo secular y el brazo religioso. seguirán construyéndose durante toda esa centuria y recibirán su último toque hasta el setecientos o incluso (ya en época neoclásica) en los primeros años del XIX. pues aunque utilice buena parte de las formas renacentistas. donde está la silla del obispo. Suele estar en catedrales. la de Guadalajara en 1618. y expresión de su orgullo. la sede episcopal. sino también del poder civil. 4 M anierismo: estilo artístico que aparece en el siglo xvr. pero fue siendo. La secuela de las primeras grandes catedrales mexicanas se escalona a lo largo de esta centuria. pero no se encuentra sobre el altar sino atrás de éste. sólo Mérida podrá ver cerradas sus bóvedas en los últimos años del siglo de la conquista: las demás deberán esperar las intensas campañas de trabajo de un siglo barroco en que vuelve a renacer la esperanza. Chihuahua. Durango-. con el tiempo. ya más libre y tenso. se configura la actitud vital del mundo criollo y se asienta firmemente la ciudad como elemento rector de la vida de Nueva España. que se levanta sobre el muro en que se apoya el altar. de tal modo que el edificio catedralicio es también expresión de la urbe. donde asisten los. El obispo se rodeó de un colegio de presbíteros auxiliares con diversas funciones: los canónigos. Estrictamente todo el Renacimiento artístico fuera de Italia debe tenerse como manierismo. como el facistol en que se apoyan los grandes libros de coro. a partir de la dedicación de la de Mérida en 1598. Iniciadas todas ellas en el siglo anterior. con sus obras que avanzan penosamente o de plano detenidas lustros y decenios. canónigos para ciertos oficios. es la obra que compendia lo que la ciudad era.

En sus partes y en el todo el edificio manifiesta el orgullo de cada uno de los cuerpos sociales que en ella están representados y de toda la comunidad citadina. yeserías.\/. su sitio en el gran edificio. entre exención y exención. es que le resultaba difícil advertir que era lógico que así fuese. que los liga también de cerca a la Iglesia. 396 .. cuando Audiencia y virrey podían apenas pendoleárselas entre presiones monásticas y pretensiones señoriales. 7 Altar de los Reyes: altar que ocupa el ábside en la. esculturas. dependencias. Además. sino con el decoro necesario. 1 .tiene. puesto que las campanas son las voces de la ciudad y los campanarios su punto de referencia). La actividad industrial se asienta con la organización de los gremios. 397 . a los tribunales. Ese mismo coro de canónigos y la sala capitular6 son asiento y expresión del poder religioso colegiado que es el cabildo episcopal. Da albergue y manifiesta ese todo social coherente y asentado que es la ciudad. No es. la mayor actividad arquitectónica del siglo XVI había sido rural. ni sólo una iglesia de mayores dimensiones que las otras. 6 Sala capitular: sala de juntas propia del capítulo o cabildo de canónigos. . Cuando se puede. la cofradía. relicarios. pinturas. cuando los intereses rurales de los encomenderos se imponían sobre la organización propiamente citadina. la plebe más informe y confusa. La más decente Q_e esas iglesias provisionales fue sin duda la de México-Temistitán. cada quien encuentra satisfacción a sus afanes de contar de alguna manera dentro del todo social. sillerías. sus contemporáneos. cuando la ciudad no tenía todavía una estructura coherente y firme. y con una indispensable organización paralela. donde también se colocan las órdenes monacales durante las fiestas en que deben acudir a la iglesia madre.. que van desde la gran sacristía. Y todas esas complejas funciones no se cumplen en la catedral escuetamente. imágenes talladas. de ninguna manera accidental. Cada una de las que ahora se llamarían "fuerzas vivas" de la ciudad -y aun las menos vivas. en la nave mayor. El presbiterio recibe al virrey. ~ . desde luego. sino hasta con los orgullosos conventos de las órdenes mendicantes. con su pretensión de hegemonía sobre el reino entero. una serie de locales para servicios tan complejos. Por eso se manifiesta arrogante al exterior. con partes doradas. que tiene su sitio en el presbiterio5 y su trono en el coro de canónigos. pilastras y bóvedas. Al paso que los sueños señoriales tan acariciados después de la Conquista fueron desdibujándose definitivamente. una iglesia más. El rey mismo tiene simbólicamente su lugar en esa creación mexicana de las catedrales que es el "altar de los reyes". Es el lugar del obispo. con grandeza y con arte. pues. ahora ya dotados de ordenanzas y estrechamente ligados al ayuntamiento y controlados por él. ya en los albores de la nueva situación. Suele presentar imágenes de santos reyes o santas reinas. l 'f. pinturas. la ciudad fue ganando la partida frente al campo. y al interior con retablos. Es muy común que se cubra de color. ·~ 1' :¡1 La catedral no es.. cuando el obispo tenía apenas el poder de trabajar en el corto espacio que las soberbias órdenes le dejaban. donde rinden culto a sus santos patronos particulares y despliegan su orgullo gremial rehaciendo con el menor pretexto el ornamento de retablos. al que se accede por gradas. algunas asaz modestas. que se aplica a muros. pues. sacristías menores. necesita también lucir al lado de las autoridades civiles. 8 oros y platas. al ayuntamiento y a otros oficiales reales. remozada a fondo en 1585 para el trascendental Tercer Concilio Mexicano. Los prohombres de la ciudad tienen acomodo cerca de ellos. La primera nobleza criolla y una burguesía cada vez más definida y con aspiraciones muy concretas. con portadas y torres (indispensables.' Y a los gremios y cofradías pertenecen las capillas. custodias y demás platería y s Presbiterio: estrado amplio. entre privilegio y privilegio. una casualidad que el siglo XVI haya podido pasársela entre iglesias mayores provisionales. Si Francisco Cervantes de Salazar se quejaba en 1554 de la modestia de esa iglesia. bodegas e incluso con funciones tan particulares como el "chocolatero de los señores canónigos" con que contaba la metropolitana de México. en el que se encuentra el altar.s catedrales mexicanas. -? . no es. pero ahora se desplazará a las ciudades. que se expresa sobre todo en los cabildos municipales. . los tribunales y las "religiones". Corresponde en todo y por todo a la nueva situación que se planteaba en la Nueva España de entonces. y que no dejaba de ser una bien modesta construcción comparada ya no sólo con lo que después fueron los edificios catedralicios.hecho de que la gran actividad constructiva de las catedrales se sitúe para nosotros en el siglo xvn y se prolongue hacia el xvm. pues. De toda esta nueva situación es manifestación brillante la catedral: ahí cada quien tiene su sitio jerárquicamente establecido. 8 Y es ería: decoración en estuco.. archivos. y proyectos sobre los que se acumulan multitud de pareceres contradictorios que entorpecen las decisiones.

Pero en este último caso. capillas de música. No es el manierismo un éstilo que se trasmita (o que sólo se trasmita) según los modos tradicionales. Además. pero necesitaban que cumplieran las necesidades tradicionales de una catedral. Los edificios góticos. 11 Deambulatorio: en las iglesias góticás el pasaje atrás del altar mayor. como es el caso de (~!audio de Arciniega. de taller a taller. como en Segovia o la nueva de Salamanca). ya religioso. que comunica las naves laterales y permite el acceso libre a las capillas de la girola. nuestras catedrales ofrecen diversas soluciones. Las catedrales mexicanas (y con ellas las otras americanas) vienen a ser la continuación de ese empuje constructivo. y el coro de canónigos. de tres. promiso entre esa intención "moderna" y" las necesidades tradicionales del edificio catedralicio. La aceptación y la entrega entusiasta al manierismo es un fenómeno citadino primero. pero con la diferencia de que. pero todas ellas revelan el compromiso entre tres elementos: el afán de modernidad (que se expresa en un repertorio formal renacentista manierista) . como de cierto también sabemos que algunos artistas se formaron aquí en la nueva modalidad básicamente leyendo tales tratados. aprehensibles de un solo golpe de vista. Las sedes episcopales españolas del XVI si9 guieron uno de dos partidos: o se hicieron íntegramente góticas (en un gótico ya "fuera de época" y de alguna manera tocado por el sentido renacentista de las proporciones. modalidad renacentista que consiste. girola 10 y deambulatorio11 fueron inventados para cumplir esas funciones. por más que se usara un repertorio formal renacentista-manierista. la catedral debe tener una nave mayor que aloje el presbiterio. como la de Granada y las otras -Murcia. siendo posteriores. sino sólo con el conocimiento de ' to· Girola: Serie de capillas pequeñas en el ábside de la catedral gótica. la planta y el alzado resultan un com. como Segovia. en ellas la tensión entre las estructuras tradicionales de origen medieval y los afanes manieristas es todavía mayor. la sencillez de elementos en lugar de la complicación. con el altar mayor.orfebrería del servicio religioso. Jaénque dependen de la mano o del influjo de Diego de Siloee. la estructura tradicional capaz de cubrir las necesidades funcionales y las posibilidades reales de construir el edificio. y es aceptado por los círculos de criollos cultos citadinos que se ufanan de estar al día. He aquí que los constructores de las catedrales mexicanas se encontraban con el deseo de hacer edificios manieristas. hay una necesidad de dignificar las funciones de la iglesia mayor... debe 9 Gótico: estilo artístico que aparece en Europa en el siglo desplazado por el Renacimiento. albañiles y picapedreros formados en los talleres tradicionales del tardo gótico. ya civil. Esto último es ·Jo que acontece con las catedrales mexicanas. donde la guerra de los comuneros había destruido la antigua sede.. o se hicieron con intención renacentista. Como se ha dicho. o en donde alguna causa específica lo había hecho necesario. Así. naves laterales que permitan las procesiones interiores y el tránsito despejado a las capillas y a las otras dependencias sin entorpecer la celebración de los oficios. Para el siglo XVI estaban prácticamente terminadas las catedrales europeas. cinco o sit:te naves. Hacia 1570 se introduce firmemente en Nueva España el manierismo. por lo pronto. corresponden en su terminación al siglo siguiente y responden a una situación concreta y peculiar dentro de la propia historia novohispana. Al exterior. Viene protegido por el mundo oficial. estaban limitados por las posibilidades técnicas que les ofrecía una mano de obra de alarifes. que va hasta el afán de hermosear un lavabo o un reclinatorio.. con excepción de España. pues. sino que buena parte se aprende en los libros: los tratados en que tan prolífera fue la Italia de la segunda mitad del siglo xvr. especialmente en aquellos territorios que hasta más tarde habían resistido el empuje de la reconquista -empezando por la mismísima Granada-. 398 XIII y es ~. deseado. sobre esas naves de tránsito se deben abrir las capillas o (cuando menos) asentarse los altares particulares. como queda dicho. ·< ~ por fuerza ostentar las torres campanarias. justo porque se trata de una modalidad esencialmente culta (no se puede hacer manierismo con buenas intenciones. escogidas y costosas. muchos de los cuales sabemos llegaron a Nueva España. por último. en hi aplicación de las normas descubiertas por los grandes artistas del alto Renacimiento. España vio durante esa centuria terminar su serie de catedrales. La arquitectura renacentista a la italiana había buscado los espacios unitarios y sencillos. Málaga. . como expresión viva del cuerpo social citadino en todos sus estratos. en contra de la arquitectura "discursiva" medieval. con capillas laterales. de artesano a artesano. modernos. 399 . Para cumplir las funciones señaladas.

cuyo arquitecto más aparente es Martín Casillas. Solución de compromiso. acentuado aquí todavía más por la carencia de cúpula) . no fingidos sino reales esta vez. En México la cúpula suele ser de 'base octagonal. la teoría) . 400 ~~~ ::( todas a la misma altura. lógico era que se acudiera' a la modernidad y corrección del manierismo. aunque no lo puede desechar totalmente. 14 La nave mayor forma crucero 15 con otra de igual anchura. pero muy consciente de parte del alarife Agüero. pero convive durante por lo menos treinta años con la arquitectura plateresca/ 2 con resabios góticos y mudéjares. era la de conservar las naves longitudinales si bien simplificando la planta y los elementos constructivos y usando en éstos el repertorio renaciente. casetones también. en México. pero dándole un sentido manierista. 13 14 401 . que había sido hasta entonces la expresión propia de la obra evangelizadora. En México es de ejecución muy libre y se prolonga hasta fines de ese siglo. rehundidos. Nueva España. no hay girola sino un simplísimo testero13 plano. con todas sus novedades y todas sus modalidades temporales y regionales. Solución similar a la meridana es la catedral de Guadalajara. Son ornamento del Renacimiento. es sin duda la catedral donde más presente se palpa el espíritu del nuevo estilo. edificios oficiales y cultos si los hay. Las bóvedas ofrecen una curiosa solución: se mantienen con nervaduras 18 (expediente de estabilidad necesario). ofrece una solución de continuidad. no conservan elementos platerescos. formará escuelas regionales y llegará a dar origen. Pilar compuesto: el que está formado por la unión de varios pilares o columnas. que eliminan la cotnplicación del tradicional pilar compuesto. pero lejos de cortar góticamente en ángulos agudos. al contrario. los cánones. Inspirado en Testero: el fondo de la nave mayor. Se llama también crucero a la corta nave transversal. en América y en España. que combina elementos renacentistas con otros góticos y mudéjares. y en la intersección de ambas se levanta una cúpula 16 sin tambor/ 7 que por cierto no sólo es un rlemento típicamente renacentista. sólo entonces el manierismo. exornan la cúpula que en esto remeda al Panteón romano. También ahí se levantan las tres naves a la misma altura {lo que acarrea igualmente el defecto de la poca iluminación a la parte central. lo que aumenta aún la sensación de unidad. que ~ecoran una bóveda o el intradós de un arco. El manierismo. desde ahí hasta la llegada brutal del neoclásico (a finales del siglo xvnr) . cuando la autoridad episcopal empieza a ganar la partida a las órdenes misioneras y cuando al gobierno civil le es posible moverse desahogadamente por la falta de resistencia del frustrado señorío rural. que arman y sostienen una bóveda. La manera más lógica de cumplir la funcién tradicional del edificio catedralicio. Eso es lo que hizo Juan Miguel de Agüero. el arquitecto más visible de la catedral de Mérida. en él inscribe tres naves. incluso. más corta. 1s Nervaduras: costillas o nervios. aunque iniciadas muchas de ellas en el siglo XVI. Resuelta con un rasgo de genio. Son recurso constructivo propio del estilo gótico. 16 Cúpula: bóveda que afecta aproximadamente la forma de media esfera y cubre un espacio cuadrado. 15 Crucero: lugar en que la nave longitudinal es interceptada por otra transversal. a su vez. Los soberbios conventos fortaleza se habían construido con esa amalgama estilística frailuna. ni capillas que rompan la idea del espacio unitario. de piedra generalmente. Normalmente es un pilar cuadrado al que se adosan columnas o pilastras en cada uno de sus lados. Por eso. la de Mérida muestra sin duda que la idea renacentista manierista se impone sobre el expediente gótico. 19 Casetones: recuadros con molduras. expresión de este nuevo estado de cosas. se construyó como una modificación continua y paulatina sobre la base de las formas más puras del Renacimiento que ponía en obra el manierismo . mayor la central pero 12 Plateresco: estilo propio de la España del siglo XVI. Su planta se reduce a un rectángulo cuyos lados mayores no lo son mucho más que los menores. Las naves se separan entre sí por colosales columnas dóricas. Sólo en el siglo siguiente. irá de las ciudades al campo. las nervaduras ofrecen dibujos ortogonales y aparentan formar casetones19 renacentistas. El barroco. todo esto en el transcurso de los siglos xvn y xvm. los sistemas de proporciones. aunque sí recuerdan en la planta y en el alzado muchas soluciones góticas. Importa señalar que el arte monacal del siglo XVI se verá cercenado al morir ese siglo.las reglas. generalmente el crucero. Suelen cortarse diagonalmente. Cuando se trató ya en serio de hacer nuestras catedrales. triunfará definitivamente. que éste tomó de la antigüedad romana. y se seguirían construyendo en ella hasta finales del XVI. cuando la ciudad ha ganado la partida al campo. 17 Tambor: muro circular u octagonal que suele servir de base a la cúpula y presenta ventanas. sino la primera cúpula construida de este lado del Atlántico. a un arte ingenuo popular.

. • ¡ .. si atendemos a las catedrales de Lima y el Cuzco. 1-t 1·-. Sin duda las catedrales más importantes de Nueva España son las hermanas de México y Puebla.. Arciniegas plantea un edificio de cinco naves: mayor. friso y cornisa.la solución de Siloee para Granada. .(_J. sus columnas dóricas -adosadas a pilares cuadrados.hacen todavía más confuso el carácter del edificio. y hágase cuenta de que la estructura toda se debe a Arciniegas (aunque esto no sea nada seguro).. no se trabajó sobre el proyecto de Becerra.J. la carencia de crucero con cúpula y la poca imaginación en la solución de la cubierta de nervaduras hacen de Guadalajara una catedral que se inclina más hacia la tradición medieval que hacia la manierista (mientras que en Mérida es lo manierista lo que gana la partida) . constituyen un expediente ejemplar en la historia de las grandes construcciones religiosas.. Cogido en la misma situación de compromiso que Agüero en Mérida.. planeadas por él mismo.. En México trabajaron entre muchos otros el Martín Casillas de Guadalajara.... La techumbre se resuelve por simples bóvedas góticas de nervaduras.. aun20 Entablamento: conjunto de elementos horizontales que apoyan sobre columnas o pilastras. Consta de arquitrave.~:.su obra se inspiró en la mexicana. dos procesionales y dos de capillas. a quien se deben tal vez las bóvedas de las naves.~ QJfiª3 . También ellas están cogidas en la encrucijada de usar un lenguaje formal manierista aplicado a las funciones tradicionales. El sentido acusadamente longitudinal de la planta.. . . dar la altura requerida y ser suficientemente estables. la girola gótica. Casillas utiliza los pilares compuestos tradicionales para separar unas naves de otras. que contradicen el sentido moderno de los pilares.. . Tómese el ejemplo de México. y permite una iluminación abundante. simplificándola. y Francisco Becerra para Puebla. más allá del ámbito mexican~.. Al exterior se manifiesta con finas portadas de un manierismo avanzado.o ¡t ::J: t--t Planta de la catedral de Puebla que el obispo Palafox pudo dedicarla casi veinte años antes que ésta. pero salvo esto último no sabemos qué de lo construido se debe a cada quien. .. pero las actuales torres -que sustituyeron a las que se desplomaron en el siglo pasado. en consecuencia. lo que permite claristorios 21 escalonados 21 Claristorio: muro con ventanas. ~ tJ lJ 4-t . de donde su nombre.. 403 .. pero sirviéndose de elementos renacentistas. y Juan Miguel de Agüero de Mérida.. En Puebla parece evidente que. y éstas que las de capillas. pero no se sabe en qué medida el alzado que finalmente se siguió se deba a ellos. y ya en el siglo xvn Juan Gómez de Trasmonte. 402 . parece que -habida cuenta de las diferencias menores. Así como las columnas. que salva la diferencia de alturas entre una nave y otra.l_... el arquitecto de Guadalajara acudió a un expediente parecido pero menos hábil. en todo caso..tienen altísimas basas y muy anchos trozos de entablamento/ 0 que les permiten conservar la proporción clásica. su proporci6n y sus ornamentos están cuidadosamente codificados en los tratados de arquitectura clásica.... invención suya) que recuerda. Ha podido establecerse que los autores de las plantas fueron Claudio de Arciniega (el más importante arquitecto de la segunda mitad del siglo xvr mexicano) para México. pero logran soluciones tan talentosas y atinadas que se convierten con pleno derecho en la pauta de los edificios episcopales posteriores. con crucero embebido en el rectángulo de la planta y con una capilla absidal (la capilla de los reyes. fuera de la planta. y que nada tienen que ver con el alzado poblano.. La nave central es mayor en altura que las procesionales.

A partir de los mismos presupuestos de compromiso de las catedrales anteriores. Para detener los empujes de naves tan altas se usan botareles 22 que los van transmitiendo hasta los muros divisorios de capilla a capilla. todo lo cual contrarresta la posible impresión de pesantez y agrega movimiento al alzado. Es muy frecuente en la ornamentación mudéjar. un espacio compartimentado (lo que todavía se subraya por la situación exenta del altar mayor y la colocación del coro en la nave central. muy renacentistamente. Con todos estos recursos logra un espacio mucho más unitario. y que la vestimenta barroca se encargaría de recalcar). acorta a lo indispensable la diferencia de altura entre las naves. 2 6 Bóveda de lunetas: la que es semicilíndrica (de cañón) y presenta entradas laterales (lunetos). pues. y ha resuelto los problemas de estabilidad e iluminación siguiendo un expediente probado infinitas veces. a falta de alarife capaz de levantarlas "modernas". Al tomar ese partido Arciniega cubre magníficamente las complejas necesidades funcionales. introdujo el manierismo en México con el Túmulo Imperial de las exequias de Carlos V. México (y con ella Puebla) es en principio una catedral mucho más gotizante que Mérida o aun Guadalajara. Se llama también bóveda de pañuelo. Hasta aquí. Al interior utiliza también el pilar compuesto que le ofrecía la tradición medieval. lo que afirmaría aún más la simetría. ya en el siglo xvrr se cambió el plan (quizá por Juan Gómez de Trasmonte) para cubrir la nave mayor con bóveda de lunetos/ 6 las procesionales con bóvedas vahídas 27 y las capillas de artista: 28 todas soluciones manieristas que terminan magníficamente y con mayor unidad el interior. Ciertamente Arciniega había pensado en cubiertas de nervaduras. que tal vez lo inspiró. como su huésped y amigo el pintor Simón Perines-. un apasionado de las formas del renacimiento manierista: de hecho. que dejan lugar para abrir ventanas. un edificio que sigue prácticamente en todo la estructura gótica. Pero él es -como el resto de los artistas cultos que trabajan entonces en México. hace que los botareles no resulten visibles e incorpora los contrafuertes en la construcción. que es el ideal manierista. 405 . a semejanza del proyecto de Bramante para San Pedro del Vaticano. sino que con mayor libertad alarga desmesuradamente el fuste de esas columnas y las adorna con profundas estrías. 28 Capilla de arista: la que resulta de la intersección de dos bóvedas de cañón y presenta dos aristas que se cortan transversalmente. aunque el trazo de sus lacerías 25 más sabe a renacimiento que a gótico. 24 Estribo: contrafuerte. Se suele llamar así al que está adosado a una fachada. Se decía también lazo o lacería a las nervaduras góticas cuando formaban figuras complicadas. consigue en toda aquella estructura un sentido renacentista. Así. Es propio de la arquitectura gótica. 23 Contrafuerte embebido: el que no es visible desde el exterior.j'. proyecta. una gran cúpula en 22 Botarel: arco que liga el arranque de una bóveda con el contrafuerte. pero a la vez simplificado y dignificado por el aliento manierista. manifestando una cúpula casi central flanqueada por cuatro torres. los arquitectos de la catedral de México (y otro tanto puede decirse de z:. para ello da a su planta una sencillez y amplitud de proporciones que corresponden a las nuevas ideas espaciales y que en vano se buscarían en los edificios medievales. Lacería: decoración a base de líneas. 27 Bóveda vahida: la que es un casquete esférico muy bajo o poco peraltado. cuando éste se encuentra separado. ni sigue la solución de Mérida (cuyas columnas colosa·les habrían sido imposibles en un edificio de las proporciones del de México) ni la de Guadalajara. Corte longitudinal de la catedral de México que propician una mejor iluminación. que resultan contrafuertes embedidos. Imagina cuatro campanarios (aunque finalmente sólo dos se levantarían) en las esquinas del ancho rectángulo en que se inscribe la iglesia. 404 el vasto crucero. 23 Hacia la fachada se señalan seis grandes estribos 24 : contrafuertes que contienen el empuje longitudinal de los arcos. sala capitular y sacristía y algunas capillas. Tenemos. pero con columnas de orden dórico. y así llegaron a hacerse las del ábside.

el aferrarse a formas de vida (entre ellas las artísticas) ya definidas y aceptadas como propias. para postular a priori) la existencia de un barroco nuestro. de los relieves de Calpan o Huejotzingo. resulta poco menos que imposible reconocer. en tanto que aquí se establecen esos centros citadinos suficientemente fuertes para tener una vida propia. y de los ideales espirituales y artísticos del mundo criollo del siglo xvn. La creación de un arte nuevo A más de la importancia que las catedrales tuvieron como fenómeno social y como monumento capaz de expresar una situación histórica. Esa tradición se fundaba en los modelos occidentales. en el seno de los gremios novohispanos. ya atendiendo a las formas mismas. a cambiar: que el movimiento continuo es esencial al proceso artístico como lo es al proceso histórico. ahí. que responde a una clientela con un gusto formado y definido. corta de alguna manera sus ligas con Europa. Justo la inseguridad existencial lleva a esos hom- 407 . Se ha visto cómo las catedrales manifiestan lo que son las comunidades que las crearon. Por otra parte.Puebla). en el ambiente de oficiales y aprendices que cultivan un mismo repertorio de formas. del siglo XVI. la aculturización.para explicar (más bien . la evangelización. de los frescos de los conventos. rural. tiende. como fue Nueva España hasta la aparición del neoclásico. que puede calificarse de "internacional". tal como era puesto en práctica por los artistas. lograron un equilibrio desde el punto de vista estructural y espacial que uno está tentado a llamar perfecto en esa circunstancia: como expresión de la comunidad citadina en todos sus órdenes. Y es. es característico de una situación como la de los criollos novohispanos. son particularmente importantes dentro de lo que podría llamarse la historia interna de los estilos artísticos y de las modalidades artísticas regionales. el renacimiento manierista. nuevas soluciones. de inseguridad espiritual y de necesidad inminente de encontrar y definir su personalidad. La enseñanza se hace de maestro a discípulo. pues. porque estaría obviamente fuera de lugar. por principio. en ese caldo de cultivo relativamente autónomo. son expresión propia y verdadera de una situación social e histórica que no era precisamente la de la España contemporánea. Mucho se ha discutido hasta qué punto puede hablarse de un barroco mexicano. en lo material y en lo espiritual. Todo el arte posterior a la conquista se inspira. La práctica ha hecho que sólo se utilice para calificar obras del siglo XVI. Establecido en Nueva España. Dentro del fenómeno capital de la difusión de las formas en un ámbito al fin y al cabo bastante cerrado y entregado a sus propias posibilidades. cuyas categorías sean diferentes de las del barroco europeo y particularmente español. y del siguiente. la escultura y la pintura. 406 aun en las comunidades más estrictamente indígenas. No nos ocupemos por ahora del magnífico y complejo arte conventual. que es acogido por el mundo oficial y la clase criolla culta desde los últimos decenios del XVI y que para el siglo siguiente desplazará definitivamente la experiencia artística evangelizadora. los artesanos. atengámonos a ese otro estilo. Las tradiciones artísticas indígenas habían sido tronchadas y un siglo de colonia había creado de seguro una nueva tradición artística y artesanal 29 Tequitqui: denominación propuesta por Morena Villa para el arte en el que se cree distinguir la mano de obra indígena. aun de padre a hijo. si en el mismo siglo xvr. cuál es la influencia prehispánica. en el xvu esa tarea es de hecho imposible. es un arte culto. libresco. en donde el manierismo por sí mismo empieza a modificarse -como no podía ser. la destrucción general de las tradiciones prehispánicas. Una catedral mexicana no podría verse sin extrañeza en un sitio que no fuera el que la sustenta. Pero no es menos cierto que las obras de arte de ese siglo xvn novohispano. como siempre lo hace un estilo. en los modelos europeos.y a ir de la preocupación por aplicar con cuidado las normas establecidas a la preocupación por encontrar nuevas salidas. El hecho es que si en el mismo siglo xvr no es tan fácil mostrar palpablemente cuál es con precisión la influencia de las formas indias en el arte "tequitqui" 29 (el de las cruces de atrio. Se acude siempre a la influencia indígena -una especie de supervivencia agazapada a pesar de la conquista. ese nuevo estilo que se corresponde con el nuevo estado de cosas. Como queda dicho. los talleres. y demás) . aunque tuviera muchas cosas en común con ella. aquellos monumentos ocupan un sitio clave. y quizá sea más correcto entender ese arte recio y que se siente tan lejano del occidental por un fenómeno de "malentendimiento" de las formas propuestas como modelo. El manierismo. Y lo que se dice de las catedrales se puede decir en general de la arquitectura.

en el arte que se ya creando en la Nueva España de los siglos xvn y xvm participan esas tres fuerzas contradictorias y a la vez formadoras: la actitud conservadora que tiende a no desprenderse de lo que considera propio. se incorpora a las tradiciones manieristas locales. Así sucedió. determinados esquemas decorativos que se habían asentado desde el momento manierista. Ribalta. de una sociedad colonial. pero mientras allá fue un expediente limitado. Se ha dicho que una sociedad colonial es por razón natural conservadora. Churriguera. por 408 ejemplo. y las nuevas forJ1?aS penetran por la vía indirecta e incompleta de los grabados en lámina. ción exterior de innovaciones. toda una época muy bien definida de nuestro barroco. con costumbres y usos inveterados. el arte de Nueva España está sujeto también a una solicitación exterior: las novedades artísticas que se planteaban en la Europa de su tiempo y que pasaban a América. que intuitivamente entienden en forma tácita que el arte al que están acostumbrados los expresa de manera cabal. existe todavía un fenómeno que interfiere: lo que he llamado "malentendimiento de las formas". ciertos modos. Pero las novedades encajan con dificultad. una que pide cambio. debatiéndose entre sus propias fuerzas contradictorias. así sucedió también. pintores o escultores por sobre todo.·ino de Europa. por ejemplo. Todavía más. que las novedades formales europeas resientan en Nueva España un proceso de adaptación que de alguna manera las desfigura o las configura. De hecho. que ninguna otra obra tiene. Esto hace que el barroco novohispano. y la novohispana lo es en muchos sentidos. El resultado corresponde absolutamente a la sociedad noYohispana de la que es manifestación refinada: también ella tiene en su seno la fuerza conservadora característica. su movimiento no es de ninguna manera ajeno al movimiento histórico de la Europa contemporánea. que no deja de ser el modelo perenne. ciertos procederes. y ella determina. y los arquitectos. De ahí. el medio novohispano se resiste a aceptarlas (y dP. y a ella tienen que someterse. Lógicamente. la propia inercia del movimiento que se crea en tal estilo autónomamente. Así. en otro orden de cosas y con otro sentido. aquí se entendió como la forma de apoyo por excelencia. que ciertamente presenta un cuadro de características específicas. no pocas veces traídas por artistas que pasan ya formados de España a Nueva España. que acoge en su seno una gama amplísima de obras de arte y que representa la suma de los mejores esfuerzos de una comunidad. obedece a un impulso de cambio propio de toda sociedad y que depende del proceso histórico de una Nueva España. con otras fuertemente iluminadas. Edificio monumental. pues. que llega aquí y en vez de producir. pues. es muy frecuente en la pintura española del siglo xvn (Ribera. Además. con el tenebrismoao de la pintura española. Zurbarán). precisamente. como podría esperarse. en que se contrastan grandes zonas muy oscuras de los cuadros. pero cuando las acepta es con un sentido diferente al que tenían en España. Así. Hurtado y Balbás -que la trajo para los grandes altares de la catedral de México-. es muy reducida. goza de un prestigio inmenso. sin embargo. de Borromini. y en fin. Iniciado por Caravaggio en Roma. como elemento fundamental. reaparece con más fuerza en época barroca. Dentro de este marco. mientras por su propia fuerza interna el manierismo tiende a cambiar. en razón de esta otra fuerza conservadora hay una tendencia a mantener invariables ciertas formas. por lo cual el concepto mismo de modelo queda en duda). En México la pilmtra estípite es característica del siglo xvm. que presenta como elemento distintivo una pirámide cuadrangular invertida. y la solicita. Aunque fue usada en época manierista. un cambio completo. La importación de pinturas. 409 . otra que lo rechaza. propio de la época barroca. en el proceso de "distribución" en el territorio novohispano de las novedades artísticas y aun cons~o Tenebrismo: modo de pintar. ahí que aparezcan tan tarde) . toda forma propuesta en el ambiente local está fuera de su contexto y su funcionamiento no se entiende de modo couipleto. la importación de escultura es muy reducida en el siglo xvn. a pesar de sus extraordinarios desarrollos que se suceden en el siglo XVII y en el xvm. Europa no dejó nunca de ser el modelo teórico que se trata de igualar (y aun sobrepasar. 31 Estípite: pilastra seccionada. El bombardeo de novedades es continuo. como una opción parcial que se acepta con límites. mantenga invariables determinadas soluciones estructurales. con la famosa pilastra estípite:¡1 tan característica de nuestro barroco a partir de 1730: . los arquitectos que vienen tienen que servirse de una mano de obra local. pues. la catedral resulta un elemento clave. generalmente usado en combinación con otras formas de apoyo.bres a cogerse de puntos de apoyo firmes: lo probado y sentido nuestro. de condescender con un público de comanditarios que tiene un gusto formado y unas costumbres aceptadas.

que dan un carácter tan peculiar a los conventos mexicanos. mientras la Compañía de Guanajuato. formas y soluciones particulares. sobre todo el del siglo XVI. muere con ese siglo. sería el ejemplo que determinaría el barroco estípite de esa región. y al exterior en el Sagrario por obra de Lorenzo Rodríguez. La decoración interior de yeserías y exterior de azulejos distingue a una extensa región. a ambos lados del océano. en aquella región hasta el siglo xvm y en época plenamente barroca encontramos nervaduras góticas (aunque a veces ya no funcionen constructivamente y sean sólo decorativas) : el prestigio de la catedral seguía ejerciendo su influjo. por su misma razón de ser. aunado al hecho de que el barroco. el proceso de difusión radial de estilos. El hecho de que las catedrales mexicanas del siglo xvm sigan básicamente el plan de planta rectangular. en los retablos del Perdón y de los Reyes y en el gran ciprés. el punto de donde irradia la distribución de las modalidades artísticas. en época y en estilos ya muy lejanos del siglo xvr. es un estilo muy poco sujeto a normas. sino que venía haciéndose desde que la catedral estaba en proceso de construcción. nacidas de las necesidades mismas del proceso de evangelización. con formas de la tradición mudéjar. La iglesia de San Juan de los Lagos está presente en otras muchas de la región de los Altos jaliscienses. lo que Viera relata no se hacía indudablemente sólo en su tiempo. Y muchos desarrollos locales pueden entenderse por la influencia de las obras insignes. y con los elementos renacentistas tomados de Italia y más o menos alterados al ser incluidos en un contexto que no les correspondía en principio. De tal modo que la iglesia mayor es. propició la aparición y el desarrollo de modalidades locales. y otro tanto pasaba con las demás iglesias episcopales. Muere también el mundo de formas constructivas y decorativas que le era propio: enmarcadas en el estilo plateresco. hasta llegar a esa creación particular del plateresco que es la columna abalaustrada o candelabro. Muy posiblemente la entrega tan entusiasta y general al barroco estípite del siglo xvm en la Nueva España no habría sido un fenómeno de tan grandes proporciones de no haber sido en la catedral de México donde hiciera su aparición magnífica y triunfal. que establecía el precedente de 1\{éxico. y por eso la región jaliseience continuó en otros edificios el uso de bóvedas similares. Viera. auspiciado por los medios oficiales (virreyes. sean precisamente catedralicias o no. y donde se estaba fraguando la idea de lo que sería la Nueva 411 .. con más o menos resabios del tardío gótico español (gótico isabelino o de los Reyes Católicos). y el desarrollo y difusión posterior del estilo barroco tiene que ver con ello. por su gran prestigio. El gran arte monástico. que llega hasta Aguascalientes. y que alcanza a hacerse sentir aun en Oaxaca. que tomaban cada vez mayor preeminencia. cubrió su alzado manierista con bóvedas de nervadura de ascendencia gótica. la catedral de Guadalajara.tructivas. Lo es la metropolitana por lo que toca al territorio todo de Nueva España. por obra de Jerónimo de Balbás.a toda la región del Bajío. es piedra fundamental. Así. naves a difer~n­ te altura y crucero con cúpula. Es en las ciudades donde se recibe el nuevo estilo culto con ardor: en esas ciudades de tono criollo. tal es el caso de San Francisco de Puebla. Las formas abigarradas y menudas de la estupenda fachada de la parroquia (ahora catedral) de Zacatecas dan el tono a toda una zona. Hacia el siglo xvm los finos edificios queretanos proporcionaron magníficos modelos -a veces superados. pues. La aceptación general de las formas manieristas depende sin duda del hecho de que fueron aplicadas en las catedrales. y lo son las otras sedes episcopales para las regiones cuyo centro son. En los últimos treinta años de ese siglo XVI había hecho su entrada en Nueva España. el Renacimiento en su forma manierista. Con él mueren las soluciones arquitectónicas originales. más tarde.hicieron sentir en la región poblana. con su centro en Puebla. en su Breve relación de . la ciudad de México ( 1777) nos habla de cómo los oficiales iban a dibujar las formas que Lorenzo Rodríguez había erigido en el sagrario de la catedral metropolitana. Otro caso del mismo tipo es el de la influencia que las magníficas torres manieristas de la catedral de Puebla -quizá las más sabiamente resueltas que existan en su época. no es ajeno a este fenómeno. como queda dicho. La recia arquitectura de Oaxaca toma su modelo en la iglesia todavía manierista de Santo Domingo y en la ya barroca de la Soledad. A la catedral se va a leer. para aplicarlas después en sus obras. a aprender y a conocer lo mejor. cuyos campa- 410 narios son muchas veces una "glosa" barroquizada de la lectura del modelo insigne. cabildos civiles y eclesiásticos) y acogido con entusiasmo por los nuevos criollos cultivados. .

que traba jan entre los últimos treinta años del siglo xv1 y los primeros del xvu. al irse transformando. <:onvivan. evangélico y señorial menguaba a ojos vistas. sabedor de sus cánones y seguro en la aplicación de ellos. sus artes compañeras. el arte monástico de las formas platerescas queda decapitado. el otro.. de verdad se trata de artistas que bien podían haber producido sus obras en un país europeo: el manierismo. arquitectos como Claudio de Arciniega. 1 . un proyecto de vida de la Nueva España tocaba a su fin (la Nueva España monástica y señorial) y se empezaba a vislumbrar un nuevo proyecto de vida. a pasos. Por otra parte. El mismo manierismo. Martín Casillas o Juan :~viiguel de Agüero. Triunfará. donde una idea. Dos mundos de hecho ajenos. el que después se convertirá en en el barroco estípite dieciochesco y aun en el último barroco. por más que a veces puedan tocarse e influirse mutuamente. Pintores como Simón Perines o Baltazar de Echave Orio. Columnas tritóstila y salomónica. si bien el manierismo va cambiando por el hecho mismo de ser el estilo entronizado cuando Nueva España adquiere un rostro que prácticamente será el mismo por dos siglos. el "neóstilo".. el salomónico. y el arte monástico de corte plateresco del campo. Por eso no es un arte improvisado. cuando el cambio de situación es ya un hecho. cortado para siempre de toda solución de continuidad. ese manierismo renacentista que ya se había instalado desde antes en las ciudades y en las obras oficiales. según González Galván Columnas clásicas con fuste liso en el Túmulo imperial de Carlos V. más que a saltos. con el nuevo estado de cosas. con las cuales habían creído llegar a la perfecta creación artística. Pero nos habla también de que si el México rural. La presencia del nue\·o estilo nos habla de los grandrs cambios que estaban sucediendo en el país. usos. dejará establecidas ciertas soluciohes. Al final en el paso entre un siglo y otro. que 412 han abrevado en los tratados que tanto proliferaron entonces. escultores como Francisco Requena.1t ~ . sino uno de enterados y cultos. es un estilo "internacional" (como lo será. costumbres. que se perpetuarán 413 . de artistas más que de artesanos. el México criollo citadino todavía no ganaba la partida: de ahí que . son el modelo de ese tipo de artista. por unos buenos treinta aíios (los últimos del XVI). el neoclásico) . mucho más tarde. el manierismo renacentista en las ciudades y en el mundo oficial. el del "sueíio de la Nueva Espaíia". de Claudio de Arciniega España de los siglo~ siguientes. La forma manierista del Renacimiento aplica en principio las normas artísticas que habían establecido los grandes artistas del alto Renacimiento. por razón de su carácter canónico. Y lo que se dice de la arquitectura puede también predicarse de la pintura y la escultura. El manierismo se afincó en una "nueva" Nueva España que había cortado con la monástica y señorial: será esa modalidad estilística la que irá transformándose. · y por el sentido conservador de una sociedad colonial. que florece en la segunda mitad del siglo xvu mexicano y alcanza hasta los treinta primeros años del siglo siguiente. y aun a formas francamente populares pero que tienen su origen en aquel antecedente culto. para llegar a ser el espléndido primer barroco. dará lugar a los estilos regionales.

o en la pintura de Baltazar de Echave Orio. que juega muy intencionalmente con el desequilibrio de los cuerpos arquitectónicos. entregado a los delirios de la riqueza decorativa. cuando -después de muchas resistencias.en el país. que se dan libremente al gesto vívido y grandilocuente o se concentran en una intensidad expresiva casi metafísica (como sucede con la Concepción. obra maestra si las hay) . la integración de las torres a las fachadas. la cubierta de bóveda con lunetas. la separación tajan te entre las partes "activas" del edificio ( aquella~ que reciben toda la decoración) y partes "pasivas" (las que dejan ver la crudeza de la obra material). se ven obligados -por más grávidos de novedades que vengana plegarse a esos esquemas hechos ya tan novohispanos. Pero el mismo deseo de aplicar las reglas de un arte que aquellos hombres creen que ha alcanzado la perfección. Y también importa señalar cómo esas novedades venidas de Europa. trata de conmover al espectador. ya fastuoso. La arquitectura En el manierismo hay dos momentos reconocibles: uno que podría llamarse primer manierismo. esporádica y resultante de expedientes individuales. en lo que Manuel Toussaint calificó de "Renacimiento purista". y desde luego la división manierista de fachadas y retablos en la retícula que forman las calles y los cuerpos. en pi n tura. "malentendidas" por quienes las aplicaban. que es el preocupado por aplicar estrictamente las reglas de los tratados. en él se incluyen obras com•. Es curioso ver. ya conocidas por grabados. "el Viejo". El paso siguiente es ya francamente barroco. e importante hacer notar. obras del Maestro de Santa Cecilia o de Simón Perines. Así vemos que. en las portadas norte de la catedral de México (que han sido calificadas de herrerianas : 32 pero el herreriano no es sino una manera del manierismo) que buscan deliberadamente un claroscuro muy destacado. y como tal procura la violación de la norma como su misma razón de ser. el barroco nuestro no abandona algunos principios heredados del manierismo. si bien una alteración más bien tímida todavía. 414 Columna neóstila Pilastra estípite lnterestípite o el Cristo de los Conquistadores. como son. que ocupa la parte central del retablo. a pesar de la voluntad de cambio. la basílica de Tecali o la catedral de Mérida. emplea espacios muy amplios y se sirve del contraste expresivo de luces y sombras. y que se encuentra. por ejemplo. en arquitectura. de la fastuosidad y de lo dramático. o en las soberbias esculturas del retablo de Xochimilco. El barroco. el gusto por la imprescindible cúpula en el crucero. Marcará el gusto de los nuevos comanditarios -que seguirán siéndolo por mucho tiempo. en arquitectura. lo eran de una manera curiosa: incorporadas a las tradiciones dadas del arte novohispano y las propias novedades que éstas generaban. la planta de cruz latina. )a:. a aceptar un gusto establecido y orgulloso. o en la portada de la catedral de Guadalajara. que busca composiciones muy dinámicas. porque tal conmoción de los sentidos produce 32 H erreriano: el estilo arquitectónico geométrico y carente de decoración. ya dramático. se busca lógicamente una salida y ésta no puede ser sino la alteración de las normas. hace entrar al propio concepto de perfección en crisis.eran asumidas en el medio mexicano. cómo incluso cuando los artistas europeos pasan a Nueva España. funcionan aquí de manera diversa a como lo hacen en las obras europeas cuyo modelo fue teóricamente seguido. Es una forma de manierismo. 415 . la escultura de Requena para el retablo de Huejotzing(o. y sacadas de su contexto y obligadas a encajar en otro. y no la alteración sistemática y necesaria del barroco: es lo que podría llamarse "manierismo avanzado".de modo que éstos asegurarán una continuidad: el gusto de una clase no se modifica violentamente mientras la situación de esa clase no se altere en lo fundamental y mientras sus ideales básicos se mantengan. que Juan de Herrera aplicó por primera vez en el Escorial. ya traídas por los propios artistas que cruzaban el Atlántico.

los arquitraves se resaltan y rehunden. a toda la superficie decorativa. siempre adornado de pámpanos o de guirnaldas. los resultados son similares: el apoyo pierde su aspecto rígido y se integra. como en el retablo mayor de . Santo Domingo de Puebla o en la soberbia fachada de la Soledad de Oaxaca ( 1690). como en Morclia. como el teatro. Se trata de una columna cuyo fuste se tuerce en espiral. Fue cada vez agregando decoración y elementos contrastantes. proli- 416 feraría en fachadas y retablos: para fines del siglo xvu y principios del xvm su uso será general en Nueva España. sea éste columna o pilar. en busca de efectos de claroscuro. se recubre de an~elillos el fuste torcido (como en Tonanzintla y Libres) . Bernini. en una época incipiente que hay que situar un poco antes y alrededor de 1640. En los apoyos -elemento principalísimo de toda arquitectura. no ha dejado sino un esqueleto incognoscible: de hecho ha creado una nueva regla. En otras regiones. a mover las estrías de las correctas columnas. l'vlás tarde o a la vez se cubre todo el fuste con un relieve geométrico o de follaje. al exterior y ya hacia el siglo xvm. El primer 'tercio de ella aparece después recubierto de follaje. como sucede en la soberbia portada de la catedral de Zacatecas. las guirnaldas que envuelven a un núcleo ya inexistente (como en el retablo de San José de Amecameca). Después utiliz6 estrías zigzagueantes pero horizontales en el primer tercio de las columnas. Es teatral por excelencia y. el arquitecto romano. las fachadas y los retablos adelantan o retroceden algunas de sus calles. es nada . Pero no sólo ahí se manifiesta el barroco arquitectónico. Tratando de ir todavía más lejos en el ataque a la columna se buscarán expedientes inusitados: su fuste se divide en tercios y se utilizan soluciones diferentes para cada uno de ellos (como en el Tercer Orden de Tlaxcala). ". se dedicó a destruir el clt'mento central de la arquitectura clásica: el apoyo. pero. que llevan el mismo fin de atacar la integridad del apoyo. Si el uso de la columna salomónica es el más general. de la columna. diría también la monja). Ahí mismo. se busca la colocación teatral de las 417 . tímidamente. el fenómeno se haría general.. o de toda la columna no queda sino un chorro de riquísima hojarasca.puede verse más que en otros cmos el desarrollo del barroco y su negación sistemática de las reglas clásicas. y ciertamente perecedero ("es cadáver. desplegándose en forma de biombos. como en Santa Teresa la Antigua de México. La columna originaria no es sino un recuerdo lejanísimo. se recubren columnas y pilastras con el azulejo que tanto color y movimiento presta a las construcciones de la región. que es la negación misma de lo que el Renacimiento había creído que era la perfección. se utiliza la pilastra cajeada o tablereada. Por ese camino. empezó. que alcanzó una inmensa boga y caracteriza el primer esplendor del barroco mexicano. tan negadora de la esencia original de ese elemento arquitectónico. en forma de zig-zag o con leves ondulat·iones. se vacía el centro del fuste y quedan sólo. Así. Los frontones se rompen y se enroscan. después será todo el fuste de la columna el que se torcerá. fray Francisco Rizzi escribió en España un tratado en que proponía todo un "orden salomónico" . En la región poblana la decoración interior de yeserías abate las pilastras contra el muro y las cubre de hojarasca. Los Ángeles) . por decorar el fuste de las columnas con una guirnalda en espiral. el barroco arquitectónico se dio a la tarea pariente e imaginativa de destruir sistemáticamente los principios clásicos del manierismo. transformándola. Se sabe necesario e inútil a la vez: "vano artificio del cuidado" lo Jamaría sor Juana. otras soluciones se emplearon. con lo que éstas pierden su verticalidad y simplicidad original y se desdibujan entre la fastuosidad de tanta riqueza formal. en México se empieza.efectos espirituales de elevación. De la regla clásica. que interrumpe también la verticalidad de ese elemento y lo introduce en un juego muy barroco de luces y sombras. Crea el desconcierto para provocar el pasmo y la admiración.en el baldaquino de San Pedro de Roma.. El ataque a la columna continúa. y con eso consiguió imbuir en los rígidos fustes un ligero movimiento a base del todavía medido manejo de luz y sombra. es polvo. es sombra. anulando así su sentido primigenio de verticalidad sustentante. y finalmente se implanta la columna llamada salomónica. anulándose. principalmente. como en las portadas de la catedral metropolitana o en los retablos de sus capillas (San Pedro. y la columna en tirabuzón. la usó -el primero después del Renacimiento. marcando el proceso del barroco. pero esa convicción no lo detiene en su afán entusiasta y desaforado. en su lugar está el elemento salomónico que a base de transformarla la ha negado. "engaña" al sujeto que lo contempla. que a su vez acepta el juego de sentirse engañado como fuente de goce y camino a más altos fines. y otros arquitectos italianos la usan también esporádicamente. el barroco.

fue usado de modo esporádico por el manierismo y después por el barroco italiano (Borromini en el palacio de Propaganda Fide de Roma. por efecto de ese menudo follaje. vidrio. a saber. no es la única novedad de ese barroco dieciochesco. desarrollada a partir de los parcos modelos manieristas. San Francisco de San Miguel el Grande. el malentendimiento de los modelos. en razón de los fenómenos a que ya me he referido. Tlalmanalco. para los ricos ennoblecidos su ansia de reconocimiento social. animales o humanos (o divinos) . El auge del estípite coincide. primero en los grandes altares de la catedral metropolitana (el del Perdón. Si es el estípite el elemento clave. su necesidad connatural de afirmación propia. la resistencia primera de la sociedad colonial por aceptar unas formas. cuerpos bulbosos. para los caciques la manifestación de su preeminencia. y avanzó nasta las misiones del norte -si bien con realizaciones modestas-. floreciente entre 1740 y 1775. produjo modalidades regionales. como siempre todo barroco. Lo importante es que en Nueva España. riqueza y levitación tan caro al barroco. con una situación bonancible de Nueva España hacia el segundo tercio del siglo XVIII: crecimiento de la población. El proceso de ataque a los apoyos clásicos. que tan bien marca el andar de ese estilo que de la manera más propia expresó el orgullo de la Nueva España. en lugar de las formas bulbosas y redondeadas de la modalidad salomónica. generalmente corintio.imágenes. la muestra de su poder. con el barroco estípite. seguridad relativa de las comunidades indígenas y multiplicación de ranchos (remedo modesto de la hacienda) . loza. 1667). En México lo estiliza Jerónimo de Balbás. como Oaxaca o Yucatán. Elemento de ascendencia muy antigua. en razón de esos fenómenos el estípite 33 418 / Tarjas: marcos ornamentados. la decoración de tarjas33 y elementos vegetales. Así se explica que. La catedral de Zacatecas o la de Aguascalientes o los retablos de Meztitlán. recibe un nuevo empuje en el siglo xvm. Irradió desde México hasta las zonas más rehacías a aceptarlo. más espectacular. el ciprés y el de Los Reyes) iniciados en 171 7 y terminados hacia 1735. dado también a esta modalidad del barroco-. a la que en la forma mexicana se agregan cubos. el falso equilibrio de las estructuras. Ozumba o Libres. un follaje a base de talla angulosa. para las comunidades su orgullo local. su religiosidad mística y sensual a la vez. Manifestándose a veces en obras tan delirantes en su decoración como el Sagrario Metropolitano. sino la pilastra la que se alterará brutalmente para conseguir el efecto de novedad. El estípite viene acompañado de otras formas nuevas: el gusto por la línea mixta. en Madrid y Salamanca -de ahí el nombre de "churrigueresco". nutrida producción agrícola de las haciendas proveedoras -que se liga estrechamente con el fenómeno anterior-. por otra parte. mientras Felipe Ureña los emplea en la iglesia carmelita de Toluca. hasta llegar al capitel. el 419 . el barroco estípite pudo cubrir prácticamente la totalidad del territorio novohispano y dejó muchas de las obras más insignes que aquellos siglos produjeron. apertura de nuevas minas y descubrimiento de muchas de las más célebres vetas de mineral rico. La expresión normal del mexicano de mediados del siglo XVIII fue el barroco estípite: ahí plasmó su orgullo. en los actuales estados ya no mexicanos de Texas. también en España lo usa así José Benito Churriguera desde muy a fines del siglo xvn. el remedo en madera o piedra de colgaduras de tela). roleos gruesos o potentes. la presencia de claraboyas. para las órdenes religiosas. proliferación de obrajes de textiles. Michoacán o Veracruz. que hace reconocible una modalidad barroca y aun le presta su nombre. separados todos entre sí por angostamientos. al menor golpe de luz. para los gremios en crisis el deseo de seguir mostrándose fuertes y unidos. son grandes paños que vibran. Nuevo México o California. otra potosina. beneficio de cueros y demás. No será ahora la columna. cada vez cubre más partes del retablo o de la fachada y acaba por invadirlo todo. trozos verticales. otra del Bajío. Lorenzo Rodríguez los lleva al exterior en las magníficas fachadas del Sagrario Metropolitano ( 1749-1762). mientras Hurtado lo emplea en Sevilla. pero su pasión en ejecutarlas una vez aceptadas. puede hablarse de una escuela poblana. la iglesia jesuita de San Francisco Javier de Tepozotlán. y cobra una especie de vida propia que cada vez se manifiesta más rica. las guardamalletas (o sea. y la difusión a partir de obras insignes. adquiere un carácter de necesidad que no tuvo nunca ni en Italia ni en España (ni aun en la misma Andalucía) : se convierte en el elemento necesario de toda obra barroca durante más de tres décadas. Estípite se llamó y se llama a una pilastra que consta fundamentalmente de una pirámide cuadrangular invertida (lo que le presta de por sí un sentido a telúrico de elevación y de sorpresivo falso equilibrio). El barroco estípite. y sobre todo.

y advierten que no hay más salida que volver de alguna manera al apoyo clásico. con los retablos de La Enseñanza de México. la de San Diego de Guanajuato 420 \t'. por ejemplo. en juego contrapuntístico con la cúpula azulejada del crucero. el máximo desarrollo posible en un sentido. guardamalletas. claraboyas. de la época nueva de la columna o la época de la columna nueva: del neóstilo. En otros sentidos el neóstilo va más lejos que todas las anteriores experiencias barrocas mexicanas : por primera vez se decide a romper la tradicional retícula -impuesta desde comienzos del siglo XVII.santuario de Ocotlán.con los inicios del neoclásico. había surgido. Coincidiendo en tiempo con los últimos momentos de un proceso en que el barroco parece que ha ido tan lejos que se devora a sí mismo. el país se cubre de edificios neóstilos. Pero hombres como Francisco Guerrero y Torres o Felipe Cleere vuelven al uso de columnas y pilastras si bien con un sentido eminentemente barroco y sin desatender ni desaprovechar todos los progresos que tal estilo había hecho en México. Se ha llamado a esa etapa postrera del barroco estípite con el nombre. empalmando por una parte con los últimos estertores del barroco disolvente y por otra con los inicios verdaderos del neoclásico. En todas ellas se abandona en estípite y se vuelve a la columna y la pilastra. y con ella desaparece en la práctica todo rastro de lo que había sido el apoyo. un elemento nuevo: el "interestípite". y se prolonga hacia abajo con una especie de basa. y tantas y tantas otras. Obras tan insignes y alabadas como la capilla del Pocito de la Villa de Guadal u pe (de Guerrero y Torres) . se atiene a una tradición dada. Después de esa pilastra etérea y contradictoria. el barroco estípite. Entre 1770 y 1790. no altera sustancialmente la vieja planta manierista de la cruz latina. por primera vez busca . lo único posible era eliminar definitivamente el apoyo. que invade al propio estípite y lo suplanta. en la fase final del barroco estípite (que hay que colocar hacia 1765-1775) estaba llamado a un gran cambio: crece y se desarrolla a tal punto. en época manierista. Y esto fue lo que se hizo. ~·. la fachada de la Enseñanza de México. hasta el entablamiento. Es decir. que indudablemente le conviene. O mejor: sí había algo más. Guadalupe de Aguascalientes. sin embargo el interestípite presenta formas decorativas extraordinariamente vivas. El interestípite así crecido -que se suele llamar "pilastra-nicho". de la capilla del Rosario de Azcapotzalco. conserva la preeminencia de las torres integradas a la fachada. pero de hecho los retablos y las fachadas han perdido su sentido arquitectónico y permanecen como inmensos muebles hechos para lucir una fastuosa decoración. con la función de avivar una zona tradicionalmente pasiva: la novedad que ofrece es que. en las edificaciones. aunque no siempre con sentido clásico (a veces es la columna salómónica o decorada en su fuste) . a pesar de sus grandes desarrollos mantiene de la tradición mexicana inaugurada en el manierismo ciertos esquemas: sólo muy al final empieza a abandonar la retícula de cuerpos y calles que llevaba una vigencia de siglo y medio. como buena modalidad mexicana. Entre dos estípites. Ese elemento. pero sigue siendo esencialmente la misma.es lo único que conserva un trasunto de recuerdo de los elementos verticales. el uso de azulejo para agregar una nota colorida. de hecho. Por eso tal opción postrera del barroco se ha confundido -absurdamente. surgen unos hombres clarividentes que entienden el problema planteado como prácticamente irresoluble. muestra un rostro diferente. columna o pilastra. Así sucede. como la propia sociedad que lo produce y lo consume. a saber: línea mixta. Todavía el barroco de México tendría y aprovecharía brillantemente una última opción. El barroco estípite representa. e incluso la animación de los intercolumnios por el seudo interestípide. ahí donde según las normas clásicas debía estar un nicho que albergara una imagen. la monumental fachada de Lagos de Moreno. y hacia arriba. La pilastra de la pirámide invertida desaparece. pero en todas ellas se utilizan los recursos de un estilo que se había forjado durante más de ciento cincuenta años. el camarín de San Diego de Aguascalientes o la fachada de Guadalupe de San Luis Potosí (de Cleere) pertenecen a esta última modalidad de nuestro barroco. Se trata de la restauración de la columna después de la tiranía del estípite. albergando una imagen (que por lo regular se colocaba en el intercolumnio). o la del Señor del Encino de Aguascalientes. con una especie de capitel. retiene la antigua división de zonas pasivas y zonas activas. ya con Lorenzo Rodríguez en el Sagrario. parecía que no quedaba más camino por delante sino la repetición o la muerte. disuelto para siempre el apoyo en un sinnúmero de formas decorativas qu(" literalmente se lo tragaron. en la arquitectura. más allá de ese momento en que.que divide ordenadamente retablos y fachadas en cuerpos y calles. follaje anguloso. no había ya más que hacer en la vía del ataque al apoyo clásico. de barroco disolvente.

