Maestría: Ciencias de la Educación.

Mención: Administración

educativa.

Autoras: Carmen Victoria Mancilla Fernández. C.I. V-19.503.499.
Wilma Yarabit López Hernández.
C.I. V- 5.919.570.
La Administración Educativa como proceso
(Análisis comparativo)
La administración en su definición más amplia y desde su nacimiento ha ido tomando
en cuenta aspectos empresariales de cada década, posturas que han surgido de las necesidades
presentadas en las organizaciones y que hoy en día han servido para dar solución a las partes
de una organización tales como lo son: la estructura, las personas, el ambiente y la tecnología.
Ante lo expuesto, es necesario destacar que la administración, para dar paso a la resolución de
un caso, debe realizar una observación de los comportamientos que se suscitan en la
organización para poder plantear o visualizar posibles soluciones.
El proceso administrativo tiene sus bases en Fayol quien es el contribuyente de la
Teoría Clásica de la Administración, definía el acto de “administrar como: planear, organizar,
dirigir, coordinar y controlar” (Chiavenato, s/f, p.3), las cuales son las funciones básicas del
proceso administrativo.
Planeación: involucra la evaluación del futuro y el aprovisionamiento en función
de él. Unidad, continuidad, flexibilidad y precisión son los aspectos principales de
un buen plan de acción.
Organización: proporciona todas las cosas útiles al funcionamiento de la empresa
y puede ser dividida en organización material y organización social.
Dirección: conduce la organización a funcionar. Su objetivo es alcanzar el
máximo rendimiento de todos los empleados en el interés de los aspectos globales.
Coordinación: armoniza todas las actividades del negocio, facilitando su trabajo y
sus resultados. Sincroniza cosas y acciones en sus proporciones adecuadas y
adapta los medios a los fines.
Control: consiste en la verificación para comprobar si todas las cosas ocurren de
conformidad con el plan adoptado, las instrucciones transmitidas, y los principios
establecidos. Su objetivo es localizar los puntos débiles y los errores para
rectificarlos y evitar su repetición. (Chiavenato, s/f, p.3).

Actualmente, la administración no sólo queda relacionada a una empresa fabril como
lo fue en un principio, sino en su lugar es visto como un sistema que sirve de apoyo a un
conjunto de subsistemas como lo es la empresa educacional, ya que esta relacionada con los
elementos económicos, sociales, políticos y culturales; la administración educativa es
considerada como una administración especifica que trabaja en pro de satisfacer las
necesidades de cada nivel especifico de la educación.
La Administración educativa es considerada como una rama primordial en las
empresas educativas, en miras a garantizar el buen funcionamiento teniendo en cuenta las
etapas correspondientes a la planificación, administración, dirección, control y evaluación de
gestiones. Es de destacar, que en la gestión educativa siempre se hace presente las necesidades
de índole pedagógicas, sociales, ambientales, organizativas, entre otras, las cuales deben ser
solucionadas aplicándole una serie de estrategias siendo a través del proceso de la
administración donde se hace posible una tramitación efectiva.
De acuerdo con lo planeado, las etapas o fases del proceso de administración se pueden
definir como:
Planificación: es el punto de partida del proceso administrativo, además de ser el más
importante debido a que está dedicado a descubrir a partir del diagnóstico, las necesidades
fijando así los objetivos que puedan ayudar a la resolución de problemas, por otro lado permite
visualizar las posibles estrategias para la toma de decisiones.
En este sentido, la planificación es un proceso crucial en la gestión administrativa,
con respecto a la utilización adecuada de los recursos existentes para lograr, desde
una perspectiva racional, estrategias y prospectivas, la construcción de un
escenario para el inicio, desarrollo y consolidación de acciones pertinentes a los
requerimientos del contexto interno y externo de la escuela. (Marcano y Reyes,
2011, p. 232).
Organización:
La organización como proceso conlleva a un encadenamiento de acciones
orientadas por el qué y cómo ha de hacerse, de modo que exista un método para la
aplicación de procedimientos, estrategias y técnicas de la instrumentación de las

