You are on page 1of 35

MANEJO DEL MILDIÚ Y EL MOHO GRIS DE LA ZARZAMORA EN MICHOACÁN

MANEJO DEL MILDIÚ Y EL MOHO GRIS DE LA ZARZAMORA EN MICHOACÁN Angel Rebollar Alviter

Angel Rebollar Alviter

MANEJO DEL MILDIÚ Y EL MOHO GRIS DE LA ZARZAMORA EN MICHOACÁN

MANEJO DEL MILDIÚ Y EL MOHO GRIS DE LA ZARZAMORA EN MICHOACÁN

Formación y portada: Tito Rosales

Primera edición en español, mayo de 2011

ISBN: 978-607-12-0187-4

DR © Universidad Autónoma Chapingo km 38.5 carretera México-Texcoco Chapingo, Texcoco, Edo. de México, CP 56230 Tel: 01(595) 95 21500 Ext. 5142 Fax: 01 (595) 95 21500 Ext. 5142

La reproducción total o parcial de esta publicación, ya sea mediante fotocopias o cualquier otro medio, requiere la autorización por escrito del representante legal de la Universidad Autónoma Chapingo

Impreso en México

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA CHAPINGO

Dr. Aureliano Peña Lomelí

Rector

Dr. Marcos Portillo Vázquez

Dr. Juan José Flores Verduzco

Director General Académico

Director

del

Sistema

de

Centro

Regionales

Universitarios

 

Dr. Héctor Lozoya Saldaña

Dr. Ángel Rebollar Alviter

 

Director de Investigación y Postgrado

 

Subdirector

del

Centro

Regional

Univ.

Centro

Dr. Héctor Lozoya Saldaña

Occidente

Director General de Administración

M.C. Ignacio Miranda Velásquez

Director de Patronato Universitario

FUNDACIÓN PRODUCE MICHOACÁN

Dra. Martha Xóchitl Flores Estrada

Sr. Miguel Magallán Tapia

Presidenta

Sistema Producto Zarzamora

Ing. Luis Zamora Cuevas

Ing. Felipe Ruíz Ramírez

Vicepresidente

Consejero Frutales

C. José Agustín Jorge Núñez Fernández

Ing. Víctor M. Gutiérrez Tovar

Secretario

Consejero Hortalizas

Ing. Luis Guillermo Arreola Cormack

Ing. Carlos Martínez Hernández

Tesorero

Consejero Pecuario

Ing. Salvador Rodríguez Rivera

Biol. Citlali Gomez Lepe

Consejero Granos

Consejero Acuicola

CONTENIDO

Presentación

7

I. Manejo del Mildiú, Peronospora sparsa

9

Importancia y distribución

9

Síntomas y Daños

9

Agente causal

13

Detección

14

Desarrollo de la enfermedad

14

Manejo

16

Recomendaciones adicionales

17

II. Manejo del Moho gris, Botrytis cinerea

18

Importancia y distribución

18

Síntomas y Daños

19

Agente causal

20

Desarrollo de la enfermedad

21

Manejo

23

Recomendaciones adicionales

26

III. Algunas herramientas para el manejo de mildiú y moho gris en Zarzamora

27

Presentación

Presentación l presente folleto tiene el objetivo de poner a la disposición del productor, asesor técnico

l presente folleto tiene el objetivo de poner a la disposición del productor, asesor técnico y demás personal encargado del manejo de zarzamora los avances de investigación que se tienen en el conocimiento de la detección, epidemiología y manejo del mildiú de la zarzamora, comúnmente conocido como “Peronospora”, y del moho gris causado por Botrytis cinerea. Ambas enfermedades han ocasionado pérdidas de hasta el 100% de la producción, impactando severamente en la economía del productor. La información provista ha sido presentada en varios eventos de capacitación realizados en las principales regiones

productoras de zarzamora en México. A fin de que esté más disponible se

ha decidido publicarla en forma de folleto, independientemente de su publicación más detallada en forma de manuales, libros y artículos

científicos en el futuro.

El documento forma parte de una serie de folletos que se editan como resultado del proyecto: Hacia un Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades de la Zarzamora en Michoacán”, financiado con fondos federales y del estado de Michoacán, operados a través de la Fundación Produce Michoacán.

El autor agradece el apoyo decidido y continuo de los productores que han colaborado facilitando sus parcelas para la realización de los experimentos, al Sistema Producto Zarzamora, y a todas aquellas personas que de manera directa o indirecta han apoyado en realización de

proyectos de investigación en zarzamora para generar información acorde a nuestras condiciones ambientales. Asimismo se agradece
proyectos de investigación en zarzamora para generar información acorde
a nuestras condiciones ambientales. Asimismo se agradece a la Dra. Hilda
Silva Rojas del laboratorio de biotecnología de semillas del Colegio de
Postgraduado por el apoyo continuo en los estudios para la detección e
identificación molecular de organismos asociados a zarzamora.

Los proyectos de investigación básica y aplicada no serían posibles sin la participación activa y continua de los estudiantes, quienes con gran dedicación y pasión se involucran en nuestras líneas de investigación en

fitosanidad de frutillas. El apoyo permanente del Biólogo Ignacio López C. y los estudiantes de licenciatura Juan Boizo y Luis Miguel Miranda, así

como los estudiantes de maestría David Espinoza A., Adán Álvarez M., Kenia Rodríguez y Norma Ávila A. ha sido esencial para el desarrollo de los proyectos de investigación en Michoacán.

10

I. MANEJO DEL MILDIÚ Peronospora sparsa Berk. EN ZARZAMORA

I. MANEJO DEL MILDIÚ Peronospora sparsa Berk. EN ZARZAMORA Importancia y distribución El mildiú o “Peronospora”,

Importancia y distribución

El mildiú o “Peronospora”, es una de las enfermedades más destructivas de la zarzamora, ya que las pérdidas pueden alcanzar el 100% si no se realiza un control adecuado y oportuno de la enfermedad, especialmente en las zonas frescas y húmedas, y es de gran importancia en todas las zonas productoras de zarzamora en los estados de Michoacán, Jalisco, y Colima.

Síntomas y daños

Los síntomas más característicos del

mildiu velloso se manifiestan como

manchas angulares color purpura o carmín distribuidas a lo largo de las nervaduras de las hojas (Fig. 1), indicador de una infección sistémica. A medida que estas crecen cubren

gran parte de la superficie de la hoja,

A

B
B

Fig. 1. Síntomas iniciales (A) y avanzados (B) típicos del mildiú en hojas de zarzamora. Note las manchas púrpuras a lo largo de las nervaduras de las hojas. La ausencia de síntomas en hojas no indica que la enfermedad no esté presente. No es recomendable basar el diagnóstico en la presencia o ausencia de síntomas foliares.