Y la necesidad de modificar rumbos también se hace sentir en los estilos. ciertos. asentados en la tierra cuando los cambios de Nueva España (el desarrollo de la ciudad y la aparición de una clase criolla con pretensiones de alta cultura) abrían un amplio mercado a su producción. ciertas costumbres en el pintar. Gran parte de la pintura colonial mexicana surge de los grabados en metal. Se rompe así el cordón umbilical de la dependencia europea. cortejan a sus hijas. con el convencimiento de que el sueño novohispano había sido una mentira. el neóstilo. el estilo que la representa el neoclásico.nuevas soluciones a las plantas y los alzados. de que éste era el ombligo del mundo. constituiría el tronco de la pintura mexicana. modificándose. vendría la desconfianza y el pesimismo sobre lo que había sido y era el país: su expresión sería la Ilustración mexicana. de los que hubo gran comercio y colecciones de los cuales estaban en todos los talleres. El neóstilo. confiados en la naturaleza excelente de la tierra y en la bondad de sus hijos. formó un gusto definido en su clientela. aunque 423 . aun en el sentido familiar: los aprendices y oficiales hacen vida familiar con el maestro. sólo después. y luego con Baltazar de Echave Orio. Hubo. la última carta del barroco mexicano. Sólo en casos esporádicos ambos fenómenos se tocan: frescos manieristas "cultos" en Tetela del Volcán. cuando pasa lo que tiene que pasar se casan con ellas y así se forman las dinastías de pintores. primero. los Juárez-. que no se abandonaban fácilmente y que -como en el resto de las artes novohispanasdejaron un sustrato reconocible en todo lo que después fue la pintura colonial. grupos de discípulos que sembraron una nueva planta. formaron talleres. y seguramente con otros pintores que trabajaron a fines del XVI. Pero esos maestros. La única salida considerada posible era un cambio radical -no una reformacapaz de invertir todos los términos y ponernos "a la altura de los tiempos": la Independencia. a través de la obra grabada de los artistas trasatlánticos y era por fuerza (aunque no fuera más que en el color) modificado en la práctica. Francisco Franco. responde como estilo sin duda a la situación de la Nueva España que lo sustenta. muy de cultura manierista. El manierismo fijó ciertos modos. Los varios cuadros del flamenco Martín de Vos que pasaron entonces a Nueva España y tan estudiados fueron por los pintores locales no desentonan de un estilo que se practicaba aquí lo mismo que en Europa. abandonando la eterna cruz latina que también desde el manierismo era obligada en Nueva España. tienen su época de oro por esos años. y en consecuencia se construyen en la modalidad neóstila. o el de Bartolache. frescos ejecutados según un programa alegórico-mitológico muy sabio. por el espaldarazo guadalupano (no por casualidad el Pocito y Guadalupe de San Luis son neóstilos) . que rompe y abandona definitivamente la espléndida tradición de frescos de los conventos. algunos espíritus alerta advertían una necesidad de reformas: el reformismo jesuita -que se ha mal identificado con la Ilustración-. es. Después. Más todavía. La Enseñanza o el camarín de San Diego de Aguascalientes son muestra de esa preocupación novedosa y pr::sentan plantas con soluciones muy espectaculares. pero 422 1 cuya obra está mal identificada y mal conocida. los Echave. pues. Italia o en la Flandes de esa época. El gran "sueño de la Nueva España" se vive todavía en esa época: se vivirá hasta esa época. Entregados todavía a ese optimismo delirante que había sido el apoyo ontológico del país criollo a partir del siglo xvn. pero el conocimiento de los cambios de estilo llegaba parcialmente. como Jalapa. La obra de estos maestros es de primer orden y podría fácilmente encontrarse en la. en la casa del Deán de la Plaza en Puebla (que se conservan) y en la iglesia de los Remedios (de los que no tenemos sino acuciosas descripciones) . pero eso no resta su personalidad ni su individualidad a la pintura mexicana que los usaba como repertorio utilizable. Cortada del tronco europeo. también la última carta del proyecto novohispano de vida. Por otra parte es todavía una Nueva España bonancible y con población en aumento constante. Europa era el punto de referencia y el modelo teórico. Francisco Zumaya). se implanta en Nueva España una tradición pictórica manierista de muy alta calidad. obedeció a sus propias necesidades de cambio. El Pocito. La pintura Con el maestro de Santa Cecilia y Simón Perines. de esos hogares surgen las bases de una tradición que. La última opción del barroco. y por eso se explica la vigencia que el neóstilo alcanzó: incluso algunas poblaciones. cuyos nombres conservamos (Andrés de la Concha. pero que no tenían antecedentes entre nosotros. muy barrocas ciertamente. De esos hogares -el taller es un hogar. cierto.

pintor vigoroso si los hay (San lldefonso de Santo Domingo. enriquecida con los recursos dramáticos o fastuosos que le proporcionaba el barroco. el joven o el segundo. por el fenómeno del malentendimiento de los modelos y porque no era posible modificar de la noche a la mañana el gusto ya encauzado de los comanditarios. de Juárez) o revelan en sus composiciones una influencia de Rubens más patente que en España (la Fe de Echave en la catedral de Puebla). otros pintores. que se conservan. atienden a una u otra manera según las necesidades del sitio al que dedican sus obras. que trabaja hacia mediados del xvn. ejecutadas en esa técnica peculiar. que sigue al viejo Echave pero deriva a éxtasis sentimentales. el Entierro de Echave). y sus cabezas indudables son Cristóbal de Villalpando y Juan Correa. José Juárez. más destinadas a conmover. sentaron las bases del manierismo en la escultura. Sebastián Arteaga pinta estupendos cuadros tenebristas a la altura de lo mejor de la pintura zurbaraniana (la Incredulidad de Santo Tomás). Las solemnes. Baltazar de Echave Ibía. Ambos pintores y sus seguidores emprendieron tareas de mucho aliento. de tonalidades cálidas. que recogen esa tradición pero han perdido algo del carácter fuerte y de la solidez de sus maestros. no abandonó el sentido de dignidad que le venía de esa tradición ya hecha propia. Alonso López de Herrera. Ascensión de Querétaro). Juan y Nicolás. importación de obras y venida de artistas ya formados. o las del de Xochimilco. especialmente de Zurbarán. que determinaría el proceso subsiguiente. La generación siguiente. pero incorporándolo a su viejo bagaje como un recurso más: en veces se muestran mucho más cercanos a la línea manierista (los Santos Justo y Pastor. sin embargo a veces brillan a gran altura (San Ignacio en la catedral de Puebla o Santa Isabel de Azcapotzalco. y en consecuencia determinaron -mucho más que la anterior escultura "tequitqui". restos de retablos destruidos. como Rodríguez Carnero. aunque modificó el curso de la pintura novohispana. no sólo al ámbito no\·ohispano. la cúpula del altar de los reyes de Puebla. recibe ya el fuerte influjo de la escuela española. incluso conservó de ella el gusto del 425 . que se sirn• del claroscuro con medida y que no exagera los efectos dramáticos. Los mismos Arteaga y Ramírez terminan asimilándose al contexto novohispano en obras posteriores. a arrahadaras entradas de gloria con muchedumbre de ángeles evanes-centes (San Ildefonso. Después. como en la Asunción y la Adoración. La tradición atribuía ya en el siglo xvn a Matías de la Cerda esta simbiosis. de autor no identificado (entre ellas la Santa Ana con la Virgen de Santa Mónica de Puebla). Sánchez Salmerón y el ecléctico Echave Rioja (el más joven o el tercero) asumen el tenebrismo (la Adoración de Juárez.). Pintura muchas veces fastuosa. de Juan. Santa Catalina. como los grandes murales de la sacristía de la catedral de México.' )f más bien en forma limitada. que fluctúa entre un rancio hieratismo y el gusto por los paisajes amables tras sus medias figuras. que es el caso más extremo en que se aúnan la sabiduría culta del artífice con una técnica prehispánica adaptada a las nuevas necesidades. severas y majestuosas esculturas de Requena para el retablo de Huejotzingo. de Juan. viva siempre). sino a la capitanía de Guatemala y aun al virreinato del Perú. en las primeras décadas del siglo xvm. en el retablo de los reyes de México. en ella están el pródigo Luis Juárez. es verdaderamente la generación crucial. Su fama fue grande y sus tallt>n•s produjeron suficiente para mandar obra. y tal hecho. la Historia de San Ignacio de Tepozotlán. v. En los últimos veinte años del siglo xvu tiene lugar lo que se ha considerado la más personal época de la pintura novohispana. gr. Contemporáneamente se asienta la tradición de los Cristos de caña (prohibida en ocasiones. de composiciones complejas 424 pero básicamente estáticas. la Asunción) pero capaz también de refinamientos sentimentales en sus Divinos Rostros. A lo largo del siglo XVII la escultura. muertos Berruguete y Rojas. pintor de primerísima fila. La España de Felipe II. no tenía en la península escultores que con facilidad igualaran la calidad de éstos. y otro tanto hace Pedro Ramírez (Lágrimas de San Pedro). la generación de los Rodríguez Juárez. Cristos como el de los Conquistadores o el de Chalma son obras manieristas de primer orden. debió de quedar inscrito dentro de su decurso propio. el divino Herrera.el decurso de ese arte en México. A ellos les sigue. más preocupadas de la expresión que del decoro: y las muchas otras. Una generación todavía manierista que trabaja en México en los primeros treinta años del siglo XVII afirma por una parte los modos de los primeros maestros y por otra inicia desarrollos propios. es la que más se corresponde con el esplendor del barroco salomónico.

la prestancia y la elegancia renacentista tardía. abandonado desde aquel siglo. la parroquia viva y el convento en ruinas. lejano ya del decoro de los rnanieristas. aun si son arquitectónicarnente tan de primer orden como Santa Prisca de Taxco o San Felipe Neri de México. escultóricadel siglo xvi mexicano habían sido los soberbios conventos. Esto es la expresión material de un estado de cosas a que nos hemos ya referido: la lucha terrible que se lleva entre los obispos. O bien se preocupan por acentuar el efecto expresivo por la vía dramática. y muy poca en sí mismo: parece que por norma fueron obra de canteros y no propiamente de escultores. aquél tiene sólo validez en el conjunto. no sólo por sus letras sino por su actividad administrativa y su papel como promotor y animador de obras. en los arcángeles de la capilla de San Miguel de la catedral mexicana.no son determinantes en México. Conservando en general el "decoro". rnuéveme el verte 1 clavado en una cruz y escarnecido. en 1649. al contrario.> ordenanzas del siglo XVI y acordes con el gusto local formado. En la lucha intervinieron. con posturas retorcidas. el gusto del relieve en la fachada tiende a disminuir. la escultura recurrió a un curioso expediente: el de trasladar a esa técnica peculiar que es el relieve (que participa de los problemas escultóricos de tres dimensiones y de los pictóricos de dos) los grabados mismos que servían de inspiración a los pintores. Parroquias. frente al viejo rnon~s­ terio. ante quien inconsciente mente repetía -y repite. En el siglo xvn (aunque en realidad el proceso se inicie un poco antes) las grandes obras serán citadinas: la catedral. en Acatzingo. en Tepeaca. estofado. escuelas y bibliotecas. los de la catedral metropolitana -de inspiración rubeniana-. al ser desplazado por la claraboya mixtilínea. se consen a viva hasta fines del siglo XVIII. En el medio rural también cambia el panorama. es muy ilustrativo en este sentido: en Tepeyanco. llagas amoratadas: expresión muchas veces del pasmo popular ante el 34 Estofado: tratamiento dado a los ropajes de las imágenes de madera. siguen a menudo los propios desarrollos del manierismo doméstico. colgajos de carne. También el dramatismo violento. en San Martín Texrnelucan. en el siglo xvu no se construye ex novo ningún convento rural de órdenes regulares. santuarios y conventos de monjas !l La gran obra artística -arquitectónica.el equivalente del poema del agustino rnichoacano Guevara. exhibición de costillas. 34 que en España decae en el siglo xvu y que en Mexi :::o. Un recorrido por la región de Puebla y Tlaxcala. los jesuitas que nada habían tenido que ver con el asunto de la fvangelización. Palafox. y que se acentúa hacia el siglo xvm. el convento vegeta frente a la pujante parroquia. don Juan de Palafox y Mendoza. pero que eran amantes apasionados de las exenciones y en la gran obra educativa y social que emprendieron deseaban tener las manos libres. buscan un efecto de fastuosidad deslumbrante. aquellos que por una u otra razón se conservaron con funciones curales. por ejemplo. El influjo de Martínez Montañés y de Gregorio Fernández -los dos nombres más uistinguidos de la imaginería española del siglo xvu. abanderados del regalismo y del tridentinismo y las órdenes de regulares por el control religioso de Nueva España. " . 426 ~ Crucificado. que combina dorado de hoja con colores. o el de la Soledad de Oaxaca. estaba dispuesto a imponer su fuerza sobre . Cuando el barroco arquitectónico requirió casi sin excepción de relieves que ocuparan la parte central de sus fachadas. y que se llevan por dos vías principales. primero.1. es lo que puede verse. que desarrollan el San Miguel de Xochirnilco. corno invitados tardíos. corno en el relieve de San Agustín de México. los conventos de monjas.. Cuando las fachadas del avanzado XVIII utilizan relieves. Fueron ellos los que sacaron la cara en el grave conflicto que puede tenerse corno la culminación de las dificultades entre prelados y frailes: el que los enfrentó al obispo de Puebla. gr. en Cholula. regidos por las vieja.. que lo llevó a fundar y levantar hospitales. y en verdad eso se traduce en un relativo abandono de la buena escuela.. 1 muéveme el ver tu cuerpo tan herido". obispo ilustre si los hubo. Entrado el siglo xvm. v. Nuestros entalladores. pocos son los que se rehacen. Así proliferaron las obras y a veces alcanzaron grandes alturas. y después las parroquias. muchas veces la parroquia en funciones y el monasterio en ruinas.. pero lo normal es encontrar la nueva parroquia. menos grandiosa pero airosa y rica. tan característico de los Cristos. en los de la Encarnación de la misma ciudad. como en el San Juan de Dios del museo de Tepozotlán o en esa obra extraordinaria que es el San Francisco del Tercer Orden de Tlaxcala. pictórica.

!o que se expresa plásticamente en los santuarios. y tantos y tantos otros. la mayoría ele los casos puede considerarse como el "desquite" de las órdenes que. la persistencia del poder. pero con nuevo sentido. asociados a la imagen titular. Algunas veces un culto iniciado se cortó repentinamente. pero había abundancia de imágenes aparecidas milagrosamente y milagreras ellas mismas. En Trento se había dicho (sesión XXI) "que se saca mucho fruto de las sagradas imágenes. siguen hasta nuestros días colmando una necesidad popular. La sibilina decisión real daba la razón a Palafox. el de fray Martín de Valencia por la misteriosa desaparición del cuerpo del santo. la presencia constante ele la parroquia activa frente al convento mortecino es la prueba física del nuevo estado de cosas. que habían sido un recurso en el proceso de evangelización. Si bien esos gestores fueron en ocasiones párrocos seculares. . Nuestra Señora de Orotlán . igualmente. con crucero y cúpula en éste y cubierta de bóveda de lunetos. pero lo retiraba del obispado y lo castigaba en una mínima catedral de la Península. injurias y excomuniones.las órdenes. faltas de indios que evangelizar y desposeídas de exenciones y prerrogativas. la suerte estaba echada. y las formas colectivas de adoración. Tal culto. que Palafox contestó ron igual rudeza. alzaron en su contra a los estudiantes en manifestación pública.. La preeminencia de la estructura episcopal sobre las órdenes fue ya un hecho. curales. en general fue el caso de los pretendidos santos. las pocas reliquias las atesoraban las catedrales o las órdenes en sus iglesias matrices.·e años construyó) en donde ele jó preparada su modesta tumba vacía. En fin. el culto a las reliquias y a las imágenes. la mayor parte del tiempo. y sin cuerpo de santo no hay santo. ~i bien no impidió. la Virgen de Zapopan. no sólo religiosa. la Virgen de San Juan de los Lagos. y porque se expone a los o jos de los fieles los saludables ejemplos de los santos". Unos lograron una resonancia local limitada. como ya queda dicho: el culto del obispo Palafox y el de Catalina de San Juan (la China Poblana) se truncaron por orden de la Inquisición. y el Concilio de Trento había sido muy explícito en ese sentido. un recinto especial -por lo regular de planta octogonal. y de ella sale tan sólo cuando se necesita hacer rogativas por alguna desgracia pública. La misma rudeza de ese incidente puede entenderse como la patada de un ahogado. En México no había santos prácticamente. a partir del siglo X

Related Interests

II. definitiva. la riqueza y la influencia de éstas: pero en lo sucesivo se hicieron presentes ele manera más sutil. y esto fue la gota de agua que derramó el vaso. En el siglo XVII se resucitan esas imágenes. encontraron una función rural que las justificaba plenamente y mantenía su prestigio. otros cuajaron plena. Desde mediados del siglo XVII y durante todo el siguiente. A él se debe el haber arrancado la función de curas de almas a las órdenes en su obispado. y al final el obispo tuvo que huir disfrazado y esconderse en el campo para salvar el pellejo. produjo soberbias obras d~ arte. por prohibición episcopal o por hechos todavía más bruscos. totalmente. el Santo Señor de Chalma. aunque no todos cuajaron.[uchos fueron los intentos por estatuir esos cultos e imágenes. Y en general los grandes promotores de esos cultos populares fueron los frailes. Además. pues. El santuario es normalmente una iglesia de una sola nave. como queda señalado. . Los conocemos todos: la Virgen de Guadalupe.. tras el altar mayor. sobre todo. va- 429 . tanto a la comunidad como a los gestores del culto. las imágenes milagrosas y el culto colectivo de festividades y peregrinaciones llenaba un afán competitivo y de orgullo de las comunidades (y más generalmente colmaba el orgullo novohispano). aparte de los hábitos de participación colectiva y de las funciones económicas y sociales que significó. ). Pero a pesar de que en el pleito de Puebla el obispo llevara la peor parte.que es el camarín: muy ricamente exornado. los santuarios proliferaron a lo largo y a lo ancho de Nueva España: los ·estilos que les corresponden son. a través del nicho-puerta del altar mayor. En el medio rural. pero más en el X

Related Interests

IIL aparece un nuevo tipo de edificio religioso: el santuario. Quiso. Sin cuerpo de delito no hay delito. porque recuerdan al pueblo los beneficios y dones . El obispo apenas tuvo tiempo de ver consagrada su catedral (que encontró casi en cimientos y que en nue. que desde la época manierista se había adoptado aun para las iglesias conventuales y las parroquias. que trabajaban también pro domo sua. y 428 de paso dejaba evidentes beneficios económicos. En el campo o en la ciudad. sino social y aun nacional.. pero sobre todo en aquél. es ahí donde se arregla y viste a la imagen y donde ésta reside. Los jesuitas y sus aliados levantaron contra él acusaciones. . de ninguna manera. hacia la iglesia aparece al culto general sólo en fechas señaladas. que la predicación no se hiciera sino ha jo su estricta licencia. Integra las torres a su fachada y tiene.. La religiosidad católica de la época requería la intercesión de los santos.

ahí también residen las hijas de poseedores de fuertes capitales que. Santa Rosa y Santa Clara en Querétaro. además de lo que cualquier otra iglesia.necesitaba de la gran música. pero no ser vistas. La cohesión de los grupos sociales. Las autoridades religiosas insisten de continuo -sin éxito. ese lugar específico.1 el locutorio. abierta al público.. la importancia de una ciudad se mide por el número de conventos de monjas. alto y bajo. no cumpliendo las monjas prácticamente ninguna función social (por excepción la enseñanza elemental) . muchas veces fastuosa en grado superlativo. incluso los más desposeídos. el semicirculo de madera tallada y calada que iba encima de la reja del coro alto de la iglesia de monjas. 1 '•· .·· . en una iglesia de monjas. si es suficientemente rico. es una necesidad que impone la vida citadina. an Cratícula: pequeña ventana a un lado de la reja del coro bajo. Alrededor de patios se organizan las celdas. tenía que manifestarse muy a menudo en la música. Pero salvo en muy pocos conventos de observancia muy estricta. no quieren dispensarlos en dotes ni herencias para yernos. caballeros muy decentes que las cortejan a través de las rejas. La monja entra al convento casi niña y no sale de él ni muerta. no pocas veces hay dificultades y aun pleitos. y necesariamente con el eje paralelo a la calle. Puede decirse que más que por el número de parroquias o el de palacios. fue la de construir capillas ex profeso. con crucero de brazos muy cortos ( apenas para justificar la cúpula). Por ello las iglesias de monjas con una sola nave. tiene su propia celda como un pequeño apartamento donde vive. celosías. vendían y heredaban.que la iglesia a la que se añaden: la capilla del Rosario o la de Jesús Nazareno en Puebla. y el partido de las perdidosas. picos. son algunos de los ejemplos de esta arquitectura peculiar. abanicos/ 5 cratículas. la del Señor de Santa Teresa en México o la del Rosario en Azcapotzalco. pero se comunican al exterior en 430 ft J • f 1. y no pocas tienen sus amantes. La Concepción o San Lorenzo en México. a través de él mantienen relaciones y amistades. puede salir a fundar otro convento. El convento de monjas es una creación típica del siglo xvu (por más que las primeras fundaciones se remonten al anterior) y muy característica del desarrollo urbano. inmersa en la religión. 36 retablos de coro. Las Rosas y las Monjas en Morelia. Regina. no pocas veces reprimidos en un mundo como aquél. Como muchas veces es persona de alcurnia o de dinero y no está en el convento precisamente por vocación.. Cuando se trata de elegir priora.en que es falta de modestia que cada monja tenga más de cinco criadas. El refinaas Abanico: en la arquitectura religiosa. La Santísima o Santa Catarina en Puebla. el edificio del convento requiere ciertas características. refinada. y demás. tan dada a los regocijos públicos y privados como era la sociedad barroca novohispana. celosías y velos: ellas pueden ver. puesto que el capricho de una monja rica puede introducir modificaciones importantes. trata de tener las mayores comodidades: algunas de estas celdas individuales fueron apartamento~ fastuosos y se compraban. que resultan más ricas y suntuosas -y aun a veces más grandes. encandilados por la idea de fundar mayorazgos. 431 . pero a la cual asisten las monjas desde dos coros. Otro recurso para albergar a imágenes eminentes que pertenecían a una iglesia importante y que necesitaba cubrir otras funciones. La elevación mística -sobre todo una en que los sentidos tenían tanta parte. En efecto. no tienen más recurso para sostenerse que la caridad pública y las donaciones: y ambas no se pueden dar en un grado importante sino en grandes concentraciones de población. La iglesia de monjas tiene.riadísimos: desde la pesadez de la Soledad de Oaxaca a la esbeltez de San Juan de los Lagos. En la clausura recibe los sacramentos y allí asiste a la misa. requería de ella. recibe visitas de monjas y come. La música Una sociedad orgullosa. La parte central es la iglesia. Nunca salen las monjas del convento. encontraban una vía de escape en la música. intercambian regalos. Para cumplir esas funciones. Muchos sentimientos. sin seguir un plan muy estricto. un solo campanario. donde se explaya el arte barroco en rejas. por la cual recibían las religiosas la comunión. al colorido de Ocotlán. puesto que ahí se entierra en el pudridero y va al final a parar al osario. no hace vida en común sino en el coro. que se separan de la parte pública del templo por rejas. la necesidad de que las mujeres que no se casen se acojan al convento para no perderse. puesto que las puertas al público se abren lateralmente para permitir que en los pies de la iglesia se alberguen los espaciosos y ricos coros. Y sobre todo. la de Tlacolula en Oaxaca. lee si tiene interés.

pero de lo que no se tiene duda es de que la música y la danza cortesanas eran practicadas con fruición por los criollos desde fines del siglo de la conquista. de las capillas de música de viento que mantenían los conventos de su orden (que hacen evocar a los coros vem. Desde aquel Ortiz el nahuatlato que puso escuela de danzar y tañer casi al día siguiente de la conquista. la música. es de origen mexicano. El cronista agustino Grijalva habla con admiración. el conjunto musical donde predominaban las chirimías) . permiten ver que el mantener una rica capilla musical. La música fue un elemento importante en la tarea de evangelización y en pueblos y aldeas quedó su simiente. o de tantas monjas que tras las rejas de los locutorios cultivaban corazones por arte de la música. el viajero del Giro del mondo. baila.. aun para el sexo femenino comúnmente iletrado. además de componer y de concertar la capilla. y otras disposiciones de los concilios mexicanos tratan de contener la invasión de elementos populares y cortesanos en la música de iglesia.miento de una educación que hiciera a los criollos sentirse más valiosos incluía la música. La elección de maestro de 433 . de la casa de un prohombre o de una aldea. discreto. Durante el virreinato de Enríquez. más importante si pensamos que viene de alguien que pasó sus primeros años en la Inglaterra de los músicos isabelinos y los siguientes en la España donde resonaban todavía Cabezón y Vitoria. Desde que pone pie en Veracruz es deleitado por el prior que tañe exquisitamente vihuela y mandolina en su rica celda. se hacía presente en todas ocasiones. insidioso al escribir. Gemelli Carrieri. hasta el canto individual acompañado de un instrumento. Ya acercándose al final del siglo xvu. Chiapa o Guatemala se extasía con las magníficas capillas de las catedrales. en una infinidad de formas que iban desde la majestuosa polifonía y el órgano de ochenta mixturas. encuentra también insuperable la música mexicana. en México. los frailes mantuvieran costosas orquestas. apenas estudiados por investigadores como Saldívar y Jesús Estrada. se expresaba muchas veces por la mag-nificencia de sus capillas de música. y encuentra ocasión de soltar algo de veneno anticatólico al relatar la habilidad excelsa -y a sus ojos no muy moral. en los pueblos de indios. Valiente.cianos 432 de los Gabrielli). y desde el anciano fray Juan de Haro o Caro. la música profana y la religiosa se desarrollaron en grande. tanto por la calidad de los instrumentos como por la pericia de los ejecutantes y la solvencia de los maestros de capilla. de oro y brocado se viste. chirimías. los artilugios para evitar que fueran a otra catedral que les ofreciera más apetitosa remuneración. Oaxaca. No se ponen de acuerdo los musicólogos sobre si la pavana. a principios del siglo siguiente. Muestra de ello son los altos sueldos que devengaban. aun a ese apéndice populachero de la capilla que era la "chirimía" (esto es. que empezó a enseñar el canto llano y el órgano al lado de fray Pedro de Gante en la capilla de San José de los Naturales. Así describe Rosas de Oquendo a un criollo joven (que. no es en su Romance a México otro que el que se llama Interés). junto con sus compañeros. nos deja entre sorprendido y escandalizado unos de los testimonios más explícitos del primer tercio del siglo xvu acerca de la pasión novohispana por la música. Entre ellas estaba. y por ése recibían sueldo. que hubo de dar disposiciones para que se redujeran (cierto: los músicos y cantores que servían en las iglesias estaban exentos de otros servicios. sacabuches y atabales lo reciben y lo despiden. incluso la de enseñar. El orgullo de una catedral. danza y canta . aforrado en finas martas. y el cuidado para que cumplieran las muchas obligaciones del cargo. sabio. fue una preocupación constante. como Huejotzingo. Para finales del siglo XVI cronistas y viajeros coinciden en exaltar la gran afición a la música y la gran perfección que alcanzaba. critica que en pueblos ya entonces pequeños. entre paréntesis. Es un mancebo galán. danza que tanto apasionó a Europa desde la segunda mitad del siglo XVI y que se prolongaría como forma musical hasta el xvm. trompetas. talle corto y calza larga. y nos cuenta de aquel indio tlaxcalteca que compuso la primera misa. Los libros de los cabildos catedralicios. ::\Iotolinía ya alababa la rapidez con que los indios aprendían los instrumentos europeos y las formas de música polifónica. ¿influiría esa circunstancia en el auge musical popular?). la proliferación de músicos en los pueblos era tal..de las doncellas y damas criollas en tañer y cantar. de un convento. que venía de la Nápoles de Scarlatti. pero agudo observador. Aquel Tomás Gage. tañe. hacia 1570. De las catedrales y los palacios a los jacales.

Se hacían desde los propios de la música popular. para los últimos años del siglo XVIII empezaron a construirse también pianofortes. culta y popular. el contrapunto instrumental se empleaba en los villancicos. Y aun los archivos de catedrales. hasta instrumentos de gran calidad. o Juan Matías. si· bien se tocaban normalmente obras de maestros europeos. como la fina polifonía de Hernando Franco ( 1532-1585). perdido. y cuáles serían sus características.capilla de una catedral --cargo vitalicio-. como el contrapunto instrumental (por más que éste se dé temprano en los villancicos). Lienas. clavicordios. espinetas. del Marqués de San Cayetano ( 1794) y de Vicente Gómez ( 1789) . parroquias donde más se conservaron las obras. fagotes.o métodos para aprender a tañer un instrumento o componer para él fueron necesariamente muy solicitados. de factura tosca. ya a otro tratadista. de Francisco López y Capillas. hubo colegios especializados. que ella misma llamó Caracol. y la música también imitaba. y de que las capillas musicales de las catedrales funcionaban también como "escaleta". por ahora. A pesar de los testimonios de la muy importante actividad musical novohispana. Muchas veces las letras de las composiciones están en idiomas indios ( náhuatl especialmente) o en la lengua champurrada de los negros y mulatos. Como queda dicho. porque rechazaba las teorías "circulares" de la armonía en boga. A más de la enseñanza de la música en los conventos de frailes. del prolífico y excelente Antonio de Salazar. entre otros. ejecución y diversas pruebas de composición. y muy pocas veces de ejecución: no tenemos todavía los análisis que nos puedan hacer saber su verdadera importancia. Los maestros particulares también cumplían una importante función. los músicos tampoco desdeñaban componer música para ellos (incluso estaba entre las obligaciones de los maestros de capilla). los brillantes dobles coros del poblano Gutiérrez de Padilla ( 1595-1664) o la debilidad por el "tono tercero" de Juan de Lienas (principios del siglo xvn). del tololoche al violín. y que incluía teoría. y ahí se movían con una libertad mucho mayor de la que podían tener en la gravedad de las composiciones para los oficios. aquí ocurre especialmente en ese fenómeno popular religioso que fue el villancico. el desarrollo de la música novohispana no puede hacerse. clavicémbalos.era un acontecimiento en toda Nueva España. como el que existe en otras artes? El siglo xvn y el xvm están dominados por las grandes composiciones polifónicas de cuatro a once voces de Franco. Burgoa informa de un indio oaxaqueño que había escrito un tratado. Reconstruir. Las complicadas teorías musicales de la época dividían a los conocedores en bandos que adherían ya a uno. hasta llegar a dos motetes y un villancico. se leían frecuentemente los de maestros europeos como Torres Martínez o Antonio Soler. A un nivel teórico menor. para deshacerse de la música que ya no se tocaba. como el de Corpus Christi en la ciudad de México o el de Santa Rosa en Morelia. sacabuches. y lo que se conserva apenas ha sido objeto de estudios aislados. tuvieron purgas temporales. sino que se conservaba manuscrita (los archivos guardan música impresa europea sólo a partir de los 434 finales del siglo XVIII). la curiosidad incansable de sor Juana Inés la llevó a echar su cuarto a espadas. En México no se imprimió música. Aunque la personalidad artística de algunos compositores es relativamente conocida. Padilla. Ya en los principios del siglo xvm se hace sentir una influencia 435 . como creación. los tratados . chirimías. ' Por último la construcción de instrumentos también fue una actividad muy extendida. del siglo xvm se tiene noticia de métodos mexicanos de Juan José Padilla ( 1733). conventos. que duraba varios días. se nombraba un tribunal calificador y se ponían edictos en las principales ciudades del reino para convocar a los maestros músicos. órganos. Parece que algunas de las novedades de la música europea del siglo xvn se introducen aquí con cierto retraso. y compuso un tratado de teoría musical. pues. los instrumentos de arco. La música popular ni siquiera solía escribirse. se seguía un complicadísimo examen de oposición. no se tiene una visión suficientemente clara del conjunto para poder decir si hubo lo que podría llamarse con precisión una "escuela mexicana". desde época colonial. De la misma manera que en la Europa renacentista y barroca hay un continuo ir y venir de la música culta a la popular. mucho de la música misma se ha perdido. profana y religiosa. trompetas. la cortesana se perdió cuando nuevos tiempos hicieron inútil la antigua. al estar el puesto vacío. Así como los poetas no desdeñaban seguir formas populares para esas alabanzas festivas. desde Palestrina hasta Haydn ¿podría hablarse de un "tiempo propio" de la música novohispana. en su conjunto. "a lo culto" las formas musicales caras a esos grupos sociales. indio que fue maestro de la capilla de la catedral de Oaxaca. que orquestó villancicos de Juana Inés de la Cruz. y demás. sino a grandes rasgos.

pero fue más la parte de ellas que siguió siendo fiel a sí misma. y aunque alguna huella dejó. éstos parecen significar sólo necesidades formales y retóricas (inscritas en la contextura más intrínseca de lo barroco.más directamente italiana. que en 1711 se representó en el Palacio Real para celebrar los años de Felipe V. las modas cambiaron. también aquí se siente el reflejo de la manía de los Borbones españoles. que desde 1708 había compuesto el "melodrama" (¿ópera?) del Rodrigo. pues había llegado a México con la compañía del Coliseo. sino que se prolonga en ésta. si el siglo xvm es galante aun en México. tanto como para afectar incluso al "gran arte" religioso. Introduce en la iglesia lás dulzuras melódicas de la música de ·corte. no es bastante para revelar cambios consistentes ni en las costumbres ni en las actitudes. pero no se sabe que los sillones Luis XV hayan desplazado a las sólidas poltronas tradicionales. que qui:r. y en época del arzobispo Rubio y Salinas se aprobó "importar de Nápoles cuatro mancebos capones". pero lo cierto es que ni la frivolidad. Ese espíritu juguetón rozó apenas la vida novohispana. pueden advertirse ya cambios que revelan alteraciones más o menos profundas en el organismo social novohispano. No ha faltado quien hable de un "rococó mexicano". esto es. y si ésta. Andando el tiempo. de orden muy diferente. en muchos casos. con un énfasis decidido en lo melódico sobre la estructura polifónica o contrapuntística: el más importante compositor de ese momento. y no sólo al comenzar. muy ricas de inventiva. los más de los cien años que aquí se examinan. con más fuerza que nunca. que importaron constantemente músicos italianos: Tollis de Rocca. no se hace sentir en México sino muy adelante en el siglo.á sólo se explica por la tradición que lo sustenta. El racionalismo. Las formas artísticas resintieron su influjo. de tal modo que es el irracionalismo barroco el que domina. sus valores como los únicos posibles. y luego escribió la que se suele tener por primera ópera mexicana (aunque hay noticias de oratorios del siglo xvn). es significativo que éste procediera de medios muy ajenos a los religiosos. es un músico que nunca había salido del país: Manuel Zumaya. más todavía. sin embargo. parece haber sido un gran virtuoso del violín. del olvido o del franco ataque de una Europa que propone. revelan su formación italiana. conserva aquella solidez y "decoro" de la primera música contrapuntística. invicto todavía. sino que la ocupa en la mayor parte de su desarrollo. la Nueva España conservó siempre su pasión por la música y una rica tradición. Recordemos que sería un mexicano radicado en Cádiz quien encargaría a Haydn los cuartetos de Las siete palabras: y esa elección nos habla de un gusto muy bien formado. se hizo cargo de la capilla catedralicia. porque no dominaba la sólida teoría ni era muy versado en las formas tradicionales: todo nos habla del cambio de los tiempos. la Parténope. ni la "galantería" ni el aleteo sensual que apasionaron el gusto europeo dieciochesco. el gran músico que ocupa los más altos cargos a mediados del siglo es el italiano Ignacio Jerusalem. y al paso que las innovaciones retóricas se lanzaban a una búsqueda desaforada de soluciones imposibles. que muestran la aparición de una conciencia de la necesidad de modificaciones más allá de las puramente retóricas y formales. aquí y en el mundo ganaba en riqueza instrumental lo que perdía en solidez y grandeza. el otro gran presente del siglo europeo de las luces. En fin. ant~ el descontento de muchos. pero aunque usando las nuevas formas de armonía. sus composiciones. y que haría que el país adquiriera un rostro muy otro que aquél 437 . Son prolegómenos del vuelco mucho más violento que daría Nueva España a fines del xvm. asimismo parece que la personalidad que había conservado la música novohispana se desdibuja. que es movimiento continuo) y no afectar capas más profundas. En todo caso. y aun.a la defensiva. y esto se revela en la mtJ_sica. y si bien busca pronto caminos nuevos. con sus "arias sacras". La tendencia a la música melódica de aire galante se acentúa al seguir el siglo. sin embargo. 436 El mundo ilustrado Puede afirmarse que el "siglo barroco" no termina en Nueva Es·· paña con la llegada de la centuria decimoctava. muy poco a p<><:o y en forma bien tamizada. pero siempre tuvo problemas con el cabildo y fracasó en los exámenes más de una vez. la Nueva España del siglo XVIII representa sobre todo el mismo espÍritu del siglo anterior. A la defensiva del desprecio. la conciencia de un valor propio que se define otra vez -como en el inicio del criollismo. y cuya música no se conoce. pudieron asentarse en Nueva España. Culturalmente hablando.

aunque notablemente tamizado. las iglesias. En las catedrales o en otros edificios se afirma. calidades que el hombre barroco veía justamente como defectos. las proporciones de su fachada llegan a ser apaisadas. a que los mexicanos estaban acostumbrados desde hacía treinta o cuarenta años. una y otra responden a su propia tradición local. Aparte Zacatecas. la de los Rodríguez J uárez (Juan y Nicolás).la aceptada estructura achaparrada que la necesidad había ido imponiendo en esa zona de temblores. es la pintura que mejor se corresponde con el barroco salomónico. en las primeras 438 El año de 1718 llega a México Jerónimo de Balbás y emprende el traba jo de dotar a la catedral metropolitana de tres grandes altares: el del Perdón. y ocupaban sus acostumbrados lugares en retablos y portadas de iglesias que. "cajeadas" o "tablereadas" que se llaman cuando en su fuste se encuadran molduras. sigue campeando en fachadas y en interiores el mismo "barroco salomónico". como puede advertirse en La adoración de los Reyes y la Asunción que Juan pintó para el retablo de los Reyes de la catedral de México. Puede advertirse entonces una más grande riqueza decorativa y las mayores torturas infligidas a la columna para olvidarse definitivamente de su sequedad. es decir. y más joven que él. se ordenaban según la tradicional retícula de cuerpos y calleE heredadas del manierismo. del siglo XVIII son algunas de las grandes catedrales mexicanas. como Oaxaca y Valladolid (Morelia).con el que había iniciado la centuria y con el que había vivido siglo y medio. acompañadas de otros elementos decorativos de follaje plano y redondeado. se hacen sentir con mucha más fuerza en la pintura más típicamente dieciochesca de artistas que conocieron en su época un éxito rotundo. la amabilidad del colorido. su o sus torres integradas a la fachada. La pintura y la escultura La pintura del siglo xvm mexicano se abre con la obra madura de la generación de Juan Correa. Cristóbal de Villalpando y Luis Berrueccs. capaz de quitar al edificio todo rasgo de austeridad. empezaría a recibir el influjo de la pintura galante europea. se abriría a un colorido más dulce y amable y a un dibujo más ágil. y se afirma la tradición local de usar en las fachadas unas pilastras muy poco resaltadas. las torres enanas. y su cúpula en el crucero. En la de Morelia (construida sobre proyectos de Barocio) se acusa la elevación. pero se enriquece y barroquiza principalmente a base de aceptar la influencia de Rubens. décadas del siglo xvm. no lo 439 . el ciprés y el retablo de los Reyes. la pintura habría sido desplazada de ellos y en consecuencia su importancia como gran arte habría disminuido. Pronto. o la Anunciación a Santa Isabel que Nicolás pintó para la iglesia en Azcapotzalco. lo piramidal. ante la necesidad volumétrica de los retablos estípites. que le darán en el ámbito de la Nueva España su carácter uno y vario. Pero si bi~n es cierto que en muchos casos la pintura desaparece de los retablos. una generación siguiente. lo airoso. Miguel Cabrera. que no fue construida como catedral. En los edificios más notables. que parte de la obra zurbaranista de mediados del siglo anterior. mostraban su planta de cruz latina. En Oaxaca se sigue y se exagera -hasta convertirla en un canon propio-. Columnas barrocas. Sin embargo. Se suele considerar que a partir de ese momento se inicia en México la modalidad barroca propia de mediados del siglo xvm: el barroco estípite o churrigueresco. su sencillez y su racionalidad clásicas. y aun se ha dado por explicación que. sino como parroquia. los mayores logros del "barroco salomónico" se colocan en las primeras décadas del siglo XVIII más que en las últimas del xvn. una serie de modalidades regionales del barroco. o las diversas variantes de la columna decorada en su fuste. La ligereza y la soltura de dibujo. a base de columnas helicoidales. La arquitectura La fisonomía de las ciudades y de los pueblos novohispanos no se altera sensiblemente con el paso del seiscientos al setecientos. un conato de cúpula sin tambor. como son José de lbarra. Muy diferentes entre sí. nietos fle José Juárez y bisnietos de Luis Juárez. fieles también a la tradición. a quienes habría que agregar a José Vallejo y José de Alcíbar. Se ha dicho mucho que ellos marcan la "decadencia" de la pintura en Nueva España. y esa finísima talla en piedra blanda.