operaciones. Implica la adecuada disposición de los elementos. (Marcano y Reyes,
2011, p. 232).
La organización es referida a gestionar la administración y materializar las estrategias,
además de generar un clima de motivación, enseñanza, aprendizaje y de valor humano para
dar cumplimiento a los objetivos, pues en el ámbito educativo el valor humano se hace
indispensable para el buen funcionamiento de la empresa o sistema abierto como esta se
caracteriza.
Dirección: en una organización no basta sólo con materializar una serie de estrategias,
sino que cada una de estas deben de estar enmarcada en un rumbo de acción, fijada por una
serie de objetivos que vayan en pro de cubrir la necesidad encontrada y además que estén
fijadas bajo el contexto donde se va a aplicar.
Evaluación:
En este proceso se considera tanto las necesidades como las limitaciones
encontradas, como los niveles de logros alcanzados; de este modo, la evaluación
facilita la confrontación de lo que se ha hecho con lo que se quería hacer y, con
ello, la toma de decisiones a fin de mejorar la planificación futura... La evaluación
como proceso, tiene entre los elementos básicos que la definen, el control, el
monitoreo y el seguimiento. (Marcano y Reyes, 2011, p. 232).
De otro modo, la evaluación se basa en la aplicación de una serie de estrategias o
prácticas que arrojan como resultado la superación, además sirve como un diagnóstico para
visualizar lo que se debe mejorar y proponerse otras metas a alcanzar, para hacer más efectiva
la organización administrativa.
De acuerdo con proceso administrativo es necesario hacer las respectivas
comparaciones de la planificación, organización, dirección y evaluación en el sistema
educativo a desempeñar con respecto a Venezuela, el cual ha tenido en las últimas décadas un
enfoque de cambio político ideológico que sugiere ser analizado y comparado con otro sistema
educativo extranjero, para lo cual se eligió el sistema educativo Chileno que aun teniendo
características similares al venezolano, se obtienen resultados diferentes.

Sistema Educativo Venezolano
Todo sistema educativo, gira en torno a la necesidad de desarrollo de una nación y
Venezuela no es apartada de este proceso, desde la colonización existió la necesidad de
enseñar para el trabajo y para expandir la lengua, religión, costumbres y tradiciones de la
cultura española, esto a través de las encomiendas. Luego se planteó las ideas dadas en el siglo
de las luces, nacidas con los movimientos originados en el antiguo continente como era la
ilustración de las ciencias, la igualdad, la libertad, la justicia, entre otros ideales que debía
aprender la sociedad.
Del mismo modo, cada etapa político gubernamental que se ha suscitado en Venezuela
ha dejado huellas sufriendo transformaciones el ámbito educacional, el cual se caracteriza por
ser la mayor maquinaria de producción de personas con una ideología integral. Desde la
inserción del periodo democrático estable, las innovaciones educativas se han acrecentado con
miras a insertar a todo la población a que adquiera una educación formal, gratuita e igualitaria
en todos sus niveles.
Para ello, se visualiza el primer proceso administrativo educacional, la planificación, el
cual diagnostica, crea objetivos y visualiza estrategias; contextualizando el análisis, desde
hace década y media atrás donde se concebía la educación como un proceso burocrático que
giraba en torno a las políticas de producción petrolífera, donde la educación se enmarcaba más
hacia la privatización, pues la educación pública se caracterizaba por la desvalorización y
donde el nivel de repitencia, bajo rendimiento y deserción es elevada, datos que emana el
Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejado en el segundo plan socialista de desarrollo
económico y social de la nación, 2013-2019.
Sin embargo, desde las década del 2000 hasta nuestros días y con las nuevas tendencias
ideológicas que profesa el gobierno actual, se crea un plan de trabajo para la transformación
social guiada bajo parámetros del vivir bien, de una participación activa y protagónica y de
una concepción de verse uno al otro de forma humana, con un pasado que repercute en el

