You are on page 1of 26

MONTAÑAS PARA LA ESPERANZA

PICO KHAN TENGRI 2010

SI SUPÍÉRAMOS QUE ESTA TARDE NOS QUEDAREMOS CÍEGOS, ECHARÍAMOS UNA MÍRADA NOSTÁLGÍCA, UNA VERDADERA MÍRADA A CADA BRÍZNA DE HÍERBA, A CADA FORMACÍON DE NUBES, A CADA MOTA DE POLVO, A CADA ARCO ÍRÍS, A CADA GOTA DE LLUVÍA, A TODO.

Pema Chöndrön

La vida es un precioso y a veces temeroso drama que llenamos de ilusión. La ascensión de la vida es como la escalada de una montaña, en la que pueden concurrir muchos avatares: retos, esfuerzos, compañerismo, riesgos… Es un camino hacia la cima. Y al llegar a ella se sabe lo que cuesta vivir. En la cima se ha comprendido que el ideal de la ascensión es llegar a estar de acuerdo contigo mismo y feliz con los demás. Tras la cima, bajando el precipicio, vamos con la máxima atención, soportando el hondo cansancio, comprendiendo nuestros errores y perdonándonos a nosotros mismos y también a esos otros que eran nuestros deudores. Esa es la honda reflexión del camino de la cumbre. La cima nos ha hecho mejores, y ahora sabemos que tendremos que proseguir siempre por el camino de la sabiduría, que no es otro que el de la bondad. Por ello me he unido a esta expedición de Lucha contra el Cáncer, formada por amigos que van a dejar en la cima del Khan Tengri, si podemos subirla, una de las grandes y más emblemáticas cimas de la Tierra, ese banderín del reto y del esfuerzo, como ánimo contra la enfermedad. Me uno a ella y a la Asociación de Alpinistas con Cáncer, con la veteranía de mi existencia, rezando para que tengan esperanza, todos los que no se rinden ante la enfermedad y las desdichas de la vida. Llegaremos a la esencia del ser, ese recóndito lugar del alma, en donde se refugia la bondad. César Pérez de Tudela es alpinista, escritor y guía de alta montaña.

*También es abogado y periodista, Doctor en C. de la Información y miembro de la Real Academia de Doctores de España

AFRONTAR LA ENFERMEDAD CON LA VOLUNTAD DE ESCALAR MONTAÑAS

Región de Gunma, Japón, Sr. Horicuchi, 70 años
Al leer esta frase pensé, ¡no estoy solo!; al contrario, los hombres, tarde o temprano, tienen que afrontar retos, tomar decisiones, luchar contra las adversidades, etc. por lo que sus vidas experimentarán giros inesperados. Cuántas veces pensamos no estar preparados ni anímica, ni físicamente para subir montañas, sin importarnos su dificultad, solamente porque ello supone un esfuerzo añadido. La determinación con la que está dicha la frase, la edad del sujeto, y sobre todo la aptitud al afrontar la enfermedad que padecía es digna de toda mi admiración. En este caso CÁNCER de hígado. No es una errata, escribo CÁNCER con mayúsculas porque, cuando se menciona esta enfermedad, más en concreto cuando te dicen que la tienes, de repente es como si te hubiesen enterrado en vida, no sólo a uno mismo, sino también a las personas más allegadas y próximas con las que compartes alegrías y tristezas, proyectos e ilusiones. Al decir que padeces CÁNCER muchas personas cambian el semblante de la cara y ponen un rictus de sorpresa amarga, como diciendo pero sin decirlo, ¡lo siento!, y hablo por propia experiencia. En general se piensa que uno está a salvo de todo esto, qué a ninguno nos va a afectar esta enfermedad! a mí, y a mi familia no nos ocurrirá! Más, he aquí que un buen día te levantas, y lo que pensabas que no te podía ocurrir ya es una evidencia, un hecho constatado, toda tu vida se convirtió en un borrador de una obra teatral que hay que volver a reescribir, y sobre todo a interpretar. En todo momento he procurado ser muy consciente de la enfermedad que padezco o he tenido, pues se puede vencer y contárselo a la gente con naturalidad. Esta aceptación ha sido una magnífica terapia que me ha ayudado a superar momentos de abatimiento, a ver la muerte como un principio vital consecuencia de la misma existencia, y sobre todo a dar gracias por la nueva oportunidad que me brinda la vida para disfrutarla más intensamente