La crítica posterior lo ha rebajado a menudo. si bien es cierto que los cuadros del xvm carecen de la fuerza y del carácter de los del xvn. como sucede en los sorprendentes retablos de San Agustín de Salamanca. Tepozotlán. los ropajes al aire. en ocasiones. con indudable injusticia. manos y pies. propia y orgullosa. cuando la pintura abandona los retablos es sustituida. más desencajados. de muy fina ejecución y dada a apelar a sensibilidades candorosas por la hermosura de los rostros o la amabilidad de las actitudes. género en que Pérez de AguiJar dejó una obra extraordinaria.es menos que se aloja. Solución ésta mucho más digna que la escultura meramente complementaria. y el resto es "de vestir". y en cuadros de menores dimensiones es adquirida por una aristocracia y una burguesía crecientemente enriquecidas. Por esa vía. cada vez más sangrantes. pero una Europa "americana". como el autor de la Monja hermosa de Santa Rosa de Querétaro. la cultura criolla es americana y diferente en la medida que se aferra a. los gestos teatrales. Puesto de frutas) y el bodegón. tal' el de sor Josefa Agustina Dolores. la actitud extática. ya con los pintores citados. lo arrebatado. Desengañada de la posibilidad de aprehender la realidad. Cabrera y Vallejo. Aparte de la pintura de gran aparato. sino por grupos escultóricos completos. cada vez más trágicos. como Joaquín de Vega. Guadalupe de Zacatecas) siguen siendo espectaculares. como en los altares del Rosario de Azcapotzalco. empezó a buscar un nuevo reposo: sucede entonces que en los más desaforados retablos sea la escultura el único punto de reposo que el ojo pueda encontrar. ejecutadas con garbo y maestría. es el retrato un género en el que suele sobresalir el siglo xvm. Sus grandes composi ciones (Santa Prisca de Taxco. e incluso con artistas anónimos. no por una imagen. La nueva filosofía Con la época barroca se había iniciado lo que O'Gorman ha llamado "el sueño de la Nueva España". la cultura barroca había conseguido el ideal de crear en América otra Europa. También en el xvm aparecen otros géneros. . como los Cora de Puebla o Perrusquía de Querétaro. Dentro de la corriente de escultura reposada. como los de José Juárez o Villalpando. Páes. tan es así que ni aun los talleres más importantes del xvn. donde se tallan sólo cabezas. y su adecuación con el gusto de la época queda clara si se considera la inmensa fama que alcanzaron: a Miguel Cabrera se le tuvo por no menos que Rafael. Ignacio Barreda. Mucha imaginería exaltará el movimiento. como lo muestran algunos magníficos retratos. dando la batalla por perdida. En esas cualidades los pintores citados y otros contemporáneos suyos son excelentes. que también existió. cuando estuvo sujeta a la armonía de conjunto de los retablos. en inmensos cuadros. Todo acorde con el espíritu de una sociedad bonancible. se había dado al mundo y al estilo barroco: el estilo de las apariencias engañosas. ¡. es porque responden a la necesidad de otras cualidades: lo espectacular. en cambio. la vertiente dramática se acen- 440 • tuará especialmente en los Cristos -y sobre todo en los de factura más o menos popular-. lo sorprendente. Esas posturas de actor "sobreactuado" parecen ser las únicas capaces de conseguir que la escultura se vea entre el mare má:gnum formal de los grandes retablos estípites o disolventes. Tiende a abandonar. más conmovedores. cabe colocar a escultores que alcanzaron gran renombre. y no fue ajeno a la capacidad de la concentración. Torres o Jerónimo de Zendejas. Europea en tanto que seguía considerando a Europa como la fuente teórica de todo modelo posible. sensiblemente aburguesada y ansiosa de afirmar su prestigio local. lo fastuoso. Por otra parte. en otras partes de las iglesias y en las sacristías. ya con otros. y en su propio tiempo empezaron a falsificarse obras suyas. biombo de La fiesta de toros. como el costumbrista (anónimos de La plaza mayor de México. aún podría decirse que en el dieciocho la pintura adquiere una autonomía que no había conocido antes. De hecho. coincidiendo con el barroco disolvente la escultura. produjeron tanto como los talleres de lbarra. 4 La escultura del siglo xvm busca lo sorprendente y lo novedoso. de Rafael a fa presto o pintor de brocha rápida. el sentido realista que informa a mucha de la del siglo anterior. Pero llegó un momento en que tal competencia de exaltaciones resultó imposible. con ropa normal o encolándola para dar movimientos a los pliegues. una tradición -del pasado prehispánico a la hagiografía local y a la persistencia atemporal de modos 441 . Necesitada de afirmarse y hacerse un lugar en el mundo.

había sembrado algo de duda. primero que otros. puesto que siguen siendo hombres fundamentalmente barrocos. desde la Historia antigua de México. que se tenga a la América como la mayor parte del mundo. y sobre diversas materias en que nuestro continente aparece con una luz muy poco favorable. Muchos de ellos sienten un indudable apego a su patria. según frase que se citaba con gusto. y el comentario e incorporación de ideas de autores como Descartes. de diversas calidades. veían la necesidad de informarse mejor. Muchos mexicanos. critica la filosofía peripatética y propone otra más elástica y nueva. "Yo cedo. José Mariano de Echeverría y Veytia copia los papeles dejados por Sigüenza y Boturini. y sintieron la necesidad de volver (con el neóstilo) a la columna. curiosos por definición.. y produjo muy buenos "latinos". visible aún en los temas de sus obras. pero esa tradición se renueva y pule con la poesía latina de Landívar (su Rusticatio mexicana) y especialmente con la de Diego José Abad (De Deo Deoque Homine Heroica). que en buena parte a ella se refieren. Clavijero. También se ha querido ver en ellos a representantes de una Ilustración mexicana. se empezaba a sentir que algo cojeaba en la exaltada y continua autocontemplación. ". campendiosa narración de la ciudad de México y ponderar " . Leibniz. ya francamente picados de las ideas ilustradas. Allá podrá haber siete maravillas. sin embargo. pueblo inmundo. de ponerse al día. Pero la disputa. Fuera del ámbito jesuita otros responden a la misma solicitación del espíritu de su época. La historiografía se renueva con Francisco Javier Alegre y Francisco Javier Clavijero por lo que toca a la crónica de la Compañía. así en otros órdenes hubo el impulso de renovarse para salvar la cultura barroca.estilísticos-. Para el mexicano barroco del siglo XVIII su tierra representa una superación de los valores europeos. Tan tarde como 1777 pudo Juan de Viera 8Scribir su Breve. Esto sucede cuando la cultura europea -la ilustrada precisamente.se presenta con más fuerza que en otras ocasiones como la única posible. Los hombres de la Ilustración europea. "Los cielos han contemplado a América con rostro gozoso y agradable. No estaba la América española tan aislada como para no enterarse de la calumnia. Rafael Campoy.consistente en una mejor lectura de los textos tradicionales. Alegre. Abad. / Roma. el primero en las especulaciones teóricas y de matemáticas puras. diría uno de ellos. Ignacio Bartolache y José Antonio Alzate. La Compañía de Jesús había mantenido siempre en sus estudios una tradición clásica y humanista ejemplar. De la misma manera que algunos sintieron que las formas del barroco más tradicional no podían llevarse más lejos. por Tacuba. de un enciclopedismo propio. Maneiro. Realizan su obra en México o en Italia. sin embargo. Baste decir que muchas de las importantes creaciones culturales del México del siglo xvm se hacen al calor de la polémica. o la más tardía Biblioteca americana de Beristáin. con más ligereza que fundamento. donde la física y la ciencia experimental ocupan un sitio preponderante. se presenta una molesta pesadilla durante el siglo XVIII. Por otra parte. los signos de esa actitud. Se les ha visto como punta de lanza de un nacionalismo creciente: son más bien un hitó. de despabilarse. El filipense Benito Díaz de Gamarra en sus Elementos de filosofía moderna se muestra como el más avanzado de los filósofos de su época. Newton o Franklin. Un brillante grupo de jesuitas muestra. y a partir de ellos emprende su Historia antigua. pero la octava se da en América.y la exalta. a la Biblioteca mexicana de Eguiara y Eguren.. y pronto dio airada respuesta. de Clavijero. pues estaban agotadas. el segundo con una pre- 443 . Ciudad Mexicana. para rescatar el mismo estilo barroco del marasmo. y a ti sola.. por la mayor del orbe . y se regodea creyéndolo. sin perder la seguridad de que su tierra era el ombligo del mundo. Malebranche. La autocontemplación y la satisfacción de lo propio están a la orden del día. una nueva preocupación metodológica. En ese bello sueño novohispano. y de revisar los viejos tratados de arquitectura. empiezan a mostrar un inusitado interés por América. boca sonriente y alegres ojos". El resultado es una serie de obras. des- 442 l\ " pués de la expulsión de la Compañía en 1767. Pedro José Márquez se aventura a aplicar los métodos de la arqueología artística neoclásica a Dos monumentos de las antigüedades mexicanas ( Ta jín y Xochicalco) y hasta escribir un tratado de estética: De lo bello en general. o las octavas.. matizado de acuerdo con su época. famosa capital del mundo". y con el segundo por lo que toca a la historia antigua de México. de un fenómeno ya presente en el siglo barroco. Es lo que se ha llamado "la disputa del Nuevo Mundo". Agustín Castro y Luis Maneiro participan en la renovación de la filosofía -en la cátedra y con sus Cursos filosóficos. continúan esa senda. pues con harta frecuencia se emplea ese epíteto para las obras nuestras.

1 r l: Fachada de la iglesia del Carmen de Celaya '! r. producen obras apócrifas. Profesores suyos o maestros "in- 445 . desatinadas y en un todo apreciables . desmolados en el estilo. Fran- 444 tl . Ya no creen en los valores propios. como Velázquez de León.~~ ~ f y . Muchos de ellos han resentido el influjo de la Ilustración. ni quizá aún por quienes estaban al día en cuestiones científicas. ni por los que intentaban una renovación filosófica. la ven con pesimismo y sólo esperan que el americano -en cuyas cualidades intrínsecas creen. que renuevan el ambiente mexicano. y el mismo Lizardi escribió el Periquillo Sarniento para criticar la sociedad mexicana. José Mociño. Vallejo y otros. es indudable que responde a las necesidades de los ilustrados. tiene una decidida dirección didáctica y encauzadora del gusto general.. calvos en las Bellas Artes. Los ilustrados niegan todo valor a la cultura barroca. Andrés del Río. que no han dado un paso por el mundo ni en carruajes de papel. ". estrafalarias. como lo sentiría Humboldt al visitar México en los primeros años del siglo xrx: por eso hace el conocido elogio de la ciencia mexicana.: tt. decir públicamente y a boca llena que no hay otro México . la Real Academia de las Tres Nobles Artes de San Carlos de la Nueva España que promoviera el grabador Gerónimo Antonio Gil y que abriría sus puertas en 1782 (primera en su género de este lado del Atlántico). Sin embargo. dice el interlocutor de un diálogo de Fernández de Lizardi. en son de chunga. "Lampiños en la Historia. pero sí hombres que coinciden en la actitud crítica de la sociedad donde viven. Son los hombres que producen el "despertar" del "sueño de la Nueva España". deístas.! cisco Eduardo Tresguerras refiriéndose a sus compatriotas. dejaron de ver con beneplácito la realidad mexicana y empezaron a criticarla violentamente. que puede llamarse "Ilustración mexicana" no está representada por aquellos hombres que defendían las cualidades y valores morales de su patria barroca. haciendo eso o sin hacerlo. A ellos hay que agregar un grupo de hombres de ciencia muy capaces y enterados. Lo . cuyos aires han soplado en alguna forma en la Nueva España. sino por otros que. diría. y otros.ocupación muy práctica de la utilidad de la ciencia. lf La negación de lo barroco en términos de arte se da con el neoclasicismo. ". a la que considera por encima de cualquier otra del continente. No hubo en el México de finales del siglo xvm ateos. Manuel Guridi y Alcacer. Por más que el estilo neoclásico se introduzca con apoyo ofici:-1. enemigos de la Iglesia o racionalistas puros (actitudes que califican la Ilustración) ... apenas muy avanzado el siglo se advierten signos de que las ideas enciclopedistas peligrosas penetran en la Nueva España. Monelisa Pérez Marchand encontró en los papeles de la Inquisición que en la mayor parte del siglo xvm las dificultades con el Santo Oficio eran sólo por pelillos teológicos o por disputas agrias entre órdenes religiosas o diferentes corrientes escolásticas. es difícil decir hasta qué punto puede realmente llamárseles ilustrados. "Se habría usted de morir de risa si oyera a muchos pobrecitos americanos. duras. chatos en la invención y éticos consumados en el mal gusto. Frente a la academia de pintura que en 1759 crearan Cabrera.. entendida como cenáculo de artistas importantes. sino que se empeñan en destruirlos. a su vez. 1.pueda con mejor educación y bajo otras circunstancias ponerse a la altura de los tiempos .

el neoclasicismo dejó obras de gran calidad. y que pretende ser un arte racional (aunque en México no siempre lo consiguió: se ha dicho que muchas obras de nuestro neoclásico pasarían por obras barrocas en Italia). a Tresgueras la iglesia del Carmen de Celaya y las Teresas de Querétaro. y en pintura destaca. Cuernavaca. . el del marqués del Apartado y el del conde de Buenavista. ' h· ¡ ~ . donde lo siguieron muchos discípulos menores. Por ajeno que fuera a la tradición local. sin genio pero con oficio. a Constanzó la fábrica de tabacos (la Ciudadela). No. Al jalapeño José Damián Ortiz de Castro se debe la feliz terminación de las torres de la catedral de México. a Paz y Castera la iglesia de Loreto. En escultura se hace notar excelente el mismo Tolsá. de jaba en prendas el mundo barroco. Mor. Al tomar ese partido. que hasta ese momento había sido lo mejor de sí mismo: quizá lo único verdaderamente identificable como propio. Jugando la carta de la modernidad. a Manuel Tolsá -venido como profesor a la Academia. Nueva España termina el siglo XVIII con un evidente deseo de cambio y de modernidad. la Purísima de la Profesa o las esculturas del reloj de catedral.~:¡.• ·. y diversas indefinidas obras en la región del Bajío. que significaban Ilustración y neoclasicismo. que vuelve a apegarse a los viejos cánones de los tratadistas. que era quizá el único que podía tomar. ¡. ' corporados" son los que implantarán en México el neoclásico.~ ¡' ¡1 1 < ¡ /¡¡¡:· 1 ~~ l \ 446 Esta primera reimpresión del tomo 2 de la Historia general de México se terminó de imprimir en el mes de diciembre de 1980 en los Talleres Gráficos de Cornelio Olmos Olascoaga. con la imagen ecuestre de Carlos IV. Rafael Ximeno y Planes. Priv.el gran palacio de Minería. Cuidó de la edición el Departamento de Publicaciones de El Colegio de México. que se inspira a menudo en modelos franceses. daba la espalda a los esplendores de la cultura barroca. San Juan 216 casa 24. Se tiraron 12 000 ejemplares más sobrantes para reposición.

Related Interests

;i; ~--;;, se suma a ellos. Pronto, muchas ciudades abrazan el movimiento.
El 19 de marzo de 1823 acaba el efímero imperio: lturbide abdica la corona y parte poco después al exilio. La caída de Iturbide
marca un triunfo de la clase media liberal. El congreso, restablecido, proclamó el derecho de constituir la nación en la forma
que más le conviniera: se anunciaba la república. Mientras se establecía la constitución adecuada, el gobierno quedó confiado a
un triunvirato, formado por do8 antiguos insurgentes, Guadalupe
Victoria y Nicolás Bravo, y un antiguo iturbidista, el general Pedro Celestino Negrete. Pero, para alcanzar el gobierno, los primeros ya no se basaban en el pueblo, sino en su alianza con una
fracción del ejército. Porque el poder real aún estaba en las manos
de los grupos privilegiados: la Iglesia y el ejército, ante todo. Muchos años de lucha serán necesarios para transformar la realidad
social en que descansaban sus privilegios: años de desdicha, que
habrán de conducir, al fin, a la ansiada reforma.

.~ff'i

.. )

r

...... -

Del barroco a la ilustración

~,

·'>

Jorge Alberto Manrique

""

"

356

El mundo barroco
El fenómeno quizá central del siglo barroco novohispano, como
fenómeno de cultura, en el que se enmarcan las diferentes actitudes de los hombres de Nueva España, es el que se ha llamado
fenómeno del criollismo. Criollo, en principio, es el hijo de europeo
nacido en América; pero, como bien ha visto Edmundo O'Gorman, el concepto de criollo pronto rebasa esa connotación accidental del nacimiento y cualquiera otra racial, para referirse a un
hecho de couciencia. En efecto, criollo es no sólo el hijo de europeo, sino el hijo, nieto o bisnieto de ese hijo; por eso mismo el
criollo puede no tener ciento por ciento de sangre europea; criollo
también puede ser quien no precisamente haya nacido aquí, pero
se haya sentido asimilado a los aquí nacidos; en fin, un nacido
americano puede eventualmente no ser criollo, según su comportamiento. El concepto, pues, no se limita sólo a esa endeble circunstancia del nacimiento, sino que se refiere a un hecho de cultura, de actitud y de conciencia. Criollo es el que se siente novohispano, americano, y que por tanto no se siente europeo; pero
eso que tan rápidamente se dice, entraña no pocas complicaciones
en sus entretelas.
El concepto de criollo, por principio de cuentas, no se da solo,
sino en pareja con otro, el de gachupín. Podría decirse que es la
presencia del gachupín, del español advenedizo, lo primero que
hace al criollo consciente de su ser diverso. Al calor de ese pique,
de esa inquina irreductible, el criollo va de alguna manera forjando su propio ser. Ya para los fines del siglo XVI el antagonismo puede advertirse con toda claridad. En 1589 el' dominico
Agustín Dávila Padilla se queja en su Historia y discurso de la

359

moverá cielo y tierra para justificarse como alguien en el mundo. se levanta con lo mejor del país. de las obras. dejar de sentirse de alguna manera español. y todavía no se definía el nuevo proyecto de vida. se empeñará en negarle un rostro. usos. el que la había imaginado república teocrática y señorial. de las "cargazones de gachupines que año con año vienen de Europa". consiguiendo por fin la satisfacción en la Guadalupana. y les achaca los males que padece la tierra. la más hermosa. la tierra pasaba por una indudable crisis:~ crisis material y crisis espiritual. Queja que quizá sigue resonando en el mexicano de nuestros días. y todavía reniega de él: ra-zón de sobra para el resentimiento. acudirá a todos los expedientes posibles para proporcionárselo. ontológicos. de salud falto y de dinero pobre. de César y Virgilio las dos coronas de laurel y robre. otros como él. rudo y pobre. Y Terrazas. cuando Europa. En pos de respuestas acudió al pasado indígena para exaltarlo. sin verdad mineros. Pero su modelo a seguir no puede ser otro que Europa. cuando por la disminución vertical de la población. Para afianzarse. gusto y haberes ¡Y tiraba la jábega en San Lúcar! Este advenedizo. Por casi dos siglos la expresión orgullosa es la expresión y 361 . ayudado por sus congéneres. . pues su mayor preocupación era el sentirse eri el aire. el poeta épico. Acudió a sus ingenios. y en cantidad un Fúcar. sin embargo. porque les resulta ingrata. dominada por frailes y encomenderos. En 1604 Baltazar Dorantes de Carranza. no puede. buscando sin éxito santos patrones. sin ningún auxilio. como su imprecación a las Indias: "tráfago de behetría". Terminaba un "proyecto de vida" para Nueva España. Es y al mismo tiempo no es europeo. el fracaso mismo de la encomienda y mil otras circunstancias. Y el criollo novohispano es ·precisamente ese hombre en busca de un nombre y un rostro. La cultura novohispana de ese "segundo proyecto de vida" está constituida justamente por tal preocupación: la cultura es esa búsqueda. de la tierra:. la nueva política regalista que limitaba las encomiendas. a su vez. Se trata de algo que atañe a su propio ser. mercaderes por ella codiciosos caballeros de serlo deseosos: con toda presunción bodegoneros 360 En realidad eso no es producto sino de una situación de incertidumbre en que vivía para los fines del siglo XVI y los principios del xvn Nueva España. ¿Quién es? -¿Quién soy? es la pregunta atenaceante. Santo Domingo. Acudió a la religión. Se aferró a ciertos modos de ser. ya es un conde en calidad. definido. . exaltando imágenes milagrosas. Para el criollo el problema se plantea en términos verdaderamente profundos. pues. Este hombre que ya no se siente europeo.Provincia de N. Y el otro. hijo de uno de los compañeros de Cabeza de Vaca. dando muestras de piedad nunca antes vistas. buscará incansablemente en Sin un sustento preciso qué apoyarse.· Necesitado de un apoyo. Y expresó ese orgullo. Doran tes tiene desfogues virulentísimos. Acudió a la alabanza de la tierra: la más pródiga. costumbres. que en efecto maravillas fueron. Y luego que caudal y ánimo cobre le aplican en su bárbaro concilio. Y abomina después del lugar donde adquirió estimación. actitudes que por reconocer ya como propios retuvo porque representaban _algo sólido para él. En esta situación conílictiva no pocas veces los novohispanos se entregan a vituper:ar la propia tierra que aman. transfigurarlo en un equivalente de las tradiciones culturales europeas: ese criollo que a fin de cuentas distaba m_ucho de ser indio. que agujetas y alfileres vendía por las calles. que detesta al gachupín. Acudió al arte y produjo -para él."octavas maravillosas". a los que encontró supremos. tuvo que sentirse orgulloso de la gente. en fin. se queja\ de que la tierra es más pródiga con los gachupines que con los criollos: Madrastra nos· has sido rigurosa y dulce madre pía a los extraños. y la poesía recoge no pocas de estas lamentaciones : Minas sin plata. recoge un soneto anónimo por demás explícito: Viene de España por la mar salobre a nuestro mexicano domicilio un hombre tosco. el de la nueva España. la más templada. P.

pero también revelando actitudes más profundas. La imagen soñada como modelo concreto que se impone a lo real.de la Nueva España. Los primeros grandes cronistas. la sabía importante. los agustinos Grijalva y Basalenque. expresión alterada de lo real. pero con una fruición exaltada. y la metáfora. tantos tesoros. en fin. y en tantos grados tantas eminencias? 362 Pero debemos entender que para él la metáfora funciona todavía como metáfora en sentido estricto. Zorita. Para el novohispano el mito es una necesidad compulsiva. los grandes recolectores de los despojos del pasado prehispánico. cierto. Quiere darnos a entender que no hay casas en el orbe como son las mexicanas. que ni Virgilio ni Homero superan a los poetas mexicanos. La cultura criolla La cultura manierista y barroca novohispana se nutre de mitos. En monstruosa y hermosa paradoja. Y como buen criollo tenía esa necesidad de exaltar lo novohispano. porque le otorgará la raigambre de que se siente ayuno. Tal es el caso de cronistas de órdenes religiosas. Pero a él mismo le sale lo criollo cuando abandona a México: "Queda a Dios. Balbuena admiraba la ciudad. en su Granáeza Mexicana. más allá de lo "objetivo". Cierto. un modo superlativo de expresar las cosas. los dominicos Dávila Padilla y Franco. repetida. ¿Quién goza juntas tantas excelencias. Pero después. poblada de dioses y héroes de la mitología grecolatina y de santos y santas. la nueva Nueva España. Tovar o Sahagún. viajero empedernido. historias me<)ievales. La manera normal en que tal actitud se expresa es la metáfora. admitida como moneda corriente. Nueva España sueña lo que quiere ser: de tanto querer serlo.. un modo poético. ésta acabará teniendo un sentido de verdad. llámense Motolinía. que sus pintores igualan a Apeles y Parrasio. no inicia. de alguna manera lo es. recrearlos y glosarlos. criollos instruidos participan de una refinada cultura occidental. Ofrecían un repertorio riquísimo. La habían 363 . de Florencia o de Milán no se le igualan. y de autores que motu proprio --en general persiguiendo fines concretos y actuales. y así quiere que se adoren . a fuerza de repetir la imagen. ésta del segundo proyecto de vida. Mas cuando en su poema encuentra que el comercio de Luca. misterios y milagros cristianos. pero sí lleva a una primera culminación la apología de lo propio: México al mundo por igual divide. crónicas. de fatigar la hipérbole. largo poema laudatorio de la ciudad famosa. la amaba. sueño que duraría casi dos siglos. que Atenas no conoció tal cantidad de filósofos ni tal calidad de sabios. Bernardo de Balbuena. Los escritores del siglo xvn se servirán de él. en mucho asimilable al criollo -y quizá por eso en posibilidad de captar claramente el fenómeno--. habían seguido el impulso de rescatar algo destinado a perderse o habían hecho acopio de material útil a la tarea de la evangelización.se dieron a escribir relaciones. Es el criollo el gran inventor de mitos y su gran gozador. De hecho. tantas hermosuras. adquiere la categoría de una verdad. y lo real distorsionado por esa imagen. pero con fines diferentes: para estructurarlo en algo coherente.natural -y necesaria. en donde lo fáctico trata de alcanzar en desenfrenada carrera lo imaginado. se burlaba de la suficiencia del novohispano e invocaba a España: Castiga a este reino loco que con tres chiquisapotes quiere competir contigo y usurparte tus blasones. a fuerza de ser dicha y oída. y como a un sol la tierra se le inclina y en toda ella parece que preside. capaz de presentar un cuadro heroico del pasado anterior a la conquista. Proyecto de vida éste. sabemos que es una hipérbole.. cierto. ciudad insigne / que el corazón se me parte". como toda cultura. Así. historias. como los franciscanos Meodieta y Torquemada. publicada en 1603. se lanza a buscarlos. Ya desde la tercera década del siglo xvn aparece definido lo que Edmundo O'Gorman ha llamado "el sueño de la Nueva España". la Nueva España barroca es una inmensa y desdibujada metáfora. En todos ellos los datos de los primeros escritores adquieren nueva vida y se componen dentro de una visión de las cosas que es propia de su cultura. Ya desde temprano ese espíritu chocarrero que fue Mateo Rosas de Oquendo.

como las sibilas o los Triunfos de Petrarca. es el de las supervivencias prehispánicas en usos. decide decorar con frescos su casa manierista terminada en 1585. cronista oficial de los franciscanos. en las lecturas -ellos. El primero. Estas supervivencias "inconscientes" (diría. amante del arte (él dirigió la construcción de los grandes y famosos retablos de Santiago Tlatelolco) no se contenta con relatar los hechos de su hermandad. como lo ha visto Walter Palm. se elabora un programa (no sabemos si debido a él mismo o a algún culto "familiar") que incluye temas de mitología clásica y simbolismo cristiano. por criollos instruidos -y muy instruidos-. hermano del dramaturgo. sino con toda conciencia Portada de la primera edición de la Monarquía Indiana 365 . ya no como simple consignación de datos curiosos. lo que nos muestra que el conocimiento de ellos formaba parte del bagaje de cultura de un mexicano de su tiempo. pues. Importa insistir en que este fenómeno ·de asunción del pasado prehispánico es un fenómeno culto. Otro asunto. Era ciertamente la suya época de reflexión. Pero lo importante aquí es que ese fraile instruido. Y cabe recordar que el conocimiento del náhuatl -aprendido. pero lo enriquecía con algo tomado de la propia tierra. primeros en tiempo y primeros en importancia. Que los mismos hombres que cumplían esta tarea no por eso dejaban -por ejemplode combatir el sincretismo religioso: tal el caso del licenciado Pedro Ruiz de Alarcón. lo que los anteriores escritores de la orden de los mínimos habían ido recopilando. ya no como intención arqueológica de salvar datos para la posteridad o detectar peligrosas idolatrías en los neófitos. pero ciertamente difieren en esencia de la voluntad razonada que llevó a unos hombres a estudiar y estructurar el pasado anterior a la conquista como un modo de cimentar su propia personalidad diferente de la del gachupín. costumbres sociales. no de menos importancia sin duda. no mamado. Veamos un ejemplo: cuando el deán de la catedral de Puebla. Quizá dos nom- 364 bres habría que destacar. y que es deliberado y consciente. La actitud del citado Dorante de Carranza es similar: en su Relación incorpora mitos prehispánicos -como el del colibrí o hiutzitzil-. y en ese enriquecimiento encontraba su diferencia y su orgullo. don Juan de la Plaza. pero que incluye también la mitología prehispánica asociada y combinada a esos símbolos.aprendido en la universidad. que se inicia en un estrato social alto. basten los ejemplos más tardíos de Sor Juana o de Carlos de Sigüenza que escribían indistintamente en latín o en náhuatl.era común entre la gente de letras tal como lo eran el latín y el griego. agrega noticias de los anales franciscanos y de otras fuentes muy diversas y compone con todo ello una gran summa. cómo la alta cultura criolla asumía como propio el mundo histórico o mitológico anterior a la conquista. lectores infatigables-. dos criollos eminentes: fray Juan de Torquemada y don Fernando de Alva Ixtlixóchitl. sino que recoge todas las noticias a su alcance sobre la antigüedad indígena e intenta y consigue dar un cuadro completo y amplio de un pasado que entiende glorioso y que implícitamente acepta como suyo. para diferenéiar) permean la sociedad novohispana toda y se infiltran en la clase alta. y lo incorporaba a la tradición europea: aceptaba el molde occidental. en los colegios jesuitas. pero le incorporan el rico mundo prehispánico que se empeñan en sentir como propio. recoge en su voluminosa obra. desde Olmos hasta Mendieta. si bien le corresponde estudiar más bien a la antropología cultural. y reflexión fueron las grandes crónicas de fines del siglo XVI y principios del xvrr. que no por casualidad se llama Monarquía indiana. entre los forjadores de un pasado indígena a la medida de Nueva España. Vemos. modos de comportamiento colectivo o sincretismo religioso. Podría decirse que con él surge.

con todo ese material fabrica en su Historia el panorama completo del reino de Tezcoco (que desde luego resulta para él el más antiguo y cimentado y el que más títulos posee) tomando como modelo la Crónica general de don Alfonso el Sabio. la historia indígena se acepta como el pasado "legítimo" de los mexicanos al mismo título que la histori-a clásica. sino hallar lo necesario en la propia (en la que se sentía como propia) era el empeño de Sigüenza. muy intencionalmente. Don Carlos de Sigüenza y Góngora.. en 1680. si alteran o no los datos -que eso los modernos estudiosos del pasado prehispánico se encargarán de deslindar-. procurador y faraute en la real audiencia. Con esto pone el cimiento de lo que será su afirmación de lo propio. En un mundo de metáforas a lo divino. por ejemplo. como lo era. Estos arcos solían tener figuras y textos laudatorios del personaje. para el fenómeno de cultura que se trata de describir aquí. en que jugaba con el nombre del virrey. Hecho esto. sino que escribió su texto poniendo a los emperadores aztecas como modelo del buen gobernar que debería seguir el marqués de la Laguna: Teatro de virtudes políticas advertidas en los monarcas del mexicano imperio. y así hasta nuestros días.. el empeño de los demás novohispanos. ordenar y traducir cuanta información puede todavía recoger acerca del reino tezcocano. al Señor de los 367 . la poetisa. que llegará mucho más tarde a convertirse en el 366 sl!r nacional. no quiso acudir a ese expediente. Generalmente los textos apelaban a la mitología clásica. Descendiente de conquistador y. que en realidad subsistieron en este emporio celebérrimo de la América. y así lo vemos.. digo. sus hermosas liras. ¿Puede imaginarse un caso más claro. El tema es una constante en la cultura nuestra de esa época. en la Loa para el divino Narciso de Sor Juana. poeta de quilates (ahí. la historia antigua de México. simulacro político . es el primero que dibuja la figura de ese rey como el "sabio poeta". por Clavijero. como todas. hallé sin violencia lo que otros tuvieron necesidad de mendigar en las fábulas . Orgulloso de su tatarabuelo Nezahualcóyotl.. más hermoso. como lo ha advertido Edmundo O'Gorman. Adopta el apellido Alva Ixtlixóchitl. ideó e hizo los textos para un arco de triunfo a la entrada del virrey marqués de la Laguna. y lo seguirá reinventando. por Boturini. que serían traducción libre de un poema de Nezahualcéyotl) .y con un designio bien meditado. y que por eso la evangelización había sido no sólo posible. . cada vez más barrocamente. sino que hay el decidido empeño de hacerse de una historia. y el primero que. Ya en el mundo barroco del siglo xvn. en la historia y en otros terrenos. traduce éstos en pulcro y florido romance. Y ciertamente ese no mendigar en la historia europea. Celo. A partir de este momento. sabedor de latines y de historia española. no será desestimado mi asunto cuando en los mexicanos emperadores. por Veytia. el gran erudito y poeta.. su perseguir un ser individualizable. hace una hermosa elucubración para mostrar que la religión de los aztecas en esencia era la "verdadera" religión. el mundo criollo se ha forjado un pasado remoto a la medida de sus necesidades. más adelante en el siglo. Religién). que con él surge. pleitea sin mucho fruto por recuperar los restos de la encomienda de San Juan Teotihuacán. a más de mostrarnos su conocimiento de los ritos prehispánicos -abrevado en Torquemada-. Y después se da a recopilar. que le venía por línea colateral. por rama femenina de los reyes de Tezcoco. oceáno de colores. hacia 1688. . más acorde con las necesidades espirituales de su circunstancia que ese sincretismo histórico? De sus títu-' los para figurar entre los fundadores de la historia de México (la historia "consciente" que México hace de sí mismo) responde su obra: sus materiales fueron después usados sucesivamente por Sigüenza. Occidente. justificadora y sustentadora. o alegorías relativas a su condición de virrey y gobernante.. y este hecho es de por sí revelador. despreciando las fábulas se haya buscado idea más plausible con que hermosear esta triunfal portada . como el que para el mismo virrey y en la misma fecha hizo Sor Juana (Neptuno alegórico. cada vez más metafóricamente. y por lo que sigue del siglo xvn y durante el XVIII. después de atribuirle poemas. Pero el de don Carlos.es causa de que. Don Fernando de Alva Ixtlixóchitl se enmarca dentro de los mismos parámetros culturales.. Los antiguos mexicanos adoraban al Gran Dios de las Semillas. sino fá-cil. la laguna de México y el dios de las aguas). que ninguno de sus abuelos había usado. Téngase en cuenta que ni en el caso de Torquemada ni en el de Ixtlixóchitl importa. con personajes que son entelequias (América. . El amor que se debe a la patria -dice el propio Sigüenza en su explicación. que heredó los papeles de Ixtlixóchitl y que se propuso escribir o escribió y está perdida (no lo sabemos con certeza) una historia antigua de México. es un criollo culto.

hace decir a la América ya vencida: . la mitología náhuatl y la grecolatina se unen en el mundo criollo de Nueva España. en esencia la creencia en el Dios Todopoderoso y las formas de culto se conservaron entre los indios. . montada sobre una alegoría acerca de la religión prehispánica.Mantenimientos. por lo menos en su aspecto militar y opresor. que la monja mimó también en varios de sus villancicos). Así. Así. que Motolinía nos presenta como los protomártires de América. la línea divisoria entre realidad y fantasía resulta tan tenue que fácilmente se desdibuja. pues aunque lloro cautiva mi libertad. la loa sorjuaniana tiene la profunda intención de enaltecer a los antiguos mexicanos incluso en el punto más delicado. ya colectiva. el dios se hace presente en forma de alimento y es comido. valeroso. la religión. pero también a un deseo de exaltación de su tierra. Así. por otra parte. con lo que. De donde resulta que.. etcétera. Y se unen en el centro de la conciencia del tiempo: en lo religioso. sonajas. aunque cautivo gima. pues. no tu razón") . la Religión interviene para convencer. cuyas existencias. el aspecto religioso. diga que venero al gran Dios de las Semillas! Para comprender el marco completo de la cultura de sor Juana Inés -y con ella. pero para acercarse a él es necesario estar limpio. Evidentemente. aceptaba sin demasiados problemas la presencia de los milagros y lo sobrenatural. no había acto válido que no estuviera de alguna manera impregnado de sentido religioso. el criollo necesitara acudir a ese ámbito. ni motivo de orgullo que no se fincara en lo mismo. en busca de motivos de orgullo. de necesidad.ivino Narciso. . el novohispano. el que hace pródigos los campos.dad debía ser garantía de bondad. de esta 369 . la religión formaba el marco teórico fundamental que justificaba desde la moral hasta la política y que aglutinaba y daba sentido a todo el discurir de la vida. impolutamente castas. Un hombre podía ser hermoso.hay que tener presente que esta loa. el religioso: no olvidemos que el timbre de infamia jamás borrado era el de la idolatría. Cuando se hace presente la nueva Nueva España. desde los primeros tiempos los cronistas se empeñaron en ver santidades: vaya como ejemplo el de los niños mártires tlaxcaltecas. en mi corazón. que alegóricamente explica la naturaleza de Cristo -Narciso-. De la misma manera.. contaba en la medida en que sus virtudes tuvieran una justificación religiosa. sucesión ininterrumpida de actos piadosos regados con la sangre de los cilicios y adornados con ayunos y penitenciaS. más que ser un simple juego alegórico. antecede al auto del D. que se inicia con un canto "al modo que se canta el tocotín" (la forma poética popular náhuatl. de paso. y muy primordialmente. ya individual. cuando el Celo ha vencido al Occidente y a la América por las armas ("ya es preciso que me rinda j tu valor. pues. y por tanto la santi. la del reino de la metáfora. y así. remachados en parte por el Concilio de Trento y más presentes en la tradición hispánica. los hacen parangonables a los mayores beatos que en el mundo hubieran sido. 368 La religión Si la revaloración del pasado prehispánico y su incorporación -una vez cortado a la medida. sabio o rico: ninguna de estas virtudes lo sería de veras si a ellas no se agregara. pone en entredicho la gran justificación de la conquista.. ¡ no me podrás impedir que acá. de todo su momento histórico. En un mundo en que perduraron -por la estructura misma del primer siglo de la conquistatantos elementos de actitudes medievales. donde aparecen indios con plumas. Cuando esto hacen los cronistas. fuerte. y advierten los personajes americanos que aunque el demonio haya tergiversado las verdades divinas. así. un mundo. El poseer santos locales había sido desde siempre y en todos lados un motivo de justo orgullo (a la vez que tenía un aliciente económico).. obedecen sin duda a un deseo de glorificación de sus respectivas órdenes. ¡ mi albedrío con libertad más crecida adorará mis deidades! O al Occidente: . "El buen árbol se conoce por sus frutos".por quien muere.a la cultura barroca novohispana fue una base necesaria de sustentación.enamorado de su imagen -la Naturaleza Humana. Un mundo do_nde. en la loa. también lo fue. m'lntas y copiles. las crónicas abundan hasta la exageración en relatos de las vidas de varones muertos en olor de santidad. El Occidente y Europa.

tierra en que -como dice uno de ellos. Muchas imágenes se significan por algún milagro portentoso. La hiítioria de la Guadalupana sería a su vez ejemplo de muchas otras historias de imágenes milagrosas. en donde tenía ya un culto bastante extendido. Sobre esta base. falló indefectiblemente. en monasterios o hasta en las mitras (al morir el arzobispo criollo Dávalos.presencia de lo divino en estas tierras: la Virgen de Guadalupe. el que ahora les conocemos todavía. ¿ Por qué ella. "protomártir mexicano".' grafía de Catalina de San Juan -la "China poblana" escrita por el padre Ramos como el alegato explícito para su canonización. 370 que no necesitaban canonización de Roma ni aprobac:én de J. ya ella milagrosa. El sentimiento de orgullo es primero. habían ocupado un iugar importante en la época de la evangelización. la fabricación de un santo mexicano. Podemos ver en esa forma alegórica una referencia a un hecho real: después de la evangelización se les descuida hasta que las necesidades de la cultura barroca novohispana las redescubren en su nuevo sentido. el hombre se las arregla siempre para colmarla. como la Virgen de la Soledad en Oaxaca. se escribe una voluminosa biografía que lo dibuja como santo). r. Es importante señalar que buena parte de estas historias -de inspiración guadalupana las más de las veceshablan acerca de su abandono y del poco aprecio en que se les tuvo primero. habían ido arraigándose en determinados lugares de la Nueva España. Gregario López no logró afianzarse hacia la canonización. había avalado y sancionado el culto de reliquias e imágenes en una de sus últimas sesiones. es verdad. Quizá era tanta la milagrería en que estaban inmersos que difícilmente se podía distinguir la santidad verdadera. principalísima. ' Ella conjuga las aspiraciones de aquellos mexicanos y las cOlma sobradamente. Si a donde volvieran los ojos los novohispanos encontraban santidades. De todas estas devociones. el dominico Dávila Padilla.de su reposo en Tlalmanalco. pero debe tomarse en cuenta el hecho de la cercanía dé 'su santuario a la ciudad de México.¡quisición española. y aun pidiendo que se reprimieran los abusos. como la de los jesuitas. pero sólo en éste . los españoles se empeñaban en demostrar que no había nacido en México. un buen hombre. por ejemplo. encontraron hábilmente la salida en las imágenes milagrosas. pero también otras imágenes. que les daría un nuevo aspecto. y luego se encuentran las justificaciones necesarias. ligadas a algún hecho milagroso. En veces hubo alguna interferencia concreta. por otra parte. Pero. hasta que sus cualidades (es decir. la cultura barroca del siglo xvn y del xvm montaría una formidable máquina de historias y leyendas. beatificado en 1626 junto con los otros dieguinos muertos en Nagasaki. como queda dicho. y desde luego que tal deseo subyacente no significa que no creyeran firmemente lo que asentaban: que es diferente vivir inmerso en el mundo distorsionador de la metáfora a ser un mentido gesticulador. de simbolismos y alegorías. de que tanta necesidad se tenía. habría de bastar por sí misma para satisfacer el orgullo novohispano en cuanto a la-. y la-que de una manera más general atrajo la piedad popular. como en la desaparición del cuerpo de fray Martín de Valencia --el jefe de los primeros doce franciscanos. El Concilio de Trento. más que otras? No es este un libro de preguntas y respbestas. En otros casos se aparecieron imágenes. pero de ninguna manera satisfacía esa casi accidental beatificación de alguien prácticamente desconocido a la piedad novohispana. Cristos y Vírgenes. ya aprobada por la Inquisición de México fue prohibida por la española. san Felipe de Jesús. como un arbitrio más para conmover el alma de los neófitos. en beaterios. mientras. en casas particulares. en el caso del obispo Palafox: sistemáticamente se opusieron a la beatificación de quien había sido su aguerrido enemigo. pero st: la que reunió los mayores esfuerzos de escritores y teólogos. el particular interés de la Providencia sobre ellas) las hizo evidentes: hay entonces una especie de "revelación" al pueblo y al clero. En fin. Y nuestros criollos. sin embargo apuntaron firmemente a algunos personajes con el deseo explícito de lograr su canonización. Cuando hay una necesidad apremiante. otras podemos sospechar manos gachupinas."empezaba a dar frutos la religión". Otros casos son más explícitos: la muy voluminosa bio. No es la primera en tiempo. ayunos de santos propios. la de San Juan de los Lagos o la de Ocotlán en Tlaxcala. no obstante lo cual se le dedicó una capilla en la catedral de México y se inició la proliferación de historias y leye9das alrededor de su vida. otras agregan a ello su aparición. Tales o cuales de ellas. Sólo hubo uno. como el resucitar a un muerto. y a partir de ese momento empieza su gran culto público y la suma inmensa de sus milagros. por su parte. y lo peculiar de su historia. para desgracia del amor propio criollo. una. principalmente. indefectiblemente fracasaron.

dieron su forma a la historia que envuelve apariciones e imagen: las cuatro apariciones. institución que prolifera y se desarrolla en el siglo barroco. por la mayor del Orbe. de culto local a la región de la ciudad de México. y en verdad aquellos escritores. Sánchez y sus seguidores habían adornado la historia de la Virgen de todo lo necesario para su aceptación. de cada colegio. las rosas en invierno -aunque este país fuera "primavera inmortal"-. se llevó a las provincias más lejanas. y las obras pías eran expresión de ésta. en una pequeña comunidad indígena. No hubo iglesia mexicana que no dedicara un altar específico a la Virgen Morena y no pocas ciudades levantaron. Detrás de cada iglesia. la curación de Juan Bernardino.hubo una aparición de la misma Virgen y después la imagen. necesitaba creer en el milagro guadalupano: en ello le iba la vida. "Limosnas grandes. El sentimiento religioso llama a la piedad. para mal. el padre Sánchez. en fin. Tuvo una función en el momento de la evangelización. pasó el Pacífico a las Filipinas y -aunque ya no con éxit~ intentó cruzar el Atlántico hacia España y otros países. Don Francisco de la Maza ha hablado de "los cuatro evangelistas" de la Guadalupana. Hasta la presencia del indio y el recuerdo épico de la evangelización. del arte. La hermenéutica sobre la milagrosa imagen llegó a extremos inimaginables: cada detalle de la pintura sagrada tenía una explicación y un sentido. e indefectiblemente encontraban que no era. Ahora ya no se necesitaba: la presencia real de la Virgen en este suelo y el testimonio verdadero y presente de una obra divina en la humilde tilma del indio era motivo suficiente de orgullo exaltado. Así. para bien. ya en el siglo XVIII. la incredulidad de Zumárraga. Ésta es la parte del proceso que aquí interesa. el abandono y la "restauración". el patronazgo. se extendió a culto novohispano. A pesar de su excepcionalidad. pero sobre todas ellas por ésta. lo cree de verdad. adelante en el siglo XVIII rezaría del munífico José de la Borda el dicho popular: "Dios dando a Borda y Borda dando a Dios". santuarios locales para adorarla. satisfacía las necesidades de la Nueva España. que ya había sido motivo de informaciones y pareceres desde el siglo :XVI. poniendo un cuadro simbólico que cumplía magníficamente las urgencias hagiológicas del momento. de la economía novohispana. tomando su versículo de la escritura. y en esa su perfecta correspondencia con' las urgencias anímicas de tal momento y tal cultura estriba el éxito espléndido que pronto alcanzó -pero hasta este su redescubrimiento del siglo :xvn. pero desechada la duda. corazón cristiano". de cada convento. Para el siglo :XVIII Viera lo expresaría paladinamente: ¡Esta sólo puede llamarse dicha y titular a la América [esto es. todo. sólo confirmaba lo que ya estaba en la mente de todos. y a ti sola. La moral y las costumbres El ansia de sobresalir. era de veras el ombligo del mundo. no podía haber sido pintado por manos humanas ¿Engaño? Ciertamente no: cuando el hombre quiere de veras creer algo.la devoción guadalupana. por muchas razones. de cada hospital. corresponde a la sensibilidad barroca. el afán de grandeza de la cultura criolla dentro de la esfera de lo religioso se hace también sentir en la vida personal de aquellos hombres. de cada obra de arte que los adorna. ¿ Puede pensarse algo que pudiera colmar más el sentimiento criollo? De tiempo en tiempo juntas de pintores insignes analizaban el lienzo. empezando por el mayor de ellos. la Virgen de Guadalupe encaja dentro del esquema general. la tilma con el testimonio divino. tal vez. alcanzaría dimensiones desmesuradas. Nueva España] de dichosa! ¡Esta sólo es bastante para que se tenga a la América por la mayor parte del mundo. y la Nueva España de los siglos xvu y XVIII quería. la presencia del indio Juan Diego. y después fue "descubierta" por el mundo criollo y mestizo. sin duda. Al empezar el auge de la Guadalupana se recordó la disputa sobre la veracidad de la aparición. México encontraba un sustituto superlativo a los fallidos esfuerzos por canonizar hijos de la tierra. Lo religioso flotaba en el ambiente y no pocas veces adquiría desproporciones monstruosas. mantuvo un oscuro culto lo~al. Ciudad Mexicana. como testimonio de tal aparición. había dicho Balbuena. el culto guadalupano. está 373 372 . El "non fecit taliter omni nationi" que Benedicto XIV aplicara al milagro. y tocaba con singular penetración psicológica las fibras sensibles de todos los estratos de la población. pues no se lee de otras naciones en que haya hecho María Santísima aparición tan maraviJlosa! Apoyado en tan firme cimiento. México. que indefectiblemente hacía referencia a la realidad mexicana. que forjó todo un marco de tratados teológico-hermenéuticos a su alrededor. se fue com.

pero sí entendían que ese acto piadoso. A menudo también en la práctica de la moral y en los complicados problemas que surgían de la práctica religiosa. que el fenómeno del patronazgo. Al hacerlo cumplían primordialmente un acto piadoso. Ciertamente los patrones no pensaban -como dirían detractores posteriores. y satisface. más generalmente. levantaron por sí solos iglesias o colegios riquísimos.un patrón. en la Mixteca. a más de acto válido en sí mismo. como alabanza a Dios. pero quizá no encontremos en otras partes tanto como aquí esa reverencia llevada a extremos sorprendentes. como se insistirá más adelante. como el alma lo desea! Alegoría del sentimiento religioso. las llamas consumieron el depósito eucarístico. Junta también. era en abono de su salvación.que "compraban el paraíso" desembolsando para tales obras. que finalmente fue por procesiones de penitentes."""'' . Lo desproporcionado del sentimiento religioso no se da sólo. y hubo junta de sabios para resolver la manera de desagravio. Cuando un incendio inesperado redujo a cenizas la puebla de San Ildefonso. indisoluble de lo religioso. las actitudes desmesuradas que parecen prender sobre todo en Nueva España. la necesidad de fasto que tiene Nueva España toda. según Jiménez Si bien no debe olvidarse. pero también alcanzaban prominencia para ellos y para su tierra. sin darla toda. Ricos hombres hubo que dieron su fortuna entera para una de estas obras. Sor Juana cantaría en 1690 al patrón del templo de San Bernardo: Templo material. desde luego. Señor. y también procesio-nes penitenciales se resolvieron cuando -según nos relata el mali- 375 . que en el siglo XVI se habían especializado en organizar las comunidades indígenas para levantar los soberbios conventos que pueblan el país. en el fenómeno del patronazgo. Muy a menudo encontramos. en las diferentes facetas de esa esfera. Los religiosos. en los siglos siguientes se especializaron en conseguir patrones que pagaran las nuevas fábricas. que así se señala socialmente y se perpetúa ligando su nombre y su estirpe a una obra perdurable. Por ejemplo: la reverencia al pan consagrado es común a todo el ámbito católico. y muchos que. os dedica quien intenta que en el templo de su pecho tengáis perenne asistencia ¡Así sea. como toda buena obra. responde también a otros factores: satisface el orgullo del patrón.

que casi no hay biografía de religioso que no nos lo describa como absolutamente limpio de haber tocado a mujer alguna. que a sus ojos resultó "deshonesto ' por estar desnudo. Una vez. ayunos a agua y totopos. mandaría destruir los ladrillos y piedras que hubiese pisado.cioso Tomás de Santa María o Tomás Gage. y ahí mismo. hasta su propia cama había vendido antes de morir. Catalina de San Juan. dejó. joven o vieja: cuando tom6 posesión del arzobispado tardó meses en presentarse al virrey. a medio camino entre el club de señoras y 376 el convento. ropas rudas directamente sobre la carne. como en la Resurrección o en el Calvario. Se nos cuenta de un filipense que. las diversiones que le parecían moralmente malas: hasta llegó a pagar el "asiento" o arriendo de las plazas de gallos de la ciudad de México para impedir que se dieran las peleas. bajo excomunión mayor. azotinas públicas. él. También con accesos moralizadores hubo religiosos que se paraban a la entrada de las casas de' comedias para predicar contra los peligros morales de éstas. para prevenir el mal desde su origen existían los colegios de doncellas. propiciados por los prelados. pagados por los patrones y protegidos por los virreyes. a parar al hábito de una monja. desvelos. O de otro oratoriano que armó un escándalo cuando vio en una iglesia de monjas un relieve de San Lorenzo en el martirio. y en los conventos de monjas se aceptaban regularmente. caso ciertamente insólito en un arzobispo. siempre desproporcionado. donde tras muros y rejas se guardaba la virtud. Como si se tomaran el rábano por las hojas y al pie de la letra las palabras de los predicadores. Cilicios y disciplinas. y de tal modo temida su pérdida. en el coro. Cuando no había dinero suficiente o faltaban las necesarias licencias había que conformarse con beaterios. hermosa o fea. cuando murió. el año de. Los conventos de monjas. fosilizadas. Muchas instituciones repartían limosnas a día fijo y había cofradías que también lo hacían.en Portobello. de saber que esa orden hubiera sido violada. por un milagro. religiosos y prelados competían al quién da más. que entrara a él ninguna mujer. "niñas" que a veces ni profesaban ni se casaban y permanecían ahí. no obstante lo elevado de las rentas del arzobispado. tenía éxtasis frecuentes y recibió no pocas veces visitas de personajes sagrados. el mismo arzobispo Aguiar y Seixas trató de impedir. y lo desor- 377 . con el mismo fin. y no sólo por vía del patronazgo. la castidad era de tal modo estimada. siendo muchacho. un oratoriano dejaba voluntariamente que le picaran chinches y pulgas. como se ve. por su parte. la desnudaron y quemaron el hábito. Proliferaban y crecían hospitales -de los que la Nueva España tuvo una cantidad ciertamente muy alta. posturas incómodas mantenidas por largo tiempo.para los enfermos carentes de familia: incluso especializados. Así como la pureza y castidad se hacían excesivas en no pocos. las hostias del copón fueron. desde su cargo de capellán del Amor de Dios se las areglaba para dar limosnas en cantidades considerables. fundadas por píos ciudadanos o por preocupados obispos: en ellas se guardaban -a veces a la fuerza. Muy de la época fueron las diversas "casas de recogidas". por no tener que ver a la virreina. donde muy cuidadas vivían las muchachitas carentes de familia que pudiera atenderlas convenientemente. no levantaba nunca la vista para mirar a una mujer. Sin duda la abundancia y lo insólito de los milagros. y la beata lo echaba de sí -al propio Cristo--. El desorbitado Aguiar y Seixas. con toda clase de manjares espirituales y un regular pasar material. así fuesen las de sus hermanas. como el de San Hipólito para locos y el del Amor de Dios para enfermedades venéreas (ambos fundaciones del siglo XVI'. mientras se hincaba para reverenciarla. preparándose para tomar marido o el velo. En el ámbito de lo moral. En fin. así fuera afanadora. proliferaban. la caridad limosnera alcanzaba en otros alardes curiosos. El arzobispo Aguiar y Seixas. Algunos usaban de mortificaciones más desusadas y desaforadas: Catalina de San Juan se ponía chinas en los zapatos para que le lastimaran al caminar y se colgaba de los cabellos. reprendiéndolo por no presentársele debidamente vestido. y decía que. Todos esos actos de práctica moral y ascética. aunque sin perder aquel nombre. y aun las cultivaba a propósito. una gran cantidad de deudas. Cristo se le solía presentar desnudo. El ilustre don Carlos de Sigüenza. eran desproporcionados. las gastó todas en su manía limosnera.mujeres de la vida airada en trance de reformarse. 163 7 un ratón se comió la hostia que éste acababa de consagrar. Las formas de mortificación corporal también se hacían exageradas. por cuantos medios pudo. la beata poblana que se intentó canonizar. Particulares. pasaba dentro de su casa sus enfermedades en silencio para evitar que lo tocaran manos femeninas al ponerle remedios. desde que se instaló en el palacio arzobispal prohibió. o que procuraban entierro decente a quien no tenía en qué caerse muerto.

