¿Qué es Timidez?

Son denominados “niños y niñas tímidos” aquellos con un patrón de conducta caracterizado por
déficit e inadecuación de relaciones interpersonales y por una tolerancia estable y fuerte de
escape y evitación de contacto social con otras personas en diversas situaciones relacionadas.
En la infancia se puede confundir fácilmente un niño o niña tímida con otro que quiera
solamente llamar la atención. Por esto es necesario indagar en su vida e investigar cual es
realmente la causa de su retraimiento social. Es importante darse cuenta cuanto antes ya que
esta timidez les quita las oportunidades de aprender y practicar habilidades sociales por lo que
el problema se agravara cada vez más. Hay diferentes formas en las que se puede observar la
timidez; se puede dar solo con personas adultas, con los mismo niños, con ambas o con las
que se desconoce la identidad “personas nuevas”, pero es necesario colocarles cuidado porque
si esto no se resuelve podrían sufrir mucho más en la pubertad o en la adolescencia debido a
que deben integrasen más en la sociedad en esta edad y deberán enfrentarse a hablar en
público algo bastante complicado para una persona tímida. A noción de timidez se adjudica a
alguien que suele ser antisociable y poco demostrativo. Se trata de un rasgo de la personalidad
que influye en el comportamiento y condiciona las relaciones interpersonales, además de
ponerle un límite al desempeño social del individuo. Analizando el término desde una
perspectiva etimológica, podemos decir que procede del concepto latino timidus, que significa
temeroso. En el diccionario de la Real Academia Española, se amplía el concepto, expresando
que tímida es aquella persona encogida, corta de ánimo y a quien le cuesta muchísimo
relacionarse. La timidez significa sentirse un poco asustado cuando tienes gente alrededor.
Casi todo el mundo siente timidez de vez en cuando. Si eres el nuevo de la clase o si tu tía
abuela Betty desea darte un gran abrazo, quizás te sientas asustado. Pero ser tímido no es
necesariamente algo malo. No pasa nada si tardas un poco en sentirte cómodo con personas y
situaciones nuevas. De hecho, puede ser útil ser algo tímido. Cuando eres tímido, quizá pases
más tiempo observando la escena antes de entrar en ella. Y no es probable que hables con
desconocidos, ¡algo que no debes hacer de todos modos! Algunos niños nacen siendo tímidos
y más sensibles. A veces, incluso los bebés actúan con timidez. ¿Alguna vez has visto a un
bebé ocultando su cara de un desconocido? Por otra parte, otro bebé puede dar patadas,
sonreír y saludar a todo el mundo, hasta a los desconocidos. Pero si no eras tímido de
pequeño, todavía es posible que te vuelvas tímido. Puede que hayas aprendido a ser tímido
como consecuencia de experiencias que tuviste en el colegio o en casa. Y a veces sientes la
timidez por poco tiempo, como cuando te subes a un nuevo autobús escolar por primera vez.
Este tipo de timidez suele desaparecer cuando te has adaptado. Por ejemplo, después de unos
días, probablemente tendrás un asiento que te guste y amigos en el autobús. A veces, las
personas se vuelven tan tímidas que les da miedo hacer cosas en la vida. Por ejemplo, no van
a restaurantes porque se ponen tan nerviosos que no pueden pedir ni pagar la comida. A
algunas personas les asusta tanto conocer a gente nueva que apenas salen. Normalmente, los
médicos y los psicólogos pueden ayudar a la persona a superar este tipo de timidez. La
mayoría de las personas creen tener una idea bastante exacta del significado de la palabra
“timidez” sin embargo, al menos desde un punto de vista psicológico, podemos afirmar que
este término no es univoco y que de hecho alude a un conjunto de síntomas heterogéneos de
difícil reducción a un concepto simple. Dicho de otra manera: para el clínico no existe tanto la
timidez como concepto general sino diferentes expresiones de la misma en sujetos
diferenciados y que obedecen a sus peculiaridades tanto genéticas como ambientales.