pero, a la vez de manera más consciente, y sobre todo lo más importante es que podemos y debemos ayudar en todo lo posible a otros afectados por la misma dolencia y a sus allegados. ¿Por qué no? Al ayudar a los demás me estoy ayudando a mí mismo. Todos, en algún momento de nuestra vida, necesitamos ayuda, algo que nos motive y estimule para afrontar mejor los problemas. El padecer esta enfermedad, bajo mi punto de vista, debe ser el pistoletazo de salida para intentar ser mejores, aprender más y desempolvar viejos sueños nunca realizados pero realizables tanto a nivel físico como mental. Dejar volar la imaginación es magnífico para el espíritu pues esta forma de ensoñación te aparta de los malos pensamientos y el pesimismo da paso a un optimismo revitalizador. A título personal mi caso es como sigue: ” En Junio del 2006 me extirparon un riñón por causa del CÁNCER y, tuve mucha suerte, pues las posibilidades de vencer a la enfermedad son muy grandes”. Anímicamente la superación se la debo a la montaña, a mi afición por vencer el reto de las grandes alturas, pero esta es otra historia que ya contaré. Mi mayor fortuna ha sido no tener que soportar un tratamiento de quimio ni de radioterapia. Eso sí, cada seis meses tengo que someterme a una serie de pruebas para ver el estado de mi organismo, rezando para que todo salga bien, pero teniendo muy presente lo que me dijo el doctor que ha llevado mi caso: “ piensa que tienes una espada de Damocles sobre tu cabeza”. Al año de todo esto, a mi hermana, con la que comparto la pasión por las montañas, le fue diagnosticado Cáncer de pecho; ella lo paso mucho peor que yo, recibió tratamientos de radio y quimioterapia; le fueron extirpador los ganglios lo que supone que permanecerá con secuelas el resto de su vida. Y aquí estamos, luchando por hacer realidad muchos de nuestros viejos sueños, lucha que hago pública para que pueda servir de ayuda a las personas que tienen serias y graves dolencias. El reto es escalar todos juntos dos elevadas montañas.

José Francisco García Romo

CUANDO NOS SENTIMOS RESPONSABLES, IMPLICADOS Y COMPROMETIDOS EXPERIMENTAMOS UNA PROFUNDA EMOCION, UN GRAN VALOR

XIV Dalai-lama
“MONTAÑAS PARA LA ESPERANZA” ha nacido de la pasión de un pequeño grupo de alpinistas supervivientes del Cáncer, para intentar transmitir una idea, una idea de lucha y de superación, la idea de vivir, de no rendirse, de ir superando obstáculos, de seguir escalando montañas. Por momento es el principal proyecto de la Asociación Española de Alpinistas con Cáncer. Pretendemos, cuando nuestras actividades laborales nos lo permitan, juntarnos para intentar hollar cimas emblemáticas del planeta, más o menos difíciles, más o menos altas, más o meneos bellas, pero siempre interesantes. En principio, la razón de llevar a cabo el proyecto “MONTAÑAS PARA LA ESPERANZA” supone un reto de superación personal de todos los participantes y no una huida hacia adelante tratando de acelerar la consecución de unos objetivos, pero si así fuera, se debe considerar que también es un compromiso con un colectivo que tiene una idiosincrasia particular. Conseguir una meta no es tan importante como el camino que hay que recorrer para alcanzarla, se consiga o no el intento ya es un éxito, pues al comenzar el camino la mochila está llena de esperanzas, ilusiones y sueños, que no son sólo los nuestros, sino los de muchas personas que queremos que nos acompañen, siendo participes activos y directos de este proyecto lleno de aventuras como si fueran las suyas propias, que en realidad lo son. Al planear la aventura se implica a los participantes directos e indirectos en un objetivo común lo cual ya es todo un triunfo, siendo el primer paso desperezar la mente, sentirnos vivos y mantener e incrementar nuestras esperanzas. Para comenzar este año, hemos decidido intentar el pico Khan Tengri de 7010 metros de altitud, sito en Kirguistán, más concretamente en la cordillera del Tien Shan.

NO PUEDES ENCONTRAR LO SOBRENATURAL SIN PASAR POR LA NATURALEZA

Arnaud Desjardins

SITUACIÓN GEOGRAFICA Y PLANIFICACIÓN En el corazón del Tien Shan, en la frontera natural entre Kirguistán, Kazajistán y China, se halla el pico Khan Tengri de 7010 metros de altitud cuya ascensión supone un gran reto para cualquier gran montañero, mucho más para este grupo.