No en balde la retórica formaba parte indefectible en los curricula de todo colegio.hitado de las obras pías y penientencias son formas de la religiosidad novohispana. de las damas de los prelados. como quien va a la ópera. y demás. dedicación de un templo. iban como quien va a un espectáculo. la milagrería y la piedad. Lo que aquí importa señalar es que. de negocios fraguados en las altas esferas civiles y religiosas. para beneficio de quienes no los habían escuchado. pero para las ocasiones señaladas se convertía en pieza literaria de gran importancia. Balbuena. La importancia de la predicación tenía una larga y prestigiosa historia en el mundo cristiano. pero tampoco se piense. y en la formación de un sacerdote ocupaba lugar preeminente el adiestramiento para hablar en público. los doctos. en su forma cotidiana.) Y todas las órdenes competían entre sí y con el clero secular por su brillantez en el púlpito. no siendo Nueva España el dechado de virtudes que sus cronistas religiosos quieren presentarnos. recuérdese. de entendimientos entre monjas y monjes. Tener fama de predicador eminente daba a un religioso todas las ventajas. Pero los mismos autores que tanto alaban las virtudes criollas nos dejan entrever también otras cosas. sí se 378 tT movían dentro de ese aire impregnado de religión. los jesuitas. alegorías. de cómo los párrocos se hacían de dinero extorsionando a los indios de su feligresía. obispos o prohombres. 379 . entendían las sutilezas y las finezas del sermón. reafirmación de las virtudes morales y fustigamiento de las desviaciones. el sermón era lazo de unión de la comunidad. Los sermones eran la forma pública más socorrida para reafirmar las virtudes religiosas. en que participaban las mismas virreinas. después de enumerar infinidad de pasatiempos de la ciudad de México. el nombre de "Predicadores". de los vicios y corrupción existente y de cómo se llegaba hasta el asesinato por cumplir un capricho. por no entrar con la cautela precisa". al referirse a los tan celebrados y frecuentados baños del Peñón reflexiona: "Muchos no salen como entran de los baños. Si los dominicos habían tomado. otros. y muchos piadosos señores novohispanos tuvieron una numerosa descendencia de hijos naturales. El público asistía a oírlos con verdadera fruición. era la didáctica. y desde luego los sermones de Semana Santa. profundamente teológica. en náhualt. aunque ciertamente mojigata. Los hombres más distinguidos se disputaban el honor de ocupar el púlpito en las grandes iglesias y en las grandes ocasiones: canonización de algún santo. que fue sin duda tan santa y tan pecadora como cualquier otra. J que yo no alcanzo y sé. proclamación de un patrón. En español. satisfacciones y reconocimiento. Gage era de muy mala fe. nos habla de las comilonas abundantes y delicadas que los priores solían darse y dar a sus invitados. Julián Gutiérrez Dávila en sus Memorias históricas de la Congregación de San Felipe Neri. desde su fundación. honras fúnebres por la muerte de reyes. La función primera del sermón. Algunos. que establecía paralelismos. (La prohibición de predicar sin licencia. no pocas veces terminaban en escándalo. de la pasión por el juego de naipes o de dados. en otomí o en las otras lenguas indígenas. al fin clérigo: "Sin otros gustos de diverso trato. similitudes simbólicas. incluso podía traerle -como en el caso del célebre Sariñana. oposiciones. especie de francotirador malévolo. al alaba'r el Paseo de Chalco se deja ir una exclamación significativa: "¡Oh. Tomás Gage. sino de oídas: / y así los dejo al velo del recato". los más. por eso. si la malicia humana no profanara semejantes parajes que más incitan a bendecir a Dios que a ofenderlo!" La misma existencia de las rasas de recogidas nos habla de lo extendido de la prostitución. fue el origen de su enconada disputa con el obispo Palafox. adquirían las formas desorbitadas a que se ha hecho referencia. Y suma y sigue: los ejemplos serían interminables. desde su llegada a la Nueva España se habían distinguido por lo brioso de sus prédicas y por la importancia que les concedían. de la buena vida que había en los conventos. pero no necesariamente mentiroso. como si hubiera querido dejar a la posteridad más bien la imagen de la piedad desaforada y borrara toda traza de lo demás. personas de la familia real. visiones extáticas y actitudes piadosas y que la mojigatería. referencias a la virtud de los personajes exaltados. en encubierto elogio agrega. Los sermones importantes fatigaban pronto las imprentas y salían a ·la luz pública. que echaba mano de los textos sagrados y de los célebres autores cristianos. lo que pasa es que la pacata Nueva España fue avara en relaciones que nos contaran de su vida íntima. de que disfruta sin necesidad de entender todo lo que se dice. virreyes. de los confesores que encornudaban a los maridos de sus hijas de confesión. Nos habla de la ligereza de cascos de señoras y doncellas. en una mayor santidad de esa época y lugar. cuando se daban.una mitra. a Tacubaya o Santa Anita. Viera. Las jiras a San Agus-' tín de las Cuevas.

Las regulaciones del ayuntamiento se hacen más y más pur:ttillosas: califican la distribución de agua. y quizá a los de hacendados que cosechan granos para consumo de la masa urbana. que hacen y deshacen en el Ayuntamiento. La vida urbana Una de las grandes novedades de la cultura del siglo barroco novohispano. La cultura.se establece por cauces normales. trato y conversación con otros hombres cultos y leídos.. La cultura del siglo XVI había tenido un tono rural: ahí.establecer su poder a base de las posesiones de tierras. el empedrado. La nueva ciudad no responderá más a sus intereses. producirá catedrales. certámenes poéticos.~· y perpetuidad de autor. pues. es orgullosa de sí misma e intentará una hegemonía sobre el territorio novohispano. Los conquistadores intentaron -a remedo del viejo señorío europeo. La cultura criolla será urbana principalmente. La ciudad. ceremonias y saraos. Los solos títulos bastan para dar idea dt> su contenido: El vice Dios de la tierra a el vice Dios del cielo. El tono de Nueva España del siglo XVI es fundamentalmente rural. El cabildo define sus funciones y su relación con virrey e Iglesia. ahora en una forma que podríamos llamar de "empresa moderna". colegios. escritores. o ya francamente del xvu: los Torquemada. academias. Frente a ellos la imagen de los frailes escritores del paso de ese siglo. sus comunida- des con sus repúblicas de indios. los gremios son pieza integrante y fundamental del orgamsmo urbano: sus veedores y jueces son simultáneamente oficiales del ayuntamiento. ya encomendadas. . Dávila Padilla o Grijalva son hombres asentados. La población rural es altísima todavía a raíz de la conquista.sus pesados legajos a lomo de tameme de un lado para otro. y con sus propiedades comunales. capillas de música y música profana en los estrados de las casas ricas o en las trajineras que pasean a damas y caballeros hacia Chalco. conventos de monjas y capillas. es el cambio del campo a la ciudad. v. los lu- 380 381 . que pronunció en 1725 Julián Gutiérrez Dávila e imprimió José Bernardo del Hogal. se organiza. que es ella misma ya producto típico citadino. ya en plena mi~ tad del siglo XVI la ciudad de México. que poco se mueven de sus conventos. Cierto. y por eso mismo refinada. su soberbia obra. sino a los de la nueva clase burguesa -o burguesa ennoblecida-. Las cosas cambiarían más adelante. En el siglo barroco el tono de Nueva España vendrá a ser en especial urbano. para la ciudad. El abasto de la ciudad -no hay que olvidar que haciendas y estancias producen. Se prevén los accidentes y los abusos por medio del pósito y de la alhóndiga. Protegiéndose a sí mismos. Para evocarlo podemos retener la imagen de un Motolinía o de un Las Casas. cuando la raza de los encomenderos toca a su fin. viajeros incansables. tratada como un objeto precioso. del siglo barroco tendrá un marcado tono citadino: en vez de conventos fortaleza. parroquias. . Santa Anita o Xochimilco. oración panegírica en glorias del esclarecido patriarca san Felipe Neri y en debida acción de gracias por la exaltación al s. los conventos fortaleza. Es verdad que el campo subsiste con su personalidad propia y con sus estructuras tradicionales. sus gobernadores y sus caciques. sus cofradías tienen reconocimiento eclesiástico y sitio en la catedral. inestables hasta la exageración. Pero ese intento fallido es un claro interés de los encomenderos hijos de conquistadores. pero que se define más tarde. De ella tomará cada vez más elementos. por otra parte. universidad. cargando -ellos. donde tienen a mano bibliotecas y archivos. Pero si en pleno siglo XVI la ciudad se desdibujaba frente a la vida rural. Las ciudades antiguas que persisten con una población elevada ( Cholula o Tlaxcala. el Cabildo de México sueña con enviar diputados a cortes y quedar así reconocido como cabeza de un reino más de los de la corona de Castilla y Aragón. por ejemplo.olio de san Pedro en el señor Benedicto XII 1 . gr. Los gremios ven expedidas o reformadas sus ordenanzas y establecen todo ese sistema complicadísimo que permite ascender a un aprendiz a los grados de oficial o maestro. El modo de produccién es rural y su expresión lógica es la institución económica más importante del siglo XVI: la encomienda. poemas y escritos que se leen en reuniones donde se comentan. ahora será el campo el que en cierta forma se desdibujará frente a la vida urbana. Es la nueva ciudad donde se definen sus intereses particulares y aun contrarios a los del campo.) son centros de regiones agrícolas: no tienen una vida en esencia diferente a las comunidades menores. la "derezadera" o alineación de las casas. La obra de evangelización es una obra que se realiza sobre todo en el campo. que están un día en un sitio y poco después en otro. palacios urbanos. ya propias. y ella se constituirá en su modelo. que se gesta desde fines del siglo XVI. Jamaica. por ejemplo.

por los mediados del siglo XVI. sin embargo. Allá goce su plata el avariento si el cielo se la dio. La raza de los conquistadores desapareció prácticamente del mapa. más que por el acopio solo de población. a poder de ayunos. Se estaba gestando toda una cultura citadina que quizá se había iniciado desde los tiempos de Cervantes de Salazar y la fundación de la Universidad -fenómeno citadino. El mismo refinamiento en la cultura puede entenderse en parte como el deseo de ser alguien. el novohispano llevará adelante ese esfuerzo grandioso por conseguir que . como víctima de una maldición por sus excesos. Bernardo de Balbuena. los mercados. mentira.ella condiciosos. Dorantes de Carranza puede listar sin dificultad los pocos descendientes que en su tiempo había de conquistadores o primeros pobladores. recibir es servidumbre". dirá en su poema: Pueblos chicos y cortos todo es brega. . de ver con ojo receloso aquellos tiempos "bárbaros". Mayorazgos y títulos del siglo XVI perduraron también pocos. tal el caso de los Guerreros o de los condes de Santiago. estos refinados en el habla que nos describe el doctor Cárdenas.. Un soneto anónimo de principios del siglo XVII expresa ese problema: Minas sin plata._Jectos de la vida urbana. para contrarrestar sus inseguridades. adonde si hay salud en cuerpo y alma ninguna cosa falta al pensamiento Y si el agustino fray Miguel de Guevara llegó a las más altas cimas de la poesía mística en su retirado convento de Michoacán. sin verdad mineros. como se ha explicado antes. en general advenedizo. Fue característico de Nueva España que los linajes surgieran y desaparecieran con igual facilidad. mercaderes por. resiente en su interior una tacha que mucho le agravia: su carácter. en aquellos que sentían íntimamente una carencia en su individualidad. conseja. caballeros de serlo deseosos: con toda presunción bodegoneros Una vez más. agregaban a ésa la inseguridad de su propia y personal condición. y mil y otros as. Por último. y ponga en adorarla su contento 382 que yo en México estoy a mi contento. como fuentes o paseos. los alguaciles del orden público.. no es esa su poesía de ninguna manera reflejo de su alrededor. El criollo de la ciudad. Apenas tienen el dinero suficiente instituirán mayorazgos y comprarán títulos de nobleza. Así. cuyos valores se oponen en buena medida a los del campo. que por sí solos permiten apreciar hasta qué punto la ciudad podía calificarse propiamente de tal. pero cuyos abuelos vivieron en la inopia. tendrán por modelo las obras citadinas. cuento. de gusto delicado que elogia Arias de Villalobos. ya de por sí inseguros en su condición de ser o no ser europeos. refinado y orgulloso. Criollos nostálgicos de los tiempos épicos de la conquista y la evangelización. gares públicos. que había sentido en carne propia el "destierro" en un lugar pequeño y aislado. de trato amable y pasión por los deportes y diversiones que presenta Rosas de Oquendo. y apegándose al lema de "dar es señorío. toda una cultura de ciudad.. sino recuerdo del ámbito de ciudad en que se había cultivado.. Es la cultura de los criollos. envidia y lo que aquí se llega. a veces aliados a nobleza rancia venida de España. . reflexivos como son: que ésa es su cualidfld o su defecto mayor. esos hombres. chisme. que tan característico es de los nuevos tiempos. las vinaterías y pulquerías. y que terminará imponiéndose y dando el tono a toda la cultura novohispana. tal como llegaron a pensarlo los escritores de principios del siglo XVII. murmuración. las panaderías -en esa antiquísima lucha por conseguir que los panaderos hagan el pan al peso y precio debidos-. siguiendo el viejo dictado de "no hay señor sin tierra" . ·~:). De modo que el grueso de los ricos citadinos era de origen más bien oscuro. pero que no dejarán. pero que hacia fines de ese siglo y principios del siguiente tomaría realmente forma. por lo completo y complejo de su estructura. adquirirán tierras con el dinero habido en otros quehaceres. criollos cuyos padres habían sido muy ricos. pondrán sus caudales al servicio de las obras pías y serán grandes limosneros y patrones de templos. Frustrado el proyecto de ·vida señorial y teocrático del siglo XVI. los hombres de la centuria siguiente abandonarán las experiencias que en la cultura había hecho ese siglo y preferirán la modernidad culta del renacimiento en su forma manierista. . Y como consecuencia hay un ansia de caballería y señorío. Para comprender la magnitud del fenómeno' baste apuntar aquí que será ese manierismo el que se convertirá en barroco y de las ciudades se extenderá al campo y dará lugar a formas populares que.

sino todo lo contrario. hacia los finales del siglo XVI y especialmente a partir del xvn. la idea de Zumárraga. sus miembros son hombres que. ella constituye la única puerta -con la carrera eclesiástica. pertenece por ese solo hecho a una comunidad equiparable en casi todos sus aspectos a una orden de caballería. ·trato. un carácter o tono reflexivo (que tan diferente las hace de sus batalladores y activísimos abuelos). Hará del todo de la vida urbana ("origen y grandeza de edificios. colegio de Tiripitío. es "alguien". dada la presencia de otras instituciones de enseñanza y~ existentes. colegio de Santa Cruz de Tlatelolco. caballos. letras. necesitados de justificarse como alguien en el mundo. preocupado por un problema de preeminencia tanto como por la suerte de sus caudales. la Universidad no sólo es elemento fundamental en un decorado indispensable a la vida novohispana. virtudes. la U niversidad cumple otras funciones muy en consonancia con las necesidades anímicas de Nueva España. el ambiente criollo y citadino no podría en- tenderse sin la presencia de ese foco de donde irradian tddas las luces y de ese estrado en donde se escenifican los brillantes actos académicos (desde las defensas de tesis hasta las repeticiones de lecciones. incluso en su afán de preeminencia y de jurisdicción territorial. que en tanto se le asimila. y entre nuestros criollos. o será el estudioso empedernido que pasará noches en claro en un afán neurótico de cultura. y se convierte en una de sus expresiones más propias. en una sociedad como aquélla. sobre todo el graduado. pasando por las oposiciones y las tomas de posesión de cátedra) . o el asceta desproporcionado. La cédula misma de fundación habla de "una Universidad de todas ciencias en donde los naturales e hijos de los españoles fuesen instruidos en las cosas de nuestra santa fe católica y en las demás facultades . La vida de la Academia Mexicanensis está en todo y por todo ligada a la misma ciudad de México. entre otras cosas y a falta de otras cosas. y ésta no es nada despreciable. Universidad. que ~e va acentuando a medida que la conciencia criolla misma se define y adquiere sus formas propias de manifestarse. La primera preocupación educativa a raíz de la Conquista se enfocó hacia los indios: capilla de San José de los Naturales. los coloridos certámenes poéticos o las representaciones teatrales. Para el nuevo novohispano.para un ascenso social de las clases bajas. de donde resulta que el universitario. o aun a los mestizos: colegio de San Juan de Letrán ( 1529). variedad de oficios") una verdadera obra de arte: lo que se manifiesta desde un platillo suculento o una mascarada hasta la construcción de una catedral. de don Antonio de Mendoza y sobre todo de la Ciudad es la de atender a los españoles nacidos en México. Pero desde que se hacen gestiones para la Universidad.. un mestizo y -aunque con más dificultad.a un mulato. y en ninguna de las otras fundaciones se había citado a los hijos de españoles. y la Universidad será el abrevadero de que se sienten tan apremiados. cumplimiento. sino que tiene otra función de la mayor importancia: es un factor de dignificación social. segunda de América por fecha de la cédula que le dio origen en 1551. "caballeros de serlo deseosos". y ésa es su función más obvia. como se mostrará más adelante. Si al momento de la fundación casi la única justificación para crear tales Estudios Generales era la de instruir criollos. que finca su orgullo. Un grado universitario da preeminencia social. colegios y estudiantes La Universidad mexicana. Pero aparte de ésa estrictamente académica y que se justifica y entiende por sí misma. como se ha dicho. calles. primera por la fecha de apertura de sus cursos en 1553. el despilfarrador desmedido en fiestas y saraos. en su refinamiento y en sus letras. por serlo. El miembro de la Academia. Desde el punto de vista social la función de la Universidad va todavía más lejos: en una sociedad estratificada en forma relativamente estática. A pesar de la "criollización" de la Universidad.la realidad se conforme a sus sueños e ideales. donde se formen los letrados o los médicos necesarios a la tierra. tienen el prurito de la cultura. Más todavía. Será el patrono munífico de templos y conventos. la Universidad resulta una institución indispensable. y a pesar de la aparición de requisitos como la limpieza de sangre para matricularse. 385 384 . ésta no dejó nunca de ser el instrumento mágico capaz de convertir en caballero a un indio. Las generaciones que ya se pueden calificar de indudablemente criollas tienen. responde desde su erección a lo que ya podríamos llamar una incipiente necesidad criolla. se entiende la existencia de una hidalguía de las letras. ".. o el hombre de mil cortesías y puntos de honor. La idea de crear una universidad viene de la necesidad de tener en Nueva España un centro de educación superior.

cor~~gen.de corta vigencia. A-cordes con su tiempo. reza la orla de su sello.fEX!CO. Pero esa reunión de maestros y alumnos juntos para defenderse y ayudarse se había combinado también desde la Edad Media con una instanCia eclesiástica: a cambio de gozar del apoyo papal. De ahí· un elemento importantísimo de autonomía y de gobierno colegiado con participación estudiantil. canónigo de la catedral. Unas tienden más. del virrey Cerr. sino de una nacida expresamente de cédula real y bajo el patronazgo real: "manu regia conditae". vicios de la práctica particular del momento en que f~eron expedidas. A partir de entonces la Universidad vivió un vaivén continuo de constituciones y ordenanzas . De una manera u otra. cierran los cargos administrntivos a los religiosos de las órdenes monásticas: la lucha de lqs obispos y del clero secular contra los frailes se da por doquiera.os. las constituciones entran en los más míniri}. a mantener la autonomía de gobierno. se hacen flexibles a la vista de la situación real. y CONSTlTVC ION!.a medida que avanzó el tiempo las proporciones se invirtieron. Portada de la primera edición de las constituciones de la Uniyersidad rle Palafox. entre la autonomía y los fueros universitarios. al rechazar definitivamente la creación de un clero vernáculo. definía Alfonso el Sabio a la Universidad. tanto más cuanto que se le dieron por primeras constituciones las de Salamanca. Y además. De esa tradición medieval deriva directamente la de México. de maestros o de escolares que es hecho en algún lugar con voluntad e entendimiento de aprender los saberes". a más de ESTATVTOS. del rector Villanueva y Za~ta ( 1589). mano real". 111 tipo de la carta del banquete que debe ofrecer un graduado. las pestes y las dificultades económicas dieron al traste con ese semi~ nario. desde un principio el virrey Velasco expidió ordenanzas que las completaban o las modificaban. afectadas todas por la interferencia del virrey -vicepatrono.S REALES. del virrey Cadereyta ( 1637).ciones con el poder público: constituciones del oidor Farfán ( 1580). La representación de la Universidad se materializa en el rector. por ejemplo. otras a lo contrario. del procurador Juan de Castilla ( 1596). Real y Pontificia. abrogadas unas por las siguientes. que se definía cada vez más como criollo: la puntilla vino a ser el. Como las constituciones salmantinas no eran en todo aplicables a la situación de Nueva España. su cabeza visible. las universidades habían aceptado una especie de fusión con las escuelas episcopales ---"a las que habían desplazado-. confirmadas por el claustro en 1649. de 1645. unas. detalles de la vida universitaria. Tercer Concilio Mexicano de 1585. toda la vida institucional de la Academia Mexicana está así marcada por un difícil equilibrio -roto a veces. hasta indicar. las constituciones del visitador obispo Palafox. cierto. y la presencia del poder civil y eclesiástico. entre ellas las de Palafox. que se traducía en que el cancelario (que otorgaba precisamente los grados) era el maestrescuela.entre el "ayuutamiento de maestros y escolares" y la "conducción de. estatutos del arzpl:Jispo Moya de Contreras ( 1588). ","static_promo_banner_cta_url":"https://www.scribd.com/"},"eligible_for_exclusive_trial_roadblock":false,"eligible_for_seo_roadblock":false,"exclusive_free_trial_roadblock_props_path":"/doc-page/exclusive-free-trial-props/324861406","flashes":[],"footer_props":{"urls":{"about":"/about","press":"/press","blog":"http://literally.scribd.com/","careers":"/careers","contact":"/contact","plans_landing":"/subscribe","referrals":"/referrals?source=footer","giftcards":"/giftcards","faq":"/faq","accessibility":"/accessibility-policy","faq_paths":{"accounts":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246346","announcements":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246066","copyright":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246086","downloading":"https://support.scribd.com/hc/articles/210135046","publishing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","reading":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246406","selling":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246326","store":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","status":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/360001202872","terms":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246126","writing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","adchoices":"https://support.scribd.com/hc/articles/210129366","paid_features":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","failed_uploads":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210134586-Troubleshooting-uploads-and-conversions","copyright_infringement":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210128946-DMCA-copyright-infringement-takedown-notification-policy","end_user_license":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129486","terms_of_use":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129326-General-Terms-of-Use"},"publishers":"/publishers","static_terms":"/terms","static_privacy":"/privacy","copyright":"/copyright","ios_app":"https://itunes.apple.com/us/app/scribd-worlds-largest-online/id542557212?mt=8&uo=4&at=11lGEE","android_app":"https://play.google.com/store/apps/details?id=com.scribd.app.reader0&hl=en","books":"/books","sitemap":"/directory"}},"global_nav_props":{"header_props":{"logo_src":"/images/landing/home2_landing/scribd_logo_horiz_small.svg","root_url":"https://www.scribd.com/","search_term":"","small_logo_src":"/images/logos/scribd_s_logo.png","uploads_url":"/upload-document","search_props":{"redirect_to_app":true,"search_url":"/search","query":"","search_page":false}},"user_menu_props":null,"sidebar_props":{"urls":{"bestsellers":"https://www.scribd.com/bestsellers","home":"https://www.scribd.com/","saved":"/saved","subscribe":"/archive/pmp_checkout?doc=324861406&metadata=%7B%22context%22%3A%22pmp%22%2C%22action%22%3A%22start_trial%22%2C%22logged_in%22%3Afalse%2C%22platform%22%3A%22web%22%7D","top_charts":"/bestsellers","upload":"https://www.scribd.com/upload-document"},"categories":{"book":{"icon":"icon-ic_book","icon_filled":"icon-ic_book_fill","url":"https://www.scribd.com/books","name":"Books","type":"book"},"news":{"icon":"icon-ic_articles","icon_filled":"icon-ic_articles_fill","url":"https://www.scribd.com/news","name":"News","type":"news"},"audiobook":{"icon":"icon-ic_audiobook","icon_filled":"icon-ic_audiobook_fill","url":"https://www.scribd.com/audiobooks","name":"Audiobooks","type":"audiobook"},"magazine":{"icon":"icon-ic_magazine","icon_filled":"icon-ic_magazine_fill","url":"https://www.scribd.com/magazines","name":"Magazines","type":"magazine"},"document":{"icon":"icon-ic_document","icon_filled":"icon-ic_document_fill","url":"https://www.scribd.com/docs","name":"Documents","type":"document"},"sheet_music":{"icon":"icon-ic_songbook","icon_filled":"icon-ic_songbook_fill","url":"https://www.scribd.com/sheetmusic","name":"Sheet Music","type":"sheet_music"},"summary":{"icon":"icon-ic_globalnav_snapshot","icon_filled":"icon-ic_globalnav_snapshot_fill","url":"https://www.scribd.com/snapshots","name":"Snapshots","type":"summary"}},"nav_categories":["mixed","book","audiobook","magazine","document","sheet_music"],"selected_content_type":"mixed","username":"","search_overlay_props":{"search_input_props":{"focused":false,"keep_suggestions_on_blur":false}}}},"recommenders":{"related_titles_recommender":{"ids":[311926245,267327107,139618363,63952424,347692465,295316388,161518914,390148352,116070186,217835933,60926764,73064025,340670555,258716646,126498564,390137689,296103900,200814968,192814686,284212911,382371410,227387059,308771979,227810633,102496733,236655289,237233557,237150496,204963066,362622512,329334099,386585348,386526560,329332217,329332276,329332265,329334066,323647742,325161387,324429012,327005414,324429550,325161349],"title_link":null,"title":null,"track_opts":{"compilation_id":"tDXo94SXWmp9vOk6P+HyYujHOzs=","module_id":"6PVmtlzqnZAqiVDcu3K1RHMXlqw=","widget_name":"right sidebar","track_id":"flattened_recommender"}},"footer_recommenders":{"recommenders":[{"ids":[311926245,267327107,139618363,63952424,347692465,295316388,161518914,390148352,116070186,217835933,60926764,73064025,340670555,258716646,126498564,390137689,296103900,200814968,192814686,284212911,382371410,227387059,308771979,227810633,102496733,236655289,237233557,237150496,204963066,362622512],"title_link":null,"title":"Documents Similar To Del barroco a la ilustración_JorgeAlbertoManrique.pdf","track_opts":{"compilation_id":"tDXo94SXWmp9vOk6P+HyYujHOzs=","module_id":"YTM3WJIQuw+x2nttxdrbqJftIyc=","widget_name":"document_carousel"}},{"ids":[329334099,386585348,386526560,329332217,329332276,329332265,329334066,323647742,325161387,324429012,327005414,324429550,325161349],"title_link":null,"title":"More From Manuel Fuentes","track_opts":{"compilation_id":"tDXo94SXWmp9vOk6P+HyYujHOzs=","module_id":"cfgk6Xl4h3tEAgcwp/JU+UzcErQ=","widget_name":"document_carousel"}}]},"seo_new_docs_recommenders":{"recommenders":[]},"documents":{"60926764":{"type":"document","id":60926764,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/60926764/149x198/8809ed4bb1/1337573744?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/60926764/298x396/44840d04ed/1337573744?v=1","title":"Ensayo - La educación en México","short_title":"Ensayo - La educación en México","author":"Dania Leon Vargas","tracking":{"object_type":"document","object_id":60926764,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"k8wnDO0QdwyINjVZTGnA2dEffyo="},"url":"https://www.scribd.com/document/60926764/Ensayo-La-educacion-en-Mexico","top_badge":null},"63952424":{"type":"document","id":63952424,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/63952424/149x198/d88971d8d9/1334320720?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/63952424/298x396/3bfb05ad1f/1334320720?v=1","title":"Abdicación","short_title":"Abdicación","author":"laurareyes_reyespedraza","tracking":{"object_type":"document","object_id":63952424,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"SDZl3JM2dRxoqj6q10FVGhgrRjk="},"url":"https://www.scribd.com/document/63952424/Abdicacion","top_badge":null},"73064025":{"type":"document","id":73064025,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/73064025/149x198/e1eddbc351/1386090961?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/73064025/298x396/339cd2fbd6/1386090961?v=1","title":"Tlicuauhtlacupeuh ","short_title":"Tlicuauhtlacupeuh ","author":"chepejhs","tracking":{"object_type":"document","object_id":73064025,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"tRLVTA2tefxQbM9YdZ9z0t6ueb0="},"url":"https://www.scribd.com/document/73064025/Tlicuauhtlacupeuh","top_badge":null},"102496733":{"type":"document","id":102496733,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/102496733/149x198/450a9daf46/1401098417?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/102496733/298x396/41e0d1d51c/1401098417?v=1","title":"6º ex diagnostico-z","short_title":"6º ex diagnostico-z","author":"Noe Cruz Marino","tracking":{"object_type":"document","object_id":102496733,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"DlgNOQKXedzxIjluEh6zF3mwJic="},"url":"https://www.scribd.com/document/102496733/6º-ex-diagnostico-z","top_badge":null},"116070186":{"type":"document","id":116070186,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/116070186/149x198/9caad9b0ee/1388521902?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/116070186/298x396/c2f51ce9be/1388521902?v=1","title":"Etimoloigía de Guadalupe","short_title":"Etimoloigía de Guadalupe","author":"EUTOPÍA MÉXICO","tracking":{"object_type":"document","object_id":116070186,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"8tf2IliHvXYEbMwLLagw8TKoaZQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/116070186/Etimoloigia-de-Guadalupe","top_badge":null},"126498564":{"type":"document","id":126498564,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/126498564/149x198/73ed255032/1361409672?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/126498564/298x396/7fd3208d65/1361409672?v=1","title":"Reporte 9","short_title":"Reporte 9","author":"Alejandro Hernandez","tracking":{"object_type":"document","object_id":126498564,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"7Yg/+MELVRnD00EqI9VLXCe4/X4="},"url":"https://www.scribd.com/document/126498564/Reporte-9","top_badge":null},"139618363":{"type":"document","id":139618363,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/139618363/149x198/822dd9960f/1367796820?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/139618363/298x396/4dfba9d9a9/1367796820?v=1","title":"Historia 1","short_title":"Historia 1","author":"Beto Rendon","tracking":{"object_type":"document","object_id":139618363,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"/NImXbTmG4pN94aTiptzMwrBKZQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/139618363/Historia-1","top_badge":null},"161518914":{"type":"document","id":161518914,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/161518914/149x198/7e81f4ca7a/1393038604?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/161518914/298x396/51971b0279/1393038604?v=1","title":"Examen de Diagnost. 2013 Hist.mex.2","short_title":"Examen de Diagnost. 2013 Hist.mex.2","author":"antonio0212","tracking":{"object_type":"document","object_id":161518914,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"MTuttIY9gj5ofjDsjGJEkcPDGYY="},"url":"https://www.scribd.com/document/161518914/Examen-de-Diagnost-2013-Hist-mex-2","top_badge":null},"192814686":{"type":"document","id":192814686,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/192814686/149x198/10fbd11a70/1445468129?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/192814686/298x396/3a553daea6/1445468129?v=1","title":"Guillermo Tovar_El Unicornio o El Mundo Barroco Novohispano Siglo XVII","short_title":"Guillermo Tovar_El Unicornio o El Mundo Barroco Novohispano Siglo XVII","author":"Daniel Morón","tracking":{"object_type":"document","object_id":192814686,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"Z1YF/OYZkXa+033XO3HeI3VyQto="},"url":"https://www.scribd.com/document/192814686/Guillermo-Tovar-El-Unicornio-o-El-Mundo-Barroco-Novohispano-Siglo-XVII","top_badge":null},"200814968":{"type":"document","id":200814968,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/200814968/149x198/9f94915bb8/1429295887?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/200814968/298x396/c09e7580ac/1429295887?v=1","title":"Arte y Cultura","short_title":"Arte y Cultura","author":"3eunice3","tracking":{"object_type":"document","object_id":200814968,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"e4dVzmnx4XOikMcbaT9rQ3QHmvc="},"url":"https://www.scribd.com/document/200814968/Arte-y-Cultura","top_badge":null},"204963066":{"type":"document","id":204963066,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/204963066/149x198/cfe6cd13d8/1391639665?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/204963066/298x396/f7da798e38/1391639665?v=1","title":"2","short_title":"2","author":"AbsoluTamente Austria","tracking":{"object_type":"document","object_id":204963066,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"eCZWfmfQPFBccHTAhY8Xx8Xzp+k="},"url":"https://www.scribd.com/document/204963066/2","top_badge":null},"217835933":{"type":"document","id":217835933,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/217835933/149x198/adecfbebe6/1397326297?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/217835933/298x396/4dd0a912c0/1397326297?v=1","title":"William Spence Robertson","short_title":"William Spence Robertson","author":"Roberto Sanchez","tracking":{"object_type":"document","object_id":217835933,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"yTon7+x994jCEKH9sL9GJ26xIpM="},"url":"https://www.scribd.com/document/217835933/William-Spence-Robertson","top_badge":null},"227387059":{"type":"document","id":227387059,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/227387059/149x198/2d9599a67b/1435189491?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/227387059/298x396/689adbaa3c/1435189491?v=1","title":"Arte Quiteño Colonial","short_title":"Arte Quiteño Colonial","author":"azulrober","tracking":{"object_type":"document","object_id":227387059,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"1+p6zxpBiqvUaIhXBSKflriN0B8="},"url":"https://www.scribd.com/doc/227387059/Arte-Quiteno-Colonial","top_badge":null},"227810633":{"type":"document","id":227810633,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/227810633/149x198/dd5a1ff46f/1401776485?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/227810633/298x396/34bcf3f331/1401776485?v=1","title":"Negros Rebeliones en El XVII","short_title":"Negros Rebeliones en El XVII","author":"Alayde Rdz","tracking":{"object_type":"document","object_id":227810633,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"dLXuDEvQ+jeFKG/ULyevtUdDnlg="},"url":"https://www.scribd.com/document/227810633/Negros-Rebeliones-en-El-XVII","top_badge":null},"236655289":{"type":"document","id":236655289,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/236655289/149x198/cddfd97156/1519260311?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/236655289/298x396/e1a000dcd0/1519260311?v=1","title":"Festividades Que Surgieron en Veracruz Durante El Periodo Virreinal","short_title":"Festividades Que Surgieron en Veracruz Durante El Periodo Virreinal","author":"Ivan Rodriguez","tracking":{"object_type":"document","object_id":236655289,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"4g0HxM+1ipgd1qL7JVdljzWWfPs="},"url":"https://www.scribd.com/doc/236655289/Festividades-Que-Surgieron-en-Veracruz-Durante-El-Periodo-Virreinal","top_badge":null},"237150496":{"type":"document","id":237150496,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/237150496/149x198/915392c708/1408398183?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/237150496/298x396/caa8e94bee/1408398183?v=1","title":"3. ResenŪa Historia Miėnima Thank Estrada","short_title":"3. ResenŪa Historia Miėnima Thank Estrada","author":"DestinosTurísticosdeHidalgo","tracking":{"object_type":"document","object_id":237150496,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"UXpnftXC3kHkRHSvZPMmmSYUKqw="},"url":"https://www.scribd.com/document/237150496/3-ResenŪa-Historia-Miėnima-Thank-Estrada","top_badge":null},"237233557":{"type":"document","id":237233557,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/237233557/149x198/c4773f8d8b/1408470842?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/237233557/298x396/d0ee43b9a1/1408470842?v=1","title":"Historia de México Cuestionario","short_title":"Historia de México Cuestionario","author":"David Rubio","tracking":{"object_type":"document","object_id":237233557,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"vLaUHrg5lGDoBHJK+ccT34PdLP8="},"url":"https://www.scribd.com/document/237233557/Historia-de-Mexico-Cuestionario","top_badge":null},"258716646":{"type":"document","id":258716646,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/258716646/149x198/36b24a6623/1426356660?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/258716646/298x396/0aab683209/1426356660?v=1","title":"Serge Gruzinski. _em_La Guerra de Las Imágenes de Cristóbal Coló","short_title":"Serge Gruzinski. _em_La Guerra de Las Imágenes de Cristóbal Coló","author":"Juan Luciano","tracking":{"object_type":"document","object_id":258716646,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"HadqFLR/p2wJcgZaZqw73fiiGqk="},"url":"https://www.scribd.com/document/258716646/Serge-Gruzinski-em-La-Guerra-de-Las-Imagenes-de-Cristobal-Colo","top_badge":null},"267327107":{"type":"document","id":267327107,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/267327107/149x198/4ea82a283a/1445919590?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/267327107/298x396/ae61c11e20/1445919590?v=1","title":"Sor Juana Hagiografía","short_title":"Sor Juana Hagiografía","author":"Betsabé Delgado Carrasco","tracking":{"object_type":"document","object_id":267327107,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"hkYUU0xrJ3/ikpJKU8VZSoCTQV0="},"url":"https://www.scribd.com/document/267327107/Sor-Juana-Hagiografia","top_badge":null},"284212911":{"type":"document","id":284212911,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/284212911/149x198/ad316c3f40/1461897525?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/284212911/298x396/4f655d2ed7/1461897525?v=1","title":"Laura-Suárez-de-la-Torre.-Y-se-hizo-la-imagen.pdf","short_title":"Laura-Suárez-de-la-Torre.-Y-se-hizo-la-imagen.pdf","author":"julio jaime gallegos ocampo","tracking":{"object_type":"document","object_id":284212911,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"4lx11kTMRydsyN7todb4QBP9Jf4="},"url":"https://www.scribd.com/document/284212911/Laura-Suarez-de-la-Torre-Y-se-hizo-la-imagen-pdf","top_badge":null},"295316388":{"type":"document","id":295316388,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/295316388/149x198/59e88bb5d1/1452688892?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/295316388/298x396/7dfda5be13/1452688892?v=1","title":"Crónica Haití Diciembre 2015","short_title":"Crónica Haití Diciembre 2015","author":"Willard Wells","tracking":{"object_type":"document","object_id":295316388,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"0kpKQcDn+ysRFiutqy41FE5Q3Ao="},"url":"https://www.scribd.com/document/295316388/Cronica-Haiti-Diciembre-2015","top_badge":null},"296103900":{"type":"document","id":296103900,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/296103900/149x198/bf8ed6bfd0/1453320126?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/296103900/298x396/71f3f9d6dc/1453320126?v=1","title":"Zanetti Susana","short_title":"Zanetti Susana","author":"Juan Cobeñas","tracking":{"object_type":"document","object_id":296103900,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"sZmJolCVp8ftmCQqMs/xyhf/dB8="},"url":"https://www.scribd.com/document/296103900/Zanetti-Susana","top_badge":null},"308771979":{"type":"document","id":308771979,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/308771979/149x198/c68e1ed19a/1460698659?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/308771979/298x396/b4baeb4559/1460698659?v=1","title":"Conformacion Del Estado Mexicano","short_title":"Conformacion Del Estado Mexicano","author":"Victor Flow","tracking":{"object_type":"document","object_id":308771979,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"55uYVVGxoLFJMxgL7y2ROQ7gKnY="},"url":"https://www.scribd.com/document/308771979/Conformacion-Del-Estado-Mexicano","top_badge":null},"311926245":{"type":"document","id":311926245,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/311926245/149x198/9abaffc54c/1462748514?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/311926245/298x396/80bb213d1e/1462748514?v=1","title":"Actividad de Cierre","short_title":"Actividad de Cierre","author":"armando","tracking":{"object_type":"document","object_id":311926245,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"oV67BffQcX/zB2dVejKF+rwRpjg="},"url":"https://www.scribd.com/document/311926245/Actividad-de-Cierre","top_badge":null},"323647742":{"type":"document","id":323647742,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/323647742/149x198/577a69a485/1473626346?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/323647742/298x396/e3f95f4201/1473626346?v=1","title":"Como Actuan Las Enzimas","short_title":"Como Actuan Las Enzimas","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":323647742,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"xMj/+6D1afblrSkO2hT2ymdTEA4="},"url":"https://www.scribd.com/document/323647742/Como-Actuan-Las-Enzimas","top_badge":null},"324429012":{"type":"document","id":324429012,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/324429012/149x198/9edee01bc1/1474226904?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/324429012/298x396/508f24e2be/1474226904?v=1","title":"285981137-Pasquino-Nuevo-Curso-de-Ciencia-Politica.pdf","short_title":"285981137-Pasquino-Nuevo-Curso-de-Ciencia-Politica.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":324429012,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"aGQIg0jDh/NZ1DKu09cj+DknpBk="},"url":"https://www.scribd.com/document/324429012/285981137-Pasquino-Nuevo-Curso-de-Ciencia-Politica-pdf","top_badge":null},"324429550":{"type":"document","id":324429550,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/324429550/149x198/7b33bd8d7e/1474227377?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/324429550/298x396/702bdab61c/1474227377?v=1","title":"Dilectica_de_la_puntuacion.pdf","short_title":"Dilectica_de_la_puntuacion.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":324429550,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"l3K+ns6GZWfVpoMQCOTiTo1qsRI="},"url":"https://www.scribd.com/document/324429550/Dilectica-de-la-puntuacion-pdf","top_badge":null},"325161349":{"type":"document","id":325161349,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/325161349/149x198/294ab52dde/1474746724?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/325161349/298x396/e23554ac79/1474746724?v=1","title":"8 autoritarismo competitivo.pdf","short_title":"8 autoritarismo competitivo.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":325161349,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"Mqva566O70PZd//ncNVPiV7BifA="},"url":"https://www.scribd.com/document/325161349/8-autoritarismo-competitivo-pdf","top_badge":null},"325161387":{"type":"document","id":325161387,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/325161387/149x198/58de1f8db4/1474746771?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/325161387/298x396/bc1918ee4a/1474746771?v=1","title":"El Cambio de Régimen Político en América Latina Dieter Nohlen","short_title":"El Cambio de Régimen Político en América Latina Dieter Nohlen","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":325161387,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"lZ1IbzuTlv91YQhjnaKRnh2+fJs="},"url":"https://www.scribd.com/document/325161387/El-Cambio-de-Regimen-Politico-en-America-Latina-Dieter-Nohlen","top_badge":null},"327005414":{"type":"document","id":327005414,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/327005414/149x198/6edb24fd12/1476068658?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/327005414/298x396/44177f247e/1476068658?v=1","title":"Imperios y Colonialismo 1870-1914","short_title":"Imperios y Colonialismo 1870-1914","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":327005414,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"+DsHamDiXFjAXiYmuysIFcuxFhU="},"url":"https://www.scribd.com/document/327005414/Imperios-y-Colonialismo-1870-1914","top_badge":null},"329332217":{"type":"document","id":329332217,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/329332217/149x198/2415813910/1477756878?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329332217/298x396/b4f43e4f17/1477756878?v=1","title":"La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori.pdf","short_title":"La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329332217,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"adMSYF8wCpasSXA2Q/Foi0Vys9I="},"url":"https://www.scribd.com/document/329332217/La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori-pdf","top_badge":null},"329332265":{"type":"document","id":329332265,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329332265/149x198/c522aa9d7a/1477756925?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/329332265/298x396/0171a245a5/1477756925?v=1","title":"La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori.pdf","short_title":"La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329332265,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"9KNnTOgRZEASGV/xRLHbP6E3JFQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/329332265/La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori-pdf","top_badge":null},"329332276":{"type":"document","id":329332276,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329332276/149x198/d03c4ad900/1477756925?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/329332276/298x396/0056196595/1477756925?v=1","title":"¿Cómo hablar mal en público?","short_title":"¿Cómo hablar mal en público?","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329332276,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"0mAvTiXZFLw5NNCTeruwyho+M6c="},"url":"https://www.scribd.com/document/329332276/Como-hablar-mal-en-publico","top_badge":null},"329334066":{"type":"document","id":329334066,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329334066/149x198/00eebd8303/1477758967?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329334066/298x396/af154beb95/1477758967?v=1","title":"Como_hablar_malenpublico.pdf","short_title":"Como_hablar_malenpublico.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329334066,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"uM+2DgyeSEbs0V6Q295EvMbJHaE="},"url":"https://www.scribd.com/document/329334066/Como-hablar-malenpublico-pdf","top_badge":null},"329334099":{"type":"document","id":329334099,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329334099/149x198/8247083a73/1477758995?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329334099/298x396/2b24cdcb90/1477758995?v=1","title":"discurso informativo","short_title":"discurso informativo","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329334099,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"vN5jyZOaDKiB++nATqWYSCoHams="},"url":"https://www.scribd.com/document/329334099/discurso-informativo","top_badge":null},"340670555":{"type":"document","id":340670555,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/340670555/149x198/bba7a69ef3/1488431205?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/340670555/298x396/0715c97fcc/1488431205?v=1","title":"Evangelizacion en México","short_title":"Evangelizacion en México","author":"Karely Contreras","tracking":{"object_type":"document","object_id":340670555,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"WS2CgqPOjQZUmvOG1h/ubh7jP3w="},"url":"https://www.scribd.com/document/340670555/Evangelizacion-en-Mexico","top_badge":null},"347692465":{"type":"document","id":347692465,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/347692465/149x198/9715717632/1494247191?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/347692465/298x396/2662836947/1494247191?v=1","title":"sor juana.pdf","short_title":"sor juana.pdf","author":"Stef Argueta","tracking":{"object_type":"document","object_id":347692465,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"HSQri1r4SEU1KaE9OIDULAcPDHg="},"url":"https://www.scribd.com/document/347692465/sor-juana-pdf","top_badge":null},"362622512":{"type":"document","id":362622512,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/362622512/149x198/517026e732/1508968892?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/362622512/298x396/b5f43c17c9/1508968892?v=1","title":"addadasdad","short_title":"addadasdad","author":"B Boss","tracking":{"object_type":"document","object_id":362622512,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"gE9cQ21OZmusZCTrQuwS6yykchU="},"url":"https://www.scribd.com/document/362622512/addadasdad","top_badge":null},"382371410":{"type":"document","id":382371410,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/382371410/149x198/a479968a51/1529717527?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/382371410/298x396/4f91c94154/1529717527?v=1","title":"Contraband Ou Nam","short_title":"Contraband Ou Nam","author":"Sara Valentina","tracking":{"object_type":"document","object_id":382371410,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"plNPMV8jhGzHWyNeb5xjsPNpyZE="},"url":"https://www.scribd.com/document/382371410/Contraband-Ou-Nam","top_badge":null},"386526560":{"type":"document","id":386526560,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/386526560/149x198/4e0cc53549/1534652502?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/386526560/298x396/be07e65519/1534652502?v=1","title":"1. Políticas Públicas y Democracia. Arellano y Blanco. IFE 2013.pdf","short_title":"1. Políticas Públicas y Democracia. Arellano y Blanco. IFE 2013.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":386526560,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"8u2WngDxQy3rzhm90Nw6yvYwkl8="},"url":"https://www.scribd.com/document/386526560/1-Politicas-Publicas-y-Democracia-Arellano-y-Blanco-IFE-2013-pdf","top_badge":null},"386585348":{"type":"document","id":386585348,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/386585348/149x198/56ebc091ad/1534735698?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/386585348/298x396/5946656fa4/1534735698?v=1","title":"Krugman Capitulo 10","short_title":"Krugman Capitulo 10","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":386585348,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"lijFy/yN6JprXotAscwwe1NnZ9g="},"url":"https://www.scribd.com/document/386585348/Krugman-Capitulo-10","top_badge":null},"390137689":{"type":"document","id":390137689,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/390137689/149x198/8f87f436d0/1538680879?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/390137689/298x396/c8071a786a/1538680879?v=1","title":"La Colonia","short_title":"La Colonia","author":"Antonio Alvarez","tracking":{"object_type":"document","object_id":390137689,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"q9DmQzzlfsfUbbIQopB4Cuf6Pl0="},"url":"https://www.scribd.com/document/390137689/La-Colonia","top_badge":null},"390148352":{"type":"document","id":390148352,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/390148352/149x198/9e5158a80e/1538695554?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/390148352/298x396/11f40e5ba1/1538695554?v=1","title":"Los Nahuas","short_title":"Los Nahuas","author":"Juan Carlos Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":390148352,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"wzEmWyK4BMcvoniOWVS/ystSVkA="},"url":"https://www.scribd.com/document/390148352/Los-Nahuas","top_badge":null}}},"seo_roadblock_props_path":"/doc-page/seo-roadblock-props/324861406","signup_context":null,"toolbar":{"search_path":"/search-4gen?allowed_pages=1%2C2%2C3%2C4&auth_token=l6HkK%2F4eWV4K9xJm5jyg4aXZcGQ%3D&authenticity_token=yWxqfTZzMdaUrwhuqUUDz1lHUnaahJ3lC3CqtJuylZ%2BytB1L2YqaD1ytY01iWacO%2FBf%2FjR5C6E5ocMCIjoewPA%3D%3D&expires=1540802136&wordDocumentId=324861406&wordUploadId=330554197"},"renewal_nag_props":null}-->

REGIA VNlVERSIDAD DE J. la ciudad o la iglesia. Santa Cruz de Tlatelolco no tenía ya razón de ser. 1688 387 . DE LA IMPERIAL. En el caso de México eso tiene un peso particular dada la existencia del regio patronato indiano. pero también el cambio de tono de Nueva España. hasta estabilizarse cqp.o directamente por cédulas reales. "Estudio es ayuntamiento.albo ( 1626). no se trataba aquí de una insti~u­ cién nacida espontáneamente y luego amparada por el rey. electo por el claustro de conciliarios. Así fue: el desarrollo de la Universidad va en razón contraria a la decadencia del benemérito colegio de la Santa ·Cruz. pero que no se aplicaron sino pQr empeño del marqués de Mancera en 1668. varias. todas revelan las situaciones particulares por las que iba 386 ~\favesando la vida de la institución y sus rela.

de oficio. y demás. ajeno a toda elección. En principio el currículum de la Academia Mexicana responde al viejo modelo medieval del trivium y el cuadrivium. Es. el claustro pleno es la máxima autoridad. no pocas veces trata de interferir en la vida universitaria más de lo debido. pues los universitarios gozan de fuero y no pueden ser juzgados por los tribunales ordinarios. constituido básicamente por estudiantes (a pesar de que las instituciones palafoxianas redujeron a tres los estudiantes. está constituido por la totalidad de los miembros de la universidad. principios fundamentales de la Academia. el claustro de consiliarios. hasta el de su muerte en 1700. guardián del sello de la Universidad. otras. leyes. como queda dicho.ene que ceder. A veces se opuso frontalmente a la intromisión del vicepatrono cuando la consideró atentatoria a los . por ejemplo imponiendo catedráticos. en un estudiante.u otras restricciones. En fin. gozaban de una categoría social envidiable. . está el cancelario o sigilario. si bien estaban mal pagados -como siempre en todo tiempo y lugar-. entre sus ocho miembros) se ocupa de la dotación de cátedras y la elección de rector. La Universidad a veces t:. se defiende para conservar sus fueros y prerrogativas y el derecho a regirse por sí misma. El virrey. aunque nunca funcionó realmente la cátedra de lenguas orientales. esto es. la ingerencia del poder episcopal. y de prerrogativas especiales según avanzaban en la categoría universitaria. Todos eran exentos de la jurisdicción de los tribunales normales y exentos del pago de tributo. retórica y lenguas indígenas. sin embargo. como la aprobación de constituciones. Junto a este gobierno colegiado. aunque no se reúne regularmente. esa disposición es más un recuerdo que una realidad actuante. o más tarde la de matemáticas y astrología (que detentaría muchos años. y no dejó de haber novedades en la creación de cátedras. Representa. Sin embargo.las funciones de representación. Para mediados del siglo XVIII. un canónigo de la catedrál. se aprobó. para informarse de la marcha de los asuntos. como es claro. Los órganos fundamentales de la Universidad. el maestrescuela: su cargo por tanto es vitalicio y es proveído por el rey directamente o presentado a éste por el virrey. que a más de útil para la profundización de los textos. como la célebre oposición del claustro al marqués de Villena y duque de Escalona. a las que había que agregar gramática. preparaba para el foro. ~l provee el dinero de las arcas reales con que se pagan maestros y funcionarios o se hacen obras en el recinto universitario. ya para dirimir problemas difíciles. egresados y aun incorporados. Aparte. como la aparición de las de anatomía y cirugía. o que tuviera más de 30 años. que están por encima del rector mismo son los claustros. que constituía el corazón de la cultura. desde su inicio la Universidad de México modificó el antiguo esquema. cuya función y personalidad era ciertamente mucho más importante que la de los bedeles actuales. y por empeño del rector Boye de Cisneros. tiene derecho legal a intervenir en los asuntos de la Universidad. único capaz de otorgar grados y legalizar documentos. como vigilante y garante de los actos universitarios. apertura de cátedras nuevas. aunque algunas constituciones exigían que no fuese casado. En ocasiones especiales el rey envía exprofeso a un visitador con la comisión precisa de ver por la Universidad. Valido de esa circunstancia. se ocupa de la administración y organización. cánones. y en el adiestramiento en la discusión. el famoso Carlos de Sigüenza y Góngora) . Para el siglo XVII las facultades eran teología. está un grupo de funcionarios estables. la prédica o la especulación. de gobierno académico y presidencia de los claustros tiene incluso jurisdicción civil y criminal. Es electo cada año y el cargo puede caer incluso. que llevan adelante la administración cotidiana: los encabeza el secretario perpetuo y casi hereditario (la meritísima familia De la Plaza ocupó mucho tiempo el cargo) y el último escalón lo ocupan los bedeles. en principio. decide sobre las cosas fundamentales de la Universidad. Por algún tiempo se estableció la alternancia anual entre un seglar y un religioso. consistía en la trasmisión y comprensién de un saber sancionado. como vicepatrono. formado sobre todo por maestros. Es decir. o para reorganizar 388 ·Ja institución si lo juzga necesario. Los maestros. maestros y alumnos. tenían derecho a las vacaciones anuales entre septiembre y octubre (ampliables treinta días más) y podían confiar su cátedra a un sustituto los dos meses 389 . El claustro de diputados. o que no fuese oidor o funcionario -para evitar la ingerencia del poder civil. medicina y artes. las tres facultades "menores" (básicamente instrumentales) y las cuatro "mayores" (que dan acceso al saber en su sentido superior) . La enseñanza se basaba en la explicación y comentario de textos clásicos de cada cátedra (las constituciones especificaban los textos que podían ser usados) y en el ejercicio continuo de exposiciones y réplicas públicas.