Utilizando la definición de la R.A.E. el tímido se define como: “Temeroso, medroso, encogido y
corto de ánimo.” Esta definición parece acotar el significado de la palabra, no obstante, el
problema reside en que hay otros términos que a menudo se mezclan con el primero y pueden
crear cierta confusión terminológica (por ejemplo: retraimiento social; dificultad en la relación
social; introversión; falta de asertividad; etc...). Todo ello apunta a la existencia antes señalada
de diversas expresiones de la timidez. En su acepción psicológica más clásica, la timidez se

concentrarse en los pensamientos no deseados y mostrar una conducta convincente. que afectan a otras personas y. generan mayor perturbación e interés por una intervención . mientras que los segundos los exteriorizan mediante conductas externas. por tanto. Si aun así te sigues sintiendo igual. Hablar de tu timidez puede ayudarte a superarla. quizás. así que intenta no hacerlo. Quienes son tímidos evidencian un predominio de la introversión. En ese momento se manifiesta como miedo a uno mismo. Puedes recurrir a tus padres. está vinculada a los conceptos de introversión y extroversión. la flexibilidad para adaptarse al momento y al entorno. asimismo. Cuanto más tiempo pases con esa persona. De este modo el individuo consigue proyectar en los otros el concepto que él mismo tiene de sí mismo de una forma irónica y generalmente amenazante. Éste puede ayudarte a aprender a sentirte más a gusto alrededor de otras personas. Se trata de un sentimiento de impotencia al tener que realizar una determinada acción delante de otra persona. y la crónica. Los insultos y las burlas solo conseguirán que tu amigo sea aún más tímido. Ocurre con frecuencia que los problemas interiorizados (acting in o dirigidos hacia dentro) suelen ser menos aparatosos y preocupantes que los externalizantes (acting out o dirigidos hacia fuera). Para superarla. Quienes la sufren se incomodan en circunstancias informales que involucran a potenciales compañeros románticos o sexuales. Podemos alegar diversos motivos. temerosa. Se manifiesta como una impresión de inseguridad y vergüenza hacia uno mismo que puede experimentarse frente a un episodio nunca antes atravesado y de alcance social. propuestos por el reconocido médico Carl Gustav Jung. O. Si tu timidez no te deja hacer las cosas que quieres hacer. intenta ayudarle a sentirse menos nervioso. Si conoces a alguien que es tímido. los especialistas recomiendan técnicas de relajación. maestros. Esta última etapa es primordial para definir el tipo de timidez que tiene la persona. ansiedad o depresión. consideraba la introversión como una actitud basada en la focalización del interés en torno a los procesos internos del sujeto. según se cuenta. durante la adolescencia. no ha sido objeto de grandes estudios sistemáticos ni ha merecido atención especial dentro de la psicología clínica. Gil Martin ha impulsado hace ya tiempo el concepto de timidez amorosa para describir un tipo específico de timidez crónica severa. la timidez. la situación ideal es el equilibrio. sin duda. miedo. por tanto. El principal. Tradicionalmente. El psicólogo Brian G. que impide que la persona se relacione con normalidad. Si bien es un término que suele utilizarse cotidianamente es necesario aclarar que existen dos tipos de timidez: la esperable a ciertas edades y situaciones. callada. rechazar las ideas irracionales. disruptivas. tampoco susceptible de necesitar ayuda profesional. La timidez. habla del tema con alguien. es que el niño tímido suele ser una persona tranquila. Esta sensación obstaculiza las conversaciones y los acercamientos en general. por el otro. se vuelve un mecanismo sistematizado. orientadores y médicos.utiliza para referirnos a “aquellos niños con un patrón de conducta caracterizado por un déficit acusado en las relaciones interpersonales y una tendencia estable y acentuada de escape o evitación del contacto social con otras personas”. que no llegan a bloquear al individuo. tu mamá o papá pueden llevarte a un psicólogo. En la timidez se produce un desdoblamiento del individuo: por un lado. Este psiquiatra y psicólogo. Para Jung. un miedo crónico que procede de una absoluta desconfianza en sí mismo y en los que lo rodean. En el primer caso los sujetos interiorizan el problema y lo manifiestan con temores. mientras que la extroversión es la postura contraria. que evita las interacciones sociales y que pese a que puede llamar la atención de padres. cuyo objetivo es generar una opinión positiva en los que lo escuchan. o puede ser una afección crónica que lo lleve a aislarse. el yo observador. La etapa clave en la que aparece la timidez es entre los cinco y los siete años de edad. Este último es el que realiza una acción premeditada. esto se debe a que el individuo tiene una mayor consciencia de sí mismo y comienza a actuar en consecuencia para conseguir una imagen favorable entre las personas con las que se relacione. menos tímido se sentirá contigo. tus amigos o padres te digan que ellos también son tímidos y qué hacen para serlo menos. el yo actor. maestros y educadores no suele identificarse como una persona que cause o tenga problemas y. puede ser la normal de un joven que comienza a madurar y a comprender más de su entorno y de su lugar en el mundo. Posteriormente.