11

la cual con niveles altos de severidad puede posteriormente desprenderse. Los pedicelos de los frutos y

la cual con niveles altos de severidad puede posteriormente desprenderse. Los pedicelos de los frutos y del

racimo floral pueden manifestar esta

coloración púrpura en uno de sus lados

(Fig. 2). Primocañas que se originan de plantas infectadas pueden manifestar la enfermedad en etapas tempranas

de su desarrollo, además de manifestar un retraso en el crecimiento (Fig. 3). Frutos en desarrollo pierden su brillo, adquieren una coloración rojiza y se

secan (Fig. 5). La característica definitiva que manifiesta la presencia de esta

enfermedad es la presencia de frutos

la cual con niveles altos de severidad puede posteriormente desprenderse. Los pedicelos de los frutos y

Fig. 2. Presencia de manchas púrpuras en lado de brotes y laterales fructificantes.

de síntomas en hojas no indica que las plantas estén libres de la enfermedad, por lo tanto, el diagnóstico basado en

síntomas visuales no es confiable.

Agente causal

Fig. 3. Plantas recien emergidas con síntomas de Mildiú en hojas provenientes de plantas madre infectadas.

dobles o partidos, huecos en su parte central (Fig. 4). Sin embargo los estudios realizados en Michoacán y en Nueva Zelanda demuestran que la ausencia

El mildiú es causado por el oomycete Peronospora sparsa. Aunque hace algunos años era considerado un hongo, por diversas diferencias con estos en realidad es más parecido a las algas. Esto implica que varias de las herramientas para el manejo de enfermedades fungosas no funcionan para enfermedades causadas por estos organismos. La producción de esporangios (uno de los medios de dispersión) de Peronospora sparsa se da en condiciones de alta humedad,

12

Fig. 4. Síntomas típicos de mildiú en frutos de zarzamora.

Fig. 4. Síntomas típicos de mildiú en frutos de zarzamora. de laboratorio especializados, ya generalmente no
Fig. 4. Síntomas típicos de mildiú en frutos de zarzamora. de laboratorio especializados, ya generalmente no

de laboratorio especializados, ya generalmente no hay manifestación de síntomas al inicio de la temporada (después de la defoliación). Se recomienda que esta detección se realice antes o durante los primeros 10 días después de la defoliación. Realizar la detección en este tiempo permitirá establecer un programa de manejo efectivo durante el resto del cultivo. Aunque es posible detectar la presencia

sobretodo en la base de las plantas cercano al suelo especialmente en las mañanas o durante los días lluviosos a manera de un algodoncillo grisáceo (Fig. 6) lo cual corresponde a los esporangióforos y esporangios (Fig. 7), los cuales son otro medio de dispersión de la enfermedad a través de lluvia y viento. Sin embargo, las observaciones de campo y laboratorio indican que la esporulación en la variedad Tupy es relativamente poca, a menos que existan períodos largos de humedad. Los estudios de epidemiología en curso, responderán a estas preguntas con mayor precisión.

Detección

La

detección

temprana

enfermedad

requiere

de

de

la

métodos

Fig. 5. Daños severos a las frutillas. Los frutos no tienen calidad y no son aptos para su comercialización.

del patógeno por técnicas clásicas,

la detección más efectiva y confiable

se realiza por medio de técnicas moleculares como la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) normal o en tiempo real. El productor interesado

13

en obtener mayor información al respecto puede comunicarse con el autor. Desarrollo de la enfermedad
en
obtener mayor información al
respecto puede comunicarse con el
autor.
Desarrollo
de la enfermedad

Los avances en el conocimiento de la epidemiología de la enfermedad en México indican que a diferencia de otros países donde esta enfermedad es un problema, en nuestras condiciones, la enfermedad se dispersa principalmente a través de plantas infectadas provenientes del vivero. Una vez infectada la planta, el patógeno se distribuye sistémicamente a través de los tejidos y posteriormente si las condiciones son favorables se dan infecciones secundarias a través de la formación de esporangios que se dispersan por el viento producto de la esporulación en hojas y frutos. Esta esporulación (Fig. 7) se presenta en el envés de las hojas más bajas, especialmente donde se acumula la humedad por la presencia de maleza. Al parecer las infecciones secundarias por esporulación son menos frecuentes en nuestras condiciones, lo que podría indicar que las infecciones sistémicas son más importantes y por lo tanto un programa de manejo de la enfermedad

Fig. 6. Abundante esporulación grisácea de Peronospora sparsa en el envés de las hojas de la variedad Kiowa en condiciones controladas en el laboratorio.

debe enfocarse inicialmente a la eliminación de estas infecciones a través del uso de fungicidas con movimiento. Las mayores incidencias de la enfermedad se han presentado en temperaturas entre los 15 y 22 o C con humedades superiores al 95% (Fig. 8). Estas condiciones se cumplen durante la temporada de lluvias y hasta octubre y Noviembre en algunas zonas del estado de Michoacán como Ziracuaretiro, Los Reyes, Tangancícuaro, Tacambaro y Ario de Rosales. La enfermedad no es de importancia económica en la cosecha de primavera, a menos que el cultivo se encuentre en terrenos con mal drenaje y alta humedad relativa o la ocurrencia de lluvias intensas que favorezcan el desarrollo de la

14

enfermedad. El papel de las zarzamoras silvestres como fuente de inóculo aún no se demostrado. Sin embargo, los avances de investigación indican algunas especies son atacadas por el patógeno y producen abundante esporulación, que potencialmente podrían ser fuente de inóculo primario

Manejo

enfermedad. El papel de las zarzamoras silvestres como fuente de inóculo aún no se demostrado. Sin
enfermedad. El papel de las zarzamoras silvestres como fuente de inóculo aún no se demostrado. Sin

en un laboratorio con experiencia en la detección de la enfermedad, de preferencia a través del uso de métodos moleculares (Reacción en Cadena de la Polimerasa). Considerando que la enfermedad es sistémica, es necesario

el uso fungicidas con movimiento en la planta. En plantaciones establecidas se recomienda iniciar aplicaciones

de fosfito de potasio (sales de potasio

derivadas del ácido fosforoso, también

Antes de iniciar una nueva plantación es importante asegurarse de obtener

planta sana de los viveros. Aún cuando

dichas plantas no manifiesten síntomas

es recomendable realizar un análisis

conocidas como fosfonatos, o ácido fosfónico) 8 a 10 días después de la defoliación cuando la planta inicia su actividad. Puesto que en esta etapa aún existe poco follaje, es recomendable realizar la primera aplicación a la base del tallo. El

fosfito es el único

fungicida capaz de

moverse en ambas direcciones en la planta dependiendo

del

sitio

de

aplicación. Aunque dichos compuestos se comercializan como fertilizantes foliares en México, su verdadera actividad la realizan como fungicidas (y estimuladores de las defensas de la planta contra los oomycetes

enfermedad. El papel de las zarzamoras silvestres como fuente de inóculo aún no se demostrado. Sin

Fig. 7. Estructuras típicas del agente causal del mildiú, Peronospora sparsa. Esporangióforos y esporangios, los cuales se dispersan por el viento y lluvias para causar nuevas infecciones en hojas y frutos. Su presencia se favorece con alta humedad relativa en el ambiente.