presente e incluso el sistema educativo actual toma ideales de varios referentes históricos
como lo es Zamora, Bolívar y Rodríguez quienes mantuvieron ideales firmes y convincentes.
De ahí nace el objetivo 2.2.12. del segundo plan socialista de desarrollo económico y
social de la nación, 2013-2019 de “continuar garantizando el derecho a la educación con
calidad y pertinencia, a través del mejoramiento de las condiciones de ingreso, prosecución y
egreso del sistema educativo”,

el cual se vincula con la Constitución de la República

Bolivariana de Venezuela (CRBV), Ley Orgánica de Educación (LOE), específicamente en sus
fines, Currículo Nacional Bolivariano (CNB) y su Planes, Programas y Proyectos.
Con respecto al marco legal, se plantea lo siguiente: desarrollo del currículo, extensión
de matrícula en todos los niveles, infraestructura, Tecnología de Información y Comunicación
(TIC), la interculturalidad y el conocimiento multiétnico, además de la democratización
aplicada en todos sus niveles y modalidades de la educación. En tal sentido, la educación
venezolana pretende enseñar para la vida, para el trabajo productivo y liberador vinculando lo
pedagógico con el día a día. Están son perspectivas que se pretenden lograr en un corto,
mediano y largo plazo con la participación de todos los sectores sociales.
En lo que respecta al segundo proceso, organización, donde se materializa los objetivos
a través de creación de estrategias que den respuestas a la solución de lo diagnosticado
anteriormente, el sistema educativo venezolano se plantea múltiples actividades que se
muestran interesantes en beneficio de una colectividad, entre las que se pueden mencionar :
consultas por la calidad educativa, que hace referencia a la democratización, donde las
comunidades participen dando su opinión para aportar acerca de lo que le falta al sistema y así
poder incorporar las nuevas ideas.
Aunado a ello, investigación y formación permanente, donde el docente investigue y de
aporte de sus experiencias, las cuales pueden servir de base a otras instituciones; atención
integral estudiantil (Organización Bolivariana Estudiantil OBE, defensoría estudiantil,
preparadurías, sistema de becas); Grupos estables culturales y deportivos; consejos educativos;
movimiento bolivariano de familia; escuela para familia; escuela para vivir bien; enseñanza de

la lengua materna; integración de estudiantes con discapacidad; alimentación escolar (SAE);
articulación pedagógica; educación ambiental; batalla contra la repitencia y abandono escolar;
especialización docente en la Micro Misión Simón Rodríguez; vinculación con la comunidad,
entre otras estrategias que se pueden reflejar en los Planes, Programas y Proyectos, en el Plan
de la Patria y en circulares que se manifiestan constantemente.
De acuerdo con lo investigado, acerca de las estrategias que se plantean en pro de
satisfacer las necesidades de la nación, se puede observar que son de gran interés, sin embargo
muchas de las estrategias son planteadas solo de papel para cumplir con ciertas
particularidades burocráticas del sistema gubernamental, otras actividades se llevan a cabo
medianamente y sin cumplir con todos los requisitos, ya que no hay un planteamiento claro,
pues la información es desarticulada con respecto a lo que se quiere en realidad, esto puede
relacionarse a la centralización y el proceso de información en la descentralización, por otro
lado los planteamientos se ponen en práctica cuando aun no existe una preparación exitosa con
respecto al tema, pues es común que se trabaje “sobre la marcha” lo que puede generar el
abandono de la estrategia.
En lo referente a la organización, el sistema venezolano asume que toma en cuenta las
opiniones de la comunidad educativa, ejemplo las consultas por la calidad educativa, pero esto
igualmente es una burocracia, ya que muchos de los proyectos están sobre la marcha al mismo
tiempo que se está en consenso y, estos son algunos de los errores que se manifiestan y que
deben corregirse, puesto que afecta al país entero, no permitiendo así su desarrollo y la
efectividad de las estrategias.
El tercer aspecto trata sobre la dirección referida a la etapa ejecutiva. En la educación
es muy común encontrar situaciones donde se descontextualizan las metas, pues existen
Planes, Programas y Proyectos que no se adecuan a las circunstancias que vive cada
institución, muchas de las estrategias ya nombradas anteriormente se aplican al sistema
educativo, para poner en práctica en todas las instituciones de la nación, ejemplo de ello sería
la adecuación curricular del presente año, la cual posee propuestas que no se ajustan a las
instituciones por diferentes carencias, haciendo caso omiso de la situación presentada.