no dejan que hagan determinadas cosas porque evidentemente a ellos les sale mejor. escolar y familiar. provocándoles vergüenza y frustración. también fomentan conductas más infantiles que las de su edad. Es cuando los padres viven pendientes de sus hijos. etc. pierdan la imaginación para crear. Por su parte el niño deprimido presenta un patrón constante en todas las situaciones caracterizado por escaso interés y capacidad de disfrutar así como apatía. fomentan el desarrollo de la timidez. Hoy en día. Del mismo modo. pérdida de energía. la falta de comprensión. aquellos que los obligan a realizar demostraciones frente a las visitas o que los comparan con sus hermanos. incluso adecuada socialmente. el sentirse ridículo ante el resto (a causa de burlas o reprimendas que le dañen profundamente) o el no conseguir adaptarse a los cambios propios del paso de la infancia a la adolescencia. Si en lugar de apoyar a los niños y niñas sugerirle y ayudarle para que aprenda por sí mismos les imponemos. No obstante. El temor a la evaluación de los iguales y la evitación de ciertas situaciones sociales es muy habitual en niñas y niños en plena adolescencia. sino que se sitúa a lo largo de un continuo en el que un extremo está el sujeto con una timidez leve. como parte fundamental de su educación. vigilamos y les solucionamos todo. en la mayoría se habrá perdido un tiempo precioso. creyéndose incapaz de resolver sus dificultades. haciendo que niños sanos y normales. Aquellos padres que no permiten que sus hijos afronten situaciones correspondientes a su edad y los sobreprotegen para evitarles la frustración. posibilidades de decidir. Por último. su autoestima será baja y tendrán poca seguridad en sí mismos. se transformen seres dependientes. sentimientos de inutilidad. De ahí la importancia de detectar a tiempo al niño tímido y dotarle de unas herramientas útiles para que pueda construir con mayor eficacia una comunicación interpersonal saludable. el niño debe ir construyendo. una serie de habilidades sociales que de no establecerse de forma adecuada. lo que no significa que todas las personas tímidas vayan a desarrollar éstas patologías. a otro extremo en el que se situarían los que presentan síntomas más severos y que pueden desembocar en una fobia social. puede convertirse en un niño deprimido. irritabilidad. Aunque ambos conceptos se solapan. también son factores que facilitan el desarrollo de la timidez. en otros tiempos tenía acepciones que hoy en día podrían . La timidez no debe entenderse como un rasgo de la personalidad que está o no presente. es cuando hemos cruzado el terreno de lo clínico. la timidez puede tener continuidad en trastornos ya más severos como la fobia social o el trastorno de personalidad de evitación. otros piensan que es mejor hacerles la vida más fácil y procurar anticiparse a cualquier necesidad y demanda de sus hijos. Normalmente ello no supondrá mayores consecuencias en el futuro y es de esperar que se vaya corrigiendo al entrar a la edad adulta. conviene tener claro los límites de cada uno de ellos. El punto de corte entre la normalidad y la patología nos la debe dar el grado de incapacitación que ocasiona. comer) y adoptara una postura de pasividad y comodidad porque sus protectores siempre lo ayudarán.psicológica. En el primer caso el niño tiene un funcionamiento “normal” en todas las actividades salvo en aquellas que implican la exposición a las situaciones temidas. Cuando la timidez interfiere negativamente con el funcionamiento cotidiano. que sufre en exceso. La palabra timidez arrastra una larga historia. Hay también una creencia extendida que no se trata de un problema serio. lejos de ayudarles a crecer tendrá un escaso desarrollo de sus habilidades (vestirse. A lo largo del ciclo vital es habitual que se pasen etapas que cursen con un cierto nivel de timidez. Esto puede ser verdad en algún caso. Desde los primeros pasos con sus iguales en guarderías hasta la posterior escolarización. por temor a que les pase algo malo. También es importante efectuar una distinción entre el niño tímido o retraído del niño triste y deprimido. el temor o el fracaso. pueden limitarlo en muchos aspectos de su funcionamiento. produciendo incapacitación para desenvolverse con éxito en el terreno académico o social y ésta situación se mantiene en el tiempo. en algunas ocasiones. Las personas que sufren estos trastornos fueron ya mayoritariamente catalogadas de tímidas en su infancia. ya nadie pone en duda la importancia que la interacción interpersonal tiene en el desarrollo infantil y en el funcionamiento psicológico. se convierte en una idea fija y enfermiza... además de producirle un gran sufrimiento emocional. sin olvidar que un niño tímido. que probablemente el tímido ha nacido así y que estos síntomas mejorarán con la edad.

terriblemente burdo. las razones por las que nos angustiamos o deprimimos son mucho más complejas. la ansiedad o el control de la ira. una persona que “a causa de su timidez. autor de 12 libros y más de 120 artículos sobre la materia. por ejemplo. A los historiadores este enfoque les resulta. el ostracismo o la incomprensión del prójimo. Los griegos jamás dieron nombre alguno a la fobia social y considerando sus habilidades lingüísticas y filosóficas. y no la timidez”. no un completo estudio de casos. recelo y apocamiento.pasarnos desapercibidas. suspicaces e incluso poco de fiar. Cualquier explicación que se refiere a nuestros males como a algo existencial o circunstancial palidece ante la siguiente explicación granítica: nuestros niveles de serotonina son bajos y precisamos medicación para ponernos bien. Esta estrategia les permite construir un consenso académico en torno a la necesidad de un tratamiento urgente para un “trastorno” olvidado. como mínimo. Cuando en la Edad Media la gente usaba el adjetivo tímido. es mucho más habitual que escuchemos el argumento de la serotonina a causa del constante bombardeo de los anuncios de productos farmacéuticos y también porque reducir la formidable complejidad del cerebro a una metáfora sencilla puede resultar una explicación a prueba de tontos para casi todos. Hoy en día lo más probable es que los expertos hablen de desequilibrios químicos que requieren atención médica. “Casi todo el mundo está extremadamente nervioso al dirigirse por primera vez a un auditorio y la mayoría de los hombres continúan