Más surgirían después. Los jesuitas. Poseedores de fuero. crisis de la que saldría el establecimiento de un estatuto definitivo. No paga tributo y está bajo la jurisdicción civil y criminal del rector.Hicto con las autoridades civiles. No pocas veces entran en con. o el dominico de Porta Coeli. es una institución destinada a dar asistencia a estu• diantes foráneos. Del mal pago se consolaban con el derecho de usar las togas. tipo los ·de Oxford. muchos importantísimos.Tal el caso del de Santa Cruz de Tlatelolco --cuya pronta deca-dencia lo relega a un papel ínfimo-. sino qut' continuaba recibiendo los honores y seguía ocupando dentro de la Universidad y fuera de ella el lugar que le correspondía desde que era catedrático. se aprestan a hacer una carrera eclesiástica esperanzados en que el nombre familiar se las haga más llana. alejados muchos de sus hogares {pues de provincia venían a estudiar a México) . La presencia sobre todo de dos colegios jesuitas puso en crisis las· relaciones con la Universi'dad. becas y demás insignias que les correspondían y. El otro término del "ayuntamiento" que constituye la Universidad son los estudiantes. la inscripción aceptada. y aun a veces se· forman verdaderos motines estudiantiles que desafían a los alguaciles. el dominico de San Luis de Puebla (que tuvo pretensiones de Universidad) y los numerosos colegios jesuitas dise-minados por Nueva España. orgullosos de todos modos de su condición. · Muchos estudiantes vivían en colegios. a esa hermandad estudiantil que tan fácilmente desdibuja la extracción social originaria. es un sésamo ábrete.últimos de cada año. de estudios. fundado en 1628. más sustanciosamente todavía. educadores por vocación y por mandato de 391 . como el de Comendadores de San Ramón Nonato para michoa. el de Irlandeses en Salamanca o el de Santa Cruz en Valladolid. que con un "reputado por español" les abren las puertas.cános que estudiaran en México. señalan en qué casos se debe cancelar la matrícula: cuando no demostrara su asistencia a las lecciones o cuando rebasara el tiempo límite para terminar los estudios del grado. Ésta. amén de las casas de estudio en los :conventos de las órdenes monásticas. los mulatos o zambos más difícilmente consiguen la matrkula. Por ella y sólo por ella un joven pertenece a la Universidad y goza de las exenciones y fueros correspondientes. Tiene el derecho de acceder al claustro de consiliarios (que sólo la constitución palafoxiana limitó un tanto) y por lo tanto qué ver con la elección de rector y la creación de cátedras. Tan apetecible es la situación del estudiante. que vendían su voto u organizaban escándalos al momento de votar en los claustros o en la provisión de cátedras.lladolid. aunque no siempre el mismo tipo de relacién. miembros de una especie de hermandad vaga. previa novatada.si bien tengan que "andar a la sopa" (es decir. que acuden a diversos artilugios para salvar el problema de la limpieza de sangre.maríamos porristas) . con la esperanza de jubilarse. con exclusión de cualquiera otra. El tradicional colegio universitario medieval. los vástagos de una clase enriquecida por el comercio que tiene deseos de refinarse. Para la provisión de éstas el estudiante es elemento clave. y desde -luego los importantísimos foráneos. para reprimir abusos. y tan importantes para la Universidad. la jubilación después de veinte años continuos de cátedra era una prerrogativa verdaderamente excepcional para el tiempo. pues en las oposiciones es su voto el que decide qué candidato debe pasar a propietario. Pero los hay ·de otros estilos.una especie de desajustados en el organismo social. En efecto. sabedores de que tendrán sólo migajas de herencia. el jubilado no sólo recibía su sueldo. o el Seminario Tridentino. Se reclutan especialmente entre una burguesía media deseosa de ascender en prestigio. los estudiantes son -y lo habían sido desde la Edad Media. dedicados a una actividad no "normal" dentro de la comunidad citadina. contando más bien con la complacencia de los funcionarios. fundados antes que la Universidad y que se incorporan a ella. y los hijos segundones de títulos y mayorazgos que. como el de San Nicolás de ·V¡¡. o el de mestizos de San Juan de Letrán. más bien pobres que ricos. que diversas constituciones. . comer de sobras) . En México los hubo en ese estricto sentido. Así se prevenía en parte la existencia de "cuadrilleros" (algo similar a lo que ahora lla- l . ·C0inó los jesuitas de San Pedro y San Pablo y San Idelfonso. los mestizos del colegio de San Juan de Letrán y otros. vistos alternativamente con simpatía o desconfianza por la comunidad citadina. Aunque también tienen acceso los indios venidos de colegios (su derecho a la Universidad siempre fue confirmado en las constituciones). entendidos sobre todo como casas. birretes. adquiere derechos o ingresa. aunque esa pobreza "no es tanta que no coma" -que diría Cervantes---:. relacionados muy estrechamente con la Universidad. también llamados en la jerga estudiantil de entonces "catedreros". como el rouy importante de 1677. amantes de fandangos y mascaradas.

ésta ahijada no muy deseada por México. Los colegios tenían. cuantiosos (aunque a los aspirantes pobres se les podían reducir o eximir). ahijadas suyas. llegó a tener más preeminencias que los colegios mayores de España. eminentemente humanista. "familiares" si trabajaban en el colegio a cambio de la asistencia. poseedores de un método moderno de enseñanza que se basaba principalmente en el sistema de emulación y en la preparación de una muy sólida base en artes. La más visible e importante expresión "física" de la Universidad era el otorgamiento de grados. Licenciados y doctores recibían el grado en la catedral (en la sala capitular los primeros. en cualquiera de las facultades. de Manila ( 1648). hambrienta de alumnos a una Universidad que todavía no acababa de consolida~e. Éstos eran "colegiales" que gozaban de una beca instituida por el fundador o un bene- 392 " ' ' . sino que el acto todo estaba rodeado de gran solemnidad y boato y se llevaba a cabo a lo largo de varios días.centros de enseñanza. ~z:. Si el grado de Bachiller suponía sólo el término de una escala de estudios. y esa jurisdicción no sólo se refería a subordinar a ella cualquier institución de educación superior. diríamos ahora) que tenía todo graduado de otra universidad que residiera en ese ámbito y quisiera ejercer. sino con un sentido muy claro de lo que esto significaba. aunque riguroso como examen no estaba rodeado de ceremonias mayores. que contrasta con la solemnidad de todo lo demás. Guatemala ( 1676) y Guadalajara ( 1774). pero éstas fueron dentro de la Universidad y no ajenas a ella. De la regla no escaparon ni el Seminario Tridentino ni aun el orgulloso Colegio Mayor de Santa María de Todos los Santos. "guantes" y demás gastos. único colegio mayor de la Nueva España (mayor no únicamente por la calidad de su enseñanza. que. tuvieron grandísimo éxito en süs colegios y amenazaban dejar. factor. Todavía más. todo estatuido por las constituciones. al hacer posible tal cosa.' sus reglas. pues como caballero no pechaba y poseía escudo de armas. aun los que fueron -y fueron los más. Asustada ésta hizo valer unos fueros todavía no suficientemente definidos en ese aspecto. pues. y por lo tanto. fijación de temas. procesiones. mascaradas y demás. mientras no se fundaron las universidades. poema chusco contra la propia persona del doctorando. La jurisdicción territorial de la Universidad de México se extendía a todas las Indias Septentrionales e incluso a Filipinas. una situación entre autónoma y dependiente de la Academia Mexicana. y no por casualidad. sino porque en él sólo el rector era elegido por los col~ giales). Esto daba unidad al sistema de educación superior. En todo y por todo se trata de un hombre que. por su esfuerzo. nadie más que ella estaba facultada para otorgar grados. y "golondrinas" si eran medio internos. sino que diversos actos públicos debían presentarse ahí -para los colegios de la Ciudad de México. La Universidad. o Colegio de Santos. las ceremonias constaban de discusiones públicas o secretas. la incorporación suponía no sólo que los grades debían recibirse en la Academia Real y Pontificia. pero desde entonces confirmados por cédulas reales: la Universidad de México tenía en las Indias Septentrionales la misma preeminencia de las grandes universidades españolas y europeas. más allá de la estrictamente académica. hacia el último cuarto del siglo xvr. fundado en 15 73.l{''. "porcionistas" si pagaban por estar internos en él. las "propinas".y aun que ciertas cátedras tenían forzosamente que cursarse en la misma alma mater. El doctorado hacía de hecho entrar al nuevo doctor a una verdadera "caballería de las letras". accede a una situación de privilegio. y ningún estudiante podía aspirar a ellos si no había estudiado en ella misma o en un colegio incorporado. los grados de licenciado y especialmente de doctor concedían honor y reconocimiento y hacían acceder al que los poseía a una situación de distinción dentro de la sociedad. . imposición de anillo (matrimonio con la sabiduría) entrega de libro (escudo simbólico). ceñir de espada y de espuelas (como caballero de la milicia espiritual) y en fin colocación del birrete. ligaba estrechamente los colegios con la Academia y los sometía todos a ella. no dejaron de ser residencia de estudiantes..~ ~-. . en el acto se incluía el "vejamen". sino también a la necesidad de incorporársele (revalidar estudios. La ceremonia misma de otorgamiento del grado máximo es una transposición de la ceremonia por la que se arma un caballero: ósculo de paz (signo de hermanad). pero que tiene el sentido claro de una iniciación. cumplía una función de la mayor importancia. en la capilla mayor los segundos~· de manos del maestrescuela-cancelario. No sólo los requisitos a cumplir eran numerosos y complicados.

Será ese mismo siglo barroco el que las vestirá suntuosamente con Fachada de la catedral de Mérida retablos/ coros de canónigos/ órganos. que llegaron a tener una máxima inflUencia en la obra material de la iglesia sede. Tiene una sillería. corresponde a lo que se llama generalmente baldaquino. La denominación de "ciprés" es mexicana. 3 Ciprés: estructura arquitectónica exenta. se sirve de ellas con un sentido ya académico. Símbolo religioso y símbolo civil. y más bien por excepción en otras iglesias. la catedral se construye a costa 'de las rentas reales. La catedral es. Las coge a medio camino la actitud depresiva de la crisis novohispana de finales del xvi y principios del XVII. Para unos puede considerarse . Contiene pinturas o· esculturas. o ambas. en Italia. · El 1 Retablo: estructura arquitectónica. sueños inalcanzables de grandeza. Otras -Morelia. generalmente de madera dorada.Las iglesias catedrales' La catedral es el edificio citadino por excelencia. Cipt~ses 3 -y el siglo XIX se ocuparía de desvestirlas a muchas de ellas. dado el Regio Patronato. El obispo reside siempre en una ciudad importante. que se encuentra tras el altar mayor. para otros debe tenerse por estilo aparte. viene a ser expresión no sólo de una estructura religiosa y urbana. después del alto Renacimiento. por lo normal muy rica. en principio. que procede normalmente por yuxtaposiciones. Así lo había sido en la Edad Media europea y así vino a serlo en la Nueva España del siglo XVII. La mayor parte de ellas. Aquí. aunque dedicadas en el siglo xvn y desde entonces abiertas al culto. y otros ornamentos. y las dos más impcrtantes: Puebla en 1649 y México en 1667.como la última fase del Renacimiento. 2 Coro de canónigos: sitio dentro de la catedral. 395 . el rey es patrón de la iglesia y el virrey su vicepatrón. La catedral es por razón natural obra de amplio aliento y planeada a largo plazo. permanecen sin excepción como obras casi utópicas. Oaxaca.iniciadas ya en el siglo xvn se terminan en el siglo xvm.estableciendo un armonioso contrapunto entre sus estructuras renacentistas manieristas4 y las formas fastuosas del nuevo estilo. mucho más que eso. Así. de donde resulta una liga mucho más estrecha entre el brazo secular y el brazo religioso. seguirán construyéndose durante toda esa centuria y recibirán su último toque hasta el setecientos o incluso (ya en época neoclásica) en los primeros años del XIX. pues aunque utilice buena parte de las formas renacentistas. donde está la silla del obispo. Suele estar en catedrales. la de Guadalajara en 1618. y expresión de su orgullo. la sede episcopal. sino también del poder civil. 4 M anierismo: estilo artístico que aparece en el siglo xvr. pero fue siendo. La secuela de las primeras grandes catedrales mexicanas se escalona a lo largo de esta centuria. pero no se encuentra sobre el altar sino atrás de éste. sólo Mérida podrá ver cerradas sus bóvedas en los últimos años del siglo de la conquista: las demás deberán esperar las intensas campañas de trabajo de un siglo barroco en que vuelve a renacer la esperanza. Chihuahua. Durango-. con el tiempo. ya más libre y tenso. se configura la actitud vital del mundo criollo y se asienta firmemente la ciudad como elemento rector de la vida de Nueva España. que se levanta sobre el muro en que se apoya el altar. de tal modo que el edificio catedralicio es también expresión de la urbe. donde asisten los. El obispo se rodeó de un colegio de presbíteros auxiliares con diversas funciones: los canónigos. Estrictamente todo el Renacimiento artístico fuera de Italia debe tenerse como manierismo. como el facistol en que se apoyan los grandes libros de coro. a partir de la dedicación de la de Mérida en 1598. Iniciadas todas ellas en el siglo anterior. con sus obras que avanzan penosamente o de plano detenidas lustros y decenios. canónigos para ciertos oficios. es la obra que compendia lo que la ciudad era.

En sus partes y en el todo el edificio manifiesta el orgullo de cada uno de los cuerpos sociales que en ella están representados y de toda la comunidad citadina. yeserías.\/. su sitio en el gran edificio. entre exención y exención. es que le resultaba difícil advertir que era lógico que así fuese. que los liga también de cerca a la Iglesia. 396 .. cuando Audiencia y virrey podían apenas pendoleárselas entre presiones monásticas y pretensiones señoriales. 7 Altar de los Reyes: altar que ocupa el ábside en la. esculturas. dependencias. Además. sino con el decoro necesario. 1 .tiene. puesto que las campanas son las voces de la ciudad y los campanarios su punto de referencia). La actividad industrial se asienta con la organización de los gremios. 397 . a los tribunales. Ese mismo coro de canónigos y la sala capitular6 son asiento y expresión del poder religioso colegiado que es el cabildo episcopal. Da albergue y manifiesta ese todo social coherente y asentado que es la ciudad. No es. la mayor actividad arquitectónica del siglo XVI había sido rural. ni sólo una iglesia de mayores dimensiones que las otras. 6 Sala capitular: sala de juntas propia del capítulo o cabildo de canónigos. . Cuando se puede. la cofradía. relicarios. pinturas. cuando los intereses rurales de los encomenderos se imponían sobre la organización propiamente citadina. la plebe más informe y confusa. La más decente Q_e esas iglesias provisionales fue sin duda la de México-Temistitán. cada quien encuentra satisfacción a sus afanes de contar de alguna manera dentro del todo social. sillerías. sus contemporáneos. cuando la ciudad no tenía todavía una estructura coherente y firme. y con una indispensable organización paralela. donde también se colocan las órdenes monacales durante las fiestas en que deben acudir a la iglesia madre.. que van desde la gran sacristía. Y todas esas complejas funciones no se cumplen en la catedral escuetamente. imágenes talladas. de ninguna manera accidental. Cada una de las que ahora se llamarían "fuerzas vivas" de la ciudad -y aun las menos vivas. en la nave mayor. El presbiterio recibe al virrey. ~ . desde luego. sino hasta con los orgullosos conventos de las órdenes mendicantes. con su pretensión de hegemonía sobre el reino entero. una serie de locales para servicios tan complejos. Por eso se manifiesta arrogante al exterior. con partes doradas. que tiene su sitio en el presbiterio5 y su trono en el coro de canónigos. pilastras y bóvedas. Al paso que los sueños señoriales tan acariciados después de la Conquista fueron desdibujándose definitivamente. una iglesia más. El rey mismo tiene simbólicamente su lugar en esa creación mexicana de las catedrales que es el "altar de los reyes". Es el lugar del obispo. con grandeza y con arte. pues. ahora ya dotados de ordenanzas y estrechamente ligados al ayuntamiento y controlados por él. ya en los albores de la nueva situación. Suele presentar imágenes de santos reyes o santas reinas. l 'f. pinturas. la ciudad fue ganando la partida frente al campo. y al interior con retablos. Es muy común que se cubra de color. ·~ 1' :¡1 La catedral no es.. cuando el obispo tenía apenas el poder de trabajar en el corto espacio que las soberbias órdenes le dejaban. donde rinden culto a sus santos patronos particulares y despliegan su orgullo gremial rehaciendo con el menor pretexto el ornamento de retablos. al que se accede por gradas. algunas asaz modestas. que se aplica a muros. pues. sacristías menores. necesita también lucir al lado de las autoridades civiles. 8 oros y platas. al ayuntamiento y a otros oficiales reales. remozada a fondo en 1585 para el trascendental Tercer Concilio Mexicano. Los prohombres de la ciudad tienen acomodo cerca de ellos. La primera nobleza criolla y una burguesía cada vez más definida y con aspiraciones muy concretas. con portadas y torres (indispensables.' Y a los gremios y cofradías pertenecen las capillas. custodias y demás platería y s Presbiterio: estrado amplio. entre privilegio y privilegio. una casualidad que el siglo XVI haya podido pasársela entre iglesias mayores provisionales. Si Francisco Cervantes de Salazar se quejaba en 1554 de la modestia de esa iglesia. bodegas e incluso con funciones tan particulares como el "chocolatero de los señores canónigos" con que contaba la metropolitana de México. en el que se encuentra el altar.s catedrales mexicanas. -? . no es. pero ahora se desplazará a las ciudades. que se expresa sobre todo en los cabildos municipales. . los tribunales y las "religiones". Corresponde en todo y por todo a la nueva situación que se planteaba en la Nueva España de entonces. y que no dejaba de ser una bien modesta construcción comparada ya no sólo con lo que después fueron los edificios catedralicios.hecho de que la gran actividad constructiva de las catedrales se sitúe para nosotros en el siglo xvn y se prolongue hacia el xvm. pues. De toda esta nueva situación es manifestación brillante la catedral: ahí cada quien tiene su sitio jerárquicamente establecido. 8 Y es ería: decoración en estuco.. archivos. y proyectos sobre los que se acumulan multitud de pareceres contradictorios que entorpecen las decisiones.

Pero en este último caso. capillas de música. No es el manierismo un éstilo que se trasmita (o que sólo se trasmita) según los modos tradicionales. Además. pero necesitaban que cumplieran las necesidades tradicionales de una catedral. Los edificios góticos. 11 Deambulatorio: en las iglesias góticás el pasaje atrás del altar mayor. como es el caso de (~!audio de Arciniega. de taller a taller. como en Segovia o la nueva de Salamanca). ya religioso. que comunica las naves laterales y permite el acceso libre a las capillas de la girola. nuestras catedrales ofrecen diversas soluciones. Las catedrales mexicanas (y con ellas las otras americanas) vienen a ser la continuación de ese empuje constructivo. y el coro de canónigos. de tres. promiso entre esa intención "moderna" y" las necesidades tradicionales del edificio catedralicio. La aceptación y la entrega entusiasta al manierismo es un fenómeno citadino primero. pero con la diferencia de que. pero todas ellas revelan el compromiso entre tres elementos: el afán de modernidad (que se expresa en un repertorio formal renacentista manierista) . como de cierto también sabemos que algunos artistas se formaron aquí en la nueva modalidad básicamente leyendo tales tratados. aprehensibles de un solo golpe de vista. Las sedes episcopales españolas del XVI si9 guieron uno de dos partidos: o se hicieron íntegramente góticas (en un gótico ya "fuera de época" y de alguna manera tocado por el sentido renacentista de las proporciones. modalidad renacentista que consiste. girola 10 y deambulatorio11 fueron inventados para cumplir esas funciones. por más que se usara un repertorio formal renacentista-manierista. la catedral debe tener una nave mayor que aloje el presbiterio. como la de Granada y las otras -Murcia. siendo posteriores. sino sólo con el conocimiento de ' to· Girola: Serie de capillas pequeñas en el ábside de la catedral gótica. la planta y el alzado resultan un com. como Segovia. en ellas la tensión entre las estructuras tradicionales de origen medieval y los afanes manieristas es todavía mayor. la sencillez de elementos en lugar de la complicación. con el altar mayor.orfebrería del servicio religioso. Jaénque dependen de la mano o del influjo de Diego de Siloee. la estructura tradicional capaz de cubrir las necesidades funcionales y las posibilidades reales de construir el edificio. y es aceptado por los círculos de criollos cultos citadinos que se ufanan de estar al día. He aquí que los constructores de las catedrales mexicanas se encontraban con el deseo de hacer edificios manieristas. hay una necesidad de dignificar las funciones de la iglesia mayor... debe 9 Gótico: estilo artístico que aparece en Europa en el siglo desplazado por el Renacimiento. albañiles y picapedreros formados en los talleres tradicionales del tardo gótico. ya civil. Esto último es ·Jo que acontece con las catedrales mexicanas. donde la guerra de los comuneros había destruido la antigua sede.. o se hicieron con intención renacentista. Como se ha dicho. o en donde alguna causa específica lo había hecho necesario. Así. naves laterales que permitan las procesiones interiores y el tránsito despejado a las capillas y a las otras dependencias sin entorpecer la celebración de los oficios. Para el siglo XVI estaban prácticamente terminadas las catedrales europeas. cinco o sit:te naves. Hacia 1570 se introduce firmemente en Nueva España el manierismo. por lo pronto. corresponden en su terminación al siglo siguiente y responden a una situación concreta y peculiar dentro de la propia historia novohispana. Al exterior. Viene protegido por el mundo oficial. estaban limitados por las posibilidades técnicas que les ofrecía una mano de obra de alarifes. que va hasta el afán de hermosear un lavabo o un reclinatorio.. con excepción de España. pues. sino que buena parte se aprende en los libros: los tratados en que tan prolífera fue la Italia de la segunda mitad del siglo xvr. especialmente en aquellos territorios que hasta más tarde habían resistido el empuje de la reconquista -empezando por la mismísima Granada-. 398 XIII y es ~. deseado. sobre esas naves de tránsito se deben abrir las capillas o (cuando menos) asentarse los altares particulares. como queda dicho. ·< ~ por fuerza ostentar las torres campanarias. justo porque se trata de una modalidad esencialmente culta (no se puede hacer manierismo con buenas intenciones. escogidas y costosas. muchos de los cuales sabemos llegaron a Nueva España. por último. en hi aplicación de las normas descubiertas por los grandes artistas del alto Renacimiento. España vio durante esa centuria terminar su serie de catedrales. La arquitectura renacentista a la italiana había buscado los espacios unitarios y sencillos. Málaga. . como expresión viva del cuerpo social citadino en todos sus estratos. en contra de la arquitectura "discursiva" medieval. con capillas laterales. de artesano a artesano. modernos. 399 . Para cumplir las funciones señaladas.

cuyo arquitecto más aparente es Martín Casillas. Solución de compromiso. acentuado aquí todavía más por la carencia de cúpula) . no fingidos sino reales esta vez. En México la cúpula suele ser de 'base octagonal. la teoría) . 400 ~~~ ::( todas a la misma altura. lógico era que se acudiera' a la modernidad y corrección del manierismo. aunque no lo puede desechar totalmente. 14 La nave mayor forma crucero 15 con otra de igual anchura. pero muy consciente de parte del alarife Agüero. pero convive durante por lo menos treinta años con la arquitectura plateresca/ 2 con resabios góticos y mudéjares. era la de conservar las naves longitudinales si bien simplificando la planta y los elementos constructivos y usando en éstos el repertorio renaciente. casetones también. en México. pero dándole un sentido manierista. 13 14 401 . que había sido hasta entonces la expresión propia de la obra evangelizadora. En México es de ejecución muy libre y se prolonga hasta fines de ese siglo. rehundidos. Nueva España. no hay girola sino un simplísimo testero13 plano. con todas sus novedades y todas sus modalidades temporales y regionales. Solución similar a la meridana es la catedral de Guadalajara. Son ornamento del Renacimiento. es sin duda la catedral donde más presente se palpa el espíritu del nuevo estilo. edificios oficiales y cultos si los hay. Las bóvedas ofrecen una curiosa solución: se mantienen con nervaduras 18 (expediente de estabilidad necesario). ofrece una solución de continuidad. no conservan elementos platerescos. formará escuelas regionales y llegará a dar origen. Pilar compuesto: el que está formado por la unión de varios pilares o columnas. que eliminan la cotnplicación del tradicional pilar compuesto. pero lejos de cortar góticamente en ángulos agudos. al contrario. los cánones. Inspirado en Testero: el fondo de la nave mayor. Se llama también crucero a la corta nave transversal. en América y en España. que combina elementos renacentistas con otros góticos y mudéjares. y en la intersección de ambas se levanta una cúpula 16 sin tambor/ 7 que por cierto no sólo es un rlemento típicamente renacentista. sólo entonces el manierismo. exornan la cúpula que en esto remeda al Panteón romano. También ahí se levantan las tres naves a la misma altura {lo que acarrea igualmente el defecto de la poca iluminación a la parte central. lo que aumenta aún la sensación de unidad. que ~ecoran una bóveda o el intradós de un arco. El manierismo. desde ahí hasta la llegada brutal del neoclásico (a finales del siglo xvnr) . cuando la autoridad episcopal empieza a ganar la partida a las órdenes misioneras y cuando al gobierno civil le es posible moverse desahogadamente por la falta de resistencia del frustrado señorío rural. que arman y sostienen una bóveda. La manera más lógica de cumplir la funcién tradicional del edificio catedralicio. Eso es lo que hizo Juan Miguel de Agüero. el arquitecto más visible de la catedral de Mérida. en él inscribe tres naves. incluso. más corta. 1s Nervaduras: costillas o nervios. aunque iniciadas muchas de ellas en el siglo XVI. Resuelta con un rasgo de genio. Son recurso constructivo propio del estilo gótico. 16 Cúpula: bóveda que afecta aproximadamente la forma de media esfera y cubre un espacio cuadrado. 15 Crucero: lugar en que la nave longitudinal es interceptada por otra transversal. a su vez. Los soberbios conventos fortaleza se habían construido con esa amalgama estilística frailuna. ni capillas que rompan la idea del espacio unitario. de piedra generalmente. Normalmente es un pilar cuadrado al que se adosan columnas o pilastras en cada uno de sus lados. Por eso. la de Mérida muestra sin duda que la idea renacentista manierista se impone sobre el expediente gótico. 19 Casetones: recuadros con molduras. expresión de este nuevo estado de cosas. se construyó como una modificación continua y paulatina sobre la base de las formas más puras del Renacimiento que ponía en obra el manierismo . mayor la central pero 12 Plateresco: estilo propio de la España del siglo XVI. Su planta se reduce a un rectángulo cuyos lados mayores no lo son mucho más que los menores. Las naves se separan entre sí por colosales columnas dóricas. Sólo en el siglo siguiente. irá de las ciudades al campo. las nervaduras ofrecen dibujos ortogonales y aparentan formar casetones19 renacentistas. El barroco. todo esto en el transcurso de los siglos xvn y xvm. los sistemas de proporciones. aunque sí recuerdan en la planta y en el alzado muchas soluciones góticas. Importa señalar que el arte monacal del siglo XVI se verá cercenado al morir ese siglo.las reglas. generalmente el crucero. Suelen cortarse diagonalmente. Cuando se trató ya en serio de hacer nuestras catedrales. triunfará definitivamente. que éste tomó de la antigüedad romana. y se seguirían construyendo en ella hasta finales del XVI. cuando la ciudad ha ganado la partida al campo. 17 Tambor: muro circular u octagonal que suele servir de base a la cúpula y presenta ventanas. sino la primera cúpula construida de este lado del Atlántico. a un arte ingenuo popular.

. • ¡ .. si atendemos a las catedrales de Lima y el Cuzco. 1-t 1·-. Sin duda las catedrales más importantes de Nueva España son las hermanas de México y Puebla.. Arciniegas plantea un edificio de cinco naves: mayor. friso y cornisa.la solución de Siloee para Granada. .(_J. sus columnas dóricas -adosadas a pilares cuadrados.hacen todavía más confuso el carácter del edificio. y hágase cuenta de que la estructura toda se debe a Arciniegas (aunque esto no sea nada seguro).. no se trabajó sobre el proyecto de Becerra.J. la carencia de crucero con cúpula y la poca imaginación en la solución de la cubierta de nervaduras hacen de Guadalajara una catedral que se inclina más hacia la tradición medieval que hacia la manierista (mientras que en Mérida es lo manierista lo que gana la partida) . constituyen un expediente ejemplar en la historia de las grandes construcciones religiosas.. Cogido en la misma situación de compromiso que Agüero en Mérida.. planeadas por él mismo.. En México trabajaron entre muchos otros el Martín Casillas de Guadalajara.... La techumbre se resuelve por simples bóvedas góticas de nervaduras.. aun20 Entablamento: conjunto de elementos horizontales que apoyan sobre columnas o pilastras. Consta de arquitrave.~:.su obra se inspiró en la mexicana. dos procesionales y dos de capillas. a quien se deben tal vez las bóvedas de las naves.~ QJfiª3 . También ellas están cogidas en la encrucijada de usar un lenguaje formal manierista aplicado a las funciones tradicionales. El sentido acusadamente longitudinal de la planta.. . . dar la altura requerida y ser suficientemente estables. la girola gótica. Casillas utiliza los pilares compuestos tradicionales para separar unas naves de otras. que contradicen el sentido moderno de los pilares.. . Tómese el ejemplo de México. y permite una iluminación abundante. simplificándola. y Francisco Becerra para Puebla. más allá del ámbito mexican~.. Al exterior se manifiesta con finas portadas de un manierismo avanzado.o ¡t ::J: t--t Planta de la catedral de Puebla que el obispo Palafox pudo dedicarla casi veinte años antes que ésta. pero salvo esto último no sabemos qué de lo construido se debe a cada quien. .. pero las actuales torres -que sustituyeron a las que se desplomaron en el siglo pasado. en consecuencia. lo que permite claristorios 21 escalonados 21 Claristorio: muro con ventanas. ~ tJ lJ 4-t . de donde su nombre.. 403 .. pero sirviéndose de elementos renacentistas. y Juan Miguel de Agüero de Mérida.. En Puebla parece evidente que. y éstas que las de capillas. pero no se sabe en qué medida el alzado que finalmente se siguió se deba a ellos. y ya en el siglo xvn Juan Gómez de Trasmonte. 402 . parece que -habida cuenta de las diferencias menores. Así como las columnas. que salva la diferencia de alturas entre una nave y otra.l_... el arquitecto de Guadalajara acudió a un expediente parecido pero menos hábil. en todo caso..tienen altísimas basas y muy anchos trozos de entablamento/ 0 que les permiten conservar la proporción clásica. su proporci6n y sus ornamentos están cuidadosamente codificados en los tratados de arquitectura clásica.... invención suya) que recuerda. Ha podido establecerse que los autores de las plantas fueron Claudio de Arciniega (el más importante arquitecto de la segunda mitad del siglo xvr mexicano) para México. pero logran soluciones tan talentosas y atinadas que se convierten con pleno derecho en la pauta de los edificios episcopales posteriores. con crucero embebido en el rectángulo de la planta y con una capilla absidal (la capilla de los reyes. fuera de la planta. y que nada tienen que ver con el alzado poblano.. La nave central es mayor en altura que las procesionales.

A partir de los mismos presupuestos de compromiso de las catedrales anteriores. Para detener los empujes de naves tan altas se usan botareles 22 que los van transmitiendo hasta los muros divisorios de capilla a capilla. todo lo cual contrarresta la posible impresión de pesantez y agrega movimiento al alzado. Es muy frecuente en la ornamentación mudéjar. un espacio compartimentado (lo que todavía se subraya por la situación exenta del altar mayor y la colocación del coro en la nave central. muy renacentistamente. Con todos estos recursos logra un espacio mucho más unitario. y que la vestimenta barroca se encargaría de recalcar). acorta a lo indispensable la diferencia de altura entre las naves. 2 6 Bóveda de lunetas: la que es semicilíndrica (de cañón) y presenta entradas laterales (lunetos). pues. y ha resuelto los problemas de estabilidad e iluminación siguiendo un expediente probado infinitas veces. a falta de alarife capaz de levantarlas "modernas". Al tomar ese partido Arciniega cubre magníficamente las complejas necesidades funcionales. introdujo el manierismo en México con el Túmulo Imperial de las exequias de Carlos V. México (y con ella Puebla) es en principio una catedral mucho más gotizante que Mérida o aun Guadalajara. Se llama también bóveda de pañuelo. Hasta aquí. Al interior utiliza también el pilar compuesto que le ofrecía la tradición medieval. lo que afirmaría aún más la simetría. ya en el siglo xvrr se cambió el plan (quizá por Juan Gómez de Trasmonte) para cubrir la nave mayor con bóveda de lunetos/ 6 las procesionales con bóvedas vahídas 27 y las capillas de artista: 28 todas soluciones manieristas que terminan magníficamente y con mayor unidad el interior. Ciertamente Arciniega había pensado en cubiertas de nervaduras. que tal vez lo inspiró. como su huésped y amigo el pintor Simón Perines-. un apasionado de las formas del renacimiento manierista: de hecho. que dejan lugar para abrir ventanas. un edificio que sigue prácticamente en todo la estructura gótica. Pero él es -como el resto de los artistas cultos que trabajan entonces en México. hace que los botareles no resulten visibles e incorpora los contrafuertes en la construcción. que es el ideal manierista. 405 . a semejanza del proyecto de Bramante para San Pedro del Vaticano. sino que con mayor libertad alarga desmesuradamente el fuste de esas columnas y las adorna con profundas estrías. 28 Capilla de arista: la que resulta de la intersección de dos bóvedas de cañón y presenta dos aristas que se cortan transversalmente. aunque el trazo de sus lacerías 25 más sabe a renacimiento que a gótico. 24 Estribo: contrafuerte. Se suele llamar así al que está adosado a una fachada. Se decía también lazo o lacería a las nervaduras góticas cuando formaban figuras complicadas. consigue en toda aquella estructura un sentido renacentista. Así. Es propio de la arquitectura gótica. 23 Contrafuerte embebido: el que no es visible desde el exterior.j'. proyecta. una gran cúpula en 22 Botarel: arco que liga el arranque de una bóveda con el contrafuerte. pero a la vez simplificado y dignificado por el aliento manierista. manifestando una cúpula casi central flanqueada por cuatro torres. los arquitectos de la catedral de México (y otro tanto puede decirse de z:. para ello da a su planta una sencillez y amplitud de proporciones que corresponden a las nuevas ideas espaciales y que en vano se buscarían en los edificios medievales. Lacería: decoración a base de líneas. 27 Bóveda vahida: la que es un casquete esférico muy bajo o poco peraltado. cuando éste se encuentra separado. ni sigue la solución de Mérida (cuyas columnas colosa·les habrían sido imposibles en un edificio de las proporciones del de México) ni la de Guadalajara. Corte longitudinal de la catedral de México que propician una mejor iluminación. que resultan contrafuertes embedidos. Imagina cuatro campanarios (aunque finalmente sólo dos se levantarían) en las esquinas del ancho rectángulo en que se inscribe la iglesia. 404 el vasto crucero. 23 Hacia la fachada se señalan seis grandes estribos 24 : contrafuertes que contienen el empuje longitudinal de los arcos. sala capitular y sacristía y algunas capillas. Tenemos. pero con columnas de orden dórico. y así llegaron a hacerse las del ábside.

el aferrarse a formas de vida (entre ellas las artísticas) ya definidas y aceptadas como propias. para postular a priori) la existencia de un barroco nuestro. de los relieves de Calpan o Huejotzingo. resulta poco menos que imposible reconocer. en tanto que aquí se establecen esos centros citadinos suficientemente fuertes para tener una vida propia. y de los ideales espirituales y artísticos del mundo criollo del siglo xvn. La creación de un arte nuevo A más de la importancia que las catedrales tuvieron como fenómeno social y como monumento capaz de expresar una situación histórica. Esa tradición se fundaba en los modelos occidentales. en el seno de los gremios novohispanos. ya atendiendo a las formas mismas. a cambiar: que el movimiento continuo es esencial al proceso artístico como lo es al proceso histórico. ahí. que responde a una clientela con un gusto formado y definido. corta de alguna manera sus ligas con Europa. Justo la inseguridad existencial lleva a esos hom- 407 . Se ha visto cómo las catedrales manifiestan lo que son las comunidades que las crearon. Por otra parte.Puebla). en el ambiente de oficiales y aprendices que cultivan un mismo repertorio de formas. del siglo XVI. la aculturización.para explicar (más bien . la evangelización. de los frescos de los conventos. rural. tiende. como fue Nueva España hasta la aparición del neoclásico. que puede calificarse de "internacional". tal como era puesto en práctica por los artistas. lograron un equilibrio desde el punto de vista estructural y espacial que uno está tentado a llamar perfecto en esa circunstancia: como expresión de la comunidad citadina en todos sus órdenes. Y es. es característico de una situación como la de los criollos novohispanos. son particularmente importantes dentro de lo que podría llamarse la historia interna de los estilos artísticos y de las modalidades artísticas regionales. el renacimiento manierista. nuevas soluciones. de inseguridad espiritual y de necesidad inminente de encontrar y definir su personalidad. La enseñanza se hace de maestro a discípulo. pues. porque estaría obviamente fuera de lugar. por principio. en ese caldo de cultivo relativamente autónomo. son expresión propia y verdadera de una situación social e histórica que no era precisamente la de la España contemporánea. Mucho se ha discutido hasta qué punto puede hablarse de un barroco mexicano. en lo material y en lo espiritual. Todo el arte posterior a la conquista se inspira. La práctica ha hecho que sólo se utilice para calificar obras del siglo XVI. Establecido en Nueva España. Dentro del fenómeno capital de la difusión de las formas en un ámbito al fin y al cabo bastante cerrado y entregado a sus propias posibilidades. cuyas categorías sean diferentes de las del barroco europeo y particularmente español. y del siguiente. la escultura y la pintura. 406 aun en las comunidades más estrictamente indígenas. No nos ocupemos por ahora del magnífico y complejo arte conventual. que es acogido por el mundo oficial y la clase criolla culta desde los últimos decenios del XVI y que para el siglo siguiente desplazará definitivamente la experiencia artística evangelizadora. los artesanos. atengámonos a ese otro estilo. Las tradiciones artísticas indígenas habían sido tronchadas y un siglo de colonia había creado de seguro una nueva tradición artística y artesanal 29 Tequitqui: denominación propuesta por Morena Villa para el arte en el que se cree distinguir la mano de obra indígena. aun de padre a hijo. si en el mismo siglo xvr. cuál es la influencia prehispánica. en el xvu esa tarea es de hecho imposible. es un arte culto. libresco. en donde el manierismo por sí mismo empieza a modificarse -como no podía ser. la destrucción general de las tradiciones prehispánicas. Una catedral mexicana no podría verse sin extrañeza en un sitio que no fuera el que la sustenta. Pero no es menos cierto que las obras de arte de ese siglo xvn novohispano. como siempre lo hace un estilo. en los modelos europeos.y a ir de la preocupación por aplicar con cuidado las normas establecidas a la preocupación por encontrar nuevas salidas. El hecho es que si en el mismo siglo xvr no es tan fácil mostrar palpablemente cuál es con precisión la influencia de las formas indias en el arte "tequitqui" 29 (el de las cruces de atrio. Se acude siempre a la influencia indígena -una especie de supervivencia agazapada a pesar de la conquista. ese nuevo estilo que se corresponde con el nuevo estado de cosas. Como queda dicho. los talleres. y demás) . aunque tuviera muchas cosas en común con ella. aquellos monumentos ocupan un sitio clave. y quizá sea más correcto entender ese arte recio y que se siente tan lejano del occidental por un fenómeno de "malentendimiento" de las formas propuestas como modelo. El manierismo. Y lo que se dice de las catedrales se puede decir en general de la arquitectura.

en el arte que se ya creando en la Nueva España de los siglos xvn y xvm participan esas tres fuerzas contradictorias y a la vez formadoras: la actitud conservadora que tiende a no desprenderse de lo que considera propio. se incorpora a las tradiciones manieristas locales. Así sucedió. determinados esquemas decorativos que se habían asentado desde el momento manierista. Ribalta. de una sociedad colonial. pero mientras allá fue un expediente limitado. Se ha dicho que una sociedad colonial es por razón natural conservadora. Churriguera. por 408 ejemplo. y las nuevas forJ1?aS penetran por la vía indirecta e incompleta de los grabados en lámina. ción exterior de innovaciones. toda una época muy bien definida de nuestro barroco. con costumbres y usos inveterados. el arte de Nueva España está sujeto también a una solicitación exterior: las novedades artísticas que se planteaban en la Europa de su tiempo y que pasaban a América. que intuitivamente entienden en forma tácita que el arte al que están acostumbrados los expresa de manera cabal. existe todavía un fenómeno que interfiere: lo que he llamado "malentendimiento de las formas". ciertos modos. Pero las novedades encajan con dificultad. una que pide cambio. debatiéndose entre sus propias fuerzas contradictorias. así sucedió también. pintores o escultores por sobre todo.·ino de Europa. por ejemplo. Todavía más. que las novedades formales europeas resientan en Nueva España un proceso de adaptación que de alguna manera las desfigura o las configura. De hecho. que ninguna otra obra tiene. Esto hace que el barroco novohispano. y la novohispana lo es en muchos sentidos. El resultado corresponde absolutamente a la sociedad noYohispana de la que es manifestación refinada: también ella tiene en su seno la fuerza conservadora característica. su movimiento no es de ninguna manera ajeno al movimiento histórico de la Europa contemporánea. que no deja de ser el modelo perenne. ciertos procederes. y ella determina. y los arquitectos. De ahí. el medio novohispano se resiste a aceptarlas (y dP. y a ella tienen que someterse. Lógicamente. la propia inercia del movimiento que se crea en tal estilo autónomamente. Así. en otro orden de cosas y con otro sentido. aquí se entendió como la forma de apoyo por excelencia. que ciertamente presenta un cuadro de características específicas. no pocas veces traídas por artistas que pasan ya formados de España a Nueva España. que acoge en su seno una gama amplísima de obras de arte y que representa la suma de los mejores esfuerzos de una comunidad. obedece a un impulso de cambio propio de toda sociedad y que depende del proceso histórico de una Nueva España. con otras fuertemente iluminadas. Edificio monumental. pues. que llega aquí y en vez de producir. pues. es muy frecuente en la pintura española del siglo xvn (Ribera. Además. con el tenebrismoao de la pintura española. Zurbarán). precisamente. como podría esperarse. en que se contrastan grandes zonas muy oscuras de los cuadros. pero cuando las acepta es con un sentido diferente al que tenían en España. Así. Hurtado y Balbás -que la trajo para los grandes altares de la catedral de México-. es muy reducida. goza de un prestigio inmenso. sin embargo. de Borromini. y en fin. Iniciado por Caravaggio en Roma. como elemento fundamental. reaparece con más fuerza en época barroca. Dentro de este marco. mientras por su propia fuerza interna el manierismo tiende a cambiar. en razón de esta otra fuerza conservadora hay una tendencia a mantener invariables ciertas formas. por lo cual el concepto mismo de modelo queda en duda). En México la pilmtra estípite es característica del siglo xvm. que presenta como elemento distintivo una pirámide cuadrangular invertida. y la solicita. Aunque fue usada en época manierista. un cambio completo. La importación de pinturas. 409 . otra que lo rechaza. propio de la época barroca. en el proceso de "distribución" en el territorio novohispano de las novedades artísticas y aun cons~o Tenebrismo: modo de pintar. ahí que aparezcan tan tarde) . toda forma propuesta en el ambiente local está fuera de su contexto y su funcionamiento no se entiende de modo couipleto. la importación de escultura es muy reducida en el siglo xvn. a pesar de sus extraordinarios desarrollos que se suceden en el siglo XVII y en el xvm. Europa no dejó nunca de ser el modelo teórico que se trata de igualar (y aun sobrepasar. 31 Estípite: pilastra seccionada. El bombardeo de novedades es continuo. como una opción parcial que se acepta con límites. mantenga invariables determinadas soluciones estructurales. con la famosa pilastra estípite:¡1 tan característica de nuestro barroco a partir de 1730: . los arquitectos que vienen tienen que servirse de una mano de obra local. pues. la catedral resulta un elemento clave. generalmente usado en combinación con otras formas de apoyo.bres a cogerse de puntos de apoyo firmes: lo probado y sentido nuestro. de condescender con un público de comanditarios que tiene un gusto formado y unas costumbres aceptadas.

que dan un carácter tan peculiar a los conventos mexicanos. mientras la Compañía de Guanajuato. formas y soluciones particulares. sobre todo el del siglo XVI. muere con ese siglo. sería el ejemplo que determinaría el barroco estípite de esa región. y al exterior en el Sagrario por obra de Lorenzo Rodríguez. La decoración interior de yeserías y exterior de azulejos distingue a una extensa región. a ambos lados del océano. en aquella región hasta el siglo xvm y en época plenamente barroca encontramos nervaduras góticas (aunque a veces ya no funcionen constructivamente y sean sólo decorativas) : el prestigio de la catedral seguía ejerciendo su influjo. por su misma razón de ser. aunado al hecho de que el barroco. el proceso de difusión radial de estilos. El hecho de que las catedrales mexicanas del siglo xvm sigan básicamente el plan de planta rectangular. en los retablos del Perdón y de los Reyes y en el gran ciprés. el punto de donde irradia la distribución de las modalidades artísticas. en época y en estilos ya muy lejanos del siglo xvr. es un estilo muy poco sujeto a normas. sino que venía haciéndose desde que la catedral estaba en proceso de construcción. nacidas de las necesidades mismas del proceso de evangelización. con formas de la tradición mudéjar. La iglesia de San Juan de los Lagos está presente en otras muchas de la región de los Altos jaliscienses. lo que Viera relata no se hacía indudablemente sólo en su tiempo. Y muchos desarrollos locales pueden entenderse por la influencia de las obras insignes. y con los elementos renacentistas tomados de Italia y más o menos alterados al ser incluidos en un contexto que no les correspondía en principio. De tal modo que la iglesia mayor es. propició la aparición y el desarrollo de modalidades locales. y otro tanto pasaba con las demás iglesias episcopales. Muere también el mundo de formas constructivas y decorativas que le era propio: enmarcadas en el estilo plateresco. hasta llegar a esa creación particular del plateresco que es la columna abalaustrada o candelabro. Muy posiblemente la entrega tan entusiasta y general al barroco estípite del siglo xvm en la Nueva España no habría sido un fenómeno de tan grandes proporciones de no haber sido en la catedral de México donde hiciera su aparición magnífica y triunfal. que establecía el precedente de 1\{éxico. y por eso la región jaliseience continuó en otros edificios el uso de bóvedas similares. Viera. auspiciado por los medios oficiales (virreyes. sean precisamente catedralicias o no. y donde se estaba fraguando la idea de lo que sería la Nueva 411 .. con más o menos resabios del tardío gótico español (gótico isabelino o de los Reyes Católicos). y el desarrollo y difusión posterior del estilo barroco tiene que ver con ello. por su gran prestigio. El gran arte monástico. que llega hasta Aguascalientes. y que alcanza a hacerse sentir aun en Oaxaca. que tomaban cada vez mayor preeminencia. cubrió su alzado manierista con bóvedas de nervadura de ascendencia gótica. la catedral de Guadalajara.tructivas. Lo es la metropolitana por lo que toca al territorio todo de Nueva España. por obra de Jerónimo de Balbás.a toda la región del Bajío. es piedra fundamental. Así. naves a difer~n­ te altura y crucero con cúpula. Es en las ciudades donde se recibe el nuevo estilo culto con ardor: en esas ciudades de tono criollo. tal es el caso de San Francisco de Puebla. Las formas abigarradas y menudas de la estupenda fachada de la parroquia (ahora catedral) de Zacatecas dan el tono a toda una zona. Hacia el siglo xvm los finos edificios queretanos proporcionaron magníficos modelos -a veces superados. pues. La aceptación general de las formas manieristas depende sin duda del hecho de que fueron aplicadas en las catedrales. y lo son las otras sedes episcopales para las regiones cuyo centro son. En los últimos treinta años de ese siglo XVI había hecho su entrada en Nueva España. el Renacimiento en su forma manierista. Con él mueren las soluciones arquitectónicas originales. más tarde.hicieron sentir en la región poblana. con su centro en Puebla. en su Breve relación de . la ciudad de México ( 1777) nos habla de cómo los oficiales iban a dibujar las formas que Lorenzo Rodríguez había erigido en el sagrario de la catedral metropolitana. Otro caso del mismo tipo es el de la influencia que las magníficas torres manieristas de la catedral de Puebla -quizá las más sabiamente resueltas que existan en su época. no es ajeno a este fenómeno. como queda dicho. La recia arquitectura de Oaxaca toma su modelo en la iglesia todavía manierista de Santo Domingo y en la ya barroca de la Soledad. A la catedral se va a leer. para aplicarlas después en sus obras. a aprender y a conocer lo mejor. cuyos campa- 410 narios son muchas veces una "glosa" barroquizada de la lectura del modelo insigne. cabildos civiles y eclesiásticos) y acogido con entusiasmo por los nuevos criollos cultivados. .