Con respecto a la última etapa de la evaluación, permite obtener información acerca de
los logros que se obtuvieron en la puesta en práctica de las estrategias pedagógicas,
permitiendo así reflexionar y generar nuevas metas y estrategias que permitan mejorar el
proceso. Venezuela carece de un control adecuado de las obras puestas en práctica, pues
siempre se muestra la efectividad según su conveniencia, sin embargo eso no es valedero
debido a que no se realiza la evaluación.
Desde el punto de vista institucional administrativo, la evaluación se lleva a cabo de
forma redundante, ya que se le exige constantemente recaudos que solo son visto a simple
vista a través del papel y de manera continua, sin que las autoridades se movilicen a las
instituciones para corroborar directamente la información suministrada por los directivos,
limitándose a ser un servidor de mensajería sin escuchar las necesidades presentadas y
prestándose este a un delito de corrupción, caso que se presenta reiteradamente en el sistema
educativo. Desde el punto de vista pedagógico, por ejemplo la actuación docente se limita solo
al llenado de un requisito sin tener base, tales como una prueba de ingreso, supervisión de la
actuación docente y revisión de la superación profesional que pueda tener el docente; factor
clave en la productividad de una enseñanza de calidad.
Por su parte, esta educación de calidad se puede observar en el Informe del Programa
Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), en el cual Venezuela queda excluida
debido a las políticas gubernamentales donde la implementación a la no exclusión social, la
cual se manifiesta generando que en la nación no se aplique este tipo de prueba que mide el
rendimiento que posee los estudiantes, limitándose únicamente a presentar pruebas de
admisión dadas por la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU), las cuales en
los últimos años han reducido su nivel de exigencia, generando en los estudiantes el desinterés
por aumentar sus promedios.
Administración Educativa Chile
Este país al igual que Venezuela, en el ámbito educativo legal, también ha pasado por
una serie de reformas siendo la última ocurrida en el año 2009, pero dejando constancia en la

Ley los consiguientes años en que deberá realizarse la siguiente revisión. Esta nueva Ley de
Educación, constituye el fundamento para una nueva instauración en el país en lo que se
refiere a la educación básica y media específicamente, siendo ésta un derecho de todo niño y a
su vez gratuita donde el Estado velará para que se den las condiciones óptimas para la misma.
Este proceso de cambio educativo va siempre en mejoras de la educación, en pro de lograr
alcanzar en las personas su desarrollo espiritual, ético, moral, afectivo, intelectual, artístico y
físico, a través de la transmisión y el cultivo de valores, conocimientos y destrezas.
Es de hacer notar la semejanza con lo estipulado en la Carta Magna venezolana, ya que
sus principios son prácticamente los mismos a los de éste país, aun prevaleciendo la enorme
distancia que los separa. No obstante, existen diferencias ya que, al parecer, en éste sí parece
resultar las metodologías pedagógicas aplicadas a sus educandos debido a que su calidad y
nivel de exigencia en la enseñanza ha mejorado evidenciándose en el aumento de la matrícula
escolar y disminuir el porcentaje de deserción escolar; lo cual podría deberse a que sus
docentes reciben mayor supervisión y un estímulo adecuado a sus exigencias, logrando ser
empleos más atractivos, aunque no lucrativamente, hacia las personas esforzándose cada vez
más en su preparación, ocurriendo así el empoderamiento esperado por parte de los
profesionales de la educación en la institución donde laboran.
Este proceso desde el punto de vista administrativo, aunque posee cuatro niveles a
semejanza del venezolano, ya que consta de la educación a nivel de preescolar, primaria o
básica, secundaria y universitaria, difiere con respecto a este en cuanto a la distribución de las
etapas de la preparación del educando. Tal es el caso del nivel de la educación básica regular,
la cual consta de seis años de formación, no siendo obligatoria la educación preescolar, de
acuerdo con la nueva Ley de Educación. Asimismo, el nivel de educación media regular
consta de seis años los primeros cuatro correspondientes a la formación general y los últimos
dos de formación diferenciada. Es de acotar que la formación diferenciada a su vez, ofrece dos
opciones las Humanístico-científica (HC) y la Técnico-profesional (TP) y artística; al finalizar
los estudiantes obtienen el título de Técnico de Nivel Medio en la especialidad que hayan
escogido.