15

(e.g. Peronospora y Phytophthora ) y algunas enfermedades causadas por hongos. Su efecto como fertilizantes en

(e.g. Peronospora y Phytophthora) y algunas enfermedades causadas por hongos. Su efecto como fertilizantes en las plantas ha sido ampliamente

cuestionado de tal manera que en la actualidad se acepta que su función principal la ejerce como fungicida y estimulador de la resistencia de las plantas. De hecho, en algunas hortalizas como jitomate se ha demostrado que

aplicaciones excesivas de fosfitos en

plantas que no están suficientes en

fósforo, pueden mostrar problemas nutricionales de este elemento, pero sin manifestar los síntomas típicos

de una deficiencia de fósforo. Por

lo anterior se sugiere mantener una

nutrición balanceada de las plantas, a

fin de evitar reducción en rendimientos

por efecto de éste compuesto

Experimentos realizados en Michoacán durante 3 años en dos áreas productoras de zarzamora indican que

una aplicación a la base de la planta, seguido de 3 aplicaciones foliares

cada 10 a 15 días son suficientes para

mantener la enfermedad bajo control. Después de éstas aplicaciones, a

(e.g. Peronospora y Phytophthora ) y algunas enfermedades causadas por hongos. Su efecto como fertilizantes en

Fig. 8. Progreso de la temperatura, horas con humedad relativa mayor al 90%. El día 1, corresponde al 13 de Septiembre del 2007(inicio del monitoreo ambiental), el día 108 corresponde al 29 de diciembre del mismo año en Tangacicuaro, Mich. Parcela con 60% de incidencia en frutos.

medida que se acerca la cosecha, el programa puede continuar con fungicidas químicos como azoxystrobin, pyraclostrobin o biológicos como Bacillus subtillis, extractos vegetales, fungicidas

16

Cuadro 1 . Productos usadas para elaborar los programas de aspersión contra el mildiú de la
Cuadro 1 . Productos usadas para elaborar los programas de aspersión contra el mildiú de la

Cuadro 1. Productos usadas para elaborar los programas de aspersión contra el mildiú de la zarzamora en Atapan, Los Reyes y Tangancícuaro, Michoacán, México. 2008.

 

Nombre comercial

Ingrediente activo

Dosis l/ha

 

(Ingrediente activo)

Azoxystrobin (Az)

300 g

Amistar 50 WG ®(500 g)

Bacillus subtilis (Bs)

  • 5.0 l

Serenade ASO® (13.5 g)

Extracto de semilla de Citrico (Ce)

  • 1.350 EcoCitro® 100 (78% Extracto)

Sulfato de cobre (Cf)

Mefenoxam (Mf)

Fosfitode potasio (Pf)

Agente sanitizante (Sa)

  • 1.0 Mastercop® (21.3%)

0. 5

Ridomil Gold 4E ®(480 g)

  • 3.0 Supactiv® (45.8% ácido fosforoso)

    • 1.35 Full-Gro ®

a base de cobre o polisulfuro de calcio. Otros programas de manejo basados en mefenoxam (1 aplicación al suelo antes o después de la defoliación y otra al follaje) seguido de dos aplicaciones de azoxystrobin y otros fungicidas preventivos también han dado buenos resultados. Sin embargo se deberán tomar en cuenta el intervalo a cosecha.

A pesar de que los fosfitos o fosfonatos

están considerados como de bajo riesgo de resistencia, poblaciones resistentes de Pseudoperonospora humili en lúpulo y Bremia lactucae en lechuga (ambos mildiús) han sido reportadas en EE. UU. Por otro lado, el mefenoxam (Metalaxyl-M)

y las estrobilurinas (azoxystrobin y piraclostrobin) son fungicidas de alto riego para generar resistencia en hongos y oomicetes, por lo que se deben implementar las estrategias antiresistencia recomendadas por FRAC (Fungicide Resistance Action Committee). Las aplicaciones de cualquier fungicida preventivo o curativo cuando la enfermedad está presente en frutos, son poco efectivas y las pérdidas pueden ser significativas. De hecho, los programas de manejo de la enfermedad basados exclusivamente en fungicidas preventivos (sulfato de cobre, Man CO 2 Cb etc.) han

17

presentado la más alta incidencia de peronospora. Los resultados de los experimentos realizados en Michoacán, también
presentado la más alta incidencia de
peronospora.
Los
resultados
de
los
experimentos
realizados
en
Michoacán,
también
han
mostrado
que
los
programas

de manejo basadas en extractos

de semilla

de

cítricos

(Extracto

de

semilla

de

tornja) tienen efectos

prometedores casi al nivel de los

fungicidas químicos aplicados cada

10 a 14 días después de la defoliación.

Los

extractos

de

semilla

de

cítricos

resultan

de

gran beneficio para los

productores orgánicos

pues

existen

pocas alternativas en el mercado para el manejo de esta enfermedad. Estos extractos se comercializan como sanitizantes naturales, los cuales también han mostrado buen efecto sobre Botrytis cinerea y Colletotrichum gloeosporioides en laboratorio. Sin embargo se requieren más estudios para conocer el modo de acción físico, tiempos de aplicación y dosis más adecuadas para los patógenos más importantes de la zarzamora. Los estudios realizados con peróxidos

Cuadro 2. Fecha de aplicación y Programas de manejo del mildiú de la zarzamora evaluados en Tangancicuaro, Mich. 2008.

 

Fecha de aplicación

 

Programa

12/08

19/08

04/09

18/09

03/10

28/10

1

Mf

Cs

Cs

Mf

Az

Az

2

Ce

Ce

Ce

Ce

Ce

Ce

3

Cs

Cs

Cs

Mf

Cs

Cs

4

Pf

Pf

Cs

Pf

Cs

Cs

5

Pf

Pf

Pf

Pf

Pf

Pf

6

Pf

Pf

Pf

Pf

Sa

Sa

7

Pf

Pf

Pf

Bs

Bs

Bs

8

-

-

-

-

-

-

Programas de manejo elaborados con base en los productos del cuadro 1. Mf =Mefenoxam; Ce =Extracto de semilla de Citrico; Az =Azoxystrobin; Cf =Sulfato de cobre pentahidratado; Pf =Fosfitode potasio; Sa =Agente sanitizante; Bs =Bacillus subtilis

18

de hidrógeno y

promotores de la

resistencia de las plantas han resultado poco efectivos.