Es uno de los cinco picos de más 7000 metros de la antigua Unión Soviética. Con sus 7010 metros es el siete mil más septentrional del mundo, y por lo tanto uno de los más fríos y duros. Los otros son el Pobeda de 7439 metros, en el Tien Shan; el Comunismo, el más alto con 7495 metros, el Korzhenevskaya de 7105 metros y el Lenin de 7134 metros, los tres situados en el Pamir. Todos ellos conforman, cuando se logran conquistar, el codiciado título honorífico de Leopardo de las Nieves. La cordillera de Tien Shan fue descubierta por un occidental en 1856, por P. Senyonov, quien afirmó erróneamente que el pico más alto era el Khan Tengri. La montaña domina vastas praderas pastoreadas por jinetes kirguises, y de ella desciende el glaciar Muzart, de 34 km de longitud y el Inelchek, de 69 km. Luciendo en el horizonte, las cumbres de la cordillera Tien Shan acostumbraban a enriquecer la imaginación de los pueblos locales, de donde provienen los nombres míticos con los que los pobladores denominan a la montaña: Tian Shan significa en chino las montañas celestiales; mientras que de las lenguas turcas Tengri Tag significa las montañas del fantasma o Khan Tengri, el señor del cielo. La pirámide regular y armónica del Khan Tengri está tallada con el mármol rojizo que la recubre. Al amanecer y al atardecer la luz dorada acentúa su color y por esto el pico posee otro nombre local: Kan-Tau, la montaña sangrante. El Khan Tengri está considerado por muchos alpinistas como una de las diez más bellas montañas del planeta, y por lo tanto digno de ser visitado. Es difícil describir su visión con palabras. Algunas de sus rutas son de extremada dificultad técnica, por ejemplo, la famosa la vía conocida como Marble Ridge por su cara sur, así llamada por estar formada de mármol rosa y hielo), especialmente en su cara norte, por lo que hasta 2005 permanecían vírgenes para los alpinistas occidentales. Las últimas estimaciones le otorgan una altitud de 7010 m, lo que le permite entrar en la lista de los sietemiles. La impresionante cara norte del Khan Tengri, de 2600 metros de desnivel, tiene una pendiente media de 60º, que se acentúa aún más en la zona rocosa somital. Su arista noreste tiene carácter glaciar, al lado de la cual se extiende su enorme cara este, vertiente

que se encuentra barrida por las frecuentes avalanchas que descienden del glaciar colgante próximo a la cima. Su larga arista sureste, borde derecho de la cara sur, con 3.000 metros de desnivel, permanecía en 2005 aún sin escalar ante la dificultad de su roca; por lo cual, la mayoría de los alpinistas que intentaron su apertura, acabaron por desviarse hacia la Marble Ridge (arista sur). A su izquierda, se encuentra la ruta normal, la más transitada por los alpinistas, en la arista oeste, que se eleva desde el collado entre el Khan Tengri y el pico Chapaeva 6.371 m, collado al que se puede acceder tanto desde el norte como desde el sur. Cuando nos proponemos subir esta montaña siempre asalta la duda de que cara intentar, ¿norte o sur? La cara norte está recibiendo una gran cantidad de visitas en los últimos años, sobre todo después de la tragedia del año 2005 en la ruta sur, en la que perdieron la vida 11 alpinistas rusos y checos al desprenderse un serac del Pico Chapaeva, cuando transitaban por la famosa “botella” entre el Campo 1 y el Campo 2. Este accidente motivó un flujo de montañeros hacia la vertiente norte del Khan Tengri, que se ha convertido en la normal pues su ruta no se es barrida por las avalanchas, pero por el contrario es mas técnica, y casi toda transita por cuerdas fijas. Nuestro grupo ha tomado la decisión de ascender por la ruta sur, cuyo ascenso nos llevará hasta la cima por un recorrido cerrado y muy expuesto a las avalanchas en su primera parte y más abierto, aéreo y técnico en la segunda mitad del mismo.