que traba jan entre los últimos treinta años del siglo xv1 y los primeros del xvu. al irse transformando. <:onvivan. evangélico y señorial menguaba a ojos vistas. sabedor de sus cánones y seguro en la aplicación de ellos. sus artes compañeras. el arte monástico de las formas platerescas queda decapitado. el otro.. de verdad se trata de artistas que bien podían haber producido sus obras en un país europeo: el manierismo. arquitectos como Claudio de Arciniega. 1 . un proyecto de vida de la Nueva España tocaba a su fin (la Nueva España monástica y señorial) y se empezaba a vislumbrar un nuevo proyecto de vida. a pasos. Por otra parte. El mismo manierismo. Martín Casillas o Juan :~viiguel de Agüero. Triunfará. donde una idea. Dos mundos de hecho ajenos. el que después se convertirá en en el barroco estípite dieciochesco y aun en el último barroco. por más que a veces puedan tocarse e influirse mutuamente. Pintores como Simón Perines o Baltazar de Echave Orio. Columnas tritóstila y salomónica. si bien el manierismo va cambiando por el hecho mismo de ser el estilo entronizado cuando Nueva España adquiere un rostro que prácticamente será el mismo por dos siglos. el "neóstilo".. el salomónico. y el arte monástico de corte plateresco del campo. Por eso no es un arte improvisado. cuando el cambio de situación es ya un hecho. cortado para siempre de toda solución de continuidad. ese manierismo renacentista que ya se había instalado desde antes en las ciudades y en las obras oficiales. según González Galván Columnas clásicas con fuste liso en el Túmulo imperial de Carlos V. más que a saltos. con el nuevo estado de cosas. con las cuales habían creído llegar a la perfecta creación artística. Pero nos habla también de que si el México rural. La presencia del nue\·o estilo nos habla de los grandrs cambios que estaban sucediendo en el país. usos. dejará establecidas ciertas soluciohes. Al final en el paso entre un siglo y otro. que 412 han abrevado en los tratados que tanto proliferaron entonces. escultores como Francisco Requena.1t ~ . sino uno de enterados y cultos. es un estilo "internacional" (como lo será. costumbres. que se perpetuarán 413 . de artistas más que de artesanos. el México criollo citadino todavía no ganaba la partida: de ahí que . son el modelo de ese tipo de artista. por unos buenos treinta aíios (los últimos del XVI). el neoclásico) . mucho más tarde. el manierismo renacentista en las ciudades y en el mundo oficial. el del "sueíio de la Nueva Espaíia". de Claudio de Arciniega España de los siglo~ siguientes. La forma manierista del Renacimiento aplica en principio las normas artísticas que habían establecido los grandes artistas del alto Renacimiento. por razón de su carácter canónico. Y lo que se dice de la arquitectura puede también predicarse de la pintura y la escultura. El manierismo se afincó en una "nueva" Nueva España que había cortado con la monástica y señorial: será esa modalidad estilística la que irá transformándose. · y por el sentido conservador de una sociedad colonial. que florece en la segunda mitad del siglo xvu mexicano y alcanza hasta los treinta primeros años del siglo siguiente. y aun a formas francamente populares pero que tienen su origen en aquel antecedente culto. para llegar a ser el espléndido primer barroco. dará lugar a los estilos regionales.

o en la pintura de Baltazar de Echave Orio. que juega muy intencionalmente con el desequilibrio de los cuerpos arquitectónicos. entregado a los delirios de la riqueza decorativa. cuando -después de muchas resistencias.en el país. que se dan libremente al gesto vívido y grandilocuente o se concentran en una intensidad expresiva casi metafísica (como sucede con la Concepción. obra maestra si las hay) . la integración de las torres a las fachadas. la cubierta de bóveda con lunetas. la separación tajan te entre las partes "activas" del edificio ( aquella~ que reciben toda la decoración) y partes "pasivas" (las que dejan ver la crudeza de la obra material). se ven obligados -por más grávidos de novedades que vengana plegarse a esos esquemas hechos ya tan novohispanos. Pero el mismo deseo de aplicar las reglas de un arte que aquellos hombres creen que ha alcanzado la perfección. Y también importa señalar cómo esas novedades venidas de Europa. trata de conmover al espectador. ya fastuoso. La arquitectura En el manierismo hay dos momentos reconocibles: uno que podría llamarse primer manierismo. esporádica y resultante de expedientes individuales. en lo que Manuel Toussaint calificó de "Renacimiento purista". y desde luego la división manierista de fachadas y retablos en la retícula que forman las calles y los cuerpos. en pi n tura. "malentendidas" por quienes las aplicaban. que es el preocupado por aplicar estrictamente las reglas de los tratados. en él se incluyen obras com•. Es curioso ver. ya conocidas por grabados. "el Viejo". El paso siguiente es ya francamente barroco. e importante hacer notar. obras del Maestro de Santa Cecilia o de Simón Perines. Así vemos que. en las portadas norte de la catedral de México (que han sido calificadas de herrerianas : 32 pero el herreriano no es sino una manera del manierismo) que buscan deliberadamente un claroscuro muy destacado. y como tal procura la violación de la norma como su misma razón de ser. el barroco nuestro no abandona algunos principios heredados del manierismo. si bien una alteración más bien tímida todavía. 414 Columna neóstila Pilastra estípite lnterestípite o el Cristo de los Conquistadores. como son. que ocupa la parte central del retablo. a pesar de la voluntad de cambio. la basílica de Tecali o la catedral de Mérida. emplea espacios muy amplios y se sirve del contraste expresivo de luces y sombras. y que se encuentra. por ejemplo. en arquitectura. de la fastuosidad y de lo dramático. o en las soberbias esculturas del retablo de Xochimilco. El barroco. el gusto por la imprescindible cúpula en el crucero. Marcará el gusto de los nuevos comanditarios -que seguirán siéndolo por mucho tiempo. en arquitectura. lo eran de una manera curiosa: incorporadas a las tradiciones dadas del arte novohispano y las propias novedades que éstas generaban. la planta de cruz latina. )a:. a aceptar un gusto establecido y orgulloso. o en la portada de la catedral de Guadalajara. que busca composiciones muy dinámicas. porque tal conmoción de los sentidos produce 32 H erreriano: el estilo arquitectónico geométrico y carente de decoración. ya dramático. se busca lógicamente una salida y ésta no puede ser sino la alteración de las normas. hace entrar al propio concepto de perfección en crisis.eran asumidas en el medio mexicano. cómo incluso cuando los artistas europeos pasan a Nueva España. funcionan aquí de manera diversa a como lo hacen en las obras europeas cuyo modelo fue teóricamente seguido. Es una forma de manierismo. 415 . la escultura de Requena para el retablo de Huejotzing(o. y sacadas de su contexto y obligadas a encajar en otro. y no la alteración sistemática y necesaria del barroco: es lo que podría llamarse "manierismo avanzado".de modo que éstos asegurarán una continuidad: el gusto de una clase no se modifica violentamente mientras la situación de esa clase no se altere en lo fundamental y mientras sus ideales básicos se mantengan. que Juan de Herrera aplicó por primera vez en el Escorial. ya traídas por los propios artistas que cruzaban el Atlántico.

los arquitraves se resaltan y rehunden. a toda la superficie decorativa. siempre adornado de pámpanos o de guirnaldas. los resultados son similares: el apoyo pierde su aspecto rígido y se integra. como en el retablo mayor de . Santo Domingo de Puebla o en la soberbia fachada de la Soledad de Oaxaca ( 1690). como en Morclia. como el teatro. Se trata de una columna cuyo fuste se tuerce en espiral. Fue cada vez agregando decoración y elementos contrastantes. proli- 416 feraría en fachadas y retablos: para fines del siglo xvu y principios del xvm su uso será general en Nueva España. sea éste columna o pilar. en busca de efectos de claroscuro. se recubre de an~elillos el fuste torcido (como en Tonanzintla y Libres) . Bernini. en una época incipiente que hay que situar un poco antes y alrededor de 1640. En los apoyos -elemento principalísimo de toda arquitectura. no ha dejado sino un esqueleto incognoscible: de hecho ha creado una nueva regla. En otras regiones. a mover las estrías de las correctas columnas. l'vlás tarde o a la vez se cubre todo el fuste con un relieve geométrico o de follaje. al exterior y ya hacia el siglo xvm. El primer 'tercio de ella aparece después recubierto de follaje. como sucede en la soberbia portada de la catedral de Zacatecas. las guirnaldas que envuelven a un núcleo ya inexistente (como en el retablo de San José de Amecameca). Después utiliz6 estrías zigzagueantes pero horizontales en el primer tercio de las columnas. Es teatral por excelencia y. el arquitecto romano. las fachadas y los retablos adelantan o retroceden algunas de sus calles. es nada . Pero no sólo ahí se manifiesta el barroco arquitectónico. Tratando de ir todavía más lejos en el ataque a la columna se buscarán expedientes inusitados: su fuste se divide en tercios y se utilizan soluciones diferentes para cada uno de ellos (como en el Tercer Orden de Tlaxcala). ". se dedicó a destruir el clt'mento central de la arquitectura clásica: el apoyo. pero. que llevan el mismo fin de atacar la integridad del apoyo. Si el uso de la columna salomónica es el más general. de la columna. diría también la monja). Ahí mismo. se busca la colocación teatral de las 417 . tímidamente. el fenómeno se haría general.. o de toda la columna no queda sino un chorro de riquísima hojarasca.puede verse más que en otros cmos el desarrollo del barroco y su negación sistemática de las reglas clásicas. y ciertamente perecedero ("es cadáver. desplegándose en forma de biombos. como en Santa Teresa la Antigua de México. La columna originaria no es sino un recuerdo lejanísimo. se recubren columnas y pilastras con el azulejo que tanto color y movimiento presta a las construcciones de la región. que es la negación misma de lo que el Renacimiento había creído que era la perfección. se utiliza la pilastra cajeada o tablereada. Por ese camino. empezó. que alcanzó una inmensa boga y caracteriza el primer esplendor del barroco mexicano. tan negadora de la esencia original de ese elemento arquitectónico. en forma de zig-zag o con leves ondulat·iones. se vacía el centro del fuste y quedan sólo. Así. Los frontones se rompen y se enroscan. después será todo el fuste de la columna el que se torcerá. fray Francisco Rizzi escribió en España un tratado en que proponía todo un "orden salomónico" . En la región poblana la decoración interior de yeserías abate las pilastras contra el muro y las cubre de hojarasca. Los Ángeles) . por decorar el fuste de las columnas con una guirnalda en espiral. el barroco arquitectónico se dio a la tarea pariente e imaginativa de destruir sistemáticamente los principios clásicos del manierismo. transformándola. Se sabe necesario e inútil a la vez: "vano artificio del cuidado" lo Jamaría sor Juana. otras soluciones se emplearon. con lo que éstas pierden su verticalidad y simplicidad original y se desdibujan entre la fastuosidad de tanta riqueza formal. en México se empieza.efectos espirituales de elevación. De la regla clásica. que interrumpe también la verticalidad de ese elemento y lo introduce en un juego muy barroco de luces y sombras. Crea el desconcierto para provocar el pasmo y la admiración.en el baldaquino de San Pedro de Roma.. El ataque a la columna continúa. y con eso consiguió imbuir en los rígidos fustes un ligero movimiento a base del todavía medido manejo de luz y sombra. es polvo. es sombra. anulando así su sentido primigenio de verticalidad sustentante. y finalmente se implanta la columna llamada salomónica. anulándose. principalmente. como en las portadas de la catedral metropolitana o en los retablos de sus capillas (San Pedro. y la columna en tirabuzón. la usó -el primero después del Renacimiento. marcando el proceso del barroco. pero esa convicción no lo detiene en su afán entusiasta y desaforado. en su lugar está el elemento salomónico que a base de transformarla la ha negado. "engaña" al sujeto que lo contempla. que a su vez acepta el juego de sentirse engañado como fuente de goce y camino a más altos fines. y otros arquitectos italianos la usan también esporádicamente. el barroco.

fue usado de modo esporádico por el manierismo y después por el barroco italiano (Borromini en el palacio de Propaganda Fide de Roma. por efecto de ese menudo follaje. vidrio. a saber. no es la única novedad de ese barroco dieciochesco. desarrollada a partir de los parcos modelos manieristas. San Francisco de San Miguel el Grande. el malentendimiento de los modelos. en razón de los fenómenos a que ya me he referido. Tlalmanalco. para los ricos ennoblecidos su ansia de reconocimiento social. animales o humanos (o divinos) . El auge del estípite coincide. primero en los grandes altares de la catedral metropolitana (el del Perdón. Si es el estípite el elemento clave. su necesidad connatural de afirmación propia. la resistencia primera de la sociedad colonial por aceptar unas formas. cuerpos bulbosos. para los caciques la manifestación de su preeminencia. y avanzó nasta las misiones del norte -si bien con realizaciones modestas-. floreciente entre 1740 y 1775. produjo modalidades regionales. como siempre todo barroco. Lo importante es que en Nueva España. riqueza y levitación tan caro al barroco. con una situación bonancible de Nueva España hacia el segundo tercio del siglo XVIII: crecimiento de la población. El proceso de ataque a los apoyos clásicos. que tan bien marca el andar de ese estilo que de la manera más propia expresó el orgullo de la Nueva España. en lugar de las formas bulbosas y redondeadas de la modalidad salomónica. generalmente corintio.imágenes. la muestra de su poder. con el barroco estípite. seguridad relativa de las comunidades indígenas y multiplicación de ranchos (remedo modesto de la hacienda) . loza. 1667). En México lo estiliza Jerónimo de Balbás. como Oaxaca o Yucatán. Elemento de ascendencia muy antigua. en razón de esos fenómenos el estípite 33 418 / Tarjas: marcos ornamentados. la decoración de tarjas33 y elementos vegetales. Así se explica que. La catedral de Zacatecas o la de Aguascalientes o los retablos de Meztitlán. recibe un nuevo empuje en el siglo xvm. Irradió desde México hasta las zonas más rehacías a aceptarlo. más espectacular. el ciprés y el de Los Reyes) iniciados en 171 7 y terminados hacia 1735. dado también a esta modalidad del barroco-. a la que en la forma mexicana se agregan cubos. el falso equilibrio de las estructuras. Ozumba o Libres. un follaje a base de talla angulosa. para las comunidades su orgullo local. su religiosidad mística y sensual a la vez. Manifestándose a veces en obras tan delirantes en su decoración como el Sagrario Metropolitano. sino la pilastra la que se alterará brutalmente para conseguir el efecto de novedad. El estípite viene acompañado de otras formas nuevas: el gusto por la línea mixta. en Madrid y Salamanca -de ahí el nombre de "churrigueresco". nutrida producción agrícola de las haciendas proveedoras -que se liga estrechamente con el fenómeno anterior-. por otra parte. mientras Felipe Ureña los emplea en la iglesia carmelita de Toluca. hasta llegar al capitel. el 419 . el barroco estípite pudo cubrir prácticamente la totalidad del territorio novohispano y dejó muchas de las obras más insignes que aquellos siglos produjeron. apertura de nuevas minas y descubrimiento de muchas de las más célebres vetas de mineral rico. La expresión normal del mexicano de mediados del siglo XVIII fue el barroco estípite: ahí plasmó su orgullo. en los actuales estados ya no mexicanos de Texas. también en España lo usa así José Benito Churriguera desde muy a fines del siglo xvn. el remedo en madera o piedra de colgaduras de tela). roleos gruesos o potentes. la presencia de claraboyas. para las órdenes religiosas. proliferación de obrajes de textiles. Michoacán o Veracruz. que hace reconocible una modalidad barroca y aun le presta su nombre. separados todos entre sí por angostamientos. al menor golpe de luz. para los gremios en crisis el deseo de seguir mostrándose fuertes y unidos. son grandes paños que vibran. Nuevo México o California. otra potosina. beneficio de cueros y demás. No será ahora la columna. cada vez cubre más partes del retablo o de la fachada y acaba por invadirlo todo. trozos verticales. otra del Bajío. Lorenzo Rodríguez los lleva al exterior en las magníficas fachadas del Sagrario Metropolitano ( 1749-1762). mientras Hurtado lo emplea en Sevilla. pero su pasión en ejecutarlas una vez aceptadas. puede hablarse de una escuela poblana. la iglesia jesuita de San Francisco Javier de Tepozotlán. y cobra una especie de vida propia que cada vez se manifiesta más rica. las guardamalletas (o sea. y la difusión a partir de obras insignes. adquiere un carácter de necesidad que no tuvo nunca ni en Italia ni en España (ni aun en la misma Andalucía) : se convierte en el elemento necesario de toda obra barroca durante más de tres décadas. Estípite se llamó y se llama a una pilastra que consta fundamentalmente de una pirámide cuadrangular invertida (lo que le presta de por sí un sentido a telúrico de elevación y de sorpresivo falso equilibrio). El barroco estípite. y sobre todo.

y advierten que no hay más salida que volver de alguna manera al apoyo clásico. con los retablos de La Enseñanza de México. la de San Diego de Guanajuato 420 \t'. por ejemplo. en juego contrapuntístico con la cúpula azulejada del crucero. el máximo desarrollo posible en un sentido. guardamalletas. claraboyas. de la época nueva de la columna o la época de la columna nueva: del neóstilo. En otros sentidos el neóstilo va más lejos que todas las anteriores experiencias barrocas mexicanas : por primera vez se decide a romper la tradicional retícula -impuesta desde comienzos del siglo XVII.santuario de Ocotlán.con los inicios del neoclásico. había surgido. Coincidiendo en tiempo con los últimos momentos de un proceso en que el barroco parece que ha ido tan lejos que se devora a sí mismo. el país se cubre de edificios neóstilos. Pero hombres como Francisco Guerrero y Torres o Felipe Cleere vuelven al uso de columnas y pilastras si bien con un sentido eminentemente barroco y sin desatender ni desaprovechar todos los progresos que tal estilo había hecho en México. Se ha llamado a esa etapa postrera del barroco estípite con el nombre. empalmando por una parte con los últimos estertores del barroco disolvente y por otra con los inicios verdaderos del neoclásico. En todas ellas se abandona en estípite y se vuelve a la columna y la pilastra. y con ella desaparece en la práctica todo rastro de lo que había sido el apoyo. un elemento nuevo: el "interestípite". y se prolonga hacia abajo con una especie de basa. y tantas y tantas otras. Obras tan insignes y alabadas como la capilla del Pocito de la Villa de Guadal u pe (de Guerrero y Torres) . se atiene a una tradición dada. Después de esa pilastra etérea y contradictoria. el barroco estípite. Entre 1770 y 1790. no altera sustancialmente la vieja planta manierista de la cruz latina. por primera vez busca . lo único posible era eliminar definitivamente el apoyo. que invade al propio estípite y lo suplanta. en la fase final del barroco estípite (que hay que colocar hacia 1765-1775) estaba llamado a un gran cambio: crece y se desarrolla a tal punto. en época manierista. Y esto fue lo que se hizo. ~·. la fachada de la Enseñanza de México. hasta el entablamiento. Es decir. que indudablemente le conviene. O mejor: sí había algo más. Guadalupe de Aguascalientes. sin embargo el interestípite presenta formas decorativas extraordinariamente vivas. El interestípite así crecido -que se suele llamar "pilastra-nicho". de la capilla del Rosario de Azcapotzalco. conserva la preeminencia de las torres integradas a la fachada. pero de hecho los retablos y las fachadas han perdido su sentido arquitectónico y permanecen como inmensos muebles hechos para lucir una fastuosa decoración. con la función de avivar una zona tradicionalmente pasiva: la novedad que ofrece es que. en las edificaciones. aunque no siempre con sentido clásico (a veces es la columna salómónica o decorada en su fuste) . a pesar de sus grandes desarrollos mantiene de la tradición mexicana inaugurada en el manierismo ciertos esquemas: sólo muy al final empieza a abandonar la retícula de cuerpos y calles que llevaba una vigencia de siglo y medio. como buena modalidad mexicana. Entre dos estípites. Ese elemento. pero sigue siendo esencialmente la misma.es lo único que conserva un trasunto de recuerdo de los elementos verticales. el uso de azulejo para agregar una nota colorida. de hecho. Por eso tal opción postrera del barroco se ha confundido -absurdamente. surgen unos hombres clarividentes que entienden el problema planteado como prácticamente irresoluble. muestra un rostro diferente. columna o pilastra. Así sucede. como la propia sociedad que lo produce y lo consume. a saber: línea mixta. Todavía el barroco de México tendría y aprovecharía brillantemente una última opción. El barroco estípite representa. e incluso la animación de los intercolumnios por el seudo interestípide. ahí donde según las normas clásicas debía estar un nicho que albergara una imagen. la monumental fachada de Lagos de Moreno. y hacia arriba. La pilastra de la pirámide invertida desaparece. pero en todas ellas se utilizan los recursos de un estilo que se había forjado durante más de ciento cincuenta años. el camarín de San Diego de Aguascalientes o la fachada de Guadalupe de San Luis Potosí (de Cleere) pertenecen a esta última modalidad de nuestro barroco. Se trata de la restauración de la columna después de la tiranía del estípite. albergando una imagen (que por lo regular se colocaba en el intercolumnio). o la del Señor del Encino de Aguascalientes. con una especie de capitel. retiene la antigua división de zonas pasivas y zonas activas. ya con Lorenzo Rodríguez en el Sagrario. parecía que no quedaba más camino por delante sino la repetición o la muerte. disuelto para siempre el apoyo en un sinnúmero de formas decorativas qu(" literalmente se lo tragaron. en la arquitectura. más allá de ese momento en que.que divide ordenadamente retablos y fachadas en cuerpos y calles. follaje anguloso. no había ya más que hacer en la vía del ataque al apoyo clásico. de barroco disolvente.

Y la necesidad de modificar rumbos también se hace sentir en los estilos. ciertos. asentados en la tierra cuando los cambios de Nueva España (el desarrollo de la ciudad y la aparición de una clase criolla con pretensiones de alta cultura) abrían un amplio mercado a su producción. ciertas costumbres en el pintar. Gran parte de la pintura colonial mexicana surge de los grabados en metal. Se rompe así el cordón umbilical de la dependencia europea. cortejan a sus hijas. con el convencimiento de que el sueño novohispano había sido una mentira. el neóstilo. el estilo que la representa el neoclásico.nuevas soluciones a las plantas y los alzados. de que éste era el ombligo del mundo. constituiría el tronco de la pintura mexicana. modificándose. vendría la desconfianza y el pesimismo sobre lo que había sido y era el país: su expresión sería la Ilustración mexicana. de los que hubo gran comercio y colecciones de los cuales estaban en todos los talleres. El neóstilo. confiados en la naturaleza excelente de la tierra y en la bondad de sus hijos. formó un gusto definido en su clientela. aunque 423 . aun en el sentido familiar: los aprendices y oficiales hacen vida familiar con el maestro. sólo después. y luego con Baltazar de Echave Orio. Hubo. la última carta del barroco mexicano. Sólo en casos esporádicos ambos fenómenos se tocan: frescos manieristas "cultos" en Tetela del Volcán. cuando pasa lo que tiene que pasar se casan con ellas y así se forman las dinastías de pintores. primero. los Juárez-. que no se abandonaban fácilmente y que -como en el resto de las artes novohispanasdejaron un sustrato reconocible en todo lo que después fue la pintura colonial. grupos de discípulos que sembraron una nueva planta. formaron talleres. y seguramente con otros pintores que trabajaron a fines del XVI. Pero esos maestros. La única salida considerada posible era un cambio radical -no una reformacapaz de invertir todos los términos y ponernos "a la altura de los tiempos": la Independencia. a través de la obra grabada de los artistas trasatlánticos y era por fuerza (aunque no fuera más que en el color) modificado en la práctica. Francisco Franco. responde como estilo sin duda a la situación de la Nueva España que lo sustenta. muy de cultura manierista. El manierismo fijó ciertos modos. Los varios cuadros del flamenco Martín de Vos que pasaron entonces a Nueva España y tan estudiados fueron por los pintores locales no desentonan de un estilo que se practicaba aquí lo mismo que en Europa. abandonando la eterna cruz latina que también desde el manierismo era obligada en Nueva España. tienen su época de oro por esos años. y en consecuencia se construyen en la modalidad neóstila. o el de Bartolache. frescos ejecutados según un programa alegórico-mitológico muy sabio. por el espaldarazo guadalupano (no por casualidad el Pocito y Guadalupe de San Luis son neóstilos) . que rompe y abandona definitivamente la espléndida tradición de frescos de los conventos. algunos espíritus alerta advertían una necesidad de reformas: el reformismo jesuita -que se ha mal identificado con la Ilustración-. es. Después. Más todavía. La Enseñanza o el camarín de San Diego de Aguascalientes son muestra de esa preocupación novedosa y pr::sentan plantas con soluciones muy espectaculares. pero 422 1 cuya obra está mal identificada y mal conocida. los Echave. pues. Italia o en la Flandes de esa época. El gran "sueño de la Nueva España" se vive todavía en esa época: se vivirá hasta esa época. Entregados todavía a ese optimismo delirante que había sido el apoyo ontológico del país criollo a partir del siglo xvn. pero el conocimiento de los cambios de estilo llegaba parcialmente. como Jalapa. La obra de estos maestros es de primer orden y podría fácilmente encontrarse en la. en la casa del Deán de la Plaza en Puebla (que se conservan) y en la iglesia de los Remedios (de los que no tenemos sino acuciosas descripciones) . pero eso no resta su personalidad ni su individualidad a la pintura mexicana que los usaba como repertorio utilizable. Cortada del tronco europeo. también la última carta del proyecto novohispano de vida. Por otra parte es todavía una Nueva España bonancible y con población en aumento constante. Europa era el punto de referencia y el modelo teórico. Francisco Zumaya). se implanta en Nueva España una tradición pictórica manierista de muy alta calidad. obedeció a sus propias necesidades de cambio. El Pocito. La pintura Con el maestro de Santa Cecilia y Simón Perines. de esos hogares surgen las bases de una tradición que. La última opción del barroco. y por eso se explica la vigencia que el neóstilo alcanzó: incluso algunas poblaciones. cuyos nombres conservamos (Andrés de la Concha. pero que no tenían antecedentes entre nosotros. muy barrocas ciertamente. De esos hogares -el taller es un hogar. cierto.

pintor vigoroso si los hay (San lldefonso de Santo Domingo. enriquecida con los recursos dramáticos o fastuosos que le proporcionaba el barroco. el joven o el segundo. por el fenómeno del malentendimiento de los modelos y porque no era posible modificar de la noche a la mañana el gusto ya encauzado de los comanditarios. de Juárez) o revelan en sus composiciones una influencia de Rubens más patente que en España (la Fe de Echave en la catedral de Puebla). otros pintores. que se conservan. atienden a una u otra manera según las necesidades del sitio al que dedican sus obras. que trabaja hacia mediados del xvn. ejecutadas en esa técnica peculiar. que sigue al viejo Echave pero deriva a éxtasis sentimentales. el Entierro de Echave). y sus cabezas indudables son Cristóbal de Villalpando y Juan Correa. José Juárez. más destinadas a conmover. sentaron las bases del manierismo en la escultura. Sebastián Arteaga pinta estupendos cuadros tenebristas a la altura de lo mejor de la pintura zurbaraniana (la Incredulidad de Santo Tomás). Las solemnes. Baltazar de Echave Ibía. Ambos pintores y sus seguidores emprendieron tareas de mucho aliento. de tonalidades cálidas. que recogen esa tradición pero han perdido algo del carácter fuerte y de la solidez de sus maestros. no abandonó el sentido de dignidad que le venía de esa tradición ya hecha propia. Alonso López de Herrera. Ascensión de Querétaro). Juan y Nicolás. importación de obras y venida de artistas ya formados. o las del de Xochimilco. especialmente de Zurbarán. que determinaría el proceso subsiguiente. La generación siguiente. pero incorporándolo a su viejo bagaje como un recurso más: en veces se muestran mucho más cercanos a la línea manierista (los Santos Justo y Pastor. sin embargo a veces brillan a gran altura (San Ignacio en la catedral de Puebla o Santa Isabel de Azcapotzalco. y en consecuencia determinaron -mucho más que la anterior escultura "tequitqui". restos de retablos destruidos. como Rodríguez Carnero. aunque modificó el curso de la pintura novohispana. no sólo al ámbito no\·ohispano. la cúpula del altar de los reyes de Puebla. recibe ya el fuerte influjo de la escuela española. incluso conservó de ella el gusto del 425 . que se sirn• del claroscuro con medida y que no exagera los efectos dramáticos. Los mismos Arteaga y Ramírez terminan asimilándose al contexto novohispano en obras posteriores. a arrahadaras entradas de gloria con muchedumbre de ángeles evanes-centes (San Ildefonso. Después. como en la Asunción y la Adoración. La tradición atribuía ya en el siglo xvn a Matías de la Cerda esta simbiosis. de autor no identificado (entre ellas la Santa Ana con la Virgen de Santa Mónica de Puebla). Sánchez Salmerón y el ecléctico Echave Rioja (el más joven o el tercero) asumen el tenebrismo (la Adoración de Juárez.). Pintura muchas veces fastuosa. de Juan. Santa Catalina. como los grandes murales de la sacristía de la catedral de México.' )f más bien en forma limitada. que fluctúa entre un rancio hieratismo y el gusto por los paisajes amables tras sus medias figuras. que es el caso más extremo en que se aúnan la sabiduría culta del artífice con una técnica prehispánica adaptada a las nuevas necesidades. severas y majestuosas esculturas de Requena para el retablo de Huejotzingo. de Juan. viva siempre). sino a la capitanía de Guatemala y aun al virreinato del Perú. en las primeras décadas del siglo xvm. en el retablo de los reyes de México. en ella están el pródigo Luis Juárez. es verdaderamente la generación crucial. Su fama fue grande y sus tallt>n•s produjeron suficiente para mandar obra. y tal hecho. la Historia de San Ignacio de Tepozotlán. v. En los últimos veinte años del siglo xvu tiene lugar lo que se ha considerado la más personal época de la pintura novohispana. gr. Contemporáneamente se asienta la tradición de los Cristos de caña (prohibida en ocasiones. de composiciones complejas 424 pero básicamente estáticas. la Asunción) pero capaz también de refinamientos sentimentales en sus Divinos Rostros. A lo largo del siglo XVII la escultura. muertos Berruguete y Rojas. pintor de primerísima fila. La España de Felipe II. no tenía en la península escultores que con facilidad igualaran la calidad de éstos. y otro tanto hace Pedro Ramírez (Lágrimas de San Pedro). la generación de los Rodríguez Juárez. Cristos como el de los Conquistadores o el de Chalma son obras manieristas de primer orden. debió de quedar inscrito dentro de su decurso propio. el divino Herrera.el decurso de ese arte en México. A ellos les sigue. más preocupadas de la expresión que del decoro: y las muchas otras. Una generación todavía manierista que trabaja en México en los primeros treinta años del siglo XVII afirma por una parte los modos de los primeros maestros y por otra inicia desarrollos propios. es la que más se corresponde con el esplendor del barroco salomónico.

la prestancia y la elegancia renacentista tardía. abandonado desde aquel siglo. la parroquia viva y el convento en ruinas. lejano ya del decoro de los rnanieristas. aun si son arquitectónicarnente tan de primer orden como Santa Prisca de Taxco o San Felipe Neri de México. escultóricadel siglo xvi mexicano habían sido los soberbios conventos. Esto es la expresión material de un estado de cosas a que nos hemos ya referido: la lucha terrible que se lleva entre los obispos. O bien se preocupan por acentuar el efecto expresivo por la vía dramática. y muy poca en sí mismo: parece que por norma fueron obra de canteros y no propiamente de escultores. aquél tiene sólo validez en el conjunto. no sólo por sus letras sino por su actividad administrativa y su papel como promotor y animador de obras. en los arcángeles de la capilla de San Miguel de la catedral mexicana.no son determinantes en México. Conservando en general el "decoro". rnuéveme el verte 1 clavado en una cruz y escarnecido. en 1649. al contrario.> ordenanzas del siglo XVI y acordes con el gusto local formado. En la lucha intervinieron. con posturas retorcidas. el gusto del relieve en la fachada tiende a disminuir. la escultura recurrió a un curioso expediente: el de trasladar a esa técnica peculiar que es el relieve (que participa de los problemas escultóricos de tres dimensiones y de los pictóricos de dos) los grabados mismos que servían de inspiración a los pintores. Parroquias. frente al viejo rnon~s­ terio. ante quien inconsciente mente repetía -y repite. En el siglo xvn (aunque en realidad el proceso se inicie un poco antes) las grandes obras serán citadinas: la catedral. en Acatzingo. en Tepeaca. estofado. escuelas y bibliotecas. los de la catedral metropolitana -de inspiración rubeniana-. al ser desplazado por la claraboya mixtilínea. se consen a viva hasta fines del siglo XVIII. En el medio rural también cambia el panorama. es muy ilustrativo en este sentido: en Tepeyanco. llagas amoratadas: expresión muchas veces del pasmo popular ante el 34 Estofado: tratamiento dado a los ropajes de las imágenes de madera. siguen a menudo los propios desarrollos del manierismo doméstico. colgajos de carne. También el dramatismo violento. en San Martín Texrnelucan. en el siglo xvu no se construye ex novo ningún convento rural de órdenes regulares. santuarios y conventos de monjas !l La gran obra artística -arquitectónica.el equivalente del poema del agustino rnichoacano Guevara. exhibición de costillas. 34 que en España decae en el siglo xvu y que en Mexi :::o. Un recorrido por la región de Puebla y Tlaxcala. los jesuitas que nada habían tenido que ver con el asunto de la fvangelización. Palafox. y que se acentúa hacia el siglo xvm. el convento vegeta frente a la pujante parroquia. don Juan de Palafox y Mendoza. pero que eran amantes apasionados de las exenciones y en la gran obra educativa y social que emprendieron deseaban tener las manos libres. buscan un efecto de fastuosidad deslumbrante. aquellos que por una u otra razón se conservaron con funciones curales. por ejemplo. El influjo de Martínez Montañés y de Gregorio Fernández -los dos nombres más uistinguidos de la imaginería española del siglo xvu. abanderados del regalismo y del tridentinismo y las órdenes de regulares por el control religioso de Nueva España. " . 426 ~ Crucificado. que combina dorado de hoja con colores. o el de la Soledad de Oaxaca. estaba dispuesto a imponer su fuerza sobre . Cuando el barroco arquitectónico requirió casi sin excepción de relieves que ocuparan la parte central de sus fachadas. y que se llevan por dos vías principales. primero.1. es lo que puede verse. que desarrollan el San Miguel de Xochirnilco. corno invitados tardíos. corno en el relieve de San Agustín de México. los conventos de monjas.. Cuando las fachadas del avanzado XVIII utilizan relieves. Fueron ellos los que sacaron la cara en el grave conflicto que puede tenerse corno la culminación de las dificultades entre prelados y frailes: el que los enfrentó al obispo de Puebla. gr. en Cholula. regidos por las vieja.. que lo llevó a fundar y levantar hospitales. y en verdad eso se traduce en un relativo abandono de la buena escuela.. 1 muéveme el ver tu cuerpo tan herido". obispo ilustre si los hubo. Entrado el siglo xvm. v. Nuestros entalladores. pocos son los que se rehacen. Así proliferaron las obras y a veces alcanzaron grandes alturas. y después las parroquias. muchas veces la parroquia en funciones y el monasterio en ruinas.. pero lo normal es encontrar la nueva parroquia. menos grandiosa pero airosa y rica. tan característico de los Cristos. en los de la Encarnación de la misma ciudad. como en el San Juan de Dios del museo de Tepozotlán o en esa obra extraordinaria que es el San Francisco del Tercer Orden de Tlaxcala. pictórica.