Por su parte, en cuanto al nivel de educación superior las universidades ofertan
programas de dos años de duración para obtener el grado de Bachiller en ciencias o
humanidades en ciencias sociales, para finalmente continuar en los estudios superiores. Así
mismo, los programas de Licenciatura que ofertan las universidades pueden tener una
duración de entre cuatro a siete años de formación, dependiendo de la especialidad, así como
además ofrecen los niveles de postgrado y maestrías, para luego continuar con los estudios de
doctorado.
De igual manera, difiere en el tiempo o periodo del año escolar, ya que este inicia el 1°
de Marzo y concluye el 31 de Diciembre, incluyendo los periodos de vacaciones de invierno
(2 semanas) y fiestas patrias (1 semana). Asimismo, son los Secretarios Regionales
Ministeriales de Educación los que establecen, en el calendario regional, la fecha del personal
docente, directivo docente, administrativo y de servicios menores, así como la fecha de inicio
de las clases para los estudiante, las fechas de inicio y culminación del año escolar de acuerdo
con las necesidades y a la realidad regional, abarcando un máximo de 40 semanas de
actividades escolares. De lo antes expuesto, se puede observar la diferencia de los sistemas
educativos entre ambos países en cuanto al proceso administrativo de la educación se refiere,
donde se destaca la puesta en práctica de la descentralización como una modificación efectiva
del currículo básico nacional.
Cabe señalar, que desde el año 1996 y aun actualmente, se vienen haciendo reformas al
currículo para la educación básica y media, las cuales se establecen en la necesidad de brindar
a sus educandos una formación para la vida que vaya acorde con el progreso del país, que sea
adecuada, relevante, tomando en cuenta los avances en lo que a pedagogía se refiere, que
suscite en los chilenos la potencialidad de desplegar absolutamente todas sus posibilidades y
su capacidad para instruirse a lo largo de la vida. Otro rasgo de importancia de esta reforma,
fue que se proclamaron los Objetivos Fundamentales (OF) y los Contenidos Mínimos
Obligatorios (CMO), para la educación básica dándose la ocasión a las instituciones para que
elaboren sus propios planes y programas de estudio, adaptándolos a sus estudiantes y
coherentes con sus proyectos educativos, siempre y cuando respeten la sustancia usual
manifiesta por los OF y los CMO.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, es de mencionar que los objetivos
fundamentales (OF), a su vez se subdividen en dos grandes grupos: los OF Verticales, entre los
que se distinguen los OF por nivel y los OF terminales; los OF Transversales los cuales son
introducidos por primera vez en esta reforma, lo que da cabida a que se tome en cuenta al
estudiante como persona y que no solamente se le evalúe en función de sus conocimientos y
capacidades, sino también en cuanto a su actuación moral y social.
El currículo nacional chileno se expresa en un marco curricular, el cual define el
aprendizaje que se espera que todos los estudiantes desarrollen y se utiliza como referente para
la construcción de: los planes y proyectos de estudio, los mapas de progreso, los textos
escolares, así como para la elaboración de la prueba del Sistema de Medición de la Calidad de
la Educación (SIMCE), mientras que por su parte, los instrumentos curriculares que lo
accionan poseen numerosas funciones cada una dirigida al logro de los aprendizajes
precisados en el marco curricular.
En relación con los Planes de estudio, detallan la organización del tiempo de cada nivel
escolar, las actividades curriculares que se deben preparar así como el tiempo ofrecido a cada
una de estas. Por su parte, los Programas de estudio confieren la construcción didáctica del
año escolar, definiendo los aprendizajes esperados por semestres o por unidades. Entregan
además, muestras de actividades didácticas, orientaciones metodológicas y de evaluación para
realizar en clases apoyando la labor docente, mismas que a su vez se pueden adaptar a las
necesidades de los educandos de acuerdo con las propias realidades de las instituciones
educativas.
Por otra parte, los Mapas de Progreso detallan la evolución de las competencias
consideradas fundamentales en la formación de los educandos dentro de cada sector curricular
y fundamentan un marco de referencia para observar y evaluar el aprendizaje. Estos mapas
puntualizan siete niveles para el avance de las competencias señaladas anteriormente, de
manera cualitativa y con ejemplos del desempeño y los trabajos de los educandos ilustrativos
de cada nivel; estos desempeños son los evaluados por el SIMCE, de acuerdo con la
efectividad de los mismos, al final de cada ciclo escolar.