Descripción de la ruta:

La ascensión comienza en el Campo Base, que está situado en el flanco izquierdo de la morrena del glaciar Inelchek Sur, en la confluencia con el glaciar Zviozdochka, a 4000 metros de altitud. Saldremos en dirección a la montaña sorteando un caos de grietas y riachuelos a veces de difícil paso. Después de una media hora el terreno nos permite acercarnos al glaciar para intentar abandonar la morrena , si es al principio de la temporada el paso hacia el glaciar tendremos que encontrarlo y a veces es difícil, como norma podemos tener la referencia de los restos del helicóptero accidentado en el 2005. Una vez dentro del glaciar la mejor opción es encaminar nuestros pasos hacia la zona izquierda del mismo, con ello evitaremos tener que perder mucho tiempo intentando atravesar algunas, y bastante caudalosas corrientes de agua. Siguiendo la morrena izquierda, llegaremos a la confluencia con el glaciar Siemienovskova, que baja del Khan Tengri, un poco antes de esta zona estableceremos Campo 1, a 4200 metros.

Girando 90º, seguiremos glaciar arriba sorteando numerosas grietas hasta llegar a la zona donde empieza la “botella”, nuestro rumbo gira 60º a la derecha y afrontaremos una especie de cascada del Kumbu en pequeñas dimensiones, pero expuesta a la caída de avalanchas y desprendimiento de piedras de la pared del Chapaeva. Pasado este tramo, saldremos a la parte alta del circo del glaciar, llegando a un rellano, a unos 5300 metros, es Campo 2, desde aquí tenemos una buena visión de la arista que nos llevara a la cumbre. El camino hacia Campo 3 transcurre sorteando alguna que otra grieta, ruta evidente hacia el collado que se divisa claramente. A 5900 metros tendremos la posibilidad de cavar y habilitar una cueva de hielo, o de montar nuestras tiendas. Del Campo 3, el itinerario continúa hacia el collado, para después subir por la arista oeste del Khan Tengri.

La arista, en general, suele estar equipada con cuerdas fijas. La ruta se desarrolla sobre roca hasta los 6.900 metros. Más adelante se alza la cúpula de nieve que, a medida que subimos, se acaba transformando en una afilada arista que lleva directamente hasta la misma cumbre. A lo largo de la arista oeste existen rellanos a 6.200, 6.400 y 6.700 metros. En algún de estos sitios es posible montar el Campo 4. El mejor rellano es el que está situado a 6.400

metros. Hasta los 6.700 metros, la ruta transcurre por el lado derecho de la arista oeste y, de este punto, continua con una travesía hacia la derecha, hasta llegar a un corredor. En el inicio del corredor se alza una pared de roca de unos 10 metros de altura. Más adelante, se sube por el corredor y de nuevo se gira a la derecha. Por terreno rocoso se sale a una arista de nieve, por la que continuamos hasta encontrarnos con una pared de roca de unos 15 metros. Más arriba, ya sólo queda la cúpula de nieve. En la cumbre se halla un trípode. Quedarse en la cumbre mucho rato no es aconsejable, pues aun queda todo el camino de retorno, nada fácil, por el mismo itinerario de subida, por las cuerdas fijas. La expedición se desarrollara durante el mes de Julio, contando con que el primer helicóptero con destino al Campo Base tiene previsto su vuelo el día 4 de dicho mes. Un primer grupo de expedicionarios volara sobre el 26 de Junio con destino a Kirguistán, y el segundo grupo lo hará tres o cuatro días más tarde. Plan aproximado y orientativo: Día 1: Salida de España. Día 2: Llegada al aeropuerto de Manas en Bishkek, capital de Kirguistán. Día 3: Traslado en vehículo desde Bishkek hasta Karkara, campo y base de helicópteros (470 kms). Día 4: Transporte en helicóptero desde Karkara (KBC) hasta el Campo Base, 4050m. Día 5: Día de aclimatación en el Campo Base. Día 6: Día de aclimatación y preparación de material. Día 7: Ascensión a Campo 1 - 4200m. y regreso a C B. Día 8: Día de aclimatación y preparación. Día 9: Ascensión a Campo 1 - 4200m.

Día 10: Ascensión a Campo 2 - 5300m. Día 11: Ascensión a Campo 3 - 5900m. Día 12: Descenso a Campo Base. Día 13: Día de descanso en Campo Base. Día 14: Día de descanso en Campo Base. Día 15: Ascensión a Campo 2. Día 16: Ascensión a Campo 3. Día 17: Ascensión a la cima del Khan Tengri y regreso a Campo 3. Día 18: Descenso a Campo 1. Día 19: Descenso a Campo Base. Día 20: Día de reserva en caso de mal tiempo, o de querer montar Campo 4. Día 21: Día de reserva en caso de mal tiempo. Día 22: Traslado en helicóptero C B - Karkara. Día 23: Traslado KCB – Bishkek. Día 24: Salida de Bishkek. Llegada a Madrid, España.