estándolo a lo largo de su vida. la simplificación de que un bajo nivel de serotonina causa ansiedad o depresión es poco más que una “vacía bio-charlatanería”. pero la explicación de esto es la consciencia del gran esfuerzo que se va a realizar y los efectos que esto tiene sobre el sistema nervioso. Antes de apresurarnos a hablar de esto como una enfermedad. Richard Burton describió los resultados de una posible combinación de la timidez y de la ansiedad. Y en realidad no podemos hacerlo. Darwin en su libro Expression of the Emotions in Man and Animals (1872) (La expresión de las emociones en humanos y animales) describía estos fenómenos de la timidez y la ansiedad sin el más mínimo asomo de patología. a él le parece más una debilidad que una enfermedad. A pesar de considerarlo como algo llamativo. si la gente está bien damos por hecho que son sociables. nunca será visto lejos de su casa (…). conviene recordar la cuestión del anacronismo. Existe otro problema con la noción que tienen los psiquiatras acerca de la historia de nuestras patologías: la neutra descripción de Hipócrates no atribuye el comportamiento humano a una sola causa. miedo a los que vienen de fuera) de haber considerado la fobia social como un problema o. Cómo han cambiado las cosas. más aún. hicieron con la xenofobia. su referencia al temor de ser manipulado sugiere que el retraimiento bien puede tener su origen en un comprensible miedo a la vejación. una enfermedad. Aunque determinadas industrias farmacéuticas han encontrado muy útil afirmar lo contrario. debemos aclarar si la reacción de la persona en cuestión se debe a las circunstancias o a un temperamento más o menos habitual. Más bien al contrario. Sin embargo. ni tampoco correlación científica entre los niveles bajos de serotonina y la depresión. le señalan con el dedo. lo ridiculizan con malicia”. Burton describe el caso de un hombre estudiado por Hipócrates. Sospecha que todo el mundo lo observa. Una razón histórica por la que los psiquiatras citan anécdotas históricas es para dar un mayor peso a sus argumentaciones. no existen lazos firmes entre la salud y la sociabilidad. No fue hasta el siglo XVII cuando la palabra pasó a referirse a seres humanos que se consideraban reticentes. Después de todo. Sin embargo. ¿Pero realmente está justificada la comparación o se trata más bien de una especulación propia de nuestro tiempo? Para empezar. El punto de vista de Hipócrates cambia radicalmente al referirse al miedo a ser ridiculizado. lo hacía para referirse a caballos y otros animales asustadizos. No se atreve a estar acompañado por miedo a ser manipulado o ridiculizado ante los demás. En su Anatomía de la melancolía. A los académicos contemporáneos les gusta mencionar este pasaje puesto que lo consideran un ejemplo perfecto y precoz de la fobia social. Dar explicaciones facilonas de hechos pasados nos . De acuerdo con David Healy. no cabe duda que habrían acuñado el término (como. proveniente quizás del prejuicio. porque el propio Hipócrates presenta un boceto sin terminar. menos aún a una única razón psicológica profundamente arraigada. también del siglo XVII.

más o menos traducido por antropofobia. en palabras de Helen Saul en Phobias. porque es más fácil creer en remedios rápidos y asépticos para problemas que en realidad son complejos y enigmáticos. anunciaba el neuropsiquiatra Richard Restak. Pero resulta que los filiseos la habían sacado los ojos y Dalila lo había traicionado en repetidas ocasiones -factores que los científicos ignoraron o pasaron por alto-. la fobia social ha permanecido más o menos invisible desde los tiempos de la Grecia antigua. un equipo de psiquiatras de California afirmó que puesto que Sansón. el personaje bíblico. confiamos en que ello aumente el interés sobre la historia del TPA”. y que a menudo equivale al retiro absoluto de la sociedad por parte del individuo. A pesar de que aparentemente “reunían los criterios del DSM-III para la fobia social” Chabely tuvo que admitir. Cabría pensar que la traición a un ser amado. cada vez resulta más difícil para los psiquiatras distinguir entre timidez y fobia social. como la agorafobia. “y en general puede ser de ayuda en los casos en los que un líder padezca de dicho trastorno. Pero ¿por qué detenerse aquí? En 2001. . “Hipócrates conoció a gente con muchas y variadas fobias a lo largo de los años. que “tan sólo 22 realmente presentaban fobia social”. “La Fobia Social en los Saudíes” se basaba en 35 pacientes externos bajo su observación en el Hospital de Especialidades Rey Faisal de Raid.conduce a incongruencias y anacronismos. De acuerdo. Su “irritabilidad y agresividad” sin duda derivaron en un “temerario desprecio por su integridad y por la del prójimo”. Una comparación más interesante puede hallarse entre las definiciones occidentales de fobia social y las consideraciones coreano-japonesas sobre el taijin kyofusho. “estaremos en disposición de diseñar cerebros libres del miedo a comer solos en restaurantes o a usar servicios públicos" (las principales características de la fobia social). Por supuesto. era un candidato perfecto a padecer “trastorno de personalidad antisocial (TPA)”. así como otros temores que aún siguen siendo comunes en nuestra época”. seguida de una involuntaria extirpación ocular podría ser motivo suficiente para dar rienda suelta a una cierta cantidad de furia. “Por primera vez en la historia”. la distracción y toda una gran cantidad de rasgos cotidianos son patologías que deben ser tratadas con medicamentos. A la mayoría le parecería cuanto menos delicado generalizar para todo un país a partir de 22 pacientes. la fobia social o la fobia a los animales. De acuerdo con Saul. En consecuencia. hacia la mitad de su trabajo. Al igual que Chaleby. Y sin embargo Chabely no tiene reparo en escribir: “La alta incidencia de fobia social en Arabia