Recomendaciones adicionales

1. En el establecimiento de plantaciones nuevas, es recomendable obtener

la planta de un vivero confiable que

maneje protocolos de sanidad.

2.

Si le es posible, envíe a analizar la

planta que está adquiriendo por medio

de métodos moleculares como los mencionados en este documento.

3.

Una vez establecida la plantación,

aplique un programa de manejo como el sugerido en este documento a partir de los primeros días después de la defoliación, especialmente en la temporada de lluvias. No base sus decisiones en la ausencia de síntomas en hojas.

4.

Considere

 

las

condiciones

ambientales favorables al desarrollo de la enfermedad, y considere una estrategia preventiva. Una ves establecido el patógeno será mas difícil

su control.

 

5.

Exija

a

su asesor

técnico

un

uso

razonado

de

las

herramientas

de

manejo

fitosanitario

basado

en

el

0.7 0.6 A 0.5 0.4 0.3 B 0.2 0.1 D D DE D C C 0.0
0.7
0.6
A
0.5
0.4
0.3
B
0.2
0.1
D
D
DE
D
C
C
0.0
1
2
3
4
5
6
7
8
Incidencia en frutos (proporción)

Tratamientos

Fig. 8. Efecto de programas de manejo del mildiú de la zarzamora en Tangancícuaro en verano-

otoño del 2008. Proporción de frutos con síntomas

(escala del 0-1). Medias con la misma letra no son estadísticamente diferentes (α=0.05)

conocimiento del patógeno, el medio ambiente, modo de acción y riesgo de resistencia del patógeno a los fungicidas

de tal manera que le brinde un servicio basado en el menor costo económico,

eficacia, y menor costo ambiental.

De no hacerlo, el productor incurrirá

en costos excesivos, baja eficacia,

mayor impacto ambiental y residuos de agroquímicos en sus cosechas.

6. En productos con poco soporte de investigación, solicite mayor información

de su eficacia en el problema a

atacar o prevenir, de preferencia con estudios realizados por instituciones independientes.

19

Cuadro 3. Fecha de aplicación y Programas de manejo del mildiú de la zarzamora evaluados en
Cuadro 3. Fecha de aplicación y Programas de manejo del mildiú de la zarzamora
evaluados en Atapan, Los Reyes Michoacán, 2008.
Programa
4/08
14/08
03/09
10/09
25/09
14/10

1

Mf

Cs

Mf

Cs

Cs

Az

2

Ce

Ce

Ce

Ce

Ce

Ce

3

Cs

Cs

Cs

Cs

Mf

Cs

4

Pf

Pf

Cs

Pf

Cs

Cs

5

Pf

Pf

Pf

Pf

Pf

Pf

6

Pf

Pf

Pf

Pf

Sa

Sa

7

Pf

Pf

Pf

Bs

Bs

Bs

8

----

----

----

----

----

----

Programas elaborados con base en los productos y dosis del cuadro 1. El testigo corresponde al tratamiento 8. Mf =Mefenoxam; Ce =Extracto de semilla de Citrico; Az =Azoxystrobin; Cf =Sulfato de cobre

pentahidratado; Pf =Fosfitode potasio; Sa =Agente sanitizante; Bs =Bacillus subtilis

0.35 0.30 0.25 A 0.20 AB 0.15 B B 0.10 C C C C 0.05 0.00
0.35
0.30
0.25
A
0.20
AB
0.15
B
B
0.10
C
C
C
C
0.05
0.00
1
2
3
4
5
6
7
8
Incidencia en fruto (proporción)

Tratamiento

Fig. 9. Efecto de programas de manejo del mildiú en la incidencia en frutos en Atapan, verano- otoño, 2008. Incidencia en frutos en proporción (escala del 0 al 1). Es tratamiento 8 corresponde al testigo. Medias con la misma letra no son significativamente diferentes (α=0.05).

20

II. MANEJO DEL MOHO GRIS Botrytis cinerea Pers. Fr.

Importancia

El moho gris es una de las enfermedades que ataca a cientos de plantas cultivadas, incluyendo frutales y hortalizas, además de malezas. En el caso de las frutillas el patógeno estará siempre presente y si las condiciones son favorables causará infección en la mayoría de los casos sin causar síntomas hasta después de la cosecha, por lo que el productor y técnico deberá tener siempre presente la etapa fenológica del cultivo y las condiciones ambientales para la toma de decisiones de manejo de la enfermedad, pues las pérdidas pueden ser hasta del 100% en poscosecha si no se realiza un buen manejo en campo.

Síntomas y daños

Las flores y racimos florales son muy

susceptibles a la infección, las cuales muestran un color café y posteriormente se secan. La enfermedad avanza rápidamente hacia los pedicelos. En

los

frutos

se

manifiesta

como

áreas

café claro de consistencia suave que

avanzan hasta cubrir todo el fruto.

Posteriormente los

frutos

se

cubren

de un polvillo gris y finalmente se

momifica (Fig.1). Aunque es posible

observar frutos con los síntomas típicos

II. MANEJO DEL MOHO GRIS Botrytis cinerea Pers. Fr. Importancia El moho gris es una de

Fig. 1. Síntomas típicos de Botrytis cinerea en frutos de zarzamora y frambuesa esporulando de manera abundante. El productor no debe esperar a observar estos síntomas

Fig. 2. Conidios y conidióforos de B. cinerea son dispersados por el viento para causar nuevas

Fig. 2. Conidios y conidióforos de B. cinerea son dispersados por el viento para causar

nuevas infecciones en flores y frutos de

zarzmora próximos a la madurez.

de la enfermedad, especialmente los sobremaduros, la manifestación más clara de la enfermedad se presenta en poscosecha aunque ocasionalmente en condiciones de alta humedad es posible observar síntomas y esporulación del hongo en campo. Por lo anterior, esta enfermedad requiere de un enfoque preventivo para su manejo, ya que la falta de síntomas en campo no indica falta de infección de los frutos.

