¿POR QUÉ NO SE INVOLUCRAN LOS PAPÁS?

Una conversación que he tenido últimamente con otros líderes juveniles ha
sido la falta de participación de parte de los papás cuando se trata de
discipular intencionalmente a sus hijos.
Me puse a pensar en algunas razones por las cuales los papás no se involucran
en las vidas espirituales de sus hijos y quisiera compartir mis pensamientos a
continuación. No saben que deberían involucrarse – ¿podría ser que los
papás creen que discipular a todos es el trabajo de la iglesia? Algunos
podrían pensar que la formación espiritual se hace los domingos en una clase
de Escuela Dominical o en las reuniones de los sábados y que con esto es
suficiente.
1. No saben qué hacer para discipular a sus hijos – tal vez saben que
tienen que participar en la formación espiritual de sus hijos pero no
saben por dónde empezar o que hacer. Una parte de nuestra
responsabilidad como iglesia es entrenarles a discipular a sus hijos.
2. Creen que no queremos su ayuda (o no la necesitamos) – un
problema con tener un pastor de jóvenes en la iglesia es que muchos
empiezan a pensar que ahora le pagan a alguien por enseñar la Biblia a
sus jóvenes. Esta persona ahora tiene su plan y no necesita ayuda. Tal
vez no quiere la ayuda de los papás. Sin embargo, los pastores de
jóvenes entendemos la necesidad de la participación de los papás.
3. Les falta madurez espiritual – algunos papás creen que no tienen el
nivel de madurez suficiente para enseñar a sus hijos. Algunos tienen
poco tiempo en la fe. Otros no son cristianos, y por eso no creen que sea
necesario discipular a sus hijos.
4. Han intentado pero sus hijos no tienen interés – un obstáculo que
los papás enfrentan es que algunos de sus hijos no quieren hablar de
cosas espirituales. Nuestro trabajo es ayudar a la familia a crear un
ambiente positivo para que los papás e hijos puedan crecer juntos.
La relación entre padres y jóvenes es importante para el crecimiento espiritual.
Uno de mis amigos escribió hace poco que “un joven puede madurar
espiritualmente aun a pesar de sus padres (en el peor de los casos)” pero que
tenemos que enfrentar a los padres cristianos con lo que la Biblia enseña.

“No somos suficientes para la vida de los jóvenes.” Los papás juegan un rol
importante en la vida espiritual de sus hijos.

¿Cuál de estas razones has visto más en los papás de tu iglesia?
Creo que hay algo muy común que sucede con los padres, al menos con los de
la mayoría de los chicos y chicas que discípulo, y es que los padres consideran
que los líderes de jóvenes estamos para “arreglar” a sus hijos y
“devolvérselos” como ellos tanto lo desean.

poco a poco. y también así sucede con el tema del discipulado. “deja el cuarto desordenado”. A raíz de esto muchos padres se abrieron conmigo expresándome que se sentían con poca moral y autoridad debido a situación que ellos vivieron en su adolescencia y una puerta se abrió para que incluso aquellos que no conocían de Cristo lo pudieran conocer. esto involucra siempre: “no hacen la tarea”. Me parece a mi que un gran porcentaje del discipulado juvenil incluye a los padres. 5 FRASES QUE COMUNICAN TU COMPROMISO CON TUS JÓVENES Los líderes juveniles tendemos a hablar del compromiso que queremos ver en los jóvenes. Al principio siempre respondía “con mucho gusto. yo me reúnire con el/ella para ver que está pasando”. que existen limites que ellos tienen todo el derecho de poner y se deben respetar y si no es así pues que existan consecuencias. “siempre anda metido en el celular”. empecé a aconsejar a los padres y empoderarlos. sin embargo con el tiempo me fui dando cuenta que yo estaba siendo partícipe de una generación de padres que se quieren desentender de sus hijos y sobretodo de su formación. Queremos que demuestren mayor compromiso con la iglesia. Dios. pero si disciplina. Estos deseos son buenos. y nosotros. son ellos. Mi consejo es. He tenido también la experiencia de ver a padres cambiar de actitud frente a sus hijos después de verlos predicando o hablarles de lo que sus hijos realizan en la iglesia. “no me ayuda mucho en la casa”. haciéndolos saber que yo simplemente soy una guía pero la mayor autoridad después de Cristo sobre la vida de sus hijos. involucrarlos. etc… y terminan con la frase “será que puedes hablar con el/ella”. . He tenido ya varias experiencias donde los padres de familia me llaman a contarme las cosas malas que están haciendo sus hijos. obviamente que estas sean razonables y que no contengan ningún tipo de agresión.Siempre he considerado que la educación se da primero en casa y luego en la escuela. pero no hablamos mucho de nuestro compromiso con ellos. muchas veces no lo pueden creer porque se han desvinculado de tal manera que no los conocen realmente. el ministerio.

aconsejando y siendo su amigo por mucho tiempo. Les vamos a demostrar como pueden crecer en Cristo. ¿Estás buscando comprometerte con tus jóvenes? ¿O solamente quieres que ellos se comprometen? . Ademas. Esto significa mantener una buena relación con ellos durante todo el proceso. El líder comprometido esta buscando ayudar y apoyar a largo plazo. El propósito de este artículo es retarte a pensar en tu propio liderazgo. El líder comprometido escucha a sus jóvenes y les presta atención. “No me voy” – El abandono es algo muy común en las vidas de los jóvenes. demostrándoles su compromiso con ellos. también tengamos un compromiso con los jóvenes en nuestras vidas. Son personas que necesitan líderes que van a quedarse a su lado. y un lider juvenil comprometido les comunica a sus jóvenes que no se va a ningún lado. Si no tenemos un compromiso con ellos. Los jóvenes no son “problemas” que hay que arreglar. “Estoy escuchando” – La mayoría de la gente adulta no tiene tiempo para escuchar a los jóvenes y adolescentes. Disponerte a estar allí cuando te necesitan es un gran paso para ayudarles. queremos ver crecimiento y madurez. Por supuesto. “Vamos juntos” – Esta frase es una manera de comunicar nuestro deseo de ayudarles a crecer. un “vamos juntos” les dice que también estamos creciendo en nuestra relación con Dios y demuestra la humildad necesaria para ser un buen líder. pero muy pocos adultos toman el tiempo para escucharles.Es importante que nosotros. Hay una gran cantidad de jóvenes que no tienen a nadie con quien pueden contar. Estas frases pueden ser palabras que decimos. que vamos a caminar con ellos en el proceso de discipulado para que puedan madurar y ser como Cristo. y esto significa que algunos aspectos de sus vidas van a cambiar. nuestro compromiso les dice que los aceptamos tal y como son. Sin embargo. No los vamos a dejar solos. sus líderes. le comunicas que estas disponible y dispuesto a ayudar. Cuando le dices al joven que estás allí. Muchos adultos están buscando decirles muchas cosas a ellos. “Estoy aquí” – La presencia de un líder en la vida de un joven comunica mucho. Son personas que necesitan líderes que les guiarán a largo plazo. “Te acepto” – Los líderes juveniles comprometidos no esperan que los jóvenes cambien antes de aceptarlos. pero son mejores cuando son acciones que hacemos. no seremos los líderes que Dios quiere que seamos. Hoy quisiera hablar de cinco frases que comunican nuestro compromiso con nuestros jóvenes. Los jóvenes no son “proyectos” o “problemas” que hay que arreglar.