Saudi es la primera observación digna de resaltar. Nuestra civilización se ha tragado dicha tendencia con muy pocas preguntas o inquietudes acerca de los efectos secundarios. al convertir diferencias de fondo entre distintas épocas y culturas en una narrativa sencilla que sigue teniendo sentido hoy en día. opinaban. Los que afirman que la fobia social es un fenómeno global a veces aluden a un brevísimo ensayo de cuatro páginas publicado por Kutaiba Chaleby en 1987. Por desgracia. En 1994. en plena locura colectiva y mediática por el Prozac. Nuestras estadísticas apuntan al 12-13% de entre los trastornos de neurosis”. todos ellos criterios que figuran en el DSM. Quizás Newsweek no sea tan riguroso como Psicofarmacología Clínica. Muchos se limitan a considerar la primera como un paso previo a la segunda. “La literatura occidental indica que los trastornos fóbicos afectan a un porcentaje inferior al 1% de la población. Además. pero su reportaje es un ejemplo más de una tendencia que ofrece explicaciones y remedios para nuestros problemas emocionales y sociales increíblemente simples. la psiquiatría ha convertido estas zonas borrosas en categorías diagnósticas supuestamente bien delimitadas que abarcan amplias franjas de nuestro comportamiento. no se trataba de una broma. seguro que Sansón no era el mejor ejemplo de una personalidad previsora o que “se ajuste a normas sociales”. (…) Sin embargo en Arabia Saudí es mucho más frecuente. la revista Newsweek preguntaba a sus lectores si eran “¿Tímidos? ¿Olvidadizos? ¿Angustiados? ¿Miedosos? ¿Obsesivos?” para a continuación ofrecer un sencillo remedio (“Cómo la ciencia puede cambiar tu personalidad con una pastilla”). Pero en el siguiente párrafo reconoce que “cuatro de sus registros se perdieron”. la idea era que la timidez. reunía al menos seis de los siete criterios del DSM-IV. ¿Existirá una predisposición genética?” Chaleby se apresura a declarar que la fobia social es más habitual en Arabia Saudí que en Inglaterra. “El hecho de padecer TPA puede contribuir a una mejor comprensión de la historia sagrada”.

Factores que influyen en el problema de timidez en el niño (a) Pese a que desde la psicología se han apuntado diferentes modelos teóricos para tratar de explicar la timidez. Hay también estudios que demuestran que el grado de timidez está inversamente relacionado con el grado de sociabilidad de las madres. Más que el factor en sí mismo cabe entender como lo percibe y siente el niño para entender la clave del problema. no hay datos concluyentes al respecto y se asume que cada uno de ellos nos aporta un poco de luz. este sentimiento se generaliza a todas las relaciones externas y produce en el niño una sensación de incompetencia y falta de valor. estresante o desagradable para él. Si el repertorio social de un niño es reforzado pocas veces. Estudios efectuados en recién nacidos describen un 10% de los niños estudiados con el factor denominado: “inhibición ante lo desconocido” que asocian con el constructo “timidez”. Si bien parece establecerse un cierto apoyo a las teorías de transmisión hereditaria. ante situaciones que le superan. Se trata de niños que reaccionarían con un umbral excesivamente bajo de activación psicofisiológica. El temperamento del niño tímido estaría condicionado por factores tanto genéticos como biológicos. Si el niño percibe. su familia o entorno más inmediato es susceptible de provocar la inhibición de algunos niños. Los niños que no se relacionan con sus compañeros corren el riesgo de presentar ciertas dificultades emocionales en su desarrollo. apoyada por numerosas investigaciones. en la educación del niño. desde edades muy tempranas. Dado que la interacción se produce en un plano interactivo. todos los elementos expuestos a continuación pueden formar parte en mayor o menor grado.Es fundamental. Por tanto. La identificación de estos factores de riesgo es importante para establecer las adecuadas medidas correctoras. sino para ayudarle en el sentido más amplio) crecerá con mayor seguridad. de las experiencias de interacción con los iguales. Muchos niños. cuando la relación padres-hijo es de inseguridad. autonomía y podrá establecer unas relaciones más seguras con el mundo externo (ver más en “el apego”). . La mayoría de autores coinciden en asegurar una clara conexión entre apego inseguro y retraimiento social. aprenden como modo de defensa el no involucrarse en nada. Cualquier hecho que el niño perciba como amenazante. distanciamiento físico o abandono del bebé estamos creando las bases para un niño inseguro. hay que apuntar que a medida que pasa el tiempo los resultados son menos consistentes al entrar en acción las variables ambientales. b) Factores ambientales: Muchos son los factores externos que pueden propiciar conductas tímidas en los niños. manifestando rubor. taquicardias y otros síntomas ante estimulación sensorial nueva. el niño retraído provoca menos respuestas sociales positivas en los demás y el resultado es un bajo nivel de contacto social. a) La Genética: Desde este modelo se pone énfasis en la predisposición hereditaria.Cuando los lazos afectivos no están bien establecidos ya sea por falta de tiempo. muchos comportamientos importantes pueden resultar suprimidos o extinguidos. d) Importancia de la interacción con iguales: Desde la psicología evolutiva se asume la importancia. calidad de la relación. Contrariamente. c) Apego mal establecido: Desde la teoría del apego se pone especial énfasis en el establecimiento de unos vínculos afectivos seguros con padres o cuidadores por parte del niño. proporcionarle una cierta seguridad afectiva (que no de sobre-protección) para que pueda construir su personalidad sobre una plataforma más sólida. que sus padres están a su lado (no para concederle todos los caprichos. según el caso y la edad del niño de la génesis de la timidez.