Agente causal

Fig. 3. Producción de esporas de B. cinerea en los estambres de las flores. Estas esporas son fuente de infección para otras flores

y frutos. La floración es una de las etapas

mas importantes para el inicio de acciones hacia la prevención del moho gris

La enfermedad es causada por el hongo Botrytis cinerea, el cual ataca a cientos de hospedantes, incluyendo otras frutillas como fresa, frambuesa, blueberry y uva. Además ataca también a malezas, y puede vivir

como saprófito (sobre tejido muerto)

en residuo de cultivos y otras plantas. Las condiciones ambientales de climas tropicales y subtropicales favorecen su presencia a lo largo del año, de tal manera que siempre se tendrá el riesgo del ataque de este patógeno si las condiciones ambientales son favorables para la esporulación (Fig. 2 y 3) e infección, y el cultivo se encuentra en una etapa crítica.

22

Desarrollo de la enfermedad

Las infecciones generalmente

provienen de esporas producidas en residuos de cañas viejas, hojas caídas

Desarrollo de la enfermedad L as infecciones generalmente provienen de esporas producidas en residuos de cañas
Desarrollo de la enfermedad L as infecciones generalmente provienen de esporas producidas en residuos de cañas

en frutos, como ocurre en otras frutillas. Sólo cuando se presentan condiciones de alta humedad relativa por periodos

largos se manifiesta la enfermedad, de

lo contrario, se observarán frutos aislados con esporulación grisácea en frutos sobre-maduros que no se cosecharon.

y frutos momificados donde el hongo

sobrevive como esclerocio (estructuras

fungosas de sobrevivencia). Las esporas se dispersan por el viento y se depositan

en las partes florales y frutos. Si la

superficie de las flores y frutos es húmeda

y las condiciones son favorables para la

germinación de la espora (15 a 22 o C), el hongo puede ocasionar tizones en

los pétalos e infectar las partes florales

permaneciendo latente (sin mostrar síntomas) en frutos verdes. Aunque los frutos verdes son poco susceptibles a la infección, la falta de síntomas en ellos

no indica que no hayan sido infectados

durante la floración. Estas infecciones

se van a manifestar después de la cosecha a manera de masas de espora micelio de color gris que cubren los frutos (Fig. 5). En condiciones de campo pocas veces se va a observar la esporulación típica de este hongo

Fig.

4.

Cañas

defoliadas

(A)

y

frutos

momificados (B) como fuente de inoculo

primario

de B. cinerea en sistemas

de

producción múltiple en la misma caña.

A B 23
A
B
23
La mayor parte de las infecciones en zarzamora, frambuesa, fresa y otras plantas ocurren vía partes
La mayor parte de las infecciones en
zarzamora, frambuesa,
fresa
y
otras
plantas
ocurren
vía
partes florales
por
lo
que esta
característica debe
ser considerada para el manejo de
la
enfermedad, especialmente si

durante el período de floración se

presentan condiciones ambientales favorables para la infección y en la misma parcela se tienen secciones en diferentes etapas fenológicas o es una plantación de donde se han obtenido múltiples cosechas. El producto o asesor técnico debe saber que el período de

floración es un período crítico para el

manejo inteligente de Botrytis, pero que si el cultivo está cercano a la cosecha y se presentan condiciones favorables, también va a haber riesgo

de infecciones en frutos cercanos a la madurez. En fechas recientes ha habido pérdidas importantes en poscosecha por un manejo inadecuado de la enfermedad durante periodos de alto riesgo de infecciones.

Manejo

El manejo de B. cinera requiere también de un enfoque integral. Prácticas de cultivo que podrían estar favoreciendo el desarrollo de la enfermedad son la obtención de múltiples cosechas en una misma caña, la presencia de secciones de la parcela con cultivo en diferentes

etapas de desarrollo (Fig.4). A fin de

reducir la cantidad de inoculo inicial, la eliminación de residuos de podas, frutos

La mayor parte de las infecciones en zarzamora, frambuesa, fresa y otras plantas ocurren vía partes
La mayor parte de las infecciones en zarzamora, frambuesa, fresa y otras plantas ocurren vía partes

Fig. 5. Frutos de zarzamora con esporulación de B. cinerea en poscosecha producto de un manejo inefectivo en campo.

La mayor parte de las infecciones en zarzamora, frambuesa, fresa y otras plantas ocurren vía partes

24

Fig. 6. Efecto de algunos fungicidas aplicados en floración (FL) y precosecha (PC) en una parcela
Fig. 6. Efecto de algunos fungicidas aplicados en floración (FL) y precosecha (PC) en una parcela
Fig. 6. Efecto de algunos fungicidas aplicados en floración (FL) y precosecha (PC) en una parcela

Fig. 6. Efecto de algunos fungicidas aplicados en floración (FL) y precosecha

(PC) en una parcela comercial en Zirimicuaro, Ziracuaretiro, Mich. 2009. Los frutos se incubaron a temperatura ambiente por 7 días. Se realizaron 2 aplicaciones

del fungicida químico y 5 de biológicos o

bioracionales a partir de la floración.

maduros y momificados, hojas secas, y cualquier residuo que signifique una

fuente de inoculo primario debe ser

removido, especialmente si el cultivo se

encuentra en floración.

Los sistemas

de cultivo en

el

cual se

obtienen más de una cosecha en la misma planta, promueven una continua permanencia del patógeno. En este caso, el riesgo de infecciones será mayor por lo que se deberán implementar medidas preventivas (remoción y destrucción de tejido de la cosecha anterior y aplicación de fungicidas). Asimismo se debe promover la aireación del cultivo

evitando la acumulación de humedad

favoreciendo un rápido secamiento del follaje y frutos ya que esto disminuirá el riesgo de infecciones por este hongo.

Una vez que el cultivo se encuentra

en la etapa de floración se sugiere

la aplicación de un programa de manejo basado en la combinación o alternancia de fungicidas químicos y biológicos con actividad contra Botrytis como son captan, fenhexamida,

ciprodil+fludioxonil, pyraclostrobin+

boscalid, iprodiona, pirimetanil, y Bacillus subtilis entre otros. Experimentos realizados en zarzamora en Michoacán

indican que 2 o 3 aplicaciones en

floración o enpre-cosecha (Fruto

rojo a negro) de los fungicidas

químicos mencionados a las dosis comerciales dan buenos a excelente resultados. Asimismo, B. subtilis cada

8 a 10 días iniciando en la floración

han dado resultados similares que dos aplicaciones de los fungicidas

25

químicos
químicos

realizadas

solo

en

pre-

cosecha o solo en floración (Fig.6).

Para los productores con enfoque

orgánico, las alternativas para el manejo del moho gris pueden basarse en la aplicación frecuente (al menos cada 8 días) de fungicidas a base de Bacillus subtilis , Trichoderma hartzianum o Gliocladium roseum desde el inicio de la floración. En el mercado

existen varias marcas comerciales a

base de estos organismos, pero es

importante considerar la eficacia,

un

resultado

similar

a

químico específico.

un

fungicida

En

la

implementación de cualquier

programa de manejo basado

en fungicidas químicos deberá

considerarse siempre el grupo de

fungicida y

el riesgo de resistencia.