!o que se expresa plásticamente en los santuarios. y tantos y tantos otros. la mayoría ele los casos puede considerarse como el "desquite" de las órdenes que. la persistencia del poder. pero con nuevo sentido. asociados a la imagen titular. Algunas veces un culto iniciado se cortó repentinamente. pero había abundancia de imágenes aparecidas milagrosamente y milagreras ellas mismas. En Trento se había dicho (sesión XXI) "que se saca mucho fruto de las sagradas imágenes. siguen hasta nuestros días colmando una necesidad popular. La sibilina decisión real daba la razón a Palafox. el de fray Martín de Valencia por la misteriosa desaparición del cuerpo del santo. la presencia constante ele la parroquia activa frente al convento mortecino es la prueba física del nuevo estado de cosas. que habían sido un recurso en el proceso de evangelización. Si bien esos gestores fueron en ocasiones párrocos seculares. . Nuestra Señora de Orotlán . igualmente. con crucero y cúpula en éste y cubierta de bóveda de lunetos. pero lo retiraba del obispado y lo castigaba en una mínima catedral de la Península. injurias y excomuniones.las órdenes. faltas de indios que evangelizar y desposeídas de exenciones y prerrogativas. la suerte estaba echada. y las formas colectivas de adoración. Tal culto. que Palafox contestó ron igual rudeza. alzaron en su contra a los estudiantes en manifestación pública.. La preeminencia de la estructura episcopal sobre las órdenes fue ya un hecho. curales. en general fue el caso de los pretendidos santos. las pocas reliquias las atesoraban las catedrales o las órdenes en sus iglesias matrices.·e años construyó) en donde ele jó preparada su modesta tumba vacía. En fin. el culto a las reliquias y a las imágenes. la mayor parte del tiempo. y sin cuerpo de santo no hay santo. ~i bien no impidió. la Virgen de Zapopan. no sólo religiosa. la Virgen de San Juan de los Lagos. y porque se expone a los o jos de los fieles los saludables ejemplos de los santos". Unos lograron una resonancia local limitada. como ya queda dicho: el culto del obispo Palafox y el de Catalina de San Juan (la China Poblana) se truncaron por orden de la Inquisición. y el Concilio de Trento había sido muy explícito en ese sentido. un recinto especial -por lo regular de planta octogonal. y de ella sale tan sólo cuando se necesita hacer rogativas por alguna desgracia pública. La misma rudeza de ese incidente puede entenderse como la patada de un ahogado. En México no había santos prácticamente. a partir del siglo X","static_promo_banner_cta_url":"https://www.scribd.com/"},"eligible_for_exclusive_trial_roadblock":false,"eligible_for_seo_roadblock":false,"exclusive_free_trial_roadblock_props_path":"/doc-page/exclusive-free-trial-props/324861406","flashes":[],"footer_props":{"urls":{"about":"/about","press":"/press","blog":"http://literally.scribd.com/","careers":"/careers","contact":"/contact","plans_landing":"/subscribe","referrals":"/referrals?source=footer","giftcards":"/giftcards","faq":"/faq","accessibility":"/accessibility-policy","faq_paths":{"accounts":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246346","announcements":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246066","copyright":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246086","downloading":"https://support.scribd.com/hc/articles/210135046","publishing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","reading":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246406","selling":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246326","store":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","status":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/360001202872","terms":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246126","writing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","adchoices":"https://support.scribd.com/hc/articles/210129366","paid_features":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","failed_uploads":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210134586-Troubleshooting-uploads-and-conversions","copyright_infringement":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210128946-DMCA-copyright-infringement-takedown-notification-policy","end_user_license":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129486","terms_of_use":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129326-General-Terms-of-Use"},"publishers":"/publishers","static_terms":"/terms","static_privacy":"/privacy","copyright":"/copyright","ios_app":"https://itunes.apple.com/us/app/scribd-worlds-largest-online/id542557212?mt=8&uo=4&at=11lGEE","android_app":"https://play.google.com/store/apps/details?id=com.scribd.app.reader0&hl=en","books":"/books","sitemap":"/directory"}},"global_nav_props":{"header_props":{"logo_src":"/images/landing/home2_landing/scribd_logo_horiz_small.svg","root_url":"https://www.scribd.com/","search_term":"","small_logo_src":"/images/logos/scribd_s_logo.png","uploads_url":"/upload-document","search_props":{"redirect_to_app":true,"search_url":"/search","query":"","search_page":false}},"user_menu_props":null,"sidebar_props":{"urls":{"bestsellers":"https://www.scribd.com/bestsellers","home":"https://www.scribd.com/","saved":"/saved","subscribe":"/archive/pmp_checkout?doc=324861406&metadata=%7B%22context%22%3A%22pmp%22%2C%22action%22%3A%22start_trial%22%2C%22logged_in%22%3Afalse%2C%22platform%22%3A%22web%22%7D","top_charts":"/bestsellers","upload":"https://www.scribd.com/upload-document"},"categories":{"book":{"icon":"icon-ic_book","icon_filled":"icon-ic_book_fill","url":"https://www.scribd.com/books","name":"Books","type":"book"},"news":{"icon":"icon-ic_articles","icon_filled":"icon-ic_articles_fill","url":"https://www.scribd.com/news","name":"News","type":"news"},"audiobook":{"icon":"icon-ic_audiobook","icon_filled":"icon-ic_audiobook_fill","url":"https://www.scribd.com/audiobooks","name":"Audiobooks","type":"audiobook"},"magazine":{"icon":"icon-ic_magazine","icon_filled":"icon-ic_magazine_fill","url":"https://www.scribd.com/magazines","name":"Magazines","type":"magazine"},"document":{"icon":"icon-ic_document","icon_filled":"icon-ic_document_fill","url":"https://www.scribd.com/docs","name":"Documents","type":"document"},"sheet_music":{"icon":"icon-ic_songbook","icon_filled":"icon-ic_songbook_fill","url":"https://www.scribd.com/sheetmusic","name":"Sheet Music","type":"sheet_music"},"summary":{"icon":"icon-ic_globalnav_snapshot","icon_filled":"icon-ic_globalnav_snapshot_fill","url":"https://www.scribd.com/snapshots","name":"Snapshots","type":"summary"}},"nav_categories":["mixed","book","audiobook","magazine","document","sheet_music"],"selected_content_type":"mixed","username":"","search_overlay_props":{"search_input_props":{"focused":false,"keep_suggestions_on_blur":false}}}},"recommenders":{"related_titles_recommender":{"ids":[311926245,267327107,139618363,63952424,347692465,295316388,161518914,390148352,116070186,217835933,60926764,73064025,340670555,258716646,126498564,390137689,296103900,200814968,192814686,284212911,382371410,227387059,308771979,227810633,102496733,236655289,237233557,237150496,204963066,362622512,329334099,386585348,386526560,329332217,329332276,329332265,329334066,323647742,325161387,324429012,327005414,324429550,325161349],"title_link":null,"title":null,"track_opts":{"compilation_id":"tDXo94SXWmp9vOk6P+HyYujHOzs=","module_id":"6PVmtlzqnZAqiVDcu3K1RHMXlqw=","widget_name":"right sidebar","track_id":"flattened_recommender"}},"footer_recommenders":{"recommenders":[{"ids":[311926245,267327107,139618363,63952424,347692465,295316388,161518914,390148352,116070186,217835933,60926764,73064025,340670555,258716646,126498564,390137689,296103900,200814968,192814686,284212911,382371410,227387059,308771979,227810633,102496733,236655289,237233557,237150496,204963066,362622512],"title_link":null,"title":"Documents Similar To Del barroco a la ilustración_JorgeAlbertoManrique.pdf","track_opts":{"compilation_id":"tDXo94SXWmp9vOk6P+HyYujHOzs=","module_id":"YTM3WJIQuw+x2nttxdrbqJftIyc=","widget_name":"document_carousel"}},{"ids":[329334099,386585348,386526560,329332217,329332276,329332265,329334066,323647742,325161387,324429012,327005414,324429550,325161349],"title_link":null,"title":"More From Manuel Fuentes","track_opts":{"compilation_id":"tDXo94SXWmp9vOk6P+HyYujHOzs=","module_id":"cfgk6Xl4h3tEAgcwp/JU+UzcErQ=","widget_name":"document_carousel"}}]},"seo_new_docs_recommenders":{"recommenders":[]},"documents":{"60926764":{"type":"document","id":60926764,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/60926764/149x198/8809ed4bb1/1337573744?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/60926764/298x396/44840d04ed/1337573744?v=1","title":"Ensayo - La educación en México","short_title":"Ensayo - La educación en México","author":"Dania Leon Vargas","tracking":{"object_type":"document","object_id":60926764,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"k8wnDO0QdwyINjVZTGnA2dEffyo="},"url":"https://www.scribd.com/document/60926764/Ensayo-La-educacion-en-Mexico","top_badge":null},"63952424":{"type":"document","id":63952424,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/63952424/149x198/d88971d8d9/1334320720?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/63952424/298x396/3bfb05ad1f/1334320720?v=1","title":"Abdicación","short_title":"Abdicación","author":"laurareyes_reyespedraza","tracking":{"object_type":"document","object_id":63952424,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"SDZl3JM2dRxoqj6q10FVGhgrRjk="},"url":"https://www.scribd.com/document/63952424/Abdicacion","top_badge":null},"73064025":{"type":"document","id":73064025,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/73064025/149x198/e1eddbc351/1386090961?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/73064025/298x396/339cd2fbd6/1386090961?v=1","title":"Tlicuauhtlacupeuh ","short_title":"Tlicuauhtlacupeuh ","author":"chepejhs","tracking":{"object_type":"document","object_id":73064025,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"tRLVTA2tefxQbM9YdZ9z0t6ueb0="},"url":"https://www.scribd.com/document/73064025/Tlicuauhtlacupeuh","top_badge":null},"102496733":{"type":"document","id":102496733,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/102496733/149x198/450a9daf46/1401098417?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/102496733/298x396/41e0d1d51c/1401098417?v=1","title":"6º ex diagnostico-z","short_title":"6º ex diagnostico-z","author":"Noe Cruz Marino","tracking":{"object_type":"document","object_id":102496733,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"DlgNOQKXedzxIjluEh6zF3mwJic="},"url":"https://www.scribd.com/document/102496733/6º-ex-diagnostico-z","top_badge":null},"116070186":{"type":"document","id":116070186,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/116070186/149x198/9caad9b0ee/1388521902?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/116070186/298x396/c2f51ce9be/1388521902?v=1","title":"Etimoloigía de Guadalupe","short_title":"Etimoloigía de Guadalupe","author":"EUTOPÍA MÉXICO","tracking":{"object_type":"document","object_id":116070186,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"8tf2IliHvXYEbMwLLagw8TKoaZQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/116070186/Etimoloigia-de-Guadalupe","top_badge":null},"126498564":{"type":"document","id":126498564,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/126498564/149x198/73ed255032/1361409672?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/126498564/298x396/7fd3208d65/1361409672?v=1","title":"Reporte 9","short_title":"Reporte 9","author":"Alejandro Hernandez","tracking":{"object_type":"document","object_id":126498564,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"7Yg/+MELVRnD00EqI9VLXCe4/X4="},"url":"https://www.scribd.com/document/126498564/Reporte-9","top_badge":null},"139618363":{"type":"document","id":139618363,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/139618363/149x198/822dd9960f/1367796820?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/139618363/298x396/4dfba9d9a9/1367796820?v=1","title":"Historia 1","short_title":"Historia 1","author":"Beto Rendon","tracking":{"object_type":"document","object_id":139618363,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"/NImXbTmG4pN94aTiptzMwrBKZQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/139618363/Historia-1","top_badge":null},"161518914":{"type":"document","id":161518914,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/161518914/149x198/7e81f4ca7a/1393038604?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/161518914/298x396/51971b0279/1393038604?v=1","title":"Examen de Diagnost. 2013 Hist.mex.2","short_title":"Examen de Diagnost. 2013 Hist.mex.2","author":"antonio0212","tracking":{"object_type":"document","object_id":161518914,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"MTuttIY9gj5ofjDsjGJEkcPDGYY="},"url":"https://www.scribd.com/document/161518914/Examen-de-Diagnost-2013-Hist-mex-2","top_badge":null},"192814686":{"type":"document","id":192814686,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/192814686/149x198/10fbd11a70/1445468129?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/192814686/298x396/3a553daea6/1445468129?v=1","title":"Guillermo Tovar_El Unicornio o El Mundo Barroco Novohispano Siglo XVII","short_title":"Guillermo Tovar_El Unicornio o El Mundo Barroco Novohispano Siglo XVII","author":"Daniel Morón","tracking":{"object_type":"document","object_id":192814686,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"Z1YF/OYZkXa+033XO3HeI3VyQto="},"url":"https://www.scribd.com/document/192814686/Guillermo-Tovar-El-Unicornio-o-El-Mundo-Barroco-Novohispano-Siglo-XVII","top_badge":null},"200814968":{"type":"document","id":200814968,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/200814968/149x198/9f94915bb8/1429295887?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/200814968/298x396/c09e7580ac/1429295887?v=1","title":"Arte y Cultura","short_title":"Arte y Cultura","author":"3eunice3","tracking":{"object_type":"document","object_id":200814968,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"e4dVzmnx4XOikMcbaT9rQ3QHmvc="},"url":"https://www.scribd.com/document/200814968/Arte-y-Cultura","top_badge":null},"204963066":{"type":"document","id":204963066,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/204963066/149x198/cfe6cd13d8/1391639665?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/204963066/298x396/f7da798e38/1391639665?v=1","title":"2","short_title":"2","author":"AbsoluTamente Austria","tracking":{"object_type":"document","object_id":204963066,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"eCZWfmfQPFBccHTAhY8Xx8Xzp+k="},"url":"https://www.scribd.com/document/204963066/2","top_badge":null},"217835933":{"type":"document","id":217835933,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/217835933/149x198/adecfbebe6/1397326297?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/217835933/298x396/4dd0a912c0/1397326297?v=1","title":"William Spence Robertson","short_title":"William Spence Robertson","author":"Roberto Sanchez","tracking":{"object_type":"document","object_id":217835933,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"yTon7+x994jCEKH9sL9GJ26xIpM="},"url":"https://www.scribd.com/document/217835933/William-Spence-Robertson","top_badge":null},"227387059":{"type":"document","id":227387059,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/227387059/149x198/2d9599a67b/1435189491?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/227387059/298x396/689adbaa3c/1435189491?v=1","title":"Arte Quiteño Colonial","short_title":"Arte Quiteño Colonial","author":"azulrober","tracking":{"object_type":"document","object_id":227387059,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"1+p6zxpBiqvUaIhXBSKflriN0B8="},"url":"https://www.scribd.com/doc/227387059/Arte-Quiteno-Colonial","top_badge":null},"227810633":{"type":"document","id":227810633,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/227810633/149x198/dd5a1ff46f/1401776485?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/227810633/298x396/34bcf3f331/1401776485?v=1","title":"Negros Rebeliones en El XVII","short_title":"Negros Rebeliones en El XVII","author":"Alayde Rdz","tracking":{"object_type":"document","object_id":227810633,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"dLXuDEvQ+jeFKG/ULyevtUdDnlg="},"url":"https://www.scribd.com/document/227810633/Negros-Rebeliones-en-El-XVII","top_badge":null},"236655289":{"type":"document","id":236655289,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/236655289/149x198/cddfd97156/1519260311?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/236655289/298x396/e1a000dcd0/1519260311?v=1","title":"Festividades Que Surgieron en Veracruz Durante El Periodo Virreinal","short_title":"Festividades Que Surgieron en Veracruz Durante El Periodo Virreinal","author":"Ivan Rodriguez","tracking":{"object_type":"document","object_id":236655289,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"4g0HxM+1ipgd1qL7JVdljzWWfPs="},"url":"https://www.scribd.com/doc/236655289/Festividades-Que-Surgieron-en-Veracruz-Durante-El-Periodo-Virreinal","top_badge":null},"237150496":{"type":"document","id":237150496,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/237150496/149x198/915392c708/1408398183?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/237150496/298x396/caa8e94bee/1408398183?v=1","title":"3. ResenŪa Historia Miėnima Thank Estrada","short_title":"3. ResenŪa Historia Miėnima Thank Estrada","author":"DestinosTurísticosdeHidalgo","tracking":{"object_type":"document","object_id":237150496,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"UXpnftXC3kHkRHSvZPMmmSYUKqw="},"url":"https://www.scribd.com/document/237150496/3-ResenŪa-Historia-Miėnima-Thank-Estrada","top_badge":null},"237233557":{"type":"document","id":237233557,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/237233557/149x198/c4773f8d8b/1408470842?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/237233557/298x396/d0ee43b9a1/1408470842?v=1","title":"Historia de México Cuestionario","short_title":"Historia de México Cuestionario","author":"David Rubio","tracking":{"object_type":"document","object_id":237233557,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"vLaUHrg5lGDoBHJK+ccT34PdLP8="},"url":"https://www.scribd.com/document/237233557/Historia-de-Mexico-Cuestionario","top_badge":null},"258716646":{"type":"document","id":258716646,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/258716646/149x198/36b24a6623/1426356660?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/258716646/298x396/0aab683209/1426356660?v=1","title":"Serge Gruzinski. _em_La Guerra de Las Imágenes de Cristóbal Coló","short_title":"Serge Gruzinski. _em_La Guerra de Las Imágenes de Cristóbal Coló","author":"Juan Luciano","tracking":{"object_type":"document","object_id":258716646,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"HadqFLR/p2wJcgZaZqw73fiiGqk="},"url":"https://www.scribd.com/document/258716646/Serge-Gruzinski-em-La-Guerra-de-Las-Imagenes-de-Cristobal-Colo","top_badge":null},"267327107":{"type":"document","id":267327107,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/267327107/149x198/4ea82a283a/1445919590?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/267327107/298x396/ae61c11e20/1445919590?v=1","title":"Sor Juana Hagiografía","short_title":"Sor Juana Hagiografía","author":"Betsabé Delgado Carrasco","tracking":{"object_type":"document","object_id":267327107,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"hkYUU0xrJ3/ikpJKU8VZSoCTQV0="},"url":"https://www.scribd.com/document/267327107/Sor-Juana-Hagiografia","top_badge":null},"284212911":{"type":"document","id":284212911,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/284212911/149x198/ad316c3f40/1461897525?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/284212911/298x396/4f655d2ed7/1461897525?v=1","title":"Laura-Suárez-de-la-Torre.-Y-se-hizo-la-imagen.pdf","short_title":"Laura-Suárez-de-la-Torre.-Y-se-hizo-la-imagen.pdf","author":"julio jaime gallegos ocampo","tracking":{"object_type":"document","object_id":284212911,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"4lx11kTMRydsyN7todb4QBP9Jf4="},"url":"https://www.scribd.com/document/284212911/Laura-Suarez-de-la-Torre-Y-se-hizo-la-imagen-pdf","top_badge":null},"295316388":{"type":"document","id":295316388,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/295316388/149x198/59e88bb5d1/1452688892?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/295316388/298x396/7dfda5be13/1452688892?v=1","title":"Crónica Haití Diciembre 2015","short_title":"Crónica Haití Diciembre 2015","author":"Willard Wells","tracking":{"object_type":"document","object_id":295316388,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"0kpKQcDn+ysRFiutqy41FE5Q3Ao="},"url":"https://www.scribd.com/document/295316388/Cronica-Haiti-Diciembre-2015","top_badge":null},"296103900":{"type":"document","id":296103900,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/296103900/149x198/bf8ed6bfd0/1453320126?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/296103900/298x396/71f3f9d6dc/1453320126?v=1","title":"Zanetti Susana","short_title":"Zanetti Susana","author":"Juan Cobeñas","tracking":{"object_type":"document","object_id":296103900,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"sZmJolCVp8ftmCQqMs/xyhf/dB8="},"url":"https://www.scribd.com/document/296103900/Zanetti-Susana","top_badge":null},"308771979":{"type":"document","id":308771979,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/308771979/149x198/c68e1ed19a/1460698659?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/308771979/298x396/b4baeb4559/1460698659?v=1","title":"Conformacion Del Estado Mexicano","short_title":"Conformacion Del Estado Mexicano","author":"Victor Flow","tracking":{"object_type":"document","object_id":308771979,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"55uYVVGxoLFJMxgL7y2ROQ7gKnY="},"url":"https://www.scribd.com/document/308771979/Conformacion-Del-Estado-Mexicano","top_badge":null},"311926245":{"type":"document","id":311926245,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/311926245/149x198/9abaffc54c/1462748514?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/311926245/298x396/80bb213d1e/1462748514?v=1","title":"Actividad de Cierre","short_title":"Actividad de Cierre","author":"armando","tracking":{"object_type":"document","object_id":311926245,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"oV67BffQcX/zB2dVejKF+rwRpjg="},"url":"https://www.scribd.com/document/311926245/Actividad-de-Cierre","top_badge":null},"323647742":{"type":"document","id":323647742,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/323647742/149x198/577a69a485/1473626346?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/323647742/298x396/e3f95f4201/1473626346?v=1","title":"Como Actuan Las Enzimas","short_title":"Como Actuan Las Enzimas","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":323647742,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"xMj/+6D1afblrSkO2hT2ymdTEA4="},"url":"https://www.scribd.com/document/323647742/Como-Actuan-Las-Enzimas","top_badge":null},"324429012":{"type":"document","id":324429012,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/324429012/149x198/9edee01bc1/1474226904?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/324429012/298x396/508f24e2be/1474226904?v=1","title":"285981137-Pasquino-Nuevo-Curso-de-Ciencia-Politica.pdf","short_title":"285981137-Pasquino-Nuevo-Curso-de-Ciencia-Politica.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":324429012,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"aGQIg0jDh/NZ1DKu09cj+DknpBk="},"url":"https://www.scribd.com/document/324429012/285981137-Pasquino-Nuevo-Curso-de-Ciencia-Politica-pdf","top_badge":null},"324429550":{"type":"document","id":324429550,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/324429550/149x198/7b33bd8d7e/1474227377?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/324429550/298x396/702bdab61c/1474227377?v=1","title":"Dilectica_de_la_puntuacion.pdf","short_title":"Dilectica_de_la_puntuacion.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":324429550,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"l3K+ns6GZWfVpoMQCOTiTo1qsRI="},"url":"https://www.scribd.com/document/324429550/Dilectica-de-la-puntuacion-pdf","top_badge":null},"325161349":{"type":"document","id":325161349,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/325161349/149x198/294ab52dde/1474746724?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/325161349/298x396/e23554ac79/1474746724?v=1","title":"8 autoritarismo competitivo.pdf","short_title":"8 autoritarismo competitivo.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":325161349,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"Mqva566O70PZd//ncNVPiV7BifA="},"url":"https://www.scribd.com/document/325161349/8-autoritarismo-competitivo-pdf","top_badge":null},"325161387":{"type":"document","id":325161387,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/325161387/149x198/58de1f8db4/1474746771?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/325161387/298x396/bc1918ee4a/1474746771?v=1","title":"El Cambio de Régimen Político en América Latina Dieter Nohlen","short_title":"El Cambio de Régimen Político en América Latina Dieter Nohlen","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":325161387,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"lZ1IbzuTlv91YQhjnaKRnh2+fJs="},"url":"https://www.scribd.com/document/325161387/El-Cambio-de-Regimen-Politico-en-America-Latina-Dieter-Nohlen","top_badge":null},"327005414":{"type":"document","id":327005414,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/327005414/149x198/6edb24fd12/1476068658?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/327005414/298x396/44177f247e/1476068658?v=1","title":"Imperios y Colonialismo 1870-1914","short_title":"Imperios y Colonialismo 1870-1914","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":327005414,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"+DsHamDiXFjAXiYmuysIFcuxFhU="},"url":"https://www.scribd.com/document/327005414/Imperios-y-Colonialismo-1870-1914","top_badge":null},"329332217":{"type":"document","id":329332217,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/329332217/149x198/2415813910/1477756878?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329332217/298x396/b4f43e4f17/1477756878?v=1","title":"La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori.pdf","short_title":"La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329332217,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"adMSYF8wCpasSXA2Q/Foi0Vys9I="},"url":"https://www.scribd.com/document/329332217/La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori-pdf","top_badge":null},"329332265":{"type":"document","id":329332265,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329332265/149x198/c522aa9d7a/1477756925?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/329332265/298x396/0171a245a5/1477756925?v=1","title":"La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori.pdf","short_title":"La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329332265,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"9KNnTOgRZEASGV/xRLHbP6E3JFQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/329332265/La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori-pdf","top_badge":null},"329332276":{"type":"document","id":329332276,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329332276/149x198/d03c4ad900/1477756925?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/329332276/298x396/0056196595/1477756925?v=1","title":"¿Cómo hablar mal en público?","short_title":"¿Cómo hablar mal en público?","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329332276,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"0mAvTiXZFLw5NNCTeruwyho+M6c="},"url":"https://www.scribd.com/document/329332276/Como-hablar-mal-en-publico","top_badge":null},"329334066":{"type":"document","id":329334066,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329334066/149x198/00eebd8303/1477758967?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329334066/298x396/af154beb95/1477758967?v=1","title":"Como_hablar_malenpublico.pdf","short_title":"Como_hablar_malenpublico.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329334066,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"uM+2DgyeSEbs0V6Q295EvMbJHaE="},"url":"https://www.scribd.com/document/329334066/Como-hablar-malenpublico-pdf","top_badge":null},"329334099":{"type":"document","id":329334099,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329334099/149x198/8247083a73/1477758995?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329334099/298x396/2b24cdcb90/1477758995?v=1","title":"discurso informativo","short_title":"discurso informativo","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329334099,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"vN5jyZOaDKiB++nATqWYSCoHams="},"url":"https://www.scribd.com/document/329334099/discurso-informativo","top_badge":null},"340670555":{"type":"document","id":340670555,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/340670555/149x198/bba7a69ef3/1488431205?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/340670555/298x396/0715c97fcc/1488431205?v=1","title":"Evangelizacion en México","short_title":"Evangelizacion en México","author":"Karely Contreras","tracking":{"object_type":"document","object_id":340670555,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"WS2CgqPOjQZUmvOG1h/ubh7jP3w="},"url":"https://www.scribd.com/document/340670555/Evangelizacion-en-Mexico","top_badge":null},"347692465":{"type":"document","id":347692465,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/347692465/149x198/9715717632/1494247191?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/347692465/298x396/2662836947/1494247191?v=1","title":"sor juana.pdf","short_title":"sor juana.pdf","author":"Stef Argueta","tracking":{"object_type":"document","object_id":347692465,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"HSQri1r4SEU1KaE9OIDULAcPDHg="},"url":"https://www.scribd.com/document/347692465/sor-juana-pdf","top_badge":null},"362622512":{"type":"document","id":362622512,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/362622512/149x198/517026e732/1508968892?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/362622512/298x396/b5f43c17c9/1508968892?v=1","title":"addadasdad","short_title":"addadasdad","author":"B Boss","tracking":{"object_type":"document","object_id":362622512,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"gE9cQ21OZmusZCTrQuwS6yykchU="},"url":"https://www.scribd.com/document/362622512/addadasdad","top_badge":null},"382371410":{"type":"document","id":382371410,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/382371410/149x198/a479968a51/1529717527?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/382371410/298x396/4f91c94154/1529717527?v=1","title":"Contraband Ou Nam","short_title":"Contraband Ou Nam","author":"Sara Valentina","tracking":{"object_type":"document","object_id":382371410,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"plNPMV8jhGzHWyNeb5xjsPNpyZE="},"url":"https://www.scribd.com/document/382371410/Contraband-Ou-Nam","top_badge":null},"386526560":{"type":"document","id":386526560,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/386526560/149x198/4e0cc53549/1534652502?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/386526560/298x396/be07e65519/1534652502?v=1","title":"1. Políticas Públicas y Democracia. Arellano y Blanco. IFE 2013.pdf","short_title":"1. Políticas Públicas y Democracia. Arellano y Blanco. IFE 2013.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":386526560,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"8u2WngDxQy3rzhm90Nw6yvYwkl8="},"url":"https://www.scribd.com/document/386526560/1-Politicas-Publicas-y-Democracia-Arellano-y-Blanco-IFE-2013-pdf","top_badge":null},"386585348":{"type":"document","id":386585348,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/386585348/149x198/56ebc091ad/1534735698?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/386585348/298x396/5946656fa4/1534735698?v=1","title":"Krugman Capitulo 10","short_title":"Krugman Capitulo 10","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":386585348,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"lijFy/yN6JprXotAscwwe1NnZ9g="},"url":"https://www.scribd.com/document/386585348/Krugman-Capitulo-10","top_badge":null},"390137689":{"type":"document","id":390137689,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/390137689/149x198/8f87f436d0/1538680879?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/390137689/298x396/c8071a786a/1538680879?v=1","title":"La Colonia","short_title":"La Colonia","author":"Antonio Alvarez","tracking":{"object_type":"document","object_id":390137689,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"q9DmQzzlfsfUbbIQopB4Cuf6Pl0="},"url":"https://www.scribd.com/document/390137689/La-Colonia","top_badge":null},"390148352":{"type":"document","id":390148352,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/390148352/149x198/9e5158a80e/1538695554?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/390148352/298x396/11f40e5ba1/1538695554?v=1","title":"Los Nahuas","short_title":"Los Nahuas","author":"Juan Carlos Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":390148352,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"wzEmWyK4BMcvoniOWVS/ystSVkA="},"url":"https://www.scribd.com/document/390148352/Los-Nahuas","top_badge":null}}},"seo_roadblock_props_path":"/doc-page/seo-roadblock-props/324861406","signup_context":null,"toolbar":{"search_path":"/search-4gen?allowed_pages=1%2C2%2C3%2C4&auth_token=l6HkK%2F4eWV4K9xJm5jyg4aXZcGQ%3D&authenticity_token=yWxqfTZzMdaUrwhuqUUDz1lHUnaahJ3lC3CqtJuylZ%2BytB1L2YqaD1ytY01iWacO%2FBf%2FjR5C6E5ocMCIjoewPA%3D%3D&expires=1540802136&wordDocumentId=324861406&wordUploadId=330554197"},"renewal_nag_props":null}-->

II. definitiva. la riqueza y la influencia de éstas: pero en lo sucesivo se hicieron presentes ele manera más sutil. y esto fue la gota de agua que derramó el vaso. En el siglo XVII se resucitan esas imágenes. encontraron una función rural que las justificaba plenamente y mantenía su prestigio. otros cuajaron plena. Desde mediados del siglo XVII y durante todo el siguiente. A él se debe el haber arrancado la función de curas de almas a las órdenes en su obispado. y al final el obispo tuvo que huir disfrazado y esconderse en el campo para salvar el pellejo. produjo soberbias obras d~ arte. por prohibición episcopal o por hechos todavía más bruscos. totalmente. el Santo Señor de Chalma. aunque no todos cuajaron.[uchos fueron los intentos por estatuir esos cultos e imágenes. Y en general los grandes promotores de esos cultos populares fueron los frailes. Además. pues. El santuario es normalmente una iglesia de una sola nave. como queda señalado. . Los conocemos todos: la Virgen de Guadalupe.. tras el altar mayor. sobre todo. va- 429 . tanto a la comunidad como a los gestores del culto. las imágenes milagrosas y el culto colectivo de festividades y peregrinaciones llenaba un afán competitivo y de orgullo de las comunidades (y más generalmente colmaba el orgullo novohispano). aparte de los hábitos de participación colectiva y de las funciones económicas y sociales que significó. ). Pero a pesar de que en el pleito de Puebla el obispo llevara la peor parte.que es el camarín: muy ricamente exornado. los santuarios proliferaron a lo largo y a lo ancho de Nueva España: los ·estilos que les corresponden son. a través del nicho-puerta del altar mayor. En el medio rural. pero más en el X","static_promo_banner_cta_url":"https://www.scribd.com/"},"eligible_for_exclusive_trial_roadblock":false,"eligible_for_seo_roadblock":false,"exclusive_free_trial_roadblock_props_path":"/doc-page/exclusive-free-trial-props/324861406","flashes":[],"footer_props":{"urls":{"about":"/about","press":"/press","blog":"http://literally.scribd.com/","careers":"/careers","contact":"/contact","plans_landing":"/subscribe","referrals":"/referrals?source=footer","giftcards":"/giftcards","faq":"/faq","accessibility":"/accessibility-policy","faq_paths":{"accounts":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246346","announcements":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246066","copyright":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246086","downloading":"https://support.scribd.com/hc/articles/210135046","publishing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","reading":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246406","selling":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246326","store":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","status":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/360001202872","terms":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246126","writing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","adchoices":"https://support.scribd.com/hc/articles/210129366","paid_features":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","failed_uploads":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210134586-Troubleshooting-uploads-and-conversions","copyright_infringement":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210128946-DMCA-copyright-infringement-takedown-notification-policy","end_user_license":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129486","terms_of_use":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129326-General-Terms-of-Use"},"publishers":"/publishers","static_terms":"/terms","static_privacy":"/privacy","copyright":"/copyright","ios_app":"https://itunes.apple.com/us/app/scribd-worlds-largest-online/id542557212?mt=8&uo=4&at=11lGEE","android_app":"https://play.google.com/store/apps/details?id=com.scribd.app.reader0&hl=en","books":"/books","sitemap":"/directory"}},"global_nav_props":{"header_props":{"logo_src":"/images/landing/home2_landing/scribd_logo_horiz_small.svg","root_url":"https://www.scribd.com/","search_term":"","small_logo_src":"/images/logos/scribd_s_logo.png","uploads_url":"/upload-document","search_props":{"redirect_to_app":true,"search_url":"/search","query":"","search_page":false}},"user_menu_props":null,"sidebar_props":{"urls":{"bestsellers":"https://www.scribd.com/bestsellers","home":"https://www.scribd.com/","saved":"/saved","subscribe":"/archive/pmp_checkout?doc=324861406&metadata=%7B%22context%22%3A%22pmp%22%2C%22action%22%3A%22start_trial%22%2C%22logged_in%22%3Afalse%2C%22platform%22%3A%22web%22%7D","top_charts":"/bestsellers","upload":"https://www.scribd.com/upload-document"},"categories":{"book":{"icon":"icon-ic_book","icon_filled":"icon-ic_book_fill","url":"https://www.scribd.com/books","name":"Books","type":"book"},"news":{"icon":"icon-ic_articles","icon_filled":"icon-ic_articles_fill","url":"https://www.scribd.com/news","name":"News","type":"news"},"audiobook":{"icon":"icon-ic_audiobook","icon_filled":"icon-ic_audiobook_fill","url":"https://www.scribd.com/audiobooks","name":"Audiobooks","type":"audiobook"},"magazine":{"icon":"icon-ic_magazine","icon_filled":"icon-ic_magazine_fill","url":"https://www.scribd.com/magazines","name":"Magazines","type":"magazine"},"document":{"icon":"icon-ic_document","icon_filled":"icon-ic_document_fill","url":"https://www.scribd.com/docs","name":"Documents","type":"document"},"sheet_music":{"icon":"icon-ic_songbook","icon_filled":"icon-ic_songbook_fill","url":"https://www.scribd.com/sheetmusic","name":"Sheet Music","type":"sheet_music"},"summary":{"icon":"icon-ic_globalnav_snapshot","icon_filled":"icon-ic_globalnav_snapshot_fill","url":"https://www.scribd.com/snapshots","name":"Snapshots","type":"summary"}},"nav_categories":["mixed","book","audiobook","magazine","document","sheet_music"],"selected_content_type":"mixed","username":"","search_overlay_props":{"search_input_props":{"focused":false,"keep_suggestions_on_blur":false}}}},"recommenders":{"related_titles_recommender":{"ids":[311926245,267327107,139618363,63952424,347692465,295316388,161518914,390148352,116070186,217835933,60926764,73064025,340670555,258716646,126498564,390137689,296103900,200814968,192814686,284212911,382371410,227387059,308771979,227810633,102496733,236655289,237233557,237150496,204963066,362622512,329334099,386585348,386526560,329332217,329332276,329332265,329334066,323647742,325161387,324429012,327005414,324429550,325161349],"title_link":null,"title":null,"track_opts":{"compilation_id":"tDXo94SXWmp9vOk6P+HyYujHOzs=","module_id":"6PVmtlzqnZAqiVDcu3K1RHMXlqw=","widget_name":"right sidebar","track_id":"flattened_recommender"}},"footer_recommenders":{"recommenders":[{"ids":[311926245,267327107,139618363,63952424,347692465,295316388,161518914,390148352,116070186,217835933,60926764,73064025,340670555,258716646,126498564,390137689,296103900,200814968,192814686,284212911,382371410,227387059,308771979,227810633,102496733,236655289,237233557,237150496,204963066,362622512],"title_link":null,"title":"Documents Similar To Del barroco a la ilustración_JorgeAlbertoManrique.pdf","track_opts":{"compilation_id":"tDXo94SXWmp9vOk6P+HyYujHOzs=","module_id":"YTM3WJIQuw+x2nttxdrbqJftIyc=","widget_name":"document_carousel"}},{"ids":[329334099,386585348,386526560,329332217,329332276,329332265,329334066,323647742,325161387,324429012,327005414,324429550,325161349],"title_link":null,"title":"More From Manuel Fuentes","track_opts":{"compilation_id":"tDXo94SXWmp9vOk6P+HyYujHOzs=","module_id":"cfgk6Xl4h3tEAgcwp/JU+UzcErQ=","widget_name":"document_carousel"}}]},"seo_new_docs_recommenders":{"recommenders":[]},"documents":{"60926764":{"type":"document","id":60926764,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/60926764/149x198/8809ed4bb1/1337573744?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/60926764/298x396/44840d04ed/1337573744?v=1","title":"Ensayo - La educación en México","short_title":"Ensayo - La educación en México","author":"Dania Leon Vargas","tracking":{"object_type":"document","object_id":60926764,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"k8wnDO0QdwyINjVZTGnA2dEffyo="},"url":"https://www.scribd.com/document/60926764/Ensayo-La-educacion-en-Mexico","top_badge":null},"63952424":{"type":"document","id":63952424,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/63952424/149x198/d88971d8d9/1334320720?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/63952424/298x396/3bfb05ad1f/1334320720?v=1","title":"Abdicación","short_title":"Abdicación","author":"laurareyes_reyespedraza","tracking":{"object_type":"document","object_id":63952424,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"SDZl3JM2dRxoqj6q10FVGhgrRjk="},"url":"https://www.scribd.com/document/63952424/Abdicacion","top_badge":null},"73064025":{"type":"document","id":73064025,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/73064025/149x198/e1eddbc351/1386090961?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/73064025/298x396/339cd2fbd6/1386090961?v=1","title":"Tlicuauhtlacupeuh ","short_title":"Tlicuauhtlacupeuh ","author":"chepejhs","tracking":{"object_type":"document","object_id":73064025,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"tRLVTA2tefxQbM9YdZ9z0t6ueb0="},"url":"https://www.scribd.com/document/73064025/Tlicuauhtlacupeuh","top_badge":null},"102496733":{"type":"document","id":102496733,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/102496733/149x198/450a9daf46/1401098417?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/102496733/298x396/41e0d1d51c/1401098417?v=1","title":"6º ex diagnostico-z","short_title":"6º ex diagnostico-z","author":"Noe Cruz Marino","tracking":{"object_type":"document","object_id":102496733,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"DlgNOQKXedzxIjluEh6zF3mwJic="},"url":"https://www.scribd.com/document/102496733/6º-ex-diagnostico-z","top_badge":null},"116070186":{"type":"document","id":116070186,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/116070186/149x198/9caad9b0ee/1388521902?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/116070186/298x396/c2f51ce9be/1388521902?v=1","title":"Etimoloigía de Guadalupe","short_title":"Etimoloigía de Guadalupe","author":"EUTOPÍA MÉXICO","tracking":{"object_type":"document","object_id":116070186,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"8tf2IliHvXYEbMwLLagw8TKoaZQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/116070186/Etimoloigia-de-Guadalupe","top_badge":null},"126498564":{"type":"document","id":126498564,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/126498564/149x198/73ed255032/1361409672?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/126498564/298x396/7fd3208d65/1361409672?v=1","title":"Reporte 9","short_title":"Reporte 9","author":"Alejandro Hernandez","tracking":{"object_type":"document","object_id":126498564,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"7Yg/+MELVRnD00EqI9VLXCe4/X4="},"url":"https://www.scribd.com/document/126498564/Reporte-9","top_badge":null},"139618363":{"type":"document","id":139618363,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/139618363/149x198/822dd9960f/1367796820?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/139618363/298x396/4dfba9d9a9/1367796820?v=1","title":"Historia 1","short_title":"Historia 1","author":"Beto Rendon","tracking":{"object_type":"document","object_id":139618363,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"/NImXbTmG4pN94aTiptzMwrBKZQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/139618363/Historia-1","top_badge":null},"161518914":{"type":"document","id":161518914,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/161518914/149x198/7e81f4ca7a/1393038604?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/161518914/298x396/51971b0279/1393038604?v=1","title":"Examen de Diagnost. 2013 Hist.mex.2","short_title":"Examen de Diagnost. 2013 Hist.mex.2","author":"antonio0212","tracking":{"object_type":"document","object_id":161518914,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"MTuttIY9gj5ofjDsjGJEkcPDGYY="},"url":"https://www.scribd.com/document/161518914/Examen-de-Diagnost-2013-Hist-mex-2","top_badge":null},"192814686":{"type":"document","id":192814686,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/192814686/149x198/10fbd11a70/1445468129?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/192814686/298x396/3a553daea6/1445468129?v=1","title":"Guillermo Tovar_El Unicornio o El Mundo Barroco Novohispano Siglo XVII","short_title":"Guillermo Tovar_El Unicornio o El Mundo Barroco Novohispano Siglo XVII","author":"Daniel Morón","tracking":{"object_type":"document","object_id":192814686,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"Z1YF/OYZkXa+033XO3HeI3VyQto="},"url":"https://www.scribd.com/document/192814686/Guillermo-Tovar-El-Unicornio-o-El-Mundo-Barroco-Novohispano-Siglo-XVII","top_badge":null},"200814968":{"type":"document","id":200814968,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/200814968/149x198/9f94915bb8/1429295887?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/200814968/298x396/c09e7580ac/1429295887?v=1","title":"Arte y Cultura","short_title":"Arte y Cultura","author":"3eunice3","tracking":{"object_type":"document","object_id":200814968,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"e4dVzmnx4XOikMcbaT9rQ3QHmvc="},"url":"https://www.scribd.com/document/200814968/Arte-y-Cultura","top_badge":null},"204963066":{"type":"document","id":204963066,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/204963066/149x198/cfe6cd13d8/1391639665?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/204963066/298x396/f7da798e38/1391639665?v=1","title":"2","short_title":"2","author":"AbsoluTamente Austria","tracking":{"object_type":"document","object_id":204963066,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"eCZWfmfQPFBccHTAhY8Xx8Xzp+k="},"url":"https://www.scribd.com/document/204963066/2","top_badge":null},"217835933":{"type":"document","id":217835933,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/217835933/149x198/adecfbebe6/1397326297?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/217835933/298x396/4dd0a912c0/1397326297?v=1","title":"William Spence Robertson","short_title":"William Spence Robertson","author":"Roberto Sanchez","tracking":{"object_type":"document","object_id":217835933,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"yTon7+x994jCEKH9sL9GJ26xIpM="},"url":"https://www.scribd.com/document/217835933/William-Spence-Robertson","top_badge":null},"227387059":{"type":"document","id":227387059,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/227387059/149x198/2d9599a67b/1435189491?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/227387059/298x396/689adbaa3c/1435189491?v=1","title":"Arte Quiteño Colonial","short_title":"Arte Quiteño Colonial","author":"azulrober","tracking":{"object_type":"document","object_id":227387059,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"1+p6zxpBiqvUaIhXBSKflriN0B8="},"url":"https://www.scribd.com/doc/227387059/Arte-Quiteno-Colonial","top_badge":null},"227810633":{"type":"document","id":227810633,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/227810633/149x198/dd5a1ff46f/1401776485?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/227810633/298x396/34bcf3f331/1401776485?v=1","title":"Negros Rebeliones en El XVII","short_title":"Negros Rebeliones en El XVII","author":"Alayde Rdz","tracking":{"object_type":"document","object_id":227810633,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"dLXuDEvQ+jeFKG/ULyevtUdDnlg="},"url":"https://www.scribd.com/document/227810633/Negros-Rebeliones-en-El-XVII","top_badge":null},"236655289":{"type":"document","id":236655289,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/236655289/149x198/cddfd97156/1519260311?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/236655289/298x396/e1a000dcd0/1519260311?v=1","title":"Festividades Que Surgieron en Veracruz Durante El Periodo Virreinal","short_title":"Festividades Que Surgieron en Veracruz Durante El Periodo Virreinal","author":"Ivan Rodriguez","tracking":{"object_type":"document","object_id":236655289,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"4g0HxM+1ipgd1qL7JVdljzWWfPs="},"url":"https://www.scribd.com/doc/236655289/Festividades-Que-Surgieron-en-Veracruz-Durante-El-Periodo-Virreinal","top_badge":null},"237150496":{"type":"document","id":237150496,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/237150496/149x198/915392c708/1408398183?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/237150496/298x396/caa8e94bee/1408398183?v=1","title":"3. ResenŪa Historia Miėnima Thank Estrada","short_title":"3. ResenŪa Historia Miėnima Thank Estrada","author":"DestinosTurísticosdeHidalgo","tracking":{"object_type":"document","object_id":237150496,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"UXpnftXC3kHkRHSvZPMmmSYUKqw="},"url":"https://www.scribd.com/document/237150496/3-ResenŪa-Historia-Miėnima-Thank-Estrada","top_badge":null},"237233557":{"type":"document","id":237233557,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/237233557/149x198/c4773f8d8b/1408470842?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/237233557/298x396/d0ee43b9a1/1408470842?v=1","title":"Historia de México Cuestionario","short_title":"Historia de México Cuestionario","author":"David Rubio","tracking":{"object_type":"document","object_id":237233557,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"vLaUHrg5lGDoBHJK+ccT34PdLP8="},"url":"https://www.scribd.com/document/237233557/Historia-de-Mexico-Cuestionario","top_badge":null},"258716646":{"type":"document","id":258716646,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/258716646/149x198/36b24a6623/1426356660?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/258716646/298x396/0aab683209/1426356660?v=1","title":"Serge Gruzinski. _em_La Guerra de Las Imágenes de Cristóbal Coló","short_title":"Serge Gruzinski. _em_La Guerra de Las Imágenes de Cristóbal Coló","author":"Juan Luciano","tracking":{"object_type":"document","object_id":258716646,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"HadqFLR/p2wJcgZaZqw73fiiGqk="},"url":"https://www.scribd.com/document/258716646/Serge-Gruzinski-em-La-Guerra-de-Las-Imagenes-de-Cristobal-Colo","top_badge":null},"267327107":{"type":"document","id":267327107,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/267327107/149x198/4ea82a283a/1445919590?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/267327107/298x396/ae61c11e20/1445919590?v=1","title":"Sor Juana Hagiografía","short_title":"Sor Juana Hagiografía","author":"Betsabé Delgado Carrasco","tracking":{"object_type":"document","object_id":267327107,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"hkYUU0xrJ3/ikpJKU8VZSoCTQV0="},"url":"https://www.scribd.com/document/267327107/Sor-Juana-Hagiografia","top_badge":null},"284212911":{"type":"document","id":284212911,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/284212911/149x198/ad316c3f40/1461897525?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/284212911/298x396/4f655d2ed7/1461897525?v=1","title":"Laura-Suárez-de-la-Torre.-Y-se-hizo-la-imagen.pdf","short_title":"Laura-Suárez-de-la-Torre.-Y-se-hizo-la-imagen.pdf","author":"julio jaime gallegos ocampo","tracking":{"object_type":"document","object_id":284212911,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"4lx11kTMRydsyN7todb4QBP9Jf4="},"url":"https://www.scribd.com/document/284212911/Laura-Suarez-de-la-Torre-Y-se-hizo-la-imagen-pdf","top_badge":null},"295316388":{"type":"document","id":295316388,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/295316388/149x198/59e88bb5d1/1452688892?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/295316388/298x396/7dfda5be13/1452688892?v=1","title":"Crónica Haití Diciembre 2015","short_title":"Crónica Haití Diciembre 2015","author":"Willard Wells","tracking":{"object_type":"document","object_id":295316388,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"0kpKQcDn+ysRFiutqy41FE5Q3Ao="},"url":"https://www.scribd.com/document/295316388/Cronica-Haiti-Diciembre-2015","top_badge":null},"296103900":{"type":"document","id":296103900,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/296103900/149x198/bf8ed6bfd0/1453320126?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/296103900/298x396/71f3f9d6dc/1453320126?v=1","title":"Zanetti Susana","short_title":"Zanetti Susana","author":"Juan Cobeñas","tracking":{"object_type":"document","object_id":296103900,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"sZmJolCVp8ftmCQqMs/xyhf/dB8="},"url":"https://www.scribd.com/document/296103900/Zanetti-Susana","top_badge":null},"308771979":{"type":"document","id":308771979,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/308771979/149x198/c68e1ed19a/1460698659?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/308771979/298x396/b4baeb4559/1460698659?v=1","title":"Conformacion Del Estado Mexicano","short_title":"Conformacion Del Estado Mexicano","author":"Victor Flow","tracking":{"object_type":"document","object_id":308771979,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"55uYVVGxoLFJMxgL7y2ROQ7gKnY="},"url":"https://www.scribd.com/document/308771979/Conformacion-Del-Estado-Mexicano","top_badge":null},"311926245":{"type":"document","id":311926245,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/311926245/149x198/9abaffc54c/1462748514?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/311926245/298x396/80bb213d1e/1462748514?v=1","title":"Actividad de Cierre","short_title":"Actividad de Cierre","author":"armando","tracking":{"object_type":"document","object_id":311926245,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"oV67BffQcX/zB2dVejKF+rwRpjg="},"url":"https://www.scribd.com/document/311926245/Actividad-de-Cierre","top_badge":null},"323647742":{"type":"document","id":323647742,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/323647742/149x198/577a69a485/1473626346?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/323647742/298x396/e3f95f4201/1473626346?v=1","title":"Como Actuan Las Enzimas","short_title":"Como Actuan Las Enzimas","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":323647742,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"xMj/+6D1afblrSkO2hT2ymdTEA4="},"url":"https://www.scribd.com/document/323647742/Como-Actuan-Las-Enzimas","top_badge":null},"324429012":{"type":"document","id":324429012,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/324429012/149x198/9edee01bc1/1474226904?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/324429012/298x396/508f24e2be/1474226904?v=1","title":"285981137-Pasquino-Nuevo-Curso-de-Ciencia-Politica.pdf","short_title":"285981137-Pasquino-Nuevo-Curso-de-Ciencia-Politica.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":324429012,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"aGQIg0jDh/NZ1DKu09cj+DknpBk="},"url":"https://www.scribd.com/document/324429012/285981137-Pasquino-Nuevo-Curso-de-Ciencia-Politica-pdf","top_badge":null},"324429550":{"type":"document","id":324429550,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/324429550/149x198/7b33bd8d7e/1474227377?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/324429550/298x396/702bdab61c/1474227377?v=1","title":"Dilectica_de_la_puntuacion.pdf","short_title":"Dilectica_de_la_puntuacion.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":324429550,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"l3K+ns6GZWfVpoMQCOTiTo1qsRI="},"url":"https://www.scribd.com/document/324429550/Dilectica-de-la-puntuacion-pdf","top_badge":null},"325161349":{"type":"document","id":325161349,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/325161349/149x198/294ab52dde/1474746724?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/325161349/298x396/e23554ac79/1474746724?v=1","title":"8 autoritarismo competitivo.pdf","short_title":"8 autoritarismo competitivo.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":325161349,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"Mqva566O70PZd//ncNVPiV7BifA="},"url":"https://www.scribd.com/document/325161349/8-autoritarismo-competitivo-pdf","top_badge":null},"325161387":{"type":"document","id":325161387,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/325161387/149x198/58de1f8db4/1474746771?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/325161387/298x396/bc1918ee4a/1474746771?v=1","title":"El Cambio de Régimen Político en América Latina Dieter Nohlen","short_title":"El Cambio de Régimen Político en América Latina Dieter Nohlen","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":325161387,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"lZ1IbzuTlv91YQhjnaKRnh2+fJs="},"url":"https://www.scribd.com/document/325161387/El-Cambio-de-Regimen-Politico-en-America-Latina-Dieter-Nohlen","top_badge":null},"327005414":{"type":"document","id":327005414,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/327005414/149x198/6edb24fd12/1476068658?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/327005414/298x396/44177f247e/1476068658?v=1","title":"Imperios y Colonialismo 1870-1914","short_title":"Imperios y Colonialismo 1870-1914","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":327005414,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"+DsHamDiXFjAXiYmuysIFcuxFhU="},"url":"https://www.scribd.com/document/327005414/Imperios-y-Colonialismo-1870-1914","top_badge":null},"329332217":{"type":"document","id":329332217,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/329332217/149x198/2415813910/1477756878?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329332217/298x396/b4f43e4f17/1477756878?v=1","title":"La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori.pdf","short_title":"La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329332217,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"adMSYF8wCpasSXA2Q/Foi0Vys9I="},"url":"https://www.scribd.com/document/329332217/La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori-pdf","top_badge":null},"329332265":{"type":"document","id":329332265,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329332265/149x198/c522aa9d7a/1477756925?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/329332265/298x396/0171a245a5/1477756925?v=1","title":"La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori.pdf","short_title":"La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329332265,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"9KNnTOgRZEASGV/xRLHbP6E3JFQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/329332265/La-Politica-Logica-y-Metodo-en-las-Ciencias-Sociales-Giovanni-Sartori-pdf","top_badge":null},"329332276":{"type":"document","id":329332276,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329332276/149x198/d03c4ad900/1477756925?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/329332276/298x396/0056196595/1477756925?v=1","title":"¿Cómo hablar mal en público?","short_title":"¿Cómo hablar mal en público?","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329332276,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"0mAvTiXZFLw5NNCTeruwyho+M6c="},"url":"https://www.scribd.com/document/329332276/Como-hablar-mal-en-publico","top_badge":null},"329334066":{"type":"document","id":329334066,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329334066/149x198/00eebd8303/1477758967?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329334066/298x396/af154beb95/1477758967?v=1","title":"Como_hablar_malenpublico.pdf","short_title":"Como_hablar_malenpublico.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329334066,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"uM+2DgyeSEbs0V6Q295EvMbJHaE="},"url":"https://www.scribd.com/document/329334066/Como-hablar-malenpublico-pdf","top_badge":null},"329334099":{"type":"document","id":329334099,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329334099/149x198/8247083a73/1477758995?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/329334099/298x396/2b24cdcb90/1477758995?v=1","title":"discurso informativo","short_title":"discurso informativo","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":329334099,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"vN5jyZOaDKiB++nATqWYSCoHams="},"url":"https://www.scribd.com/document/329334099/discurso-informativo","top_badge":null},"340670555":{"type":"document","id":340670555,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/340670555/149x198/bba7a69ef3/1488431205?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/340670555/298x396/0715c97fcc/1488431205?v=1","title":"Evangelizacion en México","short_title":"Evangelizacion en México","author":"Karely Contreras","tracking":{"object_type":"document","object_id":340670555,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"WS2CgqPOjQZUmvOG1h/ubh7jP3w="},"url":"https://www.scribd.com/document/340670555/Evangelizacion-en-Mexico","top_badge":null},"347692465":{"type":"document","id":347692465,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/347692465/149x198/9715717632/1494247191?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/347692465/298x396/2662836947/1494247191?v=1","title":"sor juana.pdf","short_title":"sor juana.pdf","author":"Stef Argueta","tracking":{"object_type":"document","object_id":347692465,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"HSQri1r4SEU1KaE9OIDULAcPDHg="},"url":"https://www.scribd.com/document/347692465/sor-juana-pdf","top_badge":null},"362622512":{"type":"document","id":362622512,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/362622512/149x198/517026e732/1508968892?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/362622512/298x396/b5f43c17c9/1508968892?v=1","title":"addadasdad","short_title":"addadasdad","author":"B Boss","tracking":{"object_type":"document","object_id":362622512,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"gE9cQ21OZmusZCTrQuwS6yykchU="},"url":"https://www.scribd.com/document/362622512/addadasdad","top_badge":null},"382371410":{"type":"document","id":382371410,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/382371410/149x198/a479968a51/1529717527?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/382371410/298x396/4f91c94154/1529717527?v=1","title":"Contraband Ou Nam","short_title":"Contraband Ou Nam","author":"Sara Valentina","tracking":{"object_type":"document","object_id":382371410,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"plNPMV8jhGzHWyNeb5xjsPNpyZE="},"url":"https://www.scribd.com/document/382371410/Contraband-Ou-Nam","top_badge":null},"386526560":{"type":"document","id":386526560,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/386526560/149x198/4e0cc53549/1534652502?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/386526560/298x396/be07e65519/1534652502?v=1","title":"1. Políticas Públicas y Democracia. Arellano y Blanco. IFE 2013.pdf","short_title":"1. Políticas Públicas y Democracia. Arellano y Blanco. IFE 2013.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":386526560,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"8u2WngDxQy3rzhm90Nw6yvYwkl8="},"url":"https://www.scribd.com/document/386526560/1-Politicas-Publicas-y-Democracia-Arellano-y-Blanco-IFE-2013-pdf","top_badge":null},"386585348":{"type":"document","id":386585348,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/386585348/149x198/56ebc091ad/1534735698?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/386585348/298x396/5946656fa4/1534735698?v=1","title":"Krugman Capitulo 10","short_title":"Krugman Capitulo 10","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":386585348,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"lijFy/yN6JprXotAscwwe1NnZ9g="},"url":"https://www.scribd.com/document/386585348/Krugman-Capitulo-10","top_badge":null},"390137689":{"type":"document","id":390137689,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/390137689/149x198/8f87f436d0/1538680879?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/390137689/298x396/c8071a786a/1538680879?v=1","title":"La Colonia","short_title":"La Colonia","author":"Antonio Alvarez","tracking":{"object_type":"document","object_id":390137689,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"q9DmQzzlfsfUbbIQopB4Cuf6Pl0="},"url":"https://www.scribd.com/document/390137689/La-Colonia","top_badge":null},"390148352":{"type":"document","id":390148352,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/390148352/149x198/9e5158a80e/1538695554?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/390148352/298x396/11f40e5ba1/1538695554?v=1","title":"Los Nahuas","short_title":"Los Nahuas","author":"Juan Carlos Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":390148352,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"wzEmWyK4BMcvoniOWVS/ystSVkA="},"url":"https://www.scribd.com/document/390148352/Los-Nahuas","top_badge":null}}},"seo_roadblock_props_path":"/doc-page/seo-roadblock-props/324861406","signup_context":null,"toolbar":{"search_path":"/search-4gen?allowed_pages=1%2C2%2C3%2C4&auth_token=l6HkK%2F4eWV4K9xJm5jyg4aXZcGQ%3D&authenticity_token=yWxqfTZzMdaUrwhuqUUDz1lHUnaahJ3lC3CqtJuylZ%2BytB1L2YqaD1ytY01iWacO%2FBf%2FjR5C6E5ocMCIjoewPA%3D%3D&expires=1540802136&wordDocumentId=324861406&wordUploadId=330554197"},"renewal_nag_props":null}-->
IIL aparece un nuevo tipo de edificio religioso: el santuario. Quiso. Sin cuerpo de delito no hay delito. porque recuerdan al pueblo los beneficios y dones . El obispo apenas tuvo tiempo de ver consagrada su catedral (que encontró casi en cimientos y que en nue. que desde la época manierista se había adoptado aun para las iglesias conventuales y las parroquias. que trabajaban también pro domo sua. y 428 de paso dejaba evidentes beneficios económicos. En el campo o en la ciudad. sino social y aun nacional.. pero sobre todo en aquél. es ahí donde se arregla y viste a la imagen y donde ésta reside. Los jesuitas y sus aliados levantaron contra él acusaciones. . de ninguna manera. hacia la iglesia aparece al culto general sólo en fechas señaladas. que la predicación no se hiciera sino ha jo su estricta licencia. Integra las torres a su fachada y tiene.. La religiosidad católica de la época requería la intercesión de los santos.

ahí también residen las hijas de poseedores de fuertes capitales que. Santa Rosa y Santa Clara en Querétaro. además de lo que cualquier otra iglesia.necesitaba de la gran música. pero no ser vistas. La cohesión de los grupos sociales. Las autoridades religiosas insisten de continuo -sin éxito. ese lugar específico.1 el locutorio. abierta al público.. la importancia de una ciudad se mide por el número de conventos de monjas. alto y bajo. no cumpliendo las monjas prácticamente ninguna función social (por excepción la enseñanza elemental) . muchas veces fastuosa en grado superlativo. incluso los más desposeídos. el semicirculo de madera tallada y calada que iba encima de la reja del coro alto de la iglesia de monjas. 1 '•· .·· . en una iglesia de monjas. si es suficientemente rico. es una necesidad que impone la vida citadina. an Cratícula: pequeña ventana a un lado de la reja del coro bajo. Alrededor de patios se organizan las celdas. tenía que manifestarse muy a menudo en la música. Pero salvo en muy pocos conventos de observancia muy estricta. no quieren dispensarlos en dotes ni herencias para yernos. caballeros muy decentes que las cortejan a través de las rejas. La monja entra al convento casi niña y no sale de él ni muerta. no pocas veces hay dificultades y aun pleitos. y necesariamente con el eje paralelo a la calle. Puede decirse que más que por el número de parroquias o el de palacios. fue la de construir capillas ex profeso. con crucero de brazos muy cortos ( apenas para justificar la cúpula). Por ello las iglesias de monjas con una sola nave. tiene su propia celda como un pequeño apartamento donde vive. celosías. vendían y heredaban.que la iglesia a la que se añaden: la capilla del Rosario o la de Jesús Nazareno en Puebla. y el partido de las perdidosas. picos. son algunos de los ejemplos de esta arquitectura peculiar. abanicos/ 5 cratículas. la del Señor de Santa Teresa en México o la del Rosario en Azcapotzalco. pero se comunican al exterior en 430 ft J • f 1. y no pocas tienen sus amantes. La Concepción o San Lorenzo en México. a través de él mantienen relaciones y amistades. puede salir a fundar otro convento. El convento de monjas es una creación típica del siglo xvu (por más que las primeras fundaciones se remonten al anterior) y muy característica del desarrollo urbano. inmersa en la religión. 36 retablos de coro. Las Rosas y las Monjas en Morelia. Regina. no pocas veces reprimidos en un mundo como aquél. Como muchas veces es persona de alcurnia o de dinero y no está en el convento precisamente por vocación.. Cuando se trata de elegir priora.en que es falta de modestia que cada monja tenga más de cinco criadas. El refinaas Abanico: en la arquitectura religiosa. La Santísima o Santa Catarina en Puebla. el edificio del convento requiere ciertas características. refinada. y demás. tan dada a los regocijos públicos y privados como era la sociedad barroca novohispana. celosías y velos: ellas pueden ver. puesto que el capricho de una monja rica puede introducir modificaciones importantes. trata de tener las mayores comodidades: algunas de estas celdas individuales fueron apartamento~ fastuosos y se compraban. que resultan más ricas y suntuosas -y aun a veces más grandes. encandilados por la idea de fundar mayorazgos. 431 . pero a la cual asisten las monjas desde dos coros. Otro recurso para albergar a imágenes eminentes que pertenecían a una iglesia importante y que necesitaba cubrir otras funciones. La elevación mística -sobre todo una en que los sentidos tenían tanta parte. En efecto. no tienen más recurso para sostenerse que la caridad pública y las donaciones: y ambas no se pueden dar en un grado importante sino en grandes concentraciones de población. La iglesia de monjas tiene.riadísimos: desde la pesadez de la Soledad de Oaxaca a la esbeltez de San Juan de los Lagos. En la clausura recibe los sacramentos y allí asiste a la misa. requería de ella. recibe visitas de monjas y come. La música Una sociedad orgullosa. La parte central es la iglesia. Nunca salen las monjas del convento. encontraban una vía de escape en la música. intercambian regalos. Para cumplir esas funciones. Muchos sentimientos. sin seguir un plan muy estricto. un solo campanario. donde se explaya el arte barroco en rejas. por la cual recibían las religiosas la comunión. al colorido de Ocotlán. puesto que ahí se entierra en el pudridero y va al final a parar al osario. no hace vida en común sino en el coro. que se separan de la parte pública del templo por rejas. la necesidad de que las mujeres que no se casen se acojan al convento para no perderse. puesto que las puertas al público se abren lateralmente para permitir que en los pies de la iglesia se alberguen los espaciosos y ricos coros. Y sobre todo. la de Tlacolula en Oaxaca. lee si tiene interés.

pero de lo que no se tiene duda es de que la música y la danza cortesanas eran practicadas con fruición por los criollos desde fines del siglo de la conquista. de las capillas de música de viento que mantenían los conventos de su orden (que hacen evocar a los coros vem. Desde aquel Ortiz el nahuatlato que puso escuela de danzar y tañer casi al día siguiente de la conquista. la música. es de origen mexicano. El cronista agustino Grijalva habla con admiración. el conjunto musical donde predominaban las chirimías) . permiten ver que el mantener una rica capilla musical. La música fue un elemento importante en la tarea de evangelización y en pueblos y aldeas quedó su simiente. o de tantas monjas que tras las rejas de los locutorios cultivaban corazones por arte de la música. el viajero del Giro del mondo. baila.. aun para el sexo femenino comúnmente iletrado. además de componer y de concertar la capilla. y otras disposiciones de los concilios mexicanos tratan de contener la invasión de elementos populares y cortesanos en la música de iglesia.miento de una educación que hiciera a los criollos sentirse más valiosos incluía la música. La elección de maestro de 433 . de la casa de un prohombre o de una aldea. discreto. Durante el virreinato de Enríquez. más importante si pensamos que viene de alguien que pasó sus primeros años en la Inglaterra de los músicos isabelinos y los siguientes en la España donde resonaban todavía Cabezón y Vitoria. Desde que pone pie en Veracruz es deleitado por el prior que tañe exquisitamente vihuela y mandolina en su rica celda. se hacía presente en todas ocasiones. insidioso al escribir. Gemelli Carrieri. hasta el canto individual acompañado de un instrumento. Ya acercándose al final del siglo xvu. Chiapa o Guatemala se extasía con las magníficas capillas de las catedrales. en una infinidad de formas que iban desde la majestuosa polifonía y el órgano de ochenta mixturas. encuentra también insuperable la música mexicana. en México. los frailes mantuvieran costosas orquestas. apenas estudiados por investigadores como Saldívar y Jesús Estrada. se expresaba muchas veces por la mag-nificencia de sus capillas de música. y encuentra ocasión de soltar algo de veneno anticatólico al relatar la habilidad excelsa -y a sus ojos no muy moral. en los pueblos de indios. Valiente.cianos 432 de los Gabrielli). y desde el anciano fray Juan de Haro o Caro. la música profana y la religiosa se desarrollaron en grande. tanto por la calidad de los instrumentos como por la pericia de los ejecutantes y la solvencia de los maestros de capilla. de oro y brocado se viste. chirimías. los artilugios para evitar que fueran a otra catedral que les ofreciera más apetitosa remuneración. Oaxaca. No se ponen de acuerdo los musicólogos sobre si la pavana. a principios del siglo siguiente. Muestra de ello son los altos sueldos que devengaban. aun a ese apéndice populachero de la capilla que era la "chirimía" (esto es. que empezó a enseñar el canto llano y el órgano al lado de fray Pedro de Gante en la capilla de San José de los Naturales. Así describe Rosas de Oquendo a un criollo joven (que. no es en su Romance a México otro que el que se llama Interés). junto con sus compañeros. nos deja entre sorprendido y escandalizado unos de los testimonios más explícitos del primer tercio del siglo xvu acerca de la pasión novohispana por la música. Entre ellas estaba. y por ése recibían sueldo. que hubo de dar disposiciones para que se redujeran (cierto: los músicos y cantores que servían en las iglesias estaban exentos de otros servicios. sacabuches y atabales lo reciben y lo despiden. incluso la de enseñar. El orgullo de una catedral. danza y canta . aforrado en finas martas. y el cuidado para que cumplieran las muchas obligaciones del cargo. sabio. fue una preocupación constante. como Huejotzingo. Para finales del siglo XVI cronistas y viajeros coinciden en exaltar la gran afición a la música y la gran perfección que alcanzaba. critica que en pueblos ya entonces pequeños. entre paréntesis. Es un mancebo galán. danza que tanto apasionó a Europa desde la segunda mitad del siglo XVI y que se prolongaría como forma musical hasta el xvm. trompetas. talle corto y calza larga. y nos cuenta de aquel indio tlaxcalteca que compuso la primera misa. Los libros de los cabildos catedralicios. ::\Iotolinía ya alababa la rapidez con que los indios aprendían los instrumentos europeos y las formas de música polifónica. ¿influiría esa circunstancia en el auge musical popular?). la proliferación de músicos en los pueblos era tal..de las doncellas y damas criollas en tañer y cantar. de un convento. que venía de la Nápoles de Scarlatti. pero agudo observador. Aquel Tomás Gage. tañe. hacia 1570. De las catedrales y los palacios a los jacales.