no contacto ocular. bajo concepto de sí mismos. tono de voz baja. la edad o el ambiente en el que se ha criado el niño. Respuestas cognitivas: pensamiento distorsionado. baja tasa de verbalizaciones. lo que ocurre es que no las pone en práctica debido a factores emocionales. Es importante conocer exactamente estos factores internos para poder ayudar eficazmente al niño tímido. Exceso de conductas solitarias: son niñas y niños que permanecen solos con mayor frecuencia que lo que es habitual en su grupo de edad y respuestas de evitación y escape. El niño se aísla de los niños de su edad. lo que provoca desconfianza en los demás. Cuantas más situaciones intente evitar. Su auto concepto en muy limitado. su aislamiento le impide practicarlas. El niño intenta evitar todas las situaciones en las que tenga que establecer contacto social. ritmo lento en la conversación. puede no ponerse en marcha debido al temor de una negativa. Esto hace que el niño vaya quedándose cada vez más aislado y que sea rechazado por los otros. todos hemos sufrido en algún momento de nuestra vida. auto verbalizaciones negativas. aversión de la mirada. Por ejemplo. El niño tímido no sabe defender sus ideas y muy pocas veces reúne el valor necesario para intentarlo. además. miedo. Se consideran inferiores a sus compañeros y por ellos prefieren quedarse al margen y pasar desapercibidos antes de experimentar el rechazo que creen que recibirían. sobre todo si es con desconocidos. errores cognitivos e ideas irracionales.. comportamiento nervioso como tocarse el pelo o la cara.. Dentro de estas teorías se han utilizado principalmente 2 hipótesis: 1. la teoría del aprendizaje asume que la timidez o el retraimiento social es fruto de una carencia de este aprendizaje o un aprendizaje incompleto o defectuoso. la ansiedad. estaríamos ante un niño tímido o uno introvertido y solitario. no reconocen sus cualidades y sólo se centran en sus limitaciones y en sus errores. Son las siguientes:        El niño no se siente motivado a acercarse a los demás. La timidez es un problema en cuya gestación pueden estar involucradas muchas causas de diverso tipo. esta característica va siendo cada vez más acusada. sin embargo. baja autoestima. Facetas de la timidez infantil En cada caso de timidez infantil habrá características diferentes debidas al sexo. Entre las más comunes podemos citar las siguientes: . Dependiendo de si esto le causa malestar o no. hay una serie de facetas que aparecen comúnmente en todos los casos de timidez y que. -La segunda afirma que el sujeto puede disponer de las habilidades necesarias. etc. magnificación de los otros y minimización de ellos mismos. No se conocen a sí mismos. Causas de la timidez infantil Respuestas motoras: carencia de habilidades sociales. Tienen una autoestima muy baja. pobre expresión facial.La del déficit de habilidades 2. Factores emocionales interferentes pueden ser el temor. por lo que consideran que no tienen nada positivo que ofrecer en una relación social. más grave será el problema que sufre.e) El Aprendizaje: En el otro lado de los modelos explicativos basados en la genética. creencias irracionales. Sin embargo. pueden sufrir abusos por parte de sus compañeros. Por ello. un niño puede ser capaz de saber lo que le tiene que decir a una compañera o compañero para que juegue con él.La de interferencia -La primera explica los problemas de los niños tímidos por el hecho de no tener las habilidades sociales necesarias para iniciar o mantener relaciones sociales. El niño presenta una carencia de habilidades sociales. incluso. Como.

generando un mayor miedo al rechazo de los demás. por lo tanto. se sentirá rechazado e inferior. Una de las formas en las que puede lograrse es estudiarse a uno mismo para identificar y eliminar las causas de nuestra timidez. por lo que no resulta determinante para la generación de una personalidad tímida sin factores psicológicos. Esto puede desembocar en una fobia social y un aislamiento casi total. encontraremos que es muy fácil que la timidez se desarrolle en un niño con estas características. Causas psicológicas: Tanto los padres sobreprotectores como los demasiado autoritarios o que marquen unas exigencias excesivas en el niño pueden causar que el niño crezca sintiéndose inseguro y que no sea capaz de desarrollar sus habilidades sociales de forma adecuada. Además. Si convierte la evitación en su manera de responder cada vez que tiene que enfrentarse a una situación nueva o una persona desconocida. ya sea de tipo genético o adquirida a lo largo de su vida. El niño. el hecho de que no sean capaces de formular preguntas cuando no entienden y que su ansiedad los distraiga. hará que el niño tome conciencia de sus diferencias con el resto de los niños de su edad y de sus limitaciones. Causas genéticas: Los científicos han descubierto un gen que predispone para el desarrollo de una personalidad tímida. por lo que son peor evaluados. A pesar de las causas genéticas o físicas. Depresión: La baja autoestima causada por el rechazo (real o imaginario) de los demás y por sus propios pensamientos negativos puede conducir a graves problemas de depresión. Si a esto añadimos que los padres de niños enfermos suelen ser sobreprotectores e impedirles realizar actividades o relacionarse con otros niños. Características de infantes tímidos por causa de la sociedad .Causas físicas: Cualquier enfermedad. reduce su rendimiento. la persona tímida puede acabar cometiendo conductas antisociales o abusando del alcohol o las drogas. Problemas en la adolescencia: Para ser aceptado en un grupo. Sin embargo. puede aprenderse la conducta contraria. Bajo rendimiento en el colegio: Los profesores tienden a prestar menos atención a los niños tímidos. la timidez es en su mayor parte una conducta aprendida y. encontrará que su ansiedad va haciéndose cada vez mayor y que le resulta más difícil enfrentarse al mundo. Las comparaciones con hermanos o compañeros de colegio también pueden provocar inseguridad en el niño. este gen sólo condiciona. irá encontrándose cada vez más aislado. su ansiedad ante el hecho de acercarse a otros niños se incrementará y se aislará aún más. no intervienen… Eso hace que pasen desapercibidos y que muchas veces se tome su timidez como desinterés. Fobia social: Si el niño va aprendiendo a evitar cada vez más situaciones sociales. sociales o de aprendizaje que hagan que esta predisposición se manifieste. No molestan. Expondremos las más importantes: Rechazo de sus compañeros: Los niños tímidos corren el riesgo de ser considerados “los raros” y convertirse en el blanco de las burlas y el maltrato de otros niños de su edad. no preguntan dudas. al no tener herramientas para enfrentarse correctamente a este maltrato. Consecuencias de la timidez infantil Los niños tímidos están expuestos a una serie de consecuencias negativas que afectan a muchas áreas de su vida.