NO PENSAMOS LO SUFICIENTE QUE DEPENDEMOS LOS UNOS DE LOS OTROS: EN EL SIMPLE PLANO MATERIAL, SOMOS TODOS INTERDEPENDIENTES EN NUESTRAS NECESIDADES COTIDIANAS, DE MODO QUE TENEMOS UNA DEUDA CON TODOS LOS SERES

Kalou Rinpotche
OBJETIVOS DE LA EXPEDICIÓN Son varios los objetivos pretendidos con la idea de “Montañas para la Esperanza”, que podemos desglosar en tres vertientes, una meramente deportiva, otra de carácter social con distintas derivaciones, y otra medica o experimental. DEPORTIVOS El primero de los objetivos deportivos es indudablemente alcanzar este año la cima del Khan Tengri por su cara sur, sin embargo, en este caso no es lo primordial, ya que el solo motivo de intentarlo sin saber cómo responderán fisiológicamente personas que han sufrido la enfermedad y como afrontaran este reto sicológicamente tiene en si mismo unas connotaciones deportivas. Como muestra de solidaridad y agradecimiento a los hospitales en que hemos sido tratados, léanse Hospital Universitario 12 de Octubre, Hospital Clínico Universitario San Carlos y Hospital Universitario La Paz, así como a toda la gente que allí trabaja, y en espacial a nuestros DOCTORES. Estaremos orgullosos de portar la bandera de la Comunidad de Madrid firmada por los niños que residen en el área oncológica del Hospital Universitario 12 de Octubre. SOCIALES Esta aventura tiene unas clarísimas connotaciones sociales, pues, aparte de representar a todas las personas relacionas con este grave problema, imprime un sentimiento de solidaridad con todos los afectados por ésta dolencia , a la vez que intenta demostrar que quedan muchos retos por afrontar y superar. Nuestra fuerza reside en la mente, en la fuerza de voluntad para superar las dificultades y en el coraje con el que aceptemos la enfermedad, de lo que depende muchas veces el

desarrollo de la misma, la calidad de vida que tendremos y la aceptación social, así como la de familiares y amigos. “TODOS JUNTOS, PODEMOS”. En esta aventura se realizarán las siguientes actividades o trabajos de campo. 1) Relato y reportaje fotográfico del desarrollo completo de la expedición. 2) Reportaje documental en formato de video para ser donado a las áreas oncológicas de los hospitales de la Comunidad de Madrid y de las que así mismo lo soliciten. Ambos trabajos serán cedidos a patrocinadores, si los hubiese, para su posterior publicación y emisión en medios audiovisuales, así como para que sirva de documento en la organización de exposiciones y conferencias en las que la Asociación Española de Alpinistas con Cáncer intervendría si su presencia se creyese conveniente y fuese requerida. 3) Transmisión día a día vía satélite de la expedición. La retransmisión dependerá de los medios a los que pudiese interesar, así como de los medios técnicos de los que podamos disponer. 4) La evolución de la aventura se podrá seguir en http://www.cuspidis.es http://montanasparalaesperanza.blogspot.com http://alpinistasconcancer.org

MEDICOS O EXPERIMENTALES Aquí, nos referimos a nuestra total disposición para colaborar con las instituciones, organismos o equipos de facultativos tengan interés en estudiar el efecto de la altitud sobre nuestros propios organismos dados los tipos diferentes de Cánceres que hemos padecido y las diferentes secuelas que ello conlleva.

COMO EL VIAJERO QUE SE DETIENE EN CADA PARADA, EL SER QUE HACE EL VIAJE DE LA EXISTENCIA PERMANECE UN TIEMPO EN UNA VIDA

Shantideva
MIEMBROS DE LA EXPEDICIÓN
Este tema también puede llegar a ser complicado, pues debido a los condicionantes físicos, creemos que es conveniente formar un grupo numeroso para poder afrontar con

mayores posibilidades de éxito la ascensión. Otro motivo para necesitarlos seria su inestimable ayuda a la hora de filmar, fotografiar, y trabajar en la website o blog. Hemos formando un grupo de personas, aparte de los que hemos padecido Cáncer, que tienen relación con la enfermedad, directa o indirectamente, familiares, amigos y simpatizantes que se sienten comprometidos con el proyecto.