Se hacían desde los propios de la música popular. para los últimos años del siglo XVIII empezaron a construirse también pianofortes. culta y popular. el contrapunto instrumental se empleaba en los villancicos. Y aun los archivos de catedrales. hasta instrumentos de gran calidad. o Juan Matías. si· bien se tocaban normalmente obras de maestros europeos. como la fina polifonía de Hernando Franco ( 1532-1585). perdido. y cuáles serían sus características.capilla de una catedral --cargo vitalicio-. como el contrapunto instrumental (por más que éste se dé temprano en los villancicos). Lienas. clavicordios. espinetas. del Marqués de San Cayetano ( 1794) y de Vicente Gómez ( 1789) . parroquias donde más se conservaron las obras. fagotes.o métodos para aprender a tañer un instrumento o componer para él fueron necesariamente muy solicitados. de factura tosca. ya a otro tratadista. de Francisco López y Capillas. hubo colegios especializados. que ella misma llamó Caracol. y la música también imitaba. y de que las capillas musicales de las catedrales funcionaban también como "escaleta". por ahora. A pesar de los testimonios de la muy importante actividad musical novohispana. Muchas veces las letras de las composiciones están en idiomas indios ( náhuatl especialmente) o en la lengua champurrada de los negros y mulatos. Como queda dicho. porque rechazaba las teorías "circulares" de la armonía en boga. A más de la enseñanza de la música en los conventos de frailes. del prolífico y excelente Antonio de Salazar. entre otros. ejecución y diversas pruebas de composición. y muy pocas veces de ejecución: no tenemos todavía los análisis que nos puedan hacer saber su verdadera importancia. Los maestros particulares también cumplían una importante función. los músicos tampoco desdeñaban componer música para ellos (incluso estaba entre las obligaciones de los maestros de capilla). los brillantes dobles coros del poblano Gutiérrez de Padilla ( 1595-1664) o la debilidad por el "tono tercero" de Juan de Lienas (principios del siglo xvn). del tololoche al violín. y que incluía teoría. y ahí se movían con una libertad mucho mayor de la que podían tener en la gravedad de las composiciones para los oficios. aquí ocurre especialmente en ese fenómeno popular religioso que fue el villancico. el desarrollo de la música novohispana no puede hacerse. clavicémbalos.era un acontecimiento en toda Nueva España. como el que existe en otras artes? El siglo xvn y el xvm están dominados por las grandes composiciones polifónicas de cuatro a once voces de Franco. Burgoa informa de un indio oaxaqueño que había escrito un tratado. Reconstruir. Las complicadas teorías musicales de la época dividían a los conocedores en bandos que adherían ya a uno. hasta llegar a dos motetes y un villancico. se leían frecuentemente los de maestros europeos como Torres Martínez o Antonio Soler. A un nivel teórico menor. para deshacerse de la música que ya no se tocaba. como el de Corpus Christi en la ciudad de México o el de Santa Rosa en Morelia. sacabuches. y lo que se conserva apenas ha sido objeto de estudios aislados. tuvieron purgas temporales. sino que se conservaba manuscrita (los archivos guardan música impresa europea sólo a partir de los 434 finales del siglo XVIII). la curiosidad incansable de sor Juana Inés la llevó a echar su cuarto a espadas. En México no se imprimió música. Aunque la personalidad artística de algunos compositores es relativamente conocida. Padilla. Ya en los principios del siglo xvm se hace sentir una influencia 435 . como creación. los tratados . chirimías. ' Por último la construcción de instrumentos también fue una actividad muy extendida. del siglo xvm se tiene noticia de métodos mexicanos de Juan José Padilla ( 1733). conventos. que duraba varios días. se nombraba un tribunal calificador y se ponían edictos en las principales ciudades del reino para convocar a los maestros músicos. órganos. Parece que algunas de las novedades de la música europea del siglo xvn se introducen aquí con cierto retraso. y compuso un tratado de teoría musical. pues. los instrumentos de arco. La música popular ni siquiera solía escribirse. se seguía un complicadísimo examen de oposición. no se tiene una visión suficientemente clara del conjunto para poder decir si hubo lo que podría llamarse con precisión una "escuela mexicana". desde época colonial. De la misma manera que en la Europa renacentista y barroca hay un continuo ir y venir de la música culta a la popular. mucho de la música misma se ha perdido. profana y religiosa. trompetas. la cortesana se perdió cuando nuevos tiempos hicieron inútil la antigua. al estar el puesto vacío. Así como los poetas no desdeñaban seguir formas populares para esas alabanzas festivas. desde Palestrina hasta Haydn ¿podría hablarse de un "tiempo propio" de la música novohispana. en su conjunto. "a lo culto" las formas musicales caras a esos grupos sociales. indio que fue maestro de la capilla de la catedral de Oaxaca. que orquestó villancicos de Juana Inés de la Cruz. y demás. sino a grandes rasgos.

pero fue más la parte de ellas que siguió siendo fiel a sí misma. y aunque alguna huella dejó. éstos parecen significar sólo necesidades formales y retóricas (inscritas en la contextura más intrínseca de lo barroco.más directamente italiana. que en 1711 se representó en el Palacio Real para celebrar los años de Felipe V. las modas cambiaron. también aquí se siente el reflejo de la manía de los Borbones españoles. que desde 1708 había compuesto el "melodrama" (¿ópera?) del Rodrigo. pues había llegado a México con la compañía del Coliseo. sino que se prolonga en ésta. si el siglo xvm es galante aun en México. tanto como para afectar incluso al "gran arte" religioso. Introduce en la iglesia lás dulzuras melódicas de la música de ·corte. no es bastante para revelar cambios consistentes ni en las costumbres ni en las actitudes. pero no se sabe que los sillones Luis XV hayan desplazado a las sólidas poltronas tradicionales. que qui:r. y en época del arzobispo Rubio y Salinas se aprobó "importar de Nápoles cuatro mancebos capones". pero lo cierto es que ni la frivolidad. Ese espíritu juguetón rozó apenas la vida novohispana. pueden advertirse ya cambios que revelan alteraciones más o menos profundas en el organismo social novohispano. No ha faltado quien hable de un "rococó mexicano". esto es. y si ésta. Andando el tiempo. de orden muy diferente. en muchos casos. con un énfasis decidido en lo melódico sobre la estructura polifónica o contrapuntística: el más importante compositor de ese momento. y no sólo al comenzar. muy ricas de inventiva. los más de los cien años que aquí se examinan. con más fuerza que nunca. que importaron constantemente músicos italianos: Tollis de Rocca. no se hace sentir en México sino muy adelante en el siglo.á sólo se explica por la tradición que lo sustenta. El racionalismo. Las formas artísticas resintieron su influjo. de tal modo que es el irracionalismo barroco el que domina. sus valores como los únicos posibles. y luego escribió la que se suele tener por primera ópera mexicana (aunque hay noticias de oratorios del siglo xvn). es significativo que éste procediera de medios muy ajenos a los religiosos. es un músico que nunca había salido del país: Manuel Zumaya. más todavía. sin embargo. parece haber sido un gran virtuoso del violín. del olvido o del franco ataque de una Europa que propone. revelan su formación italiana. conserva aquella solidez y "decoro" de la primera música contrapuntística. invicto todavía. sino que la ocupa en la mayor parte de su desarrollo. la Nueva España conservó siempre su pasión por la música y una rica tradición. Recordemos que sería un mexicano radicado en Cádiz quien encargaría a Haydn los cuartetos de Las siete palabras: y esa elección nos habla de un gusto muy bien formado. se hizo cargo de la capilla catedralicia. porque no dominaba la sólida teoría ni era muy versado en las formas tradicionales: todo nos habla del cambio de los tiempos. la Parténope. ni la "galantería" ni el aleteo sensual que apasionaron el gusto europeo dieciochesco. el gran músico que ocupa los más altos cargos a mediados del siglo es el italiano Ignacio Jerusalem. y al paso que las innovaciones retóricas se lanzaban a una búsqueda desaforada de soluciones imposibles. que muestran la aparición de una conciencia de la necesidad de modificaciones más allá de las puramente retóricas y formales. aquí y en el mundo ganaba en riqueza instrumental lo que perdía en solidez y grandeza. el otro gran presente del siglo europeo de las luces. En fin. ant~ el descontento de muchos. pero aunque usando las nuevas formas de armonía. sus composiciones. y que haría que el país adquiriera un rostro muy otro que aquél 437 . Son prolegómenos del vuelco mucho más violento que daría Nueva España a fines del xvm. asimismo parece que la personalidad que había conservado la música novohispana se desdibuja. que es movimiento continuo) y no afectar capas más profundas. En todo caso. y aun.a la defensiva. y esto se revela en la mtJ_sica. y si bien busca pronto caminos nuevos. con sus "arias sacras". La tendencia a la música melódica de aire galante se acentúa al seguir el siglo. sin embargo. 436 El mundo ilustrado Puede afirmarse que el "siglo barroco" no termina en Nueva Es·· paña con la llegada de la centuria decimoctava. muy poco a p<><:o y en forma bien tamizada. pero siempre tuvo problemas con el cabildo y fracasó en los exámenes más de una vez. la Nueva España del siglo XVIII representa sobre todo el mismo espÍritu del siglo anterior. A la defensiva del desprecio. la conciencia de un valor propio que se define otra vez -como en el inicio del criollismo. y cuya música no se conoce. pudieron asentarse en Nueva España. Culturalmente hablando.

aunque notablemente tamizado. las iglesias. En las catedrales o en otros edificios se afirma. calidades que el hombre barroco veía justamente como defectos. las proporciones de su fachada llegan a ser apaisadas. a que los mexicanos estaban acostumbrados desde hacía treinta o cuarenta años. una y otra responden a su propia tradición local. Aparte Zacatecas. la de los Rodríguez J uárez (Juan y Nicolás).la aceptada estructura achaparrada que la necesidad había ido imponiendo en esa zona de temblores. es la pintura que mejor se corresponde con el barroco salomónico. en las primeras 438 El año de 1718 llega a México Jerónimo de Balbás y emprende el traba jo de dotar a la catedral metropolitana de tres grandes altares: el del Perdón. y ocupaban sus acostumbrados lugares en retablos y portadas de iglesias que. "cajeadas" o "tablereadas" que se llaman cuando en su fuste se encuadran molduras. sigue campeando en fachadas y en interiores el mismo "barroco salomónico". como puede advertirse en La adoración de los Reyes y la Asunción que Juan pintó para el retablo de los Reyes de la catedral de México. Puede advertirse entonces una más grande riqueza decorativa y las mayores torturas infligidas a la columna para olvidarse definitivamente de su sequedad. es decir. y más joven que él. se ordenaban según la tradicional retícula de cuerpos y calleE heredadas del manierismo. del siglo XVIII son algunas de las grandes catedrales mexicanas. como Oaxaca y Valladolid (Morelia).con el que había iniciado la centuria y con el que había vivido siglo y medio. acompañadas de otros elementos decorativos de follaje plano y redondeado. se hacen sentir con mucha más fuerza en la pintura más típicamente dieciochesca de artistas que conocieron en su época un éxito rotundo. la amabilidad del colorido. su o sus torres integradas a la fachada. La pintura y la escultura La pintura del siglo xvm mexicano se abre con la obra madura de la generación de Juan Correa. Cristóbal de Villalpando y Luis Berrueccs. capaz de quitar al edificio todo rasgo de austeridad. empezaría a recibir el influjo de la pintura galante europea. se abriría a un colorido más dulce y amable y a un dibujo más ágil. y se afirma la tradición local de usar en las fachadas unas pilastras muy poco resaltadas. las torres enanas. y su cúpula en el crucero. En la de Morelia (construida sobre proyectos de Barocio) se acusa la elevación. pero se enriquece y barroquiza principalmente a base de aceptar la influencia de Rubens. décadas del siglo xvm. no lo 439 . el ciprés y el retablo de los Reyes. la pintura habría sido desplazada de ellos y en consecuencia su importancia como gran arte habría disminuido. Pronto. o la Anunciación a Santa Isabel que Nicolás pintó para la iglesia en Azcapotzalco. lo piramidal. ante la necesidad volumétrica de los retablos estípites. que le darán en el ámbito de la Nueva España su carácter uno y vario. Pero si bi~n es cierto que en muchos casos la pintura desaparece de los retablos. una generación siguiente. lo airoso. Miguel Cabrera. que no fue construida como catedral. En los edificios más notables. que parte de la obra zurbaranista de mediados del siglo anterior. mostraban su planta de cruz latina. En Oaxaca se sigue y se exagera -hasta convertirla en un canon propio-. Columnas barrocas. Sin embargo. Se suele considerar que a partir de ese momento se inicia en México la modalidad barroca propia de mediados del siglo xvm: el barroco estípite o churrigueresco. su sencillez y su racionalidad clásicas. y aun se ha dado por explicación que. sino como parroquia. los mayores logros del "barroco salomónico" se colocan en las primeras décadas del siglo XVIII más que en las últimas del xvn. una serie de modalidades regionales del barroco. o las diversas variantes de la columna decorada en su fuste. La ligereza y la soltura de dibujo. a base de columnas helicoidales. La arquitectura La fisonomía de las ciudades y de los pueblos novohispanos no se altera sensiblemente con el paso del seiscientos al setecientos. un conato de cúpula sin tambor. como son José de lbarra. Muy diferentes entre sí. nietos fle José Juárez y bisnietos de Luis Juárez. fieles también a la tradición. a quienes habría que agregar a José Vallejo y José de Alcíbar. Se ha dicho mucho que ellos marcan la "decadencia" de la pintura en Nueva España. y esa finísima talla en piedra blanda.

La crítica posterior lo ha rebajado a menudo. si bien es cierto que los cuadros del xvm carecen de la fuerza y del carácter de los del xvn. como sucede en los sorprendentes retablos de San Agustín de Salamanca. Tepozotlán. los ropajes al aire. en ocasiones. con indudable injusticia. manos y pies. propia y orgullosa. cuando la pintura abandona los retablos es sustituida. más desencajados. de muy fina ejecución y dada a apelar a sensibilidades candorosas por la hermosura de los rostros o la amabilidad de las actitudes. género en que Pérez de AguiJar dejó una obra extraordinaria.es menos que se aloja. Solución ésta mucho más digna que la escultura meramente complementaria. y el resto es "de vestir". y en cuadros de menores dimensiones es adquirida por una aristocracia y una burguesía crecientemente enriquecidas. Por esa vía. cada vez más sangrantes. pero una Europa "americana". como el autor de la Monja hermosa de Santa Rosa de Querétaro. la cultura criolla es americana y diferente en la medida que se aferra a. los gestos teatrales. Puesto de frutas) y el bodegón. tal' el de sor Josefa Agustina Dolores. la actitud extática. ya con los pintores citados. lo arrebatado. Desengañada de la posibilidad de aprehender la realidad. Cabrera y Vallejo. Aparte de la pintura de gran aparato. sino por grupos escultóricos completos. cada vez más trágicos. como Joaquín de Vega. Guadalupe de Zacatecas) siguen siendo espectaculares. como en los altares del Rosario de Azcapotzalco. empezó a buscar un nuevo reposo: sucede entonces que en los más desaforados retablos sea la escultura el único punto de reposo que el ojo pueda encontrar. ejecutadas con garbo y maestría. es el retrato un género en el que suele sobresalir el siglo xvm. Sus grandes composi ciones (Santa Prisca de Taxco. e incluso con artistas anónimos. no por una imagen. La nueva filosofía Con la época barroca se había iniciado lo que O'Gorman ha llamado "el sueño de la Nueva España". la cultura barroca había conseguido el ideal de crear en América otra Europa. También en el xvm aparecen otros géneros. . como los Cora de Puebla o Perrusquía de Querétaro. Dentro de la corriente de escultura reposada. como los de José Juárez o Villalpando. Páes. tan es así que ni aun los talleres más importantes del xvn. donde se tallan sólo cabezas. y su adecuación con el gusto de la época queda clara si se considera la inmensa fama que alcanzaron: a Miguel Cabrera se le tuvo por no menos que Rafael. Ignacio Barreda. Mucha imaginería exaltará el movimiento. como lo muestran algunos magníficos retratos. dando la batalla por perdida. En esas cualidades los pintores citados y otros contemporáneos suyos son excelentes. que también existió. cuando estuvo sujeta a la armonía de conjunto de los retablos. en inmensos cuadros. Todo acorde con el espíritu de una sociedad bonancible. se había dado al mundo y al estilo barroco: el estilo de las apariencias engañosas. ¡. es porque responden a la necesidad de otras cualidades: lo espectacular. en cambio. la vertiente dramática se acen- 440 • tuará especialmente en los Cristos -y sobre todo en los de factura más o menos popular-. lo sorprendente. Esas posturas de actor "sobreactuado" parecen ser las únicas capaces de conseguir que la escultura se vea entre el mare má:gnum formal de los grandes retablos estípites o disolventes. Tiende a abandonar. más conmovedores. cabe colocar a escultores que alcanzaron gran renombre. y no fue ajeno a la capacidad de la concentración. Torres o Jerónimo de Zendejas. Europea en tanto que seguía considerando a Europa como la fuente teórica de todo modelo posible. sensiblemente aburguesada y ansiosa de afirmar su prestigio local. lo fastuoso. Por otra parte. en otras partes de las iglesias y en las sacristías. ya con otros. y en su propio tiempo empezaron a falsificarse obras suyas. biombo de La fiesta de toros. como el costumbrista (anónimos de La plaza mayor de México. aún podría decirse que en el dieciocho la pintura adquiere una autonomía que no había conocido antes. De hecho. coincidiendo con el barroco disolvente la escultura. produjeron tanto como los talleres de lbarra. 4 La escultura del siglo xvm busca lo sorprendente y lo novedoso. de Rafael a fa presto o pintor de brocha rápida. el sentido realista que informa a mucha de la del siglo anterior. Pero llegó un momento en que tal competencia de exaltaciones resultó imposible. con ropa normal o encolándola para dar movimientos a los pliegues. una tradición -del pasado prehispánico a la hagiografía local y a la persistencia atemporal de modos 441 . Necesitada de afirmarse y hacerse un lugar en el mundo.

había sembrado algo de duda. primero que otros. puesto que siguen siendo hombres fundamentalmente barrocos. desde la Historia antigua de México. que se tenga a la América como la mayor parte del mundo. y sobre diversas materias en que nuestro continente aparece con una luz muy poco favorable. Muchos de ellos sienten un indudable apego a su patria. según frase que se citaba con gusto. y el comentario e incorporación de ideas de autores como Descartes. de diversas calidades. veían la necesidad de informarse mejor. Muchos mexicanos. critica la filosofía peripatética y propone otra más elástica y nueva. "Yo cedo. José Mariano de Echeverría y Veytia copia los papeles dejados por Sigüenza y Boturini. y sintieron la necesidad de volver (con el neóstilo) a la columna. curiosos por definición.. y produjo muy buenos "latinos". visible aún en los temas de sus obras. pero esa tradición se renueva y pule con la poesía latina de Landívar (su Rusticatio mexicana) y especialmente con la de Diego José Abad (De Deo Deoque Homine Heroica). que en buena parte a ella se refieren. Clavijero. También se ha querido ver en ellos a representantes de una Ilustración mexicana. se empezaba a sentir que algo cojeaba en la exaltada y continua autocontemplación. ". campendiosa narración de la ciudad de México y ponderar " . Leibniz. ya francamente picados de las ideas ilustradas. Allá podrá haber siete maravillas. sin embargo. pueblo inmundo. de ponerse al día. Pero la disputa. Fuera del ámbito jesuita otros responden a la misma solicitación del espíritu de su época. La historiografía se renueva con Francisco Javier Alegre y Francisco Javier Clavijero por lo que toca a la crónica de la Compañía. así en otros órdenes hubo el impulso de renovarse para salvar la cultura barroca.estilísticos-. Para el mexicano barroco del siglo XVIII su tierra representa una superación de los valores europeos. Tan tarde como 1777 pudo Juan de Viera 8Scribir su Breve. Esto sucede cuando la cultura europea -la ilustrada precisamente.se presenta con más fuerza que en otras ocasiones como la única posible. Los hombres de la Ilustración europea. "Los cielos han contemplado a América con rostro gozoso y agradable. No estaba la América española tan aislada como para no enterarse de la calumnia. Rafael Campoy.consistente en una mejor lectura de los textos tradicionales. Alegre. Abad. / Roma. el primero en las especulaciones teóricas y de matemáticas puras. diría uno de ellos. Ignacio Bartolache y José Antonio Alzate. La Compañía de Jesús había mantenido siempre en sus estudios una tradición clásica y humanista ejemplar. De la misma manera que algunos sintieron que las formas del barroco más tradicional no podían llevarse más lejos. por Tacuba. de un enciclopedismo propio. Maneiro. Realizan su obra en México o en Italia. sin embargo. Baste decir que muchas de las importantes creaciones culturales del México del siglo xvm se hacen al calor de la polémica. o la más tardía Biblioteca americana de Beristáin. con más ligereza que fundamento. donde la física y la ciencia experimental ocupan un sitio preponderante. se presenta una molesta pesadilla durante el siglo XVIII. Por otra parte. los signos de esa actitud. Se les ha visto como punta de lanza de un nacionalismo creciente: son más bien un hitó. de despabilarse. El filipense Benito Díaz de Gamarra en sus Elementos de filosofía moderna se muestra como el más avanzado de los filósofos de su época. Newton o Franklin. Un brillante grupo de jesuitas muestra. y a partir de ellos emprende su Historia antigua. pero la octava se da en América.y la exalta. a la Biblioteca mexicana de Eguiara y Eguren.. y pronto dio airada respuesta. de Clavijero. pues estaban agotadas. el segundo con una pre- 443 . Ciudad Mexicana. para rescatar el mismo estilo barroco del marasmo. y a ti sola.. por la mayor del orbe . y se regodea creyéndolo. sin perder la seguridad de que su tierra era el ombligo del mundo. Malebranche. La autocontemplación y la satisfacción de lo propio están a la orden del día. una nueva preocupación metodológica. En ese bello sueño novohispano. y de revisar los viejos tratados de arquitectura. empiezan a mostrar un inusitado interés por América. boca sonriente y alegres ojos". El resultado es una serie de obras. des- 442 l\ " pués de la expulsión de la Compañía en 1767. Pedro José Márquez se aventura a aplicar los métodos de la arqueología artística neoclásica a Dos monumentos de las antigüedades mexicanas ( Ta jín y Xochicalco) y hasta escribir un tratado de estética: De lo bello en general. o las octavas.. matizado de acuerdo con su época. famosa capital del mundo". y con el segundo por lo que toca a la historia antigua de México. de un fenómeno ya presente en el siglo barroco. Es lo que se ha llamado "la disputa del Nuevo Mundo". Agustín Castro y Luis Maneiro participan en la renovación de la filosofía -en la cátedra y con sus Cursos filosóficos. continúan esa senda. pues con harta frecuencia se emplea ese epíteto para las obras nuestras.

1 r l: Fachada de la iglesia del Carmen de Celaya '! r. producen obras apócrifas. Profesores suyos o maestros "in- 445 . desatinadas y en un todo apreciables . desmolados en el estilo. Fran- 444 tl . Ya no creen en los valores propios. como Velázquez de León.~~ ~ f y . Muchos de ellos han resentido el influjo de la Ilustración. ni quizá aún por quienes estaban al día en cuestiones científicas. ni por los que intentaban una renovación filosófica. la ven con pesimismo y sólo esperan que el americano -en cuyas cualidades intrínsecas creen. que renuevan el ambiente mexicano. y el mismo Lizardi escribió el Periquillo Sarniento para criticar la sociedad mexicana. José Mociño. Vallejo y otros. es indudable que responde a las necesidades de los ilustrados. tiene una decidida dirección didáctica y encauzadora del gusto general.. calvos en las Bellas Artes. Los ilustrados niegan todo valor a la cultura barroca. Andrés del Río. que no han dado un paso por el mundo ni en carruajes de papel. ". estrafalarias. como lo sentiría Humboldt al visitar México en los primeros años del siglo xrx: por eso hace el conocido elogio de la ciencia mexicana.: tt. decir públicamente y a boca llena que no hay otro México . la Real Academia de las Tres Nobles Artes de San Carlos de la Nueva España que promoviera el grabador Gerónimo Antonio Gil y que abriría sus puertas en 1782 (primera en su género de este lado del Atlántico). Sin embargo. dice el interlocutor de un diálogo de Fernández de Lizardi. en son de chunga. "Lampiños en la Historia. pero sí hombres que coinciden en la actitud crítica de la sociedad donde viven. Son los hombres que producen el "despertar" del "sueño de la Nueva España". deístas.! cisco Eduardo Tresguerras refiriéndose a sus compatriotas. dejaron de ver con beneplácito la realidad mexicana y empezaron a criticarla violentamente. que puede llamarse "Ilustración mexicana" no está representada por aquellos hombres que defendían las cualidades y valores morales de su patria barroca. haciendo eso o sin hacerlo. A ellos hay que agregar un grupo de hombres de ciencia muy capaces y enterados. Lo . cuyos aires han soplado en alguna forma en la Nueva España. sino por otros que. diría. y otros.ocupación muy práctica de la utilidad de la ciencia. lf La negación de lo barroco en términos de arte se da con el neoclasicismo. ". a la que considera por encima de cualquier otra del continente. No hubo en el México de finales del siglo xvm ateos. Manuel Guridi y Alcacer. Por más que el estilo neoclásico se introduzca con apoyo ofici:-1. enemigos de la Iglesia o racionalistas puros (actitudes que califican la Ilustración) ... apenas muy avanzado el siglo se advierten signos de que las ideas enciclopedistas peligrosas penetran en la Nueva España. Monelisa Pérez Marchand encontró en los papeles de la Inquisición que en la mayor parte del siglo xvm las dificultades con el Santo Oficio eran sólo por pelillos teológicos o por disputas agrias entre órdenes religiosas o diferentes corrientes escolásticas. es difícil decir hasta qué punto puede realmente llamárseles ilustrados. "Se habría usted de morir de risa si oyera a muchos pobrecitos americanos. duras. chatos en la invención y éticos consumados en el mal gusto. Frente a la academia de pintura que en 1759 crearan Cabrera.. entendida como cenáculo de artistas importantes. sino que se empeñan en destruirlos. a su vez. 1.pueda con mejor educación y bajo otras circunstancias ponerse a la altura de los tiempos .

el neoclasicismo dejó obras de gran calidad. y que pretende ser un arte racional (aunque en México no siempre lo consiguió: se ha dicho que muchas obras de nuestro neoclásico pasarían por obras barrocas en Italia). a Tresgueras la iglesia del Carmen de Celaya y las Teresas de Querétaro. y en pintura destaca. Cuernavaca. . el del marqués del Apartado y el del conde de Buenavista. ' h· ¡ ~ . donde lo siguieron muchos discípulos menores. Por ajeno que fuera a la tradición local. sin genio pero con oficio. a Constanzó la fábrica de tabacos (la Ciudadela). No. Al jalapeño José Damián Ortiz de Castro se debe la feliz terminación de las torres de la catedral de México. a Paz y Castera la iglesia de Loreto. En escultura se hace notar excelente el mismo Tolsá. de jaba en prendas el mundo barroco. Mor. Al tomar ese partido. que hasta ese momento había sido lo mejor de sí mismo: quizá lo único verdaderamente identificable como propio. Jugando la carta de la modernidad. a Manuel Tolsá -venido como profesor a la Academia. Nueva España termina el siglo XVIII con un evidente deseo de cambio y de modernidad. la Purísima de la Profesa o las esculturas del reloj de catedral.~:¡.• ·. y diversas indefinidas obras en la región del Bajío. que significaban Ilustración y neoclasicismo. que vuelve a apegarse a los viejos cánones de los tratadistas. que era quizá el único que podía tomar. ¡. ' corporados" son los que implantarán en México el neoclásico.~ ¡' ¡1 1 < ¡ /¡¡¡:· 1 ~~ l \ 446 Esta primera reimpresión del tomo 2 de la Historia general de México se terminó de imprimir en el mes de diciembre de 1980 en los Talleres Gráficos de Cornelio Olmos Olascoaga. con la imagen ecuestre de Carlos IV. Rafael Ximeno y Planes. Priv.el gran palacio de Minería. Cuidó de la edición el Departamento de Publicaciones de El Colegio de México. que se inspira a menudo en modelos franceses. daba la espalda a los esplendores de la cultura barroca. San Juan 216 casa 24. Se tiraron 12 000 ejemplares más sobrantes para reposición.

","static_promo_banner_cta_url":"https://www.scribd.com/"},"eligible_for_exclusive_trial_roadblock":false,"eligible_for_seo_roadblock":false,"exclusive_free_trial_roadblock_props_path":"/doc-page/exclusive-free-trial-props/324861406","flashes":[],"footer_props":{"urls":{"about":"/about","press":"/press","blog":"http://literally.scribd.com/","careers":"/careers","contact":"/contact","plans_landing":"/subscribe","referrals":"/referrals?source=footer","giftcards":"/giftcards","faq":"/faq","accessibility":"/accessibility-policy","faq_paths":{"accounts":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246346","announcements":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246066","copyright":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246086","downloading":"https://support.scribd.com/hc/articles/210135046","publishing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","reading":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246406","selling":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246326","store":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","status":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/360001202872","terms":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246126","writing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","adchoices":"https://support.scribd.com/hc/articles/210129366","paid_features":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","failed_uploads":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210134586-Troubleshooting-uploads-and-conversions","copyright_infringement":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210128946-DMCA-copyright-infringement-takedown-notification-policy","end_user_license":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129486","terms_of_use":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129326-General-Terms-of-Use"},"publishers":"/publishers","static_terms":"/terms","static_privacy":"/privacy","copyright":"/copyright","ios_app":"https://itunes.apple.com/us/app/scribd-worlds-largest-online/id542557212?mt=8&uo=4&at=11lGEE","android_app":"https://play.google.com/store/apps/details?id=com.scribd.app.reader0&hl=en","books":"/books","sitemap":"/directory"}},"global_nav_props":{"header_props":{"logo_src":"/images/landing/home2_landing/scribd_logo_horiz_small.svg","root_url":"https://www.scribd.com/","search_term":"","small_logo_src":"/images/logos/scribd_s_logo.png","uploads_url":"/upload-document","search_props":{"redirect_to_app":true,"search_url":"/search","query":"","search_page":false}},"user_menu_props":null,"sidebar_props":{"urls":{"bestsellers":"https://www.scribd.com/bestsellers","home":"https://www.scribd.com/","saved":"/saved","subscribe":"/archive/pmp_checkout?doc=324861406&metadata=%7B%22context%22%3A%22pmp%22%2C%22action%22%3A%22start_trial%22%2C%22logged_in%22%3Afalse%2C%22platform%22%3A%22web%22%7D","top_charts":"/bestsellers","upload":"https://www.scribd.com/upload-document"},"categories":{"book":{"icon":"icon-ic_book","icon_filled":"icon-ic_book_fill","url":"https://www.scribd.com/books","name":"Books","type":"book"},"news":{"icon":"icon-ic_articles","icon_filled":"icon-ic_articles_fill","url":"https://www.scribd.com/news","name":"News","type":"news"},"audiobook":{"icon":"icon-ic_audiobook","icon_filled":"icon-ic_audiobook_fill","url":"https://www.scribd.com/audiobooks","name":"Audiobooks","type":"audiobook"},"magazine":{"icon":"icon-ic_magazine","icon_filled":"icon-ic_magazine_fill","url":"https://www.scribd.com/magazines","name":"Magazines","type":"magazine"},"document":{"icon":"icon-ic_document","icon_filled":"icon-ic_document_fill","url":"https://www.scribd.com/docs","name":"Documents","type":"document"},"sheet_music":{"icon":"icon-ic_songbook","icon_filled":"icon-ic_songbook_fill","url":"https://www.scribd.com/sheetmusic","name":"Sheet Music","type":"sheet_music"},"summary":{"icon":"icon-ic_globalnav_snapshot","icon_filled":"icon-ic_globalnav_snapshot_fill","url":"https://www.scribd.com/snapshots","name":"Snapshots","type":"summary"}},"nav_categories":["mixed","book","audiobook","magazine","document","sheet_music"],"selected_content_type":"mixed","username":"","search_overlay_props":{"search_input_props":{"focused":false,"keep_suggestions_on_blur":false}}}},"recommenders":{"related_titles_recommender":{"ids":[311926245,267327107,139618363,63952424,347692465,295316388,161518914,390148352,116070186,217835933,60926764,73064025,340670555,258716646,126498564,390137689,296103900,200814968,192814686,284212911,382371410,227387059,308771979,227810633,102496733,236655289,237233557,237150496,204963066,362622512,329334099,386585348,386526560,329332217,329332276,329332265,329334066,323647742,325161387,324429012,327005414,324429550,325161349],"title_link":null,"title":null,"track_opts":{"compilation_id":"tDXo94SXWmp9vOk6P+HyYujHOzs=","module_id":"6PVmtlzqnZAqiVDcu3K1RHMXlqw=","widget_name":"right sidebar","track_id":"flattened_recommender"}},"footer_recommenders":{"recommenders":[{"ids":[311926245,267327107,139618363,63952424,347692465,295316388,161518914,390148352,116070186,217835933,60926764,73064025,340670555,258716646,126498564,390137689,296103900,200814968,192814686,284212911,382371410,227387059,308771979,227810633,102496733,236655289,237233557,237150496,204963066,362622512],"title_link":null,"title":"Documents Similar To Del barroco a la ilustración_JorgeAlbertoManrique.pdf","track_opts":{"compilation_id":"tDXo94SXWmp9vOk6P+HyYujHOzs=","module_id":"YTM3WJIQuw+x2nttxdrbqJftIyc=","widget_name":"document_carousel"}},{"ids":[329334099,386585348,386526560,329332217,329332276,329332265,329334066,323647742,325161387,324429012,327005414,324429550,325161349],"title_link":null,"title":"More From Manuel Fuentes","track_opts":{"compilation_id":"tDXo94SXWmp9vOk6P+HyYujHOzs=","module_id":"cfgk6Xl4h3tEAgcwp/JU+UzcErQ=","widget_name":"document_carousel"}}]},"seo_new_docs_recommenders":{"recommenders":[]},"documents":{"60926764":{"type":"document","id":60926764,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/60926764/149x198/8809ed4bb1/1337573744?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/60926764/298x396/44840d04ed/1337573744?v=1","title":"Ensayo - La educación en México","short_title":"Ensayo - La educación en México","author":"Dania Leon Vargas","tracking":{"object_type":"document","object_id":60926764,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"k8wnDO0QdwyINjVZTGnA2dEffyo="},"url":"https://www.scribd.com/document/60926764/Ensayo-La-educacion-en-Mexico","top_badge":null},"63952424":{"type":"document","id":63952424,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/63952424/149x198/d88971d8d9/1334320720?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/63952424/298x396/3bfb05ad1f/1334320720?v=1","title":"Abdicación","short_title":"Abdicación","author":"laurareyes_reyespedraza","tracking":{"object_type":"document","object_id":63952424,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"SDZl3JM2dRxoqj6q10FVGhgrRjk="},"url":"https://www.scribd.com/document/63952424/Abdicacion","top_badge":null},"73064025":{"type":"document","id":73064025,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/73064025/149x198/e1eddbc351/1386090961?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/73064025/298x396/339cd2fbd6/1386090961?v=1","title":"Tlicuauhtlacupeuh ","short_title":"Tlicuauhtlacupeuh ","author":"chepejhs","tracking":{"object_type":"document","object_id":73064025,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"tRLVTA2tefxQbM9YdZ9z0t6ueb0="},"url":"https://www.scribd.com/document/73064025/Tlicuauhtlacupeuh","top_badge":null},"102496733":{"type":"document","id":102496733,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/102496733/149x198/450a9daf46/1401098417?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/102496733/298x396/41e0d1d51c/1401098417?v=1","title":"6º ex diagnostico-z","short_title":"6º ex diagnostico-z","author":"Noe Cruz Marino","tracking":{"object_type":"document","object_id":102496733,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"DlgNOQKXedzxIjluEh6zF3mwJic="},"url":"https://www.scribd.com/document/102496733/6º-ex-diagnostico-z","top_badge":null},"116070186":{"type":"document","id":116070186,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/116070186/149x198/9caad9b0ee/1388521902?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/116070186/298x396/c2f51ce9be/1388521902?v=1","title":"Etimoloigía de Guadalupe","short_title":"Etimoloigía de Guadalupe","author":"EUTOPÍA MÉXICO","tracking":{"object_type":"document","object_id":116070186,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"8tf2IliHvXYEbMwLLagw8TKoaZQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/116070186/Etimoloigia-de-Guadalupe","top_badge":null},"126498564":{"type":"document","id":126498564,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/126498564/149x198/73ed255032/1361409672?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/126498564/298x396/7fd3208d65/1361409672?v=1","title":"Reporte 9","short_title":"Reporte 9","author":"Alejandro Hernandez","tracking":{"object_type":"document","object_id":126498564,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"7Yg/+MELVRnD00EqI9VLXCe4/X4="},"url":"https://www.scribd.com/document/126498564/Reporte-9","top_badge":null},"139618363":{"type":"document","id":139618363,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/139618363/149x198/822dd9960f/1367796820?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/139618363/298x396/4dfba9d9a9/1367796820?v=1","title":"Historia 1","short_title":"Historia 1","author":"Beto Rendon","tracking":{"object_type":"document","object_id":139618363,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"/NImXbTmG4pN94aTiptzMwrBKZQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/139618363/Historia-1","top_badge":null},"161518914":{"type":"document","id":161518914,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/161518914/149x198/7e81f4ca7a/1393038604?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/161518914/298x396/51971b0279/1393038604?v=1","title":"Examen de Diagnost. 2013 Hist.mex.2","short_title":"Examen de Diagnost. 2013 Hist.mex.2","author":"antonio0212","tracking":{"object_type":"document","object_id":161518914,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"MTuttIY9gj5ofjDsjGJEkcPDGYY="},"url":"https://www.scribd.com/document/161518914/Examen-de-Diagnost-2013-Hist-mex-2","top_badge":null},"192814686":{"type":"document","id":192814686,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/192814686/149x198/10fbd11a70/1445468129?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/192814686/298x396/3a553daea6/1445468129?v=1","title":"Guillermo Tovar_El Unicornio o El Mundo Barroco Novohispano Siglo XVII","short_title":"Guillermo Tovar_El Unicornio o El Mundo Barroco Novohispano Siglo XVII","author":"Daniel Morón","tracking":{"object_type":"document","object_id":192814686,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"Z1YF/OYZkXa+033XO3HeI3VyQto="},"url":"https://www.scribd.com/document/192814686/Guillermo-Tovar-El-Unicornio-o-El-Mundo-Barroco-Novohispano-Siglo-XVII","top_badge":null},"200814968":{"type":"document","id":200814968,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/200814968/149x198/9f94915bb8/1429295887?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/200814968/298x396/c09e7580ac/1429295887?v=1","title":"Arte y Cultura","short_title":"Arte y Cultura","author":"3eunice3","tracking":{"object_type":"document","object_id":200814968,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"e4dVzmnx4XOikMcbaT9rQ3QHmvc="},"url":"https://www.scribd.com/document/200814968/Arte-y-Cultura","top_badge":null},"204963066":{"type":"document","id":204963066,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/204963066/149x198/cfe6cd13d8/1391639665?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/204963066/298x396/f7da798e38/1391639665?v=1","title":"2","short_title":"2","author":"AbsoluTamente Austria","tracking":{"object_type":"document","object_id":204963066,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"eCZWfmfQPFBccHTAhY8Xx8Xzp+k="},"url":"https://www.scribd.com/document/204963066/2","top_badge":null},"217835933":{"type":"document","id":217835933,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/217835933/149x198/adecfbebe6/1397326297?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/217835933/298x396/4dd0a912c0/1397326297?v=1","title":"William Spence Robertson","short_title":"William Spence Robertson","author":"Roberto Sanchez","tracking":{"object_type":"document","object_id":217835933,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"yTon7+x994jCEKH9sL9GJ26xIpM="},"url":"https://www.scribd.com/document/217835933/William-Spence-Robertson","top_badge":null},"227387059":{"type":"document","id":227387059,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/227387059/149x198/2d9599a67b/1435189491?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/227387059/298x396/689adbaa3c/1435189491?v=1","title":"Arte Quiteño Colonial","short_title":"Arte Quiteño Colonial","author":"azulrober","tracking":{"object_type":"document","object_id":227387059,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"1+p6zxpBiqvUaIhXBSKflriN0B8="},"url":"https://www.scribd.com/doc/227387059/Arte-Quiteno-Colonial","top_badge":null},"227810633":{"type":"document","id":227810633,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/227810633/149x198/dd5a1ff46f/1401776485?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/227810633/298x396/34bcf3f331/1401776485?v=1","title":"Negros Rebeliones en El XVII","short_title":"Negros Rebeliones en El XVII","author":"Alayde Rdz","tracking":{"object_type":"document","object_id":227810633,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"dLXuDEvQ+jeFKG/ULyevtUdDnlg="},"url":"https://www.scribd.com/document/227810633/Negros-Rebeliones-en-El-XVII","top_badge":null},"236655289":{"type":"document","id":236655289,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/236655289/149x198/cddfd97156/1519260311?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/236655289/298x396/e1a000dcd0/1519260311?v=1","title":"Festividades Que Surgieron en Veracruz Durante El Periodo Virreinal","short_title":"Festividades Que Surgieron en Veracruz Durante El Periodo Virreinal","author":"Ivan Rodriguez","tracking":{"object_type":"document","object_id":236655289,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"4g0HxM+1ipgd1qL7JVdljzWWfPs="},"url":"https://www.scribd.com/doc/236655289/Festividades-Que-Surgieron-en-Veracruz-Durante-El-Periodo-Virreinal","top_badge":null},"237150496":{"type":"document","id":237150496,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/237150496/149x198/915392c708/1408398183?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/237150496/298x396/caa8e94bee/1408398183?v=1","title":"3. ResenŪa Historia Miėnima Thank Estrada","short_title":"3. ResenŪa Historia Miėnima Thank Estrada","author":"DestinosTurísticosdeHidalgo","tracking":{"object_type":"document","object_id":237150496,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"UXpnftXC3kHkRHSvZPMmmSYUKqw="},"url":"https://www.scribd.com/document/237150496/3-ResenŪa-Historia-Miėnima-Thank-Estrada","top_badge":null},"237233557":{"type":"document","id":237233557,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/237233557/149x198/c4773f8d8b/1408470842?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/237233557/298x396/d0ee43b9a1/1408470842?v=1","title":"Historia de México Cuestionario","short_title":"Historia de México Cuestionario","author":"David Rubio","tracking":{"object_type":"document","object_id":237233557,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"vLaUHrg5lGDoBHJK+ccT34PdLP8="},"url":"https://www.scribd.com/document/237233557/Historia-de-Mexico-Cuestionario","top_badge":null},"258716646":{"type":"document","id":258716646,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/258716646/149x198/36b24a6623/1426356660?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/258716646/298x396/0aab683209/1426356660?v=1","title":"Serge Gruzinski. _em_La Guerra de Las Imágenes de Cristóbal Coló","short_title":"Serge Gruzinski. _em_La Guerra de Las Imágenes de Cristóbal Coló","author":"Juan Luciano","tracking":{"object_type":"document","object_id":258716646,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"HadqFLR/p2wJcgZaZqw73fiiGqk="},"url":"https://www.scribd.com/document/258716646/Serge-Gruzinski-em-La-Guerra-de-Las-Imagenes-de-Cristobal-Colo","top_badge":null},"267327107":{"type":"document","id":267327107,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/267327107/149x198/4ea82a283a/1445919590?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/267327107/298x396/ae61c11e20/1445919590?v=1","title":"Sor Juana Hagiografía","short_title":"Sor Juana Hagiografía","author":"Betsabé Delgado Carrasco","tracking":{"object_type":"document","object_id":267327107,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"hkYUU0xrJ3/ikpJKU8VZSoCTQV0="},"url":"https://www.scribd.com/document/267327107/Sor-Juana-Hagiografia","top_badge":null},"284212911":{"type":"document","id":284212911,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/284212911/149x198/ad316c3f40/1461897525?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/284212911/298x396/4f655d2ed7/1461897525?v=1","title":"Laura-Suárez-de-la-Torre.-Y-se-hizo-la-imagen.pdf","short_title":"Laura-Suárez-de-la-Torre.-Y-se-hizo-la-imagen.pdf","author":"julio jaime gallegos ocampo","tracking":{"object_type":"document","object_id":284212911,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"4lx11kTMRydsyN7todb4QBP9Jf4="},"url":"https://www.scribd.com/document/284212911/Laura-Suarez-de-la-Torre-Y-se-hizo-la-imagen-pdf","top_badge":null},"295316388":{"type":"document","id":295316388,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/295316388/149x198/59e88bb5d1/1452688892?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/295316388/298x396/7dfda5be13/1452688892?v=1","title":"Crónica Haití Diciembre 2015","short_title":"Crónica Haití Diciembre 2015","author":"Willard Wells","tracking":{"object_type":"document","object_id":295316388,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"0kpKQcDn+ysRFiutqy41FE5Q3Ao="},"url":"https://www.scribd.com/document/295316388/Cronica-Haiti-Diciembre-2015","top_badge":null},"296103900":{"type":"document","id":296103900,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/296103900/149x198/bf8ed6bfd0/1453320126?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/296103900/298x396/71f3f9d6dc/1453320126?v=1","title":"Zanetti Susana","short_title":"Zanetti Susana","author":"Juan Cobeñas","tracking":{"object_type":"document","object_id":296103900,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"sZmJolCVp8ftmCQqMs/xyhf/dB8="},"url":"https://www.scribd.com/document/296103900/Zanetti-Susana","top_badge":null},"308771979":{"type":"document","id":308771979,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/308771979/149x198/c68e1ed19a/1460698659?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/308771979/298x396/b4baeb4559/1460698659?v=1","title":"Conformacion Del Estado Mexicano","short_title":"Conformacion Del Estado Mexicano","author":"Victor Flow","tracking":{"object_type":"document","object_id":308771979,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"55uYVVGxoLFJMxgL7y2ROQ7gKnY="},"url":"https://www.scribd.com/document/308771979/Conformacion-Del-Estado-Mexicano","top_badge":null},"311926245":{"type":"document","id":311926245,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/311926245/149x198/9abaffc54c/1462748514?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/311926245/298x396/80bb213d1e/1462748514?v=1","title":"Actividad de Cierre","short_title":"Actividad de Cierre","author":"armando","tracking":{"object_type":"document","object_id":311926245,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"oV67BffQcX/zB2dVejKF+rwRpjg="},"url":"https://www.scribd.com/document/311926245/Actividad-de-Cierre","top_badge":null},"323647742":{"type":"document","id":323647742,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/323647742/149x198/577a69a485/1473626346?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/323647742/298x396/e3f95f4201/1473626346?v=1","title":"Como Actuan Las Enzimas","short_title":"Como Actuan Las Enzimas","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":323647742,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"xMj/+6D1afblrSkO2hT2ymdTEA4="},"url":"https://www.scribd.com/document/323647742/Como-Actuan-Las-Enzimas","top_badge":null},"324429012":{"type":"document","id":324429012,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/324429012/149x198/9edee01bc1/1474226904?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/324429012/298x396/508f24e2be/1474226904?v=1","title":"285981137-Pasquino-Nuevo-Curso-de-Ciencia-Politica.pdf","short_title":"285981137-Pasquino-Nuevo-Curso-de-Ciencia-Politica.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":324429012,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"aGQIg0jDh/NZ1DKu09cj+DknpBk="},"url":"https://www.scribd.com/document/324429012/285981137-Pasquino-Nuevo-Curso-de-Ciencia-Politica-pdf","top_badge":null},"324429550":{"type":"document","id":324429550,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/324429550/149x198/7b33bd8d7e/1474227377?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/324429550/298x396/702bdab61c/1474227377?v=1","title":"Dilectica_de_la_puntuacion.pdf","short_title":"Dilectica_de_la_puntuacion.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":324429550,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"l3K+ns6GZWfVpoMQCOTiTo1qsRI="},"url":"https://www.scribd.com/document/324429550/Dilectica-de-la-puntuacion-pdf","top_badge":null},"325161349":{"type":"document","id":325161349,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/325161349/149x198/294ab52dde/1474746724?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/325161349/298x396/e23554ac79/1474746724?v=1","title":"8 autoritarismo competitivo.pdf","short_title":"8 autoritarismo competitivo.pdf","author":"Manuel Fuentes","tracking":{"object_type":"document","object_id":325161349,"