en susurros y evitando la mirada. Cada niño tiene sus propias estrategias para afrontar las situaciones estresantes y debemos potenciarle las que consideremos adecuadas. que potenciar la expresión artística puede ayudarle a “soltarse”. Hacerle ver que su caso no es único: mostrarle que todos nos enfrentamos a diario a situaciones que nos cuestan más de lo normal y en las que podemos sentirnos inseguros pero que hay que afrontarlas. No obligarle a realizar actividades en grupo si no está preparado para ello: lo fundamental es mostrarle. a coger confianza en sí mismo y a expresar lo que siente. ¿Cómo solucionar el problema en un niño la timidez? Evitar la sobreprotección. No juzgar al niño: intentar que se sienta comprendido y. Tratar el problema con naturalidad sin que vea en los padres una preocupación excesiva ya que si no podría suponer una carga adicional. No compararle con otros niños: esto puede dañar su autoestima y agravará el sufrimiento. danza o música podrían ayudar. Tampoco es aconsejable evitar a . Intentar fomentar actividades que le guste hacer o que le salgan muy bien. Dar confianza y tiempo: motivarlo a que vaya superando.        No responden cuando les hablan. con cariño y sin forzar en ningún caso. sin embargo. Cuanto más se le presione. menos va a responder. Suelen observar como juegan otros niños y niñas. no ayuda a que el niño supere poco a poco su timidez. No les gusta participar en las actividades que pueden llamar la atención o requieren animación o trabajo en grupo. No ridiculizarlo ni hacerle sentir diferente a los demás. Lo que a él le sucede le pasa a mucha gente. No compararlo peyorativamente con otros niños. responden con muy pocas palabras. pueden darse la vuelta y marchasen. no banalizar el problema porque seguro que para él es un factor de ansiedad importante. Los talleres de pintura. pero no se unen a ellos. Esto. teatro. Se mantienen en silencio aunque les pregunten algo. nuevos retos pero sin agobiarle. conforme a su edad. No van hablar con alguien voluntariamente si alguien se acerca a hablarles. Si lo hacen. Demostrarle que lo queremos tal y como es: mostrarle lo importante que es para nosotros y felicitar los logros. Propiciar situaciones de relación cómodas para el niño: quedar con amigos con hijos en ratos los libres puede ser una buena idea. Dar la posibilidad al niño de que cuente lo que le pasa: no adelantarse a responder o pensar por él. No presionarle: el niño debe sentirse libre de poder actuar. Los padres sobreprotectores toman la palabra en el nombre de su hijo y acuden a consolarle cada vez que se muestra retraído. sobre todo. Se niega de entrar a un lugar desconocido. Angustia en exceso al separarse de sus padres o conocidos. Como tratar a un niño con timidez Hacer equipo para que el niño venza su timidez: tanto padres como profesores deben hacer equipo para conseguir que el niño mejore su integración social. Tienen pocos amigos y suelen pasar los momentos solos.