Siendo B. cinerea un patógeno

considerado como de alto riesgo para

desarrollo

de

resistencia

se

deben

deberán aplicar programas de manejo

de

resistencia

a

fin

de

extender la

eficacia

de

fungicidas permitidos

actualmente.

técnicas de aplicación, formulación y viabilidad del producto. Entre

Recomendaciones adicionales

 

otras herramientas, los productores

1.

Evite la acumulación de residuos

orgánicos pueden realizar

de cosecha en el interior y las orillas

aplicaciones de extractos a base aceite de romero y de semillas de

de las parcelas, pues representan una fuente de infección para el cultivo, especialmente si está en etapa de

cítricos. Los experimentos realizados en la Centro Regional Morelia de la

floración.

 

UACh en campo y laboratorio con los

2.

Inicie un programa de manejo de

extractos de semilla de cítricos han

la enfermedad, cuando se tenga aproximadamente un 10 o 20% de

mostrado resultados prometedores,

floración. No espere a observar síntomas

pero requieren de mayor investigación en relación a la frecuencia, dosis tiempos de aplicación e integración

en frutos. Esta etapa es generalmente tardía o resultará más caro el control de la enfermedad.

en programas de manejo. Debe

3.

Los

resultados

de investigaciones

enfatizarse que en general la

en

Michoacán

indican

que

2

a

3

aplicaciones

de

fungicidas

como

frecuencia de las aplicaciones en

el

fludioxonil+ciprodinil,

Iprodiona,

los productos biológicos y extractos

fenhexamida, pyraclostrobin+boscalid

vegetales va a ser mayor para obtener

en

precosecha

son

suficiente

para

 

26

manejar la enfermedad en poscosecha. Estas aplicaciones pueden ser complementadas con aplicaciones de captan o con el uso de fungicidas biológicos y bioracionales.

  • 4. Si lo prefiere, el programa puede

iniciar con aplicaciones de captan en

floración, y continuar con aplicaciones

de los fungicidas mencionados anteriormente iniciando cuando el fruto empieza a tornarse rojo.

  • 5. Si es un productor de zarzamora

orgánica o prefiere el uso de fungicidas

biológicos, los mejores resultados se han obtenido con la aplicación de productos a base de Bacillus subtilis, sin embargo

manejar la enfermedad en poscosecha. Estas aplicaciones pueden ser complementadas con aplicaciones de captan o con
manejar la enfermedad en poscosecha. Estas aplicaciones pueden ser complementadas con aplicaciones de captan o con

en este caso el número de aplicaciones debe ser mayor, de 5 a 6 aplicaciones a

partir de la floración hasta la cosecha.

Los extractos de semilla de cítricos, y los peróxidos de hidrógeno han mostrado resultados inconsistentes y requieren de

mayor investigación.

6. Es posible elaborar otros programas

de manejo de la enfermedad con las herramientas existentes en el mercado, sean biológicas o químicas, pero

siempre solicite información científica

que respalde dicho productos y de preferencia, con experimentos realizados por una institución independiente.

III. ALGUNAS HERRAMIENTAS

PARA EL MANEJO DE Peronospora sparsa Botrytis cinerea

EN ZARZAMORA

A fin de proveer de mayores elementos para la toma de decisiones en el manejo

del mildiú y el moho gris de la zarzamora, a continuación se realiza una descripción de algunos aspectos importantes de los fungicidas de mayor uso en zarzamora en México.

Azoxystrobin (Amistar®) y Pyraclostrobin (Cabrio C®)

Estos fungicida pertenecen al grupo de las estrobilurinas o QoI (Inhibidores externos de la Quinona). Este grupo es uno de los que tienen un espectro de acción más

27

amplio ya que tienen efecto sobre hongos de diferentes grupos como los causantes de antracnosis, moho

amplio ya que tienen efecto sobre hongos de diferentes grupos como los causantes de antracnosis, moho gris, tizones, cenicillas, royas y oomycetes, como Peronospora, Phytophthora y Pythium. Actúan inhibiendo la respiración mitocondrial por lo que su acción la ejercen principalmente como preventivos inhibiendo la germinación de las esporas. Aunque ambos fungicidas tienen cierto movimiento a través de la cutícula de hoja, su uso para el manejo de mildiú y moho gris debe ser en forma preventiva como parte de un programa de manejo y no en forma curativa. El Pyraclostrobin también se comercializa en mezcla con boscalid, pero ambos ingredientes también se encuentran en forma separada. Este último ingrediente le da al producto una ventaja excelente para el manejo de enfermedades como el moho gris. El boscalid tiene un amplio espectro de acción, pertenece al grupo de las caboxamidas y actúa inhibiendo respiración mitocondrial, pero en un sitio diferente al pyraclostrobin lo cual también lo hace un buen inhibidor de la germinación de conidios y crecimiento de micelio. Debido a su modo de

acción específico, estos fungicidas son

propensos al desarrollo de resistencia, por lo que es necesario seguir las

recomendaciones de la etiqueta en relación al manejo de la resistencia.

Cimoxanil+famoxadona (Equation Pro®)

Este fungicida se compone por dos ingredientes activos con diferente modo de acción. Tiene efecto penetrante y curativo. La famoxadona,

actúa inhibiendo la producción de energía en las células fungosas en el sistema de transporte de electrones.

Este modo de acción se manifiesta

biológicamente en la inhibición de la germinación y lisis de zoosporas de oomycetes como Phytophthora, Plasmopara y Peronospora. Asimismo, inhibe la germinación de sporangios y liberación de zoosporas en este grupo de organismos. Su efecto lo ejerce principalmente en forma preventiva. Sin embargo este modo de acción se complementa con el efecto curativo del cimoxanil. La combinación de estos dos ingredientes activos tiene potencial de control de Peronospora sparsa en zarzamora.

Derivados del ácido fosforoso

Los fosfonatos agrupan a todos aquellos fungicidas o sales derivadas del ácido fosforoso (Fosetil-Al, Ac. Fosforoso,

Ac. Fosfónico y Fosfitos de potasio). El

asesor técnico y el productor no deben

28

confundir el ácido fosfórico (H 3 PO 4 ) con el ácido fosforoso (H 3 PO 3 . Es importante distinguir que es el ion fosfito (fosfonato) el que ejerce la acción (PO 3 ) contra los oomycetes y no el fosfato (PO 4 ).