Hay que mencionar aquí, que los contenidos precisados en los textos escolares para
apoyar el trabajo de los educandos tanto dentro como fuera del aula, aportan explicaciones y
actividades para favorecer su aprendizaje y su autoevaluación; mientras que para los docentes
constituyen una propuesta metodológica para apoyar la implementación del Curriculum en el
aula, orientándolos en la extensión y la profundidad que puedan ser abordados dichos
contenidos.
Es de hacer notar que el marco curricular ha continuado teniendo reformar a lo largo de
los años, pero siempre en mejoras buscando siempre la optimización en la formación general,
la formación diferenciada y la libre disposición como así lo han estipulado en los OF y los
CMO del marco curricular establecido para ser aplicado en el país. La formación general
abarca los dos ciclos de educación básica y el primer ciclo de la educación media y algunas
veces en el segundo ciclo, por su parte, la formación diferenciada actúa en el ámbito de las tres
modalidades de educación media ahondando en segundo ciclo de la misma atendiendo a las
aptitudes e interese personales y las habilidades vocacionales de los educandos.
Mientras que el espacio de libre disposición, es concerniente a la libertad que poseen
las instituciones educativas para realizar sus propios planes y programas, así como de la
disposición de un espacio de tiempo no regulado por el marco curricular y, poderlo destinar ya
sea para la formación general, la diferenciada o a actividades curriculares definidas por ellas
mismas. Por lo tanto, esta flexibilidad le permite a las instituciones jugar con la posibilidad de
utilizar unidades de aprendizajes más pequeñas que el de los sectores, tales como asignaturas,
talleres, entre otras, relacionadas con los OF transversales, afrontando la integridad de los
objetivos fundamentales y los conocimientos mínimos obtenidos del marco curricular.
Desde esta perspectiva, la administración educativa en Chile, ha trabajado fuertemente
para mejorar la formación de sus habitantes, realizando cada año una revisión y evaluación de
los logros alcanzados en materia educativa, no sólo de sus educandos, sino también de su
cuerpo docente, dejando evidencia de ello en los decretos plasmados en la Ley Educativa.
Aunque esta mejoría sea más notable en las instituciones privadas que públicas, hace que estas
últimas también se motiven al logro de los objetivos planteados en el marco curricular. El