EVA GARCÍA ROMO Cofundadora de la Asociación Española de Alpinistas con Cáncer, Eva García Romo ha desarrollado sus actividades alpinísticas junto a su hermano. En Diciembre del 2009 fue operada de Cáncer de mama. Ahora, pese a lo reciente de su percance y a las graves secuelas de dicha intervención, afronta esta aventura con mayor entusiasmo si cabe.

ANASTASIA DZIADEVICH Cofundadora de la Asociación Española de Alpinistas con Cáncer, perdió a su padre a temprana edad a causa de un Cáncer de hígado. Ha trabajado como guía, y subido innumerables montañas en Kirguistán, nativa de la zona, sus conocimientos serán muy valiosos en cuestión de organización.

RICARDO CARCELLE CEREZO Cofundador de la Asociación Española de Alpinistas con Cáncer y el más joven del grupo, tras sufrir leucemia a la edad de cinco años, y estar prácticamente toda su vida, tras innumerables complicaciones, en hospitales, ve un futuro lleno de esperanza. Escalador de roca, y sin una gran experiencia en altitud, su concurso en esta expedición es indispensable tanto por el ánimo que transmite a todo el grupo, como por su capacidad de ayuda.

ALEJANDRO ECHEMENDÍA HERNANDEZ Buceador profesional, ha sabido compaginar su trabajo con su pasión por el alpinismo. Esta palabra, “pasión”, por sus amigos, por ayudar, por las montañas, quizás sea la que mejor define a Alejandro que no ha dudado ni un solo instante en recorrer medio mundo para ser un miembro, tan o más importante que cualquiera, de este proyecto.

IGNACIO SANZ LOPEZ Cofundador de la Asociación Española de Alpinistas con Cáncer, alpinista y fisioterapeuta, esta es su segunda expedición a las montañas de Kirguistán. Ha trabajado con grupos de minusválidos y discapacitados, siempre ha demostrado una especial sensibilidad con la gente afectada por el Cáncer. Su mejor virtud es hacer sonreír a todos los miembros de la expedición.

JOSÉ FRANCISCO GARCÍA ROMO Cofundador de la Asociación Española de Alpinistas con Cáncer, José Francisco García Romo, tras pasar por Alpes encamino sus pasos a las cordilleras del Tien Shan y del Pamir, en las que ha realizado la mayoría de su actividad. En el año 2006 sufrió la extirpación de un riñón por causa del Cáncer. Entre sus sueños esta formar un grupo de alpinistas relacionados con la enfermedad e intentar una montaña de más de 8000 metros.

“MONTAÑAS PARA LA ESPERANZA” KHAN TENGRI 2010, ES UNA IDEA ABIERTA A TODOS LOS QUE QUERAIS PARTICIPAR EN ELLA.

MIEMBRO HONORARIO DON CESAR PEREZ DE TUDELA

Para nosotros es una satisfacción y un gran honor poder contar con Cesar en esta expedición como participante, maestro y sobre todo como amigo. Si tuviésemos que describir su carrera no tendríamos espacio suficiente. Simplemente: ¡Gracias Cesar!

www.cesarperezdetudela.com

LAS FUERZAS QUE MUEVEN EL COSMOS NO SON DIFERENTES DE AQUELLAS QUE MUEVEN EL ALMA HUMANA.

Lama Anagarika Govinda
MIEMBROS COLABORADORES
No tenemos palabras suficientes para agradecer el acto de solidaridad de estas personas que decidieron unirse a la expedición con el ánimo de compartir y ayudar. Son uno más y su triunfo será el de todos. Encontrar gente así hace que todo esfuerzo y sacrificio merezcan la pena. Simplemente: ¡GRACIAS!

JUAN DE DIOS BOLAÑOS QUESADA

Escalador y alpinista, viaja a estas montañas por tercera vez consecutiva. Alcanzo la cima del Pico Lenin en solitario en el año 2009. Profesional de la filmación y el montaje, su ayuda será inestimable en este apartado.

RICARDO JIMENEZ ZORI

Alpinista con gran experiencia, ha llevado a cabo su actividad en las cordilleras más importantes del planeta. El haber participado en tres expediciones a montañas de más de ocho mil metros (dos al Cho Oyu y una al Dhaulagiri) hacen que su experiencia y opinión sean muy valoradas a la hora de preparar y planificar esta ascensión.