Los fosfitos son los únicos fungicidas

verdaderamente sistémicos ya que

se mueven en las dos direcciones en las plantas, es decir, a través del

xylema y del floema. Son rápidamente

transportados hacia las fuentes de mayor demanda como son los frutos, lo que los hace excelentes fungicidas sistémicos y de contacto, principalmente contra oomycetes como Peronospora sparsa, Pythium y Phytophthora, aunque también tienen cierto efecto con algunos hongos causantes de manchas foliares. Sin embargo las aplicaciones excesivas pueden tener efectos negativos en el

rendimiento si el cultivo es deficiente en

fósforo, ya que las plantas no manifiestan lo síntomas típicos de deficiencias de

este elemento cuando se realizan

aplicaciones frecuentes de fosfitos. Las

evidencias científicas muestran que los fosfitos no son una fuente eficiente

de fósforo, y aunque en México se comercializan como fertilizantes foliares o como potenciadores del efecto de fungicidas, su verdadera acción la realizan como fungicidas.

confundir el ácido fosfó rico (H PO ) con el ácido fosfo roso (H PO .
confundir el ácido fosfó rico (H PO ) con el ácido fosfo roso (H PO .

El abuso de estos compuestos en el manejo de enfermedades también origina el desarrollo de resistencia en los oomycetes como los mildiús. Aunque que el uso del ácido fosforoso es cada vez más común, el productor debe asegurarse de que lo que está

adquiriendo es ácido fosforoso y no ac. Fosfórico. No es recomendable adquirir el compuesto si el embase no muestra la etiqueta de la empresa formuladora con la información de la concentración y riesgos en el manejo. Se requieren realizar estudios para conocer las dosis más efectivas del ácido fosforoso y

las diferencias en eficacia con los

productos formulados, los cuales en general provienen de la neutralización de ácido fosforoso con hidróxido de potasio.

Mefenoxan (RidomilGold®)

Este compuesto pertenece al grupo químico de las fenilamidas. El mefenoxan (previamente conocido como metalaxyl-M) es uno de los enantiómeros del metalaxyl el cual es más puro y más efectivo que el metalaxyl, lo que resulta en dosis más bajas en el control de enfermedades. Su espectro de acción se restringe a los oomycetes (Peronospora, Phytophthora, Pythium etc.) y no es efectivo en el control de

29

hongos. Actúa inhibiendo la síntesis de ácidos nucleicos, lo que impacta negativamente en la liberación de
hongos. Actúa inhibiendo la síntesis
de ácidos nucleicos, lo que impacta
negativamente en la liberación de
zoosporas, germinación e infección
de las plantas. Por su modo de acción
específico, los patógenos pueden

desarrollar resistencia relativamente rápido al mefenoxam (y el metalaxyl), cuando no se usan manera adecuada. El mefenoxam es un fungicida parcialmente sistémico, ya que sólo se mueve principalmente a través del xylema. Por sus características químicas y físicas el mefenoxam tiene un excelente efecto preventivo y curativo, así como actividad de vapor. Su aplicación puede ser dirigida a la base del tallo, o en aspersiones foliares.

Compuestos a base de Cobre

Existen varias formulaciones en el

mercado a base de cobre solos o en mezcla con otros fungicidas de contacto. Dicho fungicidas tienen un efecto preventivo sobre Peronospora sparsa si las infecciones que se pretenden controlar provienen de esporangios o infecciones secundarias,

pero tendrán una limitada eficacia

en el control del mildiú si las plantas están infectadas sistémicamente.

Aunque en el mercado existen algunas formulaciones de compuestos a base

de cobre que se comercializan como “sistémicos”, existen pocas evidencias

científicas que muestren que dichos

compuestos son capaces de actuar en forma curativa, es decir después

de la infección. Por lo tanto, estos siempre deberán aplicarse de manera

preventiva para una mayor eficacia.

Polisulfuro de calcio

Es útil en la prevención de varias enfermedades causadas por hongos y esporulaciones del mildiú pero tiene limitada actividad en infecciones

sistémicas. En plantaciones con historial de mildiú se sugiere que este y otros compuestos con actividad de contacto se apliquen después de la aspersión de compuestos de acción sistémica. Además del efecto en el control de enfermedades este compuesto es

útil en el manejo de ácaros fitófagos

y es factible de usarse en sistemas de producción orgánicos.

Captan

Es un fungicida de acción preventiva.

Las aplicaciones para el control de Botrytis se deben iniciar en la etapa de floración a las dosis recomendadas.

Por su modo de acción en diferentes

sitios, el captan está clasificado como

fungicidas de bajo riesgo de resistencia.

30

El captan en una excelente opción para rotar con otros fungicidas con

acción contra el moho gris, pero con

modo de acción específico.

Fenhexamida (Elevat®)

Tiene excelente actividad contra Botrytis cinerea inhibiendo la germinación de conidios a altas concentraciones pero su principal efecto lo ejerce sobre la elongación de tubo germinativo y crecimiento micelial Se considera un sistémico local con excelente efecto preventivo. Por su modo de acción bioquímico requiere del uso de estrategias anti-resistencia especialmente en patógenos de alto riesgo como B, cinerea. Excelente efecto se ha obtenido con 2 o 3 aplicaciones a la dosis recomendada durante la

etapa de floración o iniciando en fruto

rojo.

Fludioxonil+Ciprodinil (Switch®)

Este fungicida está compuesto de la mezcla de dos ingredientes activos con diferente modo de acción.

El fludioxonil actúa inhibiendo la

germinación de conidios, elongación del tubo germinativo y el crecimiento micelial lo que lo hace un excelente fungicida de acción preventiva contra hongos ascomycetes. El

El captan en una excelente opción para rotar con otros fungicidas con acción contra el moho
El captan en una excelente opción para rotar con otros fungicidas con acción contra el moho

ciprodinil pertenece a la clase de las anilopirimidinas, ingrediente del mismo grupo del pirimetanil que afectan el crecimiento micelial y elongación del tubo germinativo de los hongos. La mezcla se considera como un excelente fungicida para el manejo de Botrytis cinerea, pero también tiene buen control de otros hongos entre ellos Colletotrichum gloeosporioides causante del tizón de brotes de zarzamora. La combinación de ambos ingredientes activos complementa el modo de acción preventivo y curativo, aunque su efecto principal lo ejerce en forma preventiva.

Iprodione (Rovral®)

Este fungicida pertenece al grupo de las dicarboxamidas. Tienen buena a excelente actividad contra Botrytis cinerea y otros hongos de esporas oscuras. Sin embargo, tienen un alto riesgo de desarrollo de resistencia en el hongo. Por esta razón, su aplicación no se recomienda más de 3 veces durante una temporada de cultivo y de preferencia alternado con fungicidas de otro modo de acción. En caso de que dichos fungicidas ya no sean efectivos, se deben dejar de usar por un tiempo para que las poblaciones retornen a su estado normal de sensibilidad. El

31

mejor efecto para el moho gris, se logra iniciando las aplicaciones al inicio de la floración.
mejor efecto para el moho gris, se logra
iniciando las aplicaciones al inicio de la
floración. Sin embargo, también se ha
observado buena eficacia aplicados en
pre-cosecha, iniciando cuando el fruto
empieza a cambiar de verde a rojo.