 Hacer actuaciones de papeles con su hijo: Ensaye con él o ella lo que puede hacer en situaciones que le presentan dificultades. ya que el aislamiento social solo acrecienta el problema. ni retraídos cuando conocen a alguien o llegan a un sitio desconocido). Las etiquetas a los menores son peligrosas. tienen una relación estrecha con sus padres y son amigos leales. Por eso. hablar por parte de él. Quedar para comer o salir con otras familias con niños de su edad. Pero sí hay maneras positivas en que los padres pueden ayudar:  Expresar al hijo que lo aprecian por quien es: Los niños tímidos a menudo escuchan bien y son menos agresivos que otros. Reconocer sus méritos. aprenderán y asumirán esta forma de actuar con toda naturalidad. hasta que la acepte con normalidad. Si los pequeños observan que sus progenitores adoptan un comportamiento y una actitud sociable ante las circunstancias nuevas (no se muestran inhibidos. dejar que se adapte con naturalidad a las nuevas situaciones. Aporte personal: Como docente que soy tengo que poner mi capacidad necesaria e interés propio para que el niño que padezca de timidez pueda relacionarse con sus demás compañeros. Padres sociables. poco a poco.  Apoye al niño en las situaciones nuevas: Quédese cerca de él y deje que observe a los demás antes de unirse a ellos. tildarlo de tímido ni obligarlo a las interacciones sociales. No etiquetar. es mejor dejar que se relaje poco a poco. No surte efecto burlarse de un niño. ridiculizarlo. Oportunidades para relacionarse. . Ante una situación nueva. invitar a algún amigo a comer o a dormir en casa. Un pequeño gesto desinhibido supone un importante esfuerzo para un niño tímido. Este reconocimiento le ayudará a confiar en sus capacidades y le hará sentirse más seguro en futuras ocasiones. Muchos pasan buen tiempo jugando contentamente a solas. es importante que los padres valoren sus actitudes positivas ante la timidez y reconozcan con palabras el mérito del pequeño. El experimentar éxito en ciertas situaciones sociales anima a un niño a participar socialmente en el futuro. Es importante acompañarle al principio para proporcionarle la seguridad que necesita y. niños sociables. apuntarle a un deporte en equipo o salir con frecuencia al parque son algunas de las oportunidades que los padres pueden ofrecer a sus hijos tímidos para que practiquen sus habilidades sociales. ¿Cómo ayudar a un niño con problemas de timidez? Los padres que aceptan y apoyan a su hijo sin protegerlo excesivamente lo ayudan a llegar a sentirse más cómodo con las interacciones sociales. No es recomendable escudar ante los demás la actitud del pequeño con el clásico "es que es muy tímido".toda costa las situaciones que pueden ser incómodas para el pequeño. valorar sus actitudes positivas y que a la ves vaya desarrollando sus habilidades y capacidades para que sea un niño audaz y valiente a ser una buena persona que tengan criterio propio en una sociedad competitiva.

 Ayudar a su hijo: a encontrar tareas para ayudar cuando los familiares o amigos se reúnen en el hogar. Al poco tiempo te irás acostumbrando a la clase.   Hacer arreglos: para que un niño amistoso y más sociable haga ciertos juegos o tareas con el niño tímido. acepta y aprecia al niño por quien es.  Dar sugerencias: sobre maneras en que los intereses o capacidades de un niño tímido pueden ser útiles para un grupo u otro niño. Estoy aquí si me necesitas. preguntando: “¿Puedo jugar contigo?” o “¿Te gusta este libro también?” . e intervenga para ayudarlo. Los maestros pueden tener presente que los niños tímidos a menudo se sienten nerviosos o ansiosos en presencia de personas o situaciones nuevas. tildarlos de tímidos. Identifique actividades que aprovechen las aptitudes de su hijo. burlarse de ellos o ridiculizarlos. probablemente se los hará sentirse aún más incómodos. los niños tímidos probablemente escucharán más al maestro y usarán menos comportamientos agresivos con los compañeros de clase. recuerdo que me sentía igual. Nótarlo: si el niño parece estar perdido o incómodo en su clase. Por otro lado. comprende cómo se siente estar incómodo en presencia de personas desconocidas: “Cuando yo empecé a asistir a la escuela. ya que su hijo puede sentirse más confiado jugando con niños más pequeños. Puede que un niño teme que los nuevos compañeros de clase no quieran estar con él o que no les caiga bien.  Nótarlo y coméntarlo: cuando su hijo experimenta el éxito en una situación social. confía en la capacidad de su hijo de lidiar con problemas y encontrar soluciones.  Darle al niño una tarea: específica que hacer con otro niño o grupo. En comparación con otros niños. Exprese que Ud. se limita su participación y su aprendizaje. como por ejemplo.”  Dejar que el niño observe: lo que pasa en su entorno hasta que escoja a los compañeros de clase a quienes se quiere acercar.  Dejar que su hijo resuelva algunos problemas: por su cuenta. Los maestros pueden ayudarlos de las siguientes maneras:  Exprese que Ud.  Anímarlo: a encontrar juguetes para niños menores que visitan o a mostrarles cómo construir con bloques.  Aprovechar los grupos: pequeños y actividades cooperativas de la clase para hacer que todos los niños participen. Al compeler a niños tímidos a participar antes de que se sientan listos.  Exprese al niño que Ud. aun si se siente incómodo haciéndolo. al pasar por alto los niños tímidos o dejar de prestarles atención.  Enseñe las habilidades sociales: como maneras específicas de abordar a otros. como por ejemplo. mostrando a los convidados dónde guardar los abrigos o poniendo servilletas en la mesa. Hacer arreglos: para que su hijo juegue con un solo compañero amistoso.

comparta en grupo y la ves que el mismo tome la confianza necesaria para que así participen y crear un ambiente natural en él y activo. Comentar cuando el niño hace algo con éxito: “Ayudaste muy bien al sugerir que tu grupo usara la balanza de la mesa de ciencias para decidir cuál bloque pesaba más”. Aporte personal: Como docente que soy debo de saber tratar a los niños por igual y reconocer sus capacidades de cada uno y a la vez el niño que padezca de una timidez.  Considerar consultar a un asistente social o consejero de niños: para encontrar ayuda más específica cuando la timidez parece impedir que el niño aprenda o entable amistad.  Hablar de sus preocupaciones: con los padres del niño si sigue infeliz o reservado. siendo una maestra creativa y eficaz sabiendo que es lo que en realidad ayudara para solución de problemas y siendo un ejemplo y una guía para que ellos vayan construyendo sus propios conocimientos. .