JORGE RODRIGO RODRÍGUEZ Profesor en la Universidad de Castilla-La Mancha y fisioterapeuta, apasionado del alpinismo y el buceo, ha realizado ascensiones en todos los macizos españoles, en los Alpes franceses, italianos y suizos, en el macizo de Jutenheimen (Noruega), en el Alto Atlas (Toubkal 4.167 mt. con esquís) y el los Andes peruanos. Su máxima altura conseguida es el Huascarán, en los Andes, de 6.768 mt.; le ilusiona enormemente participar en la expedición, tanto desde el compromiso y el apoyo a la Asociación, como desde la perspectiva profesional y científica.

Mª JOSÉ CRESPO SÁNCHEZ Bióloga y apasionada también del alpinismo y el buceo, ha realizado ascensiones en todos los macizos españoles, en los Alpes franceses, italianos y suizos, en el macizo de Jutenheimen (Noruega), en el Alto Atlas (Toubkal 4.167 mt.con esquís) y el los Andes peruanos. Su máxima altura conseguida es el campo 2 del Huascarán, en los Andes, a 5.990 mt.; donde el mal de altura y la ventisca impidieron el ascenso a cumbre. Desde que conoció este proyecto, se ha entusiasmado como la que más con las dimensiones humanas y deportivas del mismo.

PETRO KNYSHOV

Esquiador y alpinista ucraniano, reside en Arabia Saudí. Asiduo visitante del Tien Shan y Pamir, nos alegro mucho cuando decidió unirse al grupo. Tiene en mente que el proyecto de Alpinistas con Cáncer sea una idea sin fronteras.

ALBERTO FERNANDEZ CATALAN

Infatigable explorador y viajero, no es la primera vez que se adhiere a esta causa, en el año 2007 escalo varias montañas en Alpes portando la bandera de la lucha contra el Cáncer.

TENEMOS QUE APROVECHAR CUANDO LA SUERTE ESTÁ DE NUESTRO LADO, Y HACER TODO LO POSIBLE POR AYUDARLA, DE LA MISMA MANERA QUE ELLA NOS ESTÁ AYUDANDO

Paulo Coelho
AYUDA Y COLABORACIONES En este aspecto, en si mismo delicado, y aunque nos encantaría poder contar con ayuda de patrocinadores, la verdad es que el noventa por ciento del proyecto esta costeado por nosotros mismos e intentamos hacer frente a todo tipo de gastos, como material técnico, viajes, comida, permisos, seguros etc. Aunque llevamos poco tiempo con la idea, ya contamos con el material de alta montaña que necesitemos a nivel personal, esto es vestimenta, sacos, tiendas de altura, etc. que suele ser para expediciones de este tipo muy especifico y costoso. Queremos dejar claro que en caso de no contar con ninguna ayuda para poder realizar esta empresa, la misma seguiría adelante, y lucharemos por llevarla a buen puerto intentándolo sufragar nosotros mismos y siempre portando la bandera de la lucha contra el Cáncer y la superación de la enfermedad. La falta de los recursos necesarios no nos pueden impedir conquistar una montaña tan emblemática, pero no dudéis ni un instante que no lo lograremos por falta de ganas y de ilusión. Ahora no importa el devenir de los acontecimientos inmediatos pues, a pesar de las dificultades que puedan surgir, intentaremos alcanzar y hollar esta cima y muchas más, pero sobre todo superar la enfermedad y divulgar la concienciación social necesaria para hacerle frente. Agradecemos anticipadamente el apoyo que nos puedan mostrar todas las personas e instituciones de las que hemos solicitado colaboración. Dar las gracias a ASIA OUTDOOR, ROCA, CUSPIDIS, DESNIVEL, HILOS Y LETRAS y a la Universidad de Castilla-La Mancha así como a la COMUNIDAD DE MADRID cuya inestimable ayuda es muy importante a la hora de divulgar este proyecto.

COLABORAN:

Agradecimientos:
Dña. Pilar Notario. Dña. Isabel Más. Dña. Belén Castrillo. Dña. Elena Kalashnikova. Don Fernando Sanz. Don Carlos Manuel Barranquero. Don Federico Kehrman.

Asociación Española de Alpinistas con Cáncer NIF: G85934347 C/ Cigorgo 2, Las Rozas 28230, Madrid, España e-mail: alpinistasconcancer@gmail.com http://alpinistasconcancer.org tel: +34615357960