Pirimetanil (Scala®)

Este fungicida forma parte del grupo de las anilopirimidinas el cual tiene excelente actividad contra Botrytis cinerea. El pirimetanil inhibe la elongación del tubo

germinativo de los hongos. Su eficacia

la ejerce principalmente en forma preventiva y acción de vapor, con poca actividad antiesporulante, pero tiene actividad curativa al penetrar en los tejidos de las plantas. Sin embargo la recomendación principal es como fungicida preventivo.

Biofungicidas

Diferentes formulaciones de fungicidas

biológicos a base bacterias como

Bacillus

subtilis

y

B.

pumilus

están

disponibles en el mercado. Las aplicaciones de B. subtilis contra Botrytis cinerea han dado resultados satisfactorios cuando se a plican a

partir de la floración hasta la cosecha,

pero los resultados para el control

de

mildiú

no

han

sido satisfactorios

por si solos. Asimismo, se encuentran

disponibles varias especies del hongo Trichoderma recomendados para el manejo de ambas enfermedades. Los experimentos realizados han mostrado resultados limitados a las dosis rcomerciales para el manejo de milidiú y moho gris.

Para el caso de mildiú dichos organismos pueden ser incorporados en un programa de manejo una vez que ha

pasado la etapa de mayor riesgo y a medida que se acerca el tiempo de cosecha, pero no se recomienda que se usen cuando existen condiciones altamente favorables para el desarrollo del mildiú. Debe considerarse que el efecto de ambos organismos es

preventivo, por lo que su eficacia será

muy limitada en infecciones sistémicas o bajo un enfoque curativo. Los programas de manejo de estas enfermedades basados exclusivamente en estos organismos no han sido efectivos en Michoacán.

A fin de obtener un mejor resultado

en el manejo de enfermedades con organismos biológicos se sugiere que el productor se asegure que el producto

cuenta con registro y ha pasado las

pruebas de eficacia requeridas y

con una etiqueta que contenga la información técnica del producto,

32

y sea de reciente formulación a

fin de tener mayor seguridad de la

viabilidad del organismo. Contrario a algunos fungicidas químicos que tiene movimiento en los tejidos, no se debe

esperar altos niveles de eficacia con los

productos bilógicos si estos se aplican en forma curativa. Se recomienda que las aplicaciones siempre se realicen en forma preventiva o en niveles bajos de severidad bajo un programa planeado de manejo, y de manera más frecuente especialmente en cultivos bajo un sistema de producción orgánica.

Extractos vegetales

Aunque cada vez es más frecuente el uso de extractos vegetales para el manejo de enfermedades, aún hay pocos resultados publicados en relación a su uso en frutillas. Sin embargo, experimentos realizados con extractos de semilla de cítricos para el control de Peronospora sparsa en campo

indican resultados prometedores. No así para el manejo del moho gris,

con eficacia reducida comparados

con los fungicidas químicos. Algunas experiencias de productores indican que los extractos de gobernadora podrían ser una alternativa para el manejo de esta enfermedad, sin embargo, aún

y sea de reciente formulación a fin de tener mayor seguridad de la viabilidad del organismo.
y sea de reciente formulación a fin de tener mayor seguridad de la viabilidad del organismo.

se requieren más estudios de eficacia

para tener más evidencias.

Inductores de resistencia

Los inductores de resistencia actúan estimulando las defensas naturales de las plantas (no tienen efecto directo

sobre los patógenos) a fin de que

puedan defenderse del ataque de los patógenos. Entre estos, se encuentran

en el mercado las harpinas y el acibenzolar-S-metil, así como algunos compuestos a base de quitosano, entre otros. Aunque el primer compuesto está recomendado en zarzamora, los experimentos realizados en Michoacán

no han mostrado eficacia aceptable

para el control de mildiú y moho gris. Sin embargo, es necesario realizar más investigaciones al respecto para

conocer su efecto en programas de manejo de enfermedades alternados con otras herramientas químicas o biológicas.

Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno similar a otros sanitizantes actúan a través de la oxidación química de los componentes celulares. Su efecto en el control de enfermedades lo ejercen principalmente de manera preventiva. En los experimentos realizados para el

33

manejo de mildiú y moho gris no han mostrado resultados satisfactorios. Se requiere mayor investigación para
manejo de mildiú y moho gris no han
mostrado resultados satisfactorios. Se
requiere mayor investigación para
evaluar su eficacia en otros patógenos
de zarzamora y como parte de un
programa de manejo.

Aclaraciones

El presente documento se ha elaborado

con el único fin de proveer de mayor

información al productor y personal

involucrado en la toma de decisiones

en el manejo de las enfermedades

aquí descritas. La mención de marcas

comerciales o ingredientes activos en

este documento no implica respaldo del autor, ni tiene ningún compromiso moral o económico con los distribuidores de dichas marcas. Estos ingredientes se han seleccionado pensando en el productor, con base en criterios de disponibilidad en el mercado, sugerencias de productores y experiencias del autor

por su eficacia, modo de acción físico,

bioquímico y riesgo de resistencia. Es

responsabilidad del lector confirmar la

autorización para su uso en el cultivo. La Universidad Autónoma Chapingo y

demás instituciones patrocinadoras de

las investigaciones no son responsables

del uso inadecuado de las herramientas descritas en este folleto.

34

Manejo del Mildiú y el Moho Gris de la Zarzamora en Michoacán

Se termino de imprimir en los talleres de Compañia Impresora Kavers S.A. de C.V. Prol. Navajos MZ. 3 LT.9, Col. Tlalcoligia 14430, Del. Tlalpan, México, D.F. Se tiraron 1000 ejemplares, en el mes de mayo de 2011, en papel bond de 60 gr. para interiores y de 300 gr. para forros en papel rústico, la tipografía

es de la familia de Century gothic

U n i v e r s i d a d a U t ó n
U n i v e r s i d a d
a U t ó n o m a
C h a p i n g o

Mayor información

Centro Regional Universitario Centro Occidente

Universidad Autónoma Chapingo

Periférico Paseo de la República No. 1000

Morelia, Michoacán México. CP 58170

Tel. 443 161489

Fundación Produce Michoacán

Aramén No. 5, Colonia Félix Ireta,

Morelia, Michoacán, México. CP.58070.

443 3147289, 3149623

Sistema Producto Zarzamora
Sistema Producto Zarzamora