hecho de que sea una administración descentralizada y de que sean tomadas en cuenta sus
opiniones a nivel regional logra, poco a poco, que las personas involucradas en el sector
educativo se apropien del proceso y obtengan el éxito al dar aportes para la solución a la
problemática existente en el momento adecuado.
En relación con la evaluación de los resultados de aprendizaje, a nivel nacional, se
aplica el SIMCE, desde 1988, para realizar un seguimiento permanente al rendimiento escolar,
específicamente en las asignaturas de castellano, matemáticas, ciencias sociales y naturales,
mediante pruebas estandarizadas aplicadas alternativamente a los estudiantes de 4° y 8°,
igualmente incluye ítems para medir la autoestima de los estudiantes así como sus opiniones,
las de sus padres y los docentes acerca de la institución. Además la institución provee la
información del avance de los estudiantes, así como la evolución y comportamiento de la
misma. Los resultados obtenidos de esta prueba han instruido las discusiones e investigaciones
académicas, las decisiones de políticas públicas y otras tomadas en niveles locales e
institucionales.
Por su parte, el Ministerio de Educación da a conocer los resultados obtenidos
públicamente los resultados de dicha prueba, entregando información valiosa sobre la calidad
de la enseñanza que reciben los educandos y de ser necesario, de acuerdo con los resultados
obtenidos, aplicar las gestiones para el mejoramiento deseado. Adicionalmente, el Sistema
Nacional de Evaluación del Desempeño (SNED), también realiza su aporte al colaborar con el
fortalecimiento de la profesión docente al contribuir con la calidad de la educación impartida
en las instituciones públicas con buen promedio en la prueba SIMCE, al incentivar
económicamente a los docentes de las mismas.
Se puede concluir, que en Venezuela en su resolución de declararlo como un país libre
de analfabetismo no se ha consolidado, pues todavía a pesar de la puesta en práctica de las
distintas misiones y programas existen personas que tienen carencia en la educación o tal vez,
la asistencia a las distintas misiones no se impartió debidamente la enseñanza, esto se debe a la
falta de organización y supervisión para la adecuada evaluación del programa.

En lo referente a la enseñanza para el vivir bien, no se observa la manifestación de la
ideología, ya que existen diferentes factores que entorpecen el objetivo, ejemplo de ello, la
política utilizada al otorgar un incentivo material por el solo hecho de estar inscrito en el
sistema educativo, lo que genera una indiferencia de aprender para superarse. Con respecto al
componente histórico del árbol de las tres raíces, aplicado en el sistema educativo venezolano,
se percibe que fueron buenas ideas en su época, sin embargo no se adaptan a la realidad actual
por la que está pasando el país, el cual se encuentra apegado a la globalización.
Se puede observar, la reiteración en la semejanza del sistema educativo chileno con
respecto al venezolano, a pesar de ser dos países muy distintos tanto en su sistema político
como cultural. Lo cual podría llevar a preguntarse ¿el por qué en un país se obtienen mejores
resultados que en el otro? Tal vez, por cultura el venezolano es más resistente al cambio, los
cuales han sido numerosos en los últimos tiempos, así como las condiciones imperantes en
Venezuela conlleva a que en lugar que los docentes se concentren en su profesión lo hagan en
las carestías que se están padeciendo en la actualidad.
Situación esta lamentable, ya que por naturaleza el venezolano es una persona luchadora,
perseverante, humorista y muy dada a sus semejantes, lo cual lo hace perfecto para la
profesión docente aunque no todos poseen esa vocación, como es de esperar. A pesar de ello,
cada docente debe aportar su colaboración para salir de la crisis, aunque sea en su propia
institución y, tratar de dar solución a la problemática existente en miras a lograr el éxito al
educar personas preparadas para sobrellevar la contingencia presentada, utilizando las
metodologías e instrumentos pedagógicos adecuados para cada situación presente en las aulas,
alcanzando la formación de individuos pensantes, independientes y libres que conlleven en
común salir adelante obteniendo la victoria al apoderarse del desarrollo del país.

Referencias bibliográficas
Chiavenato, I (s/f). Introducción a la Teoría General de la Administración, Cap.4. [Libro en
línea].
Consultado
el
29
de
julio
del
2016
en:
http://loginbp.untrefvirtual.edu.ar/archivos/repositorio//0/32/html/archivos/doc/Chiave
nato_Introd-a-la-teoria_cap-4.pdf
Maduro, N (2013). Segundo Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación
2013-2019. [Documento en línea]. Consultado el 31 de julio del 2016 en:
http://www.opsu.gob.ve/portal/vistas/descargas/banners/arc_Plan_de_la_Patria_Progra
ma_de.pdf
Marcano, N y Reyes, M (2006). Gestión académico-administrativa de la educación básica.
Revista Venezolana de Gerencia. [Revista en línea]. 11(34). Consultado el 29 de julio
del 2016 en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S131599842006000200005.